“Conformé una hermosa familia”

Silvia Martínez. Mamá de doce hijos

En su transcurso de  vida, Silvia aprendió a ser madre, de manera multiplicada.
Concibió doce hijos, de los cuales, hoy disfruta con veintiséis nietos.
Imaginarlos a todos juntos, es incomparable, hermoso oírla hablar de que nunca está sola.
Así nos lo relata muy contenta, junto a  su  hija Mariela:
¿Recuerda su juventud sin niños?

Silvia Martínez

Silvia Martínez

Sí, siempre trabajando desde muy jovencita en la chacra con  mi padre. Con plantaciones de tomates, morrones, mucha frutilla.
Fui para esa  quinta en la zona de Hipódromo con 19 años y viviendo allí, fui madre con  casi 22. Anteriormente, vivíamos  en una estancia en Cuchilla de Salto.
¿Cómo fue la llegada de los próximos hijos?
Una locura para los abuelos, mis padres: Ramona y Mauricio, que actualmente tienen 81 y 92 años, respectivamente.
Luego de la primera, a los tres años llega el varón y cada dos, fueron naciendo. Hasta que conformé una hermosa familia con doce hijos.
Lamentablemente, Mauricio, uno de  ellos, falleció con  22  años, a causa de un accidente en el camión donde se desempeñaba como chofer.
¿Qué comparte con ellos?
Lo que más me gusta es almorzar con casi todos.
Es muy difícil, por sus distintas actividades que podamos reunirnos en totalidad.
Además, tengo veintisiete nietos, que sí los disfruto totalmente.
En los  cumpleaños, siempre nos reunimos todos. También en Navidad, o día de la madre.
Cada dos meses nos juntamos para que puedan estar todos los hermanos.
¿Además de ser mamá y abuela, tiene actividades?
Además  de cuidar mucho a mis padres, concurro a una Iglesia Evangélica hace ya treinta y tres años.
Llamada: Asamblea Apostólica de la Fe en Cristo Jesús, ubicada en Barrio Ceibal, en Entre Ríos 1941 y dirigida por el Pastor Silvio Humberto Meneses.
Donde durante el año pasado, era presidenta de  las mujeres. Eso no me daba lugar  a faltar a las reuniones de  los sábados. Donde colaboraba con todo lo que podía y obtuve mucho respeto de las demás mujeres.
Cuando me comunican que necesitaban cambiar de presidenta, decidí seguir congregando y colaborando como siempre, sin ningún cargo de todas formas.
¿Cómo llega allí?
Me llevó un testimonio y la desesperación.Silvia  Martínez con sus hijos.
Mi hijo Federico estaba con un  problema de salud, (diarrea infecciosa) y hacia veintidós días que estaba  internado, cuando la Doctora Belzarena, me lo  entregó  en mis brazos, muy grave.
Me dijo que lo llevara a Montevideo y yo no concebía la idea. Me fui para casa con el niño, que  era solamente piel y huesitos.
Había un  matrimonio amigo que vivía en Concordia y me traía los medicamentos, pero agoté  recursos y el niño no mejoraba. Al contrario, estaba cada vez más grave.
Tomé la decisión de dejarlo cuidado por mi esposo y me fui a hablar con la doctora, nuevamente. Subo a  un ómnibus, una señora conocida que iba sentada, me ve llorando y me  pregunta el por qué.
Cuando le cuento la situación que estaba pasando y al decirle que se me moría mi hijo, me dijo: bájate ahora del ómnibus y andá a hablar con el Hermano Silvio, de la iglesia que yo concurro, vas a ver cómo te va a ayudar.
Yo, totalmente incrédula, pero desesperada, me bajé y llegué a la Iglesia.
El Pastor estaba en una reunión, que cuando le conté lo que  me  pasaba, la suspendió y salió rápidamente a ayudarme. Llegamos a casa, el Pastor junto a otro hermano, oraron por el  niño y me pidió que al otro día lo llevara a la Iglesia y así lo hice.
El Pastor, me dijo que se iba a mejorar, pero antes iba a  tener un atraso. Verlo desesperaba.
Y así fue, comenzó a mejorar. Le dieron la orden de que consumiera alimentos livianos y de a  poco se fue recuperando.
Pasan  unos años y tiene el mismo niño, un accidente, quemándose la cara, el cuerpito. Y tuve la misma suerte de contar con la mano de la iglesia, ya que todo se lo debo a ella y al Pastor Silvio.
Y pasado el tiempo, sentí el llamado de Dios, escuché su voz. ¡Porque Dios nos habla!
Pasé de ser incrédula a  creer mucho en Dios.
Es preciosa la Iglesia y además, el único camino.
Me siento una privilegiada, por estar participando  como lo  hago en ella.
¿Cuál es actualmente su tarea  allí?
Son varias, entre ellas, podemos contar la de hacer manualidades, comidas variadas, la venta de esos  productos. Llevar lecturas bíblicas y enseñanzas.
¿Tiene planes de mamá?
De que mis hijos estén todos bien de salud y trabajando.
Al igual que mis nietos, como es el caso de mi nieta Yhermel, que vive conmigo y estamos en los preparativos de sus quince años.
Además de todos ellos, tengo a mi mimoso Black, un barbilla que adoro.
¿Un mensaje  a las madres en su día?
Que  tengan mucha  suerte con sus hijos, nietos y que sean fuertes, porque existen momentos que lo ameritan.

