“Siempre me gustó servir a la comunidad”

Con una vida muy tranquila junto a su sobrino,  rodeada de plantas, y su mascota, vive Olga.
Es muy interesante, verla con sus casi 90 primaveras, desenvolverse dentro de su hogar, realizando todas las tareas de la casa, con movimientos precisos, alegre, positiva y muy organizada.
A  su familia la conforma: sobrinos, sobrinos nietos, sobrinos bisnietos, con el más pequeño de dos añitos, que son “su mundo” nos dice y una cantidad de amigos que están siempre acompañándola.
Olguita, como le llaman los que mucho la quieren, muy contenta y cuidadosamente preparada en su arreglo personal, nos recibe.
¿Cómo estuvo conformada su familia?
Estuvo conformada por mis padres, y tres hermanos: Ademar (Polo, papá de Chumbo), Norberto (Tito) y Zulma Aída.
¿Qué recuerdos tiene de su infancia Olga?
El recuerdo más hermoso que tengo es el de mi padre, que con una hojita de papel y un lápiz, me enseñó las primeras letras. Muy importante en aquellos tiempos, los padres se ocupaban más de los hijos.
En época de la escuela, concurrí a la Nº 8 y fui muy feliz allí. Recuerdo el nombre y apellido de cada una de mis maestras, lo que hoy no sucede cuando preguntamos a los niños,  por quien es la suya.
¿Siguió sus estudios?
Fui al liceo y luego de abandonarlo en segundo año, porque no me gustaba, me fui con Beatriz Albisu a aprender Contabilidad.
Y en realidad no llegué a trabajar, porque papá, no nos hacía faltar nada, entonces no creímos necesario.
¿Cómo fue su adolescencia?
Muy buena, era coqueta, me arreglaba y encima me decían que era muy bien parecida. Aprovechaba y me hacía la ganadora con los chicos, debo confesarlo. (sonríe)
Me casé con treinta años y luego de un tiempo, nos separamos y en la actualidad soy viuda.
¿Tuvo muchas actividades cuando pudo realizarlas?
Me gustaba mucho servir a la comunidad, entonces estuve en muchos lugares, como en la Comisión de la Escuela de Fonoaudiología en calle Artigas y Larrañaga, fuí una de las primeras integrantes, junto al Coronel Rodriguez, Celeste Artúla, Omar Castro y otros.
Estuve mucho tiempo en la Comisión Fomento de la Escuela al Aire Libre, trabajando a full y muy bien.
Acompañé luego mucho tiempo a mi padre en el Rotary Club. Aprendí mucho allí cosechando unos cuantos amigos. Integrando también el costurero rotario fundado por Alicia Indart de Curubeto, esposa del Cónsul Argentino, que  siempre agradecí mucho, que me haya abierto las puertas de su casa, siendo ésta como mi hogar. Que siendo gente de otro nivel de vida me brindara ese tipo de amistad, ¡es increíble!
En este costurero, se reformaba la ropa para los más necesitados y se preparaba los ajuares y yo me especializaba en hacer los baberitos bordados y los animalitos de paño, y todo lo que era manualidades.
Con el tiempo en la casa de la Cultura, realizaba entre otras cosas, costureros en mimbre y trabajé mucho en el tallado de la madera.
Es que cuando uno tiene deseos de superarse, intenta por todos los medios de aprender y hacerlo.
Fui una de las socias fundadora de la Clínica Kenny, tomando el rol de tesorera, por los conocimientos contables que tenía.
Estuve apoyando también en la Comisión del Hogar femenino, siendo allí secretaria, y como conocía a mucha gente, mi rol era presentar a las personas para que se integraran.
Pero mi misión más hermosa, fue cumplir cuarenta años en la Parroquia Santa Cruz como vicentina, ayudando a la genta más necesitada. (Nos muestra una hermosa medalla de plata, obsequio reconocimiento por sus cuarenta años de servicio allí).
Con la ayuda de Caritas, estuvimos mucho tiempo, luego como ya no contábamos con ella,  lo seguimos haciendo con nuestros fondos.
En esos cuarenta años, pasaron por allí, muchos sacerdotes, con muchas ideas pero todas positivas.
Me hace sentir muy bien saber que todo lo que apoyé, fué en forma honoraria y para nuestra comunidad.
¿Cree que hubo muchos cambios en cuanto a la época actual?
Si, hubo muchos cambios en cuanto a la forma de vivir, hoy existen diferentes maneras de ver todo.
Hoy buscan más el placer y la comodidad. La manera de hacer menos en las casas. Incluso, sin ánimo de crítica, actualmente se ven más a los niños junto a los padres en las pizzerías, brindándoles a esos niños otro tipo de comidas, que en mi época no existía.
Teníamos que elaborarla en casa y era mucho más sana. Es por eso seguramente que llegué yo a esta edad, por llevar una alimentación más sana, tal vez.
¿Con qué cosas disfruta?
¡Es que la vida me ha brindado tantas cosas lindas!
Soy muy católica, eso me gustaba mucho antes y me gusta hasta ahora concurrir a misa.
Me gustaba mucho bordar, y todo lo que eran manualidades, pero ya no lo puedo hacer, estoy bastante limitada por algunas nanas que me persiguen.
Pero cocino, hago postres, aunque estoy un poco haragana.
¡Disfruto mucho con el futbol! Soy hincha de Salto, de Chaná y de Nacional de Montevideo.
¿Le gusta la lectura?
¡Sí! ¡Soy adicta a Diario El Pueblo!!
Me gusta y me leo todo con placer. Desde el humor en cuanto abro el diario, hasta los remates, me aprendo donde hay y el precio del ganado, la salud los días jueves y lo que escribe Hugo Lemos, muy interesante, además, me encantaría conocerlo. Estuve tentada de visitarlo en la casa pero se me hace muy dificultoso.
El deporte es algo fabuloso, me aprendo de todos los cuadros con esa información, aunque me gustaría conocer a algunos de los que escriben. Solo a Alberto Rodríguez, lo conozco.
Los días sábados, me encanta. Me gustan las fotos del Faz y la sección de “Dejando Huellas”, pero es muy interesante también, lo que escribe la Sra. Adriana Martínez siempre en La Opinión, conocerla es algo que tengo pendiente. Ojalá algún día se nos dé la oportunidad.
¿Desea enviarles un mensaje a todas las mujeres?
Traten de vivir brindándole amor a sus semejantes, es lo más lindo.
¡Y que siempre busquen su felicidad, por el mejor camino!
¡Un beso grande a todas!

Olga Sagnol Alfieri

Con una vida muy tranquila junto a su sobrino,  rodeada de plantas, y su mascota, vive Olga.

Es muy interesante, verla con sus casi 90 primaveras, desenvolverse dentro de suOlga Sagnol Alfieri hogar, realizando todas las tareas de la casa, con movimientos precisos, alegre, positiva y muy organizada.

A  su familia la conforma: sobrinos, sobrinos nietos, sobrinos bisnietos, con el más pequeño de dos añitos, que son “su mundo” nos dice y una cantidad de amigos que están siempre acompañándola.

Olguita, como le llaman los que mucho la quieren, muy contenta y cuidadosamente preparada en su arreglo personal, nos recibe.

¿Cómo estuvo conformada su familia?

Estuvo conformada por mis padres, y tres hermanos: Ademar (Polo, papá de Chumbo), Norberto (Tito) y Zulma Aída.

¿Qué recuerdos tiene de su infancia Olga?

El recuerdo más hermoso que tengo es el de mi padre, que con una hojita de papel y un lápiz, me enseñó las primeras letras. Muy importante en aquellos tiempos, los padres se ocupaban más de los hijos.

En época de la escuela, concurrí a la Nº 8 y fui muy feliz allí. Recuerdo el nombre y apellido de cada una de mis maestras, lo que hoy no sucede cuando preguntamos a los niños,  por quien es la suya.

¿Siguió sus estudios?

Fui al liceo y luego de abandonarlo en segundo año, porque no me gustaba, me fui con Beatriz Albisu a aprender Contabilidad.

Y en realidad no llegué a trabajar, porque papá, no nos hacía faltar nada, entonces no creímos necesario.

¿Cómo fue su adolescencia?

Muy buena, era coqueta, me arreglaba y encima me decían que era muy bien parecida. Aprovechaba y me hacía la ganadora con los chicos, debo confesarlo. (sonríe)

Me casé con treinta años y luego de un tiempo, nos separamos y en la actualidad soy viuda.

¿Tuvo muchas actividades cuando pudo realizarlas?

Me gustaba mucho servir a la comunidad, entonces estuve en muchos lugares, como en la Comisión de la Escuela de Fonoaudiología en calle Artigas y Larrañaga, fuí una de las primeras integrantes, junto al Coronel Rodriguez, Celeste Artúla, Omar Castro y otros.

Estuve mucho tiempo en la Comisión Fomento de la Escuela al Aire Libre, trabajando a full y muy bien.

Acompañé luego mucho tiempo a mi padre en el Rotary Club. Aprendí mucho allí cosechando unos cuantos amigos. Integrando también el costurero rotario fundado por Alicia Indart de Curubeto, esposa del Cónsul Argentino, que  siempre agradecí mucho, que me haya abierto las puertas de su casa, siendo ésta como mi hogar. Que siendo gente de otro nivel de vida me brindara ese tipo de amistad, ¡es increíble!

En este costurero, se reformaba la ropa para los más necesitados y se preparaba los ajuares y yo me especializaba en hacer los baberitos bordados y los animalitos de paño, y todo lo que era manualidades.

Con el tiempo en la casa de la Cultura, realizaba entre otras cosas, costureros en mimbre y trabajé mucho en el tallado de la madera.

Es que cuando uno tiene deseos de superarse, intenta por todos los medios de aprender y hacerlo.

Fui una de las socias fundadora de la Clínica Kenny, tomando el rol de tesorera, por los conocimientos contables que tenía.

Estuve apoyando también en la Comisión del Hogar femenino, siendo allí secretaria, y como conocía a mucha gente, mi rol era presentar a las personas para que se integraran.

Pero mi misión más hermosa, fue cumplir cuarenta años en la Parroquia Santa Cruz como vicentina, ayudando a la genta más necesitada. (Nos muestra una hermosa medalla de plata, obsequio reconocimiento por sus cuarenta años de servicio allí).

Con la ayuda de Caritas, estuvimos mucho tiempo, luego como ya no contábamos con ella,  lo seguimos haciendo con nuestros fondos.

En esos cuarenta años, pasaron por allí, muchos sacerdotes, con muchas ideas pero todas positivas.

Me hace sentir muy bien saber que todo lo que apoyé, fué en forma honoraria y para nuestra comunidad.

¿Cree que hubo muchos cambios en cuanto a la época actual?

Si, hubo muchos cambios en cuanto a la forma de vivir, hoy existen diferentes maneras de ver todo.

Hoy buscan más el placer y la comodidad. La manera de hacer menos en las casas. Incluso, sin ánimo de crítica, actualmente se ven más a los niños junto a los padres en las pizzerías, brindándoles a esos niños otro tipo de comidas, que en mi época no existía.

Teníamos que elaborarla en casa y era mucho más sana. Es por eso seguramente que llegué yo a esta edad, por llevar una alimentación más sana, tal vez.

¿Con qué cosas disfruta?

¡Es que la vida me ha brindado tantas cosas lindas!

Soy muy católica, eso me gustaba mucho antes y me gusta hasta ahora concurrir a misa.

Me gustaba mucho bordar, y todo lo que eran manualidades, pero ya no lo puedo hacer, estoy bastante limitada por algunas nanas que me persiguen.

Pero cocino, hago postres, aunque estoy un poco haragana.

¡Disfruto mucho con el futbol! Soy hincha de Salto, de Chaná y de Nacional de Montevideo.

¿Le gusta la lectura?

¡Sí! ¡Soy adicta a Diario El Pueblo!!

Me gusta y me leo todo con placer. Desde el humor en cuanto abro el diario, hasta los remates, me aprendo donde hay y el precio del ganado, la salud los días jueves y lo que escribe Hugo Lemos, muy interesante, además, me encantaría conocerlo. Estuve tentada de visitarlo en la casa pero se me hace muy dificultoso.

El deporte es algo fabuloso, me aprendo de todos los cuadros con esa información, aunque me gustaría conocer a algunos de los que escriben. Solo a Alberto Rodríguez, lo conozco.

Los días sábados, me encanta. Me gustan las fotos del Faz y la sección de “Dejando Huellas”, pero es muy interesante también, lo que escribe la Sra. Adriana Martínez siempre en La Opinión, conocerla es algo que tengo pendiente. Ojalá algún día se nos dé la oportunidad.

¿Desea enviarles un mensaje a todas las mujeres?

Traten de vivir brindándole amor a sus semejantes, es lo más lindo.

¡Y que siempre busquen su felicidad, por el mejor camino!

¡Un beso grande a todas!

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

Viceversa

Tengo miedo de verte
necesidad de verte
esperanza de verte
desazones de verte
tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte
tengo urgencia de oírte
alegría de oírte
buena suerte de oírte
y temores de oírte
o sea
resumiendo
estoy jodido
y radiante
quizá más lo primero
que lo segundo
y también
viceversa.
Mario Benedetti

Tengo miedo de verte

necesidad de verte

esperanza de verte

desazones de verte

tengo ganas de hallarte

preocupación de hallarte

certidumbre de hallarte

pobres dudas de hallarte

tengo urgencia de oírte

alegría de oírte

buena suerte de oírte

y temores de oírte

o sea

resumiendo

estoy jodido

y radiante

quizá más lo primero

que lo segundo

y también

viceversa.

