Con Adriana Martínez de De Brum. Directora de Diario EL PUEBLO de Salto.

Diario El Pueblo, ha logrado caracterizarse, porque “su voz, sea tu voz”.

Con sus  tantos años recepcionando y compartiendo noticias, hoy se ha consolidado como un medio de comunicación  masivo.
Dejando ver sencillamente su tarea realizada de corazón, con esfuerzo y responsabilidad de todo el equipo que lo compone.
Intentando siempre reinar con la veracidad.
Abre sus puertas por primera vez, el 15 de Noviembre de 1959, asumiendo como primeros Directores, grandes figuras de nuestro medio en comunicación.
En junio de 1992, se produce  un impase en la etapa laboral, para volver a desarrollarla el día 15 de enero de 1993, cuando sale su primera impresión nuevamente.
Allí, quien se anima al gran desafío es el señor Walter Martínez Cerrutti, padre de Adriana Martínez.
Así llega la etapa de una gran responsabilidad puesta al hombro, para un grupo de gente, que ingresaba al diario por primera vez, como es el caso de  Adriana.
Quien en  nuestra última edición de “Que  los medios nunca callen”, será la encargada de seguir narrándonos la historia de Diario EL PUEBLO de Salto, desde su apertura:
“Su  primera edición del  15 de enero de 1959 es un proyecto de un grupo de personas, que con vinculación a la CURIA de Salto, funda Diario EL PUEBLO.
Sus primeros Directores fueron Adolfo Silva Delgado y el Escribano Enrique Cesio, quien lo hace por más de veinticinco años.
En junio de 1992 cierra el diario por seis meses sus puertas y allí comienzan las  negociaciones  para  que papá, Walter Martínez Cerrutti, con la fuerte idea de no cerrar sus puertas definitivamente, se haga  cargo del mismo.
Llevó tiempo para concretase la negociación y  el 15 de enero de 1993, sale  a la calle nuevamente, con el nombre de Diario EL PUEBLO de Salto.
Con una diagramación nueva, obteniendo una aceptación enorme.
No solo porque tuviera ya el diario una trayectoria, sino porque era una fuente laboral que no se  cerraba.
Se sintió el acompañamiento de la gente, como lo sentimos hasta hoy, ya que  el gran patrimonio que conseguimos, es la credibilidad y el apoyo de la gente.
Tanto en la lectura, como en la  parte  publicitaria.
Siempre digo que es un diario hecho en Salto y al departamento nos debemos.
Incluso contamos con muy buenas sugerencias de lectores, que nos solicitan información nacional, pero consideramos que ya está presente en  los demás medios.
Nosotros acompañamos nuestro acontecer y la  gente  nos acompaña  en  nuestra historia.
Por lo general, los medios presentes en su totalidad, tienen sus objetivos bien claros, que es el de informar, entretener y  formar opinión. Pero nosotros le agregamos un cuarto objetivo, que es ser  la  voz del pueblo.
Por ello nuestro slogan es: “El diario de los salteños”: “Nuestra voz, tu voz”.
Nosotros como comunicadores, y en mi caso concretamente, somos privilegiados en contar con un espacio para escribir, que no todos lo pueden tener.
Intentando en él, transmitir lo que le  parece que  mucha gente necesita o  piensa.
¿Cómo  queda conformado el grupo de trabajo al asumir su papá la Dirección?
Desde muy joven me gustó el profesorado de historia, pero como había que hacer libre la carrera, terminé estudiando Magisterio y recibiéndome. Muy agradecida a la carrera, ya que todas las mujeres tendríamos que tenerla como aprendizaje de vida. Además luego en el diario, me ayudó muchísimo.
Luego me casé, trabajé en un jardín de infantes y  nacieron mis hijos, Belén y Matías.
Es en ese momento, cuando papá realiza la negociación con el diario, creí que había llegado el momento de decidir. Dejando la docencia, para volcarme de lleno a apoyar a  papá.
¿Cómo es su comienzo en el diario?
El día en que abre sus puertas, en su segunda etapa.
La oportunidad se dio cuando papá me sugiere que viniera para realizar algunas tareas de rutina antes, como atender el teléfono, aprendiendo mientras él no estaba, pero sin tener nada  asignado, ni muy en claro lo que iba a ser mi tarea.
Algo que sí me lo inculcó y lo  recuerdo siempre es de hacer lo que hiciera, fuera con un perfil muy bajo y avanzando de a poco.
Aprendí que para dar un paso lo doy firme. Evidentemente que algunas veces me equivoco, pero es como una filosofía de  vida.
Además siempre pienso que aunque hay un presente y estamos trabajando para un futuro, hay una historia de este diario, con una cantidad de gente que hizo este camino. Entonces hay que respetarla.
A los tres meses, renuncian por problemas personales entre ellos, las dos personas que estaban a cargo y queda Alberto Rodríguez que ya  era secretario,  de Secretario de Redacción, Julio en la administración y yo como Directora. (Sonríe).
Y así fui aprendiendo en la parte  administrativa, con el apoyo de la gente que ya estaba,  en un mundo donde prácticamente había muy pocas mujeres.
Luego fui aprendiendo la parte de  redacción, que fue cuando el diario me atrapó. Y no por ser la hija de…
Está el  respeto, la confianza frente al grupo de trabajo, que hay que aprender, que  se va construyendo.
¿Cuáles fueron los objetivos que se planteó con el grupo de  trabajo?
Nosotros seguimos un poco la línea de la primera etapa.
Siempre nos hablaban de la verdad y la  calidad, nosotros seguimos en esa línea.
Sobre todo que fuera un diario abierto a la sociedad, fue unos de los objetivos principales, puesto que mi padre era una persona muy generosa  y querida.
Un diario de puertas abiertas a la comunidad, escuchando a todos por igual. Llegando a toda la ciudad, a los barrios, a  Belén, Constitución y Bella Unión, ya que mantenemos un vínculo muy fuerte por haber vivido muchos años allí, decidiendo agregar una página de Bella Unión.

Hace veinticinco años, que con nuestro corresponsal Miguel Quintana instalado allí, todos los días incorporamos sus noticias.
¿Qué es lo que asume, además de la responsabilidad y la reputación del diario?
Las tareas son muchísimas. La más importante, creo, la supervisación de todo lo que se realice, buscando la noticia que tal vez, no sea tan “trillada”.
Comenzamos con  notas comerciales, o cobertura en  acontecimientos sociales que no se lo veía en forma  habitual.
Hoy trabajamos muchas mujeres en ese sector, además del deporte y muchas de ellas, en la  tarea  del doblado por la madrugada. En la corrección, periodismo y en lo administrativo.
¿Cómo conquista el diario la certificación de IVC y qué significado tiene?
El IVC es un Instituto de Verificación de Circulación.
El mismo tiene una larga historia, editando todos los diarios de la  Argentina y también en Uruguay a La Diaria. Y es Antonio Oliva hijo, quien me lo sugiere, donde  pasan muchos años para decidirnos a hacerlo.
Es como una radiografía que había que hacerle al diario. Mirando su tiraje y todo lo que ello incluía.
Pero decidimos hacerlo, para darle una  transparencia a esa circulación, a esa venta.
Es una declaración jurada, de que si por ejemplo un domingo logramos vender ocho mil diarios, sea real.
Teniendo dos auditorías por año. Eso significó estar entre los cuatro diarios certificados del país y el único del interior del país.
Porque luego de nosotros y además de La Diaria, lo certificó a El País  y el Observador.
Fue un paso enorme que  logramos dar.
¿El Director de hoy debe ser un ser innovador?
Sí. Yo siempre tengo ganas de hacer cosas.
Tengo 51 años, mis hijos ya están grandes y uno tiene un potencial, además de tiempo para pensar y hacer cosas.
Lo que me encanta es aprender. Considero que uno tiene que tener la suficiente humildad de aceptar que todos los días aprendemos algo.
El diario es una escuela de vida.
Un día llega una persona que se le incendió la casa, quedando  sin nada y uno se siente  movilizado, queriendo hacer algo por ella.
Al otro día llega  una invitación para la  presentación de una marca, en un lugar  espléndido, donde todo es alegría.
Entonces, vivimos las dos caras de las circunstancias  transitando los dos caminos.
Lo mismo pasa cuando una mamá que ha perdido a su hijo, viene a solicitarnos  ayuda, para realizar  una nota de agradecimiento, nos parte el alma. Al momento aparece otra, para publicar que ha nacido su nieto y es todo una alegría.
Hay un vínculo constante y muy  lindo con la  gente. Es un compartir todo.
¿Qué la caracteriza?
Me gusta muchísimo trabajar y me encanta lo que hago.
Ya me levanto con ganas de venir a trabajar.
Sin encasillarme en algo, dejando de lado lo demás, a mí me gusta hacer todo.
Es probable que con el correr del día me va ganando el mal humor. Por una cuestión lógica, de ir resolviendo paso a paso cada situación que se dé.
También me caracterizo por tratar de ser muy coherente de lo que digo, con lo que hago. En todos los aspectos de la vida.
¿Qué opinión le merece la prensa y la política?
Yo creo que la prensa es el medio que tiene el ciudadano común para expresarse, del ciudadano de a  pie.
Cada vez  que hay un  medio que cierra o un programa que desparece, por más que estemos o no de acuerdo con la conducción de ese espacio, es una voz que se calla.
Cuando veo alguna rivalidad, que siempre habrá entre  algunos medios, me parece que no suma  Si tenemos una prensa buena o mala, eso lo va a decidir el lector, televidente o radioescucha.
Y debemos tener la suficiente humildad para escuchar las críticas que se nos hacen.
Eso es muy difícil y duele  mucho. Entendemos que no a todos le tiene que gustar el medio, pero cuando son lectores u oyentes, de hace muchos años, uno tiene que escuchar lo que esa persona quiere aportar.
Y si está politizado o no, creo que la gente es inteligente, no le podemos quitar mérito al lector y subestimarlo.
Siento que vivimos constantemente en una campaña política. Porque se termina de elegir un gobernante y  ya comienza la próxima.
Entonces a veces me pregunto ¿Alguien miente y alguien tiene la razón?
¿Pero quién miente y quién tiene la razón?
No se puede politizar todo, porque es un ida y venida, que no lo deja al gobierno dedicarse a gobernar, que es lo que tiene que hacer.
Con la oposición se encuentra en una constante crítica, que incluso se vuelve agresiva. Es tanto a nivel nacional como departamental.
Y los gobiernos están muy preocupados en contestar en vez de escuchar.
Muchas veces se pierde el tiempo en el enfoque de lo que se necesita. Y nada conforma a nadie.
Por eso, Diario EL PUEBLO, está con sus puertas abiertas, para todo el que desee expresar su opinión en forma correcta,  respetuosa y dando la cara. Porque el responsable de lo que se publica es el diario, pero no tiene porqué hacerse eco de lo que opine esa persona.
Y en cuanto a presiones, siempre alguien va a existir de que llame y pretenda algo, pero va a depender de uno.
¿Se considera un Director creativo?
En una charla a la que concurrí, el expositor dijo en un momento: “los medios del interior deben ser creativos”.
Recordando que no recibimos publicidad oficial, que no tenemos acceso o muy pocas veces a un Ministro, pensaba: si seremos creativos, que tenemos una cantidad importante de funcionarios, y el diario se mantiene con un precio razonable a  la venta.
¡Si seremos creativos!
¡Somos unos verdaderos artesanos para hacer este diario!
Porque además, contamos con una tecnología que nos permite hacer el diario, pero no de la última.
Para realizar el diario del domingo, comenzamos el día jueves de esa semana. Y todo tiene que estar sincronizado.
¿Con qué disfruta?
Me gusta mucho estar en mi casa, con mi familia. Me encantaría poder viajar mucho, es como una asignatura  pendiente.
Pero sobre todo, la vida me enseñó que disfruto con las pequeñas cosas.
Está el caso de cuando mis  hijos eran pequeños, con un gol en un partido de fútbol de Matías. Cuando se iban de campamento, cuando pueden hacer un viaje y hoy me siento muy contenta disfrutando del logro de mi hija Belén  recibiéndose de Contadora Pública.
Disfruto de estar comiendo un asado y que no  me suene el teléfono. (Sonríe).
Mucho de mis amigas.  Amigas de la vida, del Colegio Inmaculada, de mis vecinas, ir al teatro me encanta.
Disfruto de mi lugar de trabajo con la gente  del diario, donde uno pasa mucho tiempo y son parte de mi vida., en los días de invierno luego de terminar la jornada nos tomamos un tecito caliente con Gloria, Lucía y Gladys.
No tengo grandes sueños, sí grandes proyectos.
Me gusta mucho leer, escribir para los viernes  y los domingos, me siento muy agradecida que la gente me llame para decirme que le gustó algo que haya escrito.
Me encanta aprender, realizar cursos cortos como los realizados en Centro Vasco con Susana Tafernaberry ,en Instituto Mundo Nuevo con Margarita y también me gusta participar de talleres en Literatura, hice algunos con Beatriz Corbella.

