Tomates, zapallitos, lo de primor, a precios muy bajos para los productores

En Montevideo llama la atención lo bajo de los precios de frutas y hortalizas. Los informes mensuales del Observatorio Granjero vienen mes a mes señalando una baja sostenida, con muy escasas inflexiones al alza en los precios de los vegetales. No es casualidad que la inflación del último mes estuvo por debajo del rango meta, las frutas y las verduras por lo visto pesan en ese esquema y de modo singular.
Lo más llamativo esta semana en la capital, como lo muestra la nota del Observador que acompaña la presente, es el precio de la lechuga, $80 la docena, o sea, entre $6 y $7 la unidad.
Las mismas explicaciones del porqué, en parte, son aplicables a los productos de primor que se producen en nuestro medio, tomates, morrones, zapallitos, berenjenas, etc.
Aunque el caso de la lechuga es un ejemplo que impide ver la gravedad implícita de los precios bajos de los productos a contra estación. La rotación de la lechuga no va más allá de 60 a 70 días, quiere decir que una racha mala de precios, un siniestro, etc., hace que un productor en ese tiempo esté en carrera de nuevo.
En el caso del tomate, sin considerar las inversiones iniciales, donde se instala el cultivo, invernáculo, riego por goteo, etc.,etc., todos egresos de alto costo, para producir con calidad en una secuencia que va de fines de abril a diciembre aquí en el norte; con clima benigno, hoy. Y, comenzar la campaña con el precio del tomate planchado en menos de U$S 1,00 el kilo de venta es como un vaticinio de mal agüero.
Pensar que la llegada de los fríos, con las heladas, puede de algún modo regular la oferta no hace más que fortalecer el faltante de facturación, por falta de kilos por la eventualidad climática para llegar a los promedios, y eventualmente una disparada de precios podría ayudar, pero hoy está acotada.
La ecuación económica del productor es el producto de kilos producidos y empacados para la venta (ya que no todo lo que se produce se comercializa) por el precio promedio de kilos comercializados. La curva de oferta y demanda muestra que a más kilos, el precio tiende a descender y en algunos casos abruptamente. Lo que hace que en el arranque con los kilos que se mandan y encima con precios muy deprimidos, se necesita un aporte en el trayecto de precios significativos para compensar. Tienen el agravante que para mantener un status de precio armonioso en el balance económico a nivel país no debe pasar la barrera de los $70 por kilo, de lo contrario afecta los objetivos inflacionarios que tiene el poder ejecutivo. Para contrarrestar esto automáticamente se autorizan autorizaciones fitosanitarias de importación (AFIDI), alternativa que termina en detrimento de la producción.
Queda pendiente y desde hace mucho tiempo por responder, la explicación, los cursos de acción, las soluciones, etc., etc., que se hacen productores y consumidores, ¿con precios al mayoreo tan bajos, lechugas a $7 la unidad, tomates a $25 el kilo, el mejor; por qué ayer en puestos, supermercados, provisiones, pagamos lechugas a $ 26 la unidad y tomates en el eje de los $ 50 el kilo?
Una docena de lechugas por $ 80 en el Mercado Modelo: ¿cuál es el motivo?
Dos factores incidieron en que principalmente las hortalizas de hoja, de brote e inflorescencia, estén operando con valores estables o a la baja.
Los precios de casi todos los rubros de la canasta hortícola nacional son normales o bajos considerando lo habitual a esta altura del año, lo que plantea un escenario propicio para los consumidores y al mismo tiempo no tan bueno para los productores granjeros.
Dos factores incidieron en que principalmente las hortalizas de hoja, de brote e inflorescencia, estén operando con valores estables o a la baja en la mayoría de los casos.
Diego Romero, integrante del área de desarrollo comercial del Mercado Modelo, explicó que por un lado hay condiciones del estado del tiempo muy propicias para la producción –no siempre sucede en otoño–, aún sin fríos intensos ni precipitaciones excesivas.
Por otro lado, ahora hay temperaturas menores que las del verano y eso incide en un descenso en la demanda de productos que se utilizan para la elaboración de ensaladas frescas.
El caso de precio en baja más notorio es el de la lechuga, dado que en la última semana ajustó 20% y quedó con un máximo de $ 80 por docena (precio mayorista)
Sin llegar a esos registros, hay precios interesantes para el consumidor en los rubros acelga, espinaca, puerro, remolacha, rabanito, brócoli, coliflor, espárrago, rúcula y repollito de Bruselas.
Un caso adicional, donde incluso se apreció la mayor baja de precio, es el del zapallito, que cayó 50% la semana pasada para quedar en un máximo de $ 22,50 por kilo. Esto fue un caso puntual, debido al incremento de la producción generado por una secuencia de altas temperaturas que hubo hace 15 días.
Se estima que la llegada de días más fríos irá incidiendo en una menor oferta y, por ende, en un paulatino ajuste al alza de valores en determinados rubros.
La cifra
Cayó 20% el precio de la banana y el máximo es de $ 16 el kilo (mayorista).
El 70% se importa de Brasil, el 25% de Ecuador y el resto desde Colombia. No hay producción de banana en el territorio nacional. (Fuente: El Observador)
Mercado. Ahora, informamos sobre la comercialización, desde los informes de Precios Mayoristas del Mercado Modelo (DI.GE.GRA.-C.A.M.M.), a saber:
Lunes 15 de Mayo del 2017: La jornada comercial transcurrió en forma poco ágil, continuando con los altos ingresos de mercadería que generan presiones a la baja en las cotizaciones y dificultades de colocación. Disminuyeron los valores de: tomate de mesa, zanahoria, morrón Rojo, pepino, perejil, remolacha, repollo, berenjena, boniato, limón, naranja Navel y pomelo. Aumentaron los precios de referencia de: ajíes catalanes, mandarina Satsuma y brócoli.
DESTACADOS DE LA SEMANA PARA UNA ECONOMÍA SALUDABLE.
Productos recomendados de la semana del 15 al 21 de mayo de 2017.
Por esta semana los productos de la huerta que engalanan la mejor opción de compra son las zanahorias, los brocoli y las lechugas. Y siguen como la mejor opción en frutas por estos siete días son las mandarinas Satzuma y las manzanas.
Emilio Gancedo