Comercio fronterizo con Brasil advierte del serio riesgo de la inminente pérdida de miles de puestos de trabajo y cierres de empresas y comercios uruguayos

Entrevista a Alfredo Freitas y Nicolás Sant’Anna

Los Centros Comerciales uruguayos y argentinos están movilizados ante el inicio de un nuevo sistema comercial en Brasil conocido como “lojas francas”, por el que las economías de los departamentos uruguayos y de sus vecinos inmediatos, entre los que se encuentra Salto, se verían duramente resentidas. EL PUEBLO dialogó con los presidentes de los Centros Comerciales de Bella Unión, Alfredo Freitas, y de Salto, Nicolás Sant’Anna, para comenzar a conocer y tratar de comprender las implicancias económicas que traería aparejada la implementación de este nuevo sistema tributario brasilero.

- Hay importantes proyectos de inversión en Brasil en la frontera con nuestro país que podría incidir en forma directa con nuestra economía, ¿de qué se trata?
Freitas- Se trata de una ley brasilera que se planteó en el 2012, fue aprobada en el 2014 y ahora en marzo de este año se reglamentó. O sea, es algo que ya existe y que está en vigencia. No empezaron a funcionar aún las “lojas francas” porque dentro de los requisitos, todas las empresas necesitan tener un software que todavía está en etapa de prueba.Alfredo Freitas y Nicolas Sant Anna

- ¿Qué es una “loja franca”? Literalmente sería una “tienda” libre.
Freitas- Eso se vendió a Uruguay como free shops espejo del lado brasilero, ¿por qué digo que se vendió? Porque nuestras autoridades se preocuparon por lo que le podía afectar a nuestros free shops, pero en ninguna parte de la ley brasilera dice free shop, dice “loja franca”, que es un nombre que ellos utilizan para permitir impositivamente que empresas queden libres de impuestos municipales, regionales y nacionales.

- ¿Serían como unas pequeñas zonas francas como las que tenemos en Uruguay?
Freitas- Sí, pero son empresas individuales que van a poder acceder a eso. O sea, cualquier empresa que esté hoy o que quiera hacerlo, pasaría al régimen de “loja franca”, no pueden convivir los dos regímenes, y pasaría a tener muchos beneficios tributarios. Para que se entienda, ellos van a poder vender todo tipo de productos, exceptuados los que tienen en lo que se llama una lista negativa, que son autos, motos, casas rodantes, barcos, aviones, repuestos para los mismos y lubricantes.

- Salvo eso, todo…
Freitas- Todo. Desde armas, remedios, electrodomésticos, bienes de primera necesidad…

- ¿Y a quiénes les pueden vender?
Freitas- Le pueden vender a cualquier brasilero que tenga documento o a cualquier persona que haya entrado a Brasil con un documento hábil. Eso quiere decir, los del MERCOSUR con el documento nacional nuestro o si es de afuera del MERCOSUR, con un pasaporte.

- También se habla de la instalación de hoteles con complejos termales en, por ejemplo, Santana do Livramento, pero ¿ la ley habilita a la instalación de estas “lojas francas” en toda la zona fronteriza?
Freitas- Están habilitadas 32 ciudades, de éstas, hay seis que están en el límite con Uruguay, como la que está frente a Bella Unión, Artigas, Rivera, Yaguarón, Rio Branco y al Chuy.
Después cada ciudad brasilera tiene que decir que está interesada en ingresar a este sistema.
Esas son las seis ciudades que van a poder tener “lojas francas”. Las inversiones de las que usted habla en Santana do Livramento, se da porque es la ciudad más grande. Estamos hablando de que ya hay presentados proyectos de 40 mil metros cuadrados, que son cuatro manzanas para un solo local…

- Lo que sería un shopping con un tratamiento tributario distinto, mucho más benigno para ellos y que bajaría sustancialmente los precios de los productos y servicios que estarán ofreciendo.
Freitas- Eso hace que los productos que se vendan no tengan impuestos, como ya le comenté, o, para ser específico, los productos nacionales brasileros tendrán apenas un 3% de impuestos y los importados un 6%.

- ¿Y eso cómo nos afectaría?
Freitas- Nuestra preocupación referida a eso es que a diciembre del año pasado, según el BPS, en los cuatro departamentos de frontera donde se van a encontrar frente a estas ciudades que son Artigas, Cerro Largo, Rivera y Rocha, hay 50 mil personas en forma legal que trabajan en comercios. Son 10 mil empresas. Hoy tenemos frente a Brasil una diferencia de precio en el conjunto de la canasta básica, de un 25%. Eso implica que hay productos donde tenemos un 60% de diferencia a favor de Brasil, y hay productos donde también puede estar más barato en Uruguay. El promedio es un 25%…

- La última información que teníamos es que estaban viniendo a Uruguay muchos brasileros a comprar porque éramos más baratos, ¿esto se revirtió?
Freitas- Esas son versiones históricas que hay que hablan de la frontera de que a veces conviene en un lado y a veces conviene del otro lado. La realidad es que de cada diez años, hay un año o hasta dos que es más barato Uruguay, y ocho o nueve que es más barato Brasil.

- ¿Y ahora con este nuevo sistema de “loja franca”?
Freitas- Con este sistema se abarataría mucho más y tendría un triple efecto.
Primero, a las empresas que están en esos departamentos que le mencioné, donde le estoy hablando de 50 mil puestos de trabajo, los afectaría en forma inmediata, por lo que estaríamos hablando, con propiedad, de la pérdida de miles de fuentes de trabajo uruguaya. Pero al mes siguiente, esta diferencia de precio llegará a los departamentos fronterizos de estos cuatro departamentos, estamos hablando de Salto, Tacuarembó, Durazno, Treinta y Tres en forma inmediata…

- ¿Por qué repercutiría acá en Salto también?
Freitas- Facilísimo. Si hoy decimos que tenemos una diferencia de un 25% y le podemos bajar un 40% de impuestos, pasaríamos a tener un 65% de diferencia. En Salto se cobra el 1º de cada mes y el primer fin de semana se irían a hacer el surtido en el lado brasilero, cosa que ya se hace hoy con una diferencia del 25%. Pero lo que complicó es que Uruguay hace muchos años tiene un acuerdo que es que cuando vos viajás por más de 24 horas o pernoctas en otro país, si es por mar, por río o por tierra, tenías un permiso de traer 150 dólares por persona por mes de productos que no sean ropa de uso personal, libros y diarios.
El 24 de marzo Uruguay aumentó ese límite a 300 dólares, o sea que una familia tipo de cuatro personas, podrá ir y traer 1.200 dólares en forma legal por mes estando más de 24 horas.

Eso implica que los 50 mil puestos de trabajo que mencioné, en forma inmediata se multiplica por dos y algo al atacar las ciudades que le acabo de sumar a esta ecuación.
Independientemente del turismo que hoy tiene Salto, terminará siendo afectado porque solo una empresa de las que se va a instalar, tiene planteado hacer un hotel con complejo termal.
Los brasileros inteligentemente fueron al congreso más grande que hay en el mundo de free shops que es en Orlando, y presentaron su ley diciendo que necesitaban inversores, ¿quiénes fueron los primeros en interesarse? Las mismas multinacionales que están hoy en Uruguay.
Eso también va a tener un costo en mano de obra de los mismos free shops, porque tienen una tasa más barata que acá.
El efecto que va a tener esto en forma inmediata va a ser el cierre de muchas empresas y el lamentable pasaje a seguro de paro y desempleo de miles de uruguayos.

- A esta situación, se agrega la información brindada recientemente por la Universidad Católica que la diferencia de precios en la canasta básica es un 17% menor en la ciudad de Concordia que la de Salto. El comercio salteño está rodeado por Brasil y Argentina. ¿Cómo observa la institución que usted preside este panorama?
Sant’Anna- Como siempre, que la corremos de atrás. Los Centros Comerciales estamos tratando a los gritos de prevenir y de llamar la atención a esta realidad sobre esta cosa que se viene, y cuando queramos acordar, la vamos a seguir corriendo de atrás, y en este caso con los puestos de trabajo que se van a perder. El caso que decía, por ejemplo en nuestro caso, de 10 años hay 8 que son favorables a Argentina, y 2 favorable a Uruguay en promedio.

- Siempre perdemos…
Sant’Anna- Y si estuviera (Diego) Lagos (presidente del Centro de Comercio, Industria y Servicios de Concordia), diría que “últimamente les convino a ustedes”, y es cierto. En 2016 y 2017 fue bastante así. Incluso con Brasil la última década, estuvo bastante light la cosa.

- Pero este último trimestre los precios vuelven a ser favorables para Argentina…
Sant’Anna- Claro. Entonces, nuestra desesperación pasa por plantear este tema en Uruguay y miles de puestos de trabajo que están en riesgo.
Estamos como que se viene un gran cambio, porque habrá un antes y un después de esto en el comercio en el norte del país, y nos vamos a dar cuenta cuando ya estemos todos tapados de esta situación. Así que tenemos ciudades de primera línea fronteriza, y luego estamos los que estamos en segunda línea. Estos números que daba Freitas, de 1.200 dólares de posibilidad de comprar en Brasil por familia generará un gran daño.
Hay que tener en cuenta también que cuando las diferencias están a favor de los países limítrofes, en Salto particularmente, las cosas son inmediatas, porque está desde la persona que tiene un Impala con un tanque de 400 litros que hace rato que no lo usa, ni bien esté la posibilidad estará pronto, está la clientela hecha. Hay una cultura de esto, lamentablemente. Pero esto fue toda la vida así, fue y vino. Pero esto que se plantea, lo de las “lojas francas”, es una realidad totalmente distinta. El brasilero va a pagar 3% de su propia mercadería y un 6% por la importada, contra un promedio de 45%. El comercio que está en Santana do Livramento paga un promedio de 45% de impuestos, cuando pase esto, las “lojas francas” van a pasar a pagar solo un 3 o 6%, imagínese la diferencia entre ellos mismos. A su vez el brasilero permite, cosa distinta al régimen de free shop, que el propio brasilero compre en la “loja franca”…

- Eso quitará motivación a que el brasilero cruce la frontera a nuestro país.
Sant’Anna- Claro. Y entre free shop y free shop, le va a convenir estar en el lado brasilero. Eso generará incluso un daño en los propios comercios brasileros, porque habrán comercios que deberán pagar ese 45% de impuestos y el de al lado pagará apenas el 3 o el 6%. Las actuales realidades de Artigas y Rivera es una cosa bien complicada hoy, si le sumamos este problema, será más complicado. Y los que estamos en segunda línea, nos va a pegar muchísimo, y con la estructura de contrabando que tenemos nosotros, va a ser una cosa impresionante por el volumen que pasará a haber.

- Ustedes se movilizan ante esta situación, ¿el gobierno no lo ve igual que ustedes?
Sant’Anna- Estamos tratando de mover en este tema a nuestros políticos para que estén al tanto. Nosotros mismos estamos yendo también.
La semana pasada estuvimos en Montevideo escuchando una conferencia, porque estamos tratando de entender bien qué es lo que va a pasarnos y lo que está ocurriendo para poder transmitirlo. Lo que estamos viendo es que va a haber una historia totalmente distinta después que aparezcan estas “lojas”.

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Antes se creía que misionero era aquel que iba casa por casa, hoy podemos decir que misionero es aquel que va de celular en celular”

Entrevista al Padre Luis Zazano

El Padre Luis Zazano cuenta a EL PUEBLO cómo pueden utilizarse como herramienta de comunicación las redes sociales, y cómo desde allí se puede transmitir un mensaje esperanzador.

- ¿Usted fue el gestor de la Religión 2.0?
– Ah, uff… sería del 3.0 (risas), por el sentido de que serían las redes sociales. Podríamos decir que hemos gestado un nuevo camino en el año 2012, donde la Iglesia comenzaba a proponer un camino nuevo y a la cual el Papa Francisco ha sido uno de los ejes o visores cuando en aquel momento en la Jornada Mundial de la Juventud en Rio de Janeiro planteaba “hagan lío”. Bueno, nos tomamos muy a pecho eso de hacer lío, y no es tan solo buscar que la gente llegue a la Iglesia sino que la Iglesia salga hacia la gente, que cada uno pueda tener en su celular una presencia de Jesús, una presencia de la Iglesia, una Iglesia viva. Pero más allá de eso, no estamos hablando de una comunicación descomunicable, estamos buscando que la gente pueda en su celular, en su Instagram, Twitter o Facebook encontrarse con la vida, encontrarse con la verdad, más allá de la religión que sea, más allá de lo que crea o no crea, más allá de buscar un camino en su búsqueda de la verdad y de encuentro con la felicidad. Yo como cura la he encontrado en Jesús, otros la han encontrado en otras cuestiones, bueno, la idea es que uno pueda descubrir que esto que uno transmite pueda ser desde la experiencia personal de uno, de lo que he vivido, de lo que yo encuentro y desde lo que yo tengo, que es el mensaje del evangelio.Padre Luis Zazano

No hay nada más viejo como el evangelio y no hay nada más nuevo como el evangelio. Entonces, ha sido una manifestación de buscar que a través de las redes sociales, la persona pueda encontrarse con dios, pueda encontrarse con una espiritualidad como la que se destaca en el uruguayo, en los rioplatenses. El sudamericano es espiritual, es una persona que busca tener un encuentro en la interioridad. Entonces, dar ese alimento a través no de libros ni de esto y lo otro sino a través del celular, a través de aquella cosa que te acompaña todos los días a lo cual uno se pueda encontrar, y obviamente nos referimos a las redes. Es así que en Instagram buscamos que una imagen pueda decir más que mil palabras, o una frase, como aquella de la red pasada de que no todo lo que brilla es oro pero cuando oro todo brilla. Es decir, una manera de buscar que la persona piense, reflexione, pero por sobre todo se intrigue en qué es lo que quiere para su vida.

- Siempre se dice que en las redes solo se transmiten antivalores, ¿esta sería la otra versión del uso de las redes sociales? Lo que demostraría que en realidad las redes sociales no son malas, lo que es malo es el uso que les damos.
– Totalmente. Suponte que desde la década del 70 hasta el 2000, ha habido una revolución, ha habido un cambio, a la cual hoy tranquilamente una persona en New York o Washington de los Estados Unidos puede buscar Salto y le aparece Salto con la cantidad de habitantes, cuántos, dónde. Imaginate que hoy hay personas que tienen un hijo en Estados Unidos o en Europa y que puede comunicarse con un celular a través de una videollamada. Es decir, cuántas cosas buenas. Las oportunidades que han presentado la tecnología y los medios de comunicación es favorable, es ayuda para la Humanidad. Pero como tú dices, algunas veces se lo usa para bien y otras veces se lo usa para mal.

- ¿Qué son los Misioneros Digitales?
– Es algo que ha surgido en el año 2014, que hemos propuesto trabajar con laicos. Hemos comenzado con Williams, un amigo mío que es de Estados Unidos, después vamos a comenzar con otro que es de Guatemala, de Honduras, de El Salvador, Ecuador, Paraguay. La estrategia es que Misioneros Digitales sea que la persona hoy sea misionera. Está bien, se entiende misionero como aquel que se va al África y que debe llevar la biblia bajo el brazo, no no, misionero es aquel que tiene su celular y puede enviar un mensaje. Misionero es aquel que se levanta todos los días a las cuatro de la mañana para ir a laburar y trae la comida para sus hijos. Misionero es aquel que todos los días tiene que hacer algo por el bien de la gente y de la comunidad, haciendo bien lo que tiene que hacer.

Pero, ¿por qué le decimos digital al misionero? Porque con su celular ya está misionando, cuando llamas a alguien por teléfono para preguntarle cómo está, cuando te acercas a alguien y le mandas una foto diciéndole “te quiero un montón”, el mismo evangelio cuando se lo transmite a través de las redes sociales, ya sea del Padre Luis o de “Palabra en Voz” o de lo que fuere. Entonces, misionero es aquel que puede llegar a la casa del otro. Antes se creía que misionero era aquel que iba casa por casa, hoy podemos decir que misionero es aquel que va de celular en celular.

- Ha ido dejando su semillita, como el grupo uruguayo “Palabra en Voz”, que hoy tienen más de cien mil seguidores por WhatsApp desparramados en treinta y dos países, ¿cómo analiza este fenómeno?

– Como una competencia (risas), no, contentísimo porque esto es un inicio. Esto irá cambiando en los próximos diez años, así como vos como periodista ha visto un gran cambio en tu experiencia laboral, porque antes capaz tenías que venir con un anotador o con el famoso micrófono grande y su grabadora y hoy podés ir tranquilamente con tu celular, creo que dentro de diez años vamos a ver otro proceso, y vamos a ver muchas “Palabras en Voz”, vamos a ver otra manera de evangelizar porque creo que vamos muy acelerados, las cosas van cambiando muy rápidas. Entonces, vamos a tener una experiencia distinta en diez años.

De lo que estoy contento es de ver que se están poniendo la camiseta muchos laicos, se están poniendo la camiseta muchos curas para evangelizar, para salir a laburar, para salir a buscar al hermano, para que seamos cercanos, como dice el Papa Francisco, la búsqueda del encuentro, ir al encuentro del otro. Es decir, basta de vivir una cuestión de alejamiento, no puede ser que una mujer o un hombre desesperado que quiera hablar con el cura tenga que ir de 8 a 12 o de 16 a 20 si no, no lo atiende. “No Padre, quiero hablar con usted ahora”, que bueno que te mande un mensaje y te diga, “Padre, estoy mal, necesito una ayuda”, entonces lo llamo por teléfono y le pregunto qué te pasa, entonces le digo “vení, charlemos, tomemos unos mates”. Qué lindo es ver esa búsqueda del encuentro, incluso esto que propone “Palabra en Voz”, donde un laico pueda contestar y decirle que van a rezar por él, que lo van a acompañar y que lo van a ayudar.

El encuentro, la familiaridad, saber que el otro está siendo acompañado en su camino de vida. Creo que por ahí es un poco el proceso. Esta semillita, podría decir que no es un éxito cuando logramos que haya más celulares en nuestro equipo y en nuestra lista de distribución. El éxito es lograr que mucha gente pueda tener paz en su corazón y que pueda decir que quiere seguir luchando en esta vida. Ahí está el éxito.

- Hay también como un contrasentido, donde se ve a la familia conectada en el teléfono pero no se comunican entre ellos.
– Si, si. Ahí está el exceso. Está el análisis de unos sociólogos que dicen que hoy estamos viviendo la “comunicación descomunicada”. Tenemos dos ejes, el primer eje lo podemos ver tranquilamente en el almuerzo o en la cena, estamos todos comiendo, los cinco integrantes de la familia y cada uno con su celular escribiendo. Incluso podemos ver que antes tu vieja para llamarte a comer te gritaba “baja que está la comida”, ahora te manda el mensaje por WhatsApp (risas). Ya se ha perdido incluso hasta el diálogo porque lo que le querés decir a la persona no se lo decís cara a cara sino que se lo dices por email o por celular. Y por el otro lado, esta disociación de la persona, que ahí me llevo a preguntar cuántas caras tiene una persona, por Instagram es alegría, fervor, manda fotitos hasta trucadas, por Twitter manda mensajes amorosos, tiernos. Por Facebook te sube cada dos por tres frases con fotos hermosas, pero en la realidad tiene una cara de vinagre que mamita querida (risas), entonces te preguntas, ¿dónde está esta persona? Me muestra en el mundo virtual una cosa y en la realidad es otra.

Esos son los dos tintes, como presentan estos sociólogos, que son muy complicados para el Hombre, el esconder lo que sos en el mundo de lo virtual, y lo segundo, el estar en una comunicación descomunicada. Sí, estamos todos comunicados pero ninguno se comunica, ninguno habla. Cada hijo está en su mundo, entonces uno dice como papá, “¿qué hago, si cuando le estoy hablando está con el celular?”. Es más, hasta en alguna familia conozco que cuando llegan al almuerzo o a la cena, tienen que dejar el celular afuera y se van a la mesa, para que no se tienten. Entonces, ese es un trabajo que vamos a tener que hacer nosotros.

- ¿Tratan de encontrar en ese aparatito aquello que nos llene ese vacío que tenemos adentro?
– Totalmente. Fijate que un chico de nueve años hoy se desespera por tener su celular. Es más, te dicen “papá, cómo me vas a dar el S8 si ya salió el S9?”, “no hijo, no me da la plata?”, “pero papá, por culpa tuya me van a hacer el bullying en el colegio, porque ahora me van a gastar todos mis compañeros, porque, ¿cómo yo voy a andar con este celular”. Obviamente es cuando se une todo esto al sistema de consumo que existe, pero es una realidad que tenemos que trabajar. Hoy tenemos la situación que “changuitas” de doce años que aparecen con tremenda foto en Instagram y te decís, “pero tenés doce años, no podés aparecer así”. Es también una manera que tenemos de reflexionar porque los chicos se nos van de las manos, y van quemando etapas sin darse cuenta.

Entonces, es importante que un papá y una mamá esté al lado y les pueda decir, “mirá, no es conveniente que vos a los siete años tengas tu Facebook o tu Instagram”, aunque llore, grite y patalee, pero es para la salud psíquica de esa persona, porque imaginate que también así como hay cosas buenas, hay cosas malas. Es lo que hoy conocemos como la manipulación digital.

- ¿Qué mensaje le trae a la familia salteña?
– Lo primero esto, que no se pierda la familia por lo digital, que se cuiden los espacios familiares, que se cuiden los momentos familiares. Lo segundo, los salteños tienen muchas posibilidades y capacidades. Y el tercer eje, la clave es la esperanza que ustedes le dan a la sociedad. Es la oportunidad para que uno pueda crecer.
La verdadera clave es recordar quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos. Si uno se olvida de eso, se pierde todo.

Perfil del Padre Luis Zazano

Es del signo de Escorpio.
De chiquito quería ser médico.
Es hincha de Atlético de Tucumán.

¿Alguna asignatura pendiente? Jugar en Atlético de Tucumán.
¿Un libro? El Principito.
¿Una película? El Señor de los Anillos.
¿Un hobby? Guitarrear.
¿Qué música escucha? Soda Stereo.
¿Qué le gusta de la gente? La sonrisa y la alegría.
¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad.

Entrevista de Leonardo Silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Fue presentado el proyecto patrocinado por la ONU sobre el “Derecho a la Igualdad y no Discriminación de las Personas con Discapacidad en Uruguay”

Entrevista a Raquel González Barnech

La maestra Raquel González Barnech, integra la Alianza de Organizaciones por los Derechos de las Personas con Discapacidad, a la que recientemente le fuera aprobado por Naciones Unidas (ONU) el proyecto sobre el “Derecho a la Igualdad y no Discriminación de las Personas con Discapacidad en Uruguay”. En diálogo con EL PUEBLO nos cuenta de qué trata el mismo. Para los interesados en formar parte de dicho proyecto o en búsqueda de más información, podrán comunicarse a través del correo electrónico: alianzadeorganizacionesdpduy@ gmail.com.20180531_091930

- Nuestra sociedad ha avanzado mucho en el tema discapacidad, pero ¿aún hay discriminación?
– Es un tema de Derechos Humanos (DDHH) que nos convoca hoy día otra vez en Uruguay, porque si uno se pone a mirar a la distancia, en la década de los 80, no solo en nuestro país, se promovieron derechos y que las personas se asociaran y organizaran planteando sus necesidades. Eso hizo que en Uruguay se generara ese contagio por integrarse. Ahí se crearon muchas agrupaciones y asociaciones, las que fueron funcionando. Pero si bien la sociedad en general ha venido avanzando en distintas áreas como en los DDHH, sin embargo hay un colectivo, que es menor, de aproximadamente un 15% según el último censo, que ha quedado como subsumido en sus condiciones, sus necesidades a veces tienen respuesta, pero no siempre.

Entonces, en cuestión de DDHH tienen dificultades para el acceso a la salud, a la educación, a la actividad que quieran realizar. Como no tienen acceso a la educación luego no tienen acceso o tienen pocas posibilidades para ingresar en un trabajo…

- También arrancaba el problema en la familia, para la que era casi vergonzante tener uno de sus miembros con alguna discapacidad y lo dejaban recluido en su casa. Eso se ha ido revirtiendo y cada vez se observa mayor integración e inclusión en la sociedad, aunque aún no se plasme en lo laboral.
– Es así. De todo esto es de lo que trata esta propuesta que ahora tenemos que aprovechar las personas, en principio, aquellas que estén asociadas, porque es un proyecto que tiende a que las personas integradas en asociaciones participen del mismo…

- ¿Se refiere al proyecto de la ONU sobre el derecho a la igualdad y no discriminación de las personas con discapacidad en Uruguay?
– Exactamente. Por lo general no vienen fondos para Uruguay porque como tenemos mejorados los niveles de pobreza, la gente en general accede a la educación, etcétera, en general los fondos van a otros países que están peor que el nuestro. Pero en este caso, hubo un llamado de la ONU para presentarse en el área de la discapacidad, y nosotros, las organizaciones que trabajamos en este tema y que veníamos reuniéndonos, nos enteramos de eso y dijimos que teníamos que participar. Se hicieron los contactos con los organismos públicos, porque es un proyecto de tres agencias de la ONU con actores del Estado uruguayo.

Entonces, las organizaciones de la discapacidad que nos habíamos agrupado por otro motivo en la Alianza de Organizaciones por los Derechos de las Personas con Discapacidad, nos vinculamos a los que estaban preparando el proyecto, y les dijimos que nos interesaba participar. Este año nos respondieron, ya pensábamos que el proyecto había quedado en algún cajón o que lo habían desechado, pero resulta que lo aprobaron, y el jueves pasado nos reunimos con la coordinadora del proyecto para la ONU, vino a las reuniones de la Alianza, que nos reunimos en FESUR (Friedrich-Ebert-Stiftung Uruguay), y nos dijo que uno de las condiciones por las cuales la ONU aprobó el proyecto para Uruguay, es que vio que las organizaciones de la sociedad civil estaban integradas, organizadas, vinculadas y que querían trabajar. Así que eso fue un motor, un pilar, puntos a favor, porque por lo general queda todo a nivel gubernamental, porque las organizaciones de la sociedad civil o estamos disgregadas o apáticas. Este proyecto empezó en mayo, ahora. Es un proyecto de dos años, todavía tenemos que planear mucha cosa.

- ¿Cuáles son los objetivos centrales de este proyecto?
– En el papel dice que todas las personas con discapacidad logren gozar de sus DDHH, como puedan, como quieran, pero que logren ejercerlos, y que tomen las decisiones. Para eso deberían saber que son sujetos de derecho y tener las posibilidades de ejercerlos, y para ejercerlos hay niveles de movilización. Por ejemplo, tienen que poder salir de su casa, poder comunicarse, poder acceder a otros lugares, poder contactar con otras personas, saber con quién tienen que contactarse, tener una idea de cómo funciona la sociedad. Si es que quieren estudiar, bueno, cómo hago, dónde me puedo vincular y con quiénes. Si se tuviera la edad suficiente para poder trabajar, y no terminó la Primaria, entonces, ¿cómo puede hacer?

O sea, acercarle información, tecnología y romper más barreras que esas, porque a veces se acerca tecnología, sillas de ruedas, ómnibus accesibles, se les da información de dónde tienen que ir pero luego llega a ese lugar, y sea con la mirada o con las actitudes, son discriminados, excluidos. En fin, “aquí no podemos”, “aquí no te conviene”, “aquí siempre está el no”, y entonces tiene que volver para su casa como habitualmente ocurre. Se trata de un momento importante porque es bueno difundir para que las organizaciones de la discapacidad que están trabajando se unan todas.

- En Salto hay unas cuantas organizaciones pero no se muestran trabajando coordinadas…
– Es difícil. En 1982 empezamos a reunirnos en Montevideo, formamos el Plenario Nacional de Organizaciones de Impedidos, nombre que más tarde se lo cambiamos, pero que hoy día está integrado por apenas algunas organizaciones, aunque tuvo su época de esplendor, que aportamos la Ley de Discapacidad, nació ahí de la propuesta que hicimos, que luego lógicamente sufrió algunas modificaciones, pero de eso a otras leyes y proyectos fue logrado porque las asociaciones estábamos integradas, las de las personas sordas, ciegas, las que usan sillas. Lo que es cierto es que es difícil lograr mantener en el tiempo relaciones interpersonales entre personas tan distintas, con intereses distintos también, porque si bien los une la condición de discapacidad, todo lo demás los separa. No es lo mismo una persona sorda que una ciega o de aquel que no sabe la lengua de señas, por ejemplo. Es muy difícil.

Entonces, las dificultades económicas hacen que cada uno quede en su grupo. Pero en este momento, el proyecto tiene dinero, son 400 mil dólares para trabajar en estos dos años. Fundamentalmente lo que queremos es que este dinero realmente vaya destinado a las personas, porque a veces muchos hemos tenido la experiencia de que hay proyectos que empieza a bajar el dinero y queda en los técnicos…

- ¿En qué se utilizaría ese dinero?

– Cuando estuvo el otro día la coordinadora se lo planteamos, la inquietud de que no nos usaran a nosotros que venimos trabajando honorariamente para que el dinero quede en manos de unos cuantos y no llegue a quienes está destinado. Entonces ella decía que justamente el objetivo es para que las personas que tienen que trasladarse, se consiga el mecanismo y que se le dé el dinero para el traslado…

- ¿Por ejemplo para comprar una silla de ruedas?
– Así es. Si en el lugar no hay sillas de ruedas, bueno, se buscará la manera. También si hay que ir a Montevideo en representación de la asociaciones, por ejemplo.

- ¿Cómo podría canalizarse este proyecto en Salto?
– Eso recién se está planeando, si bien tenemos claro cuáles son las grandes directivas, donde tenemos grandes componentes marcados por la ONU. Un área de acción, por ejemplo, será para que los derechos sean incorporados, como el acceso universal a la salud. O sea, todo lo que tiene que ver con salud, como que haya más intérpretes de lengua de señas para posibles pacientes que sean sordos. Seguramente no habrá en principio en todas las localidades, obviamente, pero que estén más cerca de las personas. En el interior, por ejemplo, no existe todavía, y en Montevideo no hay uno que exista para todos. Entonces, generar ese acceso. Que los profesionales en los distintos niveles de la salud conozcan algo, y conozcan cómo y de relaciones interpersonales para tratar a la persona que viene como corresponde.

Por ejemplo, nuestra experiencia en el área del autismo, que conocemos bastante, supongamos que va a atenderse porque tenga una bronquitis, el médico atiende de tal hora a tal hora. Va la mamá con el niño y hay que esperar, y en el área del autismo no se puede estar esperando en una sala, más cuando no ha sido educado. Porque cuando los chicos con autismo son educados, quedan ahí, aprenden a estar, a sentarse y esperar el turno. Pero el que no es educado, que la mayoría no lo es, un ratito estará sentado pero después ya no, y luego empieza a molestar, después grita y está incómodo. Entonces, muchas veces hemos tenido la información de madres, de padres y de hermanos que fueron con personas con autismo a atenderse, y resulta que desde el enfermero a distintos niveles, insisten en que es la madre la que es responsable de la actitud del chiquilín, entonces es un maleducado. A ver, no puede ser. Eso es porque desconocen las características que tiene una persona con autismo…

- ¿Seguimos teniendo un problema cultural?
– Sí, exactamente. Es ahí donde están las barreras que encontramos. A veces son físicas, que son las más visibles, entonces se manda a poner una rampa y se soluciona, eso es mínimo. Pero luego tenemos las barreras actitudinales de las personas que viven en la sociedad que tienen integrados modelos, que tradicionalmente todos fuimos recibiendo porque fuimos educados de esa manera, entonces aparece el “pobrecito, no lo mires”, “dejalo, no te metas con él”. Todas esas cosas están. Entonces, dejar esos modelos y esos conceptos es difícil, porque es una cuestión educativa, que no es solo que les des como información que son personas igual que todos. Con eso no basta, porque la persona que aprendió desde chico a tratar con discriminación, con exclusión, con lástima, con sobreprotección (que muchas veces es negativo), para cambiar eso, tiene que reflexionar que lo que ha hecho no es lo correcto.

Entonces la persona se siente mal y va a pensar, al cambiar de modelo, que lo que hizo estuvo mal. Eso implica un crecimiento hacia lo mejor, pero es un problema interior que todos tenemos que tener, que vivir, porque es como un duelo. “Estuve mal”, “siento culpa porque actué así”, “no debiera haber actuado”, todo ese proceso, que es personal y también es colectivo, lo tenemos que vivir todos, porque de alguna manera todos hemos sido educados dentro de determinados modelos y ahora hay que cambiar. Esos cambios llevan tiempo, para algunos más y seguramente para otros menos, según el entorno donde estén viviendo.

PERFIL DE Raquel González Barnech

Casada, tiene un hijo. Es del signo de Cáncer. De chica quiso servir a los demás. Es hincha de Nacional.

¿Una asignatura pendiente? Voy viviendo a medida que van surgiendo las circunstancias y disfruto cada momento.
¿Una comida? Algo que no esté muy cocido, como verduras o pescado.
¿Un libro? El niño con el pijama a rayas. ¿Una película? Amigos inseparables.
¿Hobbys? Tejer, pintar.
¿Qué música escucha? Clásica.
¿Qué le gusta de la gente? La honestidad.
¿Qué no le gusta de la gente? La soberbia de pensar que las sabe todas.

Entrevista de Leonardo Silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Con Adriana Forni, presidenta de la Asociación de Sordos de Salto

Entrevista a Adriana Forni

Recientemente se cumplieron 90 años de vida de la Asociación de Sordos del Uruguay y 18 años de la Asociación de Sordos de Salto. Por este motivo, EL PUEBLO dialogó con la presidenta local de dicha institución, Adriana Forni, a través de una intérprete en el lenguaje de señas con el que se comunican, por lo que agradecemos también la participación en esta entrevista a Raquel Aguiar, quien nos prestó un servicio invaluable.

En esta oportunidad, pudimos experimentar esa gran distancia que existe con las personas que carecen de audición y que termina siendo una limitante para poder insertarse como corresponde en nuestra sociedad, solo por tener un lenguaje distinto, pese a ser tan uruguayos como cualquiera de nosotros. Nada pueden hacer sin un intérprete que los auxilie, ni un mínimo trámite ante cualquier oficina pública o privada. En Salto hay cerca de cien personas que carecen de audición, y solo cuentan con seis intérpretes en todo el departamento para poder comunicarse.20180525_093546

- ¿Cómo ayuda la Asociación de Sordos a las personas que carecen de audición?
– Diga personas sordas, no hay problema. Por ejemplo, a veces nos reunimos los sábados, planificamos, preparamos cosas. Ahora para el 13, 14 y 15 de octubre en Paysandú va a haber un campeonato de fútbol donde participarán cuadros de todo el país. Hacemos rifas, cosas dulces para vender y poder financiar los pasajes para viajar a Paysandú de nuestro cuadro de fútbol, que irán con unos amigos “oyentes” que les han ayudado a tener camisetas nuevas con el logo de la asociación.

- ¿Y sobre la inserción de las personas sordas en nuestra sociedad?
– No hay suficientes intérpretes, se hace difícil conectarse con las personas, si bien hay personas que oyen que nos ayudan.
En la asociación nos juntamos, formamos grupos los sábados, nos visitamos, estamos juntos, conversamos siempre. También tenemos profesores de lengua de señas los días martes y jueves a la noche en la asociación, Oscar y César, que enseñan nuestro lenguaje, ahí van “oyentes” a aprender la lengua de señas. Los sábados nos reunimos otra vez, donde a veces invitamos a algunos “oyentes” a nuestra asociación.

- ¿Esos “oyentes” serían familiares de sordos?
– Generalmente son otras personas, como de Enfermería, por ejemplo, algunas personas comunes que les gusta aprender señas. Si tenemos suerte, en el futuro habrá más intérpretes, porque necesitamos mucho de ellos.
Para Enfermería se necesitan, y en otros lados también, hay muchos lugares donde necesitamos intérpretes. En el Liceo 5 ya está, pero falta en otros lados, mucho más cantidad. Ahora hay personas trabajando de intérprete pero no siempre pueden estar en todos lados.

- ¿Se sienten aislados de la sociedad por el lenguaje?
– Hay pocas personas intérpretes, en el liceo hay ahora pero en la noche, por ejemplo, en el Liceo 1 faltaba y fue difícil conseguir para poder estudiar. Yo llamo a uno o a otro y a veces no pueden, no hay suficientes intérpretes porque cada uno trabaja en sus cosas. Ahora hay solo seis intérpretes trabajando…

- ¿Para cuántas personas sordas en Salto?
– En la asociación somos entre 30 y 35, afuera hay otros 50, pero más o menos calculamos que somos cerca de 100 personas sordas en todo el departamento, porque también hay sordos en algunos pueblos del interior.
Algunos están viejitos y están muy lejos. La carrera de intérprete en la universidad lleva 3 años, ahora hay otra generación de intérpretes que va a salir. En la asociación necesitamos un intérprete para hacer trámites.

- Si no tienen a un intérprete al lado para hacer cualquier tipo de trámite, ¿se comunican por escrito?
– No, tenemos que tener siempre a un intérprete. Conocemos pocas palabras en español, oraciones cortitas entendemos, pero no sabemos responder por escrito.

- ¿Por qué no pueden expresarse a través de la escritura?
– Porque es otro idioma y conocemos muy poco el español. Es como si viniera a vos alguien que solo habla francés (o en cualquier otro idioma) y le escribieras en español algo cortito, seguro que algo entiende. Nos pasa lo mismo.

- ¿Cómo es la relación de la asociación con el Escuela Nº 116?
– Estamos juntos con el MIDES y el Liceo 5, tenemos un proyecto, todos unidos para ayudar. El Rotary también nos ayudaba antes y ahora volvimos a tener un proyecto juntos.

- A veces uno va caminando por calle Uruguay y se choca a dos o más personas comunicándose por lenguaje de señas, ¿son como una comunidad aparte dentro de nuestra sociedad?
– Los sordos nos juntamos de la misma manera que los “oyentes” se juntan entre ellos para hablar de sus cosas. Hay integración, pero es más difícil porque no todos saben señas. Además, cuando nos juntamos con un “oyente” que sabe señas, igual es más lento porque el sordo habla naturalmente. Hablar con una persona “oyente” es difícil tratar de entenderle los labios porque no todos los sordos saben hacer eso. En el Liceo 5 están empezando a enseñar señas a algunos profesores que quieren aprender, y los estamos ayudando.

- La sociedad suele ser algo agresiva o distante con aquello que no conoce, discrimina, etiqueta, prejuzga. ¿Ustedes se han sentido discriminados por la sociedad?
– Sí, porque parece que le tiene miedo al sordo, porque nosotros vamos, le hacemos señas y al no entender nos corren. Algunos “oyentes” nos dicen que quieren aprender y tratan de preguntar sobre el significado de algunas señas para comunicarse, pero en general les damos miedo.

- ¿Así que se sienten discriminados?
– Con algunos sí, te das cuenta en la cara que te ponen. Nosotros entendemos que no es obligación que tengan que entender nuestras señas, y si no les gustan las señas, lo entendemos y está bien, nos da la impresión que ellos entienden que es como mímica, como si hiciéramos monerías. Hay “oyentes” que hablan y yo no entiendo sus labios, es lo mismo. Yo nací sorda profunda natural y me doy cuenta que es mi lenguaje.

- ¿O sea que es sorda de nacimiento?
– Sí, estaba en el campo, fui creciendo, vine a la escuela acompañada por mi abuela y empecé a aprender señas.
Mi madre siempre me oralizaba, no me hablaba en señas, pero después aprendió el lenguaje de señas también.

- ¿Nunca escuchó un sonido?
– No, nada. Al perro sí, o una explosión, pero si llaman, golpean la puerta o me gritan no. A veces me tocan bocina y no siento, las sirenas sí, pero poquito, no tan fuerte como la sienten ustedes. En el baile, por ejemplo, sentimos la música por las vibraciones…

- ¿Cómo son esos bailes?
– Ponen la música bien fuerte, sentimos la vibración en el pecho y nos movemos copiando a las personas, nos damos cuenta de cómo bailan los otros que cuando cambian el ritmo, ellos también cambian la forma de bailar y nosotros los seguimos, después te acostumbrás. Yendo de joven todos los sábados al baile te acostumbrás.

- ¿Cómo es la inserción laboral de los sordos en nuestra sociedad?
– Es difícil, porque en la intendencia o en otros lados piensan que el sordo no sabe, pero nosotros podemos trabajar, podemos movernos y hacer otras cosas. El jefe si no sabe señas, si escribe cortito y le agrega algunas cosas hablando se puede entender, y cuando aparecen palabras difíciles preguntamos y entendemos. El que no sabe señas a veces se pone nervioso, pero podemos entendernos igual.
Después se acostumbran a nosotros. Los sordos vamos a trabajar, piensan que no podemos y nos ladean.
Nuestras manos están bien, lo único que no tenemos son los oídos y los sonidos. Pero si se ponen a pensar, podemos llegar a rendir más que los “oyentes”, porque como no conversamos, nos dedicamos solo a trabajar.

- Por lo general, se pueden conseguir mejores trabajos si uno estudia y se capacita. Conozco personas no videntes que han podido recibirse de abogados, por ejemplo, ¿cómo es esto con ustedes?
– Sí, en el Liceo 5 hay personas estudiando. Yo también regresé al Liceo, estoy haciendo 4º. Es difícil pero tenemos que esforzarnos. Pablo Ferreira terminó 6º de liceo y ahora está en la Universidad de la República como profesor de lengua de señas. Yo fui a IGA dos años, pero no había intérpretes, el profesor me avisaba que mirara, que copiara y yo hacía lo mismo que hacían los otros. Los libros eran muy difíciles, pero yo me daba cuenta y si no, alguna amiga me explicaba algo. Después tuve exámenes, llamaron a un intérprete pero nadie podía, entonces el profesor dijo que no importaba, “vos sabés, concentrate”, y aprobé. Quedé contenta con mi diploma. Me faltaba terminar el liceo, pero ahora que hay intérprete, voy a 4º año. Me esfuerzo.

- Hay una ley que establece que personas con cierta discapacidad puedan ingresar a la función pública, aún en un porcentaje muy reducido…
– Si, un 4%… pero hay muchas personas en Salto, entre los discapacitados hay muchos sordos. En Montevideo es más fácil, están en el banco, pero acá no se puede.

- Por lo general, se ve que quienes acceden a esos cargos terminan siendo personas con cierta discapacidad física, pero no conozco que ingresen personas con discapacidad auditiva a la función pública.
– No ha entrado nadie. Yo fui un año a la Intendencia y me dijeron que esperara, pero venían otros e ingresaban. Es muy difícil para nosotros. El año pasado estaba estudiando y me dijeron que esperara, fui varias veces, el “oyente” me veía llegar y decía “qué pesada”, te das cuenta que ellos no saben que nosotros podemos trabajar, pero por lo general, trabajar al lado de un sordo pone nerviosos a los “oyentes”.

- Como presidenta de la Asociación de Sordos de Salto, ¿cuál es su principal preocupación?
– Necesitamos más ayuda económica, juntarnos más, como asociación queremos ayudar a encontrar trabajo porque si no están esperando siempre la pensión y se quedan en la casa sin hacer nada.
También es difícil acceder a una vivienda, y como asociación queremos ayudarlos en eso.
Primaria nos prestó en comodato la casa en la que estamos ahora, fue por 15 años y el año que viene se termina, entonces tenemos que hacer otra vez un proyecto para que nos presten por otros 15 años. Los sordos no tenemos plata para tener nuestra casa propia, entonces Primaria nos prestó y además nos pagan la luz y el agua.
Los jóvenes están comenzando a volver a la asociación. Los sábados, por ejemplo, si hay fiesta van todos, pero después nos cuesta que se queden.

- ¿Qué mensaje le gustaría dar a nuestra sociedad?
– Que no tengan miedo de comunicarse con las personas sordas, no importa si no hay intérprete, que no se pongan nerviosas.
Necesitamos ayuda y necesitamos integrarnos, pero las personas “oyentes” tienen miedo porque no entienden señas.

Perfil de  Adriana Forni

Está en pareja, tiene un hijo de un anterior matrimonio. Es del signo de Piscis. De chiquita quería ser profesora de cocina. Es hincha de Nacional aunque no le gusta el fútbol.

¿Qué le gusta de la gente? Cuando ayudan a las personas.
¿Qué no le gusta de la gente? Que se peleen y que no ayuden a los demás porque no les importa el problema de los otros.

Entrevista de Leonardo Silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Siempre que uno se cae tiene que encontrar la razón para levantarse, porque si no quedarse en el piso es más fácil”

Entrevista a Alejandro Ferreira

En el marco del lanzamiento 2018 del evento “Impact Up”, se realizó el jueves 10 de mayo una charla a cargo del joven emprendedor Alejandro Ferreira (Director Ejecutivo de Zona 3D), quien contó a los jóvenes presentes su experiencia dentro del emprendedurismo, cargado de detalles y anécdotas de su vida y de consejos útiles para los que decidan recorrer por un camino similar.Alejandro Ferreira con Angelina Bazzano y Andrea Zunini

Con él dialogó EL PUEBLO, minutos antes de emprender su viaje de retorno, y con la titular de “Salto Emprende”, la Cra. Angelina Bazzano, quien explicó la forma en que diez jóvenes liceales salteños participarían en el evento que se realizó el miércoles 16 en la Sala de Movie Center de Montevideo Shopping en la capital del país.

- ¿Cómo comenzó tu vida como empresario?

– En realidad mi vida como empresario empieza recién oficialmente a los dieciocho años con mi primer emprendimiento, que fue un laboratorio de fabricación digital, que luego derivó en otro emprendimiento que se llama “Zona 3D”, que sigue hasta hoy funcionando, pero bueno, creo que soy emprendedor desde siempre porque vendo maníes desde los ocho años y de ahí para adelante, siempre estuve haciendo cosas. Desde trabajar con mi padre que es albañil hasta trabajar en tiendas medio socio de alguien que fue mi patrón, entonces, como que siempre estuve en la vuelta de emprender.

- ¿Qué es lo que te llevó a esa vocación emprendedora?

– Tuve muchos ejemplos de mi madre, que es una persona que siempre encuentra algo para hacer. Siempre digo que ella no tiene problemas, que siempre tiene soluciones, y eso es porque en realidad es una persona muy emprendedora también. Me llevaba con ella cuando yo tenía siete años a vender lápices y otras cosas, en verdad la que vendía era ella pero ya me inculcó desde siempre que uno tenía que rebuscarse y ser creativo para lograr ciertos objetivos, de ahí creo que viene mi vocación de siempre tirarme al agua con las cosas.

- La vida está siempre llena de obstáculos, cuándo te caes, ¿qué te lleva a levantarte de vuelta y seguir adelante?

– Tiene que ver con los que están alrededor. Siempre que uno se cae tiene que encontrar la razón para levantarse, porque si no quedarse en el piso es más fácil, pero creo que con las personas con las que trabajo, mis equipos de trabajo en todos los emprendimientos y en las cosas en las que estoy, creo que son mi principal motivación para decir, bueno, mi equipo me necesita y yo los necesito a ellos, entonces es como que entre todos nos levantamos.

- ¿Cuál es su consejo para todos aquellos jóvenes que quizás estén pensando en dedicarse al emprendedurismo?

– Mi consejo es que busquen alianzas, que busquen aprender, que busquen mentores que les puedan decir si van bien o si van mal, si esto está bien o si esto está mal, porque el que te vayan allanando el camino es bastante útil. Pero por sobre todas las cosas que no se rindan, que no se dejen golpear por las primeras caídas, que son las más dolorosas, cuando uno viene creyendo que su emprendimiento es la mejor idea del mundo, y cuando aparece la primera persona que te cierra la puerta, pensás que es el fin, pero en realidad solo es el principio. Así que bueno, que siempre sean perseverantes y que busquen apoyos de otros que es vital.

- ¿En qué trabaja hoy?

– Hoy en día soy subdirector de gestión de equipos de la ONG “Techo”, al mismo tiempo trabajo como director ejecutivo de “Zona 3D”, que es mi laboratorio de fabricación digital. También soy director ejecutivo de una offer factory, donde básicamente hacemos aplicaciones de gestión para empresas y demás. También hacemos aplicaciones web. Y al mismo tiempo soy mentor de proyectos en “Rabb.it”, que es una aceleradora de hardware asociada con ANII (Agencia Nacional de Investigación e Innovación) que empezó hace muy poco a funcionar. Así que nada, básicamente estamos en todas esas cosas a la vez.

- ¿Ha necesitado de mucho estudio para poder ascender en el emprendedurismo?
– En realidad creo que el emprendedor por definición, es autodidacta. Uno necesita de aprendizajes formales porque siempre avalan lo que uno sabe y a su vez aportan un montón de conocimientos teórico que es importante, pero en la práctica uno va sacando ciertas cartas que te van subiendo en la escala de conocimientos, como que te van moviendo hacia donde vos necesitás ir realmente, porque ta, uno se encuentra con el desafío y no hay nadie que te lo pueda solucionar y vas a tener que hacerlo. Entonces, ahí es donde se da la cosa.

- ¿De qué se trata este evento donde concurrirán varios jóvenes salteños?
– “Impact Up” tiene como eslogan “jóvenes comprometidos” y básicamente nuclea a una cierta cantidad de emprendedores que tienen emprendimientos de impacto social y que de alguna manera están buscando cambiar al mundo desde muy jóvenes. Alejandro Ferreira
Entonces, creo que es un emprendimiento que está bueno porque justamente el nombre busca impactar, y está bueno que vayan.

Se trata de un evento que dura cuatro horas, con una pausa en el medio, donde se verá una charla detrás de la otra de aproximadamente veinte minutos, donde cada orador sube y cuenta un poco su historia, qué es lo que hace y demás.
Son dos bloques de cuatro oradores cada uno. Se hace en el Movie Center, que es la parte grande del teatro donde hay seiscientos ochenta lugares, por lo que será todo un evento.

APOYANDO AL EMPRENDURISMO JOVEN

EL PUEBLO también dialogó con la persona encargada de “Salto Emprende”, la Cra. Angelina Bazzano, artífice de llevar a diez jóvenes salteños a Montevideo a la actividad conocida como “Impact Up”. Recordemos que estas notas, tanto con Alejandro Ferreira como con Bazzano se realizaron el jueves 10 en el Ateneo Municipal, y la actividad del “Impact Up” se llevó a cabo en la capital del país el pasado miércoles 16 de mayo.

- ¿Cuál fue la participación de “Salto Emprende” en colaborar en esta movida de “Impact Up”?

– Socialab, que es la asociación sin fines de lucro de Montevideo que organiza el evento “Impact Up”, nos contacta a “Salto Emprende” porque visualiza a esta institución como generadora de trabajo con emprendedores al norte del país. El año pasado ya lo hicieron, pero lo hicieron solo para gente del sur, o sea, para la gente de Montevideo, y este año invitan a gente del interior, puntualmente al norte, concretamente a Salto. Es ahí que se generan estos diez cupos, en donde las organizaciones socias de “Salto Emprende”, que reitero es la Intendencia de Salto, la Fundación Desarrollo Regional de Salto Grande y el Centro Comercial e Industrial de Salto, las tres instituciones apoyan a que estos diez jóvenes liceales -en realidad, el foco es para jóvenes de entre dieciséis y veintidós años-, que vayan a conocer historias de emprendimientos, pero además, con un foco social.
Creemos que es bien importante porque, una, visualizan el emprendimiento como una manera de generarse su autoempleo, su trabajo, y además también como forma colaborativa, de poder pensar en temas medioambientales, temas de responsabilidad social. Entonces generamos el lanzamiento aquí, se sortearon los diez lugares para los chiquilines, porque es la semana que viene. Se trataba de un concurso en estas fechas y nos avisaron hace dos semanas, por eso salió todo medio rápido pero igualmente estamos muy contentos de poder llevar a jóvenes salteños a esta actividad.

- Vimos que todos festejaban por cada chico que salía beneficiado en el sorteo, se nota el entusiasmo de ellos de poder participar en este evento en Montevideo.
– Sí, creo que sí.
Después veremos la retroalimentación de ellos en Salto, y qué podemos generar luego en Salto para repicar este tipo de eventos.

- ¿”Salto Emprende” recibe también inquietudes de los jóvenes?

– No es lo más habitual, pero de todas formas no es la primera vez que trabajamos con liceales.
El año pasado trabajamos en el Liceo de San Antonio, con una actividad que llamamos “La aventura de Emprender”, hicimos talleres, un encuentro en Termas del Arapey con otros emprendedores.
Antes trabajamos también en escuelas públicas con el programa “Emprender en el Aula”, siempre tratando de dejar esta semillita plantada como para que visualicen a la institución como quien apoya y que te puede tender una mano si querés emprender en forma temprana.

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“La realidad del Partido Colorado es muy difícil, hay que asumirlo”

Entrevista a Fernando Amado

Fernando Amado, diputado y líder de su sector, “Batllistas Orejanos”, por el que es precandidato a la Presidencia de la República, es uno de los dirigentes que tiene la titánica tarea de aportar al resurgimiento del Batllismo y del Partido Colorado (PC), diferenciándose de sus otros compañeros por dejar la puerta abierta a una eventual votación al candidato del Frente Amplio (FA) en un posible balotaje el año que viene.

- Nuevamente en la ruta recorriendo el país, ¿cómo lo ha visto en esta oportunidad?
– Lo mismo que en noviembre y diciembre, cuando hicimos la última recorrida. Hay dos temas que siguen acaparando la atención de la gente, algo coyuntural, que son seguridad y empleo.
Lo de la seguridad no es novedad, acá en Salto me consta que es bastante importante el tema, cómo está instalado. En algunos lugares del interior, de repente más tranquilo, puede ser diferente pero es un tema. Y el tema empleo es porque estamos frente a un cambio de época, no una época de cambio, en el cual máximas que dábamos como ciertas empiezan a cuestionarnos…Fernando Amado

- ¿Cómo cuáles?
– Bueno, antes había una máxima que decía que si el país crecía, habría más empleo, por ejemplo.
Esa era una máxima incuestionable, tenemos que hacer que el país crezca para que haya más empleo. Bueno, el país crece y hay desempleo y menos empleo.
O sea, estamos enfrentando una época de cambio a nivel mundial que repercute también en Uruguay y que evidentemente tenemos como necesidad vital, los políticos pero no solo los políticos, tratar de decodificar por dónde es que hay que generar los cambios.

Lo mismo con otro tema que nada tiene que ver, pero que tiene que ver con pensar al Uruguay de 20 a 30 años.
El otro día escuchaba una entrevista muy interesante que le hacía Emiliano Cotelo en el 12 a un científico uruguayo. Claro, nosotros tenemos organizada la sociedad desde el sistema de jubilaciones pensando en torno a una vida que dura equis cantidad de años, eso está cambiando de manera drástica. O sea, el aumento de esperanza de vida se está dando de esta manera, por cada mes que pasa, se aumenta un mes y medio la esperanza de vida. Entonces, esas proyecciones llevan a que dentro de 20 o 30 años habrá en Uruguay más de cinco mil personas de más de 100 años de edad. Habrán muchísimos más octogenarios, septuagenarios; es decir, la esperanza de vida va a cambiar nuestro esquema de sociedad, y por ende, cuando proyectabas a una persona de 70 años pensabas en alguien que estaba en el final de su vida y por eso era natural que se jubilara a determinada edad, etc., etc. Bueno, estamos entrando a una realidad de que va a cambiar drásticamente eso, y que no será el final de la vida de una persona de 70 años sino que a los 70 años va a tener mucha tela para cortar, mucho camino por recorrer.
No solo eso, tendrá una sobrevida a los 70 años de 30 años más, cuando antes estaba todo organizado, incluso por eso el sistema de jubilaciones que tenemos, pensando que la persona que tenía más o menos esa edad, tendría 10 o 15 años más de vida, no más.
Entonces, todos esos cambios, que hablan también del avance de la Humanidad y de la ciencia, traen sus daños colaterales si mantenemos todo como está.

- ¿Cómo conjuga eso con la carrera militar que ya a los 50 años y poco se tienen que retirar?
– Lo de la Caja Militar, los propios militares ya en la década de los 90 manejaban la necesidad de reformarla, de hecho ya tenían estudios y algunos proyectos, lo digo con propiedad porque mi viejo estuvo en la Dirección General de los Servicios en el 93 y 94, y en ese momento ya era un tema de preocupación para los militares.
Los militares no están en contra, otra cosa es el impuesto, que es otra historia. Yo defiendo que si los militares están bajo un régimen diferente al trabajador común –por no tener nocturnidad, ni horas extras, están al servicio las 24 horas, si mañana hay una situación el servicio de jerarquía está a la orden, puede estar en el cumpleaños de 15 de la hija, pero si lo llaman, debe sacarse el traje e irse para el cuartel-.
Entonces, si estás en un régimen así, por más que no esté planteada la hipótesis de guerra, bueno, se necesita un tratamiento diferente al trabajador que si tiene pago de nocturnidad, horas extras, no está las 24 horas al servicio, etc.

- ¿Cómo ve al PC, que las encuestas lo muestran cada vez más abajo?
– Yo creo en las encuestas, creo que son una foto del momento y que esa foto podrá errarle por un poco pero no está muy lejos de la realidad, y es una realidad difícil para el PC, hay que asumirla. Paralelamente veo a un PC que empieza a recuperar una dosis de rebeldía que es fundamental para cualquier proceso de recuperación.
Siento que esa dosis de rebeldía tiene como expresiones muy nítidas un reordenamiento interno, o sea, ha habido procesos de recambio dentro de la interna del partido, de alineamientos distintos, de gente que se la está jugando ya, caso de Amorín y Coutinho que están recorriendo el país formando su nuevo sector, algo que entiendo es muy positivo.
Algún otro compañero que también está recorriendo el país que no ha dicho que va a ser precandidato pero tiene su grupo, que es el caso de Tabaré Viera, que me parece muy importante lo que está haciendo, recorriendo y armando su grupo.
Germán Cardozo, que también está haciendo lo propio. Hay otra parte del partido que está esperando a Talvi, ese es un dato de la realidad, se verá qué pasa. Y nosotros estamos haciendo nuestro camino.

Entonces, lo que veo desde hace tiempo es una vitalidad con una dosis de rebeldía para querer levantar al PC. Al mismo tiempo veo por primera vez diversidad en serio, no solo en el discurso y en las caras sino en los planteos, lo que es muy positivo. Siento, más allá de cosas puntuales, que el clima interno ha mejorado. Es decir, por ejemplo, tengo muy buen diálogo y relación con todos los hoy líderes de sector.
Tenemos diferencias, por supuesto, políticas, ideológicas, estratégicas, pero eso no quita que sienta que haya un clima diferente, y que nos cayó la ficha de la necesidad de la diversidad, porque lo más diverso dentro del PC somos nosotros.
Entonces, lo que pedimos a nuestros compañeros, que lo hemos hablado más de una vez y que nos han reconocido que ellos sienten que es muy importante lo que estamos haciendo para la suma de un PC abierto y diverso, que tenga puntero izquierdo, puntero derecho, centrofóbal, o sea, que vuelva a tener esa lógica de convivencia.

Respetamos y nos parece bárbaro que haya sectores que de repente ya tengan postura tomada acerca de acuerdos políticos que haya que hacer con otros partidos pensando en el quinquenio que viene.
Lo que pedimos es que nos dejen trabajar en el andarivel que andamos nosotros, y para eso es fundamental que el PC corra solo hasta octubre de 2019 inclusive, después de octubre creo que es natural que el PC se dé la posibilidad de hablar con los dos que hayan quedado, escuchar su propuesta, ver un programa y las prioridades del PC qué nivel de incidencia podría tener en uno u otro, depende de cuál llegara, y después tomar una decisión, que puede ser apoyar a uno, apoyar al otro o no apoyar a ninguno.
Hay otro compañero que ya -y es algo totalmente legítimo-, tiene una postura formada que dice que hay que acordar con el Partido Nacional. Yo lo respeto, pero lo que digo es que el PC somos todos, incluido nosotros, entonces no engloben al PC en un acuerdo de ese estilo porque nosotros somos parte del PC y no queremos eso, no sentimos afinidad con ese planteo, creemos otra cosa, y no solo eso, lo he dicho con mucha honestidad y frontalidad, nosotros para poder trabajar en el proyecto y en la corriente que estamos trabajando necesitamos la independencia del PC para que puedan sentirse atraídos, puedan venir y cruzar la frontera gente que no está en el PC.

- Tomemos como hipótesis que los candidatos presidenciales que puedan cruzarse en una segunda vuelta sean Lacalle Pou y el actual intendente de Montevideo, Daniel Martínez, quien aún no está del todo claro si finalmente será él ya, que ha sido vetado en otra oportunidad, ¿con quién se identifica más?
– Sin querer eludir la pregunta, principio tienen las cosas, vos mismo lo dijiste en la pregunta, Martínez capaz que ni llega, no lo sabemos. Hay dos FA dentro del FA.
Un FA con el cual uno pueda llegar a tener puntos de acuerdo, que es el FA republicano, democrático, moderno, abierto al mundo, que no está atado ni a recetas ni a dogmas de los 60, el FA que en algún sentido ha estado en las expresiones más moderadas en las últimas décadas y en donde confluyeron muchos colorados, ex colorados y batllistas que sintieron que allí había una expresión socialdemócrata.
Con ese FA, ¿cómo no se va a poder tener puntos de acuerdo? Con el mismo que quieren Tratados de Libre Comercio con Chile y con el que sea si le sirve a Uruguay, con el que razona con total sentido común de la necesidad de tener equilibrios macro económicos y que la economía uruguaya tenga un nivel de equilibrio fundamental, con los que condenan y dicen que en Venezuela hay una dictadura, con los que no compran el discurso barato de la Patria Grande sino que tienen una mirada mucho más abierta…

- Ese FA que está describiendo está bloqueado por el otro…
– Bueno, y por eso es una gran oportunidad para nosotros, porque hay muchos de esos ciudadanos que vieron en esa opción dentro del FA socialdemócrata y que han apostado una y otra vez a esa opción que el otro FA, con el que no tenemos casi ninguna coincidencia. No logra imponer su visión, pero bloquea a la otra, porque no podemos decir que el FA ha tenido gobiernos al estilo populista chavista, kirshnerista, revolucionario ni nada por el estilo. O sea, ni el Partido Comunista ni el MPP, incluso con Mujica presidente, lograron imprimirle al gobierno una tónica populista ni “no republicana”. De hecho una de las críticas que se le puede hacer por la izquierda es que fueron demasiados moderados y que hubo poco de izquierda. Hubo extranjerización de la tierra como nunca, hubo apertura y beneficios a inversores extranjeros como nunca, y mil etcéteras.

- Hubo una agenda social importante.
– Sí, pero bueno, fijate la paradoja. Por ejemplo, la agenda social vinculada a la agenda de derechos, aborto, matrimonio igualitario y cannabis, ninguna de las tres cosas eran propuestas prioritarias del MPP o de Mujica.

- Sin embargo, hoy Uruguay es reconocido a nivel mundial no solo por Suárez y Cavani, sino también por Mujica.
– Pero son las paradojas que no tienen que ver con la realidad, tienen que ver con la utilización estratégica de una historia, una imagen y la construcción de un relato de vida y político, en este caso que tiene como protagonista central a Pepe Mujica, y que tiene todos los ribetes necesarios para una película de Hollywood.

Perfil de Fernando Amado

Casado. Es del signo de Virgo, aunque no cree en el horóscopo.
De chiquito quería ser militar, es licenciado en Ciencias Políticas y escritor.
Es hincha de Nacional.

No tiene tiempo para hobbys.
El asado de tira es su comida preferida.
La sinceridad es lo que más le gusta de la gente, mientras que lo que menos le gusta de las personas es la hipocresía.

 

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Si fuéramos a una elección voluntaria, una ciudadanía apática o desconfiada de la política no iría a votar. Y si no vas a votar, no te involucrás en la construcción de tu destino”

Entrevista a Constanza Moreira

A Constanza Moreira, intelectual y académica de la ciencia política que incursiona en la práctica política desde el Senado, habiéndose llegado a postular como precandidata a la presidencia de la República por el Frente Amplio, y líder de la agrupación “Casa Grande”, estuvo recientemente en nuestra ciudad y dialogó con EL PUEBLO sobre diversos temas, como el de la participación de la mujer en la política.

- ¿Hay mucha diferencia entre la teoría de la academia y la práctica de la política?
– (Se ríe) Hacía tiempo que no me hacían esa pregunta, sí claro. No es que la cátedra no le acierte a las teorías de la política disponible que tenemos sobre Uruguay, sobre los partidos, sobre la sociedad uruguaya, pero en la política uno ve esa pintura en el detalle fino, mientras que la ciencia política siempre mira el conjunto, como el sistema de partidos, los electores. En la política se ve cómo funcionan los partidos políticos por dentro, de eso hay muy poquito escrito en la ciencia política uruguaya.Celia Cocco y Constanza Moreira en EL PUEBLO

También, para mí que estoy en política, me doy cuenta del cambio gigante que se está produciendo en el sistema de partidos uruguayos, y me parece que la academia todavía como que tiene un cierto retraso respecto a esta comprensión, porque bueno, no es lo mismo vivir el fenómeno de la aparición de un Novick, que de repente hay dos diputados que eran del Partido Nacional y ahora son de otro partido o uno de los nuestros que se va para otro lado. Eso uno lo vive en el día a día y empieza a entender la magnitud del cambio que experimenta Uruguay, mientras que la academia lo ve más de afuera. Entonces sí, hay una distancia en lo que media entre pensar una cosa y actuar sobre la realidad.

- Después de lo que ha visto desde adentro, ¿no desea volver a la academia…
- (Se ríe) Todavía doy clases…

- … y dejar definitivamente la práctica política?
– A veces sí. Dos o tres días a la semana sí, dos o tres días a la semana no. Mantengo un poco de vida académica en el sentido de que mantengo la cátedra. Escribo al menos un artículo por año, ahora estoy tratando de sintetizar lo que ha sido la experiencia del gobierno de Mujica y el de Tabaré, porque también me parece que los políticos sintetizamos poco y mal nuestras experiencias. Vamos haciendo las cosas y salvo lo que sale en la prensa sobre lo que hacemos, los propios partidos no tienen capacidad de sintetizar las propias experiencias. Esa es una tarea que le falta a la política, que es muy intensa y desgastante mientras que la vida académica te da una lejanía con la realidad muy tranquilizadora, aunque los académicos se preocupan igual por otras cosas (risas), no es que viven súper tranquilos, pero en todo caso, diría que la vida política es algo que ningún hombre ni ninguna mujer debería despreciar, es una noble tarea, todos deberíamos hacer algo de política en nuestra vida, porque así funciona mejor la democracia, si todos hacemos nuestra parte.

- Usted intentó ser presidente de la República (se ríe), ¿Uruguay está preparado para ser presidido por una mujer?
– Yo creo que sí, cualquier mujer lo puede hacer tan bien como cualquier hombre. Lo que complica la vida en Uruguay son los prejuicios, que son grandes, muy grandes, prejuicios sobre si la mujer tiene capacidad de mando o no, eso para mí es muy evidente, lo veo todos los días. A las mujeres las mandan al trabajo de las comisiones, de secretaria de actas, pero no son las que eligen para hablar en las oratorias o para tomar las grandes decisiones. Hay mucho prejuicio todavía en la política uruguaya, y al mismo tiempo los partidos siguen siendo de estructuras fuertemente masculinizadas. Uno ve las encuestas de opinión de quiénes son los candidatos y ponen Mieres, Novick, Lacalle, Larrañaga.

Por decir algo, yo tuve 10 mil votos más que Mieres, o una cosa así, pero jamás aparezco en una encuesta. (Verónica) Alonso se abrió camino ella sola y aparece de vez en cuando en alguna encuesta, es cabeza de lista en una organización súper masculina como es el Partido Nacional (PN). Mónica Xavier que fue la presidenta del Frente Amplio no aparece nunca. Entonces, no es por darle palos a la prensa porque estas son las encuestas de opinión, ¿y quién paga las encuestas de opinión? ¿Quién paga para aparecer en una encuesta de opinión?

Pero por supuesto que los uruguayos están súper preparados. El sistema político funciona, no son tan importantes las personas, son más importantes los partidos que las personas.

- Pero a los partidos los votan las personas…
– Y la gente vota a las mujeres. Nosotros (por “Casa Grande”) somos un ejemplo de eso, somos un montón de mujeres, hay hombres también (risas)…

- La cuota de género…
– (Risas) Le damos una cuota de género a los hombres. Es verdad que en algunos casos nos costó encontrar hombres para poner en las listas y cumplir la cuota de género, pero un grupo nuevito, sin un peso, sin cargos de gobierno, nacido de un día para el otro y tuvimos 80 mil votos, por lo que sacamos una senadora, y todo con liderazgo femenino y sin plata. Entonces, eso muestra que la sociedad está preparada para votar mujeres. Y Mónica Xavier le ganó a tres candidatos hombres. Ahora salió un hombre porque en realidad eran todos hombres los candidatos a la presidencia del FA.

Entonces, al contrario, las mujeres tienen un enorme atractivo para el electorado uruguayo, para el electorado femenino, pero también para el electorado masculino. El problema de los partidos es que son muy machistas, está muy masculinizado, los jefes son hombres. Es una forma de hacer política que le llamo hacer política con testosterona, a los gritos, con reuniones de noche que a las mujeres nos resulta poco aguantable. Los horarios nocturnos no nos sirven, hace mil años que lo vengo diciendo. A las 9 de la noche hay que terminar, empezaste a las 8 de la mañana. Incluso la forma en que se hace la campaña política.

Como somos dueñas de nuestro grupo político, hacemos una campaña política más amigable, pero la forma en que se hacen las campañas políticas es absolutamente deteriorante de la salud de cualquiera. Hay que encontrar la manera de hacer campaña amigable, sin matar a la gente ni enfermarla. Y bueno, todas esas prácticas un poco brutales, es lo que las mujeres cuando llegan a la política las van cambiando. La mujer es más negociadora, tiene un tono de voz distinto cuando hablan. Entonces, esas son limitantes que se producen arriba, en la dirigencia. Pero la gente votaría por mujeres, cómo no.

- ¿Qué lectura hace de la poca participación de la gente cuando se la convoca voluntariamente a las urnas? En el caso de las últimas elecciones internas de los partidos políticos apenas concurrió el 35% de los habilitados para votar, ¿eso deslegitima al sistema?
– Soy una firme defensora del voto obligatorio y con sanciones, y Uruguay es el que tiene el régimen sancionatorio más duro de América Latina. Estoy a favor del voto obligatorio porque cuando el voto es voluntario tiende a votar la gente de mayor nivel educativo, y la gente de menor nivel educativo, los apáticos de la política no se involucran. Entonces, el gobierno también tiene menor propensión a desarrollar políticas para los sectores que no lo votan, que no participan en una elección. O sea, el voto voluntario es muy elitista, genera resultados muy elitista, por eso es que estoy a favor del voto obligatorio.

Pero si se trata de elegir a las autoridades internas de los partidos, me parece lógico que sea voluntario, porque no cualquiera quisiera estar involucrado en elegir los candidatos de los partidos, tienen que ser los que estén cercanos a los partidos. Nosotros elegimos un régimen muy raro. Antes se suponía que eso lo elegían los militantes, como en el FA. Pero se abrió un poco más, eso está muy bien, pero tiene que ser voluntario. Ahora claro, en la primera, como todo juguete nuevo, todo el mundo fue a votar, en la segunda votaron menos, en la tercera menos, y además se produce una diferencia, en el FA se vota menos en la elección interna que en el PN, donde tiene un gran peso para determinar cómo se corta el bacalao ahí adentro. La elección interna en el FA es bastante testimonial desde el punto de vista de cómo se eligen las candidaturas.

Además, en un contexto como éste, que hay líos de políticos en la Justicia, que hay políticos presos, que hay problemas con la actividad económica porque ya no estamos en el Uruguay que crecía el 6%, tengo la impresión de que si uno fuera a una elección voluntaria, una ciudadanía apática o desconfiada de la política no iría a votar. Y si no vas a votar, no te involucrás en la construcción de tu destino. Entonces, lo que muestra eso es que si a la gente le dan a elegir entre votar y no votar, una gran proporción de personas no lo haría.

- En ese contexto, comienzan a aparecer movimientos de autoconvocados en materia económica y ahora también en seguridad, que cuestionan a los políticos por la ausencia de soluciones a los problemas. ¿Qué falta para pasar del “nos vemos en las urnas” a “que se vayan todos”?
– Del “nos vemos en las urnas” a “que se vayan todos” hay una montaña, no un paso. Porque el “nos vemos en las urnas” quiere decir, las urnas van a legitimar si vos tenés razón y yo no o al revés. “Nos vemos en las urnas” es la respuesta a Tabaré de ¿este es un movimiento social que lucha por sus intereses o este es un movimiento político que quiere medir fuerzas? Porque si es un movimiento político que quiere medir fuerzas, “nos vemos en las urnas”.

“Que se vayan todos” es la respuesta indignada de la sociedad frente a un sistema político que no solamente no da respuestas sino que el propio sistema político genera una gran inestabilidad. Es un poco lo que pasa ahora en Brasil, el sistema político es un factor de generación de problemas, no resuelve sino que genera problemas todo el tiempo. Me refiero a Temer y su banda.
El sistema político uruguayo es un sistema que tiende a la resolución de problemas, no es un sistema que genere problemas adicionales. Puede no darle soluciones a medida a cada uno de los problemas de los uruguayos, eso es así. Pero el tema es que hay una parte de las soluciones que pasan por el sistema político y otra parte de las soluciones que no, por decir algo. Por ejemplo, en la violencia de género no se puede poner un policía adentro de cada casa. La violencia de género interpela a toda la sociedad uruguaya, no tiene la culpa el gobierno de la violencia de género, que es un fenómeno social, al que llamamos “el patriarcalismo”, que nos interpela a cada uno de nosotros, especialmente a los hombres, sobre cuán violentos somos.

Perfil de Constanza Moreira

Viuda. Es del signo de Piscis. De chiquita quería ser escritora. Hincha de Brasil (se ríe).

¿Una asignatura pendiente? Descansar.
¿Una comida? Feijoada.
¿Un libro? “La conjura de los necios” de John Kennedy Toole.
¿Una película? El paciente inglés.
¿Un hobby? Viajar.
¿Qué música escucha? Toda.
¿Qué le gusta de la gente? Su inocencia.
¿Qué no le gusta de la gente? El cinismo.

Entrevista de Leonardo Silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“El Frente Amplio no cumplió, así que vaya al banco de suplentes. El tema es quién entra de titular”

Entrevista a Pablo Mieres

Pablo Mieres, senador y líder del Partido Independiente (PI), estuvo recientemente en nuestra ciudad, visitó EL PUEBLO y conversó sobre los temas de actualidad, comenzando por lo que le dejó la reciente interpelación al ministro del Interior.

- ¿Qué le dejó la interpelación al ministro Eduardo Bonomi?
– La sensación de tozudez del gobierno, que sostiene a un ministro contra toda evidencia. Eso no es bueno para el propio gobierno, creo que le hace daño. Si hoy uno hiciera una encuesta en cualquier parte del país, la gestión de Bonomi saldría muy mal parada, y no porque la gente tenga animosidad contra el ministro, pasa que la gente sufre la inseguridad y siente que estamos cada vez peor. Entiendo que es de buena política de un gobierno que cuando a un ministro no le va bien, corregir, buscar otra política y conseguir otro ministro, sobre todo cuando este lleva 8 años. Uno se pregunta si no es un cargo vitalicio porque Bonomi lleva más tiempo en el cargo que cualquier presidente en tiempos democráticos y que cualquier ministro desde que volvimos a la democracia. Uno piensa que eso debería ser una señal de que estamos en un lugar donde la seguridad ha aumentado, y es todo lo contrario.

Entonces, lo que creo es que quedó en evidencia, más allá de toda la hojarasca, los insultos, los agravios y los detalles, lo importante es que el gobierno persiste en una estrategia de seguridad sosteniendo a un equipo que está al frente de esa política de seguridad que lamentablemente ha fracasado.

- ¿Usted también se comió el amague como todos nosotros cuando comenzó a contestar el ministro y parecía que dejaba su cargo?
– (Se ríe) Pareció muy raro, o sea, cuando empecé a escucharlo reconozco que tuve un segundo de duda pero enseguida me di cuenta que era un giro discursivo típico de los debates parlamentarios, lo que pasa es que Bonomi no tenía esa característica. Hasta ahora, siempre que había comparecido había ido a los asuntos, esta vez le encontró una vuelta política, una picardía parlamentaria que tuvo su efecto porque generó la atracción de los medios, pero es un chascarrillo de esos que ocurren en los debates parlamentarios que termina rápidamente y el tema central era otro.Pablo Mieres con dirigentes locales del Partido Independiente

- Cuando observa algunos alertas que se están dando en el país, como en la educación, en seguridad, en el empleo y en el desempleo (dos caras de una misma moneda), en la economía, en el endeudamiento interno y externo, pensando en el futuro, ¿qué nos queda?
– El cambio, creo que es evidente. Es decir, este gobierno no ha logrado responder los principales problemas del país.
A esa enumeración que usted menciona agreguémosle la reforma del Estado, que tampoco la han desarrollado. Entonces, está todo pendiente, que es la sensación que uno tiene, sobre que las reformas que hay que hacer en Uruguay, que hace tiempo que están planteadas, el FA no las hizo y no las va a hacer, y uno se pregunta si un futuro gobierno del FA las haría.
No las hará, entre otras cosas porque están divididos, y en la división predomina el freno. Es decir, cuando se dividen pasa lo que está pasando con el Tratado de Libre Comercio con Chile, que hace dos años que estamos con eso trancado, y ahora parece que la Mesa Política o el Plenario lo va a resolver. O sea, le han extraído la función de gobierno al gobierno, y es el aparato partidario, con sus militantes sobredimensionados los que terminan por decidir lo que pasa en el país.

Por eso la reforma educativa no avanzó y los reformistas se tuvieron que ir, como Fernando Filgueiras y Juan Pedro Mir. La reforma del Estado te la debo. Entonces, lo que se necesita es un cambio, y ahí, nosotros creemos que somos la mejor opción de cambio, que es de lo que trataremos de convencer a la ciudadanía, que para sustituir al FA, lo mejor que puede pasar es que gane el PI o una coalición más amplia con gente socialdemócrata que provenga de otros partidos, incluido del FA.
Creo que hay un montón de gente del FA que está muy caliente y que ojalá se sume en una patriada para tratar de cambiar la situación del país.

- En todas las encuestas se aprecia un porcentaje bastante abultado de personas que dicen estar indecisas, lo que deja la impresión que el uruguayo está pensando qué va a votar en las próximas elecciones, ¿cómo convencerá a esos uruguayos que su propuesta es la mejor para el país?
– Es muy cierto, y si uno compara las encuestas con lo que decían hace 5 años, el número de indecisos es sensiblemente mayor, alrededor de 10 puntos más que lo que pasaba en 2013 con respecto al 2014.
En 2013 había un porcentaje de indecisos de alrededor del 13%, ahora es un 25%, en promedio porque hay algunas que dan 40%, otras dan menos. O sea que uno de cada 4 uruguayos no sabe qué va a hacer el año que viene.
Y de los que dicen que van a hacer tal o cual cosa, el nivel de firmeza en la decisión es también muy variado. Así que la volatilidad del ciudadano es muy alta hoy para su decisión. Nosotros tenemos que convencerlos que, primero, el FA agotó su proyecto de cambio, tuvo 3 períodos, con sus cosas buenas y malas. No soy de los que cree que hay que barrer todo para afuera como si nada hubiera servido, se han hecho cosas, pero son mucho más los debe a esta altura, pero además y sobre todo, no hay propuesta.

