Otra semana de derrumbe de precios de tomates y morrones

Con tomates a $20 el kilo, los mejores, en la pizarra mayorista y morrones rojos a $33 y verdes a $25 los máximos, se cierra otra semana funesta para la producción de primores del Litoral Norte. A excepción de la mandarina común, el precio de los cítricos, también está por el suelo. En los primeros seguirá aumentando la producción, mientras los productores entiendan que puedan seguir mandando con precios tan deprimidos. Es el comienzo de la zafra y de los consultados no quieren ni hablar al respecto. Es decepcionante. En la región, Brasil, desde la CEASA Sao Paulo, termómetro de precios del país, también vienen a la baja los precios de los ¨hortifrutigranjeiros¨. Tienen el tomate a no más allá de R$ 3,7 el kilo, unos $ 33 nuestros y los morrones a $30 los rojos y $21 los verdes el kilo. Aquí en Uruguay es una situación que se viene anunciando y que va en un solo sentido con la suma de varias variables que no permiten una reversión de la situación. A saber, aumento de la producción desproporcionado, canales de comercialización minoristas concentrados, un clima que no apetece una dieta con dichos productos, retracción del consumo en estos rubros, etc. También en lo local, el sector conexo a la producción, los de servicios e insumos, en la versión de operadores está con grandes dificultades para encontrarse con los cobros de los mismos. Resulta obvio como consecuencia del faltante financiero previsto por los menguados ingresos. La expresión de algunos productores frente a tanta contingencia es la esperanzadora frase del sector, ¨no queda otra que seguir, toda vez que llovió paro.
El suceso sectorial
de la semana
Este viernes se concretó el apoyo gubernamental a la lechería, sector primario con grandes dificultades por la volatilidad de los precios internacionales, con prórrogas en los vencimientos del BROU, préstamos de sumas importantes a cuatro años, con uno de gracia, es algo que está siendo visto por los horticultores como una necesidad. La de fortalecer las asociaciones, los colectivos del sector, para poder estar en la planificación y la agenda de las políticas de Estado.
Productores estadounidenses piden
frenar la entrada de
limón argentino
Cuando faltan menos de diez días para que los limones argentinos puedan ingresar al mercado estadounidense, tras una veda de 16 años, un grupo de productores cítricos norteamericanos presentó ayer ante la Justicia de ese país un pedido para que bloquee la autorización. Se trata del US Citrus Science Council (USCSC), un grupo que nuclea a productores de esos productos del estado de California. La presentación se hizo ante un tribunal federal de Fresno, California, y en la que atacan la decisión del Departamento de Agricultura norteamericano (USDA) por permitir el ingreso de los limones argentinos, que vienen «de áreas donde se han encontrado numerosas pestes y enfermedades». Los demandantes señalan que la autorización se basa en «información obtenida a un sitio argentino que tuvo lugar en 2015» y que «a pesar de las repetidas solicitudes realizadas, nunca se nos ha permitido revisar el informe de viaje de esa visita», remarcó el USCSC en su presentación judicial, reportó la agencia Bloomberg. Y continuó que en el proceso de decisión para la habilitación de los limones argentinos, el Usda nunca respondió a las argumentaciones «vehementes» que la industria cítrica norteamericana presentó contra los productos en cuestión. Así, los industriales cítricos de California consideraron que el proceso para reabrir su mercado para los limones argentinos ante un proceso que consideraron «defectuoso». En la solicitud a la Justicia, el grupo dijo representar a 750 pequeños productores de cítricos de California, la mayoría de los cuales se dedica a los limones frescos. El grupo que presentó la demanda es el mismo que promovió el cierre del mercado de EE.UU. a los limones locales en 2010 y presentó su rechazo cada vez que, en el marco de la negociación bilateral para lograr la reapertura, se abrieron las consultas los privados. El argumento siempre fue por falta de controles sanitarios y porque una plaga, HLB, que suele afectar a los cítricos argentinos, y de otras regiones, pero no a los de California. La autorización para que los limones locales retornen al mercado de Estados Unidos llegó a fines de diciembre último, en el tramo final de la gestión de Barack Obama, tras años de negociaciones políticas y de los entes de control sanitario de ambos países.
Emilio Gancedo