¡Un español acertó el 1-5!

Increíble: un arquitecto de Valencia ganó 100.000 euros
por pronosticar la goleada de Holanda ante su selección

Increíble: un arquitecto de Valencia ganó 100.000 euros por pronosticar la goleada de Holanda ante su selección

Una estación de servicio española recogió 120.000 pronósticos para el partido España – Holanda, en una penca cuyo ganador se llevaría 100.000 euros en combustible. Y pese a que el resultado fue un increíble 5-1 a favor del conjunto tulipán, un arquitecto de 56 años, oriundo de Valencia, lo acertó.

Un arquitecto español fue uno de los pocos que se alegró al ver perder a su selección por 1-5 ante Holanda en el Mundial, dado que por haber pronosticado ese abultado resultado ganó 100.000 euros en combustible (unos 135.000 dólares) en un concurso organizado por una estación de servicio de España.

Jacobo Ríos Capapé, arquitecto de profesión y profesor de canto, quería que ganara España en su debut mundialista, pero de todas formas pronosticó en una penca que Holanda ganaría 5-1, algo que a nadie más se le pasaba por la cabeza. Y con esa predicción tan improbable, el hombre de 56 años fue el único que acertó. La penca, que se realizó por todo el país, recogió 120.000 pronósticos. Y Jacovo fue el único ganador.

LA PROMOCIÓN

Todos los que cargaban combustible en una estación de servicio determinada, tenían la opción de participar de la penca. Jacobo lo hizo cuando fue a llenar el tanque de su motocicleta en la ciudad de Valencia, donde reside.

“Deseaba que ganara España, por supuesto, pero pensé que serían pocos los que pronosticaran una victoria de Holanda, y si Holanda nos ganaba, sería a lo grande. Por eso se me ocurrió el 1-5. En realidad después pensé que era una barbaridad y que no iba a acertar, pero ya había depositado la boleta”, contó el protagonista.

Es más, mientras miraba el partido, este exárbitro de fútbol, -que llegó a dirigir en la Tercera División del fútbol español-, ni se acordaba cuál había sido el resultado exacto que había puesto en la penca. “Viendo el partido, pensé que había puesto 1-4 y no 1-5, por lo que cuando nos marcaron el quinto gol, pensé que me habían fastidiado la apuesta. Pero no fue así, por suerte”.

La estación de servicios que instauró la penca impulsa un premio general de 25 años de combustible gratis para quien gane el concurso general, donde se toman en cuenta la totalidad de los resultados registrados en el Mundial. Después están los premios de 100.000 euros en combustible para quien acierte en solitario los resultados de los partidos de España, como sucedió con Jacobo. “Voy a participar también de la penca en el encuentro España – Chile. ¿Qué resultado voy a poner? Que gana España por 5-1”, concluyó.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La historia de los Mundiales

Suecia 1958: Pelé sorprende al mundo
y Brasil gana su primer título

Suecia 1958: Pelé sorprende al mundo y Brasil gana su primer título

Con 17 años, Pelé fue uno de los responsables de que Brasil sumara su primer título mundial, en Suecia 1958. Ocho años antes, “O Rei” vio como su padre lloraba desconsolado al lado de la radio, luego de que Brasil perdiera la final del Mundial de 1950 con Uruguay. Tras consolarlo, le prometió a su progenitor que ganaría una Copa del Mundo para él.

“Tengo hasta hoy la radio en la que mi padre oyó la final del Mundial de 1950. Él lloraba sin consuelo delante del aparato que anunciaba la derrota. Lo abrazé fuerte y le dije: “No llore, papá. Yo algún día ganaré una Copa del Mundo para usted”, recuerda Pelé, quien hasta hoy no logra contener las lágrimas al relatar el hecho.

La oportunidad de cumplir la promesa llegó antes de lo esperado. A los 17 años de edad, Pelé ya era un jugador reconocido ySuecia1958 (pag7) admirado en Brasil. No obstante, el adolescente estuvo a punto de ser excluido de la selección poco antes del inicio del Mundial de Suecia 1958. Tras lesionarse durante un partido preparatorio contra el Corinthians, pidió al técnico Vicente Feola que no lo llevara a la Copa del Mundo.

“Me imaginaba que podría estar restando un lugar a algún jugador que pudiera ser más útil al equipo. Pero el médico de la selección, Hilton Gossling, el técnico Feola y Mario Américo (preparador físico) apostaron a que me recuperaría a tiempo y me incluyeron en el plantel”, recuerda.

Además de los miembros de la comisión técnica, también los jugadores más veteranos de la selección nacional, como Nilton Santos y Didí, asumieron la tarea de apoyar a Pelé en Suecia. “Didí fue como un hermano mayor para mí. Yo le debo mucho”, dice el exjugador.

ARRANCÓ EN EL BANCO

A raíz de su lesión, Pelé empezó el Mundial en el banco de suplentes, como casi todos los jugadores negros que habían sido convocados por Feola, incluso el legendario Garrincha.

Tras las fracasadas campañas de 1950 y 1954, circuló un informe en la antigua Confederación Brasileña de Deportes (CBD) que recomendaba no incluir a jugadores negros en la delegación que disputaría el Mundial de Suecia.

Los “expertos” consultados por la entidad argumentaban que los negros eran más vulnerables a la nostalgia de su país, que no lograban controlarse en situaciones de tensión y que no se adaptarían bien al frío de Europa.

Hasta hoy se ignora si ese informe tuvo influencia a la hora de definir el equipo titular pero, en el debut de Brasil, el equipo que derrotó a Austria por 3-0 solo tenía a dos jugadores negros, y la formación recién cambió después del empate sin tantos con Inglaterra, el primero de la historia de los Mundiales.

Se prendió entonces la “luz roja” de alerta, y el técnico Feola aceptó realizar cambios en el equipo. El 15 de junio de 1958 Brasil inició el partido contra la temible Unión Soviética con Garrincha y Zito en lugar de Dino y Joel, respectivamente, y con el joven y casi desconocido Pelé en lugar de Mazola. Allí empezó a conquistar el título.

Cuatro días más tarde, Pelé marcó su primer gol en un Mundial, en la victoria por 1-0 sobre Gales que clasificó a Brasil a la semifinal.

NO ERA FAVORITO

“O Rei”, que hoy tiene 73 años, recuerda que hasta ese momento Brasil no era considerado como uno de los favoritos a ganar el certamen, en el que brillaban los franceses comandados por Just Fontaine, que con 13 tantos marcados en Suecia 1958 es hasta hoy el jugador que más goles anotó en un solo Mundial.

Además, la historia de las Copas del Mundo -antes y después de Suecia- había creado el mito de que los campeonatos realizados en Europa favorecían a los equipos del Viejo Continente, cuyo estilo de juego era más adecuado a las condiciones de las canchas locales.

“Los grandes favoritos eran, obviamente, los europeos, pero aquel equipo brasileño reunía a algunos de los mejores jugadores de todos los tiempos: Gilmar, Djalma Santos, Orlando, Bellini, Nilton Santos, Zito, Didí, Garrincha, Vavá, Zagallo y yo”, dice Pelé.

“O Rei” recuerda además que en esa época no existía la estructura de “espionaje” que hoy permite a los entrenadores de fútbol definir previamente la táctica para cada partido según la forma de jugar del adversario.

Según Pelé, cuando Brasil llegó al estadio Solna de Estocolmo para jugar la final contra los anfitriones, los jugadores y el técnico Feola virtualmente ignoraban los puntos fuertes y débiles del adversario.

“Lo máximo de información que se podía conseguir sobre los rivales era si jugaban más defensivamente o más ofensivamente. No había videos, transmisión por satélite ni estudios estadísticos. Teníamos solamente el talento de Didí, Garrincha, Nilton Santos, Vavá y Pelé. Y ese talento alcanzó para que conquistáramos el primer título mundial”, afirma.

Brasil goleó 5-2 a Suecia en la final, con dos goles de Pelé, dos de Vavá y uno de Mario Zagallo.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Volvió la “Naranja Mecánica”

Holanda vapuleó a España con un
sorprendente dibujo táctico 5-2-3

Holanda vapuleó a España con un sorprendente dibujo táctico 5-2-3

Holanda goleó 5-1 a España con un renovado esquema táctico. El técnico holandés Louis van Gaal, que preparó el partido durante meses, apeló a un sistema 5-2-3 que sorprendió al campeón del mundo. Ahora, la selección que en la década del 70 se ganó el mote de “Naranja Mecánica”, va por más…

El plan del seleccionador holandés Louis van Gaal para enfrentar a España salió tan perfecto, resultó tan contundente, que ayer había

Holanda celebra, España sufre. Volvió la “Naranja Mecánica”.

Holanda celebra, España sufre. Volvió la “Naranja Mecánica”.

cola en la concentración de Holanda para saber la receta y preguntar por sus aspiraciones en la Copa del Mundo. No se sabe hasta dónde puede llegar la nueva versión de la “Naranja Mecánica”, porque hasta ahora solo se había preocupado por preparar el duelo con el vigente campeón del mundo.

“Yo tenía confianza en que podíamos ganarle a España, pero sinceramente nunca pude imaginar que le marcaríamos tantos goles”, contó Van Gaal. “Ya se vio en los últimos amistosos que iba a ser difícil jugar contra nosotros”, argumentó para explicar su dibujo táctico 5-2-3. “Mis jugadores han ejecutado el sistema táctico entrenado y memorizado en los entrenamientos con convicción y determinación”, agregó el técnico holandés. “Sabíamos cómo nos iba a atacar España y estábamos preparados y centrados en responder”.



La crítica acusaba a Van Gaal de que Holanda perdía rapidez en su juego y se “desnaturalizado” en su proceso de reconstrucción tras la derrota contra “La Roja” en la final de Sudáfrica 2010. El seleccionador aguantó el debate y sacó pecho tras el 5-1 del debut: “No se trataba de una cuestión de velocidad sino de ser sobre todo muy compactos, saber presionar a tiempo y cambiar de ritmo en el momento en que podíamos generar ocasiones”. A partir del 5-2-3, Holanda ocupó de manera muy racional el campo y dominó los espacios hasta apuñalar por la espalda a España.

Los dos carrileros, especialmente el zurdo Blind, fueron tan determinantes en el despliegue como los tres centrales en la contención, los dos volantes en la recuperación y los tres delanteros en la selección de sus ataques, sobre todo Robben, agigantado y liberado desde que salió campeón de Europa con el Bayern Munich. “Si los rivales quieren asumir riesgos y atacarnos por entender que defendemos con muchos jugadores, se exponen a encontrarse con nuestro triángulo ofensivo”, advirtió Van Gaal en referencia a Robben, Van Persie y Sneijder.

“El estilo de Holanda es muy versátil, va más allá del 4-3-3, y por tanto no hay que ser inmovilistas; se puede ser respetuoso con la identidad de muchas maneras”, explicó Van Gaal, un técnico tan controvertido como indiscutible en su magisterio sobre el juego de posición, clásico en la escuela holandesa.

Debutó el “ojo de halcón”

Los estudiosos de los Mundiales no necesitan hurgar mucho en su memoria para pensar en ocasiones en las que el uso de la tecnología podría haber reparado grandes injusticias. Salta enseguida el gol fantasma de Hurst que inclinó la final de Inglaterra 1966 a favor del local contra Alemania, entre otros tantos.

El “ojo de halcón” marcó que la pelota ingresó al arco hondureño.

El “ojo de halcón” marcó que la pelota ingresó al arco hondureño.

Ayer en Porto Alegre empezó una reparación histórica para esas situaciones: el árbitro brasileño Sandro Ricci, apoyado en el uso de la tecnología, convalidó el gol del arquero hondureño Noel Valladares en contra a los dos minutos del segundo tiempo para que Francia se pusiera arriba por 2 a 0 ante Honduras.

La jugada fue ideal para que se implementara el sistema. Luego del cabezazo en el palo de Benzema, la pelota rebotó en el arquero y cruzó la línea de meta por escasos centímetros. El árbitro marcó de inmediato la mitad de la cancha, esta vez sin necesidad de apoyarse en el asistente, y comenzaron los festejos. Era el primer gol en el que se había tenido que apelar al “Ojo de halcón” en los Mundiales. “

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

1

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El día después de la paliza

Holanda destrozó a España en su debut y los medios españoles hicieron otro tanto con su selección, tras el aplastante 1-5 que los llenó de indignación. “Arreglad esto”, “humillación mundial”, “siniestro total” y “la peor pesadilla”, fueron algunos de los títulos utilizados.

El día después de la tremenda derrota ante Holanda, los medios españoles fueron durísimos para reflejar el pésimo desempeño de su seleccionado en el Mundial de Brasil 2014.
El aplastante 5-1 dejó atónitos e indignados a todos que esperaban un debut a la altura, teniendo en cuenta que son quienes defienden el título obtenido en Sudáfrica 2010. Los titulares en la prensa fueron devastadores.
“Arreglad esto”, tituló el diario Marca en su edición impresa, con un fondo completamente negro, simbolizando la “humillación mundial” y el “desastre para empezar”, que escribió también en su página web.
El centro de las críticas fue el arquero Iker Casillas, quien pedía al árbitro terminar el partido antes de tiempo. El medio aseguró que “los regalos de Casillas y la defensa provocaron una goleada de escándalo”, y añadió que “el campeón fue humillado por Holanda en una segunda parte espectacular de Robben y compañía”.
“LA PEOR PESADILLA”
Diario AS, el otro medio deportivo de la capital española también fue duro. “La peor pesadilla del campeón” tituló en su página web, al tiempo que describió que la defensa del seleccionado fue “un juguete roto”. En la versión papel, también “defenestró” al equipo de Vicente del Bosque: “Siniestro total”, fue el título que acompañaba a una imagen de Iker Casillas, arrodillado. “Robben y Van Persie, con dos goles cada uno, destrozan a la selección a puro contragolpe. Holanda remontó al descanso el gol de penalti dudoso a Diego Costa. En el tercer gol ‘oranje’ hay falta a Casillas. La defensa española fue un juguete roto”, acotó.
Mundo Deportivo de Barcelona tituló “1-5: Manotazo de Holanda a la campeona”, destacando que “la ‘oranje’ remontó y aplastó a los españoles”.
El otro diario catalán de deportes, Sport, anotó que “España vive su peor pesadilla”, asegurando que “peor es imposible. España ha empezado el Mundial de Brasil encajando una goleada sin precedentes ante Holanda, que se vengó de manera cruel de la final de Sudáfrica 2010”.
Otros diarios no deportivos también hicieron eco ante lo sucedido. El Mundo puso en su portada web “Ridículo para empezar” y que “la selección española se ha derrumbado tras el gol de Van Persie al filo del descanso. En la segunda parte, “fue paliza de los holandeses, comandados por Robben, con múltiples fallos defensivos de los españoles”.
Finalmente, el Diario Vasco tituló “España se humilla en Brasil” destacando el trabajo de los dirigidos de Louis Van Gaal que “empataron antes del descanso y terminaron goleando al equipo de Vicente del Bosque con un gran trabajo de defensa y contragolpe”.
LA AUTOCRÍTICA
Los futbolistas españoles, por su parte, también fueron autocríticos. Xavi Hernández no dio vueltas para calificar el pésimo debut de España: “Se ha hecho todo mal. Hemos fallado de una manera estrepitosa”. De todas maneras, agregó: “Queremos que ya sea el miércoles (día en que enfrentarán a Chile en un juego clave), porque tenemos ganas de reaccionar y demostrar que este equipo tiene ganas de conseguir cosas. Hay que ser positivo”.
Poco se puede agregar, o por lo menos eso fue lo que dio a entender Xavi. “La segunda parte ha sido una debacle. Pero ya pasó y ahora debemos mejorar todo lo que hemos hecho mal. Nos han contragolpeado con mucha facilidad y  eso no puede sucedernos más”, reconoció el mediocampista.
Semejante golpe en el debut hizo que muchos duden de que España pueda pasar de ronda, pero el futbolista del Barcelona pidió que confíen en ellos. “Le queremos pedir a la gente que esté con nosotros el miércoles. No hay margen de error. El miércoles nos podemos ir a casa”, concluyó.

El día después de la tremenda derrota ante Holanda, los medios españoles fueron durísimos para reflejar el pésimo desempeño de su seleccionado en el Mundial de Brasil 2014.

El aplastante 5-1 dejó atónitos e indignados a todos que esperaban un debut a la altura, teniendo en cuenta que son quienes defienden el título obtenido en Sudáfrica 2010. Los titulares en la prensa fueron devastadores.

“Arreglad esto”, tituló el diario Marca en su edición impresa, con un fondo completamente negro, simbolizando la “humillación mundial” y el “desastre para empezar”, que escribió también en su página web.

El centro de las críticas fue el arquero Iker Casillas, quien pedía al árbitro terminar el partido antes de tiempo. El medio aseguró que “los regalos de Casillas y la defensa provocaron una goleada de escándalo”, y añadió que “el campeón fue humillado por Holanda en una segunda parte espectacular de Robben y compañía”.

“LA PEOR PESADILLA”

Diario AS, el otro medio deportivo de la capital española también fue duro. “La peor pesadilla del campeón” tituló en su página web, al tiempo que describió que la defensa del seleccionado fue “un juguete roto”. En la versión papel, también “defenestró” al equipo de Vicente del Bosque: “Siniestro total”, fue el título que acompañaba a una imagen de Iker Casillas, arrodillado. “Robben y Van Persie, con dos goles cada uno, destrozan a la selección a puro contragolpe. Holanda remontó al descanso el gol de penalti dudoso a Diego Costa. En el tercer gol ‘oranje’ hay falta a Casillas. La defensa española fue un juguete roto”, acotó.

Mundo Deportivo de Barcelona tituló “1-5: Manotazo de Holanda a la campeona”, destacando que “la ‘oranje’ remontó y aplastó a los españoles”.

El otro diario catalán de deportes, Sport, anotó que “España vive su peor pesadilla”, asegurando que “peor es imposible. España ha empezado el Mundial de Brasil encajando una goleada sin precedentes ante Holanda, que se vengó de manera cruel de la final de Sudáfrica 2010”.

Otros diarios no deportivos también hicieron eco ante lo sucedido. El Mundo puso en su portada web “Ridículo para empezar” y que “la selección española se ha derrumbado tras el gol de Van Persie al filo del descanso. En la segunda parte, “fue paliza de los holandeses, comandados por Robben, con múltiples fallos defensivos de los españoles”.

Finalmente, el Diario Vasco tituló “España se humilla en Brasil” destacando el trabajo de los dirigidos de Louis Van Gaal que “empataron antes del descanso y terminaron goleando al equipo de Vicente del Bosque con un gran trabajo de defensa y contragolpe”.

LA AUTOCRÍTICA

Los futbolistas españoles, por su parte, también fueron autocríticos. Xavi Hernández no dio vueltas para calificar el pésimo debut de España: “Se ha hecho todo mal. Hemos fallado de una manera estrepitosa”. De todas maneras, agregó: “Queremos que ya sea el miércoles (día en que enfrentarán a Chile en un juego clave), porque tenemos ganas de reaccionar y demostrar que este equipo tiene ganas de conseguir cosas. Hay que ser positivo”.

Poco se puede agregar, o por lo menos eso fue lo que dio a entender Xavi. “La segunda parte ha sido una debacle. Pero ya pasó y ahora debemos mejorar todo lo que hemos hecho mal. Nos han contragolpeado con mucha facilidad y  eso no puede sucedernos más”, reconoció el mediocampista.

Semejante golpe en el debut hizo que muchos duden de que España pueda pasar de ronda, pero el futbolista del Barcelona pidió que confíen en ellos. “Le queremos pedir a la gente que esté con nosotros el miércoles. No hay margen de error. El miércoles nos podemos ir a casa”, concluyó.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Italia ganó un partidazo

Cuando el sorteo del Mundial deparó que Italia e Inglaterra debían medirse en el debut, pocos se imaginaron que iban a protagonizar el partidazo que protagonizaron en el estadio Amazonia de Manaos, donde la “Azzurra” se impuso en un encuentro que brilló por la cantidad de situaciones de riesgo.Cuando el sorteo del Mundial deparó que Italia e Inglaterra debían medirse en el debut, pocos se imaginaron que iban a protagonizar el partidazo que protagonizaron en el estadio Amazonia de Manaos, donde la “Azzurra” se impuso en un encuentro que brilló por la cantidad de situaciones de riesgo.

Italia venció 2-1 a Inglaterra en un encuentro que se destacó por la verticalidad que ambas selecciones exhibieron en ataque.
Marchisio y Balotelli marcaron para los de Prandelli, que de esta forma picaron en punta junto a Costa Rica en el Grupo D; mientras que para los ingleses, el empate parcial lo consiguió Sturridge.
En el arranque del partido, Inglaterra salió a jugar en campo italiano. Por una mala salida de la zaga italiana, Wellbeck tuvo la chance de convertir, pero su derechazo, demasiado cruzado, no encontró el arco. Italia, con Pirlo como abanderado, buscaba con remates desde lejos, pero ni Candreva ni Balotelli lograron darle buena dirección a sus tiros.
Pirlo no gravitaba hasta que comenzó a hacerlo. Tanto, que sin tocar la pelota asistió a Marchisio para que pusiera el 1 a 0. Tras un córner desde la derecha jugado hacia atrás, Pirlo abrió sus piernas y la pelota le quedó a Marchisio, que con un derechazo rasante y cruzado marcó la apertura a los 35 minutos. Pero la alegría le duró poco a los italianos, porque dos minutos más tarde, Sturridge puso el 1-1 en una velocísima jugada, tras un desborde de Rooney por izquierda, cuyo centro atrás superó el cierre de Gabriel Paletta. Todo era muy vertiginoso y en el último minuto del primer tiempo, Italia casi volvió a celebrar. Primero por Balotelli, que tras un hermoso pase de Pirlo gambeteó al arquero Hart y disparó bombeado, pero su remate fue despejado en la línea por Jagielka. En la última, el poste derecho le negó el gol a Candreva, en lo que fue el corolario de un primer tiempo que no dio respiro.
No bajó el ritmo el partido en el inicio del segundo tiempo. Y en cinco minutos, otra vez Italia estaba arriba, ahora por un cabezazo de Balotelli. La figura del Milan fue muy bien asistida por un centro de zurda de Candreva, que había desbordado por la derecha. El ida y vuelta continuaba: enseguida, Rooney encaró de izquierda a derecha y antes de entrar al área cruzó un derechazo que por poco no se convirtió en una nueva igualdad.
Promediando el segundo tiempo, a partir del buen pie de sus volantes Pirlo, De Rossi, Marchisio y Thiago Motta -reemplazante de Verrati-, Italia buscaba quitarle algo de ritmo al juego y cuando lo conseguía, sufría menos.
En los últimos 15 minutos, lógicamente, la intensidad no fue la del primer tiempo. Y con piernas cansadas, Italia buscaba no perder el orden defensivo y salir de contragolpe. En ese lapso, los arqueros ya no sufrían como antes, pero Sirigu debió desviar un lindo tiro libre de Baines y vio como otro de Gerrard se perdió cerca de su travesaño. La sensación de partidazo sobrevolaba por el estadio Amazonia, y el público celebraba lo ofrecido por ingleses e italianos. Como si lo mostrado hubiese sido poco, Pirlo terminó a toda orquesta, con hermosos pases largos y con un tiro libre que se estrelló en el travesaño.

Italia venció 2-1 a Inglaterra en un encuentro que se destacó por la verticalidad que ambas selecciones exhibieron en ataque.

Marchisio y Balotelli marcaron para los de Prandelli, que de esta forma picaron en punta junto a Costa Rica en el Grupo D; mientras que para los ingleses, el empate parcial lo consiguió Sturridge.

En el arranque del partido, Inglaterra salió a jugar en campo italiano. Por una mala salida de la zaga italiana, Wellbeck tuvo la chance de convertir, pero su derechazo, demasiado cruzado, no encontró el arco. Italia, con Pirlo como abanderado, buscaba con remates desde lejos, pero ni Candreva ni Balotelli lograron darle buena dirección a sus tiros.

Pirlo no gravitaba hasta que comenzó a hacerlo. Tanto, que sin tocar la pelota asistió a Marchisio para que pusiera el 1 a 0. Tras un córner desde la derecha jugado hacia atrás, Pirlo abrió sus piernas y la pelota le quedó a Marchisio, que con un derechazo rasante y cruzado marcó la apertura a los 35 minutos. Pero la alegría le duró poco a los italianos, porque dos minutos más tarde, Sturridge puso el 1-1 en una velocísima jugada, tras un desborde de Rooney por izquierda, cuyo centro atrás superó el cierre de Gabriel Paletta. Todo era muy vertiginoso y en el último minuto del primer tiempo, Italia casi volvió a celebrar. Primero por Balotelli, que tras un hermoso pase de Pirlo gambeteó al arquero Hart y disparó bombeado, pero su remate fue despejado en la línea por Jagielka. En la última, el poste derecho le negó el gol a Candreva, en lo que fue el corolario de un primer tiempo que no dio respiro.

No bajó el ritmo el partido en el inicio del segundo tiempo. Y en cinco minutos, otra vez Italia estaba arriba, ahora por un cabezazo de Balotelli. La figura del Milan fue muy bien asistida por un centro de zurda de Candreva, que había desbordado por la derecha. El ida y vuelta continuaba: enseguida, Rooney encaró de izquierda a derecha y antes de entrar al área cruzó un derechazo que por poco no se convirtió en una nueva igualdad.

Promediando el segundo tiempo, a partir del buen pie de sus volantes Pirlo, De Rossi, Marchisio y Thiago Motta -reemplazante de Verrati-, Italia buscaba quitarle algo de ritmo al juego y cuando lo conseguía, sufría menos.

En los últimos 15 minutos, lógicamente, la intensidad no fue la del primer tiempo. Y con piernas cansadas, Italia buscaba no perder el orden defensivo y salir de contragolpe. En ese lapso, los arqueros ya no sufrían como antes, pero Sirigu debió desviar un lindo tiro libre de Baines y vio como otro de Gerrard se perdió cerca de su travesaño. La sensación de partidazo sobrevolaba por el estadio Amazonia, y el público celebraba lo ofrecido por ingleses e italianos. Como si lo mostrado hubiese sido poco, Pirlo terminó a toda orquesta, con hermosos pases largos y con un tiro libre que se estrelló en el travesaño.

Colombia debutó con goleada

Colombia celebró su regreso a un Mundial tras 16 años de ausencia con una clara victoria por 3-0 ante Grecia.

Con un tempranero gol del lateral Pablo Armero, y los siguientes de Teófilo Gutiérrez y James Rodríguez, el conjunto cafetero se impuso a los helénicos en el estadio Mineirao en la apertura del grupo C.

El equipo que conduce el argentino José Pekerman, si bien no contó con la exclusividad en la posesión del balón, se mostró muy vertical en su juego y llevó de forma constante peligro a la meta defendida por Orestis Karnezis.

Tras este debut triunfal, Colombia esperará un poco más aliviado su segundo compromiso, el próximo jueves ante Costa de Marfil en el estadio Mané Garrincha de Brasilia.

Por su parte, Grecia llegará urgido al duelo frente a Japón del mismo día en el estadio Arena das Dunas de Natal.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Un golpe a la ilusión

El debut de Uruguay en el Mundial reportó una sorpresiva derrota a manos del equipo menos encumbrado del grupo. Costa Rica aprovechó los errores celestes y dio el gran golpe. Ahora nuestra selección enfrentará el próximo jueves a Inglaterra en un duelo de necesitados. El que pierda, se despedirá prácticamente del
Mundial.

El debut de Uruguay en el Mundial reportó una sorpresiva derrota a manos del equipo menos encumbrado del grupo. Costa Rica aprovechó los errores celestes y dio el gran golpe. Ahora nuestra selección enfrentará el próximo jueves a Inglaterra en un duelo de necesitados. El que pierda, se despedirá prácticamente del Mundial.

Con un segundo tiempo para el olvido, Uruguay perdió ante Costa Rica e hipotecó las chances de superar la ronda inicial del Mundial. La Celeste cayó ante el rival con menos pergaminos del grupo D, luego de dilapidar la ventaja que había conseguido con sumo esfuerzo en el período inicial.

Uruguay fue presa de la velocidad de Joel Campbell, el delantero centroamericano que resultó imparable y fue clave para desarticular la defensa celeste.

CON NUEVO ESQUEMA

Sin la presencia de Luis Suárez (que vio el partido desde el banco de suplentes), el técnico Óscar Tabárez utilizó a Christian Stuani en su lugar y reconstruyó el sistema táctico en base a un 4-2-3-1. Delante de la línea clásica de cuatro defensores, el maestro colocó un “doble cinco” (Gargano y Arévalo Ríos), una línea de tres enlaces (Stuani, Forlán y Cristian Rodríguez) y un exclusivo punta (Cavani). Pero ese esquema no funcionó, principalmente porque careció de creación: con un Forlán apagado, Cavani fue poco abastecido.

En el arranque, lo mejor de Uruguay se veía cuando el “Cebolla” Rodríguez se juntaba con Cáceres por el andarivel zurdo. Pese a ello, a la Celeste le costaba mucho generar situaciones de riesgo, y las que a cuentagotas creaba era todas con jugadas de pelota quieta, cuando los zagueros cruzaban toda la cancha para sumarse al ataque. Por esa vía, a los 14′ Godín logró mandar la pelota al fondo del arco rival, pero estaba levemente adelantado; y a los 22′ un defensor costarricense le hizo un tackle a Lugano en el área, dándole a Cavani la chance de anotar la apertura de penal.

Uruguay se fue al descanso con el 1-0, y nadie, absolutamente nadie podía imaginarse lo que ocurriría en el complemento. La Celeste fue una sombra y Costa Rica se aprovechó: el movedizo Campbell apareció descuidado en el corazón del área y empardó las cifras, y enseguida Duarte fue descuidado en un tiro libre lanzado al segundo palo, y dio vuelta la historia.

Quedaba tiempo para que Uruguay reaccionara, pero los celestes nunca se recuperaron del impacto. Tabárez movió el banco, pero se olvidó de Suárez, quien se esforzaba haciendo ejercicios precompetitivos, esperanzado en saltar a la cancha. Pero el entrenador prefirió al “Tata” González y Abel Hernández, quienes se sumaron al desconcierto general. El golpe de gracia lo consiguió  Ureña, a un minuto del final, cuando la historia ya parecía cosa juzgada.

Ahora Uruguay enfrentará el próximo jueves a Inglaterra en San Pablo en un duelo de necesitados. El que pierda, se despedirá prácticamente del Mundial.

Fortaleza fue invadida por uruguayos

“Volveremos a ser campeones, como la primera vez”, sonó desde temprano en el estadio Castelao de Fortaleza. La ciudad brasileña fue ayer  invadida por uruguayos, quienes vivieron de manera especial el debut de nuestra selección en el Mundial.

El celeste fue, por un día, el color predominante de Fortaleza. Todo se pintó color cielo: las calles, los balcones de los edificios, los bares, los restaurantes e incluso de las “fans fest”, esos sitios diseñados para que aquellos que no tienen entradas puedan ver los partidos a través de una pantalla gigante.

Miles de uruguayos se apoderaron del lugar. Caminar por la rambla era poco menos que hacerlo por una calle tradicional de Montevideo, donde se cuelga el pabellón nacional en cada fecha patria.

Los balcones de los edificios que dan a la rambla estaban todos embanderados. Había banderas de Uruguay y de los equipos principales del fútbol profesional de nuestro país: Peñarol, Nacional, Danubio y Defensor Sporting,

Los bares y restaurantes fueron dominados por nuestros compatriotas, la mayoría de los cuales vestían la casaca celeste o remeras alusivas al “Maracanazo” de 1950.

Los uruguayos contagiaban felicidad. El tradicional “soy celeste” se escuchó desde temprano en la mañana y hasta altas horas de la noche. En un restaurante, incluso, se llegó a entonar nuestro himno nacional, en una movida por captar clientes charrúas.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La otra cara de Brasil

Playa, samba
o caipirinhas.
Todo el mundo conoce las maravillas de Brasil, pero el país norteño ofrece también
pequeñas pesadillas
a sus ciudadanos y visitantes, que llegaron por miles durante
los primeros días
del Mundial y seguirán arribando hasta
el final de la
competencia.“

Playa, samba o caipirinhas. Todo el mundo conoce las maravillas de Brasil, pero el país norteño ofrece también pequeñas pesadillas a sus ciudadanos y visitantes, que llegaron por miles durante los primeros días del Mundial y seguirán arribando hasta el final de la competencia.“

Las carencias de los aeropuertos, el tráfico en las grandes ciudades y los problemas de los cajeros automáticos con algunas tarjetas internacionales son problemas con los que Brasil convive a diario y que se irán incrementando, según las predicciones, durante todo el mes que dura el evento futbolístico.

