En Argentina recomiendan reducir el consumo de tomates ante una escasez

El Mercado Central advirtió un faltante de oferta y sugirieron reducir el consumo por dos semanas, aunque se dispara el precio del kilo de esta hortaliza de fruto.
La Corporación del Mercado Central de Buenos Aires advirtió sobre una posible escasez en la oferta de tomate y sugirió reducir su consumo por espacio de dos semanas, luego de las cuales ingresará nueva producción proveniente del cinturón verde del Gran Buenos Aires.
“Debido a una cuestión estrictamente estacional, que obliga en estas fechas a la rotación de las zonas de cultivo, la Corporación del Mercado Central de Buenos Aires advierte sobre una posible escasez de tomate”, señaló la entidad a través de un comunicado de prensa.
En la actualidad, el precio sugerido para esta especie a nivel mayorista es de alrededor de 50 pesos para el cajón de 20 kilos en su calidad comercial.
En tanto en la feria minorista del Mercado Central su precio es de 2,99 pesos el kilogramo. “No obstante, se sugiere a la población el consumo de productos opcionales por un lapso aproximado de quince días, momento en el cual se prevé el ingreso de la producción del cinturón verde del Gran Buenos Aires”, agrega el comunicado.
El Mercado Central, que depende de la Secretaría de Comercio Interior, sostuvo que “de las 36 especies frutihortícolas que integran la canasta básica, la única que -momentáneamente – podría ver disminuida su oferta es el tomate”. Por último, la dependencia oficial solicitó a las asociaciones de consumidores que “asesoren a la población en el uso de recetas alternativas que permitan una alimentación sana y saludable de las familias argentinas”. Por la escasez, además, se prevé que se disparen los precios del tomate en las verdulerías, donde hasta ahora oscilaba los $6 el kilo.
Japón convierte sus frutas en artículos de lujo y las más caras del mundo
Uno podría pensar en un primer momento que todo se debe a la radioactividad que el maremoto causó en la central de Fukuyima, lo cierto es que (además, obviamente, del certificado de libre de contaminación respectivo), algunas frutas han pasado a ser en Japón un regalo equivalente, casi, a una joya.
Cultivadas artesanalmente, de formas perfectas y colores exactos, texturas inmaculadas y un aroma embriagador, según los entendidos, entre las últimas modas de los japoneses, está la de obsequiar frutas: pero no una tangerina olorosa, sino variedades que se han hecho famosas en ese país, por el nombre de sus productores, su limitada producción, o incluso elementos más sofisticados todavía.
Las tiendas de mayor importancia en este rubro son de la cadena “Sun Fruits” con lujosas boutiques que venden frutas en el centro de Tokyo. Pero claro, no se puede entrar a probar la fruta y ver qué hay para comprar; por ejemplo: un racimo de uvas de la variedad “Ruby Roman” puede alcanzar el equivalente a los U$S 240.
Algo así ocurre también con una fruta más “popular” y absolutamente exótica para los occidentales: las ya famosas sandías cuadradas de la provincia de Ishikawa, que cuestan en el orden de los U$S 190. Claro, también puede comprar una sandía paraguaya, en el puesto de la misma cuadra, por unos U$S 18… pero ovalada.
Otra variedad muy preciada es el “huevo de Godzilla” una sandía de gran tamaño y textura sumamente consistente que cuesta unos U$S 180: viene presentada en una caja de madera con barrotes, tiene denominación de origen, acreditada por una pegatina del famoso monstruo japonés.
Los duraznos se venden en cajas de dos unidades, a un precio de U$S 15 el par.
La cadena que tiene seis tiendas con unos 170 empleados, donde las frutas se ofrecen en cajas de madera talladas, con bolsitas refrigerantes para mantenerles la temperatura, lazos y otras preciosidades, todo con destino a un regalo de primer nivel.
Los productores que abastecen estas tiendas ofrecen además una opción turística: por U$S 150 quien lo desee puede ir a una granja durante la cosecha (de uvas o frutillas, generalmente) ayudar en la recolección y comer tanta fruta como sea capaz de meter en el estómago durante el tiempo de la visita.
Mercado. Informamos sobre la comercialización de comienzo de la semana, desde los informes de Precios Mayoristas del Mercado Modelo (DI.GE.GRA.- C.A.M.M.), a saber:
Lunes 12 de Noviembre del 2012: La jornada comercial se desarrolló en forma poco ágil; en un escenario de importantes sobrantes.  Los  operadores asociaban la magra venta con las condiciones de días nublados, frescos y lluviosos que habrían contribuido negativamente a la venta de frutas y hortalizas en los puntos de venta minoristas.
En este marco operaron  a la baja  los precios de: tomate, frutilla, zanahoria, nectarino o pelón, morrón rojo y verde, berenjena, zuchini, lechuga, apio hoja, albahaca, berro, choclo dulce nacional, nabo, perejil y rabanito.
Por otra parte se registró un leve incremento en las cotizaciones de  banana, limón, naranja, zapallito, papa blanca, brócoli, habas, arveja, y manzana Granny Smith de calidad superior.
Como novedad se registró el ingreso de una partida de pera importada procedente de España.
DESTACADOS DE LA
SEMANA PARA UNA
ECONOMÍA SALUDABLE
Productos recomendados del 12 al 19 de noviembre.
Continúan con excelente precio los pepinos y la naranja Valencia, se agrega esta semana el morrón Verde, las Lechugas y los Arándanos.
La lechuga pertenece a la familia de las Compositae, y es uno de los tradicionales alimentos de nuestra civilización: persas, griegos y romanos ya la cultivaban y se beneficiaban de sus propiedades alimenticias. Es un ingrediente de nuestra alimentación por antonomasia y su sabor fresco combina muy bien con casi todos los ingredientes de nuestras ensaladas.
Su hoja tiene un alto contenido en fibra, y la sabiduría popular le confiere propiedades para la anemia y debilidad en general, diurético, favorecedora del sueño (recomendada para los que padecen de insomnio) e incluso para la cura de bronquitis leves, muy aconsejable para dietas de pérdida de peso.