El FA no sabe ya en qué avanzar, incluso cuando plantea, como Astori dijo el otro día, la reforma de la seguridad social es un tema fundamental del próximo período de gobierno, y uno dice, pero usted está en el Ministerio de Economía, le quedan dos años de gobierno, ¿por qué no hacemos ahora la reforma? Ninguna reforma va a ocurrir.

Entonces, el gran tema es demostrarle a la gente que del abanico de alternativas opositoras, la mejor para el país es la nuestra. Ese es el debate de la campaña electoral, por un lado decir, “señores, el FA no merece una nueva oportunidad porque no cumplió acorde a lo que se esperaba y además dijo cosas que después no cumplió, como que no iba a imponer más impuestos y puso, que iba a reformar la educación y no la reformó. No cumplió, así que vaya al banco de suplentes”.

El tema es quién entra de titular. Y ahí vamos a debatir con los demás candidatos de los partidos de oposición, y nuestro objetivo es demostrarles que somos la mejor alternativa.

- Con la aparición de movimientos de autoconvocados en materia de economía y ahora de seguridad, ¿no corre peligro la democracia representativa?
– Creo que no, pero tampoco hay que bajar la guardia. Uruguay todavía mantiene estándares de apoyo a la democracia representativa fuertes pero esto no es una cosa ganada de una vez para siempre, hay que ganarse el respaldo ciudadano todos los días.
Creo que hay un momento de crisis de credibilidad en la política, hay una situación de malestar, de distancia, y tiene un nombre muy claro, la falta de transparencia y de ética pública, que es otro gran tema de campaña.
Hay que ofrecerle a la ciudadanía una propuesta que dé garantías de transparencia y de reivindicación de la ética pública.

- Pero de la frase “nos vemos en las urnas” a “que se vayan todos”, ¿no hay un paso?
– Sí, sí. Ese es un problema, porque además cuando surge el “que se vayan todos”, el que viene es un problema (risas), porque por lo general el que viene es alguien que no tiene muchos reflejos democráticos, es un mesías que descree de los partidos.
A esas cosas les tengo alergia. Pero claro, el sistema de partidos tiene que ganarse el respaldo ciudadano.
Uruguay ha sido tradicionalmente una democracia de partidos muy fuertes, tanto que uno que participó siempre en partidos minoritarios lo sufrió, porque para crecer en un país donde los partidos grandes eran tradicionalmente muy fuertes, costaba mucho.
Pero ir a la idea de que los partidos no sirven es un riesgo grande, cada vez que esa idea surgió en cualquier país, en Uruguay también, lo que tuvimos después más vale olvidarse.

Por eso, a fin del año pasado planteamos un paquete de transparencia, un shock de transparencia, estamos pidiendo a los demás partidos que se instale una comisión especial en el Parlamento sobre transparencia y que votemos una gran ley de transparencia, junto con la ley de transparencia de partidos, que ya tiene media sanción, y esa es otra señal que hay que dar.
El sistema de partidos tiene que votar una ley de financiamiento de partidos que nos exija más cristalinidad y más seguimiento sobre nuestras cuentas, sobre nuestros gastos y sobre nuestros ingresos.
Y me parece que éste es el año para las dos cosas. Si hacemos esos dos gestos, y si esos gestos son unánimes, creo que el sistema político puede renovar su crédito con la ciudadanía.

Y nosotros en ese sentido no estamos para garronear, es decir, para quedarnos con esa bandera, queremos que esta bandera sea de todos, porque es todo el sistema político el que tiene que recuperar la credibilidad.
Ahora, si no hay apoyo, bueno, reivindicaremos nosotros nuestras convicciones.

- Usted hace poco planteó la necesidad de ir armando una agenda temática socialdemócrata entre todos los partidos políticos para que cuando se instale el nuevo gobierno no tenga la necesidad de comenzar de cero las negociaciones de una agenda parlamentaria, ¿cómo está ese tema?
– Hemos incorporado alguna gente que viene de afuera del Partido independiente, caso de Jorge Coronel en Cerro Largo, un ex diputado del Partido Nacional y también el caso de Antonio Chiesa, también ex diputado del Partido Nacional en Tacuarembó.
Hay conversaciones con más gente, inclusive gente del FA que hoy está muy distanciada de la situación del FA, que se siente defraudada y que las expectativas no han sido colmadas, sobre todo ese renunciamiento a las reglas de juego sobre transparencia que está planteado. Creo que puede haber novedades, pasa que todavía tenemos tiempo por delante. De cualquier manera, estamos trabajando, y a fin de año estamos lanzando la campaña electoral.
Ojalá que en esa campaña estemos acompañados por gente de otros orígenes sumando en un lema común, si no, seremos nosotros con nuestra gente, crecidos por el apoyo popular que ha ido progresando, algo que reflejan todas las encuestas, diciéndole a la gente que queremos tener la chance de gobernar.

- ¿Cómo encontró al PI en Salto?
– Muy bien, tenemos un equipo que hoy nos acompaña, la Mesa Departamental con la presidencia de Hoover Rosa, que es el compañero que tomó la posta en el departamento.
Veo al PI en Salto muy fuerte, presente en los temas departamentales y en las cuestiones más vinculadas con lo local al tiempo que también participan de los debates nacionales en las instancias de representación.
Es más, en el mes de setiembre la Junta Federal, que es el organismo más importante del PI que se reúne cada 3 o 4 meses, se va a reunir acá en Salto, lo que es una señal de que el partido valora el trabajo político que se está haciendo en Salto y que hay una confianza en nuestros compañeros, preparando una disputa por una banca en el Parlamento en representación del PI de Salto y luego, en la lucha departamental.

Perfil de Pablo Mieres

Casado, tiene tres hijos. Es del signo de Leo, de chiquito quería ser político. Es hincha de Nacional.

¿Una comida? Me encanta hacer un asado con ensaladas.
¿Un libro? “El país de la cola de paja” de Mario Benedetti.
¿Una película? El padrino I y II.
¿Qué le gusta de la gente? La solidaridad y el sentido por la generosidad hacia los terceros.
¿Qué no le gusta de la gente? La mezquindad y el egoísmo.

Entrevista de Leonardo Silva

 

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“La política de seguridad no solo no va a cambiar si no cambia el ministro, tampoco cambiará si no cambia el gobierno”

Entrevista a Álvaro Delgado

El senador Álvaro Delgado estuvo hace unos días en nuestra ciudad en el marco de los festejos de los 8 años de la Lista 50, oportunidad que EL PUEBLO aprovechó para dialogar con el legislador nacionalista sobre temas de actualidad.

- Estamos viviendo tiempos extraordinarios donde un ex presidente de Brasil está preso por delitos de corrupción, un ex vicepresidente uruguayo tiene pedido de procesamiento por delitos de peculado y abuso de funciones, otros casos similares se ven en otros países de la región, también han caído similares denuncias en figuras de su partido, ¿cómo analiza estos hechos?
– Todo lo que sea debate sobre transparencia está bueno. Ahora, no utilicemos el debate por la transparencia para camuflar un debate ideológico, donde tú me pellizcas una oreja y yo te pincho el ojo. Me parece que en esos términos no se puede plantear. AlvaroDelgado
Lo que en cambio vamos a plantear, en una línea muy fuerte, que es entre la legalidad y la ilegalidad, entre lo correcto e incorrecto. Este debate ético que se está dando, con todos los bemoles de la ética porque en realidad se trata de un concepto muy abstracto, incluso tiene que ver con los valores de cada uno, pero hay cosas que son muy sencillas, es legal o es ilegal.
Está encuadrado en una figura penal y si la Justicia determina que es un delito, ya está, no hay más que discutir. En realidad no hay procesados buenos e injustos y procesados a los cuales les corresponde.
Estamos viendo en algunos países, particularmente en Brasil, donde hay un deterioro político y moral importante, y obviamente que genera repercusiones en la sociedad, sobre todo en la política brasilera, a mí me preocupa mucho el descrédito que esto genera, pero obviamente había un aparato montado de corrupción encabezado por el PT (Partido de los Trabajadores) -no exclusivamente-, y que está ahora llegando a una de las etapas cruciales donde tienen procesamientos y el encarcelamiento del candidato y dos veces presidente Lula Da Silva. He visto algunos referentes del Frente Amplio hablar de la injusticia del procesamiento, y uno se pregunta, si el procesado fuera otro, ¿dicen lo mismo? ¿O miran la justicia o injusticia de un procesamiento en función de las afinidades ideológicas? Hay que sacarse esas anteojeras y ver el tema como lo que corresponde.

- ¿Y en Uruguay?
– Bueno, lo viví con ANCAP, donde después de haber sido el miembro denunciante en 2015, después de haber trabajado en la investigadora de una ANCAP que genera un déficit histórico, no existe en Uruguay un déficit de 800 millones de dólares en una empresa estatal monopólica con precios administrados y con récords de ventas de combustible.
Empezamos a hurgar y había una serie de situaciones de errores y horrores de gestión, irregularidades e ilicitudes, y en algunos temas teníamos la presunción que podía haber una implicancia penal, por eso se hizo la denuncia, y lo hicieron los demás partidos también.
Después de dos años la Justicia empieza a pronunciarse, y la verdad que durante estos dos años yo recibía toda la semana gente afín y no tan afín diciendo que no iba a pasar nada. Y la verdad que a toda esa gente la sorprendió la decisión del fiscal Pacheco donde pide el procesamiento, por ahora, de nueve personas por los delitos de abuso de funciones, peculado y estafa, según corresponda, y anunció dos cosas que me parecen importantes, que va a tomarse su tiempo para definir dos situaciones más, y que además va a seguir investigando para profundizar en algunos temas. Para mí eso es muy importante porque genera un sentido de alivio institucional y social en cuanto a que hay un Poder del Estado que regula entre lo legal y lo ilegal cuando te pasás de la raya, cuando afectás otro derecho y cometés delitos, que actúa con independencia. Y me parece que eso hay que valorarlo, la Justicia que estaba tan vapuleada, y ahora agarra un rol protagónico en función de hacer lo que hay que hacer, y hacerlo como un Poder independiente del Estado. Está pasando acá y está pasando en Brasil, los fallos de la Justicia se pueden discutir pero hay que acatarlos.

- Estamos viviendo tiempos muy violentos donde la vida de las personas parecería que no valen nada para los delincuentes…
– Y yo vengo de mis pagos de Quebracho, ¿viste lo conmovido que está? Hoy día la sociedad de Quebracho está dividida en función de cómo interpretan las situaciones. Pero, pasás raya y hay dos asesinados y un autoeliminado en una sociedad que no llega a 3 mil habitantes. Lo que pasó acá con el hijo del ferretero, lo que pasó con el otro que acuchillaron.
Estamos viviendo en una sociedad que se ha vuelto muy violenta. Ahora, la violencia no se arregla con represión, el delito se arregla con represión, el delito con violencia se arregla con represión.
Parte de lo que tenemos que hacer es que algunos acuerdos que tenemos con la Presidencia se cumplan, entre otras cosas lo que refiere al agravamiento de las penas para homicidas cuando los asesinados son jueces, policías o fiscales, el registro de abusadores de menores, ahora estamos presentando un proyecto de ley para evitar las salidas anticipadas que hoy están habilitadas a dos tercios de las penas en determinadas circunstancias.
Muchos de estos ya estaban acordados con Presidencia y después el FA termina no pudiendo llevar a cabo lo que acuerda el presidente de la República, entonces somos todos rehenes de una interna política del FA que tiene miedo a la represión, miedo a endurecer las penas, miedo a decir con fuerza que lo que hay que decir en Uruguay es que se acabó el recreo, y no estoy hablando de mano dura, estoy hablando de mano firme.
Vamos a insistir y vamos a hacer todas las acciones posibles, aunque creo que la política de seguridad no solo no va a cambiar si no cambia el ministro, tampoco cambiará si no cambia el gobierno.

- ¿Y respecto a la violencia, que usted diferenció del delito?
– El tema de la violencia es mucho más profundo, no solamente relacionado a los delitos, la sociedad uruguaya está más violenta. Se ve en el tránsito, en las relaciones humanas. Eso muchas veces se arregla con temas más a largo plazo, con educación, con inclusión. Ahora, no podemos esperar que eso pase para reprimir el delito. La represión al delito es para ayer, porque estamos hablando de vidas de gente inocente.
Hoy la gente más que sentir, vive el tema de la seguridad como que está en un permanente estado de indefensión, que el gobierno muchas veces parece estar más preocupado por los derechos humanos de quienes terminan siendo procesados y no por los que están siendo víctimas de los que son procesados.

- ¿Qué otro tema considera importante a atender?
– El otro tema que importa, que vemos en las encuestas de opinión pública pero que fundamentalmente lo vemos en las recorridas por todo el país, es el tema del empleo.
Con un desempleo creciente en Uruguay, asociado a una baja actividad, porque cada vez hay menos gente que busca empleo, asociado fundamentalmente a las expectativas económicas y a la falta de inversión. No hablo de la mega inversión, estoy hablando de la pequeña inversión, la del comercio de la esquina que arregla la vitrina o el que abre el restaurante o de quien pone más mercadería en la ferretería.
Esa inversión que derrama el taller, que derrama mano de obra, hoy está absolutamente frenada en Uruguay, y se siente, y se va a sentir mucho más a partir del próximo mes con los resultados de la cosecha de la soja, sumado al impacto de lo que ha sido la seca en la ganadería, donde habrán menos terneros porque ha habido menos vacas preñadas, con lo cual el año que viene tendremos vacas que paren más tarde. Esto nos afectará por lo menos dos años.
El otro día analizábamos con un grupo de técnicos de economía el costo de la seca en Uruguay, que terminará siendo globalmente arriba de un punto del PBI, arriba de 600 millones de dólares, donde se incluya entre otras cosas, en el global, unos 33 mil fletes menos.

- Esto que viene analizando ha llevado a que la gente se muestre preocupada y cansada, viéndose fenómenos sociales como el caso de los autoconvocados en materia económica o ahora también en Salto en materia de seguridad. ¿Esto no pone en riesgo el sistema de representación vigente en nuestra Constitución?
– Yo creo que es muy bueno, la sociedad canaliza las inquietudes, los descontentos o el enojo a través de manifestaciones que son apartidarias. Más, decidimos no concurrir a la marcha por seguridad estando en Salto no porque no sienta o no comparta los reclamos, en ese sentido estaría al frente de la fila.
Estoy tan indignado como cualquiera de los salteños, esto mismo me pasa en todos los departamentos a los que voy.
Pero no quiero dar excusas, porque lo primero que hace el gobierno ante una situación de estas, que en definitiva es presión y control social, es descalificarla. Entonces no le quiero dar excusas, cuando hay algo genuino de la gente indignada y canalizando su enojo marchando, haciendo lo que tiene que hacer, que es manifestarse.
¿O hay manifestaciones buenas y malas? ¿Si mañana el SUNCA se manifiesta está bien y si se manifiesta la gente por seguridad está mal? No, no, creo que ahí están muy equivocados con esa que fue la primera reacción del gobierno con los autoconvocados. He tenido varias reuniones con la mesa de los autoconvocados junto a Luis Lacalle Pou, tenemos muchas coincidencias, muchos de los temas los hemos venido planteando.
En enero planteé 15 medidas a la ministro de Industrias y al ministro de Economía en la Comisión Permanente para bajar el costo de los combustibles y de las tarifas eléctricas con medidas administrativas, un 15% en las tarifas eléctricas sin que UTE pierda plata, $7 en el precio del gasoil, entre otras cosas también pedí que ANCAP no le siga subsidiando 10 millones de dólares a la intendencia de Montevideo todos los años por una tasa de inflamables que no tiene ningún sentido.
Son algunos ejemplos.
O sea, nosotros proponemos. Obviamente es el tercer período con mayoría propia, y como dije, estamos todos siendo rehenes de una interna política del FA. Ahora, esto también se empieza a resquebrajar. El FA pierde mística, capacidad de adhesión, de propuesta, de cohesión, una situación económica que no es favorable a Uruguay, un desempleo creciente. Se están dando condiciones que la gente comienza a decir que está descontenta y se manifiesta, y cuando pasa esto están diciendo que quieren un cambio. Ahí tenés que el tercer partido según las encuestas de opinión pública son los desencantados, y esa es una gran responsabilidad para nosotros, ser la alternativa al FA, que con humildad tenemos que aceptar ser los merecedores de esa confianza de por lo menos una parte de ellos, que vean en nosotros la chance de un gobierno diferente.

Perfil de Álvaro Delgado

Casado. Tiene tres hijos. Es del signo de Piscis. De chiquito quería ser abogado o veterinario. Es hincha de Peñarol.

¿Alguna asignatura pendiente? Sí, hice un posgrado en Uruguay pero tuve muchas ganas de hacerlo en el exterior.
¿Una comida? El asado.
¿Una película? El discurso del rey.
¿Un hobby? Estar con amigos, con la familia, algún deporte y andar a caballo.
¿Qué música escucha? De todo.
¿Qué le gusta de la gente? Cuando es espontánea. ¿Qué no le gusta de la gente? Cuando piensa una cosa y dice otra.

Entrevista de Leonardo Silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Pensando en generar empleo: “hay que buscar inversiones macro que diversifiquen la producción del departamento”

Entrevista a Manuela Mutti Fornaroli

Manuela Mutti (31) milita en política desde los 14 años y hoy es una de las tres diputadas por Salto electa por su sector, el Movimiento de Participación Popular (MPP). EL PUEBLO dialogó con ella para conocer cómo ha encarado su trabajo legislativo.Manuela Mutti
- Cumplió 3 años de estar al frente de la diputación por Salto, ¿diputación que podemos decir llegó casi por sorpresa?
– Exactamente, fue una diputación que nos tomó por sorpresa porque como MPP íbamos en una candidatura en solitario. En otras instancias y como organización política habíamos logrado diputaciones pero siempre en el marco de alianzas. En este caso la 609 iba sola con un candidato nuevo, mujer, joven y a su vez en ese momento era docente rural, por lo que terminaba de dar clases y me iba a militar. O sea que tampoco teníamos una disposición grande, que implicó que la organización tuviese que hacer malabares y montar una estrategia diferente a la hora de poder trabajar hacia las elecciones, que hoy con el diario del lunes sabemos que fue una estrategia acertada.
- ¿Cómo se encontró en esa función de legisladora? ¿Era lo que esperaba?
– En mi caso siempre planifiqué mi trabajo político como un trabajo orgánico. Me gustó siempre la tarea de planificación política, de debate interno y de generar las condiciones para que la organización funcione. Ese fue mi rol siempre, por eso estuve muchos años en la dirección de los jóvenes a nivel nacional y en la dirección del regional del interior, en la cual nos encargamos de que funcione la orgánica en todo el interior. Esto fue desde muy temprana edad, arranqué a militar a los 14 años y a los 16 ya ocupaba cargos de responsabilidad a nivel nacional. Esa tarea me sirvió de mucho porque a la hora de llegar al Parlamento, muchos de los compañeros con los que hoy trabajo son compañeros generacionales de esos momentos, y los que no lo son, los pude conocer en la militancia orgánica.
Quienes están en el Parlamento ninguno me es desconocido, quienes forman parte de sus equipos de trabajo tampoco. Inclusive fui parte de equipos de trabajo en el Parlamento cuando era joven. A través de algunos centros de investigación realizamos muchísimos aportes a (Ernesto) Agazzi, con quien trabajé como asesora cuando era estudiante en la parte de fundamentación de proyectos de ley. Entonces, más o menos lo que era la dinámica del trabajo parlamentario la conocía, pero desde otro ángulo, no teniendo que ser yo la persona que daba la cara en determinados momentos ni atajar todos los frentes. Sabía lo que era un poco la tarea y la diferencia entre un diputado de Montevideo y un diputado del interior, sin duda que es totalmente distinto.
- ¿Por dónde observa esas diferencias?
– Y la diferencia pasa porque al diputado del interior le llegan los conflictos hasta cuando va al almacén. Si la gente te identifica, te para, te plantean los problemas y en cada situación te estás llevando problemáticas para que se resuelvan previo estudio y reuniones a agendar. También que no te centras en un trabajo específico. Si bien integro la Comisión de Educación y Cultura, me he metido en la Comisión de Legislación Laboral, en la de Transporte, en la de Salud, en la de Derechos Humanos, en la de Población y Desarrollo, en la de Hacienda. Sin embargo, el diputado de Montevideo logra poder centrar más su trabajo en áreas específicas y en la tarea más legislativa. Estar en el Parlamento todos los días de la semana te permite a veces estar más en el mojo que lo que estamos nosotros, que hay cuatro días que nos perdemos y cuando llegamos hay muchas cosas ya resueltas.
- Antes se tomaba al diputado del interior para hacer gestiones para la gente, ¿cómo es ahora?
– Ese no debe ser nuestro rol. De hecho terminas siendo el nexo más cercano con algunas cuestiones del Poder Ejecutivo, entonces a veces se excede la tarea legislativa. Nos encantaría decir que nuestro trabajo es de escritorio y que se refiere a la parte legislativa que tiene vínculo con nuestro territorio, con la gente y a nivel nacional. Pero en realidad terminamos siendo el nexo de la solución de muchísimos problemas, abrir vínculos, destrabar cosas. Por suerte, una de las cosas que nos permitió organizarnos y no estar al golpe de balde, fue haber definido a través de muchísimos informes que pedimos a la Universidad de la República, a las distintas reparticiones del Estado en general y a la gente que estudia a nivel social, cuáles eran las problemáticas que tenía nuestro departamento para poder definir también cuáles iban a ser nuestros ejes de trabajo.
Una de las cosas que ha definido nuestro trabajo es tratar de que lo urgente no termine marcándonos la agenda y de lograr un trabajo capaz que silencioso pero planificado, en donde vayamos cerrando temas y no terminemos atendiendo problemas particulares, que eso ha sido algo que en el principio de la Legislatura nos dimos cuenta que teníamos que gestionarlo mejor, no atendiendo problemas puntuales y tratar de ver cuando esos problemas son colectivos, reales y ser quizás orientadora de los problemas puntuales, y explicarle a la gente que como ciudadanos tienen tales derechos, que pueden ir a tal oficina a la que tiene acceso todo el mundo y no venir a una diputada para solucionar sus temas.
- ¿Y la gente entiende eso?
– Ha habido de todo, inclusive muchas veces las respuestas han tenido que ser fuertes. Es increíble, la gente se queja mucho de la corrupción, pero en la primera oportunidad en la que tiene un problema a veces te piden cosas que no son muy santas, y ahí le tenemos que explicar a la gente que eso no hacemos. Por lo que a veces hay respuestas medio fuertes pero que hace a la pedagogía de la política, para empezar a educarnos desde otro lugar como ciudadanos y como actores políticos.

“Nos ven venir y saben que somos muy insistentes”, dijo

- ¿Cuáles son los ejes de su trabajo parlamentario?
– Trabajo, ruralidad y educación. Una de las cosas que nos hemos impuesto como objetivo para terminar la diputación es lograr lo del Veltroni que está medio atado para la Universidad de la República, que en eso estuvimos trabajando muchísimo. Pero de todas maneras, eso no da una solución definitiva a los problemas de la Universidad. Luego hemos trabajado también en poder lograr lo del polo tecnológico. Algo que ya logramos fue concretar una propuesta estable para el medio rural que es la propuesta educativa de Carumbé, con un micro para toda esa zona llevando estudiantes tanto de Primaria como de UTU, que dará una respuesta estable. En materia laboral, combatiremos la precariedad laboral tanto de forma legislativa como a través de la denuncia. En materia legislativa estamos trabajando el proyecto de ley sobre insolvencia patronal, el proyecto de clearing patronal y estamos ocupándonos también del trabajo de los artistas.
- Se ha podido ver en este tiempo su particular preocupación por la problemática de los trabajadores de la naranja y por temas educativos, pero si tuviera que definir cuál ha sido su principal preocupación en estos tres años en la diputación, ¿cuál sería?
– Sin duda el empleo. Es algo que nos tiene tremendamente preocupados, pero cuando digo el empleo no estoy hablando de la precariedad del empleo, que ha sido la expresión más fuerte el tratar de defender los derechos de los trabajadores más vulnerados, como son los trabajadores zafrales, sino que ha sido el empleo en la búsqueda de oportunidades para nuestro departamento. Si bien sabemos que excede a nuestro rol, y capaz en eso la intendencia tendría que tener un rol más preponderante, hemos golpeado puertas. Inclusive este mes volvimos a reunirnos con la ministra de Industria, preocupados y con números sobre la mesa siempre, junto con el Ministerio de Trabajo nos hemos reunido con la OPP, nos hemos reunido por el tema hidrovía, tratar de meter cabeza en cuáles puede ser las salidas no solo departamentales sino de la región.
Nos hemos juntado muchísimas veces con la diputada de Paysandú y con la senadora Patricia Ayala, en un principio para un diagnóstico de cuál era la situación de nuestros territorios a nivel de potencial de desarrollo, y por otro lado ya ir con propuestas más concretas a golpear puertas que muchas veces nos ha sucedido que no ha tenido viabilidad o no ha existido la intención de abrirlas o no hemos sido apoyados en esas golpeadas de puertas. A esta altura nos ven venir y saben que somos muy insistentes…
Hoy tenemos que buscar inversiones macros que tengan que ver con la diversificación del modelo productivo del departamento. No puede ser que dependamos solo de una forma de producción como es el citrus y con miras a su vez de que tenemos una situación a nivel internacional y nacional en el citrus en el que estamos en un proceso de reconversión varietal, y eso baja increíblemente la cantidad de producción por cuatro años, y por ende la mano de obra también, todo para poder mantener determinados mercados en el exterior. Entonces en ese contexto, con más razón tenemos que empezar a pensar en la diversificación de la producción en nuestros territorios. En un momento se pensó en la producción del cáñamo, hay inversiones en Constitución que fue una punta. Por eso fuimos a hablar con Juan Andrés Roballo, prosecretario de Tabaré Vázquez, preocupadísimos por conocer cuáles eran las inversiones. Roballo nos dijo que iban a empezar a estudiar traer inversiones en cáñamo y bueno, se concretó en Constitución, pero siguen siendo esfuerzos muy aislados, por lo que requerimos otro tipo de apoyo.
- ¿No se está pensado para Salto realizar obra pública?
– Justamente, es una de las cosas que vamos a tratar de pelear en este presupuesto que ingresa, poder fortalecer la inversión no solo en materia de obra pública educativa, que fue lo que habíamos realizado en pequeñas intervenciones, sino en obras públicas macro, que es lo que vamos a empezar a estudiar y que tengamos obras planificadas para Salto.

Perfil de Manuela Mutti Fornaroli

Divorciada. Tiene un hijo de 7 años. Es del signo de Capricornio. De chiquita quería ser barrendera. Es hincha de Chaná y de Nacional. ¿Una asignatura pendiente? Pintar profesionalmente, porque en realidad paso todo el día dibujando y pintando. ¿Una comida? Milanesas con fideo. ¿Un libro? “El arte de amar” y “El Miedo a la Libertad” de Erich Fromm ¿Una película? “Novecento” de Bernardo Bertolucci. ¿Un hobby? Escuchar música, leer y pintar. ¿Qué música escucha? Muy variado. Me gusta mucho Alejandro Balbis, pero también Pink Floyd, como estudié piano me gusta mucho Mozart. Me encanta la murga, el blues (B.B. King y Janis Joplin), el rock me fascina, pero si me quiero divertir y cocinar escucho a Vanesa Britos, pero solo porque cocino bailando. ¿Qué le gusta de la gente? La vehemencia. ¿Qué no le gusta de la gente? La pasividad.

Entrevista de Leonardo Silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Entrevista a Agustina Escanellas “Sentimos que los colorados nos merecemos otra oportunidad”

Agustina Escanellas es una joven abogada dedicada a la política por vocación, la que trae casi desde la cuna. Hoy es precandidata a la diputación por la mítica Lista 115 de Vamos Salto del Partido Colorado. Sobre su visión de los tiempos que estamos viviendo fue el diálogo que mantuvo con EL PUEBLO.

- ¿Qué siente liderando una lista con la trayectoria de la 115?
– Es una gran responsabilidad que asumimos con todo el honor que sentimos cuando nos invitaron a ser parte de esto desde ese lugar, porque siempre fui militante pero ponerme el traje de dirigente es todo un desafío. Así que lo tomo con mucha alegría, con mucho compromiso, con responsabilidad y con muchas ganas de aportar nuestro granito de arena desde un lugar de buenas intenciones, de entender la política desde el voluntariado, tratando de armar un equipo de trabajo que sean dirigentes históricos de la 115 que nos están acompañando y de quienes estamos agradecidos por haber confiado en nosotros, pero también de invitar a amigos, gente que nunca participó en política, gente que de repente nos miraba un poco de lejos pero que queremos contagiar porque sentimos que es un momento de compromiso.

Están pasando cosas en el departamento y en el país, no podemos ser simples espectadores, no podemos estar mirando las noticias en familia o con amigos, como me pasaba a mí, y decir “qué barbaridad, mirá lo que está pasando”, entonces debemos preguntarnos, ¿y qué vamos a hacer nosotros? Porque eso de estar en nuestras casas diciendo “¡qué barbaridad!” no soluciona nada, no aporta y la idea es aportar, porque todos tenemos algo que decir, todos tenemos algo por lo que luchar. Me siento profundamente colorada y es momento de levantar un montón de banderas del partido, porque es un partido de gobierno que dejó una impronta en el país que tenemos que recuperar en valores, en gestión, en pensar al país de los próximos 30 años, una impronta que tiene que ver con la laicidad, con la educación, con la salud y con esa capacidad que tuvo el Batllismo de ver más allá y de posicionarnos en su momento como un gran país, porque por algo llegamos a ser la Suiza de América.

- El ser tantos años gobierno provocó, según los analistas, un desgaste en el Partido Colorado, medible elección tras elección desde 1985 a nuestros días, donde en cada elección los colorados fueron perdiendo parte de su electorado, ¿cómo se logra revertir ese desgaste y que la gente vuelva a considerar al Partido Colorado como una opción de gobierno?
– Se logra con trabajo, con sacrificio, se logra yendo a buscar a los mejores, y cuando hablamos de los mejores tenemos que ir a buscar a esos hombres y mujeres que sienten como nosotros a la política como vocación de servicio o como voluntariado. Nosotros tuvimos y tenemos hombres profundamente patriotas, capaces, que piensan en lo colectivo más allá de lo individual. Entonces, es una tarea difícil y que de alguna manera nos tiene que obligar a tratar de ser nuestra mejor versión, a tratar de unirnos porque vale la pena, porque los colorados sentimos que nos merecemos otra oportunidad. Hay que ver la historia, repasar y ver todo lo que construimos. Siento que al Partido Colorado se le pasan grandes facturas, pero también hay una cantidad de cosas del hacer y de la construcción de este país que son netamente coloradas y batllistas que tenemos que recuperar. Agustina Escanellas

- Pero mientras tanto, ¿cómo hace para que la gente entienda que el Partido Colorado es también una opción de gobierno?
– Tenemos que elaborar un proyecto y volver a enamorar a la gente, como ya se supo hacer. Pero antes tenemos que pararnos en los grandes pilares que tenemos como colorados y como batllistas, y de ahí transmitir el mensaje que debe ser claro para todos.

- ¿No siente que esas banderas que usted dice que hay que levantar, fueron tomadas por otros partidos políticos? Por ejemplo, hoy muchos dicen que el Batllismo se fue para el Frente Amplio.
– Siempre tuve una diferencia con quienes dicen que el Batllismo se fue al FA, siempre he dicho que Batllismo e izquierda nunca pueden estar juntos, porque considero que la ideología batllista nunca podrá estar equiparada a una ideología que tenga una base marxista o socialista o de izquierda, por la concepción que tiene el Batllismo del individuo y de la libertad. Siento que el Batllismo y el Partido Colorado es darle al individuo las herramientas para que en libertad pueda ser su mejor versión y así poder salir adelante.

- Está hilando muy fino, no creo que el votante común del FA haga esa lectura, a diferencia del militante o de su dirigencia…
– Yo creo que el FA emparejó para abajo, y creo que el Partido Colorado empareja para arriba. Si tuviera que decirlo entonces simplificado, sería eso. Arrancamos con los CAIF, primero en Salto, Partido Colorado. Escuelas de tiempo completo, Preparatorios y universidad en Salto. Teníamos una universidad que era reconocida, y llegábamos todos, hoy eso no se ve, hoy ves que la gente está haciendo esfuerzos enormes para llevar a sus hijos a los privados, porque ven esa brecha. Cuando yo llegué al IPOLL, junto conmigo llegamos todos a la Universidad de la República y todos nos recibimos de abogados, estaba gente que había hecho toda la educación en la escuela pública, yo había ido al Salesiano, y sin embargo llegamos todos porque todos teníamos el mismo nivel. Hoy no sé cómo está la universidad. Hoy veo que muchos hacen el esfuerzo para mandarlas a las privadas, y esa es una brecha.

Si hay una brecha en educación, ahí tenés una diferencia entre un país que apostaba a la educación para todos. Como se decía, la moña azul es lo más democratizante que podemos tener, ahí tenés un ejemplo de cómo antes se podía ascender por los talentos y las virtudes, y cómo ahora hay una brecha donde en la educación se ve que la gente hace malabares porque considera que lo privado hoy está mejor que lo público.

- Habló de un tipo de brecha, hay otras brechas, como por ejemplo, las desigualdades entre el hombre y la mujer en nuestra sociedad, particularmente en la política. ¿Cómo es una mujer joven trabajando en política y además, liderando una lista?
– Igualmente se han abierto los espacios, en particular en Vamos Salto gracias al liderazgo del senador Germán Coutinho quien desde el primer momento apostó a la igualdad entre el hombre y la mujer en el trabajo político. Siempre hemos tenido las mismas oportunidades hombres y mujeres por igual, nunca sentí esa brecha dentro de la agrupación. Es verdad que en cantidad quienes somos precandidatos a la diputación hay más hombres que mujeres, pero hay mujeres. Estas son conquistas que se van dando, porque también la mujer ha adquirido otro rol en la sociedad. Ha tenido que salir a trabajar, antes quedaba en su casa, antes se veía cómo la mujer tenía que quedarse al cuidado de su hogar y de sus hijos. Hoy de alguna manera ganó esos espacios de poder salir a trabajar, pero también en lo social. Antes, por ejemplo, no era común ver como se ve ahora a los grupos de amigas que salen durante la semana a comer. Mi madre siempre quedó en mi casa, y ahora veo que sale con sus amigas, por decirte algo. Hay un montón de pequeños logros que son palpables, la mujer ahora no cocina y el hombre lava los platos (risas), pero queda aún mucho camino por recorrer.

Hay un estudio que hizo la ONU que dice que las mujeres en Uruguay ganan por debajo de los hombres en el mismo puesto, incluso cuando están mejores preparadas. Entonces, hay brechas que hay que seguir luchando, con los hombres, no es una guerra sino que nosotras…

- ¿No es feminista?
– No, no. Soy defensora de los derechos que tenemos que adquirir, soy defensora de la igualdad y del papel de la mujer de hoy, porque la mujer de hoy tiene que salir a trabajar pero sigue siendo la que se ocupa de los hijos y sigue siendo el motor de la casa. Falta mucho para alcanzar la igualdad y borrar esa brecha. La participación en política y en todos los órdenes sociales debe ser en equipo, con mujer y hombre, porque cada uno tiene sus connotaciones, sus características y su forma de pensar. La mujer de repente es mucho más pasional, el hombre capaz es más cerebral en algunas cuestiones, pero la mujer es muy organizada, es práctica, tenemos eso de hacer rendir la economía. Una mujer hoy, ¿cómo hace para llevar adelante un hogar con lo caro que está todo? Son contadoras, son ingenieras…

Gracias a dios me tocó vivir en una generación donde podemos hacer todo, somos una generación joven que sentimos que no existen esas barreras que nos van a impedir llegar a algunos lugares por ser mujer o por ser joven, porque también nuestra política está llena de gente mayor…

- Habló de generaciones, cuando su padre se retiró de la política alguien pudo haber pensado que ya no habría más un Escanellas en política, pero apareció usted, ¿cómo fue tomar esa posta? ¿Cómo lo tomó su familia?
– Siempre acompañé a papá, y desde que tengo uso de razón, cuando en casa se hablaba de política yo siempre me prendía, siempre fui de discutir y de intercambiar puntos de vista. En casa no solo que no sorprendió sino que sintieron que estaba haciendo algo que a mí realmente me apasiona. Sintieron que yo estaba haciendo algo que me gusta, y desde ese lugar creo que ellos están orgullosos y contentos de ver cómo me juego por lo que siento, luchar por lo que creo que vale la pena, y más allá que como padres deben tener ese temor de la exposición, de las críticas y que me ven como hija y que pueden ponerse nerviosos cuando salgo en los medios, me están ayudando, me apoyan. Sienten que estoy cumpliendo el sueño de tener el privilegio en esta etapa de mi vida, de poder dedicarme a esto.

Yo ejerzo mi profesión, vivo de la abogacía, pero hoy por hoy siento que vale la pena hacer todo este sacrificio, y de alguna manera estoy contenta, estoy feliz, ellos se dan cuenta, me ven cuando llego a casa un sábado a la tarde y al rato me voy porque tengo una reunión y recuerdo que mi hermana me dice, “te vas feliz”. Y si, es mi vocación. Y cuando los padres ven a sus hijos que de alguna manera son felices haciendo algo que les gustan, ellos también serán parte de esa felicidad. Pienso que ellos están orgullosos de que yo siga con el partido y con la herencia familiar de la política. En casa siempre sentimos que la política era el espacio y la herramienta social para poder crear puentes y ver de solucionar, de contribuir y de devolver un poco al país todo lo que el país hizo por nosotros.

Perfil de Agustina Escanellas

Divorciada. Es del signo de Acuario. De chiquita quería ser abogada. Es hincha de Peñarol.
Dice no tener ninguna asignatura pendiente.
¿Una comida? Las pastas.
¿Un libro? “El amor en los tiempos de cólera” de Gabriel García Márquez.
¿Una película? La lista de Schindler.
¿Un hobby? Cocinar.
¿Qué música escucha? Me gusta la música alegre, la música bailantera.
¿Qué le gusta de la gente? La alegría.
¿Qué no le gusta de la gente? La desidia.

Entrevista de Leonardo Silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Queremos que las empresas aprendan a gestionar la innovación”, dijo la entrevistada quien brindó detalles

Con la licenciada en Economía María José Medín

La Licenciada en Economía María José Medín, forma parte de un equipo de trabajo que constituye el Centro de Apoyo a la Innovación Empresarial que desde el año pasado viene trabajando en la sede Salto de la Universidad Católica. Para conocer detalles de qué se trata esta novedosa propuesta empresarial, EL PUEBLO dialogó con la Lic. Medín en los siguientes términos.

- ¿Qué es el Centro deApoyo a la InnovaciónEmpresarial (CAIE)?

– Es una institución que empieza a funcionar en Salto a partir del año pasado y que está apoyado por la Agencia Nacional de la Investigación e Innovación (ANII). En el marco del objetivo de la ANII, que es apoyar a las empresas para que incrementen y fortalezcan sus capacidades internas de innovar, hicieron un llamado a cuatro instituciones que se localizaran en diferentes departamentos, en Montevideo y en el interior, para brindar este servicio de apoyo a la innovación para las empresas.Maria Jose Medin

- Este Centro en Salto, ¿está conformado por un equipo de trabajo?

– Así es, y está formado por el Ing. Álvaro Sorondo, que es el responsable principal y técnico del programa, después está el Ing. Ind. Emilio Oteiza, la Lic. en Economía Gimena Abreu y yo, que también soy licenciada en economía.

- ¿Brindan asesoramiento a empresas que buscan cambios a través de la innovación para mejorar su producción?

– Exactamente. Lo que buscamos es un determinado perfil de empresas, este programa no está enfocado a emprendedores -personas que tienen ideas de desarrollo o de negocios- sino que es para empresas establecidas. Las características de las empresas que pueden participar en este programa es que tengan como mínimo una antigüedad de tres años, que tengan una plantilla de personal de entre ocho y diez personas aproximadamente, que tengan un nivel de facturación alrededor de dos millones de Unidades Indexadas al año.
También la ANII nos pide que en la empresa existan por lo menos dos personas que tengan formación terciaria. Esas son básicamente cuáles son las condiciones que tienen que tener las empresas para participar de este programa. Hablamos de medianas y pequeñas empresas.

- ¿Cuáles son los beneficios que tendrán las empresas que participen de este programa?

– Los beneficios pasan porque la ANII va a financiar el 70% del costo de la actividad; es decir, aquellas empresas que tengan interés en innovar, ya sea en proceso, que quieran largar un nuevo producto al mercado, que quieran mejorar la gestión interna de la empresa, todo eso forma parte de la innovación, no solamente tiene que ver con aspectos que sean tecnológicos ni de innovación disruptiva, ni mucho menos, podrán ser financiadas por la ANII hasta en un 70% de su costo. Muchas veces, simplemente puede tratarse de algún proceso interno de mejora en la gestión de las empresas que lleve a que sean más productivas, o sea, que se trate a la innovación en ese sentido.
Básicamente lo que queremos es dejar que las empresas aprendan a gestionar la innovación, a entender el concepto de la innovación desde el inicio. Por eso también estamos enfocados a empresas que alguna vez hayan desarrollado algún pequeño proyecto de innovación, pero que tampoco esté en una etapa donde permanentemente estén innovando. Ese es el segmento al que nosotros apuntamos.

- ¿Cuál sería el tipo de perfil o rubro de la empresa al que estarían dispuestos a asesorar?

– No tenemos impedimento en ningún rubro, o sea, puede ser una empresa agropecuaria, una empresa relacionada al comercio, a la industria, a los servicios, cualquier tipo de empresas que cumplan estas condiciones que acabo de decirle y que nos pide la ANII.

- Mencionó que la empresa que se presente a este Centro debe tener al menos dos personas dentro de su personal con formación terciaria, ¿por qué?

– Eso es para que después ellos funcionen y generen la gestión de la innovación al interior de la empresa porque este programa lo que también puede financiar es capacitación para la empresa en innovación. Entonces, que después queden instaladas las capacidades para seguir innovando. Por eso es que la ANII pide que haya este requisito.

- ¿Cuál sería entonces el trabajo concreto que ustedes realizan con la empresa?

– En una primera aproximación a la empresa, nos cuentan a qué se dedica la empresa, en qué etapa de maduración de la empresa se encuentra, es decir, si se trata de una empresa que ya tiene cierta trayectoria o no. Y después hacemos un diagnóstico de cuáles son las necesidades que tiene la empresa actualmente, y ahí empezamos a trabajar para conocer en qué parte, sector, área o en qué tema podemos empezar a gestionar los procesos de innovación de la empresa.

- Una vez que se han realizado todos los procedimientos y logran la aprobación de la ANII y comienza a trabajar esta empresa con estas modificaciones, ¿ustedes hacen un seguimiento o ya a partir de ahí la dejan a la empresa manejarse sola?

– No, nosotros tenemos un período que son cinco meses de trabajo con la empresa en donde se hace como una especie de diagnóstico, se determina en qué área vamos a trabajar, se formula un plan de trabajo y después ese plan de trabajo se tiene que cumplir. A lo último, la ANII verifica que todo lo determinado en el plan de trabajo y en el plan de acción realizado para trabajar con la empresa, se cumpla. Y a lo largo de esos cinco meses, nosotros acompañamos al empresario.

- ¿Eso es antes o después del otorgamiento del crédito de la ANII?

– No, eso es después, una vez que la ANII le otorgó el financiamiento del 70%, que como máximo la ANII financia 320 mil pesos. Por lo tanto, lo que debería pagar la empresa serían alrededor de 51 mil pesos, a lo largo de cinco meses.

- Entonces, una vez que comienza a andar con esta modificación, ¿ustedes acompañan a la empresa cinco meses más?
– Sí, y después la dejamos seguir su camino, porque se supone que ya se crearon las bases para que la empresa pueda seguir su propia gestión de innovación.

- Me comentó el director de la sede, el Mag. Emilio Silva, que llama la atención la alta mortalidad existente entre las pequeñas y medianas empresas en Salto. ¿Esto pudo haber determinado la instalación del Centro de Apoyo a la Innovación Empresarial en nuestra ciudad como forma de respaldo al fortalecimiento de las PYMES?
– Fíjese que estas empresas a la que nosotros apuntamos ya pasaron esa etapa en la que mueren, porque uno de los requisitos es que deben tener un mínimo de tres años de antigüedad. Entonces, el tema de la mortalidad pasa al principio de las empresas, cuando no hacen, de repente, una buena validación de la idea, que son empresas que se instalan y mueren en el tiempo pero que es normal en muchos emprendimientos. Nuestro trabajo no está enfocado a nuevos emprendimientos sino que está enfocado a empresas ya establecidas, con un monto de facturación relativamente importante, con diez personas a cargo, es decir que definitivamente esa empresa ya no murió y por tanto no forma parte de esas estadísticas.

- Cuando el empresario presenta la propuesta de innovación de su empresa, ¿podría ser tal el grado de cambio sugerido que podría llevarla a cambiar de objeto del negocio?
– Pueden pasar varias cosas. Puede ser que la empresa quiera innovar en su propio sector y en la propia actividad que ya tiene, o puede ser que la empresa quiera buscar alguna otra línea de negocio. Entonces, eso también es parte de la innovación. Ya con los recursos que ya tiene la empresa, ya sea de personal, infraestructura o lo que sea, que los utilice para innovar y ampliar una línea de negocio, por ejemplo.

- Este Centro de Apoyo a la Innovación Empresarial está instalado en Salto desde el año pasado, ¿o sea que ya mañana mismo podría venir a la Universidad Católica cualquier empresario que llene los requisitos que ha mencionado buscando su asesoramiento luego de leer hoy esta entrevista?
– Sí, claro. Nosotros tenemos un número de contacto, que es el celular 099 590 124, donde pueden solicitar una entrevista o pequeña reunión, donde se verá si la empresa cumple con las condiciones para que nosotros podamos empezar a trabajar con ellos.
El año pasado hicimos una serie de talleres relacionados a la innovación, porque buscábamos un poco desmitificar el tema de la innovación asociada a cuestiones más tecnológicas y más de recursos importantes. Uno puede gestionar la innovación desde pequeñas cosas, como desde cambiar el software del sistema, cambiar el mismo sistema con el que se ha venido trabajando, gestionar la relación con el personal, etcétera, lo que todo eso termina llevando a ser más productiva a la empresa. Una consultoría en costos para ver dónde se podría disminuir los costos y ahí innovar, bueno, en eso también. O sea, no tiene por qué ser una innovación para afuera, puede ser también una innovación para la propia empresa.

Perfil de María José Medín

Es Licenciada en Economía egresada de la Universidad de la República en 2003, realizó luego un posgrado en Dirección y Administración de Empresas en la Universidad Católica en 2015. Ha realizado múltiples cursos de actualización y publicaciones. Desde 2004 ha sido docente en la Universidad Católica del Uruguay con alta dedicación en la Facultad de Ciencias Empresariales dictando las asignaturas de Entorno Económico Nacional, Microeconomía, Macroeconomía y Análisis Económico para los Negocios.
Está casada, tiene dos hijos. Es del signo de Sagitario. Es hincha de Nacional.
¿Una asignatura pendiente? Todo el tiempo trato de estudiar, de especializarme y de seguir avanzando. ¿Una comida? El pescado y la carne.
¿Un libro? Me gustan las novelas históricas.
¿Una película? Prefiero series, ahora miro “Sobreviviente designado”.
¿Un hobby? Viajar.
¿Qué música escucha? Escucho de todo, pero prefiero pop y rock argentino.
¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad, la honestidad.
¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía.

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

APTITUD Y CONDICIONES

Entrevista a James Souto

Con 18 años de labor en La 2000 Pizzería. Pizero y cortador

En realidad, la trayectoria de James se inicia junto a Jorge Paulsen principal de Pizzería 2000, en Pizzería Las Mil y Una en el año ´93.
Cuando la 2000 abre sus puertas en Gobernador de Viana y 19 de Abril, fue para exitosamente llevar adelante uno de los restoranes más concurridos que tiene Salto, con James como pizzero.
Agasajando a turistas y salteños, con la más esmerada atención y exquisiteces a la orden, estando a la altura del turismo en la ciudad.
Hoy, a tantos años de aquel ´93, dialogamos con James sobre su trayectoria de vida y laboral:
«Conocí a Jorge Paulsen, porque era amigo de mis viejos.
En esa época contaba yo con 15 años, era un sábado y quería salir.
Mamá me dice que si la ayudaba en la limpieza de la casa, me podía ir a bailar.
Limpiando la cocina, Jorge estaba en casa, me ve lavando platos y me invita a trabajar con él. Hoy Jorge ya es mi segundo padre».
¿Conocías algo del rubro?
No, no conocía nada. ¡Y en aquel tiempo había que trabajar!
Estaban Las mil y una, La Cervecería, La Tuerca y Abarno. Era el trabajo de lunes a domingos.
Yo ingresé el 1º de febrero del año ´93, el primer lunes que abría las Mil y Una.
Seguí allí por mucho tiempo, hasta que Jorge decide irse a Lagomar, para instalarse allí, estando unos años.
Cuando vuelve es para abrir la 2000 y me voy inmediatamente con él.
¿Cómo fue ese comienzo en la 2000 Pizzería?
Muy bueno.
Recuerdo que comencé ganando un sueldo y al mes, me subió, al mes volvió a hacerlo y así sucesivamente por un buen tiempo.
Nunca escatimó en el sueldo. Por ello es que yo hacía de todo, acarrear leña, lo que fuera y lo hacía corriendo, porque era un buen incentivo, como para tener ganas de hacer lo que me correspondía, con gusto realmente.
¿Cuál fue tu primera tarea allí?
Comencé lavando platos en las Mil y Una.
Hoy por hoy, mi fuerte es hacer y cortar pizza, fainá, etc. Uno va conociendo y cambiando de rol.
Ahora soy pizzero y cortador. Pero si tengo que trabajar en la plancha, también lo hago.
También me tocó hacer milanesas, así como chivitos.
Está buenísimo porque la mejor manera de agasajar es cocinando y con cada cosa al comienzo, iba experimentando.
¿Qué es lo que te entusiasma del trabajo?
¡Es que Jorge te incentiva!
Es una persona que no es solo patrón, es un líder.
Es un comerciante innato. Así como sabe vender, porque le gusta atender cada mesa, cuando el cliente está sentado disfrutando de su cena o almuerzo y preguntarle si necesita algo o si está todo bien y además con su forma de ser te compra como empleado para que labures.
Tiene calidad para hablarte, nunca te va a decir algo de malos modos, ni exigiéndote nada.
Suele decirte: «¿si arreglamos eso un poquito?
Tiene mucho respeto por las personas y una forma especial de hablarte, entonces uno hace con gusto todo lo que haya para hacer.
Irradia esa buena calidad en el ambiente, tiene como un imán para hacer las cosas bien.
Lo comento a veces con mi familia de que Jorge está tocado por una varita mágica.
Es un placer trabajar con él.
Es un hombre muy generoso. Todavía guardamos una tapa de EL PUEBLO con la Peluffo en la Primera hamburguesa amiga, que fueron cinco mil.
Todos lo hacíamos de corazón. Comenzábamos a las seis de la mañana y él ponía toda la infraestructura para realizarla.
¿Con qué expectativa entraste a trabajar?
En aquel entonces era mi primer trabajo, mi platita, una salida laboral con 15 años.
A los 17 sentía un gran orgullo, porque ya estaba trabajando como chivetero.
Era una enorme responsabilidad.
Y además, las papas no venían congeladas, había que pelarlas a mano, no venían las hamburguesas congeladas, había que hacerlas a mano. Al hielo había que hacerlo, las choperas había que llenarlas de hielo. Todo casero y artesanal.
Mucho más trabajo.
¿El público ha variado en cuanto a concurrencia?
Cuando comenzó la 2000, era de lunes a lunes.
Actualmente ha bajado porque hay muchos locales.
Hemos logrado pasar la crisis del 2002 y si existiera ahora, seguro la pasamos por la cabeza de nuestro líder. Es impresionante.
¿Cuál ha sido un día difícil en cuanto a tiempo?
Es que estás siempre «rallando a la locura», en mi caso mucho más, porque ya soy una persona nerviosa y tengo que hacerlo rápido y bien a todo.
Hay veces que pienso que tengo que sacar este trabajo en dos horas, ponerme el propósito y hacerlo.
Cuando hay una comanda que por lo general es urgente y uno parece que va a enloquecer, ya que es mucha la variedad de gustos y algunas sin algún ingrediente, es increíble que podemos acordarnos de todo.
Pero Jorge nos ha enseñado a trabajar con la memoria y en parte es truco, que está basado en repetir en voz alta el pedido.James Souto
Y es ahí cuando increíblemente te queda en la mente sin olvidarte de ninguno, haciéndolo más fácil que trabajar con comanda (escrito en papeles).
¿Y un día difícil en general?
Sin dudas que el caluroso.
El calor del horno me descomponía. Hasta que me fui acostumbrando. Es mi trabajo, pero antes que nada me tiene que gustar mucho.
¿Qué debe tener el cortador para ser bueno?
Rapidez y precisión.
Me encanta cuando estoy a full cortando y alguien me mira y me halaga con alguna frase.
¿Qué cantidad de pizzas se puede sacar en una camada?
Diez. De un metro de largo por el ancho del plato.
Cuando El Pueblo organiza el Faz Quinceañeras, la 2000 se encarga de su cena.
Son aproximadamente cien en total y soy yo el encargado de servirles a todas ellas.
Nos preparamos porque en su mayoría, comen pizza y algo de fainá.
¿Qué te ha enseñado la 2000?
Un oficio principalmente.
Me ha dado la oportunidad de mantener a mis hijos y a mi esposa.
El estar al lado de Paulsen y no se lo digo de zalamero por ser el patrón, que con él hemos pasado las buenas y las malas y aprendí mucho de él.
Me enseñó que el estar en movimiento y con la cabeza ocupada, te da la vitalidad de llegar a mucho más.
La persona que se estanca y se queda, la queda.
¿Cómo está compuesta tu familia?
Por mi esposa Jéssica y mis hijos, María Victoria, Jazmín y Ezequiel.
Los cuales me han apoyado siempre.
¿Cómo toma la familia a tu trabajo por el hecho de ser por las noches?
Para Jéssica, muy difícil.
Es un horario complicado, porque todo el mundo duerme o los domingos descansan y nosotros, laburando. Es carnaval, turismo o días de paseo y no podemos estar con la familia. Es la contra que tenemos y yo me adapto fácil. Pero la persona que está conmigo es la que tiene que adaptarse a mis horarios y días libres.
Ahora lo logró, pero nos costó acostumbrarnos. Ella me tuvo mucha paciencia, por eso logramos sobrellevar con entusiasmo el hogar que forjamos.
¿Con qué disfrutas?
Disfruto mucho mi tiempo libre, dedicándolo a mi esposa, mis hijos.
Jugar con ellos. Como que todavía no maduré en cuanto a eso. Me encanta ser padre y esposo, disfrutando el momento.
¿Qué te han dejado tantos años en la 2000?
Una gratitud enorme, mucha enseñanza en cuanto a lo laboral.
Es como mi segunda familia.
¿Cuál fue la pizza más rara que hiciste?
La de anchoas y ananá.
Hasta ahora la piden.
Pero difícil no es ninguna, porque como los productos están ahí a la mano, no hay problemas.
¿Cocinas en tu casa?
Sí, cocino.
Se dice que el hombre que cocina, atrae. (Sonríe).
¡Y yo incluso lavo los platos!
¡O sea que en este caso, enamora!

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Me da vergüenza ajena que la ciudadanía tenga que hacer una colecta para ayudar a la familia del policía asesinado y no sea la institución policial la que esté a su lado

Entrevista a Patricia Spinelli

Hoy se cumplen diez días del fatídico doble asesinato de un policía y de la mujer a la que custodiaba de quien los terminó ultimando. Para reflexionar de este hecho y del estado actual de la Policía, EL PUEBLO dialogó con Patricia Spinelli, presidente de uno de los sindicatos policiales que trabaja en Salto.

- A 10 días de lo ocurrido, ¿qué visión se tiene desde el sindicato de este doble homicidio donde un policía perdió su vida?
– Cuando se puso en práctica esta nueva visión que implementó el Ministerio respecto a lo que es la seguridad, algo totalmente distinto a lo que veníamos transitando hace 30 o 40 años, dijimos que esto iba a ser un cambio rotundo y que posiblemente iba a traer consecuencias de las no deseadas, como por ejemplo lo que pasó el 8 de marzo.
Hoy se le está pidiendo al policía que cumpla una tarea de prevención, de acercamiento y de cercanía con el ciudadano, como sucede con la Policía Comunitaria, que es uno de los grandes ejes de este nuevo sistema de cómo enfrentar la inseguridad, y por otro lado, te exigen que vayas a cumplir una tarea de custodia que es lo contrapuesto a lo que se le está enseñando al policía todos los días y que tiene que practicar en una comisaría. Las pruebas están a la vista, hoy tenés una comisaría que tiene acceso para personas discapacitadas, que tiene vidrios por todos lados, que ya no es esa comisaría que conocimos que al entrar se imponía cierto respeto por ese edificio.IMG_2934
Hoy se pretende que sea una policía de cercanía, de trato continuo, de trato de vecino. Entonces, no se puede que después que un policía que está cumpliendo con esa tarea, y hablemos específicamente de ese asesinato que se cometió con el policía Farinha, de entrar al turno de 8 horas a la comisaría, que te envíen a cumplir una función de custodia ante un posible riesgo de que el agresor se presente. Obviamente que acá está fallando el sistema o los funcionarios que se están utilizando. El ministro dijo hace como 20 días, que tenía alrededor de 500 policías destinados a este tipo de custodia, pero todavía no se previó algún tipo de personal que se especialice, que se capacite en lo que puede ser una custodia, que no tiene absolutamente nada que ver con lo que hace el policía diariamente en la vía pública.

- También se habla que en materia de custodia, por ejemplo, se elaboran protocolos por técnicos sin consultar a los policías, que son los que tienen la experiencia.
– Si partimos de la base que acabo de comentarle, que ya desde la implementación de este nuevo sistema de visión de la seguridad, en la cual se privilegia la libertad del individuo, y sobre esa base se ideó un sistema de instrucción al policía, es obvio que hay partes que no se tomaron en cuenta, como por ejemplo, el caso de la violencia doméstica y de estos casos en los cuales se le está requiriendo al mismo funcionario que está cumpliendo una tarea determinada, que vaya a cumplir otra tarea.

- ¿Cómo tomaron las declaraciones del ministro Bonomi que en vez de poner énfasis en el asesinato del policía se refirió a que este no tenía puesto el chaleco?
– Ese es un tema que en este caso justamente, poco incide si tiene puesto o no el chaleco porque la premeditación que tuvo el asesino y la vigilancia que hizo sobre esa custodia que tenía la señora para poder lograr su objetivo, que cumplió, lo que quiere decir de que estaba decidido a cometer el delito, podría haber elegido el lugar dónde pegarle al policía y no necesariamente el chaleco le iba a salvar la vida. Es más, ese policía hoy no está, por lo tanto, nosotros consideramos que es totalmente inadecuado poder iniciar una investigación sobre el uso del chaleco a un individuo que ya no está, por lo que no tiene ninguna posibilidad de defenderse ni explicar el motivo por el cual en ese preciso momento no lo tenía puesto.

- Esa postura del ministro, ¿puede determinar la demora en el otorgamiento de los beneficios que le corresponde a la familia del policía asesinado en acto de servicio? Le pregunto porque trascendió a través de las redes sociales que los vecinos de la familia están pidiendo ayuda.
– Sí, increíblemente creo que van a ser largas las peripecias que esta familia va a tener que pasar. Como integrante de la institución, me da vergüenza ajena que la ciudadanía tenga que salir a hacer una colecta para ayudar a la familia, y no esté la institución a disposición de esa familia de inmediato, como reclamamos desde nuestro sindicato desde el primer día. No es el primer caso y porque tenemos experiencia de que estas situaciones se dilatan en el tiempo y no le podemos achacar la culpa al Estado o a la administración sino a las personas que están atrás de la administración.

- Esta postura ministerial nos recuerda el vía crucis que debió pasar la familia de un policía que en su día franco corrió detrás de un delincuente en el Parque Harriague, lo atrapó y cayó fulminado por un ataque cardíaco. La familia debió esperar un año para poder cobrar la pensión que le correspondía. Este tipo de situaciones, ¿condiciona al policía a la hora de actuar?

– Le diría que como cualquier otro trabajador en cualquier otro ámbito. Cuando se está cumpliendo una función, la que por todos los medios se intenta desvalorizar, sin medir las consecuencias y sin pensar las señales que da la institución, son recibidas directamente por los integrantes del grupo, y por lo tanto, incide directamente sobre su estado de ánimo, sobre sus horas de trabajo, agréguele la problemática que trae desde su casa, que su familia le adjudiquen parte de responsabilidad de lo que sucede en la calle, todo eso se va sumando y es un cúmulo de situaciones que para nada ayudan a que ese policía que está en la calle esté cumpliendo la misión tranquilo y enfocado en la responsabilidad que tiene a cargo.

- En otra oportunidad que hablamos con el sindicato nos reconocieron que habían muchos policías en manos de psicólogos por temas de estrés, agotamiento, ¿cómo está la situación hoy?
– Le puedo decir que la situación es más o menos de la misma índole de hace un tiempo atrás. Es más, y tenemos que contrastarlo con el caso del homicidio de Farinha, el que fue cometido por un ex integrante de la fuerza militar, por lo que nos preguntamos, ¿por qué el ejército o la fuerza militar todavía no tiene un protocolo para actuar de inmediato, como en el caso de la policía? La policía desde el año 2011 tiene un protocolo por el que si es denunciado por la familia por violencia, de inmediato se activa un dispositivo por el cual al policía hasta se le puede llegar a retirar el arma y sancionarlo severamente, solo por haber sido denunciado. Estamos hablando que un integrante de otra fuerza cometió un homicidio y no conocemos hasta ahora que se hayan juntado para resolver qué tipo de protocolo va a utilizar las Fuerzas Armadas con su personal en actividad o en retiro.

- Cuando el Frente Amplio asumió el gobierno en 2005, una de sus prioridades fue ocuparse de mejorar el salario del policía, ¿este objetivo se alcanzó?
– En este período de más de 10 años, hemos tenido importantes aumentos salariales, el tema es que esos aumentos han sido por debajo de la inflación, por lo tanto, lo que hemos transmitido desde el sindicato a las mismas autoridades del PIT CNT en todas las oportunidades que hemos tenido que concurrir, es que acá lo que no se ha hecho desde el punto de vista sindical, es atacar ese factor, que obviamente por más aumento de sueldo que se tenga, si al momento de ir al almacén a hacer la compra resulta que un producto subió un 20% y tu sueldo subió un 8%, es obvio que no va a rendirte el sueldo en la forma que debería hacerlo. Entonces, estamos hablando de algo que siempre reclamamos los sindicatos policiales, que nunca hablamos de aumentos salariales sino de condiciones del salario.
Inclusive, cuando se habló del 222, que hoy pasó a integrar el sueldo nominal del policía, eso no se vio reflejado en un aumento sustancial del sueldo porque por las reglamentaciones que se dictaron respecto a eso, tendieron a recortar las compensaciones que recibíamos. Por lo tanto hoy, estamos inmersos en una situación que prácticamente no podemos decir que estamos igual al 2005 pero lo que vemos es que todos los días perdemos posibilidades de recuperación salarial.

- ¿Cuál es el principal reclamo que hoy se reivindica desde el sindicato?
– Hay muchos aspectos, como el tema de la vivienda, que es un debe hasta ahora, si bien vemos en las páginas de los Ministerios que se reformuló un plan nuevo de vivienda para el policía, resulta que no se concreta porque no hay planes precisos por los cuales los policías puedan acceder con los ingresos que tenemos hoy. Cuando pretendés entrar, resulta que el tope mínimo para poder acceder a una vivienda ya no es el que tú estás ganando hoy, por lo tanto pasa a ser totalmente inalcanzable el plan que te puedan presentar.
Después está el tema de la salud, que no podemos creer que el Ministerio todavía no haya podido lograr incluirnos a los policías y a sus familias en el FONASA, que hoy cualquier trabajador está pagando mil y poquitos pesos por una atención a la salud que si está trabajando en blanco toda su familia tiene acceso, mientras el policía sigue aportando una cuota de casi 2 mil pesos a la FEMI y otros mil y pico a Sanidad Policial, y sin embargo sigue teniendo solamente derecho a la atención el funcionario, y la familia si no trabaja la señora o no tiene otra forma de acceder a la salud, tiene que pasar a la atención del hospital.
Desde que se aprobó el FONASA, estamos reclamando que no puede continuar que el Ministerio haga licitaciones abreviadas con la FEMI para brindar un servicio de salud a 28 mil funcionarios en todo el país con una cuota totalmente excedente de lo que es una cuota básica de salud de cualquier otro funcionario del Estado, con los mismos derechos y la misma atención que cualquier otro usuario, y sin contemplar a la familia del policía, especialmente en el interior, porque además, no es lo mismo la salud para el policía que está en Montevideo o en el área metropolitana a los que vivimos a 500 o 600 kilómetros de la capital.

Perfil de Patricia Spinelli

En pareja con la que tiene dos hijos. Es del signo de Capricornio. De chiquita quería ser “todo menos policía” (risas). Es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? A nivel personal como todo el mundo he de tener alguna, pero estoy conforme con lo que me ha tocado en la vida.
¿Una comida? El guiso.
¿Un libro? La Ilíada.
¿Una película? El señor de los anillos.
¿Un hobby? Me gusta mucho el deporte.
¿Qué música escucha? Toda, pero particularmente sigue al grupo No Te Va A Gustar.
¿Qué le gusta de la gente? Conversar con ella. ¿Qué no le gusta de la gente? La falta de disposición para llegar a tener un diálogo.

Entrevista de Leonardo Silva

Publicado en - Semanales, - Titulares -, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Entrevista a Florencia Ripa: “Una siempre está abierta a seguir aprendiendo y a no encerrarse en una sola cosa”

Florencia Ripa Panissa es Licenciada en Comunicación, egresada de la Universidad de la República, con una amplia experiencia laboral y de vida, pese a su juventud. Hoy dirige su propia empresa, “FLORIPA Contenidos”, con la que brinda asesoramiento a empresas en materia de comunicación.
- ¿De dónde surge su vocación por la comunicación?
– Se ve que fue algo que siempre lo tuve, siempre fui como muy sociable, pero en ese momento de decisión de saber qué es lo que voy a estudiar era una época complicada, como fue el 2002, año en que me fui a Montevideo…
– Año complicado para el país…
– Sí, y una siempre agradecida de haber tenido la oportunidad de poder ir a estudiar. Sabía que la carrera de Comunicación no estaba en Salto y que me iba a tener que ir. Siempre había sido muy activa en participar de seminarios, congresos y estudié, antes de irme, Locución en el Instituto Mundo Nuevo. Tenía algunos conocidos de mi padre cuyos hijos habían hecho la carrera, y fue un poco por ahí que me generó la curiosidad de pensar que esto era lo mío. Siempre estuve como muy segura, ahora si me pregunta si ya sabía el primer día qué era lo que iba a pasar después, la verdad que no tenía ni idea. Creo que también a muchos les pasa que en los primeros años de Facultad uno como que está buscando su rumbo, no lo tiene claro.
Por ejemplo, si uno se pone a estudiar Medicina ya sabe que al final va a ser médico, y después tendrá tiempo para elegir alguna especialización, pero en la parte de Comunicación es muy amplio, muy genérico, y nunca me puse barreras y decir “hago esto y esto no”. Hice la carrera, en el último año de Facultad también hice la Tecnicatura en Relaciones Públicas (RRPP) en el Instituto Técnico Hotelero del Uruguay (ITHU), que en su momento estuvo al frente de las RRPP Alfredo Etchegaray y en la parte de Gastronomía estaba a cargo de Sergio Puglia. Así me fui perfilando.
¿En la carrera de Comunicación se puede derivar a temas de publicidad, periodismo?
– Por el plan que hice, que es diferente al que hay hoy, donde según tengo entendido, la especificación comienza antes. Nosotros teníamos una base hasta el 3er. año, y en el 4º tenías talleres opcionales, pero en la universidad pública, que es donde estudié, no es que terminabas siendo de una rama sola, no, sos Licenciada en Comunicación, abarca todo y en el último año tenés para elegir talleres, ya sea de Publicidad, de Periodismo, la parte más analítica, pero no es que te vas encerrado en uno solo, ese es el plan viejo y sé que hubo algunas variantes.
– Así que tenía un abanico de opciones…Florencia Ripa (2)
– Así es. Termino la carrera, y sumado al ITHU, ya había perfilado el tema de la Comunicación dirigido a empresas, me gustaba mucho el tema de las RRPP. Surge la oportunidad de realizar unos cursos de actualización de marketing en Salamanca (España), y me voy un par de meses. Cuando vuelvo me presento a un llamado y comencé a trabajar en la parte de prensa de un ente público. Se trató de una pasantía de un año, que como primera experiencia laboral fue increíble al meterme de lleno en el mundo de las comunicaciones, tener la posibilidad de comenzar en ese tema, hasta ahí yo no había trabajado.
Como sabía que se trataba de únicamente un año, comencé la búsqueda de opciones. Surge entonces la posibilidad de entrar en una agencia de medios muy reconocida en Montevideo, donde me meto en la parte de publicidad, no de la parte creativa sino en la parte numérica…
- ¿Qué es eso?
– La parte de planificación de medios en lo que refiere a la inversión publicitaria, el nexo entre el cliente y los medios. Me había presentado también a un llamado que había hecho una multinacional para jóvenes profesionales, que justo ese año no salió, cuando ya estaba recibida, pero al tiempo me llaman para la vacante que había en el Departamento Comercial, y acepté. Ahí fue que me fui a esta multinacional donde trabajé unos cuantos años. Ahí no tuve contacto con nada que tuviera que ver con Comunicación. Cuando empezó a pasar el tiempo, veía que en realidad si bien tenía una buena remuneración, me di cuenta que me estaba alejando totalmente de lo que había estudiado, por lo que empecé en la búsqueda de ver cómo hacía para volver a reinsertarme en la parte de Comunicación.
- ¿Estaba dispuesta a ganar menos con tal de seguir su vocación?
– Sí, estaba dispuesta, de hecho lo hice. No sé si fue en un momento de estrés, de cansancio, de agotamiento, pero estuve dispuesta, no sé si se me hizo muy complicado, pero tomé la decisión de irme y salir de esa empresa. Obviamente tuve el apoyo de mi familia y de quien es ahora mi esposo, que en ese momento era mi pareja, y al tiempo surgió la oportunidad de ingresar a otra multinacional pero de lleno en el área de la Comunicación. Y ahí fue que arranqué, metiéndome en un mundo que para mí era, hasta ese momento, desconocido como fue el mundo del libro, que es maravilloso. La multinacional anterior me brindó todo un aprendizaje en cuanto al orden, de exigencia, fue mi escuela, porque una siempre está abierta a seguir aprendiendo y a no encerrarse en una sola cosa. Siento que si ahora miro para atrás, todo está encadenado, como que todo paso que fui dando tuvo su momento…
- ¿Usted fue eligiendo y construyendo su propio destino o fue el destino que la fue llevando por ese camino?
– Creo que en cierta medida fui la responsable, porque bien podría haberme quedado en el lugar en donde estaba, y sin embargo me arriesgué…
– Pero se le había presentado la nueva oportunidad…
– En realidad no, yo ya no estaba trabajando en ese momento, había renunciado antes, había dejado de trabajar, pasé tres semanas hasta que se dio lo otro, pero dejé de trabajar porque estaba en esa búsqueda.
– Y cuando renunció sin tener nada en vista, ¿no le entraron dudas de no haber hecho lo correcto?
– Si, pero estaba claro que podía afrontar con calma esa situación, de jugármela porque tenía el respaldo de mi familia, que fue fundamental. Dicen que en esos momentos de crisis es cuando surgen las mejores cosas.
– Ese trabajo en la editorial, le permitió organizar diferentes actividades que en algunas de ellas la hizo retornar a Salto junto a EL PUEBLO.
– Cuando me fui a Montevideo, sabía que iba a volver aunque no sabía en qué situación, la típica de llegar a pensar, “andá a saber en unos años en qué estoy”. Entonces, estando en Montevideo y más con la posibilidad de la editorial, cómo no iba a tratar de gestionar y buscar socios, en este caso como el diario, que siempre estuvo muy afín a las presentaciones de libros, para poder traer a Salto lo que estaba pasando en Montevideo…
- ¿Estaba quizás buscando inconscientemente la forma de volver?
– Puede que sí, pero es como que nunca me había ido. Entonces cuando de repente hablaba con alguien y me decía que acá no había nada, pensaba que acá había cosas para hacer, hay que ir, porque las actividades se hacen de forma libre y gratuita, y era decir arranquemos.
– Esas actividades de presentación de libros le permitió conocer a diferentes autores, tanto uruguayos como extranjeros, ¿tuvo la oportunidad de conocer a Isabel Allende?
– Sí, en realidad fue un gran desafío, fue al poco tiempo que entré y era una de las visitas que hacía Isabel para presentar uno de sus libros. La conocí personalmente, y pude ver su forma de trabajar, la responsabilidad y la puntualidad en su agenda de trabajo, que obviamente organizamos con la editorial para visitar distintos medios.
- ¿Cómo es Allende en el trato humano?
– Amorosa, la llegada con cada uno de sus lectores fue increíble. Verla atender a sus lectores fue uno de esos momentos que me quedaron marcados, viendo el vínculo que ella generaba, como cuando salíamos de una radio que alguien la paraba por una foto o para firmar uno de sus libros, o cuando al finalizar la presentación de su libro se quedó a firmarlos todos y había un montón de gente.
– Pero no se detuvo en la editorial, ¿en qué etapa se encuentra hoy?
– Seguí buscando, pasé cinco años trabajando ahí, y por un tema personal de que nos mudábamos, quizás fue el momento de poder largarme por mi cuenta y ver qué pasaba. Así que tomé la decisión de nuevo, de hacer mi propio camino por mi cuenta, abriendo mi propia empresa y bueno, acá estoy. Y como dije recién, para mí está todo como encadenado con todo, y para mí ese desprendimiento que duró casi un año antes de venirme a vivir a Salto de nuevo, fue un desprendimiento que hice como camino al momento de decirme me vuelvo a Salto, porque capaz que estando yo en una situación donde cumplía un horario, teniendo una rutina de oficina, percibiendo la tranquilidad y la seguridad de una remuneración mensual y del trabajo seguro, ese riesgo que tomé de venirme con ese traslado que tuvo también mi esposo para acá, que cuando me lo planteó yo ya tenía la valija pronta (risas).
- ¿Cómo maneja una empresa cuyos clientes están en otra ciudad?
– Es una de las grandes posibilidades que te brinda la profesión y la conectividad. Viajo a Montevideo por lo menos una vez al mes para mantener reuniones pero después se puede manejar perfectamente desde Salto. De hecho eso me permitió no venirme sin nada a Salto sino continuar con algunos clientes de Montevideo y empezar a moverme y que la gente supiera que yo estaba acá.
– Podríamos decir que pudo transitar por todo ese amplio espectro que le brindaba su carrera, ¿dónde está hoy?
– Siempre estuve dentro de la comunicación vinculada a la parte empresarial, si me pregunta si fui periodista le digo que no, pero si como nexo y fuente de información para el periodista. Hoy en día también estoy trabajando en empresas en donde estoy del lado de la comunicación interna pero siendo un nexo con el entorno, ya sea con diferentes actores de la sociedad como con medios de comunicación, así que estoy desde ese lado, más desde adentro.
– Es una persona que ha estado permanentemente buscando, ¿ya encontró lo que buscaba o sigue buscando?
– Sigo en la búsqueda, en el sentido que en una profesión como la que ejerzo todos los días hay avances, más en el tema de lo digital, donde no te podés quedar porque si te quedás, fuiste. Entonces, sigo en esa búsqueda, fue una de las cosas más gratificantes y emocionante cuando volví, que llamé a Margarita (Baldassini) para decirle que había vuelto y que ya estaba instalada en Salto, que cuando pasé por la puerta del Instituto me había acordado del curso de locución que había hecho, venir hoy luego de aquel curso que hice hace 16 años fue como supermovilizador. La búsqueda sigue, vaya a saber dónde terminamos, por lo pronto en Salto, muy felices y con muchas ganas de hacer las cosas.

Perfil de Florencia Ripa

Casada. Es del signo de Piscis. De chiquita quería ser lo que es. No es muy hincha de fútbol, pero si tiene que elegir, se decide por Nacional.

¿Alguna asignatura pendiente? Estudiar psicología.

¿Una comida? Las pastas.

¿Un libro? El Principito.

¿Un hobby? Escuchar música.

¿Qué música escucha? Acústica.

¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.

¿Qué no le gusta de la gente? La negatividad.

Entrevista de Leonardo Silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Doctor Ariel Villar a sus 90 años, “he vivido, sí”

Ariel Villar se recibió de médico a los 24 años, especializándose luego como urólogo. Reconocido ciudadano salteño por haber cumplido recientemente 90 años de vida, la que ha aprovechado para desarrollar plenamente su vocación de servicio en nuestra sociedad, destacándose como médico, director del Hospital Regional Salto y del Centro Médico, docente, rotario, integrante de la Comisión del Patrimonio Histórico y de UNICEF, realizando una ardua tarea por los niños a través de dos Centros CAIF en el Barrio Horacio Quiroga. Reafirma que nunca tuvo un cargo político y que la dirección del Hospital la obtuvo en una asamblea.

“No soy muy afín a dar notas, pero si es para EL PUEBLO, venga nomás, a EL PUEBLO no le puedo negar nada”, nos dijo el día que nos contactamos telefónicamente con él para solicitarle la entrevista de la que aquí apenas compartimos con nuestros lectores un resumen de más de una hora de charla plagada de anécdotas y recuerdos, como haber jugado al fútbol de estudiante universitario con quien más tarde sería presidente de la República, Don Luis Batlle Berres.

- No se cumplen 90 años todos los días… ha vivido…
– He vivido, sí.

- ¿Qué recuerda de su Belén natal?
– Mi padre era policía, lo trasladaron enseguida, así que allá estuve de bebé. Pero le voy a contar un episodio cuando cumplí 50 años de médico. La Junta Local de Belén me quería hacer un homenaje, me llamaron, allí había algunos problemitas de carácter político con mi abuelo Villar. Les dije que no podían negar que en la casa donde funciona la Junta, la hizo mi otro abuelo, que era albañil, era el viejo Eduardo Grassi, que fue quien hizo la mayoría de las construcciones grandes de Belén. Es decir que yo estuve allá de bebé, después mi padre se vino para Salto.

