Messi frotó la lámpara y Argentina sigue viva

Cuando la definición por penales era inminente, apareció Lionel Messi con una carrera frenética, para apilar suizos y cederle en bandeja el gol de Di María, quien no falló. Argentina sufrió para romper el orden defensivo del conjunto helvético y clasificarse a cuartos de final, donde se las verá el sábado con Bélgica en Brasilia.

La definición por penales parecía inexorable, cuando a los 118 minutos Lionel Messi salió en una increíble carrera hacia el área suiza, que terminó con una precisa asistencia para que el derechazo de Ángel Di María provocara el alivio esperado por toda Argentina.
Después de tanto sufrimiento, llegaron los abrazos. Pero enseguida volvió el nerviosismo, porque Suiza estuvo muy cerca de empatar en los descuentos del alargue, con un cabezazo de Blerim Dzemaili que se estrelló en el palo derecho de Sergio Romero.
El conjunto dirigido por Alejandro Sabella se enfrentará el sábado a Bélgica en Brasilia, donde buscará superar los cuartos de final por primera vez desde el Mundial de 1990.
En un Arena Corinthians colmado, pero en el que los sudamericanos por primera vez no se sintieron como locales, Argentina y Suiza fueron a tiempo suplementario tras empatar sin goles en los 90′. Los albicelestes no pudieron quebrar a un rival que se cerró bien atrás e incluso les planteó varias amenazas.
CARENCIAS DE ARRANQUE
A la potencia ofensiva argentina liderada por Messi le faltaron definición, recursos y claridad para vulnerar la táctica que le plantearon los europeos, hasta el último ataque.
Suiza tuvo las oportunidades más claras en el primer tiempo, convirtiendo a Romero en figura. La defensa, con nuevos errores de Ezequiel Garay y Federico Fernández, volvió a mostrarse insegura frente al avance de Xhedran Shaqiri, la estrella helvética.
La llegada más clara del conjunto de Ottmar Hitzfeld se dio a los 27’, cuando Romero rechazó primero con la pierna un disparo de Mehmedi y luego desvió el rebote. Más tarde llegó una veloz jugada de contra de Josip Drmic, quien falló al definir.
Messi tardó varios minutos en entrar en partido. Probó con algunos arranques explosivos pero la férrea marca suiza lo frenó, por lo que le costó encontrar socios en el ataque. Casi sobre el final del primer tiempo, el “10” armó una jugada colectiva que Di María definió a las manos del arquero.
ATAQUE POR ATAQUE
El segundo tiempo fue más de ida y vuelta, con ambos equipos buscando romper el cero. Los argentinos regresaron del descanso inspirados y de inmediato pusieron en riesgo a Suiza con una fluida jugada entre Messi, Lavezzi e Higuaín. Enseguida llegó el susto, con un tiro libre de Shaqiri que se le escapó de las manos a Romero, pero luego se repuso y enmendó su error, arrojándose sobre la pelota para asegurarla.
Rojo pateó al arco a los 58′ pero atajó Benaglio, quien a los 62′ volvió a sacar un cabezazo de Higuaín. Argentina intentó acorralar a Suiza, cada vez más retraída en el fondo, pero sin éxito.
A los 73′ entró Palacio por Lavezzi y al minuto cabeceó apenas desviado, y a los 77’ Messi se perdió abrir la cuenta con un remate que desvió Benaglio. Ya en tiempo suplementario, el portero suizo volvió a salvar su valla al desviar un potente remate de Di María.
La definición por penales parecía inminente ante la desesperación albiceleste, pero llegó la gran jugada del gol que salvó a Argentina. Los suizos, sin embargo, no se rindieron y hasta su arquero cruzó toda la cancha para sumarse el ataque en las últimas pelotas quietas.
Argentina tuvo que sufrir hasta el silbato final para poder festejar. Lo hizo porque Messi frotó la lámpara para que Di María anotara el gol del triunfo.

La definición por penales parecía inexorable, cuando a los 118 minutos Lionel Messi salió en una increíble carrera hacia el área suiza,Messi (pag3) que terminó con una precisa asistencia para que el derechazo de Ángel Di María provocara el alivio esperado por toda Argentina.

Después de tanto sufrimiento, llegaron los abrazos. Pero enseguida volvió el nerviosismo, porque Suiza estuvo muy cerca de empatar en los descuentos del alargue, con un cabezazo de Blerim Dzemaili que se estrelló en el palo derecho de Sergio Romero.

El conjunto dirigido por Alejandro Sabella se enfrentará el sábado a Bélgica en Brasilia, donde buscará superar los cuartos de final por primera vez desde el Mundial de 1990.

En un Arena Corinthians colmado, pero en el que los sudamericanos por primera vez no se sintieron como locales, Argentina y Suiza fueron a tiempo suplementario tras empatar sin goles en los 90′. Los albicelestes no pudieron quebrar a un rival que se cerró bien atrás e incluso les planteó varias amenazas.

CARENCIAS DE ARRANQUE

A la potencia ofensiva argentina liderada por Messi le faltaron definición, recursos y claridad para vulnerar la táctica que le plantearon los europeos, hasta el último ataque.

Suiza tuvo las oportunidades más claras en el primer tiempo, convirtiendo a Romero en figura. La defensa, con nuevos errores de Ezequiel Garay y Federico Fernández, volvió a mostrarse insegura frente al avance de Xhedran Shaqiri, la estrella helvética.

La llegada más clara del conjunto de Ottmar Hitzfeld se dio a los 27’, cuando Romero rechazó primero con la pierna un disparo de Mehmedi y luego desvió el rebote. Más tarde llegó una veloz jugada de contra de Josip Drmic, quien falló al definir.

Messi tardó varios minutos en entrar en partido. Probó con algunos arranques explosivos pero la férrea marca suiza lo frenó, por lo que le costó encontrar socios en el ataque. Casi sobre el final del primer tiempo, el “10” armó una jugada colectiva que Di María definió a las manos del arquero.

ATAQUE POR ATAQUE

El segundo tiempo fue más de ida y vuelta, con ambos equipos buscando romper el cero. Los argentinos regresaron del descanso inspirados y de inmediato pusieron en riesgo a Suiza con una fluida jugada entre Messi, Lavezzi e Higuaín. Enseguida llegó el susto, con un tiro libre de Shaqiri que se le escapó de las manos a Romero, pero luego se repuso y enmendó su error, arrojándose sobre la pelota para asegurarla.

Rojo pateó al arco a los 58′ pero atajó Benaglio, quien a los 62′ volvió a sacar un cabezazo de Higuaín. Argentina intentó acorralar a Suiza, cada vez más retraída en el fondo, pero sin éxito.

A los 73′ entró Palacio por Lavezzi y al minuto cabeceó apenas desviado, y a los 77’ Messi se perdió abrir la cuenta con un remate que desvió Benaglio. Ya en tiempo suplementario, el portero suizo volvió a salvar su valla al desviar un potente remate de Di María.

La definición por penales parecía inminente ante la desesperación albiceleste, pero llegó la gran jugada del gol que salvó a Argentina. Los suizos, sin embargo, no se rindieron y hasta su arquero cruzó toda la cancha para sumarse el ataque en las últimas pelotas quietas.

Argentina tuvo que sufrir hasta el silbato final para poder festejar. Lo hizo porque Messi frotó la lámpara para que Di María anotara el gol del triunfo.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“No queríamos ir a los penales porque estábamos muertos”

Lionel Messi valoró el gol convertido por su compañero Di María, porque hizo que Argentina resolviera el partido ante Suiza en el alargue. “No queríamos ir a los penales porque estábamos muertos”, confesó el “10”.
Messi admitió también que se le pasó por la cabeza la posibilidad de rematar al arco en la jugada del gol, pero al ver que Di María estaba en mejor posición, optó por pasarle la pelota para que convirtiera. “Primero pensé en jugármela, pero vi que apareció el ‘Fideo’ y decidí pasársela”, explicó.
El futbolista evitó decir si el triunfo argentino fue justo, tal como afirmó el entrenador Alejandro Sabella. “No sé si es merecido o no, pero lo importante es que estamos en otra ronda, que era lo que queríamos. Costó, pero seguimos en el torneo”, concluyó Messi, quien fue elegido como el “hombre del partido”, al igual que en los tres anteriores que jugó Argentina en el Mundial.

Lionel Messi valoró el gol convertido por su compañero Di María, porque hizo que Argentina resolviera el partido ante Suiza en el alargue. “No queríamos ir a los penales porque estábamos muertos”, confesó el “10”.

Messi admitió también que se le pasó por la cabeza la posibilidad de rematar al arco en la jugada del gol, pero al ver que Di María estaba en mejor posición, optó por pasarle la pelota para que convirtiera. “Primero pensé en jugármela, pero vi que apareció el ‘Fideo’ y decidí pasársela”, explicó.

El futbolista evitó decir si el triunfo argentino fue justo, tal como afirmó el entrenador Alejandro Sabella. “No sé si es merecido o no, pero lo importante es que estamos en otra ronda, que era lo que queríamos. Costó, pero seguimos en el torneo”, concluyó Messi, quien fue elegido como el “hombre del partido”, al igual que en los tres anteriores que jugó Argentina en el Mundial.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

África, el continente que nunca despega

Las cálidas temperaturas, la humedad y la exigencia física que demanda Brasil 2014 hacían presagiar un Mundial favorable para el “continente negro”. Pero el resultado final fue que ninguno de los cinco equipos africanos logró llegar a los cuartos de final, una actuación por debajo de las expectativas.

Argelia y Nigeria presentaron una digna batalla ante dos potencias europeas (Alemania y Francia) en octavos de final, pero el balance del fútbol africano en el Mundial dejó una vez más sabor a poco.
Desde la irrupción de Camerún en Italia 1990, donde derrotó en el partido inaugural a Argentina, entonces campeona mundial, y alcanzó los cuartos de final, los equipos africanos siempre fueron considerados una amenaza latente.
Pero esa promesa solo se cumplió en cuentagotas, y apenas Senegal, en 2002, y Ghana, en 2010, pudieron volver a meterse entre los ocho mejores. Las semifinales, en cambio, siguen siendo una barrera infranqueable.
“Triunfo europeo. Los africanos luchan pero quedan eliminados”, resumió ayer el diario brasileño “O Globo” tras la caída de Nigeria por 0-2 ante Francia y la de Argelia por 1-2 en la prórroga ante Alemania.
La gran actuación de nigerianos y argelinos no alcanzó a opacar los conflictos internos, los actos de indisciplina, los boicots a entrenamientos y las peleas por los premios que dominaron el paso del fútbol africano por Brasil.
LAS EXPLICACIONES
“No sé por qué pasó lo que pasó… Tal vez no somos suficientemente fuertes, tal vez no estábamos lo suficientemente enfocados en el objetivo”, intentó explicar el seleccionador nigeriano Stephen Keshi.
Con varias superestrellas en sus planteles, los conjuntos africanos llegaban con enormes ambiciones a Brasil. “Debemos ser campeones mundiales. Todo el continente está esperando que un equipo africano gane finalmente un Mundial”, dijo incluso el ghanés Kevin-Prince Boateng antes del torneo.
Pero su equipo se despidió en la fase de grupos, al igual que la Costa de Marfil de Didier Drogba y el Camerún de Samuel Eto’o.
Boateng, que nació en Alemania pero optó por jugar para las “Estrellas Negras”, ni siquiera pudo terminar de jugar el torneo con su equipo, ya que fue expulsado del plantel junto a Sulley Muntari por actos de indisciplina.
OTROS PROBLEMAS
La demora en el pago de los premios también generó tensión en el equipo y recién se pudo resolver con la intervención personal del presidente de Ghana, John Dramani Mahama.
Algo similar ocurrió con Nigeria, donde el presidente Goodluck Jonathan también tuvo que interceder para garantizar el pago de los premios a los jugadores, que llegaron a boicotear un entrenamiento.
“Es parte de nuestra cultura que los ministros u otros dirigentes de Estado vengan a hablar con nosotros y a motivarnos”, explicó Keshi, el entrenador nigeriano.
“El sistema en África es diferente que en Europa, porque deben entender que venimos de diferentes regiones”, argumentó, por su parte, el seleccionador de Ghana, Kwesi Appiah.
La actuación africana también se vio ensombrecida por las sospechas que salpicaron a la selección de Camerún, que está siendo investigada por su propia federación tras las acusaciones de manipulación en la derrota 0-4 ante Croacia.
Un final sombrío para un continente que llegaba con ilusión, pero que ahora deberá esperar hasta Rusia 2018 para confirmar lo que desde hace ya dos décadas insinúa.

Argelia y Nigeria presentaron una digna batalla ante dos potencias europeas (Alemania y Francia) en octavos de final, pero elArgelia (pag 4)balance del fútbol africano en el Mundial dejó una vez más sabor a poco.

Desde la irrupción de Camerún en Italia 1990, donde derrotó en el partido inaugural a Argentina, entonces campeona mundial, y alcanzó los cuartos de final, los equipos africanos siempre fueron considerados una amenaza latente.

Pero esa promesa solo se cumplió en cuentagotas, y apenas Senegal, en 2002, y Ghana, en 2010, pudieron volver a meterse entre los ocho mejores. Las semifinales, en cambio, siguen siendo una barrera infranqueable.

“Triunfo europeo. Los africanos luchan pero quedan eliminados”, resumió ayer el diario brasileño “O Globo” tras la caída de Nigeria por 0-2 ante Francia y la de Argelia por 1-2 en la prórroga ante Alemania.

La gran actuación de nigerianos y argelinos no alcanzó a opacar los conflictos internos, los actos de indisciplina, los boicots a entrenamientos y las peleas por los premios que dominaron el paso del fútbol africano por Brasil.

LAS EXPLICACIONES

“No sé por qué pasó lo que pasó… Tal vez no somos suficientemente fuertes, tal vez no estábamos lo suficientemente enfocados en el objetivo”, intentó explicar el seleccionador nigeriano Stephen Keshi.

Con varias superestrellas en sus planteles, los conjuntos africanos llegaban con enormes ambiciones a Brasil. “Debemos ser campeones mundiales. Todo el continente está esperando que un equipo africano gane finalmente un Mundial”, dijo incluso el ghanés Kevin-Prince Boateng antes del torneo.

Pero su equipo se despidió en la fase de grupos, al igual que la Costa de Marfil de Didier Drogba y el Camerún de Samuel Eto’o.

Boateng, que nació en Alemania pero optó por jugar para las “Estrellas Negras”, ni siquiera pudo terminar de jugar el torneo con su equipo, ya que fue expulsado del plantel junto a Sulley Muntari por actos de indisciplina.

OTROS PROBLEMAS

La demora en el pago de los premios también generó tensión en el equipo y recién se pudo resolver con la intervención personal del presidente de Ghana, John Dramani Mahama.

Algo similar ocurrió con Nigeria, donde el presidente Goodluck Jonathan también tuvo que interceder para garantizar el pago de los premios a los jugadores, que llegaron a boicotear un entrenamiento.

“Es parte de nuestra cultura que los ministros u otros dirigentes de Estado vengan a hablar con nosotros y a motivarnos”, explicó Keshi, el entrenador nigeriano.

“El sistema en África es diferente que en Europa, porque deben entender que venimos de diferentes regiones”, argumentó, por su parte, el seleccionador de Ghana, Kwesi Appiah.

La actuación africana también se vio ensombrecida por las sospechas que salpicaron a la selección de Camerún, que está siendo investigada por su propia federación tras las acusaciones de manipulación en la derrota 0-4 ante Croacia.

Un final sombrío para un continente que llegaba con ilusión, pero que ahora deberá esperar hasta Rusia 2018 para confirmar lo que desde hace ya dos décadas insinúa.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El negocio de las camisetas

Mientras las camisetas oficiales de las selecciones favoritas bajan de precio a medida que quedan eliminadas del Mundial, los uniformes de las “cenicientas” del certamen se convierten en verdaderas “joyas” que cotizan al alza en las tiendas brasileñas. La casaca de Costa Rica, por ejemplo, está agotada.

“Esta fue la ‘Copa de las Cebras’, una Copa con bastantes sorpresas”, aseveró Barbara Santiago, responsable de la consultora Estudios, que asesora al Sindicato de Tiendas Minoristas de Río de Janeiro.
La popular expresión “salió la cebra” se usa en Brasil en referencia al tradicional juego de azar llamado “Juego del Animal”, una lotería de 25 animales entre los cuales no figura la cebra. La cebra sería, por lo tanto, el equipo por el que nadie apuesta.
“Algunos productos que se esperaban vender masivamente, ahora están todos en los depósitos; mientras que otros que nadie pensó que se venderían, son hoy los más requeridos”, aseguró Santiago.
España, Inglaterra, Italia y Portugal lideran el ranking de selecciones que llegaron al certamen con la idea de llegar lejos y que al caer en forma precoz e inesperada revolucionaron el mercado.
“Nosotros reforzamos el ‘stock’ de las camisetas de Inglaterra, Italia, España y Portugal porque pensamos que eran las que iban a llegar más lejos. Pero tuvimos que bajar los precios de urgencia para no quedarnos con esa mercadería ociosa”, contó Marcio Abreu, gerente de la tienda Casa Cavacas en Río de Janeiro.
“Primero bajamos en un 20% el precio de las casacas de esas cuatro selecciones europeas, y aún así costaba venderlas, por lo que tuvimos que hacer un nuevo esfuerzo y bajamos un 10% más. Ahí recién nos las sacamos de encima”, agregó.
PRECIOS REBAJADOS
En la tienda virtual Centauro, el precio de la camiseta oficial de España, la actual campeona del mundo que fue eliminada en la fase de grupos del certamen, cayó de 299,90 a 199,90 reales (de 136,3 a 90,8 dólares, aproximadamente), lo que supone un descuento de 33%.
También la de Inglaterra cayó de 349,90 a 249,90 reales (de 159 a 113 dólares), en un descuento del 29%.
En cambio, el uniforme de la selección de Costa Rica, la gran sorpresa del torneo por ser la única superviviente en cuartos de final del llamado “grupo de la muerte” que compartió con Uruguay, Italia e Inglaterra, es bastante difícil de conseguir.
“El proveedor ni siquiera nos trajo la camiseta de Costa Rica. Y ahora la gente la pide y no la tenemos. Pero nunca podíamos imaginarnos que hubiese tanta demanda”, lamentó Abreu.
En la tienda virtual sofutebolbrasil. com.br,  la camiseta de los “ticos” cuesta 259,90 reales (unos 118 dólares) y está agotada.
DESCUENTO
AUTOMÁTICO
Consciente de que puede pasar “cualquier cosa” en lo que resta del certamen, Abreu añadió: “Los uniformes de Brasil y Argentina se venden en forma normal, dentro de lo que esperábamos. Vamos a ver lo que pasa a partir de ahora”.
El “descuento automático” en camisetas de selecciones eliminadas fue la estrategia del empresario Ronaldo Moura, dueño de la tienda “Físico y Forma”. “Hoy un equipo queda eliminado y mañana ya baja el precio de su indumentaria. Es algo automático”, precisó.
“Las ventas de todas las camisetas de equipos europeos están bajas. Los mayores descuentos fueron aplicados a las camisetas de las selecciones de España, Rusia y Portugal, que alcanzaron el 30%”, dijo a su vez el gerente de la tienda “Gege Esportes”, Ricardo Celestino.
Como contrapartida, las de Alemania, Holanda y Argentina, que siguen vivas en el certamen, se siguen vendiendo al mismo precio y de forma constante.
“La más solicitada sigue siendo la de la selección brasileña. Esa se vende realmente bien”, afirmó.
Los resultados del Mundial han hecho cambiar los pronósticos de las tiendas, concluyó Santiago, que aclaró que solo después de tener los balances de junio se podrá saber si las sorpresas del primer Mundial realizado en Sudamérica en 36 años fueron “buenas o malas” en materia de negocios.

“Esta fue la ‘Copa de las Cebras’, una Copa con bastantes sorpresas”, aseveró Barbara Santiago, responsable de la consultoraCamisetas (pag5)Estudios, que asesora al Sindicato de Tiendas Minoristas de Río de Janeiro.

La popular expresión “salió la cebra” se usa en Brasil en referencia al tradicional juego de azar llamado “Juego del Animal”, una lotería de 25 animales entre los cuales no figura la cebra. La cebra sería, por lo tanto, el equipo por el que nadie apuesta.

“Algunos productos que se esperaban vender masivamente, ahora están todos en los depósitos; mientras que otros que nadie pensó que se venderían, son hoy los más requeridos”, aseguró Santiago.

España, Inglaterra, Italia y Portugal lideran el ranking de selecciones que llegaron al certamen con la idea de llegar lejos y que al caer en forma precoz e inesperada revolucionaron el mercado.

“Nosotros reforzamos el ‘stock’ de las camisetas de Inglaterra, Italia, España y Portugal porque pensamos que eran las que iban a llegar más lejos. Pero tuvimos que bajar los precios de urgencia para no quedarnos con esa mercadería ociosa”, contó Marcio Abreu, gerente de la tienda Casa Cavacas en Río de Janeiro.

“Primero bajamos en un 20% el precio de las casacas de esas cuatro selecciones europeas, y aún así costaba venderlas, por lo que tuvimos que hacer un nuevo esfuerzo y bajamos un 10% más. Ahí recién nos las sacamos de encima”, agregó.

PRECIOS REBAJADOS

En la tienda virtual Centauro, el precio de la camiseta oficial de España, la actual campeona del mundo que fue eliminada en la fase de grupos del certamen, cayó de 299,90 a 199,90 reales (de 136,3 a 90,8 dólares, aproximadamente), lo que supone un descuento de 33%.

También la de Inglaterra cayó de 349,90 a 249,90 reales (de 159 a 113 dólares), en un descuento del 29%.

En cambio, el uniforme de la selección de Costa Rica, la gran sorpresa del torneo por ser la única superviviente en cuartos de final del llamado “grupo de la muerte” que compartió con Uruguay, Italia e Inglaterra, es bastante difícil de conseguir.

“El proveedor ni siquiera nos trajo la camiseta de Costa Rica. Y ahora la gente la pide y no la tenemos. Pero nunca podíamos imaginarnos que hubiese tanta demanda”, lamentó Abreu.

En la tienda virtual sofutebolbrasil. com.br,  la camiseta de los “ticos” cuesta 259,90 reales (unos 118 dólares) y está agotada.

DESCUENTO AUTOMÁTICO

Consciente de que puede pasar “cualquier cosa” en lo que resta del certamen, Abreu añadió: “Los uniformes de Brasil y Argentina se venden en forma normal, dentro de lo que esperábamos. Vamos a ver lo que pasa a partir de ahora”.

El “descuento automático” en camisetas de selecciones eliminadas fue la estrategia del empresario Ronaldo Moura, dueño de la tienda “Físico y Forma”. “Hoy un equipo queda eliminado y mañana ya baja el precio de su indumentaria. Es algo automático”, precisó.

“Las ventas de todas las camisetas de equipos europeos están bajas. Los mayores descuentos fueron aplicados a las camisetas de las selecciones de España, Rusia y Portugal, que alcanzaron el 30%”, dijo a su vez el gerente de la tienda “Gege Esportes”, Ricardo Celestino.

Como contrapartida, las de Alemania, Holanda y Argentina, que siguen vivas en el certamen, se siguen vendiendo al mismo precio y de forma constante.

“La más solicitada sigue siendo la de la selección brasileña. Esa se vende realmente bien”, afirmó.

Los resultados del Mundial han hecho cambiar los pronósticos de las tiendas, concluyó Santiago, que aclaró que solo después de tener los balances de junio se podrá saber si las sorpresas del primer Mundial realizado en Sudamérica en 36 años fueron “buenas o malas” en materia de negocios.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Uruguay terminó 12º

La actuación de Uruguay en el Mundial quedó sellada con un 12º puesto. Esta posición quedó definida en la víspera, al cerrarse los octavos del final, instancia en la que fue eliminada la Celeste. La Asociación Uruguaya de Fútbol, mientras tanto, anunció que el viernes presentará la apelación ante la FIFA por el caso Luis Suárez.

Uruguay terminó en el 12º puesto del Mundial. La Celeste, que llegó hasta los octavos de final, sumó dos triunfos en el certamen (2-1 ante Inglaterra y 2-1 frente a Italia) y dos derrotas (1-3 con Costa Rica y 0-2 con Colombia), quedando la sensación de que le ganó a los rivales más encumbrados y perdió con los de menor nombre.
Por delante de Uruguay quedaron, obviamente, los ocho cuartofinalistas (Argentina, Brasil, Colombia, Holanda, Alemania, Costa Rica, Bélgica y Francia), además de Chile (9º), México (10º) y Suiza (11º).
La lista se completa con Grecia (13º), Argelia (14º), Estados Unidos (15º), Nigeria (16º), Ecuador (17º), Portugal (18º), Croacia (19º), Bosnia (20º), Costa de Marfil (21º), Italia (22º), España (23º), Rusia (24º), Ghana (25º), Inglaterra (26º), Corea del Sur (27º), Irán (28º), Japón (29º), Australia (30º), Honduras (31º) y Camerún (32º).
APELACIÓN
POR SUÁREZ
La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), mientras tanto, planea presentar el viernes ante la FIFA los argumentos de la apelación de la sanción que se le aplicó al delantero Luis Suárez por morder al italiano Giorgio Chiellini.
“La AUF contrató a un estudio español para que prepare la apelación, pero no es el mismo abogado que representa a Luis Suárez”, aclaró Wilmar Valdez, presidente de la AUF.
Valdez añadió que Uruguay quiere “tener cuanto antes una resolución de este tema para acelerar los tiempos”. Si la apelación no resulta favorable a los intereses celestes, se apelará al TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) de la FIFA.
El órgano rector del fútbol mundial tomó nota de las disculpas del Suárez por haber mordido a Chiellini.
“Naturalmente hemos visto su pedido de disculpas públicas”, dijo ayer la portavoz de la FIFA, Delia Fischer, en Río de Janeiro.
Suárez fue castigado con nueve partidos de suspensión con Uruguay, cuatro meses de inhabilitación para cualquier actividad relacionada con el fútbol y el pago de una multa de 110.000 dólares.
El goleador publicó el lunes una carta en su cuenta de twitter en la que afirmó estar “profundamente” arrepentido por su conducta. Hasta entonces había negado haber agredido al defensa italiano.

Uruguay terminó en el 12º puesto del Mundial. La Celeste, que llegó hasta los octavos de final, sumó dos triunfos en el certamen (2-1 ante Inglaterra y 2-1 frente a Italia) y dos derrotas (1-3 con Costa Rica y 0-2 con Colombia), quedando la sensación de que le ganó a los rivales más encumbrados y perdió con los de menor nombre.

Por delante de Uruguay quedaron, obviamente, los ocho cuartofinalistas (Argentina, Brasil, Colombia, Holanda, Alemania, Costa Rica, Bélgica y Francia), además de Chile (9º), México (10º) y Suiza (11º).

La lista se completa con Grecia (13º), Argelia (14º), Estados Unidos (15º), Nigeria (16º), Ecuador (17º), Portugal (18º), Croacia (19º), Bosnia (20º), Costa de Marfil (21º), Italia (22º), España (23º), Rusia (24º), Ghana (25º), Inglaterra (26º), Corea del Sur (27º), Irán (28º), Japón (29º), Australia (30º), Honduras (31º) y Camerún (32º).

APELACIÓN POR SUÁREZ

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), mientras tanto, planea presentar el viernes ante la FIFA los argumentos de la apelación de la sanción que se le aplicó al delantero Luis Suárez por morder al italiano Giorgio Chiellini.

“La AUF contrató a un estudio español para que prepare la apelación, pero no es el mismo abogado que representa a Luis Suárez”, aclaró Wilmar Valdez, presidente de la AUF.

Valdez añadió que Uruguay quiere “tener cuanto antes una resolución de este tema para acelerar los tiempos”. Si la apelación no resulta favorable a los intereses celestes, se apelará al TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) de la FIFA.

El órgano rector del fútbol mundial tomó nota de las disculpas del Suárez por haber mordido a Chiellini.

“Naturalmente hemos visto su pedido de disculpas públicas”, dijo ayer la portavoz de la FIFA, Delia Fischer, en Río de Janeiro.

Suárez fue castigado con nueve partidos de suspensión con Uruguay, cuatro meses de inhabilitación para cualquier actividad relacionada con el fútbol y el pago de una multa de 110.000 dólares.

El goleador publicó el lunes una carta en su cuenta de twitter en la que afirmó estar “profundamente” arrepentido por su conducta. Hasta entonces había negado haber agredido al defensa italiano.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La redención de Julio César

Máquina de redención, el fútbol le ha dado al brasileño Julio César la oportunidad de pasar de villano a héroe de un Mundial a otro. El arquero se culpó de la eliminación de su selección en Sudáfrica 2010 y las imágenes de su llanto desconsolado quedaron en la retina de los espectadores. Hace unos días tuvo la esperada revancha…

Si hay una persona a la que Brasil debe agradecer por haber avanzado a los cuartos de final del Mundial, esa es Julio César, el portero que hasta hace pocas semanas era la figura más cuestionada del equipo dirigido por Luiz Felipe Scolari.
“Mi historia en la selección aún no acabó”, dijo entre lágrimas el guardameta de 34 años, después de asegurar la victoria de Brasil en la definición por penales ante Chile, atajando los disparos de Mauricio Pinilla y del astro Alexis Sánchez.
“Antes de los penales, les dije a mis compañeros que tuvieran confianza en sí mismos, y les prometí que atajaría al menos dos”, relató Julio Cesar, quien fue distinguido por la FIFA como el mejor jugador del partido.
“Me concentré de la mejor manera posible para los penales, porque no podía fallarle nuevamente a la selección. Ya he tenido grandes momentos en mi carrera y a nivel profesional me siento realizado, pero me falta ganar una Copa del Mundo. Y luego de lo que pasó en el último Mundial esto ha sido fantástico”, remarcó.
Julio César volvió a explotar en llanto, pero esta vez sus lágrimas fueron “de felicidad”, muy distintas a las de hace cuatro años, cuando un error suyo abrió camino a la victoria de Holanda por 3-2 que eliminó a Brasil en los cuartos de final de Sudáfrica 2010.
“FUE DURO”
“Terminar el Mundial de 2010 como lo terminé yo, fue muy duro. Durante cuatro años necesité el apoyo de mi familia para superar ese momento”, recordó el portero.
Julio Cesar había llegado a Sudáfrica como uno de los mejores arqueros del planeta, y el error ante Holanda tuvo el efecto de una bomba atómica en su carrera, que a partir de ahí se fue a pique.
“Yo sé lo que Julio vivió hace cuatro años y estoy muy feliz por él. Se lo merece”, expresó el lateral Maicon, excompañero del arquero en el Inter de Milán y en la selección brasileña de 2010.
En 2012, Julio César pasó del Inter de Milán al modesto Queens Park Rangers de Inglaterra. Y tras el descenso de dicho club a la Segunda División inglesa, fue excluido del equipo titular.
En búsqueda de una oportunidad de seguir en actividad, fichó este año por un equipo canadiense, el Toronto FC, antes de ser confirmado por Scolari en la lista de convocados para disputar el Mundial.
POLÉMICA TITULARIDAD
Su inclusión en el plantel y, principalmente la decisión del técnico de designarlo como titular, generaron críticas por parte de la prensa, que recordaba que Julio César apenas jugó el año pasado y que había disputado solo siete partidos con el Toronto FC en la débil liga norteamericana.
Hace precisamente un mes, el portero aseguró que lograría callar las críticas durante el Mundial: “Sé que puedo colaborar con este grupo. La Copa Confederaciones me ha dado una gran fuerza. Espero ganar el Mundial, aunque no para pagar una deuda, sino para felicidad de todo Brasil”.
El arquero aseguró que sus buenas actuaciones en este Mundial le dan aliento para aspirar a más conquistas: “Uno no puede rendirse nunca, sé que todavía no hemos ganado nada pero el partido ante Chile nos da mucha fuerza para encarar lo que viene”.

Si hay una persona a la que Brasil debe agradecer por haber avanzado a los cuartos de final del Mundial, esa es Julio César, el porteroJulio César (pag7) que hasta hace pocas semanas era la figura más cuestionada del equipo dirigido por Luiz Felipe Scolari.

“Mi historia en la selección aún no acabó”, dijo entre lágrimas el guardameta de 34 años, después de asegurar la victoria de Brasil en la definición por penales ante Chile, atajando los disparos de Mauricio Pinilla y del astro Alexis Sánchez.

“Antes de los penales, les dije a mis compañeros que tuvieran confianza en sí mismos, y les prometí que atajaría al menos dos”, relató Julio Cesar, quien fue distinguido por la FIFA como el mejor jugador del partido.

“Me concentré de la mejor manera posible para los penales, porque no podía fallarle nuevamente a la selección. Ya he tenido grandes momentos en mi carrera y a nivel profesional me siento realizado, pero me falta ganar una Copa del Mundo. Y luego de lo que pasó en el último Mundial esto ha sido fantástico”, remarcó.

Julio César volvió a explotar en llanto, pero esta vez sus lágrimas fueron “de felicidad”, muy distintas a las de hace cuatro años, cuando un error suyo abrió camino a la victoria de Holanda por 3-2 que eliminó a Brasil en los cuartos de final de Sudáfrica 2010.

“FUE DURO”

“Terminar el Mundial de 2010 como lo terminé yo, fue muy duro. Durante cuatro años necesité el apoyo de mi familia para superar ese momento”, recordó el portero.

Julio Cesar había llegado a Sudáfrica como uno de los mejores arqueros del planeta, y el error ante Holanda tuvo el efecto de una bomba atómica en su carrera, que a partir de ahí se fue a pique.

“Yo sé lo que Julio vivió hace cuatro años y estoy muy feliz por él. Se lo merece”, expresó el lateral Maicon, excompañero del arquero en el Inter de Milán y en la selección brasileña de 2010.

En 2012, Julio César pasó del Inter de Milán al modesto Queens Park Rangers de Inglaterra. Y tras el descenso de dicho club a la Segunda División inglesa, fue excluido del equipo titular.

En búsqueda de una oportunidad de seguir en actividad, fichó este año por un equipo canadiense, el Toronto FC, antes de ser confirmado por Scolari en la lista de convocados para disputar el Mundial.

POLÉMICA TITULARIDAD

Su inclusión en el plantel y, principalmente la decisión del técnico de designarlo como titular, generaron críticas por parte de la prensa, que recordaba que Julio César apenas jugó el año pasado y que había disputado solo siete partidos con el Toronto FC en la débil liga norteamericana.

Hace precisamente un mes, el portero aseguró que lograría callar las críticas durante el Mundial: “Sé que puedo colaborar con este grupo. La Copa Confederaciones me ha dado una gran fuerza. Espero ganar el Mundial, aunque no para pagar una deuda, sino para felicidad de todo Brasil”.

El arquero aseguró que sus buenas actuaciones en este Mundial le dan aliento para aspirar a más conquistas: “Uno no puede rendirse nunca, sé que todavía no hemos ganado nada pero el partido ante Chile nos da mucha fuerza para encarar lo que viene”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El increíble tatuaje de Pinilla

El ex astro argentino Diego Maradona criticó duramente a la FIFA por la sanción impuesta a Luis Suárez, que dejó al delantero uruguayo fuera del Mundial.
“¿Quién se creen que son ustedes?”, soltó Maradona dirigido a los dirigentes del ente rector del fútbol mundial en su programa “De Zurda”, que es emitido a diario por la cadena venezolana Telesur desde Río de Janeiro.
“¿Por qué no lo mandan (a Suárez) a Guantánamo?”, ironizó el argentino. “¿A quién mató? Esto es fútbol, esto es roce”, consideró Maradona, que se puso en su programa una camiseta con la frase pintada “Luisito estamos con vos”, para respaldar al salteño.
Se trata de “una sanción injusta, una cosa mafiosa”, espetó también el célebre “10” argentino, enemistado desde hace tiempo con la FIFA.
El ex astro de la “albiceleste” consideró también que el organismo se hace el “moralista” con Suárez, mientras deja sin castigo otras agresiones que hubo en el Mundial.

El ex astro argentino Diego Maradona criticó duramente a la FIFA por la sanción impuesta a Luis Suárez, que dejó al delantero uruguayo fuera del Mundial.

“¿Quién se creen que son ustedes?”, soltó Maradona dirigido a los dirigentes del ente rector del fútbol mundial en su programa “DeTatuaje (pag7) Zurda”, que es emitido a diario por la cadena venezolana Telesur desde Río de Janeiro.

“¿Por qué no lo mandan (a Suárez) a Guantánamo?”, ironizó el argentino. “¿A quién mató? Esto es fútbol, esto es roce”, consideró Maradona, que se puso en su programa una camiseta con la frase pintada “Luisito estamos con vos”, para respaldar al salteño.

Se trata de “una sanción injusta, una cosa mafiosa”, espetó también el célebre “10” argentino, enemistado desde hace tiempo con la FIFA.

