Ministro Aguerre: los problemas de la Citricultura tienen más de veinte años…”

Ministro Aguerre: los problemas de la Citricultura tienen más de veinte años…”

El Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre estuvo la pasada semana en la Junta Departamental para recibir información sobre la situación de la citricultura nacional y plantear la posición de su Cartera en el tema, dijo posteriormente a EL PUEBLO  “la gente recibió con agrado una actitud, la misma que tenemos con todos los sectores productivos, que es la de diagnosticar, dialogar y tratar de identificar donde están los problemas, promoviendo las soluciones”.

PROBLEMAS ANTIGUOS

Las mismas no son fáciles… los problemas de la citricultura tienen 20 años.

Un sector que muy tempranamente se volcó a la exportación, que tuvo problemas importantes vinculados a los problemas de endeudamiento en 1982, referidos al cangro cítrico, pero después no ha logrado despegar.

Los indicadores de productividad comparados con los países con quienes tenemos que competir, así lo indican.

De modo de que el Ministerio ha estado trabajando durante este último año, hemos tenido 7 u 8 reuniones con los distintos actores, trabajadores, empresarios y productores.

La semana pasada convocamos a muchos de los que estuvieron hoy aquí y dijimos señores, hemos estudiado, analizado y lo que tenemos para ofrecer es lo siguiente… aquí hay que salir de la circunstancia crítica de corto plazo, pero hay que sentar las bases de una competitividad auténtica, genuina y moderna de la citricultura uruguaya hacia el futuro.

POSIBLE ACCESO AL MERCADO DE EE.UU.

Ello tiene que ver con algo que estamos a punto de lograr. Les comenté a ustedes que al año pasado viajamos a Estados Unidos específicamente a discutir el tema de los cítricos.

Creo que estamos muy cerca de acceder después de 19 años de negociaciones.

Esto no es mérito de este ministro; hay 19 años, generaciones de funcionarios del Ministerio de Ganadería haciendo las gestiones.

Creo que la suerte me tocará a mí, de concretar el acceso a un mercado que va a significar un antes y un después para la citricultura uruguaya.

La necesidad de renovar montes, variedades, establecer los marcos normativos y las alianzas institucionales para garantizar la sanidad de las plantas, establecer un mecanismo de certificación que le dé certeza a los dueños de las variedades modernas para que puedan ser vendidas en el Uruguay y que tengan un uso adecuado; el acceso del financiamiento externo para incorporar el riego como un atributo diferencial de la productividad.

HOY NO SE PUEDE TENER CITRUS SIN RIEGO

Hoy no podemos pensar en tener citrus sin riego, pues no se puede lograr de otra manera la calidad de la fruta, dependiendo de si el verano fue lluvioso o seco.

Todo eso sumado a ayudas de corto plazo y con un esfuerzo fiscal importante del Ministerio del Gobierno a través del Ministerio de Economía, en un acuerdo que tiene que ser de todos los actores, tratando de afectar la devolución al impuesto, modificar la tasa de pre financiación de importaciones, cosas que las pagan todos los uruguayos.

Aquí hay que entender que el Ministerio de Economía no tiene un cajón inagotable de recursos.

Cuando se decide apoyar específicamente a un sector, todos los uruguayos están aportando y es verdaderamente un sector que vale la pena, por la capacidad de crecimiento futuro, por las posibilidades de construir una competitividad genuina, pero sobre todo por un pueblo, por una cantidad importante de población que depende de la citricultura como medio más importante de vida.

DESARROLLO CON INCLUSIÓN SOCIAL

Y ello, tratándose de cualquier gobierno, pero de éste gobierno construir bases genuinas para sostener empleo, preocuparse por aumentar la productividad, lo que permitirá atender un gradual aumento del salario basado en el aumento de la productividad del trabajo y la competitividad de las cadenas productivas.

Como indicamos siempre, desarrollo con inclusión social, con crecimiento de la economía en forma auténtica, pero también, con un compromiso claro de distribución en forma equitativa.

