SUL: algunos gobiernos provinciales chinos toman medidas para atraer más recursos humanos

El gobierno de la provincia meridional china de Guangdong ha decidido elevar el salario mínimo de la región en un 21,1 por ciento a partir del próximo 1 de mayo, en un intento por atraer más recursos humanos a su mercado laboral.
El salario mínimo tanto de los empleados corporativos como de los trabajadores por horas se aumentará para aliviar la escasez de mano de obra que enfrentan algunas compañías en Guangdong, informó el Departamento Provincial de Recursos Humanos y Seguridad Social en un comunicado. Las ciudades de la provincia ajustarán sus propios niveles de salario mínimo sobre la base de las condiciones actuales, aunque Guangzhou, la capital provincial, seguirá registrando el nivel más alto de salario mínimo en comparación con los demás centros urbanos.
El salario mínimo más alto para los empleados corporativos y los trabajadores de tiempo parcial en Guangdong se situará en 1.030 yuanes (150 dólares) mensuales y 9,9 yuanes por hora, (US$ 0,15)  respectivamente.
A principios de este año se registró en las zonas costeras un masivo éxodo laboral, ocasionado por un desajuste entre el nivel relativamente bajo de pago y el alto costo de vida.
Guangdong no es la única provincia de la zona que aplica esta estrategia para atraer a personal. Su vecina Fujian elevó el sueldo mínimo en un 24,5 por ciento desde el 1 de marzo, y la provincia oriental de Zhejiang establecerá un límite mínimo de 1.100 yuanes a partir del 1 de abril.
La mayoría de estas provincias, tienen entre sus principales industrias instaladas, la textil, por lo que se prevé un aumento en el costo de la mano de obra, aunque cabe señalar, que comparado con la que registran otros países aún continúa siendo muy bajos.
En opinión de un importante  investigador del Ministerio de Recursos Humanos y Seguridad Social, se necesita mucho más que aumentar los salarios para atraer a la nueva generación de trabajadores inmigrantes (de otras provincias), nacidos en los años 80 y 90.
Esta generación es más consciente de sus derechos como empleados, por lo que no sólo buscan un pago más alto sino también mejores oportunidades de desarrollo profesional.
MIRANDO A
LA COMPETENCIA
Los precios del algodón aumentaron en forma pronunciada en febrero de 2010. El Índice A Cotlook pasó de 75,35 centavos de dólar americano por libra el 1 de febrero a 85,55 centavos de dólar americano por libra el 26 de febrero.
Las cotizaciones del algodón están apoyados por fuertes fundamentos: reducción de la producción y el rebote consumo industrial, esperándose que generen una caída del 15% de las existencias mundiales de algodón.
Sobre la base de la variación esperada de la relación entre las existencias finales para el uso fuera de China y el promedio del Índice A Cotlook hasta la fecha, y utilizando el modelo de precios de ICAC, dicha Institución, prevé que los precios promedios del algodón para la campaña 2009/10 se ubiquen en 74 centavos de dólar por libra, es decir, un 21% más que en la anterior temporada.
El índice diario podría mantenerse por encima de 80 centavos de dólar por libra durante cierto tiempo, pero la competencia con el poliéster y el aumento previsto en 2010/11 de la producción de algodón podrían causar que los precios retornen a niveles más bajos que los que se han registrado o se registrarán en los últimos meses de esta campaña 2009/10.
Según el Comité Consultivo del Algodón (ICAC) los altos precios pagados por la fibra vegetal durante la campaña 2009/10, junto a la reciente caída de los precios de los granos y semillas oleaginosas y los relativamente estable costos de producción, animará a los agricultores para aumentar la siembra de algodón en la campaña 2010/11.
Por tal motivo, ICAC, prevé que la producción mundial de algodón se incrementará un 10% a 24,4 millones de toneladas.
PROYECCIONES DEL
BANCO MUNDIAL
SOBRE CHINA
El Banco Mundial (BM) se mostró optimista ante el futuro de la economía china, proyectando que ésta crecerá 9.5% este año, pero alertó a Pekín sobre los peligros de la burbuja inmobiliaria y el endeudamiento de los gobiernos locales.
El organismo internacional, cifró el crecimiento de la tercera economía mundial en un punto y medio más que el 8% que se fijó como objetivo el Gobierno chino.
“Ello supondría un crecimiento trimestral promedio de 8.8%, fácil de lograr considerando que en la segunda mitad de 2009 ya se situó cerca del 10%”, destacó la entidad en su informe, precisando que el crecimiento debería continuar siendo sólido en 2010.
Además, estimó que no se espera un aumento excesivo de la inflación (entre un 3.5% y 4%) y aseguró que el crecimiento cambiará su naturaleza con respecto a 2009, con un descenso de las inversiones estatales y una recuperación continuada de las exportaciones.
En su informe, el Banco Mundial se une a las voces que, sobre todo en Estados Unidos, piden que China flexibilice la tasa de cambio del yuan con respecto al dólar.
Tras una lenta pero ininterrumpida valorización entre 2005 y 2008 (el yuan ganó en ese periodo cerca de un 20% de valor respecto al dólar), la moneda china está prácticamente fija desde que se iniciara la crisis financiera, regresando a las tendencias deflacionistas del lustro 2000-2005.