pagina uno suple. diadelpapa

Publicado en ¡Feliz día del Padre!Comentarios (0)

“Padre e hijo, entregados de corazón a un departamento pujante”

Así se hacen sentir. Y así lo sentimos.
Es toda una familia unida, llevando la no escasa tarea de recorrer el camino político juntos.
Con sus tropiezos, también con mucha alegría, esmerados en el bienestar y el orgullo de todos los salteños.
Por un lado Arturo Coutinho.
Tito, como le llamamos cariñosamente, al papa de nuestro Intendente. Encargándose de tener la vista puesta desde un punto estratégico, para trasmitírselo a su hijo, tratando de siempre aportar en lo que puede.
Salteño, de Barrio Hipódromo, volvió de Montevideo donde estudiaba, y encontró el amor. En “una maravillosa compañera de vida, con muchos años a mi lado” como la define él, a su esposa, María del Pilar.
Es que son 54 años juntos y felices. Y este 17 de Julio, festejará su cumpleaños, rodeado de toda su familia.
Por el otro Germán Coutinho. Casado con Ianina, contando con su compañía, apoyo, desde  hace ya muchos años, y orgulloso de sus  hijos.
Muy entregado a su tarea. Con un increíble y positivo entusiasmo por realizar cosas nuevas. Con todo el esfuerzo que requiere  de un jerarca con responsabilidad y  ganas de cambio.
Los dos, en una charla muy amena, nos cuentan su trayectoria por la política, entre otras cosas:
¿Cuántos hijos son?
Tito- Son tres: Gisela María, Germán Manuel, y Gonzalo Miguel. Es, este ultimo nuestro mimoso, por ser el más chiquito. Estudió en Montevideo y actualmente, es un empresario.
La coincidencia se da, de que son los tres con GM el comienzo de sus nombres.
¿Cómo eran de chiquitos, muy traviesos?
-Tito: Germán, muy inteligente.
Tengo anécdotas de cuando tenía 4 años. Venía en esa época, álbumes, con figuras de jugadores de fútbol, y nos asombraba ver, como retenía el nombre de cada uno de ellos.
Sabía cual le faltaba y cual, no. Aunque eran países en el campeonato de fútbol europeo, no alcanzaba a reconocer los países, pero si todos los  cuadros.
Gisela, se dedicaba mucho al estudio y con 23 años, se recibió de escribana. Ya se notaba el entusiasmo de emprendedora y de empresaria. Eso lo trae de la mamá.
Y Gonzalo, vive con nosotros aquí, dedicado a su empresa, además, es edil de la Junta Departamental.
¿Cuánto tiempo en familia?
-Tito: Cumplimos el 24 de Junio, 54 años de un feliz matrimonio con María del Pilar.
Germán, ¿Cuántos hijos tienes?
Son cuatro: Germán Manuel de 3 años, María Ianina de 10, María del Pilar de 15, y Carlos Martín de 19 años.
Este último se llama igual que papá, María del Pilar como mamá, María Ianina como la madre, y Germán Manuel se llama igual que yo.
¿Qué cosas recuerdas, todavía y te  gustan realizarlas con papá?
-Germán: A mí me genera muchos recuerdos, lo activo que era él para la política.
Con 10 años, lo acompañaba yo, muchísimo. Recuerdo verlo al lado de Amílcar Vasconcellos, haciendo giras.
Luego en el año 82, estuvo también en las elecciones. Había una departamental en calle Amorin de la J A I, que era en la que él transitaba.
Recuerdo acompañarlo permanentemente cuando trabajaba  en el Correo. Ser el hijo del jefe, era muy entretenido.
También compartimos las mismas cosas, colorados los dos, universitarios, no tenemos casi discrepancias en todo lo que hacemos.
¿Te acompaña en tu labor, con ideas?
-Germán: Me acompañó siempre. En todas las reuniones y actos.
Hoy por hoy, mantenemos por suerte, cientos de seguidores, pero cuando éramos ocho o diez, iba a todas las reuniones y actos. Siempre estaba. Incluso al  abrir la Agrupación, estuvo en todo momento.
Y actualmente, muchas veces me suena el teléfono, veo que es él  y me preocupo pensando ¿qué podría haber pasado?
Es, para decirme que se enteró de alguna noticia y se preocupa.
Está muy pendiente, muchas veces, me entero de algunas novedades por medio suyo, y no por todas las vueltas que doy diariamente. (Sonríe)
Nos cuida demasiado a todos, y somos muy compañeros. Porque mis hermanos también están muy pendientes de él.
¿Hay cuidados también con los nietos?
-Tito. Sí! Están todos acá, pero tenemos también una nieta, que se encuentra en Europa, haciendo una maestría. Es Ingeniera Civil, hija de Gisela y aunque está lejos, mantenemos una fluida comunicación por skipe. Hablamos horas, todos los días.
¿Cuándo se reúne la familia?
Tito-Siempre que podemos.
Nos vamos a casa de Germán que es grande, a lo de Gisela, con la excusa  de un asado o simplemente para reunirnos. Todo lo que podemos disfrutar en familia, lo hacemos.
-Germán: Antes, cuando éramos más chicos, nos reuníamos seguidísimo.
Pasa que actualmente, todos, enfrascados cada cual con tanta actividad, nos roban más tiempo. Pero tratamos de hacerlo lo más seguido posible, y sobre todo en los cumpleaños, siempre.
¿Qué se siente, al tener como hijo al Intendente, con expectativas a futuras  elecciones?
-Tito: Me siento muy feliz, y me encanta.
Conozco bien su corazón y sabemos lo que siente.
Su corazón es como un conventillo, porque quiere a todo el mundo, sin diferencias  y trata de luchar por su Salto, que es lo que más quiere.
Dios lo hizo así, y nosotros lo acompañamos en su lucha, que bastante ardua es.
Tiene que ser una persona de bien, para querer, y ayudar mucho a la gente. Para estar siempre al servicio de lo humano, para tenderle una mano. Y él, lo es.
¿Cómo fue Germán tu reacción en cuanto pensar en la participacion de papá, cuando llegaste a ser Intendente?
La verdad, cuando gané las elecciones, estaba más que contento, preocupado.
Mamá y papá disfrutaban mucho tiempo en la calle, llamaba todo el mundo y había una emoción especial.
También había un tremendo desafío, por la cantidad de cosas que requiere una función como esta.
Se disfruta, pero también uno ve que de lo que le pueda pasar a cado uno, es un tema que uno maneja, pero a veces a los padres también le repercute mucho que las cosas salgan bien.
Y cuando hay errores, también lo sufren bastante.
¿Cómo lo disfrutaste al triunfo en familia?
Es difícil disfrutarlo hoy, porque es un tema que requiere mucha responsabilidad.
Pero lo bueno fue, que vivimos un hecho histórico cuando gane.
Estábamos juntos todos en el Hotel Los Naranjos.
Habíamos ido a esperar toda la familia los resultados, junto a un pequeño grupo de amigos íntimos. Fue una elección dificilísima, voto a voto, y con mucha confusión. Fueron  seis horas de sensaciones muy distintas.
Parecía de a ratos que si, y de a ratos que no.
Y cuando sí se confirma la noticia, creo que lo disfrutamos y lo vivimos como algo que se transformó en inolvidable. Y juntos estábamos allí todos. Mi esposa Ianina, mi hermana, mi hermano, mis padres y mis hijos.
Tito, ¿Qué es para usted ser padre?
Es tener el fruto, de un amor hermoso. Algo maravilloso, que hay que vivirlo y sentirlo. Amar a los hijos, es importantísimo.
Lo mismo pasa con los nietos. Son divinos. Ojala pudiera mantenerlos  a todos juntos, poder verlos todos los días, y a cada rato.
Solo con verlos ya soy feliz. Es algo maravilloso saber que vienen de paseo.
Germán, ¿Qué es ser hijo y padre a la vez?
Cuando uno es padre te cambia la vida. La única prioridad pasa a ser los hijos. Para que se críen bien y sean felices.
¿Un saludo a los papás salteños?
-Tito: Saludo a todos los papas de salto, a mis amigos y uno especial, a los funcionarios de Diario EL PUEBLO, para que disfruten la familia, sean felices. Luchen por eso, por la unión que hoy existe.
-Germán: Mi deseo, es de un feliz día  todos los padres.
Decirle  a todo el que lo tiene, que lo disfrute. Y al que no, que tenga el mejor de los recuerdos. No se necesita estar físicamente para estar presente.
Y a todos los padres, los veo un poco en el marco de hombres, mujeres salteños. Mi deseo, es que este siga siendo un departamento con buen humor, con buena actitud, de mano tendida, y que todos puedan tener la oportunidad de seguir construyendo una buena ciudad, para que todos los salteños estemos orgullosos de donde vivimos. En un departamento que amamos.
l