Publicado en Día de la MadreComentarios (0)

“Lo que a mí me ha sucedido, es una  experiencia única”

Gabriela Bello. Mamá por tres.

Como en  un sueño, es que Gabriela se transforma en mamá el pasado 17  de enero.
Ni por un segundo  llegó a creer, que el día que lo fuera, sería al mismo tiempo de dos varones y una niña. Robándole todo su amor de madre, convirtiendo el sueño de toda mujer en realidad.
Aunque muchas veces su sueño de verdad por momentos, no se llega a  concretar, porque aunque son muy tranquilos, ella duerme, cuando ellos  se lo permiten.
Quien nos espera despierto junto a su mamá, es Ian para realizar la entrevista. Y en el tiempo que duró nuestra visita,  se encargó de hacernos caritas, manteniéndose muy sonriente, como para que luego lo pudiéramos narrar a nuestros lectores.GAbriela Bello con sus hijos
Ney, Ian y   Zoe, son bebés maravillosos, rebosantes de salud, pero por sobre todo, serán en el futuro, esos compañeros inseparables que Gabriela guiará.
Con  Ian en brazos, dialogamos con Gabriela, tranquilamente:
¿Cómo fue enterarte que  ibas a ser en un mismo embarazo, mamá de tres?
¡Una sorpresa enorme!
Lo primero que dije fue: ¡Me  muero!
Pero cuando ya más tranquila, me puse a pensar en los tres, dije: ¡Es un milagro!
Porque una madre aún con antecedentes en la familia, podrá imaginarse con dos bebés, pero no con tres.
Cuando los ví en la  primera ecografía, no lo podía creer.
¿Cómo le das la noticia a tu familia?
Mi familia son mi hermano y  mi cuñada, junto a mi madrina. Mis padres son fallecidos.
El día en que me  hacen la ecografía y me dan la noticia, iba a ir mi cuñada a acompañarme y surgió un percance que  no le  permitió poder hacerlo.
Me animé a ir sola, porque además, era  una ecografía común que se la realiza a los dos meses, en Clínica  Amorim.
Cuando me dan  la noticia, lo primero que deseaba hacer, era contarles a todos lo que me estaba pasando. Estaba nerviosa, pero a la vez, muy contenta.
Comencé a  llamar a mi hermano y  nadie me atendía… ¡y yo  les quería contar! ¡Estaba por demás ansiosa!
¿Cómo reciben la novedad de que eran tres?
Cuando me pude comunicar por  teléfono, le dije a mi  hermano: -¿querías un sobrino? ¡Mira que no es uno!
-¿Son dos?
-¡No!, ¡son tres!
-¡No te puedo creer!
Enseguida comencé  a pensar cómo iba a hacer con tres bebés. A mirar por la casa en donde estaba ya que podía ser un gran problema.
Un solo niño, no  es lo mismo que tres. Pero el caso es que yo no podía tener ni uno en el ambiente en que me encontraba. Las condiciones de la vivienda no se prestaban para vivir con ellos.
¿Cómo fue, pensar en sus prendas y accesorios para el comienzo?
Gracias  Dios, la gente comprendió mi situación y me  llegaron muchos regalos. Muchos.
Estoy muy agradecida y esto me gustaría recalcarlo. Siento un gran agradecimiento a  toda la gente  que me donó una importante cantidad de ropa y todo lo que necesité para los bebés.
Porque todo lo  que ellos tienen es porque los salteños que son muy solidarios, se preocuparon de que nada les falte.
Tuve mucha suerte de que fuera así.
