Don Elbio D. Lorenzelli García da Rosa

Muchos años atrás, cuando la raza Ideal apenas asomaba como una raza valiosa entre las ovinas que se criaban en el país, en Salto existió un pionero amante de la raza y visionario impulsor de la misma, Don Elbio Lorenzelli.
Hombre querido y respetado en todos los ámbitos en que supo desempeñarse y especialmente en el agropecuario, fue don Elbio una palabra mayor en la cría del Ideal.
Su amor por la raza y el caudal de conocimientos obtenido en el trabajo de campo, que gustaba hacer y dirigir personalmente, le llevó a obtener uno de los planteles Ideal más reconocidos y buscados en toda la región, incluyendo Brasil y Argentina.
La pasión puesta en la cría de estos animales de lana fina, de “El Progreso” fue impuesta en la preferencia de los criadores, cada vez más numerosos que le comenzaron a conocer como “Los Ideal de Lorenzelli”, en reconocimiento a una alta calidad y una línea de sangre muy destacada, que obtuvo en reiteradas ocasiones grandes campeonatos en El Prado, en Salto y también fuera de fronteras.
Supo don Elbio trasmitir esa misma pasión a sus hijos y nietos que han continuado por el sendero marcado en la cría del Ideal, aportando conocimientos y  experiencia en la cría y difusión de la raza, cuyos resultados son ampliamente conocidos en la región.
Hoy en la amarga hora de la despedida de su pasaje terrenal, extendemos las condolencias de EL PUEBLO a todos sus familiares y amigos, porque en ellos don Elbio seguirá recorriendo sus campos de Laureles, que tanto le agradaban…
A.R.D.

Muchos años atrás, cuando la raza Ideal apenas asomaba como una raza valiosa entre las ovinas que se criaban en el país, en Salto existió un pionero amante de la raza y visionario impulsor de la misma, Don Elbio Lorenzelli.

Hombre querido y respetado en todos los ámbitos en que supo desempeñarse y especialmente en el agropecuario, fue don Elbio unalorenzelli palabra mayor en la cría del Ideal.

Su amor por la raza y el caudal de conocimientos obtenido en el trabajo de campo, que gustaba hacer y dirigir personalmente, le llevó a obtener uno de los planteles Ideal más reconocidos y buscados en toda la región, incluyendo Brasil y Argentina.

La pasión puesta en la cría de estos animales de lana fina, de “El Progreso” fue impuesta en la preferencia de los criadores, cada vez más numerosos que le comenzaron a conocer como “Los Ideal de Lorenzelli”, en reconocimiento a una alta calidad y una línea de sangre muy destacada, que obtuvo en reiteradas ocasiones grandes campeonatos en El Prado, en Salto y también fuera de fronteras.

Supo don Elbio trasmitir esa misma pasión a sus hijos y nietos que han continuado por el sendero marcado en la cría del Ideal, aportando conocimientos y  experiencia en la cría y difusión de la raza, cuyos resultados son ampliamente conocidos en la región.

Hoy en la amarga hora de la despedida de su pasaje terrenal, extendemos las condolencias de EL PUEBLO a todos sus familiares y amigos, porque en ellos don Elbio seguirá recorriendo sus campos de Laureles, que tanto le agradaban…

A.R.D.