- Y desde entonces pasaron 90 años, ¿qué recuerdos tiene de aquel Salto?
– Le voy a contar que tuve que aprender a leer y a escribir con maestra particular. En aquellos años hubo una gran epidemia de parálisis infantil, y se habían suspendido todas las clases. Las hermanas Amaro Nieto me enseñaron a leer y a escribir.

- ¿Iba a su casa o ellas venían a la suya?
– No, vivían al lado. Con los años a la mayor, Elena, la operé. Entonces, cuando entré al colegio Sagrada Familia, ya ingresé a 2º. Yo soy zurdo, y me acuerdo que con las enseñanzas con la regla del Hermano de aquella época, porque aún estaba permitido, aprendí a trabajar con la derecha. Uso las dos manos, es decir que como cirujano me vino bien trabajar con la izquierda y con la derecha. Aprendí de niño debido a que en aquel momento nos hicieron escribir con la derecha, y ahí cambié, porque eran muy estrictos.

- También podría haber salido entonces concertista de piano…
– También, también, pero para la música me decían, “por favor, no cante Villar” (risas), yo era algo tremendo!

- ¿Y cómo descubre su vocación por la medicina?
– Le voy a contar. En aquella época para entrar al liceo, había que hacer un examen, no se entraba así nomás de pase, y era un examen tremendo, escrito y práctico. Y en eso le debo mucho a mi madre, que a pesar que tenía solo Enseñanza Primaria, tenía una educación fabulosa. En aquella época las mujeres tenían su propio colegio enfrente a la Plaza Artigas. Bueno, yo y otros, entre ellos ese que lleva el nombre del Estadio de Tigre, Tomás Green, que también fue discípulo de mi madre cuando ingresamos al liceo, dimos ese examen de ingreso al liceo. Cuando estábamos para decidir las vocaciones, se plantearon varias cosas, yo estaba más por la parte de este muchachito militar (señala a su espalda un impresionante cuadro con la imagen de su abuelo), José Villar, hay una calle con su nombre. Él fue un hombre de confianza de aquella época de Idiarte Borda, de (Máximo) Santos. Murió jovencito, a los 55 años, en 1903. Estuvo en la guerra del 97 (1897) y en el Quebracho (1886) donde era capitán.
Entonces se planteó que yo entrara a la Escuela Militar, y varios compañeros míos, el Dr. Fernández, el Dr. Irasusta, me dijeron “no, vení con nosotros”. Hicimos en aquella época Preparatorios, de donde podíamos agarrar para la medicina, para veterinaria o para químico. Después teníamos el problema de poder ir a Montevideo, en aquella época había un hombre muy bueno que era el Cónsul argentino, don Augusto Curubeto, sanjuanino él, un hombre de provincia. Nos facilitó junto con otra gente el pasaje de ómnibus de ONDA , que en ese momento, en 1946, costaba $ 15. Así que nos fuimos en la ONDA, en aquel tiempo no se salía de madrugada, se salía a las 5 o 6 de la mañana, se iba a Mercedes por la Ruta 2, ahí se pasaba en balsa, almorzábamos en el Brisas del Hum. Seguíamos, la merienda la tomábamos en Rosario, Colonia, y llegábamos a la Plaza Libertad en Montevideo a eso de las 7 o a las 8 de la noche. En Paysandú teníamos que bajarnos para abrir las porteras porque había litigio porque todavía no estaba hecha la carretera. Ese era el viaje que hacíamos, época divina, tenía 18 años.

- Y cuando llegó a Montevideo, ¿qué pasó?
– Ah sí, de todo. Cuando llegamos a Montevideo andábamos de sombrero, éramos los canarios de sombrero, todos nos miraban. Al principio tuvimos problemas de dónde parar. Yo tenía un pariente, Juan Carlos Villar, que nos contó que en ese momento se estaba formando un grupo de estudiantes en Dante y República, se llamaba Centro General de Estudios y de Instrucción Militar, y además se estaba formando el Liceo Militar. Justo nosotros calzábamos, el Dr. Zaldúa, yo y el Dr. Green, estábamos ahí en el cuartel. Como éramos universitarios no teníamos que hacer guardia, uno de los jefes era Gestido, que jugaba al fútbol…

- ¿El que luego fue presidente?
– El hermano. Entonces íbamos a jugar, pero si llegaba a perder nos metía presos (risas). Después un cura, también pariente mío, nos consiguió una pensión de curas, y nos fuimos a la calle Agraciada, ¿sabe quién vivía enfrente? Un muchacho que después iba a ser nada menos que presidente, Luis Batlle. Jugaba con nosotros a la pelota. El único problema estaba que los militares nos hacían practicar la parte militar, y los curas nos hacían ir a misa y teníamos que ir los domingos de monaguillo (risas)…

– ¿Cómo era Luis Batlle jugando al fútbol?
– ¡Un desastre! (risas) y además retobado (risas). Él tuvo la suerte que el viejo Berretta se muriera y él quedar de presidente. Él era periodista, y enfrentó al Batllismo ultra conservador de los del diario El Día, él ya era un poquito progresista, le daba otro valor al Batllismo, con la 15.

- Don Luis Batlle hablaba mucho con su tío, Don Pepe Batlle…
– Si, pero yo le estoy hablando de cuando él era pichi (risas), vivía nada más que del periodismo, no sé cómo está ahora el periodismo pero en aquel entonces estaba muy mal.

- En estos 90 años de vida ha tenido una trayectoria muy importante como médico, rotario, integrante de la Comisión del Patrimonio Histórico, en la docencia, ¿de dónde sale esa vocación de servicio para con la sociedad salteña?
– De la misma sociedad. Nuestros padres eran pobres, fue la misma sociedad que con su servicio nos permitió estudiar y progresar en la vida. Fueron los milicos del Liceo Militar que nos recibió y después los curas. Le quiero mostrar algo que tengo por ahí (busca en su escritorio, elige una carpeta con recortes de diario y cartas), porque además de lo que usted nombró, también formamos UNICEF en Salto, con quien hicimos mucha obra. Tengo dos recuerdos imborrables de mi carrera, los CAIF y UNICEF…
Cuando se trató el tema de la educación, dijimos que en este país cambió sustancialmente y es única por dos cosas, por los CAIF y por las escuelas de tiempo completo. No la tienen ni Brasil ni Argentina, la tiene nada más que Chile, y los CAIF vinieron de Japón, porque no podían concebir que a los 3 años un niño ya supiera leer y escribir, y tuvieran sus mentes más abiertas, como la tienen los niños del CAIF. Cuando fuimos a Estados Unidos con Mendizabal, los gringos no podían creer lo que era CAIF, pero como era algo con Japón no le tuvieron mucha confianza, y hasta ahora en Estados Unidos no hay. Se trata de un sistema único en el que el niño, siendo prácticamente un bebé, es increíble que aprendan tan temprano, y además con sorpresa empiezan a tener psicomotricidad porque comienzan a tener otra madurez.

- De tantos años que ha vivido, ¿recuerda alguna anécdota?
– Estando en la intendencia de Montevideo para pagar la contribución de un hermano mío muy pobre, la cola era de dos cuadras. De repente, quien estaba en la punta, el tercero o cuarto, me dice “venga doctor, qué se va a quedar allá, se va a ir a las seis de la tarde si no, porque cuando usted era director del Hospital –me dijo-, y siendo médico del Hospital, se quedaba hasta las tres y cuatro de la tarde, no dejaba sin ver a ningún enfermo, así que venga para acá que le voy a dar mi lugar”.

- ¿Había sido un paciente suyo?
– Resulta que había atendido a toda su familia…

- ¿En la época de los médicos de familia?
– No existían todavía, pero prácticamente lo era, en medicina general.

- ¿Qué le ha quedado por hacer?
– Y por ejemplo, lo que estoy haciendo. Mire cómo tengo la cara quemada y las piernas a la miseria, por estar esperando a la famosa “19 Capitales”, que llegaron a las dos de la tarde a la Plaza Treinta y Tres, un sol de fuego, y yo ahí paradito sin nada que me protegiera, esperando para marcar a cada uno de los coches, porque habíamos hecho un convenio de unas donaciones con Automóvil Club. Aceptábamos las donaciones pero teníamos que poner el tiempo en cada coche. Dos horas estuve al rayo del sol, 140 vehículos, me quemé todo y yo parado, las piernas me quedaron a la miseria, a los 90 años…

- ¿Y cómo es que en Montevideo de estudiante andaba de sombrero y ahora no?
– Bueno, pero éramos los canarios (risas) y en el año 46, allá andábamos los salteños, toditos de sombrero, ¡qué barbaridad! (risas).

- Me contó un pajarito que pasó muy feliz en el festejo de su cumpleaños, ¿qué pasó por su cabeza a la hora de soplar las velitas?
– De seguir igual, jugando a las barajas con mi mujer y disfrutando de la jubilación. Mire, si hay que hacer un homenaje, que no le han hecho, es a mi señora, que ahora en abril va a cumplir 98 años, fundadora del Primer Centro de Anatomía Patológica del Interior del país. Tiene una memoria fabulosa, ¿sabe cuál es el hobby de ella y creo que es la clave? Las palabras cruzadas. Yo recibo el diario y ya se lo recorto para ella, para mí que ese es un ejercicio bárbaro para la memoria.

Perfil de Ariel Villar:

Casado. Tiene dos hijos y cuatro nietos. Es del signo de Acuario. De chiquito quería ser militar. Hincha de Nacional.

¿Una asignatura pendiente? Pescar.
¿Una comida? Las pastas de los domingos.
¿Un libro? Estoy leyendo todo lo que haya sobre Churchill.
¿Un hobby? La pesca.
¿Qué música escucha? Jazz.
¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.
¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía.

Publicado en - Destacados, - Titulares -, EntrevistaComentarios (1)

Defiendo los derechos de los trabajadores, pero no comparto un sindicato politizado manejado por el Partido Comunista

Entrevista a Juan Andrés Ramírez Saravia

Juan Andrés Ramírez Saravia (46) es el líder del Movimiento Nacional Orejanos (MNO) del Partido Nacional (PN), hijo del exministro del Interior y exsenador Juan Andrés Ramírez, que hoy está forjando su propio camino en la política. Con él dialogó EL PUEBLO. 19 2 18 005
- Es un orejano con una estirpe que está íntimamente vinculada a la historia de nuestro país, por el lado de los Ramírez y de los Saravia, ¿esa es una mochila que tiene que cargar?
– No, no, ni cerca. De ninguna manera es una mochila, llevo con mucho orgullo la tradición grabada a fuego, tanto por los Ramírez como por los Saravia. Además, de los Saravia de Aparicio, porque Saravia hay muchos. Mamé y viví desde muy chico lo que es cargar los apellidos y vivir las tradiciones. De hecho, me llamo Juan Andrés, con orgullo soy el primer hijo de Juan Andrés. Mi primer hijo varón se llama Juan Andrés. Creemos que las tradiciones son cosas que hay que cuidar y que los viejos valores del PN hay que reflotarlos, cuidarlos y no dejar que otros lo manoteen.
- Por el lado de los Ramírez hay una extensa lista de connotados estudiosos del Derecho como Carlos María Ramírez…
– Constitucionalistas, creadores de Cátedras. José Pedro Ramírez estuvo en la Paz del 97 (1897) y en la de 1904, fundó en su momento Diario El Plata, periodistas, políticos. Mis abuelos eran, uno Mauro Saravia, nieto de Aparicio, era diputado por Cerro Largo, Herrerista. Mi otro abuelo era Ramírez, era blanco independiente, o sea que en ese momento, de la separación del PN, dos abuelos estaban en las dos ramas del PN. Así que, mochila ninguna. Primero porque considero que mi padre es un muy buen tipo, lo separo del tema político, es un gran docente, un gran marido, un gran padre y un gran amigo. Y mi madre es una excelente persona. Por lo tanto, cargo dos apellidos de personas intachables en su vida, así que me siento orgulloso de la familia que tengo.
- ¿No hay conflicto con el diputado colorado Fernando Amado en el uso del “Orejanos”?
– Fernando Amado y el Partido Colorado (PC) que hagan su recorrido, me tiene sin cuidado. Yo hice todo el recorrido que el marco jurídico establece que hay que hacer, inscribí el MNO en la Corte Electoral y dentro del PN, y vengo inscribiendo el MNO en varios departamentos para poder participar en las elecciones dentro del lema PN. ¿Qué es lo que hizo Amado con su “Batllistas Orejanos”? No sé si lo inscribió, la verdad que no tengo idea.
- ¿O sea que usted lo pidió primero?
– Yo inscribí, y a mí nadie me dijo que estuviera inscripto “Batllistas Orejanos”, esa es la realidad. De hecho, en Durazno existe un Movimiento Orejanos de la senadora Constanza Moreira del FA, porque en realidad orejanos quiere decir sin marca, libre, contestatario, independiente, así que perfectamente pueden haber orejanos en el PN, en el PC y en el FA.
- ¿Dónde lo sitúa ideológicamente en la interna del PN?
– Blanco. Históricamente el PN cortó todo el espectro, lo tenía también el PC, o sea, había sectores más centro izquierda, más de centro y más de centro derecha. Yo me siento en algunas cosas más de centro derecha y en algunas cosas más de centro izquierda y en algunas cosas me siento de centro. Por ejemplo, en el tema de la seguridad, de repente vengo transformándome entre la lucha por los Derechos Humanos (DDHH) de los presos y la lucha de los DDHH de los damnificados, entre la minoría de edad, si bajar o no la imputabilidad. El tema social me siento absolutamente de izquierda, no creo que haya que estar de espaldas a los temas sociales. En los temas laborales me siento totalmente a favor y defiendo los derechos de los trabajadores, ahora, no comparto un sindicato politizado manejado por el Partido Comunista, eso me pone a favor de los trabajadores y por el otro me enfrenta a un PIT CNT politizado.
- Esa postura ecléctica tanto le puede traer adhesiones de todos lados como también detractores.
– Me tiene totalmente sin cuidado…
- ¿Usted tiene filtro de las cosas que dice o escribe en las redes sociales?
– Soy pasional en la vida. La mejor manera de dormir tranquilo es decir siempre lo que uno piensa, y cuando uno dice lo que piensa, en definitiva dice lo que siente, y en el acierto o en el error, con dolor o sin dolor de la otra parte, en política por lo menos, no soy demagogo. Si uno tiene que andar pensando lo que tiene que decir es porque está tratando de decir lo que la gente le caería mejor. Para eso contrato a una agencia de publicidad o un asesor de imagen, que no tengo, y voy con las frases lindas y bonitas de lo que la gente quiere escuchar.
- Cuando dice, “la gente no quiere a quien hace el fondo blanco más rápido de whiskey o a quien juega mejor al póker” hablando de la interna de su partido, ¿a quién se refiere?
– Me refería puntualmente a una frase que había dicho (el intendente Sergio) Botana en su momento, que a los candidatos del PN le faltaba fútbol, medio tanque y carnaval. Creo que Botana tiene fútbol, medio tanque y carnaval, ni hablar que le sobra boliche y carisma, pero además es economista y debería resaltar su condición de economista porque se quemó las pestañas para tener un título universitario de los más complicados. Por lo tanto, debería trascender no por bolichero ni por medio tanque ni por fútbol sino por ese carisma y estudio que tiene.
- Usted también ha dicho, “hoy los blancos no tenemos más problemas de corrupción”…
– Sí, esa frase fue dicha 7 meses antes que ocurrieran algunos hechos puntuales, que no son todavía de corrupción, porque el delito de corrupción está claramente tipificado en el Código Penal. Lo que sí está claro es que para mí en política no es solamente la corrupción lo que está en juego, también está la ética, la moral, y el PN ha incurrido en algunos hechos que no lo dejan bien posicionado frente a la opinión pública de cómo reacciona el PN frente a hechos repudiables o cuestionables.
- En este sentido, ¿se para en la misma vereda de su padre cuando denunció la corrupción en el gobierno de Lacalle?
– En aquel momento los hechos de corrupción o los hechos que se denunciaban eran hechos gravísimos comparados con los de ahora. Por ejemplo, comparar un pedido de coima en una licitación de la playa de contenedores del puerto con colocar a una pareja en un cargo de una intendencia, no es comparable. Ese fue el caso que involucró a (José Luis) Ovalle que era ministro de Transporte y Obras Públicas. Comparar los problemas que hubo con el Banco Pan de Azúcar o con el Banco de Seguros con el marcado de los vidrios, con el ingreso de funcionarios en la administración de Botana, no son hechos comparables, son hechos abismalmente distintos. Es como comparar el hecho de Sendic y el uso abusivo de la tarjeta corporativa, más la mentira contumaz durante un montón de tiempo por un título que no tenía, compararlo con el ingreso de Caram de familiares en la intendencia, no es lo mismo, hay que tener criterio para separar las cosas de hechos que son graves de corrupción y que terminan con cárcel de hechos que uno puede analizarlos políticamente.
- De todas formas estamos viendo un común denominador que refiere a los problemas de valores que viene sosteniendo el sistema político. ¿La clase política es un reflejo de lo que está pasando en la sociedad o se trata de hechos aislados?
– No son hechos aislados. En la política uno tiene la suerte que cada 5 años tiene el derecho de ir a la urna y votar con tu conciencia, elegir a un montón de personas para cargos que después nos van a representar, algo que en otros lugares no se da, uno no elige los jueces, ni los policías, ni los abogados, ni los médicos, pero a la mayoría de los políticos los elegimos nosotros. Por lo tanto, cuando uno va a un departamento del interior y te dicen que el diputado es un bandido, bueno, jodete, lo votaron ustedes. Resulta que todo el mundo sabía que el suplente compró el cargo, pero eso es un problema de quien los vota. Si no saben a quién vota a la hora de votar, conociendo a los candidatos… bueno, yo no puedo conocer a los candidatos de Salto, los estoy conociendo. Los que conocen realmente quién es, cómo viven, qué hacen, cuál es su historia, sus padres, sus hijos, su trabajo, su historia, son los salteños, si los salteños después colocan a un bandido de intendente o a un bandido de diputado o de edil ese es un problema de los salteños, la culpa no es del chancho sino de quien le rasca el lomo. Yo después puedo decir, “ah bueno, un candidato puso en un cargo de confianza a una persona no idónea”, ahí si me la agarro con ese referente porque al que puso no fue electo por el voto.
- ¿Los partidos políticos no deberían tener filtros que impidan que ese tipo de personas puedan ser candidatos?
– Todos los partidos políticos saben quiénes son los tipos complicados, quiénes son los empresarios complicados, quiénes son los que ponen plata y son complicados. Es muy difícil controlarlo porque son gente que se venden muy bien. En mi sector, MNO, tengo claramente identificados quién es quién dentro del PN y a mí no se me pega ninguno de esos, a mí ni siquiera se me arriman, no hay chance.
- Los caranchos llegarán entonces cuando su agrupación vaya creciendo…
– Para el carancho hay veneno (risas)
- ¿Para qué quiere ser presidente de la República?
– Para cambiar el rumbo de un país que debe ser, sin lugar a dudas, un paraíso en el mundo, y lo estamos transformando en un país peligroso. Uruguay está perdiendo la esencia del sentir nacional, de sentirse pueblo, estamos totalmente etiquetados, campo contra Montevideo, oligarcas contra pobres, cajetillas de un barrio contra los humildes de otro, nos ha entrado la droga como nunca pensamos que nos iba a entrar. Uruguay se está transformando en un país peligroso, y eso lo quiero cambiar.

Perfil de Juan A. Ramírez Saravia

Casado. Tiene tres hijos. Es del signo de Virgo. De chiquito quería ser agrónomo. Es hincha de Nacional.
¿Una asignatura pendiente? Conocer bien Uruguay. ¿Una comida? Asado. ¿Un libro? La Biblia. ¿Una película? Gladiador. ¿Un hobby? Uno que algún día retomaré, las carreras de caballos. ¿Qué música escucha? Cumbia. ¿Qué le gusta de la gente? De arranque me opongo a que lo esencial sea invisible a los ojos, después entiendo que lo esencial es invisible a los ojos. ¿Qué no le gusta de la gente? La mentira.
- Sáqueme de una duda, en una oportunidad la gente de Guambia entrevistó a su padre, le preguntaron por qué usaba gomina, y él les contestó que no usaba gomina, que cada mañana se ponía Pantene. No me convenció, al final, su padre ¿usa gomina o Pantene?
– Pantene nunca (risas), él puede haber dicho Lord Cheseline en algún momento, porque él usa gomina Éxito. Usa gomina a mansalva y nosotros también usábamos gomina. De hecho, me dicen “el oreja”, no por eso es “Orejanos”, y a mi hermano mellizo le dicen “el gomina”, por la gomina.

Entrevista de Leonardo Silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Homenajear hoy a Garibaldi es una empresa de una enorme importancia ética y moral”

Entrevista a Mercedes Carbone

Mercedes Carbone, más conocida como “Dita” Carbone, es cantante profesional y pintora ocasional, además de funcionaria del Banco República, pero quizás su faceta menos conocida la desarrolle en la Asociación Civil 20 de Setiembre, donde se ha estado trabajando en nuestra ciudad en el rescate y recuerdo de la figura de José Garibaldi. Fue en ese marco que hace un par de años se recordó lo que fue la Batalla de San Antonio, cuando se cumplieron 170 años de la misma.

Este 8 de febrero la Asociación Civil 20 de Setiembre volvió a convocarse para recordar la figura de Garibaldi, por ese motivo EL PUEBLO dialogó con Carbone para conocer un poco más del trabajo que se realiza desde la asociación que ella integra y por qué se considera que la figura de Garibaldi tiene vigencia en la actualidad.

- ¿Qué es la Asociación 20 de Setiembre?

Mercedes Carbone

Mercedes Carbone

– Es una asociación civil con personería jurídica de ciudadanos uruguayos que tenemos por propósitos difundir los principios del libre-examen, el anti-dogmatismo y la tolerancia, manifestando además su oposición a toda opresión espiritual, ideológica, intelectual y política, defender la paz, la libertad, los Derechos Humanos y Ciudadanos, la Laicidad y la Libertad Absoluta de Conciencia.

Estimando que la obra de emancipación humana debe proseguirse en todos los terrenos, entendemos como aporte al progreso humano el desarrollo de una moral racional, de la búsqueda de la felicidad colectiva, de la promoción de la dignidad humana, del fomento de la justicia social y del incremento de la libertad y de la responsabilidad ciudadana.
La asociación se inspira en el “Manifiesto Humanista 2000” y el “Manifiesto 2000 por una Cultura de Paz y de No Violencia”.

- ¿Quiénes la integran?
– Ciudadanos que participamos de ella a título individual porque compartimos sus fines y trabajamos para que ellos puedan concretarse.
Es decir que toda persona que esté de acuerdo con estos postulados y se comprometa a trabajar en la sociedad y hacer el esfuerzo para que los mismos valores lleguen a todas las personas, puede ser parte de la 20 de Setiembre.

- ¿Están vinculados a algún partido político o alguna otra organización social?
– Nuestra asociación es libre de todo vínculo partidario o ideológico. Quien solicite afiliarse a la 20 de Setiembre debe firmar una carta en la que se compromete a defender los derechos humanos y la democracia, que son los principios rectores de nuestra asociación. Mantenemos una postura de independencia frente a los partidos políticos y el Estado, esto permite mantener nuestra independencia del gobierno de turno, independientemente del signo partidario que posea, ya que sus propósitos e ideales son los de jugar un rol social de difusión de sus posturas, los que tienden a la generación de conciencia acerca de la importancia de los ideales de Tolerancia, Humanismo y Librepensamiento. En ese sentido, mantenemos una posición activa de defensa de los principios republicanos, de la integración social y el laicismo.

Es por eso que nuestra asociación considera que toda vinculación con un gobierno o un partido político menoscabarían su autoridad moral al momento de tomar posiciones.
Sin embargo, sus miembros en tanto que ciudadanos, son libres de adherir o no a las formaciones políticas de su interés, sin comprometer a la asociación. De todas formas, eso tampoco nos inhibe que en temas puntuales donde haya coincidencia con los objetivos de la asociación, podamos emprender actividades conjuntas con cualquier otra institución, siempre y cuando sea en beneficio de la sociedad. De hecho, seguramente pronto habrá alguna novedad al respecto.

- ¿Por qué se llama 20 de Setiembre?
– Cada 20 de Setiembre se conmemora el Día de la Unidad Italiana y en forma simultánea el Día de la Libertad de Pensamiento en recordación de esa gesta peninsular.
El 20 de setiembre de 1870, las fuerzas de Víctor Manuel II, Cavour y José Garibaldi entraron en Roma para sellar la unidad italiana. Garibaldi, había luchado antes a favor de la república contra las fuerzas imperiales en Brasil, y también había colaborado con las fuerzas liberales que defendieron la sitiada ciudad de Montevideo entre 1843 y 1851 durante la Guerra Grande, es en este marco que se llevó a cabo la Batalla de San Antonio, a poquitos kilómetros de nuestra ciudad.

- ¿Eso es lo que los une a Garibaldi?
– Ha sido una de nuestras principales inspiraciones. Aprovechando el hecho bélico en que las tropas garibaldinas vencen en la Batalla de San Antonio, aquel 8 de febrero de 1846, al recordarse los 170 años de esa batalla aprovechamos para destacar la inmensa figura de Garibaldi, que como mencioné, no solo la tuvo en el proceso de unificación de su propio país, Italia, sino que además llegó a tierras sudamericanas para colaborar en aquellos procesos en que estaban en juego sus principios republicanos. Pero más que destacar la figura del estratega militar, preferimos poner el énfasis en el legado de su pensamiento y que obviamente reivindicamos porque va de la mano con los fines y objetivos que pregona nuestra asociación.

Fíjese que hacía tiempo que nadie hablaba de Garibaldi en Salto hasta que en el 2016 la 20 de Setiembre hizo cuatro actividades reivindicando su figura, logrando que ahora otras personas también lo recuerden. Nos parece muy buena cosa que hayamos logrado que la Dirección de Cultura de la intendencia de Salto proclamase el 2016 como el “Año Garibaldino”, además colocamos una placa el mismo día que se recordaban los 170 años de la Batalla de San Antonio -y que aún se mantiene a la vista de todos quienes pasan por el monumento a Garibaldi que está al comienzo de la avenida Armando Barbieri, en la esquina con República Italiana-, donde hasta ese momento era solamente una estatua que nadie sabía de quién era porque alguien se había robado la placa identificatoria por ser de bronce.
Hoy quien pase por ahí puede ver claramente que se trata de Garibaldi.

Luego en abril de ese año realizamos un ciclo de conferencias en el Palacio Córdoba destacando los diferentes aspectos de la personalidad de Garibaldi, con el respaldo invalorable de la Dirección de Cultura.
En el mes de julio de ese mismo año, llevamos adelante dos actividades más. La primera fue al mediodía en el Obelisco de Garibaldi que recuerda la Batalla de San Antonio, donde llegaron delegaciones de nuestra asociación de todo el país para participar del homenaje a la figura de Garibaldi, terminando todos en las instalaciones de Salto Uruguay para realizar lo que llamamos un “almuerzo republicano”.

- Eso fue hace dos años. Vi en una reciente publicación de EL PUEBLO que volvieron a reunirse hace pocos días en torno a la figura de Garibaldi.
– Es cierto, también en la fecha que se recuerda la Batalla de San Antonio, que nos recuerda el paso de Garibaldi por Salto.

- ¿Qué pasó en esa batalla?
– Hay quien sostiene, y con razón, que se trató de la mayor hazaña de Garibaldi en nuestras tierras. Recordemos que Garibaldi llega a Uruguay porque había sido proscrito de Italia donde había combatido por la libertad, también fue proscrito de Francia por la misma causa, cruzó el Atlántico, se instaló en Río Grande de Brasil pero también fue proscripto por haber cooperado con la fundación de la República. Es ahí que se viene a Uruguay, a ofrecer sus servicios a Montevideo, donde formó su recordada Legión Italiana.

Entonces Garibaldi fue enviado a Salto para proteger la plaza asediada por el ejército de Rosas al mando de Urquiza. Allí Garibaldi sostuvo un asalto durante seis horas donde los argentinos terminaron sufriendo pérdidas enormes.
Entonces Servando Gómez, uruguayo al servicio de Rosas y de Oribe, fue enviado a Salto a frenar a Garibaldi, ahí se produce la Batalla de San Antonio, donde 1.200 hombres al mando de Gómez se enfrentaron a los 300 soldados garibaldinos.
El encuentro fue sangriento, pero la valentía y furia de la Legión Italiana terminó por hacer retirar a las tropas de Gómez del campo de batalla, no sin antes dejar atrás 400 bajas.
Cualquier militar hubiese optado por una retirada honrosa del campo de batalla ante la desventaja numérica a la que se enfrentaba, pero Garibaldi nunca rehuyó una pelea, y de esta forma era fiel con su compromiso y su palabra, literalmente luchaba en defensa de sus principios republicanos, que es lo que terminamos por reivindicar de él, de quien rescatamos su republicanismo y su defensa por las libertades de las personas.
En esos tiempos se defendían arriba del caballo y con el sable en la mano.

- Eso cambió, estamos en pleno Siglo 21, ¿cómo se traslada la figura de Garibaldi a estos tiempos donde las diferencias se resuelven de manera más civilizada?
– Como dijo el presidente de nuestra asociación en una hermosa carta que nos envió por encontrarse fuera del país, homenajear hoy a Garibaldi es una empresa de una enorme importancia ética y moral, en un mundo aprisionado por los intereses estrechos y por las búsquedas ávidas de poder y riquezas, donde cunde la corrupción, el egoísmo, donde la política se desprestigia día a día y la impotencia y la desesperanza pareciera ganar a las mayorías que responden cada vez con mayor indiferencia por la cosa pública y el bien común de los ciudadanos. Recordar hoy a un personaje como Garibaldi, de definido liderazgo moral, es como un bálsamo que nos recuerda la necesidad de resistirnos y de brindar una perspectiva diferente al mundo y a la sociedad, para construir una humanidad diferente.

Hablar de Garibaldi es hablar de una expresión de libertad. Garibaldi representa ese ideal, y al mismo tiempo que defiende esos principios con su vida, lo hace para conquistar la libertad de los otros, los derechos de los demás, a los cuales él mismo respeta, encarnando en su persona y en su ejemplo el ideal republicano más auténtico, al practicar y vivir bajo esos mismos valores que el republicanismo venera. Vivió pobre, hasta miserable a veces, él y su familia. Lo dio todo con coraje y valentía a toda prueba, y nunca pidió nada para sí. Puso la causa de la libertad y de lucha contra la opresión en el centro de su vida. Esos son los valores que Garibaldi nos legó y que hoy ponemos en el centro de nuestras actividades personales y como asociación 20 de Setiembre.

Perfil de Mercedes Carbone

Es del signo de Aries. De chiquita quería ser astronauta y cantante. Es hincha de Nacional.

¿Una asignatura pendiente? Viajar.
¿Una comida? Pastas.
¿Un libro? La conjura de los necios, de John Kennedy Toole.
¿Una película? La saga de El Señor de los Anillos.
¿Un hobby? Pintar y la música.
¿Qué música escucha? Escucho todo pero me puede el rock y el pop de los 90.
¿Qué le gusta de la gente? Me gusta la gente alegre y con energía para hacer cosas, el buen humor, la amabilidad. La gente comprometida con buenas causas, la solidaridad.
¿Qué no le gusta de la gente? La indiferencia

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

La Universidad Católica consolida su presencia en Salto con 700 estudiantes y más de 250 egresados

Entrevista a Emilio Silva

Emilio Silva es el director de la sede Salto de la Universidad Católica del Uruguay (UCUDAL), quien dialogó con EL PUEBLO para realizar un balance del año que pasó y ver qué 2018 se viene en materia académica.

- ¿Cómo fue 2017 para la UCUDAL en Salto?
– El balance en general es muy bueno, lo enmarco dentro del proceso de lo que es el desarrollo de Salto como Ciudad

Perfil de  Emilio Silva Casado. Tiene 2 hijas y 2 nietos. Es del signo de Piscis. De chiquito quería ser jockey de caballos. Es hincha de Peñarol y de Laureles de Fray Bentos. ¿Una asignatura pendiente? Avanzar en aspectos académicos, en investigaciones y publicaciones.  ¿Una comida? Pastas y carne.  ¿Un libro? Estoy releyendo cosas que leía de joven, como los cuentos de Borges y de Cortázar.  ¿Una película? La vida es bella.  ¿Un hobby? Juego al fútbol, leo y escucho música.  ¿Qué música escucha? Soy ecléctico, escucho de todo.  ¿Qué le gusta de la gente? La flexibilidad, la creatividad, la innovación.  ¿Qué no le gusta de la gente? La inflexibilidad, la rigidez, el dogmatismo, las personas altamente ideologizadas, en cualquier aspecto.

Perfil de Emilio Silva
Casado. Tiene 2 hijas y 2 nietos. Es del signo de Piscis. De chiquito quería ser jockey de caballos. Es hincha de Peñarol y de Laureles de Fray Bentos.
¿Una asignatura pendiente? Avanzar en aspectos académicos, en investigaciones y publicaciones.
¿Una comida? Pastas y carne.
¿Un libro? Estoy releyendo cosas que leía de joven, como los cuentos de Borges y de Cortázar.
¿Una película? La vida es bella.
¿Un hobby? Juego al fútbol, leo y escucho música.
¿Qué música escucha? Soy ecléctico, escucho de todo.
¿Qué le gusta de la gente? La flexibilidad, la creatividad, la innovación.
¿Qué no le gusta de la gente? La inflexibilidad, la rigidez, el dogmatismo, las personas altamente ideologizadas, en cualquier aspecto.

Universitaria, la Universidad es una parte importante de ese proceso por el crecimiento que ha tenido, por la oferta y también me atrevería a decir por el impacto que ha tenido en el medio en estos 14 años de labor. Visto en términos de resultados concretos o de ofertas, tiene que ver con el desarrollo de unas cuantas carreras completas en Salto, como la de Contador Público, las Licenciaturas en Dirección de Empresa, en Gestión Agrícola Ganadera, en Informática, Ingeniería Informática, Psicopedagogía, Psicología, que es una parte importante de la oferta junto con otras carreras que en Salto se cursan parcialmente. Eso en materia de carreras de grado.

En carreras de posgrado hemos avanzado en el área empresarial, con posgrados vinculados a la Gestión Empresarial, también en la Gestión Educativa. En el área Didáctica, con un posgrado en Currículum y Evaluación. Y con algunos otros proyectos para el año que viene. La Universidad da pasos a veces cortitos pero seguros.

El año pasado instalamos una instancia relevante, que está en proceso de desarrollo, que es el Departamento de Idiomas, para brindar cursos de inglés a los estudiantes que hacen carreras de grado. En la UCUDAL si bien no es obligatorio saber inglés al iniciar una carrera, si lo es al finalizarla. Hay estudiantes que ingresan ya con un nivel adecuado, y por lo tanto cumplen con el requisito en el momento que ingresan. Quienes no lo tienen, la UCUDAL le brinda cursos para que antes de egresar, pueda adquirir el nivel de inglés requerido.
El Departamento de Idiomas se encarga del Centro de Idiomas y de esos cursos pero también estamos armando una programación de cursos para el público en general, gente que está vinculada a distintas actividades que necesita el dominio de un idioma, lo más común es inglés, pero no es el único.
Después tenemos instancias vinculadas a la Investigación, a la Extensión, a Consultorías, como el Observatorio Económico, el Instituto de Desarrollo Local, el Centro de Apoyo a la Innovación Empresarial.
También tenemos una oferta para gente que no quiere hacer carreras universitarias sino cursos cortos a través del Centro de Desarrollo Técnico Profesional, donde las capacitaciones tienen que ver con actividades concretas vinculadas en algún punto a la Gestión Empresarial, pero también idóneos en Farmacia, Técnicos en Logística. También damos cursos de Capacitación para Liderazgos, destinados sobre todo a personal, mandos medios y medios altos de distintas empresas y sus organizaciones, pero esos cursos no son de nivel universitario, son de nivel técnico, pero que son muy requeridos por quienes ya están desempeñando alguna actividad profesional.

- ¿Cuántos estudiantes tiene la UCUDAL?
– Entre estudiantes de grado, posgrado y cursos técnicos estamos en los 700 estudiantes, y en torno de los 250 egresados. Hay que tener en cuenta que a partir de 2012 se completaron las carreras de grado en Salto, y a partir de ahí comenzaron a egresar en Salto, porque hasta ese momento iniciaban las carreras aquí, estaban 2 años, y terminaban en Montevideo. Pero de 2012 hasta la fecha, tenemos entre 60 y 80 egresados al año.

- Quién no consigue trabajo, ¿puede generar su propio empleo?
– Si. El año pasado hicimos una encuesta a nuestros egresados para indagar distintos aspectos, uno de ellos es el nivel de inserción laboral.
Para nuestra satisfacción nos encontramos que el 93% de los estudiantes están insertos en el mercado laboral en Salto o en la región, incluso algunos en Montevideo. Primero pensábamos que teníamos un alto porcentaje de estudiantes que se iban a Montevideo, y nos encontramos con que en realidad era mucho menor de lo que realmente nos imaginábamos, hablamos de un 17%.
También es cierto que tenemos estudiantes de otros departamentos que se quedan a trabajar en Salto. O sea que hay una cierta movilidad de los departamentos.

- ¿Esta rápida salida laboral tiene que ver con la estrategia pedagógica de la UCUDAL de pasantías mientras estudian la carrera?
– Si, es cierto, ellos tienen un semestre de pasantías.
En general son carreras que están demandadas en el medio, pero además está el tema que muchos se vuelven emprendedores, llevando adelante su propio emprendimiento.
Uno de los cometidos, no siempre se logra porque además en Uruguay tenemos muy arraigada la cultura de empleo, y si es empleo público mejor, pero uno de los objetivos de la UCUDAL es generar emprendedores…

- ¿Valerse por sí mismos?
– Exactamente, de hecho, en cualquiera de nuestras carreras el trabajo final tiene que ver con un proyecto de emprendedurismo, que tiene que ser factible, analizado desde distintos puntos de vista como el técnico, el financiero, su sostenibilidad, al mercado. Y muchos de nuestros egresados, incluso siendo estudiantes, llevan adelante ese emprendimiento. Un alto porcentaje opta por el lado de la autonomía creando su propia empresa.

- Hasta aquí el camino recorrido, pero ¿qué 2018 espera a la UCUDAL?
– En primer término, seguir consolidando distintas instancias, sean carreras o instancias de investigación y de extensión que si bien ya tienen su trayectoria, no dejan de ser nuevas. Al mismo tiempo, planificando otras posibilidades. Por ejemplo, en materia de posgrados la Universidad quiere avanzar, y en eso estamos, avocados al estudio en posgrados en el área de Derecho, de Psicología, Educativa, también en el área Informática.
Estamos pensando además en algunas modalidades de estudio, como se hace en otros países, que apuntan a reconocer experiencias y conocimientos previos de las personas que por ahí no han tenido muchos estudios formales, son bachilleres pero se insertaron pronto en el mercado laboral o realizaron un trayecto universitario pero que no culminaron, pero han adquirido una experiencia importante en su desempeño profesional, por ejemplo en el área de la Salud, en la Educación.
Estamos programando cursos especiales para buscar licenciar a esas personas en determinadas actividades.
Como dije, esto se hace en otros países con lo que se llama Ciclos de Licenciatura, donde se acredita determinada experiencia y conocimiento, a veces incluso con conocimiento adquirido en otras instituciones o a veces en la práctica.
Así que bueno, estamos explorando esa posibilidad porque creemos que hay mucha gente que está trabajando y que a veces no tiene un horario completo para asistir a la universidad, y una posibilidad de ese tipo, combinada con una modalidad semi presencial de estudio, con mucho trabajo virtual, puede facilitar a acceder a un título de nivel universitario a muchas personas.

- En materia de carreras, ¿la idea de futuro es completar aquellas que aún no lo están, traer nuevas?
– Tenemos ahí la Licenciatura en Dirección de Empresa Turística, que es una aspiración, porque Salto es un departamento turístico, y tenemos toda la intención que esa carrera que hoy se puede hacer en un 50%, se pueda completar.
En el área de Psicología también estamos estudiando esa posibilidad. Psicopedagogía ya la tenemos completa.
Hemos tenido muy buenos resultados con el formato semi presencial de la carrera de Psicopedagogía, así que bueno, una posibilidad es avanzar también en otras carreras en ese formato. Estamos planificando que alguna carrera más se sume a esta modalidad, algo que permite la tecnología de hoy sumado a la conectividad.

- La UCUDAL organiza cada año ciclos de charlas y conferencias realizadas por expositores de alto nivel dirigidas a la sociedad, ¿qué nos depara el 2018?
– Esas charlas se planifican al inicio del año y hay otras que se van incorporando en la medida que se presenta la oportunidad. Es una política expresa de la UCUDAL de vínculo con el medio y devolverle, en este caso a Salto y a la región, todo el apoyo que le ha brindado para que pudiese desarrollarse en el interior, cosa que no es una tarea fácil, pero que por suerte se ha logrado.
No solo con charlas, conferencias, sino también con algunas instancias a través de las cuales generamos información que puede resultar importante para la población en general o para uno de sus sectores.
Por ejemplo, el año pasado el Observatorio Económico realizó un estudio sobre el impacto de la Ciudad Universitaria en la economía local, que arrojó que el gasto anual que realizan los estudiantes que vienen a Salto es de aproximadamente 36 millones de dólares, y ese es un buen dato para considerar lo importante que es para la economía de Salto hoy por hoy, más allá de todos los beneficios culturales y de todas las oportunidades que brinda, la importancia que termina siendo el mundo universitario.
También hemos generado un anuario con indicadores estadísticos específicos de Salto, que lo vamos renovando año a año, que también sirve para tomar decisiones desde el punto de vista empresarial, político, social. Son cosas que la Universidad destina al medio como parte de su aporte al desarrollo local.

- ¿La UCUDAL tiene un sistema de beca estudiantil?
– Justamente, este 12 de febrero se realizará el concurso de becas. Si bien somos una Universidad privada que no recibe ningún aporte ni subsidio de parte del Estado ni de ninguna otra organización, se financia con sus propios recursos. No obstante, es una Universidad abierta donde muchos estudiantes que por ahí a priori no tienen las condiciones económicas para pagarse la Universidad privada, igual pueden estudiar porque la Universidad tiene un sistema de becas que se otorgan por concurso, que realizamos dos veces al año, en diciembre y ahora en febrero.
Más de 100 estudiantes se han presentado a ese concurso en los dos períodos, y una parte importante de ellos acceden a una beca, que puede ser completa, para poder estudiar.
Todos los años hacemos una recorrida por todos los liceos y escuelas técnicas de la región instando a los estudiantes a que se presenten a ese concurso, porque es la forma de acceder independientemente de la condición económica.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

«Que el campo y otros sectores de la actividad económica quieran expresar libremente su pensamiento, es sano»

Horacio de Brum, reconocido docente y abogado, quien también tuvo su pasaje por la actividad política en filas del Partido Colorado y del gobierno departamental anterior, actividad partidaria de la que hoy se mantiene alejado, enfiló su vida por el camino de la comunicación, al iniciar el proceso que lo terminará poniendo al frente de la dirección de la decana radio Tabaré. Sobre estos temas dialogó con EL PUEBLO.

- ¿Qué le dejó su paso por el gobierno departamental?
– Son etapas en la vida. En su momento me convocaron para trabajar por el departamento, soy salteño y acepté.

Perfil de  Horacio de Brum Es del signo de Capricornio (19 de enero). De chiquito quería criar caballos, pero en esa «me ganó mi hermano». Es hincha de Nacional. ¿Una asignatura pendiente? Tengo muchas.  ¿Una comida? El asado.  ¿Un libro? «Historia general de las drogas» del filósofo y ensayista español Antonio Escohotado.  ¿Una película? Quiero ver «The Post» de Steven Spielberg y me gusta la serie «House of Cards».   ¿Un hobby? Compartir reuniones con los amigos.  ¿Qué música escucha? Rock argentino y uruguayo. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.  ¿Qué no le gusta de la gente? La mentira y la hipocresía.

Perfil de Horacio de Brum
Es del signo de Capricornio (19 de enero). De chiquito quería criar caballos, pero en esa «me ganó mi hermano». Es hincha de Nacional.
¿Una asignatura pendiente? Tengo muchas.
¿Una comida? El asado.
¿Un libro? «Historia general de las drogas» del filósofo y ensayista español Antonio Escohotado.
¿Una película? Quiero ver «The Post» de Steven Spielberg y me gusta la serie «House of Cards».
¿Un hobby? Compartir reuniones con los amigos.
¿Qué música escucha? Rock argentino y uruguayo. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.
¿Qué no le gusta de la gente? La mentira y la hipocresía.

Ahora estoy en una etapa que hemos decidido dar de seguir en lo que es la actividad privada, sigo como docente en la materia agraria, sigo trabajando en el asesoramiento de la Universidad Católica del Uruguay, que es mi casa de estudios y que en marzo cumplo 15 años como funcionario, además de mi trabajo profesional y en la empresa familiar agropecuaria. Voy a seguir con esas actividades, a lo que sumo ahora un nuevo emprendimiento que desde hacía unos años lo venía trabajando y sintiendo como algo que quería emprender. Y como dicen algunos amigos, se alinearon todos los planetas y se dio la posibilidad.

- ¿Se refiere a la compra de radio Tabaré?
– Más que la compra, se sabe que las ondas de radio son permisos y en otros casos son concesiones que da el Estado, por tanto los particulares simplemente con autorización del Estado, tienen el uso de esas ondas. Lo que iniciamos es un proceso en el cual al final del camino vamos a estar al frente de radio Tabaré. Igualmente, ya desde el 1º de febrero estamos a cargo de la administración. Hemos iniciado el proceso conjuntamente con los permisarios actuales ante la URSEC. Esperemos que este proceso culmine en buena forma.

- ¿Está solo en este emprendimiento?
– Yo estoy a cargo de todo, aunque le he pedido a un amigo de años, Martín Olaverry, que es hombre de radio, que prácticamente se crió en una radio del interior y hoy es una persona que produce sus programas y que sabe del tema. Reconozco que no sé del tema, soy un simple oyente de radio desde que me conozco, la radio me apasiona, genera un montón de cosas lindas, pero le he pedido a este amigo que colabore en este emprendimiento en lo que tiene que ver con todos los aspectos de programación y los temas comerciales. Él con gusto ha aceptado. Me inicié a hablar por radio allá por el 2006 en un programa agropecuario que él tenía y que hoy mantiene en una radio a nivel nacional, y salía en forma permanente todas las semanas, fue cuando generamos una amistad, y hoy me está acompañando en ayudarme en lo que va a ser la gestión del medio.

- Como especialista en temas del campo, sea como productor o como abogado y docente, ¿cómo ve esta movida que se ha generado por los «auto convocados»?
– Siempre es bueno que la sociedad se exprese. En este caso, que el campo y otros sectores de la actividad económica que quieran expresar libremente su pensamiento es sano, porque se trata de respetar la libertad de cada individuo a expresarse, que cuando puede exponer sus ideas y reclamos con libertad, hay como un desahogo, y lo mejor a veces es desahogarse y no quedar con algo apretado en el pecho que pueda generar otro tipo de reacción.
Ya sea esta movilización o cualquier otra de la sociedad civil que quiera expresar sus reclamos en forma responsable, es tan sano como que el gobierno los haya recibido y los esté escuchando. Estimo que ahora va a empezar una etapa y un proceso de intercambio entre parte de la sociedad civil y parte del gobierno para tratar de obtener respuestas.
Por tanto, es sano para la democracia que integrantes de la sociedad civil puedan expresarse libremente. En el fondo de todo está la libertad, el derecho a poder expresarse y eso no es un tema menor. Así que en lo personal, lo veo con expectativa, estamos atentos en el medio a lo que pueda pasar como noticia. En definitiva, serán los actores, tanto el gobierno como los productores y comerciantes de los auto convocados, quienes van a ser los que van a definir qué rumbo tomar y cómo va a seguir este trámite. Estamos a la expectativa de eso.

- ¿Cómo se dio ese encuentro entre un ex intendente del Frente Amplio, a cargo de la dirección de la radio hasta el 31 de enero y usted, que está muy identificado con el Partido Colorado?
– El encuentro se dio en forma natural, no le vi ningún tipo de inconveniente, soy una persona de diálogo, quien me conoce lo sabe, como también sabe que mis preferencias políticas, deportivas o religiosas no son ningún impedimento para entablar un diálogo con cualquier persona. No es un tema que me haya preocupado ni ocupado. Quizás esto haya podido generar en alguna gente algún tipo de sensaciones, pero bueno, por suerte todos son libres de opinar lo que quieran, pero en lo personal no me genera nada. A Ramón (Fonticiella) lo conozco de hace años, mi madre, que fue maestra en su momento, trabajó en la misma Escuela 13 con Ramón hasta que lo destituyeron. O sea, había una relación también desde antes. Esas son justamente las cosas que cuando se ponen por delante, es lo que a veces genera determinadas situaciones que no deberían generarse.

- Esas mismas suspicacias son las que cuando Fonticiella se hizo cargo de radio Tabaré, dijeron que el Frente Amplio ganaba una radio. Ahora que la vende se piensa que el Frente Amplio la pierde y que los colorados ganan una radio.
– He dejado en claro a mi familia y a mis amigos, primero, que he renunciado a todos los cargos políticos partidarios en los cuales había participado en la elección de 2015. He hecho traslado de Credencial en el 2016 a la ciudad de Montevideo, la etapa política la he cerrado. Evidentemente que no puedo limitar el pensamiento de nadie, ni es mi interés hacerlo. Puede haber suspicacias y un montón de cosas, pero será el tiempo mi mejor aliado, así que dejemos pasar el tiempo y veremos si estoy faltando a la verdad o no.

- ¿Cuál será entonces ahora la línea editorial de radio Tabaré?
– No vamos a imponer nada en contenidos. El 1° de febrero arrancamos con una nueva programación, la idea es que la radio pueda de una u otra manera transmitir todo lo que pasa, dar las noticias, entretenimiento, música. O sea, tenemos una responsabilidad bien importante porque Tabaré no es una radio de hace poco tiempo, este 18 de julio va a cumplir 90 años, es la primer radio de Salto que existe. Estar al frente de un medio de comunicación, y más con radio Tabaré, exige una doble responsabilidad. Por un lado, una radio que va a cumplir 90 años con toda la historia que tiene, con diferentes administraciones, y hoy sigue firme al aire. Y por otro lado también, una responsabilidad de estar al frente de un medio de comunicación que genera un desafío importante al hacer cumplir y respetar algunos principios y derechos fundamentales como la libertad de expresión, el derecho a la información que tienen las personas y la libertad de opinión. Hemos mantenido en todo lo posible el mismo equipo que tenía radio Tabaré en lo que tiene que ver con las personas. Hemos sido muy cuidadosos de eso, y le hemos dado la posibilidad a quienes hasta el momento trabajan en radio Tabaré de que puedan seguir formando parte de ese equipo, con algunas incorporaciones teniendo en cuenta la programación que hemos tenido.
Tabaré va a ser una radio muy dinámica que va a estar presente en varias actividades en vivo. Por ejemplo, el 2, 3 y 4 vamos a retransmitir en directo parte del Festival Internacional de Folklore de Durazno. Ya tenemos confirmada la participación en directo del Valentín Aparcero el 9, 10 y 11 de febrero, y así vamos a seguir sucesivamente. O sea, donde estén determinadas actividades que la gente pida, ahí vamos a estar. Radio Tabaré estará en la información, como ha estado en estos últimos 90 años, y la idea es fortalecer ese aspecto de la radio, para que de una forma u otra siga acompañando los acontecimientos de Salto y de la región.

- ¿Ha invertido en la compra de nuevos equipos?
– Próximamente vamos a incorporar un transmisor nuevo, con tecnología digital, lo que nos va a permitir, con la potencia que tenemos autorizada por la URSEC, llegar más y mejor. Apostamos a un emprendimiento que entre otras cosas, le va a brindar herramientas tanto a quienes puedan hacer sus programas o que pueda participar en la radio, pero también al oyente. O sea, queremos que la radio llegue a los lugares más lejanos del departamento, como ya llega a algunos lugares, para que la pueda escuchar toda la gente que la quiera escuchar, y con una mejor calidad. Así que viene tecnología digital, que ya la podemos anunciar porque en pocas semanas seguramente el oyente de radio Tabaré va a sentir el cambio para mejor. Hoy la radio llega pero queremos que llegue más aún. En eso estamos.

- ¿Cómo enfrenta este nuevo desafío al frente de la dirección de radio Tabaré?
– Cada vez que comienzo un emprendimiento lo hago convencido de lo que voy a hacer, porque creo en el emprendimiento. Evidentemente es un desafío que tomo con mucha responsabilidad, como creo haber tomado varios emprendimientos en mi corta vida, pero con la tranquilidad de que no estoy solo, tenemos un grupo humano que quisiera destacar, que son los trabajadores de radio Tabaré, que desde el primer día que entré a la radio me he sentido apoyado. Por otro lado, la colaboración de este amigo que lleva a que no me sienta solo.
Así que, estoy con ganas, estoy convencido en lo que voy a participar, le he dedicado muchas horas estos últimos cuatro o cinco meses a todo este tema de la radio, pero lo he hecho con gusto. Entonces, con el apoyo de los trabajadores y de la gente que sabe de radio y con el apoyo de la familia, no me siento solo. Evidentemente que entraré en un mundo que para mí es bastante desconocido, pero que haciendo las cosas bien, con respeto, dedicación, sobre todo escuchando mucho, el emprendimiento seguramente va a tener sentido. Este emprendimiento no lo he encarado porque me sobre el tiempo sino porque creo que tiene sentido, y estar al frente de un medio de comunicación es una responsabilidad y desafío muy grande, al que pondré todo el esfuerzo, trabajo y dedicación para que llegue a buen puerto y que la gente siga eligiendo a radio Tabaré.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

«Los empresarios tenemos que pensar de otra manera. No estamos dispuestos a repartir nuestra ganancia con quienes nos pueden ayudar a crecer»

Entrevista a Washington Márquez Mena

Tras toda una vida de trabajo que comenzó a temprana edad, Washington Márquez hoy se encuentra en la tarea de brindar talleres de forma gratuita a jóvenes que se inician o buscan perfeccionarse en el terreno laboral, «estoy cumpliendo con el ciclo de un ciudadano», nos dijo, recordando que su formación cristiana lo lleva a sentir su compromiso de devolver a la sociedad parte de lo que la sociedad le ha dado.

Perfil de Washington  Márquez Mena Casado desde hace 42 años con Shirley Guglielmone. Tiene 5 hijos y 6 nietos. Es del signo de Sagitario. De chiquito quería ser mecánico. Es hincha de Peñarol. ¿Una asignatura pendiente? La estoy cumpliendo. ¿Una comida? Las pastas, tallarines con tuco.  ¿Un libro? El diario de Ana Frank.  ¿Una película? Rain Man.  ¿Un hobby? El fútbol.  ¿Qué música escucha? Durán Durán, Pink Floyd, la música de los 80.  ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.  ¿Qué no le gusta de la gente? Que no sean sinceros.

Perfil de Washington Márquez Mena
Casado desde hace 42 años con Shirley Guglielmone. Tiene 5 hijos y 6 nietos. Es del signo de Sagitario. De chiquito quería ser mecánico. Es hincha de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? La estoy cumpliendo. ¿Una comida? Las pastas, tallarines con tuco.
¿Un libro? El diario de Ana Frank.
¿Una película? Rain Man.
¿Un hobby? El fútbol.
¿Qué música escucha? Durán Durán, Pink Floyd, la música de los 80.
¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.
¿Qué no le gusta de la gente? Que no sean sinceros.

- ¿Cuál es su idea de realizar estas charlas?
– Lo fundamental es dejarle a la sociedad, a los jóvenes, algunas de las experiencias que he adquirido en estos años de vida. Creo en la juventud, creo en la gente buena, creo que hay más gente buena que de las otras. No soy quien para calificar a los demás, pero hoy veo que la gente abiertamente está con una idea ciertamente negativa de que los jóvenes no sirven. Yo particularmente tuve la oportunidad, no sé si la suerte, de hacer un camino del cual me siento muy feliz, porque hice todo el proceso que tenía que haber hecho una persona en un estado civil, democrático, como el de nuestro país, si bien es cierto que también estudié algunas especialidades en el exterior, siempre fui muy observador. Uno debe comenzar por su familia, crecer, compartir con la gente, estudiar, aprender, dedicarse a trabajar, investigar, tomar experiencias y hoy con 64 años tengo una historia bastante larga.
Vengo de una familia muy pobre, arraigada en el campo, acompañada por mis abuelos, con un hombre que no puedo dejar de mencionar por lo significativo que fue en mi vida, mi abuelo, Irineo Márquez, que dejó en mí una huella muy importante, y Matilde Baldassari, mi abuela. Tenía una cuadra de diferencia de mi casa a lo de mis abuelos.

- ¿Qué le dejó el abuelo?
– Muchísimo, si nos ponemos a conversar… estoy escribiendo un libro, que cuando la gente pueda leerlo podrá observar que aparecen mucho más mis abuelos que mis padres.

- ¿De niño se aprende más por lo que observa de los mayores o por lo que le dicen sobre cómo debe comportarse?
– Totalmente, es así, uno aprende por lo que observa. Quizás peque de falsa modestia, pero no tengo empacho en decirlo, me siento muy orgulloso de mi abuelo, que resulta que no había ido a la escuela, y cuando estaba con él me hablaba de 10 mil cuadras de campo, de 15 mil cabezas de ganado, de 100 leguas. Estuvo además en la guerra de 1896 y en la de 1904, le cebó mate a Aparicio Saravia…

- ¿Cómo fue eso?
– Había ido de joven con 20 años a llevarle unos consumos a Paso del Parque del Daymán, donde fue la batalla, desde la Estancia Cerro Verde, mandado por don Adolfo Riet, y resulta que le dicen, «usted no se va ahora», y se puso a llorar, «tiene que quedarse a luchar por nosotros y por la patria». Como era muy joven lo dejaron ahí, sin saber que le estaba cebando mate al General, a Aparicio Saravia. La segunda noche que estuvo ahí, estaban todos durmiendo y de madrugada dicen que sintieron unos truenos, y él le dijo al segundo de Saravia, «se viene la tormenta», «no, no es la tormenta, son los cañonazos del clinudo», el «clinudo» era (el Coronel Pablo) Galarza. Y ese mismo día sucedió la batalla de Paso del Parque del Daymán.
Si bien fue un hombre que no fue a la escuela, realmente me emociona, porque tanto él como mi abuela, de descendencia italiana, me dejaron muchísimo (se emociona), muchísima cultura y una muy fuerte presencia cristiana.

- Supongo que será para usted un compromiso muy grande poder trasladar luego a sus hijos algo de lo que sus abuelos le enseñaron. ¿Le pesa esa responsabilidad?
– Esa responsabilidad me hace muy feliz, porque no sé si encontré el camino o Dios me puso el camino o yo también supe elegir el camino. Eso lo puede decir la gente, hay cosas que uno no las puede decir. Siempre le cuento a mis amigos, siempre les digo a mis hijos, que uno no puede poner carteles en los diarios sobre las cosas que uno hizo con amor y de corazón. Hay cosas que se ven y otras que no se ven. Estoy feliz porque a mi edad he llegado a cumplir todos mis sueños.
Mi madre fue una trabajadora, una limpiadora, que planchaba con aquella plancha a carbón desde las 5 de la mañana a las 8, de las 8 a las 10 dejaba la comida preparada para sus hijos, de las 10 a la una de la tarde iba a hacer limpiezas, y cuando volvía se ponía a planchar la ropa de donde ella trabajaba, las que previamente lavaba con almidón. Eso uno ya de chiquito lo va viendo y va aprendiendo. Entonces le digo a mucha gente, sobre todo a los padres jóvenes que me dicen, «tengo una duda con mis hijos, porque no sé si la escuela es en mi casa o en la calle», a lo que les respondo, «lo mejor que podés hacer es seguirlo orientando, criándolo y controlándolo en el colegio y en las cosas que hacen en el día a día, pero vos pensá que cuando estás en la mesa sentado con ellos, que hablás de que vas a pagar una cuenta, de que vas a ayudar a un amigo, de que tenés que ir a donar sangre, de que mañana tenés que levantarte una hora antes porque tenés que ir al trabajo porque te necesitan, los niños van aprendiendo eso».
A los 8 años me di cuenta que ya tenía que salir a luchar por mi futuro porque sabía que todo dependía de mí, debido a que éramos muy pobres. Terminamos siendo 7 hermanos, dormíamos de a 3 hermanos en una cama y en un piso de tierra. A los 8 años comencé a vender bizcochos en la calle, a los 9 vendía quiniela, yo tenía 8 manzanas y mi hermano, 2 años menor que yo, tenía 8 manzanas más. Aprendimos a laburar de esa época. Mi madre, los domingos hacía de postre una jarra de crema de naranja, con jugo de naranja y maicena, y yo no sabía por qué ella ponía copitas de plástico en la mesa y ponía a todos la crema de naranja hasta la mitad, y luego la empezaba a rellenar de vuelta. Eso lo hacía para que todos tuviéramos la misma porción, y arriba de todo el copito venía el huevo batido. Todo hecho en casa (se emociona)… todo con sacrificio…

- Pero hoy se profundiza el mito generado por un ex presidente que dijo que los uruguayos éramos vagos, ¿cómo ve hoy a nuestra sociedad?
– Mirándolo como empresario, también tuve una experiencia muy importante en aquellos años que estuve en la dirigencia del Centro Comercial e Industrial de Salto, así que personalmente, apuesto al trabajo. Esto lo estamos viendo en los talleres que hacemos, y mi satisfacción es ver que los muchachos están consustanciados. Para mí el trabajo es dignidad. Yo estudié, trabajé y me dediqué a mejorar, lo que la gente no sabe es que todo el tiempo que estuve trabajando preparando y concretando el proyecto de mis sueños, paralelo a eso siempre estuve estudiando.
También aprendí con gente que me ha enseñado desde su sencillez y humildad, que uno tiene que hablar de algo cuando uno sabe, cuando uno no sabe, tiene que saber decir no sé. Y respetando lo que dijo ese ex presidente, debo decir, primero, que cualquier persona se puede equivocar, y es muy probable que él haya tenido un lapsus o haya querido decir otra cosa y haya manifestado eso. Fue una expresión bastante importante en un contexto internacional y él siendo protagonista de esa instancia.
El trabajo es dignidad, nosotros para ser dignos necesitamos de un trabajo porque es un recurso, los recursos son los medios. Si tú no llegas a fin de mes y no tienes un recurso, no hace su trabajo, posiblemente tenga un desfasaje en su economía y necesitará recurrir a un crédito. Entonces, el trabajo es un medio, es dinero, es una oportunidad de desarrollar un estudio y un proyecto. No creo que los uruguayos sean vagos. Los uruguayos tenemos muchos valores jóvenes que se han especializado que han tenido que irse del país porque su país no les ha dado una oportunidad.
Y ahí tenemos otro problema o inconveniente, los empresarios no podemos permitir la fuga de cerebros. El año pasado vino el presidente de ADM (Asociación de Dirigente de Marketing, Jorge Abuchalja), quien dio una conferencia en el Hotel Salto, tendría que haberse abarrotado ese local pero lamentablemente habíamos 60 u 80 empresarios, solamente. Me hubiese gustado que escucharan su posición. Nos dijo que tuviéramos creatividad para que no se nos vayan los cerebros, pero nosotros no valoramos los cerebros.
Cuando tuve ganancias y plata en el bolsillo de una empresa que fue líder en el mercado, la compartí con mis empleados. He tenido la satisfacción de decir que el empleado que era mi segundo en la empresa, pudo tener su casa y ser feliz con su familia por tener un trabajo digno, y eso no es para poner carteles.
Eso lo cuento para darnos cuenta que los empresarios uruguayos tenemos que pensar de otra manera y reconocer, por lo menos, la realidad. Tenemos mucha gente capaz, pero está en un rincón porque justamente los capaces no son reconocidos porque a mucha gente no le conviene reconocerlos, porque cuestan plata, y no estamos dispuestos a repartir nuestra ganancia con quienes nos pueden ayudar a hacer crecer el país y la felicidad de la gente de un país tan chico como el nuestro.

- Para terminar esta charla con lo que comenzamos, ¿la juventud es el futuro o es el presente?
– Tiene que ser presente, es hoy, es ahora…

- ¿La sociedad le da espacios para que los jóvenes puedan ser presente?
– La sociedad es un poco reticente, sobre todo cuesta reconocerlo en Salto. La palabra reconocimiento es muy digna porque a veces uno reconoce con un mínimo. Siempre digo que no se necesita solo dinero para solucionar los problemas, hoy me lo dicen los jóvenes con los que trabajamos en los talleres, a quienes tenemos que darles herramientas para que puedan desarrollarse.
Y para eso tiene que haber una contrapartida de los empresarios, y me incluyo, porque tenemos que dar para recibir, y si estamos ganando un peso, con más razón tenemos que dar. Yo sé que tenemos una carga de impuestos y que el Estado nos ha cargado desde hace muchísimos años de un costo muy pesado. Cuando yo tenía 13 o 14 años ya estábamos hablando de estos problemas, y hoy tengo 64, o sea que hace 50 años que venimos hablando de estos problemas.

- ¿Aprendemos de nuestros errores?
– Si, totalmente…

- Menos en esto…
– ¿Cómo?

- Porque seguimos con estos mismos problemas desde hace 50 años…
– ¿Y tú qué piensas sobre eso?

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

Quienes hoy están en el gobierno, “decían absolutamente todo lo que hoy decimos nosotros para la cadena productiva y la sociedad en general. Y ellos lo saben”

Entrevista a Luis de Souza

Luis de Souza se transformó en el vocero y caudillo local de un movimiento de productores independientes sin proponérselo y que hoy pone en jaque al gobierno respecto a los reclamos del campo. Con él pactamos una nota telefónica temprano a la mañana. Cuando lo llamamos, el sonido demostró que estaba montado en su cosechadora trabajando y ordenando el trabajo de la peonada. En esta entrevista con EL PUEBLO, de Souza explica los motivos que originaron la protesta en todo el país.

- Se pensaba que más allá de los reclamos históricos del sector, la situación del campo estaba controlada. ¿Qué pasó?
– El sector del agro ha tenido en los últimos tiempos un momento de auge, vamos a empezar por ahí. Pero lo que hoy nos pasa se puede comparar con el “Mal Holandés”. Cuando hace medio siglo Holanda encontró mucho petróleo, pensaron que con eso estaban salvados, hicieron cualquier despilfarro, el Estado se desparramó y después se complicó. Acá pasó algo similar, los precios internacionales en los productos del agro permitieron aumentar cargas impositivas de todo tipo, y mientras la competitividad iba más o menos, lo íbamos llevando porque igualmente se ganaba menos e igual se llevaba. Pero el sector del agro en sí no puede trasladar nada. Le doy un ejemplo, el Estado mata al camionero con impuestos, el camionero le cobra más al plantador de soja, al arrocero, al que planta trigo, al ganadero cuando carga animales, y mientras haya dinero para absorber, dice “qué lo tiró, ¿viste a cómo están los fletes? Están bravos!”. Pero hoy por hoy, ya no hay más de dónde trasladar o sacar, el endeudamiento del campo muestra que el 80% está en los bancos y el otro 20% está en la venta de insumos. O sea, el 100% que hay para sacar del agro de lo que está plantado, ya se debe de antemano. El campo está endeudado por todos lados.
Todos estos temas se venían solucionando por los precios internacionales récord, y con buena producción, por supuesto. Pero ahora no se salva nadie, ni grande ni chico, así que llega un momento que cuando los precios internacionales quedaron normales, porque no son lo que dicen y a eso le suma la falta de competitividad, el sector comenzó a ir rumbo al colapso, sumado a los otros sectores como el del camionero que sabe que no le puede subir más el flete al productor porque ya prácticamente está saliendo lo mismo que el precio de la carga que lleva al puerto. Por ahí es por donde pasa todo esto.

- ¿Y cómo surge la idea de manifestarse coordinando acciones por WhatsApp?
– El malestar era generalizado, o sea, yo ni bien vi que se estaba armando algo me sumé como uno más. Por ahí dicen que yo fui el que inició esta movida en Salto, no, yo no inicié nada, simplemente fui uno más que se metió en esos grupos donde todo el mundo se suma, me llegó a mi teléfono y me sumé porque vi que había un malestar igual al mío y ahí empezó todo.
Por medio de las redes sociales en general cuando hay un malestar tan grande, se transforma en una sola voz, mandás un mensaje y todo el mundo se siente identificado. Así se empezaron a vincular los diferentes sectores…

- ¿Y por qué por fuera de las gremiales históricas del agro?
– Hay dos cosas que se pueden decir de las gremiales. Una, que iban, pactaban y se acomodaban con el gobierno. No estoy hablando de todos. La otra, como me dijeron algunos dirigentes hablando mano a mano, “es como hablar con una pared, nosotros vamos, les planteamos y le decimos las cosas, les mostramos los números y nos dicen, bueno tá, vemos después y lo solucionamos luego”, y todo queda en nada. Entonces, históricamente –porque esto no es de ahora, este problema lo han tenido también los otros gobiernos de los partidos tradicionales- siempre se deja al campo para atrás, eso es lo que pasa. Eso ya pasó en 2002, por no acompañar una política económica, y siempre poniendo gente en el Estado sin tratar de crear fuentes de trabajo de verdad, que importen y que aporten.
Los gremios, que ahora se adhieren a las movilizaciones, casi todos, por lo menos el 90%, ahora van a poder decir que tienen un respaldo, “acá te mostramos nuestros números y acá te mostramos el respaldo que tenemos detrás”, ya más no podemos mostrar, eso para quienes son serios en los gremios.

- ¿Y cómo tomaron la decisión del presidente Tabaré Vázquez que dijo que con ustedes no dialoga y que el diálogo será exclusivo con las gremiales?
– El presidente de la República puede decir lo que quiera, y decir cosas tan absurdas como dijo de los productores arroceros. Hay tanta falta de respeto desde el gobierno, haciendo cosas que son un insulto a la inteligencia de la gente, cómo decir que los productores arroceros tienen que ser más exigentes. Son los mejores del mundo en calidad y cantidad, aplaudido en algún momento hasta por él mismo, ¿y ahora viene a decir eso? O sea, no cierran los números porque no hay forma. ¿Por qué en Paraguay y en otras partes del mundo cierran?

Entonces, el endeudamiento del sector productivo nacional es tan astronómico, tan grande para lo que es nuestro país como la misma deuda externa, en relación una con otra.

- Se empezó a conocer ahora que integrantes del gobierno estarían realizando inversiones en campos de Paraguay, ¿qué piensan de esto?
– Datos oficiales no manejamos, primero que nada porque esta gente no los da. Hemos llegado a esto porque son vivos, y si tienen empresas en Paraguay, no la van a tener a nombre de ellos y declaradas. Por eso pienso que sería difícil de investigar. Aparte, como somos todos productores, el que no está arriba de un caballo o del tractor, está haciendo mandados. No tenemos tiempo para investigar qué hace esta gente en el exterior.

- ¿Qué se espera conseguir en Durazno este martes 23?
– Lo que se espera conseguir en Durazno es demostrar que no somos un puñadito de oligarcas en 4×4, que no somos cuatro o cinco, que el malestar es generalizado, y concientizar a la gente. Todo lo que está pasando es tan preocupante que lo he tomado en forma muy personal, primero que nada, porque me ha condicionado mi vida personal y mi accionar como individuo, esto mismo le ha pasado a mucha gente. Yo no puedo formar una familia ni hacer prácticamente nada, a pesar que en un momento manejé un capital enorme. Tengo que pensar en cosas que son muy delicadas, y así está la gente en general, así está la gente que perdió el trabajo en las diferentes industrias que cerraron y en las que están cerrando.
Así está la gente de Gamorel, de Indulacsa, así está el pueblo.
Queremos decir, “estamos acá, que se haga algo desde el gobierno o de donde sea”, algo tiene que surgir. Pero en el gobierno se escucha que dicen que está todo bien. No pretendemos molestar a nadie, no es una revolución para ganar más, es para no terminar emigrando. Personalmente estoy más analizando irme del país que estar acá, porque no se puede más, porque, ¿qué voy a hacer ahora? ¿A pedirle trabajo a quién?
Llegamos a tener un crecimiento bastante grande en las épocas de bonanza, a pesar que como le digo, no era fácil, porque se manejaba un montón de dinero y uno ya veía que lo que quedaba era muy poco.

- Cuando la marcha bajó por calle Uruguay se encontraron con personas que los esperaba con banderas uruguayas y aplaudían su paso, ¿qué sintió?
– La verdad que mucha emoción al sentir que la gente está queriendo integrarse en esto que decimos que campo y ciudad son una misma cosa, que son un eslabón de la misma cadena, cadena que han cortado los políticos durante el transcurso del tiempo para dividir a la sociedad para gobernarnos y poder hacer cualquier barbaridad como han hecho.
Derribar esto, que los políticos en general, de todos los pelos, han tratado de inculcar en una cantidad de años, y que nosotros hayamos podido avanzar en unos pocos días como ha pasado, y haya mucha gente de la ciudad apoyando, que además todos los sectores se hayan unido en una misma cosa, es algo muy gratificante.
Por otro lado, estamos muy dolidos porque como país nunca tuvimos que haber llegado a estas instancias. Estamos en un hermoso país donde todos puedan vivir excelentemente bien, eso lo sabemos todos. Uruguay tiene mucho potencial con gente trabajadora, pero seguro, así de esta manera, sin una cabeza que dirija no se puede. Haciendo cualquier tipo de derroche, con cargas fiscales que no tienen ningún sentido, salvo el de sacarte y no de hacer algo, ni siquiera invertir en infraestructura, porque si me dijeran que se gastaron millones en eso, pero no tenemos una calle en donde la gente no haya sido asaltada, hay calles en el interior en las que no se pueden ni andar, hay lugares donde ya ni los ómnibus van, es lamentable.

- La gente se está preguntando quién es Luis de Souza, hoy vocero y líder de este movimiento en Salto.
– Soy un productor rural que trabajo en sociedad con mi padre, soltero de 31 años, trabajamos en una superficie de 120 hectáreas, en la cual hacemos de todo. Hacíamos tambo, que lo cerramos ahora, hacemos algo de horticultura y cosechas que contratamos para terceros con soja, sorgo y demás. La cosecha está parada, tenemos cada vez menos área. En el tambo estuvimos haciendo todo, pero lo terminamos cerrando. Ahora estamos inventando plantar soja en este predio que es chico, para ver si podemos hacer algo con el campo para poder seguir.
Ese soy yo, básicamente, alguien que trabaja y que conoce desde adentro y mano a mano a los sectores más destacados.
Pero la gente que me conoce sabe que soy el mismo Luisito de siempre.

Perfil de Luis de Souza

Soltero. Es del signo de Leo. De chiquito quería andar en una cosechadora. Es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? Terminar sus estudios de Sociología, aunque su corazón está en el campo.
¿Una comida? El asado.
¿Un libro? Leo mucho sobre lo que es la ley de atracción. ¿Una película? “El secreto”.
¿Un hobby? La moto todo terreno.
¿Qué música escucha? AC/DC, Ozzy Osbourne, ZZ Top y folklore.
¿Qué le gusta de la gente? La palabra, ser respetuoso y ser ubicado, aquellos valores que algunos han perdido.
¿Qué no le gusta de la gente? “La mentira y la falta de respeto, como lo hace este gobierno. Por eso es que hablo como hablo. Por eso cito ejemplos de las grandes mentiras, como dije en la proclama el otro día, esta gente decía todo, absolutamente todo lo que hoy decimos nosotros para la cadena productiva y la sociedad en general. Ellos lo saben, por eso son tan malos, por eso la gente les tiene un asco particular, porque ellos lo saben, ellos saben cómo darnos a los uruguayos condiciones de vida espectacular, del primero al último, y no lo han hecho, porque les sirve sucumbir al pueblo en la ignorancia para después gobernar y hacer de nosotros cualquier cosa”.

Publicado en - Destacados, - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“El rumbo de Salto es incierto, no hay certeza, no hay buenas noticias, no hay planes de desarrollo para el departamento”

Entrevista a José María Aguirre

José María Aguirre es el líder de la Agrupación “Nuevas Banderas”, Lista 100. Luego de un tiempo de reflexión que se autoimpuso tras la última campaña electoral que determinó la salida del gobierno departamental del Partido Colorado (PC), hoy le cuenta a EL PUEBLO que ha retomado la actividad política explorando la formación de un sector alternativo a lo que es la mayoría de su fuerza política.

- ¿Por qué ahora es tiempo de hablar de política?
– Una vez que terminamos nuestra actividad como integrantes del gobierno del PC junto a Germán Coutinho, tuvimos que reacomodar lo que es nuestra vida personal y familiar, hasta social diríamos.

Perfil de José María Aguirre Divorciado. Tiene 4 hijos y 8 nietos. Es del signo de Leo. De chiquito quería ser ingeniero agrónomo. Es hincha de Ferro y de Peñarol. ¿Una asignatura pendiente? Terminar sociología.  ¿Una comida? Milanesas con ensalada.  ¿Un libro? “El profeta” de Khalil Gibran.  ¿Una película? Mujer Bonita.  ¿Un hobby? Caminar.  ¿Qué música escucha? Rock, sobre todo argentino. ¿Qué le gusta de la gente? La franqueza.  ¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía.

Perfil de José María Aguirre
Divorciado. Tiene 4 hijos y 8 nietos. Es del signo de Leo. De chiquito quería ser ingeniero agrónomo. Es hincha de Ferro y de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? Terminar sociología.
¿Una comida? Milanesas con ensalada.
¿Un libro? “El profeta” de Khalil Gibran.
¿Una película? Mujer Bonita.
¿Un hobby? Caminar.
¿Qué música escucha? Rock, sobre todo argentino. ¿Qué le gusta de la gente? La franqueza.
¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía.

Eso me llevó un tiempo, así como también analizar qué íbamos a hacer en política, porque nos dimos cuenta que también la política tiene sus costos en lo que tiene que ver en sus aspectos familiares, sociales, las amistades de toda la vida que uno a veces por falta de tiempo no sigue cultivando. Así que en este tiempo que nos tomamos estuvimos sopesando todo esto.
A la par que hacíamos esto, surgía el requerimiento del orden político de aquellos dirigentes y correligionarios que nos sugerían volver a la política. Tuvimos un tiempo de reflexión, entendimos que el esfuerzo vale la pena y entrar de lleno en la actividad política. El PC en Salto requiere de todos nosotros. No queremos quedarnos como espectadores con el único objetivo de señalar con el dedo aquello que está bien y lo que está mal, por lo tanto hoy hemos decidido volver a la actividad política.

- Públicamente circuló la versión que durante ese tiempo de reflexión se lo vio cerca de Edgardo Novick, ¿en algún momento pensó en irse del Partido Colorado?

– Nunca tuvimos dudas en cuanto a lo que significa el PC. Es más, en lo personal somos un agradecido del PC por las oportunidades que nos dio a través de nuestra actividad política de ocupar cargos de responsabilidad.
Cuando Novick aparece en la actividad política, nos llama por teléfono para avisarnos que venía a Salto, que quería conocernos porque tenía algunas referencias y quería charlar de los temas del departamento y del país. En ese contexto es que participamos de una reunión en el Hotel Salto junto con otros dirigentes de otros partidos y después participamos de una velada social donde nos invitó el dueño de casa, donde obviamente estaba presente Novick.
Esas son las dos únicas actividades que participamos junto a Novick, lo que nunca significó un compromiso político concreto.
Tengo claro que en política los políticos tenemos que hablar, más allá que seamos de distintos partidos porque justamente lo que hoy está faltando al sistema político es diálogo.
Entonces, en ese marco fue que tuvimos esa charla en esa primera visita que vino él por primera vez, y quedó solo en eso.
Mantenemos un buen relacionamiento con quienes de alguna manera dieron el puntapié inicial en Salto para que se instalara el Partido de la Gente.

