Entrevista a Eduardo Arruda. “Siempre hemos luchado y buscamos conquistas mirando para adelante”

Eduardo Arruda es actualmente presidente del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA), uno de los más fuertes y movilizados de los sindicatos no solo de nuestro departamento sino también del país. EL PUEBLO consultó a Arruda sobre la visión que tiene el sindicato del estado actual de situación del sector de la construcción, demostrando fuera de la entrevista, una profunda preocupación por la necesidad que el Parlamento aprobase el proyecto de ley de promoción del trabajo para personas con discapacidad.
“Primeramente –comenzó diciendo Arruda- quiero mandar un saludo a todos los trabajadores y trabajadoras de la industria de la construcción, porque no estuve en el departamento, no teníamos señal y no pude mandar los saludos a los compañeros en el Día de ellos”.Eduardo Arruda (4)
- ¿Cómo se encuentra hoy el sector de la construcción?
– Tuvimos un boom en la industria de la construcción, cerca de 73 mil trabajadores en los años 2013, 2014, algo que nunca se vio en la historia del país, cuando los márgenes históricos siempre fueron de 40 a 45 mil trabajadores. Y bueno, es lógico que de ese bum de hace 3 o 4 años atrás, en estos últimos años hayamos perdido 30 mil puestos de trabajo. Y es lógico porque en un país chico, mantener más de 70 mil trabajadores inscriptos no es fácil para ningún gremio ni para el país. Si bien estaba en alza, en el bum, también la construcción tiene altas y bajas, hay meses y años que sube y baja. Es por lo que el gremio peleó muchas veces que cuando estuviéramos en la baja de los privados, también participara la obra pública, para mantener y que no haya tanta pérdida de fuentes de trabajo.
- Hablando con el presidente de la Cámara Uruguaya de la Construcción, nos decía que su proyección es que esta situación en el sector se mantenga al menos hasta el primer semestre del año 2020. ¿La aspiración del SUNCA es mantener las actuales fuentes de trabajo o aspira a recuperar lo que se perdieron?
– Ya hablar de mantener esos 45 mil trabajadores es como que nos estuviésemos conformando. No, el gremio siempre ha luchado por el empleo. Como decimos siempre, no nos sirve tener mejor salario y mejores condiciones si no tenemos trabajo. Y nuestro gremio es el primer abanderado de dar las batallas y movilizaciones por el empleo, por la ley de responsabilidad penal empresarial, por otras leyes como la que se votó en estos días, la de insolvencia patronal. Siempre hemos luchado y buscamos conquistas mirando para adelante. Y es lógico que sigamos pensando en aquellos compañeros que están sin la changa, que no es de un año, es de dos o tres años hacia atrás. No podemos conformarnos.
Como sindicato tenemos una gran expectativa de que el año entrante se va a movilizar un poco más. Tenemos una gran esperanza, es más, ya empezó a repuntar, de a poquito ya empezó a través de las obras públicas, tenemos trabajo de la intendencia porque salió lo de la avenida Reyles, hay trabajo que ahora empieza en la universidad, empezó también lo de la viviendas para la intendencia, se está trabajando en los barrios Constitución y Belho Horizonte. Está lo del liceo 8 que se comienza, el liceo 2 que empezó Blardoni. Digo, se está moviendo un poco más y creemos desde el sindicato que en los primeros meses del año que viene seguirá repuntando.
- Hay dos palabras que han marcado históricamente el trabajo del SUNCA: movilización y solidaridad. En este sentido, se ha visto un trabajo social muy importante desde el sindicato…
– Siempre hemos reivindicado los fondos sociales de la construcción, que fue el motivo de la lucha cuando los trabajadores estuvieron de huelga por 83 días. En ese tiempo que los trabajadores estuvieron 83 días de huelga que vendían sus herramientas, salían con el casco a recorrer, que el pueblo lo ha apoyado por eso mismo. Cuando el sindicato trabaja socialmente con mano solidaria, el pueblo lo reconoce. Y cuando los trabajadores de la construcción en esos momentos necesitaron del pueblo, que se subían arriba de los buses, en los comercios, todos respaldaron esa huelga de los trabajadores. En esas peores circunstancias se lograron los fondos sociales que tienen todos los beneficios los trabajadores de hoy, por aquellas batallas que dieron aquellos viejos luchadores, y que si hoy estamos disfrutando de esas conquistas, a veces se lo marcamos a los más jóvenes, fue gracias a la lucha de esos viejos, que algunos ya no están, y que en las peores circunstancias lograron los fondos sociales de la construcción, donde hay dentistas, oculistas para los trabajadores. Cada año además, entregamos más de 30 mil set de mochilas para los hijos de los trabajadores.
También podemos hablar de la mano solidaria cuando los compañeros tienen algún accidente, o cuando a algún compañero se le prende fuego la casa, o en las inundaciones, hemos salido bajo agua a la hora que fuera. Son cosas que también son importantes para la sociedad, y no es que trabajemos solo porque seamos del sindicato, la solidaridad nace del corazón, del alma de los trabajadores. Si bien hoy estamos un poquito mejor en el salario, también hacemos saber que cuando tenemos que dar una mano, siempre estamos preparados para salir enseguida.
- Tomó estado público de la existencia de la Brigada Solidaria del SUNCA con la gran tormenta que padeció Dolores hace unos años, y también acá en Salto ha venido trabajando…
– Sí, en la Brigada nosotros tenemos a unos compañeros que son referentes, y después estamos todos los dirigentes atrás. Recuerdo la casa de la señora de los trillizos, también hemos estado en varios lugares, como la mano que hemos dado en las escuelas, también compañeros que han estado cerca del Plan Juntos. No damos abasto porque tenemos varias personas anotadas y a veces nos da pena decirles que no podemos ir más porque sabemos que esos trabajadores que están sin la changa o compañeros que la tienen pero que tienen que cuidarla y luego ver el momento, en algún sábado para ir a dar una mano, y allá van los compañeros.
Y esto nos llena de alegría porque trabajadores sin una changa, todos los días yendo a trabajar con satisfacción, algo que nos ha llenado de orgullo ya no solo como personas sino también como dirigentes. Ahora estamos trabajando también en nuestro propio local sindical para terminar el salón grande donde pretendemos hacer ahí cursos sindicales, de seguridad. Local que estamos construyendo con la mirada de que los trabajadores tengan su local, son 92 metros cuadrados de salón, aparte va a tener churrasquera, baño para señoras y señores, todo aparte para que no estén pagando un club para cuando necesitan para un cumpleaños. Entonces que el sindicato les brinde todo eso a los trabajadores para que les de vida a nuestro local sindical.
- Se ven muchas mujeres trabajando en la construcción…
– Y es algo muy valioso. Venimos y peleamos muchas veces con las empresas, en forma educada claro. Que no se piensen que solo aquellos que tienen el poder adquisitivo, que estudiaron de arquitectos o de cosas que puedan trabajar en la industria de la construcción, pueden hacerlo. Tenemos que mirar más amplios y siempre decimos que en las empresas los trabajadores somos siempre los que luchamos para la inserción de la mujer en la industria de la construcción. Si miramos a las cooperativas, si miramos a MEVIR que construyen con todas las señoras amas de casa, mujeres solteras levantando ladrillos, haciendo mezcla, que los mismos obreros de la construcción le van enseñando porque están construyendo su vivienda y a la vez los compañeros mismos que están trabajando, le están enseñando a esas mujeres y trabajan normalmente como cualquier hombre. No hay ninguna duda que las empresas tienen que tener otra visión que no solo el hombre tiene que tener derecho a trabajar en la construcción. En el sur hay cientos de mujeres que están trabajando en las empresas, porque el empresariado tiene otra visión, pero acá en el interior todavía se piensa que los hombres son los que tenemos que estar solos en la industria, antes era porque la bolsa de portland eran 50 kilos, hoy tenemos 25 kilos la bolsa.
- ¿Cuáles son los desafíos que tienen por delante como sindicato?
– El desafío que tenemos es el empleo, no solo nuestro, el del gobierno, el de la intendencia. Nosotros siempre hablamos con todos con respeto, de que tienen que haber inversores en nuestro departamento, no vemos tantos inversores sino que vimos ahora aquí en el departamento a la empresa Cujó y otra más que han hecho apartamentos, bienvenidos sean. Entonces esperamos que todos aquellos que trabajan en estas empresas grandes en nuestro departamento, también que puedan aportar a Salto con obras donde haya trabajo para los obreros y obreras de nuestro departamento. Así que el desafío es seguir peleando por el empleo. No podemos quedarnos tranquilos de saber que nuestro gremio y los trabajadores tienen un gran compromiso de participación en cada movida.
Hemos generado desde nuestro sindicato conciencia en los trabajadores que las conquistas se logran con lucha y en la calle, demostrando a los gobiernos que sean, que nuestro gremio va a seguir peleando, ya no solo por la construcción, tenemos también el PIT CNT, donde tenemos compañeros de nuestro sindicato que están dando una mano a todos los demás gremios. Y como decimos siempre a los demás gremios, que por más mano que les demos al PIT CNT o a dirigentes de otros gremios, que si los trabajadores no luchamos unidos adentro, no se logran los objetivos.
Sabemos bien que el empleo es dignidad, si no hay empleo sabemos bien cuántas familias se pelean, se separan, porque no es changa cuando llega la hora de la comida y queremos comer. Los gurises tienen que comer al mediodía y de noche, la panza no pregunta si hay trabajo o no.

