Carta de Jesús. Una historia sobre el verdadero sentido de la Navidad

Querido Amigo:
Hola, te amo mucho. Como sabrás, nos estamos acercando otra vez a la fecha en que festejan mi nacimiento.
El año pasado hicieron una gran fiesta en mi honor y me da la impresión que este año ocurrirá lo mismo. A fin de cuentas ¡llevan meses haciendo compras para la ocasión y casi todos los días han salido anuncios y avisos sobre lo poco que falta para que llegue! Pesebre
La verdad es que se pasan de la raya, pero es agradable saber que por lo menos un día del año, piensan en mí. Ha transcurrido ya mucho tiempo cuando comprendían y agradecían de corazón lo mucho que hice por toda la humanidad.
Pero hoy en día, da la impresión de que la mayoría de la gente apenas si sabe por qué motivo se celebra mi cumpleaños.
Por otra parte, me gusta que la gente se reúna y lo pase bien y me alegra sobre todo que los niños se diviertan tanto; pero aún así, creo que la mayor parte no sabe bien de qué se trata. ¿No te parece?
Como lo que sucedió, por ejemplo, el año pasado: al llegar el día de mi cumpleaños, hicieron una gran fiesta, pero ¿Puedes creer que ni siquiera me invitaron? ¡Imagínate! ¡Yo era el invitado de honor! ¡Pues se olvidaron por completo de mí!
Resulta que habían estado preparándose para las fiestas durante dos meses y cuando llegó el gran día me dejaron al margen. Ya me ha pasado tantísimas veces que lo cierto es que no me sorprendió.
Aunque no me invitaron, se me ocurrió colarme sin hacer ruido. Entré y me quedé en mi rincón. ¿Te imaginas que nadie advirtió siquiera mi presencia, ni se dieron cuenta de que yo estaba allí?
Estaban todos bebiendo, riendo y pasándolo en grande, cuando de pronto se presentó un hombre gordo vestido de rojo y barba blanca postiza, gritando: “¡jo, jo, jo!”.
Parecía que había bebido más de la cuenta, pero se las arregló para avanzar a tropezones entre los presentes, mientras todos los felicitaban.
Cuando se sentó en un gran sillón, todos los niños, emocionadísimos, se le acercaron corriendo y diciendo: ¡Santa Clos! ¡Cómo si él hubiese sido el homenajeado y toda la fiesta fuera en su honor!
Aguanté aquella “fiesta” hasta donde pude, pero al final tuve que irme. Caminando por la calle me sentí solitario y triste. Lo que más me asombra de cómo celebra la mayoría de la gente el día de mi cumpleaños es que en vez de hacer regalos a mí, ¡se obsequian cosas unos a otros! y para colmo, ¡casi siempre son objetos que ni siquiera les hacen falta!
Te voy a hacer una pregunta: ¿A ti no te parecería extraño que al llegar tu cumpleaños todos tus amigos decidieron celebrarlo haciéndose regalos unos a otros y no te dieran nada a tí? ¡Pues es lo que me pasa a mí cada año!
Una vez alguien me dijo: “Es que tú no eres como los demás, a ti no se te ve nunca; ¿Cómo es que te vamos a hacer regalos?”. Ya te imaginarás lo que le respondí.
Yo siempre he dicho “Pues regala comida y ropa a los pobres, ayuda a quienes lo necesiten. Ve a visitar a los huérfanos, enfermos y a los que estén en prisión!”.
Le dije: “Escucha bien, todo lo que regales a tus semejantes para aliviar su necesidad, ¡Lo contaré como si me lo hubieras dado a mí personalmente!” (Mateo 25,34-40).
Muchas personas en esta época en vez de pensar en regalar, hacen bazares o ventas de garaje, donde venden hasta lo que ni te imaginas con el fin de recaudar hasta el último centavo para sus nuevas compras de Navidad.
Y pensar todo el bien y felicidad que podrían llevar a las colonias marginadas, a los orfanatorios, asilos, penales o familiares de los presos.
Lamentablemente, cada año que pasa es peor. Llega mi cumpleaños y sólo piensan en las compras, en las fiestas y en las vacaciones y yo no pinto para nada en todo esto. Además cada año los regalos de Navidad, pinos y adornos son más sofisticados y más caros, se gastan verdaderas fortunas tratando con esto de impresionar a sus amistades.
Esto sucede inclusive en los templos. Y pensar que yo nací en un pesebre, rodeado de animales porque no había más. Me agradaría muchísimo más nacer todos los días en el corazón de mis amigos y que me permitieran morar ahí para ayudarles cada día en todas sus dificultades, para que puedan palpar el gran amor que siento por todos; porque no sé si lo sepas, pero hace 2 mil años entregué mi vida para salvarte de la muerte y mostrarte el gran amor que te tengo. Por eso lo que pido es que me dejes entrar en tu corazón. Llevo años tratando de entrar, pero hasta hoy no me has dejado. “Mira yo estoy llamando a la puerta, si alguien oye mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaremos juntos”. Confía en mí, abandónate en mí. Este será el mejor regalo que me puedas dar. Gracias
Tu amigo
Jesús

