Con agilidad y buenos valores escritorio Federico Invernizzi concretó ayer una nueva feria en Santa Catalina

En menos de una hora se dispersó la totalidad de la oferta de alrededor de 300 vacunos que pasaron ayer por la pista del local Santa Catalina bajo el martillo de Federico Invernizzi.
Se vendieron toros de industria entre 760 y 620 dólares, los novillos gordos se vendieron en 740 dólares los Hereford y 680 dólares los cruzas.
Las vacas gordas entre 590 y 530 dólares, las vacas de invernar entre 420, 450 y 340 dólares.
Vaquillonas en 400 dólares y 502 dólares un lote de vaquillonas Angus, terneras en 222 y 200 dólares, los terneros en 256 dólares y las piezas de cría en 320 y 260 dólares.
FEDERICO INVERNIZZI
Federico Invernizzi consideró que fue una feria interesante, que contaba con una buena oferta, destacó que hubo buen marco de público que hizo posible la dispersión de toda la oferta de forma muy rápida. Entendió que se lograron buenos valores dentro de un mercado ágil y dinámico.
Indicó que los valores están siguiendo al (ganado) gordo que ayer fue muy demandado.
Analizó que arrancó bien la venta con los ganados gordos y continuó bien con la vaca de invernar que hicieron arriba de 500 dólares los lotes de punta, lo que marca “una tendencia alcista”.
Señaló que las vaquillonas se vendieron bien en 400 dólares, un lote muy interesante de vacas negras de un origen realmente reconocido, del grupo Sendemil que hizo arriba de 500 dólares y tomarán el destino que ameriten darle pero hicieron muy buena plata.
Indicó que también los terneros y las terneras se vendieron bien de manera que quedó muy conforme con el resultado.
Agradeció a la gente que consigna sus ganados y a quienes acompañan y hacen posible que el remate salga adelante.
Invernizzi realizó la invitación para el próximo remate a realizarse el 23 de junio.