almaceneros

Publicado en Día del AlmaceneroComentarios (0)

MERCADITO DICKINSON

Lo encontramos, pasando o antes del llegar al Estadio Dickinson, según caminemos.
Una pasada obligada de todo aquel que entra o sale de la ciudad, brindándonos: despensa, frutería, y  bar.
Es uno de los comercios con más trayectoria en el departamento.
Esta atendido por Edgardo de Abreu, y sus colaboradores, aunque el negocio data de muchísimo tiempo, en manos de  su propietario. Sul papa.
Juan S d Abreu. Muy conocido en  la ciudad, por “Cacho”.
No solo por el hecho de ser un comercio que se encuentra en óptimas condiciones en cuanto a brindarnos todo, sino que la atención es muy esmerada y rápida. Siempre nos vamos muy conformes con todo y por ende volvemos.
Una interesante historia que muy pocos conocemos. Asi charlamos con Edgardo:
¿Cuándo comenzaron ustedes con el negocio?
Fue en el año 1957. Un 15 de Mayo.
Era en ese entonces el local de Polo Torres, y mi padre lo toma en préstamo, hasta el año “82, comenzando con verdulería.
Logra comprar mi padre el local, donde estaba ubicado Torres, en avenida Rodó y Diego Lamas, se lo presta al mismo y asi trabajan. Va pasando el tiempo y papa le consulta, si desea cambiar de local, mudarse cada cual a su propiedad  o simplemente realizar el arreglo en los papeles.
Torres le responde que estaba de acuerdo con lo último, y fue asi que nos quedamos instalados en este lugar.
La relación entre ellos, es muy especial, como hermanos.
Luego se fue incrementando, y le fue agregando mercadería.
Incluso mama Iris, desde el otro lado del local, se instalo con una mercería, trabajando mucho tiempo. Eso fue el 9 de Marzo de 1973.
Cuando termina mama cerrando la mercería, en el “82, cansada de luchar contra los amigos de lo ajeno, instalamos el almacén de un lado y el bar del otro.
¿Qué piensas de las grandes superficies?
Puede no llegar a molestar, porque la distancia, en nuestro caso,  nos favorece. No va estar muy cerca.
Pero el trato por ejemplo con la gente, nunca va a ser el mismo.
Nuestra atención es personalizada, intentando que cada dia, sea mejor.
¿Piensas en ampliarte?
Estoy cómodo.
Pasa que nací en este lugar y ayudo a mi padre a atenderlo desde los 8 años.
¿Si te propusieran cambiar de actividad?
Si es algo relacionado con el comercio te diría que si.
Lo mío es esto. Me gusta vender.
¿Envías un mensaje a todos los comerciantes en su dia?
No nos olvidemos que hemos tenido crisis, como por ejemplo las del 2002, y hemos salido airosos adelante. Asi que hay que pelearla.
Un saludo grande a todos, ¡y no hay que aflojarle!!

Lo encontramos, pasando o antes del llegar al Estadio Dickinson, según caminemos.

Una pasada obligada de todo aquel que entra o sale de la ciudad, brindándonos: despensa, frutería, y  bar.

Es uno de los comercios con más trayectoria en el departamento.DSCF9011

Esta atendido por Edgardo de Abreu, y sus colaboradores, aunque el negocio data de muchísimo tiempo, en manos de  su propietario. Sul papa.

Juan S d Abreu. Muy conocido en  la ciudad, por “Cacho”.

No solo por el hecho de ser un comercio que se encuentra en óptimas condiciones en cuanto a brindarnos todo, sino que la atención es muy esmerada y rápida. Siempre nos vamos muy conformes con todo y por ende volvemos.

Una interesante historia que muy pocos conocemos. Asi charlamos con Edgardo:

¿Cuándo comenzaron ustedes con el negocio?

Fue en el año 1957. Un 15 de Mayo.

Era en ese entonces el local de Polo Torres, y mi padre lo toma en préstamo, hasta el año “82, comenzando con verdulería.

Logra comprar mi padre el local, donde estaba ubicado Torres, en avenida Rodó y Diego Lamas, se lo presta al mismo y asi trabajan. Va pasando el tiempo y papa le consulta, si desea cambiar de local, mudarse cada cual a su propiedad  o simplemente realizar el arreglo en los papeles.

Torres le responde que estaba de acuerdo con lo último, y fue asi que nos quedamos instalados en este lugar.