El Mercado Central advirtió un faltante de oferta y sugirieron reducir el consumo por dos semanas, aunque se dispara el precio del kilo de esta hortaliza de fruto.

La Corporación del Mercado Central de Buenos Aires advirtió sobre una posible escasez en la oferta de tomate y sugirióDibujo reducir su consumo por espacio de dos semanas, luego de las cuales ingresará nueva producción proveniente del cinturón verde del Gran Buenos Aires.

“Debido a una cuestión estrictamente estacional, que obliga en estas fechas a la rotación de las zonas de cultivo, la Corporación del Mercado Central de Buenos Aires advierte sobre una posible escasez de tomate”, señaló la entidad a través de un comunicado de prensa.

En la actualidad, el precio sugerido para esta especie a nivel mayorista es de alrededor de 50 pesos para el cajón de 20 kilos en su calidad comercial.

En tanto en la feria minorista del Mercado Central su precio es de 2,99 pesos el kilogramo. “No obstante, se sugiere a la población el consumo de productos opcionales por un lapso aproximado de quince días, momento en el cual se prevé el ingreso de la producción del cinturón verde del Gran Buenos Aires”, agrega el comunicado.

El Mercado Central, que depende de la Secretaría de Comercio Interior, sostuvo que “de las 36 especies frutihortícolas que integran la canasta básica, la única que -momentáneamente – podría ver disminuida su oferta es el tomate”. Por último, la dependencia oficial solicitó a las asociaciones de consumidores que “asesoren a la población en el uso de recetas alternativas que permitan una alimentación sana y saludable de las familias argentinas”. Por la escasez, además, se prevé que se disparen los precios del tomate en las verdulerías, donde hasta ahora oscilaba los $6 el kilo.

Japón convierte sus frutas en artículos de lujo y las más caras del mundo

Uno podría pensar en un primer momento que todo se debe a la radioactividad que el maremoto causó en la central de Fukuyima, lo cierto es que (además, obviamente, del certificado de libre de contaminación respectivo), algunas frutas han pasado a ser en Japón un regalo equivalente, casi, a una joya.

