La peor cosecha en 50 años abre la puerta a las frutas importadas

Hay buena demanda y alta calidad, pero los precios son superiores a lo normal
La peor cosecha en 50 años, en particular durazno, ciruela, pera y pelón, le abrió la puerta a las frutas importadas, según confirmó El Observador. El mercado se mantiene plenamente abastecido, pero fundamentalmente en base a productos importados. Si bien los precios por esa razón son elevados, la demanda que a esta altura del año se ve presionada por el turismo genera una actividad de comercialización firme en todos los rubros.
Las pérdidas en las cosechas de los frutales de pepitas o carozo –durazno, ciruela y pelón–, al igual que la pera, «son históricas», aseguró a El Observador Remo Di Leonardi, secretario de la Confederación Granjera del Uruguay. «La cantidad de esas frutas que se pudo cosechar es insignificante: 10%, siendo optimistas.
Lo demás se perdió. Y en pera se habrá cosechado 25% o 30%, como máximo», acotó el granjero. La causa fue que no hubo invierno para las plantas «por los altibajos climáticos, con exceso de lluvias y falta de horas de frío, lo que provocó aborto de las yemas», explicó Di Leonardi. A ello se sumó el exceso de producción del año anterior, que se sumó al estrés de las plantas, lo que provocó «asfixia radicular».
Se observa por ejemplo duraznos que se venden al público a $ 169 el kilo, procedentes de Argentina, Chile y España, y pelón español a $ 169 también, que colma las necesidades de una demanda que busca la disponibilidad de la fruta y de alta calidad, dijo a El Observador Gabriel, de Granjas del Uruguay, durante una recorrida por el Mercado Agrícola de Montevideo (MAM).
Hay una muy buena salida de frutas y verduras, admitió Gabriel, al comentar que en esta época del año, si bien mucha gente sale de Montevideo para tomarse vacaciones, la concurrencia de turistas del interior del país y de otras nacionalidades mueve la demanda.
Por esa razón es que los precios que se muestran altos, en general no son limitantes para una demanda que es sostenida, que busca ser abastecida y con productos de buena calidad. Para ello es que se recurre a una oferta importada que es abundante.
Sobresale también la naranja española de muy buena calidad que se vende a $ 69 el kilo, a más del doble que la nacional, que cotiza a $ 30, aunque notoriamente de inferior calidad.
La pera que es importada también de España se vende a $ 139 y otra de Argentina a $ 95 el kilo. En cada fruta observada los precios no tienen ninguna relación con los valores habituales, siendo en todo los casos un problema común, una menor oferta por cuestiones climáticas.
La ciruela roja defiende un poco la producción nacional, pero la mayor oferta es importada y se vende a $ 169 el kilo. Hay ciruela amarilla a $ 90 el kilo. Otro producto del exterior es el kiwi, que llega desde Chile y hay que pagarlo a $ 189 el kilo.
La manzana es la que defiende la producción nacional con una oferta proveniente de cámaras de atmósfera controlada, su precio oscila en los $ 60 a $ 70 el kilo. Entre los cítricos, una mandarina española se ve muy atractiva y gustosa a $ 90 el kilo.
También la uva es nacional y se encuentra a $ 120, pero además se ofrece una clase de uva chilena. También proviene de Brasil y Ecuador el ananá a $ 75 el kilo.
Por otra parte, el melón con oferta uruguaya y brasileña oscila entre $ 69 y $ 75 el kilo. La banana brasileña a $ 45, y la ecuatoriana a $ 60. De producción nacional se ofrece la frutilla a $ 180 el kilo.

(Fuente: El Observador)







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...