La relación entre ellos, es muy especial, como hermanos.

Luego se fue incrementando, y le fue agregando mercadería.

Incluso mama Iris, desde el otro lado del local, se instalo con una mercería, trabajando mucho tiempo. Eso fue el 9 de Marzo de 1973.

Cuando termina mama cerrando la mercería, en el “82, cansada de luchar contra los amigos de lo ajeno, instalamos el almacén de un lado y el bar del otro.

¿Qué piensas de las grandes superficies?

Puede no llegar a molestar, porque la distancia, en nuestro caso,  nos favorece. No va estar muy cerca.

Pero el trato por ejemplo con la gente, nunca va a ser el mismo.

Nuestra atención es personalizada, intentando que cada dia, sea mejor.

¿Piensas en ampliarte?

Estoy cómodo.

Pasa que nací en este lugar y ayudo a mi padre a atenderlo desde los 8 años.

¿Si te propusieran cambiar de actividad?

Si es algo relacionado con el comercio te diría que si.

Lo mío es esto. Me gusta vender.

¿Envías un mensaje a todos los comerciantes en su dia?

No nos olvidemos que hemos tenido crisis, como por ejemplo las del 2002, y hemos salido airosos adelante. Asi que hay que pelearla.

Un saludo grande a todos, ¡y no hay que aflojarle!!

Publicado en Día del AlmaceneroComentarios (1)

KIOSKIKE

Su principal, José Enrique Pucholo, se caracteriza por su simpatía y cordialidad.
Es un placer llegar, al Kioskike, que esta ubicado en la esquina de Brasil al 400.
No solo por la atención, sino porque encontramos como dice el: “de todo un poquito”.
Como todo emprendimiento familiar, aun sabiendo que es muy sacrificado, incluso por el horario, trabaja con el un hijo, Juan Diego.
Aunque sus otros dos Fernanda, Sofía y su señora Alba, están muy pendientes de el.
¿Cuánto tiempo de trabajo?
Arrancamos en Junio de 2005.
Ya veníamos con una experiencia de otro lugar y contábamos con ganas y empuje como para instalarnos.
Al principio, fue solamente Kiosco y luego, la misma gente fue pidiendo y fuimos agregando.
Hoy contamos hasta con frutería, y comida al paso.
Incluso logramos inaugurar el comercio de al lado, que se trata de otro rubro.
¿Cambio la relación y manera de trabajar?
La gente en la zona es muy buena y la forma de trabajar también.
Tuvimos muy buena aceptación.
Tenemos clientes del comienzo, que nos acompañan, y nos siguen apoyando. Pero me he dado cuenta que a la gente le gusta que el propietario este. El trato se vuelve ameno.
¿Qué opinión tienes de las grandes superficies?
Es muy sencillo.
Yo no puedo competir con ellos y ellos ni siquiera piensan en mí.
Pero trabajo a mi manera en algo muy chiquito y ellos, a la de ellos.
No podemos comparar. Por el simple hecho del trato.
Yo tengo el contacto con la gente, que me da experiencia en lo personal.
Otra de las cosas es el tiempo que pierden en una cola de un supermercado.
En cuanto  a precios, no hay misterio en esto. Hay muchos métodos para vender. Y los volúmenes son distintos.
¿Si no fueras comerciante, que actividad seria la tuya?
Ingeniero Civil. Me hubiese encantado.
¿Envías un mensaje a los comerciantes?
Un saludo muy especial en su dia y estamos a las ordenes. Intentando brindar un buen servicio a la gente.

Su principal, José Enrique Pucholo, se caracteriza por su simpatía y cordialidad.

Es un placer llegar, al Kioskike, que esta ubicado en la esquina de Brasil al 400.

DSCF9014No solo por la atención, sino porque encontramos como dice el: “de todo un poquito”.

Como todo emprendimiento familiar, aun sabiendo que es muy sacrificado, incluso por el horario, trabaja con el un hijo, Juan Diego.

Aunque sus otros dos Fernanda, Sofía y su señora Alba, están muy pendientes de el.

¿Cuánto tiempo de trabajo?

Arrancamos en Junio de 2005.

Ya veníamos con una experiencia de otro lugar y contábamos con ganas y empuje como para instalarnos.

Al principio, fue solamente Kiosco y luego, la misma gente fue pidiendo y fuimos agregando.

Hoy contamos hasta con frutería, y comida al paso.

Incluso logramos inaugurar el comercio de al lado, que se trata de otro rubro.