Lo que me preocupa son los aeropuertos, cómo vamos a recibir a las miles de personas que van a venir, porque si bien ya llegó un buen número de visitantes para presenciar los primeros partidos del Mundial, en los próximos días se espera que lleguen aún más. El mundo entero va a estar en Brasil”, advirtió el exfutbolista Denilson, campeón del mundo con Brasil en 2002 y actualmente comentarista en la televisión Bandeirantes.

“Los grandes proyectos de reforma, modernización y ampliación que fueron proyectados antes de la Copa del Mundo, no se han completado, lo que obligará al gobierno a adoptar esquemas especiales para asegurar que los problemas no afecten a las delegaciones y visitantes esperados para el Mundial.“

LOS AEROPUERTOS

La Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC, el ente regulador del sector), anunció un conjunto de medidas que incluirán sanciones a empresas, propietarios de aviones y hasta pilotos que dejen de cumplir las normas y horarios de aterrizajes y despegues. La crítica

La mayoría de los aeropuertos de Brasil no está capacitado para recibir tantos visitantes.

La mayoría de los aeropuertos de Brasil no está capacitado para recibir tantos visitantes.

a los aeropuertos es absolutamente legítima. Son aeropuertos muy malos, tanto por el pobre espacio que poseen para el gran número de personas que arribarán como por la escasa atención que brindan. Lo que va a pasar es que habrá un esfuerzo colectivo del pueblo, de la nación, para ser hospitalaria, para ser agradable, y con eso muchos de los problemas se verán disimulados”, afirmó el exvicecanciller brasileño Marcos de Azambuja.“No son hospitalarios” muchos de los cajeros automáticos con los que los visitantes se encuentran en los aeropuertos de las principales ciudades brasileñas.“

Problemas de lectura en la banda magnética” u “operación cancelada” son algunos de los mensajes que devuelven las máquinas expendedoras cuando no se utilizan tarjetas locales, lo que dificulta el acceso al dinero en metálico a quienes llegan del extranjero.“Tampoco es precisamente fluido el tráfico de ciudades como Río de Janeiro y San Pablo, donde millones de vehículos transitan por sus calles cada día.“Las colas de coches pueden llegar a medir más de 100 kilómetros en los días más pesados de tráfico a la salida y entrada de San Pablo, una megalópolis de 11 millones de habitantes, la más grande de Brasil.

“Tanto es así, que en los últimos tiempos aumentó a gran ritmo el negocio de los “helitaxis”, que trasladan por el aire, de azotea en azotea, a los que pueden permitirse pagar el servicio.“Río de Janeiro no es mucho mejor, pues la ciudad-balneario está encajada entre la playa y la montaña. El tráfico está muy complicado acá, especialmente por la mañana y por la tarde”, admitió Beto, un veterano taxista, que cree que la situación empeorará aún más durante las rondas definitivas del Mundial. Sí, porque habrá mucha gente en la ciudad. Se cerrarán muchas calles y se va a complicar mucho el tránsito. Si hay protestas, será todavía peor. Nadie logrará moverse”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La historia de los Mundiales

Fritz Walter fue el hombre decisivo en el equipo alemán que, para sorpresa de muchos, se adjudicó el Mundial de Suiza 1954, ganándole en la final al gran favorito y mejor equipo del torneo, Hungría, que llevaba un invicto de casi cuatro años, y que había vapuleado por 8-3 a la propia Alemania en la fase de grupos de ese torneo.

Fritz Walter, que murió el 17 de junio de 2002, durante la disputa del Mundial de Corea y Japón, era el capitán y cerebro de “los héroes de Berna”, como pasaron a la historia los jugadores de aquel seleccionado de Alemania Federal que se convirtió en todo un símbolo de la reconstrucción alemana de la posguerra.
“Me acuerdo de la final de Berna como si fuera hoy”, recordó Walter en sus memorias. “Caía una lluvia torrencial y en esas condiciones siempre hacíamos buenos partidos”. Desde entonces se habla del “clima Fritz-Walter” para describir los partidos que se juegan en campo barroso, en días lluviosos.
“Sepp Herberger (el mítico director técnico alemán), que fue el verdadero artífice de aquel campeonato, nos mandó a la cancha con la orden de mantener el 0-0 lo máximo posible”, contó Walter, recordando que sin embargo él, “que era el brazo prolongado del entrenador en la cancha” no pudo impedir que al principio todo saliera al revés: la máquina húngara con Puskas, Czibor y Kocsis “empezó a jugar a velocidad de bomberos y literalmente nos pasaron por encima”. A los ocho minutos, aventajaban a los alemanes 2-0.
HÚNGAROS NERVIOSOS
Pero descontó Morlock, “los húngaros empezaron a ponerse nerviosos y nosotros nos dimos cuenta que no todo estaba perdido”. Vino el empate 2-2 de Helmut Rahn y “se asustaron, quedaron como paralizados. En el vestuario, en el entretiempo, les dije a mis compañeros que podíamos lograr la proeza y la logramos, con el segundo gol de Rahn, cuando apenas faltaban seis minutos para que terminara el partido”, contó.
Walter jugó en total 61 partidos internacionales, la mitad de ellos como capitán, y convirtió 33 goles.
En 1942 fue convocado a la “Wehrmacht” para combatir como soldado en la Segunda Guerra Mundial y destinado al “frente oriental”, donde fue capturado por tropas soviéticas. “La guerra me robó los mejores años”, se quejó después en sus memorias. En 1945 pudo dejar el campo de prisioneros de guerra y regresar a su país, donde retomó su trayectoria deportiva.
Fue un incondicional de su equipo, el Kaiserslautern, para el que jugó entre 1937 y 1959, desestimando incluso millonarias tentaciones del Atlético de Madrid y el Inter de Milán. “En 1951 el Kaiserslautern me pagaba poco más de 300 marcos y de pronto apareció el Atlético ofreciéndome la barbaridad de medio millón de marcos por dos años, una suma fantástica. Le pregunté a mi esposa, Italia, y ella decidió que nos quedáramos”, rememoró el capitán mundialista del 54, admitiendo que por ese título recibió una prima de 2.500 marcos y un juego de sillones con sofá.
ALEMANIA NO
PUDO REPETIR
Después del Mundial ganado en Suiza, volvió a participar a los 37 años de edad en una cita mundial, en 1958, esta vez en Suecia, donde el equipo no pudo reeditar los laureles y cayó en semifinales ante el combinado local para quedar cuarto. A diferencia de su gran presencia en el campo de juego, donde era un excelente estratega con un radio de acción muy amplio, Walter reconoció que en lo personal su aplomo era otra cosa: “Durante años, los partidos internacionales me ponían muy, pero muy nervioso, tanto que me sentía mal. Solía suceder que debía ir al baño y me quedaba encerrado hasta pocos minutos antes de empezar el partido”.

Fritz Walter, que murió el 17 de junio de 2002, durante la disputa del Mundial de Corea y Japón, era el capitán y cerebro de “losSport héroes de Berna”, como pasaron a la historia los jugadores de aquel seleccionado de Alemania Federal que se convirtió en todo un símbolo de la reconstrucción alemana de la posguerra.

“Me acuerdo de la final de Berna como si fuera hoy”, recordó Walter en sus memorias. “Caía una lluvia torrencial y en esas condiciones siempre hacíamos buenos partidos”. Desde entonces se habla del “clima Fritz-Walter” para describir los partidos que se juegan en campo barroso, en días lluviosos.

“Sepp Herberger (el mítico director técnico alemán), que fue el verdadero artífice de aquel campeonato, nos mandó a la cancha con la orden de mantener el 0-0 lo máximo posible”, contó Walter, recordando que sin embargo él, “que era el brazo prolongado del entrenador en la cancha” no pudo impedir que al principio todo saliera al revés: la máquina húngara con Puskas, Czibor y Kocsis “empezó a jugar a velocidad de bomberos y literalmente nos pasaron por encima”. A los ocho minutos, aventajaban a los alemanes 2-0.

HÚNGAROS NERVIOSOS

Pero descontó Morlock, “los húngaros empezaron a ponerse nerviosos y nosotros nos dimos cuenta que no todo estaba perdido”. Vino el empate 2-2 de Helmut Rahn y “se asustaron, quedaron como paralizados. En el vestuario, en el entretiempo, les dije a mis compañeros que podíamos lograr la proeza y la logramos, con el segundo gol de Rahn, cuando apenas faltaban seis minutos para que terminara el partido”, contó.

Walter jugó en total 61 partidos internacionales, la mitad de ellos como capitán, y convirtió 33 goles.

En 1942 fue convocado a la “Wehrmacht” para combatir como soldado en la Segunda Guerra Mundial y destinado al “frente oriental”, donde fue capturado por tropas soviéticas. “La guerra me robó los mejores años”, se quejó después en sus memorias. En 1945 pudo dejar el campo de prisioneros de guerra y regresar a su país, donde retomó su trayectoria deportiva.

Fue un incondicional de su equipo, el Kaiserslautern, para el que jugó entre 1937 y 1959, desestimando incluso millonarias tentaciones del Atlético de Madrid y el Inter de Milán. “En 1951 el Kaiserslautern me pagaba poco más de 300 marcos y de pronto apareció el Atlético ofreciéndome la barbaridad de medio millón de marcos por dos años, una suma fantástica. Le pregunté a mi esposa, Italia, y ella decidió que nos quedáramos”, rememoró el capitán mundialista del 54, admitiendo que por ese título recibió una prima de 2.500 marcos y un juego de sillones con sofá.

ALEMANIA NO PUDO REPETIR

Después del Mundial ganado en Suiza, volvió a participar a los 37 años de edad en una cita mundial, en 1958, esta vez en Suecia, Alemania (pag7)donde el equipo no pudo reeditar los laureles y cayó en semifinales ante el combinado local para quedar cuarto. A diferencia de su gran presencia en el campo de juego, donde era un excelente estratega con un radio de acción muy amplio, Walter reconoció que en lo personal su aplomo era otra cosa: “Durante años, los partidos internacionales me ponían muy, pero muy nervioso, tanto que me sentía mal. Solía suceder que debía ir al baño y me quedaba encerrado hasta pocos minutos antes de empezar el partido”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Cuidado con el exitismo

En estas horas previas al debut de Uruguay en la Copa del Mundo, muchos pensarán que Costa Rica -el convidado de piedra del grupo D que completan Italia e Inglaterra-, será una presa fácil para nuestra selección. Algunos, incluso, podrán imaginar una lluvia de goles celestes y se frotarán las manos a cuenta de lo que verán a partir de las cuatro de la tarde.
En lo personal, espero un partido mucho más disputado al que imaginan buena parte de los uruguayos, y tengo argumentos sólidos para respaldar mi teoría.
Costa Rica nunca fue un rival fácil para Uruguay. No lo fue en la Copa América de 2001, a la que accedió de rebote -luego de que Argentina desistiera de participar-; ni lo fue en el Repechaje rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010, cuando Uruguay lo venció por apenas un gol en una serie de 180 minutos que nos tuvo con el corazón en la garganta hasta el instante final. En total, charrúas y centroamericanos se enfrentaron cuatro veces de manera oficial en la historia, con dos victorias para los nuestros y dos empates. Las imposiciones de Uruguay fueron ambas por diferencia mínima: 2-1 en 2001 y 1-0 en 2009, en partidos disputados en Colombia y San José de Costa Rica, respectivamente. ¿Por qué pensar que hoy la historia será muy diferente?
A Uruguay, además, no le caen bien los debuts. Un dato estadístico corrobora esta afirmación: desde que se inició este exitoso proceso de selección al mando del maestro Tabárez, nunca se registró un primer partido con victoria celeste, en ninguno de los certámenes disputados. No lo hubo en la Copa América 2007 ni el Mundial 2010, tampoco en la Copa América 2011 ni en la Copa de las Confederaciones 2013. Y no es porque a Uruguay le haya ido mal en esos torneos, porque en los cuatro accedió, como mínimo, a las semifinales.
Por si todo esto fuera poco, el último debut victorioso de la Celeste en un Mundial data de 1970, lo que aporta un eslabón más a este collar de primeros pasos en falso.
En conclusión, debemos tener los pies sobre la tierra y evitar el exitismo. Hoy Uruguay recuperó el respeto perdido, gracias a un grupo de jugadores que nos volvió a colocar en las marquesinas del mundo del fútbol: jugamos una semifinal mundialista tras 40 años y fuimos campeones de América fuera de casa luego de 24 años.
Y si llegamos tan lejos, no fue por menospreciar a los rivales, por más Costa Rica que se llamen.

En estas horas previas al debut de Uruguay en la Copa del Mundo, muchos pensarán que Costa Rica -el convidado de piedra del grupo D que completan Italia e Inglaterra-, será una presa fácil para nuestra selección. Algunos, incluso, podrán imaginar una lluvia de goles celestes y se frotarán las manos a cuenta de lo que verán a partir de las cuatro de la tarde.

En lo personal, espero un partido mucho más disputado al que imaginan buena parte de los uruguayos, y tengo argumentos sólidos para respaldar mi teoría.

Costa Rica nunca fue un rival fácil para Uruguay. No lo fue en la Copa América de 2001, a la que accedió de rebote -luego de que Argentina desistiera de participar-; ni lo fue en el Repechaje rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010, cuando Uruguay lo venció por apenas un gol en una serie de 180 minutos que nos tuvo con el corazón en la garganta hasta el instante final. En total, charrúas y centroamericanos se enfrentaron cuatro veces de manera oficial en la historia, con dos victorias para los nuestros y dos empates. Las imposiciones de Uruguay fueron ambas por diferencia mínima: 2-1 en 2001 y 1-0 en 2009, en partidos disputados en Colombia y San José de Costa Rica, respectivamente. ¿Por qué pensar que hoy la historia será muy diferente?

A Uruguay, además, no le caen bien los debuts. Un dato estadístico corrobora esta afirmación: desde que se inició este exitoso proceso de selección al mando del maestro Tabárez, nunca se registró un primer partido con victoria celeste, en ninguno de los certámenes disputados. No lo hubo en la Copa América 2007 ni el Mundial 2010, tampoco en la Copa América 2011 ni en la Copa de las Confederaciones 2013. Y no es porque a Uruguay le haya ido mal en esos torneos, porque en los cuatro accedió, como mínimo, a las semifinales.

Por si todo esto fuera poco, el último debut victorioso de la Celeste en un Mundial data de 1970, lo que aporta un eslabón más a este collar de primeros pasos en falso.

En conclusión, debemos tener los pies sobre la tierra y evitar el exitismo. Hoy Uruguay recuperó el respeto perdido, gracias a un grupo de jugadores que nos volvió a colocar en las marquesinas del mundo del fútbol: jugamos una semifinal mundialista tras 40 años y fuimos campeones de América fuera de casa luego de 24 años.

Y si llegamos tan lejos, no fue por menospreciar a los rivales, por más Costa Rica que se llamen.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (1)

Duelo de campeones

Inglaterra e Italia medirán sus fuerzas esta tarde en Manaos, en un partido que puede resultar clave para el desarrollo del grupo D, que completan Uruguay y Costa Rica. Será el primer duelo entre campeones del mundo que presenta Brasil 2014.

Italianos e ingleses son vistos como los máximos favoritos del grupo. Quizá un poco más Italia, por historia y porque el equipo de Cesare Prandelli ya demostró en la Eurocopa 2012 y en la Copa Confederaciones del año pasado que se ha recuperado del fracaso de Sudáfrica 2010, donde quedó fuera en la primera fase.
En la Eurocopa pasada, Italia empezó a mostrar la manera en la que quiere volver a ser campeona: con buen fútbol, dejando el tradicional “catenaccio” de lado.
Ahora, en Brasil, los transalpinos buscarán su quinta corona planetaria con un juego vistoso, de posesión de balón y de dominio del partido. En definitiva, de ataque. Para ello será fundamental que rinda a su mejor nivel el eje De Rossi-Pirlo-Verrati. Ellos tienen que hacer carburar a la sala de máquinas “azzurra”.
Del gol deben encargarse Balotelli y Cassano. Dos genios de mente dispersa, pero que juntos e inspirados resultan temibles. Para el primer encuentro, Prandelli cuenta con la baja de De Sciglio, lesionado. Un lugar que presumiblemente ocupará en la zaga Abate o Chiellini. En el arco estará el histórico Gianluigi Bufón, quien disputa su quinto Mundial, todo un récord.
Y el primer rival de la tetracampeona mundial es Inglaterra. La última vez que se enfrentaron fue en los cuartos de final de la Euro 2012, donde Italia jugó mucho mejor, pero no pudo romper el 0-0 en 120 minutos de fútbol. Después, los penales hicieron justicia y clasificó.
Por eso, Inglaterra afrontará el duelo con un punto mayor de motivación que su rival. Muy lejos queda ya el único título británico a nivel de selecciones, el Mundial de 1966 y, después de una década de decepciones con una generación llamada a reverdecer viejos laureles, se presenta en Brasil con un equipo que mezcla juventud y veteranía a los mandos de Roy Hodgson.
Además, con su manera de jugar puede hacer mucho daño a Italia. Inglaterra llegó al Mundial como una selección que va a morder a sus rivales de contragolpe. En gran parte gracias al gran año del Liverpool, que aporta a los veloces Raheem Sterling y Daniel Sturridge, dos auténticas flechas, que acompañarán a Wayne Rooney en el ataque inglés.
Buena parte del centro del campo también es aportada por el Liverpool, con Henderson y un Steven Gerrard que a sus 34 años se ha reinventado como volante posicional.
La parte más endeble de Inglaterra volverá a ser la defensa y sobre todo el arco, donde estará Hart, quien ha tenido un año irregular.
Bajo la sombra del bosque más extenso del mundo, en el Arena Amazonia de Manaos, ingleses e italianos jugarán el primer duelo entre campeones del mundo de los varios que se verán en Brasil. Cinco copas del mundo estarán sobre el campo cuando el holandés Bjorn Kuipers decrete el comienzo del encuentro.

Italianos e ingleses son vistos como los máximos favoritos del grupo. Quizá un poco más Italia, por historia y porque el equipo de Cesare Prandelli ya demostró en la Eurocopa 2012 y en la Copa Confederaciones del año pasado que se ha recuperado del fracaso de Sudáfrica 2010, donde quedó fuera en la primera fase.

En la Eurocopa pasada, Italia empezó a mostrar la manera en la que quiere volver a ser campeona: con buen fútbol, dejando el tradicional “catenaccio” de lado.

Ahora, en Brasil, los transalpinos buscarán su quinta corona planetaria con un juego vistoso, de posesión de balón y de dominio del partido. En definitiva, de ataque. Para ello será fundamental que rinda a su mejor nivel el eje De Rossi-Pirlo-Verrati. Ellos tienen que hacer carburar a la sala de máquinas “azzurra”.

Del gol deben encargarse Balotelli y Cassano. Dos genios de mente dispersa, pero que juntos e inspirados resultan temibles. Para el primer encuentro, Prandelli cuenta con la baja de De Sciglio, lesionado. Un lugar que presumiblemente ocupará en la zaga Abate o Chiellini. En el arco estará el histórico Gianluigi Bufón, quien disputa su quinto Mundial, todo un récord.

Y el primer rival de la tetracampeona mundial es Inglaterra. La última vez que se enfrentaron fue en los cuartos de final de la Euro 2012, donde Italia jugó mucho mejor, pero no pudo romper el 0-0 en 120 minutos de fútbol. Después, los penales hicieron justicia y clasificó.

Por eso, Inglaterra afrontará el duelo con un punto mayor de motivación que su rival. Muy lejos queda ya el único título británico a nivel de selecciones, el Mundial de 1966 y, después de una década de decepciones con una generación llamada a reverdecer viejos laureles, se presenta en Brasil con un equipo que mezcla juventud y veteranía a los mandos de Roy Hodgson.

Además, con su manera de jugar puede hacer mucho daño a Italia. Inglaterra llegó al Mundial como una selección que va a morder a sus rivales de contragolpe. En gran parte gracias al gran año del Liverpool, que aporta a los veloces Raheem Sterling y Daniel Sturridge, dos auténticas flechas, que acompañarán a Wayne Rooney en el ataque inglés.

Buena parte del centro del campo también es aportada por el Liverpool, con Henderson y un Steven Gerrard que a sus 34 años se ha reinventado como volante posicional.

La parte más endeble de Inglaterra volverá a ser la defensa y sobre todo el arco, donde estará Hart, quien ha tenido un año irregular.

Bajo la sombra del bosque más extenso del mundo, en el Arena Amazonia de Manaos, ingleses e italianos jugarán el primer duelo entre campeones del mundo de los varios que se verán en Brasil. Cinco copas del mundo estarán sobre el campo cuando el holandés Bjorn Kuipers decrete el comienzo del encuentro.

La de Nishimura no fue la primera “mano” que recibe Brasil en la historia de los Mundiales

La situación que se vivió el jueves en el Arena Corinthians, en el choque Brasil-Croacia, trajo recuerdos de todo tipo. El fallo polémico del japonés Nishimura, que decretó un penal insólito de Lovren sobre Fred, no fue la primera manito oriental que recibió el “Scratch” en un Mundial. De hecho, fue como un “déja vu” de lo que sucedió en el 2002.

En Corea-Japón, Mundial que terminó ganando Brasil, también se vio beneficiado en su partido debut. Ese día el rival que sufrió a un juez polémico fue Turquía. El desarrollo se dio de la misma manera: los brasileños arrancaron perdiendo, lo empataron con Ronaldo y fue el coreano Kim Young-Joo quien les regaló un penal, que ejecutó Rivaldo para el 2 a 1. Además le echó dos jugadores a Turquía. Redondito. El diario O Globo de Brasil recordó estos fallos históricos, sin gambetear la repercusión que generó el favorcito del japonés. También trajo a la memoria otros: los más recientes, el de Sudáfrica 2010 (Luis Fabiano metió el 3 a 1 cometiendo falta, contra Costa de Marfil), y otro en Estados Unidos 1994, contra Holanda en cuartos (el árbitro costarricense validó un gol de Bebeto, con offside de Romario).

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La historia de los Mundiales

Brasil 1950: Maracaná fue testigo de una hazaña cimentada por uruguayos

“Fue una casualidad. Jugamos noventa y nueve veces más y perdemos todos los partidos”, confesaría Obdulio Varela, años después de ser partícipe de la victoria más hazañosa de la historia de los Mundiales. Uruguay derrotó 2-1 a Brasil en la final del Mundial 1950, y ese triunfo fue inmortalizado bajo el nombre de “Maracanazo”.

Uruguay ganó el Mundial de 1950 derrotando 2-1 a Brasil en un memorable partido decisivo que se definió a favor celeste gracias a los goles de Juan Alberto Schiaffino y Alcides Ghiggia.
Otro de los héroes de la jornada fue el capitán charrúa Obdulio Jacinto Varela. El “Negro Jefe”, como le llamaban sus compañeros, era un “centre-half” (mediocampista) que impuso su personalidad de hierro sobre los dueños de casa en el recién inaugurado y gigantesco estadio Maracaná de Río de Janeiro.
A Brasil le bastaba un empate para quedarse con la copa Jules Rimet, y su delantero Friaca convirtió el 1-0 apenas comenzó el segundo tiempo, en aparentemente posición adelantada, para hacer la victoria uruguaya más hazañosa.
Fue entonces cuando Obdulio sorprendió a todos tomando la pelota y colocándosela bajo su brazo para ir a discutir con el árbitro. “¿La verdad? Yo había visto al línea levantando la bandera. Claro, el hombre la bajó enseguida, no fuera que lo mataran”, contó Obdulio en una entrevista que le realizaron en la década del 90.
“Me insultaba el estadio entero, pero no tuve temor… Si me banqué verdaderas luchas de matar o morir en canchas sin alambrado, ¿me iba a asustar allí, que tenía todas las garantías? No era un loco: sabía lo que estaba haciendo”, agregó.
Cuando terminó su parlamento, tal vez el más prolongado de la vida del lacónico Obdulio, el “Negro Jefe” devolvió el balón a la cancha y dijo a sus compañeros en tono que no admitía réplica: “Bueno, se acabó, ahora vamos a ganarles a estos “japoneses”, término que utilizaba con frecuencia para referirse a cualquier extranjero.
VICTORIA CASUAL
“Fue una casualidad. Jugamos noventa y nueve veces más y perdemos todos los partidos. El fútbol tiene eso, a veces juegan imponderables, imprevistos, cosas que están más allá de toda razón, de toda lógica”, reconoció el capitán de la selección uruguaya de 1950, que reveló los problemas que enfrentó el grupo antes de viajar a Brasil.
“Estuvimos a punto de no ir al Mundial. Había un gran desconcierto. La mayoría creía que estábamos “fritos”, que no teníamos posibilidades. Pensándolo bien, ni siquiera estoy seguro de que aquel fuera el mejor plantel que se podía armar entonces”.
Obdulio Varela se caracterizaba por hablar mucho dentro del campo de juego, ordenar y alentar a sus compañeros, y aunque no era de meterse en líos, intimidaba a los rivales. “Por eso a los muchachos les hablé bastante en el vestuario (antes de la final). Y después, ya en el túnel, les dije: “Salgan tranquilos, no miren para arriba. Nunca miren a la tribuna. El partido se juega abajo, en la cancha”.
LA VICTORIA
DE LA MENTE
“Pensando en todo aquello más me convenso en que fue un partido ganado con la mente, no con la habilidad. Los ahogamos de entrada, les hicimos sentir el rigor en el medio y atrás. Y cuando tuvimos la pelota explotamos la velocidad de Ghiggia por la derecha, las ‘moñas’ de Julio (Pérez), la habilidad de (Omar) Míguez arrastrando rivales, y la serenidad de Schiaffino… Y se fue dando como yo esperaba, un partido parejo”.
El resto de la historia es conocido. Los “charrúas” se hospedaban en el modesto hotel Paysandú de Río de Janeiro, y el “Negro Jefe” contó que después del partido “los muchachos salieron a divertirse en Copacabana”. Todos menos él: “Yo estaba triste con el sufrimiento de aquel pueblo y con esa derrota que no merecían. Me senté en un bar y me puse a tomar ‘caña’, esperando que no me reconocieran, porque creía que si eso sucedía me matarían. Pero me reconocieron enseguida y, para mi sorpresa, me felicitaron, me abrazaron y muchos de ellos se quedaron bebiendo conmigo hasta la madrugada”, contó Obdulio. Y concluyó: “Los brasileños son la gente más buena del mundo”.

Uruguay ganó el Mundial de 1950 derrotando 2-1 a Brasil en un memorable partido decisivo que se definió a favor celeste gracias a los goles de Juan Alberto Schiaffino y Alcides Ghiggia.

Otro de los héroes de la jornada fue el capitán charrúa Obdulio Jacinto Varela. El “Negro Jefe”, como le llamaban sus compañeros, era un “centre-half” (mediocampista) que impuso su personalidad de hierro sobre los dueños de casa en el recién inaugurado y gigantesco estadio Maracaná de Río de Janeiro.

A Brasil le bastaba un empate para quedarse con la copa Jules Rimet, y su delantero Friaca convirtió el 1-0 apenas comenzó el segundo tiempo, en aparentemente posición adelantada, para hacer la victoria uruguaya más hazañosa.

Fue entonces cuando Obdulio sorprendió a todos tomando la pelota y colocándosela bajo su brazo para ir a discutir con el árbitro. “¿La verdad? Yo había visto al línea levantando la bandera. Claro, el hombre la bajó enseguida, no fuera que lo mataran”, contó Obdulio en una entrevista que le realizaron en la década del 90.

“Me insultaba el estadio entero, pero no tuve temor… Si me banqué verdaderas luchas de matar o morir en canchas sin alambrado, ¿me iba a asustar allí, que tenía todas las garantías? No era un loco: sabía lo que estaba haciendo”, agregó.

Cuando terminó su parlamento, tal vez el más prolongado de la vida del lacónico Obdulio, el “Negro Jefe” devolvió el balón a la cancha y dijo a sus compañeros en tono que no admitía réplica: “Bueno, se acabó, ahora vamos a ganarles a estos “japoneses”, término que utilizaba con frecuencia para referirse a cualquier extranjero.

VICTORIA CASUAL

“Fue una casualidad. Jugamos noventa y nueve veces más y perdemos todos los partidos. El fútbol tiene eso, a veces juegan imponderables, imprevistos, cosas que están más allá de toda razón, de toda lógica”, reconoció el capitán de la selección uruguaya de 1950, que reveló los problemas que enfrentó el grupo antes de viajar a Brasil.

“Estuvimos a punto de no ir al Mundial. Había un gran desconcierto. La mayoría creía que estábamos “fritos”, que no teníamos posibilidades. Pensándolo bien, ni siquiera estoy seguro de que aquel fuera el mejor plantel que se podía armar entonces”.

Obdulio Varela se caracterizaba por hablar mucho dentro del campo de juego, ordenar y alentar a sus compañeros, y aunque no era de meterse en líos, intimidaba a los rivales. “Por eso a los muchachos les hablé bastante en el vestuario (antes de la final). Y después, ya en el túnel, les dije: “Salgan tranquilos, no miren para arriba. Nunca miren a la tribuna. El partido se juega abajo, en la cancha”.

LA VICTORIA DE LA MENTE

“Pensando en todo aquello más me convenso en que fue un partido ganado con la mente, no con la habilidad. Los ahogamos de entrada, les hicimos sentir el rigor en el medio y atrás. Y cuando tuvimos la pelota explotamos la velocidad de Ghiggia por la derecha, las ‘moñas’ de Julio (Pérez), la habilidad de (Omar) Míguez arrastrando rivales, y la serenidad de Schiaffino… Y se fue dando como yo esperaba, un partido parejo”.

El resto de la historia es conocido. Los “charrúas” se hospedaban en el modesto hotel Paysandú de Río de Janeiro, y el “Negro Jefe” contó que después del partido “los muchachos salieron a divertirse en Copacabana”. Todos menos él: “Yo estaba triste con el sufrimiento de aquel pueblo y con esa derrota que no merecían. Me senté en un bar y me puse a tomar ‘caña’, esperando que no me reconocieran, porque creía que si eso sucedía me matarían. Pero me reconocieron enseguida y, para mi sorpresa, me felicitaron, me abrazaron y muchos de ellos se quedaron bebiendo conmigo hasta la madrugada”, contó Obdulio. Y concluyó: “Los brasileños son la gente más buena del mundo”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

¿Europa podrá romper el “maleficio americano”?

Humedad, largos viajes, drásticos cambios climáticos y ambiente hostil en las tribunas: las selecciones europeas afrontan en Brasil 2014 una nueva edición de su “misión imposible”, ese estrellarse una y otra vez contra la pared a la hora de intentar ganar un Mundial en América.