Todas cosas que me  alimenten el alma.
También es una  lucha conmigo misma, no endurecerme, ya que la vida  y el estar en contacto con tanta gente,  hace que uno se vaya poniendo una caparazón.
Concurro  muy seguido a  la Capillita de Adoración Perpetua en Barrio Mi Tío. Es un lugar para meditar y cuando uno tiene sus momentos de flaqueza,  es lo que me hace sentir en paz.
Voy a muchas charlas en Casa San José.
¿Se siente una mujer realizada?
Si, totalmente.
Me siento muy acompañada, muy querida, y muy respetada por mis colegas.
Pero tengo mucha fe. Y cuando existe alguna dificultad, siempre le pido a la Virgen María que me proteja, me guíe y me ilumine.
Y lo que  va  a pasar, pase.
¿Qué le diría a su papá hoy si pudiera, al verla dirigir su diario?
Antes que  nada, me encantaría que estuviera acá.
Pudiera escuchar  el ruido de la puerta, verlo entrar y tomar un café con él.
Poder decirle que fue un abuelo excepcional.
Cuando fui pequeña, no pude disfrutarlo como papá porque trabajaba mucho, pero como abuelo fue espectacular y llevó a Matías al fútbol, a Belén a  cumpleaños de 15, a la modista, a probarse ropa en lo de Rosario Manassi, con una paciencia infinita. Él al igual que Matías, era de Nacional y se fueron juntos a Montevideo a una fiesta con Nacional -Boca.
Cuando falleció, sentí que no teníamos ninguna factura para pasarnos. Porque desde que me  casé, todas las navidades y los principios de año, los pasé con mis padres, hasta que mamá falleció, después con él.
Fuimos juntos a Cataratas en junio y en octubre del mismo año,  falleció. Fue como una despedida.
Y siento una enorme satisfacción, alegría, de saber que le han puesto su nombre al Estadio de Bella Unión: Walter Martínez Cerrutti.
Saber que pasa a la historia y que mis nietos puedan decir:  “ese era el padre de mi abuela”.
Pero creo que lo más importante es que  no haya quedado nada pendiente entre  nosotros, ya que disfrutamos todo.
De las fiestas, vacaciones, de los logros, de los  tropezones y fracasos.
Pero tengo muy presente entre todo lo que hemos  disfrutado junto a papá, la época en que él era empresario y teníamos una casa en la  playa.
La disfrutamos con el tiempo la  vendimos y allí pasamos mucho tiempo sin poder irnos de vacaciones.
Un día, alquilamos una casita  en  Parque del Plata, siendo tres veces más pequeña, que la que teníamos anteriormente y nos fuimos todos,  cuatro días.
Yo allí aprendí que lo que uno tiene es circunstancial, porque esos cuatro  días en esa casa que era minúscula, fueron  unos  días muy felices que yo  no los puedo borrar de mi mente.
Aprendí que no te la  puedes creer, porque nada es definitivo.
¿Qué se siente como mujer, al estar sentada  en el sillón de la dirección de un medio tan importante a nivel nacional?
Pasa que yo lo hago naturalmente.
Siempre digo, cuando surge un problema, que yo no estoy en el quinto piso. Mi escritorio  está  en la pasada de todo el personal. Ni siquiera tengo una oficina.
Todo el que lo desee tiene acceso.
Así que estoy acá… Y la gente del diario puede llamarme a la hora que sea.
Pero mi mayor satisfacción es ver a la  gente con el diario debajo del brazo, o sentado en  una playera en su casa, leyendo los económicos y su esposa el diario.
A un niño en un kiosco, comprando un diario para llevárselo a su mamá, ¡eso a  mí me deja feliz!
Lo miro y pienso: “¡A ese diario lo hicimos nosotros!”
Por eso pienso que cuando nos equivocamos, nos equivocamos todos. Y cuando sale un error involuntario, realmente siento un gran dolor, me tira el día abajo.
Pero también pienso, que si yo lo tomara como si nada pasara, ya no tengo que estar en este lugar.
No puedo ser indiferente y no lo soy.
Envío un saludo especial junto a un agradecimiento, a todos aquellos colegas que han compartido este espacio y que nos han  permitido mostrar sus realidades, como hoy lo he hecho yo”.

Imagen 1 retocada

Publicado en "Que los medios nunca callen", - Faz ApuntoComentarios (2)

Con Luis Eduardo Pirotto Tafernaberry – Empresario Principal y Director de las emisoras radiales: 107.9 Mundo FM, 106.3 Artigas FM y 1410 AM Turística.

Luego de su pasaje como DJ, Luis Eduardo comienza muy joven, dando sus primeros pasos en radio.
Transitando su camino y con el correr del tiempo, pasa a destacarse en la dirección.
Y fue la 107.9 Mundo FM, quien le brindó la posibilidad de iniciarse como tal, lo cual luego redundaría en una marcada trayectoria en comunicación.
Mundo FM, con más de quince años en el aire, trae de la mano desde hace uno, a 1410 A. M Radio Turística, a la que Luis Eduardo supo reflotar, dejando apreciar su dinamismo.
Y como si ello fuera poco, también apostó acertadamente al desafío de la dirección en una Emisora en la ciudad de Artigas: 106.3 Artigas FM, dejándole muchas satisfacciones. Luis Eduardo Pirotto
Y los proyectos siguen…
Dialogamos con el profesional, de esta manera:
¿Cuál fue tu primera experiencia en radio?
Fue en Radio Cultural en los años ´80.
Donde realizaba un programa y allí empezaban las primeras FM, donde comienzo en Emisora del Éxodo.
Trabajaba como operador, siempre ligado con programas, hasta que quedé como gerente hasta su cierre.
Luego en los ´90, me trasladé a Mundo FM, donde hasta hoy me encuentro.
Ocupando el cargo gerencial, de toda la parte de programación, contenidos, venta y demás. El control general de la misma.
¿Cómo la encuentras?
Era una radio con pocos años, con un formato totalmente diferente a lo que yo venía acostumbrado. Un contenido distinto al que venía aplicando.
Al principio costó, pero actualmente podemos decir, que es la radio más escuchada, con un mayor porcentaje de audiencia.
Transmitimos a Petinatti, con una programación variada las veinticuatro horas, con un formato de revistas, mucha interacción con los oyentes.
Retransmitimos a la tarde los contenidos del Espectador, con Cottello, lo mejor de la tarde.
Tenemos transmisión por internet en simultáneo, con una aplicación exclusiva para teléfonos, brindándole otros contenidos como noticias y más.
Y a su vez transmitimos por facebook, con los conductores en vivo.
Buscando enlazar todas las herramientas que se usan para complementar.
Además tenemos un estudio de grabación instalado, servidores, contenidos, lo hacemos todo acá.
¿Cuándo decides reflotar a Turística?
Es una radio centenaria, con sus orígenes en Belén y a la gerencia la tomo en enero de 2016.
Se montó una nueva planta transmisora, con una plataforma digital, transmitiendo por internet y con una programación diferente a la de la FM.
Retransmitimos Informativo Sarandí de Montevideo a la mañana, el de Oriental al mediodía, con deportes los fines de semana, un equipo para salir en directo desde donde nos encontremos.
Y es una radio que se escucha mucho afuera. Tiene un radio de acción bastante extenso y aunque generalmente las A M, no transmiten las veinticuatro horas, Turística sí. Esperamos seguir agregándole más a las radios.
¿Cuál era tu expectativa en tus comienzos?
En realidad, ha respondido muy bien.
Son muchos años, trabajando con el mismo equipo, el mismo grupo humano y lo hacemos muy cómodos, con un excelente equipo de trabajo. Considero que hemos venido evolucionando a la par del tema tecnología.
Y con Turística, también. Solo trato de seleccionar el contenido, buscando a que esté alineado a lo que queremos.
¿Cuál fue tu primer logro?
Se fue dando todo.
Metas, en forma permanente. Es todo muy dinámico y no me puedo quedar en el tiempo, porque la parte operativa y de software, me permite manejar la radio desde donde esté.
Con mi computadora personal en mano, lo puedo hacer perfectamente.
Hoy en día la radio funciona prácticamente sola y eso ha permitido a la radio estar presente las veinticuatro horas.
Sin olvidarnos el apoyo del equipo de personas que se necesita, además.
¿Qué se siente ocupar el sillón de Director?
Para mí, yo soy uno más.
Trabajamos en equipo, y ahora el campo de radioescucha a través de las redes es ilimitado.
Nosotros contamos con un contador en la página Web, hay momentos en que tenemos a más de mil personas escuchando en simultáneo la página, incluso sabemos de los países que lo hacen. Salteños, además.
¿Qué condiciones tiene que tener un Director de un medio?
Tiene que saber de radio. Tener claro los conceptos, los valores.
La responsabilidad es mucha.
Acá se graba todo y yo le doy la total libertad a los conductores, respetando, lo pueden hacer a los programas a su manera.
Tratamos de de que los contenidos sean a veces de opinión, pero que no sea una radio de estar “dando palos”. Manteniendo un perfil ameno, sin cerrarle la puerta a nadie.
¿Qué opinión te merece la prensa?
Me gusta la prensa.
Está la prensa objetiva y está la que deforma todo y a todo nivel.
Es sumamente importante y juega un rol fundamental, que le da la oportunidad a la gente de informarse.
Pero es como todo, hay medios de prensa que no me gustan y es parte de la variedad. Sobre todo en los medios digitales, en sus portales, no hay filtros. Pasa en las redes sociales, publican problemas personales.
Me parece que el diario convencional, tiene otro control, otra preparación, me gusta más.
Acá recibimos todos los diarios, leemos noticias de allí. Porque tener un diario es lindísimo. Pero me gusta más el diario, porque es más confiable.
¿La política se relaciona con la prensa?
Yo soy apolítico y no me caso con nadie.
Acá todos los políticos, tienen los micrófonos abiertos, porque cada cual lo maneja como quiere.
Me parece que los medios de prensa, no tienen que ir de la mano de la política.
Y me parece que en el caso de las radios, se da más en la AM. Hoy en día está más acentuado.
¿Qué fin perseguías al instalarte con la primera radio, Mundo FM?
Fue surgiendo con una computadora, luego dos y actualmente contamos con veinte. Fui creciendo poco a poco.
¿Es muy costoso obtener un medio?
Sí, sale dinero.
Pero no es algo inviable. Antes una computadora costaba tres mil dólares, hoy la compramos por quinientos.
El tema de la publicidad está muy difícil y el mercado es muy amplio, pero eso existió siempre.
¿Es redituable vivir de una radio?
Sí, claro.
Todos los que tienen su programa acá en nuestro equipo, viven perfectamente y solventan los gastos de toda su familia.
Además, son trabajos complementarios, porque si no está conduciendo es DJ, o puede ser operador.
En lo que a mí respecta, yo también realizo actividades complementarias, dentro de la radio y fuera con una empresa para eventos: Multi Eventos.
Es un servicio donde brindamos el alquiler de carpas gigantes, para instalarlas en el lugar que nos contraten, discoteca, mobiliario, alquiler de generadores, alquiler de mobiliario LED y sus barras, entre otras.
Para fiestas tenemos todo y estamos trabajando bien. Y al contratar, se lo puede hacer en forma individual lo que cada cliente decida.
Realizamos todo el año, los consejos de Ministros con carpas, recorriendo el país.
Estamos ahora, organizando todo, para el carnaval de Artigas.
¿Qué te caracteriza?
Soy una persona muy tranquila, me relaciono muy bien con todos.
Soy hiperactivo y trato de ser dinámico, porque son muchas actividades las que realizo.
Aunque desde hace un tiempo, me he propuesto tranquilizarme un poco y desconectarme cuando puedo.
¿Planes?
La idea es seguir trabajando, evolucionando y no quedarse.
¿Qué te dejaron estos años de experiencia?
Fueron formidables.
Es una experiencia de vida. Cuando yo comencé, se trabajaban con los cinteros, con los casettes, con los discos de vinilos.
Actualmente es todo mucho más fácil y cómodo.
Viví toda la evolución de lo difícil y hoy recojo los frutos. Aunque todas las épocas son disfrutables.
Pero pasa en todos los aspectos de la vida.
¿Volverías a hacer lo mismo?
Mi abuelo Horacio Tafernaberry, fue quien instaló junto a Ramón Vinci a Radio Cultural.
Y fue quien me regaló mi primer grabador.
Y aunque no alcanzó a ver mucho de mi trabajo, te puedo decir que a lo mío, lo llevo en la sangre.