Hoy me felicito de haber participado de esta actividad donde trabajadores, distintos sindicatos, el PIT CNT, los productores, los legisladores de todos los partidos y una cantidad importantísima de gente, seguía con atención y esperanza, la posibilidad de encontrar un plan estratégico para el sector citrícola que nos permita tal vez dentro de algunos años haber transitado por un proceso que nos deje con una citricultura sustentable, sostenible, equilibrada, como fuente de riqueza y felicidad para los involucrados.

Mi primer contacto con la citricultura fue ver a mi abuelo lagrimear a causa de una helada de los primeros días de julio.

Yo venía a pasar las vacaciones… se le había quemado en esa oportunidad, una plantación de seis hectáreas de mandarinos en Nueva Hespérides.

Eso me quedó marcado para toda la vida.

Nunca me dediqué a la citricultura y hoy, por esas cosas que tiene la memoria y que tiene la mente humana, cuando estaba reflexionando como encarar esta actividad en Salto, sentí la necesidad de recordar esa anécdota y terminar ahora”.

-        ¿Qué dejó el Congreso de la Federación Rural?

-        “Es el segundo que me toca, diferente al del año pasado, una sensación rara. No recuerdo que alguna vez un ministro haya sido apoyado y aplaudido en un congreso de la Federación Rural, no acepté los elogios en forma individual, no creo que un ministro deba aceptarlos en forma individual porque no se puede  separar el ministro de agricultura del ministro de economía, del ministro de trabajo y del industria o del presidente de la República, somos todos partes de un equipo y jugamos juntos.

Las soluciones que se puedan encontrar son producto del gobierno.

Desde el punto de vista de las críticas a la sanidad, asumimos las que corresponden, creemos que hay que modernizar algunos aspectos.

LA BRUCELOSIS Y LA GARRAPATA

El concepto de policía sanitaria para el MGAP es un concepto anticuado, de 1910, hoy funcionan mecanismos modernos. No se puede meter en la misma bolsa la Brucelosis que la garrapata.

La Brucelosis es una enfermedad que uno no sabe ni que la tiene, con total humildad y ustedes conocen mi establecimiento, no es un establecimiento donde las cosas no están bien planificadas y sin embargo la Brucelosis entró. Ahora si tuviera garrapata sería imperdonable. Hoy hay tecnología para terminarla.

Entonces no se puede reclamar al Estado, no se puede reclamar que el ministerio se preocupe como se reclamó en el congreso de la Federación Rural por el problema de la garrapata porque sería el equivalente a trasladarle a la maestra la responsabilidad de que el niño vaya limpio, bien peinado y con la túnica limpia a la escuela. Hay responsabilidades que son del padre o de la madre, no son responsabilidad de la maestra.  Por otra parte está bueno recibir la crítica y la preocupación de los impactos que la campaña de la Brucelosis tiene.

URUGUAY TIENE ACTIVO DE SANIDAD

Yo lo que quiero transmitir a los productores es que seguramente hay muchas cosas para mejorar, pero el Uruguay tiene un activo de su sanidad, en su política de trazabilidad y aprovecho para recordar que el 30 de junio vence el plazo. Yo presenté información, prácticamente se ha duplicado la demanda de caravanas que teníamos en los mismos meses del año anterior.

Muchos productores, incluido quien le habla hemos dejado para los últimos meses para pedir las caravanas y lo que ocurre es que la capacidad de entrega de las caravanas está superada.

El mensaje a los productores es: Por favor soliciten las caravanas que sean necesarias antes del 30 de julio.

Le van a demorar, hoy están demorando 20 días porque se acumularon todas las demandas en los últimos dos meses.  Lo más importante que tenemos que tener presente es que seremos el primer país más importante del mundo con un sistema de identificación obligatoria de trazabilidad, algo que nos debe enorgullecer, algo que seguramente ya está dando sus frutos.