Así se hacen sentir. Y así lo sentimos.

Es toda una familia unida, llevando la no escasa tarea de recorrer el camino político juntos.

Con sus tropiezos, también con mucha alegría, esmerados en el bienestar y el orgullo de todos los salteños.

Por un lado Arturo Coutinho.

Tito, como le llamamos cariñosamente, al papa de nuestro Intendente. Encargándose de tener la vista puesta desde un punto German Coutinho y padreestratégico, para trasmitírselo a su hijo, tratando de siempre aportar en lo que puede.

Salteño, de Barrio Hipódromo, volvió de Montevideo donde estudiaba, y encontró el amor. En “una maravillosa compañera de vida, con muchos años a mi lado” como la define él, a su esposa, María del Pilar.

Es que son 54 años juntos y felices. Y este 17 de Julio, festejará su cumpleaños, rodeado de toda su familia.

Por el otro Germán Coutinho. Casado con Ianina, contando con su compañía, apoyo, desde  hace ya muchos años, y orgulloso de sus  hijos.

Muy entregado a su tarea. Con un increíble y positivo entusiasmo por realizar cosas nuevas. Con todo el esfuerzo que requiere  de un jerarca con responsabilidad y  ganas de cambio.

Los dos, en una charla muy amena, nos cuentan su trayectoria por la política, entre otras cosas:

¿Cuántos hijos son?

Tito- Son tres: Gisela María, Germán Manuel, y Gonzalo Miguel. Es, este ultimo nuestro mimoso, por ser el más chiquito. Estudió en Montevideo y actualmente, es un empresario.

La coincidencia se da, de que son los tres con GM el comienzo de sus nombres.

¿Cómo eran de chiquitos, muy traviesos?

-Tito: Germán, muy inteligente.

Tengo anécdotas de cuando tenía 4 años. Venía en esa época, álbumes, con figuras de jugadores de fútbol, y nos asombraba ver, como retenía el nombre de cada uno de ellos.

Sabía cual le faltaba y cual, no. Aunque eran países en el campeonato de fútbol europeo, no alcanzaba a reconocer los países, pero si todos los  cuadros.

Gisela, se dedicaba mucho al estudio y con 23 años, se recibió de escribana. Ya se notaba el entusiasmo de emprendedora y de empresaria. Eso lo trae de la mamá.

Y Gonzalo, vive con nosotros aquí, dedicado a su empresa, además, es edil de la Junta Departamental.

¿Cuánto tiempo en familia?

-Tito: Cumplimos el 24 de Junio, 54 años de un feliz matrimonio con María del Pilar.

Germán, ¿Cuántos hijos tienes?

Son cuatro: Germán Manuel de 3 años, María Ianina de 10, María del Pilar de 15, y Carlos Martín de 19 años.

Este último se llama igual que papá, María del Pilar como mamá, María Ianina como la madre, y Germán Manuel se llama igual que yo.

¿Qué cosas recuerdas, todavía y te  gustan realizarlas con papá?

-Germán: A mí me genera muchos recuerdos, lo activo que era él para la política.

Con 10 años, lo acompañaba yo, muchísimo. Recuerdo verlo al lado de Amílcar Vasconcellos, haciendo giras.

Luego en el año 82, estuvo también en las elecciones. Había una departamental en calle Amorin de la J A I, que era en la que él transitaba.

Recuerdo acompañarlo permanentemente cuando trabajaba  en el Correo. Ser el hijo del jefe, era muy entretenido.

También compartimos las mismas cosas, colorados los dos, universitarios, no tenemos casi discrepancias en todo lo que hacemos.

¿Te acompaña en tu labor, con ideas?

-Germán: Me acompañó siempre. En todas las reuniones y actos.

Hoy por hoy, mantenemos por suerte, cientos de seguidores, pero cuando éramos ocho o diez, iba a todas las reuniones y actos. Siempre estaba. Incluso al  abrir la Agrupación, estuvo en todo momento.

Y actualmente, muchas veces me suena el teléfono, veo que es él  y me preocupo pensando ¿qué podría haber pasado?

Es, para decirme que se enteró de alguna noticia y se preocupa.

Está muy pendiente, muchas veces, me entero de algunas novedades por medio suyo, y no por todas las vueltas que doy diariamente. (Sonríe)

Nos cuida demasiado a todos, y somos muy compañeros. Porque mis hermanos también están muy pendientes de él.

¿Hay cuidados también con los nietos?

-Tito. Sí! Están todos acá, pero tenemos también una nieta, que se encuentra en Europa, haciendo una maestría. Es Ingeniera Civil, hija de Gisela y aunque está lejos, mantenemos una fluida comunicación por skipe. Hablamos horas, todos los días.

¿Cuándo se reúne la familia?

Tito-Siempre que podemos.

Nos vamos a casa de Germán que es grande, a lo de Gisela, con la excusa  de un asado o simplemente para reunirnos. Todo lo que podemos disfrutar en familia, lo hacemos.

-Germán: Antes, cuando éramos más chicos, nos reuníamos seguidísimo.

Pasa que actualmente, todos, enfrascados cada cual con tanta actividad, nos roban más tiempo. Pero tratamos de hacerlo lo más seguido posible, y sobre todo en los cumpleaños, siempre.

¿Qué se siente, al tener como hijo al Intendente, con expectativas a futuras  elecciones?

-Tito: Me siento muy feliz, y me encanta.

Conozco bien su corazón y sabemos lo que siente.

Su corazón es como un conventillo, porque quiere a todo el mundo, sin diferencias  y trata de luchar por su Salto, que es lo que más quiere.

Dios lo hizo así, y nosotros lo acompañamos en su lucha, que bastante ardua es.

Tiene que ser una persona de bien, para querer, y ayudar mucho a la gente. Para estar siempre al servicio de lo humano, para tenderle una mano. Y él, lo es.

¿Cómo fue Germán tu reacción en cuanto pensar en la participacion de papá, cuando llegaste a ser Intendente?

La verdad, cuando gané las elecciones, estaba más que contento, preocupado.

Mamá y papá disfrutaban mucho tiempo en la calle, llamaba todo el mundo y había una emoción especial.

También había un tremendo desafío, por la cantidad de cosas que requiere una función como esta.

Se disfruta, pero también uno ve que de lo que le pueda pasar a cado uno, es un tema que uno maneja, pero a veces a los padres también le repercute mucho que las cosas salgan bien.