Publicado en "Que los medios nunca callen"Comentarios (0)

MUJERES Y PERIODISTAS: CAMBIANDO LA HISTORIA

Son muchas las mujeres que a lo largo de la historia han decidido salirse de la norma y abrir el camino hacia la igualdad de oportunidades, algo nada fácil en un mundo en el que tenían muy definido su papel.
El periodismo, como tantas otras profesiones, también contó con importantes figuras femeninas en sus inicios. Fue un arranque tímido. Lento. Pero ellas cambiaron la historia y demostraron que el periodismo también tiene nombre de mujer.
Francisca de Aculodi
Francisca de Aculodi (siglo XVII) es considerada la primera mujer española que se dedicó al periodismo. En 1683

Emilia Pardo Bazán

Emilia Pardo Bazán

fundaba en San Sebastián ‘Noticias Principales y Verdaderas’, una revista quincenal que era una traducción al castellano de un periódico editado en francés en Bruselas y en el que, además, se incluían noticias que ella misma redactaba. En el año 2013 la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) creó los Premios Francisca de Aculodi con el objetivo de impulsar y dar a conocer la inclusión de la perspectiva de género en los trabajos de fin de grado.

Beatriz Cienfuegos
Entre 1763 y 1764 Beatriz Cienfuegos publicó ‘La pensadora gaditana’, un periódico semanal crítico sobre las costumbres masculinas y femeninas y otros temas de interés de la época. Hay muchas teorías acerca de la identidad de esta figura que, para algunos historiadores, parece ser en realidad un clérigo. Otros, sin embargo, defienden que por diversas leyes de la época es imposible que se tratara de un hombre. Ahí os dejamos el misterio…
Carmen de Burgos
Carmen de Burgos (1867-1932), alias Colombine, fue la primera corresponsal de guerra de la historia de España. Trabajó como periodista en diversos medios a lo largo de toda su carrera: ‘El Universal’, ‘El Globo’, ‘La Correspondencia de España’, El ‘Heraldo de Madrid’ y ‘ABC’. Cubrió diferentes episodios de la Guerra de Marruecos en 1909, convirtiéndose en pionera en la cobertura de conflictos bélicos. La emancipación femenina, el derecho al voto y el divorcio fueron los tres pilares de su lucha a lo largo de toda su vida.

Emilia Pardo Bazán
Emilia Pardo Bazán (1851-1921) fue una intelectual incansable: periodista, ensayista, crítica literaria, poeta, dramaturga, traductora, editora y catedrática. En ‘La Revista Compostelana de Santiago’ daba inicio a su producción periodística allá por 1876. Más tarde colaboraría con diversos medios de Madrid y Barcelona, entre los que destaca su trabajo en ‘El Imparcial’ desde 1887 a 1920. Se considera a Emilia Pardo Bazán la antecesora de las corresponsales en el extranjero ya que muchos de sus artículos llegaban desde Roma, París y Venecia.

Jane Grant (1892-1972) fue una destacada periodista y feminista norteamericana.
Nació en Missouri en 1892; llega a Nueva York en en 1908 y comienza pronto a trabajar en la redacción del diario The New York Times. De hecho fue la primera reportera “de pleno derecho” en este periódico. Desde el principio comenzó a escribir sobre mujeres y sus actividades profesionales. Se mantuvo en este medio por espacio de 15 años.

Carmen de Burgos

Carmen de Burgos

Además de periodista, Jane Grant era también cantante y bailarina; como tal fue enviada, durante la Primera Guerra Mundial, a animar a las tropas norteamericanas en los frentes de batalla de Francia. En 1920 se casa con Harold Ross, un miembro del grupo conocido como “el círculo vicioso” que más tarde pasaría a ser la Mesa Redonda de Algonquin. Se divorciarían 9 años después, en 1929.
En 1921 Ruth Hale y Jane Grant fundan la Liga de “Lucy Stone”, organización para “ayudar a las mujeres a mantener su apellido de soltera después del matrimonio”. Este Liga fue muy activa durante la década de los años 20 y 30, y sigue vigente aún, en defensa de los derechos de las mujeres de EE.UU.
En 1925 Jane Grant y dos periodistas más crean la revista The New Yorker; dentro de ella Jane Grant actuó como supervisora económica y de contenidos. La revista subsiste en la actualidad y es referente para un importante sector de la intelectualidad norteamericana.
En 1943 Jane Grant edita su libro Confesión de una feminista en el que narra sus experiencias en medio de un mundo periodístico dominado por los varones. Continuó su actividad en la defensa de causas feministas y formó parte del Consejo Nacional de las Mujeres, desde el que defendió la Enmienda por la Igualdad de Derechos.
En 1968 publicó un nuevo libro de memorias, titulado en este caso Ross, The New Yorker y yo. Murió en 1972. El personaje de Jane Grant aparece en la película La señora Parker y el círculo vicioso (de 1994).

Josefina Carabias
Josefina Carabias (1908-1980) fue una abogada, escritora, locutora, corresponsal y periodista española. Debutó con 23 años como periodista en la revista ‘Estampa’ gracias a una entrevista a la política Victoria Kent, directora general de Prisiones. Trabajó escribiendo crónicas políticas para dos importantes diarios: ‘Ahora’ y ‘La Voz’. También trabajó en la radio. Finalizada la Guerra Civil española se incorporó al diario ‘Informaciones’, para el que trabajó como corresponsal en Washington desde 1954. En 1959 se trasladó a París como corresponsal del ‘Diario Ya’, periódico en el que ejerció hasta el final de su carrera.

La primera periodista de América, Margaret Fuller (1810-1850)

Margaret Fuller pasó a la historia del periodismo americano por haber sido la primera mujer en conseguir un contrato en una redacción de un periódico. Su carrera no se quedó en eso, pues pronto se convertiría también en la primera corresponsal femenina en Europa. Afín a los movimientos trascendentalistas, Margaret propició la creación de grupos de discusión femeninos y defendió activamente los derechos de las mujeres. Casada y con un hijo, Margarita terminó su vida trágicamente a bordo del barco que la trasladaba de vuelta a América tras su trabajo como corresponsal. De haber sobrevivido, a buen seguro que hubiera seguido regalando al mundo intelectual sus sabias y comprometidas palabras.

Sarah Margaret Fuller nació el 23 de mayo de 1810 en Cambridgeport, Massachusetts. Margaret fue la primogénitadescarga de Timothy Fuller y Margaret Crane. Fue su padre quien decidió que su hija recibiera una educación estricta alejada de los estereotipos de formación femenina.
En 1817 su padre fue elegido miembro del Congreso de los Estados Unidos por lo que durante un tiempo su vida estuvo a caballo entre Massachusetts y Washington. En 1819 Margaret ingresó en el Port School de su ciudad natal y dos años después en el Liceo para jovencitas de Boston. En sus años de estudio, Margaret leía con avidez y se dio cuenta que no tenía las mismas inquietudes que sus compañeras de estudio.

Tomando las riendas de su familia
En 1835 su padre fallecía de cólera dejando a su familia en una situación económica complicada. Margaret, la primogénita, decidió que debía hacerse cargo de su madre y sus hermanos y empezó a trabajar como maestra en una escuela de Boston.

Además de hacerse cargo de los suyos, Margaret decidió organizar reuniones de mujeres en las que discutir sobre distintos temas alejados de los considerados estrictamente femeninos. Pretendía así paliar la falta de educación de las jóvenes de su tiempo. A sus reuniones se fueron añadiendo mujeres afines a los movimientos feministas de la época.

Editora y corresponsal
En 1839 Margaret Fuller fue contratada como editora del periódico trascendentalista The Dial. En este periódico inició una serie de artículos relacionados con las mujeres, sus derechos y su situación social que terminarían convirtiéndose en un libro, titulado Las mujeres en el siglo XIX. Su obra fue la primera de muchas obras feministas y pasó a ser un referente para los movimientos en defensa de los redechos de las mujeres.

Después de cuatro años como editora del Dial, Margaret se trasladó a Nueva York donde aceptó un puesto similar en el New York Tribune. En 1846 el diario le propuso viajar a Europa como corresponsal, convirtiéndose en la primera mujer en ocupar ese puesto. Sus principales destinos fueron Inglaterra e Italia y cubrió momentos de la historia tan importantes como la revolución italiana. Fue precisamente en Londres donde conoció a Giuseppe Mazzini, uno de los protagonistas de la revolución, y a Giovanni Angelo Ossoli, un italiano con el que posiblemente mantuvo una relación que no se sabe si terminó en matrimonio. Lo cierto es que Margaret y Giovanni tuvieron un hijo y se trasladaron a vivir a Florencia. La pareja se implicó activamente en la defensa de la república italiana, una experiencia que Margaret pensaba plasmar en un libro.
El final del trayecto
Pero al decidir su vuelta a los Estados Unidos, el barco en el que viajaban los tres, Margaret, Giovanni y su hijo, se hundió poco antes de llegar a Nueva York. Solamente sobrevivió el pequeño Angelino.
Un hermano de Margaret, Arthur, decidió años después recopilar sus escritos y publicarlos para que no cayeran en el olvido.

