María Elena Borba “Male” Cantante y Maestra

María Elena nació y transitó su niñez en Salto.
Comenzó con su inclinación por la música a los quince años, para luego estudiar y recibirse de Maestra. Su talento musical se divide en: Mr. Magic y Trío Acústico, para el disfrute de salteños en el interior y exterior del país.
Quisimos conocer cómo lleva adelante las dos actividades y esto le preguntamos:
¿Cómo comienza tu vida artística?
Tengo un amigo, Mariano Gutiérrez que cuando yo tenía catorce años, se fijó en mi voz, diciéndome: “¡que bien que cantas!”.Male 3
En épocas de primaria, imitaba a Yakira y a otros artistas. Pasa el tiempo y en el día de mis quince, decido cantar por primera vez, en público. Como Mariano cantaba, me propone hacer un tema juntos. ¡Me pareció genial! Y así fue como empezó todo.
¿Cómo llegas a un escenario?
AL principio, fui parodista de “Contraseña”, con Rosario Noriega, quien me animó a seguir trabajando mi voz porque le pareció buena y luego empecé a cantar en algunos Pubs de la ciudad como es el caso de Etiqueta Negra, entre otros, luego por un tiempo, estuve en standby con la música. Conozco a Anselmo Curubeto, actualmente mi novio y comencé a resurgir en la música. Él con su guitarra, también tocaba el saxo, conformamos una banda que se llamaba: Cuarteto Rut.
Armamos de esa forma una varieté, en la Cooperativa de Artistas de Salto, con un grupo muy lindo, donde allí se exponían cuadros, hubo danza, modelaje de amigos que diseñan, que pintan, coincidiendo con el comienzo de Bruno Blanco y lo invitamos a incorporarse al grupo, para que fuera él quien sacara las fotos. También hubo tango con Gary y Angelina Díaz.
¿Crees que es difícil abrirse camino en el mercado salteño?
Es difícil hacer música. Y es difícil acá en Salto. En esa época, no había mucha gente que se animara a tomar una guitarra y cantar. Eran pocos y los mismos de siempre.
¿Hoy es más amplio?
Sí. Hoy vas por la calle y ves gente tocando la guitarra. Es como que cada uno tiene algo para mostrar, pone lo suyo y es lo que lo hace diferente.
Incluso a mí, se me ha hecho más fácil, luego de haber conocido a Anselmo, porque él es músico, al igual que su papá. Se nos hizo fácil formar el grupo nuevamente, comenzando a tocar en diferentes lugares.
Tuvimos la oportunidad de hacer una mini gira por Balizas, en realidad nos fuimos de vacaciones y aprovechábamos y “vivíamos” de la música. Eran nuestras amigas Inés y Luchi, que pasaban “la gorra”.
También habíamos fabricado gorros para vender y así conseguimos pasar unos días hermosos, disfrutando de la playa, el sol y a la noche, “trabajando”, sin ninguna exigencia. Fue un ciclo cumplido, que tal vez algún día puede volver.
¿Cómo sigue tu carrera en la música?
Con la llegada de España de Pedro Grau y Luciano Campos, me invitan a hacer unos temas de Jazz y Blus, en el Casino, junto a Wilson Ferreira, Daniel Estela y Rodrigo Parabé.
Quedé junto a mi novio y mi suegro José Luis, unida a la banda y comenzamos a tocar siempre en el Casino.
Realmente son músicos muy buenos, considero que tienen mucho talento. Además no sé si existe en el medio, otra banda de Jazz, por ello está bueno innovar en el mercado. Y simultáneamente, conocimos a Lucas Martínez, armamos un trío acústico, haciendo temas uruguayos, candombe, un poco de Rock, también.
¿Tienes un muy buen respaldo con los grupos que conformas?
Tengo un gran equipo detrás, con grandes músicos y es por ello que apuesto y siempre voy a seguir apostando a la música en vivo.
Se siente de otra manera.
¿Cuáles son los escenarios donde suelen actuar?
Con Mr. Magic, en el Casino y con el Trío Acústico, hemos estado en Chopería Mastra, en el Casino, en Ríe Chicha en Argentina, con una invitación para tocar allí el 20 de octubre. Actualmente estamos cruzando bastante a Argentina y es muy lindo, porque la gente se engancha y disfruta.
¿Cómo es Male Borba, antes de una presentación?
Uso diez minutos antes, me pongo muy nerviosa y me empieza a doler la panza.
Luego de empezar a tocar y cantar, se me pasa todo y pongo de mi lo mejor, en cada actuación.
¿Cuáles son tus seguidores?
