25156

Publicado en Día del PadreComentarios (0)

Enrique Beriau

Rematador

Un profesional que ha sabido prosperar en cuanto a su ámbito empresarial y sobre todo familiar.
Disfruta de todo lo que pudo conseguir, y satisfecho de sus logros así nos relata la no fácil tarea de ser papá:
¿Cómo está compuesta su familia?
Por mi esposa Carmen Milich Corbo y tres hijos: María Elvira, Sebastián e Ignacio.Enrique Beriau
Tengo además dos nietos que son hijos de María Elvira: Flipe y Mercedes.
María Elvira es ingeniera agrónoma, Sebastián es abogado y está culminando la carrera de escribanía e Ignacio es rematador y está estudiando veterinaria.
¿Cómo fue su experiencia de ser padre por primera vez?
Inolvidable. Un 7 de febrero, hacía un calor insoportable.
Siempre cuando uno tiene el primer hijo es una gran experiencia y también responsabilidad.
Además de una experiencia muy linda, fue un hijo muy buscado, durante cuatro años. Nació en el sanatorio Uruguay, asistida por el Dr. Carlos Tambucho, Élida Meirelles y mi suegra, que estuvo en todo momento.
Salí de allí, me fui a casa de mis padres y comencé a llamar a todo el mundo. ¡Fue muy lindo!
¿Cuánto es el tiempo que les dedica?
Podemos dividirlo en dos partes.
Cuando uno se casa y comienza a tener hijos, el tiempo conspira contra la unión de la familia.
Siempre tuve escritorio rural, y andando en giras en zonas alejadas.
Fue una época en que perdí mucho al no poder estar con mi familia.
Hoy no me le reprocho, pero trato de que estemos a diario todos juntos.
Entre mi esposa, mis hijos, mi yerno y mis nietos, conformamos una familia de la cual me siento orgulloso de tenerla.
¿Se considera un papá presente?
Sí. Aunque recurren a la madre primero, pero entre los dos tratamos de solucionar siempre los problemas.
Si de algo estoy agradecido a Dios, es por los hijos que tengo, que nunca me han dado un problema. Al contrario todo lo que me han dado siempre, fueron satisfacciones.
Incluso cuando salen a divertirse, es en forma sana.
No le puedo pedir más a la vida, solamente le tengo que agradecer a Dios todo lo que me ha dado. Estamos todos con excelente salud y con una familia maravillosa unida. Incluso en materia de trabajo con mis actividades.
¿Les cocina alguna vez?
No, no es mi fuerte, no soy buen cocinero. Pero sí tengo algo especial y es que ayudo.
Eso sí, los domingos cuando salen los tradicionales asados, los hago yo.
¿Se considera un papá moderno o conservador?
Soy un padre conservador, que trata de adaptarse a las nuevas condiciones del momento, pero me cuesta.
Nosotros venimos de una familia y educación muy estricta y disciplinada, como han sido los padres de mi edad.
El hablar poco delante de los mayores, el respeto, los valores, el cumplimiento, reinaban en nuestro hogar. Una cierta cantidad de valores, que parece se fueron perdiendo hoy.
La vida ha cambiado con tanta tecnología y hay otra manera de vivir. Solo tenemos que adaptarnos, aunque a veces nos cueste.
¿Qué fue lo más emocionante vivido al lado de sus hijos?
En primer lugar, lo más grande que me ha dado Dios fue haberme casado con la señora que me casé, luego, los hijos maravillosos que me regaló.
Si pienso en los momentos más emocionantes, puedo decir que fueron cuando se recibió y después cuando se casó María Elvira.
También fue muy emocionante cuando se recibió Sebastián de abogado, que fue ante la corte de justicia. Y con Ignacio, es la satisfacción que me da diariamente estudiando, y verlo rematar por primera vez junto conmigo.
Por suerte no tengo materias pendientes y siempre haciendo lo que me gusta. Manteniendo muchos amigos, ayudando a quien puedo ayudar.
¿Cómo es el disfrute con sus nietos?
(Sonríe)¡Son divinos!
Los disfruto muchísimo y trato de estar presente siempre.
Me pasó una anécdota muy linda con mi nieto mayor.
Él concurre al Jardín de Ana y realizaron allí el día de los abuelos. Concurrimos los cuatro abuelos y estábamos juntos, hasta que en un momento dado, sale Felipe del grupo en el que estaba, tan contento y nos da un beso y un enorme abrazo a cada uno y nos dice: “¡Gracias por haber venido!”. ¡Fue emocionante verlo con tan solo 4 años!
Y la nena tiene dos años y va muy seguido a casa, es muy de la abuela.
¿Un mensaje a sus hijos?
Que siempre actúen a su real saber y entender. Y que no hagan lo que no les gusta que le hagan.