- Fue electo edil por la Lista 1, terminó el período como Director de Tránsito de la comuna y como uno de los candidatos a la diputación por Vamos Salto, ¿dónde está hoy políticamente?

– Es verdad, fui electo edil en dos oportunidades por la Lista 1, la Departamental José Batlle y Ordóñez, luego asumimos un cargo de responsabilidad como Director de Tránsito no en representación de la Lista 1 sino como edil independiente del PC. En las últimas elecciones hicimos un acuerdo político con quien era en ese momento el candidato a vicepresidente, Germán Coutinho, y acompañamos el Senado de Vamos Uruguay como candidato a diputado, sin que eso significara nuestro ingreso a Vamos Salto o a Vamos Uruguay. Siempre nos mantuvimos con independencia, y hoy políticamente estamos trabajando en un espacio diferente, alternativo a lo que es la expresión política mayoritaria dentro del PC que está bajo el liderazgo de Germán Coutinho.

- ¿Buscan una alternativa a la candidatura a la intendencia de Coutinho?

– Creemos que a Salto le llegó la hora de recorrer un camino político basado en la seriedad y en la responsabilidad, y en eso nos hemos propuesto realizar el trabajo político de aquí en más, y eso evidentemente significa un espacio alternativo y diferente a lo que es la mayoría dentro del PC hoy.

- ¿Con quién se identifica a nivel nacional?

– En lo personal tenemos un buen relacionamiento político con el diputado Tabaré Viera, estamos ahí, coordinando algunas actividades políticas. Viera aparece como un precandidato a la presidencia de la República que oficialmente aún no ha sido proclamado, pero hay un espacio político que él lidera, “Espacio Abierto”, que tiene presencia en los 19 departamentos y que tiene su principal capital político en Rivera. Jose Maria Aguirre (2)
Ojalá que el PC tenga muchas opciones, y que haya opciones nuevas que vengan desde afuera de la actividad política activa, más allá que (Ernesto) Talvi, por ejemplo, es alguien vinculado al PC, que ocupó cargos de responsabilidad política y que viene prácticamente de afuera del sistema político porque es un técnico de importante trayectoria. Será bienvenido y que venga a jugar con las reglas de la política.
Entendemos que las candidaturas siempre salen de la gente en democracia y en nuestros partidos políticos. Por lo tanto, lo que hoy venimos haciendo es una recorrida charlando con los dirigentes, observando qué es lo que ellos están viendo respecto al departamento, a nuestro partido y a los posibles candidatos alternativos. Uno viene nutriéndose de todo eso para tomar decisiones.

- Este año será bisagra al año electoral donde se deberán tomar definiciones políticas. ¿Qué plazo puso como límite para tomar esas decisiones, como por ejemplo, tema candidaturas a la intendencia y a la diputación?

– En política no hay plazos, pero sí digo que marzo es un mes interesantísimo como para tomar definiciones políticas. De hecho, en lo personal estamos trabajando en nuestro propio espacio también, la Agrupación “Nuevas Banderas”, charlando con los dirigentes y pensando hacer un encuentro de dirigentes en febrero, a los efectos de ir afinando lo que se ha venido trabajando hasta el momento, la información que tenemos, escuchar las distintas opiniones y sintetizar todo lo que de alguna manera se ha venido charlando en este tiempo.
A esto tenemos que sumar a algunos dirigentes barriales del Partido Nacional con quienes hemos mantenido conversaciones, que sienten y buscan un liderazgo que les dé mayor certeza, muy preocupados por el estado actual del departamento. En ese camino estamos, convencidos que podemos aportarle al PC y a Salto un espacio y un liderazgo de política seria, transparente y pensando en los grandes temas del departamento.

- ¿Cómo observa hoy al departamento de Salto?

– Veo una gestión del intendente Lima absolutamente desprolija y con absoluta falta de transparencia. La gestión de Lima existe únicamente en la selfie. Si el intendente en vez de dedicarle tanto tiempo a sacarse fotos selfie le dedicara tiempo a gobernar, quizás al departamento le podría ir un poquito mejor. Hoy está claro que el intendente Lima no estaba preparado para hacerse cargo del gobierno. Lima es un gran acumulador de poder, un hombre que ha trabajado incansablemente para ocupar los cargos que ha tenido por el voto popular, eso se lo tenemos que reconocer, pero que ha demostrado que no está en condiciones de gobernar un departamento. Fíjese que hoy en Salto la única inversión que trajo este intendente es la que se hizo en la costanera norte en la confluencia con Apolón, una inversión que para Salto es de muy poca monta, donde se hizo una cancha de fútbol 5.
Después la otra gran inversión que en este momento se está ejecutando en el departamento es una obra que fue pensada por el Escribano Malaquina, hablo de la planta de tratamiento de aguas residuales que se está construyendo detrás del Cybarán
Salto no tiene ninguna buena noticia, la improvisación vuelve a ser una forma de gobernar donde la simpatía y la sonrisa es la forma de gobernar.
Si bien creo que hay que gobernar con alegría y simpatía, se debe tener un rumbo, cosas concretas. No se está pensando en los grandes temas del departamento, y eso es lo que la gente está viendo en este momento, donde las opciones que hoy presenta el departamento, de alguna manera, con estilos diferentes, son la cara de una misma moneda.

- Un intendente no tiene por qué saberlas todas, para eso arma un equipo de trabajo que lo ayude a gobernar. ¿Cómo evalúa el trabajo del gabinete del intendente Lima?

– Los resultados saltan a la vista. De alguna manera explican si esos equipos y ese liderazgo que tiene que llevar el intendente y ese proyecto de departamento que tiene que poner en práctica da o no resultado. Lo que está claro, más allá de las personas, más allá de cómo fueron elegidos para ocupar los cargos que tienen, está claro que el rumbo de Salto es incierto, no hay certeza, no hay buenas noticias, no hay planes de desarrollo para el departamento.

- El Partido Colorado estaría electoralmente bien solo en Rivera y en Salto, y en el resto del país prácticamente no existe. ¿Qué le está pasando al Partido Colorado?

– El partido sufrió una sangría permanente desde el año 1989 al 2005, que fue cuando gobierna por primera vez el Frente Amplio, que fue donde los dirigentes no fueron capaces de revertir esa diáspora de colorados, sobre todo hacia el FA, porque el Partido Nacional desde el 84 al 2015 prácticamente vota igual, a no ser pequeñas variaciones para arriba o para abajo. Los dirigentes del PC se transformaron en cúpulas directrices y se alejaron de la gente. Hoy estamos tratando de revertir eso.
Pero Salto ha sido un proceso distinto, al igual que en Rivera, donde sus dirigentes trabajaron con la gente, tomaron decisiones junto con la gente, y esa participación interactiva de los dirigentes hace que se mantenga el vínculo.
Ese partido de cúpulas, de gente de traje y corbata, que ya no tuvo contacto con la gente, lo llevó a tomar decisiones que evidentemente le erraron el cálculo y los resultados son los que tenemos a la vista, hoy tenemos al PC con un 6% de intención de voto.
Nos va a costar muchísimo levantar eso, y de alguna manera siento que hay mucha gente que dio el paso de buscar por primera o hasta dos veces en el FA y que ahora le da por mirar al PC, pero que tal vez aún no ve a aquellos dirigentes que los atraiga o seduzca como para volver a su propia casa.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“De acceder al gobierno en el 2020 aportaremos gestión, orden, proyección nacional y saldremos a buscar inversiones para Salto que hoy es el Nº 1 en desocupación”

Carlos Albisu dejó de ser el presidente de la Comisión Departamental del Partido Nacional en el pasado mes de diciembre, cumpliendo de esa manera con el compromiso asumido con Alianza Nacional, sector que terminó proponiendo como nuevo presidente al Escribano Luis Avellanal.

Sumado esto al cambio de año, se imponía dialogar con Albisu sobre un balance de su gestión, un análisis de la situación departamental, donde prima su particular preocupación por la situación financiera de la intendencia de Salto y la falta de perspectivas en la llegada de nuevas inversiones a Salto que generen legítimas fuentes de trabajo para los salteños.
EL PUEBLO encontró al principal referente local del sector “Aire Fresco” en pleno enero de verano, con los calores que suele azotar por esta región, en una recorrida barrial hablando con los vecinos de Salto Nuevo y con una agenda bastante nutrida de recorridas para las próximas semanas.

- ¿Cómo evalúa su presidencia en el período comprendido desde la apertura de la Casa del Partido Nacional hasta su renuncia en diciembre pasado?

– Fue muy interesante el trabajo que dimos, donde se sintió el crecimiento y la franca unidad del Partido Nacional, lo que se vio reflejado en lo que fue la última Convención en las cuales todas las listas y todos los sectores del Partido Nacional estuvieron presentes, incluso con la presidencia de la Convención por parte del ex diputado e integrante de la Corporación Nacional para el Desarrollo, Rodrigo Goñi, lo que fue buena cosa, porque muchas veces uno puede hablar de unidad, sobre todo cuando no se ve reflejada a nivel nacional con esos matices y algunos chisporroteos en la interna.
Pero se siente que Salto va por afuera de todo eso, realmente hemos entendido que tenemos que caminar de esta manera.
Por todas estas cosas entiendo que este tiempo de dos años ha sido muy fructífero, pero vamos a entendernos, esto no lo ha hecho una persona sola, esto ha sido en base al trabajo de todos los compañeros de todos los sectores, donde cada uno con su granito de arena ha logrado que hoy el Partido Nacional se haya ido posicionando de esta manera, que nos puede hacer alcanzar algunos objetivos claros de ser un puntal fundamental y poniendo todos su granitos de arena para que el Partido Nacional sea gobierno en el país y llegar al gran objetivo de ser también gobierno a nivel departamental, con el candidato o los candidatos que sean, a partir de las próximas elecciones.

- En estos dos años debió cumplir un doble papel, el de presidente de su colectividad partidaria y el de líder de su sector, “Aire Fresco”, ¿cómo logró mantener las distancias y el equilibrio en esta doble tarea?

– Hemos entendido que solamente con una pata el Partido Nacional no logrará cumplir con los objetivos que acabo de mencionarle, lo básico, el crecimiento del partido a través de cada uno de sus sectores, como es ese gran sector, “Alianza Nacional”, es importante por la vitalidad y la fuerza que impone ese sector con sus listas, como son la 180, la 92, la 473.
Como también es importante el Movimiento “Todos” con cada uno de sus sectores, como la Lista 58, la 4040 de Lucía Minutti, la gente de la 904 y la 3. Es importante que todos crezcan.
Estoy convencido que el Partido Nacional va a conseguir su objetivo en lo nacional siempre y cuando cada uno de los sectores trabaje para seguir creciendo, y está claro que cada sector quiere crecer más que el otro, y esa es la manera de ganar.
Por eso no hay que descuidar el crecimiento de todo el partido.
Por otro lado, “Aire Fresco” ha venido teniendo una performance muy importante en los últimos años.

Perfil de Carlos Albisu Casado con Natalia Fleurkin, tiene tres hijos (Martina, Nacho y Benjamín). Es del signo de Acuario. De chiquito quería ser dentista, “igual que mi padre”.  Es hincha de Nacional. Dice no tener asignaturas pendientes.  ¿Una comida? Milanesa con papas fritas.  ¿Un libro? Se llamaba Wilson.  ¿Una película? Las aventuras de Tom Sawyer, viéndola con mis hijos.  ¿Un hobby? Ir a ver a los gurises a jugar al fútbol.  ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.  ¿Qué no le gusta de la gente? La traición.

Perfil de Carlos Albisu
Casado con Natalia Fleurkin, tiene tres hijos (Martina, Nacho y Benjamín). Es del signo de Acuario. De chiquito quería ser dentista, “igual que mi padre”.
Es hincha de Nacional.
Dice no tener asignaturas pendientes.
¿Una comida? Milanesa con papas fritas.
¿Un libro? Se llamaba Wilson.
¿Una película? Las aventuras de Tom Sawyer, viéndola con mis hijos.
¿Un hobby? Ir a ver a los gurises a jugar al fútbol.
¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.
¿Qué no le gusta de la gente? La traición.

Desde que nació la Lista 50 primero, y lo que se conformó después con la Lista 404 y la 400, que ha marcado una importante presencia en cada una de las veces que tuvo que hacerlo. Por ejemplo, esto ha quedado claro en lo que ha sido el último Congreso que realmente fue algo espectacular, lo que nos transforma en el Movimiento político más grande que tiene el Partido Nacional en el país, tanto por los cierres de año que se han venido registrando en Montevideo, en congresos o actos, el de Salto termina siendo el más grande, dicho por nuestro propio líder, Luis Lacalle Pou.
Son de esas cosas que vienen marcando un crecimiento real, porque muchas veces uno puede hablar de crecimiento, pero también hay que demostrarlo. Esto uno lo siente.
Esta semana tuvimos una reunión con el senador Álvaro Delgado un poco planificando lo que será el 2018, y hoy ya estamos recorriendo los barrios, mañana (viernes) vamos a estar en Puntas de Valentín con la 404 y la semana que viene vamos a estar recorriendo los barrios con la 400, y la otra semana estaremos ya con la 50 haciendo una nueva recorrida por la campaña.
Hay militantes y dirigentes que están viendo que son parte de un cambio y que va a depender del trabajo de todos que se logre este cambio.

- Habló de un Partido Nacional unido en Salto que ha logrado sortear algunos “chisporroteos” –dijo- de los principales líderes, Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga, ¿cómo se ha logrado esto?

– Hablamos muy seguido con el Contador Goñi, se habla con (Gustavo) Varela y con Pablo Bonet, y si se ve lo que fue el día de la Convención, tanto cuando toma la palabra Goñi o cuando lo hacemos nosotros o el propio presidente de la Comisión Departamental (Luis Avellanal), uno sentía la unidad, cada uno citando al compañero de partido de otro sector, eso es una buena cosa.
Salto hoy realmente está afuera de todas esas cosas, como cuando uno muchas veces veía que las cosas a nivel nacional venían bárbaro y que en Salto habían cortocircuitos, eso ya uno nota que al menos desde hace dos años eso ya no se vive aquí, donde prima un clima de unidad, donde ve compañeros que más allá de los sectores o de matices que puedan haber, algo que es legítimo, están siempre a la orden, incluso cuando ha habido algún problema, uno ve al partido trabajando en equipo y haciendo propuestas o defendiendo determinados temas, más allá de los sectores.

- ¿Cómo ha sido el relacionamiento con el gobierno departamental en este tiempo que estuvo al frente de la Comisión
Departamental del Partido Nacional?
– Es algo que nos ha preocupado mucho, hemos estado permanentemente proponiendo soluciones, no al gobierno departamental ni al intendente Lima, nosotros cuando proponemos lo hacemos para Salto, y lo vamos a seguir haciendo. Hemos sido firmes en su momento en lo que es el estado de las calles.
Hoy estamos muy preocupados, y eso hay que subrayarlo, por la economía de la intendencia, porque vemos que el rumbo es incierto o por lo menos nos llegan diferentes versiones de temas económicos que preocupa y mucho.
No queremos que vuelva a suceder en Salto lo que pasó hace dos o tres años, por eso estamos alertas sobre ese tema.
En eso está el edil Martín Burutarán, más que por su calidad de edil por su condición de contador público, estudiando la situación financiera de la intendencia de Salto, con los datos que le puedan llegar.
Pero de todas maneras, esperemos que no se cumplan las perspectivas que se vienen teniendo en cuanto a lo que es la parte económica de la intendencia.
En eso vamos a ser muy duros. Como hemos sido en los gastos de publicidad, somos muy duros en los gastos del Rubro Cero, que es la base fundamental, sobre todo cuando vemos intendencias como las del Partido Nacional que no han tenido ningún problema cuando tienen el Rubro Cero en el 45%, algunas tienen un poco más. Muchas de ellas están bituminizando la caminería rural y ya no tienen problemas viales. Hemos escuchado al intendente de Florida, (Carlos) Enciso, anunciando inversiones por 18 millones de dólares para este año, mientras seguimos viendo a Salto como viendo la fiambrera y cada vez está contrayéndose más.

- ¿Qué le estaría aportando un gobierno del Partido Nacional a Salto en el caso de ganar las elecciones departamentales en el 2020?

– No tenga duda que el Partido Nacional, le toque a quien le toque y del sector que sea, de acceder al gobierno en el 2020, con un partido trabajando en todas sus líneas, le va a aportar gestión, orden, proyección nacional y salir por una buena vez por todas a buscar inversiones para nuestro departamento que hoy es el número uno en desocupación.
Si bien es importante tener las calles bien arregladas, la ciudad iluminada y limpia, también es importante, cuando uno es intendente, preocuparse en salir a buscar inversiones para darle trabajo a su gente.

- ¿Eso está faltando hoy en Salto?

– Está faltando en Salto, sí señor. A ver, nosotros tenemos nuestros ejemplos en filas del Partido Nacional, cuando nuestros intendentes están todas las semanas golpeando puertas en la zona del puerto y en la Ciudad Vieja, a los empresarios y a diferentes empresas, tratando de alguna manera de vender a su departamento para hacerlo atractivo para que vayan y se instalen con sus empresas. Eso no lo vemos hoy en día en Salto, está faltando un intendente que vaya a Montevideo a buscar inversiones para el departamento, y entiendo que eso es un tema fundamental, porque son nada más y nada menos que fuentes de trabajo, y eso lo tiene que hacer un intendente.

Publicado en - Destacados, EntrevistaComentarios (0)

Con Jean Paul Bidegain, hombre de lucha y de fe, que sigue creyendo en la humanidad y en la apertura de la Iglesia

Entrevista a Jean Paul Bidegain

Nos esperó con la puerta de su casa entreabierta, como esperando la lluvia que al final llegó en el preciso momento que tocábamos la puerta.

“Trajo la lluvia”, observó. Después de unos días de intenso calor, el agua que caía del cielo era vida para las plantas y un poco de fresco para nosotros. “Este tiempo no me hace bien, vengo de Francia donde estaba con cuatro grados bajo cero, y llego a Salto con más de cuarenta a la sombra”.

Pero Jean Paul Bidegain es un hombre cuya vida lo ha curtido no solo por las altas temperaturas, las que conoció en sus jóvenes años cuando siendo cura en Villa Constitución, se mezcló con los peludos para cortar caña de azúcar porque “decidí no vivir a costilla de la gente, me gano la vida y sigo predicando lo que uno piensa que tiene que predicar”.

Según unos breves datos que constan en el sitio web del Consulado General del Uruguay, Bidegain fue un “cura

Perfil de Jean Paul Bidegain Casado. Tiene 3 hijos (Margarita nació en Uruguay, Anahí nació en Argentina cuando había comenzado el exilio y Maiana nació en Francia).  Es del signo de Géminis.  De chiquito quería ser cura, tenía a mi tío que era cura, el Obispo Marcelo Mendiharat. Es hincha de Nacional. ¿Alguna asignatura pendiente? Muchas.  ¿Una comida? A esta altura, teniendo un poquito me contento.  ¿Un libro? La Biblia.  ¿Una película? Candilejas.  ¿Un hobby? Leer.  ¿Qué música escucha? En general toda, pero tuve la suerte que mis padres me hicieron apreciar la música clásica. Pero cuando falleció Johnny Hallyday, no le digo que lloré pero su entierro fue impresionante.  ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.  ¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía.

Perfil de Jean Paul Bidegain
Casado. Tiene 3 hijos (Margarita nació en Uruguay, Anahí nació en Argentina cuando había comenzado el exilio y Maiana nació en Francia). 
Es del signo de Géminis.
De chiquito quería ser cura, tenía a mi tío que era cura, el Obispo Marcelo Mendiharat. Es hincha de Nacional.
¿Alguna asignatura pendiente? Muchas.
¿Una comida? A esta altura, teniendo un poquito me contento.
¿Un libro? La Biblia.
¿Una película? Candilejas.
¿Un hobby? Leer.
¿Qué música escucha? En general toda, pero tuve la suerte que mis padres me hicieron apreciar la música clásica. Pero cuando falleció Johnny Hallyday, no le digo que lloré pero su entierro fue impresionante.
¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.
¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía.

obrero sindicalista, encarcelado y torturado por la dictadura uruguaya y exiliado en Bayona, Francia”. Volvió a su tierra, como cada tanto, a reencontrarse con su familia y con sus amigos, o como él mismo dice, con los que van quedando.

- Usted ha sido un hombre de lucha permanente por sus convicciones e ideales, ¿se puede decir que hoy ya está en paz?
– Por la edad que tengo digo que estoy en la cuarta edad, que ya después de los 80 uno tiene que empezar a prepararse a salir al otro lado, cuál sea ese (se ríe). Una frase que uso de otro es que no es tanto lo que uno pensó o programó hacer sino lo que le sucedió. Se dieron cosas en la vida de uno que uno después tuvo que decidirse y optar, siempre, si se quiere, yendo hacia adelante buscando la mayor autenticidad con uno mismo. Entonces uno va progresando y cambiando de golpe de idea, pero siempre hacia adelante.

- En esos tiempos de decisión, ¿usted optó porque su primera ocupación eclesiástica fuera en Villa Constitución o fue el destino que lo llevó hasta ahí?
– Como sacerdote, por la organización que hay en la Iglesia uno va donde lo mandan, donde el Obispo y el Consejo Episcopal le dice a dónde tiene que ir. Ahora después, en la modalidad de lo que uno hace allí…

- ¿Ahí entra la opción?
– En concreto, el hecho de que yo hubiera ido a trabajar a El Espinillar, eso no me lo pidieron, diría que en realidad me lo permitieron, porque si se quiere, en la formación que uno había tenido y la lectura que uno iba teniendo, decidí no vivir a costilla de la gente, me gano la vida y sigo predicando lo que uno piensa que tiene que predicar.
Era en tiempo de apertura con el Concilio Vaticano II, esa reunión de Obispos donde se definió que había que cambiar un poco el modo de ser Iglesia, si se quiere, empezando a volver a ser lo del comienzo, buscando los elementos fundamentales de la primera Iglesia.
Esto no lo inventé yo, ya había pasado en otros lados, como en Francia y en Uruguay también, donde unos cuantos sacerdotes trabajaban.
Hubo uno que trabajó en diario EL PUEBLO.

- Usted estuvo identificado desde el comienzo con la Teología de la Liberación, que hasta hace poco fue combatida por el Vaticano.
– Mire, parecerá algo orgulloso lo que le voy a decir, pero nosotros, ya estábamos en esa línea antes que apareciera la Teología de la Liberación. Hace poquito estuvo en Montevideo el famoso teólogo de la Liberación, Leonardo Boff, tuve la suerte de ir a verlo y darle un abrazo, pero todos los libros de él se escribieron después del año 70, y nosotros estábamos en esa onda de antes.
Era como una ola que viene, y cuando se rompe la ola aparecieron estos autores, si se quiere haciendo documentos sobre lo que ya se estaba viviendo.
Por eso le dije que podría sonar a orgullo, pero nosotros estábamos antes en esa misma corriente.

- ¿Quiere decir que esa nueva doctrina no inventa nada sino que describe algo que ya estaba pasando en aquellos años?
– Si se quiere, sí. Pero bueno, eso fue siempre.

- ¿Esa es la conciencia social de la Iglesia?
– (Piensa) Ahí ya entramos en otro tema…

- Porque había Iglesia para ricos e Iglesia para pobres. ¿No fue lo que le pasó a usted con un capataz en un casamiento en Constitución?
– (Se ríe) Si, claro. Ese patrón no dio más para arreglar la Iglesia, pero qué va a hacer, ahí le voy a citar una parte del Evangelio, Cristo lo dice, si vas a presentar tu ofrenda al altar y te das cuenta que tu hermano tiene algo contra ti, deja la ofrenda, primero reconcíliate con tu hermano y después presenta la ofrenda.
Es decir que lo principal, vamos a decir, para ganarse el cielo no hay que llevar una ofrenda…

- Pagar el diezmo… porque antes se ganaba el cielo pagando el diezmo.
– ¿Se ganaba el cielo? (Risas)

- Hoy hay otras religiones que dicen que pueden comprar una parcela en el Paraíso…
– Ya en Estados Unidos están vendiendo lotes en la Luna, lo mismo (risas).

- ¿Eso quiere decir que el pueblo sigue siendo incauto?
– No, para contestar a esa pregunta hay que filosofar. No, en lo que me es personal, mis compañeros trabajadores me evangelizaron, me hicieron descubrir la verdad del Evangelio…

- Sin embargo usted ya de chiquito dijo tener a Dios adentro suyo, como que ya sabía que su destino sería ser sacerdote.
– Eso viene a cualquiera según la formación que le den, y mire que no reniego de eso.
Uno piensa para qué es, y después se va descubriendo qué significa, va evolucionando, y en eso la Iglesia se sigue haciendo, y ahora en este momento, felizmente, con Francisco se está dando una apertura muy grande, con una oposición muy grande también, de adentro, de quienes se quedan con el cliché de cómo tiene que ser la cosa.

Pare un poco, que hay una evolución mental en la humanidad que por eso estoy leyendo este libro (nos muestra un libro escrito en francés), donde se pregunta, ¿y si el cristianismo para nada fuera una religión? De un autor que fue un gran teólogo luterano que murió en un campo de concentración en el año 44.
Está interesantísimo que Francisco hace poquito realizó una celebración en el centenario de los luteranos en la Iglesia. Esto es para pensar, vio.

- ¿Así que aún reflexiona sobre los tiempos que estamos viviendo?
– Y bueno, el físico no da pero la cabeza, en el tiempo que estoy lúcido (risas), hay que seguir. Así sea, como ya le dije, preparándome para el otro lado.

- Cuando llegó a Villa Constitución había una realidad social muy acuciante, en el caso de los peludos de la caña se podría hablar de un estado cercano al de la esclavitud. Pasaron muchos años, incluso llevamos casi 13 años de gobierno del Frente Amplio, ¿cómo ve hoy a Uruguay?
– No voy a ser tan audaz de darle una explicación política porque yo estoy en Francia, trato de enterarme lo que pasa en el país, lo miro pero acá recién hace quince días que estoy y trato de reencontrarme con los parientes y amigos que quedan.
Leo el diario EL PUEBLO por internet y voy a las necrológicas y veo que vamos quedando pocos. No le quiero contestar esa pregunta porque sería audaz hacer una interpretación.

- Le pregunto porque justo se discutió en el Parlamento, una vez más, sobre la posibilidad de habilitar el voto a los uruguayos radicados en el extranjero. Si esto se confirma, usted desde Francia podrá votar y elegir un gobierno en Uruguay.
– Es un tema que discutimos afuera. Es la contradicción que hay en este país, entre otras que pueda haber, de que hay obligación a votar, está escrito en la Constitución, estamos obligados a votar.
Es más, tengo por ahí el papelito que recibo con información del Consulado explicando cómo hacer por el hecho de no venir a votar. En Uruguay hay obligación de votar pero no se ha instrumentado el que uno pueda hacerlo.

Le digo más, yo por mi ascendencia, en Francia tengo la nacionalidad francesa, evidentemente también tengo la nacionalidad uruguaya, allá soy francés y acá soy uruguayo. Allá soy francés de corazón uruguayo. Vine acá, estuve cuatro años después de la dictadura, y acá pude votar para Francia, donde no es obligatorio votar. Recibí del Consulado un sobrecito con otro sobrecito adentro, como el voto observado nuestro para preservar el anonimato. Puse mi votito, lo puse en otro sobre y fue al Consulado. Entonces, para algunas cosas se puede en Francia, en Italia, donde se elige un diputado de los italianos en el exterior. Evidentemente no tenía sentido votar desde el exterior para una cosa municipal, me parece, porque qué sabe uno de esas cosas. Ese es el argumento de los que dicen cómo van a votar los de afuera para influir.

Otro argumento que ponen los que estamos afuera, es que nosotros nos preocupamos, nos enteramos, y en la medida de lo posible, a veces, ayudamos. Así que ese deber que tenemos de votar, dennos la posibilidad de poder ejercerlo.

- Un uruguayo que también está radicado en Francia, el músico Pájaro Canzani, publicó en su Facebook un mapa de América Latina dejando en evidencia que Uruguay es el único país que no tiene habilitado el voto de sus conciudadanos en el exterior.
– Esperemos entonces que se ponga al día (risas).

- Si mirara para atrás para ver todo el camino que ha recorrido, ¿qué ve?
– Como dice mi señora, cuando cita al cantor, gracias a la vida, que nos ha dado tanto y nos sigue dando, como esta lluvia, que está preciosa para todos, luego de estos días que hemos pasado.

- ¿Es de ver jugar al Paris Saint-Germain en Francia? ¿Le gusta el fútbol?
– Jugué, y en Belén habíamos organizado el “11 Estrellas”, yo era el centro half, y con todos los gurises más grandes del catecismo armamos el equipo. En Artigas también jugué al fútbol, trabajando en la Parroquia, y cuando jugaba un domingo de golpe sonaba la campana, “che, che cura, andá que te están llamando” (risas), porque tenía que ir a la misa del barrio. Después en Constitución estaba el “Estrella Roja”, que eso no gustó nada (risas), y se reunía en la Capilla. Pero ese nombre no lo inventé yo, lo inventaron los muchachos entre todos, con camiseta verde y estrella roja.

- Le preguntaba lo del fútbol porque en París hay un salteño jugando, Cavani…
– Siiii, a ese lo sigo.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

Adriana Compá, una luchadora que venció al cáncer tras diez años de dura batalla, “no hay que tenerle miedo”

Entrevista a Adriana Compá

Adriana Compá es una reconocida y querida empresaria del medio, que durante 10 años luchó contra un cáncer al que finalmente venció, gracias a su fe en Dios y a los médicos que la operaron hace un año en San Pablo y que aún no se explican la fortaleza de esta salteña, una auténtica campeona de la vida.

Perfil de Adriana Compá Casada. Es del signo de Sagitario. De chiquita quería ser modista de alta costura. Es hincha de Universitario y Peñarol. ¿Una asignatura pendiente? Haber tenido mi casa de alta costura.  ¿Una comida? Lengua a la vinagreta.  ¿Un libro? La Biblia.  ¿Una película? Prefiero del género comedia y románticas, nada que me haga pensar.  ¿Un hobby? Reunirme con amigos.  ¿Qué música escucha? Románticas, pero el himno de mi vida es “celebra la vida” de Axel.  ¿Qué le gusta de la gente? La honestidad, la transparencia, el amor.  ¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad y la envidia.

Perfil de
Adriana Compá
Casada. Es del signo de Sagitario. De chiquita quería ser modista de alta costura. Es hincha de Universitario y Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? Haber tenido mi casa de alta costura.
¿Una comida? Lengua a la vinagreta.
¿Un libro? La Biblia.
¿Una película? Prefiero del género comedia y románticas, nada que me haga pensar.
¿Un hobby? Reunirme con amigos.
¿Qué música escucha? Románticas, pero el himno de mi vida es “celebra la vida” de Axel.
¿Qué le gusta de la gente? La honestidad, la transparencia, el amor.
¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad y la envidia.

- Cuando el médico le dijo que tenía cáncer, ¿qué pasó por su cabeza?
– Eso fue hace 10 años, la primera vez. No me olvido más, fue un 21 de diciembre. Fui sola a ver el resultado de la biopsia que me habían hecho porque estaba segura que no iba a dar nada malo, no quise que nadie me acompañara, y cuando el médico me ve, me dice, “¿viniste sola?”, ahí me di cuenta que algo pasaba. Nunca fui una persona de entregarme, siempre me gustó pelearla. Hacía muchísimos años que la venía peleando por un hijo que nunca se dio, y a consecuencia de ese exceso hormonal que tuve de tantos tratamientos para quedar embarazada, fue que me apareció cáncer de endometrio.
Me dijeron que había que operar al otro día, les dije que no, que iba a pasar las fiestas con mi familia y el 1º de enero cumple mi esposo e iba a festejar su cumpleaños como todos los años, tal cual hice. Le dije al doctor que el 2 me internaba y que el 3 me operaban. Y así lo hice.

- ¿Cómo se lo comunicó a la familia?
– Por supuesto que al primero que llamé fue a mi esposo, le pedí que fuera a buscarme que yo estaba sola en el Centro Médico. Ahí ya fui a la doctora Marina Vinci, a quien nombré mi madrina de confirmación porque gracias a ella fue que se detectó el primer cáncer. La llamé porque ella no era la persona que me había dado el diagnóstico. Me dijo que fuera al Sanatorio Salto, que es donde estaba, me explicó bien lo que era y nos vinimos con mi esposo a la casa de mis padres para contarles.
No era el mejor día porque justo ese día, 21 de diciembre, mis padres cumplían años de casados. Esas fiestas, tanto navidad como año nuevo de ese año, no nos vamos a olvidar más, porque eran lágrimas… (se emociona) llantos… me emociono todavía al recordar… y yo miraba el futuro… que no sabía si iba a tenerlo… porque comenzaba todo. Era algo incierto lo que me esperaba, pero yo sabía que no iba a bajar los brazos, jamás.
Mis amigos y toda mi familia siempre me dicen que lo que me admiran es que jamás me vieron, en estos 10 años de lucha, derramar una lágrima. Siempre dije que si lloro es de alegría, de felicidad, de emoción, pero las angustias son mías, jamás las quise compartir con nadie porque siento que no tengo derecho a hacer sufrir a quienes me rodean y que tanto me quieren.

- Entonces, el 3 de enero la operaron…
– Me operaron, me sacaron útero, ovarios, trompa, todo, y empezaron primero con radioterapias externas y después terminé con la radioterapia de cesio, que gracias a dios lo prohibieron y no lo hacen más porque es algo espantoso.
Cuando mi intestino ya no quería más, no se animaban a hacerme la segunda parte del tratamiento, pero el adorado doctor Musé, que es con quien me atendía en Montevideo, decía que lo tenía que hacer porque yo era muy joven, tenía 46 años, porque podía escaparse alguna célula y reproducirse.

- ¿A este cáncer llegó debido al tratamiento hormonal al que se sometió para poder quedar embarazada? ¿Nadie le advirtió lo que podía pasar?
– No, y es lo que siempre digo. Hice 16 años tratamientos para poder quedar embarazada, tanto en Salto como en Montevideo, en Argentina, y nunca nadie me dijo “vamos a parar con las hormonas porque en un futuro podés tener cáncer”. Entonces, lo que les digo siempre a las mujeres es que querer tener un hijo es lo más lindo que Dios nos dio, pero que si Dios no nos manda ese hijo, pensemos que es por algo, no enloquezcamos. Y si igualmente quiere hacer el tratamiento, que sea consciente que podés –porque tampoco es seguro que el tratamiento termine en un cáncer- correr el riesgo que en un futuro podés terminar en un cáncer. No lo digo por ser experta, sino porque me lo dijeron los médicos oncólogos de Montevideo y de Salto que fue el exceso de hormonas lo que me provocó el cáncer de endometrio.

- Su cáncer tuvo etapas en estos diez años…
– Sí, sí, porque empezó primero en el endometrio. Después empecé con los dolores abdominales, y el abdomen que se me inflamaba. Pensaron al principio que tenía el colon irritable, de ahí pasaron a distintas cosas que podían ser, esto o aquello, hasta inclusive me operaron de la vesícula…

- ¿No se le pasó por la cabeza que había vuelto el cáncer?
– No porque me decían que estaba todo bien. Uno de los tomografistas me dijo, “quedate tranquila que no hay nada, esto es simplemente una mancha de la operación anterior”. Toda la vida confié en el médico, toda la vida fui amiga de ellos. Recién ahora es que comencé a abrir los ojos y ver que las cosas no eran así, que había muchas cosas en las que había que haber precaución.
Cuando me agarra una doctora nueva, una endocrinóloga, la doctora Andrea Casañas, era justo Semana Santa y me descompuse mal, fui desesperada porque ya no podía más, y me dice, “acá hay algo más”, y me manda a hacer la tomografía donde vuelve a salir lo mismo que el año anterior, los tumores, estaban alojados en el mesenterio. Ahí comenzó el drama porque había que operar de nuevo. Me volvieron a operar, me sacaron unos tumores pero otros no pudieron. Empecé con la quimioterapia, seis quimios de cinco horas cada una. Me sentía mal, cada vez estaba peor, las quimios me afectaban horrible la médula, no podía caminar casi a lo último. Pero nunca me di por vencida. Siempre me dije que no iba a poder conmigo, que yo iba a poder con él.

- ¿Es cierto que un médico le llegó a decir que le quedaban meses de vida?
– Sí, me lo dijeron cuando llegué a San Pablo. Era complicado, y después que me abrieron vieron el estado en que estaba mi intestino, que ya tenía un pedazo muy grande necrosado, me dijeron que lo máximo que me quedaba de vida era un mes y medio o dos meses, porque cuando empieza a morirse el intestino, no hay quien lo pare y sin intestino no podemos vivir. Por eso fue tan grande la operación en San Pablo, demoró 14 horas y media.

- ¿Qué la salvó, los médicos de San Pablo o su fe?
– Mi fe. Ellos ayudaron porque fue una operación que en Uruguay me dicen que acá nadie la hace. Me sacaron un metro y medio de intestino, todos distintos pedacitos, el hombre hizo un verdadero trabajo artesanal. El mismo médico cuando me dio el alta, le agarré sus manos y le dije, “bendigo estas manos que me salvaron la vida”, el cirujano me respondió, “agradecele siempre a Dios, porque científicamente no nos explicamos cómo está viva”. Realmente, mi caso era muy difícil porque se había dejado pasar mucho tiempo, por eso avanzó mucho. Acá hice 6 meses de quimioterapia y los tumores en vez de achicarse, crecieron.

- Dicen que toda recuperación de la salud pasa muchas veces porque la cabeza del enfermo esté bien, con pensamientos positivos… después que le dicen que le quedan dos meses de vida, ¿cómo logra acomodar su cabeza para producir este milagro de la medicina?
– Porque cuando me lo dijo el médico ya me habían operado.
Ahora que tuve que ir a los controles, esta última vez que fui, que ya va a ser el año de la operación, me dijeron luego de ver todos mis exámenes que para ellos yo era de esos pacientes que no se olvidan más, porque la recuperación que tuve es increíble. Salí del CTI y ya andaba caminando por los pasillos.
Cuando estuve en el CTI, el primer día que me despierto luego de la cirugía, me entró la desesperación de verme toda entubada, atada, y me dije, “Adriana, tranquilízate”, y empecé a rezar el Padre Nuestro y el Ave María y me volví a dormir. Cuando me volví a despertar, volvía con los Padre Nuestro y los Ave María y me volvía a dormir.
Pasé el primer día las 24 horas durmiendo. Al tercer día me pasan a sala, y uno de los médicos le dice a mi esposo, “tu señora es un caso único, nunca tuvimos un paciente que durmiera las 24 horas seguidas, no sé qué hizo”.
Lo que hice fue entregar mi problema a Dios, “te entrego mi problema, sos el único que lo puede resolver”. Yo era consciente que estaba en manos de Dios, en ese momento no era de médicos ni de nada, dependía únicamente de Dios. Le entregué mi problema, mi enfermedad, y me retribuyó de maravilla porque gracias a Dios estoy acá. De todas formas, deseo aprovechar la oportunidad para agradecer a todo Salto por las cadenas de oración que hubo, realmente fueron sanadoras. No quiero nombrar a nadie para no dejar a nadie afuera. Me siento reconfortada, porque fue amor que recibí de todos lados.

- Fueron diez años de una permanente lucha contra el cáncer, con altas y bajas, ¿qué consejo le daría a una persona que esté pasando por lo mismo?
– Antes que nada, hay que tener fe, aferrate a algo y entregale tu problema a Dios o a lo que tú creas, pero cree en alguien, aferrate a alguien. Nunca te des por vencida. Nombrá la palabra cáncer, no le tengas miedo. Yo le decía, “cáncer conmigo no vas a poder, soy más fuerte que vos”. No hay que entregarse jamás, no hay que tener miedo. Es muy difícil, yo entiendo, a uno le nombran la palabra cáncer y ya uno empieza a temblar, pero hay que lucharla, no hay que bajar los brazos, porque la vida es tan linda que merece ser vivida al máximo. Son pruebas que nos pone Dios que tenemos que tratar de superarlas, y cuando tocás fondo, salí con más fuerza, con más ganas de vivir, mira la vida de otra manera.
Por más problemas que están pasando en el mundo, todos tenemos que poner un poquito nuestro para ver la parte linda de la vida. Hay cosas muy feas en todos lados, y las estamos viviendo en este momento, pero pongamos todos un poquito de eso, de felicidad, que hay cosas lindas, que no todo es feo. Y si todos pensamos un poquito en positivo, dejamos de pelearnos unos con otros, dejar un poco de lado esa palabra que lamentablemente el mundo maneja mucho, la envidia, tenemos que desterrar esa palabra. Tenemos que empezar a querernos más, unos a otros, y así será mucho mejor.
Si nos queremos más, palabras como cáncer, cada vez serán usadas mucho menos, porque es el estrés que uno vive, es la angustia, es un montón de cosas que se suman que hace que cada vez esa enfermedad tenga más fuerza.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“No hay autocrítica si los gobernantes se colocan en una posición de ajenidad y de displicencia respecto a lo que le dicen sus compañeros”

Entrevista a Christian Mirza

La Agrupación Humanista “Armando Aguirre” invitó a nuestra ciudad al Lic. Christian Mirza a dar una charla sobre “La izquierda y sus dilemas. Una crítica desde la autocrítica. Desaciertos, aprendizajes y logros del Frente Amplio”. EL PUEBLO fue invitado a dialogar con Mirza en la sede de dicha colectividad política, para conocer detalles de su planteoChristian Mirza (2) realizado a la interna de su propia fuerza política y cómo ha sido recibido el mismo. Mirza nos esperaba junto a la diputada Catalina Correa.

Consultado si conocía la actualidad de la agrupación política anfitriona, reconoció que si bien no tenía toda la información, se adelantó a afirmar sobre el alejamiento del intendente Andrés Lima de la Lista 888 que lo “dejó realmente muy preocupado, triste de alguna manera”, porque “no hay autocrítica si los gobernantes se colocan en una posición de ajenidad y de displicencia respecto a lo que le dicen sus compañeros”.

- ¿Hay autocrítica en la izquierda?
– Falta mucho, ese justamente es uno de los problemas que tiene la izquierda uruguaya, no solamente el gobierno sino la izquierda en general, la izquierda tanto política, que es el Frente Amplio, como también parte de la izquierda social, como son los movimientos sociales, las corporaciones gremiales. Y si no hay autocrítica, el Frente Amplio no puede avanzar, y si no hay autocrítica no podemos enmendar y corregir los errores, a veces gruesos, a veces menores, que hacen falta rectificar para seguir adelante. Considero que hoy el Frente Amplio es la única fuerza política capaz de sostener un proceso de cambios y mantener, en cierto sentido, el rumbo que ha marcado desde 2005. Pero hay mucha gente, muchos militantes, muchos ciudadanos que están desilusionados, decepcionados, desencantados tal vez, que en principio no cambian el voto, no trasladan su preferencia política a otro partido, pero si lo convierten en una actitud más de protesta o de pasividad.
Tengo muchos compañeros, compañeras y amigos que me han manifestado que votarían en blanco. Obviamente falta mucho para las elecciones, pero votarían en blanco porque de todas maneras están desilusionados…

- ¿Desilusionados con qué? ¿Con las personas o con la propuesta?
– En dos planos. Autocrítica en relación a la actitud de algunos dirigentes, no solamente en términos de comportamientos éticos, que desde luego es un componente fundamental en la política, sin ética no hay política que esté al servicio de la ciudadanía. Pero también en relación a políticas públicas, a estrategias que ha implementado el gobierno y que de pronto hay que rectificar, modificar o agregar algunos aspectos que no fueron tenidos en cuenta.
Reitero, autocrítica respecto al comportamiento del político, del gobernante, en todos los planos, tanto nacional como departamental, y también autocrítica en materia de política pública, y en eso podría poner varios ejemplos. Lo cierto es que sin autocrítica no podemos dar el paso siguiente, que es cómo vemos el futuro, con optimismo y con ganas de mejorar sustancialmente no solamente la gestión sino las formas de hacer política.
Hace mucho que vengo con esta idea de potenciar la capacidad autogestionaria de la ciudadanía, potenciar la capacidad de participación de la ciudadanía, no solamente convocarla en los actos electorales, que desde luego forman parte del régimen republicano democrático, pero si convocar a la ciudadanía, por ejemplo, a decir qué es lo que está faltando en Uruguay, cuáles son sus aspiraciones, sus demandas, sus necesidades. Justamente, estoy escribiendo un libro sobre las siete patologías de la izquierda uruguaya. Mi idea es publicarlo el año que viene…

- ¿Por qué patología va?
– (Risas) Ya hice el diagnóstico de las siete. Ahí digo que una estrategia que es deseable es una convocatoria masiva a la ciudadanía a participar, a opinar, a debatir en torno al proyecto de país, en torno a los distintos campos en donde se exponen las políticas públicas, en salud, vivienda, educación…

- Ese fue el origen del Frente Amplio, recurrir siempre a la opinión de las Bases.
– Exactamente…

- ¿Se perdió eso?
– De alguna manera se perdió, porque si bien hay Comités de Base y organizaciones territoriales, les falta mucha sustancia, y estoy convencido que hay que volver a esos orígenes, porque el Frente Amplio nace también desde abajo, “crece desde el pie”, como decía la canción. Hay que volver a la ciudadanía, porque la soberanía reposa en el pueblo, y escuchar de nuevo muy atentamente a la gente.

- Al hacer usted este planteo puede recibir por crítica que está haciendo el trabajo de la oposición, ¿cómo logra romper con esa falsa oposición?
– Lo que usted me plantea termina siendo un fragmento de mi texto. Cuando expongo mi intención digo que hago crítica desde la autocrítica, que no me coloco fuera del sistema político ni fuera de las responsabilidades. Yo fui director nacional de políticas sociales del MIDES, sigo siendo del Frente Amplio y me hago cargo de los errores del Frente Amplio, porque cuando en algún momento critiqué en cierto sentido la gestión de algún ministro, lo hice asumiendo también las responsabilidades que tengo, porque yo lo voté y ese ministro es mi ministro, entonces no me puedo hacer el desentendido, y no me puedo colocar desde el Olimpo, porque el problema es ese, si hago una crítica y me considero el más puro entre los puros, entonces sí, me van a llover las piedras.
Si hago una crítica pero asumo que también tengo errores, y también soy corresponsable de aquello que yo señalo como carencia, me van a ver un poquito con mejores ojos. Forma parte de la política, porque la política es controversia, es conflicto de intereses, es opiniones no solamente diversas sino contradictorias.

- ¿Cómo le ha ido con este planteo en la interna del Frente Amplio?
– El frenteamplista es muy discutidor, está fuertemente ideologizado, la sociedad uruguaya en general está fuertemente ideologizada, y me parece que eso es un aspecto positivo que algunos lo subrayan como un elemento negativo…

- Lo negativo de eso es la radicalización…
– Es el sectarismo histórico que todavía no hemos superado en algunos casos. Es una de las patologías que señalo en el texto de mi libro.

- ¿Cómo tomó la invitación de la Agrupación Humanista “Armando Aguirre” para venir a charlar de estos temas a Salto?
– Con mucha alegría porque nos une con ellos un historial de lucha, de militancia compartida. Con muchos de ellos tenemos el mismo origen político partidario, yo fui durante más de 35 años militante de la Democracia Cristiana, y si bien hoy me declaro independiente, obviamente no puede uno olvidarse de ese historial, y ese recorrido que hicimos durante la dictadura y en la democracia recuperada, lo hicimos con muchos de los que están acá, con Lito (Felipe Mutti), con Pablo (Estévez), con Caty (Catalina Correa) y con muchos otros más. Así que para mí, siempre es una alegría venir además a una Agrupación Humanista que se llama Armando Aguirre, nada menos, que para mí fue siempre una referencia salteña y uruguaya.

- ¿Está al tanto de los últimos acontecimientos que llevaron a que el intendente Andrés Lima se separara de esta Agrupación?
– Sí, estoy al tanto. Es más, el día en que hubo una conferencia de prensa que la Agrupación Humanista “Armando Aguirre” presentó, que fue más o menos de media hora, la vi completa, me dejó realmente muy preocupado, triste de alguna manera, porque también tuvimos diálogo con el intendente Andrés Lima en su momento, porque esta no es la primera vez que vengo aquí. Así que le reitero, me dejó preocupado, pero me parece que aquí en la Agrupación, lo importante es que reina la rectitud, la honestidad y la ética por encima de todo…

- En esa conferencia de prensa a la que usted hace referencia, se habló de un desgaste en la relación entre el intendente y la agrupación por no aceptar la autocrítica en la gestión…
– Si, si, eso fue señalado en la conferencia de prensa. No tengo todos los elementos, porque obviamente no podría tenerlos, justamente la idea es conversar también con ellos sobre esto. Pero sin duda, no hay autocrítica si los gobernantes se colocan en una posición de ajenidad y de displicencia respecto a lo que le dicen sus compañeros, que son compañeros de ruta, compañeros políticos, la gente que lo rodea.
Si se coloca en una actitud de soberbia, y bueno, esa es la actitud más negativa que puede tener un gobernante, y esa es otra de las patologías que advierto en la izquierda, la soberbia, la arrogancia, el creerse que se es portador de una verdad y que los demás poco o nada saben de los asuntos que tienen en sus manos.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“Si bien no podemos hacer un mundo mejor, buscamos hacer el mundo de algunas personas un lugar mejor”

Federico y Verónica son misioneros de la Iglesia Metodista, que decidieron formar una familia adoptando a Kin, un niño que conocieron a través de un video que les llegó de Hong Kong (China). Kin tiene 7 años y posee una leve discapacidad motriz, que contrasta con su arrolladora personalidad que una vez que lo conocés, te mete en el bolsillo. Federico y Verónica nos cuentan su historia de amor.

- ¿Cómo se conocieron?

Federico- Nos conocimos en Argentina, cuando fui a estudiar abogacía a la ciudad de La Plata. Soy de una ciudad al sur de la Provincia de Buenos Aires, se llama Punta Alta, donde está la base naval Belgrano. Justo ese mismo año que fui a La Plata, ella había terminado el Secundario en Estados Unidos y había viajado a Mar del Plata para ir a un instituto bíblico, aparte de aprender español. En la ciudad de La Plata teníamos una conocida en común que nos presentó, eso fue en 2003, cuando comenzamos a escribirnos, recién había salido el Nokia 1100, así que nos texteamos y texteamos y al final de 2003 hablamos de la posibilidad si había algo o no entre nosotros, pero ella consideró que yo era muy inmaduro (risas).
Entonces, ella volvió a Estados Unidos y yo seguí en mi carrera. En 2009, cuando Facebook había comenzado a crecer un montón, había fallecido mi viejo, ella me contactó para ver cómo andaba, eso fue en febrero, ahí nos empezamos a escribir, a los pocos días comenzamos a hablar por Skype. Las charlas eran todas las noches de tres o cuatro horas, a veces nos quedábamos dormidos hablando (risas). Ya en abril nos pusimos de novios a través de internet, y para que no se me escape puse en Facebook que estaba en una relación con Verónica.
Llegué a pensar que no la iba a volver a ver. Yo trabajaba de mesero, de encuestador, viviendo en el centro de estudiantes, ni se me ocurría la posibilidad de salir del país, o sea, yo lo más lejos que había viajado era de Punta Alta a La Plata, 700 kilómetros. Pero en mayo de 2009 ella se graduó en Estados Unidos y vino para Argentina dos semanas, más que nada para ver si esto que sentíamos por internet era real. Después de la primera semana le propuse casamiento, se volvió en enero de 2010 y nos casamos.

- Esta es una historia de amor terrenal, pero también han ido construyendo otra historia de amor.

Verónica- Fui a Argentina después de la Secundaria, donde tuve como un encuentro con Dios en Argentina. La única vez que había salido de Estados Unidos fue a Argentina por dos semanas con mi mamá, y ese viaje fue todo para mí. Puntualmente por ese encuentro con Dios que tuve, sentí como un río de perdón y de amor que me atravesaba. En cierta manera Dios me dijo que estaba perdonada, “yo te perdono, ahora perdónate a vos misma, libérate”. Esto pasó al ir a una conferencia cristiana, donde tuvimos tiempo de mucha oración y alabanzas.FedericoyVerónica

- ¿Cómo llegan a la Iglesia y deciden dar un paso más y trabajar en ella?

Federico- Ella y yo estábamos en dos Iglesias diferentes en esa época. Desde que estamos casados hemos pasado por mucha transición. En la Iglesia en la que estaba, era empezar a ver a Jesús a través de los ojos de un liberador, no solamente espiritual, sino un liberador también político y social, del lado de los oprimidos, de los que menos tienen, no solo de aplicar aquello de “vení a la iglesia y vas a sentirte mejor”, sino de poder conectar la Iglesia con la sociedad y expresar qué vino a hacer Jesús. Ahí fue que sentí esas ganas de participar más en el Iglesia, y al mismo tiempo militar en el gremio de la Facultad. Ahí comenzó a operar en mí un proceso de transición bastante grande en mi vida.

- ¿Y cuándo unifican la Iglesia? ¿Cuándo se casan?

Verónica- Pasa que en ese momento yo ya no sentía la afinidad por ninguna Iglesia específica. Yo sentía que era seguidora de Jesús y coincidimos en eso.
Federico- Se dio una unificación más fuerte cuando estuvimos en Estados Unidos con la Iglesia Metodista.
Verónica- Desde que fui a Argentina en 2003, cuando tenía 16 años, supe que el propósito de mi vida sería servir a Dios y servir a otros, ¿de qué manera? No tenía ni idea. Una vez en la universidad pasé medio año en México, después pasé otro año en Marruecos, como que sentía un fuerte llamado o vocación afuera de Estados Unidos, como que me llamaba mucho las otras culturas, otros idiomas. Entonces digo, servir a Dios y servir a otros pero en otro contexto.

- Los escucho y dan a entender como que han estado en una permanente búsqueda, ¿ya encontraron lo que buscaban?

Federico- Creo que encontramos el lugar correcto, y estamos viendo cómo eso se desarrolla. Una frase clave que nos encanta por el tema de la predicación, es que Jesús no solo hace tu vida mejor sino que te hace mejor en la vida. Eso es una cosa que nos encantó de la Iglesia Metodista, que el Cristianismo no es el punto de vista institucional, el punto de vista de religión organizada sino desde el punto de vista de hacer. Si bien no podemos hacer un mundo mejor, por lo menos hacer el mundo de algunas personas un lugar mejor. Eso fue una de las cosas que nos unió al principio, cuando nos pusimos de novios, el deseo de trabajar en un orfanato o adoptar. Ella trabajó en orfanatos en aquellos países en los que estuvo, yo estuve en Kenia viviendo unos meses trabajando con huérfanos, entonces era siempre ese mismo llamado.

- ¿Cómo llega Kin a sus vidas?
Verónica- Llegó un punto en el matrimonio que nos dijimos que estábamos listos para agrandar la familia, y seguimos con el corazón para con los niños abandonados, entonces nos preguntamos cómo hacíamos. Así que entramos en el proceso de ser una “familia amiga”, pero cuando llegamos al final de ese proceso nos dimos cuenta que eso no lo podíamos hacer porque se nos iba a romper el corazón el día que el niño tuviera que partir. Por eso pensamos que como primera experiencia de padres dijimos que no. Entonces pensamos en adoptar, ahí nos lanzamos a ese proceso, donde vimos a Dios abriendo puertas emocionales, porque la adopción es algo muy caro y largo. Pero dijimos, “Dios dice que se puede”, vamos para adelante, y se pudo. En Estados Unidos es mucho más común que acá, más aún lo que es la adopción internacional.
Una vez que entrás en el proceso de adoptar internacionalmente, surgen dos grupos, o querés esperar un bebé o sos una familia que adopta enseguida a un niño que está esperando a ser adoptado. Esos niños que están en espera, son por lo general niños más grandecitos o con necesidades especiales (con alguna discapacidad). Ahí nos enfrentamos con esa pregunta, ¿estamos dispuestos a adoptar a uno de estos niños en espera? Que quiere decir que va a ser más grandecito o va a tener necesidades especiales. Nos tomó un tiempo de discernimiento, pero decidimos que estábamos dispuestos…
Federico- Nos mandaron un video de este chiquitín (acaricia el pelo de Kin) que nos mató…

- ¿Qué hizo?
Verónica- No entendimos nada porque habló en cantonés, pero nos mataba que estaba en su caminador dando un tour del hogar donde vivía a la persona que estaba filmando, con una avidez y sin parar de hablar, explicando todo, y en un momento te das cuenta que hace una broma, un chiste porque se ríe y se va con los ojitos…

- Veo que Kin ahora habla muy bien inglés y español…
Federico- Así son los niños, el español fue enseguida, al mes ya hablaba español, fue impresionante. Es recharlatán.

- ¿Cómo sigue ahora la vida de ustedes?
Verónica- Tenemos contratos con la organización por tres años. Se llama Ministerios Globales, que básicamente es la rama misionera de la Iglesia Metodista. Vamos a estar los tres años y aún no está confirmado para dónde tenemos que ir después.

Federico- Una de las cosas que nos unió comenzó por el amor a los huérfanos, pero este amor se extiende a las personas marginadas de la sociedad. Ahí fue donde nuestros diferentes deseos y experiencias se unieron. Mi parte era desde la militancia política luchando más que nada por los derechos estudiantiles, ella trabajando al principio en el área de huérfanos que luego trasladó al área de la discapacidad. Lo que más nos une y nos hace sentir en contacto con Dios es cuando podemos hacer un poco mejor la vida de personas que por diversas razones están marginadas o dejadas a un lado por la sociedad.

- ¿Somos una sociedad que prefiere marginar que ayudar a los que necesitan?

Federico- Creo que eso pasa en mayor o menor nivel en todos lados. La tranquilidad de la sociedad viene cuando hay leyes. Por ejemplo, nosotros tenemos muchas leyes que ayudan a la persona con discapacidad, ahí queda la mentalidad de la gente. Como sociedad hicimos cosas buenas, pero cuando nosotros llegamos con Kin que andaba con su andador, notamos lo problemático que es la accesibilidad con rampas.
Nosotros tenemos en nuestra congregación un grupo numeroso de chicos con diferentes discapacidades, y cuando se encontraron con los chicos que van al Colegio Crandon, donde oficio de Capellán, fue como un shock y también, por qué no, alegría, pero fue como raro por notar cómo personas que tienen cierta discapacidad están por afuera de lo que es nuestra sociedad y nadie se ve como culpable de esa división. Lo que más nos llena y nutre como pareja es poder ser útiles, poder decir al final del día que hicimos algo para que la vida de un grupo de personas sea mejor que como empezó ese día.

Verónica- Pensando en la unión con Kin en la adopción, la reacción general en todos lados es, “qué acto tan grande de bondad” o “qué cosa tan buena que hicieron”, casi como alabándonos, pero realmente creemos que Dios quiere vernos viviendo así, recibiendo al otro tan abiertamente como Dios nos recibe a cada uno de nosotros, sin esas barreras en actitud, en mentalidad, derribando esas paredes y viendo al otro sabiendo que es diferente a mí pero entendiendo que la diversidad también es buena, porque es la misma diversidad que Dios creó y hace bien unir esa diversidad.
Federico- Una de las cosas que ella enseña en su taller, es que igualdad no es lo mismo que justicia. Si bien todos somos iguales ante las leyes, muchas veces no es justo para un grupo de la sociedad. Si bien un chico con discapacidad tiene los mismos derechos que el resto, en la sociedad no hay justicia respecto de esa igualdad. La igualdad los pone a todos en el mismo nivel, pero para aquellos que la vienen remando de atrás, esa igualdad los sigue manteniendo atrás, entonces no es justicia.
Ese es el mensaje que tratamos de impulsar en nuestra Iglesia y desde la educación en el Colegio, es que nos demos cuenta aquellos que vivimos con un privilegio que heredamos, que nos fue dado, y que hay muchos que no tienen alcance a ese privilegio.
Que justicia sería que todos podamos ayudar a que el otro pueda subir también a ese privilegio, lo que sería un acto de estricta justicia.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

Si exigiéramos a los diputados lo que esperábamos de ellos estaríamos ejerciendo un criterio artiguista

Entrevista a Ofelia Piegas

En el marco de la 21ª Edición de “La Redota”, EL PUEBLO dialogó con la Prof. Ofelia Piegas para conocer el origen de este hito, así como el origen del gaucho que acompañó a Artigas en la Redota, y cómo éste se transformó en el Jefe de los Orientales. Hacer el esfuerzo de condensar una charla de hora y media con la Profesora Piegas se vuelve unaimage4 tarea cruel, no cabe otro adjetivo al tener que resumir una charla apasionante que a uno lo envuelve y remonta al momento histórico del que se habla. Esperemos, por el bien de los lectores y de la propia profesora, haber alcanzado a reflejar mínimamente la brillantez de su pensamiento.
- ¿Por qué esta no es una Redota más?
– En realidad todas las Redotas tienen un mismo principio que es de carácter docente. Al salir de la dictadura, que yo había sido destituida, me convocaron a volver a dar clases, pero entendí que nunca segundas partes fueron buenas. Ya tenía mis buenos años, había quedado viuda y al quedar sola me dediqué al campo, un campo que es de mi familia desde 1860, estoy muy arraigada a la tierra, son las dos cosas en la vida que me han encantado, la historia y el campo. Como mi campo coincide, por casualidad, con una partecita del viejo campo de Artigas, posiblemente me interesó más el tema porque durante 26 años enseñé Historia Universal. Pero cuando retomo las ganas de volver a la historia, tomo un rumbo totalmente distinto y miro mucho más hacia América, y en cierto aspecto, me lamento de haber llegado tan tarde.
La primera impresión que tuve fue la importancia que tiene la región, lo que fueron las Provincias Federadas de Artigas, lo que fue la Banda Oriental al norte del río Negro y el sur de Brasil, de Río Grande del Sur. Empecé a estudiar y empecé a descubrir cosas, hasta que por ahí me tropecé con Artigas, y al hurgar en su historia comprendí cuánta falacia decía la historia oficial y cuan poco conocido era el verdadero Artigas, tal vez porque yo lo estaba mirando desde la perspectiva del mundo que él vivió y no de la ciudad.
- Ese Artigas que descubrió ¿era el mismo de bronce que nos vendieron o era más humano?
– Totalmente diferente, totalmente humano, y totalmente unido telúricamente a estas tierras del norte, que fueron su hábitat, prácticamente desde la adolescencia hasta que se marchó a Paraguay. Eso es muy importante porque al hurgar ahí, al estudiar la zona, me di cuenta qué fenómeno extraño teníamos en la Banda Oriental, después Provincia y después República. El río Negro corta el sur del norte. La cultura que se gesta en el norte es absolutamente diferente del proceso que siguió el sur, esa ciudad puerto y sus aledaños, al servicio como contramuro de un Buenos Aires que temía siempre una invasión. De modo que no tenía ningún interés en ir hacia adentro, incluso había corrido totalmente a los charrúas al norte. Es decir que este norte del río Negro era vida de indígenas, charrúas y en mucha mayor cantidad, de guaraníes.
Esta zona antes era una estancia jesuita, era parte del suministro de vacunos para la exportación de cueros, y una vez que ellos se retiraron, quedó poblada de guaraníes. Pero hete aquí que al norte del río Negro no había ley, era tierra de nadie. Así que todos quienes querían tener una vida más libre, cruzaban el río Negro y se asentaban de alguna forma acá, lo cual era muy difícil.
- ¿Se vivía una especie de “estado de naturaleza”?
– Es lo que se llama el “hombre mal entretenido”, es la expresión que le dan los españoles de la época a estos que deambulaban por el norte. Se trata de un español o un francés que se escapaba de los barcos, es decir, un europeo, un hombre blanco, que se insertaba en un mundo difícil, extraño, y que si no aprendía a enlazar o a matar una vaca no podía comer, y que si sabía hacerlo tenía resuelto su problema alimenticio.20171130_144753
- ¿Y qué pasó con ese hombre europeo en estas tierras?
– Lógicamente aquí no había mujeres blancas. En una primera cópula tenemos el mestizaje. Por eso siempre digo que la india guaraní fue el útero de ese gaucho que se va a ir transformando en “gauderio”, hombre suelto, vaqueano y luego, un pasito más adelante, en changador al servicio de esos grandes estancieros que venían a recabar 20 o 30 mil cueros. Y termina siendo realmente gaucho, más civilizado por decir, en las huestes artiguistas.
Es decir que ese es el proceso de una cultura que se hizo al norte del río Negro, en una imbricación entre la población autóctona charrúa -no tanto porque la empujaron para acá-, guaraníes -más autóctona-, y sobre todo, la presión portuguesa que le va a dar un toque muy distinto al proceso cultural del norte del río Negro.
Entonces, ya tenemos una población mestizada, y sobre todo, una cultura mestizada, porque ese niño que nacía en el útero de la india guaraní, hasta los 5 o 10 años estaba al lado de su madre, recibiendo toda la incidencia de esa forma tan particular que tenía el guaraní, y por lo tanto, se hacía una población con muy poco de cultura europea y muy mucho de cultura autóctona.
Este fue el elemento madre del proceso emancipador. Había jefes, Rivera, Bauzá, Joaquín Suárez, que cuando se ponen al servicio de Artigas, lo hace en representación de sus padres, porque eran los más jóvenes que entraban al servicio de Artigas en la Emancipación, con el interés de suprimir los impuestos leoninos que tenían estos estancieros. Porque España, que hacía años estaba dentro de la problemática de Napoleón, era mandar plata y más plata, y espoliaban justamente al que tenía, y ese era el estanciero. Es decir que hay una mezcla, pero la carne de cañón de la Emancipación evidentemente es el gaucho. Y es por el gaucho, sobre eso no hay ningún misterio, que se le ganó a los españoles adiestrados en la guerra, en la Batalla de Las Piedras. Era el malón, gente acostumbrada a las dificultades tremendas en las que se había criado. Esta gente es la que mañana va a formar las huestes del Éxodo.
- La leyenda de Artigas, ¿comienza con el Éxodo o con la Batalla de Las Piedras?
– Empieza mucho antes, como Capitán de Blandengues. Cuando se produce ese abandono de las tierras que le comenté. En 1776 los españoles se dan cuenta que ya esto no es una gobernación, y forman el Virreinato del Río de la Plata, que duró un suspiro, porque luego de 30 años estamos con la Emancipación encima. Entonces el Virrey de Buenos Aires se da cuenta que hay que solucionar este desorden que hay al norte del río Negro y pide a la gente habilitada para hacerlo, consejos, fórmulas, de ver cómo hacer para civilizar a este norte. Uno de esos consejos es la formación del Cuerpo de Blandengues.
Artigas había sido un personaje muy conocido en este norte. Cuando él se va de su casa, tenía 14 años, se emplea con un fuertísimo hacendado que se llama el Chantre, que nunca nadie supo quién era. Yo discutía con Maggi sobre esto, y al final nos pusimos de acuerdo.
- ¿Qué llevó al Éxodo?
– Debido a un enfrentamiento entre portugueses y españoles por la sucesión de la corona, se terminó en Europa con el Tratado de Utrecht, que hizo claudicar a Buenos Aires, o se paraba la guerra que se lo comían a Buenos Aires y se perdía la revolución o se pactaba. Ese pacto es el armisticio de 1811 que determinó la Redota.
- ¿Por qué?
– Porque Artigas ya estaba enseñando mucho tiempo antes que los pueblos tenían que resolver su destino, que el poder no venía de arriba hacia abajo sino de abajo hacia arriba. Esto es muy español, muy aragonés. Aunque siempre hubo monarquías absolutistas en España, se conservó el derecho español a través de los Visigodos del concepto de que el poder viene del pueblo. Esto está muy aseverado en Aragón, con la Justicia Mayor de Aragón, que cuando el rey iba a tomar el poder, se paraba en medio de la plaza y decía, “nos, que somos tanto como vos y juntos más que vos, aceptaremos vuestro poder si os comprometeis en cumplir con nuestras normas”. Eso pasó a América en la persona de Artigas.
- “Mi autoridad emana de vosotros…”
– Claro, y ella “cesa ante vuestra presencia soberana”. Además, “no existe”, dijo, “ninguna razón de la existencia de la revolución si no es para respetar la soberanía”. Es por eso que yo peleo tanto los 25 de agosto, que nunca me vas a ver a mí dar un discurso.
- ¿Qué le estamos debiendo hoy los uruguayos a Artigas?
– Muchísimo, porque la dignidad que nos enseñó Artigas a través del comportamiento del pueblo frente a la autoridad, me parece que hoy no lo cumplimos. Si nosotros exigiéramos a nuestros diputados lo que esperábamos de ellos y por eso los votamos, entonces estaríamos ejerciendo un criterio artiguista.
Ahora, ¿cuándo enseña Artigas esto? En dos asambleas, en la Panadería Vidal y luego en La Paraguaya. Es claro que formábamos parte del Río de la Plata entero. Entonces, cuando Buenos Aires mandó delegados a hacer un acuerdo con los españoles de Montevideo prescindiendo totalmente de nosotros, como si no hubiéramos hecho nada, ni la Batalla de Las Piedras, fue como si no existiéramos. Pero no podíamos romper con Buenos Aires, ¿qué, nos íbamos a ir con los portugueses o con los españoles? Además, cuando el armisticio, la cláusula fundamental era la entrega de todo el territorio de la Provincia Oriental y la de Entre Ríos en su gran mayoría porque el límite no era el río Uruguay sino el Paraná. Por eso, cuando dicen que nos recibieron del otro lado, macana, si éramos los mismos. Es como si se dijera que Paysandú le dio a Salto, si somos los mismos uruguayos.
Bueno, es en esa oportunidad que los delegados orientales nominaron a Artigas como Jefe de los Orientales, ojo, en lo militar. Tal es así, que cuando se enteran que el armisticio había sido ratificado, se cumple lo que se dijo en La Paraguaya, que Artigas nos dirigiría, que seguirían luchando igual con los portugueses que no se retiraban y que el pueblo se iría a un lugar donde no estuviera perjudicado con la venganza de los españoles después que les habíamos dado la tal biaba en la Batalla de Las Piedras.
Eso se va decidiendo en el camino, se va arrimando gente, también asustada por la paliza que les podía dar los españoles. Artigas en un principio no quería que se sumara más gente, como le escribe a Rondeau, porque no podía luchar con los portugueses y los españoles y cuidar la marcha, pero el pueblo siguió, haciendo caso omiso de lo que Artigas decía, porque el pueblo le había confiado la dirección y él tenía que cumplir, por eso digo que en la Redota, Artigas no llevó a su pueblo, el pueblo lo llevó a Artigas.

Perfil de Ofelia Piegas

Es del signo de Escorpio. De joven quería ser abogada, pero al casarse a los 17 años dejó los estudios, los que más tarde emprendería nuevamente. Es hincha de Nacional.
¿Una comida? El asado. ¿Un libro? “La decadencia de occidente” de Oswald Splenger. ¿Una película? Lo que viento se llevó. ¿Un hobby? El campo. ¿Qué música escucha? Clásica y folklore. ¿Qué le gusta de la gente? que sea inteligente. ¿Qué no le gusta de la gente? Justamente, la torpeza. Nadie tiene la culpa de ser torpe, pero el que es torpe se cree el dueño de la verdad, y la verdad no la tiene nadie.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“La gran alternativa al Frente Amplio, aunque parezca raro o fuerte, es el Partido Colorado”

Entrevista a Fernando Amado

El diputado Fernando Amado lidera su sector, “Batllistas Orejanos”, por el que fue proclamado precandidato a la Presidencia de la República, y que tiene la titánica tarea de aportar al resurgimiento del Batllismo y del Partido Colorado (PC) en el país. Con él, EL PUEBLO repasó algunos temas de actualidad.

- Vivimos tiempos complicados en materia de seguridad, donde en Salto se suceden los robos y en otra parte del país, el secuestro y asesinato de dos niños que conmueven a nuestra sociedad, la que se ha radicalizado y en algunos casos pide que endurezcan las penas, desde cadena perpetua a pena de muerte. ¿Qué opina?
– Quedé bastante impactado al llegar a Salto por la sensación que me vienen comentando y que además han pasado

Diputado Fernando Amado

Diputado Fernando Amado

cosas en las últimas horas. Impactado porque uno recorre el país y depende del departamento al que voy, son las prioridades y sensibilidades de la población. Para poner un ejemplo, en Treinta y Tres el tema de la inseguridad no está en el podio de los problemas. Ahí el problema es el trabajo, la ausencia de perspectivas de desarrollo, la ausencia de perspectivas de formación para la gente joven y que la gente joven sienta en Treinta y Tres la oportunidad de crecimiento profesional, laboral, personal.

La verdad es que estas horas que llevo en Salto me ido empapando y sentido eso que usted dice. No es nuevo el tema a nivel nacional. No olvidemos que ha sido uno de los temas vedettes de las campañas políticas, en la última campaña fue un tema prioritario. Había quedado un poco rezagado porque empiezan a haber otro tipo de problemas, como el del desempleo o el de la pérdida de trabajo en determinados lugares del país. A nivel macroeconómico los números no están mal, pero después cuando bajás a la realidad hay una desconexión con la realidad que muestran los números. Por ejemplo, en Colonia, Paysandú, y en Salto también pasa, evidentemente hay un problema creciente de pérdidas de puestos de trabajo, sobre todo en emprendimientos productivos que terminan siendo los que permiten darle vida a determinadas localidades, y una vez cerrado ese emprendimiento las localidades pasan a tener una situación muy compleja porque no tiene trabajo genuino.
Usted me decía que la gente está pidiendo un montón de cosas, a ver, lo que ha pasado es horrible, no resiste análisis, nadie que tenga la mínima sensibilidad, nadie que se sienta humanista no puede tener otra cosa que un sentimiento de frustración, de impotencia, de tristeza, de rabia. Ahora, no me gustaría caer, y no lo voy a hacer, en utilizar determinadas tragedias que lamentablemente tenemos, para caer en pedir al grito de la tribuna cosas en las que yo filosóficamente estoy en contra, o sea, estoy en contra de la pena de muerte como batllista. También estoy en contra de lo que leí en un tuit, pidiendo que soltasen a estas personas para que la sociedad haga lo que tenga que hacer con ellos. Es como la involución de lo que es una sociedad organizada, que debe hacer justicia, que debe intentar los máximos esfuerzos para que estas cosas no sucedan, que tiene que haber mucho más represión, en el mejor sentido porque para eso está el Estado, no solo está para prevenir, también está para reprimir el delito. Pero una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa.

- Usted mencionó que los números macroeconómicos del país están bien, que los problemas aparecen cuando vamos al bolsillo de la gente. Por ejemplo, el Instituto Cuesta Duarte acaba de reconocer que en Salto hay un 20% de desempleo, llegando a triplicar la media nacional. Si los números macro están bien para el gobierno pero la gente pasa mal, algo no está funcionando.
– Claro. Yo le mencionaba que en la macroeconomía uno ve números que son prolijos, tampoco son muy auspiciosos hoy, porque en otro momento había una expectativa positiva, pero mantienen la estabilidad y un cierto equilibrio. Ahora, cuando uno baja a la “realidad real”, llamémosle así, se encuentra con una cantidad de dificultades que nos obligan a los actores políticos a tratar de salir de la lógica del enfrentamiento retórico sin sentido para empezar a ensayar nuevos proyectos de sociedad, porque las recetas prefabricadas que teníamos unos y otros han fallado, aquellas recetas que fueron hijas o herederas de la Guerra Fría, y que traían las soluciones para todos los problemas pero que hoy no funcionan y por ende tenemos un enorme desafío.
Uno de los reflejos humanos que tenemos los políticos es tener susto ante la ausencia de certezas de qué camino o paradigma hay que seguir para mejorar a nuestra sociedad. Hay crisis de recetas. Lo positivo de esto es justamente el susto que tenemos los políticos porque nos va a obligar a sacarnos el balde y dejar los fundamentalismos de lado, tratando de promediar las hipótesis sentándonos interlocutores de distintos partidos, ya no para entrar en la retórica de la década de los 90, de Pascasio Báez, de la Guerra Fría, de la Toma de Pando y de la crisis de 2002, sino para ver cómo proyectamos para adelante, con autocrítica y sabiendo que ninguno tiene la varita mágica ni la receta perfecta. Esto ayuda a evolucionar en lo que se viene, donde espero que el relacionamiento político sea distinto, en clave de diálogo, de complementación y de poder ver lo bueno que propone el otro para incluirlo.

- Como expresión de deseo está bien, pero ese mismo fundamentalismo que denuncia está dentro de su partido, que por votar el artículo 15 de la Rendición de Cuentas hubo dirigentes que pidieron sanciones, incluso hasta su expulsión…
– Si. No voy a aflojar ni un “tranco de pollo”, voy a seguir y seguir y a insistir, así me dé contra la pared en cuanto a que es necesario recorrer el camino del diálogo, hay que salir de ese dogmatismo ideológico y fundamentalista que no nos permite avanzar que genera la política del empate, del trancazo. Gobernamos los partidos tradicionales en su momento de espaldas al FA, de espalda a una mitad menor del país no llevándole ni un punto ni una coma de lo que proponían, y capaz que había cosas buenas para incluir, más allá que era legítimo gobernar solos. Y después cuando viene el FA, en vez de tener una actitud de adultez y decir, “miren muchachos, no era así. Ahora ganamos nosotros y lo que vamos a hacer es gobernar para todos los uruguayos”, lo que hicieron fue pagar con la misma moneda.

Por eso voy a insistir, hay que quebrar la polarización. De hecho, la propuesta de nuestro sector es liderar al partido para que el PC sea un protagonista en quebrar esa polarización. Que dentro de mi partido hay radicales como los que usted señaló, sí, evidentemente. Además el PC está en una situación en la cual gran parte de lo que quedó tiene un particular conservadurismo y visión reaccionaria. Ahora, también hay de los otros, y si vamos al tema personal, siempre va a haber en los sectores gente que se radicaliza, se va de mambo y pierde la línea. Pedir la expulsión o la sanción por diferencias políticas es absolutamente descabellado. Si hubiera temas éticos o morales, bueno, uno puede entender que un correligionario tiene que ser juzgado. En la Comisión de Ética se trató este tema y hubo dos fallos, pero ambos estuvieron totalmente de acuerdo en que no era un tema de ética, que era un tema político. Entonces no hubo sanción.

