Quiroga y Enriqueta Compte en estas páginas publicadas por la ANEP

De 1990

Este es uno de aquellos librillos que la Enseñanza Primaria Pública de nuestro país editaba hace algunos años para formación de sus maestros y como material para lectura de los propios niños dentro de las aulas. El que se aprecia en la foto, “DEL ARTE Y DE LA CIENCIA: HORACIO QUIROGA – ENRIQUETA COMPTE Y RIQUÉ”, que días pasados vino a dar a nuestras manos luego de revisar libros viejos en una biblioteca, es solamente un ejemplo de los varios publicados en ese plan. Son 16 páginas de una sencilla edición impresa en el mismo Departamento de Impresiones de la ANEP, que contiene las dos biografías de las personalidades mencionada en el tMarosaítulo (el gran escritor y la maestra fundadora del primer Jardín de Infantes de Uruguay), acompañadas por imágenes (fotografías e ilustraciones del Prof. Julio C. Carbajal).
De muy buen nivel
Se trata de un material que permite una lectura amena, entretenida, con una muy acertada noción didáctica en la presentación de los temas, pero sin descuidar el rigor y la exigencia de calidad en la elaboración de los contenidos, es decir que ofrece un material de muy buen nivel que (permítasenos la comparación) dista mucho de mediocres publicaciones, pobrísimas en sus contenidos (que se ofrecen ya bastante “digeridos”, sin dar lugar al razonamiento del lector) y habitualmente con una muy flechada dirección ideológica, que lamentablemente pululan en la Educación de nuestros tiempos.
En la tapa, además de su título, se lee: “Administración Nacional de Educación Pública – CONSEJO DE EDUCACIÓN PRIMARIA – Inspección Nacional de Educación de Adultos – 1990 – Año Internacional de la Alfabetización”.
El salteño
Sergio López
Valer destacar asimismo la participación de un salteño en su elaboración. Nos referimos al Mtro. Sergio López Suárez, cuyo título de Ciudadano Ilustre de Salto (finalmente negado por la Junta Departamental e igualmente otorgado por el Intendente) tanto diera que hablar hace poco tiempo en nuestra ciudad. A cargo de Sergio López estaba el Diseño Gráfico de estos materiales de estudio.
Hace 14 años moría
Marosa
Mañana, 17 de agosto, se cumple un año más del fallecimiento de la mayor poeta salteña: Marosa di Giorgio, ocurrido en Montevideo en 2004. Al día siguiente, EL PUEBLO recogía las palabras expresadas Leonardo Garet en el Cementerio Central. Son estas: Librillo
“En nombre de la Intendencia Municipal de Salto, de los familiares de Marosa, de sus innumerables amigos vinculados a la literatura y el arte, de sus innumerables amigos para nada vinculados a la literatura y el arte; en nombre de los pequeños animales de nuestro campo, de las flores, el pasto, el viento, las lunas y el temblor del rocío; en nombre de los seres invisibles que pueblan las chacras, debo decir las palabras más difíciles de mi vida, pero también las más irrenunciables: la despedida de Marosa. La obra de Marosa trascendió las fronteras geográficas y lingüísticas y ha sido reconocida en premios, traducciones, trabajos críticos, como una de las obras más valiosas del idioma español y de América. Y eso porque escribió desde dentro de ella misma. Pero no es éste el momento de hacer evaluaciones literarias sino de hablar de algo que era fundamental en Marosa: su creencia en el entendimiento humano y concretamente en la amistad, como una de las más altas manifestaciones del hombre. Conocí a Marosa en 1968 y desde entonces la amistad fue para nosotros un árbol que mutuamente nos preocupábamos por alimentar. No hubo nada, ningún plan, ninguna ejecución, ningún proyecto literario que no hubiéramos compartido. No había ida mía a Montevideo que no tuviera como motivo central visitar a Marosa. En una de las últimas visitas -ya Marosa no se podía levantar-, hablamos de su próxima venida a Salto. Iba a ser en setiembre porque no le gustaba el frío. Pero yo sabía y Marosa no lo ignoraba, que ese viaje no se iba a realizar. En determinado momento me dijo: “Quizás vaya convertida en mariposa”. Planeábamos desde hace años un viaje con un grupo de amigos a Praga. Hemos hecho recitales, conferencias, presentaciones de libros, en distintas ciudades, pero nunca coincidimos en un viaje. El único viaje que hicimos juntos fue el de hoy, de Montevideo a Salto. Para todos quienes alcanzamos a percibir el valor inmenso del alma de Marosa, no habrá resignación por su pérdida. No será fácil, al menos. Pero nos queda su poesía, donde está ella, convertida en mariposa”.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

“Las Herederas” se estrena el jueves en el Cine 4D Daymán

wp1

El próximo jueves se estrenará en el Cine 4D Daymán el filme “Las Herederas” a las 19.00 horas y el viernes la película se proyectará a las 20, 30 horas.
Se trata de una película paraguaya de drama dirigida por Marcelo Martinessi, ganadora de dos premios Oso de Plata, además de tres reconocimientos de jurados independientes, en el 68º Festival Internacional de Cinde de Berlín donde tuvo su estreno mundial (pero no en su propio pais de origen, Paraguay) el 16 de febrero de 2018.
Su estreno latinoamericano fue el 1 de marzo de 2018, en el 58º Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias (FICCI), en Colombia, donde obtuvo dos distinciones.
Su estreno en Paraguay fue el 5 de abril de 2018.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Las historias destituidas no solo se cuentan sino se insiste en las no contadas o destituidas por la Historia

Ensayo y novela de Claudio Magris

Llegan, casi al mismo tiempo, dos libros de Claudio Magris, el italiano que ha trabajado el vínculo entre viajes y literatura. El primero es un ensayo, El secreto y no, una indagación del secreto como arma de poder, instrumento de la religión y componente clave de la literatura, y el segundo es una novela, No ha lugar a proceder, basada en la historia real de un coleccionista de Trieste empeñado en montar un museo para todas las armas del mundo, cuya finalidad era lograr la paz universal.

Magris (Trieste, 1939) se ha ganado una reputación con la pregunta ¿por qué viajamos?, cuyo resultado está en obras como El Danubio o Microcosmos. En el prefacio a la recopilación de notas de viaje publicadas en el diario Corriere della Sera (El infinito viajar) le dio a esa pregunta once posibles respuestas. Dijo, entre otras cosas, que la forma cómo viajamos es la forma cómo vivimos, pues toda la vida es un viaje. Puede ser apremiante y apremiado, para que sea otra etapa más a cumplir, o puede estar centrado en el presente, en el disfrute de cada momento, en el aquí y ahora de cada instante, y dispuesto a hacer paradas imprevistas, desviaciones no programadas, para convertirlo en una experiencia confiada al sentido de las posibilidades. Viajar, dice Magris, es dar cuenta de la realidad, pero también de sus alternativas, sus vacíos, sus historias no contadas, impedidas o destituidas por la gran Historia.
NOVELA TOTAL.
No ha lugar a proceder toma la historia del personaje real de Diego de Henriquez, un ser desmesurado que en vida buscó montar con las numerosas armas de su colección un «Museo total de la Guerra para la llegada de la Paz y la desactivación de la Historia». Magris intuye que detrás de esa aparente locura hay una gran historia no contada, impedida o destituida. Henriquez, por ejemplo, llegó a publicar en prensa escrita, estando acosado por deudas y acreedores, un aviso que decía «Submarinos usados. Compro y vendo», frase con la que Magris abre la novela. Henriquez murió en un misterioso accidente, un incendio en una de las salas de su futuro museo, y el caso fue cerrado por las autoridades con un «No ha lugar a proceder», que Magris toma para el título. Entiende que no es posible cancelar la Historia con una sentencia. Al final el museo se concretó y se llama Civico Museo della Guerra per la Pace Diego de Henriquez, y está abierto al público en Trieste, como se puede comprobar en Internet.
Magris cree que detrás de cada arma hay una historia que vale la pena contar. Desarrolla entonces una novela total, y lo hace a partir de varios personajes donde destaca el de Luisa, hija de una judía deportada por los nazis y de un sargento afroamericano; es la encargada de ir dando forma real a ese museo en la novela. También aparece, entre muchas, la historia de un soldado alemán ejecutado por la Wehrmacht por negarse a disparar contra la población polaca, o los arcos y el hacha de Cerwuis Piosad Mendoza, el indio chamacoco paraguayo llevado a Europa por un famoso etnólogo europeo, que luego hace de las suyas con historias delirantes, para terminar de vuelta en Paraguay durante la Guerra del Chaco. Cada sala y cada arma dispara nuevas historias o anécdotas, sea una ametralladora automática alemana, la MP-44, antecesora de la simple y económica Kaláshnikov soviética, o un U-boot, submarino alemán de la Primera Guerra Mundial, o las plantas carnívoras de la sala No. 21, porque sus raíces emiten toxinas para destruir otras raíces en alianza con las acacias y una especie de hormigas, hecho que en su momento motivó una conferencia del coleccionista «sobre las guerras en el mundo vegetal».
Y de a poco surge el gran enigma: la desaparición de unos papeles con los nombres de los delatores y traidores de la Risiera, en la periferia de Trieste, donde funcionó el único horno crematorio nazi de Italia durante la guerra. Esos nombres, escritos en las paredes de las celdas por los propios presos antes de morir o ser deportados a los campos de exterminio, fueron registrados por el coleccionista. Evocan una materia que aún hoy quema, porque la Risiera existió de verdad y fue mantenida en secreto por autoridades aliadas luego de la «liberación» de 1945, sus verdugos y torturadores recibieron visados para emigrar a los Estados Unidos con una facilidad asombrosa, y todos los documentos referidos al lugar permanecen, aún hoy, no consultables en archivos ingleses. Entre las muchas historias impedidas o destituidas que Magris recupera ésta es, quizá, la más dolorosa y repugnante.
NO SOLO ESPÍAS.
El ensayo El secreto y no trata del secreto en diferentes esferas de la vida, sea en política, religión, literatura o en la propia intimidad de cada ser humano. Magris, por ejemplo, recuerda a un primo de cuando eran niños cuyo mayor anhelo era que le regalaran una placa de agente secreto —no para guardar secretos sino para ser él mismo secreto, oculto a todos los demás—, historia que le lleva a explorar así las contradicciones que ese deseo desata en la intimidad.
Luego indaga en el vínculo entre secreto y poder político, sobre todo en la forma cómo los grandes déspotas han llevado esa ecuación hasta límites insospechados, aprovechando esa condición difusa del secreto. «Cuando Goldstücker —el gran crítico de Kafka, militante comunista en los años terribles y después embajador de la República Popular Checoeslovaca— fue sacado de la cama y arrestado durante la noche por la policía secreta comunista y preguntó de qué se le acusaba, un esbirro le propinó una bofetada diciéndole que él ya lo sabía y que tenía que confesar sus culpas secretas. Algo que se desea indefinible, porque, si fuese definible, sería también limitado.
La figura por excelencia del déspota envuelto en el secreto es la de Stalin, que quizá por eso parece infundir, en el imaginario, más terror que otras figuras no menos sanguinarias, como la de Hitler».
La exploración de la relación entre el secreto y la literatura es aún más provocadora. Si Magris recomienda la novela La guarida, de Norman Manea, es porque en ella hay un personaje que representa la «desvergonzada cultura que indagó genialmente en el universo del mito, y a veces lo emborronó y lo falsificó, despreciando las ideologías (liberales y democráticas) en nombre de las inefables verdades de lo oculto, esto es, de las peores ideologías», el fascismo y el antisemitismo nazi. Propone a su vez a Javier Marías como «uno de los grandes escritores que ha afrontado la ambigüedad del secreto, su revelación y su custodia», sobre todo en su novela Corazón tan blanco, cuyo protagonista dice desde las primeras líneas que «no he querido saber, pero he sabido», y eso define su desgracia.
Y dedica dos páginas al secreto que mantuvo oculto al crematorio de la Risiera.
Un secreto «necesario» para el poder, cuya prerrogativa es «esconder, cubrir, borrar, hacer desaparecer la verdad». Todo es parte, entonces, de una misma historia, destituida y oculta, y ahora recuperada.

EL SECRETO Y NO, de Claudio Magris. Cuadernos Anagrama, 2017. Barcelona, 48 págs.
NO HA LUGAR A PROCEDER, de Claudio Magris. Anagrama, 2016. Barcelona, 384 págs.
Ambas traducidas por Pilar González Rodríguez. Distribuye Gussi.
(EL PAIS CULTURAL)

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Confesiones de un mafioso, tras cometer 300 asesinatos, se convirtió en un novelista premiado

Malerba, de Giuseppe Grassonelli

(EL PAIS, CULTURAL)

En 1992 un comando especial de carabineros armados a guerra, vestidos de negro y con pasamontañas ocultándoles el rostro, detuvo en un chalé de veraneo de algún lugar de la costa siciliana a Giuseppe Grassonelli, también conocido como Antonio Grasso, Mala Hierba o simplemente Malerba, que por aquel entonces tenía 27 años y había cometido, según recientes declaraciones, unos trescientos homicidios. Grassonelli fue sentenciado a cadena perpetua, lo que en jerga se conoce como “ergastolo optativo”, pena que se aplica a aquellos que hubieran cometido “asesinato con agravante de asociación mafiosa y ausencia de colaboración con la justicia”. Poco después de ser condenado, quedó sometido a uno de los regímenes carcelarios más estrictos de Italia, el llamado 41 bis, que entre otras cosas establece un aislamiento casi permanente, sin el menor contacto con el exterior y con escasas posibilidades de ser visitado por familiares o amigos. fotocultu1308

No obstante ello, y con el paso de los años, Grassonelli comenzó a estudiar hasta alcanzar con matrícula de honor una licenciatura en Letras, y escribió unas memorias que, con la posterior ayuda de Carmelo Sardo, un periodista televisivo nacido en su misma ciudad (Porto Empedocle, también patria chica de Andrea Camilleri), publicó en 2014 bajo el título Malerba, vida a muerte en Sicilia. El libro se convirtió en un éxito de ventas y permitió al autor restablecer cierto contacto con la sociedad a través de entrevistas y presentaciones, aunque hasta el momento la Justicia italiana se ha negado a rever las condiciones de su sentencia.
La polémica se instaló rápidamente en torno al libro, y se multiplicó después de que este ganara la XXVI edición del premio Leonardo Sciascia. El decano del jurado, Gaspare Agnello, amigo personal del autor de El día de la lechuza y La desaparición de Majorana, renunció a su cargo en medio de un agrio debate y de una decisión que dejó en segundo lugar a Es así de leve tu beso sobre la frente, escrito por Caterina Chinnici, hija de Rocco Chinnici, un juez asesinado en Palermo con un coche bomba en 1983. “¿Es posible que un condenado a cadena perpetua que tiene las manos manchadas de crímenes terribles cuyas heridas siguen vivas en las carnes de sus víctimas participe en un premio literario que tiene como protagonistas a Sciascia, Consolo y Bufalino?”, se preguntó Agnello citando a tres escritores que dedicaron obra y vida a denunciar las atrocidades de la mafia.

NACE UNA ESTRELLA
A fines de setiembre de 1986 un grupo de la Cosa Nostra asesinó en un bar del pequeño pueblo de Casamarina, donde unos segundos antes estaba sentado Grassonelli, a su abuelo, a un tío y a dos de sus mejores amigos. Cuando, después de haber ido a saludar a una muchacha, volvió al lugar, se encontró con una escena dantesca de la que tuvo que escapar tras advertir que también él corría peligro de muerte. Hasta entonces, y con 20 años, su vida había trascurrido en un constante ir y venir desde que en su infancia, y junto a un par de amigos, descubrió un escondite con armas y una gran cantidad de dinero que terminaron hurtando.
Tras otra serie de pequeños pero sistemáticos delitos, con 17 años tuvo que marcharse de su tierra rumbo a Hamburgo, donde se convirtió en un hábil tahúr y en un vividor profesional, acostumbrado a desplumar ludópatas de incierta ingenuidad que visitaban uno y otro cabaret nocturno. A los 20 volvió a su país para cumplir durante algunos meses el servicio militar, y cuando se aprontaba a regresar a Alemania, se vio envuelto en el episodio desencadenante de una venganza que, con meticulosa paciencia, fue planeando y ejecutando a lo largo de siete años. Al poco tiempo de aquel incidente, dos de los responsables de la Cosa Nostra fueron enviados a prisión por delitos menores, y el padre de Grassonelli fue sentenciado a cadena perpetua por sus crímenes en una guerra desatada entre facciones rivales, que no haría sino agudizarse con el paso del tiempo.
Giuseppe esperó a que sus enemigos fueran liberados. Entre tanto, fue atrincherándose con armamento de alto poder y reclutando a un grupo de aliados que terminarían por constituir una nueva versión de la mafia: la Stidda (o “Estrella”), hoy convertida en uno de los grupos más poderosos de Sicilia. La espera fue fructífera, y Grassonelli fue acabando uno tras otro con los asesinos de su abuelo pero también con todos quienes se cruzaran en su camino, convencido siempre –y hasta el día de hoy– de que sus acciones no hacían otra cosa que sembrar una justicia que el Estado le negaba, y de que toda muerte consumada no era sino en defensa propia, libre de toda imputación.

UN LUGAR ENCANTADOR
Pero el libro promete mucho más de lo que da, o lo que da es de una mescolanza ética digna de nuestros turbios tiempos. Las primeras cien páginas no son otras cosa que una colección de proezas sexuales en las que Grassonelli hace gala de sus dotes de seductor y de su irresistible atractivo. Así pasan por su cama, siempre rendidas, siempre fascinadas, decenas de jóvenes de todo rango, desde prostitutas de lujo a intelectuales de equívoca trascendencia, a quienes por lo general termina ofreciendo consejos de vida dignos del Viejo Viscacha, en interminables e inverosímiles peroratas cargadas de asertos de una épica chatarra. Autor y periodista tampoco se ahorran lugares comunes, cuanto más cursis mejor: “El amor es un lujo que no puedo permitirme”, “Aún no lo sabía, pero deseaba abrazarla, poseerla, amarla”, “Un lugar encantador para decirse adiós”.
Pero lo que se convierte en un alegato verdaderamente peligroso es la supuesta confusión que Grassonelli mantiene a lo largo del libro a propósito de su justicia personal, de su eventual inocencia, de las razones y justificaciones que le llevaron a cometer sus numerosos crímenes, todo ello contado desde una indulgencia total hacia su persona. A modo de ejemplo, y tras haberle volado la cabeza en una emboscada a uno de los capos de la Cosa Nostra, escribe: “Inmediatamente pensé en todas las personas inocentes que había asesinado o hecho asesinar: pobres padres de familia, seres humanos que no tenían nada que ver con la mafia y sus luchas, cuyo único pecado era llevar el mismo apellido que el de sus enemigos; entre ellos había incluso un chico de quince años. Aquel día quise darles justicia a todas aquellas víctimas inocentes”.
Algunos críticos han comparado Malerba con una novela negra, pero el libro no ofrece una trama narrativamente eficaz, no genera suspenso, no reviste una complejidad conceptual que reclamaría la magnitud de lo que intenta contar, ni de sus páginas se desprende una mirada que apunte a desnudar otras condicionantes sociales u otros sentimientos que aquellos que envuelven la voz absolutoria de su propio narrador.

MALERBA. Vida a muerte en Sicilia, de Carmelo Sardo y Giuseppe Grassonelli. Malpaso, 2016. Barcelona, 355 páginas. Distribuye Océano.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Hoy y el próximo domingo Salto vive el canto coral

El ciclo de conciertos de coros denominado “Coros en Invierno” ya se ha impuesto firmemente en Salto y se ha convertido en un evento cultural esperado por mucha gente cada año. Hoy domingo será la apertura, en Teatro Larrañaga de la edición 2018, con la que se llega a la 7ª. Es así que la Dirección de Cultura de la Intendencia y el Coro Departamental de Salto están invitando a este festival que se llevará a cabo hoy y el próximo domingo, ambos días desde la hora 19:00 y en el Teatro Larrañaga, con entrada libre y gratuita.Dr. Nery TotoCampos
“El objetivo de la propuesta –dicen los organizadores- es promover la música coral creando una instancia de participación entre los coros de adultos de nuestra ciudad, y de brindar al público salteño la posibilidad de escuchar los coros que estarán actuando en dicho ciclo coral”.
Programación
Domingo 12 de agosto Teatro Larrañaga 19:00 hrs.
– Coro Voces Salteñas
– Coro de A. JU.PEN.SAL.
– Coro Ecuménico
– Coro UNI3
– Invitados especial para el cierre la Orquesta Juvenil de Salto, Director Prof. Sergio Mena.
Domingo 19 de agosto Teatro Larrañaga 19:00 hrs.
– Coro Canta Conmigo
– Coro Río Uruguay
– Coro del CENUR Litoral Norte Sede Salto
– Coral Armonía
– Ostinato Coro
– Coro Departamental de Salto.

Apuntes
José Urbano, personaje de Belén: lo que sigue permite tener una idea de alguien a quien algunos recuerdan como “un loco lindo de Belén”, pero también permite saber que el narrador salteño (belenense) Alcides Flores (autor de dos libros de cuentos más otras publicaciones colectivas) también incursiona en la poesía. A él pertenecen estos versos:
De tanto andar por el monte
se fue haciendo su sendero
y en la libertad del campo
alborotaba los teros.
Es por eso que me esmero
recordando a José Urbano
un loco lindo y querido
sin dudas un gran hermano.
De tanto mirar estrellas
equivocó su camino
y se ganó tierra adentro
para ganarle al destino.

Toto Campos y sus “Crónicas de medio siglo”: Mañana, 13 de agosto, se cumplen ocho años del fallecimiento del Dr. Nery Campos Pierri, Toto. Es una buena oportunidad para recomendar, una vez más, el libro suyo “Crónicas del medio siglo”, que fuera publicado poco tiempo después de su fallecimiento y que tuviera un ritmo de venta inusitado en Salto.

RODELÚ, 2011 (Año del Bicentenario): Este es el título de otro de los poemas del salteño Daniel Abelenda, incluido en el libro “Hoja de Ruta”, recientemente publicado y que reseñáramos en la edición del pasado domingo. Este es el poema:
Tierra suavemente ondulada y clima templado
(ideal para criar vacas, ovejas)
olvidadamente charrúa y guaranítica,
folclóricamente negra y candombera.
Patria ocasionalmente artiguista (los 19 de junio)
mayoritariamente gringa y europeizante
(“descendemos de los barcos…”)
y por ello, tardíamente latinoamericana.
País republicano y medianamente igualitario,
forzadamente laico –y laicizante-
Estado pesadamente batllista
tradicionalmente meritocrático y vareliano.
Sociedad muy débilmente integrada
(atada con alambre y planes del MIDES)
gente tradicionalmente pobre o austera,
hoy orgullosamente consumista y
endeudada hasta las pelotas…
Pero Uruguay sobrevive milagrosamente
entrando ya en su tercer siglo,
a puro mate y tortas fritas, ¡faltaba más!
(en mates de plástico MADE IN CHINA).

