Aclaraciones del Ministro Brenta sobre el acuerdo Trabajadores – Industria Láctea.

Trabajadores y empresarios de la industria láctea firmaron el viernes el acuerdo que pone fin al conflicto que por varios días amenazó el suministro de leche y las exportaciones, y afectó los productos derivados. El ministro Brenta dijo que en las negociaciones futuras debe incluirse al peón rural.
El ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, dijo que en el futuro la negociación debería incluir a “toda la cadena láctea” y remarcó la importancia de que los incrementos salariales se ajusten en función de la productividad.
Brenta agregó que el abastecimiento de leche y sus derivados nunca estuvo en riesgo y propuso que en la próxima negociación colectiva se considere a “toda la cadena láctea”, incluyendo también a los peones rurales.
Reconoció Brenta que durante el conflicto fueron varios los actores que se vieron involucrados, como los tamberos y los peones de tambos. De hecho, el secretario de Estado remarcó que los peones “son el punto más débil de la cadena” y es responsabilidad del Ministerio de Trabajo “escuchar también esa voz”. Por eso la negociación colectiva debería incluir a “toda la cadena láctea” a partir del próximo gobierno, teniendo en cuenta además que se trata de “un sector que está creciendo mucho”.
El acuerdo. Representantes de los sindicatos y de la gremial de empresas  firmaron el viernes, en la sede del Ministerio de Trabajo, el convenio salarial que regirá por los próximos tres años y a partir del sábado se comenzó a trabajar con normalidad.
El convenio salarial se basa en una formula presentada por el gobierno que establece que parte de los aumentos se paguen en partidas fijas de $ 1.000 por mes durante tres años. A partir del segundo año si el indicador sectorial tiene resultados positivos, el 50% del monto de las partidas quedará incorporado al salario base.
Tamberos reclaman ser actores clave en negociaciones salariales.
Piden cambios a futuro porque creen que todo se refleja en el precio de la leche.
Los productores lecheros quedaron en una situación de mayor fragilidad como tomadores de precios de un negocio que funciona con precios volátiles en el mercado internacional, luego de superarse el conflicto del sector lácteo, pero que revela la necesidad de que un actor tan relevante en la cadena debiera estar presente en las discusiones de los consejos de salarios. “Este concepto fue destacado por diferentes actores del sector productivo e industrial al ser consultados sobre esta situación. El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Eduardo Viera, resaltó la declaración de las gremiales del pasado viernes 19 en la asamblea realizada en Santa Lucía, especialmente a que “no se puede seguir por este camino donde es más fácil conseguir más salario a los empujones, que precio de leche dialogando y razonando”. Aclaró asimismo que “no haber quedado conforme con un representante del gobierno, no quiere decir que se deja de reconocer el esfuerzo que ha hecho el gobierno desde el presidente (José) Mujica hasta el ministro Tabaré Aguerre”. Viera opinó que a futuro tendrían que cambiar algunas cosas a nivel del consejo de salarios, como por ejemplo que es ineludible la presencia de los productores en ese ámbito.
El presidente de Conaprole, Alvaro Ambrois, expresó que las pautas en las negociaciones salariales no dependen del sector industrial. “Hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance (para lograr un acuerdo equilibrado), pero el acuerdo fue manejado por el Ministerio de Trabajo y de Seguridad Social (MTSS)”, expresó. El industrial admitió que es claro que el precio de la leche que percibirá el tambero, será el resultante luego de tener en cuenta los diferentes costos, entre ellos el salarial.  Ese es el gran problema, no entender cómo es la cadena lechera, sobre todo cuando tenemos tanta dependencia de los precios internacionales. Horacio Rodríguez, quien actúa como delegado de la Cámara de Productores de Leche del Uruguay ante el Instituto Nacional de la Leche (INALE) afirmó “que no se trata de un buen acuerdo, pero es el menos malo en el marco de la referida situación conflictiva. Opinó que las pequeñas industrias lecheras son las que van a sentir mucho las consecuencias de este “mal acuerdo”. “Problema de fondo aún sin solucionar. El presidente de la  INTERGREMIAL de Productores de Leche (IPL), Martín Lindholm, dijo que si bien se llegó a un acuerdo en el conflicto lácteo, los problemas laborales no se han solucionado. Lo que se rescata de todo este proceso es que hay un plazo de tres años para que en un ambiente más sereno se pueda profundizar en las relaciones laborales, que permitan buscar acuerdos distintos y que competitividad y productividad sean conceptos ineludibles”.
Gremiales lecheras reclaman al gobierno “ecuanimidad y coherencia”.
Tamberos afirman que el reciente conflicto escapó al marco del país productivo que se desea promover desde el Ejecutivo.
Las gremiales que nuclean a los productores de leche comunicaron a la sociedad en su conjunto y en particular a las autoridades nacionales que “no aceptamos más la presión irracional como metodología para conseguir salario, por parte del sindicato de la industria láctea”, a la vez que reclamaron al Ministerio de Trabajo “ecuanimidad y coherencia con las políticas productivas”, señalando finalmente al gobierno que este conflicto entre los trabajadores de la industria láctea y la propia industria “seguramente escapó al marco del País Productivo que se desea”.“Tras la asamblea que los productores de leche realizaron este viernes en las instalaciones de la criolla Mi Tapera, próxima a Santa Lucía y sobre la ruta 11, en Canelones, las 14 instituciones involucradas emitieron un comunicado que entregaron a los medios, en un tono muy crítico.“Las gremiales que participaron. Agremiación de Tamberos de Canelones; ANPL; Cámara Uruguaya  de Productores de Leche; Sociedad de Productores de Leche de Florida; Sociedad de Productores de Leche de San Ramón; Sociedad de Productores de Leche de Villa Rodríguez; INTERGREMIAL de Productores de Leche; Asociación de Productores Lecheros de Cerro Largo; Asociación de Productores de Leche de San José; Sociedad de Fomento Rural La Casilla; Asociación de Productores de Leche de Paysandú; Sociedad de Productores Lecheros de Río Negro; Asociación de Productores de Leche de Maldonado; y SOFRILS.

