«El comunicador debe preservar los valores y la ética desde el momento que se pone a dar opiniones»

Entrevista a Claudino Ferreira Pinto

Hoy EL PUEBLO conversa con Claudino Ferreira Pinto, reconocido y premiado periodista con una trayectoria de 45 años en la comunicación, y que «Entre Mate y Mate» desde hace 25 años nos acompaña cada mañana en radio Libertadores, donde no solo informa, sino que además ayuda a quienes más lo necesitan.

– ¿Cómo describiría lo que ha sido su camino por la comunicación?
– Empecé en esto en 1975, colaborando un poco con Ramón Fonticiella padre, en radio Tabaré, yo era muy joven. Luego en Tribuna Salteña, donde pude compartir con algunos colegas como el amigo Chito Silva, y un montón de gente como Eduardo Cattaneo, Quique Tourn y otros más, ahí hice las primeras armas como muchos de los periodistas que entramos por el deporte a esta actividad, y después vino la incorporación a diario EL PUEBLO en el año 1979, donde pasé por todo, internacionales, nacionales, deporte, terminando hace poco en rurales. Fui un afortunado en haber ingresado a este mundo de la comunicación, la vida me dio esa oportunidad, tal vez la aproveché, siempre pensé ir a más, mirando por sobre todo al futuro y no al presente, haciendo las cosas que quería de la mejor manera, y aprendiendo mucho de los grandes maestros que tuve en el periodismo y en la comunicación. La mayoría somos autodidactas, había que aprender utilizando bien los recursos con los que contábamos. Esto de la comunicación me permitió una cantidad de cosas, siempre ratificando aquella intención de preservar los valores y la ética que debe existir en un comunicador desde el momento que se pone a veces a dar opiniones o a graficar de alguna manera una nota o una entrevista. Entonces, si partimos de la base que tenemos responsabilidades porque somos formadores de opinión, y tenemos que transmitir, siempre dije, la noticia o la información tal cual es y no como queremos que sea, aunque nos duela.

Una frase que me impuse siempre, y se lo digo a los jóvenes, es que digan las cosas como realmente son, y si a ustedes les gusta que sea de otra manera, mala suerte, pero vamos a enfocar las cosas por ahí, comenzando de ahí se puede llegar, porque pasás a ser creíble y no es fácil hoy cuando hay tantos aspectos en la comunicación ligados a la parte empresarial, al sector político, que te pueden desviar de ese camino sin creer que exista la objetividad. Es difícil poder mantener la objetividad, lo que en cambio digo es que hay que ver las cosas desde una óptica personal, analizarla y después darla a conocer. Hoy no se usa mucho eso, y se escribe, se habla y se reproduce a veces cosas muy a la ligera, lo que después trae problemas y hay que saber afrontarlas. Así encaré mi trabajo estos años.

– Además, ha tenido reconocimientos a nivel nacional e internacional en esta larga trayectoria. Calculo que debe tener su escritorio lleno de premios…
– Con los dos que tengo para levantar en Argentina que aún no he podido ir por la pandemia llegaría a treinta.

– Pero ¿qué pasa por su mente cuando recibe cada premio por su trabajo?
– Siento una gran emoción y por otro lado un gran compromiso, que significa que no fue en vano lo que hicimos, que eso se construyó en equipo y en familia. Para mí la familia es la base de todo, que tengas el apoyo de tu esposa, de tus hijos y también del equipo que lograste formar para trabajar contigo, es invaluable.

– Pude ser testigo de un reconocimiento que le hicieron el año pasado en Concordia con el Premio Binacional Río de los Pájaros, estaba con su familia, fue a recibir ese reconocimiento y se lo notó muy emocionado, como si fuera el primero…
– Siempre lo recibimos así, y con los mismos nervios de subir al escenario como aquella primera vez, que la recuerdo muy bien, fue en el Victoria Plaza Hotel en Montevideo con los Premios Gaucho, donde participaron algo así como 400 programas de radio y televisión de todo el país. Allí Juan Carlos López era el conductor, un amigo. Y cuando recibimos el Gaucho como Mejor Programa Agropecuario del interior del país, fue una alegría y me temblaba todo. Cuando me estoy por ir, porque se hacía muy largo y al otro día tenía que volver temprano, estaba con mi familia, me dijeron, «Claudino, usted no se puede ir, tiene que esperar hasta el final», bueno, me senté, esperamos hasta el final cuando vino el Gaucho de Oro, que era el reconocimiento máximo que solo se dio en ese momento, luego cambió porque la televisión pateó los tarros. Ese año se daba al mejor programa de todos los programas de radio y de televisión, y según Juan Carlos López, que lo dijo ahí, era la primera vez en la historia que la radio vencía a la televisión porque recibí el Gaucho de Oro. El jurado estaba formado por personas muy conocidas a nivel nacional, y manifestaron que para ellos era el mejor programa a nivel nacional. Esa fue la gran emoción de la vida, después vinieron los del Conrad y de otros lados, fueron muchos, cada uno con la misma alegría.

Mucha más alegría cuando en estos años, en Paraguay nos dieron hace unos diez años un reconocimiento como la mejor cobertura internacional entre 600 periodistas acreditados, que dio la Asociación Rural y la Cámara de Comercio de Paraguay. Y el año anterior, la Asociación de Periodistas y la Asociación Rural de Paraguay nos entregaron un reconocimiento por 20 años de trabajo en la cobertura de exposiciones internacionales. Este año en Palermo la Sociedad Rural en Argentina, que conforma una élite muy importante en lo que hace al sector agropecuario, no es fácil ingresar a ese medio, con mil y pico de periodistas acreditados, nos invitan a un desayuno con la directiva, donde se dialoga y se entregan presentes a periodistas que consideran calificados en cubrir la muestra, y allí también nos entregaron un reconocimiento este año, y el año anterior nos dieron un libro de la historia de la Sociedad Rural Argentina también como reconocimiento a nuestro trabajo. Esas son las cosas lindas que te guardás cuando afuera del país, como nos dieron en el Chaco hace unos diez años, un premio muy importante, como también nos dieron en Rosario, en Santa Fé. Es lo que te va quedando de lo que hiciste cuando empezás a pintar canas.

– Y a esta altura de su trayectoria, uno podría decir, «me quedo acá». Sin embargo, hemos observado en estos años, en particular en este tiempo de pandemia, la manera en la que ha ayudado solidariamente a tanta gente en sus ollas populares…
– Es un sentimiento, una impronta un poco personal dar una mano a aquel que lo necesita y que le cuesta mucho. Cuando hacíamos deporte hacíamos lo mismo, recorriendo las instituciones más chicas, apoyándolos desde el diario y la radio, a las instituciones del interior del departamento que no tenían tanta difusión y siempre estuvimos trabajando con ellos. Y después que encaramos nuestro programa mañanero en la radio, «Entre mate y mate», empezamos a notar la cantidad de carencias que existía de apoyo que podía tener la gente que no tiene nada, la que más necesita, y veíamos que la radio y la comunicación era un vínculo muy importante para llegar a solucionar los problemas de esa gente, con problemas de salud, de tener lo necesario para una familia, para un estudiante, para alguien que pasa mal como ahora, y vimos que en la radio teníamos una respuesta muy grande. Es la gente la que pone, nosotros solo somos el intermediario, el nexo con aquellos que nos llaman por teléfono. Y decíamos, cuando cumplimos 20 años de programa, que hicimos la cuenta, tenemos carpetas enormes de solicitudes de ayuda y de lo que pudimos cumplir, como decíamos con Carlitos Ríos, que es una base impresionante del programa, el equipo de radio Libertadores que es hoy, como en las otras radios en las que estuvimos. Carlitos siempre me acompañó, estuvo conmigo en estos 25 años, como locutor comercial es un lujo tenerlo y también es un gran conductor. Encaramos esto y los dos pensamos lo mismo, será porque nos criamos juntos en el mismo barrio de gurises.

Entonces, empezó a darse eso y vimos que podían hacerse cosas, y desde la silla de ruedas, que deben ser más de cien las que entregamos en todos estos años. En ese balance que hicimos cuando cumplimos 20 años del programa, vimos que habíamos entregado más de 100 mil dólares a gente e instituciones necesitadas. Recuerdo, por ejemplo, que un Día la Asociación Down necesitaba instrumentos, y le pudimos armar una orquesta de casi todo lo que conseguimos, que seguramente lo deben tener para los niños down. Como la Asociación de Ciegos, que querían empezar con un trabajo de telares y lana rústica, y les conseguimos todos los telares y todo lo que se precisaba y hoy tienen filial en Constitución y en Belén, y seguimos apoyándolos. Hemos conseguido toneladas de lana con empresas a nivel nacional. Hoy le conseguimos la boca de salida a la venta de muchos de sus productos. También recuerdo lo de Casa Amiga, que se le entregó en efectivo más de 15 mil dólares de recaudación con el aporte de esos tres libros que hicimos, que son «Las reflexiones entre Mate y Mate» con Gerardo Ponce de León, que es un compañero de la radio de hace más de 20 años. También se ayudó al Hospital Salto, a policlínicas, reconstruimos escuelas del interior, construimos una policlínica, ayudamos a muchas escuelas con problemas.

Y hoy llegó la pandemia, y nos empezó a llamar gente desesperada que tenía necesidad de una mano, y empezamos a hacer ese trabajo con un grupo de amigos, padrinos del programa, productores agropecuarios, empresarios, y la cosa salió bien. Empezamos en marzo dando una mano a un comedor y merendero que hay en el Cerro, «Nacidos para Vencer», a otro merendero en el barrio La Humedad, otro en barrio Andresito o a gente de Ceibal. También a un grupo de amigos de Palomas y de Saucedo, que tenían a niños que se habían quedado sin la merienda de la escuela, y que gracias a ese chef magnífico que es Martín Martiricorena, pudimos hacer funcionar allí los merenderos y la olla durante tres meses, y hoy seguimos con alguno. No sé cuánta plata se ha conseguido, pero los vamos a mantener hasta fines de agosto. Gracias al Centro Comercial, a empresarios y otra gente que ha venido apoyando, como la Universidad, podemos mantener el apoyo repartiendo más de 1.300 platos de comida por semana y debe haber unos 400 gurises que tienen la merienda casi todos los días gracias a la gente que apoya.
Pero como siempre digo, no somos nosotros, nosotros solo tiramos la idea, y si no hay recepción y no hay retorno, nada podría hacerse. Así que es la gente de Salto la que a todo nivel nos ayuda

 

PERFIL DE
CLAUDINO FERREIRA PINTO

Casado, tiene dos hijos y dos nietos. Es del signo de Sagitario. Es hincha de Fénix.

¿Una asignatura pendiente? Creo que hice todo lo que quería hacer, pero tal vez haber podido estudiar.
¿Una comida? El asado.
¿Un libro? No leo mucho, pero me quedó marcado el primer libro de la historia de Los Andes, «Viven».
¿Una película? No veo, soy
de los informativos.
¿Un hobby? Coleccionar todo lo que he logrado en la vida de periodista, desde acreditaciones y cosas que me han regalado en cada país que estuve.
¿Qué música escucha? Tango.
¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad, la honestidad.
¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía.

 

Por: Leonardo Silva

Publicado en - Destacados, - Titulares -, EntrevistaComentarios (0)

«Todavía no se vivió la verdadera crisis, creo que julio y agosto van a ser meses duros para algunos sectores de la sociedad»

Entrevista a Jorge Rodríguez

Con 28 años de trayectoria en televisión, Jorge Rodríguez es un referente periodístico que además tuvo la virtud de organizar esta semana un debate entre los senadores Germán Coutinho y Oscar Andrade sobre la Ley de Urgente Consideración que ha impulsado el gobierno de Luis Lacalle Pou. Muy comentado en la previa y luego del mismo, terminó por gestar esta entrevista con el responsable de conducir el primer debate televisivo de esta magnitud en un medio de comunicación del interior del país.jorge rodriguez

- ¿Cuándo se dio cuenta que quería ser periodista?
– Cuando terminé Secundaria viajé a Montevideo con la idea de estudiar publicidad en la Escuela de Cristina Morán. Cuando llego a Montevideo voy a inscribirme y los cupos ya estaban llenos, y con 18 años dije, «¿volver a Salto? No, yo me quedo acá y ver qué hay para estudiar dentro del tema de la comunicación». Averigüé y estaba la Escuela de Técnico de Comunicación Social, que depende de UTU. Me inscribí y ahí fue que empecé a estudiar. Fue en ese momento que conocí lo que era el estudio del periodismo, fui conociendo el camino a medida que íbamos haciendo las pasantías en los medios de comunicación, en radio, en Monte Carlo, en Canal 4, y ahí me fue gustando.

Terminé los estudios en diciembre, no recuerdo bien el año, y en febrero ya estaba presentando una propuesta en Canal 8 para el informativo «Salto Visión» que en aquel entonces estaban Luis Bértiz, Enrique Fermín Soler y (José Roque) Alfieri en deportes. Eso fue en febrero, y en marzo ya estaba como coordinador y frente a cámaras del informativo. Ahí seleccionamos a Gabriela Cardozo y a Pablo Texeira.

- ¿Sólo periodismo en televisión?
– Lo que quería era comenzar a trabajar, invertir el tiempo que también habían depositado en mí mis padres y hacer valer y mostrar un poco ese sacrificio que habían hecho. No me interesaba trabajar solamente en televisión, pero me identifiqué con la televisión porque en realidad mis notas se destacaban en el área de la comunicación visual, entonces ya sabía que ese era mi fuerte, por eso presento mi primera propuesta en la televisión. En diario nunca trabajé y en radio hice algo, en radio Arapey a la noche, «Un tiempo con Jorge» y después hice «40 Grados», que era una suplencia a (Eleazar) Chito Silva, un periodístico en pleno verano.

- ¿Cuál debe ser la función del periodismo?
– ¿Cuál es? La de informar. ¿Cuál debe ser? Informar y formar opinión, hacer que la gente se pregunte junto con el periodista. Creo mucho en eso, que a través de la pregunta es que se conoce la verdad.

- ¿Hoy se cumple con esos principios en el periodismo salteño?
– Pasé por todas las etapas, pasé por un momento en que pensaba que no se cumplía. Después pasé por un momento donde noté cambios. Hoy creo que sí, que hay periodistas que cumplen con esa regla. Creo mucho en que la profesión no varía ni muta, somos nosotros los que vamos mutando y vamos teniendo una mirada diferente sobre las cosas.

- Tuvo varias etapas en la televisión, no solo estuvo y está el periodista que entrevista a políticos, también estuvo el periodista de la denuncia, como con «El Ombusdman»…
– Me gustaba, pero a ver, en televisión hice el informativo, después hice «Ver en Color», que fue uno de los primeros periodísticos que mostró otro lado de las cosas acá en Salto y luego hice «El Ombusdman», donde se recibían denuncias. La gente llamaba, compartía la denuncia y sumábamos invitados. Esa faceta me gustó. «El Ombusdman» fue como un despegue de lo que hacía en «Ver en Color», luego volvemos a «Ver en Color» para terminar en los últimos años con «Animal Político».

- ¿Le generó problemas «El Ombusdman»?
– Sí. Recuerdo el caso de un municipal que se quedaba con bebidas decomisadas y las enterraba en el basurero municipal, luego las desenterraba y las vendía. Eso lo dimos a conocer en «El Ombusdman» y nos llevó a la justicia, donde primó el derecho a informar sin pretender tener una mala intención sobre la persona.

- ¿Hay presiones en los medios de comunicación?
– Si me baso en mi experiencia, no me siento un periodista presionado. Lo he repetido tanto a lo largo de los años que el día que me presionen me voy que creo que directamente ya saben que si existe una presión el periodista se va.

- ¿Censura?
– (Piensa) Hablo desde mi experiencia, creo que no, a mí nadie me censura. Nadie me ha dicho, «no digas esto» o que no lleve a determinados invitados. Trabajo con libertad. Lo hice con libertad en los últimos años cuando hice «Animal Político» en Canal 4, y lo hago también con libertad en Canal 8. De todas maneras, no hay peor censura que la que uno mismo se hace, tener miedo a decir o escribir algo, el tener miedo a poder preguntar con libertad y autocensurarse, esa es la primera gran censura, que puede más que la externa.

- ¿Pasa cuando entrevista a alguna persona que es amiga?
– Hay que buscarle la vuelta y las herramientas para que cómodamente se pueda transmitir la idea. He entrevistado gente que a lo largo de los años la he conocido desde otro lugar, y le pregunto, quizás riéndome, pero le pregunto lo que tengo que preguntarle.

«A través de la pregunta es que se conoce la verdad»

- Hay quienes sostienen que el periodista tiene que ser una especie de heladera, ser frío, distante, no puede tener amigos, no se puede ser subjetivo, no se puede tener opinión…
– Yo era de los que creía que había que ser así, después me fui dando cuenta que no, que cada entrevistado que tenía delante me despertaba emociones y de acuerdo a eso iban surgiendo las preguntas, y como insisto que la experiencia y los años te hacen ir mutando y cambiando, uno va también cambiando la mirada sobre ese aspecto.

- ¿Alguna vez se enojó durante una entrevista?
– (Piensa) Sí, he tenido momentos de molestia, quizás no tanto de calentura. Mi reacción no es con palabras. Mis amigos y quienes me conocen dicen que muchas veces digo más cosas con mis caras que con palabras, quizás por una deformación profesional, muchas veces una expresión, una ceja arriba dice mucho, o quedar con la mirada en el vacío. En ese caso reaccioné de esa manera, poniendo cara de enojo. Me pasó en una entrevista con un político muy conocido que me decía que no había sucedido un hecho cuando yo en realidad sabía que había sucedido.

- ¿Está bien que los periodistas debatan con los políticos? Porque alguno siempre se queja que no viene a debatir con el periodista…
– Preguntar e ir repreguntando sería la función y la herramienta que tiene todo periodista. Si pregunta y repregunta es porque tiene información no para debatir sino para rebatir lo que el entrevistado está exponiendo. El político se puede ver entre la espada y la pared. No me gusta la palabra debatir, que los políticos debatan con los periodistas no me parece bien, pero sí que confronten quizás de una manera diferente. Pero son estilos.

- ¿Cómo tolera cuando sabe que el político le está mintiendo en la cara?
– Es parte de los gajes del oficio, después llegás a tu casa y en la tranquilidad del hogar decís, «pensar que me mintió en la cara» (risas). Me ha pasado, y a colación de esa pregunta viene la próxima, ¿todo se pregunta? ¿Todo se quiere saber? Este ejercicio siempre lo hacemos con los estudiantes de periodismo, creo que se debe medir la pregunta, el tema y la intención con que se hace. En base a eso, vamos desglosando y armando la entrevista.

- En el debate del jueves todos hablaron de sus protagonistas, los senadores Germán Coutinho y Oscar Andrade, pero ¿cómo se sintió usted conduciendo ese debate?
– Lo que me preguntas lo leí en los mil y pico de comentarios –aunque no leí todo, leí los que me parecieron que valían la pena porque hubo discusiones bastantes banales, como si fuera un Peñarol-Nacional-, pero uno de los comentarios hacía referencia a que le había gustado el formato del debate y destacaba la labor del moderador cediendo espacios a que los debatientes expusieran, se pisaran y mostraran sus ideas. Justamente, esa era la idea, que yo pasara a segundo plano y que ellos pudieran exponer. En este tipo de debates hay algo que también hay que tener en cuenta, ambos estaban sentados y en la comodidad de una mesa que da otra firmeza al momento de comunicar e intercambiar ideas. Mi función era escucharlos y mediar los tiempos. Lo viví bien, por momento hubo tensión, a pesar de mostrarme bastante seguro, pensaba que si más de dos veces incurría en el mismo error y no se acataba lo que en particular yo pretendía, o me desbordo o cambio de postura. Por momentos pensé que me iba a salir de los parámetros en cuanto a tener que remarcar los tiempos, ya que habíamos tenido una previa en donde se había hablado que se respetara los tiempos.

Lo viví con ansiedad, con emoción, porque era un hecho relevante para mí en particular, que se diera un debate de estas características en el interior, y con expectativa en el después, pero no de quién va a ganar el debate sino para entender qué fue lo que pasó, porque trabajamos en un medio de comunicación para generar opinión e informar, pero sigue siendo un producto que se expone ante la gente y que se intenta obtener buenos resultados. Si pasamos raya, fue satisfactorio o muy satisfactorio.

- ¿Es cierto que no durmió la noche previa?
– Es cierto, recién pude dormirme a las 3.30 o a las 4. Soy muy ansioso. En realidad, bajé la pelota cuando tuvimos los ejes temáticos, porque llegar a concretar los seis temas principales no fue tarea fácil. Aportó Andrade, aportó Coutinho y también se tuvo en cuenta nuestra mirada.

- ¿Fueron con barra los debatientes?
– Andrade llegó acompañado de una persona de Montevideo y después aparecieron dos o tres dirigentes locales, y Coutinho fue acompañado de tres o cuatro personas.

- ¿Cuál debe ser el rol del periodista en tiempos electorales? Tiempo en que prima la hipersensibilidad, donde sí se pregunta algo es porque se opera para determinado candidato y si no se pregunta también…
– Soy de los que mido la intencionalidad con que se hacen las preguntas. Si la intención es querer conocer las ideas del otro y sobre eso desarrollamos una entrevista, es válido. O sea que la intención es exponer todos los temas. Si la intención es hacer una entrevista favoreciendo a un candidato en particular, yo por lo menos lo cuestiono. Si alguien lo hace, se respeta, pero la función es mostrar todo lo que haya que mostrar.

- ¿Cómo ve a Salto cuando se salga de esta crisis sanitaria?
– Todavía no se vivió la verdadera crisis, creo que julio y agosto van a ser meses duros para algunos sectores de la sociedad. La veo difícil, con una reactivación muy lenta de la economía.

PERFIL DE JORGE RODRÍGUEZ
Soltero. Es del signo de Géminis. De chiquito quería ser veterinario. Es hincha de Peñarol. ¿Alguna asignatura pendiente? Ser padre. ¿Una comida? Chuletas con papas fritas o puchero. ¿Un libro? Las preguntas de la vida, de Savater. ¿Una película? El discurso del Rey. ¿Un hobby? Me gustan las plantas. ¿Qué música escucha? De todo, en particular música tranquila. ¿Qué le gusta de la gente? Que ría. ¿Qué no le gusta de la gente? Que llore.

Por Leonardo Silva

Publicado en - Semanales, - Titulares -, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Entrevista con María Noel Rodríguez y con Diego González

Rodríguez: «Hay que empezar a mover la máquina cuanto antes, pero de manera paulatina»

Se viene trabajando en procura de la reapertura de los centros termales de la región, particularmente los de Salto. Para conocer las impresiones del trabajo que se viene realizando, EL PUEBLO consultó a María Noel Rodríguez, Directora Departamental de Turismo y a Diego González, presidente de la Asociación de Hoteleros, Gastronómicos y Afines (AHGA) de termas del Daymán.

MARÍA NOEL RODRÍGUEZ
- Han pasado tres meses de aquel 13 de marzo cuando se declaró el coronavirus en Salto. ¿Cómo han sido para el área de turismo? 
– En principio, lo que hacemos desde la institución es entender la necesidad de tomar las medidas de cierre del parque termal por parte del Poder Ejecutivo. Desde la Intendencia de Salto estamos desde entonces en coordinación con la Dirección Departamental de Salud, que nos ha dado un apoyo en todo este proceso y con la cual se viene trabajando muy bien, y desde una perspectiva de empatía por el sector turístico. Junto con las medidas sanitarias, se entiende que hay otros aspectos de la vida social y económica que en este momento también están atravesados por la pandemia. La posición de las autoridades departamentales de la Salud ha contemplado las dos visiones, y eso es bueno, porque es lo que nos va a permitir, de alguna manera, seguir avanzando hacia la reapertura. Como prioridad es la salud, pero también teniendo en cuenta lo que significa que los centros termales estén cerrados.
También está la Universidad de la República colaborando. Ahí se encuentra un Departamento de Aguas que hace años viene trabajando con nosotros, porque el tema agua subterránea es uno de los ejes que ellos trabajan. Han hecho talleres, charlas, distintos estudios y una comunicación constante, sobre todo con el área de turismo. Y ahora vuelven a apoyar y a ponerse a las órdenes. Es con ellos y con la Dirección Departamental de Salud que se va a firmar un convenio de monitoreo de las aguas termales, no tanto pensando en el ahora y en la reapertura sino también en lo que se viene después. El hecho de tener un monitoreo por el tiempo que sea necesario para poder brindar ese mensaje de seguridad que a veces, queramos o no, se pone en tela de juicio. Entonces, los usuarios o los potenciales turistas, que tengan una garantía, y qué mejor que esa garantía sea de técnicos, de profesionales de la universidad que están monitoreando el tema.

- ¿De qué forma se ha podido contemplar desde la Intendencia las inquietudes de los operadores turísticos privados?
– Primero hay que decir que el operador privado, en principio, cuando se declara la emergencia sanitaria, entiende las medidas, la mayoría cerró sus puertas, independientemente de que gastronomía y hotelería si bien había una exhortación a cumplir las medidas sanitarias de mantener la distancia social, no hubo y no hay ahora una obligación a que estén cerrados, pero sí hubo una conciencia, sobre todo en semana de turismo, donde los propios operadores emitieron un mensaje a sus clientes para quedarse en casa. Pero claro, esa situación no se puede sostener, y sobre todo ahora cuando ya otros sectores de la economía empiezan a reabrir, y por supuesto, las inquietudes del sector privado del turismo también empiezan a manifestarse por el regreso a sus actividades. Es un planteo de volver y recuperar su actividad económica que se entiende.

En ese sentido, lo primero es la empatía por las demandas que se tienen. Se está trabajando a nivel de Intendencia en un fondo común entre varias instituciones para poder, de alguna manera, trabajar, sobre todo con aquellos más afectados, en situación de mayor vulnerabilidad y que tengan una asistencia económica para poder atravesar este momento. Eso se está trabajando a través del área de Proyectos Especiales que ahora está involucrado directamente el intendente, en lo que puede ser un apoyo puntual para artesanos, galerías, pequeños comercios. Se están evaluando las medidas que tienen que ver con la contribución inmobiliaria, si bien ya hay un porcentaje muy importante que ya había realizado el pago 2020 en los primeros meses del año, se está evaluando enviar un mensaje a la Junta Departamental, y en ese caso hasta podría llegar a ser retroactivo.

Estamos también acompañando todo lo que tiene que ver con las medidas que los propios comercios y empresarios están pidiendo, que tiene que ver principalmente con las tarifas y los impuestos, UTE, OSE, DGI, BPS, que en principio hubo algunas medidas que tiene que ver con aplazamientos, pero ya hay un mensaje un poco más drástico y profundo de evaluar determinadas exoneraciones. Eso se está trabajando a nivel del Poder Ejecutivo. También hay Representantes Nacionales que está moviendo el tema, tratando de poner énfasis en que Salto está atravesando una situación que de repente no ocurre en otros puntos turísticos del país, y que venimos diciendo desde un principio junto con los operadores privados, que quizás lo que esté más vinculado al turismo sol y playa logró hacer su temporada más fuerte, que son los meses de enero y febrero, algo que no pasó en el departamento de Salto.

- Esta semana se presentó el protocolo sanitario que busca la reapertura del parque termal, ¿se puede pensar que reabra en las vacaciones de julio?
– La preocupación que tengo al respecto, es que el Ministerio de Turismo, la Cámara Uruguaya de Turismo junto a dos técnicos del MSP, elaboraron hace varias semanas el protocolo de hotelería y gastronomía. Ese protocolo lo enviaron a OPP, quien lo derivó a la Comisión de Científicos que trabaja de forma voluntaria asesorando al Poder Ejecutivo. Van pasando los días y esos dos protocolos, que fueron los primeros que se enviaron, todavía no están aprobados. Eso, de alguna manera, genera incertidumbre. No es lo mismo para un empresario o un comerciante decirle que vamos a abrir el 1° de julio o el 1° de agosto que decirle que se abrirá el 1° de diciembre.

- Si de pronto todo lo que falta aprobar se aprobase mañana, ¿se está a tiempo de implementar estos protocolos en los parques termales?
– Sí, se puede porque también se hizo énfasis en eso. Y por eso también de alguna manera con la Intendencia de Paysandú decidimos ponernos a la vanguardia de estos protocolos porque tenemos un conocimiento de los recursos humanos y de los recursos económicos que tenés para llevar adelante ese protocolo. Puede venir junto al protocolo alguna recomendación que no esté contemplada actualmente, entonces tendríamos que buscar los mecanismos para implementarla.

- Entonces, ¿cuándo piensa que se podrían reabrir las termas al público?
– No hay demasiados riesgos, porque así lo dicen varios documentos científicos, pero además, hay una difícil situación que atraviesa el país, por lo que la reapertura de termas no significa que al otro día vaya a venir un malón de gente. O sea, todo se va a dar de forma muy paulatina. Entonces, en estas épocas que estamos de temporada baja, donde no están las mejores condiciones para salir de vacaciones, creemos que sería hasta oportuno para ir trabajando estos protocolos e ir adquiriendo experiencia, y no esperar a decir que se da un fin de semana largo. No, yo no la quiero cuando sé que va a venir mucha gente. Es mejor entonces hacer una reapertura paulatina, por lo menos, quizás no todos los días, quizás empezar por los fines de semana o por distintos parques, hasta se puede elegir primero un parque privado para la reapertura y luego por sus dimensiones que se reabra el parque municipal. Hay que empezar a mover la máquina cuanto antes.

DIEGO GONZÁLEZ: «Seguimos sin ver ese famoso día después que va a ser el día que estén las termas abiertas y digamos, bueno, pasó» Diego González
- ¿Cómo ha visto AHGA la noticia de esta semana sobre el avance en el protocolo sanitario que busca la reapertura de las termas?
– Nosotros ya veníamos trabajando en esos protocolos, los presentamos el 20 de mayo al MSP. Después nos sorprendió porque había ido el otro grupo de empresarios y comerciantes de Daymán y se había ideado como un boceto de unas medidas que supuestamente había que tener en cuenta. Esto nos causó un poco de inquietud e incertidumbre. Y ahora viendo este protocolo final de la Intendencia, que son más parecido a lo que habíamos presentado, eso nos dio tranquilidad. Y que la Intendencia, un poco tarde pero bueno, que se haya puesto a tono de esto y se haya preocupado por presentar los protocolos municipales nos da la firmeza de dar pasos más seguros.

- Conversando con la directora de Turismo nos expresaba su preocupación en una posible demora en aprobarse el protocolo en busca de la reapertura de las termas, ¿cuál es su impresión al respecto?
– Eso es algo que incluso en nuestra última visita al Ministerio de Turismo planteamos, me refiero a los protocolos de hotelería y gastronomía, que ya están prontos hace más de veinte días, y que vienen anunciando por los informativos que están por largar los protocolos y la verdad es que nunca salen. Eso es algo que llama la atención, pero lo que más nos llama la atención, es como ve uno que en Punta del Este los hoteles ya están promocionando hotelería con piscina, en Montevideo hay hoteles que nunca cerraron y que tienen sus piscinas habilitadas, y nosotros seguimos con el famoso artículo 4° del decreto que están prohibidos los centros termales públicos y privados. Hicimos la consulta al Ministerio de Turismo para saber qué pasaba con los hoteles y si los hoteles con piscinas podían empezar a abrir porque no entendíamos la diferencia que están haciendo. Sin embargo, el otro día en la firma del protocolo, la Dra. Blanco decía que los hoteles con piscinas no tienen habilitación porque irán de la mano con la reapertura de los centros termales. Habíamos pensado que para julio, cuando hoy tenemos solo un caso importado, por qué no, si ya largó la construcción, la enseñanza se va normalizando, los shoppings abrieron también, entonces no debería haber ninguna traba para abrir las termas. Queremos llegar a ese grupo de expertos, y de hecho tenemos una asamblea este martes para tratar ese tema, no para presionar que abran de una vez o poner ya una fecha, aunque julio nos parece interesante para abrir, pero al menos que nos digan que hasta setiembre no se puede. Hay hoteles que no están preparados para seguir aguantando el cierre, no sabemos si aguantan un cuarto mes sin trabajar y endeudados. La situación es complicada.

Hay hoteles sin piscina que han tenido sus puertas abiertas recibiendo básicamente corredores, que son los que más llaman, pero el atractivo y el llamador para que verdaderamente venga gente son las termas, más allá que Salto tiene una variedad de productos. Los hoteles no tienen prohibición, pero al no poder habilitar las piscinas, más vale que queden abiertos un par en el centro y listo. Abrir por si viene alguien a las termas no tiene mucho sentido.

- Lo que pasó esta semana respecto a la presentación del protocolo sanitario, ¿permite tener un poco más de optimismo de lo que queda por delante?
– Pasa que estamos en la duda si hay temas burocráticos o políticos, qué es lo que hay detrás de esto. Todas las semanas tenemos alguna noticia, y por lo general no es buena. Viene el ministro de Salud y nos tira la bomba del «caldo de cultivo», después aquellos que siempre tuvimos leishmaniasis, dengue, las crecientes del río, ahora coronavirus, siempre tenemos una bomba. En este momento no sabemos cómo ni por qué, porque hemos hablado con la Comisión de Turismo del Parlamento que preside Paco Estévez, presentamos todas las cartas que hay que presentar para la exoneración y demás y si te ponés a pensar, la hotelería y la gastronomía no ha conseguido muchos logros para el sector que los ayude a reactivar. Está la promesa que vamos a apostar al turismo interno, pero hay que llegar a esa instancia, y para eso hay que aguantar.

- ¿Qué queda por delante para ustedes?
– Ayer me acordaba de una nota anterior cuando me preguntaste por el famoso día después, que después se hizo viral y todo el mundo hablaba de eso.
Uno no deja de ver que se viene ese día después, y uno se pone contento cuando aparecen los carteles de los colegas que dicen que abren tal día, y sin embargo han pasado tres meses de esa entrevista y todavía no avizoramos ese día después. Vemos que ya están los protocolos, vemos seriedad en el trabajo donde públicos y privados empezamos a trabajar en conjunto, con diferentes ritmos, unos más lentos que otros, pero seguimos sin ver ese famoso día después que va a ser el día que estén las termas abiertas y digamos, «bueno, pasó».

POR LEONARDO SILVA

Publicado en - Destacados, - Semanales, - Titulares -, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

«Supimos tomar la adversidad como una oportunidad»

Entrevista a Leandro Fagúndez, Valentín Hornos y Franco Presentado

Este lunes cristalizó la alianza empresarial entre «OGREAT, Marketing Digital», «ZOOM Producciones Audiovisuales» y «Franco Presentado, Fotógrafo». EL PUEBLO dialogó con Leandro Fagúndez, Valentín Hornos y con Franco Presentado, para conocer detalles de esta alianza y cómo enfrentar el futuro en el marco de una pandemia global.

- Este lunes comenzó una nueva alianza empresarial, ¿qué significa esto para ustedes?
Fagúndez- Es una apuesta a poder ofrecer una propuesta integral, que creo que en Salto no existía esa posibilidad en el sentido de que vayas a un lugar y te puedan dar el servicio de marketing al mismo tiempo que darte el servicio fotográfico y audiovisual. Para acceder a estos tres servicios, lo que antes tenías que hacer era ir a buscarlos por lugares diferentes. Hoy tenemos un gran equipo con una muy buena estructura en el sentido que Franco Presentado es uno de los fotógrafos más destacados que tiene la parte norte del país, con experiencia en todo lo que es fotografía social, para empresas, para políticos, ha sabido viajar también a otros países para realizar coberturas. Después está la empresa de Zoom Producciones que pertenece a la familia Hornos, con Valentín, que fue quien tomó la decisión y la iniciativa de generar esta estructura, donde ellos se encargan de manejar toda la parte audiovisual.

Entonces, para nosotros, que trabajamos en digital y que sabemos que uno de los ejes o de los formatos preferidos por los internautas digitales es lo audiovisual, era muy importante tener una base profesional en ese sentido. Y como nosotros mayormente tenemos nuestra estructura en Montevideo, porque nacimos ahí como empresa hace dos años y medio, y desde ese tiempo a esta parte hemos venido a Salto y hemos podido crecer, nos faltaba tener a alguien acá, en la ciudad, que atendiera a nuestros clientes locales y regionales, que también pudiese brindar ese servicio profesional y de calidad que nosotros estábamos buscando. Porque claro, si cada vez que yo necesitara hacer una producción audiovisual importante o profesional tenía que traerme a la gente de Montevideo, era un costo muy alto, no solo para mí sino también para los clientes. Y la realidad es que cuando hablás de plataformas digitales, el interior le tiene un recelo bastante importante porque todavía prefieren invertir en medios más tradicionales que en medios digitales, cuando en Montevideo eso ya empezó a cambiar hace algunos años.

- Ya trabajan con una lista de clientes bastante importante, por lo que se pudo ver en la publicación que hicieron la semana pasada en EL PUEBLO.Leandro Fagúndez

Fagúndez- A nivel empresarial sí, particularmente hablo por OGREAT. Hoy trabajamos con muchas de las empresas más importantes que tiene la ciudad, como Bordenave, Inmobiliaria Larrañaga. Porco Negro para nosotros es como dos clientes en uno porque por un lado está el pub y por el otro la cervecería. Trabajamos con el Estudio Migliaro, con los Alfajores Nobles, con la Veterinaria PuntoVet, con la empresa de informática Lanbox. Entonces, hemos hecho un lindo pasito al andar desde que arrancamos hace un año y medio con nuestro primer cliente que fue Porco Negro. Y después, en cada uno de los trabajos corporativos en los que esté OGREAT, están Franco y Valentín, que son los fotógrafos y el filmmaker que me acompañan a todos lados. Además, ellos tienen su actividad social propia, así que tanto en lo corporativo como en aquello no corporativo, estamos presentes en todos lados. Somos un buen complemento en lo que cada uno sabe hacer mejor, y la sinergia y las ganas de poder generar buenas cosas en conjunto hace que nos potenciemos.

- ¿En qué cambió el trabajo con esta pandemia?

Fagúndez- Y el trabajo digital crece, es el rubro que tiene como consecuencia el crecimiento con el coronavirus, porque aquel empresario que no estaba inmerso en las plataformas digitales entendió, o está entendiendo, que por acá era el camino. Las empresas que pudieron rentabilizar, así sea en menor medida, durante toda la cuarentena o el principio de ella, fueron las empresas que estaban con un e-commerce (comercio electrónico), con un canal de venta directo a través de la web o que podían vender perfectamente a través de las redes sociales. Y las empresas que no tenían esta posibilidad fueron las que en definitiva se les terminó complicando muchísimo más el panorama. Entonces, solo nosotros en los últimos dos meses realizamos más de veinte páginas web con un formato e-commerce, eso quiere decir que la necesidad surgió y que el empresario del interior entendió que no era la televisión ni la radio lo que necesitaban para ese momento específico, sino que era estar presente en digital.
- Hay empresarios que no entienden que las crisis dan oportunidades para cambiar y crecer, sino que prefieren achicarse. ¿Cómo han visto ese tema en Salto?

Fagúndez- Como percepción podemos hablarte de lo que vemos hacia afuera y también de cómo lo supimos tomar nosotros, porque cuando tomamos la decisión de abrir esta oficina, generar esta estructura y de firmar esta alianza, lo hicimos en plena incertidumbre y cuarentena, cuando todavía no se cumplía el primer mes de aquellos dos primeros casos que se dieron en Salto, aquel 13 de marzo.
Entonces, si algo tenemos a favor es que supimos tomar la adversidad como una oportunidad. Fue en base a eso que surgió todo esto.

Después, vemos un mercado que viene de menos a más, que obviamente también, cuando llegó todo esto al país generó suspicacias, miedos, incertidumbre. Muchas empresas como que quisieron hacer un parate, un frenazo, pero al menos desde hace un mes a esta parte, la actividad, sobre todo para nosotros, empezó a regularizarse. Hoy estamos trabajando a un muy buen ritmo.

- ¿Cómo tomó Zoom esta alianza?

Valentín- Zoom surge con la iniciativa de Nicolás junto conmigo de retomar el trabajo de nuestro padre (Sergio Hornos, hoy la cara informativa del mediodía de Canal 4 de Cablevisión Uruguay), que en los años 90 comenzó con las producciones audiovisuales. Retomamos ese trabajo hace cuatro años, cambiamos la firma a «Zoom Producciones Audiovisuales». Franco se contactó con nosotros para poder ofrecer un servicio unificado a la gente, tanto de foto como de video, para que la gente no tuviera que salir a buscar. Entonces, comenzamos a trabajar con Franco en el tema social, quince años, bodas, eventos, cumpleaños, y luego Leandro se contacta con nosotros para la propuesta de abrir un estudio y oficinas propias. Lo analizamos, nos arriesgamos y ahora viene todo bien encaminado.

- En tiempo de crisis dicen que es el mejor momento para invertir, pero hay riesgos.Valentín Hornos

Valentín- Sí, claro. Es una buena oportunidad, pero tomamos riesgos, sobre todo ahora que nuestra fuente de ingresos con Franco es el tema social y con el tema de la pandemia todo eso se cortó. Por suerte, apareció Leandro con esta propuesta de crear los contenidos para las empresas.
Tenemos metas muy optimistas para el futuro, estamos esperando que se retome toda la actividad social para poder seguir con nuestros objetivos, tenemos muchas ideas en mente que hoy no podemos llevar a cabo por razones obvias, pero que, si todo sale bien, las vamos a poder hacer. Siguen en agenda.

- ¿Dicen que la unión hace la fuerza?Franco Presentado

Presentado- Sin duda, más con el mundo de hoy, revolucionado con lo digital. Si bien tengo 36 años, tengo muchos colegas que tienen unos cuantos años más que yo que estaban con el rubro fotográfico y que aún siguen con el revelado. Yo me inicié con lo digital, y el pasaje a lo digital abrió mucho más el mercado a las posibilidades como para trabajar no solamente en lo que es la parte social sino en la parte empresarial, abriendo el abanico a todo lo que es el rubro fotográfico. Hace cinco años que empecé, tuve la oportunidad de trabajar para uno de los estudios más importantes de Salto, que fue lo que me dio el puntapié inicial para foguearme y adquirir una experiencia bastante importante recorriendo gran parte del país, incluso saliendo de Uruguay, pasando por Argentina.

En Ecuador en una experiencia muy linda que tuvimos con Leandro y OGREAT. Después vino todo lo de la pandemia que nos dejó medio en el aire, como a todo el mundo, como a todo emprendedor, sufriendo el hecho de pensar no solamente en las consecuencias sino en el parate que termina siendo una incertidumbre total al día de hoy, pero con un objetivo puesto en seguir creciendo y saber que lo digital es lo que está haciendo la diferencia en estos tiempos donde la gente no podía llegar a un consumo de cosas diarias o de productos que hoy podés ver y comprar por la vía digital, sobre todo en Salto.

Tuve la experiencia y la oportunidad de hacer foto reportaje para los diarios más importantes de la capital, como El Observador y El País, con una actividad importante en Salto, en diario EL PUEBLO, que en ese sentido Adriana (Martínez, directora de EL PUEBLO siempre estuvo contando con mi trabajo para la parte social.
Hoy en día, estamos con una meta bien definida en cuanto a la estructura que tenemos como alianza, y pensando ya en que cuando pase todo esto, será un resurgimiento bastante importante y el impacto que vamos a causar con las acciones que estamos tomando será algo muy positivo.
- Queda claro que si abrieron estas oficinas este lunes, la pandemia no los achicó y apuestan al futuro.

Presentado- Sin duda, la pandemia sirvió para recalcular un poco los pasos que estábamos dando, porque veníamos trabajando en forma individual, y cuando nos juntamos, que me llegó un mensaje de Leandro a las 2.30 de la madrugada de que quería abrir una oficina, y le dije, bueno, calmá un poco la ansiedad que mañana conversamos, y eso fue hace un mes y medio. Desde ese momento, llevar adelante todo un proyecto donde tres empresas hagan una alianza donde una infraestructura tenga que ser montada, con comunicación, prensa y marketing, y más allá de lo que le aportamos a OGREAT, tenemos el aporte de OGREAT en lo que es poder mostrar nuestro trabajo, y que la gente nos vaya conociendo un poquito más.
En lo social venía con un rodaje bastante importante, cosa que me era bastante favorable como para poder incursionar en lo empresarial porque la gente ya me conoce, y ahora a dedicarse a lo que se viene en estos meses.

Tenemos planificado un plan de trabajo que, si bien no hay eventos sociales porque no está permitido, tenemos pensado un trabajo fotográfico y audiovisual para ofrecerle a toda la gente y a todos los clientes porque siempre estamos pensando más allá, porque como hablaba con Valentín, la gente va a seguir cumpliendo años, celebrando reuniones y juntándose con su familia y seres queridos, en ese margen estamos pensando para ofrecerles un servicio que haga la diferencia.
Siempre digo, no se puede festejar, pero podemos guardar recuerdos y estamos abocados a eso también.

 

Entrevista de Leonardo Silva

Publicado en 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

«Somos muy vulnerables y a veces peleamos por egos, por cosas que creemos que son un derecho, y a veces un plato de comida no es tan fácil de lograr»

Entrevista a Gerardo Nieto

Gerardo Nieto es un cantante referente de la música tropical que en su momento hizo historia en la reconocida banda Karibe con K y desde que inició su carrera como solista, no ha dejado de trabajar un solo día, hasta que llegó al país el COVID-19. Se ha destacado últimamente por tener una opinión crítica a las decisiones del gobierno sobre el manejo de la pandemia. En visita a Salto, dialogó con EL PUEBLO.

- ¿Cómo le cambia la vida a alguien que lleva tantos años trabajando en la noche, que se corte todo de pronto por culpa de una pandemia global?
– Primero que nada, me hizo ver la magnitud de lo vulnerable que somos los seres humanos, que una pandemia nos afecta y que inclusive nos puede poner a todos en una misma bolsa. No distingue estratos sociales, ni de más ni de menos plata. También me di cuenta que te hace reaccionar, tuve la oportunidad de darme cuenta que el dinero no lo es todo, que en realidad priman siempre los afectos en todas sus formas de amor, la familia.
Somos muy vulnerables y a veces peleamos por egos, por cosas que creemos que las tenemos debajo del brazo y que son como un derecho, y a veces un plato de comida no es tan fácil de lograr. Por ejemplo, a mí como artista esta pandemia me afectó directamente, somos el sector más vulnerable porque somos parte del sector que cortan primero, los espectáculos públicos y el último que se va a reestablecer porque lo nuestro no es de primera necesidad. Es increíble ver cómo de la noche a la mañana me quedé sin empleo, lo que también me hizo ver lo endeble que es. Al bajarme de los escenarios de golpe pude dedicarme a estar con mis hijas por una razón particular, tuve que quedarme con las dos más chicas porque la madre estaba de viaje. Fue bueno en ese sentido porque me hizo acercarme a ellas, porque ser padres separados es difícil y a veces trabajando como se trabaja en la música tropical que es todos los fines de semana, se trabaja mucho…

- ¿Cuántos toques por noche hacía antes de la pandemia?
– En un fin de semana, viernes, sábado y domingo, mínimo seis, y de repente puede llegar hasta quince o veinte.

- En el momento cumbre de la Karibe, ¿cuántos toques llegaron a hacer por fin de semana?
– Veintiocho toques, hablo del fin de semana que es el fuerte, pero puede pasar que tengamos que tocar todos los días, como me pasó este año. ¡Cómo cambian las cosas! Ya en diciembre del año pasado, no hubo un día que no tuviera alguna fiesta privada o toques de boliches o acústicos. Era demencial, no paré un solo día, y estaba bueno ver cómo generábamos, pero eso me estaba llegando a afectar el cuerpo.

-Ha dicho recientemente en alguna entrevista que este parate lo ayudó a reflexionar sobre su futuro…
– Sí, en realidad ya lo venía pensando desde el año pasado, venía buscándole la vuelta para estructurarme de otra manera y trabajar menos, hacer menos shows y pensar en hacer algo más grande, donde de repente se pudiera cobrar más, shows más integrales, con pantallas, algo más específico, temático. En definitiva, trabajar menos, cobrar más y así lograr tener mejor calidad de vida porque me estaba afectando el cuerpo, que ya no responde como yo quiero. O sea, si bien la voz sí, me duele todo, termina el domingo y estoy hasta el miércoles o jueves que no sé ni dónde estoy.

- Pero además, no es solo usted, atrás suyo está la banda, sonidista, iluminador, ¿cuánta gente trabaja con usted?
– Sí, no menos de quince personas en forma directa, pero indirectamente con el boliche se genera mucho trabajo, el manager, el chofer, los utileros, toda la banda. Afecta porque todos dependen de vos. Estaba tratando de estructurarme para trabajar menos pero que todos pudiesen cobrar más, además de poder ser un poco más libre en mi vida personal, no depender tanto de mi laburo. Pasa que al amar lo que hago, tuve mucho tiempo que no me importaba si descansaba o si no descansaba. Tuve años trabajando sin darme cuenta que cualquier ser humano normal, al menos una vez al año se toma un mes de licencia, que sería lo básico. Eso estuve sin hacerlo diez o quince años.
Trabajo todo el año, por eso no me daba cuenta, y uno piensa, trabajo el fin de semana y me voy el miércoles a algún lado, y me dicen que me sale un show ese día, que no puedo irme, y el jueves también. Entonces ta, no me puedo ir, y ya reenganchamos con el laburo el viernes que comienza el fin de semana. Se van pasando los días y es tan rápido la vorágine del laburo que pasan los años y no te das cuenta. No me di cuenta, por ejemplo, que hacía más de quince años que no me tomaba licencia, y entonces empecé a tomar licencia y empecé a darme más tiempo. Eso me costó, y adaptarme al descanso ni te digo. Y con esta situación de hoy con esta pandemia, me ocurrió de que antes de la pandemia me había ido de licencia, y cuando me reintegré a trabajar, justo empezó todo esto. O sea, tuve un mes de licencia más los tres meses que está esto, suma cuatro meses que no trabajo. Si me preguntás si extraño el laburo, la respuesta es no, hoy no lo extraño, agarré el gustito de estar quieto y distendido…

- Pero va a llegar un momento en que tendrá que volver a trabajar…
– Ah sí, ahora económicamente me estoy sustentando con los ahorros, siempre fui medio cauto y de ahorrar, eso me permite hoy estar así.