¿Cambio la relación y manera de trabajar?

La gente en la zona es muy buena y la forma de trabajar también.

Tuvimos muy buena aceptación.

Tenemos clientes del comienzo, que nos acompañan, y nos siguen apoyando. Pero me he dado cuenta que a la gente le gusta que el propietario este. El trato se vuelve ameno.

¿Qué opinión tienes de las grandes superficies?

Es muy sencillo.

Yo no puedo competir con ellos y ellos ni siquiera piensan en mí.

Pero trabajo a mi manera en algo muy chiquito y ellos, a la de ellos.

No podemos comparar. Por el simple hecho del trato.

Yo tengo el contacto con la gente, que me da experiencia en lo personal.

Otra de las cosas es el tiempo que pierden en una cola de un supermercado.

En cuanto  a precios, no hay misterio en esto. Hay muchos métodos para vender. Y los volúmenes son distintos.

¿Si no fueras comerciante, que actividad seria la tuya?

Ingeniero Civil. Me hubiese encantado.

¿Envías un mensaje a los comerciantes?

Un saludo muy especial en su dia y estamos a las ordenes. Intentando brindar un buen servicio a la gente.

Publicado en Día del AlmaceneroComentarios (0)

RINCÓN SALTEÑO

Los propietarios actuales son gente muy joven y dinámica. Hermanos.
El trabajo esta hecho para ellos. Y el mismo lugar esta atendido de una forma muy especial, con simpatía, ganas, rapidez y mucho  empuje.
Nadie más lo podría hacer mejor. Es su punto fuerte.
Es el Rincón Salteño, de Pablo y Alejandro Fernández Reis Hernández.
Por eso lleva este nombre, porque es el rincón, donde todos los salteños en algún momento nos detuvimos por necesitar algo.
Algún comestible, refresco, algo en su bazar y tienda, nos hace visitarlo. Incluso la misma quiniela.
Charlamos con Pablo, para que, si bien no estuvo desde el comienzo de la empresa, mamo, toda esa esencia.
¿Cuánto tiempo de trabajo?
La funda mi padre Otto, el 11 de Marzo de 1965, a las 6 y 30 .
Cuando todo esto comienza, se trabajaba desde esa hora hasta las 3 de la mañana del dia siguiente.
El rubro, nunca estuvo muy lejos del de hoy.
Era un comedor, con viandas, con el sabor especial de la mano de la abuela Ora tildes (china) y mi mama Nelda. Era como la fe de  la comida bien hecha.
Hasta que luego se modifica y se pone comidas al paso, anexando comestibles y todo, lo que con lo que hoy contamos.
¿Cambio la relación y la manera de trabajar?
Se trata de mantener  siempre todo, a la manera de antes. Un local de ramos generales. Es una característica nuestra.
Además seguimos los pasos de mi abuelo Julio, que tenia almacén en campaña y un lugar asi, tiene que tener de todo un poquito.
En cuanto en la relación con  la gente, no veo demasiado cambio.
Cuando un cliente llega, es para quedarse. Sabemos que vuelve, porque ponemos todo de nosotros para que asi ocurra.
Y pensamos además que contamos con la ventaja de un punto trascendental de la ciudad. Esta en la pasada, y con Nuestro Hospital, enfrente. Con un movimiento continuo.
¿Qué piensas de las grandes superficies?
Evidentemente, al comprar en grandes cantidades, siempre va a mejorar el precio.
Pensando en la gente, favorece, pero como competencia si, me opongo.
Pero lo que tiene el almacén chico, es que vendemos en plata, lo que tiene la gente, en ese  momento.
Y en los grandes súper, no te van a vender diez pesos de yerba, o cualquier otro comestible.
Pero en nuestro caso, contamos también con el bar y si baja la venta de uno sube del otro.
¿Te gustaría ampliarte?
Si. Me encantaría.
Solo que pienso, que para eso, tiene que estar el propietario al frente.
Asi sea supervisando.
Acá nos gustaría incluso, poder anexar mas personal, porque lo necesitamos. Pero te desanima, además de los impuestos, por ejemplo, las tarifas de la energía.
Me parece, que si es algo que estas necesitando para trabajar, en un país donde todos queremos salir adelante, deberían ser mas bajas. A mitad de precio.
No es la idea de que se nos regale nada, solo que ahorrando por un lado, podríamos posiblemente dar trabajo a gente que lo necesite.
Esta difícil. Se mantiene y se vive de esto.
¿Si no fueras comerciante, cual seria tu actividad?
Mis raíces están todas en el campo.
Me encanta. Incluso, tengo hecho cursos en escuela agraria.
Pero la verdad, la conducta de adolescente no me ha favorecido, y termine aquí. (Sonríe)
¿Un mensaje a todos los comerciantes en su dia?
Trabajen, porque estamos todos peleando por vivir.
Un saludo grande,  estamos a las ordenes. Y recuerden que cada tanto regalamos buenos premios en la quiniela.