Publicado en Día del PadreComentarios (0)

Alberto Rodríguez

Secretario de Redacción de Diario El Pueblo

Alberto es uno de nuestros compañeros comprometido con su valorada tarea, una extensa experiencia y parte de su vida dedicada a Diario EL PUEBLO.
Su familia lo apoya y lo acompaña en esta decisión de brindarse a la comunidad para regalarnos todos los días excelentes noticias y de las no tan buenas.G32
Dialogamos con él en esta previa al día del padre para conocer más acerca de su permanente comunicación con sus hijos:

¿Cómo está conformada su familia?
Por mi esposa Mariel Teresa Brizuela con quien conformamos matrimonio hace casi 40 años atrás y nuestros cinco hijos: Felipe (35); Santiago (34); Hernán (30); Pablo (29) y Marcelo (22). Tenemos además dos nietos; Belén Rodríguez Martínez (12 años) y Lorenzo Rodríguez Duarte (de seis meses). De ellos sólo dos están permanentemente en Salto en estos momentos, son Hernán y Pablo. De los demás, Felipe vive en Montevideo, Santiago en Santa Lucía, Canelones y Marcelo estudia en Montevideo.

¿Cómo fue su primera experiencia como papá?
Felipe fue un niño esperado, llegó casi cuatro años después de casados y le dedicamos muchísima atención, sobre todo en los primeros años en que vivían sus abuelos maternos y su abuela materna.
¿Cómo se siente al mirar fotografías de cuando sus hijos eran niños?
Las fotos familiares son un espejo de la vida. Al verla uno no sólo vuelve a vivir experiencias, tiempos pasados y anécdotas, sino que nota especialmente cómo ha pasado la vida. En ellas nos damos cuenta de lo que hemos sembrado. Al verlos a ellos, a sus amigos, es rememorar cosas generalmente muy emotivos, momentos buenos y también de los otros, pero siempre juntos y tratando de estar atentos a todos.

¿Les cocina alguna vez?
Casi nunca, no más de algún churrasco y a lo sumo huevos fritos… es que ahora ya están creciditos, aunque cuando eran más chicos siempre compartíamos el asado de los domingos, ese día era “sagrado” y había que levantarse a almorzar en familia, aunque hubieran regresado tarde por la madrugada.

Cuéntenos, ¿Cuál fue la alegría más emocionante compartida con sus hijos?
Todos sus logros fueron siempre compartidos y celebrados. Desde los pasajes de curso en el jardín de infantes o jardinera hasta la universidad y la graduación de los que han estudiado. Tratamos siempre de festejar y alentarlos a todos, los que conseguían logros importantes y los que metían esfuerzo, aunque el resultado no fuera el más destacado.

¿Cómo selecciona el tiempo para estar con ellos?
Su madre fue quien estuvo siempre al lado de ellos y más al tanto de sus cosas. En lo personal estaba poco por mis tareas en el diario que siempre me insumieron mucho tiempo, pero cuando tenía posibilidades trataba de que fuera una comunicación de calidad. Siempre fue poco tiempo pero tratando siempre de vivirlo los más intensamente posible, haciendo juntos las “pandorgas” (cometas), jugando al fútbol. A casi todos los llevé al baby fútbol o al básquetbol para que disfrutaran del deporte

¿Qué trascendencia tuvo el diario en la familia?
Ha sido siempre el sostén principal en lo económico y como la propia empresa, con altibajos, con tiempos difíciles y tiempos mejores. En lo personal me he sentido realizado en el periodismo, me gusta y me apasiona. Si volviera a los 20 años creo que volvería a elegir esta bendita tarea porque entiendo que un periodismo de calidad es esencial para cualquier comunidad que se precie. He tratado de aprovechar todas las oportunidades que he tenido para adquirir conocimientos, para perfeccionarme y seguir aprendiendo. Creo que es una tarea de toda la vida y he aprendido luego de conocer y entrevistar a tanta gente que hay un denominador común en todas las personas que tienen sólidos conocimientos: la sencillez y la simplicidad para transmitir, que no hay que confundir con simplismo.