Publicado en - Especiales del año, ¡Feliz Día de la Construcción!Comentarios (0)

Ciudades para la igualdad: ¿Qué es el urbanismo con perspectiva de género?

El hecho de que el Ayuntamiento de Madrid, liderado por Manuela Carmena, haya encargado un informe sobre el “impacto de género” que puede tener el soterramiento de la M-30 que se hizo durante el mandato de Alberto Ruiz-Gallardón, ha vuelto a poner sobre la mesa el debate sobre el urbanismo con perspectiva de género.
El problema es que esta es una cuestión relativamente desconocida, tanto que suele tender a calificarse de forma despectiva como “urbanismo feminista” a pesar de que una directiva europea, leyes estatales (de 2003 y la de Igualdad de 2007), algunas leyes autonómicas -como la catalana, la vasca y la de la Comunidad de Madrid- establecen que los poderes públicos, en sus políticas y planes urbanísticos, deben integrar los aspectos que sean relevantes desde la perspectiva de género.walking-386718_960_720
Ciudades seguras
El urbanismo de género trata lógicamente de hacer las ciudades más seguras para las mujeres, pero ese no es su único objetivo ya que también quiere acabar con las situaciones de desigualdad entre los vecinos y vecinas de una localidad, ya que tiene en cuenta otros aspectos como los espacios para aparcar o la ubicación de los comercios, de los hospitales y escuelas.
El Ayuntamiento de Irún, uno de los pocos que ha adaptado su plan de urbanismo a la perspectiva de género dice que dice que hay que abordar cinco aspectos para que las necesidades, las aportaciones y el reconocimiento de las mujeres sean incorporados a la planificación en materia de urbanismo, medio ambiente y transporte público:
1. La participación de las mujeres en los procesos de planificación y decisión.
2. La paridad en los procesos de planificación y decisión.
3. La adecuación de infraestructuras a la conciliación de la vida familiar, laboral y personal.
4. La seguridad y la sensación de seguridad de las mujeres en los espacios públicos.
5. El reconocimiento de las aportaciones de las mujeres a la sociedad a través de elementos urbanos de valor simbólico.
Y en el documento con el que el Ayuntamiento de Irún trabajo para adecuar su plan general de Urbanismo a la igualdad entre hombres y mujeres se dan unas claves para de qué forma puede el espacio actuar a favor de las mujeres:
-Teniendo en cuenta a las mujeres. Conociendo la distinta forma de habitar y de utilizar la ciudad en función del género. Es importante tener todos los datos desagregados por sexo para poder hacer políticas que eliminen las desigualdades.
-Contando con las mujeres. Asegurando la presencia de mujeres en todos los ámbitos sociales y políticos y favoreciendo que su voz sea escuchada y tenida en cuenta.
-Valorando y dando espacio a las actividades que tradicionalmente han realizado las mujeres. Entendiendo y dando valor a las tareas vinculadas con el mantenimiento del hogar y al cuidado de personas dependientes y favoreciendo que se compartan.
-Incorporando como un asunto público las nuevas necesidades de las mujeres. La conciliación deja de ser un asunto privado de cada familia o mujer y se convierte en un asunto público el hecho de que las mujeres trabajen fuera del hogar y haya que resolver en común lo que antes hacía el ama de casa.
www.elboletin.com/

Publicado en - Especiales del año, ¡Feliz Día de la Construcción!Comentarios (0)

Construcciones que coexisten con la Naturaleza

La deforestación es un daño gravísimo que el ser humano le ocasiona al planeta tierra.
Y es que nosotros somos los huéspedes en este mundo, si lo destruimos, estaremos destruyéndonos a nosotros mismos. 13167 4229-600x45016217
Es por eso que algunos arquitectos 1792conscientes de esto, decidieron diseñar sus edificios respetando la vida del planeta tierra.
/elhorticultor.org/

Publicado en - Especiales del año, ¡Feliz Día de la Construcción!Comentarios (0)

“Teníamos 73 mil trabajadores ocupados en el país registrados en BPS. Hoy estamos con 44 mil”

