Tamberos usarán crédito para hacer forrajes y reponer vacas

El financiamiento se brindará con la prenda de las terneras y vaquillonas. Créditos del BROU a tamberos llegan a casi un año de haberse solicitado
El crédito aprobado por el Banco de la República (BROU) que ya quedó operativo para el sector lechero, utilizando como garantía a las terneras y vaquillonas de los tambos, será destinado a financiar reservas forrajeras y para reponer animales que los productores se vieron en la necesidad de vender o por efecto del descarte que habitualmente se realiza.
La solicitud había sido presentada por la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL) hace prácticamente un año, a través del Instituto Nacional de la Leche (Inale), recordó el vicepresidente de la gremial, Walter Frisch.
Las solicitudes serán atendidas caso a caso y el monto máximo del crédito será de US$ 30 mil por productor, según lo dispuesto por el BROU. El financiamiento se efectuará sobra la base de U$S 250 por ternera –con hasta 60 animales por productor– y de U$S 300 por cada vaquillona –con un máximo de 50 animales por productor–.
Se requiere la lectura y bloqueo de las caravanas por el Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG) de los animales involucrados en la operativa.
El SNIG bloqueará las caravanas de los animales prendados y las industrias están obligadas a realizar la retención sobre las remisiones de los animales. El plazo para el pago será de 36 meses, con un período de gracia de 12 meses para las vaquillonas y de 18 meses para las terneras.
Frisch comentó que, además de utilizar el crédito para hacer reservas forrajeras, el productor también estará reponiendo algunas vacas que se había visto obligado a vender o porque quiere sumar más animales a su rodeo para producir más leche. Las industrias pagan la leche en promedio a US$ 0,29 por litro, mientras que el costo de producción se ubica entre US$ 0,29 y US$ 0,30 por litro.
El dirigente admitió que «de alguna manera este crédito llega tarde», pero aclaró que «tampoco es la solución que necesita el sector lechero. Es cierto que el tema del precio de la leche tiende a acomodarse, pero también es cierto que hay un millón de litros menos en forma diaria y eso es muy grave para los productores, sostuvo.Todo esto se resume en que el sector tiene un problema financiero, explicó el directivo.
«No tenemos circulante para seguir invirtiendo, porque muchas veces el costo de producción está por encima del precio de la leche que se le paga al productor», acotó.
Frisch comentó además que no se trata de resolver las cosas con mayor productividad, como muchas veces se les pide. No se trata por ejemplo de lograr 7.000 litros por hectárea, sino que el problema es de costos unitarios. Está todo muy caro en relación a lo que son los costos estructurales, a lo que se agregan impuestos y tarifas que impactan en una caída de las remisiones a industrias, concluyó.
Encuentro gremial
Las gremiales lecheras se volverán a reunir en la sede de la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL), informó el vicepresidente de la gremial, Walter Fisch. En la oportunidad insistirán en que el sector necesita medidas paliativas y urgentes. Plantearán al gobierno que se necesita hacer por lo menos una postergación en las obligaciones financieras que tiene el sector durante el primer semestre de 2017. Afirmó que los productores vienen trabajando con un alto nivel de endeudamiento. (Fuente: El Observador)
Gremiales lecheras se reunirán con Aguerre 

Por crisis del sector
Las gremiales lecheras esperan el regreso del ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, para reunirse con él, apuntando a buscar en conjunto nuevos paliativos a la crisis económica que enfrentan las empresas, según confirmó una fuente del sector.
A su vez, también está dentro de la estrategia de las gremiales reunirse con los líderes de los distintos sectores políticos, empezando por el actual partido de gobierno para plantear la situación que enfrentan los tambos, en el marco de un endeudamiento creciente.La semana pasada 18 gremiales lecheras se reunieron y pidieron el diferimiento de los pagos de las deudas asumidas con los bancos para continuar produciendo y alertaron al gobierno porque el sector sigue en crisis.El endeudamiento de la lechería uruguaya es de alrededor de US$ 370 millones —unos US$ 70 millones es con los proveedores de insumos y servicios— y el Fondo Lechero apenas le aportó a las empresas lecheras una inyección de capital para pagar las cuentas de 2015/16, cuando la crisis de precios internacionales y locales destruyó al sector. El dinero del fideicomiso no es un subsidio, sino que el mismo sector lo paga a futuro.
El drama de hoy de las empresas lecheras es enfrentar el otoño, cuando más gastos hay en el tambo y a la vez, cuando menos leche se produce porque hay menos vacas en producción, ya que se concentran los partos. (Fuente: El País)
Semana con asiduidad de compradores y mismos precios en quesos artesanales.
Mientras continúa demanda de la costa este, Montevideo comienza a retomar su demanda habitual.
Ecilda Paullier. Durante la semana pasada se produjo gran flujo de compradores de quesos a la zona de Ecilda Paullier (San José), con una venta total y mismos valores, explicó a TodoElCampo Eduardo Mesa.
Asimismo, la tendencia de mayor compra desde el este del país continúa, aunque poco a poco la capital del país, Montevideo, vuelve a su demanda habitual.
Aumentó la venta de quesos que oscilan entre $ 110 y $ 115, aunque las puntas se mantuvieron.
Los precios promedio fueron los siguientes:
El queso fresco tipo Colonia, de primera calidad, de $ 100 a $ 110, mientras que en marcas reconocidas y estacionados, entre $120 y $140, con algunos lotes de $ 150. Los de segunda calidad se pagaron de $ 90 a $ 100.
Los quesos con fermentos tipos de brindis, marcas reconocidas y con estacionamiento, no hay negocios, pero de los últimos que se saben oscilan entre $ 180 y $ 200.
La mozzarella de $ 105 a $ 110 la común, y la que ya tiene alguna marca impuesta en el mercado se colocó entre $ 115 a $ 125.
Mientras tanto, los Dambo y Cuartirolo se comercializaron entre $ 105 a $ 125. El tipo Sardo se vendió en valores de entre $ 110 y $ 130; los quesos para rallar de $ 90 a $ 100 y los magros, con y sin sal, de $ 105 a $ 110.
La manteca casera entre $ 90 y $ 100 el kilo.
El queso de cabra se vendió a $ 440 y el Roquefort nacional a$ 300, mientras que el queso Provolone parrillero, entre $ 140 y $ 180.
(Fuente: portal TodoelCampo)







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...