- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

“Ningún productor agropecuario de este país reclamó por las 8 horas porque es un derecho” afirmó Aguerre

En ocasión de la inauguración de la Expo Salto el Ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Ing. Agr. Tabaré Aguerre, dialogó con EL PUEBLO, indicando que en esta gestión se propuso el objetivo de “crear conciencia agropecuaria en un país que tal vez sea el más agropecuario- sin dudas el más ganadero del planeta porque no hay ningún país en el mundo que tenga 4 vacas por habitante- y que no tiene debida conciencia”.
Dijo que esto tal vez sea porque “muchas veces escuchamos reiteradamente esos discursos reivindicativos  con respecto a la profundización de la diferencia campo- ciudad, discursos que escuchamos cuando las cosas están mal -y es entendible que los escuchemos- pero los seguimos escuchando cuando las cosas están bien. Escuchábamos el problema del tipo de cambio hace un año cuando el dólar valía 19 pesos y hoy el dólar vale 24”. Puso como ejemplo que quien se compró una moto en cuotas, le está costando pagarla más de lo que le costaba, “y ese tipo de cambio sí estaba mal cuando estaba en 18, y se hizo un esfuerzo importante para que subiera y después subió, no puede ser que cuando está bajo el problema sea el tipo de cambio y cuando está alto el problema sea el tipo de cambio”.
“Creo que tenemos que levantar la mira entre todos, el Frente Amplio definió un concepto que se llama el “Uruguay Productivo” y eso significa un país que solamente puede crecer, desarrollando el  mercado interno en lo que es la mejora de localidad de vida de su gente, y aumentando el volumen de exportaciones para tener más ingresos de divisas, y eso solo se puede hacer con empresarios, con  trabajadores, con sectores de servicio encadenados con una justa redistribución entre sí”.
AUMENTO DE SALARIOS
Y 8 HORAS
“Hemos crecido, vendemos más, aumentaron los valores pero también aumentó el salario, los trabajadores rurales tienen reconocidas las 8 horas, y la enorme mayoría de los productores rurales ha tenido históricamente un excelente relacionamiento con sus trabajadores, pero los derechos son los derechos y tienen que estar consagrados legalmente,  y cuando se habló de las 8 horas no pasó nada, nadie protestó, hasta ahora en campaña electoral que se puso el tema en el tapete, ningún productor agropecuario de este país reclamó por las 8 horas porque es un derecho”, afirmó.
A propósito de esto indicó que “la ciudad moderna se debe construir con derechos y obligaciones, “es importante que trabajemos como sociedad en la búsqueda del aumento de la productividad.
Nos quedan asignaturas pendientes para el próximo gobierno vinculadas a los temas de infraestructura, -la infraestructura no es solamente una carretera, que haya o no haya energía eléctrica es infraestructura y este país hacía 20 años que no invertía en la generación de energía eléctrica y en 5 años se transformó en el primer país del mundo en tener un 90% de su energía eléctrica proveniente de fuentes renovables, complementando a la hidroeléctrica (Salto Grande, Rincón del Bonete, y Palmar con la eólica), son 7 mil millones de dólares de inversión de los cuales el 55% fue inversión pública que se han hecho en 5 años para tratar de instalar 1.200 megavatios, de lo contrario este Uruguay estaría condenado a no poder crecer”.
“Y es un país que ha estado creciendo a un ritmo de un 5,5%, este año se ha enlentecido, los valores de los principales productos que el Uruguay exporta están bajando, tenemos desafíos importantes por delante, pero no va a ser la primera vez que los precios suben y bajan”.
Aguerre manifestó que la construcción de una sociedad equilibrada no puede ser la mejor opción para un conjunto reducido de empresarios que maximizan el lucro ni tampoco puede ser en el otro extremo, la búsqueda incesante del mejor salario independiente de lo que le pase al empresario, porque para esto se precisa las dos partes, una mano lava la otra y las dos lavan la cara y lo que  tiene que hacer el Estado es tener líneas claras, objetivos definidos y políticas energéticas, de infraestructura, de inserción internacional, de promoción de la innovación y de la competitividad, políticas salariales, de salud, de distribución para que ese crecimiento lentamente se transforme en desarrollo.
No hay desarrollo si no hay crecimiento económico, pero solo con crecimiento económico sin una decisión clara y firme en búsqueda de la justicia y construcción de oportunidades para la mayoría de  nuestros conciudadanos no se logra el desarrollo”.