Entrevista con José Ignacio Otegui

José Ignacio Otegui (67), ha sido y es presidente de la Cámara de la Construcción del Uruguay desde hace 23 años. Estuvo en nuestra ciudad invitado por el Centro Comercial e Industrial de Salto para mantener una reunión con constructores y empresas de construcción locales en el marco del Día de la Construcción. Previo a dicha reunión, recibió a los medios de prensa, dialogando con EL PUEBLO para dar su punto de vista de la situación por la que está pasando el sector.
“Para entender a la industria de la construcción –comenzó diciendo Otegui-, hay que entender la demanda que tiene la industria, que ha cambiado radicalmente en los últimos 25 años”.Jose Ignacio Otegui (1)
“Agarré la primera presidencia en el año 92 y llegué al 2001, ahí me cansé y me fui de la presidencia. En el 2004 me fueron a buscar, me convencieron de volver, yo no quería pero volví y les dije que era por 2 años. Todavía estoy, con lo cual llevo 13 años, porque entré en abril de 2005 y ya dije que me voy en la primera quincena de noviembre de este año. Ya tengo sucesor, que está armando el tablado como lo tiene que armar él, porque es él el que lo tiene que armar. Creo que viene bien encaminado”.
- ¿Quién va a ser su sucesor?
– Va a ser el Ing. Diego O’Neill, que viene de una empresa de arquitectura con muchos años en la industria. Él tiene 10 años menos que yo, es mi actual vicepresidente, es un hombre serio y me costó hacerlo decir que sí. Después de 23 años encontrar a alguien que diga que si y que sea aceptado por todos, sin competencia, no es sencillo.
- ¿Por qué nadie quiere agarrar la presidencia?
– La presidencia desgasta, aunque usted crea que no. Y usted puede hacer dos cosas, puede usar la presidencia en beneficio propio o puede no usarla en beneficio propio. Yo nunca la usé en beneficio propio, y creo que fue por eso que estuve 23 años, supongo que Diego O’Neill va a hacer lo mismo, será la persona encargada de llevar adelante una actividad compleja, pero no haciendo cauce para su empresa.
- ¿Por qué desgasta?
– Desgasta porque la construcción desgasta. Agarre a cualquier albañil, arquitecto o ingeniero y a los 60 años están todos cansados. Yo tengo 67, y estoy en la construcción desde los 22, y quedé al frente de la empresa a los 25, y a los 39 agarré la presidencia de la Cámara. Siento que cumplí un ciclo, la presidencia de la Cámara desgasta, todas las presidencias desgastan, algunas más que otras. La nuestra es una actividad que desgasta. En todo caso hoy la industria tiene una situación diferente de la que tenía hace 25 o 30 años, y nosotros tenemos muy evaluado y estudiado cuáles son los motores que dinamizan a la industria, que son tres.
Las obras de vivienda hechas con fondos públicos o privados, con fondos nacionales o extranjeros, y en todo el territorio nacional. Estimamos que en este 2018, probablemente el número esté en torno del 25% de nuestra demanda, que en términos de ocupación, las obras de arquitectura ocupa más personal que las obras de ingeniería, y ocupa más personal que las obras de vialidad, que son las otras obras que uno puede agrupar por grandes rubros: arquitectura, obra civil e ingeniería, que es un requerimiento de personas diferentes.
- ¿Qué podemos interpretar de eso?
– Que hay otros dos sectores que demandan igual o más que la vivienda en todo el territorio nacional. Usted tiene la obra pública, que probablemente este año esté en el 33 o 34%. La obra pública está al máximo, lo que quiere decir que todas las obras que estaban de alguna forma evaluadas en el plan quinquenal de inversiones del Estado están en marcha, están para empezar o están hechas. ¿Es suficiente? No lo es, pero es un buen número, por algo es una inversión mayor que las obras de vivienda.
Y hay una tercera demanda, que son las obras privadas no vinculadas a la vivienda, donde ahí aparecen cosas como los hoteles o los parques eólicos o las plantas fotovoltaicas. Este es el rubro mayor, llegó a ser el 60%. Este año probablemente estemos por debajo del 50. Eso compone toda la demanda que tiene la industria, que no es menor.
Cuando uno analiza una industria, tiene que verla toda, porque si no informo a los socios de todas las variables que tiene la industria, todos van a creer que están trabajando solos, porque en general son muy pocas las empresas que trabajan en todos los rubros. Le diría que de las empresas socias de la Cámara, me deben sobrar los dedos de las dos manos para decir que hay empresas que trabajan en los tres rubros. Por lo general se especializan en uno, las que hacen viviendas hacen viviendas, a veces hacen alguna obra de arquitectura, como la refacción de un teatro o cosas por el estilo, pero no se meten en las obras de ingeniería. Las que hacen obras de ingeniería, en general, tratan de no meterse en las obras de arquitectura, porque son obras totalmente diferentes.
Todas demandan mano de obra, cemento portland, arena, pedregullo, todos demandan los mismos insumos. Cuando usted demanda los mismos insumos a una bolsa que genera insumos, eso se fricciona. Y si usted no tiene claro cómo viene la demanda, lo más probable es que cometa errores, incluso de forma involuntaria, pero esos errores cuestan plata, y a veces cuesta muchísima plata.
- ¿Errores de qué tipo?
– Por ejemplo, cuando se hizo Montes del Plata. Acá, ¿era fácil encontrar una empresa que hiciera algo? No era fácil, teníamos 73 mil trabajadores ocupados en el país registrados en BPS, directamente en obra. Hoy estamos con 44 mil, estamos en una situación intermedia, por llamar de alguna forma la situación que tenemos hoy. En aquel momento todos los productos que estaban en la construcción, estaban sobre demandados, hoy no, hoy tenemos una situación de mayor equilibrio.
Supongo que esta situación se va a mantener el año que viene, y es probable que el primer semestre de 2020 también. La única obra que puede cambiar el ciclo de la demanda de la industria es la obra de UPM en Paso de los Toros, que no sabemos si se va a hacer o no, la verdad es esa. Hay gente que está a favor, gente que está en contra, gente que no opina.
UPM viene presentando su proyecto hace muchos meses. A mí me fueron a ver hace dos años, me plantearon la idea que tenían, les di mi opinión sobre cómo deberían encarar la puesta del escenario para ver si se puede hacer o no la planta, y la verdad es que el problema de fondo es el ferrocarril. Si no hay ferrocarril no hay planta. Es así. No hay forma de llevar la pasta de celulosa de Pueblo Centenario al puerto de Montevideo. Entonces hay que esperar que la licitación del ferrocarril, que de las tres empresas que se presentaron al final quedó una, bueno, ver qué pasa con esa obra, que si empieza antes del 31 de marzo del año que viene, la planta se va a hacer. Si la obra no se empieza en esa fecha, la planta no se empieza en esta administración, se lo firmo.
- El sindicato de AFE no viene colaborando mucho…
– Yo creo que hay mucha gente que no está colaborando, no solamente el sindicato de AFE, de rubros diversos, porque así como la obra de BOTNIA tuvo el respaldo razonable de la opinión pública, del gobierno, fue armada por el doctor Jorge Batlle que es quien autorizó la instalación del proyecto acá. El doctor Tabaré Vázquez cambia su decisión anterior y apoyan el proyecto, y el proyecto empieza. Hasta ahora me han tocado los tres proyectos, las empresas me han dicho, “encárgate de las relaciones con UPM o con BOTNIA o Montes del Plata”, y es lo que he hecho.
Esta vez con una fecha de término, que va a ser el año que viene, no quisiera seguir atado a una negociación cuando no tengo la presidencia de la Cámara porque en definitiva puede ser incómodo para las empresas, para UPM y probablemente para mí también. Pero les dije que en esta etapa de negociación los iba a acompañar. Y es lo que estoy haciendo, pero no se ha llegado a buen puerto con todos los términos que UPM quería acordar con los sindicatos que están involucrados en la construcción, que son el SUNCA y el sindicato de la metalúrgica. Ahí hay temas no resueltos que habrá que resolver en algún momento, los tengo claro, pero en definitiva hay una opinión diferente, UPM de un lado, los sindicatos del otro, y nosotros en nombre de las empresas, tal vez más cerca de UPM que de los sindicatos. Y esas cosas son las que van a definir si la obra se hace o no, hay que ver qué pasa con el ferrocarril, si no hay ferrocarril, no hay planta.
- ¿Cómo ha sido en estos años de su presidencia el relacionamiento con el SUNCA? Gremio fuerte que ha conseguido importantes conquistas como el más reciente de la ley de responsabilidad penal empresarial
– Ese tema de la ley de responsabilidad penal empresarial se la pregunta a los senadores del Frente Amplio, no me lo pregunte a mí. Los senadores del FA cuando Oscar Andrade rodeó el Palacio, cambiaron el voto y la votaron. Es así. La historia a mí no me la cuentan, yo la viví. Entonces, yo de la ley de responsabilidad penal empresarial no voy a hablar, ya di mi opinión, estamos en contra. Pero las leyes después que están votadas se aplican, y cuando se aplican yo tengo que generar los instrumentos para que las empresas puedan manejar algo que es muy complejo de la mejor forma posible, es lo que hemos hecho.
- Bueno, ¿pero cómo ha sido el relacionamiento de la Cámara con el SUNCA?
– Agarré la presidencia de la Cámara en abril del 92, en mayo del 93 empezó una huelga de 83 días que dejó daños enormes al país, a la industria, a nuestros clientes, a los obreros, a sus familias y a las empresas. Los daños fueron monstruosos, usted no tiene ni idea del daño que se hizo, yo la viví y la lección mayor que me dejó la huelga es que debíamos hacer lo posible para evitar otra. No la he rehuido, y no la rehúyo, pero si puedo evitarla la voy a tratar de evitar. Una huelga en la industria de la construcción genera daños enormes.
No fue fácil en ninguno de los tres rubros que le dije. Si usted mira el déficit fiscal del gobierno del doctor Lacalle, el único año que tuvo superávit fiscal fue el año de la huelga, porque la obra pública se paró toda, las obras privadas de vivienda se pararon casi todas, y las obras de ingeniería que eran pocas en ese momento también se pararon. Siguió la obra subyacente, la obra de reforma, la que se hace sin BPS, sin nada, porque igual se vendió el 40% de cemento portland y se vendió el 32% de hierro. Quiere decir que hubo parte de la gente que estaba en actividad normal, pasados los primeros 15 o 30 días agarró changas, y punto. En todo el país pasó esto.
- ¿Es cara la construcción?
– A ver, Uruguay está caro, no la construcción. Para que el país deje de estar caro tienen que pasar por lo menos dos cosas, el dólar tiene que seguir subiendo, eso va en contra de la gente que quiere hacerse una casa, porque recuerde que la gente no gana en dólares, gana en pesos y tiene menos chance de comprar dólares.
Eso por un lado, y por otro lado, las cosas que vende el Estado, son caras. El cemento portland cuesta 132 dólares. Usted va a Brasil, a Paraguay o a Argentina y cuesta entre 80 y 90 dólares. ¿Por qué es eso? A mí no me pregunte, yo no fabrico el cemento portland. Ahora, pregúntele a ANCAP y a la Compañía Uruguaya de Cemento, ¿por qué hacen eso? Porque es un mercado chico, porque tienen un acuerdo por el cual si ANCAP no vende la Compañía Uruguaya de Cemento le paga la diferencia y los dos se quedan con un porcentaje equis del mercado, o cosas por el estilo.
¿Qué pasa con la energía eléctrica? ¿En Uruguay es barata? Para usted o para el señor de la estación de servicio o para el señor que tiene una fábrica que hace vasos o para el constructor, ¿es barata? No, para nadie es barata.
Los vehículos, ¿son baratos? Vengo de un viaje a Perú hace menos de una semana y me quedé sorprendido con los precios de los vehículos. Salen el 60% que acá, y tienen una maquinaria de la gran siete. Ahora, ¿por qué salen el 60% de los de acá? porque hay que mantener al Estado, y el Estado cuesta plata, y esto no son males que haya generado el FA, aclaro, son males que vienen de antes, pero nadie los corrige.