Los propietarios actuales son gente muy joven y dinámica. Hermanos.

El trabajo esta hecho para ellos. Y el mismo lugar esta atendido de una forma muy especial, con simpatía, ganas, rapidez y mucho  empuje.

Nadie más lo podría hacer mejor. Es su punto fuerte.

Es el Rincón Salteño, de Pablo y Alejandro Fernández Reis Hernández.DSCF8998

Por eso lleva este nombre, porque es el rincón, donde todos los salteños en algún momento nos detuvimos por necesitar algo.

Algún comestible, refresco, algo en su bazar y tienda, nos hace visitarlo. Incluso la misma quiniela.

Charlamos con Pablo, para que, si bien no estuvo desde el comienzo de la empresa, mamo, toda esa esencia.

¿Cuánto tiempo de trabajo?

La funda mi padre Otto, el 11 de Marzo de 1965, a las 6 y 30 .

Cuando todo esto comienza, se trabajaba desde esa hora hasta las 3 de la mañana del dia siguiente.

El rubro, nunca estuvo muy lejos del de hoy.

Era un comedor, con viandas, con el sabor especial de la mano de la abuela Ora tildes (china) y mi mama Nelda. Era como la fe de  la comida bien hecha.

Hasta que luego se modifica y se pone comidas al paso, anexando comestibles y todo, lo que con lo que hoy contamos.

¿Cambio la relación y la manera de trabajar?

Se trata de mantener  siempre todo, a la manera de antes. Un local de ramos generales. Es una característica nuestra.

Además seguimos los pasos de mi abuelo Julio, que tenia almacén en campaña y un lugar asi, tiene que tener de todo un poquito.

En cuanto en la relación con  la gente, no veo demasiado cambio.

Cuando un cliente llega, es para quedarse. Sabemos que vuelve, porque ponemos todo de nosotros para que asi ocurra.

Y pensamos además que contamos con la ventaja de un punto trascendental de la ciudad. Esta en la pasada, y con Nuestro Hospital, enfrente. Con un movimiento continuo.

¿Qué piensas de las grandes superficies?

Evidentemente, al comprar en grandes cantidades, siempre va a mejorar el precio.

Pensando en la gente, favorece, pero como competencia si, me opongo.

Pero lo que tiene el almacén chico, es que vendemos en plata, lo que tiene la gente, en ese  momento.

Y en los grandes súper, no te van a vender diez pesos de yerba, o cualquier otro comestible.

Pero en nuestro caso, contamos también con el bar y si baja la venta de uno sube del otro.

¿Te gustaría ampliarte?

Si. Me encantaría.

Solo que pienso, que para eso, tiene que estar el propietario al frente.

Asi sea supervisando.

Acá nos gustaría incluso, poder anexar mas personal, porque lo necesitamos. Pero te desanima, además de los impuestos, por ejemplo, las tarifas de la energía.

Me parece, que si es algo que estas necesitando para trabajar, en un país donde todos queremos salir adelante, deberían ser mas bajas. A mitad de precio.

No es la idea de que se nos regale nada, solo que ahorrando por un lado, podríamos posiblemente dar trabajo a gente que lo necesite.

Esta difícil. Se mantiene y se vive de esto.

¿Si no fueras comerciante, cual seria tu actividad?

Mis raíces están todas en el campo.

Me encanta. Incluso, tengo hecho cursos en escuela agraria.

Pero la verdad, la conducta de adolescente no me ha favorecido, y termine aquí. (Sonríe)

¿Un mensaje a todos los comerciantes en su dia?

Trabajen, porque estamos todos peleando por vivir.

Un saludo grande,  estamos a las ordenes. Y recuerden que cada tanto regalamos buenos premios en la quiniela.