De veinte para arriba, te puedes encontrar con todas las edades.
¿Qué escenarios han quedado en tu memoria?
Con Mr. Magic, guardo en mi memoria, muchos momentos. No sé si es porque contamos con instrumentos fuertes. Está el saxo, el trombón. Hay un pianista que le pone toda su dulzura y también está el otro que le pone la parte más alta, fuerte. Toda esa combinación, es lo que me hace vibrar y congelar en mi mente esos momentos de escenarios, que han sido únicos. Como ejemplo y entre otros, hace muy poco, Sergio Mena, Director de la Orquesta Juvenil, me invitó a participar del segundo ciclo de “Los hijos del Jazz”, en el Teatro Larrañaga donde participaron muchos músicos. Un orgullo para mí, que Sergio Mena, quien ha sido mi profesor, en el Conservatorio, me tuviera en cuenta para tan importante evento, es un escenario para recordar. Y no puedo olvidarme, de una maravillosa gira, que realizamos por Chile, con el Trío Acústico en enero de este año. Lo mismo que hicimos con el Cuarteto Rut, en Balizas, hicimos en Chile. También tocamos en bares y Pubs, guardándonos, además de una experiencia maravillosa, el calor de la gente chilena que es espectacular.
¿Cuáles son tus planes?
Seguir tocando. Comenzar a escribir mis propias canciones, que de hecho tengo algo escrito, pero me parece que no es el momento. Además, no es fácil, porque al escribir, uno está mostrando lo más íntimo de su ser. Y de allí, ensamblarle una melodía y elegir, cuál sería la adecuada.
¿Cómo es llevar además la profesión de Maestra?
Soy Maestra de 4º año, en la Escuela 95, trabajando con un equipo precioso y unas excelentes compañeras, que da gusto ir a trabajar. También trabajo con chiquitos en el CAIF Don Bosco.
Me da el tiempo para todo, porque al terminar la jornada laboral, es cuando ensayamos. Pretendemos dedicarle tiempo a la música, es necesario. Para poder brindar a nuestro público algo prolijo y disfrutable.
¿Qué es lo que más te gusta de tus actividades?
Son dos actividades bien distintas. Disfruto mucho de las dos partes. Ser Maestra me encanta. El hecho de estar en contacto con los niños, recordándome valores que los adultos estamos perdiendo… te dicen te quiero todos los días, te hacen dibujitos con corazones, que a mí me reconforta como persona y que además te da pie de no perder la esperanza, ya que estamos viviendo una realidad bastante complicada.
El estar en contacto con ellos, me permite decir, “no está tan perdido el mundo”. Y que si seguimos con ellos inculcándole amor, tal vez, hay una esperanza para el futuro.
Los niños del CAIF, me esperan a la entrada con un “te amo”. Por allí llego con un problema y ese “te amo”, me llena. Yo también me tomo mi tiempo. De dejar el bolso, abrazarlos, decirle que también los amo.
¡Es un recibimiento recíproco!
¿Te sientes satisfecha?
Soy una persona agradecida y feliz de que mis padres me hayan impulsado a estudiar una carrera.
Si no hubiese dedicado mi vida a ser maestra hoy no podría estar disfrutando tanto de la música, en el sentido económico.
A veces, trabajar de la música, es un poco frustrante. Si bien, es un trabajo donde exigimos mucho y dentro de lo que se puede, bien remunerado, creo que la persona que tiene que trabajar de la música, corre el riesgo de que se mezclen un poco esos sentimientos de frustración y de disfrute.
¿No se puede vivir de la música?
No en este medio. Todavía está el concepto de que el artista es medio bohemio y no es bien retribuido económicamente.
Hay veces que llaman de algún lugar y proponen un pago menor, al que tenemos estipulado. Yo no puedo concebir ese tipo de ofrecimientos. Podemos hacer comparaciones de que si yo voy a comprar algo, con equis valor y no llevo todo el dinero, no me lo puedo comprar. Soy bastante exigente en eso.
¿Un mensaje a tus seguidores?
Agradecer a mi familia, a mis suegros que siempre me apoyaron con la música, además de que me van a ver donde tocamos y un saludo especial a mi sobrino Joaquín, que siempre me hace el aguante.
A mis amigos que siempre nos siguen, a nuestros seguidores y a María Fernanda de Diario EL PUEBLO, que es muy buena compañera, en distintos escenarios donde nos solemos encontrar.

