Con 3.110 dólares de promedio la torada de Ñu Porá fue «un fuego» y se vendió en hora y media

Realmente pareció un remate de otra zafra. No estaba en los planes ni del más optimista. Se especulaba que iba a andar bien, porque antecedentes tiene, pero nunca que iba a andar extremadamente bien. Fue un remate parejito de principio a fin. Incluso y lo que no está escrito en las previas, superó casi en un 20 % al remate del año pasado en promedio. Se vendieron 65 toros, quedó sólo uno en pista sin vender que luego se colocó afuera. El promedio fue de $ 3.110 dólares con un mínimo de 2.000 y un máximo de 7.500 dólares.
EL AÑO ANTERIOR
El año pasado se habían vendido 67 toros con un promedio de 2.635 dólares. Hablar de la torada de Ñu Porá es abundar en calificativos, La mayoría de los compradores son gente que ya han comprado y que repiten, Por algo será. Había muchísima gente en el local, y compraron desde varios departamentos. Un mercado totalmente selectivo, donde no se vendió ni un sólo lote entero. La gente fue y eligió y por aquellos animales que tenían mejores números, se multiplicaban las ofertas. Nunca se arrancó en menos de los dos mil dólares, y fueron muchos los animales que estuvieron por encima de los tres y cuatro mil dólares.
HORA Y MEDIA
Una hora y media, les llevó a Daniel Dutra y Joaquín Abelenda para despachar los 65 toros de Ñu Porá y los 8 de La Elisa de Romay. Dinamismo, agilidad y buenos valores constituyeron la tónica. Ojalá que lo de ayer en Ñu Porá sea una referencia de lo que va a pasar a lo largo de esta zafra aquí en el norte. Hay excelentes toradas en todas las cabañas que se vienen, y esperemos que todos tengan el mismo comportamiento que el de ayer.
JUAN JOSÉ
MARTINICORENA
En representación de Comar, señaló «entiendo que este remate vuelve a confirmar el nivel de la torada. Una torada que sigue siendo buscada en todos lados, y que confirma la homogeneidad. Este es un remate cuyo resultado no lo esperábamos de acuerdo a como se venían dando los remates hasta el momento. Las vacas todavía no están en condiciones corporales muy aceptables y creíamos que íbamos a hacer un remate parecido al del año pasado, pero verdaderamente nos sorprendió.
Esto nos confirma la genética que tiene esta torada de Parietti, como también de La Elisa que anduvo muy bien.
DANIEL DUTRA
En lo que hace a quien comenzó con las ventas señaló «fue un gran remate, mucho público con gente prácticamente de todo el país. El remate tuvo una gran dinámica desde que se inició hasta que terminó. Había piques como esos de los remates de antes, donde aparecen oferta en la tribuna de tres, cuatro o cinco lugares distintos. Eso está mostrando un poco la avidez que hay por los toros de Ñu Porá y La Elisa, por lo que estamos muy conformes, ya que es de los remates destacados hasta el momento sin ninguna duda. Esto confirma la gran genética que maneja la cabaña y lo que es importante, esa cantidad de gente que vuelve a comprar los toros de Ñu Porá. Eso confirma que los toros producen muy bien y la gente sigue buscando esta sangre. Estamos muy conformes, con un promedio destacado y ventas totales de los toros de Ñu Porá y La Elisa.
ING. CARLOS PARIETTI
Uno de los titulares de la Cabaña señaló «este remate superó ampliamente las expectativas que teníamos. Nosotros sabíamos que venderse se iban a vender, pero esperábamos un promedio mucho mas bajo. Los toros estaban muy lindos, pero independientemente de ello vinieron algunos clientes puntuales, que se llevaron más de 10 toros, lo que hace que se mueva todo el remate. Había un toro en el tercer lote que yo sabía era muy bueno y había mucha gente alrededor de él y se arrancó bien (se pagó 7.500 dólares).
El año pasado el remate había comenzando distinto, había quedado algún toro sin vender y después se fue calentando la oferta. Este año comenzó con mucha demanda y la cola de los toros era muy buena también, y allí se dieron precios altísimos también. Había una avidez muy grande y como que faltaron toros.
LA ELISA VENDIO
TODO TAMBIÉN
En lo que hace a la cabaña La Elisa, del Dr Walter Carlos Romay, vendió 8 toros , que fue lo que llevó al remate. Hizo un mínimo de 1.800 y un máximo de 4.000. El promedio fue de 2.425 dólares. Muy rápidamente se despachó esta torada, que no tenía el mismo estado de preparación que los de Ñu Porá. El principal del establecimiento y a la vez Presidente de la Sociedad de Criadores de Hereford del Uruguay, señaló que «analizando el contexto del remate entiendo que ha sido muy bueno, con una torada muy bien presentada como lo hace Ñu Porá”.
Nosotros siempre acompañamos con unos pocos toros y creo que el conjunto estaba muy bien preparado. Lo destacable es que la torada tiene buenos números y buena presentación.
En una zafra que viene complicada hubo una demanda por el Hereford realmente muy interesante, muy sostenida muy firme, donde se vendió todo y con precios que dan más tranquilidad cuando está promediando la zafra.