Me regalaban prendas para  recién nacidos, pero también allí venía incluido, para  más grandes.
Todavía tengo cajas que me han llegado, sin abrir.
Además Ney, que es el más grande, usa  muchas prendas que luego se las quedan Ian, que es más pequeño. ¡Y así aprovechamos todo!
Con Zoe ya es distinto, porque es nena.
¿Cómo transcurrieron los meses del embarazo?
Muy bien.
La verdad que para ser tres, demasiado bien.
Sin ninguna complicación y sintiéndome bien en todo  momento.
¿Te has confundido con ellos, en algún momento?
No, porque son bien distintos entre ellos.
Desde el comienzo fue así. Además, luego de haber ellos nacido, a mi me entregan solamente a Ney y los otros dos, fueron a CTI por  una semana.
Pero Gracias  Dios, son los tres muy sanitos y esos estados de salud, fueron  por las mismas razones de ser tres.
¿Cómo fue la llegada al hogar?
Luego que salí de  la internación, me instalé en casa de una amiga, ya  que estaban reformando toda   la mía.
Ese día que me dieron el alta, en el momento en que voy pasando para la casa de  mi amiga Adriana,  a   la cual  le agradezco mucho todo lo que me  ha ayudado, la estaban tirando al suelo a mi antigua casa.
Estuve prácticamente un mes  y medio en casa de Adriana. Primero con un solo bebé, luego me los fueron entregando, primero a Zoe y luego a Ian.
¿Tienes antecedentes en tu familia de mellizos o más?
Si, por mi parte tengo familiares, que aunque no son tan  a  llegados, han tenido mellizos, pero nunca trillizos.
¿Piensas que los trillizos, te han hecho famosa?
(Sonríe). No  lo sé, solo sé que he me han realizado muchas entrevistas y fuimos muy difundidos.
Sí, valoro mucho, toda la colaboración que he recibido y quizás fue a  raíz de eso.
¿Cómo es hoy tu vida?
Muy ocupada. Vivo para ellos. Pero por suerte, son tranquilos y trato de acostumbrarlos a dormir en horario, cosa que yo también de alguna manera pueda descansar cuando ellos lo hacen.
Aunque a veces no se logra del todo.
¿Cuáles son tus planes?
Voy viviendo el día a día.
Ya los estoy llevando al CAIF. ¡Están con tres meses!
Pero de todas formas, son ellos muy tranquilos. Pienso que se debe a que llevé un embarazo tranquilo.
¿Un mensaje para las madres en su día?
Les puedo decir que para mí, lo que me ha sucedido, es una experiencia única. ¡Es hermoso!
Y a todas las madres, que tengan un  feliz día y que le den para adelante, que se puede.
¡Se los digo yo, mamá de trillizos!

Publicado en Día de la MadreComentarios (0)

“¡Mi disfrute son mis nietos!”

Enivé “Bibí” Pereira Castro. Una mamá empresaria

Hace cuarenta y cinco años que Enivé Pereira Castro se desempeña como farmacéutica.
Se instaló con Farmacia Obelisco hace ya un largo tiempo, contando con el apoyo de su único hijo Gonzalo, con el que comparten mucho.
Unidos y compinches.
Es su nuera  Sandra junto a Gonzalo, quienes le regalan a “bibí”, tres nietos que ama y es una abuela muy  presente, ya que  son horas y horas del diario vivir, disfrutándolos.
Cuando le preguntamos a “bibí”, cuándo comienza su actividad laboral, esto nos decía:
“Fue  en febrero de 1966.