¿Se considera un padre “entendedor”?
Siempre he tratado de escuchar y de comprender a mi familia. Cada hijo es diferente y alguna vez me preguntaron ¿cuál es el hijo preferido? Siempre he sostenido lo mismo, el hijo preferido es aquel que circunstancialmente enfrenta dificultades. Es decir, que ese es el preferido en ese momento, pero mañana puede ser otro de los hermanos. No es uno solo, todos pueden serlo en determinado momento.

¿Qué encuentran en usted cuando acuden por alguna razón?
Trato de que encuentren a alguien que los escucha y que quiere entenderlos, aunque esto no significa que siempre les dé la razón o los apoye. Cuando entiendo que van por caminos errados, se los digo. Cuando requieren apoyo también saben que tanto yo como su madre estamos siempre disponibles.

Algo que nunca les dijo y hoy desee expresarles con cariño?
Hay poco que no se lo hayamos dicho, porque siempre hemos tratado de estar al tanto de lo de ellos y de que ellos sepan y participen de lo nuestros. Vale decir que hay un esfuerzo permanente por estar comunicados en la familia. Ellos lo saben porque se lo hemos dicho siempre a todos. Saben cuánto los queremos, saben que valoramos la familia por sobre todo y los llevamos en el corazón…

Publicado en Día del PadreComentarios (1)

Wilson Olivera

Empresario

Con una amplia trayectoria como dedicado empresario, Wilson es feliz, con lo que la vida le ha regalado.
Tanto con la familia que posee, manteniendo en el tiempo una empresa de venta de automóviles que ya marcó una huella bien definida en nuestro medio, como con sus distracciones. Entre ellas, está el campo.Wilson Olivera
Conversamos de una forma muy amena y esto nos relataba en cuanto a ser padre:

¿Cómo está conformada su familia?
Mi familia está compuesta por mi señora Marisa y mis dos hijos Karina y Rodney.
Pero además, para mi felicidad forman parte de ella mis nietos, con los que disfruto mucho. Ellos son: Carlitos, Pascalito, Renata, Francesca, Milagros y Victoria.

¿Cómo fue la primera experiencia como papá?
Fue con mucho trabajo, la grata sorpresa de la llegada de Karina.
Esperábamos a Karina porque ya sabíamos que era una nena y salió todo bien gracias a Dios.
Fue muy linda nuestra relación desde chiquitos.

¿Cómo es una reunión de domingo? ¿Les cocina?
Nos juntamos generalmente todos acá en casa y lo pasamos muy bien, pero soy un poco reacio a la cocina.
No soy de los que saben preparar alguna comida en especial (sonríe).

¿Cómo hace para compartir el tiempo con ellos?
Es por las noches que les puedo dedicar más tiempo a todos.
Durante el día tengo las horas contadas para el trabajo y la dedicación a la familia.
Los días que no trabajo también los dedico todos a la familia. ¡Es muy lindo!

¿Se considera un papá presente?
Sí, siempre estuve, estoy y estaré, haciéndoles el aguante mientras viva.
Soy un padre presente porque siempre trato de estar con ellos y más aún cuando me necesitan. Y entiendo que ellos lo reconocen.
Para lo que sea: papá está.

¿Cómo se siente al mirar sus fotografías ahora que han crecido?
¡Nos encanta mirar fotos!
¡Es bárbaro! Verlos cuando eran ellos muy chiquitos y todo lo pasado, es muy emocionante.

¿Le recuerda a sus nietos, que también los disfrutará?
Sí, mucho. Me llevo bárbaro, tanto con los niños como con las niñas.
Incluso Carlitos, con 16 años, el mayor de ellos, prácticamente vive con nosotros.
Cuando vamos para afuera, también nos acompaña.

¿Seguirá alguno de ellos como sus hijos, sus pasos en cuanto a la empresa?
¡Sí, yo creo que sí! Son todos tuerca.
Así que confío en que alguno va a seguirlos.

