1depor

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La metamorfosis argentina

Argentina llegó a Brasil liderada por los “cuatro fantásticos” del ataque: Messi, Higuaín, Agüero y Di María, una de las delanteras más cotizadas del Mundial. Pero el desarrollo del certamen dio paso al nacimiento de otro equipo, uno con menos estrellas pero con jugadores de alma combativa que interpretan a la perfección la estrategia del técnico.

La ultraofensiva Argentina que destrozó rivales en las Eliminatorias le dio paso a un conjunto más compacto y equilibrado que llegó a la final del Mundial, en una mutación que sorprendió a todos, incluido el crack Lionel Messi.
El delantero y capitán albiceleste aceptó jugar otro papel en esta nueva versión de mayor estrategia aunque con menos goles, que lo dejó a un paso de su gran sueño.
“Sabíamos que llegábamos al Mundial con grandes individualidades y, en definitiva, son los que hacen la diferencia. Pero sabíamos también que teníamos que mejorar como equipo, ser un bloque sólido a la hora de defender para tener chances de definir el título”, evaluó el lateral argentino Pablo Zabaleta.
EL CAMBIO
Argentina llegó a Brasil liderada por los “cuatro fantásticos” del ataque: Messi, Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero y Ángel Di María, una de las delanteras más cotizadas del Mundial.
Pero las lesiones del “Kun” Agüero y del “Fideo” Di María, además de los cambios clave que hizo Alejandro Sabella en el mediocampo y la defensa a partir de los cuartos de final, dieron paso al nacimiento de otro equipo. Apareció un plantel de “obreros”, con menos estrellas pero con jugadores de alma combativa que interpretan perfectamente la estrategia del técnico.
“La selección en este tiempo creció muchísimo. A partir del primer partido, en el que recibimos algunas críticas, el equipo cambió mucho. El equipo entrega la vida en la cancha y todos nos matamos por el compañero, que es lo más importante. Somos un grupo”, destacó el arquero Sergio Romero, el héroe de la semifinal ante Holanda.
Lejos quedó el debate inicial sobre el esquema táctico 5-3-2 con que Argentina debutó ante Bosnia y que tanto molestó a Messi. La “Pulga” aceptó que el 4-4-2 es lo que mejor le sienta a la Argentina ante potencias como Holanda y que su antiguo socio en el campo, Fernando Gago, ya no encuentra lugar en este equipo, al menos desde el arranque.
ADIÓS A LA VERSIÓN OFENSIVA
Sabella gestó en las Eliminatorias Sudamericanas un equipo ultraofensivo que consiguió los mejores resultados y clasificó con anticipación al Mundial.
La tarde heroica de noviembre de 2011 en Barranquilla, donde en un entretiempo ante Colombia el DT decidió apostar a un tridente de ataque para dar vuelta un resultado adverso, marcó una nueva era en la que Messi pudo ser el Messi del Barcelona y sus goles fueron una costumbre argentina. Sin embargo, el exentrenador de Estudiantes de La Plata siempre prefirió opciones más conservadoras para enfrentar a los equipos más fuertes. Fue cierto también que, como dijo en medio del Mundial, el equipo necesitaba “rodaje”. Los ingresos de Lucas Biglia y Enzo Pérez en el mediocampo le dieron más funcionamiento y presión al equipo, mientras que Martín Demichelis, la gran sorpresa de la lista de jugadores mundialistas, aportó solidez a la defensa.
Demichelis junto a Zabaleta, su compañero también en el Manchester City, la efectividad y el bajo perfil de Ezequiel Garay y la explosión de Marcos Rojo armaron una última línea que borró gran parte de las dudas defensivas que arrastraba la selección desde hace años y realizó una marca asfixiante a las figuras holandesas más peligrosas, como Arjen Robben y Wesley Sneijder.

La ultraofensiva Argentina que destrozó rivales en las Eliminatorias le dio paso a un conjunto más compacto y equilibrado que llegó a la final del Mundial, en una mutación que sorprendió a todos, incluido el crack Lionel Messi.

El delantero y capitán albiceleste aceptó jugar otro papel en esta nueva versión de mayor estrategia aunque con menos goles, que lo dejó a un paso de su gran sueño.

“Sabíamos que llegábamos al Mundial con grandes individualidades y, en definitiva, son los que hacen la diferencia. Pero sabíamos también que teníamos que mejorar como equipo, ser un bloque sólido a la hora de defender para tener chances de definir el título”, evaluó el lateral argentino Pablo Zabaleta.

EL CAMBIO

Argentina llegó a Brasil liderada por los “cuatro fantásticos” del ataque: Messi, Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero y Ángel Di María, una de las delanteras más cotizadas del Mundial.

Pero las lesiones del “Kun” Agüero y del “Fideo” Di María, además de los cambios clave que hizo Alejandro Sabella en el mediocampo y la defensa a partir de los cuartos de final, dieron paso al nacimiento de otro equipo. Apareció un plantel de “obreros”, con menos estrellas pero con jugadores de alma combativa que interpretan perfectamente la estrategia del técnico.

“La selección en este tiempo creció muchísimo. A partir del primer partido, en el que recibimos algunas críticas, el equipo cambió mucho. El equipo entrega la vida en la cancha y todos nos matamos por el compañero, que es lo más importante. Somos un grupo”, destacó el arquero Sergio Romero, el héroe de la semifinal ante Holanda.

Lejos quedó el debate inicial sobre el esquema táctico 5-3-2 con que Argentina debutó ante Bosnia y que tanto molestó a Messi. La “Pulga” aceptó que el 4-4-2 es lo que mejor le sienta a la Argentina ante potencias como Holanda y que su antiguo socio en el campo, Fernando Gago, ya no encuentra lugar en este equipo, al menos desde el arranque.

ADIÓS A LA VERSIÓN OFENSIVA

Sabella gestó en las Eliminatorias Sudamericanas un equipo ultraofensivo que consiguió los mejores resultados y clasificó con anticipación al Mundial.

La tarde heroica de noviembre de 2011 en Barranquilla, donde en un entretiempo ante Colombia el DT decidió apostar a un tridente de ataque para dar vuelta un resultado adverso, marcó una nueva era en la que Messi pudo ser el Messi del Barcelona y sus goles fueron una costumbre argentina. Sin embargo, el exentrenador de Estudiantes de La Plata siempre prefirió opciones más conservadoras para enfrentar a los equipos más fuertes. Fue cierto también que, como dijo en medio del Mundial, el equipo necesitaba “rodaje”. Los ingresos de Lucas Biglia y Enzo Pérez en el mediocampo le dieron más funcionamiento y presión al equipo, mientras que Martín Demichelis, la gran sorpresa de la lista de jugadores mundialistas, aportó solidez a la defensa.

Demichelis junto a Zabaleta, su compañero también en el Manchester City, la efectividad y el bajo perfil de Ezequiel Garay y la explosión de Marcos Rojo armaron una última línea que borró gran parte de las dudas defensivas que arrastraba la selección desde hace años y realizó una marca asfixiante a las figuras holandesas más peligrosas, como Arjen Robben y Wesley Sneijder.

La figura de Mascherano

La transformación de la selección argentina, que llega invicta a la final con Alemania aunque siempre con resultados muy ajustados y sufriendo hasta el final, fortaleció el papel de Javier Mascherano, el mediocampista defensivo y excapitán que más que nunca hizo valer su apodo de “El Jefe”.

Ordenó el equipo en la batalla contra Holanda y se jugó todo hasta el máximo esfuerzo, como en esa estirada providencial para desviar la pelota de Arjen Robben que podría haber sido el gol del triunfo holandés. Mascherano fue, además, el de las arengas motivacionales a todo el plantel y al arquero en los momentos críticos.

“Hemos jugado con corazón, con alma pero con una inteligencia táctica impresionante. Estoy orgulloso, contento y feliz de formar parte de un equipo de hombres, que más allá de todo ha luchado por un objetivo y hoy tenemos la tranquilidad de haber puesto a la Argentina en el lugar que merece, una final del mundo”, subrayó.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

No hubo marcha atrás

La FIFA decidió mantener la suspensión aplicada a Luis Suárez, quien verá desde afuera los próximos ocho partidos oficiales de Uruguay y los siguientes 18 encuentros de su nuevo club, el Barcelona de España. El conjunto catalán recurrirá a un tribunal de alzada de la propia FIFA para realizar la última apelación posible.

La FIFA se mantuvo firme en su postura y no redujo la sanción de Luis Suárez. Con la apelación y las disculpas presentadas por la mordedura al italiano Giorgio Chiellini, el delantero salteño tenía la ilusión de que la pena fuera minimizada, pero no fue así.
Pese a que el propio Julio Humberto Grondona, vicepresidente de la FIFA, dijo públicamente que la suspensión le parecía “exagerada”, no hubo marcha atrás.
De esta forma, Suárez deberá cumplir los ocho encuentros oficiales de suspensión que le restan con la selección uruguaya (purgó el primero ante Colombia en los octavos de final del Mundial), y estará cuatro meses sin poder jugar al fútbol: del 25 de junio al 25 de octubre.
Esto quiere decir que el goleador se perderá un total de 18 partidos con el Barcelona de España, club que tiene acordada su transferencia, luego de haber llegado a un arreglo económico con el Liverpool de Inglaterra, el dueño de los derechos federativos del futbolista.
Con la institución catalana, el salteño se perderá cinco amistosos de pretemporada (frente al Recreativo de Huelva, el Niza de Francia, el Napoli de Italia, el Helsinki de Finlandia y el León de México) y 13 encuentros de carácter oficial: tres de la Champions League (toda una rueda de la fase de grupos), uno de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey y nueve de la liga española, que dará inicio el 24 de agosto.
En España, se asegura que Barcelona iría directamente al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) de la FIFA, como último intento de bajar la pena.
EL COMUNICADO OFICIAL
El comunicado que emitió la FIFA fue el siguiente: “La Comisión de Apelación de la FIFA ha decidido rechazar las apelaciones presentadas por el jugador uruguayo Luis Suárez y la Asociación Uruguaya de Fútbol y confirmar la decisión adoptada por la Comisión Disciplinaria de la FIFA el 25 de junio de 2014 en su totalidad. La decisión relevante no es todavía final y vinculante, pues una apelación ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) es posible (en conformidad con el artículo 67 párrafo 1 de los Estatutos de la FIFA) por parte del jugador y/o la Asociación Uruguaya de Fútbol, sujeta a ciertas condiciones”.
Suárez, además, deberá pagar una multa de 112.000 dólares.

La FIFA se mantuvo firme en su postura y no redujo la sanción de Luis Suárez. Con la apelación y las disculpas presentadas por la mordedura al italiano Giorgio Chiellini, el delantero salteño tenía la ilusión de que la pena fuera minimizada, pero no fue así.

Pese a que el propio Julio Humberto Grondona, vicepresidente de la FIFA, dijo públicamente que la suspensión le parecía “exagerada”, no hubo marcha atrás.

De esta forma, Suárez deberá cumplir los ocho encuentros oficiales de suspensión que le restan con la selección uruguaya (purgó el primero ante Colombia en los octavos de final del Mundial), y estará cuatro meses sin poder jugar al fútbol: del 25 de junio al 25 de octubre.

Esto quiere decir que el goleador se perderá un total de 18 partidos con el Barcelona de España, club que tiene acordada su transferencia, luego de haber llegado a un arreglo económico con el Liverpool de Inglaterra, el dueño de los derechos federativos del futbolista.

Con la institución catalana, el salteño se perderá cinco amistosos de pretemporada (frente al Recreativo de Huelva, el Niza de Francia, el Napoli de Italia, el Helsinki de Finlandia y el León de México) y 13 encuentros de carácter oficial: tres de la Champions League (toda una rueda de la fase de grupos), uno de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey y nueve de la liga española, que dará inicio el 24 de agosto.

En España, se asegura que Barcelona iría directamente al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) de la FIFA, como último intento de bajar la pena.

EL COMUNICADO OFICIAL

El comunicado que emitió la FIFA fue el siguiente: “La Comisión de Apelación de la FIFA ha decidido rechazar las apelaciones presentadas por el jugador uruguayo Luis Suárez y la Asociación Uruguaya de Fútbol y confirmar la decisión adoptada por la Comisión Disciplinaria de la FIFA el 25 de junio de 2014 en su totalidad. La decisión relevante no es todavía final y vinculante, pues una apelación ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) es posible (en conformidad con el artículo 67 párrafo 1 de los Estatutos de la FIFA) por parte del jugador y/o la Asociación Uruguaya de Fútbol, sujeta a ciertas condiciones”.

Suárez, además, deberá pagar una multa de 112.000 dólares.

Las 10 cosas que no puede hacer Suárez

El fallo primario de la FIFA es absolutamente vago sobre el alcance de la sanción a Luis Suárez. La letra fría dice que al salteño “se le prohibió durante cuatro meses ejercer cualquier clase de actividad relacionada con el fútbol”.

El Sindicato Mundial de Futbolistas se quejó por la poca claridad del fallo, lo que llevó a que la BBC de Inglaterra consultara a la Asociación de Futbolistas Profesionales de ese país, que realizó una interpretación de lo que, para ellos, tiene prohibido hacer Luis Suárez.

Esta es la lista de las 10 cosas que no podrá realizar el delantero mientras dure su sanción: 1-) Pisar los campos de entrenamiento; 2-) Entrenar con su equipo; 3-) Usar cualquier utensilio deportivo del gimnasio de la institución; 3-) Participar en campañas publicitarias de su club y la propia Asociación Uruguaya de Fútbol; 4-) Participar en eventos con sponsors futbolísticos; 5-) Acudir a cualquier partido nacional o internacional; 6-) Acudir a ver partidos de fútbol juvenil u otras ligas; 7-) Disputar partidos a beneficio; 8-) Visitar a niños hospitalizados con el resto del equipo; 8-) Entregar trofeos en competiciones de fútbol juvenil; 9-) Hablar o presenciar cualquier acto con los aficionados del club; y 10-) Ejercer cualquier función con permiso del club.

La opinión de Mujica

El presidente de la República, José Mujica, que estuvo ayer en nuestra ciudad, al ser consultado por el caso Luis Suárez, expresó textualmente: “Yo no opino nada, porque dicen que los gobiernos no se tienen que meter. Pero vamos a discutir en las Naciones Unidas, a ver qué hacemos. Porque resulta que si un juez no pone la firma, un loco de una barra brava sigue entrando a la cancha y el gobierno no puede hacer nada al respecto. Y resulta que estos locos de allá (por los dirigentes de la FIFA) tocan pito y (Suárez) ni siquiera puede entrar (a los escenarios deportivos). Mirá que lindo. ¿Qué negocio?”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Brasil sigue inmerso en la pesadilla del 7-1

Algunos comentaristas norteños creen que la aplastante derrota despertará el complejo de inferioridad del brasileño. Otros especulan con la posible influencia que puede tener la abultada goleada en las próximas elecciones de octubre. La presidenta Dilma Rousseff y los miembros de su gobierno están atónitos.

Brasil sigue incrédulo, triste, noqueado, inmerso aún en la niebla tóxica de la pesadilla del 7-1, en sus funestas consecuencias. Un comentarista radiofónico de la emisora CBN hablaba ayer de la falta de táctica futbolística del equipo de Luiz Felipe Scolari. Pero un segundo comentarista, media hora después, aludía a que la aplastante derrota, según él, despertará otra vez el complejo de inferioridad del brasileño y que, por lo pronto, ya lo devolvió a una realidad llena de problemas de la que ha escapado durante el mes que ha durado la selección en el Mundial.
UNA NOCHE DE FURIA
En la misma noche de la goleada hubo incidentes, en San Pablo, Río y otras grandes ciudades brasileñas, que más respondían a un vandalismo incontrolado que a un movimiento organizado de protestas: peleas, incendios de ómnibus, saqueos de tiendas…. El amanecer trajo una calma triste y compungida, como la que se respiraba en la cafetería del policía y el jubilado. Las camisetas amarillas desparecieron de golpe. Todos los que la lucían orgullosamente el día anterior las guardaron en casa.
La mayoría de los periódicos (sus portadas aparecen llenas de “humillación”, “vejamen”, “vergüenza”), especula con la posible influencia que puede tener este marcador increíble en las próximas elecciones de octubre. Todos los expertos coinciden en recordar que nunca el resultado del Mundial ha influido en las urnas, y eso que las Copas del Mundo coinciden, desde 1994, cada cuatro años, con las elecciones generales brasileñas. Pero esos mismos expertos también recuerdan que nunca Brasil ha sufrido una derrota tan aplastante, tan demoledora, con un potencial simbólico comparable -tal vez mayor- a la del Maracaná en 1950.
“Hemos superado el trauma de 1950 con otro mayor”, resumieron algunos diarios. Lo del trauma no es una frase hecha: los periódicos aportan consejos de psiquiatras y psicólogos para que la goleada no afecte demasiado a los niños.
LAS POSIBLES
CONSECUENCIAS
Tampoco se sabe aún hasta qué punto la derrota alentará de nuevo las protestas y manifestaciones que quedaron narcotizadas en cuanto la pelota comenzó a rodar y que, hace un año, sacudieron el país entero pidiendo menos gastos en estadios de fútbol, y más en servicios públicos para tener mejores transportes, mejores escuelas y mejores hospitales. Según la prensa brasileña, los asesores de la presidenta Dilma Rousseff y los miembros de su gobierno están atónitos, a la expectativa, sin saber cómo irá a reaccionar el electorado ante este aluvión de goles y de decepción, si se traducirá en una sequía de votos en unos comicios que ya de por sí se presentan muy disputados. Por lo pronto, la presidenta ya envió, a través de su cuenta de twitter, un mensaje de ánimo: “Estoy muy triste por la derrota. Pero no nos podemos abatir. Brasil, levántate, sacúdete el polvo y ponte en pie de nuevo.”
“Que no haya dudas. Esto influirá en los sondeos y Dilma Rousseff bajará. La gente ahora la toma con el entrenador Scolari, pero pronto transferirá esa frustración a Rousseff”, asegura el sociólogo especialista en deportes Flavio de Campos. Este experto recuerda que durante el partido, el público pasó, casi sin solución de continuidad, de insultar al criticado delantero Fred a dirigirse a la presidenta. Y añade una particularidad del pueblo brasileño que hoy se muestra en carne viva: la identificación de la esencia del país con el fútbol. “Siempre esperamos que los futbolistas de la selección encarnen la fuerza, la virtud y la creatividad que no encontramos en otros espacios sociales”.
Tal vez por eso, según algunos, la derrota histórica que ha infligido Alemania a Brasil sirva de vacuna, de curativo. Así lo asegura el editorial de A Folha de San Pablo: “El partido tal vez implique que se acabe con una época en la que país y estadio, hinchada y pueblo y nación y selección han sido vistos como la misma cosa. Tal vez se pueda decir ahora que Brasil es mayor que su fútbol”.

Brasil sigue incrédulo, triste, noqueado, inmerso aún en la niebla tóxica de la pesadilla del 7-1, en sus funestas consecuencias. Un comentarista radiofónico de la emisora CBN hablaba ayer de la falta de táctica futbolística del equipo de Luiz Felipe Scolari. Pero un segundo comentarista, media hora después, aludía a que la aplastante derrota, según él, despertará otra vez el complejo de inferioridad del brasileño y que, por lo pronto, ya lo devolvió a una realidad llena de problemas de la que ha escapado durante el mes que ha durado la selección en el Mundial.

UNA NOCHE DE FURIA

En la misma noche de la goleada hubo incidentes, en San Pablo, Río y otras grandes ciudades brasileñas, que más respondían a un vandalismo incontrolado que a un movimiento organizado de protestas: peleas, incendios de ómnibus, saqueos de tiendas…. El amanecer trajo una calma triste y compungida, como la que se respiraba en la cafetería del policía y el jubilado. Las camisetas amarillas desparecieron de golpe. Todos los que la lucían orgullosamente el día anterior las guardaron en casa.

La mayoría de los periódicos (sus portadas aparecen llenas de “humillación”, “vejamen”, “vergüenza”), especula con la posible influencia que puede tener este marcador increíble en las próximas elecciones de octubre. Todos los expertos coinciden en recordar que nunca el resultado del Mundial ha influido en las urnas, y eso que las Copas del Mundo coinciden, desde 1994, cada cuatro años, con las elecciones generales brasileñas. Pero esos mismos expertos también recuerdan que nunca Brasil ha sufrido una derrota tan aplastante, tan demoledora, con un potencial simbólico comparable -tal vez mayor- a la del Maracaná en 1950.

“Hemos superado el trauma de 1950 con otro mayor”, resumieron algunos diarios. Lo del trauma no es una frase hecha: los periódicos aportan consejos de psiquiatras y psicólogos para que la goleada no afecte demasiado a los niños.

LAS POSIBLES CONSECUENCIAS

Tampoco se sabe aún hasta qué punto la derrota alentará de nuevo las protestas y manifestaciones que quedaron narcotizadas en cuanto la pelota comenzó a rodar y que, hace un año, sacudieron el país entero pidiendo menos gastos en estadios de fútbol, y más en servicios públicos para tener mejores transportes, mejores escuelas y mejores hospitales. Según la prensa brasileña, los asesores de la presidenta Dilma Rousseff y los miembros de su gobierno están atónitos, a la expectativa, sin saber cómo irá a reaccionar el electorado ante este aluvión de goles y de decepción, si se traducirá en una sequía de votos en unos comicios que ya de por sí se presentan muy disputados. Por lo pronto, la presidenta ya envió, a través de su cuenta de twitter, un mensaje de ánimo: “Estoy muy triste por la derrota. Pero no nos podemos abatir. Brasil, levántate, sacúdete el polvo y ponte en pie de nuevo.”

“Que no haya dudas. Esto influirá en los sondeos y Dilma Rousseff bajará. La gente ahora la toma con el entrenador Scolari, pero pronto transferirá esa frustración a Rousseff”, asegura el sociólogo especialista en deportes Flavio de Campos. Este experto recuerda que durante el partido, el público pasó, casi sin solución de continuidad, de insultar al criticado delantero Fred a dirigirse a la presidenta. Y añade una particularidad del pueblo brasileño que hoy se muestra en carne viva: la identificación de la esencia del país con el fútbol. “Siempre esperamos que los futbolistas de la selección encarnen la fuerza, la virtud y la creatividad que no encontramos en otros espacios sociales”.

Tal vez por eso, según algunos, la derrota histórica que ha infligido Alemania a Brasil sirva de vacuna, de curativo. Así lo asegura el editorial de A Folha de San Pablo: “El partido tal vez implique que se acabe con una época en la que país y estadio, hinchada y pueblo y nación y selección han sido vistos como la misma cosa. Tal vez se pueda decir ahora que Brasil es mayor que su fútbol”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“Vamos a ganar”

La perspectiva de jugar la final ante Argentina alimentó la ya inflada confianza de Alemania: desde la canciller Angela Merkel hasta figuras del fútbol germano mostraron su convicción de que el país ganará el domingo su cuarta Copa del Mundo. “Queridos argentinos, felicidades por el subcampeonato”, escribió el diario “Bild”, el más leído de Europa.

“Hará falta tener una gran concentración, pero eso está hecho”, señaló Angela Merkel. “Y después intentar ganar, algo que es muy factible”, aseveró la canciller germana en Berlín.
La líder conservadora, amante del fútbol y ferviente seguidora de la selección, viajará a Brasil junto con el presidente Joachim Gauck para ver la final en el mítico estadio Maracaná.
Merkel ya estuvo presente en el estadio Fonte Nova de Salvador de Bahía, en el debut de Alemania en el Mundial: el partido terminó con una goleada 4-0 sobre Portugal.
La confianza en el título, con mayor o menor disimulo, fue la tónica de los comentarios en una Alemania aún eufórica por la histórica goleada por 7-1 a Brasil en semifinales.
Prensa y expertos ven en Argentina a un rival inferior, cansado y que apenas pudo vencer por penales a Holanda en su semifinal. También resaltan que es un equipo que cayó con Alemania en sus últimos tres cruces mundialistas: en la final de Italia 1990 y en los cuartos de final de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.
“ELLOS GANAN AMISTOSOS”
“En los últimos tiempos se mantuvo la tónica de que Argentina gana los partidos amistosos y nosotros los de verdad, los oficiales. Y confío en que la cosa seguirá así”, dijo el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Niersbach.
El exinternacional Guido Buchwald, sombra de Diego Maradona en la final del 90, comparó ambos partidos y consideró que Argentina tiene hoy “un equipo parecido” al de entonces.
“Cada partido y cada generación es diferente, pero los dos equipos de Alemania son muy similares. Tenemos hoy muchos jugadores excelentes y en nuestra época también era así. Por eso vamos a ganar 2-0”, pronosticó.
Algo más prudente fue el presidente de la liga alemana, Reinhard Rauball, según el cual Alemania tendrá una final complicada viendo lo hecho por Argentina en semifinales.
“Los argentinos se concentran en primera línea en la defensa y estabilizan el centro del campo por delante del cuarteto defensivo de un modo que hizo muy difícil a los holandeses superarlos. Pienso que a nosotros nos espera lo mismo”, afirmó.
Por el contrario, la euforia dominó al diario “Bild”, el más leído de Europa. “Bienvenidos a la final, queridos argentinos, y felicidades por el subcampeonato”, escribió al comentar el pase de Argentina a la final. “¡Felicidades, Messi! Así basta para ser subcampeón”, añadió.
“Bild” resumió la comparación que dominó los debates y las conversaciones de muchos alemanes. “Mientras Alemania maravilló al mundo con un fútbol sensacional, Holanda y Argentina ofrecieron 120 minutos de fútbol horrible. Bostezos en lugar de una gala”.
ORGANIZAN LOS FESTEJOS
Entre tanto, Berlín comenzó a organizar el recibimiento festivo del plantel, aunque la selección solo celebrará con los hinchas si gana el título.
“La Puerta de Brandeburgo es el lugar más idóneo para poder agradecer a todos los fans su sensacional apoyo en caso de ganar el Mundial, ya que cuenta con sitio suficiente para que concurra una multitud”, afirmó el presidente de la DFB, Wolfgang Niersbach.
La zona creada junto al monumento es la mayor “Fan Fest” de Alemania, con una superficie de 48.000 metros cuadrados, varias pantallas gigantes y capacidad para decenas de miles de hinchas.
Alemania ya acudió a la Puerta de Brandeburgo tras el Mundial de 2006, donde terminó tercera, y tras su segundo puesto en la Eurocopa de 2008.

“Hará falta tener una gran concentración, pero eso está hecho”, señaló Angela Merkel. “Y después intentar ganar, algo que es muy factible”, aseveró la canciller germana en Berlín.

La líder conservadora, amante del fútbol y ferviente seguidora de la selección, viajará a Brasil junto con el presidente Joachim Gauck para ver la final en el mítico estadio Maracaná.

Merkel ya estuvo presente en el estadio Fonte Nova de Salvador de Bahía, en el debut de Alemania en el Mundial: el partido terminó con una goleada 4-0 sobre Portugal.

La confianza en el título, con mayor o menor disimulo, fue la tónica de los comentarios en una Alemania aún eufórica por la histórica goleada por 7-1 a Brasil en semifinales.

Prensa y expertos ven en Argentina a un rival inferior, cansado y que apenas pudo vencer por penales a Holanda en su semifinal. También resaltan que es un equipo que cayó con Alemania en sus últimos tres cruces mundialistas: en la final de Italia 1990 y en los cuartos de final de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

“ELLOS GANAN AMISTOSOS”

“En los últimos tiempos se mantuvo la tónica de que Argentina gana los partidos amistosos y nosotros los de verdad, los oficiales. Y confío en que la cosa seguirá así”, dijo el presidente de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Wolfgang Niersbach.

El exinternacional Guido Buchwald, sombra de Diego Maradona en la final del 90, comparó ambos partidos y consideró que Argentina tiene hoy “un equipo parecido” al de entonces.

“Cada partido y cada generación es diferente, pero los dos equipos de Alemania son muy similares. Tenemos hoy muchos jugadores excelentes y en nuestra época también era así. Por eso vamos a ganar 2-0”, pronosticó.

Algo más prudente fue el presidente de la liga alemana, Reinhard Rauball, según el cual Alemania tendrá una final complicada viendo lo hecho por Argentina en semifinales.

“Los argentinos se concentran en primera línea en la defensa y estabilizan el centro del campo por delante del cuarteto defensivo de un modo que hizo muy difícil a los holandeses superarlos. Pienso que a nosotros nos espera lo mismo”, afirmó.

Por el contrario, la euforia dominó al diario “Bild”, el más leído de Europa. “Bienvenidos a la final, queridos argentinos, y felicidades por el subcampeonato”, escribió al comentar el pase de Argentina a la final. “¡Felicidades, Messi! Así basta para ser subcampeón”, añadió.

“Bild” resumió la comparación que dominó los debates y las conversaciones de muchos alemanes. “Mientras Alemania maravilló al mundo con un fútbol sensacional, Holanda y Argentina ofrecieron 120 minutos de fútbol horrible. Bostezos en lugar de una gala”.

ORGANIZAN LOS FESTEJOS

Entre tanto, Berlín comenzó a organizar el recibimiento festivo del plantel, aunque la selección solo celebrará con los hinchas si gana el título.

“La Puerta de Brandeburgo es el lugar más idóneo para poder agradecer a todos los fans su sensacional apoyo en caso de ganar el Mundial, ya que cuenta con sitio suficiente para que concurra una multitud”, afirmó el presidente de la DFB, Wolfgang Niersbach.

La zona creada junto al monumento es la mayor “Fan Fest” de Alemania, con una superficie de 48.000 metros cuadrados, varias pantallas gigantes y capacidad para decenas de miles de hinchas.

Alemania ya acudió a la Puerta de Brandeburgo tras el Mundial de 2006, donde terminó tercera, y tras su segundo puesto en la Eurocopa de 2008.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

De insensatos a adivinos

Al menos cuatro personas apostaron en el Reino Unido que Alemania destrozaría 7-1 a Brasil, una jugada que los transformó de locos insensatos en adivinos geniales. Una inversión de 8,50 dólares reportó una ganancia de 4.277. Un británico, incluso, pronosticó que Alemania haría cinco goles en el primer tiempo.

Las tres grandes casas de apuestas británicas pagaban muy bien el 7-1 de Alemania sobre Brasil, como no podía ser de otra manera: Paddy Power y William Hill daban 500 libras por cada libra apostada (500/1) y Ladbrokes el doble (1.000/1).
Nadie acertó en Ladbrokes o William Hill, pero cuatro personas lo hicieron en Paddy Power. La apuesta más alta fue de 5 libras (8,50 dólares) y ese dinero se multiplicó por 500, por lo que el ganador embolsó £2.500 (4.277 dólares).
“Hubo algunos apostadores que parecían estúpidos y que ahora parecen genios”, dijo el portavoz de Paddy Power, Josh Powell.
Ochenta y dos jugadores pronosticaron correctamente que el centrocampista alemán Toni Kroos marcaría dos o más goles, una apuesta que se pagaba 80/1, y uno de ellos puso 20 libras, por lo que obtuvo 1.600.
“Si alguien en el pub te hubiera dicho que apostaba por una de esas cosas antes de empezar el partido, hubieras pensado que la cerveza se le había subido a la cabeza y que estaba loco de atar”, razonó Powell. Pues bien, “ahora no parecen tan locos ni tan tontos”, añadió.
En William Hill, un cliente apostó que los alemanes marcarían seis goles, pero nadie pronosticó que convertirían siete.
Un apostador de Altrincham, una localidad próxima a Manchester, acertó que Alemania iba a marcar cinco goles en la primera parte y su apuesta de 80 peniques (1,3 dólares) se convirtió en 240 libras (410 dólares), es decir un premio de 300/1.
“Es el único resultado correcto que tuvimos”, confirmó el portavoz Joe Crilly. “Aún así, tuvimos una mala noche, porque Alemania tuvo mucho apoyo de los apostadores”, explicó, precisando que más del 65% de las apuestas eran a favor de los europeos.
El gol brasileño, que llegó en el minuto 90 del partido, le costó una fortuna a William Hill. El tanto de Oscar “hizo que tuviéramos que pagar un millón de libras para quienes apostaron que ambos equipos marcarían, que es nuestro segundo tipo de apuesta más popular, detrás de quién ganará el partido”. El gol de Brasil debió dejar en lágrimas a un pobre cliente de Ladbrokes que apostó dos libras a que Alemania ganaría 7 a 0, un marcador que se pagaba 1.000/1.

Las tres grandes casas de apuestas británicas pagaban muy bien el 7-1 de Alemania sobre Brasil, como no podía ser de otra manera: Paddy Power y William Hill daban 500 libras por cada libra apostada (500/1) y Ladbrokes el doble (1.000/1).

Nadie acertó en Ladbrokes o William Hill, pero cuatro personas lo hicieron en Paddy Power. La apuesta más alta fue de 5 libras (8,50 dólares) y ese dinero se multiplicó por 500, por lo que el ganador embolsó £2.500 (4.277 dólares).

“Hubo algunos apostadores que parecían estúpidos y que ahora parecen genios”, dijo el portavoz de Paddy Power, Josh Powell.

Ochenta y dos jugadores pronosticaron correctamente que el centrocampista alemán Toni Kroos marcaría dos o más goles, una apuesta que se pagaba 80/1, y uno de ellos puso 20 libras, por lo que obtuvo 1.600.

“Si alguien en el pub te hubiera dicho que apostaba por una de esas cosas antes de empezar el partido, hubieras pensado que la cerveza se le había subido a la cabeza y que estaba loco de atar”, razonó Powell. Pues bien, “ahora no parecen tan locos ni tan tontos”, añadió.

En William Hill, un cliente apostó que los alemanes marcarían seis goles, pero nadie pronosticó que convertirían siete.

Un apostador de Altrincham, una localidad próxima a Manchester, acertó que Alemania iba a marcar cinco goles en la primera parte y su apuesta de 80 peniques (1,3 dólares) se convirtió en 240 libras (410 dólares), es decir un premio de 300/1.

“Es el único resultado correcto que tuvimos”, confirmó el portavoz Joe Crilly. “Aún así, tuvimos una mala noche, porque Alemania tuvo mucho apoyo de los apostadores”, explicó, precisando que más del 65% de las apuestas eran a favor de los europeos.

El gol brasileño, que llegó en el minuto 90 del partido, le costó una fortuna a William Hill. El tanto de Oscar “hizo que tuviéramos que pagar un millón de libras para quienes apostaron que ambos equipos marcarían, que es nuestro segundo tipo de apuesta más popular, detrás de quién ganará el partido”. El gol de Brasil debió dejar en lágrimas a un pobre cliente de Ladbrokes que apostó dos libras a que Alemania ganaría 7 a 0, un marcador que se pagaba 1.000/1.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“Argentina será un rival difícil para Alemania”

“Alemania ha sido el mejor equipo del torneo, en cuanto a sus convicciones y al desarrollo de una idea que viene trabajando desde el 2006, pero en una final los argentinos son futbolistas muy competitivos, por lo que es complicado abrir algún pronóstico”, resaltó César Luis Menotti.

“La final del Mundial la jugarán Argentina y Alemania, dos de los equipos más representativos en la historia del fútbol”, resaltó el técnico argentino César Luis Menotti, quien analizó cómo llegan los dos finalistas al partido decisivo de la Copa del Mundo.
EL EQUIPO DE LÖW
“Creo que Alemania ha sido el mejor equipo del torneo en cuanto a sus convicciones y al desarrollo de una idea que viene trabajando desde el 2006. El conjunto alemán maneja los espacios como muy pocos y eso lo demostró ante Brasil, que sufrió una tristeza que no estaba acostumbrado a vivir. Más allá de que se pueda ganar o perder un partido, lo ocurrido entre Brasil y Alemania ha sido terriblemente doloroso para la historia del fútbol brasileño”.
EL EQUIPO DE SABELLA
“Argentina eliminó a una de las peores Holanda que recuerde, sobre todo si la comparamos con la ‘Naranja Mecánica’ o al equipo de Marco van Basten. Pero creo que Argentina jugó un partido superador. Había tenido confusiones en el inicio del Mundial en la elaboración de juego, en la idea del equipo, pero creo que el técnico acierta en haber buscado un equilibrio y haber buscado un jugador como Martín Demichelis, que le ha resuelto los problemas de los espacios en la defensa. A pesar de no haber podido ensayar la cantidad de partidos que se necesitan, su ingreso ya desde cuartos de final le dio a Argentina la gran posibilidad de defender muy bien. Más allá de los penales, lo de Argentina ha sido superior a lo de Holanda. Creo que ganó bien”.
EL PARTIDO DEL DOMINGO
“A pesar de que los dos equipos transitaron por caminos diferentes para arribar a la final, creo que será un partido bastante difícil para Alemania. Cuidado que Argentina ha logrado llegar a este lugar sin tener aún una gran participación en la definición de Lionel Messi. Argentina empezó a equilibrarse y empezó a tener una respuesta diferente a los primeros partidos, donde no era contundente arriba y no defendía bien. El entrenador le fue encontrando la vuelta y en esto también fue vital haber equilibrado el medio de la cancha, con tres futbolistas dinámicos y de buena técnica”.
ESPACIOS PARA MESSI
“El modo de jugar de Alemania le va a permitir a Messi encontrar otros espacios, por lo que en la previa se podría esperar un partido más abierto. Si uno hace una evaluación de cómo arriban, evidentemente que Alemania llega como el mejor equipo. Pero en una final los argentinos son futbolistas muy competitivos. Han llegado con enormes dificultades a la final, pero han mejorado partido tras partido. Esto hace soñar y esperar un partido en el que es complicado abrir algún pronóstico, pero debería ser un encuentro mucho más generoso. Van a llegar dos equipos con todas las posibilidades. Uno cuando llega a estas instancias lo hace con la satisfacción de haber cumplido, porque jugar una final de un campeonato del mundo es algo muy difícil. Eso da también otra esperanza y otra alegría al jugador argentino, que ya no vive tan presionado”.
CONCLUSIÓN
“Ya se llegó a la final, ahora hay que jugar mejor que el adversario, que es lo que Argentina creo que empezó a entender en los últimos tres partidos. No jugar el partido para ganar de cualquier manera, sino jugar para ganarlo, trabajando sobre secretos conocidos que el fútbol tiene, como son los espacios y el tiempo. Eso es lo que mejor maneja Alemania y lo que manejó mejor Argentina ante Holanda”.

“La final del Mundial la jugarán Argentina y Alemania, dos de los equipos más representativos en la historia del fútbol”, resaltó el técnico argentino César Luis Menotti, quien analizó cómo llegan los dos finalistas al partido decisivo de la Copa del Mundo.

EL EQUIPO DE LÖW

“Creo que Alemania ha sido el mejor equipo del torneo en cuanto a sus convicciones y al desarrollo de una idea que viene trabajando desde el 2006. El conjunto alemán maneja los espacios como muy pocos y eso lo demostró ante Brasil, que sufrió una tristeza que no estaba acostumbrado a vivir. Más allá de que se pueda ganar o perder un partido, lo ocurrido entre Brasil y Alemania ha sido terriblemente doloroso para la historia del fútbol brasileño”.

EL EQUIPO DE SABELLA

“Argentina eliminó a una de las peores Holanda que recuerde, sobre todo si la comparamos con la ‘Naranja Mecánica’ o al equipo de Marco van Basten. Pero creo que Argentina jugó un partido superador. Había tenido confusiones en el inicio del Mundial en la elaboración de juego, en la idea del equipo, pero creo que el técnico acierta en haber buscado un equilibrio y haber buscado un jugador como Martín Demichelis, que le ha resuelto los problemas de los espacios en la defensa. A pesar de no haber podido ensayar la cantidad de partidos que se necesitan, su ingreso ya desde cuartos de final le dio a Argentina la gran posibilidad de defender muy bien. Más allá de los penales, lo de Argentina ha sido superior a lo de Holanda. Creo que ganó bien”.

EL PARTIDO DEL DOMINGO

“A pesar de que los dos equipos transitaron por caminos diferentes para arribar a la final, creo que será un partido bastante difícil para Alemania. Cuidado que Argentina ha logrado llegar a este lugar sin tener aún una gran participación en la definición de Lionel Messi. Argentina empezó a equilibrarse y empezó a tener una respuesta diferente a los primeros partidos, donde no era contundente arriba y no defendía bien. El entrenador le fue encontrando la vuelta y en esto también fue vital haber equilibrado el medio de la cancha, con tres futbolistas dinámicos y de buena técnica”.

ESPACIOS PARA MESSI

“El modo de jugar de Alemania le va a permitir a Messi encontrar otros espacios, por lo que en la previa se podría esperar un partido más abierto. Si uno hace una evaluación de cómo arriban, evidentemente que Alemania llega como el mejor equipo. Pero en una final los argentinos son futbolistas muy competitivos. Han llegado con enormes dificultades a la final, pero han mejorado partido tras partido. Esto hace soñar y esperar un partido en el que es complicado abrir algún pronóstico, pero debería ser un encuentro mucho más generoso. Van a llegar dos equipos con todas las posibilidades. Uno cuando llega a estas instancias lo hace con la satisfacción de haber cumplido, porque jugar una final de un campeonato del mundo es algo muy difícil. Eso da también otra esperanza y otra alegría al jugador argentino, que ya no vive tan presionado”.

CONCLUSIÓN

“Ya se llegó a la final, ahora hay que jugar mejor que el adversario, que es lo que Argentina creo que empezó a entender en los últimos tres partidos. No jugar el partido para ganar de cualquier manera, sino jugar para ganarlo, trabajando sobre secretos conocidos que el fútbol tiene, como son los espacios y el tiempo. Eso es lo que mejor maneja Alemania y lo que manejó mejor Argentina ante Holanda”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La ciencia de los penales

El catedrático español Natxo Palacios-Huerta, que ha trabajado para el Chelsea de Inglaterra y para la selección de Holanda, ha obtenido conclusiones matemáticas del estudio de 11.000 lanzamientos penales. Una de ellas es que el 60% de las tandas las gana el equipo que remata primero.

