Las frutas y hortalizas IQF generarán enormes beneficios

La congelación rápida individual (IQF) es una tecnología que congela frutas u hortalizas a temperaturas de -40ºC conservando el sabor, la forma y el color. Es un mercado que cada vez crece más y que no muestra señales de detenerse, pues sigue aumentando la demanda de vidas útiles más largas y los consumidores cada vez más esperan frutas de temporada durante todo el año.
En unas previsiones recientes de la tecnología, Norteamérica se ha presentado como el mercado de mayor crecimiento en ingresos, seguido por Canadá. Las previsiones muestran un enorme crecimiento en los mercados asiáticos, conforme crecen los ingresos disponibles, lo cual dirige a los consumidores a alimentos más variados. Estas previsiones dividen el mercado en los diferentes productos que se congelan, como fresas, bananas, manzanas, mangos o papayas, así como diversas hortalizas, por nombrar los ejemplos más conocidos.
De todas estas subsecciones, se prevé que los «berries» sean los que mayores ingresos generen. Esto se debe a la proliferación de los «berries» congelados en varios postres y productos de panadería en todo el mundo. En cuanto a los productos menos dulces, las hortalizas, en especial los guisantes, se prevé que dominen las otras subsecciones en cuanto a ingresos, seguidos por las zanahorias y las alubias o frijoles. (Fuente: Satpr News)
En Brasil los precios de cebollas están a la baja.
Con elevada oferta, la cebolla se desvaloriza esta semana.
Los precios de las cebollas de esta semana (16 al 20/01) mostraron una disminución con respecto a la pasada en las plazas del sur y la CEAGESP. El flujo es lento en general, ya que el volumen ofrecido es alto. El precio de la caja en São José do Norte (RS) se redujo un 12,5% en comparación con la semana pasada, y cerraron a un promedio de R $ 0,52 / kg. Los encuestadores de Hortifruti / Cepea dicen que algunos bulbos están presentando «carbón», una enfermedad causada por un hongo. Se espera que la oferta seguirá siendo alta para las próximas semanas y, en consecuencia, no hay espacio para la valorización de los bulbos en el período. A pesar de que la cosecha del sur está cerca del final, el suministro de cebolla será elevado en el mediano plazo, porque gran parte de la producción se almaceno y se comercializara en las próximas semanas.
En EE. UU. los productos antibacterianos reducen
el impacto del «greening» de los cítricos.
En la búsqueda de una herramienta para combatir el «greening» de los cítricos, que se ha desenfrenado y ha devastado la industria citrícola de Florida, los productores podrían haber encontrado por fin una respuesta.
«Se han aplicado productos antibacterianos en la mayoría de los campos», explica el productor Marty McKenna. «Si la mayoría de los campos están respondiendo, no creo que podamos negar su efecto».
Los árboles de cítricos parece que están conservando sus frutos en todo el estado y en las alrededor de 2.000 hectáreas de la empresa de McKenna, McKenna Brothers Inc., que trabaja en los condados de Polk, Highlands y Hardee.
El optimismo de McKenna se debe a la última previsión de cosecha 2016/2017 que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) dio a conocer el jueves, la cual muestra una menor caída de la producción que en periodos anteriores.
«Nosotros lo consideramos una señal positiva de que le estamos ganando terreno [al ‘greening’] y acercándonos más a una industria estabilizada», afirma.
El informe del jueves supone una mejora significativa con respecto al informe de 2016 del USDA, que mostraba un descenso del 14% en la cosecha de naranjas de la temporada pasada hasta asentarse en 69 millones de cajas, mientras que se habían previsto en un principio 80 millones. Dicho informe achacaba el descenso a las tasas de caída anterior a la cosecha más altas en diez años.
En marzo, el comisario de Agricultura de Florida Adam Putnam aprobó una orden de emergencia que permitía a los productores de Florida aplicar productos químicos antibacterianos a los árboles, pendiente de la aprobación de la Agencia para la Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA), quien posteriormente aprobó el uso de los mencionados productos hasta el 31 de diciembre y renovó el permiso el martes pasado hasta finales de año. (Fuente: News Chief Org).
Mercado. Ahora, informamos sobre la comercialización de fin de esta semana, desde los informes de Precios Mayoristas del Mercado Modelo (DI.GE.GRA.-C.A.M.M.), a saber:
Lunes 23 de enero del 2017: La operativa comercial se desarrolló de manera relativamente ágil a excepción de frutas que continúan con facilidad de colocación, sobre todo el durazno. Operaron a la baja los valores de referencia de apio planta, morrón rojo, boniato, ciruela, durazno, pera temprana y sandía. Aumentaron los precios de acelga, choclo, lechuga, remolacha, rúcula, tomate redondo y perita y pelón.
DESTACADOS DE
LA SEMANA PARA
UNA ECONOMÍA
SALUDABLE
Productos recomendados de la semana del 23 al 29 de enero del 2017
Por esta semana los productos de la huerta que engalanan la mejor opción de compra siguen siendo los repollos y los morrones rojos, y se agregan los zapallo kabutiá. Y como la mejor opción en frutas por siete días más son las sandías, acompañadas por los melones.
Pimientos picantes para perder peso
Se sabe que algunos alimentos tienen efectos específicos que nos ayudan a quemar calorías conforme masticamos. Uno de los alimentos que más grasas queman es el pimiento rojo.
Aunque, ante los cientos de variedades entre las que escoger, la nutricionista Cassandra Barns explica por qué algunos nos ayudan más a perder peso que otros: «Los pimientos rojos contienen diferentes cantidades de capsaicina, una sustancia natural incolora, inodora e insípida. Produce una sensación de ardor en las membranas mucosas y les confiere a los alimentos picantes su calor. Estimula nuestro cuerpo y le ayuda a quemar calorías, además de mejorar la oxidación de grasas». Los niveles más altos de capsaicina se encuentran en los pimientos habaneros, según Cassandra, que suelen tener en torno a 100.000-300.000 unidades Scoville. Los pimientos dulces no contienen cantidades significativas de capsaicina.
Emilio Gancedo