Publicado en - Especiales del año, ¡Feliz Día de la Construcción!Comentarios (0)

Tapa

Publicado en ¡Feliz Día de la Construcción!Comentarios (0)

Alejandro Machiavello Zunini, constructor

“Cuando uno ama lo que hace, no encuentra las dificultades, encuentra oportunidades”

Desde muy pequeño, Alejandro estaba decidido por su futuro: iba a ser Constructor.
Termina el bachillerato e inmediatamente, se vuelca a la tarea de los estudios que lo llevarían por ése camino.
Incluyendo los de Arquitectura, de solamente  un año, ya que  se dio cuenta que lo que le gustaba, era ejecutar el trabajo y no tanto, el diseño.
Su papá camionero y su mamá maestra, pero por parte materna su abuelo y amigo, como él le llama, era el constructor de sus propias casas.
Eso lo llevó más rápido de lo que pensó, a comenzar su camino en lo que es hoy, su gran tarea.Alejandro Machiavello
Todo su desafío, volcado aquí:
“Cuando comencé a trabajar, fue haciéndole algunos arreglos en la casa de mi abuelo Jorge (pebete) Zunini.
¿Y cuando comienza tu carrera comercial?
Estaba trabajando en el supermercado de mi tío Zunini, en El Zuni y también en una empresa de Montevideo que hacia el marketing de Colgate. Eso ayudaba a solventar mis gastos, para cumplir el sueño de recibirme, que fue a los 23 años.
Con las ilusiones de ése momento, pero sin nada.
Éramos cuatro compañeros que estudiamos juntos y todos comenzamos a tomar trabajos de los familiares. Un arreglito de techo, baños, cocina, etc.
Y como mi abuelo tenía algunas propiedades, la misma inmobiliaria que administraba, estaba con un problema en un techo que nadie lo podía arreglar. Lo hicimos nosotros, la clienta de la inmobiliaria, quedo conforme y así comenzaron a darnos trabajitos allí.
Nos fuimos abriendo camino, haciendo contactos con arquitectos que nos fueron pidiendo cotización y cada vez, comenzamos a hacer obras más grandes.
¿Cómo es tu despegue solo, como empresario?
Instalé mi escritorio en casa de mis padres, junto a mi amigo, Mauricio Silea que se recibió y aun sigue trabajando conmigo.
Con muchos miedos, inquietudes, pero cuando uno está decidido, va para adelante.
En el año 2007 hice mi primera casa y actualmente, llevamos unas cuantas.
Hace cinco años, conformamos una sociedad con el arquitecto Juan Pablo Bartaburu, quien hace el proyecto y yo construyo, desarrollando construcciones, junto a inversores que nos apoyan.
¿Llevan obras de grandes envergaduras?
Nuestro comienzo fue con dos casas de familias, luego hicimos el Edificio Cervantes de catorce apartamentos. Actualmente estamos en la tarea del edificio García Lorca, en la costanera y seguimos. Pensando en el tercer edificio pronto a concretar.
¿Fue difícil la inserción en el medio?
Creo firmemente, que todo se fue dando.
Uno lo hace con tanto gusto, que si había dificultades, no las vi. Trabajamos con mucho entusiasmo y responsabilidad.
Cumpliendo con el cliente, dando la cara, para resolver todas las dificultades que se puedan llegar a presentar.
Poniéndole mucho amor a todo lo que hacemos, porque fue lo que sentimos desde el principio, cuando nos inclinamos por esta profesión.
Esta a la vista, cuando apreciamos que los clientes llegan por recomendación. Los arquitectos me han llamado, y me vuelven a llamar.
A veces perdemos alguna obra, pero ganamos otra.
¿Cómo ves la situación de la Construcción hoy?
Es un bajón un poco en general, trabajando al cincuenta por ciento, pero esperando que pase este chaparrón.
Hay dos cosas a destacar en la Construcción.
Muchas personas, a partir de esta fecha, desean terminar el año con sus cosas arregladas, diferentes aspectos del hogar, en orden.
También está el otro sector de la población, con obras medianas y grandes, que tienen otro ciclo.
Que no le importa en la época del año en que se encuentre, como para iniciar su casa o como en este caso de emprendimientos en apartamentos, que no tiene que ver con una etapa, tal vez tiene que ver con la economía general, mirando si hay dinero en el mercado, porque el que lo tiene, lo adquiere.
¿Trabajas en toda la región?
Si, generalmente trabajamos en el interior de nuestro departamento y en toda la región, además con trabajos en Punta del Este, Montevideo, Paysandú
¿Está caro para construir?
Si, ahora el dólar, sube y baja.
Entre la mano de obra y el BPS, se lleva un cincuenta por ciento de la obra y eso ha subido en los últimos años, incidiendo bastante, en el costo de la construcción.
Hay mucha gente que tiene dinero, pero está esperando para comprar o construir, viendo que pasa con el dólar, eso frena a toda la construcción.
Pero yo soy optimista por naturaleza. Y pensamos seguir apostando a nuestro trabajo y en nuestra gente.
En nuestro escritorio, se siguen recibiendo proyectos. Ha bajado el interés, pero de todas formas, estamos presupuestando, reformas, construcciones de viviendas y demás.
¿Qué encontraste en todos estos años de trabajo?
Cuando uno ama lo que hace, no encuentra las dificultades, encuentra oportunidades.
Tal vez cosas que no sean buenas pero las utilizamos para crecer. Y las buenas lógicamente nos llenan el corazón y el alma.
Pero si miro para atrás, lo único que veo son satisfacciones y un aprendizaje inmenso.
No lo siento que haya sido dificultoso, porque las cosas se fueron dando y fue muy placentero.
¿Te acompaña tu familia en lo que es tu trabajo diario?
Si. Mi familia es incondicional, compuesta por mi esposa Sofía, que es mi gran apoyo y me ha acompañado mucho durante estos diez años que estamos casados y por mis hijos Joaquín, Matilde y Tomás. Ellos son mi motor.
Disfruto mucho con ellos. Tengo la suerte de trabajar acá en Salto y el privilegio de todos los días almorzar y cenar con ellos.
Y antes de acostarme, leerles un cuento, rezar juntos, tomando conciencia de que hay que aprovechar el tiempo que pasa muy rápido.
Mis padres Juan y Nury, también han sido mi apoyo en todo momento.
¿Cómo te consideras?
Es difícil autoevaluarse, pero trato de ser justo, paciente, tolerante. De siempre esperar y no juzgar.
Con mi familia, me considero responsable, tanto con mis hijos, como con mi señora.
Somos todos compañeros, compartiendo cosas con una familia bien unida y tratando de transmitírselo a nuestros hijos, ya que es como herencia de mi abuelo.
Todos los sábados, desde su época, el se encargaba de reunir a treinta personas y aunque ya no están, lo seguimos haciendo.
¿Un sueño?
Seguir por este camino creciendo, y deseando lograr un reconocimiento por las cosas que estamos dejando.
Vaya mi agradecimiento a los clientes, que siempre nos han apoyado en la tarea de construir hogares, a arquitectos, amigos y a las familias.
Mantener esta familia hermosa que tenemos y que nuestros hijos crezcan en un ambiente familiar, basado en el amor, juntos.
Para finalizar, un saludo a los colegas, con los cuales, tanto compartimos y deseamos seguir haciéndolo.