Publicado en "Al unísono"Comentarios (0)

Cantante – Compositor – Funcionario Municipal

Hoy con: Alejandro Santos

“Ale Santos” es oriundo de nuestra ciudad, con la gran satisfacción de que sea Barrio La Estrella, quien guarde sus más hermosos recuerdos de infancia.
Desde donde comenzó a andar el camino de la música. Heredando una veta familiar, ya que en su hogar, tenía esta un lugar bien importante.
Conformó luego una unida familia que lo ha apoyado en todo lo que se propone llevar adelante.
Y cuando le preguntamos ¿por qué es músico?, esto nos decía:Ale Santos
“Estuve siempre rodeado de música desde pequeño, tanto por la parte materna como paterna. Mi abuelo era gran cantante de tango.
Mi padre solía acompañar a murgas, con un muy buen registro de voz y muy amplio. Su participación en Los Presidiarios está muy presente en mí, porque lo acompañaba siempre”.
¿Cuándo comienzas tu camino en la música?
En concursos o festivales liceales y reuniones de amigos.
Fue lo que me ha llevado a tomar la decisión de decir que esto es lo que me gusta hacer.
Me alimenta en lo personal y no podría dejar de hacerlo. Es mi cable a tierra en todo sentido.
Hacer música… cantar… Escuchar cantar la música en sí…
Tengo tres hijas, pero además mi hija mayor es la música. Fue lo primero que sentí desde que nací, es algo que lo llevo dentro.
¿Cuándo subes por primera vez a un escenario?
En 2009 cuando salí en murga “Por la nuestra” de Mario Goldman y gracias a ello fui aprendiendo técnicas de vocalización, respiración y luego seguí probando otros estilos dentro de la música, como lo es el folclore.
Me invitan a conformar como cantante el Grupo “La base” con Néstor Salgado y allí es, cuando comienzo a ampliar los géneros. Con pop, latino, tropical.
Con Salgado aprendí muchísimo en cuanto a estilos, el mercado y cómo moverme en distintos ámbitos.
A partir de allí vi la posibilidad de poder lanzarme como solista.
¿Cómo fue la primera vez?
En un hotel, con pistas y con guitarra, haciéndolo diverso al show. Dependiendo un poco del púbico.
¿Actualmente, cuál es tu estilo?
Muy amplio.
En El Casino y en fiestas privadas, se utilizan todos los estilos.
En otros eventos solicitan solamente tango.
¿Cuál es el que te gusta?
Las baladas.
¿Una?
Procuro olvidarte. Es un tema que no pasa nunca de moda, es hermosísimo y con un buen contenido.
¿También te gusta componer?
Me encanta, siempre en lo melódico y romántico.
El último tema es brasileño, con letra romántica.
¿Cuáles son los momentos más recordados en tu carrera como músico?
En una etapa de mi vida, fui músico y vocalista de Mario Silva, compartiendo el escenario con Mario y gracias a ello, pude recorrer todo el Uruguay. También en una noche muy especial en una final de murgas en Parque Harriague, junto a mi hermano estando en “Falta la Papa”, le realizamos una canción a un recordado Murguero: Ramón Sosa, excelente persona.
¿Cuáles han sido tus logros?
Tuve la oportunidad de sacar una mención al mejor solista 2001, mejor voz del concurso de murgas, mejor voz de carnaval 2001 y mejor voz del Litoral.
Gracias a ello, comenzaron a abrirse puertas.Ale Santos 1
¿Nacen además algunas propuestas?
Tuve la propuesta de viajar a Montevideo con 17 años, pero comencé a extrañar y volví.
Acá de todas formas había mercado como para trabajar y fue cuando luego de las murgas integro “La base”. Nace Julieta, mi hija mayor y ya no tuve ganas de irme de nuevo.
Formé parte de “La únika”, “La Magia”, pero en forma paralela, también era solista, cantando en hoteles y fiestas privadas.
A partir de allí decidí quedarme como solista.
¿Cuáles son tus puntos de toque actualmente?
En hoteles: Casino Salto, Los naranjos, Altos de Arapey, entre otros.
¿Quiénes han sido compañeros de escenarios?
María Fernanda de Diario EL PUEBLO, Federico Benítez, entre otros.
¿Cómo ves al medio salteño hoy para la música?
El mercado cambió muchísimo.
Se ha reducido con la aparición de nuevos músicos y también internet, facilita a acceder a pistas, opacando al músico.
El que se encargaba de realizar las pistas para la venta, ya se ve limitado en su trabajo, porque no se puede competir contra internet.
Y la gurisada joven que está iniciando su carrera como solista, es como que sube a un escenario y desfavorece a otros, con el presupuesto que brinda, para su actuación.
Eso quiere decir que existe la competencia.
¿Qué hace al músico?
El músico se hace a sí mismo.
Asi no lo contrate nadie, es músico y sigue haciendo música en su casa.
En mi caso, no siempre sale el Show, por allí salen dos, tres, por fin de semana. Como existen meses que no sale nada.
Pero no por eso dejo de sentir la necesidad de cantar. Cualquier excusa me sirve, para conectar los equipos y hacerlo.
Es un total desenchufe. ¡Y mis hijas se prenden!
¿Cómo se compone tu familia?
Por mi esposa Cecilia, que es mi pilar principal. Muy pendiente de todo en cuanto a la formación de equipos.
Aconsejándome y haciéndome sugerencias acerca de mi música: que no puedo “sonar con eso”, cuando algo no está en condiciones.
Es peluquera y cuando llega el momento del Show es quien me peina y cuida de mi imagen.
Siento el apoyo constante de ella y es como mi manager.
Tengo tres hijas, Amelia, Renata y Julieta, además de mis padres Daniel y Blanca.
¿A qué escenario aspiras?
Suena raro, pero tengo mi trabajo tradicional fijo, mi familia formada y si llegara a suceder, de que llegue la oportunidad, de depender solamente de la música, lo pensaría dos veces.
Porque si se me hubiese dado algunos años atrás, cuando además no tenía a mi familia, me arriesgaría.
Hoy pretendo moverme con mi gente, con mi público, que me apoya, de a poquito creciendo. Eso me demuestra Facebook, cuando me comunican que les gusta lo que hago, y también los temas que compongo. Eso va sumando.
¿Con quién compartirías escenario, que admires?
Elijo a mi amigo: Federico Benítez. Gran cantante y amigo.
Fuimos creciendo juntos con la música y cuando nos necesitamos, estamos.
Pero por sobre todo, me gustaría compartir un escenario, con mi padre.
¡Tal vez si se lo propongo…!
¿Cuál es tu desempeño laboral y dónde?
Me desempeño en Intendencia hace once años y seis que estoy en Necrópolis.
Cuando ingreso a trabajar, es para seguridad y vigilancia. Pero se me complicó cuando comencé a tener actuaciones que me coincidían con el horario de trabajo.
Solicito un traslado y me lo facilitaron, pero tenía que ir a Necrópolis, en Cementerio Central.
Obviamente, dije que sí. Todo era por la música.
¿Costó al principio?
Mucho. Ver tanto dolor de la gente, me afectaba. Soy muy sensible y tal vez por ese punto de sensibilidad que tenemos los músicos, te puedes imaginar: terminaba llorando con los dolientes.
Imaginando que le podía pasar a un familiar, sobre todo pensando en los hijos.
Me fui acostumbrando, los compañeros de trabajo excelentes todos y yo trataba de aceptar sus consejos y sugerencias. Para mi era fundamental que me hablaran como lo hicieron, porque no sé sinceramente sin ellos, qué hubiera hecho.
Me encargo de todo lo que consiste el trabajo en un cementerio en el área de mantenimiento, muy atento a algunos riesgos que puedan surgir.
¿Planes?
Que mis hijas conjuntamente con el estudio tradicional, sigan el camino de la música.
Y que se le abran puertas que a mi no se me abrieron.
¿Algún evento en puerta?
Sí, fiestas privadas en estos próximos fines de semana y el 22 de octubre voy a estar en el Casino.
¿Un mensaje a tus seguidores?
Antes que nada, darles las gracias a mis padres por llevarme por este camino con tantos valores, siguiendo una línea, para diferenciar lo que está bien, sin perjudicar a nadie.
Gracias a mi señora por acompañarme, siempre estando al pie del cañón. Muchas veces he querido bajar los brazos, en cuanto a la música y ella me anima a seguir.
A mis hijas que amo, a Alejandro Trindade, un amigo, principal de Showtime.
Y a mis seguidores: ¡muchas gracias!, porque están en todas partes donde hago los toques, haciéndome el aguante y gracias a ellos, me siguen contratando… y se van sumando.
Y a aquellos gurises que recién entran en el tema de la música, que sigan adelante.
Con respeto al público y con ganas.
Y a los problemas, dejarlos en casa, cuando hay que mostrar al músico en un show.