Mario Benedetti

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

Abogada- Docente de Danzas Jazz y Españolas

Ingrid, comparte con sus alumnas desde hace tiempo, un lugar especial dedicado a su pasión que es la danza, con un particular número de concurrentes en sus clases.
Comenzó con 7 años a estudiar esta profesión, y se enamoró de ella.
Estudiando en forma constante, logra llegar luego a la profesión de Abogada, que actualmente le brinda junto a la danza, muchas satisfacciones.
Además de  dedicarse a su hogar y compartirlo todo con su familia.
Nos relata sus vivencias y su disfrute con las actividades que realiza.
¿Cómo se hace para llevar adelante tanta actividad a la vez?
Es más que nada cuestión de organización.
Decir esto me gusta, teniendo todo el apoyo de la familia como lo tuve, desde el momento en que me llevan con 7 años por primera vez mis padres, a estudiar ballet.
Con dos hermanos varones, en ese entonces jugaba mucho yo a la pelota con ellos, entonces es cuando se deciden  mis padres a querer integrarme a una escuela de danzas, que me siguió gustando de adulta.
Fue allí que busqué la forma de poder hacer las dos cosas.
Logré coordinar bien las horas de clase con las de facultad en su momento, para que no se superpongan los horarios.
Comencé con la escuela de danzas con 18 años, a partir de ahí di clases siempre.
Desde chica, simpre me han enviado a estudiar algo, entonces uno crea como la capacidad de optimizar el tiempo.
Es muy lindo porque es lo que nos da de adulto, el poder de organización, e independencia con los trabajos, también con tiempo para los amigos y demás que uno desee realizar.
¿Cómo es el logro de recibirse de abogada?
Lo primero que tenía claro, era que no quería ir a estudiar a otro lado.
Conservaba en ese entonces muchas actividades como inglés, música, órgano y piano, todo lo iba a terminar en primero de facultad, de lo contrario me quedaba ese año colgado.
La primera decisión era que no me iba de Salto, la opción era mirar la propuesta educativa y elegir lo que más me gustaba.
No sabía muy bien lo que quería,  después de haber pasado por una rama de profesiones muy amplia, fue ahí que me decidí por abogacía.
Aunque también las tiene allí, dentro de ellas me decidí por la que más me gustaba,  actualmente me encanta mi profesión.
Compartimos un estudio con mi esposo Alfonso, ya que su profesión es la de Escribano y nos complementamos muy bien.
Incluso en tema horarios, porque cuando me voy por alguna otra de mis actividades, se queda él en la atención a los clientes que puedan necesitarnos.
¿Cómo es su trabajo en la docencia?
Comencé a dar clases, porque me encanta enseñar.
Mi mamá es maestra, actualmente jubilada, y creo que esta veta, viene por su lado. A mis hermanos también les gusta la docencia.
Yo disfruto mucho lo que hago, no lo veo como un trabajo y se hace todo muy fácil, porque a las clases las brindamos tres personas, pero al ser numeroso el alumnado de la escuela, tenemos muchos grupos.
Eso nos da lugar a un amplio horario.
Pero fuera de eso, doy clases de  expresión corporal en el colegio Vaz Ferreira, hace ya tres años que brindo mi experiencia a todo inicial y primaria.
Es una experiencia muy linda, un nuevo proceso que me enriqueció mucho. No es lo mismo trabajar con un staff completo, con una coordinación de trabajo durante el año, con una adaptación de grupos de distinta edades, pero además coordinado con las maestras, según las necesidades del grupo y según las actividades de todo el colegio.
Para mí fue una experiencia maravillosa, ya que en mi escuela, nosotros tenemos los objetivos marcados desde un principio de año y las actividades también, trabajando en base a eso.
Trabajar en este colegio con mucha comodidad, con la directora que es divina, con un excelente grupo y unos niños divinos, me ha enriquecido mucho como profesional y como persona, es un placer hacerlo.
¿Con que otras cosas simples disfruta?
Me gusta comer mucho y de todo.
Siempre digo que no soy un ejemplo en tema de alimentación.
A mi esposo y a mí, nos gusta mucho cocinar,  en realidad tenemos poco tiempo. Pero no compramos casi comida hecha.
Nos gusta mucho viajar, nuestro país es chiquito pero es muy lindo para conocer, pero también hemos tenido la oportunidad de viajar fuera y es muy lindo, porque conoces otras culturas y además al volver es volver renovada. Nos brinda el ánimo para encarar el año que llega.
Somos muy familieros, también nos gusta mucho estar con amigos, disfrutamos mucho en reuniones reducidas para poder conversar.
¿Cómo ve a la mujer actual?
La veo bien. En realidad se empezó hace tanto tiempo, tratando de conseguir condiciones de igualdad para la mujer, que se ha conseguido mucho.
Pero es muy lindo ver, como desde muy chiquitas las niñas tienen un poder de decisión e independencia, que creo que nuestras abuelas nunca hubiesen tenido y nunca hubiesen creído que era posible que a tan corta edad, se puede formar una familia porque es lo que quiere  tener, y no por una necesidad, para que se la mantenga a la mujer y pueda vivir, sino que las niñas de tan chiquitas, son conscientes de que son autosuficientes y que por lo tanto estar con una pareja, con hijos o mantenerse en la casa de sus padres, es porque lo quieren hacer.
“Elijo esto porque es lo que quiero y no porque no tengo otra elección”.
Es una de las bases de las libertades que hace a nuestro país tan divino y tan democrático. Eso me enorgullece y me hace muy feliz.
¿Les enviarías un mensaje a las mujeres en su día?
Saludar a todas las mujeres como cada 8 de Marzo y agradecer a todas aquellas mujeres y hombres que hicieron posible que nosotros disfrutemos de todo esto que tenemos, es un placer.
un país libre y democrático con la dicha de disfrutar todos esos derechos.
Y como mujeres el desafío siempre va a ser, seguir formando hombres y mujeres libres, que aprecien la democracia, los valores sociales que hacen que nuestro país sea lo que es.
De ser asi, siempre en nuestras casas, nuestras familias  y nuestros niños, van a ser personas felices.

Ingrid Zas

Ingrid, comparte con sus alumnas desde hace tiempo, un lugar especial dedicado a su pasión que es la danza, con un particular número de concurrentes en sus clases.

Comenzó con 7 años a estudiar esta profesión, y se enamoró de ella.

Estudiando en forma constante, logra llegar luego a la profesión de Abogada, queIngrid Zás actualmente le brinda junto a la danza, muchas satisfacciones.

Además de  dedicarse a su hogar y compartirlo todo con su familia.

Nos relata sus vivencias y su disfrute con las actividades que realiza.

¿Cómo se hace para llevar adelante tanta actividad a la vez?

Es más que nada cuestión de organización.

Decir esto me gusta, teniendo todo el apoyo de la familia como lo tuve, desde el momento en que me llevan con 7 años por primera vez mis padres, a estudiar ballet.

Con dos hermanos varones, en ese entonces jugaba mucho yo a la pelota con ellos, entonces es cuando se deciden  mis padres a querer integrarme a una escuela de danzas, que me siguió gustando de adulta.

Fue allí que busqué la forma de poder hacer las dos cosas.

Logré coordinar bien las horas de clase con las de facultad en su momento, para que no se superpongan los horarios.

Comencé con la escuela de danzas con 18 años, a partir de ahí di clases siempre.

Desde chica, simpre me han enviado a estudiar algo, entonces uno crea como la capacidad de optimizar el tiempo.

Es muy lindo porque es lo que nos da de adulto, el poder de organización, e independencia con los trabajos, también con tiempo para los amigos y demás que uno desee realizar.

¿Cómo es el logro de recibirse de abogada?

Lo primero que tenía claro, era que no quería ir a estudiar a otro lado.

Conservaba en ese entonces muchas actividades como inglés, música, órgano y piano, todo lo iba a terminar en primero de facultad, de lo contrario me quedaba ese año colgado.

La primera decisión era que no me iba de Salto, la opción era mirar la propuesta educativa y elegir lo que más me gustaba.

No sabía muy bien lo que quería,  después de haber pasado por una rama de profesiones muy amplia, fue ahí que me decidí por abogacía.

Aunque también las tiene allí, dentro de ellas me decidí por la que más me gustaba,  actualmente me encanta mi profesión.

Compartimos un estudio con mi esposo Alfonso, ya que su profesión es la de Escribano y nos complementamos muy bien.

Incluso en tema horarios, porque cuando me voy por alguna otra de mis actividades, se queda él en la atención a los clientes que puedan necesitarnos.

¿Cómo es su trabajo en la docencia?

Comencé a dar clases, porque me encanta enseñar.

Mi mamá es maestra, actualmente jubilada, y creo que esta veta, viene por su lado. A mis hermanos también les gusta la docencia.

Yo disfruto mucho lo que hago, no lo veo como un trabajo y se hace todo muy fácil, porque a las clases las brindamos tres personas, pero al ser numeroso el alumnado de la escuela, tenemos muchos grupos.

Eso nos da lugar a un amplio horario.

Pero fuera de eso, doy clases de  expresión corporal en el colegio Vaz Ferreira, hace ya tres años que brindo mi experiencia a todo inicial y primaria.

Es una experiencia muy linda, un nuevo proceso que me enriqueció mucho. No es lo mismo trabajar con un staff completo, con una coordinación de trabajo durante el año, con una adaptación de grupos de distinta edades, pero además coordinado con las maestras, según las necesidades del grupo y según las actividades de todo el colegio.

Para mí fue una experiencia maravillosa, ya que en mi escuela, nosotros tenemos los objetivos marcados desde un principio de año y las actividades también, trabajando en base a eso.

Trabajar en este colegio con mucha comodidad, con la directora que es divina, con un excelente grupo y unos niños divinos, me ha enriquecido mucho como profesional y como persona, es un placer hacerlo.

¿Con que otras cosas simples disfruta?

Me gusta comer mucho y de todo.

Siempre digo que no soy un ejemplo en tema de alimentación.

A mi esposo y a mí, nos gusta mucho cocinar,  en realidad tenemos poco tiempo. Pero no compramos casi comida hecha.

Nos gusta mucho viajar, nuestro país es chiquito pero es muy lindo para conocer, pero también hemos tenido la oportunidad de viajar fuera y es muy lindo, porque conoces otras culturas y además al volver es volver renovada. Nos brinda el ánimo para encarar el año que llega.

Somos muy familieros, también nos gusta mucho estar con amigos, disfrutamos mucho en reuniones reducidas para poder conversar.

¿Cómo ve a la mujer actual?

La veo bien. En realidad se empezó hace tanto tiempo, tratando de conseguir condiciones de igualdad para la mujer, que se ha conseguido mucho.

Pero es muy lindo ver, como desde muy chiquitas las niñas tienen un poder de decisión e independencia, que creo que nuestras abuelas nunca hubiesen tenido y nunca hubiesen creído que era posible que a tan corta edad, se puede formar una familia porque es lo que quiere  tener, y no por una necesidad, para que se la mantenga a la mujer y pueda vivir, sino que las niñas de tan chiquitas, son conscientes de que son autosuficientes y que por lo tanto estar con una pareja, con hijos o mantenerse en la casa de sus padres, es porque lo quieren hacer.

“Elijo esto porque es lo que quiero y no porque no tengo otra elección”.

Es una de las bases de las libertades que hace a nuestro país tan divino y tan democrático. Eso me enorgullece y me hace muy feliz.

¿Les enviarías un mensaje a las mujeres en su día?

Saludar a todas las mujeres como cada 8 de Marzo y agradecer a todas aquellas mujeres y hombres que hicieron posible que nosotros disfrutemos de todo esto que tenemos, es un placer.

un país libre y democrático con la dicha de disfrutar todos esos derechos.

Y como mujeres el desafío siempre va a ser, seguir formando hombres y mujeres libres, que aprecien la democracia, los valores sociales que hacen que nuestro país sea lo que es.

De ser asi, siempre en nuestras casas, nuestras familias  y nuestros niños, van a ser personas felices.

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

Mujer, nunca te detengas

Mujer, siempre ten presente que la piel se arruga,
el pelo se vuelve blanco, los días se convierten en años….
pero lo importante no cambia, tu fuerza y tu convicción no tienen edad.
Tu espíritu es la fortaleza que alimenta a la sociedad.
Detrás de cada línea de llegada hay una de partida,
detrás de cada logro hay
un desafío.
Mientras estés viva,
siéntate viva.
Si extrañas lo que hacías
vuelve a hacerlo.
Sigue adelante aunque todos esperen que abandones.
Haz que en vez de lastima te tengan respeto.
Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas caminar, usa el bastón….
Pero nunca te detengas

Mujer, siempre ten presente que la piel se arruga,

el pelo se vuelve blanco, los días se convierten en años….

pero lo importante no cambia, tu fuerza y tu convicción no tienen edad.

Tu espíritu es la fortaleza que alimenta a la sociedad.

Detrás de cada línea de llegada hay una de partida,

detrás de cada logro hay

un desafío.

Mientras estés viva,

siéntate viva.

Si extrañas lo que hacías

vuelve a hacerlo.

Sigue adelante aunque todos esperen que abandones.

Haz que en vez de lastima te tengan respeto.

Cuando por los años no puedas correr, trota.

Cuando no puedas caminar, usa el bastón….

Pero nunca te detengas

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

Docente- Actriz del Grupo Teatral “La Galera”

Activa, entusiasta, pero por sobre todo muy positiva.
Evangelina, es una mujer que apostó a su tarea en la docencia en distintas escuelas del departamento, conformó una hermosa familia,  también supo jugarse arriba de un escenario de teatro, conformando el grupo “La Galera”, que a pasos agigantados, triunfa día a día.
Así dialogamos con ella, brindándonos detalles de su vida.
¿Cómo comienza su vocación por ser maestra?
Desde niña siempre tuve esa ilusión y la llevé conmigo. Uno ve en el maestro, ese modelo a seguir.
Tuve la docencia como un proyecto de vida y luego cuando fui adolescente, terminé el liceo y dentro de las carreras  que tenía en esa época, opté por magisterio, sin dejar de lado la parte artística, más precisamente el arte escénico.
Soy maestra hace ya quince años, comenzando por Colonia Lavalleja, trabajando también en el liceo que se abrían las puertas ese año allí,  luego me traslado a la Escuelita Portugal 91 del Polígono, trabajo en paralelo con el jardín 124.
Después de dar concurso  en Dirección Rural, trabajé en Colonia Osimani, también un placer haber trabajado allí,  luego me traslado a la Escuela Nº 70 de Salto Grande, y luego a la Nº 16 de Parada Herrería.
Y cuando se me vence el concurso vuelvo a mi Escuelita Nº 91 Portugal, del Polígono que es donde tuve siempre mi efectividad.
Actualmente va a hacer el 4º año, que me radiqué por allí.
¿De qué forma llega a su vida el arte escénico?
Uno elige su profesión para trabajar, como desempeño laboral,  pero tambien uno tiene su vocación por algo, que no es lo que más reditúa económicamente, pero es el rédito del alma donde uno se puede expresar y lo mío siempre fué el teatro, involucrándose en mi vida.
Se lo tengo que agradecer a mi familia que era quien me llevaba, mientras yo hacía teatro en el gallinero de mi casa.
Armábamos todo con los demás niños, con mi hermana Laura, que siempre me impulsó junto a mis padres, pero en realidad era ella quien me apoyó, se encargó de llevarme a cursos y hacerme tomar ese gustito al teatro.
Cuando fuí adolescente también me encargué de seguir tomando cursos, algunos con Yanely de Vecci entre otros, hasta que pasa el tiempo y me fuí involucrando más, dándome cuenta que era lo mío.
¿Cuándo conforma el grupo La Galera?
En ese camino que había emprendido en lo escénico, conocí a mucha gente formando distintos grupos teatrales.  Como yo había sido becada para realizar un curso con la Profesora De Lima, es  por medio de ella que conozco a Ricardo González Vetey, actual Director de la Galera.
Al culminar los talleres, que realizábamos, Ricardo me convoca, siendo él, parte del grupo de “Entrecasa”.
Cuando en el 2005, hubo una adaptación para la obra El Quijote por este grupo, Ricardo me invita.
Desde ahí en adelante fuimos avanzando y sumando gente.
Pasó el tiempo, el grupo de Entrecasa se diluyó y quedamos conectados siempre.
Hasta que en 2011, Ricardo me vuelve a convocar para “Esperando la Carroza”, luego en el 2012 fue como que se formalizó La Galera, y realizamos “Tartufo”, en el 2013 “La Ratonera” y en el 2014, estuvimos trabajando con “La abeja Haragana” de Horacio Quiroga,  “Un Salto al 900” y “Corazón Trágico”, tributo a Shakespeare, “Solas en la Madrugada”, “Si es jueves es té”, “Uno para el otro”  y “Nosotras que nos queremos tanto”,  ésta última, fué un logro para el grupo, porque si bien no estuve en el escenario, si lo hice detrás con toda la colaboración.
¿Qué se viene con La Galera?
Desde ya comenzaremos con aportes para el mes de la mujer, con la reposición de “Nosotras que nos queremos tanto”.
También estaremos en el 140 aniversario del nacimiento de Florencio Sánchez, nuestro dramaturgo por excelencia y estaremos trabajando con obras de este autor.
Agradeciendo el apoyo del MEC, ya que algunas de nuestras obras son actividades enfocada al estudiante.
Desde la formación desde muy pequeño, el niño con oportunidad de apreciación, con el tiempo puede tranquilamente llegar a productor cuando sea adulto.
Que fue lo que gracias a Dios, me pasó a mí.
Entonces esta oportunidad que realiza el MEC, esperamos que siga haciéndolo, porque hemos  realizado algunas de estas obras mencionadas  en escuelas. Incluso por medio del boca a boca, ya que está enfocado hasta adolescentes de tercer año de liceo.
Y el impacto que produce en niños, adolescentes y alumnos de CECAP, es impresionante. Es apreciar no solo el personaje, sino la vestimenta, el maquillaje, desde cómo se para el actor. Hemos sido recibidos en las escuelas, en forma excelente.
¿Con que disfruta Evangelina?
Con mi familia. Es lo fundamental: mi esposo Andrés y Federico mi hijo, son los que la conforman, pero no podemos olvidar todo el grupo familiar que nos rodea, formando parte de nuestras vidas y tanto colabora con nosotros.
Mis padres, mi hermana y familia, mis suegros, somos una sola familia,  en la cual nos apoyamos continuamente para realizar estas actividades extras y yo agradezco profundamente.
Además los actores, somos recolectores de vestimenta y ellos simpre están atentos a los que nos hace falta, (carteras, zapatos, etc.)
Me gustan mucho los gatos, los amo. Me gusta la formación de la lectura por placer, entre otras cosas.
¿La reconoce la gente por la calle?
¡Sí!, es increíble, pero encuentro un cierto reconocimiento en las personas. Y gracias a nuestro público va en aumento. Es que nuestro producto es bueno y nosotros lo primero que consideramos es nuestro espectador.
¿Le envía un mensaje a la mujer de hoy?
Como seres humanos, tenemos que luchar por esas cosas que nos parece, nos llenan el alma.
Si bien tenemos nuestras responsabilidades que tienen que ver con la familia, el trabajo y demás, siempre hay que darse ese espacio donde la que disfruta realmente, es nuestra alma, nuestro espíritu.
Alimentarse de esas cosas que no tienen un formato físico. Un buen libro, lo de ir  al teatro, la pintura. Darse esa oportunidad de conocer a veces eso que nos puede llegar a encantar y a cambiar una mirada del mundo
Es el único regalo que nosotros mismos nos podemos dar.
Un agradecimiento especial a Diario El Pueblo, por el apoyo a la cultura en general.
¡Felicidades en su día, a todas las mujeres!!

