Los lecheros salteños, desesperanzados siguen dando su batallar

El martes, en la madrugada, partieron a Montevideo una delegación de la gremial lechera de Salto, SOFRILS. Encabezada por su presidente José Milesi, también fueron Gustavo Alonso, José Donini y Daniel Zapacini, con el fin de gestionar frente a diversas autoridades soluciones a la conocida problemática que padecen los remitentes de la zona a la planta local. Este viaje se hizo eco en diferentes medios de comunicación por la expectativa que generaba.
De regreso contactamos a algunos integrantes que nos relataron que parte de la visita fue agendada en parte por la diputada salteña Manuela Mutti y el primer encuentro en la mañana fue en el palacio legislativo con el senador Andrés Berterreche, lugar por donde pasó en algún momento el senador Mujica, sin tener mayor contacto con los visitantes. Planteada nuevamente la problemática al senador y ex-director de Colonización, conocedor de esta realidad, quedaron en llevar adelante diversas gestiones. Pero es de destacar que el sentir que les quedó a los productores agremiados fue la preocupación de las autoridades por los 65 o 150 empleados de la planta, ya que el primero era el número que tenían los productores y, ahora la diputada Mutti les rectificó que son 150. Más allá de tener claro que “si no hay remisión de leche, tampoco va a poder seguir funcionando la misma”.
Pasado el mediodía, se reunieron con el directorio en pleno de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), presidida por Rodolfo Braga. SOFRILS es socia de dicha asociación por lo que fueron tratados con especial deferencia, manifestando sus directores desconocimiento de la gravedad de la situación última que los productores salteños padecen, ya que venían fustigando con dureza la política de la planta local sin un conocimiento cabal del grado de ruina que están ocasionando. Los tamberos remarcaron que siguen produciendo por debajo de los costos de producción, aunque la empresa les subió algunos centavos, de $5,50 de precio base, el nuevo precio quedó en $ 6,30 por litro. Y eso complica bastante las cuentas de los productores. La ANPL manifestó que, de todos modos estará apoyando la ayuda a través de otras plantas cuando la situación lo permita a estos productores. El presidente Braga no se hizo esperar para manifestarse en los medios, indicando que es una situación muy difícil la de estos productores. Sobre el final de la misma se agregó el presidente del INALE, De Izaguirre, quien sigue sosteniendo que las empresas van a salir a captar más leche y necesariamente deberán mejorar los precios para alcanzar su objetivo.
Por último, se reunieron con directivos de UTE, donde les informaron que está encaminada para el sector lechero una rebaja en el coste de la energía, al menos en los primeros 500 kw., una ayuda que es bienvenida.
Los productores remitentes a la planta local siguen con un gran desánimo y no hacen más que confirmar las versiones de última hora, que están frente a un problema de muy difícil solución.
Tamberos advierten por costos altos, más que por precios bajos.
La lechería da pelea ante la adversidad.
El precio de la leche que fijó Conaprole para abril, que en general mantiene los precios básicos y que con buenos valores de sólidos le permite al productor obtener $ 8,35 el litro, «es el más alto de la región y permite afirmar que se puede seguir apostando a la lechería con visión de futuro», pese a que el país tiene costos altos.
Este concepto fue destacado por el presidente de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Rodolfo Braga, quien señaló que el último costo de producción de leche elaborado por el Instituto Nacional de la Leche (Inale) fue establecido en $ 8,20, sin pago de rentas y de intereses. Eso demuestra que es un costo elevado.
El dirigente se refirió también a la difícil situación de los tamberos de Salto, remitentes a la industria Indulacsa, que pertenece al grupo Lactalis. Precisamente una delegación de Sociedad de Fomento Rural de la Industria Lechera de Salto (Sofrils), la gremial de remitentes a la industria salteña, fueron recibidos ayer por la dirigencia de la ANPL y por legisladores.
Braga dijo que el precio residual (alrededor de $ 5,50 por litro) que reciben esos productores los está condenando a la desaparición como sector productivo en ese departamento.
El presidente de la ANPL señaló que no cree que sea posible que esos productores puedan ser absorbidos por Conaprole, que ya el año pasado tuvo que incorporar a los productores que quedaron de la planta cerrada por la empresa extranjera Schreiber Food.
«Es muy difícil colocar más producción de leche con las condiciones de hoy del mercado internacional», sostuvo.
Por otra parte, a nivel del mercado interno, Braga dijo que «el consumo está alto y estabilizado, o sea que todo litro que sea excedente se destina al mercado externo, explicó el dirigente.
(Fuente: EL OBSERVADOR)
Recuperación de los lácteos recién en 2017.
Según los especialistas de Rabobank la recuperación de los precios del mercado lácteo internacional se va a concretar recién a partir del segundo trimestre de 2017, destacó el directivo de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), Alejandro Pacheco, quien participó a fines de abril de la asamblea de la Federación Panamericana de Lechería (Fepale) realizada en Chile.
A su retorno del reciente Congreso Panamericano de la Leche realizado en la ciudad de Puerto Varas de ese país el productor de Florida resaltó las previsiones del analista de Rabobank Andrés Padilla. El experto estimó que en el segundo trimestre del próximo año se iniciaría una mejora de los precios, previendo que la cotización de la leche en polvo ascienda a esa altura del año a cerca de los US$ 3.300 la tonelada.
Se entiende que lo peor ya pasó, que la demanda está sostenida y especulan los analistas que puede demorar un año más en observarse una franca recuperación de los precios, comentó Pacheco.
En esa recuperación China jugará un papel relevante que en función de un fuerte aumento de sus costos internos, le resulta más viable optar por la importación de leche en polvo. También incidirá el papel de otros actores en el mercado, con la aparición de nuevos importadores de los países asiáticos. (Fuente: EL OBSERVADOR)