Publicado en "Al unísono"Comentarios (0)

Cantante y Administrativa Bancaria.  “Sin el público que me sigue, nada sería igual”

Mercedes Carbone

El nombre artístico de nuestra invitada, es “Dita Carbone”.
Nació en Salto, y aunque se ha trasladado a nuestra capital para cumplir con algunos estudios de los que hoy cosecha frutos, ha regresado sin dudarlo a su tierra natal.
Disfruta desde hace unos años como música, cantando en distintas bandas salteñas, hasta que llega el momento de su lanzamiento como solista en diferentes boliches y eventos de nuestro medio, incluso viajando a Argentina, país donde es muy bien recibida.Mercedes Carbone
El tiempo transcurre, hasta que la sorprende un llamado a concurso, lanzado por el Banco República. Concursa y al ganar su puesto, pasa a integrar el equipo del mismo, tan entusiasmada, como lo hace hasta hoy.
Tiene una familia conformada con su pareja Eugenia, quien la apoya en todo momento, y así dialogamos para “Al unísono”:
“La música me gusta de toda la vida. Y mis comienzos fueron en reuniones familiares, luego conformando un par de bandas en Salto, pero siempre fue muy amateur, diríamos como ensayos de garage. Y de salir a tocar, muy poco”.
¿Cuándo comienza lo fuerte?
En mi adolescencia.
Aprendí a tocar la guitarra, pero aunque nunca fui a una clase, perfectamente, me acompaño con ella. No soy una guitarrista que toca todo, me acompaño en lo que canto.
¿Y tu llegada al escenario?
Cuando me voy a estudiar a Montevideo, tuve la oportunidad de tocar en boliches con amigos que me invitaron y asi empecé.
Pero el hecho de trabajar, como que me quitaba tiempo. Yo comencé en el banco en el año 2007, en Montevideo, pero también tenía un residencial para chicas estudiantes.
Entonces, a la música la fui postergando, hasta que vuelvo a mi casa.
¿Cuándo comienzas formalmente a trabajar como cantante?
Cuando llego a Salto, asisto a un evento en el Hotel Salto, conozco allí a Pedro Grau, que junto a Luciano Pereira, que también se encontraba presente en semana de Turismo 2014, me invitan a cantar una canción.
Canté otra y ahí fue que comencé a ir al Casino acompañando a Luciano.
Luego, con el tiempo, cada uno fue armando su show, hasta que un día me contratan sola y fui ahí, organizándome con un espacio mío.
¿Cómo es tu forma de trabajo?
Con dos formatos.
Puede ser con la banda o con pistas. Muchas veces me acompaña Anthony “Toti” Alvez, además.
Hemos viajado a Misiones y recorrido parte de la Argentina con eventos.
Actualmente, estoy tocando con Seba Moreno, con quien hacemos acústica.
¿Cuál es tu estilo?
La música que a mi me gusta, es el Rock Pop de los ´90. Pero actualmente, hago pachanga, cumbia y más.
Es show de “Dita”, para eventos, es para bailar y divertirse. La gente se “prende” a bailar y a disfrutar.
¿Qué te provoca el escenario?
Me encanta.
Al principio suelo estar nerviosa.
Creo que es más que nada, cuando me enfrento a un público nuevo.
Pero como me gusta interactuar con el público, tal vez me cueste al principio, porque desconozco su forma de recibirme.
Por suerte, he tenido hasta ahora, una respuesta positiva y eso me anima mucho.
¿Existen diferencias entre los públicos que convocas?
Sí. Yo creo que por ejemplo el público de El Casino, te pide eso. Lo de bailar y divertirse, pero no es en todos lados. A veces es más tranqui.
Yo tengo la suerte de viajar al homólogo del Resort Hotel y Casino de Salto, que está ubicado también en Rivera, del mismo Casino de Salto, muy lindo.
Creo que nuestro Casino ha sido como una vidriera, un centro de explosión, como para comenzar con mi carrera de cantante.
¿Te sientes apoyada por tu familia?
Sí. Me encuentro actualmente en pareja con Eugenia hace dos años y medio, con tres hijas, que son nuestras perritas (sonríe). Pero además cuento con mi mamá, nueve hermanos y trece sobrinos que amo. ¡Formo parte de una familia grande!
¿Con quién has compartido escenarios?
Con María Fernanda de Diario El Pueblo, con Nacho Toso muy seguido y también tocaremos juntos el día 14 de octubre, entre otros.
¿Cómo logras llevar de la mano las dos actividades?
Por suerte cuento con un trabajo en el Banco República Sucursal Salto Ayuí, que es muy flexible, en cuanto a pedir licencias muchas veces, como para ir a Rivera.
Nuestro jefe es muy comprensivo en esos casos y además mi horario es a la tarde y eso me permite mover los mismos.
Me gusta dormir mucho. Y como entro de tarde a trabajar, eso me da pie como para seguir hasta tarde haciendo un show, sin problemas.
¿Es muy costoso conformar el equipo que se necesita?
En este trabajo yo he invertido mucho, entre tiempo y dinero.
Pero he tenido la oportunidad de acceder, a poder formar en infraestructura, mi propio show, seguramente sea, por el hecho de tener un empleo fijo, relativamente bueno ya que soy una bancaria pobre, no soy de las que más gana, pero el banco me da una flexibilidad horaria increíble.
¿Cuál es tu tarea allí?
Tareas de mostrador.
Es el primer filtro, donde llega la gente, y donde tengo un muy buen contacto. Me conocen y me reconocen de los shows y me preguntan acerca de ello.
¡Se crea un vínculo hermoso y me encanta lo que hago!
¿Qué te ha dejado este camino recorrido?
En cuanto a la música, muchas satisfacciones.
En este lapso de tiempo, grabé un video, tengo otro en marcha y cuatro canciones mías.
Siento que se van abriendo puertas.
Y en cuanto al banco, le estoy muy agradecida que me ha dado la oportunidad de ser músico.
Me ayudó a adquirir facilidades económicas y también de tiempo, como para tener mis equipos y hoy en día, ya tengo mi sonidista y mis músicos. Es una gran ventaja que otros músicos, a veces, no la tienen.
El banco me permitió satisfacciones.
Una véz me dijo una amiga: “pensar que si no estuvieras en el banco, posiblemente no podrías estar haciendo lo que te gusta. El banco para ti es como el vehículo que te da las satisfacciones con la música” y es verdad.
¿Cómo se contrata a “Dita” Carbone?
A la gente le pido que me vaya avisando con anticipación, para poder ir armando una agenda.
Ahora, por ejemplo, ya tengo actuaciones agendadas, para noviembre y diciembre.
Pero también ocurre que me avisen hoy y sea para mañana.
En eso no hay problemas, porque estamos trabajando en Salto, en nuestro Casino Salto, en SUNSET, Mastra, como es el caso del 14 de octubre próximo.
¿Qué mensaje deseas enviar a tu público?
A mis seguidores, que estoy siempre en contacto por Faceebok, decirles, como a todo el pueblo de Salto, que de la misma forma, que ellos se divierten y la pasan bien en mis shows, yo también me divierto y la paso muy bien.
Y que obviamente sin el público que me sigue, nada sería igual. Eso está muy bueno.
A veces me pasa que va una madre al banco con su niño y le dice, “¿viste?, ella es la que canta” y los niños, quedan mirándome.
Porque vamos a muchos lugares donde concurren niños, es más, tengo dos sobrinas que cantan y las llevo conmigo, a Martina y Julia y está muy bueno.
Estoy sumamente agradecida al apoyo del público y de la buena onda, que siempre he recibido, que es lo mejor.
Eso es lo más importante en la carrera de un artista.
Este puede ser muy pródigo, bueno, pero si no recibe el calor de la gente… no tiene sentido.
Y si uno puede llegar a más gente, es más importante aún.
Un afectuoso saludo a mi banda y a mis compañeros del banco, donde trabajo.

