El caso cebollas

A comienzos de semana, en un alerta de posible desabastecimiento de cebollas, la CAMMI recomendó al MGAP autorizar 10 AFIDI´s de cebollas para importarla en un plazo de diez días. Maratónicas gestiones de los productores salteños y del delegado zonal en la JUNAGRA, redujeron el numero a 4, conservando el plazo para traerla de 10 días, un volumen muy pequeño en relación a la demanda corriente de dicho bulbo.
De modo que parecería que este año la cosecha salteña aterrizara con un mejor colchón de precios que permitirá la sobrevivencia de los productores que quedan. Los factores determinantes de la solución fueron la información institucional de base del sector local y la gestión de las gremiales a través de sus productores y su delegado, además de la buena voluntad de las autoridades.