Enivé Pereira Castro

Enivé Pereira Castro

Comencé haciendo una suplencia en Farmacia Fénix en Uruguay 768 y nunca más abandoné.
Estuve allí por treinta y cuatro años. Cuando se deciden a venderla, mi hijo Gonzalo se interesó por ella y solicitando mi apoyo,  nos instalamos. Muy cerquita del Obelisco a Rodó.
¿Qué significó para usted comenzar a conocer los medicamentos al principio?
Yo comencé mi tarea en Farmacia Fénix, con el fin  de desempeñarme en la parte administrativa en los primeros tiempos.
Pero me encantaba la idea  de aprender sobre medicamentos.
En la época  en que yo ingresé, había un químico el cual se encargaba de los preparados y se hacían muchos.
Y me gustaba conocer qué era lo que hacían. Me interesé tanto en el tema, que comenzaron a enseñarme.
Se hacían y se hacen por ejemplo, preparados para tratar las escaras, para calcios de uñas, lociones faciales y más.
Luego abandoné la  parte administrativa y me dediqué a la atención al público y  a  la parte farmacéutica.
Estoy muy agradecida a  los dos técnicos que tenía la farmacia en ese momento, porque aprendí muchísimo con ellos.
¿Cómo fue el comenzar con su propia empresa?
Mi hijo Gonzalo estuvo trabajando con nosotros cuando la farmacia no era nuestra aún.
Estábamos cenando una noche, cuando le  comento que el principal de la  Farmacia la quería vender y me la había ofrecido. Yo no me animaba sola a comprarla, pero me propone mi hijo que lo ayude y yo encantada acepté.
Realizamos el negocio y seguimos en el mismo rubro. Luego se sumó mi nuera Sandra y trabajamos muy bien los tres.
Poniendo atención en las tareas que llevamos a cabo, leyendo muchos libros, farmanuarios, para aprender día a día y no quedarnos en el tiempo.
Actualmente con internet, se suman los aprendizajes y nos actualizamos constantemente.
¿Cambió el nombre de la Farmacia?
Su nombre  era Farmacia Fénix-Obelisco y cuando la compramos, mi hijo decidió que se llamara solamente Obelisco, por la misma zona.
Comenzamos muy  bien y  tomarlo al emprendimiento en mis  manos, me encantaba y me encanta.
Es hermoso que todos los días podamos lograr más conocimientos acerca de  los medicamentos o preparados.
¿Cómo fue insertarse en el medio?
No había ninguna farmacia en la zona cuando abrimos y logramos una buena aceptación.
Contando con una fiel clientela, con mucha gente de afuera.
La gente confió en nosotros y confía. Y nosotros mucho lo agradecemos, porque estamos en todo momento, brindándole un servicio.
¡Y eso nos deja muy satisfechos!
Trabajando muy cómodos y contentos, con lo que hemos logrado hasta hoy.
Fueron para mí, cuarenta y cinco años dedicados a ella y hoy recojo frutos.
Y aunque estoy un poco retirada ya, igual sigo acompañando y apoyando a mi hijo y a mi nuera Sandra, que es quien está frente a  la farmacia también.
¿Acompañó además a Gonzalo en las organizaciones de eventos que realizaba como empresario de la música?
Sí, es  otra actividad que me gusta mucho.
Como quedé viuda muy joven, eso me unió mucho a mi hijo. Él comenzó con la actividad de la música, siendo adolescente, cuando  concurría al liceo.
Con el tiempo comenzó a traer grupos musicales y acompañándolo, me terminé conociendo pueblito por pueblito del interior del departamento, así como del país.
Viene gente a  la farmacia y recordamos algún baile al que concurríamos, todos de diferentes lugares.Enivé Pereira Cstro con sus nietos
Lo mismo me pasa, recordando la época en que Gonzalo organizaba eventos en el Club Nacional, con unas colas interminables de gente esperando para entrar y con grupos muy importantes.
Lo acompañé en todo lo que estuvo a mi alcance.
¿Recuerda algún grupo famoso que haya conocido?
Muchos.
Es impresionante la cantidad que llegué a conocer por estar acompañando a Gonzalo en esta actividad.
Como el Chili, La Princesita Karina, muchos grupos argentinos. Y de Uruguay, creo firmemente que ya perdí la cuenta: Caracol, La karibe, Chacho Ramos, Calipso, La Auténtica, con los que disfrutamos un asado este último fin de semana, porque vinieron al Club Tropezón. Y más  grupos…
Además de transitar caminos con  los grupos Cristal, Mariela Soledad y Mario Silva, que por el hecho de representarlos Gonzalo, son como de nuestra familia.
¿Cómo disfruta su vida como mamá?
Con mis nietos: Mateo, Milagros y Matías, que adoro.
Con los dos más grandes solemos pasear mucho, en termas y más.  Los disfruto mucho.
Además cuento con un grupo de amigas, que son excelentes y me siento muy cómoda, disfrutando con las salidas los fines de semana.
Pero también me encanta  viajar y justamente ahora, tengo una propuesta de Gonzalo para ir a Miami y también a Chile, de una amiga médica que se encuentra instalada allí.
¿Un mensaje a  las madres para este domingo?
¡Un saludo muy especial para todas!
Mi mayor deseo es  que lo pasen muy bien en su día, junto a sus hijos y nietos.
Disfrutando de ellos como espero pasarlo yo”.