- Según todas las encuestas, el FA sigue siendo opción de gobierno, ¿cuál sería la estrategia para convencer a los uruguayos que hay que cambiar?
– La gran alternativa al FA, aunque parezca raro o fuerte, es el PC. Quizás el PC tiene que pasar por un período de recuperación político- ideológica para estar en condiciones de dar esa batalla. La realidad para mí es esa porque en Uruguay, gracias al Batllismo, las mayorías populares son las que deciden los gobiernos, y mucho más después que se instaló la reforma del 96 y que el presidente sale electo con el 50% más uno de los votos. Antes con la Ley de Lemas, ¿por qué ganó Lacalle Herrera en 1989? Porque en realidad con un 30 y poco por ciento llegabas a ser presidente en Uruguay. Desde que hay un 50% para llegar a la Presidencia de la República, precisás lograr el apoyo de las mayorías populares, que suelen optar por proyectos que tienen una matriz popular, y eso es lo que le cuesta al Partido Nacional (PN) y que le va a seguir costando. Mucho más si además dentro del PN es liderado por el sector más conservador, por el Herrerismo o por sectores que son una presentación renovada del siglo 21 del Herrerismo.

Entonces, estoy convencido que el PN tiene un piso fuerte y un techo bajo, por lo que no va a votar mucho menos del 30% y va a ser muy difícil que logre superar la vara que exige hoy la competencia para llegar a la Presidencia de la República, que es el 50%. Entonces, la única chance de alternancia en el poder, la única chance que el FA sea desplazado del poder, estoy convencido que es que el PC logre volver a pararse en la cancha con un proyecto progresista y desarrollista. El proyecto del FA comienza a mostrar -más allá que sigue teniendo un apoyo popular importante- signos de agotamiento en las ideas, en la agenda, en la contradicciones que se presentan, en los comportamientos éticos, en la casi imposible práctica del recambio generacional, estamos asistiendo en estas últimas semanas a lo que es el contubernio Mujica – Astori para ver si siguen mandando los octogenarios del FA y para ver si cortan a Daniel Martínez, que es la renovación (entre comillas) porque, a ver, me podrán decir de Daniel Martínez muchas cosas, pero no que es renovación, el hombre tiene 60 años, es abuelo. Está bien, baja 20 años el promedio de edad, pero que me lo vendan como que es lo que precisa Uruguay, como a un tipo macanudo, como un buen intendente, que le busquen la forma, pero no me digan que es renovación.
Las encuestas también reflejan que el partido de los indecisos crece a costilla de los ciudadanos que venían votando al FA. Entonces, hay una parte de esa población que ya tomó una decisión, que no era fácil, y que es que está dispuesta a no seguir votando al FA, pero no le sirve ninguna de las alternativas que hasta ahora existen en la oposición. Así que el desafío para la oposición es lograr generar una opción que logre sintonizar con esa sensibilidad, que para mí se trata de una sensibilidad batllista, porque en términos generales es gente que se terminó yendo del PC en su momento en estampida al FA porque sentía que esa sensibilidad batllista estaba mejor representada por el FA y porque el PC se había vuelto conservador, y que hoy está orejana.

Perfil de Fernando Amado

Casado. Es del signo de Virgo, aunque no cree en el horóscopo, tiene dos hermanas (Inés y Sofía). De chiquito quería ser militar, es licenciado en Ciencias Políticas. Es hincha de Nacional.

No tiene tiempo para hobbys.
El asado de tira en su comida preferida.
La sinceridad es lo que más le gusta de la gente, mientras que lo que menos le gusta de las personas es la hipocresía.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“Uno no puede esperar resultados distintos haciendo las mismas cosas”

Entrevista a Daniel Peña

Desde Canelones llegó de visita política el diputado Daniel Peña, escindido de filas nacionalistas para pasar a engrosar la dirigencia del Partido de la Gente (PG). Mantuvo varias reuniones promocionando a su sector que respalda la candidatura presidencial de Edgardo Novick y cuyo referente en Salto es el comerciante Pablo Leivas Médici.

- ¿Cómo fue ese proceso interno suyo que lo llevó a tomar la decisión de salir de una zona de comodidad en su Partido Nacional (PN) y bajar al llano a jugarse por un proyecto nuevo junto a Edgardo Novick?
– En el momento que tomé la decisión ni siquiera existía el proyecto PG, existía una persona, que se llamaba Edgardo Novick, que había tenido la suerte, al igual que yo -en las pasadas elecciones fui una de las listas más votadas del país

Daniel Peña y Pablo Leivas

Daniel Peña y Pablo Leivas

en Canelones, este es mi cuarto período en el Parlamento-, y como usted dice, era bastante más fácil quedarme donde estaba y seguir, por lo menos, saliendo diputado. Y ver la necesidad de un país que necesita cambiar, de un estado de situación de los partidos tradicionales que no cambian, donde la oferta electoral de la oposición va a seguir siendo la misma que hace un montón de años y que los resultados siguen siendo los mismos, por lo cual, uno no puede esperar resultados distintos haciendo las mismas cosas.
Si uno analiza la situación, el PN va a ir prácticamente con la misma fórmula que el período pasado, Lacalle-Larrañaga, va a ser muy difícil que ahí surja algo nuevo porque el propio partido inhibe la renovación partidaria. En el Partido Colorado (PC), la oferta es Bordaberry, y al dar un paso al costado hoy el PC está abajo del PG. Y en Uruguay necesitamos un cambio, y la única persona que se introdujo como nuevo al sistema político, nada más y nada menos que en la capital de la república, fue Edgardo Novick, quien conectó con la gente, y en dos meses de campaña electoral tuvo cincuenta veces más votos que el PC, y dos veces y media más que el PN.
Yo era de los que pensaba que no solo había que generar lo que fue la Concertación en Montevideo sino oportunidades a cambiar el menú. Novick lo que tuvo fue la desgracia de haber votado tan bien, para un montón de gente que está mucho más preocupada en quedar atornillada en los sillones ellos mismos que en cambiar las cosas.
Necesitaba dar una señal, primero para mí en lo personal, porque creo que todavía soy joven a pesar de ser mi cuarto período, estamos en esa edad de los 40 años donde uno tiene que definirse en la vida, si opta por el espacio de confort y quedar atornillado a un sillón, cosa que critiqué toda mi vida, o daba un mensaje que por lo pronto estaba dispuesto en lo personal, a generar algo que intentara mover las estructuras políticas del país. Lo pensé, trabajé para intentar abrirle el espacio a Novick dentro de lo que era la Concertación, inmediatamente la respuesta de los dos líderes principales de la oposición fue hacer todo lo posible para cerrarle las puertas a Novick, porque había votado muy bien en Montevideo y que si le abrían las puertas a todo el país seguramente les ganaba a todos. Ahí me di cuenta de lo que hace tiempo todo el Uruguay se va dando cuenta, que hoy los tres partidos tradicionales están más preocupados en quedar atornillados a las sillas que en cambiar las cosas o a trabajar a favor de la gente.

- Según la encuesta que mire, puede apreciarse al PG en un cómodo cuarto lugar o incluso en un tercer lugar peleando ese posicionamiento con el PC, quienes sostienen que ustedes ya alcanzaron su techo y que van a comenzar a desinflarse, como dijera hace poco el senador José Amorín…
– Está bien, que juegue y haga su partido, creo que el objetivo de él es ser senador, que trabaje y que le vaya lo mejor posible. Yo que usted, le pongo una fichita al PG, pero no para conquistar los votos del PC sino para estar compitiendo por la elección nacional. Edgardo Novick va por la presidencia de la República en el 2019, estamos convencidos que ese es el objetivo, esta no es una estrategia a largo plazo. La estrategia del PG es competir por la elección nacional en el 2019, y vamos por votos de todos lados. De dónde menos gente viene al PG es del PC porque es el partido más chico, un 10% fue lo que votó al PC y quizás ya la mitad se haya venido al PG, pero eso no es más que un 5%. Yo en lo particular nunca fui colorado y estoy acá, y hay muchísima gente de izquierda en el país que también está acá, caso del amigo Pablo Leivas que será nuestro candidato en Salto, pero además, hay muchísima más gente que es del partido más grande que ha tenido Uruguay en los últimos tiempos que es de la gente que no se compromete con ningún partido, y que en los últimos tiempos ha optado por votar al FA pero que no es frenteamplista y que ha estado votando sistemáticamente a otros partidos.
Si uno mira lo que fue la elección de Montevideo, Novick faltando un mes a la elección marcaba en estas mismas encuestas 5%, y terminó siendo votado por el 24% de los electores tan solo un mes después.
Acá hay dos cosas, una es que las encuestas fallan, lo que viene siendo demostrado sistemáticamente en todo el mundo, pero en Uruguay lamentablemente han fallado y feo.
Si quiere hacer una lectura al revés, Novick logró el 100% de los que decían no votar a nadie o estar indecisos, que en definitiva hoy están, según las encuestas, entre un 40 o un 30%.

- La gente está cada día más alejada y desilusionada de la política. Desde el PG señalan lo que pasó en Estados Unidos con Trump, o en Francia con Macron donde las encuestas decían que no podían ganar. ¿Piensa que esos ejemplos pueden trasladarse a la realidad uruguaya y que Novick sea la sorpresa?
– Exacto. A Uruguay está llegando todo un poco más tarde pero al final de cuentas, todo llega.
En Uruguay ese descontento lo terminará recogiendo Novick, por su capacidad, por el estilo de vida que muestra, porque puede contar una historia de vida que los uruguayos quisiéramos que fuera así, la persona que llega a la vida económicamente bien pero desde el trabajo y de una familia muy humilde que cargaba cajones en la feria y se transforma en un empresario exitoso, con lo cual demuestra administración, demuestra una forma de conducirse en la vida porque también lo ha hecho con la cristalinidad de la persona, pero que además, obedece a que la gente quiere cambiar todo, y hay muchísima gente que tal vez se cansó de las cúpulas políticas tradicionales.
Allí es donde en Uruguay, la figura Novick empieza a recoger el descontento de la gente, y es lo que nosotros estamos viviendo de lado a lado del país.
Hay que ir a Artigas y ver que en prácticamente todos los barrios hay alguien dispuesto a trabajar o que ya está trabajando para el PG, lo mismo está pasando en Rivera, en Tacuarembó y como he visto hoy en Salto, así como en cada barrio de Montevideo y Canelones, donde se concentra más del 70% del electorado uruguayo.
El país está enfermo de política y hay que cambiar, eso es lo que nos dice la gente prácticamente en todos lados. Uno como político tiene responsabilidades si interpreta bien lo que le dice la gente, y uno debe ser un buen conductor de lo que la gente quiere, entonces debe ser éticamente responsable con lo que uno cree que la gente quiere, y actúa en consecuencia, a pesar de poner en riesgo prácticamente todo, o simplemente opta por el calor de quedarse debajo de una cúpula que le diga que se quede tranquilo que va a estar allá o que le ofrece esto o aquello.
Entonces, esa es la pelea, muchos nos cansamos del calor o del estado de confort que nos permite seguir estando donde estamos. Uno llega a una altura de la vida, yo tengo 44 años, donde debe tomar decisiones. Yo no estaba conforme con lo que se venía haciendo, la cosa no pasaba por donde la estaban llevando, y a su vez sentía lo que la gente dice y quiere en todos lados.
Hay muchísima gente en Uruguay que quiere creer en la política, que cree en la política, que quiere seguir militando para que las cosas cambien pero que no encuentra en las cúpulas partidarias o en los partidos existentes, ni el espacio ni la credibilidad. Nosotros lo estamos intentando, y lo más seguro es que lo logremos.

- Se dice que a aquellos dirigentes de otros partidos le ofrecen algo para que cambien y vayan al PG, ¿esto es así?
– No se le ofrece nada en cuanto a lo que el ofrecimiento político se llama. Acá no se le ofrece a nadie ser senador ni diputado, ni ser esto o lo otro. Acá se ofrece un espacio de mucha incertidumbre, sin duda, pero un espacio donde hay mucha gente que quiere que las cosas cambien a cambio que su propia gente, su propia vida, su propia familia sea más feliz o que podamos vivir con más justicia, donde no haya tanta corrupción como la que existe hoy en Uruguay…

- Hablando de eso, usted forma parte de la investigadora de ASSE, ¿hay corrupción en ese sector estratégico del Estado?
– Mire, lo que escuchemos ahora y lo que vamos a escuchar de aquí a fin de año de lo que está pasando en ASSE, estamos hablando de la plata de la salud de los pobres, es un desastre, un disparate, un malgasto, falta de atención, corrupción con todas las letras. Pero uno pasa a ANCAP y ve lo mismo, y pasa a OSE y es lo mismo, y uno rasque donde sea pasa lo mismo. Hablemos también de las intendencias, y es lo mismo.
Entonces, hay mucha gente que labura y que está en otra historia, y que quiere seguir viviendo en democracia, pero quiere crear otros espacios políticos que permitan a la gente participar. En eso estamos.

- ¿Qué propone el PG que no propongan los demás partidos como para que el votante opte por ustedes?
– Y bueno, las propuestas van a terminar siendo muy parecidas todas, porque para proponer y escribir, prácticamente todo el mundo consulta las mismas cosas, ve más o menos lo que quiere la gente y escribe más o menos lo mismo. O sea, las propuestas van a ser muy parecidas…

- Entonces, ¿cuál sería la diferencia entre votarlos a ustedes o a los otros partidos?
– Se lo digo con una sola palabra: credibilidad, no hay otra cosa.

Perfil de Daniel Peña

Casado, tiene una hija. “Nací un 21 de diciembre así que a veces soy de Sagitario y a veces de Capricornio”. De chiquito quería ser piloto de avión. Hincha de Peñarol (“Nací a las 2 de la madrugada y a las 8 ya era socio de Peñarol no tuve mucha opción”).

¿Una asignatura pendiente? Cambiar la política en mi país.
¿Una comida? Todo lo que sea del mar. ¿Un libro? “El viejo y el Mar”.
¿Una película? “El patriota”.
¿Un hobby? Pescar y navegar.
¿Qué música escucha? Canto popular.
¿Qué le gusta de la gente? La franqueza. ¿Qué no le gusta de la gente? La mentira.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“Ya sabiendo que estoy jugando los descuentos, no me cuesta saltar de la cama cuando me entero de una información que amerita salir a buscarla. Es mi vida”

Entrevista a Luis Pérez Albertoni

Luis Pérez Albertoni es un periodista que comenzó este oficio desde temprana edad y que desde hace más de 30 años es el corresponsal salteño del diario capitalino El País. En esta charla con EL PUEBLO, recuerda sus comienzos en el periodismo.
- ¿Periodista se hace o se nace?

Perfil de  Luis Pérez Albertoni Casado. Tiene 4 hijos y 8 nietos. Es del signo de Tauro. De chiquito quería ser chofer de ómnibus de la línea Lombardo que iba a Corralito, Nueva Hespérides, porque ahí vivían sus abuelos. Es hincha de Nacional. ¿Alguna asignatura pendiente? Conocer dónde nació mi abuelo, en Italia. ¿Una comida? Asado y comida de olla. ¿Un libro? “Viven”, pero prefiere leer diarios y revistas. ¿Una película? Me acuerdo de cuando iba al cine de muchacho a ver las de vaqueros. ¿Un hobby? Mirar fútbol. ¿Qué música escucha? Clásica. ¿Qué le gusta de la gente? Que exprese lo que siente y que sea solidaria. ¿Qué no le gusta de la gente? He aprendido de la vida que tenemos que aprender a aceptarnos tal como somos.

Perfil de Luis Pérez Albertoni
Casado. Tiene 4 hijos y 8 nietos. Es del signo de Tauro. De chiquito quería ser chofer de ómnibus de la línea Lombardo que iba a Corralito, Nueva Hespérides, porque ahí vivían sus abuelos. Es hincha de Nacional.
¿Alguna asignatura pendiente? Conocer dónde nació mi abuelo, en Italia. ¿Una comida? Asado y comida de olla. ¿Un libro? “Viven”, pero prefiere leer diarios y revistas. ¿Una película? Me acuerdo de cuando iba al cine de muchacho a ver las de vaqueros. ¿Un hobby? Mirar fútbol. ¿Qué música escucha? Clásica. ¿Qué le gusta de la gente? Que exprese lo que siente y que sea solidaria. ¿Qué no le gusta de la gente? He aprendido de la vida que tenemos que aprender a aceptarnos tal como somos.

– Yo diría que te hacés. En mi caso, prácticamente me crié adentro de un diario, de adolescente empecé a trabajar en la desaparecida Tribuna Salteña. Tuve la oportunidad allí de aprender todo lo que era el oficio, de hacer mis primeras armas, hacer notas sobre todo en el tema rural, como cuando íbamos a un remate en Valentín, que hoy lleva una hora, cuando salíamos a un remate íbamos de mañana y volvíamos a la noche. Eso fue un poco mis inicios de empezar a escribir…
- ¿Qué edad tenía?
– Tendría 18 años. En aquel tiempo no había un cronista especializado para cada tema, me acuerdo que el cronista que hacía deportes luego en la hora de cierre de la edición terminaba haciendo sociales o policiales o lo que fuere.
- ¿Llegó al diario por necesidad de trabajar o porque ya la tiraba el periodismo?
– Me tiraba, porque mi padre trabajó en ese medio 40 años o más, era fotógrafo. Mi padre falleció cuando yo tenía 8 años, así que había una vinculación. Y ahí empecé, fui recorriendo todas las secciones en el diario. En aquel tiempo, por el 70 y pico, la fotografía en el diario era una nota, eran tiempos que salía con un rollito de 8 o 10 fotos, que era lo que había, y 3 o 4 tenían que ser publicables. Así me fui insertando en lo que era el periodismo…
- Hay un debate eterno sobre quién es periodista, hay quienes sostienen que es solo aquel que trabaja en la gráfica, dejando de lado a quienes trabajan en la radio o en la televisión, ¿qué opina sobre eso?
– La gente que trabaja en radio y en televisión de repente tiene que hacer muchas más preguntas y está mucho más limitado en el tiempo que el periodista que trabaja para un medio escrito. Ellos tienen sus minutos o sus segundos y la imagen lo está apurando. Entonces, para mí son todos periodistas, somos todos iguales.
- ¿Qué es más importante, la academia o la experiencia?
– En mi caso fue la cancha, porque estamos hablando de 40 y pico de años atrás cuando se escribía a mano, porque no había una máquina de escribir, mucho menos grabadores. Me acuerdo cuando íbamos a algún remate, el rematador hacía declaraciones, que habíamos 2 o 3 colegas, y nos hablaba despacio para que pudiéramos apuntar porque no había un grabador, y si lo había, pesaba 10 kilos y se transportaba en una valija, con unas cintas enormes.
Pero también respeto muchísimo el profesionalismo que hoy en día está adquiriendo el ser periodista a través de la academia. Es una carrera que lleva a que el periodista o el comunicador tenga todos los conocimientos y sea un licenciado que aparecen después de recibidos, pero están teniendo ciertas dificultades para trabajar en los medios, hay problemas económicos. Una persona que tiene un título universitario y que estudió, después tiene que vivir, y hoy en día es difícil poder sustentar a una familia con el periodismo.
- ¿Cómo llega a ser corresponsal de diario El País?
– Mi relación con el diario El País se inició por julio del 85. Me llama la señora Natalie Scheck, que integra el directorio del diario y es directora de la revista Paula, en aquellos años vivía en Salto, yo no la conocía, me llama y me dice, “Pérez, yo quiero que usted trabaje con nosotros”, la verdad que me sorprendió, “quiero que usted vaya al diario”, ya tenía los pasajes en la mano, “quiero que vaya a la sección Rurales, hable con fulano, mañana lo van a estar esperando”.
En aquel tiempo El País copaba todo el interior y tenía aquel famoso eslogan, “El país se salva con el agro o con él perece”, entonces aquello era una máquina de información. Me conocían de mi trabajo en las exposiciones, en aquellos años lo que importaba mucho era la foto en las exposiciones, las cabañas eran como ahora, muy exigentes, la información también tenía que estar en el día.
Después empezaron a decirme, “hay unos temas policiales”, y después llegaron los temas políticos. Con las noticias políticas y policiales empecé otro campo que descubrí y en el que me fui insertando, algo que me llevó un gran esfuerzo porque seguir a un político en aquellos tiempos cuando venían, se enojaban por alguna pregunta. Siempre con el asesoramiento de quien era jefe de redacción o de alguna sección, ahí me fui formando.
- Cuando desde Montevideo se busca determinada noticia, suelen enviar al periodista como carne de cañón. ¿Cómo se enfrenta esa situación?
– De distintas maneras, hay por lo menos dos opciones. Una es escuchar, porque sobre todo el político al llegar un momento crucial de su campaña y cuando sale al interior, siempre va a tirar algo, sin que le pregunten. La otra es esperar a que termine un acto o alguna reunión, y preguntarle. Algunos se ofuscan, otros tienen la suficiente habilidad para esquivar o responden lo que uno quiere saber. Pero la situación más difícil es cuando el político viene, hace una conferencia de prensa con público, y el periodista siente la presión, porque si la pregunta es a conveniencia o como para desacreditar a otro, es festejada. Así que según la pregunta que se haga, te aplauden o te defenestran.
- ¿Cómo ha logrado amoldarse a estos cambios tecnológicos? ¿Cómo fue pasar de las anotaciones en la libretita en los remates a llevar la netbook a las sesiones en la Junta Departamental para que la noticia esté al instante?
– Fui linotipista en Tribuna también, así que escribía en plomo en una máquina que pesaba 1.500 kilos, con 90 teclas, aún tengo algunas señales del plomo cuando saltaba. Después seguí con una maquinita de escribir, que fue mi primera herramienta cuando ingresé a El País, una Olivetti 82, portátil, una valijita verde, que creo que aún conservo. Era lo que teníamos.
La gran dificultad era después de escribir que teníamos que llegar a tiempo a las 12 para mandar todo el material en la Onda. Si no, teníamos que ir a Antel en calle Asencio que recién se había inaugurado, para hablar por teléfono, porque no había teletipo, ni fax, no había nada. Entonces, luego de una espera de casi 2 horas para que hubiera línea, le dictaba la nota por teléfono a otra persona que estaba en la redacción de El País.
Así trabajé hasta que vino un teletipo al Hotel Los Cedros, pero nunca llegamos a usarla porque tampoco funcionó. Así que la primer tecnología que se incorporó fue el fax, todo un adelanto. Después apareció un sistema computarizado, que era por línea telefónica, que era bastante dificultoso. Luego llegamos a lo que es hoy. Todo ha sido un proceso.
- Hoy con las nuevas tecnologías los tiempos se han acortado tanto que la noticia es al instante y en forma permanente.
– Y sí, si ya antes corríamos detrás de la noticia, hoy volamos, y a toda hora. Hoy el celular termina siendo una herramienta que podemos utilizar hasta para un texto corto. Es asombroso mirando para atrás a lo que hemos llegado.
- Con estos avances tecnológicos, donde cualquiera sube una noticia a las redes sociales al instante, ¿no está en peligro la existencia del periodista?
– Desde mi manera de ver, pienso que el periodista no está en vía de extinción, por lo menos los medios y las empresas serias buscarán cómo contrarrestar ese efecto, porque es cierto, si hubo un accidente en la esquina, el vecino lo subió a Facebook o por Twitter y ya es una noticia. Ahora también, muchas veces hay que ver si es creíble lo que ese corresponsal está enviando, hay que saber distinguir si la fuente es seria, si la escena no fue montada, si ocurrió en ese momento o fue el día anterior. Así que por eso, para muchos es cierto, puede estar en riesgo su trabajo…
- Últimamente se vienen enojando mucho con los periodistas, la culpa termina siendo de quien da la información, ¿cómo maneja esto?
– Si la situación se originó y salió publicada, el que se enoja o se siente molesto tendrá que recapacitar. En mi caso, por ejemplo, nunca fui a un juzgado, a no ser para cubrir una noticia. Si alguien se ha sentido molesto, le he explicado que se comunicara con el editor, que han sido muy pocos los casos. Nunca recibí una observación o me dijeron, “mirá que pifiaste y pusiste mal esto”…
- Incluso a veces una fuente se arrepiente y enseguida aclara que él nunca dijo lo que salió publicado, atacando de esta manera la credibilidad del periodista…
– El “yo no dije” es muy común, o “interpretaron mal”. Pero hoy eso ya es más difícil porque aunque no se vea un grabador, alguien lo está grabando. Es lo que estamos viendo hoy en día, y nos estamos enterando de mucho más cosas por esas ocasionales grabaciones de audio o de video que se registran.
- ¿Cómo ha visto al periodismo salteño en este transcurrir de los años?
– Antes no había los medios como para interiorizarse permanentemente de lo que ocurría en el mundo y en el departamento. Antes había que sudar, no había las comodidades que hay hoy, muchas veces ni ventilador teníamos y había que trabajar igual con altas temperaturas. Era un esfuerzo que llevaba que al final de la jornada quien iba a hacer una nota, una foto o a cerrar el diario, era todo un esfuerzo. De alguna manera había un esfuerzo personal, hablo por las personas que conozco, había gente que arrancaba al mediodía y se iba a la 1 o a las 2 de la madrugada, y si había algún acontecimiento social, por ejemplo, y si ese evento terminaba a las 5 de la mañana, ese evento tenía que estar. Hoy es todo más automático.
- ¿Se acuerda de alguna anécdota, luego de tantos años de trabajo?
– Cuando trabajaba en Tribuna, uno de los periodistas de cierre que había, que quedábamos hasta las 3 de la mañana, no sé en qué radio –creo que fue en un radioaficionado- escuchó que encontraron vivos a Canessa y a Parrado, sobrevivientes de Los Andes. Fue una noticia que dimos en Tribuna Salteña casi en directo…
- ¿Ahí se dio el famoso “paren las rotativas”?
– Exactamente. Hubo que cambiar y sacar material, fue todo muy emotivo.
- Después de todos estos años, ¿cómo se siente con el periodismo?
– Bien, y ya sabiendo que estoy jugando los descuentos, pero es lo que me mantiene. No me cuesta saltar de la cama cuando me entero de una información que amerita salir a buscarla, no me pesa. Ha sido mi vida, y es lo que me mantiene con las mismas ganas del primer momento.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“Me hice una barra tan grande de amigos acá que aunque nunca me olvido de Minas, me siento salteño”

Entrevista a Uruguay Somma

El Cr. Uruguay Somma es oriundo del Departamento de Lavalleja, pero por esas raras vueltas de la vida, recaló laboralmente unos años en Salto, tomando la decisión junto a su esposa en el año 2011, de venirse a vivir definitivamente a nuestra ciudad para estar junto a sus hijos, nietos y bisnieto. En diálogo con EL PUEBLO, recuerda su vida con lujo de detalles, de lo que esta entrevista no es más que un breve relato.

- Acaba de cumplir 50 años de haberse recibido como Contador Público, ¿qué es lo primero que le viene a la memoria luego de tanto camino recorrido?Uruguay Somma (1)
– Lo primero que me llega a la memoria es cómo trabajé para recibirme, esa es una cosa que siempre he tenido muy claro. Cuando tenía 20 años terminaba 4º año y vivía en Minas. Nací en Montevideo pero me crié en Minas y me considero minuano de corazón. Conseguimos a través de las gestiones que hizo el intendente de Lavalleja que pusieran los Preparatorios en Minas y fui uno de los alumnos fundadores. Llegué a Facultad, y el 1º año lo hice correctamente, di los exámenes, en junio terminé todo y cursé de 2º a 4º trabajando.

- ¿En qué?
– Entré a trabajar en la OSE por aquel intendente que nos había conseguido los Preparatorios, en ese momento era director de OSE. Me dijo, “lo único que le puedo conseguir es un puesto de peón”, “lo que sea, tengo que comer”, bueno, entré de peón, pero como estaba en Facultad, me mandaron a las oficinas. Estuve al principio en el archivo, del que aprendí muchas cosas, como clasificar los expedientes y como se trabaja en un determinado ambiente. Pero uno de los contadores se enteró que yo estudiaba Ciencias Económicas y me pidió, y como peón pasé a trabajar en la Contaduría. Trabajé un tiempo hasta que decidí renunciar. Gané un concurso en CASMU, entré como tenedor de libros con el contador que estaba en la OSE, y que me adoptó como hijo, y yo le respondí como él me trató. Él me apoyó mucho, me pidió que trabajara con él. Empecé a dilatar los exámenes, tan es así, que si bien los 4 años de cursos los hice en los 4 años, demoré 12 años en recibirme. Por eso el otro día cuando hicieron la fiesta de los 50 años, yo era de los cincuentones el más viejo de todos, cronológicamente.

- ¿Y qué pasó cuando se recibió?
– El Director General, el Dr. Alberto Grille, casado con una salteña, me pidió inmediatamente creando el cargo de Contador Adjunto en épocas de la congelación de precios y salarios. Con el nombramiento me duplicaron el sueldo, yo vivía bien con el sueldo de Jefe de Teneduría de Libros, con ese dinero hice la casa en Pinamar.

- ¿Eso en CASMU?
– Así es. Al poco tiempo falleció el Contador General, y había otro contador con quien nos turnábamos en la dirección de la empresa. Y después, el Dr. Grille que me tenía mucha confianza y me apoyaba tremendamente, me hizo nombrar Contador General. En el año 75, CASMU fue intervenido. El Contador que lo va a intervenir me pidió que me quede a ayudarlo, yo le digo que no, porque le pregunté si cuando las autoridades nacionales dijesen que tenía que echar a fulano o a mengano por el partido político al que pertenecían le dije que de eso no participaba y me marché por no apoyar a la dictadura. Más tarde gané un concurso en Salto Grande en Buenos Aires, que fue a donde me fui a vivir, llevé a mi familia para allá. Ahí estaba Perón, que al morir quedó Isabelita de presidente.
Ocupé el cargo de jefe de compras de Salto Grande en Buenos Aires, estuve tres años y medio. Se empezó a ampliar la estructura en zona de obra y se creó el Departamento Financiero Administrativo, entonces el presidente de la Delegación Uruguaya me propone a mí, lo que se acepta, entonces me vengo a vivir a Salto en el año 78. Ahí trabajé muy bien, la gente me apoyó mucho.
Después se creó la Gerencia de Explotación, el Ingeniero Mendizabal ocupó el cargo de Gerente de Explotación ya inauguradas las primeras turbinas y empezando a producir en el año 79. Ahí se empezó también a trabajar en el resto de la estructura, y mi Departamento se dividió en dos, yo quedé en el Departamento Financiero Contable en zona de explotación. Cuando empezó a crecer y se iba a crear la Gerencia Financiero Administrativo en zona de obra, que sería la segunda cabeza por debajo de las Delegaciones, ya en la explotación empezaron los juegos turbios para ocupar los cargos importantes. Cinco argentinos y cinco uruguayos, entre los que estaba yo, fuimos dejados de lado y me fui.
Instalé con mi hija un estudio en Montevideo y nos pusimos a trabajar. Fui a Minas, donde me contrataron una cantidad de empresas. Conseguí empresas también en San José. En fin, comencé a trabajar profesionalmente en forma independiente. En el año 85 CASMU recupera sus autoridades el 3 de febrero, y al día siguiente a las 7 de la mañana, me llaman para decirme “anoche te nombramos Contador General del CASMU, y asesor del Sindicato Médico del Uruguay”. Acepté, empecé a trabajar, y ya en aquel momento dije que aceptaba por 7 años, porque tenía 53 y a los 60 años yo me iba a retirar. Y así fue, a los 60 años presenté la renuncia y me jubilé. Seguí trabajando profesionalmente en el Laboratorio Szabo como asesor y en el resto de las empresas con mis hijos. En ese laboratorio estuve 43 años y medio como asesor.

- ¿Qué recuerdos tiene de los salteños?
– Mire, en el año 82 cuando volví a Montevideo, se produce la resolución en la Facultad de Ciencias Económicas, que había que dar examen de ingreso. Cuatro muchachos de Salto y cuatro de Minas me piden si los ayudo a preparar el examen. Entraron los ocho a la Facultad. Una chica de Salto no siguió la carrera, terminó de psicóloga, Lucía Minutti. Los otros tres, Pablo Gugliermone, Rodrigo Goñi y Pototo Marziotte, y de Minas, cuatro chicas, dos primas, hijas de un amigo y cuando cumplimos ahora los 50 años, una de ellas cumplió 25 años. Fue tal la alegría de encontrarnos que no se imagina. Más allá que la ceremonia fue muy linda, me emocionó mucho, pero el encontrarme con esa chica fue algo maravilloso, la recuerdo con mucho cariño.
Así como también a Adriana Coronel, que trabajó conmigo, la recuerdo y quiero muchísimo porque fue de esos apoyos, sin ningún tipo de condicionamientos, con un sacrificio tremendo, en una época que para mí fue difícil cuando volví en el 82 a Montevideo. Recién en el 88, cuando la presidencia de (Ramón) Vinci en Salto Grande, fuimos reconocidos los cinco que habíamos sido mal echados, y nos pagaron una pequeña indemnización, pero no importa el monto, el hecho fue que hubo un reconocimiento de lo mal que se habían portado con nosotros.
Yo tuve mucha suerte en mi vida, porque siempre conseguí trabajo, porque mi señora y mis hijos me apoyaron absolutamente. Mi hija mayor se ennovió con un salteño, con Julio Mattio, con quien se casó. José Luis se ennovió con Patricia Estévez, que es arquitecta. Mi hija menor era muy chica todavía y se ennovió en Montevideo.

- Cuando se escucha el apellido Somma en Salto, se asocia inmediatamente a la Empresa Somma, viajes, turismo, y usted viene a ser el origen de todo…
– (Risas) Así es.

- Usted nació en Minas, vivió en Montevideo, Buenos Aires, y luego de todas las vueltas que tuvo que dar en su vida, volvió a elegir Salto, ¿por qué?
– Por dos cosas, por un lado, porque mis hijos están en Salto. Cuando me jubilé del CASMU, vendí el apartamento de Montevideo y me compré una casa hermosa en Solymar. Nos fuimos a vivir allí con mi suegra -mi suegro ya era fallecido-, con mi hija menor con su marido y sus hijos. Pero después claro, mi hija menor y su marido hicieron su casita, mi suegra falleció, quedamos solo con mi mujer en una casa enorme. Entonces mi hija menor se divorció y se vino a trabajar con José Luis acá en Salto, y nos dijeron, “por qué no se vienen a Salto también”. Yo realmente cuando viví acá esos cuatro años en el Barrio San Martín, en las viviendas de Salto Grande, viví muy bien, me sentí muy bien en la sociedad salteña, nunca tuve problemas con nadie, nunca nadie me miró como que yo era ajeno al lugar. Nací en Montevideo, me crié en Minas y a los 20 años me fui a vivir a Montevideo, siempre volvía a Minas porque estaba mi madre y dos de mis hermanos. Mi hermano médico estaba conmigo en Montevideo, fue profesor de la Facultad. Minas í es mi lugar de nacimiento, porque es lo que siento, pero Salto es el lugar que me ha recibido con un cariño tremendo.

- Se da cuenta que usted vivió sus primeros años en Minas, donde nace el sol, y termina viviendo en Salto, donde se oculta, todo un símbolo…
– Sí señor. En Salto, cuando volví en el año 2011, por esas cosas de la vida, me encuentro un día con un amigo de Montevideo, que es salteño, y me invita a ir al Club Uruguay a una reunión con unos amigos. Entro, y me presentan a dos médicos. Yo había estado en el CASMU añares, para mí los médicos son como si fueran hermanos. Uno de ellos me pregunta si yo era algo del doctor Raúl Somma, “si, mi hermano”, pero me dio un abrazo que me trajo a mi hermano acá (señala su corazón), mi hermano murió en el año 99. Cuando este médico me dio el abrazo, dejó a Raúl en mi corazón, que fue mi gran hermano. Y me cuenta que fue su profesor y el profesor de su señora. Y entonces vinieron todos los que estaban ahí a saludarme, desde entonces tengo una barra tan grande de amigos, de gente que sé que me quiere y yo los quiero, y eso es también porque tengo a mis hijos acá, por eso me vine, por mis hijos, por mis nietos, y por mi bisnieto. Me hice una barra tan grande de amigos acá en Salto que ahora, aunque nunca me olvido de Minas, me siento salteño.

Perfil de Uruguay Somma

Casado. Tiene tres hijos, ocho nietos y un bisnieto. Es del signo de Cáncer. De chiquito “ayudaba a mi madre que era inválida debido al reuma, y cuando tuve 9 o 10 años empecé a ir a la farmacia a ayudar a mi padre, que era boticario al estilo antiguo. Mi padre era como si estuviera dios adelante mío, hombre de una bondad impresionante. Murió muy joven lamentablemente. Cuando tuve 12 años, empecé a armar unas fichas para llevar las cuentas de los deudores, entonces usted se da cuenta que yo no sabía qué quería ser, pero hacía eso, así que inconscientemente estaba enfilando mi vida”.
Es hincha de Nacional, “porque mi padre era compañero de Scarone”.
¿Una asignatura pendiente? Como siempre tuve problemas en los oídos, nunca supe bailar, y mi pobre señora quedó siempre colgada en los bailes (risas). ¿Una comida? Las pastas y los dulces.
¿Un libro? Un libro sobre la historia nacional, narrada por una vieja profesora de Minas, Blanca Rosa Villalba, que comenzaba diciendo, “si crees que tu Patria es chica, conoce a Artigas y la sentirás crecer”.
¿Una película? Lo que el viento se llevó. ¿Un hobby? “Jugar al hockey sobre patines… (ante mi mirada atónita, agregó enseguida) de joven, claro está” (risas) Hoy es la lectura.
¿Qué música escucha? La ópera.
¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.
¿Qué no le gusta de la gente? El egoísmo y estar permanentemente buscando la manera de molestar al otro.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“La mejor forma de ayudar a la gente es administrando bien los dineros de los uruguayos, con honestidad, transparencia y capacidad”

Entrevista a Edgardo Novick

Edgardo Novick, volvió a Salto ya como candidato presidencial y con partido propio, el Partido de la Gente (PG). En esta entrevista con EL PUEBLO da su punto de vista de aquello que se necesita cambiar para que los uruguayos vivan mejor.

- Usted estuvo por primera vez en Salto en octubre de 2015, ha pasado mucha agua bajo el puente desde entonces, ¿ya logró pararse en la escena política del país como candidato presidencial? ¿Cómo evalúa este tiempo transcurrido?

– A pocos meses de la elección departamental de Montevideo me llamó un grupo de jóvenes de Salto.

Perfil de Edgardo Novick Casado, tiene 4 hijos. Es del signo de Escorpio.  De chiquito quería ser comerciante.  Es hincha de Peñarol. ¿Una asignatura pendiente? No tengo.  ¿Una comida? Canelones de mi madre y asado hecho por mí.  ¿Un libro? La vida es mi libro de cabecera, todos los días la leo.  ¿Una película? “El dormilón” de Woody Allen.  ¿Un hobby? Ir a ver basquetbol.  ¿Qué le gusta de la gente? Cuando es agradecida. ¿Qué no le gusta de la gente? La falsa humildad.

Perfil de Edgardo Novick
Casado, tiene 4 hijos. Es del signo de Escorpio.
De chiquito quería ser comerciante.
Es hincha de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? No tengo.
¿Una comida? Canelones de mi madre y asado hecho por mí.
¿Un libro? La vida es mi libro de cabecera, todos los días la leo.
¿Una película? “El dormilón” de Woody Allen.
¿Un hobby? Ir a ver basquetbol.
¿Qué le gusta de la gente? Cuando es agradecida. ¿Qué no le gusta de la gente? La falsa humildad.

Hicieron una reunión que fue muchísima gente, por eso digo que Salto dio el puntapié inicial donde la gente decía, “hay que hacer un partido nuevo, queremos votar algo nuevo, estamos cansados de la izquierda, de la derecha, estamos cansados de la ideología”, se viene un gobierno de gestión.
Y después avanzamos. Primero apostamos a la Concertación, o sea, una coalición como el Frente Amplio donde estuviéramos todos los partidos políticos de oposición, pero al resto de los líderes políticos, blancos y colorados, no les pareció buena la idea, y así la gente empezó a decir durante el 2016, “y bueno, hagamos un partido nuevo”.
El PG se fundó hace 10 meses, ya tenemos varias agrupaciones nacionales, tenemos agrupaciones departamentales y más de una en los 19 departamentos del país, tenemos grupos de mujeres en muchos departamentos, jóvenes que se están reuniendo y comunicando por las redes sociales en todos lados, tenemos 24 equipos de trabajo en las áreas más importantes del país haciendo nuestras propuestas y lineamientos sobre el país.
Todo eso, lo hicimos en solo 10 meses. Es lo que decimos siempre, este es el ritmo que yo le quiero poner al partido, este es el ritmo que yo le quiero poner al país, hay que cambiarle el ritmo. El mundo cambia rápido y los uruguayos estamos lentos, hay que innovar, hay que progresar, hay que abrirse al mundo, y eso es lo que nosotros estamos proponiendo a los uruguayos.

- Cuando usted apareció, con claras raíces coloradas, podía llegar a pensarse que ahí estaría su base electoral. Sin embargo, hemos visto en Salto, hasta el momento, 3 grupos de ediles y dirigentes ex frenteamplistas trabajando en el PG, ¿cuál es la orientación ideológica que propone que atrae a gente tan distinta?

– En nuestra candidatura a la intendencia de Montevideo dijimos, “no venimos a cambiar tu ideología, venimos a cambiar Montevideo”. Para el país es lo mismo, no venimos a cambiar la ideología de nadie, venimos a cambiar el país.
El mundo cambió, basta de izquierda extrema y de derecha extrema, que han dividido a los uruguayos. Todos tenemos parientes y amigos de izquierda, de derecha, se han peleado siempre, y no es por ahí el camino.
La gente en el mundo ya está cambiando, la gente quiere administradores, gente que gestione bien, porque la mejor forma de ayudar a la gente, es administrando bien los dineros de los uruguayos, con honestidad, con transparencia, con capacidad. Ahí es donde decimos, si ser de izquierda es ayudar a los más débiles, distribuir mejor la riqueza, dar enseñanza a los jóvenes y a los niños en los barrios más humildes, entonces somos de izquierda.
Ahora, si dar una batalla firme contra la delincuencia y terminar con el narcotráfico que está arruinando familias enteras es ser de derecha, bueno, somos de derecha.
Acá hay que hacer las cosas bien, es la forma que tenemos de mejorar al país. Hay que administrar al país como cualquiera administra su empresa o a su familia. Un ama de casa sabe cuánto dinero le entra y no puede gastar más de ese dinero, porque si no se va a endeudar.
Y si ahorra algún pesito, va a poder ayudar a su familia. En el país tenemos que poner gente capacitada y gente honesta.

- Eso en caso que haya trabajo, porque según usted, en Salto tendríamos un índice de desempleo del 30%. El Pit Cnt local ha llegado a reconocer un desempleo del 20%…

– Hoy las cifras oficiales en Salto indican que el desempleo es del 20%, pero nosotros creemos que andan más cerca del 30%. Hoy se está reviendo en el mundo la forma de cómo se mide la falta de trabajo. Le explico. Me encontré en Salto con mujeres mayores de 40 a 45 años que me dicen, “cerró la fábrica donde trabajaba, cerró el comercio, y ya nadie busca o pide trabajo para mujeres mayores de 40 años.
¿Cómo voy a educar a mis hijos? ¿Cómo le voy a dar de comer? Entonces, yo ya dejé de buscar trabajo”.
Esa mujer, no es una desocupada para el sistema, no figura porque no pide trabajo y el que no pide trabajo no es un desocupado por estar afuera del sistema.
Los jóvenes que ya saben que no van a encontrar, tampoco piden o buscan trabajo, más del 20 a 25% de los jóvenes están sin trabajar. Esos tampoco son desocupados para el sistema.
Ayer estuve en varios barrios hablando con gente, y les preguntaba, “vos, ¿de qué trabajás?”, “no, yo no tengo trabajo”, “pero, ¿hacés algo? ¿De qué vivís?”, “y hago alguna changuita, voy a llevar a un amigo, voy a una obra, le arreglo la casa a una señora, le corto el pasto”, y muchos que se la rebuscan igual, esa gente no es desocupada para el sistema.
Si uno hice una changuita en los últimos 30 días, no figura como desocupado. Calculo que es un 10% que está en esa situación, sumado al 20% oficial, hoy Salto, que es uno de los mejores departamentos del Uruguay, que tiene buenas tierras, que tiene muchos trabajos, como el hortícola, el ganadero, es un departamento de turismo con termas, ¿30% de desocupación? Es mucho.

- En caso que sea electo presidente en 2019, ¿con qué país piensa que se encontrará?

– Lo venimos diciendo hace tiempo, Mujica nos dejó el peor país de la historia, la peor educación de la historia del Uruguay, país donde nos jactábamos de tener una buena educación y hoy tenemos de las peores de Latinoamérica.
Los chicos terminan la escuela con dificultades para leer y escribir, en los hogares más humildes la mitad no termina 3º año de liceo, y 9 de cada 10 jóvenes no terminan Secundaria.
O sea, una educación espantosa.
Seguridad, cada vez hay más rapiñas, más hurtos, asesinatos donde aparecen chicos incendiados adentro de un auto, descuartizados o que hay sicarios donde los jóvenes se mandan asesinar. Cada vez hay más violencia doméstica hacia mujeres, hacia niños e inclusive hacia hombres, que muchos de ellos no denuncian.
Empresas públicas fundidas, todo eso se inició con el gobierno de Mujica, y lamentablemente la gente votó a Vázquez para que cambie y hoy sigue mandando Mujica, y más ahora con la salida de Sendic, donde la señora Topolansky es la vicepresidenta y el MPP tiene un senador más y un diputado más, por lo que me pregunto, ¿dónde está hoy el poder? ¿Está en Suárez y Reyes o está en la chacra de Mujica y de la señora Topolansky?
Ese es el Uruguay con el que nos encontramos, el que yo digo que hay que reformular de manera urgente, hay que darle trabajo a la gente, no hay nadie que esté pensando dónde van a trabajar los niños y los jóvenes cuando ingresen al mercado laboral. Hoy Salto tiene un 30% de desempleo, ¿alguien está pensando cómo revertir eso? ¿Alguien está pensando cómo hacer para que haya trabajo en Salto y en esta parte del país?
El gobierno de Montevideo está de espalda a lo que pasa en el interior y sobre todo en el norte del país, y no alcanza con una reunión de ministros. Ponen un carpita, doy la charla, salgo de la carpa, me subo al auto y me voy. No, hay que hablar con la gente, hay que conocer los problemas de la gente, que es dura. Hay 200 mil jubilados que ganan alrededor de $10 mil y muchos de ellos tiene a una o dos personas a su cargo, no les da para comer, ¿alguien se está preocupando por toda esa gente? El gobierno de izquierda dijo que iba a preocuparse por los pobres y cada vez hay más asentamientos. Mire, hablo y me compenetro porque lo he vivido, lo he sentido…

- ¿Y cómo se cambia eso?

– La primera cosa que uno aprende estando con la gente –porque como siempre digo, hay problemas que son de todo el país, hay problemas que son de cada pueblo y hasta de cada barrio-, porque hay que escucharla, porque a veces tienen la idea de cómo se arreglan las cosas.
Pero acá en Salto, hay que administrar mejor los dineros de la intendencia para poder hacer las cosas que hay que hacer en la ciudad. Muchos trabajadores pagan muchos impuestos y dónde está todo ese dinero si ni siquiera arreglan las calles, tenemos las calles llenas de pozos, y hay accidentes todos los días por el tema de los pozos. Hay muchos barrios sin iluminación, ¿dónde está el trabajo ejecutivo?
¿Sabe cuál es nuestra ideología? Nuestra ideología es el trabajo.
¿Y sabe cómo hay que comenzar a cambiar el Uruguay? La primera cosa, hay que hacer acuerdos internacionales con todos los países del mundo que se pueda, y no importa que sean de izquierda o de derecha, sea Estados Unidos o China, Japón, Francia, Rusia, no importa, yo le voy a vender el trabajo de los uruguayos.
Hay que cambiar la educación de los jóvenes de forma urgente, hay que prepararlos para el trabajo y para el futuro. Casi el 57% de los jóvenes no están capacitados para ingresar al mercado laboral, ¿qué hay qué hacer? Primero, enseñarle inglés, los chicos de 15 años tienen que saber inglés perfecto, no puede ser solo para los que pueden pagar los colegios privados bilingües. La gente humilde tiene que saber inglés y desde chico. Tienen que saber computación, programación, que aparte a ellos les gusta. Sabiendo inglés perfecto y programación, cualquier joven de 15 o de 16 años está preparado para trabajar en el mundo desde Salto, desde su casa. Hay que implementar el teletrabajo.
Tercero, hay que poner gente capacitada y honesta en las empresas públicas, no importa si son de izquierda o de derecha.
Hay que terminar con la corrupción, y la forma de terminar con la corrupción es la transparencia.
Si yo tengo un cargo público, y voy a comprar un cuaderno por licitación o compra directa, debo subirlo a la web, hay que ser transparente. Si no tenemos nada que ocultar, ¿por qué no lo vamos a subir a la web?
Y cuarto, bajar los impuestos. Los trabajadores, los pequeños comerciantes y productores, están asfixiados con tantos impuestos, con el IRPF que cada vez les saca más dinero.
Y por otro lado, los asalariados no llegan a fin de mes porque no les alcanza el dinero, vivimos en un país caro donde la luz, el agua, el teléfono son caros, tenemos el combustible 50% más caro, ¿se puede competir así? Hay que bajar ya los impuestos.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“En la oposición hay gente que piensa que va a ganar por inercia… porque nos va a caer el triunfo en las manos como la fruta madura que cae del árbol”

Gonzalo Mujica tiene una larga historia de militancia antes, durante y después de la dictadura, y durante los últimos períodos legislativos fue diputado electo por el Frente Amplio, siempre con una visión crítica de la interna partidaria con responsabilidades de gobierno. Recientemente dejó su banca en el Parlamento tras votar la conformación de algunas comisiones investigadoras que según él, terminarán en denuncias penales y que el gobierno pretendía ocultar. Hoy desde el llano se encuentra en otra tarea, la que comparte con los lectores de EL PUEBLO.
- Una vez que entregó su banca al Parlamento comenzó a recorrer el país, ¿con qué objeto?
– El sentido de esta recorrida es encontrarnos con la gente y charlar un poco sobre la necesidad de que haya un

Perfil de Gonzalo Mujica Divorciado, con dos hijos (Marcela y Joaquín). Es del signo de Géminis. De chiquito quería ser médico. Es hincha de Peñarol. ¿Una asignatura pendiente? La medicina. ¿Una comida? Pescado. ¿Un libro? “Ser y tiempo” de Martin Heidegger. ¿Una película? Regreso sin gloria. ¿Un hobby? Caminar. ¿Qué música escucha? Blues. ¿Qué le gusta de la gente? Observarla y escucharla. ¿Qué no le gusta de la gente? La ignorancia y la falta de respeto.

Perfil de Gonzalo Mujica
Divorciado, con dos hijos (Marcela y Joaquín). Es del signo de Géminis. De chiquito quería ser médico. Es hincha de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? La medicina. ¿Una comida? Pescado. ¿Un libro? “Ser y tiempo” de Martin Heidegger. ¿Una película? Regreso sin gloria. ¿Un hobby? Caminar. ¿Qué música escucha? Blues. ¿Qué le gusta de la gente? Observarla y escucharla. ¿Qué no le gusta de la gente? La ignorancia y la falta de respeto.

cambio de gobierno en 2019, pero que ese cambio tenga soluciones a varios problemas nacionales que son muy importantes. Eso es lo central. Hay una serie de políticas públicas que deben ser acordadas previamente entre los partidos. No estoy hablando de un solo programa para todos, estoy hablando que en el programa de cada uno se pongan algunos temas en común, porque además el próximo gobierno probablemente no tenga mayoría parlamentaria. Por lo tanto, para poder llevar adelante cierta política pública va a necesitar tener el respaldo de otros partidos, y me parece muy importante que ese respaldo se pueda comprometer antes del período electoral y ante la ciudadanía.
- ¿Estos acuerdos programáticos tienen que darse en la órbita de la oposición o también puede participar de los mismos el Frente Amplio?
– Si el FA se quiere incluir en cualquiera de ellos, bienvenido sea…
- Le pregunto porque también existe la posibilidad que el FA vuelva a ganar las elecciones…
– Claro, puede pasar, sin duda. Lo que veo es que el FA no quiere discutir acuerdos programáticos internos, porque en todos los temas nacionales, donde vayan a una discusión interna sobre qué quieren hacer, muy probablemente se divida. Entonces, sustituyen esa discusión discutiendo qué hacer para ganar las elecciones en 2019, porque el objetivo que los une es mantenerse en el gobierno.
Hace unas horas venimos de incorporar en la zona de frontera con Brasil la temática de la política de fronteras, y encontramos interés en varios partidos de la oposición de acordar una política de fronteras en común. Estuvimos conversando en el IMAE que se inauguró pese a la oposición del gobierno, sobre la necesidad de implementar políticas en relación a la vecina Concordia. Se estaba hablando de un puente peatonal, se está hablando de permitir la navegación mediante esclusas a lo largo del río Uruguay hacia el norte. Estas cosas que si bien son políticas que atañen a un departamento o a una zona del país, para llevarse adelante requieren amplios acuerdos políticos.
- Usted unió dos temas, políticas de frontera y salud. Pero de nada servirá trabajar sobre la construcción de un puente vecinal y quedar a 5 minutos del centro de ambas ciudades si en el paso de frontera trancan a la ambulancia con un paciente grave, hay que trabajar también en esa burocracia…
– Ni qué hablar, tampoco digo que el puente vecinal resuelva todo. Lo que digo es que es un tipo de política que puede involucrar a todos los partidos aunque en otras políticas no estén todos de acuerdo. Y para esto se necesitan acuerdos nacionales fuertes porque si no los Cancilleres negocian desde posiciones de debilidad, y sobre eso ya hemos visto a nuestro Canciller negociando sin respaldo de su propia fuerza política, y por lo tanto, se le va a complicar mucho cuando quiera avanzar en cualquier tema. De todas maneras, son ejemplos de la necesidad de que los partidos puedan discutir a priori sobre estos temas que planteo.
- ¿Cuáles serían los lineamientos generales de los temas que plantea discutir?
– Básicamente en política exterior hay que hacer una revisión profunda del tema MERCOSUR, y hay que hacer un planteo formal en el seno del MERCOSUR de que las condiciones actuales no le sirve a Uruguay e incluso poner plazos perentorios para que se rediseñe el acuerdo de modo que nos permita ganar zonas de autonomía para poder buscar la mejor inserción mundial que nos convenga.
En materia de educación, hay que ir a un cambio profundo en todo lo que es la matrícula, el plan de estudios a nivel de Primaria y Secundaria, una currícula común de 3 a 18 años. Hay que lograr una autonomía mucho mayor de los centros educativos y un arraigo definitivo de los docentes en cada centro para que puedan estructurarse planes de mediano y largo plazo en cada lugar.
En el plano de la seguridad, hay que ir a una política de tolerancia cero con el micro delito; es decir, no con el delito de las grandes bandas sino con el delito de los que entran a una casa a sacar una computadora, como el que le tironean una cartera a una mujer por la calle, del que roba una bicicleta, que hoy por hoy la policía cuando se lo denuncia lo registra y no lo investiga, no lo persigue, es el delito que más inseguridad genera, y es el delito que debería ser eje de todo el despliegue policial a lo largo y ancho del país.
Aparecen además nuevas modalidades delictivas, como el abigeato con cambio de caravanas, que es distinto del abigeato al que estábamos acostumbrados del carneo a campo del ganado robado. Esto es el traslado de bolsas con caravanas de un departamento a otro para caravanear ganado robado con caravanas legítimas de un hacendado que está en el negocio y vendérselos a un frigorífico siendo ganado robado pero vendido legalmente. Este tipo nuevo de abigeato tiene una doble problemática, porque no solamente afecta al productor al que le roban el ganado, sino que además, afecta al principal elemento de competitividad en el mercado mundial de las carnes uruguayas que es la trazabilidad, porque donde se sepa que la trazabilidad no es confiable porque las caravanas se roban y se cambian, adiós trazabilidad. Este tipo de delito es gravísimo, y sobre eso no hay nada hecho y no hay nada planificado. Y podríamos seguir en distintas áreas, pero a la pregunta de por dónde van a ir las propuestas programáticas, creo que estos son ejemplos posibles.
- Usted dijo en una entrevista en diario El País, antes de renunciar a su banca, que la oposición está jugada no a ganar sino a que el gobierno pierda.
– Estoy absolutamente convencido que en la oposición hay gente que piensa que va a ganar por inercia…
- ¿En base a denuncias?
– O en base a que vienen tan desgastados que al final vamos a terminar ganando porque nos va a caer el triunfo en las manos como especie de fruta madura que se cae del árbol. Así no. Hay que ganar proponiéndose ganar, y generar una alternativa creíble para la opinión pública. Y la alternativa creíble se construye, entre otras cosas, edificando puentes programáticos entre los partidos que le den a la opinión pública la seguridad de que hay ciertos compromisos que se van a cumplir. De lo contrario me parece que entramos en una discusión muy vacía, y en esos casos quienes apuestan a la inercia se pueden llegar a encontrar con la sorpresa de que la inercia haga ganar nuevamente al FA.
- ¿El país necesita de un recambio de ideas o también de líderes? Le pregunto porque vuelve a figurar José Mujica como posible candidato presidencial.
– Pepe todavía no se sacó de su propia lista, me parece que él está pensando todavía en la posibilidad de candidatearse, lo vengo diciendo hace tiempo…
- Él se iba a ir del Parlamento en abril del año pasado…
– Sí, hace mucho que se estaban por ir todos, pero el único que se fue fui yo…
- Y también Agassi.
– Es cierto, Agassi también se fue el año pasado. Todos vienen diciendo hace años que se van el mes que viene, pero todos encuentran siempre alguna razón para quedarse. Pero más allá de eso, yendo al tema de las candidaturas, lo que el país necesita es una renovación de propuestas políticas, no es tan importante qué edad tenga el candidato, porque un candidato joven que apoye un programa viejo, no va a cambiar nada. Y un candidato mayor de 80 años que se comprometa con un programa al cambio, va a cambiar el país. Tampoco importa si el candidato es varón o mujer, como si eso fuera un tema que transforma todo. Si es una mujer comprometida con el mismo programa del FA de hace 30 años, no va a cambiar nada. Acá la discusión debe ser sobre la propuesta política. La pregunta es, decime qué vas a hacer con Uruguay, no decime qué edad tenés o a qué sexo pertenecés, porque de esa manera se desvirtúa el debate político.
- ¿La lucha de toda una vida se puede resumir en 6 minutos? Ese fue el tiempo que se tomó en su última intervención al renunciar a su banca.
– No los conté, pero bueno, intenté resumir dos preguntas básicas y decir dos cosas esenciales, por qué me voy y a qué me voy. Y dije que me iba porque el FA se ha anquilosado y el país está trancado, y no hay interés en discutir cambios en el programa porque esa discusión divide al FA, por lo tanto se arriesga a perder y el objetivo es ganar a cualquier costo. Después dije que hubo un cambio en la ética de la izquierda, hablé de una lumpenización de la ética de la izquierda. Dije que cuando se empieza a argumentar con que lo que yo hago está mal pero también lo hicieron los otros, se cae en una lumpenización de la ética. Finalmente dije que me iba también para hacer esto que estoy haciendo ahora, para recorrer el país presentándole a la población la posibilidad de interpelar al sistema político a partir de propuestas políticas concretas.
- ¿Pero por qué entregó su banca? Podría hacer esto mismo manteniéndola.
– Yo considero que la banca pertenecen a los partidos, y me quedé unos meses después de irme del FA para votar las investigadoras, que eran las que tenían que salir porque si no, no teníamos lo que estamos teniendo ahora, información, y lo que va a haber luego de todo esto, que van a presentarse unas cuantas denuncias penales.
El FA estaba muy enojado porque quería contar con un voto de yeso, y sobre todo estaban enojados porque me quedé a votar las investigadoras, porque si me hubiera quedado a votar cualquier otra cosa, no les hubiera molestado tanto. Cuando una persona se retira de un lema hacia otro, o se retira de un lema y queda independiente, debe entregar la banca porque la banca la gana en la elección los partidos. Las bancas se ganan en la cancha y no en la liga.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (1)

“Quien quiera realmente a los animales, lo menos que va a querer es que su perro tenga una leishmaniasis”

Entrevista a Yester Basmadjián

En el marco del seguimiento de la Norma Ambiental ISO 14001:2015, Hygies organiza cada año una actividad con un especialista externo, en este caso fue invitada la Dra. Yester Basmadjián, que es profesora del Departamento de Parasitología y Micología de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República para dar una charla sobre la “Situación Epidemiológica en Uruguay”, poniendo énfasis en la leishmaniasis. Previo a la misma, dialogó con EL PUEBLO.

- ¿Cómo estamos hoy con el tema de la leishmaniasis tras haber estado un año en estado de emergencia decretada por el Ministerio de Salud Pública?

Yester Basmadjian y Francisco Cano

Yester Basmadjian y Francisco Cano

– La detección de la leishmaniasis canina ya lleva dos años, fue en febrero de 2015. El Ministerio de Salud Pública declaró un estado de emergencia durante un año en la ciudad de Salto. En ese momento solo había perros infectados en la ciudad de Salto y a partir del año pasado se encontraron perros infectados en la ciudad de Bella Unión, y por las últimas informaciones ministeriales que supe, se diagnosticaron más de 300 perros infectados, de los cuales, las medidas de eutanasia no se aplicó en el 100%. Se aplicó aproximadamente en un 90% la eutanasia a los perros, pero todavía quedan algunos perros infectados vivos.

- ¿La única solución es la eutanasia?
– No, no. No es la única solución, pero estamos hablando de una patología que es una zoonosis, que es muy grave tanto para el perro infectado que cuando es sintomático sufre mucho. No es agradable tener un perro con leishmaniasis. Quien quiera realmente a los animales, lo menos que va a querer es que su perro tenga una leishmaniasis. Y en humanos es una patología grave también, muy grave, que sin tratamientos es mortal en el 90% de los casos.
Lo digo muchas veces, se lo digo a mis estudiantes de Facultad de Medicina, no estamos acostumbrados en Uruguay a que una enfermedad parasitaria tenga tan alta mortalidad. Nuestras enfermedades parasitarias nos dan problemas de morbilidad. Hay gente que muere por parásitos, obviamente, pero nunca en el 90% de las personas que se infectan.

- ¿Qué tiene que pasar para que una persona se contagie de un perro enfermo?
– No se contagia del perro enfermo, el perro no contagia directamente a la persona por la convivencia. Esta es una enfermedad de transmisión vectorial. Eso quiere decir que hay un insecto que transmite el parásito. Las personas se infectan porque el insecto es un flebótomo, la especie “lutzomyia longipalpis”, un insecto que se detectó en el año 2010 en el departamento de Salto, no existía previamente. Ese insecto infectado tiene que picar a una persona y transmitirle de esa manera el parásito. El tema es que el perro es la fuente de infección de parásitos para los flebótomos.

- ¿Sólo perros? Le pregunto porque acá entró en debate también el rol que podían terminar jugando los animales del zoológico sobre si podrían infectarse…
– No sé por qué entró en debate el tema del zoológico. En realidad creo que el zoológico vino a colación porque hay como una nebulosa. En el zoológico fue donde se encontró el primer flebótomo del país, pero eso no quiere decir que todos los animales sean reservorios. Perdone que me voy a ir un poquito de la pregunta, pero es para que entiendan, cuando uno habla de leishmaniasis o Leishmaniosis, es como una enorme bolsa donde se agrupan un montón de patologías que lo que tienen en común es ser producidas por protozoarios del género leishmania. Esta entidad que estamos teniendo en esta región del mundo se llama “leishmaniasis visceral urbana”, donde el principal reservorio es el perro, y donde el insecto que la transmite es el “lutzomyia longipalpis”.
No está claro ni está realmente identificado que existan otras especies de mamíferos reservorios en esta zona del mundo. Se habla que pueden ser los zorros, las comadrejas, pero bueno, nosotros en Uruguay hace muy poco que la tenemos y todavía no hay búsqueda de parásitos en esos animales, pero no son reservorios importantes porque no están tampoco (en contacto con las personas).

- ¿O sea que dentro de los animales domésticos sería únicamente el perro, ni el hámster, ni el gato, ni el conejo?
– Como reservorio, el perro. Se puede infectar el gato, por ejemplo, y hay casos de gatos infectados en Rio Grande do Sul o en Argentina, pero como reservorio es el perro. Por eso me parece que es importante saber qué quiere decir reservorio, porque es una enorme duda que hay. El reservorio se puede enfermar o puede no enfermarse del parásito, pero lo que la palabra reservorio quiere decir es que es fuente de infección. O sea, el perro tiene el parásito pero a su vez es el que le ofrece parásitos al flebótomo. Los humanos no somos reservorios, los humanos nos infectamos pero no somos fuente de infección porque no ofrecemos parásitos al flebótomo…

- ¿Por qué?
– Esto es importante que se entienda. Somos todos mamíferos pero el perro es perro, los humanos somos humanos, los gatos son gatos, no todos nos enfermamos de lo mismo. Es decir, un perro tiene “joven edad” y las personas no la tenemos porque el virus que la produce está solo en el perro y no se produce en las personas. En el caso de la leishmaniasis, la “leishmania infantum”, que es la especie de protozoario que produce esta enfermedad, en los perros se acantona en la piel, que no pasa en las personas ni en los gatos. Entonces, la piel del perro está llena de leishamnias, y cuando viene un flebótomo a picar y chupar sangre del perro, cuando chupa la sangre, chupa también las leishmanias. Si viene un flebótomo y me pica y chupa de mi sangre, solo me va a chupar sangre, no me va a chupar leishmanias porque no las tengo a nivel de la piel…

- Se ha dicho por veterinarios que la forma de prevenir que no se expanda la leishmaniasis pasa por atacar al vector y no al perro.
– En realidad deben cortarse todos los eslabones de la cadena epidemiológica. O sea, tenemos que atacar al vector, tenemos que atacar al parásito y tenemos que evitar que el parásito se siga difundiendo. El parásito no vuela solo ni anda solo ni tiene distribución aerógena como muchos virus, porque este parásito necesita que el insecto lo pase de un animal infectado a otro mamífero no infectado, entonces sí, tenemos que controlar al vector, pero también tenemos que controlar al parásito que está en el reservorio…

- Pero en el caso que los perros no estén infectados…
– Ahí sí, tenemos que cuidar muchísimo al perro para que no se infecte…

- Ocurre que en Salto cuando surgió todo este tema, hubo una especie de paranoia colectiva que llegó a decirse que había que matar a los perros…
– Nooo…

- Y los veterinarios decían que había que eliminar al vector y no agarrarse con los perros…
– Atacamos al vector, que es muy difícil atacarlo, y controlamos al parásito que está en el reservorio, ese sí lo eliminamos, porque es la manera de que los demás perros no se infecten. Cuando se toman medidas de control, lo hace en función de proteger a la población tanto humana como canina que está sana.

- Enseguida que surgió el tema de la leishmaniasis se habló mucho del aedes aegypti, que no solo contagiaba al humano de dengue sino también de leishmaniasis, chikunguya, el zica…
– No, no, no. El aedes aegypti no transmite protozoarios. El aedes aegypti se encarga de transmitir virus, entonces transmite el virus de la fiebre amarilla, el virus del dengue, el virus zica y también el virus del chikunguya. Ya demasiado transmite el aedes aegypti como para que encima le agreguemos otra cosa más (risas). Al aedes aegypti lo tenemos que combatir porque las cuatro enfermedades que es capaz de transmitir son todas terribles, mortales o no, pero con una morbilidad impresionante. Que quede claro entonces, el aedes aegypti no transmite leishmania, la leishmania solo es transmitida por los flebótomos.

- Trascendió que la leishmaniasis ya no está solo en Salto y Bella Unión, que habría otros casos en otros departamentos.
– En otros puntos del país, por ejemplo en Montevideo y Maldonado, hay perros infectados pero que vinieron de Europa…

- ¿Así que no son autóctonos?
– No lo son. ¿Y cuál es la enorme diferencia? Cuando hablamos de autóctonos nos estamos refiriendo a que el perro se haya infectado porque se lo transmitió el insecto que está presente y que está infectado.
Entonces ahí podemos establecer ciclos de transmisión, porque así como se infecta al perro se puede infectar a una persona.
Lo que ha pasado es que, no lo puedo cuantificar pero me he enterado de varias decenas de casos de perros que han venido de Europa o de otras partes de América donde la leishmaniasis existe y el perro está infectado con leishmania. Puede ser sintomático o asintomático, pero está infectado.
El tema es que en esas zonas por ahora no hemos encontrado al vector, entonces no hay posibilidades de establecer el ciclo de transmisión.
Como ya le dije, el perro no contagia por convivir, el perro si contagia a otros perros en relaciones sexuales, y una hembra infectada puede transmitir el parásito a los cachorros durante el embarazo.
El 30% de una camada de perros de una perra infectada pueden nacer infectados. Los perros no se contagian entre sí por morderse o por ladrarse o por jugar.

- ¿El Estado fue eficiente al enfrentar a la leishmaniasis? Le pregunto porque los veterinarios se quejaron de los altos costos de los collares para perros y de la falta del número necesario de kits para exámenes de los animales para saber si estaban contagiados…
– Me hace una pregunta que yo no podría contestar. No sé los costos del collar ni cómo podría llegar a abaratarse, algo que excede a mis funciones como docente universitaria.
Puedo tener mi opinión personal, pero no se la voy a dar a usted. En referencia al kit serológico, es un test de diagnóstico que tiene que tener una aprobación previa para poder ser importado porque no se fabrican en Uruguay, y eso puede ser un problema.

Perfil de Yester Basmadjián

Tiene una hija, es madre soltera. Es del signo de Cáncer. De chiquita quería ser monja (porque iba a un colegio de monjas). Es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? Algunos viajes que quiero hacer.
¿Una comida? Como buena armenia, el lehmeyun. ¿Un libro? Cien años de soledad.
¿Una película? La promesa.
¿Un hobby? En este momento estoy bordando.
¿Qué música escucha? Armenia.
¿Qué le gusta de la gente? La honestidad.
¿Qué no le gusta de la gente? Muchas cosas, como el arribismo, el que no es políticamente correcto, la deshonestidad.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

Cambiando la cultura en el tránsito: antes casi no se usaba casco en las motos, ni cinturón de seguridad, ni luces encendidas, ni sistemas de retención infantil en autos

Entrevista a Gerardo Barrios

Cerardo Barrios, médico intensivista, que desde 2007 fue el director de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (UNASEV) y que por cuestiones que la misma ley prevé, debió dejar su cargo tras dos períodos de gobierno. Barrios participó de la octava edición del Curso Internacional PHTLS (Pre Hospital Traume Life Support) organizado por EMI (Emergencia Médico Integral) de nuestra ciudad en el Hotel Los Naranjos, donde previo a su inicio, dialogó con EL PUEBLO de lo que le dejó su experiencia al frente de una institución que tiene como principal responsabilidad, bajar los dramáticos índices de personas lesionadas y fallecidas en siniestros de tránsito en nuestro país.

Perfil de Gerardo Barrios Casado. Tiene cuatro hijos. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser bombero, después basurero (risas). Es hincha de Nacional.¿Una asignatura pendiente? Avanzar en el Sistema Nacional de Traumas y Emergencias. ¿Una comida? Las milanesas. ¿Un libro? Benedetti fue siempre mi referencia y algunos libros que tienen que ver con novelas de tipo policial. ¿Una película? No soy muy hincha del cine. ¿Un hobby? Pescar. ¿Qué música escucha? Canto popular, Los Olimareños siempre. ¿Qué le gusta de la gente? La humildad y la solidaridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía, el acomodo, el oportunismo, el afán de protagonismo y obviamente, no respetar la experiencia nacional.

Perfil de Gerardo Barrios
Casado. Tiene cuatro hijos. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser bombero, después basurero (risas). Es hincha de Nacional.¿Una asignatura pendiente? Avanzar en el Sistema Nacional de Traumas y Emergencias. ¿Una comida? Las milanesas. ¿Un libro? Benedetti fue siempre mi referencia y algunos libros que tienen que ver con novelas de tipo policial. ¿Una película? No soy muy hincha del cine. ¿Un hobby? Pescar. ¿Qué música escucha? Canto popular, Los Olimareños siempre. ¿Qué le gusta de la gente? La humildad y la solidaridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía, el acomodo, el oportunismo, el afán de protagonismo y obviamente, no respetar la experiencia nacional.