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Mario Castro presenta su propuesta musical “Vestido Nuevo” el 11 de agosto en el Teatro Larrañaga

El próximo sábado 11 de agosto a as 20.00 horas Mario Castro presentará su nuevo trabajo musical titulado “Vestido Nuevo” en el Teatro Larrañaga.
Mario Castro es músico compositor salteño de amplia trayectoria en su localidad. Ha integrado diferentes agrupaciones musicales, entre ellas: Chantimplón, Guayabo al 15, Charles y los Ramones, así también en el ámbito de la murga y el candombe de la ciudad de Salto, Uruguay.
En esta oportunidad lanza su disco debut Vestido Nuevo, composiciones propias que atraviesan diversos estilos musicales con una gran influencia de candombe, pop, rock y ritmos latinoamericanos.
El espectáculo en vivo nos ofrece canciones de este disco y otras no publicadas aún.
La banda que lo acompaña: Charles Prates (teclados y acordeón), Ramón Sosa (Bajo), Gerardo Benitez (Guitarra), Pedro Zeni (percusiones), Nicolás Bandera (Repique), Fernando Montero (Piano), Emilio (Chico). Banda invitada: Los Ramiros (Ramiro Achigar, Ramiro Dutra, Pedro Zeni).
El proyecto ha sido seleccionado por los Fondos Ragionales para la Cultura (MEC).
Apoya: Cultura, Intendecia de Salto – Equipo técnico: Empresa de sonido: Sabarros Audio Luces Sonido: Joaquín Derregibus – Iluminación: Rafael Maciel Producción: Charles Prates, Mario Castro.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Presentación del libro “Gran Tour al rescate de nuestra identidad” de Juan Andrés Pardo

Miércoles 15 de agosto a las 19:30 horas en UdelaR Salto

Hay una modalidad de turismo alternativo que nos permite conocer nuestro Uruguay desde otra perspectiva, la cual se describe en el libro “Gran Tour al rescate de nuestra identidad” de Juan Andrés Pardo. Esta publicación será presentada el próximo miércoles 15 de agosto a las 19:30 horas en la sede Salto de la Universidad de la República con la presencia del autor.Un gran tour en Salto
El Proyecto fue seleccionado por Fondo Regional Cultura 2017 de la Dirección Nacional de Cultura del Ministerio de Educación y Cultura, contando con su apoyo.
Uruguay Alternativo es una propuesta que surgió en 2012, con el objetivo de difundir el turismo alternativo, una modalidad basada en el vínculo fraterno con las comunidades locales y el medio que las rodea. En ese marco, el primer desafío planteado fue la realización de una serie de viajes por localidades de los 19 departamentos del Uruguay, a lo cual se lo denominó como “El Gran Tour”.
Entre 2013 y 2016 se desarrollaron dichos viajes, en los cuales se recopilaron datos y testimonios de cada lugar visitado con la finalidad de difundir las riquezas culturales y naturales que poseen, siendo publicada la información en un libro.
“Un Gran Tour al rescate de nuestra identidad”, es el título de la obra que fue seleccionada por el Fondo Regional de Cultura (MEC) en 2017. El libro, con prólogo de Néstor Ganduglia, contiene unas 300 páginas e incluye el relato del Diario de Viaje, con información (testimonios, tips y destacados) de cada lugar visitado.
Ya están confirmadas dos fechas de lanzamiento. El viernes 6 de julio, se realizará la presentación en Espacio Imagina (Paysandú) desde las 20.30 horas, mientras que el 24 del mismo mes, se hará en la Sala Horacio Arredondo del Ministerio de Turismo, en Montevideo. Además se estarán coordinando próximamente fechas de presentación en otros departamentos del país, que serán anunciadas a la brevedad.
“Un Gran Tour al Rescate de Nuestra Identidad”
Resumen: El autor de este libro soñó durante mucho tiempo con realizar un viaje en bicicleta por todo el Uruguay. Diversas cuestiones dificultaron que ese deseo personal se concretara tal como lo pensaba, pero ello no fue obstáculo para lograr el anhelado desafío. La idea se reformuló y se convirtió en un proyecto colectivo, cuyo objetivo principal sería difundir el turismo alternativo. Una modalidad que implica una forma de viajar basada en el vínculo fraterno con cada comunidad y el medio que las rodea. La propuesta principal entonces fue la concreción de un Gran Tour que recorrió, en muchos casos, lugares del país poco conocidos por la mayoría de los uruguayos. En cada viaje se registraron no solo fotografías, sino también historias, relatos y testimonios de locales que aquí se publican, con el objetivo de difundir el rico patrimonio que habita en cada pueblo y rincón de este pequeño gran país.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Horacio Quiroga: el escritor que no parecía

(por Daniel Abelenda Bonnet)

Aquí he concurrido a algunas peñas organizadas por escritores latinoamericanos; cuando oigo que empiezan a hablar de literatura, me crispo como un caballo árabe.” Diario de viaje a París (abril de 1900).
¿Pose provocadora de juventud? ¿Influencia del “decadentismo” en boga en aquel fin de siglo tan afrancesado? ¿O fue una actitud asumida, una postura ante el Arte y la vida? Lo cierto es que las imágenes que le vienen que vienen a la mente acerca de Horacio Quiroga Forteza (Salto, 31/12/1878 – Buenos Aires, 19/02/1937) difieren notoriamente de las de un homme de lettres. Esto es, un señor atildado, vestido con traje y corbata, rodeado de una biblioteca, que nos interpela desde su mirada grave, inclinado sobre sus papeles… Por ejemplo, en la foto más conocida de su contemporáneo José Enrique Rodó (Montevideo, 1871–Palermo, 1917) erigido por la intelligentzia uruguaya como el modelo del intelectual en las primeras décadas del Siglo XX. Desde su infancia y adolescencia transcurridas en una familia de clase media y educación liberal recibida en el colegio Hiram, Quiroga mostrará una energía inusitada y una variada gama de intereses. Se apasionó por el ciclismo; fue fundador del Club Ciclista y organiza la primera carrera entre su ciudad y Paysandú. También practicó remo, esgrima y tiro con armas de fuego. Y se interesó por la fotografía, la mecánica de los novedosos automóviles, la ciencia, la tecnología… Y por supuesto, las letras, que lo convocan tempranamente. En 1894 (16 años) publica sus primeros poemas en periódicos de Salto y participa en las charlas y conferencias del Ateneo. En 1899, junto con Alberto Brignone, Juan María Saldanha, Asdrúbal Delgado, Julio Jaureche, Horacio Maldonado y Federico Ferrando, funda La Revista del Salto, una publicación cultural, de la cual será director y alma mater. Esta publicación llega a editar 20 números (hasta febrero de 1900), donde además de poesía, Quiroga incursiona en relatos en prosa, que prefiguran al consumado cuentista de las décadas siguientes (recordemos que entonces el cuento era un género extraño a los autores de habla hispana). Por ello, no es casualidad que los “maestros en que creer como Dios mismo” con que abrirá su célebre Decálogo del perfecto cuentista, sean escritores en inglés, francés y ruso, respectivamente: Poe, Kipling, Mauppasant, Chéjov. Quiroga demostró siempre poseer alma de pionero. Una anécdota habla que la primera máquina de escribir que se usó en Salto, fue traída por él para facilitar el trabajo de La Revista. En la capital provinciana, es el bachiller apuesto, que se enamora de las bellas salteñas (o entrerrianas), el periodista y poeta amateur que no piensa en ingresar a la Universidad pues no tiene una vocación definida. Se ha dicho que Horacio fue un diletante: se interesa por todo y por nada en particular, sin método ni sistema. Es puro impulso e instinto. Así, agotada la experiencia de La Revista en el verano del 1900, planea un viaje de ultramar: quiere conocer París, “la capital-cerebro, donde todo es acumulamiento (sic), palpitación y prodigio”, como escribirá luego en su Diario de Viaje. Pide prestados 40 pesos (unos 80 francos) a su familia, y el 30 de marzo parte de Montevideo en vapor rumbo a Génova. A tal punto no tiene un plan, que en una carta durante el viaje a un amigo, le confiesa sentirse aburrido por la mediocridad de los demás pasajeros, angustiado y dudando incluso, ¡que fuese una buena idea realizar aquella travesía! El único propósito que cumplirá, parcialmente, será enviar 4 notas para el periódico La Reforma -en su pasaporte figura “giornalista” como su profesión. El 29 de abril llega a París, se instala en un modesto hotel y comienza a recorrer los amplios bulevares con una bicicleta que alquila, luciendo una malla del Club Ciclista Salto y su físico de sportman. “Fijo mucho la atención en el ciclismo u otro asunto cualquiera que me domina”. Asiste a la Exposición Internacional de Tecnología, donde se deslumbra con los adelantos científicos que Europa y EE. UU. están produciendo. También asiste a tertulias literarias o peñas en cafés, donde conoce a algunos escritores latinoamericanos como Gómez Carrillo; pero Quiroga no encaja en ese ambiente, no se siente parte de esos intelectuales que abrevan en el Modernismo, fuman, beben, viven de noche y escriben poesía cuando los visitan las musas… Permanece en la Ciudad Luz casi dos meses más, sin una agenda definida y crecientemente desencantado de Francia y los franceses. Las remesas desde Uruguay no llegan, y el dandy (con una cuidada barba hasta aquí), enfrenta problemas para pagar el hotel y sus comidas. Finalmente, debe recurrir a la Embajada uruguaya para que le faciliten un pasaje en tren hasta Marsella y un boleto de tercera clase en un barco hacia Montevideo, donde llegará finalmente el 12 de julio de 1900. Sus amigos que lo han ido a recibir al puerto, se asombran del penoso aspecto de Horacio, su flacura y palidez, y lo “pobre y gastado” que lucía su único traje negro. El fracaso comienza a ser parte de la vida de un Quiroga todavía joven (22 años). Sin embargo, el salteño, logrará reinventarse y levantarse de sus propias cenizas. Permanecerá en Montevideo, y a finales de aquel año, con sus mismos compañeros de La Revista, pergeñarán el llamado “Consistorio del Gay Saber”, tertulias literarias (los aspirantes a escritores leían sus creaciones) y esotéricas (se adjudicaban nombres y roles a manera de una logia) que oficiará esta singular cofradía en un cuarto pensión de la Ciudad Vieja. A semejanza de la cercana “Torre de los panoramas”, de Julio Herrera y Reissig, este Consistorio ha sido idealizado como un foro intelectual. En realidad, fue una experiencia de un grupo de amigos, amantes de las Bellas Letras, espíritus inquietos que querían romper la chatura de un Montevideo que se recién se asomaba a la modernidad del Siglo XX. En 1901, gana un segundo premio en un concurso de cuentos, cuyo jurado integraban José Enrique Rodó, Javier de Viana y Eduardo Ferreira y luego reúne su prosa poética en un volumen que titulará Los arrecifes de Coral (su único libro editado en Uruguay). La crítica montevideana le es muy adversa, y sólo disculpan al autor “por su juventud” en este primer intento. Pero no todas fueron pálidas: en Buenos Aires, Leopoldo Lugones, el gran novelista argentino, recibe con beneplácito Los arrecifes… Quiroga y sus amigos van a visitarlo y después Lugones hace lo propio en Montevideo, iniciándose así una estrecha relación, casi paternal, que sería un espaldarazo decisivo en su carrera literaria. Así, en 1903, Lugones (Inspector Nacional de Primaria en Argentina) partirá en una expedición con el fin de relevar las ruinas jesuíticas de Misiones, que estaban virtualmente abandonadas. Quiroga logra que el Maestro lo incluya con el cargo de “fotógrafo” y así se une a la expedición que remontará el Paraná hasta Posadas. Será un viaje iniciático. La fascinación que ejerce en su espíritu la selva con su exuberante belleza y sus tipos humanos rudos del tipo “pioneer” (gringos y criollos) será irresistible. Regresan a Buenos Aires, donde Quiroga se instala (ya no volverá al Uruguay); comienza a publicar cuentos – decidido por el género- en Caras y Caretas, El Hogar, Atlántida y otras revistas de la capital porteña, que le darán un respiro en lo económico. También da clases de castellano en el Colegio Británico, y se enamora de una alumna Ana María Cires. Y a pesar de la previsible oposición de los padres sus padres, Horacio (31 años) y Ana María (18) se casan en 1909, y se van a vivir a San Ignacio, Misiones. Allí comenzará la etapa de “salvaje narrador”, “trashumante”, o incluso, “desterrado” (Rodríguez Monegal) más conocida del enjuto y ahora muy barbado Quiroga, que se prolongará hasta mediados de 1936, cuando debe bajar a Buenos Aires, acuciado por los dolores de su próstata, que presagian el cáncer que los doctores detectan en el Hospital de Clínicas. En febrero de 1937, Quiroga se entera de su diagnóstico, por un compañero de internación, y decide suicidarse ingiriendo cianuro. Había vivido 30 años en Misiones, donde ha sido Juez de Paz y Cónsul Honorario del Uruguay y ha emprendido –sin éxito- el cultivo de algodón, de yerba mate, la destilación de naranjas, fabricación de carbón, inventos varios, taxidermia, etc., para ganarse la vida y seguir escribiendo historias que transcurren en el ambiente de la selva -más de 40 de sus 60 cuentos publicados se sitúan en Misiones, el Chaco o la frontera con Brasil. En 1917, en plena madurez personal y literaria, edita el volumen que le daría una perdurable fama internacional y algo de dinero: Cuentos de amor, de locura y de muerte. Durante este período Quiroga será también el padre que juega con sus hijos Eglé y Darío (luego tuvo otra hija con su segunda esposa, María Elena Bravo), domesticando animales salvajes, advirtiendo los peligros del monte y el río, instruyéndolos en el uso de armas o enseñándoles sobre la flora y la fauna de aquel edén sudamericano. Este es el Quiroga que ha quedado más fotografiado (o filmado por Enrique Amorim) y es la imagen más difundida entre sus lectores -niños o adultos- de entonces y de hoy. Es la de alguien que mantuvo siempre una postura crítica de su tiempo, desafiante y anti intelectual. Un escritor que parecía estar ocupado en mil cosas, ¡menos en escribir! Al estilo de dos de sus contemporáneos “salvajes”: Jack London y el más mediático, Ernest Hemingway. “Hablamos de casi todo, excepto de literatura”, apunta un cronista que lo visitara en su “Casa de piedra” (que él mismo construyó) su última morada, en una meseta donde se contemplan las barrancas del majestuoso Paraná de sus relatos. Seguramente Quiroga habría suscrito la frase de Hellen Keller: “La vida debe ser una gran aventura, o no será nada.”

Hoy por: Jorge Pignataro.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

El regreso de un forastero, cuando la novela se publicó le quitaron el 25% del texto, ahora llega completa

Original recuperado de Mark Twain

Mark Twain, el amigo de los jóvenes lectores, rey del humor zumbón, la aventura vagabunda y la ironía piadosa, escribió en sus últimos años una historia que se publicó adulterada y cuyo original vino a ser recuperado en la colección de Tusquets que desde inicios de este año dirige en Argentina el escritor Juan Forn.

El tema del doble y su tratamiento literario no fue ajeno a la sensibilidad de Twain, autor de clásicos como Las aventuras de Tom Sawyer, El príncipe y el mendigo o Las aventuras de Huckleberry Finn, entre otros títulos que lo consagraron como el padre de la literatura norteamericana. La alteridad, los cambios de roles, el gótico mundo de Missouri, con su humanidad dividida por la cultura blanca y la cultura negra, impregnaron sus experiencias y su literatura. Pero en esta historia intentó abordar el tema del mal y hay que recordar sus decMARK TWAINepciones morales, el progresivo rechazo a la religión y una serie de pérdidas familiares para comprender el empeño con que intentó narrar el regreso de satán en una clave paródica, híbrida de misticismo y picaresca, a lo largo de tres versiones distintas que lo ocuparon por trece años y dejó inconclusas en el momento de su muerte.

LAS VERSIONES.
Samuel Langhorne Clemens adoptó su nombre literario del argot entre los pilotos que conducían los vapores por el Mississippi, oficio que desempeñó en su juventud. Los vapores necesitaban dos brazas de profundidad para navegar el río y son las dos marcas que indica el seudónimo de Mark Twain. Hijo de un juez que murió cuando Samuel tenía once años, comenzó a trabajar muy joven como tipógrafo, fue piloto de río, miliciano confederado, buscador de oro en Nevada, encontró la mayor fortuna en el periodismo y la escritura, fundó y fundió una editorial y perdió gran parte de su dinero detrás de patentar inventos científicos, pese a lo cual pudo rehacerse y pagar sus cuantiosas deudas.
En 1870 se casó con Olivia Langdon, perteneciente a una progresista familia de Nueva York involucrada con el abolicionismo, los socialistas y los derechos de las mujeres. Conoció el éxito, la celebridad y la dicha, y a medida que fue acercándose a la vejez, la muerte de dos hijos, la esposa, una pequeña nieta, lo llevaron a desear irse con el regreso del cometa Halley en 1910: «Vine al mundo con el cometa Halley en 1835. Vuelve de nuevo el próximo año, y espero marcharme con él». Y así lo hizo.
Presbiteriano, con el correr de los años derivó a posiciones cada vez más críticas que se encargó de atemperar en sus conferencias públicas, pero se reiteran en los textos que dejó escritos. «Si nuestro Creador es todopoderoso para el bien o para el mal, no está bien de la cabeza» escribió por la época en que trabajaba sobre The Chronicle of Young Satan, primera versión del regreso de un sobrino de Satanás al pueblo de Eseldorf, Austria, en 1590. El muchacho, con capacidad de predecir el futuro y de intervenir en el destino con soluciones radicales, sume a la aldea en una serie de tragedias colectivas mientras un sacerdote áspero y cruel, llamado Adolf, en nombre del bien multiplica los horrores.
Twain abandonó esa versión y volvió a intentar un regreso del sobrino de Satán, esta vez identificado bajo el nombre críptico de «Nº 44, Nueva Serie 864.962». Lo puso a correr aventuras en Estados Unidos junto a sus ya célebres personajes, Tom Sawyer y Huckleberry Finn, pero nuevas dudas lo indujeron a descartar esta versión conocida como Schoolhouse Hill y retomar el mundo austríaco medieval, hacia 1490, bajo el título 44 El forastero misterioso. Antiguo relato hallado en un jarro y contado a boca de jarro.
La versión quedó sin publicar al momento de su muerte y solo seis años más tarde, en 1916, con la anuencia de su hija Clara Twain, devota de la Ciencia Cristiana, el albacea, Albert Bigelow Paine, recoció la primera versión y la última, suprimió el 25% del texto, adjudicó a un astrólogo los horrendos crímenes del cura Adolf y publicó la obra como El forastero misterioso. La versión original de Twain no se dio a conocer sino hasta 1969, por los académicos de la Universidad de California, y es la que regresa ahora en la edición de Tusquets.

LA PARODIA.
La restitución del texto no despeja las dudas sobre si la obra debe ser considerada concluida o sin terminar. Son muchos los cabos sueltos en la trama y se diría que el interés se resiente en demasiadas páginas, en parte porque Twain optó por narrar una parodia delirante, y es de rigor que cuando puede ocurrir cualquier cosa, todo lo que ocurre no ocurre de verdad para el lector si no se sujeta a una lógica precisa.
Lo que tenemos es una novela de enredos en un castillo de Eseldorf, donde funciona una imprenta que debe confeccionar una partida de biblias para unos monjes, pero el arribo del joven 44, su aparente ingenuidad y, sobre todo, su escandalosa indiferencia frente a las reglas del sentido común, despiertan de inmediato el rechazo de la mayoría de los tipógrafos, que comienzan a desplegar toda clase de maldades dirigidas al misterioso personaje. Poco a poco 44 comienza a revelarle sus poderes al narrador de la historia, adjudicados subrepticiamente a un mago que integra la comunidad, y la trama se convierte en un aquelarre de mezquindades que ponen en juego la duplicidad del alma humana, su fragilidad moral y sus confusas justificaciones. El tono es picaresco, el humor es el de la sorna, y en su mayor pretensión Twain despliega una serie de especulaciones alrededor de la dualidad entre la conciencia y la vida de los sueños, el inconsciente y las pulsiones más recónditas, dando vida a personajes duplicados y al enfrentamiento de las dimensiones antagónicas de una misma identidad.
Lo que resulta indudable es que como Stevenson en El extraño caso del doctor Jekyll y Mr. Hyde, Twain tenía una percepción de las serias limitaciones del racionalismo para dar cuenta del destino humano, y dudaba de sus promesas, como de la fe religiosa que a fines del siglo XIX parecía languidecer. Solo que el inglés había dado en 1886 una obra concentrada que con el tiempo se haría emblemática, y él no lograba articular una percepción similar con el estilo ligero, provocador y bromista en el que había brillado. Lo intentó, es evidente, con el resto de sus fuerzas, sin mayor suerte. Como realización, la obra está malograda, pero aquí y allá emergen los destellos de la inteligencia y el talento que justifican la curiosidad.

44 EL FORASTERO MISTERIOSO, de Mark Twain. Tusquets, 2018. Buenos Aires, 294 págs. Traducción de Esther Cross. Distribuye Planeta. (EL PAÍS CULTURAL).

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Universidad, Centro Militar e Intendencia apuestan al Primer Centro de Interpretación de Arte Rupestre

Termas del Arapey

El Departamento de Turismo de la Intendencia de Salto trabaja en la incorporación de nuevos atractivos turísticos para Salto. En esta línea estratégica se realizó un llamado a proyectos para la reapertura del Spa de Termas del Daymán, se promueven circuitos urbanos a través del Bus Turístico, se trabaja en el desarrollo de la pesca deportiva, se promueven ejes temáticos desde el Corredor de los Pájaros Pintados entre otras acciones. Al inicio de esta Administración el Centro Militar que había instalado un museo en Termas del Arapey cierra sus puertas por motivos de mantenimiento. Inmediatamente desde la Intendencia a través de la Dirección de Turismo y en contacto con las autoridades del Centro se manifiesta la voluntad de apoyar la reapertura del local. Posteriormente se recibe un proyecto de profesionales universitarios sobre el arte rupestre en nuestra región, es así que se articulan ambos proyectos. 36
El equipo del proyecto está integrado por Gabriel de Souza, Andrés Costa, Claudia Píriz, Estefanía Barnetche y Laura Bello por antropologiavisual.org; Leonel Cabrera y Diana Rosete por el Departamento de Arqueología del Instituto de Ciencia Antropológicas FHUCE UDELAR y el Gobierno Departamental de Salto a través de la Departamento de Turismo . El proyecto también cuenta con el apoyo de Cenur Litoral Norte y del Departamento de Turismo, Historia y Comunicación UDELAR.
Con base en resultados obtenidos de las investigaciones arqueológicas sobre el arte rupestre de la región norte de Uruguay el equipo presentó un proyecto que fue premiado por la Agencia Nacional de Investigación e Innovación ANII. El objetivo que se propuso es «Difundir los resultados de investigaciones arqueológicas sobre el arte rupestre de los pobladores prehistóricos de la región norte de Uruguay, mediante la traducción de los conocimientos científicos a un lenguaje accesible, que acerque a la población a este patrimonio cultural desconocido». De esta forma, visibilizar y popularizar el conocimiento de dichos bienes culturales prehistóricos.
“En la primera etapa funcionarios municipales de Termas del Arapey bajo la coordinación de Carlos Cattani realizaron arreglos de infraestructura en el local. Actualmente nos encontramos en una segunda etapa donde el equipo procede a la instalación de medios digitales que harán efectivo el viaje al pasado para todos los visitantes de Arapey” afirmó María Noel Rodríguez, directora del Dpto. de Turismo.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Taller de Teatro en sede Salto Udelar

Dentro del Programa Anual de Cultura de la sede Salto, Cenur del Litoral Norte de la Universidad de la República, a partir de agosto próximo comenzarán a impartirse Talleres de Teatro los cuales estarán orientados por Néstor Chiriff.
El mismo es de carácter gratuito y abierto a todos los interesados a partir de los 16 años de edad. afiche-llamado-2019-para-web-494x336Los interesados se pueden inscribir en Portería de la sede universitaria o enviando sus datos al correo electrónico: comunicacion @unorte.edu.uy
A todos quienes hayan registrado su inscripción, se los invita a una reunión de información y coordinación para el día Martes 7 de agosto a las 19 horas en la sede Salto de la Udelar (Rivera 1350).

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

“Hoja de ruta”, el nuevo libro del salteño Daniel Abelenda Bonnet

De Daniel Abelenda Bonnet y desde Carmelo, donde reside este salteño desde hace muchos años, nos llega una postal. Nos llega en realidad un libro de 24 poemas, llamado “Hoja de ruta”, recientemente editado en una muy original presentación, como una verdadera postal, de 16 x 10 cm., 32 páginas, en cuyo frente (tapa del libro) se lee los nombres del libro y del autor ubicados en dos carteles como los que indican los nombres de las calles en una esquina de una ciudad cualquiera, más un sello postal y la inscripción “Postal de Poesía”; y en el reversContratapao (contratapa del libro) lucen dos sellos postales (el de la tapa y otro con la foto del autor) más algunos datos del poeta, escritos con su propia letra: “Daniel Abelenda Bonnet (Salto, 1962) es periodista, docente de Historia e investigador en Ciencias Sociales e Historia Regional. Ha participado en varias antologías de cuento corto y poesía. Publicó dos novelas (El día del plomo y El americano discreto) y los libros de poesía 30 Poemas y Postales y Fotografías”. Los poemas son breves; muchos de ellos con un acápite (palabras extraídas de los más diversos autores) y/o una dedicatoria y con frecuente aparición de expresiones en inglés (Abelenda es también docente de Inglés). Son poemas que parecen nacer, en su mayoría, del recuerdo de momentos o situaciones concretas, puntuales, de ahí que en el título de varios de ellos (de la mayoría) se mencionen algunos años y lugares en particular. Y en ese sentido no faltan las referencias al Salto natal y de buena parte de la infancia, como en el que se titula “Salto Chico, 1967”. Compartimos seguidamente con los lectores de EL PUEBLO una pequeña muestra del contenido de esta nueva obra, esta “Hoja de ruta” que viene a engrosar la lista de los buenos libros que constituyen la literatura de Salto contemporánea.

SALTO CHICO, 1967
El cielo abierto de tus otoños
Y el aire verde del naranjal…
Víctor Lima
Hago sapitos en el agua,Tapa
mis manos lanzan guijarros
que se unen en círculos
concéntricos cerca de la orilla.
Vuelven a ser canto rodados
en el lecho del gran Uruguay.
La vida fluye incesante,
nada se está quieto;
el río baja entre cascadas
sin mirar nunca atrás…
Pronto ya no seré un niño,
y dejaré esta ciudad
de naranjas y azahares.
Muy lejos quedará la casa,
las noches estrelladas en el patio
con helechos, los rostros queridos
y las voces primeras del alma.
¿Qué haré entonces con esta alegría,
dónde guardar la dicha por las cosas simples?

CAMPAMENTO, 1974
Magia nocturna del fogón,
alguien toca una guitarra,
cantando nos hermanamos.
Aquellos días y noches azules
ardieron rápida, imperceptiblemente.
La eternidad estaba en la palma de la mano
y el futuro era sólo un horizonte lejano.
Vivir es vivir intensamente,
ser hoy, ser aquí y ahora.
(Ya vendrán los años del desencanto
y la gris melancolía).

