El último adiós a Elisa Perroni

Es de las noticias que uno no quiere recibir. Cuesta entender porque tienen que pasar, y sin embargo pasan. Son una crudaelisaPerroni realidad. Tal vez los mortales, nunca estamos preparados para recibir estos golpes. Todo es posible mientras existe la vida, y hasta la muerte es posible. Pero cuando se trata de amigos, de gente bien, de seres humanos que vivieron mansamente, que construyeron cosas sin protagonismos, que soñaron con cosas posibles, aunque otros transitaran por caminos diferentes, entonces, estas muertes nos duelen. Elisa Perroni, vivió, soñó y trabajo, por aquellas cosas que consideró eran lo mejor. Fue productora, criadora y cabañera de una raza con poca difusión en el país. “No sé lo qué pasa, cada año, los números de los concursos nos dan la razón a los que criamos Limousin. Sin embargo seguimos siendo pocos” nos decía cada vez que nos encontramos a repasar fotos. Marcelo Cattani era asiduo concurrente a su establecimiento a tomar fotos del excelente rodeo que tenía. Nos mostraba esas fotos y su cara trasuntaba la alegría interior. Elisa vivía junto a la pasión de los Limousin. Elisa siempre fue así, sencilla, comunicativa, solidaria, amiga. Hoy la muerte se llevó el cuerpo de Elisa, pero no se podrá llevar lo otro, lo que Elisa nos dejó en cada encuentro, en toda su vida.. Que haya paz en su tumba.







El tiempo

Ediciones anteriores

junio 2016
L M X J V S D
« may    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930