Publicado en Día de la MadreComentarios (0)

‘ELLA’ – Vicentico

Los caminos de la vida…
No son lo que yo esperaba
No son lo que yo creía…
No son lo que imaginaba

Los caminos de la vida
Son muy difícil de andarlos
Difícil de caminarlos
Y no encuentro la salida

Yo pensaba que la vida
Era distinta
Como cuando era chiquitito
Yo creía que las cosas
Eran fáciles como ayer
Que mi madre preocupada
Me daba por todo lo que necesitaba
Yo me doy cuenta que tanto así no es…

Porque a mi madre la veo cansada
De trabajar por mi hermano y por mi
Y ahora con ganas quisiera ayudarla
Y por ella la peleo hasta el fin…
Por ella lucharé hasta que me muera
Y por ella no me quiero morir…
Tampoco que se me muera mi vieja
Pero yo se que el destino es asi..

Los caminos de la vida…
No son lo que yo esperaba
No son lo que yo creía…
No son lo que imaginaba

Los caminos de la vida
Son muy difícil de andarlos
Difícil de caminarlos
Y no encuentro la salida

Yo pensaba que la vida
Era distinta
Como cuando era chiquitito
Yo creía que las cosas
Eran fáciles como ayer
Que mi madre preocupada
Me daba por todo lo que necesitaba
Yo me doy cuenta que tanto así no es…

Porque a mi madre la veo cansada
De trabajar por mi hermano y por mi
Y ahora con ganas quisiera ayudarla
Y por ella la peleo hasta el fin…
Por ella lucharé hasta que me muera
Y por ella no me quiero morir…
Tampoco que se me muera mi vieja
Pero yo se que el destino es asi..

Publicado en - Generales, Día de la MadreComentarios (0)

Mamás guerreras

“Padres por una infancia feliz”

“Creando para nuestros hijos, somos un conjunto de voluntades”
Como precursores del grupo de padres, “Padres por una infancia feliz”, son Romina García, Silvana Rivas, Ana Irene Barla, Paola Ocaño y Gerardo Fiorelli, los que llevan adelante con mucho entusiasmo este gran desafío.