- Cuando arrancó tan joven, ¿ya pensó que podría vivir de la música?
– Sí, en ese sentido tenía un ego bastante grande capaz, pero me veía con material como artista, me daba cuenta que tenía condiciones y que esto era lo mío.

- Cuando ve los videos de la época de la Karibe, ¿qué piensa?
– Me encanta verlos, si bien soy un tipo nostálgico, trato de no quedarme en eso porque es una manera de no avanzar y de no aggiornarse de lo nuevo, de creérsela y decir, llegamos hasta acá con la Karibe y después de esto ya no hay más nada. No se puede crecer así, siempre hay cosas para cambiar y para aprender. Trato de no disminuir el laburo de nadie, ni de los nuevos ni quitar importancia de lo que se hizo. Trato de no quedarme en recordar, pero es cierto que cada tanto me gusta mirar algo, pero ta, me enorgullece. Es lindo hasta hoy escucharse en una radio, que pase un auto y sientas que está sonando tu música, hasta hoy te vibra. Al principio cuando pasaba eso, me daban ganas de salir corriendo por la calle gritando que era yo el de la radio, y más con lo que llegó Karibe, que la popularidad fue tan grande.

- ¿Aprovechó ese momento de popularidad para usar su voz? Y no me refiero a la música, hablo de expresar lo que siente sobre la vida, sobre su país.
– No. Tuve mucho tiempo trabajando en equipo, que es lo que te pasa cuando formas parte de una orquesta, sos una pieza más. Tenés que dividir tu laburo con lo comercial, porque tenés que tratar de hacer algo comercial que sea vendible, que te guste pero que también le guste a la gente. Pasa que a veces uno se boicotea así mismo cuando empieza a crecer musicalmente y quiere hacer arreglos más complicados, pero llega un momento que la gente no entiende porque pretende una música más digerida, más directa. Las cosas comerciales son más directas, estribillos cortos, poca letra, si se puede repetir la letra en alguna parte, mejor. Pero tratamos de no caer en la fácil tampoco, tratar de mediar en esas cosas es lo más difícil.
Cuando salí como solista, me di cuenta que uno va creciendo, madurando y va cambiando su manera de pensar. No puedo ser el guacho lindo, tener una postura sexy que vende temas románticos siempre, tengo que tener una postura un poco más madura. Se me hacía difícil porque tenía un montón de temas que eran clásicos y que me los piden hasta el día de hoy. Pero cuando tenés la oportunidad de hacer tu propio producto como cuando fui solista, dije que a mi banda, mis músicos, los dirijo yo, en el acierto o en el error, los temas son así, y empecé a cambiar y a darme cuenta que quería decir algunas cosas. Si bien me llené de un repertorio de temas románticos porque la gente te encasilla, como que yo para la gente no puedo cantar plena más movida, pero sí, canté «Abre la puerta» y otras, quería salir un poco de eso. A ver, básicamente la música tropical si bien me gustó, me gusta y es a lo que me dediqué toda la vida, comercialmente es un género que no falla y no me ha fallado, me ha dado mucho. Entonces, me gusta, es comercial y vivo de eso, ahora, no es lo único que quiero cantar y no es lo que estoy capacitado para cantar, capaz que soy un cantante más melódico que tropical, y me gustaría cantar un estilo Abel Pintos. Hoy no lo puedo hacer.

- De pronto sorprendió su aparición en los medios con una postura política, opinando sobre las decisiones del gobierno, ¿fue algo planificado o más espontáneo?
– En realidad, nunca tuve pelos en la lengua, pasa que no se daba, nunca me preguntaban, y si no me preguntan, tal vez no sea un tipo que hable de política. Tengo mi opinión, no me considero un político, me considero un militante social que ayuda a las buenas causas cuando puedo. Tengo mi postura política, porque política es todo en la vida, pasa por todos lados. Siempre fui del Frente Amplio, considero que es la mejor herramienta que tenemos los uruguayos para vivir como sociedad, para ser más equitativos y justos. Soy del Frente de corazón, siempre lo fui, desde antes de cantar música tropical. No me creo un gran militante, milito a una manera media cómoda desde mi lugar, no me involucro del todo en la política porque considero que no soy político, si ayudo. Si me meto en la política tenés que saber bailar ahí…

- Pero usted sabe bailar (risas)
– Sí, pero no a ese ritmo, ese ritmo no me favorece (risas). Soy un tipo muy sensible a todo, con una palabra me hacés pelota, soy amigo cuando tenés que ser amigo, te doy una mano que para mí es como una firma, si te digo tal cosa, cumplo. Soy amigo siempre, y así me tomo la vida. Entonces, para hacer política a veces no podés ser así, porque a veces tenés que hacer cosas que no querés porque tenés que hacer lo que te pide el colectivo. En ese sentido es un terreno medio sucio para jugar, y no estoy dispuesto a hacerlo. Por eso ayudo a mi manera.

- Para usted las cosas son blanco o negro, ¿no hay grises?
– Si hay, admiro a la gente que sabe llevar esos matices para sacar el mejor rédito para su lugar, eso es hacer política, yo no lo puedo hacer.

 

Perfil de Gerardo Nieto

En pareja, tiene cuatro hijos y un nieto.
Es del signo de Tauro. De chiquito quería ser jockey.
Es hincha de Nacional.

¿Una asignatura pendiente? Vivir con algo que tenga que ver con la música sin tener que preocuparme de hacer shows todos los fines de semana. Tener una chacra para terminar mis días en el campo. ¿Una comida? Soy muy del asado, también de los canelones. ¿Un libro? No soy de leer. ¿Una película? Búsqueda implacable. ¿Un hobby? Andar a caballo. ¿Qué música escucha? Variada, hoy me gusta el tango, folklore. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía.

 

LEONARDO SILVA 

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

«Que no aparezcan, que no se sepa dónde están, es devastador»

Entrevista a Ingrid Urroz

Esta semana se recordó como cada 20 de mayo, a los uruguayos que fueron asesinados y desaparecidos por la pasada dictadura. Dentro de esa larga lista, hay salteños, que EL PUEBLO publicó el 28 de junio de 2015. Recordemos, ellos son: Eduardo Pérez, detenido el 5 de mayo de 1973 y muerto del 10 de mayo; Hugo Cacciavilliani, asesinado el 11 de agosto de 1974; Silvina Saldaña, en febrero de 1976 y asesinada el 13 de junio; José Caitano, el 5 de junio de 1976; Enrique Lucas, asesinado el 16 de setiembre de 1976; Yolanda Casco, desaparecida el 22 de diciembre de 1977; Eduardo Gallo, detenido el 25 de diciembre de 1977 y Leonardo Gelpi, detenido en setiembre de 1978. En esta ocasión, EL PUEBLO dialogó con Ingrid Urroz, integrante del Grupo de Apoyo en Salto de la organización «Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos».Ingrid Urroz (1)

- Escuché a Javier Miranda, hijo de desaparecido, decir que si la Marcha de cada 20 de Mayo se mantiene vigente luego de 24 años, es porque hay gente detrás que sigue apoyando.
– El 20 de mayo se mantiene porque hay más gente, pero seguro se va a mantener aunque sea uno por familiar de ellos. El apoyo de la población ha ido creciendo, las Madres empezaron en Montevideo con tres cuadras de gente, siguieron con diez, ahora llenan 18 de Julio, y el año pasado en diecinueve localidades en todo el país de alguna forma hubo un recuerdo, una marcha. El apoyo de la gente es muy importante, pero ya le digo, creo que ellas van a seguir, aunque sea uno por cada uno de ellos o ellas.

- En el caso de Salto, ¿hay salteños desaparecidos?
– Sí, tenemos desaparecidos confirmados. Tenemos a Yolanda Casco, que sus suegros habían ido a verlos porque ella estaba por tener familia, estaba de ocho meses y desapareció con su esposo, un muchacho D’Elía, que no era de Salto, y su hijo apareció después de años y pudo recuperar su identidad. Después tenemos a Eduardo Pérez, el «Gordo» Pérez que es como le decían. Tenemos al «Gordo» Gelpi, yo lo conocí muy poquito porque él era amigo de Jaime Cujó y Estela Oxandabarat, dos salteños que estuvieron detenidos y luego se tuvieron que exiliar en España. Lo conocí y la alegría, el chiste, la inventiva que tenía. Otra gente que lo conoció también recuerda que era muy de proteger, de cuidar a las otras personas. Después tenemos a Hugo Cacciavilliani, brillante estudiante, hijo único de una madre que lo crio solo y vivió para él, que después lo envían a Chile, de Chile se va a Argentina, su madre se fue con él, y estuvo con él hasta que lo detuvieron, fue compañero nuestro de liceo, iba al Liceo Piloto. Después tenemos a un muchacho Caitano, no lo conocí… Silvina Saldaña, Enrique Lucas y Eduardo Gallo. El tema con nuestros desaparecidos es que no hacemos algo locatario, para nosotros Yolanda no es más importante que María Carretero, que supe conocer o que el escribano Miranda.

- Siempre queda aquello de «algo habrán hecho para merecerse eso». Si bien en nuestro país no hay pena de muerte, pero si la hubiere, tampoco estaría permitida la desaparición del cuerpo de la persona. Le digo esto por lo de la teoría «de los dos demonios» que se ha intentado imponer. Entonces, ¿qué hicieron para merecerse la detención, la tortura, la muerte y la desaparición?
– Hay que contextualizar. En el año 72, ya había casi cinco mil presos, la guerrilla ya estaba derrotada y todos estos muchachos y muchachas son detenidos a partir del 73, 74, 75, 76, 77, y que se habían ido y que es cierto que querían recuperar la democracia, y que si estaban muy preocupados por lo que estaba pasando aquí.
Si eso es el «algo habrán hecho», bueno, creo que hicieron bien, fueron constructores de lo que después pudimos vivir que fue sacarnos la dictadura cívico militar de encima. Y en ese «algo habrán hecho» ahora en Facebook hay una publicación, no sé si recuerda a Mariana Zaffaroni, que fue un emblema con aquellos ojos hermosos, entonces alguien recortó la carita de ella y puso, «algo habrá hecho» una niña para que la secuestraran, para que le mataran a su madre y les hicieran pasar por lo que pasaron. Es como cuando ahora aparece una mujer violada y alguien pueda decir, «algo habrá hecho», es lo mismo.

- ¿Una cosa es que se juzgue a los asesinos y violadores de los derechos humanos y otra cosa es que aparezcan los desaparecidos? ¿O es todo parte de lo mismo?
– Madres y Familiares quieren Verdad y Justicia, esos dos temas están encadenados, unidos, porque si ellos no han aparecido hasta ahora es porque si aparecen, alguien va a ser juzgado, o sea, hay una conexión. Nunca le pregunté a una madre o a un familiar de desaparecidos si el que aparezca el cuerpo de su ser querido implicaba no hacer justicia, si ellos estarían dispuestos a pactar eso para que aparezca, no fue necesario preguntarles porque ellos siguen diciendo «Verdad y Justicia», son dos temas que claramente son parte de lo mismo, aunque Luisa Cuesta dijo, «para mí, la verdad es la mejor justicia».

«Duele la ausencia»

- Del otro lado se habla que lo que los alienta no es la justicia sino el revanchismo, hace poco reafirmó este concepto el general Manini Ríos.
– No me extraña de un ser tan oscuro que es cómplice y protege a asesinos, violadores de hombres y de mujeres, asesinos económicos, de dinero, del campo que tenías, de tus hijos o de tus nietos. Entonces, no me extraña y no creo que tenga credenciales para saber lo que nos pasa a nosotros todos los 20 de mayo, por qué salimos a la calle.

- Se emociona al decir esto…
– Sí. Es un mes muy potente y movilizador para todos nosotros. Te cuento una anécdota. Fui a dos marchas del 20 de mayo (en Montevideo). Cuando falleció mi suegro un 19 de mayo nosotros estábamos allá, entonces fui el 20 a la marcha un ratito. Por otra casualidad, llegué a la primera marcha que fui, estaba en Jackson donde ponen todas las fotos, era justo el año que Mujica había dicho que había que reconciliarse, por eso la consigna ese año fue «Sin Verdad, ni olvido ni perdón. No hay reconciliación». Bueno, llego allí, y como yo tenía a dos amigos de Facultad desaparecidos, empiezo a buscar sus fotos, no encontré la foto de mi amiga y encontré la de él, Raúl Borelli, la agarro, todavía no había empezado la marcha. También en ese grupo había una compañera que se llama Belén Torres, sobrina nieta del pintor Torres García, que me enteré que después de terminar su carrera se había ido a España, era traumatóloga y ejercía allá.
Entonces agarro la foto de Raúl y salgo. De repente, alguien me toca el hombro, «perdóname, ¿no me das esa foto? Porque es mi compañero de Facultad». Entonces la miro, era Belén Torres, que por casualidad estaba en Montevideo y también era su primera marcha a la que iba. Caminamos juntas con Raúl, nos pasábamos la foto y por la Intendencia, un señor me toca el hombro y me dice, «¿no me la das? Es mi hermano», él siempre va a todas las marchas con su hijo. Como te digo, pasan cosas muy fuertes.
Que no aparezcan, que no se sepa dónde están, es devastador.
Que vos sepas de seguro lo que les pasó y que digas que no puede ser, pero por qué, no es justo, no se lo merecían porque vos lo conociste, porque vos compartiste cosas con ellos, porque veías que eran gente sana, joven, creativa, eran personas solidarias…

- ¿Pueblo que olvida su pasado está condenado a revivirlo?
– Sin lugar a dudas. Todo este trabajo de hace unos cuantos años creo que en eso, ganamos la batalla, porque cada vez más nos vamos convenciendo de que el olvido no es el camino, de que las ideas se combaten de otra manera, y si la idea del otro gana, ¿qué vamos a hacer? Desarrollaré mis estrategias para que mi idea convenza más que la del otro, porque en realidad, los desaparecidos son un precio que pagamos por la democracia, aunque parezca paradójico.

- ¿Qué duele más, saber lo que les pasó o no tener una tumba donde llevar una flor?
– Duele la ausencia. No estoy en los zapatos de ninguna de ellas, ni de las madres ni de ningún familiar, pero creo que lo que duele es la ausencia. Y creo que también lo que duele es no haber podido, en aquel momento, rescatarlos de eso, esa impotencia, el no poder haber hecho nada. Que la familia no haya podido rescatarlos de ese destino, aquello de, «¿por qué no le habré dicho que se quedara?», y «¿por qué no estuve en ese momento con ellos?», porque pienso qué me pasaría a mí…

- ¿Sabían que estaban en ese peligro?
– Sabías todo, todo era una época de terror. ¿Por qué hubo gente que se fue del país? Se fueron del país porque estaban en peligro. Todos sabíamos, todo el Uruguay vivía eso.

- Mucha gente, lo vi en Chile, en Argentina, en Brasil y obviamente en Uruguay, que cuando retornaron a la democracia decía que no sabían que los detenidos eran sometidos a torturas, que fueron asesinados y desaparecidos…
– Te cuento, yo presencié la muerte de un muchacho por torturas en el Hospital Militar, se llama Gilberto Coghlan, está denunciado. Yo estaba internada ahí en la noche que lo llevaron, el soldado que lo custodiaba jugaba con el balón de oxígeno, se lo cerraba y abría. Todos sabíamos lo que pasaba acá, era vox pópuli lo que pasaba…

- Pero no habían denuncias de eso en los medios de comunicación.
– Y no, estábamos en plena dictadura, pero nosotros hablábamos, pero la gente no me creía. Cuando una compañera salió libre en 1984 y la vi le dije, «¿sabés que la gente no nos cree?». Claro, lo que pasa es que fue tan horrendo y tan de lobos porque no podíamos creer las cosas que veíamos y a la vez nos poníamos contentas porque decíamos, «nosotros no somos así», el que hace eso no es un ser humano porque esa perversidad, esa saña, ese disfrutar no es de un ser humano, y bueno, quizás que fue muy fuerte como para que nos creyeran.

 

Perfil de Ingrid Urroz

Casada, tiene 2 hijos y dos nietos. Es del signo de Escorpio. De chiquita quería ser actriz de radioteatro. Es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? Escribir. ¿Una comida? De todo, lo único que sé es lo que no me gusta, como las achuras y esas cosas. ¿Un libro? Cien años de soledad. ¿Una película? Estado de Sitio. ¿Un hobby? Jugar al solitario en la computadora. ¿Qué música escucha? Me gusta fundamentalmente la música acompañada de un mensaje. ¿Qué le gusta de la gente? La solidaridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La indiferencia.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Orden de Malta en Salto: «En nosotros podrán encontrar a una organización con un equipo de gente que ya tiene experiencia en ayudar y proyectos solidarios en curso»

Entrevista a Sebastián Raffo

La Orden de Malta (OM) surgió hace unos 900 años y desde hace cerca de 50 años mantiene relaciones bilaterales con Uruguay. Desde hace un año aproximadamente trabaja en nuestra ciudad. Para conocer sobre los objetivos y detalles del trabajo solidario que realiza en Salto, dialogamos con uno de sus miembros, Sebastián Raffo.Sebastián Raffo

- ¿Qué es la Orden de Malta?
– Formalmente es lo que se denomina un sujeto de derecho internacional. Es una entidad que tiene derechos y obligaciones dentro del derecho internacional, esta figura jurídica es la misma que tiene los Estados y los organismos internacionales como la ONU. Esta figura jurídica le otorga a la OM y a las demás organizaciones de ese estilo, soberanía e independencia, es decir que la OM como tal es casi como si fuera un Estado. Emite pasaportes, acuña moneda, emite sellos, tiene un ordenamiento jurídico propio, y de hecho tan es así que la OM hoy tiene relaciones bilaterales y reconocimientos oficiales con 108 países en el mundo…

- ¿De igual a igual?
– Sí, sí, de Estado a Estado, con representación diplomática y relaciones bilaterales. De hecho, la sede central de la OM que está en Roma, goza de extraterritorialidad dentro del predio del edificio de la Orden, es un gobierno y un país aparte.

- ¿Cómo se llega a tener un país sin un territorio determinado?
– Eso ya sería entrar en aspectos jurídicos, pero en realidad no es un país, no es un Estado, es un sujeto de derecho internacional, no llega a completar el concepto de país. No soy jurista, pero para ser país hacen falta otros elementos.

- ¿Por qué se le dio a la OM ese rango jurídico internacional?
– Calculo que debe ser motivo de discusión porque como todo en este mundo, habrá gente que, consultando alguna bibliografía, tiene su visión crítica en ese sentido y que entiende que se le otorga ese honor a una especie de pasado glorioso. Pero eso es entrar en un terreno polémico…

- Ese pasado glorioso que hace referencia, ¿es el que remite a la OM a los Templarios?
– Ni (risas). No necesariamente. En realidad, hay toda una mística en relación a la OM por dos razones, una porque es una Orden de Caballería, es decir, los miembros son Caballeros y Damas…

- ¿Hay también mujeres?
– Sí, sí, Damas y Caballeros. De hecho, la Asociación Argentina tiene a una Dama como su presidenta. Y eso de tener Damas y Caballeros como que retrotrae a esa idea media romántica de los Caballeros Templarios, y si bien tiene como común que son Órdenes religiosas consagradas a la fe católica, en realidad son organizaciones totalmente distintas, con orígenes, cometidos y formas de accionar distintas. Le hablaba lo que era la OM en términos formales, pero lo que realmente importa es qué es la OM en términos esenciales.

La OM es una Orden consagrada a la fe católica que, desde sus orígenes, hace cerca de 900 años, comenzó a realizar tareas de orden caritativo y asistencial para las personas necesitadas. De hecho, el origen de la OM empieza con la fundación de un Hospital en Tierra Santa, donde se prestaba asistencia a quienes viajaban peregrinando para esa zona, independientemente de su origen o de su religión, cuestión que signa una característica primordial de la OM que es apolítica, neutral e imparcial.

- Con lo que acaba de decir sobre el origen de la OM me retrotrajo a las Cruzadas a Tierra Santa, de ahí viene quizás lo de relacionarlos con los Templarios…
– En cierta manera eso también ayuda a hacer esa asociación, pero mientras en aquella época la OM se originaba como una Orden hospitalaria, de asistencia, los Templarios tenían una faceta un poco más militar. Sin perjuicio de lo cual, en el devenir de la historia de la Orden, también tuvo su brazo armado, que básicamente respondía a las necesidades de defender las edificaciones en tiempos muy convulsos, donde católicos, musulmanes y judíos se disputaban el territorio. Ellos eran una organización que respondían a la Iglesia Católica, por tanto, eran católicos, pero la asistencia que brindaban era indistinta para los judíos, musulmanes o católicos. De hecho, al día de hoy la OM, que como organización responde a la Iglesia Católica, muchas de las más de cien mil personas involucradas a la Orden, entre miembros, voluntarios y trabajadores, no necesariamente son católicos. Por eso la organización tiene una faceta laica, es decir, muchos somos creyentes, somos católicos, pero muchos otros no lo son y, de hecho, para integrar la Orden en carácter de voluntario no se requiere ser necesariamente un católico practicante.

«La Orden de Malta está consagrada a la fe católica desde sus orígenes, hace cerca de 900 años, realizando tareas caritativas y asistenciales para las personas necesitadas»

- ¿Cómo se hace entonces para ingresar a la OM? ¿Hay algún procedimiento o es por nacimiento que la adquieren como a la ciudadanía en un país?
– Para llegar a la OM hay varios estadios. Hay un estadio que son los miembros propiamente dicho, que eso ya tiene un nivel de consagración superior. Ahí si hay que estar un poco más vinculado. No hay que ser hijo de nadie, es simplemente que, por lo general, luego de un determinado tiempo de estar al servicio como voluntario, se suele hacer la invitación para ingresar como miembro como Caballero o como Dama. Todos los que nos hemos acercado desde un principio, hemos llegado como voluntarios. Para ser voluntario es tan sencillo como llegar a través de las distintas vías de contacto, por email, por teléfono a cualquiera de nosotros. Es acercarse y nada más. De hecho, no hace muchos años me acerqué como voluntario mandando un correo electrónico, coordinamos un día para venir, me contaron un poco cómo era la mecánica, me sumaron a los trabajos de las campañas que están haciendo, y a partir de ese entonces empecé a trabajar.

- Desde que llegó la OM a nuestro país, ¿qué trabajos ha realizado?
– La OM en Uruguay desembarca hace casi 50 años como organismo que desarrolla proyectos. En 2003, si mal no recuerdo, estableció oficialmente relaciones diplomáticas. Pero en aquel momento, hizo una campaña muy fuerte apoyando la erradicación de la tuberculosis. De hecho, es uno de los porotitos que se lleva en la solapa el hecho de haber contribuido fuertemente a erradicar la enfermedad en el país. A partir de ahí, la misión ha ido derivando en un montón de distintos proyectos. Para que se tenga una idea, los proyectos se enfocaron en la ciudad de Montevideo, dedicándose a apoyar, hoy por hoy a cuatro hogares de gente necesitada en distintas situaciones, ancianos, madres solteras o en situación de calle. Auspicia, financia, apoya logísticamente a esos emprendimientos. Pero a partir de un par de años atrás, las autoridades de la Asociación Uruguaya, que es la que nuclea las actividades de la OM en Uruguay, decidieron ampliar el horizonte.

Claramente Uruguay es un país macrocefálico, con más de la mitad de la población concentrada en Montevideo, pero de entonces a esta parte, la Asociación ha querido ampliar sus actividades al interior. De hecho, hoy tenemos una delegación no formal de voluntarios acá en Salto muy fuerte que está trabajando mucho. Hay un pequeño grupo que está trabajando en la ciudad de Dolores. Hubo también un proyecto en Rivera.

- ¿Cómo viene trabajando la O en Salto?
– Los voluntarios de Salto empezaron sus actividades el año pasado, con un pequeño grupo que todavía no tenía muy claro qué hacer. De a poquito fuimos sumándonos como asociados a otros emprendimientos. Por suerte acá en Salto hay un ecosistema solidario muy fuerte, de hecho, salíamos en unas recorridas nocturnas que estaban auspiciadas por el Padre José y la Catedral de Salto, que nos invitaron y fuimos muy bienvenidos, pero todavía había una cuestión de plantearnos, «¿qué hacemos? ¿A dónde ayudamos? ¿Cómo podemos ayudar?» Porque realmente como asociación acá somos nuevos, somos pocos, tenemos una logística que no es extraordinariamente rica, no tenemos apoyos logísticos locales. Entonces, había que buscar proyectos que estuvieran a nuestro alcance en esas condiciones. Teníamos varios proyectos en agenda y el devenimiento de esta pandemia generó un impacto social que no es desconocido para nadie, y eso llevó a la proliferación de un montón de necesidades de asistir socialmente a comunidades, barrios o localidades. Fue así que nos apareció en la cara un montón de necesidades.

Al día de hoy, en virtud de nuestras capacidades logramos apoyar un emprendimiento que es de otra persona, de la señora Elizabeth Chiappa, en el barrio Salto Nuevo sur, en un complejo que se llama «40 Viviendas», que por cuenta de ella inició un merendero hace aproximadamente un año. Ese merendero devino en un comedor porque de 40 niños que se le servía la merienda pasó a ser necesario darles una comida más sustanciosa a ellos y a sus padres.
Entonces, hoy están alimentando a unas 90 personas, y nos acercamos a ellos, les propusimos ser un elemento más de ayuda con algún apoyo logístico.
No nos ofrecimos a poner mucha mano de obra porque hay un tema de aglomeración y evitar la concentración de personas, además que ellos ya tenían a su propio personal que trabajaba, aunque la última vez que los visitamos los ayudamos a cocinar.

Por otro lado, tenemos un emprendimiento que ya es más propio, en casa de una de las voluntarias los domingos se sirve una comida al mediodía y meriendas, principalmente en la segunda quincena del mes, que es el momento de más problema que tiene la gente. Esos son los dos emprendimientos que hemos podido hacer y que, en la búsqueda de proyectos, esas realidades se nos vinieron encima, de todas las que hubiésemos querido atacar, pudimos hacerlo en esas dos, en principio.

- ¿Cómo hace la gente para acercarse a la Orden de Malta para ayudar?
– Pueden contactarse con nosotros a través de mi celular, 099 633 724, también está el 097 491 109, también le dejo el correo electrónico de Cancillería en Montevideo (cancilleria @ordendemal tauruguay. org.uy), a través de estos contactos se pueden canalizar los intereses de apoyar tanto sea en brazos como en apoyo logístico, cualquiera de los dos son más que bienvenidos.

Nos interesa que la gente al leer esta nota pueda sentir que podemos ser el lugar donde poder canalizar su ayuda o solidaridad.
Porque claro, me imagino a aquella persona que por naturaleza le surge las ganas de ayudar y no sabe cómo, en nosotros podrá encontrar a una organización con un equipo, que hay gente que ya tiene experiencia y proyectos en curso, y eso puede ayudar a que se acerque.

Perfil de Sebastián Raffo

Casado. Es del signo de Géminis. De chiquito quería ser doctor, ingeniero químico y marino. Es hincha de Nacional.
¿Una asignatura pendiente? Viajar más, me quedan cosas por conocer. ¿Una comida? Depende de la época del año, pero un buen guiso tiene su lugar. ¿Un libro? El último que leí, una serie de cuentos cortos de Isaac Asimov. ¿Una película? El jardín secreto. ¿Un hobby? Deportes. ¿Qué música escucha? Soy más del rock, afín al pop, me gusta muy poco la música tropical. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad.

LEONARDO SILVA 

 

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

«Salto siempre ha dado muestra de priorizar los momentos y las crisis, dejando de lado cuestiones que tienen que ver con la política partidaria»

Entrevista a Lucía Minutti

Con la frontalidad que la caracteriza, la Psicóloga Lucía Minutti analizó desde su condición de dirigente nacionalista (Espacio 40) la actual situación generada en Salto por la pandemia del COVID 19.

- ¿Cómo vio la polémica institucional y política que hubo la semana pasada entre las principales autoridades del MIDES local y la intendencia de Salto por las canastas donadas por el futbolista Luis Suárez?Lucía Minutti
– Me parece que en estos momentos no están buenas esas polémicas entre instituciones, porque más allá de las personas, involucran a dos instituciones que operan en función del Estado, y el Estado tiene que cumplir en este momento con determinada función. Lo mejor, es que se pueda cumplir en forma coordinada con esas funciones, que tienen que ver, nada más y nada menos, con la asistencia a poblaciones o personas que están pasando mal, independientemente de por qué están pasando mal y de lo que hizo uno u otro. Entonces, es muy importante que cuando se instala el tema del coronavirus y la elección departamental queda postergada, el doctor (Carlos) Albisu fue uno de los que dijo que salía de la campaña electoral porque en este momento es otra la situación del país y se requiere de otro profesionalismo de todos nosotros para encarar el problema.

Por eso me parece que, en esta situación, todas las instituciones del Estado tienen que ponerse la camiseta, que en Salto están representadas en el CECOED, que involucra a la policía, al ejército, a la intendencia, al MIDES, al Ministerio de Salud Pública. Si se ha podido coordinar de manera adecuada el tema de las inundaciones, este tema a través de la asistencia de canastas, bonos, platos de comida, tiene que estar coordinado y estar institucionalizado, no puede ser una cuestión de voluntarismos solamente, porque es el Estado el que tiene que responder.

- Trascendió en algunos medios que el MIDES no estaría siendo convocado a las reuniones del CECOED…
– No sé a quién convoca el CECOED y a quién no, ni quién convoca. Lo que me parece es que en el CECOED tienen que estar todos representados, el MIDES y la intendencia tienen que concurrir al CECOED. Salto siempre ha dado muestra, acordémonos de la campaña por el IMAE, de priorizar los momentos y las crisis, dejando de lado un montón de cuestiones que tienen que ver con la política partidaria. Eso siempre dio resultado a Salto, siempre fuimos abanderados de la buena coordinación, se trabajó muy bien con todas las instituciones cuando se hizo todo el movimiento por el IMAE. Entonces, en estos momentos hay que apelar a eso, a lo más importante que es cómo Salto está llevando esta situación de crisis, y no estar pisándose los callos, porque de pronto hay gente que recibe un montón y hay otra gente que no recibe nada.

Lo que no puede pasar ni está bueno que pase, de un lado ni del otro, es que las personas sientan que tengan que depender de la política partidaria para que le den algo. Eso me parece mal, por eso apelo a la institucionalidad del CECOED.
- La diferencia con lo que fue la campaña por el IMAE que usted mencionó, es que en ese momento no se estaba en campaña electoral, y ahora sí. Parece que es difícil convocar a un diálogo institucional cuando hay actores que demuestran que están peleando por su chacrita.
– Por eso mismo me parece que hay que mirar un poco más allá, y no transformar a la institución o al CECOED, donde debería producirse una correcta coordinación institucional. En este momento la ciudadanía a través del Estado ha dado un mandato a las instituciones, no pueden hacer lo que se les antoje. Por eso hay que apelar a la coordinación en el trabajo institucional, porque la gente luego atribuirá responsabilidades por lo que se hace o por lo que no se hizo, y será el Estado el que responda a eso.

Entonces, el Estado acá responde de varias maneras. Responde a través de la policía, de la intendencia, del MIDES, del ejército, del Ministerio de Salud Pública. Por eso digo que espero se esté dando esa coordinación institucional. A ver, esa pelea es legítima, pero hay que cuidarse de no transformar las necesidades de la gente o el desarrollo de las personas en una cuestión de darle más a uno que a otro de acuerdo a quien vota. Eso sería pervertir lo que es la institucionalidad del CECOED.

- A dos semanas que el gobierno nacional asumió su mandato se desató la pandemia del coronavirus que, entre otras medidas, impidió que mucha gente pudiera seguir trabajando, lo que llevó a más de cien mil personas a seguro de paro, aparecieran cientos de ollas populares en todo el país y la necesidad de otras medidas como la entrega de canastas a personas que están fuera del sistema. ¿Esta pandemia empobreció de golpe a nuestra sociedad o desnudó lo endeble que estaba nuestro entramado social?
– Esta pandemia desnuda todo lo que era el empleo y la cantidad de personas que estaban empleadas, si no, no habría la cantidad de trabajadores informales que hay y que hoy realmente no tienen ningún ingreso al verse cortada la posibilidad de salir a buscar la changa. Y esto va a desnudar otra cosa, que no es solamente el tema de la dificultad con el empleo, sino de todos los costos que el Estado tiene que asumir para poder sostener esta situación y que las personas que supuestamente habían salido de la línea de pobreza, no vuelvan a caer. Porque al depender de un determinado nivel de ingresos y no haber tenido posibilidad de ahorro o de mejora, obviamente que, al no contar con el ingreso, esa persona cae, y en algunos casos hasta con dificultades de alimentación.

«No puede pasar que las personas sientan que dependen de la política para que le den algo. Por eso apelo a la institucionalidad del CECOED»

A uno le da mucha lástima ver que personas que por ahí trabajaban como cuentapropistas o técnicos que hacían la diaria y que de golpe hoy estén sin ingresos por no poder salir a trabajar, le dé hasta vergüenza tener que llamar para solicitar una canasta o algún tipo de ayuda. Esta pandemia entonces desnuda una realidad de país que muchos de los que trabajamos en el territorio con estas personas lo veníamos viendo. Yo trabajo en el área social hace muchísimos años y uno ve los ingresos de las familias y muchas veces eran las prestaciones del MIDES, pero a su vez acompañadas con las changas que de alguna manera u otra la gente iba consiguiendo vivir un poco mejor. En este momento, esa pata no está. Es muy difícil esta situación y desnuda algo que, al menos acá en Salto, insistí durante mucho tiempo, que es la baja cantidad de inversiones de calidad que no se hicieron en el departamento para que generaran empleo de calidad, y que la gente comenzara a salir de una dependencia del Estado hacia una autonomía y mejora en lo laboral. Esto desnuda que hay muchísima gente que si no recibe ayuda del Estado, cae. Esa es la realidad que hoy estamos viendo.

- En Salto concretamente se habla de más de veinte mil personas que se encuentran trabajando en el informalismo, vendría a ser un 40% de nuestra Población Económicamente Activa…
– Y además, muchas familias que se atienden a través de programas sociales y de convenios que también están recibiendo canastas o viandas a través de la escuela o del CAIF porque si no, comienzan a aparecer problemas de alimentación. Todo eso, en realidad, ya estaba. Eso no lo generó la pandemia, lo que hace la pandemia es desnudar esa realidad. Por eso mismo Uruguay afronta todo un repensarse en cuanto a las inversiones que reciba, los empleos de calidad que se generen y la formación y capacitación de las personas para hacer uso de esos empleos.
Pienso que el día de mañana, INEFOP tendrá un gran trabajo para hacer, de poder capacitar personas para que puedan ocupar puestos de trabajo, que además se tienen que generar. En este momento no tenemos ni puestos de trabajo ni personas capacitadas para ocupar puestos de trabajo mejores. Entonces, es todo un círculo que realmente lo que hace esta situación es desnudarla.
Hay otro tema también, que cuando uno habla de los trabajadores que están en lo informal, como electricistas, carpinteros, toda gente con oficio, que para esas personas cuando uno habla con ellas y le pregunta si no estaba como cuentapropista o monotributista, te dicen que así no les sirve trabajar porque tenían que pagar impuestos, la luz y el agua de comercio, que es más cara, todo eso le suma unos costos que a la persona le convenía discretamente estar en negro. Esta realidad también la desnuda. Es todo un tema del que el gobierno deberá ocuparse.

- ¿Cómo vio la decisión del gobierno de haber retomado esta semana la vuelta a la escuela en el sector rural, pese a la oposición que se marcó desde las gremiales?
– La realidad de las escuelas rurales no son todas iguales. De golpe tenés escuelas rurales de dos o cinco niños y tenés escuelas rurales que están más cerca de la ciudad, están como rurales pero en un entorno más urbano. Ahí hay una diferencia. En cuanto al tema de la vuelta, también hay una diferencia que escuché del presidente del CODICEN, Robert Silva, cuando sostuvo que los niños no tenían en todas las escuelas conectividad como para poder hacer uso de lo que sí estaban haciendo uso los niños de la ciudad. Eso también nos muestra que hay niños en las escuelas rurales que están sin recibir lo que otros en la ciudad estaban recibiendo.
Hay que ver el tema escuela por escuela, primero que nada, porque son los maestros los que van hacia esas escuelas, en algunos casos lo hacían diariamente, hay niños que van a la escuela rural en ómnibus de línea. Entonces, hay que evaluar entre los riesgos y lo bueno que pueda aportar el reinicio de las clases. Capaz que en determinados lugares es lo que el niño necesita para estar en un entorno más formativo, más allá que creo que lo formativo y lo educativo no pasa solo por la instancia escolar.
Lo que me ha quedado claro de parte del gobierno, que es mi gobierno, es que siempre ha estado dispuesto a escuchar. Nadie puede decir que el gobierno no ha escuchado porque hasta Lacalle Pou llamó a la maestra de acá de la Escuela 34 de Daymán para escuchar su punto de vista. Así escuchó también a las gremiales médicas como escuchó a la Sociedad de Medicina Rural, que nunca dijo que no estaba de acuerdo, solamente dijo que había que tener cuidado porque incluso si ellos tendrían que atender algún caso, son muy pocos, sobre todo al norte del río Negro.

Perfil de Lucía Minutti

Casada, dos hijas. Es del signo de Sagitario. De chiquita quería ser médica, psicóloga, azafata. Es hincha de Nacional, «pero en realidad de los deportes lo que siempre me ha gustado es el ciclismo».
¿Una comida? El churrasco con tallarines o espaguetis con pesto. ¿Un libro? «Mi planta de naranja lima» de Jose Mauro de Vasconcelos. ¿Una película? «El francotirador» de Martin Scorsese, «Mi pie izquierdo», «África», «Australia» y una que me hizo ver mi hija llamada «Cartas a Dios». ¿Un hobby? Leer. ¿Qué le gusta de la gente? La franqueza. ¿Qué no le gusta de la gente? El doble discurso, la desconfianza, la hipocresía.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Héctor Borrelli integra el Comité Pierre de Coubertin Uruguay, desde donde la academia olímpica transmite su filosofía de unión, paz e igualdad entre las personas del mundo

El Escribano Héctor Borrelli con sus 73 años de vida, de los que se siente orgulloso por la intensa vida que ha desarrollado siempre al servicio de toda institución que le ha solicitado su asesoramiento profesional y colaboración en conseguir su personería jurídica, así como la intensa tarea que ha realizado por el deporte, fue reconocido al formar parte del Comité Pierre de Coubertin Uruguay. EL PUEBLO conversó con él sobre los alcances de esta institución olímpica.

– ¿Qué es el Comité Pierre de Coubertin Uruguay?
– El gran movimiento del Olimpismo está dividido en dos grandes partes, está lo que ejecuta el deporte y la academia. Hay un grupo en Uruguay que pertenece a la academia olímpica, que tiene su sede central en Lausana (Suiza), en la misma sede que está el Comité Olímpico, que es donde se plantean todas las reglas de los juegos olímpicos. El Comité nace del espíritu del deporte, que es el espíritu del olimpismo. La filosofía del movimiento olímpico viene del inventor de los Juegos Olímpicos modernos, Pierre de Coubertin. El Olimpismo en sí es una filosofía de vida, que exalta y combina en un conjunto armónico las cualidades del cuerpo, la voluntad y el espíritu. Aliando el deporte con la cultura y la educación, el Olimpismo se propone crear un estilo de vida basado en la alegría del esfuerzo, el valor educativo del buen ejemplo y el respeto por los principios éticos fundamentales universales.
El objetivo del Olimpismo es poner siempre el deporte al servicio del desarrollo armónico del Hombre, con el fin de favorecer el establecimiento de una sociedad pacífica y comprometida con el mantenimiento de la dignidad humana. El movimiento olímpico tiene por objetivo contribuir a la construcción de un mundo mejor y más pacífico, sin discriminaciones de ninguna clase y dentro del espíritu olímpico, que exige comprensión mutua, espíritu de amistad, solidaridad y juego limpio.
En Uruguay, este Comité Pierre de Coubertin está compuesto por personalidades del deporte de mucha importancia, también hay muchos docentes, por eso para mí ha sido una gran distinción que a veces me parece inmerecido estar al lado de un (Alfredo) Etchandy, de Héctor Horacio Henry, que es uno de los historiadores más importante que tiene Sudamérica en el estudio de la historia de los Juegos Olímpicos, arquitecto salteño que estuvo muchos años vinculado por el Club Remeros a la Federación. Fuimos organizadores de un Sudamericano de Natación, sumado al haber participado tanto en el basquetbol como en el fútbol como dirigente y jugador, también en el ciclismo al conseguir la personería jurídica de muchas instituciones, quizás fueron las razones por la que hoy me encuentre, repito, para mí en forma inmerecida, en este Comité, frente a un gran basquetbolista olímpico, medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Melbourne en 1956 junto al salteño Ramiro Cortés, y medalla de oro en el Campeonato Sudamericano de Baloncesto de 1955, me refiero a Raúl Ebers Mera.
Destaco el aporte hacia el deporte de la natación que hicimos, que fue trascendente cuando hubo que votar al presidente de la Federación Uruguaya de Natación, el Club Remeros acompañó la posición de que Julio César Maglione fuera presidente de la Federación y hoy es presidente de la FINA (Federación Internacional de Natación). Quiere decir que Salto tiene una incidencia muy trascendente en que hoy un uruguayo sea presidente de un organismo internacional, con la dimensión que tiene tal distinción. Evidentemente que Maglione para llegar a presidir la FINA previamente tuvo una trayectoria muy importante dentro del Comité Olímpico de Uruguay y del Comité Olímpico Internacional.

– ¿Qué función cumple este Comité?
– Hay una continua difusión del Humanismo del espíritu olímpico en charlas dadas por varios de los integrantes del Comité. Uno de los integrantes del Comité es el doctor Etchandy, que es presidente del Comité Antidrogas para Uruguay. También hay un integrante de la Dirección Nacional de Deportes. Se ha participado en infinidad de charlas en instituciones deportivas, en escuelas, en liceos difundiendo el deporte. Porque, ¿qué pasa? Cuando Pierre de Coubertin toma las enseñanzas de Inglaterra al reflotar el olimpismo en junio de 1894, transformándolo en la unión y en la paz del mundo, logra que las naciones tengan un vínculo eliminando las diferencias de la política, de la raza, que sean seres humanos donde prime el deporte por encima de todo lo que tengan que ver esas diferencias. Esas igualdad, paz y armonía la logra el olimpismo. Por algo las sanciones son tan importantes cuando existe el desvío de algún deportista en este espíritu.

Es importante comprender cuando un joven aspira a llegar a la Olimpíada, y ver cómo cambia toda su vida desde ese momento, no solo en cómo transforma su cuerpo sino su propia vida para lograr superarse, ya no solo como deportista sino como persona. No importa la medalla de oro, que es el premio, sino que en definitiva lo que importa es el esfuerzo y la disciplina para superarse, todo lo cual se logra en base a un tratamiento de su cuerpo y de su mente, de su preparación olímpica.

– Hizo llegar a EL PUEBLO un material proveniente de este Comité para aprovechar el tiempo de esta cuarentena voluntaria haciendo ejercicio…
– El profesor Hiram Dotta elaboró ejercicios e instructivos muy sencillos pero que tiene mucho que ver con lo que hoy estamos viviendo de no poder salir. Es decir, estos ejercicios se pueden hacer en espacios reducidos. Está elaborado de forma muy didáctica, donde hay varias secuencias simples que la gente puede realizar sin ningún inconveniente. Lamentablemente con esto del coronavirus que estamos viviendo, debimos suspender todas las charlas que teníamos previsto, veníamos con un impulso grande por las Olimpíadas que este año iban a ser en Tokio (Japón), y nuestros disertantes estaban muy requeridos por las distintas instituciones, como Henry, que tiene una trayectoria muy importante como disertante. Ha disertado inclusive en Salto.
Desde el Comité se reconoce todo lo que ha dado Salto al deporte nacional. Incluso hay un proyecto bastante interesante en Daymán, en el barrio La Chinita, de ponerle a todas las calles nombres de ex deportistas salteños que se hayan destacado, para que sea una referencia en ese lugar.
Porque nuestro deportista, a excepción de estos últimos tiempos que han logrado económicamente tener un muy buen pasar, pero quienes estuvieron antes hicieron deporte siempre con ese espíritu de la superación como persona, por el honor y lo que implica esa filosofía que nutre el espíritu del olimpismo.

Perfil de Héctor Borrelli

Casado. Tiene 4 hijos y un nieto. Es del signo de Virgo. De chiquito siempre le atrajo todo lo concierte a llevar papeles. Es hincha de Peñarol, «antes que de Uruguay».

¿Una asignatura pendiente? Varias. Yo pinto desde pequeño, tuve una galería de arte que se cerró, y me gustaría tenerla de nuevo, y me gustaría poder escribir un libro.
¿Una comida? Las pastas.
¿Un libro? «El padrino» de Mario Puzo.
¿Una película? «Dr. Zhivago».
¿Un hobby? La pintura, la filatelia y disfrutar del ocio, algo que me enseñó mi hijo.
¿Qué música escucha? Me gusta la música que me permite hablar con otra persona.
¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad y la capacidad de escuchar.
¿Qué no le gusta de la gente? La falta de civilismo, que refiere a la falta de respeto a las disposiciones legales, al orden.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

El coronavirus trae “el problema de la gran cantidad de gente que ha quedado sin trabajo y que, por lógica, afecta a la gente más humilde, la que llevará el peso de un enorme sufrimiento”

Entrevista a Jorge Cabral Vinci

Buscando una mirada actual desde una perspectiva histórica, es que EL PUEBLO recurrió una vez más, a la generosidad del Profesor Jorge Cabral Vinci, para comentar y reflexionar sobre estos tiempos de pandemia mundial que estamos viviendo y cómo puede afectarnos en nuestras relaciones personales. Su visión de cómo el coronavirus condiciona nuestra economía, el trabajo de mucha gente y la particular preocupación de cómo la falta de alimentos comienza a sentirse en algunas familias que han tenido que dejar de trabajar y no tienen ninguna cobertura desde el Estado por estar fuera del sistema.CabralVinci-2009

– Si hacemos una revisión histórica de nuestro país, no es la primera vez que Uruguay debe enfrentar una pandemia, ¿se conoce alguna parecida a la que estamos viviendo?
– Nunca tuvimos una pandemia de esta magnitud. Creo que también el surgimiento de las redes sociales ha traído una sobredimensión de todo esto, quizás me equivoco. Además, creo que las restricciones que tenemos que tener a raíz de esta pandemia no pueden ser permanentes. Tenemos que avizorar varias cosas, primero, el problema en sí. No hay cómo combatirla en este momento salvo las recomendaciones que tenemos y una restricción a estar adentro de los domicilios de cada uno.

Esto trae como consecuencia una serie de cosas. Por un lado, la gente que no puede salir a trabajar, que si bien hay quienes no tienen problema de estar recluidos en sus casas, pero también, según lo que he leído de expertos en la materia, la cuarentena de muchos meses trae también como consecuencia alteraciones en el diario vivir y hasta puede traer otra clase de enfermedad. O sea que, es muy difícil porque uno nunca ha visto ni sentido esto. Y esto trae el otro problema, la cantidad enorme de gente que ha tenido que quedar sin trabajo y que, por lógica, una pandemia de esta magnitud lo que está afectando tremendamente es a la gente más humilde, que es la que verdaderamente va a llevar el peso de un sufrimiento enorme.

– He hablado con personas que están organizando ollas en los barrios, que plantean que hoy por hoy más que el problema del coronavirus está el del hambre que ya están padeciendo algunas familias en barrios de contexto vulnerable…
– Estamos de acuerdo. Estuve leyendo un artículo que es muy profundo y hay que leerlo, de Luis Fernando Ángel, donde reflexiona sobre las consecuencias del COVID 19 y que justamente está planteando eso, que la situación es tremendamente complicada, si bien se están haciendo las cosas creo que muy bien por parte del gobierno, también están estos otros problemas que son acuciantes. Creo que una de las cosas más tristes que hay es ver, por ejemplo, en la situación mundial la cantidad enorme de gente que ha muerto por hambre y que sigue muriendo todos los días, y no por efecto del coronavirus. Hay que buscar la forma de salir, de fijarse como meta, por ejemplo, el mes de abril. Terminó el mes y lentamente empezar a levantar las medidas que se puedan, y de ahí en adelante poder hacer que la gente empiece a tener su vida normal y que los más afectados, puedan retornar entonces a sus labores habituales y poder así paliar esta situación, porque no solamente es el tema coronavirus sino lo que tú dices, el tema de que la gente está sufriendo muchísimo por no poder salir a trabajar.

– Si bien el presidente de la República en la última conferencia de prensa que dio remarcó que hay que mantener un equilibrio entre la salud y la economía, siempre anteponiendo el tema de la salud, pareciera que leyó ese artículo que usted mencionó porque ya anunció que a fines de abrilempezaría de a poco a reactivarse el trabajo, hizo mención al sector de la construcción y también las clases, comenzando en principio por las escuelas rurales…

– En esa última conferencia de prensa, que estaba Isaac Alfie (director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto), ya han constituido un equipo multidisciplinario pensando en qué va a pasar al otro día con el tema económico, que no se puede dejar de lado. Por eso creo que, como insiste la señora ministro de Economía (Azucena Arbeleche), los motores no pueden apagarse, si bien están funcionando a media máquina, no pueden apagarse porque ahí sí, la situación sería tremenda. Pienso que las medidas del gobierno están bien, y hay que ver que a pesar que ya hay mucha gente en las redes sociales que están manejando el tema de las quejas y demás, hay que tratar de ir canalizando todo para volver a la normalidad. El coronavirus ya es algo que por más que luchemos no se va a ir, es otra plaga que nos cayó a todos, y hay que hacerle frente.