Cultivadas artesanalmente, de formas perfectas y colores exactos, texturas inmaculadas y un aroma embriagador, según los entendidos, entre las últimas modas de los japoneses, está la de obsequiar frutas: pero no una tangerina olorosa, sino variedades que se han hecho famosas en ese país, por el nombre de sus productores, su limitada producción, o incluso elementos más sofisticados todavía.

Las tiendas de mayor importancia en este rubro son de la cadena “Sun Fruits” con lujosas boutiques que venden frutas en el centro de Tokyo. Pero claro, no se puede entrar a probar la fruta y ver qué hay para comprar; por ejemplo: un racimo de uvas de la variedad “Ruby Roman” puede alcanzar el equivalente a los U$S 240.

Algo así ocurre también con una fruta más “popular” y absolutamente exótica para los occidentales: las ya famosas sandías cuadradas de la provincia de Ishikawa, que cuestan en el orden de los U$S 190. Claro, también puede comprar una sandía paraguaya, en el puesto de la misma cuadra, por unos U$S 18… pero ovalada.

Otra variedad muy preciada es el “huevo de Godzilla” una sandía de gran tamaño y textura sumamente consistente que cuesta unos U$S 180: viene presentada en una caja de madera con barrotes, tiene denominación de origen, acreditada por una pegatina del famoso monstruo japonés.

Los duraznos se venden en cajas de dos unidades, a un precio de U$S 15 el par.

La cadena que tiene seis tiendas con unos 170 empleados, donde las frutas se ofrecen en cajas de madera talladas, con bolsitas refrigerantes para mantenerles la temperatura, lazos y otras preciosidades, todo con destino a un regalo de primer nivel.

Los productores que abastecen estas tiendas ofrecen además una opción turística: por U$S 150 quien lo desee puede ir a una granja durante la cosecha (de uvas o frutillas, generalmente) ayudar en la recolección y comer tanta fruta como sea capaz de meter en el estómago durante el tiempo de la visita.

Mercado. Informamos sobre la comercialización de comienzo de la semana, desde los informes de Precios Mayoristas del Mercado Modelo (DI.GE.GRA.- C.A.M.M.), a saber:

Lunes 12 de Noviembre del 2012: La jornada comercial se desarrolló en forma poco ágil; en un escenario de importantes sobrantes.  Los  operadores asociaban la magra venta con las condiciones de días nublados, frescos y lluviosos que habrían contribuido negativamente a la venta de frutas y hortalizas en los puntos de venta minoristas.

En este marco operaron  a la baja  los precios de: tomate, frutilla, zanahoria, nectarino o pelón, morrón rojo y verde, berenjena, zuchini, lechuga, apio hoja, albahaca, berro, choclo dulce nacional, nabo, perejil y rabanito.

Por otra parte se registró un leve incremento en las cotizaciones de  banana, limón, naranja, zapallito, papa blanca, brócoli, habas, arveja, y manzana Granny Smith de calidad superior.

Como novedad se registró el ingreso de una partida de pera importada procedente de España.

DESTACADOS DE LA

SEMANA PARA UNA

ECONOMÍA SALUDABLE

Productos recomendados del 12 al 19 de noviembre.

Continúan con excelente precio los pepinos y la naranja Valencia, se agrega esta semana el morrón Verde, las Lechugas y los Arándanos.

La lechuga pertenece a la familia de las Compositae, y es uno de los tradicionales alimentos de nuestra civilización: persas, griegos y romanos ya la cultivaban y se beneficiaban de sus propiedades alimenticias. Es un ingrediente de nuestra alimentación por antonomasia y su sabor fresco combina muy bien con casi todos los ingredientes de nuestras ensaladas.

Su hoja tiene un alto contenido en fibra, y la sabiduría popular le confiere propiedades para la anemia y debilidad en general, diurético, favorecedora del sueño (recomendada para los que padecen de insomnio) e incluso para la cura de bronquitis leves, muy aconsejable para dietas de pérdida de peso.







El tiempo


  • Otras Noticias...