Sistema Nacional de Información Ganadera prueba nueva herramienta para controlar el robo de ganado

Martín Olaverry dialogó con María Nela González, directora del Sistema  Nacional Información Ganadera (SNIG), quien brindó detalles de una nueva herramienta para de alguna manera controlar el abigeato y del tema de la interdicción de establecimientos por estar fuera de DICOSE (División Contralor de Semovientes).
¿Qué características tiene este sistema?
Esto se trata de un trabajo en conjunto que empezó el año pasado en conjunto con el Ministerio del Interior, Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca, donde empezamos a capacitar a los funcionarios que integran los grupos BEPRA (Brigada Especial de Prevención y Represión del Abigeato), el SNIG lleva una buena información de cómo están distribuidas las exigencias a nivel nacional asociadas a los DICOSE y a los padrones y que no son las razones sociales propietarias y el Ministerio del Interior dispuso un canal donde pueden hacer uso de esa información en tiempo real, lo que implementamos fue desarrollar algunas funcionalidades en el sistema para que el Ministerio del Interior pudiera acceder en tiempo real y capacitamos a esos funcionarios especializados en abigeato para el uso de los lectores de caravanas-esto a nivel de vacunos- lectura de caravanas electrónicas, el manejo de cómo bajar los archivos con la base de datos y cotejarla con lo que hay en el sistema.
¿A esta tecnología se puede acceder a través del celular vía mensaje de texto?
Sí, esa es otra funcionalidad que también se puso en práctica  hace un par de meses que desde un celular de ANTEL que esté autorizado por las autoridades competentes del Ministerio del Interior, esos celulares pueden hacer consultas rápidamente en el caso de no tener un lector o no tener un equipo móvil como una laptop, una netbook con un modem, pueden con el celular, consultar al sistema sobre un determinado DICOSE, o seguro de caravanas y la respuesta es inmediata.
¿Esto es para uso de la policía particularmente?
Específicamente para la policía y para los veterinarios oficiales del MGAP que están dentro de la división Sanidad Animal.
O sea que lo que podemos confirmar es que el SNIG comienza a trabajar en conjunto con el Ministerio del Interior cruzando de alguna manera información para prevenir o controlar el tema del abigeato…
Exactamente así es. Y a veces hay situaciones puntuales cuando ellos han realizado procedimientos desde el acá desde el SNIG se les ha dado apoyo sea la hora que sea porque a veces no tienen elementos, están adentro de un monte o en un lugar que tienen difícil acceso a la información y los operadores acá les dan apoyo puntual al funcionario que lo requiera. Pero son funcionarios que están debidamente identificados en el sistema. Hemos tratado ir desarrollando un sistema que dé garantía a ambas instituciones y también a los productores.
Acerca del tema de los DICOSE que estaban suspendidos por no tener presentado en tema y forma la declaración jurada, ¿Cómo ha estado evolucionando la situación sobre todo en aquellos casos que hubo un error y la gente sí había presentado la declaración jurada y por alguna razón de todos modos tenía suspendido el número de DICOSE?
Esto es como todas estas cosas, cuando simplemente una medida las primeras 48 horas es como que cayó una granada… la reacción y el impacto fue muy fuerte…
Hay razones, indudablemente que si alguien recibe en su correo electrónico un aviso que tiene suspendido el DICOSE…
Todos los años esta medida se aplica, lo que pasa es que no se comunicaba, entonces la sorpresa era cuando iban a realizar la declaración jurada que se encontraban inhabilitados, nosotros dada la cantidad que este año saltó en el sistema que están omisos a declaraciones juradas, adoptamos la medida de comunicar para que en tiempo y forma pudieran hacer la gestión correspondiente.
¿Se ha ido regularizando la situación?
Totalmente, hay dos o tres reclamos por día y ya prácticamente volvió a la normalidad. Es necesario desde el punto de vista de la vigilancia y el control epidemiológico hacer depuraciones en las bases de datos porque hay DICOSE que ya no existen, también otros los usan para recrear caravanas, dispositivos  y esto da información errada que está dentro del sistema. Desde el punto de vista sanitario, si tenemos un brote de una enfermedad, estamos manejando datos que no son los reales.