Los penales deciden tanto títulos como clasificaciones para la siguiente ronda de un Mundial, como ha ocurrido en Brasil 2014 en tres ocasiones (el anfitrión venció a Chile y Costa Rica a Grecia en octavos; y Holanda a los “ticos” en cuartos de final), de modo que hoy es una de las situaciones más susceptibles de cálculo en el fútbol, más en una época en que todo se tabula y se desgrana en porcentajes.
El español Natxo Palacios-Huerta, catedrático de Economía en la prestigiosa London School of Economics, realizó un estudio especial acerca de las definiciones por penales.
Palacios-Huerta basó su trabajo en las leyes de John Nash, el matemático estadounidense nobel de Economía en 1994, quien estudió cómo se comportan las personas en situaciones de estrategia. El catedrático español aplicó las enseñanzas de Nash al momento más dramático del fútbol: los penales.
MÁS DE 1.000 DEFINICIONES
En la base de datos de Palacios-Huerta hay 11.000 lanzamientos, más de 1.000 definiciones. Y de su radiografía ha extraído algunas conclusiones que responden “al equilibrio de Nash”: el 60% de las tandas las gana el equipo que lanza primero; en el 60% de ocasiones un lanzador diestro tirará a la zona que corresponde a la mano derecha del portero (y el zurdo a la izquierda); y la mayoría de las veces estos tienden a lanzarse a su lado natural.
“¿Cómo no preparar los penales, si el 80% acaba en gol?”, se pregunta Palacios-Huerta. “Al fútbol lo veo cada vez más con ojos de científico que como aficionado. Lo que de niño pensaba que era azar no siempre lo es. Las leyes funcionan. El deporte ofrece datos muy limpios para evaluar las teorías de Nash. Hay partidos en que solo veo penales”.
En la definición por penales entre Holanda y Costa Rica, cuando la moneda sonrió al costarricense Bryan Ruiz, éste eligió tirar primero. “Tenían un 60% de probabilidades de vencer, pero no era un 100 a 0. Hay jugadores y porteros más predecibles que otros. Aunque no lo sepan, obedecen a las leyes de Nash. Los jugadores son más predecibles al principio de sus carreras. Luego van convirtiéndose en impredecibles, y pueden acabar tirando a lo Panenka (picando la pelota al estilo “Loco” Abreu). Es sensacional”.
TRABAJÓ CON HOLANDA
En mayo de 2008, cuando se jugó la final de la Champions League, Avram Grant, entrenador del Chelsea, tenía un informe del catedrático español sobre cómo lanzaba los penales el Manchester United. Y la final se definió por penales. En el estudio se había analizado la forma de ejecutar de Cristiano Ronaldo, quien casualmente fue el que falló en su equipo, y del arquero Edwin Van der Sar. Y si Terry (capitán del conjunto londinense) hubiese anotado, habría ganado el Chelsea… pero se resbaló y desperdició la oportunidad. Finalmente falló Anelka, que no estaba previsto que tomara parte de la definición, y el resultado no fue el esperado.
En el Mundial de 2010, lo contrató Holanda, que tenía lista la información sobre cómo lanzaba España. El economista había desgranado cada penal lanzado al portero Iker Casillas en su carrera, cada pena máxima ejecutada por cada futbolista español. Holanda aguardaba ese desenlace, pero Andrés Iniesta tenía otros planes y a cuatro minutos del final del alargue anotó el gol del 1-0.
El servicio había sido ofrecido por Palacios-Huerta a Inglaterra, Argentina y la propia España, pero a nadie le interesó. El que sí respondió positivamente fue Holanda, aunque no lo pudo llevar a cabo.
En este Mundial, el español no trabaja para ninguna selección, por lo que puede ver el fútbol con ojos de analista, y poner en práctica sus teorías. “Los jugadores que han tirado un penal de una manera no tienden a repetir el mismo estilo si es en el mismo partido o poco tiempo después. Costa Rica había tirado contra Grecia en octavos de final y ninguno de sus jugadores repitió el mismo sitio contra Holanda”, concluye.

Los penales deciden tanto títulos como clasificaciones para la siguiente ronda de un Mundial, como ha ocurrido en Brasil 2014 en tres ocasiones (el anfitrión venció a Chile y Costa Rica a Grecia en octavos; y Holanda a los “ticos” en cuartos de final), de modo que hoy es una de las situaciones más susceptibles de cálculo en el fútbol, más en una época en que todo se tabula y se desgrana en porcentajes.

El español Natxo Palacios-Huerta, catedrático de Economía en la prestigiosa London School of Economics, realizó un estudio especial acerca de las definiciones por penales.

Palacios-Huerta basó su trabajo en las leyes de John Nash, el matemático estadounidense nobel de Economía en 1994, quien estudió cómo se comportan las personas en situaciones de estrategia. El catedrático español aplicó las enseñanzas de Nash al momento más dramático del fútbol: los penales.

MÁS DE 1.000 DEFINICIONES

En la base de datos de Palacios-Huerta hay 11.000 lanzamientos, más de 1.000 definiciones. Y de su radiografía ha extraído algunas conclusiones que responden “al equilibrio de Nash”: el 60% de las tandas las gana el equipo que lanza primero; en el 60% de ocasiones un lanzador diestro tirará a la zona que corresponde a la mano derecha del portero (y el zurdo a la izquierda); y la mayoría de las veces estos tienden a lanzarse a su lado natural.

“¿Cómo no preparar los penales, si el 80% acaba en gol?”, se pregunta Palacios-Huerta. “Al fútbol lo veo cada vez más con ojos de científico que como aficionado. Lo que de niño pensaba que era azar no siempre lo es. Las leyes funcionan. El deporte ofrece datos muy limpios para evaluar las teorías de Nash. Hay partidos en que solo veo penales”.

En la definición por penales entre Holanda y Costa Rica, cuando la moneda sonrió al costarricense Bryan Ruiz, éste eligió tirar primero. “Tenían un 60% de probabilidades de vencer, pero no era un 100 a 0. Hay jugadores y porteros más predecibles que otros. Aunque no lo sepan, obedecen a las leyes de Nash. Los jugadores son más predecibles al principio de sus carreras. Luego van convirtiéndose en impredecibles, y pueden acabar tirando a lo Panenka (picando la pelota al estilo “Loco” Abreu). Es sensacional”.

TRABAJÓ CON HOLANDA

En mayo de 2008, cuando se jugó la final de la Champions League, Avram Grant, entrenador del Chelsea, tenía un informe del catedrático español sobre cómo lanzaba los penales el Manchester United. Y la final se definió por penales. En el estudio se había analizado la forma de ejecutar de Cristiano Ronaldo, quien casualmente fue el que falló en su equipo, y del arquero Edwin Van der Sar. Y si Terry (capitán del conjunto londinense) hubiese anotado, habría ganado el Chelsea… pero se resbaló y desperdició la oportunidad. Finalmente falló Anelka, que no estaba previsto que tomara parte de la definición, y el resultado no fue el esperado.

En el Mundial de 2010, lo contrató Holanda, que tenía lista la información sobre cómo lanzaba España. El economista había desgranado cada penal lanzado al portero Iker Casillas en su carrera, cada pena máxima ejecutada por cada futbolista español. Holanda aguardaba ese desenlace, pero Andrés Iniesta tenía otros planes y a cuatro minutos del final del alargue anotó el gol del 1-0.

El servicio había sido ofrecido por Palacios-Huerta a Inglaterra, Argentina y la propia España, pero a nadie le interesó. El que sí respondió positivamente fue Holanda, aunque no lo pudo llevar a cabo.

En este Mundial, el español no trabaja para ninguna selección, por lo que puede ver el fútbol con ojos de analista, y poner en práctica sus teorías. “Los jugadores que han tirado un penal de una manera no tienden a repetir el mismo estilo si es en el mismo partido o poco tiempo después. Costa Rica había tirado contra Grecia en octavos de final y ninguno de sus jugadores repitió el mismo sitio contra Holanda”, concluye.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Humillación mundial

Alemania hizo añicos el sueño de Brasil de ser campeón mundial en casa, al infligirle la peor humillación de su historia. El conjunto teutón destrozó al combinado norteño, con un brutal 7-1 que incluso pudo ser mayor. Brasil recibió la peor derrota de su historia desde el 0-6 que le propinó Uruguay en la Copa América de 1920.

Alemania fue una aplanadora impiadosa que pasó por arriba de Brasil, sin concesiones. La semifinal de ayer pareció un partido entre una potencia y un rejuntado de segundo orden, al punto que los teutones ganaban 5-0 antes de la media hora de juego.
El equipo dirigido por Joachim Löw hizo una exhibición de fuerza en el estadio Mineirao y viajará a Río de Janeiro para la final del domingo como gran favorito. Allí se medirá al ganador del Argentina-Holanda, que se enfrentan hoy.
Gane quien gane, el estadio Maracaná verá una reedición de final mundialista, la de 1974 con Holanda o las de 1986 y 1990 con Argentina.
Lo que no verá el legendario estadio carioca será un nuevo “Maracanazo”: Brasil no tendrá siquiera la oportunidad de perder un nuevo título en casa en el partido decisivo, como le sucedió en 1950 frente a Uruguay. Aquel 1-2 ante 200.000 espectadores fue una derrota traumática para Brasil, que luego se recuperó ganando cinco títulos mundiales y convirtiéndose en el “país del fútbol”. La de ayer en el Mineirao fue sencillamente humillante.
SIN LEVANTE
Sin el talento de Neymar, lesionado, y sin el muro de Thiago Silva, sancionado, en Scratch fue un monigote en manos del equipo alemán y acabó abucheado por una afición que no creía lo que veían sus ojos.
Las estadísticas quedaron pulverizadas: Brasil recibió la peor derrota de su historia desde el 0-6 que le propinó Uruguay en la Copa América de 1920. Además, perdió la imbatibilidad en casa que sostenía desde 1975 en partidos oficiales.
Pero no solo eso: Klose le arrebató el récord histórico de goles en Mundiales a uno de los grandes del fútbol brasileño, Ronaldo.
Nunca antes una semifinal de un Mundial se había resuelto con un marcador tan abultado. De hecho, Alemania estuvo a punto de repetir su mayor goleada en Copas del Mundo, el 8-0 con el que destrozó a Arabia Saudita en 2002.
Alemania recordará por siempre su victoria en Belo Horizonte, ciudad que, por el contrario, quedará inscripta en la historia negra del fútbol brasileño.
SIN FISURAS
Todo funcionó a la perfección en el equipo de Löw, que pudo haber ganado por más goles, si hubiese aprovechado los contragolpes que tuvo en el tramo final del partido.
La primera media hora alemana fue una orquesta sonando a la perfección. Müller (a los 11′), Klose (23′), Kroos (24′ y 26′) y hasta Khedira, un hombre que rara vez marca goles, desnudaron a uno de los peores equipos de Brasil en décadas.
La derrota ya era durísima, pero Alemania aún tenía reservado un poco más de castigo para la segunda mitad. Brasil tuvo un esbozo de reacción en el arranque del complemento, pero Manuel Neuer fue de nuevo un gigante en el arco.
Ante un rival vacío, Schürrle completó la goleada con un doblete personal. El descuento de Oscar en la hora no cambió nada. Alemania era toda fiesta. Brasil, desolación. El mundo, asombro.

Alemania fue una aplanadora impiadosa que pasó por arriba de Brasil, sin concesiones. La semifinal de ayer pareció un partido entre una potencia y un rejuntado de segundo orden, al punto que los teutones ganaban 5-0 antes de la media hora de juego.

El equipo dirigido por Joachim Löw hizo una exhibición de fuerza en el estadio Mineirao y viajará a Río de Janeiro para la final del domingo como gran favorito. Allí se medirá al ganador del Argentina-Holanda, que se enfrentan hoy.

Gane quien gane, el estadio Maracaná verá una reedición de final mundialista, la de 1974 con Holanda o las de 1986 y 1990 con Argentina.

Lo que no verá el legendario estadio carioca será un nuevo “Maracanazo”: Brasil no tendrá siquiera la oportunidad de perder un nuevo título en casa en el partido decisivo, como le sucedió en 1950 frente a Uruguay. Aquel 1-2 ante 200.000 espectadores fue una derrota traumática para Brasil, que luego se recuperó ganando cinco títulos mundiales y convirtiéndose en el “país del fútbol”. La de ayer en el Mineirao fue sencillamente humillante.

SIN LEVANTE

Sin el talento de Neymar, lesionado, y sin el muro de Thiago Silva, sancionado, en Scratch fue un monigote en manos del equipo alemán y acabó abucheado por una afición que no creía lo que veían sus ojos.

Las estadísticas quedaron pulverizadas: Brasil recibió la peor derrota de su historia desde el 0-6 que le propinó Uruguay en la Copa América de 1920. Además, perdió la imbatibilidad en casa que sostenía desde 1975 en partidos oficiales.

Pero no solo eso: Klose le arrebató el récord histórico de goles en Mundiales a uno de los grandes del fútbol brasileño, Ronaldo.

Nunca antes una semifinal de un Mundial se había resuelto con un marcador tan abultado. De hecho, Alemania estuvo a punto de repetir su mayor goleada en Copas del Mundo, el 8-0 con el que destrozó a Arabia Saudita en 2002.

Alemania recordará por siempre su victoria en Belo Horizonte, ciudad que, por el contrario, quedará inscripta en la historia negra del fútbol brasileño.

SIN FISURAS

Todo funcionó a la perfección en el equipo de Löw, que pudo haber ganado por más goles, si hubiese aprovechado los contragolpes que tuvo en el tramo final del partido.

La primera media hora alemana fue una orquesta sonando a la perfección. Müller (a los 11′), Klose (23′), Kroos (24′ y 26′) y hasta Khedira, un hombre que rara vez marca goles, desnudaron a uno de los peores equipos de Brasil en décadas.

La derrota ya era durísima, pero Alemania aún tenía reservado un poco más de castigo para la segunda mitad. Brasil tuvo un esbozo de reacción en el arranque del complemento, pero Manuel Neuer fue de nuevo un gigante en el arco.

Ante un rival vacío, Schürrle completó la goleada con un doblete personal. El descuento de Oscar en la hora no cambió nada. Alemania era toda fiesta. Brasil, desolación. El mundo, asombro.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Con sed de revancha

Uno lloró desconsoladamente en un vestuario de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y el otro sufrió cuatro años recordando lo que pudo ser y no fue. Los Mundiales golpearon duro al argentino Lionel Messi y al holandés Arjen Robben a lo largo de sus carreras, pero Brasil 2014 les ofrece la ansiada revancha.

Será una revancha de tintes dramáticos, porque es ahora o nunca para el holandés y una oportunidad irrepetible para el argentino. Arjen Robben, a sus 30 años, difícilmente llegue en el nivel actual a Rusia 2018 -si es que llega- y Lionel Messi, de 27, tiene la edad de aquellos grandes del fútbol que hicieron historia en un Mundial.
“Messi nos puede sacar campeones del mundo”, pronosticó ayer Javier Mascherano, compañero del delantero en la selección argentina. “Robben es mejor que Ángel Di María y mucho mejor que Lionel Messi”, opinó Willem van Hanegem, mediocampista en la Holanda subcampeona del mundo en 1974.
Será una cosa o la otra. Si Messi lleva a Argentina a su tercer título mundial, significará que a Robben se le acabó el sueño de ganar la Copa del Mundo. En cualquiera de los dos casos, el fútbol lamentaría la injusticia hacia dos de las zurdas más talentosas que pueden verse hoy en las canchas del mundo.
LOS FRACASOS PREVIOS
Ambos fracasaron en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. Messi se quedó en cuartos de final en los dos Mundiales, las dos veces ante la selección germana. La última, tras el lapidario 0-4, terminó con un llanto imparable de la estrella del Barcelona en el vestuario del estadio Green Point de Ciudad del Cabo.
Lo de Robben fue en cierto modo más duro aún, porque tuvo la gloria en los pies. En 2006 se fue en octavos de final y jugando mal, pero en 2010 tuvo la chance de definir la final y se enredó en un mano a mano con el arquero español Iker Casillas para fallar un gol que tantas otras veces había convertido. El partido estaba 0-0 y ese resultado no cambiaría durante los 90 minutos. Después, en el alargue, Robben y compañía quedarían con las manos vacías.
España puso así fin a un estigma al conquistar su primer título mundial, en tanto que Holanda potenció el suyo al convertirse en la selección que más finales consecutivas perdió en la historia: tres.
EN EL MEJOR MOMENTO
La ventaja que tienen hoy Messi y Robben es que llegan mejor que nunca a un Mundial. El “10” del Barcelona no tendrá la explosividad que mostraba hace cuatro años, pero es un jugador más “sabio”, mucho más sólido de espíritu y con una experiencia que hace cuatro años no tenía. Si Argentina está en semifinales tras 24 años de espera es, en buena parte, gracias a Messi, que quiere ser como Pelé y Diego Maradona, dos hombres que alzaron el trofeo de campeón mundial.
Lo mismo le sucede a Robben. Muchos de los que envidiaban su talento solían regodearse con la fragilidad física del extremo. “Jugador de cristal”, le decían. Hoy parece de acero, una característica que comparte con otros compañeros de equipo como Wesley Snejder, que está en la forma de su vida.
Robben, terror de rivales y árbitros por la facilidad con la que cae en el área, minimizó en los últimos días el poder del zurdo argentino. “Tienen un jugador enorme, es cierto, pero eso no significa que todo gire solo en torno a Messi”, dijo el jugador del Bayern Munich de Alemania.
El defensa Stefan de Vrij fue en la misma línea: “Observé a Messi contra Bélgica. Aparece en la punta pero se permite volver siempre al mediocampo. Nuestro cuerpo técnico es muy bueno para detectar las debilidades del rival, y así será también ante Argentina”.
¿Y Messi? El “10” no habla desde el 1-0 sobre Bélgica en cuartos de final, pero sabe que cuenta con unos compañeros decididos a ayudarlo. Frenar al trío Robben-Sneijder-Robin van Persie es clave, y el veterano Martín Demichelis le dijo a la prensa de su país que tiene claro cómo hacerlo.
“Tenemos que ser agresivos, hacerle sentir la pasión del jugador argentino a los holandeses. Especialmente a Robben. Como no le gusta el contacto físico, hay que hacérselo sentir, hay que rasparlo”.

Será una revancha de tintes dramáticos, porque es ahora o nunca para el holandés y una oportunidad irrepetible para el argentino. Arjen Robben, a sus 30 años, difícilmente llegue en el nivel actual a Rusia 2018 -si es que llega- y Lionel Messi, de 27, tiene la edad de aquellos grandes del fútbol que hicieron historia en un Mundial.

“Messi nos puede sacar campeones del mundo”, pronosticó ayer Javier Mascherano, compañero del delantero en la selección argentina. “Robben es mejor que Ángel Di María y mucho mejor que Lionel Messi”, opinó Willem van Hanegem, mediocampista en la Holanda subcampeona del mundo en 1974.

Será una cosa o la otra. Si Messi lleva a Argentina a su tercer título mundial, significará que a Robben se le acabó el sueño de ganar la Copa del Mundo. En cualquiera de los dos casos, el fútbol lamentaría la injusticia hacia dos de las zurdas más talentosas que pueden verse hoy en las canchas del mundo.

LOS FRACASOS PREVIOS

Ambos fracasaron en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. Messi se quedó en cuartos de final en los dos Mundiales, las dos veces ante la selección germana. La última, tras el lapidario 0-4, terminó con un llanto imparable de la estrella del Barcelona en el vestuario del estadio Green Point de Ciudad del Cabo.

Lo de Robben fue en cierto modo más duro aún, porque tuvo la gloria en los pies. En 2006 se fue en octavos de final y jugando mal, pero en 2010 tuvo la chance de definir la final y se enredó en un mano a mano con el arquero español Iker Casillas para fallar un gol que tantas otras veces había convertido. El partido estaba 0-0 y ese resultado no cambiaría durante los 90 minutos. Después, en el alargue, Robben y compañía quedarían con las manos vacías.

España puso así fin a un estigma al conquistar su primer título mundial, en tanto que Holanda potenció el suyo al convertirse en la selección que más finales consecutivas perdió en la historia: tres.

EN EL MEJOR MOMENTO

La ventaja que tienen hoy Messi y Robben es que llegan mejor que nunca a un Mundial. El “10” del Barcelona no tendrá la explosividad que mostraba hace cuatro años, pero es un jugador más “sabio”, mucho más sólido de espíritu y con una experiencia que hace cuatro años no tenía. Si Argentina está en semifinales tras 24 años de espera es, en buena parte, gracias a Messi, que quiere ser como Pelé y Diego Maradona, dos hombres que alzaron el trofeo de campeón mundial.

Lo mismo le sucede a Robben. Muchos de los que envidiaban su talento solían regodearse con la fragilidad física del extremo. “Jugador de cristal”, le decían. Hoy parece de acero, una característica que comparte con otros compañeros de equipo como Wesley Snejder, que está en la forma de su vida.

Robben, terror de rivales y árbitros por la facilidad con la que cae en el área, minimizó en los últimos días el poder del zurdo argentino. “Tienen un jugador enorme, es cierto, pero eso no significa que todo gire solo en torno a Messi”, dijo el jugador del Bayern Munich de Alemania.

El defensa Stefan de Vrij fue en la misma línea: “Observé a Messi contra Bélgica. Aparece en la punta pero se permite volver siempre al mediocampo. Nuestro cuerpo técnico es muy bueno para detectar las debilidades del rival, y así será también ante Argentina”.

¿Y Messi? El “10” no habla desde el 1-0 sobre Bélgica en cuartos de final, pero sabe que cuenta con unos compañeros decididos a ayudarlo. Frenar al trío Robben-Sneijder-Robin van Persie es clave, y el veterano Martín Demichelis le dijo a la prensa de su país que tiene claro cómo hacerlo.

“Tenemos que ser agresivos, hacerle sentir la pasión del jugador argentino a los holandeses. Especialmente a Robben. Como no le gusta el contacto físico, hay que hacérselo sentir, hay que rasparlo”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Argentina ante Holanda, por un lugar en la final

Guiada por el astro Lionel Messi, Argentina buscará hoy en San Pablo el pasaje a la final del Mundial. Enfrente estará la poderosa Holanda que llega con Robben como figura. “No podemos darles espacio para correr, porque corriendo son más rápidos y más fuertes que nosotros”, advirtió Mascherano.

Le llegó la hora a Argentina de confirmar que sus cinco victorias previas en el Mundial -ante selecciones de menor jerarquía- no fueron producto exclusivo de la endeblez de los rivales. El combinado albiceleste jugará las semifinales por primera vez en 24 años y Holanda será la vara que medirá si está a la altura para soñar con el tricampeonato.
El equipo que el técnico Alejandro Sabella colocará en la cancha está lejos de aquella formación ideal con “cuatro fantásticos” que llegó hace un mes a Brasil.
Las lesiones de Sergio Agüero y Ángel Di María, acompañadas por el bajo rendimiento de otros jugadores, dieron paso a un equipo más combativo y más compacto, que intenta mantener el 0 en el arco propio para que Messi -el alma del equipo-, y Gonzalo Higuaín hagan la diferencia en ofensiva.
“VAMOS A AYUDAR A MESSI”
“Messi se preparó para esto y estamos ante una posibilidad única. Lo vamos a ayudar, vamos a tratar de estar a la altura y colaborar con él, porque hace la diferencia”, subrayó el delantero Ezequiel Lavezzi.
Pero Holanda no le teme a Messi. El defensor Stefan de Vrij advirtió que “de ningún modo” se sentirá intimidado por el astro argentino, autor de cuatro goles en el Mundial. “No tengo miedo de nadie, tampoco de Messi”, afirmó.
Holanda, que pasó a semifinales tras derrotar por penales a Costa Rica, quiere volver a la final para levantar por fin el título que se le escapó en las finales de Alemania 1974, Argentina 1978 y Sudáfrica 2010.
Wesley Sneijder, Robin van Persie y Robben serán las principales armas del equipo entrenado por Louis van Gaal.
“Esperamos un rival más duro aún que Bélgica, no solo por la calidad individual sino por la experiencia que tiene. Sabe lo que es jugar una final y tiene mucha hambre de gloria. Va a ser clave la concentración, la manera en que planteemos el partido y la paciencia que tengamos para tomar cada decisión. Tenemos mucha ilusión en llegar a la final”, destacó el volante argentino Javier Mascherano.
El experimentado jugador y excapitán albiceleste advirtió que “Holanda es el equipo que mejor contraataque tiene. Por eso habrá que marcar de cerca a Sneijder, Robben y Van Persie, para no darles espacio para correr, porque corriendo son más rápidos y más fuertes que nosotros”.
SIN CAMBIOS
Sabella mantendría el mismo equipo que derrotó a Bélgica, con un esquema 4-4-2, con el único cambio del retorno del defensor Marcos Rojo por José Basanta y la misma apuesta por Enzo Pérez para reemplazar a Di María. Una defensa reforzada y un mediocampo más poblado serían las herramientas para frenar a Holanda y confiar en Messi como factor desequilibrante.
“Estamos cerca de lograr el objetivo y depende de nosotros. Si llegamos hasta acá, podemos ganar el título. El sueño está latente, quedan dos pasitos y ojalá los superemos con éxito”, señaló Higuaín.
Messi aseguró que luchará hasta el final por conseguir su sueño de levantar el único gran título que le falta, la Copa del Mundo, y ésta podría ser la última oportunidad para él y toda una generación de jugadores que brilla en el fútbol internacional, ya que en Rusia 2018 la gran mayoría rondará o superará los 30 años.
Argentina y Holanda son dos viejos conocidos y comparten un largo historial, aunque quizás el partido más recordado por los sudamericanos sea la final que le ganaron en 1978 en Buenos Aires, en lo que significó su primer título mundial. Pero en el balance, los europeos se imponen con cuatro victorias, una derrota y tres empates.
La última vez que se vieron las caras en un partido eliminatorio fue en los cuartos de final de Francia 1998, donde Holanda ganó 2-1.

Le llegó la hora a Argentina de confirmar que sus cinco victorias previas en el Mundial -ante selecciones de menor jerarquía- no fueron producto exclusivo de la endeblez de los rivales. El combinado albiceleste jugará las semifinales por primera vez en 24 años y Holanda será la vara que medirá si está a la altura para soñar con el tricampeonato.

El equipo que el técnico Alejandro Sabella colocará en la cancha está lejos de aquella formación ideal con “cuatro fantásticos” que llegó hace un mes a Brasil.

Las lesiones de Sergio Agüero y Ángel Di María, acompañadas por el bajo rendimiento de otros jugadores, dieron paso a un equipo más combativo y más compacto, que intenta mantener el 0 en el arco propio para que Messi -el alma del equipo-, y Gonzalo Higuaín hagan la diferencia en ofensiva.

“VAMOS A AYUDAR A MESSI”

“Messi se preparó para esto y estamos ante una posibilidad única. Lo vamos a ayudar, vamos a tratar de estar a la altura y colaborar con él, porque hace la diferencia”, subrayó el delantero Ezequiel Lavezzi.

Pero Holanda no le teme a Messi. El defensor Stefan de Vrij advirtió que “de ningún modo” se sentirá intimidado por el astro argentino, autor de cuatro goles en el Mundial. “No tengo miedo de nadie, tampoco de Messi”, afirmó.

Holanda, que pasó a semifinales tras derrotar por penales a Costa Rica, quiere volver a la final para levantar por fin el título que se le escapó en las finales de Alemania 1974, Argentina 1978 y Sudáfrica 2010.

Wesley Sneijder, Robin van Persie y Robben serán las principales armas del equipo entrenado por Louis van Gaal.

“Esperamos un rival más duro aún que Bélgica, no solo por la calidad individual sino por la experiencia que tiene. Sabe lo que es jugar una final y tiene mucha hambre de gloria. Va a ser clave la concentración, la manera en que planteemos el partido y la paciencia que tengamos para tomar cada decisión. Tenemos mucha ilusión en llegar a la final”, destacó el volante argentino Javier Mascherano.

El experimentado jugador y excapitán albiceleste advirtió que “Holanda es el equipo que mejor contraataque tiene. Por eso habrá que marcar de cerca a Sneijder, Robben y Van Persie, para no darles espacio para correr, porque corriendo son más rápidos y más fuertes que nosotros”.

SIN CAMBIOS

Sabella mantendría el mismo equipo que derrotó a Bélgica, con un esquema 4-4-2, con el único cambio del retorno del defensor Marcos Rojo por José Basanta y la misma apuesta por Enzo Pérez para reemplazar a Di María. Una defensa reforzada y un mediocampo más poblado serían las herramientas para frenar a Holanda y confiar en Messi como factor desequilibrante.

“Estamos cerca de lograr el objetivo y depende de nosotros. Si llegamos hasta acá, podemos ganar el título. El sueño está latente, quedan dos pasitos y ojalá los superemos con éxito”, señaló Higuaín.

Messi aseguró que luchará hasta el final por conseguir su sueño de levantar el único gran título que le falta, la Copa del Mundo, y ésta podría ser la última oportunidad para él y toda una generación de jugadores que brilla en el fútbol internacional, ya que en Rusia 2018 la gran mayoría rondará o superará los 30 años.

Argentina y Holanda son dos viejos conocidos y comparten un largo historial, aunque quizás el partido más recordado por los sudamericanos sea la final que le ganaron en 1978 en Buenos Aires, en lo que significó su primer título mundial. Pero en el balance, los europeos se imponen con cuatro victorias, una derrota y tres empates.

La última vez que se vieron las caras en un partido eliminatorio fue en los cuartos de final de Francia 1998, donde Holanda ganó 2-1.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Klose ya es leyenda

El alemán Miroslav Klose se convirtió en el máximo goleador de la historia de los Mundiales al anotar ante el conjunto norteño en la primera semifinal de Brasil 2014. El delantero de 36 años marcó el 2-0 parcial de Alemania y de esa forma sumó 16 anotaciones, una más que el brasileño Ronaldo, quien ayer estaba en el estadio.

El alemán Miroslav Klose se transformó en leyenda al convertir, en el minuto 23, el segundo gol de su selección en la sensacional goleada 7-1 ante Brasil, en la semifinal del Mundial disputada ayer en Belo Horizonte. El arquero Julio César contuvo su primer disparo, pero Klose se hizo con el rebote y convirtió un gol que quedó en la historia.
Ronaldo, que quedó segundo en la lista de máximos goleadores con 15 tantos, ya había felicitado a Klose cuando el alemán igualó esa marca en el partido ante Ghana en la fase de grupos del actual Mundial. “Bienvenido al club”, le dijo el brasileño, quien ayer estuvo presente en el estadio Mineirao.
La lista de goleadores se completa con nombres de lujo como el “bombardero” alemán Gerd Müller (con 14 anotaciones), el francés Just Fontaine (13) y el brasileño Pelé (12). Además, solo el alemán Uwe Seeler y Pelé marcaron en cuatro Mundiales como Klose.
El jugador de la Lazio de Italia, de origen polaco, es también el máximo goleador general de Alemania: en 136 partidos como internacional marcó 71 goles, tres más que Gerd Müller.
SIN EL CLÁSICO FESTEJO
“En el gol recibí un golpe y no estaba en condiciones de dar mi salto”, dijo Klose sobre su característica voltereta en el aire con la que celebra los goles y que ayer evitó hacer.
El delantero teutón apeló a la “unidad” de su selección para explicar la paliza histórica que le propinaron a Brasil.
“En los entrenamientos queda demostrado que el grupo está muy unido y en la cancha se refleja esa unidad. No hay misterios para explicar la actuación de Alemania en el certamen”, sentenció el goleador.
Su compañero Thomas Müller, autor del primer gol, se mostró sorprendido por la abultada victoria. “Era difícil de prever que sucedería algo así, pero por suerte se dio. Por su estilo de juego, ellos dejaron espacios más grandes de los que deja un equipo defensivo, y nosotros lo aprovechamos de forma excepcional en el primer tiempo. Y recibir tantos goles en tan poco tiempo hizo que el rival se quebrara”, analizó.

El alemán Miroslav Klose se transformó en leyenda al convertir, en el minuto 23, el segundo gol de su selección en la sensacional goleada 7-1 ante Brasil, en la semifinal del Mundial disputada ayer en Belo Horizonte. El arquero Julio César contuvo su primer disparo, pero Klose se hizo con el rebote y convirtió un gol que quedó en la historia.

Ronaldo, que quedó segundo en la lista de máximos goleadores con 15 tantos, ya había felicitado a Klose cuando el alemán igualó esa marca en el partido ante Ghana en la fase de grupos del actual Mundial. “Bienvenido al club”, le dijo el brasileño, quien ayer estuvo presente en el estadio Mineirao.

La lista de goleadores se completa con nombres de lujo como el “bombardero” alemán Gerd Müller (con 14 anotaciones), el francés Just Fontaine (13) y el brasileño Pelé (12). Además, solo el alemán Uwe Seeler y Pelé marcaron en cuatro Mundiales como Klose.

El jugador de la Lazio de Italia, de origen polaco, es también el máximo goleador general de Alemania: en 136 partidos como internacional marcó 71 goles, tres más que Gerd Müller.

SIN EL CLÁSICO FESTEJO

“En el gol recibí un golpe y no estaba en condiciones de dar mi salto”, dijo Klose sobre su característica voltereta en el aire con la que celebra los goles y que ayer evitó hacer.

El delantero teutón apeló a la “unidad” de su selección para explicar la paliza histórica que le propinaron a Brasil.

“En los entrenamientos queda demostrado que el grupo está muy unido y en la cancha se refleja esa unidad. No hay misterios para explicar la actuación de Alemania en el certamen”, sentenció el goleador.

Su compañero Thomas Müller, autor del primer gol, se mostró sorprendido por la abultada victoria. “Era difícil de prever que sucedería algo así, pero por suerte se dio. Por su estilo de juego, ellos dejaron espacios más grandes de los que deja un equipo defensivo, y nosotros lo aprovechamos de forma excepcional en el primer tiempo. Y recibir tantos goles en tan poco tiempo hizo que el rival se quebrara”, analizó.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“No sabían qué hacer”

Las dos caras del 7-1 de Alemania ante Brasil. El técnico teutón, Joachim Löw, admitió que a su equipo “le salió todo bien” en la tarde de ayer; al tiempo que el entrenador norteño, Luiz Felipe Scolari, pidió disculpas a los brasileños por “el resultado negativo, por no haber llegado a la final y por los errores que cometimos”.

“Brasil quedó en shock luego de nuestros primeros goles. No se los esperaban”, aseveró el seleccionador de Alemania, Joachim Löw, quien acotó que luego que su equipo se puso en ventaja, “los jugadores brasileños no sabían qué hacer”.
Löw envió palabras de aliento al técnico brasileño Luiz Felipe Scolari, luego del humillante 7-1. “Lo siento por él. También nosotros teníamos enormes esperanzas en 2006 en nuestro Mundial y perdimos en semifinales”, indicó, recordando la eliminación de Alemania a manos de Italia.
El técnico teutón analizó las claves de un partido que ya entró en la historia del fútbol. “En la primera parte hicimos todo bien. Era importante afrontar con calma y coraje la intensidad que iban a mostrar los brasileños y lo logramos”, señaló.
Superada la euforia, el entrenador pidió concentrarse en la final que Alemania disputa el domingo en el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro ante el ganador de la otra semifinal.
“Esto sigue, por lo que ahora viene bien un poco de humildad. Los jugadores están preparados y van a seguir con los pies en el suelo”, sostuvo.
“LA PEOR DERROTA”
El seleccionador de Brasil, Luiz Felipe Scolari, por su parte, admitió que la de ayer fue “la peor derrota de mi vida”.
“Pero la vida continúa. Voy a ser recordado por el 7-1, pero es un riesgo que corría cuando asumí la selección. Hay que asimilarlo y seguir con la vida. Qué le vamos a hacer”, añadió.
Scolari describió como “horrible” el clima en el vestuario brasileño. “En ese primer momento no hay nada que hacer. Ahora hay que ir trabajando poco a poco para recuperarnos anímicamente para el partido por el tercer puesto”.
Scolari aseguró que no se arrepiente de cómo planteó el partido y que la clave estuvo en los primeros minutos en los que Alemania fue un huracán.
“No me arrepiento de las elecciones que hice. Yo soy el entrenador y tengo que acarrear con las consecuencias”, dijo.
“Lo que pasó es que Alemania marcó tres goles en apenas unos minutos. Tres oportunidades, tres goles. Eso influenció positivamente en su equipo y negativamente en el mío. Fueron unos minutos de trastorno que ellos aprovecharon. No tiene nada que ver con la ausencia de Neymar o las emociones”, señaló.
Scolari pidió “disculpas” a los brasileños por el resultado y por no haber llegado a la final.
“Disculpas por el resultado negativo, disculpas por no haber llegado a la final y por nuestros errores. Vamos a continuar trabajando para honrar la historia de esta camiseta”, subrayó el técnico, que aceptó la responsabilidad de la derrota.
“Esta es una derrota terrorífica, catastrófica, pero tenemos que aprender de esto. Hay que saber cómo asumir esta frustración. ¿Quién es el responsable? Soy yo”, concluyó.

“Brasil quedó en shock luego de nuestros primeros goles. No se los esperaban”, aseveró el seleccionador de Alemania, Joachim Löw, quien acotó que luego que su equipo se puso en ventaja, “los jugadores brasileños no sabían qué hacer”.

Löw envió palabras de aliento al técnico brasileño Luiz Felipe Scolari, luego del humillante 7-1. “Lo siento por él. También nosotros teníamos enormes esperanzas en 2006 en nuestro Mundial y perdimos en semifinales”, indicó, recordando la eliminación de Alemania a manos de Italia.

El técnico teutón analizó las claves de un partido que ya entró en la historia del fútbol. “En la primera parte hicimos todo bien. Era importante afrontar con calma y coraje la intensidad que iban a mostrar los brasileños y lo logramos”, señaló.

Superada la euforia, el entrenador pidió concentrarse en la final que Alemania disputa el domingo en el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro ante el ganador de la otra semifinal.

“Esto sigue, por lo que ahora viene bien un poco de humildad. Los jugadores están preparados y van a seguir con los pies en el suelo”, sostuvo.

“LA PEOR DERROTA”

El seleccionador de Brasil, Luiz Felipe Scolari, por su parte, admitió que la de ayer fue “la peor derrota de mi vida”.

“Pero la vida continúa. Voy a ser recordado por el 7-1, pero es un riesgo que corría cuando asumí la selección. Hay que asimilarlo y seguir con la vida. Qué le vamos a hacer”, añadió.

Scolari describió como “horrible” el clima en el vestuario brasileño. “En ese primer momento no hay nada que hacer. Ahora hay que ir trabajando poco a poco para recuperarnos anímicamente para el partido por el tercer puesto”.

Scolari aseguró que no se arrepiente de cómo planteó el partido y que la clave estuvo en los primeros minutos en los que Alemania fue un huracán.

“No me arrepiento de las elecciones que hice. Yo soy el entrenador y tengo que acarrear con las consecuencias”, dijo.

“Lo que pasó es que Alemania marcó tres goles en apenas unos minutos. Tres oportunidades, tres goles. Eso influenció positivamente en su equipo y negativamente en el mío. Fueron unos minutos de trastorno que ellos aprovecharon. No tiene nada que ver con la ausencia de Neymar o las emociones”, señaló.

Scolari pidió “disculpas” a los brasileños por el resultado y por no haber llegado a la final.

“Disculpas por el resultado negativo, disculpas por no haber llegado a la final y por nuestros errores. Vamos a continuar trabajando para honrar la historia de esta camiseta”, subrayó el técnico, que aceptó la responsabilidad de la derrota.

“Esta es una derrota terrorífica, catastrófica, pero tenemos que aprender de esto. Hay que saber cómo asumir esta frustración. ¿Quién es el responsable? Soy yo”, concluyó.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (1)

Prensa norteña habla de “humillación histórica”

La prensa brasileña reaccionó con indignación tras la derrota ante Alemania. “¡Humillación! Brasil sufre la mayor derrota de su historia y ve a Alemania llegar a la final”, señaló el portal del diario deportivo “Lance” minutos después de que terminara el partido en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.
“Selección de ‘Felipao’ pierde por 7-1 ante los germanos y ahora jugará por el tercer lugar del torneo que acoge. Un capítulo que deja incluso apagado el drama del 50”, agregó en referencia al primer Mundial organizado por Brasil.
“Cayó la máscara”, denunció a su vez el portal “Gazetasportiva” junto a una foto de un hincha que se acababa de quitar la máscara con el rostro de Neymar, que quedó fuera del certamen a raíz de una dura lesión sufrida en el choque anterior ante Colombia.
“Sin Neymar, Brasil dejó caer la máscara y fue humillado por Alemania”, agregó el portal.
Junto a la frase “humillación histórica”, repetida con algunas variantes por diversos medios, los portales se llenaron de fotos de hinchas de todas las edades llorando en forma desconsolada para ilustrar la desazón de todo el país.

La prensa brasileña reaccionó con indignación tras la derrota ante Alemania. “¡Humillación! Brasil sufre la mayor derrota de su historia y ve a Alemania llegar a la final”, señaló el portal del diario deportivo “Lance” minutos después de que terminara el partido en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.

“Selección de ‘Felipao’ pierde por 7-1 ante los germanos y ahora jugará por el tercer lugar del torneo que acoge. Un capítulo que deja incluso apagado el drama del 50”, agregó en referencia al primer Mundial organizado por Brasil.

“Cayó la máscara”, denunció a su vez el portal “Gazetasportiva” junto a una foto de un hincha que se acababa de quitar la máscara con el rostro de Neymar, que quedó fuera del certamen a raíz de una dura lesión sufrida en el choque anterior ante Colombia.

“Sin Neymar, Brasil dejó caer la máscara y fue humillado por Alemania”, agregó el portal.

Junto a la frase “humillación histórica”, repetida con algunas variantes por diversos medios, los portales se llenaron de fotos de hinchas de todas las edades llorando en forma desconsolada para ilustrar la desazón de todo el país.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Un médico pretende infiltrar a Neymar si Brasil llega a la final

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) denunciará por violación de las normas de ética médica a los profesionales que sugirieron realizar infiltraciones de analgésicos para que el delantero Neymar, que sufrió la fractura de una vértebra, pueda jugar la final del Mundial, en caso de que Brasil acceda a ella.
Dicha propuesta fue presentada a los familiares del jugador por el médico del club Santos, Mauricio Zenaide, por el fisioterapeuta del club, Rafael Martini, y por un experto en problemas de la columna vertebral, Nicola Carneiro.
La CBF destacó que una infiltración pondría en riesgo la carrera del jugador, quien sufrió una fractura estable de la tercera vértebra lumbar, un problema “con excelente pronóstico” de recuperación, siempre y cuando el tratamiento se haga según “las buenas prácticas médicas”.
Según la visión del médico del Santos (equipo donde se inició Neymar), la infiltración haría cesar el dolor de la fractura y le permitiría al delantero jugar la final.
La sugerencia fue rechazada de inmediato por el médico de la selección brasileña, José Luiz Runco, quien advirtió que, si volviera a jugar, la lesión podría convertirse en una fractura inestable, lo que supondría un riesgo tanto para la carrera como para la vida del delantero: “No existe la más mínima posibilidad de que Neymar juegue. Hoy tiene una lesión estable en su columna, que necesita consolidación ósea. Si ocurre otro impacto sobre esa lesión, podemos convertirla en inestable, lo que causaría problemas tanto para el Neymar jugador como para el ser humano”, advirtió Runco.
La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) denunciará por violación de las normas de ética médica a los profesionales que sugirieron realizar infiltraciones de analgésicos para que el delantero Neymar, que sufrió la fractura de una vértebra, pueda jugar la final del Mundial, en caso de que Brasil acceda a ella.
Dicha propuesta fue presentada a los familiares del jugador por el médico del club Santos, Mauricio Zenaide, por el fisioterapeuta del club, Rafael Martini, y por un experto en problemas de la columna vertebral, Nicola Carneiro.
La CBF destacó que una infiltración pondría en riesgo la carrera del jugador, quien sufrió una fractura estable de la tercera vértebra lumbar, un problema “con excelente pronóstico” de recuperación, siempre y cuando el tratamiento se haga según “las buenas prácticas médicas”.
Según la visión del médico del Santos (equipo donde se inició Neymar), la infiltración haría cesar el dolor de la fractura y le permitiría al delantero jugar la final.
La sugerencia fue rechazada de inmediato por el médico de la selección brasileña, José Luiz Runco, quien advirtió que, si volviera a jugar, la lesión podría convertirse en una fractura inestable, lo que supondría un riesgo tanto para la carrera como para la vida del delantero: “No existe la más mínima posibilidad de que Neymar juegue. Hoy tiene una lesión estable en su columna, que necesita consolidación ósea. Si ocurre otro impacto sobre esa lesión, podemos convertirla en inestable, lo que causaría problemas tanto para el Neymar jugador como para el ser humano”, advirtió Runco.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El salteño aceptó una rebaja de dos millones de euros anuales en su sueldo para jugar en España. En Barcelona ya se venden camisetas de Luis Suárez

Varias tiendas de ropa deportiva de Barcelona ya comercializan la camiseta oficial del club catalán con el dorsal número 9 y la inscripción “L. Suárez”. Si bien no existe ningún anuncio oficial, el pase del delantero salteño del Liverpool inglés al club catalán ya fue acordado de palabra entre los clubes.

