Lechería Hoy:”los resultados para quienes hacen una buena gestión serán interesantes”

La Exposición Internacional de Ganado Lechero de San José, que terminó días atrás, generó opiniones acerca del buen momento que vive el sector, pero concluyendo que es necesario “hilar fino” para tener resultados positivos: los precios son buenos, pero los costos son importantes.
Este concepto fue destacado por el tesorero de la Sociedad de Criadores de Holando del Uruguay (SCHU), Horacio Rodríguez, quien resaltó que se debe seguir trabajando en busca de la mayor productividad que permita esta raza lechera.
Admitió que la lechería tiene buenos números económicos, incluso en explotaciones de gestión excepcional se puede superar a la agricultura, un rubro que tiene mucho más riesgos. Sin embargo, dijo que los costos actuales obligan a “afinar muy bien la gestión”, principalmente en un rubro como la  lechería que tiene una diversidad enorme de costos en su explotación.
Mencionó que el precio de la leche que se le paga al tambero se ubica en alrededor de US$ 0,40 frente a costos que superan los US$ 0,30. “Por eso era la preocupación al inicio de la primavera cuando los precios estaban bajando. Pero ahora se encaminó bien nuevamente y creo que los resultados para quienes hacen una buena gestión serán interesantes en este nuevo ejercicio”.
El secretario de la Asociación Rural de San José, Luis Somma, se preguntó en la parte oratoria de la Exposición si la productividad es índice de que la familia rural está mejor. Opinó que el crecimiento del sector “es a nuestro entender producto de grandes inversiones, que producen a muy gran escala, y que lentamente se van extendiendo a expensas del espacio que van dejando productores familiares. La producción aumentó, el número de animales no cambió sustancialmente y la cantidad de productores disminuyó. Las conclusiones caen por su propio peso”.
Agregó que  “el famoso ICIR no ha logrado evitar que los productores familiares medianos y pequeños abandonen sus predios y que sus tierras pasen a engrosar el área explotada por grandes empresas agrícolas o lecheras”.
China tendrá un
importante impacto
en el precio de la leche.
“China tendrá un papel importante en la industria mundial de lácteos por muchos años más”, mencionó uno de los principales ejecutivos de la industria láctea de los Estados Unidos en la Conferencia de Llanelli.
El vicepresidente de Dairy Farmers of America, Jay Waldvogel, cuenta con más de veinte años de experiencia en la industria global de lácteos, cree que los precios que las madres pagan en Medio Oriente y Asia por la taza de leche pueden si afectar directamente el precio de la leche.
“China tiene el 22% de la población mundial, 7% de la tierra arable y solamente el 3% del agua fresca disponible. Ese país siempre tendrá que importar leche”. A pesar de la ley de “un hijo por familia”, además existen cerca de 80 millones de niños pequeños en China, mencionó.
“Dentro de la última década, por lo menos un billón de dólares fueron invertidos en nutrición infantil solamente en el mercado chino y por lo menos otro billón de dólares está siendo planeado”
A su vez, la demanda por productos lácteos también está acompañando la cadena en la medida en que los niños van creciendo, factor que no está ocurriendo en otras partes del mundo. En los Estados Unidos, por ejemplo, es muy difícil mantener a una persona con cinco o seis años bebiendo leche.
“Algunas empresas de fast food están esperando obtener más dinero en este año con China que desde el resto del mundo”
Danone apuesta a
Brasil para compensar
la crisis europea.
La francesa Danone apuesta al mercado brasileño para reducir los efectos de la crisis que está transitando el mercado europeo. Según el presidente de Danone Brasil, Mariano Lozano, las ventas en el país continuarán ganando representatividad sobre los resultados globales del grupo. “Las ventas en Brasil vienen creciendo de forma sostenible, a un ritmo anual del 15%, en los últimos ocho años”, afirmó.
Además de Brasil, México, Indonesia, China, Rusia y Estados Unidos también se vienen destacando en el crecimiento de la empresa. En conjunto estos países representan cerca del 60% de la expansión de las ganancias de la compañía. Afirmó Lozano. En estos días la empresa informó que reportó ventas por 5,26 billones de euros en el tercer trimestre, resultando 9,4% por encima de las registradas en el mismo período de 2011. Siendo que, por otra parte en las operaciones de Europa, las ventas cayeron 1,5%.
