Destacan el mejor escenario de precios lácteos en relación a 2015

Presidente de la cooperativa Conaprole resaltó una mayor firmeza de negocios.
Los precios de productos lácteos con relación a un año atrás, han mejorado como consecuencia de la reacción que han alcanzado los mercados, con cotizaciones que están cerca de duplicarse, pero además generando una buena fluidez en los negocios, remarcó ayer a El Observador el presidente de Conaprole, Álvaro Ambrois.
Explicó que hace un año la cooperativa no tenía prácticamente negocios, cumplía con sus obligaciones rigurosamente y con una incertidumbre tremenda de no poder vender. Pero este escenario ha cambiado, los precios no son lo que «necesitamos, pero han cambiado sustancialmente. Casi se han duplicado y también hay demanda de los mercados. Todo esto significa firmeza en los negocios, lo que representa un escenario opuesto al que se vivía un año atrás», agregó Ambrois.
El directivo, quien participó ayer del lanzamiento de la lista 1010 que impulsa la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL) a las próximas elecciones de Conaprole, resaltó el modelo de gestión que la cooperativa ha venido trabajando desde hace varios períodos en contacto continuo con los productores. (Fuente: en base a El Observador)
Una rodada negativa, cayeron en un 3% los precios de los lácteos en FONTERRA.
LICITACIÓN Nº1 OCTUBRE 2016
Precio promedio de los lácteos 2.880 US$/ton. Variación respecto evento anterior: -3,0%
Variación volúmenes comercializados respecto evento anterior: -3,3%
Cayeron los precios de: todos los productos excepto suero de manteca en polvo.
Contratos a futuro de la leche en polvo descremada: los valores en relación al evento anterior se comportaron a la baja. Para este producto ofertaron: Arla y Fonterra.
Contratos a futuro de la leche en polvo entera: los valores en relación al evento anterior se comportaron a la baja excepto en diciembre. Fonterra fue el único oferente.
Contratos a futuro de queso Cheddar: los valores en relación al evento anterior se comportaron al alza excepto en noviembre y febrero próximos; no se registraron transacciones para abril 2017. Fonterra fue el único oferente. (Fuente: Global Dairy Trade)
La producción mundial se contrae pero todavía hay importantes stocks
La producción global viene contrayéndose. Con una demanda interna firme (en EE.UU y la UE), los saldos exportables se han reducido. Los precios están mejorando en el mercado y también a nivel de productor.
La recuperación de los precios, que se viene observando, está impulsada por una caída de la oferta más que por la mejora de la demanda. Los incrementos de precios se estiman serán moderados debido a una demanda global que todavía está débil además que persisten stocks significativos (queso y manteca en EE.UU; leche en polvo en la UE). (Fuente: Rabobank).
IFCN proyecta que continuará el crecimiento de la lechería hasta 2025.
Un crecimiento de la demanda mundial de más de 20 millones de toneladas por año hasta 2025 según estima International Farm Comparison Network (IFCN). El pronóstico de la demanda y otros principales indicadores económicos de la lechería son publicados en el artículo Long- term Outlook, Perspectivas de Largo Plazo, elaborado por IFCN. El panorama para los 10 años muestra que va a haber un sólido crecimiento a nivel mundial como en cada país específico.
IFCN estima un crecimiento de la demanda mundial de un 25% en 10 años, o sea que la tasa de crecimiento anual sería de 2,3%. El principal motor de este crecimiento de la demanda es el aumento de la población mundial acompañado por un crecimiento del consumo per cápita. Torsten Hemme, Director General de la red comentó que: “Habrá mil millones de consumidores más en el planeta que van a demandar productos lácteos. En términos globales, cada persona consumirá 13 kilos más de leche equivalente en 10 años (se alcanzarían unos 127 kilos por persona por año en 2025). A nivel mundial la producción de leche también continuará creciendo, siempre y cuando los consumidores mantengan su preferencia por la leche y la situación política y sobre todo la económica continúe estable”.
El motor futuro en el largo plazo de la producción de leche es indudablemente el precio promedio de la leche al cual los productores pueden producir. IFCN estima ese nivel de precio de la leche en US$ 41 por 100 kilos de leche (Leche Corregida por Energía a 4% de grasa y 3,3% de proteína); nivel de precios que es sustancialmente superior al a los precios observados en 2015 y 2016. Con este precio, se espera que la producción se incremente en 208 millones de toneladas, los cuales representan 8,5 veces lo que produce actualmente Nueva Zelanda.
En los próximos 10 años habrá además importantes cambios en el número y tamaño de los tambos. La principal conclusión es que en 2025 serán menos los productores pero en tambos más grandes a nivel mundial. IFCN proyecta un total de 103 millones de tambos en el mundo, con un descenso de 17,5 millones en los próximos 10 años. Se espera además que la cantidad de vacas y la producción individual aumenten, lo que representaría un incremento en la producción por tambo de un 47% en 2015.
Estiman que ya pasó lo peor de la crisis lechera.
Repunte de precios internacionales.
Más allá de la discusión de precios entre tamberos, industriales y comerciantes, pareciera que ya está pasando lo peor de la crisis lechera. El valor global de la leche en polvo, que se había derrumbado a US$ 2000 por tonelada durante 2015 y el primer semestre de 2016, repuntó en los últimos 45 días y se acerca a los US$ 3000. Las causas principales del rebote son la atenuación del ritmo de crecimiento de la producción en Europa, la menor oferta de Oceanía y la caída en América latina.
Oferta interna moderada.
Internamente, hubo caídas de la producción de dos dígitos por mes desde abril hasta julio por problemas climáticos y por la suba del maíz, que recién pasaron a un dígito en agosto, versus el ciclo previo. Hacia adelante, el consultor José Quintana espera un leve aumento de producción en este mes y el que viene, y una caída posterior en verano. Además, las vacas mal alimentadas se atrasarán en la parición de otoño, lo que mantendrá una oferta escasa de leche.
Se ve la orilla
¿Qué tienen por delante los productores? “En los últimos meses había mucha desesperación porque no se veía un cambio de tendencia en el mercado global y los tamberos trabajaban sin esperanza”, recuerda Quintana. “Hoy siguen muy golpeados productiva y financieramente, pero pareciera que lo peor ya ha pasado y muchos deberán seguir nadando, pero viendo la orilla que no veían a principios de año”, concluye. (Fuente: La Nación / Argentina).