Las tiendas de Barcelona ya están vendiendo, y a buen ritmo, las camisetas del salteño Luis Suárez como si ya fuera jugador del Barcelona, aunque esto aún no ha sido confirmado oficialmente.
Suárez heredaría el número 9, que hasta el momento pertenece al chileno Alexis Sánchez. Esto también confirmaría que el delantero trasandino no seguiría en el club catalán y que sería cedido a la Juventus de Italia o el Arsenal de Inglaterra.
PEQUEÑA REBAJA
Barcelona alcanzó un principio de acuerdo con el Liverpool por el traspaso de Suárez, tras lograr que el club inglés bajara sus pretensiones económicas de 90 millones de euros a 76 millones, por lo que solo resta definir la forma de pago.
El Liverpool acepta cobrar en tres cuotas, pero desea que la primera se cancele en el momento de la firma del convenio y que sea al menos del 60% del monto total de la transferencia.
Según informan los medios ingleses, Ian Ayre, director ejecutivo del club inglés, acabó con las reticencias del dueño, John W. Henry -que se negaba a desprenderse de Suárez-,  al comunicarle que el representante del jugador le había dicho directamente que ya tenía un acuerdo con el Barcelona, conminándole a negociar su traspaso.
A partir de entonces, el Liverpool se mostró abierto a dejar ir al salteño, y eso hizo que tres directivos del club español viajaran a Inglaterra para cerrar la negociación.
El “Barza” presentó una propuesta inicial de 55 millones de euros, a los que añadió la posibilidad de incluir algún futbolista de su plantel que no fuera imprescindible para el técnico Luis Enrique, pero el Liverpool rechazó esa primera oferta.
El club británico dejó claro que no tenía interés en ninguno de los futbolistas que pudiera estar dispuesto a colocar en la operación el Barcelona.
El Liverpool se remitió a la cláusula de salida que tiene Suárez en su contrato, de 90 millones de euros, dando a entender que a pesar de la presión del entorno del propio jugador por cambiar de aires, no iba a dar el brazo a torcer de manera fácil.
Ni la sanción de cuatro meses que pesa sobre el delantero rebajó las pretensiones iniciales del club de Anfield Road, que finalmente se avino a discutir con menos firmeza, descendiendo hasta los 76 millones indicados.
REBAJA DE SALARIO
Suárez firmará un contrato de cinco temporadas de duración con el Barcelona y pasará a ser el cuarto futbolista mejor pago del plantel azulgrana, solo por detrás del argentino Lionel Messi, el brasileño Neymar y el catalán Andrés Iniesta.
Su deseo de fichar por el “Barza” lo empujó, incluso, a aceptar una rebaja del sueldo de
10 millones de euros anuales que cobra en Inglaterra. En el Camp Nou su salario será de 8 millones.
El futbolista, actualmente de vacaciones, podría viajar a Barcelona para ser presentado en un plazo de 10 días y su incorporación a la plantilla de Luis Enrique, con la que podrá entrenar a pesar de no tener, por el momento, la posibilidad de jugar, sería en los últimos días de este mes.
l
Las tiendas de Barcelona ya están vendiendo, y a buen ritmo, las camisetas del salteño Luis Suárez como si ya fuera jugador del Barcelona, aunque esto aún no ha sido confirmado oficialmente.
Suárez heredaría el número 9, que hasta el momento pertenece al chileno Alexis Sánchez. Esto también confirmaría que el delantero trasandino no seguiría en el club catalán y que sería cedido a la Juventus de Italia o el Arsenal de Inglaterra.
PEQUEÑA REBAJA
Barcelona alcanzó un principio de acuerdo con el Liverpool por el traspaso de Suárez, tras lograr que el club inglés bajara sus pretensiones económicas de 90 millones de euros a 76 millones, por lo que solo resta definir la forma de pago.
El Liverpool acepta cobrar en tres cuotas, pero desea que la primera se cancele en el momento de la firma del convenio y que sea al menos del 60% del monto total de la transferencia.
Según informan los medios ingleses, Ian Ayre, director ejecutivo del club inglés, acabó con las reticencias del dueño, John W. Henry -que se negaba a desprenderse de Suárez-,  al comunicarle que el representante del jugador le había dicho directamente que ya tenía un acuerdo con el Barcelona, conminándole a negociar su traspaso.
A partir de entonces, el Liverpool se mostró abierto a dejar ir al salteño, y eso hizo que tres directivos del club español viajaran a Inglaterra para cerrar la negociación.
El “Barza” presentó una propuesta inicial de 55 millones de euros, a los que añadió la posibilidad de incluir algún futbolista de su plantel que no fuera imprescindible para el técnico Luis Enrique, pero el Liverpool rechazó esa primera oferta.
El club británico dejó claro que no tenía interés en ninguno de los futbolistas que pudiera estar dispuesto a colocar en la operación el Barcelona.
El Liverpool se remitió a la cláusula de salida que tiene Suárez en su contrato, de 90 millones de euros, dando a entender que a pesar de la presión del entorno del propio jugador por cambiar de aires, no iba a dar el brazo a torcer de manera fácil.
Ni la sanción de cuatro meses que pesa sobre el delantero rebajó las pretensiones iniciales del club de Anfield Road, que finalmente se avino a discutir con menos firmeza, descendiendo hasta los 76 millones indicados.
REBAJA DE SALARIO
Suárez firmará un contrato de cinco temporadas de duración con el Barcelona y pasará a ser el cuarto futbolista mejor pago del plantel azulgrana, solo por detrás del argentino Lionel Messi, el brasileño Neymar y el catalán Andrés Iniesta.
Su deseo de fichar por el “Barza” lo empujó, incluso, a aceptar una rebaja del sueldo de
10 millones de euros anuales que cobra en Inglaterra. En el Camp Nou su salario será de 8 millones.
El futbolista, actualmente de vacaciones, podría viajar a Barcelona para ser presentado en un plazo de 10 días y su incorporación a la plantilla de Luis Enrique, con la que podrá entrenar a pesar de no tener, por el momento, la posibilidad de jugar, sería en los últimos días de este mes.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

FIFA rechaza “plan secreto” para que árbitros sean más indulgentes

La FIFA rechazó tajantemente la existencia de un “plan secreto” para que los árbitros del Mundial sean más indulgentes con las faltas y las tarjetas amarillas.
“La sola idea de que pueda haber un plan secreto es absurda”, sentenció el director de medios de la FIFA, Walter de Gregorio, rechazando un informe del diario alemán “Bild”, que hizo mención a un plan de esa índole.
Según “Bild”, el jefe de árbitros de la FIFA, Massimo Busacca, dio la directiva de que los colegiados debían ser más indulgentes con las tarjetas amarillas.
“Se puede cuestionar cada decisión de un árbitro. Eso es normal y parte del juego, pero no podemos aceptar ese informe de que se trata de un plan oculto de la FIFA”, agregó De Gregorio.
“Estamos para proteger a nuestros jugadores. ¿Qué interés podríamos tener en ponerlos en riesgo? Es una acusación que no podemos aceptar”, concluyó.
Brasil 2014 ha tenido hasta ahora el menor número de tarjetas desde el Mundial de México 1986.
La FIFA rechazó tajantemente la existencia de un “plan secreto” para que los árbitros del Mundial sean más indulgentes con las faltas y las tarjetas amarillas.
“La sola idea de que pueda haber un plan secreto es absurda”, sentenció el director de medios de la FIFA, Walter de Gregorio, rechazando un informe del diario alemán “Bild”, que hizo mención a un plan de esa índole.
Según “Bild”, el jefe de árbitros de la FIFA, Massimo Busacca, dio la directiva de que los colegiados debían ser más indulgentes con las tarjetas amarillas.
“Se puede cuestionar cada decisión de un árbitro. Eso es normal y parte del juego, pero no podemos aceptar ese informe de que se trata de un plan oculto de la FIFA”, agregó De Gregorio.
“Estamos para proteger a nuestros jugadores. ¿Qué interés podríamos tener en ponerlos en riesgo? Es una acusación que no podemos aceptar”, concluyó.
Brasil 2014 ha tenido hasta ahora el menor número de tarjetas desde el Mundial de México 1986.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Nadie corre más que la selección alemana

Las estadísticas de lo que hicieron hasta ahora los cuatro aspirantes al título del Mundial dejan un claro ganador: Alemania. El conjunto teutón se impone a Brasil, Argentina y Holanda en la mayor parte de los rubros analizados. Los jugadores alemanes, por ejemplo, son los que más corrieron y los que más pases acertaron.

Cuando quedan solamente cuatro aspirantes al título de la Copa del Mundo, vale la pena comparar sus rendimientos, a través de las estadísticas que reportaron sus primeros cinco partidos en el certamen.
KILÓMETROS: Los jugadores de Alemania recorrieron por partido un promedio de 115,3 kilómetros, los holandeses 114,8, los argentinos 109,6 y los brasileños 106,8.
GOLES: El equipo más goleador es Holanda, quien también posee la mejor diferencia de goles. Los holandeses suman 12 tantos a favor y cuatro en contra, y están por delante de Alemania (10-3), Brasil (10-4) y Argentina (8-3).
ATAJADAS: El alemán Manuel Neuer desvió el 85,7% de las pelotas que llegaron a su arco, siendo el portero más seguro. Detrás quedó el argentino Sergio Romero, con el 82,4%. El holandés Jasper Cillessen registra un 75% de efectividad, mientras que el brasileño Julio Cesar no supera el 60%.
PASES: Alemania realizó la mayor cantidad de pases efectivos entre sus jugadores: 2.938. La efectividad de Argentina fue de 2.438 pases y la de Holanda de 2.031. Brasil, en tanto, registra 1.816 pases efectivos, con solo siete de cada 10 acertados.
POSESIÓN: Argentina tuvo el mayor control de la pelota con un promedio del 59%, favorecido por rivales más bien débiles como Irán, Bosnia y Nigeria. Alemania también estuvo siempre por encima de su rival (con un promedio del 58%), mientras que Brasil tuvo una posesión del 53% y Holanda registró un control equilibrado con sus rivales.
BALANCE: Argentina registra el mejor balance con cinco victorias, cuatro en tiempo regular y una en la prórroga. Alemania igualó con Ghana y fue al alargue con Argelia, mientras que Holanda debió ir a la tanda de penales ante Costa Rica. Por su parte, el anfitrión Brasil empató con México y superó a Chile por penales.
TIROS AL ARCO: Lionel Messi y compañía tiraron al arco un promedio de 17,4 veces por partido, pero con ocho tantos fueron los menos efectivos. Brasil tuvo un promedio de 16,4 remates, seguido de Holanda (15) y Alemania (14,8). Tomando en cuenta el número de tiros a arco, Holanda fue el más efectivo.
FAIR PLAY: Alemania y Argentina hicieron el juego más limpio: los germanos cometieron 57 faltas y recibieron cuatro tarjetas amarillas, en tanto que los albicelestes hicieron 54 infracciones y obtuvieron cinco amonestaciones. El registro de Brasil es de 96 faltas y 10 amarillas y el de Holanda de 91 y 7. Ninguno de los semifinalistas sufrió expulsiones.
VALOR DE EQUIPO: La formación de Alemania es la más cara con un valor estimado en 305 millones de euros (unos 414,5 millones de dólares). Pese a que el astro Lionel Messi está valuado en 120 millones de euros, el conjunto argentino en su totalidad vale 282 millones. La selección de Brasil tiene un valor de 277,5 millones de euros y la de Holanda de 122,75 millones.
Cuando quedan solamente cuatro aspirantes al título de la Copa del Mundo, vale la pena comparar sus rendimientos, a través de las estadísticas que reportaron sus primeros cinco partidos en el certamen.
KILÓMETROS: Los jugadores de Alemania recorrieron por partido un promedio de 115,3 kilómetros, los holandeses 114,8, los argentinos 109,6 y los brasileños 106,8.
GOLES: El equipo más goleador es Holanda, quien también posee la mejor diferencia de goles. Los holandeses suman 12 tantos a favor y cuatro en contra, y están por delante de Alemania (10-3), Brasil (10-4) y Argentina (8-3).
ATAJADAS: El alemán Manuel Neuer desvió el 85,7% de las pelotas que llegaron a su arco, siendo el portero más seguro. Detrás quedó el argentino Sergio Romero, con el 82,4%. El holandés Jasper Cillessen registra un 75% de efectividad, mientras que el brasileño Julio Cesar no supera el 60%.
PASES: Alemania realizó la mayor cantidad de pases efectivos entre sus jugadores: 2.938. La efectividad de Argentina fue de 2.438 pases y la de Holanda de 2.031. Brasil, en tanto, registra 1.816 pases efectivos, con solo siete de cada 10 acertados.
POSESIÓN: Argentina tuvo el mayor control de la pelota con un promedio del 59%, favorecido por rivales más bien débiles como Irán, Bosnia y Nigeria. Alemania también estuvo siempre por encima de su rival (con un promedio del 58%), mientras que Brasil tuvo una posesión del 53% y Holanda registró un control equilibrado con sus rivales.
BALANCE: Argentina registra el mejor balance con cinco victorias, cuatro en tiempo regular y una en la prórroga. Alemania igualó con Ghana y fue al alargue con Argelia, mientras que Holanda debió ir a la tanda de penales ante Costa Rica. Por su parte, el anfitrión Brasil empató con México y superó a Chile por penales.
TIROS AL ARCO: Lionel Messi y compañía tiraron al arco un promedio de 17,4 veces por partido, pero con ocho tantos fueron los menos efectivos. Brasil tuvo un promedio de 16,4 remates, seguido de Holanda (15) y Alemania (14,8). Tomando en cuenta el número de tiros a arco, Holanda fue el más efectivo.
FAIR PLAY: Alemania y Argentina hicieron el juego más limpio: los germanos cometieron 57 faltas y recibieron cuatro tarjetas amarillas, en tanto que los albicelestes hicieron 54 infracciones y obtuvieron cinco amonestaciones. El registro de Brasil es de 96 faltas y 10 amarillas y el de Holanda de 91 y 7. Ninguno de los semifinalistas sufrió expulsiones.
VALOR DE EQUIPO: La formación de Alemania es la más cara con un valor estimado en 305 millones de euros (unos 414,5 millones de dólares). Pese a que el astro Lionel Messi está valuado en 120 millones de euros, el conjunto argentino en su totalidad vale 282 millones. La selección de Brasil tiene un valor de 277,5 millones de euros y la de Holanda de 122,75 millones.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Un escándalo de nunca acabar

El escándalo de la reventa ilegal de entradas sigue escribiendo capítulos en Brasil 2014. Ayer fue detenido uno de los directores de Match Hospitality, la distribuidora oficial de boletos del Mundial, quien sería el líder de la banda que fue desarticulada hace algunos días, y por la que ya habían sido arrestadas 11 personas.

Ray Whelan, uno de los directores de Match Hospitality, distribuidora oficial de las entradas del Mundial, fue detenido ayer en Río de Janeiro bajo sospecha de ser el líder de una red internacional de reventa ilegal de boletos.
De acuerdo a lo que trascendió, Whelan fue detenido por la Policía Civil de Río de Janeiro en el interior del lujoso hotel Copacabana Palace, en el cual se hospedan las máximas autoridades de la FIFA, incluido su presidente, Joseph Blatter.
El arresto de Whelan ocurre días después de que 11 personas fueran detenidas en Río de Janeiro y San Pablo, acusadas de integrar una red de reventa ilegal que estaría actuando en su cuarto Mundial consecutivo.
Entre los 11 arrestados está el franco-argelino Lamine Fofana, CEO de Atlanta Sportif Management, empresa que compró paquetes a Match Hospitality.
Lamine Fofana fue apuntado como el líder del grupo en un primer momento. Pero más tarde, a través de escuchas telefónicas autorizadas por la Justicia, la policía supo que por encima suyo había otra persona con más poder que él dentro del grupo y con estrechas relaciones con las máximas autoridades de la FIFA.
Dicha persona es Whelan, quien desde 2011 recorre Brasil como director ejecutivo de Match Hospitality ofreciendo paquetes especiales para los partidos del Mundial.
Match Hospitality es la empresa que fue designada por la FIFA como titular de los derechos exclusivos de su programa de hospitalidad en todo el mundo, ofreciendo entradas gratuitas para los partidos y un amplio abanico de servicios de alta gama para diferentes empresas y auspiciantes.
Hace algunos días, la agencia había asegurado -a través de un comunicado- que ninguno de sus trabajadores estaba envuelto en la trama y que había cancelado el contrato con Atlanta Sportif Management para los restantes partidos del Mundial.
El arresto de Whelan dentro del “cuartel general” de la FIFA ocurre cuando falta menos de una semana para que se celebre la final del certamen, que se disputará el próximo domingo en el estadio Maracaná y contará con la participación de cerca de una veintena de jefes de Estado.
Ray Whelan, uno de los directores de Match Hospitality, distribuidora oficial de las entradas del Mundial, fue detenido ayer en Río de Janeiro bajo sospecha de ser el líder de una red internacional de reventa ilegal de boletos.
De acuerdo a lo que trascendió, Whelan fue detenido por la Policía Civil de Río de Janeiro en el interior del lujoso hotel Copacabana Palace, en el cual se hospedan las máximas autoridades de la FIFA, incluido su presidente, Joseph Blatter.
El arresto de Whelan ocurre días después de que 11 personas fueran detenidas en Río de Janeiro y San Pablo, acusadas de integrar una red de reventa ilegal que estaría actuando en su cuarto Mundial consecutivo.
Entre los 11 arrestados está el franco-argelino Lamine Fofana, CEO de Atlanta Sportif Management, empresa que compró paquetes a Match Hospitality.
Lamine Fofana fue apuntado como el líder del grupo en un primer momento. Pero más tarde, a través de escuchas telefónicas autorizadas por la Justicia, la policía supo que por encima suyo había otra persona con más poder que él dentro del grupo y con estrechas relaciones con las máximas autoridades de la FIFA.
Dicha persona es Whelan, quien desde 2011 recorre Brasil como director ejecutivo de Match Hospitality ofreciendo paquetes especiales para los partidos del Mundial.
Match Hospitality es la empresa que fue designada por la FIFA como titular de los derechos exclusivos de su programa de hospitalidad en todo el mundo, ofreciendo entradas gratuitas para los partidos y un amplio abanico de servicios de alta gama para diferentes empresas y auspiciantes.
Hace algunos días, la agencia había asegurado -a través de un comunicado- que ninguno de sus trabajadores estaba envuelto en la trama y que había cancelado el contrato con Atlanta Sportif Management para los restantes partidos del Mundial.
El arresto de Whelan dentro del “cuartel general” de la FIFA ocurre cuando falta menos de una semana para que se celebre la final del certamen, que se disputará el próximo domingo en el estadio Maracaná y contará con la participación de cerca de una veintena de jefes de Estado.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Luiz Felipe Scolari, Joachim Löw, Alejandro Sabella o Louis van Gaal, uno de ellos será el técnico del nuevo campeón del mundo. Cuatro formas de liderar

La fuerte personalidad de Luiz Felipe Scolari, la teoría de Joachim Löw, el perfil bajo de Alejandro Sabella y la riqueza táctica de Louis van Gaal. Los técnicos de los cuatro semifinalistas del Mundial aspiran a alcanzar el título de campeón del mundo con características bien diferentes.

El brasileño Luiz Felipe Scolari, el alemán Joachim Löw, el argentino Alejandro Sabella y el holandés Louis van Gaal no tienen quizás el “atractivo mediático” de los entrenadores de moda como Josep Guardiola o José Mourinho, pero uno de los cuatro podrá presumir de haber liderado al nuevo campeón del mundo.
Así son los técnicos de Brasil, Alemania, Argentina y Holanda.
EL BRASILEÑO
Luiz Felipe Scolari es el único de los cuatro que ya sabe lo que es ganar la Copa del Mundo, y de triunfar el domingo emulará al mítico Vittorio Pozzo, quien fue dos veces campeón del mundo dirigiendo a Italia, en 1934 y 1938.
Scolari, el técnico que llevó a Brasil rumbo al pentacampeonato en 2002, fue llamado de urgencia para la misión “hexacampeonato”, con el encargo de liderar una joven escuadra con menos talento que en otras ocasiones y de soportar toda la presión.
Con 65 años, son su carácter y su gestión de grupos, más que su riqueza táctica, lo que lo convierte en un buen entrenador. “Nosotros lo veíamos como a un padre, porque trata muy bien a los jugadores, los cuida”, afirmó el exfutbolista Denilson, miembro del equipo norteño que se coronó en Corea/Japón 2002.
EL ALEMÁN
Si Scolari puede ser hosco, reaccionario y políticamente incorrecto, Joachim Löw, su rival en la semifinal de esta tarde, es todo lo contrario. Amante de los detalles tácticos y profundo estudioso del juego, Löw es el responsable de la renovación que sufrió la “Mannschaft”, a la que le falta un título para consolidar el proceso.
Alemania juega desde hace años con amor por la pelota y con estrellas talentosas. “Este joven plantel aún no llegó a su cénit”, señaló Löw hace algunos días. El técnico de 54 años prometió presentar un equipo “absolutamente competitivo” en Brasil y lo está cumpliendo, apelando también a viejos valores alemanes como el juego aéreo.
EL ARGENTINO
Alejandro Sabella ya ha conseguido lo que ningún otro entrenador logró con Argentina en los últimos 24 años: llegar a semifinales. Pero no es suficiente cuando se dirige al mejor jugador del mundo de los últimos cinco años, Lionel Messi, en su punto exacto de madurez. El desafío y la presión son enormes para el DT de 59 años, que hace apenas cinco años debutó como líder de un cuerpo técnico. “Sabella es un buen tipo, inteligente, con un bagaje futbolístico superior al promedio. Es extremadamente leal, de perfil bajo, trabajador y motivador”, lo definió Pablo Hacker, coautor del libro “Pachorra, historias para conocer a Sabella”.
Tras la mala experiencia con Diego Maradona en Sudáfrica 2010, Argentina necesitaba un cambio en la dirección técnica y lo consiguió con Sabella, un motivador que también convence con sus planteamientos tácticos.
EL HOLANDÉS
Su carácter áspero lo hace antipático para el periodismo, que en ocasiones olvida sus logros en Holanda, España y Alemania. Tras caer a los infiernos de la élite de entrenadores con su salida de Barcelona y su fracaso con Holanda en el Mundial de 2002, Louis van Gaal empezó de cero y a los 62 años volvieron los éxitos: la llamada de un grande como el Manchester United y la segunda oportunidad con la selección de su país.
Vilipendiado al principio por su esquema de cinco defensores, en Brasil ha demostrado una gran flexibilidad táctica y un acierto total en sus decisiones, como la de cambiar de arquero antes de la definición por penales ante Costa Rica. “Cuando llegamos aquí, la prensa holandesa decía que ni siquiera íbamos a pasar la primera fase”, recordó, siempre beligerante. “Nuestra meta ha sido desde el principio ser campeones del mundo”, añadió convencido de que su joven equipo puede ganar el título.
El brasileño Luiz Felipe Scolari, el alemán Joachim Löw, el argentino Alejandro Sabella y el holandés Louis van Gaal no tienen quizás el “atractivo mediático” de los entrenadores de moda como Josep Guardiola o José Mourinho, pero uno de los cuatro podrá presumir de haber liderado al nuevo campeón del mundo.
Así son los técnicos de Brasil, Alemania, Argentina y Holanda.
EL BRASILEÑO
Luiz Felipe Scolari es el único de los cuatro que ya sabe lo que es ganar la Copa del Mundo, y de triunfar el domingo emulará al mítico Vittorio Pozzo, quien fue dos veces campeón del mundo dirigiendo a Italia, en 1934 y 1938.
Scolari, el técnico que llevó a Brasil rumbo al pentacampeonato en 2002, fue llamado de urgencia para la misión “hexacampeonato”, con el encargo de liderar una joven escuadra con menos talento que en otras ocasiones y de soportar toda la presión.
Con 65 años, son su carácter y su gestión de grupos, más que su riqueza táctica, lo que lo convierte en un buen entrenador. “Nosotros lo veíamos como a un padre, porque trata muy bien a los jugadores, los cuida”, afirmó el exfutbolista Denilson, miembro del equipo norteño que se coronó en Corea/Japón 2002.
EL ALEMÁN
Si Scolari puede ser hosco, reaccionario y políticamente incorrecto, Joachim Löw, su rival en la semifinal de esta tarde, es todo lo contrario. Amante de los detalles tácticos y profundo estudioso del juego, Löw es el responsable de la renovación que sufrió la “Mannschaft”, a la que le falta un título para consolidar el proceso.
Alemania juega desde hace años con amor por la pelota y con estrellas talentosas. “Este joven plantel aún no llegó a su cénit”, señaló Löw hace algunos días. El técnico de 54 años prometió presentar un equipo “absolutamente competitivo” en Brasil y lo está cumpliendo, apelando también a viejos valores alemanes como el juego aéreo.
EL ARGENTINO
Alejandro Sabella ya ha conseguido lo que ningún otro entrenador logró con Argentina en los últimos 24 años: llegar a semifinales. Pero no es suficiente cuando se dirige al mejor jugador del mundo de los últimos cinco años, Lionel Messi, en su punto exacto de madurez. El desafío y la presión son enormes para el DT de 59 años, que hace apenas cinco años debutó como líder de un cuerpo técnico. “Sabella es un buen tipo, inteligente, con un bagaje futbolístico superior al promedio. Es extremadamente leal, de perfil bajo, trabajador y motivador”, lo definió Pablo Hacker, coautor del libro “Pachorra, historias para conocer a Sabella”.
Tras la mala experiencia con Diego Maradona en Sudáfrica 2010, Argentina necesitaba un cambio en la dirección técnica y lo consiguió con Sabella, un motivador que también convence con sus planteamientos tácticos.
EL HOLANDÉS
Su carácter áspero lo hace antipático para el periodismo, que en ocasiones olvida sus logros en Holanda, España y Alemania. Tras caer a los infiernos de la élite de entrenadores con su salida de Barcelona y su fracaso con Holanda en el Mundial de 2002, Louis van Gaal empezó de cero y a los 62 años volvieron los éxitos: la llamada de un grande como el Manchester United y la segunda oportunidad con la selección de su país.
Vilipendiado al principio por su esquema de cinco defensores, en Brasil ha demostrado una gran flexibilidad táctica y un acierto total en sus decisiones, como la de cambiar de arquero antes de la definición por penales ante Costa Rica. “Cuando llegamos aquí, la prensa holandesa decía que ni siquiera íbamos a pasar la primera fase”, recordó, siempre beligerante. “Nuestra meta ha sido desde el principio ser campeones del mundo”, añadió convencido de que su joven equipo puede ganar el título.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El diezmado Brasil ante la poderosa Alemania

Brasil enfrenta hoy su misión más difícil en lo que va del Mundial: lograr el pase a la final sin la presencia de su máxima estrella, Neymar. La exclusión del astro por la fractura de vértebra que sufrió, supuso un duro golpe para el equipo de Luiz Felipe Scolari, quien esta tarde se las verá con la poderosa Alemania en la primera semifinal del certamen.

“La de Neymar fue una gran pérdida, pero tenemos que superarla y mantener la tranquilidad. No podemos entrar en pánico”, expresó el delantero Bernard, acerca de la baja de la estrella de Brasil.
Superar el sentimiento de “orfandad” generado por la falta de Neymar es uno de los principales desafíos del seleccionador Luiz Felipe Scolari, quien enfrenta la tarea de ajustar el equipo sin su jugador de referencia y buscar una estrategia para frenar el poderío ofensivo de Alemania.
“Hemos perdido algo que no queríamos perder. Hemos perdido a uno de los mejores jugadores, pero seguimos con posibilidades de ser campeones”, aseveró Scolari, quien también tendrá que prescindir del capitán de Brasil, el zaguero Thiago Silva, suspendido por acumulación de amarillas.
El técnico no confirmó la formación titular que adoptará esta tarde para intentar repetir en Belo Horizonte el éxito logrado hace 12 años en Yokohama cuando, también bajo su mando, Brasil se impuso por 2-0 sobre Alemania en la final del Mundial de Corea/Japón 2002 y se alzó con el pentacampeonato.
WILLIAN, EL SUSTITUTO
Pese al misterio, varios indicios apuntan a que Willian, el versátil mediocampista del Chelsea, será el elegido para ocupar el lugar del astro.
“No quiero compararme a Neymar. Tengo un estilo parecido en algunas cosas, como la velocidad y el regateo, pero Neymar es un delantero y yo soy más bien un armador. Neymar marca más goles, y yo soy mejor dando asistencias”, afirmó Willian.
La ausencia de la principal estrella de los anfitriones no llegó a generar entusiasmo en las filas de Alemania, cuyo entrenador, Joachim Löw, advirtió que “Brasil sin Neymar es mucho más difícil que con Neymar”.
Idéntico temor expresó el mediocampista Bastian Schweinsteiger, quien opinó que la baja de Neymar puede darles a los brasileños una “energía adicional” y hará que los brasileños “se unan más y quieran ganar el título por él”.
LOS ANTECEDENTES
El historial de los duelos entre Brasil y Alemania es claramente favorable a los norteños, que ganaron 12 de los 21 encuentros jugados entre ambos -en su mayoría amistosos- y solo sufrieron cuatro derrotas.
Pero los jugadores brasileños advierten que los triunfos del pasado no reflejan el poderío de la Alemania de hoy.
“Es un equipo muy fuerte y compacto. Su mejor arma es la capacidad de hacer frente a cualquier situación durante un partido, incluso cuando están bajo presión”, aseguró el zaguero Dante, probable substituto de Thiago Silva en la defensa.
El técnico Löw mostró su flexibilidad y agudeza táctica en cuartos de final ante Francia, cuando remodeló su equipo y devolvió a Philipp Lahm del mediocampo a la defensa e introdujo a Miroslav Klose como delantero centro.
Alemania recuperó así una configuración más cercana a lo mostrado en Sudáfrica 2010 y el plan funcionó. Sin embargo, nada garantiza que Löw vuelva a repetir alineación y sistema ante un Brasil con hombres muy potentes en ataque, por lo que el pequeño Lahm podría volver a la medular y dejar su puesto a Jerome Boateng.
Juegue quien juegue, el equipo es garantía de competitividad. En los últimos cuatro Mundiales, Alemania llegó al menos a semifinales. Además, desde que el técnico accedió al cargo en 2006, sus hombres jugaron también la final de la Eurocopa 2008 y las semis de 2012.
Falta, eso sí, el gran título que consagre a la actual generación de futbolistas alemanes.
l
“La de Neymar fue una gran pérdida, pero tenemos que superarla y mantener la tranquilidad. No podemos entrar en pánico”, expresó el delantero Bernard, acerca de la baja de la estrella de Brasil.
Superar el sentimiento de “orfandad” generado por la falta de Neymar es uno de los principales desafíos del seleccionador Luiz Felipe Scolari, quien enfrenta la tarea de ajustar el equipo sin su jugador de referencia y buscar una estrategia para frenar el poderío ofensivo de Alemania.
“Hemos perdido algo que no queríamos perder. Hemos perdido a uno de los mejores jugadores, pero seguimos con posibilidades de ser campeones”, aseveró Scolari, quien también tendrá que prescindir del capitán de Brasil, el zaguero Thiago Silva, suspendido por acumulación de amarillas.
El técnico no confirmó la formación titular que adoptará esta tarde para intentar repetir en Belo Horizonte el éxito logrado hace 12 años en Yokohama cuando, también bajo su mando, Brasil se impuso por 2-0 sobre Alemania en la final del Mundial de Corea/Japón 2002 y se alzó con el pentacampeonato.
WILLIAN, EL SUSTITUTO
Pese al misterio, varios indicios apuntan a que Willian, el versátil mediocampista del Chelsea, será el elegido para ocupar el lugar del astro.
“No quiero compararme a Neymar. Tengo un estilo parecido en algunas cosas, como la velocidad y el regateo, pero Neymar es un delantero y yo soy más bien un armador. Neymar marca más goles, y yo soy mejor dando asistencias”, afirmó Willian.
La ausencia de la principal estrella de los anfitriones no llegó a generar entusiasmo en las filas de Alemania, cuyo entrenador, Joachim Löw, advirtió que “Brasil sin Neymar es mucho más difícil que con Neymar”.
Idéntico temor expresó el mediocampista Bastian Schweinsteiger, quien opinó que la baja de Neymar puede darles a los brasileños una “energía adicional” y hará que los brasileños “se unan más y quieran ganar el título por él”.
LOS ANTECEDENTES
El historial de los duelos entre Brasil y Alemania es claramente favorable a los norteños, que ganaron 12 de los 21 encuentros jugados entre ambos -en su mayoría amistosos- y solo sufrieron cuatro derrotas.
Pero los jugadores brasileños advierten que los triunfos del pasado no reflejan el poderío de la Alemania de hoy.
“Es un equipo muy fuerte y compacto. Su mejor arma es la capacidad de hacer frente a cualquier situación durante un partido, incluso cuando están bajo presión”, aseguró el zaguero Dante, probable substituto de Thiago Silva en la defensa.
El técnico Löw mostró su flexibilidad y agudeza táctica en cuartos de final ante Francia, cuando remodeló su equipo y devolvió a Philipp Lahm del mediocampo a la defensa e introdujo a Miroslav Klose como delantero centro.
Alemania recuperó así una configuración más cercana a lo mostrado en Sudáfrica 2010 y el plan funcionó. Sin embargo, nada garantiza que Löw vuelva a repetir alineación y sistema ante un Brasil con hombres muy potentes en ataque, por lo que el pequeño Lahm podría volver a la medular y dejar su puesto a Jerome Boateng.
Juegue quien juegue, el equipo es garantía de competitividad. En los últimos cuatro Mundiales, Alemania llegó al menos a semifinales. Además, desde que el técnico accedió al cargo en 2006, sus hombres jugaron también la final de la Eurocopa 2008 y las semis de 2012.
Falta, eso sí, el gran título que consagre a la actual generación de futbolistas alemanes.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Holanda no teme a Messi

Krul, de 26 años, no es un especialista en penales, según se desprende de sus últimos números en la Premier League, donde defiende la valla de Newcastle. De los últimos 20 que le habían pateado, había conseguido detener solamente dos, la misma cantidad que logró parar el sábado, pero sobre cinco ejecutados.
Krul ataja en Newcastle desde 2005 y debutó en el equipo principal de dicho club en 2010. Al año siguiente ya estaba consolidado en el puesto. Louis van Gaal lo eligió como titular para su debut en este nuevo ciclo al frente de Holanda (victoria por 2-0 frente a Turquía), aunque optó por Cillesen para custodiar el arco en este Mundial. Hasta que llegó la hora de los penales…
Krul, de 26 años, no es un especialista en penales, según se desprende de sus últimos números en la Premier League, donde defiende la valla de Newcastle. De los últimos 20 que le habían pateado, había conseguido detener solamente dos, la misma cantidad que logró parar el sábado, pero sobre cinco ejecutados.
Krul ataja en Newcastle desde 2005 y debutó en el equipo principal de dicho club en 2010. Al año siguiente ya estaba consolidado en el puesto. Louis van Gaal lo eligió como titular para su debut en este nuevo ciclo al frente de Holanda (victoria por 2-0 frente a Turquía), aunque optó por Cillesen para custodiar el arco en este Mundial. Hasta que llegó la hora de los penales…

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La fractura de Neymar también quedará impune

Salvo que suceda algo extraño, Luis Suárez será el único jugador sancionado de oficio por la FIFA durante el Mundial. Si bien hubo otras infracciones mucho más violentas -que terminaron con jugadores seriamente lastimados-, el ente rector del fútbol decidió mirar para otro lado. De esa forma, el colombiano Zúñiga no será castigado por fracturar a Neymar.

La comisión de disciplina de la FIFA anunció que no intervendrá para sancionar al jugador colombiano Camilo Zúñiga, por la entrada que le produjo la fractura de una vértebra al brasileño Neymar, y además rechazó la petición de la Confederación Brasileña de anular la última tarjeta amarilla que recibió el capitán norteño Thiago Silva.
El presidente de la Comisión de Disciplina de la FIFA, por medio de un comunicado, explicó que, aunque rechaza profundamente el incidente de Zúñiga y las serias consecuencias que tuvo para la salud de Neymar, “después de analizar el asunto y revisar la extensa documentación aportada por la CBF”, considera que no puede tomar “una decisión retrospectiva” respecto a una acción “que observaron los oficiales del partido” entre Brasil y Colombia, que se disputó en Fortaleza por los cuartos de final del Mundial.
La CBF había solicitado que se sancionase a Zúñiga por el rodillazo que le aplicó a Neymar en la zona lumbar, que le produjo la rotura de la tercera vértebra y un tiempo de inactividad de entre cuatro y seis semanas. Además, había pedido que se le retirará la tarjeta amarilla que vio el defensa Thiago Silva, que se perderá la semifinal por acumulación de amonestaciones.
LÖW PIDIÓ PROTECCIÓN
El seleccionador Alemania, Joachim Löw, denunció el juego “al límite” que mostró Brasil en su último partido y pidió al árbitro que hoy proteja a sus jugadores frente a las “faltas brutales”.
“En Europa ese partido no lo hubieran terminado los 22 jugadores, por la fuerza en los golpes y las faltas brutales que hubo”, advirtió el técnico.
“El tiempo neto de juego creo que fue de 38 minutos. Hubo muchísimas interrupciones y no creo que a los espectadores les gustara el partido. Hay reglas claras y espero que mañana (por hoy) se apliquen. Vi muchas faltas por detrás que son peligrosas. Los futbolistas deben ser protegidos por el árbitro”, añadió Löw.
El técnico alemán aprovechó la rueda de prensa en el estadio Mineirao para enviar un mensaje claro antes del duelo frente al equipo de Luiz Felipe Scolari. “He visto partidos donde se han superado los límites de lo tolerable”, advirtió el seleccionador germano, que pidió la protección de jugadores como “Neymar, Messi, Özil o Götze”.
El duelo entre Brasil y Colombia terminó con 54 faltas. Los “cafeteros” se quejaron de la dureza de los defensores brasileños sobre su mejor hombre, James Rodríguez, mientras que Brasil perdió a su máxima estrella, Neymar.
Brasil, que cometió 31 infracciones, es el que más faltas ha cometido en lo que va de Mundial con 96, aunque también es el que más ha recibido con 95.
Por el contrario, Alemania suma apenas 57 faltas cometidas, por 74 recibidas.
La comisión de disciplina de la FIFA anunció que no intervendrá para sancionar al jugador colombiano Camilo Zúñiga, por la entrada que le produjo la fractura de una vértebra al brasileño Neymar, y además rechazó la petición de la Confederación Brasileña de anular la última tarjeta amarilla que recibió el capitán norteño Thiago Silva.
El presidente de la Comisión de Disciplina de la FIFA, por medio de un comunicado, explicó que, aunque rechaza profundamente el incidente de Zúñiga y las serias consecuencias que tuvo para la salud de Neymar, “después de analizar el asunto y revisar la extensa documentación aportada por la CBF”, considera que no puede tomar “una decisión retrospectiva” respecto a una acción “que observaron los oficiales del partido” entre Brasil y Colombia, que se disputó en Fortaleza por los cuartos de final del Mundial.
La CBF había solicitado que se sancionase a Zúñiga por el rodillazo que le aplicó a Neymar en la zona lumbar, que le produjo la rotura de la tercera vértebra y un tiempo de inactividad de entre cuatro y seis semanas. Además, había pedido que se le retirará la tarjeta amarilla que vio el defensa Thiago Silva, que se perderá la semifinal por acumulación de amonestaciones.
LÖW PIDIÓ PROTECCIÓN
El seleccionador Alemania, Joachim Löw, denunció el juego “al límite” que mostró Brasil en su último partido y pidió al árbitro que hoy proteja a sus jugadores frente a las “faltas brutales”.
“En Europa ese partido no lo hubieran terminado los 22 jugadores, por la fuerza en los golpes y las faltas brutales que hubo”, advirtió el técnico.
“El tiempo neto de juego creo que fue de 38 minutos. Hubo muchísimas interrupciones y no creo que a los espectadores les gustara el partido. Hay reglas claras y espero que mañana (por hoy) se apliquen. Vi muchas faltas por detrás que son peligrosas. Los futbolistas deben ser protegidos por el árbitro”, añadió Löw.
El técnico alemán aprovechó la rueda de prensa en el estadio Mineirao para enviar un mensaje claro antes del duelo frente al equipo de Luiz Felipe Scolari. “He visto partidos donde se han superado los límites de lo tolerable”, advirtió el seleccionador germano, que pidió la protección de jugadores como “Neymar, Messi, Özil o Götze”.
El duelo entre Brasil y Colombia terminó con 54 faltas. Los “cafeteros” se quejaron de la dureza de los defensores brasileños sobre su mejor hombre, James Rodríguez, mientras que Brasil perdió a su máxima estrella, Neymar.
Brasil, que cometió 31 infracciones, es el que más faltas ha cometido en lo que va de Mundial con 96, aunque también es el que más ha recibido con 95.
Por el contrario, Alemania suma apenas 57 faltas cometidas, por 74 recibidas.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Nuevos “elefantes blancos”

Brasil empieza a preguntarse qué será de los modernos estadios construidos o refaccionados en 12 ciudades del país para la disputa del Mundial, que corren el riesgo de convertirse en “elefantes blancos” después del torneo. Los escenarios de Manaos, Cuiabá y Natal son tres ejemplos concretos.