El ex astro de la “albiceleste” consideró también que el organismo se hace el “moralista” con Suárez, mientras deja sin castigo otras agresiones que hubo en el Mundial.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

América vs. Europa

Brasil, Colombia, Argentina y Costa Rica intentarán que se respete la tradición de que cada Mundial que se disputa en América tiene a un
campeón americano. Alemania, Francia, Holanda y Bélgica, por su parte, buscarán transformarse en el primer europeo en ganar el título en
nuestro continente. Ayer quedaron definidas las ocho mejores selecciones del mundo.

Brasil, Colombia, Argentina y Costa Rica intentarán que se respete la tradición de que cada Mundial que se disputa en América tiene a un campeón americano. Alemania, Francia, Holanda y Bélgica, por su parte, buscarán transformarse en el primer europeo en ganar el título en nuestro continente. Ayer quedaron definidas las ocho mejores selecciones del mundo.

Holanda también le apunta al título.

Holanda también le apunta al título.

Argentina noqueó a Suiza y sueña en grande.

Argentina noqueó a Suiza y sueña en grande.

Brasil (pag8)

Brasil y la presión de ser campeón en casa.Alemania es uno de los candidatos al título

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El Mundial de los récords

La primera fase de Brasil 2014 fue histórica en materia de récords, porque estableció nuevos registros y reescribió los libros mundialistas. La audiencia, el promedio de gol, las marcas del colombiano Mondragón y el alemán Klose y los equipos de América y África en octavos de final son algunos de los registros inéditos de este Mundial.

El Mundial ha roto todas las marcas establecidas de audiencias. Según informó la FIFA, el partido inaugural entre Brasil y Croacia fue seguido por 42,9 millones de espectadores por el canal TV Globo y se convirtió en el evento deportivo más visto del año.
Pero una de las cifras más llamativas apareció en el choque entre Estados Unidos y Ghana: fue seguido por 11,1 millones de personas en la cadena ESPN, el mejor número de este canal en el Mundial. Además, unos 26 millones de norteamericanos siguieron la retransmisión del segundo partido contra Portugal, superando los registros de la última final de la NBA y de la Serie Mundial de béisbol de 2013
La victoria de Italia sobre Inglaterra fue vista por 14,2 millones en la BBC1 del Reino Unido y 12,8 millones en la RAI 1, el mayor número para los dos países en 2014. En Alemania, más de 26,4 millones vieron el partido entre su equipo y Portugal en ARD. Y la derrota de Japón frente a Costa de Marfil fue contemplada por 34,1 millones a través de la emisora japonesa NHK.
El partido Bélgica-Corea del Sur fue el encuentro de fútbol más visto en la historia de la televisión belga con 5,1 millones de personas.
LLUVIA DE GOLES
El Mundial también estableció un nuevo récord goleador en la fase de grupos, con un total de 136 tantos marcados, superando por seis goles a la edición de Corea-Japón 2002.
Se registró un promedio de 2,83 tantos por partido durante los 48 encuentros que conformaron la primera rueda.
Estos 136 tantos sientan un buen precedente para que el Mundial de Brasil pase a ser el más goleador de la historia desde que compiten en la fase final 32 equipos. Hasta ahora, el récord lo ostenta el Mundial de Francia 1998, donde se llegaron a meter 171 goles.
EL RÉCORD DE MONDRAGÓN
El emblemático portero colombiano Faryd Mondragón pasó a la historia como el jugador más veterano en disputar un partido en una Copa del Mundo.
A sus 43 años, entró en el campo en el minuto 84 del partido contra Japón y le arrebató el récord al camerunés Roger Milla. El jugador africano había jugado su último partido en el Mundial de 1994 con 42 años, un mes y 8 días.
En la lista de jugadores más veteranos con partidos disputados en un Mundial, aparecen nombres míticos como el del norirlandés Pat Jennings (41), el inglés Peter Shilton (40) y el italiano Dino Zoff (40), todos estos guardametas.
Mondragón ya había batido un récord solo con su convocatoria: el de mayor período de tiempo entre dos participaciones en un mundial. La última vez que Faryd había sido convocado con su selección fue para el Mundial de Francia 1998, lo que supone un total de 16 años entre ambas citas. Cuatro años más que el suizo Alfred Bickel, que ostentaba el título con una diferencia de 12 años al participar en los mundiales de 1938 y 1950.
EL RÉCORD DE KLOSE
El alemán Miroslav Klose anotó ante Ghana para igualar al brasileño Ronaldo como máximo artillero en la historia de los Mundiales. Llegó a la cifra récord de 15 anotaciones en cuatro Copas del Mundo disputadas desde 2002. El delantero cuenta con cinco goles en el Mundial de 2002, otros cinco en el de 2006, cuatro en el de 2010 y, por el momento, uno en 2014.
RÉCORD DE AMÉRICA
Por primera vez en la historia de la Copa del Mundo, ocho países americanos llegaron a los octavos de final. En Sudáfrica 2010 habían clasificado siete, pero ahora hay un nuevo registro.
Uruguay, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos y México fueron los hacedores de este nuevo récord. Ecuador y Honduras se transformaron en los únicos equipos del continente en ser eliminados en primera ronda.
Hubo otro continente que también celebró, porque fue la primera vez en la historia mundialista que dos equipos africanos, Nigeria y Argelia, se clasificaron a octavos de final en una misma edición.
El Mundial ha roto todas las marcas establecidas de audiencias. Según informó la FIFA, el partido inaugural entre Brasil y Croacia fue seguido por 42,9 millones de espectadores por el canal TV Globo y se convirtió en el evento deportivo más visto del año.
Pero una de las cifras más llamativas apareció en el choque entre Estados Unidos y Ghana: fue seguido por 11,1 millones de personas en la cadena ESPN, el mejor número de este canal en el Mundial. Además, unos 26 millones de norteamericanos siguieron la retransmisión del segundo partido contra Portugal, superando los registros de la última final de la NBA y de la Serie Mundial de béisbol de 2013
La victoria de Italia sobre Inglaterra fue vista por 14,2 millones en la BBC1 del Reino Unido y 12,8 millones en la RAI 1, el mayor número para los dos países en 2014. En Alemania, más de 26,4 millones vieron el partido entre su equipo y Portugal en ARD. Y la derrota de Japón frente a Costa de Marfil fue contemplada por 34,1 millones a través de la emisora japonesa NHK.
El partido Bélgica-Corea del Sur fue el encuentro de fútbol más visto en la historia de la televisión belga con 5,1 millones de personas.
LLUVIA DE GOLES
El Mundial también estableció un nuevo récord goleador en la fase de grupos, con un total de 136 tantos marcados, superando por seis goles a la edición de Corea-Japón 2002.
Se registró un promedio de 2,83 tantos por partido durante los 48 encuentros que conformaron la primera rueda.
Estos 136 tantos sientan un buen precedente para que el Mundial de Brasil pase a ser el más goleador de la historia desde que compiten en la fase final 32 equipos. Hasta ahora, el récord lo ostenta el Mundial de Francia 1998, donde se llegaron a meter 171 goles.
EL RÉCORD DE MONDRAGÓN
El emblemático portero colombiano Faryd Mondragón pasó a la historia como el jugador más veterano en disputar un partido en una Copa del Mundo.
A sus 43 años, entró en el campo en el minuto 84 del partido contra Japón y le arrebató el récord al camerunés Roger Milla. El jugador africano había jugado su último partido en el Mundial de 1994 con 42 años, un mes y 8 días.
En la lista de jugadores más veteranos con partidos disputados en un Mundial, aparecen nombres míticos como el del norirlandés Pat Jennings (41), el inglés Peter Shilton (40) y el italiano Dino Zoff (40), todos estos guardametas.
Mondragón ya había batido un récord solo con su convocatoria: el de mayor período de tiempo entre dos participaciones en un mundial. La última vez que Faryd había sido convocado con su selección fue para el Mundial de Francia 1998, lo que supone un total de 16 años entre ambas citas. Cuatro años más que el suizo Alfred Bickel, que ostentaba el título con una diferencia de 12 años al participar en los mundiales de 1938 y 1950.
EL RÉCORD DE KLOSE
El alemán Miroslav Klose anotó ante Ghana para igualar al brasileño Ronaldo como máximo artillero en la historia de los Mundiales. Llegó a la cifra récord de 15 anotaciones en cuatro Copas del Mundo disputadas desde 2002. El delantero cuenta con cinco goles en el Mundial de 2002, otros cinco en el de 2006, cuatro en el de 2010 y, por el momento, uno en 2014.
RÉCORD DE AMÉRICA
Por primera vez en la historia de la Copa del Mundo, ocho países americanos llegaron a los octavos de final. En Sudáfrica 2010 habían clasificado siete, pero ahora hay un nuevo registro.
Uruguay, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos y México fueron los hacedores de este nuevo récord. Ecuador y Honduras se transformaron en los únicos equipos del continente en ser eliminados en primera ronda.
Hubo otro continente que también celebró, porque fue la primera vez en la historia mundialista que dos equipos africanos, Nigeria y Argelia, se clasificaron a octavos de final en una misma edición.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Keylor Navas supera al célebre Luis Conejo

Costa Rica está haciendo historia en el Mundial gracias a lo hecho, principalmente, por su arquero Keylor Navas, quien fue el héroe del partido de octavos ante Grecia. La única vez que el conjunto “tico” había superado la fase de grupos del evento había sido en Italia 1990, y la figura también había estado en el arco: Luis Gabelo Conejo.

Como en Italia 1990, el héroe de Costa Rica tiene nombre de portero, aunque en esta ocasión la hazaña de Keylor Navas superó la de Luis Gabelo Conejo.
Navas detuvo el penal de Theofanis Gekas que permitió a su selección avanzar por primera vez a los cuartos de final de un Mundial, al imponerse 5-3 a Grecia en la tanda de penales tras el 1-1 registrado en el tiempo reglamentario.
Pero no solo hizo eso. Navas salvó en el minuto 37 el gol de Dimitrios Salpingidis con el partido empatado sin goles, y tras la igualdad griega que arruinaba el triunfo que ya parecía estar en las manos “ticas”, el portero detuvo un cabezazo de Konstantinos Mitroglou en el último segundo.
En el alargue siguió su exhibición. En el minuto 112 salvó un contragolpe de cinco griegos contra dos costarricenses, y a los 120′, de nuevo en el último suspiro, volvió a evitar el gol de Mitroglou.
Navas, tras su gran temporada en el Levante de España, se confirma así como uno de los mejores porteros del momento.
“Es un muchacho que desde muy pequeño, desde sus 14 años, es muy centrado en sus acciones”, había dicho Conejo.
Como Navas en Brasil, Conejo deslumbró con sus intervenciones en Italia 1990, la única vez hasta ahora que Costa Rica había avanzado a octavos de final. La revista “France Football”, incluso, lo eligió como mejor portero de aquel Mundial.
“VA A LLEGAR LEJOS”
“Es un tipo alegre, con mucha hambre y que sabe muy bien lo que quiere. Yo creo que va a llegar muy, muy lejos”, añadió Conejo, ahora en el cuerpo técnico del conjunto centroamericano.
“Hoy por hoy, es muy difícil encontrar un portero que sea muy rápido en el piso, que sepa leer un partido, que la información que transmita a sus compañeros sea efectiva, que sepa tomar buenas decisiones, que tenga juego aéreo y que, independientemente de eso, sea técnicamente muy bien dotado con las dos piernas”, valoró Conejo sobre  Navas. Tras lo visto el domingo, muchos se habrán convencido de que sus palabras son ciertas.
Navas tuvo una gran temporada con el modesto Levante de España, un equipo que inició la liga preparado para pelear por la permanencia en Primera División, pero que al final apenas sufrió para lograr el objetivo. En gran parte gracias a Navas.
“He tenido un duro viaje hasta llegar a donde estoy, pero he luchado mucho y ahora estoy cosechando los frutos”, explicó el portero, que ya brilló en el triunfo ante Uruguay en la primera jornada del Mundial.
Tras ese largo camino, Navas, de 27 años, aspiraba ahora a dar el salto en Brasil para conseguir un gran contrato en un equipo con mayores aspiraciones que el Levante.
Los números lo avalan: Navas concluyó la última Liga española como el segundo arquero menos vencido, detrás del portero belga Thibaut Courtois del Atlético de Madrid, el campeón del certamen. Navas, en cambio, fue el primero en el ranking de atajadas.
Y eso que Navas empezó la temporada recibiendo siete goles ante el Barcelona. Pero a partir de entonces tuvo la mejor temporada de su carrera.
SU LLEGADA A ESPAÑA
Navas jugaba en el Saprissa de Costa Rica cuando el modesto club español Albacete lo contrató en 2010. Un año más tarde firmó por el Levante.
En las dos primeras temporadas fue suplente del uruguayo Gustavo Munúa y la campaña pasada se convirtió en el titular gracias al arduo trabajo realizado bajo la tutela de Luis Llopis, uno de los más respetados entrenadores de porteros de España.
Navas llegó a la titularidad del Levante con la reputación de ser un arquero espectacular, pero Llopis, como Conejo, creía que podía llegar a ser mucho más que eso.
Ahora tiene cuatro o cinco kilos menos de peso que cuando aterrizó en el Levante. “Las horas de ejercicios de entrenamiento basados en mejorar su capacidad de acelerar, frenar y cambiar de dirección rápidamente en el área han dado sus frutos”, asevera Llopis.
Ese rendimiento lo trasladó a la selección de Costa Rica y en toda la fase de clasificación para la Copa del Mundo solo recibió siete goles, quedando únicamente por detrás de Estados Unidos.
El Mundial no termina para Costa Rica, que se medirá a Holanda en cuartos de final. Cuando lo haga, muchos equipos comenzarán la batalla para asegurarse los servicios de Navas, por quien Levante exige 11 millones de dólares.
Como en Italia 1990, el héroe de Costa Rica tiene nombre de portero, aunque en esta ocasión la hazaña de Keylor Navas superó la de Luis Gabelo Conejo.
Navas detuvo el penal de Theofanis Gekas que permitió a su selección avanzar por primera vez a los cuartos de final de un Mundial, al imponerse 5-3 a Grecia en la tanda de penales tras el 1-1 registrado en el tiempo reglamentario.
Pero no solo hizo eso. Navas salvó en el minuto 37 el gol de Dimitrios Salpingidis con el partido empatado sin goles, y tras la igualdad griega que arruinaba el triunfo que ya parecía estar en las manos “ticas”, el portero detuvo un cabezazo de Konstantinos Mitroglou en el último segundo.
En el alargue siguió su exhibición. En el minuto 112 salvó un contragolpe de cinco griegos contra dos costarricenses, y a los 120′, de nuevo en el último suspiro, volvió a evitar el gol de Mitroglou.
Navas, tras su gran temporada en el Levante de España, se confirma así como uno de los mejores porteros del momento.
“Es un muchacho que desde muy pequeño, desde sus 14 años, es muy centrado en sus acciones”, había dicho Conejo.
Como Navas en Brasil, Conejo deslumbró con sus intervenciones en Italia 1990, la única vez hasta ahora que Costa Rica había avanzado a octavos de final. La revista “France Football”, incluso, lo eligió como mejor portero de aquel Mundial.
“VA A LLEGAR LEJOS”
“Es un tipo alegre, con mucha hambre y que sabe muy bien lo que quiere. Yo creo que va a llegar muy, muy lejos”, añadió Conejo, ahora en el cuerpo técnico del conjunto centroamericano.
“Hoy por hoy, es muy difícil encontrar un portero que sea muy rápido en el piso, que sepa leer un partido, que la información que transmita a sus compañeros sea efectiva, que sepa tomar buenas decisiones, que tenga juego aéreo y que, independientemente de eso, sea técnicamente muy bien dotado con las dos piernas”, valoró Conejo sobre  Navas. Tras lo visto el domingo, muchos se habrán convencido de que sus palabras son ciertas.
Navas tuvo una gran temporada con el modesto Levante de España, un equipo que inició la liga preparado para pelear por la permanencia en Primera División, pero que al final apenas sufrió para lograr el objetivo. En gran parte gracias a Navas.
“He tenido un duro viaje hasta llegar a donde estoy, pero he luchado mucho y ahora estoy cosechando los frutos”, explicó el portero, que ya brilló en el triunfo ante Uruguay en la primera jornada del Mundial.
Tras ese largo camino, Navas, de 27 años, aspiraba ahora a dar el salto en Brasil para conseguir un gran contrato en un equipo con mayores aspiraciones que el Levante.
Los números lo avalan: Navas concluyó la última Liga española como el segundo arquero menos vencido, detrás del portero belga Thibaut Courtois del Atlético de Madrid, el campeón del certamen. Navas, en cambio, fue el primero en el ranking de atajadas.
Y eso que Navas empezó la temporada recibiendo siete goles ante el Barcelona. Pero a partir de entonces tuvo la mejor temporada de su carrera.
SU LLEGADA A ESPAÑA
Navas jugaba en el Saprissa de Costa Rica cuando el modesto club español Albacete lo contrató en 2010. Un año más tarde firmó por el Levante.
En las dos primeras temporadas fue suplente del uruguayo Gustavo Munúa y la campaña pasada se convirtió en el titular gracias al arduo trabajo realizado bajo la tutela de Luis Llopis, uno de los más respetados entrenadores de porteros de España.
Navas llegó a la titularidad del Levante con la reputación de ser un arquero espectacular, pero Llopis, como Conejo, creía que podía llegar a ser mucho más que eso.
Ahora tiene cuatro o cinco kilos menos de peso que cuando aterrizó en el Levante. “Las horas de ejercicios de entrenamiento basados en mejorar su capacidad de acelerar, frenar y cambiar de dirección rápidamente en el área han dado sus frutos”, asevera Llopis.
Ese rendimiento lo trasladó a la selección de Costa Rica y en toda la fase de clasificación para la Copa del Mundo solo recibió siete goles, quedando únicamente por detrás de Estados Unidos.
El Mundial no termina para Costa Rica, que se medirá a Holanda en cuartos de final. Cuando lo haga, muchos equipos comenzarán la batalla para asegurarse los servicios de Navas, por quien Levante exige 11 millones de dólares.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Sin margen de error

Argentina y Suiza se verán las caras hoy en San Pablo, por el pase a los cuartos de final del Mundial. Será la primera de las cuatro finales que el conjunto de Lionel Messi debe ganar para seguir alimentando el sueño de quedarse con el título. El conjunto helvético se aferra a su estrella  Xhedran Shaqiri, quien viene de anotar tres goles ante Honduras.

“La motivación principal es ganar el Mundial”, subrayó el técnico argentino Alejandro Sabella, en la antesala al partido ante Suiza.
Argentina se topará hoy con una selección que, guiada por Xhedran Shaqiri -autor de un triplete ante Honduras-, está decidida a hacer historia.
El entrenador helvético Ottmar Hitzfeld anticipó que en vez de ordenar una marca personal a Messi armará “una especie de red para atrapar” a la estrella albiceleste en el partido que se jugará a las 13 horas en el estadio Arena Corinthians.
La potente ofensiva argentina integrada por los denominados “cuatro fantásticos” llega golpeada por la lesión muscular que sufrió Sergio Agüero. En su lugar jugaría el delantero Ezequiel Lavezzi, con una función más flexible para el retroceso hacia el mediocampo y con el aporte de su cuota de gol al trabajo de Messi, Gonzalo Higuaín y Ángel di María.
Sabella probó también con un esquema 4-4-2, con solo Messi e Higuaín en el ataque y Maxi Rodríguez sumado al mediocampo, la misma táctica con la que derrotó a Suiza por 3-1 en febrero de 2012 en Berna. Ese partido representó la primera vez que Messi convirtió un “hat-trick” con la camiseta argentina.
“En esta etapa no hay margen de error. Acá más allá del estado anímico tenemos que estar muy concentrados y mantener el equilibrio porque no hay marcha atrás y porque los errores se pagan cada vez más caro por la jerarquía de los rivales”, advirtió Sabella.
Hitzfeld, por su parte, tiene el desafío de formar un equipo “compacto” que dispute todos los balones y se despliegue “rápidamente al ataque” apenas tenga la pelota.
El técnico helvético se mostró confiado en conseguir “algo histórico para el fútbol suizo” y clasificar a cuartos de final, tras haber quedado afuera en la fase de grupos de Sudáfrica 2010. “Vamos a ir a jugar este partido sin miedo, pero con respeto”, subrayó.
Pero no será sencilla la tarea que se propone Suiza, ya que Messi llega inspirado a la fase decisiva del Mundial, con la meta de cumplir su única asignatura pendiente en el fútbol: ganar una Copa del Mundo. El capitán argentino anotó en cada uno de los partidos de la ronda anterior y es el factor desequilibrante de un equipo que aún está en el debe en cuanto a rendimiento.
“La motivación principal es ganar el Mundial”, subrayó el técnico argentino Alejandro Sabella, en la antesala al partido ante Suiza.
Argentina se topará hoy con una selección que, guiada por Xhedran Shaqiri -autor de un triplete ante Honduras-, está decidida a hacer historia.
El entrenador helvético Ottmar Hitzfeld anticipó que en vez de ordenar una marca personal a Messi armará “una especie de red para atrapar” a la estrella albiceleste en el partido que se jugará a las 13 horas en el estadio Arena Corinthians.
La potente ofensiva argentina integrada por los denominados “cuatro fantásticos” llega golpeada por la lesión muscular que sufrió Sergio Agüero. En su lugar jugaría el delantero Ezequiel Lavezzi, con una función más flexible para el retroceso hacia el mediocampo y con el aporte de su cuota de gol al trabajo de Messi, Gonzalo Higuaín y Ángel di María.
Sabella probó también con un esquema 4-4-2, con solo Messi e Higuaín en el ataque y Maxi Rodríguez sumado al mediocampo, la misma táctica con la que derrotó a Suiza por 3-1 en febrero de 2012 en Berna. Ese partido representó la primera vez que Messi convirtió un “hat-trick” con la camiseta argentina.
“En esta etapa no hay margen de error. Acá más allá del estado anímico tenemos que estar muy concentrados y mantener el equilibrio porque no hay marcha atrás y porque los errores se pagan cada vez más caro por la jerarquía de los rivales”, advirtió Sabella.
Hitzfeld, por su parte, tiene el desafío de formar un equipo “compacto” que dispute todos los balones y se despliegue “rápidamente al ataque” apenas tenga la pelota.
El técnico helvético se mostró confiado en conseguir “algo histórico para el fútbol suizo” y clasificar a cuartos de final, tras haber quedado afuera en la fase de grupos de Sudáfrica 2010. “Vamos a ir a jugar este partido sin miedo, pero con respeto”, subrayó.
Pero no será sencilla la tarea que se propone Suiza, ya que Messi llega inspirado a la fase decisiva del Mundial, con la meta de cumplir su única asignatura pendiente en el fútbol: ganar una Copa del Mundo. El capitán argentino anotó en cada uno de los partidos de la ronda anterior y es el factor desequilibrante de un equipo que aún está en el debe en cuanto a rendimiento.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Triunfó Alemania, pero los aplausos se los llevó Argelia

Alemania sufrió al extremo para doblegar a una valiente Argelia, en un partido que torturó los nervios de una de las candidatas al título y desnudó debilidades preocupantes en su juego. El conjunto teutón resolvió la clasificación en el alargue y ahora se las verá con Francia en cuartos de final.

El equipo de Joachim Löw era claro favorito ante la modesta y sorprendente Argelia, pero ganó sólo gracias a la solidez del arquero Manuel Neuer y a un gol de taco de André Schürrle en el inicio del alargue, después de que se registrara un increíble empate sin goles en el tiempo reglamentario.
Los 14 grados auguraban un partido cómodo para los europeos, que habían sufrido el calor y la humedad en la fase de grupos. Pero todos los pronósticos se esfumaron cuando el pitazo inicial mostró una Argelia lanzada y una Alemania irreconocible.
A los ya conocidos problemas en el mediocampo teutón se sumaron un Mesut Özil ausente y un Mario Götze sin ideas para crear juego, además de la baja de Mats Hummels, que obligó al técnico a rearmar la defensa.
Löw apostó por Bastian Schweinsteiger en lugar de Sami Khedira, todavía en recuperación de una operación de ligamentos en la rodilla, y colocó a Jérome Boateng como central. Ambas soluciones se revelaron insuficientes y abrieron la puerta a un vendaval argelino.
SORPRESA DE ARRANQUE
Ya a los 8 minutos Neuer tuvo que salir del área para tapar una veloz contra de Islam Slimani. A los 14′, Soufiane Feghouli eludió dentro del área a Benedikt Höwedes y Boateng, con una clase insólita, y disparó desviado.
Los 42.000 espectadores quedaron helados cuando dos minutos después Slimani cabeceó a la red un centro desde la izquierda ganando otra vez a Boateng, pero fue invalidado por fuera de juego.
Hubo que esperar hasta el minuto 35 para que Alemania despertara. Müller cabeceó desviado y tres minutos después M’Bohli rechazó un disparo de Götze. El arquero volvió a lucirse a los 40′ tapando un tiro desde fuera del área de Toni Kroos y un mano a mano a Götze en el rebote.
Alemania terminó el primer tiempo recuperando el dominio del balón y creando algo de peligro. Pero Löw fue consciente de la mala imagen general del equipo y en el segundo período hizo entrar a Schürrle por Götze para buscar más creatividad ofensiva.
Fue un acierto: el delantero del Chelsea animó el ataque y tuvo dos jugadas de peligro ya en los primeros minutos. También Philipp Lahm avisó con un disparo desde fuera del área tapado por el arquero en el minuto 55. Pero Alemania seguía lejos de dar el golpe definitivo y se exponía aún peligrosamente a un contraataque.
La entrada de Khedira a los 70′ por el lateral Shkodran Mustafi, lesionado, empeoró la situación. Neuer tuvo que volver intervenir para controlar un bombazo de Slimani. Alemania jugaba con fuego.
El tiempo reglamentario se consumió a ritmo de infarto, con ataques de un lado y otro.
TIEMPO DE PRÓRROGA
El alargue animó a los argelinos, que en la pausa armaron un círculo y gritaron encendidos. Y entre los alemanes flotó el recuerdo infausto de su última prórroga mundialista, perdida ante Italia en la semifinal de 2006.
Pero la máquina alemana reapareció en el momento justo: en el minuto dos, Müller lanzó un centro que Schürrle conectó con un taco de antología para lograr el ansiado 1-0.
Los europeos explotaron la comodidad que les daba la ventaja y controlaron el trámite. Özil, incluso, hizo el 2-0 a los 120′, aprovechando el rebote del arquero tras disparo de Schürrle. Y con todo definido, Djabou anotó el gol del honor para resaltar los problemas de Alemania.
La salida de Schweinsteiger cojeando y extenuado sumó una preocupación adicional para Löw, que tendrá mucho para ajustar el viernes en Maracaná, cuando Alemania se cruce con Francia en un duelo que enviará a casa a una de las cuatro excampeonas del mundo que siguen en carrera.
Argelia se quedó sin sumarse a la lista de sorpresas del Mundial y sin vengar el infame “Pacto del Molinón” con el que Alemania y Austria arreglaron un resultado que la dejó fuera del Mundial de España 1982. Pero los africanos se despidieron con honores tras brillar en sus primeros octavos de final en un Mundial.
El equipo de Joachim Löw era claro favorito ante la modesta y sorprendente Argelia, pero ganó sólo gracias a la solidez del arquero Manuel Neuer y a un gol de taco de André Schürrle en el inicio del alargue, después de que se registrara un increíble empate sin goles en el tiempo reglamentario.
Los 14 grados auguraban un partido cómodo para los europeos, que habían sufrido el calor y la humedad en la fase de grupos. Pero todos los pronósticos se esfumaron cuando el pitazo inicial mostró una Argelia lanzada y una Alemania irreconocible.
A los ya conocidos problemas en el mediocampo teutón se sumaron un Mesut Özil ausente y un Mario Götze sin ideas para crear juego, además de la baja de Mats Hummels, que obligó al técnico a rearmar la defensa.
Löw apostó por Bastian Schweinsteiger en lugar de Sami Khedira, todavía en recuperación de una operación de ligamentos en la rodilla, y colocó a Jérome Boateng como central. Ambas soluciones se revelaron insuficientes y abrieron la puerta a un vendaval argelino.
SORPRESA DE ARRANQUE
Ya a los 8 minutos Neuer tuvo que salir del área para tapar una veloz contra de Islam Slimani. A los 14′, Soufiane Feghouli eludió dentro del área a Benedikt Höwedes y Boateng, con una clase insólita, y disparó desviado.
Los 42.000 espectadores quedaron helados cuando dos minutos después Slimani cabeceó a la red un centro desde la izquierda ganando otra vez a Boateng, pero fue invalidado por fuera de juego.
Hubo que esperar hasta el minuto 35 para que Alemania despertara. Müller cabeceó desviado y tres minutos después M’Bohli rechazó un disparo de Götze. El arquero volvió a lucirse a los 40′ tapando un tiro desde fuera del área de Toni Kroos y un mano a mano a Götze en el rebote.
Alemania terminó el primer tiempo recuperando el dominio del balón y creando algo de peligro. Pero Löw fue consciente de la mala imagen general del equipo y en el segundo período hizo entrar a Schürrle por Götze para buscar más creatividad ofensiva.
Fue un acierto: el delantero del Chelsea animó el ataque y tuvo dos jugadas de peligro ya en los primeros minutos. También Philipp Lahm avisó con un disparo desde fuera del área tapado por el arquero en el minuto 55. Pero Alemania seguía lejos de dar el golpe definitivo y se exponía aún peligrosamente a un contraataque.
La entrada de Khedira a los 70′ por el lateral Shkodran Mustafi, lesionado, empeoró la situación. Neuer tuvo que volver intervenir para controlar un bombazo de Slimani. Alemania jugaba con fuego.
El tiempo reglamentario se consumió a ritmo de infarto, con ataques de un lado y otro.
TIEMPO DE PRÓRROGA
El alargue animó a los argelinos, que en la pausa armaron un círculo y gritaron encendidos. Y entre los alemanes flotó el recuerdo infausto de su última prórroga mundialista, perdida ante Italia en la semifinal de 2006.
Pero la máquina alemana reapareció en el momento justo: en el minuto dos, Müller lanzó un centro que Schürrle conectó con un taco de antología para lograr el ansiado 1-0.
Los europeos explotaron la comodidad que les daba la ventaja y controlaron el trámite. Özil, incluso, hizo el 2-0 a los 120′, aprovechando el rebote del arquero tras disparo de Schürrle. Y con todo definido, Djabou anotó el gol del honor para resaltar los problemas de Alemania.
La salida de Schweinsteiger cojeando y extenuado sumó una preocupación adicional para Löw, que tendrá mucho para ajustar el viernes en Maracaná, cuando Alemania se cruce con Francia en un duelo que enviará a casa a una de las cuatro excampeonas del mundo que siguen en carrera.
Argelia se quedó sin sumarse a la lista de sorpresas del Mundial y sin vengar el infame “Pacto del Molinón” con el que Alemania y Austria arreglaron un resultado que la dejó fuera del Mundial de España 1982. Pero los africanos se despidieron con honores tras brillar en sus primeros octavos de final en un Mundial.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Lección de paciencia

El fútbol no sabe de justicia ni de lógica. Quizás por eso el arquero nigeriano Enyeama, que había sido la gran figura del partido ante Francia, cometió un grosero error a falta de once minutos para el final, dejándole servido el gol de apertura a los galos, quienes sellaron su clasificación a cuartos de final, donde enfrentarán a Alemania.

La selección de Didier Deschamps dio una lección de paciencia ante Nigeria en Brasilia, donde el arquero africano Vincent Enyeama, después de salvar en varias ocasiones a su equipo, propició el primer gol de los galos, con una salida en falso.

Paul Pogba adelantó a los franceses en el minuto 79 y el nigeriano Joseph Yobo, con un gol en contra, sentenció el encuentro en los descuentos, cuando ya todo parecía decidido.

Francia no mostró el fútbol arrollador con el que deslumbró a todos en las dos primeras jornadas del Mundial, pero supo esperar su oportunidad; mientras que Nigeria, pese a su planteamiento ofensivo y valiente, quedó por tercera vez en su historia en la puerta de los cuartos de final de un Mundial.

DE MENOR A MAYOR

Tras un inicio más bien lento, el partido adquirió una velocidad que fue en aumento a lo largo del período inicial. La primera oportunidad clara fue para Francia, cuando Benzema asistió a Giroud, y el disparo de éste se fue muy desviado. Sería casi su única acción de peligro del partido.

Nigeria propuso de nuevo un fútbol con más corazón y físico que orden, y a punto estuvo de marcharse al descanso en ventaja: Emenike mandó la pelota al fondo de la red francesa tras un centro de Ahmed Musea, pero la alegría le duró hasta que el juez de línea levantó la bandera para indicar el finísimo fuera de juego.

La mejor jugada de la primera mitad llegó en el minuto 22, a través de un pared realizada por Pogba y Valbuena, que derivó en la definición de volea del primero, para que se luciera Enyema, con una de sus tantas tapadas del juego.

El partido en Brasilia estaba abierto, con los centrocampistas y delanteros como los principales protagonistas. Los contragolpes eran rápidos y la pelota iba y venía de un lado a otro en transiciones fugaces.

COMPLEMENTO ÁSPERO

La segunda parte comenzó con un ritmo muy diferente debido a un pelotazo que recibió Raphael Varane en la cabeza y una dura entrada de Blaise Matuidi al tobillo de Ogenyi Onazi, que se tuvo que marchar lesionado. Matuidi, que vio la amarilla, bien podría haber sido expulsado por su violenta infracción.

Deschamps movió las piezas a los 62′, colocando a Antoine Griezmann por Giroud, que apenas creó peligro. Sin embargo, la siguiente ocasión fue para Odemwingie, delantero de una Nigeria cada vez más anárquica y peligrosa.

A los 70′, Enyeama le tapó un mano a mano a Benzema, antes de que su compañero Moses rechazara la pelota sobre la misma línea de gol.

A partir de ese momento, Francia tomó la iniciativa del duelo y avasalló la meta de Nigeria: primero con Benzema, luego con un potente disparo de Yohan Cabaye que se estrelló en el horizontal y después con otra acción del delantero del Real Madrid, cuyo cabezazo fue salvado por Enyeama.

El gol estaba al caer. Y cayó a falta de once minutos, cuando el arquero Enyeama, el más acertado de los nigerianos hasta ese momento, salió mal a despejar un córner y permitió a Pogba cabecear casi a placer para inaugurar el marcador del partido y su cuenta particular en los Mundiales.

Enyeama no pareció desanimarse y en el 84′ salvó el 0-2 con una gran estirada, ante un tiro de Griezmann. Pero Francia era la dueña de la pelota en los instantes finales ante una Nigeria sin aire.

Los de Deschamps sellaron la victoria tras un nuevo córner. Esta vez Benzema sacó en corto para Valbuena, que centró buscando encontrar a Girezmann, pero encontró los pies de Yobo, quien al intentar despejar mandó la pelota al fondo de las redes y certificó la clásificación de una Francia que continúa sólida en Brasil.