Y cuando hay errores, también lo sufren bastante.

¿Cómo lo disfrutaste al triunfo en familia?

Es difícil disfrutarlo hoy, porque es un tema que requiere mucha responsabilidad.

Pero lo bueno fue, que vivimos un hecho histórico cuando gane.

Estábamos juntos todos en el Hotel Los Naranjos.

Habíamos ido a esperar toda la familia los resultados, junto a un pequeño grupo de amigos íntimos. Fue una elección dificilísima, voto a voto, y con mucha confusión. Fueron  seis horas de sensaciones muy distintas.

Parecía de a ratos que si, y de a ratos que no.

Y cuando sí se confirma la noticia, creo que lo disfrutamos y lo vivimos como algo que se transformó en inolvidable. Y juntos estábamos allí todos. Mi esposa Ianina, mi hermana, mi hermano, mis padres y mis hijos.

Tito, ¿Qué es para usted ser padre?

Es tener el fruto, de un amor hermoso. Algo maravilloso, que hay que vivirlo y sentirlo. Amar a los hijos, es importantísimo.

Lo mismo pasa con los nietos. Son divinos. Ojala pudiera mantenerlos  a todos juntos, poder verlos todos los días, y a cada rato.

Solo con verlos ya soy feliz. Es algo maravilloso saber que vienen de paseo.

Germán, ¿Qué es ser hijo y padre a la vez?

Cuando uno es padre te cambia la vida. La única prioridad pasa a ser los hijos. Para que se críen bien y sean felices.

¿Un saludo a los papás salteños?

-Tito: Saludo a todos los papas de salto, a mis amigos y uno especial, a los funcionarios de Diario EL PUEBLO, para que disfruten la familia, sean felices. Luchen por eso, por la unión que hoy existe.

-Germán: Mi deseo, es de un feliz día  todos los padres.

Decirle  a todo el que lo tiene, que lo disfrute. Y al que no, que tenga el mejor de los recuerdos. No se necesita estar físicamente para estar presente.

Y a todos los padres, los veo un poco en el marco de hombres, mujeres salteños. Mi deseo, es que este siga siendo un departamento con buen humor, con buena actitud, de mano tendida, y que todos puedan tener la oportunidad de seguir construyendo una buena ciudad, para que todos los salteños estemos orgullosos de donde vivimos. En un departamento que amamos.

Publicado en ¡Feliz día del Padre!Comentarios (1)

“Brindándose a Salto”

Juan José Leal  y Gonzalo Leal

Familias unidas, en una misma profesión.
Es un placer verlos juntos. Porque nos trasmiten una  tranquilidad que nos contagia.
Amigos entre sí, muy unidos, con la misma especialización, con la misma forma de ver la vida y casi con los mismos pensamientos.
Valoramos los salteños, nuestro privilegio de poder contar con ellos, cuando necesitamos en lo cotidiano de su atención.
Así conversamos, y así se lo trasmitimos a ustedes:
¿Cómo está conformada la familia?
-Juan José: Hijos tengo cinco: Gonzalo medico, Paula abogada, Mariana licenciada en negocios internacionales, las mellizas Juliana y Luciana de mi segundo matrimonio junto a Raquel.
Nueve nietos, que son: Mateo, Octavio, Justino,  Ema, Santiago, Milagros, Ignacio, Isabela y Sofía. Además, viene otro en camino, y será el décimo.
¿Eran muy traviesos sus hijos?
¡Tengo muchas anécdotas! Pero cosas normales.
Gonzalo por ejemplo, fue muy dedicado al deporte en su niñez.
Fue  campeón nacional de natación, con un sin número de medallas, con solo 8 años.
Al llegar a adolescente, además de la natación, integró la selección departamental de cadetes de básquetbol, y también fue jugador de fútbol, en la liga comercial.
Toda una experiencia desde el punto de vista deportivo en Salto.
Fue un muy buen estudiante. Viajó a Montevideo, donde continuó con la carrera de medicina, hasta hacer la residencia de cirugía, donde se recibió y volvió a Salto, con una determinada orientación.
Mis hijas mujeres también, todas, fueron muy aplicadas.
¿Cómo se conforma tu familia?
-Gonzalo: Mis hijos son cuatro: Mateo tiene 12 años, Octavio 11, Justino 9  y Ema tiene casi 2 añitos, junto a mi señora Paula, que es Odontóloga.
Mateo con sus cosas del liceo, Octavio con su veta de natación que le va muy bien, con un gran destaque, y Justino, anda muy bien en el colegio nada también, pero no con tanto entrenamiento, y así mismo le va muy bien.
¿Qué cosas te gustan hacer con papá?
Obviamente que somos adultos, y hay actividades que es más difícil poder llevarlas a cabo ahora.
Antes, sobre todo, cuando él estaba con las actividades quirúrgicas, estábamos trabajando  juntos por lo menos una vez a la semana. Y eso para mí, era muy lindo.
Me enseñó muchísimo, me hizo ver la profesión  de una manera que realmente me ha ayudado.
Pero también mantengo muchos recuerdos de las actividades de cuando era chico, del colegio y deportivas.
Mis recuerdos son siempre de su compañía a mi lado. Aunque nuestra profesión es complicada, trato en lo posible de hacerlo con mis hijos. Estar acompañándolos y apoyándolos.
Y sé que en cierta forma ellos valoran eso.
¿Cómo es esto de seguir con la misma profesión de papá?
Muchas veces me lo he preguntado, y creo que fue algo natural.
No me vi haciendo otra cosa. Hasta en la escuela, quería ser de la Cruz Roja  y le pedía a la maestra para armar el botiquín. Es algo que siempre me gustó.
Y en cuanto a la especialización, de lo quirúrgico, al principio quería ser pediatra, pero paso el tiempo y entendí que lo que más me gustaba, porque era lo que me quedaba en la mente, era el tema cirugía.
Y hoy por hoy, creo que no elegí mal. Dentro de la medicina, la cirugía es lo que más me gusta.
¿Es un privilegio para usted papá, que sea además, el único hijo varón?
-Juan José: Sí, de verdad, pero no fue por influencia.
Siempre tratamos de que eligiera lo que él quería.
Se fue orientando solo y lo decidió. Por suerte la medicina es lo que lo hace sentir bien.
¿Cuándo se reúne la familia?
-Juan José: Es bien variable, muchas veces es según la fecha.
En cumpleaños sí seguro. En el de ellos o en  el mío por ejempló, que es  el 19 de marzo, en general, estamos todos.
Pero tratamos de hacerlo lo más seguido que podemos.
¿Qué es ser papa?
-Juan José: Es una enorme responsabilidad. No es sencillo.
Estamos aprendiendo todos los días, de acuerdo a las etapas, son los roles que desempeñamos todos los días.
No tenemos ninguna escuela, de padres. Lo aprendemos, en el error, y soy un agradecido por todo lo que uno logra darles a los hijos.
La enseñanza y las armas para que ellos de por sí, se puedan desempeñar y cuando uno tiene un campo receptivo, hay que considerarse un agradecido como padre.
Porque cualquiera de los míos, ha logrado formar su familia y salir adelante. Y es lo que en realidad les queda a cada uno. Los admiro.
-Gonzalo: Para mí fue lo más lindo e importante que me paso en la vida.
Después de eso, es todo muy relativo y comparando, queda todo sin sentido.
Es difícil se padre. Todos los hijos son diferentes, tienen necesidades diferentes y uno como padre, no puede tener una receta.
Todos actuamos diferentes y con necesidades distintas, muchas veces uno le puede errar, pero creo que lo más lindo es poder darle cariño, el  amor que es lo que uno siente por ellos, y después de allí, irán buscando su camino.
¿Un mensaje a los papás?
-Gonzalo: ¡Un gran saludo a todos los padres!
Y que cada uno aproveche de poder tenerlo con ellos, pero que a su vez los padres valoren lo que los hijos le pueden dar.
El ser padres, se aprende todos los días, entonces así como tanto amor le damos a ellos, también ellos nos dan a nosotros.
Y creo que solos no podemos estar, entonces aunque esos momentos sean cortitos, tratemos de aprovecharlos con nuestros padres al máximo.
-Juan José: En sí, lo que importa es que el ser padre es un aprendizaje permanente y un ida y vuelta de lo que recibimos de los hijos.
Tratamos muchas veces proyectar cosas hacia adelante, para nuestros hijos, y ojalá lo podamos llevar a cabo.
Y cuando uno logra este tipo de cosas, estamos logrando lo mejor de la sociedad y es una gran satisfacción.¡El saludo especial a todos los padres en su día!