“Por más que luchemos, el coronavirus no se va a ir, es otra plaga que nos cayó a todos y hay que hacerle frente”

Si nos ponemos a ver cuánta gente ha muerto de cáncer, de ébola o cuánta gente está muriendo de hambre en países que son del Tercer Mundo que están bastante atrasados, si fuéramos a sacar las cuentas de los millones de personas que han muerto, sería tremendo. Claro, en otras épocas donde otro tipo de plagas nos han golpeado, no había redes sociales ni nada de ese tipo de comunicaciones y no nos enterábamos de la magnitud de esas tragedias que el mundo ya ha vivido. Veíamos que África había sido azotada por el ébola y a los pocos meses la actividad ya era normal. Me parece, puede ser que me equivoque, pero hay que fijarse una meta y decir, hasta acá llegamos y a partir de ahora comenzamos una nueva etapa, porque además, las relaciones entre los seres humanos ya no va a ser lo mismo…

– Justamente iba a preguntarle eso, si luego que pase esta crisis sanitaria, ¿se notaría algún cambio cultural en nuestro comportamiento diario?
– Creo que sí. Va a haber una cantidad de cosas que van a ir cambiando, principalmente las relaciones entre la gente y sus hábitos. Imagínate que estar tanto tiempo encerrado lleva a que cambien los hábitos, y luego que termine con la cuarentena y tenga que volver a adaptarse. Va a haber mucha cosa que se irá cambiando, ya no va a ser lo mismo.

– Esta cuarentena nos ha llevado a un reencuentro obligado de la familia, que no se veía nunca debido al trabajo de los padres y al estudio de los hijos, ahora tienen que estar todo el tiempo viéndose las caras, ¿cómo afectará en adelante nuestras relaciones?
– Justamente, es uno de los cambios que van a existir. Es decir, los niños siempre se encontraban con sus padres en los feriados y en las últimas horas del día porque los padres trabajan durante todo el día y por lógica no se veían. Ahora, se adaptaron de nuevo a que están los padres en forma permanente y después deberá empezar de nuevo el cambio. Quizás en nuestra idiosincrasia de los mayores se hacen las cosas y podemos adaptarnos a los cambios con normalidad y sin grandes problemas, pero ¿cómo se les dice a esos niños que todo tiene que volver a cómo eran las cosas antes de la cuarentena y que dejarán de estar con sus padres otra vez? Eso es digno para preguntarle a algún psicólogo.

– Le pido una reflexión sobre lo que estamos viviendo hoy con una perspectiva histórica.
– Es un momento muy duro que está sufriendo la Humanidad. Una de las cosas que pueden ser muy buenas como consecuencia del coronavirus es que la gente se dé cuenta definitivamente que hay que tener otra visión de futuro y que tiene que haber mucha más unión, que ahora lo estamos demostrando, y que se pueda entonces, dentro de los consensos, ir superando toda esta etapa y ver después, con los años, cómo comentamos lo que hoy estamos viviendo, como las anécdotas que hoy podemos contar de aquellas crisis que tuvimos cuando éramos niños de la gripe, la otra de la poliomielitis, después cuando ya más acá en el tiempo apareció el H1N1, y contarlo como anécdota, pero estando atentos porque veremos un mundo que va a cambiar de forma muy acelerada.

Todo esto viéndolo desde la posibilidad que la situación económica pueda volver a ser fluida, que entonces la gente pueda volver al mismo nivel que estaba antes y que era considerado como normal. Pero evidentemente que esto va a cambiar mucho la mentalidad de la gente…
– Partiendo de la base lo chiquitos que somos los seres humanos, porque un enemigo que no podemos ver pasó las fronteras de los países sin pasar por Aduana ni Migración y nos puso a todos en jaque en el mundo…
– (Risas) Es cierto eso, pero bueno, dicen que los uruguayos somos muy fuertes y que crecemos con las adversidades y nos damos cuenta de muchas cosas. Esperemos que eso sea así.

PERFIL DE JORGE CABRAL VINCI

Casado, tiene dos hijos. Es del signo de Aries. De chiquito quería ser abogado, “porque lo veía a mi padre trabajar en los Juzgados y hablar siempre con abogados”. Es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? Estar al servicio permanente del partido (Colorado) y estar en dónde me precise.
¿Una comida? El asado.
¿Una película? Espartaco.
¿Un hobby? Leo y trabajo mucho con la computadora, me interesa estar siempre bien informado de lo que pasa en el mundo.
¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.
¿Qué no le gusta de la gente? La mentira.

Leonardo silva

Publicado en - Titulares -, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“La memoria en las sociedades, más en las contemporáneas, es muy frágil. Esto que estamos viviendo ahora va a ser una simple anécdota en las conversaciones de fin de año”

Entrevista a Martín Gamboa

Martín Gamboa es Licenciado en Antropología por la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (Universidad de la República) y se encuentra Doctorando en Antropología Social en el Instituto de Altos Estudios Sociales de la Universidad de San Martín, Buenos Aires. Es docente e investigador en el Departamento de Turismo, Historia y Comunicación en el CENUR Litoral Norte (Sede Salto), Universidad de la República. Desde el año 2018 integra el Sistema Nacional de Investigadores en la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII).
EL PUEBLO consultó a Gamboa sobre el extraño comportamiento que tuvo parte de nuestra sociedad al momento de conocerse la noticia que en nuestra ciudad se encontraban dos personas infectadas con coronavirus, tratando de entender lo que pasó desde un punto de vista antropológico.Nueva imagen

– ¿Cómo puede interpretarse lo ocurrido la semana pasada cuando tomamos conocimiento que en Salto se habían diagnosticado dos casos de coronavirus y mucha gente salió corriendo a los supermercados y a las farmacias a comprar mercaderías y productos higiénicos desbordando y vaciando todas las instalaciones?
– Para responder quiero remitirme a un estudio clásico dentro de las ciencias sociales y de la arquitectura, de un urbanista y arquitecto francés que falleció en 2018, Paul Virilio, cuyo libro se llama “La inseguridad del territorio”, un libro escrito en la década del 70, donde se anticipaba todo este tipo de fenómenos que tiene que ver con el pánico social y la circulación del medio en las postrimerías del siglo veinte. Justamente, él utilizaba ya en ese libro un término que en ese momento acuñó, que es “la ciudad del pánico”, donde dice que en las grandes metrópolis a fines del siglo veinte se iban a transformar en ciudades de pánico porque es ahí donde el miedo sería un componente fundamental en la constitución de estas grandes urbes y especialmente de los sujetos, lo que se conoce en antropología como los procesos de subjetivación. Esto significa que el miedo es funcional como dispositivo de poder y que se puede activar en cualquier momento ante una situación de catástrofe o ante una situación de guerra o en una situación como la que estamos viviendo, de un virus que circule. Esto no significa que el miedo no forme parte de la condición humana y no haya existido antes, sino que justamente, el miedo es algo inherente al ser humano.
Me viene en este momento a la cabeza un libro de Jean Delumeau, para quienes les interesa este tema, y que se llama “El miedo en occidente”, donde plantea un recorrido histórico genealógico de lo que es el miedo en la cultura occidental. En dos o tres capítulos analiza el tema del miedo en lo que fue la peste bubónica o la peste negra que azotó a Europa y gran parte de Asia durante alrededor de cien años. Delumeau, establece dos categorías, los miedos culturales y los miedos naturales. Él sostiene que hasta el siglo dieciocho fueron predominantes los miedos naturales, como los generados por las epidemias, las catástrofes, etcétera. Luego del siglo dieciocho y de ahí en adelante esos miedos fueron sustituidos por los miedos culturales, que obviamente tienen que ver con el ascenso y consolidación, luego de la modernidad, que genera esa idea del hombre omnipotente cuyo reflejo es la ciencia. Es decir, el ser humano es capaz de controlar todo. Lo que genera el coronavirus es la imposibilidad de controlar eso.

Pero el trabajo de Virilio tiene la virtud de anticipar todo este tipo de fenómenos, afirmando que el miedo forma parte justamente de la composición de las grandes ciudades en los procesos de urbanización. Y no se refería solamente al miedo a contagiarse o ser transmitido por un virus sino también al miedo a quedarse sin trabajo, al miedo a quedarse sin electricidad, etcétera. O sea que Virilio en ese sentido ya anticipaba lo que estamos viviendo actualmente.

– Pero nunca se había visto en Salto lo que en cambio sí se ha visto por televisión en otras partes del mundo, ¿por qué se dispara esta situación ahora y no antes?
– Hoy hablaba justamente con Sonia Romero, que es la ex directora del Departamento de Antropología Social en la Facultad de Humanidades, y le comentaba esto, que es la primera vez que veo en la historia de Salto un pánico tan grande, como tú bien decías en una de tus columnas del diario, una histeria colectiva. Pienso que tiene que ver con muchas cosas, acá hay muchas variables que se cruzan, como que hay muchos niveles en el análisis. En primer lugar, obviamente toda la magnificación y el papel que han tenido las redes sociales y los medios de comunicación en esto, el poder no digo desmedido, pero existe una especie de fetichización de lo que es locientífico en sí. Hemos escuchado diferentes tipos de audios que lo que hacen es generar mucho más estrés y pánico en la población. Habla un médico que dice que el coronavirus es prácticamente insignificante, que la tasa de mortalidad es muy baja. Ahora de tarde estaba leyendo que parece que en Rusia una bióloga molecular dice que el coronavirus en realidad una vez que pasa no se termina de curar, adquiriendo la condición de crónico. Entonces, todo esto va generando una psicosis en las personas que generan estrés y miedo, máxime teniendo en cuenta en Uruguay nuestra cultura, que es muy agonística, todas estas variables entremezcladas generan obviamente una psicosis y una paranoia que es algo increíble, totalmente desmesurada en torno al fenómeno.

“Uno no puede suspender de forma abrupta la vida cotidiana para encerrarse”

– ¿Y cómo podría controlarse? Pregunto pensando en la gente que concurre a los supermercados y los vacía.
– Ahora comienza el debate dentro del campo médico y de la bioética sobre cuáles son los protocolos adecuados. Se está poniendo el caso de Inglaterra, por ejemplo, que dejó que el virus actúe, y no tomó ninguna medida salvo con los inmunodeprimidos. En contrapartida tenemos el caso de Italia, por ejemplo, que generó y determinó medidas extremas. No estoy diciendo que ni la modalidad que adoptó Inglaterra ni la modalidad que tomó Italia sean la válida, porque el virus tarde o temprano iba a entrar, eso es un hecho. Lo que sí creo es que –y acá entramos dentro de otro campo que no es el mío- es el referido al papel y rol que juegan los medios de comunicación, y comenzar a pensar que la comunicación no solamente se llega por las vías racionales…

– ¿Qué significa?
– Que, por ejemplo, por más que un médico se ponga a explicar durante diez horas por día que el tapaboca es solamente para aquellas personas que están infectadas, que no vale la pena y que no tiene sentido que las personas que no estén infectadas lo usen, igual la población lo va a usar. Entonces digo que hay que empezar a pensar la comunicación no por las vías racionales. Por ejemplo, lo que pasó en Estados Unidos, donde se agotó el papel higiénico. Eso no tiene nada que ver con el coronavirus…

– En ese sentido, pude apreciar algo muy extraño que no encontré ninguna explicación, en un supermercado de Los Ángeles (Estados Unidos) la góndola de los pañales también había sido vaciada por la gente.
– Claro, ahí va. Entonces tenemos que empezar a entender que el discurso racional que se transmite por parte del Estado no va a llegar. Es decir que el sujeto al cual ese discurso debería llegarle, no lo va a leer de la misma forma que lo puede leer un especialista o un infectólogo, un virólogo o un médico, eso es lo que nosotros tenemos que entender, y a partir de ahí, es que nosotros podremos entender todos estos fenómenos de la histeria colectiva o psicosis social. Lo que recomiendo a la gente, es que hay que tratar de llevar una vida normal hasta que pase todo esto, y luego me imagino que deberá haber todo un replanteo de los protocolos de acción. Estoy casi seguro que dentro de un mes esto va a desaparecer como problema, y el virus va a continuar. Ahí deberá haber de nuevo toda una revisión y crítica a todo el pánico que se generó con el tema de la cuarentena, etcétera, etcétera.

– Luego de escucharlo me queda la sensación que se trata de un tema cultural nuestro, que el miedo lo tenemos instalado y cuando se produce un click en algún lado de nuestra cabeza, actuaremos o reaccionaremos de esa forma. La novedad es que nunca lo habíamos visto a esa reacción en Salto…
– Es increíble, pero, por ejemplo, no se habla de una enfermedad tropical desatendida que padecemos que es la enfermedad de Chagas, que es tremenda…

– Y tampoco del dengue…
– Exactamente. La enfermedad de Chagas tiene una mortalidad superior a la malaria y al dengue juntos en América Latina, imagínese la dimensión que tiene esto, y sin embargo nosotros no hablamos de eso, del Mal de Chagas, el trypanosoma cruzi, cuyo vector es la vinchuca. Y ante este virus, que tiende a cero salvo en las personas inmunodeprimidas, se genera todo un pánico social y una alteración que puede después generar, si es sostenida en el tiempo, un estrés en las personas. Uno no puede suspender de forma abrupta la vida cotidiana para encerrarse. De todas formas, hay que ir adelantando que, ante la inminencia de la llegada de otro virus en años venideros, estoy seguro que vamos a vivir una situación bastante similar. Es decir que esto por más que se reformule a través de los protocolos de acción, se puede atenuar, pero la psicosis en algún momento se va a disparar de nuevo. Se dice que de esto vamos a aprender mucho, eso también se dijo cuando sufrimos la pandemia de gripe que azotó a Uruguay entre 1918 y 1919 donde fue impresionante la cantidad de decenas de muertos que hubo.
Quiero decir que la memoria en los sujetos y en las sociedades, más en las contemporáneas, es muy frágil.
Como todo virus tiene una temporalidad, a fin de año, esto que estamos viviendo ahora va a ser una simple anécdota y quizás ni siquiera llegue a eso en las conversaciones de fin de año.
Esto parece una locura, pero las ciencias sociales y en particular la antropología lo ha demostrado.

Perfil de Martín Gamboa

Soltero. Es del signo de Acuario. De chiquito quería ser bombero. Es hincha de River Plate F.C. de Salto.¿Alguna asignatura pendiente? Vivir un tiempo con un grupo nómade. ¿Una comida? Shawarma. ¿Un libro? «Trópico de Capricornio» de Henry Miller. ¿Una película? «ZOO. Una Z y dos ceros» de Peter Greenaway. ¿Un hobby? Jugar al Tenis de Mesa. ¿Qué música escucha? The Doors. ¿Qué le gusta de la gente? Que sea positiva. ¿Qué no le gusta de la gente? Que no tenga aspiraciones en la vida.

Publicado en - Titulares -, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Entrevista a Pamela Cattani, cantante de La Tabaré

Escribe: Diego Moraes

A mediados de febrero, fui a ver La Tabaré. Tocaban en la Plaza Mateo de Montevideo, en el comienzo de los festejos del 35º aniversario de esta banda histórica del rock uruguayo. Muchas expectativas me acompañaban a ese recital, entre ellas, ver por primera vez a su nueva cantante: la salteña Pamela Cattani. Mis expectativas no fueron defraudadas. Pamela nos regaló una voz privilegiada, un despliegue físico impresionante, una sólida actitud en el escenario y una excelente comunicación con el legendario Tabaré Rivero y el resto de los músicos. Aprovechando su fugaz pasaje por Salto, me di el gusto de conversar con ella sobre su experiencia en La Tabaré.B
– ¿Qué tanto conocías a La Tabaré antes de pertenecer a la banda?
– La conocía, sí, pero no demasiado. No era una fanática y tampoco la seguía, ya que, viviendo en Salto, me resultaba un poco inaccesible. Pude verla un par de veces, cuando coincidía en Montevideo. Tampoco me conocía todas las canciones y todavía las sigo aprendiendo. La Tabaré tiene una discografía muy amplia, catorce discos, y Tabaré (Rivero), que escribe letras preciosas, en cada canción rara vez repite una estrofa o un verso. En algunos shows tengo que tener las letras a la vista, porque no quiero confundirme. El rock siempre fue mi palo; todas las bandas que tuve fueron de rock y fue al vincularme con gente de Salto del ámbito roquero que empecé a conocer a La Tabaré. Así que estoy como «recién nacida» en la banda y, en la experiencia, aprendiendo.
– ¿Cómo llegaste a La Tabaré? C
Llegué a través de Sebastián Gagliardi, el tecladista, que es un amigo y siempre decía que algún día iba a ser la cantante de La Tabaré. Lo decía en broma, porque yo ni siquiera vivía en Montevideo, pero se dio. Un día salía de trabajar y me escribe Seba para decirme que Lucía (Ferreira) se había ido y que estaban buscando una cantante. Y que si me copaba la idea, él iba a proponer mi nombre. Era una oportunidad, pero decirle que sí era decirle que sí a todo lo que estaba por detrás, fechas que ya estaban marcadas y que yo ni siquiera conocía. Pero tampoco lo pensé tanto. A mí en la banda no me conocía nadie, tuve que hacer una prueba. Canté tres canciones; me dieron dos y la tercera, a elección. Fue todo muy rápido, apenas tuve cinco días para aprenderme las canciones antes de la prueba. Pero todo muy lindo, muy natural, como si los conociera de toda la vida.
– La Tabaré siempre tuvo muy buenas cantantes, cada una con su estilo y una impronta en el recuerdo del público. ¿Cuál es tu estilo, tu impronta?
– La verdad, no pienso en eso. No me importa mucho cómo me recuerden. Yo canto hace años, desde chiquita y aunque esta experiencia me ayuda a tener una carrera más profesional, yo canto porque me encanta. Para mí, la música es mi vida. Lo hago desde siempre y lo hice siempre desde el alma. A veces me pasa que, al recordar esas mujeres, me cargan una responsabilidad que no siento y que no es mía tampoco. ¿Cómo me van a recordar? Ni idea. Lo más importante es quién soy en este momento, en qué estoy ahora. Lo vivo y lo dejo ser.A
– Algunas canciones de La Tabaré son bien «montevideanas». Sus letras hablan de lugares, anécdotas y personajes típicos de Montevideo. ¿Te resulta difícil, por tu origen salteño, sintonizar con esas canciones?
-No sé bien qué contestarte (risas). Algunas cosas capaz que no entiendo, por no tener la misma historia y no haberme criado en Montevideo. Yo me armo en la cabeza la historia que escucho en la canción y no me pongo a pensar tanto que no entiendo algo porque no lo viví. Aparte hay letras escritas cuando yo no era ni nacida, aunque tienen actualidad. Por ejemplo, «Somos todos subversivos» (Rocanrol del arrabal, 1986) dice: «Hay que legalizar el aborto». Y ahora ya está legal. Si te ponés a analizar las canciones, son un viaje. Lo que escucho me lo voy imaginando, a pesar de ser consciente de que no lo viví porque no me crié allá. Tampoco me siento mal por eso; soy de acá, es mi historia, soy esto. Y lo demás lo iré conociendo de a poco.
– Una canción de La Tabaré que sea especial para vos y por qué.
– «Rasga corazón» (Blues de los esclavos de ahora, 2017). Cuando comprendí la historia de esa canción, me conmoví y la empecé a cantar de otra manera. Y tengo la suerte de tener cerca al que la escribió, a quien a veces le pregunto cómo surgió una determinada letra. Porque a mí no me gusta cantar por cantar; me gusta ser consciente de lo que estoy cantando. A veces voy analizando la canción a medida que la canto, porque en el popurrí de todas las canciones que tuve que aprender juntas de golpe, no siempre me pongo a analizar todo. Otra es «Zona de combate» (Sigue siendo rocanrol, 1987), con la que, vaya a saber por qué, me identifico y me gusta cantar.
– ¿Próximos proyectos?
– Se viene disco nuevo, en el que ya empezamos a trabajar. Por suerte, porque es difícil ponerles mi estilo a canciones que ya fueron grabadas por otras mujeres. Ahora les puedo poner mi voz a esas canciones desde el principio. En marzo nos vamos a Argentina, a tocar en La Trastienda de Buenos Aires. Se está intentando empezar a venir más seguido al interior. Está el toque oficial de los festejos por los 35 años de la banda en el Sodre, en setiembre, con invitados y sorpresas. También está por salir un libro de La Tabaré y una edición en vinilo de Placeres del sado-musiquismo (1992). Y otras cosas que van surgiendo.
¿Quién es Pamela Cattani?
Nació en Salto, tiene 27 años y vivió toda su vida en el barrio Zona Este. Fue a la Escuela Nº 105, al Liceo Nº 3 y al Colegio Vaz Ferreira. Cursó estudios de Veterinaria y Trabajo Social. En Salto integró bandas como Mixto y Rock Ola, dedicándose también al teatro, los clowns y la producción artística. Desde 2017 vive en Montevideo, dictando talleres de canto y expresión corporal. En agosto de 2019 se transformó en la voz femenina de La Tabaré.
Rock con voz de mujer
«Me gustaría, como mujer y desde el lugar que ocupo, poder demostrar y decir cosas. Por ejemplo, hace poco tocamos en una cárcel (el COMPEN) y uno de los reclusos me pidió un video para su sobrina, que va a cumplir 15 años y le gusta cantar, para que yo la alentara a hacerlo. Y eso fue una linda sorpresa. Me gustaría ser ejemplo de cómo vivo yo la música y lo que me pasa, utilizar este lugar para dar mensajes claros. Pero siempre desde el lado de lo que hago como mujer ahora, en este momento en que me encuentro».

Publicado en - Titulares -, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“No se puede promover asentamientos y después dejarlos tirados en el barro sin ofrecerles condiciones mínimas para la vida”

Entrevista a José Buslón – José Buslón, un candidato a intendente distinto:
“La idea no es tirarnos contra los que más tienen, pero sí atender la emergencia de los que menos tienen

José Buslón, docente e investigador de Historia, activista social y sindicalista, hoy es candidato a intendente por la Unidad Popular. La charla con él se dio de manera fluida, compartiendo con los lectores de EL PUEBLO su particular punto de vista que lo hace un candidato distinto en el amplio menú de candidatos a intendente que tiene Salto.

– ¿Cómo va a hacer para salir del esquematismo de que su candidatura a la intendencia de Salto es algo testimonial y que no podrá incidir en la posible polarización en la que pueda terminar esta campaña?
– Partimos de una base que definimos en el plenario de la Unidad Popular el año pasado, y es crecer de la nada a lo poco y de lo poco a lo mucho. Estamos en eso, en un proceso organizativo de lo poco a lo mucho. Respecto de la candidatura testimonial, en la medida que se entienda que pueda no competir con los tres candidatos de los partidos tradicionales, Lima, Albisu y Coutinho, en realidad creo que, primero, vamos a incidir en la campaña; pero, en segundo lugar, haciendo ya las denuncias que venimos realizando, como pasó por ejemplo con el incremento de la contribución inmobiliaria, que llevó a que se rediscutiera el tema, ya se pueden conseguir cosas. Además, nuestra candidatura es a la intendencia, pero también proponemos a compañeros para la Junta Departamental porque entendemos que ese tiene que ser un lugar de discusión, análisis, contralor y también de propuestas, muchas de las cuales no se acaban si no salimos electos intendente. Las vamos a seguir proponiendo porque entendemos que la Junta es el ámbito adecuado para eso. Y como nuestras propuestas son radicalmente diferentes a las que plantean los tres partidos tradicionales, creemos que van a tener cabida en la sociedad, y en ese sentido vamos a dar la lucha.

– ¿Qué es lo que le aportará Unidad Popular a esta campaña electoral?
– Le va a proporcionar propuestas e ideas que hoy no están en discusión. Al momento de mantener esta conversación, la discusión se centra en qué candidatos obtiene qué partido en esa especie de mercado negro de pases, de cambio de figuritas o de acusaciones o de tirar la banana para que el otro la pise, pareciera que no vemos preocupación hoy por lo que tiene que ver con las propuestas. Entonces, ya estamos aportando, porque estamos planteando algo. Primero, necesitamos y queremos hacer cosas como tener una intendencia austera, que no se puede seguir manejando con el presupuesto que hoy viene desempeñando. En ese sentido, ya hemos lanzado la propuesta y canalizado por donde corresponde, la Junta Departamental, en lo que tiene que ver con la quita en los salarios de las jerarquías de la intendencia municipal. Ahora, una vez que esto logre concretarse, porque si no logra concretarse el escenario será más difícil, hay cuestiones emergentes que atender, como el tema del tránsito en Salto, que para nosotros es fundamental, desde las calles hasta el control del tránsito, la situación de los semáforos, que no están regulados. Esto, además de inconveniente en el tránsito genera, por ejemplo, el tema de los gases que despiden los autos, que al estar mucho tiempo en los semáforos generan contaminación. Y a partir de ahí, de esas cuestiones que para nosotros son urgentes y necesarias, empezar a atender otras cosas, como, por ejemplo, la creación de fuentes de trabajo, tender a eliminar las tercerizaciones. Entonces, esos planteos y en el cómo vamos a hacer los planteos, es lo que nos diferencia de lo que hoy plantea el Frente Amplio y los otros dos partidos tradicionales.

– ¿Qué visión tiene del crecimiento de los asentamientos irregulares en Salto?
– Para nosotros es crítica. Unidad Popular defendía en el Parlamento y propusimos para las elecciones de octubre un Plan de Vivienda Popular. Seguimos con esa idea, que tiene que partir de una cartera de tierras que pueda proporcionar la intendencia. A su vez, que se genere con mano de obra, que preferentemente sea de tipo cooperativo, pero no como lo viene haciendo la intendencia de Salto, que es la absoluta responsable de casi todos los asentamientos que hay en el departamento. Pudimos escuchar un audio que se filtró, donde el propio intendente de Salto convocaba a una reunión con algunas familias para decirles cuál tierra iban a ocupar, que a su vez generara una especie de falso reclamo que él les iba a dar la vía legal, y a partir de ahí se iba a concretar el asentamiento. Incluso les decía, hoy hay diez familias, esto es para veinticinco, consigan quince más.

Vamos a generar condiciones de vivienda, no soluciones habitacionales, que es lo que escuchamos decir a los blancos. Soluciones habitacionales es hacer una pieza, arreglar el techo. Tenemos que generar viviendas, pero no podemos promover asentamientos y después dejarlos tirados en el barro sin ofrecerles saneamiento ni condiciones mínimas para la vida. En ese sentido, Unidad Popular se plantea utilizar una cartera de tierras que pueda partir desde la intendencia y generar las condiciones para la mano de obra en un sentido cooperativo, generando también empleo.

– En materia tributaria, ¿pagará más el que tiene más y pagará menos el que tiene menos, como históricamente sentenció la izquierda de nuestro país?
– La propuesta tributaria más que ser un castigo al que tiene más, tiene que atender a ciertas circunstancias. Por ejemplo, estamos en un departamento donde el desempleo tiene un porcentaje elevado, donde el empleo zafral, el subempleo y el trabajo en negro también. Por lo tanto, creemos que hay que tener algunas consideraciones. Vimos al intendente acercarse a los compañeros de Caputto que se estaban manifestando para entregarles cincuenta mil pesos en un acto de solidaridad donde se sacó fotos y lo difundió por todos los medios, una solidaridad televisada. Pero después, les mete un incremento del 8,4% a gente que seguramente no lo va a poder pagar porque no generó las condiciones de su trabajo para contar con ese dinero. Entonces, vamos a atender las situaciones de emergencia del departamento. La idea no es tirarnos contra los que más tienen, pero sí atender la emergencia de los que menos tienen.

– ¿Están recorriendo los barrios?
– Hemos hecho algunas visitas, estamos esperando a que finalice febrero para iniciar una campaña más profunda. Pero ya hemos estado por el Quiroga, Saladero, Ceibal, tratando de recepcionar planteos de la gente.

– ¿Qué le dicen? ¿Qué le piden?
– La gente está preocupada por cuestiones concretas. Le preocupa el estado de las calles, le preocupa que no puede pagar los impuestos, y acá no hablamos únicamente de lo que tiene que ver con la contribución sino de impuestos que tienen que ver con el tránsito, porque por cuestiones básicas, lo que de repente para uno no sería un inconveniente de sacarse la libreta o de poder pagar el carnet de salud, bueno, hoy hay gente que no tiene ese dinero, y esas son algunas de las preocupaciones sustanciales, además de lo que ya le dije, de aquellos que están viviendo en asentamientos sin saneamiento, en viviendas en condiciones irregulares y la falta de trabajo, que generalmente se asocia a que hay que traer inversiones y se asocia también al gobierno nacional. Vuelvo a repetir, creemos que desde el gobierno departamental se puede hacer mucho, lo único que hay que hacer es cambiar la mirada hacia donde se vayan a generar estas condiciones.

– Usted es una persona multifacética, la gente puede reconocerlo como docente, como investigador de la historia, como activista social, como sindicalista y ahora lo ve en la faz política como candidato a intendente, ¿quién es José Buslón?
– Llamémosle alguien que no está convencido con el actual sistema y estructura de funcionamiento de las cosas y que lucha para cambiarlas desde la educación y desde actividades académicas como la investigación, también desde la arena sindical y desde las organizaciones sociales. Y ahora, entendiendo que una arena que antes cuestionaba, como es la arena política partidaria, de repente también puede ser un lugar para la transformación. Entonces, ese multifacético se resume como un luchador de los cambios.

– También se lo conoció como un activo militante del Partido Comunista, ¿por qué cambió para Unidad Popular?
– El cambio costó. Guardo un gran respeto por el Partido Comunista, por su historia, pero al Partido Comunista se lo fagocitó el Frente Amplio, en particular en Salto perdió lo que eran las principales tradiciones. El Partido Comunista se define como el partido de la clase obrera, como un partido que no está de acuerdo con ciertas acciones de derecha, que las critica por entender que representan a la oligarquía, a la tradicional forma de hacer gobierno de los partidos tradicionales. Lo criticaba a Lima, sin embargo, terminaron apoyándolo. Entonces, un Partido Comunista que frena a sus trabajadores cuando estos quieren movilizarse, un partido que es el responsable de haber recibido a Tabaré Vázquez en el PIT CNT, que es el responsable, si bien esto fue gremial también estuvo allí la incidencia ideológica, de recibir a Tabaré Vázquez en el congreso del SUNCA. Nosotros entendíamos que el accionar debía estar separado porque debemos reivindicar la independencia de clases. Muchas veces nos encontramos llevando adelante reivindicaciones que cuando se ponía bajar las armas o abandonar la lucha, nosotros entendíamos que había que seguirla. En varias oportunidades se nos dijo que éramos radicales y que estábamos con la Unidad Popular. Nada más alejado de eso para nosotros, pero con el tiempo comprendimos que sí, que en realidad ya estábamos con la Unidad Popular porque nuestra estrategia de lucha era esa, con los que menos tienen, sacrificando, si se quiere, el discurso en función de no ser parte de las mayorías.
Sabemos hoy que, en esta campaña, lo hemos dicho ya, no somos favoritos, somos los sinvergüenzas que caen a picotear, pero lo hacemos desde el convencimiento. Y si en algún momento tuviéramos que transformar el discurso para ganar adhesiones, seguramente sería una gran desinteligencia, pero no lo haríamos porque estaríamos perdiendo nuestras convicciones.

Perfil de JOSÉ BUSLÓN

Casado, tiene tres hijos. Es del signo de Cáncer, aunque se identifica más con el horóscopo chino, donde es Dragón de Fuego. De chiquito quería ser astronauta y luego confitero, como su padre. Es hincha de Tigre, “la camiseta se siente cuando es del barrio”.

¿Alguna asignatura pendiente? Seguir criando a mis hijos y desarrollándome en la vida.
¿Una comida? El ensopado.
¿Un libro? El próximo que voy a leer.
¿Una película? “El Viaje hacia el mar”.
¿Un hobby? La prospección metálica (“recorrer los campos haciendo prospección en busca de encontrar en la tierra cosas que tengan que ver con el pasado y que nos permitan reconstruir de alguna manera a través de ese objeto, la historia y la identidad”).
¿Qué música escucha? Soy ecléctico, pero con un denominador común, me gusta el tango, la cumbia villera y el punk rock en español.
¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.
¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía.

Leonardo silva

 

Publicado en - Destacados, - Semanales, EntrevistaComentarios (0)

“La intendencia de Germán Coutinho será de gestión eficiente pero con sensibilidad social”

Entrevista a Ricardo Stirling

El contador Ricardo Stirling, de proficua actividad privada, hoy se encuentra formando parte del equipo técnico que está elaborando desde hace algunos meses el programa de gobierno del candidato a intendente por el Partido Colorado Germán Coutinho. Con él dialogó EL PUEBLO, para conocer algunos aspectos de un documento que será presentado en los próximos días.
– ¿Cómo ha sido colaborar por primera vez en la elaboración de un programa de gobierno?
– Ya el año pasado Germán Coutinho habiendo definido ir por la intendencia de Salto, definió también armar un equipo técnico para que haya un correcto balance en el equipo político. No se precisa explicar lo que es la estructura política de Vamos Salto, que es la más importante del departamento. Ese equipo técnico empezó a trabajar hace unos cuantos meses, desde el año pasado, con el foco puesto fundamentalmente en el programa de gobierno que Germán va a presentar a la ciudadanía a fines de febrero o comienzos de marzo, cuando arranque con fuerza la campaña. Se ha trabajado bastante en este equipo que además de mí está integrado básicamente por el licenciado Nicolás Sant’Anna, por la ingeniera agrónoma Carolina Tolosa, por el escribano César da Cunda, nos acompañó hasta hace muy poco el queridísimo Ramón Walter Rivas, que, si me permite el paréntesis, no puedo dejar de recordarlo porque trabajó bastante.

Hay entonces un equipo técnico trabajando, estamos recibiendo otros aportes también, como el del economista Joaquín Forrisi, que es un joven muy talentoso de Salto, ex CERES, instituto que estaba dirigiendo Ernesto Talvi, nos dio una mano importante con un informe macro económico de Salto y de las finanzas de la intendencia municipal. Tenemos otras colaboraciones de otros técnicos que se han ido integrando, en un trabajo que tiene como objetivo principal conocer de primera mano la realidad de Salto, algo de lo que uno ya está informado pero que igualmente priorizamos un conocimiento directo con los agentes económicos, con los empresarios, con los trabajadores, con todo el ámbito social, ahí se hizo un relevamiento bastante profundo. Y el trabajo del economista Forrisi nos puso el marco de lo que es Salto como departamento en comparación con los demás departamentos del país…

– ¿Qué se observa en esa comparación de Salto con otros departamentos?
– Una cosa es Salto con los demás departamentos que se encuentran al norte del río Negro y otra lo que son los departamentos que se encuentran al sur del río Negro, donde se muestra una grieta impresionante. Mirando los números al norte del río Negro hay un país, yo diría clase B, y al sur del país tenemos la clase A. Por eso una de las apuestas importantes de Germán es poner a Salto de nuevo en la clase A, como principal departamento del interior.

En eso hemos estado trabajando mientras se llevaba adelante el calendario electoral el año pasado, con las internas, con las nacionales, con el balotaje. Seguimos trabajando, además del aporte de Forrisi, con Carolina (Tolosa) en particular hicimos un relevamiento de todos los sectores de la economía de Salto, desde el sector agropecuario, el sector industrial, el sector del comercio y servicios. DeRicardo Stirlingntro del sector agropecuario todos los subsectores, como la pecuaria, el citrus, los arándanos, los olivos, el cáñamo. Hemos hablado con los productores, a quienes les preguntamos sobre su situación actual, sobre las perspectivas que veían a mediano plazo, sobre las demandas que tenían a la futura intendencia de Germán y al resto de los organismos públicos. Tenemos un listado largo de reclamos y de planteos, muchos de ellos van a estar contenidos en el programa. Lo mismo hicimos con las agroindustrias, con la industria de la construcción, con el comercio, con el turismo en particular, que va a ser uno de los focos principales en el programa de Germán.

Y por otro lado, también en los sectores sociales del departamento. Recorrimos las organizaciones no gubernamentales, las entidades de ayuda a discapacitados, las comisiones vecinales. Conversamos temas como violencia doméstica. Las asociaciones de jubilados, el sector de la salud y de la educación, universitaria en particular, que no son sectores de competencia de la intendencia pero donde la intendencia tiene muchas cosas para hacer. Estuvimos indagando sobre el tema de las emergencias como las inundaciones. O sea, recorrimos un amplio espectro del ámbito social, también recogiendo situación, perspectivas, demandas, para tener un programa que no sea hecho entre técnicos y entre cuatro paredes, sino que salimos a la cancha, fuimos a la realidad, chequeamos y descubrimos cosas, confirmamos otras, recibimos los planteos de la gente sin mirarle el pelo político a nadie. También recibimos críticas a la gestión anterior de Germán. Así que se hizo un trabajo intenso, prolijo, que nos ha dejado bastante material e insumos que estamos integrando al programa de Germán.

– ¿Tiene idea de cuántas reuniones han mantenido y con cuánta gente?
– Nosotros en total hicimos sesenta y dos entrevistas con más de una persona por institución. Yo diría que más o menos el trabajo de campo se llevó a cabo a lo largo de tres meses. Después de cada entrevista hay además un trabajo de ordenar los insumos, extraer lo importante, compilar luego todo en un informe conjunto, de ver también, por ejemplo, las instituciones de ayuda a las discapacidades, por llamarlas de alguna manera. Siempre aparecían denominadores comunes que nos marcan de algún modo una manera de poder atender a esas instituciones, tanto en el programa como luego en la práctica, a sus necesidades. En general, la problemática que se registró en esas comisiones de apoyo a las discapacidades, encontramos el tema del financiamiento del presupuesto y mantenimiento, la necesidad de actividades de capacitación y las posibilidades de inserción laboral. Esos temas se repetían matemáticamente siempre.

– Luego de tantas reuniones, ¿a qué conclusiones llegaron sobre el estado de situación en el que se encuentra el departamento de Salto?
– El reclamo general es que Salto está atrasado, que se encuentra en una situación que hace muchísimo tiempo no estaba, que Salto no se lo merece por su potencialidad, por sus capacidades, por sus riquezas naturales, pero fundamentalmente por su gente. Es decir, no se merece estar en la situación en la que se encuentra. Reclaman de la intendencia cierto liderazgo, fundamentalmente desde las gremiales empresariales, ante estos problemas, golpeando las puertas en Montevideo en los ministerios, en los entes autónomos, buscando soluciones, porque la intendencia no siempre tiene las soluciones a los problemas, es imposible que pueda resolver los problemas de salud, de educación, de vivienda, porque eso es competencia de otros organismos, ministerios y entes autónomos como la OSE, por ejemplo, que tiene un rol fundamental en lo que es el saneamiento y el agua potable de la ciudad y del departamento.

Ahí también hay un rol importante en la futura intendencia de Germán con el vínculo en Montevideo. Germán quiere tener también un buen equipo de gestión armado en la intendencia para que él esté tranquilo golpeando puertas en Montevideo para que los ministerios, entes autónomos y demás organismos del Estado, vengan a Salto a hacer lo que tengan que hacer, porque si se vuela una chapa en una escuela, la que tiene que volver a poner esa chapa en la escuela es la intendencia, si se rompe la ambulancia en Valentín, la que tiene que arreglarla y poner la ambulancia y el chofer es la intendencia, cuando esos recursos deberían ser puestos por los ministerios como el de Educación y Cultura y el de Salud en cada caso. Y los ministros del nuevo gabinete han sido compañeros de Germán en el Senado en estos años, tiene además de vinculación política, una relación personal con cada uno de los ministros. Vimos en estos días a Germán comiendo un asado en Punta del Diablo con Jorge Larrañaga, futuro ministro del Interior, ya hablando y coordinando para que se empiecen a resolver –y no digo que se resolverán inmediatamente- los problemas de seguridad de la ciudad y del interior del departamento.

Cuando hablamos con los productores del sector agropecuario, además de hacer el reclamo legítimo y permanente de la caminería rural, el segundo tema que nos plantearon es el de la seguridad, que viene atada al abigeato y a la jauría de perros, además de todos los problemas de seguridad que tiene la campaña. Germán también ha hablado con el futuro ministro de Turismo, Germán Cardozo, que fue compañero de él en Vamos Uruguay, que es su suplente en el Senado, para volver a impulsar el turismo en Salto en forma profesional, de forma organizada, volver a traer la marca “Destino Termas”, que la están reclamando los propios operadores privados, hemos hablado con ellos, con los operadores de Daymán y de Arapey, que ya lo dijo Germán, es un reclamo que será contemplado también.

– ¿De qué se habla cuando se refiere a un plan de gobierno? Le pregunto porque muchas veces
la gente piensa que es algo que se escribe solo para cumplir con ciertos estándares de una campaña electoral, donde se dice lo que la gente quiere escuchar y no siempre lo que el gobernante electo termina haciendo.
– El programa de gobierno tiene dos perfiles, será la hoja de ruta de Germán en sus cinco años de gobierno, y va a ser el compromiso de Germán con todos los salteños. Va a estar escrito, lo vamos a presentar y a repartir a la ciudadanía.

– ¿Viene con propuestas concretas?
– Sí, viene de lo general a lo particular. Tendrá lineamientos estratégicos que apuntan al desarrollo productivo, al impulso del turismo, a una gestión municipal y manejo de los recursos de forma eficiente, ahí incluimos el tema del déficit, del endeudamiento y el manejo interno de la intendencia. Va a tener, obviamente, lo referido a los servicios básicos de la intendencia, que es lo primero que la gente pide, que levanten la basura, que haya luz en la calle, que le tapen los pozos. Va a tener una política de obras en infraestructura acorde al presupuesto municipal, que será austero y de pocos recursos, no va a estar la cosa como para tirar manteca al techo. No habrá obras faraónicas, pero sí se hará aquello que se tenga que hacer. Habrá políticas sociales, nos gusta decir que está será una intendencia de gestión eficiente pero con sensibilidad social.

PERFIL DE RICARDO STIRLING

Está casado, tiene tres hijos varones y una nieta (Emma). Es del signo de Sagitario. Es hincha de Salto Uruguay y de Nacional de Montevideo.

¿Una comida? Asado en familia o con amigos.

¿Un libro? El último que leí “Algo más grande” de Gonzalo Noya (sobre como formar equipos).

¿Una película? “Un sueño posible” con Sandra Bullock.

¿Un hobby? Más que hobby, el gusto por jugar al tenis.

¿Qué música escucha? Los Olimareños, Zitarrosa, Jaime Ross.

¿Qué le gusta de la gente? Que sea sencilla.

¿Qué no le gusta de la gente? Que sea falsa.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Recolección, iluminación led, nueva maquinaria, concreción de la Central Hortícola e intervenciones en los barrios son para Lima “puntos fundamentales en nuestra gestión”

Entrevista a Andrés Lima

El próximo sábado, Andrés Lima dejará el cargo de intendente en busca de su reelección. Antes de eso, dialogó con EL PUEBLO sobre su relacionamiento con quien lo sucederá en la Intendencia, su balance de una gestión de 4 años y medio al frente de la comuna donde no escapa la situación financiera que define como “estable”.

– Retomando aquella charla que tuvimos luego de las internas en junio del año pasado, y ya finalizando lo que ha sido este largo proceso electoral, ¿cómo se llega a esta última etapa donde se definirá quién será el intendente por el período 2020-2025?
– Nosotros llegamos bien posicionados. Fuimos el primer partido político en Salto que resolvimos el tema candidaturas, Soledad Marazzano y Andrés Lima, y a partir de ahí los distintos sectores fueron tomando definiciones apoyando a uno y al otro candidato. Hay sectores que están planteando llevar dos listas, una apoyando a Marazzano, la otra a Lima. En el caso nuestro, hemos tratado también de ir sumando adhesiones de salteños que no son frenteamplistas, que pertenecen a otras colectividades políticas pero que están dispuestos a prestarnos su voto y a acompañarnos en las urnas.

– Ya lo aprobó la Junta Departamental, y el 8 de febrero se producirá el cambio de mando en la intendencia, asumiendo la titularidad del cargo el Dr. Alejandro Noboa. Luego de tantas idas y vueltas, ¿finalmente llegaron a un entendimiento?
– Sí, sí. Hubo una semana donde prácticamente nos reunimos todos los días. Una semana donde los distintos directores de la Intendencia fueron participando dando su informe de lo hecho y de lo que quedaba para estos meses de gestión. Llegamos a un acuerdo con Noboa, y el próximo 8 de febrero asume. Nos hemos seguido reuniendo, al menos una vez a la semana. Landres limaa semana que viene por lo menos tenemos dos reuniones más donde seguiremos afinando detalles. Lo positivo es el hecho que hayamos podido generar este diálogo y vínculo. Resaltar sobre todo a dos integrantes de este gobierno departamental que han sido claves para que se haya dado este proceso de búsqueda de coincidencias con Alejandro Noboa, y que es César Sánchez, el actual director de Tránsito, y Elbio Machado, director de Obras de la intendencia.

– Pasaron cuatro años y medio, ¿qué balance hace de este tiempo al frente de la intendencia de Salto?
– El balance lo va a hacer la población. Uno lo que ha tratado de hacer son algunos objetivos que nos hemos marcado tratar de lograr. Resalto cuatro o cinco puntos que han sido fundamentales en nuestra gestión. Tratar de llevar adelante un nuevo sistema de recolección, que ha dado buenos resultados, lo destaco sobre todo porque comparándolo con las experiencias de otros departamentos, no hemos tenido actos de vandalismo. Un elemento clave para esto ha sido que Salto hoy tiene 600 contenedores que no se colocaron de una sola vez, sino que fue por etapas, por manzana, por zonas, y eso hizo que aquellas familias que recibían un contenedor, lo cuidaban como oro. En las zonas donde hay contenedores vemos a una ciudad más limpia que contribuye además al cuidado del medio ambiente. Para la propia intendencia también significa una mejor gestión, así que me parece que el próximo intendente, cualquiera sea, debería intentar completar la ciudad con este sistema de contenedores.

El segundo elemento importante que queremos destacar de nuestra gestión es el nuevo sistema de iluminación. Tenemos yo 6.000 lámparas colocadas, que lo está haciendo la empresa SONDA entre la avenida Harriague y la avenida Barbieri, desde la Costanera hasta Blandengues y su continuación Gobernador de Viana. Y he firmado ya, también con la empresa SONDA, un contrato por 9.718 lámparas led más, que van para el resto de la ciudad. Seguramente no se utilizarán las 9.700, por lo que se deberá tomar una decisión, si llevamos esas lámparas a alguna localidad o municipio, o lo dejamos como stock para la eventualidad que se vayan quemando alguna de las lámparas led.

El tercer elemento fuerte de nuestra gestión que quiero destacar es la compra de maquinaria por un valor de 7 millones de dólares. La próxima administración va a poder disponer de un volumen de maquinaria interesante, y en ese mismo proceso están las alcaldías, que también han ido comprando maquinaria, generando para los municipios pequeños equipos viales.

El cuarto punto de nuestra gestión tiene que ver con la Central Hortícola. Ya tenemos la licitación hecha y adjudicada. De los 6 millones de dólares que cuesta la obra, tenemos algo más de 3 millones de dólares, 2 millones de dólares aportados por el Fondo de Desarrollo del Interior, un millón de dólares aportado por la OPP que lo firmamos ahora el 30 de enero, después hemos escuchado la información extraoficial de que el nuevo gobierno nacional y el nuevo ministro de Ganadería Uriarte, estaría dispuesto a aportar un millón o un millón y medio, más el aporte de los productores, estaríamos en el valor de lo que cuesta la Central Hortícola.

Después podemos hablar de algunas intervenciones fuertes que hemos hecho con el Departamento de Obras en los barrios Artigas, Ceibal, San José, Víctor Lima, Saladero, Don Atilio donde estamos terminando ahora y que inauguraremos el próximo 8 de febrero, donde haremos la inauguración de 3 mil metros de bitumen junto con el cambio de mando de intendente.

– La oposición está poniendo énfasis en la situación financiera de la intendencia, de su déficit y de su creciente endeudamiento. En ese tema, ¿cómo dejará la intendencia?
– Terminamos de pagar la semana pasada la tercera cuota del fideicomiso. El gran objetivo que tenemos como departamento y también para la próxima administración es lograr extender ese fideicomiso que es de 15 años a 30. Sería un paso importante que va a beneficiar incluso a las próximas administraciones porque significaría bajar sensiblemente el pago del fideicomiso Daymán que es un volumen de dinero interesante que se lo puede destinar a obras.

Con la OPP nos comprometimos a disminuir el número de funcionarios y a bajar el Rubro Cero que es lo que se destina al pago de salarios. Nos comprometimos también a cumplir puntualmente con el pago de las tres primeras cuotas, que son las que ingresan dentro de nuestro período, y en la eventualidad de que se cumpliera con esos objetivos, ahí nos íbamos a presentar para plantear extender el fideicomiso a 30 años, más allá que hoy tenemos un nuevo gobierno electo que asumirá en marzo y que al frente de la OPP estará Isaac Alfie, nuestra idea es mantener esa hoja de ruta. Después, el pago de salarios lo venimos haciendo regularmente, así que la situación de la intendencia es estable, pero entendemos que en los próximos 5 años con esa modificación del fideicomiso tendrá una incidencia importante. Entendemos que debería seguirse por esa línea de continuar disminuyendo el número de funcionarios de la intendencia de Salto porque entendemos que aún su número, cercano a los 1.700, podríamos reducirlo un poco más.

– El 6 de enero ADEOMS sacó una declaración pública donde expresó su preocupación por el futuro pago de los salarios, pidiendo una reunión con usted para tener garantías que se seguirá cobrando el sueldo. ¿Usted confirma entonces que no habrá problemas en el pago de los salarios a los funcionarios?
– Sí, sí. Desde que me tocó asumir siempre se ha puesto en duda el pago de salarios…

– Pero en esta oportunidad, quien lo pone en duda es el mismo sindicato.
– Y está bien, un sindicato tiene que defender a sus trabajadores, representa a casi 1700 personas. Pero del lado de la administración debemos transmitir esa tranquilidad, y sobre todo el hecho de que hasta la finalización de nuestro período de gobierno en junio, daremos la seguridad a los trabajadores.