Evangelina Cavallo Lechini

Activa, entusiasta, pero por sobre todo muy positiva.

Evangelina, es una mujer que apostó a su tarea en la docencia en distintas escuelas del departamento, conformó una hermosa familia,  también supo jugarse arriba de un escenario de teatro, conformando el grupo “La Galera”, que a pasosEvangelina Cavalloagigantados, triunfa día a día.

Así dialogamos con ella, brindán-donos detalles de su vida.

¿Cómo comienza su vocación por ser maestra?

Desde niña siempre tuve esa ilusión y la llevé conmigo. Uno ve en el maestro, ese modelo a seguir.

Tuve la docencia como un proyecto de vida y luego cuando fui adolescente, terminé el liceo y dentro de las carreras  que tenía en esa época, opté por magisterio, sin dejar de lado la parte artística, más precisamente el arte escénico.

Soy maestra hace ya quince años, comenzando por Colonia Lavalleja, trabajando también en el liceo que se abrían las puertas ese año allí,  luego me traslado a la Escuelita Portugal 91 del Polígono, trabajo en paralelo con el jardín 124.

Después de dar concurso  en Dirección Rural, trabajé en Colonia Osimani, también un placer haber trabajado allí,  luego me traslado a la Escuela Nº 70 de Salto Grande, y luego a la Nº 16 de Parada Herrería.

Y cuando se me vence el concurso vuelvo a mi Escuelita Nº 91 Portugal, del Polígono que es donde tuve siempre mi efectividad.

Actualmente va a hacer el 4º año, que me radiqué por allí.

¿De qué forma llega a su vida el arte escénico?

Uno elige su profesión para trabajar, como desempeño laboral,  pero tambien uno tiene su vocación por algo, que no es lo que más reditúa económicamente, pero es el rédito del alma donde uno se puede expresar y lo mío siempre fué el teatro, involucrándose en mi vida.

Se lo tengo que agradecer a mi familia que era quien me llevaba, mientras yo hacía teatro en el gallinero de mi casa.

Armábamos todo con los demás niños, con mi hermana Laura, que siempre me impulsó junto a mis padres, pero en realidad era ella quien me apoyó, se encargó de llevarme a cursos y hacerme tomar ese gustito al teatro.

Cuando fuí adolescente también me encargué de seguir tomando cursos, algunos con Yanely de Vecci entre otros, hasta que pasa el tiempo y me fuí involucrando más, dándome cuenta que era lo mío.

¿Cuándo conforma el grupo La Galera?

En ese camino que había emprendido en lo escénico, conocí a mucha gente formando distintos grupos teatrales.  Como yo había sido becada para realizar un curso con la Profesora De Lima, es  por medio de ella que conozco a Ricardo González Vetey, actual Director de la Galera.

Al culminar los talleres, que realizábamos, Ricardo me convoca, siendo él, parte del grupo de “Entrecasa”.

Cuando en el 2005, hubo una adaptación para la obra El Quijote por este grupo, Ricardo me invita.

Desde ahí en adelante fuimos avanzando y sumando gente.

Pasó el tiempo, el grupo de Entrecasa se diluyó y quedamos conectados siempre.

Hasta que en 2011, Ricardo me vuelve a convocar para “Esperando la Carroza”, luego en el 2012 fue como que se formalizó La Galera, y realizamos “Tartufo”, en el 2013 “La Ratonera” y en el 2014, estuvimos trabajando con “La abeja Haragana” de Horacio Quiroga,  “Un Salto al 900” y “Corazón Trágico”, tributo a Shakespeare, “Solas en la Madrugada”, “Si es jueves es té”, “Uno para el otro”  y “Nosotras que nos queremos tanto”,  ésta última, fué un logro para el grupo, porque si bien no estuve en el escenario, si lo hice detrás con toda la colaboración.

¿Qué se viene con La Galera?

Desde ya comenzaremos con aportes para el mes de la mujer, con la reposición de “Nosotras que nos queremos tanto”.

También estaremos en el 140 aniversario del nacimiento de Florencio Sánchez, nuestro dramaturgo por excelencia y estaremos trabajando con obras de este autor.

Agradeciendo el apoyo del MEC, ya que algunas de nuestras obras son actividades enfocada al estudiante.

Desde la formación desde muy pequeño, el niño con oportunidad de apreciación, con el tiempo puede tranquilamente llegar a productor cuando sea adulto.

Que fue lo que gracias a Dios, me pasó a mí.

Entonces esta oportunidad que realiza el MEC, esperamos que siga haciéndolo, porque hemos  realizado algunas de estas obras mencionadas  en escuelas. Incluso por medio del boca a boca, ya que está enfocado hasta adolescentes de tercer año de liceo.

Y el impacto que produce en niños, adolescentes y alumnos de CECAP, es impresionante. Es apreciar no solo el personaje, sino la vestimenta, el maquillaje, desde cómo se para el actor. Hemos sido recibidos en las escuelas, en forma excelente.

¿Con que disfruta Evangelina?

Con mi familia. Es lo fundamental: mi esposo Andrés y Federico mi hijo, son los que la conforman, pero no podemos olvidar todo el grupo familiar que nos rodea, formando parte de nuestras vidas y tanto colabora con nosotros.

Mis padres, mi hermana y familia, mis suegros, somos una sola familia,  en la cual nos apoyamos continuamente para realizar estas actividades extras y yo agradezco profundamente.

Además los actores, somos recolectores de vestimenta y ellos simpre están atentos a los que nos hace falta, (carteras, zapatos, etc.)

Me gustan mucho los gatos, los amo. Me gusta la formación de la lectura por placer, entre otras cosas.

¿La reconoce la gente por la calle?

¡Sí!, es increíble, pero encuentro un cierto reconocimiento en las personas. Y gracias a nuestro público va en aumento. Es que nuestro producto es bueno y nosotros lo primero que consideramos es nuestro espectador.

¿Le envía un mensaje a la mujer de hoy?

Como seres humanos, tenemos que luchar por esas cosas que nos parece, nos llenan el alma.

Si bien tenemos nuestras responsabilidades que tienen que ver con la familia, el trabajo y demás, siempre hay que darse ese espacio donde la que disfruta realmente, es nuestra alma, nuestro espíritu.

Alimentarse de esas cosas que no tienen un formato físico. Un buen libro, lo de ir  al teatro, la pintura. Darse esa oportunidad de conocer a veces eso que nos puede llegar a encantar y a cambiar una mirada del mundo

Es el único regalo que nosotros mismos nos podemos dar.

Un agradecimiento especial a Diario El Pueblo, por el apoyo a la cultura en general.

¡Felicidades en su día, a todas las mujeres!!

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

“Puedo escribir los versos más tristes esta noche”, de Pablo Neruda.

«… Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.
Oir la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma
como al pasto el rocío.
Qué importa que mi amor
no pudiera guardarla.
La noche esta estrellada
y ella no está conmigo.
Eso es todo. A lo lejos
alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta
con haberla perdido. …».

«… Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oir la noche inmensa, más inmensa sin ella.

Y el verso cae al alma

como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor

no pudiera guardarla.

La noche esta estrellada

y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos

alguien canta. A lo lejos.

Mi alma no se contenta

con haberla perdido. …».

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

Gerente Regional de Supermercados TA-TA

Oriunda de Salto, de la localidad de San Antonio,  desde muy pequeña Magalí soñó con la superación,  tratando de estar siempre preparada para los cambios.
Con unos padres que mucho la apoyaron, sintiéndose  orgullosos de ella y de sus otros tres hermanos.
Elabora  su agenda de vida un poco alejada de sus raíces, pero con su corazoncito siempre al lado de su hogar y los suyos.  Trabajando en diferentes departamentos, muy agradecida por lo que la vida le regala. Viajando mucho tambien disfruta, con la convicción de seguir superándose día a día.
Nos recibe gustosa, contándonos su llegada a TA-TA y la alegría de sus ascensos.
¿Cómo llega a Supermercados TA-TA?
En el año ´92, cuando se llama para cubrir un puesto en la primera sucursal que se abre en el departamento de Salto, y en el interior.
Después de la entrevista, quedo seleccionada entre veinte personas, que luego viajan a Montevideo a prepararse para la tarea de repositor.
Comienzo la mía al abrir  sus puertas TA-TA en calle Uruguay y a los seis meses de estar como repositor, me ascienden a inspector, que hoy sería la figura del encargado de ventas.
En el 2002, en plena crisis, me proponen ya estando en el local de Soca y 19 de Abril, ascenderme a Gerente, un gran desafío para mí, por la importancia que tenía el local a nivel compañía, ya que era el segundo en facturación.
Acepté. Fue una época dura, ya que contaba la creatividad, la dedicación y todo el esfuerzo,  pero de mucho aprendizaje.
En el 2012, me trasladan por su apertura al local del Cerro, yo lo siento como un hijo mío, ya que elegimos junto al gerente general, el lugar donde íbamos a  realizar esa apertura, hubo que remarla mucho, por el lugar tan distanciado, pero fue un logro entre todos.
Y en Junio del 2013, una véz que se incorpora el local de Multiahorro, me proponen el ascenso a Gerente Regional, y lo acepté.
Era un gran desafío y desarraigo, porque me tenía que trasladar a Maldonado,  desde esa fecha estoy ocupando este puesto en la empresa, en la cual, llevo 23 años.
¿Cómo recibe la noticia del último ascenso?
No fue fácil, porque se generan muchos miedos, yo estaba en una posición muy cómoda como gerente, al trabajo lo manejaba muy bien, por los años de experiencia.
Porque además, al local del centro era muy difícil gestionarlo, por la cantidad de personas que trabajan. Somos unos ciento treinta,  además de ser un mercado difícil el de Salto, siempre estamos en una constante mejora
Lo acepté mas allá de todos mi miedos, mis interrogantes y mirando hacia atrás, considero que fue una excelente elección, ya que todos necesitamos cambiar, crecer y por supuesto a la empresa el hecho de confiar en mí y depositarme esta responsabilidad. Ya que contamos con noventa y dos locales en la compañía,  nos dividimos las regiones y a mí me correspondieron diez locales.
¿Cuál es la región asignada?
Son tres locales de Salto, Maldonado, San Carlos, Rocha, Treinta y Tres, Melo 1 y Melo 2, y Minas.
Por el hecho de estar distanciada de Salto, implica muchas horas de viaje, pero es un trabajo muy variado, con muchas cosas para hacer y gratificante. También en cada local, se encuentra un gran equipo que son los gerentes, que facilitan mucho la tarea y eso es muy importante.
Y cada local tiene su idiosincrasia, su estilo diferente y cada dia hay cosas diferentes para solucionar en cada uno de ellos.
Hay algo muy importante a destacar y es que TA-TA, da mucha posibilidad a la mujer a crecer, desde la gerencia del señor Omar Macri, por el cual siento un admiración profunda, existe una gran consideración por la mujer para el puesto que fuera.
Acá se la considera por capacidad y logros de objetivos, con una gran posibilidad de crecimiento sin importar si es mujer u hombre.
En la empresa siempre se brindó el puesto por capacidad, y no por compromiso, y por ser mujer u hombre, pero pienso que las mujeres, sin entender que seamos superiores, tenemos el sentido del detalle que el hombre no lo tiene. Tiene si la practicidad en  muchas cosas, asi que nos complementamos muy bien.
¿Cree que el líder, sea hombre o mujer, trasmite su manera de elaborar la tarea?
Si, el líder tiene que ser ejemplo de su equipo.
Un líder enseña, trasmite, tiene que ser confiable para su gente. Para su equipo de trabajo. Si bien el líder consideró que es el gerente de cada local, debo confesar que me reconforta y mucho el hecho de que en un día de cumpleaños, me envíen un mensaje felicitándome, pero tambien haciéndome saber que aprendieron algo conmigo, que lo hice creer en el mismo. Para mi es lo más gratificante y una caricia más grande aún al alma, como jefe o como líder, que es una palabra muy importante. Esa es la ventaja de haber transitado por todas las etapas desde el comienzo en la empresa y cumpliendo todas las funciones, basándolo en trabajo, en dedicación.
¿Qué le dejó TA-TA en todo este tiempo?
Muchísimo. Así como yo lo di todo, con aciertos y con errores, pero con la convicción de que hago lo mejor, ya que la empresa me lo dió todo.
Por eso soy una persona muy agradecida cuando en una empresa nos proporcionan tanto.
¿Con qué disfruta Magalí?
Con salir a caminar por la rambla en la ciudad donde resido, Maldonado, disfruto de comer un asado en familia, y estar con los afectos.
Soy muy futbolera, hincha sufriente de Nacional de Salto, y de Montevideo, me gusta ir a ver a Salto, a la Liguilla no me la pierdo, viajo para venir a verla.
Me apasiona cocinar, una ricas milanesas, tuco y porque no, un buen guiso, con un vinito tinto.
¿Les envía un mensaje a las mujeres en su día?
Le quiero decir a las mujeres, que hoy tenemos todos, las mismas posibilidades. No nos tenemos que sentir discriminadas, o pensar que no tenemos los mismos cupos.
Yo vengo de un lugar del interior, donde las posibilidades no existían, con unos padres  que no estaban en condiciones de ayudarme como quisieran, pero con todas las ganas de vernos salir adelante.
Pero tenemos que tomar en cuenta, que cuando uno se propone metas, todo se puede.
Cuando uno tiene objetivos claros, no es fácil, pero se puede, siempre se puede.
¡Felicidades a la mujer en su día!

Magalí Núñez

Oriunda de Salto, de la localidad de San Antonio,  desde muy pequeña Magalí soñó con la superación,  tratando de estar siempre preparada para los cambios.

Con unos padres que mucho la apoyaron, sintiéndose  orgullosos de ella y de susMagali Núñezotros tres hermanos.

Elabora  su agenda de vida un poco alejada de sus raíces, pero con su corazoncito siempre al lado de su hogar y los suyos.  Trabajando en diferentes departamentos, muy agradecida por lo que la vida le regala. Viajando mucho tambien disfruta, con la convicción de seguir superándose día a día.