En ocasión de la inauguración de la Expo Salto el Ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Ing. Agr. Tabaré Aguerre, dialogó con EL PUEBLO, indicando que en esta gestión se propuso el objetivo de “crear conciencia agropecuaria en un país que tal vez sea el más agropecuario- sin dudas el más ganadero del planeta porque no hay ningún país en el mundo que tenga 4 vacas por habitante- y que no tiene debida conciencia”.

Dijo que esto tal vez sea porque “muchas veces escuchamos reiteradamente esos discursos reivindicativos  con respecto a la9 10 14 040 profundización de la diferencia campo- ciudad, discursos que escuchamos cuando las cosas están mal -y es entendible que los escuchemos- pero los seguimos escuchando cuando las cosas están bien. Escuchábamos el problema del tipo de cambio hace un año cuando el dólar valía 19 pesos y hoy el dólar vale 24”. Puso como ejemplo que quien se compró una moto en cuotas, le está costando pagarla más de lo que le costaba, “y ese tipo de cambio sí estaba mal cuando estaba en 18, y se hizo un esfuerzo importante para que subiera y después subió, no puede ser que cuando está bajo el problema sea el tipo de cambio y cuando está alto el problema sea el tipo de cambio”.

“Creo que tenemos que levantar la mira entre todos, el Frente Amplio definió un concepto que se llama el “Uruguay Productivo” y eso significa un país que solamente puede crecer, desarrollando el  mercado interno en lo que es la mejora de localidad de vida de su gente, y aumentando el volumen de exportaciones para tener más ingresos de divisas, y eso solo se puede hacer con empresarios, con  trabajadores, con sectores de servicio encadenados con una justa redistribución entre sí”.

AUMENTO DE SALARIOS

Y 8 HORAS

“Hemos crecido, vendemos más, aumentaron los valores pero también aumentó el salario, los trabajadores rurales tienen reconocidas las 8 horas, y la enorme mayoría de los productores rurales ha tenido históricamente un excelente relacionamiento con sus trabajadores, pero los derechos son los derechos y tienen que estar consagrados legalmente,  y cuando se habló de las 8 horas no pasó nada, nadie protestó, hasta ahora en campaña electoral que se puso el tema en el tapete, ningún productor agropecuario de este país reclamó por las 8 horas porque es un derecho”, afirmó.

A propósito de esto indicó que “la ciudad moderna se debe construir con derechos y obligaciones, “es importante que trabajemos como sociedad en la búsqueda del aumento de la productividad.

Nos quedan asignaturas pendientes para el próximo gobierno vinculadas a los temas de infraestructura, -la infraestructura no es solamente una carretera, que haya o no haya energía eléctrica es infraestructura y este país hacía 20 años que no invertía en la generación de energía eléctrica y en 5 años se transformó en el primer país del mundo en tener un 90% de su energía eléctrica proveniente de fuentes renovables, complementando a la hidroeléctrica (Salto Grande, Rincón del Bonete, y Palmar con la eólica), son 7 mil millones de dólares de inversión de los cuales el 55% fue inversión pública que se han hecho en 5 años para tratar de instalar 1.200 megavatios, de lo contrario este Uruguay estaría condenado a no poder crecer”.

“Y es un país que ha estado creciendo a un ritmo de un 5,5%, este año se ha enlentecido, los valores de los principales productos que el Uruguay exporta están bajando, tenemos desafíos importantes por delante, pero no va a ser la primera vez que los precios suben y bajan”.

Aguerre manifestó que la construcción de una sociedad equilibrada no puede ser la mejor opción para un conjunto reducido de empresarios que maximizan el lucro ni tampoco puede ser en el otro extremo, la búsqueda incesante del mejor salario independiente de lo que le pase al empresario, porque para esto se precisa las dos partes, una mano lava la otra y las dos lavan la cara y lo que  tiene que hacer el Estado es tener líneas claras, objetivos definidos y políticas energéticas, de infraestructura, de inserción internacional, de promoción de la innovación y de la competitividad, políticas salariales, de salud, de distribución para que ese crecimiento lentamente se transforme en desarrollo.

No hay desarrollo si no hay crecimiento económico, pero solo con crecimiento económico sin una decisión clara y firme en búsqueda de la justicia y construcción de oportunidades para la mayoría de  nuestros conciudadanos no se logra el desarrollo”.