– El Centro Comercial también ha hecho pública su preocupación por la falta de pago a los proveedores de la intendencia.
– Con aquellos proveedores que tenemos algún atraso, hemos hecho convenios con la mayoría de ellos y se está pagando en función de esa planificación. Un elemento nuevo que hubo en 2019 y que no tuvimos en años anteriores, fue una caída importante de la recaudación, eso también tiene su incidencia. Salto en 2019 recaudó $ 300 millones menos de lo previsto. Entonces, hubo que planificar en función de esa disminución de la recaudación, eso nos generó preocupación. En este inicio de 2020 por suerte y en lo que ha sido el pago en la contribución y de patente, ha sido bueno y dentro de las expectativas que teníamos, lo que nos permite, en la medida que la recaudación de la intendencia no baje, poder planificar y trabajar. Sin perjuicio de ello, tenemos en el equipo de Hacienda una planificación anual y semestral, pero también mes a mes.

– ¿Por qué quiere ser reelecto intendente?
– Para poder culminar con algunas iniciativas que hemos tenido. Si hoy tenemos 600 contenedores, quisiéramos llegar a 1.500 y cubrir la ciudad. Si hoy tenemos la mitad de la ciudad con iluminación led, terminar con ese proceso. Queremos ver antes de mayo no solo finalizada la construcción de la Central y verla funcionando. Quisiéramos también, por lo menos, ver que el proyecto del puerto de barcazas se concreta. Tenemos la visión de la actual ANP en el sentido de apoyar esta iniciativa, tenemos que reunirnos con las nuevas autoridades para ver si están pensando lo mismo. Es un puerto chico, pero es fundamental tener navegabilidad entre Salto y Paysandú. Nuestra visión a futuro es poder vincular el puerto de barcazas de Salto con el puerto de Nueva Palmira. Quisiéramos también en los próximos 5 años y a partir de esta maquinaria que la intendencia ha adquirido, poder intensificar el trabajo de obras y continuar con la recuperación de los espacios públicos que hay en la ciudad.
Poder ver también los primeros pasos del proyecto El Milagro, inversión que llevará adelante La Tahona en la zona de Cuatro Bocas, donde está La Gaviota hasta la zona de La Jacinta.
Hay por delante desafíos que tienen que ver no solo con las tareas de un intendente, el famoso ABC, sino que también pasa por generar junto al gobierno nacional, condiciones de desarrollo que son fundamentales para Salto, y eso hace, por lo menos en nuestra visión, que tenemos que generar el mejor relacionamiento con el nuevo gobierno nacional.

PERFIL DE ANDRÉS LIMA PROSERPIO

El 7 de febrero se casa con Analía Fernández, tiene 4 hijos. Es del signo de Escorpio. De chiquito quería ser Contador Público. Hincha de Peñarol.

¿Alguna asignatura pendiente? Tener más tiempo para dedicarme a algunas otras pasiones.

¿Una comida? El asado y milanesa con huevo frito.

¿Un libro? “El discurso del método”, de Descartes.

¿Una película? “Whisky”, película uruguaya.

¿Un hobby? La música, soy profesor de piano, y leer.

¿Qué música escucha? Clásica, rock uruguayo y argentino.

¿Qué le gusta de la gente? Que se muestre como es.

¿Qué no le gusta de la gente? Que te mienta y te use.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Cabildo Abierto tiene que mostrar unidad y no defraudar lo que el general Manini Ríos promovió”

Entrevista a César Mari

El Ingeniero Agrónomo César Mari, de recordado pasaje durante la presidencia de Jorge Batlle y entonces dirigente de la Lista 15 del Partido Colorado (PC), hoy lo encuentra en filas del novel partido Cabildo Abierto (CA), y desde este martes, proclamado candidato a intendente por el Partido Nacional (PN).

– Es toda una novedad ser candidato a intendente de un partido político desde otro partido político.
– Sí, creo que es algo que revolucionó la política del departamento porque llegamos a una coalición con el PN que nos abrió las puertas y podemos estar manteniendo la identidad de CA con el lema PN y con un sublema que va a representar a CA adentro del PN.

– ¿Cómo resuelven el tema programático? ¿Ustedes están en libertad de realizar las propuestas que estimen convenientes o tienen que alinearse a las propuestas del PN?
– Tenemos la libertad de no solo tener un candidato a la intendencia sino tener nuestra propia plancha de ediles y nuestra propia línea programática. Lo que ya hablamos vimos que tenemos muchas coincidencias, que no es un secreto que las tengamos porque si usted lee el programa de gobierno del presidente electo Luis Lacalle Pou y el de CA, verá que hay muchas más coincidencias que diferencias.

– ¿Y a nivel departamental pasa lo mismo?
– Pasa lo mismo. Previo a la convención tuvimos una reunión con el doctor Albisu y con Pancho Blardoni en su casa, y allí de alguna manera expusimos nuestras ideas y hoja de ruta donde vimos que teníamos una gran coincidencia. Obviamente que cada uno de nosotros vamos a mantener los matices y pondrá énfasis en una propuesta concreta en un sentido o en otro, pero tendremos una hoja de ruta común, como corresponde en una coalición.

– ¿Usted llega a esta instancia con el objetivo de ser electo intendente o simplemente para ayudar a ganar al PN?
– En la vida siempre me he propuesto que los desafíos que tomo son para ganar, por eso vamos a hacer todos los esfuerzos necesarios, vamos a generar una propuesta que seduzca a los electores salteños. Hoy el tema de las divisas políticas de alguna manera está demostrado que20200124_092016 se está diluyendo un poquito y lo está demostrando el gobierno nacional multicolor. Hoy la gente quiere propuestas, soluciones, una administración que produzca un cambio en Salto, que desde hace unos años a esta parte ha venido decayendo, y eso no creo que sea secreto para ningún salteño. Vamos a generar entonces una propuesta para ganar la intendencia. Y ya nos hemos comprometido entre todos que el que gane será apoyado por los otros dos candidatos, en la medida que lo necesite.

– Mencionó las coincidencias que hay en el gobierno multicolor, pero su candidatura en Salto y la más reciente de Manini Ríos en Montevideo provocaron un sismo en la interna entre sus socios de ese gobierno multicolor que aún no empezó.
– No lo llamaría sismo. Esto lo que está demostrando es que hay dos líneas de pensamiento muy definido, una que es de la izquierda nacional, representada por supuesto por el FA y de alguna fracción que está por afuera, con un esquema ideológico muy definido, basado en estatizar todo lo que se pueda y en el asistencialismo. Y hay otra propuesta, que la llamo liberal, que tiene como signo una socialdemocracia, como la que está gobernando en muchas partes del mundo, donde se hace énfasis en la solidaridad respecto a los sectores más sumergidos, pero también se promueve la instancia de generar fuentes de trabajo, se promueve ocuparse de la educación y dejarse solo de hablar de ella, haciendo un cambio estructural promoviendo una educación para el siglo veintiuno. Y promoviendo, por supuesto, las inversiones, porque sin inversiones y sin apoyo a las empresas tanto nacionales como internacionales, no se generan fuentes de trabajo. Si promovemos que la gente se capacite para trabajar y no tenemos donde puedan trabajar, evidentemente tendremos un fracaso y seguirá pasando que los mejores de nuestros jóvenes se sigan yendo del país.

– ¿Usted es candidato a intendente de CA o de un sector de CA?
– Yo me siento un candidato de CA, y desde que fui nombrado me he dedicado a reunirme con todas las agrupaciones de CA, solo me faltan una o dos porque los tiempos han sido algo cortos, pero espero poder reunirme con los grupos que aún me falta la semana que viene. CA tiene que mostrar unidad y no defraudar lo que el general Manini Ríos promovió. Somos un partido joven, por lo que no tenemos la experiencia política que tienen los partidos tradicionales, lo que pudo haber ocasionado algunas diferencias o matices, pero no tenga ninguna duda que limaremos esas asperezas.

– ¿Por qué CA eligió en Salto al PN y no al PC?
– Esa fue una propuesta que vino de una asamblea que se hizo en Montevideo y que tenía tres puntos. El primero era considerar por asamblea si se iba con un candidato propio o se iba con alguno de los partidos. El segundo punto era considerar si se iba con el PC o el PN. Y el tercer punto era elegir al candidato. En esa asamblea ganó por amplia mayoría acompañar al PN, lo que se desprende de la actitud que tuvo el PN frente a la propuesta de CA y de la actitud del PC. Desde el primer momento, y de una conversación entre el presidente electo y el general Manini, se manifestó la voluntad que CA participara en coalición con el PN, sumado al Partido Independiente y otros grupos que se están uniendo, para llegar a nivel departamental también a una propuesta de coalición. Nunca tuvimos la propuesta del PC de generar, por ejemplo, un sublema dentro de su partido para que CA pudiera mantener su identidad e independencia dentro de una coalición. La asamblea de convencionales comprendió eso y por eso eligió casi unánimemente participar con el PN.

– ¿Por qué quiere ser intendente de Salto?
– Quiero ser intendente de Salto porque como muchos de mi generación, tengo 64 años, estábamos desde hace mucho tiempo retirados de la política, y creo que como me pasó a mí, quedó demostrado en las casi 300 mil adhesiones que tuvo CA en tan poco tiempo a nivel nacional, encontramos en el general Manini Ríos una propuesta de cambio para revertir la situación que veníamos viviendo durante tantísimos años. Entonces, dentro de eso, identificado con la propuesta del general Manini, empecé a colaborar en su momento con CA con un perfil muy bajo desde el grupo de trabajo de la parte de agro que generó el plan de gobierno del general Manini Ríos. Le digo también que tengo la satisfacción al leer hoy antes de venir a esta entrevista, el proyecto de ley de urgente consideración, que nos llegó el borrador del grupo de trabajo del futuro ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, para que todos los partidos lo leyéramos y aportáramos alguna idea que se nos ocurriera para sumar a esa propuesta. Y justamente en el sector agropecuario, el ítem número cinco dice creación del Instituto Nacional de la Granja. Eso es un viejo sueño que traigo de cuando asumí la presidencia de la Junta Nacional de la Granja, compartido entonces por la Confederación Granjera y recogido en aquel momento por el diputado por Canelones Luis Lacalle Pou, hoy presidente electo, que lo presentó en un proyecto de ley en 2002 y que no prosperó. Mi alegría es que hoy, el Instituto Nacional de la Granja que lo escribí a texto expreso en el borrador, hoy está incluido como quinto punto en la ley de urgente consideración, que es la más importante que está promoviendo este gobierno, y que producirá un cambio a las reglas de juego en todos los niveles.

– En el caso que usted sea electo intendente, ¿con qué Salto piensa que se encontrará?
– Quiero saber a ciencia cierta con qué Salto me voy a encontrar, para lo cual vamos a solicitar ni bien ingrese el 1º de marzo el nuevo gobierno, una auditoría desde la Auditoría General de la Nación a la intendencia de Salto. Queremos saber antes de poner un pie adentro de la intendencia, cuál es la situación real porque uno puede por trascendidos de algunos hechos o por informaciones, más o menos ver cuál es la situación actual de la intendencia de Salto, pero hoy no puedo decir más allá de lo que vemos que la intendencia de Salto tiene un alto endeudamiento, que tiene un alto costo en el rubro cero, que son las retribuciones personales que prácticamente la inhiben de realizar obras y prestar servicios a los contribuyentes de acuerdo a lo que aportan, como pasa con las calles, que es la principal preocupación de todos los salteños. Entonces, vamos a pedir una auditoría para conocer en qué situación está Salto en materia de endeudamiento, se dice que ya las partidas de este año están todas comprometidas. Queremos saber qué pasa con los fideicomisos que se han realizado, qué obras se han hecho. Es decir, todo un estado de situación para saber cuál es el punto de partida y qué tenemos que hacer para poner la casa en orden.

– ¿Cuáles serían los principales lineamientos programáticos de su campaña?
– Por ejemplo, algo que será considerado en la ley de urgente consideración en cuanto al tema de la vivienda, nuestra preocupación por el crecimiento de los asentamientos irregulares, donde en su mayoría podemos encontrar a gente trabajadora que de pronto no puede generar los recursos necesarios para tener una vivienda digna y además alimentarse, vestirse y mandar a sus niños a la escuela. Hay que tomar eso con un criterio global, tanto desde el Ministerio de Vivienda como del MIDES y también desde la educación y la propuesta de trabajo. Sobre el complejo agroindustrial que comenzó con el escribano Malaquina hace tantos años y que pasadas sucesivas administraciones que han tenido algunos impulsos que luego han quedado en nada, vamos a proponer que sea dado en régimen de zona franca. Si será importante ese régimen en un departamento como Salto que tenemos todo, un cinturón granjero, somos una ciudad universitaria, aunque le falta bastante para eso, por lo que promoveremos que venga una filial de la UTEC. Y a esa gente que se está formando le tenemos que dar trabajo, porque no vamos a seguir formando jóvenes para luego expulsarlos del país. Por lo tanto, dentro de ese régimen de zona franca, podremos atraer inversiones tanto agroindustriales como industriales y como del software, para lo que buscaremos rescatar parte de las regalías de Salto Grande para tener una energía rebajada y hablar con la gente de ANTEL para tener en las comunicaciones el manejo de transmisión de datos bajando la parte impositiva. De esa forma podremos fomentar entonces la promoción del establecimiento de empresas que produzcan y exporte software. Tenemos que pensar en el siglo veintiuno y proyectarnos hacia nuestros nietos y bisnietos para ver qué le vamos a legar. Por ellos quiero ser intendente de Salto.

Perfil de César Mari

Casado. Tiene 3 hijos y una nieta. Es del signo de Libra. Se crio en el campo, fue a Escuela Rural, y desde los 6 años montaba a caballo arriando vacas y ovejas. Es hincha de Nacional.
¿Una comida? La milanesa con huevo frito.
¿Un libro? La tierra es plana de Thomas Friedman.
¿Una película? Tienes un email.
¿Un hobby? Jugar al fútbol.
¿Qué música escucha? Toda, desde la clásica hasta el reggaeton.
¿Qué le gusta de la gente? La honestidad.
¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad y la hipocresía.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Entrevista a Carlos Calisto “Hemos generado una propuesta que es confiable para la gente, porque la gente que trabaja acá tiene un compromiso con la ACJ”

Carlos Calisto (68) cumplirá en abril diez años de estar al frente de la administración de la Asociación Cristiana de Jóvenes (ACJ) de Salto, institución a la que ingresó hace casi 48 años. Con él dialogó EL PUEBLO, para conocer la propuesta veraniega de la ACJ.

– ¿Cuántos años lleva trabajando en la ACJ?
– Entré a trabajar en la ACJ de San José en marzo del 72, como segundo a cargo de la parte de programa. Me había recibido recientemente de maestro, pero me ofrecieron trabajar en la ACJ, que al comienzo trabajé medio tiempo de maestro y medio tiempo en la ACJ, luego renuncié a la posibilidad de seguir trabajando de maestro y me dediqué de lleno a la ACJ. El 1º de setiembre del 75 quedé a cargo de la secretaría general o dirección ejecutiva de la ACJ de San José, porque la persona que estaba allí a cargo y que me había propuesto para trabajar con él, postuló para un cargo internacional, se fue y quedé yo con 24 años.

– ¿Y en Salto?
– En Salto entré formalmente el 26 de abril de 2010, o sea que ahora en abril cumplo diez largos años de estar en Salto. En ese sentido, permítame reconocer al presidente del directorio, Nilo La Greca, por quien me he sentido acompañado y apoyado en este tiempo desde que llegué a Salto. Soy de los que creo que uno tiene que tratar de hacer un poco de historia en las cosas que hace, más a esta altura de mi vida donde uno está más cerca del arpa que del piolín, como se dice, y hay urgencia por resolver cosas. Lo más importante que hemos hecho es lo que le mostraba hace unos minutos, la piscina. La ACJ como institución se caracterizó desde el comienzo por ofrecer algún elemento diferencial, distintivo, ser pionera en su propuesta, lo que hace que capte gente. Entendemos que no hay garantías de que una persona quede enganchada toda la vida con la misma propuesta, y una de las características de la ACJ desde su historia, es haber ido introduciendo elementos atractivos para los distintos públicos.

Es decir, la ACJ arrancó como una organización estrictamente no confesional pero muy vinculada a lo espiritual. El primer grupo de la ACJ fue en Londres en 1844 con el señor George Williams, que trabajaba en una fábrica en plena revolución industrial, le pidió al dueño de la fábrica un rato para sentarse con sus compañeros para leer la biblia, le dijo que sí, el grupo se reunió, generaron una mejor comunicación y empatía entre ellos, el dueño de la fábrica vio eso también como una oportunidad de negocios para él, lo promovió entre otros dueños de fábricas dentro de un mundo muy conflictivo y de poca cCarlos Calistoultura. Cuando eso se extendió y cruzó el Atlántico, los gringos con su sentido práctico dijeron que con la biblia sola abajo del brazo no se podría andar, y le pusieron una pelota. Entonces, para captar jóvenes, que es el objetivo inicial, los gringos inventaron el basquetbol y después inventaron el voleibol como deporte.

La ACJ de Uruguay tiene el orgullo de haber sido la creadora del fútbol de salón, allá por los años 50, en aquel viejo edificio que hoy ocupa Juventus, donde estuvo la primera sede de la ACJ, en Colonia y Río Negro (Montevideo). Es decir, al jugar con una pelota dentro de un gimnasio y viendo uno de los profesores, Juan Carlos Ceriani, que la pelota picaba y rompía las lámparas y vidrios del gimnasio, decidió cortar una pelota, meterle trapos adentro y hacerla pesada. Eso prendió, y hoy tiene mil variantes.

– En la ACJ hay actividades durante todo el año, pero seguramente se concentran en el verano.
– Como la ACJ ocupa el tiempo libre de los jóvenes cuando vienen las vacaciones, por ejemplo, en el verano, ofrecemos un servicio que a la gente le interesa. En el verano, la enorme cantidad de padres que no disfrutan de vacaciones, que no se van de Salto, le damos la oportunidad para que sus hijos estén en un ambiente cuidado, que da seguridad al padre que deja a sus hijos en la puerta. En 2013, el 28 de enero, tuvimos 218 chicos todos juntos en simultáneo en este local, ahí me di cuenta que era imposible trabajar así al andar todo el mundo apretado. Entonces, el factor de ajuste fue la cuota. Por eso la colonia es restrictiva para mucha gente porque tiene un costo, que además nos obliga también a dar un buen servicio…

– Me decía antes de empezar la nota que en este momento hay 120 chiquilines en estas instalaciones.
– Si, acá adentro en este momento tenemos arriba de 120 gurises, con edades que van desde los 3 a los 14 años. Trabajamos muy bien en fines de diciembre, enero y febrero. Pero termina siendo como la fábula de la cigarra y la hormiga volviendo al tema de la piscina, no podemos pretender tener una instalación, un edificio, una estructura que se nutra de recursos durante básicamente dos meses y preguntándonos qué hacemos en los otros diez meses. En ese sentido, la estacionalidad nos mata.

– Sin embargo, uno pasa por acá en cualquier momento del año y siempre ve que hay alguna actividad.
– De hecho, esa fue una de nuestras preocupaciones, cuando vine en 2010 la ACJ no tenía prácticamente actividades…

– Incluso llegando a esta oficina me topé con una radio que transmite desde acá, ¿cómo es eso?
– Tenemos una radio que transmite por internet, porque tratamos precisamente de generar cosas que tengan que ver con los intereses de los gurises, con la actualización que nos impone el mundo en el que vivimos. Si bien yo aún soy de las personas que anota los teléfonos en un papel, y reconozco que a uno los años le juegan en contra, pero también en la medida en que uno se nutre y tiene gente alrededor que le aporta, te abre la cabeza y escucha. Por eso, la radio en internet fue creada dentro del proyecto social. Gestionamos un convenio con INAU, y ahora la trabajamos con todos los programas, aprovechamos esa oportunidad porque está ahí, y no tendría sentido para que la usáramos solo para cuatro o cinco y que los demás no la usaran.

– ¿Jóvenes de qué edades pueden venir a la ACJ?
– La colonia desde hace tres años recibe a chiquitos de tres años de edad. Algunas mamás quieren que el de dos años y medio venga y le tuvimos que decir que no. Pero cuando yo empecé la colonia en 2010, empezaba el 6 de enero y trabajaba con chiquitos de 3, 4 y 5 años, y los de 3 eran condicional, entre las 14 y 17 horas. Nosotros ahora comenzamos la colonia el 6 de diciembre y trabajamos con chiquitos de 3 años entre las 14 y las 19 horas, y es más, lo que hemos visto en los últimos años es que progresivamente los padres se inclinan a mandar a sus hijos con menos edad, que son los grupos que más han crecido en los últimos veranos, los del nivel 1. Luego tenemos el nivel 2 de 6, 7 y 8 años, y empezamos a tener dificultades con el nivel 3 que va de 9 a 11 años porque explotó y tuvimos que subdividirlo por la cantidad.

Este año habilitamos el espacio adolescente, que son chicos de los 12 hasta los 15 años, que ya sienten que estas cuestiones estructuradas de la colonia que arranca a las 14 horas y que a las 14.30 cada nivel comienza con sus actividades, que unos se van a la piscina y otros a la cancha deportiva, otros al salón de planta alta donde hacemos talleres. Ahora en esta colonia estamos con talleres con Estela Moreira que enseña canto y que es una figura reconocida desde que fue a Tinelli y que hace años trabaja y enseña acá. Angelina Díaz y Gary Etchegaray enseñan tango a los chiquilines, porque cumbia, rock y hip hop bailan en todos lados, así que dijimos, vamos a darles la oportunidad de hacer algo distinto y tradicional nuestro. Y el tercer taller es el de cine con Salomón Reyes. También estamos promoviendo el tenis de mesa. Todo esto pensando además en seguir buscando cómo romper la estacionalidad y tratar que alguno de estos talleres continúe desde marzo y por el resto del año.

– ¿Las instalaciones de la ACJ permiten todo eso?
– Sí, claro. Es un local con dimensiones importantes. Al salón de la planta alta le habilitamos una escalera exterior y se independizó, puede funcionar de manera independiente…

– Al ingreso de la ACJ vi un cartel que dice que pronto se contará con una piscina climatizada…
– Soy de los que sostiene que “pronto” quiere decir que este año vamos a tener piscina climatizada. Alguien se preguntará, pero eso lo vienen diciendo desde hace cinco años, porque en realidad en 2014 iniciamos las obras de la piscina climatizada a través de un convenio con el Ministerio. Dividimos la vieja piscina que tiene 40 años de construida, me saco el sombrero para la gente que la hizo en aquel momento, porque lo que hoy estamos haciendo es porque hubo quien hace 40 años construyó primero esta piscina. Fue una obra que nos complicó, la empresa contratada por 3 meses y medio y se terminó quedando 14 meses acá adentro. Tuvimos errores, vamos a reconocerlo, fue muy cansador tener tanto tiempo una obra acá adentro.

– ¿Cuál es la gran fortaleza que tiene hoy la ACJ en Salto?
– Creo que la fortaleza pasa por generar convicción y seriedad en la gente. Hemos generado una propuesta que es confiable para la gente, porque la gente que trabaja acá tiene un compromiso con la ACJ.

– ¿Por qué entiende que la ACJ es una buena opción para la familia en este verano?
– Primero, porque le ocupamos el tiempo, toda la tarde, a esos chicos que hoy por hoy, y como dice la enorme mayoría de los padres, si los chicos no tienen nada que hacer se enganchan con la computadora, con el celular, generando esa dependencia tecnológica que acá no existe, porque en la medida que los chicos se interesan en las propuestas y actividades, el celular pasa a ser un elemento del que se puede prescindir.

Tenemos claro que la ACJ es el espacio donde pueden venir los chicos, no solo para que los padres los dejen, porque no somos un depósito de chicos. Nosotros convocamos al padre, de hecho, la semana que viene hay trabajo en las clases de natación con los padres, lo vamos a hacer después del horario de trabajo, después de las 19 horas para que el padre venga y vea a su hijo nadar, vamos a invitarlos a entrar al agua para que trabajen con los pibes, la idea es que se involucren.
Tenemos también veladas, donde los chicos pasan la noche acá, se invita a los padres a participar de la primera hora del fogón, de juegos y demás. De alguna manera, se trata de generar una comunicación del chico que ve a su padre jugar e interactuar, cosa que normalmente no ve, y desde ese lugar nos paramos.

PERFIL DE CARLOS CALISTO

Casado, tiene 4 hijos y 2 nietos. Es del signo de Virgo. De chiquito quería ser bancario o arquitecto. Es hincha de Defensor.

¿Una asignatura pendiente? Seguir aprendiendo y tener más tiempo para leer.

¿Una comida? Las ensaladas.

¿Un libro? “El juego de las ventanas” de Izzy Abrahami.

¿Una película? “Cara a cara” de Bergman.

¿Un hobby? Junto piedras.

¿Qué música escucha? Me gusta el folklore de la década del 70.

¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.

¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Demostraremos con hechos que las mujeres estamos capacitadas para estar al frente de los lugares que podemos acceder a través del voto de la ciudadanía”

Entrevista a Soledad Marazzano

Soledad Marazzano fue conocida por su trabajo desde la Dirección de Hacienda de la intendencia de Salto en el gobierno de Ramón Fonticiella (2005-2010). Desde entonces ha sido edil, candidata a la diputación y hoy su fuerza política la propone al pueblo salteño como candidata a intendente, constituyéndose de esa manera como la primera mujer que puede alcanzar dicho cargo en Salto por el Frente Amplio.

– Este ha sido un largo proceso electoral, hemos conversado cuando lanzó su campaña para la interna de los partidos políticos, luego volvimos a conversar cuando presentó su candidatura a la diputación, pero ¿el objetivo final era llegar hasta acá y ser candidata a intendente de Salto?
– Hablar de un objetivo personal sería un error estando dentro del Frente Amplio. El objetivo de un frenteamplista pasa siempre por las personas, por los que la política nos hace buscar mejorar y cambiar la realidad. Nunca se tiene un objetivo que diga, “llego hasta acá que es lo que quería y entonces descanso”, no, esto es un cambio permanente en busca de dar lo mejor para obtener lo mejor para que la gente esté cada vez mejor. Esto es muy fluctuante, o sea que, si llegué hasta acá, bueno, ahora quiero llegar más lejos y mejor porque aún falta una cantidad. Es como cuando vino el primer gobierno del Frente Amplio, luego vino el segundo y después el tercero, donde íbamos profundizando en cada uno los cambios hasta donde se pudo llegar, pero ahora tenemos que llegar un poco más lejos para abarcar cada vez a más personas.

– Pero cuando comenzó este proceso electoral, en ese ir quemando etapas, ¿el primer objetivo era ser diputada y luego pasó a ser quiero ser intendente?
– No, el primer objetivo era que el Frente Amplio ganara, incluso obteniendo mayorías parlamentarias porque pensábamos que era posible, y para eso trabajamos, para obtener ese cuarto gobierno del Frente Amplio. Pero no solo por tenerlo y decir que lográbamos otra medalla, sino porque sabíamos que lo que se había avanzado era necesario mantenerlo, profundizarlo y no retroceder. Pasó octubre, no obtuvimos la mayoría en el Parlamento, aunque teníamos cifradas esperanzas a pesar de las encuestas. Ese era el primer objetivo. Ahora, el objetivo es tener la intendencia de Salto y poder ser la intendenta de Salto por el Frente Amplio, eso porque, primero, hubo compañeros que creyeron y confiaron en mí, poniéndome en ese lugar como candidata. Después porque compañeros del Frente Amplio aprobaron y me ponen como una de las candidatas de los dos que tenemos, y que luego fue ratificado por una convención. Entonces, lograr que la intendencia sea del Frente Amplio para nosotros es muy importante, habida cuenta que perdimos el gobierno nacional. Por ese sentir de resistencia de estos cinco años que están por delante, teniendo un gobierno nacional de otros partidos, porque este será un gobierno de coalición. Como brazo ejecutor, las intendencias son fundamentales llevando políticas de Estado, en muchas situaciones quizás vayan a cambiar lo que venimos trabajando durante estos Soledad Marazzanoquince años desde un gobierno nacional. Es por eso que entendemos también que manteniendo tantas intendencias como sean necesarias y posibles, y como la de Salto es del Frente Amplio, la queremos retener, como plataforma también para ir fortaleciéndonos para las elecciones de 2024.

– La escucho y me viene a la mente la clásica frase de los políticos, “estaré en el lugar que mi partido decida”. Ahora bien, su partido definió que usted sea candidata a intendente, pero, ¿usted quiere ser intendente de Salto?
– Lógicamente. Desde un principio, desde el momento que los compañeros proponen mi nombre como candidata a la intendencia. De echo, el tema personal también influye, porque nadie me va a obligar a estar en un lugar que, primero, podría pensar que no estoy capacitada, aunque tengo claro que estoy capacitada, lo quiero hacer, tengo compañeros que conforman un equipo que sabemos que juntos lo podemos llevar adelante. Entonces, hay también una definición y una aprobación personal para esto.

– ¿Cómo se explica que una fuerza política que se define como progresista y que el 5 de febrero cumplirá 49 años de vida, recién en Salto y por primera vez, tendrá a una mujer como candidata a intendente?

– Esa es una buena pregunta, porque también nos la venimos haciendo desde el momento que nos damos cuenta que somos la primera candidata mujer en Salto a la intendencia. Los otros partidos ya han tenido candidata mujer, y nosotros todavía no, y en realidad somos los que hemos llevado como estandarte la defensa de la mujer, la igualdad de género, la paridad en las listas. Pero si queremos encontrarle una explicación, podríamos pensar que Salto se quedó un poco relegado en esas políticas que el Frente Amplio ha querido llevar adelante.

– ¿Quizás porque la sociedad salteña sea conservadora y tenga rasgos de machismo? Si así fuera, ¿cómo hará usted para enfrentar esa realidad y prejuicios de la sociedad salteña?
– Primero que nada, ir mostrando con hechos que las mujeres estamos capacitadas para estar al frente de los lugares que podemos acceder a través del voto de la ciudadanía, y no solamente por el hecho de ser mujer, porque los hombres también tienen capacidades, aunque a veces por el solo hecho de ser hombres los ponían igual, aunque no estuviesen capacitados. A las mujeres, estuviesen o no capacitadas, no las ponían. Me tocó experimentar, cuando formé parte del gabinete de la intendencia entre los años 2005-2010, ser la única mujer, y nunca me sentí mal en el sentido de que todos me daban la oportunidad y escuchaban mi palabra desde el punto de vista técnico profesional del lugar donde estaba que era la Dirección de Hacienda. Tampoco por ser mujer me dejaban de lado, sino que me escuchaban y se tomaba en cuenta lo que decía.
No sentí eso de que por ser mujer no me tenían en cuenta.
Sin embargo, después metida más en un ambiente político, ahí sí se sentía al hombre que había accedido a lugares y oportunidades donde a las mujeres nos costó un poco más, hasta que se fue entendiendo la lógica de que la mujer podía llegar a los mismos lugares. Cuesta, y nos va a costar.

– Tampoco es un problema solo de Salto, incluso en nuestro país, después de casi 190 años de vida institucional, recién tendremos a la primera mujer Vicepresidente de la República electa por el voto popular.
– Si, es la primera vez que en nuestra historia se elige a una mujer. Y como decía el otro día, estamos confiados que voy a ser la primera intendenta electa por el pueblo de Salto.

– Sin el ánimo de sonar despectivo, ¿pero es una moda política que ahora los hombres ponen a una mujer a su lado?
– En realidad, entendieron que las mujeres tenemos las mismas capacidades y podemos acceder a los lugares que antes, o no nos permitían o a las mujeres nos costaba también llegar. Eso hay que entenderlo, porque a la mujer le costaba llegar por su propia vida, por atender su casa, a sus hijos, el hombre que trabajaba afuera y la mujer que trabajaba adentro del hogar, por eso no podía asistir a las horas en que ponían las reuniones, tampoco se animaban a esto de la política porque se lo veía como cuestión de hombres. Todo eso fue cambiando, pero falta mucho todavía, eso lo tenemos claro. Hoy estamos en un punto donde tenemos por detrás historias que no tenían en cuenta a la mujer, pero por delante tenemos un futuro que prevé que la mujer cada día tome mayor relevancia, sobre todo en la política. Por eso nuestra campaña va a ser “Soledad Intendenta”, conociendo las reglas gramaticales, pero también sabedores que la RAE permite la palabra intendenta.

– Habló de capacidades, pero ¿tienen la misma forma de encarar la política que los varones? ¿Qué le aporta la visión femenina a la política?
– Su pregunta implica un riesgo al contestarla, porque si caemos en definir que tenemos con el hombre una sensibilidad distinta, podemos estar admitiendo que biológicamente o psicológicamente las mujeres son buenas para algunas cosas y los hombres son buenos para otras, como la capacidad de análisis, la capacidad de resolución, la capacidad para tomar decisiones difíciles y complicadas. Si se lo piensa desde los estereotipos de género, las mujeres de pronto no tendrían eso porque somos más sensibles o porque no podemos tener el coraje suficiente porque fuimos criadas así o asá. De esa forma estaríamos cayendo en un estereotipo que podría ser perjudicial.
Entonces, la capacidad de análisis, la de tomar decisiones, la valentía, esta cuestión de gestión ordenada, transparente, de lo que puedo dar cuenta porque ya pasé por eso en la administración del intendente Ramón Fonticiella, lo podemos ver como ventajas si hubiera algún tipo de diferente mirada. En ese caso entiendo que la participación de la mujer en política es solo para sumar ventajas, porque lo único que se ha podido comprobar desde el punto de vista psicológico es que las mujeres podemos prestar atención a muchas más cosas a la vez que los varones, como cuando cocinamos y a la vez pasamos la aspiradora, damos la teta mientras hacemos la lista de compras para el súper y organizamos la casa. Y no es un tema de biología por el hecho de ser mujer, también es un tema cultural, porque nos han ido criando de esa manera.
El simple hecho de haber llegado a ser candidata en las condiciones en la que lo hicimos, deja demostrado que las mujeres tenemos capacidad de resiliencia, capacidad de negociación, capacidad de articulación y de formar parte de un equipo que es tenaz y que no se frustra ante las posibles adversidades o frente al primer obstáculo.

Perfil de
Soledad Marazzano

Está en pareja. Tiene dos hijas. Es del signo de Tauro y en el horóscopo chino es Tigre de Madera. De chiquita quería ser maestra. Es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? Uno siempre tiene cosas pendientes, pero quizás todo pase por aprovechar cada minuto, vivir cada minuto como si fuera el último.
¿Una comida? La pizza con muzzarella.
¿Un libro? Mi planta de naranja lima.
¿Una película? Los puentes de Madison. No tiene hobbys.
¿Qué música escucha? Bossa Nova.
¿Qué le gusta de la gente? La lealtad y la sinceridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad y la hipocresía.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

EL PUEBLO con los diputados salteños que el 15 de febrero asumirán sus cargos en la Cámara de Representantes

Entrevista con Álvaro Lima, Omar Estévez y Rodrigo Albernáz

La semana pasada, EL PUEBLO brindaba la visión de las tres diputadas salteñas que dejarán sus cargos el 15 de febrero. Hoy p resentamos la visión de los diputados electos que las sustituirán en la tarea legislativa en representación del pueblo de Salto. Ellos son Álvaro Lima del Frente Amplio, Omar Estévez del Partido Colorado y Rodrigo Albernáz de Cabildo Abierto.

ÁLVARO LIMA
– En menos de dos meses asumirá la banca en la Cámara de Representantes, ¿cuáles son sus expectativas en ese desafío que tiene por delante?
– Venimos en una etapa de contactos con instituciones, organizaciones, con particulares, como una manera de iniciar una especie de transición hacia ese comienzo de la actividad parlamentaria con mucha motivación y al mismo tiempo con un poco de ansiedad también porque somos conscientes que a partir del 15 de febrero comienza la etapa de devolver esa confianza que gran parte de la población de Salto nos brindó. Así que esas sensaciones se entremezclan, pero lo asumimos con mucha responsabilidad, y en ese sentido, nos motiva mucho.

– Fueron varios los tema que planteó durante la campaña electoral, pLIMAero ahora llega el momento de formalizarlos en el trabajo parlamentario, ¿cuáles serán las principales líneas de trabajo que piensa desarrollar como diputado salteño?
– En campaña electoral hicimos hincapié en toda la temática de vivienda. En este quinquenio que está finalizando, Salto ha visto un despliegue y una explosión constructiva muy importante, donde pudimos apreciar cómo se articularon algunos organismos nacionales, como el Ministerio de Vivienda, la Agencia Nacional, el Banco Hipotecario, el mismo BPS, con el gobierno departamental. En ese sentido, una de las líneas de trabajo es estar íntimamente ligados a la línea de trabajo del gobierno departamental, organismos nacionales, ser una especie de articulador, poder acercar a las partes y agilizar todas esas iniciativas que por ejemplo, sabemos que hay muchas cooperativas que tienen su proyecto de vivienda propia en marcha. Sabemos que hay inversiones que en el año 2020 serán determinantes a la hora de destinarse parte de ese presupuesto nacional al departamento. Por eso pretendemos integrarnos a la Comisión de Hacienda de la próxima Legislatura y hacer fuerza para que partidas presupuestales puedan arribar a nuestro departamento, y entre ellas, destinarse a la construcción de viviendas.

Otros temas que hemos manejado son esos tres o cuatro proyectos de desarrollo de la inversión que Salto tiene en pie y que vienen en marcha, uno ya con comienzo de obra como la Central Hortícola. Siempre dijimos que nos íbamos a pegar a la gestión del gobierno departamental si fuera frenteamplista, y si no lo fuera, la intención y la voluntad será la de colaborar para que esos proyectos puedan avanzar y concretarse, como el proyecto del puerto de barcazas, la reactivación del ferrocarril en el ramal de Salto Grande hasta Corralitos, trabajar también en lo que es la instalación del grupo inversor La Tahona. Es decir, Salto cuenta con una posibilidad de poder desarrollar tres o cuatro proyectos muy importantes, y en vista de la coyuntura laboral que algunas empresas están padeciendo en este momento, creo que es muy importante poder trabajar, sobre todo con dos objetivos, trabajar para que esa zafralidad que atraviesa el mercado laboral salteño pueda iniciar un proceso de reconversión, que no sé cuánto tiempo podrá llevar, pero si es necesario que la estabilidad pueda ganar terreno sobre la zafralidad. Esto que lleve también a una recuperación salarial. Son dos aspectos que están muy vinculados y los diagnósticos recibidos no son muy favorables. Ni hablar por la situación que están atravesando los trabajadores de Citrícola Salteña en este momento. Entonces, ahí hay mucho trabajo por realizar, y creo sin duda que los otros legisladores de Salto podrán aportar en ese sentido.

– Después de 15 años cambiará el gobierno, le tocará ser legislador de la oposición de un gobierno multipartidario, ¿cuáles son sus impresiones al respecto?
– En primer lugar, es de orden desear al próximo gobierno nacional que tenga una muy buena gestión. Es importante que al país le vaya bien, es importante que lo bueno que se ha hecho en estos 15 años pueda potenciarse y en principio mantenerse, y sobre esa base, seguir trabajando y lograr más conquistas. Evidentemente que hay cosas que se han hecho mal, que hay errores que se han cometido, pero también es verdad que hay un conjunto de proyectos de ley que han sido aprobados, que han brindado mejor calidad de vida a la gente. En ese sentido, deberíamos profundizar y avanzar en consecuencia en beneficio de la población de Salto.

El próximo Parlamento nos va a exigir, primero más trabajo, la necesidad de tener que acordar y negociar, eso supone ceder, reconsiderar algunos temas, y supone necesariamente tomarse quizás más tiempo para que esas propuestas puedan llegar a cristalizarse. Pero no veo como negativo el hecho que este Parlamento tenga una representación tan diversa. Quizás se pueda avanzar en forma más lenta, esa es la impresión que tengo a priori, pero en la medida que se pueda concretar alguna de las iniciativas que vamos a proponer, estaremos conformes porque en definitiva, beneficiarán a Salto. Vamos con esa postura, de apertura y de diálogo.

OMAR ESTÉVEZ
– En menos de dos meses asumirá la banca en la Cámara de Representantes, ¿cuáles son sus expectativas en ese desafío que tiene por delante?
– Venimos trabajando intensamente con el equipo que tenemos con Agustina (Escanellas), el doctor (Manuel) Barreiro y Alberto (Subí), y ahora más fuerte que nunca en los temas que vamos a presentar que están pegando muy fuerte acá en el departamento. Por eso entendemos que hay que trabajar duro y pelearla porque va a ser un Legislativo de muchas transacciones donde vamos a tener que negociar todo. Trataremos de estar alineados con los otros diputados de Salto para que lo que presentemos cada uno y que nos apoyemos mutuamente.

– Fueron varios los tema que planteó durante la campaña electoral, pero ahora llega el momento de formalizarlos en el trabajo parlamentario, ¿cuáles serán las principales líneas de trabajo que piensa desarrollar como diputado salteño?estevez
– Como de arranque, lo más de apuro es el problema grande de desempleo, pero además la inseguridad, que hoy nos está pasando por arriba. En los últimos días tuvimos otro copamiento en casa de familia, donde un productor rural muy conocido de Salto y empleador muy grande del departamento, que da mucho trabajo, tuvo la mala suerte de tener un copamiento y ser brutalmente golpeado, eso no puede seguir pasando, hay que actuar rápido presentando proyectos de ley que amparen sí o sí al ciudadano común y dejen de estar cubriendo delincuentes. Para Salto tienen que venir soluciones ya, pero no solo para Salto sino para todo el país. Nos tenemos que enfocar en el departamento en el que vivimos. Ya tuvimos varias reuniones con el Subjefe de Policía. Lo primero que vamos a hacer es pedir que el proyecto de ley presentado en 2017 donde se pidieron 200 cámaras para Salto, y que fue aprobado, se cumpla, en dos años solo instalaron 36.
Así no se puede vivir más, la delincuencia ya nos ganó. Los legisladores tenemos que hacer hincapié en eso, y si hay que derogar alguna ley, votaremos para derogarla, pero tenemos que exigir que se empiece a cuidar al ciudadano común que trabaja y que mueve al país.

– Asumirá su banca en un contexto político distinto, donde un partido gobernará junto a una coalición de partidos, ¿cómo se ve trabajando en ese marco?
– Lo dije siempre durante la campaña, estoy convencido que va a ser el mejor Legislativo que me va a tocar, porque hay tantas formas diferentes de ver la realidad, que pensamos distintos y en partidos diferentes, pero donde nos alineamos según los temas. No ir a un Legislativo con mayoría parlamentaria para mí ya es un placer, vas con otro ánimo. Tengo claro que se tendrá que hablar cada tema, y eso está bueno porque ya no va a ser aquella dictadura que me tocó vivir en este Legislativo que pasó (2015-2020 como suplente de la diputada Cecilia Eguiluz).

RODRIGO ALBERNÁZ
– En menos de dos meses asumirá la banca en la Cámara de Representantes, ¿cuáles son sus expectativas en ese desafío que tiene por delante?
– Son las más elevadas, como no puede ser de otra manera, junto a una sensación de orgullo y de mucha responsabilidad, porque como lo dice el cargo, es de representatividad. Estamos representando una nueva forma de hacer política, más responsable, más seria, más representativa, y como dice nuestro ideario, con la gente y no de espaldas a la gente. Como hombre joven y como actor nuevo en el escenario político, uno viene con las más altas pretensiones de poder hacer mucho. Sabemos que tenemos que trabajar por un país y un departamento mejor, en ese sentido siento que la diputación es un muy buen lugar de lucha.

– Fueron varios los tema que planteó durante la campaña electoral, pero ahora llega el momento de formalizarlos en el trabajo parlamentario, ¿cuáles serán las principales líneas de trabajo que piensa desarrollar como diputado salteño?
– Todos somos conscientes sobre cuáles son las problemáticas más importantes, trabajo, educación, seguridad. Pero la bandera con la que nos embarcamos y que si dios quierrodrigo-albernaze será de los primeros proyectos que presentemos individualmente, es en el área turística, que tiene que ver mucho con la economía del país y particularmente del departamento. Vamos a apoyar todas las medidas que contribuyan cabalmente a solucionar los problemas esenciales, y también tenemos pretensiones de poder incidir en lo que son las áreas culturales. Guido Manini Ríos, como pocos políticos, que fue una de las cosas que me llamó mucho la atención de él, habló no solamente de la crisis económica, que está en boca de todos, sino que habló de la crisis socio-cultural, desde la pérdida de valores y de reposicionar el rol de la familia como la base de la sociedad, como además lo marca nuestra Constitución. Así que en esas áreas estaremos prestando especial atención, proponiendo proyectos o contribuyendo en el apoyo a proyectos que vayan por ese mismo camino. Sabemos que hay una agenda de propuestas de la coalición, hay otra agenda de propuestas del partido, y recién ahí vienen las particulares de cada diputado, en ese orden. Buscaremos entonces, y dentro de lo posible, poder marcar nuestra impronta.

– Asumirá su banca en un contexto político distinto, donde un partido gobernará junto a una coalición de partidos, ¿cómo se ve trabajando en ese marco?
– Las cosas están dadas para que haya la suficiente estabilidad. Como se dijo, la coalición no era simplemente para ganar una elección sino que era una coalición para gobernar durante cinco años. El Partido Nacional dio las señales y tuvo las actitudes necesarias para que eso pase, ahora dependerá de cada partido político tener una actitud de trabajo en equipo durante ese tiempo. Estaré pecando de inocente, pero estoy convencido que esa estabilidad para el gobierno está garantizada, que de todas formas es algo que conviene a todos.Yo personalmente estoy comprometido cien por ciento con la causa de la coalición.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Con Correa, Eguiluz y Mutti, diputadas salteñas que el 15 de febrero dejarán sus cargos

Entrevista a Catalina Correa, Cecilia Eguiluz y Manuela Mutti

Son días de cerrar etapas y de hacer balances. En este caso, las diputadas salteñas Catalina Correa, Cecilia Eguiluz y Manuela Mutti dejarán sus cargos el próximo 15 de febrero en la Cámara Baja. En el caso de Mutti, quedará aún vinculada al Parlamento como suplente en el Senado por su sector político.

CATALINA CORREA
– ¿Cuál es su evaluación personal de estos 5 años en el Parlamento?

– Mi evaluación personal es que siempre que hay aprendizaje y que hay experiencias nuevas, es positivo. Mi experiencia personal dice también que a la Agrupación Humanista le ha servido esta diputación para tomar contacto con otros sectores que tienen representación a nivel nacional, y hacernos conocer desde el momento que somos una agrupación departamental. También es positivo desde el punto de vista del intercambio con los compañeros, el tener información de primera mano, saber a qué referentes preguntar cosas, y el poder concretar cosas por pequeñas que hayan sido para el departamento en un trabajo de equipo. Que hemos tenido alguna desilusión, sí, y como se dice vulgarmencatalina correate, nos hemos tenido que tragar algunos sapos, si, también. Nada es perfecto en ninguna actividad. De todas formas, el balance ha sido altamente positivo para todos.

– ¿Quedó algo en el debe?
– Sí, por sobre todas las cosas el tema d e la salud rural, que es una de mis preocupaciones, porque si bien los avances del FA han sido notorios en cuanto a la incorporación de todos los uruguayos al Sistema Nacional Integrado de Salud, sin duda hay aún algunos debes, sobre todo en las policlínicas del medio rural que están un poco desprotegidas. Y el otro gran debe, que no es mi debe sino que es el debe de casi todos, es el tema de los asentamientos. La forma en que la gente vive pasa bastante lejos de lo que son los logros en vivienda, que sin duda los hay, nadie los puede negar, pero también es cierto que hay algunos uruguayos que no están viviendo en una vivienda digna que es lo que soñamos y queremos.

– ¿Cómo sigue la vida ahora afuera del Parlamento?
– La vida sigue porque estamos acostumbrados a trabajar en política y no nos vamos a desvincular de los proyectos que acabo de comentarte. De hecho, ya se está trabajando en el plan departamental del FA y hemos tomado para trabajar el área de asentamientos, junto con otros compañeros. También seguimos pensando en actividades de formación, que vamos a hacer como ya hemos hecho muchas veces con compañeros de Montevideo que se han ofrecido en distintas áreas. También hemos estado conversando con gente de otros partidos políticos de Salto, que tienen las mismas preocupaciones por el tema rural, y no está lejos formar un equipo inter partidario, donde estén representados todos los partidos para trabajar en forma honoraria por la gente. En ese sentido, seguiremos dando una mano orientando a aquella gente que necesite por salud, trabajo o jubilación. No podemos hacer nada de eso, pero sí podemos orientar sobre los caminos que se puedan seguir. Y eso lo vamos a seguir haciendo porque estamos embarcados en ayudar a las personas, y no creo que lo dejemos de hacer nunca.

CECILIA EGUILUZ
– ¿Cuál es su evaluación personal de estos 5 años en el Parlamento?
– Estando al frente del despacho de la diputación con muchísimo trabajo por un departamento que tiene varios problemas, haciendo diagnósticos y planteos de cada una de las cosas en los espacios que nos parecían oportunos. Es difícil cuando uno es oposición conseguir resultados, por lo tanto tuvimos también que trabajar con varias estrategias, incluso en algunos casos donde veíamos necesario trabajar en conjunto con las demás diputadas, en otros casos, sola. Pero además, estuve bastante tiempo en el Senado al tener la suplencia de (Pedro) Bordaberry, quien como saben, cumplió otras funciones y nos tocó bastante responsabilidad ahí, que es muy diferente porque al trabajar en el equipo de Pedro, una persona tremendamente trabajadora, fue bastante presión. Estuvimos también al frente de la Comisión de Derechos Humanos, donde pudimos bajar algunas cosas quizás no difundidas ni promocionadas para Salto. Y finalicé con la vicepresidececilia eguiluzncia de la Cámara, lo cual no estaba planificado desde que arrancamos y surgió con el tiempo, lo que fue una responsabilidad que me dejó muy contenta, quedando igualmente con el sabor de que pudimos haber hecho más cosas.

