Grandes campeones Hereford y Polled Hereford de El Paraíso

Las Anitas también tuvo una actuación extraordinaria.
Las cabañas duraznenses El Paraíso –de Bordaberry– y Las Anitas –de Alfonso– dejaron bien en alto el prestigio local en la pista Hereford y Polled Hereford en la 100ª Expo Durazno. El Paraíso logró los grandes campeones en la variedad astada y también en los mocho –reproductor que además fue el Campeón Supremo de la muestra–, en tanto Las Anitas expuso la Gran Campeona Hereford, la Reservada Gran Campeona Polled Hereford y los reservados de grandes campeones en ambas variedades.
La pista Hereford centró la mayor parte de la atención en la jornada de ayer en Santa Bernardina, que a pesar del mal tiempo convocó a muchísimo público que no renunció a presenciar el espectáculo ni cuando la lluvia y el viento se hicieron sentir más fuerte.
Al conocerse los veredictos del jurado Gonzalo Pepe Iguarán, quien fue asistido por el secretario Ignacio Clemente Popelka, el cabañero Luis Ignacio Bordaberry, principal de El Paraíso, dijo a El Observador que para ellos este es un año muy especial. “Cumple 100 años la muestra a la que concurrimos varias veces durante varias generaciones. Celebramos los 100 años de la exposición de Durazno con un doblete, obteniendo un Gran Campeón astado y un Gran Campeón mocho, no puedo pedir más”, señaló.
“Más que por las virtudes de los toros, que eso lo determinó el jurado, estoy feliz porque somos la quinta generación en el establecimiento. Ya hay otra generación después de mí, con los muchachos que estuvieron en la pista con los toros. Cumplimos con el mandato de nuestros mayores que si bien hoy no están entre nosotros, estoy seguro que nos miran con una sonrisa en el rostro”, dijo visiblemente emocionado.
“Estoy contento por los que estamos y por los que no están. Por los cabañeros a quienes conocí de toda la vida, que me criaron desde chico, y todo esto viene a aflorar en los 100 años de la Expo Durazno. Es mucho tiempo”, agregó.
Fernando Alfonso, de Las Anitas, comentó su satisfacción por los logros de sus reproductores en el marco del centenario de la muestra. “Era una exposición muy importante, que tenía un nivel muy exigente, de primer nivel mundial. Irnos para la estancia con todos estos premios fue una satisfacción enorme y un premio a todo el trabajo que se hace todos los días en la cabaña”, señaló.
El cabañero destacó que todos los premios se obtuvieron con “genética 100% uruguaya”.
Fuente: El Observador.

Las Anitas también tuvo una actuación extraordinaria.

Las cabañas duraznenses El Paraíso –de Bordaberry– y Las Anitas –de Alfonso– dejaron bien en alto el prestigio local enGranCampeónSupremoElParaiso la pista Hereford y Polled Hereford en la 100ª Expo Durazno. El Paraíso logró los grandes campeones en la variedad astada y también en los mocho –reproductor que además fue el Campeón Supremo de la muestra–, en tanto Las Anitas expuso la Gran Campeona Hereford, la Reservada Gran Campeona Polled Hereford y los reservados de grandes campeones en ambas variedades.

La pista Hereford centró la mayor parte de la atención en la jornada de ayer en Santa Bernardina, que a pesar del mal tiempo convocó a muchísimo público que no renunció a presenciar el espectáculo ni cuando la lluvia y el viento se hicieron sentir más fuerte.

Al conocerse los veredictos del jurado Gonzalo Pepe Iguarán, quien fue asistido por el secretario Ignacio Clemente Popelka, el cabañero Luis Ignacio Bordaberry, principal de El Paraíso, dijo a El Observador que para ellos este es un año muy especial. “Cumple 100 años la muestra a la que concurrimos varias veces durante varias generaciones. Celebramos los 100 años de la exposición de Durazno con un doblete, obteniendo un Gran Campeón astado y un Gran Campeón mocho, no puedo pedir más”, señaló.

“Más que por las virtudes de los toros, que eso lo determinó el jurado, estoy feliz porque somos la quinta generación en el establecimiento. Ya hay otra generación después de mí, con los muchachos que estuvieron en la pista con los toros. Cumplimos con el mandato de nuestros mayores que si bien hoy no están entre nosotros, estoy seguro que nos miran con una sonrisa en el rostro”, dijo visiblemente emocionado.

“Estoy contento por los que estamos y por los que no están. Por los cabañeros a quienes conocí de toda la vida, que me criaron desde chico, y todo esto viene a aflorar en los 100 años de la Expo Durazno. Es mucho tiempo”, agregó.

Fernando Alfonso, de Las Anitas, comentó su satisfacción por los logros de sus reproductores en el marco del centenario de la muestra. “Era una exposición muy importante, que tenía un nivel muy exigente, de primer nivel mundial. Irnos para la estancia con todos estos premios fue una satisfacción enorme y un premio a todo el trabajo que se hace todos los días en la cabaña”, señaló.

El cabañero destacó que todos los premios se obtuvieron con “genética 100% uruguaya”.

Fuente: El Observador.