Siete veces llegó la Copa del Mundo a América y en las siete ocasiones el título se quedó en el continente.Uruguay 1930, Brasil 1950, Chile 1962, México 1970 y 1986, Argentina 1978 y Estados Unidos 1994 se cerraron con títulos sudamericanos y dejaron siempre vigente la pregunta: ¿Por qué los europeos son incapaces de ganar en América?
“Siempre es difícil venir a Brasil y adaptarse al clima, por eso me parece muy difícil poder ganarle un Mundial aquí a Brasil o a Argentina”, admitió el exfutbolista italiano Giuseppe Bergomi mientras seguía la Copa Confederaciones 2013 que terminó con una goleada de Brasil sobre España (3-0) en la final.
El factor climático parece ser el principal motivo de preocupación de los europeos a la hora de afrontar una Copa del Mundo en América. El actual Mundial es la primera edición en la que se disputan encuentros tanto en clima invernal como veraniego. Habrá sedes como Curitiba o Porto Alegre, en la que el termómetro bajará de cero en determinados momentos, y otras como Natal, Recife, Manaos, Cuiabá o Fortaleza, con temperaturas superiores a los 30 grados durante todo el año y un ambiente más pesado aún debido a la alta humedad.
“Los equipos europeos y todos los jugadores de Europa tienen un problema que es el desgaste físico. Miren a España en la Copa Confederaciones, yo he visto el partido de España contra Brasil, fue el primer partido del mundo solamente con un equipo en la cancha”, valoró Carlos Queiroz, seleccionador de Irán.
“Cuando llevás casi 80 partidos en Europa y tienes que jugar una competición en estas condiciones, con viajes, humedad, frío o calor, llega un momento en el que en la cabeza de jugadores sólo hay una cosa: volver a casa”, añadió Queiroz.
LOS EUROPEOS
A VENCER
Si bien Brasil afrontará el Mundial como el candidato indiscutido a llevarse el título, equipos como España o Alemania se presentan como los dos grandes rivales a vencer del continente europeo.
España ya rompió con una barrera tradicional en el 2010 y fue el primer equipo europeo en ganar un Mundial en el invierno del hemisferio sur durante su gesta en Sudáfrica.
El conjunto dirigido por Vicente del Bosque llega a Brasil con la base del equipo campeón de 2010, pero con la advertencia de lo sucedido hace un año en la Copa Confederaciones, cuando una España sin resto físico fue vapuleada por los anfitriones, que empezaron ganando el partido desde la potente entonación del himno nacional en el Maracaná.
“No lo descarto a España, pero veo más candidatos a Holanda y a Alemania”, dijo el argentino César Luis Menotti, técnico campeón del mundo en 1978, antes del arranque del certamen. “A España no lo veo con la misma fuerza que lo vi en Mundiales anteriores. Veo a estos dos equipos (Alemania y Holanda) con más fuerza de llegar porque son altamente competitivos donde les toque jugar”.
ESTUVIERON CERCA
Holanda llevó la final de 1978 en Argentina al alargue, donde perdió 3-1 contra la selección local; Italia llegó hasta los penales contra Brasil en Estados Unidos 1994. Ahora, en Brasil, se presenta otra oportunidad para que el Viejo Continente intente un nuevo “descubrimiento de América”.

Siete veces llegó la Copa del Mundo a América y en las siete ocasiones el título se quedó en el continente.Uruguay 1930, Brasil 1950,Mundial 94 (pag8) Chile 1962, México 1970 y 1986, Argentina 1978 y Estados Unidos 1994 se cerraron con títulos sudamericanos y dejaron siempre vigente la pregunta: ¿Por qué los europeos son incapaces de ganar en América?

“Siempre es difícil venir a Brasil y adaptarse al clima, por eso me parece muy difícil poder ganarle un Mundial aquí a Brasil o a Argentina”, admitió el exfutbolista italiano Giuseppe Bergomi mientras seguía la Copa Confederaciones 2013 que terminó con una goleada de Brasil sobre España (3-0) en la final.

El factor climático parece ser el principal motivo de preocupación de los europeos a la hora de afrontar una Copa del Mundo en América. El actual Mundial es la primera edición en la que se disputan encuentros tanto en clima invernal como veraniego. Habrá sedes como Curitiba o Porto Alegre, en la que el termómetro bajará de cero en determinados momentos, y otras como Natal, Recife, Manaos, Cuiabá o Fortaleza, con temperaturas superiores a los 30 grados durante todo el año y un ambiente más pesado aún debido a la alta humedad.

“Los equipos europeos y todos los jugadores de Europa tienen un problema que es el desgaste físico. Miren a España en la Copa Confederaciones, yo he visto el partido de España contra Brasil, fue el primer partido del mundo solamente con un equipo en la cancha”, valoró Carlos Queiroz, seleccionador de Irán.

“Cuando llevás casi 80 partidos en Europa y tienes que jugar una competición en estas condiciones, con viajes, humedad, frío o calor, llega un momento en el que en la cabeza de jugadores sólo hay una cosa: volver a casa”, añadió Queiroz.

LOS EUROPEOS A VENCER

Si bien Brasil afrontará el Mundial como el candidato indiscutido a llevarse el título, equipos como España o Alemania se presentan como los dos grandes rivales a vencer del continente europeo.

España ya rompió con una barrera tradicional en el 2010 y fue el primer equipo europeo en ganar un Mundial en el invierno del hemisferio sur durante su gesta en Sudáfrica.

El conjunto dirigido por Vicente del Bosque llega a Brasil con la base del equipo campeón de 2010, pero con la advertencia de lo sucedido hace un año en la Copa Confederaciones, cuando una España sin resto físico fue vapuleada por los anfitriones, que empezaron ganando el partido desde la potente entonación del himno nacional en el Maracaná.

“No lo descarto a España, pero veo más candidatos a Holanda y a Alemania”, dijo el argentino César Luis Menotti, técnico campeón del mundo en 1978, antes del arranque del certamen. “A España no lo veo con la misma fuerza que lo vi en Mundiales anteriores. Veo a estos dos equipos (Alemania y Holanda) con más fuerza de llegar porque son altamente competitivos donde les toque jugar”.

ESTUVIERON CERCA

Holanda llevó la final de 1978 en Argentina al alargue, donde perdió 3-1 contra la selección local; Italia llegó hasta los penales contra Brasil en Estados Unidos 1994. Ahora, en Brasil, se presenta otra oportunidad para que el Viejo Continente intente un nuevo “descubrimiento de América”.

Lo mismo pasa del otro lado del océano Atlántico

A las selecciones americanas también les resulta casi imposible coronarse en suelo europeo.

De los diez Mundiales disputados del otro lado del océano Atlántico, solo una edición tuvo como campeón a un equipo americano: Brasil en el Mundial de Suecia 1958.

“Yo creo que resulta bastante complicado para una selección ganar en otro continente que no es el suyo. Esto también pasa con los equipos sudamericanos que juegan en Europa. Encontramos muchas dificultades de ganar allí y no sé por qué”, confesó el brasileño Ronaldo, máximo goleador de la historia de los Mundiales.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Uruguay sale a escena

La Celeste enfrenta a Costa Rica sin Suárez y
con Stuani como volante por derecha

La Celeste enfrenta a Costa Rica sin Suárez y con Stuani como volante por derecha

Llegó el día. Uruguay debuta hoy en la Copa del Mundo, enfrentando a Costa Rica a partir de las 16 horas, en el estadio Castelao de la ciudad de Fortaleza.

El técnico Óscar Tabárez confirmó la oncena titular que adelantó EL PUEBLO MUNDIAL: Fernando Muslera será el arquero; Maximiliano Pereira, Diego Lugano, Diego Godín y Martín Cáceres formarán la defensa; Christian Stuani, Egidio Arévalo Ríos, Walter Gargano y Cristian Rodríguez armarán el mediocampo; y Diego Forlán junto a Edinson Cavani serán los atacantes del sistema.

Luis Suárez, que ya se entrena a la par de sus compañeros tras recuperarse de la artroscopía de meniscos a la que fue sometido, no será arriesgado ante el conjunto centroamericano.

COSTA RICA SE TIENE FE

“Este equipo crece ante las adversidades”, advirtió Jorge Luis Pinto, el técnico de Costa Rica, pese a que su selección integra el grupo con tres campeones del mundo.

Costa Rica ha sido uno de los equipos más golpeados por las lesiones: el zaguero Heiner Mora es el descartado más reciente de la lista que incluye a Bryan Oviedo, Álvaro Saborío y Rodney Wallace.

“Ha sido un tema difícil de manejar, pero felizmente habíamos previsto muchas cosas antes de llegar a Brasil. Una de ellas era que sucediera algún tipo de emergencia como esta, por lo que teníamos uno o dos jugadores por cada línea”, dijo un positivo Pinto.

El DT. se niega a admitir que Costa Rica es el rival más débil del grupo. “El fútbol ha cambiado. Hoy no es la camiseta la que pesa. El trabajo táctico, la madurez de los jugadores y el concepto de personalidad tienen mucho valor, y Costa Rica es un equipo que tiene bien trabajados esos temas”.

Sobre el partido con Uruguay, Pinto afirmó que “no puedo asegurar que lograremos un buen resultado, pero sí que seremos un rival difícil”. Y agregó: “Nosotros también podemos ganar, que no le quepa la menor duda a nadie, porque tenemos personalidad en ataque”.

Pinto es conocido por el orden táctico de sus equipos, algo que deberá quebrar Uruguay para poder cantar victoria en el debut.

Uruguay – Costa Rica

Hora de comienzo: 16.00. Estadio: Castelao de Fortaleza. Árbitro: Félix Brych (Alemania).

URUGUAY

F. Muslera

M. Pereira

D. Lugano

D. Godín

M. Cáceres

C. Stuani

E. Arévalo

W. Gargano

C. Rodríguez

D. Forlán

E. Cavani

DT: O. Tabárez

COSTA RICA

K. Navas

C. Gamboa

O. Duarte

M. Umaña

R. Miller

J. Díaz

Y. Tejeda

C. Borges

J. Campbell

B. Ruiz

M. Ureña

DT: J. Pinto

Publicado en - Deportes, - Destacados, EL PUEBLO MundialComentarios (1)

Un debut sin Suárez

Pese a que Luis Suárez aumenta diariamente su exigencia física tras la artroscopía de meniscos a la que fue sometido, no será arriesgado en el debut de la Copa del Mundo. Su lugar sería ocupado por Christian Stuani, quien jugaría como volante por derecha.

Finalmente, Luis Suárez no jugará mañana ante Costa Rica, en el debut de Uruguay en la Copa del Mundo. El delantero salteño continúa el proceso de recuperación de la artroscopía de meniscos sufrida, pero no será tenido en cuenta por el técnico Óscar Washington Tabárez en el primer partido de Brasil 2014. El maestro no quiere arriesgarlo, ante el temor de que se resienta y quede definitivamente descartado para el resto de la competencia.
De esta forma, el probable equipo para el debut lo componen Fernando Muslera en el arco; Maximiliano Pereira, Diego Godín, Diego Lugano y Martín Cáceres en defensa; Christian Stuani, Egidio Arévalo Ríos, Walter Gargano y Cristian Rodríguez en el mediocampo; y Diego Forlán junto a Edinson Cavani en ataque.
El plantel celeste llegó ayer a Fortaleza, ciudad donde se medirá con Costa Rica a partir de las 16.00 de mañana. La buena noticia del día la aportó Forlán, quien volvió a entrenarse sin dificultades, tras haberse ausentado de los dos entrenamientos previos, a causa de un malestar.
Para hoy, está previsto que Uruguay realice el primer movimiento táctico en el estadio Castelao, el escenario del partido ante los costarricenses.

Finalmente, Luis Suárez no jugará mañana ante Costa Rica, en el debut de Uruguay en la Copa del Mundo. El delantero salteño

Luis Suárez no será arriesgado ante Costa Rica.

Luis Suárez no será arriesgado ante Costa Rica.

continúa el proceso de recuperación de la artroscopía de meniscos sufrida, pero no será tenido en cuenta por el técnico Óscar Washington Tabárez en el primer partido de Brasil 2014. El maestro no quiere arriesgarlo, ante el temor de que se resienta y quede definitivamente descartado para el resto de la competencia.

De esta forma, el probable equipo para el debut lo componen Fernando Muslera en el arco; Maximiliano Pereira, Diego Godín, Diego Lugano y Martín Cáceres en defensa; Christian Stuani, Egidio Arévalo Ríos, Walter Gargano y Cristian Rodríguez en el mediocampo; y Diego Forlán junto a Edinson Cavani en ataque.

El plantel celeste llegó ayer a Fortaleza, ciudad donde se medirá con Costa Rica a partir de las 16.00 de mañana. La buena noticia del día la aportó Forlán, quien volvió a entrenarse sin dificultades, tras haberse ausentado de los dos entrenamientos previos, a causa de un malestar.

Para hoy, está previsto que Uruguay realice el primer movimiento táctico en el estadio Castelao, el escenario del partido ante los costarricenses.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Se reedita la final del último Mundial

España y Holanda vuelven a verse las caras esta tarde, luego de haber protagonizado la final del último Mundial. En aquella ocasión, hubo victoria española por 1-0, tras alargue. En esta oportunidad, el partido significará el debut de ambos en el grupo B de Brasil 2014, y se desarrollará en Salvador de Bahía, a partir de las 16 horas. El otro encuentro de la serie lo escenificarán Chile y Australia, que se enfrentarán a las 19.00 en Cuiabá.
Cuatro años después de haberse coronado campeón, España no ha cambiado mucho, su estilo de juego es el mismo y cuenta con la mayoría del plantel de esa época.
Por su parte, Holanda sí muestra un cambio notorio. La mezcla justa de juventud y experiencia, la hacen una de las candidatas a llegar lejos en el torneo.
No se prevé un choque parecido al que se dio en Sudáfrica 2010, al menos desde el planteamiento de Holanda, quien presentaría cinco defensores, con la idea de contener los embates de España, para luego jugar de contragolpe.

España y Holanda vuelven a verse las caras esta tarde, luego de haber protagonizado la final del último Mundial. En aquella ocasión, hubo victoria española por 1-0, tras alargue. En esta oportunidad, el partido significará el debut de ambos en el grupo B de BrasilEspaña (pag2) 2014, y se desarrollará en Salvador de Bahía, a partir de las 16 horas. El otro encuentro de la serie lo escenificarán Chile y Australia, que se enfrentarán a las 19.00 en Cuiabá.

Cuatro años después de haberse coronado campeón, España no ha cambiado mucho, su estilo de juego es el mismo y cuenta con la mayoría del plantel de esa época.

Por su parte, Holanda sí muestra un cambio notorio. La mezcla justa de juventud y experiencia, la hacen una de las candidatas a llegar lejos en el torneo.

No se prevé un choque parecido al que se dio en Sudáfrica 2010, al menos desde el planteamiento de Holanda, quien presentaría cinco defensores, con la idea de contener los embates de España, para luego jugar de contragolpe.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Un obsequio para el anfitrión

Brasil necesitó de la ayuda del árbitro, el japonés Nishimura, para tumbar a Croacia, en el partido inaugural del Mundial. Neymar fue la figura del encuentro, convirtiendo dos goles claves, en los peores momentos del equipo norteño.

Brasil tuvo dos aliados inesperados en su debut mundialista: el arquero croata Pletikosa y el árbitro japonés Nishimura. El primero se sorprendió con un tiro mordido de Neymar, cuando su equipo estaba arriba en el score, y el segundo inventó un penal que posibilitó que el conjunto norteño marcara la diferencia esperada.
En Brasil ya no se habla del “jogo bonito”, ni de figuras luminosas como Pelé. Aún así, extrañó que el partido inaugural no empezara con una sostenida presión norteña, al punto de que el primer disparo al arco fue del croata Kovacic.
No estaba Brasil en la cancha sino en el limbo, para suerte de Croacia. Las transiciones armadas por Modrid, Rakitic y Kovacic, siempre apuntando a las bandas, desarticulaban el accionar de Alves y Marcelo. Los laterales locales atacaban y no defendían, lo que era aprovechado por Olic, quien aparecía por el costado izquierdo, siempre dispuesto a poner el centro exacto para la llegada de algún compañero. A los 12 minutos, no llegó ningún croata a conectar el nuevo envío de Olic, pero sí Marcelo, quien, en contra de su valla, anotó el primer gol del Mundial.
Desbordado por fuera y sin enganche por dentro, Brasil solo intimidaba en las jugadas de pelota quieta, sobre todo cuando el fiero David Luiz se agigantaba en los córners, mal defendidos por Pletikosa.
Brasil funcionó a influjo de Neymar, quien en una contra, y antes de llegar al área, remató mordido y bajó contra el poste izquierdo del Pletikosa.
El guardameta no reaccionó y la pelota terminó en la red.
El gol envalentonó a Brasil, quien a falta de solistas que acompañen a Neymar, mostró vigor, ánimo e intensidad. El equipo de Kovac perdió fluidez frente a la embestida de Brasil, dispuesto a ganar por intimidación. Pero los minutos pasaban y el gol de triunfo no aparecía. Hasta que llegó el invento de Nishimura. El árbitro sancionó con penal una caída de Fred, quien de espaldas al arco se desplomó ante el aliento de Lovren.
No fue falta y para rematar la jugada, Neymar convirtió el esperado 2-1. En los minutos finales, Croacia fue al frente con lo que le quedaba de energía, exponiéndose a lo que finalmente ocurrió: el tercer gol local.

Brasil tuvo dos aliados inesperados en su debut mundialista: el arquero croata Pletikosa y el árbitro japonés Nishimura. El primero se sorprendió con un tiro mordido de Neymar, cuando su equipo estaba arriba en el score, y el segundo inventó un penal que posibilitó que el conjunto norteño marcara la diferencia esperada.

En Brasil ya no se habla del “jogo bonito”, ni de figuras luminosas como Pelé. Aún así, extrañó que el partido inaugural no empezara con una sostenida presión norteña, al punto de que el primer disparo al arco fue del croata Kovacic.

No estaba Brasil en la cancha sino en el limbo, para suerte de Croacia. Las transiciones armadas por Modrid, Rakitic y Kovacic,Brasil (pag 3)siempre apuntando a las bandas, desarticulaban el accionar de Alves y Marcelo. Los laterales locales atacaban y no defendían, lo que era aprovechado por Olic, quien aparecía por el costado izquierdo, siempre dispuesto a poner el centro exacto para la llegada de algún compañero. A los 12 minutos, no llegó ningún croata a conectar el nuevo envío de Olic, pero sí Marcelo, quien, en contra de su valla, anotó el primer gol del Mundial.

Desbordado por fuera y sin enganche por dentro, Brasil solo intimidaba en las jugadas de pelota quieta, sobre todo cuando el fiero David Luiz se agigantaba en los córners, mal defendidos por Pletikosa.

Brasil funcionó a influjo de Neymar, quien en una contra, y antes de llegar al área, remató mordido y bajó contra el poste izquierdo del Pletikosa.

El guardameta no reaccionó y la pelota terminó en la red.

El gol envalentonó a Brasil, quien a falta de solistas que acompañen a Neymar, mostró vigor, ánimo e intensidad. El equipo de Kovac perdió fluidez frente a la embestida de Brasil, dispuesto a ganar por intimidación. Pero los minutos pasaban y el gol de triunfo no aparecía. Hasta que llegó el invento de Nishimura. El árbitro sancionó con penal una caída de Fred, quien de espaldas al arco se desplomó ante el aliento de Lovren.

No fue falta y para rematar la jugada, Neymar convirtió el esperado 2-1. En los minutos finales, Croacia fue al frente con lo que le quedaba de energía, exponiéndose a lo que finalmente ocurrió: el tercer gol local.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La ceremonia inaugural en imágenes

Así fue la fiesta que dio inicio a la Copa del Mundo

Fueron 25 minutos de una ceremonia austera, casi como si hubiese sido pensada para no agigantar la brecha que divide a los brasileños que quieren el Mundial y los que no. El estadio Arena Corinthians presentó muchos claros, lo que marcó la indiferencia de buena parte del público local.

Entre la indiferencia del público y un estadio Arena Corinthians con varios claros en la tribuna, la FIFA le dio inició al Mundial de Brasil 2014 con una corta ceremonia de 25 minutos, que mezcló la cultura, la música y la pasión del pueblo brasileño.
Cinco minutos antes del horario estipulado, los artistas comenzaron a entrar al campo de juego, que estaba decorado con los colores oficiales de la actual Copa del Mundo y con una una bola gigante de LED, que luego iría marcando los tiempos de la ceremonia. Algunos objetos gigantes de madera, como cañones o tambores, también completaban la imagen.
Tal cual lo pactado, los primeros intérpretes comenzaron a moverse al ritmo de la música. La ceremonia, dirigida artísticamente por Daphné Cornez, estuvo dividida, además de la introducción y el cierre musical, en tres etapas bien marcadas: la naturaleza, el pueblo y el fútbol. La baja calidad del sonido y las permanencia constante de todos los artistas en el campo de juego -muchos de ellos inmóviles durante gran parte de la presentación- le quitó dinamismo e interés. El público comenzó de a poco a llegar los espacios vacíos, pero más atraídos por la cercanía del partido entre Brasil y Croacia que por lo que ofrecía el espectáculo.
A los 15 minutos, una bandera gigante de Brasil apareció por uno de los ingresos a la cancha. Fue en ese preciso momento que algunos fanáticos, en su mayoría con la camiseta verdeamarela, comenzaron a aplaudir y a alentar. Luego, cuando finalmente copó el centro de la escena, el contagio fue casi unánime. Era el momento justo: el show musical.
La esfera central se abrió y la cantante brasileña Claudia Leitte fue la encargada de seguir rompiendo el hielo popular. “Brasil, Brasil, Brasil”, repitió hasta el cansancio, pero con una efectividad hasta ese momento inimaginable. Luego, comenzaron a ascender las figuras de Jennifer López, con un vestido verde, y Pitbull, que lucía la camiseta del seleccionado local. Juntos, interpretaron la canción oficial de la Copa del Mundo, “We are one”, mientras el resto de los bailarines acompañaron con una sincronizada coreografía.
El momento más emotivo se vivió cuando un parapléjico pateó una pelota, gracias a un exoesqueleto especialmente diseñado para responder a las órdenes de su cerebro.

page1-horz

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Más que un deporte, una religión

Brasil entero respira fútbol, no solo durante
la disputa del actual Mundial

Brasil entero respira fútbol, no solo durante  la disputa del actual Mundial

“El fútbol volvió a su casa”, dijo la presidenta Dilma Rousseff en alusión al actual Mundial. De hecho, en el último medio siglo Brasil se convirtió en símbolo mismo del deporte más popular del planeta, gracias a sus cinco títulos mundiales y al “jogo bonito” representado por estrellas como Pelé, Garrincha, Romario o Ronaldo.

Según el ministro brasileño del Deporte, Aldo Rebelo, Brasil es el “país del fútbol” porque convirtió el deporte en “punto de fusión de procesos civilizatorios distintos”. De no haber sido por la contribución de Brasil, dijo, el fútbol “podría ser un deporte anglosajón, como son el rugby o el fútbol americano”.

TÍTULO O FRACASO

El entusiasmo oficial se justifica cada cuatro años, cuando la Copa del Mundo paraliza al gigante sudamericano y convierte a sus 200 millones de habitantes en hinchas apasionados, en expertos en tácticas y en rigurosos críticos del seleccionador de turno. Para esta legión de fanáticos, un subcampeonato es equivalente a una derrota humillante.

“La selección de Alemania terminó tercera en el último Mundial y cuando regresó a su país el pueblo lo estaba esperando en el

La archiconocida playa de Copacabana en Río de Janeiro es escenario  a diario de numerosos partidos de fútbol en la arena.

La archiconocida playa de Copacabana en Río de Janeiro es escenario a diario de numerosos partidos de fútbol en la arena.

aeropuerto. Acá no es así: si Brasil termina segundo, el pueblo condenará a los jugadores, lo que es un gran error”, afirmó el exdelantero del Corinthians José Ferreira Neto.

Según Neto, esto fue lo que les pasó a los integrantes de la selección brasileña de 1950, que fueron blanco del desprecio popular tras la derrota ante Uruguay en la final que pasó a la historia como el “Maracanazo”.

“Ese equipo era uno de los mejores de todos los tiempos. Muchos de ellos eran grandes jugadores, que desafortunadamente perdieron un título y fueron condenados por la afición”, lamentó.

“LA PATRIA EN BOTINES”

Al comentar el tema, el exvicecanciller Marcos de Azambuja recordó que, durante mucho tiempo, el fútbol en Brasil fue “la única actividad que trascendía clase social, nivel de educación, color de piel y regionalismos”.

“Cuando el equipo nacional entra a la cancha es la patria en botines”, afirmó el diplomático, quien sin embargo apuntó que, hoy, el fútbol ya no tiene para los brasileños el peso que tenía en 1950.

“Hay una gran pasión nacional por el fútbol y, sobre todo, cuando Brasil juega bien y bonito. Pero es como si el fútbol estuviera encapsulado en la cancha: existe la alegría, existe la pasión, pero está contenida en el espacio del estadio. Ya no hay esa irradiación hacia el todo”, afirmó.

“El fútbol es la única área en la que los brasileños se sienten como de primer mundo”, dijo a su vez el sociólogo y comentarista deportivo Juca Kfouri, quien sin embargo sostuvo que no es correcta la idea de que Brasil es “el país del fútbol”.

“Los argentinos veneran más el juego que los brasileños. Cualquier encuesta que se haga en Brasil sobre el número de hinchas de los equipos revela que el mayor contingente, del 28%, es de gente que dice que no se interesa por el fútbol. Después viene la hinchada del Flamengo, la del Corinthians, y luego la del Sao Paulo. En Argentina, esa misma encuesta revelaría que el primer contingente es de hinchas del Boca Juniors, el segundo de hinchas del River Plate, y el tercero de gente que no se interesa por el fútbol”, concluyó.

Sea como fuere, es cierto que, después de cinco títulos conquistados, los Mundiales se han convertido en una gran pasión para los brasileños, y ello será aún más verdadero en Brasil 2014, en especial si el “Scratch” logra conquistar su sexto título.

“Si Brasil gana, el gran espectáculo no será la Copa, sino el final de la Copa. Porque el mundo nunca habrá visto una explosión de alegría como a la que se asistirá. Va a haber 200 millones de personas en estado de gracia, en estado de felicidad absoluta”, aseveró Azambuja.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La historia de los Mundiales

La Italia fascista retiene el título mundial, en Francia 1938

Poco antes de morir, Pietro Rava, el último sobreviviente del equipo campeón del mundo de 1938, recordó cómo el fútbol en aquellos años de preguerra era una cuestión más política que deportiva para la Italia de Benito Mussolini. “Estábamos en pleno fascismo y todos estábamos impregnados de un gran espíritu fascista”, admitió.

“Teníamos que jugar para ganar. No valían las excusas. El Duce estuvo claro y preciso: debíamos conseguir el título mundial por el régimen, por encima incluso de la propia satisfacción personal”, contó el italiano Pietro Rava, apuntando al Mundial de 1938, en una entrevista con el diario local “La Stampa”.
Rava, que murió a finales de 2006 con 90 años, poco después de que Fabio Cannavaro levantara en Berlín (Alemania) la cuarta Copa del Mundo para su país, era un lateral izquierdo “rocoso y potente”, según lo describían las crónicas de la época.
A lo largo de su fructífera carrera, la mayor parte de ella desarrollada en la Juventus y en la selección italiana, logró numerosos títulos, entre ellos una combinación única: campeón mundial, olímpico (en Berlín 1936), del Scudetto y de la Copa de Italia. En Francia 1938 fue titular en los cuatro partidos de su selección.
Debutó en la “Nazionale” en abril de 1937, en una victoria por 2-0 ante Hungría. Y se hizo con un puesto de titular que ya no abandonaría hasta que la Segunda Guerra Mundial, con seis meses de voluntario en el frente ruso incluidos, frenase su carrera.
Antes del conflicto, Rava tuvo tiempo de ganar un Mundial, pero no fue sencillo. En el plano deportivo Italia llegaba a Francia como una defensora del título cuestionada. Su triunfo de cuatro años antes había estado marcado por la polémica y por las sospechas de manejos extraños.
EL ALIADO DE HITLER
Los mayores problemas llegaron del lado político. El mundo se dirigía inexorablemente hacia la guerra y la belicosa Italia de Mussolini, el más cercano aliado de Adolf Hitler, era mirada con recelo por muchos países.
Mussolini había logrado su objetivo propagandístico con la victoria en “su” Mundial, el que Italia organizó en 1934, pero cuatro años después quería más. Uno de los países más recelosos de Italia era Francia, el anfitrión del Mundial. Y los jugadores italianos lo notaron pronto.
“Los franceses no nos querían mucho a causa de nuestro régimen fascista, y nuestro ingreso en el campo de juego en el primer partido, en Marsella contra Noruega, estuvo acompañado de silbidos ensordecedores”, acotó Rava.
Pero cuando la política dejó paso al fútbol y el balón se puso a rodar, los “azzurri” demostraron que su fútbol era muy superior al resto, aunque necesitasen del alargue para doblegar a los noruegos. El entrenador, Vittorio Pozzo, y algunos jugadores, encabezados por Giuseppe Meazza, eran los mismos, y estaban dispuestos a borrar las dudas que su título en 1934 había generado.
ELIMINAN AL LOCAL
El siguiente rival fue Francia, el anfitrión. “Los propios franceses se habían conjurado para el encuentro directo en París, pero nosotros, muy modestamente, éramos decididamente más fuertes que ellos. Vencimos gracias a dos goles de Piola. Después superamos al presuntuoso Brasil en semifinales, y a la fortísima Hungría en la final. Y al final llovieron los aplausos, no hubo más silbidos”, recordó Rava.
En el decisivo choque ante los húngaros, una selección que entonces “bailaba” a sus rivales, había mucho más que un partido de fútbol en juego. Fue una prueba de fuego para Italia, quien venció 4-2 con autoridad y se transformó en bicampeón del mundo.
Tras la final, Rava no podía creer lo que habían conseguido. “Significaba todo, porque una Copa del Mundo es la mayor satisfacción que un jugador puede tener en su vida. Yo la tuve, y creo que eso es mucho”.
En aquel momento, la satisfacción se vio materializada en el viaje triunfal de regreso a casa. “Volvimos en tren. Era 1938, no como ahora que se viaja a todas partes en el avión privado del club o de la Federación. La primera etapa de nuestro trayecto nos llevó a mi Turín, por obvios motivos de vecindad fronteriza. En Turín fuimos recibidos en Porta Susa por propio padre, que era el jefe de estación”.
Enseguida, llegó el turno de encontrarse con el propio Mussolini. “El  Duce nos recibió en el Palacio de Venecia y nos recompensó por los servicios prestados a la patria: nos dio un diploma y un premio de 8.000 liras a cada uno. Con ese dinero me compré un coche nuevo, un Topolino 9500. ¡Eran otros tiempos!”.

“Teníamos que jugar para ganar. No valían las excusas. El Duce estuvo claro y preciso: debíamos conseguir el título mundial por el

Italia conquistó en Francia 1938 su segundo Mundial de fútbol, un deporte  que en aquellos tiempos era una cuestión política.

Italia conquistó en Francia 1938 su segundo Mundial de fútbol, un deporte que en aquellos tiempos era una cuestión política.

régimen, por encima incluso de la propia satisfacción personal”, contó el italiano Pietro Rava, apuntando al Mundial de 1938, en una entrevista con el diario local “La Stampa”.

Rava, que murió a finales de 2006 con 90 años, poco después de que Fabio Cannavaro levantara en Berlín (Alemania) la cuarta Copa del Mundo para su país, era un lateral izquierdo “rocoso y potente”, según lo describían las crónicas de la época.

A lo largo de su fructífera carrera, la mayor parte de ella desarrollada en la Juventus y en la selección italiana, logró numerosos títulos, entre ellos una combinación única: campeón mundial, olímpico (en Berlín 1936), del Scudetto y de la Copa de Italia. En Francia 1938 fue titular en los cuatro partidos de su selección.

Debutó en la “Nazionale” en abril de 1937, en una victoria por 2-0 ante Hungría. Y se hizo con un puesto de titular que ya no abandonaría hasta que la Segunda Guerra Mundial, con seis meses de voluntario en el frente ruso incluidos, frenase su carrera.

Antes del conflicto, Rava tuvo tiempo de ganar un Mundial, pero no fue sencillo. En el plano deportivo Italia llegaba a Francia como una defensora del título cuestionada. Su triunfo de cuatro años antes había estado marcado por la polémica y por las sospechas de manejos extraños.

EL ALIADO DE HITLER

Los mayores problemas llegaron del lado político. El mundo se dirigía inexorablemente hacia la guerra y la belicosa Italia de Mussolini, el más cercano aliado de Adolf Hitler, era mirada con recelo por muchos países.

Mussolini había logrado su objetivo propagandístico con la victoria en “su” Mundial, el que Italia organizó en 1934, pero cuatro años después quería más. Uno de los países más recelosos de Italia era Francia, el anfitrión del Mundial. Y los jugadores italianos lo notaron pronto.

El afiche oficial del Mundial de 1938.

El afiche oficial del Mundial de 1938.

“Los franceses no nos querían mucho a causa de nuestro régimen fascista, y nuestro ingreso en el campo de juego en el primer partido, en Marsella contra Noruega, estuvo acompañado de silbidos ensordecedores”, acotó Rava.

Pero cuando la política dejó paso al fútbol y el balón se puso a rodar, los “azzurri” demostraron que su fútbol era muy superior al resto, aunque necesitasen del alargue para doblegar a los noruegos. El entrenador, Vittorio Pozzo, y algunos jugadores, encabezados por Giuseppe Meazza, eran los mismos, y estaban dispuestos a borrar las dudas que su título en 1934 había generado.