LIBRO DEL TAO, 45
Confía en el no-hacer
y lograrás todo
en su tiempo y medida.
Hazte amigo de los años,
no ofrezcas resistencia
y fluye con la corriente.
Acepta lo que ha sido
y deja ir lo que ya no es.
El Camino Integral (Tao)
se recorre por disminución
y olvido de sí mismo…
El verdadero viaje es interior.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Horacio Quiroga para sus hijos los cuentos que dispararon la fantasía de los niños, a pura ternura

100 años de “Cuentos de la Selva”

A fines de 1918, el corresponsal chileno de la revista argentina Caras y Caretas, Ángel Cruchaga Santa María, fue a entrevistar a su compatriota y colega Eduardo Barrios. Al entrar en la casa de Barrios, lo encuentra rodeado de sus hijos que «escuchaban embelesados una lectura». Tras un saludo, el cronista se disculpa y ocurre este intercambio:
—He venido a interrumpirlo.
—¡No diga eso!
—¿Que leía, Eduardo?
—Los Cuentos de la Selva, de Horacio Quiroga.horacio quiroga
El mayor de los niños, un pícaro rubio de siete años, se acerco y le dijo con orgullo:
—Ese libro me lo mandaron a mi. Es muy lindo. ¿Quiere que sigamos leyendo?
El menor miró al corresponsal con rabia, como echándole en cara la intromisión. ¡Un cuento de niño interrumpido, que no dejaba llegar a su fin!
Concluyó la lectura y Eduardo Barrios le dice a propósito de los Cuentos de la Selva:
—Es un volumen sabrosísimo. Quiroga sabe hablar a los niños, encender su fantasía inocente, poner a su alcance vibraciones cordiales, principios generosos y aun chispas de ironía. Estos cuentos completan su personalidad con un aspecto que yo no le conocía. Es un cuentista maestro, vibrante, sabio y múltiple. Los niños, en el patio, simulan el combate entre los yacarés y los hombres, vuelan en la fantasía que Quiroga les envió con su cuento.
Este episodio ocurrió a pocos días del lanzamiento del libro Cuentos de la Selva y a casi mil quinientos kilómetros de distancia de la imprenta que estampó la primera edición. Luego de estar un tiempo en Misiones, Horacio Quiroga había dado a luz lo que se convertiría en una de las obras clásicas de la literatura rioplatense, cuyo origen hay que rastrearlo en las narraciones orales que el autor hizo a sus hijos pequeños en la selva misionera. Tras 100 años siguen presentes en las lecturas escolares y en el imaginario popular. Representan, muchas veces, la primera experiencia de los nacientes lectores.
UN NEGOCIO.
Dos años antes de la edición del libro, Quiroga le escribe desde Misiones a su amigo Luis Pardo, editor de la revista Fray Mocho: «Va larga historia-cuento para muchachos chicos, que creo gustará. Tengo 8 o 10 de esos hechos en la cabeza —cada uno de media página—. Si le agradan, mándemelo decir con Romerito para evitarme trabajo de escribirles en balde. Escribo hoy a Cao, invitándolo deferentemente a que quiera hacer unas cuantas viñetitas para el cuento ese. Él lo hará muy bien».
El cuento fue publicado con el título «Los cocodrilos y la guerra» en tres páginas que incluían doce viñetas del dibujante José María Cao. Poco tiempo después Quiroga vuelve sobre el asunto y le pregunta a Pardo: «¿siguen interesándole cuentos de chicos? ¿Quiere que siga en lo hecho, o que alterne?» No se conoce la respuesta escrita del editor, pero se puede deducir que fue afirmativa, porque durante ese año y el siguiente Quiroga continuó publicando estos cuentos en la misma Fray Mocho y en otras dos revistas con las que también colaboró, P.B.T. y El Hogar. Estos cuentos tenían un antetítulo o epígrafe que rezaba: «Cuentos para mis hijos». En paralelo, Quiroga realizó diversas gestiones para su publicación en Uruguay como libro de lectura escolar. Incluso intentó aprovechar la presencia de amigos salteños en el gobierno, como le comenta a su amigo José María Delgado a mediados de 1917: «Me interesa mucho también que el otro amigo Mezzera (por entonces Ministro de Instrucción Pública) guste del libro. Tengo bajo sus auspicios un negocio de libro de lectura —los cuentos para chicos, de que creo te he hablado— que no desearía dejar enfriar para nada». La gestión continuó porque en mayo de 1918 le escribe a Alberto Lasplaces: «Y si Ud. tuviera deseos en cualquier momento de charlar sobre un libro escolar de cuentos para niños que tengo intenciones de publicar en estos meses, me agradaría mucho. Su posición oficial me puede dar buenas luces». Sus amigos y biógrafos Alberto Brignole y Delgado brindan luces sobre el desenlace de este intento: «con la convicción que tenía del valor educativo de su libro y las altas influencias que lo amparaban, daba por descontado el logro de sus deseos. Sin embargo, aconteció lo contrario: parecía estar de Dios que allí donde este selvático apuntara a una presa con vistas al negocio, el tiro le saliera por la culata».
Algunos entendían que el libro podía ser pernicioso para los niños. «El caso fue que, cuando se pasó su propuesta a informe de los inspectores escolares, éstos lo produjeron de modo lapidario: tal tiempo de verbo estaba mal colocado, esta cláusula quedaba sin sentido, aquella repetición de vocablos denotaba pobreza y mal gusto, cual giro era una verdadera bofetada aplicada a la sintaxis. Poner aquello entre las manos de los que recién se inician en el estudio del lenguaje escrito resultaba pernicioso. Esto en cuanto a la forma, porque, además, el libro desvirtuaba el propósito clásico de la fábula infantil: carecía de moraleja. Todo lo cual le fue fatal porque, ni aun con tantos apoyos como contaba, pudo levantar la excomunión a que su libro fue condenado».
Al final el primer millar de ejemplares de Cuentos de la Selva fue publicado en el segundo semestre de 1918 por Manuel Gálvez, que ya había editado el año anterior Cuentos de amor de locura y de muerte. Fue editado conjuntamente por la Sociedad «Buenos Aires» Cooperativa Ediciones Limitada y la Agencia General de Librería y Publicaciones. Incluía ocho cuentos que se mantuvieron en todas las ediciones posteriores, siete ya publicados, «La tortuga gigante», «Las medias de los flamencos», «El loro pelado», «La guerra de los yacarés» (publicado originalmente como «Los cocodrilos y la guerra»), «La gama ciega» (aparecida antes bajo el título de «La jirafa ciega»), «Historia de dos cachorros de coatí y de dos cachorros de hombre», «El paso del Yabebirí» y uno inédito, «La abeja haragana».
El libro sería traducido al inglés en 1922 y al francés en 1927. Recién en 1935 se realiza la primera edición uruguaya por la editorial Claudio García, con ilustraciones de Eduardo Vernazza. Cuentos de la Selva es la punta del iceberg de su literatura infantil. Hay que agregar dos series de textos aparecidos en revistas y solo reunidos en libro de forma póstuma, Cartas de un cazador y De la vida de nuestros animales. Algunos de estos relatos fueron publicados bajo el rótulo «Los cuentos de mis hijos», la «definición más exacta de su literatura infantil», según Ángel Rama.
Esta preocupación por la literatura infantil, más allá de los legítimos intereses profesionales, va de la mano de las propias circunstancias de vida de Quiroga. Tuvo tres hijos. Con su esposa Ana María tuvo los dos primeros, que nacieron en Misiones, en este contexto de producción literaria. Eglé nació en 1911 y Darío en 1912, a los que se sumará María Elena «Pitoca» en 1928. Diversos testimonios afirman que la relación de Quiroga con sus hijos no fue fácil. Ello se reforzó con la muerte de Ana María en 1915. Quiroga intentó aplicar una pedagogía extravagante. «Quería criarlos al amparo de la ternura y el consejo, pero curtidos como cachorros de monte», dicen sus biógrafos. Así surgen «Los cuentos de mis hijos». Basado en el testimonio de Darío Quiroga, Rodríguez Monegal explica: «Paradójicamente, este padre absorbente y tiránico, sabía ser el más delicioso narrador de cuentos infantiles, que el iba armando sobre la trama misma de los días y las noches misioneras. Muchos de esos relatos (que luego escribiría y publicaría) fueron inventados en los primeros años de los chicos, cuando aún vivía la madre; otros corresponden al período de la viudez en San Ignacio o a la instalación en Buenos Aires».
ALMA DE ROBINSON.
La expresión «cuentos de la selva» sugiere un lugar y un ambiente preciso: la selva misionera que conoció, vivió y entendió Quiroga. Él mismo escribió, en 1916 y con el seudónimo «Misionero», un relato que brinda luz al respecto. El título fue «Los Robinsones del bosque». El personaje es un joven empleado de banco que un día amanece en el bosque y decide correr el riesgo de vivir la «vida intensa» del monte. Este «Robinson veraniego» tiene coraje pero también un «miraje de vida inocente». El encuentro con una víbora de cascabel lo hizo pasar de considerar monótona y demasiado inocente la vida de aquel «país» a verla como peligrosa, y sale del bosque a paso vivo. Concluye el narrador diciendo que «el bosque le murmura (…) irónicamente»: «Demasiada fuerza a destiempo… El bosque es hostil exclusivamente a dos clases de personas: las que no creen en las víboras y las que las ven a cada paso». A fines de ese año Quiroga regresó de Misiones a Buenos Aires, donde se había radicado en 1910. Había llegado a Misiones en 1903 participando de la expedición de Leopoldo Lugones.
(EL PAIS CULTURAL)

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

José Balderrín, el pintor que también escribe

Nos hemos referido días pasados a José Balderrín, el artista plástico que la pasada semana expuso algunas de sus obras en el Chalet Las Nubes, exposición enmarcada en “La Semana de Amorim”.
Pero hemos descubierto después que Balderrín también crea versos, escribe poemas. Van a continuación tres breves muestras:
Soledad
esperame afuera
por un momento
concerté una cita
voy a cerrar los ojos
para encontrarme con ella

Muchas muertes
en mi ser habitan
una me trae
rumor de alas presurosas
otra me trae una llaga
para mi costado izquierdo
y un madero y clavos en sus manos
queriendo crucificarme
no podría enumerarlas
muchas muertes
dentro de mi ser habitan

No quiero
y sin embargo quiero
quererte
si te veo muero
y si no también.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Un par de salteños con algo para decir sobre Van Gogh

Carolina Cunha y Jorge Menoni

Interesantes palabras sobre Vincent Van Gogh han expresado por estos días, en redes sociales, los salteños Carolina Cunha y Jorge Menoni, artista plástica ella y poeta él. Sucede que el pasado fin de semana se cumplió un año más del fallecimiento del gran pintor neerlandés -uno de los mayores representantes del movimiento conocido como Post-impresionismo-, del que se estima que llegó a crear más de 2.500 obras, entre pinturas y dibujos. Había nacido el 30 de marzo de 1853 en Zundert (Países Bajos) y falleció el 29 de julio de 1890 en Auvers-sur-Oise (Francia).Campo de trigo con cipreses, 1889

Obras que emocionan profundamente: Carolina Cunha comparte la imagen de la pintura «Campo de trigo con cipreses» y reflexiona así: “29 de julio de 1890, fallece el más fantástico de los pintores post impresionistas: Vincent van Gogh. He llorado frente a sus obras, porque emocionan profundamente. Ésta es una de las tres versiones de «Campo de trigo, con cipreses» (The National Gallery), fue pintada en setiembre de 1889 durante su estancia en el Asilo Mental de St- Rémy. La versión que se encuentra en el Met Museum, fue pintada en julio del mismo año y probablemente frente al paisaje que recreó”.
Un poema de Jorge Menoni: Con un poema dedicado a él, Jorge Menoni homenajea al pintor en su libro “Tiempo del Origen”, publicado en Holanda en 1996. Es el siguiente:

COMO UN VUELO BLANCO
(a Vincent van Gogh)
Un Amarillo transcurrir de antiguas formas desgastaban los lienzos.
Herederos de luz brotaron de muy hondo quebrando simetrías.
En un último gesto alcanzaron los campos y amaron una bala.
El polvo fue testigo.
El molino ya no está
y tú lo sabes
Tampoco están los cuervos
ni el ciprés retorcido
ni la noche estrellada.
Apenas resta el pulso muriendo
en cada trazo.
El molino ya no está
y tú lo sabes
…Quizás importa el viento.

La oreja: ¿Fue toda la oreja izquierda o solamente el lóbulo lo que perdió Van Gogh? ¿Se cortó él mismo o fue su amigo, el famoso pintor Paul Gauguin, quien lo lastimó en una pelea en el año 1888, luego de que Van Gogh intentara agredirlo con una navaja? ¿Será verdad que luego envolvió en un trapo la oreja cortada (o parte de ella) y se la llevó como obsequio a una prostituta de nombre Rachel? Son cuestiones que no están del todo claras, incluso entre los investigadores de la vida de Vincent Van Gogh. De lo que no hay dudas es que es un tema que a partir de un hecho real, también ha tomado ciertas aristas propias de una leyenda, y ha trascendido notablemente a tal punto que, sin ir más lejos, hasta un grupo musical español (surgido en 1996 en San Sebastián, País Vasco) se llama “La Oreja de Van Gogh”.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Última función en el Cine 4D Daymán de “Los Olvidados”

WhatsApp Image 2018-08-01 at 16.38.33

En el Cine 4D Daymán se proyectará la última función de un documental de Agustín Flores intitulado “Los Olvidados” este jueves 2 de julio a las 18.30 horas.
“Los olvidados es un documental que tiene 75 minutos de duración y fue realizado en nuestro país.
La Dirección es Agustín Flores, la música de Don Cony, Kitty, fotografía Sebastián Martínez .Reparto: Documentary Productora Trapecistas Producciones.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

La reedición del libro que reúne intercambio vía mail entre discípulo preguntón y el escritor uruguayo

Conversaciones con Mario Levrero

Mario Levrero (Jorge Mario Varlotta Levrero, Montevideo, 1940-2004) fue un hombre complejo: narrador, librero de viejo, guionista de historietas, humorista, director de revistas de crucigramas, parapsicólogo y coordinador de talleres literarios. Espiritual y místico, buscaba, tanto en su narrativa como en la de quienes participaban en sus talleres —presenciales o virtuales —una interacción lúcida entre el inconsciente (según Levrero, el motor de toda literatura genuina) y el yo, que predomina recién en la corrección de los textos. Para Levrero, el estilo debe ser propio de las personas, y todo trabajo de taller debe apuntar a que el escritor en ciernes se descubra a sí mismo, más que enseñarle técnicas adecuadas y el estilo «correcto».
Silva Olazábal (Fray Bentos, 1964) es narrador y periodista cultural.
Participó en uno de los talleres virtuales de Levrero y, entre 2000 y 2004, declara haberlo asediado a preguntas vía email. Parte de ese intercambio, editado y organizado por temas, es lo que se publica.
Tuvo su primera edición en 2008, ha sido reeditado en Chile, Argentina y España, hasta esta nueva edición uruguaya revisada y ampliada.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

El habla, que tiene poca resonancia pero muchos efectos

La búsqueda formal de la poesía contemporánea no llega a una palabra esencial. Corta por el atajo, rasante al bajo fondo. Parece trabajar con materiales «dados», su curiosidad husmea en los suburbios del habla —esto es una metáfora tan incrustada en la lengua que la hace doler en lo que llamaría punto de cristalización. levrero

La lengua, la lengua hablada, enriqueció de pronto: lo que eran gotas, gotas de saliva, ahora son cristales. Eso duele. El rico duele. Bastó un toque del joven uruguayo y decimonónico Jules Laforgue, menos espectacular que el otro joven uruguayo y decimonónico Isidore Ducasse pero más eficaz a los efectos de «lo que se habla» —efectos de lo que se habla: lo que se habla tiene poca resonancia pero muchos efectos y los bajos del habla —sus suburbios, allí donde le da el que canta— son sordos a la profundidad— para que una adherencia que bien pudiera llamarse «toque Laforgue» acompañe desde entonces la piel hablada. De ahí, de todo esto, el tú a tú del que es casi imposible escapar en la poesía actual, un tú a tú de persona a persona que también puede ser un tú a tú de palabra a palabra.
Todas las palabras están asombrosamente cerca. Y nunca estuvieron tan alejadas —especialmente la palabra poética. Esta palabra a la que hay que referirse como a una —ya no como Una— tiene una fuerza redonda de mito. De tal modo rueda que impregna todo lo que la rodea, las demás palabras. No sólo es viral su ejercicio de contagio como quiere Burroughs: es un asunto de pregnancia, un cuerpo extraño que se desplaza del mar2culturagen al centro va irradiando, una bicicleta con un ciclista sobre ella pero fija la cámara en los rayos de sus ruedas, fija la cámara en sus ruedas por la velocidad que le quita rayos, la velocidad que fija, no sobre quien va montado.
Sólo un montado importa en el Río de la Plata (ojo: primero Artigas, irrumpe la historia en medio del juego): Leguisamo solo. La historia irrumpe con la Revolución Francesa que girará en los rayos de una bicicleta años más tarde hasta que la rueda se detenga por completo sobre un taburete, fuera de toda bicicleta. Paró en Duchamp. Los soviets fueron más que una sola rueda: fueron una máquina. Y la palabra: se diría que avanzó entre los pliegues del tiempo, acaeció, vino hacia acá en un tumbado del mismo modo que el hombre imaginario. O que el contrabajo cubano de Cachao.
La cantidad de dolor/amor que la palabra poética necesita para volver a palpitar —un renacer que no es de la época— como corazón reactivado es lo que no sé decir. Lo sabe la mujer en el poema de Parra. Lo que se observa en la ciudad —un extremo distinto de lo que se ve en el campo: la intimidad verde que atraviesa y suspende el juicio— es su existir casi distraído de boca en boca, un pasar que no necesariamente marca ni la calidad ni la cantidad del tiempo. El existir de la palabra en la ciudad, la piel hablada y la intimidad verde.

(EL PAIS, CULTURAL)

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Adelanto: Charla en la Alianza Francesa Salto a 200 años del inicio de “La Balsa de La Medusa”

WhatsApp Image 2018-07-30 at 14.36.00

El Arquitecto Juan Carlos Ferreira brindará una charla el próximo viernes 3 de agosto en la Alianza Francesa Salto (Amorim 252) en el marco de los 200 años del inicio de la “Balsa de la Medusa”.
La tragedia de la fragata Medusa frente a la costa de África Occidental en el verano de 1816 fue el hundimiento más documentado y polémico de la historia antes del Titanic
En los anales de la marina francesa no existe un ejemplo más trágico que el de aquella fragata.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Panero el desaforado, psicoanálisis, psiquiatría y su rol en vida y obra del poeta español en nuevo ensayo

Un caso de poesía y locura

EN 1976, a menos de un año de la muerte de Franco, se estrenaba en España El desencanto, un film documental de Jaime Chávarri. Tras un polémico recibimiento, fue un éxito inesperado, permaneciendo meses en cartel en Madrid y Barcelona. Se convirtió luego en una película de culto que algunos consideran entre las diez mejores del cine español. La temática y el desempeño de sus «personajes» desenmascaran la fragilidad y oscuridades de la familia burguesa, retratan la sociedad española y su sistema literario en tiempos del franquismo y posfranquismo, por medio de la pulverización autoinfligida de un grupo familiar: viuda e hijos del poeta Leopoldo Panero (1909-1962), quienes aceptan exponer sus rencores y excentricidades ante la advertida, aguda y fascinada cámara de Chávarri. panero
LOS PANERO.
Quizás fue Neruda el primero que empleó el plural para denostar a los hermanos Juan y Leopoldo Panero, ambos poetas, y como fórmula que involucraba a otros de su círculo —Luis Rosales, Dionisio Ridruejo—, cuando se refirió en Canto general a «la caterva infiel de los Panero/ los asesinos de los ruiseñores». La acusación aludía a la toma de partido a poco de comenzar la Guerra Civil Española y a las simpatías falangistas de los integrantes del grupo, que los hacía cómplices —para Neruda— de muertes como las de Lorca o Miguel Hernández. Juan Panero también muere joven, a causa de un accidente, en 1937, y Leopoldo sobrevivirá en la España del nacionalismo triunfante, cultivando versos depurados, religiosos, intimistas, que le valieron su consagración como poeta oficial del régimen.
Del matrimonio de Leopoldo con Felicidad Blanc, asentado en Astorga, localidad natal del poeta, nacerán tres hijos que deberán sobrellevar no sin conflictos la pesada figura del padre. Al mayor, Juan Luis, toca asumir el nombre de dos tíos muertos durante la Guerra Civil. El menor, José Moisés (Michi) llevará el nombre de los abuelos, y el segundo, Leopoldo María, cargará con el nombre paterno, además de repetir el de un hermano muerto al nacer. El duelo preside la onomástica familiar y desencadenará el estallido de una catástrofe emocional y económica tras la muerte del padre, hombre difícil y gran bebedor. La película de Chávarri comienza con la inauguración de su estatua, en paralelo a su despedazamiento en el seno de las peleas familiares, cuando Juan Luis y Leopoldo María —ya con varias internaciones psiquiátricas— se disputan el reemplazo del liderazgo familiar y poético. El contexto del estreno del film propició interpretaciones que superaban la crónica de familia disfuncional: se trataba de un clan emblemático del catolicismo franquista, y la crudeza del exhibicionismo desenmascaraba la hipocresía de una época y un sector social. El aniquilamiento del padre en el documental coincidió con la necesidad social de «destaparlo» todo y derribar simbólicamente a Franco, el «padre» oficial. Tras esa etapa, Ricardo Franco vuelve sobre los Panero en un documental de 1994, Después de tantos años, que realinea las posiciones literarias, públicas y privadas, así como da cuenta del inminente trágico fin del linaje.
PSIQUIATRÍA Y LITERATURA.
Si los Panero crecieron saturados de literatura, Leopoldo María sumó a eso un gran conocimiento de teoría psicoanalítica, especialmente de Freud y Lacan, pero también incorporó a Deleuze y Guattari, y se vio fascinado con la antipsiquiatría. Desde sus primeros traspiés juveniles —comportamiento transgresor, escandaloso y agresivo, inculpación y condena social inicial por el consumo de marihuana, rebeldía política, posteriores intentos de suicidio y abuso de alcohol y otras drogas— conoció los tratamientos al uso: internación compulsiva, encierro, electroshock. Durante casi toda su vida adulta fue tratado por las instituciones médicas a las que combatió en sus escritos y manifestaciones públicas. Un caso tan excepcional que desborda cualquier categoría de análisis convencional (de su poesía, de sus diagnósticos, de su historia personal) interesó a Raquel Capurro, psicoanalista uruguaya de la escuela lacaniana, quien asumió el desafío de Lacan al inducir a sus discípulos a «intervenir cuando estén inspirados por algo del orden de la poesía». Capurro analiza la obra literaria de Panero «en coyunda» —como gusta decir— con su vida. El resultado, Leopoldo María Panero, La locura llevada al verso, es un libro sólido y estimulante que, recogiendo amplia bibliografía, va anudando testimonios, entrevistas, artículos y datos clínicos, para mejor leer cómo la experiencia de locura es transformada en una escritura que la interpreta y a la vez impugna la psiquiatrización, a la que, por otra parte, Panero se sometió muchas veces voluntariamente.
DENUNCIANTE INCÓMODO.
Este libro profundiza en algunos aspectos de la compleja relación vida-arte, sobre todo a partir de análisis de textos según un recorrido cronológico. Atraviesa la cuestión de la identidad y la identificación que se juega en el nombre propio respecto del nombre del padre, el duelo por la infancia perdida, manifiesto en la atracción por las historias de terror, los cuentos de hadas e infantiles y sus personajes, en especial la recurrencia de Peter Pan como figura autorreferencial. También propone una lectura del furor como «lujuria de vivir», una tendencia al exceso que pondría en acto otro sentido oculto en el nombre (el «pan-eros»), que lo llevó siempre al límite de la autodestrucción. Capurro devela en la obra claves y abundantes citas míticas, bíblicas, literarias, cinematográficas y de la cultura pop, que ensanchan las posibilidades de comprensión. Su análisis funciona por el respeto y la cautela con que se posiciona frente a la producción de conocimiento, sus posibilidades y sus alcances, en ese territorio común al psicoanálisis y la crítica literaria que es la interpretación de la palabra. La escritura de Panero admite múltiples valoraciones. Puede entreverse como estrategia terapéutica cuando algo del dolor pasa al decir, propiciando un camino de salida, y habilitando casi la única alternativa de comunicación en el ensimismamiento de la locura. La calidad y el reconocimiento de su poesía, su excéntrica vida, su radicalismo innegociable que le valió una notoriedad sostenida, parecerían confirmarlo, tras varias décadas, como sustituto paradójico del padre. Leopoldo, nombre de origen germánico, significaría «audaz o valiente con el pueblo y la gente». Incluso este valor al que apunta la etimología podría remitir al padre homónimo, poeta político al fin, a despecho de la mayoría de sus versos. El hijo asumió o encarnó el nombre, haciendo de vida y obra un gesto político de carácter casi sacrificial: anárquico, desmitificador, denunciante incómodo de los abusos del poder. Llevó al extremo del sufrimiento sus contradicciones entre la rebeldía y la tentación de poner su desborde en manos de la medicina. Si personificó el opuesto del padre no pudo superar del todo, como señala Capurro, el temor y el diagnóstico materno de la locura congénita y la también congénita genialidad. El desaforado no es solo el atrevido capaz de atropellarlo todo, sino también el que «se expide contra todo fuero o privilegio», el que «quebranta los fueros» y es expulsado de la comunidad. Este poeta se ofreció, persona y personaje, como víctima propiciatoria dispuesta a cargar con los pecados y las suciedades: el indeseado, el temido, el intocable, también entonces ungido por eso de un poder inexplicable.
LEOPOLDO MARÍA PANERO, LA LOCURA LLEVADA AL VERSO, de Raquel Capurro. Ed. me cayó el veinte, 2017. México, 302 págs
(EL PAIS, CULTURAL)

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Con “Una noche de Película” hoy cierra la semana de homenajes a Amorim

¿No hay dinero para mantener Las Nubes?

Con el concierto titulado “Una noche de Película” (basado en música de películas famosas), que el grupo salteño Déjà Vu ofrecerá esta tarde, desde las 18:00 horas en el Chalet Las Nubes, se podrá punto final a las celebraciones de la “Semana de Amorim”, actividades que comenzaron el pasado fin de semana con exposición de pinturas de José Balderrín y que prosiguieron luego con la charla sobre “El Rol de la Mujer en la Primera Guerra Mundial” a cargo del investigador Mario Copetti.