¿Qué fue lo más emocionante que ha vivido junto a sus hijos?
Hemos hecho muchos viajes y paseos. Pero ahora en mi último cumpleaños, el 17de mayo, nos fuimos con Rodney a Buenos Aires y sentados a la mesa de un restorán en Puerto Maderos, nos aparece Karina.
¡Fue una enorme sorpresa y muy agradable por cierto! Lo había tramado antes con el hermano aquí (sonríe).
¡Lo pasamos muy bien!

¿Hay algo que desee decirles a sus hijos, por ser su día?
Creo firmemente que no, mis hijos saben todo de mí. Incluso si tuviera alguna deuda económica por pequeña que fuera.
No soy de hablar mucho, pero sí me gustaría decirles que me siento muy orgulloso de los hijos que tengo y de mi familia. Además de ser buenos hijos, son muy trabajadores.

Publicado en Día del PadreComentarios (0)

Néstor Javier González

Empresario-Principal de “Todo Leña”

Muy confiado en llegar a una meta y forjando seguramente su futuro, es que Néstor se inclina por este rubro de empresa, intentando alcanzar las dos cosas.Nestor Gonzalez 1
Además, estaba el futuro de una familia que esperaba por él.
Pero contaba con lo más importante que era la compañía y el apoyo de su esposa Bettina.
Así se inician, en el trayecto de la convivencia y del sacrificio en cuanto al trabajo, para que luego de algunos años, recogieran sus frutos.
De esta forma, dialogamos con Néstor que amablemente nos recibió:

¿Cómo está compuesta su familia?
Por mi señora Bettina, mis tres hijas: Florencia, Flavia y María Paz. Y mi nietita Renata.
Prácticamente vivimos todos juntos.

¿Cómo fue su primera experiencia como papá?
Estábamos en una etapa de inicio de la empresa, de nuestra casa con Bettina y de mucho sacrificio.
Nuestra primera hija fue toda una experiencia colmada de alegría.
Fue una completa etapa de inicio, logrando salir adelante todos juntos.

¿Cómo es un domingo en familia?
¡Es lo más lindo que podemos disfrutar!
Hacemos un asado por lo general al mediodía. Y es el único día que en cierta medida estamos juntos. Ya que cada cual tiene sus tareas y sus trabajos respectivamente.
Durante la semana no tenemos mucho tiempo para dedicarnos, es de noche solamente y muy reducido.

¿Les cocina?
Sí. Suelo hacerlo, pero cuando son guisos no son muy bienvenidos. Se quejan de que tiene demasiado condimento y pienso que es la excusa perfecta (sonríe).
Los días de lluvia son seguros que me dedico a la cocina.

¿Se considera un papá presente?
Trato siempre de serlo.
Mi señora se encarga de transmitirme las inquietudes y yo de hacerme cargo de algunas situaciones, resolviéndolo juntos.
Compartimos muchas ideas y nos entendemos. Es una excelente relación.

¿Les gusta mirar fotos de un tiempo atrás?
¡Sí! Me encanta eso de verlas en su niñez.
Aparte de reírme mucho, me emociona.

¿Qué fue lo más emocionante compartido con sus hijos?
Compartimos muchos momentos lindos.
Siempre que viajamos lo hacemos en familia y tenemos muy lindos recuerdos.

¿Lo encuentran siempre cuando acuden a usted por estar en una dificultad?
Sí, me encuentran.
Trato siempre de aconsejarlas aunque estén en otra generación.
Yo las comprendo muchísimo. Somos una familia un poco chapada a la antigua y muy conservadores.
No comparto muchas cosas de la sociedad, por el hecho de que ha cambiado mucho. En cuanto a costumbres, incluso en el hogar. Se han perdido muchos valores.

¿Hay algo que desee expresarle hoy a sus hijas, por ser su día?
Hay muchas cosas que les he querido decir. Soy muy tímido para hablar. Por allí me enojo y no me expreso.
Es mi manera de ser un poco cerrado, pero lo que quiero decirles es que siempre trato de ser un mejor padre.
Y que pueden contar conmigo cuando me necesiten, porque trato de hacer lo mejor posible y ser un buen padre con la mejor voluntad.
Me hace sentir orgulloso, el hecho de que seamos tan unidos.

