- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Técnico del Instituto Plan Agropecuario analizó la zafra de toros del presente año

De acuerdo a un informe que realiza el Ing. José Carlos Gayo, del departamento de Treinta y Tres para el Instituto Plan Agropecuario, desde hace algunos años, la presente zafra de toros, marcó un promedio de 1.709 dólares, sobre un total cercano a los 4 mil toros
vendidos de todas las razas. En ese informe se incluyen 17 remates relevados por
nosotros, correspondientes a más de 700 toros, es decir un 20% aproximadamente.
En el informe del Ing. Gayo los reproductores Aberdeen Angus marcaron un promedio
nacional de 1.691 dólares, y en el nuestro aquí en el norte el promedio fue de 1.877
dólares. En el promedio general en la raza Hereford se maneja un promedio de 1.743
dólares y en nuestro informe del norte el promedio fue de 2.063 dólares. Nuestro promedio general para el norte de todas las razas es de 1.955 dólares y el general del
Ing. Agr. Gayo es de 1.709 dólares. Esto dice a las claras que la zafra registró
mejores y mayores valores en el norte que en las demás zonas del país.

………….

Ing. Agr. José Gayo
Desde el año 1996 venimos en el Plan Agropecuario analizando la zafra de toros, con la óptica de que es un trabajo que podría ayudar a ver de alguna forma, como están pensando los productores criadores consumidores de toros y también que ayudaría a prever el precio del toro promedio.
En ese sentido al inicio de zafra se ven los valores del ternero, del novillo y de la vaca gorda y de esa forma en función del valor del toro promedio en esas unidades, se estima el de esas próximas ventas.
El dato histórico marcaba que un toro promedio costaba: 3.2 novillos gordos de 480 kilos, 4.5 vacas gordas de 410 kilos o 10.4 terneros de 140 kilos en promedio.
De esa forma estimábamos a inicio de zafra que el toro promedio en el 2009 costaría entre U$S 1.300 considerando los mínimos históricos y U$S 2.000 considerando los máximos históricos, con un promedio probable de alrededor de U$S 1.648.
A la fecha de cierre de este artículo, quedan algunos remates por realizar y por lo tanto las cifras no son definitivas, pero de todas maneras ya está la información de 3.778 toros vendidos, que son alrededor de un 90% de los toros que anualmente se analizan y el promedio es de U$S 1.709 por toro. Esto incluye a las dos razas principales de carne (Hereford y Angus) y también Limousin, Shorthorn, Brangus, Braford, Normando, Montana, etc.

Esto nos permite ser optimistas respecto al valor predictivo que puede llegar a tener este análisis histórico.

La posibilidad de predecir el valor, también puede ser de utilidad si consideramos el desvío histórico que tiene cada remate respecto al promedio.
Como ejemplo podemos analizar el caso del primer remate de la zafra, que es el de la Central de pruebas Hereford de Kiyú. La información muestra que en promedio los resultados del remate de Kiyú han sido un 56% por encima del valor promedio.
Si estimábamos que el valor del toro promedio iba a ser de U$S 1.648, el valor de Kiyú podría haber sido de U$S 2.571. En realidad el valor obtenido en este 2009 fue de U$S 2.447.
Obviamente que durante estos 14 años han habido oscilaciones y que hay muchos otros factores que influyen en el precio que obtiene un remate particular en medio de  Cuando comparamos algunos remates de los cuales se dispone la información del año anterior, vemos que los mismos remates Angus vendieron un 10% más de toros, a un valor un 21% más bajo. Cuando vemos los mismos remates Hereford vemos que vendieron un 5% menos de toros, a un valor un 19% más bajo.
Algunas conclusiones
de esta zafra
•La zafra no tuvo hechos de importancia que marcaran un quiebre en la tendencia, como sí existió el año pasado con la confirmación de la crisis internacional que desplomó los precios.
•El clima durante la zafra fue lluvioso, con lo que los productores han visto que las pasturas han adquirido volumen como enfrentar el entore.
•Ha existido una oferta muy importante de toros y varios remates nuevos, que han hecho que en algunos de ellos las colocaciones no fueran totales.
•La zafra ha tenido una postergación en el calendario, producto de que las elecciones quitaron la posibilidad de un fin de semana de exposición y remates y de que el interés se fue atrasando, en función de que el estado del ganado no prevé un entore muy temprano, en las zonas más afectadas por la crisis forrajera.