Trabajadores y empresarios de la industria láctea firmaron el viernes el acuerdo que pone fin al conflicto que por varios días amenazó el suministro de leche y las exportaciones, y afectó los productos derivados. El ministro Brenta dijo que en las negociaciones futuras debe incluirse al peón rural.

El ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, dijo que en el futuro la negociación debería incluir a “toda la cadena láctea” ybrentaremarcó la importancia de que los incrementos salariales se ajusten en función de la productividad.

Brenta agregó que el abastecimiento de leche y sus derivados nunca estuvo en riesgo y propuso que en la próxima negociación colectiva se considere a “toda la cadena láctea”, incluyendo también a los peones rurales.

Reconoció Brenta que durante el conflicto fueron varios los actores que se vieron involucrados, como los tamberos y los peones de tambos. De hecho, el secretario de Estado remarcó que los peones “son el punto más débil de la cadena” y es responsabilidad del Ministerio de Trabajo “escuchar también esa voz”. Por eso la negociación colectiva debería incluir a “toda la cadena láctea” a partir del próximo gobierno, teniendo en cuenta además que se trata de “un sector que está creciendo mucho”.

El acuerdo. Representantes de los sindicatos y de la gremial de empresas  firmaron el viernes, en la sede del Ministerio de Trabajo, el convenio salarial que regirá por los próximos tres años y a partir del sábado se comenzó a trabajar con normalidad.

El convenio salarial se basa en una formula presentada por el gobierno que establece que parte de los aumentos se paguen en partidas fijas de $ 1.000 por mes durante tres años. A partir del segundo año si el indicador sectorial tiene resultados positivos, el 50% del monto de las partidas quedará incorporado al salario base.

Tamberos reclaman ser actores clave en negociaciones salariales.

Piden cambios a futuro porque creen que todo se refleja en el precio de la leche.