Publicado en "Que los medios nunca callen", - Titulares -Comentarios (0)

Principal y Director de Emisora FM 102.3 Nueva Era. Empresario- Comunicador.

Con Juan Carlos Silveira

Emisora Nueva Era, selecciona su nombre acompañando nuestros tiempos.
Aunque tuvo buena etapa de prueba, fué un sábado 14 de diciembre de 1996, a las 13 horas con 13 minutos, el momento de su inauguración.
Es por motivos de cábala, que los componentes del equipo de la emisora en conjunto, decidieron no realizarla el dia anterior, por ser viernes 13.
Ha tenido hasta el momento en sus casi 21 años, solamente a Juan Carlos como Director. Éste además, trae consigo gran experiencia en una empresa propia de “amplia” trayectoria, en cuanto a amplificaciones, llamada Amplia Publicidad.
Asi nos dedicó su tiempo para dialogar, brindándonos una rica experiencia: cuando se trata de perseverar y triunfar, además de meterle mucha garra a la profesión:
“Nunca soñé con estar al frente de una radio”, nos dice.Juan Carlos Silveira. Director de F.M Nueva Era
¿Cuándo comienza siendo locutor?
No recuerdo muy bien si fue en el 67 o 69, al salir Radio Arapey al aire.
Éramos cuatro, los locutores operadores que comenzamos. Y los propietarios de la radio, eran doce personas.
Cada uno integraba una fracción del Partido Nacional.
¿Y su emprendimiento con Amplia Publicidad?
Fui el creador de Amplia, cuando tenía 15 años. Aunque anteriormente con otro nombre.
En las nochecitas, nos reuníamos los amigos en una confitería, en la que actualmente se encuentra la banca de quinielas, era el momento en que realizaban los sándwiches.
Una noche, estábamos con el “flaco” Achiazzarán conversando y me pregunta, como era el nombre de mi publicidad.
Le respondí, que prácticamente no tenia nombre. “Vamos a hacerle uno”, me dijo. Tomo un lápiz y una servilleta y escribió Amplia-amplía, Amplia Amplifica, Amplia, equipos de amplificación.
“Ya tengo el nombre para tu publicidad”, me dijo, y es asi que quedó Amplia Publicidad.
Teniendo la oportunidad de amplificar Parque Harriague en Carnaval Naranja, el SODRE, con toda su orquesta en la Catedral, al aire libre. Las procesiones de Viacrucis. Nadie lo ha hecho en Salto.
Y lo más importante es que nunca tuve una queja.
¿Qué recuerda de sus comienzos en su profesión de locutor?
Hacia la radio y algún empresario el programa, y nosotros de operador-locutor. No había grabadores y la propaganda la tenía que leer toda, llegando al oyente.
Y para eso… había que saber hablar.
En el año ´75, la radio se vendió al “vasco” Arce y coincidió que en ésa época, regresó Carlos Ardaix con el puesto de Director de personal. Y una de las condiciones del negocio, era que la empresa quedara libre del mismo.
Entonces renunciamos, a pesar de ser los creadores de Radio Arapey.
Aunque había personal que hacia deportes y le hacíamos la competencia a Radio Cultural. Que eran: El “coco” Campanella, “agüita” Alfieri, Solaro, que luego pasaron haciendo deportes en Arapey.
¿Cómo se las arregla, para llevar a cabo las dos tareas?
Cuando pasa lo del retiro de Arapey, realicé un impase y seguí con la discoteca. Siendo el DJ de Sarabá por muchos años y desde el ´66, momento en que me inscribí como empresa de amplificación, comienzo a realizar los bailes de Salto Uruguay, hasta finales de agosto del ´78.
No hice más radio, hasta el año ´85, cuando se presentó la oportunidad de que Diario EL PAÍS, lanzara una licitación para dos emisoras radiales.
Una FM y una AM. Tuve el apoyo moral de gente que me decía: “preséntate”.
Me presento y me otorgaron la radio que era en otra frecuencia. Y a los pocos días, me llaman de comunicaciones, para darme una mala noticia: otras personas habían reclamado esa onda y la tuvimos que entregar.
En el año ´94, me comenta una persona, que había nuevamente una licitación para el interior y me anima, ya que estaba todo mi legajo en Montevideo, con un noventa y nueve por ciento de posibilidad de obtenerla.
Me habla en ése momento Luis Murillo, muy cercano a mí, Director de radios en Artigas y también me anima  a presentarme.
Primero me rehusé, lo hable con mi señora, hasta que  me decidí y me fui a Montevideo.
Actualizando algunos datos en Salto, al mes me vino el otorgamiento de la radio. ¡Pero había que instalarla!
Y pudo salir al aire en el año ´96, momento en que conseguí el préstamo para poder llevarlo a cabo.
Su enorme antena, se encuentra al lado del Centro Médico, con todos los trasmisores en Pastas La Italiana, ya que me cedieron un espacio allí.
Cuando me vino el otorgamiento, me instalé a vivir en ésa esquina. El tránsito de la calle, me favorecía y tenían la esquina para la radio, pero en 2002, me cambian el flechamiento de la calle y me matan la vista de la emisora (sonríe).
De todas formas, esos apartamentos se vendieron y nos tuvimos que trasladar a Calle Agraciada 1962. Estuvimos casi veinte años en calle Artigas.
¿Por qué el nombre de la emisora?
Porque es, una nueva era, la era de Acuario.
En Radio Arapey, hacia yo un programa que consistía solamente en música Instrumental: “Música para su reposo”, y luego adicioné un programa, donde hacia horóscopos.
¿Qué significó para usted, alcanzar el puesto de Director de una emisora?
En primer lugar, yo no soy el propietario de la radio, lo es el estado.
Yo simplemente soy un permisario. Pero más que Director de la radio, yo me siento ser un comunicador.
Ser Director, es algo que se me presentó.
¿Cuál es el “fuerte” de un buen Director?
Un Director de un medio, cualquiera sea, tiene que ser idóneo y saber donde esta “plantado”.
Con un grado suficiente de cultura. Yo critico a gente del medio, que no la tiene.
Nosotros, ustedes de los medios escritos, debemos trasmitir cultura, buenas costumbres. No es solo tener ganas de hacer radio.
Hay que trasmitir algo. Fe a la gente, ver que ésta se sienta acompañada.
Hay mucha soledad en ella, especialmente en la noche, que es cuando estamos un poco solos.
Yo he puesto en mi medio, a personas idóneas en el tema, haciendo programas por la noche y fue todo un éxito, ayudando mucho a las personas.
Necesitamos esos programas, no adormecer a la gente, sino ayudarlos a despertarse.
Estamos todos solos y necesitamos una voz que nos diga cosas, que nos saque de esa soledad.
Hace mucho tiempo que realizo un programa, llamado: “Románticos y Boleros”, en el cual, no paso publicidad. Es un debe que tengo y debo ayudar a la gente de alguna manera: a que no se sienta sola.
¿Ha llevado a cabo, entrevistas a famosos?
Estando en Radio Arapey, me comunican, que llegaba un gallego a Salto brindando un espectáculo. Venían en vehículo propio y se hospedarían en Hotel Salto.
Me apuesto en el lugar y al poco rato, llegan unos muchachos en una camioneta.
Unos se van para adentro con las maletas y queda uno de ellos, como buscando algo suyo en la misma.
Le digo:- “perdón, ¿ustedes son los músicos que vienen de Montevideo”?
-“Sí”, me dice.
-Haceme una piernada, yo quiero entrevistar a Joan Manuel Serrat.
-“Soy io”, me dice.
Hasta ahora me emociono. Fue algo maravilloso. Lo entrevisté en la calle, en la puerta del Hotel Salto, mientras el recién comenzaba su carrera artística. Años ´60, ´70.
Todos ellos de vaquero, con un aspecto un poco descuidado, porque los caminos eran todos de tierra. Y acá nos los conocíamos, no había forma de hacerlo en aquella época.
Esa noche actuó allí.
Otra anécdota más o menos del mismo año:
Estaba en Radio Arapey y me avisan que venía un gallego que lo iban a reportear en la radio.
Llega un muchacho alto, alto, bien delgado, con el pelo suelto. ¡Con una pinta! Y lo entran e reportear… y era Camilo Sesto.
¿Cómo ve la prensa de antes y la de hoy en general?
Hoy tiene más facilidad para manejarse, ya que estamos todos intercomunicados al instante, más informados. La prensa local incluso, trabaja de otra manera.
Y los que trabajan en ello, lo llevan en la sangre. Tiene que gustarles. Porque, que no me digan que es redituable, un trabajo dedicado a la comunicación… (Sonríe). También hay excepciones.
Pero pienso que actualmente, convendría tener algo de formación cultural.
¿Cómo se llevan los medios de comunicación con la política?
Nosotros somos el llamado de atención, de que algo no se está haciendo como se debe hacer.
Es solamente eso.
El periodista que hace política, tiene que informar a la gente y decirle al político: “hermano, te equivocaste, eso no le sirve a la gente”.
¿Sintió el apoyo de su familia siempre?
Sí, por supuesto. Mi familia está compuesta por mi señora Yolanda y mis hijos Sergio Manuel y Maria Adelina Hester. Con un nieto que es divino y se llama como el arcángel: Gabriel, de seis años y le encantan los autos.
¿Prefiere su época de comienzos o la de hoy?
Todas tienen algo lindo. Pasa que en los comienzos, es todo novedad.
¿Volvería a hacerlo todo de nuevo?
Absolutamente. Lo haría.
Me gustaría para finalizar, agradecer a este medio, a quienes están al frente, a ustedes. Porque el común de la gente, no sabe, no tiene ni idea, lo que es salir a buscar una noticia.
Y después lograrla, es otra cosa.
Luego de impresa en el papel o sacarla “al aire”, todos la ven…y muchas veces, no se le da el valor que requiere la tarea.
Pero crear la noticia, es muy complicado.

Publicado en "Que los medios nunca callen", - Titulares -Comentarios (0)

Con Ramón Ángel Fonticiella de Abreu

Director y Principal de C W 27 Radio Tabaré

Boulevar Broadcasting, fue el nombre que le dio su fundador Don Ernesto Popelka, un 18 de julio de 1928, a la actual CW 27 Radio Tabaré de Salto.
Marcó su presencia en nuestro litoral, logrando superarse constantemente. Transformándose para orgullo de los salteños, en una emisora de prestigio.
Es conocida en nuestro medio, como  la primera radio salteña del dial,  transitando a lo largo de su trayectoria,  importantes figuras como directores. Tal es el caso  de Luis Batlle Berres, Juan Gestoso, Inocencio Di  Giácomo, Carlos Gelpi entre otros, y en los últimos años, ésa responsabilidad y satisfacción, le corresponde a Ramón Fonticiella.Ramón Fonticiella
Primer Intendente del Frente Amplio de Salto, Maestro, empresario, muy relacionado al periodismo deportivo y actualmente, conductor de su programa “Protagonistas”,  por las tempraneras mañanas en Tabaré.
Hoy es nuestro invitado  y así comienza narrándonos, sus comienzos en radio:
“Hace unos cinco años, que estoy dirigiendo esta emisora, pero va a hacer cincuenta  y  cinco, que estoy en ella” nos dice.
Comencé con 14 años en Tabaré, acompañando a mi padre, que tenía un programa deportivo, llamado Tabaré en  el deporte, el cual que se emitía todos los días a las 19 hs, durante media hora.
Luego de un tiempo, comienzo a trabajar en medios  escritos, y mis primeros trabajos fue en Tribuna Salteña.
¿Su profesión de Maestro, la realizó en forma paralela?
Me recibí con 19 o 20 años y dejé Tribuna, porque me fui a trabajar a campaña y cuando volví, logré estar en forma continuada los fines de semana en Salto. Fue cuando comencé en Radio Cultural en un programa deportivo, dirigido por José Enrique “Quique” Panizza.
Luego, nos trasladamos, todo el equipo deportivo a Radio Arapey y allí ya empecé,  a trabajar como administrador del equipo. Y en los años ´60, pude ir formando mi propio equipo.
¿Puede considerar a la radio, como  su medio de vida?
Vivía de la radio y tenía otros trabajos además.
Yo en el año ´76, perdí todos los empleos que tenía.
Trabajaba en un diario y en una radio. Y el 8 de  marzo del ´76, la dictadura militar me destituyó de mi cargo.
Allí comencé otra vez, gracias a algunos amigos, como es el caso de Diego Yáñez que me brindó su apoyo, dándome un puesto en su negocio. Y en el año ´78, fundamos con Stelio Monetti   y Antonio Oliva Estabilito, una empresa que se llamó “Periodistas Asociados”, que luego hizo “Tiempo deportivo”.
Stellio un periodista notable, corresponsal del diario La Mañana, escribía de deportes y era jefe  del mismo, en Tribuna Salteña.
Allí contratamos por primera vez en la historia en Radio Salto porque no lo tenían, un programa deportivo.