Publicado en Día del AlmaceneroComentarios (0)

EN LA ESQUINA AUTOSERVICIO

Manuel Jaureguiberry, junto a su esposa Zully, son sus principales.
Tienen tres hijos: Agustina, Rodrigo y Romina, que de una forma u otra, están siempre acompañándolos.
Una verdadera empresa de familia.
Están ubicados en la esquina de Errandonea y Brasil, y desde el comienzo, se complementaron muy bien con toda la zona y sobre todo, con la vecindad que  se fue adaptando de forma especial a contar con ellos.
Como la mayoría de los almacenes-despensas que hoy vamos a presentarles, se caracterizan por su excelente trato con el público, y una marcada trayectoria.
Nos cuenta Manuel de sus comienzos, de esta forma:
¿Desde cuando están trabajando?
Desde el 15 de Julio de 1995.
¿Ha cambiado la relación y la forma de trabajar?
Para mi ha mejorado.
Si bien, ha cambiado un poco la gente, hemos cambiado en alguna  medida  todos. Como que la gente esta cada vez más exigente.
Siempre estamos tratando de brindarles lo mejor y mas, de todo lo que este a nuestro alcance.
Y el  trato en si, con los vecinos y clientes en general es fabuloso.
¿Que opinión tienes de las grandes superficies?
Pienso que el más favorecido en eso es el cliente, la gente.
Más allá de que favorezca o perjudique en algo a nosotros, el único beneficiario es el publico.
De acuerdo a que se dan mercaderías por precios, aparecen  ofertas que muchas veces son imposibles, que nosotros se las podamos dar.
¿Pensas ampliarte?
Si pudiese si. Me encantaría.
Si no fueras comerciante, ¿cual seria hoy tu actividad?
La verdad no sabría que responderte.
Me recibí en el año 1981 de Mecánico Tornero en UTU, y luego inicie el comercio como un desafío y hoy lo sigo: Estoy bien.
Ahora, si pudiera tener otra actividad en  forma paralela, seguramente lo haría.

Manuel Jaureguiberry, junto a su esposa Zully, son sus principales.

Tienen tres hijos: Agustina, Rodrigo y Romina, que de una forma u otra, están siempre acompañándolos.

Una verdadera empresa de familia.

Están ubicados en la esquina de Errandonea y Brasil, y desde el comienzo, se complementaron muy bien con toda la zona y sobre todo, con la vecindad que  se fue adaptando de forma especial a contar con ellos.

Como la mayoría de los almacenes-despensas que hoy vamos a presentarles, se caracterizan por su excelente trato con el público,DSCF8995 y una marcada trayectoria.

Nos cuenta Manuel de sus comienzos, de esta forma:

¿Desde cuando están trabajando?

Desde el 15 de Julio de 1995.

¿Ha cambiado la relación y la forma de trabajar?

Para mi ha mejorado.

Si bien, ha cambiado un poco la gente, hemos cambiado en alguna  medida  todos. Como que la gente esta cada vez más exigente.

Siempre estamos tratando de brindarles lo mejor y mas, de todo lo que este a nuestro alcance.

Y el  trato en si, con los vecinos y clientes en general es fabuloso.

¿Que opinión tienes de las grandes superficies?

Pienso que el más favorecido en eso es el cliente, la gente.

Más allá de que favorezca o perjudique en algo a nosotros, el único beneficiario es el publico.

De acuerdo a que se dan mercaderías por precios, aparecen  ofertas que muchas veces son imposibles, que nosotros se las podamos dar.

¿Pensas ampliarte?

Si pudiese si. Me encantaría.

Si no fueras comerciante, ¿cual seria hoy tu actividad?

La verdad no sabría que responderte.

Me recibí en el año 1981 de Mecánico Tornero en UTU, y luego inicie el comercio como un desafío y hoy lo sigo: Estoy bien.

Ahora, si pudiera tener otra actividad en  forma paralela, seguramente lo haría.

Publicado en Día del AlmaceneroComentarios (1)

CASA LEGNAZZI

Nos sentimos en la obligación de agradecer a los señores italianos, Héctor Legnazzi, junto a su hermano Hugo Rafael, principales de  Casa Legnazzi, muy accesibles, simpáticos y además, “paisanos nuestro”.

Tan ocupados en su labor, en esa esquina de Asencio 602, y con tanta concurrencia, desde hace 33 años. DSCF8996

Han hecho un alto en su labor, como todos los comerciantes que hemos convocado para el dia de hoy, dedicándonos unos minutos cordialmente.