Familias unidas, en una misma profesión.

Es un placer verlos juntos. Porque nos trasmiten una  tranquilidad que nos contagia.

Amigos entre sí, muy unidos, con la misma especialización, con la misma forma de ver la vida y casi con los mismos pensamientos.

Valoramos los salteños, nuestro privilegio de poder contar con ellos, cuando necesitamos en lo cotidiano de su atención.

Así conversamos, y así se lo trasmitimos a ustedes:

¿Cómo está conformada la familia?

-Juan José: Hijos tengo cinco: Gonzalo medico, Paula abogada, Mariana licenciada en negocios internacionales, las mellizas Juliana y Luciana de mi segundo matrimonio junto a Raquel.

Nueve nietos, que son: Mateo, Octavio, Justino,  Ema, Santiago, Milagros, Ignacio, Isabela y Sofía. Además, viene otro en camino, y será el décimo.

¿Eran muy traviesos sus hijos?Doctores Leal 2

¡Tengo muchas anécdotas! Pero cosas normales.

Gonzalo por ejemplo, fue muy dedicado al deporte en su niñez.

Fue  campeón nacional de natación, con un sin número de medallas, con solo 8 años.

Al llegar a adolescente, además de la natación, integró la selección departamental de cadetes de básquetbol, y también fue jugador de fútbol, en la liga comercial.

Toda una experiencia desde el punto de vista deportivo en Salto.

Fue un muy buen estudiante. Viajó a Montevideo, donde continuó con la carrera de medicina, hasta hacer la residencia de cirugía, donde se recibió y volvió a Salto, con una determinada orientación.

Mis hijas mujeres también, todas, fueron muy aplicadas.

¿Cómo se conforma tu familia?

-Gonzalo: Mis hijos son cuatro: Mateo tiene 12 años, Octavio 11, Justino 9  y Ema tiene casi 2 añitos, junto a mi señora Paula, que es Odontóloga.

Mateo con sus cosas del liceo, Octavio con su veta de natación que le va muy bien, con un gran destaque, y Justino, anda muy bien en el colegio nada también, pero no con tanto entrenamiento, y así mismo le va muy bien.

¿Qué cosas te gustan hacer con papá?

Obviamente que somos adultos, y hay actividades que es más difícil poder llevarlas a cabo ahora.

Antes, sobre todo, cuando él estaba con las actividades quirúrgicas, estábamos trabajando  juntos por lo menos una vez a la semana. Y eso para mí, era muy lindo.

Me enseñó muchísimo, me hizo ver la profesión  de una manera que realmente me ha ayudado.

Pero también mantengo muchos recuerdos de las actividades de cuando era chico, del colegio y deportivas.

Mis recuerdos son siempre de su compañía a mi lado. Aunque nuestra profesión es complicada, trato en lo posible de hacerlo con mis hijos. Estar acompañándolos y apoyándolos.

Y sé que en cierta forma ellos valoran eso.

¿Cómo es esto de seguir con la misma profesión de papá?

Muchas veces me lo he preguntado, y creo que fue algo natural.

No me vi haciendo otra cosa. Hasta en la escuela, quería ser de la Cruz Roja  y le pedía a la maestra para armar el botiquín. Es algo que siempre me gustó.

Y en cuanto a la especialización, de lo quirúrgico, al principio quería ser pediatra, pero paso el tiempo y entendí que lo que más me gustaba, porque era lo que me quedaba en la mente, era el tema cirugía.

Y hoy por hoy, creo que no elegí mal. Dentro de la medicina, la cirugía es lo que más me gusta.

¿Es un privilegio para usted papá, que sea además, el único hijo varón?

-Juan José: Sí, de verdad, pero no fue por influencia.

Siempre tratamos de que eligiera lo que él quería.

Se fue orientando solo y lo decidió. Por suerte la medicina es lo que lo hace sentir bien.

¿Cuándo se reúne la familia?

-Juan José: Es bien variable, muchas veces es según la fecha.

En cumpleaños sí seguro. En el de ellos o en  el mío por ejempló, que es  el 19 de marzo, en general, estamos todos.

Pero tratamos de hacerlo lo más seguido que podemos.

¿Qué es ser papa?

-Juan José: Es una enorme responsabilidad. No es sencillo.

Estamos aprendiendo todos los días, de acuerdo a las etapas, son los roles que desempeñamos todos los días.

No tenemos ninguna escuela, de padres. Lo aprendemos, en el error, y soy un agradecido por todo lo que uno logra darles a los hijos.

La enseñanza y las armas para que ellos de por sí, se puedan desempeñar y cuando uno tiene un campo receptivo, hay que considerarse un agradecido como padre.

Porque cualquiera de los míos, ha logrado formar su familia y salir adelante. Y es lo que en realidad les queda a cada uno. Los admiro.

-Gonzalo: Para mí fue lo más lindo e importante que me paso en la vida.

Después de eso, es todo muy relativo y comparando, queda todo sin sentido.

Es difícil se padre. Todos los hijos son diferentes, tienen necesidades diferentes y uno como padre, no puede tener una receta.

Todos actuamos diferentes y con necesidades distintas, muchas veces uno le puede errar, pero creo que lo más lindo es poder darle cariño, el  amor que es lo que uno siente por ellos, y después de allí, irán buscando su camino.

¿Un mensaje a los papás?

-Gonzalo: ¡Un gran saludo a todos los padres!

Y que cada uno aproveche de poder tenerlo con ellos, pero que a su vez los padres valoren lo que los hijos le pueden dar.

El ser padres, se aprende todos los días, entonces así como tanto amor le damos a ellos, también ellos nos dan a nosotros.

Y creo que solos no podemos estar, entonces aunque esos momentos sean cortitos, tratemos de aprovecharlos con nuestros padres al máximo.

-Juan José: En sí, lo que importa es que el ser padre es un aprendizaje permanente y un ida y vuelta de lo que recibimos de los hijos.

Tratamos muchas veces proyectar cosas hacia adelante, para nuestros hijos, y ojalá lo podamos llevar a cabo.

Y cuando uno logra este tipo de cosas, estamos logrando lo mejor de la sociedad y es una gran satisfacción.¡El saludo especial a todos los padres en su día!