Logré siendo muy joven, unirme a figuras, que tenían su trayectoria.
Luego “Periodistas asociados” pasó a ser una empresa familiar. Entonces conformamos un equipo en Radio Salto, que se llamaba “Tiempo deportivo”, consiguiendo así, dos programas de deportes por día.
Uno a la mañana y otro a la noche, libretados. Con la participación casi todas las noches, de Víctor Hugo Morales.
Logramos traerlo a Víctor Hugo, a trasmitir en dos oportunidades. Salto-Paysandú en Paysandú, Salto-Paysandú en Salto y un tercer  partido: Salto (Campeón del Litoral)- Nacional en el Dickinson.
Luego hubo un deambular de ése equipo deportivo, por varias radios. Pero fundamentalmente era Radio Salto- Tabaré y viceversa. Y en ése lapso, yo ni soñaba con ser dueño de una radio.
¿Ha sabido soportar de las buenas y de las malas?
Por supuesto. La vida en un  momento, se nutrió de levantarse todos los días a las cinco de la mañana, para empezar a armar el programa deportivo, la venta de la publicidad y el cobro.
Y luego ir a trabajar a Maya TV, donde trabajaba en ese entonces.
Era: ir a hacer el programa deportivo al mediodía, entrar a trabajar a Maya, ir a libretar  el programa deportivo de la noche y hacerlo.
Eran otras épocas, otras edades, otra forma de moverse el mundo.
No había redes sociales, tampoco celulares, ni todas  las tecnologías  que hoy existen.
Había a veces, que tendíamos tres o cuatro kilómetros de cable por adentro de un campo, para poder trasmitir  una carrera de autos.
¿Cómo es que llega al sillón de Director de Radio  Tabaré?
En el 2009, Luis Andiarena me invita para comprar Radio Tabaré.
En ése entonces era yo, Intendente de Salto y Luis tenía un programa bien importante y aun lo tiene que es “Hora del campo”. Y al hacer la sociedad, estuvimos un año, esperando la habilitación del poder ejecutivo.
Ya que no es como cualquier otra compra, porque para comprar una radio, tiene que tener habilitación del estado, ya que las ondas, no son de las personas, son del estado.
Y la sociedad Tabaré de Salto S.R.L, que  así se llama, hizo un compromiso  de compra a la familia Gelpi, pero solo fue un compromiso de compra.
Hasta que  el estado uruguayo  no lo aprobó, no hubo compra.
Por eso, algunas personas dicen, que  a  mi me dieron la radio, bueno… no  me voy a gastar. De mi se dijo mucha  cosa…
La compramos con  Luis, luego por razones periodísticas, el entendió que debía  seguir solamente con  su  programa y me vendió la otra parte.
Yo puse lo que  no tenía para poder comprarla y la compré, y así estamos con Tabaré de Salto S.R.L, cuya socia es mi esposa Nilsa, como en la Inmobiliaria. Donde van cincuenta y cinco años, haciendo radio y ha sido la pasión de  mi vida, sin duda.
¿Qué características debe tener el Director de un medio?
Cada uno tendrá  la suya, y es respetable que cada uno opine distinto.
Yo creo que  un Director de radio, lo primero que debe tener es pasión por la radio.
Si solamente tiene una radio, porque quiere dinero, probablemente le erró de profesión, porque con las radios, en términos generales, no se hace dinero.
Se podrá, como dijo Jorge Batlle, hablando de los sueldos políticos: “puede servir para vivir bien, pero no para hacer plata”.
Si alguien hace plata en un cargo  político, hay que mirar con otros ojos.
Me parece que tiene  que tener fundamentalmente muchas ganas, apasionarlo y tener algunos conocimientos  y experiencia.
Ésta ayuda.
Yo trabajé diez años en Argentina, viajando por todo el país trasmitiendo fútbol y básquetbol y no me arrepiento. Me ha servido muchísimo, para aprender que hay otras formas de hacer las cosas.
Pero ha habido un cambio sideral en las radios en poco tiempo.
Son diferentes a cómo eran antes.  La radio que no tenga un muy buen portal Web, no existe.
Radio Tabaré sale por todos lados y a su vez, tiene un portal que  conecta con Twitter  y  facebook y estamos llegando al mundo entero por internet.
¿A que apuesta un Director?
Yo creo que uno  tiene que fijarse metas, en la medida que pueda.
Nuestra radio tiene un objetivo, que es informar y entretener.
Informar, porque  el oyente  luego de escucharnos, tiene que quedar  sabiendo algo que no sabía. Para eso tengo que tener la certeza  de que digo la verdad. Lo fundamental.
Y entretener, no con chabacanería. Se puede entretener, comentando  un libro, una película o haciendo bromas también.
Siendo cuidadoso del lenguaje, es fundamental, si no estaríamos deseducando.
¿Cómo es su llegada a Internet?
Muy  dificultosa, de la mano de mis hijos.
Pertenezco a una generación del teléfono, ni siquiera del celular.
Pero existe algo compatible con la época pasada y es el afán de informar. Sentir una sirena o escuchar granizo arriba del techo y  saber que ahí, hay  una noticia.  El asunto es como se busca  la  noticia y como se fundamenta.
¿Se imagino en algún momento, su  vida sin la radio?
Nunca. Nunca me imaginé mi vida sin radio.
Y lo que no me imaginé, hasta que Andiarena me  propone la compra, era ser titular de la  concesión  de una radio.
Porque  el dueño es el pueblo, es el estado. Por algo las ondas son precarias.
¿Qué piensa de los medios de  comunicación en general?
Que  cada uno  hace su trabajo de la manera que  entiende como debe hacerlo y que habrá quienes  están en contra y otros a favor de determinadas cosas.
Cada uno corre por el camino que se  ha trazado o que puede ir.
No critico. Puedo no compartir algunos caminos, pero cada  uno elije el que puede.
Ha habido un cambio en la mentalidad de quienes trabajan en los medios, en los intereses de las personas.
Donde me da la impresión  que se busca más la noticia de impacto, que la fundamentación ideológica y real de las cosas.  Pero lo respeto. Cada cual se maneja como quiere  y con las armas que tiene.
Yo jamás diría algo, que  no estoy seguro que sea cierto, lo cual no quiere decir que estoy culpando a alguien de que diga cosas que no son ciertas.
Me gustaría para culminar, enviarle  un  agradecimiento a Diario EL  PUEBLO, por la generosidad de acordarse de que esta radio existe. Agradeciendo  la  excelente relación  que nos une, convencidos de que con seriedad las cosas se pueden lograr.
Y desearles a  todos, que  les vaya muy bien y que cada uno obre, de acuerdo con lo que su buen saber y entender le indique.

Publicado en "Que los medios nunca callen", - Titulares -Comentarios (0)