De esta forma, comenzamos una charla amena y  extensa, para compartirla con ustedes.

Una experiencia jugosa. Rica en trayectoria:

¿Cuánto tiempo de trabajo?

El comercio en si, data de 1969, con mi padre  en aquel entonces, con 45 años, como un negocio familiar.

Yo comencé un poco mas tarde, en el año 1978. Tenía 19.

Estuvo  siempre el, al frente, y yo acompañándolo.

Y con los años se sumo mi hermano. Actualmente  socios.

¿Ha cambiado la relación, el trato con la gente?

El comienzo, fue como un comercio común. Con los años se le fue agregando cosas y se fue agrandando.

En aquella época lo básico, era el comestible, también se vendía hasta querosén, que ahora se dejo de usar y la mayoría era todo suelto como se vendía.

En la actualidad hemos pasado a ser un autoservicio, nos limita un poco y eso, nos se hace más.

En cuanto al trato, sigue siendo exactamente igual, gracias a Dios.

La gente del barrio es muy antigua en la zona y, todavía se reúnen los más viejos conocidos y se mantienen las charlas, como las de antes.

Este es el tipo de comercio que atrae a la gente. Y el servicio que brinda, no se compra con nada.

Que la gente venga  y se sienta cómoda. Que pueda entablarse una conversación. Es lo más lindo.

Es lo que uno va cosechando  durante todos estos años.

El cambio si, que hemos notado, rápidamente son las grandes competencias, que lo lleva a uno a tratar de superarse y a estar a nivel.

¿Cómo fue implementando secciones?

Siempre lo cuento. Salto Grande fue un antes y un después, en la historia de Salto en el comercio.

El movimiento le dio mucho más vigor y hubo necesidades.

La zona fue transformándose y el cliente pidiendo más.

¿Qué opinión tiene acerca de las grandes superficies?

Tenemos que aprender a convivir con ellas. Saber contrarrestar, pero para el Salteño no es bueno. Esa plata se va para afuera del departamento, lamentablemente.

Puede modernizar bastante en muchas cosas, pero lamentablemente, lo que la gente gasta en esas grandes superficies, que no son salteñas, es plata, grandes ganancias, que no queda girando acá.

Pero es el mundo en que vivimos y hay que  apechugar y darle para adelante.

Muchas veces, comerciantes como en mi caso, ofertas que existen en esas superficies, las podemos hacer, y también  mas bajas. Y las personas que nos visitan en forma asidua y nos compran, lo saben.

Pero la atracción de la gente a veces es otra.

El paseo, el glamour que se vive hoy en dia. Uno tampoco cuenta con  esa infraestructura.

¿Hay planes de ampliarse?

No quisiera. Estoy cómodo asi.

A esta altura de la vida, mi deseo es que mi hijo Enrico, se impulse y agrande la empresa.

Con todo mi apoyo, tiene que ser el, el que tome la decisión.

¿Si no fuera comerciante, cual seria su actividad?

No se que decirte.

Desde niño, me crie dentro de un comercio y fue lo que  conocí.

Me gusta mucho la naturaleza, el  verde, el aire libre.

Tengo una empresita rural con mi señora, Marcela, que la disfruto y me gusta.

Encaramos este proyecto junto  y lo estamos haciendo en forma paralela.

Fue encarado con amor, con corazón y ganas. Y dejando mucho tiempo en el para que salga bien, y fue lo que siempre pusimos también en el comercio.

Un mensaje a todos los comerciantes de Salto, que hay que ponerle ganas, fe  y estar. El estar al frente, dominando la empresa, es lo más importante.

El comercio requiere de eso. ¡Tengan todos un muy feliz dia!

Publicado en Día del AlmaceneroComentarios (0)