ELIMINAN AL LOCAL

El siguiente rival fue Francia, el anfitrión. “Los propios franceses se habían conjurado para el encuentro directo en París, pero nosotros, muy modestamente, éramos decididamente más fuertes que ellos. Vencimos gracias a dos goles de Piola. Después superamos al presuntuoso Brasil en semifinales, y a la fortísima Hungría en la final. Y al final llovieron los aplausos, no hubo más silbidos”, recordó Rava.

En el decisivo choque ante los húngaros, una selección que entonces “bailaba” a sus rivales, había mucho más que un partido de fútbol en juego. Fue una prueba de fuego para Italia, quien venció 4-2 con autoridad y se transformó en bicampeón del mundo.

Tras la final, Rava no podía creer lo que habían conseguido. “Significaba todo, porque una Copa del Mundo es la mayor satisfacción que un jugador puede tener en su vida. Yo la tuve, y creo que eso es mucho”.

En aquel momento, la satisfacción se vio materializada en el viaje triunfal de regreso a casa. “Volvimos en tren. Era 1938, no como ahora que se viaja a todas partes en el avión privado del club o de la Federación. La primera etapa de nuestro trayecto nos llevó a mi Turín, por obvios motivos de vecindad fronteriza. En Turín fuimos recibidos en Porta Susa por propio padre, que era el jefe de estación”.

Enseguida, llegó el turno de encontrarse con el propio Mussolini. “El  Duce nos recibió en el Palacio de Venecia y nos recompensó por los servicios prestados a la patria: nos dio un diploma y un premio de 8.000 liras a cada uno. Con ese dinero me compré un coche nuevo, un Topolino 9500. ¡Eran otros tiempos!”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Las mejores historias de los partidos inaugurales

Pese a que oficialmente no hubo partidos inaugurales en los Mundiales hasta 1966, siempre hubo encuentros que abrieron la fiesta. Uruguay fue protagonista, precisamente, del primer juego de Inglaterra 1966, cuando empató 0-0 con el conjunto local, ante la presencia de la reina Isabel.

Estas son las mejores historias que depararon los partidos inaugurales de los Mundiales.
URUGUAY 1930
El autor del primer gol en un Mundial fue un modesto trabajador de la Peugeot que llegó a Uruguay tras viajar durante once días en barco. Lucient Laurent era un delantero veloz, al que apodaban “Petit Lulú”, por su estatura, y que entró en la historia del fútbol gracias a un disparo que sorprendió al arquero mexicano Óscar Bonfiglio, a los 19 minutos del partido disputado en el estadio de Pocitos, antiguo escenario de Peñarol.
Al mismo tiempo que Francia goleaba 4-1 a México, Estados Unidos hacía lo propio con Bélgica (3-0) en el Parque Central, el estadio de Nacional.
BRASIL 1950
Nadie pensaba en el desastre que vendría después. Aquel 24 de junio de 1950 todo era euforia en el Maracaná, el imponente escenario levantado en 667 días para albergar al que para todos era el mejor equipo del mundo. La selección brasileña salió dispuesta a demostrarlo en el debut, pasando por encima (4-0) de un debilitado México: 16 de sus 22 componentes habían padecido anemia.
INGLATERRA 1966
Fue el primer partido inaugural oficial y tuvo una ceremonia acorde a la tradición británica. La reina Isabel bajó al campo para saludar a los jugadores, pero Inglaterra no pudo pasar del 0-0 ante Uruguay. Tras el empate, la prensa inglesa se mofó de Alf Ramsey, el primer entrenador inglés que cobró por dirigir a su selección, quien predijo que Inglaterra ganaría el Mundial, algo que logró tres semanas más tarde.
ESPAÑA 1982
El debut mundialista del histórico Diego Maradona se dio en el partido inaugural de este Mundial, cuando Argentina perdió 0-1 con Bélgica. El 13 de junio de 1982, el Camp Nou esperaba ver la magia de Maradona, pero apareció un tal Erwin Vandervergh, autor del único gol del juego, para opacar al astro argentino.
ITALIA 1990
Otro partido inaugural de Argentina y otra derrota, esta vez a manos de un desconocido Camerún (0-1). El triunfo africano se considera una de las grandes sorpresas de la historia de los Mundiales. Los “Leones Indomables” acabaron el partido con nueve jugadores y, aun así, pudieron resguardar el gol de cabeza logrado en el minuto 66 por Oman Biyik.
EE. UU. 1994
El partido inaugural del mundial estadounidense se jugó en un campo de fútbol americano (el Soldier Field de Chicago), los árbitros vistieron de rojo y los jugadores llevaron su nombre estampado en las camisetas. Alemania se impuso por 1-0 a Bolivia, sumando por primera vez tres puntos por una victoria.
FRANCIA 1998
Aquel 10 de junio de 1998, los jugadores escoceses sorprendieron al mundo al bajarse del autobús vistiendo faldas, un par de horas antes de enfrentar a Brasil en el juego inicial del Mundial. En la cancha, no hubo sorpresas y el conjunto norteño ganó 2-1.
COREA/JAPÓN 2002
El sorprendente Senegal superó (1-0) a una Francia deprimida por la lesión que había sufrido Zinedine Zidane en su último amistoso. Curiosamente, fue un triunfo del fútbol francés: 21 de los 23 senegaleses jugaban en la liga francesa, contra apenas cinco de los convocados por Roger Lemerre, el DT galo.

Estas son las mejores historias que depararon los partidos inaugurales de los Mundiales.

URUGUAY 1930

El autor del primer gol en un Mundial fue un modesto trabajador de la Peugeot que llegó a Uruguay tras viajar durante once días en

Neymar fue la gran figura del día.

Neymar fue la gran figura del día.

barco. Lucient Laurent era un delantero veloz, al que apodaban “Petit Lulú”, por su estatura, y que entró en la historia del fútbol gracias a un disparo que sorprendió al arquero mexicano Óscar Bonfiglio, a los 19 minutos del partido disputado en el estadio de Pocitos, antiguo escenario de Peñarol.

Al mismo tiempo que Francia goleaba 4-1 a México, Estados Unidos hacía lo propio con Bélgica (3-0) en el Parque Central, el estadio de Nacional.

BRASIL 1950

Nadie pensaba en el desastre que vendría después. Aquel 24 de junio de 1950 todo era euforia en el Maracaná, el imponente escenario levantado en 667 días para albergar al que para todos era el mejor equipo del mundo. La selección brasileña salió dispuesta a demostrarlo en el debut, pasando por encima (4-0) de un debilitado México: 16 de sus 22 componentes habían padecido anemia.

INGLATERRA 1966

Fue el primer partido inaugural oficial y tuvo una ceremonia acorde a la tradición británica. La reina Isabel bajó al campo para saludar a los jugadores, pero Inglaterra no pudo pasar del 0-0 ante Uruguay. Tras el empate, la prensa inglesa se mofó de Alf Ramsey, el primer entrenador inglés que cobró por dirigir a su selección, quien predijo que Inglaterra ganaría el Mundial, algo que logró tres semanas más tarde.

ESPAÑA 1982

El debut mundialista del histórico Diego Maradona se dio en el partido inaugural de este Mundial, cuando Argentina perdió 0-1 con Bélgica. El 13 de junio de 1982, el Camp Nou esperaba ver la magia de Maradona, pero apareció un tal Erwin Vandervergh, autor del único gol del juego, para opacar al astro argentino.

ITALIA 1990

Otro partido inaugural de Argentina y otra derrota, esta vez a manos de un desconocido Camerún (0-1). El triunfo africano se considera una de las grandes sorpresas de la historia de los Mundiales. Los “Leones Indomables” acabaron el partido con nueve jugadores y, aun así, pudieron resguardar el gol de cabeza logrado en el minuto 66 por Oman Biyik.

EE. UU. 1994

El partido inaugural del mundial estadounidense se jugó en un campo de fútbol americano (el Soldier Field de Chicago), los árbitros

Brasileños y croatas compartieron las tribunas del Arena Corinthians.

Brasileños y croatas compartieron las tribunas del Arena Corinthians.

vistieron de rojo y los jugadores llevaron su nombre estampado en las camisetas. Alemania se impuso por 1-0 a Bolivia, sumando por primera vez tres puntos por una victoria.

FRANCIA 1998

Aquel 10 de junio de 1998, los jugadores escoceses sorprendieron al mundo al bajarse del autobús vistiendo faldas, un par de horas antes de enfrentar a Brasil en el juego inicial del Mundial. En la cancha, no hubo sorpresas y el conjunto norteño ganó 2-1.

COREA/JAPÓN 2002

El sorprendente Senegal superó (1-0) a una Francia deprimida por la lesión que había sufrido Zinedine Zidane en su último amistoso. Curiosamente, fue un triunfo del fútbol francés: 21 de los 23 senegaleses jugaban en la liga francesa, contra apenas cinco de los convocados por Roger Lemerre, el DT galo.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

1mundi

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Un Brasil diferente al del 50

El país norteño dejó de ser el “gigante” dormido, pobre y
desigual que organizó por primera vez el Mundial

El país norteño dejó de ser el “gigante” dormido, pobre y desigual que organizó por primera vez el Mundial

El Brasil que recibirá el Mundial de 2014 es muy diferente al “gigante dormido”, pobre y profundamente desigual que organizó la cita de 1950 cerrada con el histórico “Maracanazo”.

“En las últimas dos décadas, el control de la alta inflación que corroía el poder adquisitivo de los trabajadores y programas sociales como el “Beca Familia” lograron rescatar de la pobreza a unos 37 millones de personas y ampliar la clase media del país al 55% de los 200 millones de habitantes.

Pero, pese a los avances recientes, Brasil sigue siendo, en muchos aspectos, una “Belindia”, el nombre ficticio creado en la década delRíodeJaneiro (pag2) 70 por el economista Edmar Bacha para definir a un país con graves desigualdades sociales y de desarrollo.“

LOS RICOS Y LOS POBRES

“Buena parte de la clase alta tiene un nivel de vida tan bueno o mejor que cualquier élite en cualquier parte del mundo, pero son una minoría”, afirmó el sociólogo y comentarista deportivo Juca Kfouri, que destacó un matiz estadístico muy importante: el criterio oficial considera como “clase media” a las personas cuyo ingreso mínimo per cápita es de 140 dólares mensuales.

Los problemas sociales de Brasil quedaron en evidencia durante la Copa Confederaciones de 2013, cuando estallaron las multitudinarias protestas contra los gastos millonarios en la preparación del Mundial y para demandar mejores servicios públicos de educación, salud y transporte. “Si la FIFA fuese una empresa algo menos preocupada por sus ganancias y un poco más preocupada por la belleza de su fiesta, habría dicho: “No podremos hacer la Copa del año que viene en Brasil, porque se van a repetir los incidentes’. Porque ellos saben que se va a repetir”, agregó Kfouri.

LA NUEVA CLASE MEDIA

Según Dawid Bartelt, director de la Fundación Heinrich Böll, el aumento del poder de consumo de la llamada “nueva clase media” no se reflejó en un mayor acceso a los servicios públicos de salud, educación y transporte, lo que alimenta el ambiente de descontento.“Bartelt recordó que los nuevos consumidores son trabajadores pobres que viven en regiones periféricas y gastan hasta tres horas diarias en el trayecto entre sus casas y sus lugares de trabajo y no tienen acceso a una calificación profesional que les asegure un ascenso social consistente.

Sin una educación de calidad, esa clase no logrará sostener ese ascenso social y, en un momento de crisis, los primeros en perder sus empleos serán esos trabajadores poco calificados”, añadió.“La incorporación de millones de personas al mercado consumidor también hizo más evidente la precaria infraestructura de un país con transporte público insuficiente, gigantescos embotellamientos en las grandes ciudades, aeropuertos precarios, telecomunicaciones problemáticas y carreteras en mal estado.

Un país con crecimiento “espasmódico”

El exvicecanciller brasileño Marcos de Azambuja apuntó que Brasil jamás ha logrado en su historia un crecimiento orgánico. A esto atribuye el hecho de que Brasil, dueño de una poderosa industria aeronáutica, emergente potencia energética y una de las diez mayores economías del planeta, siga enfrentando problemas típicos del subdesarrollo en varias áreas.

“Brasil no crece en una manera integrada, racional, sino que tiene un crecimiento espasmódico, sectorial, que lleva a desequilibrios”, dijo el diplomático, al admitir que hay razones para temer algún tipo de colapso logístico durante el próximo Mundial.

“Hay momentos en que tenemos telecomunicaciones malas con un servicio de entregas postales bueno. Tráfico malo y comunicaciones aéreas buenas. Brasil no es simétrico. Todo lo que uno dice sobre Brasil es verdad. Y lo opuesto también lo es”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Así será la ceremonia inaugural

Arrancará a las 16 horas de nuestro país
y habrá 660 bailarines en escena

Arrancará a las 16 horas de nuestro país y habrá 660 bailarines en escena

El Mundial tendrá hoy su ceremonia inaugural, con la presencia de Jennifer López confirmada a última hora. Uno de los momentos más emotivos se vivirá cuando un parapléjico se levante de su silla de ruedas para dar el tradicional puntapié inicial del evento, gracias al exoesqueleto creado por un médico brasileño.

El estadio Arena Corinthians de San Pablo será escenario de la ceremonia inaugural del Mundial, donde 62.600 personas tendrán el

Un parapléjico dará el saque inicial del Mundial, gracias a un exoesqueleto.

Un parapléjico dará el saque inicial del Mundial, gracias a un exoesqueleto.

privilegio de presenciarla en vivo. La fiesta está programada para las 16 horas de Uruguay.

La cantante brasileña Claudia Leitte interpretará la canción oficial del evento “We are one” junto a los estadounidenses Pitbull y Jennifer López, cuya presencia fue confirmada a último momento. Después de que la FIFA comunicara el domingo que “JLo” no estaría en San Pablo por “problemas de producción”, en la noche del martes sorprendió a todos anunciando la presencia de la popular cantante en el espectáculo.

El compañero de Jennifer López y Claudia Leitte en el escenario, además del colectivo brasileño de tambores Olodum, será el rapero Pitbull. El músico de origen cubano no dio muchos detalles de una ceremonia que se guarda con celo para sorprender a los 1.000 millones de personas que la verán en todo el mundo por televisión.

ASÍ SERÁ

Poco se pudo ver en el último ensayo general de lo que tiene preparado la directora artística Daphne Cornez para enseñarle al mundo esta tarde. No hubo posibilidad para los “selfies”, ya que los celulares de los participantes fueron requisados.

“La ceremonia inaugural es un homenaje a Brasil y a sus tesoros: la naturaleza, la gente y el fútbol”, señaló Cornez a la FIFA.

Se sabe que la coreógrafa belga contará con 660 bailarines en el césped del estadio conocido también como “Itaquerao”, y que ha involucrado de forma indirecta a más de 1.200 personas en su preparación.

La ceremonia también mostrará la diversidad racial de este país de 200 millones de habitantes, donde más de la mitad de la población es negra o mulata, con la actuación de grupos de capoeira, el arte marcial y danza brasileña de origen africano.

En el centro del espectáculo se moverá constantemente una bola de tecnología LED formada por más de 90.000 celdas, que ya se probó en los ensayos.

Ésta es una de las pocas concesiones a la espectacularidad estructural del montaje, ya que el equipo artístico se vio limitado en la selección de los equipos porque, apenas una hora después -a las 17.00 de Uruguay-, se disputará el partido inaugural entre Brasil y Croacia y el césped tiene que estar perfecto.

Ceremonia (pag 3)Cada minuto del elaborado espectáculo ha requerido de 20 horas de trabajo artístico y se han empleado 84 horas de ensayo para coordinarlo.

PRESENCIA ESPECIAL

Se espera que al partido inaugural acudan 12 jefes de Estado y de gobierno, encabezados por la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que no tiene previsto realizar ningún discurso.

Por otro lado, se leerá un mensaje del Papa Francisco y de otros líderes religiosos, que harán un llamado por la paz, acompañado por una suelta de palomas.

Uno de los momentos más emotivos de la ceremonia llegará cuando un parapléjico deje atrás su silla de ruedas y camine unos pasos para dar el saque inicial del Mundial, gracias al exoesqueleto creado por el doctor brasileño Miguel Nicolelis, que es controlado por la actividad cerebral del paciente.

También será un día muy especial para un joven de 16 años de Itaquera, el humilde barrio donde se ha construido el estadio, que será uno de los encargados de portar la bandera de Brasil durante la ceremonia.

“Llegamos a un acuerdo con la FIFA para que tres de nuestros jóvenes del barrio participaran en la ceremonia. Es lo mínimo que podían hacer”, dijo el padre Rosalvino Morán, director de la Obra Social Don Bosco de Itaquera, de la que forman parte los adolescentes seleccionados.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El Mundial de la seguridad

Más de 150.000
efectivos trabajarán para mantener el orden en las 12 sedes de la Copa del Mundo, tres veces más de los que hubo  en Sudáfrica 2010, donde fueron movilizados 53.000 agentes. Habrá guardias infiltrados en el público en los 64
partidos del certamen, en un hecho inédito en la historia de los
Mundiales.

Más de 150.000 efectivos trabajarán para mantener el orden en las 12 sedes de la Copa del Mundo, tres veces más de los que hubo  en Sudáfrica 2010, donde fueron movilizados 53.000 agentes. Habrá guardias infiltrados en el público en los 64 partidos del certamen, en un hecho inédito en la historia de los Mundiales.

Nunca una fiesta deportiva tuvo tanta custodia policial. Las autoridades brasileñas, ante la máxima exposición internacional del

Más de 150.000 efectivos trabajarán para mantener la seguridad en el Mundial.

Más de 150.000 efectivos trabajarán para mantener la seguridad en el Mundial.

país, afirman haber aprovechado la Copa del Mundo para integrar sus diferentes cuerpos de seguridad y modernizar sus equipos de mantenimiento del orden público. El objetivo es impedir que las protestas sociales impidan el normal funcionamiento del Mundial. “Esa integración es un gran triunfo para nosotros”, afirmó el director de la Secretaría Extraordinaria de Seguridad para Grandes Eventos (SESGE), Andrei Rodrigues, en la presentación del plan de seguridad nacional para el evento. Más de 150.000 efectivos trabajarán para mantener la paz en las 12 sedes, tres veces más que en Sudáfrica 2010, donde fueron movilizados 53.000 agentes.

“El gran objetivo es que no suceda nada en los estadios”, recalcó José Carlos de Nardi, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, que confirmó el despliegue de 12 batallones de contingencia listos para “garantizar la ley y el orden” en el caso de que cualquier imprevisto grave fuerce a los gobernadores estatales a solicitar su intervención urgente a la presidenta de la República, Dilma Rousseff.

AGENTES INFILTRADOS

Además de los 70.000 soldados y 60.000 policías de los diferentes cuerpos que serán movilizados, 20.000 agentes de seguridad privada estarán presentes en los estadios, según confirmó el Director General de Seguridad del Comité Organizador local, Hilário Medeiros.

El subdirector de la Agencia Brasileña de Inteligencia, Ronaldo Belham, anunció además que la FIFA ha reservado un número indeterminado de entradas en cada uno de los 64 partidos para agentes infiltrados en el público, que informarán de “cualquier incidente” antes, durante y después de los partidos.

El operativo militar incluye también la presencia (visible desde hace ya algunos días) de una fragata, una corbeta y varios barcos auxiliares en las cuatro ciudades marítimas que albergarán partidos: Fortaleza, Natal, Salvador de Bahía y Río de Janeiro.

EQUIPOS CUSTODIADOS

La selección inglesa atravesó el martes la playa de Copacabana con un dispositivo que incluía una tanqueta militar. El subdirector de inteligencia explicó que han efectuado un “análisis de riesgo” de cada selección basado en cuatro índices: posibilidades de terrorismo, sensibilidad geopolítica, deportiva y carácter crítico de determinados partidos. Belham no quiso revelar el contenido del ranking: se limitó a señalar que Estados Unidos figura entre los siete equipos que recibirán mayor protección, y justificó su discreción en el “desastre” que se produciría si la clasificación tomara estado público.

En esta jornada, día de la inauguración del Mundial, hay anunciadas diferentes marchas de protestas en varias ciudades del país. Será el momento de comprobar si el “riesgo cero” prometido por el Comité Local Organizador es o no una exageración.

Instalarán baterías de misiles antiaéreos en las inmediaciones de los escenarios

Además de la protección de los estadios y sus inmediaciones, los soldados tienen encomendada la protección de 170 “infraestructuras críticas” para el correcto funcionamiento de los recintos deportivos (entre ellas, subestaciones eléctricas y centros de telecomunicaciones).

Por si fuese poco, está prevista la instalación de baterías de misiles antiaéreos en las inmediaciones de algunos estadios, entre ellos el mítico Maracaná (como sucedió ya en los Juegos Olímpicos de Londres).

Las autoridades confirmaron que el presupuesto en adquisición de armamento y despliegue de las diferentes fuerzas supera los 800 millones de dólares.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

¡Se levanta el telón!

Brasil inaugura esta tarde su segundo Mundial como anfitrión, con planes de dar un golpe de autoridad que lo confirme como favorito y reivindique el papel estelar de Neymar, ante una Croacia que enarbola la bandera del buen fútbol de la mano de Luca Modric e Ivan Rakitic. El partido arranca a las 17 horas.

Brasil y Croacia protagonizarán el partido inaugural del Mundial, a partir de las 17.00 y ante 61.000 personas, en el Arena Corinthians de San Pablo.
La selección norteña intentará poner los cimientos de una campaña que tiene como única meta lograr el sexto título mundial. Enfrente tendrá a una Croacia que disputa su cuarta Copa del Mundo con su mejor generación de jugadores después del grupo abanderado por Davor Suker, que terminó tercero en el Mundial de Francia 1998.
Brasil y Croacia integran el Grupo A junto a México y Camerún, quienes se enfrentarán mañana en Natal.
ANFITRIÓN PREPARADO
Brasil ha completado una preparación concienzuda, diseñada al milímetro, con el objetivo de deshacerse de una vez por todas del amargo recuerdo del “Maracanazo”, que aún hoy, 64 años después, continúa vívido en el imaginario colectivo del país norteño.
El equipo brasileño llega al Mundial con una racha de nueve victorias consecutivas y un grupo de gran calidad en todas sus líneas, que juega casi sin alteraciones en su composición desde la campaña victoriosa de la Copa Confederaciones 2013.
La receta de Scolari para repetir el triunfo del año pasado será jugar con las líneas compactadas y con mucha intensidad, para abrumar a su rival, y encomendarse en ataque a las genialidades de Neymar, la potencia de Hulk o la habilidad de Oscar.
Brasil también cuenta con una de las mejores defensas del mundo, con David Luiz y Thiago Silva, aunque el seleccionador croata, Nico Kovac, asegura que ha detectado agujeros en la zaga brasileña que intentará explorar.
Croacia planea amargar el estreno del anfitrión disputándole la posesión con su juego de toque, lo que acerca a los balcánicos al modelo de juego que históricamente fue una de las banderas de Brasil, pero que no tiene tanto lugar en el libreto de Scolari.
Nico Kovac avisó que no saldrá a defenderse, aunque hasta ahora se ha negado a mostrar sus cartas: no confirmó la oncena titular y en los últimos días los entrenamientos fueron a puertas cerradas en el cuartel general que los balcánicos tienen en Praia do Forte (Bahía).
La baja más importante para hoy en el cuadro croata es la del delantero Mario Mandzukic (del Bayern Munich), que fue sancionado por su expulsión en el último partido del Repechaje de las Eliminatorias Europeas ante Islandia. En su lugar, lo más probable es que juegue el veterano ariete Ivica Olic, de 34 años, y uno de los pocos integrantes de la selección que jugó el Mundial de 2006.
De ese grupo también continúan el portero Stipe Pletikosa y el capitán Dario Simic, mientras que Nico Kovac cambió los botines por la dirección técnica.
Otra ausencia será la del lateral izquierdo titular, Danijel Pranjic, que se lesionó en el amistoso que Croacia jugó la semana pasada ante Australia, por lo que jugará en su lugar Sime Vrsaljko.
Brasil y Croacia solo se han encontrado dos veces en la historia: empataron 1-1 en un amistoso disputado en 2005, y un año después, Brasil ganó 1-0 en el debut de ambos en el Mundial de Alemania 2006.

Brasil y Croacia protagonizarán el partido inaugural del Mundial, a partir de las 17.00 y ante 61.000 personas, en el Arena Corinthians de San Pablo.

La selección norteña intentará poner los cimientos de una campaña que tiene como única meta lograr el sexto título mundial.

Brasil inicia su camino en el Mundial, con Neymar como arma de desequilibrio.

Brasil inicia su camino en el Mundial, con Neymar como arma de desequilibrio.

Enfrente tendrá a una Croacia que disputa su cuarta Copa del Mundo con su mejor generación de jugadores después del grupo abanderado por Davor Suker, que terminó tercero en el Mundial de Francia 1998.

Brasil y Croacia integran el Grupo A junto a México y Camerún, quienes se enfrentarán mañana en Natal.

ANFITRIÓN PREPARADO

Brasil ha completado una preparación concienzuda, diseñada al milímetro, con el objetivo de deshacerse de una vez por todas del amargo recuerdo del “Maracanazo”, que aún hoy, 64 años después, continúa vívido en el imaginario colectivo del país norteño.

El equipo brasileño llega al Mundial con una racha de nueve victorias consecutivas y un grupo de gran calidad en todas sus líneas, que juega casi sin alteraciones en su composición desde la campaña victoriosa de la Copa Confederaciones 2013.

La receta de Scolari para repetir el triunfo del año pasado será jugar con las líneas compactadas y con mucha intensidad, para abrumar a su rival, y encomendarse en ataque a las genialidades de Neymar, la potencia de Hulk o la habilidad de Oscar.

Brasil también cuenta con una de las mejores defensas del mundo, con David Luiz y Thiago Silva, aunque el seleccionador croata, Nico Kovac, asegura que ha detectado agujeros en la zaga brasileña que intentará explorar.

Croacia planea amargar el estreno del anfitrión disputándole la posesión con su juego de toque, lo que acerca a los balcánicos al modelo de juego que históricamente fue una de las banderas de Brasil, pero que no tiene tanto lugar en el libreto de Scolari.

Nico Kovac avisó que no saldrá a defenderse, aunque hasta ahora se ha negado a mostrar sus cartas: no confirmó la oncena titular y en los últimos días los entrenamientos fueron a puertas cerradas en el cuartel general que los balcánicos tienen en Praia do Forte (Bahía).

La baja más importante para hoy en el cuadro croata es la del delantero Mario Mandzukic (del Bayern Munich), que fue sancionado por su expulsión en el último partido del Repechaje de las Eliminatorias Europeas ante Islandia. En su lugar, lo más probable es que juegue el veterano ariete Ivica Olic, de 34 años, y uno de los pocos integrantes de la selección que jugó el Mundial de 2006.

De ese grupo también continúan el portero Stipe Pletikosa y el capitán Dario Simic, mientras que Nico Kovac cambió los botines por la dirección técnica.

Otra ausencia será la del lateral izquierdo titular, Danijel Pranjic, que se lesionó en el amistoso que Croacia jugó la semana pasada ante Australia, por lo que jugará en su lugar Sime Vrsaljko.

Brasil y Croacia solo se han encontrado dos veces en la historia: empataron 1-1 en un amistoso disputado en 2005, y un año después, Brasil ganó 1-0 en el debut de ambos en el Mundial de Alemania 2006.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Blatter, el presidente sin fin

El suizo buscará en 2015 extender a 21 años
su reinado al frente de la FIFA

El suizo buscará en 2015 extender a 21 años su reinado al frente de la FIFA

Para Joseph Blatter, la FIFA es casi la vida misma, tanto que podría definírselo como el presidente sin fin. Así y todo sería quedarse corto. Candidato a un quinto período a partir de 2015, Blatter podría extender a 21 años su reinado al frente del ente rector del fútbol mundial. El pequeño suizo de 78 años trabaja en él desde 1975, veintitrés años antes de llegar a la presidencia.

Joseph Blatter fue secretario general de la FIFA entre 1981 y 1998. El 8 de junio de ese año, finalmente, fue elegido en París como elblatter sucesor del brasileño Joao Havelange. Ahora, impulsado por el deseo de derrotar al francés Michel Platini (quien también aspira al trono), quiere más: otros cuatro años que podrían proyectar su presidencia hasta los 83.

Carismático, arriesgado, contradictorio, políticamente incorrecto, turbio y transparente a la vez, Blatter vive su trabajo con una intensidad que lo hace incomparable.

A Blatter nunca le faltó confianza. Se cree capaz de todo, incluso de ganar un “partido” imposible: cambiar 2.000 años de historia y convencer al Papa de aceptar el divorcio. Aquello fue en 2003, cuando Blatter, enojado, inició una campaña para reclamar a la Iglesia Católica que retirara el calificativo de “pecadora” a su tercera esposa. Exigió, en una carta dirigida al Papa Juan Pablo II, que se “saltaran las cadenas del derecho canónico”.

Blatter quería casarse por la Iglesia Católica –lo había hecho por la reformista- con Graziella, su tercera mujer y 26 años más joven que él. Pero a ojos del catolicismo el primer matrimonio de Blatter –su segunda esposa murió- seguía siendo válido. Y Graziella, amiga de su hija y entrenadora de delfines, era una “pecadora”.

“Dios es el Dios del amor. ¿Es esta iglesia también la iglesia del amor?” Se preguntó Blatter en un escrito entregado a Norbert Brunner, obispo de Sión, y revelado por el diario “Blick”.

La Iglesia le mostró sus límites a Blatter, que poco después se separó de Graziella, a la que consiguió un trabajo en el departamento de ayuda humanitaria de la FIFA.

SUS IDAS Y VUELTAS

Blatter es absolutamente impredecible: puede jurar que la tecnología jamás llegará a los arbitrajes -“el fútbol debe mantener su toque humano”- para años después cambiar de idea. Puede proponer Mundiales cada dos años, la abolición de las definiciones por penales, ser vapuleado por sus críticos y, sonriente, volver a ocupar el centro de la escena.

Dieciséis años después de aquella elección que le ganó al sueco Lennart Johansson se sigue hablando de que hubo compra de votos en París, lo que en cierto modo no sorprende: la palabra corrupción siempre estuvo presente, de una u otra manera, en el largo mandato de Blatter.

En 2002 superó uno de los momentos más complejos de su mandato cuando el entonces secretario general, Michel Zen-Ruffinen, hasta poco antes su protegido, forzó un congreso extraordinario en Seúl acusando a la FIFA de corrupción. Blatter lo laminó, y al final lo humilló forzándolo a estrechar sus manos en son de paz.

“Se me trata como a un criminal”, se quejó por entonces Blatter, al que le gusta dramatizar.

Los dirigentes de la UEFA no lo quieren, pero Blatter se ríe de que no sepan cómo categorizarlo y sigue trabajando en reforzar su posición en Asia, África y la Concacaf, porque con los votos de los países de esas confederaciones gana la reelección cómodamente.

Es capaz de volver siempre sobre sus pasos: forzó la celebración en un mismo día de la elección de las sedes de los Mundiales de 2018 y 2022 -otorgadas a Rusia y Qatar- para tiempo después decir que fue un “error”.

Políglota -habla alemán, español, inglés e italiano-, Blatter pretende que las cosas se hagan a su manera. Por eso busca que en 2015 el “gobierno” de la FIFA ya no sea determinado por las seis confederaciones, sino por el presidente, lo que le daría aún más poder en el mundo del fútbol.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La historia de los Mundiales

Italia organizó el Mundial de 1934 con la obligación de ganarlo para demostrar al mundo la superioridad de su régimen fascista. Esa

Los equipos debían hacer el saludo fascista en cada partido.

Los equipos debían hacer el saludo fascista en cada partido.

era la consigna que recibió el entrenador Vittorio Pozzo del dictador Benito Mussolini, y el técnico italiano logró cumplirla, pese a las dificultades que encontró en el camino.