Publicado en ¡Feliz día del Padre!Comentarios (0)

“Nos encanta lo que hacemos”

Gerardo Buzzo  y  Federico Buzzo

Son los dos, choferes profesionales de omnibuses de líneas del centro de la Intendencia de Salto. Padre e hijo.
Los dos orientados a la misma tarea, con las mismas ganas, entusiasmo y respeto por su trabajo.
Casados felizmente los dos. Gerardo con Alba René desde hace casi 40 años, con hijos maravillosos, notándosele el orgullo por ellos.
Y Federico desde hace ya unos años casado con Cyntia, quien nos cuenta, que al llegar a la 24hs separados, ya se extrañan. Conformando así una familia muy unida.
Nos recibieron amablemente, junto al chiquitín y consentido del hogar, gustosos de compartir esta charla:
Gerardo, ¿cuántos hijos tiene?
Son dos varones: Federico de 27 y Daniel de 24 años.
Es Federico el que sigue mis pasos en cuanto al trabajo como chofer.
Daniel, trabaja en una empresa, en otro rubro.
¿Cuántos nietos?
Uno. Lautaro Benjamín. Es sin duda nuestro gran mal enseñado porque me gusta estar con él, compartir alegrías y dedicarle todo el tiempo que puedo, aunque me llame con distintos adjetivos, como tata, o viejo pata fina. (Sonríe)
¿Cómo fueron sus hijos de chiquitos? ¿Muy traviesos?
De chicos, no tuve la suerte de disfrutarlos.
Trabajaba bastante y era la madre que tenía que estar casi en todo momento.
Federico por ejemplo era más bien tranquilo. Tocó desde muy chiquito instrumentos musicales. Batería y bajo.
Daniel inquietísimo, en general. En la escuela, fue abanderado, jugaba al básquetbol, llegando a jugar en la selección. Concurrió también a la escuela de música.
Tenemos anécdotas con cinco años, me hacían dibujos, cartitas que decían frases muy lindas. Eran siempre cosas tiernas.
Y esas eran las más largas (cuenta René).
¿Qué significa, que Federico se haya inclinado por su misma profesión?
-Gerardo: Para mí un orgullo. A mí me encanta lo que hago.
Me encanta verlo. Me emociono, cuando lo miro haciendo su trabajo.
Es que somos una familia con descendencia de la profesión. Mi papa, y hermano son camioneros.
¿Cuántos hijos Federico?
Uno solo, Lautaro de 2 años.
¿Qué sientes haciendo lo mismo que papá?
Orgulloso de seguir sus pasos, y lógicamente se me hace más fácil.
Él me ha dado consejos que es muy probable que los demás compañeros no lo hayan tenido.
Mis comienzos, no han sido muy difíciles, pero si tiene detalles, que son importantes, como cualquier trabajo que requiera mucha atención para uno, que lo realiza.
Es una gran responsabilidad y hay que andar con mucho cuidado, mas ahora que el transito se ha puesto tan difícil.
¿Qué cosas te gusta realizar con papa?
Pasear es lo que más nos gusta y lo hacemos muy seguido.
Comer un asado y compartir todo lo que podamos, ya que somos muy unidos.
El trabajar juntos creo, nos ha hecho muy compinches.
¿Cuándo se reúne la familia?
-Gerardo: Siempre que podemos.
Prácticamente todos los días y en los cumpleaños somos una numerosa          familia.
Contamos además con la familia de René, que es muy grande y justamente, en mi cumpleaños que fue el 2 de junio, junto a mi hermana melliza, nos reunimos todos.
¿Qué siente al ser papá?
-Gerardo: Orgullo por mis hijos.
Trato de ser muy compañero, nos llevamos bien, ellos me respetan mucho, y siguen mis consejos. Son muy buenos gurises.
Federico, ¿qué se siente ser papá?
Muchísima responsabilidad.
Y por el lado de los sentimientos, me compra por donde quiere, puesto que es el único por ahora.
Tengo la anécdota de lo que me pasó todo el mismo día, y viene al caso.
Al ingresar Cyntia a la sala para la cesárea, donde nacía Lautaro, en ese preciso momento me llaman de la empresa para comenzar a trabajar.
La llegada de Lautaro fue el mejor regalo que me ha pasado, seguimos con el del laburo, todo en un mismo día.
¿Un mensaje a los papás salteños?
-Federico; Un gran saludo a todos los padres de Salto y a mis compañeros de trabajo que en su gran mayoría son papás.
¡Que tengan un feliz día y lindos momentos en  familia!
-Gerardo: Un gran saludo a todos los compañeros y a todos los padres un feliz día. ¡Que disfruten a sus hijos!

Son los dos, choferes profesionales de omnibuses de líneas del centro de la Intendencia de Salto. Padre e hijo.

Los dos orientados a la misma tarea, con las mismas ganas, entusiasmo y respeto por su trabajo.

Casados felizmente los dos. Gerardo con Alba René desde hace casi 40 años, con hijos maravillosos, notándosele el orgullo por ellos.

Y Federico desde hace ya unos años casado con Cyntia, quien nos cuenta, que al llegar a la 24hs separados, ya se extrañan. Conformando así una familia muy unida.

Nos recibieron amablemente, junto al chiquitín y consentido del hogar, gustosos de compartir esta charla:

Gerardo, ¿cuántos hijos tiene?

Son dos varones: Federico de 27 y Daniel de 24 años.

Es Federico el que sigue mis pasos en cuanto al trabajo como chofer.

Daniel, trabaja en una empresa, en otro rubro.

¿Cuántos nietos?

Gerardo Buzo y Federico BuzzoUno. Lautaro Benjamín. Es sin duda nuestro gran mal enseñado porque me gusta estar con él, compartir alegrías y dedicarle todo el tiempo que puedo, aunque me llame con distintos adjetivos, como tata, o viejo pata fina. (Sonríe)

¿Cómo fueron sus hijos de chiquitos? ¿Muy traviesos?

De chicos, no tuve la suerte de disfrutarlos.

Trabajaba bastante y era la madre que tenía que estar casi en todo momento.

Federico por ejemplo era más bien tranquilo. Tocó desde muy chiquito instrumentos musicales. Batería y bajo.

Daniel inquietísimo, en general. En la escuela, fue abanderado, jugaba al básquetbol, llegando a jugar en la selección. Concurrió también a la escuela de música.

Tenemos anécdotas con cinco años, me hacían dibujos, cartitas que decían frases muy lindas. Eran siempre cosas tiernas.

Y esas eran las más largas (cuenta René).

¿Qué significa, que Federico se haya inclinado por su misma profesión?

-Gerardo: Para mí un orgullo. A mí me encanta lo que hago.

Me encanta verlo. Me emociono, cuando lo miro haciendo su trabajo.

Es que somos una familia con descendencia de la profesión. Mi papa, y hermano son camioneros.

¿Cuántos hijos Federico?

Uno solo, Lautaro de 2 años.

¿Qué sientes haciendo lo mismo que papá?

Orgulloso de seguir sus pasos, y lógicamente se me hace más fácil.

Él me ha dado consejos que es muy probable que los demás compañeros no lo hayan tenido.

Mis comienzos, no han sido muy difíciles, pero si tiene detalles, que son importantes, como cualquier trabajo que requiera mucha atención para uno, que lo realiza.

Es una gran responsabilidad y hay que andar con mucho cuidado, mas ahora que el transito se ha puesto tan difícil.

¿Qué cosas te gusta realizar con papa?

Pasear es lo que más nos gusta y lo hacemos muy seguido.

Comer un asado y compartir todo lo que podamos, ya que somos muy unidos.

El trabajar juntos creo, nos ha hecho muy compinches.

¿Cuándo se reúne la familia?

-Gerardo: Siempre que podemos.

Prácticamente todos los días y en los cumpleaños somos una numerosa          familia.