Publicado en SUPLEMENTO NAVIDADComentarios (0)

Con Edgardo Luzardo. Empresario

“La competencia es beneficiosa para el empresario de mentalidad abierta”

Hace 37 años que Edgardo comenzó con su primer comercio.
Se transformó con el tiempo en un emprendimiento familiar, que fue ampliándose de tal forma y hoy felizmente, cuenta con varios locales comerciales en el rubro Supermercados. Edgardo Luzardo
Conforma una familia muy unida, la que acompaña en diferentes actividades a su quehacer diario.
Nos visitó para dialogar de esta manera:
¿Cómo ve la situación actual?
Soy bastante optimista y pienso que al mediano o corto plazo, vamos a ser beneficiados por las economías regionales.
Si bien la situación de Uruguay no es de las mejores, tampoco es tan mala.
Si nuestros vecinos superan lo que están atravesando, nosotros nos recuperamos y haremos lo mismo a corto plazo.
¿Cuál es el año en que comienza a trabajar en el comercio?
Desde el año ´81, con un formato de almacén y a partir del ´96 con este nuevo formato de Supermercado.
En estos 37 años de trabajo, hemos tenido diferentes ritmos de actividad en la economía.
La experiencia da la ventaja de poder acomodarse en la cancha.
Somos una empresa en la cual llevamos mucho los números y para poder superarnos año a año en la economía del país, se puede hacer un promedio positivo.
¿Cree que es importante el rubro en el que se maneja?
Si bien tiene mucha similitud con otros, hay diferencia porque es un rubro de alimento y con mucha dinámica.
Demandando mucho manejo de personal, con costos operativos.
¿Es normal verlo conversar con los clientes o es de los «patrones» que se queda en su sillón?
Es indudable que es muy positivo conversar con el cliente.
En primer lugar me apasiona el comercio, es una tarea que me da muchas satisfacciones.
Y el trato con el público es muy diverso y enriquecedor.
Conocer que es lo que necesita el cliente es muy productivo, porque por un lado se requiere de más eficiencia.
Yo trato de no perder ese contacto del día a día con el cliente.
Salgo de mi escritorio y me entrevero en el área de trabajo con clientes y empleados.
¿Es de aceptar sugerencias?
Siempre el cliente tiene algo para decir y sugerir.
Soy una persona escucho y observo mucho los movimientos porque siempre hay algo para rescatar.
Así se sea que no vio tal producto, indicándome que ese producto, tiene que estar más a la vista.
¿Por quién se sintió apoyado en sus inicios?
Mi familia es la base hasta el día de hoy, de lo cual soy un agradecido.
Luego el mismo roce con la gente. Estuve mucho tiempo en la Directiva del Centro Comercial de Salto, done aprendí mucho.
¿También forman parte de la toma de decisiones?
Sí, tengo tres hijos y todos trabajando conmigo.
Martín, Guillermo y Carlos. Los tres se prepararon y han logrado recibirse, pero prefirieron sumarse al negocio familiar, ya que desde niño mamaron el negocio y el trato con el público.