– He estudiado su labor parlamentaria y se la ha podido ver preocupada por varios temas, pero ¿cuál considera que ha sido el que más ha llamado su atención?
– La mayor preocupación de la diputación ha estado relacionada a que no está claro los puntos de desarrollo que tiene que tomar el departamento. Entiendo que desde hace unos años a esta parte no existe claridad en cuanto al objetivo de desarrollo que tiene que perseguir Salto. Tiene que saber a dónde va para saber cuál es el camino que tiene que recorrer. Me parece que hoy eso está desdibujado. Hace muchos años había cuestiones más claras, como por ejemplo, cuando se inició todo el proceso de las termas y todo el mundo sabía que ahí había un foco de desarrollo y que generaría riqueza y trabajo, que sería una marca para Salto, lo que se logró durante mucho tiempo. Hoy en día eso no está tan claro, porque hay mucha competitividad y Salto estaría fuera de esa competencia en turismo. También la ganadería y las ovejas fueron durante mucho tiempo algo sistemático, pero ahora no tiene el derrame que tiene que tener hacia el resto de la población. Hoy el tema de la naranja está complicado, durante muchos años fue un foco no tanto quizás de desarrollo pero sí de riqueza y empleo. Hoy uno ve con un poco de reticencia que eso no se puede reconvertir. Pero lo más claro que queda todavía es el resabio del foco de desarrollo universitario que ha incluido en Salto elementos tan fuertes como es la Universidad de la República y las universidades privadas, que generan de alguna manera desarrollo. Salto está desconectado de los focos de desarrollo que tiene el país, que están en el sur. Si no logramos una navegabilidad del río Uruguay y una inserción como un foco regional que somos, vamos camino a no tener un futuro claro a corto plazo. Entonces, durante estos 5 años lo que hice con los equipos que me acompañaron fue trabajar en estos diagnósticos que no tienen ver solo con el desempleo, sino que tiene que ver con la falta de claridad sobre cuál es el eje que pueda desarrollar nuestro departamento. Con el desarrollo van incluida las inversiones, la riqueza, el empleo, el abatimiento de la pobreza, todas esas cuestiones que a todos nos preocupan.

– ¿Cómo sigue la vida ahora afuera del Parlamento?
– En familia, con mi actividad profesional que lograré desarrollar. Trabajo desde que tengo 14 años, así que si hay algo a lo que no tengo miedo es a trabajar. Salí diputada con 17 mil votos, encabecé la lista que tuvo más votos en la elección pasada, tuve la suerte de haber hecho una campaña muy menguada porque fue con poca gente, donde además tenía responsabilidades en la intendencia. Me costó mucho llegar, pero solo tengo palabras de agradecimiento para la gente que me apoyó. Seguiré opinando de política, del departamento y tratando de colaborar desde donde pueda, porque no se necesita tener un cargo para hacer cosas y es lo que pienso seguir haciendo.

MANUELA MUTTI
– ¿Cuál es su evaluación personal de estos 5 años en el Parlamento?
– En estos 5 años en el Parlamento a pesar de haber dejado proyectos de ley presentados y de haber tenido logros para el departamento, en materia política fueron de aprendizaje, de crecimiento de un equipo de trabajo, donde no teníamos experiencia legislativa y que nos fuimos haciendo al andar, construyendo una forma de trabajo que nos permitió ir logrando cosas, entendiendo cuáles eran los roles de un legislador del interior que es muy distinto a lo que son los roles de un legislador de Montevideo. El legislador del interior tiene un vínculo directo con los problemas cotidManuela Muttiianos de la gente, y al menos en el caso de nuestra diputación, de cómo la intentamos asumir, tratamos permanentemente de acercarnos a los problemas de la gente. Definimos tres ejes de trabajo al inicio de la legislatura, que fue lograr avances en materia educativa para el departamento, tener logros en materia laboral y en materia de desarrollo humano en el interior. Esos fueron los mojones que orientaron nuestra tarea. Esas definiciones políticas tuvieron que ver con investigaciones de la Universidad de la República que nos mostraron cuáles eran las problemáticas principales que tiene Salto, que si bien no pudimos revertir, hicimos el esfuerzo en lo referido a la matriz productiva propia del departamento. Uno de los problemas es la necesidad laboral en relación a lo productivo, y esa precariedad laboral no solamente está vinculada a lo salarial sino a lo que implica el trabajo zafral, lo que se conecta a otro tipo de problemática, como es el de la vivienda y la inseguridad. El tema educativo también genera otras condiciones, donde tenemos una mayor población joven en relación al resto del país, lo que también influye en materia laboral. Cómo la Universidad de la República influye en eso y también en lo económico y cultural. En ese sentido, nos involucramos mucho con los derechos de los trabajadores, con el PIT CNT del departamento, cuando hubo problemas con Office, con Aldeas de la Bondad, con los arándanos y la naranja, inclusive hasta ahora en lo que estamos trabajando, donde pensamos que no se necesitará un proyecto de ley para que los trabajadores cobren porque posiblemente exista un acuerdo con la intervención del Poder Ejecutivo para buscar una prórroga de lo que es el pago del fideicomiso a cambio que se le pague con ese dinero a los trabajadores. En este momento es un tema de la transición política pero que siempre estamos siguiendo muy de cerca.
Por otro lado, tuvimos una etapa que por las inundaciones en el departamento nos hizo vincularnos a problemas concretos que fueron coyunturales como es el tema de la vivienda. Estuvimos también detrás de los temas carcelarios, de la Unidad 20 del INR, buscando soluciones a problemas que tenían que ver con mayor cantidad de personal para poder atender a los internos, con convenios que se fueron haciendo también en el tema educativo y laboral, buscando mejorar las condiciones de rehabilitación de la población para contribuir desde ese lugar a la seguridad del departamento, buscando que no se vuelva a reincidir en el delito.
Otra de las cosas que nos permitió este período es aumentar la madurez política del sistema, hoy que está muy de moda la palabra “grieta”, pero después de problemas muy complejos que nos había dejado en Salto la elección anterior, de mucha violencia desde todas las partes que es lo que implica una campaña política, lograr juntarnos las tres diputadas, plantear y trabajar temas en común, como cuando pasó el tema del envenenamiento de las abejas, que plantee en principio en solitario que desde el Fondo de Fomento de la Granja se le dé cobertura y seguro a los productores apícolas, se empezó a debatir el tema y terminó siendo un tema de las tres diputadas que presentamos una minuta de comunicación en conjunto y tuvimos logros directos e inmediatos al pedido que hicimos como legisladoras. Lo mismo en materia de seguridad donde tuvimos logros en conjunto. Es una pena que ese vínculo se haya logrado recién casi al final del período pero fue igualmente muy productivo. Sin duda, un ejemplo claro de aprendizaje y de madurez política en pos de nuestra gente.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Con el salteño Mateo Arizcorreta Rodríguez, autor de la novela «Alguien controla los dados» que presentó anoche en Chalet Las Nubes

El salteño Mateo Arizcorreta Rodríguez presentó anoche en Chalet Las Nubes su segunda novela. Sobre la misma el crítico de La Diaria, Francisco Álvez Francese escribió, «el trabajo con el humor en la escritura (que no es lo mismo que la literatura de humor) no ha sido en general el fuerte de la tradición narrativa uruguaya, que suele tender a cierto tono circunspecto e incluso solemne, pero este año podría ser la excepción, sobre todo gracias a la publicación de Locas pasiones, de Diego Recoba… y de Alguien controla los dados, de Mateo Arizcorreta que, de tono más reposado que la de Recoba, no es menos alegre en sus hallazgos ni en su desmesura imaginativa», agregando que «Arizcorreta, que se revela como un observador atento del mundo, lleva adelante con inteligencia, sin escatimar en recursos expresivos, un esfuerzo para capturar una suerte de espíritu de la época por medio de (sus) personajes». El día anterior a su regreso a Salto, EL PUEBLO dialogó telefónicamente con Arizcorreta.

– «Alguien controla los dados» no es su primera novela.
– No, es la segunda. Escribí mi primera novela en coautoría, cosa medio rara pero que fue divertido hacer, se llamó «¿No has oído hablar de Cardoso?», que fue una novela en la tradición del Quijote, una novela de aventuras un poco barroca que escribí con Diego (Ruíz), un amigo de Montevideo. Esta es mi segunda novela, ésta la publiqué solo, que es lo más normal del mundo para la mayoría de los escritores pero que para mí es un poco raro porque me había acostumbrado a hacer la prensa con Diego y dar la cara de a dos y ahora estoy acá, totalmente desarmado pero también disfrutándolo mucho.

– ¿De qué trata?
– Es una novela narrada a cuatro voces. Trabajé cuatro personajes con cuatro formas distintivas de hablar que son Adrián, una especie de mago buscavidas sin perspectivas laborales y que va por la novela dando tumbos. Después está Amalia, que es una joven artista musical que trabaja en una veterinaria, bastante frustrada por eso y por muchas cosas no resueltas con su familia y su expareja. También está Gutiérrez, que es un empresario megalómano, con ambiciones totalmente desmedidas que tiene una especie de cadena de locales Abitat en las que se apuesta por cosas de la vida real, como por ejemplo cuántos choques va a haber en determinada esquina, cuántas cabezas de ganado se van a robar esa noche, cuántas personas con pecas van a nacer mañana. Él tiene ansias de dominar al mundo a través de este tipo de negocios. Y después está Griselda, que es una astróloga bastante desconectada de la realidad, que vive en un apartamento del que no sale hace doce años, escribe un libro de astrología por año y ese personaje habla como si estuviera en un recital de poesías las veinticuatro horas del día.
La fortaleza o debilidad de este libro está en el tratamiento de estas cuatro voces que van hablando alternadamente y que se van cruzando. Entonces, los destinos de estos cuatro personajes y las situaciones a las que se van enfrentando son el corazón de la novela, narrada a un ritmo bastante veloz, todos los personajes son muy verborrágicos, se van cruzando y tienen todo tipo de aventuras, una de ellas transcurre en Salto.

– Juan Andrés Ferreira dijo sobre su nueva novela que «irradia un genuino entusiasmo por la pura ficción. Y lo hace con la electricidad y la velocidad de una sitcom tan divertida como extravagante»…
– Antes que nada, Juan Andrés es un gran escritor salteño que durante mucho tiempo estuvo preparando una novela que dio a luz creo que el año pasado y que se llama «Mil de fiebre», que está muy buena. Pero él decía, en un comentario más largo, que tenía una estructura muy cinematográfica, basada en escenas, y que lo que él notaba como una virtud era ese ritmo acelerado donde los personajes entran y salen de situaciones como si fuera una sitcom, en la cual una de las grandes virtudes que él veía, estaba en los diálogos punzantes, y que en base a eso daba la impresión de ser una novela con vocación de guión. Fue muy generoso en su comentario.

– De ese comentario destacó dos palabras que definen su obra, «ficción» y «extravagancia», ¿alguna de las historias que cuenta está basada en experiencias personales?
– No, no, para nada, es pura invención. Tengo un trabajo normal, como todo el mundo, trabajo muchas horas. Siempre me pasa que cuando me pongo a escribir tengo una especie de liberación. Hay una cosa que uno tiene cuando escribe, a diferencia de otras artes en las cuales, por el hecho de estar en Uruguay puede limitar, que una vez que uno empieza a escribir y se da cuenta que puede hacer más o menos lo que quiera, tiene a veces la tentación de hacerlo. Trato que las cosas que hago, tanto ésta como la anterior, tenga un fuerte componente de delirio pero siempre sostenido en una estructura racional y de novela clásica. Entonces, cuando él dice lo de la extravagancia se refiere a que los personajes en sí son extravagantes, son raros y le van pasando cosas muy extrañas, como por ejemplo, al mago lo echan de la magia por comportamientos que tiene. En Salto deja de haber accidentes de tránsito por una disposición municipal. Ese tipo de cosas a él le llaman la atención y creo que lo decía más que nada por eso.
Hago un esfuerzo muy grande para que todas esas cosas raras funcionen en la verosimilitud de la novela, es decir que una vez que uno entra en la novela vaya aceptando esas reglas, porque voy dosificando esas extravagancias y que en el discurrir de las páginas, que pasen cosas raras sea lo más normal del mundo.

– ¿Hace cuánto tiempo que estás radicado en Montevideo?
– Vine a estudiar Licenciatura en Letras en 2005, que no terminé porque me puse a trabajar, pero siempre en contacto con Salto porque mi familia está ahí. Ahora el sábado (ayer) me voy hasta el jueves o viernes para allá.

– Y más allá de la distancia geográfica y temporal, siempre está retornando a Salto, y ahora también en la misma novela…
– Uno se siente parte de ciertos lugares, más allá de que circunstancialmente estés en ellos o no. La realidad es que crecí y me crie en Salto y tengo todos los códigos de un salteño prototipo que hace que nos reconozcamos cuando nos cruzamos acá en Montevideo. Pero lo de la historia en la novela se dio más que nada porque cuando empecé a escribirla no pensaba ubicarla en lugares reconocibles, pero luego surgió en una de las aventuras que tenía que transcurrir en el interior, lejos de Montevideo, y cuando me fui dando cuenta estaba escribiendo sobre Salto, porque los personajes antes de llegar paran en un bungalow, y cuando me quise acordar, me dije que era como una versión de Salto muy ficcional, y no es que menciono que estoy en la heladería Nevada (risas). Pero es como una especie de escenario, no es muy realista la versión que hago de ahí. Si bien hace tiempo que estoy acá y que muchos de mis primos y de mis hermanos se vinieron para acá también a estudiar, sigo en permanente contacto con Salto y con muchas ganas de ir.

– Cuando escribe, ¿lo hace pensando que terminará en un libro que verán los demás?
– Cuando escribimos la primera novela con Diego, lo hicimos como un ejercicio que se fue dando sin pensar mucho en publicarla. Cuando la tuvimos lista nos preguntamos qué hacíamos, ya que la terminamos golpeemos puertas. Ahí nos dimos cuenta que es difícil para aquellos escritores que nunca publicaron nada poder publicar, dado que el mercado de la ficción nacional es muy chico. Fuimos entendiendo que para las editoriales era un desafío muy grande porque también hay un tema de tiraje, que son chicos, eso hace que el costo de impresión suba mucho por unidad. Sumado a que lo que más tenés en el mercado no es ficción nacional sino que lo que destaca es la no ficción, libros sobre la realidad política y bastante ficción extranjera.
Entonces, qué hacíamos, ¿nos quedábamos de brazos cruzados? Ahí decidimos hacer nuestro propio sello editorial. Ahorramos durante bastante tiempo, por suerte éramos dos, lo cual permitió dividir mucho los gastos. Conseguimos gente que nos diera una mano para entender cómo se hace un libro, porque había cosas que no sabíamos. Pasó el tiempo y este año publicamos como editores el libro de otro salteño, Miguel Méndez, «Beckham nunca conoció Durazno y otras historias insólitas del fútbol uruguayo», que es como otra línea de interés mío, que es el fútbol, y de acuerdo con Miguel, que sigue en Salto, estuvimos trabajando durante bastante tiempo en ese libro que le fue muy bien. Mientras tanto, en paralelo, estaba pensando en esta novela y en publicarla en nuestro sello.
También tengo cosas que salen y otras que no, como les pasa a los músicos. La literatura es como muy personal en el sentido que nadie ve lo que estás haciendo, entonces tenés que tener mucha fe que lo que estás haciendo que a la larga va a dar frutos, porque el proceso de escritura de una novela es muy largo, y también hay muchos momentos en lo que pensás que lo que venís haciendo es una cagada y te querés matar, y borrás y tirás todo. Esa libertad que tenés porque por un lado nadie espera que saques un libro o nadie te exige, y por otro lado tenés tantas posibilidades que a veces es un poco frustrante. Conozco a mucha gente con gran capacidad para escribir que a veces no saca las cosas porque se frustra o porque tiene miedo de lo que van a decir de lo que escribe.

– Y en este caso, estará en tu propio terruño presentando su obra, ¿cuáles son sus expectativas?
– En primer lugar, encontrarme con amigos, familiares. En segundo lugar, que me parece como lo más natural, que cuando saco un libro ya tengo asumido que tengo que ir a Salto. En este caso, justo el momento en que lo saqué estaban las elecciones, por lo que fui dos veces a votar en octubre y luego para el balotaje, pero lógicamente no tendría ninguna trascendencia que lo presentara en esos días. La expectativa también de llegar así a más lectores con mi libro. Me gusta mucho el Chalet Las Nubes, con el libro anterior también estuvimos ahí, es uno de los lugares más lindos y significativo de Uruguay, entonces para mí es un placer y un gusto que me doy poder ir a ese lugar tan emblemático.

– ¿Dónde estará a la venta?
– El libro se vende a través de la distribuidora Gussi, que se encarga de que esté disponible en todo Uruguay, eso quiere decir que cualquier librería lo pide y lo tiene. En Salto estaba en Bookshop y en Libros Libros del shopping.

Perfil de Mateo
Arizcorreta Rodríguez

En pareja con Mariana desde hace 11 años. Es del signo de Virgo. De chiquito quería ser barrendero. Es hincha de Nacional.

¿Una asignatura pendiente? La verdad que no.
¿Una comida? El chivito.
¿Un libro? «Ficciones» de Borges.
¿Una película? «Río Bravo».
¿Un hobby? Ir a ver a Nacional.
¿Qué música escucha? Pop, rock y folklore uruguayo. ¿Qué le gusta de la gente? La honestidad.
¿Qué no le gusta de la gente? La falta de compromiso.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Los padres tenemos derecho a saber la clave, de qué forma y con quiénes se contactan nuestros hijos”

Entrevista a Gabriel Cartagena, Camilo Dalmao y Elizabeth Bouvier

Días pasados se llevó a cabo en el Palacio Córdoba una charla sobre la “Protección de Datos Personales y uso responsable de las redes sociales” a cargo del Dr. Gabriel Cartagena y el Agente Comunitario Camilo Dalmao, contando en la oportunidad con la presencia de la Escribana Elizabeth Bouvier, representante y líder de Uruguay de la Red EDI. Con ellos dialogó EL PUEBLO.

– ¿Cómo se llegó a la charla que dieron en Palacio Córdoba?
Cartagena- Es una charla que trata sobre la protección de datos personales y uso responsable de redes sociales. Esta charla la venimos brindando con Policía Comunitaria, con el agente Camilo Dalmao desde abril en los distintos liceos, públicos y privados, que a raíz de una charla que se dio en el Liceo 5 por el Día del No al Celular que tienen ellos, los profesores se fueron enterando de la temática que tratamos, como el delito de grooming, sexting, extorsión, les gustó, y a partir de ahí arrancamos. En agosto, la Red EDI, lanza la campaña “Mis datos soy yo”, a la cual yo adhiero como docente, porque fui invitado a una conferencia en Montevideo, y a partir de ahí, a la charla que damos con Dalmao agregamos “Mis datos soy yo” y le dimos más hincapié en la parte introductoria de Datos Personales, y Dalmao la parte relacionada a los delitos sexuales, que en los liceos era al público que queríamos llegar, los adolescentes.

– ¿Qué es la Red EDI?
Bouvier- La Red EDI (El Derecho Informático), surge en Trelew, cuyo director es el doctor Guillermo Zamora, que luego se expande por toda Latinoamérica, inclusive España. Trabajamos con corresponsales en cada uno de los países. En el caso de Uruguay, yo soy la corresponsal. A nivel de diferentes miembros de la Red, surgió la idea de realizar esta campaña de “Mis datos soy yo” porque vimos la necesidad a nivel de la población, no a nivel académico, que también lo hay, que se conociera este derecho a la protección y uso responsable de los datos en redes sociales, con los celulares, con internet. Esta campaña se lanza el 8 de agosto en un encuentro anual que se hace en Montevideo, recayendo en mí la coordinación para Latinoamérica de “Mis datos soy yo”, porque la campaña tiene un alcance Latinoamericano.

Pueden adherir personas físicas o jurídicas, en Uruguay como adherentes a la campaña tenemos la Asociación de Escribanos del Uruguay y el Estudio Cartagena Sanguinetti de la ciudad de Salto.

El objetivo de esta campaña es concientizar a la población, sobre todo comenzar con niños y adolescentes, en la importancia de lo que es el dato personal, qué es un dato persoGabriel Cartagena, Elizabeth Bouvier y Camilo Dalmaonal, que no es solamente el nombre y el apellido sino que también es la imagen, lo que nos gusta, lo que hacemos, que todo eso lo vamos subiendo a la red. Cómo cuidarnos, porque si bien tiene sus ventajas, también tiene sus riesgos. Entonces, tanto lo que Dalmao como Cartagena tratan de explicar en sus charlas, son justamente esos riesgos que hay en el uso de la herramienta, sea redes sociales o las búsquedas de internet, para poder minimizar esos riesgos y potenciar el uso de la herramienta.

– Cuando se bajan aplicaciones al celular, algunas que ahora están de moda como la que lo hace a uno viejito (ésta es de una empresa rusa), se advirtió desde Estados Unidos que tengamos cuidado con ese tipo de aplicaciones porque ponen como requisito poder controlar nuestro celular. ¿Qué peligro ocurre en esos casos en donde una empresa de otro país tiene acceso a la información de nuestro teléfono celular?
Bouvier- Ese es el problema de internet. No olvidemos que internet no es algo local, es global, lo que se nos ofrece puede estar en Rusia, Turquía, España, en la China, y justamente estas aplicaciones que tanto nos vimos tentados porque nos hacen más viejitos, de ahí surgió toda la recopilación de datos que hizo Cambridge Analytica, y que después salieron a potenciar y a influir en las campañas tanto de Trump en los Estados Unidos como del Brexit en Inglaterra…

– ¿Eso no fue por Facebook?
Bouvier- Los datos los sacaron justamente porque Facebook tenía esa aplicación, la misma que por detrás te sacaba muchos más datos, y como usted dice, al pedirte el ingreso a tu celular, te pide el ingreso a toda tu vida, y eso es lo que hay que tratar de concientizar a los chicos. Por eso estamos en diferentes redes, como en Facebook, en Instagram, en YouTube, donde estamos subiendo los videos que se realizan a través de entrevistas que estamos realizando a personas públicas, sean de organismos públicos referente a datos personales, sea gente de la academia, sea sociedad civil, y a través de los videos que han hecho. Por ahora tenemos solamente los que ha hecho Uruguay, o sea que estamos un punto arriba en la campaña gracias a toda esta actividad que se ha desplegado en Salto, porque si entran a “Mis datos soy yo” en cualquiera de esas redes sociales, van a encontrar los videos de estos chicos que han podido trascender Uruguay, gracias a internet, y ser vistos en toda Latinoamérica, cumpliendo con el objetivo.

Semanalmente subimos plaquetas dando consejos o tips o ideas. El último que subimos se refiere a las aplicaciones, donde dice que si permites a las aplicaciones todo lo que ellas te piden, ellas entrarán en tu vida privada. Dicen que son gratis, eso es otra cosa a tener en cuenta, todo lo que nos dan en internet como WhatsApp o las aplicaciones, nos dicen que es gratis, pero nada es gratis, estamos pagando con nada más y nada menos que con nuestros datos.

– En internet, ¿pueden darse delitos como el fraude, la extorsión o incluso delitos sexuales con menores o adolescentes?
Dalmao- Si, es justamente lo que encaramos con este taller. Hablamos acerca del grooming, que es cuando una persona adulta se hace pasar por otra persona con un perfil falso, por un niño o un adolescente, para contactar a otro niño o adolescente y aparte de lograr los datos personales de él, de su familia y de sus amigos, también se podría pasar al sexting, que es cuando esta persona o este niño comparte fotos íntimas llegado un grado de confianza después de cierto tiempo con esta persona que cree que puede ser su amigo, aunque no lo conozca. Es un dilema que tenemos con todos estos gurises, tienen mil amigos en el Facebook pero solo conocen a cinco, los demás no sabemos quiénes son, los aceptamos nomás. Es como una competencia, ver quién tiene más amigos en las redes sociales. Entonces, uno de ellos puede ser esta persona, que después de lograr el objetivo de tener un video o fotos íntimas empieza la sextorsión, que es cuando extorsiona a ese niño.

A nivel mundial se han encontrado muchas redes delictivas de este tipo en donde te dicen que si no le deposita en determinada cuenta tantos euros o dólares, subirá a las redes las fotos que tiene para que las vea su familia, sus amistades, al colegio donde va. En casos locales quizás no le pidan plata, pero le dicen que se vaya a la plaza para encontrarse con alguien para que haga lo que esa persona le pida porque si no, subirán las fotos o videos a las redes.

– Hay casos en que las víctimas han terminado suicidándose…
Dalmao- Así es. Es un peligro porque por ahí esta víctima cae en estas redes, entonces quizás por vergüenza no cuenta a nadie, no soporta tanta presión ni la extorsión y la historia termina mal. Por otro lado, quizás se anima, cuenta y se hace la denuncia, pero la gente, de todas maneras, igual comienza a señalarla, a hablar bajito, entonces esta persona de todas formas deriva en una depresión por lo que le pasó y aunque tenga amigos y familiares que lo apoyen, las redes sociales son muy traicioneras.

– Enterada la familia de lo que sucede, ¿puede lograr, al hacer la denuncia, que la situación extorsiva se termine y detener al culpable?
Dalmao- Claro, nosotros instamos a que se denuncie este tipo de cosas. Tampoco es fácil porque algunas de estas plataformas son del exterior, y el trámite por medio de Interpol es complicado. De todas formas, instamos a que se hagan las denuncias. Las hemos recibido y cuando entramos a la página o al perfil denunciado, ya está bloqueado. Por otro lado, hemos tenido también denuncias de la difusión de videos y fotos íntimas que subió un joven de 19 años, y luego de cuatro años la Justicia llegó a una sentencia y ese joven ya tiene 23 años, con trabajo, supuestamente más maduro de lo que había hecho, pero termina siendo procesado y perdiendo el trabajo, pero la Justicia llegó. O sea, hay casos puntuales que estos delitos han sido penados.

– Los padres estamos tranquilos porque tenemos a nuestros hijos en casa, pero si están con el celular o la computadora pueden estar afuera de la casa, en otro mundo. ¿Cuál sería el llamado de atención que los padres deberíamos atender en estos casos?
Cartagena- En nuestra época cuando salíamos a jugar con alguien, nuestros padres sabían si estábamos enfrente o al lado de casa. Ahora con el celular los chiquilines están jugando en red, por ejemplo, que es habitual que así pase, y pueden estar jugando y en contacto con personas de cualquier parte del planeta. ¿Qué le decimos a los padres? Primero, todos los menores están bajo la patria potestad. Entonces los padres tenemos derecho a saber la clave, de qué forma y con quiénes se contactan nuestros hijos. En la adolescencia es difícil, inclusive en los liceos los chiquilines nos reconocen que bloquean a los padres de sus redes sociales, y muchos jóvenes ya no están utilizando Facebook, que es la red que utilizamos las personas adultas entre 30 y 50 años (y más también), entonces ellos han emigrado a Snapchat, a Instagram o algún otro tipo de red social, porque como nosotros no le damos importancia a Instagram o a Snapchat, ellos sí.
Entonces, ¿qué les podemos decir a los padres? Que tienen que tener un control de las amistades que tienen sus hijos en redes sociales, tener identificado por qué hacen contacto con determinada persona, ver si realmente tienen una amistad con esa persona, porque atrás de los perfiles falsos, es donde se encuentra el posible delincuente o la posible persona que está mirando lo que estamos haciendo, con quién nos contactamos, qué amistades tenemos o dónde vamos a estar. Por eso, hay que tener cuidado del contacto que tenemos, que sean contactos de personas que realmente conocemos o lo mismo cuando pasa con contactos de personas públicas. Andan perfiles falsos de futbolistas, y acá en Salto lo podemos nombrar, Cavani y Suárez tienen su twitter oficial donde se maneja la información, pero sabemos que andan otros twitters con información de ellos que no es la correcta, y mucha gente los siguen.
Para todos nosotros es un desafío, porque crecimos sin teléfono y sin internet. Hoy nos quedamos tranquilos porque nuestros hijos están en su habitación jugando con el celular, pero no sabemos con quién puede estar jugando. Como recomendación podemos decir a los padres que conozcan con quienes interactúan los chiquilines y también sepan en qué páginas y lugares entran. Es preferible hacer eso y evitar desgracias que lamentablemente ya ha pasado con los desaparecidos que tenemos en Uruguay, que si entran en la página del Ministerio del Interior, verán que son muchos y jóvenes, y porán ver que el último mensaje que recibió fue por Facebook, Messenger o WhatsApp de un amigo que nadie conoce.

LEONARDO SILVA.

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

«En el turismo uno ve que cuando le va bien a la microempresa, le va bien al remisero, le va bien al hotelero, le va bien al guía de turismo, se vuelve un círculo virtuoso»

Entrevista a Emilio Silva, María Noel Rodríguez, Erick Bremermann y Miguel Oliva

Esta semana se realizó una nueva actividad del Observatorio Económico del Campus Salto de la Universidad Católica, donde se presentó la «Encuesta perfil del turista en centros termales de la región Salto Grande», poniendo un énfasis comparativo entre las termas de Federación y de Daymán. Previo a dicha presentación, EL PUEBLO dialogó con los responsables del estudio académico, el Dr. Emilio Silva y el Lic. Erick Bremermann, quienes invitaron al Dr. Miguel Oliva de la Universidad Tres de Febrero de la ciudad de Buenos Aires (Argentina), siendo acompañados en la oportunidad por la Directora Departamental de Turismo, María Noel Rodríguez.

Erick Bremermann, Emilio Silva, María Noel Rodríguez y Miguel Oliva

– ¿Qué están presentando hoy?
Silva- Nosotros desde el Observatorio Económico siempre realizamos trabajos de investigación y consultoría que tienen que ver con muchos temas vinculados al desarrollo local. En este caso, lo que vamos a presentar hoy es un perfil comparado de los turistas que asisten a Daymán y a las termas de Federación. Teníamos muchas hipótesis, siempre hablamos y comparamos, a veces sin datos, sobre la realidad de los centros turísticos de Salto y Federación, en este caso de Daymán y Federación que son equivalentes y en cierta forma cooperan y compiten a la vez. Pero como dije, todos teníamos distintas hipótesis acerca del perfil.
En ese sentido, hemos venido realizando desde el Observatorio un seguimiento desde el mes de abril en varias etapas con distintas encuestas, y hemos logrado obtener un dato consistente acerca del perfil comparado de los turistas. En términos generales, estamos hablando de un perfil de turista bastante similar, sobre todo en cuanto al gasto diario, a la estadía, a la opinión que tienen de los centros termales, a cómo planifican su viaje. Es decir, unas cuantas dimensiones que nos da la pauta que tanto el turista que asiste a Daymán como el que asiste a Federación es un turista de un nivel socio económico cultural bastante similar, independientemente, por supuesto de que a Daymán asisten más uruguayos y a Federación más argentinos.

También es cierto que hemos constatado que el gasto es diferente en ambos centros termales porque tenemos una diferencia de precios importantes que giran en torno del 30%. Eso se refleja en el gasto. Aproximadamente los turistas en Federación gastan un promedio de 69 dólares por día en tanto que en Salto gastan alrededor de 110 dólares por día, más o menos cierra un poco la diferencia de un poco más del 30%. Nosotros hacemos paralelamente estudios de precios fronterizos en la región de Salto Grande, lo hacemos entre Salto y Concordia, que de alguna forma nos sirve para complementar este estudio que hemos hecho.

– ¿Cómo ha sido este proceso de investigación del Observatorio?
Bremermann- Este trabajo lo venimos realizando desde 2011 desde el Observatorio Económico, es una serie temporal en la cual hemos analizado los diferentes perfiles del turismo y del turista que llega a la ciudad de Salto. En ediciones anteriores habíamos analizado lo que era Termas del Arapey, luego habíamos analizado Termas del Daymán y lo que eran los parques acuáticos. Este año nos propusimos cambiar un poquito esa investigación, y pensar ese Salto y la región Salto Grande. Entonces comenzamos a analizar las diferencias y semejanzas que podamos tener con lo que son las termas de Federación.
Hoy también culmina en este ciclo de investigaciones esta serie, y lo que hicimos fue invitar al doctor Miguel Oliva de la Universidad Tres de Febrero de Buenos Aires, porque es especialista en temas de metodología en investigación de turismo, y que hará el cierre de lo que va a ser nuestra exposición con un análisis de nuestro datos.

– Al comienzo de la charla se hacía referencia al gasto, que en Salto son 110 dólares y en Federación 69 dólares, ¿dónde se da esa diferencia? ¿En qué gasta el turista?
Oliva- Hay que hacer una desagregación del gasto en esta investigación, que está limitada al gasto general. Creo que también hay un problema en nuestros países del tipo de cambio, es un tema muy importante que hay que tratarlo, de manera de zanjar las problemáticas generadas justamente por el tipo de cambio. Un poco en esta idea que se comentaba, de tener un enfoque regional, siempre me pregunto qué hubiera pasado si el Virreinato del Río de la Plata se hubiera mantenido junto. O sea, también me hago algunas preguntas sobre la posibilidad de integrar esta región, y eso también tiene que ver con el tipo de cambio en el sentido de que si esto se hubiera mantenido integrado, quizás tendríamos monedas más potentes y con menos problemas de los generados por el tipo de cambio.
En el tema del turismo se dio mucho este tema de la cooperación regional, que es un poco raro en la actividad turística en el sentido que en la competencia que quizás veamos en el capitalismo más competitivo, por decirlo así. En el turismo uno ve que cuando le va bien a la microempresa, le va bien al remisero, le va bien al hotelero, le va bien al guía de turismo, se vuelve un círculo virtuoso. O sea que hay una cooperación, y también la hay de manera muy importante entre el sector público y el privado porque todo lo que son rutas, aeropuertos, todo lo que es accesibilidad depende del Estado. Entonces, tenemos hoy una fuerte cooperación entre el Estado y los privados y entre los privados entre sí, es un poco extraño ver eso. En otro tipo de actividades económicas eso no se vería, por eso es importante resaltarlo en el turismo. Por otro lado, en esta línea del enfoque regional que mencionaba Erick, es interesante ver que el turismo puede fomentar quizás cuestiones que no son tan vistas desde el punto de vista social como la posibilidad de tener localidades en zonas marginales a los sectores productivos, en el caso de Argentina, que he investigado bastante ese tema, tenemos ciudades como El Calafate, que está en el fondo de la Patagonia, que está alejado del circuito agro exportador que tenía Argentina y que permitía, por ejemplo, hacer seminarios sobre tema de turismo y frontera, y está esta posibilidad que el turismo ayude a crear localidades enteras. Ahí tenemos ejemplos como el de Mar del Plata, que se crea a partir de la actividad turística, y por lo tanto tenemos esta potencialidad también de, por decirlo de alguna manera, de crear ciudades enteras a partir del turismo, fomentar la posibilidad de que haya poblaciones en lugares que no están tan en el centro del circuito productivo de nuestros países. Y para eso es muy interesante analizar estos datos con esas perspectivas.
La primera parte de mi exposición va a ser sobre los datos de este Observatorio Económico, me parece que es muy importante también dejar la idea de que en cierta manera hay, por más inteligentes y lindos que seamos, uno no puede saber cuántos turistas vienen, como tampoco –yo soy sociólogo- uno no puede saber cuántos pobres hay simplemente mirando, o cuántos desocupados hay, etcétera, sino que necesitamos de algún tipo de relevamiento, como el astrónomo necesita de un telescopio y un biólogo necesita de un microscopio, nosotros necesitamos de este tipo de método de encuestas y relevamiento para ver temas de gastos o de los perfiles.
En el caso de estas regiones termales entre Argentina y Uruguay, también es importante la posibilidad de vender los paquetes turísticos en conjunto, por la posibilidad de tener una zona termal donde se pueda intercambiar turistas de Argentina, de Uruguay y turistas de otros lugares, que sea una venta conjunta de este tipo de paquetes.

– ¿Cómo se toma desde la intendencia este aporte del Observatorio Económico de la Universidad Católica?
Rodríguez- Lo importante de este aporte es que es técnico, profesional que justamente es útil para la toma de decisiones no solamente del sector público sino también del sector privado, el cual valora positivamente que este tipo de instancias se puedan desarrollar en la Universidad Católica y también en las otras instituciones académicas que tenemos en nuestro departamento. Muchas veces ese complemento técnico y profesional que nos falta para pensar en una promoción, para dirigir una actividad, para saber a qué mercado llegar. Entonces, todo esto nos da esos elementos y nos permiten que el trabajo pueda rendir mejor.

– ¿Hay algún detalle que le haya sorprendido de este informe?
Rodríguez- Lo importante es que se viene desarrollando hace varios años, por lo que es un estudio que tiene un grado de confiabilidad muy alto y muy bueno, y que de alguna manera, algunas de las cuestiones que salieron en otras investigaciones en otras instancias de este período, se vienen confirmando en el tiempo. Entonces, de alguna manera, cada vez que tenemos una investigación académica, tenemos determinadas certezas, pero a su vez, que en el tiempo se reiteren los mismos resultados, también afirma esas certezas independientemente de que hay cambios en la matriz del visitante, del turista, del gasto. Las situaciones coyunturales, económicas, sociales influyen en esos resultados también, no son ajenos. Y de alguna manera, nos confirma, más que nos sorprenda los resultados, porque desde hace mucho tiempo se habla, y creo que se va a tener que seguir hablando, de que Federación y Daymán, en particular esos dos centros termales, son un complemento y no una competencia, y así se tienen que ver en una proyección de diez, veinte o treinta años.

– ¿Las termas salteñas son competitivas respecto a las de Federación?
Rodríguez- Sí, desde mi perspectiva. Por supuesto que tenemos que tomar más acciones para hacerlas más competitivas, pero por sobre todas las cosas, los destinos desde el lado argentino hay una concepción muy fuerte de vender, porque el turismo se trata de una actividad económica, la micro región Salto Grande. O sea que el turista venga y pase siete días en la región, pero que en ese tiempo pueda visitar Federación, Salto Grande, Arapey, Daymán. O sea, traer al turista a la región, que en este caso sería la micro región Salto Grande o la región Salto-Concordia, Salto-Entre Ríos, Salto-Federación, como se llame según las cuestiones de marketing, pero pensándose en clave de complemento y no de competencia, más allá de las reglas del capitalismo, y que los hoteles, los centros termales y demás, compitan, como tiene que ser.

– Ahora se está dando una promoción muy fuerte de «Salto, Ciudad Universitaria», ¿eso conspira contra aquello de «Salto, Ciudad Turística»?
Rodríguez- No, no, creo que también vuelve a ser un complemento, porque ese movimiento estudiantil que tenemos durante todo el año, que tiene que ver con jóvenes y no tan jóvenes estudiando en la región, hace que esas personas nos consuman, por supuesto, y también hay que acercarlos más aún a los atractivos turísticos, que hay algunas deficiencias en ese sentido, porque muchas veces los jóvenes tienen como principal tarea, por supuesto, venir a estudiar, pero ahí también se va desarrollando su vida, entonces tenemos que darles la oportunidad de que hagan turismo.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

«La muestra es un enorme pretexto para lanzar la discusión sobre cómo una sociedad como la uruguaya, que avanzó mucho en normas legislativas, transforma esos avances en hechos cotidianos»

Entrevista a José Peralta y Juan José Meré

Padres de Uruguay y Suecia» es una muestra que tiene como propósito promover la igualdad de género a partir de la reflexión sobre el rol de los padres en la crianza y cuidado de sus hijas e hijos. Dicha muestra se inauguró este viernes en el Palacio Córdoba. Para conocer y entender de qué trata, EL PUEBLO dialogó con José Peralta (asesor en Comunicación de la Oficina de la Coordinadora de Residentes de Naciones Unidas Uruguay) y Juan José Meré (Fondo de Población de ONU).

– ¿Cómo arrancó la idea de este proyecto?
Peralta- La idea arranca en Suecia, porque lo que se encontró allí, que es uno de los países más adelantados en cuanto a licencias paternales, posibilidades que el padre se tome el mismo tiempo que la madre, facilidades para el cuidado de los hijos por parte de los padres. Sin embargo, a pesar de tener todas esas facilidades, encontraron que muy pocos padres terminaban usando esas facilidades que el Estado ponía al alcance de la mano, porque en el fondo seguía pasando un tema estructural, el hombre gana más que la mujer ejerciendo las mismas profesiones o el mismo cargo o los mismos trabajos.
Al pasar eso, había muy pocos hombres que tomaban el cuidado de sus hijos, y eso generó un círculo vicioso que transforma a la mujer como el referente de la familia clave en el cuidado de los hijos. La mujer es la que cuida a los niños, el hombre es el que trabaja afuera y es el que trae el dinero.
Un poco para cambiar esa situación, desde Suecia se transformó la idea en una muestra fotográfica, en la que un fotógrafo, Johan Bävman, se juntó con más de 30 padres que sí se tomaron toda la licencia paternal, que son casi 16 meses, es un montón de tiempo, les hizo fotos y les preguntó cómo se sintieron viviendo con su hijo de esa manera, de lo que uno considera totalmente fuera de lo tradicional o común. Entonces, esa idea original sueca la trasladamos a Uruguay, donde pasa algo muy similar. Los padres tienen la capacidad y la posibilidad de tomarse hasta 3 meses cobrando medio sueldo para cuidar a sus hijos, y apenas menos del 4% de los padres hacen uso de esa posibilidad. En Uruguay tenés 13 días de Peralta y Merélicencia paternal para el sector privado, y ni siquiera el 50% de los padres toman esa licencia.

– Además de ser un tema estructural, ¿puede ser también desconocimiento de las personas de este derecho que tienen? ¿En qué consiste esa licencia paternal?
Peralta- Los detalles de la licencia están en la ley, pero en sí el padre puede tomarse esa licencia de 13 días desde el momento del nacimiento del hijo. Los otros 3 meses siempre cuentan también a partir del nacimiento del hijo y se pueden intercalar con los de la madre. La muestra lo que busca reflejar en Uruguay, son prototipos de padres que rompen con el estereotipo tradicional y se quedan cuidando a sus hijos. Y una de las cosas que buscamos también es reflejar y reflexionar, es la idea que el padre no ayuda en la casa. El padre comparte los cuidados que son tan propios de él como de la madre.
Entonces, tratar de hacer un poco de fuerza en esa idea del cambio cultural que tiene que ver con eso. De ahí viene esta muestra que hoy (viernes) está inaugurándose en Salto.
Meré- La Ley en la que se basa estos aportes de José, es la Ley Nº 19.161, que amplió la licencia por maternidad para las mujeres, fijó estos 13 días que decía José para los padres la licencia paternal, y al mismo tiempo fijó las condiciones de acceso para el medio tiempo parental. Esto que José traía, es que el BPS subsidia al padre o a la madre con medio horario. O sea, no pierde el salario. Aun así, como él decía, son apenas menos del 4% los que toman esa licencia a pesar que es un gran adelanto en Uruguay respecto a América Latina. Y lo que está atrás, es precisamente lo que sostiene las relaciones desiguales de género y que son los estereotipos, como el patriarcal.
Para decirlo un poco más metafóricamente, es la cultura machista que está por atrás que confina a la mujer a las cuatro paredes del hogar y al hombre todavía como proveedor y como tomador de las decisiones en la familia. Bueno, precisamente la muestra es un enorme pretexto creativo para lanzar esta discusión sobre cómo una sociedad como la uruguaya, que avanzó mucho en normas legislativas, transforma realmente esos avances legislativos en hechos cotidianos, que es este cambio cultural que a todos nos cuesta, porque también en esa masculinidad tradicional que causa mucho daño para los hombres y para las mujeres, que también participan de la reproducción de esos roles tradicionales.
Entonces, yo leía hoy la editorial que salió en EL PUEBLO, que dice, hasta erradicar la violencia de género. Y precisamente, una de las consecuencias más duras de esta desigualdad de género y de la permanencia de estos estereotipos tradicionales del varón y de la mujer, genera la violencia de género. Que tengamos 100 situaciones de violencia de género por día, que tengamos un femicidio o un intento de femicidio cada 10 días y que también la distribución de tareas en el hogar, si bien todavía se mantiene con una sobrecarga para la mujer, ha ido evolucionando.
Pero también trae otros fenómenos estas relaciones desiguales de género que, por ejemplo, esa permanencia del varón poniéndose como una máquina sexual o poniéndose autoritario o violento, resolviendo los conflictos en pareja o los conflictos sociales con ese perfil, que no es de todos los varones pero es lo que todavía persiste como una imagen de lo que tiene que ser el varón.
Y eso es lo que hay que descontruir.
La muestra, gráfica y estéticamente, permite observar que haciendo la comida, cambiando los pañales, mimando, generando apego, yendo al médico, es otra masculinidad, empática, igualitaria, despojado de violencia y corresponsable con todas las tareas que implica una pareja.

– Más allá del tema de igualdad de género, ¿se trata del respeto?
Meré- Si, la igualdad de género tiene esa base. Primero del reconocimiento de todo como sujeto de derecho, y el respeto de la posibilidad que tenga su autonomía, su pleno desarrollo como ser humano. Te diría más, creo que la igualdad de género hay que leerla también más allá de la mirada binaria hombre-mujer, hay que integrar otras identidades, como las personas trans. Hay que integrar y ampliar el foco sobre las familias diversas que los avances jurídicos han plasmado, pero también la realidad.
Mucho antes que saliera la posibilidad que parejas del mismo sexo o personas trans pudieran adoptar, jueces en el interior más que en la capital, ya tenían fallos que permitían la adopción, porque esas familias, más allá de las orientaciones o las identidades, tienen que ser espacio de afecto y de respeto. Ese es el lugar ideal para un crecimiento saludable de los niños y de las niñas.
Peralta- No podemos dejar pasar, de todo lo que Juan José dice con muchísimo acierto, un factor que a veces queda como disimulado que es el económico, que incide muchísimo en las desigualdades de género, no solo pagando más por la misma función a un hombre que a una mujer sino en el sistema de que un empleador no contrata a una mujer porque se puede llegar a embarazar entonces no le sirve como sistema productivo.

– ¿En esta muestra fotográfica aparece como uno de los protagonistas un salteño?
Peralta- Correcto, Ramón Hernández es el salteño, en la foto es él quien lleva a su hijo al médico, y no se lo plantea de otra manera. Estuve conversando con él hasta hace un ratito. Él te cuenta que va al hospital, solo son dos hombres y todas las demás son mujeres llevando al niño al médico, pero él lo tiene tan asumido e interiorizado a su proceso con su hijo, que es increíble ver como desde otro lado llegó al mismo lugar que a veces uno quiere llevarlo al lado más intelectual, y él llega a eso desde el lugar más familiar, más desde el amor que tiene por su propio hijo, y el amor no se puede medir, es una cosa que se tiene. Ramón Hernández es cuidacoches, está en una situación precaria, tiene un tema con la vivienda donde él vive, además de que no ha podido conseguir trabajo por más que lo ha intentado.
Es autodidacta, aprendió por internet a reparar lavarropas y microondas, pinta casas. O sea, es lo que en términos comunes decimos que es un buscavidas, un verdadero luchador. Y por más que no tiene trabajo, que tiene que hacer changas e ir de un lugar para otro buscándose la vida, él no deja ni desatiende a su hijo.

Meré- La muestra es una herramienta didáctica para los liceos, escuelas, los centros juveniles, los CAIF, aunque sabemos que estamos en fin de cursos, para promover la discusión porque plasma al varón haciendo tareas que naturalmente creemos que pertenecen a las mujeres.
Y esa es una construcción social que sostiene la desigualdad. Esa distribución equitativa de las tareas de crianza, del amor, como acaba de decir José, el afecto y el amor sostienen la distribución de las tareas pero muchas veces, en nuestras cabezas de varón, socializado de manera tan tradicional. Claro, todo esto es muy dinámico, una cosa es la socialización que yo recibí, otra es la que los jóvenes o adolescentes están recibiendo.
Pero aún así perduran mitos y roles estereotipados, que no le impiden al varón ser un ser humano.
Llorar, reír, emocionarse, ocuparse de los niños, tener un pleno crecimiento empático con los otros. En la socialización y en los procesos de construcción de la subjetividad, esta muestra tiene un papel fantástico.

– Se tiende a idealizar lo que es la tarea de las Naciones Unidas en el mundo, fundamentalmente en lo que refiere al mantenimiento de la paz mundial, ¿cuál sería el marco por el que en este caso se involucra en esta muestra fotográfica?
Meré- La ONU desde su fundación hace 70 años, tiene tres pilares, el mantener la paz, generar el desarrollo y asegurar los derechos humanos de todos, no como receptores pasivos de un derecho que alguien les da sino personas empoderadas que por el hecho de nacer humano tienen todos los derechos, desde al de ser, a crecer, a ser feliz. La igualdad de género se enmarca estrechamente en esta perspectiva.
Esta muestra fotográfica tiene una perspectiva de derecho, de igualdad de género y apunta a que todos visualmente veamos que los derechos, más allá de las declaraciones, de los tratados, se hacen carne con la acción de las personas.
Peralta- También la ONU es visto como algo etéreo, pero la ONU tiene siempre los pies en la tierra, siempre va a dónde tiene que ir a ayudar, y eso se visualiza en todos los países del mundo, incluso en Uruguay. Por eso hoy estamos acá en Salto, y por eso esta muestra estará abierta durante un mes, luego recorrerá 10 departamentos del interior, porque la idea es que la ONU, a través de distintas iniciativas, proyectos y acciones, pueda llegar a la población real, al ciudadano de a pie.
En 2016 la ONU aprobó una agenda que se llama Agenda para la Reforma de 2030 con 17 objetivos de desarrollo sostenible que la Humanidad debe alcanzar para tender a una Humanidad más pacífica y feliz.
El objetivo Nº 5 es la igualdad de género. Entonces, trayendo desde esa idea tan teórica a lo más concreto, cómo logramos una sociedad con desarrollo sostenible de un país, cómo logramos una sociedad más justa, que viva en paz, empecemos por casa, me quedo a cuidar a mi hijo y que mi mujer pueda ir a trabajar.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Los pilares de la democracia están fundados en el respeto a los derechos, a las libertades y al cumplimiento de los deberes para vivir en una comunidad más justa y organizada”

Entrevista a Mariana Blengio Valdés

Mariana Blengio Valdés preside la Institución Nacional de Derechos Humanos (DDHH) y Defensoría del Pueblo, y el pasado lunes visitó nuestra ciudad invitada por la diputada Cecilia Eguiluz, manteniendo una serie de reuniones en la sede de la Junta Departamental. En un instante de su agenda, recibió a EL PUEBLO.