La selección de Didier Deschamps dio una lección de paciencia ante Nigeria en Brasilia, donde el arquero africano Vincent Enyeama, después de salvar en varias ocasiones a su equipo, propició el primer gol de los galos, con una salida en falso.
Paul Pogba adelantó a los franceses en el minuto 79 y el nigeriano Joseph Yobo, con un gol en contra, sentenció el encuentro en los descuentos, cuando ya todo parecía decidido.
Francia no mostró el fútbol arrollador con el que deslumbró a todos en las dos primeras jornadas del Mundial, pero supo esperar su oportunidad; mientras que Nigeria, pese a su planteamiento ofensivo y valiente, quedó por tercera vez en su historia en la puerta de los cuartos de final de un Mundial.
DE MENOR A MAYOR
Tras un inicio más bien lento, el partido adquirió una velocidad que fue en aumento a lo largo del período inicial. La primera oportunidad clara fue para Francia, cuando Benzema asistió a Giroud, y el disparo de éste se fue muy desviado. Sería casi su única acción de peligro del partido.
Nigeria propuso de nuevo un fútbol con más corazón y físico que orden, y a punto estuvo de marcharse al descanso en ventaja: Emenike mandó la pelota al fondo de la red francesa tras un centro de Ahmed Musea, pero la alegría le duró hasta que el juez de línea levantó la bandera para indicar el finísimo fuera de juego.
La mejor jugada de la primera mitad llegó en el minuto 22, a través de un pared realizada por Pogba y Valbuena, que derivó en la definición de volea del primero, para que se luciera Enyema, con una de sus tantas tapadas del juego.
El partido en Brasilia estaba abierto, con los centrocampistas y delanteros como los principales protagonistas. Los contragolpes eran rápidos y la pelota iba y venía de un lado a otro en transiciones fugaces.
COMPLEMENTO ÁSPERO
La segunda parte comenzó con un ritmo muy diferente debido a un pelotazo que recibió Raphael Varane en la cabeza y una dura entrada de Blaise Matuidi al tobillo de Ogenyi Onazi, que se tuvo que marchar lesionado. Matuidi, que vio la amarilla, bien podría haber sido expulsado por su violenta infracción.
Deschamps movió las piezas a los 62′, colocando a Antoine Griezmann por Giroud, que apenas creó peligro. Sin embargo, la siguiente ocasión fue para Odemwingie, delantero de una Nigeria cada vez más anárquica y peligrosa.
A los 70′, Enyeama le tapó un mano a mano a Benzema, antes de que su compañero Moses rechazara la pelota sobre la misma línea de gol.
A partir de ese momento, Francia tomó la iniciativa del duelo y avasalló la meta de Nigeria: primero con Benzema, luego con un potente disparo de Yohan Cabaye que se estrelló en el horizontal y después con otra acción del delantero del Real Madrid, cuyo cabezazo fue salvado por Enyeama.
El gol estaba al caer. Y cayó a falta de once minutos, cuando el arquero Enyeama, el más acertado de los nigerianos hasta ese momento, salió mal a despejar un córner y permitió a Pogba cabecear casi a placer para inaugurar el marcador del partido y su cuenta particular en los Mundiales.
Enyeama no pareció desanimarse y en el 84′ salvó el 0-2 con una gran estirada, ante un tiro de Griezmann. Pero Francia era la dueña de la pelota en los instantes finales ante una Nigeria sin aire.
Los de Deschamps sellaron la victoria tras un nuevo córner. Esta vez Benzema sacó en corto para Valbuena, que centró buscando encontrar a Girezmann, pero encontró los pies de Yobo, quien al intentar despejar mandó la pelota al fondo de las redes y certificó la clásificación de una Francia que continúa sólida en BraLa selección de Didier Deschamps dio una lección de paciencia ante Nigeria en Brasilia, donde el arquero africano Vincent Enyeama, después de salvar en varias ocasiones a su equipo, propició el primer gol de los galos, con una salida en falsPaul Pogba adelantó a los franceses en el minuto 79 y el nigeriano Joseph Yobo, con un gol en contra, sentenció el encuentro en los descuentos, cuando ya todo parecía decidido.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Bélgica – EEUU, por un lugar en cuartos de final

Bélgica intentará hoy cumplir con las expectativas que viene alimentando en el Mundial, al enfrentarse a partir de las 17 horas con Estados Unidos por un lugar en los cuartos de final.
El favoritismo está del lado europeo, aunque enfrente estará una selección animada por la ambición de su técnico, el alemán Jürgen Klinsmann, que ya avisó que su “sueño americano” es llegar a la final en el Maracaná.
“Hemos estado preparándonos para esto durante años y, si algún día queremos estar entre las diez o 12 mejores selecciones del mundo, llegó la hora de demostrarlo”, proclamó días atrás Klinsmann.
Para el encuentro en el Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía, el técnico belga Marc Wilmots aún está buscando su once titular, aunque aclaró que todos sus jugadores tienen la calidad necesaria para jugar y recalcó la importancia de los suplentes.
“Tengo 23 jugadores. Sería estúpido de mi parte no utilizarlos si son los más adecuados para uno u otro rival. Mi once inicial nunca es el mismo, ya que el adversario no es el mismo”, afirmó Wilmots.
El belga no podrá contar con el defensor Anthony Vanden, que se fracturó el tobillo en la victoria sobre Corea del Sur. El capitán Vincent Kompany también está en duda por una lesión en la ingle mientras que el defensor Thomas Vermaelen tiene un problema en el muslo. Por si eso fuera poco, Steven Defour está suspendido.
El partido será el sexto duelo entre Bélgica y Estados Unidos, habiéndose registrado cuatro victorias para el conjunto europeo, una para los americanos y un empate.
Bélgica intentará hoy cumplir con las expectativas que viene alimentando en el Mundial, al enfrentarse a partir de las 17 horas con Estados Unidos por un lugar en los cuartos de final.
El favoritismo está del lado europeo, aunque enfrente estará una selección animada por la ambición de su técnico, el alemán Jürgen Klinsmann, que ya avisó que su “sueño americano” es llegar a la final en el Maracaná.
“Hemos estado preparándonos para esto durante años y, si algún día queremos estar entre las diez o 12 mejores selecciones del mundo, llegó la hora de demostrarlo”, proclamó días atrás Klinsmann.
Para el encuentro en el Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía, el técnico belga Marc Wilmots aún está buscando su once titular, aunque aclaró que todos sus jugadores tienen la calidad necesaria para jugar y recalcó la importancia de los suplentes.
“Tengo 23 jugadores. Sería estúpido de mi parte no utilizarlos si son los más adecuados para uno u otro rival. Mi once inicial nunca es el mismo, ya que el adversario no es el mismo”, afirmó Wilmots.
El belga no podrá contar con el defensor Anthony Vanden, que se fracturó el tobillo en la victoria sobre Corea del Sur. El capitán Vincent Kompany también está en duda por una lesión en la ingle mientras que el defensor Thomas Vermaelen tiene un problema en el muslo. Por si eso fuera poco, Steven Defour está suspendido.
El partido será el sexto duelo entre Bélgica y Estados Unidos, habiéndose registrado cuatro victorias para el conjunto europeo, una para los americanos y un empate.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Club de Kosovo ofrece “asilo futbolístico” a Luis Suárez

El Hajvalia Pristina de Kosovo pretende contratar a Suárez durante los cuatro meses que dure la suspensión decretada por la FIFA, dado que Kosovo no está afiliado al ente rector del fútbol mundial. El club kosovar ofrece 41.000 dólares al Liverpool de Inglaterra (dueño del pase del jugador) y 2.050 dólares mensuales a Suárez.

cualquier actividad relacionada con el fútbol, por dictamen de la FIFA.
“Suárez no puede jugar los próximos cuatro meses. Pero como Kosovo no está reconocido por la FIFA, creo que puede jugar aquí. Por eso hemos preparado una oferta para el Liverpool”, señaló Xhavit Pacolli, un alto directivo del club Hajvalia Pristina, en declaraciones que publicó ayer el diario local “Bota Sot”.
De acuerdo al periódico, el Hajvalia Pristina ofrecerá 30.000 euros (41.000 dólares) al Liverpool y una suma de 1.500 euros mensuales (U$S 2.050) a Suárez por hacerse con sus servicios. Como referencia, vale decir que el delantero de 27 años cobra cerca de un millón de euros al mes en el club inglés.
Sin embargo, la FIFA se apresuró a aclarar que Suárez tampoco puede jugar en Kosovo, pese a que el joven país no es miembro ni del ente rector del fútbol mundial ni de la UEFA, el organismo rector del fútbol europeo.
“Luis Suárez no puede jugar al fútbol en ningún país. Tampoco en Kosovo. Está apartado de cualquier actividad vinculada al fútbol”, explicó un portavoz de la FIFA.
Suárez fue suspendido por la FIFA por nueve partidos con la selección celeste y cuatro meses con su club después de morder al italiano Giorgio Chiellini en la fase de grupos del Mundial.
El propio Chiellini pidió ayer a la FIFA que reduzca la sanción del salteño. “Está todo olvidado. Espero que la FIFA reduzca tu suspensión”, escribió Chiellini a Suárez a través de Twitter, después de que el delantero del Liverpool le expresara su arrepentimiento.
Un club de Kosovo intentará hacerse de los servicios de Luis Suárez durante los cuatro meses en que el delantero del Liverpool de Inglaterra esté inhabilitado para realizar cualquier actividad relacionada con el fútbol, por dictamen de la FIFA.
“Suárez no puede jugar los próximos cuatro meses. Pero como Kosovo no está reconocido por la FIFA, creo que puede jugar aquí. Por eso hemos preparado una oferta para el Liverpool”, señaló Xhavit Pacolli, un alto directivo del club Hajvalia Pristina, en declaraciones que publicó ayer el diario local “Bota Sot”.
De acuerdo al periódico, el Hajvalia Pristina ofrecerá 30.000 euros (41.000 dólares) al Liverpool y una suma de 1.500 euros mensuales (U$S 2.050) a Suárez por hacerse con sus servicios. Como referencia, vale decir que el delantero de 27 años cobra cerca de un millón de euros al mes en el club inglés.
Sin embargo, la FIFA se apresuró a aclarar que Suárez tampoco puede jugar en Kosovo, pese a que el joven país no es miembro ni del ente rector del fútbol mundial ni de la UEFA, el organismo rector del fútbol europeo.
“Luis Suárez no puede jugar al fútbol en ningún país. Tampoco en Kosovo. Está apartado de cualquier actividad vinculada al fútbol”, explicó un portavoz de la FIFA.
Suárez fue suspendido por la FIFA por nueve partidos con la selección celeste y cuatro meses con su club después de morder al italiano Giorgio Chiellini en la fase de grupos del Mundial.
El propio Chiellini pidió ayer a la FIFA que reduzca la sanción del salteño. “Está todo olvidado. Espero que la FIFA reduzca tu suspensión”, escribió Chiellini a Suárez a través de Twitter, después de que el delantero del Liverpool le expresara su arrepentimiento.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Luis Suárez pidió perdón a Chiellini

El delantero Luis Suárez pidió disculpas al italiano Giorgio Chiellini y “a toda la familia del fútbol” por la mordida que le aplicó en el partido entre Uruguay e Italia del Mundial, y por la cual la FIFA lo sancionó con nueve partidos de suspensión con la selección celeste y con la inhabilitación total para entrenar o jugar por cuatro meses.
El salteño ofreció las disculpas del caso a través de su cuenta de Twitter, donde publicó una carta que dice textualmente: “Después de unos días de estar en casa con mi familia, he tenido la oportunidad de recuperar la calma y de reflexionar sobre la realidad de lo que sucedió en el partido Italia-Uruguay celebrado el 24 de junio de 2014. Con independencia de las polémicas y de las declaraciones contradictorias que se han producido en estos días, todo ello sin haber querido interferir en el buen hacer de mi selección, lo cierto es que mi compañero de profesión Giorgio Chiellini sufrió en el lance que tuvo conmigo los efectos físicos de un mordisco y por ello: 1) Me arrepiento profundamente; 2) Pido perdón a Giorgio Chiellini y a toda la familia del fútbol; y 3) Me comprometo públicamente a que nunca volverá a ocurrir un incidente como este con mi intervención”.
El delantero Luis Suárez pidió disculpas al italiano Giorgio Chiellini y “a toda la familia del fútbol” por la mordida que le aplicó en el partido entre Uruguay e Italia del Mundial, y por la cual la FIFA lo sancionó con nueve partidos de suspensión con la selección celeste y con la inhabilitación total para entrenar o jugar por cuatro meses.
El salteño ofreció las disculpas del caso a través de su cuenta de Twitter, donde publicó una carta que dice textualmente: “Después de unos días de estar en casa con mi familia, he tenido la oportunidad de recuperar la calma y de reflexionar sobre la realidad de lo que sucedió en el partido Italia-Uruguay celebrado el 24 de junio de 2014. Con independencia de las polémicas y de las declaraciones contradictorias que se han producido en estos días, todo ello sin haber querido interferir en el buen hacer de mi selección, lo cierto es que mi compañero de profesión Giorgio Chiellini sufrió en el lance que tuvo conmigo los efectos físicos de un mordisco y por ello: 1) Me arrepiento profundamente; 2) Pido perdón a Giorgio Chiellini y a toda la familia del fútbol; y 3) Me comprometo públicamente a que nunca volverá a ocurrir un incidente como este con mi intervención”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El verdugo celeste

El doblete anotado por James Rodríguez en la victoria de Colombia sobre Uruguay lo hizo trepar a la cima de la tabla de goleadores del Mundial, pero además lo convirtió en firme candidato a ser elegido como el mejor futbolista del torneo. “Hasta ahora, ha sido el mejor”, subrayó el maestro Tabárez.

Cuando Colombia llegó a Brasil sin su estrella Radamel Falcao, pocos esperaban que este mediocampista con cara de niño anotara en cada uno de los tres partidos de la fase de grupos y en el decisivo duelo de octavos de final.
“Maradona, Messi, Suárez y James Rodríguez: estos jugadores hacen ciertas cosas porque tienen un don que los hacen especiales”, afirmó el técnico celeste Óscar Tabárez.
El jugador del Mónaco ha brillado en el mayor escenario del fútbol mundial con cinco goles, lo que seguramente ya genera preocupación en los brasileños para el duelo del próximo viernes por cuartos de final.
“Brasil es un rival duro, con grandes jugadores que tienen historia, pero pienso que deben tener cuidado, porque nosotros también tenemos grandes jugadores y vamos a salir a ganar. Va a ser un partido lindo”, aseguró Rodríguez.
TIENE 22 AÑOS
Parece ser que James nació para estar en un Mundial pese a que debuta en un escenario de esta magnitud. El mediocampista cumplirá 23 años el día previo a la final del torneo, que se disputará el 13 de julio en el Maracaná de Río de Janeiro.
Rodríguez, que también ha dado dos asistencias para que sus compañeros llegaran al gol, sorprendió el sábado a los aficionados que llenaron el propio Maracaná y a millones de telespectadores en todo el mundo al conectar un remate impresionante, tras bajar el balón con el pecho, para abrir el marcador ante Uruguay.
Su brillante actuación la coronó con un sutil toque dentro del área en el segundo tiempo, para culminar una gran jugada colectiva. A esa altura, el recuerdo por la ausencia de Falcao estaba desterrado de la mente de millones de colombianos.
“Ha sido fundamental. Nos ha dado muchísimo en este torneo, donde apareció en cada partido. Ha crecido mucho”, aseguró el técnico de Colombia, José Pekerman, tras la gran actuación de Rodríguez.
Un análisis estadístico de la FIFA determinó que Rodríguez fue el mejor jugador de la primera fase del Mundial. El estudio tiene en cuenta, entre otras cosas, la eficacia en el remate, los pases acertados y las asistencias de gol.

Cuando Colombia llegó a Brasil sin su estrella Radamel Falcao, pocos esperaban que este mediocampista con cara de niño anotara enColombia (pag2) cada uno de los tres partidos de la fase de grupos y en el decisivo duelo de octavos de final.

“Maradona, Messi, Suárez y James Rodríguez: estos jugadores hacen ciertas cosas porque tienen un don que los hacen especiales”, afirmó el técnico celeste Óscar Tabárez.

El jugador del Mónaco ha brillado en el mayor escenario del fútbol mundial con cinco goles, lo que seguramente ya genera preocupación en los brasileños para el duelo del próximo viernes por cuartos de final.

“Brasil es un rival duro, con grandes jugadores que tienen historia, pero pienso que deben tener cuidado, porque nosotros también tenemos grandes jugadores y vamos a salir a ganar. Va a ser un partido lindo”, aseguró Rodríguez.

TIENE 22 AÑOS

Parece ser que James nació para estar en un Mundial pese a que debuta en un escenario de esta magnitud. El mediocampista cumplirá 23 años el día previo a la final del torneo, que se disputará el 13 de julio en el Maracaná de Río de Janeiro.

Rodríguez, que también ha dado dos asistencias para que sus compañeros llegaran al gol, sorprendió el sábado a los aficionados que llenaron el propio Maracaná y a millones de telespectadores en todo el mundo al conectar un remate impresionante, tras bajar el balón con el pecho, para abrir el marcador ante Uruguay.

Su brillante actuación la coronó con un sutil toque dentro del área en el segundo tiempo, para culminar una gran jugada colectiva. A esa altura, el recuerdo por la ausencia de Falcao estaba desterrado de la mente de millones de colombianos.

“Ha sido fundamental. Nos ha dado muchísimo en este torneo, donde apareció en cada partido. Ha crecido mucho”, aseguró el técnico de Colombia, José Pekerman, tras la gran actuación de Rodríguez.

Un análisis estadístico de la FIFA determinó que Rodríguez fue el mejor jugador de la primera fase del Mundial. El estudio tiene en cuenta, entre otras cosas, la eficacia en el remate, los pases acertados y las asistencias de gol.

Debutó a los 15 años

James Rodríguez debutó a los 15 años como futbolista profesional en el Envigado de Colombia y en 2008 emigró a Banfield de Argentina. Allí jugaba por la banda izquierda. Después pasó al Porto de Portugal, donde lo hizo más por la derecha, y ahora juega en el Mónaco como el clásico “10”. El zurdo futbolista, que está casado con la hermana de su compañero David Ospina, llegó en 2013 al Mónaco procedente del Porto tras el pago de 45 millones de euros (61,27 millones de dólares).

En Colombia juega por todos los sectores del mediocampo, y ya es, con cinco tantos, el máximo goleador de su selección en la historia de los Mundiales y hasta mete goles de cabeza, como ante Costa de Marfil.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La FIFA castigó a Suárez por no mostrar arrepentimiento

La defensa de Uruguay equivocó los procedimientos en los descargos que realizó ante el Comité de Disciplina de FIFA y por ello la sanción que se le impuso a Luis Suárez fue tan dura. La AUF apelará el fallo con la ilusión de que se reduzcan los ocho partidos de suspensión que aún debe cumplir el salteño.

La FIFA explicó que sancionó a Luis Suárez con dureza (cuatro meses sin entrar a un recinto deportivo y nueve partidos de suspensión con la selección), porque no se mostró arrepentido tras morder al defensa italiano Giorgio Chiellini, según un documento interno del organismo que regula el fútbol mundial.
En dicho documento se asevera que las medidas tomadas anteriormente con Suárez -que era “reincidente”-, no cambiaron su comportamiento, porque se trataba de la tercera vez que el delantero salteño agredía con un mordisco a un rival.
El escrito, que fue redactado por el Comité de Disciplina de la FIFA que analizó el caso de Suárez, sostiene que la agresión a Chiellini ocurrió cuando los jugadores no estaban cerca de la pelota, lo que fue un elemento agravante. Fue un acto “deliberado, intencionado y sin provocación”, se destaca en el mismo.
Para peor, en sus explicaciones ante el máximo organismo del fútbol mundial, Suárez no reconoció siquiera los hechos. “Mi cara impacta contra el jugador y me deja con un hematoma y mucho dolor en los dientes. Eso es lo que pasó y en ningún momento sucedió nada que se pueda describir como morder o intentar morder”, dijo el futbolista por escrito, lo que indignó a los directivos que definieron su sanción, quienes esperaban que se mostrara arrepentido por la agresión que había cometido.
La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) notificó a la FIFA que tiene la intención de recurrir la sanción, con la ilusión de reducir los ocho partidos de suspensión que aún debe cumplir el delantero.
EL APOYO
DEL LIVERPOOL
El exentrenador del Liverpool, el escocés Kenny Dalglish dijo que el club “no le dará la espalda a Suárez” tras haber sido sancionado. “Cuando uno trae a un jugador a un club de fútbol, éste se convierte en su responsabilidad. No se le da la espalda porque ha hecho algo mal”, aseguró “King Kenny”, uno de los mejores jugadores de la historia de los “reds”, y quien entrenaba al equipo cuando Suárez llegó a Inglaterra.
“Por supuesto, será un duro golpe si el club debe prescindir de él durante los primeros meses de la temporada”, consideró, ya que los cuatro meses de inactividad que le impuso la FIFA pueden mermar su estado físico. El club aún no ha realizado una declaración oficial, alegando que desean esperar hasta que la FIFA realice un informe definitivo sobre el caso.

La FIFA explicó que sancionó a Luis Suárez con dureza (cuatro meses sin entrar a un recinto deportivo y nueve partidos deBRAZIL SOCCER FIFA WORLD CUP 2014suspensión con la selección), porque no se mostró arrepentido tras morder al defensa italiano Giorgio Chiellini, según un documento interno del organismo que regula el fútbol mundial.

En dicho documento se asevera que las medidas tomadas anteriormente con Suárez -que era “reincidente”-, no cambiaron su comportamiento, porque se trataba de la tercera vez que el delantero salteño agredía con un mordisco a un rival.

El escrito, que fue redactado por el Comité de Disciplina de la FIFA que analizó el caso de Suárez, sostiene que la agresión a Chiellini ocurrió cuando los jugadores no estaban cerca de la pelota, lo que fue un elemento agravante. Fue un acto “deliberado, intencionado y sin provocación”, se destaca en el mismo.

Para peor, en sus explicaciones ante el máximo organismo del fútbol mundial, Suárez no reconoció siquiera los hechos. “Mi cara impacta contra el jugador y me deja con un hematoma y mucho dolor en los dientes. Eso es lo que pasó y en ningún momento sucedió nada que se pueda describir como morder o intentar morder”, dijo el futbolista por escrito, lo que indignó a los directivos que definieron su sanción, quienes esperaban que se mostrara arrepentido por la agresión que había cometido.

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) notificó a la FIFA que tiene la intención de recurrir la sanción, con la ilusión de reducir los ocho partidos de suspensión que aún debe cumplir el delantero.

EL APOYO DEL LIVERPOOL

El exentrenador del Liverpool, el escocés Kenny Dalglish dijo que el club “no le dará la espalda a Suárez” tras haber sido sancionado. “Cuando uno trae a un jugador a un club de fútbol, éste se convierte en su responsabilidad. No se le da la espalda porque ha hecho algo mal”, aseguró “King Kenny”, uno de los mejores jugadores de la historia de los “reds”, y quien entrenaba al equipo cuando Suárez llegó a Inglaterra.

“Por supuesto, será un duro golpe si el club debe prescindir de él durante los primeros meses de la temporada”, consideró, ya que los cuatro meses de inactividad que le impuso la FIFA pueden mermar su estado físico. El club aún no ha realizado una declaración oficial, alegando que desean esperar hasta que la FIFA realice un informe definitivo sobre el caso.

“No nos querían en el Mundial”

“Nunca nos quisieron en el Mundial, nos tiraron a matar ya en el sorteo, y después hicieron todo lo posible para sacarnos, hasta que prácticamente nos echaron, porque todos sabemos lo importante que es Luis (Suárez) en el equipo”, se descargó Egidio Arévalo Ríos, tras la eliminación de Uruguay. El volante celeste añadió que “estaba claro que molestábamos, y luego de que elimináramos a Inglaterra e Italia nos querían afuera”.

Arévalo espera que “pueda seguir el maestro (Tabárez)”, porque “se han hecho las cosas bien con este cuerpo técnico y se ha formado un gran grupo”. Uruguay se despidió del Mundial, pero “esto no termina acá, porque quedan muchas cosas por hacer. Hoy es momento de bajar la pelota y superar la derrota”.

“Nos vamos dolidos porque nos hicieron la guerra. Somos chicos, pero hacemos roncha a todos lados que vamos”, concluyó.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Histórico Costa Rica

Costa Rica venció a Grecia, por penales, e hizo historia. Los centroamericanos se pusieron en ventaja y luego quedaron en inferioridad numérica, lo que fue aprovechado por los helénicos para empatar en los descuentos del tiempo reglamentario. En en el alargue y los penales, el arquero Keylor Navas se transformó en el héroe de los “ticos”.

Costa Rica sigue haciendo historia: ayer clasificó a los cuartos de final de un Mundial por primera vez en su historia.
El conjunto centroamericano venció a Grecia por penales: Michael Umaña ejecutó el remate decisivo, después de que el arquero Keylor Navas, gran héroe del partido, detuviera el de Theofanis Gekas.
Un gol de Bryan Ruiz en el minuto 52 había quebrado el equilibrio de un partido gris en el que Grecia -que jugó con un hombre más desde el minuto 66 por expulsión de Oscar Duarte-, supo maniatar el juego de Costa Rica, la gran revelación de la primera fase al haber ganado el “grupo de la muerte” que compartió con Uruguay, Italia e Inglaterra.
EMPATE AGÓNICO
Cuando Costa Rica tenía el triunfo en el buche, apareció Sokratis Papastathopoulos a los 91 minutos y logró el empate para Grecia, que con superioridad numérica dominó luego el alargue, pero no pudo evitar los penales.
Costa Rica, cuyo sueño continúa, se medirá a Holanda el sábado en Salvador de Bahía, por un puesto en las semifinales de Brasil 2014.
Casi todos esperaban un partido trabado y sin ritmo y acertaron. Grecia fue superior en el primer tiempo gracias a sus escasas pero bien explotadas virtudes.
Lazaros Christodoulopoulos disparó desde lejos a los 2 minutos, dejando claro que Grecia iba a intentar llegar al gol de larga distancia.
Costa Rica, que tuvo más la pelota, estuvo maniatada por el buen esquema defensivo griego, pero hacía daño cuando lograba superar la línea de presión del centro del campo y se acercaba al área con el talentoso trío formado por Christian Bolaños, Ruiz y Joel Campbell.
Junto a los disparos lejanos, Grecia buscaba las pelotas aéreas hacia el inteligente delantero Georgios Samaras, que jugó de espaldas al área.
Grecia se defendía y salía rápido al contragolpe acumulando muchos hombres, por lo que era más peligroso que su rival. En el minuto 28, el veterano capitán heleno, Georgios Karagounis, protagonizó el primer disparo del partido entre los tres palos.
En el 37′, una pelota cruzada desde la izquierda de José Cholevas fue rematada por Dimitrios Salpingidis. Fue una gran ocasión, pero las piernas del arquero Keylor Navas evitaron que terminara en la red.
Los 41.242 aficionados de Recife, que esperaban quizás ver un duelo de octavos de final más atrayente con Italia, Inglaterra o Uruguay, despidieron a ambos equipos con silbidos por el escaso espectáculo ofrecido en la primera mitad.
SIN CAMBIOS
Poco cambió en el segundo tiempo. Costa Rica no controlaba la pelota ni el ritmo ni los espacios, por lo que, atrapada en la parsimonia griega, no hubo rastro de la velocidad que exhibió en la primera fase.
Pero Costa Rica es superior en talento, y Ruiz lo demostró al capturar una pelota dentro del área enemiga e incrustarla contra el palo, ante la mirada contemplativa del arquero griego, incapaz de reaccionar. Era el primer disparo al arco del equipo centroamericano.
Dos minutos después pudo haber llegado la sentencia si el árbitro hubiera visto una clara mano en el área del defensa griego Vasileios Torosidis.
LA REACCIÓN GRIEGA
La expulsión del defensa Duarte le dio una oportunidad a Grecia y la aprovechó en una de las últimas pelotas del tiempo reglamentario: Gekas remató, Navas salvó, pero Papastathopoulos aprovechó el rechazo para empatar y recompensar el mejor juego heleno. Antes de la prórroga, Navas incluso evitó la derrota “tica” tras un cabezazo de Mitroglou.
En el tiempo extra, Grecia fue superior y dispuso de las mejores ocasiones, sobre todo una en el minuto 112 con un contragolpe de cinco hombres contra dos que no concretó ante un Navas inspirado, que también salvó la derrota en el último segundo ante Mitroglou.
Costa Rica, afectada por el empate y sin aire por la inferioridad numérica, celebró la llegada de los penales y se encomendó a Navas, quien al final le dio el histórico triunfo.

Costa Rica sigue haciendo historia: ayer clasificó a los cuartos de final de un Mundial por primera vez en su historia.

El conjunto centroamericano venció a Grecia por penales: Michael Umaña ejecutó el remate decisivo, después de que el arquero Keylor Navas, gran héroe del partido, detuviera el de Theofanis Gekas.

Un gol de Bryan Ruiz en el minuto 52 había quebrado el equilibrio de un partido gris en el que Grecia -que jugó con un hombre más desde el minuto 66 por expulsión de Oscar Duarte-, supo maniatar el juego de Costa Rica, la gran revelación de la primera fase al haber ganado el “grupo de la muerte” que compartió con Uruguay, Italia e Inglaterra.

EMPATE AGÓNICO

Cuando Costa Rica tenía el triunfo en el buche, apareció Sokratis Papastathopoulos a los 91 minutos y logró el empate para Grecia, que con superioridad numérica dominó luego el alargue, pero no pudo evitar los penales.

Costa Rica, cuyo sueño continúa, se medirá a Holanda el sábado en Salvador de Bahía, por un puesto en las semifinales de BrasilCosta Rica (pag4)2014.

Casi todos esperaban un partido trabado y sin ritmo y acertaron. Grecia fue superior en el primer tiempo gracias a sus escasas pero bien explotadas virtudes.

Lazaros Christodoulopoulos disparó desde lejos a los 2 minutos, dejando claro que Grecia iba a intentar llegar al gol de larga distancia.

Costa Rica, que tuvo más la pelota, estuvo maniatada por el buen esquema defensivo griego, pero hacía daño cuando lograba superar la línea de presión del centro del campo y se acercaba al área con el talentoso trío formado por Christian Bolaños, Ruiz y Joel Campbell.

Junto a los disparos lejanos, Grecia buscaba las pelotas aéreas hacia el inteligente delantero Georgios Samaras, que jugó de espaldas al área.

Grecia se defendía y salía rápido al contragolpe acumulando muchos hombres, por lo que era más peligroso que su rival. En el minuto 28, el veterano capitán heleno, Georgios Karagounis, protagonizó el primer disparo del partido entre los tres palos.

En el 37′, una pelota cruzada desde la izquierda de José Cholevas fue rematada por Dimitrios Salpingidis. Fue una gran ocasión, pero las piernas del arquero Keylor Navas evitaron que terminara en la red.

Los 41.242 aficionados de Recife, que esperaban quizás ver un duelo de octavos de final más atrayente con Italia, Inglaterra o Uruguay, despidieron a ambos equipos con silbidos por el escaso espectáculo ofrecido en la primera mitad.

SIN CAMBIOS

Poco cambió en el segundo tiempo. Costa Rica no controlaba la pelota ni el ritmo ni los espacios, por lo que, atrapada en la parsimonia griega, no hubo rastro de la velocidad que exhibió en la primera fase.

Pero Costa Rica es superior en talento, y Ruiz lo demostró al capturar una pelota dentro del área enemiga e incrustarla contra el palo, ante la mirada contemplativa del arquero griego, incapaz de reaccionar. Era el primer disparo al arco del equipo centroamericano.

Dos minutos después pudo haber llegado la sentencia si el árbitro hubiera visto una clara mano en el área del defensa griego Vasileios Torosidis.

LA REACCIÓN GRIEGA

La expulsión del defensa Duarte le dio una oportunidad a Grecia y la aprovechó en una de las últimas pelotas del tiempo reglamentario: Gekas remató, Navas salvó, pero Papastathopoulos aprovechó el rechazo para empatar y recompensar el mejor juego heleno. Antes de la prórroga, Navas incluso evitó la derrota “tica” tras un cabezazo de Mitroglou.

En el tiempo extra, Grecia fue superior y dispuso de las mejores ocasiones, sobre todo una en el minuto 112 con un contragolpe de cinco hombres contra dos que no concretó ante un Navas inspirado, que también salvó la derrota en el último segundo ante Mitroglou.

Costa Rica, afectada por el empate y sin aire por la inferioridad numérica, celebró la llegada de los penales y se encomendó a Navas, quien al final le dio el histórico triunfo.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Holanda destroza el sueño de México en un suspiro

Cuando parecía que México rompía la “maldición de los octavos de final” (ayer fue eliminado por sexto Mundial consecutivo en dicha instancia), Holanda resurgió de las cenizas y con goles de  Sneijder a los 88′ y Huntelaar de penal a los 94′, dio vuelta un partido increíble, para clasificarse a los cuartos de final.

Holanda tumbó a México en los octavos de final del Mundial cuando ya empezaban a velarlo. El conjunto azteca se aferraba al 1-0 que había conseguido a través de Giovani Dos Santos a los 48′, pero sobre el final se quedó con las manos vacías: Wesley Sneijder, a los 88 minutos, y Klaas Jan Huntelaar, a los 94, de penal, depositaron al conjunto europeo en los cuartos de final y lo reafirmaron como uno de los grandes candidatos al título.
Para México fue todo decepción: quedó eliminado en los octavos de final de un Mundial por sexta vez consecutiva. Todo un récord.
ARRANQUE ANODINO
Desde el comienzo del partido se vio que los 32 grados de calor iban a jugar un papel clave en el desarrollo. Ambos equipos iniciaron el duelo sin exceso de esfuerzo, con posesiones largas y lentas, y pocas sorpresas con los desbordes.
El intento de Van Gaal por tener mayor posesión del balón con el ingreso del lateral Paul Verhaegh se vio frustrado a los diez minutos, cuando Nigel De Jong se retiró lesionado con un problema muscular y el técnico holandés tuvo que improvisar con la reorganización táctica. El joven Daley Blind se adelantó al centro del campo, mientras que Bruno Martins Indi ocupó su lugar en la línea de tres.
Holanda modificaba su esquema entre un 5-3-2 en defensa y un 3-5-2 en ataque, mientras que México mantenía un orden más definido y efectivo.
Los desbordes de Miguel Layún fueron un dolor de cabeza para Verhaegh: el lateral azteca se convirtió en el arma más peligrosa de su equipo en el primer cuarto de hora, con dos disparos al arco y un centro raso que cruzó el área chica holandesa.
Holanda, mientras tanto se reducía a pases largos para Robin van Persie y a algún que otro desborde de Arjen Robben sin demasiada trascendencia.
La primera mitad se diluyó con la imagen de un México mucho más entero y más dinámico; Holanda, por su lado, trató de regular el desgaste físico y fue una sombra de la máquina arrolladora de la primera fase.
REANUDACIÓN Y GOL
La suerte se torció a favor de los aztecas en el amanecer de la segunda mitad, cuando Dos Santos recogió la pelota en campo rival, controló en velocidad y marcó un golazo de zurda junto al palo izquierdo de Cillessen.
Así y todo, el tanto del “Tri” fue el estímulo que necesitó Holanda para salir a buscar el partido: Van Gaal dio ingreso a Memphis Depay, en lugar del desaparecido Verhaegh, y los europeos se plantaron definitivamente con un 4-3-3.
El adelantamiento de los holandeses hizo que Ochoa volviera a aparecer en escena con una de sus atajadas milagrosas: un disparo de Stefan De Vrij, a pocos metros de la línea de gol, fue atajado por el guardameta mexicano a puro reflejo y luego desviado por uno de los palos.
A falta de media hora, el “Piojo” Herrera decidió definitivamente reforzar la defensa de su equipo con el ingreso de Javier Aquino en reemplazo de Dos Santos, y se dedicó a cuidar la ventaja.
Mientras tanto, Ochoa volvía a hacerse gigante en el estadio Castelao con otra atajada de lujo en un mano a mano contra Robben.
La pesadilla mexicana llegó sobre el final: el empate estuvo en los pies de Sneijder, quien recogió una pelota muerta en el área y fusiló a Ochoa con una volea.
Y la remontada holandesa se completaría en tiempo de descuento, cuando Rafael Márquez fauleó a Robben en el área y Huntelaar, que había reemplazado a Van Persie, convirtió el penal con un tiro cruzado.

Holanda tumbó a México en los octavos de final del Mundial cuando ya empezaban a velarlo. El conjunto azteca se aferraba al 1-0 que había conseguido a través de Giovani Dos Santos a los 48′, pero sobre el final se quedó con las manos vacías: Wesley Sneijder, a los 88 minutos, y Klaas Jan Huntelaar, a los 94, de penal, depositaron al conjunto europeo en los cuartos de final y lo reafirmaron como uno de los grandes candidatos al título.

Para México fue todo decepción: quedó eliminado en los octavos de final de un Mundial por sexta vez consecutiva. Todo un récord.

ARRANQUE ANODINO

Desde el comienzo del partido se vio que los 32 grados de calor iban a jugar un papel clave en el desarrollo. Ambos equipos iniciaron el duelo sin exceso de esfuerzo, con posesiones largas y lentas, y pocas sorpresas con los desbordes.

El intento de Van Gaal por tener mayor posesión del balón con el ingreso del lateral Paul Verhaegh se vio frustrado a los diez minutos, cuando Nigel De Jong se retiró lesionado con un problema muscular y el técnico holandés tuvo que improvisar con la reorganización táctica. El joven Daley Blind se adelantó al centro del campo, mientras que Bruno Martins Indi ocupó su lugar en la línea de tres.

Holanda modificaba su esquema entre un 5-3-2 en defensa y un 3-5-2 en ataque, mientras que México mantenía un orden másHolanda (pag5)definido y efectivo.

Los desbordes de Miguel Layún fueron un dolor de cabeza para Verhaegh: el lateral azteca se convirtió en el arma más peligrosa de su equipo en el primer cuarto de hora, con dos disparos al arco y un centro raso que cruzó el área chica holandesa.

Holanda, mientras tanto se reducía a pases largos para Robin van Persie y a algún que otro desborde de Arjen Robben sin demasiada trascendencia.

La primera mitad se diluyó con la imagen de un México mucho más entero y más dinámico; Holanda, por su lado, trató de regular el desgaste físico y fue una sombra de la máquina arrolladora de la primera fase.

REANUDACIÓN Y GOL

La suerte se torció a favor de los aztecas en el amanecer de la segunda mitad, cuando Dos Santos recogió la pelota en campo rival, controló en velocidad y marcó un golazo de zurda junto al palo izquierdo de Cillessen.

Así y todo, el tanto del “Tri” fue el estímulo que necesitó Holanda para salir a buscar el partido: Van Gaal dio ingreso a Memphis Depay, en lugar del desaparecido Verhaegh, y los europeos se plantaron definitivamente con un 4-3-3.