Parte de todo ello es el dinamismo, provocando en forma diaria, algo nuevo.
¿Es de enfrentar los problemas o derivarlos?
En un noventa y nueve por ciento, a las grandes decisiones las enfrentamos con la familia.
¿Cuál fue su peor momento?
Hubo dos períodos que me han marcado en el trayecto laboral.
Uno fue en el año ´90, cundo me sentí estresado, perdiendo calidad de salud, por el dinamismo en el que veníamos trabajando. En el cual mi familia fue con un apoyo fundamental que me recuperó.
Y durante el año pasado, me tocó vivir tres sucesos de asalto a mano armada en el mismo comercio y eso me ha marcado, porque uno no se olvida tan fácilmente.
¿Cuál ha sido el mejor momento?
Hemos tenido muchos momentos buenos en este trayecto laboral, cuando uno lo toma como un desafío para superarse.
La persona que está trabajando, tiene que superar las vicisitudes del día, para empezar el otro, pensando en positivo.
¿Son suficientes los colaboradores con los que cuenta?
Estamos actualmente con un poquito más de personal de lo que necesitamos. Por el mismo optimismo de que la situación va a cambiar, pero bajar la calidad del servicio, no es conveniente.
Hay que ser muy cauteloso, trabajar con poco personal, no nos dejaría trabajar tranquilos, además.
¿Qué cosas haría hoy, que no ha podido hacer aún?
Me gustaría poder contar con más tiempo para mí.
Estamos en un tiempo de transición para con los hijos y en el cual debemos volcar toda nuestra experiencia y apoyo.
¿Hay estrategias de ventas importantes para manejarse en el comercio del medio?
Sí, muchas donde hay una sociedad chica.
Eso hace que uno esté todo el tiempo buscándolas para poder mantenerse y crecer pasito a pasito.
Hay algo de la impronta del empresariado salteño, que a mi me gustaría cambiar, que es aquello de mostrar cuál es el más económico.
Pero yo soy un convencido de que el precio, no es todo. Es un tema menor que en otras épocas.
¿Le preocupa la competencia?
Para nada. Es beneficiosa para el empresario que tiene la mentalidad abierta. Tengo que diferenciarme por ser una empresa confiable, el surtido es de preferencia de la clientela y con un precio adecuado, en excelentes condiciones.
Además de una atención esmerada.
¿Qué le haría falta para mejorar el servicio que usted brinda?
Poner la tecnología en su máxima expresión en beneficio del cliente y del funcionario de la empresa.
¿A qué cosas le da valor?
A la salud y al disfrute con la familia.
Ha llegado Paulina, una nieta de pocos meses que es un amor y eso nos ha cambiado la vida.
También con los colaboradores mantenemos una muy buena relación. Nuestros funcionarios, participan mucho en todo.
Dependemos en un cien por ciento de ellos, siendo la cara visible de la empresa. A quienes les envío un saludo, diciéndoles que no dejen nunca de superarse.