Al igual que sucedió luego del Mundial de Sudáfrica 2010, varios de los gigantescos escenarios construidos para Brasil 2014 quedarían librados a su suerte, o más bien a un lento y progresivo deterioro.
En el futuro, sobre todo los modernizados estadios de Manaos, Cuiabá y Natal ya no podrán colmar su capacidad con eventos locales, ya que ninguna de esas ciudades tiene un representante en la Primera División de Brasil, por lo que el fútbol se acabará allí después del Mundial.
Y cuando haya pasado la euforia mundialista, volverá a resurgir la discusión de los “elefantes blancos”. Se escucharán nuevamente los reclamos por los gastos millonarios que insumieron los estadios en vista de las crecientes desigualdades sociales y la pobreza extrema que aún hay en el país.
Los responsables políticos han tratado de presentar otras opciones para los estadios. Ya en 2013, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, intentó tranquilizar a los ciudadanos durante la inauguración del estadio Mané Garrincha, en Brasilia.
“Este es un lugar donde pueden realizarse todo tipo de eventos culturales y de entretenimiento. Existe la posibilidad de utilizar comercialmente esta arena”, dijo sobre un estadio cuyo costo ascendió a 1.400 millones de reales (unos 626 millones dólares), el más caro de los 12 estadios mundialistas.
SOLUCIONES IRÓNICAS
También el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, descartó que los estadios de Manaos y Cuiabá vayan a permanecer vacíos tras el Mundial. “Fueron diseñados como lugares multifuncionales”, aseguró Rebelo.
Otros apelan a soluciones irónicas, como el juez brasileño Sabino Marques, quien sugirió emplear el estadio para mitigar el hacinamiento en las cárceles del país. “Debemos utilizar el estadio como una solución provisional para distribuir desde aquí a los delincuentes hacia otras cárceles”, afirmó.
Mientras tanto, funcionarios de la FIFA, las comunidades y los promotores inmobiliarios también aludieron a las múltiples posibilidades que ofrecen los estadios. “
“Un Mundial de fútbol deja muchas cosas al país anfitrión, aunque muchas de ellas no siempre son visibles”, dijo Nicolás Ericson, director de la división de televisión de la FIFA.
El alemán Hubert Nienhoff, directivo de la empresa que construyó los estadios de Brasilia y Manaos y proyectó la modernización del Mineirao de Belo Horizonte, señaló que no siempre se pone énfasis en integrar funciones adicionales a un escenario con el fin de incrementar su uso.
“Los estadios deben tener un valor de mercado más alto y ofrecer otras instalaciones para que puedan utilizarse los 365 días del año”, señaló el directivo de la empresa “Gmp”.
ESTADIO EN LA SELVA
La elección de la ciudad amazónica de Manaos como sede del Mundial generó la mayor controversia internacional.
Si bien los habitantes se mostraron conformes de participar “in situ” del gran evento y tener un nuevo estadio, también subrayaron que hubiesen preferido que los millones de reales se invirtieran en escuelas, hospitales y otras instituciones sociales. Sobre todo, porque la ciudad no tiene un club profesional, ni tampoco un campeonato en la región amazónica.
Esto también vale para Brasilia, Cuiabá y Natal. El club más famoso en Cuiabá es el Mixto Esporte Clube, de la Cuarta División. Pero este conjunto, al menos, jugó hasta 1986 en la Serie A y seguramente los aficionados utilizarán el estadio Pantanal, con una capacidad de 41.112 espectadores.
Ya se anunció que el estadio, con un costo de 242 millones de dólares y reconstruido desde una perspectiva ecológica, se utilizará en el futuro para exposiciones y conciertos.
OTROS PROBLEMAS
Las inmediaciones de la Arena das Dunas en Natal presenta inconvenientes. Allí se ven puentes en construcción o señales de advertencia para peatones en caminos de acceso. El Mundial terminó en Natal, pero la construcción sigue en marcha. Y tampoco en la capital de Río Grande do Norte existe un club de fútbol competitivo a nivel nacional.
Al menos en Curitiba es diferente: el club Atlético Paranaense no es solo un reconocido club de Primera División, también posee un estadio lujosamente renovado, ubicado en el corazón de esta metrópolis comercial.
El Arena da Baixada, con capacidad para 41.000 espectadores aún huele fuertemente a hormigón fresco. Pero sin duda, tras el Mundial no se convertirá en el “elefante blanco” de la zona.
l
Al igual que sucedió luego del Mundial de Sudáfrica 2010, varios de los gigantescos escenarios construidos para Brasil 2014 quedarían librados a su suerte, o más bien a un lento y progresivo deterioro.
En el futuro, sobre todo los modernizados estadios de Manaos, Cuiabá y Natal ya no podrán colmar su capacidad con eventos locales, ya que ninguna de esas ciudades tiene un representante en la Primera División de Brasil, por lo que el fútbol se acabará allí después del Mundial.
Y cuando haya pasado la euforia mundialista, volverá a resurgir la discusión de los “elefantes blancos”. Se escucharán nuevamente los reclamos por los gastos millonarios que insumieron los estadios en vista de las crecientes desigualdades sociales y la pobreza extrema que aún hay en el país.
Los responsables políticos han tratado de presentar otras opciones para los estadios. Ya en 2013, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, intentó tranquilizar a los ciudadanos durante la inauguración del estadio Mané Garrincha, en Brasilia.
“Este es un lugar donde pueden realizarse todo tipo de eventos culturales y de entretenimiento. Existe la posibilidad de utilizar comercialmente esta arena”, dijo sobre un estadio cuyo costo ascendió a 1.400 millones de reales (unos 626 millones dólares), el más caro de los 12 estadios mundialistas.
SOLUCIONES IRÓNICAS
También el ministro de Deportes, Aldo Rebelo, descartó que los estadios de Manaos y Cuiabá vayan a permanecer vacíos tras el Mundial. “Fueron diseñados como lugares multifuncionales”, aseguró Rebelo.
Otros apelan a soluciones irónicas, como el juez brasileño Sabino Marques, quien sugirió emplear el estadio para mitigar el hacinamiento en las cárceles del país. “Debemos utilizar el estadio como una solución provisional para distribuir desde aquí a los delincuentes hacia otras cárceles”, afirmó.
Mientras tanto, funcionarios de la FIFA, las comunidades y los promotores inmobiliarios también aludieron a las múltiples posibilidades que ofrecen los estadios. “
“Un Mundial de fútbol deja muchas cosas al país anfitrión, aunque muchas de ellas no siempre son visibles”, dijo Nicolás Ericson, director de la división de televisión de la FIFA.
El alemán Hubert Nienhoff, directivo de la empresa que construyó los estadios de Brasilia y Manaos y proyectó la modernización del Mineirao de Belo Horizonte, señaló que no siempre se pone énfasis en integrar funciones adicionales a un escenario con el fin de incrementar su uso.
“Los estadios deben tener un valor de mercado más alto y ofrecer otras instalaciones para que puedan utilizarse los 365 días del año”, señaló el directivo de la empresa “Gmp”.
ESTADIO EN LA SELVA
La elección de la ciudad amazónica de Manaos como sede del Mundial generó la mayor controversia internacional.
Si bien los habitantes se mostraron conformes de participar “in situ” del gran evento y tener un nuevo estadio, también subrayaron que hubiesen preferido que los millones de reales se invirtieran en escuelas, hospitales y otras instituciones sociales. Sobre todo, porque la ciudad no tiene un club profesional, ni tampoco un campeonato en la región amazónica.
Esto también vale para Brasilia, Cuiabá y Natal. El club más famoso en Cuiabá es el Mixto Esporte Clube, de la Cuarta División. Pero este conjunto, al menos, jugó hasta 1986 en la Serie A y seguramente los aficionados utilizarán el estadio Pantanal, con una capacidad de 41.112 espectadores.
Ya se anunció que el estadio, con un costo de 242 millones de dólares y reconstruido desde una perspectiva ecológica, se utilizará en el futuro para exposiciones y conciertos.
OTROS PROBLEMAS
Las inmediaciones de la Arena das Dunas en Natal presenta inconvenientes. Allí se ven puentes en construcción o señales de advertencia para peatones en caminos de acceso. El Mundial terminó en Natal, pero la construcción sigue en marcha. Y tampoco en la capital de Río Grande do Norte existe un club de fútbol competitivo a nivel nacional.
Al menos en Curitiba es diferente: el club Atlético Paranaense no es solo un reconocido club de Primera División, también posee un estadio lujosamente renovado, ubicado en el corazón de esta metrópolis comercial.
El Arena da Baixada, con capacidad para 41.000 espectadores aún huele fuertemente a hormigón fresco. Pero sin duda, tras el Mundial no se convertirá en el “elefante blanco” de la zona.
l

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Argentina busca llegar a “semis” tras 24 años

No ganar un Mundial desde hace 28 años es un problema, pero pasarse 24 sin superar los cuartos de final tiene perfiles de afrenta para un fútbol de tanta historia como el argentino. Esta tarde, la selección albiceleste tiene la oportunidad de cortar esa racha. Para conseguirlo, deberá superar a Bélgica, a quien eliminó en las semifinales de México 1986.

Argentina y Bélgica se verán las caras en el estadio Nacional de Brasilia, a partir de las 13 horas, para definir el tercer semifinalista del Mundial. Para el conjunto albiceleste, ganar significaría clasificar a las semifinales del torneo por primera vez en 24 años.
“Los argentinos han tenido dificultades para superar los cuartos de final en los últimos certámenes, pero siempre están cerca; y Bélgica hace 12 años que no participaba de un Mundial. Pero más allá de todo, los dos equipos tienen potencial suficiente como para definir el torneo”, aseguró el técnico belga, Marc Wilmots.
La selección argentina, que no consigue superar los cuartos de final desde Italia 1990, en plena “era Maradona”, no convenció con su fútbol en sus primeros cuatro partidos y hoy tendrá enfrente a un rival joven, ordenado y decidido a dar la sorpresa.
“Messi es un futbolista extraordinario, pero si me preguntan si prefiero un equipo fuerte o uno que dependa casi exclusivamente de un jugador como Messi o Neymar, siempre me quedaría con el colectivo. Y nosotros tenemos un fuerte grupo como para frenar a Messi”, anticipó Wilmots.
SIN GRANDES CAMBIOS
Argentina se apoyará en la potencia ofensiva de Messi, Gonzalo Higuaín y Ángel Di María, mientras que el “cuarto fantástico”, Sergio Agüero, estará en el banco, apenas recuperado de una lesión muscular en el muslo izquierdo. En su lugar jugaría Ezequiel Lavezzi.
El técnico Alejandro Sabella decidió no hacer grandes cambios en el plantel pese a las críticas por el bajo rendimiento de algunos de sus jugadores y solo reemplazaría al suspendido Marcos Rojo, una de las sorpresas del conjunto, por el también defensor José Basanta, un futbolista cercano al entrenador aunque con poco rodaje en la selección.
“Es uno de los partidos más importantes de los últimos años para nuestro país”, aseguró el mediocampista Javier Mascherano.
Argentina viene de caer ante Alemania en los cuartos de final de los últimos dos Mundiales. Además, hace 28 años que no vence a un conjunto europeo en los 90 minutos.
“Si logramos superar los cuartos de final, llegaremos a un lugar que hace tiempo no se llega. El primer objetivo es estar entre los cuatro primeros. A partir de ahí comenzará otra historia. Obviamente que el sueño es salir campeón, pero no podemos ni debemos ir más allá de Bélgica”, recalcó Mascherano.
EL FACTOR MESSI
Messi fue el factor decisivo en todos los partidos de Argentina. No en vano fue elegido como el mejor jugador de la cancha en cada uno de ellos. El delantero de 27 años anotó cuatro goles y gestó el tanto que convirtió Di María en el agónico triunfo por 1-0 ante Suiza en octavos.
El crack está dispuesto a dar todo para cumplir su sueño de ganar la Copa del Mundo, aunque a veces choca con la realidad de un equipo con ciertas debilidades en defensa y algunas carencias en el funcionamiento del mediocampo, que no abastece como debería a su potente ofensiva.
Los “diablos rojos” no harán marcación personal sobre la “Pulga” porque, según sostuvo el zaguero Daniel van Buyten, “no tiene sentido hacer solo una táctica anti-Messi”.
“Tenemos la oportunidad de ganar, pero para lograrlo debemos jugar bien y no temerle al rival. Argentina es la favorita, pero nosotros vamos a jugar igual que los partidos anteriores, sin cambiar nada”, afirmó por su parte el mediocampista Axel Witsel.
Ambos equipos se enfrentan por primera vez en una Copa del Mundo tras el choque por las semifinales de México 1986 en el que se impuso la selección albiceleste por 2-0 con dos goles de Diego Maradona, en la antesala de lo que fue su segundo título mundial. Aquel Mundial y la Copa América 1993 fueron los últimos grandes títulos conseguidos por la potencia sudamericana.

Argentina y Bélgica se verán las caras en el estadio Nacional de Brasilia, a partir de las 13 horas, para definir el tercer semifinalista del Mundial. Para el conjunto albiceleste, ganar significaría clasificar a las semifinales del torneo por primera vez en 24 años.

“Los argentinos han tenido dificultades para superar los cuartos de final en los últimos certámenes, pero siempre están cerca; y Bélgica hace 12 años que no participaba de un Mundial. Pero más allá de todo, los dos equipos tienen potencial suficiente como para definir el torneo”, aseguró el técnico belga, Marc Wilmots.

La selección argentina, que no consigue superar los cuartos de final desde Italia 1990, en plena “era Maradona”, no convenció con su fútbol en sus primeros cuatro partidos y hoy tendrá enfrente a un rival joven, ordenado y decidido a dar la sorpresa.

“Messi es un futbolista extraordinario, pero si me preguntan si prefiero un equipo fuerte o uno que dependa casi exclusivamente de un jugador como Messi o Neymar, siempre me quedaría con el colectivo. Y nosotros tenemos un fuerte grupo como para frenar a Messi”, anticipó Wilmots.

SIN GRANDES CAMBIOS

Argentina se apoyará en la potencia ofensiva de Messi, Gonzalo Higuaín y Ángel Di María, mientras que el “cuarto fantástico”, Sergio Agüero, estará en el banco, apenas recuperado de una lesión muscular en el muslo izquierdo. En su lugar jugaría Ezequiel Lavezzi.

El técnico Alejandro Sabella decidió no hacer grandes cambios en el plantel pese a las críticas por el bajo rendimiento de algunos de sus jugadores y solo reemplazaría al suspendido Marcos Rojo, una de las sorpresas del conjunto, por el también defensor José Basanta, un futbolista cercano al entrenador aunque con poco rodaje en la selección.

“Es uno de los partidos más importantes de los últimos años para nuestro país”, aseguró el mediocampista Javier Mascherano.

Argentina viene de caer ante Alemania en los cuartos de final de los últimos dos Mundiales. Además, hace 28 años que no vence a un conjunto europeo en los 90 minutos.

“Si logramos superar los cuartos de final, llegaremos a un lugar que hace tiempo no se llega. El primer objetivo es estar entre los cuatro primeros. A partir de ahí comenzará otra historia. Obviamente que el sueño es salir campeón, pero no podemos ni debemos ir más allá de Bélgica”, recalcó Mascherano.

EL FACTOR MESSI

Messi fue el factor decisivo en todos los partidos de Argentina. No en vano fue elegido como el mejor jugador de la cancha en cada uno de ellos. El delantero de 27 años anotó cuatro goles y gestó el tanto que convirtió Di María en el agónico triunfo por 1-0 ante Suiza en octavos.

El crack está dispuesto a dar todo para cumplir su sueño de ganar la Copa del Mundo, aunque a veces choca con la realidad de un equipo con ciertas debilidades en defensa y algunas carencias en el funcionamiento del mediocampo, que no abastece como debería a su potente ofensiva.

Los “diablos rojos” no harán marcación personal sobre la “Pulga” porque, según sostuvo el zaguero Daniel van Buyten, “no tiene sentido hacer solo una táctica anti-Messi”.

“Tenemos la oportunidad de ganar, pero para lograrlo debemos jugar bien y no temerle al rival. Argentina es la favorita, pero nosotros vamos a jugar igual que los partidos anteriores, sin cambiar nada”, afirmó por su parte el mediocampista Axel Witsel.

Ambos equipos se enfrentan por primera vez en una Copa del Mundo tras el choque por las semifinales de México 1986 en el que se impuso la selección albiceleste por 2-0 con dos goles de Diego Maradona, en la antesala de lo que fue su segundo título mundial. Aquel Mundial y la Copa América 1993 fueron los últimos grandes títulos conseguidos por la potencia sudamericana.

Courtois, la pesadilla de Messi

Lionel Messi lleva siete partidos sin anotarle goles al arquero belga Thibaut Courtois, que se desempeña en el Atlético Madrid.

El “10” argentino, estrella del Barcelona de España, tuvo seis oportunidades de convertir ante Courtois en la última temporada, dado que el conjunto colchonero y el catalán se midieron dos veces por la Supercopa de España, dos por la liga y otras dos por la Champions League, pero en ninguna ocasión hubo gritos goleadores de Messi, quien incluso marró un penal.

Pasaron 18 meses desde que desde que “La Pulga” superó al gigante belga por última vez. Fue en diciembre del 2012. Hoy volverán a verse las caras, por primera vez con sus respectivas selecciones.

“Sé muy bien cómo parar a Messi. Me enfrenté a él en varias ocasiones y tuve la suerte de ganar”, sentenció el portero de Bélgica.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Sigue vivo el sueño del hexacampeonato

Brasil dio un paso más en la búsqueda del hexacampeonato. El conjunto norteño dejó por el camino a una endeble Colombia, que no repitió actuaciones anteriores. Ahora Brasil se las verá con Alemania el martes en Belo Horizonte, en una semifinal imperdible. Lo malo fue la lesión de Neymar, quien se perderá lo que resta del Mundial.

La historia pesó una vez más. Pesó a favor de Brasil y en contra de Colombia. Por algo el conjunto norteño levantó su nivel en el encuentro de ayer, mientras que el conjunto cafetero fue una sombra del que había ganado sus cuatro partidos anteriores.
La nota mala de la jornada fue la lesión de Neymar, quien se fracturó una vértebra y se perderá lo que resta del Mundial. En la semifinal ante Alemania, Brasil tampoco podrá contar con su capitán Thiago Silva, suspendido.
LA PRESIÓN DE BRASIL
Brasil encendió las alarmas colombianas muy pronto, a los tres minutos, con un tiro libre de Neymar que pasó cerca del arco de David Ospina. Casi enseguida, el capitán norteño Thiago Silva logró la apertura, con la rodilla izquierda, al mandar al fondo del arco una pelota que transitó por toda al aérea tras un tiro de esquina. Ningún defensor colombiano rechazó y lo pagaron caro.
Colombia respondió al rato con un disparo de Juan Guillermo Cuadrado que pasó a pocos centímetros del arco custodiado por Julio César, pero en el resto de la primera parte a los “cafeteros” les costó mucho hilvanar jugadas de peligro y, para colmo de males, entregaron mal la pelota.
Cuadrado lucía desordenado y solo en el empuje del equipo, mientras que Rodríguez se veía desconectado.
Por el contrario, los dueños de casa tuvieron peligrosas proyecciones al ataque, especialmente por parte de Hulk, con el frecuente respaldo de Oscar y del lateral Maicon, quien reemplazó a Dani Alves.
LOS CAMBIOS DE PEKERMAN
El técnico de Colombia, José Pekerman, metió mano en el equipo, para intentar cambiar la pobre imagen del primer tiempo. Por eso mandó a la cancha al atacante Adrián Ramos en sustitución del volante Víctor Ibarbo, pero Brasil continuó dominando las acciones.
El árbitro español Carlos Velasco anuló a los 67 minutos un gol de Mario Yepes, para protesta de toda Colombia. El offside fue fino, pero real.
Dos minutos después, David Luiz ejecutó un precioso tiro libre con un potente derechazo que dejó sin posibilidades a Ospina y pareció sentenciar el encuentro.
El descuento “cafetero” llegó a 10 minutos del final, con un penal de James Rodríguez -quien sumó su sexto tanto en el Mundial-, tras una falta de Julio César sobre Carlos Bacca, que ingresó en reemplazo de Teófilo Gutiérrez.
En los minutos finales, Colombia intentó inclinar la cancha, pero ya era tarde. Cuando el conjunto “cafetero” se acordó de jugar, su eliminación estaba consumada, para celebración de Brasil, que sigue soñando con el hexacampeonato.
l

La historia pesó una vez más. Pesó a favor de Brasil y en contra de Colombia. Por algo el conjunto norteño levantó su nivel en el encuentro de ayer, mientras que el conjunto cafetero fue una sombra del que había ganado sus cuatro partidos anteriores.

La nota mala de la jornada fue la lesión de Neymar, quien se fracturó una vértebra y se perderá lo que resta del Mundial. En la semifinal ante Alemania, Brasil tampoco podrá contar con su capitán Thiago Silva, suspendido.

LA PRESIÓN DE BRASIL

Brasil encendió las alarmas colombianas muy pronto, a los tres minutos, con un tiro libre de Neymar que pasó cerca del arco de David Ospina. Casi enseguida, el capitán norteño Thiago Silva logró la apertura, con la rodilla izquierda, al mandar al fondo del arco una pelota que transitó por toda al aérea tras un tiro de esquina. Ningún defensor colombiano rechazó y lo pagaron caro.

Colombia respondió al rato con un disparo de Juan Guillermo Cuadrado que pasó a pocos centímetros del arco custodiado por Julio César, pero en el resto de la primera parte a los “cafeteros” les costó mucho hilvanar jugadas de peligro y, para colmo de males, entregaron mal la pelota.

Cuadrado lucía desordenado y solo en el empuje del equipo, mientras que Rodríguez se veía desconectado.

Por el contrario, los dueños de casa tuvieron peligrosas proyecciones al ataque, especialmente por parte de Hulk, con el frecuente respaldo de Oscar y del lateral Maicon, quien reemplazó a Dani Alves.

LOS CAMBIOS DE PEKERMAN

El técnico de Colombia, José Pekerman, metió mano en el equipo, para intentar cambiar la pobre imagen del primer tiempo. Por eso mandó a la cancha al atacante Adrián Ramos en sustitución del volante Víctor Ibarbo, pero Brasil continuó dominando las acciones.

El árbitro español Carlos Velasco anuló a los 67 minutos un gol de Mario Yepes, para protesta de toda Colombia. El offside fue fino, pero real.

Dos minutos después, David Luiz ejecutó un precioso tiro libre con un potente derechazo que dejó sin posibilidades a Ospina y pareció sentenciar el encuentro.

El descuento “cafetero” llegó a 10 minutos del final, con un penal de James Rodríguez -quien sumó su sexto tanto en el Mundial-, tras una falta de Julio César sobre Carlos Bacca, que ingresó en reemplazo de Teófilo Gutiérrez.

En los minutos finales, Colombia intentó inclinar la cancha, pero ya era tarde. Cuando el conjunto “cafetero” se acordó de jugar, su eliminación estaba consumada, para celebración de Brasil, que sigue soñando con el hexacampeonato.

Neymar se fracturó una vértebra

El brasileño Neymar quedó fuera del Mundial al fracturarse una vértebra en el partido de ayer.

“La tomografía computada mostró una fractura en la tercera vértebra lumbar. No es una fractura grave, que precise cirugía, pero limita los movimientos, y el plazo es muy corto para que pueda volver a jugar en el Mundial”, afirmó Ricardo Lasmar, el médico de la selección norteña.

Neymar recibió un rodillazo en la espalda por parte del colombiano Camilo Zúñiga en el minuto 86. Tras el golpe, el brasileño cayó al césped y fue sacado de la cancha en camilla, llorando de dolor, hasta los vestuarios del estadio de Fortaleza.

Neymar fue conducido directamente a un hospital, donde fue sometido a una serie de exámenes que definirán con más precisión el tiempo que necesitará para recuperarse completamente. Como mínimo, el atacante estará un mes inactivo.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

¿Costa Rica tendrá resto para lograr otra hazaña?

Si la lógica se impone, Holanda vencerá hoy a Costa Rica y jugará las semifinales del Mundial. Pero el conjunto centroamericano ya desafió el orden establecido y, tras vencer a Uruguay e Italia y eliminar a Grecia, se atreve a mirar a los ojos a cualquier rival. “Respetamos a Holanda, pero vamos a atacarla”, avisó su entrenador, Jorge Luis Pinto.

Costa Rica no teme a la máquina goleadora holandesa que lideran Robin van Persie y Arjen Robben en la cancha y Louis van Gaal desde el banco.
“Respetamos su gran ataque y queremos controlarlo”, dijo el técnico del conjunto costarricense, Jorge Luis Pinto, que protagonizará un interesante duelo táctico con Van Gaal.
El joven combinado tulipán es el máximo goleador del certamen con 12 tantos en cuatro partidos, pero Costa Rica apenas recibió dos en el mismo número de encuentros.
“Si le ganamos a Uruguay, Italia y Grecia, ¿por qué no podemos hacerlo contra Holanda? Por nuestra cabeza no pasa que vamos a perder”, afirmó el centrocampista Christian Bolaños antes de partido más importante de la historia de su país.
Costa Rica impresionó con sus resultados y su fútbol en la primera fase, en la que compartió el “grupo de la muerte” con tres campeones del mundo, y con aplomo resolvió a favor, en la definición por penales, el cruce ante Grecia de octavos de final.
“Vamos a respetarlos, pero también vamos a atacarlos”, afirmó Pinto en Salvador de Bahía, antes de reclamar con vehemencia a la FIFA y al árbitro que estén atentos y castiguen las simulaciones de Robben.
LA PRESIÓN ES HOLANDESA
La falta de presión juega a favor de los “ticos”, ante una Holanda a la que no se le perdonaría caer con los centroamericanos. “No queremos irnos a nuestras casas, sino jugar el siguiente partido, ganarlo y ver qué es lo que viene”, indicó Bolaños, que junto a Bryan Ruiz y Joel Campbell forma un peligroso tridente.
No tiene nada que envidiar Van Gaal con Van Persie, Wesley Sneijder y con el estelar Robben, figura del equipo, ansioso por ganar un Mundial que se le escapó en la final de hace cuatro años en Sudáfrica.
La actual Holanda, repleta de jugadores jóvenes y con varias bajas por lesión, no se parece a la de Sudáfrica 2010. Van Gaal, fiel a su estilo, apostó por la seguridad de los astros consagrados junto a una corriente de sangre joven. Solo hay siete jugadores de los que perdieron la final con España.
“Nuestra meta ha sido desde el principio ser campeones del mundo. No somos un equipo extraordinario, pero somos difíciles de ganar, lo hemos demostrado”, dijo Van Gaal, más relajado que nunca.
UNA NARANJA JOVEN
La juventud del equipo “oranje” -cuatro de los cinco defensores habituales no superan los 25 años- ha permitido que los esquemas de Van Gaal sean maleables. Ante México, en octavos, el equipo holandés cambió su sistema táctico tres veces a lo largo de los 90 minutos y su juego fue en progreso constante hasta encontrar la remontada.
Necesitará esa flexibilidad para encontrar una respuesta en el mediocampo ante la ausencia del lesionado Nigel De Jong, baja segura para lo que reste de Mundial. También Pinto deberá solucionar la ausencia en defensa de Óscar Duarte, expulsado ante Grecia.
Pequeños detalles para dos equipos que buscan sus límites: Costa Rica desea seguir explorando territorio ignoto; y Holanda, lograr ese título que se le escapó tres veces y con el que se ha vuelto a ilusionar.

Costa Rica no teme a la máquina goleadora holandesa que lideran Robin van Persie y Arjen Robben en la cancha y Louis van Gaal desde el banco.

“Respetamos su gran ataque y queremos controlarlo”, dijo el técnico del conjunto costarricense, Jorge Luis Pinto, que protagonizará un interesante duelo táctico con Van Gaal.

El joven combinado tulipán es el máximo goleador del certamen con 12 tantos en cuatro partidos, pero Costa Rica apenas recibió dos en el mismo número de encuentros.

“Si le ganamos a Uruguay, Italia y Grecia, ¿por qué no podemos hacerlo contra Holanda? Por nuestra cabeza no pasa que vamos a perder”, afirmó el centrocampista Christian Bolaños antes de partido más importante de la historia de su país.

Costa Rica impresionó con sus resultados y su fútbol en la primera fase, en la que compartió el “grupo de la muerte” con tres campeones del mundo, y con aplomo resolvió a favor, en la definición por penales, el cruce ante Grecia de octavos de final.

“Vamos a respetarlos, pero también vamos a atacarlos”, afirmó Pinto en Salvador de Bahía, antes de reclamar con vehemencia a la FIFA y al árbitro que estén atentos y castiguen las simulaciones de Robben.

LA PRESIÓN ES HOLANDESA

La falta de presión juega a favor de los “ticos”, ante una Holanda a la que no se le perdonaría caer con los centroamericanos. “No queremos irnos a nuestras casas, sino jugar el siguiente partido, ganarlo y ver qué es lo que viene”, indicó Bolaños, que junto a Bryan Ruiz y Joel Campbell forma un peligroso tridente.

No tiene nada que envidiar Van Gaal con Van Persie, Wesley Sneijder y con el estelar Robben, figura del equipo, ansioso por ganar un Mundial que se le escapó en la final de hace cuatro años en Sudáfrica.

La actual Holanda, repleta de jugadores jóvenes y con varias bajas por lesión, no se parece a la de Sudáfrica 2010. Van Gaal, fiel a su estilo, apostó por la seguridad de los astros consagrados junto a una corriente de sangre joven. Solo hay siete jugadores de los que perdieron la final con España.

“Nuestra meta ha sido desde el principio ser campeones del mundo. No somos un equipo extraordinario, pero somos difíciles de ganar, lo hemos demostrado”, dijo Van Gaal, más relajado que nunca.

UNA NARANJA JOVEN

La juventud del equipo “oranje” -cuatro de los cinco defensores habituales no superan los 25 años- ha permitido que los esquemas de Van Gaal sean maleables. Ante México, en octavos, el equipo holandés cambió su sistema táctico tres veces a lo largo de los 90 minutos y su juego fue en progreso constante hasta encontrar la remontada.

Necesitará esa flexibilidad para encontrar una respuesta en el mediocampo ante la ausencia del lesionado Nigel De Jong, baja segura para lo que reste de Mundial. También Pinto deberá solucionar la ausencia en defensa de Óscar Duarte, expulsado ante Grecia.

Pequeños detalles para dos equipos que buscan sus límites: Costa Rica desea seguir explorando territorio ignoto; y Holanda, lograr ese título que se le escapó tres veces y con el que se ha vuelto a ilusionar.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El oficio de Alemania se impuso a la joven Francia

Alemania hizo valer su tradición y oficio ante la joven Francia, para quedarse con el duelo de campeones del mundo y asegurarse un lugar en las semifinales del Mundial. Un cabezazo del zaguero Mats Hummels, al más puro estilo alemán, fue suficiente para que se impusiera el conjunto con más historia de los dos.

Alemania volvió a eliminar a Francia, como había hecho las últimas dos veces que ambos equipos se habían enfrentado en los Mundiales (en las semifinales de 1982 y 1986).
Fue suficiente el testazo del zaguero Mats Hummels al comienzo del partido, para que el equipo germano se asegurase su presencia en semifinales por cuarto Mundial consecutivo.
Ahora los teutones enfrentarán al local Brasil el martes en Belo Horizonte.
VOLVIÓ A LAS RAÍCES
Después de cuatro partidos en los que Alemania dejó dudas, el técnico Joachim Löw decidió volver a los orígenes y dio entrada a un equipo más acorde con el estilo clásico de entender el fútbol alemán.
Philipp Lahm regresó al lateral derecho y dejó su plaza en el centro del campo para Sami Khedira, que se reunió así de nuevo con Bastian Schweinsteiger en el doble pivote habitual en la selección desde Sudáfrica 2010.
El movimiento se intuía desde la apretada victoria en octavos ante Argelia, por lo que lo más sorprendente fue la inclusión de Miroslav Klose en ataque.
La decisión de Löw de utilizar un auténtico delantero centro en lugar de usar un “falso nueve” era una clara muestra de que el técnico se apartaba de su inspiración en el Bayern Munich de Josep Guardiola para dibujar un equipo más afín a lo que mostró en 2010.
El gol de Hummels a los 12 minutos de juego fue un guiño al viejo fútbol alemán. Una falta en un costado del área, un buen centro de Toni Kroos y un remate de cabeza de un fuerte y alto zaguero alemán.
Pocos equipos en la historia del fútbol han sacado tanto provecho a ese tipo de jugadas como Alemania. Y el estilizado y fino equipo de Löw, mucho más inclinado a elaborar su juego desde la posesión del balón, no parece dispuesto a despreciar una característica que ha dado muchas victorias a su país.
FRANCIA, SIN SORPRESAS
El técnico galo Didier Deschamps no presentó sorpresas, más allá de la inclusión de Antoine Griezmann por Olivier Giroud para acompañar a Karim Benzema en ataque.
El delantero del Real Madrid tuvo las mejores oportunidades en la primera mitad, pero le falló la puntería: primero remató contra Hummels un balón suelto en el área; luego cabeceó de nuevo contra el cuerpo del central alemán cuando estaba en una muy buena posición; y por último se fabricó el espacio con una diagonal desde el lado izquierdo, pero su tiro fue al medio del arco y no causó problemas al arquero alemán.
Tras una primera mitad en la que nadie tuvo un claro control del juego, la segunda parte arrancó sin cambios. En un Mundial en el que los ataques se han impuesto a las defensas, el torneo se encontraba de repente con un partido de rigor táctico, donde los dos equipos se respetaban demasiado para arriesgar.
Ambos buscaban mantener las posiciones, asegurar los pases y presionar el error del rival en el centro del campo para salir rápido al ataque.
LOS CAMBIOS
El primero en mover sus piezas fue Löw. A falta de poco más de 20 minutos para el final, retiró a un agotado Klose y dio entrada a Andre Schürrle, el hombre que revolucionó el partido ante Argelia.
Müller volvió así a la punta de ataque, mientras que el extremo del Chelsea se inclinó a la banda derecha.
Los minutos pasaban y Francia tenía que crear juego, lo que no ha sido su mejor virtud durante el torneo, donde mostró más efectividad que elaboración.
No obstante, Alemania dio un paso atrás en el último cuarto de hora y los “bleus” empezaron a amenazar el arco rival, principalmente cuando Griezmann lograba recibir algún pase en largo con sus desmarques a la banda.
Benzema tuvo entonces el empate en sus pies, pero después de hacer un magnífico recorte en el área, volvió a encontrarse con el cuerpo de un Hummels espléndido.
Schürrle pudo liquidar el partido en dos ocasiones gracias a dos veloces contragolpes, pero ambas veces se encontró con un rival en el camino.
Benzema tuvo el empate casi en el último segundo del partido, pero no era el día del delantero francés y su potente disparo de zurda fue desviado por Neuer. El sueño de la joven selección francesa se acabó, pero las bases para la Eurocopa 2016 en su país están puestas.
Desde que Löw es seleccionador, Alemania jugó la final de la Eurocopa 2008, además de las semifinales del Mundial 2010, la Eurocopa 2012 y el Mundial 2014. Solo le falta el título.

Alemania volvió a eliminar a Francia, como había hecho las últimas dos veces que ambos equipos se habían enfrentado en los Mundiales (en las semifinales de 1982 y 1986).

Fue suficiente el testazo del zaguero Mats Hummels al comienzo del partido, para que el equipo germano se asegurase su presencia en semifinales por cuarto Mundial consecutivo.

Ahora los teutones enfrentarán al local Brasil el martes en Belo Horizonte.

VOLVIÓ A LAS RAÍCES

Después de cuatro partidos en los que Alemania dejó dudas, el técnico Joachim Löw decidió volver a los orígenes y dio entrada a un equipo más acorde con el estilo clásico de entender el fútbol alemán.

Philipp Lahm regresó al lateral derecho y dejó su plaza en el centro del campo para Sami Khedira, que se reunió así de nuevo con Bastian Schweinsteiger en el doble pivote habitual en la selección desde Sudáfrica 2010.

El movimiento se intuía desde la apretada victoria en octavos ante Argelia, por lo que lo más sorprendente fue la inclusión de Miroslav Klose en ataque.

La decisión de Löw de utilizar un auténtico delantero centro en lugar de usar un “falso nueve” era una clara muestra de que el técnico se apartaba de su inspiración en el Bayern Munich de Josep Guardiola para dibujar un equipo más afín a lo que mostró en 2010.

El gol de Hummels a los 12 minutos de juego fue un guiño al viejo fútbol alemán. Una falta en un costado del área, un buen centro de Toni Kroos y un remate de cabeza de un fuerte y alto zaguero alemán.

Pocos equipos en la historia del fútbol han sacado tanto provecho a ese tipo de jugadas como Alemania. Y el estilizado y fino equipo de Löw, mucho más inclinado a elaborar su juego desde la posesión del balón, no parece dispuesto a despreciar una característica que ha dado muchas victorias a su país.

FRANCIA, SIN SORPRESAS

El técnico galo Didier Deschamps no presentó sorpresas, más allá de la inclusión de Antoine Griezmann por Olivier Giroud para acompañar a Karim Benzema en ataque.

El delantero del Real Madrid tuvo las mejores oportunidades en la primera mitad, pero le falló la puntería: primero remató contra Hummels un balón suelto en el área; luego cabeceó de nuevo contra el cuerpo del central alemán cuando estaba en una muy buena posición; y por último se fabricó el espacio con una diagonal desde el lado izquierdo, pero su tiro fue al medio del arco y no causó problemas al arquero alemán.

Tras una primera mitad en la que nadie tuvo un claro control del juego, la segunda parte arrancó sin cambios. En un Mundial en el que los ataques se han impuesto a las defensas, el torneo se encontraba de repente con un partido de rigor táctico, donde los dos equipos se respetaban demasiado para arriesgar.

Ambos buscaban mantener las posiciones, asegurar los pases y presionar el error del rival en el centro del campo para salir rápido al ataque.

LOS CAMBIOS

El primero en mover sus piezas fue Löw. A falta de poco más de 20 minutos para el final, retiró a un agotado Klose y dio entrada a Andre Schürrle, el hombre que revolucionó el partido ante Argelia.

Müller volvió así a la punta de ataque, mientras que el extremo del Chelsea se inclinó a la banda derecha.

Los minutos pasaban y Francia tenía que crear juego, lo que no ha sido su mejor virtud durante el torneo, donde mostró más efectividad que elaboración.

No obstante, Alemania dio un paso atrás en el último cuarto de hora y los “bleus” empezaron a amenazar el arco rival, principalmente cuando Griezmann lograba recibir algún pase en largo con sus desmarques a la banda.

Benzema tuvo entonces el empate en sus pies, pero después de hacer un magnífico recorte en el área, volvió a encontrarse con el cuerpo de un Hummels espléndido.

Schürrle pudo liquidar el partido en dos ocasiones gracias a dos veloces contragolpes, pero ambas veces se encontró con un rival en el camino.

Benzema tuvo el empate casi en el último segundo del partido, pero no era el día del delantero francés y su potente disparo de zurda fue desviado por Neuer. El sueño de la joven selección francesa se acabó, pero las bases para la Eurocopa 2016 en su país están puestas.

Desde que Löw es seleccionador, Alemania jugó la final de la Eurocopa 2008, además de las semifinales del Mundial 2010, la Eurocopa 2012 y el Mundial 2014. Solo le falta el título.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Se despidió el goleador

James Rodríguez se fue del Mundial, pero dejó un legado: los seis goles que lo transforman en el goleador del evento. El colombiano, que ayer explotó en lágrimas, verá por televisión lo que resta del torneo, después de haber anotado en los cinco partidos de su selección y haber sido una de las grandes figuras de la competencia.

James Rodríguez se despidió ayer del Mundial, al igual que toda Colombia. El jugador del Mónaco francés llegó con la ilusión de avanzar hasta donde más se pudiera, pero pocos colombianos pensaban que el equipo podría remar hasta los cuartos de final, instancia a la que nunca había llegado la selección “cafetera” en la historia de los Mundiales.
Un gol de antología en el partido por los octavos de final ante Uruguay y otros cinco contra el resto de los los rivales que enfrentó, sitúan a Rodríguez, de 22 años, como el máximo artillero del campeonato, hasta ahora.
En el último partido, frente a Brasil, el hábil futbolista no fue el mismo de los juegos anteriores, pero de todas formas dejó su sello en la red el arco de Julio César, al ejecutar de gran forma el tiro penal que le dio el gol del descuento a su selección.
ADIÓS CON LÁGRIMAS
Al final, cuando el árbitro levantó la mano y señaló la mitad del campo, Rodríguez no pudo contener las lágrimas.
El capitán brasileño Thiago Silva y el zaguero David Luiz fueron a consolarlo con abrazos. Después acudió Marcelo, pero fue David Luiz quien se quedó con su camiseta roja, dado que ayer Colombia utilizó su indumentaria de alternativa.
“La verdad es que ver a tantos ‘cracks’ abrazándome, me pone feliz”, dijo el colombiano tras el partido.
“Hay que levantar cabeza. Queríamos seguir en el Mundial, pero no se pudo. Estamos tristes, pero también tenemos que sentirnos orgullosos porque dejamos la piel en la cancha”, acotó.
Y después, al ser consultado por sus lágrimas, el “10” colombiano respondió: “Los hombres también lloran y más cuando sienten el dolor que sentimos nosotros”.
Feliz por el triunfo de su equipo y la clasificación a la semifinal, David Luiz -que anotó un soberbio gol de tiro libre-, salió de la cancha del estadio Castelao de Fortaleza con la camiseta de Rodríguez. Se la puso al revés y en el pecho decía “James”. Un homenaje para uno de esos jugadores que hicieron sentir que Colombia no llegó como relleno al Mundial y que dará pelea en la Copa América del próximo año.

James Rodríguez se despidió ayer del Mundial, al igual que toda Colombia. El jugador del Mónaco francés llegó con la ilusión de avanzar hasta donde más se pudiera, pero pocos colombianos pensaban que el equipo podría remar hasta los cuartos de final, instancia a la que nunca había llegado la selección “cafetera” en la historia de los Mundiales.

Un gol de antología en el partido por los octavos de final ante Uruguay y otros cinco contra el resto de los los rivales que enfrentó, sitúan a Rodríguez, de 22 años, como el máximo artillero del campeonato, hasta ahora.

En el último partido, frente a Brasil, el hábil futbolista no fue el mismo de los juegos anteriores, pero de todas formas dejó su sello en la red el arco de Julio César, al ejecutar de gran forma el tiro penal que le dio el gol del descuento a su selección.

ADIÓS CON LÁGRIMAS

Al final, cuando el árbitro levantó la mano y señaló la mitad del campo, Rodríguez no pudo contener las lágrimas.

El capitán brasileño Thiago Silva y el zaguero David Luiz fueron a consolarlo con abrazos. Después acudió Marcelo, pero fue David Luiz quien se quedó con su camiseta roja, dado que ayer Colombia utilizó su indumentaria de alternativa.

“La verdad es que ver a tantos ‘cracks’ abrazándome, me pone feliz”, dijo el colombiano tras el partido.

“Hay que levantar cabeza. Queríamos seguir en el Mundial, pero no se pudo. Estamos tristes, pero también tenemos que sentirnos orgullosos porque dejamos la piel en la cancha”, acotó.

Y después, al ser consultado por sus lágrimas, el “10” colombiano respondió: “Los hombres también lloran y más cuando sienten el dolor que sentimos nosotros”.

Feliz por el triunfo de su equipo y la clasificación a la semifinal, David Luiz -que anotó un soberbio gol de tiro libre-, salió de la cancha del estadio Castelao de Fortaleza con la camiseta de Rodríguez. Se la puso al revés y en el pecho decía “James”. Un homenaje para uno de esos jugadores que hicieron sentir que Colombia no llegó como relleno al Mundial y que dará pelea en la Copa América del próximo año.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La historia de los Mundiales

La providencia le dio mucho a Ronaldo, pero también le quitó: le otorgó una habilidad envidiable para resolver ante los arqueros rivales, pero después le envió una serie de lesiones que lo condenaron a vivir el lado más amargo del fútbol. Por eso el triunfo en Corea/Japón 2002 fue, ante todo, personal.

“Ni en mis mejores sueños ocurrió así. Fue un sueño maravilloso el que me tocó vivir en 2002. Mi felicidad era muy grande. Todo lo que ocurrió lo fui entendiendo muy de a poco”, aseguró el brasileño Ronaldo, que hoy tiene 37 años.
Ronaldo vivió un mes de ensueño en territorio asiático. No solo conquistó junto a sus compañeros el título del mundo, sino que además se alzó con el trofeo de máximo goleador con ocho dianas, dos de ellas en la final ante Alemania. Nadie había sumado tantos goles en un Mundial desde que el alemán Gerd Müller anotara 10 en México 1970.
Ronaldo quedó segundo, por detrás del arquero alemán Oliver Kahn, en la votación del mejor jugador del torneo -concluida antes de la final-, pero después la FIFA hizo justicia y le entregó su tercer premio al mejor jugador del mundo, el primero después de sus lesiones y problemas físicos.
“Mi gran victoria fue volver a jugar al fútbol, a hacer goles. La victoria coronó el esfuerzo del grupo maravilloso que logramos formar, pero también coronó mi lucha por la recuperación. Lo tomo como una victoria personal”, agregó.
EL SUFRIMIENTO PREVIO
La vida de Ronaldo había cambiado en otra final, la del Mundial de Francia 1998. Antes de la noche fatídica en el Stade de France todo había sido gloria: campeón mundial en Estados Unidos 1994 (aunque no jugó ningún minuto), mejor jugador del mundo en 1996 y 1997 y Balón de Oro en 1997, entre otros premios.
Pero la noche previa al gran partido ante Francia, Ronaldo sufrió un ataque epiléptico nunca bien aclarado, que lo anuló en la final. Su equipo fue borrado de la cancha y perdió 0-3. A partir de ese día, la luz del astro se fue apagando, hasta que en noviembre de 1999 sufrió la rotura parcial del tendón rotuliano de la rodilla derecha defendiendo al Inter de Milán.
Seis meses más tarde, en lo que debía ser su triunfal reaparición, se hizo la oscuridad total: rotura completa del mismo tendón. Siguieron 17 largos meses de recuperación prácticamente en solitario. Cuando llegó el Mundial 2002, Ronaldo había jugado solo 16 partidos con su club en toda la temporada, y la anterior la había pasado en blanco. Había estado en lo más alto, y había caído hasta lo más bajo. Por eso su alegría tras la final de Yokohama era indescriptible.
GOLES Y MÁS GOLES
Su torneo fue impecable, y por eso él fue el líder de un plantel brasileño plagado de estrellas: Rivaldo, Ronaldinho, Roberto Carlos, Kaká, Denilson, Cafú… Con su estrafalario corte de pelo (toda la cabeza rapada excepto un mechón en la frente), que su hijo le pidió que se quitase en cuanto regresó a casa, Ronaldo escribió todo un manual del buen delantero.
En la primera fase marcó ante Turquía (2-1), China (4-0) y dos goles ante Costa Rica (5-2). En octavos de final sumó de nuevo ante Bélgica (2-0), y solo Inglaterra (2-1) en cuartos de final pudo impedir que igualara el récord de su compatriota Jairzinho, que en México 1970 se convirtió en el único jugador que marcó en todos los partidos de un Mundial.
“No pensaba batir ningún récord. Solo quería marcar goles para ganar por quinta vez la Copa Mundial”.
Como los más grandes de la historia, Ronaldo sacó toda su magia en los momentos decisivos. En semifinales anotó el gol del triunfo ante Turquía (1-0), un tanto antológico tras regatear a varios contrarios y sacar un furioso remate imprevisto.
Y la redención definitiva estaba al alcance de su mano: solo quedaba la final. Y allí respondió a lo grande, con dos tantos ante el gigante Oliver Kahn, el hombre que casi en solitario había llevado a Alemania a la final.
Brasil era campeón y todas las cuentas estaban saldadas. “No diría que pagamos una deuda. Pero creo que nos sacamos un peso de nuestras conciencias. Los que habíamos estado en Francia 1998 no podíamos creer lo que habíamos vivido en aquella final. Pero en nuestro destino estaba escrito que debíamos esperar hasta 2002″.

