Falta de agua en las represas determinaría una reduccción en el área sembrada de arroz este año

Ernesto Stirling, presidente de ACA y las estimaciones antes de las últimas lluvias

Claudino Ferreira Pinto (Actualidad Agropecuaria, Radio Libertadores)

El Presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz del Uruguay, Ernesto Stirling, dio detalles de la próxima zafra arrocera y su opinión acerca del panorama mundial del mercado de este grano.

“La semana anterior ya se habían dado las primeras siembras en Artigas, Salto y el Este, pero muy tímidamente porque las temperaturas frías y las lluvias que se produjeron días atrás impidieron preparar mejor la tierra. Esta semana se está movilizando más y se puede sembrar a pesar de la falta de agua que hubo para las represas sobre todo en el Norte y en el centro del país (Tacuarembó, Rivera, Artigas y Salto y Cerro Largo). Está faltando la mitad del agua de las represas. Esperemos que venga alguna otra precipitación y de esta forma se pueda completar el área, porque realmente habrá una merma importante en algunas decenas de miles de hectáreas por no se haberse completado. Lamentablemente, esto va a impedir que algunos productores puedan sembrar el área que tenían destinada.

¿A cuánto llegaría la intención de siembra para este año?

Nuestra idea es que iba a estar en el eje de las 190.000 hás, pero todo dependerá de lo que ocurra con las lluvias. Si no llueve en estos momentos, pensamos que se reducirá el área y habrá 30.000 hás. menos. Ojalá podamos sembrar todo. Esperemos que las precipitaciones sean las necesarias y que se pueda llegar al 70 u 80 %, que sería un logro importante del área de las represas que, como decía recién, estamos casi en un 50% en área de represa.

¿Comparativamente al año anterior, cómo se llega? ¿Es parecida la situación o no?

Sigue en situación parecida pero el año pasado todas las fuentes de agua estaban llenas. Esa es la diferencia que hay y por eso mencionaba que sería importante que se diera un evento importante de lluvias -sobre todo en el norte y noreste- para poder completar las áreas. Esperemos que el tiempo nos ayude. Mientras se irá sembrando, y los productores que no tengan el agua suficiente para toda el área van a esperar un poco a ver cómo se dilucida esto del tiempo.

¿Cómo se viene haciendo la comercialización del arroz de la zafra anterior?

Se viene haciendo en forma fluida. Ya se ha vendido más del 50 o 60% del arroz que cosechamos en los meses de marzo y abril. Por lo tanto esto va en forma ágil, sostenida y con compromisos de embarque algunos hasta el mes de diciembre. Por suerte fue una zafra grande pero se está saliendo de ella.

¿Cómo están los valores?

Los valores del mercado internacional del arroz, por suerte se movieron un poquito. Es el único cereal que no había tenido alguna suba. Las últimas semanas ha tenido una tonificación un poquito más importante, no desmedida pero sí entre un 5 y un 10% más de precio en el mercado internacional. Esperamos que esto se mantenga firme para lograr un mejor precio también para el productor, ya que queda casi la mitad del arroz por comercializar todavía.

¿Cuáles son los principales destinos hoy?

Principalmente Irán, Irak y la Comunidad Europea, que junto con Perú completan casi el 75% del arroz. Así que son una variedad de destinos y después hay otros 35 o 40 países a los que también se está enviando arroz. Esperamos de esta manera seguir cumpliendo con los compromisos, sobre todo con arroces de muy buena calidad, como se distingue a nuestro país: libre de residuos de agroquímicos, con inocuidad certificada. Estamos trabajando mucho también en el tema de las buenas prácticas agrícolas para poder certificar los procesos de producción de arroz, tanto a nivel de chacra como de industria. Días pasados estuvimos en la localidad de Baltasar Brum por el tema de las represas multiprediales. Estamos poniendo mucha fuerza en ese trabajo de manera de asegurar las fuentes de agua, que sean las que realmente se precisan y las más eficientes; no solo para áreas nuevas sino para apoyo de los sistemas que hoy no tienen una buena cuenca, están limitados o tienen problemas de abastecimiento de agua. Es un trabajo muy unido, interinstitucional, tanto público como privado entre la Intendencia de Artigas y las entidades agropecuarias de la zona. Creemos que con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), el Ministerio de Agricultura y Pesca y la Asociación de Cultivadores de Arroz podemos seguir trabajando fuerte en este tema y llegar a buen puerto.

¿Esa diferenciación de calidad es la que sustenta estos buenos mercados de valores?

Sí, es así. Uruguay está posicionado unas cuantas decenas de dólares por encima de otros competidores como Brasil y Argentina, o sea que ellos están por debajo de nuestros precios porque no tienen un producto homogéneo con la calidad necesaria. Además, no están certificando todavía los procesos para demostrar que los arroces no tienen residuos de ninguna naturaleza. Esta ventaja es muy importante para el país y los productores tenemos que ser muy conscientes de que esto es dinero que nos ingresa por un trabajo, sin duda, pero que hay que valorarlo y conservarlo en el tiempo.

Hace unas tres semanas estuvimos en Esteio y allí siempre se organiza una jornada muy importante del IRGA. Hablamos con su presidente y nos decía que Brasil pasó a ser exportador de arroz a partir de este momento y deja de ser importador del grano. Vimos una fuerza bastante grande del gobierno en proyectar publicidad para que se aumente el consumo interno tanto de los granos como del poroto y el arroz. Nos decía que a partir de ahora van a competir fuertemente con Uruguay. ¿Eso puede trastocar un poquito nuestros planes de trabajo?

No, pensamos que no. Uruguay siempre ha sido netamente exportador; Brasil recién lo será este año y no sabemos si el año que viene va a estar en el mercado también, porque Brasil es muy cambiante. Además, lo que hoy mencionábamos de la homogeneidad del producto, la calidad, el poder tener un proceso certificado de producción y de elaboración del arroz hasta llegar a destino es un activo que tiene Uruguay y no lo tienen otros países. Además, Brasil se ha posicionado más sobre vender arroces quebrados y arroz parbolizado. O sea que no competimos mucho y, en los lugares donde entra Brasil, entra a precios muchos más bajos que Uruguay.







Recepción de Avisos Clasificados