Publicado en ¡Feliz Día de la Construcción!Comentarios (0)

Elías Perdomo, presidente de SUNCA

SUNCA, es una Organización activa, que pretende sin dudas, satisfacer las necesidades de su gran familia. En una lucha constante, es que muy seguido se encuentra realizando convocatorias y marchas, con la idea de mejorar, en cierta forma, la calidad de vida y laboral de su gente.

Dialogamos con su presidente, Elías Perdomo, para que nos informe de algunas actividades a cumplir:
“Nosotros como Sindicato, podemos apreciar, que viene bastante complicada la actividad laboral, en un año de consejos de salarios.
Sabemos que el sindicato ha realizado algunas movidas y justamente se está planificando el paro nacional de 24 hs para el interior, del dia 27 de Octubre.
¿Cuál es el fin?
Realizaremos la concentración en el Obelisco a Rodó y llegaremos hasta las cámaras empresariales para darle más
empuje y para que los empresarios tomen conciencia de que el SUNCA, no está quieto. Peleando justamente por lo Elias Perdomo SUNCAque es nuestro consejo de salario.
Este año, comenzamos con lo que fue el Congreso con menos de veinte mil trabajadores en la Industria de la Construcción.
Que nos llegue la desocupación, cuando estamos acostumbrados a tener por lo menos una recuperación salarial desde el último beneficio que obtuvimos del convenio realizado, que fue excelente.
¿A qué se debe?
Es la misma situación.
Había repuntado, pero luego de lo que fue el proceso de las elecciones partidarias, aunque siga el mismo gobierno, venimos desde el año pasado a la fecha, por un mal momento que nos ha golpeado.
Lo mismo ha pasado con sectores de otros gremios, con todo lo que esto acarrea.
¿La Industria de la Construcción es un eje principal dentro de la economía?
Por el movimiento que genera nuestra industria, me parece que no hay otra igual.
Habiendo bastante trabajo, le da movimiento al mercado, asi sea al almacén, tiendas y demás.
Nosotros no somos personas que guardemos dinero en un banco. Vivimos dia a dia con ese dinero, intentando realizar mejoras para la familia.
Debemos destacar el hecho, de que el obrero de la Construcción, no está solo en esto. Esta toda su familia dependiente y que cada véz que cae la industria, repercute en toda la sociedad.
¿Existen logros obtenidos últimamente?
Les pedimos a los trabajadores y a la población en general, reivindicando, lo que para nosotros entendemos va a ser importante, que los logros que hemos conseguido, lo sigamos defendiendo.
En cuanto a beneficios adquiridos, se encuentra la hora por lluvia, (seguirla ampliando), el tique de alimentación, que cuando comenzamos con el convenio fue con treinta pesos y hoy está en noventa, pero creemos que asi mismo es poco.
El sistema de la Industria de la Construcción, es problemático. Cada véz que crece la cantidad de inversión, en cuanto a tiempo es mucho menos.
Por ejemplo, una obra que un empresario disponía de seis millones de dólares anteriormente, se la realizaba en tres años, hoy se la está realizando en un año y medio.
Al achicar el tiempo de obra, tenemos menos tiempo de trabajo.
¿Por qué sucede?
Por la incursión de nueva tecnología.
Además, anteriormente se realizaba una obra de manera tradicional y hoy se utilizan otros métodos, que la agilizan y nos quitan mano de obra.
Por ejemplo saldrá muy pronto un plano de un complejo de cincuenta viviendas, la van a realizar en un año y medio, pero con materiales de yeso o isopanel.
Un trabajo que se hacía con diez personas, hoy una máquina lo hace con una sola.
¿Cuáles son los pasos a seguir?
Seguir ratificando las conquistas del sindicato.
De allí, con lo que quiere hacer la cámara empresarial, quitándonos conquistas, estará la lucha de compañeros que estuvieron desde el comienzo dentro del sindicato.
Nuestra tarea además, es seguir concientizando a la sociedad. Porque aunque mucha gente, no dependa de la Construcción, le debe interesar el tema, porque mueve a todo el comercio.
¿Se han sumado compañeros?
Si, debemos reconocer la presencia de muchos compañeros nuevos que se han adherido al sindicato, durante la dirección anterior y la presente.
¡La vida que eso le dio al mismo!
Porque siempre están apoyando, no solamente a la dirección, sino a la herramienta del Sindicato, que es lo único que lo va a defender.
Los empresarios, se defienden entre ellos y nosotros junto al Sindicato.
Es el mensaje que les queremos hacer llegar a todos los compañeros, en todo lo que es obra.
Para que entren en conciencia, porque lo estamos demostrando con hechos, de que lo que hacemos como Sindicato, sirve.
Por eso lo vamos a seguir ampliando en un futuro.
¿Se siente inseguro un trabajador de la Construcción en estos momentos?
Exactamente.
Marchaba todo bien, hasta las últimas elecciones, porque el mismo gobierno que en el convenio anterior, trató de controlar las negociaciones colectivas, hoy, está queriendo avanzar entrometiéndose en las dos partes, empresa –trabajador.
Nos pone pautas, en cuanto a la inflación.
Tendremos que seguir defendiendo nuestras conquistas, sin tocar la ley 14411 de aporte unificado, ni cómputos y licencia del salario vacacional.
Que para nosotros es una perdida notoria.
Hay mucho tema para poder hablar, pero es por eso que el dia 27, seguiremos ratificando y defendiendo la conquista y organizando la plataforma reivindicativa para el próximo convenio, que no puede pasar de el mes de noviembre.
Le queremos decir a nuestros compañeros, que el convenio sigue vigente, hasta que se apruebe el otro, a pesar de haber caído en setiembre. Y que no perdemos nada, absolutamente.
¿Qué función cumple la familia del trabajador en SUNCA?
Es fundamental en todo sentido, es nuestro gran apoyo.
¿Tres puntos claves que el Sindicato necesita?
*El convenio nuevo.
*Que hayan más inversiones públicas.
* Que la sociedad se dé cuenta de lo que es hoy el Sindicato.
Y que la industria de la Construcción sea mejor para todos.
Tanto para el empresario, como para el obrero, porque dialogando, es que se construye todo.
Enviamos un especial agradecimiento a diarioEL PUEBLO, ya que para nosotros es muy importante este espacio.