El adelantamiento de los holandeses hizo que Ochoa volviera a aparecer en escena con una de sus atajadas milagrosas: un disparo de Stefan De Vrij, a pocos metros de la línea de gol, fue atajado por el guardameta mexicano a puro reflejo y luego desviado por uno de los palos.

A falta de media hora, el “Piojo” Herrera decidió definitivamente reforzar la defensa de su equipo con el ingreso de Javier Aquino en reemplazo de Dos Santos, y se dedicó a cuidar la ventaja.

Mientras tanto, Ochoa volvía a hacerse gigante en el estadio Castelao con otra atajada de lujo en un mano a mano contra Robben.

La pesadilla mexicana llegó sobre el final: el empate estuvo en los pies de Sneijder, quien recogió una pelota muerta en el área y fusiló a Ochoa con una volea.

Y la remontada holandesa se completaría en tiempo de descuento, cuando Rafael Márquez fauleó a Robben en el área y Huntelaar, que había reemplazado a Van Persie, convirtió el penal con un tiro cruzado.

“Robben me dijo que no fue penal”
El capitán de México, Rafael Márquez, criticó con dureza al holandés Arjen Robben, a quien acusa de simular el penal con el que Holanda derrotó a su selección.
“Robben me dijo que no fue penal, pero que en una jugada anterior sí había recibido uno”, afirmó el defensor. “Si conocen bien a Robben y lo estudian bien, de las diez veces que recibe la pelota, en cinco se deja caer y lamentablemente eso no es ‘fair play’”, afirmó el zaguero azteca, que disputó su cuarto Mundial consecutivo. Robben y Márquez protagonizaron la jugada más polémica del partido a los 92 minutos, cuando el holandés cayó tras el intento del mexicano por quitarle el balón, y el árbitro decretó penal.
“Yo no lo toco, él me toca a mí”, añadió Márquez.
Robben, por su parte, admitió haber simulado una falta en el partido para buscar que le sancionaran un penal, pero no en la incidencia que definió el juego.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

¿Nigeria frenará a Francia?

La selección francesa medirá hoy  su estado de forma y euforia ante una Nigeria que llega al duelo de octavos de final del Mundial tras haber superado una crisis en el vestuario. Lanzada por un Karim Benzema en pleno idilio con el gol, Francia superó las expectativas en la fase de grupos y se ganó el mote de favorita.

El renacido equipo de Didier Deschamps, que hace menos de un año estaba contra las cuerdas tras perder 0-2 con Ucrania la ida del repechaje, chocará hoy en Brasilia ante una selección que a pesar de sus problemas de vestuario fue de menos a más en la fase de grupos.
“No conseguir el título sería un fracaso”, señaló el defensor Bacary Sagna, dejando claro que la Francia de Brasil 2014 es muy distinta de la que se despidió de Sudáfrica 2010 por la puerta de atrás con los jugadores y el seleccionador enfrentados.
“El hecho de haber mostrado nuestras cualidades en la primera ronda nos da confianza, pero no arrogancia. Si no, nos vamos a encontrar con grandes problemas”, explicó el centrocampista galo Yohan Cabaye, que estará de nuevo a disposición de Deschamps tras perderse el duelo ante Ecuador. Ese partido fue el único en que los galos no hicieron gala de un fútbol eléctrico y certero. “Pero eso no amarga ni un ápice nuestra alegría por habernos clasificado”, resumió Deschamps.
Las estadísticas también están del lado del conjunto francés: siempre que superó la fase de grupos de un Mundial alcanzó al menos las semifinales. En 1958, 1982 y 1986 cayeron en dicha instancia, en 1998 ganaron el título delante de sus aficionados y en 2006 perdieron el partido decisivo con Italia.
Ahora espera Nigeria, que se encomendará a la velocidad de sus atacantes arriba y a las manos de su arquero estrella Vincent Enyeama en su propio arco. Antes de volar a Brasilia, la selección africana boicoteó el último entrenamiento en Campinas: en vez de práctica hubo una discusión telefónica con el presidente del país, Goodluck Jonathan, por los premios que recibirán los jugadores por su actuación en el torneo. El dinero debería llegar puntualmente antes del pitazo inicial en el estadio Nacional de la capital brasileña.
“No luchamos contra nadie en especial. Sólo queríamos recordarles que esperamos lo que fue acordado”, dijo el capitán, Joseph Yobo, que insistió sin embargo en que el tema de los premios no tendrá ningún efecto sobre el césped. “Ahí no se puede pensar en otra cosa que no sea jugar y ganar”.

El renacido equipo de Didier Deschamps, que hace menos de un año estaba contra las cuerdas tras perder 0-2 con Ucrania la ida del repechaje, chocará hoy en Brasilia ante una selección que a pesar de sus problemas de vestuario fue de menos a más en la fase de grupos.

“No conseguir el título sería un fracaso”, señaló el defensor Bacary Sagna, dejando claro que la Francia de Brasil 2014 es muy distinta de la que se despidió de Sudáfrica 2010 por la puerta de atrás con los jugadores y el seleccionador enfrentados.

“El hecho de haber mostrado nuestras cualidades en la primera ronda nos da confianza, pero no arrogancia. Si no, nos vamos a encontrar con grandes problemas”, explicó el centrocampista galo Yohan Cabaye, que estará de nuevo a disposición de Deschamps tras perderse el duelo ante Ecuador. Ese partido fue el único en que los galos no hicieron gala de un fútbol eléctrico y certero. “Pero eso no amarga ni un ápice nuestra alegría por habernos clasificado”, resumió Deschamps.

Las estadísticas también están del lado del conjunto francés: siempre que superó la fase de grupos de un Mundial alcanzó al menos las semifinales. En 1958, 1982 y 1986 cayeron en dicha instancia, en 1998 ganaron el título delante de sus aficionados y en 2006 perdieron el partido decisivo con Italia.

Ahora espera Nigeria, que se encomendará a la velocidad de sus atacantes arriba y a las manos de su arquero estrella Vincent Enyeama en su propio arco. Antes de volar a Brasilia, la selección africana boicoteó el último entrenamiento en Campinas: en vez de práctica hubo una discusión telefónica con el presidente del país, Goodluck Jonathan, por los premios que recibirán los jugadores por su actuación en el torneo. El dinero debería llegar puntualmente antes del pitazo inicial en el estadio Nacional de la capital brasileña.

“No luchamos contra nadie en especial. Sólo queríamos recordarles que esperamos lo que fue acordado”, dijo el capitán, Joseph Yobo, que insistió sin embargo en que el tema de los premios no tendrá ningún efecto sobre el césped. “Ahí no se puede pensar en otra cosa que no sea jugar y ganar”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El dilema del Ramadán

El sábado, cuando dio inicio la fase de eliminación directa del Mundial, los musulmanes en todo el mundo comenzaron su mes de ayuno desde el amanecer hasta el anochecer. Es la primera vez que el Ramadán coincide con el Mundial desde México 1986 y provoca un dilema para los futbolistas musulmanes.

Algunos de los futbolistas musulmanes que participan del Mundial comenzaron el sábado el Ramadán, un mes de ayuno que representa un verdadero dilema para muchos jugadores.
“Yo no puedo unirme porque estoy trabajando. Lamentablemente no es una opción para mí”, dijo Mesut Özil, alemán de ascendencia turca que ya había adelantado antes del certamen que no podría celebrar el Ramadán.
Durante el mes de ayuno, los musulmanes devotos no comen ni beben desde el amanecer hasta el anochecer. Y también está prohibido fumar o mantener relaciones sexuales.
Özil no es el único jugador que tiene ese dilema religioso. El francés Karim Benzema, el suizo Xherdan Shaqiri o los belgas Marouane Fellaini y Moussa Dembele, aún en competencia, también son musulmanes creyentes.
Sin embargo, un portavoz del equipo suizo anunció que ningún jugador ayunará durante el Mundial y en la selección francesa tampoco está previsto que algún integrante vaya a cumplir con los preceptos musulmanes.
EL CASO ARGELINO
En el conjunto argelino la situación es distinta. Para los jugadores, que sorpresivamente avanzaron a los octavos de final y el hoy se enfrentarán a Alemania, la religión juega un rol muy importante.
“Este éxito es para los argelinos de todo el mundo, para todos los árabes y todos los musulmanes”, destacó el delantero Sofiane Feghouli, quien al igual que muchos compañeros de su equipo reza antes de cada partido.
El sábado, cuando dio inicio la fase de eliminación directa del Mundial, los musulmanes en todo el mundo comenzaron su mes de ayuno desde el amanecer hasta el anochecer. Es la primera vez que el Ramadán coincide con el Mundial desde México 1986.
Pero el Corán establece excepciones. Según el libro sagrado del islam se permite romper el ayuno a “quien estuviese enfermo o de viaje”, pero agrega que deberá reponer posteriormente los días no ayunados.
La decisión, en última instancia, recae en cada jugador y en su conciencia, señaló el teólogo islámico y presidente de la organización turca islámica Ditib, Izzet Er. “El Corán tiene unas reglas claras y los jugadores saben qué hacer con ellas”, subrayó.
OTRAS POSTURAS
Sin embargo, las opiniones difieren en cuanto a los efectos para la salud, incluso dentro de la FIFA.
El director médico del organismo rector de fútbol mundial, Jiri Dvorak, no cree que haya desventajas para los musulmanes durante el Mundial. En tanto, su colega Michel D’Hooghe no recomienda el ayuno durante la época en que se disputa la extenuante competencia.
“Si yo estuviera a cargo de los jugadores, meditaría la posibilidad de una excepción”, enfatizó el belga.
“Tengo el mayor respeto por las creencias religiosas de cada jugador”, agregó el miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, pero desde “el punto de vista puramente médico es más saludable mantener durante este tiempo una ingesta regular de alimentos”.
“Todavía sabemos muy poco acerca de los efectos del ayuno”, dijo recientemente Ron Maughan al “New York Times”. El profesor de nutrición deportiva en la Universidad de Loughborough, en Inglaterra, investigó los efectos del ayuno sobre el rendimiento deportivo y vaticinó que no tienen un “gran efecto sobre el fútbol”.
Según Maughan, a diferencia de otras disciplinas deportivas como el maratón, en el fútbol es posible cumplir sin riesgos para la salud con las normas religiosas y aún así rendir plenamente con la exigencia deportiva.
Sin embargo, para muchos de los jugadores musulmanes que opten por ayunar durante el Mundial lo tendrán más fácil en Brasil: las once horas entre el amanecer y la puesta del sol, por ejemplo en Río de Janeiro, significan unas cinco horas menos de ayuno todos los días en comparación con los países europeos en esta época del año.

Algunos de los futbolistas musulmanes que participan del Mundial comenzaron el sábado el Ramadán, un mes de ayuno que

Los jugadores argelinos rezan antes de cada partido.

Los jugadores argelinos rezan antes de cada partido.

representa un verdadero dilema para muchos jugadores.

“Yo no puedo unirme porque estoy trabajando. Lamentablemente no es una opción para mí”, dijo Mesut Özil, alemán de ascendencia turca que ya había adelantado antes del certamen que no podría celebrar el Ramadán.

Durante el mes de ayuno, los musulmanes devotos no comen ni beben desde el amanecer hasta el anochecer. Y también está prohibido fumar o mantener relaciones sexuales.

Özil no es el único jugador que tiene ese dilema religioso. El francés Karim Benzema, el suizo Xherdan Shaqiri o los belgas Marouane Fellaini y Moussa Dembele, aún en competencia, también son musulmanes creyentes.

Sin embargo, un portavoz del equipo suizo anunció que ningún jugador ayunará durante el Mundial y en la selección francesa tampoco está previsto que algún integrante vaya a cumplir con los preceptos musulmanes.

EL CASO ARGELINO

En el conjunto argelino la situación es distinta. Para los jugadores, que sorpresivamente avanzaron a los octavos de final y el hoy se enfrentarán a Alemania, la religión juega un rol muy importante.

“Este éxito es para los argelinos de todo el mundo, para todos los árabes y todos los musulmanes”, destacó el delantero Sofiane Feghouli, quien al igual que muchos compañeros de su equipo reza antes de cada partido.

El sábado, cuando dio inicio la fase de eliminación directa del Mundial, los musulmanes en todo el mundo comenzaron su mes de ayuno desde el amanecer hasta el anochecer. Es la primera vez que el Ramadán coincide con el Mundial desde México 1986.

Pero el Corán establece excepciones. Según el libro sagrado del islam se permite romper el ayuno a “quien estuviese enfermo o de viaje”, pero agrega que deberá reponer posteriormente los días no ayunados.

La decisión, en última instancia, recae en cada jugador y en su conciencia, señaló el teólogo islámico y presidente de la organización turca islámica Ditib, Izzet Er. “El Corán tiene unas reglas claras y los jugadores saben qué hacer con ellas”, subrayó.

OTRAS POSTURAS

Sin embargo, las opiniones difieren en cuanto a los efectos para la salud, incluso dentro de la FIFA.

El director médico del organismo rector de fútbol mundial, Jiri Dvorak, no cree que haya desventajas para los musulmanes durante el Mundial. En tanto, su colega Michel D’Hooghe no recomienda el ayuno durante la época en que se disputa la extenuante competencia.

“Si yo estuviera a cargo de los jugadores, meditaría la posibilidad de una excepción”, enfatizó el belga.

“Tengo el mayor respeto por las creencias religiosas de cada jugador”, agregó el miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, pero desde “el punto de vista puramente médico es más saludable mantener durante este tiempo una ingesta regular de alimentos”.

“Todavía sabemos muy poco acerca de los efectos del ayuno”, dijo recientemente Ron Maughan al “New York Times”. El profesor de nutrición deportiva en la Universidad de Loughborough, en Inglaterra, investigó los efectos del ayuno sobre el rendimiento deportivo y vaticinó que no tienen un “gran efecto sobre el fútbol”.

Según Maughan, a diferencia de otras disciplinas deportivas como el maratón, en el fútbol es posible cumplir sin riesgos para la salud con las normas religiosas y aún así rendir plenamente con la exigencia deportiva.

Sin embargo, para muchos de los jugadores musulmanes que opten por ayunar durante el Mundial lo tendrán más fácil en Brasil: las once horas entre el amanecer y la puesta del sol, por ejemplo en Río de Janeiro, significan unas cinco horas menos de ayuno todos los días en comparación con los países europeos en esta época del año.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El misil que destruyó la táctica de Tabárez

La estrategia de Óscar Tabárez para enfrentar a Colombia estaba dando sus frutos y Uruguay no pasaba zozobras en materia defensiva, pese al dominio de pelota “cafetero”. La primera parte del libreto (la de contener los embates rivales) estaba siendo cumplida a la perfección, hasta que llegó el misil de James Rodríguez que derrumbó la táctica celeste. Iban 28′ y el partido se torció definitivamente para el lado colombiano.

SOCCER-WORLD/M50-COL-URU STN226

Contra4 (pag 8)
SOCCER-WORLD/M50-COL-URU STN232
80566726

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“Volverá a morder”

“A pesar de cualquier ayuda, Suárez lo volverá a hacer”, afirmó el doctor Tom Fawcett de la Salford University de Inglaterra, quien no se mostró sorprendido por la nueva mordida del delantero, dado que él mismo había predicho que el salteño iba a repetir dicha conducta, después de morder al serbio Ivanovic en 2013.

La propensión de Luis Suárez a morder a sus oponentes se debe en parte a que tuvo una difícil infancia, afirmó un reconocido psicólogo del deporte a la cadena BBC de Inglaterra.
“Los primeros años de una persona contribuyen a formar su personalidad. Si se atiende a esto, Suárez tuvo una infancia dura (fue el cuarto de siete hermanos en el seno de una familia humilde), en la que tuvo que luchar para salir adelante y ser astuto”, argumentó el doctor Tom Fawcett de la Salford University a la BBC.
Según Fawcett, nadie debería sorprenderse por el último incidente. “Si ocurrió antes, volverá a ocurrir”, afirmó, agregando que “a pesar de cualquier ayuda, lo volverá a hacer. Volverá a morder”. El profesional había pronunciado estas mismas palabras luego de que Suárez mordiera al jugador serbio Branislav Ivanovic en 2013. Fue una predicción.
Fawcett indicó que Suárez necesita más ayuda que solo pasar tiempo en una terapia con gente como él, ya que el problema está muy arraigado en su psique.
“Es su forma de ser”, dijo Fawcett, añadiendo que “no es algo que va a desaparecer de su carácter con algunas sesiones con un psicólogo”.
“A pesar de haber trabajado con el Liverpool de una forma impresionante en su rehabilitación, ha vuelto a recaer y está abierto a que vuelva a ocurrir”, añadió.
Fawcett no dio muchas esperanzas de que el problema se pueda resolver de manera rápida.
“Es el hombre. Me inclinaría a pensar que si dentro de cinco años algo lo saca de sus casillas, reaccionará de la misma manera”, afirmó. Y añadió que el temperamento de Suárez no puede aguantar estos partidos de alto riesgo en los que hay mucho en juego. “Es un jugador con talento, pero muy vulnerable en situaciones intensas, y un Italia-Uruguay es definitivamente una situación extrema”, dijo Fawcett.
UNA OPINIÓN POSITIVA
“Es un desequilibrio momentáneo que puede acontecer con cualquier atleta”, afirmó, por su parte, el brasileño Dante de Rose Junior, un doctor en psicología del deporte especializado en estrés competitivo, para definir la mordida de Suárez al italiano Chiellini. “No lo veo como una situación premeditada”.
A su juicio, varios factores juntos podrían haber desencadenado en la reacción del salteño. Entre ellos citó la obligación que Uruguay tenía de ganar para seguir en el Mundial, todas las esperanzas que el país depositaba en Suárez y el hecho de que acabara de recuperarse de una operación de meniscos que puso en duda su presencia en Brasil.
“Generalmente las personas muy competitivas se exigen mucho a sí mismos: creen que siempre tienen que actuar al límite, y eso los lleva, a veces, a tener actitudes equivocadas”, señaló Rose. “Suárez está en esa situación”.
Un Mundial es un reto profesional y emocional singular para cualquier futbolista, y Suárez está lejos de ser la primera estrella del fútbol envuelta en una polémica de este tipo.
Durante el alargue de la final de la Copa del Mundo de 2006, el genio francés Zinedine Zidane fue expulsado por dar un cabezazo al defensor italiano Marco Materazzi.
Francia perdió finalmente aquel partido, y Zidane pidió disculpas por su actitud, pero explicó que había sido provocado verbalmente por el rival.
l

La propensión de Luis Suárez a morder a sus oponentes se debe en parte a que tuvo una difícil infancia, afirmó un reconocido

Un reconocido psicólogo inglés advirtió en 2013 que Suárez volvería a morder a un rival.

Un reconocido psicólogo inglés advirtió en 2013 que Suárez volvería a morder a un rival.

psicólogo del deporte a la cadena BBC de Inglaterra.

“Los primeros años de una persona contribuyen a formar su personalidad. Si se atiende a esto, Suárez tuvo una infancia dura (fue el cuarto de siete hermanos en el seno de una familia humilde), en la que tuvo que luchar para salir adelante y ser astuto”, argumentó el doctor Tom Fawcett de la Salford University a la BBC.

Según Fawcett, nadie debería sorprenderse por el último incidente. “Si ocurrió antes, volverá a ocurrir”, afirmó, agregando que “a pesar de cualquier ayuda, lo volverá a hacer. Volverá a morder”. El profesional había pronunciado estas mismas palabras luego de que Suárez mordiera al jugador serbio Branislav Ivanovic en 2013. Fue una predicción.

Fawcett indicó que Suárez necesita más ayuda que solo pasar tiempo en una terapia con gente como él, ya que el problema está muy arraigado en su psique.

“Es su forma de ser”, dijo Fawcett, añadiendo que “no es algo que va a desaparecer de su carácter con algunas sesiones con un psicólogo”.

“A pesar de haber trabajado con el Liverpool de una forma impresionante en su rehabilitación, ha vuelto a recaer y está abierto a que vuelva a ocurrir”, añadió.

Fawcett no dio muchas esperanzas de que el problema se pueda resolver de manera rápida.

“Es el hombre. Me inclinaría a pensar que si dentro de cinco años algo lo saca de sus casillas, reaccionará de la misma manera”, afirmó. Y añadió que el temperamento de Suárez no puede aguantar estos partidos de alto riesgo en los que hay mucho en juego. “Es un jugador con talento, pero muy vulnerable en situaciones intensas, y un Italia-Uruguay es definitivamente una situación extrema”, dijo Fawcett.

UNA OPINIÓN POSITIVA

“Es un desequilibrio momentáneo que puede acontecer con cualquier atleta”, afirmó, por su parte, el brasileño Dante de Rose Junior, un doctor en psicología del deporte especializado en estrés competitivo, para definir la mordida de Suárez al italiano Chiellini. “No lo veo como una situación premeditada”.

A su juicio, varios factores juntos podrían haber desencadenado en la reacción del salteño. Entre ellos citó la obligación que Uruguay tenía de ganar para seguir en el Mundial, todas las esperanzas que el país depositaba en Suárez y el hecho de que acabara de recuperarse de una operación de meniscos que puso en duda su presencia en Brasil.

“Generalmente las personas muy competitivas se exigen mucho a sí mismos: creen que siempre tienen que actuar al límite, y eso los lleva, a veces, a tener actitudes equivocadas”, señaló Rose. “Suárez está en esa situación”.

Un Mundial es un reto profesional y emocional singular para cualquier futbolista, y Suárez está lejos de ser la primera estrella del fútbol envuelta en una polémica de este tipo.

Durante el alargue de la final de la Copa del Mundo de 2006, el genio francés Zinedine Zidane fue expulsado por dar un cabezazo al defensor italiano Marco Materazzi.

Francia perdió finalmente aquel partido, y Zidane pidió disculpas por su actitud, pero explicó que había sido provocado verbalmente por el rival.

Suárez actuó bajo “una perspectiva individual

El brasileño Antonio Rocha Santos, experto en desarrollo moral de la psicología del deporte, sostuvo que Suárez actuó bajo una “perspectiva individual” para cumplir su deseo de victoria, aún sabiendo que corría el riesgo de otra sanción.

“Cualquier persona que transgrede sabe que corre riesgos: si deseo asaltar un banco, sé que corro riesgos, pero si lo consigo, me hago rico”, comparó.

Rose también especuló con que Suárez pudo haber sido provocado por el defensor italiano como sucedió con Zidane. “En la cancha ocurren un montón de cosas que no conseguimos ver: infelizmente no tenemos una cámara o un micrófono que lo pruebe”, dijo. “Pero aún siendo provocado, por la importancia que tiene para el equipo, tal vez debería saberse comportar mejor”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Un acto de ensañamiento

Luis Suárez se equivocó y merecía una sanción disciplinaria, pero no una crucifixión. La actitud del goleador histórico de la selección uruguaya fue irreflexiva, y el hecho de ser reiterada opera de agravante, pero expulsarlo del Mundial y de la próxima Copa América resulta un acto de ensañamiento.
Suárez mordió al italiano Chillini, y aunque hubiese que ver la imagen con zoom y desde cien ángulos distintos para descubrir qué fue lo que realmente pasó en el área italiana, la agresión existió y no puede obviarse, por más uruguayos que seamos. Pero el castigo debió ser directamente proporcional a la gravedad de la infracción. Ni más, ni menos…
Suárez sufrió una condena moral y social que precedió a la condena deportiva: su imagen mordiendo a un colega recorrió el mundo. Los medios brasileños -temerosos quizás de que su selección pudiese encontrar a Uruguay en los cuartos de final-, lideraron una presión mediática que dio sus frutos: mostraron hasta el hartazgo la mordida de Suárez y los dos episodios similares que había protagonizado en Holanda e Inglaterra, respectivamente. Lo trataron como si fuera un criminal.
La FIFA mordió el anzuelo y emitió la segunda condena más dura de la historia de los Mundiales. Los nueve partidos de suspensión suenan aún más exagerados si los comparamos con los tres que recibió el francés Zinedine Zidane por aplicarle un cabezazo en el pecho al italiano Materazzi en la final de Alemania 2006. Los 7.500 francos suizos de multa que recibió el futbolista galo son incluso irrisorios al lado de los 100.000 que deberá pagar Suárez, y ni qué hablar de los cuatro meses de inactividad obligada que le impedirá al salteño siquiera entrenarse en su club, el Liverpool de Inglaterra.
Por si todo esto fuera poco, Suárez fue obligado a abandonar la concentración de Uruguay y no podrá asistir a los partidos del Mundial ni de ningún evento futbolístico por el término que dure la pena antes reseñada.
Haciendo un paralelismo, el caso de Suárez es como el de un ladrón que roba un kilo de arroz y es condenado a cadena perpetua.
Si la mordedura del “9” de Uruguay valió semejante castigo, ¿cómo deberían ser sancionados el francés Sakho y el brasileño Neymar, que aplicaron codazos descalificadores que llegaron a destino en el presente Mundial, sin que fueran percibidos por el árbitro y sin que la FIFA amagara siquiera con actuar de oficio?
A esta altura debemos agradecer que el Mundial no se disputa en Irán, porque en ese caso Suárez hubiese sido lapidado -literalmente- y su cadáver exhibido como trofeo de guerra por la FIFA, para festejo de los obsecuentes de siempre.

COLUMNA DE OPINIÓN – Por Carlos Pedulla

Luis Suárez se equivocó y merecía una sanción disciplinaria, pero no una crucifixión. La actitud del goleador histórico de la selección uruguaya fue irreflexiva, y el hecho de ser reiterada opera de agravante, pero expulsarlo del Mundial y de la próxima Copa América resulta un acto de ensañamiento.

Suárez mordió al italiano Chillini, y aunque hubiese que ver la imagen con zoom y desde cien ángulos distintos para descubrir qué fue lo que realmente pasó en el área italiana, la agresión existió y no puede obviarse, por más uruguayos que seamos. Pero el castigo debió ser directamente proporcional a la gravedad de la infracción. Ni más, ni menos…

Suárez sufrió una condena moral y social que precedió a la condena deportiva: su imagen mordiendo a un colega recorrió el mundo. Los medios brasileños -temerosos quizás de que su selección pudiese encontrar a Uruguay en los cuartos de final-, lideraron una presión mediática que dio sus frutos: mostraron hasta el hartazgo la mordida de Suárez y los dos episodios similares que había protagonizado en Holanda e Inglaterra, respectivamente. Lo trataron como si fuera un criminal.

La FIFA mordió el anzuelo y emitió la segunda condena más dura de la historia de los Mundiales. Los nueve partidos de suspensión suenan aún más exagerados si los comparamos con los tres que recibió el francés Zinedine Zidane por aplicarle un cabezazo en el pecho al italiano Materazzi en la final de Alemania 2006. Los 7.500 francos suizos de multa que recibió el futbolista galo son incluso irrisorios al lado de los 100.000 que deberá pagar Suárez, y ni qué hablar de los cuatro meses de inactividad obligada que le impedirá al salteño siquiera entrenarse en su club, el Liverpool de Inglaterra.

Por si todo esto fuera poco, Suárez fue obligado a abandonar la concentración de Uruguay y no podrá asistir a los partidos del Mundial ni de ningún evento futbolístico por el término que dure la pena antes reseñada.

Haciendo un paralelismo, el caso de Suárez es como el de un ladrón que roba un kilo de arroz y es condenado a cadena perpetua.

Si la mordedura del “9” de Uruguay valió semejante castigo, ¿cómo deberían ser sancionados el francés Sakho y el brasileño Neymar, que aplicaron codazos descalificadores que llegaron a destino en el presente Mundial, sin que fueran percibidos por el árbitro y sin que la FIFA amagara siquiera con actuar de oficio?

A esta altura debemos agradecer que el Mundial no se disputa en Irán, porque en ese caso Suárez hubiese sido lapidado -literalmente- y su cadáver exhibido como trofeo de guerra por la FIFA, para festejo de los obsecuentes de siempre.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (1)

Suárez fue crucificado

La FIFA castigó a Luis Suárez de manera desproporcionada por su mordedura al italiano Chiellini. El delantero fue sancionado con nueve partidos de suspensión, cuatro meses de inhabilitación deportiva y administrativa (no puede entrenar con su equipo, el Liverpool de Inglaterra, ni pedir pase para otro club) y 110.000 dólares de multa.

La FIFA reaccionó al mordisco de Luis Suárez con la segunda sanción más dura de la historia de los Mundiales. No solo lo expulsó de Brasil 2014, sino que le aplicó una suspensión de nueve partidos que también lo hará perderse la Copa América de Chile 2015, como mínimo.
“Este comportamiento no puede ser tolerado en ningún campo y menos en la Copa del Mundo, donde millones de personas están mirando”, argumentó el presidente de la comisión disciplinaria de la FIFA, Claudio Sulser, al justificar la decisión.
El incidente por el que Suárez fue sancionado ocurrió el martes en Natal, en los minutos finales del triunfo de Uruguay ante Italia, cuando el delantero celeste mordió cerca del hombro al defensa italiano Giorgio Chiellini.
Suárez también sufrió cuatro meses de inhabilitación deportiva y administrativa. Esto quiere decir que por ese período de tiempo no podrá jugar ni entrenar con su equipo, el Liverpool de Inglaterra, y tampoco podrá ser transferido a otra institución. Esto último también es importante, porque en España se anuncia que el Barcelona tenía decidido comprarlo.
HABRÁ APELACIÓN
Uruguay apelará la sanción, que incluye una multa de 100.000 francos suizos (110.000 dólares), dado que la FIFA, que en principio había dicho que el fallo era inapelable, dio marcha atrás.
El propio órgano rector del fútbol mundial advirtió que la suspensión de nueve partidos solo puede cumplirse en el Mundial, la Copa América o las Eliminatorias. Si Uruguay llegara a la final en Brasil 2014 descontaría cuatro juegos de la sanción, con la posibilidad de restar los otros cinco en la Copa América de Chile 2015, donde la Celeste defiende el título logrado en 2011 en Argentina.
La sanción de la FIFA convierte a Suárez prácticamente en un “paria” del Mundial, ya que no podrá desempeñar “ninguna actividad relacionada con el fútbol”, lo que incluye la prohibición de ingresar a los estadios.
Suárez dejó territorio brasileño ayer mismo, arribando por la noche a Montevideo junto a su familia.
SIN REACCIONES ALOCADAS
El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Wilmar Valdez, descartó retirar a la selección uruguaya del Mundial en señal de protesta. “Hay que tomar decisiones con la razón, no con el corazón. El corazón está afectado, como el de todo el pueblo uruguayo, pero no tenemos dudas de que Uruguay tiene que seguir en la Copa del Mundo”, añadió.
El dirigente calificó de “absolutamente exagerada” la medida de la comisión de disciplina de la FIFA y alegó que “no había pruebas contundentes para una sanción tan dura”.
Valdez reveló que los dirigentes uruguayos le pidieron al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que “la ley sea pareja para todos”, y que el suizo les respondió que “respeta” al órgano jurisdiccional y que éste falla de acuerdo a las reglas, dejando en claro que no iba a inmiscuirse en el asunto.
“Suárez está afectado. Es un ser humano, aparte de un jugador de fútbol. Uno puede imaginarse cómo se puso al enterarse que lo sacaron del Mundial. Todos sabemos que los errores en la vida se pagan. Él ha pagado el suyo, pero creo que la sanción es demasiado dura para la falta que cometió”, concluyó Valdez.
La delegación de Uruguay voló ayer desde Natal a Río de Janeiro instantes después de conocerse la decisión. A esa altura, Suárez ya había sido informado por la FIFA de que tenía que abandonar la concentración celeste, la que no podrá pisar más durante el Mundial.

La FIFA reaccionó al mordisco de Luis Suárez con la segunda sanción más dura de la historia de los Mundiales. No solo lo expulsó de

Suárez no podrá ni siquiera asistir a un partido  de fútbol por cuatro meses.

Suárez no podrá ni siquiera asistir a un partido de fútbol por cuatro meses.

Brasil 2014, sino que le aplicó una suspensión de nueve partidos que también lo hará perderse la Copa América de Chile 2015, como mínimo.

“Este comportamiento no puede ser tolerado en ningún campo y menos en la Copa del Mundo, donde millones de personas están mirando”, argumentó el presidente de la comisión disciplinaria de la FIFA, Claudio Sulser, al justificar la decisión.

El incidente por el que Suárez fue sancionado ocurrió el martes en Natal, en los minutos finales del triunfo de Uruguay ante Italia, cuando el delantero celeste mordió cerca del hombro al defensa italiano Giorgio Chiellini.

Suárez también sufrió cuatro meses de inhabilitación deportiva y administrativa. Esto quiere decir que por ese período de tiempo no podrá jugar ni entrenar con su equipo, el Liverpool de Inglaterra, y tampoco podrá ser transferido a otra institución. Esto último también es importante, porque en España se anuncia que el Barcelona tenía decidido comprarlo.

HABRÁ APELACIÓN

Uruguay apelará la sanción, que incluye una multa de 100.000 francos suizos (110.000 dólares), dado que la FIFA, que en principio había dicho que el fallo era inapelable, dio marcha atrás.

El propio órgano rector del fútbol mundial advirtió que la suspensión de nueve partidos solo puede cumplirse en el Mundial, la Copa América o las Eliminatorias. Si Uruguay llegara a la final en Brasil 2014 descontaría cuatro juegos de la sanción, con la posibilidad de restar los otros cinco en la Copa América de Chile 2015, donde la Celeste defiende el título logrado en 2011 en Argentina.

La sanción de la FIFA convierte a Suárez prácticamente en un “paria” del Mundial, ya que no podrá desempeñar “ninguna actividad relacionada con el fútbol”, lo que incluye la prohibición de ingresar a los estadios.

Suárez dejó territorio brasileño ayer mismo, arribando por la noche a Montevideo junto a su familia.

SIN REACCIONES ALOCADAS

El presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Wilmar Valdez, descartó retirar a la selección uruguaya del Mundial en señal de protesta. “Hay que tomar decisiones con la razón, no con el corazón. El corazón está afectado, como el de todo el pueblo uruguayo, pero no tenemos dudas de que Uruguay tiene que seguir en la Copa del Mundo”, añadió.

El dirigente calificó de “absolutamente exagerada” la medida de la comisión de disciplina de la FIFA y alegó que “no había pruebas contundentes para una sanción tan dura”.

Valdez reveló que los dirigentes uruguayos le pidieron al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que “la ley sea pareja para todos”, y que el suizo les respondió que “respeta” al órgano jurisdiccional y que éste falla de acuerdo a las reglas, dejando en claro que no iba a inmiscuirse en el asunto.

“Suárez está afectado. Es un ser humano, aparte de un jugador de fútbol. Uno puede imaginarse cómo se puso al enterarse que lo sacaron del Mundial. Todos sabemos que los errores en la vida se pagan. Él ha pagado el suyo, pero creo que la sanción es demasiado dura para la falta que cometió”, concluyó Valdez.

La delegación de Uruguay voló ayer desde Natal a Río de Janeiro instantes después de conocerse la decisión. A esa altura, Suárez ya había sido informado por la FIFA de que tenía que abandonar la concentración celeste, la que no podrá pisar más durante el Mundial.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Los dos artículos que aplicó la FIFA para sancionar a Suárez

Los artículos 48 y 57 del reglamento de los Mundiales, fueron los que aplicó la FIFA para castigar a Luis Suárez. El primero alude a la “conducta antideportiva y asaltos” y el segundo a “ofensas a la deportividad”. La defensa del jugador intentó que solamente se tomara en cuenta el segundo artículo, pero no tuvo éxito.

La FIFA decidió juzgar a Luis Suárez por los artículos 48 (conducta antideportiva y asaltos) y 57 (ofensas a la deportividad) de su reglamento para los Mundiales. De nada valió la defensa de la AUF y la estrategia de intentar demostrar que no había pruebas fehacientes para condenar al delantero.
El artículo 48 era el más grave. En ese caso la pena mínima son dos partidos, y no hace referencia a un máximo. Aunque a todo nivel, el máximo que se le puede aplicar a un jugador, según el Código de FIFA, son dos años o 24 partidos.
Uruguay buscaba que se le aplicara solo el artículo 57, de ofensas a la deportividad, que únicamente hace mención a sanciones económicas, las que también le aplicaron al delantero: 100 mil francos suizos (alrededor de 110 mil dólares).
¿Qué dicen los acuerdos en cuestión? El artículo 48 se titula la “Conducta incorrecta frente a adversarios u otras personas que no sean oficiales de partido” y establece: “1) Incluyendo la suspensión automática (establecida en un artículo anterior), toda persona expulsada directamente será sancionada de la siguiente forma: a) por un partido en caso de malograr una oportunidad manifiesta de gol del equipo contrario (especialmente con mano intencionada); b) como mínimo por un partido en caso de juego brusco grave (especialmente mediante el empleo desmesurado de la fuerza o juego brutal o violento); c) como mínimo por un partido por conducta antideportiva contra los jugadores rivales u otras personas que no sean los oficiales de partido (sin perjuicio de las disposiciones los artículos 53, 54 y 57 a 60); d) como mínimo por dos partidos en caso de asaltos (codazos, puñetazos, patadas, etc.) contra un adversario u otra persona que no sea un oficial de partido; e) como mínimo por seis partidos en caso de escupir a un jugador rival o a cualquier otra persona que no sea un oficial de partido.
2) En todos los casos se puede imponer adicionalmente una multa, 3) Esto sin perjuicio de la sanción correspondiente en conformidad con el art. 77, letra a) del presente código”.
Por su parte, el artículo 57 se titula “Ofensas al honor y deportividad” y establece: “El que a través de palabras o gestos injuriosos, o por cualquier otro medio, ofenda el honor de una persona o contravenga a los principios de la deportividad o la moral deportiva, podrá ser sancionado conforme al artículo 10”. Dicho artículo se titula “Sanciones a personas físicas y jurídicas”, y establece: “Pueden imponerse las siguientes sanciones tanto a las personas físicas como a las jurídicas: a) advertencia; b) reprensión; c) multa; d) devolución de premios”.
l

La FIFA decidió juzgar a Luis Suárez por los artículos 48 (conducta antideportiva y asaltos) y 57 (ofensas a la deportividad) de su

La FIFA basó su resolución en la aplicación de dos artículos.

