La retención de vientres es la forma más generalizada de tratar de aumentar la población de lanares en el campo

El stock de 8 millones de cabezas no variará mucho

En otro orden el ingeniero fue consultado acerca de la realidad que atraviesa el rubro ovino hoy en Uruguay.

Entre otras cosas hizo referencia al temporal ocurrido en setiembre del año pasado, que provocó la muerte de miles de ovinos. Recordó que fue muy largo y sobre todo hubo una variación de temperatura muy importante, pasando de temperaturas muy altas, a temperaturas muy bajas. Hubo más de 30 grados de diferencia, antes del temporal estábamos en 35 grados, pasando a 4 o 5 grados, e inclusive se habló de  temperaturas bajo cero, que además fueron acompañadas de lluvia y viento.

Aguerre hizo algunas consideraciones importantes como que la gente dijo equivocadamente que eso pasaba porque se habían

La raza Merino Australiano una de las más extendidas en el norte. Foto: majada Merino  Australiano de cabaña Ibirapitá de Correa Hnos. en paraje Sopas- Salto.

La raza Merino Australiano una de las más extendidas en el norte. Foto: majada Merino Australiano de cabaña Ibirapitá de Correa Hnos. en paraje Sopas- Salto.

cambiado las esquilas preparto, pero  a la mayoría de los que afectó no fue a los que hacen esquila pre parto ya que estas esquilas que fueron hechas en fecha, a la altura que se dio el temporal ya tenían casi dos meses de esquiladas.

Indicó que si bien éste no fue un año favorable desde el punto de vista climático, fue un año bueno desde el punto de vista de los precios, ya que el cordero siempre estuvo en un nivel de precios bueno, hoy tenemos un nivel de precios que está en el entorno de los 4 dólares por cordero pesado, siempre por encima del novillo, realidad que hace tiempo se viene dando.

Resaltó que hay perspectivas muy buenas porque hay pocos ovinos en el mundo, una muy buena demanda a nivel mundial, y Uruguay está bien posicionado para eso, tiene los mercados y no hay muchos competidores.

STOCK SE VA A MANTENER

Consultado acerca de la tendencia de aumentar el stock, manifestó que hay productores que quieren mantener, retener y algunos incluso quieren incrementar el rubro porque se habían quedado con una dotación un poco inferior de lo que ven que para su sistema de producción les conviene y tienen un mercado muy promisorio.

Asimismo afirmó que no se da que gente que no tenga ovinos, empiece a criar, esos son los menos, sino que algunos que habían achicado, empiezan a recuperar stock, en la mayoría de los casos a través de producción, es decir que no compran ovinos afuera, sino que por ejemplo retienen vientres. En otros casos hay gente que entiende que estaba con muchos ovinos- hay gente que todavía tiene 3 ovinos por hectárea- y prefieren tener menos y darles de comer mejor, tener ovejas que den menos kilos de lana, corderos que se puedan engordar antes, pero en general la mayoría están con cargas medianamente  bajas, y hay gente que quiere recuperar el stock que perdió o por mortandades o porque en un determinado momento había tomado la decisión de achicar y ahora quiere recuperar algo.

“En el balance, la sensación  que nos da, es que la tendencia es mantenerse en este entorno, pensamos que no va a subir ni bajar demasiado”.

No obstante indicó que coyunturalmente este año puede ser que haya una baja por las malas señaladas y mortandad del año pasado, pero creemos que se va mantener en este nivel del entorno de 8 millones.

En Salto, la raza mayoritaria es Merino Australiano, un poco por los campos que favorecen el desarrollo de la raza, como por condiciones de mercados, hubo gente que tenía otras razas y ha ido cambiando, pero mayoritariamente no a nivel país que sigue siendo la Corriedale la raza mayoritaria, a nivel de la zona de basalto el Merino tiene un nivel preponderante.

RECOMENDACIONES

En base  a algunas majadas que ha estado viendo en los últimos días, el profesional exhortó a los productores que estén alertas con las categorías de borregos que como bien saben los productores “son muy sensibles”, pero a veces y sobre todo cuando el clima corre como ahora, las majadas están débiles y si no estamos atentos, la parte de parasitosis nos puede dar una sorpresa desagradable, expresó. “Es importante estar atentos, continuar con monitoreos de carga parasitaria, chequear cómo está la evolución de los parásitos en nuestras borregadas y dosificar cuando sea necesario”.