Publicado en ¡Feliz Día de la Construcción!Comentarios (0)

Atilio Antenor Minervine Cardozo – “Tilo”, empresario.

“Cuando uno trabaja en lo que le gusta y quiere, nunca le va a ir mal”

Tilo Minervine, funda su empresa en el año ´80.
Tenía veintidós años, cuando decidió abrirse camino ya que trabajó desde muy niño con su padre.
Hoy, recoge los frutos de un gran desafío que se planteó, para encontrarse más tarde con muchas satisfacciones.
Asi dialogamos con Tilo:
“Me abrí camino mediante el apoyo de mi padre, que teniendo una fracción de unas hectáreas de pedregullo, que todavía conservo, en la Zona de Nueva Hespérides, me las cedió para poder trabajar.Tilo MInervine
¿Cómo fueron esos comienzos?
Tenía solamente un tractor con pala cuando comencé.
Con las cavas en pedregullo y arena, sin lograr obtener la arena fina, como para terminación de obra, ya que no hay yacimientos para ello.
Cuando comencé, realizaba todo el proceso lavando con mucha dificultad y por allí se lavaba durante dos días, haciendo un poco de cada material y tenía que parar, porque no había más dinero para seguir.
Esperaba alguna solicitud, para poder hacerlo. Nadie recurría a mi, porque nadie me conocía. De eso hace treinta y seis años.
Hubo momentos difíciles en el comienzo, fueron siete años, bien complicados y luego todo comenzó a funcionar, pero el año de mi “despegue”, fue en el ´87. La gente a conocerme y yo a vender mucho más.
¿El trabajo, es muy complicado?
Hay una maquina (pala cargadora articulada)en la cantera, que es la que carga al camión.
Como las canteras de pedregullo son livianas y no apretadas, es fácil de cargar los camiones. A no ser que exista otro tipo de material, que es donde se necesita una excavadora, que al pasar los años y hoy por hoy, trabaja mucho mas rápido, con menos consumo, simplemente porque se encuentra parada trabajando.
¿Cómo es el proceso del material, para salir a la venta?
Luego de que la maquina cargue en la cantera al camión, acarrea éste el material, hasta el lavadero, deposita el contenido en una tolva (Tina) y allí se mezcla con agua que por desnivel, va a la clasificadora (vibradora).
Anteriormente, se lo hacía con un cilindro que giraba lentamente, clasificando.
Luego llegaron innovaciones, como la vibradora, con mucho más rendimiento y en menos tiempo.
Cuando sale del lavado y clasificado, vuelve el camión abajo, y va amontonando por categoría, en sus lugares correspondientes, el material número uno, dos y tres, el descarte por otro lado y la arena de hormigón la sacan unos extractores de arena que tenemos, separando el agua de la arena.
Conté con la ventaja de tener una especia de padrino, don Luis Baldassini, que tenia lavadero antes que yo y el me enseñó no solo a hacer las mezclas de arena, sino la limpieza.
¿A qué le llama un material de calidad?
En este caso, los pedregullos de Salto, son todos iguales.
Asi sea el mío, de Bisio o Cujó. Lo que si tiene variación, es en mi arena. Porque tiene doble lavado y en otro lado no lo realizan. No se por que.
Mi cartel de presentación, es la arena.
¿Cuántos proyectos se han concretado con su empresa?
Una de ellas, fue Caputto.
Cuando llega Uruguay Betón, una empresa hormigonera de origen español, estaba trabajando con Cujó y como era mucha la demanda, el mismo Cujó se encargó de llevarlo a mi lavadero y levantaron de allí, el material faltante para su obra.
A partir de allí, llego el Shopping, la Universidad, la planta de OSE nueva y el ensanche de los puentes: Daymán y Guabiyú.
El puente de Valentín grande, lo realizamos junto a Eduardo Álvarez de Montevideo.
En ésa época estaba la crisis del 2002 y sinceramente yo no la sentí, porque esas obras llevaron mucho material.
¿Ya había competencia en sus comienzos?
SI, estaba Bisio, que ya contaba con una vasta trayectoria en el medio y Baldassini.
Y al poco tiempo de mi comienzo, Baldassini no trabajó más y le vendió sus instalaciones y sus terrenos a Bisio, quedando los dos en el medio.
¿Cómo ve hoy a la competencia?
Creo firmemente que competencia, no hay.
De hecho, cuando Bisio necesita arena para alguna obra puntual, al igual que Cujó, que actualmente también tiene su lavadero, la levanta en mi empresa.
Asi que de ninguna manera hay competencia.
Y lo más importante, mantenemos una muy buena amistad con las dos empresas mencionadas.
¿De dónde proviene la demanda mayor?
Desde mi comienzo, obtuve mucho apoyo de los particulares.
Luego llegaron las grandes empresas a solicitar el servicio, pero los que realmente me apoyaron, fue la población en general.
De hecho esta entrevista, se presta para agradecer a toda la gente que apoyó, desde aquel tiempo hasta hoy.
Tengo la satisfacción de que la gente que comenzó conmigo, en su gran mayoría, todavía sigue llamando y solicitando el material.
Es por ello, que cuando tenemos que colaborar con Instituciones o alguien en particular, no lo dudamos.
Como han sido Escuelas, Liceos, jardines con areneros, también a Instituciones como la de Cáncer, que si bien a veces, llaman y piden, se accede tranquilamente, porque es una forma de retribuir a la sociedad, todo lo que nos brindó.
¿Cómo ve la situación de la construcción actualmente?
Es lo que más mueve a nivel comercial.
Y la cantidad de gente que depende de ella, es impresionante. Puedo decir, que desde noviembre del año pasado a la fecha, ha mermado en más de un sesenta por ciento de la venta.
Si bien las obras no se encuentran paradas del todo, pero con muy poco movimiento.
Por eso pienso que el gobierno, en estos tiempos de crisis, tendría que bajar los impuestos de construcción, para que la gente que tiene dinero sin mover, se arriesgue a colocarlo en obra, que lo beneficiaría al mismo gobierno. Ya que éste, necesita realizar viviendas para la gente que no tiene.
Está cada véz, está “exprimiendo” al trabajador y es lo más lamentable.
¿Con que disfruta?
Con la familia, con mis tres hijos y seis nietos, la más grande con 18 años.
Últimamente he viajado, pero reconozco que me siento bien acá en Salto.
Cuento además con un espacio en el campo, que es todo mi disfrute.
Es más, mi idea no era la del lavadero desde un comienzo como fué, era el campo. Pero de todas formas, me gustan las dos cosas, disfruto con ellas y cuando uno trabaja en lo que le gusta y quiere, nunca le va a ir mal. Porque uno lo hace con ganas y de corazón.
A mí me gustan las máquinas, los fierros, el ganado y las ovejas.
¿Tiene planes?
El único plan que tengo, es poder aguantar, sin mandar a nadie de mis colaboradores al seguro de paro y que pueda seguir trabajando, aun sin tener ganancias. Como de noviembre a la fecha.
Pero si hacemos un balance dentro de los últimos diez años, fue de bonanza y si tenemos que aguantar dos años, vamos a aguantar. Ya vendrán tiempos mejores.
¿Desea enviar un saludo a la gran familia de la construcción?
Mas que un saludo a los trabajadores de la construcción, quisiera enviar un agradecimiento muy grande a la población de Salto, que fue en definitiva, la que me ha llevado al lugar en donde me encuentro.