“Ni en mis mejores sueños ocurrió así. Fue un sueño maravilloso el que me tocó vivir en 2002. Mi felicidad era muy grande. Todo lo que ocurrió lo fui entendiendo muy de a poco”, aseguró el brasileño Ronaldo, que hoy tiene 37 años.

Ronaldo vivió un mes de ensueño en territorio asiático. No solo conquistó junto a sus compañeros el título del mundo, sino que además se alzó con el trofeo de máximo goleador con ocho dianas, dos de ellas en la final ante Alemania. Nadie había sumado tantos goles en un Mundial desde que el alemán Gerd Müller anotara 10 en México 1970.

Ronaldo quedó segundo, por detrás del arquero alemán Oliver Kahn, en la votación del mejor jugador del torneo -concluida antes de la final-, pero después la FIFA hizo justicia y le entregó su tercer premio al mejor jugador del mundo, el primero después de sus lesiones y problemas físicos.

“Mi gran victoria fue volver a jugar al fútbol, a hacer goles. La victoria coronó el esfuerzo del grupo maravilloso que logramos formar, pero también coronó mi lucha por la recuperación. Lo tomo como una victoria personal”, agregó.

EL SUFRIMIENTO PREVIO

La vida de Ronaldo había cambiado en otra final, la del Mundial de Francia 1998. Antes de la noche fatídica en el Stade de France todo había sido gloria: campeón mundial en Estados Unidos 1994 (aunque no jugó ningún minuto), mejor jugador del mundo en 1996 y 1997 y Balón de Oro en 1997, entre otros premios.

Pero la noche previa al gran partido ante Francia, Ronaldo sufrió un ataque epiléptico nunca bien aclarado, que lo anuló en la final. Su equipo fue borrado de la cancha y perdió 0-3. A partir de ese día, la luz del astro se fue apagando, hasta que en noviembre de 1999 sufrió la rotura parcial del tendón rotuliano de la rodilla derecha defendiendo al Inter de Milán.

Seis meses más tarde, en lo que debía ser su triunfal reaparición, se hizo la oscuridad total: rotura completa del mismo tendón. Siguieron 17 largos meses de recuperación prácticamente en solitario. Cuando llegó el Mundial 2002, Ronaldo había jugado solo 16 partidos con su club en toda la temporada, y la anterior la había pasado en blanco. Había estado en lo más alto, y había caído hasta lo más bajo. Por eso su alegría tras la final de Yokohama era indescriptible.

GOLES Y MÁS GOLES

Su torneo fue impecable, y por eso él fue el líder de un plantel brasileño plagado de estrellas: Rivaldo, Ronaldinho, Roberto Carlos, Kaká, Denilson, Cafú… Con su estrafalario corte de pelo (toda la cabeza rapada excepto un mechón en la frente), que su hijo le pidió que se quitase en cuanto regresó a casa, Ronaldo escribió todo un manual del buen delantero.

En la primera fase marcó ante Turquía (2-1), China (4-0) y dos goles ante Costa Rica (5-2). En octavos de final sumó de nuevo ante Bélgica (2-0), y solo Inglaterra (2-1) en cuartos de final pudo impedir que igualara el récord de su compatriota Jairzinho, que en México 1970 se convirtió en el único jugador que marcó en todos los partidos de un Mundial.

“No pensaba batir ningún récord. Solo quería marcar goles para ganar por quinta vez la Copa Mundial”.

Como los más grandes de la historia, Ronaldo sacó toda su magia en los momentos decisivos. En semifinales anotó el gol del triunfo ante Turquía (1-0), un tanto antológico tras regatear a varios contrarios y sacar un furioso remate imprevisto.

Y la redención definitiva estaba al alcance de su mano: solo quedaba la final. Y allí respondió a lo grande, con dos tantos ante el gigante Oliver Kahn, el hombre que casi en solitario había llevado a Alemania a la final.

Brasil era campeón y todas las cuentas estaban saldadas. “No diría que pagamos una deuda. Pero creo que nos sacamos un peso de nuestras conciencias. Los que habíamos estado en Francia 1998 no podíamos creer lo que habíamos vivido en aquella final. Pero en nuestro destino estaba escrito que debíamos esperar hasta 2002″.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Escándalo mundial

Una treintena de personas formaba la red ilegal de reventa de entradas que desarticuló la policía brasileña. Un funcionario de la FIFA era el jefe de la banda que obtenía 900.000 dólares de ganancia por partido. Se investiga la posible participación de miembros de las federaciones de Brasil, Argentina y España.

La policía brasileña llevaba varios meses investigando la red ilegal de reventa de entradas que desarticuló recientemente en Río de Janeiro y San Pablo, y cuyo máximo jefe (según la propia policía) es un alto funcionario de la FIFA. Su identidad aún no ha sido revelada.
La policía brasileña informó también que no ha compartido datos con la FIFA por temor a posibles filtraciones, a pesar de las continuas declaraciones del órgano rector del fútbol mundial sobre su “total colaboración” con las autoridades brasileñas.
La operación, denominada “Jules Rimet”, ha supuesto por ahora la detención del empresario argelino Lamine Fofana, estrechamente vinculado al mundo del fútbol, junto con otras diez personas para las que se ha pedido una extensión de la prisión provisional.
GRONDONA EN LA MIRA
La FIFA se niega a ofrecer cualquier información adicional por tratarse “de una investigación en curso”, ni siquiera tras conocerse que al menos dos de las entradas revendidas ilegalmente pertenecían al argentino Humberto Grondona, hijo de Julio Grondona, vicepresidente de la FIFA y máximo responsable de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) desde 1979.
Grondona Jr. declaró a la cadena TyC sports que le vendió las entradas “a un amigo”. La entidad que dirige el fútbol mundial se limita a asegurar, mientras tanto, que está “rastreando el origen de las entradas revendidas para proceder a su cancelación y establecer las sanciones correspondientes”.
Los datos ofrecidos por Fábio Barucke, jefe de la Comisaría Nº 18 de Río de Janeiro, permiten establecer que Fofana actuaba como “cabecilla” de una red con altas conexiones en la propia FIFA que organizó un negocio ilegal de reventa de entradas del Mundial cuyos beneficios por partido ascendían a dos millones de reales (900.000 dólares). La red estaba compuesta por una treintena de personas. La investigación policial en curso implica también a Match, la empresa que tiene los derechos exclusivos para la venta de paquetes de lujo (y que tiene entre sus socios a Phillip Blatter, sobrino del presidente de la FIFA). Camila Donato, asesora de prensa de la policía de Río de Janeiro, afirmó por su parte que la policía investiga la posible participación de miembros de las federaciones de Brasil, Argentina y España.
ESTRELLAS INVOLUCRADAS
Según la prensa brasileña, la lista de personas investigadas por la policía incluye a los exfutbolistas Dunga y Junior Baiano, a los campeones del mundo en 1970 Carlos Alberto y Jairzinho, y a Roberto de Assis, hermano y representante de Ronaldinho. Todos ellos han tenido contacto reciente y comprobado con Fofana, que fue detenido en un apartamento propiedad del propio Junior Baiano.
Según el responsable de la investigación, el funcionario sospechoso de la FIFA aparece repetidamente en grabaciones efectuadas por la policía al empresario argelino con autorización judicial y alguno de los detenidos habría confesado que este es el cuarto Mundial en el que lucran con la reventa ilegal de entradas. “El beneficio era tan alto que pueden esperar de una Copa a otra sin hacer más nada”, afirmó el comisario Barucke. Los sospechosos afrontan acusaciones de lavado de dinero, asociación criminal y comercio ilegal. El abogado de Fofana, Alexandre Corrêa, declaró que el encarcelamiento de su defendido es “arbitrario” y ha negado todas las acusaciones.
TERREMOTO EN LA FIFA
La noticia de la desarticulación de la banda ha causado un visible terremoto en la FIFA, que aunque públicamente se compromete a cooperar en la investigación, califica de “rumor” la implicación de alguno de sus miembros y ha organizado varias reuniones a puertas cerradas para tratar de calibrar la magnitud del problema.
La lucha contra la reventa de entradas ha sido una de las principales apuestas del organismo en los últimos tres meses, poniendo énfasis en la persecución de esta actividad “ilegal”. Pero resultó que la manzana podrida estaba dentro del cajón.

La policía brasileña llevaba varios meses investigando la red ilegal de reventa de entradas que desarticuló recientemente en Río de Janeiro y San Pablo, y cuyo máximo jefe (según la propia policía) es un alto funcionario de la FIFA. Su identidad aún no ha sido revelada.

La policía brasileña informó también que no ha compartido datos con la FIFA por temor a posibles filtraciones, a pesar de las continuas declaraciones del órgano rector del fútbol mundial sobre su “total colaboración” con las autoridades brasileñas.

La operación, denominada “Jules Rimet”, ha supuesto por ahora la detención del empresario argelino Lamine Fofana, estrechamente vinculado al mundo del fútbol, junto con otras diez personas para las que se ha pedido una extensión de la prisión provisional.

GRONDONA EN LA MIRA

La FIFA se niega a ofrecer cualquier información adicional por tratarse “de una investigación en curso”, ni siquiera tras conocerse que al menos dos de las entradas revendidas ilegalmente pertenecían al argentino Humberto Grondona, hijo de Julio Grondona, vicepresidente de la FIFA y máximo responsable de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) desde 1979.

Grondona Jr. declaró a la cadena TyC sports que le vendió las entradas “a un amigo”. La entidad que dirige el fútbol mundial se limita a asegurar, mientras tanto, que está “rastreando el origen de las entradas revendidas para proceder a su cancelación y establecer las sanciones correspondientes”.

Los datos ofrecidos por Fábio Barucke, jefe de la Comisaría Nº 18 de Río de Janeiro, permiten establecer que Fofana actuaba como “cabecilla” de una red con altas conexiones en la propia FIFA que organizó un negocio ilegal de reventa de entradas del Mundial cuyos beneficios por partido ascendían a dos millones de reales (900.000 dólares). La red estaba compuesta por una treintena de personas. La investigación policial en curso implica también a Match, la empresa que tiene los derechos exclusivos para la venta de paquetes de lujo (y que tiene entre sus socios a Phillip Blatter, sobrino del presidente de la FIFA). Camila Donato, asesora de prensa de la policía de Río de Janeiro, afirmó por su parte que la policía investiga la posible participación de miembros de las federaciones de Brasil, Argentina y España.

ESTRELLAS INVOLUCRADAS

Según la prensa brasileña, la lista de personas investigadas por la policía incluye a los exfutbolistas Dunga y Junior Baiano, a los campeones del mundo en 1970 Carlos Alberto y Jairzinho, y a Roberto de Assis, hermano y representante de Ronaldinho. Todos ellos han tenido contacto reciente y comprobado con Fofana, que fue detenido en un apartamento propiedad del propio Junior Baiano.

Según el responsable de la investigación, el funcionario sospechoso de la FIFA aparece repetidamente en grabaciones efectuadas por la policía al empresario argelino con autorización judicial y alguno de los detenidos habría confesado que este es el cuarto Mundial en el que lucran con la reventa ilegal de entradas. “El beneficio era tan alto que pueden esperar de una Copa a otra sin hacer más nada”, afirmó el comisario Barucke. Los sospechosos afrontan acusaciones de lavado de dinero, asociación criminal y comercio ilegal. El abogado de Fofana, Alexandre Corrêa, declaró que el encarcelamiento de su defendido es “arbitrario” y ha negado todas las acusaciones.

TERREMOTO EN LA FIFA

La noticia de la desarticulación de la banda ha causado un visible terremoto en la FIFA, que aunque públicamente se compromete a cooperar en la investigación, califica de “rumor” la implicación de alguno de sus miembros y ha organizado varias reuniones a puertas cerradas para tratar de calibrar la magnitud del problema.

La lucha contra la reventa de entradas ha sido una de las principales apuestas del organismo en los últimos tres meses, poniendo énfasis en la persecución de esta actividad “ilegal”. Pero resultó que la manzana podrida estaba dentro del cajón.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Brasil no espera “una guerra” ante Colombi

Brasil enfrentará esta tarde a Colombia en Fortaleza, por los cuartos de final del Mundial, y el técnico norteño, Luiz Felipe Scolari, espera que sea un partido más sencillo que el anterior. “No será igual, porque es mucho más difícil jugar ante Chile que contra Colombia. Nuestros partidos con Colombia son partidos alegres”, argumentó.

Brasil enfrentará esta tarde a Colombia en Fortaleza, por los cuartos de final del Mundial, y el técnico norteño, Luiz Felipe Scolari, espera que sea un partido más sencillo que el anterior. “No será igual, porque es mucho más difícil jugar ante Chile que contra Colombia. Nuestros partidos con Colombia son partidos alegres”, argumentó.

Para Colombia, el de hoy es el partido más importante de su historia, ya que jamás había llegado a los cuartos de final en un Mundial, a lo que se suma la sensación de que esta vez, a diferencia de otros tiempos, su nivel de juego no es inferior al del combinado norteño.
Para Brasil, en cambio, el choque supone una nueva oportunidad para que el seleccionador Luiz Felipe Scolari logre convencer a su afición, después de actuaciones apagadas que culminaron en el dramático partido ante Chile en octavos. El entrenador dejó en claro que espera un juego menos duro que la batalla de 120 minutos y penales librada ante los trasandinos. “Es mucho más difícil jugar ante Chile que contra Colombia, porque no es una guerra. Nuestros partidos con Colombia son partidos alegres, disputados con fuerza, energía, pero no existe una rivalidad. Nuestras guerras son con Chile, Uruguay y Argentina”, aseguró Scolari.
El juego mediocre presentado por los pentacampeones en lo que va del Mundial y la crisis de llanto que afectó a varios jugadores brasileños durante el partido con Chile son argumentos adicionales para alimentar las esperanzas de los colombianos, pese a que el último triunfo del equipo cafetero sobre Brasil ocurrió en el lejano 1991.
“UN BRASIL FANTASMA”
“Yo veo a un Brasil fantasma”, dijo el exfutbolista colombiano Adolfo “El Tren” Valencia, al asegurar que el equipo dirigido por el argentino José Pekerman “tiene todas las posibilidades de ganar y llegar a semifinales”.
Pekerman, sin embargo, evitó demostrar confianza excesiva: “Sabemos que el encuentro va a ser muy difícil. Es un rival de altísimo nivel, pero estamos preparados para disfrutar de este partido”.
Al mismo tiempo aseguró que su equipo no se intimidará ante los anfitriones del Mundial: “Respetamos a Brasil y sabemos que tiene a grandes jugadores, pero Colombia también los tiene. El partido va a ser interesante y muy parejo”.
Mucho más confiado se manifestó Scolari: “Brasil está con una mano en la Copa. Son siete pasos y ahora daremos el quinto”, aseguró el entrenador brasileño.
Según el astro Neymar, Brasil ya superó la crisis de nervios del choque con Chile y los tropiezos y las críticas tuvieron el efecto de fortalecer al equipo.
“Hemos enfrentado a la mejor selección que ha tenido Chile en su historia y ganamos. Cada uno de nosotros superó su dolor y su cansancio y todos corrieron hasta el final. La victoria aumentó nuestra confianza”, aseveró el delantero, quien librará un duelo personal con el artillero colombiano James Rodríguez.
Pekerman mantuvo misterio en torno a la alineación titular, y afirmó que no descarta algún cambio en el once inicial.
Scolari, por su parte, tendrá que prescindir ante el ofensivo equipo cafetero de su “sheriff”” el volante Luiz Gustavo, quien cumplirá suspensión por doble amarilla y será reemplazado por Paulinho.
Maradona se quedó sin acreditación

La FIFA decidió negarle el ingreso a los estadios del Mundial a Diego Maradona por los cuestionamientos del exfutbolistadel seleccionado argentino a la entidad madre del fútbol.

“Dirigentes de la FIFA avisaron que no quieren a Diego Maradona recorriendo los lugares VIP de los palcos de los estadios de la Copa del Mundo”, informó el diario Folha de San Pablo.

El medio paulista resaltó además que durante las visitas de Maradona a los escenarios del Mundial, el público brasileño lo trató con “hospitalidad y gestos de admiración2, a pesar de la rivalidad futbolística entre ambos países.

Maradona ha cuestionado en varias oportunidades el accionar de la FIFA durante este Mundial y la última fue su reprobación a la sanción disciplinaria que le aplicaron a Luis Suárez por morder al italiano Chiellini.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Francia – Alemania, un clásico para abrir los cuartos de final

Francia y Alemania se miden hoy en Río de Janeiro en un clásico cuyo ganador tendrá como premio un puesto en las semifinales del Mundial. Los dos llegan de manera diferente: en el equipo teutón, el entusiasmo del inicio dio paso a la desconfianza, mientras que el conjunto galo recuperó la confianza en el equipo que parecía perdida.

Los cuartos de final del Mundial se abrirán con el duelo entre dos históricos: Francia ante Alemania. El conjunto germano llega al partido lleno de dudas, después de sufrir para deshacerse de Argelia en octavos; al tiempo que Francia ha mostrado uno de los juegos más sólidos del torneo, aunque también tuvo que esperar a los últimos 10 minutos para definir su partido ante Nigeria en la ronda anterior.
El ambiente que rodea a ambos equipos es bien distinto. Después de la decepción de Sudáfrica 2010, en la que fue eliminada en la fase de grupos, Francia recuperó el amor y la confianza en el equipo.
En Alemania, por el contrario, el entusiasmo que despertaba el juego alegre del equipo dirigido por Joachim Löw, inspirado en la España campeona de 2010, ha dado paso a la desconfianza.
Aunque tiene contrato hasta 2016, el técnico germano se juega gran parte de su crédito en Brasil, donde está al frente del equipo por cuarto torneo consecutivo.
Bajo su dirección, el equipo logró el subcampeonato europeo en 2008 y llegó a las semifinales del Mundial 2010 y la Eurocopa 2012, pero la actual generación de jugadores alemanes quiere un título que avale la transformación filosófica y estética del fútbol alemán.
DE MÁS A MENOS
Löw necesita encontrar la fórmula que haga funcionar a un equipo que, tras golear 4-0 a Portugal en el debut, fue de más a menos en el torneo. El alemán podría modificar el dibujo táctico, introducir cambios en el equipo, remodelar la delantera, devolver a Philipp Lahm a la defensa o nada de todo eso.
“Nadie sabe realmente cómo será la alineación. Eso se sabrá sólo el día del partido”, advirtió el atacante André Schürrle, que revitalizó al equipo emergiendo del banco en el partido anterior y podría ser una de las novedades en la alineación ante Francia.
Pocos saben lo que pasa por la cabeza del técnico alemán, quien asegura tener todo “el plan” del partido “en la cabeza”. “Estoy totalmente relajado y afronto el desafío con absoluta confianza”, dijo Löw.
Si Lahm vuelve a la línea de cuatro de la defensa, Sami Khedira y Bastian Schweinsteiger podrían ocupar de nuevo el doble pivote, como en Sudáfrica 2010.
“El gen ganador es importante”, advirtió Löw, en una llamada a los viejos valores competitivos de Alemania, tres veces campeona del mundo y cuatro subcampeona.
“Francia es un rival enorme con grandes jugadores, por lo que la voluntad de llegar a la final, la capacidad de superarse y la fuerza con la que se desea la victoria serán valores decisivos”, añadió.
LOS ANTECEDENTES
Francia y Alemania se enfrentaron en tres Mundiales anteriores. Los galos solo se impusieron en la primera, con un 6-3 en el partido por el tercer y cuarto puesto de Suecia 1958. Después, los germanos infligieron dos duras derrotas a los “bleus” en las semifinales de España 1982 y México 1986.
La primera de ellas todavía se recuerda con amargura en Francia, por dos motivos: porque el portero alemán Harald Schumacher se convirtió en un villano tras su patada brutal a Patrick Battiston (por la que no fue sancionado) y porque los galos desperdiciaron una ventaja de 3-1 en el propio alargue, para terminar perdiendo por penales.
Treinta y dos años después, sin embargo, el seleccionador francés, Didier Deschamps, no quiere oír hablar de revanchas. “La mayoría de los jugadores ni siquiera habían nacido. ¿Qué les voy a contar? Yo tenía sólo 14 años”, comentó el técnico.
La joven selección francesa tiene además muy poco que ver con el equipo liderado entonces por Michel Platini. La finura e imaginación de entonces se transformó ahora en fuerza y eficacia, representada principalmente por la presencia imponente de Paul Pogba en el centro del campo.
“¿Miedo a Alemania? No tenemos miedo de nadie”, respondió Pogba, de 21 años.

Los cuartos de final del Mundial se abrirán con el duelo entre dos históricos: Francia ante Alemania. El conjunto germano llega al partido lleno de dudas, después de sufrir para deshacerse de Argelia en octavos; al tiempo que Francia ha mostrado uno de los juegos más sólidos del torneo, aunque también tuvo que esperar a los últimos 10 minutos para definir su partido ante Nigeria en la ronda anterior.

El ambiente que rodea a ambos equipos es bien distinto. Después de la decepción de Sudáfrica 2010, en la que fue eliminada en la fase de grupos, Francia recuperó el amor y la confianza en el equipo.

En Alemania, por el contrario, el entusiasmo que despertaba el juego alegre del equipo dirigido por Joachim Löw, inspirado en la España campeona de 2010, ha dado paso a la desconfianza.

Aunque tiene contrato hasta 2016, el técnico germano se juega gran parte de su crédito en Brasil, donde está al frente del equipo por cuarto torneo consecutivo.

Bajo su dirección, el equipo logró el subcampeonato europeo en 2008 y llegó a las semifinales del Mundial 2010 y la Eurocopa 2012, pero la actual generación de jugadores alemanes quiere un título que avale la transformación filosófica y estética del fútbol alemán.

DE MÁS A MENOS

Löw necesita encontrar la fórmula que haga funcionar a un equipo que, tras golear 4-0 a Portugal en el debut, fue de más a menos en el torneo. El alemán podría modificar el dibujo táctico, introducir cambios en el equipo, remodelar la delantera, devolver a Philipp Lahm a la defensa o nada de todo eso.

“Nadie sabe realmente cómo será la alineación. Eso se sabrá sólo el día del partido”, advirtió el atacante André Schürrle, que revitalizó al equipo emergiendo del banco en el partido anterior y podría ser una de las novedades en la alineación ante Francia.

Pocos saben lo que pasa por la cabeza del técnico alemán, quien asegura tener todo “el plan” del partido “en la cabeza”. “Estoy totalmente relajado y afronto el desafío con absoluta confianza”, dijo Löw.

Si Lahm vuelve a la línea de cuatro de la defensa, Sami Khedira y Bastian Schweinsteiger podrían ocupar de nuevo el doble pivote, como en Sudáfrica 2010.

“El gen ganador es importante”, advirtió Löw, en una llamada a los viejos valores competitivos de Alemania, tres veces campeona del mundo y cuatro subcampeona.

“Francia es un rival enorme con grandes jugadores, por lo que la voluntad de llegar a la final, la capacidad de superarse y la fuerza con la que se desea la victoria serán valores decisivos”, añadió.

LOS ANTECEDENTES

Francia y Alemania se enfrentaron en tres Mundiales anteriores. Los galos solo se impusieron en la primera, con un 6-3 en el partido por el tercer y cuarto puesto de Suecia 1958. Después, los germanos infligieron dos duras derrotas a los “bleus” en las semifinales de España 1982 y México 1986.

La primera de ellas todavía se recuerda con amargura en Francia, por dos motivos: porque el portero alemán Harald Schumacher se convirtió en un villano tras su patada brutal a Patrick Battiston (por la que no fue sancionado) y porque los galos desperdiciaron una ventaja de 3-1 en el propio alargue, para terminar perdiendo por penales.

Treinta y dos años después, sin embargo, el seleccionador francés, Didier Deschamps, no quiere oír hablar de revanchas. “La mayoría de los jugadores ni siquiera habían nacido. ¿Qué les voy a contar? Yo tenía sólo 14 años”, comentó el técnico.

La joven selección francesa tiene además muy poco que ver con el equipo liderado entonces por Michel Platini. La finura e imaginación de entonces se transformó ahora en fuerza y eficacia, representada principalmente por la presencia imponente de Paul Pogba en el centro del campo.

“¿Miedo a Alemania? No tenemos miedo de nadie”, respondió Pogba, de 21 años.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Los aspirantes de Europa

La joven Holanda, la aún más joven Bélgica, la Francia de Karim Benzema y la Alemania del control de pelota son los cuatro representantes del Viejo Continente que buscan la hazaña de consagrarse en territorio americano, algo inédito en la historia de los Mundiales. Estas son las virtudes y los defectos de los cuatro combinados europeos.

Alemania, Francia, Holanda y Bélgica son los sobrevivientes de Europa en el Mundial, luego de que otras selecciones de la talla de Italia, España o Inglaterra quedaran rápidamente fuera de carrera. Estas son las virtudes y los defectos de los cuatro representantes del Viejo Continente que aún sueñan con transformarse en el primer europeo en ser campeón en América.
ALEMANIA
Fortalezas: 1) La convicción para sostener una idea de juego: crecer a partir del toque y la posesión. 2) La tarea del portero Manuel Neuer como último hombre permite adelantar las líneas del equipo. “Pocas veces vi un líbero mejor, tal vez incluso mejor que Beckenbauer”, lo elogió el exarquero Andreas Köpke. 3) La versatilidad de Thomas Müller y la cantidad de muy buenos rematadores de media distancia.
Debilidades: 1) Sin Marco Reus ni Lukas Podolski se ha quedado sin fútbol por las bandas y solo Philipp Lahm, si juega de lateral, aporta profundidad y peligro. 2) Mesut Özil y Mario Götze no terminan de arrancar, y el equipo tiende a atascarse por el centro.
HOLANDA
Fortalezas: 1) El orden, la fuerza y la resistencia física para defender, que es la prioridad, y los conocimientos y variantes del técnico Louis van Gaal, “el mejor entrenador táctico del mundo”, según el jugador Dirk Kuyt. 2) La velocidad y habilidad de Arjen Robben, hasta ahora imparable para los rivales, y el poder de gol de Robin Van Persie o Klaas-Jan Huntelaar.
Debilidades: 1) Le cuesta mucho llevar el peso del juego y pierde eficacia cuando el rival lo espera atrás y le achica los espacios. 2) Quedan dudas sobre la madurez de una defensa muy joven.
FRANCIA
Fortalezas: 1) El poderío físico de la mitad de la cancha con Pogba, Cabaye y Matuidi es la base. 2) La velocidad de los centrales Varane-Koscielny para el anticipo y los cruces. 3) El buen momento de Benzema y el cambio de ritmo que imponen Valbuena y Griezmann por las bandas.
Debilidades: 1) La falta de un enganche con clase para repartir juego por detrás de la delantera convierte a Pogba en única referencia, y el equipo se hace previsible. 2) Las dudas del técnico, Didier Deschamps, en la composición del ataque.
BÉLGICA
Fortalezas: 1) “¿Qué quiere decir jugar bonito?”, se preguntaba hace unos días Marc Wilmots, el técnico belga. Debería saberlo porque su equipo lo hace a través de una generosa propuesta de ataque, mucha dinámica y buenos intérpretes. 2) Gran potencia aérea en las dos áreas, con Daniel Van Buyten, Vincente Kompany, Marouane Fellaini y eventualmente Romelu Lukaku. 3) Un grandísimo arquero en estado de gracia como Thibaut Courtois y la magia de Eden Hazard.
Debilidades: 1) Falta de continuidad en el juego, con cortocircuitos muy marcados. 2) Axel Witsel queda aislado en el medio y expuesto al contraataque. 3) Le cuesta mucho plasmar en resultados su volumen de llegadas al área.

Alemania, Francia, Holanda y Bélgica son los sobrevivientes de Europa en el Mundial, luego de que otras selecciones de la talla de Italia, España o Inglaterra quedaran rápidamente fuera de carrera. Estas son las virtudes y los defectos de los cuatro representantes del Viejo Continente que aún sueñan con transformarse en el primer europeo en ser campeón en América.

ALEMANIA

Fortalezas: 1) La convicción para sostener una idea de juego: crecer a partir del toque y la posesión. 2) La tarea del portero Manuel Neuer como último hombre permite adelantar las líneas del equipo. “Pocas veces vi un líbero mejor, tal vez incluso mejor que Beckenbauer”, lo elogió el exarquero Andreas Köpke. 3) La versatilidad de Thomas Müller y la cantidad de muy buenos rematadores de media distancia.

Debilidades: 1) Sin Marco Reus ni Lukas Podolski se ha quedado sin fútbol por las bandas y solo Philipp Lahm, si juega de lateral, aporta profundidad y peligro. 2) Mesut Özil y Mario Götze no terminan de arrancar, y el equipo tiende a atascarse por el centro.

HOLANDA

Fortalezas: 1) El orden, la fuerza y la resistencia física para defender, que es la prioridad, y los conocimientos y variantes del técnico Louis van Gaal, “el mejor entrenador táctico del mundo”, según el jugador Dirk Kuyt. 2) La velocidad y habilidad de Arjen Robben, hasta ahora imparable para los rivales, y el poder de gol de Robin Van Persie o Klaas-Jan Huntelaar.

Debilidades: 1) Le cuesta mucho llevar el peso del juego y pierde eficacia cuando el rival lo espera atrás y le achica los espacios. 2) Quedan dudas sobre la madurez de una defensa muy joven.

FRANCIA

Fortalezas: 1) El poderío físico de la mitad de la cancha con Pogba, Cabaye y Matuidi es la base. 2) La velocidad de los centrales Varane-Koscielny para el anticipo y los cruces. 3) El buen momento de Benzema y el cambio de ritmo que imponen Valbuena y Griezmann por las bandas.

Debilidades: 1) La falta de un enganche con clase para repartir juego por detrás de la delantera convierte a Pogba en única referencia, y el equipo se hace previsible. 2) Las dudas del técnico, Didier Deschamps, en la composición del ataque.

BÉLGICA

Fortalezas: 1) “¿Qué quiere decir jugar bonito?”, se preguntaba hace unos días Marc Wilmots, el técnico belga. Debería saberlo porque su equipo lo hace a través de una generosa propuesta de ataque, mucha dinámica y buenos intérpretes. 2) Gran potencia aérea en las dos áreas, con Daniel Van Buyten, Vincente Kompany, Marouane Fellaini y eventualmente Romelu Lukaku. 3) Un grandísimo arquero en estado de gracia como Thibaut Courtois y la magia de Eden Hazard.

Debilidades: 1) Falta de continuidad en el juego, con cortocircuitos muy marcados. 2) Axel Witsel queda aislado en el medio y expuesto al contraataque. 3) Le cuesta mucho plasmar en resultados su volumen de llegadas al área.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Los aspirantes de América

El Brasil de Neymar y sus centrales, la Argentina de Lionel Messi, la Colombia de James Rodríguez y la sorprendente Costa Rica son los cuatro representantes americanos que siguen vivos en el Mundial. Marca la tradición que cada Copa del Mundo que se desarrolló en nuestro continente fue ganada por un combinado local.

Si se cumple la tradición, Brasil, Argentina, Colombia o Costa Rica levantarán la Copa del Mundo el domingo 13 en el mítico Maracaná de Río de Janeiro.
Según la leyenda, cada Mundial disputado en nuestro continente fue ganado por una selección americana. Si hilamos más fino, podríamos decir que los campeones siempre fueron sudamericanos, por lo que descartaríamos a la selección centroamericana.
Sea como sea, estos son los defectos y virtudes de cada uno de los conjuntos americanos que siguen en carrera.
BRASIL
Fortalezas: 1) En contra de lo que indica la historia, lo mejor del equipo está atrás, en el estado de gracia del arquero Julio César y en la solidez de los centrales, David Luiz y Thiago Silva. 2) Neymar, con cuatro goles, y el aliento de la “torcida” ponen el resto.
Debilidades: 1) No hay un plan de juego definido ni fluidez en la circulación de la pelota. “No hay mediocampo”, dice sin vueltas el legendario Tostao. 2) La exigencia de ganar el título altera el sistema nervioso de todos.
COLOMBIA
Fortalezas: 1) El equilibrio general del equipo, el respeto por la pelota y el sentido colectivo del juego para atacar y defender. 2) Muy buenos rendimientos individuales: además de James Rodríguez, la revelación del torneo, destacaron Cuadrado, Sánchez, Aguilar o Armero. 3) El sentido de grupo está muy incorporado: “Somos una familia”, asegura el técnico José Pekerman.
Debilidades: 1) En cada partido tiene peligrosas caídas de tensión. 2) Los delanteros no acaban de sintonizar con el resto del equipo. 3) La fortaleza mental en una instancia tan avanzada está por comprobar.
COSTA RICA
Fortalezas: 1) Es un equipo muy trabajado tácticamente que privilegia el control de los espacios al manejo de la pelota, fiel a la idea de su entrenador, Jorge Luis Pinto, para quien la posesión “es un concepto pasado de moda”. 2) Destacan Keylor Navas en el arco, la tarea del doble pivote Tejeda-Borges para sostener la estructura del sistema, las transiciones rápidas y la fuerza de Bryan Ruiz y Joel Campbell para ganar en ataque.
Debilidades: 1) Carece de grandes talentos. 2) Se repliegan en exceso si tienen que defender un resultado y quedan muy expuestos. 3) El sobreesfuerzo ante Grecia les puede pasar factura.
ARGENTINA
Fortalezas: 1) Podrían resumirse en dos palabras: Lionel Messi. 2) Además del genial número “10”, también la habilidad y empeño de Ángel Di María y el trabajo incansable de Javier Mascherano son positivos. 3) La fuerza mental del grupo es un factor tan valioso como la suerte, que por ahora juega claramente a su favor.
Debilidades: 1) El arquero Sergio Romero alterna aciertos y fallos, la defensa no da seguridad, la circulación en el mediocampo, cuando existe, es muy lenta. 2) El equipo tiene poco desborde por afuera y el “9”, hasta ahora Gonzalo Higuaín, ni participa en el juego ni anota. 3) “El pibe (Messi) está muy solo”, se queja Diego Maradona.

Si se cumple la tradición, Brasil, Argentina, Colombia o Costa Rica levantarán la Copa del Mundo el domingo 13 en el mítico Maracaná de Río de Janeiro.

Según la leyenda, cada Mundial disputado en nuestro continente fue ganado por una selección americana. Si hilamos más fino, podríamos decir que los campeones siempre fueron sudamericanos, por lo que descartaríamos a la selección centroamericana.

Sea como sea, estos son los defectos y virtudes de cada uno de los conjuntos americanos que siguen en carrera.

BRASIL

Fortalezas: 1) En contra de lo que indica la historia, lo mejor del equipo está atrás, en el estado de gracia del arquero Julio César y en la solidez de los centrales, David Luiz y Thiago Silva. 2) Neymar, con cuatro goles, y el aliento de la “torcida” ponen el resto.

Debilidades: 1) No hay un plan de juego definido ni fluidez en la circulación de la pelota. “No hay mediocampo”, dice sin vueltas el legendario Tostao. 2) La exigencia de ganar el título altera el sistema nervioso de todos.

COLOMBIA

Fortalezas: 1) El equilibrio general del equipo, el respeto por la pelota y el sentido colectivo del juego para atacar y defender. 2) Muy buenos rendimientos individuales: además de James Rodríguez, la revelación del torneo, destacaron Cuadrado, Sánchez, Aguilar o Armero. 3) El sentido de grupo está muy incorporado: “Somos una familia”, asegura el técnico José Pekerman.

Debilidades: 1) En cada partido tiene peligrosas caídas de tensión. 2) Los delanteros no acaban de sintonizar con el resto del equipo. 3) La fortaleza mental en una instancia tan avanzada está por comprobar.

COSTA RICA

Fortalezas: 1) Es un equipo muy trabajado tácticamente que privilegia el control de los espacios al manejo de la pelota, fiel a la idea de su entrenador, Jorge Luis Pinto, para quien la posesión “es un concepto pasado de moda”. 2) Destacan Keylor Navas en el arco, la tarea del doble pivote Tejeda-Borges para sostener la estructura del sistema, las transiciones rápidas y la fuerza de Bryan Ruiz y Joel Campbell para ganar en ataque.

Debilidades: 1) Carece de grandes talentos. 2) Se repliegan en exceso si tienen que defender un resultado y quedan muy expuestos. 3) El sobreesfuerzo ante Grecia les puede pasar factura.

ARGENTINA

Fortalezas: 1) Podrían resumirse en dos palabras: Lionel Messi. 2) Además del genial número “10”, también la habilidad y empeño de Ángel Di María y el trabajo incansable de Javier Mascherano son positivos. 3) La fuerza mental del grupo es un factor tan valioso como la suerte, que por ahora juega claramente a su favor.

Debilidades: 1) El arquero Sergio Romero alterna aciertos y fallos, la defensa no da seguridad, la circulación en el mediocampo, cuando existe, es muy lenta. 2) El equipo tiene poco desborde por afuera y el “9”, hasta ahora Gonzalo Higuaín, ni participa en el juego ni anota. 3) “El pibe (Messi) está muy solo”, se queja Diego Maradona.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Suárez al Barcelona

Después de varios días de negociación, el Barcelona de España llegó a acuerdo con el Liverpool de Inglaterra por el traspaso de Luis Suárez. El conjunto catalán pagará 90 millones de euros por el goleador salteño (122.450.000 dólares), a quien la FIFA ayer habilitó para entrenarse con su club. Es el cuarto pase más caro de la historia del fútbol.

Barcelona de España pagará 90 millones de euros por Luis Suárez en lo que será la cuarta transferencia más importante de la historia. El propio Barcelona desembolsó un total de 99,7 millones de euros por el brasileño Neymar, que era jugador del Santos de Brasil; Real Madrid pagó 94 millones al Manchester United por el portugués Cristiano Ronaldo; y el propio club merengue abonó 91 millones al Tottenham inglés por el galés Gareth Bale.
El acuerdo entre Barcelona y Liverpool se consumó en la noche de ayer, según aseguraron los medios españoles, quienes añadieron que los dirigentes de ambos clubes llevaban varios días reuniéndose en Londres. Ayer también se llegó a un acuerdo con el jugador por su salario, aunque el mismo no trascendió.
Se había manejado la posibilidad de incluir al delantero chileno Alexis Sánchez en la operación para abaratar el precio del “Pistolero”, ya que sería un jugador del gusto de los “reds” y se revalorizó tras su gran Mundial. Sin embargo, esta opción quedó descartada, lo que elevó el “precio” de Suárez.
PRESENTARON
APELACIÓN
La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) presentó ayer el recurso de apelación contra la sanción sufrida por Suárez en el Mundial.
“No podemos hacer más comentarios sobre este caso porque se ha registrado una apelación”, confirmó Claudio Sulser, presidente de la comisión de disciplina de la FIFA.
El propio delantero había presentado una apelación personal, elaborada por sus abogados españoles, que es independiente al escrito que elevó la AUF a la FIFA.
La intención de la AUF es que el fallo salga antes de que termine el Mundial, dado que el tema de la sanción aún está en el tapete, y muchos protagonistas del evento han calificado como “desproporcionada” la pena que recibió el salteño.
Suárez fue sancionado con nueve partidos oficiales de suspensión con la selección uruguaya e inhabilitado durante cuatro meses de realizar cualquier actividad relacionada con el fútbol, tras haber mordido al defensa italiano Giorgio Chiellini durante el Mundial.

Barcelona de España pagará 90 millones de euros por Luis Suárez en lo que será la cuarta transferencia más importante de la historia. El propio Barcelona desembolsó un total de 99,7 millones de euros por el brasileño Neymar, que era jugador del Santos de Brasil; Real Madrid pagó 94 millones al Manchester United por el portugués Cristiano Ronaldo; y el propio club merengue abonó 91 millones al Tottenham inglés por el galés Gareth Bale.

El acuerdo entre Barcelona y Liverpool se consumó en la noche de ayer, según aseguraron los medios españoles, quienes añadieron que los dirigentes de ambos clubes llevaban varios días reuniéndose en Londres. Ayer también se llegó a un acuerdo con el jugador por su salario, aunque el mismo no trascendió.

Se había manejado la posibilidad de incluir al delantero chileno Alexis Sánchez en la operación para abaratar el precio del “Pistolero”, ya que sería un jugador del gusto de los “reds” y se revalorizó tras su gran Mundial. Sin embargo, esta opción quedó descartada, lo que elevó el “precio” de Suárez.

PRESENTARON APELACIÓN

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) presentó ayer el recurso de apelación contra la sanción sufrida por Suárez en el Mundial.

“No podemos hacer más comentarios sobre este caso porque se ha registrado una apelación”, confirmó Claudio Sulser, presidente de la comisión de disciplina de la FIFA.

El propio delantero había presentado una apelación personal, elaborada por sus abogados españoles, que es independiente al escrito que elevó la AUF a la FIFA.

La intención de la AUF es que el fallo salga antes de que termine el Mundial, dado que el tema de la sanción aún está en el tapete, y muchos protagonistas del evento han calificado como “desproporcionada” la pena que recibió el salteño.

Suárez fue sancionado con nueve partidos oficiales de suspensión con la selección uruguaya e inhabilitado durante cuatro meses de realizar cualquier actividad relacionada con el fútbol, tras haber mordido al defensa italiano Giorgio Chiellini durante el Mundial.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El análisis de Beckenbauer

El alemán Franz
Beckenbauer analizó los cruces de octavos de final del Mundial y adelantó lo que podría suceder en la siguiente instancia. “Después de la fase de grupos alabé el ritmo rápido y el estilo valiente y ofensivo que se vio, y predije que la táctica prevalecería en los octavos de final. Pero eso finalmente sucedió con muy pocos equipos”, aseveró.

El alemán Franz Beckenbauer analizó los cruces de octavos de final del Mundial y adelantó lo que podría suceder en la siguiente instancia. “Después de la fase de grupos alabé el ritmo rápido y el estilo valiente y ofensivo que se vio, y predije que la táctica prevalecería en los octavos de final. Pero eso finalmente sucedió con muy pocos equipos”, aseveró.