– ¿Cómo ha sido su visita a Salto y en qué vienen trabajando?
– Hemos tenido distintas instancias, no es mi primera venida a Salto, felizmente en este trabajo que venimos realizando a lo largo y ancho de todo el país, estamos tratando de llevar el pedacito de la institución a todos los rincones. Hoy tuvimos muchas oportunidades de interactuar, como hemos hecho en algunas otras veces que hemos venido, y entendemos que los DDHH confirman una plataforma ineludible y esencial en lo que refiere a la construcción de la democracia, cuyos pilares están fundados en el respeto a los derechos, a las libertades y por supuesto, al cumplimiento de los deberes para vivir en una comunidad más justa y organizada.

Nuestra labor como organismo independiente, totalmente autónomo de cualquier tipo de poder del gobierno y organismos del Estado, nos lleva, dentro de lo que es el mandato que nos dio el legislador en el año 2008 por la Ley Nº 18.446, a desarrollar acciones en lo que refiere a la investigación de todo tipo de denuncias o quejas vinculadas a presuntas violaciones de DDHH. Así también, en relación al monitoreo de instituciones que puedan albergar por parte del Estado personas que estén en situación de privación de libertad o situación de encierro.

También tenemos otra de las áreas que lleva adelante la institución que refiere a la promoción y educación en DDHH, y con gran enMariana Blengio Valdéstusiasmo podemos señalar que en el año 2018 hemos inaugurado una plataforma educativa en la que estamos trabajando en la sensibilización y capacitación de todos aquellos ciudadanos uruguayos o no, que quieran interiorizarse, sensibilizarse sobre qué son los DDHH, cuál es su historia, por qué hemos construido este ordenamiento jurídico que apunta al respeto de la condición humana y cuáles son las garantías que tenemos para hacer valer nuestros derechos y cuál es la función que dentro de lo que son las garantías jurídicas, cumple la Institución Nacional de DDHH y Defensoría del Pueblo.

– ¿Cuál sería el derecho que más se reclama y que menos se protege?
– Dentro de los derechos más denunciados, encontramos el principio al derecho de igualdad y la no discriminación, pero quiero destacar que ese derecho se entrecruza con todos los demás que pueden tener otro tipo de naturaleza como puede ser el derecho a la salud, a la educación, a la vivienda, a la alimentación, a la higiene. Entonces, no podemos decir que sea únicamente un derecho sino que la Institución está recibiendo constantemente denuncias que vinculan a un universo muy grande de derechos, marcados en muchos casos porque se entrecruzan con el principio de igualdad y la no discriminación por cualquier tipo de causal. Puede ser por razones étnico-raciales, por cuestiones de discapacidad, de orientación sexual, por distintas cuestiones que se plantean.

También señalar que dentro de lo que son las denuncias, dentro de los grupos vulnerados que más denuncias recibimos, son aquellos que van de los cero hasta los 18 años. Es decir, de niños, niñas y adolescentes. Y lo destaco no porque ellos denuncien sino porque muchas veces las denuncias giran en torno a problemáticas de niños, niñas y adolescentes, y no es un dato menor porque como usted sabrá, estamos celebrando este miércoles (20 de noviembre) los 30 años de la Convención de los Derechos del Niño adoptada por las Naciones Unidas en el año 89 y que Uruguay ratificara en el año 1991.

– La sensación que tiene la gente es que desde el Estado se protegen más los derechos de los victimarios que el de las víctimas, ¿cuál es su visión?
– Justamente, hay que trabajar en la convicción de que DDHH tenemos todos y cada uno, cualquiera sea nuestra condición humana, cualquiera sea nuestra función o rol que tenemos dentro de la sociedad. Así que para eso, hay que trabajar en la comprensión de que los DDHH son inherentes. ¿Y qué significa la inherencia? El estar dentro de cada uno de nosotros, no importa cuál sea, vuelvo a decir, nuestra condición o nuestro rol en la sociedad. Y por supuesto, aun cometiendo algún tipo de infracción o delito, también hay derechos y garantías que observar. Pero tenemos que tratar de trabajar en esa preocupación porque la ciudadanía se apropie de los DDHH, en el mejor sentido de la palabra, y entienda que la proyección del individuo y de todos y cada uno, pasa por el reconocimiento de todos sus derechos.

– ¿El Estado se está encargando de alguna manera de las víctimas?
– Es una pregunta muy amplia y muy genérica pero supongo que la pregunta apunta a víctimas del delito. Entiendo que el Estado, a través de sus organismos, ha tenido acciones en relación a la reparación y la preocupación por la reparación de las víctimas. Ese es uno de los cometidos también del Estado, trabajar en todo lo que hace a la reparación integral de aquellos que han sido vulnerados en sus derechos. Destaco que en el caso de la Institución Nacional de DDHH y Defensoría del Pueblo, intervenimos únicamente cuando es el Estado el que vulnera el derecho. Recibimos denuncias solo que involucran a organismos estatales como ministerios o cualquier tipo de organismo y personas públicas no estatales. No intervenimos en conflictos particulares, es decir, de dos personas en el ámbito privado. Para eso hay otras instancias de solución de los conflictos.

Lo otro importante de destacar, es el carácter de nuestras recomendaciones. Que se comprenda que nuestras recomendaciones son, como acabo de decir, recomendaciones, no son sentencias como las que emite el Poder Judicial, no son vinculantes y deberían ser cumplidas de buena fe en la medida que hay una recomendación por un órgano que fue creado por el legislador y sus integrantes representan a todos y cada uno de los uruguayos. Nosotros representamos a todos los uruguayos en base a la elección que se hizo por la Asamblea General, en este caso, el 1° de agosto de 2017 y hasta el 2022 que es el mandato que nos toca trabajar.

– ¿Los organismos estatales acatan las recomendaciones de la Institución?
– Importa destacar que en muchos casos la respuesta es rápida, buena, se trata de revertir una posible situación de vulneración que se haya constatado por parte del Estado, y en otros casos, a veces es más lento, hay demoras en que venga la información, porque recibimos una denuncia y tenemos que oficiar al organismo denunciado a los efectos que se nos diga realmente qué es lo que ha sucedido. Entonces, estamos trabajando en un proceso de concientización dentro de los propios organismos sobre que es importante tener un diálogo fluido y permanente, que muchas veces pasa por oficios o cuestiones que hacen a la parte escrita al expediente que vincula a la denuncia en cuestión, y otras veces, es objeto de reuniones, entrevistas que siempre tratamos de mantener como una herramienta de diálogo y de buenos oficios.

– ¿Por qué no interviene en conflictos privados?
– Es la característica de este tipo de organismo, que tiene su creación y razón de ser en Suecia, en los países nórdicos de Europa, en 1809, que fue la primera que se creó con ese cometido, trabajar en el monitoreo de un posible abuso o mala praxis de las administraciones públicas. Fueron creadas de esa forma y sus cometidos son en el contralor del Estado, por eso no hay que confundirlas con lo que es el Poder Judicial que interviene en otro tipo de conflictos. Ese es el mandato que tiene todo este tipo de instituciones que son las llamadas históricamente “ombudsman”, que quiere decir la protección de la persona frente al propio Estado. Se crearon con ese cometido, porque evidentemente como individuos frente al Estado podemos estar en una situación, por lo menos, de mayor indefensión, más allá que el Estado deba cuidar y proteger nuestros derecho como señala la Constitución de la República.

Así que esa es la razón de ser de estas instituciones, que intervenimos y trabajamos siempre monitoreando, estudiando y apostando a que los organismos que conforman el Estado hagan su labor desde la perspectiva de los DDHH. Quiero aclarar que somos una institución estatal, por eso hice esa aclaración de que como institución estatal controlamos los distintos organismos estatales, y no recibimos ningún tipo de directiva y ningún tipo de indicación de ninguna autoridad u organismo sobre la labor que llevamos adelante.

– ¿Cuántas denuncias por año recibe su oficina y cuántas de ellas pertenecen al interior del país?
– Recibimos denuncias de muchos lugares del país. En el informe que aquí está y que voy a dejar a la Junta Departamental, la institución según el mandato legal tiene la obligación al 30 de abril de cada año de presentar una foto, un informe anual de todo lo que se ha hecho. De ese informe surge que en el año 2018 se emitieron casi un total de 800 recomendaciones, dentro de las cuales podemos identificar a los organismos más denunciados, encabezados por el Ministerio del Interior, ASSE, Ministerio de Salud Pública, CODICEN, información que también se encuentra en nuestro sitio web, donde también podrán verse otros organismos en el que se ha emitido recomendaciones.
En relación a Montevideo y el resto de los departamentos, es variado, porque evidentemente estas competencias son nacionales, entonces muchas veces vinculan a temáticas departamentales. Lo que estamos haciendo, y ha sido una de las prioridades marcadas por este Consejo Directivo, es de que podamos llegar a todos los rincones del país. Es nuestra preocupación que los distintos actores sociales nos conozcan cualquiera sea el departamento. Evidentemente la sede está en Montevideo, en la calle Bulevar Artigas y Palmar, y quizás dentro de nuestras proyecciones, no sé si lo veré de aquí al 2022, está poder constituir una sede en algún punto del país que no sea Montevideo. De todas formas quiero aclarar que las denuncias se pueden presentar por email, en una plataforma que ya tenemos para hacer denuncias en línea y puede haber llamadas telefónicas los 365 días del año porque luego del horario hábil, hay un teléfono de emergencia, que es el 1948, que aprovecho a decir que es una fecha para recordar en tanto el 10 de diciembre de 1948 se adoptó por la Asamblea General de las Naciones Unidas la Declaración Universal de DDHH.

Perfil de
Mariana Blengio Valdés

Divorciada, tiene tres hijos. Es del signo de Capricornio. De chiquita quería ser madre. Dice ser hincha de Uruguay.
¿Una asignatura pendiente? Viajar.

¿Una comida? Milanesas.

¿Un libro? Cien años de soledad.

¿Una película? La Guerra y la Paz.

¿Un hobby? Andar en bici montaña.

¿Qué música escucha? Clásica.

¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.

¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“El desafío de los partidos políticos está en levantar la mira y en pensar que el país tiene que seguir su desarrollo y su evolución y que no puede trancarse por rencillas menores”

Entrevista a Graciela Villar

Graciela Villar es candidata a vicepresidente de la República por el Frente Amplio, y visitó el pasado viernes nuestra redacción para conversar sobre algunos temas de campaña.

– La primera vez que habló como candidata a vicepresidente, le pidió la oportunidad a los uruguayos para que la conozcan, ¿usted piensa que ya la conocemos?
– Bueno, he trabajado bastante. En Salto ya es como mi tercera vez, y he hecho todo el esfuerzo de comunicarme por todas las formas, incluso las nuevas formas de comunicación, las redes, y en ese trabajo seguimos intensamente. Sabemos que hay una cuota de ciudadanos o ciudadanas que no han logrado conocernos, pero bueno, la idea es seguir dialogando en esto de seguir visitando los lugares, estar en el Uruguay profundo, no solo en las capitales, y trabajar mucho desde la comunicación para que la ciudadanía tenga la oportunidad, por lo menos, de acercarse a mí o a mi voz, y eso lo siento en las calles cuando me bajo y llego a una ciudad, la gente viene porque ya me ha reconocido.

– Esta elección va a ser histórica para Uruguay por muchos motivos, uno de ellos es que por primera vez, gane quien gane el próximo domingo, una mujer será elegida por el voto popular para que sea vicepresidente de la República. ¿Qué mensaje le da eso al machismo que aún convive en nuestra sociedad?
– Va a ser el gran shock de estas elecciones porque por primera vez, efectivamente, habemos dos candidatas a la vicepresidencia. Eso es un evento histórico que ha sido también el resultado de los movimientos de las mujeres en distintos niveles buscando una participación paritaria. Eso le aporta a la política también porque las mujeres tenemos una mirada más transversal de la política, pero no nos Gaciela Villar en El Pueblo (1)ocupamos solo de los temas de género. Las mujeres también tenemos visión sobre la economía, de cómo se tiene que distribuir el presupuesto. Las mujeres tenemos saberes, también es verdad que se nos exige mucho más que a los hombres en cualquier lugar. Pero para la historia de Uruguay, esto es algo muy importante.

– En la región ya hemos tenido la experiencia de primeras mandatarias, como en Argentina o Brasil. No terminaron muy bien sus mandatos, ¿piensa que se trata de algún resabio cultural contra las mujeres o que realmente no están capacitadas para llevar adelante un gobierno?
– Si miramos cómo les ha ido a muchos de los hombres, no les ha ido muy bien. La historia de América Latina habla de eso. Las mujeres y los hombres en cada lugar hemos vivido las experiencias que nos ha tocado de lo que pasaba en nuestro país y en América. A Michelle Bachelet no se le puede decir que le haya ido mal, a Piñera le está yendo muy mal…

– Ahora están criticando a Bachelet por el informe que hizo sobre Venezuela.
– Bachelet es una mujer con una autoridad moral relevante y ha cumplido su rol en esta etapa en Naciones Unidas, y lo que hizo fue hacer un informe de lo que vio y de lo que recogió.

– ¿Usted coincide con ese informe?
– Sí, lo dije desde el primer momento. Ahora, vamos a tener que seguir haciendo informaciones sobre lo que está pasando en Bolivia y en Chile, que tenemos informaciones de que hay flagrantes violaciones de los derechos humanos. Hoy nos preocupa lo que pasa en nuestro entorno, y por eso creo que las elecciones en Uruguay tienen otra trascendencia histórica. En una América Latina que está muy dolorida, muy convulsionada, que vemos la fragilidad de las democracias, Uruguay una vez más está desafiado a demostrar que tiene una democracia consolidada y un sistema de partidos sólido, contundente, y eso es muy importante.

– No sé si se trata de un problema exclusivo de los uruguayos, pero siempre tendemos a etiquetar. A usted la clasificaron como de la línea dura de la izquierda por su discurso. A raíz de eso la oposición dijo que usted no era la persona indicada para presidir el Parlamento porque no conseguirá construir las mayorías necesarias para legislar. ¿Qué responde a esa crítica?
– La etiqueta tiene que ver con la simplificación y además no ayuda a ver a las personas en su integralidad. Vengo de un proceso de veinte años en Gaciela Villar en El Pueblo (2)Asamblea Uruguay, sector que no se puede caracterizar como radical dentro del FA. Y he demostrado en mi gestión departamental tanto como edila como presidenta de la Junta, una enorme capacidad de relacionamiento con la oposición, que la he tenido siempre. En realidad, todos los procesos en la Junta Departamental se hicieron sobre la base del acuerdo. Creo que la construcción política es eso, el diálogo con otros. Lo he demostrado. Tengo un discurso rotundo en algunas aseveraciones es verdad, pero también soy conteste que la fortaleza de la democracia pasa por la negociación.

– En caso de tener que asumir el 1° de marzo la presidencia de la Asamblea General, se encontrará con un Parlamento histórico por su composición, donde en el menú podrá encontrar casi todas las ideologías representadas. ¿Cómo hará el gobierno sin mayoría parlamentaria para alcanzar esa mayoría? ¿Qué puertas golpearía?
– En primer lugar, comparto contigo que va a ser un Parlamento histórico porque aparecen nuevos protagonistas. En segundo lugar, también es verdad que nadie tiene mayorías, y ese es un dato objetivo de la realidad. El FA tiene un 40%, la oposición, si los sumamos desagregadamente, el Herrerismo no tiene la mayoría. O sea que del acuerdo político que se ha hecho ahora, la llave de la mayoría va a circular de acuerdo a los temas, eso es así. Estamos convencidos que de cualquier forma, aún en el escenario de hoy, donde el FA cuenta con mayorías parlamentarias, las leyes que se han votado en más de un 70% ha sido con mayorías mucho más amplias que la mayoría del FA. Eso quiere decir que la política siempre es el arte de lo posible y negociaremos también tomando en cuenta lo del escenario internacional, el desafío de los partidos políticos está en levantar la mira y en pensar que el país tiene que seguir su desarrollo y su evolución, y que no puede trancarse por rencillas menores.

Por lo tanto, vamos a tener doble responsabilidad, la que la ciudadanía nos dé y la responsabilidad que tendremos en acordar sobre los temas que a nosotros nos parezcan que son relevantes para que el país no se obstaculice en su desarrollo.

– Se me ocurre que un tema al menos urticante para los frenteamplistas debe haber sido escuchar en el debate de boca de su candidato presidencial decir que el programa de gobierno del FA es apenas un consejo y que quien decidirá si lo aplica o no será él. ¿Usted coincide con esta afirmación de Daniel Martínez?
– Hay un escenario que es así, el FA trabajó su propuesta programática con una participación de más de tres mil militantes. El programa dice “bases programáticas”, es un marco donde se dan las referencias de cuáles son las líneas de acción que el FA pretende desarrollar. Allí no hay determinaciones en blanco o negro sino que siempre están abiertas para que cada compañero que va a asumir la fórmula presidencial pueda hacer su plan de gobierno en consonancia con la línea que está planteada en el programa como bases programáticas pero aplicándolo a la coyuntura. Eso es así. Entonces, hay una serie de énfasis que Daniel va a poner en este gobierno, que las puso antes el compañero Tabaré Vázquez, son los énfasis que cada uno de los candidatos pone a consideración como su primer plan de gobierno. Tiene un sustento, un encuadre que es el programa.

– Desde su óptica, ¿cuál sería el tema prioritario para encarar a partir del 1º de marzo?
– Las medidas que está planteando Daniel no tienen una prioridad única sino que van a tener que ser simultáneas. Una es dotar de presupuesto a las doce medidas planteadas con el tema de seguridad. La ciudadanía nos dio un tirón de orejas en ese tema, y Gustavo Leal ha planteado junto con Daniel, las doce medidas que abarcan no solo el tema de la represión sino que abordan el tema del respaldo a la Policía, que tiene que ver con fortalecer a La Republicana en sus bases en el interior, que tiene que ver con seguir con los planes PADO y los Operativos Mirador, y que tiene que ver con dotar de presupuesto a la Ley Nº 19.580, que es la Ley de Femicidio, que establece las fiscalías especializadas a nivel nacional con el tema de violencia de género. Además, la incorporación de mil tobilleras, que es lo que estaríamos planteándonos hoy como uno de los temas que han dado mejores resultados. Las mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, cuando al acosador se le pone tobilleras, ha hecho disminuir muchísimo las muertes por esa causa. Pero hay que seguir trabajando.

Creo que en esas doce medidas, hay un aspecto que es esa mirada transversal en lo que se llama la construcción de convivencia. Muchas veces estos núcleos de delincuentes se han enquistado en el cono urbano generando en todo su entorno enormes dificultades de convivencia, y hemos hecho experiencia donde intervenir, no solo desde la policía y la represión sino con todo lo que se llama políticas sociales en vivienda, educación, con seguimiento de trayectorias y acompañamiento a jóvenes y adolescentes que a veces están involucrados por las condiciones en las que viven, ha dado resultados y eso supone también definir presupuesto para eso, porque en muchos casos habrá que hacer intervenciones desde lo habitacional muy firme.

El otro aspecto que entendemos que hay que poner ya a desarrollar, es que en Uruguay se va a estar instalando UPM que va a generar un fuerte impacto en el centro del país hacia el norte, pero además, nos obliga al desafío de empezar a desarrollar capacidades en trabajadores que hoy no las tienen para un desarrollo de diez áreas que a través de OPP ha detectado, donde Uruguay tiene una enorme capacidad de inserción y una que va a tener en consecuencia, que es el tema de la madera, para variados usos, no solo en papel sino especialmente para el tema de fabricación de casas donde Canadá ya está interesado en trabajar con nosotros.
Pero se debe preparar a Uruguay para un cambio en el mundo del trabajo que es muy acelerado. Es el desafío que vamos a tener en la primera hora donde INEFOP hoy es una buena herramienta, pero necesita vincularse hoy con la academia en espacios de mayor preparación en estos temas que vamos a estar teniendo en los primeros tres o cuatro años.

Perfil de
Graciela Villar

Casada, madre de tres hijos y abuela de dos nietos. Es del signo de Virgo. De chiquita quería ser bailarina. Es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? Tengo muchas, pero si tengo que elegir una, seguir estudiando. ¿Una comida? Churrasco con ensalada de lechuga y tomate. ¿Un libro? “El hombre que amaba a los perros” de Leonardo Padura. ¿Una película? El documental “Nada es privado”. ¿Un hobby? Leer. ¿Qué música escucha? Cuando estoy tranquila y limpiando en casa, prefiero la música clásica. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Entrevista a Juan Romero ¿Cuáles son los modelos de país que están enfrentados en la elección presidencial del 24 de noviembre?

En el marco de una campaña electoral por la que este próximo domingo 24 de noviembre estarán en pugna dos fórmulas presidenciales, las de Daniel Martínez y Graciela Villar por un lado y la de Luis Lacalle Pou y Beatriz Argimón por el otro, cabía preguntarse si se trata en definitiva que lo que están enfrentados son dos modelos distintos de ver el país y la forma de encarar las soluciones a los problemas que Uruguay tiene según los diagnósticos que se ha venido haciendo por parte de los distintos partidos políticos durante estos largos meses de campaña proselitista.

Se podrá compartir o no el análisis o las opiniones que se vienen escuchando en estos días por parte de los distintos actores políticos, pero para tratar de simplificar las argumentaciones de uno y de otro lado, EL PUEBLO recurrió una vez más al doctor Juan Romero, sociólogo, docente e investigador de la Universidad de la República, para que grafique para nuestros lectores qué visiones de país estarán en juego en esta segunda vuelta presidencial o balotaje. Compartimos a continuación parte de lo conversado con el doctor Romero.

– Unos días antes de las elecciones del 27 de octubre, llegó hasta nuestra ciudad el economista y senador electo Daniel Olesker a presentar su último libro, “Dos modelos en pugna”, ¿podría graficar cuáles son esos dos modelos de país que están enfrentados?
– En síntesis sobre esos dos modelos que están en pugna este próximo domingo 24, podemos observar que uno de los ejes vertebrales refiere a la distribución de la riqueza que se genera. Entonces, tú tenés que en los 90 la economía creció un cincuenta y pico por ciento pero los salarios bajaron en términos reales un ocho por ciento. O sea, creció la economía pero bajaron los salarios. Y en este período o en este ciclo, que veremos si continúa o se inicia uno nuevo a partir del 24 de noviembre, la economía también creció un sesenta y pico por ciento pero los salarios también crecieron en torno del cincuenta y pico por ciento de crecimiento real, es decir, por encima de la inflación.juan romero

Entonces, para mí una de las síntesis es esa, un modelo hace crecer la economía pero no distribuye, ejemplo de eso es Chile. Y el otro modelo hace crecer la economía y distribuye. Esa es una de las patas fuertes, me parece a mí, que están ahí y que veremos qué es lo que pasa.

– ¿Se trata de dos modelos ideológicos los que están enfrentados? Le pregunto porque traer a colación la década del 90 cuando gobernó el padre del hoy candidato de la oposición, Luis Lacalle Pou, cuando en esos años él era un niño, solo se justificaría si hablamos en término de planteos ideológicos, no personales.
– Y sí, yo te diría que va acompañado lo ideológico con propuestas de cómo desarrollar esas visiones de país. O sea, hay uno que te dice que la solución para este problema pasa por determinada propuesta, por ejemplo, importar petróleo, que está en el programa de gobierno del Partido Nacional, aunque ahora te dicen que no es todo el programa del Partido Nacional, pero bueno, un programa va a haber y con el que se va a gobernar. Una propuesta es esa. Así que tenemos una propuesta que te dice que hay que abrir la economía, lo del petróleo es un ejemplo, y otra que te dice que hay que tratar que haya un ente regulador para cuidar el mercado interno, regulemos estos mercados. O sea, son visiones diferentes sobre el mismo problema. Después las personas le suman el carácter propio de cada candidato, esas diferencias personales que son naturales. Más allá de eso, estamos hablando de diferencias en propuestas, que es lo que uno observa que luego incluso se plasma en la acción.

– ¿Cómo ha analizado lo que ha sido hasta ahora la campaña electoral a nivel nacional? Le pregunto porque me llamó la atención que el mismo día de la elección del pasado 27 de octubre, tuve la oportunidad de dialogar con dirigentes y candidatos de todos los partidos políticos y todos coincidían en lo pacífico y tranquilo de la jornada. ¿Notó eso mismo o hubo dos planos diferenciados de la campaña si sumamos a la ecuación a las redes sociales?
– Esta campaña está marcando lo que van a ser las próximas campañas porque hay generaciones nuevas que están comenzando a desarrollar su ciudadanía, y las campañas van a ir marcándose por ese estilo en diferentes planos. El plano visible y el plano, no digo invisible pero sería el plano no tangible. Se van a ir sustituyendo los muros pintados, la cartelería que forma parte del folklore por la llegada por redes, los trolls, gente que se va a contratar para armar determinada noticia, las noticias falsas, etcétera.

Entonces, por el lado, diríamos, tangible, será o es muy tranquila, te diría que entrando en una etapa de desuso, pero necesaria para estar visible. Mientras que por otro lado, la campaña fue descontrolada, absolutamente descontrolada, me refiero a lo que son las redes. Absolutamente descontrolada, diría incivilizada.

– ¿Debido solo a la aparición de las “fakes news” que usted mencionó o debido a un estado de ánimo de la gente?
– No solo “fakes news”, también se ha visto ofensas, mentiras, idas de boca, amenazas, persecuciones, acoso. O sea, absolutamente incivilizada, te diría acivilizada. Muy cavernícola, por decirlo de alguna manera y para que se entienda. Muy poco republicana. Entonces, creo que las próximas campañas serán un elemento que hay que comenzar a, sobre todo desde los partidos políticos, porque en Uruguay nunca hay que dejar a los partidos políticos de lado; por eso digo, desde los partidos políticos y desde su dirigencia, comenzar a educar en ese tema, porque luego se generan heridas y hasta te diría que se terminan generando falsas contradicciones, porque no existen los buenos y los malos, pero se generan los buenos y los malos. Es difícil al otro día en la calle verte con la persona que el día anterior le dijiste de todo por la red y al otro día “hola, ¿qué tal?”, como si lo anterior no hubiese existido. Es difícil.

– ¿Eso no está generando una “grieta”, como se habla en Argentina?
– Bueno, yo no sé qué es lo que definen por grieta. Lo que este tipo de situaciones acivilizada lo que genera es conflicto y lamentablemente, dependiendo de cómo se regule ese conflicto puede llegar a la violencia. Pasa acá y pasa en cualquier tipo de sociedad occidental.

– Pero si se compara nuestra forma de encarar la política a cómo se hace en Argentina, y me refiero a los grados de violencia, ¿cómo la evalúa? ¿Es igual o hay diferencias?
– No, no, no, absolutamente distinta, acá es absolutamente mucho más civilizado. Primero porque la sociedad y la configuración política argentina y uruguaya son muy diferentes, estamos cerca pero estamos lejos.

– ¿Cómo observa lo que va a pasar el domingo 24 proyectando al país por los posibles cinco años que va a vivir si gana una u otra opción?
– En términos de campaña, creo que Luis Lacalle Pou no va a hacer nada, o sea, va a dejar todas las fichas como están porque apuesta a ganador. Es decir, no va a hacer nada más de lo que ya hemos visto para ganar. Y del otro lado, Daniel Martínez va a tratar de mover todas las piezas que pueda para tratar de ganar, o sea, está mostrando un gabinete, y en cierta manera está apretando al adversario para emplazarlo a que muestre lo que sería su gabinete en caso de ganar.

En términos de lo que puede pasar, si gana el oficialismo, podemos esperar la profundización de algunas políticas porque, por ejemplo, en el tema seguridad tiene tremendo llamado de atención. Y si no ganara el oficialismo, se abre una interrogante, porque es evidente que no va a gobernar el Partido Nacional, va a tener que gobernar con otros, y acá el gran convidado de piedra es Cabildo Abierto. Entonces, se abre una gran interrogante a ver cómo se llegan a acuerdo con socios tan dispares.

Por ejemplo, sobre el tema salud reproductiva ya se vio que hay opiniones muy encontradas. Entonces bueno, ahí se abre una gran interrogante.

Perfil de
Juan Romero

Casado. Tiene 3 hijos. Es del signo de Tauro. De chiquito quería ser camionero, como BJ. Hincha de Peñarol, “hasta la muerte”.

¿Una asignatura pendiente? Finalizar sus estudios en inglés.

¿Una comida? Asado con un buen vino.

¿Un libro? Hay muchos, pero cito tres, la Biblia, “Viven” y “El enigma Spinoza” de Irvin D. Yalom.

¿Una película? Cualquiera de “Star Trek” o de “Star Wars”.

¿Un hobby? Jugar al basquetbol.

¿Qué música escucha? “En general, toda, pero te diría la que no me gusta, la que agrede los oídos” (risas)

¿Qué le gusta de la gente? La honestidad y la lealtad.

¿Qué no le gusta? Los corruptos y los traidores.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

«Tenemos que trabajar en políticas de frontera con una herramienta a largo plazo que nos ayude a sobrevivir, porque las empresas están cada vez más complicadas»

Entrevista a Atilio Minervine

«El pasado miércoles se realizó la asamblea anual ordinaria del Centro Comercial e Industrial de Salto donde se procedió al recambio de la mitad de su directiva. Atilio Minervine continuará un año más al frente de dicha institución. En tiempos de balance y perspectivas por lo que viene, fue ideal para el diálogo con EL PUEBLO.

- ¿Qué balance se hace de un nuevo año de trabajo?
– Como ha sido tradición en esta institución, hemos mantenido trabajos y líneas marcadas por quienes nos han precedido, pero además, nos hemos propuesto hacer cosas diferentes para obtener resultados diferentes, y el tema de las políticas de frontera nos está ocupando mucho porque el interior y el norte está muy deprimido comercialmente. En esa línea, antes que el tema económico se complicara por la devaluación de la moneda, públicamente salimos a decir que no estábamos de acuerdo con el cero kilo, que fue una medida que se implementó porque era una barrera para detener ese trasiego de mercaderías que perjudicaba directamente al comercio local.

Teniendo en cuenta que tenemos que trabajar en un contexto regional donde la economía está complicada de los dos lados, el tema del cero kilo nos ha complicado mucho el relacionamiento con la gremial vecina del Centro de Comercio Industria y Servicios de Concordia, porque nos recriminaron que habíamos puesto el cero kilo, y en realidad esa medida quedó bien claro que es una medida gubernamental nacional y no departamental ni de esta institución. Porque además, los comerciantes del otro lado están tan complicados como nosotros, y fundamentalmente porque sentimos que esta medida del cero kilo no tiene mucho impacto porque perjudica, por ejemplo, a una familia que va en un auto a comprar unas pocas cosas, lo que no mueve la aguja porque la frontera con Salto es muy permeable y por más que se aplique la medida del cero kilo como en otro momento, uno no ve que haya cambios en la cantidad o volumen de productos de frontera que se ven en el departamento para la venta.

- El Centro Comercial ha reclamado medidas claras en políticas fronterizas, como pasó con la rebaja del IMESI en el precio de los combustibles. ¿Qué están pidiendo al gobierno?
– Justamente, fue una medida de éxito y la prueba está en la rebaja del IMESI a los combustibles, que fue el 28, ahora el 24%. Ya se nota, y les hemos dicho a representantes del gobierno que hoy la rebaja del IMESI tiene que ser de un 35% porque la diferencia es muy grande. Y si usted camina por cualquier barrio, verá los carteles de venta de nafta. O sea que la prueba es bien clara.

No estamos de acuerdo con el cero kilo, por lo que estamos pidiendo una medida de fondo y que dure en el tiempo. Un descuento en el IMESI o en el IVA que haga que el consumidor al comprar, que comprará por los medios electrónicos que el gobierno apoya como apoya los tickets de alimentación -que hoy por hoy muchos funcionarios de las empresas no quieren, se resisten porque están obligados a comprar dentro de la formalidad, y eso es más caro-, que cualquier ciudadano con tarjeta de crédito, débito o ticket de alimentación que compre en el mercado formal, tenga un descuento del 10, el 15% o el que sea, después de la compra. Entonces con eso mostramos que no es una medida que dé ganancia para el empresario, porque muchas veces dicen que el empresario quiere ganar más plata. No, el empresario va a pagar el mismo impuesto pero el descuento le va a venir al comprador.

Nosotros trabajamos en esa línea. Fuimos al Ministerio de Relaciones Exteriores, estuvimos con el ministro Nin Novoa hablando también del tema de la «loja franca» de Brasil que es otro tema que va a complicar la economía de los comerciantes, pero no solo en la frontera sino que eso va a invadir al país por la diferencia que hay en materia de precios. Estuvimos en el Ministerio de Economía hablando de lo mismo, sobre que es necesario para los productos de primera necesidad, bienes de consumo o de uso como se le llama, o sea que va a ir más allá de la canasta básica.

El tema de la renuncia fiscal, es que ningún gobierno está dispuesto a renunciar a dinero que le entra por parte de impuestos porque esa plata de alguna manera está gastada. Entonces lo que acordamos con el gobierno es que se le lleve información –cosa que ya hemos hecho- por medio del Congreso de Intendentes, CEDU (Confederación Empresarial de Uruguay) de la que formamos parte. Se llevó información del tema del mercado, cómo está, lo que afecta, esa información la tiene el gobierno, quedamos de colaborar con eso porque la manera en la que se logró la rebaja del IMESI en ese momento fue que se le presentó al gobierno que acá se vendía tantos litros, ahora se vende menos litros, hay tanta fuente de trabajo en riesgo, es tanta plata que se va al extranjero y que el gobierno se pierde de recaudar, por lo que es preferible agarrar menos plata por impuesto de algo que querer agarrar el 100% por IVA o lo que sea, de nada.

- ¿Cómo obtienen esa información?
– La Universidad Católica está trabajando en eso, para buscar los insumos y los comparativos de los precios de frontera que la Universidad ha venido haciendo. Fuimos a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que es el paralelo de nuestra CEDU, con los vecinos del Centro Comercial de Concordia a tratar justamente el tema informalidad, contrabando, política de frontera, que ellos también lo tienen porque tienen una frontera muy grande y estos problemas en todos lados se vive. Nin Novoa nos dijo que teniendo esta información es más fácil poder convencer al ministro de Economía, explicarle que el dinero no va a entrar por un lado pero le va a entrar por otro, pero sin información, sin números, sin datos no conseguiremos nada.

- El cambio de gobierno en Argentina, ¿puede cambiar en algo la política de frontera?
– Luego de las PASO fue un antes y un después por el tema de la diferencia cambiaria, porque el gobierno argentino implementó la eliminación del IVA de algunos productos, ahora puso nuevamente el CEPO, que indudablemente al argentino se le va a complicar venir con efectivo. Pero bueno, el turismo en Salto y en Uruguay está buscando las herramientas que por medio de las tarjetas igual puedan consumir porque ahí no hay restricciones, entonces hay que buscar descuentos, promociones con la tarjeta. Hasta buscar de alguna manera que se pueda tener una referencia para que el Banco Central tome peso argentino para poder hacer algo más razonable. En Salto el peso argentino tiene un valor diferencial al de pizarra porque siempre tratan de tomarle un poquito más para que no perjudique tanto.

Pasa que estamos en un contexto en el calendario muy difícil porque el gobierno argentino ya se sabe quién será el presidente y probablemente qué política aplicará, pero que no la tendremos clara hasta el día que asuma porque hoy especulamos con que pueda ser igual que antes. Sabemos cuál es la postura de Bolsonaro hoy. De repente en lo económico Bolsonaro sea más flexible, mientras nosotros recién el 24 vamos a ver qué pasa. Entonces, es un contexto muy complejo en el que no me animo a vaticinar nada porque está muy cambiante. Lo que sí sabemos es que tenemos que trabajar en políticas de frontera, con una herramienta a largo plazo que nos ayude a sobrevivir, porque las empresas están cada vez más complicadas, cada vez tienen más costos, porque el tema impositivo afecta mucho. El tema de la seguridad afecta en que en algunos comercios la gente no quiere salir de noche o que se tenga que contratar a una seguridad privada que le encarece todo.

- Sigue complicada la seguridad…
– Estamos en un contexto complicado. Tenemos buen relacionamiento con el Comando de Jefatura. El viernes directivos del Centro Comercial estuvieron hablando con el Comando, ellos están preocupados y ocupándose de la situación, están tratando de alguna manera de generar una dinámica diferente para que la presencia policial se vea más o esté más concentrada en algunos lados y de alguna manera aplacar esto que es muy parecido a lo que pasó hace dos años que fue una locura. La Constitución dice que el valor más preciado es la vida de la persona, que nada justifica que por cuidar algo material que se dañe a una persona, pero hoy los delincuentes están poniendo la vida de la persona más devaluada que lo material. Hay un joven que se debate entre la vida y la muerte que a las siete de la mañana iba al liceo y lo atacaron para sacarle el celular, ¿qué valor puede tener encima un adolescente de 15 o 16 años?

No es que decís que atracaron el camión de seguridad o a un ejecutivo que iba con un maletín. Es un vecino, un hijo que podría ser de cualquiera de nosotros, que va a pie. Pero además, siento que hay gente viviendo en una burbuja diferente a la que vive uno, que no tiene un vehículo o una moto para llevar a sus hijos o porque los dos padres se fueron tempranísimo a trabajar, y sus hijos se levantan solitos para ir a estudiar, para tener un futuro y que le pase una cosa de esta, o que salga a pasear con sus amigos y esté sentado sin hacerle mal a nadie y que le pase una situación de esa, y te llamen para avisarte que lo lastimaron. Esto va más allá de un tema económico o político, es un tema social.

¿Y queremos vender un departamento para que vengan los turistas? Por suerte todo lo que es la zona de turismo, como Daymán y Arapey, son muy seguras, pero quien compra un destino, piensa en el entorno y en todo.
Entonces cuando uno tiene que transmitir las cosas tiene que cuidarse de quienes prefieren vender sensacionalismo. Se debe ser razonable, objetivo y ver la realidad. Nosotros como institución trabajamos para apoyar, salimos a la prensa y tratamos de ver el vaso medio lleno, porque estamos trabajando. Y lo más complicado, como recibimos acá a ministros o a candidatos políticos, lo hablamos directamente con quien puede tener la solución.

Como institución también hemos decidido trabajar en conjunto con otras gremiales, como en este caso la Asociación Agropecuaria, al estar los dos en el sector de la producción y que nos complementamos en un montón de cosas.
Estamos convencidos que trabajando juntos vamos a andar mejor.
De hecho, cuando se dio la marcha de los vecinos en Salto Nuevo, me llamó su presidenta, Mónica Silva, y fuimos juntos. Así que en esa estamos, trabajando.

Perfil de Atilio Minervine

Casado. Tiene 4 hijos. Es del signo de Cáncer. De chiquito trabajó mucho con su padre en las actividades del campo. Es hincha de Salto Rugby.

¿Una asignatura pendiente? Aprender a nadar. ¿Una comida? Toda aquella que comparta con la familia y con los amigos. ¿Un libro? «No más pálidas» de Enrique Baliño. ¿Una película? La Lista de Schindler. ¿Un hobby? Me gusta sentarme a pensar. ¿Qué música escucha? Rock de los 80. ¿Qué le gusta de la gente? Que sea sincera. ¿Qué no le gusta de la gente? En verdad tolero, si algo no me gusta lo dejo pasar porque todos tenemos mochilas diferentes y no todos tienen que mirar las cosas igual que yo.

Leonardo silva

Publicado en - Destacados, - Semanales, - Titulares -, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Bonetti presentó su libro “Los Recursos del Educador y la Formación”, sobre los distintos abordajes y climas a la hora de enseñar

Entrevista con Juan Pablo Bonetti

Días pasados fue presentado en la sede de la Fundación Desarrollo Regional Salto Grande en el marco de su décimo aniversario, el libro “Los recursos del Educador y la Formación” del profesor Juan Pablo Bonetti, quien en diálogo con EL PUEBLO, comentó de qué trata.

LOS ABORDAJES
“El título que trae el libro –comenzó diciendo- refiere a los recursos del educador y la formación, entonces lo que intento, a partir de la experiencia, es contar algunas cuestiones más tipo anécdotas y como agarrar temáticas que me parece que tienen que ver con las formas de trabajar y las posibilidades de mejor llegada a los gurises. Entonces, si bien no me centro exclusivamente en el sistema educativo, menciono la posibilidad de trabajar diferente de los docentes en el sistema educativo. Y también hago referencia a los educadores en el área comunitaria”.

“Por ejemplo, uno de los temas que está tomado ahí, son los abordajes al acercamiento que existe entre ese educador y el grupo con el que trabaja. En un caso que estamos haciendo, lo que haría es no tener esta mesa, para mí no existiría, porque de alguna manera está marcando determinada distancia contigo. Entonces, en este trabajo lo que sugiero son determinadas cuestiones que intenten acercar, no de una manera en que todo se confunda y que el rol del educador se pierda, pero sí que permita una distancia, una cercanía diferente que a ambos nos permita comunicarnos y relacionarnos de una mejor manera”.

CLIMAS
“Eso no significa ausencia de límites ni significa la pérdida del rol que tiene cada uno. Ese tipo de cosas está vinculado, a mi criterio, a una transversalidad que debería tener toda la educación. En el tema de los abordajes y el primer acercamiento. Respecto al tema de la construcción de climas, que es otro de los elementos que tomo, apunta a decir que los climas se pueden construir. No creo en eso que los climas los arman los gurises y nosotros no incidimos en eso. Estoy convencido que incidimos, pero para eso tenemos que tener determinados recursos, recursos personales que me permitan parar y convencer al otro que lo que les estoy ofreciendo les va a gustar, pero primero me tiene que gustar a mí. De lo contrario, no voy a lograr absolutamente nada”.

“Partiendo de esa base, de que a mí me gusta eso, que además siento pasión por eso, no voy a hacer una tarea con gente si no quiero hacerla. Convencido de eso,Angelina Bazzano y Juan P. Bonetti lo que planteo es, cuáles son esos recursos que puedo usar pero que están en mí mismo. A eso los llamo recursos personales, entonces digo, la atención y desatención la tenemos todos, ¿cómo lograr la atención? ¿Cómo motivar para que la gente se enganche a hacer cosas cuando por lo general te dicen que no pueden o que no saben? Entonces, evitar las exposiciones en las que uno se tenga que exponer y fracasar, evitar los fracasos, generar acciones que sean seductoras y que de alguna manera te desafíen pero que te permitan cumplir con el objetivo. Y que eso vaya in crescendo, que ese desafío sea, una vez cumplidas determinadas metas, saltar a otra, y así sucesivamente. El desafío, la sorpresa, no sorprender con la voz, sorprender con la mirada y con las acciones”.

“Por ejemplo, si acá le pusiera un paquete enorme de regalo, le diría que esto es para usted y a usted le generaría algo, por lo menos la curiosidad de saber o querer saber qué hay adentro. A ese tipo de cosas me refiero con que es posible convocar la atención, motivar y construir climas distintos. Y lo otro es romper con el clima. Hay veces que los grupos llegan con determinado clima, porque hay enfrentamientos entre determinados subgrupos, y hay quienes te dicen “yo al lado de este no me siento”. Muchas veces lo que intenté fue decirle “te tenés que sentar, por la cooperación y porque somos todos amigos”, cuando la realidad mostraba que obligaba a eso y no funcionaba. Entonces, ¿de qué manera lograr eso que casi sin darnos cuenta suceda? A eso lo llamo “cambiar de lugar”. Cambiar de lugar físico, significa cambiar de lugar en el que me ubico en general, más física y simbólicamente, que es aquel que se sienta al fondo y que está como por fuera, ¿cómo hago para sacarlo de ese lugar y que se ubique en otro?”

“Entonces, en el libro menciono algunas actividades que tienen que ver con ese sacar del lugar y que están bastante vinculadas al tema de juego, como elemento, no el deporte sino otro tipo de juego que busca más el conocimiento, el manejo del nombre y no el apodo, el cambiar de lugar casi sin darme cuenta, porque les digo, ´vamos a cambiar de silla a la cuenta de tres, y el que se queda sin la silla, ocupa mi lugar. Yo estoy acá parado y ustedes cambian’. Y yo trato de ubicarme en una silla, queda uno, ese uno hace lo mismo, dice ya y cambiamos de lugar. Lo que va a pasar es que ustedes ya no queden juntos, pero sin darse cuenta, no los estoy obligando a nada, lo que estoy intentando es que ese cambio de lugar se produzca sin que haya tironeos, sin que yo tenga que andar tironeando con el otro para que lo haga. Lo va a hacer porque nadie quiere quedarse sin silla, y como yo puedo intuir a que hay un nivel de exposición que si alguien se queda solo no lo va a hacer. Repito y yo me quedo parado veinte veces y la veinte veces cambian de lugar y me ven ahí parado pero van a seguir peleando por la silla creyendo que yo voy a intervenir en una, cuando veo que hay un clima donde ya me empieza a interesar un poco lo que pasa y que ya me olvidé del cambio de la silla, genero otra acción diferente”.

“De esas cosas, más otras que tienen que ver con el tema de la inclusión, que está vinculado a esto que hablamos recién pero que tiene que ver con el manejo de los nombres, que en general hay como mucha impersonalización, vos sos un número o una letra o un apellido, algo que está por ahí. El nombre también genera una distancia, si yo nombro a alguien por su nombre porque quiere que lo nombren así, y voy facilitando para que todos nos nombremos de esa forma, se genera una distancia diferente, mucho más proclive a que me escuchen y a que yo pueda escuchar también”.

LA CONFIANZA
“Entonces, tenemos el tema del nombre, el tema de la construcción de la confianza y qué acciones emplear. Tenemos que tenernos confianza, pero no nos tenemos confianza. Entonces, ¿cómo construyo esa confianza? Accionando, generando acciones en las que yo tenga que cuidar el cuerpo del otro y no agarrarlo a patadas, pero que sea como un desafío y no como una obligación. En eso, el tema de las habilidades circenses y sobre todo de las acrobacias en esta cuestión de lo recreativo, tiene mucho que ver con esto que sostengo, que ayudo al cuerpo del otro porque está cumpliendo con una habilidad de la que yo también formo parte, y si no tengo la confianza que me van a agarrar y me voy a tirar de allá arriba, no me tiro, o si me tiro será solo una vez, o no me levanto más o me levanto y me enojo con quienes me estaba ayudando. Eso con una determinada progresión, nadie se tira de allá arriba la primera vez en brazos de otro porque yo le pida que se tire, sino que también, hay que intentar hacerlo avanzando, en una progresión. En el libro está mencionada brevemente los aspectos fundamentales de esta experiencia del circo, que no tiene que ver con el sistema educativo pero si tiene que ver con lo comunitario”.

“Este libro intenta estar en un lenguaje accesible, porque muchas de estas cosas que tienen que ver con la actitud, con el acercamiento al otro, van mucho más allá de la educación y es para cualquier actividad de la vida. Para los periodistas, cuando atropellan con sus micrófonos o cuando el médico me reciba, ni siquiera me mira y me mete las manos por donde tiene ganas de hacerlo, hablando claro y pronto, pero me parece que hay una cuestión que tiene que ver con cómo me acerco a los otros y que tiene que ver con algo más allá de la educación y la formación”.

LA INCLUSIÓN
– Alguien ha sostenido que en la educación no existe inclusión sino que lo que se ha hecho es sumar a gente diferente, ¿cuál es su visión al respecto?
– Una cosa es que tú tengas como objetivo incluir y abrís espacios para que la gente ingrese, pero el gran problema es que si después no hacés nada con eso, una vez que tenés adentro a la gente y no tenés estrategias que te permitan que esos que no se juntan con este empiece a juntarse a partir de un trabajo en el que empiezo a mirar al otro de manera diferente y que tiene que ver con esto que decía, de cambiarte de lugar, empezar a cruzarte con otros significa que si a mí me ubican siempre en un salón allá atrás, yo voy a estar allá atrás hasta de cabeza.
Si no genero, por ejemplo, una ronda, que no es mágica, pero que implica otra disposición en un salón pero no arreglás absolutamente nada, en principio cambia, rompo con lo que está y empiezo a generar otros movimientos que a la larga me lo van a permitir.
El tema de la inclusión es una cuestión que hay que abordar y trabajar, que no es por decir “juntos”, integro. Pero tampoco es que porque haga esto que estoy diciendo. Es un proceso, porque las diferencias son mucho más, porque en mi barrio hay distancia física en la distancia en llegar al centro donde están los de acá y los de allá. Esa mirada debería ser mucho más amplia. Los espacios comunes deberían ser espacios comunes, para todos.