La FIFA basó su resolución en la aplicación de dos artículos.

reglamento para los Mundiales. De nada valió la defensa de la AUF y la estrategia de intentar demostrar que no había pruebas fehacientes para condenar al delantero.

El artículo 48 era el más grave. En ese caso la pena mínima son dos partidos, y no hace referencia a un máximo. Aunque a todo nivel, el máximo que se le puede aplicar a un jugador, según el Código de FIFA, son dos años o 24 partidos.

Uruguay buscaba que se le aplicara solo el artículo 57, de ofensas a la deportividad, que únicamente hace mención a sanciones económicas, las que también le aplicaron al delantero: 100 mil francos suizos (alrededor de 110 mil dólares).

¿Qué dicen los acuerdos en cuestión? El artículo 48 se titula la “Conducta incorrecta frente a adversarios u otras personas que no sean oficiales de partido” y establece: “1) Incluyendo la suspensión automática (establecida en un artículo anterior), toda persona expulsada directamente será sancionada de la siguiente forma: a) por un partido en caso de malograr una oportunidad manifiesta de gol del equipo contrario (especialmente con mano intencionada); b) como mínimo por un partido en caso de juego brusco grave (especialmente mediante el empleo desmesurado de la fuerza o juego brutal o violento); c) como mínimo por un partido por conducta antideportiva contra los jugadores rivales u otras personas que no sean los oficiales de partido (sin perjuicio de las disposiciones los artículos 53, 54 y 57 a 60); d) como mínimo por dos partidos en caso de asaltos (codazos, puñetazos, patadas, etc.) contra un adversario u otra persona que no sea un oficial de partido; e) como mínimo por seis partidos en caso de escupir a un jugador rival o a cualquier otra persona que no sea un oficial de partido.

2) En todos los casos se puede imponer adicionalmente una multa, 3) Esto sin perjuicio de la sanción correspondiente en conformidad con el art. 77, letra a) del presente código”.

Por su parte, el artículo 57 se titula “Ofensas al honor y deportividad” y establece: “El que a través de palabras o gestos injuriosos, o por cualquier otro medio, ofenda el honor de una persona o contravenga a los principios de la deportividad o la moral deportiva, podrá ser sancionado conforme al artículo 10”. Dicho artículo se titula “Sanciones a personas físicas y jurídicas”, y establece: “Pueden imponerse las siguientes sanciones tanto a las personas físicas como a las jurídicas: a) advertencia; b) reprensión; c) multa; d) devolución de premios”.

Podría intervenir el gobierno

La ministra de Turismo y Deportes, Liliám Kechichián, anunció que se reunirá con el presidente de la República, José Mujica, para analizar qué acciones oficiales es posible tomar ante la sanción que la FIFA le puso al futbolista Luis Suárez.

La ministra, que fue muy crítica con el fallo del organismo rector del fútbol mundial, dijo a El Observador que sentía “mucho dolor” por una sanción que considera “durísima, excesiva y desmedida”, que se parece “más a una condena que a una pena”. Y añadió que “no creo que haya un caso igual a este, porque hemos visto muchos Mundiales y nunca un jugador fue separado del fútbol por cuatro meses, sin la posibilidad de entrenar o ingresar a los estadios”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Se despidió Portugal

El primer gol de Cristiano Ronaldo en el Mundial sirvió para darle a Portugal su primera victoria, pero no para evitar la prematura eliminación. Argelia, por su parte, logró superar la ronda inicial por primera vez, tras empatar 1-1 con Rusia. El conjunto africano se las verá con la poderosa Alemania en la siguiente instancia. También clasificó EEUU.

La selección portuguesa liderada por Cristiano Ronaldo se despidió del Mundial con una amarga victoria 2-1 ante Ghana, en la última jornada de la fase de grupos.
Cristiano Ronaldo se marchó del Mundial sin brillar, pero al menos pudo celebrar en el minuto 80 su primer gol en el certamen, un tanto que dio la victoria a un Portugal que necesitaba golear para tener alguna opción de avanzar a los octavos.
El ghanés John Boye marcó en contra de su valla en el minuto 31 para dar esperanzas a Portugal, pero Asamoah Gyan, el mejor jugador de los africanos, empardó las cifras a los 57′.
Portugal quedó tercero en el grupo G con cuatro puntos, los mismos que Estados Unidos, pero con peor diferencia de goles que los norteamericanos, quienes clasificaron a octavos a pesar de caer 0-1 con Alemania en Recife.
ARGELIA HIZO HISTORIA
Argelia logró uno de los mayores éxitos de su historia futbolística al empatar 1-1 ante Rusia y avanzar por primera vez a los octavos de final de un Mundial, en donde se medirá con la poderosa Alemania.
El empate, que se registró tras un dramático choque escenificado en el estadio Arena da Baixada de Curitiba, dio a los argelinos el segundo puesto del grupo H por detrás de Bélgica, que venció 1-0 a Corea del Sur en el otro partido de la serie. Tanto Rusia como Corea quedaron eliminadas.
Argelia había marcado cuatro goles a Corea en el partido anterior, pero ayer sufrió para remontar el tempranero tanto ruso y quebrar la sólida defensa del equipo dirigido por Fabio Capello.
Alexander Kokorin adelantó a los rusos en el minuto 6, pero Islam Slimani anotó el tanto del empate en el 60′, para delirio de los africanos.
La situación del técnico italiano es especialmente delicada. Pese a ser el entrenador que mejor cobra del Mundial, fracasó en la fase de grupos con una Rusia que buscaba un impulso a su fútbol antes de albergar el próximo Mundial en 2018.

La selección portuguesa liderada por Cristiano Ronaldo se despidió del Mundial con una amarga victoria 2-1 ante Ghana, en la última jornada de la fase de grupos.

Cristiano Ronaldo se marchó del Mundial sin brillar, pero al menos pudo celebrar en el minuto 80 su primer gol en el certamen, un tanto que dio la victoria a un Portugal que necesitaba golear para tener alguna opción de avanzar a los octavos.

El ghanés John Boye marcó en contra de su valla en el minuto 31 para dar esperanzas a Portugal, pero Asamoah Gyan, el mejor jugador de los africanos, empardó las cifras a los 57′.

Portugal quedó tercero en el grupo G con cuatro puntos, los mismos que Estados Unidos, pero con peor diferencia de goles que los norteamericanos, quienes clasificaron a octavos a pesar de caer 0-1 con Alemania en Recife.

ARGELIA HIZO HISTORIA

Argelia logró uno de los mayores éxitos de su historia futbolística al empatar 1-1 ante Rusia y avanzar por primera vez a los octavos de final de un Mundial, en donde se medirá con la poderosa Alemania.

El empate, que se registró tras un dramático choque escenificado en el estadio Arena da Baixada de Curitiba, dio a los argelinos el segundo puesto del grupo H por detrás de Bélgica, que venció 1-0 a Corea del Sur en el otro partido de la serie. Tanto Rusia como Corea quedaron eliminadas.

Argelia había marcado cuatro goles a Corea en el partido anterior, pero ayer sufrió para remontar el tempranero tanto ruso y quebrar la sólida defensa del equipo dirigido por Fabio Capello.

Alexander Kokorin adelantó a los rusos en el minuto 6, pero Islam Slimani anotó el tanto del empate en el 60′, para delirio de los africanos.

La situación del técnico italiano es especialmente delicada. Pese a ser el entrenador que mejor cobra del Mundial, fracasó en la fase de grupos con una Rusia que buscaba un impulso a su fútbol antes de albergar el próximo Mundial en 2018.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La historia de los Mundiales

Los recuerdos del Mundial de Francia 1998 son los más gratos en el historial futbolístico de Zinedine Zidane, que aún hoy es consciente de que la consagración de Francia como campeona pudo frustrarse en octavos de final ante Paraguay. Sin su estrella -suspendida-, el local sudó la gota gorda para vencer 1-0 a los guaraníes con un gol de oro.

“El Mundial constituye la etapa más importante de mi carrera y, por supuesto, la mejor recompensa que se puede recibir. Para

Zidane disfruta de la Copa del Mundo, la única que logró Francia en su historia.

Zidane disfruta de la Copa del Mundo, la única que logró Francia en su historia.

cualquier futbolista, ganar un Mundial representa un sueño. El haber marcado dos goles en la final supone el mejor recuerdo de mi carrera de futbolista”, asegura el jugador cada vez que se le pregunta por el título del 98.

Zidane, de 41 años, tiene una explicación clara para el éxito de su selección en el Mundial en el que era anfitriona: “Nuestro principal aliado era el buen ambiente que existía entre nosotros. No teníamos la sensación de jugar partidos del Mundial. El ambiente era tan bueno que teníamos la impresión de estar de vacaciones”.
Zidane llegó al Mundial como titular indiscutido para Aimé Jacquet -“un técnico que daba la sensación de tenerlo todo controlado, que nos brindaba seguridad”- tras ganarse un lugar en la poderosa Juventus de Italia.
Francia debutó ante Sudáfrica, a la que goleó 3-0 en la segunda mitad, sobre todo gracias al trabajo del mejor amigo de Zidane dentro del fútbol, Christophe Dugarry.
Los galos también tardaron media hora en entrar en juego ante Arabia Saudita, hasta que llegó el primer gol de Henry. El resultado fue a la postre de 4-0, pero con una mala noticia: Zidane fue expulsado por pisar a Fouad Amin, según el francés “sin intención”, pero en una entrada que no dejó dudas al Comité de la FIFA, quien le aplicó dos partidos de sanción.
Ocho años después, en Alemania 2006, Zidane también sería expulsado, pero entonces sin remedio. Su famoso cabezazo al italiano Marco Materazzi dejó a su equipo con diez y sin capitán en el minuto 110 de la final, que Francia acabó perdiendo en los penales.
En 1998, Francia también sufrió sin Zidane. Primero ante Dinamarca, a la que batió por 2-1, pero sobre todo ante Paraguay en octavos de final, al que venció con un gol de oro de Laurent Blanc, conseguido a pocos minutos del final. “Ese fue el partido más difícil del campeonato, pero también el que nos hizo darnos cuenta de que podíamos ganar el título”, señala Zidane.
El partido ante Italia en cuartos de final también fue emocionante, y se definió por penales, tras el empate 0-0 que se dio en los 120 minutos de fútbol.
LA DEFINICIÓN
Croacia fue el rival en semifinales. “Era el momento de poner fin a un historial frustrante para Francia en esa fase de la competición. La gran selección francesa de Giresse, Tigana y Platini no había pasado de las semifinales en los 80. Nosotros teníamos a favor que llevábamos ya tiempo jugando en ligas internacionales, lo que representaba una experiencia muy valiosa”.
Respecto al choque con Croacia, Zidane recuerda que “era el tipo de partido que no se debe perder”. “Llegar a esta fase y fracasar tan cerca de la final de la Copa del Mundo nos parecía inhumano. Afortunadamente, quien nos salvó fue Lilian Thuram con una actuación de maestro”, rememora sobre el triunfo 2-1 de los galos, conseguido gracias a los dos goles del defensor.
Para la final, curiosamente, Zidane y los suyos preferían a Brasil: “Si hubiera ganado Holanda, habría sido un problema, porque estábamos preparados para la final de ensueño contra Brasil. De más está decir que la motivación era completa. Entramos en el partido sin vacilar”.
Francia no dejó dudas en la final: goleó 3-0 a Brasil, con dos goles de Zidane, y fue campeón del mundo por primera vez.
El francés juzga el triunfo como un regalo increíble para todo su país: “Al final, teníamos la sensación de haber hecho algo maravilloso que iba más allá de las fronteras del fútbol. Todo el mundo se unió a la misma causa. Ya no había ni franceses, ni negros, ni árabes. Más allá de la victoria, nuestro éxito reunió a todo un país en una sola fiesta”, concluyó Zidane.

“El Mundial constituye la etapa más importante de mi carrera y, por supuesto, la mejor recompensa que se puede recibir. Para cualquier futbolista, ganar un Mundial representa un sueño. El haber marcado dos goles en la final supone el mejor recuerdo de mi carrera de futbolista”, asegura el jugador cada vez que se le pregunta por el título del 98.

Zidane, de 41 años, tiene una explicación clara para el éxito de su selección en el Mundial en el que era anfitriona: “Nuestro principal aliado era el buen ambiente que existía entre nosotros. No teníamos la sensación de jugar partidos del Mundial. El ambiente era tan bueno que teníamos la impresión de estar de vacaciones”.

Zidane llegó al Mundial como titular indiscutido para Aimé Jacquet -“un técnico que daba la sensación de tenerlo todo controlado, que nos brindaba seguridad”- tras ganarse un lugar en la poderosa Juventus de Italia.

Francia debutó ante Sudáfrica, a la que goleó 3-0 en la segunda mitad, sobre todo gracias al trabajo del mejor amigo de Zidane dentro del fútbol, Christophe Dugarry.

Los galos también tardaron media hora en entrar en juego ante Arabia Saudita, hasta que llegó el primer gol de Henry. El resultado fue a la postre de 4-0, pero con una mala noticia: Zidane fue expulsado por pisar a Fouad Amin, según el francés “sin intención”, pero en una entrada que no dejó dudas al Comité de la FIFA, quien le aplicó dos partidos de sanción.

Ocho años después, en Alemania 2006, Zidane también sería expulsado, pero entonces sin remedio. Su famoso cabezazo al italiano Marco Materazzi dejó a su equipo con diez y sin capitán en el minuto 110 de la final, que Francia acabó perdiendo en los penales.

En 1998, Francia también sufrió sin Zidane. Primero ante Dinamarca, a la que batió por 2-1, pero sobre todo ante Paraguay en octavos de final, al que venció con un gol de oro de Laurent Blanc, conseguido a pocos minutos del final. “Ese fue el partido más difícil del campeonato, pero también el que nos hizo darnos cuenta de que podíamos ganar el título”, señala Zidane.

El partido ante Italia en cuartos de final también fue emocionante, y se definió por penales, tras el empate 0-0 que se dio en los 120 minutos de fútbol.

LA DEFINICIÓN

Croacia fue el rival en semifinales. “Era el momento de poner fin a un historial frustrante para Francia en esa fase de la competición. La gran selección francesa de Giresse, Tigana y Platini no había pasado de las semifinales en los 80. Nosotros teníamos a favor que llevábamos ya tiempo jugando en ligas internacionales, lo que representaba una experiencia muy valiosa”.

Respecto al choque con Croacia, Zidane recuerda que “era el tipo de partido que no se debe perder”. “Llegar a esta fase y fracasar tan cerca de la final de la Copa del Mundo nos parecía inhumano. Afortunadamente, quien nos salvó fue Lilian Thuram con una actuación de maestro”, rememora sobre el triunfo 2-1 de los galos, conseguido gracias a los dos goles del defensor.

Para la final, curiosamente, Zidane y los suyos preferían a Brasil: “Si hubiera ganado Holanda, habría sido un problema, porque estábamos preparados para la final de ensueño contra Brasil. De más está decir que la motivación era completa. Entramos en el partido sin vacilar”.

Francia no dejó dudas en la final: goleó 3-0 a Brasil, con dos goles de Zidane, y fue campeón del mundo por primera vez.

El francés juzga el triunfo como un regalo increíble para todo su país: “Al final, teníamos la sensación de haber hecho algo maravilloso que iba más allá de las fronteras del fútbol. Todo el mundo se unió a la misma causa. Ya no había ni franceses, ni negros, ni árabes. Más allá de la victoria, nuestro éxito reunió a todo un país en una sola fiesta”, concluyó Zidane.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Hubo un castigo peor

La suspensión de nueve partidos y los cuatro meses de inhabilitación con los que la FIFA sancionó a Luis Suárez, convierten al delantero uruguayo en uno de los más castigados por el órgano rector del fútbol mundial. El castigo de Suárez solo es superado por el recibido por un futbolista iraquí en
México 1986.

La suspensión de nueve partidos y los cuatro meses de inhabilitación con los que la FIFA sancionó a Luis Suárez, convierten al delantero uruguayo en uno de los más castigados por el órgano rector del fútbol mundial. El castigo de Suárez solo es superado por el recibido por un futbolista iraquí en México 1986.

Luis Suárez ingresó de lleno en la lista negra de los Mundiales, que tiene como recientes referentes al francés Zinedine Zidane -por su

Luis Enrique le muestra al árbitro cómo le quedó la nariz tras el codazo de Tassotti.  Fue en 1994 y el zaguero italiano fue suspendido por ocho partidos.

Luis Enrique le muestra al árbitro cómo le quedó la nariz tras el codazo de Tassotti. Fue en 1994 y el zaguero italiano fue suspendido por ocho partidos.

cabezazo al italiano Marco Materazzi en 2006- y al italiano Mauro Tassotti, por su codazo al español Luis Enrique en 1994. Aunque por encima de todos está el iraquí Samir Shaker, sancionado en México 1986.

Suárez, cuyo castigo supera al de Tassotti o Zidane, no ha llegado al año de sanción al que fue sometido Shaker. Pero la repercusión de su caso ha sido mayor.

El futbolista iraquí escupió al árbitro colombiano Jesús Díaz en el choque contra Bélgica de la primera fase de México 1986. Curiosamente, el jugador no fue expulsado y fue la FIFA la que actuó de oficio. Es la mayor sanción impuesta por la Federación Internacional hasta el momento.

REINCIDENTE

Suárez mordió a Chiellini como antes había hecho en Holanda (con el Ajax) y, más recientemente, en Inglaterra (con el Liverpool). En ambos casos fue sometido a castigos ejemplares, que no han paliado su comportamiento: en el fútbol holandés le aplicaron siete partidos de suspensión y en el fútbol inglés otros 10.

La sanción a Luis Suárez supera, por ejemplo, a la de Tassotti, una de las más recordadas en la historia de los Mundiales, por la imagen de impotencia de Luis Enrique, quien sufrió la rotura del tabique nasal luego del brutal codazo que le aplicó el zaguero italiano. Ocurrió en una jugada que pudo cambiar el destino del partido que Italia y España protagonizaron por los cuartos de final de Estados Unidos 1994, pero el árbitro húngaro Sandor Puhl la pasó por alto. Era penal y expulsión para el defensa italiano, pero éste no quedó impune, porque días más tarde la FIFA lo suspendió por ocho partidos. Tassoti no pudo jugar la semifinal ni la final del Mundial con Italia.

OTROS CASOS

Estados Unidos 1994 también resume los cuatro partidos de castigo al que fue sometido el brasileño Leonardo por romperle de un codazo la nariz al jugador americano Tab Ramos o los tres que tuvo que cumplir el rumano Ion Vladoiuv, que castigó con violencia al suizo Christophe Obrel.

La final de Alemania 2006 supuso un borrón en la carrera del francés Zinedine Zidane, en el partido contra Italia. El centrocampista galo propinó un cabezazo en el pecho a Marco Materazzi. Fue expulsado y recibió una sanción de tres partidos. El zaguero italiano también sufrió una suspensión, de dos encuentros, por provocar.

En la fase de grupos de en esa misma edición del certamen, sucedió otro caso desagradable. Fue un codazo del italiano Danielle De Rossi al norteamericano Brian McBride en el choque entre Italia y Estados Unidos. El italiano fue sancionado con cuatro partidos, y recién pudo volver a defender a su selección la finalísima del evento.

En caso más reciente lo contemplamos en el actual Mundial, con la sanción de tres encuentros al camerunés Alex Song. El Comité de Disciplina de la FIFA suspendió al centrocampista tras ser expulsado en el partido entre Camerún y Croacia, luego de una dura infracción al delantero Mario Mandzukic.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El Mundial de Suárez

Luis Suárez pasó por todos los sentimientos posibles en el Mundial: vio con amargura el debut de Uruguay desde el banco de suplentes; se emocionó hasta las lágrimas ante Inglaterra, a quien despachó con dos golazos; sufrió y gozó con la victoria frente a Italia, donde protagonizó la polémica mordida a Chiellini; y volvió a llorar, esta vez de impotencia, al saberse expulsado de la competencia por una decisión extrema de la FIFA.

Luis Suárez vio el debut de Uruguay desde el banco de suplentes. No estaba apto para jugar.

Luis Suárez vio el debut de Uruguay desde el banco de suplentes. No estaba apto para jugar.

El festejo esperado: Suárez destrozó los sueños de Inglaterra  con dos goles inolvidables.

El festejo esperado: Suárez destrozó los sueños de Inglaterra con dos goles inolvidables.

El “9” no lo sabía, pero ante Italia jugaría su último partido del Mundial.

El “9” no lo sabía, pero ante Italia jugaría su último partido del Mundial.

Tras ser informado de la sanción, Suárez lloró de impotencia.  No esperaba un golpe tan duro.

Tras ser informado de la sanción, Suárez lloró de impotencia. No esperaba un golpe tan duro.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La historia de los Mundiales

“Fue el momento más sublime de mi carrera”, subraya el argentino Diego Armando Maradona, mientras las imágenes se suceden en su mente: los goles ante Inglaterra -la “mano de Dios” y la obra de arte donde eludió a medio conjunto británico-, la asistencia magnífica para que Jorge Burruchaga definiera la final ante Alemania anotando el definitivo 3-2 y el alocado festejo en el estadio Azteca levantando la Copa del Mundo.
“No fui yo solo, hubo un equipo. Argentina fue campeón no solo por mí. Yo aporté, otros me ayudaron y todos ganamos. Agradezco que me consideraran como el mejor jugador del Mundial, pero yo triunfé con Argentina, no gané solo”, aclara Maradona en su libro “Yo soy El Diego”.
Sin embargo, el peso individual de Maradona en aquel equipo dirigido por Carlos Bilardo -no solo por sus cinco goles en el torneo- superó quizá cualquier otro antecedente histórico de la influencia de un solo jugador sobre un conjunto.
“No quiero desmerecer al resto de los jugadores de Argentina, pero no recuerdo a otro futbolista tan decisivo para ganar un título como lo fue Maradona en México 1986”, aseguró el español Emilio Butragueño, quien disputó aquel Mundial.
“ERA UNA OBLIGACIÓN”
En la semifinal ante Bélgica, Maradona anotó los dos goles que valieron el pasaporte a la gran final. “El Mundial lo tomé como una obligación. Quería hacer goles, distribuir juego, tirarme a los pies, ordenar, marcar… Me lo prometí como un deber, no lo hice para que dijeran que Maradona era una estrella. Lo hice para que Argentina fuera campeón”, afirma.
“El Pibe de Oro” llegó al Mundial en su plenitud futbolística: tenía 25 años y ya era ídolo en el Nápoli de Italia. Sin embargo, antes del inicio, la mayoría de los críticos profetizaba que el próximo “rey” sería el francés Michel Platini o el brasileño Zico.
Hasta entonces, los mundiales habían sido un recuerdo doloroso para Maradona: en Argentina 1978 fue excluido del plantel a último momento, y en España 1982 debió absorber la eliminación en la segunda fase y tras ser expulsado en el último partido ante Brasil. Pero en México 1986 todo cambiaría.
EL ÚNICO TITULAR
Tres años antes, el flamante entrenador argentino Carlos Salvador Bilardo le aseguró a Maradona que era el único titular seguro y que la capitanía sería suya. “Yo quería ser el capitán, el patrón, el número uno de Bilardo, era lo que siempre había soñado ser: representar a todos los futbolistas argentinos, a todos”.
Argentina sacó chapa de candidato tras vencer 2-1 a Inglaterra en cuartos de final, en un partido que, como reconoce Maradona, tuvo ingredientes extrafutbolísticos: “Si bien nosotros decíamos que el fútbol no tenía nada que ver con la Guerra de las Malvinas, sabíamos que habían muerto muchos pibes argentinos allá, que los habían matado como a pajaritos. Y el partido del Mundial era una revancha. De alguna manera hacíamos culpables a los jugadores ingleses de todo lo sucedido. Sé que parece un disparate, pero era más fuerte que nosotros”.
Desde su perspectiva, Maradona hizo justicia, con dos goles que lo describen: viveza y magia. “El primero lo definí en su momento como ‘la mano de Dios’. También fue como robarle la billetera a los ingleses”, rememora sobre aquel tanto en el que utilizó su puño izquierdo para ganarle al portero inglés Peter Shilton en lo alto y enviar la pelota a la red, una trampa tan perfecta que ni siquiera se advirtió con claridad en la televisión.
“No fue correcto lo que hice”, reconoció más tarde. “Pero la ‘mano de Dios’ se transformó en gol porque Dios lo quiso y porque el árbitro no lo vio”.
Después llegaría lo mejor, su obra más sublime, cuando se lanzó desde su propio campo en una carrera imparable de apenas diez segundos, en los que dejó por el piso a medio equipo rival antes de tocar al gol. “Todavía hoy me parece mentira haberlo logrado. En serio, te parece que no se puede hacer un gol así, que lo podrás soñar pero nunca lo vas a concretar. Ya es un mito”.
El Mundial de México 1986 instituyó como nuevo Dios del fútbol a Diego Armando Maradona, un ilusionista del balón que apareció para ocupar el trono dejado vacante por el brasileño Pelé y conducir a la selección de Argentina a la gloria. Maradona anotó, ante Inglaterra, el que se considera como mejor gol de la historia de los Mundiales.
“Fue el momento más sublime de mi carrera”, subraya el argentino Diego Armando Maradona, mientras las imágenes se suceden en su mente: los goles ante Inglaterra -la “mano de Dios” y la obra de arte donde eludió a medio conjunto británico-, la asistencia magnífica para que Jorge Burruchaga definiera la final ante Alemania anotando el definitivo 3-2 y el alocado festejo en el estadio Azteca levantando la Copa del Mundo.
“No fui yo solo, hubo un equipo. Argentina fue campeón no solo por mí. Yo aporté, otros me ayudaron y todos ganamos. Agradezco que me consideraran como el mejor jugador del Mundial, pero yo triunfé con Argentina, no gané solo”, aclara Maradona en su libro “Yo soy El Diego”.
Sin embargo, el peso individual de Maradona en aquel equipo dirigido por Carlos Bilardo -no solo por sus cinco goles en el torneo- superó quizá cualquier otro antecedente histórico de la influencia de un solo jugador sobre un conjunto.
“No quiero desmerecer al resto de los jugadores de Argentina, pero no recuerdo a otro futbolista tan decisivo para ganar un título como lo fue Maradona en México 1986”, aseguró el español Emilio Butragueño, quien disputó aquel Mundial.
“ERA UNA OBLIGACIÓN”
En la semifinal ante Bélgica, Maradona anotó los dos goles que valieron el pasaporte a la gran final. “El Mundial lo tomé como una obligación. Quería hacer goles, distribuir juego, tirarme a los pies, ordenar, marcar… Me lo prometí como un deber, no lo hice para que dijeran que Maradona era una estrella. Lo hice para que Argentina fuera campeón”, afirma.
“El Pibe de Oro” llegó al Mundial en su plenitud futbolística: tenía 25 años y ya era ídolo en el Nápoli de Italia. Sin embargo, antes del inicio, la mayoría de los críticos profetizaba que el próximo “rey” sería el francés Michel Platini o el brasileño Zico.
Hasta entonces, los mundiales habían sido un recuerdo doloroso para Maradona: en Argentina 1978 fue excluido del plantel a último momento, y en España 1982 debió absorber la eliminación en la segunda fase y tras ser expulsado en el último partido ante Brasil. Pero en México 1986 todo cambiaría.
EL ÚNICO TITULAR
Tres años antes, el flamante entrenador argentino Carlos Salvador Bilardo le aseguró a Maradona que era el único titular seguro y que la capitanía sería suya. “Yo quería ser el capitán, el patrón, el número uno de Bilardo, era lo que siempre había soñado ser: representar a todos los futbolistas argentinos, a todos”.
Argentina sacó chapa de candidato tras vencer 2-1 a Inglaterra en cuartos de final, en un partido que, como reconoce Maradona, tuvo ingredientes extrafutbolísticos: “Si bien nosotros decíamos que el fútbol no tenía nada que ver con la Guerra de las Malvinas, sabíamos que habían muerto muchos pibes argentinos allá, que los habían matado como a pajaritos. Y el partido del Mundial era una revancha. De alguna manera hacíamos culpables a los jugadores ingleses de todo lo sucedido. Sé que parece un disparate, pero era más fuerte que nosotros”.
Desde su perspectiva, Maradona hizo justicia, con dos goles que lo describen: viveza y magia. “El primero lo definí en su momento como ‘la mano de Dios’. También fue como robarle la billetera a los ingleses”, rememora sobre aquel tanto en el que utilizó su puño izquierdo para ganarle al portero inglés Peter Shilton en lo alto y enviar la pelota a la red, una trampa tan perfecta que ni siquiera se advirtió con claridad en la televisión.
“No fue correcto lo que hice”, reconoció más tarde. “Pero la ‘mano de Dios’ se transformó en gol porque Dios lo quiso y porque el árbitro no lo vio”.
Después llegaría lo mejor, su obra más sublime, cuando se lanzó desde su propio campo en una carrera imparable de apenas diez segundos, en los que dejó por el piso a medio equipo rival antes de tocar al gol. “Todavía hoy me parece mentira haberlo logrado. En serio, te parece que no se puede hacer un gol así, que lo podrás soñar pero nunca lo vas a concretar. Ya es un mito”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Brasil – Chile, en octavos

Brasil goleó 4-1 a Camerún, en el cierre del grupo A del Mundial, y se aseguró el primer puesto, por lo que en octavos de final enfrentará a Chile, quien terminó segundo en el grupo B. El técnico norteño Luis Felipe Scolari admitió que hubiese preferido otro rival. “Chile tiene mucha calidad y está organizado, por lo que hubiese optado por otro oponente. Es difícil jugar contra una selección sudamericana”, afirmó el DT, que igual confía en la mejoría “partido a partido” de Brasil.
Neymar, la figura norteña, anotó dos goles: a los 17’ y 35’. Las otras dos anotaciones de los locales fueron obra de Fred (49’) y Fernandinho (84’). El descuento africano fue anotado por Joel Matip a los 26’.
En el otro partido del grupo A, México venció 3-1 a Croacia y lo eliminó del certamen. Los goles aztecas los convirtieron Rafael Márquez (72’), Andrés Guardado (75’) y Javier Hernández (82’), descontando el croata Iván Perisic (87’).
Brasil ganó el grupo A con siete puntos, los mismos que sumó México, pero los norteños terminaron con mejor diferencia de goles. Detrás quedaron Croacia con tres unidades y Camerún sin unidades.
HOLANDA VENCIÓ A CHILE
La selección holandesa derrotó 2-0 a su similar de Chile, asegurándose el primer puesto del grupo B. De esta forma eludió a Brasil en los octavos de final, por lo que se enfrentará a México.
Los goles de Holanda fueron convertidos por Leroy Fer (a los 77’) y Memphis Depay (90’).
En el otro partido del grupo, que no tenía ninguna importancia porque lo protagonizaban dos equipos ya eliminados, España goleó 3-0 a Australia.
Las anotaciones fueron obra de David Villa (36’), Fernando Torres (69’) y Juan Mata (82’).
El grupo B fue ganado por Holanda, quien sumó los nueve puntos que disputó. Detrás terminaron Chile con seis unidades, España con tres y Australia sin puntos.
En octavos de final, Brasil enfrentará a Chile el sábado en Belo Horizonte, mientras que
Holanda y México se medirán el domingo en Fortaleza.
Ayer quedaron definidos los dos primeros cruces de octavos de final: Brasil y Chile se verán las caras el sábado en Belo Horizonte (a las 13.00), al tiempo que Holanda y México se enfrentarán el domingo en Fortaleza (también a las 13.00). Croacia fue eliminado de la competencia.
Brasil goleó 4-1 a Camerún, en el cierre del grupo A del Mundial, y se aseguró el primer puesto, por lo que en octavos de final enfrentará a Chile, quien terminó segundo en el grupo B. El técnico norteño Luis Felipe Scolari admitió que hubiese preferido otro rival. “Chile tiene mucha calidad y está organizado, por lo que hubiese optado por otro oponente. Es difícil jugar contra una selección sudamericana”, afirmó el DT, que igual confía en la mejoría “partido a partido” de Brasil.
Neymar, la figura norteña, anotó dos goles: a los 17’ y 35’. Las otras dos anotaciones de los locales fueron obra de Fred (49’) y Fernandinho (84’). El descuento africano fue anotado por Joel Matip a los 26’.
En el otro partido del grupo A, México venció 3-1 a Croacia y lo eliminó del certamen. Los goles aztecas los convirtieron Rafael Márquez (72’), Andrés Guardado (75’) y Javier Hernández (82’), descontando el croata Iván Perisic (87’).
Brasil ganó el grupo A con siete puntos, los mismos que sumó México, pero los norteños terminaron con mejor diferencia de goles. Detrás quedaron Croacia con tres unidades y Camerún sin unidades.
HOLANDA VENCIÓ A CHILE
La selección holandesa derrotó 2-0 a su similar de Chile, asegurándose el primer puesto del grupo B. De esta forma eludió a Brasil en los octavos de final, por lo que se enfrentará a México.
Los goles de Holanda fueron convertidos por Leroy Fer (a los 77’) y Memphis Depay (90’).
En el otro partido del grupo, que no tenía ninguna importancia porque lo protagonizaban dos equipos ya eliminados, España goleó 3-0 a Australia.
Las anotaciones fueron obra de David Villa (36’), Fernando Torres (69’) y Juan Mata (82’).
El grupo B fue ganado por Holanda, quien sumó los nueve puntos que disputó. Detrás terminaron Chile con seis unidades, España con tres y Australia sin puntos.
En octavos de final, Brasil enfrentará a Chile el sábado en Belo Horizonte, mientras que
Holanda y México se medirán el domingo en Fortaleza.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Giménez, el joven récord