Publicado en ¡Feliz Día de la Construcción!Comentarios (0)

Sandra Costa y Valentina Sosa

Presidenta y Secretaria respectivamente en Cooperativa de Viviendas COVIGUS, grupo unido de Salto

Como una asignatura pendiente, ambas, buscaban junto a un grupo de personas, que hasta hoy las acompañan, realizar con sus propias manos, su hogar.
No era poca cosa.
En la actualidad, ya asesoradas, con trámites bien adelantados y todo el empuje y las garras que siempre tuvieron por conseguir su inmueble, siguen a delante.VAlentina y Sandra Cooperativa

Están a un paso de lograrlo y asi, nos lo narraban:
-Valentina: La Intendencia realizó un llamado, para Cooperativas de Viviendas, en octubre del año pasado.
Nos presentamos en forma individual y es la Intendencia la que se encarga de organizar a los grupos, por zonas.
La primera reunión, fue el 24 de febrero de 2015, donde pedían los primeros datos.
Luego tuvimos unas cinco reuniones, donde nos asesoraron y teníamos que buscar un IAT (Instituto de Asistencia Técnica), que cuenta con diferentes profesionales como: Arquitectos, Contadores, Trabajadores Sociales, etc., votamos y nos decidimos por uno.
¿Con cuantas personas se conformó el gripo?
-Sandra: con cuarenta.
Comenzamos a trabajar con la Trabajadora Social y enseguida a realizar talleres, como para conocernos un poco, realizar actividades y recaudar fondos.
Pero para ello, teníamos que conformar una comisión fomento, que organizara las actividades.
Organizamos una comisión provisoria y cuando nos organizamos mejor, fue que elegimos realmente a la comisión actual, formalmente el dia 5 de setiembre, rigiendo ésta por dos años.
¿Cuántas comisiones rigen en la Cooperativa?
La Directiva, con cinco integrantes y cinco suplentes, Comisión Fomento y una Comisión Fiscal.
¿Cuáles son las actividades con el fin de recaudar fondos?
-Valentina. Fueron varias.
En principio eran todos los domingos, con venta de pollos, milanesas entre otras y actualmente, variamos, como para que el cliente no se aburra.
Optamos, por subir un poquito la cuota mensual de los afiliados, y hacer dos actividades al mes.
Como nos estamos reuniendo los lunes cada quince días y en la primera del mes, comisión fomento nos lleva un calendario de lo que tenemos que vender.
¿Cuál es el fin del dinero recaudado?
-Sandra: pensamos que debemos tener un fondo, para lo que se necesite.
Por ejemplo, tenemos que comprar timbres, para la UR, para poder inscribir a los socios en el BROU, para abrir una cuenta.
-Valentina: para mi tiene dos fines: el económico, el recaudar y el otro es un poco social, dependiendo de la actividad.
-Sandra: Para la compra del terreno, que si no hubiésemos trabajado como lo hicimos, hoy no tendríamos un determinado monto de dinero para señarlo.
¿Necesitan una personería jurídica?
-Valentina: si, ya contamos con ella.
-Sandra: La conseguimos rapidísimo, porque según la asistente social, que ya tiene experiencia con otras, pasó, porque estamos trabajando bien.
Hacemos actividades, somos cumplidores y responsables.
Porque aunque seamos gente trabajadora, luchamos todos por un mismo fin.
¿Con cuantas personas piensan que se va a hacer realidad su sueño?
-Valentina: Lo sabemos, porque ya la cerramos con treinta personas.
Según la Escribana, hasta con quince personas, podía mantenerse la Cooperativa, pero comenzamos con treinta y cuatro y se fueron cuatro.
Decidimos quedarnos con treinta personas, porque el número era lindo y estaba bien con esa cantidad.
Pero de todas formas, a partir de aquí si alguien decide retirarse, haremos un llamado por los lugares que queden sin ocupar.
-Sandra: lo lindo que tiene esta Cooperativa, es que todo se resuelve por votación y no hay lugar a la disconformidad.
La ayuda de la Asistente social es fundamental. Y como todos somos distintos, debemos buscar la manera de llevarnos bien.
¿Actualmente, en que etapa están?
-Valentina: en la búsqueda de terreno.
Porque si vamos por orden, lo primero que hicimos fue lograr la personaría jurídica, que para nosotros fue muy rápido, inscribir la Cooperativa en BPS y ahora comprar el terreno.
Lo que sigue ahora es abrir la cuenta en el BROU.
¿Ya sueñan visualizando la casa?
-Valentina: es que el dia que discutíamos donde iba a ser el terreno, ya sabíamos cómo iba a ser la casa. Le dijo al arquitecto Sandra (sonríe): de dos pisos, con living y cocina comedor, dormitorios y baño arriba.
¿Qué se siente saber que están a un paso de conseguir el sueño?
-Sandra: ¡hay que ver las ganas que tiene el grupo!
Nos dice la Asistente, que hay que traer algún documento y enseguida te das cuenta de que todos tren lo que hay que traer.
Es por eso que va todo tan rápido, porque todos cumplimos.
¿Cuánto tiempo lleva la obra?
Un vez que nos entreguen el dinero, en un año y medio, debemos terminarla.
Si nosotros presentamos la carpeta en diciembre del año que viene, de allí, cuando salgamos sorteados y para presentar el proyecto, debemos tener el terreno, que no debe tener un valor más elevado al diez por ciento del préstamo.
Se necesita hacer el anteproyecto, para entrar al sorteo del Ministerio, para conseguir el préstamo.
Si al tercer sorteo no salimos sorteados, nos lo tienen que dar el préstamo automáticamente.
Pensamos que lo vamos a obtener en diciembre del 2018 y para el 2020, ya estaremos inaugurando el complejo.
¿Un mensaje a la población a que se anime a una vivienda por ayuda mutua?
-Sandra: lo que les podemos decir, que para el pobre como nosotros, es la única manera. A no ser que saque una lotería.
Siempre nos va a salir más barato, porque la trabajamos nosotros mismos. Y en el caso de nuestra Cooperativa, tenemos gente de todas las edades y es toda una experiencia, por las distintas formas de pensar.
-Valentina: Yo lo miro, como persona joven y que aun no tengo hijos, es la única forma, luego que uno obtiene una profesión. Porque me parece, que como solución habitacional, es la única forma.
En mi caso que ya dejé de ser estudiante, pienso que todos los jóvenes se tienen que animar a buscar su casa. Más aún, cuando hay energía y ganas para hacerlo.

