Expectativa para lograr la apertura del mercado de los EE.UU. para los cítricos del Uruguay

El pasado 9 de noviembre de 2012, se inauguró la ampliación de la plataforma de generación de conocimiento de Estación Experimental del INIA (Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria) Salto Grande. En la ocasión el director de la institución; Ing. Agr. Fernando Carrau, indicó que este hecho “ha sido un gran desafío para nosotros, pero que entendimos imprescindible para que INIA pudiera continuar desarrollando sus actividades para facilitar y fomentar el desarrollo de la agropecuaria nacional, y en nuestro caso específico, el desarrollo de la región.
Luego de más de 20 años sin inversiones importantes en infraestructura en la estación, a partir del año 2010, basados en una propuesta, las máximas autoridades institucionales concedieron el aval para la concreción del proyecto que hoy estamos inaugurando. INIA Salto Grande no contaba, entre otros, con infraestructura adecuada para realizar actividades de transferencia (auditorio) ya sus capacidades de laboratorios y de apoyo a la investigación estaban limitadas. Ese plan presentado, apostaba a una participación protagónica de INIA en el desarrollo regional, en donde además de continuar fortaleciendo sus capacidades en las áreas temáticas en que históricamente lo hizo -citricultura, horticultura y fruticultura-, nos proponíamos generar los espacios necesarios para poder dar respuestas tecnológicas a los sectores productivos con alta participación en el área de influencia de la Experimental y que así lo demandaban. La presente dinámica sectorial, como también los nuevos desafíos productivos y de competitividad así lo requerían (entre otros la adaptación al cambio climático y a la migración de los sistemas de producción que se está generando)”.
Por otra parte señaló Carrau que por primera vez, “estamos ejecutando en Salto Grande un proyecto dentro del Programa de Producción Familiar contemplando las particularidades de este tipo de productores, con sistemas mixtos de trabajo dando respuesta a una propuesta concreta, y contemplando un acuerdo realizado con el Instituto Nacional de Colonización para apoyar el desarrollo de los colonos. Aquí mismo nos hemos reunido con su Presidente, Ing. (Andrés) Berterreche, con quien nos hemos comprometido a continuar cooperando”.
OBJETIVOS
“El asegurarnos que nuestras tecnologías sean pertinentes, alineadas con las demandas, aplicadas y apropiables por los productores, con un uso responsable y sustentable de los recursos, especialmente los recursos naturales, que nos aseguren un desarrollo sostenido e inclusivo, es uno de los objetivos principales de la institución. Por esto, hemos priorizado la consolidación del CAR y los GTs de INIA Salto Grande, los cuales hoy tenemos renovados y consolidados.
Nuestra misión, nos compromete a contribuir al desarrollo integral de los productoresy del sector agropecuario nacional,generando, incorporando y adaptando conocimientos y tecnologías tomando en cuenta las políticas de estado, la sustentabilidad económica y ambiental, y la equidad social”.
Nuestra visión nos proyecta a consolidarnos  como una institución de referencia a nivel nacional y regional.
PROGRAMA NACIONAL
DE SANEAMIENTO
DE CITRUS
Desde sus inicios, INIA Salto Grande es sede del Programa Nacional de Investigación en Producción Citrícola, siendo hasta hoy el eje principal de sus acciones. Hoy, los referentes del sector citrícola tienen el espacio generado para actuar directamente en la gestión de la EE, ejerciendo sus representantes la presidencia del nuevo Consejo Asesor Regional, y teniendo en funciones las autoridades del Grupo de Trabajo sectorial.
Un buen ejemplo de trabajo interinstitucional y multidisciplinario es el “Programa Nacional de Saneamiento de Citrus” con el objetivo de poner a disposición del sector productivo, material de propagación de calidad superior, favoreciendo el incremento de la productividad y la reconversión varietal de la citricultura del Uruguay, alineado al Plan Estratégico para la citricultura.
La producción hortícola regional es altamente demandante en tecnología y tiene un aporte significativo sobre la seguridad alimentaria nacional. El impacto de los productos tecnológicos de INIA en varios cultivos ha sido relevante, no solo a nivel nacional sino también a nivel regional. Asimismo, se está trabajando conjuntamente con la Intendencia de Artigas y con ALUR para encontrar alternativas a los pequeños productores regionales, y generando oportunidades de aportes a la estrategia nacional de ajustes en la matriz energética mediante el uso de diversos cultivos para la producción de biocombustibles.
También se viene trabajando en fruticultura para generar tecnologías de manejo y conservación de los frutos que permitan aumentar la productividad y calidad de los productos. Actualmente se realiza investigación en arándanos y olivos y se ha generado información en vid y otros frutales de hoja caduca de importancia en la región. En forma conjunta con Facultad de Agronomía se realiza la caracterización de frutales nativos, en áreas innovadoras como ser el mejoramiento genético en Arazá y Guayabo del país.
EXPORTACIÓN
DE CITRUS A
ESTADOS UNIDOS
En el caso de arándanos, por diversos motivos, la consolidación del sector se está concentrando en el área de influencia de Salto Grande. Carrau agradeció  la presencia de representantes de UPEFRUY, y de los representantes del USDA-APHIS, “con quienes hemos tenido el privilegio de trabajar personalmente en el exitoso proceso de lograr la apertura del mercado de USA para este fruto; y con quienes también apostamos a que en el futuro próximo podamos celebrar la apertura del mercado norteamericano para los cítricos nacionales”.
“Nuestro desafío presente es poder generar en esta nueva plataforma de INIA, los productos que los diversos sectores productivos regionales nos han demandado para seguir contribuyendo al desarrollo. Invertir en investigación es cosechar futuro”.