Franz Beckenbauer admite que se equivocó con su predicción. El DT alemán esperaba unos octavos de final sin demasiadas emociones, pero sucedió todo lo contrario. “A diferencia de lo que yo pensaba que iba a suceder, la mayoría de los equipos mostró un ritmo vertiginoso y una estrategia ofensiva. Como si eso fuera poco, hubo muchos partidos decididos en los minutos finales. ¡Y vimos que cinco de ocho juegos se fueron a la prórroga!”, remarcó el “Kaiser”, que ganó la Copa del Mundo como jugador y también como técnico.

Estos son otros temas aludidos por Beckenbauer.

LAS CHANCES DE BRASIL

“Los brasileños -y Neymar por encima de todos ellos-, lloraron lágrimas de alivio, emoción y cansancio después de su victoria sobre Chile. Antes de su partido de cuartos de final ante Colombia, los brasileños deberían probablemente reconsiderar su estilo de juego. Muchos de ellos son individualistas, y Brasil no vive de su trabajo en equipo, sino más bien de la gran clase de sus jugadores individuales. Pero si quieres convertirte en campeón del mundo, es la clase del equipo entero, no la individual, la que es decisiva. Los brasileños pueden superar el siguiente obstáculo siempre que mejoren notablemente. Y siempre y cuando James Rodríguez, la superestrella de Colombia con 22 años, no vuelva a brillar con esa magia que mostró en su artístico gol ante Uruguay”.

SOBRE ALEMANIA

“Para Alemania los octavos de final también fueron de todo menos cómodos. Ante Francia no podemos permitirnos otra vez correr tan poco y renunciar a tantas pelotas como en la primera parte con Argelia. En la segunda mitad los alemanes tuvieron el partido algo más bajo control y solo era cuestión de tiempo que los goles comenzaran a llegar, incluso si eso significaba esperar a la prórroga.

Aunque Francia parece más fuerte que Argelia, creo que el equipo alemán lo tendrá algo más fácil en los cuartos de final. Porque conocen a Francia y porque desde el primer minuto cada jugador estará mucho más centrado que en los partidos anteriores”.

EL ADIÓS DE MÉXICO

“Uno tiene permitido derramar unas cuantas lágrimas por los sorprendentemente fuertes mexicanos, que al término de la fase de grupos tenían el mismo número de puntos de Brasil. Tuvieron mala suerte en el modo en que Holanda dio la vuelta al partido con goles en los últimos minutos. Holanda debería ahora ser capaz de lidiar con Costa Rica. En contraste con torneos anteriores, los holandeses ya no se embriagan con su propio estilo, sino que están jugando un fútbol considerablemente más fresco, pragmático, eficiente y racional”.

EL ADIÓS DE SUIZA

“Las lágrimas por Suiza también están a la orden. El equipo de Ottmar Hitzfeld jugó bien y luchó de forma fantástica en el último partido de su gran entrenador. Y estuvieron cerca de batir a los argentinos, entre otros factores porque tuvieron a Lionel Messi bajo control. Messi tuvo dificultades para entrar en el partido. Duele mucho cuando te marcan en el minuto 118, y luego Suiza no tuvo suerte con el último remate al palo, ese tipo de suerte que necesitas en un torneo de estas características. Por supuesto que ver a Suiza alcanzando los cuartos de final habría sido una gran sensación, algo que realmente me habría gustado por Ottmar, pues hubiera significado posponer un poquito más su retiro”.

EL ADIÓS DE EEUU

“Las últimas lágrimas fueron para Estados Unidos. Fue una gran batalla la que tuvieron contra los técnicamente cualificados belgas. Al final, una derrota por 1-2 para Estados Unidos, pero el entrenador Jürgen Klinsmann logró que el país del fútbol americano y del baloncesto se interesara por el fútbol. Incluido el presidente Barack Obama”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Los enemigos del gol

Los porteros han sido grandes protagonistas del Mundial. En 10 de los 56 partidos disputados hasta el momento, un guardameta fue nombrado por la FIFA como MVP (jugador más valioso), y en cinco de los ocho juegos de octavos de final sucedió lo mismo. El estadounidense Howard batió el récord de la historia de los Mundiales, al atajar ¡16 pelotas! ante Bélgica.

El Mundial ha sido campo fértil para que se luzcan los arqueros, al punto que cinco de los enemigos del gol fueron elegidos como los mejores jugadores de sus respectivos partidos de octavos de final: Howard de Estados Unidos, M’Bolhi de Argelia, Navas de Costa Rica, Ochoa de México y Julio Cesar de Brasil. Pero estos no han sido los únicos guardametas destacados. Aquí el repaso de los mejores…
KEYLOR NAVAS: Es el arquero que más elogios ha recibido, principalmente porque ayudó a que Costa Rica terminara primera en el afamado “grupo de la muerte” que completaron Uruguay, Italia e Inglaterra. Su actuación en el partido de octavos de final contra Grecia, donde además contuvo uno de los penales de la definición, le reportó el segundo MVP (jugador más valioso) del torneo y el ingreso en la historia de su país, que llegó por primera vez a cuartos de final. Un 87,5% de efectividad bajo los tres palos confirman su valía.
TIM HOWARD: El portero norteamericano fue el mejor del partido contra Portugal, que puso a Estados Unidos con un pie en la próxima ronda. Aunque fue en el encuentro de octavos contra Bélgica donde deslumbró con ¡16 paradas! que mantuvieron con vida a su selección durante los 90 minutos de encuentro y parte de la prórroga. El 82,4% de balones parados le atesoran como uno de los mejores porteros de este Mundial. Las 16 intervenciones ante el conjunto belga, además, marcaron un récord en la historia del evento: nunca un guardameta había atajado tanto en un partido.
GUILLERMO OCHOA: El portero mexicano ha sido otro de los grandes destacados del torneo. Fue un muro en el que chocaron hasta seis balones en el partido ante Brasil de la fase de grupos. También fue nombrado como MVP en octavos contra Holanda, donde hizo todo lo posible por clasificar a México, aunque solo pudo mantener su arco imbatido hasta el minuto 88.
RAIS M’BOLHI: El arquero argelino le hizo la vida imposible a los jugadores alemanes en el partido de octavos. Hasta 11 veces evitó que el balón cruzara la línea de gol, forzando así la prorroga donde Argelia estuvo a punto de lograr una victoria épica. Pese a no lograr el pase a cuartos se lo consideró el mejor del partido.
JULIO CÉSAR: El portero de Brasil también fue héroe en una tanda de penales: detuvo dos lanzamientos de los jugadores chilenos en el partido de octavos dándole a su país la clasificación pese a las dudas que tenían los brasileños por su convocatoria.
GIANLUIGI BUFFON: A sus 36 años disputó dos partidos en este Mundial, siendo MVP en uno de ellos, frente a Uruguay, donde realizó una de las mejores atajadas del evento, ante Luis Suárez. En su quinta y última cita mundialista, el veterano portero italiano tuvo una media del 80% de pelotas atajadas.
DAVID OSPINA: Sus actuaciones le han convertido en una de las estrellas que han llevado a Colombia a cuartos de final y a soñar con más. Si nos basamos en su promedio de balones salvados (90% en cuatro partidos jugados) podríamos considerarlo como el mejor portero del Mundial.
MANUEL NEUER: El alemán ha destacado de una manera especial. Su valía como portero estaba sobradamente contrastada, pero en el partido de octavos contra Argelia ensalzó su faceta de jugador de campo, saliendo en 21 ocasiones fuera del área para cortar juego, comportándose como un líbero de la vieja escuela, y dando una exhibición de como un portero debe jugar con los pies.

El Mundial ha sido campo fértil para que se luzcan los arqueros, al punto que cinco de los enemigos del gol fueron elegidos como los mejores jugadores de sus respectivos partidos de octavos de final: Howard de Estados Unidos, M’Bolhi de Argelia, Navas de Costa Rica, Ochoa de México y Julio Cesar de Brasil. Pero estos no han sido los únicos guardametas destacados. Aquí el repaso de los mejores…

KEYLOR NAVAS: Es el arquero que más elogios ha recibido, principalmente porque ayudó a que Costa Rica terminara primera en el afamado “grupo de la muerte” que completaron Uruguay, Italia e Inglaterra. Su actuación en el partido de octavos de final contra Grecia, donde además contuvo uno de los penales de la definición, le reportó el segundo MVP (jugador más valioso) del torneo y el ingreso en la historia de su país, que llegó por primera vez a cuartos de final. Un 87,5% de efectividad bajo los tres palos confirman su valía.

TIM HOWARD: El portero norteamericano fue el mejor del partido contra Portugal, que puso a Estados Unidos con un pie en la próxima ronda. Aunque fue en el encuentro de octavos contra Bélgica donde deslumbró con ¡16 paradas! que mantuvieron con vida a su selección durante los 90 minutos de encuentro y parte de la prórroga. El 82,4% de balones parados le atesoran como uno de los mejores porteros de este Mundial. Las 16 intervenciones ante el conjunto belga, además, marcaron un récord en la historia del evento: nunca un guardameta había atajado tanto en un partido.

GUILLERMO OCHOA: El portero mexicano ha sido otro de los grandes destacados del torneo. Fue un muro en el que chocaron hasta seis balones en el partido ante Brasil de la fase de grupos. También fue nombrado como MVP en octavos contra Holanda, donde hizo todo lo posible por clasificar a México, aunque solo pudo mantener su arco imbatido hasta el minuto 88.

RAIS M’BOLHI: El arquero argelino le hizo la vida imposible a los jugadores alemanes en el partido de octavos. Hasta 11 veces evitó que el balón cruzara la línea de gol, forzando así la prorroga donde Argelia estuvo a punto de lograr una victoria épica. Pese a no lograr el pase a cuartos se lo consideró el mejor del partido.

JULIO CÉSAR: El portero de Brasil también fue héroe en una tanda de penales: detuvo dos lanzamientos de los jugadores chilenos en el partido de octavos dándole a su país la clasificación pese a las dudas que tenían los brasileños por su convocatoria.

GIANLUIGI BUFFON: A sus 36 años disputó dos partidos en este Mundial, siendo MVP en uno de ellos, frente a Uruguay, donde realizó una de las mejores atajadas del evento, ante Luis Suárez. En su quinta y última cita mundialista, el veterano portero italiano tuvo una media del 80% de pelotas atajadas.

DAVID OSPINA: Sus actuaciones le han convertido en una de las estrellas que han llevado a Colombia a cuartos de final y a soñar con más. Si nos basamos en su promedio de balones salvados (90% en cuatro partidos jugados) podríamos considerarlo como el mejor portero del Mundial.

MANUEL NEUER: El alemán ha destacado de una manera especial. Su valía como portero estaba sobradamente contrastada, pero en el partido de octavos contra Argelia ensalzó su faceta de jugador de campo, saliendo en 21 ocasiones fuera del área para cortar juego, comportándose como un líbero de la vieja escuela, y dando una exhibición de como un portero debe jugar con los pies.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La otra cara de Brasil

Mientras el Mundial bate récords de audiencia en todo el mundo, hay un lugar de Brasil, a sólo tres kilómetros del estadio Itaquerao de San Pablo, en donde el único televisor que existe se mantiene apagado a la hora en que se juegan los partidos, incluso los del combinado local. Allí viven 4.000 familias, quienes debieron reubicarse a partir de la construcción del estadio.

Esta pequeña porción de Brasil que no mira el Mundial se llama “Copa do Povo” (Copa del Pueblo), un nombre irónico en forma de protesta contra los 424 millones de dólares que costó el estadio vecino. La silueta del Itaquerao de San Pablo puede verse desde las laderas en que miles de precarias casas se amontonan una tras otra.
“Brasil jugó hace unos días contra Chile y en Copa del Pueblo solo había silencio. Acá no se ven los partidos. Si alguien quiere mirarlo, tiene que irse a la casa de familiares que tengan televisores”, afirmó Marciano Kappaun, antropólogo de la Universidad de San Pablo que se instaló hace una semana en las tolderías del lugar para estudiar el fenómeno.
Copa del Pueblo es una ladera que estaba en desuso y fue ocupada dos meses antes de que comenzara el torneo por miles de personas, entre ellas una gran mayoría proveniente del barrio de Itaquera, en la periferia de San Pablo, que debieron reubicarse después de que la construcción del Itaquerao (también conocido como Arena Corinthians) aumentara el valor de las viviendas de la zona.
“La gente pagaba 300 reales por mes (150 dólares estadounidenses) antes de que comenzara la construcción del estadio, pero después el alquiler pasó a 600 y muchos tuvieron que irse a otro lugar. Sin disponer de dinero, aquí encontraron la solución”, explicó Kappaun.
La ocupación está a cargo del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST), una organización apolítica que fue fundada hace 17 años tras una derivación del Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra (MST).
En las paredes del asentamiento pueden leerse grafitis con inscripciones alusivas al Mundial. Una de ellas reza: “Toda Copa tiene que ser del pueblo”.
Las tolderías están construidas con palos de maderas, las “paredes” son bolsas de nylon, y los baños y las cocinas son comunitarias. “Las condiciones de vida son pésimas, pero es lo mejor que tenemos. Acá hay lluvia, frío e insectos”, se resignó Francisco, uno de los ocupantes de Copa del Pueblo.
UNA SOLA TELEVISIÓN
La casilla perteneciente a la jefatura del MTST es el único cuarto con electricidad del campamento, y en el que se encuentra el único televisor del lugar. Sin embargo, el aparato solo se enciende para seguir los noticieros de información general.
Ni siquiera el comienzo del Mundial rompió esa normativa: Copa del Pueblo no mira el Mundial.
“Los partidos los voy a ver a mi trabajo. Entiendo que por las normas del asentamiento se haya decidido no ver el Mundial. Nuestras prioridades son otras. Pero eso no quita que todos alentemos a Brasil y queramos el hexacampeonato. Somos tan brasileños como los que van a los estadios”, aseguró Katja, una de las ocupantes de Copa del Pueblo.
Los voceros del asentamiento se encargan de remarcar que el MTST no está en contra del fútbol ni del Mundial, pero sí de los millonarios gastos que Brasil cedió para la organización del torneo.
“El Itaquerao no va a ser de los gringos”, se quejó Guilherme Boulos, uno de los líderes del asentamiento, mientras miles de manifestantes del MTST rodearon el estadio una semana antes de que comenzara el Mundial.
En simultáneo al Mundial, en Copa del Pueblo se juega un torneo de cuatro jugadores contra cuatro en el que participan los habitantes del asentamiento. La final está programada para el 13 de julio, día del duelo por el título de Brasil 2014. Los equipos que por ahora pasaron a las semifinales son Militancia, Estudiantes, Estudiantes II y “Gari”, el nombre que reciben los barrenderos.

Esta pequeña porción de Brasil que no mira el Mundial se llama “Copa do Povo” (Copa del Pueblo), un nombre irónico en forma deBRAZIL-WORLDCUP/SAOPAULO protesta contra los 424 millones de dólares que costó el estadio vecino. La silueta del Itaquerao de San Pablo puede verse desde las laderas en que miles de precarias casas se amontonan una tras otra.

“Brasil jugó hace unos días contra Chile y en Copa del Pueblo solo había silencio. Acá no se ven los partidos. Si alguien quiere mirarlo, tiene que irse a la casa de familiares que tengan televisores”, afirmó Marciano Kappaun, antropólogo de la Universidad de San Pablo que se instaló hace una semana en las tolderías del lugar para estudiar el fenómeno.

Copa del Pueblo es una ladera que estaba en desuso y fue ocupada dos meses antes de que comenzara el torneo por miles de personas, entre ellas una gran mayoría proveniente del barrio de Itaquera, en la periferia de San Pablo, que debieron reubicarse después de que la construcción del Itaquerao (también conocido como Arena Corinthians) aumentara el valor de las viviendas de la zona.

“La gente pagaba 300 reales por mes (150 dólares estadounidenses) antes de que comenzara la construcción del estadio, pero después el alquiler pasó a 600 y muchos tuvieron que irse a otro lugar. Sin disponer de dinero, aquí encontraron la solución”, explicó Kappaun.

La ocupación está a cargo del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST), una organización apolítica que fue fundada hace 17 años tras una derivación del Movimiento de los Trabajadores Sin Tierra (MST).

En las paredes del asentamiento pueden leerse grafitis con inscripciones alusivas al Mundial. Una de ellas reza: “Toda Copa tiene que ser del pueblo”.

Las tolderías están construidas con palos de maderas, las “paredes” son bolsas de nylon, y los baños y las cocinas son comunitarias. “Las condiciones de vida son pésimas, pero es lo mejor que tenemos. Acá hay lluvia, frío e insectos”, se resignó Francisco, uno de los ocupantes de Copa del Pueblo.

UNA SOLA TELEVISIÓN

La casilla perteneciente a la jefatura del MTST es el único cuarto con electricidad del campamento, y en el que se encuentra el único televisor del lugar. Sin embargo, el aparato solo se enciende para seguir los noticieros de información general.

Ni siquiera el comienzo del Mundial rompió esa normativa: Copa del Pueblo no mira el Mundial.

“Los partidos los voy a ver a mi trabajo. Entiendo que por las normas del asentamiento se haya decidido no ver el Mundial. Nuestras prioridades son otras. Pero eso no quita que todos alentemos a Brasil y queramos el hexacampeonato. Somos tan brasileños como los que van a los estadios”, aseguró Katja, una de las ocupantes de Copa del Pueblo.

Los voceros del asentamiento se encargan de remarcar que el MTST no está en contra del fútbol ni del Mundial, pero sí de los millonarios gastos que Brasil cedió para la organización del torneo.

“El Itaquerao no va a ser de los gringos”, se quejó Guilherme Boulos, uno de los líderes del asentamiento, mientras miles de manifestantes del MTST rodearon el estadio una semana antes de que comenzara el Mundial.

En simultáneo al Mundial, en Copa del Pueblo se juega un torneo de cuatro jugadores contra cuatro en el que participan los habitantes del asentamiento. La final está programada para el 13 de julio, día del duelo por el título de Brasil 2014. Los equipos que por ahora pasaron a las semifinales son Militancia, Estudiantes, Estudiantes II y “Gari”, el nombre que reciben los barrenderos.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Boateng vs. Boateng

En Sudáfrica 2010, Kevin-Prince Boateng y Jerome Boateng se convirtieron en los primeros hermanos en enfrentarse en un Mundial. Quiso el destino que en Brasil 2014 volvieran a estar frente a frente. Hijos del mismo padre, uno defiende a la selección de Alemania y el otro a la de Ghana. Esta es su peculiar historia.

Jerome y Kevin-Price, jugadores de la selección alemana y la ghanesa respectivamente, comparten algo más que la misma profesión: tienen el mismo apellido, Boateng. Ambos nacieron en Berlín y son hermanos por parte de su padre, de origen ghanés. Los dos fueron de la mano en el comienzo de sus carreras: jugaron juntos en el equipo amateur del Hertha Berlín. Pero poco a poco, los Boateng empezaron a distanciarse. Ahora son algo más que adversarios dentro del campo, donde el destino los puso frente a frente en los dos últimos Mundiales: Jerome ganó 1-0 en Sudáfrica 2010 e igualaron 2-2 en Brasil 2014.
SUS DIFERENCIAS
Su relación atraviesa por un mal momento y hace varios años que casi no se hablan. Cada vez se acentúan más sus diferencias. Jerome, que juega en el Bayern Munich del fútbol alemán, es un ejemplo de persona que ha asimilado casi por completo su germanización. Aunque lleva tatuada en su brazo derecho la palabra “agyenim”, que significa “grande” en el idioma de su progenitor, y escucha música ghanesa, siempre tuvo claro que solo estaba dispuesto a jugar “en la selección alemana”. Asegura que se identifica por completo “con la mentalidad y cultura de Alemania”.
Sin embargo, Kevin-Price, que milita en el Schalke 04 de Alemania, se siente “orgulloso de ser africano” y por eso no ha dudado en incorporarse a la selección de Ghana a partir de la disputa del pasado Mundial de Sudáfrica 2010. El jugador ghanés, año y medio mayor que Jerome, también lleva varios tatuajes: en su brazo derecho se lee la frase “The world is yours” (El mundo es tuyo).
JEROME, EL RESPONSABLE
Su padre, Prince Boateng, resalta que es difícil encontrar en Kevin alguna de las características típicas que se les suponen a los alemanes. Por el contrario, a su otro hijo, Jerome, le ve como un joven germano en toda regla y lo califica de “puntual y responsable”. La relación familiar entre Prince y Kevin tampoco pasa por su mejor momento. Papá Boateng, que se enteró por la prensa de la incorporación de su hijo mayor a la selección ghanesa, reconoce que ha perdido contacto con él y que no contesta los mensajes que le envía. “El chico necesitaba ayuda, pero no ha dejado que le den una mano”, afirma resignado el progenitor. El jugador ghanés se ha hecho célebre por sus excentricidades: un día se compró tres autos, 160 pares de zapatos, 200 gorras y 20 chaquetas de cuero.
La madre de Jerome, Martina Boateng, también califica de complicado el carácter de Kevin: “Es muy gracioso y le encanta hacer reír a los demás. Su problema es que tiene la boca muy grande y no es disciplinado”. Martina reconoce que siempre temió que su hijo se dejara influir por su hermano, algo que finalmente no ocurrió.
VIDAS DIFERENTES
El ambiente en el que crecieron ambos hermanos en Berlín tampoco tiene nada que ver. El mayor se crió en Wedding, uno de los barrios más problemáticos de la capital, donde “uno solo puede ser traficante, gánster o futbolista”, según la propia visión de Kevin. Por el contrario, el pequeño vivió en una zona adinerada del oeste, Charlottenburg. El jugador de Ghana refleja su carácter dentro de la cancha. A pesar de ser un buen futbolista, le cuesta poco perder la cabeza. Hace un par de temporadas cometió una terrorífica falta en perjuicio de un rival, a quien le tuvieron que dar siete puntos de sutura. Por si fuera poco, el africano fue responsable de la lesión que apartó al alemán Michael Ballack del Mundial de Sudáfrica, y eso le costó que se creara una cuenta en la red social Facebook llamada “82.000.000 (número total de habitantes de Alemania) contra Boateng”.

Jerome y Kevin-Price, jugadores de la selección alemana y la ghanesa respectivamente, comparten algo más que la misma profesión: tienen el mismo apellido, Boateng. Ambos nacieron en Berlín y son hermanos por parte de su padre, de origen ghanés. Los dos fueron de la mano en el comienzo de sus carreras: jugaron juntos en el equipo amateur del Hertha Berlín. Pero poco a poco, los Boateng empezaron a distanciarse. Ahora son algo más que adversarios dentro del campo, donde el destino los puso frente a frente en los dos últimos Mundiales: Jerome ganó 1-0 en Sudáfrica 2010 e igualaron 2-2 en Brasil 2014.

SUS DIFERENCIAS

Su relación atraviesa por un mal momento y hace varios años que casi no se hablan. Cada vez se acentúan más sus diferencias. Jerome, que juega en el Bayern Munich del fútbol alemán, es un ejemplo de persona que ha asimilado casi por completo su germanización. Aunque lleva tatuada en su brazo derecho la palabra “agyenim”, que significa “grande” en el idioma de su progenitor, y escucha música ghanesa, siempre tuvo claro que solo estaba dispuesto a jugar “en la selección alemana”. Asegura que se identifica por completo “con la mentalidad y cultura de Alemania”.

Sin embargo, Kevin-Price, que milita en el Schalke 04 de Alemania, se siente “orgulloso de ser africano” y por eso no ha dudado en incorporarse a la selección de Ghana a partir de la disputa del pasado Mundial de Sudáfrica 2010. El jugador ghanés, año y medio mayor que Jerome, también lleva varios tatuajes: en su brazo derecho se lee la frase “The world is yours” (El mundo es tuyo).

JEROME, EL RESPONSABLE

Su padre, Prince Boateng, resalta que es difícil encontrar en Kevin alguna de las características típicas que se les suponen a los alemanes. Por el contrario, a su otro hijo, Jerome, le ve como un joven germano en toda regla y lo califica de “puntual y responsable”. La relación familiar entre Prince y Kevin tampoco pasa por su mejor momento. Papá Boateng, que se enteró por la prensa de la incorporación de su hijo mayor a la selección ghanesa, reconoce que ha perdido contacto con él y que no contesta los mensajes que le envía. “El chico necesitaba ayuda, pero no ha dejado que le den una mano”, afirma resignado el progenitor. El jugador ghanés se ha hecho célebre por sus excentricidades: un día se compró tres autos, 160 pares de zapatos, 200 gorras y 20 chaquetas de cuero.

La madre de Jerome, Martina Boateng, también califica de complicado el carácter de Kevin: “Es muy gracioso y le encanta hacer reír a los demás. Su problema es que tiene la boca muy grande y no es disciplinado”. Martina reconoce que siempre temió que su hijo se dejara influir por su hermano, algo que finalmente no ocurrió.

VIDAS DIFERENTES

El ambiente en el que crecieron ambos hermanos en Berlín tampoco tiene nada que ver. El mayor se crió en Wedding, uno de los barrios más problemáticos de la capital, donde “uno solo puede ser traficante, gánster o futbolista”, según la propia visión de Kevin. Por el contrario, el pequeño vivió en una zona adinerada del oeste, Charlottenburg. El jugador de Ghana refleja su carácter dentro de la cancha. A pesar de ser un buen futbolista, le cuesta poco perder la cabeza. Hace un par de temporadas cometió una terrorífica falta en perjuicio de un rival, a quien le tuvieron que dar siete puntos de sutura. Por si fuera poco, el africano fue responsable de la lesión que apartó al alemán Michael Ballack del Mundial de Sudáfrica, y eso le costó que se creara una cuenta en la red social Facebook llamada “82.000.000 (número total de habitantes de Alemania) contra Boateng”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

¿Camerún se dejó ganar por Croacia?

Un hombre condenado por el arreglo de
partidos predijo que
Camerún sería goleado por Croacia, dando a entender que los jugadores africanos se dejaron ganar. La
Federación de Camerún exigió a la FIFA que investigue el tema. El propio DT camerunés calificó el  comportamiento de algunos de sus jugadores como “inaceptable”.

Un hombre condenado por el arreglo de partidos predijo que Camerún sería goleado por Croacia, dando a entender que los jugadores africanos se dejaron ganar. La Federación de Camerún exigió a la FIFA que investigue el tema. El propio DT camerunés calificó el  comportamiento de algunos de sus jugadores como “inaceptable”.

La Asociación de Fútbol de Camerún instó a la FIFA a que investigue las acusaciones hechas en la prensa alemana respecto a queCamerún (pag5)siete de sus jugadores estuvieron involucrados en el arreglo de partidos en el actual Mundial.

Los “leones indomables” integraron el grupo A junto a Brasil, Croacia y México, y perdieron los tres partidos.

Un hombre condenado por el arreglo de encuentros habló con la revista alemana “Der Spiegel”, y predijo correctamente uno de los resultados de la nación africana.

“Queremos informarle al público general que, aunque todavía no ha sido contactada por la FIFA con respecto a este tema, nuestra administración ya instruyó al Comité de Ética para que investigue estas acusaciones”, indicó la Asociación de Fútbol de Camerún (Fecafoot) a través de un comunicado de prensa.

Wilson Raj Perumal, quien fue detenido a principios de años por la policía en Finlandia, por una orden de arresto internacional, le dijo a “Der Spiegel” que Camerún iba a ser goleado por Croacia, y que además uno de sus jugadores vería la tarjeta roja. El mediocampista Alex Song fue expulsado por una agresión contra Mario Mandzukic, mientras los goles de Ivica Olic, Ivan Perisic y un doblete de Mandzukic, sin respuesta por parte de Camerún, decretaron la victoria 4-0.

Durante el encuentro, los jugadores cameruneses Benoit Assou-Ekotto y Benjamin Moukandjo también se confrontaron de forma agresiva. Las imágenes presentadas en televisión parecen mostrar que Assou-Ekotto le trató de dar un cabezazo a Moukanjo, tras recriminarle su “poca actitud” en el partido.

ACUSARON RECIBO

La declaración de Fecafoot agregó que “recientes acusaciones de fraude en torno a los tres partidos de Camerún en la Copa del Mundo 2014, especialmente Camerún versus Croacia, así como la existencia de siete manzanas podridas (en nuestro equipo nacional) no reflejan los valores y principios promovidos por nuestra administración, de acuerdo al Código de Conducta de la FIFA y a la ética de nuestra nación. Estamos fuertemente comprometidos a usar todos los medios necesarios para resolver este inquietante asunto cuanto antes. Mientras tanto, legítimamente solicitamos que cualquier información relacionada, a no ser que sea presentada ante nuestra federación y/o su Comité de Ética, sea considerada una simple presunción. Queremos enfatizar que en 55 años de existencia, Fecafoot nunca ha estado vinculada a arreglo de partidos o a algún tipo de fraude”.

Las acusaciones se suman a lo que fue una desastrosa participación de Camerún en el Mundial.

Inicialmente, los jugadores se negaron a abordar un avión a Brasil hasta que se resolviera una disputa con la propia Federación respecto a pagos adicionales. Aunque al final llegaron a un acuerdo, la salida del equipo se atrasó un día.

Camerún perdió 0-1 ante México en el debut, luego sufrió la polémica derrota 0-4 frente a Croacia, y se despidió con otra goleada: 1-4 ante Brasil. Los números determinaron que Camerún fue el peor equipo del Mundial.

Luego de la derrota ante Croacia, el entrenador Volker Finkle describió el comportamiento de algunos de sus jugadores como “inaceptable”.

“Algunos jugadores se comportaron muy mal, y esa es la razón por la que concedimos cuatro goles”, aseguró. “Sé que es difícil jugar con diez hombres, pero esa no es razón para perder de esta forma. Era un juego equilibrado hasta que sufrimos la expulsión. Pero incluso cuando estábamos once contra once, el comportamiento de algunos jugadores no era aceptable”, concluyó el DT.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“Es el peor Brasil de la historia”

“Brasil tiene el peor equipo que vi en la historia de los mundiales; Costa Rica, colectivamente, es el mejor de los cuatro latinos; Argentina tiene que sacarse de encima la locura y la desesperación de tener que ganar; y Colombia tiene a la revelación del torneo, James Rodríguez”, valoró César Luis Menotti sobre los equipos americanos que continúan con vida en el Mundial

El argentino César Luis Menotti analizó los enfrentamientos de cuartos de final del Mundial, que se disputarán entre mañana y el sábado.
BRASIL – COLOMBIA
“El partido será muy interesante con dos equipos estructurados de maneras diferentes. Con un equipo preocupado por no dejar jugar al otro que es Brasil, que tiene uno de sus equipos más flojos de la historia en cuanto a su capacidad ofensiva. Hay una gran dependencia de Neymar. Y juega contra un equipo que tiene mejores jugadores ofensivos, que le permiten tener ambiciones. Habrá que ver si Colombia es capaz de imponer su estilo. Si juega como su entrenador quiere, entonces será un compromiso muy difícil para Brasil.
Colombia se refleja en su entrenador (José Pekermann) y tiene mas ambiciones y estética en el juego. Quiere jugar bien y ha aparecido con un futbolista como James Rodríguez que ha llamado terriblemente la atención por una enorme categoría y un crecimiento que lo hace un jugador de elite”.
ARGENTINA – BÉLGICA
“A Argentina se le está haciendo mucho más difícil de lo esperado. No encuentra la tranquilidad necesaria. Sale Messi y salen los otros a querer definir un partido con apresuramientos. Lo más importante que tiene que corregir es que tiene que jugar para ganar, no pensar en ganar el partido antes de iniciar el juego. En cada jugada que inicia hay una desesperación del equipo, avalado por sus grandes figuras, de querer definir sin elaboración ni desarrollo, sin trabajar en la zona de gestación, como se vio en el apretado triunfo sobre Suiza.
Bélgica es un rival totalmente diferente a Suiza. Cuenta con mejores jugadores, excelentes, pero con mucho menos organización y menos compromiso en el desarrollo de ideas. No es tan compacto como Suiza, tiene buena dinámica, pero no me parece que tenga clara la idea de a qué juega. Entre los ochos que están en cuartos, si me tocara elegir contra quien jugar, elegiría a Bélgica por ser el mas accesible por el juego estilo y la modalidad del fútbol argentino. Desde el fútbol, Argentina va a encontrar mayor espacios para poder desarrollar su juego. No va a ser tan complicado poder jugar mejor ante un adversario como Bélgica”.
ALEMANIA – FRANCIA
“Alemania es el único equipo (de los ocho que quedan) que tiene convencimiento y claridad de ideas dentro de la cancha. Sus futbolistas y su entrenador están totalmente convencidos del camino. Lo que no encuentro son las grandes figuras que alguna vez tuvo para resolver los partidos.
Pero es el mejor equipo que elabora y gesta jugadas del torneo. No sé si es el más potente, pero sí que junto al eliminado Chile es el equipo que mejor confirma la claridad de objetivo con una idea futbolística que para mi es única, como lo es la la reducción de espacios, ya sea para adelante o para atrás.
Francia es otro de los poderosos del fútbol europeo, con figuras excelentes, pero no veo una idea de desarrollo de juego. No hay estrategia clara, juega por impulso, por creatividad individual, por improvisación, pero con jugadores que se hacen respetar. Va a ser un partido duro y difícil. Por lo hecho hasta ahora hay un favoritismo ganado por Alemania”.
HOLANDA – COSTA RICA
“Es un partido muy interesante. Son dos equipos que, más allá de los gustos personales del espectador o del analista, tienen claridad en cuanto a lo conceptual. Uno, Costa Rica, apuesta más a la técnica, a la tenencia de la pelota, achicando espacios para adelante.
Holanda se ha hecho un equipo muy compacto y sólido, que va aguantando los desafíos con tres jugadores como Snjeider, Van Persie y Robben, que tienen una enorme experiencia en en este tipo de confrontaciones.
Costa Rica habrá sido una sorpresa para el mundo, pero los que conocemos Centroamérica sabemos que hay países con muy buenos jugadores, y Costa Rica los tiene. Cuidado con los ‘ticos’ porque juegan muy bien el fútbol.
Holanda tiene una enorme ventaja, no le complican las responsabilidades en este tipo de confrontaciones, están acostumbrados. Lo de Costa Rica va a a ser un un enorme desafío pero ya es un adelanto muy grande en su historia el estar entre los ochos mejores”.

El argentino César Luis Menotti analizó los enfrentamientos de cuartos de final del Mundial, que se disputarán entre mañana y elDV1796685sábado.

BRASIL – COLOMBIA

“El partido será muy interesante con dos equipos estructurados de maneras diferentes. Con un equipo preocupado por no dejar jugar al otro que es Brasil, que tiene uno de sus equipos más flojos de la historia en cuanto a su capacidad ofensiva. Hay una gran dependencia de Neymar. Y juega contra un equipo que tiene mejores jugadores ofensivos, que le permiten tener ambiciones. Habrá que ver si Colombia es capaz de imponer su estilo. Si juega como su entrenador quiere, entonces será un compromiso muy difícil para Brasil.

Colombia se refleja en su entrenador (José Pekermann) y tiene mas ambiciones y estética en el juego. Quiere jugar bien y ha aparecido con un futbolista como James Rodríguez que ha llamado terriblemente la atención por una enorme categoría y un crecimiento que lo hace un jugador de elite”.

ARGENTINA – BÉLGICA

“A Argentina se le está haciendo mucho más difícil de lo esperado. No encuentra la tranquilidad necesaria. Sale Messi y salen los otros a querer definir un partido con apresuramientos. Lo más importante que tiene que corregir es que tiene que jugar para ganar, no pensar en ganar el partido antes de iniciar el juego. En cada jugada que inicia hay una desesperación del equipo, avalado por sus grandes figuras, de querer definir sin elaboración ni desarrollo, sin trabajar en la zona de gestación, como se vio en el apretado triunfo sobre Suiza.

Bélgica es un rival totalmente diferente a Suiza. Cuenta con mejores jugadores, excelentes, pero con mucho menos organización y menos compromiso en el desarrollo de ideas. No es tan compacto como Suiza, tiene buena dinámica, pero no me parece que tenga clara la idea de a qué juega. Entre los ochos que están en cuartos, si me tocara elegir contra quien jugar, elegiría a Bélgica por ser el mas accesible por el juego estilo y la modalidad del fútbol argentino. Desde el fútbol, Argentina va a encontrar mayor espacios para poder desarrollar su juego. No va a ser tan complicado poder jugar mejor ante un adversario como Bélgica”.

ALEMANIA – FRANCIA

“Alemania es el único equipo (de los ocho que quedan) que tiene convencimiento y claridad de ideas dentro de la cancha. Sus futbolistas y su entrenador están totalmente convencidos del camino. Lo que no encuentro son las grandes figuras que alguna vez tuvo para resolver los partidos.

Pero es el mejor equipo que elabora y gesta jugadas del torneo. No sé si es el más potente, pero sí que junto al eliminado Chile es el equipo que mejor confirma la claridad de objetivo con una idea futbolística que para mi es única, como lo es la la reducción de espacios, ya sea para adelante o para atrás.

Francia es otro de los poderosos del fútbol europeo, con figuras excelentes, pero no veo una idea de desarrollo de juego. No hay estrategia clara, juega por impulso, por creatividad individual, por improvisación, pero con jugadores que se hacen respetar. Va a ser un partido duro y difícil. Por lo hecho hasta ahora hay un favoritismo ganado por Alemania”.

HOLANDA – COSTA RICA

“Es un partido muy interesante. Son dos equipos que, más allá de los gustos personales del espectador o del analista, tienen claridad en cuanto a lo conceptual. Uno, Costa Rica, apuesta más a la técnica, a la tenencia de la pelota, achicando espacios para adelante.

Holanda se ha hecho un equipo muy compacto y sólido, que va aguantando los desafíos con tres jugadores como Snjeider, Van Persie y Robben, que tienen una enorme experiencia en en este tipo de confrontaciones.

Costa Rica habrá sido una sorpresa para el mundo, pero los que conocemos Centroamérica sabemos que hay países con muy buenos jugadores, y Costa Rica los tiene. Cuidado con los ‘ticos’ porque juegan muy bien el fútbol.

Holanda tiene una enorme ventaja, no le complican las responsabilidades en este tipo de confrontaciones, están acostumbrados. Lo de Costa Rica va a a ser un un enorme desafío pero ya es un adelanto muy grande en su historia el estar entre los ochos mejores”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Alargues con más cambios

El cansancio exhibido por las diferentes selecciones que disputaron prórrogas en el Mundial, llevó a la FIFA a considerar la posibilidad de permitir un cuarto cambio de jugadores por equipo en caso de que un partido llegue al alargue. La iniciativa comenzará a discutirse apenas concluya el certamen que se disputa en territorio brasileño.

La FIFA está analizando permitir en el futuro que los equipos realicen un cuarto cambio durante las prórrogas de los partidos.
“Es una idea que se ha debatido con los entrenadores, que están a favor, pero depende del cuerpo legislativo de la FIFA porque afecta a las reglas del juego”, señaló Gerard Houllier, miembro del Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA.
“Estamos aquí para entretener a la gente, por lo que un cambio en el tiempo extra, por ejemplo si un jugador se lesiona, es una buena idea”, subrayó Houllier, quien agregó que el ritmo del juego se ha incrementado enormemente en los últimos años. Además, apuntó que una cuarta parte de los goles en el actual Mundial se convirtieron en los últimos 15 minutos del partido, muchas veces con los jugadores suplentes asumiendo el papel protagónico.
“Personalmente creo que tendríamos menos jugadores con calambres y que los reemplazos aportarían frescura al juego”, afirmó Houllier. Las selecciones pueden llevar actualmente a 23 jugadores al Mundial y el reglamento indica que se pueden utilizar como máximo tres sustitutos en cualquier partido de una competición oficial organizado por la FIFA.
La decisión definitiva de un cuarto cambio será tomada por la junta directiva del organismo rector del fútbol después de que las federaciones nacionales hayan debatido el tema.
APOYO DE LA CONMEBOL
La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), mientras tanto, aseguró que trabaja para que la FIFA reduzca “considerablemente” la sanción que impuso a Luis Suárez por morder a un rival.
“La sanción es una barbaridad. La idea es que sea reducida antes de que termine el Mundial”, enfatizó Eugenio Figueredo, presidente de la Conmebol.
La FIFA sancionó a Suárez con una suspensión de nueve partidos con la selección y cuatro meses apartado de toda actividad vinculada al fútbol. Figueredo confirmó que la sanción no se aplica a los amistosos, sino solo en partidos oficiales.
Suárez ya cumplió uno de los nueve juegos de suspensión ante Colombia, en los octavos de final del Mundial, por lo que seguirá cumpliendo la pena el año próximo en la Copa América que se jugará en Chile.

La FIFA está analizando permitir en el futuro que los equipos realicen un cuarto cambio durante las prórrogas de los partidos.

“Es una idea que se ha debatido con los entrenadores, que están a favor, pero depende del cuerpo legislativo de la FIFA porque afecta a las reglas del juego”, señaló Gerard Houllier, miembro del Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA.

“Estamos aquí para entretener a la gente, por lo que un cambio en el tiempo extra, por ejemplo si un jugador se lesiona, es una buena idea”, subrayó Houllier, quien agregó que el ritmo del juego se ha incrementado enormemente en los últimos años. Además, apuntó que una cuarta parte de los goles en el actual Mundial se convirtieron en los últimos 15 minutos del partido, muchas veces con los jugadores suplentes asumiendo el papel protagónico.

“Personalmente creo que tendríamos menos jugadores con calambres y que los reemplazos aportarían frescura al juego”, afirmó Houllier. Las selecciones pueden llevar actualmente a 23 jugadores al Mundial y el reglamento indica que se pueden utilizar como máximo tres sustitutos en cualquier partido de una competición oficial organizado por la FIFA.

La decisión definitiva de un cuarto cambio será tomada por la junta directiva del organismo rector del fútbol después de que las federaciones nacionales hayan debatido el tema.

APOYO DE LA CONMEBOL

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), mientras tanto, aseguró que trabaja para que la FIFA reduzca “considerablemente” la sanción que impuso a Luis Suárez por morder a un rival.

“La sanción es una barbaridad. La idea es que sea reducida antes de que termine el Mundial”, enfatizó Eugenio Figueredo, presidente de la Conmebol.

La FIFA sancionó a Suárez con una suspensión de nueve partidos con la selección y cuatro meses apartado de toda actividad vinculada al fútbol. Figueredo confirmó que la sanción no se aplica a los amistosos, sino solo en partidos oficiales.

Suárez ya cumplió uno de los nueve juegos de suspensión ante Colombia, en los octavos de final del Mundial, por lo que seguirá cumpliendo la pena el año próximo en la Copa América que se jugará en Chile.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Los hinchas también juegan

La pasión por el fútbol se ha visto reflejada en Brasil 2014, con cientos de miles de personas que llegaron al país norteño desde todas partes
del mundo, para ser parte de la fiesta. Las diferentes hinchadas le han dado un color especial a cada espectáculo, demostrando que el fútbol
es mucho más que un deporte. A continuación, algunas de las postales de los otros protagonistas del Mundial.

La pasión por el fútbol se ha visto reflejada en Brasil 2014, con cientos de miles de personas que llegaron al país norteño desde todas partes del mundo, para ser parte de la fiesta. Las diferentes hinchadas le han dado un color especial a cada espectáculo, demostrando que el fútbol es mucho más que un deporte. A continuación, algunas de las postales de los otros protagonistas del Mundial.

Costa Rica está de fiesta. Como muestra valen las uñas de la fotógrafa, pintadas  con los colores de las banderas del “grupo de la muerte”,  que incluyó a Uruguay, Italia e Inglaterra.

Costa Rica está de fiesta. Como muestra valen las uñas de la fotógrafa, pintadas con los colores de las banderas del “grupo de la muerte”, que incluyó a Uruguay, Italia e Inglaterra.