¿Qué pasa con el mantenimiento de las Nubes?LN
En el concierto de hoy se podrá adquirir un bono colaboración, con valor de $ 100 (cien pesos uruguayos), dinero destinado a mejoras edilicias en el Chalet. Ante esto, es bueno destacar el esfuerzo del Grupo Amigos de Las Nubes por querer siempre mantener y mejorar el lugar, tanto en infraestructura como en espectáculos artísticos. Pero también cabe preguntarse, ¿el Ministerio de Educación y Cultura, que es su dueño, no debería mantener el Chalet las Nubes, la emblemática residencia del escritor Enrique Amorim, en las condiciones adecuadas? Hace algunos años, un destacadísimo artista plástico, de renombre internacional, que no es de Salto pero dictó talleres aquí durante años, quiso comprarlo. Quería dedicarlo a un centro cultural del mejor nivel, con permanentes muestras de arte y talleres. En aquel momento, varios ciudadanos de Salto se opusieron terminantemente, argumentando que ese bien no podía pasar a manos de un privado sino que tenía que ser del Estado. Pues bien, ahora, como aquellos ciudadanos querían, el edificio es del Estado; reiteramos: el Ministerio de Educación y Cultura es su dueño. ¿Qué pasa entonces que no llega el dinero necesario para su mantenimiento? ¿Hay que pensar pues que hubiera sido mejor que quedara en manos de un privado, que seguramente lo iba a transformar en un verdadero centro cultural? Habrá que seguir el tema…

50 años de Jorge Arbeleche en el camino de la poesía
Cincuenta años se cumplen en este 2018 de la publicación del primer libro de Jorge Arbeleche (nacido en Montevideo en 1943), profesor e Inspector de Literatura, poeta, crítico literario y miembro de la Academia Nacional de Letras. Es por ello que se han lanzado dos libros suyos. Dice un comunicado de la Academia: “En el marco del cincuenta aniversario de la edición de Sangre de la luz (Montevideo, Ediciones de la Banda Oriental, 1968), primer libro de Jorge Arbeleche, la Academia Nacional de Letras y el Centro Cultural de España presentan las antologías celebratorias de este cincuentenario, “Carta a García Lorca y otros poemas” (Guadalajara, Editorial Mantis, 2017) y “El repetido escándalo del gallo” (Madrid, Editorial Vitruvio, 2018; Montevideo, Editorial Estuario, 2018).
A propósito, el crítico Gerardo Ciancio escribió: “Precisamente, encuentro en la poesía de Jorge Arbeleche, luego de cincuenta años de ejercicio creativo continuo, infatigable, severo para con su propia práctica escritural, un perfume, ese “magma ajazminado” que recorre la entonación de sus versos, un acento que otorga a su escritura esa “húmeda frescura” que la mantiene indemne al tiempo y a los lectores sucesivos, un rasgo luminoso, que transforma su obra, desde el fundacional Sangre de la luz (1968) hasta sus últimos poemas inéditos, en la de un clásico de nuestra lengua donde siempre se escucha “el eco sin final de la absoluta hondura”, donde siempre se invita, en un ágape dibujado en la red del lenguaje, del gozo y de la sombra, “a tejer los nudos infinitos de esa red”.
En tanto Antonio Gamoneda escribió: “No todo lo que leo lo es por primera vez, pero quizá son otros ojos mis ojos; siempre, por tanto: un descubrimiento. Y tengo que volver a darle las gracias, Arbeleche, las gracias mayores, no por el libro en sí, sino por haberlo escrito. Medio siglo de creación podría ser suficiente, pero no; afortunadamente, seguirás creando. Gracias también por ello.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Recuperando un legado cultural, Gauchos en las Malvinas

(EL PAIS CULTURAL)
En el siglo XIX había tanto ganado salvaje e indómito en la islas que sólo los gauchos uruguayos y argentinos podían con él. La presencia de estos hombres todavía se percibe.
En el año 1982 muchos jóvenes argentinos y británicos murieron en las Islas Malvinas por culpa de una guerra. El lugar fue testigo de un despliegue bélico inaudito, de hombres y máquinas supersónicas, con estruendos y gritos de terror. Es un sitio desolado, sin árboles y casi sin referencias visuales –resulta difícil, en cualquier fotografía, estimar distancias a simple vista, lo que aumenta la sensación de soledad infinita. Sus habitantes –pocos humanos, millares de ovejas, algunos caballos y muchos pingüinos- reaccionaron como pudieron. Los pilotos de caza argentinos o británicos recuerdan cuando pasaban en vuelo rasante por las playas llenas de pingüinos. Éstos elevaban la mirada y, tras verlos pasar, caían todos de espalda. Su anatomía no les permitía observar toda la trayectoria del ave mecánica sin perder el equilibrio.fotocultura
Las islas recibieron a lo largo de cinco siglos a visitantes portugueses, españoles, franceses, argentinos y británicos que luego fueron dueños, administradores, ocupantes, trabajadores, capataces, ladrones o usurpadores. La mayoría con órdenes que se daban en lejanas capitales o centros urbanos. Desde que en 1520 el cosmógrafo Andrés de San Martín dibujó el primer mapa de las islas –era parte de la expedición de Magallanes, luego murió con él en Filipinas- los barcos dejaron allí vacunos, caballos, ovejas y cerdos que, con el tiempo, se reprodujeron y ocuparon la superficie sin control alguno. Era ganado salvaje que estaba a disposición, casi gratis. Durante siglos los barcos balleneros o loberos se abastecieron sin pedir permiso, mataban las vacas que precisaban, o robaban los cueros, y seguían viaje. Algo que las sucesivas administraciones de las islas intentaron controlar para beneficio propio.
Para lidiar con semejante masa de ganado salvaje y adaptado al terreno hacían faltan gauchos, hombres acostumbrados a trabajar a caballo en condiciones extremas con el lazo, la boleadora y el facón. El libro Gauchos de Malvinas de Marcelo Beccaceci rastrea la presencia de estos gauchos argentinos y uruguayos en la historia de las islas, cuyo legado cultural y material se percibe hasta hoy en el archipiélago.
Yeguas machonas.
Los primeros fueron franceses, que pasaron por Montevideo en el caluroso enero de 1764 a bordo de la fragata L’Aigle y la corbeta Le Sphinx y compraron bueyes, novillos, cabritos, caballos, levantando las sospechas del gobernador español local, José Joaquín de Viana. Éste, intuyendo el destino, se aseguró de que las yeguas “fuesen machonas de suerte que no procríen”. Una vez llegados a Malvinas se instalaron bajo el mando del joven oficial francés Louis Antoine de Bougainville, fundaron el asentamiento-fuerte Port Saint Louis, y tomaron posesión de las islas. 40 años más tarde, y ya bajo administración española, había 5.000 cabezas de ganado salvaje vagando por las islas. Las yeguas que de Viana le vendió a los franceses tenían, al parecer, una femineidad oculta y potente.
Los empresarios también tuvieron su hora. El más controvertido fue quizá Luis Vernet, quien llegó a las islas autorizado por el gobernador argentino de la Provincia de Buenos Aires para desarrollar su emprendimiento ganadero. En 1825 contrató a varios gauchos que debían permanecer un año en las islas, cuyas praderas abiertas ya tenían vagando a 20.000 vacunos, 3.000 caballos y 5.000 cerdos. Vernet llegó a emitir papel moneda propio para uso en las islas que circuló muchos años, incluso después de la ocupación británica. Los ingleses llegaron en 1833 con el navío de guerra Clio, pero luego se ausentaron durante un año. Los gauchos de Vernet, mientras tanto, enojados por la falta de una paga justa y por las enormes deudas que tenían con el empresario –los obligaba a comprar alimentos e insumos a precios elevados- atacaron a representantes de la administración Vernet y mataron a cinco. Fue la primera sublevación gauchesca de las islas. Mientras tanto merodeaba por la zona el Beagle, el barco que haría historia al mando del capitán Fitz Roy y con Charles Darwin a bordo.
La presencia de gauchos creció bajo administración británica con el emprendimiento de Samuel Lafone, comerciante de origen inglés radicado en Montevideo. Debía llevar colonos a las islas para explotar el ganado salvaje. Se le concedió un territorio importante al sur de Puerto Darwin -hoy conocido como Lafonia- a partir de un contrato firmado entre Lafone y la Reina Victoria en 1846. En las islas ya había entre 80.000 y 100.000 vacunos salvajes. La posterior explotación hizo disminuir el ganado hasta su exterminio. Cuando en 1867 se incentivó la explotación de ovejas, que con los años pasaría a ser el recurso económico dominante en las islas, quedaban solo algunos cientos de vacunos. La era del gaucho en Malvinas no llegaría al siglo XX.
Una tarea peligrosa.
El libro Gauchos de Malvinas cuenta la historia en sus detalles, siempre con el preciso contexto. Ofrece numerosas imágenes en formato grande y papel brilloso con reproducciones de cuadros, ilustraciones y pinturas de época que describen la actividad diaria de los gauchos, el reposo, sus viviendas o vestimenta. También despliega fotografías actuales tomadas por el propio autor donde aparecen los corrales de piedra construidos por los gauchos, y que aún permanecen intactos en esa inmensa y sobrecogedora soledad. Quienes conocen las mangas del norte del Uruguay –cercos para el ganado levantados con piedra del lugar- verán en estos corrales a sus hermanos mayores, de más altura (a veces hasta 2 metros) y construcción más sofisticada.
El relato de Beccaceci zafa con elegancia de los discursos predominantes sobre la soberanía de las islas, pero pone todos los datos históricos disponibles, mapas y otras curiosidades, en manos del lector para que éste saque sus propias conclusiones. Tanto que la geopolítica queda subordinada al hombre, al gaucho, al tipo de trabajo que realizaban, las condiciones y sus riesgos. Era una tarea muy peligrosa de la que solo los hombres de campo uruguayos o argentinos podían salir airosos, porque los de otras latitudes no daban con la talla. El extracto del diario de viaje de Darwin que Gauchos de Malvinas reproduce –uno de los puntos más disfrutables del libro, que ocupa varias páginas- resulta ilustrativo. Charles Darwin acompañó a un par de gauchos al interior de las islas durante varios días, y no la pasaron bien.
GAUCHOS DE MALVINAS, de Marcelo Beccaceci. South World, 2017. Buenos Aires, 84 págs. Distribuye Gussi.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Continúan a pleno las actividades en “El mes de Amorim”

Cobijadas en Las Nubes…

Estamos en pleno mes de Julio y por lo tanto, como se viene haciendo ya tradicional en Salto, continúan las diversas actividades en “El mes de Amorim”, concentradas especialmente en su residencia, el emblemático Chalet Las Nubes. Hay que recordar que Enrique Amorim nació un 25 de julio y falleció un 28 del mismo mes, en los años 1900 y 1960 respectivamente.

Muestra de pinturas de BalderínLas Nubes

El pasado domingo quedó inaugurada en el Chalet la muestra de pinturas de José Balderrín, un artista de gran humildad, perfil bajo, que ha recibido formación en importantes talleres.
Es además un destacado carpintero, a quien algunos recuerdan además como muy buen locutor de radio.
En su muestra de homenaje a Amorim (que se encuentra abierta al público en el horario de 10:00 a 17:00 horas), predominan las figuras humanas, en especial los retratos, entre los que se puede observar dos autorretratos. Las manos, en diferentes actitudes, son otro elemento recurrente en su pintura. Quienes conocen la trayectoria de Balderrín sostienen que se trata, en este caso, de un cambio bastante notorio en su técnica y estilo, experimentaciones que siempre son saludables en el trabajo de un creador.
Espectáculo musical y charla

En tanto mañana viernes, desde las 19:00 horas, realizará su presentación el grupo musical “Déjà Vu”, que ofrecerá un espectáculo titulado “Una noche de Película”, concierto basado en música de películas famosas. Al día siguiente, es decir sábado 28, el investigador Mario Coppetti ofrecerá, a la hora 18:00, una charla titulada ”El Rol de la Mujer en la 1ª. Guerra Mundial”. Finalmente, el grupo Déjà Vu participará nuevamente el domingo 29, esta vez a las 18:00 horas, para volver a brindar el espectáculo “Una Noche de Película”.

“La desembocadura” y “La carreta”: reediciones de Amorim en los últimos años
Quizás la más clara muestra de vigencia de un escritor, sea la reedición de sus obras, porque eso habla de un público nuevo que espera leerlo. En este sentido, queremos recordar que dos obras de Enrique Amorim fueron reeditadas aquí en Salto en los últimos años, ambas impulsadas por Leonardo Garet y presentadas en el Chalet Las Nubes en el marco de “El mes de Amorim”. El 25 de julio de 2015 se presentaba una nueva edición de “La Carreta”, en la colección “Biblioteca de Autores Salteños”, con prólogo y notas de Garet y con el auspicio de la Asociación “Amigos de Las Nubes” y la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación. Pero algunos años antes, el 30 de julio de 2006, era presentado por el Académico Ricardo Pallares el tomo Nº 9 de la Colección Escritores Salteños, correspondiente a la novela “La desembocadura”.

Especial para EL PUEBLO:
“Presencia”, un poema de Carlos Ardaix a Enrique Amorim
Carlos Ardaix, el periodista, comunicador radial y poeta que por su popularidad no precisa presentación en Salto, allá por el mes de julio de 2004 escribió un poema dedicado a Enrique Amorim. Y por estos días ha querido que sea EL PUEBLO quien se encargue de sacarlo a luz. Es el siguiente:

Presencia

Pienso que te fuiste de paseo aquella tarde que julio agonizaba.
Te fuiste lejos del invierno
al sol de la poesía y la palabra.

Llevabas estrellas en los ojos de todos los mundos que habitabas.
Un resabio del Uruguay crecido, canelos, cipreses y araucarias.

Te fuiste litoral de lavanderas al encuentro de nombres y de patrias.

Te fuiste entre galopes y ladridos rastreándole el rumbo a la esperanza.

Después del veintiocho hubo un silencio ese miedo a morir que siempre espanta.

Pero estabas vuelta en los aleros que cobijan el mate y la guitarra.
Estás en los naranjos cuando trepan derecho al corazón de la fragancia.

En el bravo Arapey que se hace espuma,
cuando viene a esperarte a las barrancas.

Estás Enrique, siempre estás en las cuatro estaciones de Las Nubes.

En el primero de mayo de las plazas y en ese amor que sube y sube enamorando esta mujer que llamas Patria!

Carlos Ardaix

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Adelanto: Encuentro de Arte y Juventud Durazno 2018

WhatsApp Image 2018-07-25 at 09.48.08

Se viene una nueva edición de Arte y Juventud, esta vez en la ciudad de Durazno desde el 19 al 21 de octubre.
Las inscripciones se realizan de forma online hasta el 31 de julio, completando el formulario que se encuentra disponible más adelante.
Como todos los años más de 1.500 jóvenes convivirán en la ciudad para llenarla de color y arte en cada disciplina: artes visuales, letras, música, danza, circo, teatro, murales, audiovisuales.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Uruguay en Chile

Uruguay XXI organiza una visita comercial multisectorial a Santiago de Chile, del 25 al 28 de setiembre de 2018.
Los participantes contarán con una agenda de reuniones personalizada en base a sus necesidades, realizada por la consultora internacional AP Trade Missions.
Se solicita a las empresas interesadas completar el formulario de inscripción y enviarlo junto con su plan de internacionalización antes de la fecha establecida.
Costos cubiertos: Armado de agenda, traslados internos a las reuniones. Las MIPYMES recibirán un reintegro del 50% del costo del pasaje (tope USD 150), contra presentación de comprobante de pago y certificado PYME vigente.

Por inscripciones y más información comunicarse con Analía Bello al mail:
abello@uruguayxxi.gub.uy
FECHA LÍMITE: LUNES 30 DE JULIOCUPOS LIMITADOS.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

La Escritura del Yo generada en una cabaña, en contacto con la naturaleza

Libro de Claire-Louise Bennett, Una soledad en Irlanda

(EL PAIS, Cultural)
Pese a que ha escrito relatos y ensayos para distintas revistas y obtenido el premio White Story Short Story en 2013, Claire-Louise Bennett es la joven autora de un solo libro, Estanque, con el que fue finalista del Dylan Thomas Prize 2016. Nacida en Wiltshire, Inglaterra, tiene poco más de treinta años, visitó Montevideo en el marco del FILBA 2017 y ha conocido una rápida circulación impulsada por el interés de la crítica en el carácter poco convencional de sus textos.
Estanque reúne una veintena de narraciones que recuperan la estadía de la autora en una vieja cabaña de piedra ubicada sobre la costa oeste de Irlanda, en una localidad semi rural, no muy alejada de la vida moderna pero con una fuerte presencia de la naturaleza. El punto de partida de Bennett no es la ficción, ni la vocación de contar una historia. Ha escrito estos textos a mano, como quien drena una necesidad interior, y luego, según manifestó en varias entrevistas, revisó el caos, seleccionó y organizó su libro sobre la búsqueda de una relativa unidad.
Es notorio que buena parte de las experiencias que asoman en sus páginas son biográficas y podrían asignarse a las llamadas escrituras del Yo, aunque la voz narradora no necesariamente coincida con la de la autora. El juego está asumido desde hace años como una tendencia que suele reunir más expectativas que logros, y en el caso de Bennett, con marcado acento en las percepciones de la soledad sobre la vida doméstica y los protagonismos de la naturaleza, a veces aliadas y a veces hostiles a las confianzas depositadas en ellas. Casi siempre de modo fugaz o aleatorio, cruza la figura de un amigo, de un familiar o de algún vecino, pero la mayoría de los textos transitan por la descripción de secuencias solitarias y triviales, avivadas por descripciones agudas, conjeturas delirantes y algunos pasos de humor que desacomodan el tono de la narración cada vez que parece hacerse previsible o excesivo.
El carácter del libro es fuertemente especulativo, y puesto que se trata de un soliloqui0 sin consecuencias, Bennett a menudo parte de la expresión de un deseo, que después niega para pasar a narrarlo como si en verdad hubiese sucedido, y así trastoca la lógica de unos hechos que afirman su naturaleza en la pura imaginación, a veces en su condición de restos de experiencias no confesadas, y en algún caso en la alegoría, como en el excelente “Asunto terminado”, casi un cuento.
Escribe Bennett en otro de los textos: “Debido a mi radical inmadurez —caracterizada por una persistente falta de ambición— los hechos reales me son irrelevantes, y por lo tanto el impacto que tienen en mi mente es inexistente o bien feroz, de modo que, naturalmente, tengo que dudar de mi facilidad para formar recuerdos con algún tipo de congruencia con lo que en efecto sucedió —incluidos los acontecimientos decisivos y todo eso”. La confesión agrega luz a la intención de la autora y, sobre todo, a su punto de partida para tomar la palabra.
El talento es evidente, como la dificultad a la hora de discriminar qué importa y qué no en los juegos de la realidad en la cabeza. Es el viejo problema del Yo, que cuando no encuentra su límite, tampoco encuentra su esperanza.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Premios Goya y Oscar

ICAU – Dirección del Cine y Audiovisual Nacional abre la convocatoria para la presentación a la 91ª edición de los Premios Oscar de la Academia de Artes Cinematográficas de Hollywood y la 33ª edición de los Premios Goya de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.
Podrán postularse a los Premios Oscar por Uruguay los largometrajes estrenados en el país, entre el 1 de octubre de 2017 y el 30 de setiembre de 2018, durante un período mínimo de siete días consecutivos en al menos una sala de cine de proyección comercial, que genere ingresos para el productor y el exhibidor.
A los Premios Goya, podrán acceder los largometrajes estrenados en el país, entre el 1 de noviembre de 2017 y el 31 de octubre de 2018, durante un período mínimo de siete días consecutivos en al menos una sala de cine de proyección comercial, que genere ingresos para el productor y el exhibidor.
Aquellas películas que sean elegibles de acuerdo a las bases y quieran ser presentadas por Uruguay, deberán leer las bases de el Premio al que postula y expresar su voluntad mediante la carta de conformidad en adjunto, enviándolas junto con el afiche y dos fotografías de la película en alta resolución a:
internacionalesicau@mec.gub.uy, con copia a:
tramitesicau@mec.gub.uy, hasta el 1 de agosto a las 15 horas inclusive.
Le elección de la película que representará a Uruguay en los dos Pemios se llevará a cabo por decisión de ICAU mediante consulta a las siguientes instituciones: Asociación de Productores y Realizadores del Uruguay (ASOPROD), GREMIOCINE, Sociedad Uruguaya de Actores (SUA), Mesa de la Film Comission & Promotion Office (UFC&PO), y a la votación del padrón de técnicos profesionales del Registro ICAU.
Inscripción al padron de votación
La convocatoria a técnicos profesionales que deseen formar parte del padrón de votación y aún no estén inscriptos, se realizará vía mail enviando la ficha de inscripción de profesionales al padrón de votación a:
internacionalesicau@mec.gub.uy, del 2 al 13 de agosto hasta las 15 horas.
La votación por parte de las organizaciones mencionadas y los profesionales será entre el 20 de agosto y el 1 de setiembre las 15 hs. Finalizada la misma, la Dirección del Cine y Audiovisual del Uruguay (ICAU) convocará a la reunión de la Mesa de la Film y se publicarán las película seleccionadas por Uruguay el13 de setiembre de 2018.
Se adjuntan las bases oficiales de los Premios Oscar y los Premios Goya, la carta de conformidad para películas y la ficha de inscripción de profesionales al padrón de votación.
Cronograma de Postulaciones:
17/07 al 01/08 – Convocatoria abierta a películas
02/08 al 13/08 – Inscripciones de profesionales al padrón de votación:
20/08 al 01/09 – Votación de las asociaciones y de los inscriptos en el padrón
x/09 – Reunión de la Mesa de la Film:
13/09 – Publicación de las seleccionadas en la web de ICAU:
14/09 al 21/09 – Gestión de copias originales y fichas de las películas seleccionadas
22/09 – Envío de las copias a USA y España.
Para más información comunicarse a través de los teléfonos de ICAU. 

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Nueva vanguardia negra en la música Jazz para un público masivo y joven

Los veteranos que en la segunda mitad de los setenta cambiaron sus discos de rock progresivo inglés por la avanzada de una música que ligeramente se etiquetó como jazz rock y que, básicamente, era una ampliación del campo de batalla eléctrico dispuesto por Miles Davis, no darían crédito a lo que pasó en el escenario del Teatro Vorterix de Buenos Aires. fotocultu

Thundercat (Stephen Lee Bruner, Los Ángeles, 1984) dirigió un trío desde las seis cuerdas de su bajo al que pulsó como un Jaco Pastorius reencarnado en un frontman decontracté que, además, cantó melodías de inspiración soul en un falsete sexy que parecía salido de otro cuerpo, no el suyo: robusto, como de roadie, que se plantó en el centro del escenario. Thundercat, lejos de tener una platea de jazzistas cerebrales, provocó un terremoto en un público muy joven que llenó el teatro para escuchar largos pasajes instrumentales con solos de bajo y sintetizador, entrelazados en jam tan sincopadas como enloquecidas. Todo aquello que parecía reservado para siempre a un gueto de connaisseurs fue consumido por un público de perfil indie, el mismo que todos los años agota las entradas de la versión argentina del festival Lollapalooza, y que ha sido entrenado y preparado para esa noche por la larga influencia del hip hop.
JAZZ CONTEMPORÁNEO.
En marzo de 2017, Thundercat editó Drunk, una de las mayores sorpresas del año. Conocido por su participación como músico y productor junto a figuras del nuevo soul como Erykah Badu, Flying Lotus y el nuevo paradigma del rap Kendrick Lamar, el bajista conseguía lo que parecía imposible: hacer del jazz un lenguaje contemporáneo. Para eso recurría a un formato de canciones cortas (suman 24, la mayoría apenas superan los 3 minutos), casi pasajes, en los que las melodías de inspiración jazzística se presentan casi como bocetos, partes de algo mayor, y son exhaladas con calidez noctámbula de soul. Drunk podía ser una revelación absoluta de la música pop aún cuando reuniera todos los elementos de lo que tiempo atrás llamábamos «fusión» y que se había vuelto sinónimo de híbrido estéril, atletismo de músicos para músicos. Imposible antes del hip hop, este álbum cuya tapa enigmática mostraba al mismo Thundercat como a un Miles Davis emergiendo de un pantano parecía absorber todo lo que fue de George Duke y Herbie Hancock a Kendrick Lamar pasando por Stevie Wonder y Prince, para plantar la bandera de una nueva vanguardia negra.
En escena, Thundercat expande el formato a dimensión de supernova. Su repertorio del teatro Vorterix estuvo acotado a las canciones de Drunk, que el público coreó como si se trataran de hits radiables (esto no deja de sorprender), más algunas pocas de sus discos previos The Golden Age of Apocalypse (2011) y Apocalypse (2013), que parecen ya de otra vida tanto como lo fue su paso adolescente por el grupo hardcore punk californiano Suicidal Tendencies. El sonido hipnótico de lounge inteligente en la media luz de un penthouse da paso, acorde a su pulsión de jazzman, a la improvisación. Las mismas canciones que en Drunk se esfuman rápidamente, en el escenario del Vorterix gozaron de un tiempo extra donde la energía fue liberada y los desarrollos instrumentales lejos de invocar al mal genio del bostezo guiaron al satori extasiado. Empezando por Bruner, que es capaz de interrumpir su meditación en las seis cuerdas para hablar de videojuegos… o interactuar con el público (algo totalmente fuera de catálogo en el mundo de la fusión o el viejo jazz rock) y que, ante la ausencia de una guitarra, hace que su instrumento cumpla funciones de base, armonía y melodía a partir del despliegue de sonidos que Bruner es capaz de extraer. Como si el bajo eléctrico se hubiera redefinido tras el paso de las políticas sonoras digitales (sampling, cut & paste y demás) y la estética urbana del hip hop. Si en los 70 Stanley Clarke (acaso el modelo de Thundercat) y Pastorius habían encumbrado al bajo al lugar de la guitarra solista, Bruner lo empuja ahora a un nivel hendrixiano: deconstruye el instrumento. En este trío, el bajo ocupa un lugar de usina donde las texturas y el timbre tienen la misma relevancia que la digitación y la velocidad. Thundercat quiere ser ambient y funk al mismo tiempo. Y lo es. Su ADN no es un dato menor para entender cómo y por qué lo consigue. Su padre, Ronald Bruner Sr., fue baterista de estudios para Motown, la matriz rítmica del pop negro, en los 60 y 70, y su hermano, Ronald Bruner Jr., ocupó el mismo lugar en las bandas de Stevie Wonder y Prince, donde se hicieron masivas formas de entrelazado de la canción pop con el funk, el soul y el jazz. Es imposible no pensar en Stevie Wonder cuando se lo escucha cantar en vivo; o no traer a la mente a Prince cuando ejecuta sus rutinas instrumentales (aunque nada haya aquí de estrella glam); o no tener a Motown como referencia de una sensibilidad por el efecto de una melodía y una cadencia ajustada. En los teclados Dennis Hamm alterna entre dos sonoridades icónicas del «jazz rock»: el piano Fender Rhodes y el sintetizador moog. Las cascadas de notas cristalinas acompañando las melodías de Thundercat dan paso a las oscilaciones selenitas en las partes improvisadas donde es imposible no pensar en el Joe Zawinul de Weather Report. Escucharlo produce una extraña sensación temporal: es 1980 en 2018. Pero a no confundirse que esto de truco retro no tiene nada. Basta seguir el patrón rítmico del baterista Justin Brown, que alcanza velocidad humana de drum & bass (un subgénero electrónico hecho de programaciones), para entenderlo. A diferencia de lo que se había escuchado en Drunk, este trío prescinde de apoyo digital, ya fueran samples o programaciones. Por eso lo más exacto es decir que Thundercat en vivo está antes y después del hip hop, cuya arquitectura es deudora de la instrumentación virtual. Una reseña del diario inglés The Guardian escrita por Dorian Lynskey al paso de Thundercat por Londres exponía muy bien el efecto que provocan en escena. «El trío acostumbra a crear un espiral que envía las canciones directamente al cosmos antes de aterrizar a salvo en un tempo ocioso de hip hop. El público aplaude y festeja como lo harían los pasajeros celebrando al piloto luego de que el avión ha tocado tierra». La misma descripción se aplica al show del Teatro Vorterix.
MUCHAS PREGUNTAS.
¿Cómo es posible que el jazz relegado por décadas a especialistas provoque esta efervescencia de nuevo? Thundercat no salió de la nada. El acid jazz que sirvió para reinterpretar la discografía en clave de house (allí están los remixes del sello Verve o el fugaz éxito de US3) a principios de los 90 y, en paralelo, la biblioteca de samples que el hip hop saqueó para construir su identidad negra, reinstalaron el género en el pasaje contemporáneo. Sin embargo no fue hasta hace muy poco que un saxofonista virtuoso como Kamasi Washington (para quien Thundercat ha tocado) y un rapper como Kendrick Lamar (invitado de Thundercat en Drunk) lograron que casi no haya distinción en las escenas. Para los nuevos consumidores quizás no se llame jazz ni fusión pero, como sea, Thundercat lo ha logrado. Es el héroe de la nueva vanguardia negra. ¿O acaso David Bowie no dejó el mundo con un disco de inspiración jazzera llamado Blackstar?