S Y C VARIEDADES

El local, ubicado en Washington Beltrán, a la altura del tres, se encuentra muy bien equipado.
Amplio, cómodo, y con una fabulosa atención de su propietaria Catalina Escobar y sus hijos.
Simplemente al entrar se nota esa calidez y esa amabilidad, de el comerciante que lleva mucho tiempo haciendo su trabajo y bien. Con gusto.
Cuenta con despensa, tienda, bijouteri y variedades en general, incluyendo una completa regalería.
Un emprendimiento familiar que data de hace veinticuatro años.
¿Cuánto tiempo de trabajo?
En mayo de 2002, este local fue ampliado. Ya veníamos trabajando.
Comencé con regalería, me fije un plazo para realizar un viaje a Montevideo por mercadería  y en definitiva ese plazo se acorto, contaba en ese entonces con un dinero y me arme de coraje y me fui en mi auto.
Fue toda una osadía, porque nunca había sido conductora de un vehículo por tanto tiempo.
Pero asi son mis emprendimientos, me digo ¿porque si otro lo hace, no yo?
Cuando regreso a Salto, mis hijos no lo podían creer, el auto venia completito y mas.
Y a partir de ahí, viajo mucho. Mas que nada, en fechas puntuales.
El negocio fue pensado para  un rincón del local, para la regalería.
Luego, poco a poco se fue ampliando y hoy por hoy, me siento tan comerciante, que soy de las que me paro en la puerta y le cuento a mis vecinas y clientas lo que ha llegado en vestimenta y otras novedades, ya se lo ofrezco para su esposo y resulta que luego terminan viniendo las amigas de esa clienta, a comprar.
Tengo el alma de vendedora. Me gustan los desafíos y lucharla.
Hay, muchas vísperas de navidades, en que atendemos cuando estamos llegando a la medianoche y siempre con ganas y tenemos gente que nos acompaña y vienen simplemente a saludar y eso te anima.
Terminan, envolviendo regalos con nosotros cuando hay mucho movimiento.
Estoy muy contenta de haber llegado adonde llegue.  Y si mas no he avanzado, es porque me ha tocado, prácticamente sola  la crianza de mis hijos.
Todo esto del negocio siempre ha sido limitado para no perder el estribo de la familia. Aunque felizmente es un trabajo que lo tengo en casa, y no dependo de nadie.
¿Ha cambiado la relación, cliente- almacenero?
Si, algo ha cambiado, con el tiempo.
Yo siempre estoy tratando de que sea el mismo. Mis vecinas, por ejemplo, son mis amigas.
Soy muy positiva y trato siempre de ponerme al servicio de la gente. La conducción, el vehículo  de mi casa ha sido por mucho tiempo el taxi del  barrio, y lo he hecho con muchas ganas y voluntad.
Y siempre buscando que perdure ese afecto. En cumpleaños, nacimientos o aniversarios buscar que aquel vecino de  la cuadra,  tenga el obsequio de mi negocio o el de mis hijos.
Ha variado a veces la relación en general, por la competencia, de otros comercios.
¿Qué piensas de las grandes superficies?
Que no tienen limitaciones. Tienen precios engañosos.
Porque yo a esos precios los puedo brindar y mas bajos. Solamente que la diferencia es en espacio y el trato mío es más personalizado.
También los beneficios a las grandes superficies, es cuando el estado lo ve y exonera bastante. Y sin embargo al chico en cuanto a la superficie es el mismo costo.
Tuve hace muy poco que pagar un impuesto y fue lo mismo la gran superficie o la chica.
Además soy totalmente localista cuando compro. Y somos sabedores que si esa gran superficie es de acá, el dinero queda acá, le dan empleo a gente de acá y se realizan sorteos para Salto.
Asi que no estoy de acuerdo con todo esto, de las grandes superficies.
¿Si no fueras comerciante, cual seria tu actividad?
Seria comerciante en cualquier rubro.
Tengo este, porque es el que esta al alcance de lo económico mío.
Pero también tuve proyecto y sueños grandes. Siempre fui vendedora.
¿Pensaste en ampliar tu local?
Si. Lo he pensado muchas veces.
¿Envías un mensaje a tus colegas?
Es un  trabajado bien sacrificado y hoy por hoy estamos bastante expuestos y es poco lo que recibimos.
Pero vivo cómoda, aunque tenga que administrarme muy bien.
Termino de pagar la tarifa de luz y comienzo de nuevo a juntar para el próximo mes. Es uno de los grandes impuestos, que tendrían que rever.
Nos podrían dar un poco mas de flexibilidad para los que tenemos ganas de trabajar.
Y a todos lo comerciantes en su dia darles fuerzas,  decirles que sigan luchando y que tengan un muy feliz dia!!

El local, ubicado en Washington Beltrán, a la altura del tres, se encuentra muy bien equipado.

Amplio, cómodo, y con una fabulosa atención de su propietaria Catalina Escobar y sus hijos.

DSCF9008Simplemente al entrar se nota esa calidez y esa amabilidad, de el comerciante que lleva mucho tiempo haciendo su trabajo y bien. Con gusto.