Hinchas2 (pag)

Hinchas4 (pag8)

Hinchas (pag8)

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Bélgica vuelve a cuartos de final, 28 años después

Si Bélgica tuvo que esperar hasta el alargue para batir a Estados Unidos fue por obra y gracia del arquero americano Tim Howard. Pero tanto va el cántaro a la fuente, que al final el conjunto europeo encontró un justo premio, para volver a pisar los cuartos de final de un Mundial. Su única presencia en dicha instancia data de México 1986.

Un gol de Kevin de Bruyne a los tres minutos de la prórroga quebró la resistencia del arquero estadounidense Tim Howard, gran protagonista de un partido en el que impidió durante muchos minutos que la superioridad belga se reflejara en el score.
La nueva generación de oro del fútbol belga confirmó con un juego atildado lo mucho que se espera de ella. Desde México 1986, cuando los “diablos rojos” fueron cuartos, Bélgica no se metía entre los ocho mejores de un Mundial.
La primera jugada del partido fue reflejo de lo que se vería durante los 120 minutos: a los 40 segundos, el joven delantero belga Divock Origi penetró en el área, pero su disparo lo salvó Howard.
Los volantes belgas, liderados por De Bruyne, encontraban autopistas hacia el área de Howard. Estados Unidos, con un juego demasiado alegre, no era capaz de contener el alto ritmo que favorecía a los veloces belgas, que a los 29′ dispusieron de una nueva ocasión en los pies de Hazard, quien definió mal.
BÉLGICA AL ATAQUE
No cambió el guión en el segundo tiempo, en el que Bélgica siguió siendo muy superior. A los 56′, Origi remató de cabeza al travesaño y Howard salvó segundos después el remate de Vertonghen.
El seleccionador belga, Marc Wilmots, buscó el gol introduciendo al delantero Kevin Mirallas en lugar de Mertens.
También Klinsmann, técnico de Estados Unidos, buscó algo en ataque con la entrada de Chris Wondolowski, un delantero neto. Mientras se preparaba el cambio, Origi tuvo una buena ocasión en el minuto 70 que volvió a salvar Howard, convertido ya en el héroe americano.
A los 75′ llegó quizás la mejor ocasión para Bélgica. Hazard, esforzado en defensa, robó la pelota, sirvió a Origi, que se deshizo del defensor con un quiebre y asistió a Mirallas, que solo en el mano a mano perdió el duelo ante Howard, de 35 años y compañero del atacante en el Everton. El arquero lo volvió a evitar en el 80′ ante un remate de Hazard.
Estados Unidos resistía milagrosamente y soñaba con un contragolpe que nunca llegaba: a los 85′ el imbatible Howard desvió el disparo lejano de Origi y a los 89′ el tiro de Vincent Kompany.
En el descuento, Estados Unidos pudo haber ganado el partido con una pelota que Wondolowski no supo conectar ante Courtois.
TIEMPO DE ALARGUE
Lo que no había llegado en el tiempo reglamentario llegó al comienzo de la prórroga. Lukaku, que entró por Origi, desbordó por la banda derecha y su centro encontró a De Bruyne, el mejor jugador belga, que perforó finalmente el arco de Howard con un disparo cruzado.
El gol no evitó que continuara el festival de Howard, quien salvó dos ocasiones de Lukaku y otra de Mirallas, pero a los 115′, en un contragolpe, De Bruyne volvió a romper la defensa y cedió a Lukaku, que remató de primera y puso el 2-0.
Estados Unidos se resistió a morir: el recién ingresado Green, de volea, recortó distancias, encendió los ánimos de la hinchada estadounidense y abrió de nuevo un partido que parecía cerrado.
Howard lo mantuvo vivo ante Lukaku, que aprovechaba su frescura física. Courtois también quiso su cuota protagonismo y a los 112′ evitó el empate de Dempsey. Al final, Bélgica resistió y 28 años después, vuelve a los cuartos de final.

Un gol de Kevin de Bruyne a los tres minutos de la prórroga quebró la resistencia del arquero estadounidense Tim Howard, granBélgica (pag2) protagonista de un partido en el que impidió durante muchos minutos que la superioridad belga se reflejara en el score.

La nueva generación de oro del fútbol belga confirmó con un juego atildado lo mucho que se espera de ella. Desde México 1986, cuando los “diablos rojos” fueron cuartos, Bélgica no se metía entre los ocho mejores de un Mundial.

La primera jugada del partido fue reflejo de lo que se vería durante los 120 minutos: a los 40 segundos, el joven delantero belga Divock Origi penetró en el área, pero su disparo lo salvó Howard.

Los volantes belgas, liderados por De Bruyne, encontraban autopistas hacia el área de Howard. Estados Unidos, con un juego demasiado alegre, no era capaz de contener el alto ritmo que favorecía a los veloces belgas, que a los 29′ dispusieron de una nueva ocasión en los pies de Hazard, quien definió mal.

BÉLGICA AL ATAQUE

No cambió el guión en el segundo tiempo, en el que Bélgica siguió siendo muy superior. A los 56′, Origi remató de cabeza al travesaño y Howard salvó segundos después el remate de Vertonghen.

El seleccionador belga, Marc Wilmots, buscó el gol introduciendo al delantero Kevin Mirallas en lugar de Mertens.

También Klinsmann, técnico de Estados Unidos, buscó algo en ataque con la entrada de Chris Wondolowski, un delantero neto. Mientras se preparaba el cambio, Origi tuvo una buena ocasión en el minuto 70 que volvió a salvar Howard, convertido ya en el héroe americano.

A los 75′ llegó quizás la mejor ocasión para Bélgica. Hazard, esforzado en defensa, robó la pelota, sirvió a Origi, que se deshizo del defensor con un quiebre y asistió a Mirallas, que solo en el mano a mano perdió el duelo ante Howard, de 35 años y compañero del atacante en el Everton. El arquero lo volvió a evitar en el 80′ ante un remate de Hazard.

Estados Unidos resistía milagrosamente y soñaba con un contragolpe que nunca llegaba: a los 85′ el imbatible Howard desvió el disparo lejano de Origi y a los 89′ el tiro de Vincent Kompany.

En el descuento, Estados Unidos pudo haber ganado el partido con una pelota que Wondolowski no supo conectar ante Courtois.

TIEMPO DE ALARGUE

Lo que no había llegado en el tiempo reglamentario llegó al comienzo de la prórroga. Lukaku, que entró por Origi, desbordó por la banda derecha y su centro encontró a De Bruyne, el mejor jugador belga, que perforó finalmente el arco de Howard con un disparo cruzado.

El gol no evitó que continuara el festival de Howard, quien salvó dos ocasiones de Lukaku y otra de Mirallas, pero a los 115′, en un contragolpe, De Bruyne volvió a romper la defensa y cedió a Lukaku, que remató de primera y puso el 2-0.

Estados Unidos se resistió a morir: el recién ingresado Green, de volea, recortó distancias, encendió los ánimos de la hinchada estadounidense y abrió de nuevo un partido que parecía cerrado.

Howard lo mantuvo vivo ante Lukaku, que aprovechaba su frescura física. Courtois también quiso su cuota protagonismo y a los 112′ evitó el empate de Dempsey. Al final, Bélgica resistió y 28 años después, vuelve a los cuartos de final.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Histórico: clasificaron los ocho ganadores de grupo

Los ocho ganadores de los grupos de la primera fase del Mundial consiguieron la clasificación a cuartos de final, al imponerse en sus respectivos partidos de octavos. Fue algo inédito, dado que desde que el evento se disputa con el actual formato, siempre algún ganador de grupo quedó por el camino en octavos.
El Mundial seguirá el viernes, cuando Brasil y Colombia se vean las caras en Fortaleza (a las 13.00) y Francia y Alemania se enfrenten en Río de Janeiro (a las 17.00).
Y el sábado se disputarán los otros dos encuentros de cuartos de final: Holanda ante Costa Rica en Salvador de Bahía (a las 13.00) y Argentina frente a Bélgica en Brasilia (a las 17.00).

Los ocho ganadores de los grupos de la primera fase del Mundial consiguieron la clasificación a cuartos de final, al imponerse en sus respectivos partidos de octavos. Fue algo inédito, dado que desde que el evento se disputa con el actual formato, siempre algún ganador de grupo quedó por el camino en octavos.

El Mundial seguirá el viernes, cuando Brasil y Colombia se vean las caras en Fortaleza (a las 13.00) y Francia y Alemania se enfrenten en Río de Janeiro (a las 17.00).

Y el sábado se disputarán los otros dos encuentros de cuartos de final: Holanda ante Costa Rica en Salvador de Bahía (a las 13.00) y Argentina frente a Bélgica en Brasilia (a las 17.00).

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Messi frotó la lámpara y Argentina sigue viva

Cuando la definición por penales era inminente, apareció Lionel Messi con una carrera frenética, para apilar suizos y cederle en bandeja el gol de Di María, quien no falló. Argentina sufrió para romper el orden defensivo del conjunto helvético y clasificarse a cuartos de final, donde se las verá el sábado con Bélgica en Brasilia.

La definición por penales parecía inexorable, cuando a los 118 minutos Lionel Messi salió en una increíble carrera hacia el área suiza, que terminó con una precisa asistencia para que el derechazo de Ángel Di María provocara el alivio esperado por toda Argentina.
Después de tanto sufrimiento, llegaron los abrazos. Pero enseguida volvió el nerviosismo, porque Suiza estuvo muy cerca de empatar en los descuentos del alargue, con un cabezazo de Blerim Dzemaili que se estrelló en el palo derecho de Sergio Romero.
El conjunto dirigido por Alejandro Sabella se enfrentará el sábado a Bélgica en Brasilia, donde buscará superar los cuartos de final por primera vez desde el Mundial de 1990.
En un Arena Corinthians colmado, pero en el que los sudamericanos por primera vez no se sintieron como locales, Argentina y Suiza fueron a tiempo suplementario tras empatar sin goles en los 90′. Los albicelestes no pudieron quebrar a un rival que se cerró bien atrás e incluso les planteó varias amenazas.
CARENCIAS DE ARRANQUE
A la potencia ofensiva argentina liderada por Messi le faltaron definición, recursos y claridad para vulnerar la táctica que le plantearon los europeos, hasta el último ataque.
Suiza tuvo las oportunidades más claras en el primer tiempo, convirtiendo a Romero en figura. La defensa, con nuevos errores de Ezequiel Garay y Federico Fernández, volvió a mostrarse insegura frente al avance de Xhedran Shaqiri, la estrella helvética.
La llegada más clara del conjunto de Ottmar Hitzfeld se dio a los 27’, cuando Romero rechazó primero con la pierna un disparo de Mehmedi y luego desvió el rebote. Más tarde llegó una veloz jugada de contra de Josip Drmic, quien falló al definir.
Messi tardó varios minutos en entrar en partido. Probó con algunos arranques explosivos pero la férrea marca suiza lo frenó, por lo que le costó encontrar socios en el ataque. Casi sobre el final del primer tiempo, el “10” armó una jugada colectiva que Di María definió a las manos del arquero.
ATAQUE POR ATAQUE
El segundo tiempo fue más de ida y vuelta, con ambos equipos buscando romper el cero. Los argentinos regresaron del descanso inspirados y de inmediato pusieron en riesgo a Suiza con una fluida jugada entre Messi, Lavezzi e Higuaín. Enseguida llegó el susto, con un tiro libre de Shaqiri que se le escapó de las manos a Romero, pero luego se repuso y enmendó su error, arrojándose sobre la pelota para asegurarla.
Rojo pateó al arco a los 58′ pero atajó Benaglio, quien a los 62′ volvió a sacar un cabezazo de Higuaín. Argentina intentó acorralar a Suiza, cada vez más retraída en el fondo, pero sin éxito.
A los 73′ entró Palacio por Lavezzi y al minuto cabeceó apenas desviado, y a los 77’ Messi se perdió abrir la cuenta con un remate que desvió Benaglio. Ya en tiempo suplementario, el portero suizo volvió a salvar su valla al desviar un potente remate de Di María.
La definición por penales parecía inminente ante la desesperación albiceleste, pero llegó la gran jugada del gol que salvó a Argentina. Los suizos, sin embargo, no se rindieron y hasta su arquero cruzó toda la cancha para sumarse el ataque en las últimas pelotas quietas.
Argentina tuvo que sufrir hasta el silbato final para poder festejar. Lo hizo porque Messi frotó la lámpara para que Di María anotara el gol del triunfo.

La definición por penales parecía inexorable, cuando a los 118 minutos Lionel Messi salió en una increíble carrera hacia el área suiza,Messi (pag3) que terminó con una precisa asistencia para que el derechazo de Ángel Di María provocara el alivio esperado por toda Argentina.

Después de tanto sufrimiento, llegaron los abrazos. Pero enseguida volvió el nerviosismo, porque Suiza estuvo muy cerca de empatar en los descuentos del alargue, con un cabezazo de Blerim Dzemaili que se estrelló en el palo derecho de Sergio Romero.

El conjunto dirigido por Alejandro Sabella se enfrentará el sábado a Bélgica en Brasilia, donde buscará superar los cuartos de final por primera vez desde el Mundial de 1990.

En un Arena Corinthians colmado, pero en el que los sudamericanos por primera vez no se sintieron como locales, Argentina y Suiza fueron a tiempo suplementario tras empatar sin goles en los 90′. Los albicelestes no pudieron quebrar a un rival que se cerró bien atrás e incluso les planteó varias amenazas.

CARENCIAS DE ARRANQUE

A la potencia ofensiva argentina liderada por Messi le faltaron definición, recursos y claridad para vulnerar la táctica que le plantearon los europeos, hasta el último ataque.

Suiza tuvo las oportunidades más claras en el primer tiempo, convirtiendo a Romero en figura. La defensa, con nuevos errores de Ezequiel Garay y Federico Fernández, volvió a mostrarse insegura frente al avance de Xhedran Shaqiri, la estrella helvética.

La llegada más clara del conjunto de Ottmar Hitzfeld se dio a los 27’, cuando Romero rechazó primero con la pierna un disparo de Mehmedi y luego desvió el rebote. Más tarde llegó una veloz jugada de contra de Josip Drmic, quien falló al definir.

Messi tardó varios minutos en entrar en partido. Probó con algunos arranques explosivos pero la férrea marca suiza lo frenó, por lo que le costó encontrar socios en el ataque. Casi sobre el final del primer tiempo, el “10” armó una jugada colectiva que Di María definió a las manos del arquero.

ATAQUE POR ATAQUE

El segundo tiempo fue más de ida y vuelta, con ambos equipos buscando romper el cero. Los argentinos regresaron del descanso inspirados y de inmediato pusieron en riesgo a Suiza con una fluida jugada entre Messi, Lavezzi e Higuaín. Enseguida llegó el susto, con un tiro libre de Shaqiri que se le escapó de las manos a Romero, pero luego se repuso y enmendó su error, arrojándose sobre la pelota para asegurarla.

Rojo pateó al arco a los 58′ pero atajó Benaglio, quien a los 62′ volvió a sacar un cabezazo de Higuaín. Argentina intentó acorralar a Suiza, cada vez más retraída en el fondo, pero sin éxito.

A los 73′ entró Palacio por Lavezzi y al minuto cabeceó apenas desviado, y a los 77’ Messi se perdió abrir la cuenta con un remate que desvió Benaglio. Ya en tiempo suplementario, el portero suizo volvió a salvar su valla al desviar un potente remate de Di María.

La definición por penales parecía inminente ante la desesperación albiceleste, pero llegó la gran jugada del gol que salvó a Argentina. Los suizos, sin embargo, no se rindieron y hasta su arquero cruzó toda la cancha para sumarse el ataque en las últimas pelotas quietas.

Argentina tuvo que sufrir hasta el silbato final para poder festejar. Lo hizo porque Messi frotó la lámpara para que Di María anotara el gol del triunfo.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“No queríamos ir a los penales porque estábamos muertos”

Lionel Messi valoró el gol convertido por su compañero Di María, porque hizo que Argentina resolviera el partido ante Suiza en el alargue. “No queríamos ir a los penales porque estábamos muertos”, confesó el “10”.
Messi admitió también que se le pasó por la cabeza la posibilidad de rematar al arco en la jugada del gol, pero al ver que Di María estaba en mejor posición, optó por pasarle la pelota para que convirtiera. “Primero pensé en jugármela, pero vi que apareció el ‘Fideo’ y decidí pasársela”, explicó.
El futbolista evitó decir si el triunfo argentino fue justo, tal como afirmó el entrenador Alejandro Sabella. “No sé si es merecido o no, pero lo importante es que estamos en otra ronda, que era lo que queríamos. Costó, pero seguimos en el torneo”, concluyó Messi, quien fue elegido como el “hombre del partido”, al igual que en los tres anteriores que jugó Argentina en el Mundial.

Lionel Messi valoró el gol convertido por su compañero Di María, porque hizo que Argentina resolviera el partido ante Suiza en el alargue. “No queríamos ir a los penales porque estábamos muertos”, confesó el “10”.

Messi admitió también que se le pasó por la cabeza la posibilidad de rematar al arco en la jugada del gol, pero al ver que Di María estaba en mejor posición, optó por pasarle la pelota para que convirtiera. “Primero pensé en jugármela, pero vi que apareció el ‘Fideo’ y decidí pasársela”, explicó.

El futbolista evitó decir si el triunfo argentino fue justo, tal como afirmó el entrenador Alejandro Sabella. “No sé si es merecido o no, pero lo importante es que estamos en otra ronda, que era lo que queríamos. Costó, pero seguimos en el torneo”, concluyó Messi, quien fue elegido como el “hombre del partido”, al igual que en los tres anteriores que jugó Argentina en el Mundial.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

África, el continente que nunca despega

Las cálidas temperaturas, la humedad y la exigencia física que demanda Brasil 2014 hacían presagiar un Mundial favorable para el “continente negro”. Pero el resultado final fue que ninguno de los cinco equipos africanos logró llegar a los cuartos de final, una actuación por debajo de las expectativas.

Argelia y Nigeria presentaron una digna batalla ante dos potencias europeas (Alemania y Francia) en octavos de final, pero el balance del fútbol africano en el Mundial dejó una vez más sabor a poco.
Desde la irrupción de Camerún en Italia 1990, donde derrotó en el partido inaugural a Argentina, entonces campeona mundial, y alcanzó los cuartos de final, los equipos africanos siempre fueron considerados una amenaza latente.
Pero esa promesa solo se cumplió en cuentagotas, y apenas Senegal, en 2002, y Ghana, en 2010, pudieron volver a meterse entre los ocho mejores. Las semifinales, en cambio, siguen siendo una barrera infranqueable.
“Triunfo europeo. Los africanos luchan pero quedan eliminados”, resumió ayer el diario brasileño “O Globo” tras la caída de Nigeria por 0-2 ante Francia y la de Argelia por 1-2 en la prórroga ante Alemania.
La gran actuación de nigerianos y argelinos no alcanzó a opacar los conflictos internos, los actos de indisciplina, los boicots a entrenamientos y las peleas por los premios que dominaron el paso del fútbol africano por Brasil.
LAS EXPLICACIONES
“No sé por qué pasó lo que pasó… Tal vez no somos suficientemente fuertes, tal vez no estábamos lo suficientemente enfocados en el objetivo”, intentó explicar el seleccionador nigeriano Stephen Keshi.
Con varias superestrellas en sus planteles, los conjuntos africanos llegaban con enormes ambiciones a Brasil. “Debemos ser campeones mundiales. Todo el continente está esperando que un equipo africano gane finalmente un Mundial”, dijo incluso el ghanés Kevin-Prince Boateng antes del torneo.
Pero su equipo se despidió en la fase de grupos, al igual que la Costa de Marfil de Didier Drogba y el Camerún de Samuel Eto’o.
Boateng, que nació en Alemania pero optó por jugar para las “Estrellas Negras”, ni siquiera pudo terminar de jugar el torneo con su equipo, ya que fue expulsado del plantel junto a Sulley Muntari por actos de indisciplina.
OTROS PROBLEMAS
La demora en el pago de los premios también generó tensión en el equipo y recién se pudo resolver con la intervención personal del presidente de Ghana, John Dramani Mahama.
Algo similar ocurrió con Nigeria, donde el presidente Goodluck Jonathan también tuvo que interceder para garantizar el pago de los premios a los jugadores, que llegaron a boicotear un entrenamiento.
“Es parte de nuestra cultura que los ministros u otros dirigentes de Estado vengan a hablar con nosotros y a motivarnos”, explicó Keshi, el entrenador nigeriano.
“El sistema en África es diferente que en Europa, porque deben entender que venimos de diferentes regiones”, argumentó, por su parte, el seleccionador de Ghana, Kwesi Appiah.
La actuación africana también se vio ensombrecida por las sospechas que salpicaron a la selección de Camerún, que está siendo investigada por su propia federación tras las acusaciones de manipulación en la derrota 0-4 ante Croacia.
Un final sombrío para un continente que llegaba con ilusión, pero que ahora deberá esperar hasta Rusia 2018 para confirmar lo que desde hace ya dos décadas insinúa.

Argelia y Nigeria presentaron una digna batalla ante dos potencias europeas (Alemania y Francia) en octavos de final, pero elArgelia (pag 4)balance del fútbol africano en el Mundial dejó una vez más sabor a poco.

Desde la irrupción de Camerún en Italia 1990, donde derrotó en el partido inaugural a Argentina, entonces campeona mundial, y alcanzó los cuartos de final, los equipos africanos siempre fueron considerados una amenaza latente.

Pero esa promesa solo se cumplió en cuentagotas, y apenas Senegal, en 2002, y Ghana, en 2010, pudieron volver a meterse entre los ocho mejores. Las semifinales, en cambio, siguen siendo una barrera infranqueable.

“Triunfo europeo. Los africanos luchan pero quedan eliminados”, resumió ayer el diario brasileño “O Globo” tras la caída de Nigeria por 0-2 ante Francia y la de Argelia por 1-2 en la prórroga ante Alemania.

La gran actuación de nigerianos y argelinos no alcanzó a opacar los conflictos internos, los actos de indisciplina, los boicots a entrenamientos y las peleas por los premios que dominaron el paso del fútbol africano por Brasil.

LAS EXPLICACIONES

“No sé por qué pasó lo que pasó… Tal vez no somos suficientemente fuertes, tal vez no estábamos lo suficientemente enfocados en el objetivo”, intentó explicar el seleccionador nigeriano Stephen Keshi.

Con varias superestrellas en sus planteles, los conjuntos africanos llegaban con enormes ambiciones a Brasil. “Debemos ser campeones mundiales. Todo el continente está esperando que un equipo africano gane finalmente un Mundial”, dijo incluso el ghanés Kevin-Prince Boateng antes del torneo.

Pero su equipo se despidió en la fase de grupos, al igual que la Costa de Marfil de Didier Drogba y el Camerún de Samuel Eto’o.

Boateng, que nació en Alemania pero optó por jugar para las “Estrellas Negras”, ni siquiera pudo terminar de jugar el torneo con su equipo, ya que fue expulsado del plantel junto a Sulley Muntari por actos de indisciplina.

OTROS PROBLEMAS

La demora en el pago de los premios también generó tensión en el equipo y recién se pudo resolver con la intervención personal del presidente de Ghana, John Dramani Mahama.

Algo similar ocurrió con Nigeria, donde el presidente Goodluck Jonathan también tuvo que interceder para garantizar el pago de los premios a los jugadores, que llegaron a boicotear un entrenamiento.

“Es parte de nuestra cultura que los ministros u otros dirigentes de Estado vengan a hablar con nosotros y a motivarnos”, explicó Keshi, el entrenador nigeriano.

“El sistema en África es diferente que en Europa, porque deben entender que venimos de diferentes regiones”, argumentó, por su parte, el seleccionador de Ghana, Kwesi Appiah.

La actuación africana también se vio ensombrecida por las sospechas que salpicaron a la selección de Camerún, que está siendo investigada por su propia federación tras las acusaciones de manipulación en la derrota 0-4 ante Croacia.

Un final sombrío para un continente que llegaba con ilusión, pero que ahora deberá esperar hasta Rusia 2018 para confirmar lo que desde hace ya dos décadas insinúa.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El negocio de las camisetas

Mientras las camisetas oficiales de las selecciones favoritas bajan de precio a medida que quedan eliminadas del Mundial, los uniformes de las “cenicientas” del certamen se convierten en verdaderas “joyas” que cotizan al alza en las tiendas brasileñas. La casaca de Costa Rica, por ejemplo, está agotada.

“Esta fue la ‘Copa de las Cebras’, una Copa con bastantes sorpresas”, aseveró Barbara Santiago, responsable de la consultora Estudios, que asesora al Sindicato de Tiendas Minoristas de Río de Janeiro.
La popular expresión “salió la cebra” se usa en Brasil en referencia al tradicional juego de azar llamado “Juego del Animal”, una lotería de 25 animales entre los cuales no figura la cebra. La cebra sería, por lo tanto, el equipo por el que nadie apuesta.
“Algunos productos que se esperaban vender masivamente, ahora están todos en los depósitos; mientras que otros que nadie pensó que se venderían, son hoy los más requeridos”, aseguró Santiago.
España, Inglaterra, Italia y Portugal lideran el ranking de selecciones que llegaron al certamen con la idea de llegar lejos y que al caer en forma precoz e inesperada revolucionaron el mercado.
“Nosotros reforzamos el ‘stock’ de las camisetas de Inglaterra, Italia, España y Portugal porque pensamos que eran las que iban a llegar más lejos. Pero tuvimos que bajar los precios de urgencia para no quedarnos con esa mercadería ociosa”, contó Marcio Abreu, gerente de la tienda Casa Cavacas en Río de Janeiro.
“Primero bajamos en un 20% el precio de las casacas de esas cuatro selecciones europeas, y aún así costaba venderlas, por lo que tuvimos que hacer un nuevo esfuerzo y bajamos un 10% más. Ahí recién nos las sacamos de encima”, agregó.
PRECIOS REBAJADOS
En la tienda virtual Centauro, el precio de la camiseta oficial de España, la actual campeona del mundo que fue eliminada en la fase de grupos del certamen, cayó de 299,90 a 199,90 reales (de 136,3 a 90,8 dólares, aproximadamente), lo que supone un descuento de 33%.
También la de Inglaterra cayó de 349,90 a 249,90 reales (de 159 a 113 dólares), en un descuento del 29%.
En cambio, el uniforme de la selección de Costa Rica, la gran sorpresa del torneo por ser la única superviviente en cuartos de final del llamado “grupo de la muerte” que compartió con Uruguay, Italia e Inglaterra, es bastante difícil de conseguir.
“El proveedor ni siquiera nos trajo la camiseta de Costa Rica. Y ahora la gente la pide y no la tenemos. Pero nunca podíamos imaginarnos que hubiese tanta demanda”, lamentó Abreu.
En la tienda virtual sofutebolbrasil. com.br,  la camiseta de los “ticos” cuesta 259,90 reales (unos 118 dólares) y está agotada.
DESCUENTO
AUTOMÁTICO
Consciente de que puede pasar “cualquier cosa” en lo que resta del certamen, Abreu añadió: “Los uniformes de Brasil y Argentina se venden en forma normal, dentro de lo que esperábamos. Vamos a ver lo que pasa a partir de ahora”.
El “descuento automático” en camisetas de selecciones eliminadas fue la estrategia del empresario Ronaldo Moura, dueño de la tienda “Físico y Forma”. “Hoy un equipo queda eliminado y mañana ya baja el precio de su indumentaria. Es algo automático”, precisó.
“Las ventas de todas las camisetas de equipos europeos están bajas. Los mayores descuentos fueron aplicados a las camisetas de las selecciones de España, Rusia y Portugal, que alcanzaron el 30%”, dijo a su vez el gerente de la tienda “Gege Esportes”, Ricardo Celestino.
Como contrapartida, las de Alemania, Holanda y Argentina, que siguen vivas en el certamen, se siguen vendiendo al mismo precio y de forma constante.
“La más solicitada sigue siendo la de la selección brasileña. Esa se vende realmente bien”, afirmó.
Los resultados del Mundial han hecho cambiar los pronósticos de las tiendas, concluyó Santiago, que aclaró que solo después de tener los balances de junio se podrá saber si las sorpresas del primer Mundial realizado en Sudamérica en 36 años fueron “buenas o malas” en materia de negocios.

“Esta fue la ‘Copa de las Cebras’, una Copa con bastantes sorpresas”, aseveró Barbara Santiago, responsable de la consultoraCamisetas (pag5)Estudios, que asesora al Sindicato de Tiendas Minoristas de Río de Janeiro.

La popular expresión “salió la cebra” se usa en Brasil en referencia al tradicional juego de azar llamado “Juego del Animal”, una lotería de 25 animales entre los cuales no figura la cebra. La cebra sería, por lo tanto, el equipo por el que nadie apuesta.

“Algunos productos que se esperaban vender masivamente, ahora están todos en los depósitos; mientras que otros que nadie pensó que se venderían, son hoy los más requeridos”, aseguró Santiago.

España, Inglaterra, Italia y Portugal lideran el ranking de selecciones que llegaron al certamen con la idea de llegar lejos y que al caer en forma precoz e inesperada revolucionaron el mercado.

“Nosotros reforzamos el ‘stock’ de las camisetas de Inglaterra, Italia, España y Portugal porque pensamos que eran las que iban a llegar más lejos. Pero tuvimos que bajar los precios de urgencia para no quedarnos con esa mercadería ociosa”, contó Marcio Abreu, gerente de la tienda Casa Cavacas en Río de Janeiro.

“Primero bajamos en un 20% el precio de las casacas de esas cuatro selecciones europeas, y aún así costaba venderlas, por lo que tuvimos que hacer un nuevo esfuerzo y bajamos un 10% más. Ahí recién nos las sacamos de encima”, agregó.

PRECIOS REBAJADOS

En la tienda virtual Centauro, el precio de la camiseta oficial de España, la actual campeona del mundo que fue eliminada en la fase de grupos del certamen, cayó de 299,90 a 199,90 reales (de 136,3 a 90,8 dólares, aproximadamente), lo que supone un descuento de 33%.

También la de Inglaterra cayó de 349,90 a 249,90 reales (de 159 a 113 dólares), en un descuento del 29%.

En cambio, el uniforme de la selección de Costa Rica, la gran sorpresa del torneo por ser la única superviviente en cuartos de final del llamado “grupo de la muerte” que compartió con Uruguay, Italia e Inglaterra, es bastante difícil de conseguir.

“El proveedor ni siquiera nos trajo la camiseta de Costa Rica. Y ahora la gente la pide y no la tenemos. Pero nunca podíamos imaginarnos que hubiese tanta demanda”, lamentó Abreu.

En la tienda virtual sofutebolbrasil. com.br,  la camiseta de los “ticos” cuesta 259,90 reales (unos 118 dólares) y está agotada.

DESCUENTO AUTOMÁTICO

Consciente de que puede pasar “cualquier cosa” en lo que resta del certamen, Abreu añadió: “Los uniformes de Brasil y Argentina se venden en forma normal, dentro de lo que esperábamos. Vamos a ver lo que pasa a partir de ahora”.

El “descuento automático” en camisetas de selecciones eliminadas fue la estrategia del empresario Ronaldo Moura, dueño de la tienda “Físico y Forma”. “Hoy un equipo queda eliminado y mañana ya baja el precio de su indumentaria. Es algo automático”, precisó.

“Las ventas de todas las camisetas de equipos europeos están bajas. Los mayores descuentos fueron aplicados a las camisetas de las selecciones de España, Rusia y Portugal, que alcanzaron el 30%”, dijo a su vez el gerente de la tienda “Gege Esportes”, Ricardo Celestino.

Como contrapartida, las de Alemania, Holanda y Argentina, que siguen vivas en el certamen, se siguen vendiendo al mismo precio y de forma constante.

“La más solicitada sigue siendo la de la selección brasileña. Esa se vende realmente bien”, afirmó.

Los resultados del Mundial han hecho cambiar los pronósticos de las tiendas, concluyó Santiago, que aclaró que solo después de tener los balances de junio se podrá saber si las sorpresas del primer Mundial realizado en Sudamérica en 36 años fueron “buenas o malas” en materia de negocios.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Uruguay terminó 12º

La actuación de Uruguay en el Mundial quedó sellada con un 12º puesto. Esta posición quedó definida en la víspera, al cerrarse los octavos del final, instancia en la que fue eliminada la Celeste. La Asociación Uruguaya de Fútbol, mientras tanto, anunció que el viernes presentará la apelación ante la FIFA por el caso Luis Suárez.

Uruguay terminó en el 12º puesto del Mundial. La Celeste, que llegó hasta los octavos de final, sumó dos triunfos en el certamen (2-1 ante Inglaterra y 2-1 frente a Italia) y dos derrotas (1-3 con Costa Rica y 0-2 con Colombia), quedando la sensación de que le ganó a los rivales más encumbrados y perdió con los de menor nombre.
Por delante de Uruguay quedaron, obviamente, los ocho cuartofinalistas (Argentina, Brasil, Colombia, Holanda, Alemania, Costa Rica, Bélgica y Francia), además de Chile (9º), México (10º) y Suiza (11º).
La lista se completa con Grecia (13º), Argelia (14º), Estados Unidos (15º), Nigeria (16º), Ecuador (17º), Portugal (18º), Croacia (19º), Bosnia (20º), Costa de Marfil (21º), Italia (22º), España (23º), Rusia (24º), Ghana (25º), Inglaterra (26º), Corea del Sur (27º), Irán (28º), Japón (29º), Australia (30º), Honduras (31º) y Camerún (32º).
APELACIÓN
POR SUÁREZ
La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), mientras tanto, planea presentar el viernes ante la FIFA los argumentos de la apelación de la sanción que se le aplicó al delantero Luis Suárez por morder al italiano Giorgio Chiellini.
“La AUF contrató a un estudio español para que prepare la apelación, pero no es el mismo abogado que representa a Luis Suárez”, aclaró Wilmar Valdez, presidente de la AUF.
Valdez añadió que Uruguay quiere “tener cuanto antes una resolución de este tema para acelerar los tiempos”. Si la apelación no resulta favorable a los intereses celestes, se apelará al TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) de la FIFA.
El órgano rector del fútbol mundial tomó nota de las disculpas del Suárez por haber mordido a Chiellini.
“Naturalmente hemos visto su pedido de disculpas públicas”, dijo ayer la portavoz de la FIFA, Delia Fischer, en Río de Janeiro.
Suárez fue castigado con nueve partidos de suspensión con Uruguay, cuatro meses de inhabilitación para cualquier actividad relacionada con el fútbol y el pago de una multa de 110.000 dólares.
El goleador publicó el lunes una carta en su cuenta de twitter en la que afirmó estar “profundamente” arrepentido por su conducta. Hasta entonces había negado haber agredido al defensa italiano.

Uruguay terminó en el 12º puesto del Mundial. La Celeste, que llegó hasta los octavos de final, sumó dos triunfos en el certamen (2-1 ante Inglaterra y 2-1 frente a Italia) y dos derrotas (1-3 con Costa Rica y 0-2 con Colombia), quedando la sensación de que le ganó a los rivales más encumbrados y perdió con los de menor nombre.

Por delante de Uruguay quedaron, obviamente, los ocho cuartofinalistas (Argentina, Brasil, Colombia, Holanda, Alemania, Costa Rica, Bélgica y Francia), además de Chile (9º), México (10º) y Suiza (11º).

La lista se completa con Grecia (13º), Argelia (14º), Estados Unidos (15º), Nigeria (16º), Ecuador (17º), Portugal (18º), Croacia (19º), Bosnia (20º), Costa de Marfil (21º), Italia (22º), España (23º), Rusia (24º), Ghana (25º), Inglaterra (26º), Corea del Sur (27º), Irán (28º), Japón (29º), Australia (30º), Honduras (31º) y Camerún (32º).

APELACIÓN POR SUÁREZ

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), mientras tanto, planea presentar el viernes ante la FIFA los argumentos de la apelación de la sanción que se le aplicó al delantero Luis Suárez por morder al italiano Giorgio Chiellini.

“La AUF contrató a un estudio español para que prepare la apelación, pero no es el mismo abogado que representa a Luis Suárez”, aclaró Wilmar Valdez, presidente de la AUF.

Valdez añadió que Uruguay quiere “tener cuanto antes una resolución de este tema para acelerar los tiempos”. Si la apelación no resulta favorable a los intereses celestes, se apelará al TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) de la FIFA.

El órgano rector del fútbol mundial tomó nota de las disculpas del Suárez por haber mordido a Chiellini.

“Naturalmente hemos visto su pedido de disculpas públicas”, dijo ayer la portavoz de la FIFA, Delia Fischer, en Río de Janeiro.

Suárez fue castigado con nueve partidos de suspensión con Uruguay, cuatro meses de inhabilitación para cualquier actividad relacionada con el fútbol y el pago de una multa de 110.000 dólares.

El goleador publicó el lunes una carta en su cuenta de twitter en la que afirmó estar “profundamente” arrepentido por su conducta. Hasta entonces había negado haber agredido al defensa italiano.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La redención de Julio César

Máquina de redención, el fútbol le ha dado al brasileño Julio César la oportunidad de pasar de villano a héroe de un Mundial a otro. El arquero se culpó de la eliminación de su selección en Sudáfrica 2010 y las imágenes de su llanto desconsolado quedaron en la retina de los espectadores. Hace unos días tuvo la esperada revancha…

Si hay una persona a la que Brasil debe agradecer por haber avanzado a los cuartos de final del Mundial, esa es Julio César, el portero que hasta hace pocas semanas era la figura más cuestionada del equipo dirigido por Luiz Felipe Scolari.
“Mi historia en la selección aún no acabó”, dijo entre lágrimas el guardameta de 34 años, después de asegurar la victoria de Brasil en la definición por penales ante Chile, atajando los disparos de Mauricio Pinilla y del astro Alexis Sánchez.
“Antes de los penales, les dije a mis compañeros que tuvieran confianza en sí mismos, y les prometí que atajaría al menos dos”, relató Julio Cesar, quien fue distinguido por la FIFA como el mejor jugador del partido.
“Me concentré de la mejor manera posible para los penales, porque no podía fallarle nuevamente a la selección. Ya he tenido grandes momentos en mi carrera y a nivel profesional me siento realizado, pero me falta ganar una Copa del Mundo. Y luego de lo que pasó en el último Mundial esto ha sido fantástico”, remarcó.
Julio César volvió a explotar en llanto, pero esta vez sus lágrimas fueron “de felicidad”, muy distintas a las de hace cuatro años, cuando un error suyo abrió camino a la victoria de Holanda por 3-2 que eliminó a Brasil en los cuartos de final de Sudáfrica 2010.
“FUE DURO”
“Terminar el Mundial de 2010 como lo terminé yo, fue muy duro. Durante cuatro años necesité el apoyo de mi familia para superar ese momento”, recordó el portero.
Julio Cesar había llegado a Sudáfrica como uno de los mejores arqueros del planeta, y el error ante Holanda tuvo el efecto de una bomba atómica en su carrera, que a partir de ahí se fue a pique.
“Yo sé lo que Julio vivió hace cuatro años y estoy muy feliz por él. Se lo merece”, expresó el lateral Maicon, excompañero del arquero en el Inter de Milán y en la selección brasileña de 2010.
En 2012, Julio César pasó del Inter de Milán al modesto Queens Park Rangers de Inglaterra. Y tras el descenso de dicho club a la Segunda División inglesa, fue excluido del equipo titular.
En búsqueda de una oportunidad de seguir en actividad, fichó este año por un equipo canadiense, el Toronto FC, antes de ser confirmado por Scolari en la lista de convocados para disputar el Mundial.
POLÉMICA TITULARIDAD
Su inclusión en el plantel y, principalmente la decisión del técnico de designarlo como titular, generaron críticas por parte de la prensa, que recordaba que Julio César apenas jugó el año pasado y que había disputado solo siete partidos con el Toronto FC en la débil liga norteamericana.
Hace precisamente un mes, el portero aseguró que lograría callar las críticas durante el Mundial: “Sé que puedo colaborar con este grupo. La Copa Confederaciones me ha dado una gran fuerza. Espero ganar el Mundial, aunque no para pagar una deuda, sino para felicidad de todo Brasil”.
El arquero aseguró que sus buenas actuaciones en este Mundial le dan aliento para aspirar a más conquistas: “Uno no puede rendirse nunca, sé que todavía no hemos ganado nada pero el partido ante Chile nos da mucha fuerza para encarar lo que viene”.

Si hay una persona a la que Brasil debe agradecer por haber avanzado a los cuartos de final del Mundial, esa es Julio César, el porteroJulio César (pag7) que hasta hace pocas semanas era la figura más cuestionada del equipo dirigido por Luiz Felipe Scolari.

“Mi historia en la selección aún no acabó”, dijo entre lágrimas el guardameta de 34 años, después de asegurar la victoria de Brasil en la definición por penales ante Chile, atajando los disparos de Mauricio Pinilla y del astro Alexis Sánchez.

“Antes de los penales, les dije a mis compañeros que tuvieran confianza en sí mismos, y les prometí que atajaría al menos dos”, relató Julio Cesar, quien fue distinguido por la FIFA como el mejor jugador del partido.

“Me concentré de la mejor manera posible para los penales, porque no podía fallarle nuevamente a la selección. Ya he tenido grandes momentos en mi carrera y a nivel profesional me siento realizado, pero me falta ganar una Copa del Mundo. Y luego de lo que pasó en el último Mundial esto ha sido fantástico”, remarcó.

Julio César volvió a explotar en llanto, pero esta vez sus lágrimas fueron “de felicidad”, muy distintas a las de hace cuatro años, cuando un error suyo abrió camino a la victoria de Holanda por 3-2 que eliminó a Brasil en los cuartos de final de Sudáfrica 2010.

“FUE DURO”

“Terminar el Mundial de 2010 como lo terminé yo, fue muy duro. Durante cuatro años necesité el apoyo de mi familia para superar ese momento”, recordó el portero.

Julio Cesar había llegado a Sudáfrica como uno de los mejores arqueros del planeta, y el error ante Holanda tuvo el efecto de una bomba atómica en su carrera, que a partir de ahí se fue a pique.

“Yo sé lo que Julio vivió hace cuatro años y estoy muy feliz por él. Se lo merece”, expresó el lateral Maicon, excompañero del arquero en el Inter de Milán y en la selección brasileña de 2010.

En 2012, Julio César pasó del Inter de Milán al modesto Queens Park Rangers de Inglaterra. Y tras el descenso de dicho club a la Segunda División inglesa, fue excluido del equipo titular.

En búsqueda de una oportunidad de seguir en actividad, fichó este año por un equipo canadiense, el Toronto FC, antes de ser confirmado por Scolari en la lista de convocados para disputar el Mundial.

POLÉMICA TITULARIDAD

Su inclusión en el plantel y, principalmente la decisión del técnico de designarlo como titular, generaron críticas por parte de la prensa, que recordaba que Julio César apenas jugó el año pasado y que había disputado solo siete partidos con el Toronto FC en la débil liga norteamericana.

Hace precisamente un mes, el portero aseguró que lograría callar las críticas durante el Mundial: “Sé que puedo colaborar con este grupo. La Copa Confederaciones me ha dado una gran fuerza. Espero ganar el Mundial, aunque no para pagar una deuda, sino para felicidad de todo Brasil”.