Romina García y Silvana Rivas

Romina García y Silvana Rivas

Que se presentan ante la sociedad, para abrir un camino al andar de sus hijos, sintiéndose orgullosos de ellos y transitando a su lado.
Con un andar diferente: colmado de expectativas. Creando, concientizando e investigando. Intentando por todos los medios de superarse en familia.
También divirtiéndose con sus hijos, en grandes proyectos y sueños a cumplir.
Dialogamos en esta oportunidad con dos de sus integrantes: Romina García y Silvana Rivas y así desarrollamos la entrevista:
¿Cómo es que se unen para llevar adelante esta iniciativa?
-Silvana: Cuando nuestros hijos nacen y con una pequeña diferencia de meses, no nos conocíamos con Romina.
En el mismo año, nace el hijo de mi primo, también como nuestros hijos, con

Romina y sus hijos

Romina y sus hijos

Síndrome de Down y es él quien me comenta que conoce a Romina y a su hijo.
Luego me visita Carolina Brogado, por la Asociación Down y también me nombra a Romina.
Luego nos contactamos y nos reunimos.
¿Cómo funciona el grupo y cuál es el fin?
-Romina: El mismo, ha surgido hace unos meses.
Con la idea de transitar un camino junto a nuestros hijos, realizando actividades, creando para ellos, apuntando al futuro, con una mirada distinta.
Surge la idea de exponer la muestra fotográfica, que exhibimos hace muy poquito, con el nombre del grupo de: “Padres por una infancia feliz”.

Hijos de Silvana

Hijos de Silvana

-Silvana: Trabajamos en pos de sumar. No lo hacemos con la idea de recaudar fondos, lo que deseamos, es concientizar.
Es hacer, que ojalá nunca más se tenga que hacer: entender, que tener un hijo con Síndrome de Down, sea lo mismo que tener un hijo con ojos marrones. Naturalizarlo.
Porque son ellos diferentes, pero iguales.
Romina: Hasta ahora, aunque se ha avanzado mucho, existen muchos mitos sobre el tema. Y cuesta en algunos aspectos.
-Silvana: En cuanto a lo que es el grupo en sí, salió todo naturalmente y se pudo concretar más la unión del mismo, por la muestra fotográfica, que nos parecía interesante, ya que se la había realizado en Montevideo, con niños en actividad y ha recorrido todo el país junto al Ministerio de Educación y Cultura. Nos encantó la idea de poder trabajar para lograrlo.
Fue allí que se sumó Paola Ocaño y Gerardo “tato” Fiorelli, reconocido fotógrafo de nuestro medio, que aunque no tienen niños con Down, nos apoyaron muchísimo. “Tato” sumándose para apoyarnos con todas las fotografías, en forma honoraria.
¿Lo hacen en forma independiente?
Apreciamos mucho el trabajo que viene realizando la Asociación Down hasta ahora, realizando tareas preciosas, con talleres para chicos más grandes.

Ana Irene y sus niños

Ana Irene y sus niños

Mantenemos una excelente relación con la Directiva de allí, aunque lo nuestro sea diferente.
La idea no es competir, sino brindarle una mirada diferente a las actividades que iniciamos.
Lo nuestro es simplemente distinto, porque nos planteamos una determinada actividad, nos juntamos y vamos en pro de realizarla.
Siempre a los efectos de hacerlo visible y buscando la inclusión. Ya que nuestros niños son pequeños y buscamos entre otras cosas la educación en los centros educativos comunes, para los más pequeños.
Porque entendemos, que a nivel de maestras, falta información. En la currícula de educación, no hay nada sobre educación especial.
Y estamos intentando buscar la forma de que eso se logre.
Planteándonos desafíos a lograr. Aspirando a la convivencia sana y pacífica, para que los incluidos, sean todos los niños.
¿Cómo es la convivencia con la familia?
-Silvana: Creemos que hasta que no tienes un niño con Síndrome de Down, no llegas a darte cuenta de que somos todos muy diferentes.
Me doy cuenta que en el Síndrome, la forma en que le entre el conocimiento, es a través de lo visual.
-Romina: es sorprenderte darse cuenta de que lo que para una persona es viable, para otra puede no serlo, con distintas maneras y opciones de ver las cosas.

