El Poder Ejecutivo reglamentó la ley que crea el Impuesto a la Concentración del Inmueble Rural

Los contribuyentes del Impuesto a la Concentración del Inmueble Rural (ICIR) deberán pagar la primera cuota del tributo generado en 2011 el próximo mes, de acuerdo a la reglamentación de la ley que crea el tributo publicada ayer por el Poder Ejecutivo.Según el mecanismo transitorio fijado en el decreto reglamentario, la primera cuota de 20% del impuesto correspondiente al ejercicio anterior vencerá en diciembre; el 30% en febrero del año próximo y el restante 50% al mes siguiente.
Además, lo generado este año se deberá abonar en las mismas condiciones pero con vencimientos de cuotas en los meses de mayo, junio y julio de 2013. Para ejercicios siguientes, los contribuyentes deberán realizar anticipos a cuenta bajo el mismo sistema de cuotas –que vencerán en el segundo semestre de cada año– u optar por un pago de 80% del impuesto a vencer en junio de cada período.El ICIR gravará a propietarios de predios que sumen más de 2.000 hectáreas de Índice Coneat 100, sean personas físicas, núcleos familiares, sucesiones indivisas, empresas nacionales o extranjeras, entre otros. Los propietarios de predios entre 2.000 y 5.000 hectáreas pagarán por año 67 Unidades Indexadas (UI) –unos US$ 8,4 por hectárea a valores de ayer–; entre 5.000 y 10.000 hectáreas 100 UI –US$ 12,5–; y por encima de 10.000 hectáreas 135 UI –US$ 16,9.Un aspecto novedoso de la reglamentación es que define en su artículo 5 el conjunto económico de empresas para la liquidación del tributo de forma consolidada.Según explicó a El Observador el experto en tributación, Carlos Loaiza, se trata de un “avance” a nivel de la normativa fiscal uruguaya y debería ser el primer paso para que todas las firmas tuvieran esa posibilidad en el futuro. La liquidación consolidada por conjunto económico permite que, por ejemplo, si una empresa gana y otra pierde en el mismo grupo empresarial, exista la posibilidad de liquidar renta por la diferencia. “En este caso está pensado para que no se eluda teniendo varias empresas titulares de tierras, pero debería ser también a favor del contribuyente”, dijo.El experto Miguel Pezzutti afirmó que de todas formas no está del todo definido lo que se entiende por “conjunto económico”, lo que deja mayor margen de discrecionalidad para el fisco.  El Estado recaudará US$ 60 millones por año por el ICIR.

Los contribuyentes del Impuesto a la Concentración del Inmueble Rural (ICIR) deberán pagar la primera cuota del tributo generado en 2011 el próximo mes, de acuerdo a la reglamentación de la ley que crea el tributo publicada ayer por el Poder Ejecutivo.Según el mecanismo transitorio fijado en el decreto reglamentario, la primera cuota de 20% del impuesto correspondiente al ejercicio anterior vencerá en diciembre; el 30% en febrero del año próximo y el restante 50% al mes siguiente.

Además, lo generado este año se deberá abonar en las mismas condiciones pero con vencimientos de cuotas en los meses de mayo, junio y julio de 2013. Para ejercicios siguientes, los contribuyentes deberán realizar anticipos a cuenta bajo el mismo sistema de cuotas –que vencerán en el segundo semestre de cada año– u optar por un pago de 80% del impuesto a vencer en junio de cada período.El ICIR gravará a propietarios de predios que sumen más de 2.000 hectáreas de Índice Coneat 100, sean personas físicas, núcleos familiares, sucesiones indivisas, empresas nacionales o extranjeras, entre otros. Los propietarios de predios entre 2.000 y 5.000 hectáreas pagarán por año 67 Unidades Indexadas (UI) –unos US$ 8,4 por hectárea a valores de ayer–; entre 5.000 y 10.000 hectáreas 100 UI –US$ 12,5–; y por encima de 10.000 hectáreas 135 UI –US$ 16,9.Un aspecto novedoso de la reglamentación es que define en su artículo 5 el conjunto económico de empresas para la liquidación del tributo de forma consolidada.Según explicó a El Observador el experto en tributación, Carlos Loaiza, se trata de un “avance” a nivel de la normativa fiscal uruguaya y debería ser el primer paso para que todas las firmas tuvieran esa posibilidad en el futuro. La liquidación consolidada por conjunto económico permite que, por ejemplo, si una empresa gana y otra pierde en el mismo grupo empresarial, exista la posibilidad de liquidar renta por la diferencia. “En este caso está pensado para que no se eluda teniendo varias empresas titulares de tierras, pero debería ser también a favor del contribuyente”, dijo.El experto Miguel Pezzutti afirmó que de todas formas no está del todo definido lo que se entiende por “conjunto económico”, lo que deja mayor margen de discrecionalidad para el fisco.  El Estado recaudará US$ 60 millones por año por el ICIR.