Contamos además con la familia de René, que es muy grande y justamente, en mi cumpleaños que fue el 2 de junio, junto a mi hermana melliza, nos reunimos todos.

¿Qué siente al ser papá?

-Gerardo: Orgullo por mis hijos.

Trato de ser muy compañero, nos llevamos bien, ellos me respetan mucho, y siguen mis consejos. Son muy buenos gurises.

Federico, ¿qué se siente ser papá?

Muchísima responsabilidad.

Y por el lado de los sentimientos, me compra por donde quiere, puesto que es el único por ahora.

Tengo la anécdota de lo que me pasó todo el mismo día, y viene al caso.

Al ingresar Cyntia a la sala para la cesárea, donde nacía Lautaro, en ese preciso momento me llaman de la empresa para comenzar a trabajar.

La llegada de Lautaro fue el mejor regalo que me ha pasado, seguimos con el del laburo, todo en un mismo día.

¿Un mensaje a los papás salteños?

-Federico; Un gran saludo a todos los padres de Salto y a mis compañeros de trabajo que en su gran mayoría son papás.

¡Que tengan un feliz día y lindos momentos en  familia!

-Gerardo: Un gran saludo a todos los compañeros y a todos los padres un feliz día. ¡Que disfruten a sus hijos!

Publicado en ¡Feliz día del Padre!Comentarios (0)

“50 años trasladando y entregando noticias”

José Danilo Díaz, y Sebastián Díaz

José, es uno de los más añejos por excelencia, en cuanto a su tarea de transitar las calles de Salto “dejando” a cada lector las novedades de diario EL PUEBLO.

“La mía, no es una familia numerosa” nos cuenta.

Está casado con María Rosa y tienen un hijo, Sebastián, que ha formado  con Florencia una familia hermosa, hace ya cuatro años.

Nos cuentan sus vivencias, con sencillez y con la  alegría de recibirnos.

¿Cuántos hijos ?

-José: Uno solo. Se llama Sebastián.

También tengo un nieto.

¿Fue muy travieso su hijo?Diaz e hijo

-José: Tuvo una muy linda formación cristiana, concurrió al colegio María Auxiliadora. Aunque no por eso deja de ser pícaro y hacer sus travesuras. Estoy muy orgulloso de él.

Es muy importante encontrarle uno el camino, para que sean rectos en la vida.

Sebastián, ¿Cuántos hijos tienes?

Uno de 2 años, y se llama Mateo.

Es muy sinvergüenza e inquieto, y pasa todo el día jugando.

¿Cuándo se reúne la familia?

-Sebastián: tratamos de que sea siempre.

Los fines de semana o para un asado, estamos siempre dispuestos.

Casi que pasamos todo el tiempo juntos.

¿Qué es lo que más te gusta realizar con papá?

-Sebastián: Todo. Somos futboleros, juego en el comercial de Aguiñagalde.

Le sigo los pasos en cuanto al futbol,  sus consejos, y anteriormente jugaba  en Deportivo Artigas.

¿Qué actividad le gusta realizar?

-José: Soy Director Técnico de Tigre. Anteriormente estuve como director en Hindú, River, Dublín, Tigre, Peñarol, entre otros. Es una pasión.

Es lindo estar con la juventud, y tiene sus momentos agradables.

Además me gusta mi trabajo, ver la reacción de la gente en la calle.

Tengo mi puesto de venta de EL PUEBLO, los domingos en la boca del Mercado 18 de Julio.

Hace muchos años que trabajo allí, y es muy grato, porque se nota, que les gusta el trato.

Muy pronto nos instalaremos con un kiosco, que está ubicado en plaza de Deportes. Es el de “los mates” y un nuevo emprendimiento, de toda la familia.

También me gusta pescar.

¿También hiciste tu camino en esto?

-Sebastián: sí, desde chiquito salí con papa a repartir, en bicicleta, y hoy tengo mis clientes que tienen su sello.

A esto lo puedo hacer de mañana, porque a la noche, reparto piza.

¿Qué asignatura tienes pendiente para hacerla con papa?

-Sebastián: De ir a jugar con él. Quiero disfrutar, con él de partidos de fútbol.

Y de la pesca nos queda todo pendiente.

Pero a él le gusta pescar embarcado y a mí, de la costa.

Además vamos a tener el kiosco para compartir todas las tareas.

¿Cómo es un domingo en familia?

-José: Ya el día anterior, planeamos, que vamos a almorzar.

Ya sea un asado, pastas o lo que tengamos ganas de comer. La cosa es poder compartirlo en familia, ya que trabajo hasta el mediodía y cuando llego, está todo pronto.

Pero por lo general es siempre, incluso en mi cumpleaños, el 27 de enero, es más lindo porque es en verano y parece que lo disfrutamos más.

¿Qué es, ser padre?

-José: Una enorme responsabilidad.

Prepararlo para la vida, con buenos consejos, ejemplos  y  mucho cariño.

-Sebastián: Tengo el gran ejemplo de mi viejo para seguirlo y llevarlo a mi hijo.

Además siento un gran orgullo por papá.

¿Un mensaje para los papás de Salto?

-Sebastián: Que ser padre es algo muy lindo y que sepan aprovecharlo.

¡Que lo disfruten!

-José: Que los disfruten desde que son chiquitos, que no pierdan esos bellos momentos. Que dejen de hacer cosas que en su momento creen que son importantes, y no dejen de dedicarles tiempo a sus hijos.

¡Y brindarles mucho amor!

¡Un saludo para todos los padres este domingo!

Publicado en ¡Feliz día del Padre!Comentarios (0)

“Siempre juntos, siempre amigos”

