El tomate es el cultivo con más demanda en Argentina

Al tomate es el cultivo hortícola más demandado en la Argentina, con 540 mil toneladas al año, y uno de los principales rubros facturados en supermercados, según un informe difundido por el Instituto de Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).
En Cuyo se produce el 70%, con ingresos por más de 480 millones de pesos. Con 5.100 hectáreas, esta región produce el 70% del total nacional.
Entre los preferidos por los consumidores, los tomates se ubican entre los principales cultivos hortícolas con mayor valor agregado en origen y de los más demandados.
Cosme Argerich —técnico del INTA La Consulta— destacó la importancia económica del tomate para industria por tratarse de uno de los principales cultivos hortícolas con mayor valor agregado en origen.
“La industria consume 540.000 toneladas anuales y es uno de los principales rubros facturados en supermercados”, señaló este especialista. Ya sea fresco, pelado entero enlatado, concentrado o en salsas y condimentos, el consumo del tomate se incrementa y esto se encuadra en la tendencia mundial de adquirir productos saludables y beneficiosos para la salud, al tiempo que nutritivos y de calidad, de acuerdo con el reporte.
De acuerdo con Argerich, las economías regionales tienen una oportunidad gracias a la excelente calidad de la producción nacional y los buenos rendimientos obtenidos por hectárea.
Así, uno los desarrollos más destacados del INTA junto con la Asociación Tomate 2000 es la transferencia de tecnología en materia de manejo del suelo y del cultivo en general.
A lo cual se suman las variedades desarrolladas junto con una mayor eficiencia del uso del agua con el riego por goteo, lo que permite que se incremente un 30% el crecimiento inicial vegetativo y un 25% el rendimiento de frutos en la producción de tomate para industria.
Por su parte, aplicar el riego por goteo también tiene sus beneficios, señaló INTA Informa, ya que esta estrategia permite obtener rendimientos superiores a los 120.000 kilogramos por hectárea —con un aprovechamiento de hasta un 95% del agua—, al tiempo de posibilitar el aprovechamiento de terrenos marginales.
Las nuevas variedades desarrolladas combinan resistencias a enfermedades con frutos resistentes al almacenaje a campo y permiten una alta productividad en la mecanización de la cosecha. A mediados del 2014 se supo que tomates a campo producen más vitamina E que los de invernadero, y lo demostró un estudio realizado por investigadores del INTA y del Conicet, publicado en la revista Nature Communications.
Comprobaron que esta diferencia sería atribuible a mecanismos “epigenéticos”, relacionados con las condiciones ambientales, según se difundió.
Denuncian la “indiferencia” del Gobierno“La producción citrícola se muere en el NEA argentino.
Los productores de cítricos del Litoral dicen que están enfrentando la “tormenta perfecta” por la fuerte caída en la rentabilidad y denuncian la “indiferencia” del Gobierno nacional para ayudar a un sector del que dependen 2.000 familias y alrededor de 40.000 trabajadores. “Lo que no pudieron las duras heladas ni la grave crisis de 2001 lo está consiguiendo la inacción del Estado nacional, que no reacciona ante la agonía del sector”, aseguraron los productores y exportadores de cítricos en un duro comunicado.
Los referentes del sector explican que la rentabilidad “desapareció”, ya que se vende a 0,50 pesos una fruta que cuesta producir y cosechar 1,50 pesos. Además, dicen que los perjudican los “elevadísimos” aranceles de exportación (entre el 16% y el 23%), la “asfixiante presión tributaria”, la devaluación en mercados clave como Rusia (principal comprador de las mandarinas argentinas) y las dificultades para acceder a mercados rentables como Brasil y Estados Unidos.
Las productores también cuestionan las distorsiones de precios en la cadena comercial. “En las góndolas, la fruta es vendida al consumidor argentino a 10 pesos el kilo. O sea, al productor le pagan 0,50 pesos lo mismo que el consumidor final compra a 10 pesos”, denuncian.
Los referentes de las cámaras de productores de cítricos del Litoral y de los exportadores se reunieron para advertir sobre la crítica situación que atraviesa el sector.
Desde el sector citrícola, recuerdan que hasta el 2008 la Argentina era el primer exportador de mandarinas del hemisferio sur.
Hoy no existimos. La caída es del 70% en mandarinas y en naranjas la disminución es del 90%.
No es culpa de la crisis internacional.
Los uruguayos, con una fruta de similar calidad, consiguieron ingresar en los potentes mercados de Brasil y Estados Unidos, y Perú no para de crecer”, cuentan los productores.
Para salir de esta situación, piden apoyo del Estado para promover el consumo interno de citrus, e insertar a la fruta fresca y al jugo cítrico, con sus reconocidas propiedades saludables, en la dieta de los colegios, entre otras medidas.
Mercado. Ahora, informamos sobre la comercialización de fin de esta semana, desde los informes de Precios Mayoristas del Mercado Modelo (DI.GE.GRA.-C.A.M.M.), a saber:
Jueves 3 de septiembre del 2015: La jornada comercial transcurrió de forma ágil, en un marco de importantes ingresos de mercadería a la plaza. En este escenario, se registraron aumentos en los valores de: tomate, morrón rojo y verde, berenjena, pepino, espinaca y coliflor. Por otro lado descendieron los precios de: zapallito, lechuga, frutilla, nabo, perejil, repollito de Bruselas y zuchini.
Informe Semanal de Precios e Ingresos al Mercado Modelo.
Del 29 agosto al 4 de setiembre del 2015.

IMPORTANTE OFERTA DE FRUTILLAS
Esta semana se registró abundante oferta proveniente del Litoral Norte.
Frutilla: los precios mostraron fuertes variaciones a la baja debido a la importante oferta proveniente del Litoral Norte; alta proporción de estas presentan defectos de calidad, principalmente maduraciones irregulares y pudriciones, lo que contribuyó también a la baja de las cotizaciones. Esta semana se registró el ingresos de las primeras partidas provenientes del sur del país (Colonia Wilson principalmente)
Hortalizas de Fruto: como es habitual en esta época, los precios de la mayoría de estos rubros se incrementaron de manera importante, salvo excepciones como zapallito y zuchini.
Esto se debe a que los frutos que se comercializan cuajaron en invierno, cuando el porcentaje cuajado es menor, provocando una reducción en la oferta actual. Los renglones que presentaron mayores subas fueron tomate y morrón rojo.