(EL PAIS, Cultural)

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Se convoca a una nueva edición del “Premio Horacio Quiroga”

2.500 dólares y publicación del libro es el premio mayor

Este 2018 es año de una nueva edición del Concurso Internacional de Cuentos “Premio Horacio Quiroga”, que se realiza cada dos años, organizado por la Intendencia de Salto y la Comisión Honoraria del Centro Cultural Casa Quiroga, con el auspicio de la Asociación Marosa di Giorgio.

En este caso será la 6ta.
Edición, dado que se realiza desde el año 2008.
En diálogo con EL PUEBLO, el Director de Cultura de la Intendencia, Mtro. Jorge de Souza, enfatizó en la importancia de este certamen “para toda la región” y del trabajo que implica su organización como “un verdadero proceso” que felizmente va mejorando en cada edición.
De hecho, para esta 6ta. Edición, explicó el jerarca que gracias al apoyo de la Dirección Nacional de Cultura, “se ha agregado la publicación en libro del trabajo ganador, que es algo muy importante en un concurso literario”. Destacó además la importancia de revalorizar, con actividades como esta, la figura de Horacio QuirHoracio Quirogaoga, “como narrador, pero más allá de ello como un gran referente de la cultura mundial, no solamente del Uruguay y de Salto, que es su lugar de nacimiento”. Informó asimismo que las bases pueden consultarse en la página web de la Intendencia y en la de la Asociación Marosa di Giorgio.
A continuación transcribimos los puntos sustanciales:

Art. 1º – Podrán participar todas aquellas personas nacidas o residentes en los países del MERCOSUR -Argentina, Brasil, Paraguay, y Uruguay- con excepción de los familiares (hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad) de los miembros del Jurado, o de los integrantes de las Comisiones organizadora y auspiciante.
Art. 2º – Cada participante podrá presentar un conjunto de cuentos de tema libre, cuya extensión será no menor a las 60 (sesenta) páginas, y no mayor de 150 (ciento cincuenta), escritas de un solo lado en hojas formato A4, utilizando caracteres Times New Roman cuerpo 14, con un máximo de 30 (treinta) líneas por página. Los cuentos deberán ser originales, inéditos, escritos en idioma español, y no premiados en concursos anteriores.
Art. 3º – La presentación se hará en tres ejemplares iguales, debidamente abrochados, en cuya carátula se incluirán el título general de la obra y el seudónimo. Esos tres ejemplares se introducirán en un sobre, en cuya cara externa deberá escribirse: “6º Concurso Internacional de Cuentos. Premio Horacio Quiroga. Edición 2018”, además del título del libro y el seudónimo. Los trabajos serán dirigidos a “Dirección de Cultura de la Intendencia de Salto. Palacio Córdoba. Uruguay 202. Salto. Uruguay.” Los concursantes introducirán en el mencionado sobre, (junto a los ejemplares), otro sobre de menor dimensión, en cuya parte externa, constará el título de la obra y el seudónimo, y en su interior, incluirán una hoja en la que se consigne: nombre y apellido completo del autor, número de su Documento de Identidad Nacional, o Pasaporte; domicilio, número de teléfono fijo, o celular, y correo electrónico.
Art. 4º – El plazo para la recepción de los trabajos, será desde el 10 al 25 de octubre de 2018, en el horario de 9 a 15 horas en calle Uruguay Nº 202 de la ciudad de Salto. Uruguay. Podrán ser entregados en forma personal, o enviados por cualquier sistema postal público o privado. En este caso, la fecha del matasello del transportador, dará fe de la fecha de envío.
Art. 5º – El jurado estará integrado por un representante de la Academia Nacional de Letras, otro de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, y un tercer miembro designado por la Comisión Honoraria del Centro Cultural de la Casa Quiroga.
Art. 6º – El primer premio tendrá una dotación de U$S 2.500 (dos mil quinientos dólares americanos) y diploma. Asimismo será publicado por la Dirección Nacional de Cultura del Ministerio de Educación y Cultura.
El jurado podrá seleccionar hasta 5 (cinco) menciones, que recibirán diplomas. El jurado resolverá por mayoría todos los asuntos no previstos en las presentes bases. El fallo será inapelable.
Art. 7º – Tanto la apertura de los sobres de presentación, como el Acta del jurado, y la apertura de los sobres de identificación, serán controlados por un escribano de la Intendencia de Salto.
Art. 8º – No se devolverán las obras presentadas. Las no seleccionadas, se destruirán inmediatamente después del fallo del jurado.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Taller de Teatro en sede Salto UdelaR

Dentro del Programa Anual de Cultura de la sede Salto, Cenur del Litoral Norte de la Universidad de la República, a partir de agosto próximo comenzarán a impartirse Talleres de Teatro los cuales estarán orientados por Néstor Chiriff.
El mismo es de carácter gratuito y abierto a todos los interesados a partir de los 16 años de edad.
Los interesados se pueden inscribir en Portería de la sede universitaria o enviando sus datos al correo electrónico:
comunicacion@unorte.edu.uy
A todos quienes hayan registrado su inscripción, se los invita a una reunión de información y coordinación para el día Martes 7 de agosto a las 19 horas en la sede Salto de la Udelar (Rivera 1350).

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Espacio “La hora del Cuento” en la biblioteca Felisa Lisasola

Espacio “La hora del Cuento” enmarcado en el Plan Nacional de Lectura Salto tuvo lugar recientemente en la Sala Infantil Biblioteca Departamental Fue visitado por visitado por niños de 1er año Escuela 131 con su maestra Celina Barboza. Madres y profesores. “Gracias totales por escuchar, jugar, reír y llevarse lo mejor de los libros, sus historias” – compartió María Luisa De Francesco.espacio lectura 001

ESPACIO DEL CUENTO Y LECTURA COMO AFICIÓN INFANTIL
Los libros ofrecen al niño, además de una serie extensísima de conocimientos científicos, unas posibilidades inagotables de goce y enriquecimiento vital, desde el punto en que aprenda a leer y haga de la lectura su más querida y practicada afición.
Cierto es que las familias suelen interesarse, en una inmensa mayoría, por el aprendizaje de lo que podríamos llamar la mecánica de la lectura.
Es un deseo muy extendido el de conseguir que un niño aprenda pronto a leer, e incluso antes de su ingreso en la escuela, ya la madre o un hermano mayor procura enseñarle a distinguir las letras.
Avanza el proceso y el niño empieza ya a juntarlas, formando sílabas y, en seguida, palabras.
Un buen día, el nuevo lector sorprende a los suyos leyendo de corrido la cabecera del periódico matinal.
Se le considera, por tanto, apto para aprovechar las enseñanzas de la escuela y tranquilizada ya a este respecto, la familia no vuelve a ocuparse de la lectura del niño, contentándose a lo sumo con vigilar su trabajo escolar, como si no hubiera en el mundo más libros que los de texto.
El niño se encuentra abandonado, sin dirección ni apoyo en este momento en que debería iniciarse su afición a la lectura.
Conoce, es cierto, la mecánica de la lectura, se le ha entregado el instrumento, pero nadie le anima a usarlo para su goce y satisfacción personal, ofreciéndole libros apropiados a su edad, que afinen sus sentimientos, y le permitan el cultivo libre de su inteligencia, para facilitar de este modo su apertura al mundo que les rodea, y su plena incorporación a la vida social.
Insistimos en lo pernicioso de esta actitud de indiferencia con respecto a la lectura de los niños.
Ninguna familia, cuidadosa del bien de sus hijos, deja de procurar a éstos la alimentación apropiada durante su infancia, bajo el pretexto de que, habiendo ya aprendido los más pequeños a usar la cuchara y manejar convenientemente los cubiertos, pueden elegir por sí mismos su comida y alimentarse siguiendo los dictados de su capricho. Esta actitud, que todos rechazamos para el alimento material del niño, se adopta para su nutrición espiritual, administrándole todo lo más unos comprimidos de vitaminas -libros de texto- de toma obligatoria.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Película “Tus padres volverán” se proyecta el miércoles 1º de agosto en sede Salto UdelaR

Cambio de fecha:

Debido a las medidas gremiales previstas para el próximo miércoles 25 de julio, la película “Tus padres volverán” se proyectará el miércoles 1º de agosto a las 20 horas en Sala de Audiovisuales de la sede central, con entrada gratuita.

A la semana siguiente y en estreno para Salto el próximo jueves 9 de agosto a las 19:30 horas, se proyecta el documental “Tracción a Sangre”, dentro del Ciclo de Cine del Programa Anual de Cultura de la sede Salto, Cenur del Litoral Norte Udelar.
Posterior a la proyección, contaremos con la presencia del Lic. Francisco “Pancho” Magnou, uno de los realizadores del documental y se promoverá un foro sobre la temática que aborda la película. La entrada es gratuita y abierta a todo público.
El documental presenta a dos familias de clasicadores de residuos de Montevideo, que intentan salir adelante luego de haber perdido sus herramientas de trabajo: sus caballos.

Tus padres volverán
Miércoles 1 de agosto a las 20 horas.
Esta es la historia de 6 de los 154 niños que en 1983 volaron solitos desde Europa a Uruguay en un chárter puesto por el gobierno español, cuando la dictadura militar uruguaya estaba llegando a su fin. Eran hijos de exiliados políticos de Uruguay que, imposibilitados de regresar a su país, enviaron a sus hijos a conocer a sus familiares directos y a su país de origen.
El avión arribo al mediodía en uno de los días de más calor en la historia de Uruguay. Los subieron a 10 ómnibus urbanos y se fueron en caravana.
La sorpresa fue que a los lados de la ruta, las calles y la rambla, había miles de personas esperándolos. Los niños miraban atónitos por las ventanillas de los ómnibus mientras la gente los saludaba, gritando al unísono el impresionante grito de “tus padres volverán”.
En lugar de los padres viajaron los hijos; llevaban en sus maletas abrazos a gente desconocida y mensajes de adultos que para muchos eran inentendibles. Volvieron con postales de aquel país idealizado, triste y raro. Un país que hasta el día de hoy muchos se preguntan si es el de ellos. Este gesto humano, pero cargado de un mensaje político, no sólo apoyaría la lucha por los derechos humanos y la libertad, sino que sembraría para siempre en la vida de muchos niños, el conflicto con la identidad y el abandono. Entre los 6 protagonistas del documental algunos ya son padres, otros recién lo han sido y viven con sus hijos lejos de sus familiares. Conservan y rememoran ese gesto de libertad que emocionó y unió a todo un país, y a partir de él reflexionan sobre su vida como hijos de exiliados políticos, sobre el rol que tuvieron que cumplir en aquel momento, sobre las personas, lugares y cosas que han abandonado por ir detrás de sus padres, “en una vida llena de retiradas”.
En tanto la película “El Sereno” será re-agendada a la brevedad.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Presentación del músico chileno Alonso Núñez

Hoy Jueves a las 19:30 hs en El Andén

Organizado por la sede Salto del Cenur Litoral Norte de la Universidad de la República y el Movimiento de Estudiantes de Salto, hoy jueves 19 de julio se presentará en el Teatro “El Andén” el cantautor chileno Alonso Núñez con su propuesta musical “Desde la Patagonia Chilena”. El espectáculo previsto para desarrollarse a partir de las 19:30 horas de este jueves, consta en primer lugar de una charla sobre Movimientos Sociales y la música popular. Posteriormente se presentará el grupo local Los Ramiros y cerrando el recital de Alonso Núñez, con un repertorio recientemente presentado en Sala Zitarrosa de Montevideo.
Alonso Núñez es músico cantautor y ha realizado una difusión de su trabajo de manera independiente y autónoma. Como tal ha realizado conciertos en importantes ciudades del país como Santiago, Valparaíso, Concepción, Temuco, Valdivia, Coyhaique y también en el extranjero.
En la actualidad es considerado como uno de los referentes de la nueva generación de cantautores comprometidos de Chile.
En su autobiografía, Alonso Núñez destaca: “Nací a la vida en un lugar plagado de oro humano y natural, muchos exploradores dieron la vida por encontrar esta tierra, se escribieron libros sobre expediciones, llegaron extranjeros hace muchos años y no se dieron cuenta del lugar en que estaban.
Algunos le llaman La ciudad de los Césares y a mi desde pequeño me enseñaron a llamarle Patagonia.
A los 5 años comencé a seducir a la que hasta hoy es mi compañera, la guitarra.
Mi papá, profesor de música, me encontró un día jugando con las cuerdas de una guitarray me preguntó si yo quería aprender, y dije que sí.
Ahí comenzó todo, una vida llena de búsquedas, de sonidos, de acordes inventados y mucha pasión.
Participé de conjuntos folclóricos, acompañando a amigos en festivales, sacando canciones, mirando a mi papá como tocaba la guitarra y asi me la pasé hasta los 12 años, cuando mi hermano me mostró en un casette re re grabado, Óleo de una mujer con sombrero del buen Silvio. Fue la primera canción que saqué de él. De la letra, no entendía nada y creo que no me interesaba, solo quería sacar la guitarra y asi lo hice con esa y muchas otras canciones de este importante compositor cubano. Con el tiempo fui encantándome también con las letras y fui conociendo también el trabajo de otros trovadores”.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Milans Martínez será homenajeado con una muestra que se inaugura hoy en el Museo Olarreaga Gallino

“Entre Libros y Pinceladas”

Luego de haber realizado ya algunas muestras de homenaje similares a esta en años anteriores (como lo fue en 2014 a Marosa di Giorgio, en 2015 a Myriam Albisu y en 2017 a Víctor Lima), este año el Atelier de Arte Óscar Terrones ha decidido homenajear al pintor y poeta Artigas Milans Martínez, tacuaremboense adoptado por Salto.

La inauguración tendrá lugar a las 19 horas de hoy jueves, en la Sala de Exposiciones Temporarias “Carmelo de Arzadum” del Museo María Irene Olarreaga Gallino. Se trata de la 4a. Edición de “Entre Libros y Pinceladas”, ocasión en la que el homenajeado será Artigas Milans Martínez, destacado pintor y poeta (nacido en Tacuarembó Salto), figura de relevancia en el acontecer cultural de nuestra ciudad durante varias décadas.Artigas Milans Martínez
Los organizadores (Atelier de Arte Óscar Terrones, Departamento de Cultura de la Intendencia de Salto y Museo Olarreaga Gallino) vienen promocionando la actividad, a la que han denominado “Una mirada al pasaje, a un artista Salteño por adopción”, como una “exhibición de pintura figurativa y pictórica inspirada en una identidad de nuestra ciudad”.
Los expositores
Participarán con obras de su autoría los siguientes artistas: Elba Ancelloti, Ida Scarrone, Mabel Brizuela, Anahir Galbarini, Alejandra Caprile, Marinés Sónego, Mónica Pallares, José Dacoll, Natalia Cardozo, Silvana Rivas, Ana Radcenco, Viviana Romero, Marianela González, Susana Conti, Silvia Oberti, Cristina Grasso, Nelly Rodríguez, Lourdes Xavier, Silvia González, Jorge Ferreira, Andrea Silva, Ana Martínes y Mario Pérez.

Ballet Nacional del Sodre: continúa la venta de entradas en Teatro Larrañaga
La gala será el jueves 26 de julio a las 20.30 horas en el Teatro Larrañaga. Estará una vez más en Salto el Ballet Nacional del Sodre, actualmente dirigido por el maestro Igor Yebra, quien ocupa el cargo en el que anteriormente se desempeñó Julio Bocca.
La gira 2018 incluye además los departamentos de Artigas, Paysandú, Mercedes, Fray Bentos y San José. Para esta ocasión la compañía interpretará tres obras que exploran lo clásico, lo contemporáneo y los ritmos populares: El Cascanueces, Adaggieto, y Tango y Candombe.
Las entradas ya están en venta en boletería del Teatro con los siguientes precios: platea $400; tertulia $350; cazuela $300, y paraíso y gradería $250.

18 de Julio
Una Villa, una Colonia, una calle, el Mercado, son algunas de las cosas que en Salto recuerdan, con su nombre (“Constitución” o “18 de Julio”), la “Jura de la Constitución”, hecho del que ayer se cumplieron 188 años.
Algunas curiosidades de aquel 18 de julio de 1830
Los festejos se iniciaron a las 10 de la mañana, momento en que se ofreció un Te deum. Una vez finalizado el mismo se ofreció solemne jura; las autoridades lo hicieron en el local de la Asamblea Constituyente, mientras que la tropa y el pueblo lo hizo en Plaza Matriz. De acuerdo a testimonio del cronista Isidoro de María, partícipe del acontecimiento, la Plaza estaba profusamente decorada, destacándose las banderas: nacional, argentina, brasileña e inglesa. Luego de prestado juramento las fiestas populares continuaron hasta el día 27 con pirotecnia, fogatas, judas, bailes familiares, funciones de gala y regocijos públicos, finalizados por un decreto policial que puso término a las diversiones.

 

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

El mundo Mundial 32: Liberté, Egalité, Mbappé

Crónicas de fútbol y literatura

BUENOS AIRES — Fuimos más de mil millones. Dicen que en ese momento éramos más de mil millones de personas en el mundo mirándolo al unísono: no hay, en la historia de la humanidad, ningún momento registrado en el que más de mil millones de personas hayan hecho lo mismo al mismo tiempo. Hace un rato lo hicimos —y, para perplejidad de la historia futura, lo que hicimos fue mirar ese partido-.
Éramos mil millones y era el minuto 65, la final parecía definida y el nuevo Joven Maravilla hizo su parte. Lucas Hernández —el lateral izquierdo suplente de Francia— subió la pelota gambeteando por su costado desde su área hasta el área croata y, a esa altura, se la pasó al centro a Kylian Mbappé, quien la paró, la midió y la colocó a la derecha del arquero croata. Fue un gol frío, casi desdeñoso: el gol de quien se cree muchas cosas. El gol que la industria precisaba para terminar de convertir al nuevo J. M. en su mejor producto de los próximos años.francia
Hasta ahí, el partido había tenido casi todo. Era una síntesis de este Mundial raro: los goles de pelota parada, el videoarbitraje (VAR), el penal, la posesión inútil y el contragolpe lucrativo. Croacia había salido a hacer honor a su fama de ardor, tesón a toda prueba —“huevos”, en argentino básico—, y lo hizo mientras le duró el gas. Durante el primer tiempo los croatas tuvieron la pelota mucho más, amenazaron mucho más, arrinconaron al contrario —y terminaron perdiendo 2 a 1—.
Francia, en ese primer tiempo, fue un prodigio raro: lo ganó sin patear ni un solo tiro al arco. Su primer gol fue un foul que Mandzukic, el nueve croata, cabeceó hacia atrás. Su segundo —tras el empate breve de Croacia, otro efecto de la pelota parada— fue un penal que cobró, después de largo VAR, el argentino Pitana y que el casi uruguayo Griezmann convirtió tan tranquilo.
Pero el segundo tiempo se anunciaba reñido. Croacia debía echar el resto, solo que ya no tenía resto. Sus ataques no llevaban peligro, Rakitic se enredaba, Modric no encontraba a quién habilitar con esos pases de cachetada que, a partir de mañana, imitarán millones de muchachos en África y América. Y tampoco conseguía presionar y Francia aprovechó: entre Pogba —quien consiguió patear dos veces en el área croata, una con la derecha y la segunda con la izquierda— y Mbappé, pusieron a su equipo 4 a 1. Desde aquella final de México 1970 —para muchos, el mejor partido de la historia— que no pasaba nada semejante.
(Entonces, para amenizar, entraron al campo chicas de Pussy Riot vestidas de policías para protestar contra el régimen de Putin y la verdadera policía las sacó enseguida y la televisión logró no mostrar nada: que nadie supiera qué pasaba. Las Pussy pedían, entre otras cosas, la liberación de todos los presos políticos. Pero el Mundial fue, también, un gran éxito de relaciones públicas putinistas: Rusia mostró una fachada sonriente y tolerante que muy pocos periodistas intentaron penetrar).
Después el partido siguió y el arquero francés, Lloris, también se creyó algo: se quiso hacer el vivo y regaló un gol tonto. Croacia se ponía 2 a 4 y alentaba vanas esperanzas. Al final Francia ganó cómoda, tranquila, como no había ganado ningún otro partido del torneo, y se quedó con él. Lo merece: tiene un arquero —Lloris— que la salvó más de una vez, dos centrales extraordinarios —Varane, Umtiti— que devolvieron todo, dos laterales —Pavard, Hernández— que se anunciaban como su punto flaco y fueron impasables y, a veces, decisivos en ataque; Argentina es testigo.
También tiene un medio campo sostenido por un trabajador recalcitrante por el medio —Kanté— y un volante laborioso con llegada —Matuidi—, todo controlado por la mirada tranquila y el pase seguro de Pogba, que llegaba bajo y se fue alto. Arriba tuvo un par de fiascos: Giroud, su nueve, no pateó un tiro al arco en todo el campeonato; Dembelé, el chico de los 105 millones de euros, jugó menos de un partido. Pero tiene un artista incansable –Griezmann–, tan elegante como esforzado, y, claro, el Joven Maravilla.
El Mundial de Rusia fue un gran cementerio de elefantes. Los campeones y subcampeones anteriores —Alemania, España, Brasil, Argentina— llegaron barritando y salieron helados. Y se apagaron, sobre todo, los dos carteles de neón que iluminaron el negocio en la última década: para Cristiano y Messi, esta Copa será el momento en que dejaron de ser dueños del mundo. Así que era indispensable encontrar otro.
Fue, parece, Kylian Mbappé, el nuevo Joven Maravilla. Cuando empieza a galopar es increíble e imparable, pero terminó más intentos mal que bien y, por momentos, jugaba como si hubiera leído todas las notas que dicen que es extraordinario. Tiene 19 años: recién empieza a escribir su historia, y todo consistirá en que consiga que no se la escriban los publicitarios.
Pero Mbappé también es, por supuesto, la mejor metáfora de este equipo de Francia sostenido por negros —y dirigido, claro, por un blanco—. Mbappé es hijo de una argelina y un senegalés, puro producto de esa migración que tantos europeos desprecian o combaten. Los 16 hijos de africanos o africanos que integran esta selección son el resultado más exitoso de ese movimiento. Hay otros. Durante este torneo más de 600 migrantes africanos —nunca se sabe la cantidad exacta— murieron ahogados en el Mediterráneo.
Hay triunfos que dicen mucho sobre las derrotas.
Martín Caparrós es periodista y novelista. Sus libros más recientes son “Todo por la patria” y “Postales”. Nació en Buenos Aires, vive en Barcelona y es colaborador regular de The New York Times en Español.

