- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

«Seguimos colaborando para ganar nuevos mercados para la fruta»

Carlos Fraschini, presidente de la Unión de Productores y Exportadores Frutihortícolas del Uruguay (Upefruy) evaluó las zafras de arándanos y cítricos.
La zafra de arándanos de 2015 fue muy buena, la que se cierra ha sido diferente. ¿Qué pasó?
En la zafra 2015 tuvimos el clima a favor y precios internacionales muy interesantes. Ello generó una expectativa en los productores y se esperaba una mayor producción de fruta, que finalmente se concretó. Sin embargo, un invierno demasiado largo, con temperaturas más bajas que la media, provocó que el proceso de maduración se postergara. Y cuando se dieron circunstancias más favorables se aprontó mucha fruta en forma simultánea en Uruguay y Argentina para un mercado que demandaba, pero que se saturó enseguida, lo que provocó la caída de los precios por debajo del año anterior. Por otro lado, fue un impacto grande enfrentar esta zafra con un dólar a $ 28 cuando había llegado a $ 30 en la anterior.
¿Por eso los productores pararon la cosecha?
Algunos, sí. La cosecha récord, la caída de precios, la baja del dólar y la suba de costos provocaron una ecuación económica que afecta el resultado del productor por todos lados.
¿Por dónde vislumbra la salida a esta situación?
En Upefruy buscamos distintos caminos. Uno es la búsqueda de acceso a nuevos mercados, como es el caso de China, donde estamos tratando de acelerar los trámites para que nos habilite antes que termine esta zafra y así tener fruta para enviar una muestra y no perder un año. Nos visitó una misión China y se fueron satisfechos con lo que vieron. Estamos esperando la aprobación en cualquier momento. Si bien eso nos preocupa, tenemos también que ver el vaso medio lleno: el mercado de China ya está prácticamente abierto para los arándanos de Uruguay. Y ello, sumado a EEUU y Europa que son los mercados tradicionales, abre una perspectiva interesante. Por otra parte, tenemos un diálogo abierto con los ministerios de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y con Economía y Finanzas (MEF) para que se mantengan algunos beneficios que tiene la fruticultura, a excepción de los cítricos.
¿Se puede salvar lo que resta de la zafra de arándanos?
El problema es que el ciclo del cultivo es muy corto y más aún el del fruto. Si la fruta madura y no se cosecha a tiempo, se entorpece todo el proceso posterior de cosecha. El productor tendría que hacer una limpieza de los que está más maduro para luego seguir cosechando, lo que agrega costos. Le hemos quitado un poco de presión al mercado disminuyendo los envíos que se hacen por vía aérea y realizamos algunas exportaciones en contenedores que demoran unos 23 días en llegar, tanto a EEUU como a Europa. Como eso genera incertidumbres, hay productores que no lo hacen.
Y la fruta cítrica a China, ¿en qué momento se encuentra?
En realidad se está dando una reapertura porque los protocolos de las enfermedades cuarentenarias han evolucionado y en el caso de los cítricos había que ajustarlo en lo relativo a mosca de la fruta, que implica un tratamiento de frío que se realiza durante el transporte. Eso está pronto y el año próximo comenzaremos con un programa exploratorio de distintas variedades. Será un mercado importante, al que podremos abastecer con fruta de calidad en contraestación, porque ellos también son productores de cítricos.
¿Cómo fue este año la zafra de cítricos?
Queda muy poca fruta por colocar. La zafra que está terminando será un poco más chica en volumen, ya que el exceso de lluvias afectó a las variedades más tempranas. Y hemos tenido un buen final de zafra, con una naranja Valencia que es importante en el volumen total de la producción citrícola y que se pudo vender en Europa, en Rusia y en algún otro destino, y ayudó un poco a mitigar el impacto del comienzo adverso. (Fuente: en base a El Observador)