En el acuerdo TPP los problemas se esconden en los detalles

LHa llevado cinco años de negociación, pero el 5 de octubre se alcanzó un acuerdo entre los 12 países que negociaban el acuerdo TPP (Asociación Transpacífica). Estos países son: Estados Unidos, Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.
El acuerdo todavía debe someterse a algunos debates en el Congreso, pero si se aprueba, eliminará los aranceles de importación, vinculará las economías de Asia Oriental a las leyes laborales globales, protegerá la propiedad intelectual corporativa y mediará en abusos medio-ambientales y comerciales de las naciones participantes.
Este difícil acuerdo, que abarca dos quintas partes de la economía global y que llevó cinco años de negociación, se propone sentar las normas de comercio e inversión del siglo XXI en la región del Pacífico.
Cabe destacar que China no participa en las negociaciones y se ha embarcado en unos planes para firmar un acuerdo rival.
En virtud del acuerdo, se eliminará el 98 por ciento de los aranceles de la carne de bovino, los lácteos, el vino, el azúcar, el arroz, la horticultura y el marisco, así como de los productos manufacturados, los recursos y la energía.
Dentro del sector de la exportación de fruta parece haber sentimientos encontrados y una nota de cautela. También hay muchos exportadores que no tienen ni idea de lo que este acuerdo supondrá para ellos.
Por ejemplo, el acuerdo no garantiza el acceso de la fruta y las hortalizas al mercado y, además, todavía no se han acordado los protocolos entre países.
Latinoamérica
La Secretaría de Economía mexicana ha declarado que el acuerdo es de extrema importancia. El TPP será un modelo de negociación para futuros acuerdos comerciales. El acuerdo es importante para México porque abre nuevas oportunidades de negocio para el sector productor mexicano en seis mercados de Asia-Pacífico, pues la región registrará el máximo crecimiento económico en los próximos veinticinco años.
Estados Unidos.
United Fresh Produce Association explica que el acuerdo es fundamental para lograr acceso al mercado y levantar las barreras comerciales que han bloqueado a las frutas y hortalizas estadounidenses en el pasado.
El secretario de Agricultura Tom Vilsack declara: «El acuerdo eliminaría o reduciría significativamente los aranceles para nuestros productos y desterraría las barreras sanitarias y fitosanitarias sin base científica que han puesto a la agricultura estadounidense en desventaja en los países del TPP en el pasado. Pese a estas barreras del pasado, los países del Acuerdo de Asociación Transpacífico actualmente suponen hasta el 42 por ciento de todas las exportaciones agrícolas estadounidenses, hasta un total de 63.000 millones de dólares. Gracias a este acuerdo, las exportaciones agrícolas estadounidenses a la región crecerán todavía más y contribuirán a la futura potencia de la agricultura estadounidense».
Canadá.
Desde el principio, la estrategia de Canadá se ha basado más en proteger que en conquistar nuevos mercados. El resultado es un equilibrio difícil entre conservar las ventajas de las que Canadá disfruta ahora en los mercados estadounidense y mexicano mediante el tratado de libre comercio norteamericano, y exponerse a más competencia extranjera. Al final, Ottawa ha sido obligada a hacer concesiones claves en dos áreas principales que estaban mejor protegidas con el NAFTA, el sector agrícola y automovilístico.
Asia.
La mayoría de los exportadores de frutas y hortalizas de Malasia y Vietnam todavía no están dispuestos a hacer comentarios sobre el acuerdo, ya que es demasiado pronto para decir nada y ni siquiera el Gobierno ha expresado su opinión al respecto.
Los aranceles son solo una variable en el comercio de frutas y hortalizas frescas
Eliminación de aranceles
Bajo el acuerdo, se eliminará el 98 por ciento de los aranceles, incluidos los aplicados a las frutas y hortalizas frescas.