– Hay un problema grande que se está dando en nuestro sistema educativo que tiene que ver con la deserción, sobre todo en Secundaria, y uno de los temas de por qué los jóvenes abandonan es por la falta de estimulación del docente hacia los estudiantes. Lo que usted prevé en su libro, ¿sirve tanto a los docentes de Primaria como a los de Secundaria?
– En principio, digo que en líneas generales es todo aplicable. Estoy pensando en la formación más que nada, porque me parece que cuando nos formamos recibimos determinadas cuestiones que tienen mucho más que ver con los contenidos específicos y el saber más académico que con cuestiones que tienen que ver con la socialización de las personas. Y la socialización se puede dar naturalmente, pero cuando es mucha gente, las poblaciones son grandes y además la heterogeneidad es mucha, las dificultades son mayores. Pero necesito de determinadas herramientas, que a mi criterio, están mencionadas en el libro pero no están trabajadas sobre la persona.
Estoy escribiendo ya una continuación de este libro, que intenta arrimar más cuestiones prácticas, acciones, tengo que saber leer lo que está pasando en ese cuerpo, tengo que saber cómo está esa persona, por qué está así, pero también tengo que saber qué hacer para que paulatinamente esa persona se vaya integrando. Tendría que poder saber los “no puedo” o los fracasos que tuvo en su vida para reaccionar de determinada manera, y tendría que saber además cómo hacer que ese cuerpo empiece a decir otras cosas que las que dice todos los días.
Entonces, cuando me planteo este tema de la formación me baso en lo que he visto últimamente, que no estoy metido en la formación, pero sí veo a educadores trabajar y digo pah! Y me comparo con mi formación, donde fui haciendo con otra gente, como enganchando y sacando desde otras disciplinas, como por ejemplo, sacar algo del teatro, de la plástica, de encontrar en definitiva en otros lugares, respuestas que no me las había dado la formación.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Candidato presidencial del PERI denuncia el uso del agrotóxico fentión en la naranja salteña y sanducera, que provocó la devolución de un cargamento de naranjas de Italia

Entrevista a César Vega

Estamos hablando de lo que los otros no hablan»

César Vega, es candidato a la presidencia de la República por el Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI), estuvo en nuestra ciudad el día de mayor calor de lo que va de esta primavera, reuniéndose con un importante grupo de salteños en el Hotel Concordia. Allí estuvo EL PUEBLO y la oportunidad para la charla se dio de manera natural.
– ¿Cómo explica el buen posicionamiento del PERI en las últimas encuestas, alcanzando el 2% de intención de voto, por encima de otros partidos políticos?
– Si señor, usted advierte lo que los demás no han advertido todavía. Nos halaga bastante, pero en realidad las encuestas es un material para el análisis. Si no estuvieran, yo podría decir que somos los primeros, y otro podría decir, «no, usted está último». Pero bueno, las encuestas son un material de orden científico que promediándolas a todas puede dar algo parecido a la realidad, si es que los métodos que están utilizando son buenos.
De verdad, las últimas nos dieron también una sorpresa y nos ubican detrás del pelotón de partidos que podemos llamar más grandes, como el Frente Amplio, Partido Blanco, Partido Colorado, Cabildo Abierto; y el grupo de los más chicos, donde quedamos nosotros en ese lote, para sorpresa estamos por encima de una Unidad Popular que es 26 de Marzo con 40 años de militancia, de un Partido Independiente que hasta el momento tiene un senador y 3 diputados. Y claro, te sorprende, pero lo aceptamos con mucho gusto. Y ahora empezamos en esta recorrida por el país, justo en este momento especial, donde podemos meterle ese humor y ese amor que le estamos poniendo a esta carrera.
– Una carrera que lo deja a las puertas del Senado…
– Bueno, yo diría que eso sería una especie de sueño, como el que tuvo Talvi de llegar a la presidencia, para ser honesto, porque nunca para nosotros tuvo la más mínima posibilidad. Un diputado podría andar seguro de acuerdo a las encuestas, pero a seguro se lo llevaron preso, hay que trabajar. Dos diputados, podría ser de acuerdo a un par de encuestadoras. Nos quedan 15 dícesar vegaas (al momento de hacer la nota, hoy son 7 días), y vamos a hacer lo posible por afirmar ese segundo diputado, y después estaríamos tomándole su palabra de que de repente si seguimos trabajando capaz que sacamos tres y ya sería un senador. Pero la veo muy difícil, no es tan fácil.
– ¿Por qué piensa que la gente está mirando al PERI en este momento?
– Ya que le gusta el análisis de las encuestas como a mí, digo que dentro de la cantidad de indecisos, está la cantidad de gente que piensa esto, «estoy por votar a alguien que quiere sacar a este país adelante». No soy camisetero, pero venimos sosteniendo que sea quien sea el que gobierne, Lacalle o Martínez, Martínez o Lacalle, sin negociar nada, nosotros votaríamos lo que ese presidente propusiera y que nos parezca que está bien para el país y no votaríamos lo que nos parece que está mal, que es decir para su gente. Usted me dirá, pero en eso consiste la política. Efectivamente, en eso debería consistir, pero últimamente se ha transformado en me das tanto, te doy tanto, y esa gente que está dentro de los indecisos no quiere eso. Entonces, al proponerlo, esa gente nos entiende y dice, «esta es nuestra fuerza política, queremos que nos represente en el Parlamento», y le dice al encuestador, PERI.
– Al venir a su encuentro para esta nota, me encontré con bastante gente que respalda en Salto al PERI y le reconozco que no lo esperaba. ¿Esto viene ocurriendo también en el resto del país?
– Si, nos estamos llevando esa misma sorpresa que usted. Recién le hice una afirmación al amigo, que lo acabo de conocer, Pablo (Remigio), un poco tomándole el pelo porque queremos meterle humor y amor a la política, porque veníamos metiéndole amor a la campaña, pero ahora encontramos en la veta del humor, que es el complemento, la fórmula mágica para andar contentos haciendo esto, mientras otros andan con cara de amargados. Entonces le digo, «usted es Pablo y resulta que usted fue edil del Frente Amplio. Vengo de Paysandú y acabo de conocer a un ex edil del FA que está en el PERI y vengo de Mercedes, donde conocí a otro edil del FA que también está con el PERI». Eso quiere decir que estamos en la gatera, como diría Jorge Batlle, ahora, cuando abran, vemos.
– ¿Cuáles son las principales ideas que plantea el PERI?
– Le voy a decir dos o tres para que se las imagine, pero nosotros somos un partido de ideas, justamente. Se le llama partido de ideas a un partido que dice lo que quiere decir y de repente no está diciendo lo que usted quiere escuchar. Primera, viene al pelo decirlo acá en Salto. Me han entrevistado en canal 12, con el 4 tengo que ir a hablar el lunes, recién llamó Monte Carlo, me llaman de las radios de Montevideo, hablamos de esto en las radios de Paysandú, en las de Mercedes, Fray Bentos y ahora hablamos acá en Salto, justo de donde se trata el problema, el fentión, producto organofosforado encontrado en las naranjas que procede de alguna plantación de esta zona del país que fue exportado a Italia y rechazado por los laboratorios de la Unión Europea. Aprovecho entonces a hablar de esto porque quiero que esa naranja termine lamentablemente enterrada en algún lugar antes que se la coma el pueblo uruguayo.
Me alarma la irresponsabilidad y la liviandad con la que hablaron los integrantes del Ministerio de Ganadería sobre el asunto diciendo que es muy poquito. ¿Y por qué lo devuelven los europeos? Estos organofosforados están prohibidos en muchas partes del mundo porque aplicándolos aquí en Salto o en Paysandú en los naranjales o en otros cultivos, pueden terminar en la grasa de las ballenas o de los pingüinos, es tanto así de grave. La cadena en la que entran estos productos, que deben ser prohibidos inmediatamente en Uruguay. Esa es la primera propuesta que viene diciendo hace meses el PERI, y justo esto viene como anillo al dedo porque quiere decir que no somos demagogos, estamos hablando de lo que los otros no hablan. Con esto no podemos juntar muchos votos porque la gente no está tanto para esto, solamente se da cuenta cuando su hijo contrae un cáncer y la gente se pregunta entonces qué es lo que está pasando. Está pasando que nos estamos envenenando. Entonces, resulta que decimos prohibir inmediatamente todos los productos químicos que se están usando para la producción de alimentos, que incluye hormonas y otros, inmediatamente cualquier producto que esté prohibido en algún país del primer mundo acá en Uruguay hasta tanto tengamos un laboratorio, que es urgente.
Eso lo uno con una propuesta de carácter político que también hacemos solo nosotros, que es la eliminación del Senado. Si llegamos a diputado, le vamos a pedir al pueblo uruguayo que nos acompañe en una juntada de firmas que le garantizo va a ser la más rápida que se ha hecho hasta el momento, donde el PERI sale a juntar firmas pero integrando el sistema político para que le firmen a los efectos de hacer un plebiscito en 2024 para eliminar el Senado. Para eso, tenemos un proyecto de qué se hace en esa Cámara de Senadores, que ya no lo será más. Ahí quedarán, aproximadamente unos 40 millones de dólares cada cinco años, que da de sobra para hacer unos cuantos laboratorios de estos, precisamos uno, el resto lo podemos poner para hacer escuelas, liceos, ayudar a los niños autistas, con diabetes, etcétera, o jovencitos como con el que acabo de hablar que está tirado y durmiendo en las calles de Salto, algo que uno lo veía en Montevideo pero bastante menos de lo que se ve ahora, y ahora lo tengo que ver en Paysandú, en Salto, en Fray Bentos, los tenemos que ver en todos lados. A esta juventud hay que darle una mano porque ese gurí que está cuidando motos es rescatable, como le dije a él, todavía no está quemado.
Entonces tenemos todos esos millones de dólares, y los políticos nos van a decir que es poco, que hay que juntar mil millones para el déficit fiscal. Bueno, hagamos todos el esfuerzo –les voy a decir a esos políticos- de hacer ese ahorro que nosotros proponemos, y entonces 40 millones por 99 diputados, pongámosle por 100, son 4 mil millones de dólares, es lo que podemos ahorrar en cinco años si cada uno de ellos hace el trabajo que estamos haciendo nosotros de ahorrar 40. Lo que pasa es que yo lo sé porque fui pobre, bueno, lo sigo siendo, no vayan a pensar que soy rico, pero estoy bastante cómodo.
– Aprovechando la oportunidad que nos está visitando y que quedan pocos días para las elecciones, ¿qué mensaje le dejaría a los salteños?
– La veo bastante bien a Salto, no recorrí mucho, por supuesto que me han paseado por Punta del Este digamos, hay que ir a los barrios pobres, lo mismo le dije a los compañeros de Paysandú, pero el tiempo no da. Cuando vengo a una ciudad del interior por cuenta propia agarro y recorro los barrios pobres para ver cómo está. Alguna otra ciudad del interior la vi muy floja, muy chata, como Fray Bentos. A Mercedes la vi en una posición intermedia. A Paysandú la vi bien, y a Salto, me van a disculpar que lo diga locatariamente, la vi un poquito más achadita, pero es la hora también, hace mucho calor acá, y capaz que anda un poquito mejor de lo que observé, pero siento que el país se va quedando.
Montevideo está hecho pedazos, no lo saben por eso se los cuento, hay mucha cosa distinta que acá en el interior, hay mucha basura de propaganda política, árboles de allá arriba al suelo con propaganda política, columnas, semáforos, todo, hay mucha basura en la calle y uno viene al interior y respira un poco de lo que quiere respirar allá. Yo no vivo en Montevideo, vivo en el campo pero voy al centro.
Y acá todavía hay un respeto por el ser humano y el árbol que es no clavarle un clavo. Hay una manera que nosotros –y nuestro mensaje incluye esto-, decimos que el PERI no está nunca poniendo cosas en la calle, no las vamos a poner. Si ustedes ven algo del PERI, un cartel o algo en la calle, no lo pusimos nosotros, porque no es la manera de hacer política, al menos desde nuestro punto de vista. Increíblemente las encuestas nos están dando que subimos, y los otros gastan mucho como Novick y otros, gastan mucho en papeles, plástico y ensucian todo, y ellos bajan. Se deberían cuestionar, porque Novick, según un diario que hizo los cálculos, fue la campaña más cara de todas y el PERI la campaña más barata. Bueno, que ellos se pongan a pensar que gastando todos esos millones de dólares no están logrando resultados, y nosotros sin gastar, estamos logrando resultados.
Así que el mensaje es, salteños, unidos y adelante (risas).

Perfil de César Vega

Es ingeniero agrónomo. Tiene 56 años, nació el 30 de octubre de 1962 en Paysandú. Es locutor del programa radial «La voz del agro» por Radio Fénix, desde donde promueve el consumo de frutas y verduras.

Es candidato a presidente por el Partido Ecologista Radical Intransigente, fundado en 2013, siendo candidato a presidente en 2014, algo que repite en 2019. También es candidato al Parlamento.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

EL PUEBLO dialogó con José Díaz, presidente de la Asociación de Profesionales de las Comunicación, en vísperas de un nuevo Día del Periodista

Entrevista a Juan José Díaz

Juan José Díaz, periodista y presidente de la Asociación de Profesionales de la Comunicación (APC), nos recibió minutos antes de salir al aire en su programa en radio Tabaré (lunes a viernes de 18 a 19.30 horas) para hablar de la comunicación salteña, pensando en un nuevo Día del Periodista, que será este miércoles 23 de octubre.

– ¿Cómo está hoy APC?
– Pasamos momentos muy difíciles, que no conviene ni recordar, incluso se habló de la posibilidad de cesar la actividad de la agremiación, pero se empezó a trabajar en una renovación que tantas veces habíamos anunciado e intentado pero que recién ahora la venimos haciendo. Estamos trabajando bien, estamos muy conformes. Se pudo organizar todo el tema interno de APC, ya sea el tema cobranza y de la masa social, hemos recuperado algunos socios que habían salido del padrón por problemas nuestros administrativos.

Se hizo la entrega del Fausto, que incluso fue más numerosa que otros años, todo muy bien. Para algunos fue experiencia nueva, para otros hacía siete años que no lo hacíamos, por eso fue como un empezar de nuevo. Cayó muy bien en la sociedad, hasta el día de ayer me encontré con una señora en el centro cuando venía para la radio, que me llamó para saludarme y felicitarnos porque había visto todo por televisión. Los medios de comunicación colaboraron, los directores de los medios, de los programas, se utilizó nuevas técnicas para las transmisiones en vivo, la verdad que estamos muy conformes.

– ¿Y cómo se tomó que APC organiza una actividad para reconocer el trabajo de los salteños y termina siendo reconocida por varias instituciones por su trabajo en la apertura del IMAE Cardiológico para Salto?
– La verdad que eso fue muy bueno, emotivo y sorprendente incluso, porque nunca habíamos pensado que pasara algo como eso. Incluso estuvimos trabajando pensando en cómo achicar algunas cosas, porque gente que sería reconocida quería incorporar en los Fausto algunas cosas. Teníamos muchas cosas, como el homenaje a algunos socios y colaboradores que habían fallecido y queríamos que el tiempo nos diera bien. Pero bueno, surgió eso y verdaderamente fue muy lindo, y está bien, porque nosotros nos 70041405_10217519991010427_5363596910621884416_ndedicamos a reconocer cosas de los demás y a veces la gente no reconoce la tarea que APC ha hecho a lo largo de su historia. Por ejemplo, las grandes patriadas que nos mandamos con las jornadas solidarias para obtener recursos para que ciudadanos nuestros pudieran ser operados en el exterior. Recuerdo una de las más grandes que hicimos que se precisaban 100 mil dólares y se consiguió, lo que te habla del apoyo de la gente.

– ¿Lo que sigue en la agenda de APC ahora es el tradicional acto por el Día del Periodista?
– Este año no nos dio el tiempo para hacer algunos talleres que teníamos pensado hacer, nos llevó más de cuatro meses organizar lo del Fausto y las últimas semanas fue impresionante cómo se trabajó, hubo muchos detalles que debimos resolver. Y ahora estamos preparando lo del 23 de octubre, el Día del Periodista, que como todos los años en que el río lo permite, lo hacemos en la Plaza de la Comunicación, que tenemos que arreglar un poco, que es donde la gente se sienta para ver el atardecer, compartir algún mate y conversar.

– Este año, ¿habrá también algún invitado por APC para que haga uso de la palabra?
– Si, hicimos gestiones y José Luis Guarino, con la humildad que lo caracteriza dijo que tendría que ser otra persona, que él hacía tiempo que había dejado la comunicación. Pero finalmente aceptó y vamos a tenerlo participando del acto. Con Guarino fuimos compañeros en diario EL PUEBLO hace muchísimos años. Yo trabajé casi veinte años en EL PUEBLO, donde se hacía escuela, los periodistas y cronistas más viejos te enseñaban, te educaban, te permitían desarrollarte pero eran muy estrictos en la corrección, en los estilos, en la gramática…

– Dicen que Cesio y Arizcorreta eran bravos en ese sentido…
– Cesio, Arizcorreta, Carlos Díaz, mi hermano, Guarino mismo, eran varios los que estaban ahí que nos corregían. Guarino era uno de los modelos que teníamos, lo leíamos todos los días para ver cómo se debería escribir en un diario.

– ¿Qué podemos esperar este año de la palabra del presidente de APC?
– No podemos escapar de la realidad que estamos viviendo. Nadie puede desconocer que hemos ido decayendo en la familia, en la sociedad, a pesar de los adelantos tecnológicos, la comunicación, los celulares y todo eso la gente está cada vez más absorbida en sus cosas y no hay tanta comunicación. Hay problemas en difundir las cosas bien. Tenemos problemas como sociedad con la droga, anda un grupo de madres pidiendo que les demos una mano para tratar de conseguir un centro para recuperar a los hijos adictos de la pasta base y otras drogas. Vamos a ver si podemos darles una mano porque se nos va terminando el período y tenemos otras cosas en mente, pero hay otras instituciones que están también en la misma que APC y que hemos trabajado juntos por el IMAE, por ejemplo, y que están dispuestos a darles una mano para encontrar alguna solución. Es un tema difícil, pero nos habían dicho que el IMAE era imposible para Salto y sin embargo salió. Pero bueno, la droga es un tema que nos golpea todos los días.

Otro tema, la pobreza. Se ha empobrecido la sociedad, prácticamente ha desaparecido la clase media, la clase trabajadora se ha ido deteriorando, vemos a la gente hurgando en los contenedores no ya en horas de la noche sino durante el día, buscando algo para comer, y viene gente de Montevideo, del gobierno y hacen declaraciones como que está todo bien, que han bajado la pobreza, que esto y lo otro, y vemos incluso que está en decadencia la comunicación porque no hay quien se le enfrente de los comunicadores y les diga que lo que nos dicen no es cierto, porque vemos gente que revisa los tachos de basura para comer.

Quizás ahí fallamos nosotros en preparar a la gente joven. Pero también quizás por ahí hay compromisos publicitarios también, porque no hay que descuidar la situación económica, y por ahí su jefe le dice que no pregunten esas cosas. Se ve que en las conferencias de prensa eso no se pregunta, van, meten los grabadores o los celulares que graban y escuchan lo que dicen y hacen alguna pregunta y ta, pasó.

– ¿Se puede hablar entonces de la independencia y objetividad del periodismo?
– Y hoy en día es medio bravo, es muy difícil. Difícil por cómo se ha ido cambiando. Ya te digo, yo pertenezco a una generación de comunicadores que trabajábamos de otra manera. En radio Tabaré, por ejemplo, Arizcorreta trabajaba acá, él redactaba todas las notas que salían al aire, pero hoy en día agarran el diario y lo leen como está, y el diario está escrito por lo general por un periodista, pero a veces está escrito por una persona que solo ingresa el texto o que saca del grabador como está y lo escribe, y se pueden encontrar problemas en la redacción y lo leen tal cual está y no está escrito para ser leído en radio. No hay gente en las radios que redacten, salvo alguna excepción, para que los locutores o quienes dirigen determinados programas o informativo, lo lean.

– Esa es parte de la realidad económica que golpea a los medios de comunicación.
– También. Por eso digo, ha cambiado muchísimo y a veces es bravo hablar así acusando a alguien porque ya te digo, ha ido cambiado y hemos sido testigos de esos cambios.

– Eso te hace un poco prisionero de tus auspiciantes, no solo los públicos sino también de los privados.
– También, exactamente. Incluso hay gente que está paga por determinado grupo político, que trabajan en determinados medios y hacen su tarea. Algunos tratan de ser los más objetivos posibles, pero hay otros que van con la camiseta puesta.

– En tiempos donde además pululan las noticias falsas, donde la gente termina creyendo más esas mentiras que a los periodistas.
– Es una realidad también que la gente cada día trata de mirar la televisión o en el celular o en el Facebook para ver algunas cosas y no compra el diario como se compraba antes, donde en casas humildes, también se compraba cada tanto el diario, uno de Salto y otro de Montevideo los fines de semana porque querían estar bien informados. Eso se ha ido perdiendo y buscan en el celular o en los medios digitales y sabemos bien que no todos son correctos y no todos dicen la verdad.

– Y en estos tiempos de inmediatez, donde si pasa un accidente, por ejemplo, las redes sociales la publican al instante, ¿cuál pasa a ser entonces el trabajo del periodista que con sus publicaciones, sean en diario o en televisión, llegarán al día siguiente?
– La seriedad, el compromiso con la verdad y difundir las cosas tal como son, porque a veces te pasan una foto, una grabación o un video y no dicen ni donde fue, y luego termina sabiéndose que ni siquiera es de acá. Y preguntás, ¿quién te mandó eso? y te dicen que se lo mandó una amiga, de una amiga, de una amiga, y quizás la situación era de otro país y no de acá. Que la gente confíe en los medios que son serios, que están comprometidos, que tienen su historia y trayectoria.
– Así que veo que nos espera un Día del Periodista… intenso.
– Intenso, pienso que sí, sin ser tan ofensivos, porque hay cosas buenas y malas. Dentro de las cosas buenas que vamos a mencionar está lo del Fausto, la reorganización de APC, el trabajo que hicimos ante el planteo que Salto sea declarada Ciudad Universitaria. Como integrantes de la intergremial participamos y planteamos soluciones para Salto al 2030 para no esperar que llegue ese año y nos encuentre en plena crisis económica, productiva y todo lo que se dice que viene mal para esta parte del país.

– Después de tantos años de trabajo se acerca el tiempo del descanso, ¿cómo le gustaría que fuera el periodismo salteño?
– Me gustaría que la gente que trabaja en los medios se siguiese formando como pasaba antes. Quizás APC tiene en ese sentido un compromiso muy importante, que en un principio se cumplió con talleres, cursos, que lamentablemente la mayoría de los que participaban no eran socios, los socios que tenían que estar no iban. Pero tengo en mi mente que cuando me retire de las actividades y si APC me deja, poder canalizar organizando actividades de capacitación, invitando a otras personas como docentes y gente que está en el tema, incluso hemos hecho algunos cursos con la Universidad que anduvieron muy bien, para buscar mejorar nuestra comunicación, porque todos tenemos algo para mejorar, incluso yo.

Perfil de
Juan José Díaz

Casado. Tiene 5 hijos y 4 nietos. Es del signo de Aries. De chiquito quería ser maestro. Es hincha de Almagro y Nacional.

¿Una asignatura pendiente? Aprender a tocar el piano. ¿Una comida? No hay como un buen asado, y si es de cordero mejor.
¿Un libro? “El hombre que calculaba”.
¿Una película? Me gustan las antiguas, como “El último mohicano”.
¿Un hobby? Pescar.
¿Qué música escucha? Principalmente folklore, pero escucho de todo, incluso he escrito alguna letra para canciones de grupo de rock.
¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad, la sencillez y la honestidad.
¿Qué no le gusta de la gente? Los que andan hablando por atrás.

Leonardo silva

 

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (1)

“Si bien las últimas dos encuestas le dieron un descenso en intención de voto, hay encuestas propias que nos ubican mucho más cerca del Partido Nacional. Talvi puede estar definiendo el balotaje contra el FA”

Entrevista a Leandro Fagúndez

Leandro Fagúndez es un joven salteño de 25 años de edad que trabaja en la comunicación digital desde su empresa “Ogreat, Marketing Digital”, que ha tenido ya el reconocimiento a nivel internacional. Hoy es parte de los asesores en la campaña presidencial del colorado Ernesto Talvi y dialogó con EL PUEBLO sobre su trabajo y su pasión.

– ¿Su trabajo está vinculado a la comunicación?
– Si, a la comunicación digital, todo lo que tiene que ver con las plataformas, con las redes sociales, con todo lo que refiere a Google, YouTube, Spotify, con un montón que hoy tiene el mundo digital que nos permiten de alguna manera tener diferentes tipos de acciones a nivel de comunicación. Cosa que ha cambiado mucho con lo que era años anteriores, donde se orientaba hacia los medios de comunicación más tradicionales y que no tienen por ahí lo que nos permite el mundo digital que es la inmensa capacidad de segmentación que uno puede hacer por barrio, ciudad, pueblo, país, por comportamientos, por intereses.

– ¿De dónde surge su vocación por comunicar?
– Desde muy chico siempre quise ser periodista, de hecho jugaba a ser periodista deportivo, relataba los partidos que yo mismo jugaba con mis amigos en el playstation. Me la daba de relator, y además siempre me gustó mucho escribir. Yo tenía un blog en aquel entonces donde escribía. Era muy fanático de Peñarol, ahora el fanatismo se me pasó, hoy soy un simpatizante, sigo los partidos, los miro, pero ya mi estado de ánimo no depende de si perdemos o de si ganamos (risas). Pero escribía mucho en aquel entonces. De hecho me acuerdo, te cuento la anécdota de cuando estaba en Secundaria, yo estudiaba en el Colegio Crandon de Salto, uno de los parciales de Filosofía, para que te hagas una idea, me pedían la entrega de un trabajo y yo en vez de entregar un trabajo entregué un libro (risas).WhatsApp Image 2019-10-02 at 14.07.55

– ¿De qué le gustaba escribir?
– Me gustaba escribir mucho de deporte en aquel entonces, por aquel fanatismo que tenía hacia Peñarol, era todo muy partidario, pero ahora mismo estoy escribiendo un libro que lo voy a presentar ahora a fin de año. Es un libro que se llama “Emociones con patas”, que habla básicamente de la importancia de la emoción en la comunicación, y allí hago la distinción, y siempre le pregunto a la gente, ¿cuál crees que es la diferencia entre informar y comunicar? A veces la gente cree que es exactamente lo mismo y en realidad hay grandes diferencias. Entonces es un libro que abarca lo de informar para generar conocimiento, pero comunicar para generar sentimientos, que ahí parte también un poco la diferencia. Es un libro que se basa un poco en eso, que se basa en estudios que han hecho organizaciones internacionales que hablan de cómo reaccionamos ante determinados estímulos, cómo está formada la estructura cerebral. Son todas cosas que no tenemos que pasar por alto cuando creamos una estrategia de comunicación, cuando de alguna manera queremos conectar con las personas. Lo que hace que podamos conectar son las emociones, no es venderte un 2×1 o un chivito, o no es querer venderte sin generar valor de marca de por medio. Entonces, ahí es cuando realmente se marca la diferencia al momento de comunicar y de generar estrategias de comunicación o de marketing.

Todos tenemos sentimientos, no hay ninguna decisión en nuestra vida ni en el minuto a minuto que estamos tomando decisiones constantemente que no tengan un componente emocional. Ahí en esos estudios que cito en el libro, habla de que hay personas que pueden tener más desarrolladas ciertas partes del cerebro y que por ahí tienen un brote mucho más racional que emocional, y otras una reacción más emocional que racional, pero ninguna persona puede escaparse del mundo de las emociones, ninguna persona toma una decisión solo por el hecho de tener un gesto racional. Incluso en el voto, que estamos a menos de un mes de las elecciones, el voto es totalmente emocional, el voto no parte de un punto de vista racional. Hoy se habla mucho del voto pensante, pero ese voto pensante tiene también una gran carga emotiva, incluso ya las ideologías, la izquierda, la derecha ya empezó a quedar eso de lado, y hoy la manera, se escucha por ejemplo en el discurso que tiene Talvi, dice “salgan a enamorar”, porque de eso se trata realmente la comunicación y es para vender un producto, para vender un servicio o es para intentar conseguir un voto. Eso se aplica para cualquiera de los ejes comunicacionales.
Cuando doy conferencias, siempre le pregunto a la gente, ¿qué hacen ustedes para enamorar a alguien o para intentar tener una cita con una persona que les llama la atención? Ahí todos te cuentan que prestan atención a los detalles, lo que más o menos todos hacemos en ese tipo de instancias. Entonces ahí los llevo al terreno político y digo, ¿y qué hace un político que recién está entrando en el terreno para intentar captar tu voto? Y enseguida te empieza a hablar del PBI, de la delincuencia, que el país no puede más, que se está cayendo a pedazos. Entonces no se pasa por un proceso de “enamoramiento” sino que directamente intentan posicionarse desde un punto de vista mucho más duro, si se quiere. Y hoy justamente, lo que los ciudadanos queremos ver es la parte más blanda.

– Sabemos que el candidato que asesora es Ernesto Talvi, que no estuvo en el debate de la otra noche. Haciendo entonces esa salvedad, pregunto, ¿cómo vio el debate desde el punto de vista comunicacional? Porque según Ignacio Zuasnábar al término del debate entre Martínez y Lacalle, dijo que hubo una gran ausencia, tratar de seducir al indeciso.
– Creo que en el debate hubo dos ganadores, Talvi por un lado y Manini Ríos por el otro, porque ninguno de los que estaba presente en el debate pudo sacar sus grandes propuestas o conectar realmente con quien estaba detrás de la televisión. Desde el punto de vista de los argumentos, la sensación que dejaron es que dio gusto a poco, pero además, me parece que si lo analizamos desde el punto de vista objetivo, nos olvidamos un poco del partido que podamos tomar cada uno de nosotros por los candidatos, se quedaron gran parte del tiempo en la crítica de lo que se había hecho mal, Lacalle Pou por lo que se había hecho en los últimos 15 años y Martínez incluso hablando de lo que se había hecho en gobiernos del Partido Blanco y Colorado hace 20 o 30 años atrás. Después, en el momento en que tenían que ser pro positivas, ahí es cuando realmente fueron como muy genéricos, quedaron muy por arriba de algunos lineamientos temáticos, y en ese sentido creo que ninguno de los dos salió muy favorecido. Por eso digo que a modo de conclusión, los ganadores fueron Talvi y Manini Ríos.

– ¿Cómo llegó a asesorar a Talvi en su campaña presidencial?
– Tuve primero un pasaje con Edgardo Novick, trabajé para el Partido de la Gente cuando todavía ni siquiera era partido. Novick estaba como candidato a intendente en Montevideo por el partido de la Concertación, y esa fue una puerta de entrada a la comunicación política, que fue muy interesante para mí porque aprendí muchísimo, me rodee de personas muy capaces, de asesores internacionales que tenían una vasta experiencia. Ahí fue que me gustó el mundo de la comunicación política y decidí entrar mucho más de lleno, capacitarme y seguir adquiriendo experiencia. Con Talvi llegué por la Lista 600 de Salto, que la encabeza Miguel Feris, donde también están Leal, Orihuela y Franchi, y fue como una puerta de entrada a un desafío que es muy importante porque Talvi está de alguna manera rompiendo los esquemas en el sistema político en el sentido que si analizamos lo que daban las encuestas hace un año atrás en lo que eran las elecciones internas y él competía con Sanguinetti, le daban hasta más del 40% de ventaja a Sanguinetti sobre Ernesto Talvi, y con una campaña realmente muy fuerte, intensa, con mucha determinación y basada en una buena estrategia, se pudo revertir con un triunfo sobre la hora, un triunfo agónico y hoy, si bien las últimas dos encuestas le dieron un descenso en la intención de voto, hay encuestas propias que nos ubican mucho más cerca del Partido Nacional. Yo creo que hoy Talvi puede estar perfectamente definiendo el balotaje contra el Frente Amplio.

– ¿Recibió distinciones y premios internacionales por su trabajo?
– Tengo una empresa de marketing digital, que se llama OGreat, la fundamos hace dos años. Surgimos porque detectamos un nicho de mercado importante que es el interior del país, porque en esa centralización que existe entre Montevideo y el interior, todas las agencias digitales que existían estaban centralizadas o concentradas en Montevideo. Entonces mirabas los otros 18 departamentos, y las empresas no podían acceder a un servicio digital de calidad. Entonces, todo se resumía al concepto del sobrino que más o menos manejaba las redes sociales y que por ahí daba una mano o lo manejábamos de una forma totalmente casera. Es así que detectando esa oportunidad de mercado, fue que quisimos posicionarnos en el interior del país y también en Montevideo porque trabajamos con clientes de Montevideo, pero como oportunidad de negocio lo abrimos al interior del país, y en base a eso fuimos creciendo más rápido de lo que creíamos.

Es verdad, ganamos un premio en Estados Unidos ahora en abril, un premio que se entregó en la OEA, son los premios “Victory”, que en el mundo de la comunicación son de los premios más codiciados.
Nosotros nos quedamos con ese premio en la categoría revelación, donde participan personas o empresas de hasta 30 años de 21 países. Para nosotros haber ganado ese premio ni qué hablar que fue muy importante. Pero todo eso se dio por un montón de cosas que estamos haciendo hace un tiempo largo desde que surgió la idea de seguir por este camino emprendedor.
Cada dos o tres meses estamos viajando por todo el mundo a dar diferentes conferencias de comunicación digital, de comunicación política, de marketing.

También hicimos en Montevideo en mayo el Primer Congreso Internacional de Comunicación Digital que tuvo Uruguay, donde recibimos a más de 30 conferencistas de diferentes países, declarado de interés nacional por la Presidencia de la República, por el Ministerio de Relaciones Exteriores y el de Turismo, por la ANII, de interés departamental por la Intendencia de Montevideo. Y ahora hacemos lo mismo pero cruzamos la frontera porque nos vamos para Ecuador, el 26 y 27 de noviembre en la Cámara de Comercio de Quito.
Así que nos vamos moviendo y posicionando desde otras perspectivas, que nos ha dado un lindo impulso ese reconocimiento.

Perfil de
LEANDRO FAGÚNDEZ

Soltero. Es del signo de Piscis. De chiquito quería ser periodista. Es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? Creo que con 25 años hay muchas.
¿Una comida? Milanesa con fritas.
¿Un libro? “Padre rico, padre pobre”.
¿Una película? Prefiero el género de acción y comedia. ¿Un hobby? Viajar, fútbol, basquetbol, música.
¿Qué música escucha? Mi gusto es variado.
¿Qué le gusta de la gente? La simpatía, la amabilidad, el respeto. Me gusta la gente con buenas energías. ¿Qué no le gusta de la gente? Lo contrario, la gente engreída, que destruye y que sus valores no acompañan a los míos.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Redescubriendo al Parque Solari como un espacio verde salteño que es reconocido internacionalmente

Entrevista a Isidra Solari

Tras un informe realizado hace un par de semanas por EL PUEBLO, surgió la posibilidad de hacer una serie de entrevistas referidas al Parque Solari. Es por este motivo que hoy dialogamos con Isidra Solari, quien preside la Comisión de Amigos del Parque Solari, y que en esta charla, nos trae un poco de historia para valorizar el presente y potenciar lo que aún queda por hacer por un espacio verde reconocido internacionalmente.

– Los espacios verdes que hay en nuestra ciudad, ¿nos definen como sociedad?
– Si, todos los espacios verdes de una ciudad definen a la gente que los usa. Las plazas, las calles, están hechas a propósito de que la gente se encuentre. Son los espacios que nos pertenecen a todos, donde todos somos iguales, donde la gente tiene el gusto de encontrarse, donde no hay diferencias sociales, donde hay un diálogo de todos entre todos, por eso hay bancos bajo árboles que dan sombra para que puedan sentarse y encontrarse. Esa es la virtud de los espacios verdes más grandes.

– ¿La sociedad entiende eso? Le pregunto porque pareciera que no cuidamos como sociedad a nuestros espacios verdes.
– Eso es verdad, pero también hay una evolución que si uno ve, hay determinadas casas que han puesto macetas afuera para mejorar así a su vereda. Todo eso pasa también porque los espacios nos revelan, en la forma en que los tratamos así somos. Hay una enseñanza que hay que hacer, hay que poner muchos bancos, lugar donde tirar la basura, que todos nos acostumbremos a que la limpieza es un valor que nos pertenece. Las ciudades limpias se caracterizan por tener gente más amable, más cuidadosa.Isidra

– ¿Qué opina que en otras tierras, como en las europeas, valoran nuestros espacios verdes más que nosotros, al extremo que vengan especialistas a estudiar nuestro Parque Solari?
– Eso es algo bastante sorprendente. Recuerdo una charla con Leandro Silva Delgado, que me dijo que había encontrado su vocación de paisajista en Salto. En el año 89 se organizó aquí un encuentro de paisajismos latinoamericano. Uno de los fundamentos fue ir al parque, donde estuvo Roberto Burle Marx, que fue considerado un genio en el paisajismo mundial. Hizo los Jardines de Copacabana y de los parques más grandes de San Pablo. Si usted recorre los mejores parques del mundo, podrá notar una influencia de Burle Marx. Estuvo en Salto, hizo un documento que se llamó “Carta de Salto”, con paisajistas que habían venido de Venezuela, Colombia, Argentina, Brasil, España. Dijeron que el paisajismo había que estudiarse de una manera sistemática, observando al clima, la botánica, la parte social. Ellos en la “Carta de Salto”, incluyen todos estos valores a estudiar. Entonces se inauguró una carrera llamada “Diseño del Paisaje”. Eso surgió acá en Salto, a raíz de toda esta coincidencia que Silva Delgado estuviera acá, que fuera amigo personal de todos estos especialistas del paisaje y que hoy son referentes en el mundo, como Burle Marx.

A raíz de eso, se difundió esta fama de Salto con su paisaje, que se extendió en olas que nunca sabremos hasta donde llegarán. Y a raíz de esa Carta de Salto, hay una vinculación muy fuerte con la Regional Este, que es justamente donde está instalada esa carrera, que se instaló hace 10 años, la Licenciatura del Diseño del Paisaje. El profesor de allí, Rafael Dodera, tiene un vínculo muy fuerte con la Universidad de Milán, quienes al acercarse al Parque Solari encontraron méritos de diseño muy destacados. El parque es del Siglo XIX, y esos caminos sinuosos que tienen esas plantaciones de jardinería europea, muy Art Nouveau, con flores románticas, rosales que tenía coronitas de novia, todo eso lo hace un parque muy raro, porque en Latino América en el Siglo XIX no era corriente hacer un Parque Art Nouveau. Eso llamó mucho la atención, el parque hace ya casi un siglo que fue donado, con la condición de ser un parque público, y que tenga casi 100 años, es una especie de deslumbramiento.

A raíz de eso lo han tomado como un ejemplo a estudiar, no para modificar el parque sino para que los alumnos aprendan lo que es el diseño de un paisaje. El Parque tiene como 15 hectáreas, es muy grande, entonces se dibujan ahí varios escenarios paisajísticos como el del lago, el de la pérgola. Vino una estudiante de Milán que se recibió de Licenciada en Paisajismo, Fabiola Cerrutti y que ahora está en Londres. Ella era arquitecta y tenía que hacer su licenciatura en paisaje, y decidió venir a hacerlo a Salto estudiando el Parque Solari. Hizo unas ponencias en un ateneo de universidades de Milán, Turín, Génova, que se basan en el estudio histórico, geográfico, diseño y con mucho hincapié en lo social.

– Esta bueno decir esto porque a veces uno presume que Salto es centro de atención en el mundo por el fútbol de Cavani y Suárez o por el tenis de Cuevas, pero también somos observados y distinguidos por nuestro patrimonio, la cultura, y por el respeto al medio ambiente, todo simbolizado en el Parque Solari.
– Me emociona mucho que Salto en su lejanía, aparentemente, pero vinculado a través del litoral con culturas con Buenos Aires y tanta gente que ha venido de otros lados, que no deja de sorprendernos, cómo han encontrado un lugar, como yo le digo, un espacio verde, que le da para soñar. La vinculación con la Universidad de Milán, es con el profesor Giulio Senes, cuando la arquitecta Cerrutti le llevó todos los datos del parque, él era su tutor, y descubrió los méritos que tenía el parque de por sí. Senes, que es una figura mundial reconocida, presidente de los “Green Line”, las líneas verdes que se han hecho en Europa por los antiguos senderos de los ferrocarriles para que la gente se comunique en bicicleta, es también vicepresidente en Estados Unidos de estos mismos parques, aparte de hacer jardines terapéuticos, él decidió venir a Salto y ver al Parque Solari por sus propios ojos. Estuvo reunido con la gente que trabajaba en el parque, quedó muy tocado con Salto, descubrió una belleza que quedó enamorado. Tengo cartas de él donde expresa que va a volver a Salto en febrero. Tan es así que entre la Universidad de Milán y todos los institutos que hay del paisaje en Latinoamérica, decidieron hacer un concurso internacional para estudiantes con el motivo del Parque Solari.

– En este tiempo en que se trata de revalorizar el cuidado del medio ambiente, está bueno rescatar esto que nos dice para que la gente tome conciencia de lo que tenemos en el Parque Solari…
– La maravilla del Parque Solari es el sentimiento de pertenencia que tienen los ciudadanos, los salteños y otros que han venido de visita a Salto, y elaboran allí sus recuerdos, sus momentos más entrañables. Van los niños, las abuelas llevan a sus nietos, gente joven que está haciendo deporte, gente que busca un lugar de concentración y meditación…
– Poetas…
– Si, hay un Rincón del Poeta, que tiene una historia muy larga en épocas muy remotas, cuando el parque fue recién donado, porque no se podían reunir en otro lugar, el parque estaba rodeado de campo, entonces ellos se encontraban allí, declamaban y compartían pensamientos que ellos entendían que no podían ser expresados en otro lugar que no fuera en el parque. El poeta que deseo recordar es Pedro Lisasola, que murió trágicamente en el Río Uruguay. Ese círculo de poetas que venía a Salto le hizo un monumento, un recordatorio, que hoy está desaparecido y que espero que pueda retomarse algún día el Rincón de Pedro Lisasola, porque la vivencia del parque va más allá del aspecto físico, hay una cosa espiritual que la siento yo pero también quienes van.

– ¿Hay declaraciones de amor registradas en el Parque Solari?
– Tenemos cantidad de comentarios, “conocí a mi mujer en el parque”, “nos enamoramos allí”, hasta el día de hoy hay rincones que la gente llama “de los enamorados”. Si va al parque, siempre encontrará parejas que disfrutan. Ni qué hablar del amor de las familias que van en sucesivas generaciones juntos. Había una pista de baile funcionando, los domingos se bailaba por la tarde y estaba todo rodeado de bancos porque las que bailaban eran chicas muy jóvenes, iban con sus madres, como se usaba en aquella época. Esa pista de baile generó muchos encuentros para siempre.

– ¿Es cierto que usted de chiquita aprendió a remar en el lago del Parque Solari?
– Sí, porque había una chalana de madera. El lago es un espejo de agua, es un recurso paisajístico ingeniosamente hecho porque de una cañada de un brazo del Sauzal, se formaba con piedras un lago que inclusive hasta tiene una isla. En aquella época había una especie de embarcadero con una escalera pequeña, un bote de madera con sus remos y lo usaba el que quería. Mi madre llevaba sus lecturas y nos dejaba sin ninguna preocupación a mis tres hermanos. Fue uno de los atractivos más grande ese bote en el lago, que anteriormente a mi época, había unos pequeños botes que eran uno de los motivos para ir al parque, andar en los botes del lago del Parque Solari.

– Siempre hay mucho trabajo por hacer, para mantener, recuperar, reinventar. ¿Cuál es su sueño respecto al Parque Solari?
– Que se cumpla la intención con que fue donado, para toda la gente de Salto y que no haya ninguna limitación en su uso. Fue una donación modal, o sea que está dedicada al pueblo de Salto y que eso se cumpla a total cabalidad. Hemos encontrado a gente muy triste y le hemos preguntado qué le pasa, “perdí el trabajo, pero estoy acá”, como que el parque también contiene a la gente, termina siendo un lugar de amparo para la gente.
Eso es algo que Salto necesita, para reencontrarnos, más allá de la belleza del paisaje, que es muy importante, esa sensación de paz, de tranquilidad y que el parque les pertenece.
Eso es lo que sueño, que el parque cumpla con la función que hablamos de los espacios verdes, y que traiga toda su cuota de romanticismo en la jardinería con lo que fue creado, aspirando a la cultura, porque en aquel momento este parque fue copia de los parques de París.
Benito Solari era comerciante y viajaba a Europa por causas de su comercio. Tengo fotos suyas que se ve que vio cosas que luego copió como la glorieta que trajo de Francia. Esa influencia de jardinería romántica, Art Nouveau, que es casi melliza con el Teatro Larrañaga y el Ateneo, que revelan una ponencia de cultura de aspirar a lo mejor en la vida para dar a los demás, porque son todas cosas públicas de goce para todos, que creo es de los valores a los que tenemos que aspirar. O sea que no solo sea un lugar de encuentro sino también que sea un lugar de expresión de la belleza, que para eso ha venido este muchacho Simone Cosenza, ingeniero agrónomo con una licenciatura en paisaje, y ha elegido Salto, y está enamorado del parque, como queda todo el que va.

Perfil de Isidra Solari

Es del signo de Cáncer. De chiquita quería volar. Es hincha de Salto primero y de Peñarol después.
¿Una asignatura pendiente? Tantas, la vida es una propuesta cada día.
¿Una comida? Me gustan desde las pastas hasta la comida brasilera de mi madre.
¿Un libro? He leído mucho, le diría que me gusta desde “La Odisea” de Homero al último libro que leí de Claudio Paolillo.
¿Una película? Veo mucho cine, mis gustos van desde “Lo que el viento se llevó” a la última de Darín, “La odisea de los Giles”.
¿Un hobby? Caminar.
¿Qué música escucha? Según el momento, puedo pasar de Bach al Negro Rada, Víctor Lima o “Despacito” de Fonsi.
¿Qué le gusta de la gente? La integridad.
¿Qué no le gusta de la gente? La envidia.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Entrevista a Ariel Cuadro Hablemos de la dislexia y sus perspectivas actuales en el área del aprendizaje

ías pasados estuvo en nuestra ciudad el Dr. Ariel Cuadro, doctorado en psicología, director del Departamento de Neurocognición y referente en el área educativa, que llegó hasta el Campus Salto de la Universidad Católica para brindar una charla sobre el “aprendizaje de la lectura y sus dificultades: perspectiva actual de la dislexia”. Con él dialogó EL PUEBLO.

– Comencemos por definir qué es la dislexia.
– Es una dificultad que es específica del aprendizaje en la medida que es una dificultad para un conjunto de habilidades del aprendizaje como es el lenguaje escrito, pero no necesariamente es una dificultad que tenga que ver con otro tipo de trastornos previos que expliquen las dificultades en el lenguaje escrito. Hay muchos trastornos que en sí mismo también pueden tener dificultades en el lenguaje escrito, pero la dislexia es una dificultad específica del lenguaje escrito, que no se corresponde con una dificultad de otro tipo o no es consecuencia de otra dificultad. Es una dificultad específica de origen neurobiológico que lo que hace es que el individuo tenga dificultades para acceder al código escrito. Eso se va a ver en la lectura y también en la escritura, particularmente en lo que hace a la ortografía, y en el caso nuestro, ortografía de palabras inconsistentes u otro tipo de errores como omisiones, sustituciones, alteraciones cuando se escribe, etcétera.

– ¿Hay distintos tipo de dislexia?
– Eso es algo que se ha discutido mucho. En la actualidad, la tendencia es más bien a pensar en el caso de lo que se llama la dislexia evolutiva, o sea, aquella persona que tiene dificultades desde el inicio para poder acceder al código escrito, que más bien la tipología responde al grado de severidad de la dislexia. O sea, tendríamos disléxicos más severos y menos severos.

– ¿Podríamos encontrarnos con personas con dislexia que tuviesen inconvenientes en ubicarse geográficamente en un lugar?
– No necesariamente. Hay algunas características que se han encontrado en disléxicos, o sea, todos los disléxicos tienen un déficit a nivel de la fonología en el campo del lenguaje, pero es cierto que en algunos disléxicos además se han encontrado otro tipo de características, que no son comunes a todos los disléxicos. Por ejemplo, en algunos disléxicos se ha encontrado dificultades a nivel de todo lo que son los automatismos. Otros presentan ciertas dificultades en algún tipo de movimiento. En otros casos, se ha encontrado ciertas dificultades del punto de vista visual, algunos han señalado simples dificultades en lo que tiene que ver con la organización temporal, pero no es una característica común de los disléxicos. Ahora bien, no se sabe si eso es producto de la dislexia o por las características del propio sujeto o por otro tipo de dificultades o trastornos que de algún modo se dan en forma comorbil con la dislexia. Así como se ha encontrado una alta comorbilidad entre la dislexia y la discalculia, por ejemplo, que se habla a veces de que hay hasta un 30% de comorbilidad, bueno, que algunos otros disléxicos tengan algún otro trastorno, no porque sea causa de la dislexia siAriel Cuadrono que esté también en ese sujeto otro tipo de trastorno. De todas maneras, lo que sí es común a todos los disléxicos es el déficit fonológico.

– ¿A qué edad se detecta la dislexia?
– La dislexia como es una dificultad en el lenguaje escrito, tradicionalmente se decía que el diagnóstico se puede dar una vez que se ha enseñado a leer y a escribir. Si la persona que debería haber aprendido a leer y a escribir tiene dificultades, entonces estamos frente a un disléxico. Por eso normalmente se asociaba a 3° o 4° año de escuela porque se suponía que a esa altura ya debería haber aprendido, y si no lo hizo, entonces estamos frente a una dificultad. Hoy conocemos más el tema de la dislexia, por lo que conocemos cuáles son algunos predictores o indicadores tempranos de la dislexia o de una posible dificultad. En ese sentido, por ejemplo sabemos que como es un déficit a nivel de la fonología, hay formas de evaluar la fonología a edades tempranas que nos permiten predecir una posible dificultad años posteriores. Entonces, en vez de abordar cuando la dificultad está instalada, podemos ya intervenir cuando la dificultad se empieza a prever.

Por otro lado, tiene un componente hereditario muy grande, así que uno también, en función de eso, si es de una familia de disléxicos, sabemos que teniendo una familia de disléxicos y observando cierta dificultad a nivel de la fonología, puede ser ya un indicador claro de posible dificultad específica como la dislexia.

– ¿La dislexia tiene cura?
– No, pero cuanto más temprano se detecta o de algún modo se comienza a predecir una posible dificultad y se interviene, los efectos y resultados serán mejores.

– ¿Y eso a qué lleva? ¿A suplir lo que le falta a través de un tratamiento?
– Minimiza los efectos. Lo que ocurre es que de algún modo, el disléxico con lo que se va a encontrar es una dificultad al leer las palabras tanto en la precisión como en la velocidad con la que hay que leerlas. Entonces, cuando se interviene tempranamente, de algún modo se minimizan esos efectos y el chico puede llegar a tener una lectura más precisa y veloz que si no se hubiese intervenido, y eso lo que le permite es tener un mejor acceso a la palabra escrita, que es la dificultad que tienen los disléxicos a la hora de acceder a la palabra para leerla.

– ¿Hay algún tipo de anteojos especiales para disléxicos?
– En Uruguay se ofreció hace muchos años. Apareció por la década de los 80 en otros países. Tuvo su venta en Australia, donde se originó, luego en Inglaterra y otros países. Luego salió suficiente información para decir que no tenían un efecto en sí mismo hacia la dislexia. Volvieron a aparecer hace unos años a la venta, pero lo que hay que entender es que la dislexia no es une, los efectos y resultados serán mejores.