Hoy se apunta mucho más a la producción por animal y los sistemas son mucho más carniceros

Respecto a los principales cambio del rubro ovino a lo largo de los últimos años, mencionó desde el año 1989, cuando fue el “pico de oro de la lana”, a hoy, es que actualmente los sistemas son mucho más carniceros que en aquella época, donde la carne era un- sub producto y la lana era la estrella. En aquel momento habían en el país 26 millones de ovinos sin contar los corderos al pie de madre, si bien había algunas producciones como la soja y la forestación,  el área ganadera no ha cambiado mucho, pero había mucho más “amontonamiento” de ovejas, porque lo que importaba era producir lana y la carne pesaba muy poco.

Teniendo más ovejas, se producía más lana por hectárea, y al productor le importaba cuánto sacaba en total de lana del establecimiento, no le importaba cuanto sacaba por oveja, sino cuánto era la zafra de lana porque con esa zafra de lana que proporcionalmente valía mucho, pagaba gran parte del presupuesto, incluso los que eran arrendatarios pagaban la renta y el resto era la ganancia.

Hoy el rubro se ha achicado mucho y lógicamente con menos animales no puede bancar parte del presupuesto ni de la renta, pero se apunta mucho más a la producción por animal, a que los animales produzcan más cantidad de lana por cabeza, a que los animales señalen mejor, y fundamentalmente a complementar el rubro carne con la lana, es decir que la carne en muchos sistemas de producción pasa a ser importante. “Cuando yo tengo  un lanar por hectárea, el ingreso por carne pesa mucho más que la lana”, manifestó el entrevistado.

Por otra parte destacó que en el año 1990 con otro dólar muy distinto al de hoy, se llegaron a vender  lotes Merino a 6.50 dólares, que quizás es lo mismo que vale hoy, con un dólar muy distinto. “Fue el techo que se llegó en ese momento, pero en forma relativa, vemos que con un kilo de lana, se compraba mucho más insumos de lo que hoy se puede”.

Entonces los sistemas y la mentalidad de los productores eran ovejeros-laneros, no les importaba mucho si señalaban menos, porque lo que apuntaban era hacer una buena zafra de lana.

También en el rubro técnico y productivo han habido muchos cambios, incorporaciones de suplemetaciones, más manejo tecnológico de procesos (mejor manejo de las tecnologías sin agregar costos, sin agregar cosas extras, sino conocimientos)  como de insumos (cuando le agrego una inversión para mejorar mi producción).

Antes se usaba mucho menos de ambas cosas.