Publicado en "Al unísono"Comentarios (0)

Cantante de Latinplena y pintor

Luis Portillo

Luis nació en nuestra ciudad, más precisamente en barrio El Cerro.
Comenzó tomándole el sabor a la música cuando apenas tenía 15 años.Luis Portillo 1
Luego de haber compartido escenarios con murgas y bandas importantes, arriba a Latinplena. “La banda del momento”.
Conforma su familia su esposa Gabriela y tres hijas, que lo apoyan en forma incondicional, tanto en la música, como en la actividad de pintor que también lleva adelante.
Acude a nuestra convocatoria entusiasmado, alegre, tal cual lo conocemos en sus actuaciones.
“Amo la pintura y amo la música” comienza diciendo a nuestro diálogo, ameno y tranquilo:
¿Incursionaste en la música por influencia familiar?
No, siempre he estado muy entusiasmado, desde pequeño.
Tenía 10 años y con una amiga, Cecilia, nos juntábamos a escuchar canciones de Ricardo Montaner. Allí empezamos a cantar.
Con 15 años formamos un grupo para participar en la Semana de la juventud, que se llamaba “De la nada” y mi primera vez en un escenario es allí, en el Teatro Larrañaga, con la Orquesta Municipal de fondo.
¿Cuál fue ese primer tema?
“Córdoba sin ti”, de Luciano Pereira, que me marcó para toda la vida.
Ese mismo día tenía propuestas para cantar en diferentes bandas. Fue como mi destaque, pero muy emocionante además porque fue la única vez que mi madre me vio cantar. Luis Portillo
A partir de allí llegaron las emociones. Logré formarme cada día. Aprendiendo, ensayando en algunos grupos, pero termino inclinándome para el lado de la murga, incursionando en ellas en el 2006.
¿Cuál fue la primera?
Llego a El Cerro y era furor, “Punto y Coma”.
Pero jamás soñé con llegar a estar cantando con diecisiete compañeros.
Anteriormente, un compañero me invita para integrar la “Uno más uno” y así disfruté durante nueve años, aprendiendo mucho sobre todo lo que es la música y se lo debo a Gustavo Arzaguet, que es un gran cantante.
De allí fueron unos cuatro años con Murga “Che” con Arzaguet y en 2007, llego a la “Punto y coma”.
Vuelvo a la “Che” y en el 2013, logro salir junto a Arzaguet con “Punto y coma”.
¿Qué tiene que tener un buen murguero?
Mucho corazón. Descubrí tanto sobre todo ello, que jamás imaginé vivir lo que estoy viviendo hoy.
¿Sientes el apoyo de tu familia?
Muchísimo.
Tengo tres hermosas niñas: Priscilla, Sofía y Mª Fiorella, que junto a mi esposa Mª Gabriela, mi gran compañera, incondicional, son todo mi apoyo. Además de mi suegra Gloria, que también siempre está presente, apoyándonos.
¿Cuándo surge tu participación en bandas?
El primer grupo en el que canté, fue “La nueva fórmula”, con Fernando Ávalos, del cual mucho aprendí en cuanto a animación y piques, que lo incorporo hasta ahora, a Latinplena.Latinplena en el programa televisivo Agitando una más.
Luego me invitan de “La mayor”.
¿Cómo llegas a Latinplena?
Nos conocíamos de siempre con Emilio, el Director de Latinplena y siempre me decía: “el día que yo tenga mi grupo, te quiero conmigo” ¡y me llamó!
Cuando llego a la primera reunión, me encuentro con que había brutos músicos y era otra cosa, de lo que yo venía haciendo hasta ahora.
Sin desmerecer a las bandas en las que estaba anteriormente, pero era algo más profesional a lo que yo estaba acostumbrado.
¿Cuánto hace que se forma la banda?
Tres años. Y son tres años que yo jamás me imaginé vivir.
De grabar con Vanessa Britos, con Mariano Bermúdez, Fabricio Mosquera y con esos grandes, que uno nunca sueña.
¿Cuántos son actualmente los integrantes de Latinplena?
Somos catorce personas, con once arriba del escenario, tres de ellos cantantes.
¿Cómo es una noche de Latinplena?
Acá en Salto es como que todos nos conocen y uno llega a disfrutar un poco más el show.
Cuando salimos afuera, cuesta un poco más llegar a la gente, pero una noche fuerte es como el pasado sábado, que comenzamos la gira en “Agitando una más”, e hicimos tres bailes en Colonia esa noche.
No voy a olvidarme nunca más. ¡Lograr llegar a la tele, es algo muy grande!
Disfrutamos cada momento que estuvimos en el canal. Nos encontramos con La majo, Daniel Lezcano, entre otros. ¡Y eso es algo re lindo e inolvidable!
¿Por qué gusta tanto lo tropical, nuestras plenas?
Nos gusta la cumbia a los uruguayos. Lo tropical me ha llenado de sorpresas y es algo que gusta a todos los públicos.
