Muy buen remate de cabaña Yamandú con ventas totales ayer en La Agropecuaria

Muy buen remate de cabaña Yamandú con ventas totales ayer en La Agropecuaria

Se vendieron 41 toros en 1 hora 10 minutos

Un muy buen remate llevó adelante ayer la familia Arburúas en el Local Agropecuaria de Salto. Verdaderamente en las previas no se sabía que podía pasar. La sinceridad ante todo de nuestra parte y por como venía la zafra, había un poco de temor, si se iba a lograr vender toda la oferta. Y al final, en una hora y 10 minutos, Martín San Román logró comercializar los 41 toros que entraron a pista. Poco más de un minuto y medio para vender cada toro. No hubo compradores de bretes. No se vendió ni un sólo brete entero. Había mucha gente y fundamentalmente muchos interesados y compradores. Nos animamos a decir, que hubo gente que se quedó con ganas de comprar y no lo pudo hacer.

RECONOCIMIENTO
Este es el mejor reconocimiento que se le puede dar a una cabaña con muchos años en la cría del Hereford, pero por sobre todo, este es el mejor reconocimiento y la valoración a una familia, que por sobre todas las cosas, ha sabido ganarse el respecto y la amistad de todo un sector. Mucha gente nos comentaba estos días y hablando de los remates, que tenían el mejor deseo que al «gordo Andrés « le fuera bien. Consignatarios, colegas cabañeros y gente del sector manifestaban ese deseo. Y el éxito del remate además es un premio a la preparación que trajeron los toros, en un año muy difícil, y sobre todo, desde donde vienen. Como lo decimos siempre, como comunicadores, siempre nuestro deseo es que a todos les vaya bien, y si en el fondo son amigos, mejor.

MUY DINAMICO
Como ya lo dijimos el remate fue muy dinámico. Una cosa importante. Muchos toros comenzaron arriba de los dos mil dólares, en definitiva fueron 8 toros que superaron los tres mil dólares. El astado anduvo mejor que el mocho, y eran más. Para ser gráficos, les decimos que se vendieron 18 toros mochos entre 1.500 y 3.100 dólares con promedio de 1.905 dólares. Fueron 23 los toros astados vendidos entre 1.500 y 3.600 dólares. El promedio fue de 2.365 dólares. Los 41 toros que pasaron por pista se vendieron entre 1.500 y 3.600 dólares y promedio de 2.164 dólares.

LOS VIENTRES
En lo que hace a los vientres, también se lograron buenos valores. 19 vaquillonas se colocaron en 375 dólares. Luego 2 de PPI se vendieron en 620 dólares, una hizo 500 y 8 se vendieron en 400 dólares. También aquí las ventas fueron totales. Buenos valores, buenos promedios y mucha gente participando de las ventas fue lo que se vio. También los cuatro toros Normando que se ofrecieron se vendieron a dos productores en la suma de 800 dólares cada uno.

MARTIN SAN ROMAN
A pesar de su afonía terminó vendiendo todos los productos que pasaron por pista señaló «había mucha expectativa, la zafra marcha con altibajos, pero cuando fuimos a empezar el remate vimos que había mucha gente compradora firme de toros, y creo que no hace más que ratificar lo que es la cabaña Yamandú en la historia de la ganadería del norte del país. Este es su 53 remate.

ESPECTACULAR.
Debemos decir que fue espectacular el remate, porque de principio a fin fue sostenido, con mucha puja y valores que son muy buenos para el momento. Nosotros lo felicitamos a Andrés este año por como presentó los toros, pero más allá del mercado y de los precios me alegro por esta gran familia que obtenga este resultado porque son gente de bien, de primera línea, con la misma forma siempre de hacer las cosas. Que venga el público y lo reconozca es lo que mucho me alegra.

ING ANDRES ARBURUAS.
También señaló que “fue un lindo remate donde además se vendió todo con muy buenos precios. Los valores han superado nuestras expectativas. Lo más importante es que logramos vender todo. Tenemos que agradecerle a los que nos acompañan siempre, que confían en nosotros que siguen usando nuestros toros, y es seguro que nuestros toros funcionan. Siempre decimos que lo que hoy busca más la gente es bajo peso al nacer, más que capacidad de servicio. El que viene y mira, siempre mira los datos pero por sobre todo mira el toro y de acuerdo a lo que necesita elige uno u otro toro.

MIGUEL PIZZAROSSA
También el titular del otro escritorio organizador del remate señaló que « Nosotros cuando comenzamos a trabajar para este remate lo hacemos un año antes. De a poquito vamos haciendo esta actividad, mientras la cabaña prepara sus toros. Cuando llegó el viernes le decía a la familia Arburúas que estaba todo el trabajo hecho, la gente nos iba a acompañar y los valores iban a ser los del mercado. Don Conrado me decía el sábado. «Los toros vienen a venderse» y la familia Arburúas no le puso base y los toros caminaron, se vendieron y llegaron a valores interesantes. Estamos muy satisfechos, había un poco de miedo pero todo salió bien.