José María Giménez está viviendo un sueño: con apenas 19 años debutó en el Mundial ante Inglaterra, y esta tarde volverá a ser titular frente a Italia, en el decisivo partido que cerrará el grupo D. Después de dicho encuentro, el joven zaguero podrá presumir de haber conseguido una curiosa marca: jugar más partidos en un Mundial que todos los que disputó en la temporada para su club, el Atlético Madrid, en el que solo jugó un encuentro de la liga española.
“Estar en el Mundial es algo soñado, y más por el hecho de ocupar el lugar del capitán (Lugano) dentro del campo. Me hace sentir muy orgulloso que el maestro (Tabárez) confíe en mí”, afirmó Giménez en Sete Lagoas, el campamento que eligió Uruguay para preparar la primera fase del torneo.
Ante la inesperada lesión de Lugano, capitán y caudillo de la Celeste, Giménez tuvo la chance de debutar en el Mundial con 19 años y 149 días. El defensor completó los 90 minutos del triunfo 2-1 ante Inglaterra, el jueves pasado en San Pablo, y superó por un mes el récord anterior, perteneciente al también defensor Pedro Virgilio Rocha, que en el Mundial de Chile 1962 había debutado con 19 años y 178 días.
ANULÓ A FALCAO
La personalidad de Giménez quedó demostrada en su debut en la selección mayor de Uruguay, en septiembre de 2013, cuando con apenas 18 años anuló al afamado delantero Radamel Falcao, en el partido que Uruguay venció 2-0 a Colombia en Montevideo por las Eliminatorias Sudamericanas.
Tras dicho partido, el joven recibió múltiples elogios. Aquel juego es especialmente recordado porque Giménez reveló detalles de cómo consiguió anular al goleador del Mónaco de Francia, de pasado reciente en Atlético Madrid, justamente el equipo al que pertenece el joven defensor uruguayo.
“Tuvimos mucho diálogo con Falcao en el campo. Si vos le hablabas cuando la pelota llegaba al área, él te miraba o te escuchaba y por ahí se desconcentraba. Eso es normal. No solo con él lo hice, siempre lo hago, para desconcentrar al rival. En una ocasión, le pregunté: ‘¿Qué auto tenés en España?’, y se sorprendió tanto con la pregunta, que perdió de vista la trayectoria de la pelota”, reveló con soltura Giménez, de 185 centímetros de altura y 80 kilos de peso.
BALOTELLI, EL NUEVO DESAFÍO
Giménez, que en su debut en el Mundial respondió con solvencia ante el ataque inglés conformado por nombres tan intimidantes como Wayne Rooney y Daniel Sturridge, tiene hoy por delante otro desafío extremo: marcar al hábil italiano Mario Balotelli.
“Es un delantero muy difícil. Ojalá me toque marcarlo. En ese caso, trataré de estar concentrado en un 100%, para que no tenga chances de convertirnos”, se animó a decir el zaguero, que llegó al Mundial con solo seis partidos jugados con la camiseta de Uruguay.
El comienzo de la carrera de Giménez es tan particular que podría ser considerado más un futbolista de selección que de clubes, ya que solo jugó 16 partidos en Danubio antes de ser transferido al Atlético Madrid, en el que apenas lleva uno.
Su debut y por ahora única presencia en el campeón español y subcampeón de Europa fue ante Almería, en septiembre de 2013.
Antes del Mundial se preveía que Atlético Madrid, equipo en el que es titular Diego Godín -su compañero de zaga en la selección-, cedería a Giménez a préstamo a otro club para sumar rodaje. Un rodaje que el joven récord está logrando inesperadamente en el Mundial.
Con 19 años y 149 días, José María Giménez se transformó en el futbolista uruguayo más joven en debutar en una Copa del Mundo. Lo hizo ante Inglaterra, por si fuera poco, y en reemplazo del capitán Diego Lugano, para ponerle un condimento extra a la historia. Su labor ante los británicos fue tan buena, que hoy volverá a ser titular ante Italia.
José María Giménez está viviendo un sueño: con apenas 19 años debutó en el Mundial ante Inglaterra, y esta tarde volverá a ser titular frente a Italia, en el decisivo partido que cerrará el grupo D. Después de dicho encuentro, el joven zaguero podrá presumir de haber conseguido una curiosa marca: jugar más partidos en un Mundial que todos los que disputó en la temporada para su club, el Atlético Madrid, en el que solo jugó un encuentro de la liga española.
“Estar en el Mundial es algo soñado, y más por el hecho de ocupar el lugar del capitán (Lugano) dentro del campo. Me hace sentir muy orgulloso que el maestro (Tabárez) confíe en mí”, afirmó Giménez en Sete Lagoas, el campamento que eligió Uruguay para preparar la primera fase del torneo.
Ante la inesperada lesión de Lugano, capitán y caudillo de la Celeste, Giménez tuvo la chance de debutar en el Mundial con 19 años y 149 días. El defensor completó los 90 minutos del triunfo 2-1 ante Inglaterra, el jueves pasado en San Pablo, y superó por un mes el récord anterior, perteneciente al también defensor Pedro Virgilio Rocha, que en el Mundial de Chile 1962 había debutado con 19 años y 178 días.
ANULÓ A FALCAO
La personalidad de Giménez quedó demostrada en su debut en la selección mayor de Uruguay, en septiembre de 2013, cuando con apenas 18 años anuló al afamado delantero Radamel Falcao, en el partido que Uruguay venció 2-0 a Colombia en Montevideo por las Eliminatorias Sudamericanas.
Tras dicho partido, el joven recibió múltiples elogios. Aquel juego es especialmente recordado porque Giménez reveló detalles de cómo consiguió anular al goleador del Mónaco de Francia, de pasado reciente en Atlético Madrid, justamente el equipo al que pertenece el joven defensor uruguayo.
“Tuvimos mucho diálogo con Falcao en el campo. Si vos le hablabas cuando la pelota llegaba al área, él te miraba o te escuchaba y por ahí se desconcentraba. Eso es normal. No solo con él lo hice, siempre lo hago, para desconcentrar al rival. En una ocasión, le pregunté: ‘¿Qué auto tenés en España?’, y se sorprendió tanto con la pregunta, que perdió de vista la trayectoria de la pelota”, reveló con soltura Giménez, de 185 centímetros de altura y 80 kilos de peso.
BALOTELLI, EL NUEVO DESAFÍO
Giménez, que en su debut en el Mundial respondió con solvencia ante el ataque inglés conformado por nombres tan intimidantes como Wayne Rooney y Daniel Sturridge, tiene hoy por delante otro desafío extremo: marcar al hábil italiano Mario Balotelli.
“Es un delantero muy difícil. Ojalá me toque marcarlo. En ese caso, trataré de estar concentrado en un 100%, para que no tenga chances de convertirnos”, se animó a decir el zaguero, que llegó al Mundial con solo seis partidos jugados con la camiseta de Uruguay.
El comienzo de la carrera de Giménez es tan particular que podría ser considerado más un futbolista de selección que de clubes, ya que solo jugó 16 partidos en Danubio antes de ser transferido al Atlético Madrid, en el que apenas lleva uno.
Su debut y por ahora única presencia en el campeón español y subcampeón de Europa fue ante Almería, en septiembre de 2013.
Antes del Mundial se preveía que Atlético Madrid, equipo en el que es titular Diego Godín -su compañero de zaga en la selección-, cedería a Giménez a préstamo a otro club para sumar rodaje. Un rodaje que el joven récord está logrando inesperadamente en el Mundial.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Costa Rica jugará hoy con suplentes ante Inglaterra

El entrenador de Costa Rica, Jorge Luis Pinto, planea utilizar un equipo alternativo en el encuentro de hoy ante Inglaterra, para reservar a sus principales futbolistas para los octavos de final, instancia a la que el conjunto centroamericano ya está clasificado.
“Habrá cambios contra Inglaterra, porque quiero darle un descanso a algunos jugadores”, admitió Pinto. “Pero eso no significa que la fase de grupos haya finalizado para nosotros, porque queremos cerrarla con otro triunfo”, aseguró el entrenador de origen colombiano.
Con sorpresivas victorias ante Uruguay e Italia, Costa Rica ya se aseguró su presencia en los octavos de final del Mundial, aunque aún no tiene garantizado el primer puesto del Grupo D, algo que conseguirá si suma al menos un punto ante Inglaterra, quien ya está eliminada de la competencia.
El entrenador de Costa Rica, Jorge Luis Pinto, planea utilizar un equipo alternativo en el encuentro de hoy ante Inglaterra, para reservar a sus principales futbolistas para los octavos de final, instancia a la que el conjunto centroamericano ya está clasificado.
“Habrá cambios contra Inglaterra, porque quiero darle un descanso a algunos jugadores”, admitió Pinto. “Pero eso no significa que la fase de grupos haya finalizado para nosotros, porque queremos cerrarla con otro triunfo”, aseguró el entrenador de origen colombiano.
Con sorpresivas victorias ante Uruguay e Italia, Costa Rica ya se aseguró su presencia en los octavos de final del Mundial, aunque aún no tiene garantizado el primer puesto del Grupo D, algo que conseguirá si suma al menos un punto ante Inglaterra, quien ya está eliminada de la competencia.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

“Perder sería un fracaso”

El capitán de Italia, Gianluigi Buffon, espera que su selección exhiba una “notoria mejoría” esta tarde ante Uruguay, en el encuentro decisivo que ambas selecciones protagonizarán en Natal.
Tras derrotar a Inglaterra por 2-1 en Manaos en su primer partido mundialista, Italia cayó sorpresivamente ante Costa Rica por 0-1 en Recife, por lo que llega a la última jornada de la fase de grupos necesitada de un punto para asegurar la clasificación a octavos de final.
“Es verdad que no pudimos desplegar el mismo nivel de juego (frente a Costa Rica) que contra Inglaterra. Ahora tenemos que mandar señales positivas y la única manera de hacerlo es mejorar nuestro juego ante Uruguay”, dijo Buffon.
“Necesitamos mostrar nuestra fuerza y orgullo, y lograr la victoria. Hay que tener la cabeza fría, pero una gran motivación”, añadió el capitán italiano, que no tuvo reparos en afirmar que “perder y ser eliminados en primera fase, sería un fracaso”.
CON CAMBIOS
El seleccionador italiano, Cesare Prandelli, hará cambios en la oncena titular, ya que algunos futbolistas sufren un marcado agotamiento físico y otros (caso Daniele de Rossi) no están disponibles por lesión. Algunas informaciones de prensa apuntan a que Prandelli podría utilizar un sistema táctico 5-3-2, con Mario Balotelli y Ciro Immobile en ofensiva. No obstante, Buffon señaló que “no he visto nada en el entrenamiento que apunte a grandes cambios tácticos”.
Con Inglaterra eliminada, Italia y Uruguay, ambas con tres puntos, se juegan el segundo puesto del grupo, pero como la Celeste tienen una peor diferencia de goles, necesita vencer a los europeos si quiere seguir teniendo opciones de repetir su actuación de Sudáfrica 2010, cuando llegó a semifinales de Sudáfrica.
Buffon cree que las ganas de Italia de enfrentarse a este reto son mayores a la ilusión que ha recuperado Uruguay tras su victoria sobre Inglaterra. “Son un buen equipo, que se las ha arreglado para reactivar su carrera en el grupo con una victoria sobre Inglaterra. Ahora todo Uruguay cree que pueden ganarnos, pero eso se verá en el campo de juego”, subrayó Buffon. “Nos enfrentaremos a ellos tras una derrota, pero cuando nos encontramos ante desafíos de este tipo es cuando mejor respondemos”, advirtió el guardameta italiano.
l
Gianluigi Buffon disputa su quinto Mundial consecutivo, todo un récord. El arquero y capitán de Italia admitió que sería un “fracaso” ser eliminado hoy por Uruguay. Sin embargo, avisó que pese a que la “Azzurra” llega de perder ante Costa Rica, “cuando nos encontramos ante desafíos de este tipo es cuando mejor respondemos”.
El capitán de Italia, Gianluigi Buffon, espera que su selección exhiba una “notoria mejoría” esta tarde ante Uruguay, en el encuentro decisivo que ambas selecciones protagonizarán en Natal.
Tras derrotar a Inglaterra por 2-1 en Manaos en su primer partido mundialista, Italia cayó sorpresivamente ante Costa Rica por 0-1 en Recife, por lo que llega a la última jornada de la fase de grupos necesitada de un punto para asegurar la clasificación a octavos de final.
“Es verdad que no pudimos desplegar el mismo nivel de juego (frente a Costa Rica) que contra Inglaterra. Ahora tenemos que mandar señales positivas y la única manera de hacerlo es mejorar nuestro juego ante Uruguay”, dijo Buffon.
“Necesitamos mostrar nuestra fuerza y orgullo, y lograr la victoria. Hay que tener la cabeza fría, pero una gran motivación”, añadió el capitán italiano, que no tuvo reparos en afirmar que “perder y ser eliminados en primera fase, sería un fracaso”.
CON CAMBIOS
El seleccionador italiano, Cesare Prandelli, hará cambios en la oncena titular, ya que algunos futbolistas sufren un marcado agotamiento físico y otros (caso Daniele de Rossi) no están disponibles por lesión. Algunas informaciones de prensa apuntan a que Prandelli podría utilizar un sistema táctico 5-3-2, con Mario Balotelli y Ciro Immobile en ofensiva. No obstante, Buffon señaló que “no he visto nada en el entrenamiento que apunte a grandes cambios tácticos”.
Con Inglaterra eliminada, Italia y Uruguay, ambas con tres puntos, se juegan el segundo puesto del grupo, pero como la Celeste tienen una peor diferencia de goles, necesita vencer a los europeos si quiere seguir teniendo opciones de repetir su actuación de Sudáfrica 2010, cuando llegó a semifinales de Sudáfrica.
Buffon cree que las ganas de Italia de enfrentarse a este reto son mayores a la ilusión que ha recuperado Uruguay tras su victoria sobre Inglaterra. “Son un buen equipo, que se las ha arreglado para reactivar su carrera en el grupo con una victoria sobre Inglaterra. Ahora todo Uruguay cree que pueden ganarnos, pero eso se verá en el campo de juego”, subrayó Buffon. “Nos enfrentaremos a ellos tras una derrota, pero cuando nos encontramos ante desafíos de este tipo es cuando mejor respondemos”, advirtió el guardameta italiano.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Uruguay-Italia, una final

A partir de las 13 horas, Uruguay e Italia escenificarán una verdadera final, en Natal, para determinar cuál de los dos seguirá en carrera en el Mundial. La “Azzurra” llega con la ventaja de que el empate le alcanza para asegurarse la clasificación a octavos de final, al tiempo que la Celeste está obligada a ganar.

Triunfo o despedida. No hay término medio esta tarde para Uruguay: derrota a Italia o le dice adiós a la Copa del Mundo.
El maestro Óscar Tabárez confiará en los mismos once titulares que se impusieron 2-1 ante Inglaterra, en el partido que le dio vida a la Celeste.
De esta forma, Fernando Muslera será el arquero; Martín Cáceres, José María Giménez, Diego Godín y Álvaro Pereira armarán la defensa; Álvaro González, Egidio Arévalo Ríos, Nicolás Lodeiro y Cristian Rodríguez se moverán en el mediocampo; y Luis Suárez junto a Edinson Cavani formarán el ataque.
Italia, por su parte, preparó el partido en base a un esquema táctico 5-3-2, que de acuerdo a las necesidades del juego puede transformarse en un 3-5-2.
El histórico Buffon estará en el arco; Barzagli, Bonucci y Chiellini serán los tres zagueros del sistema, Darmian y Di Sciglio se moverán por los laterales, Verratti (que sustituirá al lesionado De Rossi), Pirlo y Marchisio armarán el mediocampo; e Immobile y Balotelli serán los delanteros.
UN ESCENARIO IMPREVISTO
Nadie podía imaginarse que el grupo D tuviese el desenlace que tuvo, con Costa Rica clasificando con anticipación e Inglaterra ya eliminado, lo que provoca que uruguayos e italianos se jueguen el último boleto a la siguiente instancia, mano a mano, sin posibilidad de revancha.
“Tenemos que hacer un gran partido, y para conseguirlo necesitamos tener la cabeza fría y el corazón caliente”, valoró el capitán italiano Gianluigi Buffon, antes del duelo en Natal, donde el calor del mediodía local puede ser un factor negativo para ambos equipos.
“Este partido es como uno de octavos de final en el que nos sirven dos de los tres resultados. No es tan malo como parece”, añadió Buffon, tratando de apaciguar el pesimismo que existe en Italia en torno a la selección.
Uruguay está obligado a ganar, pero ya se ha acostumbrado a vivir al borde del precipicio. “Este equipo ha demostrado que bajo presión siempre encuentra la respuesta adecuada. Ante Inglaterra, incluso, había más presión, y logramos volcarla a favor”, aseveró el entrenador celeste Óscar Tabárez.
El técnico italiano, Cesare Prandelli, por su parte, admitió que la dupla atacante que forman los salteños Suárez y Cavani es de temer. “No veo dos jugadores como esos en ninguna otra selección”, aseguró sobre “El Pistolero” y “El Matador”.
La dupla atacante de Italia, en cambio, está compuesta por dos futbolistas que nunca jugaron juntos. “Eso podría tener sus ventajas, pero también sus riesgos”, alertó el propio DT.
En Italia volvieron de repente los fantasmas de Sudáfrica 2010, cuando la “Azzurra” fue expulsada en la primera fase. Para encontrar dos eliminaciones prematuras consecutivas de Italia hay que remontarse a los Mundiales de Chile 1962 e Inglaterra 1966.
CON CONFIANZA
Uruguay llega con viento a favor tras la milagrosa reaparición de Suárez, quien hace solo un mes fue sometido a una artroscopía de menisco.
“Todo lo que pasó ante Inglaterra, le dará una moral especial a Uruguay”, reconoció Buffon. Sin embargo, el arquero sabe que nunca las cosas son fáciles para Italia. “Es mi décimo torneo con la selección y nunca me clasifiqué a octavos antes del último partido”, recordó con una sonrisa.

Triunfo o despedida. No hay término medio esta tarde para Uruguay: derrota a Italia o le dice adiós a la Copa del Mundo.

El maestro Óscar Tabárez confiará en los mismos once titulares que se impusieron 2-1 ante Inglaterra, en el partido que le dio vida a la Celeste.

De esta forma, Fernando Muslera será el arquero; Martín Cáceres, José María Giménez, Diego Godín y Álvaro Pereira armarán la defensa; Álvaro González, Egidio Arévalo Ríos, Nicolás Lodeiro y Cristian Rodríguez se moverán en el mediocampo; y Luis Suárez junto a Edinson Cavani formarán el ataque.

Italia, por su parte, preparó el partido en base a un esquema táctico 5-3-2, que de acuerdo a las necesidades del juego puede transformarse en un 3-5-2.

El histórico Buffon estará en el arco; Barzagli, Bonucci y Chiellini serán los tres zagueros del sistema, Darmian y Di Sciglio se moverán por los laterales, Verratti (que sustituirá al lesionado De Rossi), Pirlo y Marchisio armarán el mediocampo; e Immobile y Balotelli serán los delanteros.

UN ESCENARIO IMPREVISTO

Nadie podía imaginarse que el grupo D tuviese el desenlace que tuvo, con Costa Rica clasificando con anticipación e Inglaterra ya eliminado, lo que provoca que uruguayos e italianos se jueguen el último boleto a la siguiente instancia, mano a mano, sin posibilidad de revancha.

“Tenemos que hacer un gran partido, y para conseguirlo necesitamos tener la cabeza fría y el corazón caliente”, valoró el capitán italiano Gianluigi Buffon, antes del duelo en Natal, donde el calor del mediodía local puede ser un factor negativo para ambos equipos.

“Este partido es como uno de octavos de final en el que nos sirven dos de los tres resultados. No es tan malo como parece”, añadió Buffon, tratando de apaciguar el pesimismo que existe en Italia en torno a la selección.

Uruguay está obligado a ganar, pero ya se ha acostumbrado a vivir al borde del precipicio. “Este equipo ha demostrado que bajo presión siempre encuentra la respuesta adecuada. Ante Inglaterra, incluso, había más presión, y logramos volcarla a favor”, aseveró el entrenador celeste Óscar Tabárez.

El técnico italiano, Cesare Prandelli, por su parte, admitió que la dupla atacante que forman los salteños Suárez y Cavani es de temer. “No veo dos jugadores como esos en ninguna otra selección”, aseguró sobre “El Pistolero” y “El Matador”.

La dupla atacante de Italia, en cambio, está compuesta por dos futbolistas que nunca jugaron juntos. “Eso podría tener sus ventajas, pero también sus riesgos”, alertó el propio DT.

En Italia volvieron de repente los fantasmas de Sudáfrica 2010, cuando la “Azzurra” fue expulsada en la primera fase. Para encontrar dos eliminaciones prematuras consecutivas de Italia hay que remontarse a los Mundiales de Chile 1962 e Inglaterra 1966.

CON CONFIANZA

Uruguay llega con viento a favor tras la milagrosa reaparición de Suárez, quien hace solo un mes fue sometido a una artroscopía de menisco.

“Todo lo que pasó ante Inglaterra, le dará una moral especial a Uruguay”, reconoció Buffon. Sin embargo, el arquero sabe que nunca las cosas son fáciles para Italia. “Es mi décimo torneo con la selección y nunca me clasifiqué a octavos antes del último partido”, recordó con una sonrisa.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Luis Suárez “Va a ser un partido lindo de jugar”

“No se me cruza por la cabeza ser el mejor jugador del Mundial ni nada de eso. Mi único objetivo es ayudar a Uruguay a pasar la serie, para luego pensar en los siguientes desafíos”, afirmó Luis Suárez.
Por primera vez desde que llegó a Brasil, el delantero salteño habló con los medios internacionales previo a un partido y dejó en claro su mensaje: lo importante es que la Celeste gane.
“Sabemos lo que nos jugamos y también lo que se juega Italia. Los dos vamos a tratar de salir a buscar el resultado. Va a ser un partido lindo de jugar. Esperamos a la mejor Italia, que va a jugar para no quedar afuera, como también lo hará Uruguay”, añadió el goleador.
Suárez aseguró que la rodilla operada “está en perfectas condiciones”, pero aclaró que no se encuentra “al 100%” en la parte física. Sin embargo, enseguida añadió que “anímicamente sí estoy al máximo y eso juega a favor en un partido de estos”.
Un periodista inglés le preguntó la razón del famoso “ahí tienen”, después de sus goles ante Inglaterra, y Suárez aclaró: “Mucha gente sabe que en diciembre de 2013 fui votado por los hinchas como mejor jugador del año (en la Premier League) y lo valoro mucho más que cualquier otra cosa. Luego me votaron los futbolistas y los periodistas. Lo que dije fue por las cosas que pasaron antes del partido, porque algunos medios (ingleses) se habían burlado de mí. Usted que trabaja allí lo debe saber mejor que nadie”, contestó el salteño.
“No se me cruza por la cabeza ser el mejor jugador del Mundial ni nada de eso. Mi único objetivo es ayudar a Uruguay a pasar la serie, para luego pensar en los siguientes desafíos”, afirmó Luis Suárez.
Por primera vez desde que llegó a Brasil, el delantero salteño habló con los medios internacionales previo a un partido y dejó en claro su mensaje: lo importante es que la Celeste gane.
“Sabemos lo que nos jugamos y también lo que se juega Italia. Los dos vamos a tratar de salir a buscar el resultado. Va a ser un partido lindo de jugar. Esperamos a la mejor Italia, que va a jugar para no quedar afuera, como también lo hará Uruguay”, añadió el goleador.
Suárez aseguró que la rodilla operada “está en perfectas condiciones”, pero aclaró que no se encuentra “al 100%” en la parte física. Sin embargo, enseguida añadió que “anímicamente sí estoy al máximo y eso juega a favor en un partido de estos”.
Un periodista inglés le preguntó la razón del famoso “ahí tienen”, después de sus goles ante Inglaterra, y Suárez aclaró: “Mucha gente sabe que en diciembre de 2013 fui votado por los hinchas como mejor jugador del año (en la Premier League) y lo valoro mucho más que cualquier otra cosa. Luego me votaron los futbolistas y los periodistas. Lo que dije fue por las cosas que pasaron antes del partido, porque algunos medios (ingleses) se habían burlado de mí. Usted que trabaja allí lo debe saber mejor que nadie”, contestó el salteño.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

1

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Tabárez: “Este grupo absorbe la presión y la vuelca a favor”

Uruguay afronta la obligación de vencer a Italia para no despedirse del Mundial. Pese a ello, Tabárez no cree que la presión afecte el rendimiento de los jugadores celestes… “No me gusta golpearme el pecho, pero este grupo ha dado muestras más que suficientes de que absorbe la presión y la vuelca a favor”, enfatizó el maestro.

“Si de tres resultados ante Italia solo nos sirve uno, es una presión, pero no es algo que nos desespere ni nada por el estilo. Sabemos cuál es nuestro margen de posibilidades y que tendremos un partido difícil, pero consideramos que el triunfo es posible”, subrayó Óscar Tabárez.
Sobre el intenso calor y la humedad que van a tener que soportar ambos equipos mañana en Natal, el técnico de Uruguay indicó: “Va a ser duro para los dos, pero esto ya se sabía desde el momento en que se hizo el fixture del campeonato, y cada uno va a tener que llevar esa situación con mucha entereza. No será lo mismo que sucedió ante Costa Rica, que ganó muy bien y con justicia, pero ellos se adaptaron más fácilmente a esa situación, y en el partido contra Italia volvieron a demostrarlo. Rindieron mucho más en el segundo tiempo que en el primero, y eso tiene que ver con las virtudes de Costa Rica, pero también con su adaptación a la temperatura y la humedad”.
LA RECUPERACIÓN DE SUÁREZ
La enorme repercusión de los goles de Luis Suárez ante Inglaterra fue otro de los temas aludidos por Tabárez. “No puedo decir que no me sorprenda, porque no es fácil concretar lo que él concretó en el partido anterior, pero sí que siempre supimos de su importancia y que éramos conscientes de que tenía que hacer una recuperación controlada diariamente, aumentando el nivel de exigencia día a día. Eso se logró por el gran trabajo que hizo, por sus ganas y su voluntad, y el gran apoyo de todos los integrantes de la sanidad. Luis no había jugado ningún partido antes, como sí lo habían hecho la mayoría de los jugadores que están en el Mundial, y pese a eso estábamos muy seguros de lo que podía darle al equipo. Tratamos de darle tranquilidad, porque sabíamos que podían pasar ciertas cosas vinculadas a esa falta de rodaje futbolístico que tenía, como algún error, pero le dijimos que siguiera insistiendo porque tiene gran potencial y él lo sabe. Todo lo demás es mérito de él. Creo que son pocos los jugadores que podrían hacer algo como lo que él hizo. La repercusión que tuvo no me sorprende, por lo que es su figura a nivel internacional y porque siempre agrega cosas que aumentan ese prestigio, como la actuación ante Inglaterra”.
Que a Italia le sirvan dos resultados, “no nos cambia nada respecto al partido con Inglaterra”, donde “si empatábamos le teníamos que ir a ganar a Italia y esperar otro resultado. Ahora dependemos exclusivamente de ganar. Ese es un dato de la realidad y quizás es mérito de Italia por los puntos que consiguió y la diferencia de goles, pero me parece demasiado primario imaginarse un partido con Italia defendiéndose y nosotros atacando. Tengo mucho respeto por Italia, por su tradición y por su condición de tetracampeón del mundo. Hay un montón de cosas históricas y puntuales de su plantel y cuerpo técnico a las que apelarán para conseguir lo que quieren”.
NADA DE
FAVORITISMOS
El entrenador celeste espera una “muy dura prueba”, pero “modestamente creemos que tenemos posibilidades de superarla”.
Tabárez no cree en los favoritismos que atribuye la prensa a diferentes selecciones. “Lo que se dice en los medios no siempre es verdad. Estoy cansado de ver en los Mundiales que suceden cosas que no tienen nada que ver con las que se preveían. Lo de los favoritismos y los antecedentes históricos se relativizan a la hora de competir porque la paridad es el rasgo distintivo del fútbol de estos días. Todo choca con las sorpresas. Por algo el campeón del mundo (por España) ya quedó eliminado, y lo mismo sucedió en el Mundial pasado, cuando el campeón de ese entonces (Italia) también quedó afuera en la primera fase”.
Consultado sobre si Maximiliano Pereira tenía chances de retornar al equipo titular -algo que finalmente no se concretará- tras cumplir la suspensión por haber sido expulsado ante Costa Rica, el maestro contestó: “Decir eso sería dar una pista que no quiero dar sobre los titulares ante Italia. La titularidad en un jugador es una posibilidad que hay que defenderla en la cancha. Pereira forma parte del ADN de este grupo, pero que haya jugado muchos partidos como titular no es una prerrogativa para que su condición sea eterna”.

“Si de tres resultados ante Italia solo nos sirve uno, es una presión, pero no es algo que nos desespere ni nada por el estilo. SabemosBRAZIL-WORLDCUP/ cuál es nuestro margen de posibilidades y que tendremos un partido difícil, pero consideramos que el triunfo es posible”, subrayó Óscar Tabárez.

Sobre el intenso calor y la humedad que van a tener que soportar ambos equipos mañana en Natal, el técnico de Uruguay indicó: “Va a ser duro para los dos, pero esto ya se sabía desde el momento en que se hizo el fixture del campeonato, y cada uno va a tener que llevar esa situación con mucha entereza. No será lo mismo que sucedió ante Costa Rica, que ganó muy bien y con justicia, pero ellos se adaptaron más fácilmente a esa situación, y en el partido contra Italia volvieron a demostrarlo. Rindieron mucho más en el segundo tiempo que en el primero, y eso tiene que ver con las virtudes de Costa Rica, pero también con su adaptación a la temperatura y la humedad”.

LA RECUPERACIÓN DE SUÁREZ

La enorme repercusión de los goles de Luis Suárez ante Inglaterra fue otro de los temas aludidos por Tabárez. “No puedo decir que no me sorprenda, porque no es fácil concretar lo que él concretó en el partido anterior, pero sí que siempre supimos de su importancia y que éramos conscientes de que tenía que hacer una recuperación controlada diariamente, aumentando el nivel de exigencia día a día. Eso se logró por el gran trabajo que hizo, por sus ganas y su voluntad, y el gran apoyo de todos los integrantes de la sanidad. Luis no había jugado ningún partido antes, como sí lo habían hecho la mayoría de los jugadores que están en el Mundial, y pese a eso estábamos muy seguros de lo que podía darle al equipo. Tratamos de darle tranquilidad, porque sabíamos que podían pasar ciertas cosas vinculadas a esa falta de rodaje futbolístico que tenía, como algún error, pero le dijimos que siguiera insistiendo porque tiene gran potencial y él lo sabe. Todo lo demás es mérito de él. Creo que son pocos los jugadores que podrían hacer algo como lo que él hizo. La repercusión que tuvo no me sorprende, por lo que es su figura a nivel internacional y porque siempre agrega cosas que aumentan ese prestigio, como la actuación ante Inglaterra”.

Que a Italia le sirvan dos resultados, “no nos cambia nada respecto al partido con Inglaterra”, donde “si empatábamos le teníamos que ir a ganar a Italia y esperar otro resultado. Ahora dependemos exclusivamente de ganar. Ese es un dato de la realidad y quizás es mérito de Italia por los puntos que consiguió y la diferencia de goles, pero me parece demasiado primario imaginarse un partido con Italia defendiéndose y nosotros atacando. Tengo mucho respeto por Italia, por su tradición y por su condición de tetracampeón del mundo. Hay un montón de cosas históricas y puntuales de su plantel y cuerpo técnico a las que apelarán para conseguir lo que quieren”.

NADA DE FAVORITISMOS

El entrenador celeste espera una “muy dura prueba”, pero “modestamente creemos que tenemos posibilidades de superarla”.

Tabárez no cree en los favoritismos que atribuye la prensa a diferentes selecciones. “Lo que se dice en los medios no siempre es verdad. Estoy cansado de ver en los Mundiales que suceden cosas que no tienen nada que ver con las que se preveían. Lo de los favoritismos y los antecedentes históricos se relativizan a la hora de competir porque la paridad es el rasgo distintivo del fútbol de estos días. Todo choca con las sorpresas. Por algo el campeón del mundo (por España) ya quedó eliminado, y lo mismo sucedió en el Mundial pasado, cuando el campeón de ese entonces (Italia) también quedó afuera en la primera fase”.

Consultado sobre si Maximiliano Pereira tenía chances de retornar al equipo titular -algo que finalmente no se concretará- tras cumplir la suspensión por haber sido expulsado ante Costa Rica, el maestro contestó: “Decir eso sería dar una pista que no quiero dar sobre los titulares ante Italia. La titularidad en un jugador es una posibilidad que hay que defenderla en la cancha. Pereira forma parte del ADN de este grupo, pero que haya jugado muchos partidos como titular no es una prerrogativa para que su condición sea eterna”.

El maestro no hará cambios

Finalmente, Tabárez decidió repetir el equipo titular que venció 2-1 a Inglaterra. De esta forma, mañana Uruguay formará con Fernando Muslera en el arco; Martín Cáceres, José María Giménez, Diego Godín y Álvaro Pereira en defensa; Álvaro González, Egidio Arévalo Ríos, Nicolás Lodeiro y Cristian Rodríguez en el mediocampo; y Edinson Cavani junto a Luis Suárez en ataque

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

¿La última función de Pirlo?

Mañana puede ser el último partido de Andrea Pirlo en la selección de Italia. Con 35 años, el exquisito volante cree que es tiempo “de dejar espacio a los que vienen detrás”. Pero antes de decir adiós, Pirlo espera “llegar a la final” del Mundial. “En 2006 había pesimismo y yo dije en la primera conferencia de prensa de que podíamos ser campeones.
Y cumplimos”.

Mañana puede ser el último partido de Andrea Pirlo en la selección de Italia. Con 35 años, el exquisito volante cree que es tiempo “de dejar espacio a los que vienen detrás”. Pero antes de decir adiós, Pirlo espera “llegar a la final” del Mundial. “En 2006 había pesimismo y yo dije en la primera conferencia de prensa de que podíamos ser campeones. Y cumplimos”.

Andrea Pirlo es un jugador distinto, de esos que no abundan. El italiano de 35 años es el cerebro de su selección, es una luz en laPirlo (pag2) oscuridad. Sus pases son milimétricos y su precisión quirúrgica. Tan bueno es viendo lo que otros no ven con una pelota sobre el empeine de su pie derecho, que está bendecido por miradas incontaminadas por el fanatismo o la rivalidad, como sucede con los elegidos.

Es un acto de justicia poética que Pirlo juegue su tercer y último Mundial (fue campeón en 2006) en tierras brasileñas, porque es uno de los jugadores más brasileños de todos los extranjeros que participan del evento. En su biografía “Pienso, luego juego”, cuenta que no tiene un apodo. Y que de recibir uno, le gustaría que lo llamasen “Pirlinho”. Difícil poner objeciones a ese seudónimo.

Sus genes futbolísticos y experiencias lo vinculan mucho con Brasil. La semana pasada, con el gesto meditabundo y el tono monocordemente apagado que lo caracterizan, recordó su “emoción” de hace un año por jugar en el Maracaná, en el debut de Italia por la Copa de las Confederaciones. Pirlo diagramó especialmente ese momento. Y le salió bárbaro, como muchas de sus ideas sobre un campo. No quiso jugar un amistoso contra Haití previo al torneo. Se reservaba para cumplir su partido 100 con la “Azzurra” en uno de los templos del fútbol. Los hinchas brasileños lo ovacionaron cuando ingresó para enfrentar a México. En un momento, hubo un tiro libre para Italia. La gente clamó “¡Pirlo, Pirlo!” para que lo ejecutara. Quizá no habría hecho falta el pedido porque se trataba de su especialidad. Y él cumplió con un suave toque por encima de la barrera. Fue gol, claro.

EL MODELO A SEGUIR

El espejo que tuvo Pirlo fue un brasileño también doctorado en la materia “tiros libres”: Juninho Pernambucano, que se acaba de retirar en Vasco Da Gama. Producto de una amistad que nació de los enfrentamientos por la Champions League, cuando Pirlo estaba en Milan y Juninho en Lyon, el brasileño se acercó a la concentración para charlar e intercambiar camisetas de ambos seleccionados con el 21, un número muy especial para el italiano: “Es el día en que nació mi padre, que me casé y que debuté en primera en el calcio. Me trae suerte, es importante para mí”.

De sus 100 goles con el equipo francés, Juninho hizo 44 de tiro libre. Pirlo quedaba encandilado con su pegada, quería imitarlo. “Para mí no hay mayor placer que hacer un gol de tiro libre”, reconoce. Empezó a practicar como un poseso durante su etapa en Milan. Al principio no iba bien, se sentía frustrado. Hasta que fue perfeccionado la técnica del golpe con tres dedos para que la pelota pase la barrera y luego caiga como un objeto inalcanzable para el arquero.

VA POR UN RÉCORD

Con un dejo de humildad, comentó que cree estar a tres goles del récord de tantos de tiros libres en la Serie A de su país. Su cálculo es correcto: la plusmarca le corresponde a Sinisa Mihajlovic, con 28; Pirlo posee 25. Y por delante tiene dos temporadas en Juventus para quedarse con el máximo registro.

Donde se agota su tiempo es en el seleccionado: “Después del Mundial me retiro, es tiempo de dejarle espacio a los que vienen detrás. Espero hacerlo llegando a la final. Estamos trabajando fuerte para conseguirlo y somos conscientes de nuestro potencial. Quizás en Italia la gente no es muy optimista. En 2006 también había pesimismo y yo dije en la primera conferencia de prensa de que podíamos ser campeones. Y cumplimos”.

Con 111 partidos internacionales, Pirlo es junto con Buffon (141 cotejos), De Rossi (97) y Chiellini (70), uno de los caciques de un plantel que tiene a 17 debutantes en un Mundial. Son las últimas funciones de una figura que se despide en una tierra que futbolísticamente lo adoptó como uno de los suyos.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El árbitro de Uruguay – Italia será un pastor evangélico

El árbitro mexicano Marco Antonio Rodríguez, quien además es pastor evangélico, fue designado por la FIFA para impartir justicia en el partido entre Uruguay e Italia, a disputarse mañana en el Estadio Arenas das Dunas de Natal.
A sus 40 años, Marco Antonio Rodríguez participa de su tercer Mundial, tras haber estado en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. En el actual evento, el juez azteca debutó en el partido Bélgica-Argelia.
Rodríguez se inició como árbitro a los 19 años y es internacional desde el año 2000, teniendo en su haber presencias en los Mundiales Sub 17 de 2003 y 2006, y la Copa América 2011.
Además de dedicar gran parte de su tiempo al arbitraje profesional, Rodríguez es pastor evangélico oriundo de una congregación cristiana ubicada en la capital mexicana.

El árbitro mexicano Marco Antonio Rodríguez, quien además es pastor evangélico, fue designado por la FIFA para impartir justicia en el partido entre Uruguay e Italia, a disputarse mañana en el Estadio Arenas das Dunas de Natal.

