“Los números en el largo plazo para la lechería son más que positivos”

Algunos de los dichos del Presidente de CONAPROLE, Ing. Agr. Álvaro Ambrois en entrevista reciente a un medio.
Proyectándose al futuro. ¿Cuál puede ser la amenaza que el presidente de Conaprole ve para el sector?
Es complejo. Creo que el futuro es promisorio, porque hay demanda de lácteos y se advierte que el crecimiento de la producción en el largo plazo es menor que el consumo. Está claro que uno de los temas complicados es la variabilidad de los precios internacionales. Tenemos que apostar a la eficiencia del sector para sobrellevar los momentos difíciles que van a venir y aprovechar los buenos. Para eso la cooperativa está mejorando su proceso industrial. Uno de los temas que está sobre la mesa es la presión de la agricultura. Pero si uno mira los números para la lechería en el largo plazo, son más que positivos. Habrá que ver qué puede agregar la agricultura para el beneficio de la lechería. No tengo dudas que con el Plan de Uso y Manejo de Suelos el área de maíz y sorgo va a crecer y eso sin dudas va a favorecer al sector.
Aguerre jugó todos los boletos ambientales al plan de suelos.
Aseguró que es fundamental para mitigar la erosión, fuente de contaminación del río Santa Lucía.
El plan de uso y manejo de suelos que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) comenzó a aplicar en forma rigurosa y obligatoria estará contribuyendo a mitigar la principal fuente de contaminación del río Santa Lucía: la pérdida de suelos por efectos de la erosión, lo que se suma a las normativas que se están concretando para el manejo de los efluentes en los tambos, destacó antes de ayer el Ministro Tabaré Aguerre.
El ministro se refirió a este tema durante el acto de asunción del nuevo presidente del Instituto Nacional de la Leche (INALE), Ricardo De Izaguirre. Su antecesor, Manuel Marrero, fue definido a su vez como el articulador de este organismo.
Aguerre resaltó el mayor nivel de productividad del sector lechero y advirtió que la intensificación multiplica los desafíos de sustentabilidad, “un problema que hoy estamos viviendo”. Agregó que “se está concretando la normativa para el manejo de efluentes en los tambos, tan largamente discutido en el propio INALE”.
El jerarca enfatizó que los planes de uso y manejo de suelos son la principal política pública en materia medio ambiental que está ejecutando el país. Destacó además que la Universidad de la República, a través de un buen estudio encabezado por cuatro decanos, concluyó que la mayor fuente de contaminación del agua es la erosión, “es decir, la contaminación difusa con fósforo y nutrientes que van con las partículas sólidas de suelos” al Río Santa Lucía.
Por otra parte, el flamante presidente de Inale, Ricardo de Izaguirre, productor lechero de Florida, destacó la importancia de la gente, por encima de ser productor tambero o industrial. “Lo que nos tiene que importar es que el hombre viva mejor. Que la gente de campo y de la industria vivan mejor. Somos conscientes que la única manera de transformar lo que nos da la naturaleza es con trabajo y en forma colectiva”.
Resaltó el trabajo de todos, incluyendo las cooperativas, y afirmó que “más del 80% de la leche la procesamos nosotros mismos, porque creemos en nosotros, porque somos capaces de llevar adelante hasta el final nuestra propia producción”.
Explicó que son formas de responsabilidad que va adquiriendo el sector y también dimensionó el papel del productor, que es el primero en preservar la ecología, porque el campo sin gente es un desierto.
El 60% del agua de pozo que se usa en tambos está contaminada. Padece los mismos problemas que la superficial y ya hay problemas de potabilidad.
Ojos que no ven, corazón que no siente”, es el refrán que mejor le calza a los recursos hídricos subterráneos de Uruguay. El agua subterránea, entendida como una de las riquezas del país, representa el 28% del agua suministrada por OSE y es utilizada mayormente para consumo y riego. Pero ha sido históricamente desatendida. Tanto que no hay una norma que obligue a su monitoreo  o que prohíba, por ejemplo, que los pozos negros o los depósitos de materia fecal de los tambos o corrales estén cerca de la fuente de agua. “El 60% de los pozos de los tambos tiene problemas de nitrato”, dijo el experto en Hidrogeología Jorge Montaño, presidente de la Asociación Latinoamericana de Hidrología Subterránea, respecto a uno de los villanos que no sólo ha deteriorado el río Santa Lucía. También bajo tierra ha ocasionado problemas de potabilidad.
El acuífero más importante del país no es el Guaraní sino el Mercedes debajo de los departamentos de Soriano, Río Negro y Paysandú. Allí están las tierras más fértiles del país. “Hubo un gran crecimiento que vino del otro lado del río Uruguay con un parque tecnológico muy desarrollado (en el uso de agroquímicos) y que también utiliza riego”, explicó. Con todo, “no lo hemos monitoreado ni hemos reglamentado como manejarlo”, afirmó. Ese argumento se aplica para todos los acuíferos. No se conoce con exactitud la calidad y la cantidad del agua subterránea.
Recurso agotable.
Uruguay enfrenta otro problema por no tener conocimiento de las reservas de aguas subterráneas: el desabastecimiento. Montaño explicó que ya hay disminución de los niveles de agua en tres zonas del país sobreexplotadas: Punta Espinillo (Montevideo) y zona del Hipódromo (norte) en Salto por la abundancia de pozos muy próximos; y en la zona costera, susceptible de ser contaminada por la entrada de agua salada. Punta del Este ya perdió el recurso por la intrusión de agua de mar al acuífero.
A esto se suma el riesgo de contaminación por derivados del petróleo.
Montaño calificó como un debe del país la implementación de una normativa específica para la protección del agua contra derrames, goteos o explosiones que pueden ocurrir en refinerías, ductos, estaciones de servicio o almacenajes.
“Si no tenemos una reglamentación sobre cómo se debe monitorear y cómo remediar, es muy difícil detectar, y cuando se detecta, está todo contaminado por elementos que son sumamente tóxicos para el ser humano”, dijo.