Son en Salto reconocidos.
Por su camino transitando en el fútbol, desde hace mucho tiempo, y también por su labor en el medio, con casi 30 años.
Con una ganas enormes de seguir juntos en el camino de los negocios inmobiliarios.
Casado Ramón, con Isidra, con  hijos maravillosos, que le demuestran cariño constantemente.
Rodrigo, junto a  Andrea, su esposa y compañera de vida, encantadísimos con sus hijos.
Nos cuentan el disfrute del cotidiano vivir, padre e hijo.
¿Cuántos hijos, Ramón?
Son seis: Cecilia, Rodrigo, Florencia, Valentina, Ramiro y Camila.
Florencia y Ramiro estudian y viven en Montevideo.
Valentina, estudia ciencias económicas y trabaja con nosotros aquí en la empresa, junto a mi señora. Somos los que estamos relacionados con la empresa.
¡Hábleme de los nietos!
Son cuatro: Germán, Magdalena, Mateo y Francisco. Adorables todos.
¿Eran traviesos sus hijos de chiquitos?
No, fueron niños normales, con travesuras, cada uno de ellos.
Buenos estudiantes, se destacaron en eso, con anécdotas importantes algunos. Como anécdota mia, te cuento que muchas veces, voy a nombrar a uno y se mezclan los nombres, nombrando a otro. Es muy gracioso.
Rodrigo; ¿Cuántos hijos?
Germán el más grande, tiene 12  y Magdalena de 9 años.
¿Pasas mucho tiempo con papa?
Sí, me encanta.
Justamente ayer, mi hijo me decía, que me venía a trabajar contento, con humor. Entonces le comentaba que me gusta venir a trabajar, y nunca lo voy a sentir como una carga.
Es un placer, somos muy compinches con el viejo y además de padre e hijo, es una muy buena relación de  compañeros de trabajo, nos llevamos bien  y me gusta.
¿Qué comparten?
-Rodrigo: Grandes charlas.
Y algún deporte. Jugamos al tenis y en algún momento, el  fútbol, cuando estaba el de técnico.
Entreno los arqueros, y las charla de futbol, que nunca faltan.
Coincidimos en la cancha viendo un partido de Ferro Carril, encontrándonos allá. Yo voy siempre con mi hijo, Y disfrutamos los tres.
¿Qué pretendía de sus hijos, en su adolescencia?
-Ramón: Siempre traté de ser claro, con ellos, en cuanto a que, cuando uno no tiene un patrimonio muy grande, la herencia  que le puede dejar, es el estudio. Recalcarle la importancia de prepararse, para tener una profesión que le permita después, desarrollarse a lo largo de la vida.
Está muy competitivo actualmente para la gene que está preparada, muy difícil, imagínate para la que no está.
Mi anhelo entonces, es que hay que insistir que está bien que logren hacer una carrera, y poder acceder así al mercado laboral, con un titulo.
¿Cómo fue lo de seguirle los pasos a papá, en este rubro?
-Rodrigo: Estuve vinculado a la empresa, antes de irme a Montevideo, cuando tenía 16 años. Comencé haciendo  mandados.
Me fui a Montevideo y cuando vuelvo, fue para trabajar en el Banco de Crédito, y al cerrar este sus puertas, comencé de lleno en el 2004 a trabajar con papa.
Fue cuando él decidió ponerle un tinte más personal, a la empresa con nuestro nombre.
¿Cómo es un día en familia?
-Ramón: Nos reunimos, dentro de las posibilidades y las ocupaciones de cada uno.
Hay tres de mis hijos que están casados, trabajando todos, Camila que va al liceo.
O sea que en casa estamos ahora, Camila, Isidra y yo.
En realidad debido a las actividades, nos vemos de noche o en los fines de semana. Planeando siempre un asado y dependiendo  a veces  que lleguen los de Montevideo. También nos juntamos allá.
Y para el día del padre están todos. Lo mismo pasa en mi cumpleaños, el 22 de Noviembre.
¿Les gusta viajar juntos?
-Rodrigo: Si nos encanta, pudiendo lo hacemos.
Yo tuve la oportunidad de irme a los últimos dos mundiales, Alemania y a Sud África, fue un sueño cumplido. Pero queremos hacerlo juntos. Va a ser un placer.
¿Qué te queda pendiente de hacer con papá?
Cantidad de cosas.
Un viaje juntos a algún partido importante. También nos gustaría ver algún partido lindo de tenis. Nos atraen, esos eventos deportivos.
Con la expectativa del mundial de Brasil, ya que contamos con un familiar en San Pablo, y es una posibilidad más concreta.
¿Qué es ser padre?
-Ramón: Una gran responsabilidad, aparte de que es algo muy lindo, ya que nos gusta la familia numerosa. Las reuniones con toda la familia, hijos, nietos, nueras y yernos. Esperamos seguir haciéndolo.
-Rodrigo: Ser padre particularmente, fue una de las cosas más lindas que me pasó.
Me cambió el sentido de la vida. Antes vivía exclusivamente para mí, y mi señora. Pero a partir de ser padre, los objetivos se centran únicamente en ellos.
Vivimos pendientes de los hijos, porque es lindo hacerlo.
¿Un mensaje a los papás salteños?
-Ramón: creo que nos corresponde a todos, las cosas que están pasando.
Transito, conducta, entre muchas cosas. Y los padres, tenemos mucho que ver en eso. Es importante  estar y sobretodo, hacer lo más difícil: decir no.
Que es lo más difícil de justificar. Ponerle límites y que sepan que están contenidos, en cierta medida vigilados y sobre todo acompañados.
-Rodrigo: Ser padre es algo para toda la vida y siempre los vamos a ver como hijos chicos.
No dejarlos solos en ningún momento. Incluso sentados en la computadora, con su mundo muy abierto y ellos muy inocentes.
Es importante para los padres saber de sus amistades, y con quien están.
Y que ellos sepan que estamos ahí, para lo que necesiten, con mucho cariño.
¡ Y este próximo domingo 14, un gran abrazo a todos los papas!

Ramón Rivas  y Rodrigo Rivas

Son en Salto reconocidos. Por su camino transitando en el fútbol, desde hace mucho tiempo, y también por su labor en el medio, con casi 30 años. Con una ganas enormes de seguir juntos en el camino de los negocios inmobiliarios. Casado Ramón, con Isidra, con  hijos maravillosos, que le demuestran cariño constantemente. Rodrigo, junto a  Andrea, su esposa y compañera de vida, encantadísimos con sus hijos. Nos cuentan el disfrute del cotidiano vivir, padre e hijo.

¿Cuántos hijos, Ramón?

Son seis: Cecilia, Rodrigo, Florencia, Valentina, Ramiro y Camila.

Florencia y Ramiro estudian y viven en Montevideo.

Valentina, estudia ciencias económicas y trabaja con nosotros aquí en la empresa, junto a mi señora. Somos los que estamos relacionados con la empresa.

Rivas padre e hijo¡Hábleme de los nietos!

Son cuatro: Germán, Magdalena, Mateo y Francisco. Adorables todos.

¿Eran traviesos sus hijos de chiquitos?

No, fueron niños normales, con travesuras, cada uno de ellos.

Buenos estudiantes, se destacaron en eso, con anécdotas importantes algunos. Como anécdota mia, te cuento que muchas veces, voy a nombrar a uno y se mezclan los nombres, nombrando a otro. Es muy gracioso.

Rodrigo; ¿Cuántos hijos?

Germán el más grande, tiene 12  y Magdalena de 9 años.

¿Pasas mucho tiempo con papa?

Sí, me encanta.

Justamente ayer, mi hijo me decía, que me venía a trabajar contento, con humor. Entonces le comentaba que me gusta venir a trabajar, y nunca lo voy a sentir como una carga.

Es un placer, somos muy compinches con el viejo y además de padre e hijo, es una muy buena relación de  compañeros de trabajo, nos llevamos bien  y me gusta.

¿Qué comparten?

-Rodrigo: Grandes charlas.

Y algún deporte. Jugamos al tenis y en algún momento, el  fútbol, cuando estaba el de técnico.

Entreno los arqueros, y las charla de futbol, que nunca faltan.

Coincidimos en la cancha viendo un partido de Ferro Carril, encontrándonos allá. Yo voy siempre con mi hijo, Y disfrutamos los tres.

¿Qué pretendía de sus hijos, en su adolescencia?

-Ramón: Siempre traté de ser claro, con ellos, en cuanto a que, cuando uno no tiene un patrimonio muy grande, la herencia  que le puede dejar, es el estudio. Recalcarle la importancia de prepararse, para tener una profesión que le permita después, desarrollarse a lo largo de la vida.

Está muy competitivo actualmente para la gene que está preparada, muy difícil, imagínate para la que no está.

Mi anhelo entonces, es que hay que insistir que está bien que logren hacer una carrera, y poder acceder así al mercado laboral, con un titulo.

¿Cómo fue lo de seguirle los pasos a papá, en este rubro?

-Rodrigo: Estuve vinculado a la empresa, antes de irme a Montevideo, cuando tenía 16 años. Comencé haciendo  mandados.

Me fui a Montevideo y cuando vuelvo, fue para trabajar en el Banco de Crédito, y al cerrar este sus puertas, comencé de lleno en el 2004 a trabajar con papa.

Fue cuando él decidió ponerle un tinte más personal, a la empresa con nuestro nombre.

¿Cómo es un día en familia?

-Ramón: Nos reunimos, dentro de las posibilidades y las ocupaciones de cada uno.