Nos recibe gustosa, contándonos su llegada a TA-TA y la alegría de sus ascensos.

¿Cómo llega a Supermercados TA-TA?

En el año ´92, cuando se llama para cubrir un puesto en la primera sucursal que se abre en el departamento de Salto, y en el interior.

Después de la entrevista, quedo seleccionada entre veinte personas, que luego viajan a Montevideo a prepararse para la tarea de repositor.

Comienzo la mía al abrir  sus puertas TA-TA en calle Uruguay y a los seis meses de estar como repositor, me ascienden a inspector, que hoy sería la figura del encargado de ventas.

En el 2002, en plena crisis, me proponen ya estando en el local de Soca y 19 de Abril, ascenderme a Gerente, un gran desafío para mí, por la importancia que tenía el local a nivel compañía, ya que era el segundo en facturación.

Acepté. Fue una época dura, ya que contaba la creatividad, la dedicación y todo el esfuerzo,  pero de mucho aprendizaje.

En el 2012, me trasladan por su apertura al local del Cerro, yo lo siento como un hijo mío, ya que elegimos junto al gerente general, el lugar donde íbamos a  realizar esa apertura, hubo que remarla mucho, por el lugar tan distanciado, pero fue un logro entre todos.

Y en Junio del 2013, una véz que se incorpora el local de Multiahorro, me proponen el ascenso a Gerente Regional, y lo acepté.

Era un gran desafío y desarraigo, porque me tenía que trasladar a Maldonado,  desde esa fecha estoy ocupando este puesto en la empresa, en la cual, llevo 23 años.

¿Cómo recibe la noticia del último ascenso?

No fue fácil, porque se generan muchos miedos, yo estaba en una posición muy cómoda como gerente, al trabajo lo manejaba muy bien, por los años de experiencia.

Porque además, al local del centro era muy difícil gestionarlo, por la cantidad de personas que trabajan. Somos unos ciento treinta,  además de ser un mercado difícil el de Salto, siempre estamos en una constante mejora

Lo acepté mas allá de todos mi miedos, mis interrogantes y mirando hacia atrás, considero que fue una excelente elección, ya que todos necesitamos cambiar, crecer y por supuesto a la empresa el hecho de confiar en mí y depositarme esta responsabilidad. Ya que contamos con noventa y dos locales en la compañía,  nos dividimos las regiones y a mí me correspondieron diez locales.

¿Cuál es la región asignada?

Son tres locales de Salto, Maldonado, San Carlos, Rocha, Treinta y Tres, Melo 1 y Melo 2, y Minas.

Por el hecho de estar distanciada de Salto, implica muchas horas de viaje, pero es un trabajo muy variado, con muchas cosas para hacer y gratificante. También en cada local, se encuentra un gran equipo que son los gerentes, que facilitan mucho la tarea y eso es muy importante.

Y cada local tiene su idiosincrasia, su estilo diferente y cada dia hay cosas diferentes para solucionar en cada uno de ellos.

Hay algo muy importante a destacar y es que TA-TA, da mucha posibilidad a la mujer a crecer, desde la gerencia del señor Omar Macri, por el cual siento un admiración profunda, existe una gran consideración por la mujer para el puesto que fuera.

Acá se la considera por capacidad y logros de objetivos, con una gran posibilidad de crecimiento sin importar si es mujer u hombre.

En la empresa siempre se brindó el puesto por capacidad, y no por compromiso, y por ser mujer u hombre, pero pienso que las mujeres, sin entender que seamos superiores, tenemos el sentido del detalle que el hombre no lo tiene. Tiene si la practicidad en  muchas cosas, asi que nos complementamos muy bien.

¿Cree que el líder, sea hombre o mujer, trasmite su manera de elaborar la tarea?

Si, el líder tiene que ser ejemplo de su equipo.

Un líder enseña, trasmite, tiene que ser confiable para su gente. Para su equipo de trabajo. Si bien el líder consideró que es el gerente de cada local, debo confesar que me reconforta y mucho el hecho de que en un día de cumpleaños, me envíen un mensaje felicitándome, pero tambien haciéndome saber que aprendieron algo conmigo, que lo hice creer en el mismo. Para mi es lo más gratificante y una caricia más grande aún al alma, como jefe o como líder, que es una palabra muy importante. Esa es la ventaja de haber transitado por todas las etapas desde el comienzo en la empresa y cumpliendo todas las funciones, basándolo en trabajo, en dedicación.

¿Qué le dejó TA-TA en todo este tiempo?

Muchísimo. Así como yo lo di todo, con aciertos y con errores, pero con la convicción de que hago lo mejor, ya que la empresa me lo dió todo.

Por eso soy una persona muy agradecida cuando en una empresa nos proporcionan tanto.

¿Con qué disfruta Magalí?

Con salir a caminar por la rambla en la ciudad donde resido, Maldonado, disfruto de comer un asado en familia, y estar con los afectos.

Soy muy futbolera, hincha sufriente de Nacional de Salto, y de Montevideo, me gusta ir a ver a Salto, a la Liguilla no me la pierdo, viajo para venir a verla.

Me apasiona cocinar, una ricas milanesas, tuco y porque no, un buen guiso, con un vinito tinto.

¿Les envía un mensaje a las mujeres en su día?

Le quiero decir a las mujeres, que hoy tenemos todos, las mismas posibilidades. No nos tenemos que sentir discriminadas, o pensar que no tenemos los mismos cupos.

Yo vengo de un lugar del interior, donde las posibilidades no existían, con unos padres  que no estaban en condiciones de ayudarme como quisieran, pero con todas las ganas de vernos salir adelante.

Pero tenemos que tomar en cuenta, que cuando uno se propone metas, todo se puede.

Cuando uno tiene objetivos claros, no es fácil, pero se puede, siempre se puede.

¡Felicidades a la mujer en su día!

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (2)

1

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

«Soy una agradecida a la vida, ha sido muy generosa conmigo»

Andrea Zunini  (Licenciada en Ciencias de la Comunicación)

Una mujer con muchos méritos.
No solamente por su excelencia y trayectoria, en lo que refiere a su labor. Es un referente en el departamento asi como tambien fuera de él .
Con gran entusiasmo, lleva adelante además de su profesionalismo, una hermosa familia constituida, regalándole la prioridad en su vida.
Andrea nos contagia, haciéndonos partícipes de esa felicidad que la inunda y tanto disfruta.
Aquí conoceremos su realidad y manera de pensar :
¿Cual es la actividad que te ocupa actualmente?
Me desempeño como Consultora en Comunicación, asesorando a empresas, profesionales y organizaciones en temas vinculados a la comunicación publicitaria, la comunicación organizacional, el marketing y la atención al cliente.
¿Que te llevo a volcarte a ella?
Mi formación universitaria como Licenciada en Ciencias de la Comunicación me ha permitido desempeñarme a nivel profesional en distintos ámbitos. Llevo más de 18 años de ejercicio, trabajando como comunicadora en distintos lugares. En la primer etapa, estando en Montevideo, trabajé como periodista en El País Cultural y en la Revista Tres. Luego, pasé al mundo de la publicidad, trabajando como redactora creativa y ejecutiva de cuentas en la Agencia Núcleo Leo Burnett para marcas como Mc Donald´s, República Afap y United Airlines. Al regresar a Salto, a fines de los 90, abrí la agencia publicitaria Azeta, ofreciendo servicios exclusivos de publicidad. En el año 2001, coincidiendo con mi maternidad, decido continuar con la empresa pero orientando mis servicios a la consultaría, desde mi Estudio en mi casa, para estar más cerca de mi hijo. Desde entonces es como trabajo, con más libertad, sin personal a cargo, como Consultora independiente, abarcando otras áreas, no sólo la publicidad.
¿Cuales han sido tus prioridades en la vida?
Creo que lo que siempre uno quiere es ser feliz, y que las personas que ama, también lo sean… Esa como prioridad básica en la vida… pero respondiendo desde otro lugar a la pregunta, mis otras “prioridades” fueron variando según el momento de mi vida. Cuando me fui a Montevideo a estudiar a la Universidad Católica con 18 años, mi meta era recibirme, obtener mi título. Luego, mis energías estuvieron puestas en conseguir un trabajo que me permitiera continuar formándome, más allá de lo que fuera aprendiendo en la Universidad. Más tarde, ya casada, el proyecto de vida familiar “orientó” la carrera laboral, y con mi esposo – Rodrigo Rivas – resolvimos volver a Salto, para formar aquí, una familia. A partir de este proyecto de vida, fui “acomodando” mi profesión, teniendo claro que quería disfrutar de mi familia, estar cerca de mis hijos, acompañarlos todo lo que pudiera en su crecimiento… Por eso mi estudio está en mi casa y mi agenda laboral se fija en función de mis horarios como mamá. Lo correcto sería decir: mi agenda laboral se fija en función de los horarios de mis hijos… (sonrie).
¿Y alguna asignatura que tengas pendiente?
No, soy una agradecida a la vida, ha sido muy generosa conmigo.
¿Un sueño?
Que mis hijos, Germán y Magdalena, logren realizarse en su vida adulta, que logren ser lo que quieran ser, que sean siempre muy felices…Que la vida continúe siendo generosa con ellos también.
¿Como ves a la mujer salteña?
Hay mujeres salteñas de muchas edades… desde jóvenes universitarias, hasta abuelas emprendedoras y atletas… Pero si pienso en la mujer salteña, mamá, con hijos en edad escolar, con hijos adolescentes, que además trabaja, creo que a diferencia de la mujer que vive en Montevideo, tiene la suerte de vivir en una ciudad que nos permite llevar adelante un trabajo, compartir mucho tiempo con nuestros hijos y tener espacios para uno mismo. Esta ciudad nos da la oportunidad de realizarnos laboralmente sin tener que renunciar a nuestro sueño de ser una madre presente, permitiéndonos además practicar deportes o llevar adelante un hobby. Hacerlo exige organización, constancia, y un compañero (esposo/papá) que acompañe y apoye… Por suerte conozco a muchas “mujeres salteñas” que lo han logrado…
Un mensaje a la mujer.
Creo que tenemos un gran desafío por delante, vivimos en una sociedad en que se nos “exige” mucho, y que a veces puede hacernos olvidar nuestras “prioridades”. Yo simplemente le propondría que pusiera todas sus fuerzas en ser feliz, pero no con una visión egoísta ni mucho menos, solamente siendo conscientes de que somos quienes “manejamos” la energía de nuestro hogar y que si nosotras estamos bien, transmitimos ese bienestar al resto. Vivir con alegría, agradeciendo las pequeñas cosas, con una actitud más positiva de la que solemos tener, sin quejarnos tanto por lo que no tenemos y viendo más con el corazón, todo lo que nos rodea… Recordando simplemente, que ser feliz no es un derecho, es una obligación, y que los principales responsables de cumplirlo, somos nosotros mismos.

Una mujer con muchos méritos.

No solamente por su excelencia y trayectoria, en lo que refiere a su labor. Es un referente en el departamento asi como tambien fuera de él .

Con gran entusiasmo, lleva adelante además de su profesionalismo, una hermosa familia constituida, regalándole la prioridad en su vida.

Andrea nos contagia, haciéndonos partícipes de esa felicidad que la inunda y tanto disfruta.

Aquí conoceremos su realidad y manera de pensar :

¿Cual es la actividad que te ocupa actualmente?

Me desempeño como Consultora en Comunicación, asesorando a empresas, profesionales y organizaciones en temas vinculados a la comunicación publicitaria, la comunicación organizacional, el marketing y la atención al cliente.

¿Que te llevo a volcarte a ella?

Mi formación universitaria como Licenciada en Ciencias de la Comunicación me ha permitido desempeñarme a nivel profesional enlic. andrea zunini distintos ámbitos. Llevo más de 18 años de ejercicio, trabajando como comunicadora en distintos lugares. En la primer etapa, estando en Montevideo, trabajé como periodista en El País Cultural y en la Revista Tres. Luego, pasé al mundo de la publicidad, trabajando como redactora creativa y ejecutiva de cuentas en la Agencia Núcleo Leo Burnett para marcas como Mc Donald´s, República Afap y United Airlines. Al regresar a Salto, a fines de los 90, abrí la agencia publicitaria Azeta, ofreciendo servicios exclusivos de publicidad. En el año 2001, coincidiendo con mi maternidad, decido continuar con la empresa pero orientando mis servicios a la consultaría, desde mi Estudio en mi casa, para estar más cerca de mi hijo. Desde entonces es como trabajo, con más libertad, sin personal a cargo, como Consultora independiente, abarcando otras áreas, no sólo la publicidad.

¿Cuales han sido tus prioridades en la vida?

Creo que lo que siempre uno quiere es ser feliz, y que las personas que ama, también lo sean… Esa como prioridad básica en la vida… pero respondiendo desde otro lugar a la pregunta, mis otras “prioridades” fueron variando según el momento de mi vida. Cuando me fui a Montevideo a estudiar a la Universidad Católica con 18 años, mi meta era recibirme, obtener mi título. Luego, mis energías estuvieron puestas en conseguir un trabajo que me permitiera continuar formándome, más allá de lo que fuera aprendiendo en la Universidad. Más tarde, ya casada, el proyecto de vida familiar “orientó” la carrera laboral, y con mi esposo – Rodrigo Rivas – resolvimos volver a Salto, para formar aquí, una familia. A partir de este proyecto de vida, fui “acomodando” mi profesión, teniendo claro que quería disfrutar de mi familia, estar cerca de mis hijos, acompañarlos todo lo que pudiera en su crecimiento… Por eso mi estudio está en mi casa y mi agenda laboral se fija en función de mis horarios como mamá. Lo correcto sería decir: mi agenda laboral se fija en función de los horarios de mis hijos… (sonrie).

¿Y alguna asignatura que tengas pendiente?

No, soy una agradecida a la vida, ha sido muy generosa conmigo.

¿Un sueño?

Que mis hijos, Germán y Magdalena, logren realizarse en su vida adulta, que logren ser lo que quieran ser, que sean siempre muy felices…Que la vida continúe siendo generosa con ellos también.

¿Como ves a la mujer salteña?

Hay mujeres salteñas de muchas edades… desde jóvenes universitarias, hasta abuelas emprendedoras y atletas… Pero si pienso en la mujer salteña, mamá, con hijos en edad escolar, con hijos adolescentes, que además trabaja, creo que a diferencia de la mujer que vive en Montevideo, tiene la suerte de vivir en una ciudad que nos permite llevar adelante un trabajo, compartir mucho tiempo con nuestros hijos y tener espacios para uno mismo. Esta ciudad nos da la oportunidad de realizarnos laboralmente sin tener que renunciar a nuestro sueño de ser una madre presente, permitiéndonos además practicar deportes o llevar adelante un hobby. Hacerlo exige organización, constancia, y un compañero (esposo/papá) que acompañe y apoye… Por suerte conozco a muchas “mujeres salteñas” que lo han logrado…

Un mensaje a la mujer.

Creo que tenemos un gran desafío por delante, vivimos en una sociedad en que se nos “exige” mucho, y que a veces puede hacernos olvidar nuestras “prioridades”. Yo simplemente le propondría que pusiera todas sus fuerzas en ser feliz, pero no con una visión egoísta ni mucho menos, solamente siendo conscientes de que somos quienes “manejamos” la energía de nuestro hogar y que si nosotras estamos bien, transmitimos ese bienestar al resto. Vivir con alegría, agradeciendo las pequeñas cosas, con una actitud más positiva de la que solemos tener, sin quejarnos tanto por lo que no tenemos y viendo más con el corazón, todo lo que nos rodea… Recordando simplemente, que ser feliz no es un derecho, es una obligación, y que los principales responsables de cumplirlo, somos nosotros mismos.