Algunos de los dichos del Presidente de CONAPROLE, Ing. Agr. Álvaro Ambrois en entrevista reciente a un medio.

Proyectándose al futuro. ¿Cuál puede ser la amenaza que el presidente de Conaprole ve para el sector?

Es complejo. Creo que el futuro es promisorio, porque hay demanda de lácteos y se advierte que el crecimiento de la producción en el largo plazo es menor que el consumo. Está claro que uno de los temas complicados es la variabilidad de los precios internacionales. Tenemos que apostar a la eficiencia del sector para sobrellevar los momentos difíciles que van a venir y aprovechar los buenos. Para eso la cooperativa está mejorando su proceso industrial. Uno de los temas que está sobre la mesa es la presión de la agricultura. Pero si uno mira los números para la lechería en el largo plazo, son más que positivos. Habrá que ver qué puede agregar la agricultura para el beneficio de la lechería. No tengo dudas que con el Plan de Uso y Manejo de Suelos el área de maíz y sorgo va a crecer y eso sin dudas va a favorecer al sector.

Aguerre jugó todos los boletos ambientales al plan de suelos.

Aseguró que es fundamental para mitigar la erosión, fuente de contaminación del río Santa Lucía.

El plan de uso y manejo de suelos que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) comenzó a aplicar en forma rigurosa y obligatoria estará contribuyendo a mitigar la principal fuente de contaminación del río Santa Lucía: la pérdida de suelos por efectos de la erosión, lo que se suma a las normativas que se están concretando para el manejo de los efluentes en los tambos, destacó antes de ayer el Ministro Tabaré Aguerre.

El ministro se refirió a este tema durante el acto de asunción del nuevo presidente del Instituto Nacional de la Leche (INALE), Ricardo De Izaguirre. Su antecesor, Manuel Marrero, fue definido a su vez como el articulador de este organismo.