 

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Perros y gatos al papel, dos volúmenes con cuentos de firmas reconocidas entre ladridos y maullidos

Cuentos sobre mascotas.

(EL PAIS CULTURAL)
Raro sería el caso de algún escritor que tuviera animales de compañía y no escribiera alguna vez sobre ellos, directa o indirectamente. Por eso quizá la cantidad de mascotas de papel que registra la literatura de ficción (no solo la escrita para niños) es considerable. El protagonismo mayoritario se lo llevan perros y gatos. Intentar cualquier lista al respecto es caer en omisión, pero se pueden mencionar básicos. mascotasPor ejemplo, que en la Biblia aparecen generalizadas alusiones a perros, casi ninguna afortunada, y ninguna a gatos domésticos, sino solo salvajes. En cambio en La Odisea está el inolvidable perro Argos, de Ulises. El “galgo corredor” del inicio del Quijote ha dado pie a interpretaciones literales y metafóricas; en tanto en una de sus Novelas Ejemplares, El coloquio de los perros, Cervantes utiliza a dos perros que hablan, y traza en clave picaresca un mapa de las bajezas humanas. Virginia Woolf escribe en la primera persona de un perro la entrañable novela Flush, y Thomas Mann desborda emotividad en Señor y perro. El poeta Byron deja en la tumba de su perro un epitafio inolvidable: “Aquí reposan los restos de una criatura/ que fue bella sin vanidad/ fuerte sin insolencia/ valiente sin ferocidad/ y tuvo todas las virtudes del hombre/ y ninguno de sus defectos”. En cuanto a los gatos, se sabe que Hemingway fue un adorador de los mismos, así como Lovecraft, Borges, Cortázar y Poe, igual que lo es Haruki Murakami (¿cómo olvidar al fugado Noboru Wataya de Crónica del pájaro que da cuerda al mundo o a los “gatos antropófagos” del relato homónimo, cargados de símbolos?) o Stephen King (que ha sabido darles escenarios siniestros, igual que a los perros, por otra parte).
Cada tanto, entonces, aparecen ediciones como éstas que acaba de publicar Alfaguara recopilando historias sobre perros y gatos escritas en distintas épocas y firmadas por reconocidos escritores. En los dos volúmenes no aparece ninguno de los nombrados arriba, pero están, sí, todos los clisés tejidos en torno a estos animales y algunos relatos que escapan o simulan escapar de ellos. Así, en el reparto de virtudes los canes se llevan fidelidad y grandeza y los pequeños felinos independencia y sabiduría.
EL ANIMAL HUMANO
A grandes rasgos los cuentos de ambas colecciones pueden clasificarse en dos grupos con vasos comunicantes: aquellos que hablan propiamente de historias de animales, destacando su valentía, sagacidad, inteligencia, amor, etc., sea en relación con sus amigos humanos o no; y aquellos donde las mascotas sirven más bien de pretexto para dar cuenta del animal humano.
En el primer grupo destacan “Por el amor de un hombre” de Jack London, donde el sabueso Buck salva a su dueño de morir congelado (obviamente nadie iba a elegir para un compendio de esta naturaleza el impresionante “El fuego de la hoguera” donde la relación de perro y hombre en la nieve no es amistosa); “El gran chico” de Joyce Stranger, en el que se da una salvada similar; “El tótem de Amarillo” de Emma-Lindsay Squier, conmovedor relato sobre un gato que protege a su dueño ciego del ataque de un lince. En varios se plantea la dicotomía entre vida aventurera y peligrosa o cálida contención hogareña. Es el caso de “El gato que jugó a ser Robinson Crusoe” de Charles G.D. Roberts en el que una gatita es involuntariamente abandonada en una isla en invierno y debe sortear los riesgos de la soledad; de “El paraíso de los gatos” de Émile Zola, relato en primera persona gatuna que cuenta las diferencias entre una libertad de hambre y una prisión bien mantenida; y de “Un perro amarillo” de Bret Harte que también contrapone la penuria deliciosa de la libertad con una seguridad amodorrada que lleva a la muerte y a que alguien diga “buen perro”.
En el segundo grupo destaca “La infancia de la señorita Churt”, simpático relato del inglés Frederick Robert Buckley sobre una contienda naval en la Segunda Guerra Mundial, donde el oficial Wharton, a punto de casarse, pone en riesgo la vida para rescatar a su gata. Más que la anécdota valen los diálogos. En “El perro que vio a Dios” Dino Buzzati se explaya sobre la culpa, la hipocresía y el remordimiento humano a través de la figura del perro de un ermitaño. “Navidad, Navidad” de George Steiner aparece narrada por un perro testigo de un incesto. En “El perro y el tiempo” del argentino Daniel Moyano el animal está literariamente al servicio descriptivo de la máxima pobreza humana, como lo está el gallo en El coronel no tiene quien le escriba de Gabriel García Márquez o el caballo en “Soledad” de Morosoli.
PLUMAS MAESTRAS
Todos estos relatos, podría decirse, tienen algo, aunque no sea más que una genuina capacidad de conmover. Pero algunos tienen un plus. Dos autoras se repiten en ambos libros: Doris Lessing y Patricia Highsmith. La inglesa se prodiga en su capacidad nata para armar largas secuencias con “Historia de dos perros”, uno de sus relatos africanos, y con “Una anciana y su gato”, demoledor relato “europeo” sobre la ingratitud de la vida. Highsmith, en tanto, coloca a sus mascotas como justicieros victimarios de hombres sinvergüenzas que se aprovechan de las mujeres en “La mayor presa de Ming” (Ming es el gato) y en “Allí estaba yo, atrapado con Bubsy” (Barón es el perro y Bubsy la víctima humana).
Hay otros que por su maestría u originalidad no podían faltar: el adorable gato Tobermory de Saki (pseudónimo de Hector Hugh Munro) que muere por señalar la hipocresía social; o los perros que ven a la muerte en “La insolación”, fábula precisa e inquietante de Horacio Quiroga que coloca la soberbia humana a merced de la naturaleza implacable. Tobias Wolff en “El perro de ella” cuenta cómo John cuida a Victor, el perro que había sido de su mujer, ahora muerta. A través de un diálogo de conciencias entre animal y hombre Wolff trabaja de modo singular el tema de la responsabilidad con los animales, y de la carga emocional que eventualmente se deposita en ellos. También en ese caso, otra sería la historia si se hubiera elegido el relato de Wolff “La cadena”, donde la ferocidad de un perro provoca una tragedia.
Por último (y sin haber señalado la totalidad de los textos) resta mencionar tres joyitas bien distintas entre sí. “Kashtanka” de Antón Chéjov sigue las andanzas del perro extraviado de un carpintero borracho, recogido por un domador circense dueño de un gato (impagable Fiódor Timoféich), un cerdo y un ganso. El maestro ruso del cuento sostiene su fábula con un humor entrañable que no lo deja caer en la sensiblería. Ernest Hemingway brilla con luz propia con “Gato bajo la lluvia”, de una levedad solo comparable a su precisión: un gato perdido y un hotelero amable confirman un diagnóstico de soledad para un matrimonio americano en Italia. Por útimo, en “Mi gato” la argentina Hebe Uhart da una semblanza certera y sencilla que cualquiera que tenga o haya tenido un gato suscribirá. Algunas de sus frases son para atesorar: “Mira a algunas personas con pronóstico reservado”; “El hombre debe ser para él un animal más grande que lo alimenta, lo acompaña y lo abandona”; “La intuición de la unidad del cosmos que Schopenhauer atribuye al santo y al genio, quienes han vencido las estratagemas de la razón, él la tiene sin necesidad de ascetismo ni de vencerse a sí mismo. La única diferencia está en que si se le presenta un pajarito, abandonaría su intuición cósmica y ese estado de beatitud para hacerlo pelota desplumándolo en dos minutos”.
CUENTOS CON PERROS y CUENTOS CON GATOS, de varios autores. Traductores varios. Alfaguara, 2018. Buenos Aires, 301 págs. y 281 págs. respectivamente. Distribuye Penguin Random House

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Entre Enrique y José Enrique hasta “pa‘ la confusión se prestó”

Julio, mes de Amorim y Rodó

Enrique Amorim nació el 25 de julio de 1900 y murió el 28 de julio de 1960. Por eso Julio es su mes. Es verdad, no hay que esperar un mes especial para conocer un autor: el disfrute de la lectura nada sabe de fechas. Pero no menos verdad es que hay fechas que pueden ser buenas excusas. Y Julio puede ser una oportunidad para conocerlo mejor. En ese sentido, claro que lo más recomendable es leer algunas de sus tantas creaciones. Pero también puede ser una buena ocasión para conocerlo a través de la mirada de otros destacados intelectuales que se ocuparon de estudiar su obra. Por eso hoy queremos recomendar el libro “Enrique Amorim – Enfoques críticos”
(Editores Asociados, Rodó
Montevideo, 1990), compilación de ensayos sobre la obra del escritor salteño realizada por Álvaro Miranda Buranelli y Carlos Nodar Freire. Hay allí ensayos de uruguayos y de extranjeros: Zum Felde, Serafín J. García, Sergio Visca, Ángel Rama, Mario Benedetti, Emir Rodríguez Monegal, Hugo Rodríguez Urruty, Mercedes Ramírez y Jorge Albístur, integran la sección “Amorim visto por los uruguayos”, en tanto trabajos del chileno Ricardo Latchman, de los argentinos Jorge Luis Borges y Héctor P. Agosti, y de Hortensia Campanella componen la sección “Amorim visto por los extranjeros”. (Si bien Campanella es uruguaya, integra esta sección porque se toma en cuenta aquí un trabajo suyo escrito en inglés). Para conocer mejor el propósito del libro, transcribimos palabras de los propios compiladores: “Se ha propuesto el múltiple enfoque crítico y, en ese sentido, hemos atendido a un espectro generacional que refleja la visión crítica que, de este autor, viene trazándose desde la Generación el Centenario, pasando por la Generación del 45 hasta los aportes que introduce la Generación del 60 en el panorama crítico general de la literatura uruguaya y específico de la literatura de Amorim (…) Hemos podido descubrir alguna curiosidad extra como la polémica, casi inédita, Amorim – Macedonio Fernández que aclara aspectos interesantes de las respectivas estéticas de ambos escritores (…) Este trabajo espera lograr una atención más despierta, mejor dispuesta, hacia nuestros propios escritores, muchos de ellos valiosos por cierto y, frecuentemente, injustamente relegados. Es el deseo de leer, de re-leer a Enrique Amorim el que debe emanar del conjunto de textos aquí reunidos. Para empezar a hacer justicia a tantos escritores nuestros que han realizado una obra que demanda nuestra más firme consideración”.
Y UN DÍA COMO HOY NACÍA RODÓ
El 15 de julio de 1871, en Montevideo, nacía el escritor José Enrique Rodó. El año pasado mucho se habló de él pues se cumplió el centenario de su muerte (1 de mayo de 1917). ¡Y vaya que estamos aquí ante un escritor que merece la pena leerse, releerse, reinterpretarse y revalorizarse! Queda hecha la invitación. En tanto recordemos que Salto le rinde tributo con una avenida y una escuela (la Nº 98) que llevan su nombre y que fue la primera ciudad del país en dedicarle un monumento, el Obelisco.
Entre “Enrique” y “José Enrique” fue la confusión: Ya que en la página de hoy nos ocupan dos escritores llamados Enrique, vemos propicia la ocasión para compartir una anécdota casi tragicómica. Sucedió hace algunos años, en el acto en que se dio oficialmente el nombre “Enrique Amorim” a la biblioteca del Liceo Nº 2, antigua casona de Avda. Paraguay, emblemática construcción del populoso Cerro. Luego de entonar el Himno y cumplir con el resto del protocolo habitual, se procedió a descubrir la placa con el nombre, ubicada a la derecha de la puerta principal. Es ahí cuando las autoridades, con gran solemnidad y varias cámaras fotográficas alrededor, quitan la bandera que la cubría y, ¡oh sorpresa!, para enojo de algunos, vergüenza de otros y asombro de todos, la placa no decía “Biblioteca Enrique Amorim” sino “Biblioteca José Enrique Amorim”. ¿La confusión habrá venido por Rodó? No se sabe. Lo cierto es que la placa nunca se cambió sino que se procedió al día siguiente a borrar la palabra “José”.
La marca (el espacio vacío) quedó, y permanece hasta hoy como evidencia de aquel error. Postal aparte constituyó un personaje popular de la zona, que acostumbra andar con algunas copas de más encima, que se mantuvo firme todo el acto y al final se retiró, tambaleando, sacudiendo la cabeza y gesticulando con las manos al tiempo que repetía: “y bueno, ¿qué vamo‘hacer? … se prestó pa‘ la confusión… se prestó pa‘ la confusión”.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Taller de fotografía con tablet

El Centro MEC Salto informa que están abiertas las inscripciones para el taller de fotografía con tablet, un espacio divertido y participativo. Las clases se dictarán los Taller de fotografíadías martes y viernes, de 9 a 11 horas. Las anotaciones se reciben de lunes a viernes en su sede ubicada en Artigas y 25 de Agosto, planta alta de la Biblioteca Felisa Lisasola, de 9 a 16 horas. El Centro MEC presta una tablet para la clase a aquellas personas que no cuenten con este dispositivo.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Desde Río Negro y a puro humor llega la obra teatral “La Terapia del rodillazo”

Hoy sábado 14 de julio en el Ateneo de Salto por Circulación Cultural

Este sábado 14 de julio a las 20 horas en el Ateneo de Salto por el programa de Circulación Cultural se estrena en Salto la obra teatral “La TeNueva imagenrapia del rodillazo”, una comedia a cargo del grupo Sin Fogón Teatro de la ciudad de Fray Bentos (Río Negro).

Teatro Sin Fogón presenta un espectáculo de humor que recrea el extraño consultorio de un psicoanalista muy particular que recibe a sus pacientes de alpargatas, bombacha y mate en mano.
El protagonista es una combinación entre la irreverencia y la franqueza del hombre de campo.

Sus prácticas poco convencionales y sus opiniones hilarantes desmitifican el psicoanálisis y lo convierten en la excusa perfecta para desentrañar la hipocresía con la que abordan determinados tópicos sociales.

Detrás del humor cáustico que satiriza ciertos falsos valores morales de nuestra sociedad como el poder y el machismo, hay una alusión velada a los excesos que pueden cometerse en nombre de Freud.

Actúan: Huben Martínez, Colo Martínez Sena y Angie Carranza.
Dirección: Roberto Buschiazzo.

Esta obra se presenta dentro de la programación del corredor de los Pájaros Pintados por el programa de Circulación Cultural que impulsa la Dirección Nacional de Cultura del Ministerio de Educación y Cultura (DNC MEC) y las Direcciones de Cultura de las intendencias departamentales.

 

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Neftalí Ricardo Reyes nacía un día como hoy, hace 114 años

Pablo Neruda

Un 12 de julio, como hoy, pero del año 1904, nació en Parral, Chile, un niño llamado Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, que con los años el mundo llamaría Pablo Neruda, poeta que llegó a alcanzar entre tantas otras distinciones de nivel universal, el Premio Nobel de Literatura (en 1971). Fue además un político destacado, perteneciente al Partido Comunista, que ocupó importantes cargos en el gobierno de su país. En lo estrictamente literario, hay que decir que es la suya una de las voces más importantes de la poesía universal y una de las más influyentes en las posteriores generaciones de poetas latinoamericanos y de lengua española en general, hasta la actualidad. Falleció en Santiago, la capital chilena, el 23 de setiembre de 1973. Desde esta página de EL PUEBLO es frecuente que lo recordemos y en algunas fechas tan marcadas de su biografía, como la de hoy, más aún. Hemos dicho alguna vez que lo más difundido de su obra es, sin lugar a dudas, el libro “Veinte poemas de amor y una canción desesperada”, obra predilecta entre la mayoría de sus más fieles seguidores, pese a la juventud del poeta al momento de su creación (tenía apenas 20 años) y hemos insistido en que, sin embargo, nos gusta recordarlo y celebrarlo con otros textos, que no pertenecen a ese libro y que resultan menos conocidos. Pero hoy queremos hacerlo con un poema al que consideramos uno de los más logrados en la temática del amor, un poema para cuyo título este poeta chileno recurrió a una palabra inglesa:

FAREWELL
1
Desde el fondo de ti, y arrodillado,
un niño triste, como yo, nos mira.

Por esa vida que arderá en sus venas
tendrían que amarrarse nuestras vidas.

Por esas manos, hijas de tus manos,
tendrían que matar las manos mías.

Por sus ojos abiertos en la tierra
veré en los tuyos lágrimas un día.
2
Yo no lo quiero, Amada.

Para que nada nos amarre
que no nos una nada.

Ni la palabra que aromó tu boca,
ni lo que no dijeron las palabras.

Ni la fiesta de amor que no tuvimos,
ni tus sollozos junto a la ventana.
3
(Amo el amor de los marineros
que besan y se van.

Dejan una promesa.
No vuelven nunca más.

En cada puerto una mujer espera:
los marineros besan y se van.

Una noche se acuestan con la muerte
en el lecho del mar.
4
Amo el amor que se reparte
en besos, lecho y pan.

Amor que puede ser eterno
y puede ser fugaz.

Amor que quiere libertarse
para volver a amar.

Amor divinizado que se acerca
Amor divinizado que se va).
5
Ya no se encantarán mis ojos en tus ojos,
ya no se endulzará junto a ti mi dolor.

Pero hacia donde vaya llevaré tu mirada
y hacia donde camines llevarás mi dolor.

Fui tuyo, fuiste mía. Qué más? Juntos hicimos
un recodo en la ruta donde el amor pasó.

Fui tuyo, fuiste mía. Tú serás del que te ame,
del que corte en tu huerto lo que he sembrado yo.

Yo me voy. Estoy triste: pero siempre estoy triste.
Vengo desde tus brazos. No sé hacia dónde voy.

…Desde tu corazón me dice adiós un niño.
Y yo le digo adiós.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

La película “Federico, el Grande” entró en su etapa final

Seguramente se presentará en noviembre:

Prácticamente en cualquier página de un diario podría tener lugar esta nota: en Deportes (porque el tema es la vida y la carrera profesional de un deportista), en esta de Cultura (porque una película es siempre una obra con ribetes artísticos), en Sociales o en Generales (por el efecto social que tan solo su nombre ha provocado siempre)… Sucede que Federico Moreira trascendió muchas fronteras, geográficas, sociales… Y el turno para que el cine se ocupe de él parece haber llegado. Federico
Como es sabido (desde EL PUEBLO incluso ya lo hemos informado en más de una oportunidad) los salteños Nicolás Jardim y Facundo Marziotte vienen trabajando en una película – documental sobre él, lo que les ha implicado, como parte de la tarea de investigación, varios viajes a distintos lugares del país, otros países de la región (a Chile por ejemplo viajaron con el propio Federico) e incluso a países europeos. Estos días quisimos saber en qué etapa se encuentra el trabajo y, más concretamente, si se maneja alguna fecha para su culminación y presentación. Al respecto nos dijo Marziotte: “Aún estamos trabajando con los materiales, pero te diría que estamos ya en el tramo final. No hay fecha exacta para presentarla pero estimamos que será a finales de este año, en el mes de noviembre seguramente porque diciembre es un mes distinto”.
En cuanto al nombre de la película, se han manejado varios, pero el definitivo será “Federico, el Grande”; sobre este punto comentó Marziotte: “Llegamos a la conclusión que es El Grande es el apodo unánime para la gente, en algún momento se le dijo Emperador, pero Federico el Grande es como la gente lo conoce”. Respecto a los contenidos explicó que abarca la parte del Federico deportista pero también todo su entorno, como la familia. “Vamos bien al fondo de la historia, desde su primera bicicleta, su primera carrera, desde cuando practicaba en solitario alrededor de la Plaza de Deportes simplemente porque le gustaba o cuando jugó al fútbol, hasta sus mayores triunfos, como las seis Vueltas Ciclistas del Uruguay, la Vuelta de Chile y el Panamericano en Indianápolis, además de un montón de sudamericanos ganados en distintos países, como Argentina, Colombia…”.
Ante la pregunta de qué pretenden lograr con la película expresó que “La base es mostrar lo que fue y lo que generó, yo vi gente que llegó a las lágrimas hablando de él, y cuando alguien genera eso, vale la pena destacarlo. Y además que sirva como humilde documento a futuro, como testimonio de que hubo un deportista que logró muchas cosas muy importantes”.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

A la vuelta de su gira “Sintapujos” estrena “Santito Mío”

El Grupo teatral “SINTAPUJOS” ha vuelto ya de su gira por distintos escenarios del “Corredor de los Pájaros Pintados”, donde tuvo excelentes representaciones de dos de sus obras: “Quiroga, el destino del hombre” y “Lorca: el duende viene por dentro”. Es así que estuvieron visitando la localidad de Tomás Gomensoro en el Departamento de Artigas actuando en su Cine-Teatro “Irma”. Luego se desplazaron a la ciudad de Mercedes( Soriano) con actuación en el Anfiteatro de la Casa de la Cultura y finalizaron en la ciudad de Young( Dpto. de Río Negro) realizando su presentación en el Cine-teatro Atenas. Fue una experiencia muy enriquecedora para sus integrantes conocer y recibir el afecto de públicos diferentes.
Ahora, “Sintapujos” no descansa sino que ya tiene casi a punto su próxima puesta en escena que será estrenada en el Teatro Larrañaga el viernes 10 de agosto a las 20y30 horas.
Se trata de un drama-cómico titulado “SANTITO MÍO” de la escritora uruguaya Ana Magnabosco.
Los integrantes del elenco que prepara esta nueva obra son los mismos que el año pasado sorprendieron con un éxito total como lo fue “Doña Ramona” y aspiran- con total seguridad- a que ésta será también una puesta en escena totalmente exitosa.
“SANTITO MÍO” contiene mucho humor negro rioplatense y el público tendrá oportunidad de reírse de principio a fin con esta pieza teatral que presenta un muestrario de “vicios nacionales”: la coima, el bagayo, la quiniela, el santito milagroso, el exilio económico, el político mañero y campechano; esos personajes tan nuestros que representan toda una galería de tipos reconocibles en cualquier lugar del país.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Encuentro de acordeones

Todo pronto para la 7ª edición del Festival de Acordeones más importante del País. HA Duo
Salto, será nuevamente Capital del Acordeón, una actividad que une la magia del instrumento y la familia Previale, difusores de la música y en especial música de acordeón.
Han confirmado su participación, entre otros, Carmelo Napoli (Italiano), Jhonatan Agudero (Colombiano), Morais Do Acordeón (Río de Janeiro, Brasil), Claiton Scouto (Río Grande – Brasil), Maicon Mezquita (Río Grande, Brasil), Danilo Cruces (Chile), Ignacio Porras (Representante del Chamamé Correntino), Santhyago Rios, quién Representará a Argentina en Castelfidardo Italia, y la participación de Uruguayos como Hugo Fattoruso, acompañado Albana Barrocas y Víctor Amaralde Tacuarembó. Se suma el grupo Acordeones del Uruguay, y por primera vez el Taller Uruguayo de Música Popular de Montevideo, con varios participantes.
De Concocordia E.R. los acordeones de la Orquesta Linares Cardoso que dirige Rosita Ramat Ferré.
Serán dos noches de conciertos, desde las 20,30 horas en el Teatro Larrañaga, con el tradicional desfile el sábado 21 a las 11 horas por calle Uruguay. Además el Cine4D Daymán estará exhibiendo la película FATTORUSO de Santiago Bednarik que refleja pasajes de encuentros anteriores.Silvio_Gisela
Las entradas están en venta por Red UTS en todos los Red Pagos del país, y se puede adquirir un abono por las dos noches o individualmente. (Valor $ 200 por noche abonos, y $ 250 cada noche).