Publicado en SUPLEMENTO NAVIDADComentarios (0)

Con Nazareno Ribero. Principal de Salto Volquetas

«Mi actividad me hace relacionarme con grandes y pequeñas obras»

Por mera casualidad, Nazareno incursionó en el negocio «de la Volqueta».
Al desear adquirir un terreno para edificar su casa, conoció cómo era el negocio de alquileres de las mismas y de cómo se podía volver redituable. Nazareno Ribero
Adquirió el terreno, construyó su casa y hoy conforma un hogar en un barrio muy conocido de nuestra ciudad, trabajando como empresario del rubro mencionado.
Lo visitamos para dialogar de esta manera:
¿Cómo fueron sus inicios con el camión de volquetas?
Fue una oportunidad que se cruzó, muy casual.
El terreno donde compré para edificar, era muy bajo y comencé a comprar relleno para poder emparejarlo.
Ahí comienza el interés por este rubro en el que me desempeño hoy.
Un día en que yo solicitaba el relleno, no me lo traían y como nosotros en Salto Plast, estábamos relacionados, por tema de traslado de mercadería con ERSA, les solicité una volqueta de escombros a ellos.
Allí fue cuando descubrí un camión Fargo de volqueta sin funcionar en la empresa y me lo ofrecen para trabajar.
¿Allí comenzó a investigar sobre la actividad?
Me contacté con un empresario de Paysandú del mismo rubro y vi cómo funcionaba.
Me interesó la idea de comprar el camión a ERSA y montarle un guinche. Eso fue en el 2011.
¿Luego siguió ampliándose?
Si, luego pude en marzo del 2014 adquirir este nuevo camión con una cierta cantidad de volquetas.
¿Es necesario algún tipo de permiso para desarrollar la actividad?
Sí. Realizar los trámites ante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, entre otros.
¿Cuándo comienza el movimiento fuerte de trabajo?
En esta época estamos trabajando fuerte, tuvimos una época más fuerte aún.
Ya en el 2017, bajaron las actividades.
¿Cómo es el sistema de trabajo?
Lo que se cobra es el alquiler de una volqueta.
Se le mejora el precio al cliente cuando retiro el escombro, porque lo compro como relleno y lo vuelco dentro de la ciudad.
¿De qué lugares suelen llamarlo?
Mi fuerte es el albañil, que restaura una vereda, o una pared, o un muro en el fondo de una casa, ese es mi mejor cliente.
Además de los domicilios particulares.
También las obras grandes, me llaman para tener las volquetas ahí, para cuando las necesite.
¿El funcionamiento del negocio es por viaje?
Se cobra la carga si es limpio con un menor costo.
Le dejo la volqueta, luego la retiro y lo vendo.
Y si es escombro sucio, lo regalo en asentamientos o a quien lo necesite.
¿En caso de ser residuos?
En caso de ser residuo, lo traslado hasta el vertedero Municipal.
En todos los casos, es el alquiler de la volqueta.
¿Cómo ve la situación económica para el rubro?
Tengo pensado quedar con un solo camión para poder trabajar, porque se ha dificultado todo.
Eso no quita que luego, si la situación se revierte lo volvamos adquirir.
¿Está complementándose con otra actividad, además de Salto Plast?
Sí, continuamos apoyando a Salto Plast, con todo lo que es la venta de recipientes para empresas y casas de familia, pero también emprendimos un proyecto de una representación de productos de limpieza, que se llama Orion.
Por suerte es un negocio que va creciendo muy despacito, con el apoyo de mi señora, que es un pilar fundamental en lo que emprendemos.
Y siempre que hay una oportunidad, no la dejamos pasar.
¿Cómo ve el 2019?
Puede que haya un poco de movimiento, por ser un año electoral.
Yo ando mucho en la calle y puedo notar dificultades en la gente.
Por ejemplo hoy podemos ver un local que se alquila, me llaman para que lleve una volqueta porque lo van a alquilar y refaccionar, el empresario se queda muy poco tiempo y me llama otro, para que vaya a hacer lo mismo, porque va a volver a arreglarlo, porque ese negocio no anduvo.
Comercios que abren y cierran continuamente.
Tampoco debemos ser negativos, esperemos que el año entrante sea próspero para todos.
¿Le envía a sus clientes un saludo?
Más que a mi clientes y amigos, me gustaría dirigirme al gobierno. Par que traten de hacer algo por nuestra seguridad.
Hay días en que salgo y se hace de noche trabajando y es muy difícil intentar parar el camión en algún lado y si está oscuro es peor.
Tenemos el temor de que aparezca alguien a robarnos.
Es increíble llegar a muchos lugares y ver que colocaron rejas, con un timbre para poder entrar a un negocio.
Hoy, tenemos que pedir permiso para poder entrar a comprarle a un negocio.
¡Es inconcebible!
Por eso los mejores augurios que me gustaría enviarles a todos, es que Salto se vuelva una ciudad más segura y tranquila.
Que podamos trabajar tranquilos.
Mas que augurios de felicidad y económico, son augurios de tranquilidad lo que necesitamos todos.

Publicado en SUPLEMENTO NAVIDADComentarios (0)

Con Danny Samit. Director en Inmobiliaria y Gestoría Samit & Custodio

«Amo Salto y deseo que crezca, con un granito de arena de cada uno de nosotros»