Cuenta con despensa, tienda, bijouteri y variedades en general, incluyendo una completa regalería.

Un emprendimiento familiar que data de hace veinticuatro años.

¿Cuánto tiempo de trabajo?

En mayo de 2002, este local fue ampliado. Ya veníamos trabajando.

Comencé con regalería, me fije un plazo para realizar un viaje a Montevideo por mercadería  y en definitiva ese plazo se acorto, contaba en ese entonces con un dinero y me arme de coraje y me fui en mi auto.

Fue toda una osadía, porque nunca había sido conductora de un vehículo por tanto tiempo.

Pero asi son mis emprendimientos, me digo ¿porque si otro lo hace, no yo?

Cuando regreso a Salto, mis hijos no lo podían creer, el auto venia completito y mas.

Y a partir de ahí, viajo mucho. Mas que nada, en fechas puntuales.

El negocio fue pensado para  un rincón del local, para la regalería.

Luego, poco a poco se fue ampliando y hoy por hoy, me siento tan comerciante, que soy de las que me paro en la puerta y le cuento a mis vecinas y clientas lo que ha llegado en vestimenta y otras novedades, ya se lo ofrezco para su esposo y resulta que luego terminan viniendo las amigas de esa clienta, a comprar.

Tengo el alma de vendedora. Me gustan los desafíos y lucharla.

Hay, muchas vísperas de navidades, en que atendemos cuando estamos llegando a la medianoche y siempre con ganas y tenemos gente que nos acompaña y vienen simplemente a saludar y eso te anima.

Terminan, envolviendo regalos con nosotros cuando hay mucho movimiento.

Estoy muy contenta de haber llegado adonde llegue.  Y si mas no he avanzado, es porque me ha tocado, prácticamente sola  la crianza de mis hijos.

Todo esto del negocio siempre ha sido limitado para no perder el estribo de la familia. Aunque felizmente es un trabajo que lo tengo en casa, y no dependo de nadie.

¿Ha cambiado la relación, cliente- almacenero?

Si, algo ha cambiado, con el tiempo.

Yo siempre estoy tratando de que sea el mismo. Mis vecinas, por ejemplo, son mis amigas.

Soy muy positiva y trato siempre de ponerme al servicio de la gente. La conducción, el vehículo  de mi casa ha sido por mucho tiempo el taxi del  barrio, y lo he hecho con muchas ganas y voluntad.

Y siempre buscando que perdure ese afecto. En cumpleaños, nacimientos o aniversarios buscar que aquel vecino de  la cuadra,  tenga el obsequio de mi negocio o el de mis hijos.

Ha variado a veces la relación en general, por la competencia, de otros comercios.

¿Qué piensas de las grandes superficies?

Que no tienen limitaciones. Tienen precios engañosos.

Porque yo a esos precios los puedo brindar y mas bajos. Solamente que la diferencia es en espacio y el trato mío es más personalizado.

También los beneficios a las grandes superficies, es cuando el estado lo ve y exonera bastante. Y sin embargo al chico en cuanto a la superficie es el mismo costo.

Tuve hace muy poco que pagar un impuesto y fue lo mismo la gran superficie o la chica.

Además soy totalmente localista cuando compro. Y somos sabedores que si esa gran superficie es de acá, el dinero queda acá, le dan empleo a gente de acá y se realizan sorteos para Salto.

Asi que no estoy de acuerdo con todo esto, de las grandes superficies.

¿Si no fueras comerciante, cual seria tu actividad?

Seria comerciante en cualquier rubro.

Tengo este, porque es el que esta al alcance de lo económico mío.

Pero también tuve proyecto y sueños grandes. Siempre fui vendedora.

¿Pensaste en ampliar tu local?

Si. Lo he pensado muchas veces.

¿Envías un mensaje a tus colegas?

Es un  trabajado bien sacrificado y hoy por hoy estamos bastante expuestos y es poco lo que recibimos.

Pero vivo cómoda, aunque tenga que administrarme muy bien.

Termino de pagar la tarifa de luz y comienzo de nuevo a juntar para el próximo mes. Es uno de los grandes impuestos, que tendrían que rever.

Nos podrían dar un poco mas de flexibilidad para los que tenemos ganas de trabajar.

Y a todos lo comerciantes en su dia darles fuerzas,  decirles que sigan luchando y que tengan un muy feliz dia!!

Publicado en Día del AlmaceneroComentarios (0)




El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2017
L M X J V S D
« oct    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930