Sobre el mercado brasileño, Lozano afirmó que la empresa quiere crecer de forma orgánica. Según mencionó, Danone “está atenta” a las oportunidades de adquisición además afirmó que podría abrir el capital de su unidad en Brasil, el ejecutivo descartó la posibilidad, argumentando que la empresa tiene una alta generación de caja y que no necesitaría de esa forma de captación de recursos.
En relación a la feroz competencia en Brasil, con el reposicionamiento de las marcas Batavo y Elegê, por parte de BRF, y con JBS abriendo el capital de Vigor, Lozano mencionó que se apuesta al crecimiento del mercado como un todo, sin perseguir los objetivos de morder el mercado de los competidores. “Las empresas precisan acompañar el crecimiento del mercado de yogures. Esa es una de las categorías que más crece con el aumento de la renta del brasilero”, afirmó.
De acuerdo con el ejecutivo, el consumo per cápita de yogur en Brasil está en 6,5 kilos al año, el que representaría una media de un yogur cada seis días. Como comparación, en Francia, la media es de un yogur por día. Incluso en los países vecinos el consumo supera al brasileño, afirmó. “Tenemos el sueño de que ese consumo per cápita alcance los 10 kilos hacia 2016″, mencionó. Este mercado moviliza actualmente unos 2,47 billones de dólares (5 billones de reales).
Para elevar el consumo, la empresa invirtió en la venta de yogures, en envases de 900 mililitros y, más recientemente, de 1.350 ml, afirmó. “Queremos incentivar la penetración con precios atrayentes y mejor costo beneficio al consumidor”, resaltó.
Según él, la empresa cuenta actualmente con una porción del 38% en la categoría de productos lácteos frescos. Lozano destacó que esta participación está distribuida entre todas las clases sociales, los que deberá mantenerse dentro de la estrategia de la empresa para Brasil.
La empresa actúa en el mercado brasileño con marcas como Danone, Activia, Bonafont, Actimel, Danoninho, Densia, Danette, Corpus y Dan’Up.
La Exposición Internacional de Ganado Lechero de San José, que terminó días atrás, generó opiniones acerca del buen momento que vive el sector, pero concluyendo que es necesario “hilar fino” para tener resultados positivos: los precios son buenos, pero los costos son importantes.
Este concepto fue destacado por el tesorero de la Sociedad de Criadores de Holando del Uruguay (SCHU), Horacio Rodríguez, quien resaltó que se debe seguir trabajando en busca de la mayor productividad que permita esta raza lechera.
Admitió que la lechería tiene buenos números económicos, incluso en explotaciones de gestión excepcional se puede superar a la agricultura, un rubro que tiene mucho más riesgos. Sin embargo, dijo que los costos actuales obligan a “afinar muy bien la gestión”, principalmente en un rubro como la  lechería que tiene una diversidad enorme de costos en su explotación.
Mencionó que el precio de la leche que se le paga al tambero se ubica en alrededor de US$ 0,40 frente a costos que superan los US$ 0,30. “Por eso era la preocupación al inicio de la primavera cuando los precios estaban bajando. Pero ahora se encaminó bien nuevamente y creo que los resultados para quienes hacen una buena gestión serán interesantes en este nuevo ejercicio”.
El secretario de la Asociación Rural de San José, Luis Somma, se preguntó en la parte oratoria de la Exposición si la productividad es índice de que la familia rural está mejor. Opinó que el crecimiento del sector “es a nuestro entender producto de grandes inversiones, que producen a muy gran escala, y que lentamente se van extendiendo a expensas del espacio que van dejando productores familiares. La producción aumentó, el número de animales no cambió sustancialmente y la cantidad de productores disminuyó. Las conclusiones caen por su propio peso”.
Agregó que  “el famoso ICIR no ha logrado evitar que los productores familiares medianos y pequeños abandonen sus predios y que sus tierras pasen a engrosar el área explotada por grandes empresas agrícolas o lecheras”.
China tendrá un
importante impacto
en el precio de la leche.