Cuando se disputó el Mundial de 1934, el país organizador, Italia, era gobernada por el régimen fascista de Benito Mussolini, quien unos pocos días antes del comienzo del certamen mantuvo una peculiar conversación con Giorgio Vaccaro, presidente de la Federación Italiana de Fútbol. “No sé cómo hará, pero Italia debe ganar este campeonato”, afirmó el dictador. La respuesta de Vaccaro fue un “haremos todo lo posible”, que disgustó a Mussolini, quien levantó el tono de voz y cerró el diálogo diciendo: “No me ha entendido bien, general: Italia debe ganar este Mundial. Es una orden”. Vaccaro, casi pálido, dio media vuelta y se fue. Estaba claro: si “il Duce” lo decía, se debía cumplir…
El torneo era un escaparate para que Mussolini mostrara las “excelencias” del régimen fascista, que instauró en 1922. La propaganda política apareció en todas sus formas para demostrar supuestas superioridades raciales.
El público italiano siempre se mostró eufórico, por lo que hubo lleno total en la final del evento, que disputaron Italia y Checoslovaquia y, consecuentemente, recaudación récord. En el palco oficial, estaba “il Duce” a la cabeza, mientras que en la tribuna los 55.000 ardientes aficionados -casi todos miembros del Partido Nacional Fascista- tenían la convicción de que la “Squadra Azzurra” triunfaría.
Checoslovaquia, por más que contara en sus filas con el gran guardameta Frantisek Planicka y el máximo goleador del certamen, Oldrich Nejedly, debía ser derrotado.
Ante este panorama y su complicado oponente, Pozzo no cedió a la presión externa, incluso ante el mismísimo Mussolini cuando le exigió que Italia debía salir campeón del mundo como fuera. Vittorio le respondió: “Si en la cancha jugamos mejor que Checoslovaquia, lo lograremos; de lo contrario tendremos que conformarnos con el subcampeonato”. El dictador hizo caso omiso a las palabras del entrenador y mirando a los futbolistas a los ojos, les dijo: “Si no ganan la Copa, ¡crash!”, mientras se pasaba el dedo índice por el cuello.
La final se jugó en Roma y resultó dramática. El primer tiempo terminó sin goles, pero con dominio checoslovaco. Y el complemento arrancó igual, por lo que no sorprendió que el puntero visitante Antonín Puc abriera el marcador a los 76 minutos. Un silencio sepulcral, “de muerte”, se adueñó del estadio romano.
Al equipo de Pozzo le quedaba muy poco tiempo para igualar la contienda frente a una muralla, el arquero Planicka.
Para fortuna italiana, a nueve minutos del pitazo final Raimundo Orsi igualó la contienda, evitando que el segundo Mundial de la historia terminara en tragedia.
Y a los cinco minutos del alargue, Ángelo Schiavio devolvió el alma al cuerpo del entrenador Vittorio Pozzo y puso a sonreír a Mussolini, al marcar el segundo gol, el de la victoria.
El canto “¡Italia, Duce!” se adueñó de la noche y en las camisetas negras fascistas se leyó claramente “Coppa del Duce”.

Cuando se disputó el Mundial de 1934, el país organizador, Italia, era gobernada por el régimen fascista de Benito Mussolini, quien unos pocos días antes del comienzo del certamen mantuvo una peculiar conversación con Giorgio Vaccaro, presidente de la Federación Italiana de Fútbol. “No sé cómo hará, pero Italia debe ganar este campeonato”, afirmó el dictador. La respuesta de Vaccaro fue un “haremos todo lo posible”, que disgustó a Mussolini, quien levantó el tono de voz y cerró el diálogo diciendo: “No me ha entendido bien, general: Italia debe ganar este Mundial. Es una orden”. Vaccaro, casi pálido, dio media vuelta y se fue. Estaba claro: si “il Duce” lo decía, se debía cumplir…

El torneo era un escaparate para que Mussolini mostrara las “excelencias” del régimen fascista, que instauró en 1922. La propaganda política apareció en todas sus formas para demostrar supuestas superioridades raciales.

El público italiano siempre se mostró eufórico, por lo que hubo lleno total en la final del evento, que disputaron Italia y Checoslovaquia y, consecuentemente, recaudación récord. En el palco oficial, estaba “il Duce” a la cabeza, mientras que en la tribuna los 55.000 ardientes aficionados -casi todos miembros del Partido Nacional Fascista- tenían la convicción de que la “Squadra Azzurra” triunfaría.

99f/41/koll/13893/3x17c

Los jugadores italianos celebran un título que les salvó la vida.

Checoslovaquia, por más que contara en sus filas con el gran guardameta Frantisek Planicka y el máximo goleador del certamen, Oldrich Nejedly, debía ser derrotado.

Ante este panorama y su complicado oponente, Pozzo no cedió a la presión externa, incluso ante el mismísimo Mussolini cuando le exigió que Italia debía salir campeón del mundo como fuera. Vittorio le respondió: “Si en la cancha jugamos mejor que Checoslovaquia, lo lograremos; de lo contrario tendremos que conformarnos con el subcampeonato”. El dictador hizo caso omiso a las palabras del entrenador y mirando a los futbolistas a los ojos, les dijo: “Si no ganan la Copa, ¡crash!”, mientras se pasaba el dedo índice por el cuello.

La final se jugó en Roma y resultó dramática. El primer tiempo terminó sin goles, pero con dominio checoslovaco. Y el complemento arrancó igual, por lo que no sorprendió que el puntero visitante Antonín Puc abriera el marcador a los 76 minutos. Un silencio sepulcral, “de muerte”, se adueñó del estadio romano.

Al equipo de Pozzo le quedaba muy poco tiempo para igualar la contienda frente a una muralla, el arquero Planicka.

Para fortuna italiana, a nueve minutos del pitazo final Raimundo Orsi igualó la contienda, evitando que el segundo Mundial de la historia terminara en tragedia.

Y a los cinco minutos del alargue, Ángelo Schiavio devolvió el alma al cuerpo del entrenador Vittorio Pozzo y puso a sonreír a Mussolini, al marcar el segundo gol, el de la victoria.

El canto “¡Italia, Duce!” se adueñó de la noche y en las camisetas negras fascistas se leyó claramente “Coppa del Duce”.

El afiche oficial del Mundial de 1934.

El afiche oficial del Mundial de 1934.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Ghiggia se quedará sin ver la fiesta inaugural

No le dieron
entrada ni
acreditación

No le dieron entrada ni acreditación

El ídolo uruguayo Alcides Ghiggia se quejó porque no tiene entradas ni acreditación para asistir a la apertura del Mundial. “Está todo muy desorganizado, no tengo credencial ni entrada para el partido de mañana (por hoy)”, dijo Ghiggia a varios periodistas en San Pablo, donde asistió al 64 Congreso de la FIFA.

El único sobreviviente de la final del Mundial de 1950, que también se disputó en territorio norteño, está esperando una respuesta de la FIFA y de las autoridades brasileñas, acerca de la posibilidad de que a última hora habiliten su ingreso al escenario donde Brasil y Croacia escenificarán el partido inaugural.

Curiosamente, Ghiggia fue uno de los participantes del sorteo del Mundial, celebrado en Bahía en diciembre de 2013, y fue invitado al evento por la propia FIFA.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“Estamos mejor que en Sudáfrica”

Diego Godín afirma que Uruguay tiene “mayor experiencia”
con respecto al Mundial anterior

Diego Godín afirma que Uruguay tiene “mayor experiencia” con respecto al Mundial anterior

El zaguero celeste Diego Godín aseguró que Uruguay llega muy bien preparado al Mundial, incluso mejor de lo que llegó a Sudáfrica 2010, donde logró el cuarto puesto. “Nos sentimos con mayor experiencia para encarar lo bueno y lo malo”, añadió.

Diego Godín aseguró que los futbolistas de Uruguay se sienten “preparados” para el desafío que van a encarar en territorio brasileño.Godín (pag8) El zaguero celeste recalcó que en el plantel existen “muchísimas ganas e ilusión” de hacer un buen papel en Brasil 2014. Y agregó que “hay mucha ansiedad en que pasen los días para que empiece el Mundial, porque hace mucho que estamos esperando el debut”.

A la hora de hablar del actual proceso liderado por Óscar Washington Tabárez y cómo repercutió el paso del tiempo en el grupo, Godín subrayó: “Nos veo mejor que en Sudáfrica, porque hace ocho años que trabajamos juntos y se ha mantenido la base, aunque con un recambio que es normal. Estamos preparados con la misma ilusión con la que viajamos a Sudáfrica, con la diferencia de la experiencia que nos dejó ese Mundial, ganar la Copa América, jugar la Copa Confederaciones y haber disputado otra Eliminatoria. Para enfrentar lo bueno y lo malo nos sentimos con mayor experiencia”.

Uruguay enfrentará el sábado a Costa Rica, quien se presenta como el rival más accesible de la serie, dado que los otros dos adversarios serán Inglaterra e Italia, a quienes Uruguay encontrará el jueves 19 y el martes 24, en San Pablo y Natal, respectivamente. Pero Godín no cree que haya favoritos en el grupo. “Arrancamos todos de cero. No hay equipos más fuertes ni menos fuertes. En el debut nos enfrentaremos a un rival que busca pasar la serie, algo que también intentarán hacer ingleses e italianos. Pero nosotros creemos y confiamos en nuestro potencial. Soñamos, como los tres millones de uruguayos, en que nos va a ir espectacularmente bien, pero la realidad marca que debemos tener los pies sobre la tierra. No pensamos más allá de Costa Rica. El primer objetivo es pasar la serie y después ver cómo se va desarrollando el torneo”.

Acerca de las posibles figuras del certamen, el zaguero del Atlético Madrid indicó: “Obviamente hay muchas figuras, como ser Messi, Cristiano Ronaldo, Neymar, Cavani, Suárez. Todos son jugadores importantes, pero nosotros nos basamos en lo colectivo. En materia de selecciones, los favoritos a ganar el Mundial son los que a priori todos conocemos: Brasil, Alemania, España y Argentina”.

A nivel personal, después de tener una temporada desgastante, Godín aseguró que “tuve un período de descanso adecuado para volver a trabajar con los compañeros y cargar las pilas, por lo que llego en las mejores condiciones, tanto anímicas como físicas. Solo espero dar lo mejor, igual que todos mis compañeros”.

Forlán no  participó del ensayo táctico de ayer por un malestar

Diego Forlán sumó una leve preocupación al cuerpo técnico de Uruguay en la mañana de ayer, al no ser parte del primer entrenamiento táctico realizado en la concentración celeste de Sete Lagoas, de cara al debut ante Costa Rica.

Forlán (pag8)Según informó la sanidad de la selección, el delantero sufrió un “malestar digestivo”, que no le impediría jugar el sábado.“El lugar de Forlán fue ocupado por Cristian Stuani, quien jugó como mediapunta. Salvo esa variante, el equipo fue el mismo que Uruguay presentó en el amistoso ante Eslovenia. O sea, con  Muslera al arco; Maxi Pereira, Lugano, Godín y Cáceres en defensa; Gastón Ramírez, Arévalo Ríos, Gargano y Cebolla Rodríguez en el mediocampo; y Stuani junto a Cavani en ataque.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Diego Maradona: “Argentina no tiene un jugador como Suárez”

El exfutbolista argentino Diego Armando Maradona dijo que Luis Suárez es “el mejor delantero que una selección puede tener” y que se va a recuperar de su lesión, le sobra fuerza anímica.
Maradona aseguró, en un corto diálogo que mantuvo con el canal 12 de Montevideo, que espera “lo mejor” de Uruguay en el Mundial, “porque tiene grandes jugadores”, y destacó a Suárez por encima de todos.
Consultado sobre la lesión de rodilla de la que el delantero se está recuperando actualmente, el argentino afirmó que “va a llegar bien”, porque tiene carácter. “La va a romper”, sentenció.
Maradona destacó que también quiere a Edinson Cavani y a Diego Forlán “en su equipo”, pero remarcó que Suárez es uno de sus preferidos. El eterno “10” aseguró que Argentina “no tiene un jugador como Suárez” en su plantel mundialista. “Lo tenemos en (Carlos) Tévez y nos damos el lujo de dejarlo afuera”, acotó.
El exfutbolista argentino Diego Armando Maradona dijo que Luis Suárez es “el mejor delantero que una selección puede tener” y que se va a recuperar de su lesión, le sobra fuerza anímica.
Maradona aseguró, en un corto diálogo que mantuvo con el canal 12 de Montevideo, que espera “lo mejor” de Uruguay en el Mundial, “porque tiene grandes jugadores”, y destacó a Suárez por encima de todos.
Consultado sobre la lesión de rodilla de la que el delantero se está recuperando actualmente, el argentino afirmó que “va a llegar bien”, porque tiene carácter. “La va a romper”, sentenció.
Maradona destacó que también quiere a Edinson Cavani y a Diego Forlán “en su equipo”, pero remarcó que Suárez es uno de sus preferidos. El eterno “10” aseguró que Argentina “no tiene un jugador como Suárez” en su plantel mundialista. “Lo tenemos en (Carlos) Tévez y nos damos el lujo de dejarlo afuera”, acotó.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Un japonés dirigirá el partido inaugural

El partido entre Brasil y Croacia que dará inicio al Mundial, mañana a las 17.00 en San Pablo, ya tiene confirmada su terna arbitral. El juez principal será el japonés Yuichi Nishimura, quien estará secundado por sus compatriotas Toru Sagara y Toshikuyi Nagi como asistentes.
Será la segunda participación mundialista de Nishimura, luego de haber dirigido cuatro partidos en Sudáfrica 2010, entre ellos el choque de cuartos entre Holanda y Brasil, en donde el “Scratch” terminó eliminado. ¿Cambiará la suerte esta vez para el equipo que conduce Scolari?
El partido entre Brasil y Croacia que dará inicio al Mundial, mañana a las 17.00 en San Pablo, ya tiene confirmada su terna arbitral. El juez principal será el japonés Yuichi Nishimura, quien estará secundado por sus compatriotas Toru Sagara y Toshikuyi Nagi como asistentes.
Será la segunda participación mundialista de Nishimura, luego de haber dirigido cuatro partidos en Sudáfrica 2010, entre ellos el choque de cuartos entre Holanda y Brasil, en donde el “Scratch” terminó eliminado. ¿Cambiará la suerte esta vez para el equipo que conduce Scolari?

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La historia de los Mundiales

La final del primer Mundial se disputó en la tarde del 30 de julio de 1930 en Montevideo. Iban 82 minutos y el artillero argentino Francisco “Pancho” Varallo estrelló un balón en el ángulo superior izquierdo del arco uruguayo.“Uruguay ganaba por 3-2 y el empate obligaba a un alargue de 30 minutos que, de persistir, forzaría un nuevo partido para definir al primer campeón mundial de la historia.“Pero esa jugada terminó de desmoronar el ánimo de los argentinos y de gran parte del público visitante que, en masa, empezó a retirarse del Estadio Centenario, anticipando la derrota. “Argentina había impuesto su superioridad en el primer tiempo que terminó con ventaja por 2-1 pero al ingresar al vestuario, uno de los jugadores albicelestes comentó: “Si ganamos acá, nos matan”, dando la pauta de que había quienes empezaban a flaquear ante la enorme presión del compromiso.“El propio Varallo contó la anécdota en una entrevista realizada en su casa de la ciudad de La Plata, unos años antes de su muerte, ocurrida el 30 de agosto de 2010, cuando tenía 100 años de edad. Varallo fue el último sobreviviente de aquella histórica final.
Nadie quería jugar la final… ¡Me quería morir!”. Admitió Varallo, quien en aquel momento tenía apenas 20 años y una rebeldía y amor propio que le caracterizaron durante toda su carrera.“A pesar de que reaccionó contra sus compañeros e intentó levantarles el ánimo, “Pancho” no consiguió cambiar las cosas. En el segundo tiempo Uruguay dio vuelta el resultado y terminó con un definitivo 4-2 que sepultó la esperanza de los visitantes de llevarse la primera Copa del Mundo.
EL AMARGO RETORNO
Cuando volví de Montevideo tenía una bronca bárbara, porque esa final la perdimos nosotros”, aseguró Varallo.
“Su compañero de equipo Alberto Chividini, que fue titular ante México en la primera fase pero no jugó la final, admitió el decaimiento del equipo en la final. “Nos achicamos a extremos increíbles. Y los uruguayos se dieron cuenta de la pusilanimidad de sus adversarios y aprovecharon la ocasión”, confesaría años más tarde a los medios de su país.“Vale agregar que por ese entonces, Uruguay era la potencia mundial más importante del fútbol, dado que había ganado la medalla de oro de dicho deporte en los Juegos Olímpicos de Colombes 1924 y Ámsterdam 1928. En esos años, los Juegos Olímpicos eran considerados como verdaderos campeonatos mundiales, dado que la Copa del Mundo recién vería la luz en 1930 y también sería ganada por la mítica Celeste.
l
El primer Mundial de la historia se realizó en nuestro país en 1930 y,
como todos saben, el título quedó en casa. La final la protagonizaron
Uruguay y Argentina, y cuenta la leyenda que los argentinos flaquearon.
“Nos achicamos a extremos increíbles”, confesaría años más
tarde el argentino Alberto Chividini.
La final del primer Mundial se disputó en la tarde del 30 de julio de 1930 en Montevideo. Iban 82 minutos y el artillero argentino Francisco “Pancho” Varallo estrelló un balón en el ángulo superior izquierdo del arco uruguayo.“Uruguay ganaba por 3-2 y el empate obligaba a un alargue de 30 minutos que, de persistir, forzaría un nuevo partido para definir al primer campeón mundial de la historia.“Pero esa jugada terminó de desmoronar el ánimo de los argentinos y de gran parte del público visitante que, en masa, empezó a retirarse del Estadio Centenario, anticipando la derrota. “Argentina había impuesto su superioridad en el primer tiempo que terminó con ventaja por 2-1 pero al ingresar al vestuario, uno de los jugadores albicelestes comentó: “Si ganamos acá, nos matan”, dando la pauta de que había quienes empezaban a flaquear ante la enorme presión del compromiso.“El propio Varallo contó la anécdota en una entrevista realizada en su casa de la ciudad de La Plata, unos años antes de su muerte, ocurrida el 30 de agosto de 2010, cuando tenía 100 años de edad. Varallo fue el último sobreviviente de aquella histórica final.
Nadie quería jugar la final… ¡Me quería morir!”. Admitió Varallo, quien en aquel momento tenía apenas 20 años y una rebeldía y amor propio que le caracterizaron durante toda su carrera.“A pesar de que reaccionó contra sus compañeros e intentó levantarles el ánimo, “Pancho” no consiguió cambiar las cosas. En el segundo tiempo Uruguay dio vuelta el resultado y terminó con un definitivo 4-2 que sepultó la esperanza de los visitantes de llevarse la primera Copa del Mundo.
EL AMARGO RETORNO
Cuando volví de Montevideo tenía una bronca bárbara, porque esa final la perdimos nosotros”, aseguró Varallo.
“Su compañero de equipo Alberto Chividini, que fue titular ante México en la primera fase pero no jugó la final, admitió el decaimiento del equipo en la final. “Nos achicamos a extremos increíbles. Y los uruguayos se dieron cuenta de la pusilanimidad de sus adversarios y aprovecharon la ocasión”, confesaría años más tarde a los medios de su país.“Vale agregar que por ese entonces, Uruguay era la potencia mundial más importante del fútbol, dado que había ganado la medalla de oro de dicho deporte en los Juegos Olímpicos de Colombes 1924 y Ámsterdam 1928. En esos años, los Juegos Olímpicos eran considerados como verdaderos campeonatos mundiales, dado que la Copa del Mundo recién vería la luz en 1930 y también sería ganada por la mítica Celeste.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“Para mí, Uruguay clasifica”

“A sus 75 años, César Luis Menotti aún puede jactarse de ser el último entrenador que se coronó campeón mundial en Sudamérica, una tierra que cree que volverá a ofrecer dificultades a las selecciones europeas.“ Los equipos sudamericanos se van a hacer fuertes”, vaticinó el exfutbolista y exentrenador argentino, quien analizó cada uno de los grupos del Mundial.
GRUPO A
“Los brasileños son siempre candidatos. Pueden ser campeones del mundo. Lo que sí, no sé si llegarán a jugar bien. Neymar va a ser un futbolista determinante, aunque no creo que todavía esté preparado para tener un ritmo que lo califique como el mejor del mundo. Sí puede ser un paso a su consagración definitiva, porque condiciones le sobran. Así que me inclino por Brasil en este grupo. Lo de México es un misterio, tiene grandes jugadores, pero parece que les pesa todo. En vez de disfrutar a los buenos jugadores que tienen, los sufren. Así que creo que puede clasificar Camerún. Los africanos van a estar cómodos en Brasil. Brasil es el gran candidato y Camerún puede ser la sorpresa”.
GRUPO B
Si España se recupera de toda la fatiga que han tenido sus futbolistas creo que es candidato a clasificar junto a Holanda. Pero la sorpresa podría ser Chile y no me sorprendería si clasifica. Yo la veo con una gran fatiga a España. Hay futbolistas que han jugado muchos partidos. Y la fatiga no es solamente muscular, ni se recupera durmiendo o descansando. Hay una fatiga que es la fatiga del compromiso, de la responsabilidad, de tener que ganar o ganar cada vez que jugás. Si España está a un 80 por ciento de lo que puede es un firme candidato”.
GRUPO C
“Pienso que Colombia clasifica. El ser cabeza de serie ha ayudado mucho. Tiene delanteros muy buenos, tiene con qué. Aparte tiene volantes con buena llegada. De mitad de campo para adelante puede anotar cualquiera. El problema más grande que tiene Colombia es defensivo. Atrás me parece que todavía tiene algunas dificultades en la reducción de espacios. Después Costa de Marfil tiene buenos jugadores, pero a la hora de definir les cuesta, siempre tienen inconvenientes. Parece que en lo colectivo, cuando se juntan todos, no son lo mismo que los tres o cuatro jugadores que se van destacando en distintos clubes. Así que lo veo a Colombia como clasificado. Y puede ser una de las sorpresas del Mundial”.
GRUPO D
“Italia va a clasificar seguro. La veo creciendo. Hay que ver si tiene la fortaleza necesaria para sostener aún en la adversidad esa idea de un cambio, de un fútbol diferente. Va a ser muy castigada por la prensa, porque viven de la historia de aquellos equipos que pateaban dos tiros al arco y ganaban un Mundial. Uruguay la tiene difícil, pero de los uruguayos uno siempre espera sorpresas. Si Inglaterra se levanta bien ese día puede ganarle a cualquiera. Pero para mí, Uruguay clasifica, por miles de razones, y no solo futbolísticas. A Inglaterra no la pongo más como candidato a ganar el Mundial. Respeto mucho su fútbol, me encanta el fútbol inglés, pero cada vez que sale de la isla juega peor”.
GRUPO E
“Va a ser un grupo difícil. Francia es el mejor equipo de los cuatro y futbolísticamente Suiza juega muy bien. ¡Pero cuidado con Ecuador! Los equipos sudamericanos se van a hacer fuertes por miles de razones. El clima, el lugar, todo eso influye mucho y los va a hacer crecer. Además, la temperatura va a ser fundamental. Los climas duros van a favorecer a los equipos de buena tenencia. Así pasó en los Mundiales en México (1970 y 1986). En el 70 los alemanes no eran tan alemanes ni los italianos tan italianos. No eran esos equipos de ida y vuelta y de imposición física. Había una superioridad muy grande de los equipos que jugaban bien con la pelota”.
GRUPO F
“Creo que Argentina clasifica cómodo. No se ve ninguna sorpresa en este grupo. Debe ser el más fácil de todos. Messi va a demostrar que es un gran futbolista. De ahí a ser la coronación del Maradona del 86, dependerá mucho del equipo. Todavía el equipo no juega con la solidez de una idea que esté asimilada y que se haya ensayado con los tiempos que corresponden. Está basada mucho en la inspiración de sus futbolistas. Argentina tiene que aprender a manejar los espacios y los tiempos cuando tiene que recuperar la pelota, si te apurás y manejás mal los tiempos sos más vulnerable”.
GRUPO G
“Lo de Alemania es muy sólido colectivamente y muy claro en su idea de juego. El Estados Unidos de Klinsmann también juega muy bien. No se le va a ganar muy fácil. Portugal es otra incógnita. Es como Inglaterra: parece que tiene buen equipo, que tiene chances, pero hace rato que en los Mundiales no hace nada. Por lo tanto me inclino por Alemania, que es el candidato número uno, y creo que puede ser sorpresa Estados Unidos. De todas formas, a Cristiano Ronaldo lo veo por primera vez jugar bien en la selección, realmente acorde a sus condiciones”.
GRUPO H
“Bélgica puede ser la sorpresa del Mundial. Tiene excelentes individualidades. Ahora vamos a ver cómo funcionan como equipo. Si la selección belga funciona acorde a los futbolistas que tiene, le puede ganar a cualquiera. Yo lo doy como gran sorpresa en el Mundial”.
Treinta y seis años después de guiar a la selección argentina a su primer título mundial, César Luis Menotti cree que los candidatos a ganar el título en Brasil 2014 son “los mismos de siempre” y que no habrá sorpresas al respecto. Sobre Uruguay dijo que va a clasificar a octavos de final, por “miles de razones, y no solo futbolísticas”.
“A sus 75 años, César Luis Menotti aún puede jactarse de ser el último entrenador que se coronó campeón mundial en Sudamérica, una tierra que cree que volverá a ofrecer dificultades a las selecciones europeas.“ Los equipos sudamericanos se van a hacer fuertes”, vaticinó el exfutbolista y exentrenador argentino, quien analizó cada uno de los grupos del Mundial.
GRUPO A
“Los brasileños son siempre candidatos. Pueden ser campeones del mundo. Lo que sí, no sé si llegarán a jugar bien. Neymar va a ser un futbolista determinante, aunque no creo que todavía esté preparado para tener un ritmo que lo califique como el mejor del mundo. Sí puede ser un paso a su consagración definitiva, porque condiciones le sobran. Así que me inclino por Brasil en este grupo. Lo de México es un misterio, tiene grandes jugadores, pero parece que les pesa todo. En vez de disfrutar a los buenos jugadores que tienen, los sufren. Así que creo que puede clasificar Camerún. Los africanos van a estar cómodos en Brasil. Brasil es el gran candidato y Camerún puede ser la sorpresa”.
GRUPO B
Si España se recupera de toda la fatiga que han tenido sus futbolistas creo que es candidato a clasificar junto a Holanda. Pero la sorpresa podría ser Chile y no me sorprendería si clasifica. Yo la veo con una gran fatiga a España. Hay futbolistas que han jugado muchos partidos. Y la fatiga no es solamente muscular, ni se recupera durmiendo o descansando. Hay una fatiga que es la fatiga del compromiso, de la responsabilidad, de tener que ganar o ganar cada vez que jugás. Si España está a un 80 por ciento de lo que puede es un firme candidato”.
GRUPO C
“Pienso que Colombia clasifica. El ser cabeza de serie ha ayudado mucho. Tiene delanteros muy buenos, tiene con qué. Aparte tiene volantes con buena llegada. De mitad de campo para adelante puede anotar cualquiera. El problema más grande que tiene Colombia es defensivo. Atrás me parece que todavía tiene algunas dificultades en la reducción de espacios. Después Costa de Marfil tiene buenos jugadores, pero a la hora de definir les cuesta, siempre tienen inconvenientes. Parece que en lo colectivo, cuando se juntan todos, no son lo mismo que los tres o cuatro jugadores que se van destacando en distintos clubes. Así que lo veo a Colombia como clasificado. Y puede ser una de las sorpresas del Mundial”.
GRUPO D
“Italia va a clasificar seguro. La veo creciendo. Hay que ver si tiene la fortaleza necesaria para sostener aún en la adversidad esa idea de un cambio, de un fútbol diferente. Va a ser muy castigada por la prensa, porque viven de la historia de aquellos equipos que pateaban dos tiros al arco y ganaban un Mundial. Uruguay la tiene difícil, pero de los uruguayos uno siempre espera sorpresas. Si Inglaterra se levanta bien ese día puede ganarle a cualquiera. Pero para mí, Uruguay clasifica, por miles de razones, y no solo futbolísticas. A Inglaterra no la pongo más como candidato a ganar el Mundial. Respeto mucho su fútbol, me encanta el fútbol inglés, pero cada vez que sale de la isla juega peor”.
GRUPO E
“Va a ser un grupo difícil. Francia es el mejor equipo de los cuatro y futbolísticamente Suiza juega muy bien. ¡Pero cuidado con Ecuador! Los equipos sudamericanos se van a hacer fuertes por miles de razones. El clima, el lugar, todo eso influye mucho y los va a hacer crecer. Además, la temperatura va a ser fundamental. Los climas duros van a favorecer a los equipos de buena tenencia. Así pasó en los Mundiales en México (1970 y 1986). En el 70 los alemanes no eran tan alemanes ni los italianos tan italianos. No eran esos equipos de ida y vuelta y de imposición física. Había una superioridad muy grande de los equipos que jugaban bien con la pelota”.
GRUPO F
“Creo que Argentina clasifica cómodo. No se ve ninguna sorpresa en este grupo. Debe ser el más fácil de todos. Messi va a demostrar que es un gran futbolista. De ahí a ser la coronación del Maradona del 86, dependerá mucho del equipo. Todavía el equipo no juega con la solidez de una idea que esté asimilada y que se haya ensayado con los tiempos que corresponden. Está basada mucho en la inspiración de sus futbolistas. Argentina tiene que aprender a manejar los espacios y los tiempos cuando tiene que recuperar la pelota, si te apurás y manejás mal los tiempos sos más vulnerable”.
GRUPO G
“Lo de Alemania es muy sólido colectivamente y muy claro en su idea de juego. El Estados Unidos de Klinsmann también juega muy bien. No se le va a ganar muy fácil. Portugal es otra incógnita. Es como Inglaterra: parece que tiene buen equipo, que tiene chances, pero hace rato que en los Mundiales no hace nada. Por lo tanto me inclino por Alemania, que es el candidato número uno, y creo que puede ser sorpresa Estados Unidos. De todas formas, a Cristiano Ronaldo lo veo por primera vez jugar bien en la selección, realmente acorde a sus condiciones”.
GRUPO H
“Bélgica puede ser la sorpresa del Mundial. Tiene excelentes individualidades. Ahora vamos a ver cómo funcionan como equipo. Si la selección belga funciona acorde a los futbolistas que tiene, le puede ganar a cualquiera. Yo lo doy como gran sorpresa en el Mundial”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

De la playa a la selva

El Mundial se jugará en 12 sedes, y una de ellas será Manaos. Ubicada en el seno de la mayor reserva de bosques tropicales del planeta, la selva amazónica.
El gran problema será el calor: con una humedad siempre superior al 80 por ciento, la sensación térmica puede acercarse fácilmente a los 40 o 50 grados centígrados, incluso en invierno.
También será “verano” en las playas de las cuatro ciudades del nordeste brasileño -Natal, Fortaleza, Recife y Salvador de Bahía- que recibirán partidos del Mundial. Allí, el invierno se refleja en lluvias intensas y frecuentes, pero no en la temperatura, que suele oscilar en junio y julio entre los 20 y los 30 grados Celsius.
LOS RECORRIDOS
Para recorrer por tierra los 4.563 kilómetros que separan la sede más meridional, Porto Alegre, de la más septentrional, Manaos, serían necesarias al menos 53 horas.
A casi 2.400 kilómetros de vuelo al este de Manaos está Fortaleza, conocida por la belleza de sus 15 playas de aguas tibias, y que recibirá el Mundial en el Castelao, un estadio construido en 1973 y que fue modernizado.
Unos 425 kilómetros al este de Fortaleza está Natal, que construyó para el Mundial un nuevo estadio, la Arena de las Dunas, cuya forma ondulada, así como su nombre, hace referencia a las colinas de arena formadas por el viento constante en las playas de la “Ciudad del Sol”.
De Natal, un viaje de 282 kilómetros en auto por el litoral, pasando por algunas de las más bellas playas de Brasil, conduce a Recife, con su mar infestado de tiburones y conocida como la “Venecia brasileña”, por la profusión de canales y puentes que conectan los barrios, heredados de la colonización holandesa del siglo XVII.
Un viaje de 839 kilómetros rumbo al sur lleva al destino turístico más conocido del nordeste brasileño, la histórica Salvador de Bahía, que fue la primera capital del país.
Un vuelo de dos horas -unos 1.060 kilómetros- lleva de la primera capital a la actual capital brasileña, Brasilia, donde está el majestuoso Estadio Nacional Mané Garrincha, con capacidad para 71.000 espectadores.
Más de 800 kilómetros hacia el oeste separan el centro político de Brasil del centro geográfico de Sudamérica, Cuiabá, donde está la Arena Pantanal.
Si alguien extraña el frío del invierno, es preferible volar hacia el sur. En Curitiba -a 1.300 kilómetros de Cuiabá- y en Porto Alegre, unos 400 kilómetros después, la temperatura promedio en los meses de junio y julio oscila entre diez y 15 grados. Volviendo una vez más rumbo al norte, a 338 kilómetros de Curitiba por la carretera BR-116, está Sao Paulo, la caótica metrópolis industrial de once millones de habitantes.
El viaje sigue por el estado de Minas Gerais, uno de los más ricos de Brasil. Su capital, Belo Horizonte, invirtió 340 millones de dólares en una reforma del estadio Mineirao que, con aforo para 64.500 personas, recibirá seis partidos.
El recorrido terminará a casi 3.000 kilómetros de donde empezó, en Río de Janeiro, donde el mítico estadio Maracaná recibirá la gran final ante 76.000 espectadores.
De la playa a la selva, del calor agobiante al frío intenso: con sus 12 sedes y estadios, el Mundial de Brasil obligará a recorrer enormes distancias en un país de 8,5 millones de kilómetros cuadrados y drásticas diferencias de clima y de paisajes. Muchos de los traslados tendrán que hacerse obligatoriamente en avión.
El Mundial se jugará en 12 sedes, y una de ellas será Manaos. Ubicada en el seno de la mayor reserva de bosques tropicales del planeta, la selva amazónica.
El gran problema será el calor: con una humedad siempre superior al 80 por ciento, la sensación térmica puede acercarse fácilmente a los 40 o 50 grados centígrados, incluso en invierno.
También será “verano” en las playas de las cuatro ciudades del nordeste brasileño -Natal, Fortaleza, Recife y Salvador de Bahía- que recibirán partidos del Mundial. Allí, el invierno se refleja en lluvias intensas y frecuentes, pero no en la temperatura, que suele oscilar en junio y julio entre los 20 y los 30 grados Celsius.
LOS RECORRIDOS
Para recorrer por tierra los 4.563 kilómetros que separan la sede más meridional, Porto Alegre, de la más septentrional, Manaos, serían necesarias al menos 53 horas.
A casi 2.400 kilómetros de vuelo al este de Manaos está Fortaleza, conocida por la belleza de sus 15 playas de aguas tibias, y que recibirá el Mundial en el Castelao, un estadio construido en 1973 y que fue modernizado.
Unos 425 kilómetros al este de Fortaleza está Natal, que construyó para el Mundial un nuevo estadio, la Arena de las Dunas, cuya forma ondulada, así como su nombre, hace referencia a las colinas de arena formadas por el viento constante en las playas de la “Ciudad del Sol”.
De Natal, un viaje de 282 kilómetros en auto por el litoral, pasando por algunas de las más bellas playas de Brasil, conduce a Recife, con su mar infestado de tiburones y conocida como la “Venecia brasileña”, por la profusión de canales y puentes que conectan los barrios, heredados de la colonización holandesa del siglo XVII.
Un viaje de 839 kilómetros rumbo al sur lleva al destino turístico más conocido del nordeste brasileño, la histórica Salvador de Bahía, que fue la primera capital del país.
Un vuelo de dos horas -unos 1.060 kilómetros- lleva de la primera capital a la actual capital brasileña, Brasilia, donde está el majestuoso Estadio Nacional Mané Garrincha, con capacidad para 71.000 espectadores.
Más de 800 kilómetros hacia el oeste separan el centro político de Brasil del centro geográfico de Sudamérica, Cuiabá, donde está la Arena Pantanal.
Si alguien extraña el frío del invierno, es preferible volar hacia el sur. En Curitiba -a 1.300 kilómetros de Cuiabá- y en Porto Alegre, unos 400 kilómetros después, la temperatura promedio en los meses de junio y julio oscila entre diez y 15 grados. Volviendo una vez más rumbo al norte, a 338 kilómetros de Curitiba por la carretera BR-116, está Sao Paulo, la caótica metrópolis industrial de once millones de habitantes.
El viaje sigue por el estado de Minas Gerais, uno de los más ricos de Brasil. Su capital, Belo Horizonte, invirtió 340 millones de dólares en una reforma del estadio Mineirao que, con aforo para 64.500 personas, recibirá seis partidos.
El recorrido terminará a casi 3.000 kilómetros de donde empezó, en Río de Janeiro, donde el mítico estadio Maracaná recibirá la gran final ante 76.000 espectadores.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

¿El mejor de la historia?