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

3

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

Directora de Oficina de la Juventud en Intendencia de Salto

Andreína Rossi –  (Política)

Nuestro placentero trabajo de comunicar, nos regala muchas veces la oportunidad, de conocer a personas como Andreína, sorprendiéndonos  muy gratamente.
Nos recibió de una manera especial, cordialmente  y de esa forma  transcurrió todo el tiempo, mientras duró nuestra visita.
Activa, inquieta, con energía y muchos proyectos, es una joven mujer entregada a la labor social, con un grupo humano, que acompaña su ritmo de trabajo, realizando múltiples tareas. Cumpliendo sueños a nivel de  toda la juventud salteña.
Le preguntamos sobre sus comienzos en la política, sobre su vida, y esto nos respondió:
“Comencé en todo esto de la política, unos días antes del día de la mujer en el 2009, en Vamos Salto.
Concurrí a un acto en Salto Nuevo, conocí  a Germán y me cautivó.
Me convenció más que nada por la persona que era, por lo joven, por lo buena onda y por toda la familia de Vamos Salto.
Estaban con actividades en casa Central, organizando el día de la  mujer, con talleres, fiestas, conferencias y más, cuando llegué.
¿Fue un desafío, tu llegada a la agrupación?
Me dieron la oportunidad de involucrarme de una forma especial, proponiendo y opinando. Enseguida me abrieron las puertas.
Me llamó mucho la atención de que siendo yo muy joven, y mujer, había un mito, que decía que la mujer en política no. Eso, se rompió.
Y me parece que Vamos Salto, es fundamental en eso, en darle participación a la mujer. Actualmente hay un grupo, que se llama Mujeres con Germán, donde también participo, y es impresionante verlas trabajar, porque están inmersas en hacer cosas, con empuje, con garras.
¿Te gustó siempre la política o se dio por casualidad?
De chica en realidad me dedicaba al deporte. Y por el hecho de vivir frente a Universitario, estuve siempre vinculada a él. Integré la Selección Uruguaya de Básquetbol, hacía bicicleta, pádel, entre otras.
El día que empecé en política, fue porque concurrí a acompañar a  una amiga de mamá a un acto y al llegar, lo primero que veo es a un grupo de gente, y entre ellos a muchas mujeres.
Me contagio la energía de Germán, de Cecilia y otras mujeres. Sorprendida miraba como una mujer podía estar ahí arriba del escenario, peleándola, eso me atrapo y a partir de ahí, le puse también yo mucha garra.
Luego, como joven y mujer, llegue a una lista propia, en las departamentales. Surgió abrir la 115 en veinte listas, y yo propuse tener una lista de jóvenes propia y el 9 de mayo del 2010, fuimos una de las listas, que aporto para que Germán fuera hoy el Intendente, además obtuvimos un edil. Trabajando solo unos meses. ¡Fue increíble!
¿Qué te gusta de la política?
Me llega muchísimo. Me gusta hacer y gestionar cosas para los demás.
Pienso que para eso estoy. No entré a la política por ningún interés.
Simplemente me gusta por el hecho de tener un grupo que sabes, te sigue.
Propongo una reunión, y con realizar esa invitación, me hace sentir muy bien el hecho de que concurran porque yo los convoque. Para mí es fundamental tener un grupo, poder reunirme con ellos, metiéndole ganas al trabajo y darle para adelante.
¿El hecho de que sea Germán un político joven y dinámico, lo lleva a ustedes a seguirlo?
Si. Seguro. Es una persona sencilla, humilde, trabajadora y sincera, que llega a los jóvenes.
Con su dinamismo en su actividad es impresionante. Nunca se vio todo esto, nunca se dio una movida como la de Germán.
Todos lo siguen, porque les gusta, y lo sienten. El está captando toda esa energía, y también el  llega. Tal vez porque sabe transmitir.
Ha logrado que la juventud se interese por la política y por hacer cosas, por ellos mismos.
¿Cómo Directora de Juventud, son muchas las actividades que diriges?
Generamos continuamente actividades para los jóvenes.
Estuvimos en Diciembre con mucha labor en cuanto a eventos en verano, en diferentes lugares y en enero, con Salto al Rock con bandas nacionales.
Estamos con talleres en un futuro próximo, concretando el de fotografía con Marcelo Cattani, y aunque no tuvo demasiada difusión en los medios, fue solo por medio de redes sociales, se presentaron ciento setenta inscriptos.
Contamos con una escuela de Hip Hop, en los patios de la oficina de la juventud. Además estamos gestionando la tarjeta joven nuestra, del departamento de Juventud de la Intendencia de Salto.
¿Cómo disfrutas tu tiempo sin trabajar?
Hago lo que me gusta que es política, con mi grupo.
Para la  familia, compuesta por mi papá Ricardo y mamá Cotti, junto a dos hermanas mujeres y mi hermano mellizo, siempre hay tiempo.
Me reúno con amigos, aprovecho a estar con ellos y es lo que ha generado esto de tener un hermano mellizo, que pueda tener un grupo grande de amigos varones, también de vincularme al deporte y de que me cuiden como a una hermana.
¿Cuáles son tus prioridades en la vida?
Trabajar. Proponer y hacer cosas para los jóvenes, ayudándolos dándole herramientas para que puedan salir adelante. Con talleres y actividades recreativas para que puedan tener también una salida laboral.
Y en la política, es seguir trabajando para que el actual Intendente, lo sea por cinco años más.
Trabajando junto a todos los demás para sacar el departamento adelante que eso es lo que el Intendente quiere.
¿Tus proyectos personales?
No tengo intereses. Solamente pienso en realidad, en crecer como grupo político, y también como persona.
En algún momento también pienso estudiar algo para obtener algún título para más adelante.
¿Tenés alguna asignatura pendiente?
Además del estudio en cuanto a mi carrera, porque eso es algo que está allí, me gustaría realizar muchas cosas, y sobre todo seguir en la política.
¿Cuál es tu sueño?
Tener una linda familia con hijos, a largo plazo.
¿Cómo ves a la mujer de Salto?
Es guerrera. Va para adelante, tiene su espacio, y su lugar en todos los ámbitos. Cada vez se ve más mujeres como presidenta, como empresaria, de hecho  la Intendencia de Salto, tiene como su Secretaria general, a una mujer.
La mujer de Salto ha tenido un empuje fundamental. Es ella fundamental en todo, maneja todo, y estamos copando la sociedad en todo el mundo.
Un mensaje a la mujer:
Saludo a la mujer en su día. ¡Que en realidad, son todos los días del año!”.

Nuestro placentero trabajo de comunicar, nos regala muchas veces la oportunidad, de conocer a personas como Andreína, sorprendiéndonos  muy gratamente.

Nos recibió de una manera especial, cordialmente  y de esa forma  transcurrió todo el tiempo, mientras duró nuestra visita.

Activa, inquieta, con energía y muchos proyectos, es una joven mujer entregada a la labor social, con un grupo humano, que acompaña su ritmo de trabajo, realizando múltiples tareas. Cumpliendo sueños a nivel de  toda la juventud salteña.

Le preguntamos sobre sus comienzos en la política, sobre su vida, y esto nos respondió:

“Comencé en todo esto de la política, unos días antes del día de la mujer en el 2009, en Vamos Salto.

Concurrí a un acto en Salto Nuevo, conocí  a Germán y me cautivó.

Me convenció más que nada por la persona que era, por lo joven, por lo buena onda y por toda la familia de Vamos Salto.

Estaban con actividades en casa Central, organizando el día de la  mujer, con talleres, fiestas, conferencias y más, cuando llegué.

¿Fue un desafío, tu llegada a la agrupación?

Me dieron la oportunidad de involucrarme de una forma especial, proponiendo y opinando. Enseguida me abrieron las puertas.

Me llamó mucho la atención de que siendo yo muy joven, y mujer, había un mito, que decía que la mujer en política no. Eso, se rompió.

Y me parece que Vamos Salto, es fundamental en eso, en darle participación a la mujer. Actualmente hay un grupo, que se llama Mujeres con Germán, donde también participo, y es impresionante verlas trabajar, porque están inmersas en hacer cosas, con empuje, con garras.

¿Te gustó siempre la política o se dio por casualidad?

De chica en realidad me dedicaba al deporte. Y por el hecho de vivir frente a Universitario, estuve siempre vinculada a él. Integré laAndreina Rossi. Selección Uruguaya de Básquetbol, hacía bicicleta, pádel, entre otras.

El día que empecé en política, fue porque concurrí a acompañar a  una amiga de mamá a un acto y al llegar, lo primero que veo es a un grupo de gente, y entre ellos a muchas mujeres.

Me contagio la energía de Germán, de Cecilia y otras mujeres. Sorprendida miraba como una mujer podía estar ahí arriba del escenario, peleándola, eso me atrapo y a partir de ahí, le puse también yo mucha garra.

Luego, como joven y mujer, llegue a una lista propia, en las departamentales. Surgió abrir la 115 en veinte listas, y yo propuse tener una lista de jóvenes propia y el 9 de mayo del 2010, fuimos una de las listas, que aporto para que Germán fuera hoy el Intendente, además obtuvimos un edil. Trabajando solo unos meses. ¡Fue increíble!

¿Qué te gusta de la política?

Me llega muchísimo. Me gusta hacer y gestionar cosas para los demás.

Pienso que para eso estoy. No entré a la política por ningún interés.

Simplemente me gusta por el hecho de tener un grupo que sabes, te sigue.

Propongo una reunión, y con realizar esa invitación, me hace sentir muy bien el hecho de que concurran porque yo los convoque. Para mí es fundamental tener un grupo, poder reunirme con ellos, metiéndole ganas al trabajo y darle para adelante.

¿El hecho de que sea Germán un político joven y dinámico, lo lleva a ustedes a seguirlo?

Si. Seguro. Es una persona sencilla, humilde, trabajadora y sincera, que llega a los jóvenes.

Con su dinamismo en su actividad es impresionante. Nunca se vio todo esto, nunca se dio una movida como la de Germán.

Todos lo siguen, porque les gusta, y lo sienten. El está captando toda esa energía, y también el  llega. Tal vez porque sabe transmitir.

Ha logrado que la juventud se interese por la política y por hacer cosas, por ellos mismos.

¿Cómo Directora de Juventud, son muchas las actividades que diriges?

Generamos continuamente actividades para los jóvenes.

Estuvimos en Diciembre con mucha labor en cuanto a eventos en verano, en diferentes lugares y en enero, con Salto al Rock con bandas nacionales.

Estamos con talleres en un futuro próximo, concretando el de fotografía con Marcelo Cattani, y aunque no tuvo demasiada difusión en los medios, fue solo por medio de redes sociales, se presentaron ciento setenta inscriptos.

Contamos con una escuela de Hip Hop, en los patios de la oficina de la juventud. Además estamos gestionando la tarjeta joven nuestra, del departamento de Juventud de la Intendencia de Salto.

¿Cómo disfrutas tu tiempo sin trabajar?

Hago lo que me gusta que es política, con mi grupo.

Para la  familia, compuesta por mi papá Ricardo y mamá Cotti, junto a dos hermanas mujeres y mi hermano mellizo, siempre hay tiempo.

Me reúno con amigos, aprovecho a estar con ellos y es lo que ha generado esto de tener un hermano mellizo, que pueda tener un grupo grande de amigos varones, también de vincularme al deporte y de que me cuiden como a una hermana.

¿Cuáles son tus prioridades en la vida?

Trabajar. Proponer y hacer cosas para los jóvenes, ayudándolos dándole herramientas para que puedan salir adelante. Con talleres y actividades recreativas para que puedan tener también una salida laboral.

Y en la política, es seguir trabajando para que el actual Intendente, lo sea por cinco años más.

Trabajando junto a todos los demás para sacar el departamento adelante que eso es lo que el Intendente quiere.

¿Tus proyectos personales?

No tengo intereses. Solamente pienso en realidad, en crecer como grupo político, y también como persona.

En algún momento también pienso estudiar algo para obtener algún título para más adelante.

¿Tenés alguna asignatura pendiente?

Además del estudio en cuanto a mi carrera, porque eso es algo que está allí, me gustaría realizar muchas cosas, y sobre todo seguir en la política.

¿Cuál es tu sueño?

Tener una linda familia con hijos, a largo plazo.

¿Cómo ves a la mujer de Salto?

Es guerrera. Va para adelante, tiene su espacio, y su lugar en todos los ámbitos. Cada vez se ve más mujeres como presidenta, como empresaria, de hecho  la Intendencia de Salto, tiene como su Secretaria general, a una mujer.

La mujer de Salto ha tenido un empuje fundamental. Es ella fundamental en todo, maneja todo, y estamos copando la sociedad en todo el mundo.

Un mensaje a la mujer:

Saludo a la mujer en su día. ¡Que en realidad, son todos los días del año!”.

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (1)

5

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

“Aprovecho en lo más mínimo lo que la vida me deja vivir”.

Carlota Pizzarossa Ochoa (Maestra- Jubilada)

Tranquila, y a la vez contenta, un poco tímida con respecto a la entrevista, que le íbamos a realizar. Humildemente insistía en que “no era la persona indicada para tal privilegio”.
Quien la conoce, coincidirá con nosotros en definirla como una hermosa personita, y que por nada del mundo nos perderíamos un tema de conversación a su lado.
Fue muy agradable visitarla y conocer de ella,  que le gusta el cine, el teatro, la lectura, la música entre otras asignaturas de la vida.
Hablo de distintos e interesantes temas, conociendo mucho y diferenciando sobre cultura, política, e infinidad de circunstancias que le ha tocado vivir, deleitándonos con su presencia:
¿Cómo fue que se decidió por la profesión de maestra?
Toda mi vida quise serlo, y me decidí en el año 1951.
Fui alumna del viejo Instituto Normal de Formación Docente, el cual funcionaba ya en calle Uruguay, creado por la Asociación Magisterial de Salto. Y tuve la suerte de tener un grupo de profesores y Directores, que creo firmemente que son irrepetibles por su calidad humana.
No solo por los conocimientos que adquiríamos, sino porque nos apoyaban, eran nuestros amigos y cuando tenían que hacernos observaciones eran firmes y nos abrieron caminos brindándonos una serie de oportunidades.
¿Estaba convencida con la decisión?
Estoy segura que fue por vocación.
Creo que si volviera a nacer, elegiría de nuevo lo mismo.
Y porque las grandes satisfacciones que uno tiene, no son en la parte material, es en la afectiva, lo he comprobado.
He tenido grupos de alumnos que han sido maravillosos.
¿En cuanto a experiencia, muchísima?
He trabajado en colonias, en pueblos, en ciudad y también en la parte privada como en la pública incluso después que me jubilé.
Ya llevo unos cuantos años de jubilada.
¿Cuáles han sido sus prioridades en la vida?
Siempre me gustó mucho viajar.
No hace mucho me fui a Europa y me vine maravillada, con lo que reencontré, y trato de revivirlo día a día, todo aquello que viví.
Porque nos fuimos a encontrar con el mundo de nuestras raíces, y para mí fue realmente  hermoso.
¿Cuál es su sueño?
Aprovechar todo en lo más mínimo lo que la vida me deja vivir. Conociendo, informándome y aportando lo que se puede a la comunidad. Como tiene que ser.
¿Se siente una mujer con muchas dificultades?
Las dificultades propias del vivir.
Porque la vida te da las oportunidades y te las niega.
Las cosas se ganan con el esfuerzo, que actualmente es lo que no se concibe. Que hay que pelearla para conseguirlas.
Todo tiene su proceso para poder conquistar algunas cosas y ese es el valor de vivir.
¿Alguna asignatura pendiente?
Vivir con tranquilidad.
Leer. Es algo que mucho me gusta. Actualmente está sobre mi cómoda, para leerlo lentamente todos los días, el libro de Tomas de Mattos, con: “El hombre de Marzo”. Es fantástico.
¿Cómo la ve a la mujer salteña?
Veo felizmente a muchas mujeres importantes empresarias, que han salido adelante.
Mucho adelanto en los medios de comunicación con mujeres trabajando de manera objetiva y correcta.
La mujer es lo que mueve todo. Hay que reconocerlo. Equivocadas muchas veces o no en lo que realizamos, lo terminamos haciendo y bien.
Un mensaje a
las mujeres.
Que sigan progresando y conquistando escalones dentro de sus proyectos.
Pero no olviden a sus hijos, aquellas que los tienen. Conversen con ellos, denle ternura, comprensión y hasta el coscorrón que se necesita para seguir adelante. Eso es quererlos.
En el día de la mujer y a cada una, vaya mi más sincero abrazo, con mucho cariño. ¡Que de verdad, sea un muy feliz día!