“China tendrá un papel importante en la industria mundial de lácteos por muchos años más”, mencionó uno de los principales ejecutivos de la industria láctea de los Estados Unidos en la Conferencia de Llanelli.
El vicepresidente de Dairy Farmers of America, Jay Waldvogel, cuenta con más de veinte años de experiencia en la industria global de lácteos, cree que los precios que las madres pagan en Medio Oriente y Asia por la taza de leche pueden si afectar directamente el precio de la leche.
“China tiene el 22% de la población mundial, 7% de la tierra arable y solamente el 3% del agua fresca disponible. Ese país siempre tendrá que importar leche”. A pesar de la ley de “un hijo por familia”, además existen cerca de 80 millones de niños pequeños en China, mencionó.
“Dentro de la última década, por lo menos un billón de dólares fueron invertidos en nutrición infantil solamente en el mercado chino y por lo menos otro billón de dólares está siendo planeado”
A su vez, la demanda por productos lácteos también está acompañando la cadena en la medida en que los niños van creciendo, factor que no está ocurriendo en otras partes del mundo. En los Estados Unidos, por ejemplo, es muy difícil mantener a una persona con cinco o seis años bebiendo leche.
“Algunas empresas de fast food están esperando obtener más dinero en este año con China que desde el resto del mundo”
Danone apuesta a
Brasil para compensar
la crisis europea.
La francesa Danone apuesta al mercado brasileño para reducir los efectos de la crisis que está transitando el mercado europeo. Según el presidente de Danone Brasil, Mariano Lozano, las ventas en el país continuarán ganando representatividad sobre los resultados globales del grupo. “Las ventas en Brasil vienen creciendo de forma sostenible, a un ritmo anual del 15%, en los últimos ocho años”, afirmó.
Además de Brasil, México, Indonesia, China, Rusia y Estados Unidos también se vienen destacando en el crecimiento de la empresa. En conjunto estos países representan cerca del 60% de la expansión de las ganancias de la compañía. Afirmó Lozano. En estos días la empresa informó que reportó ventas por 5,26 billones de euros en el tercer trimestre, resultando 9,4% por encima de las registradas en el mismo período de 2011. Siendo que, por otra parte en las operaciones de Europa, las ventas cayeron 1,5%.
Sobre el mercado brasileño, Lozano afirmó que la empresa quiere crecer de forma orgánica. Según mencionó, Danone “está atenta” a las oportunidades de adquisición además afirmó que podría abrir el capital de su unidad en Brasil, el ejecutivo descartó la posibilidad, argumentando que la empresa tiene una alta generación de caja y que no necesitaría de esa forma de captación de recursos.
En relación a la feroz competencia en Brasil, con el reposicionamiento de las marcas Batavo y Elegê, por parte de BRF, y con JBS abriendo el capital de Vigor, Lozano mencionó que se apuesta al crecimiento del mercado como un todo, sin perseguir los objetivos de morder el mercado de los competidores. “Las empresas precisan acompañar el crecimiento del mercado de yogures. Esa es una de las categorías que más crece con el aumento de la renta del brasilero”, afirmó.
De acuerdo con el ejecutivo, el consumo per cápita de yogur en Brasil está en 6,5 kilos al año, el que representaría una media de un yogur cada seis días. Como comparación, en Francia, la media es de un yogur por día. Incluso en los países vecinos el consumo supera al brasileño, afirmó. “Tenemos el sueño de que ese consumo per cápita alcance los 10 kilos hacia 2016″, mencionó. Este mercado moviliza actualmente unos 2,47 billones de dólares (5 billones de reales).
Para elevar el consumo, la empresa invirtió en la venta de yogures, en envases de 900 mililitros y, más recientemente, de 1.350 ml, afirmó. “Queremos incentivar la penetración con precios atrayentes y mejor costo beneficio al consumidor”, resaltó.
Según él, la empresa cuenta actualmente con una porción del 38% en la categoría de productos lácteos frescos. Lozano destacó que esta participación está distribuida entre todas las clases sociales, los que deberá mantenerse dentro de la estrategia de la empresa para Brasil.
La empresa actúa en el mercado brasileño con marcas como Danone, Activia, Bonafont, Actimel, Danoninho, Densia, Danette, Corpus y Dan’Up.