¿Será un Mundial inolvidable como el de México 1970 con la irrupción del brasileño Pelé, el de Alemania 1974 con la aparición del local Franz Beckenbauer o el de México 1986 con la explosión del argentino Diego Maradona?
¿Se dará, en la final, un duelo entre el Brasil que busca el hexacampeonato y Lionel Messi, el hombre que quiere lograr lo mismo que Pelé y Diego Maradona para que nadie discuta ya que está a su altura? ¿Habrá una final europea en territorio americano por primera vez en la historia?
No hay quizás mejor escenario posible para un Mundial de fútbol que Brasil. Si la pelota fuera un ente vivo -¿no lo es?- y buscara paz, refugio, felicidad, Río de Janeiro y las playas de Copacabana o Ipanema serían un buen lugar. Allí la tratan siempre bien, por lo que podría quedarse a vivir.
También la quieren en el Aterro do Flamengo, un área junto al mar que es el epicentro de los partidos de fútbol para aficionados -pobres, ricos, de clase media- en la ciudad carioca.
El Aterro está a escasos seis kilómetros del Maracaná, que no se movió de donde estaba el escenario de la definición de 1950, aunque esté lejos de ser el mismo estadio. Ya no puede albergar 200.000 personas, sino cerca de 70.000, y se convirtió en un escenario “cinco estrellas” con todas las ventajas y desventajas que eso implica en el fútbol moderno.
El Maracaná de hoy tiene, cualquier brasileño lo dice, “menos alma” que en aquel 1950 en que rompió el corazón de toda una nación y subió la autoestima de nuestro país a un nivel sin parangón en la historia del deporte.
Aquel título es uno de los dos o tres momentos clave en la formación de la nacionalidad uruguaya y, a la vez, una de las mayores frustraciones de la historia de Brasil, que 64 años después sigue hablando del “Maracanazo”.
“No quiero exagerar, pero para el uruguayo ha sido el momento máximo de su historia en el siglo XX”, reflexionó Marcos de Azambuja, ex viceministro de Asuntos Exteriores del Brasil y testigo de aquel partido.
Los tiempos hoy son otros, el Mundial no es en blanco y negro, no es lejano, no es exótico. Los detalles más impensables de los partidos llegarán a través de los televisores, las computadoras, las tabletas y los celulares de última generación, y se debatirán hasta la extenuación por las redes sociales Facebook o Twitter, con lo que fascinarán a medio planeta y saturarán a la otra mitad.
Ni aquella ingenuidad de mediados del siglo pasado existe ya, ni un título mundial consolida naciones.
Brasil 2014 será extraordinario, pero por otras razones. “Este Mundial va a ser muy difícil porque todos los campeones mundiales van a estar en Brasil”, dijo el exfutbolista norteño Bebeto, poniendo el acento en la presencia de Uruguay, Italia, Alemania, Brasil, Inglaterra, Argentina, Francia y España.
“Para mí va a ser el más difícil de todos los tiempos”, añadió el brasileño, campeón mundial en Estados Unidos 94.
Se lo puede resumir en una frase: Brasil 2014 será el Mundial de fútbol más importante en décadas. O se lo puede explicar con más detalle: lo que suceda a partir de mañana y, sobre todo, en la final del 13 de julio en el legendario Maracaná, será una de esas historias destinadas a impregnar las discusiones futboleras por generaciones.
¿Será un Mundial inolvidable como el de México 1970 con la irrupción del brasileño Pelé, el de Alemania 1974 con la aparición del local Franz Beckenbauer o el de México 1986 con la explosión del argentino Diego Maradona?
¿Se dará, en la final, un duelo entre el Brasil que busca el hexacampeonato y Lionel Messi, el hombre que quiere lograr lo mismo que Pelé y Diego Maradona para que nadie discuta ya que está a su altura? ¿Habrá una final europea en territorio americano por primera vez en la historia?
No hay quizás mejor escenario posible para un Mundial de fútbol que Brasil. Si la pelota fuera un ente vivo -¿no lo es?- y buscara paz, refugio, felicidad, Río de Janeiro y las playas de Copacabana o Ipanema serían un buen lugar. Allí la tratan siempre bien, por lo que podría quedarse a vivir.
También la quieren en el Aterro do Flamengo, un área junto al mar que es el epicentro de los partidos de fútbol para aficionados -pobres, ricos, de clase media- en la ciudad carioca.
El Aterro está a escasos seis kilómetros del Maracaná, que no se movió de donde estaba el escenario de la definición de 1950, aunque esté lejos de ser el mismo estadio. Ya no puede albergar 200.000 personas, sino cerca de 70.000, y se convirtió en un escenario “cinco estrellas” con todas las ventajas y desventajas que eso implica en el fútbol moderno.
El Maracaná de hoy tiene, cualquier brasileño lo dice, “menos alma” que en aquel 1950 en que rompió el corazón de toda una nación y subió la autoestima de nuestro país a un nivel sin parangón en la historia del deporte.
Aquel título es uno de los dos o tres momentos clave en la formación de la nacionalidad uruguaya y, a la vez, una de las mayores frustraciones de la historia de Brasil, que 64 años después sigue hablando del “Maracanazo”.
“No quiero exagerar, pero para el uruguayo ha sido el momento máximo de su historia en el siglo XX”, reflexionó Marcos de Azambuja, ex viceministro de Asuntos Exteriores del Brasil y testigo de aquel partido.
Los tiempos hoy son otros, el Mundial no es en blanco y negro, no es lejano, no es exótico. Los detalles más impensables de los partidos llegarán a través de los televisores, las computadoras, las tabletas y los celulares de última generación, y se debatirán hasta la extenuación por las redes sociales Facebook o Twitter, con lo que fascinarán a medio planeta y saturarán a la otra mitad.
Ni aquella ingenuidad de mediados del siglo pasado existe ya, ni un título mundial consolida naciones.
Brasil 2014 será extraordinario, pero por otras razones. “Este Mundial va a ser muy difícil porque todos los campeones mundiales van a estar en Brasil”, dijo el exfutbolista norteño Bebeto, poniendo el acento en la presencia de Uruguay, Italia, Alemania, Brasil, Inglaterra, Argentina, Francia y España.
“Para mí va a ser el más difícil de todos los tiempos”, añadió el brasileño, campeón mundial en Estados Unidos 94.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“Forlán es un líder futbolístico”

El maestro Tabárez también alabó a Diego Forlán. “Como futbolista ya dio muestras de su dimensión y de su importancia. Este será su tercer Mundial y en este período creo que realizó un gran aporte. A partir del 2009 hizo algo que le veníamos pidiendo que era ser un verdadero líder futbolístico del equipo.
Después vino lo del Mundial (de 2010) y quizás fue su auge en cuanto a rendimiento. Convirtió goles importantes y fue el mejor de esa Copa del Mundo. Eso fue hace cuatro años y el pasaje del tiempo siempre incide en factores como la velocidad y las características de los futbolistas, pero sigue siendo una pieza muy importante por su experiencia y su capacidad de asistir, realizar diagonales y rematar de media distancia”, concluyó el entrenador de la selección charrúa.
El maestro Tabárez también alabó a Diego Forlán. “Como futbolista ya dio muestras de su dimensión y de su importancia. Este será su tercer Mundial y en este período creo que realizó un gran aporte. A partir del 2009 hizo algo que le veníamos pidiendo que era ser un verdadero líder futbolístico del equipo.
Después vino lo del Mundial (de 2010) y quizás fue su auge en cuanto a rendimiento. Convirtió goles importantes y fue el mejor de esa Copa del Mundo. Eso fue hace cuatro años y el pasaje del tiempo siempre incide en factores como la velocidad y las características de los futbolistas, pero sigue siendo una pieza muy importante por su experiencia y su capacidad de asistir, realizar diagonales y rematar de media distancia”, concluyó el entrenador de la selección charrúa.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“Si fuera por mí, Suárez jugaba mañana mismo”

Óscar Tabárez dio su primera conferencia de prensa en territorio brasileño. El entrenador de Uruguay habló sobre la lesión de Luis Suárez, la importancia de ganar el primer partido y la influencia de Diego Forlán en el plantel, entre otros temas.
-¿Cómo evalúa la preparación llevada a cabo por Uruguay?
-Venimos en un proceso de preparación que está culminando y en las próximas horas vamos a comenzar a definir la estrategia a llevar a cabo en el primer partido ante Costa Rica. Afortunadamente, salvo el caso de Suárez, todos los futbolistas están a disposición y esperamos poder llevar a cabo esa estrategia que será imponer condiciones y poder generarle problemas al rival. Costa Rica intentará hacer lo mismo y de esa oposición de estrategia saldrá el partido. Costa Rica es un rival importante al que tenemos que respetar muchísimo, pero la intención nuestra va a ser intentar conseguir los tres puntos.
-¿Está conforme con la recuperación de Luis Suárez?
-Con la recuperación de Luis se hizo un comunicado donde se dijo todo lo que se iba a hacer. Que teníamos que ir día a día con la recuperación, que no se descartaba para el Mundial pero que no nos fijamos ningún plazo. Eso se hizo y el futbolista afortunadamente respondió, aunque no sé cuando vamos a poder contar con él. Nosotros le vamos aumentando las cargas diariamente, él ha respondido perfectamente y su estado de ánimo es inmejorable.
-¿Qué análisis hace de Costa Rica?
-Hemos buscado información sobre Costa Rica en los partidos de Eliminatorias y hemos tratado de ver, además de las características de los futbolistas que es el principal factor de análisis de un equipo, las variantes que tiene. A veces defiende con tres hombres y otras con cinco. Tiene jugadores de mucho potencial técnico y de buena velocidad, lo que los hace peligrosos. La baja de Saborío los obligó a cambiar un poco la estrategia, porque  ya no tiene una referencia de área. Creemos que Costa Rica es muy difícil y lo tenemos como rival en un partido que creo será crucial para el futuro. Conseguir puntos sería importante y no sumar ante Costa Rica pondría las cosas cuesta arriba.
-¿La lesión de Suárez golpeó al grupo?
-A veces la vida y el fútbol nos ponen a prueba. Suárez es un gran futbolista y él es referente, pero nos han tocado partidos definitorios sin Suárez y hemos obtenido los resultados. No es un vaticinio pero si una referencia de que tenemos el potencial como para salir a buscar el partido con Costa Rica.
-¿Suárez llega al debut?
-Si fuera por mí, Suárez jugaba mañana mismo, porque desde la Sub 20 que estuvo en el año 2006, que coincidió con el inicio de nuestra actividad, ha demostrado ser un jugador importantísimo. Pero primero está la persona y hay que cuidarlo para poder incorporarlo al equipo.
-¿Cree que la baja de Saborío influirá en Costa Rica?
-En un deporte colectivo como este, y por razones obvias de no tener un conocimiento del fútbol costarricense, no lo quiero defraudar porque no voy a destacar a un futbolista sobre otro. Campbell, Ruiz y Bolaños son los más consagrados y los que conocemos todos. Pero los equipos se componen de jugadores que hacen el trabajo sucio y colaboran con una ida y vuelta importante. Ir más allá sería meterme en un análisis que no corresponde para este momento.
“Diariamente le vamos aumentando las cargas a Suárez, y él ha respondido perfectamente. Además, su estado de ánimo es inmejorable”, valoró el técnico de la selección uruguaya. Sin embargo, Tabárez no sabe si podrá contar con el salteño para el debut en el Mundial.
Óscar Tabárez dio su primera conferencia de prensa en territorio brasileño. El entrenador de Uruguay habló sobre la lesión de Luis Suárez, la importancia de ganar el primer partido y la influencia de Diego Forlán en el plantel, entre otros temas.
-¿Cómo evalúa la preparación llevada a cabo por Uruguay?
-Venimos en un proceso de preparación que está culminando y en las próximas horas vamos a comenzar a definir la estrategia a llevar a cabo en el primer partido ante Costa Rica. Afortunadamente, salvo el caso de Suárez, todos los futbolistas están a disposición y esperamos poder llevar a cabo esa estrategia que será imponer condiciones y poder generarle problemas al rival. Costa Rica intentará hacer lo mismo y de esa oposición de estrategia saldrá el partido. Costa Rica es un rival importante al que tenemos que respetar muchísimo, pero la intención nuestra va a ser intentar conseguir los tres puntos.
-¿Está conforme con la recuperación de Luis Suárez?
-Con la recuperación de Luis se hizo un comunicado donde se dijo todo lo que se iba a hacer. Que teníamos que ir día a día con la recuperación, que no se descartaba para el Mundial pero que no nos fijamos ningún plazo. Eso se hizo y el futbolista afortunadamente respondió, aunque no sé cuando vamos a poder contar con él. Nosotros le vamos aumentando las cargas diariamente, él ha respondido perfectamente y su estado de ánimo es inmejorable.
-¿Qué análisis hace de Costa Rica?
-Hemos buscado información sobre Costa Rica en los partidos de Eliminatorias y hemos tratado de ver, además de las características de los futbolistas que es el principal factor de análisis de un equipo, las variantes que tiene. A veces defiende con tres hombres y otras con cinco. Tiene jugadores de mucho potencial técnico y de buena velocidad, lo que los hace peligrosos. La baja de Saborío los obligó a cambiar un poco la estrategia, porque  ya no tiene una referencia de área. Creemos que Costa Rica es muy difícil y lo tenemos como rival en un partido que creo será crucial para el futuro. Conseguir puntos sería importante y no sumar ante Costa Rica pondría las cosas cuesta arriba.
-¿La lesión de Suárez golpeó al grupo?
-A veces la vida y el fútbol nos ponen a prueba. Suárez es un gran futbolista y él es referente, pero nos han tocado partidos definitorios sin Suárez y hemos obtenido los resultados. No es un vaticinio pero si una referencia de que tenemos el potencial como para salir a buscar el partido con Costa Rica.
-¿Suárez llega al debut?
-Si fuera por mí, Suárez jugaba mañana mismo, porque desde la Sub 20 que estuvo en el año 2006, que coincidió con el inicio de nuestra actividad, ha demostrado ser un jugador importantísimo. Pero primero está la persona y hay que cuidarlo para poder incorporarlo al equipo.
-¿Cree que la baja de Saborío influirá en Costa Rica?
-En un deporte colectivo como este, y por razones obvias de no tener un conocimiento del fútbol costarricense, no lo quiero defraudar porque no voy a destacar a un futbolista sobre otro. Campbell, Ruiz y Bolaños son los más consagrados y los que conocemos todos. Pero los equipos se componen de jugadores que hacen el trabajo sucio y colaboran con una ida y vuelta importante. Ir más allá sería meterme en un análisis que no corresponde para este momento.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Pelé quiere la revancha contra Uruguay

El astro brasileño Pelé señaló que si pudiera elegir, le gustaría que “Brasil jugara la revancha contra Uruguay” en la final de la Copa del Mundo, reeditando así el desenlace de la edición 1950 del torneo. En aquella ocasión la Celeste derrotó a Brasil por 2 a 1 en el estadio Maracaná, lo que pasó a la historia como el “Maracanazo”.
Pelé consideró a España y Alemania como los equipos europeos que llegan en mejores condiciones al Mundial, mientras que escogió a Brasil, Argentina y Chile por Sudamérica.  El tres veces campeón del mundo aseguró además que durante el Mundial se destacarán Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar. Pelé advirtió sobre la necesidad de que se desarrolle “un Mundial bien organizado, sin problemas”, porque “es importante para el país, no solo para el equipo, que sea un éxito”.
l
El astro brasileño Pelé señaló que si pudiera elegir, le gustaría que “Brasil jugara la revancha contra Uruguay” en la final de la Copa del Mundo, reeditando así el desenlace de la edición 1950 del torneo. En aquella ocasión la Celeste derrotó a Brasil por 2 a 1 en el estadio Maracaná, lo que pasó a la historia como el “Maracanazo”.
Pelé consideró a España y Alemania como los equipos europeos que llegan en mejores condiciones al Mundial, mientras que escogió a Brasil, Argentina y Chile por Sudamérica.  El tres veces campeón del mundo aseguró además que durante el Mundial se destacarán Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar. Pelé advirtió sobre la necesidad de que se desarrolle “un Mundial bien organizado, sin problemas”, porque “es importante para el país, no solo para el equipo, que sea un éxito”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La otra cara de Brasil

“Aquí no hay ghettos. No hay un barrio japonés, un barrio chino, un barrio italiano. Todos desaparecieron. Las cercas cayeron y todos convivimos muy bien y sin problemas”, explicó el empresario Akio Ogawa, uno de los líderes de la comunidad japonesa de Brasil, que hoy suma alrededor de 1.300.000 personas.
El crisol de etnias que es Brasil se inició en 1500, con la llegada de los navegantes portugueses que ocuparon las tierras antes habitadas exclusivamente por indígenas. En los tres siglos siguientes, la mezcla fue ampliada por la presencia de africanos traídos por los colonizadores para trabajar como esclavos.
La ocupación holandesa del noreste de Brasil, en el siglo XVII, también dejó su huella, principalmente en Recife, donde persisten hasta hoy las obras arquitectónicas dejadas por los invasores antes de ser expulsados en 1654.
DESCENDIENTES
DE ITALIANOS
El fin de la esclavitud, en 1888, abrió paso a una nueva ola de inmigración, estimulada por la necesidad de reemplazar la mano de obra africana por trabajadores dispuestos a trabajar mucho y ganar poco.
Los primeros en llegar fueron los italianos, que son hasta hoy los más numerosos: según se estima, sus descendientes conforman un “país” de 30 millones de personas.
Luego arribaron alemanes, japoneses y libaneses, cuyos descendientes conforman hoy una comunidad estimada en seis millones de personas. Después, en la primera mitad del siglo XX, llegaron al país los judíos de diversas partes de Europa que buscaban un refugio de la persecución nazi.
Las diferencias de clima y cultura no fueron suficientes para ahuyentar a los extranjeros, que rápidamente se adaptaron a su nueva patria.
“Acá no somos segregados”, explicó Ogawa en una entrevista realizada en el barrio Liberdade, que durante décadas fue el “hogar” paulista de la comunidad nipona en Sao Paulo.
Allí, las calles son iluminadas por farolas de madera típicamente japonesas y concentran decenas de restaurantes y comercios típicos, así como un templo budista. Pero la mayoría de los descendientes de inmigrantes ya no vive en Liberdade.
“Son pocos los japoneses que siguen viviendo aquí. Se fueron a otros sitios, aunque vuelven en los días de fiesta”, dijo el empresario, quien apuntó que lo mismo pasó en los barrios que en el pasado fueron reductos de inmigrantes italianos o judíos.
Según el empresario, ello se debe a que los inmigrantes se han adaptado plenamente a Brasil, y no necesitan “protegerse” en barrios propios como “Chinatown” y “Little Italy”, de Nueva York: “En Estados Unidos hay segregación. Aquí, no”.
“Este país nos recibió tan bien que no tenemos duda de que somos brasileños. Sao Paulo es en realidad la semilla de paz del mundo, y enseña cómo todos los pueblos pueden vivir en armonía en este país”, concluyó.
Brasil no es lo que se piensa en el resto del mundo. Los brasileños son negros. Y rubios. Y de aspecto oriental. Y de cultura italiana. Y de decenas de formas más. Y, a diferencia de lo que sucede en Estados Unidos, no se dividen en ghettos.
“Aquí no hay ghettos. No hay un barrio japonés, un barrio chino, un barrio italiano. Todos desaparecieron. Las cercas cayeron y todos convivimos muy bien y sin problemas”, explicó el empresario Akio Ogawa, uno de los líderes de la comunidad japonesa de Brasil, que hoy suma alrededor de 1.300.000 personas.
El crisol de etnias que es Brasil se inició en 1500, con la llegada de los navegantes portugueses que ocuparon las tierras antes habitadas exclusivamente por indígenas. En los tres siglos siguientes, la mezcla fue ampliada por la presencia de africanos traídos por los colonizadores para trabajar como esclavos.
La ocupación holandesa del noreste de Brasil, en el siglo XVII, también dejó su huella, principalmente en Recife, donde persisten hasta hoy las obras arquitectónicas dejadas por los invasores antes de ser expulsados en 1654.
DESCENDIENTES DE ITALIANOS
El fin de la esclavitud, en 1888, abrió paso a una nueva ola de inmigración, estimulada por la necesidad de reemplazar la mano de obra africana por trabajadores dispuestos a trabajar mucho y ganar poco.
Los primeros en llegar fueron los italianos, que son hasta hoy los más numerosos: según se estima, sus descendientes conforman un “país” de 30 millones de personas.
Luego arribaron alemanes, japoneses y libaneses, cuyos descendientes conforman hoy una comunidad estimada en seis millones de personas. Después, en la primera mitad del siglo XX, llegaron al país los judíos de diversas partes de Europa que buscaban un refugio de la persecución nazi.
Las diferencias de clima y cultura no fueron suficientes para ahuyentar a los extranjeros, que rápidamente se adaptaron a su nueva patria.
“Acá no somos segregados”, explicó Ogawa en una entrevista realizada en el barrio Liberdade, que durante décadas fue el “hogar” paulista de la comunidad nipona en Sao Paulo.
Allí, las calles son iluminadas por farolas de madera típicamente japonesas y concentran decenas de restaurantes y comercios típicos, así como un templo budista. Pero la mayoría de los descendientes de inmigrantes ya no vive en Liberdade.
“Son pocos los japoneses que siguen viviendo aquí. Se fueron a otros sitios, aunque vuelven en los días de fiesta”, dijo el empresario, quien apuntó que lo mismo pasó en los barrios que en el pasado fueron reductos de inmigrantes italianos o judíos.
Según el empresario, ello se debe a que los inmigrantes se han adaptado plenamente a Brasil, y no necesitan “protegerse” en barrios propios como “Chinatown” y “Little Italy”, de Nueva York: “En Estados Unidos hay segregación. Aquí, no”.
“Este país nos recibió tan bien que no tenemos duda de que somos brasileños. Sao Paulo es en realidad la semilla de paz del mundo, y enseña cómo todos los pueblos pueden vivir en armonía en este país”, concluyó.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

12

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Un Mundial bajo protesta

En 2007, cuando Brasil obtuvo el derecho de organizar el Mundial de 2014, el entonces presidente Luiz Inácio “Lula” da Silva estaba convencido de haber anotado un “golazo” que sería festejado por todos sus compatriotas. Siete años más tarde, el pueblo brasileño es la principal preocupación de la FIFA, por sus multitudinarias protestas.

“Lo que más entusiasmará a los jugadores, a los reporteros, a los dirigentes de fútbol de todo el mundo, será la conducta extraordinaria del pueblo brasileño. El trato que brindará este pueblo a todos los visitantes será un hito en la historia del Mundial”, dijo Luiz Inácio “Lula” da Silva apenas se confirmó que el Mundial 2014 se disputaría en Brasil.
Siete años después, el pueblo brasileño es precisamente la principal fuente de temores de la FIFA y del gobierno de la sucesora de Lula, Dilma Rousseff, quien no ha podido evitar que se repitan las multitudinarias protestas anti-Mundial que sacudieron Brasil durante la Copa Confederaciones de 2013.
En esa oportunidad, algunos manifestantes intentaron invadir estadios y hasta el hotel de la FIFA en Salvador de Bahía, lo que generó dudas sobre la celebración del Mundial en Brasil.
INAUGURACIÓN
SIN DISCURSO
Joseph Blatter, presidente de la propia FIFA, reveló que no pronunciará discurso alguno en el partido inaugural del jueves en San Pablo. Tampoco lo hará Dilma. El objetivo es claro: evitar el tremendo abucheo que ambos sufrieron al abrir la Copa Confederaciones en Brasilia.
Las encuestas más recientes revelan que el apoyo al Mundial en el país sede se desplomó del 79% al 52% desde 2008, en gran parte porque, de los proyectos de mejoría de infraestructura prometidos por Lula en 2007, solo se concretó el 18% hasta ahora.
Los gastos públicos por más de 3.000 millones de dólares para preparar los 12 estadios del Mundial también generaron enojo en un país que enfrenta graves deficiencias en los servicios públicos básicos como educación, salud y transporte.
“Dijeron que todo el dinero para construir y remodelar los estadios sería privado. El 98% de la inversión salió de las arcas del gobierno. Es una vergüenza”, expresó indignado Francisco Moraes, un fanático del fútbol de 73 años que siguió a la selección brasileña en los 11 Mundiales disputados desde México 1970.
El creciente enojo de los brasileños preocupa a Rousseff. La mandataria, quien buscará la reelección menos de tres meses después del término del Mundial, invirtió 800 millones de dólares en un megaesquema de seguridad cuyo principal objetivo es evitar que las protestas afecten la realización de la cita.
“Es triste ver que lo único que sí estará preparado será el esquema de seguridad, menos para prevenir improbables actos terroristas y más para reprimir protestas”, lamentó el sociólogo y analista deportivo Juca Kfouri.
El esquema incluye a 150.000 efectivos policiales y militares, que contarán con equipos de tecnología moderna de control y vigilancia para su actuación.
Entre otras cosas, las autoridades importaron camiones blindadoss equipados con cañones para dispersar manifestantes con chorros de agua, robots para desactivar explosivos y centros de control móviles que vigilarán los estadios y los lugares donde se realizan las “Fan Fests” y enviarán sus informaciones a un comando en Brasilia.
Además, Rousseff advirtió que, en caso de que sea necesario, efectivos de las Fuerzas Armadas serán movilizados para proteger a los estadios y asegurar que el Mundial no se vea afectado por manifestaciones.
A esta altura, nadie duda que el certamen se celebrará en medio de protestas continuas.

“Lo que más entusiasmará a los jugadores, a los reporteros, a los dirigentes de fútbol de todo el mundo, será la conducta extraordinaria del pueblo brasileño. El trato que brindará este pueblo a todos los visitantes será un hito en la historia del Mundial”, dijo Luiz Inácio “Lula” da Silva apenas se confirmó que el Mundial 2014 se disputaría en Brasil.

Siete años después, el pueblo brasileño es precisamente la principal fuente de temores de la FIFA y del gobierno de la sucesora de

La organización teme que las manifestaciones afecten el desarrollo del Mundial.

La organización teme que las manifestaciones afecten el desarrollo del Mundial.

Lula, Dilma Rousseff, quien no ha podido evitar que se repitan las multitudinarias protestas anti-Mundial que sacudieron Brasil durante la Copa Confederaciones de 2013.

En esa oportunidad, algunos manifestantes intentaron invadir estadios y hasta el hotel de la FIFA en Salvador de Bahía, lo que generó dudas sobre la celebración del Mundial en Brasil.

INAUGURACIÓN SIN DISCURSO

Joseph Blatter, presidente de la propia FIFA, reveló que no pronunciará discurso alguno en el partido inaugural del jueves en San Pablo. Tampoco lo hará Dilma. El objetivo es claro: evitar el tremendo abucheo que ambos sufrieron al abrir la Copa Confederaciones en Brasilia.

Las encuestas más recientes revelan que el apoyo al Mundial en el país sede se desplomó del 79% al 52% desde 2008, en gran parte porque, de los proyectos de mejoría de infraestructura prometidos por Lula en 2007, solo se concretó el 18% hasta ahora.

Los gastos públicos por más de 3.000 millones de dólares para preparar los 12 estadios del Mundial también generaron enojo en un país que enfrenta graves deficiencias en los servicios públicos básicos como educación, salud y transporte.

“Dijeron que todo el dinero para construir y remodelar los estadios sería privado. El 98% de la inversión salió de las arcas del gobierno. Es una vergüenza”, expresó indignado Francisco Moraes, un fanático del fútbol de 73 años que siguió a la selección brasileña en los 11 Mundiales disputados desde México 1970.

El creciente enojo de los brasileños preocupa a Rousseff. La mandataria, quien buscará la reelección menos de tres meses después del término del Mundial, invirtió 800 millones de dólares en un megaesquema de seguridad cuyo principal objetivo es evitar que las protestas afecten la realización de la cita.