Aguerre resaltó el mayor nivel de productividad del sector lechero y advirtió que la intensificación multiplica los desafíos de sustentabilidad, “un problema que hoy estamos viviendo”. Agregó que “se está concretando la normativa para el manejo de efluentes en los tambos, tan largamente discutido en el propio INALE”.

El jerarca enfatizó que los planes de uso y manejo de suelos son la principal política pública en materia medio ambiental que está ejecutando el país. Destacó además que la Universidad de la República, a través de un buen estudio encabezado por cuatro decanos, concluyó que la mayor fuente de contaminación del agua es la erosión, “es decir, la contaminación difusa con fósforo y nutrientes que van con las partículas sólidas de suelos” al Río Santa Lucía.

Por otra parte, el flamante presidente de Inale, Ricardo de Izaguirre, productor lechero de Florida, destacó la importancia de la gente, por encima de ser productor tambero o industrial. “Lo que nos tiene que importar es que el hombre viva mejor. Que la gente de campo y de la industria vivan mejor. Somos conscientes que la única manera de transformar lo que nos da la naturaleza es con trabajo y en forma colectiva”.

Resaltó el trabajo de todos, incluyendo las cooperativas, y afirmó que “más del 80% de la leche la procesamos nosotros mismos, porque creemos en nosotros, porque somos capaces de llevar adelante hasta el final nuestra propia producción”.

Explicó que son formas de responsabilidad que va adquiriendo el sector y también dimensionó el papel del productor, que es el primero en preservar la ecología, porque el campo sin gente es un desierto.

El 60% del agua de pozo que se usa en tambos está contaminada. Padece los mismos problemas que la superficial y ya hay problemas de potabilidad.

Ojos que no ven, corazón que no siente”, es el refrán que mejor le calza a los recursos hídricos subterráneos de Uruguay. El agua subterránea, entendida como una de las riquezas del país, representa el 28% del agua suministrada por OSE y es utilizada mayormente para consumo y riego. Pero ha sido históricamente desatendida. Tanto que no hay una norma que obligue a su monitoreo  o que prohíba, por ejemplo, que los pozos negros o los depósitos de materia fecal de los tambos o corrales estén cerca de la fuente de agua. “El 60% de los pozos de los tambos tiene problemas de nitrato”, dijo el experto en Hidrogeología Jorge Montaño, presidente de la Asociación Latinoamericana de Hidrología Subterránea, respecto a uno de los villanos que no sólo ha deteriorado el río Santa Lucía. También bajo tierra ha ocasionado problemas de potabilidad.

El acuífero más importante del país no es el Guaraní sino el Mercedes debajo de los departamentos de Soriano, Río Negro y Paysandú. Allí están las tierras más fértiles del país. “Hubo un gran crecimiento que vino del otro lado del río Uruguay con un parque tecnológico muy desarrollado (en el uso de agroquímicos) y que también utiliza riego”, explicó. Con todo, “no lo hemos monitoreado ni hemos reglamentado como manejarlo”, afirmó. Ese argumento se aplica para todos los acuíferos. No se conoce con exactitud la calidad y la cantidad del agua subterránea.

Recurso agotable.

Uruguay enfrenta otro problema por no tener conocimiento de las reservas de aguas subterráneas: el desabastecimiento. Montaño explicó que ya hay disminución de los niveles de agua en tres zonas del país sobreexplotadas: Punta Espinillo (Montevideo) y zona del Hipódromo (norte) en Salto por la abundancia de pozos muy próximos; y en la zona costera, susceptible de ser contaminada por la entrada de agua salada. Punta del Este ya perdió el recurso por la intrusión de agua de mar al acuífero.

A esto se suma el riesgo de contaminación por derivados del petróleo.

Montaño calificó como un debe del país la implementación de una normativa específica para la protección del agua contra derrames, goteos o explosiones que pueden ocurrir en refinerías, ductos, estaciones de servicio o almacenajes.

“Si no tenemos una reglamentación sobre cómo se debe monitorear y cómo remediar, es muy difícil detectar, y cuando se detecta, está todo contaminado por elementos que son sumamente tóxicos para el ser humano”, dijo.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...