Fotos (Ignacio Porras)

 

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Los destacados arquitectos pensaron edificios en términos ciudadanos y construyeron democracia

La ciudad de Arbeleche y Canale

La obra de los arquitectos Beltrán Arbeleche y Miguel Ángel Canale hizo ciudad, y definió aspectos clave de la identidad urbana uruguaya de forma duradera. En Montevideo, en Salto, Paysandú o Fray Bentos. Pero pocos lo saben. Si bien en su momento fueron alabados por sus colegas arquitectos, la ciudadanía en general vio y sigue viendo sus edificios sin mayor entusiasmo. Para peor, la crítica y la historiografía los vinculó durante un tiempo —y de forma vaga— con la arquitectura fascista de Italia o Alemania.
El edificio del Banco de Seguros del Estado y otros de la Avenida Agraciada de Montevideo, por ejemplo, no yacen como vetustos mastodontes. Están impecables y representan algo fuerte, expresan con dignidad cómo eran y cómo se vieron a sí mismos los uruguayos como comunidad, cómo percibían a su Estado en la década del 30 y 40, y cómo querían que se los percibiera a futuro. «La Caja» de Jubilaciones en Colonia y Fernández Crespo es un claro ejemplo de lo que el Estado quería: un edificio moderno, funcional y luminoso. El hall de entrada, apenas separado de la calle por una fachada diáfana, actúa como plaza interior. La ciudadanía, entonces, se apropió del edificio. Los jubilados hicieron de «la Caja» punto de reunión y de encuentro. Se iba «a la Caja». El vínculo simbólico entre el Estado y los individuos a quienes debía procurar la felicidad se instaló fuerte, en sintonía con el espíritu democrático. El Gran Hotel Salto, a su vez, construido con intensa modernidad junto a un icono religioso del siglo XIX, la Catedral salteña de San Juan Bautista, hizo estallar las emociones en el litoral. El escritor Enrique Amorim gritó en nombre de la tradición vejada, violada por ese edificio austero y de líneas rectas, sin ornamentos, que mancillaba a la noble iglesia y cambiaba su ciudad para siempre.
La obra de estos dos arquitectos nació en un contexto que hoy, visto en perspectiva, parece estallar en significados, por la forma en que se la soslayó o miró de reojo, y por la potencia con que aparecen hoy en la trama urbana. Eso es lo que ha recuperado el Instituto de Historia de la Arquitectura (IHA) de la Facultad de Arquitectura (UdelaR) con el minucioso catálogo dedicado a ambos arquitectos, acompañado por una exposición que estuvo en el Museo de Artes Visuales y seguirá itinerante. El equipo de trabajo estuvo integrado por Sabina Arigón, Laura Cesio, Daniela Fernández, Leonardo Gómez y Christian Kutscher.
GRANDES AVENIDAS.
Los uruguayos de fines del siglo XIX y principios del XX despertaron como nación moderna con una marcada homogeneidad social, sentido de comunidad, respeto por la ley y, sobre todo, autonomía política. Querían mostrar esa identidad y que se los reconociera fuera de fronteras, tal como había ocurrido hacía más de dos mil años con las ciudades de la antigua Grecia, las polis griegas. Los montevideanos se miraron entre sí y observaron las casas y las calles en que vivían, y sintieron que esa ciudad aún no los reflejaba. La capital provinciana no tenía grandes vías para el tránsito, ni edificios monumentales, ni enormes parques ciudadanos. El Estado uruguayo, emanado del más grande acuerdo político que toda comunidad puede llegar a imaginar, tenía pocos edificios que lo representaran, que mostraran su poder, que reflejaran sus valores.
Además de polis griega Montevideo quiso ser París. Miró las reformas parisinas del barón Haussmann, las amplias avenidas o bulevares, los monumentos, la ciudad que se abría al Estado moderno y partía al medio barrios enteros. Como reflejo cobraron vuelo en Montevideo las propuestas del arquitecto Norberto Maillart (1887) y los Concursos de Avenidas, ambos frustrados. En 1911 el gobierno decide replantear estas propuestas, proponiendo un Concurso Internacional de Proyectos para el Trazado General de Avenidas y Ubicación de Edificios Públicos en Montevideo. En esa época también se instala la idea, muy firme en el pensamiento urbanístico de la época, de la Ciudad Jardín, basada en concepciones relativas a la higiene ambiental y al contacto con la naturaleza. La concepción reguladora, pues, se afianzaba, y alcanzaba a ciudades como Mercedes, Salto o Paysandú.
Con el concurso del Palacio Legislativo de 1904 y su posterior construcción la ciudad pasaba a tener un edificio monumental que reflejaba uno de los poderes del Estado, pero no tenía grandes avenidas que lo conectaran. El Plan Fabini, de 1928, subsanó esa carencia. Fue un plan donde «la cruda y notoria intención especulativa ha sido sustituida por la acción directa del Estado en la solución de los problemas urbanísticos de la ciudad de Montevideo» explican Baracchini y Altezor en el libro Historia urbanística de la ciudad de Montevideo. La Asamblea Representativa de Montevideo aprobó el trazado definitivo de la Avenida Agraciada que nacía en el Palacio Legislativo y finalizaba en la Avenida 18 de julio, con un generoso ancho de 40 metros. La nueva arteria, lejos de parecer anodina, no solo jerarquizaba al edificio público más imponente, el Palacio Legislativo. Para quienes venían de la Avenida 18 de julio bajando de la cuchilla hacia un llano para luego volver a subir, dicha arteria era una promesa de espacios, espectacularidad, tenía hambre de monumentalidad.
La comunidad convocó a sus mejores arquitectos y los puso a concursar. Una dupla de jóvenes, Beltrán Arbeleche (1902-1989) y Miguel Ángel Canale (1902-1971), comenzó a ganar los concursos. El «puntapié» inicial fue cuando ganaron el concurso de la Bolsa de Valores en 1936. Esa dupla entendió que los edificios debían trasmitir valores, ser dignos representantes de la cosa pública, y tomó por asalto la Avenida Agraciada. Así concretaron edificios hoy emblemáticos como el del Banco de Seguros del Estado, el Centro Militar, el Edificio 14 de mayo o el Edificio Agraciada. Obras que están allí, intactas, a pesar de sus ocho décadas de existencia.
GIGANTE, PERO NO.
Aún así, estos edificios de la Avenida Agraciada plantean una serie de cuestiones que el ciudadano de a pie, el que hoy camina por esa avenida y eleva un poco la mirada, comenzará a percibir con cierta inquietud. Le sucederá también con otros edificios estatales emblemáticos de la dupla Arbeleche-Canale como el de la Administración Nacional de Puertos o «la Caja».
El problema es la monumentalidad. Al parecer las democracias no deberían tener edificios gigantescos que las representen. La democracia, según sus preceptos básicos, debe poner toda su energía en la realización del individuo, del ciudadano, para que conquiste la plena felicidad. Los edificios monumentales, por oposición, no estarían vinculados a esos valores pues siempre se los ha asociado a los sistemas totalitarios o fascistas: en su gigantismo buscan borrar al individuo y jerarquizar valores absolutos, léase patria, nación, bandera o líder. «La misma idea de que un Estado democrático puede representarse a sí mismo con esquemas monumentales parece plantear una contradicción de términos» señala el teórico de la arquitectura Wolfgang Sonne en su libro Representing the State (Prestel, 2003).
Arbeleche y Canale lo intuyeron cada vez que debieron insertar una obra de semejantes características en la trama urbana. El edificio del Banco de Seguros (obra de Arbeleche e I. Dighiero, de 1940), se juega el todo a la puerta para desarmar la aparente contradicción entre gigantismo e interés ciudadano individual. Un rapto de ego por parte de Arbeleche habría colocado la monumental puerta sobre la Avenida Agraciada. Lo grande junto a lo amplio y espacioso, esa avenida de 40 metros de ancho y enormes veredas, para que se potencien juntas y ganen en espectacularidad. Sin embargo dijo no. Se puso al nivel del individuo de a pie, el que baja caminando desde la Avenida 18 de julio, y le colocó la puerta en la esquina de la calle Río Negro y Avenida Agraciada.
Es lo primero que ve, antes incluso que el volumen monumental del edificio. Se reduce entonces su impacto visual.
Las líneas rectas del edificio fugan desde esa esquina de manera calma, sin estridencias, y acompañan la avenida que sigue en bajada.
(EL PAIS CULTURAL)

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Algo más sobre Nydia Arenas y aquel “Teatro al aire libre” de Blandengues y Paraguay

Hace pocos meses dedicamos algunas páginas enteramente a Nydia Arenas, la inolvidable actrPROGRAMA DE 1961iz y directora de teatro que tuvo Salto décadas atrás. Estos días, Víctor Silveira, que supo integrar elencos teatrales dirigidos por ella y que escribió el libro “El decir de una dama” (publicado en el año 2000 y también dedicado a ella) hizo llegar a esta página de EL PUEBLO un par de programas de obras de teatro que son verdaderamente una reliquia y cuyas fotos compartimos hoy. El primero es de la obra “Los chicos crecen”, de Darthes y Damel, que Nydia estrenó en Salto año 1961. Allí trabajaba Nidia Di Giorgio, la hermana de Marosa. El otro programa es de la presentación realizada en 1963, cuando Nydia inauguró un Teatro al aire libre, en la esquina de Avda. Blandengues y Paraguay (hoy Avda. Enrique Amorim), donde fue el Museo Histórico y había sido la casa de la madre del escritor Enrique Amorim. Allí, en el marco de esa inauguración, en agosto 1963, se puso en escena tres obras: “Feliz viaje”, de Thorton Wilder; “La Balada de Atta Troll”, de Alejandro Casona; y “Las aceitunas”, de Lope de Rueda.
LIBROS
“Gráfica ilustrada”, de Óscar Larroca: El artista plástico Óscar Larroca nació en Florida pero está fuertemente vinculado a Salto. Aquí ha dictado talleres (en APLAS) y ha sido curador de importantes muestras exhibidas en el Museo Gallino. Hace pocos días presentó un libro que reúne buena parte de su trayectoria artística. El diario El País lo calificó como “Fiesta para la mirada” y explica que se trata de: “La obra del artista Óscar Larroca compendiada en un volumen de exquisita edición que celebra los 40 años de Ediciones de la Plaza” y agrega: “Exuberante. Irreverente. Genial por momentos. Hiperrealista y al mismo tiempo onírico. Desbocado. Los adjetivos podrían continuar sumándose y apenas comenzarían a describir la obra de este artista uruguayo. Con motivo de la celebración de los 40 años de Ediciones de la Plaza el sello lanza este libro conmemorativo, cuya calidad editorial merecePROGRAMA DE 1963ría los mismos adjetivos que pretendían introducir al autor. Gráfica ilustrada (Ediciones de la Plaza), de Óscar Larroca compendia en sus más de doscientas páginas de papel satinado y cuidada impresión a color un recorrido por toda la carrera de uno de los más notables artistas plásticos nacionales”. “Antimasonería – 1717-2017”, de Diego Moraes: De parte de su propio autor, el salteño Diego Moraes, hemos recibido la invitación para el acto de presentación del libro “Antimasonería – 1717-2017”, publicado el pasado año. Tendrá lugar en la noche del viernes 27 de julio en la Sala del Consejo del CENUR Litoral Norte, en actividad organizada en conjunto por la Universidad de la República, el Departamento de Cultura de la Intendencia de Salto y el Centro Cultural de la Escuela Filantrópica Hiram. En la ocasión participarán junto al autor el Dr. Adrián Báez, el Lic. en Antropología Martín Gamboa y el Mtro. Jorge de Souza.
Ampliaremos.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Seminario Jornada de Pintura y Técnicas al óleo Intervención – Paisaje Surrealista y Abstracción de una Marina

Seminario Jornada de Pintura en el Atelier de Oscar Terrones

La planificación se ejecutó en tres etapas. Los procesos de la técnica, los valores tonales y las temperaturas del color en un marco práctico haciendo referencia de la teoría paso a paso.
Las participantes fueron Susana Conti, Natalia Cardozo, Silvia Oberti, Silvana Rivas, Nelly Rodríguez, Ana Ganón, Adriana González Díaz, Carlotita Pisacco, Florencia Pertuzatti y Andrea Silva en el Atelier Oscar Terrones.terrones001
Este año el atelier proyecta en cada mes una propuesta expresiva polifacética para potenciar un conocimiento evolutivo interno, una ampliación en las corrientes artísticas y modernísticas en la pintura al óleo.
La óptica como objetivo es adquirir los argumentos teóricos de los procesos ejecutivos prácticos en la técnica y sus características.
De lo que va del año, desde marzo, como director y artista en la materia los resultados se están manifestando positivamente y en cada consigna se aprecia el avance en cada alumno.
“Este año nos conectamos con estas jornadas intensas denominadas Experiencia Evolutiva… es una capacitación que está dirigida a aquellas personas que tengan conocimientos básicos, principiantes, avanzados o artistas con trayectoria que les interese incluir métodos o tratado de la pintura buscando capacitarse y ampliar sus expresión.
Arte, trayecto sin fin… conocimiento infinito.
La estructura en cada seminario Experiencia-Evolutiva, conforma una capacidad limitada para poder ser parte esta propuesta integradora y colectiva. Afiche_Mateox6
Haciendo incapié en las técnicas; ésta serán inéditas en el hecho de que solo se aplicaran en estas jornadas únicas a diferencia de los talleres semanales, para quienes forman parte del atelier, la expresión libre es la identidad que caracteriza donde cada grupo interpretan temas distintos, las correcciones por ejemplo son personalizadas y la durabilidad de las clases no son compatibles desde el punto teórico a lo práctico considerando en cada taller integran personas con mayor experiencia a sus años de participación de la actividad a los nuevos ingresos, por lo tanto, un seminario unificamos la consigna con el tema principal, proporcionando las especificaciones relativas y optativas al iniciar el teórico, se ejecuta la producción y se estima la culminación.
Los fundamentos en cada mes de los seminarios, es como una alineación del conocimiento, en cada etapa estamos todos conectados, esto no significa que las producciones sean exactamente iguales, o sea, cada participante convoca una impronta personal que lo caracterice.
Más allá de la experiencia dentro del camino en las bellas artes, es evaluar la cuantía y adquisición de estas herramientas y su extensión al momento de volcarla en una producción creadora con sus secretos y pasajes en materia. Los resultados son muy satisfactorios, tener una referencia en cada paso es importante así como la dirección especifica en cada lectura y perderse en la abstracción es común perder el norte de la técnica, por ejemplo, no contar con la sensibilidad suficiente en hacer realidad una fisonomía sugerida a través de las manchas,
Lo primero en expresar es: no detecto las líneas por lo pronto no puedo visualizar nada… aquí la racionalidad nos condiciona porque si no le veo forma a la variaciones de las manchas no tengo imaginación y automáticamente rechazo el encuadre, sin embargo la otra parte en lo sentimental esta la creación donde hay que trabajar, las líneas son ficticias y visibles a la percepsion visual, siempre están… es plasmar con los sentimientos y subjetividad en los estados emocionales que el color nos trasmite y desde ahí vamos a dominar esa escena modificando atraves de nuestra imaginación y de igual modo ante la vida, es como un teorema entre equilibrio y creatividad para vivir.
Este mes de julio les adelanto la consigna, voy a trasmitir técnicas personales exclusivas estructuras náufragas barcos, temática marítima dentro los valores cálidos y vamos a seguir compartiendo instantes maravillosos donde el tiempo pasa en un pestañar del día. Se ha abierto una cuenta Instagram/ Atelier Oscar Terrones para aquellas personas que simpaticen y puedan presenciar los procesos evolutivos de cada uno y el año próximo se exhibirá todas las obras como producto de los seminarios y podrán conocerlos personalmente a cada expositor e intercambiar experiencia” – expresó el artista.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Entre filmaciones, resultados en taquilla e inminentes proyectos

POR DEBAJO
La película “Jurassic World 2” parece no conseguir superar los datos de ingresos de su primera parte. Ya con su puesta en marcha en las pantallas de los Estados Unidos, la cinta dirigida por Juan Antonio Bayona se queda a cierta distancia, inclusjurassic world 2 o dentro de la saga completa, tras el estreno de la primera película en el año 1993.
Es así que se ha podido recaudar poco más de 274 millones de dólares, o sea, ni siquiera la mitad de lo que consiguió la primera película de la saga en su retorno a la pantalla grande. Es más, la nueva cinta dirigida por Bayona está actualmente en el tercer puesto de la saga, por detrás de la original.
El argumento de “Jurassic World 2” trata de una erupción volcánica que amenaza a los dinosaurios restantes en la Isla Nublar, donde las criaturas han vagado libremente durante años tras de la desaparición del parque temático «Jurassic World».
Claire Dearing, exgerente del parque, ahora fundó el Grupo de Protección de Dinosaurios, una organización dedicada a proteger a los dinosaurios. Para ayudar con su causa, Claire recluta a Owen Grady, el exentrenador de dinosaurios que trabajó en el parque, para evitar la extinción de los dinosaurios.
RASCACIELOS
Está llegando a las salas de cine una nueva cinta de acción protagonizada por el exitoso Dwayne Johnson, nos referimos a “El Rascacielos”, que lleva ya largo tiempo en preparación, cuando incluso se hablaba de Paul Walker, allá por el año 2012, para encabezar el reparto.
El argumento de “El Rascacielos” refiere al líder del equipo de rescate de rehenes del FBI y veterano de guerra de EEUU, Will Sawyer (Johnson), quien ahora evalúa la seguridad de los rascacielos. En una misión en Hong Kong, encuentra el edificio más alto y más seguro del mundo de repente en llamas, y ha sido acusado por ello. Por lo que pasa a ser un hombre buscado que huye, entonces Will debe encontrar a los responsables, limpiar su nombre y de alguna manera rescatar a su familia que está atrapada dentro del edificio… por encima de la línea de fuego.
El estreno en cines está previsto para la semana que viene.
SE RUEDA
El rodaje de la película “Top Gun 2” sigue en marcha, contando ahora con el actor Miles Teller dtop gun 2entro de uno de los personajes principales en la esperada secuela, concretamente dando vida al hijo de Goose, el gran amigo de Maverick (Tom Cruise).
Tras muchos años de rumores y comentarios acerca del reparto principal de la película, “Top Gun 2” cobra nueva vida. Tom Cruise ya la situó como una de sus prioridades para la próxima temporada. Después de que Val Kilmer también estuviera en el rodaje, ahora además también se ubica al reputado Miles Teller dentro del elenco principal de la cinta de acción.
Todo dentro de una gran renovación de nombres dentro del elenco de cara a, más que posiblemente, un reemplazo de actores para el futuro de la rentable franquicia. La cual fuera encumbrada de manera incontestable por Tom Cruise, quien también ejerce como productor del filme, siguiendo así muy de cerca el futuro de una película a la que debe gran parte de su salto al estrellato en Hollywood.
El estreno en cines de la película “Top Gun 2” se espera sea el año que viene una de las producciones de mayor impacto de la próxima temporada.
SE RUEDA 2
Otra película que se está rodando es la esperada película de terror “IT Capítulo 2”, contando con dos de sus protagonistas: James McAvoy y Jessica Chastain.it capitulo-2
McAvoy brilló recientemente con el último título de terror y suspense de M. Night Shyamalan (“Split”), además de figurar también en la continuación de la misma.
La película de terror “IT” fue todo un éxito en taquilla, además de recibir estupendas críticas. La secuela contará con un presupuesto mucho mayor que en la primera parte.
Como era de esperar el argumento continuará 27 años después del primer enfrentamiento contra el terrible payaso Pennywise, descrito en el filme dirigido por Andy Muschietti.
Tras lustros de tranquilidad y lejanía una antigua promesa infantil les hace volver al lugar en el que vivieron su infancia y juventud como una terrible pesadilla. Regresan a Derry para enfrentarse con su pasado y enterrar definitivamente la amenaza que los amargó durante su niñez. Saben que pueden morir, pero son conscientes de que no conocerán la paz hasta que aquella cosa sea destruida para siempre.
MONSTRUOS MONARCASking kong vs godzilla
La película “Godzilla Vs Kong” es uno de los proyectos más atractivos dentro del mundo del cine de aventuras y fantasía. Con su estreno en cines marcado para el 22 de mayo de 2020, se suma ahora el nombre de la actriz Francesa McDormand, quien triunfó en la pasada gala de los Oscar de Hollywood con el drama “Tres anuncios en las afueras”, como mejor interpretación femenina.
Mientras tanto se sigue cerrando el reparto principal de cara al comienzo del proceso de filmación. Recordemos que la última vez en la que “Godzilla y King Kong” chocaron en el cine fue en el año 1962.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Adelanto: Conferencia del Sociólogo Alejandro Artopoulos

WhatsApp Image 2018-07-05 at 18.27.52

“Plataformas Furtivas. Contradicciones culturales del subdesarrollo informacional en tiempos de extractivismo”

Este martes 10 de julio a las 18 horas, el profesor Alejandro Artopoulos (Universidad de Buenos Aires) dictará la conferencia “Plataformas Furtivas. Contradicciones culturales del subdesarrollo informacional en tiempos de extractivismo”, en la Facultad de Ciencias Sociales (FCS; Constituyente 1502).
Su presentación versará sobre el escaso desarrollo informacional de América Latina, que se impone tanto por la presión del extractivismo inducido por las fuerzas económicas multinacionales como por actores locales con capacidades tecnológicas. Desde la evolución de una burguesía glocal parada sobre los restos nacionales hasta un tejido de organizaciones de la sociedad civil que han desbordado la capacidad de gestión del estado.
Sin embargo el avance de la infraestructura material no tiene un correlato en la superestructura.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Adelanto: Se vienen últimas funciones de “Los guardianes de los tesoros” para toda la familia

WhatsApp Image 2018-07-05 at 19.58.01

El Departamento de Cultura de la Intendencia y el Elenco Departamental de Teatro presentó estas vacaciones de invierno la obra “Los guardianes de los tesoros”. Se trata de una obra que va dirigida al público infantil y toda la familia, obra que ha recibido el aplauso del público y los niños de ocho clubes de niños de Salto y escolares de Villa Constitución pudieron disfrutar de la misma.
“Para nosotros fue un verdadero desafío presentar una obra totalmente hecha en Salto, tanto los actores como el vestuario” – expresó la directora del elenco Zully Vallarino.
La idea es que la obra continúe para que puedan disfrutarla todo el público infantil salteño y los visitantes.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

La noche que Uruguay le ganó a Ghana, la literatura de Salto le ganó al Uruguay

A puro fútbol y letras fue aquel día…

Vicisitudes de una coincidencia” o “Crónica de una confluencia inesperada”, también podría haberse titulado esta nota.
El pasado lunes se cumplieron ocho años, fue el 2 de julio de 2010.
El partido se había postergado más de lo previsto: alargue, penales, nerviosismo y emociones en pleno desborde.
En tanto, aquí en Salto, el lugar y la hora para la presentación del libro ya estaban fijados con bastante antelación. Era imposible cambiar algo o suspender. Iba a ser en el salón de actos de Uruguay y Juan Carlos Gómez (planta alta de la Intendencia), hermoso salón para conferencias que ya no existe, que está ahora ocupado por oficinas.
Nadie imaginó, por ejemplo, que la persona que había llegado especialmente desde Montevideo para realizar la presentación, el Académico Ricardo Pallares, iba a tener tantas dificultades para llegar, a pie, con su pequeña estatura y delgadez, desde el Hotel Los Cedros hasta la Intendencia. Soccer - 2010 FIFA World Cup South Africa - Quarter Final - Uruguay v Ghana - Soccer City Stadium
Treinta minutos tardó en recorrer esas dos cuadras y media entre una multitud de varios cientos de seres exaltados y alentados por sus propios cánticos de “¡Soy celeste, soy celeste!”, o “¡Volveremos, volveremos, volveremos otra vez, volveremos a ser campeones como la primera vez”!
La cuadra de la Plaza Treinta y Tres fue la prueba más difícil que Pallares tuvo que sortear. Pero llegó.
Y entonces la presentación del Tomo Nº 20, el último tomo, el que cerraba la “COLECCIÓN ESCRITORES SALTEÑOS” pudo iniciarse.
No fue fácil igualmente: el equipo de amplificación funcionó a la perfección (cosa que podría considerarse excepcional en estos casos) pero el sonido de las vuvuzelas, el griterío y las bocinas se elevaban desde la calle con fuerza y realmente se hacían sentir. Es que allá en Sudáfrica, Uruguay le ganaba por penales a Ghana y se metía entre los cuatro mejores del mundo, al tiempo que Salto le ganaba al Uruguay (y no precisamente por la mano de un salteño llamado Luis Suárez) sino porque su literatura se convertía en la primera del país, y hasta ahora la única, en tener reunida en una Colección las obras de sus principales autores, más de cuarenta, (con el agregado de biografías, notas críticas, fotografías, etc.) desde los orígenes, es decir desde aquel primer poeta, Méliton Alfonso, hasta la actualidad.
Es bueno recordar que la Colección Escritores Salteños, planeada y dirigida enteramente por Leonardo Garet y que vio la luz, con su primer tomo, a fines de 2003, fue impulsada en conjunto por la Intendencia y el Centro Comercial.
Comenzó cuando era Intendente el Escribano Eduardo Malaquina y Director de Acción Social y Cultural Lewis Rochón Sarutte, y finalizó con el Maestro Ramón Fonticiella como Intendente y Denis Dutra como Director de Cultura.
Es cierto que se puede discutir si allí hay autores que faltan u otros que sobran. Pero ¿quién puede rebatir el peso de una obra de alrededor de tres mil páginas organizadas en veinte tomos? ¿Quién logra hacer otra similar con ese valor? No menos importante es que se trata de un estudio que puede ayudar y dar pie a otros, hasta más profundos quizás, como lo deja planteado el propio Leonardo Garet en el prólogo del último Tomo: “Hay en la Colección Escritores Salteños material para estudiar, profundizar, ampliar y enriquecer.
Ninguna de las presentaciones de los autores aquí reunidos se puede considerar definitiva. Sería deseable que, al contrario, fuera esta Colección el impuso inicial para un estudio apasionado de una literatura que ha mantenido un sostenido impulso desde su aparición a fines del siglo XIX. Tampoco están aquí todos los autores que se podrían haber incluido porque en algunos períodos hubo que optar…”.
Esta Colección ha sido motivo de estudio de varios intelectuales, a nivel nacional e internacional, elogiada en todas partes y, hasta ahora, imitada en ningún otro departamento uruguayo.
Por eso decimos que Salto ganó este partido, como la Selección Uruguaya de Fútbol ganó aquel en Sudáfrica.
Y por estos lares lo celebramos todo junto, en una noche de felices coincidencias.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Adelanto: Seminario Jornada de Pintura en el Atelier de Oscar Terrones

WhatsApp Image 2018-07-04 at 18.28.23

El pasado 23 de junio se llevó a cabo el Seminario Jornada de Pintura – Técnicas al óleo Intervención – Paisaje Surrealista y Abstracción de una Marina.
La planificación se ejecutó en tres etapas. Los procesos de la técnica, los valores tonales y las temperaturas del color en un marco práctico haciendo referencia de la teoría paso a paso.
Las participantes fueron Susana Conti, Natalia Cardozo, Silvia Oberti, Silvana Rivas, Nelly Rodríguez, Ana Ganón, Adriana González Díaz, Carlotita Pisacco, Florencia Pertuzatti y Andrea Silva en el Atelier Oscar Terrones.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Programa variado para la semana de vacaciones

WhatsApp Image 2018-07-04 at 16.58.34

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Adelanto: Se convoca a artistas a paticipar de Festival Internacional de Colonia

WhatsApp Image 2018-07-04 at 10.31.24

Durante los tres días y noches del 8, 9 y 10 de noviembre, 2018, el Festival Internacional de Colonia, en su primera edición, llenará simultáneamente los teatros, lugares históricos y espacios al aire libre de Colonia del Sacramento, Uruguay, con actuaciones de artistas de renombre y artistas emergentes en la música clásica, jazz, tango, teatro y artes visuales.
Por ello se convoca a artistas de los mencionados rubros que estén interesados en participar.
Cada primavera el festival además presentará música sinfónica y coral, danza y otros espectáculos que pueden incluir folclore y artes típicos del Uruguay y la región.
La segunda edición del festival se llevará a cabo entre los días 12 y 16 de noviembre de 2019.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Más que secretos conyugales, el arte de revelar lo innombrable

La novela es género dúctil, camaleónico, gigante. Como se sabe, una de las líneas de la novela moderna —al menos desde Cervantes— recoge la tónica de las antiguas historias épicas, bajo la serie de aventuras de un héroe.
Así como otra de sus líneas —también desde Cervantes, y hay más— privilegia sobre el relato de la acción el protagonismo de la palabra, el rumiar interior, el diálogo, y el «cuento» de los hechos.
Esta nueva novela de Javier Marías (Madrid, 1951), Berta Isla, prueba llevar al extremo la tensión entre lo que ocurre, lo que ha ocurrido, y sus consecuencias en la subjetividad de los dos personajes centrales, que es, al fin y al cabo, lo único que se cuenta, aun sin abandonar el esquema de la salida de casa y la búsqueda de aventuras.
Como si en la forma creativa el autor pusiera a prueba una de sus preocupaciones obsesivas: los efectos materiales y morales de callar o decir, su peso definitivo en los resultados y en la historia que perdurará.

