Citrícola Salteña con problemas financieros

La empresa Citrícola Salteña S.A. (Caputto) mantiene deudas por unos US$ 29 millones con el Banco República (BROU) en mora y esta institución ya “castigó por atraso”, US$ 2.297.000 de esa deuda en febrero, según la Central de Riesgos del Banco Central (BCU). Esto derivó en la convocatoria a una asamblea de inversores para ejecutar la garantía puesta por la firma cuando emitió Obligaciones Negociables (ON), pero se decidió un cuarto intermedio para que los directivos puedan negociar con el BROU, informaron a El País fuentes del mercado financiero.

El BROU tiene calificada a la empresa como categoría 5 (“deudores incobrables” según la definición del BCU, ya que “se trata de casos de clara evidencia de incobrabilidad, con atrasos mayores a 180 días en los pagos y de más de 120 días en la presentación de información”).
El año pasado Caputto cerró con pérdidas por $ 417,5 millones (US$ 14,2 millones) según el balance publicado en la web. En marzo de 2016, la empresa colocó US$ 11 millones en el mercado de valores en una emisión a 10 años de plazo (con cinco años de gracia) y un rendimiento anual de 6% con pagos semestrales.
Precisamente esos inversores fueron los convocados a la asamblea en la Bolsa de Valores de Montevideo (BVM), donde se debía definir si ejecutaban la garantía de la emisión (tierras productivas con un valor de remate de US$ 15,7 millones) ante el incumplimiento por deudas de una de las condiciones. Pero los directivos de Caputto explicaron que están realizando gestiones para solucionar la situación con el BROU y se votó un cuarto intermedio hasta el 3 de mayo.
La salida al mercado de valores de Caputto era con el objetivo de reconvertir la matriz productiva de la firma, apuntando a producir mandarinas en las variedades más demandadas en el mundo en busca de aumentar la participación en el mercado estadounidense. Es que ese país paga un precio promedio de exportación de cítricos sensiblemente mayor.
Pero en abril del año pasado, como consecuencia de las abundantes lluvias, un embarque de fruta por unos US$ 10 millones llegó en mal estado a Estados Unidos lo que generó atrasos en los pagos y complicaciones a las finanzas de Caputto.
Los cítricos son la principal fruta exportada por Uruguay y la firma salteña acumula el 42% de la facturación. La empresa posee más de 2.600 hectáreas plantadas propias y 2.100 hectáreas arrendadas en los departamentos de Salto y Paysandú.
SINDICATO. Los trabajadores del sector citrícola de Salto afrontan la pérdida de sus puestos de trabajo como consecuencia de la poca colocación de la naranja en el mercado externo por el desinterés que experimentó en Europa el consumo de la variedad Satsuma, que obliga a las empresas productoras a una reconversión varietal que demandará un proceso de por lo menos cuatro años.
Héctor Piedrabuena, presidente de Sitracita, uno de los tres gremios de la empresa Citrícola Salteña del grupo Caputto, dijo a El País que la situación de los trabajadores es preocupante y que actualmente están activos un 40% de las personas que normalmente ocupaba el sector en tareas de chacras, planta de procesamiento y elaboración de jugo.
Los empleados de la firma no cobraron ayer la quincena y aguardan que se les haga efectiva la liquidación el lunes. “No hay plata en caja en la empresa y en la medida que no se exporta, más comprometidos están nuestros ingresos y seguramente vamos a pasar por mayores dificultades”, indicó.
La pérdida de mercados con la variedad Satsuma que hasta hace poco tiempo fue la vedette de los consumidores europeos, ha significado un perjuicio de las fuentes laborales equivalente a dos meses según Piedrabuena. “Estimamos que en forma directa e indirecta esta producción daba mano de obra a unas 15.000 personas”, agregó.
Las expectativas de aumentar los números de ocupación para el sector citrícola están centradas ahora en el inicio de la zafra de otras variedades en la que se estima que solo Caputto empleará zafralmente unas 2.000 personas a partir de fin de este mes. (Fuente: El País)
Mercado. Ahora, informamos sobre la comercialización de fin de esta semana, desde los informes de Precios Mayoristas del Mercado Modelo (DI.GE.GRA.-C.A.M.M.), a saber:
Jueves 6 de Abril del 2017: La jornada comercial transcurrió en forma medianamente ágil con reducida presencia de compradores. Varios operadores tienen expectativas que sobre el fin de semana comience a comercializarse más producto hacia zonas turísticas. Disminuyeron los valores de: choclo, lechuga de calidad superior, coliflor, chaucha, pepino, morrón Verde, tomate redondo, zapallito, zanahoria y pomelo. Aumentaron los precios de referencia de morrón Rojo.

Informe Semanal de Precios e Ingresos al Mercado Modelo
Información del 2 al 8 de Abril de 2017
Baja actividad previa a la Semana Santa o de Turismo.
El alto nivel de ingresos junto con el anuncio de lluvias para el fin de semana, fueron los principales impedimentos para una venta fluida.

Hortalizas de fruto: en tomates con mayor cantidad de ingresos y de buena calidad, determinaron que los precios desciendan con el correr de la semana. En el caso del morrón se apreció un incremento de los valores de rojo, mientras que el verde descendió en su precio. Con importante oferta de zapallitos lo que determino descensos con respecto a la semana anterior, sin embargo hacia al final se apreció una reducción en la proporción de partidas y con calidad superior, revirtiendo la tendencia a la baja de sus cotizaciones.

Cítricos: la oferta mayoritaria es de naranjas del tipo Valencia, aunque presentan algunos defectos comerciales, ya sea deshidratado, pudriciones o simplemente problemas cosméticos. En cambio, en menor proporción, están las naranjas del grupo de las Navel o de Ombligo, las que están sanitariamente en mejor condición, pero en su gran mayoría presentan algún grado de inmadurez, con coloraciones poco intensas, todavía; por lo que no se ha impuesto todavía en la oferta. Mandarinas, la alta oferta de Satzuma genera dispersión de sus precios, donde los máximos no han variado. Pero es posible adquirir lotes a valores sensiblemente por debajo del máximo, dependiendo de la necesidad de colocación y del volumen, entre otros factores. El limón continúa en una clara tendencia general a la baja en sus cotizaciones. Las mismas se presentan con una importante dispersión, ya que las diferentes calidades ofertadas hacen que algunos operadores logren sostener los valores máximos.