“Es triste ver que lo único que sí estará preparado será el esquema de seguridad, menos para prevenir improbables actos terroristas y más para reprimir protestas”, lamentó el sociólogo y analista deportivo Juca Kfouri.

El esquema incluye a 150.000 efectivos policiales y militares, que contarán con equipos de tecnología moderna de control y vigilancia para su actuación.

Entre otras cosas, las autoridades importaron camiones blindadoss equipados con cañones para dispersar manifestantes con chorros de agua, robots para desactivar explosivos y centros de control móviles que vigilarán los estadios y los lugares donde se realizan las “Fan Fests” y enviarán sus informaciones a un comando en Brasilia.

Además, Rousseff advirtió que, en caso de que sea necesario, efectivos de las Fuerzas Armadas serán movilizados para proteger a los estadios y asegurar que el Mundial no se vea afectado por manifestaciones.

A esta altura, nadie duda que el certamen se celebrará en medio de protestas continuas.

Cientos de indios prometen ir “a la guerra”

Varios cientos de indios de diversas etnias también se han volcado a las calles de Brasil -principalmente de Brasilia, la capital-, para protestar. Las comunidades nativas, que proceden de todo el país norteño, reivindican que sean homologadas las tierras ya demarcadas, en procesos que están estancados desde hace tiempo. Y no encontramos mejor momento para hacerlo que en la previa del Mundial

Los indios, incluso, amenazan con ir “a la guerra” en pleno desarrollo del torneo.

“No nos vamos a quedar quietos cuando intentan pasar por encima de nuestros derechos. A partir de ahora, habrá guerra”, afirmaron los líderes indígenas, tras enfrentarse con la policía.

Frente a la andanada de gases lacrimógenos disparadas por los agentes del orden, los indios utilizaron su arma tradicional: el arco y la flecha, al mejor estilo de las viejas películas de Hollywood.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Se ofuscó Lugano

El capitán uruguayo Diego Lugano vivió un día acalorado en la víspera. El zaguero fustigó al periódico francés L’Equipe, quien en una edición especial sobre los equipos que participarán del Mundial, confundió a Uruguay con Paraguay en el mapa de Sudamérica. “¿Será que si salimos campeones del mundo aprenderán dónde queda Uruguay?” Preguntó Lugano con ironía, a través de la red social Twitter.
Horas más tarde, el capitán protagonizó un peculiar entredicho con un hincha, en pleno Aeropuerto Internacional de Carrasco y a escasos minutos de subirse al avión que lo llevó a Brasil junto al resto de la delegación de Uruguay. “¡Queremos la copa!”, le gritó el parcial en cuestión, provocando que el futbolista oriundo de Canelones se diera vuelta y, con cara de pocos amigos, le contestara: “¿Vos solo? ¿Sos el único”, lo que desconcertó al fanático. “Ah, pensé que eras el único”, cerró el diálogo Lugano, ante el silencio del hincha.

El capitán uruguayo Diego Lugano vivió un día acalorado en la víspera. El zaguero fustigó al periódico francés L’Equipe, quien en una edición especial sobre los equipos que participarán del Mundial, confundió a Uruguay con Paraguay en el mapa de Sudamérica.

L'Equipe confundió a Uruguay con Paraguay.

L'Equipe confundió a Uruguay con Paraguay.

“¿Será que si salimos campeones del mundo aprenderán dónde queda Uruguay?” Preguntó Lugano con ironía, a través de la red social Twitter.

Horas más tarde, el capitán protagonizó un peculiar entredicho con un hincha, en pleno Aeropuerto Internacional de Carrasco y a escasos minutos de subirse al avión que lo llevó a Brasil junto al resto de la delegación de Uruguay. “¡Queremos la copa!”, le gritó el parcial en cuestión, provocando que el futbolista oriundo de Canelones se diera vuelta y, con cara de pocos amigos, le contestara: “¿Vos solo? ¿Sos el único”, lo que desconcertó al fanático. “Ah, pensé que eras el único”, cerró el diálogo Lugano, ante el silencio del hincha.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Campeones del pesimismo

Italia e Inglaterra serán los rivales a vencer por Uruguay, en la lucha que los tres lidiarán por llegar a octavos de final. Contrariamente a lo que puede suponerse, en ambos países europeos reina el escepticismo en torno a la participación de sus selecciones en el máximo evento futbolístico del orbe.

Si hay algo que une a Italia e Inglaterra, los adversarios más importantes que tendrá Uruguay en el grupo D, es el pesimismo de sus hinchas en cuanto a lo que ambas selecciones puedan conseguir en el Mundial.
EL DETALLE DE ITALIA
El escepticismo es una tradición que mantienen los hinchas italianos previo a cada debut mundialista. Los últimos amistosos de Italia -incluido un decepcionante empate 1-1 ante la débil Luxemburgo-, empeoraron el ánimo general.
Pocos creen, incluso, que los jugadores de Italia lleguen en óptimas condiciones físicas, debido al escaso mes que hay entre el final de la liga italiana y el comienzo del Mundial.
El entrenador Cesare Prandelli se quejó, sin éxito, de la imposibilidad de celebrar campamentos de entrenamiento con sus mejores jugadores durante la disputa del torneo local, lo que reportó un nuevo obstáculo en su trabajo.
Buena parte de las esperanzas de Italia están depositadas en Mario Balotelli (del Milan), un delantero talentoso, joven y temperamental, que es el único que tiene la titularidad asegurada.
Otra pieza clave será Andrea Pirlo, el cerebro del equipo, dado que la elaboración del fútbol pasa irremediablemente por sus pies.
Italia, como siempre, presentará una defensa aguerrida, que tiene como base al arquero Gianluigi Buffon de la Juventus, y sus compañeros de equipo Giorgio Chiellini, Leonardo Bonucci y Andrea Barzagli.
Prandelli, de 56 años, se hizo cargo de la selección en 2010, tras una decepcionante actuación en el Mundial de Sudáfrica. El DT fue el sucesor de Marcello Lippi, quien fue campeón del mundo con Italia en 2006.
Bajo el mando de Prandelli, el conjunto italiano logró el segundo puesto en la Eurocopa 2012 y fue tercero en la Copa Confederaciones 2013.
Son pocos los que se atreven a apostar que el 13 de julio Italia alzará su quinta Copa del Mundo, pero los hinchas de más edad recuerdan las pocas posibilidades que tenía la “Azzurra” en 1982 y 2006. En ambas ocasiones, la selección llegó como segura perdedora y terminó dando la vuelta olímpica.
EL DETALLE DE INGLATERRA
Luego de años de bajos rendimientos, los hinchas ingleses también creen que ganar el Mundial es una empresa utópica.
Es que Inglaterra, el país donde dio inicio este deporte, solo tiene un título importante y es el del Mundial de 1966, que se disputó en su territorio. Los críticos suelen burlarse de aquel solitario éxito: a Inglaterra, en un caso único, se le permitió jugar todos sus partidos en Londres y ganó la final con un gol que no debió ser convalidado, ya que la pelota nunca ingresó al arco de Alemania, el otro finalista.
La única semifinal de un Mundial lejos de casa que alcanzó Inglaterra fue en Italia 1990. A partir de ahí, ser eliminado en cuartos de final se convirtió en un lugar común.
Inglaterra deberá lidiar también con la presión de los medios de prensa, que es tan grande que el técnico Roy Hodgson convocó a un psicólogo deportivo para trabajar con los jugadores y ayudarlos a manejarla.
La prensa inglesa es muy irónica y descarga sus cartuchos contra futbolistas como Steven Gerrard, de 33 años, quien ganó todo con el Liverpool, pero nunca logró un título con la selección.
E incluso Wayne Rooney, otrora niño prodigio y mimado del fútbol inglés, es fustigado por los periodistas por no haber ganado nada con Inglaterra.
Lograr que explote el mejor Rooney es una de las principales tareas de Roy Hodgson de cara a Brasil.
Hodgson da la impresión de estar en calma, de ser considerado y reflexivo. Es casi lo contrario de Harry Redknapp, el favorito de los medios para el puesto que la Federación Inglesa finalmente le dio a Hodgson.
Tras un desafortunado comienzo -tras su nombramiento “The Sun” se burlaba de un pequeño defecto de dicción que tiene-, Hodgson se ganó el respeto, aunque no aún la admiración, por un trabajo bien hecho.
No solo llevó a Inglaterra al Mundial, sino que introdujo varios cambios en el equipo, potenciando a jugadores jóvenes y dinámicos como el volante Jordan Henderson y el atacante Daniel Sturridge, ambos del Liverpool, y el excelente lateral izquierdo del Everton Leighton Baines, quienes van desplazando a la generación anterior.
Además Hodgson encontró a un portero indiscutido: Joe Hart del Manchester City. No solo no hay nadie que le pueda sacar el puesto, sino que además es el mejor arquero inglés de su generación.

Si hay algo que une a Italia e Inglaterra, los adversarios más importantes que tendrá Uruguay en el grupo D, es el pesimismo de sus hinchas en cuanto a lo que ambas selecciones puedan conseguir en el Mundial.

EL DETALLE DE ITALIA

El escepticismo es una tradición que mantienen los hinchas italianos previo a cada debut mundialista. Los últimos amistosos de

El histórico Italia siempre es un rival de temer.

El histórico Italia siempre es un rival de temer.

Italia -incluido un decepcionante empate 1-1 ante la débil Luxemburgo-, empeoraron el ánimo general.

Pocos creen, incluso, que los jugadores de Italia lleguen en óptimas condiciones físicas, debido al escaso mes que hay entre el final de la liga italiana y el comienzo del Mundial.

El entrenador Cesare Prandelli se quejó, sin éxito, de la imposibilidad de celebrar campamentos de entrenamiento con sus mejores jugadores durante la disputa del torneo local, lo que reportó un nuevo obstáculo en su trabajo.

Buena parte de las esperanzas de Italia están depositadas en Mario Balotelli (del Milan), un delantero talentoso, joven y temperamental, que es el único que tiene la titularidad asegurada.

Otra pieza clave será Andrea Pirlo, el cerebro del equipo, dado que la elaboración del fútbol pasa irremediablemente por sus pies.

Italia, como siempre, presentará una defensa aguerrida, que tiene como base al arquero Gianluigi Buffon de la Juventus, y sus compañeros de equipo Giorgio Chiellini, Leonardo Bonucci y Andrea Barzagli.

Prandelli, de 56 años, se hizo cargo de la selección en 2010, tras una decepcionante actuación en el Mundial de Sudáfrica. El DT fue el sucesor de Marcello Lippi, quien fue campeón del mundo con Italia en 2006.

Bajo el mando de Prandelli, el conjunto italiano logró el segundo puesto en la Eurocopa 2012 y fue tercero en la Copa Confederaciones 2013.

Son pocos los que se atreven a apostar que el 13 de julio Italia alzará su quinta Copa del Mundo, pero los hinchas de más edad recuerdan las pocas posibilidades que tenía la “Azzurra” en 1982 y 2006. En ambas ocasiones, la selección llegó como segura perdedora y terminó dando la vuelta olímpica.

EL DETALLE DE INGLATERRA

Luego de años de bajos rendimientos, los hinchas ingleses también creen que ganar el Mundial es una empresa utópica.

Es que Inglaterra, el país donde dio inicio este deporte, solo tiene un título importante y es el del Mundial de 1966, que se disputó en su territorio. Los críticos suelen burlarse de aquel solitario éxito: a Inglaterra, en un caso único, se le permitió jugar todos sus partidos en Londres y ganó la final con un gol que no debió ser convalidado, ya que la pelota nunca ingresó al arco de Alemania, el otro finalista.

Inglaterra tiene potencial, aunque sus hinchas no le tienen fe.

Inglaterra tiene potencial, aunque sus hinchas no le tienen fe.

La única semifinal de un Mundial lejos de casa que alcanzó Inglaterra fue en Italia 1990. A partir de ahí, ser eliminado en cuartos de final se convirtió en un lugar común.

Inglaterra deberá lidiar también con la presión de los medios de prensa, que es tan grande que el técnico Roy Hodgson convocó a un psicólogo deportivo para trabajar con los jugadores y ayudarlos a manejarla.

La prensa inglesa es muy irónica y descarga sus cartuchos contra futbolistas como Steven Gerrard, de 33 años, quien ganó todo con el Liverpool, pero nunca logró un título con la selección.

E incluso Wayne Rooney, otrora niño prodigio y mimado del fútbol inglés, es fustigado por los periodistas por no haber ganado nada con Inglaterra.

Lograr que explote el mejor Rooney es una de las principales tareas de Roy Hodgson de cara a Brasil.

Hodgson da la impresión de estar en calma, de ser considerado y reflexivo. Es casi lo contrario de Harry Redknapp, el favorito de los medios para el puesto que la Federación Inglesa finalmente le dio a Hodgson.

Tras un desafortunado comienzo -tras su nombramiento “The Sun” se burlaba de un pequeño defecto de dicción que tiene-, Hodgson se ganó el respeto, aunque no aún la admiración, por un trabajo bien hecho.

No solo llevó a Inglaterra al Mundial, sino que introdujo varios cambios en el equipo, potenciando a jugadores jóvenes y dinámicos como el volante Jordan Henderson y el atacante Daniel Sturridge, ambos del Liverpool, y el excelente lateral izquierdo del Everton Leighton Baines, quienes van desplazando a la generación anterior.

Además Hodgson encontró a un portero indiscutido: Joe Hart del Manchester City. No solo no hay nadie que le pueda sacar el puesto, sino que además es el mejor arquero inglés de su generación.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Un David contra tres Goliats

Costa Rica, el primer rival de Uruguay, se las verá
con un trío de campeones del mundo

Costa Rica, el primer rival de Uruguay, se las verá con un trío de campeones del mundo

Costa Rica será el convidado de piedra del grupo D del Mundial que completan tres campeones del mundo: Uruguay, Italia e Inglaterra. El conjunto “tico”, que debutará el sábado ante la Celeste, disputó tres mundiales y solo en una ocasión logró superar la ronda inicial: en Italia 1990.

Costa Rica sabe que en Brasil será un diminuto David enfrentándose a tres Goliats del fútbol. Los costarricenses, conocidos como los “ticos”, tendrán que jugar en el Grupo D nada menos que contra Uruguay, Italia e Inglaterra. Tres selecciones de primer nivel que en total han ganado siete Mundiales: cuatro los italianos, dos los uruguayos y uno el país donde se “inventó” el fútbol.

Tarea nada fácil para los centroamericanos, que en toda la historia apenas jugaron tres Mundiales. El mayor éxito fue el de ItaliaCosta Rica (pag 5) 1990, donde lograron clasificar a octavos de final luego de despachar en primera ronda a dos conjuntos europeos: Escocia y Suecia. En la siguiente instancia cayeron 1-4 con Checoslovaquia, pero el objetivo primario, por tratarse de su debut en la historia de la Copa del Mundo, ya estaba cumplido.

EL DETALLE DEL PAÍS

Costa Rica es un pequeño país enclavado en el ombligo del continente americano, con una extensión de 51.100 kilómetros cuadrados y una población de 4,8 millones de habitantes.

Las primeras señales del fútbol llegaron alrededor del año 1876, cuando un costarricense que estudiaba en Inglaterra regresó con la gran moda de la existencia de un deporte donde hombres en “calzoncillos” corrían detrás de una pelota de cuero.

El boom se expandió pronto por todo el país. La primera asociación de fútbol organizada surgió en 1921, y en 1927 el país se integró por primera vez a la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

Desde entonces, el placer por el balompié siguió expandiéndose por todas las comunidades hasta convertirse en el deporte insignia de los costarricenses.

Por muchos años, con características bastante artesanales, el fútbol de Costa Rica ha ido creciendo, especialmente tras su primera participación mundialista desarrollada en 1990.

Antes de encarar las Eliminatorias de la Concacaf y clasificar directamente al Mundial, Costa Rica logró disputar importantes partidos amistosos, ante potencias como ser Argentina, Brasil y España, actual campeón mundial. Los resultados no fueron los mejores, como podía esperarse, pero tener enfrente a rivales de esa envergadura, fue una experiencia importante.

POBRE NIVEL INTERNO

A nivel interno, el fútbol costarricense enfrenta numerosos problemas. El país es muy chico y hay solo 12 clubes en la Primera División, de los cuales los que tienen más aficionados son el actual campeón Alajuela y Saprissa, seguido de Heredia y Cartago.

El resto son clubes muy modestos. El estadio Nacional es el de mayor capacidad, con un aforo de 35.000 aficionados. Otros dos escenarios albergan unos 20.000 hinchas, y los restantes tienen capacidades que oscilan entre 2.000 y 8.000 personas.

Pero los costarricenses no se acomplejan por esas condiciones, ya que en los últimos años emigró una importante generación de futbolistas, varios de los cuales recalaron en Europa, como ser el caso de los principales referentes de su plantel: Keylor Navas, arquero del Levante español, Bryan Ruiz, delantero del PSV Eindoven de Holanda, y Joel Campbell, un joven talento a quien el Arsenal cedió a préstamo al Olympiakos de Grecia.

El seleccionado costarricense se caracteriza por mostrar un fútbol ordenado en defensa y mediocampo, con velocidad por los laterales. Apela a un estilo de pase corto y de buen trato de la pelota, aunque ante los tres Goliats que enfrentará en Brasil, es probable que varíe un poco su esquema.

“No tenemos ningún miedo”, asegura el entrenador “tico”

“No tenemos ningún miedo. Ya hemos hablado con los jugadores y no hay nada de que temer, sino todo lo contrario, porque compartir un grupo con tres campeones del mundo, nos motiva”, aseguró el colombiano Jorge Luis Pinto, entrenador de la selección de Costa Rica.

Costa Rica debutará el sábado ante Uruguay en la ciudad de Fortaleza, en lo que será el juego inicial del grupo D. En dicho partido, se espera que los “ticos” tengan el apoyo de todo el público de Brasil, quien no olvida el “Maracanazo”.

Aunque Pinto dice que en la actualidad la “camiseta ya no juega”, es claro que pocos le dan chance a los centroamericanos de clasificar a la siguiente ronda.

De los tres gigantes de la serie, uno quedará fuera. Los que saquen mayores réditos ante los “ticos”, el seleccionado teóricamente más débil, podrían ser los que sigan con vida en Brasil 2014.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Cavani es el tercer jugador más “valioso” del Mundial

España es la selección más cara de las que estará presente en Brasil 2014, de acuerdo a un estudio realizado por un sitio especializado en el valor de los equipos y sus jugadores. Uruguay, por su parte, ocupa el décimo puesto. En materia individual, los más valiosos son Messi, Cristiano Ronaldo y Cavani.

Edinson Cavani es el tercer futbolista más caro de todos los que disputarán la Copa del Mundo, de acuerdo a un estudio que realizó la web Transfermarkt (un sitio especializado en el valor de los equipos y sus jugadores), quien analizó la cotización de cada uno de los protagonistas del evento.
Cavani ocupó el último lugar del podio junto al brasileño Neymar, ya que ambos fueron valorados en 80 millones de dólares, siendo superados solamente por el argentino Lionel Messi, que vale 177 millones de dólares, y por el portugués Cristiano Ronaldo, que tiene una cotización de 147 millones de dólares. Para determinar el valor de cada jugador, se tomaron en cuenta varios factores, como ser las actuaciones individuales, la experiencia internacional, el detalle de los contratos de cada futbolista y su edad.
Entre los jugadores latinoamericanos más valiosos también se encuentran Luis Suárez, séptimo; el brasileño Hulk, décimo; el argentino Kun Agüero, undécimo empatado con el español Busquets; el chileno Arturo Vidal, decimosexto; y el brasileño Thiago Silva, decimoséptimo.
URUGUAY ESTÁ DÉCIMO
En materia colectiva, España es la selección de mayor valor económico. Los 23 jugadores que representarán a la “Furia Roja” en Brasil 2014 suman un valor total de 916 millones de dólares, lo que transforman a su selección en la más valiosa, si de cotizaciones se trata.
Curiosamente, ningún futbolista español integra los primeros cuatro lugares en materia individual. Los más valiosos del actual campeón del mundo son Andrés Iniesta, quinto en la nómina total; Cesc Fábregas, octavo; y Sergio Busquets, undécimo.
Uruguay se ubica en el puesto 10, con una plantilla cuyo valor de mercado es de 321 millones de dólares.
El podio lo completan Alemania (828 millones de dólares) y Brasil (689 millones de dólares). Y detrás se ubican Francia (607 millones de dólares) y Argentina (577 millones de dólares).
Entre el resto de selecciones latinoamericanas, Colombia ocupa el decimotercer lugar (280 millones de dólares), Chile el decimosexto (205 millones de dólares), México es vigésimo-primera (142 millones de dólares), Ecuador vigésimo-quinta (92,6 millones de dólares), Costa Rica vigésimo-novena (43,6 millones de dólares) y Honduras trigésimo-segunda y última (31,1 millones de dólares).

Edinson Cavani es el tercer futbolista más caro de todos los que disputarán la Copa del Mundo, de acuerdo a un estudio que realizó la

Cavani es el tercer jugador más caro del Mundial.

Cavani es el tercer jugador más caro del Mundial.

web Transfermarkt (un sitio especializado en el valor de los equipos y sus jugadores), quien analizó la cotización de cada uno de los protagonistas del evento.

Cavani ocupó el último lugar del podio junto al brasileño Neymar, ya que ambos fueron valorados en 80 millones de dólares, siendo superados solamente por el argentino Lionel Messi, que vale 177 millones de dólares, y por el portugués Cristiano Ronaldo, que tiene una cotización de 147 millones de dólares. Para determinar el valor de cada jugador, se tomaron en cuenta varios factores, como ser las actuaciones individuales, la experiencia internacional, el detalle de los contratos de cada futbolista y su edad.

Entre los jugadores latinoamericanos más valiosos también se encuentran Luis Suárez, séptimo; el brasileño Hulk, décimo; el argentino Kun Agüero, undécimo empatado con el español Busquets; el chileno Arturo Vidal, decimosexto; y el brasileño Thiago Silva, decimoséptimo.

URUGUAY ESTÁ DÉCIMO

En materia colectiva, España es la selección de mayor valor económico. Los 23 jugadores que representarán a la “Furia Roja” en Brasil 2014 suman un valor total de 916 millones de dólares, lo que transforman a su selección en la más valiosa, si de cotizaciones se trata.

Curiosamente, ningún futbolista español integra los primeros cuatro lugares en materia individual. Los más valiosos del actual campeón del mundo son Andrés Iniesta, quinto en la nómina total; Cesc Fábregas, octavo; y Sergio Busquets, undécimo.

Uruguay se ubica en el puesto 10, con una plantilla cuyo valor de mercado es de 321 millones de dólares.

El podio lo completan Alemania (828 millones de dólares) y Brasil (689 millones de dólares). Y detrás se ubican Francia (607 millones de dólares) y Argentina (577 millones de dólares).

Entre el resto de selecciones latinoamericanas, Colombia ocupa el decimotercer lugar (280 millones de dólares), Chile el decimosexto (205 millones de dólares), México es vigésimo-primera (142 millones de dólares), Ecuador vigésimo-quinta (92,6 millones de dólares), Costa Rica vigésimo-novena (43,6 millones de dólares) y Honduras trigésimo-segunda y última (31,1 millones de dólares).

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“Voy a jugar el Mundial”

Luis Suárez aseguró que estará a disposición de Uruguay

“Cuando el doctor me dijo qué lesión tenía, se me cayeron tres lágrimas”, confesó Luis Suárez, quien se recupera de la artroscopía de meniscos que le realizaron el pasado 22 de mayo. El delantero salteño asegura que defenderá a Uruguay en la Copa del Mundo, aunque no sabe en qué partido estará disponible.

Luis Suárez anticipó que se recuperará a tiempo para jugar el Mundial. “Emocionalmente me siento bien y psicológicamente estoySuárez (pag 6)espectacular. En ningún momento me sentí presionado ni triste por pensar que me podía perder el Mundial. Eso nunca se me cruzó por la cabeza. Admito sí que cuando el doctor me dijo qué lesión era la que tenía, se me cayeron tres lágrimas, pero no más. Al tiempo, mi esposa me comentó: ‘no sabía que ibas a ser tan fuerte, pero sabía que lo ibas a lograr. La recuperación va bien, por lo que estoy seguro de que voy a jugar el Mundial”, aseguró el delantero salteño en diálogo con el diario británico The Guardian.
Empero, Suárez no sabe en qué partido podrá ser tenido en cuenta por el técnico de Uruguay. “No sé cómo va a reaccionar la rodilla. Hoy no puedo decir que voy a estar para el primer partido, ni que voy a esperar al segundo o el tercero. Tengo que ver cómo evoluciona la rodilla, porque puedo llegar al día 20 y decir: ‘estoy volando’, pero ese día la rodilla hace un derrame y todo se enlentece. Mientras la rodilla resista y no haya dolor, y el cuádriceps esté fuerte, está todo bien”, agregó el goleador, quien el pasado 22 de mayo fue sometido a una artroscopía de meniscos. “He escuchado mil historias de meniscos. Algunos jugadores volvieron a jugar en 15 días, otros en 20 y otros en 25. Cada caso es diferente. Algunos dicen que a los dos días de la operación ya estaban caminando, pero después te admiten que a los 20 días tuvieron un derrame. Parece que fueran todos médicos”, aseguró el jugador del Liverpool de Inglaterra.

“SOY FUERTE”
“Soy una persona muy emocional, que exterioriza sus emociones, pero soy fuerte. La recuperación de las lesiones no pasan solo por una cuestión física, aunque es la parte más importante, por supuesto. Pero también se requiere estar bien de la cabeza para poder recuperarse. Si solo pensás: ‘no puedo’, ‘me duele’, ‘no voy a mejorar nunca’, entonces no vas a mejorar. Muy objetivo es claro: ser fuerte emocional y físicamente, porque quiero que mis hijos me vean en una Copa del Mundo”, añadió el salteño.
Suárez admitió que cuando lo operaron tuvo “una preocupación grande”, porque “una operación siempre es complicada. Al principio tuve que descansar completamente. No podía ponerle peso a la pierna, y veía a mi esposa preocupada, diciendo ‘no te muevas, quedate quieto’. No podía ni ayudarla a bañar a los nenes. Fue muy difícil. Pero estaba más preocupado por eso que por no llegar (al Mundial). Si me hubiesen dicho que la lesión era más complicada, me hubiese preocupado. Pero sabiendo el grado de la lesión, estaba confiado”, concluyó el futbolista.

“Todos están esperando el partido con Inglaterra”
“Acá (en Uruguay) todos están esperando el partido con Inglaterra”, aseguró Luis Suárez a los medios británicos. Sus compañeros del Liverpool inglés, incluso, aseguraron que el delantero les había dicho que jugaría ante ellos el jueves 19, día en que uruguayos e ingleses se enfrentarán en San Pablo. “He visto artículos afirmando que dije a los jugadores del Liverpool que llegaría seguro para el partido contra Inglaterra, pero no es así. El día de la operación intercambié mensajes con Stevie (Gerrard) y Glen (Johnson), quienes me dijeron: ‘esperamos verte en Brasil’. Les respondí: ‘allí nos vemos’. Pero no es exactamente lo mismo que decir que es seguro que jugaría ese partido”, argumentó el salteño.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El inglés Gerrard sufrió un tirón en la ingle

Llegaría al debut

El capitán de Inglaterra, Steven Gerrard, sufrió un ligero tirón en la ingle, lo que le imposibilitó entrenarse a la par de sus compañeros.
Gerrard, de 34 años, hizo solo algunas carreras en la banda mientras el resto del equipo era sometido a una dura sesión.
El centrocampista del Liverpool concluyó sus ejercicios antes que sus compañeros. El cuerpo técnico indicó que se trataba de un problema menor que no amenazaba su participación en el debut de Inglaterra ante Italia, el sábado por el grupo D.
Gerrard sólo disputó el primer tiempo del partido de preparación que la selección inglesa empató el pasado sábado con Honduras.
El volante inglés Alex Oxlade-Chamberlain, quien sufrió un golpe en una rodilla contra Ecuador, hizo sesiones de sprint intensas.
El jugador del Arsenal, de 20 años, continúa su recuperación aunque con escasas esperanzas de poder participar en los partidos de primera ronda contra Italia, Uruguay y Costa Rica.
La selección inglesa aterrizó el domingo en Brasil, donde los pupilos de Roy Hodgson intentarán sobrevivir al llamado “grupo de la muerte”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Neymar se dobló un tobillo en la práctica

Susto en Brasil

Cada vez falta menos para el Mundial y Brasil no quiere defraudar en el partido inaugural ante Croacia. En pos de ese objetivo, los entrenamientos son cada vez más intensos. Pero la alarma se encendió cuando en uno de los pasajes de la práctica de ayer, Neymar se dobló un tobillo tras ir a presionar la salida del equipo suplente, lo que preocupó a sus compañeros y al técnico Felipe Scolari. El astro fue atendido enseguida por los médicos de la selección, y a los pocos minutos pudo seguir entrenándose sin problemas.
En lo que respecta a lo táctico, Scolari probó con el mismo once que disputó el último amistoso frente a Serbia e hizo mucho hincapié en la pelota parada. El equipo titular que paró Felipao fue el siguiente: Julio César; Dani Alves, Thiago Silva, David Luiz, Marcelo; Paulinho, Luiz Gustavo; Hulk, Oscar, Neymar; Fred.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Uruguay ya está en Brasil

La delegación celeste viajó en la víspera

El plantel de Uruguay ya se encuentra en territorio brasileño, más precisamente en el Hotel JN Resort de Sete Lagoas, que será su cuartel general durante la disputa del Mundial. El complejo, que está ubicado a 70 kilómetros de Belo Horizonte, reúne todas las condiciones requeridas por el cuerpo técnico de nuestra selección.
Uruguay pisó suelo norteño pasadas las seis de la tarde, a través de un vuelo chárter que lo depositó en la ciudad de Belo Horizonte, y luego completó el trayecto vía terrestre, en un ómnibus oficial de la FIFA, que tenía la leyenda “Empujan 3 millones”.
Cerca de las ocho de la noche, finalmente, la ilusión celeste arribó al que será su búnker en el Mundial.

STUANI GANA TERRENO
Antes de viajar a territorio norteño, el técnico Washington Tabárez dispuso un movimiento táctico en espacios reducidos que tuvo una novedad: la presencia de Cristian Stuani en el equipo titular como volante por derecha.

La delegación celeste arribó ayer a territorio brasileño

La delegación celeste arribó ayer a territorio brasileño

Si bien no se trató de un ensayo futbolístico formal, la decisión de Tabárez ratifica algo de que se vio en los últimos amistosos, que el futbolista del Espanyol de Barcelona está en carrera para pelear un puesto en la oncena que saldrá a la cancha el sábado para enfrentar a Costa Rica en el debut mundialista.
El capitán Diego Lugano, por su parte, no participó del movimiento táctico de ayer, ratificando que continúa con algunas molestias musculares, las que no le impedirían jugar ante el conjunto centroamericano.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Portada

1mundial

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Peregrinaciones mundialistas

En ómnibus, bicicleta o moto: las formas más
increíbles de llegar a Brasil

En ómnibus, bicicleta o moto: las formas más increíbles de llegar a Brasil

Brasil será, por un mes, la meca de una multitudinaria peregrinación: desde diversos rincones de Sudamérica, incluido Uruguay, decenas de miles de fanáticos de fútbol se preparan para llegar al Mundial por las vías más inverosímiles.

Casa rodante, bicicleta, motocicleta, camión, coche particular con remolque o un autobús entre amigos. Los medios son diferentes, pero los objetivos similares para todos: cumplir el sueño de ver un Mundial, vivir una experiencia diferente entre amigos, y hacerlo a un costo más económico.

LA “COMBI” CELESTE

Un grupo de jóvenes preparó en Montevideo la autodenominada “combi celeste”, para acompañar a Uruguay en el Mundial. El proyecto, que comenzó como un sueño, terminó haciéndose realidad: a fines de 2013, cinco amigos compraron una

La “combi celeste” será el transporte de cinco amigos uruguayos.

La “combi celeste” será el transporte de cinco amigos uruguayos.

Volkswagen Combi modelo Panorámica, y comenzaron a reconstruirla. Realizaron el motor “a cero” para evitar problemas durante la ruta, invirtieron en buenas butacas de cuero que son reclinables y giratorias, y pintaron la camioneta de celeste con el dibujo de un sol en el techo, y la frase “No elegimos nacer en el país con más gloria per cápita del mundo, solo tuvimos mucha suerte”.