¿Cuál es tu tema favorito con Latinplena?
“La mejor de todas”. Nos iniciamos con ella y fue la que más sonó cuando grabamos.
Recuerdo un día entrar a Ta-Ta y me vieron entrar y pusieron “la mejor de todas”, (sonríe).
¿Sientes ese reconocimiento en la calle?
Y en la calle bastante me conocen. Si no me dicen Luisito, me dicen “Latinplena” o “palmas que hacen”, todo relacionado con el grupo.
¿Cómo te lleva la relación con las chicas, desde arriba del escenario?
Lo manejo bastante bien. (Sonríe).
Contamos con la cabeza de Emilio, que es todo un profesional y siempre está brindándonos consejos, para no caer en “ello”. Somos un grupo de profesionales, que si ya no lo hicimos, no lo vamos a hacer ahora.
Además tenemos seguidores, incluso gente que concurre en grupos de familia, que hace que Latinplena sienta todo su apoyo y se lo agradecemos. También en fiestas particulares, nos reciben entusiasmados y de la mejor manera.
¿Cuál fue el mejor espectáculo con la banda?
El de “Un Salto por Santi”, en Parque Harriague, junto a Vanesa Britos, La Cumana, Chikano y más .
Además era para Santi.
¿Qué hace al repertorio?
Depende a donde vayamos a tocar y sábado a sábado lo vamos cambiando. Sea para los 15 años, fiestas familiares y en bailes, para todas las edades.
¿Con qué anticipación, se contrata a Latinplena?
Le damos gracias a Dios, de que tenemos una agenda bastante llena, hasta enero.
Para contratar a Latinplena, tienes que llamar con un mes de anticipación.
¿Cuántos toques han logrado hacer en una noche?
Ocho toques. Y fueron acá en Salto.
Por suerte contamos con Walter, el mejor chofer que nos cuida mucho en los traslados, llegando siempre en tiempo y forma.
¿Desde cuándo llevas contigo el oficio de pintor?
Me gustó desde siempre.
Hace siete años que trabajo con mi patrón y hoy tenemos la oportunidad de trabajar juntos en empresa Cujó.
¿Los ensayos no interfieren en tu horario de actividad laboral?
Son una vez a la semana y en horario nocturno, en la casa de la familia Reyna. A los cuales agradecemos de corazón, todo lo que han hecho por la banda, no solo cediendo el espacio físico, sino que nos esperan con algunas pizitas.
Es el barrio, muy lindo. Siento ese reconocimiento de la gente de allí para con el grupo y me gustaría decirles, que si algún día llegamos a tener fama, no vamos a cambiar, porque todo se lo debemos a la gente que tanto nos apoya.
¿Cómo es un día de trabajo con la pintura?
Es un trabajo sacrificado la pintura de casas, pero también me ha llevado a muchas satisfacciones y me apasiona.
Me sacrifiqué mucho para aprender, descubriendo que tiene unos cuantos secretitos.
Anteriormente arrancaba naranjas y de pintura no sabía nada, pero me dediqué tan de lleno, que logré muchas cosas.
Tenía un patrón, que cuando se enojaba por algo conmigo, me decía: “¡Pero Luis, no me estás prestando atención! ¡Robame el oficio!”, hasta que se lo robé. Y por suerte, hasta ahora seguimos juntos.
Por eso me gusta la pintura, porque me costó mucho aprender el oficio, aunque me sigue costando…
¿Qué planes tienes en mente?
Como pintor, seguir como estoy. Teniendo mi trabajo, con mis nueve horitas, porque me apasiona, además.
Y como cantante, creo que me espera a mi y al grupo, un montón de sorpresas más.
¡Que las vamos a disfrutar a full!
Me late que va a ser así, porque somos una familia, tirando todos para el mismo lado.
¿Qué espectáculo fuerte tienen en puerta?
Nuestra agenda está completita, pero algo fuerte, se viene el 7 de diciembre, donde estaremos en Buenos Aires.
¿Deseas enviar un mensaje a tus seguidores?
Estamos muy agradecidos a la gente.
La fuerza del grupo es por la gran cantidad de salteños que nos siguen. ¡Impresionante!
Hace poco veo en Faceebok, que un amigo escribió: “Es como una previa cuando juega Uruguay, pero no juega Uruguay, hoy está Latinplena en Agitando una más”.
¡Cuando vi eso, me llenó el alma y me hizo emocionar! ¡Toda la gente que subió fotos, mirando el programa, con nosotros allí!
Estamos muy agradecidos a mucha gente.
Principalmente a mis hijas, a mi familia, que siempre están ahí, apoyándome.
A todos los muchachos de la banda que están en la grabación y por supuesto en la parte profesional del grupo, a Toti Sonidos.
¡Al pueblo de Salto, por el apoyo incondicional que nos brindan!
¡Sigan así, que fallarles no les vamos a fallar!