- ¿Qué balance hace de esta década en la que estuvo al frente de la UNASEV?
– La ley establece que los directores de la UNASEV podemos estar hasta dos períodos de gobierno, y bueno, cumplimos los dos períodos de gobierno. Empezamos desde el arranque en el primer gobierno de Tabaré Vázquez, quien nos nombró para integrar la dirección de esta nueva Unidad que se creaba en el país en la órbita de Presidencia de la República, y que tenía –y tiene todavía- por delante un enorme desafío como es bajar la cantidad de lesionados y fallecidos en el tránsito. Veníamos de una situación más que caótica, Uruguay registraba 20 fallecimientos cada 100 mil habitantes. Todo el proceso que se vino desarrollando articulando las instituciones, las personas, todos aquellos que están vinculados a este tema, y aparte planificando, sobre todo cuáles eran las acciones que mayor repercusión tenían para bajar la cantidad de lesionados y fallecidos, es lo que determinó estos 10 años de intenso trabajo.
Digamos que la situación actual es bien diferente a la que teníamos cuando empezamos. Estamos en una tasa de fallecidos de 12.8 por 100 mil, es decir, bajamos de 20 a 12.8, e insisto con que ha sido una tarea en colectivo. Es decir, este proceso se vio enormemente facilitado porque ya había mucha gente trabajando desde hacía muchísimo tiempo, tanto en las direcciones de Tránsito de las intendencias como en la propia Policía, como también en organizaciones no gubernamentales y fundaciones. Nosotros mismos llevamos más de 20 años trabajando en este tema desde el Sindicato Médico. Es decir, quizás lo más importante fue haber definido adecuadamente el problema que queríamos enfrentar y establecer las bases para el trabajo en equipo, para que nadie quedase afuera.
En definitiva, generamos una institución que aparte tiene muy poco personal, somos entre 20 y 25 personas, que de puerta abierta escuchando todas las voces, empezó a delimitar cuáles eran las acciones claves.
- Como recién mencionó, tratando de lidiar las acciones con 19 mundos distintos como son las intendencias. ¿Cómo fue el relacionamiento con los gobiernos departamentales en estos 10 años?
– Si uno pasa raya, al día de hoy en estos dos períodos, creo que muy buena. Se ha podido ir cada vez más coordinando y teniendo un mismo idioma, tanto con los intendentes como con los cuerpos inspectivos y las distintas instituciones que trabajan este tema, como por ejemplo el Ministerio de Educación, el Ministerio del Interior. Más allá de situaciones puntuales que han habido, han existido cambios muy importantes. Situaciones que se daban antes, como por ejemplo, que el 40% de los motociclistas utilizaban casco en el año 2007, hoy el 90% lo utiliza. Nadie utilizaba el cinturón de seguridad, salvo en rutas porque había controles de la llamada ex Policía Caminera, y menos aún los sistemas de retención infantil. Se habían incorporado las luces encendidas y el descenso en las tasas de alcohol.
Es decir, todos esos aspectos han venido sumando y creo que el balance es muy positivo, están dadas las condiciones como para seguir en esta línea y continuar con este trabajo de convencimiento de que es necesario entender y comunicar a la población sobre por qué son las normas que salvan vidas y la necesidad también de mejorar todo lo que tiene que ver con los controles.
- ¿Ha tenido conflictos con los gobiernos departamentales? Le pregunto porque lo más notorio fue antes de su alejamiento de la UNASEV con el intendente Sergio Botana, que se enojó acusándolo de violar la autonomía municipal.
– Hemos tenido pila de reuniones en estos 10 años con todos los intendentes, incluido Sergio Botana, estuvimos varias veces en Cerro Largo. Entendemos cuál es la posición de Sergio Botana, que tiene un compromiso social, que no está de acuerdo con alguna de las normas contenidas en la ley. Pero bueno, más allá de esas diferencias, nunca hubo tampoco una situación en la cual se generara conflictos que llevaran a la ruptura del diálogo. Venimos este año, por ejemplo, firmando acuerdos con 15 departamentos, donde los 15 intendentes firmaban estos acuerdos con los directores departamentales de Salud y los Jefes de Policía.
Después hubo algunos cortocircuitos, algunos generados por el titular de algún diario donde no recogía mi manifestación, diciendo que la UNASEV iba a doblar el brazo a los intendentes rebeldes, cosa que era del periodista y del medio. Le mandamos a todos los intendentes, porque hablamos con el periodista y con el redactor responsable, la aclaración necesaria, porque es obvio que era muy irritativo si eso lo hubiese dicho alguien. Pero más allá de esos temas puntuales y un poco también esa picardía política que tuvo Sergio Botana de pedir que me vaya sabiendo que yo me iba (se ríe), digo, son cosas que uno las toma como naturales y que en definitiva, pasando raya, está el camino pronto para seguir avanzando para mejorar todo lo que tiene que ver con la forma en que trabaja la UNASEV.
Y uno de los temas centrales es que la UNASEV se creó por ley en el año 2007, y abrazamos estos 10 años con los resultados que toda la población conoce, bueno, pero tenemos que mejorar y mucho más rápido. De allí el anuncio que hacíamos de pensar en una nueva ley que mejore todo lo que es la actuación de la Unidad Nacional de Seguridad Vial con los gobiernos departamentales, y decíamos que no se trata de discutir autonomías si o autonomías no, eso va a un costado. Se trata de discutir entre todos, de qué manera nos damos las herramientas legales y normativa que permitan actuar mucho más aceleradamente. Entonces, un poco eso se interpretó como que era una injerencia en las autonomías. Eso tenemos que volver a discutirlo, hay que ver que la ley que establece las autonomías departamentales es de 1935, allí se interpretó el tránsito a lo que era el tránsito en esa época. Hoy estamos en 2017 y las cosas han cambiado, por lo que hay que agregar algún componente vinculado a esos cambios. Por eso está abierta la discusión.
- Cuesta encontrar a su sucesor, ¿qué pasa?
– Le corresponde al presidente de la República nombrar al nuevo director y quien va a ser el presidente de la Unidad. Nosotros estamos un poco a la espera también, porque uno después de 10 años y haber batallado todo este tiempo, sumado a los 20 y pico de años previos, es decir, uno está muy comprometido con este tema y siente a la Unidad como a una especie de hijo que ha tenido, entonces somos bastante celosos de ella. Si la Unidad fue adelante, es porque fue capaz de articular todas las acciones y poner este tema sobre la mesa, antes no se hablaba de esto. O sea, antes de 2007 no había una presencia activa del problema social que implica la cantidad de lesionados y fallecidos en el tránsito, y que en definitiva, lo que fomentamos fue ese aspecto de que hoy ese tema está en las agendas públicas en todo el país, en todos los departamentos y en todas las instituciones.
- ¿Está preparado Uruguay con su cuerpo médico para enfrentar la siniestralidad y emergencia en ruta?
– Nosotros tenemos en Uruguay un valor agregado y una fortaleza, así como teníamos cuando creamos la Unidad de Seguridad Vial. También en el área de la salud hay una fortaleza muy importante. En primer lugar, el hecho de que por primera vez en la historia del país, el Ministerio de Salud determinó que esto es una prioridad. Es decir, bajar la mortalidad por siniestros de tránsito es una prioridad porque es un problema obviamente de salud. En segundo lugar, tenemos un buen despliegue de recursos en el Sistema Nacional Integrado de Salud y en las Unidades de Emergencia Móvil, tanto públicas como privadas, con una distribución en todo el territorio. Lo que tenemos que hacer es articular todos esos recursos. Como que existen los recursos pero todavía no hay una articulación adecuada.
Entonces, en función de eso, desde la UNASEV, convocamos a la Cátedra de Emergencias del Hospital de Clínicas y al Sindicato Médico del Uruguay, y entre las tres instituciones estamos presentando un proyecto de ley de creación del Sistema Nacional de Traumas y Emergencias, que va en línea con lo que el presidente también impulsa a través de una ley, en el sentido que cualquier ciudadano frente a una emergencia pueda atenderse en cualquier institución y terminar con aquello de que si es socio de tal lado, tiene que ir a tal otro, porque no todos los centros están capacitados o tienen los recursos tecnológicos como para resolver las lesiones que a veces son tan críticas en estos pacientes en períodos de tiempo adecuado.
Eso quiere decir que tenemos que seguir esa línea, primero tener ese marco legal del Sistema Nacional Integrado de Salud y del Sistema de Emergencias, y seguir con la línea que ya veníamos trabajando, como por ejemplo fue la incorporación del helicóptero sanitario, que ha permitido que hoy muchos uruguayos estén vivos gracias a ese traslado rápido a los centros de referencia. Tanto de Paysandú como de Salto hubo traslados, y van a seguir habiendo porque no es lo mismo trasladar a un lesionado crítico, grave, desde un punto donde el fin de ese recorrido son 5 o 6 horas, cuando tenemos el recurso de las aeronaves, que estamos trabajando muy bien con la Fuerza Aérea, que prácticamente en una hora está en Montevideo desde esta distancia de aquí.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“Educar para el éxito, no. Se educa para tener herramientas para afrontar problemas que nos podemos encontrar en la vida”

Entrevista a Soraya Machado

La Profesora Soraya Machado, que junto a Sharon Pacífico (adscripta), es una de las docentes del Liceo Ipoll que está a cargo del programa “Compromiso Educativo”, por el que se beca a estudiantes que necesitan de una ayuda económica, pero donde además se les proporciona herramientas para enfrentar los problemas que puedan presentársele en la vida. Es así que realizan actividades fuera del centro de estudios, como en determinadas fechas, recibiendo donaciones y luego visitando, por ejemplo, Centros CAIF, Pediatría del Hospital, “Casa Amiga”, la cárcel, donde reparten regalos entre los niños que allí se encuentren en un día tan especial como el de Reyes.227266_2101711345647_6530287_n
Pudimos ver fotos de dichas salidas y encuentros de los jóvenes con otra realidad que los rodeaba pero que desconocían, valorando y enriqueciendo su experiencia de vida. En las fotos se refleja en sus ojos un brillo especial, lo que se complementa con una sonrisa sincera. Los jóvenes de este plan son felices ayudando a quienes más necesitan, y de esa manera, también se ayudan a sí mismos…
- ¿Qué es Compromiso Educativo?
– Es una política institucional que hace cinco años que está en el liceo, que se ocupa sobre todo, de un sistema de becas para alumnos que tienen problemas económicos. Además tiene otra pata, la pedagógica, que trata que el chiquilín no deje de estudiar por sus condiciones económicas, donde también hay un trabajo con los padres, donde se confía que el chiquilín será apoyado desde la casa y que va a salir adelante. Otra pata importante pasa por el apoyo institucional, los docentes se comprometen también en ayudarlo pedagógicamente con clases de apoyo y en orientaciones que le dan. Para eso se forma un acuerdo con los padres, quienes son citados para firmar un acuerdo donde se compromete el padre en apoyar desde su casa…
- ¿De qué forma?
– Cumpliendo los deberes de padre, diciéndole que se siente a estudiar, por ejemplo. Y en la institución, nosotros ser mediadores entre los docentes y el alumno, quien también se tiene que comprometer porque él va a decir, “tengo que ponerme las pilas y levantar las notas bajas, no me quiero quedar con ninguna, quiero tener vacaciones y para eso me tengo que sacrificar”, o sea, todo es una meta que tiene que cumplir, para eso está en Compromiso Educativo.
- ¿Cómo se seleccionan a estos jóvenes?
– Se inscriben por internet todos los años, a partir de diciembre ya empiezan las inscripciones, hasta enero o febrero se están inscribiendo y después se seleccionan según las necesidades. Hay un formulario que tienen que llenar, donde indican cuáles son todas sus necesidades.
- ¿Cuáles son los requisitos que deben tener?
– Que vengan al centro educativo que tenga el programa, y luego se hace una selección, porque al programa no solo ingresan quienes necesiten de una beca económica, también hay chicos que no tienen beca. Antes era solo con chicos con becas, hoy ya no. Al ver tantas actividades que hacíamos, se empezó a unir gente que te decía que no necesitaban la beca pero que quería venir a las clases de apoyo porque se daban cuenta que necesitaban, querían venir a hacer actividades e integrarse a este grupo. En este programa además tenemos como objetivo captar a aquellos chiquilines que notamos que tienen problemas de relacionamiento, por timidez, que se sientan atrás o en un rincón.
Hacemos presencia en el liceo, hacemos eventos que nos conecte, vemos dónde nos reunimos en el liceo, porque también tenemos que reunirnos dos veces por semana, los lunes y los miércoles, en distintos horarios, y de ahí salen las actividades. Al comienzo nos preguntamos, ¿qué es lo que queremos hacer? ¿Qué problemas ven que podemos solucionar? O sea, detectamos el problema y después tratamos de buscar y contribuir, aunque a veces no podemos solucionarlo, pero si ver cómo podemos aportar algo en busca de esa solución. Por ejemplo, alguien te cuenta que enfrente de su casa hay un CAIF que no tienen tal cosa, ¿cómo podemos solucionarlo? Ojo, esto no es asistencialismo solamente. Se trata de ir a conocer ese CAIF. La mayoría de los chiquilines viven por todo Salto, o sea que es posible que nunca haya ido a ese barrio donde está ese CAIF. Entonces vamos, nos conectamos con el lugar y con los docentes. Tenemos que ver qué actividades vamos a realizar. Es decir, una cantidad de pasos que ellos mismos van viendo y solucionando el problema creado. O sea que este programa, Compromiso Educativo, nos enseña estrategias para afrontar otras situaciones.
- Por lo general el joven evita enfrentar los problemas, ¿acá se les enseña a afrontarlos y a buscar una solución?
– Sí, totalmente, y no para el éxito. Educar para el éxito, no. Se educa para tener las herramientas para afrontar Soraya Machadoproblemas que nos podemos encontrar en la vida. De parte de la educación, ellos tienen problemas en la educación, como tenemos todos, pero la idea es saber cómo manejarlos. O sea, “fulano me discrimina, no vengo más”, no, imposible, ¿qué hacemos? Salió el tema discriminación que hoy por hoy está muy en el tapete…
- Discriminación, bullying…
– Sí, sí. A ver, ¿cómo solucionamos esto? Yo no soy profesora de todo, soy profesora de Historia, lo que puedo hacer es orientar. Entonces, ¿qué hacemos? Bueno, vamos a buscar a un especialista que pueda venir a ayudarnos, vamos a buscar a quienes estén estudiando en la Facultad, porque nosotros también tenemos eso con la Facultad, con el CERP, donde tenemos referentes, o sea, chicos que vienen a ayudarlos a ellos. Han pasado por el liceo varios de ellos, ex alumnos de acá, entonces vienen a ser referentes pares de ellos. La articuladora pedagógica puedo ser yo u otra persona, pero que buscará el relacionamiento, hará el papeleo, los permisos. Pero el referente par es el que está más en contacto todavía que yo.
- Apreciando las actividades que han hecho fuera del liceo, ayudando a otros, se aprecia las herramientas que les proporciona este programa…
– Sí a mí el Estado y la comunidad liceal me ayuda, yo devuelvo también con ayuda. Algunos preguntan, ¿para qué está el Estado? Así te dice el uruguayo, “yo no, otro te tiene que ayudar”. Pero cada uno tiene que aportar como ciudadano a mejorar, no te digo que le vas a cambiar la vida, pero aunque sea una sonrisa le sacás. Eso es lo que buscamos. No cambiarle la vida a nadie, pero tampoco que caiga en un balde de nada.
No son solo obras de caridad las que realizan en las visitas de nuestros chiquilines a los Centros CAIF, a Casa Amiga, al Hospital, a la cárcel, es una formación. Pero no los dejamos solos en ningún momento. Es una gran satisfacción cuando les entregamos los certificados de Bachiller. Ahí los acompañamos, estamos siempre, y lo sentimos también como un logro de nosotros cuando terminan sexto.
- ¿Es cierto que algunos de ellos terminan tan motivados con esta experiencia que continúan la docencia?
– Sí, continúan la docencia, siendo maestros. En este programa tenemos cursos de orientación vocacional, donde vienen especialistas. Viene también la gente de INEFOP a darles un curso de cómo se hace un curriculum, porque muchos de ellos trabajan y estudian…
- ¿Esto sería una versión distinta de los llamados “NI NI”?
– Totalmente. Ellos quieren superarse. Acá hay algo que los motiva a ser mejor…
- ¿Mejor persona?
– Mejor en todo. Ellos quieren cambiar. Un chico me dijo, “mamá no terminó sexto, papá tampoco, yo me quiero recibir”. O sea que ya ellos tienen ese afán de superación. Uno le muestra que hay otra realidad, eso los lleva a querer superarse. No solo eso, porque me imagino que habrá otro montón de cosas que van aprendiendo.
- ¿También han realizado visitas al interior del departamento?
– Sí, sí. Los chiquilines nunca habían salido, y hace dos años fuimos a Campo de Todos. Ahora ellos están estudiando en la Facultad, me mandan mensajes, porque tenemos grupos de WhatsApp, nos seguimos conectando, “profe, me va bárbaro”, me escriben. Campo de Todos es un lugar que no queda lejos de Salto y nos sentimos todos como estudiantes, ellos me decían que ahora veían otra realidad, y pensaban que su realidad era difícil. Compromiso Educativo alquila un ómnibus como puede y se va a zonas rurales también…
- Pero para pagar estas salidas, ¿ustedes tienen que realizar otras actividades?
– Claro. Hemos hecho encuentros a través de un té, rifas, todo dentro del liceo. Estuvimos en la Escuela N° 80, Evaristo Álvarez, pero antes de llegar estudiamos a toda la comunidad, eso va en la parte pedagógica también, haciendo toda una tarea de investigación, donde pudimos ver que como actividad recreativa de la comunidad tienen carreras de caballos, y que la actividad económica de la zona es la ganadera. Vimos cómo los alumnos llegan a caballo a la escuelita con sus ceibalitas. Nosotros les mostramos nuestra realidad, y luego ellos nos toman con sus manitos y nos muestran dónde viven y cuál es su realidad. Fuimos a un almacén de ramos generales, creo que es el único almacén, donde vimos muchas medallas y copas de carreras ganadas en el Hipódromo. Fuimos a la policlínica, que era muy carenciada. Vimos la iglesia como centro comunal. Conocimos a Maura Rodríguez, una vecina y colaboradora de la zona, una mujer encantadora. Es una experiencia intransferible.
- ¿Y usted comenzó su carrera docente en el interior del departamento?
– Si, estuve en San Antonio. Una experiencia hermosa, tanto es así que hemos ido varias veces con los grupos. Ahora tiene un liceo mucho más grande y con mucha más gente, pero cuando yo iba era muy pequeño…
- ¿De dónde viene esa vocación de servicio?
– ¿De ayudar? Desde siempre. Pero a ver, enseñar y a la vez aprender de ellos, pero más que servicio, aprender de los demás, eso me fue naciendo con la práctica educativa.
- ¿No se pierde con los años?
– No, al revés, porque uno va adquiriendo más experiencia, y el chiquilín lo sabe.
- ¿Todos los años está en marcha este plan de Compromiso Educativo?
– Sí, con nuevos chiquilines que se inscriben. Todas las veces hay que inscribirse por internet a partir de diciembre. Se dan unas 200 becas por año en nuestro liceo, en otras pueden darse más. Se les da un monto de dinero cada dos meses y a cambio se les exige que mejoren las notas.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“No me gusta la gente interesada, que se maneja por intereses, lamentablemente en política se ve bastante”

Tabaré Viera, ex presidente de Antel, exintendente de Rivera por dos períodos, exsenador y actualmente diputado por el Partido Colorado, busca la renovación en la política y los cambios que el país necesita a través de la recuperación del valor de la palabra. Con su nuevo sector, “Espacio Abierto”, presenta una propuesta batllista con la que intentará en las próximas elecciones internas recuperar la mayoría en su partido.
- ¿Cómo quedó el país luego de Sendic?
– El gobierno y el partido de gobierno tienen severos problemas internos, sin lugar a dudas. Son conocidos, y algunos

Perfil de  Tabaré Viera Divorciado. Padre de dos hijas y abuelo de tres nietos. Es del signo de Aries. De chiquito quería ser bombero. Es hincha de Peñarol. ¿Una asignatura pendiente? Me gustaría viajar a algunos sitios en particular, por ejemplo el Oriente. ¿Una comida? Comidas de olla. ¿Un libro? Le gusta leer biografías. En particular le gusta la biografía de Henry Kissinger. ¿Una película? El silencio de los inocentes. ¿Un hobby? Leer. ¿Qué música escucha? Todos los géneros, menos la plena y la cumbia. ¿Sabe que esta respuesta le puede hacer perder unos cuántos votos en la juventud? Sí, pero hay que decir siempre la verdad, y esto es lo que siento. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La gente interesada, que se maneja por intereses, y lamentablemente eso en política se ve bastante.

Perfil de Tabaré Viera:
Divorciado. Padre de dos hijas y abuelo de tres nietos. Es del signo de Aries. De chiquito quería ser bombero. Es hincha de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? Me gustaría viajar a algunos sitios en particular, por ejemplo el Oriente. ¿Una comida? Comidas de olla. ¿Un libro? Le gusta leer biografías. En particular le gusta la biografía de Henry Kissinger. ¿Una película? El silencio de los inocentes. ¿Un hobby? Leer. ¿Qué música escucha? Todos los géneros, menos la plena y la cumbia. ¿Sabe que esta respuesta le puede hacer perder unos cuántos votos en la juventud? Sí, pero hay que decir siempre la verdad, y esto es lo que siento. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La gente interesada, que se maneja por intereses, y lamentablemente eso en política se ve bastante.

con ribetes de escándalo. El más notorio, último y más grande por lo que implica de quién se trataba, el vicepresidente de la República. Fue una situación muy desagradable, inédita, única en la historia del país que un vicepresidente tenga que renunciar porque pierde apoyo político de su propia fuerza política, incluso acusado de corrupción, de mentiroso, de una pésima gestión, denunciado a la justicia y que deberá enfrentar en estos próximos días.
El desgaste fue tal, el proceso fue tan largo que el Parlamento estuvo paralizado, bastante quieto, hay mucho atraso de trabajo. Salir de esa situación era una prioridad institucional, por eso yo incluso había dicho que si el vicepresidente Sendic no tenía la sensibilidad de renunciar y hay pronunciamiento de algún tribunal jurisdiccional, como ahora fue el de la JUTEP (Junta de Transparencia y Ética Pública), íbamos a proponer el juicio político porque hay que sustituir ni más ni menos que a la vicepresidencia, a quien preside la Asamblea General pero que es además el nexo con el Poder Ejecutivo y sustituye al presidente de la República.
Finalmente se ve que en esa negociación interna –porque estoy convencido que la hubo- lo hacen renunciar al vicepresidente, rápidamente, en algo que fue muy criticado, soy consciente que no se debatió pero había que salir rápidamente de esa situación, y además, asegurar la vida institucional del país, que ha sido siempre serio en el que no tiene por qué haber una crisis institucional porque haya una renuncia de un vicepresidente y asuma inmediatamente quien corresponde y chau.
De cualquier manera, ahora esperemos que se retome un ritmo de trabajo. Sendic ya no iba ni a las reuniones de coordinación. Que se retome un clima de trabajo porque hay muchos proyectos que están en comisiones, todos tenemos proyectos trancados, y de alguna manera que el propio gobierno en general salga de esa situación de vivir en un debate interno que se produjo alrededor del caso Sendic, porque también hay muchos temas para solucionar a nivel nacional, aunque tiene algunos otros problemas que inciden directamente en la gestión.
- Vivimos en una sociedad muy dividida, ¿cómo se puede sacar al país adelante si cada quien tira el carro para su lado?
– Es hora de intentar, por lo menos, hacer un gran diálogo nacional y un gran acuerdo político y social, algo similar a lo que se hizo por la situación especial y de emergencia que había en Uruguay en 1984…
- ¿La CONAPRO?
– La CONAPRO, una nueva Concertación Nacional Programática para ponernos de acuerdo en algunos temas que son esenciales y que son urgentes. Tiene que haber un diálogo social…
- ¿Políticas de Estado?
– Políticas de Estado, políticas de acuerdo, diálogo entre sociedad y partidos políticos con vistas al futuro, un compromiso firmado. Pero voy a más, deberíamos, en la medida de lo posible -aunque no siempre los temas se solucionan con leyes-, eso llevarlo a leyes. La ley es lo único que asegura la equidad.
- ¿Cuáles deberían ser esos temas centrales para alcanzar acuerdos?
– Educación, seguridad, política exterior, que hace tiempo que abandonamos la vieja práctica de políticas de Estado en materia de inserción de Uruguay en el mundo. Política fiscal también es un tema importante. Me gustaría que pudiéramos llegar a un acuerdo, al menos en esas cuatro grandes áreas, que serían básicas. Si pudiéramos, pondríamos más, para avanzar, por ejemplo, en materia de salud, de vivienda, de medio ambiente que hay mucho para trabajar. Aunque parezca mentira, no hay acuerdos tampoco en estos temas.
- No solo electoralmente, también las encuestas confirman que la situación del Partido Colorado es de estancamiento o caída en la intención de voto. ¿Qué debería hacer su partido para revertir esta situación?
– Creo que la renuncia del doctor (Pedro) Bordaberry a la actividad política le va a hacer bien al Partido Colorado, da una oportunidad de barajar y dar de vuelta. Vamos Uruguay, que era su sector político y que había fundado, ya no es el mismo. Claramente ya se habían ido algunas agrupaciones, como el sector de Fernando Amado o como el sector que lidera Ope Pasquet. Y ahora, Vamos Uruguay quedó por lo menos en tres grandes sectores. Tampoco es lo mismo el sector que habíamos fundado con (José) Amorín, “Propuesta Batllista”, porque ya no estamos juntos. Mire, el partido tiene otra realidad hoy, presentando una cierta atomización que en este momento es saludable, es bueno, porque se va a barajar y dar de nuevo, como le dije.
De acá van a haber luego algunos acuerdos, y nosotros alentamos a que todos estos sectores sean de renovación, y no solamente en cuanto a sus liderazgos sino de sus propuestas. Es una oportunidad para que el Batllismo vuelva a ser la mayoría dentro del Partido Colorado, que fue cuando siempre le fue bien al Partido Colorado. El Batllismo fue perdiendo fuerza en el Partido Colorado, y es uno de los temas profundos que en la autocrítica que hemos hecho ha surgido, indicado como causante de la caída del Partido Colorado en las votaciones.
Es que triunfó en su interna el ala más liberal, liderada si se quiere por Jorge Batlle, él siempre fue el ala liberal, pareciéndose en su discurso y en su propuesta más al Herrerismo que a lo que era el histórico el Partido Colorado Batllista. Diría que el último tiempo con el Batllismo mayoritario y pujante fue con el del doctor (Julio María) Sanguinetti, y su sector Foro Batllista. Pero ahora hay una nueva oportunidad de recuperar ese partido batllista en el sentido de la defensa de esos principios fundamentales que siguen estando vigentes, pero obviamente adaptados a este nuevo mundo. Es decir, con propuestas concretas, claras, que rescaten los valores históricos y universales de la libertad, pero también de la honestidad, del trabajo, del cumplimiento de la palabra empeñada, hablando claro y dando respuestas creíbles para resolver todos estos problemas de los que hablábamos.
- Las encuestas refieren a que hay un porcentaje muy elevado de uruguayos que no tienen decidido qué votarán en 2019, se habla de un 40%. También se muestra una caída importante en la intención de voto del partido de gobierno, por lo que esos votantes que pasaron al terreno de los indecisos tendrían un perfil de izquierda. ¿Qué mensaje le daría a ese ciudadano que está pensando su voto?
– El mensaje, a través de nuestra propuesta y de nuestro discurso, tiene que ser justamente a ese sector de la sociedad, que en algún momento votó al Frente Amplio y que hoy está profundamente desencantado y que sin lugar a dudas todas las encuestas muestran que ha caído de 15 a 20 puntos. El error es que el Batllismo nunca estuvo en el Frente Amplio, como algunos pretenden hacer creer. El Batllismo es antes que nada defensor de la libertad, somos liberales políticamente. Y somos defensores del Estado, en eso podríamos coincidir con algunos sectores del Frente Amplio, pero no en el manejo del Estado, porque nosotros creemos en un Estado presente, no en un Estado ausente, pero un Estado eficaz, no en un Estado que sea una carga para el pueblo y que, a través de los impuestos, termina ahogando a la gente, a las empresas, a los trabajadores, al desarrollo del país.
Entonces, creemos en un Estado con empresas públicas incluidas, pero que sean para mejorar la calidad de vida de la gente, para tener servicios eficaces y a costo más bajo, algo posible al eliminar la parte del lucro que tendría una empresa privada. Pobre defensa le hacen a las empresas públicas con estas empresas mal gestionadas, como el caso notorio de ANCAP, pero no solo ANCAP, también lo vemos en UTE y otras empresas que tienen serios problemas en su administración y en su gestión.
Por lo tanto, ese es el mensaje. Nosotros teníamos razón, en el mundo se han derrumbado los extremos, han fracasado. Ha fracasado el socialismo real pero ha fracasado también el capitalismo salvaje. En Europa comienzan a surgir estos caminos del medio, que en algún momento se llamó la socialdemocracia, que nace en el siglo XIX y que ha tenido que ir corrigiendo su rumbo. Ahora, esas corrientes de centro izquierda se denominan liberalismo popular o progresista o social, algo que acá ya tenemos inventado desde principios del siglo XX con el Batllismo, no tuvimos que cambiar nada. Teníamos razón. Pero esto no es lo que aplica el Frente Amplio, y es lo que nosotros pretendemos dar como respuesta en nuestra propuesta y programa, que será amplia, abierta incluso a otros sectores y a otros partidos, para su participación, pero que esté inspirada en esa filosofía que para nosotros sigue vigente, el Batllismo.

 

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

Sergio Aguirre le cuenta a EL PUEBLO qué es el “Pagoer Trío” y cómo es su nuevo disco

Entrevista a Sergio Aguirre

Sergio Aguirre es un reconocido músico salteño que acaba de sacar su sexto disco, vinculado en su momento al ambiente carnavalero. Además es docente e investigador universitario en la rama agropecuaria, lo que lo ha llevado a recorrer varios países, aprovechando esos viajes para enriquecer su música.

- ¿Vuelve a la música?
– En realidad nunca la dejé, capaz que en algún momento estuve tocando un poco menos, pero siempre he estado componiendo y tirando ideas. Quizás algunas de las actuaciones no eran acá porque en estos años he estado algo

Perfil de Sergio Aguirre En pareja. Tiene dos hijos. Es del signo de Cáncer. De chiquito vivió en el campo y ya de entonces le tiró la agronomía. Hincha de Peñarol, en algún momento, no soy futbolero. ¿Alguna asignatura pendiente? No, más o menos vengo cubriendo las cosas que quiero. ¿Una comida? Soy bastante diverso.  ¿Un libro? Estoy leyendo “Rayuela” de Cortázar.  ¿Una película? Leí el libro hace casi 30 años, me encantó, y ahora quiero ver la película, “La Tregua”. ¿Un hobby? Entre plantar y hacer música.  ¿Qué música escucha? Hay autores nacionales muy buenos, pero también hay gente de Brasil muy buena, y estoy buscando más del trópico. Te nombro uno, que ha sido compañero mío y que es relativamente desconocido y que tiene un disco bellísimo, el artiguense Ernesto Díaz.  ¿Qué le gusta de la gente? Que sea franca, honesta y amigable.  ¿Qué no le gusta de la gente? Que sea falsa y superficial.

Perfil de Sergio Aguirre
En pareja. Tiene dos hijos. Es del signo de Cáncer. De chiquito vivió en el campo y ya de entonces le tiró la agronomía. Hincha de Peñarol, en algún momento, no soy futbolero.
¿Alguna asignatura pendiente? No, más o menos vengo cubriendo las cosas que quiero. ¿Una comida? Soy bastante diverso.
¿Un libro? Estoy leyendo “Rayuela” de Cortázar.
¿Una película? Leí el libro hace casi 30 años, me encantó, y ahora quiero ver la película, “La Tregua”. ¿Un hobby? Entre plantar y hacer música.
¿Qué música escucha? Hay autores nacionales muy buenos, pero también hay gente de Brasil muy buena, y estoy buscando más del trópico. Te nombro uno, que ha sido compañero mío y que es relativamente desconocido y que tiene un disco bellísimo, el artiguense Ernesto Díaz.
¿Qué le gusta de la gente? Que sea franca, honesta y amigable.
¿Qué no le gusta de la gente? Que sea falsa y superficial.

afuera, bastante por Colombia y por algún otro país. Por otro lado, también hay que decir que en lo local no he sido de los que más ha actuado, siempre un poquito afuera del departamento. Saqué un disco en 2014, lo estuve presentando por algunos lados y ahora preparando desde el año pasado para grabarlo este año al último y armar algunos videos. Pero a su vez toda esa preparación estuvo acompañada de varias actuaciones en un lugar novedoso para Salto.

- Entonces lo que debí preguntar debía referir al retorno a la sala de grabación para un nuevo disco…
– En ese sentido sí. Fue en el 2013 para presentar en el 2014 mi último disco, y ahora este año sacamos el disco rápido.

- Con temas bastantes actuales y críticos, como “Milonga Deslumbrada”, donde alude a los políticos y a la gente en su escaso compromiso por el cuidado del ambiente, con un ritmo diferente a lo que le habíamos escuchado antes.
– Casi todas las canciones que están en este disco las venía haciendo desde 2015 para acá. En ese período estuve afuera, en Colombia, donde intercambié experiencias con músicos. Por eso creo que en este disco hay una mayor mezcla con otros géneros y nuestro folklore. Es una canción que surgió quizás de una manera especial, te explico, me llevó un tiempo pero logré terminar un doctorado en agroecología en Colombia. Al tiempo que estaba trabajando sobre la tesis, pensaba que era dirigida a un público más bien académico, lo que terminaba siendo un reducido número de personas que lo iban a leer. Pero dado al mismo tiempo mi condición de músico y compositor, quería generar un producto que tuviera algo que ver con todo ese proceso reflexivo que había hecho y dirigirlo a un público más amplio en un formato diferente, y que además de sesos tuviera entrañas, para llamarlo de alguna manera…

- ¿Podría decirse entonces que en este tema encontramos resumida su tesis doctoral?
– Capaz que sí, aunque la tesis se deriva a otros terrenos con más profundidad, pero está mencionada de alguna manera en ese trabajo. Me gustó el resultado final de como quedó y respecto al ritmo, cuando me puse a trabajar con los muchachos que grabamos el disco y que conformamos un grupo que se llama “Pagoer Trío” (“uruguayisación” del inglés “power”, poder). Ya venía tocando esporádicamente con el percusionista, Pedro Zeni, y conversando con él sobre quién podría ser una persona más, ahí apareció Charles Prates, que es un bajista muy joven, en realidad los dos son muy jóvenes, con formación sólida pero intuitivamente excelentes músicos. Pedro tiene una formación de ritmos murgueros, afros y Charles también, con una influencia con Brasil. Así que se dio esa confluencia, y en ese intercambio de la canción original hubo un reacomodo, enriquecieron el tema entendiendo por dónde quería ir yo.

- Otra de las canciones que vienen en el nuevo disco, “Candombe del Pepe”, no es lo que uno podría creer, ¿se trata de una canción de amor?
– Es una especie de historia de amor. En realidad, esa es la única reversión que he hecho hasta el momento. Cada disco mío eran canciones nuevas, en este caso, en el 2010 ya lo había sacado en un formato un poco más chico, solo guitarra, voz y percusiones que aparecían al final. En este caso, tocamos casi al mes y medio que empezamos a ensayar y desde ahí en adelante estuvimos tocando por lo menos un par de veces en vivo en un lugar particular, como comenté hace un rato, que es el fondo de mi casa, en la barbacoa. Una vez, debido a un seminario internacional que se hizo en la Regional (CENUR Litoral Salto, Universidad de la República) y que vino gente de todos lados, africanos, europeos, canadienses, de Estados Unidos, nos invitaron a tocar para cerrar ese evento, pero como a su vez querían comer un asado y no tenían dónde, les ofrecí un paquete si iban para allá, hacían el asado y tocábamos al mismo tiempo. Eso salió tan bien que pensamos aprovechar ese espacio, que era nuestro lugar de ensayo, ya estaba todo armado, solo faltaba que fuera la gente. Transformamos eso en “La Barbacoa”, que lo difundimos por Facebook. Así que un par de veces al mes hacemos pizzas, jugos caseros y vino. Ahí ya hemos hecho como treinta actuaciones, en un ambiente muy particular de intercambio directo con la gente.
Eso hizo madurar las canciones de alguna manera cuando llegamos a grabar. Estuvimos un fin de semana instalados y concentrados en Montevideo, pero grabando como si estuviéramos tocando en vivo. Así llegamos a esta nueva versión de “Candombe del Pepe”.

- También dedica una canción a Marosa Di Giorgio.
– Era una de las canciones que tenía compuesta hace tiempo. Hay una especie de capítulo mío, de alguna manera, de recordar algunas personalidades del arte, nuestros. Si recuerdas, en nuestro anterior disco había una canción que se llamaba “Víctor”, que era una especie de recuerdo a Víctor Lima. Esta fue dedicada a Marosa y tengo otra por allá que no está grabada todavía, que se llama “Horacio”, pensando en Horacio Quiroga.

- Si tuviera que definir su estilo en este nuevo disco, que si no llevo mal la cuenta sería el sexto, ¿hay una evolución o el estilo es el mismo?
– Lo que para mí se mantiene es un poco el espíritu de búsqueda, en ese sentido estoy siempre abierto, trato, no sé si lo logro, que en cada canción o que en cada disco hayan algunos elementos diferentes, una búsqueda por caminos nuevos.

- Recibiendo además influencias de la música colombiana y de sus compañeros que forman parte del trío…
– Sí, las dos cosas influenciaron en el sonido final que tiene el disco, a pesar que cuando los invité y empezamos a ensayar, ya tenía compuesta casi todas las canciones, salvo una o dos, ellos terminaron influyendo en la sonoridad final que tiene el disco, sin duda.

- ¿Qué pasaría si no existiera el apoyo del Ministerio de Educación y Cultura a los artistas para poder grabar su disco?
– En realidad depende de qué tipo de artista es y sobre la suerte que le ha tocado, hay una confluencia de varias cosas. Por ejemplo, uno, que ya tiene determinadas reglas de mercado y que está ubicado en determinados lugares, capaz que más centrales en el país, y con un género más claramente identificado dentro del mercado, podría trabajar sin el apoyo del MEC. Como aquellos que se definen como rockeros o de música tropical y que ya tienen su estructura armada, donde se atienen a esas reglas, ellos terminan funcionando bárbaro. Pero los otros, los que entran por caminos con arenas movedizas, bueno, por ejemplo, mi disco tiene una cumbia pero tocada de determinada manera, con raíces más centroamericanas. Sin embargo, si se compara esta cumbia, “La Promesa”, con lo que hoy se escucha en Uruguay, se van a encontrar unas cuantas diferencias. Soy bastante cabeza dura (risas) en cuanto a eso, no quiero cerrarme a estilos cuadriculados. Es como la milonga, que encontramos aquellas que suenan mezcladas con otras cosas, hay candombes que también tienen una sonoridad que quizás un candombero ortodoxo me cuestionaría y con toda la razón.

- ¿Compone música para usted o para la gente?
– En principio para mí. A mí me tiene que colmar lo que hago y cómo lo hago, eso en primer término. Después, por supuesto, uno de alguna manera está pensando que todo este proceso de año y medio, donde tuvimos tocando y donde nos vio gente, fuimos dando y recibiendo, y de ese dar y recibir un poquito se va acomodando la interpretación de cada canción. Claro que me gusta que la gente haya entendido lo que quería transmitir, pero primero la dejo bastante cerrada con mi gusto personal.

- De ahí que lo suyo no sea música comercial sino de autor, como suele definirse y que es de lo que hemos venido hablando.
– Algo de eso hay, pero lo otro que hay es, así como tengo esa búsqueda de hacer algo que mueva un poco el piso y que la gente no quede tan cómoda, aspiro a que no solo mi público sino el público en general sea más atento, más cuestionador y que abra su cabeza.

- ¿Cómo puede hacer la gente para conseguir este disco?
– Este disco salió apoyado por los Fondos Concursables del MEC, y salió editado, como los últimos tres discos, por el sello Ayuí, que es de Montevideo, muy valioso en cuanto a que con criterios de calidad, siempre, editan materiales muy interesantes. Seguro lo encuentran en Montevideo donde ellos tienen un local de venta en El Galpón. Acá en Salto no he tenido mucho éxito en las ventas en los dos locales que hay, así que lo que hacemos es aprovechar nuestras actuaciones para venderlo. En estos días estuvimos circulando bastante, porque participamos del circuito cultural de Los Pájaros Pintados, ya hicimos nuestros toques que estaban pautados, estuvimos en Mercedes, San Javier, Young, Paysandú y Salto. Posiblemente pueda salir alguna actuación más. En Salto tenemos alguna idea, pero La Barbacoa es algo que siempre está, difundiendo de esa manera nuestra música. Lo que termina siendo un espacio alternativo para lo que son los boliches normales de la ciudad.

- ¿Qué te tira más, la agronomía o la música?
– En este momento creo que más la música. Estoy manteniendo las dos, pero de alguna manera trato de ser una persona integral, por lo que uno debería ser un poco de todo.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“Hay que dar las libertades y facilidades para que todos los compañeros del Partido Nacional que quieran ser candidatos a la Intendencia puedan serlo”

Entrevista a Carlos Albisu

Carlos Albisu aspira a «tratar de ser genuino y trabajar en política como se debe, disfrutando la tarea, tratando de poder tener la capacidad de tender puentes y sentarte con todo el espectro político para buscar soluciones a temas que vienen trabados en los cuales se necesitan decisiones de todos para poder tener políticas departamentales que vayan más allá de lo que son los partidos políticos y los gobiernos de turno, porque a veces se necesitan más de cinco años para poder darlas», así se lo expresó a EL PUEBLO en una charla luego de las elecciones de los jóvenes del AlbisuCarlosPartido Nacional (PN).

- ¿Cómo analiza la participación de los jóvenes, tanto a nivel país como en lo departamental, en sus elecciones internas del pasado 2 de setiembre?
– Por supuesto que muy positiva en muchos aspectos. Desde lo que es lo electoral, desde lo que son los números que es lo que por lo general la gente mira y se visualiza. Positiva desde el momento que a nivel país el partido aumentó casi en 20 mil votos de lo que fue la última elección, y andar en torno de 67 mil jóvenes que acompañaron esa interna de la juventud del PN, que entendemos que es un gran apoyo y que va de la mano con lo que viene viviendo el partido, esa efervescencia, la militancia, esos nuevos dirigentes que hoy está teniendo el PN a nivel país.

A nivel local, con un aumento de una elección a otra de un 60%, que creemos también que es muy positivo y que va de la mano con el partido que estamos viendo hoy a nivel local con un trabajo que se viene haciendo por parte de todas las agrupaciones, de todas las listas, en la Casa del PN desde el 2015 a la fecha, que uno lo ve dentro de lo que son las diferentes reuniones y plenarios de las diferentes listas en la Casa del PN, lo ve también cuando sale a recorrer los barrios, lo ve también cuando sale a recorrer las localidades de la campaña, lo ve en el día a día en la calle, que hay mucha gente que de alguna manera quiere apostar al PN.

Ve al PN como el cambio necesario a nivel nacional y en lo departamental, y de alguna manera se ve también en ese apoyo de muchos jóvenes que comenzaron a trabajar y a caminar en la actividad política. Así que en ese sentido, fue algo muy importante.

Después está lo que queda, cuando muchas veces los diferentes dirigentes y sectores políticos nos llenamos la boca hablando de renovación, es bueno cuando eso se baja a la práctica que es lo que ha hecho el PN, entonces uno ve a un partido con 181 años trabajando permanentemente, aggiornado y con mucha vitalidad, siendo el principal partido de la oposición y con grandes chances de ser gobierno. Muchas veces uno se pregunta, ¿por qué un partido que tan pocas veces ha sido gobierno está tan vital y tan fuerte como el nuestro? La respuesta pasa por esa renovación permanente y necesaria que deben tener los partidos.

- Si bien no se puede extrapolar lo que pasó en esta elección de jóvenes con lo que puede ocurrir en las elecciones del 2019, ¿lo toman como un termómetro de lo que podría pasar?
– Creo que sí. Si bien uno ve –y estamos hablando a nivel nacional- en encuestas que permanentemente están dando al PN primero o empatado con el FA, con un amplio crecimiento, es un mojón del momento, pero en este caso ha venido acompañado desde el punto de vista electoral con un aumento considerable de apoyo de jóvenes que ven en el PN un lugar como para empezar a transitar su vida política. Esto va de la mano con todo esto y se vienen alineando los diferentes temas como para llegar al 2019 con mucha fuerza y con esas chances que las diferentes encuestas vienen dando.

- El PN suele votar de una manera en lo nacional y unos meses después decae su votación en lo departamental, ¿cómo se logra romper con eso?
– No existen fórmulas mágicas, lo que debe haber es trabajo. Al mes que el intendente Lima asumiera su cargo en julio de 2015, nosotros estábamos inaugurando la Casa del PN y desde ahí se ha transitado con un trabajo permanente, en el día a día, de todo el PN, recorriendo el departamento, reuniéndose, haciendo cosas. Aparecieron tres nuevas listas que eso se veía apenas unos meses antes de la elección y hoy se ve en Alianza Nacional con la Lista 180, lo que es Verónica Alonso con la agrupación de José «Chelo» Cardozo, en «Todos Hacia Adelante» ves a una Lista 400, que es una nueva lista que empieza a transitar, y eso, le reitero, se veía apenas unos meses antes de las elecciones, y hoy que estanos muy alejados de esa instancia, y ya vienen haciendo el trabajo político de posicionarse. Ya lo hicieron en la elección de jóvenes.

Entonces, uno ve una efervescencia, un trabajo y una rebeldía a cambiar esa situación que también, y con mucha ayuda de lo que es la realidad nacional del PN, se viene dando para cambiar eso que ha ocurrido en las últimas dos elecciones, en 2010 y 2015.

- ¿Qué tanto puede aportar a este cambio en lo departamental que la presidencia de la República sea ganada en 2019 por el PN?
– Creo que mucho. El hecho que el presidente sea de tu mismo partido, siempre ha empujado. También estamos trabajando para no depender 100% de eso. Por supuesto que si el presidente es del PN en las próximas elecciones, va a empujar y mucho a las posibilidades de lograr una Intendencia, pero el trabajo que venimos haciendo es independiente de esos factores que son externos, si bien son dentro del PN, empujan y ayudan mucho, uno ve la efervescencia nacional que baja a los diferentes departamentos, pero el trabajo que propusimos y estamos realizando todos juntos, van independiente de eso.

- Las encuestas que usted menciona, también dicen que existe un porcentaje muy elevado de indecisos, cercano al 40%, quiere decir que el uruguayo aún no tiene decidido qué va a votar en 2019. Otros analistas sostienen que el uruguayo ya no vota ni partidos políticos ni programas de gobierno, vota al candidato. ¿Cuándo el PN de Salto discutirá el tema candidaturas a la Intendencia?
– Estamos trabajando y tratando de facilitar a que todo aquel que se sienta capacitado y con ganas de ser candidato a la Intendencia, que vaya a la contienda. Después existe, por supuesto, la interna en la cual todos necesitamos tener el apoyo de la gente para poder llegar a ser candidatos. No hay que analizar mucho, pero si dar las libertades y las facilidades para que todos aquellos compañeros del PN que quieran ser candidatos a la Intendencia puedan serlo.

- ¿Se entiende entonces que la experiencia de la candidatura única del PN en la anterior elección no fue positiva y no se va a repetir?
– Y no. Pienso que acá tendríamos que ir con tres candidaturas. El PN tiene candidatos, gente y equipos con la capacidad como para poder presentarse en una elección departamental.

- ¿O sea que no se van a negociar las candidaturas en un cuartito sino que se presente a una interna todo aquel con aspiraciones y que sean las urnas las que decidan quién será candidato?
– Esto tiene que ver con lo que hablábamos hace un rato sobre el cambio de rumbo que hemos tenido, aunque aún hay cosas que tenemos para seguir cambiando, diferentes a las últimas que hemos hecho y que son importantes y que van en esa línea de algo que no funcionó, que pudo haber sido un error, hoy lo vemos como que hay que cambiarlo, mejorarlo y por ahí puede venir también la fórmula de mejorar electoralmente a nivel local.

- ¿Sigue convencido que a fin de año deja la presidencia del PN?
– Si. Mire, uno tiene la palabra que dimos cuando no fuimos candidato a la Intendencia porque habíamos dado la palabra a Lucía Minutti que la íbamos a apoyar, y cumplimos. En diciembre de 2015 también dimos la palabra que íbamos a estar al frente de la Comisión Departamental del PN hasta diciembre de 2017, y así lo vamos a cumplir. La palabra es sagrada para nosotros.

- ¿Se va a trabajar en un programa único de gobierno del PN en Salto o cada candidato manejará su propia propuesta?
– Lo hemos hablado mucho. Lo interesante es mantener una línea sobre determinados temas, y después por supuesto, que cada candidato maneje diferentes matices sobre estos u otros temas. Pero en cuanto a lo que tiene que ver con programas, ya hay un grupo de compañeros que han venido trabajando en diferentes temas, los que se profundizarán seguramente a partir de lo que es fin de año de cara a lo que serán las elecciones de 2020, también apoyados por algunos equipos técnicos que hay en Montevideo.

- Desde su óptica, ¿cuál debería ser la columna vertebral de un programa de gobierno departamental del PN?
– Desde nuestra óptica tenemos un gran tema, que cualquiera que pretenda ser candidato a intendente lo tiene que tener muy claro, que es el tema económico. Tenemos una comuna que está endeudada y que va a estar pagando un préstamo durante 15 años, o sea que hay plata que no va a estar entrando y que va a estar pagando eso. Una comuna que se tiene que organizar en lo que es el rubro cero y gastos extras que puede tener una Intendencia.

Hay que poner la casa en orden para empezar a transitar e ir por los servicios básicos que tiene una Intendencia, como la recolección, el estado de las calles, la iluminación. Después está todo lo que uno pueda llegar a hacer como intendente y que no necesitás de recursos locales, sino que es más un tema de gestión e ir a sentarte a los diferentes ministerios a pelear desde lo que es el turismo, un tema de obra, de vivienda, para poder reflotar y trabajar así diferentes temas del departamento. Como también tenés que ir a sentarte con empresarios que están en Montevideo para tratar de alguna manera, seducirlos y traerlos a invertir a nuestro departamento. Tratar de buscar a diferentes bancos internacionales que andan buscando dónde invertir en toda esta zona y llevarles buenos proyectos para que vengan a invertir y mejorar lo que es la región. Poder sentarte con grandes empresas que hay en el departamento, entre ellas lo que es Salto Grande, y tratar de hacerlos socios para poder trabajar juntos e ir mejorando la ciudad y el departamento. Me parece que por ahí tiene que venir la cosa para tratar de bajar lo que son estos altos índices de desocupación que tiene Salto, si bien eso es responsabilidad del gobierno nacional, tenemos también que asumir la responsabilidad que nos toca como gobierno local de ayudar a los salteños que más necesitan de una mano en estos tiempos.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

Sudafricano en Salto

Dylan es un joven de 21 años que llegó hasta las costas rioplatenses por amor, el que se terminó al poco tiempo y emprendió el camino junto a sus pocas pertenencias en una mochila. Y un poco en español y otro poco en inglés se dio la charla.

- ¿De dónde vienes?
Dylan- De un pueblito en la costa de Sudáfrica de nombre Amanzimtoti, cerca de Durban, que es una ciudad que se encuentra a 600 kilómetros de Johannesburgo.

- ¿Qué haces en Salto?
Dylan- En Salto estoy (de pasada) viajando por Latinoamérica, primero estuve en Argentina por tres meses. Después tuve que salir de Argentina al vencer mi visa, así que tomo la ruta de Uruguay, después iré a Paraguay, Bolivia, Chile. Argentina y Uruguay son dos países muy similares.

- ¿Desde cuándo estás viajando y por qué?
Dylan- Desde hace 11 meses, es muy complicado de explicar, pero lo cierto es que me uní a una chica de Buenos Aires en Sudáfrica, hoy es mi ex novia. Viajé con ella y por ella, ahora estoy solo. Me gusta mucho viajar para conocer gente y sus culturas.

- ¿Qué conoces de Uruguay?
Dylan- Mi primer destino fue Salto, estaré tres días y luego seguiré haciendo dedo en la ruta a Montevideo, de ahí sigo por la costa hasta Brasil.

- ¿Y después vuelves a Sudáfrica?
Dylan- No lo sé, no tengo claro cómo seguiré mi viaje.

- ¿Qué buscas en este viaje?
Dylan- Seguir conociendo gente de buen corazón, creo en el amor de la gente que ayuda a otras personas. Vivo el momento, no tengo planes ni tengo grandes expectativas.

- ¿Extrañas a tu familia?
Dylan- Si, mucho. Pero eso es parte de la experiencia. Estamos en contacto cuando consigo wi fi y me entero que están todos bien.

- ¿Cómo te recibió Salto?
Dylan- Muy bien, pero creo que depende de cada persona. Por ejemplo, si yo no tengo buena energía o si estoy enojado, la gente que me rodea será un reflejo de lo que siento. Por eso pienso siempre todo en positivo y con buena energía, y eso es lo que recojo también cuando hago dedo en la ruta, todos felices, nada negativo.

- Me dicen que fuiste al zoológico, ¿cómo lo encontraste?
Dylan- Fue muy triste ver a todos esos animales con su vida condicionada a algo que no es natural. Al mirar a los ojos de la leona y comparándola con las que tenemos en Sudáfrica en vida salvaje, libres, que tienen una mirada muy fuerte, los ojos de la leona de acá no tienen vida, es muy pero muy triste. No es posible una vida así…

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

Vivir el momento, sin planes y con la expectativa de conocer nuevas culturas y su gente, así es la vida de los mochileros

Salto llegan permanentemente viajeros de todas partes del mundo, casi sin enterarnos hemos recibido mochileros de Argentina, Colombia, Brasil, Francia, Alemania, Polonia, Suecia, Canadá, México, Sudáfrica, Dinamarca, Italia, Rusia, Chile, Venezuela y por supuesto, de Uruguay, quienes han sido recibidos por un matrimonio que han puesto su casa al servicio de los visitantes que llegan de tan lejos en busca de descanso y para compartir historias en un lugar que es conocido como la «Posada de los Zorrinos».

Aprovechando la visita del motoquero Salvador Klaric (entrevista publicada el pasado domingo en EL PUEBLO), Sebastian, el Terri y Micaelaconocimos a una joven pareja, Sebastián Baños (Avellaneda, Argentina) y Micaela Hernández (Maldonado, Uruguay), y al joven sudafricano Dylan Taljaard (Amanzimtoti, Durban), quienes compartieron su experiencia con EL PUEBLO.

- ¿Qué hacen en Salto?
Sebastián- Particularmente venimos a trabajar porque estamos parando en Paysandú, estamos visitando a los tíos de ella antes de cruzar a Argentina. Allá la policía tampoco me dejó trabajar, yo hago malabares en los semáforos, así que venimos a trabajar acá, pero lamentablemente tampoco me han dejado.

- ¿Qué pasó?
Sebastián- Estaba trabajando cerca del shopping, pasó un patrullero, me pidieron que me las tome, me frenaron, me empujaron contra el patrullero y cuando les dije que no me empujen me dijeron que podían hacerlo y meterme preso si querían. Me empezaron a patear las piernas y me pegaron una piña en las costillas.

- ¿Te dijeron por qué hicieron eso?
Sebastián- Parece que me confundieron con un vendedor de pasta base, pero eso fue más temprano, que también nos pararon en la calle para identificarnos y cuando les dije que era mochilero como tantos que habían en la vuelta, me quisieron responsabilizar por el aumento de la pasta base y de la cocaína como si fuésemos nosotros los culpables, como si ellos no supieran dónde se vende la pasta base y la cocaína. Si uno que no es de acá lo puede averiguar en un rato, me imagino que ellos deberían saberlo.

- Cuando ves que estas cosas pasan en nuestro país, ¿qué pensás?
Micaela- No importa si es nuestro país, somos personas y vamos todos por el buen camino. Vivimos tratando de no molestar a nadie, lo que buscamos es justamente todo lo contrario, conversar, conocer y compartir con la gente. No siento que es mi país cuando mi país no me deja estar en mi lugar, así que no podría sacarme cartel si me corre de mi propio lugar.

- Esto que te pasó, ¿sólo te ha ocurrido acá?
Sebastián- Lamentablemente la policía en general es igual en todos lados, no les tiene permitido pensar y analizar caso por caso sino que generalizan y meten a todos en la misma bolsa. Entonces, el que no es conocido, el que no es de ahí, tienen preconceptos y por las dudas ya te tratan como si fueses malo.

Micaela- Nosotros entendemos que estamos en la calle viviendo como la gente que capaz hace las cosas mal, pero tendrían que ser conscientes de que no somos lo mismo, así como aquel que está en su casa no todos son los mismos, también hay malas personas viviendo en un hogar, y también pasan cosas malas en hogares de gente con plata, no tiene nada que ver la situación en la que estemos viviendo, es una elección nuestra, nosotros elegimos recorrer, caminar, nosotros elegimos cruzar toda la ciudad caminando. Entonces, entendemos que la gente se ponga nerviosa porque tienen un miedo inculcado que no es cierto, pasan cosas malas así como pasan muchísimas cosas buenas, tendrían que aprender a diferenciar y aprender a conocer a la gente para darse cuenta de quién es el bueno y quién es el malo. Quizás el malo esté más cerca de lo que piensan.

- ¿Hace mucho que tomaron la decisión de ser mochileros?
Sebastián- Yo empecé a viajar a principios del 2013. Tenía mi trabajo, estudiaba en la universidad, me iba bien, pero todas las noches me acostaba y pensaba en la vida que estaba teniendo y ya sabía cómo iba a ser el resto de mi semana, el resto del mes y el resto del año, no estaba contento y me costaba dormirme porque no era feliz. Es así que un día largué todo, me tomé un avión a Perú con solo un pasaje de ida y empecé a vivir. Me cambió la vida, empecé a vivir sin expectativas y sin esperar nada, abierto a todo lo que pase y a todo tipo de experiencia.

- Los dos supieron el momento en que decidieron salir, ¿tienen pensado ya cuándo van a volver?
Sebastián- Como te digo, al no tener expectativa de lo que te va a pasar, ni siquiera sé qué va a pasar a la noche. Pero como por suerte todavía tengo a parte de mi familia en Buenos Aires, siempre que puedo voy para allá a visitarlos, pero sigo estando de viaje por más que esté en mi misma ciudad.

- ¿Qué siente tu familia cuando te ve partir?
Sebastián- Si ellos hubiesen podido elegir cómo iba a ser mi vida, seguramente no hubiesen elegido esto, pero como por suerte ven lo bien y feliz que estoy, lo aceptan y se ponen contentos. Tuve la suerte este año de estar en Uruguay desde enero, y más o menos en mayo mi madre tuvo la posibilidad de venir a visitarme cuando estaba en Maldonado…

- ¿Quedó tranquila?
Sebastián- Quedó tranquila a pesar que ella vio que yo estaba viviendo en la calle y compartiendo con la gente que vive en la calle, algo que ella nunca se hubiese imaginado, pero se fue realmente tranquila porque pudo compartir con esa gente y ver qué clase de gente era.

- ¿Y en tu caso?
Micaela- Me parece que mi familia ya se lo esperaba, y me recomendaron el cuidado de siempre, la preocupación que tienen todas las familias. Ellos están muy felices que pueda vivir esta experiencia y aprender lo que estoy aprendiendo, y todo el tiempo están esperando que les cuente todo lo que vivo y todo lo que hago, a quién conocí, a quién vi. Incluso mi papá piensa en su licencia tomarse unos días para viajar hasta donde esté yo para poder compartir también, y ojo que mi padre siempre fue un hombre bastante cerrado, criado a la antigua, conservador, pero que se dio cuenta que como su hija -que no es mala persona- salió a la calle y a la vida, pueden haber muchas personas también de la misma manera. Entonces, él también quiere ver qué se siente y nos va a acompañar cuando pueda.

- ¿Qué sigue en el mapa?
Sebastián- después de levantar algunas cosas que dejamos en Paysandú enfilamos a Buenos Aires que a fines de setiembre cumple 90 años mi abuela así que vamos a pasar el cumpleaños ahí, y ya para noviembre empezar a subir otra vez por Argentina y buscar nuevos lugares.
Micaela- Yo cumplo en enero y siempre le digo a él que quiero pasar mi cumpleaños en Perú. Pero él siempre me dice algo que es cierto, vas conociendo lugares y gente. No es la foto del paisaje, es la gente, es increíble lo que se vive. Es increíble sentir el cariño de la gente, el amor que te tienen y que podés compartir también con ellos, como en la casa que nos estamos quedando, que nos alojaron. No nos piden nada los chicos y nos dan mucho más que un techo, nos dan un hogar, estamos en familia, estamos con hermanos que nacieron de otra madre en otros países. Estamos todos compartiendo aunque en algunos casos no nos podemos entender todavía (risas) pero sabemos que nos queremos porque obramos para bien y queremos lo mejor para todos.

- ¿De quién es el perro?
Sebastián- Él no es de nadie, él nos acompaña a nosotros, viaja conmigo desde Paraguay, hace dos años, y ahora hace tres meses que estamos los tres juntos.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

«Viajar es un continuo proceso de enseñanza y aprendizaje»

Salvador Klaric es un maestro y padre de familia que hace 5 años decidió abandonar todo y tomar su moto para recorrer América. De paso por nuestra ciudad dialogó con EL PUEBLO para compartir su experiencia.

- ¿Qué lo motivó a dejar una vida tranquila para tomar la ruta en moto?
– La vida tranquila la tengo ahora (risas), no es que estaba tranquilo y que me decidí a hacer esto. No, por ahí no estaba tranquilo y ahora estoy tranquilo porque encontré que la verdadera libertad era la del espíritu y no la idea que me generaba en mi mente a través del ego, donde me daba condiciones a través de normas, creencias y valores que no servían para nada. Acá hay otra realidad, la del espíritu, donde he encontrado que la vida es hermosa y la gente es maravillosa en todos lados.

Perfil de Salvador Klaric Separado. Tiene 6 hijos y 4 nietos.  Es del signo de Escorpio. De chiquito quería viajar.  Es hincha de Nacional. ¿Una asignatura pendiente? Ir a Croacia, para conocer la tierra de su padre.  ¿Una comida? Verduras.  ¿Un libro? «Un curso de milagros» de Helen Schucman.  ¿Una película? «Jinetes del Espacio» de Clint Eastwood.   ¿Un hobby? Andar en moto.  ¿Qué música escucha? La de los 80.  ¿Qué le gusta de la gente? La solidaridad, el amor.  ¿Qué no le gusta de la gente? Nada.

Perfil de Salvador Klaric
Separado. Tiene 6 hijos y 4 nietos.
Es del signo de Escorpio. De chiquito quería viajar.
Es hincha de Nacional.
¿Una asignatura pendiente? Ir a Croacia, para conocer la tierra de su padre.
¿Una comida? Verduras.
¿Un libro? «Un curso de milagros» de Helen Schucman.
¿Una película? «Jinetes del Espacio» de Clint Eastwood.
¿Un hobby? Andar en moto.
¿Qué música escucha? La de los 80.
¿Qué le gusta de la gente? La solidaridad, el amor.
¿Qué no le gusta de la gente? Nada.

Después de unos temas de salud, varios problemas del corazón y otros líos que tuve de trabajo y de empresa, porque yo tenía una empresa además de mi trabajo de docente, dejé todo eso, vendí todo y repartí entre mis hijos, tengo seis, están grandecitos todos, y les dije, «hijos, papá se va». Con cien dólares, la moto, dos mudas de ropa, que la he ido cambiando gracias a la gente, me fui a recorrer el mundo, donde me di cuenta de lo bueno que estaba esto, donde empecé a conocer el corazón solidario de las personas. Te das cuenta que pedir no es malo, pedir está bueno, cuando pedís de golpe te abrazás con la gente. Compartir un pedazo de pan, compartir cosas es maravilloso.
Fue en ese momento que empecé a encontrar un mundo de gente de todos lados, miles de personas. Hablando de la moto que es lo que más sé, en este momento hay diez mil motos dando vuelta el planeta. El 85% de esas motos viajan como yo…

- ¿Qué buscan?
– No buscamos, vamos a compartir la vida y a levantar culturas. El viajar es un continuo proceso de enseñanza y aprendizaje, así como sos maestro, el otro es también tu maestro. La idea es que cuando termine y no ande más, pienso escribir un libro sobre esto. Por ahora lo que hago es recorrer, soy muy conversador, hablo con autoridades que me escuchan, acá en Salto solo una autoridad me escuchó, para comunicarle que hay un mundo de gente que no están viendo, están dejando pasar gente maravillosa…

- ¿Con quién se ha encontrado en Salto?
– Con gente de varios países. Acá en Salto tenemos la «Posada de los Zorrinos», que es un matrimonio que abrió sus puertas para esa gente que nadie recibe, para esa gente que la policía, como pasó hace unos días en Salto, los echa y les pega. Entonces, ¿qué Salto estamos mostrando? Estamos mostrando un Salto que no existe, echamos a los pobres artesanos que muestran su arte, echamos al arte callejero que es hermoso en todo el mundo, donde otros países los reciben con los brazos abiertos, acá los estamos echando. En la Provincia de San Luis (Argentina), estaba en una plaza, donde se juntó un montón de gente alrededor de la moto, como suele pasar, el Ministerio de Turismo se enteró y vino una comitiva del Ministerio a darme el recibimiento y decirme «gracias por estar con nosotros, gracias por compartir y conocer nuestra ciudad, sos bienvenido hermano». Mientras que acá tratan de echarlos, Uruguay tiene que cambiar. Hay una realidad que pinta lo hermoso de Uruguay, están viniendo turistas –uno les dice turistas, pero son seres humanos del mundo, ciudadanos del mundo- de todas las nacionalidades y nadie los está viendo. Así que despertemos a una realidad hermosa que está pasando en Salto. Es el momento de hacerlo, y eso es lo que trato de comunicar.

- ¿Qué países ha visitado?
– No tengo una meta fija de hacer tanta cantidad de kilómetros ni de ir muy lejos, simplemente viajo. En Argentina estuve un año y medio recorriendo de sur a norte y de oeste a este, estuve en más de 300 pueblos y ciudades, pero eso es nada para lo que en realidad es Argentina. Recorrí toditas las provincias y todo pueblo que pude encontrar, hablé con todas las municipalidades que me quisieron escuchar. En Chile estuve otro montón de meses más. Además estuve en Perú, Bolivia, Paraguay, Brasil y por supuesto recorrí varias veces Uruguay. Ahora la idea es volver a Paraguay, porque me encantó, además a Paraguay le debemos mucho con lo que le hicimos con la Triple Alianza, además de que ahí fue donde murió nuestro Prócer. Cada vez que voy a Paraguay pido perdón y agradezco que sean lo que son… La idea es seguir luego a Perú, Ecuador, Colombia y llegar a México. ¿Cuándo? No sé, no tengo problema de tiempo, vivo el ahora.

- ¿Hubo algún momento que pasó mal y le hizo replantear su viaje para volver?
– La única vez que me cuestioné fue en la Patagonia argentina, que es muy dura, es rebelde de verdad. Los vientos, el frío, la nieve, el hielo, las montañas, el desierto, la nada. Hay muy poca gente en la Patagonia, aunque ahora hay más gente que hace treinta años. Pensemos que Argentina tiene 45 millones de personas, en Santa Cruz, Tierra del Fuego y Chubut hay un millón y medio de personas. Entonces, fue maravilloso estar ahí, pero claro, hubo un momento que me sentí mal, porque lloraba dentro del casco, también lloro cada vez que me voy de un pueblo y cuando me despido de los amigos, pero lloraba dentro del casco, la moto se caía, ahí en la Patagonia el viento da vuelta los micros, da vuelta camiones, así que fijate lo que puede llegar a hacerle a la moto, es un papel. Y estar en la nada, en el desierto, donde los celulares no funcionan, estás en la nada de la nada solo y sin poder marchar.
Ahí en un momento sentí que no podía seguir y que tenía que llamar a mis hijos para decirles que me volvía a Uruguay porque no aguantaba más. Llegué a un pueblo, a San Julián, conseguí una Telefónica y hablé a Uruguay con mi hijo mayor, «no aguanto más, me vuelvo, que venga una grúa y que se lleve la moto, no me importa nada, no quiero saber más nada», y mi hijo me dice, «papá, vos sos nuestro orgullo, tenés que seguir, yo te mando plata y te quedás unos días en un hotel a descansar», y cuando me dijo eso, «plata no quiero!», y ahí como que me volvió la cosa, me senté en el cordón de la vereda y pensé, «vuelvo a la ruta», y volví.

- ¿Qué le gusta más, conocer gente o lugares y paisajes?
– La gente. Los lugares van a estar, las termas de acá van a seguir estando, el cerro y la montaña van a seguir ahí el año que viene, pero este encuentro con amigos es único, no se va a repetir nunca más, este momento es irrepetible, nunca más se va a vivir, no me quiero perder la posibilidad de compartir un mate con mis amigos. Si me dan a elegir entre ir a las Termas del Arapey y quedarme a tomar un mate con un amigo, que las termas esperen, yo me quedo con este amigo porque acá hay historias, hay amistad, hay amor y cultura de verdad. Los lugares están y me gustan, saco fotos, todo bien, pero si tengo que elegir, me quedo con los amigos, con las familias y sus historias, las leyendas de los pueblos que te cuentan en cada lugar.
Hay cosas que nunca hay que preguntarle a un moto viajero cuando te lo encontrás, nunca le pregunten de dónde viene, a dónde va, lo lejos que fue ni la cantidad de kilómetros que hizo ni la moto que tiene. Primer cosa que tienen que hacer es saludar, porque es un ser humano, no es un robot. Saludarlo y preguntarle cómo está, cómo está tu moto, porque no saben de dónde viene esa persona y por ahí viene con ganas de un abrazo porque está extrañando, por ahí quiere compartir algo calentito, por ahí quiere una charla o necesita una sonrisa o de un lugar dónde armar su carpa, por ahí viene con algún problemita en la moto.
Luego de cumplir con esos requisitos, ahí sí, invítenlo a tomar una cerveza y vamos a hablar de la ruta, de motores, de fierros, pero primero, saludá. Eso es lo que la gente tiene que saber, lo demás es relativo.

- ¿Ya pensó cómo serán las primeras páginas de su diario de motocicleta?
– Si, voy a contar cómo comencé, por qué lo empecé a hacer, cuál era la situación que estaba viviendo.
Tenía un montón de problemas de salud, líos en la cabeza, de trabajo, el tema del dinero me afligía, todo eso me complicaba la vida, y me fui.
Resulta que me di cuenta que la moto no tenía nada que ver porque a los problemas me los llevaba conmigo, y que estuviera a dónde estuviera, el problema seguiría conmigo igual, que no lo solucionaba con viajar.
Entonces de golpe descubro que la libertad estaba en mi espíritu, y empiezo a cambiar la visión porque había otra forma de ver esto, y empecé a ver la vida de otra forma y sentir la verdadera libertad.

- Aquellos que aún no sabemos eso, ¿tenemos que hacer ruta para conquistar nuestra libertad?
– No, no, porque está en tu interior. Vos podés ser muy feliz en tu casa, en tu trabajo, en tu negocio, en tu empresa, podés ser muy feliz dónde estás, no necesitás viajar para ser feliz, la felicidad no tiene nada que ver con los viajes.
Uno tiene la opción, uno decide. Después que me pasó lo que me pasó, me dije que tomaba esto como una misión, no estoy buscando la felicidad, ahora lo que hago es compartir lo que ya estoy sintiendo, voy a contarle a la gente que ser feliz es fácil, que se puede ser feliz, que vos podés ser feliz en tu trabajo, en tu empresa, podés ser feliz con tu familia, y si querés viajar, viajá, pero la felicidad no pasa por la cantidad de kilómetros, la felicidad está acá adentro (señala el pecho). Esto es maravilloso, tengo que contarle a la gente que es posible ser feliz.

- ¿Estamos perdiendo la oportunidad de ser felices?
– Claro, pero además está al lado tuyo, no está afuera, está en tu interior.
Los cambios vienen por acá (vuelve a señalar el pecho), y luego cambia la visión de lo que estoy viendo. Cuando esto ocurre y empiezo a ponerle amor a las cosas, me doy cuenta que ahí se produce el milagro.

- ¿Qué mensaje nos deja?
– Que son una hermosa gente y que despierten a una realidad que tienen todos los días, la de la gente maravillosa que está viniendo a visitarlos y no se están dando cuenta. Que la policía no los eche, que primero pregunte quiénes son, dialoguen con ellos, y tengamos un lugar en Salto para recibir a esta gente maravillosa, tengamos un lugar donde puedan contar sus historias y compartir la cultura de sus pueblos, es momento de hacerlo, porque si no, que me disculpen los políticos, se les va a ir al carajo todo, porque cada vez somos más los viajeros en el mundo.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“Más allá de haber logrado el IMAE, la experiencia de ese grupo que trabajó mancomunadamente debe ser un ejemplo para otras cosas”

Entrevista a Alberto Juan Crescionini

Alberto Juan Crescionini es presidente de la Fundación Rotaria dentro del Club Rotary Noeste de Salto y encargado de la organización del Salón de Vinos Finos que este año llega a su décima edición.
- ¿Ya diez ediciones del Salón del Vino?
– Así es, diez años. En las reuniones previas que tenemos de organización, hicimos más que un balance una retrospectiva mirando hacia cuando empezamos, con todas las incertidumbres sobre si esto iba a andar. Lo que queríamos lograr era tener una fuente de ingresos que nos permitiera afrontar nuestras actividades de servicio,

Perfil de Alberto  Juan Crescionini Casado. Tiene dos hijas. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser chofer de ONDA. Hincha de Peñarol. ¿Una asignatura pendiente? Viajar con la familia y tocar el piano. ¿Una comida? El pastel de carne que hacía mi madre. ¿Un libro? Las sandalias del pescador de Morris West. ¿Una película? Love History y Borsalino. ¿Un hobby? Los campamentos con los amigos. ¿Qué música escucha? Bossa Nova, Roberto Carlos. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad. ¿Por qué Alberto Juan y no Juan Alberto? (Risas) No tengo respuesta para eso.

Perfil de Alberto
Juan Crescionini
Casado. Tiene dos hijas. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser chofer de ONDA. Hincha de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? Viajar con la familia y tocar el piano. ¿Una comida? El pastel de carne que hacía mi madre. ¿Un libro? Las sandalias del pescador de Morris West. ¿Una película? Love History y Borsalino. ¿Un hobby? Los campamentos con los amigos. ¿Qué música escucha? Bossa Nova, Roberto Carlos. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad. ¿Por qué Alberto Juan y no Juan Alberto? (Risas) No tengo respuesta para eso.

fundamentalmente el plan de becas estudiantiles con el que estábamos muy entusiasmados, y bueno, sin duda que dio sus frutos. Tenemos diez años de Salones del Vino y tenemos diez años del plan de becas, este año con 35 becarios, lo que evaluamos como positivo y exitoso, a punto tal que hoy ya han pasado más de 180 becarios, muchos de ellos recibidos y que han vuelto a sus lugares de origen, inclusive algunos a sus pueblos del interior del departamento. El plan de becas además sumó adhesiones de empresas e instituciones muy importantes que ayudan a financiarlo. Así tenemos a la intendencia de Salto, a la Comisión Técnico Mixta de Salto Grande, a varias empresas del medio, a dos barras de amigos que se juntan normalmente a comer un asado los fines de semana y por conocimiento que han tenido del plan, se han sumado a financiarlo.
- ¿Qué está previsto para esta décima edición del Salón del Vino?
– Como siempre las bodegas más importantes del país van a estar presentes, vamos a pasar las veinte bodegas este año, hoy 16 de agosto ya tenemos diecinueve bodegas confirmadas de las veinte que nos propusimos, por lo tanto seguramente vamos a pasar las veinte bodegas. La oferta gastronómica siempre es importante, y este año también lo va a ser, con productos de chacinados, de rotisería, de dulces de Salto y quesos de otros departamentos. También en la oferta de entretenimiento hay alguna sorpresa este año respecto del tema de hacer del Salón además de un evento agradable, más ameno. Este año queremos hacer un reconocimiento a los asistentes del Salón, por lo tanto van a haber sorteos y también vamos a hacer un reconocimiento a las bodegas, que son el corazón del Salón, porque apoyar diez años esta iniciativa no es poca cosa y nos permite hacer todas las cosas que estamos haciendo.
- ¿Ya hay fecha y lugar?
– Sí, se realiza el 29 de setiembre en La Calandria Polo Club a las 21 horas, eso ya está totalmente definido. El ticket cuesta $900, que incluye una copa de cristal de alta calidad grabada, el catálogo del Salón, que este año será también especial, independientemente de que se informa todos los vinos que las bodegas presentan, la oferta gastronómica, los patrocinantes y los auspiciantes, también vamos a tener en ese catálogo un poco de la historia de los diez Salones, muy resumida en imágenes, y también la historia de nuestro plan de becas, o sea, qué se ha hecho con el producido de esos diez años.
Esperamos entonces que el Salón este año tenga un brillo especial. Ya desde el año pasado hemos llegado a vender 600 tickets, y no vamos a vender más tickets que esos, ni tampoco vamos a sobrepasar esa cantidad de bodegas que comenté porque si bien el salón de La Calandria es muy amplio, tampoco queremos que sea un amontonamiento de gente, queremos que la gente que vaya esté cómoda, que disfrute del salón, que pueda haber una circulación adecuada y un buen acceso a los stands sin aglomeración de personas. Por lo tanto, si bien se pudiera vender un ticket más, no es nuestro objetivo.
- Algo que siempre llama la atención es la velocidad con la que se agotan los tickets que se ponen a la venta.
– Eso es una realidad. Pusimos a la venta los tickets ayer, que los pueden conseguir en Royce Joyas, empresa que siempre colabora con nosotros, y además los tenemos a la venta todos los socios de Rotary Salto Noreste. El año pasado, diez días antes del Salón se nos agotaron los tickets. Por eso sugerimos que si está en duda en acompañarnos, se apure a tomar la decisión porque estimamos que este año nos va a pasar lo mismo, porque los pusimos a la venta, ya hemos informado en algunos medios de esto y ya hay una gran cantidad de tickets vendidos. Inclusive ya tenemos una gran reserva de tickets de Argentina y de Brasil debido a la comunicación que tenemos con los otros clubes rotarios de la región.
- ¿A qué se debe este éxito?
– Originalmente, en el plano local, fueron dos motivos. Uno, creo que la gente fue por lo innovador de la propuesta, porque no se conocía un Salón del Vino en Salto, y por el fin solidario. Esa conjunción de las dos cosas a nivel local fueron el motivo, pero hoy ya eso no es tan así, aunque sin duda el fin solidario siempre está, pero después creo que el nivel de calidad y excelencia que se ha logrado en el Salón, tanto del punto de vista de los vinos que se presentan, de la variedad de bodegas que vienen, de la oferta gastronómica y de la particularidad de un evento social en el cual se pueda hablar con la gente, intercambiar comentarios, un evento muy ameno, todo esto ha sido una constante.
Siempre digo que este es un evento ganar-ganar, porque si bien se paga un ticket, la gente tiene una devolución, va a un evento que a la gente le agrada degustar vinos, probar exquisiteces en la parte gastronómica. Pero además, desde hace algunos años, algo que cada vez se acentúa más, se ha transformado en un evento que toca a otros sectores, no solamente el productivo o social, sino que toca al sector turístico, al cultural. A Salto por el Salón del Vino vienen de otros lados más de cien personas, de Argentina, de Brasil, de Montevideo, vienen los dueños y los principales enólogos de las bodegas, por eso lo hacemos los viernes, porque aparte de venir al Salón de Vinos Finos de Salto, vienen a nuestras termas.
- Me dijo que el origen de este Salón era financiar becas estudiantiles, pero ustedes en los últimos años han diversificado su aporte a nuestra sociedad…
– Desde hace tiempo estamos incursionando en el área de la salud. Hace un año hicimos la entrega de dos equipos muy importantes de última generación para la Sala de Gastroenterología del Hospital Regional Salto. Estamos nuevamente pensando en una nueva donación al Hospital con la Fundación Rotaria pensando en las necesidades que pueda tener en equipamiento. O sea que la salud es otra área a la cual los fondos del Salón se aportan.
Este año particularmente estamos incursionando en el tema del cuidado del medioambiente en la plantación de árboles, por eso tenemos un programa que se llama Acercamiento Rural-Urbano, en el cual participa la CTM, los Amigos de la Escuela Pública, la Cooperativa COFUESA y la Inspección Departamental de Educación Inicial y Primaria, donde traemos a Salto chiquilines de las escuelas rurales, y donde van chicos de las escuelas urbanas al medio rural, y en ese intercambio encontramos a gurises del interior que no conocen a Salto, no conocen el río, les mostramos la oferta educativa que hay. Por este programa, la CTM nos da la posibilidad de tener un árbol, el que le obsequiamos a esa escuela, que nos tiene que informar después cómo plantan el árbol, nosotros les mandamos material de cómo se cuida y hacemos un seguimiento a los efectos de que los niños de las escuelas de las que vienen tengan una concientización del tema medioambiental con la importancia de la plantación de árboles.
- Está bien hacer ese seguimiento, cosa que no pase lo que ya pasó con otras plantaciones de árboles, que se terminaron muriendo…
– Exacto. Ya el lunes en nuestra reunión de la Comisión Directiva empezamos a recibir las primeras devoluciones de las escuelas. Las maestras y los niños fundamentalmente, se van muy entusiasmados con eso. También estamos pensando en el mismo sentido de plantación de árboles, ubicar una plaza pública de la periferia de los barrios de Salto, quizás pueda ser en termas del Daymán. Estamos hablando con escuelas, con comisiones. En termas del Daymán está el barrio Jardines, La Chinita, buscamos identificar una de las plazas que se están armando ahí para hacer toda la plantación de árboles en este programa. Y también involucrar en esa plantación de árboles a los niños de la escuela de esa zona, y a los vecinos, para que cada vecino o niño de la escuela, sea un poco el tutor de ese árbol y usar la plantación del árbol para hablar del cuidado del medioambiente.
Se trata de un programa que empezamos este año, donde también están involucrados todos nuestros becarios, que están haciendo programa referido al árbol y a la solidaridad con Rotary con el arquitecto Gallino, donde realizan cortos de cine en un proyecto, donde hay siete grupos de becarios que van a hacer siete cortos, todos relacionados al cuidado del medioambiente y a la plantación de árboles.
- En otro orden, según lo informado, es inminente la habilitación definitiva del IMAE Cardiológico en Salto (algo que se confirmó el viernes). Usted fue una cara visible en representación de los rotarios de la última cruzada que se hizo en la región para alcanzar este logro. ¿Cuáles son sus sentimientos al respecto?
– Primero, una gran alegría por una lucha de más de veinte años. Alegría por algo que se tuvo que hacer de esta forma pero que no debería hacerse de esta forma, porque la salud es de las cosas que la gente debería tener en todos lados, pero bueno, ya está. La segunda reflexión es que cuando hay un objetivo trascendente y superior, se pueden juntar voluntades y personas, grupos políticos, instituciones de servicio, que tengan diferentes puntos de vista pero se pueden lograr en pos de un objetivo común que sea realmente importante.
Más allá de haber logrado el IMAE, esa experiencia de ese grupo que trabajó mancomunadamente para lograr el IMAE, debe ser un ejemplo para otras cosas. Esa semilla quedó, fructificó pero seguramente quedaron sembradas otras semillas, y ojalá que puedan aparecer otros desafíos para Salto que puedan tomar como ejemplo esa conjunción de voluntades que se armó en esa comisión que trabajamos tan a gusto y con tanto éxito. No fue una tarea fácil, hubo intereses muy fuertes que fueron cediendo ante la evidencia de la necesidad

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

En el día de las PASO en Argentina, EL PUEBLO dialogó con el Cónsul Argentino

Entrevista a Santiago Aníbal Odobez

Santiago Aníbal Odobez es el Cónsul Argentino en Salto desde finales de 2013, pero ya dos años antes había llegado a nuestra ciudad como Cónsul Adjunto. Es diplomático de carrera, por lo que no está sometido a los vaivenes de la política interna de su país. El motivo inicial de la charla con Odobez, justamente refería a las elecciones que hoy se están llevando a cabo en Argentina y conocer cuál sería el trabajo que desde el Consulado en Salto se estaría realizando con los ciudadanos argentinos radicados o de paso por Uruguay.

Perfil de Santiago Aníbal Odobez Soltero. Es del signo de Capricornio (20 de enero). De chiquito quería ser gaucho. Es hincha de Boca Jrs. ¿Una asignatura pendiente? Siempre tengo asignaturas a futuro, no puedo decir que haya dejado algo por hacer en el pasado.  ¿Una comida? El asado.  ¿Un libro? podría mencionarle varios, pero pensando en mi infancia, recuerdo un libro que descubrí a mis 10 años, “Dos años de vacaciones” de Julio Verne.  ¿Una película? “55 días en Pekín”.  ¿Un hobby? La equitación.  ¿Qué música escucha? Soy abierto a todos los géneros musicales, pero lo que más me atrae es la clásica.  ¿Qué le gusta más de la gente? La sinceridad y honestidad.  ¿Qué no le gusta de la gente? Lo contrario.

Perfil de Santiago Aníbal Odobez
Soltero. Es del signo de Capricornio (20 de enero). De chiquito quería ser gaucho. Es hincha de Boca Jrs.
¿Una asignatura pendiente? Siempre tengo asignaturas a futuro, no puedo decir que haya dejado algo por hacer en el pasado.
¿Una comida? El asado. Un libro? podría mencionarle varios, pero pensando en mi infancia, recuerdo un libro que descubrí a mis 10 años, “Dos años de vacaciones” de Julio Verne. ¿Una película? “55 días en Pekín”. ¿Un hobby? La equitación. ¿Qué música escucha? Soy abierto a todos los géneros musicales, pero lo que más me atrae es la clásica. ¿Qué le gusta más de la gente? La sinceridad y honestidad. ¿Qué no le gusta de la gente? Lo contrario.