HISTORIA Y RELATO
La mujer que da el título a esta novela es protagonista solo en un sentido: el lector conocerá casi por completo el devenir de sus circunstancias y acciones durante varias décadas, se enterará de los accidentes más señalados de su vida y compartirá buena parte de su cotidianeidad, aunque —como suele suceder en los relatos— otros tantos hechos importantes no sean contados, resulten sustraídos o dados por sentado. El efecto se logra por medio de un narrador que cuenta algunos tramos desde la perspectiva íntima de Berta, permitiendo el acceso a sus pensamientos: a sus deseos y frustraciones, a sus miedos, planes, dudas, maquinaciones y sospechas, centrándose, sobre todo, en algunos momentos clave de su historia, que gira en torno a su matrimonio y al marido que eligió —»señaló» empecinadamente, según prefiere decirse— en la adolescencia.
El otro punto de vista adoptado para contar el complemento de la historia —los otros tantos capítulos de la novela— es precisamente el de su esposo, Tomás Nevinson.
Si bien se tomará asimismo contacto con su mundo interior, sus escrúpulos, sus sentimientos de culpa y justificaciones más profundas, el relato silencia lo que realmente «hizo» Tom durante esos años.
Captado durante su juventud en Oxford por el MI6 (la Oficina de los Servicios de Inteligencia británicos), para trabajar como espía o infiltrado, el personaje quedará condenado al secreto y la clandestinidad, y deberá ocultar la mayor parte de lo que hace incluso a su propia familia.

(EL PAIS CULTURAL)

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Amores malos, errores graves, cuatro mujeres víctimas protagonizan los cuatro relatos, y cuatro son los hombres victimarios

Novelas cortas de Joyce Carol Oates

El largo título del libro parece recordarnos que la estadounidense Joyce Carol Oates no para de escribir y de confrontar con solvencia y a menudo maestría los mismos temas, esos que giran en torno al ser mujer, manejar las emociones y sobrevivir al dolor. La edición en español de Tan cerca en todo momento siempre. Cuatro nouvelles sobre amores malogrados reúne extensos relatos (más que novelas cortas, aunque el título original apueste en grande: Evil Eye. Four Novellas of Love Gone Wrong, 2013) que habían sido publicados en las revistas Ellery Queen Mystery Magazine, Conjunctions, Fiction y Boulevard. Cuatro son las mujeres protagonistas de estos relatos, que los atraviesan como vulnerables víctimas tanto si toman venganza como si no, y cuatro son los hombres victimarios, hechos de un trazo grueso y espeso que no traiciona la verosimilitud respecto a la realidad pero rebaja la consistencia de lo literario.
El libro se abre con “Mal de ojo”, que puede verse como una relectura del clásico Barba Azul infantil y compararse con la revisión del mismo que hiciera Angela Carter en los años setenta del siglo pasado con “La cámara sangrienta”.
Aquí, Oates presenta a un narcisista de manual, Austin Mohr, y a su cuarta joven esposa, inexperta en los sigilos del amor, que reciben la visita de la primera mujer de él, una española de antigua belleza a la que le falta un ojo y una sobrina de esta, tosca y distante. La visita comienza en términos amistosos hasta que revela de golpe las verdaderas intenciones y marca un antes y un después en la esposa reciente, que empieza a comprender cuál es su papel en el drama y comete el grave error de continuar interpretándolo.En “La ejecución” un estudiante universitario idea un desquiciado plan para matar a sus padres y salir indemne.
Tiene toda la frankensteiniana composición de un psicópata y aunque algo sale mal una increíble y a la vez previsible defensa femenina viene en su ayuda. “La plataforma” cuenta la historia de una treintañera que no puede consumar el acto sexual con ninguna pareja. El asunto remite en la memoria a la fascinante Chesil Beach del inglés Ian McEwan, pero no hay nada de la formidable sutileza de aquel en este relato sin espesor, con personajes maniqueos y una resolución apresurada con vengador mesiánico erigido en figura liberadora. Algo se salva. La historia que da título a esta edición, “Tan cerca en todo momento siempre”, está narrada en primera persona (a diferencia de las anteriores, narradas en la tercera con subjetiva de los protagonistas, muy propio de Oates) y aunque contiene en parte los mismos ingredientes que las otras –un planteo clisé, personajes planos- presenta un tratamiento más complejo.
La protagonista es Lizbeth, una buena estudiante de dieciséis años deslumbrada por el primer amor, un chico algo mayor llamado Desmond Parrish, que funciona como el típico sabihondo instructor y “constructor” de mujeres. Mientras su zona de influencia sobre ella crece y adquiere la forma del acoso, la chica va haciendo su proceso interior –más intuitivo que racional- de distanciamiento.
El cuento se cierra de forma cruenta y es sutil en el registro final de cómo quedan fijadas en el tiempo las marcas de la vida. Quizá cada relato por separado no vaya en la línea de la mejor Oates, pero de todos modos el conjunto impresiona, además de que está en la agenda del día. Muestra que en las relaciones humanas ningún error de apreciación es leve; cada una de estas mujeres ha dejado pasar señales de alerta, dormidas o recostadas en una idea romántica del amor de pareja o filial, y el despertar lo paga caro.
TAN CERCA EN TODO MOMENTO SIEMPRE, Cuatro nouvelles sobre amores malogrados, de Joyce Carol Oates. Fiordo, 2018. Buenos Aires, 228 págs. Traducción de Ariadna Molinari Tato. Distribuye Escaramuza.
(EL PAIS, CULTURAL)

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Locos, utópicos, asesinos y soñadores

Libro de Patrick Deville

Una pesquisa sobre las tragedias que han dominado la historia de Centroamérica en un libro que es crónica, novela, historia, todo a la vez, y que deja al desnudo nuestros propios prejuicios.

El francés Patrick Deville se propuso contar las tragedias sociales y políticas que han ocurrido en Centroamérica desde la conquista española, y en ese proceso dejar en evidencia algunas claves que expliquen tanta turbulencia. Es francés, le gusta viajar, tomar notas, entrevistar, acopiar recortes de diarios, y tiene una mirada aguda. Sabe que es una tarea enorme. Pocas regiones del planeta juntaron a lo largo de 500 años a tantos locos, utópicos, revolucionarios, piratas, traidores, estafadores, aventureras y aventureros de toda estirpe y calaña, como es el caso de William Walker, el joven sureño norteamericano que en el siglo XIX logró llegar a ser Presidente de Nicaragua apoyado por mercenarios, con la finalidad de construir allí un canal interoceánico y reimplantar la esclavitud. Deville, tras el largo periplo mochila al hombro, explica al lector su idea. “Durante todos aquellos meses pasados en compañía de William Walker, recorriendo América Central tras las huellas de su ejército fantasma, había ido descubriendo poco a poco que algunas de aquellas vidas llenas de actos de bravura admirables, de traiciones inmensas y de felonías asesinas, no tenían nada que envidiar a las de los hombres ilustres que había reunido Plutarco. Y me quedó claro que, durante los últimos dos siglos, esta región del mundo no había sido más avara en héroes, traidores y cobardes de lo que lo fueron las provincias griegas y latinas desde la Antigüedad: también aquí los hombres habían soñado con ser más grandes que ellos mismos y habían fracasado. Y me vino la idea de reunir algunas de sus vidas”.

El resultado es el libro Pura Vida, Vida & muerte de William Walker, una suerte de crónica histórica o libro de viajes o novela –es difícil precisar el género- cuya narración es potente, envuelve al lector con la naturalidad de un buen relato de viajes, sin eufemismos ni metáforas inteligentes. Narra, por ejemplo, el periplo del cronista español Gonzalo Fernández de Oviedo por Nicaragua en 1528, citando sus notables relatos, para saltar luego a la crisis actual del Sandinismo, dedicando generoso espacio al escritor Sergio Ramírez –con quien habla, y mucho- o al poeta Ernesto Cardenal, famosos sandinistas de la primera hora alejados de la corrupción revolucionaria y de los abusos de Daniel Ortega, actual presidente. Relata también los avatares de un famoso doble agente cubano o los últimos días de Simón Bolívar, las contradicciones de la revolución cubana o el triste destino del poeta salvadoreño Roque Dalton, fusilado a manos de sus propios compañeros de guerrilla. O las sagas de dictadores como los Somoza, o su contracara César Augusto Sandino, o el delirio de una guerra entre El Salvador y Honduras que se llamó La Guerra del Fútbol, de 1969, por diferencias en un partido por las Eliminatorias para el Mundial de México 70. Mientras, William Walker aparece aquí y allá con diversos episodios de su aventura, a cual más sublime e irreal. Contar las mil historias, entonces, parece ser la estrategia de la pesquisa para llegar al enigma, pero no las que habitualmente se consideran más relevantes sino aquellas que dejan en evidencia las paradojas y contradicciones que han permanecido –o se han repetido- a lo largo de los siglos. Mientras, el lector acompaña a Deville en su camino diario, se entera qué casas visita, dónde toma sus cafés, qué le dicen los mozos en un bar de Tegucigalpa o Managua, qué dialoga con taxistas, poetas, historiadores, ex guerrilleros o por qué casi se deja seducir por una extraña mujer que, al parecer, sabe demasiado. Su lenguaje tiene momentos de precisión poética excelsa, con giros de humor deliciosos.

El lector rioplatense sentirá a su vez una cercanía inesperada, porque Deville recuerda alguna visita a librerías de Tristán Narvaja, a la terminal de Tres Cruces en Montevideo, o a un vino tannat inolvidable que degustó en un restaurant de Punta del Este. La suya es, por lo tanto, una pesquisa amplia que abarca todo el universo hispanoamericano, pero sin pose cool ni afectación. Todo fluye con naturalidad, el lector está sentado junto a Deville en la mesa del café, lo escucha, disfruta y agradece. Sobre todo en los giros inesperados, como el que detalla el fin de los Somoza en Nicaragua.

La historia de Tachito Somoza, el último dictador de la saga, es quizá la fruta de una torta inverosímil y difícil de tragar, pues no escatima detalles grotescos sobre la vida y su gestión como gobernante. Lo hace en plan cómplice total con el lector, que se asombra e indigna; éste espera, entonces, un cierre a pura adrenalina con el relato del famoso atentado en Asunción. Pero no: “el último Somoza será ejecutado en su refugio de Paraguay, en 1980, en el transcurso de una operación cuyos detalles los sandinistas prefieren ocultar, por respeto al comando que se encargó de llevar a cabo la infame tarea”. Y termina de forma abrupta el capítulo. El lector, defraudado, se pregunta si Deville es más leal al informante sandinista que a su propia investigación. Un detalle no menor es que aún no se sabe la identidad de todos los integrantes del comando argentino que lo asesinó, apoyados por los sandinistas, pero no parece ser el motivo. En realidad Deville, leal al tono humano de su relato, a la decencia que transpira el término “pura vida” del título del libro (término costarricense, un ticismo intraducible que refiere a lo más hermoso que puede decirse de la vida), se desmarca de algo inhumano. El término “infame” para referirse a la “tarea”, al asesinato, no es casual. Porque no hay dignidad en el relato de una ejecución a sangre fría, y menos en la descripción de los detalles de la misma, cuya truculencia tuvo sus regodeos públicos (el argentino Gorriarán Merlo, del ERP, jactándose de su autoría en cámaras de televisión).

Es un libro que instala muchas interrogantes. No ofrece respuestas, ni es relato de izquierda o de derecha. Es un acercamiento humano, respetuoso, sutil, que va por vías más oblicuas, menos transitadas. Deja entonces en evidencia la tan manida frase llena de prejuicios, “que distintos somos de los centroamericanos”, que los rioplatenses proferimos de forma liviana y sin culpa. El libro Pura vida de Patrick Deville la desmiente y nos acerca, para descubrir en el otro tanto de nosotros mismos.

PURA VIDA, VIDA Y MUERTE DE WILLIAM WALKER, de Patrick Deville. Anagrama, 2018. Barcelona, 286 págs. Traducción de José Manuel Fajardo. Distribuye Gussi.

(EL PAIS CULTURAL)

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Música, teatro, circo y una muestra interactiva forman parte de la propuesta de circulación de contenidos culturales

El Sistema de Circulación Cultural de los Pájaros Pintados propone una variada programación para este mes de julio con espectáculos de música, teatro y la exposición interactiva «Letras Planetarias».

Coincidiendo con las vacaciones de invierno, el martes 3 de julio se presenta la obra de teatro infantil «Misión Selva», un viaje musical a través del humor para descubrir las historias de Cuentos de la Selva, de Horacio Quiroga. Con el lenguaje del clown, los artistas generan una complicidad con el público infantil, abordando temas que invitan a la reflexión y a las preguntas por parte de los niños. La función será en el Teatro Larrañaga a las 15.30 horas. La obra comparte sala con «Los guardianes de los tesoros», una obra de piratas y aventuras realizada por el Elenco Departamental de Teatro, que ese día comenzará a las 17 horas. De esta manera, el público infantil y familiar podrá disfrutar de una matiné teatral con entradas a $ 100 para cada obra.

El viernes 6 de julio la actividad será en el complejo termal Arapey, sumándose a la agenda prevista para las vacaciones. El circo «Creer para Crear» actuará en el cine ubicado en la zona de servicios del complejo con entradas a $ 100 y anticipadas 2 x $ 150.

La programación continúa el sábado 7 de julio a las 20 horas en el Teatro Larrañaga, con la presentación de «Mateo x 6», un colectivo de músicos uruguayos que nació en el año 1993 y que se ha dedicado a recrear las composiciones de uno de los creadores nacionales más influyentes de las útimas décadas: Eduardo Mateo. Está integrado por Edú Pitufo Lombardo, Ney Peraza, Mandrake Wolf, Jorge Schellemberg, Popo Romano, Martín Ibarburu. Las entradas generales tienen un costo de $150 y anticipadas 2 X $200.

El domingo 8 de julio, también a las 20 horas y en el Teatro Larrañaga, tendrá lugar el concierto “A mi gente”, un homenaje a El Sabalero llevado adelante por la Orquesta Participativa de Soriano, dirigida por Ignacio Algorta, y al coro “Voces del Origen”, a partir de un proyecto propuesto por el profesor Francisco Simaldoni. La propuesta brinda la oportunidad de escuchar las canciones de José Carabajal en versión orquestal y coral. Entradas generales a $100 y anticipadas 2 X $150.

El jueves 12 de julio a las 20 horas en el Ateneo dará un concierto la banda doloreña Trastornados, interpretando canciones propias y versiones de autores latinoamericanos y uruguayos como Jorge Galemire, Eduardo Mateo, La Vela Puerca o Eduardo Darnauchans. El nombre de la banda vino luego del recordado episodio climático que afectó a la ciudad de Dolores dos años atrás. La banda está conformada por Valentina Alarcón y Joel Gonnet en voz y guitarra, Néstor Vico en bajo, Steven Peñaloza en teclados y Gabriel Fernández en percusión. Entradas generales a $100 y anticipadas 2 X $150.
La programación también tiene espacio para el humor con la obra de teatro «La terapia del rodillazo», realizada por el grupo de teatro Sin Fogón, de Fray Bentos. La función será el sábado 14 de julio a las 20 horas en el Ateneo. La obra recrea el extraño consultorio de un psicoanalista muy particular que recibe a sus pacientes de alpargatas, bombacha y mate en mano. La obra es dirigida por Roberto Buschiazzo y cuenta con las actuaciones de Huben Martínez, Colo Martínez Sena y Angie Carranza. Entradas generales a $100 y anticipadas 2 X $150.

Mientras tanto, la exposición interactiva «Letras Planetarias», referida a Juana de Ibarbourou, Horacio Quiroga, Pablo Neruda y Juan José Morosoli, permanece abierta hasta el viernes 20 de julio en el ex Mercado 18 de Julio, de lunes a viernes en el horario de 10 a 19, con entrada gratuita.
El Sistema de Circulación Cultural de los Pájaros Pintados es una iniciativa que lleva adelante la Dirección Nacional de Cultura (DNC-MEC) junto a las intendencias del litoral del país, en este caso, en coordinación con la dirección de Cultura de la Intendencia Salto, para promover la circulación de contenidos culturales dentro de la región.

Publicado en - Culturales, - Titulares -Comentarios (0)

Coloquio de Literaturas No Realistas y Fantásticas se cumplió el viernes en el CERP

Como estaba previsto, se cumplió este viernes en el CERP, un nuevo Coloquio de Literaturas No Realistas y Fantásticas. Fue la cuarta edición de esta actividad organizada por docentes y estudiantes de la propia institución y de la que participaron panelistas que llegaron especialmente desde distintos lugares del país.
La jornada académica se inició alrededor de las 9 de la mañana, con palabras del profesor y escritor capitalino Hebert Benítez Pezzolano, discurso inaugural titulado “Investigar irrupciones de lo otro para no ver lo mismo”. Luego fue el turno de estas conferencias:IV Coloquio
María Sara Martínez: “Acercamiento crítico a La rebelión de la flor, de Armonía Sommers; Pablo Armand Ugón: “Acercamientos fantásticos en las primeras obras de Henry Trujillo y Juan Introini; Susana Nieto: “Las fronteras y el exilio: el despojo y el despojarse en Gaspard de la nuit, de José Donoso”; Pablo Márquez: “Todo cómic es político. Presencia y retirada de la Historia en El eternauta, de H. G. Oesterheid”; Ana Claudia Pignataro y Alejandro Pignataro: “Vías de escape de la realidad a través de lo fantástico. Aproximaciones a la narrativa salteña contemporánea: Rocío Menoni y Alcides Flores”; Andrea Aquino: “Zapatos rojos caminando por la pared en La muerte hace buena letra”.
En tanto en horas de la tarde, estas fueron las ponencias: de Silvia Viroga: “La doble creación del mito en Aguas salobres, de Mario Levrero”; de Alejandra Dopico Sanesteban: “La dramaturgia de Ibero Gutiérrez desde los manuscritos a la puesta en escena”; de Mónica Marchosky: “Black Mirror: la tecnología, un sobreviviente apocalíptico”; de Kildina Veljacio: “Marosa di Giorgio y Julio Inverso. Continuidades y discontinuidades de las Poéticas disidentes”; de Soledad Rodríguez y Laura Villalba: “Estela Rodríguez Lisasola; la insólita rareza de lo cotidiano”; de María Ana Pérez: “Darnauchans: acercamiento crítico a su poética” y de Alejandro Gortazar: “Reconfiguración de la cultura letrada: el caso de la crítica a la literatura no realista y fantástica (1980-1990)”.
Las siguientes palabras de Julio Cortázar, escritas en los folletos que se entregaron en el evento, fueron las que de alguna forma sobrevolaron toda la jornada: “…en vez de buscar una definición preceptiva de lo que es lo fantástico, en la literatura o fuera de ella, yo pienso que es mejor que cada uno de ustedes, como lo hago yo mismo, consulte a su propio mundo interior, sus propias vivencias, y se plantee personalmente el problema de esas situaciones, de esas irrupciones, de esas llamadas coincidencias en que de golpe nuestra inteligencia y nuestra sensibilidad tienen la impresión de que las leyes, a que obedecemos habitualmente, no se cumplen del todo o se están cumpliendo de una manera parcial, o están dando lugar a una excepción”.
En el entorno de la hora 18 finalizó el evento. Vale agregar que entre el público también se hicieron presentes algunos de los escritores cuyas obras fueron analizadas, como es el caso de los salteños Rocío Menoni y Alcides Flores.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Acto cultural y donación de libros en Casa Quiroga

En ocasión de realizarse la Jornada de Trabajo del Comité de Integración Fronteriza Salto- Concordia, que convocó a autoridades de Argentina y Urugua28-06-18 - Jornada de Trabajo Salto Concordia Casa Quiroga 09y en la ciudad de Salto, se realizó un acto en el Centro Cultural Casa de Horacio Quiroga, escritor emblemático para la cultura literaria de los dos países.
Participaron el subdirector para Asuntos Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores (MRREE) de Uruguay, embajador Néstor Rosa, y la Jefa de la Delegación Argentina, Secretario de Embajada Celina Rossa, junto al secretario general de la Intendencia de Salto, Fabián Bochia, y el director de Cultura, Jorge de Souza.
En la oportunidad, el MRREE de Uruguay hizo entrega de una donación de libros de Horacio Quiroga, Juana de Ibarbourou y José Enrique Rodó, reeditados por ese organismo, con destino a la Biblioteca Felisa Lisasola, las bibliotecas de cada municipio, las bibliotecas viajeras que recorren las zonas no municipalizadas, la Comisión Honoraria del Centro 28-06-18 - Jornada de Trabajo Salto Concordia Casa Quiroga 01Cultural Casa Quiroga y las escuelas Nº 78 «Horacio Quiroga» y Nº 112 «República Argentina». Néstor Rosa se refirió Horacio Quiroga y dijo que «si hay una figura emblemática en el mundo de la cultura, venerada en Argentina y Uruguay, es el salteño Horacio Quiroga. Y en este año, en el que se celebran 100 años de la primera edición de Cuentos de la Selva, nuestra cancillería decidió hacer una nueva edición para enviarla a todas las representaciones diplomáticas y consulares de Uruguay. En este momento, los libros están viajando a todo el mundo, 28-06-18 - Jornada de Trabajo Salto Concordia Casa Quiroga 05y en forma simbólica, los entregamos también a varias instituciones salteñas». En el acto, integrantes de la Comisión Honoraria de Casa Quiroga hicieron una entrega simbólica a las autoridades presentes de las bases del 6º Concurso Internacional de Cuentos “Premio Horacio Quiroga”, que organizan junto a la Intendencia de Salto. Este concurso cuenta un primer premio de dos mil quinientos dólares y además, el trabajo ganador será publicado por la Dirección Nacional de Cultura (DNC-MEC). La cancillería colaborará con la difusión de las bases del concurso en los países vecinos.

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

Los Maestros Tabárez, en la cancha y en las artes plásticas

Son hermanos y ambos maestros de profesión. Uno se dedicó, además, al fútbol, como jWalter Tabarezugador y como director técnico; el otro, al dibujo y la pintura. Sucede que en el presente hay una Selección Uruguaya de Fútbol jugando el Mundial en Rusia, que ambos quieren inmortalizar, quieren que las imágenes de esos futbolistas no pasen por la vida sin pena, y sobre todo sin gloria.
Oscar Washington Tabárez lo intenta trabajando un equipo en la cancha de fútbol, armado estrategias, pensando su posible mejor funcionamiento, con el fin p rincipal de llegar a lo más alto. Su hermano menor, Walter Tabárez, por su parte, lo hace trabajando con ese mismo “material” pero a través de trazos, formas y colores, y también –como todo artista en definitiva- con la intención de trascender las barreras del tiempo. Walter tiene 62 años. Se crió en Cerrito de la Victoria, trabajó más de veinte años en La Teja y actualmente vive en Malvín. Pero sus obras no son de ahora. Se ha dedicado a ello desde siempre. pintura 1
Quizás, haber elegido a estos jugadores para plasmarlos en retratos y que su hermano sea el Director Técnico le esté dando, por estos días, mayor renombre. Ocurre que desde que se jubiló de la docencia, la pintura ocupa la mayor parte de su tiempo y el fútbol es su tema central.
“Me pongo muy nervioso con los partidos de la selección y pintar me despeja de todo”, dijo hace poco al medio capitalino Ecos, donde también confesó que nunca estudió Artes formalmente, sino que trabaja especialmente en base a observación e intuición.
“A mí no me interesa vender, lo hago porque me gusta”, expresó también. pintura 3

Publicado en - CulturalesComentarios (0)

El tiempo

Ediciones anteriores

agosto 2018
L M X J V S D
« jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

  • Otras Noticias...