Tranquila, y a la vez contenta, un poco tímida con respecto a la entrevista, que le íbamos a realizar. Humildemente insistía en que “no era la persona indicada para tal privilegio”.

Quien la conoce, coincidirá con nosotros en definirla como una hermosa personita, y que por nada del mundo nos perderíamos un tema de conversación a su lado.

Fue muy agradable visitarla y conocer de ella,  que le gusta el cine, el teatro, la lectura, la música entre otras asignaturas de la vida.

Hablo de distintos e interesantes temas, conociendo mucho y diferenciando sobre cultura, política, e infinidad de circunstancias que le ha tocado vivir, deleitándonos con su presencia:

¿Cómo fue que se decidió por la profesión de maestra?

Toda mi vida quise serlo, y me decidí en el año 1951.

Fui alumna del viejo Instituto Normal de Formación Docente, el cual funcionaba ya en calle Uruguay, creado por la AsociaciónCarlota Pizzarossa. Magisterial de Salto. Y tuve la suerte de tener un grupo de profesores y Directores, que creo firmemente que son irrepetibles por su calidad humana.

No solo por los conocimientos que adquiríamos, sino porque nos apoyaban, eran nuestros amigos y cuando tenían que hacernos observaciones eran firmes y nos abrieron caminos brindándonos una serie de oportunidades.

¿Estaba convencida con la decisión?

Estoy segura que fue por vocación.

Creo que si volviera a nacer, elegiría de nuevo lo mismo.

Y porque las grandes satisfacciones que uno tiene, no son en la parte material, es en la afectiva, lo he comprobado.

He tenido grupos de alumnos que han sido maravillosos.

¿En cuanto a experiencia, muchísima?

He trabajado en colonias, en pueblos, en ciudad y también en la parte privada como en la pública incluso después que me jubilé.

Ya llevo unos cuantos años de jubilada.

¿Cuáles han sido sus prioridades en la vida?

Siempre me gustó mucho viajar.

No hace mucho me fui a Europa y me vine maravillada, con lo que reencontré, y trato de revivirlo día a día, todo aquello que viví.

Porque nos fuimos a encontrar con el mundo de nuestras raíces, y para mí fue realmente  hermoso.

¿Cuál es su sueño?

Aprovechar todo en lo más mínimo lo que la vida me deja vivir. Conociendo, informándome y aportando lo que se puede a la comunidad. Como tiene que ser.

¿Se siente una mujer con muchas dificultades?

Las dificultades propias del vivir.

Porque la vida te da las oportunidades y te las niega.

Las cosas se ganan con el esfuerzo, que actualmente es lo que no se concibe. Que hay que pelearla para conseguirlas.

Todo tiene su proceso para poder conquistar algunas cosas y ese es el valor de vivir.

¿Alguna asignatura pendiente?

Vivir con tranquilidad.

Leer. Es algo que mucho me gusta. Actualmente está sobre mi cómoda, para leerlo lentamente todos los días, el libro de Tomas de Mattos, con: “El hombre de Marzo”. Es fantástico.

¿Cómo la ve a la mujer salteña?

Veo felizmente a muchas mujeres importantes empresarias, que han salido adelante.

Mucho adelanto en los medios de comunicación con mujeres trabajando de manera objetiva y correcta.

La mujer es lo que mueve todo. Hay que reconocerlo. Equivocadas muchas veces o no en lo que realizamos, lo terminamos haciendo y bien.

Un mensaje a

las mujeres.

Que sigan progresando y conquistando escalones dentro de sus proyectos.

Pero no olviden a sus hijos, aquellas que los tienen. Conversen con ellos, denle ternura, comprensión y hasta el coscorrón que se necesita para seguir adelante. Eso es quererlos.

En el día de la mujer y a cada una, vaya mi más sincero abrazo, con mucho cariño. ¡Que de verdad, sea un muy feliz día!

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

7

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

8

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

9

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

“Me encantaría devolver a la gente, lo que esta en su momento, me brindó”

Olga Cerecetto (Comunicadora social)

Si tuviéramos que definir a nuestra entrevistada de hoy, sería sumamente difícil.
Simplemente diríamos que nos contagia su buena onda, su simpatía, su entereza, y sobre todo, su esmero por hacer sentir bien, a todo ser que la rodea.
Deseamos, se deleiten con esta entrevista realizada a la señora Olga Cerecetto, porque nuestra única misión, es trasmitirles a ustedes esa calidez humana, inigualable, de una persona humilde y solidaria, muy querida y admirada por nuestra sociedad.
Nos recibió expectante, sumamente amable, y con un carácter tan cordial, que es lo que la caracteriza:
¿Sientes que te ha enriquecido toda tu participación en los medios de comunicación?
Si, muchísimo, lo he hecho durante mucho tiempo, y con muchísimas satisfacciones.
Tengo muchos y muy buenos recuerdos de mi entorno, dedicándome a esa profesión.
Luego de ir transitando ese camino, me trasladé a Montevideo, para que nuestras hijas terminaran su carrera, y se reciben las dos.  Ángela de abogada y  Daniela de sicóloga.
Mientras ellas estudiaban, yo también lo hice, en una facultad privada recibiéndome de Analista de Recursos Humanos, mientras trabajaba en el shopping de Punta Carretas, como funcionaria de allí.
Cuando decido volver a Salto, surge la posibilidad de la tienda en la que estoy actualmente trabajando, hace tres años.
¿Cómo está compuesta tu familia?
Por mi hija mayor, Ángela, el esposo, Federico Fletcher Ruiz, contador, una re linda persona, y que quiero muchísimo además. Estuvo mucho con nosotras en los momentos difíciles. Son los papás de mi nieta de cinco meses,  Candelaria, ¡hermosa,  con los ojos del abuelo!
Y mi hija menor es Daniela, casada desde hace dos años con Eduardo Walli Supparo, también Contador, y quien me hace reír mucho.
Aunque por razones laborales no vivimos todos juntos,  estamos en forma continua, comunicándonos y muy unidos.
Soy una persona que me jacto de tener una familia maravillosa.
¿Cuál es tu actividad actualmente?
Soy encargada de tienda Indian en el shopping de Salto, que surge por medio de una vacante, y a través de un curriculum que envían mis hijas.
Luego de unas cuantas entrevistas, tuve la oportunidad de comenzar a trabajar, hace ya cuatro años.
Al principio pensé que nunca antes estuve en un rubro de tienda, y no sabía nada de venta de ropa. Lo mío era la comunicación. Siempre estuve comunicándome con la gente a través de una radio o la televisión. Así que me costó un poco.
Hoy por hoy, me acostumbré y amo lo que hago.
¿Esa forma de trabajo, fue cambiando positivamente?
Si, actualmente viajo mucho, recorro Tacuarembó, Mercedes, Paysandú, Salto y estoy fascinada con mi trabajo. Me ha permitido conocer y poder comunicarme con mucha gente.
¿De una u otra forma sigues vinculada a los medios?
Sí. Soy una persona que ha cosechado muchos amigos, y estoy en contacto siempre de una forma u otra.
Lo que he sembrado durante muchos años, hoy lo tengo conquistado, a través de todo ese tiempo. Y sé que no es fácil, porque no podemos a veces conseguir siempre lo que queremos.
¿Cuáles han sido tus mayores dificultades?
He tenido muchísima suerte en la parte laboral.
Soy una privilegiada, porque  por el hecho de trabajar en la radio, y en la televisión se me dio la oportunidad de trabajar en meteorología. De poder viajar a la Antártida, y de conocer un medio diferente al mío.
Ideas y clases sociales que yo desconocía,  que no estaba acostumbrada, conocer gente diferente. Y eso se conquista a través de un medio de comunicación, por ese motivo lo defiendo tanto.
Imagínate, de compartir  una cena con un grupo de personas que viene de una sociedad muy alta, a encontrarme sentada en la vereda saboreando un frankfurters con alguien que limpia unos zapatos o quien está cuidando mi moto.
Y creo que hay que felicitar a la clase humilde. Yo soy muy pobre, provengo de una familia muy humilde y hoy sigo siendo, tan humilde, con los bolsillos bien vacios.
Pero lo que si llevo conmigo, es una paz espiritual indescriptible, y la he conseguido con todo lo que la gente me ha dado y me ha ayudado.
A empezar a conocerme y  a ver las diferencias en muchos aspectos.
¿Cuáles fueron tus prioridades?
Creo que todo. Hoy por hoy, me doy cuenta, después de haber tenido carencias, de pronto tener un poco más y que la vida te sorprenda nuevamente con carencias, que la parte  material no tiene valor.
Todos queremos tener un poco más, y no nos damos cuenta que es preferible conformarnos con menos y obtener tranquilad.
Con que hemos actuado como  buenas personas y sido honrados.
¿Un proyecto y un sueño?
Que todos los años pueda reunirme con mis hijas sin tener distancias.
Que pueda tener un lugar físico, donde diga “acá recibo a mis hijas y nos reunimos todos. Este es mi lugar”.
¿Queda una signatura pendiente?
Sí. Poder devolver a la gente, lo que la gente en su momento me brindó.
Porque uno va creciendo,  madurando y progresando, deseoso también de sentirse retribuido, solamente con que te mencionen, que lo que lo que haya mencionado en ocasiones especiales les sirva a la gente de alguna manera. Como un aporte.
¿Envías un saludo a la mujer de Salto?
Me gustaría enviarle un mensaje de unión. Unirnos más. Que no haya diferencias entre nosotras. Luchemos por nuestra libertad en todo sentido. No permitamos nunca la violencia y la verbal mucho menos, que es contagiosa. Logremos la capacidad de que nos quieran y nosotras también querer.
¡Un especial saludo a cada una de las mujeres en su día!

Si tuviéramos que definir a nuestra entrevistada de hoy, sería sumamente difícil.

Simplemente diríamos que nos contagia su buena onda, su simpatía, su entereza, y sobre todo, su esmero por hacer sentir bien, a todo ser que la rodea.

Deseamos, se deleiten con esta entrevista realizada a la señora Olga Cerecetto, porque nuestra única misión, es trasmitirles a ustedes esa calidez humana, inigualable, de una persona humilde y solidaria, muy querida y admirada por nuestra sociedad.

Nos recibió expectante, sumamente amable, y con un carácter tan cordial, que es lo que la caracteriza:

¿Sientes que te ha enriquecido toda tu participación en los medios de comunicación?

Si, muchísimo, lo he hecho durante mucho tiempo, y con muchísimas satisfacciones.Olga Cerecetto

Tengo muchos y muy buenos recuerdos de mi entorno, dedicándome a esa profesión.

Luego de ir transitando ese camino, me trasladé a Montevideo, para que nuestras hijas terminaran su carrera, y se reciben las dos.  Ángela de abogada y  Daniela de sicóloga.

Mientras ellas estudiaban, yo también lo hice, en una facultad privada recibiéndome de Analista de Recursos Humanos, mientras trabajaba en el shopping de Punta Carretas, como funcionaria de allí.

Cuando decido volver a Salto, surge la posibilidad de la tienda en la que estoy actualmente trabajando, hace tres años.

¿Cómo está compuesta tu familia?

Por mi hija mayor, Ángela, el esposo, Federico Fletcher Ruiz, contador, una re linda persona, y que quiero muchísimo además. Estuvo mucho con nosotras en los momentos difíciles. Son los papás de mi nieta de cinco meses,  Candelaria, ¡hermosa,  con los ojos del abuelo!

Y mi hija menor es Daniela, casada desde hace dos años con Eduardo Walli Supparo, también Contador, y quien me hace reír mucho.

Aunque por razones laborales no vivimos todos juntos,  estamos en forma continua, comunicándonos y muy unidos.

Soy una persona que me jacto de tener una familia maravillosa.

¿Cuál es tu actividad actualmente?

Soy encargada de tienda Indian en el shopping de Salto, que surge por medio de una vacante, y a través de un curriculum que envían mis hijas.

Luego de unas cuantas entrevistas, tuve la oportunidad de comenzar a trabajar, hace ya cuatro años.

Al principio pensé que nunca antes estuve en un rubro de tienda, y no sabía nada de venta de ropa. Lo mío era la comunicación. Siempre estuve comunicándome con la gente a través de una radio o la televisión. Así que me costó un poco.

Hoy por hoy, me acostumbré y amo lo que hago.

¿Esa forma de trabajo, fue cambiando positivamente?

Si, actualmente viajo mucho, recorro Tacuarembó, Mercedes, Paysandú, Salto y estoy fascinada con mi trabajo. Me ha permitido conocer y poder comunicarme con mucha gente.

¿De una u otra forma sigues vinculada a los medios?

Sí. Soy una persona que ha cosechado muchos amigos, y estoy en contacto siempre de una forma u otra.

Lo que he sembrado durante muchos años, hoy lo tengo conquistado, a través de todo ese tiempo. Y sé que no es fácil, porque no podemos a veces conseguir siempre lo que queremos.

¿Cuáles han sido tus mayores dificultades?

He tenido muchísima suerte en la parte laboral.

Soy una privilegiada, porque  por el hecho de trabajar en la radio, y en la televisión se me dio la oportunidad de trabajar en meteorología. De poder viajar a la Antártida, y de conocer un medio diferente al mío.

Ideas y clases sociales que yo desconocía,  que no estaba acostumbrada, conocer gente diferente. Y eso se conquista a través de un medio de comunicación, por ese motivo lo defiendo tanto.

Imagínate, de compartir  una cena con un grupo de personas que viene de una sociedad muy alta, a encontrarme sentada en la vereda saboreando un frankfurters con alguien que limpia unos zapatos o quien está cuidando mi moto.

Y creo que hay que felicitar a la clase humilde. Yo soy muy pobre, provengo de una familia muy humilde y hoy sigo siendo, tan humilde, con los bolsillos bien vacios.

Pero lo que si llevo conmigo, es una paz espiritual indescriptible, y la he conseguido con todo lo que la gente me ha dado y me ha ayudado.

A empezar a conocerme y  a ver las diferencias en muchos aspectos.

¿Cuáles fueron tus prioridades?

Creo que todo. Hoy por hoy, me doy cuenta, después de haber tenido carencias, de pronto tener un poco más y que la vida te sorprenda nuevamente con carencias, que la parte  material no tiene valor.

Todos queremos tener un poco más, y no nos damos cuenta que es preferible conformarnos con menos y obtener tranquilad.

Con que hemos actuado como  buenas personas y sido honrados.

¿Un proyecto y un sueño?

Que todos los años pueda reunirme con mis hijas sin tener distancias.

Que pueda tener un lugar físico, donde diga “acá recibo a mis hijas y nos reunimos todos. Este es mi lugar”.

¿Queda una signatura pendiente?

Sí. Poder devolver a la gente, lo que la gente en su momento me brindó.

Porque uno va creciendo,  madurando y progresando, deseoso también de sentirse retribuido, solamente con que te mencionen, que lo que lo que haya mencionado en ocasiones especiales les sirva a la gente de alguna manera. Como un aporte.

¿Envías un saludo a la mujer de Salto?