- ¿Hay más trabajo de lo normal en el Consulado en tiempos electorales?
– Digamos que siempre en época electoral aumentan más que nada las consultas presenciales o telefónicas derivadas precisamente del acto eleccionario. A diferencia de lo que ocurre con las elecciones generales, cuando se vota en el Consulado, en las elecciones primarias que son estas, que se celebran este domingo, no se vota en el exterior, y solo se realiza en el Consulado la justificación de la no emisión del voto, a través del sistema que tenemos enlazado con la Cámara Nacional Electoral, a partir del día siguiente de la elección.

- ¿Así que no son obligatorias las elecciones en las PASO?
– Las elecciones son obligatorias en el territorio nacional, en el exterior no son obligatorias nunca las PASO, directamente no se celebran en el exterior, solo se celebran las elecciones nacionales, que son voluntarias para todas aquellas personas que tienen domicilio en el exterior. Es decir, que todas las personas que concurran a votar en octubre, que es cuando se celebren las elecciones nacionales, y en donde el Consulado actúa como una Mesa Comicial, lo hacen por su propia voluntad. Nadie que esté radicado en el exterior tiene la obligación de votar.

- ¿Qué perjuicios o sanciones tendría el ciudadano argentino que no vota en las PASO por estar fuera del país y no lo justifica?
– Tiene una multa que en este preciso momento no recuerdo con exactitud su monto, además de la inhabilitación subsiguiente para votar en las próximas elecciones hasta que no pague la multa.

- En nuestro país, además de una multa, también tiene determinados perjuicios en la realización de trámites administrativos ante organismos estatales…
– Claro, en Argentina también la ley prevé la imposibilidad de realizar trámites ante los organismos nacionales.

- O sea que es importante para el ciudadano argentino que si no vota en las PASO por estar fuera del país, que venga al Consulado para justificar su situación…
– A partir del día de la elección, en este caso del domingo 13 de agosto, tiene sesenta días subsiguientes para, ya sea justificarlo él personalmente a través de internet en la página de la Cámara Nacional Electoral (http://infractores.padron.gov.ar) o concurrir aquí al Consulado a justificar la no emisión del voto, que en este caso no tienen que hacer ningún trámite ulterior en Argentina porque nosotros estamos enlazados al mismo sistema de la Cámara Nacional Electoral, entonces emitimos las certificaciones en el día. Lo que tiene que traer es cualquier documento que acredite que el día 13 de agosto estaba aquí en Uruguay, porque el Consulado está cerrado el día 13.

Vale decir, puede traer el pasaporte sellado de que ingresaron a Uruguay el mismo día 13 o en días anteriores, un certificado policial de cualquier comisaría, no necesariamente de aquí de nuestra jurisdicción, puede ser un certificado migratorio emitido por Migraciones de que efectivamente tal día cruzaron y que no presentaron egreso posterior. Es decir, de modo general cualquier documento emitido por alguna autoridad local, puede ser también en los lugares donde se encontraba en el día de la elección, por ejemplo de aquí de Salto o de Bella Unión, donde hay Prefectura, que documentación que emita al respecto también la aceptamos sin ningún inconveniente.

- ¿Qué jurisdicción comprende este Consulado en territorio uruguayo?
– El Consulado tiene la jurisdicción que en superficie equivale al 22% de la superficie de Uruguay porque comprende los departamentos de Salto, Artigas y Rivera.

- ¿Cuántos argentinos que están radicados en Uruguay estarían relacionados con este Consulado?
– En general es más gente que se encuentra naturalmente cerca de la sede de Salto. Aproximadamente tenemos registrados a personas que se han matriculado en el Consulado -que es un acto voluntario-, hablamos de alrededor de cuatro mil personas. De todas formas, conozco a muchos argentinos, con quienes incluso tengo relación personal, que no están matriculados. Le reitero, como no es una obligación legal que quien se muda al exterior deba hacerlo, está en todo su derecho el no registrarse.

- De todas formas es una forma de mantener vínculos con su terruño…
– Sí, y aparte es un beneficio práctico al momento de que quieran regresar, porque desde que los tenemos registrados en el Registro de Matrícula, le puedo hacer el certificado de residencia para que puedan presentar ante las autoridades aduaneras, y en ese momento, se han eximido de pagar el canon de importación de todos sus bienes.

- Como ciudad turística termal que es Salto, suelen llegar argentinos, ya sea por estar de tránsito o porque efectivamente eligieron a Salto como destino de sus vacaciones. ¿Suelen acercarse hasta el Consulado para llevar adelante algún tipo de trámite?
– Sí, algunas personas concurren, por lo general lo hacen porque sufren algún percance durante su estadía, ya sea por tener algún accidente de tránsito o porque sufren el robo o extravío de documentación, y por tanto necesitan, sí o sí, acercarse al Consulado porque sin la documentación que nosotros emitimos de manera supletoria, no podrían regresar al país. Después ha habido también en momentos en que se encontraba vigente el famoso “cero kilo”, algunos turistas que han venido a plantear alguna inquietud o queja porque venían de Argentina, y como sabrá, muchos no vienen solo a hoteles sino que alquilan cabañas o casas, entonces algunos de ellos traían algo de mercadería para cubrir parte de la estadía, y se encontraban con que de golpe esos bienes eran incautados en el paso internacional, y muchos se acercaban a manifestar inquietudes al respecto.

- Hay ciudadanos argentinos radicados en nuestro país que tienen jubilaciones o pensiones, ¿cómo sería la forma de poder hacerse de esos beneficios?
– Hay un convenio entre el ANSES, que es nuestro organismo previsional, con el organismo previsional uruguayo, que es el BPS. Entre ambos organismos se coordinan de manera directa para que una persona que tenga alguna pensión o jubilación otorgada en Argentina y resida en Uruguay, la pueda cobrar aquí. Y a través de nosotros, lo que se hace semestralmente es el trámite de justificación de supervivencia. De esa manera la persona viene al Consulado y le emitimos un certificado de supervivencia que dependiendo del caso puntual, se carga directamente en el sistema del ANSES, que lo hacemos nosotros, o los interesados lo hacen llegar a través del Banco intermediario, que es el Banco que le paga, precisamente para acreditar que vive y la continuidad del beneficio previsional.

- ¿Cuáles suelen ser los trámites más comunes que se tramitan en el Consulado?
– De lo que veníamos hablando al comienzo en materia electoral, que lo vivimos dos veces cada dos años, es decir, cuando ocurren las PASO y luego se vota en las elecciones generales, el resto de los trámites son de los más variados. Por ejemplo, lo más básico es la renovación de Documentos Nacionales de Identidad (DNI) para todos los ciudadanos argentinos que residen en el exterior. Es decir, aquí se le hace el trámite para obtener el nuevo DNI, sea por extravío o deterioro o porque también la persona cambió su domicilio y hay que actualizar ese dato en el documento también.

También hacemos trámites de emisión de pasaportes para ciudadanos argentinos. Pueden ser pasaportes de emergencia, que es para una persona que no vive en la jurisdicción pero se encuentra de paso, perdió la documentación y tiene que continuar el viaje hacia un tercer país, que son pasaportes de duración acotada a un año como para permitirle a la persona viajar y que cuando regrese a su lugar de residencia, pueda tramitar el nuevo pasaporte ordinario por extravío o deterioro del anterior. Y también pasaportes provisorios, que son los que más emitimos, que son para las personas que se encuentran de paso en la jurisdicción, extravían la documentación pero su destino es volver a Argentina, como pasa cuando se pierden los documentos aquí en las termas y no tiene cómo justificar su identidad para poder volver a su casa en Argentina.

Ahora hemos implementado, a partir de la semana pasada, un nuevo sistema de emisión de certificado de antecedentes penales. Antes era un trámite que era algo engorroso porque se hacía en formato papel, teníamos que tomar nosotros las huellas digitales de la persona, certificar que esas huellas eran de esa persona que luego debía ocuparse a través de un tercero, a quien también le podía hacer un poder en el Consulado, de enviar la documentación al Registro Nacional de Reincidencia en Buenos Aires para poder tramitar su certificado de antecedentes penales. A partir del viernes pasado, tenemos habilitado este nuevo sistema aquí en el Consulado, y todas las personas que necesiten un certificado de antecedentes penales, lo pueden tramitar directamente aquí en forma digital.

- ¿Para qué sirve ese trámite?
– El certificado de antecedentes penales es uno de los dos elementos documentales que requieren todos los países del MERCOSUR para otorgar la residencia. Vale decir que la persona que viene a Uruguay, por ejemplo, y necesita para cumplir con la ley uruguaya tramitar su residencia, tiene que presentar ante la Oficina de Migraciones del lugar donde inicia el trámite, el certificado de antecedentes penales y la partida de nacimiento, además de su documento de identidad del país de origen.

- ¿Cómo observa el interés de los gobiernos de Concordia y de Salto en la construcción de un puente vecinal entre ambas ciudades?
– En general todas las propuestas que tiendan a facilitar la vida de los ciudadanos y a fomentar los vínculos de las comunidades, es siempre muy positivo. Supongo que falta un largo trecho porque entiendo que primero hay que hacer una serie de estudios que determinen la viabilidad técnica del proyecto y luego deberán los gobiernos locales buscar las fuentes de financiación para poder llevar a cabo la obra. De todas maneras, siempre es bueno todo lo que tienda al mejoramiento de las condiciones de vida de la comunidad.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“No debe haber nada que nos separe, mientras estemos en la tierra, todos tenemos que tratar de entendernos”

Entrevista con Carlos Etchevers

Carlos Etchevers es montevideano, pero con profundas raíces salteñas. De niño vino a Salto en 1968 porque su padre fue Jefe de Regimiento (hoy Brigada) desde mayo de 1967 hasta mayo de 1969, cuando fallece. Hizo 2º año de liceo en “el viejo Osimani”. Sus hijos (dos mujeres y un varón) se casaron con salteños. Se radicó definitivamente con su esposa en Salto en 2010 para estar cerca de sus nietos. Pero además, es el creador de la bandera de Salto, que elpasado 30 de julio cumplió 20 años. Con él dialogamos sobre ese trozo de historia personal que pertenece también a los salteños.

Perfil de Carlos Etchevers Casado. Tiene 3 hijos, 8 nietos y uno en camino. Es del signo de Capricornio. Es hincha de Peñarol. ¿Una asignatura pendiente? Me gustaría leer más de historia.  ¿Una comida? El asado.  ¿Un libro? En este momento sobre mi mesa de luz tengo como siete u ocho libros, unos más empezados que otros.  ¿Un hobby? Salir a caminar.  ¿Qué música escucha? Clásica y folklórica.  ¿Qué le gusta de la gente? La solidaridad.  ¿Qué no le gusta de la gente? No debe haber nada que nos separe de la gente, mientras estemos en la tierra, todos tenemos que tratar de entendernos.

Perfil de Carlos Etchevers
Casado. Tiene 3 hijos, 8 nietos y uno en camino. Es del signo de Capricornio. Es hincha de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? Me gustaría leer más de historia.
¿Una comida? El asado.
¿Un libro? En este momento sobre mi mesa de luz tengo como siete u ocho libros, unos más empezados que otros.
¿Un hobby? Salir a caminar.
¿Qué música escucha? Clásica y folklórica.
¿Qué le gusta de la gente? La solidaridad.
¿Qué no le gusta de la gente? No debe haber nada que nos separe de la gente, mientras estemos en la tierra, todos tenemos que tratar de entendernos.

- ¿Veinte años no son nada?
– Mire, si le digo la verdad, no son nada, porque cuando mucha gente se enteró de este reconocimiento que se iba a hacer me dijo, “¿ya veinte años?” Y es cierto…

- Cuando le avisaron que le iban a hacer este reconocimiento, ¿cómo lo tomó?
– Fue un edil de la Junta a hablar conmigo a casa, Gustavo Bentos Pereira, que lo conozco del año 2011. Yo me radiqué definitivamente en Salto en 2010, y en 2011 arrancamos a trabajar con la Asociación de Amigos del Patrimonio, que ya lo había integrado en el año 97, soy socio fundador, se creó ese año cuando empezamos a trabajar con La Redota, y él era uno de los involucrados en las aparcerías, “Vaimaca Pirú”. De ese conocimiento, él me llamó hará dos meses y medio para ir a hablar conmigo. En casa me explica cuál era la intención que había surgido en la Comisión de Cultura, querían hacer un reconocimiento. Íntimamente me chocó porque querían saber si yo no tendría problema. Claro, uno pedir un reconocimiento no es muy modesto, pero quizás él me vio alguna expresión en la cara y me dice, “mire que todos los integrantes de la Comisión de Cultura de los tres partidos tuvimos de acuerdo, y además vamos a invitar al escribano Malaquina”, “entonces diga lo siguiente, yo no me opongo”.

- De los 387 proyectos de bandera que se presentaron usted presentó dos, ganó el que tenemos hoy como bandera de Salto, ¿cómo hubiese sido la bandera si ganaba su otro proyecto?
– Distinta. El fondo era con los colores artiguistas, y tenía en el medio una pluma como símbolo de cultura, justamente representando la tradición cultural que tiene Salto, cruzada con una lanza, representando los ricos hechos históricos que se habían dado acá, sobre todo en la época artiguista. O sea, ya que no había podido tomar la bandera artiguista de Arerungúa (por ser la base de la bandera de Paysandú), pensé en poner una lanza cruzada con esta pluma, con el fondo de los colores artiguistas.

- Cuando se enteró que se presentaba usted junto a otros 385 proyectos, ¿pensó que podía ganar el concurso?
– Nadie sabía cuántos proyectos se habían presentado hasta que salió el fallo. Cuando lo presenté, no tenía una expectativa de que saliera elegido alguno de los proyectos que había presentado, pero se dio una instancia en que el jurado determinó que habían cuatro trabajos que merecían mención honorífica, dos de esos trabajos por unanimidad y los otros dos por mayoría, le digo porque me mandaron las actas al igual que a los otros participantes. Nos llamaron a los cuatro un sábado de junio donde era la Casa de los Asesores en calle Brasil, y nos dieron dos semanas para entregar los trabajos definitivos.

Según nos explicaron, el jurado había seleccionado estos cuatro trabajos con mención honorífica y todos coincidían con algo, los cuatro tenían el escudo, pero los cuatro coincidían en no tener el escudo exactamente igual al de Heriberto Pratts. En mi caso, el escudo había sido escaneado de un folleto de la Dirección de Turismo municipal, entonces claro, estaba muy esbozado. Ni me había dado cuenta de ese detalle, o sea, lo tomé como que ese era el escudo de Salto. Ese es mi caso, los otros desconozco, porque nos dieron cerrado cada proyecto, y nos dijeron, “señores, nadie puede modificar nada, salvo poner el escudo que corresponde”.
El lunes inmediatamente me puse a averiguar dónde estaba el escudo. Así que ahí si uno ya podía pensar que podía llegar a tener alguna expectativa. Entonces, lo ubiqué en la intendencia, en el despacho del intendente estaba el escudo original, y un fotógrafo fue a sacar fotos del escudo original para mandarlo a Montevideo.

- ¿Por qué a Montevideo?
– Le explico. Yo había decidido que el proyecto fuese ploteado, y eso se lograba por computadora, y yo en eso no soy muy ducho. Entonces decidí enviárselo a mi hermano menor, también militar, que se daba maña para estas cosas. Pero mi hermano no era muy ágil (risas), lo que nos llevó a vivir una aventura. Ya con la expectativa que podía competir con posibilidades que mi trabajo saliese elegido, mi hermano me termina mandando el escudo un viernes, el mismo día que vencía el plazo para entregar el proyecto definitivo a las seis de la tarde. No sé si demoró con el ploteo, pero fue a la terminal de Tres Cruces a ver qué ómnibus salía para Salto. Habló con un muchacho a ver si podía traer eso en un tubo para alguien que lo iba a estar esperando en Salto, ya que se iba a bajar en la terminal.
Entonces me avisa mi hermano que un ómnibus llegaría a Salto sobre las cinco con el escudo, dejando poco margen con la hora de cierre de la entrega. Pero cuando él me avisa le preguntó, “¿en qué terminal, la de Cerrito o en la que está al lado del cementerio?”, no sabía. Con mi señora tuvimos que dividirnos, ella quedó en la terminal del cementerio y yo en la de Cerrito. Ella fue la que identificó a un muchacho que bajó con un tubo en la mano. Y ahí rescatamos el escudo casi sobre la hora…

- ¿Cómo se comunicaron de una terminal a la otra para avisarse que había ya tenían el escudo?
– No nos comunicamos. Pero además, yo todavía tenía que poner el escudo sobre una base rígida, que fue lo que nos pidieron. Además, había que presentar dos láminas, una era el escudo en sí, y la otra lámina era la representación de las tres banderas, la Nacional, la de Artigas, la de los Treinta y Tres, con esa bandera incluida para que el jurado pudiera mirar cómo armonizaban los símbolos.
La base rígida ya la tenía preparada, la cuestión era pegar eso y anexarle algo que ya tenía también hecho, la explicación. Era opcional ponerle una explicación, algo que para mí era esencial. Luego, gente que participó nos comentó que había participado, y una persona en particular me comentó que habían presentado cinco trabajos en familia, que él se había puesto a hacer unos dibujos sobre una base de color naranja…

- ¿Por qué no hizo la bandera sobre color naranja?
– En las ideas muy iniciales, algo que no duró más de un día, pensé también en el color naranja, pero pensé que si Salto en el futuro dejaba de ser productor de naranja por equis causa, sería algo que no mantendría vigencia.

- Cuando hoy ve a la bandera de Salto flamear junto a los pabellones patrios en los actos patrióticos, ¿qué siente?
– Si en ese momento tengo presente que la hice yo, obviamente que satisfacción. Muchas veces me ha sucedido que alguien me ha dicho, “mirá, tu bandera”, pero le aclaro que no es mi bandera, es la de Salto, porque en las bases del concurso decía bien claro que el proyecto que fuera seleccionado, el autor perdía todos los derechos. Eso lo tuve claro, como también tengo claro que detrás de toda obra hay un autor.

- ¿Y cuando lo ve a Cavani, que anda por Francia o con la selección uruguaya y lo primero que agarra es la bandera de Salto como sentido de pertenencia a su terruño?
– Siento algo personal. Como destacó el secretario Fabián Bochia en la Intendencia en la mañana y se destacó luego en la Junta a la noche, compartiendo con todos, realmente es bonita. Recuerdo que el manual de vexilología (que estudia las banderas) decía que la bandera tiene que tener sencillez, claridad y distinción. Mirándolo de afuera, un poco ajeno, lo decía Fabián Bochia muy bien, que se podía decir que es linda, sencilla y dice mucho. Creo que es así. En la Junta también, recuerdo que el edil (Carlos) Beasley lo destacaba con otros términos, pero también diciendo que la bandera era linda. Lo importante en estos veinte años es que se arraigó, y diría que eso pasó muy rápido en el salteño.

¿Y cuál es la diferencia entre los símbolos? Porque no es más mérito un símbolo que otro, es la practicidad. Una bandera es una tela que lleva toda esa simbología, se transporta fácil. Uno no puede andar con un escudo llevándolo de aquí para allá. O sea, no es que sea más famosa o más importante, aunque en la gradación de los símbolos el primero es la bandera nacional, pero no existe una gradación de símbolos departamentales, así que tiene eso nada más, la practicidad de transportarla y lucirla, y de salir corriendo con ella, llevarla en la mano, sacudirla, mostrarla con orgullo. Eso en lo que hace al soporte práctico del símbolo, no al autor.

- ¿Qué tanto influyen las raíces históricas de los pueblos en el presente y en el futuro?
– Son muy importantes porque nosotros no nos desprendemos de nuestra historia, de nuestra tradición. Lo importante es mantener las raíces. Le nombraba que integro la Asociación de Amigos del Patrimonio, que trabajamos en lo que este año será la 21ª recreación de La Redota. Ahí ve una actividad que se hace aquí en Salto que procura rescatar las raíces de cuando los orientales éramos un solo pueblo, o mejor dicho, éramos un pueblo unido, donde nace la identidad oriental. Identificados por objetivos comunes y los mismos valores.

- Si ahora salimos a la calle y paramos a cualquier persona, sin importar la edad, casi seguro que no tenga idea de las fechas históricas de nuestro país ni su significado, ¿estamos hipotecando el futuro?
– Creo que sí, estamos hipotecando identidad. Si queremos reconocernos por una identidad común, es muy importante conocer nuestras raíces. Yo tengo 63 años y me acuerdo de todas las fechas patrias, recuerdo cuando era feriado e íbamos a la escuela con nuestra túnica, había un acto con varias instancias de recitado, cada clase había preparado algo, y así en todas las fechas patrias.
Hoy eso se ha perdido porque la enseñanza lo ha descuidado, desconozco cuáles designios son los que han manejado esta situación para que sea así, de falta de veneración de nuestras fechas patrias.
Los símbolos como tales merecen veneración, pero lo merecen por la historia que tienen atrás.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (1)

Municipales pidieron al Ministerio de Educación y Cultura que intervenga al sindicato de ADEOMS por “irregularidades”

Entrevista a José “Chelo” Cardozo

La interna del sindicato de municipales está que arde. El año pasado fue suspendido y luego expulsado el ex presidente de ADEOMS, José «Chelo» Cardozo. Este 29 de junio fueron suspendidos todos los directivos de la Lista 77 y un mes después, este viernes, fueron expulsados del sindicato. Unos días antes concurrieron a la capital para presentar una denuncia ante el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) por lo que ellos (la oposición) entienden se ha procedido de forma irregular en las sanciones aplicadas desde «el oficialismo». EL PUEBLO dialogó con Cardozosobre su punto de vista de lo que está ocurriendo en ADEOMS.

Perfil de José "Chelo" Cardozo En pareja. Tiene cuatro hijos. Es del signo de Virgo. De chiquito quería ser jugador de fútbol. Es hincha de Peñarol y San Eugenio de Salto. Dice no tener ninguna asignatura pendiente. ¿Una comida? Una milanesa. ¿Una película? No miro, soy más de los informativos. ¿Un hobby? El fútbol. ¿Qué música escucha? La salsa. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad y la solidaridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad.

Perfil de José “Chelo” Cardozo
En pareja. Tiene cuatro hijos. Es del signo de Virgo. De chiquito quería ser jugador de fútbol. Es hincha de Peñarol y San Eugenio de Salto.
Dice no tener ninguna asignatura pendiente. ¿Una comida? Una milanesa. ¿Una película? No miro, soy más de los informativos. ¿Un hobby? El fútbol. ¿Qué música escucha? La salsa. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad y la solidaridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad.

- Esta semana fue una delegación de funcionarios municipales a Montevideo, ¿qué planteo hicieron en el MEC?
– Los cinco compañeros que fueron suspendidos presentaron en el MEC una documentación elaborada por abogados salteños con una denuncia donde se plantea la intervención de ADEOMS, debido a que en la asamblea extraordinaria realizada el 29 de junio, en el orden del día decía muy claramente, «interna sindical, informe de la comisión fiscal» y tercer punto, «pasos a seguir». Resulta que en el primer punto, «interna sindical», un socio plantea –y acá lo vamos a decir claramente, manejado por el oficialismo de ADEOMS- la suspensión de los cinco directivos por conducta antisindical por las palabras que habían vertido en una conferencia de prensa. Esos compañeros son suspendidos en esa asamblea por seis meses, y al ser suspendidos tienen todo el derecho de pedir al MEC la intervención de ADEOMS…

- ¿Por qué?
– Porque no estaba en el orden del día la suspensión de esos trabajadores, y en una asamblea extraordinaria no se puede alterar el orden del día. Pero no solo por eso se pide la intervención del MEC en ADEOMS, también por los números que han dado a los asambleístas, no son números reales. Ponen en papeles que les dan a los trabajadores en la asamblea «gastos mayoritarios», y uno tiene que tener y saber cuáles han sido los gastos que se han tenido en los seis primeros meses del año, no se puede poner «grandes gastos» sino poner todos los gastos que han tenido en el presente año.

- ¿Se habla en base a la recaudación mensual que tiene ADEOMS, es decir, entradas y salidas de dinero?
– Si, de casi 32 mil dólares por mes que se recauda…

- Eso es mucho dinero.
– Seguro, pero a ver si nos entendemos, lo único que queremos es que el socio tenga la tranquilidad, porque se le ha pedido al oficialismo de ADEOMS de parte de la Lista 77, los números reales. Es decir, lo que gastan en el auto, en combustible, los viáticos, la comida que comen en ADEOMS, y después la manera en la que siguen manejando ADEOMS, que sigue siendo, prácticamente, el mandadero de Lima y viceversa, usándose ambos con un fin netamente político, para mantener a (Juan Carlos) Gómez en el sindicato con privilegios. Ya se lo he reiterado a los compañeros, hoy cuando el gobierno habla de bajar las horas y suspende transitoriamente la adecuación, que va a continuar el día lunes porque acá, luego que se expulse a los demás integrantes de la Lista 77 (la entrevista fue realizada el día anterior a la asamblea que terminó expulsando a los directivos que ya habían sido suspendidos), la adecuación va a seguir.
Acá hay todo un tema económico, no nos olvidemos del fideicomiso que ahora tenemos que pagar, la población lo debe tener bien en cuenta, porque mucho de lo que se viene realizando en el departamento es con plata del gobierno nacional y con poca plata del gobierno departamental porque está endeudado para adelante y con empresas tercerizadas que se están llevando muchísima plata. Acá nadie sabe los números reales, ¿y quiénes son los que van a pagar? Los trabajadores bajándole las horas, con la adecuación que se va a dar grados a determinadas personas que son amigos de la Lista 1966 (del presidente de ADEOMS) y no piden más. Entonces, así estamos. Por eso se pide la intervención, porque el MEC todavía está a tiempo porque las próximas elecciones son en octubre y todavía puede darse que los compañeros sean devueltos en su calidad de directivos del sindicato.

Otro tema puntual, y no solo lo decimos nosotros, y se va a comprobar más adelante, las grandes irregularidades que se dio en el llamado a asamblea, que tiene que ser publicado en dos diarios locales, y en el único diario que fue publicado fue en EL PUEBLO, eso está muy claro en el estatuto. Así que todo ha estado plagado de irregularidades, así que bueno, debido a eso es que llegamos a Montevideo, presentamos la denuncia, fuimos a la Comisión de Legislación del Trabajo hablando con diputados para que estén enterados de cómo está la situación en Salto. El PIT CNT de acá ha estado totalmente ausente. Y hoy (jueves) presentamos acciones penales contra los directivos de ADEOMS y contra los profesionales que están en ADEOMS.

- No me queda claro si estas suspensiones se deben a la forma en que la oposición en ADEOMS se expresa contra el oficialismo, o porque en realidad no hay espacio para las diferencias en el sindicato…
– Lo que molesta es cuando se plantean cosas diferentes. Vea, la adecuación de los funcionarios Gómez la planteaba para el 2018, y los aumentos salariales del 1.5 también para el año que viene, así que se pedía todo para el año que viene. Y la adecuación sale porque se da la discusión con la Lista 77 para que saliera este año.

Y luego tenemos una última gota que llena el vaso, como fue la designación directa del hijo del secretario de ADEOMS, Mario Martínez, algo que cae muy mal en la población, cuando tanta gente sueña con un sorteo o con un concurso transparente, y eso no existe. El Partido Comunista ha puesto muchísima gente dentro de la intendencia por designación directa, ¿y los otros sectores del Frente Amplio? ¿Para quién se gobierna? ¿Se gobierna para la población, para la gente que realmente quiere un cambio en la sociedad o solo para un sector del FA? Y si todavía los dirigentes del sindicato ponen a sus hijos en la Intendencia por designación directa, ¿qué más podemos esperar?
- El presidente de ADEOMS ha denunciado justamente la intromisión de la política partidaria en el sindicato, pero acusa la intromisión del Partido Nacional (PN) señalándolo a usted como el principal responsable de que eso esté ocurriendo…
– Eso es una total mentira. Yo estoy prácticamente afuera, apenas acompaño a los compañeros porque en esta denuncia también voy yo, porque a mí me expulsan por dos años el día antes de las elecciones de ADEOMS de manera totalmente irregular. Presentamos 150 firmas para que llame a asamblea, pero Gómez nunca llamó a asamblea, ¿y dice que el PN intercede? Ningún dirigente del PN salió a hablar sobre la interna de ADEOMS, a excepción del edil Martín Burutarán que fue hace poquito. Pero después, dentro de los integrantes de la Lista 77 no son todos del PN, hay compañeros que son del Partido Colorado. El propio Marcelo Nobre que encabezó nuestra lista está trabajando en una agrupación que están armando los directores de Andrés Lima como Elbio Machado, Álvaro Gómez enfrente del Hogar de Ancianos. Nobre milita en ese comité del FA, entonces, ¿de qué hablan que estamos manejados por el PN? Nosotros peleamos por los derechos de los trabajadores, y como siempre hemos denunciado que no queremos tercerizaciones en la Intendencia, queremos que la plata que recibe la Intendencia por los tributos que paga el pueblo, sea manejada con maquinaria de la Intendencia, que compren las herramientas que hay que comprar y que la hagan trabajar los municipales, porque ¿cuánta plata se están llevando los privados?

- El gobierno dice que sin ser «una ley mordaza», está vigente de otros períodos una resolución por la cual los funcionarios municipales no pueden hacer declaraciones públicas sobre estos temas, los que quedan reservados para los cargos de particular confianza del gobierno, ¿piensa que puede ser sancionado por estas declaraciones?
– Primero que nada, soy un ciudadano y un contribuyente de esta sociedad donde vivo. El mismo Intendente Lima en cada acto hace hablar a un funcionario de carrera, que no es de particular confianza ni una designación directa, porque muchos de los que han hablado en los actos de las cuadras que va inaugurando, no son funcionarios políticos. Entonces, no pueden decir que los funcionarios no pueden hablar. Lo vamos a seguir haciendo y bueno, aguantaremos lo que tenga que venir. Somos bastantes grandes, sabemos cómo nos hemos manejado en este medio y le aclaro que no tenemos miedo a nada, que hagan lo que tengan que hacer que nosotros también sabremos lo que tenemos que hacer.
No nos van a amedrentar por sacar una resolución que sabemos cuál es el cometido que tiene, callar a muchos compañeros que seguimos peleando para que los trabajadores municipales tengamos mejores derechos. Es como el tema de las horas, porque a los compañeros municipales les están bajando las horas, de 45 a 40 horas en varios sectores, y los dirigentes de ADEOMS están con 48 horas. Vos te enfermás, sacás un certificado médico y a los 10 días que estás en tu casa te llega la notificación que te bajan la extensión horaria, y el presidente de ADEOMS tendría que dar el ejemplo y bajarse las horas también. Es increíble, tienen un privilegio exclusivo. Y así estamos, así está el sindicato, lo han destrozado. Así que seguiremos dando la pelea, porque hay muchos compañeros de varios sectores que quieren formar otro sindicato, se están cansando de esto. Van a esperar a ver qué pasa en setiembre con esta resolución que pueda venir del MEC para ver si se desafilian o no del sindicato. Eso sería muy triste.

- ¿Esta anunciando una posible ruptura en ADEOMS?
– Te puedo decir que si, esto está muy complicado. A los compañeros del interior no le han dado ningún beneficio, entonces, ¿para qué van a seguir pagando entre 800 y 900 pesos por mes si ni siquiera se acuerdan de ellos, ni para traerlos para las asambleas cuando se toman decisiones importantes? Porque la convocatoria a la asamblea donde suspendieron a estos compañeros, jamás llegó a algunos sectores. Muchos compañeros de las oficinas centrales piensan lo mismo. No le tienen miedo a Gómez, le tienen respeto porque cuando arrancó todos pensamos que podía ser un buen dirigente, pero no de la manera que después terminó entregando a trabajadores de una manera totalmente asquerosa.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (1)

“No soy de los que dicen que la política está podrida, creo que hay gente que la pudre pero que también hay gente que le hace bien”

Entrevista a Facundo Marziotte

En este permanente recorrido por diversas radios, en 2004 conocí al joven de 16 años Facundo Marziotte como el relator deportivo de Mundo FM. Ya entonces lo vimos como una persona con convicciones firmes en su trabajo y en su forma de encarar la vida. Seguimos a la distancia su evolución profesional y cómo fue naciendo en él su vocación de servicio a la comunidad desde la política partidaria.

Perfil de Facundo Marziotte: Casado. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser relator de fútbol. Es hincha de Peñarol. ¿Una asignatura pendiente? He tenido suerte, cuando quise algo en la vida me lo puse como objetivo y lo fui a buscar. ¿Una comida? Muchas, pero si tengo que elegir, asado o milanesa napolitana con fritas. ¿Una película? En busca de la felicidad. ¿Un libro? «Se llamaba Wilson» de Diego Achard. ¿Un hobby? Escuchar música. ¿Qué música le gusta escuchar? De todo. Me gusta mucho la música uruguaya. ¿Qué le gusta de la gente? Que sea genuina. ¿Qué no le gusta de la gente? Que no sea sincera con lo que realmente es.

Perfil de Facundo Marziotte:
Casado. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser relator de fútbol. Es hincha de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? He tenido suerte, cuando quise algo en la vida me lo puse como objetivo y lo fui a buscar. ¿Una comida? Muchas, pero si tengo que elegir, asado o milanesa napolitana con fritas. ¿Una película? En busca de la felicidad. ¿Un libro? «Se llamaba Wilson» de Diego Achard. ¿Un hobby? Escuchar música. ¿Qué música le gusta escuchar? De todo. Me gusta mucho la música uruguaya. ¿Qué le gusta de la gente? Que sea genuina. ¿Qué no le gusta de la gente? Que no sea sincera con lo que realmente es.

- Comenzaste muy joven en la radio, ¿de dónde venía tu vocación por la comunicación?
– Ya de niño agarraba el futbolito de botones y jugaba con uno de mis hermanos y con mis primos en el living de casa, pero no jugaba, relataba el partido, normalmente imitando a algún relator como Marcelo Araujo de TyC Sports. No sé por qué lo hacía, me gustaba, no era que ya pensaba que iba a terminar haciendo radio. Jodí tanto con eso que aparte mi madre me echaba del living porque gritaba relatando, que empecé a pedirle a mis padres para empezar en algún medio y fue Pablo Teixeira que por primera vez me llevó a TV Mundo y empecé dando las amarillas del fútbol. En aquel entonces ellos hacían fútbol en vivo. Me acuerdo que mi primer partido fue en cancha de Nacional en el Cerro, lloviendo, debajo de una especie de encerado muy incómodo, pero yo igual estaba feliz, tendría 14 o 15 años. Ese día fue espantoso, con miedo, pero arranqué.

- Te conocí en Mundo FM cuando tenías 16 años.
– Pero antes hice Baby Fútbol con Marcelo Galarza en la televisión, el «Gato» relataba y yo comentaba, todavía no me animaba a relatar, más allá que sabía que era eso lo que me gustaba. Después se dio lo de la radio, no recuerdo exactamente cómo, creo que fue Carlos Hermann que me conoció en el canal y me invitó un día para ser canchero en Mundo FM. Era el equipo de Daniel Caiazzo, luego fue el equipo deportivo de Pope Nalbarte y la dirección en la radio de Paulino Delsa.

Un día faltó el relator, que era Pablo Campiglia y yo dije que me animaba, me miraron con cara de a qué se anima, tenía 16 o 17 años. Así que llevé una grabación de un partido de la selección de Salto con no sé quién, que relaté de un video que me prestó Jorge Jacques, y ese domingo comencé a relatar. Después la radio cambió de firma, nosotros nos fuimos, tuvimos un pasaje por Bemba con el mismo equipo. Luego nos fuimos a radio Tabaré con el Pope, donde hicimos fútbol. Fui luego empleado de la radio con un programa en la tarde con Rosario Núñez, que era de Constitución. Hicimos una especie de Magazine, con música y hasta recetas pasábamos, una cosa bien distendida.

En esa situación pasé poco más de un año, y un día me llama Marcelo Di Giácomo, que con Víctor Couto y Enrique (Di Giácomo) conversamos y se dio el cambio, porque además yo andaba con ganas de hacer cosas nuevas. Así que empecé en la producción del informativo de Libertadores haciendo notas y cubriendo las conferencias.

- ¿Cómo fue el momento que te propusieron hacerte cargo del informativo de la noche en la radio?
– Fue un desafío tremendo, que me costó, no porque no me animara, pero era hacerme cargo de un informativo, que por más que no fuera el de la mañana, que era y sigue siendo el central en la radio salteña, era todo un desafío. Al principio lo hice muy mal…

- Pero te fuiste afianzando rápidamente, porque al tiempo la radio te ofrece hacerte cargo de un programa periodístico semanal los sábados…
– Es cierto, primero fue el informativo de la noche, luego Víctor Couto se va de la radio, dejando un espacio tremendo porque él era el informativo. Así que entonces llegué a hacer por un buen tiempo también el informativo de la mañana porque no había otra opción. Fue una muy linda experiencia aunque difícil. Y fuimos hablando mucho con Marcelo y con Enrique, con quienes tengo una excelente relación hasta el día de hoy, casi de amistad, y un día se dio que charlando con ellos, estaba la posibilidad de este programa y arrancamos los días sábados, tratando de analizar la actualidad con muchas entrevistas y notas. Nunca me consideré un periodista de opinión, siempre cuidé mucho eso, capaz que era por lo que me corría por la sangre.

- A la par de este crecimiento profesional, se notó que fue creciendo en ti un interés por la política partidaria, ¿de dónde surge esa nueva vocación?
– Mi familia es nacionalista de siempre, y en algún momento estando en Tabaré, tuve la intención de militar en política, pero en aquel entonces como que a la juventud no se le daba mucha importancia, hasta que en la radio conozco a Carlos Albisu. En aquel momento era la 50, el inicio del grupo junto a Carlitos Silva y toda esa barra. Y me gustó mucho la visión que ellos tenían de la política, de cómo estaban trabajando con los jóvenes. Me sentí representado y a gusto, así que hablé un día con Carlitos, le dije que quería empezar a militar, y así arrancamos con un grupo de jóvenes.

- ¿Qué buscabas en la política?
– Tratar de hacer algo por las cosas que me parecían que estaban mal. Soy muy crítico con el sistema político, incluso con mi partido, y pensaba que si quería cambiar esas cosas que veía que estaban mal, tenía que hacerlo desde adentro, porque si no sería uno más de los que tira piedras desde afuera sin meterse. Yo estaba convencido y lo sigo estando, que hay que cambiar algunas cosas, sobre todo algunas de las que está muy arraigada en nuestra sociedad.

- Y tomaste la decisión de dedicarte de lleno a la política y dejar a un costado tu vocación por los medios de comunicación, ¿por qué?
– Esa decisión fue muy pensada y charlada. En el periodismo, me fuera más o menos bien o mal iba a seguir, yo estaba bien en Libertadores, era mi casa, hasta el día de hoy sigo yendo. Primero sentí la necesidad, me empecé a sentir incómodo en hacer algunas notas, no te digo que me pelee con algún entrevistado pero sentí que estaba mezclando las cosas, sentí de parte de algún político ese «yo ya sé dónde estás», y no me estaba sintiendo cómodo. Lo hablé mucho con quien hoy es mi señora que en aquel momento era mi novia, lo hablé con mis viejos, y pese a que no estaban de acuerdo, muchos amigos y compañeros del partido no estuvieron de acuerdo, incluso hasta Luis Bértiz me lo decía en la casa del partido.

Pero bueno, tomé la decisión, y si me preguntás si estuve bien o mal, no lo sé, pero estoy convencido de lo que hice. Sentí que la radio no merecía que yo esté en esa encrucijada permanente de no saber si defendía a mi partido o defendía ese respeto que tenía por el oyente y el entrevistado que siempre intenté tener. Entonces me dije que ni la radio se merecía esto, ni yo tampoco me estaba sintiendo cómodo, me la tenía que jugar y bueno, me la jugué.

- Hoy estás de lleno trabajando en el Partido Nacional, pero aún así te sigue tirando la radio y empezaste hace poco un programa semanal…
– Claro, pasa que después que me fui, siempre sentí la ganas de volver. La radio para mí es un montón de cosas. Hice algo de fútbol en algún momento, pero bueno, el fútbol salteño como que no tiene hoy mucha chance, hay un montón de colegas que están trabajando y no está el lugar. Entonces generé un espacio con Valentín Fletcher y con mi hermano. Un día nos sentamos y dijimos de hacer algo, y generamos un programa que no tiene nada que ver con lo que hacía, pero es más por un gusto de hacer radio, llegar los sábados y estar frente a un micrófono de doce a tres de la tarde y charlar de algunas cosas por Siglo XXI FM.

- Hablemos de política. Las encuestas dicen que si hoy hubiese elecciones, el presidente electo sería Luis Lacalle Pou, ¿cómo vivís este momento?
– Primero que nada, aprendiendo mucho, todos los días, chocando y cayendo a veces con algunas cosas. El ámbito político me encanta, no soy de los que dicen que la política está podrida, creo que hay gente que la pudre pero que Facundo Marziottetambién hay gente que le hace bien a la política. Y estoy viviendo este momento con una alegría mesurada porque creo que vamos bien, que estamos trabajando bien, creo que Carlos Albisu sigue siendo a quien yo vi en aquel momento y eso es clave. Carlitos siempre nos ha llevado por un camino por el que nos sentimos muy cómodos, muy libres y muy tranquilos en el trabajo. Y con Luis Lacalle y todo el equipo de «Aire Fresco» a nivel nacional también trabajamos de esa manera, muy cómodos. Las encuestas –y es una frase hecha- son fotos del momento, y hay que verlas como eso. Falta mucho tiempo, hay muchas cosas que van a pasar…

- En términos futboleros, los goles no se merecen, se hacen, y no importa que juegues lindo, el tema es ganar el partido. ¿Pensás que esta vez van a hacer los goles que se necesitan para ganar este partido?
– Creo que sí, es el momento…

- ¿Eso porque el Frente Amplio está mal o porque el Partido Nacional está bien?
– Por las dos cosas. Porque el Partido Nacional construyó una unidad que venía compleja. Luis (Lacalle) y Jorge Larrañaga han limado un montón de cosas, más allá de algún chisporroteo del camino, pero se tiene claro que el partido tiene que estar unido. Lo mismo pasa en Salto, y no porque sea mi líder y con quien trabajo, pero Carlos Albisu fue fundamental en esa construcción de unidad. La Casa del partido que Carlos Albisu propuso y logró que hasta el día de hoy funcione, es uno de los estandartes principales del movimiento del partido. Todas las listas que quieran tienen lugar ahí, se reúnen, se juntan, y están. Eso no es menor.

Que el Frente Amplio esté bien o mal, bueno, es un problema del Frente Amplio. Se los comió el poder, el gobierno se terminó saliendo de lo que debe ser su foco principal, además de la arrogancia y el miedo a tener que asumir el error, los ha matado y pienso que van a seguir por ese camino. Pero bueno, ese es otro tema. El Partido Nacional está firme, capacitado para recibir a gente que quizás no sea del partido desde su raíz, y eso es importante porque el país está dividido en porciones. La gente se siente muy cansada y está viendo hoy al Partido Nacional como una opción de cambio para un país que va por algunos caminos que preocupan. En Salto la batalla es otra, es diferente, pero creo que también estamos bien, trabajando firme.

Publicado en - Política, - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

EL PUEBLO con Julio Alonso, el hacedor de «Los Viajes» por televisión

Entrevista a Julio Alonso

Tenía doce años cuando vi por primera vez «Los Viajes del 12», con la conducción de Julio Alonso. Desde entonces y por espacio de 36 años nos ha acompañado cada semana mostrándonos rincones del mundo por el que él y su camarógrafo han visitado.

Aprovechando su reciente visita a Salto para presentar su nueva empresa «Hiperviajes», la que alcanzó además un acuerdo empresarial con la agencia salteña «Ventus: Viajes & Turismo», dialogó brevemente con EL PUEBLO, donde contó el origen de «Los Viajes del 12», adelantando en carácter de primicia que este año vuelve a la pantalla de Teledoce su programa insignia.
Luego, cuando pasamos al perfil del entrevistado, comenzamos a hablar más íntimamente sobre la vida del propio Los-viajesJulio Alonso, presentándose una nota distinta, donde descubrimos que le encanta comer buseca, le gusta jugar al tenis cuando la rodilla se lo permite, que su esposa lo hizo hincha de Fénix, que no soporta la cumbia y que admira al pueblo cubano.

- Muchas generaciones conocimos gran parte del mundo gracias a usted. Después de tantos años, ¿qué le dejó tantos viajes por el mundo?
– Por lo general, experiencia, el poder conocer nuevas culturas, grandes paisajes de ensueño, gente. Es algo que realmente estoy muy conforme a esta edad luego de tantos años de tener reciprocidad de parte del público. O sea, que ha sido una experiencia muy bonita.

- Usted descubrió esta faceta en los medios televisivos, porque hoy se ve en la televisión, no solo de Uruguay, programas bastantes parecidos…
– Si, yo empecé, para ser exacto, en 1981. Por ese entonces yo estaba dedicado a la locución comercial y a la televisión, pero en ese momento estábamos cubriendo las eliminatorias del mundial del 82, para España, que tristemente quedamos eliminados, precisamente por el país que visitábamos, que era Perú. Y el Círculo de Periodistas Deportivos de Perú invitó a toda la prensa uruguaya y a toda la prensa internacional que estaba cubriendo, en ese caso, el partido de Uruguay – Perú, a visitar Machu Pichu. Allá fuimos, hicimos el Valle del Inca, nos quedamos dos días en Cuzco, llegamos a Machu Pichu, y maravillados un poquito por lo que estábamos observando, le pregunté a mi compañero camarógrafo de Canal 12, si había rollos, si teníamos material de sobra como para poder cubrir la selección uruguaya y también cubrir Machu Pichu. Y bueno, empezamos a tirar imágenes y más imágenes, llegamos a Montevideo luego del partido que recordamos fue el que nos eliminó con aquel cero a cero, y nos pusimos a editar, y yo me pertreché de muy buenos poemas de Neruda, de un escritor peruano muy bueno y también de música autóctona.
Entonces, estando ya en Montevideo, comenzamos a editar todo ese material, se lo presenté al dueño y director del canal, el ingeniero (Horacio) Scheck, lamentablemente hoy desaparecido, para nosotros un profesor en televisión, y me dijo, «el miércoles sale», y yo, «¿cómo?» (risas) Yo me asombré, tenía apenas cuarenta y ocho horas, «el miércoles sale». Y al otro día de salir, recuerdo que me llamó a mi oficina y me dijo, «andá aprontando otro para la semana que viene». Ahí nacieron «Los Viajes del 12».

- En esos viajes nos enseñó también con lujo de detalles lo que era el Carnaval de Río…
– También…

- Fue toda una experiencia mostrarnos lo que está detrás de cada carnaval en Río, aquello que no se ve en los desfiles televisados.
– La verdad que hicimos varias producciones, el carnaval es uno de ellos. La Oktoberfest de Munich la hice varias veces, es algo realmente inolvidable. Por ejemplo, la Fiesta del Vino en Francia también hicimos. Durante cinco años estuvimos haciendo la Tokio Motor Show, que se paralizó en 2001 cuando vino aquel problema económico en estas latitudes, pero hasta el 2001 hicimos muchos años la Tokio Motor Show que es la exposición más valiosa, la más importante que hay en el mundo en cuanto al futuro automovilístico. O sea que hay muchas cosas que se hicieron.

- No sé usted, pero el televidente extraña sus «Viajes»…
– Bueno, lamentablemente no somos los que programamos. Si soy consciente cuando mucha gente me para y me dice, «¿por qué tanta televisión fuera de aquí del país? ¿Por qué no se produce más aquí?», lo que pasa es que son importantes los costos. Por ejemplo, «Los Viajes…» es una producción sumamente cara, muy cara, no es solamente el personal humano que viaja, sino también el poder estar conviviendo en hoteles, las locaciones en las que nosotros filmamos. Por lo menos en el caso de lo que hace a Canal 12, las locaciones que nuestro programa filma son todas pagas, no es como en Uruguay que vienen de afuera con una cámara y filman lo que quieren. Si tú quieres filmar el Partenón en Grecia, tienes que preguntar cuánto es el cachet, si no, profesionalmente no puedes filmar. Es por eso que son producciones muy pero muy caras, y cada vez se han hecho más caras, lamentablemente. Es por eso que no sale más.
Sin embargo, no sé si te has dado cuenta que últimamente han aparecido muchísimos programas de viajes. Muchos de ellos, utilizando materiales de promoción que brindan las oficinas de turismo, que no es lo mismo. Otros no explican lo que estamos viendo, es que cada uno tiene su estilo. O sea, yo al hacedor lo aplaudo. El que juzga es el público, pero al hacedor, sea bueno, regular, malo, no soy quién para decirlo.

- Usted demostró que había que estudiar para luego poder contarnos y transmitirnos lo que se mostraba en imágenes.
– Por eso, es fundamental explicar lo que estamos viendo. Y además, también lo tiene que conocer quien filma. Tú miras un ornato del Partenón y lo tienes que explicar, por lo menos para que se entienda. Creo que hay diferencias, cada uno en su estilo.

- ¿Dónde está hoy Julio Alonso?
– Un poco más en mi casa. En este momento no lo digo porque estoy un poco lesionado de una rodilla, pero jugando al tenis a la mañana porque me gusta hacer deportes, y si Dios quiere regresando a un nuevo ciclo de «Los Viajes…».

- ¿Para cuándo? ¿Tiene fecha?
– Si, ya había fecha hace dos domingos atrás, por eso es que en estos momentos Canal 12 estaba pasando repeticiones nuestras y ahora hubo que recurrir a videos argentinos de un colega, pero ya hay previstos más o menos ocho programas para comenzar.

- ¿Por dónde va a andar?
– Es un secreto, no puedo decirlo porque ahora hay cuatro colegas también haciendo viajes (risas).

Perfil de
Julio Alonso

Está casado hace 56 años. Tiene tres hijos y siete nietos. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser arquitecto.

- ¿Hincha de…?
– En un momento, por herencia, a muerte aurinegro. Pero quiso el destino que comenzara a formalizar amistad con un grupo en Capurro, de amigos del Bar El Once, y conocí a una señora que hoy es mi mujer, mi esposa, y me hice muy fanático de Fénix. Fui directivo de Fénix durante nueve años, fui delegado en la Asociación (Uruguaya de Fútbol) defendiendo a Fénix, sobre todo de la presión de los grandes. Entonces hoy, tengo mucho de Capurro, mucho de Fénix y un poquitito aurinegro.

- ¿Alguna asignatura pendiente?
– Siempre el ser humano tiene alguna, pero más vale ni recordarlas.
- ¿Su comida preferida?
– Si te das cuenta, estoy bastante obeso en este momento, engordé bastante…

- ¿Por falta de tenis?
– (Risas) Lo que pasa es que cuando uno viaja, de noche, antes de acostarse, come, y no hay que comer de noche, hay que comer de día para luego quemar calorías, y sin embargo de día no tenemos tiempo, porque la mejor luz que tenemos para grabar es la luz del mediodía, y muchas veces hay gente que me pregunta, «dígame Alonso, cuando usted sale de viaje, en los lugares a los que usted va, ¿nunca llueve?» (risas) Lo que pasa es que nosotros filmamos siempre cuando hay sol…

- ¿Y cuál es su comida preferida?
– (Luego de pensar) Tengo varias, la buseca es una de ellas, y después algún plato de pastas también.

- ¿Una película?
– Sabés que voy poquísimo al cine, no tengo tiempo, pero recuerdo muy buenas películas. Por lo general me gustan las películas de acción, aunque recuerdo mucho «El Padrino».

- ¿Un libro?
– En este momento estoy leyendo un libro de un gran publicitario argentino, que se titula, «La publicidad que me parió», y que es realmente redactado por un doctor, por un científico de la publicidad, (Gabriel) Dreyfus.

- ¿Qué música le gusta escuchar?
– Antes que nada me gusta el jazz, me gusta el blues. No me gusta nada, nada la cumbia. Yo sé que puedo tener muchos contras, pero no me gusta la cumbia.

- ¿Qué es lo que más le gusta de la gente?
– Cuando me preguntan sobre gente del exterior, siempre recuerdo junto a mi colega (Bismar) Pombo, y estamos muy de acuerdo, elijo al cubano por su calidez, por la manera de ser de los cubanos, su alegría espontánea, gente que requiere de muchas cosas, que padece muchas cosas, sin embargo siempre hay alegría, siempre hay un canto, siempre hay una bondad, una gratitud y sobre todo con los extranjeros, hay que ver cómo te tratan en Cuba. Es maravilloso.

- ¿Y lo que menos le gusta de la gente?
– La envidia, sobre todo la copia, el hablar mal del prójimo cuando no está. Hay muchas cosas. Ojo, cuidado que hice estudios motivacionales porque tuve cuarenta y cinco años una agencia de publicidad, y he tenido que estudiar mucho sobre los uruguayos.
Tenemos muchísimos defectos, a veces no los sabemos ver, pero hay gente buena también.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

Comerciantes, técnicos e Intendencia trabajaron en doble jornada analizando el nuevo ordenamiento territorial de Salt

Entrevista a Martín Apatie, Marcos Aguiñagalde y Álvaro Carballo

El Centro Comercial e Industrial de Salto (CCIS) decidió modificar su modalidad de trabajo, apostando a la formación de comisiones de trabajo en varias áreas. Una de ellas, la referida a la Construcción, realizó dos jornadas sobre la «Información e intercambio sobre el Plan Local de la ciudad de Salto y su micro región», que estuvo a cargo de la División de Ordenamiento Territorial y Departamentos de Obras de la Intendencia de Salto. Para aproximarnos a las primeras conclusiones que dejó esta doble instancia de trabajo, EL PUEBLO dialogó con el gerente del CCIS, Martín

Martín Apatie

Martín Apatie

Apatié, y con integrantes de la Comisión de Construcción, Marcos Aguiñagalde (presidente) y Álvaro Carballo.

- Hemos visto que el CCIS tomó la decisión de profundizar el camino del trabajo en comisiones…
Apatié- El CCIS reestructuró su metodología de trabajo concretando comisiones sectoriales, con el objetivo de que estas comisiones de alguna forma logren un ida y vuelta mucho más directo con el empresariado de cada sector, y por la experiencia de los 10 años que cumplió el año pasado la Comisión de Turismo, vimos que los intereses de ese grupo de empresarios estaba mucho más afín y la Directiva tenía una dinámica de la información mucho más potente por ser los mismos actores los que participaban en ese grupo.
Entonces, empezamos a mirar en la región qué se estaba haciendo, y detectamos que cada vez son más sectoriales los grupos gremiales, porque los intereses son mucho más parecidos, las preocupaciones son similares. Entonces el CCIS se planteó armar esta nueva metodología de trabajo, renovar esa forma e instrumentar paralelamente, cuáles eran las sectoriales que necesitábamos.
Es así que se reflotó la Comisión de Industria que existió, se armó una Comisión de Comercio directamente, se armó la de Construcción, una de Finanzas, otra de Transporte, se está buscando cómo armar la de Comunicación y se está intentando ver cómo trabajamos con una Comisión Agro Comercial, cuidando que no se entienda que queremos ocupar el lugar de las gremiales agropecuarias, que en Salto tienen mucha pujanza e historia. Entonces lo que nos propusimos fue trabajar con el sector comercial que se vincula con el sector productivo, que es lo que termina siendo esta comisión.

- ¿Cuál es la función de la Comisión de Construcción?
Apatié- Todas las comisiones se reunieron, cada comisión formalizó grupos de trabajo e invitó a empresarios. Un directivo tomó cada una de las comisiones por estar en el sector, y ese directivo empezó a invitar a empresarios, y se formaron subcomisiones de cinco empresarios. En el caso de la Comisión de Construcción se intentó que los empresarios que la formen estén vinculados a esa área, como propietarios de barracas, constructores, inmobiliarias, arenera, por poner un ejemplo. Y esa comisión se sentó a discutir cuáles eran las necesidades del sector. El primer

Álvaro Carballo

Álvaro Carballo

proceso fue un intercambio entre ellos, posteriormente fue un sentarse a conversar con la Intendencia de Salto, porque una cosa que vieron las comisiones es que muchos de los temas que se les planteaban tenían contacto con lo municipal. En ese intercambio de ida y vuelta, se hizo una reunión con la intendencia donde todas las comisiones interactuaron con la intendencia para tener un posible contacto directo de relacionamiento.

- La Comisión de Construcción organizó dos jornadas de discusión con la Intendencia sobre el reordenamiento territorial de la ciudad y cómo esto podía influir en el comercio y en las empresas.
Aguiñagalde- Así es. El objetivo de estas jornadas era que estas nuevas reglas de juego, ese nuevo decreto aprobado por la Junta Departamental en febrero, pudiera ser informado de primera mano al empresariado. Esas nuevas reglas tienen un cambio cultural importante, por el cual los comerciantes están muy involucrados porque la verdad que se están haciendo nuevos proyectos y son rechazados en la intendencia. Entonces nosotros le adelantaríamos un poco la idea de qué pueden hacer, dónde lo pueden hacer, qué pueden construir y facilitar a nuestros comerciantes y luego los que puedan venir de afuera en el futuro como nuevos inversores. La micro y la gran región de la ciudad de Salto ha cambiado bastante. A pesar que se tiene algo anterior, hay muchas cosas que quedaron igual, pero por ejemplo, se transformó en una ciudad que se está protegiendo el casco central, en el cual ahí, con el gran crecimiento de edificios, hay cosas que no se pueden hacer porque hay protecciones. Lo que tiene que ver con la diversión va para el sector norte, donde no se pueden hacer industrias porque hay que cuidar todo lo que se vierte al río, porque luego tomamos esa misma agua, lo que se suma al cuidado de la contaminación ambiental; entonces se protege al sector norte de la ciudad en este tema. También tenemos el tema de las huertas. Este plan se toma de algo que hay en Montevideo y que se hizo para todo el Uruguay en el cual algunas cosas son aplicables y otras no. Pero por ejemplo, zona de huertos tiene Salto y Canelones, después los demás departamentos no hay nada. Y al no haber nada, ¿cómo lo aplicamos nosotros? Y nosotros tenemos toda la franja de la ciudad llena de huertos, lo que es extraordinario, bueno, sobre eso nos explicaron los técnicos de la Intendencia. Sobre lo concerniente a la parte logística también nos explicaron que va a quedar del lado sur, el por qué de esa decisión, cómo funcionará, las protecciones que hay desde las termas entrando por la ruta, tiene que haber jardines para cuidar la imagen y el turismo. Todo esto se fue hablando y armando.
Así se llega a la primera jornada, que fue el 8 de junio, se empezó a hablar con un mapa enorme de la zona, que se fue cerrando hasta llegar al casco central. Nos explicaron cómo es cada lugar, sobre la prioridad que le dan a los pueblos como Garibaldi, San Antonio, Constitución, Belén porque en toda esa zona también está reglamentado el ordenamiento territorial. Fue tan interesante que nos generó muchas más preguntas, que en la última charla le dije a Adolfo García da Rosa que nos estaría faltando más instancias para seguir en el tema. En nuestro último encuentro, que fue el jueves 15, tuvimos poco más de 50 personas visitándonos, y quedaron muchas preguntas, donde se planteó otro tipo de discusiones, como lo concerniente a lo que pasaba con la costa del río Uruguay, que era algo rural, natural, y en realidad en la costa del río Uruguay sabemos que hay muchas construcciones precarias donde están viviendo, pero que eso ya es un tema político. Entonces nosotros en eso, no nos metemos. Nos mostraron que el sector donde va a haber mayor crecimiento es en la Zona Este. Nos mostraron unas ideas de construir algunas torres en el sector de

Marcos Aguiñagalde

Marcos Aguiñagalde

AFE, frente al shopping. Esto despierta el interés, ahora tienen que venir los inversores a poner dinero acá y poder construir. Esa termina siendo la finalidad de todo esto.

- Recién dijo que se presentaban proyectos de construcción y eran rechazados por la Intendencia. ¿Ahora quedó claro cómo deben presentarse los proyectos para que puedan ser aprobados por la comuna o aún quedan dudas?
Aguiñagalde- Bueno, yo aún tengo algunas, si bien aclaré otras. De todas formas me parece que hay puntos muy importantes que fueron tratados. Nos queda claro que nadie está planteando la realización de obras faraónicas, hay un ordenamiento que hay que respetar. Hay algo muy importante que fue mencionado, la famosa plusvalía, que consiste en que se autorice, por ejemplo, que en la obra se pase algunos centímetros de lo establecido en el decreto pero a cambio tiene que darle algo a la ciudad, como pasó cuando se hicieron los baños públicos en las plazas Artigas y Treinta y Tres. Esa es la famosa plusvalía. Eso es muy interesante…

- Esa contrapartida o plusvalía, ¿se negocia con la intendencia?
Aguiñagalde- Se puede negociar con la intendencia, y más le digo, a nivel internacional muchas ciudades han crecido haciendo cantidad de cosas gracias a esta plusvalía en las obras. Así que de esa manera, se pueden hacer muchas cosas interesantes en Salto.

- ¿Qué balance se realiza de esta doble jornada de trabajo entre empresarios y técnicos de la Intendencias?
Carballo- Lo más interesante que surgió de este intercambio ante las preguntas que se hicieron, el mismo Adolfo (García da Rosa) admitió que algunos casos eran perfectibles y que todavía hay algunos ajustes que tiene que realizarse al plan. Lo que está claro es que se apunta con este plan a dos aspectos que están en foco pensando en el crecimiento de la zona de la Facultad (Universidad de la República) y la del shopping. Luego, nos explicaron que hay tres manzanas en línea desde Rivera que es una zona de preservación, donde es más rígida la norma en lo que refiere a la altura. En lo demás, no cambia sustancialmente el tema de metraje para el que quiera edificar en altura, saliendo de esta área de restricción del casco. Como reflexión de esta doble jornada que tuvimos, me parece que lo positivo es que como empresarios, ahora estamos mejor informados de la norma, porque si bien este decreto se publicó, tuvimos ahora la posibilidad de poder evacuar las dudas que surgieron, que como se habló en la misma reunión, seguramente será necesario alguna charla más porque aún quedaron algunas dudas. Apatie- Hubo un nivel de arquitectos, constructores, profesionales de inmobiliarias que podemos decir que no faltó nadie. Digo más, lo que nos pasó es con el material que nos dejaron y que está disponible en el Centro Comercial, no solo en la Intendencia, es que obligó al equipo técnico a bajar a tierra, simplificarlo y en una hora presentar algo muy general pero de alguna forma un disparador para que la gente se oriente y sepa qué cosas tener presentes y qué cosas no. Y sobre lo de tener la información disponible, para nosotros como comisión es bien interesante, ya que hay gente que no pudo venir a las charlas pero que ya pidió el material porque lo quiere tener. Entonces, me parece que cumplimos un objetivo interesantísimo. Aguiñagalde- La idea es que a partir de acá, en nombre del CCIS y de la Comisión de la Construcción, que vengan otras consultas, que se arrimen otras personas y constructores para ver qué más podemos hacer por la ciudad. Esto fue un principio. También hemos hablado del agua y de la contaminación, hemos tratado también algún tema sobre el futuro de la nueva planta de tratamiento cloacal, hemos hablado con la OSE. O sea, nos estamos moviendo, pero hay un sinfín de cosas que la gente casi seguro que tiene para preguntar. Para eso estamos, para ayudar y ser una herramienta entre los planteos e inquietudes de nuestros socios y de la gente en general, con los organismos que sea necesario ir a golpearles las puertas. Esta experiencia con la Intendencia estuvo muy bien y nos motivó a todos a seguir adelante en esta tarea.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

Un actual diputado presentó en Salto una llamada Corriente Social Cristiana que actuará en filas del Partido Nacional

El diputado Carlos Iafigliola estuvo en reciente visita en nuestra ciudad presentando la Corriente Social Cristiana, que con la Lista 252, milita en filas del Partido Nacional.
- ¿Qué es la Corriente Social Cristiana?
– Es una corriente política, que como su nombre lo indica, es de pensamiento socialcristiano desde el punto de vista ideológico y filosófico. En Uruguay el pensamiento socialcristiano tiene una rica historia desde la Unión Cívica. La corriente socialcristiana se incorpora al Partido Nacional en el año 2003, llevando una visión muy particular de la

Perfil de Carlos Iafigliola Casado, tiene dos hijas. Es del signo de Acuario. De chiquito quería ser jugador de fútbol. Es hincha de Peñarol. Dice no tener ninguna asignatura pendiente, se siente feliz con la vida que ha tenido. ¿Una comida? Ensaladas. ¿Un libro? De los últimos que he leído es el de la muerte de Villanueva Saravia. ¿Una película? La noche de los lápices. ¿Qué música escucha? Toda. ¿Qué le gusta de la gente? Poder compartir cosas, la comunicación. ¿Qué no le gusta de la gente? El egoísmo.

Perfil de Carlos Iafigliola
Casado, tiene dos hijas. Es del signo de Acuario. De chiquito quería ser jugador de fútbol. Es hincha de Peñarol. Dice no tener ninguna asignatura pendiente, se siente feliz con la vida que ha tenido.
¿Una comida? Ensaladas. ¿Un libro? De los últimos que he leído es el de la muerte de Villanueva Saravia. ¿Una película? La noche de los lápices. Qué música escucha? Toda. ¿Qué le gusta de la gente? Poder compartir cosas, la comunicación. ¿Qué no le gusta de la gente? El egoísmo.

vida, de la sociedad, de los distintos temas, como el trabajo, la educación. Una visión socialcristiana que no es otra que la visión fundacional de nuestra patria. Es decir, nuestra patria está muy ligada a los valores socialcristianos. Lo que hacemos entonces es incorporarnos a la vida política con esa visión, desde donde vamos aportando desde hace 14 años, siempre dentro del Partido Nacional. En estos últimos tiempos nos hemos dedicado a abrir agrupaciones en el interior del país.
- Hace poco hubo un debate ante la aparición de una bancada de legisladores unidos por la religión donde establecieron como principio que ante todo proyecto de ley, votarían de acuerdo a lo que les dicte la fe y no a los principios republicanos.
– Lo anecdótico de ese episodio tiene que ver con una frase que dijo quien fue electo presidente de la Cámara de diputados en el período pasado, Gerardo Amarilla, que es evangélico, y él hizo una referencia a Dios, no a los principios, sino que la ley de Dios estaba antes que la ley de la República. En realidad se interpretó mal porque quien conoce al diputado Amarilla sabe que es un hombre de Derecho, republicano, que ama la libertad y la Democracia. Lo que también se ha dado en este tiempo, por la incorporación de algún diputado de raíz evangélica, se habló de que se habría conformado una bancadita cristiana dentro de la Cámara. No se llegó a armar nada de eso, lo que pasa es que naturalmente quienes tienen el mismo pensamiento, o en este caso, la misma convicción de fe, tenemos cierta afinidad, pero no se llegó a armar ninguna bancada.
Esto me sirve para aclarar que nuestra corriente política no es un movimiento confesional, es decir, no somos un movimiento que dependa o derive de una iglesia en particular. Yo soy un hombre de fe, estoy vinculado desde hace muchísimos años a la Iglesia Católica, soy un militante laico de la Iglesia Católica, pero no hay una vinculación, no somos la polea en la política de ninguna iglesia en particular, lo que si levantamos son los valores socialcristianos. Acá hay gente de fe y hay gente que quizás no tenga militancia en ninguna iglesia pero que tienen una adhesión fuerte a los valores que levantamos, como la defensa de la vida y de la familia, y por eso están con nosotros.
- ¿Dónde se ubica esta corriente? ¿Más cerca de Alianza Nacional o más cerca del Herrerismo?
– Hoy estamos siendo parte del espacio «Todos» del senador Lacalle Pou. Pero este es un grupo que ha mostrado siempre mucha independencia a la hora de actuar y marcar posición sobre los distintos temas, y no hemos tenido ningún problema en marcar esas diferencias a la interna del partido –hace muchos años que soy convencional departamental y nacional-, siempre tuvimos una actitud bastante orejana dentro del partido porque obviamente, en algún momento tenemos que tomar decisiones.
El Partido Nacional tiene hoy dos principales abanderados, que son Larrañaga y Lacalle Pou, pero eso no quita que puedan surgir otros. Nuestra corriente siempre estará levantando y sosteniendo nuestros valores y principios que no los negociamos con nadie. En segundo lugar, nos encontrará trabajando por el partido. Y en tercer lugar, viendo dentro del partido cuáles son esos compañeros que pueden ser los mejores abanderados para que pueda ganar en una contienda electoral el Partido Nacional. Pero más que casados con un sector, estamos identificados con el socialcristianismo dentro del Partido Nacional.
- Esta Corriente Social Cristiana dentro del Partido Nacional se identifica también desde hace años con un número, que por lo que sabemos, tiene también su historia. ¿Por qué el 252 como número de esta corriente?
– Estuve durante años trabajando haciendo ruta, laboralmente siempre estuve vinculado a la actividad privada. Yo había pedido la incorporación al Partido Nacional en el año 2003, y un día haciendo ruta, trabajando, recibo una llamada, paro el auto en el costado de la ruta y me confirman que mi agrupación había sido aceptada y que tenía todo para empezar a militar en el Partido Nacional, y ya me hablan de reservar un número. En el lugar donde paro el auto, que para mí fue un signo de Dios, fue en el mojón 252, y me piden un número que yo ni idea tenía, y estaba el mojón 252, que me pareció un número lindo, simpático, y contesté, 252. Estaba libre y lo incorporamos como número.
A partir de ahí, en todas las elecciones que hemos participado desde el 2004 hasta ahora, hemos utilizado ese número en elecciones nacionales, en las departamentales, en las internas ni qué hablar, en las elecciones de jóvenes, que ahora en setiembre habrá una más y vamos a comparecer con el número 252. Todos estos lugares donde venimos abriendo la lista en el interior, que hacemos el proceso de pedir la aprobación del partido, después pasa a la Corte Electoral, después va a la Junta Electoral de cada departamento donde pedimos el 252 y lo venimos obteniendo.
Acá en Salto es increíble, porque hacía mucho que estábamos tramitando la agrupación y recién este martes (6 de junio) me llaman de la Junta Electoral de Salto para decirme que habían aprobado el número 252. O sea, para nosotros ya es parte de la agrupación el número, y en la medida que podamos, lo vamos a seguir sosteniendo en todo el país.

- ¿Estuvo con el Papa Francisco?
– Si, en el año 2013 fui invitado en representación de Uruguay a un Congreso de Legisladores Católicos, y en ese momento era edil departamental. Existe lo que se llama la I.C.L.N. (Internacional Catholic Legislator Network), que es una organización que agrupa a legisladores católicos. En esa oportunidad, al terminar ese congreso que estuvo espectacular en Roma, tuvimos como frutilla de la torta un encuentro con el Papa Francisco. Si observa la foto que publicamos en nuestro folleto, yo ingreso al Vaticano…
- Tomando mate…
– Hay una seguridad impresionante en el Vaticano, pero igual ingreso con la matera, porque para el uruguayo es un clásico ir a cualquier lugar con termo y mate, y cuando nos estábamos acercando Francisco dijo, «¡uruguayos!» (risas), porque tener termo y mate en una instancia así, adentro del Vaticano con todo lo ceremonioso y protocolar que es, bueno, fue un encuentro que duró unos minutos pero fue inolvidable.
- En la anterior oportunidad que charlamos para EL PUEBLO, en octubre del año pasado, usted se encontraba recorriendo el país realizando un balance de la aplicación de la llamada ley del aborto. Si hoy tuviese que definir cuál es el tema que debe preocuparnos a los uruguayos, ¿cuál sería?
– Este tema que pone sobre la mesa para nosotros es clave. El tema de la vida sigue siendo para nosotros un tema central y que no se agotó con la aprobación de la ley. He escuchado a compañeros de mi propio partido que me han dicho que me deje de embromar con este tema, ya se aprobó, hubo un referéndum, ya fue. Pero para nosotros es un tema central y que obviamente vamos a seguir trabajando. El norte para nosotros es que un día esta ley nefasta pueda ser derogada, y no descansaremos hasta que eso suceda. Pero en el mientras tanto, estará controlar la aplicación de esta ley, porque es parte de lo que venimos a decir acá y en todo el país en octubre del año pasado, lo que viene mostrando la aplicación de esta ley. Entre otras cosas y lo más grueso de todo es que después de 4 años y medio estamos hablando de 40 mil abortos, o sea, más de 40 mil vidas sesgadas legalmente por el Estado uruguayo.
Otro tema que nos parece central refiere al cuidado y protección de la familia, como institución básica de la sociedad. Nos parece que por distintas razones, algunas ideológicas, han desdibujado la importancia que tiene la familia en nuestra sociedad. Por ese tema vamos a seguir trabajando. De hecho, el año pasado tuvimos una iniciativa parlamentaria junto con otros legisladores, donde presentamos un proyecto para que se proteja y defienda a la familia como célula central de la vida y desarrollo del país.
Pero nos preocupan también otros temas. Hoy le diría que hay dos que nos parecen claves. Uno es el tema de la educación, que sigue teniendo graves problemas, más allá de aquel famoso discurso de Mujica cuando asumió la presidencia en el Parlamento repitiendo varias veces «educación». Todos vemos claramente que no se está pudiendo hacer un cambio en la educación, estamos teniendo problemas formales serios, tan serios como que el partido gobernante haya hablado que iba a hacer un cambio que llegara hasta el ADN de la educación, y todos vimos cómo hace muy poco tiempo la ministra de Educación, que dicho sea de paso, de educación no sabe, sacó a sus dos principales figuras, Mir y Filgueiras, porque se atrevieron a hablar de que con las políticas que se estaban llevando adelante era imposible hacer un cambio tan profundo en la educación.
Creo que ahí Tabaré Vázquez tiene un gran Talón de Aquiles, porque puso de nuevo a una persona de su confianza, ya había tenido en su primer gobierno a María Julia Muñóz, la vuelve a poner, pero en un área donde francamente no domina, la habrá puesto por la autoridad que tiene porque sabe que los gremios de la enseñanza son fuertes y habrá querido a alguien con carácter, pero obviamente no es la persona indicada para manejar el tema de la educación. Ese es un tema donde estamos teniendo problemas y me parece que hay que hincarle el diente a fondo.
Y el otro tema que cada vez es más actual, y que nos ha preocupado siempre, tiene que ver con el trabajo. Hoy Uruguay está teniendo dificultades serias en materia de trabajo. Tenemos la ventana grande de ver las cosas desde Montevideo, pero cuando uno sale y está en contacto con distintas ciudades del país, se da cuenta que es una problemática seria. Lo he podido constatar hablando con amigos en Salto. El trabajo hace al desarrollo de las personas, hace a la dignidad humana, le diría que es la política social más importante, pero que sin embargo, el gobierno también está equivocando el camino.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

Antonio Oliva, el primer publicista del interior del país que preside el Círculo Uruguayo de la Publicidad

Entrevista a Antonio Oliva

El 15 de mayo de 1989 se constituyó el Círculo Uruguayo de la Publicidad, y por primera vez, asumió su presidencia alguien que proviene del interior del país, y es salteño, Antonio Oliva.

- ¿Cómo asume esta responsabilidad al frente del Círculo Uruguayo de la Publicidad?
– Con desafíos, transformaciones y adaptaciones. Desafíos porque, ¿por qué se llega a que el Círculo tenga un presidente del interior? Porque es un proceso de transformación de la economía nacional donde la última revolución industrial empieza a generarse en el interior. Si nos ponemos a filosofar un poco, hay un tema de cambio en los roles en los centros de poder.
Entonces, desde ese punto de vista es un desafío porque que el interior pueda tener ese cupo y poder decir,

Perfil de Antonio Oliva Es del signo de Aries.  De chiquito quería ser publicista.  Hincha de Nacional.  ¿Alguna asignatura pendiente? Cursar mi doctorado.  ¿Una comida? El ragú de cerdo.  ¿Un libro? Estoy leyendo a alguien que analiza el fenómeno Macri y la ciber política.  ¿Una película? Una serie, «Feed the beast» («Alimentar a la bestia»)  ¿Un hobby? Leer.  ¿Qué música escucha? Nora Jones.  ¿Qué le gusta de la gente? Su identidad con tolerancia.  ¿Qué no le gusta de la gente? El conformismo.

Perfil de Antonio Oliva
Es del signo de Aries. De chiquito quería ser publicista.
Hincha de Nacional. ¿Alguna asignatura pendiente? Cursar mi doctorado. ¿Una comida? El ragú de cerdo.
¿Un libro? Estoy leyendo a alguien que analiza el fenómeno Macri y la ciber política. ¿Una película? Una serie, «Feed the beast» («Alimentar a la bestia») ¿Un hobby? Leer. ¿Qué música escucha? Nora Jones.
¿Qué le gusta de la gente? Su identidad con tolerancia. ¿Qué no le gusta de la gente? El conformismo.

«trabajemos en este sentido», tenemos que trabajar por la descentralización, que es un desafío también. Es romper esos mitos.
Es un desafío y es una responsabilidad, porque cuando uno es socio de una institución desde mediados de los 90, que fue cuando uno se fue a estudiar, uno vio distintas etapas, y en estas instituciones siempre pasa lo mismo, todos vimos y las Directivas nunca hicieron nada, y sin embargo las instituciones siguen subsistiendo, por lo tanto, cosas se hicieron. Entonces, uno siempre tiene la impronta de decir, «tenemos que mostrar».
Y el otro gran desafío que tenemos es la transformación del sector publicitario en el cual se están redefiniendo los roles. El rol de los creativos, el rol de los planificadores del medio, el rol de los planificadores estratégicos, el rol de las planificadoras digitales.
El pienso estratégico cada día tiene más variables, y en base a eso se está redefiniendo un modelo de negocios.
Una industria que llegó a facturar casi 300 millones de dólares en Uruguay, que representaba el 1% del PBI nacional, hoy representa medio punto.
Tiene un componente que además hay incentivos, si hablamos de innovación al trabajo al exterior.
Entonces, los valores y la capacitación están. El desafío está en abrirnos hacia el mundo. Estamos abiertos, pero aprovechemos más todas esas oportunidades.
Y en una institución en la cual tiene casi 700 socios, también hay que entender esas 700 realidades, con los honores y los desganos que tienen cualquier actividad honoraria y el tiempo que insume.

- Las realidades de Montevideo y del interior son como dos universos distintos, ¿cómo se logra que esos universos se encuentren?
– Trabajando. Trabajando en silencio, ordenada y planificadamente.
Los dos universos se tienen que juntar porque si seguimos en chacritas de poder no vamos a llegar a ningún lado.

- ¿Cuáles son los obstáculos para que eso se logre?
– Barreras culturales, que cuando hablamos de eventos publicitarios, tenemos que salir de Montevideo, o no, porque tampoco podemos ser tan necios de no ver que las estructuras y las infraestructuras miran a Montevideo, porque como país tenemos debes.
Tenemos que ser coherentes con nuestro tamaño. A modo de ejemplo, siempre digo que el próximo «Desachate» vamos a hacerlo al norte del río Negro, como una pelea.
Ahora, para poder hacer esas cosas preciso aeropuertos internacionales, porque tengo panelistas que vienen de las principales capitales del mundo, y no pueden aterrizar y hacerlos viajar 7 horas en un colectivo. Así que estamos hablando de otro tipo de evento. Tengo que entender esa realidad y ese contexto, lo que implica también entender una industria en la que egresan en torno de 500 o 600 profesionales por año, y no tengo un mercado que crezca.
Mercado donde cada día tengo más capacidades para aprender y demandas del mercado en el cual, como institución, es eso lo que tenemos que hacer. El objetivo del Círculo es generar mejores profesionales de la industria publicitaria.