Publicado en Día del PadreComentarios (0)

Hermes Silva Nobre

Ex Rematador, dedicado al campo y a su familia

Aunque sus días son muy disfrutables dedicados a su familia y al campo, tiene muchos proyectos en cuanto sus actividades y manera de apoyar a la comunidad, que prometen mucho.Hermes Silva (2)
Formó parte por muchos años del Partido Colorado y tiene dos hijos: Álvaro, quien tiene su profesión sin seguir sus pasos en la política y su hija Mónica que sí lo hizo, a quien él, además de disfrutar de su compañía, la apoya y es a quien le brinda muchos consejos útiles.
Adora a sus hijos, como así también a sus nietos y a su único bisnieto Juan Pedro.
¿Cómo está conformada su familia?
Por mi esposa Elda y por mis dos hijos, Álvaro y Mónica, que me han sabido dar muchas satisfacciones como jefes de familia.
Regalándome siete nietos y un bisnieto: Juan Miguel, Lucía y su esposo Carlos Giraldoni, Federico, Natalia, Andrés, Valentín y Elina. Y mi bisnieto Juan Pedro, hijo de Lucía, que actualmente se encuentra en Chile y está esperando otro bebé. O sea que voy a ser bisabuelo nuevamente.
Algunos nietos, con su profesión de odontólogo, ingeniero, contador y otros que muy pronto se reciben.
Esa unidad familiar, y viene bien el día del padre para manifestarlo, está basada en esos padres que han tenido. Al igual que sus parejas como lo es la esposa de Álvaro, como el Dr., Villar, esposo de Mónica, una espléndida participación en actividades para la sociedad, tratando de hacer el bien.
¿Qué fue lo más emocionante vivido con sus hijos?
Es muy difícil poder tomar un hecho aislado. La vida misma de cada uno de ellos ha sido emocionante para mí.
Por ejemplo cosas muy pequeñas, a mi se me han hecho muy grandes. Cosas de todos los días, que son muy importantes para la familia.
Tanto para la unidad familiar como para ponerlos en el futuro a esos nietos. Que son los que están en carrera.
¿Les cocina alguna vez?
Sí, siempre. Cuando vamos afuera, me encanta hacerles asado un domingo, es la unión de la familia. Aunque por allí se dice, que no solo el domingo es la unión de la familia, también lo es el vino.
¿Tiene más tiempo ahora para disfrutar en familia?
Es que me está faltando el tiempo.
Yo me jubilé de rematador y de la actividad urbana, pero sigo yendo para afuera. Tal es así que hace dos días me fui con mi hijo a ver unos toros que hemos criado, ya que tenemos muy presente toda la formación del ganado y hemos estado cambiando ideas en forma permanente, como con Mónica.
Sigo en el campo, porque además me encanta. Para cada cosa que vamos haciendo en la familia, generalmente busco la aprobación de ella. Cada cosa es compartida.
¿Es un padre entendedor?
Soy un padre muy presente y luchando, pero peleo mucho con ellos, siempre trato de primar mi idea.
No es que me crea que lo sé todo, lo que tengo es experiencia. Ya son setenta años que estoy en el campo. Y peleo por la experiencia. Ellos también por su manera de ser y entender las cosas. Son enfrentamientos con amor, en busca del bien para la empresa.
¿Qué siente viendo a su hija seguir sus pasos en la política?
A mí me parece que toda la sociedad tiene una obligación con el lugar donde nació, formó su capital y eso se refleja en la política. Y hay que ir a defender.
Yo comencé en la política en los años `60. Luego fui a la Junta Departamental y luego a la Dirección del Banco de Seguros, y todo eso le da un respaldo al hombre, no solo de conocimientos, sino de haber cumplido con la sociedad, dando su tiempo y sus capacidades en busca de mejores cosas.
¿Desea enviarles un mensaje a sus hijos?
Agradecerles todo lo que me han dado, fundamentalmente.
Los nietos que me regalaron, bisnietos y todos los momentos lindos y buenos que he pasado, lo he hecho junto a mi familia.
Tengo muy presente a mi señora Elda, que en momentos muy difíciles que pasamos, ella supo bancar todo y nos apoyamos para salir adelante.

 

Publicado en Día del PadreComentarios (0)




El tiempo

Ediciones anteriores

mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031