En otro orden el ingeniero fue consultado acerca de la realidad que atraviesa el rubro ovino hoy en Uruguay.
Entre otras cosas hizo referencia al temporal ocurrido en setiembre del año pasado, que provocó la muerte de miles de ovinos. Recordó que fue muy largo y sobre todo hubo una variación de temperatura muy importante, pasando de temperaturas muy altas, a temperaturas muy bajas. Hubo más de 30 grados de diferencia, antes del temporal estábamos en 35 grados, pasando a 4 o 5 grados, e inclusive se habló de  temperaturas bajo cero, que además fueron acompañadas de lluvia y viento.
Aguerre hizo algunas consideraciones importantes como que la gente dijo equivocadamente que eso pasaba porque se habían cambiado las esquilas preparto, pero  a la mayoría de los que afectó no fue a los que hacen esquila pre parto ya que estas esquilas que fueron hechas en fecha, a la altura que se dio el temporal ya tenían casi dos meses de esquiladas.
Indicó que si bien éste no fue un año favorable desde el punto de vista climático, fue un año bueno desde el punto de vista de los precios, ya que el cordero siempre estuvo en un nivel de precios bueno, hoy tenemos un nivel de precios que está en el entorno de los 4 dólares por cordero pesado, siempre por encima del novillo, realidad que hace tiempo se viene dando.
Resaltó que hay perspectivas muy buenas porque hay pocos ovinos en el mundo, una muy buena demanda a nivel mundial, y Uruguay está bien posicionado para eso, tiene los mercados y no hay muchos competidores.
STOCK SE VA
A MANTENER
Consultado acerca de la tendencia de aumentar el stock, manifestó que hay productores que quieren mantener, retener y algunos incluso quieren incrementar el rubro porque se habían quedado con una dotación un poco inferior de lo que ven que para su sistema de producción les conviene y tienen un mercado muy promisorio.
Asimismo afirmó que no se da que gente que no tenga ovinos, empiece a criar, esos son los menos, sino que algunos que habían achicado, empiezan a recuperar stock, en la mayoría de los casos a través de producción, es decir que no compran ovinos afuera, sino que por ejemplo retienen vientres. En otros casos hay gente que entiende que estaba con muchos ovinos- hay gente que todavía tiene 3 ovinos por hectárea- y prefieren tener menos y darles de comer mejor, tener ovejas que den menos kilos de lana, corderos que se puedan engordar antes, pero en general la mayoría están con cargas medianamente  bajas, y hay gente que quiere recuperar el stock que perdió o por mortandades o porque en un determinado momento había tomado la decisión de achicar y ahora quiere recuperar algo.
“En el balance, la sensación  que nos da, es que la tendencia es mantenerse en este entorno, pensamos que no va a subir ni bajar demasiado”.
No obstante indicó que coyunturalmente este año puede ser que haya una baja por las malas señaladas y mortandad del año pasado, pero creemos que se va mantener en este nivel del entorno de 8 millones.
En Salto, la raza mayoritaria es Merino Australiano, un poco por los campos que favorecen el desarrollo de la raza, como por condiciones de mercados, hubo gente que tenía otras razas y ha ido cambiando, pero mayoritariamente no a nivel país que sigue siendo la Corriedale la raza mayoritaria, a nivel de la zona de basalto el Merino tiene un nivel preponderante.
RECOMENDACIONES
En base  a algunas majadas que ha estado viendo en los últimos días, el profesional exhortó a los productores que estén alertas con las categorías de borregos que como bien saben los productores “son muy sensibles”, pero a veces y sobre todo cuando el clima corre como ahora, las majadas están débiles y si no estamos atentos, la parte de parasitosis nos puede dar una sorpresa desagradable, expresó. “Es importante estar atentos, continuar con monitoreos de carga parasitaria, chequear cómo está la evolución de los parásitos en nuestras borregadas y dosificar cuando sea necesario”.
Hoy se apunta mucho más a la producción por animal y los sistemas son mucho más carniceros
Respecto a los principales cambio del rubro ovino a lo largo de los últimos años, mencionó desde el año 1989, cuando fue el “pico de oro de la lana”, a hoy, es que actualmente los sistemas son mucho más carniceros que en aquella época, donde la carne era un- sub producto y la lana era la estrella. En aquel momento habían en el país 26 millones de ovinos sin contar los corderos al pie de madre, si bien había algunas producciones como la soja y la forestación,  el área ganadera no ha cambiado mucho, pero había mucho más “amontonamiento” de ovejas, porque lo que importaba era producir lana y la carne pesaba muy poco.
Teniendo más ovejas, se producía más lana por hectárea, y al productor le importaba cuánto sacaba en total de lana del establecimiento, no le importaba cuanto sacaba por oveja, sino cuánto era la zafra de lana porque con esa zafra de lana que proporcionalmente valía mucho, pagaba gran parte del presupuesto, incluso los que eran arrendatarios pagaban la renta y el resto era la ganancia.
Hoy el rubro se ha achicado mucho y lógicamente con menos animales no puede bancar parte del presupuesto ni de la renta, pero se apunta mucho más a la producción por animal, a que los animales produzcan más cantidad de lana por cabeza, a que los animales señalen mejor, y fundamentalmente a complementar el rubro carne con la lana, es decir que la carne en muchos sistemas de producción pasa a ser importante. “Cuando yo tengo  un lanar por hectárea, el ingreso por carne pesa mucho más que la lana”, manifestó el entrevistado.
Por otra parte destacó que en el año 1990 con otro dólar muy distinto al de hoy, se llegaron a vender  lotes Merino a 6.50 dólares, que quizás es lo mismo que vale hoy, con un dólar muy distinto. “Fue el techo que se llegó en ese momento, pero en forma relativa, vemos que con un kilo de lana, se compraba mucho más insumos de lo que hoy se puede”.
Entonces los sistemas y la mentalidad de los productores eran ovejeros-laneros, no les importaba mucho si señalaban menos, porque lo que apuntaban era hacer una buena zafra de lana.
También en el rubro técnico y productivo han habido muchos cambios, incorporaciones de suplemetaciones, más manejo tecnológico de procesos (mejor manejo de las tecnologías sin agregar costos, sin agregar cosas extras, sino conocimientos)  como de insumos (cuando le agrego una inversión para mejorar mi producción).
Antes se usaba mucho menos de ambas cosas.
n






El tiempo

Ediciones anteriores

julio 2018
L M X J V S D
« jun    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

  • Otras Noticias...