Remisión de leche a planta aumenta en setiembre

En los primeros nueve meses del año 2018 la remisión fue un 6,3% superior a la correspondiente al año anterior. En los últimos doce meses cerrados a setiembre 2018 la remisión acumulada registró un incremento del 5,4% comparado con un año atrás.
Habrá llamado a licitación para inversores interesados en plantas de Pili
Se pondrán a la venta los dos predios industriales, mientras que el resto de los bienes serán rematados
La Liga de Defensa Comercial (Lideco), que oficia como síndico en el concurso de la láctea sanducera Pili, definió esta semana la forma en que se hará la venta en bloque de la empresa. La propuesta -que cuenta con el consenso de todos los bancos acreedores- tiene además el atractivo de exoneraciones fiscales, lo que puede alentar la presentación de inversores para mantener el proyecto industrial en pie. La liquidación tendrá dos instancias por separado. Por un lado se abrirá un llamado a licitación para vender la planta de elaboración de quesos y la planta de suero. La convocatoria se habilitará en los próximos días y la apertura de ofertas está prevista para el próximo 20 de noviembre. Lideco espera que la Justicia habilite el procedimiento para dar a publicidad las condiciones del llamado. Por otro lado, con los bienes que no afecten el giro de la empresa se realizaran remates. Aquí están incluidos las oficinas, el mobiliario, algunos campos, maquinarias, vehículos y la vieja planta industrial ubicada en el centro de la ciudad sanducera, entre otros. Todavía no se conoce la fecha de realización de las subastas. En diálogo el responsable de servicios jurídicos de Lideco, Fernando Cabrera explicó que la alternativa de liquidación elegida permite “conservar de mejor manera” el valor de los activos.
“Se comercializaría una planta en bloque, en funcionamiento y con una cuenca que está remitiendo. Además, se permite adquirir en condiciones muy favorables con un régimen tributario más benigno, porque la operación no va a estar gravada por impuestos y el adquirente adquiere un bien completamente libre de los pasivos de Pili”, señaló.
Cada banco irá cobrando en función de las garantías que tenga, tanto de los bienes que se liciten como de los que se rematen. La decisión de Pili de presentarse a concurso de acreedores en agosto pasado se justificó en el pasivo de unos U$S 60 millones que la empresa mantiene, donde el principal acreedor es el Banco República (BROU) con aproximadamente US$ 40 millones
La semana pasada la gerenta de Recuperación del BROU, Silvia García dijo en el Parlamento que en un llamado a licitación también se pueden poner algunas condiciones que no se pueden establecer en un remate.