Publicado en "Al unísono", - Titulares -Comentarios (0)

“Me siento una espectadora de la vida,  más que una protagonista”

Felices de retomar el contacto con nuestros lectores como cada sábado, es que iniciamos hoy un nuevo espacio.
Un espacio que contará la trayectoria en distintos ámbitos de la vida de cada uno de los entrevistados.
Serán figuras de nuestro medio, que aunque reconocidas en su transitar sobre un escenario como cantantes, llevan también de la mano una o más profesiones o actividades.
Dignos de un mimo por parte de Diario EL PUEBLO.
Ya que sabedores somos de la importancia que tiene para ellos cada actividad que realizan.
¡Y con qué energía las llevan adelante!
De esta forma damos paso a la primer edición del Suplemento Faz A Punto que hemos denominado: “Al unísono

Un placer comenzar este ciclo de entrevistas, y en esta oportunidad, por nuestra casa.
Deseando hacer llegar a cada hogar que reciba a El Pueblo, su corazón, su interior, con las personas que aquí se desempeñan.
Con esas tareas, que día a día se van logrando en cada nuevo desafío, para entregárselas a nuestro Salto y mucho más.
Para nosotros, comenzar estas ediciones de “Al unísono”, entrevistando a una compañera de trabajo, es un placer. Como una especie de cajita de la suerte, muy pocas veces conseguida.

Fernanda Periodista

Fernanda Periodista

Que por su carisma y por llevar tanta garra en lo que se propone conseguir, ha demostrado ser excelente.
Fernanda es oriunda de Montevideo, mamá de cuatro hijos: Estéfani, Liz, Carlos y Gabriela, además de contar con el disfrute de cuatro nietos que ama.
Es una canceriana muy segura que ha arribado a nuestro departamento en el año ´90, con una cartera enorme, repleta de sueños.
Conquistando mucho en su caminar desde pequeña, con su amor por la música. Logrando una vasta trayectoria como cantante-compositora, y además como Periodista.
Viajando, en una búsqueda incansable de ricas vivencias, hoy se siente tranquila y satisfecha con lo conseguido.
Cuando le preguntamos, cómo surge su destaque en la música, esto nos respondía:
“La música a mí me atrapó desde que tuve uso de razón.
Aprendí de oído a tocar el piano a los ocho años y era porque la música me apasionaba.
¿Llegaba alguna influencia desde la familia?
Mamá cuando era muy joven cantaba ópera.
Pienso que la veta artística viene de su parte, que a la vez tenía una compañía de teatro con sus hermanos en Artigas.
También mis tíos tenían unas voces espectaculares. Recuerdo a mamá poner el combinado de discos, cantar y yo mirarla embelesada.
¿Cuándo crees que te decides a incursionar en el canto?
Cuando mamá me compra una guitarra roja y negra.
Comencé aprendiendo sola a experimentar, porque tenía buen oído para la música.
Luego ya comencé a vincularme con músicos, que tenían trayectoria como es el caso de Daniel Brazzeiro y Juan, su cuñado, que se llamaron El dúo Daniel.
Allí, con Daniel comencé a cantar y es cuando con 15 años, gano un festival en Artigas, que se llamó “Todo Artigas en un canto” con una canción de César Souza Blanco, “La novia del Cuareim”. Allí comenzó todo.
¿Cuándo pisas por primera vez un escenario?
Tenía muchos nervios.
Recuerdo que el tema que canté fue “Procuro olvidarte”.
Me acompañaba con la guitarra, pero tenía toda una banda detrás. Y cuando canto la primera parte del tema, se vino abajo el auditorio, donde se estaba desarrollando el evento.
Todo el mundo empezó a gritar y ahí me sentí espectacularmente bien y nunca más quise bajarme de un escenario.
Todos esos nervios que tenía de la primera vez, pero con el apoyo del público que comenzó a aclamarme… es muy emotivo recordarlo.
¿Cuál es tu estilo?
El de música internacional, en inglés y la del folklore, música popular de Uruguay.
Pero es importante para el artista tener su identidad.
Cuando comencé, fue con el folklore, con la música popular que era la que estaba de moda en esa época, y de excelentes compositores de Artigas. Y fue representando a este departamento, que comencé a viajar para participar en festivales.
Logro un segundo premio en el Festival San José de Mayo, “Canta el Uruguay” y luego gano un premio en un concurso internacional en Rivera.
Mamá no quería que cantara, como para no exponerme, inclusive cuando gano uno de estos festivales, Anís Areyano que me escuchó cantar, me propuso ir a Montevideo para grabar, pero sabía que no contaba en esa época con el apoyo de mamá. Y bueno, era en la época en que hacíamos lo que nuestros padres decían y había que obedecer.
¿Ha cambiado en algo tu estilo?
Mi estilo es el de María Fernanda.