Martín Olaverry dialogó con María Nela González, directora del Sistema  Nacional Información Ganadera (SNIG), quien brindó detalles de una nueva herramienta para de alguna manera controlar el abigeato y del tema de la interdicción de establecimientos por estar fuera de DICOSE (División Contralor de Semovientes).

¿Qué características tiene este sistema?

Esto se trata de un trabajo en conjunto que empezó el año pasado en conjunto con el Ministerio del Interior, Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca, donde empezamos a capacitar a los funcionarios que integran los grupos BEPRA (Brigada Especial de Prevención y Represión del Abigeato), el SNIG lleva una buena información de cómo están distribuidas las exigencias a nivel nacional asociadas a los DICOSE y a los padrones y que no son las razones sociales propietarias y el Ministerio del Interior dispuso un canal donde pueden hacer uso de esa información en tiempo real, lo que implementamos fue desarrollar algunas funcionalidades en el sistema para que el Ministerio del Interior pudiera acceder en tiempo real y capacitamos a esos funcionarios especializados en abigeato para el uso de los lectores de caravanas-esto a nivel de vacunos- lectura de caravanas electrónicas, el manejo de cómo bajar los archivos con la base de datos y cotejarla con lo que hay en el sistema.

¿A esta tecnología se puede acceder a través del celular vía mensaje de texto?

Sí, esa es otra funcionalidad que también se puso en práctica  hace un par de meses que desde un celular de ANTEL que esté autorizado por las autoridades competentes del Ministerio del Interior, esos celulares pueden hacer consultas rápidamente en el caso de no tener un lector o no tener un equipo móvil como una laptop, una netbook con un modem, pueden con el celular, consultar al sistema sobre un determinado DICOSE, o seguro de caravanas y la respuesta es inmediata.

¿Esto es para uso de la policía particularmente?

Específicamente para la policía y para los veterinarios oficiales del MGAP que están dentro de la división Sanidad Animal.

O sea que lo que podemos confirmar es que el SNIG comienza a trabajar en conjunto con el Ministerio del Interior cruzando de alguna manera información para prevenir o controlar el tema del abigeato…

Exactamente así es. Y a veces hay situaciones puntuales cuando ellos han realizado procedimientos desde el acá desde el SNIG se les ha dado apoyo sea la hora que sea porque a veces no tienen elementos, están adentro de un monte o en un lugar que tienen difícil acceso a la información y los operadores acá les dan apoyo puntual al funcionario que lo requiera. Pero son funcionarios que están debidamente identificados en el sistema. Hemos tratado ir desarrollando un sistema que dé garantía a ambas instituciones y también a los productores.

Acerca del tema de los DICOSE que estaban suspendidos por no tener presentado en tema y forma la declaración jurada, ¿Cómo ha estado evolucionando la situación sobre todo en aquellos casos que hubo un error y la gente sí había presentado la declaración jurada y por alguna razón de todos modos tenía suspendido el número de DICOSE?

Esto es como todas estas cosas, cuando simplemente una medida las primeras 48 horas es como que cayó una granada… la reacción y el impacto fue muy fuerte…

Hay razones, indudablemente que si alguien recibe en su correo electrónico un aviso que tiene suspendido el DICOSE…

Todos los años esta medida se aplica, lo que pasa es que no se comunicaba, entonces la sorpresa era cuando iban a realizar la declaración jurada que se encontraban inhabilitados, nosotros dada la cantidad que este año saltó en el sistema que están omisos a declaraciones juradas, adoptamos la medida de comunicar para que en tiempo y forma pudieran hacer la gestión correspondiente.

¿Se ha ido regularizando la situación?

Totalmente, hay dos o tres reclamos por día y ya prácticamente volvió a la normalidad. Es necesario desde el punto de vista de la vigilancia y el control epidemiológico hacer depuraciones en las bases de datos porque hay DICOSE que ya no existen, también otros los usan para recrear caravanas, dispositivos  y esto da información errada que está dentro del sistema. Desde el punto de vista sanitario, si tenemos un brote de una enfermedad, estamos manejando datos que no son los reales.