Con José Pedro Cardozo Martínez – Director y Principal de Diario La Prensa

Siendo el fundador del matutino La Prensa, Don Emilio Thevenet el 17 de octubre  de 1888, logró con éxito transitar un  camino de veintitrés años.
Tiene el diario un cese en 1911, para que en  el año 1942 un 1º de junio, fuera Don  Alfonso Cardozo con 21 años, quien iniciara una segunda etapa, transformándolo de manera suspicaz, en vespertino, como estrategia para entrar al mercado salteño.
Al transcurrir el tiempo, se casa con Litte Nair Martínez de Souza y tuvieron dos hijos.
Dejemos que sea José Pedro, uno de ellos, que nos narre de su historia:Jose Pedro Cardozo
“En el momento de su apertura, en 1888, los diarios eran muy apreciados”, nos comienza diciendo.
¿Cómo se le presenta a su papá la posibilidad de reflotar el diario?
Cuando papá cumple los 21 años, es Virginia Thevenet, su madre de corazón, quien se lo propone.
Virginia era sobrina de Emilio, y como papá tenía vocación, se comenzaron a organizar, con máquinas viejas de tipografías.
Al principio, se lo hacía totalmente a  mano. No había medios para llegar a adquirir una linotipo.
Todo un arte si se quiere, porque los tipógrafos, tenían una gran velocidad de mano para armar las líneas.
Y se imprimía en una  máquina man, que parecía una locomotora. Inmensa, ruidosa, haciéndolo hoja por hoja.
En esa época, también estaba Tribuna Salteña, haciendo otro tipo de periodismo.
¿Cómo lo ve hoy?
Hay noticias más concretas y generales.
Interesa lo que pasa en la ciudad.
Lo veo más importante, publicar que se rompió un caño e inundó la calle, que un atentado a Trump en Estados Unidos. Porque ese tipo de noticia, la gente la tiene constantemente en la televisión y en la radio.
¿Cuándo comienza a trabajar con su papá?
Con ocho  años.
Llevaba los diarios nuestros hasta el correo para enviarlos a Montevideo y distintas partes del país y recogía los de nuestros colegas.
Me crié adentro de La Prensa. Tengo una sola  hermana, pero el que tuvo más vocación de los dos, fui yo.
¿Cómo fue el trabajo junto a él?
Me tenía prohibida la entrada al taller.
Por supuesto que yo entraba igual.
Nunca quería  que aprendiera nada de allí. Decía que yo iba a terminar esclavo del diario, dejándome en libertad de acción,  en todo lo demás.
Aprendí muy poco, pero tecleé en las linotipo, aprendí el grabado en latinograf en una máquina alemana electrónica que fue la primera que entró al país y hacía cliché en  láminas de plástico.
Papá de a poco, fue construyendo el diario, trayendo   una  máquina Intertail de Estados Unidos, otra de Alemania y así se fue organizando, abaratando todo.
El diario fue una eterna lucha por sobrevivir y mantenerse. Y mi viejo, poniendo el hombro.
Trabajé bastante a su lado y aprendí mucho también.
Mi padre para  mí fue un ídolo. Yo lo quise mucho y todavía cuando hablo de él, me emociono…
Lo extraño…todavía lo extraño. Lo llevo dentro de mí.
¿Qué significa hoy ser el Director de La Prensa?
Al puesto de Director, lo vine a tomar, cuando  papá un 1º de enero, tuvo un quebranto de salud y fue internado. Y el 8 de enero de ese mismo año, falleció.
Por las circunstancias prácticas de la situación, me hice cargo y así pasé a ser el Director, donde ya figuraba como tal, por estar él jubilado. Pero estuvo en ese puesto hasta que la enfermedad se lo impidió. Además el disfrutaba de estar.
¿Cómo se siente siguiéndole los pasos?
Estoy orgulloso de cómo estamos. De lo que hemos hecho con mi hijo José Antonio, que presuntamente me va a  seguir. Le encanta el diario y tiene muchas inquietudes.
Él fue quien diseñó la página, realizó en  el diario un canal de programación para ir incorporando filmaciones, emitidas algunas. Pero falta continuidad.
Más allá de que tengamos mayor o menor penetración en la venta, me siento feliz en mi vida por hacer lo que quiero y lo que realmente me gusta, que es el periodismo.
Podré tener mil problemas, pero después de entrar al  diario, me olvido de todo.
¿Qué piensa de la  competencia?
No hay competencia.
Cada uno tiene su público y  le va bien.
¿Cómo ve a la prensa junto  a  la política?
La política y sobre  todo los últimos intendentes, se han dado cuenta del poderío que tienen los medios de comunicación.
Germán Couthino y Andrés Lima, diría que a partir de Ramón Fonticiella,  llegaron a  la conclusión de que tenían  que  respaldarse en ellos.
En todos los medios, el gobernante  de turno, estuvo más presente que nunca. La Intendencia dedicó rubros, para tener su espacio, que antes no se usaba.
No tengo reparo en decir que hoy en día, el mejor cliente que tienen los  diarios, las radios y los canales de  televisión de Salto, es la  Intendencia.
¿Eso es positivo para ambos?
Ahí está lo bueno. Que la mayoría mantienen una  dependencia de criterios.
Yo si lo tengo que criticar a Lima, lo hago. Si algo no me  gusta, no me gusta. Y eso es parte de la esencia del diario.
El diario tiene que ser crítico. Fuimos los primeros que salimos a criticar en la administración de Coutinho, a él y a Cecilia Eguiluz.
Me llamaron de un canal de televisión para preguntarme: ¿por qué me puse así?
¡Es que se equivocaron! Yo soy colorado y batllista, pero lo que hicieron ellos, no tiene  la esencia, ni la filosofía real del Partido Colorado y el batllismo.
Yo me creo en  el derecho de criticarlos si lo tengo que hacer.
Fuimos el único diario clausurado, en la época de la dictadura cívico militar, por tres meses. Por un dibujo, unos versos y un artículo  muy fuerte, pensando que nos mataban…
Pero acá estamos vivitos y coleando. Por suerte dentro de la Intendencia de  Salto, había un Intendente interventor, Alberto Loureiro, con el cual fuimos con mi padre a reclamarle el derecho a trabajar. Y  así fue. Salimos durante tres meses con el logo de La Opinión y así subsistimos y nunca hicimos ostentación de ello.
¿Notó algún otro tipo de presión además?
Presiones siempre hay. Gente que cree, que porque pone un aviso en el diario o tiene una vinculación personal, tiene derecho a decir: “no pongas esto”.
¿Qué pasa en esos  casos? ¿No se deja presionar?
Hay que ver  qué es lo que no se quiso decir.
Pero yo  siempre tengo una respuesta: “yo no hago el diario para una persona, hago el diario para una comunidad”.
Si se quiere, con la noticia, no  hay amigos. Lo otro es que la verdad siempre prevalece, porque la verdad siempre “salta”. Y en Salto existe un periodismo  de respeto. Aunque hay  quienes hoy, para mi formación no me gustan.
Nunca me sumaría a una campaña política disfrazada para perjudicar a alguien y beneficiar a otro.
Me parece  que en  Salto, hay cierto periodismo que no sé si se ha  dejado comprar, pero ha antepuesto el interés al dinero, a  sus ideales. Hoy tienen una posición que si somos memoriosos, no tenían. No digo más nada, porque cada cual sabe qué camino transita.
¿Eso cree usted que desvirtúa la imagen de periodista?
Le quita  credibilidad.
Como en todos los órdenes de la  vida, hay que tener una  línea  de conducta y en lo que se  haga,  se van a presentar dos caminos: el que aparenta ser muy fácil y el otro que  está plagado de dificultades.
Por sanidad mental y por  salud personal, yo siempre elijo  el  que padece las dificultades.
Porque el que parece fácil, siempre trae complicaciones que puede desvirtuar lo que uno ha vivido toda su vida.
Soy de  otra generación, hay cosas que  me chocan. Y la sociedad, ha cambiado algunos principios.
¿Qué es lo que prima para La  Prensa?
Hemos pasado por varias etapas y copiando un poco el modelo de  los diarios vespertinos, le di prioridad a la noticia policial.
Conjuntamente con  Bértiz, realizamos una página editorial y sin darnos cuenta, nos fuimos convirtiendo en un diario de opinión. Cumpliendo un rol periodístico que no teníamos.
Lamentablemente en  la actualidad, los medios escritos, están pasando una etapa muy difícil, aunque no creo que desaparezca el papel, pero existe una realidad. En el caso de nuestro diario, tenemos más lectores por la Web, que por  papel. Eso económicamente nos está maltratando, porque el que entra a internet no paga nada y el costo de producción es muy alto.
Pero pienso que al salteño le gusta  leer los diarios. A la gente le encanta.
¿Con qué tarea disfruta?
Me gustan las tareas en la parte informativa y organización, la administrativa, es la que menos me gusta, pero me apoyo mucho en Angélica y en Virginia, que tienen la camiseta puesta y son como mi brazo derecho. Además mantenemos entre todo el grupo, una muy buena  relación. Es lo fundamental.
¿Cómo está conformada su familia?
Tengo cuatro hijos. José Antonio casado con Ely Sánchez, Virginia casada con Fernando Alonso, Lucía casada con Nicolás Mastropierro y Juan Pedro y su novia Valentina.
Además ¡estoy feliz con todos mis nietos!
¿Cómo recuerda sus comienzos?
Aprendí mucho, mirando muy buenos periodistas que tuvo Salto. Que no solamente sabían expresarse, opinar y hacer campaña como ahora se está  haciendo por  el IMAE para Salto.
Y  si me preguntan: ¿qué enseñanza trasmitirías para que alguien se haga periodista? Que lea, que lea mucho.

Publicado en "Que los medios nunca callen", - Titulares -Comentarios (0)

Con los hermanos: Marcelo y Enrique Di Giácomo

Directores y principales de 1020 A M, Radio Libertadores

El 17 de febrero de 1997, nace con nuestro recordado comunicador Inocencio Di Giácomo, Radio Libertadores.
Allí comenzó a transitar una propuesta diferente, con una ideología basada sobre todo en el respeto hacia los oyentes.
Dejó Inocencio lo mejor de sí en la semilla que plantó. Convencido de que sus hijos, los cuales hoy la representan, tomarían ese legado, haciéndolo propio.

Marcelo y Enrique Di  Giácomo

Marcelo y Enrique Di Giácomo

Superándose cada día, los nuevos impulsores siguen innovándola y brindándole una dedicación absoluta a Libertadores, para seguir construyendo sobre los pilares y valores que su padre les inculcó, un excelente medio de comunicación.
Actualmente se ha multiplicado su audiencia, dejando ver además, la preferencia de sus fieles oyentes.
Los hermanos Di Giácomo se llevan un año de diferencia entre ellos y como Directores, Enrique está dedicado más a la parte técnica y a los números. Mientras que Marcelo, a la programación de la emisora.
Y es quien comienza narrándonos:
“Radio Libertadores, con sus veinte años en el aire, es una de las emisoras más jóvenes del medio.
Esto fue un sueño y un proyecto de Inocencio Di Giácomo, nuestro padre. Un hombre de radio.
Trabajó en televisión además, siendo siempre hombre de medios.
-Enrique: comenzó a hacerlo con 17 años y lo hizo durante toda su vida.
Falleciendo el 2 de abril de 2007, o sea que su trayectoria en comunicación fue de 55 años.
¿Cuándo comienzan sus funciones como Directores de la emisora?
-Marcelo: Cuando papá fallece. Si bien ya estábamos vinculados a todo lo que él hacía, desde la época de la escuela.
Él se identificaba como un hombre de radio y esa pasión nos la inculcó a nosotros.
Desde que tenemos uso de razón, andaba siempre con una radio y nosotros también supimos absorberla de muy chicos.
-Enrique: lo hemos visto trabajar desde muy pequeños. Cuando él junto a Gelpi, compartían la dirección de Radio Tabaré, en el año ´80.
Desde siempre soñó con su radio propia, hasta que lo logró.
¿Por qué el nombre de la emisora?
Es por Libertadores de América.
En el mismo logo podemos apreciar una banderita, como de libertad de expresión, de ideas y eso era lo que papá pretendía de la radio.
¿Qué veían en su padre, además del empuje por concretar su proyecto?
-Marcelo. Su secreto era el trabajo y la pasión por lo que hacía.
-Enrique: no le gustaba otra cosa. Sus comienzos fueron como locutor en Radio Cultural con 17 años y fue un hombre que ha pasado por todos los rubros: era locutor, salía a vender, a cobrar y todo lo que se hace en una radio, lo hizo.
¿Cómo es caminar juntos, en esta etapa de sus vidas?
-Enrique: antes que nada, lo destacable, es que nos llevamos muy bien. Nos entendemos.
Y aunque yo nunca me haya desempeñado frente a un micrófono, entiendo que nos complementamos.
Puedo yo encargarme de diferentes tareas, mientras que Marcelo de otras.
Juntos desde que papá falleció, dejándonos un legado del cual estamos orgullosos.
¿Cómo fue la decisión de hacerlo juntos?
-Marcelo: cuando estaba papá en la Dirección de Radio Tabaré, finalizábamos la primaria. Luego en el liceo, estábamos casi todo el tiempo dentro de la radio con él.
Allí aprendimos a escribir a máquina y a poder observar todo el movimiento.
-Enrique: Papá contó con esa mirada un poco más adelante, como preparándonos, por si queríamos seguirle sus pasos. Entonces cuando fallece, hace diez años, ya hacia unos cuantos que estábamos aprendiendo.
Mientras que mamá acompañaba nuestras vidas, en el rol de madre.
Brindándonos su sostén en nuestro hogar.
¿Qué significó para ustedes, seguir en la radio sin su padre?
-Marcelo: él trabajó hasta sus últimos días. La radio se fue con él, porque era un apasionado de ella.
Cuando estaba internado, pedía que le llevaran un aparato para escuchar, porque era imposible estar sin esa comunicación.
Y para nosotros, no fue una imposición. Fue algo muy natural asumir el rol de Directores.