Los productores lecheros quedaron en una situación de mayor fragilidad como tomadores de precios de un negocio que funciona con precios volátiles en el mercado internacional, luego de superarse el conflicto del sector lácteo, pero que revela la necesidad de que un actor tan relevante en la cadena debiera estar presente en las discusiones de los consejos de salarios. “Este concepto fue destacado por diferentes actores del sector productivo e industrial al ser consultados sobre esta situación. El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Eduardo Viera, resaltó la declaración de las gremiales del pasado viernes 19 en la asamblea realizada en Santa Lucía, especialmente a que “no se puede seguir por este camino donde es más fácil conseguir más salario a los empujones, que precio de leche dialogando y razonando”. Aclaró asimismo que “no haber quedado conforme con un representante del gobierno, no quiere decir que se deja de reconocer el esfuerzo que ha hecho el gobierno desde el presidente (José) Mujica hasta el ministro Tabaré Aguerre”. Viera opinó que a futuro tendrían que cambiar algunas cosas a nivel del consejo de salarios, como por ejemplo que es ineludible la presencia de los productores en ese ámbito.

El presidente de Conaprole, Alvaro Ambrois, expresó que las pautas en las negociaciones salariales no dependen del sector industrial. “Hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance (para lograr un acuerdo equilibrado), pero el acuerdo fue manejado por el Ministerio de Trabajo y de Seguridad Social (MTSS)”, expresó. El industrial admitió que es claro que el precio de la leche que percibirá el tambero, será el resultante luego de tener en cuenta los diferentes costos, entre ellos el salarial.  Ese es el gran problema, no entender cómo es la cadena lechera, sobre todo cuando tenemos tanta dependencia de los precios internacionales. Horacio Rodríguez, quien actúa como delegado de la Cámara de Productores de Leche del Uruguay ante el Instituto Nacional de la Leche (INALE) afirmó “que no se trata de un buen acuerdo, pero es el menos malo en el marco de la referida situación conflictiva. Opinó que las pequeñas industrias lecheras son las que van a sentir mucho las consecuencias de este “mal acuerdo”. “Problema de fondo aún sin solucionar. El presidente de la  INTERGREMIAL de Productores de Leche (IPL), Martín Lindholm, dijo que si bien se llegó a un acuerdo en el conflicto lácteo, los problemas laborales no se han solucionado. Lo que se rescata de todo este proceso es que hay un plazo de tres años para que en un ambiente más sereno se pueda profundizar en las relaciones laborales, que permitan buscar acuerdos distintos y que competitividad y productividad sean conceptos ineludibles”.

Gremiales lecheras reclaman al gobierno “ecuanimidad y coherencia”.

Tamberos afirman que el reciente conflicto escapó al marco del país productivo que se desea promover desde el Ejecutivo.

Las gremiales que nuclean a los productores de leche comunicaron a la sociedad en su conjunto y en particular a las autoridades nacionales que “no aceptamos más la presión irracional como metodología para conseguir salario, por parte del sindicato de la industria láctea”, a la vez que reclamaron al Ministerio de Trabajo “ecuanimidad y coherencia con las políticas productivas”, señalando finalmente al gobierno que este conflicto entre los trabajadores de la industria láctea y la propia industria “seguramente escapó al marco del País Productivo que se desea”.“Tras la asamblea que los productores de leche realizaron este viernes en las instalaciones de la criolla Mi Tapera, próxima a Santa Lucía y sobre la ruta 11, en Canelones, las 14 instituciones involucradas emitieron un comunicado que entregaron a los medios, en un tono muy crítico.“Las gremiales que participaron. Agremiación de Tamberos de Canelones; ANPL; Cámara Uruguaya  de Productores de Leche; Sociedad de Productores de Leche de Florida; Sociedad de Productores de Leche de San Ramón; Sociedad de Productores de Leche de Villa Rodríguez; INTERGREMIAL de Productores de Leche; Asociación de Productores Lecheros de Cerro Largo; Asociación de Productores de Leche de San José; Sociedad de Fomento Rural La Casilla; Asociación de Productores de Leche de Paysandú; Sociedad de Productores Lecheros de Río Negro; Asociación de Productores de Leche de Maldonado; y SOFRILS.