Me gustaría enviarle un mensaje de unión. Unirnos más. Que no haya diferencias entre nosotras. Luchemos por nuestra libertad en todo sentido. No permitamos nunca la violencia y la verbal mucho menos, que es contagiosa. Logremos la capacidad de que nos quieran y nosotras también querer.

¡Un especial saludo a cada una de las mujeres en su día!

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

11

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

“El aporte femenino da un toque diferente, propone otra mirada que es necesaria”

Emprendedora.
Una mujer entregada por entero a su trabajo.
Una profesional dedicada a la sociedad, que busca cumplir sus expectativas en la vida, de una forma placentera.
Hoy le presentamos a una empresaria con fuerzas, estilo y entusiasmo, teniendo muy en claro lo que desea.
Ella es, Andrea:
¿Cuál es tu actividad?
Soy Licenciada en Psicología y mi actividad principal la desempeño en el ámbito laboral como Gerente General en VSELEX | Selección y Consultoría Organizacional. VSELEX es una empresa que tiene sus inicios en el año 2007 en la ciudad de Montevideo y en 2011, realizamos la franquicia para Salto; en principio con una socia y luego seguí adelante sola con este proyecto contando en todo momento con el respaldo de la Consultora en Montevideo.
Esta iniciativa surgió a raíz de una  capacitación que en su momento yo deseaba hacer  en el área de Recursos Humanos. Buscaba una formación que brindara, al profesional psicólogo, herramientas de gestión para el trabajo en las empresas. Como mi interés estaba puesto en traer la capacitación a Salto más que en viajar a la capital a realizarla, contacto a un par de personas, a fin de presentar la propuesta. Una de ellas, la Lic. María Fernanda Viana (Directora de VSELEX) no solo que acepta sino que fue muy lindo el entusiasmo que le puso.
Así comenzó en la Biblioteca Municipal Felisa Lisasola, la formación: Analista en Recursos Humanos. En la que participaron funcionarios de empresas del medio, de la Intendencia de Salto y profesionales. Fue una capacitación muy completa que apuntó a la gestión del personal en las empresas, la tarea de consultoría y selección de personal. Con un módulo al finalizar (específico para psicólogos) en donde se profundizó acerca de las técnicas utilizadas en las evaluaciones psicolaborales que apuntan a optimizar la búsqueda de personal.
Esta capacitación me permitió generar con María Fernanda una relación laboral que nos llevó a pensar la tarea de la Consultora en y para Salto y la región. Al día de hoy, a casi 3 años del proyecto, el vínculo se ha consolidado, nos hemos desarrollado a nivel empresarial y nos encuentra con nuevos desafíos.
¿Cuáles son tus prioridades en la vida?
Me siento una persona privilegiada por hacer lo que me gusta. Por eso hay veces que no manejo bien los límites y me cuesta decir: hay que dejar de trabajar por hoy. Porque me gusta trabajar en lo que hago.
Me gusta mucho leer, mi biblioteca también es una prioridad y hace algunos años descubrí que también me gusta escribir.
Compartir momentos con amigas, es otra de mis prioridades.
Me encanta estar con mi familia y como una más, soy la típica “Susanita amiga de Mafalda” que sueña con casarse y tener hijos (sonríe). No soy diferente a ninguna mujer.
¿Tus proyectos?
De la mano de la tarea en la Consultora me embarqué en el proyecto de la docencia en el área de gestión de personal. En el 2012 comencé a dictar clases en el Instituto CTC-ORT, tarea que proyecto continuar; y a partir de este año comienzo también a dictar clases en la Universidad Católica.
En lo que respecta a mi trabajo en la Consultora, la propuesta de la Directora,  viene siendo desde el año pasado más pujante en contar con  mi presencia en Montevideo. Hemos realizado en conjunto tanto las tareas de consultoría en las empresas clientes como la selección de cuadros referentes (en Salto y en Montevideo). Para este año puntualmente nos abocamos a fortalecer el área de capacitación que brinda la Consultora. Fundamentalmente para Salto estaremos desarrollando capacitaciones que brinden herramientas de gestión a mandos medios y gerentes, así como también a los funcionarios de las empresas; y seguiremos desarrollando las capacitaciones in company comenzadas en 2013.
Por otro lado ya estamos trabajando en el proyecto del evento empresarial anual que tendrá su tercera edición en Salto y primera en Montevideo cuya temática a abordar será: “Desarrollo Empresarial y Crecimiento en Valores”. O sea que el proyecto para este año, si bien mi mirada y mi corazón están puestos en mi trabajo en y para Salto, continúa siendo trabajar más en conjunto Montevideo – Salto y para la segunda mitad del año está el proyecto de comenzar los primeros pasos en Colonia.
A nivel personal, estoy disfrutando un encuentro conmigo misma y bajando algunas experiencias a tierra. Lo importante es que me siento tranquila y confiada, porque entiendo que estoy en una edad y en un momento de mi carrera profesional que necesita la energía para estos proyectos, lo demás irá llegando a su debido momento.
¿Cuál es tu asignatura pendiente?
La maternidad. Es algo difícil de poner en palabras y de dimensionarlo como asignatura, pero es algo que vivo internamente como mujer y supongo que solo lo entenderán las demás mujeres (sonríe).
También tengo como asignatura pendiente desde que salí de la Universidad la necesidad de hacer ese aporte social que te permite retribuir de alguna manera lo que se recibe, no solo de la Universidad sino de Salto y su gente. Si bien he desarrollado tareas puntuales continúo en esa búsqueda.
¿Cómo ves a la mujer salteña?
Veo a la mujer salteña emprendedora y apostando cada vez más a profesionalizarse.
Nuestra jornada empresarial del año pasado se llamó “Liderazgo Femenino”. Mientras buscábamos el tema teníamos claro que queríamos generar un espacio de encuentro con mujeres y hablar acerca de experiencias de mujeres que han tenido que abrirse camino en el mundo empresarial. Considerábamos que la mujer salteña y en general, tienen muchas herramientas para hacerlo, pero no siempre es fácil y sobre todo en algunas áreas en particular.
En ese evento, en el que contamos con experiencias muy lindas, Lizabeth Macchiavello nos contó que al asumir la Presidencia del Centro Comercial e Industrial de Salto, siendo la primera mujer en ocupar un cargo que había sido ocupado siempre por hombres, se planteó: “¿qué es lo que puedo aportar desde mi lugar que sea diferente al aporte realizado por un presidente hombre, cuál sería el diferencial que solo podría aportar una mujer?”. Y desde allí comenzó su gestión trabajando y aportando desde esa mirada femenina. Que en lo personal lo entiendo necesario. Y no solo porque yo sea mujer. Sino que le da un toque diferente, otra mirada. Y permite no alejarnos de determinados valores, que considero fundamentales no solo en el mundo empresarial sino en la vida diaria. Por supuesto que los hombres también aportan, pero tienen otra mirada, otros valores y considero que la riqueza en los resultados se logra en el complemento.
¿Un mensaje a la mujer?
Para las mujeres en su día, mi más cálido y sincero saludo. Y mis deseos de que cada una pueda vivir su ser mujer en plenitud compartiendo hacia afuera ese valor extraordinario que conquista y hace trascender fronteras. Porque la mujer es un ser humano capaz de lograr cosas maravillosas. Asistimos a un mundo que es prueba de ello y nos ha regalado muchos ejemplos.

Andrea dos Santos Bottaro (Empresaria)

Emprendedora.

Una mujer entregada por entero a su trabajo.

Una profesional dedicada a la sociedad, que busca cumplir sus expectativas en la vida, de una forma placentera.

Hoy le presentamos a una empresaria con fuerzas, estilo y entusiasmo, teniendo muy en claro lo que desea.

Ella es, Andrea:

¿Cuál es tu actividad?

Soy Licenciada en Psicología y mi actividad principal la desempeño en el ámbito laboral como Gerente General en VSELEX | Selección y Consultoría Organizacional. VSELEX es una empresa que tiene sus inicios en el año 2007 en la ciudad de Montevideo y en 2011, realizamos la franquicia para Salto; en principio con una socia y luego seguí adelante sola con este proyecto contando en todo momento con el respaldo de la Consultora en Montevideo.

Esta iniciativa surgió a raíz de una  capacitación que en su momento yo deseaba hacer  en el área de Recursos Humanos. Buscaba unaAndrea dos Santos formación que brindara, al profesional psicólogo, herramientas de gestión para el trabajo en las empresas. Como mi interés estaba puesto en traer la capacitación a Salto más que en viajar a la capital a realizarla, contacto a un par de personas, a fin de presentar la propuesta. Una de ellas, la Lic. María Fernanda Viana (Directora de VSELEX) no solo que acepta sino que fue muy lindo el entusiasmo que le puso.

Así comenzó en la Biblioteca Municipal Felisa Lisasola, la formación: Analista en Recursos Humanos. En la que participaron funcionarios de empresas del medio, de la Intendencia de Salto y profesionales. Fue una capacitación muy completa que apuntó a la gestión del personal en las empresas, la tarea de consultoría y selección de personal. Con un módulo al finalizar (específico para psicólogos) en donde se profundizó acerca de las técnicas utilizadas en las evaluaciones psicolaborales que apuntan a optimizar la búsqueda de personal.

Esta capacitación me permitió generar con María Fernanda una relación laboral que nos llevó a pensar la tarea de la Consultora en y para Salto y la región. Al día de hoy, a casi 3 años del proyecto, el vínculo se ha consolidado, nos hemos desarrollado a nivel empresarial y nos encuentra con nuevos desafíos.

¿Cuáles son tus prioridades en la vida?

Me siento una persona privilegiada por hacer lo que me gusta. Por eso hay veces que no manejo bien los límites y me cuesta decir: hay que dejar de trabajar por hoy. Porque me gusta trabajar en lo que hago.

Me gusta mucho leer, mi biblioteca también es una prioridad y hace algunos años descubrí que también me gusta escribir.

Compartir momentos con amigas, es otra de mis prioridades.

Me encanta estar con mi familia y como una más, soy la típica “Susanita amiga de Mafalda” que sueña con casarse y tener hijos (sonríe). No soy diferente a ninguna mujer.

¿Tus proyectos?

De la mano de la tarea en la Consultora me embarqué en el proyecto de la docencia en el área de gestión de personal. En el 2012 comencé a dictar clases en el Instituto CTC-ORT, tarea que proyecto continuar; y a partir de este año comienzo también a dictar clases en la Universidad Católica.

En lo que respecta a mi trabajo en la Consultora, la propuesta de la Directora,  viene siendo desde el año pasado más pujante en contar con  mi presencia en Montevideo. Hemos realizado en conjunto tanto las tareas de consultoría en las empresas clientes como la selección de cuadros referentes (en Salto y en Montevideo). Para este año puntualmente nos abocamos a fortalecer el área de capacitación que brinda la Consultora. Fundamentalmente para Salto estaremos desarrollando capacitaciones que brinden herramientas de gestión a mandos medios y gerentes, así como también a los funcionarios de las empresas; y seguiremos desarrollando las capacitaciones in company comenzadas en 2013.

Por otro lado ya estamos trabajando en el proyecto del evento empresarial anual que tendrá su tercera edición en Salto y primera en Montevideo cuya temática a abordar será: “Desarrollo Empresarial y Crecimiento en Valores”. O sea que el proyecto para este año, si bien mi mirada y mi corazón están puestos en mi trabajo en y para Salto, continúa siendo trabajar más en conjunto Montevideo – Salto y para la segunda mitad del año está el proyecto de comenzar los primeros pasos en Colonia.

A nivel personal, estoy disfrutando un encuentro conmigo misma y bajando algunas experiencias a tierra. Lo importante es que me siento tranquila y confiada, porque entiendo que estoy en una edad y en un momento de mi carrera profesional que necesita la energía para estos proyectos, lo demás irá llegando a su debido momento.

¿Cuál es tu asignatura pendiente?

La maternidad. Es algo difícil de poner en palabras y de dimensionarlo como asignatura, pero es algo que vivo internamente como mujer y supongo que solo lo entenderán las demás mujeres (sonríe).

También tengo como asignatura pendiente desde que salí de la Universidad la necesidad de hacer ese aporte social que te permite retribuir de alguna manera lo que se recibe, no solo de la Universidad sino de Salto y su gente. Si bien he desarrollado tareas puntuales continúo en esa búsqueda.

¿Cómo ves a la mujer salteña?

Veo a la mujer salteña emprendedora y apostando cada vez más a profesionalizarse.

Nuestra jornada empresarial del año pasado se llamó “Liderazgo Femenino”. Mientras buscábamos el tema teníamos claro que queríamos generar un espacio de encuentro con mujeres y hablar acerca de experiencias de mujeres que han tenido que abrirse camino en el mundo empresarial. Considerábamos que la mujer salteña y en general, tienen muchas herramientas para hacerlo, pero no siempre es fácil y sobre todo en algunas áreas en particular.

En ese evento, en el que contamos con experiencias muy lindas, Lizabeth Macchiavello nos contó que al asumir la Presidencia del Centro Comercial e Industrial de Salto, siendo la primera mujer en ocupar un cargo que había sido ocupado siempre por hombres, se planteó: “¿qué es lo que puedo aportar desde mi lugar que sea diferente al aporte realizado por un presidente hombre, cuál sería el diferencial que solo podría aportar una mujer?”. Y desde allí comenzó su gestión trabajando y aportando desde esa mirada femenina. Que en lo personal lo entiendo necesario. Y no solo porque yo sea mujer. Sino que le da un toque diferente, otra mirada. Y permite no alejarnos de determinados valores, que considero fundamentales no solo en el mundo empresarial sino en la vida diaria. Por supuesto que los hombres también aportan, pero tienen otra mirada, otros valores y considero que la riqueza en los resultados se logra en el complemento.

¿Un mensaje a la mujer?

Para las mujeres en su día, mi más cálido y sincero saludo. Y mis deseos de que cada una pueda vivir su ser mujer en plenitud compartiendo hacia afuera ese valor extraordinario que conquista y hace trascender fronteras. Porque la mujer es un ser humano capaz de lograr cosas maravillosas. Asistimos a un mundo que es prueba de ello y nos ha regalado muchos ejemplos.