Publicado en ¡Feliz Día de la Construcción!Comentarios (0)

Gustavo Carballo, empresario

“En los  proyectos, tenemos que ser prudentes, pero muy positivos”

Con una vasta experiencia en el tema inmobiliario, la familia Carvallo, sigue tan entusiasmada en diferentes proyectos, como al principio de su larga trayectoria.
Son incontables, los diferentes emprendimientos que están llevando adelante, que nos hace sentir a los salteños, orgullosos de que lo realicen en nuestro medio, incluso en un futuro, con inversores extranjeros, que se animan a apostar en un departamento pujante y turístico como el nuestro.gustavo carvallo
Agradecemos el tiempo y las palabras vertidas en esta entrevista a Gustavo Carballo, para ponernos al tanto de sus desafíos y realidades:
¿Cómo es que paulatinamente se comienzan a concretar los proyectos?
Comenzamos hace cuatro años, con el proyecto y actualmente la concreción, del Edificio Costanera. Ubicado en calle Artigas, con salida por Colón.
Un proyecto llevado a cabo por las familias Cujó y Carballo, apuntando a un edificio residencial. A personas, con un nivel adquisitivo medio-alto. Para esa gente que la casa le quedó grande y buscaba confort, seguridad y un buen lugar para vivir.
¿Por qué esa ubicación?
Porque conjugaba con todas esas cosas necesarias.
Un lugar excepcional, frente al río, con la ventaja de estar a pasos del centro.
Un lugar único.
Posiblemente, en aquel momento no era la mejor elección, pero de todas formas, tomamos los riesgos y por suerte las personas nos acompañaron. Entendemos que fue nuestro primer emprendimiento y exitoso, dándonos un poquito de fuerza para seguir adelante con otras ideas, que teníamos.
¿Siempre estuvo la idea de llevar a cabo estas construcciones?
Con mi hermano Álvaro, siempre estuvimos realizando construcciones pequeñas, reformando casas y vendiendo, con más de treinta años en nuestra empresa familiar.
Siempre en mí, estaban las ganas de realizar éstos proyectos y se fueron dando, porque con la familia Cujó, somos amigos de más de veinte años y ahora están trabajando los hijos, con los cuales mantenemos una excelente relación y muchas ganas de hacer cosas juntos.
¿Cuándo se concreta el segundo proyecto?
La experiencia del edificio Costanera, nos guió, para darnos cuenta de que había mucha gente interesada, pero no tanto para vivienda permanente como residencia propia, sino que aparecieron inversores, que les interesaba le bridaran una rentabilidad.
Entonces es allí, que se comienza con Edificio Guaraní, en Termas de Daymán. En un terreno que teníamos hace años comprado por las dos familias.
¿Cuál es el éxito para estos proyectos?
El secreto de cualquier éxito de un proyecto inmobiliario, es la ubicación.
Siempre pensamos que el proyecto de Edificio Costanera, tal vez si lo hubiésemos realizado dos cuadras más abajo o más arriba, no había tenido el éxito que tuvo.
Es un punto estratégico.
Y Guaraní Termal, tiene al lado a termas privadas de Agua Clara, teniendo un valor agregado.
Realizamos un convenio con esta firma, donde le compramos agua termal.
O sea el proyecto de apartamentos, tiene agua termal propia, siendo el único a nivel nacional, que lo tiene.
Independientemente que Termas municipales estén a doscientos metros, es un proyecto distinto.
Son cuarenta y cinco apartamentos, con sus respectivos propietarios. Con la posibilidad de disfrutarlo con su familia o también en el tiempo que no lo usa, por medio de Inmobiliaria Larrañaga, que instaló una administración allí, generar una renta, por día o por año.
¿Fue toda una experiencia?
Si, es un proyecto muy diferente de lo que existe hoy. Hasta fue una experiencia nueva para nosotros. Y ya cumplimos un año en Agosto.
Hoy te diría que comenzó a funcionar de tal forma, colmando nuestra expectativa.
¿Continuaron los desafíos?
Si, entre un grupo de las dos familias, e inversores que no son de Salto, el Edificio San José, en Artigas y Juan Carlos Gómez. Se encuentra éste en un setenta por ciento de avance en obra y con un ochenta por ciento de la venta realizada.
Con una finalización de obra, para abril de 2017.
Y volviendo al inversor, vemos que hay mucha gente con ganas de invertir, buscar rentabilidad y aquí se vuelve repetir, lo que hoy hablamos. El lugar.
Donde tiene a la plaza Treinta y Tres enfrente, en pleno centro y a una cuadra de la Costanera. Son veintisiete apartamentos, de un dormitorio.
Con gente que compró en el Guaraní Termal y nos decía: “que pena que no hay nada parecido en el centro de la ciudad, porque me podría llegar a interesar, con similares características”.
Eso ayudó a que termináramos con el Guaraní y saliéramos pronto con el San José.
¿Quiénes dirigen dichos proyectos?
Nuestros edificios, están siempre dirigidos por los Arq. Fernanda Cujó y Richard Filipov , es un estudio de Arquitectos que trabajan muy bien.
¿Quiere decir que las sugerencias brindan una demanda?
Es que al inversor, uno lo va siguiendo y así vamos edificando.
También está la confianza. Porque los compradores, están apostando al grupo, a medida que se le va mostrando que uno comienza y termina las obras.
¿Cuándo es el momento de vender?
Nosotros realizamos una preventa, cuando estamos con el proyecto armado.
Cuando salimos al mercado, con el cartel de que el edificio está en ejecución, ya tenemos gran parte del proyecto vendido.
¿Existen extranjeros con miras de invertir?
Si, los hay y nos han a acompañado en algunos proyectos también, fuera del país.
¿Hay planes para una meta próxima?
Sí, al concretar el San José, surgió la posibilidad de salir con un proyecto cerca de la Universidad: Edificio Regional, a media cuadra de la Universidad, en calle Rivera 1260.
Allí son veintiún apartamentos de un dormitorio y en el subsuelo hay uno de dos con miras de una finalización de obra, a fin de Octubre de 2017.
También está marchando la idea de un segundo edificio que se llamará Regional 2.
Además surge un proyecto que próximamente lo llevará adelante mi hermano, con las dos empresas, como hasta ahora, en calle Viera y 19 de Abril.
Estamos muy contentos y agradecidos con el apoyo de empleados, del grupo humano que se encuentra detrás de esto, Inmobiliaria Larrañaga y empresa Cujó y con todo el mercado de Salto.
¿Un mensaje?
Nuestro referente en todo lo que hacemos, es mi padre. Es quien nos sugiere que vayamos un poco más suave, tranquilos.
No estamos en un buen momento en el país y en la Construcción, pero de los errores y la experiencia vamos aprendiendo. Creemos que en los proyectos, tenemos que ser prudentes, pero también muy positivos.
Les envío a todos los constructores y promotores inmobiliarios que estén en el rubro de la construcción, un muy próspero 2017, les deseo lo mejor. Que esto mejore, porque es fundamental que este rubro este siempre presente.
La Intendencia está trabajando, se nota el cambio y hay que destacarlo, con el apoyo además, que brinda a los empresarios.
Salto como ciudad turística, tiene mucho por hacer y para brindar. Tenemos que apostar a ello.

Publicado en ¡Feliz Día de la Construcción!Comentarios (0)

El tiempo


  • Otras Noticias...