- ¿Donde termina sobreviviendo el más apto?
– Exactamente. O sea, hoy por hoy es todo más rápido.

- ¿No termina siendo la ley de la jungla?
– No lo veo tan así. Hoy en día lo que tenemos es un mercado que demanda cada día más capacidades, y los tiempos lentos en un mundo de comunicaciones en tiempo real, te lleva mucho poder entender esa lógica. Y una institución tiene que estar abierta.
¿Cuál es nuestra primera medida? El Círculo te escucha. Un miércoles por mes, la Comisión Directiva te escucha, acercate a traer alguna propuesta, alguna idea. Además se formaron comisiones. Hay una comisión de vinculación, de relacionamiento interinstitucional, porque tenemos que hablar con todas las gremiales, con todas las instituciones.
Este problema de la redefinición del negocio significa entender los cambios en el consumo de medios, los cambios en el rol de los actores, en el rol de las productoras, en el rol de los locutores.
Cada uno tuvo que ir adaptándose.

- ¿Y el que no se adapta?
– Empieza a quedar afuera. También hay marcos legales que se están transformando.
El desarrollo del mundo digital genera transformaciones. Ahora, es muy fácil decir que lo digital es barato y gratuito, pero, ¿cuántos posteos son gratuitos?
¿Cómo voy a atender la cantidad de gente que me está contactando? Hay marcas que establecen que por lo menos para estar presentes debe hacer 3 posteos diarios.
¿Cómo hago 3 posteos diarios en mi realidad? Ahí empieza todo el tema de que preciso equipos más grandes, porque no es simplemente subir una foto en la red social y quedó pronto. Tengo que generar ese ida y vuelta, perfecto, pero para eso tengo que agrandar, y esa estructura termina siendo cada día más grande, ya no es solo el que escribía o el que dibujaba o diseñaba bien, eso es de otra época.

- ¿Cómo se logra llevar todo eso al interior?
– Entendiendo también esa realidad, es por eso que hay una comisión del interior. Porque hay un elemento que es importante, que son los publicitarios uruguayos, tantos los del litoral como los de la frontera seca, que están trabajando al otro lado de la frontera.
Tienen otras realidades, otro tipo de consumo, tienen otras demandas, y tengo que entender por qué están exportando conocimientos.
El Círculo no es un gremio, es un grupo de profesionales que trabaja por mejorar, generando eventos de capacitación que mejoren al profesional de la publicidad. Todas las actividades son para mostrar que la publicidad es un actor indispensable del sistema económico en el que vivimos.
Y cuando hablamos de publicidades, me refiero a todos los jugadores, a todos los actores.
Entonces, lo primero que tenemos que hacer es ver hacia atrás.
¿Por qué surge el Círculo? Para desachatar la publicidad uruguaya, eso da pie al primer «Desachate» publicitario.

- Pero cuando la torta a repartir es chica, y hay muchos comensales sentados a la mesa, ¿cómo se puede dejar contentos a todos?
– Esos son los desafíos que va a tener cada uno. Como institución no se va a regular estas cosas.
Lo que podemos trabajar es para que nuestros socios cada vez tengan mayores herramientas, articulando con las universidades, con las distintas Cámaras, con panelistas extranjeros, con los uruguayos que están triunfando en el exterior, escuchémoslos, porque algo hicieron. Entendamos esas realidades.
No nos olvidemos también que el diablo, por diablo que sea, más sabe por viejo. Entonces, también tenemos que escuchar a nuestros mayores, porque es muy lindo hablar de lo digital, es muy lindo hablar de la nueva tendencia, es muy lindo subirme en todas las modas, está fantástico. Ahora, cuando tengo una ciudad con las calles cortadas, con inundados, con gente desplazada, que no tendrán acceso a determinadas cosas. O cuando también tengo una emergencia, ¿cuál es el medio que subsiste? Cuando vimos lo del tsunami en Nueva Zelanda, ¿qué medio fue el que subsistió e informó de lo que pasaba? La radio.
¿Esto significa que la radio es la solución? No, todos los medios tienen su espacio. Pero cuando tengo un montón de gente desplazada, está bien, la red social me puede funcionar para un montón de cosas, pero tengo que entender ese contexto. Entonces, entender ese escenario local, ese contacto cara a cara, es lo más importante que pueda existir.

- ¿Cuál es el aporte que se puede hacer al Estado desde la publicidad cuando hay emergencias como la que mencionó?
– Educación, formación. Como institución, por ejemplo, se hace una tarea por UNICEF que tiene un valor importantísimo y sin embargo…

- No se conoce…
– Si, se conoce. Ese trabajo son campañas por UNICEF que se hacen anualmente.
Esa acción, junto con la colaboración de los socios del Círculo Uruguayo de la Publicidad, permite que año a año, dos estudiantes vayan a competir a Cannes al Festival Mundial de la Publicidad. O sea, a la crema de la publicidad del mundo.
El año pasado, por primera vez Uruguay obtuvo el oro en Cannes en la categoría estudiantes, que van becados por el Círculo. Es todo un trabajo que insume mucho dinero.
Además, tenemos talleres en el Círculo, totalmente gratuitos para los socios, con especialistas en cada área que cada sábado se reúnen y dan charlas. Hay charlas para profesionales, ¿por qué? Porque tenemos que levantar el nivel. Esas son las cosas que tenemos que entender.

- Por último, ¿cómo tomó esta distinción en lo personal y en lo profesional?
– Con orgullo, alegría y el desafío de duplicar los traslados y recorridos…

- ¿Este es un camino que empezó en 1969 para la familia?
– Si. La familia siempre integró todas las gremiales, seguimos haciéndolo. Y si hay que cumplir un rol, porque por algo uno está en la asociación, lo asumimos. Si el mercado consideró que era el momento, agradezco a mis compañeros que me propusieron, sin ningún tipo de ambición política institucional porque se trata de períodos muy cortos, de un año, nadie puede ser titular más de dos años seguidos. Esto está muy cuidado para que haya recambio permanente, eso también como institución tiene el desafío de generar memoria, porque hay cosas que ya se hicieron, y se hicieron bien, y hay otras cosas que se sabe que ya el mercado tiene otras realidades.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

«Los padres deben ser la varita al lado del árbol para ir corrigiendo a su hijo»

Entrevista a Inés Laxague

Usted, estimado amigo lector, habrá notado en esta última semana una publicidad donde aparece un candado uniendo dos cadenas y que una llave libera, y variantes de ese mismo dibujo con distintas leyendas explicativas. Se trata de una campaña que la docente Inés Laxague ha iniciado preocupada por la situación de algunos jóvenes que se han entregado al alcohol y a las drogas.

En esta entrevista concedida a EL PUEBLO, Laxague explica los alcances de dicha campaña y cuál es el motivo de la misma. Pero antes, quisimos saber…

Perfil de Inés Laxague Casada. Tiene 3 hijos. Es del signo de Tauro.  De chiquita quería ser periodista.  Es hincha de Nacional. ¿Una asignatura pendiente? Pienso que no, porque he hecho un poco de todo.  ¿Una comida? Asado.  ¿Un libro? El Principito.  ¿Una película? Gandhi.  ¿Un hobby? Caminar.  ¿Qué música le gusta escuchar? Como profesora de música que fui, me gusta en general toda la música, siempre rescato algo de cada género.  ¿Qué le gusta de la gente? Que vaya para adelante y que se comprometa.  ¿Qué no le gusta de la gente? La falta de solidaridad.

Perfil de Inés Laxague
Casada. Tiene 3 hijos. Es del signo de Tauro.
De chiquita quería ser periodista.
Es hincha de Nacional.
¿Una asignatura pendiente? Pienso que no, porque he hecho un poco de todo. ¿Una comida? Asado. ¿Un libro? El Principito.
¿Una película? Gandhi. ¿Un hobby? Caminar.
¿Qué música le gusta escuchar? Como profesora de música que fui, me gusta en general toda la música, siempre rescato algo de cada género.
¿Qué le gusta de la gente? Que vaya para adelante y que se comprometa.
¿Qué no le gusta de la gente? La falta de solidaridad.

- ¿Quién es Inés Laxague?
– Una docente, pero más que nada una activista social preocupada mucho por los jóvenes y por sus problemas y por la soledad en la que se encuentran.

- Cuando habla de la soledad de los jóvenes, ¿a qué se refiere?
– En general están muy solos. Familiarmente la gente se ha enfocado mucho en la parte económica, de su economía familiar y por esa razón los han dejado solos. Antes la madre estaba mucho en la casa y ellos tenían a quién recurrir, pero hoy en día la madre trabaja, entonces están muy solos.

- Le preguntaba porque a los jóvenes no se los ve solos, siempre andan en barra de amigos, en el ocio, sin nada qué hacer…
– Pero justamente, es ahí donde digo que están solos. Ellos buscan a sus pares, pero esos pares también están solos, están todos heridos emocionalmente y tratan de juntarse entre ellos, pero realmente ellos están solos. No tienen guías.

- ¿Los jóvenes se juntan porque tienen los mismos problemas?
– Claro, todos tienen los mismos problemas.

- Así que si hablamos de los problemas de la juventud, ¿básicamente se habla de la soledad del joven?
– De la soledad del joven, así es. El problema está en la soledad y en que ellos no tienen una guía para solucionar los problemas que ellos tienen, antes nosotros teníamos, y eran nuestros padres.

- Cuando los jóvenes ingresan a la droga o al alcohol, o incluso al delito, ¿esto podría solucionarse en la familia?
– Totalmente, se tratan de problemas solucionables porque el problema está en que ellos quieren tapar los problemas…

- Ellos, ¿quiénes?
– Los jóvenes, son quienes tapan con una adicción los problemas que tienen. Comienzan con alcohol, después siguen las drogas…

- ¿Ellos tapan sus problemas o en realidad tratan de enviar un mensaje a los padres para que los ayuden a reaccionar?
– No, tapan el problema. No se trata de enviar ningún mensaje sino más bien es tapar los problemas. No saben cómo solucionarlos porque no les enseñan a solucionar problemas. Los padres deben ser la varita al lado del árbol para ir corrigiéndolos, diciéndoles cómo deben solucionar alguna cosa, pdero lamentablemente eso ya no pasa más.

- ¿Usted está trabajando sobre estos temas?
– Sí.

- ¿Y hay alguna esperanza de obtener logros en esa problemática juvenil?
– Totalmente, porque sobre los niños tiene que ser un adulto el que lo corrija. Ahora, cuando son adolescentes, ellos mismos pueden, que es lo que nosotros queremos enseñarles a ellos en nuestro grupo, que sepan cómo solucionar los problemas, pero viéndolo desde otro punto de vista, porque no es miedo a las drogas, ni miedo al alcohol, no hay que enfocarse en el miedo sino en la conciencia.
Desde el momento que tengan conciencia que ellos pueden solucionar el problema, una puerta de esperanza se abrirá, porque ellos saben perfectamente qué herida están tapando, todos. A veces puede ser soledad o a veces, de repente, puede ser que no lo dejan ser niño, porque los padres necesitan ir a trabajar pero ponen al niño mayor a cargo de los hermanos, entonces no están viviendo la niñez, y esa es una herida para el chiquilín. El niño no puede enfocarse en cuidar a un hermanito y en cumplir la función del adulto.

- Usted inició una campaña para juntar a los jóvenes con problemas y tratar de darles soluciones o alternativas.
– Claro. Hace tiempo que estamos en esto, y de a poco vamos incrementando el grupo. Pero notamos que aún no ha habido mayor interés de parte de la sociedad por resolver estos problemas. La sociedad está pidiendo que el gobierno solucione estos problemas, y eso no es así, porque las soluciones deben provenir de las personas…

- Artigas dijo, «nada podemos esperar sino de nosotros mismos».
– Es así, porque debe partir de las personas que queramos solucionar estos problemas, porque somos quienes formamos la sociedad, y somos las personas las que hemos traspasado límites.

- Pero se nota como que la sociedad está cómodamente esperando que las soluciones lluevan desde el Estado.
– Totalmente, pero esa comodidad es porque la vieron de otra manera a la sociedad. La globalización y el consumismo en donde terminamos todos por entrar.

- Recuerdo a un triste personaje que solía decir en una renombrada propaganda, «hacé la tuya!»
– Es así, porque hoy no veo que haya solidaridad, no hay una mano que te ayude. El chiquilín pide ayuda y no hay. Es la soledad que se siente y que tiene que resolver pero no sabe cómo hacerlo. Pero también, hay un montón de adultos que no ven otro camino. Hay diez caminos para solucionar un problema, pero no lo ven, tampoco saben.

- ¿O sea que falta un guía para el joven y para el adulto?
– Así es, pero resulta que es el adulto el que debe ser guía del joven y él no puede ni siquiera ser guía de sí mismo.

- ¿Quién es más reacio a recibir ayuda?
– El adulto, porque cree que sabe. Pero digamos que el adulto en una edad intermedia, que es la que aprendió eso y encuentra patrones que se repiten. Ahora debemos buscar al adulto mayor. Los abuelos son la solución de cómo enseñar, porque los abuelos son los que saben cómo la sociedad se llevaba antes.

- Ahora bien, si los padres dejan en soledad a sus hijos, ¿serán ellos mismos los que dejen también en soledad a los abuelos del hogar?
– Pero totalmente, ¿usted no ve que los abuelos están solitos? Cuando no los internan los dejan solitos. Hay cantidad de personas que dice, «ah, yo no, lo dejo», pero ese abuelito también sufre por la soledad, de la misma forma que el adolescente, porque lo han dejado solo.
A los padres hay que darle educación, esa educación que no tuvieron, por eso los jóvenes están repitiendo esos mismos patrones. Tal vez los abuelos cometieron algunos errores en su momento, entonces los padres repiten esos errores con sus hijos.

- En definitiva estamos hablando de valores, pero el Estado no se encarga de educar en valores, ¿eso debe hacerlo la familia?
– Por eso mismo hay que enfocarse en la familia, y para eso tenemos que juntarnos más personas, como por ejemplo los psicólogos, que no los veo actuando en la sociedad, y deberían estar para volcar en la sociedad lo que han estudiado, al menos por unas horas de vez en cuando prestando servicios a la comunidad.

- ¿Y eso no debería estar institucionalizado?
– ¿Y para qué?

- Porque querrán cobrar un sueldo.
– Ahí está, todos están siempre pensando en sus economías. Los psicólogos tienen conocimientos de lo que está pasando, pero no quieren volcar sus enseñanzas en la sociedad. ¿Usted se dio cuenta que nadie enseña? Porque todos guardan sus enseñanzas para sí mismos, hay un egoísmo muy grande.

- Podemos decir que esta charla que estamos teniendo puede abrir alguna puerta en busca de soluciones, pero para eso se requiere de llaves, ¿qué es La Llave?
– Es la solución, es buscar un camino. Tener llaves es saber que uno abre puertas a las soluciones de todos nuestros problemas.

- Y digamos que esta charla es una puerta que se abre ante nuestros lectores y vean que hay una alternativa, ¿cómo hacen para contactarse con usted?
– Me ubican por Facebook por mi nombre. De todas formas vamos a salir por los barrios a dar una charla de esto con diapositivas, por eso compré un equipo de amplificación y un proyector… en definitiva, la llave es tomar conciencia de que no te podés escapar de los problemas. Que si te pasa algo, no lo tenés que esconder, tenés que hablarlo con alguien.
Si no puede ser un familiar, porque el problema suele estar en la familia, y sabés que en la familia no encontrás a alguien que te entienda, te tenés que buscar entonces a un amigo afuera, pero tenés que encontrar a alguien.

- ¿Cuándo comenzarían esa recorrida por los barrios?
– Pensábamos salir este mes, pero con el problema generado por la inundación hemos decidido esperar un poquito más, tal vez a fin de mes o principios de julio

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

Estoy convencido que todos están deseando que las elecciones sean este octubre y no en el 2019

Entrevista a Guillermo Facello.

El diputado Guillermo Facello es el primer referente del Partido de la Gente luego de su candidato a la presidencia de la República, Edgardo Novick. En su reciente visita a nuestra ciudad, dialogó con EL PUEBLO sobre el trabajo que se viene realizando en todo el país. Guillermo Facello

- Finalmente surgió el partido de Edgardo Novick, el «Partido de la Gente», es como un partido hecho a gusto del consumidor.
– Bueno, justamente, se llama así porque realmente surgió a requerimiento de la gente. Después de la instancia municipal de 2015, desde todo el país, no solo de Montevideo, llegaban voces de gente procedente de todas las colectividades políticas preguntando por la posibilidad de repetir esa experiencia realizada en Montevideo en cada uno de los ámbitos departamentales. Fue así que exploramos en cada uno de esos lugares esa posibilidad, yo vine incluso a Salto para ver si eran solo deseos de expresión o si había algo más, y en aquel momento decidimos presentarnos dentro del marco del Partido de la Concertación, hasta que el Partido de la Concertación rechazó, vaya a saber por qué motivos, que el señor Novick tuviera una expresión nacional dentro de ese lema.
Como consecuencia de ello, nos amparamos en las alternativas que nos brinda la ley de partidos y constituimos un nuevo partido, con representantes de todo el país, con un congreso nacional que está integrado por gente donde la mayoría no tiene experiencia política y donde muchos otros trabajaron antes en diferentes partidos políticos. Hoy le puedo decir que estamos trabajando con mucho entusiasmo y mucha responsabilidad para abordar esta etapa luego de la habilitación de la Corte Electoral.

- Ahora con el alejamiento del senador Pedro Bordaberry de la contienda electoral en la interna colorada, ¿podría marcar un quiebre en esa interna e intentar probar suerte desde el Partido Colorado?
– Mire, honestamente nunca estuvo en nuestros planes ni nos planteamos que Novick fuera candidato por el Partido Colorado o por el Partido Nacional, sí hubo instancias en la que importantes dirigentes colorados nos plantearon esa alternativa de que Edgardo volviera a militar por el Partido Colorado. Desde un inicio su planteo fue claro, desde que fue candidato independiente de la Concertación en Montevideo, no podía luego cambiar el libreto, acomodar el cuerpo y decir ahora milito en una de las dos colectividades tradicionales. Eso nunca estuvo en su mente ni en la de ninguno de nosotros.

- De todas formas, Novick insiste con la necesidad de que la oposición vote junta o se junte para sacar al Frente Amplio del gobierno…
– Novick siempre ha manifestado que lo ideal es que toda la oposición debe ir unida a las elecciones y enfrentar al Frente Amplio. Eso es lo que la gente dice en todo el país, que los blancos y los colorados se unan. Ya lo decía Novick en la campaña electoral en Montevideo, «no quiero cambiar tu ideología, quiero cambiar Montevideo». Hoy te dice, «dejá la camiseta colorada, la blanca, la del Frente Amplio y ponete arriba la celeste».
Los partidos que administran la Concertación, que son el Partido Colorado y el Partido Nacional, se opusieron a que Novick inscribiera nuestra agrupación como una agrupación nacional dentro del Partido de la Concertación, impidiendo así que ese gran paraguas que era el Partido de la Concertación, pudiera comparecer en la elección nacional de 2019.
Esa es la razón por la que nos obligaron a salir, como decía la murga, y tuvimos que registrar un nuevo partido político. Nuestro propósito, es que toda la oposición en forma mancomunada desde ya, consolide postulados importantes para derrotar al Frente Amplio. No es sano, ni serio, unas semanas antes de la elección, o durante el balotaje, que es una herramienta que ya está demostrado que no ha servido, porque no sirve que se junten los líderes que han quedado por el camino, la gente no cree más en eso porque no es serio. Hay que juntarse antes.

-Unirse todos contra el Frente Amplio ¿eso lo permite el sistema electoral actual?
– Más allá de que la ingeniería política es un tema, lo que importa es la voluntad política de reconocer que el otro te ganó y que ahora toca trabajar para él. Siguen primando más las viejas chacras políticas que el interés general.

- De todas formas Novick muestra una imagen como separada del «establishment» político tradicional, trata de vender una imagen de «yo soy distinto y no tengo nada que ver con ellos»…
– Bueno, pero es lo que también ve la gente en él, una nueva opción política, lo ven como un ciudadano en el que pueden depositar su confianza. Él puede, como cualquier otro, recitar un programa político, voy a hacer esto o lo otro, pero si la persona no le cree, si el candidato no genera confianza, la gente por más agradable que suene a sus oídos no le cree y eso es lo que tiene Novick, es una persona creíble. Acá y en el mundo la gente busca confianza y certeza que lo que dice que hará, cumplirá.

- Bien, pero seguramente no se trate de ganar solo mostrando un candidato, debe haber un sustento detrás del él, no le digo ideológico, pero al menos programático. ¿Novick tiene un plan para Uruguay?
– Estamos en eso. Antes decían que Novick no tenía propuestas y que no tenía partido; ahora tenemos partido y créame que estamos elaborando la propuesta. Sería muy hipócrita de nuestra parte decir que ya tenemos propuestas para ofrecer a la ciudadanía en el 2019 cuando quedan dos años y esto es muy dinámico. Usted como periodista que está todo el día con las noticias lo sabe mejor que nadie. Estamos recibiendo aportes de todo el país.
Novick ya recorre formalmente el interior, hace pocos días estuvo en Salto y ya ha estado en otros departamentos, como es el caso de Maldonado, y como lo seguirá haciendo en el resto del país, como lo hicimos el año pasado también, pero este año ya específicamente con el propósito por un lado, de presentar al partido formalmente y más que nada de escuchar a la gente, de saber cuáles son los problemas que existen en cada uno de los rincones del país. Es así como debe elaborarse un programa de acción de gobierno, trasladando las necesidades de la gente a la acción directa del gobierno, y con propuestas realizables.

- Está bien, pero al menos tendrán una idea sobre la marcha del país y de las cosas que no ven bien y que quieran cambiar. ¿Qué les preocupa de Uruguay?
– Si, por supuesto. Para nosotros, y para Novick en particular, la educación es clave. Edgardo ya le planteó al presidente Tabaré Vázquez que así como conformó un ámbito para el problema de la seguridad y por el tema de hidrocarburos, que también lo haga por la educación, y generar una política de Estado. Es un tema que no lo arregla en cinco años ni Lacalle Pou, ni Novick, ni tampoco el candidato del FA. Es un tema que va a demorar diez años, si queremos hacerlo bien.

Le pongo un ejemplo. Vietnam, que estuvo sometido a una guerra cruenta, un día se planteó progresar, tiraron abajo los antecedentes de educación que tenían, buscaron en el mundo las mejores escuelas y hoy en las Pruebas Pisa aparece con muy buenas calificaciones.
Vietnam tiene un Tratado de Libre Comercio nada menos que con Estados Unidos, su enemigo en esa guerra cruenta y hoy Vietnam también es una potencia económica.
Tenemos que apuntar a esas cosas, pero ya sabiendo que es una tarea para el próximo gobierno, pero tenemos tres años para ir avanzando. El modelo finlandés «no descubrió la pólvora», en la década del 70 los finlandeses se dieron cuenta que con cuatro años de Primaria no hacían nada y tenían que ser seis. Nosotros hace 100 años que tenemos seis años de Primaria, tenemos que volver a nuestras fuentes con José Pedro Varela y con Carlos María Ramírez.

- ¿Qué aportaría Novick al país en caso de ser presidente?
– Seriedad, gestión, firmeza y no como ahora que no sabemos quién gobierna. ¿Quién gobierna? ¿El gobierno o los gremios? Con Novick estoy absolutamente seguro que él va a ofrecer esa certeza a la ciudadanía, que si es elegido él va a gobernar como corresponde a quien tiene el más alto honor de ser elegido presidente de los uruguayos.

- Retomando la situación actual del Partido Colorado, de donde vienen justamente usted y Novick, o sea que tienen raíces coloradas, viendo la situación en la que se encuentra, ¿piensan que el Partido de la Gente sea visto como el sucesor o la continuación de ese histórico partido?
– El Partido de la Gente no busca suplir al Partido Colorado. El Partido de la Gente se está conformando con colorados, con blancos y con muchísimos frenteamplistas.
Cuando usted ve en las encuestas y observa que el Frente Amplio está decayendo en la consideración de la gente, crea que eso es cierto y no es porque nosotros mandemos a hacer esas encuestas, como dicen por ahí.
Cuando vamos a cualquier lugar, cuando reunimos a la gente a través de las redes sociales, donde nos dicen que quieren trabajar por Novick y cuando nos vemos las caras le preguntamos de dónde vienen, el 60% de esa gente proviene del Frente Amplio, fueron votantes del Frente Amplio.

- En la última visita que hizo Novick a Salto le pregunté cuáles eran sus referentes políticos en Salto, pero no quiso responder diciendo que aún no era el momento.
– Pasa que estamos acostumbrados a lo que es el referente barrial y a lo que era la militancia tradicional, pero dentro del Partido de la Gente los ciudadanos que se están acercando quieren todos militar, están todos ansiosos.
Estoy convencido que todos los ciudadanos están deseando que las elecciones sean este octubre y no en el 2019. ¿Por qué si no los uruguayos estamos hablando con tanta insistencia de política desde el año pasado?

Perfil de Guillermo Facello

Casado, tiene dos hijas. Es del signo de Virgo. De chiquito quería ser cura y luego militar. Hincha de Villa Española.

¿Una asignatura pendiente?
Haber dado más tiempo a mis hijas.
¿Una comida?
Pastas.
¿Un libro?
El que todavía estoy por leer.
¿Una película?
Ahora estoy enganchado con las series de Netflix, Homeland y House of Cards.
¿Un hobby?
Estar en casa.
¿Qué le gusta de la gente?
La sinceridad.
¿Qué no le gusta de la gente?
La hipocresía.

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

En materia de tránsito, «somos hijos del rigor» y «el semáforo no sirve para evitar accidentes»

Días pasados se realizó en el Ateneo de Salto una Jornada de Tránsito y Seguridad Vial a cargo de la Licenciada en Accidentología y Previsión Vial Nadia Cutro, oriunda de la vecina ciudad de Concordia, y el comunicador social cordobés, Juan Cruz Mathus, especializado en el rubro automotriz y en el deporte motor. Con ellos dialogó EL PUEBLO.

- Si uno mira las estadísticas sobre siniestros fatales de tránsito y aquellos que dejan secuelas en las personas siniestradas, parecería que estuviésemos en guerra…
Cutro – Totalmente, es así. En Argentina nos pasa que el índice de muertos por accidentes de tránsito es mayor –o Juan Cruz Mathus y Nadia Cutroigual a veces- que la mortalidad por enfermedades cardíacas o de cáncer. Realmente es muy importante hoy abarcar todo lo que es la seguridad por ese tema por los números que están dando. Y eso que se desprecia algunas muertes que se dan luego del accidente. Es decir, a causa del accidente por ahí quedan secuelas, y la persona fallece meses después a causa de alguna secuela que le ha quedado, y eso no queda en el registro.

- Se ve en las noticias que en carretera se han perdido familias enteras por viajar a alta velocidad o porque justo el chofer de un camión se durmió y cruzó de senda. ¿Qué se puede hacer para evitar eso?
Cutro – La velocidad es un tema que preocupa a todos y que se ve en cualquier ámbito, hasta en la misma ciudad. A mayor velocidad el impacto va a ser mayor y depende con qué vehículo nos encontremos.
El tema de los choferes que se duermen, es un problema de estrés que se está viviendo hoy. Es un problema el no descansar, el ritmo de vida que uno lleva por el trabajo mismo, por las exigencias de uno de tener que llegar a destino, eso se ve mucho y el estrés es una de las causas principales también que se ven en los accidentes con esto de que se duermen, de las distracciones, porque uno busca distraerse para poder seguir despierto. Eso es una de las causas principales en camioneros, colectiveros, gente que vive en la ruta y que por ahí no tienen las horas suficientes para descansar.

- Si bien los accidentes en ruta son más impactantes porque han llegado a morir familias enteras, los siniestros en la ciudad si bien también pueden ser mortales, suelen ser menos efectistas…
Cutro – Porque suelen ser en vehículos de menor porte, como la moto. En la ciudad se ven siniestros más chicos, como el roce de autos o impactos pequeños. En la ruta, al ir a mayor velocidad, obviamente que los daños o las consecuencias son peores. Entonces, desgraciadamente salir a la ruta y tener un impacto, implica un alto riesgo de muerte, y obviamente se ve que cuando hay involucrado un colectivo o un camión al impactar con un vehículo, como un auto o una camioneta chica, puede ser fatal para la persona.

- ¿Cómo se puede concientizar a la gente de cómo debe actuar al frente del volante? La pregunta viene porque en Salto, por ejemplo, hay esencialmente tres fechas en las que se realizan controles exhaustivos en el tránsito: 24 de agosto, 24 y 31 de diciembre, y esas noches no hay siniestros importantes ni (casi) espirometrías positivas, pero solo porque hay un control mayor, no por decisión de la persona.
Mathus – Eso pasa porque el ciudadano salteño ya sabe que se le viene ese control policial en esas fechas puntuales. Argentinos y uruguayos somos sociedades que en un 99,9% somos idénticas en nuestro accionar en la vida diaria, en nuestros usos y costumbres, en nuestras leyes. ¿Y cuánto tenemos de parecidos con un neozelandés o con un noruego? Poco y nada. Entonces somos culturas menores, bastante más hijos del rigor que el noruego que el gobierno te dice, «vos te mandás una macana en la ruta o te pasás de alcohol cuando estás al frente del volante, así que te voy a quitar de tu sueldo 7 mil euros». Entonces el noruego sufre de un escalofrío en su espalda y piensa que como le van a quitar todo el sueldo, él también es hijo del rigor pero son sociedades culturalmente ordenadas.
Hace 50 años eran todos hijos del rigor, en algún momento se ordenaron y quedaron, por decirlo en una forma coloquial, mansitos, mientras que a nosotros nos cuesta bastante más, necesitamos ver mucho más muertos, o por ejemplo con el tema de la alcoholemia, que la tolerancia sea ¿cuánto? ¿0.5 (que son dos latitas de cerveza) o 0.0? Tolerancia cero, porque si no se siguen produciendo, en mayor o menor medida, los accidentes. Entonces, realmente es un tema social y cultural también.

- En Salto tenemos 100 esquinas con semáforos, sin embargo hay una alta tasa de siniestralidad justamente donde hay semáforos, o sea que tampoco se respeta eso.
Cutro – El semáforo no sirve para evitar accidentes, el semáforo sirve para generar pelotones de vehículos, y lo que hace es dividirlos para que haya un ordenamiento en el tránsito. Pero en Europa hoy en día, en muchos países, no se está usando el semáforo. Se respeta mucho la derecha, se respeta mucho al peatón, es otra cultura. La gente tiene entendido que el semáforo va a ordenar o va a indicar prioridades de paso, y no es así, ni siquiera en la ley. Entonces, por ahí hay que ver bien la zona en la que se coloca el semáforo, y si sirve o no, porque una de las fuertes discusiones que he tenido es con el tema del sincronizado del semáforo. Creo que sirve, pero también sirve cuando está sincronizado para que tampoco se generen altas velocidades. Es un tema muy complejo y que por ahí la solución para los accidentes no es exactamente poner los semáforos en las esquinas.

- No sé si es común en Argentina, pero llamó mucho la atención cuando Fangio cumplió 70 años y le quitaron la libreta de conducir. En Uruguay hay personas mayores a Fangio y siguen conduciendo. ¿A qué edad hay que dejar de conducir?
Mathus – En base al ejemplo que usted dice sobre Fangio, allá cambió, y lo digo con propiedad por lo que vivió mi padre, cuyo trabajo era estar al volante hasta no hace mucho, era remisero, y manejando el remise cumplió 70 años. Entonces, el ente emisor del carné, que en este caso era la Municipalidad de la ciudad de Córdoba, le dijo que dado que su actividad profesional era ser remisero, le prorrogaba el carné en tanto y en cuanto cumpliera con una revisación médica, una cuestión del oculista, reflejos, unas pequeñas pruebitas, y se lo extendían pero por poco tiempo más, que no recuerdo si era un máximo de 6 a 12 meses, que no era la gran cosa porque entonces el tipo ya sabe que no puede laburar más allá de esos 6 o 12 meses más. Así que era una solución a muy corto plazo y momentáneo.

Cutro – Lo que se hace hoy en día es darle el carné por un año más, volverle a hacer la revisación y ahí se puede volver a extender. Pero creo que es una edad donde los reflejos y la falta de atención se ven mucho.

- Sin embargo, las tasas de siniestralidad más altas las generan los jóvenes de 17 a 25 años…
Cutro – Por la falta de experiencia, del conocimiento…

- Suelen pasar de la bicicleta a la moto con cambio…
Cutro – Tal cual. En Argentina, tenían que empezar con una moto chica de 50 C.C., algo básico, y después de unos años se puede tener una moto de mayor cilindrada. Pasa que vos salís a los 18 años y todavía tenés una inconsciencia, y no tenés las herramientas para poder ser un poco consciente. Por eso es el mayor grado de siniestralidad en los adolescentes hasta los 25 años, por esa falta de conocimiento. Es como cuando te dicen que uno cuando es grande tiene más miedos y cuando es más chico esas cosas no las toma, pero porque tampoco les enseñan dónde está el riesgo, porque cuando uno empieza a aprender y a ver diferentes videos sobre accidentes, y me pasó cuando fui estudiando. Yo corro rally, y fui aprendiendo cómo está sujeta la rueda y un montón de cosas para saber qué pasa si se rompe algo, y ahí vos empezás a darte cuenta que no sos infalible y a tener un grado de consciencia de lo que estás haciendo porque sabés el riesgo que hay ante cualquier elemento que se pueda romper.
Siempre digo, a veces no es que los chicos no tengan consciencia porque se la creen, es porque tampoco tienen el conocimiento. Seamos realistas y veamos que vivimos en una sociedad donde los padres tampoco tenían el conocimiento para darnos y tener así las herramientas para salir a la calle. Si le preguntás a un chico cuánto necesita para frenar a 40 Kms/h, te puedo asegurar que no lo sabe.

- Alguien me dijo que si se pretende realmente ordenar el tránsito, esa tarea no puede dejarse en manos de un político sino de un técnico, para evitar tentaciones de flexibilidad, sobre todo cerca de la campaña electoral.
Mathus- Ese comentario viene bien, porque tomando en cuenta que somos todos MERCOSUR o sudamericanos y donde nos desenvolvemos a pocos kilómetros con estos temas, tengo un ejemplo muy cercano, de los chilenos, que tienen un control súper estricto en estas cosas, además de tener una infraestructura muy superior a la de los argentinos y uruguayos. Ellos mantienen un rigor que les duró en la democracia, con el tema de los carabineros, que ejercen un control también en ruta, además del policial en la vida diaria. Son famosos a nivel sudamericano por su severidad, entonces el chileno tiene un tránsito que nosotros que somos argentinos y que solo nos separa un bloque de piedra que es la Cordillera de Los Andes, nos sorprende bastante lo diferente que es su cultura estando tan cerca.
Por ejemplo los españoles, hace mucho tiempo, fines de los 70 o principios de los 80, hicieron una campaña publicitaria contemplando lo que son las muy diversas mentalidades europeas, que tuvo que ser muy áspera, cruda (no quiero utilizar el término asquerosa) en cuanto a las imágenes que pusieron. Pero quienes estaban a cargo de esa campaña vial sabían que el español no le iba a responder, entonces apelaban a la reacción, no digamos amarillismo…

Cutro- Trajimos algunos videos para mostrar donde se ve al accidente desde antes, por ejemplo consumiendo alcohol, el accidente en sí y luego la familia, porque siempre digo, uno no es consciente hasta que sucede el accidente y quiere volver el tiempo para atrás, y eso no se puede hacer, ya es tarde. Entonces, por qué tiene que pasar ese accidente para darnos cuenta que estuvimos mal.

- ¿Cuál es el ideal? ¿Qué no haya siniestros o que si hay, estos no sean mortales ni dejen secuelas?
Cutro- Que la gente tenga prudencia y que tratemos de disminuir la cantidad de víctimas fatales que hay anualmente en cada país.

- ¿Se puede?
Cutro- Obvio que sí, pero son proyectos a largo plazo.

- ¿Y de qué depende?
Cutro- Depende de que los chicos en las escuelas tengan horario para aprender educación vial, que no salgan solamente sabiendo la ley y que tengan que usar el casco, tenés que explicarles por qué debe usarse el casco, qué es lo que hace el casco, cómo lo tienen que usar correctamente. Un montón de cosas.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (2)

Vamos a ver si empresas portuguesas se interesan por el mercado uruguayo como puerta de entrada al MERCOSUR

Cuando la estimada Adela Soto nos presentó al Embajador de Portugal, Nuno de Mello Bello, de visita en nuestra ciudad, donde mantuvo una extenuante agenda de trabajo y de visita a familiares de descendientes de portugueses, inmediatamente se mostró afable y dispuesto a hacer la entrevista. Su secretaria se preocupó entonces en qué idioma íbamos a conversar, «en portuñol, nos vamos a entender en portuñol», le contestó con una sonrisa.

Buscamos un lugar en la remozada Capilla de la Virgen de Fátima, donde nos encontramos para un diálogo que debió ser breve pero muy rico en información, porque los feligreses esperaban para iniciar la procesión por el barrio.

Perfil de Nuno de Mello Bello Está casado, tiene tres hijos. Es del signo de Tauro (del 14 de mayo). De chiquito ya quería ser diplomático. Es hincha de la selección nacional. «Siempre que un portugués juega en un equipo que es de otro país –como en el caso de Cristiano Ronaldo-, yo hincho por ese cuadro».  ¿Una comida? Una buena comida en cualquier lugar. ¿Un libro? Me gusta lo que ha escrito José Saramago. ¿Una película? «Amadeus», de Milos Forman.  ¿Un hobby? Cuando puedo, hago deporte en vela. ¿Qué música le gusta escuchar? Toda, música clásica y de los años sesenta y setenta.  ¿Qué le gusta de la gente? La franqueza, que es una cualidad que encontré aquí en Uruguay, la simplicidad y la franqueza.  ¿Qué no le gusta de la gente? La falta de seriedad, la falsedad, todas esas son cosas que me incomodan.

Perfil de Nuno de Mello Bello
Está casado, tiene tres hijos. Es del signo de Tauro (del 14 de mayo). De chiquito ya quería ser diplomático. Es hincha de la selección nacional. «Siempre que un portugués juega en un equipo que es de otro país –como en el caso de Cristiano Ronaldo-, yo hincho por ese cuadro».
¿Una comida? Una buena comida en cualquier lugar. ¿Un libro? Me gusta lo que ha escrito José Saramago. ¿Una película? «Amadeus», de Milos Forman.
¿Un hobby? Cuando puedo, hago deporte en vela. ¿Qué música le gusta escuchar? Toda, música clásica y de los años sesenta y setenta.
¿Qué le gusta de la gente? La franqueza, que es una cualidad que encontré aquí en Uruguay, la simplicidad y la franqueza.
¿Qué no le gusta de la gente? La falta de seriedad, la falsedad, todas esas son cosas que me incomodan.

Un dato no menor, ese día, el sábado pasado, llovió durante toda la jornada, salvo minutos antes de dar comienzo la procesión junto a la Virgen, algo que fue destacado por el cura de la parroquia. Si bien dejó de llover, el barro quedó. Terminada la charla con EL PUEBLO, el embajador tomó un paraguas de su auto, se puso una campera, por las dudas, se mezcló con la gente y acompañó la procesión, sin importarle el barro.

- ¿Esta es su primera visita a Salto?
– Sí, es mi primera visita a Salto. Estoy en Montevideo desde octubre del año pasado.
Esta viene a ser mi primera visita al interior de Uruguay, aunque ya conocí Colonia del Sacramento, que es una visita obligatoria para un embajador portugués. Después estuve el fin de semana de Pascuas en Punta del Este, pero al interior real de Uruguay, es esta la primera visita que hago, y es en Salto.

- ¿Qué lo motivó a venir a Salto?
– Varios motivos, todo comenzó con esta invitación de esta asociación parroquial de Cristo Rey que ya unos meses atrás me invitó para venir acá este fin de semana que se conmemora los cien años de las apariciones de Nuestra Señora de Fátima en Portugal. Me vinieron a presentar un proyecto y me dijeron que sería una buena oportunidad para conocer Salto. Después aproveché esta venida a Salto para tener una reunión en la intendencia, para conocer también una escuela rural aquí cerca de Salto que con el nombre de Portugal se enseña portugués, que es donde estuve ayer (viernes 12 de mayo). Conocí también a unas familias de descendientes de portugueses que están muy ligados aquí a la agricultura, productos cítricos, hortalizas, etcétera.
Estuve con ellos, ya no son portugueses, en realidad son portugueses de segunda, tercera o de cuarta generación.
Algunos son portugueses, tienen pasaportes, otros llevan a Portugal en el corazón. Fue muy interesante hablar con ellos.
También tuve la oportunidad de conocer el Chalet Las Nubes del poeta y escritor Amorín, que también tiene ascendencia portuguesa y donde hay un pequeño centro cultural, donde podremos hacer cosas interesantes, y mantener esta ligazón ya distante de estos ciudadanos uruguayos pero que gustan de vez en cuando, remembrar los orígenes de sus padres y de sus abuelos.

- ¿Cuántos uruguayos descendientes de portugueses hay registrados –con pasaporte y nacionalidad portuguesa- en la Embajada?
– No son muchos. Pienso que ahora hay un mayor interés de tener la nacionalidad portuguesa.
Hay pocos uruguayos inscriptos como portugueses, por tanto, que tienen doble nacionalidad. El gobierno portugués decidió alterar la ley, que está ahora en trámite de ser reglamentada, y en principio los nietos de portugueses, van a poder adquirir la nacionalidad portuguesa, lo que puede llevar a que un número importante de uruguayos puedan adquirir también la nacionalidad portuguesa.
También he podido comprobar, desde que llegué a Uruguay, que muchos descendientes de judíos sefarditas viven en Uruguay, y si consiguen probar que son de familias que estuvieron en Portugal hace cuatrocientos años, con registros de sinagogas, también podrán adquirir la nacionalidad portuguesa.
Por tanto, no sé en términos de números cuántos descendientes de portugueses hay, pero debe haber mucha más sangre portuguesa recorriendo por Uruguay de lo que nosotros pensamos.

- Tener carta de ciudadanía portuguesa, en este caso, es muy importante porque implica tener también carta de ciudadanía europea…
– Exactamente. La ventaja de tener la ciudadanía portuguesa, además de la uruguaya, es poder circular por Europa.
También le agrego que teniendo pasaporte portugués no necesita de una visa para ingresar a los Estados Unidos, en fin, tiene varias ventajas. Como se imaginará, la mayor cantidad de portugueses la encuentra en Brasil, en Río de Janeiro pude ver que hay unos trescientos mil portugueses, es una comunidad muy grande, donde también podemos encontrar a mucha gente que ya perdió la nacionalidad, que es algo que encuentro natural, porque desde el buen sentido de lo que ha pasado, se muestra lo que es una integración plena, la que he podido también apreciar sobre todo en Uruguay, donde es de un cien por ciento. Luego, por varias razones, ven que se puede encontrar alguna ventaja tener el pasaporte de otro país, especialmente un país europeo, porque por ejemplo, sus hijos quieren ir a Europa, ahí encuentran la ventaja de tener pasaporte europeo.
En definitiva, hay unas cuantas motivaciones para tener la nacionalidad portuguesa.

- ¿Cómo está Europa hoy luego de los recientes atentados terroristas que ha sufrido, fundamentalmente en Francia? Le pregunto porque nos hemos enterado que se ha restringido un poco el paso de frontera interno entre los países integrantes de la Unión Europea por cuestiones de seguridad.
– La Unión Europea está pasando por desafíos muy largos, sin duda. Cuestiones internas, como turismo.
Tenemos también que enfrentar el desafío de los refugiados, que por millares llegan a la Unión Europea, y que fundamentalmente los países al sur de la Unión Europea tienen mayores dificultades que los países que están al norte porque no los quieren recibir.
A eso hay que sumar la salida del Reino Unido, lo que fue llamado el Brexit. Además de los desafíos que surgen en este momento después de una crisis económica muy grande en que algunos países europeos, como Portugal y Grecia, pasamos por problemas muy graves, generó un malestar en la población, lo que permitió que algunos partidos políticos más populistas, fomentasen un nuevo discurso que infelizmente atrae a mucha gente en Europa.
Pero lo que pasa en Europa es un proceso histórico, que ya tiene más de cincuenta años, y que ha recorrido por diferentes pasos y niveles, por lo que estoy convencido que a esas dificultades, como la salida del Reino Unido que había dejado un panorama muy complejo para la Unión Europea y para el propio Reino Unido, además de la victoria de un demócrata en Francia y en Holanda -estábamos convencidos que los populistas podían ganar las elecciones-, espero, y es el objetivo de Europa, que a partir de estos problemas y de estas crisis que están pasando, y que no pueden ser resueltas por un país sino que deben ser resueltas por el conjunto de los países europeos, Europa se vuelva a levantar y tener una moneda fuerte, donde los países tengan una armonía en sus políticas fiscales, etcétera, etcétera; y por tanto, como desafío Europa no puede tener este año igual al año pasado.
Pienso que los europeos van a preferir que a través de estos desafíos, la respuesta a los mismos deba ser común de la Unión Europea como tal.

- ¿Cómo están las relaciones entre Portugal y Uruguay? La pregunta apunta fundamentalmente a los aspectos comerciales de la relación bilateral entre ambos países.
– Las relaciones comerciales entre Portugal y Uruguay no son muy fuertes, esa es una responsabilidad mía de resolver. Eso sí, tenemos relaciones políticas muy buenas y cercanas. Participamos de todo diálogo político y de sus principios.
Entiendo que es curioso saber que Uruguay y Portugal tienen desafíos muy cercanos, somos países que no dependemos solo de nosotros mismos, también dependemos de factores endógenos, de afuera. Somos países con una población que ha envejecido y con problemas muy similares, lo que termina siendo también un factor de aproximación.
En lo que tiene que ver con el plano económico, vamos a intentar ver si empresas portuguesas se interesan por el mercado uruguayo, porque entendemos que su mercado es también una puerta de entrada para un gran mercado como sin duda es el MERCOSUR, y en particular, todo el sur de Brasil y Argentina.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

Ser madre es de las cosas más lindas que nos puede pasar a las mujeres

Mónica Silva es una mujer polifacética que ha dedicado gran parte de su vida a la familia, pero cuando sintió el llamado de su partido político, ese Partido Colorado al que aprendió a querer siguiendo a su padre, se fue a las trincheras, aunque se decidió a trabajar en política solo hasta que su padre se retiró de la dirección partidaria. Su vocación de servicio también la llevó a militar en las gremiales rurales.

Siendo edil en el período pasado, demostró su inquietud presidiendo la Comisión de Desarrollo y Descentralización de la Junta Departamental, donde la problemática del campo desde una visión abierta e inclusiva, tanto de propietarios de la tierra como la de los trabajadores, fue ampliamente contemplada y respetada por todos.

Perfil de Mónica Silva Casada, tiene tres hijos y nietos. Es del signo de Cáncer. De chiquita quería ser secretaria.   ¿Alguna asignatura pendiente? Siempre me quedó aquello de hacer crochet, que nunca pude, pero en lo otro, estoy conforme con lo que he hecho. Siempre que me han necesitado he estado, en cosas que han salido últimamente para Salto he estado, y no se por cuánto tiempo más, pero en este momento debo atender un poco más la situación familiar. Hoy estoy bien.  ¿Una comida? El asado con leña de espinillo y fideos con manteca.  ¿Un libro? Mi abuelo tenía una biblioteca muy importante, allí descubrí a Confucio y a Ortega y Gasset. ¿Una película? «Mejor Imposible», «Alguien tiene que ceder».  ¿Un hobby? Hoy no tengo tiempo, hasta hace poco coleccionaba latas.  ¿Qué música escucha? La música soul, el jazz, Frank Sinatra es palabra mayor. El pop, muero por Michael Jackson. Aretha Franklin, Los Bee Gees me fascinan. La samba brasilera. Folklore también, me encanta Santiago Chalar.  ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.  ¿Qué no le gusta de la gente? La mentira.

Perfil de Mónica Silva
Casada, tiene tres hijos y nietos. Es del signo de Cáncer. De chiquita quería ser secretaria.
¿Alguna asignatura pendiente? Siempre me quedó aquello de hacer crochet, que nunca pude, pero en lo otro, estoy conforme con lo que he hecho. Siempre que me han necesitado he estado, en cosas que han salido últimamente para Salto he estado, y no se por cuánto tiempo más, pero en este momento debo atender un poco más la situación familiar. Hoy estoy bien.
¿Una comida? El asado con leña de espinillo y fideos con manteca.
¿Un libro? Mi abuelo tenía una biblioteca muy importante, allí descubrí a Confucio y a Ortega y Gasset. ¿Una película? «Mejor Imposible», «Alguien tiene que ceder».
¿Un hobby? Hoy no tengo tiempo, hasta hace poco coleccionaba latas.
¿Qué música escucha? La música soul, el jazz, Frank Sinatra es palabra mayor. El pop, muero por Michael Jackson. Aretha Franklin, Los Bee Gees me fascinan. La samba brasilera. Folklore también, me encanta Santiago Chalar.
¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.
¿Qué no le gusta de la gente? La mentira.

- Si tuviese que definirse como persona, ¿qué siente que la define mejor? ¿Hija? ¿Esposa? ¿Madre? ¿Abuela? ¿Mujer? ¿Empresaria rural? ¿Dirigente política?
– Madre. Para mí ese sentimiento es muy fuerte. Siempre pienso que las mujeres tenemos el instinto especial, y es un instinto que me gusta, es algo que lo llevamos muy dentro y que siempre va a estar presente. Me hace pensar a veces en esas leonas que tienen sus crías, y somos leonas. Para mí es de esas cosas más lindas que nos puede pasar a las mujeres y que tenemos el gran privilegio de vivirlo.

- ¿Madre se hace o se nace?
– Las mujeres nacemos madre. Siempre cuento, y lo tengo bien presente, que tengo una tía que no tuvo hijos pero es madre porque se ha clavado con todos los sobrinos (risas). Uno realmente la ve así, y cuando no hay un sobrino, las mujeres tenemos a algún vecino, siempre hay alguien. Es instintivo.

- Pero, ¿cuesta un poquito más con el primero que cuando llega el segundo?
– Ah, claro. No sé si incentivan las cosas, porque con el primer hijo somos inconscientes, después vamos viendo cosas. A mí me ha tocado ver también otras cosas que pensé que me iban a endurecer, y no, la vida sensibiliza a medida que vamos viendo lo que va pasando. Hoy tengo nietos, y cuando uno ve cosas, teme otras que pueden haber sucedido o no, entonces nos sensibilizamos más. Es cierto que también los dejamos un poco más libres en aquellas pavadas que le hicimos al primero por no saber, pero somos más sensibles con el segundo y con el tercero, y liberamos otras cosas que con el primero las cuidamos más.

- Pasan los años, los chicos crecen, pero siguen siendo los mismos chicos de siempre para la madre, ¿por qué?
– Sigo llamando para preguntar qué comieron (risas), están lejos pero llamo para preguntar cómo están, adoro el WhatsApp porque en la mañana les puedo preguntar, «¿novedades? ¿Cómo están?» Es sencillo, no es nada más que preguntar si están todos bien, «si, si, si», y tá, quedo tranquila.

- Al leer las noticias en el diario o prender la televisión o la radio se entera que están pasando cosas malas, donde siempre se termina señalando como la primer responsable de todo a la familia… Como madre, ¿cómo observa la sociedad en la que estamos viviendo?
– Con mucha preocupación, pero en eso, somos todos responsables. Me preocupa la violencia que estamos viviendo, pero no de ahora, de hace tiempo, cuando con mi hija, que ya tiene muchos más años, desde sus quince años hicimos todo un trabajo con el tema de la violencia, pero todos somos responsables. Todos tenemos menos paciencia, estamos dando menos tiempo por los demás porque vivimos más para uno, pero ninguno puede decir que no tiene responsabilidad. Es un tema actual que me preocupa mucho, la violencia es muy seria.

- Se denuncia como un mal de estos tiempos que los padres piensan que cumplen con sus responsabilidades comprando al hijo el último smartphone o computadora, la moto o el auto, la ropa de marca y sirviéndole un buen plato de comida, que nada material le falte, dejando de lado un tema central como los afectos y los valores…
– Te diría que eso fue, es y será lo que siempre ha existido. Hay cosas que no se suplen con nada. Siempre digo que en mi casa no se sabe lo que se va a comer, y llegar a la mesa con el plato de comida o con la olla o la fuente y ver a la cara qué es lo que expresan es uno de los sentimientos que disfruto muchísimo. Y hoy cuando me dicen al mandar encomienda a lo lejos, «pero mamá, son tus milanesas», dando por hecho que tienen que estar buenas porque las hice yo, porque soy mamá. No sé si llena más algo comprado, eso quizás llene un tiempo.
Pero también la vida de la mujer hoy está muy complicada. Siempre digo que no hemos sido inteligentes, tomamos todo lo que podíamos pero no largamos nada. Ahí estoy de acuerdo con Pilar Sordo, no sabemos soltar nada, queremos hacer todo, y nos metimos en un lío porque no damos abasto.

- ¿Piensa que abarcaron mucho?
– Mucho, en eso no hemos sido inteligentes. Resulta que ahora las mujeres trabajan ocho, nueve, y hasta diez horas, pero también atienden la casa, los hijos, el dentista, las reuniones de clases. Las corridas son imponentes.

- ¿Eso hace perder calidad a las relaciones humanas?
– Perdemos calidad. Hay una imagen que viene en un sketch, donde con un pie hamacamos, con una mano damos la mamadera, con otra revolvemos la olla, y somos así, y eso llega un momento que cansa, agota.

- ¿Cómo se vive ese tránsito a través de los años de la familia, cuando en un comienzo la mesa está llena, y de a poco se empieza a vaciar porque los hijos levantan vuelo y se van del nido?
– El sentimiento del nido vacío no lo he tenido. He llenado mi vida con otras cosas. Siempre digo que hay que luchar por el otro, porque si el otro está mejor, yo también voy a estar mejor, eso es seguro. Vivo en mi casa, que es en la Zona Este, que vivo en Salto, que vivo en Uruguay, que vivo en el mundo, pero ese poquito grano de arena que podamos agregar, que de repente también me ha complicado, es un placer tratar de lograr las cosas que sean en beneficio de todos, porque siempre va a ser también en mi beneficio y en el de mi familia.

- Eso lo lleva en el ADN…
– Creo que si (risas)

- Cuando comenzó a trabajar en política muchos la compararon con su padre, ¿pero a quién se parece más, a su mamá o a su papá?
– Bueno, yo hice política cuando papá dejó de hacer política, aunque siempre dije que yo jamás me metería, pero terminé haciendo política porque me llamaron en un momento que entendí que el partido lo necesitaba, y bueno, algo podría aportar, una hace el esfuerzo de aportar. Me siento conforme con cosas que se han logrado, capaz no todo, pero bueno. Siempre digo que hay que aspirar a las utopías porque luego se saca un poquito menos y también sirve antes de no obtener nada.

- Pero le preguntaba como hija, ¿a quién salió más parecida?
– Ay, bueno… siempre he estado al lado de mi padre. Además me gusta todo lo que tiene que ver con el campo, lo aprendí de chica. Yo disparaba de mamá, porque con ella había que limpiar y hacer la cama y yo salía rajando (risas) En cambio siempre me gustó la otra tarea, que me acostumbré y aprendí de chica junto con mi hermano.

- Este domingo será su primer Día de la Madre sin su mamá, seguramente para usted será un día de sentimientos encontrados…
– … (se emociona) Es el primer año en el que yo sería la protagonista, porque siempre estaba mamá…

- Pero va a estar rodeada de los afectos, aunque sea por WhatsApp…
– Por WhatsApp, si, porque Lucía está muy lejos, estuvo hace unos días acá con toda su familia. Mis hijos están en un momento especial, terminando. En el caso de Federico está con entregas y esas cosas en la Facultad, Juan Miguel está terminando. Hago de cuenta que será el otro fin de semana, porque hay un feriado… Será el día de tener un almuerzo especial, es un tema de mentalizarlo así. Pero además, coincide con el primer mes de la muerte de mamá, así que voy a hacer de cuenta que… como ya me ha pasado con mi cumpleaños, hago de cuenta que es cuando podamos reunirnos. Lo importante es saber que ellos están…

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

El país está viviendo una crisis económica que es de costos, y eso ha significado el cierre sistemático de empresas

Recientemente sesionó en Salto el Directorio del Partido Nacional (PN), presidido por el senador Luis Alberto Heber, con quien dialogamos en un alto de la extensa agenda que llevaron adelante.

- A tres años de la siguiente campaña electoral, ¿ya están recorriendo el país?
– Claro, por supuesto, como debe ser, pero si me permite antes, quisiera aprovechar la oportunidad tan gentil que me brinda para reconocer a la Comisión Departamental del PN por la buena utilización que le ha dado a esta Casa del PN, en donde permanentemente a lo largo de todo este tiempo las distintas agrupaciones están sesionando, trabajando, convocándose. En fin, es una casa muy rica en participación y trabajo político y social, lo que nos da una especial

Perfil de  Luis Alberto Heber Dice haber tenido una infancia feliz, cuando aún pensaba con ser jugador de fútbol. Se quedó con las ganas de terminar sus estudios de Medicina, quería ser psiquiatra, pero se contenta porque «en vez de la locura individual pasé a la locura de masas» (risas). Si pudiese corregir alguna cosa del pasado, confiesa que «le hubiera dado más tiempo a mi mujer y a mis hijas». Hace 20 años que enviudó.  Tiene dos hijas de 26 y 25 años.  Confiesa ser carnívoro, le gusta mucho el asado.  Su mayor pasión es el fútbol, es hincha de Nacional.

Perfil de Luis Alberto Heber
Dice haber tenido una infancia feliz, cuando aún pensaba con ser jugador de fútbol. Se quedó con las ganas de terminar sus estudios de Medicina, quería ser psiquiatra, pero se contenta porque «en vez de la locura individual pasé a la locura de masas» (risas).
Si pudiese corregir alguna cosa del pasado, confiesa que «le hubiera dado más tiempo a mi mujer y a mis hijas». Hace 20 años que enviudó.
Tiene dos hijas de 26 y 25 años.
Confiesa ser carnívoro, le gusta mucho el asado.
Su mayor pasión es el fútbol, es hincha de Nacional.

satisfacción de que valió la pena el esfuerzo que el PN ha hecho para mantener la Casa del PN. Agradecemos también, obviamente, a los miembros de la Comisión Departamental del PN de Salto, en donde están todas las agrupaciones representadas y que le ha dado a esta casa la vida que pretendíamos que tuviera.
Desde aquí hemos tenido recientemente un resonado triunfo para la población de Salto que es la creación del IMAE Cardiológico en el departamento. Especialmente quiero felicitar a aquellos que juntaron firmas, aquellos que convocaron a la población, que estuvieron lápiz en mano democráticamente exigiendo un derecho que le asistía al norte del Uruguay, no solamente a Salto.

- No es lo usual ver reuniones del Directorio nacionalista en el interior del país…
– Una de las cosas que entendíamos que se veía con equivocación, era la lejanía que el Directorio tenía del interior. Siempre nos decían, «allá en Montevideo», y en el Directorio hay una Alcaldesa, en este caso de Frayle Muerto, está nuestro amigo Omar Lafluf que es de Río Negro, está el intendente Falero que es de San José, Besozzi que es de Soriano, Castaingdebat que es de Flores, pero no sé por qué hay una especie de cultura partidaria que cree que el Directorio es montevideano cuando la mayoría de sus miembros son representantes del interior. Montevideano es Jorge Gandini, Verónica Alonso, tenemos una compañera que es concejal del Municipio de Piedras Blancas, por lo tanto vemos que la constitución del Directorio esencialmente es del interior, pero como sesionaba en la Casa del Partido, que es en la Plaza Matriz, tenía esa imagen de lejanía, de distancia que queremos desmitificar.
Entonces hemos resuelto trasladar al Directorio que tiene una connotación muy especial. Usted me entenderá, no es lo mismo tener un memorándum de los problemas de Salto a verle el rostro a los problemas. Siempre hemos dicho que esto es muy importante, no es lo mismo que nos llegue una carta de ciudadanos reclamando algo para determinada zona del departamento de Salto o de Paysandú o de donde fuera a ver realmente la desesperación que se trasluce en los rostros de la gente que a veces está reclamando más educación, más seguridad, más cercanía. Así que en ese marco es que el Directorio ha entendido que es muy importante salir al interior. Ya hemos estado en el departamento de Treinta y Tres, de Cerro Largo, nos empapamos de la propia realidad de cada uno de los departamentos. Hoy estamos en Salto, mañana vamos a estar en Rivera, y nos vamos muy enriquecidos de la propia realidad.

- Si bien el gobierno ha anunciado que el desempleo se ha estabilizado en torno del 8%, el PIT CNT local ha sostenido públicamente que en Salto el desempleo anda en torno del 17 al 20%, ¿cómo se ve desde el Directorio este tema?
– El tema de la crisis económica, que va más allá del tema y que repercute naturalmente en el empleo, es algo que al PN le preocupa muchísimo. Indudablemente el país está viviendo una crisis económica que es de costos, nosotros estamos caros, y eso ha significado una serie de noticias que nos preocupa mucho que es el cierre sistemático de empresas que hemos visto que en cadena han venido abandonando al Uruguay, que han cerrado sus puertas y han generado un mayor nivel de desempleo.
Y esos costos se llama mala administración, porque esos costos se ve en el costo del combustible, por ejemplo, producto que en ANCAP hubo una mala administración que se endeudó en dos mil millones de dólares y que nos costó ochocientos millones de dólares para poder recapitalizar a una empresa que como los uruguayos vieron, hicimos una comisión investigadora y llevamos este tema a la Justicia, donde está de alguna manera atendiéndose. Hace pocos días tuvimos un informe sobre los hornos que compraron en las plantas de portland de ANCAP, que le ha costado a los uruguayos, a todos nosotros, ochenta millones de dólares y que están adentro de un conteiner, y que nos sale mucha plata instalarlas. Todas esas decisiones están repercutiendo en el empleo.
El diputado Lafluf hizo un pedido de informes donde queda claro que entre el 1º de febrero de 2015 y el 28 de febrero de 2016, Uruguay tuvo en promedio 42 mil trabajadores en seguro de paro por mes, y eso le costó al país 180 millones de dólares. Ahora hizo un nuevo pedido de informes para actualizar esa información. El problema que está sufriendo el país, se está sufriendo no solo en Salto, sino en otros departamentos. Lo que está pasando es que al empresario no se le da nada para que pueda competir. Hicieron un Sistema Nacional de Competitividad que lo cuestionamos mucho, porque fue un gran rejunte de organizaciones que ya existen. Lo único que no pusieron en ese Sistema Nacional de Competitividad es al que puede decir qué precisa para ser competitivo, que son las Cámaras Empresariales. No están.
Y el otro tema que Uruguay hoy tiene que trabajar, y voy a poner un tema de Salto, es el tema del costo de producción. Las tarifas públicas en vez de bajar, suben. Los salarios no se pueden tocar. Al dólar el gobierno no lo quiere toquetear mucho porque lo tiene que mantener, ¿qué le queda? La logística. Para que vea cómo influye este tema, mire el flete, el gasoil no se puede bajar, vale 1.45 dólares, toda la vida el costo del gasoil fue 40 centavos de dólar. Usted recordará que hace unos años hubo una empresa local (CALSAL) que sacó un embarque de sorgo en barcaza desde el puerto de Salto a Nueva Palmira. Eso viabilizó la producción, porque una tonelada de sorgo de Salto a Nueva Palmira costaba, en aquel entonces (2003), 36 dólares y el sorgo se podía vender a 80. Y con el transporte en barcaza salió 6 dólares la tonelada. Eso es tener sentido común, nada más, mientras acá sigue trancado el proyecto de las esclusas de San Antonio para hacer realmente una hidrovía del río Uruguay.

- El Frente Amplio está planteando una nueva reforma constitucional, ¿el PN ha estudiado este tema?
– Da la impresión que es una idea que lanza el FA para tratar de cambiar el foco del debate, es como el tero. El país tiene enormes problemas y el FA quiere ponernos a discutir sobre una reforma. En alguna ocasión el presidente del FA ha solicitado una entrevista con el Directorio y se entrevistó conmigo, pensando que venía a plantearnos ese tema y ni siquiera lo planteó. O sea, nunca el FA nos ha planteado el tema formalmente, y por lo tanto, para analizarlo y dedicarle tiempo, tenemos que saber qué reforma quiere el FA y cuál es el sistema que va a elegir para recorrer ese camino, si es el de juntar las firmas, si es el de la Asamblea Nacional Constituyente, que requiere una elección nacional para elegir doble número de la suma de diputados y senadores, o sea, 260 personas, o cuál método. Además queremos saber qué quiere reformar.
Nos da la impresión que el FA quiere poner al país a discutir un tema que es de los políticos y no de la gente. Ninguno de los temas que se han puesto sobre la mesa en la interna del FA tiene que ver con los intereses de la gente, tiene que ver con los intereses de los partidos políticos, de lo electoral, de cómo distribuir el poder, de cómo manejarlo mejor, para los intereses obviamente del FA. A esto le podríamos contraproponer de separar o no las elecciones, el tema de la acumulación de votos, pero son todos temas nuestros. Ninguno de los temas que están planteados hoy son los temas del desarrollo nacional, de la mejorar en la calidad educativa, que es una de las inversiones que el país tiene que hacer, del desarrollo de la infraestructura; es decir, de los grandes temas que hoy tienen que estar en el debate para poder encarar el tema del empleo, por ejemplo.
Entonces, en tanto y cuanto el FA no se ponga de acuerdo consigo mismo y defina qué es lo que quiere y para qué lo quiere, y lo planteen formalmente, el Directorio ha resuelto que no va a tratar el tema.
- Hay una crisis presupuestal en el Poder Judicial, que debe afrontar la inminente entrada en vigencia del nuevo Código del Proceso Penal y que adeuda a sus funcionarios compromisos salariales desde antes de la anterior campaña electoral. ¿Cuál es la opinión del PN sobre este momento que vive uno de los Poderes del Estado?
– El Poder Judicial ha sido víctima de su independencia. Ejerciendo la separación de Poderes, no ha cedido a las presiones que ha tenido, ha enfrentado y llevado adelante juicios que al gobierno no le ha gustado. Y eso le ha costado al Poder Judicial varios castigos, el típico presupuestal, siempre ha quedado de lado, pero últimamente además ha sufrido la interpretación de que no deben sus ministros, y por tanto todos sus funcionarios, equiparar sus salarios al aumento que la Ley de Presupuesto del 2010 hizo para los ministros del gobierno. Fue advertido en su momento, dijimos que estaba mal y lo votamos en contra.
Hoy se le debe una fortuna de dinero al Poder Judicial, pero para eso no hay, mucho menos para instalar la reforma. Lo que hoy podemos advertir es que con el presupuesto que tiene, independientemente del conflicto salarial, la Justicia no funciona, tiene carencias esenciales para su puesta en funcionamiento. Hemos advertido que los llamados que se hacen para que los funcionarios del Poder Judicial comiencen a hacer los cursos para ocupar posiciones en la nueva estructura de Juzgados, no tiene el respaldo ni la motivación de los funcionarios porque no se anotan, y esta reforma tendría que comenzar a funcionar en el mes de julio, lo que vemos con preocupación.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

“El secreto de los Tratados de Libre Comercio no es que los mercados rivalicen, es que se complementen”

Francisco Arroyo es el Embajador de México en Uruguay, quien esta semana realizó su primera visita a nuestra ciudad. Con un tono apacible durante toda la charla le preguntamos al final si esa era su forma de hablar o si así hablan los mexicanos, «no todos –nos contestó-, los que hemos vivido una vida agitada, entendemos que ya contamos con el derecho a ser apacibles».

- ¿Cómo están hoy las relaciones diplomáticas con Uruguay?
– En su mejor momento y van a estar aún mejor. Tenemos un Tratado de Libre Comercio (T.L.C.) que importa 500 millones de dólares, lo estamos actualizando, el T.L.C. con Uruguay puede crecer un 50% más. El comercio con México se va a aumentar, pensamos en 750 millones de dólares, entonces ahí nos va a ir muy bien.

Perfil de Francisco Arroyo Casado. Tiene dos hijos. Es del signo de Aries. De chiquito quería ser director de orquesta o presidente de la República, «y ninguna de las dos se me va a cumplir» (risas). Es hincha de El León (cuadro de fútbol mexicano). ¿Alguna asignatura pendiente? Terminar otro libro. ¿Una comida? La mexicana. ¿Un libro? No le voy a hablar de un libro, le voy a hablar de una época de lecturas que formaron mi adolescencia y mi juventud, todo García Márquez, todo Vargas Llosa, Carlos Fuentes. ¿Una película? Una que produje (risas), «Luna Escondida». Pero películas le voy a mencionar tres que han marcado mi historia cinematográfica, «Hable con ella» de Pedro Almodóvar, «Ojos bien cerrados» de Stanley Kubrick y «Amadeus» de Milos Forman. ¿Un hobby? La música. ¿Qué música escucha? Ópera. ¿Qué le gusta de la gente? La tertulia, la facilidad de relacionarse descontracturadamente, que la inteligencia fluya y si se puede, que brille. ¿Qué no le gusta de la gente? La traición y la hipocresía, «y créame que después de estar 25 años en la actividad política, se ve bastante de eso».

Perfil de Francisco Arroyo
Casado. Tiene dos hijos. Es del signo de Aries. De chiquito quería ser director de orquesta o presidente de la República, «y ninguna de las dos se me va a cumplir» (risas). Es hincha de El León (cuadro de fútbol mexicano).
¿Alguna asignatura pendiente? Terminar otro libro. ¿Una comida? La mexicana. ¿Un libro? No le voy a hablar de un libro, le voy a hablar de una época de lecturas que formaron mi adolescencia y mi juventud, todo García Márquez, todo Vargas Llosa, Carlos Fuentes. ¿Una película? Una que produje (risas), «Luna Escondida». Pero películas le voy a mencionar tres que han marcado mi historia cinematográfica, «Hable con ella» de Pedro Almodóvar, «Ojos bien cerrados» de Stanley Kubrick y «Amadeus» de Milos Forman. ¿Un hobby? La música. ¿Qué música escucha? Ópera. ¿Qué le gusta de la gente? La tertulia, la facilidad de relacionarse descontracturadamente, que la inteligencia fluya y si se puede, que brille. ¿Qué no le gusta de la gente? La traición y la hipocresía, «y créame que después de estar 25 años en la actividad política, se ve bastante de eso».

- ¿En qué rubros?
– Básicamente cárnicos, lácteos, y de México para acá podrán venir automóviles y televisores. De aquí para allá va también arroz y queremos que se amplíe un poco a la carne de cordero con hueso y a las pieles curtidas.

- Uruguay quiere mucho a México, fundamentalmente porque ha recibido a muchos uruguayos cuando debieron escapar de la dictadura…
– Más de 900…

- Ahora también emigran para allá pero por motivos económicos, hay una colectividad de uruguayos importante en México…
– Sobre todo en el Distrito Federal, calculamos que en la pura ciudad de México, que ya no es Distrito Federal, ya cambió la nomenclatura a partir del año pasado, calculamos que hay 21 mil…

- ¿Cómo se encuentra México en estos momentos?
– México está llamado a ser una potencia. Durante esta administración de gobierno se han realizado los ajustes estructurales, que eran muy importantes, como la reforma laboral, la financiera, la de telecomunicaciones, la hacendaria, sin la cual ahorita con la crisis de los precios del petróleo, la hubiésemos pasado muy mal. Fue una reforma que en su momento generó inquietudes y hasta enojo pero que ahorita vemos que fue lo mejor que pudimos hacer.

La reforma educativa, también generó molestias en algunos sectores de los gremios magisteriales, porque ahora se les pide la evaluación periódica y exámenes de oposición para lograr ingresar al sistema magisterial educativo nacional. Y la reforma energética, que ahorita no nos estamos dando cuenta de su importancia por los precios del petróleo.

- En una entrevista que dio a un medio capitalino, analizó varios aspectos que tienen que ver con su país. En lo referente a las relaciones con Estados Unidos recordó que en el pasado muchos mexicanos cruzaron la frontera para buscar trabajo pero que hoy esa situación se revirtió y ahora están retornando a su país porque hay empleo. En ese sentido, ¿qué pasó en México que se produjo ese cambio?
– Hay muchas empresas, inclusive norteamericanas, y hay muchas empresas de mexicanos y de capitales europeos, hasta de capitales sudamericanos, porque México se ha convertido en un exportador muy importante al principal mercado del mundo, que son los Estados Unidos y Canadá, pero también a 34 de los 50 Estados de la Unión Americana, exportaciones que para ellos son las más importantes. México es el segundo socio comercial de los Estados Unidos. Esto es, primero a Canadá pero luego a México llegan los productos norteamericanos, y esto es gracias al Tratado de Libre Comercio.

El secreto de los Tratados de Libre Comercio no es que los mercados rivalicen, es que se complementen. Entonces, ahora estamos tratando que nuestros empleos en México estén mejor pagados, y de reactivar nuestro mercado interno. En cuanto logremos eso, México va a ser uno de los mercados más importantes del mundo, porque es un mercado de 127 millones de habitantes.

- En diciembre pasado, el Cr. Enrique Iglesias en un Almuerzo de ADM, días antes de la asunción de Donald Trump, dijo que en la campaña electoral fue un perro que se dedicó a ladrar, y que una vez que asumiera la presidencia de Estados Unidos había que analizar qué quedaba después de sus ladridos. Al borde de los primeros 100 días de gobierno de Trump, ¿cómo están hoy las relaciones con Estados Unidos?
– Primero, el mercado ya descontó los costos de la asunción del presidente Trump. Yo creo que el presidente Trump fue un candidato exitoso que le supo hablar a ciertas partes del electorado norteamericano, pero ahora se encuentra con la realidad del gobierno, que es lo que le pasa a todos los candidatos cuando llegan al poder. Dicen que de repente lo peor que le puede pasar a un candidato es ganar la elección (risas), porque llegan y se encuentran con una realidad muy distinta a la de la campaña, máxime cuando se hace campaña como opositor.

El presidente de los Estados Unidos está recibiendo las comunicaciones de los productores de los Estados Unidos, de que mandan a México muchas cosas. La economía texana o la californiana o la de Arizona tendrían gravísimos conflictos sin el comercio con México. La construcción del muro en más de tres mil kilómetros de frontera haría que los afluentes del río Bravo se quedaran del lado mexicano, y los Estados fronterizos son casi desérticos, por lo que necesitan de los afluentes del río Bravo y de nuestro Tratado de Aguas Internacionales. Un muro lo primero que rompe es nuestro Tratado de Aguas Internacionales, hay dos presas en el medio muy importantes para los Estados fronterizos. Hay comunidades indígenas con derechos originarios reconocidos por la Constitución norteamericana y por la Constitución mexicana en su artículo segundo. Hay más de un millón de cruces diarios, tenemos la frontera más dinámica del mundo, así las cosas no creo que el TLC desaparezca o que el muro se construya.

- Partiendo de esa visión optimista que usted tiene, ¿espera que en algún momento Trump se disculpe por el maltrato al que sometió a los mexicanos con sus dichos?
– Mire, la realidad es más terca que los discursos. Mi discurso y mi visión no son optimistas, es realista, porque lo estamos viendo. En la memoria de todos los presidentes mexicanos de las que tenemos registro, desde Porfirio Díaz hasta la fecha, la relación más complicada es con los Estados Unidos, que es un vecino muy grande, que cuando se mueve poco nos da un empujón, cuando le da un resfrío a nosotros nos da pulmonía, y es un vecino con el que hemos tratado de encontrar una relación que a ambos nos convenga.

Para los Estados Unidos la cooperación de México en materia de seguridad es vital, inclusive en materia de control migratorio. Los migrantes que están yendo a los Estados Unidos son básicamente centroamericanos, y la pasan muy mal, pero en México hemos adoptado como un país de buen corazón y un país anfitrión, como lo fuimos en su momento con los uruguayos, pero lo fuimos también con los argentinos, con los chilenos, con los brasileños, con los paraguayos y con muchos hermanos centroamericanos, hemos adoptado una política migratoria muy distinta, ya México no criminaliza la inmigración ilegal, es un asunto que tiene que ver con una infracción administrativa. En México hay un sistema de visas humanitarias para los que pasan por el territorio nacional, que la pasan mal, claro que la pasan mal, porque no hay migrante que vaya por necesidad y que pase bien, pero en México procuramos que lo pase lo menos mal posible.
Luego entonces lo que le quiero decir es que la relación con los Estados Unidos es tan compleja, es tan profunda, tiene tantas aristas de interés, que los gobiernos van y vienen, los conflictos, los pueblos y nuestros corazones los superan.

- Siempre en América del Sur hemos tenido algún país que ha marcado su liderazgo, hoy tenemos la impresión que América del Sur se encuentra huérfana de liderazgo. Usted dijo que México está llamado a ser una potencia, ¿cómo observa la realidad política de América del Sur?
– A partir de esta administración, México regresó sus ojos a Latinoamérica. Si alguna vez estuvimos muy ocupados en nuestra relación con Estados Unidos y Canadá, entendimos apenas a tiempo que había que hacer mercado con Latinoamérica. Acuérdese que en Uruguay, esa gran fortaleza que tienen, no solo moral sino de ser sede de muchas organizaciones internacionales, está el mecanismo de la Alianza Latinoamericana, y México ha postulado candidato para dirigir la Alianza, después de 60 años de pertenecer a la ALADI, postulamos, ¿y por qué? Porque nos interesa mucho comprarle granos a Brasil, cítricos a Argentina, cárnicos a Uruguay, nos interesa mucho que hagamos un mercado que puede ser muy importante y dinámico.

Actualmente el mercado latinoamericano es muy pobre en números reales, pero puede ser un mercado muy importante. México en los hechos está demostrando que nos estamos integrando con la Alianza del Pacífico, el libre tránsito de mercaderías, de personas y de capitales. Estamos haciendo homólogas nuestras legislaciones, de tal suerte de poder tener un mercado muy importante entre México, Perú, Colombia y Chile. Ojalá que la relación de la Alianza del Pacífico con MERCOSUR prospere. En el MERCOSUR hay países que van a surgir con una fuerza inusitada. Argentina en cuanto pase sus ajustes va a surgir de una manera inusitada. Quien me convenció de ello en una larga tarde de charla fue Jorge Batlle, a quien alcancé a conocer y a gozar de su inteligencia. Chile ni se diga, tiene commodities muy importantes.
Por el lado del MERCOSUR también tenemos a Brasil. Paraguay que también viene con una fuerza inusitada, porque nuestros países están llamados a ser potencias económicas si logran los ajustes estructurales que requieren y que México ya hizo. No sé Uruguay cuáles pueda tener en agenda porque seguramente serán los uruguayos quienes lo comenten y lo decidan. Si logramos armonizarnos entre nosotros mismos, nos va a ir muy bien.

Publicado en - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

El tiempo

Ediciones anteriores

junio 2018
L M X J V S D
« may    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

  • Otras Noticias...