El arquero aseguró que sus buenas actuaciones en este Mundial le dan aliento para aspirar a más conquistas: “Uno no puede rendirse nunca, sé que todavía no hemos ganado nada pero el partido ante Chile nos da mucha fuerza para encarar lo que viene”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El increíble tatuaje de Pinilla

El ex astro argentino Diego Maradona criticó duramente a la FIFA por la sanción impuesta a Luis Suárez, que dejó al delantero uruguayo fuera del Mundial.
“¿Quién se creen que son ustedes?”, soltó Maradona dirigido a los dirigentes del ente rector del fútbol mundial en su programa “De Zurda”, que es emitido a diario por la cadena venezolana Telesur desde Río de Janeiro.
“¿Por qué no lo mandan (a Suárez) a Guantánamo?”, ironizó el argentino. “¿A quién mató? Esto es fútbol, esto es roce”, consideró Maradona, que se puso en su programa una camiseta con la frase pintada “Luisito estamos con vos”, para respaldar al salteño.
Se trata de “una sanción injusta, una cosa mafiosa”, espetó también el célebre “10” argentino, enemistado desde hace tiempo con la FIFA.
El ex astro de la “albiceleste” consideró también que el organismo se hace el “moralista” con Suárez, mientras deja sin castigo otras agresiones que hubo en el Mundial.

El ex astro argentino Diego Maradona criticó duramente a la FIFA por la sanción impuesta a Luis Suárez, que dejó al delantero uruguayo fuera del Mundial.

“¿Quién se creen que son ustedes?”, soltó Maradona dirigido a los dirigentes del ente rector del fútbol mundial en su programa “DeTatuaje (pag7) Zurda”, que es emitido a diario por la cadena venezolana Telesur desde Río de Janeiro.

“¿Por qué no lo mandan (a Suárez) a Guantánamo?”, ironizó el argentino. “¿A quién mató? Esto es fútbol, esto es roce”, consideró Maradona, que se puso en su programa una camiseta con la frase pintada “Luisito estamos con vos”, para respaldar al salteño.

Se trata de “una sanción injusta, una cosa mafiosa”, espetó también el célebre “10” argentino, enemistado desde hace tiempo con la FIFA.

El ex astro de la “albiceleste” consideró también que el organismo se hace el “moralista” con Suárez, mientras deja sin castigo otras agresiones que hubo en el Mundial.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

América vs. Europa

Brasil, Colombia, Argentina y Costa Rica intentarán que se respete la tradición de que cada Mundial que se disputa en América tiene a un
campeón americano. Alemania, Francia, Holanda y Bélgica, por su parte, buscarán transformarse en el primer europeo en ganar el título en
nuestro continente. Ayer quedaron definidas las ocho mejores selecciones del mundo.

Brasil, Colombia, Argentina y Costa Rica intentarán que se respete la tradición de que cada Mundial que se disputa en América tiene a un campeón americano. Alemania, Francia, Holanda y Bélgica, por su parte, buscarán transformarse en el primer europeo en ganar el título en nuestro continente. Ayer quedaron definidas las ocho mejores selecciones del mundo.

Holanda también le apunta al título.

Holanda también le apunta al título.

Argentina noqueó a Suiza y sueña en grande.

Argentina noqueó a Suiza y sueña en grande.

Brasil (pag8)

Brasil y la presión de ser campeón en casa.Alemania es uno de los candidatos al título

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El Mundial de los récords

La primera fase de Brasil 2014 fue histórica en materia de récords, porque estableció nuevos registros y reescribió los libros mundialistas. La audiencia, el promedio de gol, las marcas del colombiano Mondragón y el alemán Klose y los equipos de América y África en octavos de final son algunos de los registros inéditos de este Mundial.

El Mundial ha roto todas las marcas establecidas de audiencias. Según informó la FIFA, el partido inaugural entre Brasil y Croacia fue seguido por 42,9 millones de espectadores por el canal TV Globo y se convirtió en el evento deportivo más visto del año.
Pero una de las cifras más llamativas apareció en el choque entre Estados Unidos y Ghana: fue seguido por 11,1 millones de personas en la cadena ESPN, el mejor número de este canal en el Mundial. Además, unos 26 millones de norteamericanos siguieron la retransmisión del segundo partido contra Portugal, superando los registros de la última final de la NBA y de la Serie Mundial de béisbol de 2013
La victoria de Italia sobre Inglaterra fue vista por 14,2 millones en la BBC1 del Reino Unido y 12,8 millones en la RAI 1, el mayor número para los dos países en 2014. En Alemania, más de 26,4 millones vieron el partido entre su equipo y Portugal en ARD. Y la derrota de Japón frente a Costa de Marfil fue contemplada por 34,1 millones a través de la emisora japonesa NHK.
El partido Bélgica-Corea del Sur fue el encuentro de fútbol más visto en la historia de la televisión belga con 5,1 millones de personas.
LLUVIA DE GOLES
El Mundial también estableció un nuevo récord goleador en la fase de grupos, con un total de 136 tantos marcados, superando por seis goles a la edición de Corea-Japón 2002.
Se registró un promedio de 2,83 tantos por partido durante los 48 encuentros que conformaron la primera rueda.
Estos 136 tantos sientan un buen precedente para que el Mundial de Brasil pase a ser el más goleador de la historia desde que compiten en la fase final 32 equipos. Hasta ahora, el récord lo ostenta el Mundial de Francia 1998, donde se llegaron a meter 171 goles.
EL RÉCORD DE MONDRAGÓN
El emblemático portero colombiano Faryd Mondragón pasó a la historia como el jugador más veterano en disputar un partido en una Copa del Mundo.
A sus 43 años, entró en el campo en el minuto 84 del partido contra Japón y le arrebató el récord al camerunés Roger Milla. El jugador africano había jugado su último partido en el Mundial de 1994 con 42 años, un mes y 8 días.
En la lista de jugadores más veteranos con partidos disputados en un Mundial, aparecen nombres míticos como el del norirlandés Pat Jennings (41), el inglés Peter Shilton (40) y el italiano Dino Zoff (40), todos estos guardametas.
Mondragón ya había batido un récord solo con su convocatoria: el de mayor período de tiempo entre dos participaciones en un mundial. La última vez que Faryd había sido convocado con su selección fue para el Mundial de Francia 1998, lo que supone un total de 16 años entre ambas citas. Cuatro años más que el suizo Alfred Bickel, que ostentaba el título con una diferencia de 12 años al participar en los mundiales de 1938 y 1950.
EL RÉCORD DE KLOSE
El alemán Miroslav Klose anotó ante Ghana para igualar al brasileño Ronaldo como máximo artillero en la historia de los Mundiales. Llegó a la cifra récord de 15 anotaciones en cuatro Copas del Mundo disputadas desde 2002. El delantero cuenta con cinco goles en el Mundial de 2002, otros cinco en el de 2006, cuatro en el de 2010 y, por el momento, uno en 2014.
RÉCORD DE AMÉRICA
Por primera vez en la historia de la Copa del Mundo, ocho países americanos llegaron a los octavos de final. En Sudáfrica 2010 habían clasificado siete, pero ahora hay un nuevo registro.
Uruguay, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos y México fueron los hacedores de este nuevo récord. Ecuador y Honduras se transformaron en los únicos equipos del continente en ser eliminados en primera ronda.
Hubo otro continente que también celebró, porque fue la primera vez en la historia mundialista que dos equipos africanos, Nigeria y Argelia, se clasificaron a octavos de final en una misma edición.
El Mundial ha roto todas las marcas establecidas de audiencias. Según informó la FIFA, el partido inaugural entre Brasil y Croacia fue seguido por 42,9 millones de espectadores por el canal TV Globo y se convirtió en el evento deportivo más visto del año.
Pero una de las cifras más llamativas apareció en el choque entre Estados Unidos y Ghana: fue seguido por 11,1 millones de personas en la cadena ESPN, el mejor número de este canal en el Mundial. Además, unos 26 millones de norteamericanos siguieron la retransmisión del segundo partido contra Portugal, superando los registros de la última final de la NBA y de la Serie Mundial de béisbol de 2013
La victoria de Italia sobre Inglaterra fue vista por 14,2 millones en la BBC1 del Reino Unido y 12,8 millones en la RAI 1, el mayor número para los dos países en 2014. En Alemania, más de 26,4 millones vieron el partido entre su equipo y Portugal en ARD. Y la derrota de Japón frente a Costa de Marfil fue contemplada por 34,1 millones a través de la emisora japonesa NHK.
El partido Bélgica-Corea del Sur fue el encuentro de fútbol más visto en la historia de la televisión belga con 5,1 millones de personas.
LLUVIA DE GOLES
El Mundial también estableció un nuevo récord goleador en la fase de grupos, con un total de 136 tantos marcados, superando por seis goles a la edición de Corea-Japón 2002.
Se registró un promedio de 2,83 tantos por partido durante los 48 encuentros que conformaron la primera rueda.
Estos 136 tantos sientan un buen precedente para que el Mundial de Brasil pase a ser el más goleador de la historia desde que compiten en la fase final 32 equipos. Hasta ahora, el récord lo ostenta el Mundial de Francia 1998, donde se llegaron a meter 171 goles.
EL RÉCORD DE MONDRAGÓN
El emblemático portero colombiano Faryd Mondragón pasó a la historia como el jugador más veterano en disputar un partido en una Copa del Mundo.
A sus 43 años, entró en el campo en el minuto 84 del partido contra Japón y le arrebató el récord al camerunés Roger Milla. El jugador africano había jugado su último partido en el Mundial de 1994 con 42 años, un mes y 8 días.
En la lista de jugadores más veteranos con partidos disputados en un Mundial, aparecen nombres míticos como el del norirlandés Pat Jennings (41), el inglés Peter Shilton (40) y el italiano Dino Zoff (40), todos estos guardametas.
Mondragón ya había batido un récord solo con su convocatoria: el de mayor período de tiempo entre dos participaciones en un mundial. La última vez que Faryd había sido convocado con su selección fue para el Mundial de Francia 1998, lo que supone un total de 16 años entre ambas citas. Cuatro años más que el suizo Alfred Bickel, que ostentaba el título con una diferencia de 12 años al participar en los mundiales de 1938 y 1950.
EL RÉCORD DE KLOSE
El alemán Miroslav Klose anotó ante Ghana para igualar al brasileño Ronaldo como máximo artillero en la historia de los Mundiales. Llegó a la cifra récord de 15 anotaciones en cuatro Copas del Mundo disputadas desde 2002. El delantero cuenta con cinco goles en el Mundial de 2002, otros cinco en el de 2006, cuatro en el de 2010 y, por el momento, uno en 2014.
RÉCORD DE AMÉRICA
Por primera vez en la historia de la Copa del Mundo, ocho países americanos llegaron a los octavos de final. En Sudáfrica 2010 habían clasificado siete, pero ahora hay un nuevo registro.
Uruguay, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos y México fueron los hacedores de este nuevo récord. Ecuador y Honduras se transformaron en los únicos equipos del continente en ser eliminados en primera ronda.
Hubo otro continente que también celebró, porque fue la primera vez en la historia mundialista que dos equipos africanos, Nigeria y Argelia, se clasificaron a octavos de final en una misma edición.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Keylor Navas supera al célebre Luis Conejo

Costa Rica está haciendo historia en el Mundial gracias a lo hecho, principalmente, por su arquero Keylor Navas, quien fue el héroe del partido de octavos ante Grecia. La única vez que el conjunto “tico” había superado la fase de grupos del evento había sido en Italia 1990, y la figura también había estado en el arco: Luis Gabelo Conejo.

Como en Italia 1990, el héroe de Costa Rica tiene nombre de portero, aunque en esta ocasión la hazaña de Keylor Navas superó la de Luis Gabelo Conejo.
Navas detuvo el penal de Theofanis Gekas que permitió a su selección avanzar por primera vez a los cuartos de final de un Mundial, al imponerse 5-3 a Grecia en la tanda de penales tras el 1-1 registrado en el tiempo reglamentario.
Pero no solo hizo eso. Navas salvó en el minuto 37 el gol de Dimitrios Salpingidis con el partido empatado sin goles, y tras la igualdad griega que arruinaba el triunfo que ya parecía estar en las manos “ticas”, el portero detuvo un cabezazo de Konstantinos Mitroglou en el último segundo.
En el alargue siguió su exhibición. En el minuto 112 salvó un contragolpe de cinco griegos contra dos costarricenses, y a los 120′, de nuevo en el último suspiro, volvió a evitar el gol de Mitroglou.
Navas, tras su gran temporada en el Levante de España, se confirma así como uno de los mejores porteros del momento.
“Es un muchacho que desde muy pequeño, desde sus 14 años, es muy centrado en sus acciones”, había dicho Conejo.
Como Navas en Brasil, Conejo deslumbró con sus intervenciones en Italia 1990, la única vez hasta ahora que Costa Rica había avanzado a octavos de final. La revista “France Football”, incluso, lo eligió como mejor portero de aquel Mundial.
“VA A LLEGAR LEJOS”
“Es un tipo alegre, con mucha hambre y que sabe muy bien lo que quiere. Yo creo que va a llegar muy, muy lejos”, añadió Conejo, ahora en el cuerpo técnico del conjunto centroamericano.
“Hoy por hoy, es muy difícil encontrar un portero que sea muy rápido en el piso, que sepa leer un partido, que la información que transmita a sus compañeros sea efectiva, que sepa tomar buenas decisiones, que tenga juego aéreo y que, independientemente de eso, sea técnicamente muy bien dotado con las dos piernas”, valoró Conejo sobre  Navas. Tras lo visto el domingo, muchos se habrán convencido de que sus palabras son ciertas.
Navas tuvo una gran temporada con el modesto Levante de España, un equipo que inició la liga preparado para pelear por la permanencia en Primera División, pero que al final apenas sufrió para lograr el objetivo. En gran parte gracias a Navas.
“He tenido un duro viaje hasta llegar a donde estoy, pero he luchado mucho y ahora estoy cosechando los frutos”, explicó el portero, que ya brilló en el triunfo ante Uruguay en la primera jornada del Mundial.
Tras ese largo camino, Navas, de 27 años, aspiraba ahora a dar el salto en Brasil para conseguir un gran contrato en un equipo con mayores aspiraciones que el Levante.
Los números lo avalan: Navas concluyó la última Liga española como el segundo arquero menos vencido, detrás del portero belga Thibaut Courtois del Atlético de Madrid, el campeón del certamen. Navas, en cambio, fue el primero en el ranking de atajadas.
Y eso que Navas empezó la temporada recibiendo siete goles ante el Barcelona. Pero a partir de entonces tuvo la mejor temporada de su carrera.
SU LLEGADA A ESPAÑA
Navas jugaba en el Saprissa de Costa Rica cuando el modesto club español Albacete lo contrató en 2010. Un año más tarde firmó por el Levante.
En las dos primeras temporadas fue suplente del uruguayo Gustavo Munúa y la campaña pasada se convirtió en el titular gracias al arduo trabajo realizado bajo la tutela de Luis Llopis, uno de los más respetados entrenadores de porteros de España.
Navas llegó a la titularidad del Levante con la reputación de ser un arquero espectacular, pero Llopis, como Conejo, creía que podía llegar a ser mucho más que eso.
Ahora tiene cuatro o cinco kilos menos de peso que cuando aterrizó en el Levante. “Las horas de ejercicios de entrenamiento basados en mejorar su capacidad de acelerar, frenar y cambiar de dirección rápidamente en el área han dado sus frutos”, asevera Llopis.
Ese rendimiento lo trasladó a la selección de Costa Rica y en toda la fase de clasificación para la Copa del Mundo solo recibió siete goles, quedando únicamente por detrás de Estados Unidos.
El Mundial no termina para Costa Rica, que se medirá a Holanda en cuartos de final. Cuando lo haga, muchos equipos comenzarán la batalla para asegurarse los servicios de Navas, por quien Levante exige 11 millones de dólares.
Como en Italia 1990, el héroe de Costa Rica tiene nombre de portero, aunque en esta ocasión la hazaña de Keylor Navas superó la de Luis Gabelo Conejo.
Navas detuvo el penal de Theofanis Gekas que permitió a su selección avanzar por primera vez a los cuartos de final de un Mundial, al imponerse 5-3 a Grecia en la tanda de penales tras el 1-1 registrado en el tiempo reglamentario.
Pero no solo hizo eso. Navas salvó en el minuto 37 el gol de Dimitrios Salpingidis con el partido empatado sin goles, y tras la igualdad griega que arruinaba el triunfo que ya parecía estar en las manos “ticas”, el portero detuvo un cabezazo de Konstantinos Mitroglou en el último segundo.
En el alargue siguió su exhibición. En el minuto 112 salvó un contragolpe de cinco griegos contra dos costarricenses, y a los 120′, de nuevo en el último suspiro, volvió a evitar el gol de Mitroglou.
Navas, tras su gran temporada en el Levante de España, se confirma así como uno de los mejores porteros del momento.
“Es un muchacho que desde muy pequeño, desde sus 14 años, es muy centrado en sus acciones”, había dicho Conejo.
Como Navas en Brasil, Conejo deslumbró con sus intervenciones en Italia 1990, la única vez hasta ahora que Costa Rica había avanzado a octavos de final. La revista “France Football”, incluso, lo eligió como mejor portero de aquel Mundial.
“VA A LLEGAR LEJOS”
“Es un tipo alegre, con mucha hambre y que sabe muy bien lo que quiere. Yo creo que va a llegar muy, muy lejos”, añadió Conejo, ahora en el cuerpo técnico del conjunto centroamericano.
“Hoy por hoy, es muy difícil encontrar un portero que sea muy rápido en el piso, que sepa leer un partido, que la información que transmita a sus compañeros sea efectiva, que sepa tomar buenas decisiones, que tenga juego aéreo y que, independientemente de eso, sea técnicamente muy bien dotado con las dos piernas”, valoró Conejo sobre  Navas. Tras lo visto el domingo, muchos se habrán convencido de que sus palabras son ciertas.
Navas tuvo una gran temporada con el modesto Levante de España, un equipo que inició la liga preparado para pelear por la permanencia en Primera División, pero que al final apenas sufrió para lograr el objetivo. En gran parte gracias a Navas.
“He tenido un duro viaje hasta llegar a donde estoy, pero he luchado mucho y ahora estoy cosechando los frutos”, explicó el portero, que ya brilló en el triunfo ante Uruguay en la primera jornada del Mundial.
Tras ese largo camino, Navas, de 27 años, aspiraba ahora a dar el salto en Brasil para conseguir un gran contrato en un equipo con mayores aspiraciones que el Levante.
Los números lo avalan: Navas concluyó la última Liga española como el segundo arquero menos vencido, detrás del portero belga Thibaut Courtois del Atlético de Madrid, el campeón del certamen. Navas, en cambio, fue el primero en el ranking de atajadas.
Y eso que Navas empezó la temporada recibiendo siete goles ante el Barcelona. Pero a partir de entonces tuvo la mejor temporada de su carrera.
SU LLEGADA A ESPAÑA
Navas jugaba en el Saprissa de Costa Rica cuando el modesto club español Albacete lo contrató en 2010. Un año más tarde firmó por el Levante.
En las dos primeras temporadas fue suplente del uruguayo Gustavo Munúa y la campaña pasada se convirtió en el titular gracias al arduo trabajo realizado bajo la tutela de Luis Llopis, uno de los más respetados entrenadores de porteros de España.
Navas llegó a la titularidad del Levante con la reputación de ser un arquero espectacular, pero Llopis, como Conejo, creía que podía llegar a ser mucho más que eso.
Ahora tiene cuatro o cinco kilos menos de peso que cuando aterrizó en el Levante. “Las horas de ejercicios de entrenamiento basados en mejorar su capacidad de acelerar, frenar y cambiar de dirección rápidamente en el área han dado sus frutos”, asevera Llopis.
Ese rendimiento lo trasladó a la selección de Costa Rica y en toda la fase de clasificación para la Copa del Mundo solo recibió siete goles, quedando únicamente por detrás de Estados Unidos.
El Mundial no termina para Costa Rica, que se medirá a Holanda en cuartos de final. Cuando lo haga, muchos equipos comenzarán la batalla para asegurarse los servicios de Navas, por quien Levante exige 11 millones de dólares.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Sin margen de error

Argentina y Suiza se verán las caras hoy en San Pablo, por el pase a los cuartos de final del Mundial. Será la primera de las cuatro finales que el conjunto de Lionel Messi debe ganar para seguir alimentando el sueño de quedarse con el título. El conjunto helvético se aferra a su estrella  Xhedran Shaqiri, quien viene de anotar tres goles ante Honduras.

“La motivación principal es ganar el Mundial”, subrayó el técnico argentino Alejandro Sabella, en la antesala al partido ante Suiza.
Argentina se topará hoy con una selección que, guiada por Xhedran Shaqiri -autor de un triplete ante Honduras-, está decidida a hacer historia.
El entrenador helvético Ottmar Hitzfeld anticipó que en vez de ordenar una marca personal a Messi armará “una especie de red para atrapar” a la estrella albiceleste en el partido que se jugará a las 13 horas en el estadio Arena Corinthians.
La potente ofensiva argentina integrada por los denominados “cuatro fantásticos” llega golpeada por la lesión muscular que sufrió Sergio Agüero. En su lugar jugaría el delantero Ezequiel Lavezzi, con una función más flexible para el retroceso hacia el mediocampo y con el aporte de su cuota de gol al trabajo de Messi, Gonzalo Higuaín y Ángel di María.
Sabella probó también con un esquema 4-4-2, con solo Messi e Higuaín en el ataque y Maxi Rodríguez sumado al mediocampo, la misma táctica con la que derrotó a Suiza por 3-1 en febrero de 2012 en Berna. Ese partido representó la primera vez que Messi convirtió un “hat-trick” con la camiseta argentina.
“En esta etapa no hay margen de error. Acá más allá del estado anímico tenemos que estar muy concentrados y mantener el equilibrio porque no hay marcha atrás y porque los errores se pagan cada vez más caro por la jerarquía de los rivales”, advirtió Sabella.
Hitzfeld, por su parte, tiene el desafío de formar un equipo “compacto” que dispute todos los balones y se despliegue “rápidamente al ataque” apenas tenga la pelota.
El técnico helvético se mostró confiado en conseguir “algo histórico para el fútbol suizo” y clasificar a cuartos de final, tras haber quedado afuera en la fase de grupos de Sudáfrica 2010. “Vamos a ir a jugar este partido sin miedo, pero con respeto”, subrayó.
Pero no será sencilla la tarea que se propone Suiza, ya que Messi llega inspirado a la fase decisiva del Mundial, con la meta de cumplir su única asignatura pendiente en el fútbol: ganar una Copa del Mundo. El capitán argentino anotó en cada uno de los partidos de la ronda anterior y es el factor desequilibrante de un equipo que aún está en el debe en cuanto a rendimiento.
“La motivación principal es ganar el Mundial”, subrayó el técnico argentino Alejandro Sabella, en la antesala al partido ante Suiza.
Argentina se topará hoy con una selección que, guiada por Xhedran Shaqiri -autor de un triplete ante Honduras-, está decidida a hacer historia.
El entrenador helvético Ottmar Hitzfeld anticipó que en vez de ordenar una marca personal a Messi armará “una especie de red para atrapar” a la estrella albiceleste en el partido que se jugará a las 13 horas en el estadio Arena Corinthians.
La potente ofensiva argentina integrada por los denominados “cuatro fantásticos” llega golpeada por la lesión muscular que sufrió Sergio Agüero. En su lugar jugaría el delantero Ezequiel Lavezzi, con una función más flexible para el retroceso hacia el mediocampo y con el aporte de su cuota de gol al trabajo de Messi, Gonzalo Higuaín y Ángel di María.
Sabella probó también con un esquema 4-4-2, con solo Messi e Higuaín en el ataque y Maxi Rodríguez sumado al mediocampo, la misma táctica con la que derrotó a Suiza por 3-1 en febrero de 2012 en Berna. Ese partido representó la primera vez que Messi convirtió un “hat-trick” con la camiseta argentina.
“En esta etapa no hay margen de error. Acá más allá del estado anímico tenemos que estar muy concentrados y mantener el equilibrio porque no hay marcha atrás y porque los errores se pagan cada vez más caro por la jerarquía de los rivales”, advirtió Sabella.
Hitzfeld, por su parte, tiene el desafío de formar un equipo “compacto” que dispute todos los balones y se despliegue “rápidamente al ataque” apenas tenga la pelota.
El técnico helvético se mostró confiado en conseguir “algo histórico para el fútbol suizo” y clasificar a cuartos de final, tras haber quedado afuera en la fase de grupos de Sudáfrica 2010. “Vamos a ir a jugar este partido sin miedo, pero con respeto”, subrayó.
Pero no será sencilla la tarea que se propone Suiza, ya que Messi llega inspirado a la fase decisiva del Mundial, con la meta de cumplir su única asignatura pendiente en el fútbol: ganar una Copa del Mundo. El capitán argentino anotó en cada uno de los partidos de la ronda anterior y es el factor desequilibrante de un equipo que aún está en el debe en cuanto a rendimiento.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Triunfó Alemania, pero los aplausos se los llevó Argelia

Alemania sufrió al extremo para doblegar a una valiente Argelia, en un partido que torturó los nervios de una de las candidatas al título y desnudó debilidades preocupantes en su juego. El conjunto teutón resolvió la clasificación en el alargue y ahora se las verá con Francia en cuartos de final.

El equipo de Joachim Löw era claro favorito ante la modesta y sorprendente Argelia, pero ganó sólo gracias a la solidez del arquero Manuel Neuer y a un gol de taco de André Schürrle en el inicio del alargue, después de que se registrara un increíble empate sin goles en el tiempo reglamentario.
Los 14 grados auguraban un partido cómodo para los europeos, que habían sufrido el calor y la humedad en la fase de grupos. Pero todos los pronósticos se esfumaron cuando el pitazo inicial mostró una Argelia lanzada y una Alemania irreconocible.
A los ya conocidos problemas en el mediocampo teutón se sumaron un Mesut Özil ausente y un Mario Götze sin ideas para crear juego, además de la baja de Mats Hummels, que obligó al técnico a rearmar la defensa.
Löw apostó por Bastian Schweinsteiger en lugar de Sami Khedira, todavía en recuperación de una operación de ligamentos en la rodilla, y colocó a Jérome Boateng como central. Ambas soluciones se revelaron insuficientes y abrieron la puerta a un vendaval argelino.
SORPRESA DE ARRANQUE
Ya a los 8 minutos Neuer tuvo que salir del área para tapar una veloz contra de Islam Slimani. A los 14′, Soufiane Feghouli eludió dentro del área a Benedikt Höwedes y Boateng, con una clase insólita, y disparó desviado.
Los 42.000 espectadores quedaron helados cuando dos minutos después Slimani cabeceó a la red un centro desde la izquierda ganando otra vez a Boateng, pero fue invalidado por fuera de juego.
Hubo que esperar hasta el minuto 35 para que Alemania despertara. Müller cabeceó desviado y tres minutos después M’Bohli rechazó un disparo de Götze. El arquero volvió a lucirse a los 40′ tapando un tiro desde fuera del área de Toni Kroos y un mano a mano a Götze en el rebote.
Alemania terminó el primer tiempo recuperando el dominio del balón y creando algo de peligro. Pero Löw fue consciente de la mala imagen general del equipo y en el segundo período hizo entrar a Schürrle por Götze para buscar más creatividad ofensiva.
Fue un acierto: el delantero del Chelsea animó el ataque y tuvo dos jugadas de peligro ya en los primeros minutos. También Philipp Lahm avisó con un disparo desde fuera del área tapado por el arquero en el minuto 55. Pero Alemania seguía lejos de dar el golpe definitivo y se exponía aún peligrosamente a un contraataque.
La entrada de Khedira a los 70′ por el lateral Shkodran Mustafi, lesionado, empeoró la situación. Neuer tuvo que volver intervenir para controlar un bombazo de Slimani. Alemania jugaba con fuego.
El tiempo reglamentario se consumió a ritmo de infarto, con ataques de un lado y otro.
TIEMPO DE PRÓRROGA
El alargue animó a los argelinos, que en la pausa armaron un círculo y gritaron encendidos. Y entre los alemanes flotó el recuerdo infausto de su última prórroga mundialista, perdida ante Italia en la semifinal de 2006.
Pero la máquina alemana reapareció en el momento justo: en el minuto dos, Müller lanzó un centro que Schürrle conectó con un taco de antología para lograr el ansiado 1-0.
Los europeos explotaron la comodidad que les daba la ventaja y controlaron el trámite. Özil, incluso, hizo el 2-0 a los 120′, aprovechando el rebote del arquero tras disparo de Schürrle. Y con todo definido, Djabou anotó el gol del honor para resaltar los problemas de Alemania.
La salida de Schweinsteiger cojeando y extenuado sumó una preocupación adicional para Löw, que tendrá mucho para ajustar el viernes en Maracaná, cuando Alemania se cruce con Francia en un duelo que enviará a casa a una de las cuatro excampeonas del mundo que siguen en carrera.
Argelia se quedó sin sumarse a la lista de sorpresas del Mundial y sin vengar el infame “Pacto del Molinón” con el que Alemania y Austria arreglaron un resultado que la dejó fuera del Mundial de España 1982. Pero los africanos se despidieron con honores tras brillar en sus primeros octavos de final en un Mundial.
El equipo de Joachim Löw era claro favorito ante la modesta y sorprendente Argelia, pero ganó sólo gracias a la solidez del arquero Manuel Neuer y a un gol de taco de André Schürrle en el inicio del alargue, después de que se registrara un increíble empate sin goles en el tiempo reglamentario.
Los 14 grados auguraban un partido cómodo para los europeos, que habían sufrido el calor y la humedad en la fase de grupos. Pero todos los pronósticos se esfumaron cuando el pitazo inicial mostró una Argelia lanzada y una Alemania irreconocible.
A los ya conocidos problemas en el mediocampo teutón se sumaron un Mesut Özil ausente y un Mario Götze sin ideas para crear juego, además de la baja de Mats Hummels, que obligó al técnico a rearmar la defensa.
Löw apostó por Bastian Schweinsteiger en lugar de Sami Khedira, todavía en recuperación de una operación de ligamentos en la rodilla, y colocó a Jérome Boateng como central. Ambas soluciones se revelaron insuficientes y abrieron la puerta a un vendaval argelino.
SORPRESA DE ARRANQUE
Ya a los 8 minutos Neuer tuvo que salir del área para tapar una veloz contra de Islam Slimani. A los 14′, Soufiane Feghouli eludió dentro del área a Benedikt Höwedes y Boateng, con una clase insólita, y disparó desviado.
Los 42.000 espectadores quedaron helados cuando dos minutos después Slimani cabeceó a la red un centro desde la izquierda ganando otra vez a Boateng, pero fue invalidado por fuera de juego.
Hubo que esperar hasta el minuto 35 para que Alemania despertara. Müller cabeceó desviado y tres minutos después M’Bohli rechazó un disparo de Götze. El arquero volvió a lucirse a los 40′ tapando un tiro desde fuera del área de Toni Kroos y un mano a mano a Götze en el rebote.
Alemania terminó el primer tiempo recuperando el dominio del balón y creando algo de peligro. Pero Löw fue consciente de la mala imagen general del equipo y en el segundo período hizo entrar a Schürrle por Götze para buscar más creatividad ofensiva.
Fue un acierto: el delantero del Chelsea animó el ataque y tuvo dos jugadas de peligro ya en los primeros minutos. También Philipp Lahm avisó con un disparo desde fuera del área tapado por el arquero en el minuto 55. Pero Alemania seguía lejos de dar el golpe definitivo y se exponía aún peligrosamente a un contraataque.
La entrada de Khedira a los 70′ por el lateral Shkodran Mustafi, lesionado, empeoró la situación. Neuer tuvo que volver intervenir para controlar un bombazo de Slimani. Alemania jugaba con fuego.
El tiempo reglamentario se consumió a ritmo de infarto, con ataques de un lado y otro.
TIEMPO DE PRÓRROGA
El alargue animó a los argelinos, que en la pausa armaron un círculo y gritaron encendidos. Y entre los alemanes flotó el recuerdo infausto de su última prórroga mundialista, perdida ante Italia en la semifinal de 2006.
Pero la máquina alemana reapareció en el momento justo: en el minuto dos, Müller lanzó un centro que Schürrle conectó con un taco de antología para lograr el ansiado 1-0.
Los europeos explotaron la comodidad que les daba la ventaja y controlaron el trámite. Özil, incluso, hizo el 2-0 a los 120′, aprovechando el rebote del arquero tras disparo de Schürrle. Y con todo definido, Djabou anotó el gol del honor para resaltar los problemas de Alemania.
La salida de Schweinsteiger cojeando y extenuado sumó una preocupación adicional para Löw, que tendrá mucho para ajustar el viernes en Maracaná, cuando Alemania se cruce con Francia en un duelo que enviará a casa a una de las cuatro excampeonas del mundo que siguen en carrera.
Argelia se quedó sin sumarse a la lista de sorpresas del Mundial y sin vengar el infame “Pacto del Molinón” con el que Alemania y Austria arreglaron un resultado que la dejó fuera del Mundial de España 1982. Pero los africanos se despidieron con honores tras brillar en sus primeros octavos de final en un Mundial.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Lección de paciencia

El fútbol no sabe de justicia ni de lógica. Quizás por eso el arquero nigeriano Enyeama, que había sido la gran figura del partido ante Francia, cometió un grosero error a falta de once minutos para el final, dejándole servido el gol de apertura a los galos, quienes sellaron su clasificación a cuartos de final, donde enfrentarán a Alemania.

La selección de Didier Deschamps dio una lección de paciencia ante Nigeria en Brasilia, donde el arquero africano Vincent Enyeama, después de salvar en varias ocasiones a su equipo, propició el primer gol de los galos, con una salida en falso.

Paul Pogba adelantó a los franceses en el minuto 79 y el nigeriano Joseph Yobo, con un gol en contra, sentenció el encuentro en los descuentos, cuando ya todo parecía decidido.

Francia no mostró el fútbol arrollador con el que deslumbró a todos en las dos primeras jornadas del Mundial, pero supo esperar su oportunidad; mientras que Nigeria, pese a su planteamiento ofensivo y valiente, quedó por tercera vez en su historia en la puerta de los cuartos de final de un Mundial.

DE MENOR A MAYOR

Tras un inicio más bien lento, el partido adquirió una velocidad que fue en aumento a lo largo del período inicial. La primera oportunidad clara fue para Francia, cuando Benzema asistió a Giroud, y el disparo de éste se fue muy desviado. Sería casi su única acción de peligro del partido.

Nigeria propuso de nuevo un fútbol con más corazón y físico que orden, y a punto estuvo de marcharse al descanso en ventaja: Emenike mandó la pelota al fondo de la red francesa tras un centro de Ahmed Musea, pero la alegría le duró hasta que el juez de línea levantó la bandera para indicar el finísimo fuera de juego.

La mejor jugada de la primera mitad llegó en el minuto 22, a través de un pared realizada por Pogba y Valbuena, que derivó en la definición de volea del primero, para que se luciera Enyema, con una de sus tantas tapadas del juego.

El partido en Brasilia estaba abierto, con los centrocampistas y delanteros como los principales protagonistas. Los contragolpes eran rápidos y la pelota iba y venía de un lado a otro en transiciones fugaces.

COMPLEMENTO ÁSPERO

La segunda parte comenzó con un ritmo muy diferente debido a un pelotazo que recibió Raphael Varane en la cabeza y una dura entrada de Blaise Matuidi al tobillo de Ogenyi Onazi, que se tuvo que marchar lesionado. Matuidi, que vio la amarilla, bien podría haber sido expulsado por su violenta infracción.

Deschamps movió las piezas a los 62′, colocando a Antoine Griezmann por Giroud, que apenas creó peligro. Sin embargo, la siguiente ocasión fue para Odemwingie, delantero de una Nigeria cada vez más anárquica y peligrosa.

A los 70′, Enyeama le tapó un mano a mano a Benzema, antes de que su compañero Moses rechazara la pelota sobre la misma línea de gol.

A partir de ese momento, Francia tomó la iniciativa del duelo y avasalló la meta de Nigeria: primero con Benzema, luego con un potente disparo de Yohan Cabaye que se estrelló en el horizontal y después con otra acción del delantero del Real Madrid, cuyo cabezazo fue salvado por Enyeama.

El gol estaba al caer. Y cayó a falta de once minutos, cuando el arquero Enyeama, el más acertado de los nigerianos hasta ese momento, salió mal a despejar un córner y permitió a Pogba cabecear casi a placer para inaugurar el marcador del partido y su cuenta particular en los Mundiales.

Enyeama no pareció desanimarse y en el 84′ salvó el 0-2 con una gran estirada, ante un tiro de Griezmann. Pero Francia era la dueña de la pelota en los instantes finales ante una Nigeria sin aire.

Los de Deschamps sellaron la victoria tras un nuevo córner. Esta vez Benzema sacó en corto para Valbuena, que centró buscando encontrar a Girezmann, pero encontró los pies de Yobo, quien al intentar despejar mandó la pelota al fondo de las redes y certificó la clásificación de una Francia que continúa sólida en Brasil.

La selección de Didier Deschamps dio una lección de paciencia ante Nigeria en Brasilia, donde el arquero africano Vincent Enyeama, después de salvar en varias ocasiones a su equipo, propició el primer gol de los galos, con una salida en falso.
Paul Pogba adelantó a los franceses en el minuto 79 y el nigeriano Joseph Yobo, con un gol en contra, sentenció el encuentro en los descuentos, cuando ya todo parecía decidido.
Francia no mostró el fútbol arrollador con el que deslumbró a todos en las dos primeras jornadas del Mundial, pero supo esperar su oportunidad; mientras que Nigeria, pese a su planteamiento ofensivo y valiente, quedó por tercera vez en su historia en la puerta de los cuartos de final de un Mundial.
DE MENOR A MAYOR
Tras un inicio más bien lento, el partido adquirió una velocidad que fue en aumento a lo largo del período inicial. La primera oportunidad clara fue para Francia, cuando Benzema asistió a Giroud, y el disparo de éste se fue muy desviado. Sería casi su única acción de peligro del partido.
Nigeria propuso de nuevo un fútbol con más corazón y físico que orden, y a punto estuvo de marcharse al descanso en ventaja: Emenike mandó la pelota al fondo de la red francesa tras un centro de Ahmed Musea, pero la alegría le duró hasta que el juez de línea levantó la bandera para indicar el finísimo fuera de juego.
La mejor jugada de la primera mitad llegó en el minuto 22, a través de un pared realizada por Pogba y Valbuena, que derivó en la definición de volea del primero, para que se luciera Enyema, con una de sus tantas tapadas del juego.
El partido en Brasilia estaba abierto, con los centrocampistas y delanteros como los principales protagonistas. Los contragolpes eran rápidos y la pelota iba y venía de un lado a otro en transiciones fugaces.
COMPLEMENTO ÁSPERO
La segunda parte comenzó con un ritmo muy diferente debido a un pelotazo que recibió Raphael Varane en la cabeza y una dura entrada de Blaise Matuidi al tobillo de Ogenyi Onazi, que se tuvo que marchar lesionado. Matuidi, que vio la amarilla, bien podría haber sido expulsado por su violenta infracción.
Deschamps movió las piezas a los 62′, colocando a Antoine Griezmann por Giroud, que apenas creó peligro. Sin embargo, la siguiente ocasión fue para Odemwingie, delantero de una Nigeria cada vez más anárquica y peligrosa.
A los 70′, Enyeama le tapó un mano a mano a Benzema, antes de que su compañero Moses rechazara la pelota sobre la misma línea de gol.
A partir de ese momento, Francia tomó la iniciativa del duelo y avasalló la meta de Nigeria: primero con Benzema, luego con un potente disparo de Yohan Cabaye que se estrelló en el horizontal y después con otra acción del delantero del Real Madrid, cuyo cabezazo fue salvado por Enyeama.
El gol estaba al caer. Y cayó a falta de once minutos, cuando el arquero Enyeama, el más acertado de los nigerianos hasta ese momento, salió mal a despejar un córner y permitió a Pogba cabecear casi a placer para inaugurar el marcador del partido y su cuenta particular en los Mundiales.
Enyeama no pareció desanimarse y en el 84′ salvó el 0-2 con una gran estirada, ante un tiro de Griezmann. Pero Francia era la dueña de la pelota en los instantes finales ante una Nigeria sin aire.
Los de Deschamps sellaron la victoria tras un nuevo córner. Esta vez Benzema sacó en corto para Valbuena, que centró buscando encontrar a Girezmann, pero encontró los pies de Yobo, quien al intentar despejar mandó la pelota al fondo de las redes y certificó la clásificación de una Francia que continúa sólida en BraLa selección de Didier Deschamps dio una lección de paciencia ante Nigeria en Brasilia, donde el arquero africano Vincent Enyeama, después de salvar en varias ocasiones a su equipo, propició el primer gol de los galos, con una salida en falsPaul Pogba adelantó a los franceses en el minuto 79 y el nigeriano Joseph Yobo, con un gol en contra, sentenció el encuentro en los descuentos, cuando ya todo parecía decidido.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Bélgica – EEUU, por un lugar en cuartos de final

Bélgica intentará hoy cumplir con las expectativas que viene alimentando en el Mundial, al enfrentarse a partir de las 17 horas con Estados Unidos por un lugar en los cuartos de final.
El favoritismo está del lado europeo, aunque enfrente estará una selección animada por la ambición de su técnico, el alemán Jürgen Klinsmann, que ya avisó que su “sueño americano” es llegar a la final en el Maracaná.
“Hemos estado preparándonos para esto durante años y, si algún día queremos estar entre las diez o 12 mejores selecciones del mundo, llegó la hora de demostrarlo”, proclamó días atrás Klinsmann.
Para el encuentro en el Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía, el técnico belga Marc Wilmots aún está buscando su once titular, aunque aclaró que todos sus jugadores tienen la calidad necesaria para jugar y recalcó la importancia de los suplentes.
“Tengo 23 jugadores. Sería estúpido de mi parte no utilizarlos si son los más adecuados para uno u otro rival. Mi once inicial nunca es el mismo, ya que el adversario no es el mismo”, afirmó Wilmots.
El belga no podrá contar con el defensor Anthony Vanden, que se fracturó el tobillo en la victoria sobre Corea del Sur. El capitán Vincent Kompany también está en duda por una lesión en la ingle mientras que el defensor Thomas Vermaelen tiene un problema en el muslo. Por si eso fuera poco, Steven Defour está suspendido.
El partido será el sexto duelo entre Bélgica y Estados Unidos, habiéndose registrado cuatro victorias para el conjunto europeo, una para los americanos y un empate.
Bélgica intentará hoy cumplir con las expectativas que viene alimentando en el Mundial, al enfrentarse a partir de las 17 horas con Estados Unidos por un lugar en los cuartos de final.
El favoritismo está del lado europeo, aunque enfrente estará una selección animada por la ambición de su técnico, el alemán Jürgen Klinsmann, que ya avisó que su “sueño americano” es llegar a la final en el Maracaná.
“Hemos estado preparándonos para esto durante años y, si algún día queremos estar entre las diez o 12 mejores selecciones del mundo, llegó la hora de demostrarlo”, proclamó días atrás Klinsmann.
Para el encuentro en el Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía, el técnico belga Marc Wilmots aún está buscando su once titular, aunque aclaró que todos sus jugadores tienen la calidad necesaria para jugar y recalcó la importancia de los suplentes.
“Tengo 23 jugadores. Sería estúpido de mi parte no utilizarlos si son los más adecuados para uno u otro rival. Mi once inicial nunca es el mismo, ya que el adversario no es el mismo”, afirmó Wilmots.
El belga no podrá contar con el defensor Anthony Vanden, que se fracturó el tobillo en la victoria sobre Corea del Sur. El capitán Vincent Kompany también está en duda por una lesión en la ingle mientras que el defensor Thomas Vermaelen tiene un problema en el muslo. Por si eso fuera poco, Steven Defour está suspendido.
El partido será el sexto duelo entre Bélgica y Estados Unidos, habiéndose registrado cuatro victorias para el conjunto europeo, una para los americanos y un empate.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)




El tiempo

Ediciones anteriores

marzo 2017
L M X J V S D
« feb    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031