A sus 40 años, Marco Antonio Rodríguez participa de su tercer Mundial, tras haber estado en Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. En el actual evento, el juez azteca debutó en el partido Bélgica-Argelia.

Rodríguez se inició como árbitro a los 19 años y es internacional desde el año 2000, teniendo en su haber presencias en los Mundiales Sub 17 de 2003 y 2006, y la Copa América 2011.

Además de dedicar gran parte de su tiempo al arbitraje profesional, Rodríguez es pastor evangélico oriundo de una congregación cristiana ubicada en la capital mexicana.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

¿La tercera será la vencida?

Si Uruguay consigue clasificar a octavos de final de Brasil 2014, logrará un hecho histórico: vencer a Italia por primera vez en un Mundial. Los dos duelos anteriores entre ambos depararon una victoria “azzurra” y un empate. Igualaron 0-0 en México 1970 e Italia venció 2-0 en Italia 1990. El técnico de la Celeste en el último partido era Tabárez.

Uruguay necesita vencer a Italia sí o sí, para poder superar la fase de grupos del Mundial y acceder a los octavos de final. La tarea no será sencilla, porque la “Azzurra” es una de las selecciones históricas de los Mundiales, al punto que suma cuatro títulos, uno menos que Brasil, quien es el más ganador de todos.

La estadística, además, marca que los antecedentes no son buenos para Uruguay, quien se enfrentó dos veces a Italia por Mundiales y nunca pudo siquiera marcarle un gol.
El primer enfrentamiento entre ambos se dio en México 1970, en la segunda jornada de la primera fase. Uruguayos e italianos se enfrentaron en Puebla y empataron 0-0. Después, los dos equipos lograrían la clasificación a cuartos de final. Uruguay llegó a semifinales en ese Mundial, al tiempo que Italia accedió a la final. Ambos tuvieron el mismo verdugo: Brasil, quien derrotó 3-1 a Uruguay y 4-1 a Italia.
Veinte años después, celestes y azzurros volvieron a verse las caras. Fue en Italia 1990 y por los octavos de final del certamen, donde los europeos ganaron 2-0 con goles de Salvatore Schillaci y Aldo Serena. Como era un partido eliminatorio, Uruguay se despidió del torneo, al tiempo que Italia llegó a semifinales, donde cayó por penales ante Argentina.
Uruguay, en ese entonces, era dirigido por Óscar Washington Tabárez, al igual que ahora.
VICTORIA OLÍMPICA
El primer partido entre Uruguay e Italia se registró en las semifinales de los Juegos Olímpicos de 1928, en Ámsterdam, y el triunfo correspondió a la Celeste por 3-2.
Vale decir que en ese momento los Juegos Olímpicos eran el certamen más importante del mundo del fútbol, porque todavía no se habían creado los Mundiales.
El otro encuentro oficial entre ambos está aún fresco: fue en el partido por el tercer puesto de la Copa Confederaciones y se disputó en junio de 2013 en Salvador de Bahía. Tras 120 minutos de fútbol, se registró un empate 2-2, y luego Italia ganó por penales.
En el actual siglo, hubo otros dos precedentes, pero ambos amistosos: igualaron 1-1 en Milán en 2002 y Uruguay venció 1-0 en Roma en 2011.

Uruguay necesita vencer a Italia sí o sí, para poder superar la fase de grupos del Mundial y acceder a los octavos de final. La tarea noCavani (pag5) será sencilla, porque la “Azzurra” es una de las selecciones históricas de los Mundiales, al punto que suma cuatro títulos, uno menos que Brasil, quien es el más ganador de todos.

La estadística, además, marca que los antecedentes no son buenos para Uruguay, quien se enfrentó dos veces a Italia por Mundiales y nunca pudo siquiera marcarle un gol.

El primer enfrentamiento entre ambos se dio en México 1970, en la segunda jornada de la primera fase. Uruguayos e italianos se enfrentaron en Puebla y empataron 0-0. Después, los dos equipos lograrían la clasificación a cuartos de final. Uruguay llegó a semifinales en ese Mundial, al tiempo que Italia accedió a la final. Ambos tuvieron el mismo verdugo: Brasil, quien derrotó 3-1 a Uruguay y 4-1 a Italia.

Veinte años después, celestes y azzurros volvieron a verse las caras. Fue en Italia 1990 y por los octavos de final del certamen, donde los europeos ganaron 2-0 con goles de Salvatore Schillaci y Aldo Serena. Como era un partido eliminatorio, Uruguay se despidió del torneo, al tiempo que Italia llegó a semifinales, donde cayó por penales ante Argentina.

Uruguay, en ese entonces, era dirigido por Óscar Washington Tabárez, al igual que ahora.

VICTORIA OLÍMPICA

El primer partido entre Uruguay e Italia se registró en las semifinales de los Juegos Olímpicos de 1928, en Ámsterdam, y el triunfo correspondió a la Celeste por 3-2.

Vale decir que en ese momento los Juegos Olímpicos eran el certamen más importante del mundo del fútbol, porque todavía no se habían creado los Mundiales.

El otro encuentro oficial entre ambos está aún fresco: fue en el partido por el tercer puesto de la Copa Confederaciones y se disputó en junio de 2013 en Salvador de Bahía. Tras 120 minutos de fútbol, se registró un empate 2-2, y luego Italia ganó por penales.

En el actual siglo, hubo otros dos precedentes, pero ambos amistosos: igualaron 1-1 en Milán en 2002 y Uruguay venció 1-0 en Roma en 2011.

Italia es la selección que más gasta en alojamiento

Italia tiene el alojamiento más caro de todas las selecciones participantes del Mundial.

Después de la intensa búsqueda de un lugar adecuado, la Federación Italiana de Fútbol eligió el Portobello Resort y Safari en Mangaratiba, una localidad costera 100 kilómetros al sur de Río de Janeiro.

Cada habitación cuesta 300 euros diarios (407 dólares), casi el doble de la cantidad que la Federación Inglesa desembolsó por un hotel en Río para su equipo. Y otras grandes selecciones también pagaron bastante menos.

Además, la delegación de Italia es la más grande. Suma 90 personas en total, de las cuales sólo 23 son futbolistas.

Italia también alquiló el cercano Real Hotel Porto, rebautizado como “Casa Azzurri”, con el fin de celebrar allí conferencias de prensa y otros eventos.

Los dirigentes italianos alquilaron 90 habitaciones individuales en Portobello por un mes, una reserva que costó más de 800.000 euros (superior a un millón de dólares).

Tranquilidad y aislamiento son las ventajas del Portobello. Otros beneficios son un campo de entrenamiento, piscina, acceso a una playa privada, vigilancia 24 horas y otras instalaciones, como una sala de recreo creada exclusivamente para el uso de los futbolistas.

El total de gastos en la fase de grupos, alcanzó los 4,7 millones de euros (6,4 millones de dólares).

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Catálogo de prohibiciones

Sexo en su justa medida, redes sociales con moderación y nada de comidas fuera de la concentración… El Mundial ofrece un amplio catálogo de prohibiciones para los futbolistas. Los jugadores de Bélgica, por ejemplo, podrán recibir la visita de sus parejas recién después de alcanzar las semifinales.

El italiano Mario Balotelli, una de los futbolistas que llegó a Brasil con la ilusión de transformarse en estrella, anunció recientemente sus planes de matrimonio con la modelo belga Fanny Neguesha. Y aunque el seleccionador “azzurro”, Cesare Prandelli, instó a sus jugadores a utilizar lo menos posible las redes sociales, el siempre polémico delantero hizo el anuncio a través de su cuenta de twitter.
El veterano italiano Fabio Capello, seleccionador de Rusia, prohibió totalmente las redes sociales, mientras que los jugadores holandeses pueden usarlas, pero no pueden escribir sobre sus compañeros. También en Inglaterra le exigieron a los futbolistas que se abstuvieran de utilizar las redes, aunque esto no dio mucho resultado, porque tras perder con Italia y Uruguay, los británicos quedaron rápidamente fuera de carrera en el Mundial.
El seleccionador mexicano, Miguel Herrera, es un habitual en la red social de los 140 caracteres y no restringe su uso a los jugadores convocados en Brasil. Sin embargo, sí pidió a los integrantes del “Tri” que se abstengan de tener relaciones sexuales durante el torneo.
“Si un jugador no puede aguantar un mes o 20 días sin tener sexo, entonces no está preparado para ser un profesional”, dijo Herrera antes del Mundial, pese a que días después matizó sus declaraciones. “No pienso prohibir el sexo, pero en lo personal, durante todo este mes voy a pensar solamente en el fútbol. Y espero que los muchachos piensen igual, porque nadie se muere de abstinencia sexual por 40 días”, añadió.
SIN ACROBACIAS
El entrenador del anfitrión, Luiz Felipe Scolari, permite a sus jugadores que tengan relaciones sexuales. “Si es sexo normal no hay ningún problema, pero lo que está contraindicado son las posturas acrobáticas”, explicó “Felipao”, cuya posición es parecida a la del seleccionador de Costa Rica, Jorge Luis Pinto, que pidió sus futbolistas “sexo con moderación”.
Mientras algunos equipos, como Italia, permiten visitas de familiares a la concentración, otros, como Alemania, las tienen restringidas.
Los futbolistas germanos, que tienen prohibido el uso del celular durante las charlas técnicas, no pudieron ver a sus familiares hasta después del primer partido de la fase de grupos, el aplastante 4-0 sobre Portugal.
Marc Wilmots, seleccionador de la prometedora Bélgica, propuso un trato a sus hombres: podrán recibir la visita de sus parejas después de alcanzar las semifinales del Mundial.
Quizás ese haya sido un buen estímulo para que los “Diablos Rojos”, ganaran sus dos primeros partidos: 2-1 a Argelia y 1-0 a Rusia.
Pinto reveló hace algunas semanas que los futbolistas costarricenses no podrían utilizar el celular en los vestuarios antes de los partidos.
Herrera, el técnico mexicano que es permisivo con twitter, lo es mucho menos en otros aspectos: nada de alcohol y tabaco después de que algunos jugadores del “Tri” fueran protagonistas de una escapada a un club nocturno durante la Copa Confederaciones 2013.
Muchos técnicos se preocupan también por la dieta de los futbolistas. De hecho, la mayoría de las selecciones cuentan con sus propios cocineros y nutricionistas en la plantilla. En Chile, por ejemplo, no pueden beber refrescos, mientras que los futbolistas argelinos tienen prohibido comer fuera de la concentración.

El italiano Mario Balotelli, una de los futbolistas que llegó a Brasil con la ilusión de transformarse en estrella, anunció recientemente sus planes de matrimonio con la modelo belga Fanny Neguesha. Y aunque el seleccionador “azzurro”, Cesare Prandelli, instó a sus

Los futbolistas chilenos no pueden beber refrescos durante el Mundial.

Los futbolistas chilenos no pueden beber refrescos durante el Mundial.

jugadores a utilizar lo menos posible las redes sociales, el siempre polémico delantero hizo el anuncio a través de su cuenta de twitter.

El veterano italiano Fabio Capello, seleccionador de Rusia, prohibió totalmente las redes sociales, mientras que los jugadores holandeses pueden usarlas, pero no pueden escribir sobre sus compañeros. También en Inglaterra le exigieron a los futbolistas que se abstuvieran de utilizar las redes, aunque esto no dio mucho resultado, porque tras perder con Italia y Uruguay, los británicos quedaron rápidamente fuera de carrera en el Mundial.

El seleccionador mexicano, Miguel Herrera, es un habitual en la red social de los 140 caracteres y no restringe su uso a los jugadores convocados en Brasil. Sin embargo, sí pidió a los integrantes del “Tri” que se abstengan de tener relaciones sexuales durante el torneo.

“Si un jugador no puede aguantar un mes o 20 días sin tener sexo, entonces no está preparado para ser un profesional”, dijo Herrera antes del Mundial, pese a que días después matizó sus declaraciones. “No pienso prohibir el sexo, pero en lo personal, durante todo este mes voy a pensar solamente en el fútbol. Y espero que los muchachos piensen igual, porque nadie se muere de abstinencia sexual por 40 días”, añadió.

SIN ACROBACIAS

El entrenador del anfitrión, Luiz Felipe Scolari, permite a sus jugadores que tengan relaciones sexuales. “Si es sexo normal no hay ningún problema, pero lo que está contraindicado son las posturas acrobáticas”, explicó “Felipao”, cuya posición es parecida a la del seleccionador de Costa Rica, Jorge Luis Pinto, que pidió sus futbolistas “sexo con moderación”.

Mientras algunos equipos, como Italia, permiten visitas de familiares a la concentración, otros, como Alemania, las tienen restringidas.

Los futbolistas germanos, que tienen prohibido el uso del celular durante las charlas técnicas, no pudieron ver a sus familiares hasta después del primer partido de la fase de grupos, el aplastante 4-0 sobre Portugal.

Marc Wilmots, seleccionador de la prometedora Bélgica, propuso un trato a sus hombres: podrán recibir la visita de sus parejas después de alcanzar las semifinales del Mundial.

Quizás ese haya sido un buen estímulo para que los “Diablos Rojos”, ganaran sus dos primeros partidos: 2-1 a Argelia y 1-0 a Rusia.

Pinto reveló hace algunas semanas que los futbolistas costarricenses no podrían utilizar el celular en los vestuarios antes de los partidos.

Herrera, el técnico mexicano que es permisivo con twitter, lo es mucho menos en otros aspectos: nada de alcohol y tabaco después de que algunos jugadores del “Tri” fueran protagonistas de una escapada a un club nocturno durante la Copa Confederaciones 2013.

Muchos técnicos se preocupan también por la dieta de los futbolistas. De hecho, la mayoría de las selecciones cuentan con sus propios cocineros y nutricionistas en la plantilla. En Chile, por ejemplo, no pueden beber refrescos, mientras que los futbolistas argelinos tienen prohibido comer fuera de la concentración.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Zafó Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo ya se imaginaba haciendo las valijas para regresar a casa, cuando su compañero Silvestre Varela anotó, a los 95 minutos, el empate 2-2 de Portugal ante Estados Unidos, que evitó la eliminación del combinado luso.

De todas formas, los portugueses están bastante complicados en el grupo G y llegarán a la última fecha sin depender de sí mismos y con la obligación de golear a Ghana. Dicha llave quedó de la siguiente manera: Alemania 4 puntos (+4 de diferencia de goles), Estados Unidos 4 (+1), Ghana 1 (-1) y Portugal 1 (-4).
La selección de Cristiano Ronaldo arrancó ganado gracias al gol de Nani (a los 5′), pero Jermaine Jones (64′) y Clint Dempsey (81′), dieron vuelta la historia y estuvieron a punto de colocar a Estados Unidos en la siguiente ronda, hasta que apareció Varela para empardar las cifras cuando ya no quedaba nada por jugar.
CLASIFICÓ
BÉLGICA
La selección belga, por su parte, aseguró su presencia en octavos de final, tras derrotar 1-0 a Rusia en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. El único gol del encuentro fue obra de Divock Origi a los 88 minutos.
En el otro partido del grupo H, Argelia derrotó 4-2 a Corea del Sur, dando un paso clave rumbo a la clasificación. El conjunto africano sorprendió con un primer tiempo de alto vuelo, donde sacó tres goles de diferencia, gracias a los aciertos de Islam Slimani (a los 26′), Rafik Hallice (28′) y Abdelmoumene Djabou (38′).
Corea del Sur reaccionó en el complemento y descontó a los 50 minutos por intermedio de Son Heung Min, pero el argelino Yacine Brahimi estiró las cifras a los 62′. Finalmente, el surcoreano Son Heung Min puso el 2-4 definitivo para su selección, a los 72′.
De esta forma, la serie quedó así: Bélgica 6 puntos (+2), Argelia 3 (+1), Rusia 1 (-1) y Corea del Sur 1 (-2).
En la última fecha, Rusia está obligado a vencer a Argelia para clasificar, mientras que al conjunto africano le alcanza con un empate para seguir en carrera, salvo que Corea del Sur dé la sorpresa y golee a Bélgica.

De todas formas, los portugueses están bastante complicados en el grupo G y llegarán a la última fecha sin depender de sí mismos y con la obligación de golear a Ghana. Dicha llave quedó de la siguiente manera: Alemania 4 puntos (+4 de diferencia de goles), Estados Unidos 4 (+1), Ghana 1 (-1) y Portugal 1 (-4).

La selección de Cristiano Ronaldo arrancó ganado gracias al gol de Nani (a los 5′), pero Jermaine Jones (64′) y Clint Dempsey (81′), dieron vuelta la historia y estuvieron a punto de colocar a Estados Unidos en la siguiente ronda, hasta que apareció Varela para empardar las cifras cuando ya no quedaba nada por jugar.

CLASIFICÓ BÉLGICA

La selección belga, por su parte, aseguró su presencia en octavos de final, tras derrotar 1-0 a Rusia en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. El único gol del encuentro fue obra de Divock Origi a los 88 minutos.

En el otro partido del grupo H, Argelia derrotó 4-2 a Corea del Sur, dando un paso clave rumbo a la clasificación. El conjunto africano sorprendió con un primer tiempo de alto vuelo, donde sacó tres goles de diferencia, gracias a los aciertos de Islam Slimani (a los 26′), Rafik Hallice (28′) y Abdelmoumene Djabou (38′).

Corea del Sur reaccionó en el complemento y descontó a los 50 minutos por intermedio de Son Heung Min, pero el argelino Yacine Brahimi estiró las cifras a los 62′. Finalmente, el surcoreano Son Heung Min puso el 2-4 definitivo para su selección, a los 72′.

De esta forma, la serie quedó así: Bélgica 6 puntos (+2), Argelia 3 (+1), Rusia 1 (-1) y Corea del Sur 1 (-2).

En la última fecha, Rusia está obligado a vencer a Argelia para clasificar, mientras que al conjunto africano le alcanza con un empate para seguir en carrera, salvo que Corea del Sur dé la sorpresa y golee a Bélgica.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La historia de los Mundiales

Nadie daba nada por Italia en España 1982, ni por Paolo Rossi, un delantero que tras una suspensión de dos años fue rehabilitado dos meses antes del comienzo del Mundial. Para peor, el jugador italiano no logró anotar en los primeros cuatro partidos, pero con seis goles en los últimos tres juegos, fue decisivo para que la “Azzurra” se quedara con la corona.

Con seis goles anotados en los últimos tres partidos, Paolo Rossi condujo a la selección de Italia hacia su tercer título del mundo en España 1982, se adueñó de la corona de máximo artillero del certamen y se convirtió en una leyenda del fútbol italiano.
Más de tres décadas después de esa mágica tarde de julio en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, Rossi, hoy con 57 años, es un activo hombre de negocios cuya relación con el fútbol, desde que se retiró en 1987, se limita a ser comentarista de televisión.
En su libro “1982. Il mio mitico Mondiale”, el italiano rememora sus tardes de gloria en España, que le ayudaron a revivir como persona y deportista después de ser suspendido por dos años por un escándalo de arreglo de partidos en Italia.
“Treinta años después miro las cosas con ojos distintos y me río de haber dudado de mi capacidad como futbolista y hombre. Sin embargo, en ciertos momentos de profundo malestar durante la dura suspensión, me parecía imposible volver a jugar a cierto nivel”, escribió.
“ESTABA DESTROZADO”
“A los 23 años me sentía terminado como futbolista, un talento inútil. Estaba destrozado”, agregó el exdelantero, que fue condenado por no informar de la manipulación del resultado de un partido del Scudetto italiano, aunque él siempre mantuvo que no hubo nada raro en dicho juego. “Desafortunadamente no me creyeron. O posiblemente, al ser uno de los futbolistas más famosos del momento, fui usado como un ejemplo”.
La suspensión terminó en abril de 1982, dos meses antes del comienzo del Mundial de España. Allí las cosas no empezaron bien, al punto de que Italia no ganó ningún partido en la ronda inicial, donde empató 0-0 con Polonia, 1-1 con Perú y 1-1 con Camerún. De todas formas, la “Azzurra” logró clasificar, y en la segunda fase se produjo la explosión de Rossi.
Tras la victoria 2-1 ante Argentina, donde el atacante volvió a estar ausente en el score, llegó el partido que lo transformó en héroe. Italia debía vencer a Brasil sí o sí, porque el empate clasificaba a los norteños. Y con tres goles de Rossi, la selección italiana derrotó 3-2 al combinado brasileño. Y los festejos del goleador “azzurro” no se detuvieron: después llegó el doblete en la victoria 2-0 ante Polonia en semifinales, y por último el crucial gol que le marcó a Alemania a los 11 minutos del segundo tiempo, para abrir el marcador de la finalísima, que terminó con victoria de Italia por 3-1.
EMOCIONADO COMO UN NIÑO
“Sólo di media vuelta al campo con mis compañeros y me detuve, porque estaba fundido. Tenía calambres en todos los músculos. Entonces me senté, sudando, junto a un cartel publicitario, para ver el entusiasmo del público. El estadio estaba lleno de banderas italianas. Estaba emocionado como un niño”, contó Rossi.
“Pensaba: ‘Que se detenga el tiempo, porque no voy a vivir otro momento como este’. Porque la felicidad, la completa felicidad, solo dura algunos momentos. Y esos eran mis momentos”, añadió el goleador italiano, que era un futbolista pequeño y liviano pero sorprendentemente rápido y capaz de rematar al arco desde cualquier posición.
“En España me convertí en uno de los símbolos indiscutibles del Mundial, redimí mi imagen y silencié la ira que había en mí. Había nacido de nuevo”, escribió.
“Fuimos del silencio más oscuro a las magníficas victorias contra Argentina, Brasil, Polonia y Alemania. Del fantasma de Rossi al prodigioso Pablito, con seis goles y una confianza reencontrada. El hombre de la Copa del Mundo”, concluyó.

Con seis goles anotados en los últimos tres partidos, Paolo Rossi condujo a la selección de Italia hacia su tercer título del mundo en España 1982, se adueñó de la corona de máximo artillero del certamen y se convirtió en una leyenda del fútbol italiano.

Más de tres décadas después de esa mágica tarde de julio en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, Rossi, hoy con 57 años, es un activo hombre de negocios cuya relación con el fútbol, desde que se retiró en 1987, se limita a ser comentarista de televisión.

En su libro “1982. Il mio mitico Mondiale”, el italiano rememora sus tardes de gloria en España, que le ayudaron a revivir comoEspaña1982 (pag7) persona y deportista después de ser suspendido por dos años por un escándalo de arreglo de partidos en Italia.

“Treinta años después miro las cosas con ojos distintos y me río de haber dudado de mi capacidad como futbolista y hombre. Sin embargo, en ciertos momentos de profundo malestar durante la dura suspensión, me parecía imposible volver a jugar a cierto nivel”, escribió.

“ESTABA DESTROZADO”

“A los 23 años me sentía terminado como futbolista, un talento inútil. Estaba destrozado”, agregó el exdelantero, que fue condenado por no informar de la manipulación del resultado de un partido del Scudetto italiano, aunque él siempre mantuvo que no hubo nada raro en dicho juego. “Desafortunadamente no me creyeron. O posiblemente, al ser uno de los futbolistas más famosos del momento, fui usado como un ejemplo”.

La suspensión terminó en abril de 1982, dos meses antes del comienzo del Mundial de España. Allí las cosas no empezaron bien, al punto de que Italia no ganó ningún partido en la ronda inicial, donde empató 0-0 con Polonia, 1-1 con Perú y 1-1 con Camerún. De todas formas, la “Azzurra” logró clasificar, y en la segunda fase se produjo la explosión de Rossi.

Tras la victoria 2-1 ante Argentina, donde el atacante volvió a estar ausente en el score, llegó el partido que lo transformó en héroe. Italia debía vencer a Brasil sí o sí, porque el empate clasificaba a los norteños. Y con tres goles de Rossi, la selección italiana derrotó 3-2 al combinado brasileño. Y los festejos del goleador “azzurro” no se detuvieron: después llegó el doblete en la victoria 2-0 ante Polonia en semifinales, y por último el crucial gol que le marcó a Alemania a los 11 minutos del segundo tiempo, para abrir el marcador de la finalísima, que terminó con victoria de Italia por 3-1.

EMOCIONADO COMO UN NIÑO

“Sólo di media vuelta al campo con mis compañeros y me detuve, porque estaba fundido. Tenía calambres en todos los músculos. Entonces me senté, sudando, junto a un cartel publicitario, para ver el entusiasmo del público. El estadio estaba lleno de banderas italianas. Estaba emocionado como un niño”, contó Rossi.

“Pensaba: ‘Que se detenga el tiempo, porque no voy a vivir otro momento como este’. Porque la felicidad, la completa felicidad, solo dura algunos momentos. Y esos eran mis momentos”, añadió el goleador italiano, que era un futbolista pequeño y liviano pero sorprendentemente rápido y capaz de rematar al arco desde cualquier posición.

“En España me convertí en uno de los símbolos indiscutibles del Mundial, redimí mi imagen y silencié la ira que había en mí. Había nacido de nuevo”, escribió.

“Fuimos del silencio más oscuro a las magníficas victorias contra Argentina, Brasil, Polonia y Alemania. Del fantasma de Rossi al prodigioso Pablito, con seis goles y una confianza reencontrada. El hombre de la Copa del Mundo”, concluyó.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Con sabor a goles

Una pizzería inglesa tiene a la venta una particular pizza con el rostro de Luis Suárez, el verdugo británico en el ´
Mundial. La “
Hot Uruguaya”, como denominaron a esta pizza,
contiene chile
Bonnet escocés, aceitunas negras, pimientos,
cebollas rojas, y jamón especiado.
Pese a lo que
muchos pueden pensar, no fue
elaborada con
desprecio, sino todo lo contrario. La empresa “Jus Eat”
la marcó como
disponible en su sitio web antes del choque mundialista entre británicos y charrúas, y la
promocionó con un mensaje que rezaba: “¡Vamos Inglaterra! Esperemos que Uruguay no consiga el último bocado”.
La pizza puede pedirse en la
pizzería Toscana
de Londres.

Una pizzería inglesa tiene a la venta una particular pizza con el rostro de Luis Suárez, el verdugo británico en el ´Mundial. La “Hot Uruguaya”, como denominaron a esta pizza, contiene chile Bonnet escocés, aceitunas negras, pimientos, cebollas rojas, y jamón especiado.

Pese a lo que muchos pueden pensar, no fue elaborada con desprecio, sino todo lo contrario. La empresa “Jus Eat” la marcó como disponible en su sitio web antes del choque mundialista entre británicos y charrúas, y la promocionó con un mensaje que rezaba: “¡Vamos Inglaterra! Esperemos que Uruguay no consiga el último bocado”.

La pizza puede pedirse en la pizzería Toscana de Londres.

Pizza (pag8)

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

1

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Para gritarlos de nuevo…

cats

El 1-0.
Iban 39 minutos de juego, cuando Edinson Cavani le puso una pelota aérea perfecta a Luis Suárez, quien se elevó en el momento justo y,
con un testazo sublime, le cambió el destino a la pelota, para engañar al portero Hurt, romper la paridad y desatar un festejo a puro llanto.

El 1-0.

Iban 39 minutos de juego, cuando Edinson Cavani le puso una pelota aérea perfecta a Luis Suárez, quien se elevó en el momento justo y, con un testazo sublime, le cambió el destino a la pelota, para engañar al portero Hurt, romper la paridad y desatar un festejo a puro llanto.

page

El 2-1.

A los 85 minutos, Muslera efectuó un saque largo, que fueron a buscar Cavani y el inglés Gerrard. Quiso el destino que éste último peinara el balón para que apareciera otra vez Suárez, mano a mano con Hurt, y le rompiera el arco de un derechazo fulminante, para delirio celeste.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Suárez, al rescate

Cuando ya no había margen de error y una nueva derrota significaba volver a casa, apareció Luis Suárez para tumbar a Inglaterra y hacerle saber al mundo que Uruguay está vivo. Ahora la Celeste enfrentará a Italia, el martes en Natal.

¿Qué decir de Luis Suárez, quien hace menos de un mes era intervenido quirúrgicamente en su rodilla izquierda y hoy es la explicación de que Uruguay siga con vida en la Copa del Mundo? Ante Inglaterra quedó claro que hay un Uruguay con Suárez y otro sin él.
Es cierto que la Celeste encaró el partido con otra actitud, con respecto al debut ante Costa Rica (zanjado con derrota 1-3), y que sacó a relucir lo mejor de sí cuando ya no había margen de error. Es verdad que se vio otra coordinación defensiva, mayor presión en el mediocampo y un arquero más seguro, pero la explicación de la victoria conduce, indefectiblemente, hacia el camino de Suárez. Fue él quien asestó los dos golpes (léase goles) a los ingleses, para volver a ilusionarnos con llegar lejos en un Mundial. Fue él quien salió al rescate de Uruguay, cuando ya no había posibilidad de dar otro paso en falso.
Los medios ingleses habían insistido en que si Suárez estaba iluminado, su selección estaría en problemas. Y no se equivocaron. Aún rengueando entre corrida y corrida, el salteño fue imparable. Terminó fusilado, porque el físico no estaba para grandes esfuerzos, después de tantos días de inactividad.
Debe decirte también que así como Suárez hizo lo suyo (los goles), el resto del equipo completó la tarea con un orden táctico no exhibido en el debut y con un despliegue aplaudible. Ahora, el próximo desafío se llama Italia, a quien la Celeste enfrentará el próximo martes en Natal.
Uruguay está vivo. Suárez se lo hizo saber al mundo entero.

¿Qué decir de Luis Suárez, quien hace menos de un mes era intervenido quirúrgicamente en su rodilla izquierda y hoy es laSuárez (pag 3)explicación de que Uruguay siga con vida en la Copa del Mundo? Ante Inglaterra quedó claro que hay un Uruguay con Suárez y otro sin él.

Es cierto que la Celeste encaró el partido con otra actitud, con respecto al debut ante Costa Rica (zanjado con derrota 1-3), y que sacó a relucir lo mejor de sí cuando ya no había margen de error. Es verdad que se vio otra coordinación defensiva, mayor presión en el mediocampo y un arquero más seguro, pero la explicación de la victoria conduce, indefectiblemente, hacia el camino de Suárez. Fue él quien asestó los dos golpes (léase goles) a los ingleses, para volver a ilusionarnos con llegar lejos en un Mundial. Fue él quien salió al rescate de Uruguay, cuando ya no había posibilidad de dar otro paso en falso.

Los medios ingleses habían insistido en que si Suárez estaba iluminado, su selección estaría en problemas. Y no se equivocaron. Aún rengueando entre corrida y corrida, el salteño fue imparable. Terminó fusilado, porque el físico no estaba para grandes esfuerzos, después de tantos días de inactividad.

Debe decirte también que así como Suárez hizo lo suyo (los goles), el resto del equipo completó la tarea con un orden táctico no exhibido en el debut y con un despliegue aplaudible. Ahora, el próximo desafío se llama Italia, a quien la Celeste enfrentará el próximo martes en Natal.

Uruguay está vivo. Suárez se lo hizo saber al mundo entero.

Suárez se lo dedicó al DT inglés

Suárez le dedicó el triunfo al seleccionador inglés Roy Hodgson, quien había manifestado que el salteño debía tener un buen papel en el Mundial para consagrarse como un gran jugador. “Esto sirve para los que decían que en esta clase de partido tenía que demostrar. Ahí esta la contestación”, se descargó Suárez. Cuando fue consultado específicamente si se refería las declaraciones del técnico inglés, contestó afirmativamente.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Hacía 44 años que no le ganábamos a un europeo

Uruguay rompió una racha de 44 años y 15 partidos sin vencer a equipos europeos en los Mundiales.
Su último triunfo se había registrado ente la Unión Soviética, por 1-0 en los cuartos de final de México 1970. A partir de ahí, la Celeste había encadenado nueve derrotas y seis empates.
La “maldición europea” comenzó el 20 de junio de 1970 cuando Uruguay perdió 0-1 ante Alemania Federal en el partido por el tercer puesto.
Cuatro años después, en Alemania 1974, la Celeste cayó 0-2 ante Holanda y 0-3 con Suecia, y solo rescató un empate 1-1 frente a Bulgaria.
Después de dos Mundiales a los que no clasificó, Uruguay reapareció en México 1986 y no le fue mejor: empató 1-1 ante Alemania Federal, perdió 1-6 ante Dinamarca e igualó 0-0 ante Escocia.
En Italia 1990 continuó la racha: igualdad 0-0 con España y caída 1-3 con Bélgica en la ronda inicial, y derrota 0-2 con Italia en octavos de final.
Ya en Corea/Japón 2002 se registró otra derrota ante Dinamarca, esta vez por 1-2, y un empate 0-0 con Francia.
Finalmente en Sudáfrica 2010, y pese a su cuarto puesto, Uruguay tampoco consiguió derrotar a ningún europeo: igualó 0-0 ante Francia en la fase de grupos, cayó 2-3 con Holanda en semifinales, y 2-3 frente a Alemania en el partido por el tercer puesto.

Uruguay rompió una racha de 44 años y 15 partidos sin vencer a equipos europeos en los Mundiales.

Su último triunfo se había registrado ente la Unión Soviética, por 1-0 en los cuartos de final de México 1970. A partir de ahí, la Celeste había encadenado nueve derrotas y seis empates.

La “maldición europea” comenzó el 20 de junio de 1970 cuando Uruguay perdió 0-1 ante Alemania Federal en el partido por el tercer puesto.

Cuatro años después, en Alemania 1974, la Celeste cayó 0-2 ante Holanda y 0-3 con Suecia, y solo rescató un empate 1-1 frente a Bulgaria.

Después de dos Mundiales a los que no clasificó, Uruguay reapareció en México 1986 y no le fue mejor: empató 1-1 ante Alemania Federal, perdió 1-6 ante Dinamarca e igualó 0-0 ante Escocia.

En Italia 1990 continuó la racha: igualdad 0-0 con España y caída 1-3 con Bélgica en la ronda inicial, y derrota 0-2 con Italia en octavos de final.

Ya en Corea/Japón 2002 se registró otra derrota ante Dinamarca, esta vez por 1-2, y un empate 0-0 con Francia.

Finalmente en Sudáfrica 2010, y pese a su cuarto puesto, Uruguay tampoco consiguió derrotar a ningún europeo: igualó 0-0 ante Francia en la fase de grupos, cayó 2-3 con Holanda en semifinales, y 2-3 frente a Alemania en el partido por el tercer puesto.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Las profesiones más insólitas de los árbitros del Mundial

Un farmacéutico “bailarín”, un policía inglés, un aficionado a la lucha libre, un millonario sueco, un vendedor de seguros y el propietario de una peluquería desempeñan un papel clave en el Mundial. Son las profesiones de algunos de los 25 árbitros que participan en Brasil 2014.

En la cancha todos visten el mismo uniforme, utilizan el silbato para dirigir los encuentros y, como novedad en Brasil, llevan en la cintura un spray para marcar las distancias en las faltas.
Pero fuera del estadio cada uno de los 25 árbitros adquiere una identidad diferente, de lo más variopinta, que muestra el amplio espectro de posibilidades vitales que tiene el ser humano.
UN “AFICIONADO
AL BAILE”
Observemos por ejemplo a Noumandiez Doue. Hizo historia en la segunda jornada del Mundial de Brasil al convertirse en el primer árbitro de Costa de Marfil en dirigir un choque de la máxima competición de selecciones, en la victoria 3-1 de Chile sobre Australia.
Además de ser uno de los mejores árbitros de África, el marfileño de 43 años es farmacéutico y “aficionado al baile”, según sus propias palabras.
Más conocida es la vocación por el arbitraje del sueco Jonas Eriksson, millonario sueco que dirigió la victoria 2-1 de Estados Unidos a Ghana y un “clásico” en la Liga de Campeones de Europa.
El sueco es conocido como “el millonario relajado”, debido a su carácter y a la fortuna de siete cifras (los medios han publicado más de 10 millones de euros) que tiene después de haber participado en el desarrollo de una empresa de derechos deportivos. Además fue jugador de fútbol antes de convertirse en árbitro.
UN POLICÍA INGLÉS
Un policía inglés que trabaja en Yorkshire fue el encargado de dirigir ayer a Colombia ante Costa de Marfil en la segunda jornada del grupo C. Es el popular Howard Webb, uno de los árbitros más reputados del mundo y que ya tuvo el honor de dirigir la final del Mundial 2010, en la que España se impuso 1-0 a Holanda.
Muy criticado entonces por permitir al combinado “Oranje” emplearse con violencia, Webb, un “ícono” del arbitraje, con su cabeza rapada, musculatura y vehemencia en el campo, es comparado por sus colegas con una estrella de Hollywood. “Pero por desgracia a ninguno guapo. Dicen que me parezco a Shrek, por lo que he puesto una foto de él en mi teléfono móvil”, dijo Webb a la página de Internet de la FIFA.
UN VENDEDOR
DE SEGUROS
¿Un robo en casa? ¿Quiere usted asegurar su coche? Responda sí y su hombre será el turco Cuneyt Cakir, vendedor de seguros en Estambul y cuya actuación en el empate sin goles entre Brasil y México del martes pasado fue seguida al milímetro después de los errores en las primeras jornadas de algunos de sus colegas.
Más espiritual es el perfil del mexicano Marco Rodríguez, encargado de dirigir la victoria de Bélgica sobre Argelia por 2-1. Tras abandonar su trabajo como profesor de educación física, se convirtió en predicador protestante en un templo a las afueras de la capital azteca.
Para las cosas del día a día, si los jugadores necesitan un buen corte de pelo podrían recurrir al holandés Bjorn Kuipers, que dirigió la pasada final de la Liga de Campeones entre el Real Madrid y el Atlético Madrid (goleada 4-1 para los merengues). Compagina el silbato con su faceta de empresario, ya que es propietario de un salón de peluquería y dos tiendas de comestibles en Holanda.
UN AFICIONADO A
LA LUCHA LIBRE
No hubo bromas cuando se publicó que el primer colegiado de Gambia que participa en un Mundial, Bakary Papa Gassama, se dedica en su tiempo libre al “buri”, una modalidad de lucha libre en su país. “No soy muy bueno, pero me gusta practicarlo como hobby”, explicó.
Más allá de la inevitable presión, dirigir un Mundial en Brasil tiene evidentemente sus aspectos positivos. “Cuando quiero dejar todo atrás, siempre voy al mar”, declara Nawaf Shukralla, un investigador de Bahréin.
Y es que no hay que olvidar las palabras del abogado alemán Felix Brych, famoso en su país por haber concedido al Bayer Leverkusen un gol tras una incidencia donde la pelota no ingresó al arco. “Somos árbitros, pero también somos personas normales”.