Fernanda y su hija Gabriela

Fernanda y su hija Gabriela

Cantando a mi estilo, no copio. Además me gusta crear.
Cuando me fui a Facultad a estudiar Licenciatura en Letras, después Servicio Social, dejé un poco de lado la música.
En el año ´90 es cuando me vengo de Montevideo y es cuando la retomo, en lo internacional también.
Primero me llama el Grupo Identidad y estuve un tiempo como cantante y luego fue cuando conozco a Héctor (nené) Bruzzone, donde me propuso comenzar a hacer shows.
Él tocando el teclado que ya traía todo, con la música que se puede secuenciar, con lo cual ya se podía hacer pistas.
De esta forma, comenzamos a ir mucho a Concordia. Esos trayectos a la ciudad vecina, fueron incontables.
También al Hotel Quiroga. Trabajábamos bastante. Económicamente servía muchísimo.
Te puedo decir que es impensado actualmente, lo que cobrábamos en ese momento.
En las fiestas particulares, llegábamos a cobrar en dólares y aún repartido entre los integrantes del grupo, eran montos importantes.
Luego se unió a nosotros Néstor Balbuena y Antonio Nan en el sonido, con los que trabajé durante diez años, donde llegábamos a hacer tres fiestas en la noche.
¿Has conocido en esta etapa a figuras importantes?
Sí.
Conocí a Menem, al Gobernador Busti, al Intendente Crespo, entre otros.
Es lo que brinda el escenario, muchos contactos.
¿Cuánto hace de tu lanzamiento?
Luego de haber trabajado éste tiempo, ya la gente comenzaba a conocerme y uno se va haciendo.
Va aprendiendo, cómo coordinar los shows con empresarios contratantes y todo lo que ello conlleva.
¿Te conocen también por componer?
Creo firmemente que poca gente conoce, de que escribo como compositora.
He ganado premios en el exterior. Realizando giras en Río grande do Sul, Santa Catarina, trabajando con Aroldo Torres, que es un gran manager de Porto Alegre.
Y también he enviado mi música a diferentes festivales, como es Musicanto Latinoamericano de Nativismo, (Santa Rosa, Brasil) con una canción que se llama “¿Cordura al amor?” y también a “Gruta en Canto”, (Sao Lorenco do Sul) con el tema “Tu pueblo, es mi voz”, habiendo clasificado y siendo finalista en ambos festivales.
A raíz de ello, un empresario me propone grabar un CD, con temas propios, en Brasil, que se llama “Lengua materna”.
¿Cómo es que decides ser periodista?
Fue por casualidad.
Yo estaba estudiando trabajo social y mamá me comenta que había un curso sobre Animación Socio-Cultural.
Lo realizo y me entero que en el Ateneo de Montevideo estaban brindando un curso de Periodismo, para la parte escrita.
Como a mí siempre me gustó escribir, me anoté.
Lo termino e inmediatamente de haberlo hecho, comencé a trabajar en un diario cultural que se llamaba Integración. Editado en Montevideo y distribuido en Rivera.
Mis notas eran de carácter cultural.
Cuando llego a Salto, el primer diario en el que trabajé, fue en La Prensa y a su vez fui también por mucho tiempo, fotógrafa de fútbol.
Con el tiempo, llego a Diario EL PUEBLO, de la mano de Carlitos Díaz, quien me avisa que había una vacante y estuve unos tres años, bajo la Dirección de Adriana Martínez, ya.
De ambos diarios, guardo de esa época, los mejores recuerdos.
Tengo una anécdota para compartir de mi primer día de trabajo como fotógrafa, porque fui un espectáculo dentro del espectáculo.
Resultó que era un partido muy importante de la Liga Salteña y me paré al lado del golero, para estar expectante a la hora del gol y sacar la mejor foto. ¡Y el juez me corrió! (Sonrisas).
Yo quería lograr algo y me metí al lugar equivocado.
Al otro día, todos los medios de Salto me mencionaban, porque fue como para el libro Guinness.
Luego aprendí mucho acerca de la fotografía, hasta llegar a trabajar en forma particular.
Con el tiempo regreso a Montevideo y nuevamente, cuando vuelvo a Salto me encuentro con Carlitos Díaz y me dice que se está por jubilar y es cuando yo regreso a Diario El Pueblo en el 2008, para quedar en su lugar.
¿De qué consta tu tarea en Diario EL PUEBLO?
Realizo el periodismo con información de carácter general. Y me encantan las entrevistas, solo que no me atraen la política y policiales.
¿Cuál es tu reflexión hoy, luego de esta trayectoria?
Yo me siento una espectadora de la vida, más que una protagonista.
Y eso es lo que me inspira a hacer todo lo que hago.
¿Te sientes apoyada por tu familia, realizando las dos actividades?
Si, he encontrado mucho apoyo en todos.
Solo pasa que en mi familia por cuestiones de la vida, estamos muy dispersos.
Mi madre y mi familia toda, que es pequeña, incluso dos de mis hijos, no se encuentran en Salto, pero sí nos estamos comunicando en forma permanente y el contacto es muy fluido.
¿Hay proyectos en puerta?
Siempre hay proyectos.
Mientras hay vida, hay proyectos.
Con la música sigo, ya que he enviado canciones a algunos festivales.
Y la tarea del diario es algo que amo hacer, amo el periodismo. Y acá podemos tener algunas pequeñas diferencias entre nosotros, pero somos una familia.
Diario El Pueblo es, una familia.
Además, siento que uno tiene que valorar el trabajo.
Valorar lo que tenemos.
En un momento en que, aunque los políticos digan lo contrario, hay mucha gente con ánimo de trabajar y no lo encuentra. Y ninguno de ellos, puede tapar esa realidad.
Gente de nuestra edad y de todas las edades, que necesitan trabajar para vivir. Esto nos hace pensar que es nuestra realidad y que no se la puede tapar con un dedo.
¿Qué es lo más lindo de ambas actividades que llevas adelante?
En cuanto a la música, la dedicación, el preparativo.
¿Todavía te pone nerviosa un escenario?
¡Sí, claro!
¡Y ojalá siempre me ponga! Porque es el motor, la esencia, lo que te mueve.
Pero si hablamos de las dos cosas, ambas me gustan.
Van al unísono.(Sonríe).
¿Y lo malo o lo feo?
Como todo. A veces no salen las cosas como las planificamos.
Con el periodismo pasa que, o el entrevistado te dice que no, o que tal cosa no lo publiques.
O te iba a dar la nota y luego se arrepintió, o directamente no viene.
Y en la música, uno puede preparar un show, de una forma y después algo falló y no salió tal cual queríamos.
Pero uno tiene que aprender y mas a estas alturas, a manejar las frustraciones.
¿Con quién deseas compartir un escenario?
A mi me encanta compartir con todo el mundo un escenario.
Soy de las personas que me gusta invitar.
A un cantante, a un artista. El escenario se hizo para compartir.
¿A quién admiras como periodista?
¡Qué pregunta!
Hay una periodista que me gusta mucho.
La observo y admiro su ética, su experiencia y su temple en momentos difíciles y cuando las papas queman: Patricia Janiot de CNN.
Porque el periodista tiene que ser ético.
Si hay cosas que dices, con las que vas a perjudicar a alguien, no las digas.
Todo tiene que sumar y no restar.
Con ello, no quiere decir que no se denuncien cosas, que tienen que ser denunciadas.
Pero otra cosa, es que para buscar el estrellato como periodista, hagas daño.
Además, el periodista no tiene que ser una estrella. El periodista es un servidor.
Somos servidores.
Y el estrellato, como en la música, es puro cuento.

 

 

Publicado en "Al unísono"Comentarios (0)




El tiempo

Ediciones anteriores

octubre 2017
L M X J V S D
« sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031