Hace casi siete años, nacía un proyecto empresarial entre Corina Custodio y Dany Samit.
Estaban seguros de su vocación y del desafío que llevarían adelante. Dany Samit
Hoy, más comprometidos que nunca con el ámbito laboral y su gente, están cosechando riquísimos frutos.
Nos acercamos a la oficina de Custodio y Samit, y así nos recibieron gustosos, para dialogar de esta manera:
«El 2 de mayo del 2012, comenzamos este gran desafío», nos dice Dany.
¿Con que rubro lo hicieron?
Solamente con Gestoría, ya que tanto Corina como yo, traíamos consigo una amplia experiencia en el rubro. Y me alegra que hayan pasado los años y sigamos siendo con Corina muy compañeros, nos complementamos en todo el trabajo que hacemos y es un placer trabajar tan cómodos como lo hacemos.
¿Costó la incursión en el medio?
En cuanto a la Gestoría costó, ya que es un tema de mucha confianza y se maneja dinero ajeno.
Podremos equivocarnos sin dudas sin desearlo, pero el tema de dinero es a algo que no le podemos errar.
Y fueron muchos los conocidos que nos apoyaron y fueron entregándonos su confianza.
A través de ello comenzó a venir mucha gente que ya conocíamos y no y últimamente se ha acercado mucha gente nueva, que para nosotros es importante y somos unos agradecidos por ello.
¿Cuándo toman la decisión de incluir Inmobiliaria?
Pasaron dos años y me ofrecen una casa para exhibirla en alquiler y me encantó, porque yo ya estaba con esa inquietud y lo tomé.
Un trabajo de hormiga también.
Uno cada vez va interiorizándome más y también contamos con colegas que muchas veces le consultamos, que nos han ayudado y de mucho nos ha servido. Como en la actualidad los hacemos nosotros por ellos.
Luego comenzamos a realizar cursos que de mucho nos sirvió ya que en estos años de empresa, ha sido bastante el camino recorrido, siempre deseando superarnos.
También está el tema ventas, que se encuentra muy tranquilo. El dólar se ha movido, la gente se ha asustado y el inversor está esperando también precio.
¿Con qué obstáculos se encontraron al principio?
Al comenzar existen por allí algunos miedos, de que pase el tiempo y no se renueve la cartera de clientes, por ejemplo. Pero también entendemos que todos trabajamos para vivir y el dinero fácil, no existe.
Hay que ir de a poquito.
Pero hay algo a destacar y es que si miramos para atrás desde cuando empezamos, hemos mejorado mucho y eso es el incentivo que tenemos para continuar.
La situación del país en general, está siendo un obstáculo para hacer negocio. Es toda una incertidumbre el tema venta.
¿Cuándo comenzó ese cambio?
Hace un par de años.
Podemos ver muy a menudo, empresas que envían colaboradores al seguro de paro, achicando costos, ya que también como gestoría podemos ver que los impuestos que pagan son muy altos y se hace difícil.
Y en este 2018, de los años que venimos trabajando fue el que más se notó.
¿Han tenido en la empresa altos y bajos?
Más allá de cuando comenzamos con muchas dudas, podemos decir que no hemos tenido momentos malos.
Siempre coincidimos con Corina, que no debemos hacer locuras empresariales, entonces vamos despacio y somos ambos muy precavidos.
Y me cuestiono, si no habrá algunas veces que tomar ciertos riesgos.
Pero hoy en la situación en que estamos, creo que precaución tenemos que tomar.
¿Cómo ve el entorno empresarial?
Las empresas que llevamos, nos mostró la realidad. Se han achicado porque no le es redituable el negocio, incluso en cuanto al personal.
Vienen mal, complicados y eso se nota. Con costos altísimos es imposible mantener un negocio en la actualidad.
¿Qué hace falta para un movimiento del mercado?
En cuanto a la construcción con su buen ingreso, el tema de los horticultores así como en muchos rubros ha bajado mucho y así es como se genera la cadena que ni siquiera el almacenero pude trabajar en esas condiciones.
El turismo, se ha tranquilizado y es muy escaso
Esperemos que haya inversiones de parte del estado, para que podamos resurgir.
Amo Salto y deseo que crezca, con un granito de arena de cada uno.
¿Cómo ve el 2019?
Quiero verlo lo más positivo posible.
Creo firmemente que los primeros meses va a estar todo muy quieto y después si, esperemos que se ponga en movimiento.
¿Qué se siente recoger hoy éstos frutos?
En realidad, todo se lo debemos al apoyo de los clientes, amigos y toda la gente que estuvo a nuestro lado para que hoy sigamos vigente en el medio.
¿Con qué disfruta?
Con mi familia, con mis hijos Lautaro y Felipe, que son mis soles y mi motivación.
Me gusta mucho hacer deportes además.
¿Que caracteriza a Custodio y Samit?
La seriedad, la responsabilidad, el profesionalismo y además, ése vínculo creado con la gente, nos pone en la piel de cada cliente, jugando un rol fundamental la parte humana que brinda Custodio y Samit.
A todos los clientes y colegas, un agradecimiento por confiar en nosotros y que tengamos una Navidad en familia y un próspero 2019.

Publicado en SUPLEMENTO NAVIDADComentarios (0)


  • Otras Noticias...