En la cancha todos visten el mismo uniforme, utilizan el silbato para dirigir los encuentros y, como novedad en Brasil, llevan en la

El marfileño Noumandiez Doue es farmacéutico y “aficionado al baile"

El marfileño Noumandiez Doue es farmacéutico y “aficionado al baile"

cintura un spray para marcar las distancias en las faltas.

Pero fuera del estadio cada uno de los 25 árbitros adquiere una identidad diferente, de lo más variopinta, que muestra el amplio espectro de posibilidades vitales que tiene el ser humano.

UN “AFICIONADO AL BAILE”

Observemos por ejemplo a Noumandiez Doue. Hizo historia en la segunda jornada del Mundial de Brasil al convertirse en el primer árbitro de Costa de Marfil en dirigir un choque de la máxima competición de selecciones, en la victoria 3-1 de Chile sobre Australia.

Además de ser uno de los mejores árbitros de África, el marfileño de 43 años es farmacéutico y “aficionado al baile”, según sus propias palabras.

Más conocida es la vocación por el arbitraje del sueco Jonas Eriksson, millonario sueco que dirigió la victoria 2-1 de Estados Unidos a Ghana y un “clásico” en la Liga de Campeones de Europa.

El sueco es conocido como “el millonario relajado”, debido a su carácter y a la fortuna de siete cifras (los medios han publicado más de 10 millones de euros) que tiene después de haber participado en el desarrollo de una empresa de derechos deportivos. Además fue jugador de fútbol antes de convertirse en árbitro.

UN POLICÍA INGLÉS

Un policía inglés que trabaja en Yorkshire fue el encargado de dirigir ayer a Colombia ante Costa de Marfil en la segunda jornada del grupo C. Es el popular Howard Webb, uno de los árbitros más reputados del mundo y que ya tuvo el honor de dirigir la final del Mundial 2010, en la que España se impuso 1-0 a Holanda.

Muy criticado entonces por permitir al combinado “Oranje” emplearse con violencia, Webb, un “ícono” del arbitraje, con su cabeza rapada, musculatura y vehemencia en el campo, es comparado por sus colegas con una estrella de Hollywood. “Pero por desgracia a ninguno guapo. Dicen que me parezco a Shrek, por lo que he puesto una foto de él en mi teléfono móvil”, dijo Webb a la página de Internet de la FIFA.

UN VENDEDOR DE SEGUROS

¿Un robo en casa? ¿Quiere usted asegurar su coche? Responda sí y su hombre será el turco Cuneyt Cakir, vendedor de seguros en Estambul y cuya actuación en el empate sin goles entre Brasil y México del martes pasado fue seguida al milímetro después de los errores en las primeras jornadas de algunos de sus colegas.

Más espiritual es el perfil del mexicano Marco Rodríguez, encargado de dirigir la victoria de Bélgica sobre Argelia por 2-1. Tras abandonar su trabajo como profesor de educación física, se convirtió en predicador protestante en un templo a las afueras de la capital azteca.

Para las cosas del día a día, si los jugadores necesitan un buen corte de pelo podrían recurrir al holandés Bjorn Kuipers, que dirigió la pasada final de la Liga de Campeones entre el Real Madrid y el Atlético Madrid (goleada 4-1 para los merengues). Compagina el silbato con su faceta de empresario, ya que es propietario de un salón de peluquería y dos tiendas de comestibles en Holanda.

UN AFICIONADO A LA LUCHA LIBRE

No hubo bromas cuando se publicó que el primer colegiado de Gambia que participa en un Mundial, Bakary Papa Gassama, se dedica en su tiempo libre al “buri”, una modalidad de lucha libre en su país. “No soy muy bueno, pero me gusta practicarlo como hobby”, explicó.

Más allá de la inevitable presión, dirigir un Mundial en Brasil tiene evidentemente sus aspectos positivos. “Cuando quiero dejar todo atrás, siempre voy al mar”, declara Nawaf Shukralla, un investigador de Bahréin.

Y es que no hay que olvidar las palabras del abogado alemán Felix Brych, famoso en su país por haber concedido al Bayer Leverkusen un gol tras una incidencia donde la pelota no ingresó al arco. “Somos árbitros, pero también somos personas normales”.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Abdicó el campeón

España perdió la corona de la peor forma, tras recibir siete goles en dos partidos y no sumar puntos. “No hemos sabido mantener el hambre (de gloria)”, explicó Xabi Alonso, luego de la debacle. El golpe final se lo dio Chile, quien sorprendentemente ya está clasificado a los octavos de final del Mundial.

España se despidió del Mundial por la puerta de atrás, tras ser derrotado 0-2 por Chile en el mítico Maracaná. Los goles de Eduardo Vargas (a los 19’) y Charles Aranguiz (43’) hicieron abdicar al vigente campeón del mundo.
Chile, además, se aseguró su clasificación a los octavos de final y se jugará el primer puesto en la última jornada del Grupo B ante Holanda.
“FALTÓ HAMBRE”
La imagen de un Iker Casillas gateando sobre el césped brasileño y burlado por vengativos holandeses acompañará por siempre a una selección española que arrancó el certamen con un doloroso 1-5 ante Holanda, del que no pudo recuperarse.
Xabi Alonso argumentó que les “faltó hambre” de gloria, aunque su compañero Andrés Iniesta no esté de acuerdo.
“No hemos sabido mantener el hambre”, subrayó Xabi Alonso en las catacumbas del Maracaná. “La cuota de alegría y de éxito estaba cumplida, agotada. Futbolísticamente hemos cometido muchos errores. Las sensaciones no eran las de otros campeonatos”.
Fue llamativo que Iniesta rechazara con claridad ese análisis. “Esa es su opinión”, dijo el volante. “Cuando las cosas no salen, nunca es por falta de querer ganar, porque aquí todos queremos ganar. Solo que no hemos estado a la altura de la situación. Hemos estado en lo más alto y ahora estamos en lo más bajo”.
Que España no pudiera defender el título de Sudáfrica 2010 no es ningún cataclismo histórico, ya que ninguna selección lo logró desde que Brasil lo hiciera en Chile 1962. El problema de España no es que ceda el trofeo, sino la imagen que dejó. Le sucedió algo parecido a la Francia de 2002 y a la Italia de 2010, pero ninguna fue despedida tan fulminantemente como los hombres de Del Bosque, en apenas dos partidos.
Dos derrotas, siete goles recibidos, uno anotado de penal dudoso y todas las líneas del equipo fallando: ni en sus peores pesadillas podía el técnico esperar algo así.
Que España no llegaba como al Mundial pasado y ni siquiera como a la Eurocopa de 2012, era sabido, pero las últimas semanas en el fútbol español habían generado algunos espejismos.
“Ilusionados, motivados y con hambre de títulos. ¡Despegamos! Que empiece lo bueno. ¡Vamos!”, había publicado Sergio Ramos el 2 de junio en una red social, al despegar de Washington rumbo a Brasil. El mensaje iba acompañado de una foto en la que sonreía junto a varios compañeros. Faltaban diez días para que comenzara el Mundial. A esa altura nadie imaginaba cómo iba a terminar la historia.

España se despidió del Mundial por la puerta de atrás, tras ser derrotado 0-2 por Chile en el mítico Maracaná. Los goles de Eduardo Vargas (a los 19’) y Charles Aranguiz (43’) hicieron abdicar al vigente campeón del mundo.

Chile, además, se aseguró su clasificación a los octavos de final y se jugará el primer puesto en la última jornada del Grupo B ante Holanda.

“FALTÓ HAMBRE”

La imagen de un Iker Casillas gateando sobre el césped brasileño y burlado por vengativos holandeses acompañará por siempre a

España se despidió del Mundial por la puerta de atrás.

España se despidió del Mundial por la puerta de atrás.

una selección española que arrancó el certamen con un doloroso 1-5 ante Holanda, del que no pudo recuperarse.

Xabi Alonso argumentó que les “faltó hambre” de gloria, aunque su compañero Andrés Iniesta no esté de acuerdo.

“No hemos sabido mantener el hambre”, subrayó Xabi Alonso en las catacumbas del Maracaná. “La cuota de alegría y de éxito estaba cumplida, agotada. Futbolísticamente hemos cometido muchos errores. Las sensaciones no eran las de otros campeonatos”.

Fue llamativo que Iniesta rechazara con claridad ese análisis. “Esa es su opinión”, dijo el volante. “Cuando las cosas no salen, nunca es por falta de querer ganar, porque aquí todos queremos ganar. Solo que no hemos estado a la altura de la situación. Hemos estado en lo más alto y ahora estamos en lo más bajo”.

Que España no pudiera defender el título de Sudáfrica 2010 no es ningún cataclismo histórico, ya que ninguna selección lo logró desde que Brasil lo hiciera en Chile 1962. El problema de España no es que ceda el trofeo, sino la imagen que dejó. Le sucedió algo parecido a la Francia de 2002 y a la Italia de 2010, pero ninguna fue despedida tan fulminantemente como los hombres de Del Bosque, en apenas dos partidos.

Dos derrotas, siete goles recibidos, uno anotado de penal dudoso y todas las líneas del equipo fallando: ni en sus peores pesadillas podía el técnico esperar algo así.

Que España no llegaba como al Mundial pasado y ni siquiera como a la Eurocopa de 2012, era sabido, pero las últimas semanas en el fútbol español habían generado algunos espejismos.

“Ilusionados, motivados y con hambre de títulos. ¡Despegamos! Que empiece lo bueno. ¡Vamos!”, había publicado Sergio Ramos el 2 de junio en una red social, al despegar de Washington rumbo a Brasil. El mensaje iba acompañado de una foto en la que sonreía junto a varios compañeros. Faltaban diez días para que comenzara el Mundial. A esa altura nadie imaginaba cómo iba a terminar la historia.

Chilenos invadieron sala de prensa de Maracaná

Un centenar de hinchas chilenos invadieron la sala de prensa del mítico estadio Maracaná, provocando destrozos y desafiando a las fuerzas de seguridad en un intento de ingresar a las tribunas del estadio, previo al partido entre su selección y España. Finalmente fueron detenidos 85 de los intrusos, quienes como sanción deberán abandonar Brasil en un plazo máximo de 72 horas.

El incidente deparó cinco heridos, entre ellos una mujer que sufrió la fractura de un brazo.

Los hinchas, la mayoría de ellos vestidos con la camiseta roja de Chile y muchos en avanzado estado etílico, sobrepasaron la primera valla de separación junto al puesto de seguridad por el que deben pasar los periodistas que acceden al estadio, y tuvo que intervenir la policía militarizada “para contener la situación”, según aseguró el Ministerio de Justicia.

Los hinchas buscaron algún punto de acceso a las tribunas. Algunos se retiraron de forma pacífica y la mayoría fue contenida en uno de los túneles, donde permanecieron durante media hora sentados, con las caras tapadas por las camisetas y las bufandas y rodeados por los agentes de la seguridad privada mientras decenas de fotógrafos y cámaras de televisión se subían a las mesas en busca de una imagen.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La foto del día

Luis Suárez consuela al capitán inglés Steven Gerrard. Ambos son compañeros en el Liverpool de Inglaterra.

Luis Suárez consuela al capitán inglés Steven Gerrard. Ambos son compañeros en el Liverpool de Inglaterra.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Colombia clasificó a octavos

Si Uruguay logra superar la fase de grupos, podría encontrarse con Colombia en octavos de final. El conjunto cafetero logró su segunda victoria consecutiva en el Mundial y ya se aseguró la clasificación a la siguiente instancia. Ayer venció 2-1 a Costa de Marfil.

Colombia clasificó ayer a los octavos de final del Mundial, donde se enfrentará a uno de los integrantes del grupo de Uruguay, que bien podría ser el combinado celeste. Si el conjunto cafetero termina primero en su grupo (algo que ocurrirá con solo empatar en la última fecha), se medirá con el segundo del grupo de Uruguay; y si concluye segundo (algo menos probable), enfrentará al primero de la serie celeste.
Por lo pronto, Colombia hizo historia al ganar dos partidos seguidos en un Mundial por primera vez: había goleado a Grecia en el debut, y ahora batió a un duro Costa de Marfil por 2-1, con goles de James Rodríguez y Juan Quintero, como para que la multitud que lo acompañó en el estadio Nacional de Brasilia se ilusione.
El trámite no fue sencillo, porque al principio los africanos cerraron los circuitos ofensivos de los hombres de José Pérkeman, sabiendo del poderío de éstos, aún a falta de Radamel Falcao. Pero, tras una primera parte en la que los marfileños pudieron hacer su juego para neutralizarlos -más allá de una jugada clarísima desperdiciada por Teo Gutiérrez-, los colombianos salieron con todo tras el descanso y lograron desnivelar.
De tanto insistir, se abrió la historia. Juan Cuadrado, una de las figuras de Colombia, primero reventó el plato tras una gran jugada individual, y después ejecutó un perfecto córner para que James Rodríguez cabeceara y rompiera el cero a los 63′. Los africanos se desesperaron, y Colombia lo aprovechó para estirar la ventaja a los 70′, por intermedio de Quintero. Pero enseguida (a los 73′), llegó el descuento africano a través de un gran gol de Gervinho, quien le puso un poco de emoción a los últimos minutos.
En el otro partido de la llave, Grecia y Japón igualaron 0-0. De esta forma, a una fecha para el final, el grupo C es liderado por Colombia con seis puntos, siendo seguido por Costa de Marfil con tres, y Grecia y Japón con uno.
EL MENÚ DE HOY
Hoy se disputarán tres partidos del Mundial. A las 13.00 se enfrentarán Italia y Costa Rica en Recife, a las 16.00 lo harán Suiza y Francia en Salvador de Bahía y a las 19.00 se medirán Honduras y Ecuador en Curitiba.

Colombia clasificó ayer a los octavos de final del Mundial, donde se enfrentará a uno de los integrantes del grupo de Uruguay, que bien podría ser el combinado celeste. Si el conjunto cafetero termina primero en su grupo (algo que ocurrirá con solo empatar en la última fecha), se medirá con el segundo del grupo de Uruguay; y si concluye segundo (algo menos probable), enfrentará al primero de la serie celeste.

Por lo pronto, Colombia hizo historia al ganar dos partidos seguidos en un Mundial por primera vez: había goleado a Grecia en el debut, y ahora batió a un duro Costa de Marfil por 2-1, con goles de James Rodríguez y Juan Quintero, como para que la multitud que lo acompañó en el estadio Nacional de Brasilia se ilusione.

El trámite no fue sencillo, porque al principio los africanos cerraron los circuitos ofensivos de los hombres de José Pérkeman, sabiendo del poderío de éstos, aún a falta de Radamel Falcao. Pero, tras una primera parte en la que los marfileños pudieron hacer su juego para neutralizarlos -más allá de una jugada clarísima desperdiciada por Teo Gutiérrez-, los colombianos salieron con todo tras el descanso y lograron desnivelar.

De tanto insistir, se abrió la historia. Juan Cuadrado, una de las figuras de Colombia, primero reventó el plato tras una gran jugada individual, y después ejecutó un perfecto córner para que James Rodríguez cabeceara y rompiera el cero a los 63′. Los africanos se desesperaron, y Colombia lo aprovechó para estirar la ventaja a los 70′, por intermedio de Quintero. Pero enseguida (a los 73′), llegó el descuento africano a través de un gran gol de Gervinho, quien le puso un poco de emoción a los últimos minutos.

En el otro partido de la llave, Grecia y Japón igualaron 0-0. De esta forma, a una fecha para el final, el grupo C es liderado por Colombia con seis puntos, siendo seguido por Costa de Marfil con tres, y Grecia y Japón con uno.

EL MENÚ DE HOY

Hoy se disputarán tres partidos del Mundial. A las 13.00 se enfrentarán Italia y Costa Rica en Recife, a las 16.00 lo harán Suiza y Francia en Salvador de Bahía y a las 19.00 se medirán Honduras y Ecuador en Curitiba.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

La historia de los Mundiales

El “rey” Pelé jamás podrá olvidar el Mundial de México 1970. Allí, además de comandar a la selección brasileña rumbo a la conquista definitiva de la Copa Jules Rimet, se convirtió en el único futbolista del planeta en conquistar tres títulos mundiales, un récord hasta hoy inigualado.

Pese a estar rodeado del cariño de la hinchada mexicana en el Mundial de 1970, Pelé recuerda que vivió momentos de tensión, que terminaron por provocarle una crisis de llanto minutos antes del inicio de la histórica final ante Italia.
Según “O Rei”, en ese momento se sumaron varios factores, entre ellos el peso de la presión política que sufrían los jugadores por parte de los gobernantes de la dictadura militar que regía en el país norteño, y que veían en la conquista del tricampeonato mundial una oportunidad de afianzarse en el poder.
“En medio de todo el problema político de Brasil había una exigencia extrema de victoria, con mensajes del presidente de la República (el general Emilio Garrastazú Médici), y de otras personas de su entorno”, reveló el exjugador, que hoy tiene 73 años.
Además, por esa época Pelé ya pensaba en retirarse de las canchas, y sabía que esa sería la última vez que disputaría una Copa del Mundo.
EL LLANTO DE PELÉ
Pelé se dio cuenta de su estado de tensión minutos antes de la final: “Nosotros salimos directamente de la concentración rumbo al Estadio Azteca. Estábamos llegando al vestuario cuando escuchamos los gritos de la hinchada en las tribunas. De pronto, estallé en llanto y no conseguía parar de llorar”.
Cerca de dos horas después, la selección brasileña festejaba su tercer título mundial, que le aseguró la posesión definitiva de la Copa Jules Rimet, disputada durante cuatro décadas, y coronó definitivamente a Pelé como el “Rey del Fútbol”, un “título” que le otorgó la prensa francesa en 1961.
Según el exgoleador, México 1970 fue también el escenario de su partido inolvidable que, paradójicamente, fue uno de los pocos en los que no marcó goles: el de la victoria brasileña por 1-0 sobre Inglaterra. Pese a que ocurrió aún en la primera fase del torneo, Pelé considera que el duelo librado en Guadalajara confirmó los pronósticos de la prensa, que había anunciado el partido como una “final anticipada del Mundial”, por reunir a los ingleses campeones de 1966 y a Brasil, bicampeón en 1958 y 1962.
“UN JUEGO DE AJEDREZ”
“En la semana anterior al partido, yo estaba preocupado, aunque no lo aparentaba”, reveló “O Rei”, quien admitió que se sentía ansioso por la oportunidad de enfrentar a los ingleses por primera vez en un Mundial. Pelé recuerda aún el clima tenso del primer tiempo del encuentro, que comparó a “un juego de ajedrez”, en el que los dos equipos evitaban arriesgarse en el ataque y se dedicaban a estudiarse mutuamente.
El astro brasileño casi logró inaugurar el marcador a los diez minutos del primer tiempo, con un fuerte cabezazo de corta distancia que el portero Banks logró desviar: “Para mí, esa fue la atajada más perfecta de la historia de los Mundiales”.
“O Rei” no desistió y, pese a la fuerte marca que enfrentaba, logró dar el pase que resultó en el tanto de la victoria de Brasil, marcado por Jairzinho, que le dio al equipo la confianza necesaria para seguir en la marcha hacia la conquista del título. Según Pelé, el triunfo sobre los ingleses fue importante también porque evitó que Brasil quedara segundo en su grupo, lo que habría obligado a la selección a abandonar el cariño de la hinchada de Guadalajara y jugar la segunda fase en León, donde hubiera tenido que enfrentar a la temible selección alemana.
“Gracias a esa victoria, nosotros enfrentamos (en la segunda fase) a Perú, mientras que los ingleses jugaron contra Alemania y fueron derrotados 2-3”, señaló.
UN GOLEADOR MIOPE
Pelé había llegado a México como el principal líder de la selección brasileña, al lado del mediocampista Gérson y del lateral Everaldo, y del técnico Mario Lobo Zagallo, quien había reemplazado en el cargo a Joao Saldanha, un popular comentarista deportivo brasileño destituido tras involucrarse en varias polémicas, una de ellas con Pelé como protagonista.
Es que Saldanha llegó a afirmar que podría excluirlo de la delegación a raíz de una leve miopía, aunque Pelé asegura que esa amenaza fue hecha “en broma”, y que asumió proporciones de escándalo sólo a raíz de la amplia difusión dada por la prensa local.
“Yo tenía realmente una leve miopía. Saldanha mencionó el hecho en broma, y seguiría siendo broma si no hubiese llegado a los titulares de los diarios de todo el país. Cuando ocurrió el caso, Saldanha ya estaba virtualmente destituido”, aseguró.

Pese a estar rodeado del cariño de la hinchada mexicana en el Mundial de 1970, Pelé recuerda que vivió momentos de tensión, que

Pelé y compañía celebran el tricampeonato Mundial de Brasil

Pelé y compañía celebran el tricampeonato Mundial de Brasil

terminaron por provocarle una crisis de llanto minutos antes del inicio de la histórica final ante Italia.

Según “O Rei”, en ese momento se sumaron varios factores, entre ellos el peso de la presión política que sufrían los jugadores por parte de los gobernantes de la dictadura militar que regía en el país norteño, y que veían en la conquista del tricampeonato mundial una oportunidad de afianzarse en el poder.

“En medio de todo el problema político de Brasil había una exigencia extrema de victoria, con mensajes del presidente de la República (el general Emilio Garrastazú Médici), y de otras personas de su entorno”, reveló el exjugador, que hoy tiene 73 años.

Además, por esa época Pelé ya pensaba en retirarse de las canchas, y sabía que esa sería la última vez que disputaría una Copa del Mundo.

EL LLANTO DE PELÉ

Pelé se dio cuenta de su estado de tensión minutos antes de la final: “Nosotros salimos directamente de la concentración rumbo al Estadio Azteca. Estábamos llegando al vestuario cuando escuchamos los gritos de la hinchada en las tribunas. De pronto, estallé en llanto y no conseguía parar de llorar”.

Cerca de dos horas después, la selección brasileña festejaba su tercer título mundial, que le aseguró la posesión definitiva de la Copa Jules Rimet, disputada durante cuatro décadas, y coronó definitivamente a Pelé como el “Rey del Fútbol”, un “título” que le otorgó la prensa francesa en 1961.

Según el exgoleador, México 1970 fue también el escenario de su partido inolvidable que, paradójicamente, fue uno de los pocos en los que no marcó goles: el de la victoria brasileña por 1-0 sobre Inglaterra. Pese a que ocurrió aún en la primera fase del torneo, Pelé considera que el duelo librado en Guadalajara confirmó los pronósticos de la prensa, que había anunciado el partido como una “final anticipada del Mundial”, por reunir a los ingleses campeones de 1966 y a Brasil, bicampeón en 1958 y 1962.

“UN JUEGO DE AJEDREZ”

“En la semana anterior al partido, yo estaba preocupado, aunque no lo aparentaba”, reveló “O Rei”, quien admitió que se sentía ansioso por la oportunidad de enfrentar a los ingleses por primera vez en un Mundial. Pelé recuerda aún el clima tenso del primer tiempo del encuentro, que comparó a “un juego de ajedrez”, en el que los dos equipos evitaban arriesgarse en el ataque y se dedicaban a estudiarse mutuamente.

El astro brasileño casi logró inaugurar el marcador a los diez minutos del primer tiempo, con un fuerte cabezazo de corta distancia que el portero Banks logró desviar: “Para mí, esa fue la atajada más perfecta de la historia de los Mundiales”.

“O Rei” no desistió y, pese a la fuerte marca que enfrentaba, logró dar el pase que resultó en el tanto de la victoria de Brasil, marcado por Jairzinho, que le dio al equipo la confianza necesaria para seguir en la marcha hacia la conquista del título. Según Pelé, el triunfo sobre los ingleses fue importante también porque evitó que Brasil quedara segundo en su grupo, lo que habría obligado a la selección a abandonar el cariño de la hinchada de Guadalajara y jugar la segunda fase en León, donde hubiera tenido que enfrentar a la temible selección alemana.

“Gracias a esa victoria, nosotros enfrentamos (en la segunda fase) a Perú, mientras que los ingleses jugaron contra Alemania y fueron derrotados 2-3”, señaló.

UN GOLEADOR MIOPE

Pelé había llegado a México como el principal líder de la selección brasileña, al lado del mediocampista Gérson y del lateral Everaldo, y del técnico Mario Lobo Zagallo, quien había reemplazado en el cargo a Joao Saldanha, un popular comentarista deportivo brasileño destituido tras involucrarse en varias polémicas, una de ellas con Pelé como protagonista.

Es que Saldanha llegó a afirmar que podría excluirlo de la delegación a raíz de una leve miopía, aunque Pelé asegura que esa amenaza fue hecha “en broma”, y que asumió proporciones de escándalo sólo a raíz de la amplia difusión dada por la prensa local.

“Yo tenía realmente una leve miopía. Saldanha mencionó el hecho en broma, y seguiría siendo broma si no hubiese llegado a los titulares de los diarios de todo el país. Cuando ocurrió el caso, Saldanha ya estaba virtualmente destituido”, aseguró.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

1mundial

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Ni tanto ni tan poco

COLUMNA
DE OPINIÓN

COLUMNA DE OPINIÓN – Por Carlos Pedulla

“No somos tan horribles ahora, ni éramos tan fenómenos antes”. Lo dijo Diego Lugano, palabras más o menos, y creo que el capitán de Uruguay dio en la tecla. Nuestra selección no era un dechado de virtudes antes de pisar suelo brasileño, ni es un rejuntado de amateurs tras perder ante Costa Rica en el debut mundialista. Ni tanto ni tan poco.

Uruguay es un equipo respetable, con virtudes y defectos, como todos. El camino al éxito pasa por potenciar las virtudes y disimular, en la medida de lo posible, los defectos. En el primer partido, en cambio, la Celeste hizo lo contrario: no supo explotar sus cualidades y dejó al desnudo todas sus limitaciones.

Para empezar, creo que Tabárez falló en el planteamiento táctico con un inexpresivo sistema 4-2-3-1 que fue inocuo ante una Costa Rica que se paró firme en defensa y tuvo, principalmente, un gran orden táctico.

Si Tabárez pretendía utilizar a Stuani en lugar de Suárez, como lo hizo, debía diseñar un dibujo táctico que fuera propicio para explotar las condiciones del futbolista del Espanyol de Barcelona, haciéndolo jugar cerca del área, su zona de mayor influencia, y no como carrilero.

El técnico se dio cuenta de su error en pleno desarrollo del segundo tiempo e intentó enmendarlo (colocando a Stuani de punta junto a Cavani), pero a esa altura el encuentro ya estaba cuesta arriba y no había sistema táctico que rescatara a Uruguay del desorden general que sufría.

La ausencia de Suárez -el único futbolista insustituible de esta selección-, fue clave, pero Tabárez tuvo 24 días para planificar el partido sin él, y falló en el desafío de armar una oncena que brillara con luz propia, pese a no contar con su estrella principal.

Aunque está claro que la culpa no es exclusiva del técnico. Hubo bajísimos rendimientos individuales que atentaron contra la posibilidad de tener un buen desempeño colectivo. Y eso, era imposible de prever por el entrenador.

De cara al partido con Inglaterra, el retorno de Suárez aporta una sensación de alivio y una dosis extra de esperanza. Si el “9” está en plenitud, Uruguay tendrá en sus manos la chance de oxigenar su ilusión de seguir con vida en la Copa del Mundo. En caso contrario, empezaremos a armar la valija para volver a casa.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (1)

¿Se despide el campeón?

España enfrenta esta tarde a Chile con la obligación de ganar para no transformarse en el cuarto campeón del mundo en ser eliminado en la ronda inicial del siguiente torneo. Esto ya le ocurrió a Italia (1950 y 2010), Brasil (1966) y Francia (2002).

No es la primera vez que un campeón del mundo corre serio peligro de ser eliminado en la primera ronda del siguiente Mundial. Ya hay precedentes y, además, muy cercanos en el tiempo.
Lo que ya es una realidad es que España es el quinto equipo que comienza la defensa del título con derrota. Ya le ocurrió a Italia (1950), Argentina (1982 y 1990) y Francia (2002). La situación que vive ahora la selección española se convierte en crítica más que por la derrota en sí, por la diferencia de goles (-4), porque para depender de sí misma deberá golear hoy a Chile y después a Australia.
El último antecedente de un campeón que se quedó fuera a las primeras de cambio es bien reciente: Italia. La “Azzurra” llegó a Sudáfrica 2010 con el título y cayó en la primera fase sin ganar ningún partido en un grupo que parecía accesible. Italia comenzó con dos empates ante Paraguay y Nueva Zelanda y concluyó con una derrota ante Eslovaquia (2-3), que lo dejó último y eliminado, contra todo pronóstico.
Tampoco hay que retroceder mucho en el tiempo para encontrar otro caso parecido y aún peor. En Corea/Japón 2002, Francia defendía el galardón obtenido en París cuatro años antes, y también quedó último en su grupo. Solo sumó un punto, producto de un empate sin goles ante Uruguay, y perdió contra Senegal (en el partido inaugural) y Dinamarca.
Para recordar los otros dos precedentes hay que viajar más atrás en la historia de la Copa del Mundo. En Inglaterra 1966, Brasil tampoco pasó de la ronda de grupos. Venía de ganar dos Mundiales consecutivos (Suecia 1958 y Chile 1962), pero Hungría y Portugal le cerraron el camino de forma inesperada.
Ante los húngaros, el seleccionador brasileño, Feola, reservó a Pelé, que estaba muy tocado por la dureza de los búlgaros en el primer partido y lo pagó muy caro. En el decisivo encuentro contra los portugueses capitaneados por Eusebio (que marcó dos goles), sí jugó Pelé pero muy mermado. La noticia de la eliminación de Brasil fue una conmoción, después de ocho años de dominio.
La primera vez que un campeón quedó eliminado nada más comenzar el Mundial posterior fue Italia, que en 1950 quedó segunda en un grupo de tres equipos y dijo adiós. En este particular caso hay que tener en cuenta que desde 1938 (año en que los italianos habían ganado su segundo título consecutivo), hasta 1950 habían pasado 12 años y la selección italiana era absolutamente distinta a la que se había consagrado en el evento anterior.

No es la primera vez que un campeón del mundo corre serio peligro de ser eliminado en la primera ronda del siguiente Mundial. Ya hay precedentes y, además, muy cercanos en el tiempo.

Lo que ya es una realidad es que España es el quinto equipo que comienza la defensa del título con derrota. Ya le ocurrió a Italia (1950), Argentina (1982 y 1990) y Francia (2002). La situación que vive ahora la selección española se convierte en crítica más que por la derrota en sí, por la diferencia de goles (-4), porque para depender de sí misma deberá golear hoy a Chile y después a Australia.

El último antecedente de un campeón que se quedó fuera a las primeras de cambio es bien reciente: Italia. La “Azzurra” llegó a Sudáfrica 2010 con el título y cayó en la primera fase sin ganar ningún partido en un grupo que parecía accesible. Italia comenzó con dos empates ante Paraguay y Nueva Zelanda y concluyó con una derrota ante Eslovaquia (2-3), que lo dejó último y eliminado, contra todo pronóstico.

Tampoco hay que retroceder mucho en el tiempo para encontrar otro caso parecido y aún peor. En Corea/Japón 2002, Francia defendía el galardón obtenido en París cuatro años antes, y también quedó último en su grupo. Solo sumó un punto, producto de un empate sin goles ante Uruguay, y perdió contra Senegal (en el partido inaugural) y Dinamarca.

Para recordar los otros dos precedentes hay que viajar más atrás en la historia de la Copa del Mundo. En Inglaterra 1966, Brasil tampoco pasó de la ronda de grupos. Venía de ganar dos Mundiales consecutivos (Suecia 1958 y Chile 1962), pero Hungría y Portugal le cerraron el camino de forma inesperada.

Ante los húngaros, el seleccionador brasileño, Feola, reservó a Pelé, que estaba muy tocado por la dureza de los búlgaros en el primer partido y lo pagó muy caro. En el decisivo encuentro contra los portugueses capitaneados por Eusebio (que marcó dos goles), sí jugó Pelé pero muy mermado. La noticia de la eliminación de Brasil fue una conmoción, después de ocho años de dominio.

La primera vez que un campeón quedó eliminado nada más comenzar el Mundial posterior fue Italia, que en 1950 quedó segunda en un grupo de tres equipos y dijo adiós. En este particular caso hay que tener en cuenta que desde 1938 (año en que los italianos habían ganado su segundo título consecutivo), hasta 1950 habían pasado 12 años y la selección italiana era absolutamente distinta a la que se había consagrado en el evento anterior.

Rusia no pudo con Corea del Sur

Una pifia monumental del arquero ruso Akinfeev le dio la ventaja a Corea del Sur, quien rescató un punto en su debut mundialista, ante Rusia.

Akinfeev, que había amagado con el error en varios disparos lejanos de los coreanos, protagonizó el error del torneo -hasta el momento-, cuando se le doblaron las manos tras un tiro desde fuera del área de Keunho Lee.

Tras la ventaja, Corea se repletó y permitió que Rusia creciera en el partido, hasta llegar al empate, que concretó  Kerzhak, que llevaba apenas tres minutos en el terreno.

El punto tiene gusto a poco para los europeos, pese a haber arrancado en desventaja.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

Uruguay se la juega

La Celeste enfrenta mañana a Inglaterra,
en busca de una victoria indispensable

La Celeste enfrenta mañana a Inglaterra, en busca de una victoria indispensable

Uruguay tiene por delante un desafío extremo: si no vence mañana a Inglaterra, quedará al borde de la eliminación del Mundial. El maestro Tabárez hará cuatro cambios en la oncena titular. El más esperado es el ingreso de Luis Suárez, quien no jugó ante Costa Rica.

Uruguay no tiene margen de error en el Mundial, por lo que mañana buscará una victoria ante Inglaterra que lo reposicione en elUruguay (pag3) grupo D del evento, luego de haber perdido 1-3 con Costa Rica en el debut. El imperdible choque entre charrúas y británicos se disputará en el Arena Corinthians de San Pablo, a partir de las 16 horas de nuestro país.

El maestro Oscar Tabárez hará finalmente cuatro cambios en el equipo titular, de acuerdo a la oncena que paró en la última práctica. El técnico mandó a la cancha a Fernando Muslera en el arco; Martín Cáceres, Diego Lugano, Diego Godín y Álvaro Pereira en defensa; Álvaro González, Egidio Arévalo Ríos, Nicolás Lodeiro y Cristian Rodríguez en el mediocampo; y Luis Suárez junto a Edinson Cavani en ataque.

De esta forma, “Palito” Pereira ingresará al lateral zurdo por el suspendido Maximiliano Pereira, pasando Cáceres al lateral derecho; “Tata” González ocupará el lugar de Stuani; Lodeiro el de Gargano; y Suárez jugará en reemplazo de Forlán.

ROONEY FUE SUPLENTE

El delantero inglés Wayne Rooney se movió ayer con los suplentes en la práctica de Inglaterra. El hecho sorprendió a todos, hasta que la Federación Inglesa aclaró que la situación se dio por expreso pedido del delantero, poniendo fin a las especulaciones sobre su titularidad ante Uruguay.

Jugando en la izquierda, donde no suele estar muy a gusto, Rooney estuvo más bien discreto en la derrota (1-2) frente a Italia en Manaos. De todas formas, trascendió que el seleccionador inglés Roy Hodgson quedó satisfecho con su actuación, por lo que nada hace pensar que sea excluido del equipo.

Publicado en EL PUEBLO MundialComentarios (0)

El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...