Inocencio Di Giacomo

Inocencio Di Giacomo

-Enrique: estábamos mucho en todas sus tareas, acompañándolo. Y cuando él fallece, en el tema del manejo del trabajo, no lo sentimos tanto, porque veníamos entre los tres tomando decisiones y consultándonos. Sí, en su ausencia, en cuanto a nuestros sentimientos hacia su partida. Significó mucho para nosotros.
¿Hubo cambios a partir de allí, en cuanto al manejo de la emisora?
-Enrique: Sí, a pesar de que estábamos acostumbrados, hubo cambios con el personal. Papá fallece y comienza su programa Hugo Rollón, una semana después.
-Marcelo: creo que para nosotros era todo un desafío la dirección, porque había entre otras cosas, que hacer sentir bien a la persona. Trayendo consigo algunas, una trayectoria. Que nos veían como hijos de Di Giácomo.
Y cuando llegan a la radio, ya no éramos los hijos de Di Giácomo, éramos Marcelo y Enrique Di Giácomo.
Pero gracias a Dios, en el caso de Rollón, va a cumplir diez años junto a nosotros y pienso que se siente cómodo. Al igual que nos pasa.
Lo mismo sucedió con Víctor Cohuto, Oscar Amaral, que ya había trabajado con nosotros y Sandra Canio. Ernesto Castro, Jorge Pignattaro, José Ferreira, entre otros.
¿Qué situaciones las definen como positivas y no tanto, estando en la dirección?
-Marcelo: Existen decisiones difíciles de tomar.
A mí me ha marcado por ejemplo, verlo a papá tratando de superar la crisis del 2002, teniendo que tomar decisiones que a nadie le gusta.
Gracias a Dios que nosotros nos fortalecimos luego de esa crisis, porque entiendo que las crisis son oportunidades.
-Enrique: trabajamos doce horas por día, para en vez de perder veinte pesos, perder diez.
Y nunca apartarnos de la línea.
¿Qué aspectos debe tener claro el Director de un medio?
-Marcelo: Existen puntos básicos como el respeto al oyente. Trabajamos para él y es nuestro único destinatario.
Siempre lo debemos tener presente y nunca perderlo de vista.
Cuando destinamos ese respeto, nos importa saber si el que escucha, es uno, mil o diez mil. Y nos interesa, porque así sea el único, merece el mismo respeto. De lo contrario, perderíamos el eje de lo que estamos haciendo.
Tratar de brindar un buen producto y muchas veces en la crisis, te ves tentado de salir de esa línea, con tal de que sea redituable.
Nosotros nunca salimos de la línea y eso nos fortaleció.
Y entendemos que hoy somos una radio con seriedad. Siempre se han realizado inversiones dentro de las posibilidades, tanto en el personal, como en la parte técnica. Tratando de estar en la vanguardia, dentro de lo que podemos y de seguir superándonos.
Otra de las realidades que tiene nuestro medio y nos enorgullece, es el sentido de pertenencia que tiene el oyente con Libertadores.
La siente como propia. Pienso que es la empatía que se ha logrado entre la radio y la gente, y viceversa. Eso no tiene precio.
¿Cómo está constituida la programación de Libertadores?
-Enrique: Es una programación estable.
Si hablamos del informativo, está en el aire desde que comenzó a funcionar la radio y en el mismo horario.
Es Marcelo quien se dedica a realizar un resumen informativo en horas de la noche. Y para lo que resta de la programación, también hay programas que llevan muchos años en ella.
¿Qué opinión les merece la prensa en general?
-Enrique: Respondería con una respuesta muy subjetiva. Ya que nosotros, al mantener una línea y tratar de respetarla siempre, es muy difícil decir que alguien está bien, mal o más o menos en lo que hace.
¿Ha cambiado algo desde sus comienzos como Directores a hoy?
-Enrique: Sí, cambió todo. La sociedad.
Para lograr ingresar en aquella época a una radio, había muchísimo filtro de preparación.
Nuestro padre nos contaba, que como prueba, les hacían leer un texto de diferentes maneras: como si fuera una tragedia, como si fuera algo alegre, entre otras.
¿Cómo ven su tarea hoy?
Conservamos el orgullo de decir que hemos continuado el logro de nuestro padre, crecido y mantenido la línea.
Contamos con antena propia en Colonia Osimani, al igual que con la parte edilicia y los estudios. Invertimos en lo que consideramos que, aparte de ser un medio de vida, tratamos de darle lo mejor a nuestros oyentes. Es lo más importante y somos unos convencidos de ello.
Además de la comodidad, a toda aquella persona que realiza las tareas junto a nosotros.
¿Se sienten apoyados por sus familias?
-Marcelo: totalmente. Tengo una hija: Avril de 11 años y estoy en pareja con Leticia, que por el hecho de trabajar con nosotros, pasamos mucho tiempo juntos.
-Enrique: por mi esposa Nélida y mis dos niñas: Francesca e Isabella.
Y a diferencia de Marcelo, mi esposa tiene su trabajo aparte del mío.
-Marcelo: Para finalizar, deseamos enviar un agradecimiento a los oyentes por acompañarnos tantos años y a los auspiciantes, que confiaron desde el primer día en nosotros y aún, siguen confiando.
¡Es un todo!

Publicado en "Que los medios nunca callen"Comentarios (0)

Con el Dr. Enrique José Pera Erro – Principal de CW 31 Radio Salto y FM 88. 3, Emisora del Lago.

El Dr. Enrique Pera Erro, es oriundo de la ciudad de Salto capital, nacido en la 2ª Seccional del departamento.
Es hijo de Salvador E. Pera Comas y de Blanca Erro Ilarráz, a quienes les brindó la satisfacción de culminar la carrera de medicina, logrando luego una especialización.
Contrajo matrimonio con Ana María, tuvieron tres hijos y desde el año 1974, lleva adelante la dirección de CW 31 Radio Salto.
Así como desde el año 1985 FM 88.3 Emisora del Lago.

Dr. Enrique José Pera Erro

Dr. Enrique José Pera Erro

Contando desde hace más de una década con el incondicional apoyo de dos de sus hijos, en esta travesía de vida, que sigue siendo todo un exitoso desafío.
Es uno de los Directores con más experiencia en la comunicación salteña, reconocido por sus logros en la medicina, contando además con una familia unida, con la cual disfruta y lo comparte todo.
Así comenzamos a dialogar con el Dr. Pera Erro:

¿Cuántos años lleva al aire CW 31 Radio Salto?
86 años. Fue fundada el 3 de mayo de 1930, con sus dos antenas de treinta metros, levantadas en la esquina de Brasil y Amorim.
La onda nació como CW 32 Salto Broadcasting para luego llamarse como hoy, CW 31 Radio Salto.
¿Y Emisora del Lago?
Se inauguró el 19 de agosto de 1985, cumplirá 32 años. Fue la primera emisora de FM de Salto, y una de las primeras del interior del país.
¿Incidió en su inclinación por la radiodifusión, que su padre fuera el fundador de la emisora?
Mi profesión vocacional es la de médico cirujano plástico estético-reparador, la de radiodifusor, la incorporé cuando un infarto en 1972 obligó a mi padre a dejar la dedicación activa y yo debí trabajar con él en su retiro desde Montevideo, día a día, codo a codo.
En esos dos años, asimilé firmemente todas las aristas de su filosofía de radio, robando horas a mi vocación primera y a mi propia familia.
Recordemos que Salvador Pera fue un pionero en esta rama, de la que yo conocía y compartía los aspectos fundamentales, pero que en aquel período incrementé y consolidé definitivamente, encarando con entusiasmo mi nueva profesión.
¿Cuántos años lleva como Director?
En Radio Salto, 43 años. Desde el fallecimiento de mi padre, en enero de 1974 con la salvedad que esa función desde mayo de 2001, la detenta mi hijo Pablo Pera Pirotto.
Y en FM Del Lago, hace 32 años. Delegando en mi hija María Noel, la dirección  a partir de abril de 2002.
Yo me reservo por mi experiencia y años en la radiodifusión el papel de consultor, coordinador o consejero, respaldando y orientando su accionar.
¿Cómo se compone la función de un Director de un medio de comunicación?
Se compone de varias funciones, presididas todas ellas por la verdad, honestidad

Dr. Pablo Pera

Dr. Pablo Pera

ecuanimidad, imparcialidad, solidaridad, basadas en una línea conductora coherente, y amparadas en la educación ética y moral. Con la firmeza indoblegable e inclaudicable para sostenerles.
Además, abarca varias temáticas: en lo social, por ejemplo, la obra que lleva adelante desde hace muchas décadas el Banco de Estreptomicina, también destacamos la lucha contra tabaquismo, alcoholismo y la drogadicción, así como la difusión y apoyo de todos los eventos y campañas nacionales y particulares.
Apoyamos estas colectas que solicitan ayuda económica para enfermedades de difícil solución, que buscan encontrarla en el extranjero, pero esta actitud nos merece algunas reflexiones desde el punto de vista médico, porque para darles cabida debe tenerse la seguridad que en Uruguay realmente no pueden llevarse a cabo. Por esto pensamos: ¿no sería más provechoso quedarse en Uruguay?
Y se destinasen los recursos con el doble beneficio, económico y científico de traer cirujanos del exterior para que operen aquí equipando o creando con ese dinero centros de alta complejidad – que ya los hay- aprendiendo de paso nuestros cirujanos in situ, sin tener que viajar al extranjero, técnicas de avanzada para seguir empleándolas y desarrollándolas luego en Uruguay en el tratamiento de casos similares.
Esta propuesta se la formulé a los representantes políticos nacionales en la mesa redonda convocada por Radio Salto y Emisora del Lago en las últimas elecciones del 2014.
En lo cultural, apoyar eventos locales y nacionales.
Recordamos que en el año 1981, logramos contratar en el pináculo de su fama a Rafaela Carrá para que presentase su espectáculo en el parque Harriague.
En lo deportivo, siempre desarrollamos ciclos de audiciones deportivas culminando con la transmisión de partidos de fútbol, desde el Estadio Centenario. También en la década del ochenta organizamos la media maratón, incluida en el calendario de la Federación Uruguaya de Deportes, con participación de atletas de todo el país y Argentina.
¿Influye la opinión del Director del medio, en determinados programas del mismo?
Nunca les pregunté a mis empleados a qué partido pertenecían. Sé que los he tenido y los tengo de todos los colores. Eso sí, todos conocen la filosofía de nuestras radios que son apolíticas, por lo tanto, la opinión personal desde el patrón al empleado de menor rango desaparece al brindar información sin tomar partido por una u otra tendencia. Buscamos lograr un punto de vista neutral para que el oyente sea quien extraiga sus propias conclusiones al escuchar las dos campanas, la oficialista y la de la oposición
La opinión política partidaria ya la darán los interesados en los espacios políticos que se comercializan a todos los partidos, siempre que al hacerlo, sin excepciones, como rige en los contratos de nuestras emisoras han de tratarse todos los temas con altura moral, sin escarnio o destrato personal, buscando la confrontación de ideas, soslayando la nota degradante, hiriente y chabacana.
Nunca nuestros espacios serán tribuna para expresar odios y bajezas.
¿Qué opinión le merece la prensa en general?
Que está aprendiendo a ser imparcial y ha alcanzado sobre todo la escrita en Salto, su grado de madurez.

La prensa y la política, ¿van de la mano?
La prensa está ligada a la política, pero de ninguna manera supeditada a la misma sino todo lo contrario, porque es libre e independiente y debe además permitirse orientar, criticar y aún manifestar discordancia con determinadas orientaciones.
Recientemente esto ha sucedido por ejemplo con la ley de medios, la ley de marihuana, la anti-tabaco y próximamente la que combatirá el alcoholismo.
En cuanto a ley antitabaco: la apoyamos totalmente, porque  Radio Salto desde los años cuarenta, y Emisora del Lago desde su fundación, nunca ha tenido publicidad de cigarrillos o tabacaleras, despreciando el costo de cientos de miles de dólares que conllevó esta prohibición, anteponiendo la salud humana, a lo monetario.
En suma, sin reparar costos, nos adelantamos más de 60 años a la ley actual con hechos y palabras, porque esto lo expusimos y sostuvimos hace muchos años en la consulta sobre este tipo de publicidad, emprendida por Andebu.