El pasado 9 de noviembre de 2012, se inauguró la ampliación de la plataforma de generación de conocimiento de Estación Experimental del INIA (Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria) Salto Grande. En la ocasión el director de la institución; Ing. Agr. Fernando Carrau, indicó que este hecho “ha sido un gran desafío para nosotros, pero que entendimos imprescindible para que INIA pudiera continuar desarrollando sus actividades para facilitar y fomentar el desarrollo de la agropecuaria nacional, y en nuestro caso específico, el desarrollo de la región.

Luego de más de 20 años sin inversiones importantes en infraestructura en la estación, a partir del año 2010, basados en una propuesta, las máximas autoridades institucionales concedieron el aval para la concreción del proyecto que hoy estamos inaugurando. INIA Salto Grande no contaba, entre otros, con infraestructura adecuada para realizar actividades de transferencia (auditorio) ya sus capacidades de laboratorios y de apoyo a la investigación estaban limitadas. Ese plan presentado, apostaba a una participación protagónica de INIA en el desarrollo regional, en donde además de continuar fortaleciendo sus capacidades en las áreas temáticas en que históricamente lo hizo -citricultura, horticultura y fruticultura-, nos proponíamos generar los espacios necesarios para poder dar respuestas tecnológicas a los sectores productivos con alta participación en el área de influencia de la Experimental y que así lo demandaban. La presente dinámica sectorial, como también los nuevos desafíos productivos y de competitividad así lo requerían (entre otros la adaptación al cambio climático y a la migración de los sistemas de producción que se está generando)”.

Por otra parte señaló Carrau que por primera vez, “estamos ejecutando en Salto Grande un proyecto dentro del Programa de Producción Familiar contemplando las particularidades de este tipo de productores, con sistemas mixtos de trabajo dando respuesta a una propuesta concreta, y contemplando un acuerdo realizado con el Instituto Nacional de Colonización para apoyar el desarrollo de los colonos. Aquí mismo nos hemos reunido con su Presidente, Ing. (Andrés) Berterreche, con quien nos hemos comprometido a continuar cooperando”.

OBJETIVOS

“El asegurarnos que nuestras tecnologías sean pertinentes, alineadas con las demandas, aplicadas y apropiables por los productores, con un uso responsable y sustentable de los recursos, especialmente los recursos naturales, que nos aseguren un desarrollo sostenido e inclusivo, es uno de los objetivos principales de la institución. Por esto, hemos priorizado la consolidación del CAR y los GTs de INIA Salto Grande, los cuales hoy tenemos renovados y consolidados.

Nuestra misión, nos compromete a contribuir al desarrollo integral de los productoresy del sector agropecuario nacional,generando, incorporando y adaptando conocimientos y tecnologías tomando en cuenta las políticas de estado, la sustentabilidad económica y ambiental, y la equidad social”.

Nuestra visión nos proyecta a consolidarnos  como una institución de referencia a nivel nacional y regional.

PROGRAMA NACIONAL DE SANEAMIENTO DE CITRUS

Desde sus inicios, INIA Salto Grande es sede del Programa Nacional de Investigación en Producción Citrícola, siendo hasta hoy el eje principal de sus acciones. Hoy, los referentes del sector citrícola tienen el espacio generado para actuar directamente en la gestión de la EE, ejerciendo sus representantes la presidencia del nuevo Consejo Asesor Regional, y teniendo en funciones las autoridades del Grupo de Trabajo sectorial.

Un buen ejemplo de trabajo interinstitucional y multidisciplinario es el “Programa Nacional de Saneamiento de Citrus” con el objetivo de poner a disposición del sector productivo, material de propagación de calidad superior, favoreciendo el incremento de la productividad y la reconversión varietal de la citricultura del Uruguay, alineado al Plan Estratégico para la citricultura.

La producción hortícola regional es altamente demandante en tecnología y tiene un aporte significativo sobre la seguridad alimentaria nacional. El impacto de los productos tecnológicos de INIA en varios cultivos ha sido relevante, no solo a nivel nacional sino también a nivel regional. Asimismo, se está trabajando conjuntamente con la Intendencia de Artigas y con ALUR para encontrar alternativas a los pequeños productores regionales, y generando oportunidades de aportes a la estrategia nacional de ajustes en la matriz energética mediante el uso de diversos cultivos para la producción de biocombustibles.

También se viene trabajando en fruticultura para generar tecnologías de manejo y conservación de los frutos que permitan aumentar la productividad y calidad de los productos. Actualmente se realiza investigación en arándanos y olivos y se ha generado información en vid y otros frutales de hoja caduca de importancia en la región. En forma conjunta con Facultad de Agronomía se realiza la caracterización de frutales nativos, en áreas innovadoras como ser el mejoramiento genético en Arazá y Guayabo del país.

EXPORTACIÓN DE CITRUS A ESTADOS UNIDOS

En el caso de arándanos, por diversos motivos, la consolidación del sector se está concentrando en el área de influencia de Salto Grande. Carrau agradeció  la presencia de representantes de UPEFRUY, y de los representantes del USDA-APHIS, “con quienes hemos tenido el privilegio de trabajar personalmente en el exitoso proceso de lograr la apertura del mercado de USA para este fruto; y con quienes también apostamos a que en el futuro próximo podamos celebrar la apertura del mercado norteamericano para los cítricos nacionales”.

“Nuestro desafío presente es poder generar en esta nueva plataforma de INIA, los productos que los diversos sectores productivos regionales nos han demandado para seguir contribuyendo al desarrollo. Invertir en investigación es cosechar futuro”.