El Dr. Adolfo Casaretto destacó el buen estado de las majadas pese las condiciones del clima que no han sido favorables para este rubro

El Dr. Adolfo Casaretto, Jefe Regional del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), hizo referencia a la actual situación de las majadas teniendo en cuenta las abundantes lluvias registradas en los últimos meses.
Casaretto consideró que los últimos seis meses han sido tan favorables desde el punto de vista forrajero y climático para la mayoría de los rubros de producción, “pero debemos ser conscientes que para el ovino, no es el clima más apropiado”, expresó.
“Indudablemente los brotes de parasitosis internas sobre todo en recrías han sido importantes sobre todo en este último mes de otoño, y alguna afección podal -no necesariamente pietín que es la más contagiosa y más rebelde- pero otro tipo de afecciones podales se han sumado producto del exceso de humedad y de pasturas que determinan que la pezuña del ovino esté en un clima inhóspito sostenidamente”.
LAS TECNOLOGÍAS
AYUDAN
“No obstante nos queda el buen balance de que tenemos tecnologías para superar estas incontingencias”, manifestó el técnico del SUL, mencionando como ejemplo que en el tema de lombricosis quien cuente con un arsenal terapéutico adecuado “lo ha logrado controlar”, quien monta sistemas de vigilancia de alarma parasitaria a través de los análisis coprológicos, ha estado más o menos libre de sobresaltos, y asimismo en el tema de afecciones podales, quien venía con programas de control  han tenido un aumento de prevalencia pero no ha afectado determinantemente las condiciones productivas”.
FUTURO ALENTADOR
“Dicho esto es bueno decir que el estado de las majadas es muy bueno·, resaltó el profesional, agregando que “las encarneradas han transcurrido con normalidad con este parate que han tenido las lluvias este último mes, pensamos asistir a un buen porcentaje de preñez, todavía  no tenemos datos de mellizos”.
Casaretto indicó que el otoño se ha alargado, de manera que “las majadas  van a entrar al invierno con muy  buena condición corporal, así que somos optimistas, la intención de encarnerada en general de los productores fue buena, dentro del revés que hemos tenido con los datos de DICOSE (Dirección de Contralor de Semovientes), así que en la medida que sigan los precios y los mercados, pensamos que vamos a tener un futuro desde el punto de vista productivo bastante alentador para el rubro”.
LA  IMPORTANCIA DE NO TENER PIETÍN
Sobre la erradicación del pietín, comentó que “es un tema de inversión  más que de gasto, quienes lo han logrado solucionar -que ya son muchos- antes, hace 25 años teníamos que convencer acerca de la utilidad de trabajar sin pietín, hoy se ha validado en cantidad de establecimientos, de todo tipo de raza, escala, tipo de suelos  y los testimoniales que recibimos de los productores que han logrado con éxito combatir esta enfermedad, nos dicen que es otra especie: la especie ovina sin pietín es otra especie, por condiciones de manejo, de sanidad, de productividad, y todo gasto o descarte de animales que tuvo que hacer lo valoran y lo volverían a hacer porque los beneficios que genera trabajar ovinos sin pietín, decididamente es positivo”, señaló.

El Dr. Adolfo Casaretto, Jefe Regional del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), hizo referencia a la actual situación de las majadas teniendo en cuenta las abundantes lluvias registradas en los últimos meses.

Casaretto consideró que los últimos seis meses han sido tan favorables desde el punto de vista forrajero y climático para la mayoría de los rubros de producción, “pero debemos ser conscientes que para el ovino, no es el clima más apropiado”, expresó.

“Indudablemente los brotes de parasitosis internas sobre todo en recrías han sido importantes sobre todo en este último mes de otoño, y alguna afección podal -no necesariamente pietín que es la más contagiosa y más rebelde- pero otro tipo de afecciones podales se han sumado producto del exceso de humedad y de pasturas que determinan que la pezuña del ovino esté en un clima inhóspito sostenidamente”.

LAS TECNOLOGÍAS AYUDAN

“No obstante nos queda el buen balance de que tenemos tecnologías para superar estas incontingencias”, manifestó el técnico del SUL, mencionando como ejemplo que en el tema de lombricosis quien cuente con un arsenal terapéutico adecuado “lo ha logrado controlar”, quien monta sistemas de vigilancia de alarma parasitaria a través de los análisis coprológicos, ha estado más o menos libre de sobresaltos, y asimismo en el tema de afecciones podales, quien venía con programas de control  han tenido un aumento de prevalencia pero no ha afectado determinantemente las condiciones productivas”.

FUTURO ALENTADOR

“Dicho esto es bueno decir que el estado de las majadas es muy bueno·, resaltó el profesional, agregando que “las encarneradas han transcurrido con normalidad con este parate que han tenido las lluvias este último mes, pensamos asistir a un buen porcentaje de preñez, todavía  no tenemos datos de mellizos”.

Casaretto indicó que el otoño se ha alargado, de manera que “las majadas  van a entrar al invierno con muy  buena condición corporal, así que somos optimistas, la intención de encarnerada en general de los productores fue buena, dentro del revés que hemos tenido con los datos de DICOSE (Dirección de Contralor de Semovientes), así que en la medida que sigan los precios y los mercados, pensamos que vamos a tener un futuro desde el punto de vista productivo bastante alentador para el rubro”.

LA  IMPORTANCIA DE NO TENER PIETÍN

Sobre la erradicación del pietín, comentó que “es un tema de inversión  más que de gasto, quienes lo han logrado solucionar -que ya son muchos- antes, hace 25 años teníamos que convencer acerca de la utilidad de trabajar sin pietín, hoy se ha validado en cantidad de establecimientos, de todo tipo de raza, escala, tipo de suelos  y los testimoniales que recibimos de los productores que han logrado con éxito combatir esta enfermedad, nos dicen que es otra especie: la especie ovina sin pietín es otra especie, por condiciones de manejo, de sanidad, de productividad, y todo gasto o descarte de animales que tuvo que hacer lo valoran y lo volverían a hacer porque los beneficios que genera trabajar ovinos sin pietín, decididamente es positivo”, señaló.