La misma prohibición rigió en nuestras emisoras para publicitar bebidas alcohólicas hasta hace pocos años. Aquilatando luego como médicos, su propiedad vasodilatadora coronaria, benéfica para el corazón.
La autorizamos pero con la inexorable advertencia, acompañando cada texto publicitario, de nuestro slogan: EL ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD, LA FAMILIA Y ELTRABAJO.

Marihuana: Radio Salto y Emisora del Lago por razones atingentes a la salud, y el hecho de ser sus directivos, médicos, le dicen no a la marihuana, rechazándola por varias razones.
Por el contrasentido que plantea con la campaña de no al tabaco, siempre sostenida por nosotros, permitiéndola fumar, otro de los aspectos más nocivos y perjudiciales de su consumo desde el punto de vista sanitario.
Y el dinero que se empleó y empleará en su implementación, plantación, cuidados, protección y burocracia a su alrededor: ¿no hubiese sido mejor haberlos destinado al tratamiento de la adicción en centros especializados? Al regularla, se aceptó su consumo, consolidando el vicio adictivo, dejando de lado la terapéutica sin intentar su curación y haciendo que sin quererlo, se interpretase equivocadamente como menos riesgoso su uso.

María Noel Pera

María Noel Pera

¿De qué manera mide usted la difusión de su medio?
No la mido yo, la mide la gente que nos escucha y que responde a los encuestadores.
Y que siempre nos apoya ante cualquier consulta o llamado popular que hagamos, con eso nos basta.
¿Entre la programación de Radio Salto, se encuentran destacados, como lo es el informativo del mediodía?
Efectivamente, se inició en las primeras emisiones de Radio Salto y perdura hasta hoy.
Su marcha característica de apertura y cierre sigue siendo la misma: “Marching through Georgia”.
Este tradicional espacio cumple, amén de informar, cometidos sociales y de solidaridad: el clásico servicio de radiotelegramas, que durante décadas comunicó el campo y la ciudad, hasta hace unos diez años, cuando fue sustituido por la llegada y masificación de la telefonía celular.
Las noticias sobre enfermos, accidentados y viajeros es un espacio dentro del informativo.
Se le replica en horario nocturno con nuevas noticias que acontecieron en la jornada.
Durante todo el día desde la hora 10, se difunden flashes de dos minutos de duración, a cada hora en punto.
Es clásico en Radio Salto, el servicio social que da cuenta al instante de la noticias sobre fallecimientos, indicando a familiares y amistades,  lugar y hora del sepelio.
Perlas Musicales, es otro espacio en el que se difunden todos los días páginas célebres de la música clásica, que entretiene y enseña. Nació por iniciativa de Julio Pierri en la década del 60 y fue bautizado por los oyentes con aquel nombre, el 8 de julio de 1960, después de un sorteo entre las sugerencias recibidas. Las ganadoras fueron las Srtas. Teresa Bordenave y Ana María Pirotto, quien sería años después, por las vueltas del destino, mi querida esposa.

¿Cómo surge el Banco de Estreptomicina Salvador Pera?
Su creación se remonta al 27 de octubre de 1950 cuando una joven sin recursos, afectada de una grave enfermedad pulmonar acuciada por su padecimiento y la falta de medicamentos (estreptomicina y pas), concurrió a Radio Salto en busca de alguna solución.
Salvador Pera, director de la emisora, al pedir colaboración a los oyentes señaló que se trataría de una iniciativa de largo aliento porque era necesario ir contando con fondos renovados para este y futuros pacientes.
La primera donante fue Alicia Melo Conti y así nació el Banco de de Estreptomicina, tomando  el nombre de aquel medicamento tan eficaz por ese entonces.
Fue la primera y única vez que se lanzó ese pedido de ayuda, no fue necesario hacerlo nunca más. Ese impulso se convirtió por la generosidad de la gente de Salto, en una ola incontenible de solidaridad que hasta hoy se mantiene inclaudicable.
En el 2009 APC, otorgó a esta obra social el premio Fausto en una ceremonia en el teatro Larrañaga en la que expresamos: “La comisión administradora del Banco de Estreptomicina Salvador E. Pera, que integro con el Dr. Ariel Villar y el contador Ruben Pedetti, acepta con legítimo orgullo el Fausto otorgado a esta obra social de Cw 31 Radio Salto.
Pero en el bien entendido, que esto no es para nosotros que somos sólo los continuadores de dicha obra, y que consideramos, no es un premio en sí, sino un justo reconocimiento a los principios filosófico-humanistas de un hombre, el Sr. Salvador Enrique Pera, mi padre, que nosotros continuamos y por sobre todo, a la acción solidaria de los pobladores de Salto. Por eso decimos que con las donaciones se devuelve siempre, en algo relacionado con la salud al pueblo de Salto lo que es de y para su gente”.
Integraron sus comisiones directivas de estos 43 últimos años: Contador Ruben Pedetti y Dres. Ariel Villar y Dr. Enrique Pera Erro, José Pedro Palacio, Dres. Carlos Pigurina y Contadora María del Pilar Arburúas.

¿Cuáles han sido las donaciones del Banco de Estreptomicina?
Por años, permitió el mantenimiento de un stock suficiente de Estreptomicina y de medicamentos usados para combatir la tuberculosis.
Además, del suministro de placas radiográficas siempre faltantes para el diagnóstico y el seguimiento evolutivo de estos pacientes.
Menguado el mal, se pudo equipar una sala en el Hospital de Salto, cuando estos enfermos ya en escaso número, fueron reintegrados a la comunidad, dejando el Asilo Amorim.
Después, se proveyó al Hospital de Salto de un equipo de endoscopía, para el diagnóstico de cáncer de colon, otro de los flagelos que afecta más frecuentemente a nuestra población.
Y a ello siguió la donación del primer respirador, que permitió salvar o mantener con vida a muchos salteños.
Más tarde se equiparon algunas policlínicas de la ciudad y de localidades vecinas como la de San Antonio. Y se inauguraron otras.
Se colaboró con el Banco de Prótesis, obra de otro salteño, el Profesor Dr. Oscar Guglielmone y con la acción que lleva a cabo Pan y Abrigo, combatiendo la desnutrición de la infancia, acordé con nuestros principios, de que una buena alimentación, refuerza defensas y es la primera barrera de la enfermedad que opone la Profilaxis a la misma.
Más recientemente se donaron Cardio-desfibriladores para Villa Constitución y la ambulancia de traslados del Hospital Regional Salto, por valor de 4514 dólares, así como aparatos de fisioterapia para los jubilados, y un monto de 20.000 dólares para el final de obra de la Casa Amiga del Grupo Oncológico Vivir Mejor.

¿Por qué particularmente se decide por la especialidad de cirugía estética-reparadora?
Desde antes de ser practicante mi orientación fue decididamente quirúrgica como cirujano general, y luego, cuando descubrí la cirugía plástica- primero la reparadora y luego la estética- comprendí que no sólo se trataba de extirpar un órgano enfermo o curar un daño corporal, sino que había algo más en ella que me daba la chance, de reconstruir: devolver la función y corregir o restituir la forma física lo más parecido a lo normal.
Al practicarla, me enamoré de mi especialidad, afirmando que si la cirugía general es pasión, la cirugía plástica es emoción.
En ese largo camino hasta hoy, integré la primera cátedra de Cirugía Plástica de la Facultad de Medicina del Uruguay, llegando al grado IV de su escalafón y posteriormente al mismo grado con interinatos de grado V en el Casmu, Inauguré la 1 Clínica de Cirugía Plástica en nuestro país, desempeñando paralelamente cargos honorarios en nuestra Sociedad de Cirugía Plástica (secretaría, tribunales de honor, etc.).
Introduciendo varias técnicas originales propias y de otros profesores extranjeros como la liposucción, los colgajos en isla triangular, también técnicas de reconstrucción mamaria, en quemaduras, etc.
Desde entonces he representado a mi país en innumerables congresos, presidiendo algunos, con el logro de varios premios internacionales fruto de las enseñanzas y conocimientos adquiridos en becas y pasantías en EEUU, Inglaterra, Escocia y Suecia (Hospital Karolinska de Estocolmo) y el bagaje científico, de más de seis mil operaciones realizadas hasta el presente.
¿Cómo está compuesta su familia?
Por mi Sra. Ana María Pirotto, que no culminó la carrera de escribanía por dedicarse a la formación y educación de la familia. Y mis tres hijos, todos profesionales: María Noel, escribana y abogada, Enrique que es psiquiatra, y Pablo, que es dermatólogo y licenciado en ciencias de la comunicación.
¿Algún hijo sigue sus pasos?
Sí, Pablo que, además de dermatólogo y licenciado en comunicación, es cirujano dermatológico. Una nueva subespecialidad que tiene mucho de Cirugía Plástica.

¿Si pudiéramos dar una mirada a unos quince años atrás, ¿qué ve ?
Remontándonos al 2001, veo el asombroso avance tecnológico en la ciencia.
Sobre todo en las áreas médico quirúrgicas, en la comunicación, en las áreas industriales y espaciales. Pero por otro lado, miro con grave preocupación, el crecimiento de los conflictos filosófico-religiosos.
Los fanatismos y terrorismos xenófobos y su permanencia que renueva las guerras trastrocando el bienestar y la seguridad en el mundo.
Me alarma la incertidumbre de este siglo y del país que recibirán mis nietos.
¿Imaginó por un momento, su vida sin la radio? 
Creo que después de cuarenta y tres años de convivencia, ya  es un matrimonio indisoluble. Igual que el que mantengo y mantendré hasta el fin con mi gran pasión: la cirugía plástica
¿Cuándo nos visita a los salteños?
Cuando lo hago paso desapercibido porque salgo muy poco y me enfrasco a las tareas de la radio, corrigiendo aquí, innovando allá y dando indicaciones en todo cuando y cuanto sea necesario o se me consulta.
Como tengo muy bien organizado todo el quehacer diario y cuento con gente que me responde desde hace muchos años con quienes hemos conformado una verdadera familia: Carlos Cuello, gerente, Teresa Rodríguez, secretaria, Raquel Vispo, informativista, locutora y oficinista, Juan Costa, informativista, locutor y operador nocturno, Antonio Rosa a cargo de la planta trasmisora, sin olvidar a Guzmán Gelós en la informática.
Así es que desde Montevideo podemos manejar las radios con Pablo y María Noel haciendo uso de la tecnología, por celular, mails, what sapp todos los días, igual que si estuviéramos presentes.
Nos facilita la tarea el monitoreo on line, de las transmisiones por el hecho de transmitir por internet, desde 2004.
Por otra parte hacemos en Montevideo, muchos contactos y asistimos a reuniones importantes de Andebu, ya que integramos esta asociación desde su fundación, así como también de AIR.
Actualmente estoy dando el toque final a la incorporación de paneles solares, una alternativa de energía renovable, en un sector de los 90 mts2 de la nueva planta trasmisora.
Con su torre de 72 metros de altura y dos transmisores de 10 kw y 1 kw de reserva, que se encuentra en el km 481 de la ruta 3, camino a las Termas del Daymán.
Para finalizar esta entrevista, me gustaría enviarles un especial y afectuoso saludo de reconocimiento a todos los oyentes de CW 31 Radio Salto y de FM Del Lago 88.3.
Y particularmente a mis pacientes de Salto.

Publicado en "Que los medios nunca callen", - Titulares -Comentarios (1)




El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2017
L M X J V S D
« oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930