Octavio con su mamá

Octavio con su mamá

Somos además madres, que contamos con otros hijos que no tienen el Síndrome y en realidad no deseamos llevar la bandera de que “soy la súper madre”. El trato es el mismo para todos los hijos.
Aunque con Luciano, tenemos algunas actividades que son diferentes, en lo cotidiano, hacemos exactamente lo mismo.
Vamos a la playa, a la plaza, etc.
Como madres, somos de la misma manera para todos. Se los conoce a nuestros hijos como muy tiernos, pero son muy pillos también (sonríe).
¿ Cuáles son los nombres de sus chiquitos?
-Romina: de Silvana es Octavio, Jerónimo y Alfonso.
De Ana Irene Barla: Bautista, Abril y Graziana.
Y los míos son Luciano y Julieta.
¿Tienen planes?
Nos gustaría que cada vez, sea más la integración.
Que se llegue a mas cantidad de lugares ya que nosotros estamos abocados a los más chiquitos.
Y estamos abiertos a todos los padres que deseen acompañarnos y asi poder sumar todos juntos. Por eso les acercamos un cel.098921175, para animarlos a que participen con nosotros en lo que hacemos.
Agradecemos a su vez a algunas instituciones que nos han apoyado como es el caso de la Intendencia y a partir de este próximo evento, que ya conocerán, esperamos contar con algún sponsor, que nos desee apoyar y también sumarse, colaborando de alguna manera.
Va a ser muy bienvenido.
¿Un saludo a las madres?
-Silvana: Nosotras dos, como la mayoría, nos enteramos de que nuestros niños tenían el síndrome en el parto.
Y a mi me gustaría que a esas mamás les pasara lo que me pasó a mí: yo vi primero a mi hijo y después el síndrome.
Lo vi y dije: ¡Que divino, que amor! ¡Hay, que achinadito tiene los ojos! Y alguien me dijo: Almejar tiene el síndrome de Down.
-¡A bueno, ta!, respondí. ¡Y era mi hijo, el que salió de mi panza! ¡Era mi Octavio!
Que a las mamás que les pase, que sigan viendo a su hijo primero. Que se saquen de la cabeza cualquier idea. Él mismo le va a demostrar que es más hijo que síndrome.
-Romina: a nosotros si nos pasó. No por rechazo a él, fue por amor. Pero sentimos ese miedo a los preconceptos que pudiera tener. Que me dedicaría de entero a él, incluso dejando de trabajar. Pero luego me di cuenta, de que eran temores infundados.
Lo que aprendemos de ellos, es que disfrutamos. Con pequeñas y simples cosas. Es extraordinario.
¡Un saludo especial a todas las madres!
Y mímenlos, acarícienlos, y ámenlos a los hijos.
¡Sepan, que el mayor estímulo, está en la casa!

Publicado en Día de la MadreComentarios (0)

Cuento

Una tarde, un pequeño se acercó a su madre que preparaba la cena en la cocina, entregándole una hoja de papel en la que había escrito algo. Después de secarse las manos y quitarse el delantal, ella leyó lo que decía la nota:
– Cortar el césped del jardín… 15.00
– Limpiar mi cuarto esta semana… 5.00
– Cuidar de mi hermano… 5.00
– Ir a la panadería… 0.50
– Sacar la basura toda la semana… 2.50
– Libreta con buenas calificaciones… 50.00
– Limpiar el patio… 5.00
– TOTAL ADEUDADO… 83.00
La madre lo miró con fijeza mientras él aguardaba expectante. La madre tomó un lapicero y en el reverso de la misma hoja anotó:
– Por llevarte 9 meses en mi vientre
y darte la vida… NADA
– Por tantas noches de desvelos,
curarte y orar por tí… NADA
– Por la alegría y el amor de nuestra familia… NADA
– Por temor y preocupaciones cuando enfermabas … NADA
– Por comida, ropa y educación… NADA
– Por tomar tu mano y darte apoyo… NADA
Cuando el niño terminó de leer lo que había escrito su madre, tenía los ojos llenos de lágrimas.
La miró a los ojos y le dijo:
“Te quiero mamá…”;
luego tomó el lapicero y escribió con letra muy grande: “TOTALMENTE PAGADO”.

Moraleja: Así somos las personas, como niños, queriendo recompensa por las buenas acciones que hacemos.
Es difícil entender que la mejor recompensa es el AMOR y, que para nuestra suerte, es totalmente GRATIS!!

Publicado en Día de la MadreComentarios (0)




El tiempo

Ediciones anteriores

mayo 2017
L M X J V S D
« abr    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031