Hay tres de mis hijos que están casados, trabajando todos, Camila que va al liceo.

O sea que en casa estamos ahora, Camila, Isidra y yo.

En realidad debido a las actividades, nos vemos de noche o en los fines de semana. Planeando siempre un asado y dependiendo  a veces  que lleguen los de Montevideo. También nos juntamos allá.

Y para el día del padre están todos. Lo mismo pasa en mi cumpleaños, el 22 de Noviembre.

¿Les gusta viajar juntos?

-Rodrigo: Si nos encanta, pudiendo lo hacemos.

Yo tuve la oportunidad de irme a los últimos dos mundiales, Alemania y a Sud África, fue un sueño cumplido. Pero queremos hacerlo juntos. Va a ser un placer.

¿Qué te queda pendiente de hacer con papá?

Cantidad de cosas.

Un viaje juntos a algún partido importante. También nos gustaría ver algún partido lindo de tenis. Nos atraen, esos eventos deportivos.

Con la expectativa del mundial de Brasil, ya que contamos con un familiar en San Pablo, y es una posibilidad más concreta.

¿Qué es ser padre?

-Ramón: Una gran responsabilidad, aparte de que es algo muy lindo, ya que nos gusta la familia numerosa. Las reuniones con toda la familia, hijos, nietos, nueras y yernos. Esperamos seguir haciéndolo.

-Rodrigo: Ser padre particularmente, fue una de las cosas más lindas que me pasó.

Me cambió el sentido de la vida. Antes vivía exclusivamente para mí, y mi señora. Pero a partir de ser padre, los objetivos se centran únicamente en ellos.

Vivimos pendientes de los hijos, porque es lindo hacerlo.

¿Un mensaje a los papás salteños?

-Ramón: creo que nos corresponde a todos, las cosas que están pasando.

Transito, conducta, entre muchas cosas. Y los padres, tenemos mucho que ver en eso. Es importante  estar y sobretodo, hacer lo más difícil: decir no.

Que es lo más difícil de justificar. Ponerle límites y que sepan que están contenidos, en cierta medida vigilados y sobre todo acompañados.

-Rodrigo: Ser padre es algo para toda la vida y siempre los vamos a ver como hijos chicos.

No dejarlos solos en ningún momento. Incluso sentados en la computadora, con su mundo muy abierto y ellos muy inocentes.

Es importante para los padres saber de sus amistades, y con quien están.

Y que ellos sepan que estamos ahí, para lo que necesiten, con mucho cariño.

¡ Y este próximo domingo 14, un gran abrazo a todos los papas!

Publicado en ¡Feliz día del Padre!Comentarios (0)

“Somos muy compinches”

Gerardo Chiesa junto a:  Álvaro Chiesa

Es una reconocida familia, por su trayectoria en nuestro medio.

Gerardo Chiesa, que junto a su señora Florisbela, emprendieron este caminos juntos hace ya 40 años. Y con la empresa, desde el 2005.

Conforman una familia muy unida, junto a sus tres hijos, tratando de  seguir todos, en cuanto a lo laboral, el camino de papá. Con la mirada puesta en el futuro y en la superación.

Este 28 de noviembre, será el cumpleaños de Gerardo y por tal motivo, seguro, reunirá a toda la familia, y estará rodeado de nietos.

Cuénteme de sus hijos.

-Gerardo: El mayor es Gerardo, Álvaro, y Paulina que es la tercera, y la única mujer.

En este momento contamos con 4 nietos: Valentina, Bautista, Maia, y Catalina. Y tenemos un nieto varón  que viene en camino.

Como si todo eso fuera poco, hace dos meses nació Morena,  una bisnieta.

¿Cómo eran sus hijos  de chicos?

Muy traviesos.

Vivimos un tiempo en Viviendas de Covisunca, por la ruta en donde disfrutábamos de muchos vecinos.

¿Alguna anécdota?

Había muchos chiquilines de su edad, barras grandes, y eran todos muy divertidos. El único problema, era que concurríamos al futbol y seguro, volvía con uno de ellos lastimado.

Somos Hincha de Ferro Carril, y tengo toda mi historia en Salto Uruguay. Incluso desde muy chico, jugué al básquetbol allí.Chiesa padre e hijo

Con el tiempo, me fui a Ferro y ellos se criaron dentro del club.

Los dos jugaron, uno  al basquetbol y el otro al futbol en Ferro.

También Paulina es hincha.

¿Cómo está conformada tu familia, Álvaro?

Por mi señora María, desde hace 20 años y mi hija Catalina.

Nos conocimos cuando éramos dos niños. Yo 14 y María  12 años.

¿Qué cosas te gusta hacer con papá?

Charlar. Es lo que más me gusta.

Somos muy compinches y siempre tenemos tema. Además de que estamos muchos tiempos juntos trabajando.

¿Qué asignatura tienes pendiente para realizarla con él?

Muchísimas. Hacemos planes, siempre, pero estoy seguro, que hay más de una.

¿Cuándo se reúne la familia?

-Gerardo: Es un tema muy particular, porque independientemente de la familia, cada uno tiene su familia.

Estamos reuniéndonos, en cumpleaños o en ocasiones, pero siempre tratando de estar juntos. Incluso este sábado pasado, se casó nuestro hijo mayor y lo festejamos en familia, pero con mucha alegría.

Además, vivimos todos tan cerca unos de otros, que nos vemos de forma muy asidua.

Estamos además en una etapa, que contamos, todos los sábados con la presencia de nuestros nietos en casa.

Los papás salen y nos dejan a cuidar a sus hijos. Eso nos llena de alegría. ¡El poder tenerlos a  todos juntos, es una forma de disfrutarlos!

Quieren dormir todos juntos y mi señora agranda la cama para poder hacerlo. Hay que disfrutar esas cosas, porque los años pasan y no nos damos cuenta.

Aparte es más lindo porque no hay tanta responsabilidad de nuestra parte como abuelos. Estamos para el disfrute.

¿Qué es ser papá?

Gerardo: En mi época, fue distinto ser papa, y lo va a ser también para ellos, mis hijos.

Hay cosas que han cambiado. Pero ni mejor, ni peor. Diferente.

La sociedad nos va llevando. Pienso que lo que hay que demostrarle y trasmitirle, son los valores. Es lo más importante.

Cuando sea grande, cada cual vera como actúa.

-Álvaro: Tratar de inculcarle valores y enseñarle herramientas a nuestros hijos, como para que se defienda lo mejor que pueda. El resto es algo que va a vivirlo solo, y va a depender únicamente de él.

Somos muy compinches y compañeros con papá y eso favorece incluso al trabajo. Nos ayuda mucho el estar juntos.

Esta relación de padre e hijo, rescatando lo bueno y lo malo, pudiendo trasmitírselo a nuestros hijos, es muy lindo.

¿Un mensaje para los papas de Salto?

-Gerardo: La mayoría de los problemas que tenemos hoy día, surgen de nuestras propias casas.

No podemos pretender, que lo que no se lo enseñamos de valores dentro del hogar, se lo enseñen afuera.

El padre, es una pieza fundamental, siempre respaldado por la madre, obviamente, que juega un papel muy importante.

¡Disfruten ser padres, porque es lo más lindo que nos pasa!

-Álvaro: Poder darles a nuestros hijos, educación, apoyarlos y darles una mano cuando lo necesiten.

¡Muy feliz día a todos los padres!

Publicado en ¡Feliz día del Padre!Comentarios (0)




El tiempo

Ediciones anteriores

diciembre 2017
L M X J V S D
« nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031