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

13

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

“Me encanta lo que hago”

Silvia Irache de Martínez Herrera

Según Silvia, la vida la llevó a dedicarse a este comprometido oficio.
Cuando habla, nos convence de que lo que hace le encanta.
Tiene una familia hermosa, por sobre todo muy unida, y como si esto fuera poco, dedicados todos a la herrería.
Nos recibió amablemente y con gran entusiasmo, nos trasmitió la energía, los sueños de una mujer que sabe pelearla, desafiante, sin entregarse a los duros pasajes de la vida.
Aquí la vemos delante del espejo, realizado y obsequiado por su esposo.
¿Cuál es tu actividad, y cómo se presentó la oportunidad de hacerlo?
Lo mío, es trabajos  de herrería.
Comencé acompañándolo a mi esposo, mirando, aprendiendo y cortando fierros. Luego fui lentamente, animándome a crear y reparar.
Así, hemos realizado tareas como la de curva de elásticos en los vehículos, como ómnibus, camiones, rejas, entre otras cosas. Pero me especializo en hacer cerchas. Curvas, rectangulares, comunes, y con varillas en diferentes medidas.
Pero  si me llega la propuesta de realizar rejas, también lo hago. Me animo a todo lo que sea trabajo con soldaduras.
¿Se te hace difícil el trabajo cuando hay que doblar el material?
Contamos con una máquina, realizada por mi esposo, para el trabajo de cercha, por ejemplo.
Se realiza todo el trabajo de doblado de la varilla, luego se arma las caras de la cercha y luego se la arma completamente.
¿Cuánto hace que estas en esto?
Comenzamos en el año 91. Anteriormente trabajaba yo en una quinta, realizando tareas de chacra, se nos quema la casa en el lugar donde vivíamos, y surge la oportunidad de vender ese terreno y comprar aquí, pagando una parte de donde hoy vivimos.
Comenzamos a trabajar fuertemente, los dos solitos en la curva de elásticos de vehículos, ya que mi esposo contaba con la experiencia del trabajo realizado en Metalúrgica Salto.
Luego seguimos con lo que aparecía para realizar en soldaduras, porque lo necesitábamos.
¿Lo ves como un trabajo artesanal?
Te diría que sí. Lo hacemos, porque es redituable, pero también nos gusta y nos sentimos cómodos haciéndolo.
Me encanta lo que hago.
¿Hay algún trabajo en especial que recuerdes y lo podamos apreciar?
Sí. Las rejillas para los árboles de calle Uruguay, entre otros.
¿Cuáles son tus prioridades?
Mi familia.
Mis hijos son lo más importante para mí. Mi lucha ha sido siempre el tenerlos juntos. El amor a ellos, me ha llevado a realizar muchas cosas.
Siempre fuimos de trabajar toda la semana y disfrutar los fines de semana.
Tratando de que sea en familia, con todos los hijos y sus familias, incluso la de Mario que ya no está con nosotros.
¿Cómo está constituida tu familia?
Por mi esposo Ricardo, mis cuatro hijos: Héctor, Mario,  Virginia y Marcos. Su esposa Mercedes con sus chiquitos Alexander y Emiliano.
Y aunque Mario hace ya cuatro años que nos dejó, con 23 años, nos regaló una hermosa niña, Pía. Tengo en total, tres nietas mujeres hermosas en la familia.
¿Cuál es tu asignatura pendiente?
Es un sueño, lo mío. Poder organizarme con una ONG, para los niños del barrio.
Todos los días, llegan criaturas, aún chicas, pidiendo un apoyo.
Y es algo que necesito realizar, para sentirme bien conmigo misma. Me conmueve verlos pidiendo, como necesitando un amparo.
¿Cómo la ves a la mujer salteña?
Muchas veces veo que se entrega a los problemas, desesperándose.
Mi vida tiene muchos vaivenes, pero he salido adelante. He vivido en una casa muy precaria, y he tenido que caminar todos los días, dos, casi tres kilómetros de ida y lo mismo de vuelta, trabajando en una chacra, para poder salir adelante, con cuatro criaturas chicas. Por suerte y se lo agradezco siempre al patrón que tuve, el señor Nino Lechini, que nos ha ayudado muchísimo. Excelente persona, ser humano y vecino.
De allí, pase a trabajar con la familia Coutinho, aprendiendo a querer muchísimo a la señora Pilar, mama de Germán. La adoro, es un ejemplo de mujer, y una persona que sirve de referencia en la vida. Excelente patrona.
Un mensaje a las mujeres.
Que no dejen de luchar por algo que quieran.
Por el amor, por la familia, porque vale la pena. Hoy me toca a mí pelearla por mis hijos y por mis nietos que amo.
A la mujer salteña le digo, que no olvide: ”la mujer sabia, edifica su casa y la necia la destruye”. Esto es bíblico. Antes tenía la biblia de adorno, actualmente practico  la fe.
¡Un gran saludo a todas las mujeres en su día!

Según Silvia, la vida la llevó a dedicarse a este comprometido oficio.

Cuando habla, nos convence de que lo que hace le encanta.

Tiene una familia hermosa, por sobre todo muy unida, y como si esto fuera poco, dedicados todos a la herrería.

Nos recibió amablemente y con gran entusiasmo, nos trasmitió la energía, los sueños de una mujer que sabe pelearla, desafiante, sin entregarse a los duros pasajes de la vida.

Aquí la vemos delante del espejo, realizado y obsequiado por su esposo.SIlvia Irache de Martinez

¿Cuál es tu actividad, y cómo se presentó la oportunidad de hacerlo?

Lo mío, es trabajos  de herrería.

Comencé acompañándolo a mi esposo, mirando, aprendiendo y cortando fierros. Luego fui lentamente, animándome a crear y reparar.

Así, hemos realizado tareas como la de curva de elásticos en los vehículos, como ómnibus, camiones, rejas, entre otras cosas. Pero me especializo en hacer cerchas. Curvas, rectangulares, comunes, y con varillas en diferentes medidas.

Pero  si me llega la propuesta de realizar rejas, también lo hago. Me animo a todo lo que sea trabajo con soldaduras.

¿Se te hace difícil el trabajo cuando hay que doblar el material?

Contamos con una máquina, realizada por mi esposo, para el trabajo de cercha, por ejemplo.

Se realiza todo el trabajo de doblado de la varilla, luego se arma las caras de la cercha y luego se la arma completamente.

¿Cuánto hace que estas en esto?

Comenzamos en el año 91. Anteriormente trabajaba yo en una quinta, realizando tareas de chacra, se nos quema la casa en el lugar donde vivíamos, y surge la oportunidad de vender ese terreno y comprar aquí, pagando una parte de donde hoy vivimos.

Comenzamos a trabajar fuertemente, los dos solitos en la curva de elásticos de vehículos, ya que mi esposo contaba con la experiencia del trabajo realizado en Metalúrgica Salto.

Luego seguimos con lo que aparecía para realizar en soldaduras, porque lo necesitábamos.

¿Lo ves como un trabajo artesanal?

Te diría que sí. Lo hacemos, porque es redituable, pero también nos gusta y nos sentimos cómodos haciéndolo.

Me encanta lo que hago.

¿Hay algún trabajo en especial que recuerdes y lo podamos apreciar?

Sí. Las rejillas para los árboles de calle Uruguay, entre otros.

¿Cuáles son tus prioridades?

Mi familia.

Mis hijos son lo más importante para mí. Mi lucha ha sido siempre el tenerlos juntos. El amor a ellos, me ha llevado a realizar muchas cosas.

Siempre fuimos de trabajar toda la semana y disfrutar los fines de semana.

Tratando de que sea en familia, con todos los hijos y sus familias, incluso la de Mario que ya no está con nosotros.

¿Cómo está constituida tu familia?

Por mi esposo Ricardo, mis cuatro hijos: Héctor, Mario,  Virginia y Marcos. Su esposa Mercedes con sus chiquitos Alexander y Emiliano.

Y aunque Mario hace ya cuatro años que nos dejó, con 23 años, nos regaló una hermosa niña, Pía. Tengo en total, tres nietas mujeres hermosas en la familia.

¿Cuál es tu asignatura pendiente?

Es un sueño, lo mío. Poder organizarme con una ONG, para los niños del barrio.

Todos los días, llegan criaturas, aún chicas, pidiendo un apoyo.

Y es algo que necesito realizar, para sentirme bien conmigo misma. Me conmueve verlos pidiendo, como necesitando un amparo.

¿Cómo la ves a la mujer salteña?

Muchas veces veo que se entrega a los problemas, desesperándose.

Mi vida tiene muchos vaivenes, pero he salido adelante. He vivido en una casa muy precaria, y he tenido que caminar todos los días, dos, casi tres kilómetros de ida y lo mismo de vuelta, trabajando en una chacra, para poder salir adelante, con cuatro criaturas chicas. Por suerte y se lo agradezco siempre al patrón que tuve, el señor Nino Lechini, que nos ha ayudado muchísimo. Excelente persona, ser humano y vecino.

De allí, pase a trabajar con la familia Coutinho, aprendiendo a querer muchísimo a la señora Pilar, mama de Germán. La adoro, es un ejemplo de mujer, y una persona que sirve de referencia en la vida. Excelente patrona.

Un mensaje a las mujeres.

Que no dejen de luchar por algo que quieran.

Por el amor, por la familia, porque vale la pena. Hoy me toca a mí pelearla por mis hijos y por mis nietos que amo.

A la mujer salteña le digo, que no olvide: ”la mujer sabia, edifica su casa y la necia la destruye”. Esto es bíblico. Antes tenía la biblia de adorno, actualmente practico  la fe.

¡Un gran saludo a todas las mujeres en su día!

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

Historia del Día de la Mujer

Introducción
El Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) es una fecha que celebran los grupos femeninos en todo el mundo. Esa fecha se conmemora también en las Naciones Unidas y es fiesta nacional en muchos países. Cuando las mujeres de todos los continentes, a menudo separadas por fronteras nacionales y diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, se unen para celebrar su día, pueden contemplar una tradición de no menos de noventa años de lucha en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo.
El Día Internacional de la Mujer se refiere a las mujeres corrientes como artífices de la historia y hunde sus raíces en la lucha plurisecular de la mujer por participar en la sociedad en pie de igualdad con el hombre. En la antigua Grecia, Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra; en la Revolución Francesa, las parisienses que pedían «libertad, igualdad y fraternidad» marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino.
La idea de un día internacional de la mujer surgió al final del siglo XIX, que fue, en el mundo industrializado, un período de expansión y turbulencia, crecimiento fulgurante de la población e ideologías radicales.
Cronología
1909: De conformidad con una declaración del Partido Socialista de los Estados Unidos de América el día 28 de febrero se celebró en todos los Estados Unidos el primer Día Nacional de la Mujer, que éstas siguieron celebrando el último domingo de febrero hasta 1913.
1910: La Internacional Socialista, reunida en Copenhague, proclamó el Día de la Mujer, de carácter internacional como homenaje al movimiento en favor de los derechos de la mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal. La propuesta fue aprobada unánimemente por la conferencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés. No se estableció una fecha fija para la celebración.
1911: Como consecuencia de la decisión adoptada en Copenhague el año anterior, el Día Internacional de la Mujer se celebró por primera vez (el 19 de marzo) en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con mítines a los que asistieron más de 1 millón de mujeres y hombres. Además del derecho de voto y de ocupar cargos públicos, exigieron el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.
Menos de una semana después, el 25 de marzo, más de 140 jóvenes trabajadoras, la mayoría inmigrantes italianas y judías, murieron en el trágico incendio de la fábrica Triangle en la ciudad de Nueva York. Este suceso tuvo grandes repercusiones en la legislación laboral de los Estados Unidos, y en las celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer se hizo referencia a las condiciones laborales que condujeron al desastre.
1913 a 1914: En el marco de los movimientos en pro de la paz que surgieron en vísperas de la primera guerra mundial, las mujeres rusas celebraron su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913. En el resto de Europa, las mujeres celebraron mítines en torno al 8 de marzo del año siguiente para protestar por la guerra o para solidarizarse con las demás mujeres.
1917: Como reacción ante los 2 millones de soldados rusos muertos en la guerra, las mujeres rusas escogieron de nuevo el último domingo de febrero para declararse en huelga en demanda de «pan y paz». Los dirigentes políticos criticaron la oportunidad de la huelga, pero las mujeres la hicieron de todos modos. El resto es historia: cuatro días después el Zar se vio obligado a abdicar y el gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho de voto. Ese histórico domingo fue el 23 de febrero, según el calendario juliano utilizado entonces en Rusia,o el 8 de marzo, según el calendario gregoriano utilizado en otros países.
Desde esos primeros años, el Día Internacional de la Mujer ha adquirido una nueva dimensión mundial para las mujeres de los países desarrollados y en desarrollo. El creciente movimiento internacional de la mujer, reforzado por las Naciones Unidas mediante cuatro conferencias mundiales sobre la mujer, ha contribuido a que la conmemoración sea un punto de convergencia de las actividades coordinadas en favor de los derechos de la mujer y su participación en la vida política y económica. El Día Internacional de la Mujer es cada vez más una ocasión para reflexionar sobre los avances conseguidos, exigir cambios y celebrar los actos de valor y decisión de mujeres comunes que han desempeñado una función extraordinaria en la historia de los derechos de la mujer.
ONU Mujeres

Introducción

El Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) es una fecha que celebran los grupos femeninos en todo el mundo. Esa fecha se conmemora también en las Naciones Unidas y es fiesta nacional en muchos países. Cuando las mujeres de todos los continentes, a menudo separadas por fronteras nacionales y diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, se unen para celebrar su día, pueden contemplar una tradición de no menos de noventa años de lucha en pro de la igualdad, la justicia, la paz y el desarrollo.

El Día Internacional de la Mujer se refiere a las mujeres corrientes como artífices de la historia y hunde sus raíces en la lucha plurisecular de la mujer por participar en la sociedad en pie de igualdad con el hombre. En la antigua Grecia, Lisístrata empezó una huelga sexual contra los hombres para poner fin a la guerra; en la Revolución Francesa, las parisienses que pedían «libertad, igualdad y fraternidad» marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino.

La idea de un día internacional de la mujer surgió al final del siglo XIX, que fue, en el mundo industrializado, un período de expansión y turbulencia, crecimiento fulgurante de la población e ideologías radicales.

Cronología

1909: De conformidad con una declaración del Partido Socialista de los Estados Unidos de América el día 28 de febrero se celebró en todos los Estados Unidos el primer Día Nacional de la Mujer, que éstas siguieron celebrando el último domingo de febrero hasta 1913.

1910: La Internacional Socialista, reunida en Copenhague, proclamó el Día de la Mujer, de carácter internacional como homenaje al movimiento en favor de los derechos de la mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal. La propuesta fue aprobada unánimemente por la conferencia de más de 100 mujeres procedentes de 17 países, entre ellas las tres primeras mujeres elegidas para el parlamento finés. No se estableció una fecha fija para la celebración.

1911: Como consecuencia de la decisión adoptada en Copenhague el año anterior, el Día Internacional de la Mujer se celebró por primera vez (el 19 de marzo) en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con mítines a los que asistieron más de 1 millón de mujeres y hombres. Además del derecho de voto y de ocupar cargos públicos, exigieron el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.

Menos de una semana después, el 25 de marzo, más de 140 jóvenes trabajadoras, la mayoría inmigrantes italianas y judías, murieron en el trágico incendio de la fábrica Triangle en la ciudad de Nueva York. Este suceso tuvo grandes repercusiones en la legislación laboral de los Estados Unidos, y en las celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer se hizo referencia a las condiciones laborales que condujeron al desastre.

1913 a 1914: En el marco de los movimientos en pro de la paz que surgieron en vísperas de la primera guerra mundial, las mujeres rusas celebraron su primer Día Internacional de la Mujer el último domingo de febrero de 1913. En el resto de Europa, las mujeres celebraron mítines en torno al 8 de marzo del año siguiente para protestar por la guerra o para solidarizarse con las demás mujeres.

1917: Como reacción ante los 2 millones de soldados rusos muertos en la guerra, las mujeres rusas escogieron de nuevo el último domingo de febrero para declararse en huelga en demanda de «pan y paz». Los dirigentes políticos criticaron la oportunidad de la huelga, pero las mujeres la hicieron de todos modos. El resto es historia: cuatro días después el Zar se vio obligado a abdicar y el gobierno provisional concedió a las mujeres el derecho de voto. Ese histórico domingo fue el 23 de febrero, según el calendario juliano utilizado entonces en Rusia,o el 8 de marzo, según el calendario gregoriano utilizado en otros países.

Desde esos primeros años, el Día Internacional de la Mujer ha adquirido una nueva dimensión mundial para las mujeres de los países desarrollados y en desarrollo. El creciente movimiento internacional de la mujer, reforzado por las Naciones Unidas mediante cuatro conferencias mundiales sobre la mujer, ha contribuido a que la conmemoración sea un punto de convergencia de las actividades coordinadas en favor de los derechos de la mujer y su participación en la vida política y económica. El Día Internacional de la Mujer es cada vez más una ocasión para reflexionar sobre los avances conseguidos, exigir cambios y celebrar los actos de valor y decisión de mujeres comunes que han desempeñado una función extraordinaria en la historia de los derechos de la mujer.

ONU Mujeres

feliz-dia-de-la-mujer-2012-marzo-8

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)

cecilia

Publicado en Día Internacional de la MujerComentarios (0)




El tiempo

Ediciones anteriores

enero 2017
L M X J V S D
« dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031