La velocidad que alcanza la combi es de 90 kilómetros por hora, y el itinerario recorrerá 3.500 kilómetros aproximadamente en 10 días. Unos 400 kilómetros serán dentro del territorio uruguayo y 3.100 dentro de Brasil.

La combi celeste partirá de Montevideo el viernes. La primer parada será en Río Branco y luego Porto Alegre. Allí verán por pantalla gigante el partido de Uruguay ante Costa Rica, dado que llegar a Fortaleza -la sede de dicho encuentro- demandaría un esfuerzo supremo. Luego seguirán el recorrido pasando por Florianópolis y Curitiba, hasta llegar el miércoles 18 a San Pablo para presenciar el juego entre Uruguay e Inglaterra que se disputará al otro día.

EL AUTOBÚS ARGENTINO

Un grupo de nueve argentinos, por su parte, no necesitarán reservar habitación de hotel ni comprar costosos pasajes de avión. Su transporte y su casa durante el Mundial será un autobús en desuso, que decidieron comprar y adaptar para seguir a su selección en Brasil.

Un grupo de argentinos compró un ómnibus modelo 1994  en desuso y lo adaptó para viajar al Mundial.

Un grupo de argentinos compró un ómnibus modelo 1994 en desuso y lo adaptó para viajar al Mundial.

El vehículo, un modelo 1994 de unos 12 metros de largo, solía ser operado por una línea privada y utilizado por los obreros de una fábrica de acero de San Nicolás, una localidad ubicada unos 230 kilómetros al noroeste de Buenos Aires. Ahora le espera un recorrido bastante más extenso: unos 2.500 kilómetros para llegar a Río de Janeiro y varios cientos más para seguir a la “albiceleste” en Belo Horizonte, Porto Alegre y las distintas sedes donde le toque jugar.

Comprar el “colectivo”, como se le dice en Argentina a los autobuses, costó unos 5.000 dólares, pero esa solo fue la parte inicial de la inversión que requirió el proyecto que comenzó durante una cena de amigos en febrero de 2012.

“Con todos los arreglos llevamos gastados casi 20.000 dólares. Hubo que sacar la carrocería completa, cambiar el tanque de combustible, poner tanques de agua para poder bañarse, y hacer las instalaciones de gas para la cocina, el calefón y la estufa”, relató uno de los protagonistas.

No es la única experiencia de ese tipo en Argentina. La venta y el alquiler de casas rodantes está viviendo un “boom” en el país vecino gracias al Mundial, el primero en Sudamérica desde 1978.

Para poner un ejemplo, la empresa Motorhome Time, que se dedica al alquiler de casas rodantes, tiene rentadas el 95% de sus unidades, cuando normalmente junio y julio representan la temporada baja de la firma, quien suele alquilar en esa época solo el 10%.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“Quiero una final Brasil – Alemania”

COLUMNA
DE OPINIÓN

COLUMNA DE OPINIÓN – Por Ronaldo Nazario da Lima

“Al hablar sobre un Mundial, resulta una tarea difícil armar cualquier lista de mejores o mayores. Se trata de una cita que atrae la atención de todo el planeta. Si en Brasil decimos que existen 200 millones de entrenadores -o sea, que todos creen que son expertos en fútbol-, ¡imagínense cuántos entrenadores existirán diseminados por el mundo en época de Copa, cada uno con una opinión propia!

cats

Ronaldo Nazario da Lima

Mis cuatro candidatos a mejor jugador, en orden alfabético, son: Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Neymar y Thomas Müller.

Los dos primeros fueron los primeros clasificados en el Balón de Oro y no necesitan de explicaciones. Neymar todavía no entró en esa lista, pero tiene todo lo que es necesario para estar allí pronto. Su ida a Europa le hizo bien, aún en una temporada difícil en el Barcelona. Nadie puede olvidar lo que hizo en la Copa Confederaciones del año pasado.

Y Müller es uno de los grandes nombres de una gran selección alemana. Además de ser un excelente jugador, fue máximo artillero de una Copa del Mundo a los 21 años sin ser un centrodelantero. Eso es algo que no lo logra cualquiera.

Quisiera recomendarles cinco partidos para ver en el Mundial, aunque sea una elección dificilísima, porque son muchos los potenciales partidazos.

El sorteo de los grupos alegró a algunas selecciones, y a otras no tanto, pero los aficionados serán los ganadores.

La Arena Fonte Nova, en Salvador de Bahía, tendrá la repetición de la final de la última Copa del Mundo, con España-Holanda, y además un duelo entre Cristiano Ronaldo y los alemanes del Bayern Munich en Portugal-Alemania.

Inglaterra-Italia en Manaos es otro de esos partidos que harán pararse al mundo delante del televisor, aún más por ser disputado en un bello estadio, construido en una ciudad en el medio de la selva amazónica.

Para mí y para la hinchada brasileña, el partido de apertura también será especial. Como miembro del comité organizador, pude seguir de cerca todo el trabajo que ha realizado el país para recibir la Copa del Mundo.

Por eso, cuando Brasil y Croacia ingresen a la cancha en el barrio paulista de Itaquera, en el primer partido mundialista en Brasil después de 64 años, será emocionante.

¿El quinto partido de la lista? La final, claro. Ya lo dije antes y lo repito: hincho por ver a Brasil y Alemania en el Maracaná el 13 de julio. Con una victoria de la selección brasileña, está claro”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Un viaje a la esperanza

Uruguay llega hoy a Brasil y se concentra en un complejo
ubicado a 70 kilómetros de Belo Horizonte

Uruguay llega hoy a Brasil y se concentra en un complejo ubicado a 70 kilómetros de Belo Horizonte

Uruguay tiene todo listo para emprender el viaje a territorio brasileño, donde disputará su 12a Copa del Mundo. La delegación celeste partirá hoy rumbo a Belo Horizonte, para instalarse posteriormente en el complejo turístico JN Resort, ubicado en la zona de Sete Lagoas, donde montará su “cuartel general”.

El complejo turístico JN Resort, ubicado en la zona de Sete Lagoas, a unos 70 kilómetros de Belo Horizonte, será la concentración de Uruguay durante el Mundial.

El lugar elegido “está alejado del ruido y tiene muy buenas instalaciones”, según confiaron los integrantes del cuerpo

Cavani, Suárez y Forlán están  prontos para viajar a Brasil.

Cavani, Suárez y Forlán están prontos para viajar a Brasil.

técnico.

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), incluso, solicitó a los dueños de la concentración que instalasen un gimnasio completo para que el plantel pueda ejercitarse y que se construyera una sala de juegos más grande, lo que fue aceptado. Para los entrenamientos, los celestes utilizarán el estadio Joaquim Henrique Nogueira, también conocido como Yacaré Arena, en la ciudad de Sete Lagoas, distante unos cinco kilómetros del complejo turístico. Ese campo fue mejorado en los últimos años para ser utilizado por los equipos de Belo Horizonte mientras el Estadio Mineirao era totalmente reformado por ser uno de los que se usará durante la Copa del Mundo.

ESPERAN POR SUÁREZ

Luis Suárez sigue el proceso de recuperación de la operación de meniscos a la que fue sometido el 22 de mayo. El salteño volvió a entrenarse en la cancha el viernes pasado e hizo ejercicios con pelota al otro día, lo que aumenta las esperanzas de que esté en condiciones de ser tenido en cuenta por el técnico Óscar Washington Tabárez.

Todas las miradas se las lleva la rodilla izquierda de Suárez, que desvela al kinesiólogo Walter Ferreira, al profesor José Herrera y al doctor Alberto Pan, quienes siguen bien de cerca la evolución de la artroscopía que le realizaron al astro salteño.

LOS 23 CELESTES

Estos son los 23 futbolistas que representarán a Uruguay en el Mundial.

Arqueros: Fernando Muslera, Martín Silva y Rodrigo Muñoz.

Defensores: Diego Lugano, Diego Godín, José María Giménez, Jorge Fucile, Maximiliano Pereira, Sebastián Coates y Martín Cáceres.

Volantes: Walter Gargano, Diego Pérez, Egidio Arévalo Ríos, Álvaro González, Álvaro Pereira, Cristian Rodríguez, Nicolás Lodeiro y Gastón Ramírez.

Delanteros: Luis Suárez, Edinson Cavani, Diego Forlán, Abel Hernández y Cristhian Stuani.

El “Maracanazo” sigue vivo

Brasil organizará por segunda vez la Copa del Mundo, con la enorme presión de haber perdido la primera. Volver a tropezar es posible, aunque ningún fracaso igualaría el calibre de aquel conocido como el “Maracanazo”.

El 16 de julio de 1950 quedó grabado para siempre como el día en que se escribió una de las mayores hazañas de la historia del fútbol. Ese día, Uruguay dejó un puñal clavado en el corazón futbolero de los brasileños, al lograr una victoria impensada, ante las 200.000 personas que atiborraron el mítico estadio Maracaná de Río de Janeiro.

Uruguay estaba obligado a ganar para quedarse con el título mundial, pero empezó perdiendo, lo que hacía aún más imposible su imposición. Pero llegaron los goles de Alberto Schiaffino y Alcides Ghiggia y el milagro cobró vida.

La pregunta planteada es si el fantasma del Maracaná sigue ahuyentando a los brasileños, si aquel recuerdo puede influir en el actual Mundial.

Mario Lobo Zagallo, una gloria del fútbol brasileño, a sus 82 años cree que sí. “Claro que fue un trauma muy grande lo del 50, tanto que cuando yo era técnico de Brasil en 1970, en la concentración de la selección no se hablaba de otra cosa. ¡Y eso que los jugadores tenían ocho años en 1950! Se creó un clima pesado, un clima que no era bueno para nosotros”.

Tanto Brasil como Uruguay estarán en el Mundial que comienza el jueves en San Pablo. La indumentaria deportiva que vista a la Celeste, difundió un aviso televisivo en el que se juega con el recuerdo de “el fantasma del 50” y se lo instala en el Brasil de hoy. ¿Pero puede repetirse aquella historia?

Lo concreto es que desde 1950, Uruguay no volvió a ganar un título y ni siquiera jugó otra final, en tanto que Brasil fue cinco veces campeón del mundo.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (1)

El sueño es volver a Maracaná

La final del Mundial se disputará en Río de Janeiro,
donde Uruguay fue campeón en 1950

La final del Mundial se disputará en Río de Janeiro, donde Uruguay fue campeón en 1950

Uruguay cerrará su participación en la fase de grupos el martes 24 enfrentando a Italia en Natal, la tercera sede del certamen que visitará nuestra selección nacional. El gran sueño celeste es volver al mítico Maracaná de Río de Janeiro, donde Uruguay fue campeón del mundo en 1950. En dicho escenario se disputará la final de Brasil 2014, el 13 de julio.

NATAL
Ubicada en el extremo noreste de Brasil, Natal ya estuvo considerada por Estados Unidos como uno de los cuatro lugares

NATAL La Arena de las Dunas de Natal, con aforo para 45.000 espectadores, será escenario  del último partido de Uruguay en el grupo: ante Italia, el martes 24.

NATAL La Arena de las Dunas de Natal, con aforo para 45.000 espectadores, será escenario del último partido de Uruguay en el grupo: ante Italia, el martes 24.

“más estratégicos del mundo”, junto con el Canal de Suez y los Estrechos de Bósforo y Gibraltar.

Ello ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial, cuando la capital del estado de Río Grande do Norte albergó una base para el abastecimiento de aviones norteamericanos en camino a los frentes de batalla, y que hoy es el aeropuerto internacional Augusto Severo.
Los recuerdos de la guerra ya se han apagado de la memoria de los 800.000 habitantes de la llamada “Ciudad del Sol”, cuya proximidad con la línea de Ecuador hace que los días soleados se prolonguen hasta 15 horas, pero donde, gracias a los vientos constantes, la temperatura rara vez supera los 30 grados.
Natal es una de las más importantes destinaciones turísticas de Brasil. Recibe alrededor de dos millones de visitantes por año, muchos de ellos extranjeros.
El principal atractivo son las playas salpicadas de dunas, como las de Ponta Negra y de los Artistas, y los impresionantes acantilados de la playa de Pipa, en el municipio de Tambau do Sul, a 85 kilómetros de Natal.
El otro gran orgullo de la ciudad es el centenario anacardo de Parnamirim, a 25 kilómetros de Natal, reconocido por el Libro Guiness de los Récords como el más grande del mundo: la copa del árbol -que sigue creciendo y produciendo sus frutos- cubre actualmente una superficie de 8.400 metros cuadrados, equivalente a las dimensiones de una cancha de fútbol.
Para recibir el Mundial, la capital de Río Grande do Norte construyó un nuevo aeropuerto en Sao Gonçalo do Amarante, a 40 kilómetros de Natal, y también un nuevo estadio, la “Arena de las Dunas”, con aforo para 45.000 espectadores y que recibirá cuatro partidos de la fase de grupos. En dicho escenario, Uruguay cerrará su participación en la fase de grupos, enfrentando el martes 24 a Italia.
RÍO DE JANEIRO
Equipos, turistas, periodistas, hinchas. Todos los que concurrirán a Brasil para ser parte del Mundial sueñan con llegar a Río de Janeiro, la ciudad apodada como “maravillosa” por su riqueza de bellezas naturales, y que alberga el mítico estadio Maracaná, escenario de la final.
RÍO DE JANEIRO El mítico Maracaná de Río de Janeiro fue reformado para el Mundial. El aforo de 200.000 personas fue reducido a 78.000.

RÍO DE JANEIRO El mítico Maracaná de Río de Janeiro fue reformado para el Mundial. El aforo de 200.000 personas fue reducido a 78.000.

Ubicada entre el mar y la montaña, Río es al mismo tiempo una metrópolis de seis millones de habitantes -la segunda más grande de Brasil- y un placentero balneario con 16 kilómetros de playas, sobre las cuales se hace de todo, desde practicar los más diferentes deportes hasta tirarse sobre la arena tomando agua de coco, cerveza o “caipirinha”.

Río es, antes que nada, una ciudad hedonista, que cultiva la alegría de todas las maneras posibles. La música está en todas partes, incluso -o principalmente- en la calle de la ciudad donde están dos de las más conocidas imágenes de tarjeta postal del planeta: el cerro Pan de Azúcar y la estatua del Cristo Redentor.
Por las noches, los cariocas se dividen entre los bares de Copacabana, Ipanema y Leblon, o del barrio bohemio de Lapa, o disfrutan de las presentaciones de “samba” que atraen a turistas a Pedra do Sal, un antiguo almacén del puerto donde los esclavos africanos se reunían después del trabajo para cantar y bailar y que por esto está considerada como la cuna del más famoso ritmo brasileño.
Desde 2009, cuando fue elegida como sede de los Juegos Olímpicos de 2016, Río atraviesa por una fiebre de obras, destinadas a reformar el área del puerto, construir nuevos hoteles, modernizar las precarias instalaciones del aeropuerto internacional Tom Jobim y, principalmente, mejorar la movilidad urbana, mediante una nueva línea de metro. Las obras agravaron hasta el límite de lo insoportable el problema de los embotellamientos, que se han convertido en una pesadilla para la población local, y amenazan a miles de habitantes de favelas que están siendo desalojados para abrir espacio a proyectos de preparación de la ciudad para las dos grandes citas deportivas.
Para el Mundial, la gran obra de Río ha sido la reforma del estadio Maracaná, que también fue escenario de la final de la Copa de 1950. Pese a que el estadio mantiene el formato oval que lo hizo conocido en todo el mundo, internamente tuvo varios cambios significativos.
El más importante es que en lugar de albergar a las 200.000 personas que albergaba en el pasado, su aforo se redujo a 78.000 espectadores, quienes disfrutarán de una clara visión de la cancha desde cualquier sitio y de todas las comodidades modernas para seguir siete partidos del próximo Mundial, entre ellos el que definirá al ganador del título, el 13 de julio.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La aventura arranca en Fortaleza

Uruguay debuta el próximo sábado en el estadio Castelao;
después viaja a San Pablo

Uruguay debuta el próximo sábado en el estadio Castelao; después viaja a San Pablo

La aventura mundialista de Uruguay dará inicio el sábado en Fortaleza, donde enfrentará a Costa Rica por la primera fecha del grupo D de Brasil 2014. Enseguida, la Celeste se trasladará a San Pablo, para medirse con Inglaterra, el jueves 19.

Este es el detalle de las dos primeras sedes que albergarán a Uruguay.

FORTALEZA

Bautizada en honor a una edificación militar construida durante la ocupación holandesa del siglo XVII, Fortaleza es la

FORTALEZA La aventura mundialista de Uruguay dará inicio en el estadio Castelao de Fortaleza,  con capacidad para 65.000 personas.

FORTALEZA La aventura mundialista de Uruguay dará inicio en el estadio Castelao de Fortaleza, con capacidad para 65.000 personas.

destinación preferida de los turistas europeos interesados en disfrutar de las bellas playas del noreste de Brasil.

La capital del estado de Ceará es la ciudad brasileña más cercana a Europa: está a poco más de 5.600 kilómetros de Lisboa.

Lo mejor de Fortaleza no está en la ciudad, sino en sus alrededores, como la playa de Cumbuco -a solo 29 kilómetros, y donde es posible pasear en buggy entre dunas de arena o tomar clases de kitesurf- y la de Canoa Quebrada (a unos 160 kilómetros), cuyos acantilados rojizos hacen un bello contraste con la arena blanca y el mar color verde.

Pero Fortaleza posee también atractivos propios, como la playa del Futuro, con sus restaurantes que ofrecen las especialidades locales -cangrejo, camarones y langostas- y el Mercado Central, un gran centro de compras de lencería bordada y hamacas coloridas, que son los productos más conocidos de la artesanía local.

Por la noche, el lugar obligado es el Centro Cultural Dragao do Mar, con sus bares, restaurantes, museos y salas de cine y teatro, además de un planetario.

El gran problema de la metrópolis de 3,7 millones de habitantes es actualmente la criminalidad, que sufrió un drástico aumento en la última década, lo que llevó al gobierno federal a incluir la ciudad en un plan de mejoría de la seguridad pública en los centros urbanos más afectados por la violencia.

Para recibir el Mundial, las autoridades locales modernizaron la antigua “Arena Castelao”, con aforo para 65.000 personas y que recibirá seis partidos: cuatro por la fase de grupos, uno de octavos y uno de cuartos de final. Allí debutará Uruguay ante Costa Rica.

SAN PABLO

Moderna, sofisticada, cosmopolita, vanguardista. Así ha sido definida a lo largo de sus 459 años de vida la megaurbe de San Paulo, el portal de cemento y luces por el que el Mundial ingresará a Brasil.

SAN PABLO El Arena Corinthians de San Pablo, un estadio sofisticado y con un diseño vanguardista,  recibirá el partido entre Uruguay e Inglaterra.

SAN PABLO El Arena Corinthians de San Pablo, un estadio sofisticado y con un diseño vanguardista, recibirá el partido entre Uruguay e Inglaterra.

Los cerca de un millón y medio de turistas que se espera visiten la metrópolis durante la cita mundial, que arrancará el jueves en el “Itaquerao” -también conocido como Arena Corinthians-, con el choque inaugural entre Brasil y Croacia, se encontrarán al llegar a la ciudad a través de uno de sus dos principales aeropuertos -Guarulhos o Congonhas- con una verdadera selva de hormigón en la que casi literalmente se concentra el mundo entero.

Inmigrantes de más de 70 naciones diferentes gestaron la confluencia de costumbres, artes y religiones en la que se convirtió hoy la mayor metrópolis de Sudamérica, bajo cuya casi permanente llovizna encuentra un lugar casi cualquier grupo, colectivo, cofradía o hermandad.

Calificada como la “capital mundial de la gastronomía”, Sao Paulo tiene más de 12.000 restaurantes, 4.000 panaderías e innumerables bares, cafés, confiterías, tabernas y cervecerías.

Museos, teatros, espectáculos, exposiciones, compras, lujo: nada falta en la gigantesca ciudad brasileña, la más cantada y poetizada de Brasil y quizá también la más contaminada por un infernal tránsito de millones de vehículos.

El flamante Itaquerao albergará seis partidos mundialistas, entre ellos el encuentro entre Uruguay e Inglaterra que se desarrollará el jueves 19. En la construcción de dicho escenario se invirtieron cerca de 425,5 millones de dólares.

Con sus 69.160 lugares disponibles y 189.000 metros cuadrados de superficie construida, el Arena Corinthians hace honor a la sofisticada y moderna ciudad que lo alberga, con un diseño vanguardista, instalaciones lujosas y un particular sistema de refrigeración que mantiene la temperatura del césped entre los 23 y 25 grados.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Messi, Cristiano Ronaldo y Neymar: tres estrellas obligadas a brillar con luz propia

Los Mundiales siempre ofrecen sorpresas y decepciones, pero antes de que empiece a rodar la pelota algo está claro: cualquier selección soñaría con tener a Lionel Messi, Cristiano Ronaldo o Neymar.
Ellos son tres de los hombres que están obligados a brillar en Brasil 2014, donde 32 selecciones y 736 futbolistas pelearán por uno de los títulos mundiales más especiales de la historia.
No es lo mismo jugar y ganar el torneo en el país del “pentacampeón” que hacerlo en cualquier otro sitio, y mucho menos para Messi. Por muchas razones, pero principalmente por una: porque ganar el Mundial liderando a Argentina en suelo del eterno rival lo pondría no solo al nivel del mito de Maradona, sino seguramente aún más arriba.
“Quiero ganar un Mundial y voy a dar todo por conseguirlo, porque es el último sueño que me queda en el fútbol”, repite el “crack” del Barcelona cada vez que es consultado al respecto.
Argentina, bicampeona mundial, es una de las grandes favoritas. Portugal, por el contrario, no cuenta con el peso que otorga la historia, así que si Cristiano Ronaldo hiciera campeona a su selección, daría un golpe demoledor en esa frenética carrera por ser el mejor jugador del mundo que libra con Messi.
El portugués llega a Brasil mejor que nunca: más maduro, más preciso y más letal. ¿Será suficiente para compensar las carencias de Portugal?
Neymar no solo tendrá a un equipo poderoso a su alrededor, sino el aliento de todo un país. ¿Pero en qué medida la responsabilidad de guiar a Brasil en su propio Mundial llega demasiado pronto para un chico de apenas 22 años?
El talento y madurez del delantero del Barcelona quedó patente en la Copa Confederaciones 2013, donde guió a su selección al título con un 3-0 en la final sobre España. Sin embargo, su compatriota Ronaldo -bicampeón mundial- advirtió que la situación no puede compararse. “En un Mundial todas las selecciones dan el 100% y llegan con todo su poderío”, aseguró el exfutbolista brasileño, que no cree que España muestre la debilidad del año pasado. Los ocho campeones del mundo estarán en Brasil. Y con ellos sus estrellas, como por ejemplo Andrés Iniesta, el fino centrocampista que en 2010 marcó el gol más importante de la historia del fútbol español; Mesut Özil, perla de la bella Alemania construida por Joachim Löw; Mario Balotelli, esperanza y temor de la Italia “renacentista” de Cesare Prandelli; Wayne Rooney, jefe de una Inglaterra en deuda con los Mundiales; y Luis Suárez, imagen del talento impulsivo de nuestro Uruguay.
Todos ellos están obligados a brillar si el 13 de julio quieren levantar el título en Maracaná y de paso ganar el Balón de Oro, que distingue al mejor futbolista del evento, premio que en Sudáfrica 2010 quedó en manos de Diego Forlán.

Los Mundiales siempre ofrecen sorpresas y decepciones, pero antes de que empiece a rodar la pelota algo está claro: cualquier selección soñaría con tener a Lionel Messi, Cristiano Ronaldo o Neymar.

Ellos son tres de los hombres que están obligados a brillar en Brasil 2014, donde 32 selecciones y 736 futbolistas pelearán

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi son dos de los futbolistas obligados a revalidar sus condiciones.

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi son dos de los futbolistas obligados a revalidar sus condiciones.

por uno de los títulos mundiales más especiales de la historia.

No es lo mismo jugar y ganar el torneo en el país del “pentacampeón” que hacerlo en cualquier otro sitio, y mucho menos para Messi. Por muchas razones, pero principalmente por una: porque ganar el Mundial liderando a Argentina en suelo del eterno rival lo pondría no solo al nivel del mito de Maradona, sino seguramente aún más arriba.

“Quiero ganar un Mundial y voy a dar todo por conseguirlo, porque es el último sueño que me queda en el fútbol”, repite el “crack” del Barcelona cada vez que es consultado al respecto.

Argentina, bicampeona mundial, es una de las grandes favoritas. Portugal, por el contrario, no cuenta con el peso que otorga la historia, así que si Cristiano Ronaldo hiciera campeona a su selección, daría un golpe demoledor en esa frenética carrera por ser el mejor jugador del mundo que libra con Messi.

El portugués llega a Brasil mejor que nunca: más maduro, más preciso y más letal. ¿Será suficiente para compensar las carencias de Portugal?

Neymar no solo tendrá a un equipo poderoso a su alrededor, sino el aliento de todo un país. ¿Pero en qué medida la responsabilidad de guiar a Brasil en su propio Mundial llega demasiado pronto para un chico de apenas 22 años?

El talento y madurez del delantero del Barcelona quedó patente en la Copa Confederaciones 2013, donde guió a su selección al título con un 3-0 en la final sobre España. Sin embargo, su compatriota Ronaldo -bicampeón mundial- advirtió que la situación no puede compararse. “En un Mundial todas las selecciones dan el 100% y llegan con todo su poderío”, aseguró el

Con apenas 22 años, Neymar es la figura excluyente del país anfitrión

Con apenas 22 años, Neymar es la figura excluyente del país anfitrión

exfutbolista brasileño, que no cree que España muestre la debilidad del año pasado. Los ocho campeones del mundo estarán en Brasil. Y con ellos sus estrellas, como por ejemplo Andrés Iniesta, el fino centrocampista que en 2010 marcó el gol más importante de la historia del fútbol español; Mesut Özil, perla de la bella Alemania construida por Joachim Löw; Mario Balotelli, esperanza y temor de la Italia “renacentista” de Cesare Prandelli; Wayne Rooney, jefe de una Inglaterra en deuda con los Mundiales; y Luis Suárez, imagen del talento impulsivo de nuestro Uruguay.

Todos ellos están obligados a brillar si el 13 de julio quieren levantar el título en Maracaná y de paso ganar el Balón de Oro, que distingue al mejor futbolista del evento, premio que en Sudáfrica 2010 quedó en manos de Diego Forlán.

Los grandes ausentes

Todos quieren ver en el Mundial a los mejores exponentes del fútbol. Sin embargo, muchos de ellos no estarán en escena, ya sea por incapacidad médica, por no haber clasificado o por decisión del director técnico.

Entre esos actores ilustres que no estarán en Brasil 2014 se encuentran el sueco Zlatan Ibrahimovic y el galés Gareth Bale, cuyas selecciones no lograron clasificar.

Hay otros, en cambio, que tuvieron una gran temporada, pero igual fueron ignorados por el director de la obra. Por ejemplo, el técnico Alejandro Sabella decidió prescindir de Carlos Tévez en Argentina.

La lista de lesionados, mientras tanto la encabezan el colombiano Falcao García, el italiano Ricardo Montolivo, el inglés Theo Walcott, el alemán Marco Reus y el francés Franck Ribery.

Y aunque parezca mentira, hay algunos futbolistas que se dan el lujo de rechazar la oportunidad de jugar el torneo deseado por todos, como sucedió con Carlos Vela. El delantero mexicano renunció a la selección, según él, por no sentirse bien.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Lleven flores para Luis Suárez

Todos alaban las condiciones del salteño,
incluidos sus más enconados rivales

Todos alaban las condiciones del salteño, incluidos sus más enconados rivales

Luis Suárez es uno de los jugadores marcados para “brillar” en el Mundial. Lo dicen sus compañeros y rivales, y lo esperamos todos los uruguayos.

El salteño de 27 años despliega su magia en el campo con un paso tan veloz que parece que sus oponentes se mueven en cámara lenta.

Sus facultades, movilidad, habilidad con la pelota e incansable compromiso le valieron elogios de todos los ámbitos, incluso de sus más enconados rivales.

“Para mí Suárez está en el selecto grupo de los mejores jugadores del mundo, junto a Lionel Messi y Cristiano Ronaldo”, sostuvo el atacante inglés Wayne Rooney, quien se enfrentará a Suárez y a todo Uruguay en la fase de grupos de Brasil 2014.

Steven Gerrard, capitán del Liverpool inglés donde se desempeña Suárez, describe al uruguayo como un “genio”. Suárez no

Luis Suárez es el máximo goleador de  la historia de la selección uruguaya.

Luis Suárez es el máximo goleador de la historia de la selección uruguaya.

solo anota, también es un perfecto asistente y un hombre que hace todo lo que sea necesario por su equipo. “Es muy generoso”, asegura Gerrard. “A veces se le ha pedido que ejerza una función diferente a la habitual y lo ha hecho sin problemas, demostrando que es un gran jugador de equipo. Incluso aunque no marcara, seguía aterrorizando a los defensores y creando ocasiones de gol para nosotros”.

Jamie Carragher, exdefensor de Inglaterra y del Liverpool, quien se retiró a fines de la temporada pasada, dijo que Suárez puede ser “el mejor jugador que haya jugado alguna vez en el Liverpool”.

“Eso en términos de habilidad natural y de lo que vemos semana a semana”, agregó.

Su entrenador en el Liverpool, Brendan Rodgers, apoyó a Suárez en sus momentos más difíciles y fue compensado con actuaciones deslumbrantes.

“No hay muchas cosas que lo perturben. Tiene una mentalidad notable”, sostuvo Rodgers. “Su determinación, sus nervios de acero, son fenomenales”.

MÁXIMO GOLEADOR CELESTE

Suárez estuvo disponible en todos los partidos de Uruguay en las Eliminatorias (salvo cuando estuvo suspendido) y su compromiso con la causa es inquebrantable. Ya es el máximo goleador histórico de la selección, y a menos que se lesione, todo indica que en Brasil ampliará su récord.

Cuando el Liverpool derrotó en marzo al campeón Manchester United en su propio campo, Maradona, que estaba de espectador, se levantó de su asiento a aplaudirlo.

Jimmy Greaves, integrante del equipo inglés que ganó la Copa del Mundo en 1966, cree que Suárez  puede emular los logros del astro argentino. “Cuando un jugador está en una forma tan irresistible, ganando partidos virtualmente solo, solo hace falta un par de otros buenos jugadores que jueguen sobre su nivel y el resto como actores de reparto para, con una actuación consistente, terminar ganando un torneo”, aseguró Greaves.

“Es lo que pasó con Diego Maradona y Argentina (en 1986) y, en su propio continente, puedo ver a Uruguay haciendo ese mismo trabajo”, añadió.

Si logra llevar a Uruguay a la gloria en julio, el lugar de Suárez en la historia estará asegurado.

El lado problemático del genio

Pocos jugadores generaron tanta controversia en los últimos años como Suárez y, por más genio que sea con la pelota, los problemas nunca parecen estar lejos de él.

En sus tres años en el Liverpool de Inglaterra, el salteño fue suspendido por 18 partidos: diez al haber sido hallado culpable de un insulto racista contra Patrice Evra del Manchester United y luego otros ocho por morder en un brazo a Branislav Ivanovic del Chelsea.

Suárez aseguró que la acusación de racismo se debió a un problema de malentendido cultural, pero sí admitió, en cambio, que sus “mordidas” (hubo otra en Holanda, cuando jugaba para el Ajax) responden a momentos de locura.

Si todo genio tiene un defecto fatal, entonces Suárez responde al estereotipo. De todas maneras, hay algo indiscutible: con la pelota es un jugador extraordinario.

El delantero fue clave para que Uruguay llegase hasta las semifinales del último Mundial.

Esa hazaña se debió, en gran parte, a que Suárez frenó la pelota con la mano en el área uruguaya en el alargue del partido contra Ghana por cuartos de final, y fue expulsado. Pero sin esa mano de Suárez, el Mundial hubiese terminado antes para la Celeste, porque el tiro que frenó como si fuera un arquero, tenía destino de gol y ya no había tiempo para remontarlo. Luego, ya en el túnel y frente a un televisor, el salteño celebró eufórico su propia “mano de Dios”, dado que Ghana desperdició el penal y Uruguay tuvo una vida más, que no desaprovechó.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...