– ¿Y eso a qué lleva? ¿A suplir lo que le falta a través de un tratamiento?
– Minimiza los efectos. Lo que ocurre es que de algún modo, el disléxico con lo que se va a encontrar es una dificultad al leer las palabras tanto en la precisión como en la velocidad con la que hay que leerlas. Entonces, cuando se interviene tempranamente, de algún modo se minimizan esos efectos y el chico puede llegar a tener una lectura más precisa y veloz que si no se hubiese intervenido, y eso lo que le permite es tener un mejor acceso a la palabra escrita, que es la dificultad que tienen los disléxicos a la hora de acceder a la palabra para leerla.

– ¿Hay algún tipo de anteojos especiales para disléxicos?
– En Uruguay se ofreció hace muchos años. Apareció por la década de los 80 en otros países. Tuvo su venta en Australia, donde se originó, luego en Inglaterra y otros países. Luego salió suficiente información para decir que no tenían un efecto en sí mismo hacia la dislexia. Volvieron a aparecer hace unos años a la venta, pero lo que hay que entender es que la dislexia no es un problema visual, es un problema fonológico, lingüístico. Entonces, ningún tipo de mediación que sea visual va a responder a un problema que no corresponde a un problema visual. No es que los disléxicos tengan un problema a la hora de dar las palabras o con las letras, no es un problema visual, eso está más que corroborado desde el punto de vista de los estudios, en términos generales.

– Sacando los casos de diagnósticos tempranos, ¿recién podría detectarse la dificultad en la escuela por los maestros? Los maestros, ¿están preparados?
– Esto es como todo, hay maestros más capacitados y menos capacitados. Yo creo que hay muchos maestros que muestran claramente una preocupación por formarse más en esto. Hay que estar atentos ya en los primeros niveles, porque cuanto antes se empiece a detectar la dificultad persistente de un niño para poder, por ejemplo, manejar el principio alfabético al final de cinco años o inicio de 1°, cuando se observe esa dificultad de no poder reconocer las letras y su sonido, y luego por supuesto haya una dificultad más persistente para poder leer una palabra, en esos casos conviene estar siempre en alerta, y cuanto más tempranamente se derive y se intervenga es mejor, porque la dislexia es una dificultad muy resistente a las intervenciones, y cuando uno interviene, en el mejor de los casos, si el chico responde, quedamos todos tranquilos. Y si no responde como queremos que responda, nos estará indicando que hay una dificultad persistente, y por tanto, cuánto antes comencemos a intervenir, mejor.

– Estas nuevas generaciones no logran enfrentar debidamente las frustraciones, ¿podría llevar a algún episodio de depresión en los chicos al verse con esa patología? ¿Tendría que tener también una atención psicológica?
– Por eso también es importante la intervención temprana, porque los costos de fracaso escolar y demás son menores. Siempre que la dificultad está instalada, está todo lo que es la experiencia del fracaso sucesivo de un aprendizaje que en la mayoría de los chicos pueden ir adquiriendo. Así que, eso sin duda genera mucha sensación de fracaso, y que predispone al fracaso escolar, porque al final sienten que no pueden. No hay que olvidarse que el lenguaje escrito sustituye uno de los instrumentos principales de los aprendizajes a nivel educativo. O sea, tener una dificultad en el lenguaje escrito es tener dificultad en uno de los principales instrumentos que tenemos de aprendizaje. Y donde además tiene un efecto en todo lo que son las demás áreas de formación a nivel escolar. Así que el que tiene esa dificultad está enfrentado cotidianamente a una sensación de fracaso y de frustración, porque hace el esfuerzo y no consigue los resultados que quiere.

Evidentemente, en la medida que va pasando el tiempo y el chico no recibe ayuda o medios para enfrentar eso, bueno, predispone si a una situación de fracaso y frustración que sin duda puede afectar claramente componentes del punto de vista del desarrollo emocional y muchas veces eso supone la necesidad de tener cierto apoyo o contar con lo que es la participación de terapeutas o psicólogos que atiendan en particular aspectos que se han visto afectados desde el punto de vista emocional o afectivo por la propia dificultad.

– ¿El objeto de su charla entonces?
– De lo que voy a hablar, precisamente, es de tratar de entender a la dislexia como se la ve en la actualidad, en qué consiste esa dificultad. Pero para poder entender eso, también hay que entender primero en qué consiste el lenguaje escrito, qué significa aprender a leer. Entonces, voy a focalizar primero en qué significa aprender a leer y qué supone el aprendizaje de la lectura para luego emprender qué es lo que le está pasando a un disléxico, y finalmente dar algunas estrategias de intervención que podrían ser de ayuda para una intervención en chicos disléxicos, tanto a nivel de los profesionales, como los psicopedagogos particularmente, como también el apoyo que se puede dar a nivel de maestros o de la propia familia para contribuir en tratar de mejorar la dificultad.

– Está claro que la dislexia no es el fin del mundo porque hoy conocemos a destacadas figuras de la cultura, el arte, la literatura y el cine, por ejemplo, que han confesado ser disléxicos y eso no les ha impedido triunfar en lo que se han propuesto.
– Por supuesto, y en el área en la que yo estoy, conozco académicos muy reconocidos que son disléxicos y son personas con titulaciones muy altas, con una trayectoria académica muy prestigiosa. La dislexia, sin duda, no es un impedimento para nada. Lo que es verdad es que requiere contar a veces con cierta ayuda para poder mejorar y sobre todo requiere mucho compromiso y trabajo del propio disléxico. Hay disléxicos que les ha ido muy bien, han puesto también mucho de sí para poder enfrentar a la dificultad, como pasa en otros órdenes de la vida. Lo que requiere es trabajo, esfuerzo y compromiso.

Perfil de Ariel Cuadro

Separado, tiene dos hijos. Es del signo de Acuario. De chiquito quería ser ingeniero. Es hincha de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? Me gusta mucho el diseño, la arquitectura y la pintura.

¿Una comida? Me gusta mucho la carne.

¿Un libro? Me gusta la poesía, las novelas. Me gusta Milan Kundera.

¿Una película? Antes del atardecer, película francesa.
¿Un hobby? Las antigüedades.

¿Qué música escucha? Country y jazz.

¿Qué le gusta de la gente? El buen humor.

¿Qué no le gusta de la gente? El egoísmo.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

«Conjuntamos el Herrerismo más acendrado con el Wilsonismo más acendrado en la construcción de una nueva propuesta de un nacionalismo de pueblo para este tiempo»

Entrevista a Sergio Botana

El Grupo de Intendentes nacionalistas, que tuvo en el intendente de Maldonado, Enrique Antía, su expresión presidencial, alcanzó un acuerdo electoral con la histórica Lista 71 cuya candidatura a la diputación por Salto está a cargo de la Escribana María Eugenia Almirón. Esta semana estuvo en nuestra ciudad el exintendente de Cerro Largo, Sergio Botana, para sellar este acuerdo a nivel departamental. Dentro de su vasta agenda de trabajo, se hizo un tiempo para visitar la redacción de EL PUEBLO, para hablar de la marcha de la campaña electoral, a menos de un mes y medio de la primera vuelta presidencial y de la elección parlamentaria.

– ¿Cómo es el acuerdo que se alcanzó entre el Grupo de los Intendentes con la Lista 71?
– Es un acuerdo para la unidad del Partido Nacional, para contribuir a ello pero además para dar garantías de buen gobierno, para poner un equipo con capacidad de resolver, tanto en lo ejecutivo como en lo legislativo. Desde ese punto de vista, se ha conformado una propuesta política que atiende, no a las corporaciones sino a las personas, siendo sensibles a sus planteos y recogiendo su sabiduría para la resolución de los temas. De eso se trata. Y desde el punto de vista electoral, es una preciosa experiencia en la cual conjuntamos la presencia de la Lista 71 en el barrio montevideano y en los distintos departamentos con la presencia de gobernantes, intendentes o alcaldes, con presencia muy profunda en los pagos del interior. Conjuntamos el Herrerismo más acendrado con el Wilsonismo más acendrado en la construcción de una nueva propuesta de un nacionalismo de pueblo para este tiempo.

– ¿Cómo observa lo que debería ser un debate de ideas y propuestas a un mes y medio de las elecciones?
– La política ha cambiado mucho, se ha vuelto sumamente intuitiva. Hemos perdido la capacidad de tener los largos debates conceptuales, lo que no quiere decir que hayan desaparecido los conceptos. Las 20190911_104325verdades y las propuestas están, todo se ha comunicado de un modo que se percibe más por intuición que por transmisión, pero indudablemente las ideas para el funcionamiento de los gobiernos, de las economías y de las sociedades, siguen presentes.

– ¿Distorsiona en algo la aparición de las llamadas «fake news» y las redes sociales?
– Lo de las redes es un elemento sumamente democratizador que nos tiene que llenar de alegría a los que somos ciudadanos libres. Es buena cosa que no exista manipulación de la opinión pública. De cualquier modo, las redes tienen su alcance, que es el de las verdades personales. Las verdades, cuando son contundentes, siempre se respaldan con la acción de los medios, que tienen otro tipo de responsabilidades en ese sentido. Y lo de las fake news, no es otra cosa que el rumor o la vieja trampita o la distorsión que siempre es mala en todos los campos y no seré yo quien lo adivine.

– ¿Por qué estima que el pueblo uruguayo debería darle al Partido Nacional la oportunidad de ser gobierno a partir de 2020?
– Porque es un partido que está unido, sereno, con capacidad de articular con todos los otros partidos, incluido el actual gobierno, y porque tiene un candidato que es el único que se ha preparado de veras. Lacalle está trabajando en esto desde un par de años antes de la elección pasada, lleva acumulado kilómetros recorriendo, diálogos serenos y tranquilos con todos los ciudadanos de la República. Ha estado en todos los barrios, en todos los pagos, ha estado con todas las empresas, las grandes y las chicas, con las organizaciones empresariales, con los trabajadores en sus organizaciones compartiendo el día a día de cada uno. Ha dialogado con la familia, con los jóvenes, con los viejos, con todos, por lo cual, ha venido midiendo con sus técnicos el impacto de las distintas medidas, se ha tratado de rodear por un lindo equipo, con lo cual estamos frente a una garantía de por lo menos, de que se van a hacer bien las cosas.

– El gobierno ha dicho que el único proyecto de país que existe está en el Frente Amplio y que del otro lado no hay nada. Pero acotan que si gana la oposición, harán lo mismo que viene haciendo Macri en Argentina y Bolsonaro en Brasil.
– También decían que eran los únicos de la historia. Se olvidaron desde José Gervasio Artigas hasta nuestros días para pensar que eran una aparición milagrosa, única y de probeta. Y bueno, a Dolly no le fue muy bien, y a estos otros que fueron hechos por manipulación -en este caso- no genética sino ideológica, tampoco. No se gobierna con modelos ni se gobiernan modelos, se gobiernan realidades, y eso es lo que la ideología obnubiló a buena parte de estos elencos de gobierno. Pero servirá de aprendizaje también para el Frente Amplio y la gente bien intencionada que allí existe.
Los pueblos siempre nos van a dar lecciones a los partidos cuando agarramos por caminos erróneos, así que eso es bueno. Nos ha pasado a todos, también le pasará ahora al Frente Amplio.

– El mismo pueblo que un día le da gobierno con mayoría parlamentaria al Frente Amplio y que las encuestas dicen que ahora esa gente cambiaría su voto pensando en votar al Partido Nacional. ¿Por qué estima que se estén dando estos cambios tan radicales?
– Primero, por una desilusión de muchísima gente que confío en que el Frente Amplio traía consigo las soluciones a los dramas que aquejaban al ciudadano, quien hoy se ve desempleado, más endeudado, más comprometido hacia el futuro, viviendo entre rejas, con gurises que sabe que están aprendiendo poco en el sistema educativo, con una convivencia social que se va deteriorando, con escasísimos niveles de inversión pública, con un gobierno que gasta mucho más en pasado que en el futuro. Se invierten apenas 500 millones de dólares de nuestro presupuesto y se gastan tantos miles en pagar cosas del pasado. Eso ha generado una terrible desilusión. Pero también, a veces, por otras cosas, porque a veces se precisa más y otras veces menos Estado…

– Cuando usted se refiere a gastar plata en el pasado, ¿se refiere a la búsqueda de los desaparecidos?
– Me refería, en este caso, a otras cosas. Me refería a lo que pagamos de costos de intereses de la deuda, por ejemplo, y los gastos vinculados a la seguridad social que todos queremos pagar pero que son remuneraciones al pasado y que tienen que tener un nivel similar a ese de inversión hacia el futuro.
Y después el tema –para no escabullirme-, soy de los que cree que toda familia tiene derecho al conocimiento de la verdad y a encontrarse con los restos de sus familiares. Ese es un derecho que es inalienable y que todos tenemos que procurar que se efectivice realmente. En ese sentido, tenemos que hacer el máximo de los esfuerzos todos. Siempre pensé lo mismo, así que lo reafirmo. Entiendo que es una necesidad más allá de cualquier consecuencia.

– En caso que Lacalle Pou sea electo presidente, ¿cuál estima usted que debería ser el tema a encarar desde el día cero?
– Indudablemente el tema va a ser el de la economía, el de la economía financiera y la economía real.
Dentro de la economía real, por supuesto, hay que bajar los costos de los combustibles y de la energía, hay que generar una nueva inserción internacional y hay que empezar desde el vamos a desarrollar algunos de aquellos sectores de la economía con desempleo cero, como son los sectores de la informática o los de la biotecnología, ese tipo de sectores.
Desde el punto de vista financiero, va a haber que tomar algunas medidas. Hay un trabajo interesantísimo que ha sido publicado en estos días, que nos muestra cómo Uruguay ha llegado al tope de su capacidad de endeudamiento por el concepto de letras de regulación monetaria, que está pagando intereses en el orden del 1% del PBI, lo cual ya es insostenible.
En ese mismo trabajo se hizo un cociente entre el déficit fiscal y la base monetaria, y lo que era una relación de 1 a 5, ahora es una relación paritaria. Es decir que es igual el déficit fiscal que la base monetaria.
Hay que decir que si no podemos financiar el déficit con endeudamiento y lo vamos a financiar con emisión, lo que estamos arriesgando es a generar un fuerte proceso inflacionario.
Entonces, la herramienta monetaria está inhibida de uso para sacar las cosas adelante, indudablemente hay que recuperarla porque es una formidable herramienta para el manejo de las finanzas en cualquier país. Es la que más ayuda a sostener la estabilidad imprescindible para el funcionamiento normal de una economía.

– ¿Qué debemos esperar los uruguayos en los próximos cinco años en caso que las elecciones sean ganadas por el Partido Nacional?
– Deben esperar un país abierto al mundo, que se va a ir modernizando. Deben esperar un país donde va a existir trabajo y autoridad, y donde va a existir diálogo.

Perfil de Sergio Botana

Casado. Tiene 4 hijos. Es del signo de Escorpio. De chiquito quería ser político, «en realidad quise ser de todo». Es hincha de Cerro Largo.

¿Una asignatura pendiente? Ganar algún campeonato sudamericano de Judo. ¿Una comida? O un buen churrasco con huevo frito o un matambre a la leche. ¿Un libro? «La marcha de la locura», de Bárbara Tuchman. ¿Una película? Interestelar y El Padrino. ¿Un hobby? Hacer Judo. ¿Qué música escucha? Canto Nacional. ¿Qué le gusta de la gente? El amor, cuando la gente tiene cariño y admiro a la gente que es libre y rebelde con serenidad, sin estridencias. ¿Qué no le gusta de la gente? La acción egoísta o agresiva.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Uruguay hoy no habla con una voz única en materia de política exterior”

Entrevista a Agustín Espinosa
“Durante este gobierno se ha concluido uno de los acuerdos de libre comercio más importante, lo que no dice es que se inició hace veinte años con el Partido Colorado”

El doctor Agustín Espinosa fue embajador uruguayo manteniendo una carrera diplomática por 45 años. Hoy está retirado de la función pública pero continúa con su vocación desde la docencia en la cátedra de Relaciones Internacionales e Integración en la Facultad de Administración y Ciencias Sociales de la Universidad ORT, así como también es asesor del candidato presidencial colorado Ernesto Talvi en política de inserción comercial internacional, siendo uno de los redactores de los lineamientos de política exterior del programa de gobierno del Partido Colorado. Estuvo en nuestra ciudad invitado por la Lista 600 del sector Ciudadanos que postula la candidatura a la diputación de Miguel Feris, quien lo acompañó hasta la redacción de EL PUEBLO.

– Hasta el 2005 el país supo tener a las relaciones diplomáticas como políticas de Estado, consensuadas entre todos los partidos políticos. Desde ese año cambió la forma de llevar adelante nuestra política exterior para ser una política del partido de gobierno, ¿usted tiene la misma sensación?
– No solamente la compartimos sino que es la preocupación que desde Ciudadanos tuvimos desde el primero momento, la pérdida de una política exterior de Estado. El MERCOSUR se aprueba con el consenso de todas las fuerzas políticas, con la unanimidad en el parlamento cuando hay que aprobar el Tratado de Asunción. Pero tenemos que remontarnos unos seis años atrás cuando, con el retorno de la democracia, el Contador Enrique Iglesias es invitado para asumir Agustin Espinosa con Miguel Ferisel Ministerio de Relaciones Exteriores, siendo en ese momento secretario ejecutivo de la CEPAL. La condición que puso el Contador Iglesias para aceptar la conducción de la Cancillería, fue justamente la de que todas las fuerzas políticas en ese momento, Frente Amplio, Partido Colorado, Partido Nacional, Unión Cívica, consensuaran una serie de principios, normas y valores del derecho internacional y de los compromisos que Uruguay había asumido en diferentes foros internacionales. Todas las fuerzas aprobaron estas bases, lo que permitió que Uruguay continuara hasta incluso buena parte del gobierno del doctor Lacalle, orientado a través de una política exterior de Estado, que nunca Uruguay debió abandonar.

Ese consenso razonable de todas las fuerzas políticas alrededor de, vuelvo a repetir, normas, principios y valores del derecho internacional público, con los cuales Uruguay estaba comprometido prácticamente desde mediados del siglo veinte, le permitieron ganarse un lugar de respeto en la comunidad internacional. Todas las fuerzas políticas estuvieron de acuerdo que nuestro representante firmara la Carta de San Francisco en 1945. Todas las fuerzas políticas estuvieron de acuerdo con que el representante de Uruguay firmara en Bogotá en 1948 la Carta de la OEA. Todos los compromisos que Uruguay fue asumiendo en los diferentes foros internacionales se hicieron con ese consenso. Y ese consenso se perdió. Uruguay hoy no habla con una voz única en materia de política exterior…

– Se ve con lo que sucede en Venezuela, por ejemplo.
– En el caso de Venezuela, medio país cree que es una democracia, otro tanto puede creer que ahí hay violación de derechos humanos y pérdida de institucionalidad democrática…

– Como dice el Informe Bachelet.
– El Informe Bachelet lo dice, y eso respecto no solo al tema tan emblemático y próximo que nos duele tanto como el de Venezuela, sino con respecto a otros temas como aperturismo versus regionalismo en materia comercial o el manejo de los derechos humanos en otras instituciones.

– Si Talvi accediera a la presidencia de la República, ¿reestablecería la política de Estado en materia diplomática?
– Lo que digo es que inmediatamente después de las elecciones, si gana el doctor Talvi las elecciones, hay que iniciar negociaciones con todas las bancadas parlamentarias para lograr acuerdos imprescindibles en torno a un mínimo básico de componentes que conformen una política exterior de Estado, cosa que no es fácil…

– Porque tendrá que enfrentar a una nueva Torre de Babel, que será un parlamento conformado por no menos de seis partidos políticos, tendremos un parlamento muy fragmentado y enfrentado, será muy difícil ir por la línea del medio.
– Exactamente, yo también estimo que no va a ser fácil, pero ojo, cuando hablamos de política exterior de Estado no creemos que todos tenemos que pensar sobre todo lo mismo. Tenemos que ponernos de acuerdo sobre aquellos principios que me parece que son fundamentales, como el mantenimiento de la paz y de la seguridad internacional, tenemos que estar todos de acuerdo. No podemos hoy conformar una política exterior de Estado con bancadas parlamentarias o con partidos que creen que el mantenimiento de la paz y de la seguridad no es un componente importante. La solución pacífica de controversias, otro principio que tiene que estar adentro de esa política de exterior de Estado. La protección de los derechos humanos, hoy es impensable que la protección de los derechos humanos no forme parte de esa política exterior de Estado. Hoy en día, la protección del medio ambiente, ¿quién puede estar en contra de la protección del medio ambiente a la luz de lo que está ocurriendo en la Amazonia y en la región amazónica y que está afectando incluso hasta a nuestro cielo? Hemos asistido a estas nubes negras.

– Todo lo que dice es esencial para un país, pero la gente que lo debe estar leyendo puede pensar, pero todo eso no me cambia la vida, ¿cómo mejora mi bolsillo la política exterior? En ese sentido, la búsqueda de mercado exterior que ha realizado el gobierno en los últimos 14 años, ¿es la correcta? ¿Hay que cambiar algo?
– En materia de inserción comercial hay muchísimo más por hacer. No quiero decir que el gobierno no haya hecho cosas. Durante este gobierno se ha concluido uno de los acuerdos de libre comercio más importante, lo que no dice el gobierno es que se inició hace veinte años con el Partido Colorado. Siendo yo director de Integración, iniciamos las negociaciones para que tengamos un Acuerdo de Libre Comercio que va a representar para Uruguay oportunidades importantísimas. El gobierno debería haber tenido una buena memoria y decir que se culminó un proceso iniciado hace veinte años en administraciones que no fueron frenteamplistas…

– Pero tienen la virtud que culminaron algo que ustedes no pudieron.
– No se pudo terminar no porque Uruguay no quisiera, no se pudo terminar porque nuestros socios, Brasil y Argentina, no lo permitían. Esto se permitió porque el gobierno de Macri y el de Bolsonaro decidieron abandonar determinadas políticas restrictivas, abrieron sus mercados y eso permitió que se pudiera concluir unas negociaciones que son de interés para nuestros países pero también para la Unión Europea. Uruguay fue detrás de esta coyuntura, que no era viable ni diez ni quince años atrás porque todos conocemos qué políticas comerciales practicaron los gobiernos del PT en Brasil y del kirchnerismo en Argentina. Entonces, se nos abre una incógnita porque hay elecciones en la República Argentina dentro de poco, ya tenemos pronunciamientos de parte del candidato Alberto Fernández contrarios a este acuerdo, por eso este acuerdo que acaba de nacer, ya tiene enemigos en Europa y dentro del MERCOSUR.

– Uruguay es un país chico desde el punto de vista del mercado internacional, por lo que no puede poner precios a las mercaderías que vende sino que lo que hace es tomar precios de un mercado internacional ambivalente porque, por un lado ve cómo se fortalece el dólar por la política de Estados Unidos y por el otro, uno de nuestros mercados importante como es el chino, redujo su nivel de crecimiento que venía bastante acelerado, devaluando recientemente su moneda. ¿Cómo visualiza los próximos años del mercado internacional que puedan repercutir en nuestro país, al que hace rato que no llegan inversiones importantes salvo la de UPM con todas sus connotaciones?
– De dos maneras. En primer lugar, mejorando las condiciones de acceso de los productos uruguayos a través de acuerdos de libre comercio, como por ejemplo, ya que usted lo mencionó, con el mercado de China. Uruguay está compitiendo con las carnes que provienen de Australia y de Nueva Zelanda que han negociado acuerdos de Libre Comercio con China e ingresan sin derechos aduaneros. Las carnes uruguayas están pagando hoy millones de dólares al año por concepto de aranceles. Por lo tanto, negociaciones de libre comercio con todos los países que podamos para mejorar las condiciones de acceso.

En segundo lugar, frente a un eventual depresión del mercado chino, que no creo que sea tan así porque son muchos millones y tienen que seguir comiendo, buscar nuevos mercados, seguir explorando las posibilidades para que Uruguay encuentre mercados a los cuales pueda llegar con sus alimentos, que en el fondo es lo que nosotros vendemos, alimentos y servicios.

Esos alimentos Uruguay los puede producir en cantidades infinitamente superiores a las actuales mejorando las tecnologías de producción y acoplando la producción de productos agropecuarios con la ecología y con el respeto al medio ambiente.
Los productos, como dice siempre el doctor Talvi, valen mucho más cuando son de origen ecológico, porque el mundo está ávido de esos productos porque no quedan espacios en el mundo donde se puedan producir productos ecológicos de calidad.
Por lo tanto, no soy pesimista con respecto a eso.

Creo que la diplomacia comercial tiene que agudizar todos sus esfuerzos, nuestras misiones diplomáticas en el exterior, que son como 55 embajadas y 135 consulados, tendrán que agudizar todas sus antenas para estar alertas, no solamente para nichos, sino también para captar conocimiento tecnológico e inversiones.

Perfil de Agustín Espinosa

Es soltero y del signo de Cáncer. De chiquito quería ser ingeniero agrónomo. Es hincha de Nacional.

¿Una asignatura pendiente? Saber cocinar mejor de lo que sé.
¿Una comida? La pasta, en cualquier dimensión.
¿Un libro? El lobo estepario de Hermann Hesse.
¿Una película? Muerte en Venecia.
¿Un hobby? El hobby que ya no puedo practicar es la equitación porque he sufrido algunas dolencias que me impiden ya hacerlo. Y el otro hobby le diría que es cocinar para amigos y leer para mi alma.
¿Qué música escucha? Desde la música clásica a la popular. No tengo restricciones. Lo único que no me gusta es el jazz.
¿Qué le gusta de la gente? Que me entretenga, que la conversación me apasione.
¿Qué no le gusta de la gente? Los silencios de la gente. No entiendo los silencios, me cuesta mucho.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Estamos en una región, desde el punto de vista climático, que es la segunda a nivel mundial que tiene todos los ingredientes para la formación de tornados”

Entrevista a Madeleine Renom
“La meteorología y el clima tienen un impacto en la economía de los países muy importante”

Desde el año 2015, Meteorología pasó a ser un Servicio Descentralizado, conformándose al año siguiente un nuevo Directorio, el que sería presidido desde entonces, tras la venia del Senado, por la Dra. Madeleine Renom, vinculada desde siempre a la meteorología, obteniendo su licenciatura en la Universidad de la República en el año 2000, luego su doctorado en la Universidad de Buenos Aires (UBA), siendo de las primeras doctoras que tuvo Uruguay en esta materia. Es docente e investigadora. Estuvo recientemente en nuestra ciudad y dialogó con EL PUEBLO, sobre los cambios que se vienen procesando en el Instituto Uruguayo de Meteorología (INUMET).

– ¿Cómo está hoy INUMET luego de todas las críticas recibidas por aquella famosa alerta roja que no se dio a tiempo?
– Ingresamos en diciembre de 2016 con un nuevo directorio y estamos trabajando desde el primer día en todo lo que es la reestructura, mejorar el servicio para la seguridad de la población y para el sector productivo. O sea, nuestra idea junto a los demás funcionarios es convertirlo en un servicio técnico científico, como debe ser un servicio meteorológico a nivel nacional en cualquier país e ir mejorando los productos que vamos realizando. Respecto a los sistemas de alerta, quiero decir que lo que son las ciencias de la atmósfera, no hay ningún servicio meteorológico a nivel mundial que tenga un 100% de severidad en todo lo que está realizando porque hay distintos sistemas. La atmósfera, por decirlo de alguna forma, en algunas escalas es muy caprichosa, y todo su análisis se realiza para ver el peor escenario que se pueda brindar porque más vale prevenir y alertar de más que de menos. En eso, hemos cambiado el sistema de alertas a sistemas de polígonos para representar lo que se está viendo y analizando. Se está meMadeleinjorando en cuanto al nivel de la información que estamos teniendo en superficie de las estaciones, se readaptó para obtener imágenes satelitales en convenio con el servicio meteorológico de Estados Unidos. Próximamente vamos a adquirir un radar meteorológico, que va a estar ubicado acá en el departamento de Salto, que es fundamental. En Salto, la región norte del país, desde el punto de vista atmosférico y climático es una de las zonas junto con el Sur de Brasil y el Norte y Este de Argentina, donde se dan las tormentas convectivas más intensas.
No todo es pronosticable fácilmente y con tiempo de pronóstico. Siempre recuerdo y utilizo como ejemplo, parte de nuestra idiosincrasia futbolera. En la Copa Centenario que se realizó en Estados Unidos, había una semifinal que era Colombia contra Chile, se estaba realizando el partido en la ciudad de Chicago que se encuentra en latitudes medias, así como estamos nosotros pero en el hemisferio norte, y si recuerda, comenzó el partido y se suspende por tormentas. Todos sabemos que el sistema de Estados Unidos tiene un gran monitoreo con gente muy capacitada, un servicio meteorológico muy grande, pero hay tormentas y esos sistemas convectivos que la predectivilidad es muy corta. Ellos empezaron el partido, lo suspenden por 45 minutos por esa actividad tan intensa, y luego continua. O sea, para decir que no todo es tecnología, y el sistema no permite una predectivilidad muy alta.

– Sin embargo los uruguayos están más atentos a lo que dicen los predictores privados, o incluso de otros países, como los de Brasil y los de Argentina porque son más eficaces.
– En ese sentido, hemos realizado encuestas a nivel nacional para medirnos, por suerte eso ya se ha revertido. Bastante tenemos ahora que la población a las alertas de nivel naranja y roja realmente le preste atención. Sacamos también una campaña de videos educativos para distintos fenómenos importantes que ocurren en Uruguay, y también para explicar que no es solo el color de la alerta sino el fenómeno al cual está asociado, porque no es lo mismo una alerta naranja por un viento fuerte como tú te preparás que por lluvias abundantes. Son distintos sistemas y también la prevención de cómo se realiza.

– ¿Y en el caso de lo que ocurrió en Dolores?
– Nosotros estamos en una región, desde el punto de vista climático, que es la segunda región a nivel mundial que tiene todos los ingredientes, por así decirlo, de formación de tornados. Eso es así climáticamente y así funciona. El tema de Dolores es que el tornado, lamentablemente, atravesó la ciudad. En 2012 tuvimos unas imágenes de dos tornados al unísono, pero que pasaron por las afueras de la ciudad. Los tornados son sistemas que tienen una dinámica muy rápida, no podés preverlos con más o menos 15 o 20 minutos de antelación, con lo cual el sistema de prevención es diferente. Mismo en Estados Unidos que es una región de tornados propiamente dicha, donde pasan unos 1.200 tornados al año. En las ciudades grandes ocurre que hay un sistema de sirenas para avisar que puede venir un tornado porque no da el tiempo para avisar por la prensa. Pero además, hay una campaña de educación por lo que la gente sabe que cuando suena una sirena, ya sabe qué es lo que tiene que hacer en esos casos. Nosotros, para definir bien la probabilidad de tornados, no contamos con radares que vean toda la estructura vertical de la atmósfera, no tenés como pronosticarlo.

– El debate por el clima se terminó generando desde lo mediático.
– No estamos en una posición de generar lo mediático por la responsabilidad que lleva nuestra tarea como Instituto y hacia la población. Es cierto que a veces se ha convertido en mediático por parte de algunos predictores privados, nosotros no nos negamos a la discusión y la argumentación técnica de los distintos análisis que pueden llevar a distintos pronósticos muy diferentes, pero en esa base creo que la discusión cuando es productiva y con argumentación es siempre buena para ambos lados porque, está bien, nosotros somos la institución oficial, es cierto, pero también todos los predictores, porque todo meteorólogo sabe que no hay un 100% de acierto. O sea que, los predictores privados también tienen sus errores y sus incertidumbres como las que tenemos nosotros porque así es la ciencia.

– ¿Se viene trabajando en la capacitación de los funcionarios de INUMET?
– Si, se está trabajando muy fuertemente utilizando distintas herramientas. Tenemos un buen relacionamiento con el Servicio Meteorológico Argentino, que es el centro de formación de la organización meteorológica mundial para la región de Sudamérica, con lo cual ellos generan muchos cursos online, que estamos utilizando fuertemente, muchos cursos de capacitación para todo el personal en las distintas áreas. También tenemos en la sede central cursos presenciales, estamos trayendo muchos docentes extranjeros, eso en la parte técnica. También en la parte administrativa y de gestión estamos haciendo un cambio, una modernización muy grande en lo que es la gestión administrativa del servicio, que era necesario también, por eso estamos implementando todas las herramientas que el gobierno tiene a disposición en cuanto a gestión financiera, a la parte de compras estatales, sistema de gestión humana para hacerlo realmente moderno, dinámico y útil para todos los funcionarios.
Con lo cual, en dos o tres años de nuestra gestión estamos muy contentos, sobre todo porque todo esto no hubiese sido posible sin el equipo y los funcionarios que están y que son los que trabajan en el día a día y continuarán trabajando. Con lo cual estamos muy contentos porque somos un gran equipo y ellos han respondido súper bien a todas estas dinámicas nuevas.

– A veces llegan alertas meteorológicos por posibles tormentas y no pasa nada. A veces el alerta nos llega media hora después que pasó la tormenta, ¿eso se está ajustando?
– Sí, siempre se está tratando de ajustar y mejorar en ese sentido. No te puedo decir si siempre es predecible o que hay situaciones que explotan muy rápidamente y no te da el tiempo para generar esa alerta cuando ya lo tenés, pero sí podés ir alertando hacia adelante si sigue con la dinámica y con los ingredientes de continuar con eventos importantes hacia otras regiones de Entre Ríos, del departamento, la región o del país.

– Manejando los tiempos en cuanto a las alertas, INUMET ingresó en el mundo de las redes sociales, ¿se busca de esa manera una mayor efectividad a la hora de informar?
– En eso también hubo un cambio muy grande, o por lo menos así lo entendemos nosotros, que es la comunicación. No sabíamos que era un instituto que no tenía un Departamento de Comunicación, cuando justamente la comunicación es fundamental, y más en estos casos. Por lo cual, se actualizó la página web, donde se cuelgan las alertas, se generaron dos app (aplicaciones) tanto para Android como para IOS, el twitter funciona muy rápidamente, tratamos de utilizar todos los medios de comunicación que existen. Ahora también tenemos en una de las app, un convenio con ANTEL, donde sale una alerta meteorológica. Nos falta llegar a la georreferenciación de los celulares para que si, por ejemplo, la alerta es en Rocha y en Maldonado, no te salte a ti que estás aquí en Salto. Pero bueno, es todo un montón de desarrollos que hay que ir haciendo.
Todos estos cambios fueron sin aumentar el presupuesto de la institución. En las dos Rendiciones de Cuentas que nos tocó vivir, 2017 y 2018, no se solicitó ningún aumento en el presupuesto porque primero queríamos ser eficientes en el presupuesto. Pese a eso, también estamos cambiando toda la red pluviométrica nacional por telepluviómetros, que van a estar enviando la información de precipitaciones cada cinco minutos, que es una variable bien importante para todo el país. Estamos por instalar siete estaciones automáticas más, se está reforzando la parte del aeropuerto de Carrasco en la parte de aeronáutica. Tenemos también la adquisición de un radar pensándolo en un proyecto país, que no es solo INUMET, porque ahí participan Salto Grande, Presidencia de la República con el Sistema Nacional de Emergencias, ANTEL, UTE, Banco de Seguros. Conformar alianzas estratégicas a nivel país para poder ir desarrollando todo lo que es la meteorología que junto al clima tienen un impacto en la economía de los países muy fuerte, muy importante, tanto por todos los sectores productivos como el agro, turismo, energía, y también obviamente por la seguridad de la población, y los costos que generan los eventos extremos. Lo más importante es que no tengamos costos en vidas, luego los costos económicos.

Perfil de Madeleine Renom

Casada, tiene dos hijos. Es del signo de Piscis. De chiquita quería ser astronauta. Es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? Desarrollar mi parte de las bellas artes.
¿Una comida? Churrasco de entraña con papas fritas. ¿Un libro? Me gusta la novela policíaca sueca y noruega.
¿Una película? La misión.
¿Un hobby? Jardinería.
¿Qué música escucha? Blues y rock.
¿Qué le gusta de la gente? La simpleza y la franqueza. ¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad y la arrogancia.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Se trata “de pensar cómo será el futuro, el enigma del futuro. ¿Qué estará haciendo la raza en 100, 200 o 300 años? ¿Cómo serán las personas? ¿A qué se dedicarán?”

Entrevista a Pedro Rodríguez Quiroga

Navegantes, viajeros, nautas… no hay miradas. Solamente voluptuosas bocas y amplias narices. Morenos todos. Una ‘parte por el todo’ que apenas revela a estos rostros obstruidos por máscaras y vendajes misteriosos”, es parte de lo que escribió el reconocido artista Oscar Larroca sobre la muestra que actualmente se encuentra en exposición en el Museo de Bellas Artes María Irene Olarreaga Gallino hasta el 19 de setiembre del artista plástico Pedro Rodríguez Quiroga, oriundo de Montevideo. Con él dialogó EL PUEBLO horas antes de inaugurarse su exposición que lleva por nombre, “Nautas”.
– ¿Qué es “Nautas”?
– Es una exposición que reúne diez cuadros de diez seres afrodescendientes ubicados en algún lugar del futuro, como si fueran viajeros, y así surgió el nombre, por Nautas, a partir de haber visto que eran seres como del futuro, como viajeros, y bueno, es una muestra, una exposición.
– ¿Hablamos de pinturas?
– Son dibujos hechos con pastel tiza sobre papel, simplemente eso.
– ¿Cuál es el mensaje que le interesa dar con esta muestra?
– No había un mensaje predeterminado, pero lo que sí, la intención más clara que tuve al irlos diseñando a cada uno fue que transmitieran calma, paz, tranquilidad, armonía, ese tipo de ideas, que fueran personas que están en silencio. Fueron saliendo como africanos, en general son todos morenos. Y que transmitieran eso, paz, calma, que estuvieran como estáticos en el futuro.
– Básicamente se visualiza la boca de ellos.pedro rodriguez quiroga
– Si, todos tienen como cascos, que según el que lo vea, puede interpretar que el casco puede tener en el interior algún tipo de pantalla, vaya uno a saber, yo tampoco se. Son dibujos, y entonces claro, no se ven los ojos, se ven solamente las bocas. Y desde ahí me permitió trabajar bastante sobre las bocas, fue como un ejercicio en realidad. En vez de hacer diez bocas distintas, que no transmitieran nada, o una expresión de tranquilidad nada más.
– ¿Por qué afrodescendientes y no otra raza?
– Eso surgió nomás, sin querer, se dio, con el primero se vio así, que fuera afrodescendiente, después el segundo también. El hecho que sean africanos, es una raza sufrida, pero a la vez de ser una raza sufrida también es gente que está en paz, en calma, por más que le pase lo que la pasa, que generalmente a los africanos les ha pasado lo peor, y sin embargo ves que los tipos están en su centro, en su eje, equilibrados. En general, la expresión de la cara, ni alegre ni triste, como que bueno, esto es lo que hay que hacer, lo que hay que soportar o lo que fuere. Entonces bueno, fue bárbaro que surgiera africano porque dio eso, me parece a mí que dan esa sensación.
– ¿Por qué esa fascinación de viajar en el tiempo?
– Es recrear la imaginería que uno siempre tuvo de niño, de pensar cómo será el futuro, el enigma del futuro. ¿Qué estará haciendo la raza en cien, doscientos o trescientos años? ¿Cómo serán las personas? ¿A qué se dedicarán? ¿Cómo se comunicarán? Porque estas personas de repente se están comunicando, me parece que no hablan ni miran. De repente hay un método de comunicación que no sea por la palabra, vaya uno a saber.
– El dibujo, la pintura, el arte, para usted, ¿es una forma de expresión, un hobby o es parte de su vocación?
– Mira, desde niño, desde muy chiquito siempre dibujé. Pero claro, nunca vi la forma de vivir de eso, nunca encontré la manera de que fuera un sustento el dibujo y la pintura, salvo un período en el que como me gustaba mucho el dibujo, me inscribí en un curso de dibujo publicitario en la década del 80, en la Escuela Figari de Montevideo, y mientras hice el curso, trabajé como dibujante para empresas de publicidad o lo que fuera, diseñando anuncios de todo tipo. Entonces ahí sí el dibujo estaba vinculado al sustento. A través del dibujo yo tenía mi salario y dibujaba muchísimas horas por día, a veces días enteros durmiendo casi nada porque tenía mucho trabajo. Pero se trataba de algo no vocacional, allí no pasaba nada de lo que uno sintiera, era un trabajo manual. Hasta que aparecieron las primeras computadoras, entonces había que aprender a manejar un programa, y ya la mano no participaba, y yo trabajaba de forma artesanal, con tintas, con témperas, con aerógrafos, con pinceles, todo tipo de lapiceras, y claro, todo eso quedó de un día para el otro obsoleto, y hasta ahí fue mi vinculación con el dibujo y el sustento.
Entonces seguí trabajando en lo que siempre había trabajado, y seguí en la radio. Y el dibujo lo dejé como algo que hacía como pasatiempo, pero no lo vinculaba como modo de vida. Siempre dibujé, no mucho, pero siempre, y guardaba en mi casa en carpetitas. Traté de ir a algún taller cuando tenía tiempo. En 2005 conocí a Oscar Larroca, y nos hicimos muy amigos. A él le empecé a mostrar estos dibujos, los hice en casa pero se los llevaba para que él los viera y fue quien me dijo, una vez que vio el primero, que hay un camino a seguir, que puede haber, y se me ocurrió por primera vez, porque nunca lo había hecho, hacer una serie, que es lo que hace posible una exposición. Entonces, siempre tenía un óleo, por ejemplo, que trabajaba muchísimo, meses, pero claro, era un óleo con un tema en particular que no tenía continuidad. Al tiempo me dedicaba a otra técnica, como el carbón. Son cosas sueltas, inconexas para mostrar que tengo en mi casa. Esta es la primera vez que me puse en campaña para hacer por lo menos estos diez. Y ahí surgió.
– ¿Lo toma como una materia pendiente que tenía, el de realizar una exposición?
– Y sí. Bueno, en realidad, materia pendiente porque nunca lo había hecho pero tampoco soñaba con hacerlo, no me lo imaginaba. Me lo empecé a imaginar cuando Oscar me lo propuso de un modo tipo sin pretensiones porque lo íbamos a exponer más bien entre conocidos, amigos y los compañeros del taller. Y lo pusimos en la sala de Arte Club, donde funciona el taller donde da clases Oscar. Fueron familiares y amigos lógicamente, y hasta ahí era la cosa. Después surgió, a través de Alejandro Paz, un colega también comunicador, también artista plástico de Mercedes, para llevar los cuadros a la Casa de la Cultura de Mercedes, y bueno, ahora en Salto.
– ¿Y qué sigue?
– Y no sé. Ahora hay una propuesta de volver a exponerlos en Montevideo en otro lugar. Planificado mucho más no hay con esta muestra.
– Pero viajemos en el futuro…
– Ahí va…
– ¿Cómo se imagina que puede seguir esta historia suya con el arte?
– Y me gustaría seguir trabajando, viste que también es un tema de tiempo. Estoy de hecho trabajando con otra línea, y con mucho entusiasmo. Me encantaría seguir, es la idea que tengo. Y si surge hacer otra muestra, como que ya, aparentemente, la idea sería darle una continuidad, seguir, esa es la idea.
– Estas obras, ¿las tiene a la venta o es solo para exponer?
– Bueno, es para exposición, no se me ocurrió la posibilidad de venta, pero si surge, encantado (risas). Hay algunos interesados con algunos de los cuadros de las muestras anteriores, pero no hablé nada concreto porque les expliqué que son cuadros que están por exponerse todavía. Así que no sé después, cuando llegue a Montevideo y pare esto, tal vez venda algún cuadro.
– Le preguntaba por lo que mencionó al comienzo de esta charla, que de esto no se puede vivir.
– Claro, pero lo digo muy en general, hay gente que vive y trabaja. Pero depende, es muy personal la experiencia, no lo querría generalizar.
– ¿Pero su vida diaria está en la comunicación?
– Si, trabajo en radio El Espectador desde hace unos veinticinco años, más o menos, y también trabajo como locutor publicitario, grabo publicidades para diferentes empresas, me dedico a eso.
– ¿Qué mensaje le dejaría a aquella persona que tiene por vocación el arte, la pintura y que de repente se choca con la triste realidad de que es muy difícil o cuesta arriba poder vivir de esto?
– Y bueno, cuesta arriba creo que es todo lo que te propongas, salvo que ya vengas con todo servido, como que tu familia te permita heredar, no sé. Es un tema como un motor personal, como para cualquier cosa, supongo que en tu oficio o profesión será igual. Si uno se plantea un determinado fin, un proyecto, bueno, es mucho trabajo. Después si te referís a lo económico, ahí ya no sé porque también es personal. Todo depende, pienso, del entusiasmo que uno le ponga a las cosas.

Perfil de
Pedro Rodríguez Quiroga

En pareja desde hace 21 años, tiene dos hijos. Es del signo de Capricornio. De chiquito quería ser pintor. Hincha de Peñarol.
¿Alguna asignatura pendiente? Viajar a Japón (risas) ¿Una comida? La fruta.
¿Un libro? “El profesor” de Frank Mc Court. ¿Una película? Pasaje a la India.
¿Un hobby? Andar en skate (risas).
¿Qué música escucha? De buena calidad, toda.
¿Qué le gusta de la gente? Su amistad, su camaradería.
¿Qué no le gusta de la gente? Su antipatía.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Entrevista a Gabriel Duarte

“Hay candidatos a diputado que hacen propuestas como si bastara con lo que dicen para que se transforme en leyes, y eso para mí es engañar a la población”

Gabriel Duarte finalmente será candidato a diputado por el Frente Líber Seregni (FLS) luego que los sectores Asamblea Uruguay (Lista 2121) y Alianza Progresista (Lista 738) llegaran a un entendimiento. En diálogo con EL PUEBLO, Duarte explica cuáles serán los aspectos fundamentales de lo que será su campaña a octubre, buscando retener el gobierno nacional para el Frente Amplio (FA). gabriel duarte

- Una campaña electoral por delante, y en esta oportunidad como candidato a diputado por el FLS, ¿cómo asume este compromiso?
– Efectivamente, asumimos ese desafío de la candidatura por el FLS, pero más allá de ser el candidato del FLS en esta elección, que es muy importante, vamos a dirigir y armar una candidatura que represente ese centro de la opinión frenteamplista, que es donde los políticos y los analistas dicen que se juega la elección. Es decir, todos los analistas dicen que esta elección se va a jugar en el centro del espacio político, donde se dará la disputa del electorado. Y nosotros, desde el FLS nos vamos a posicionar firmemente para tratar de disputar ese centro político que tiene profundas convicciones frenteamplistas, que tiene una trayectoria frenteamplista y con un contenido ideológico importante, pero que necesita ver en esta propuesta electoral un equipo diverso, amplio, serio. Es en ese sentido que vamos a dirigir la campaña. Pero además, desde ese centro político vamos a contraponer dos modelos que están en juego y en disputa en esta elección. Uno que entendemos representa la continuidad del crecimiento con distribución y otro modelo que a pesar de tener algunos pseudo batllistas que parece que quieren venir a inventar la pólvora en la economía del Uruguay, en definitiva representan la restauración de un modelo que no tuvo en este país buenos resultados. Y no los tuvo en este país antes, y no los tiene en la región ahora. Entonces, en esa disputa de esos dos modelos, nosotros desde el centro político vamos a posicionar la batalla porque es ahí donde está en juego la elección. Y nosotros venimos con nuestra candidatura a hacer un aporte para que el FA pueda ganar el cuarto gobierno. Ese es nuestro principal objetivo.

- La esencia ideológica del FA, ¿no es ser de izquierda?
– Sí, por supuesto. Somos de izquierda…

- Pero si son de izquierda, ¿cómo van a competir el centro del espectro ideológico?
– Pero el centro no quiere decir ser menos de izquierda, el centro quiere decir tener una propuesta económica creíble. El centro quiere decir tener un equipo profesional que se haga cargo del gobierno…

- ¿Ser de izquierda no es tener una propuesta económica creíble?
– Es ser de izquierda, pero el centro no es una cuestión menos de izquierda, es estar centrados en una convicción, estar centrados en valores éticos y en un modelo de gestión que entendemos fundamental, debe modernizarse para lograr resultados. Es decir, cuando decimos que estamos en la posición del centro…

- Quiere decir que está en el medio, entre la izquierda y la derecha…
– Sí, por supuesto. No es que estamos en el medio, estamos centrados en una posición consolidada. Capáz que tenemos distinta posturas de lo que es el centro…

- A ver. La izquierda y la derecha tienen matices, pero el centro es como la línea del Ecuador entre ambos hemisferios ideológicos.
– Está bien. Nosotros vamos a disputar ese electorado desde nuestra posición, que no es menos izquierdista ni menos frenteamplista que las otras. Decir que uno necesita consolidar este país con una propuesta económica seria, no es ser menos de izquierda, ¿o sí? Decir que es necesario apostar a la educación y a la descentralización de la educación no es ser menos de izquierda, pero me parece que es tener una propuesta centrada en determinados valores y trayectoria frenteamplista, y eso es lo que vamos a disputar.

- ¿Con el Senado de Astori y Kechichián?
– Exactamente, porque la candidatura de (Daniel) Martínez representa una fuerte renovación en el FA. Creo que nosotros a través de la candidatura a la diputación vamos a impulsar una renovación generacional en el FA, pero que esa renovación generacional necesariamente tiene que estar combinada con personas con trayectoria y con experiencia. Danilo Astori y Lilián Kechichián representan esa experiencia. El FA, la izquierda uruguaya, en estos años ha tenido tres liderazgos claros, uno es el de Tabaré Vázquez, otro es el de José “Pepe” Mujica y el otro es el de Danilo Astori. Entonces, nosotros vamos a apoyarnos en uno de esos liderazgos históricos del FA para tratar de fortalecer nuestra propuesta electoral. Y además, tanto Astori como Kechichián, han demostrado al FA la gestión que han tenido, que tienen capacidad de gestión y creo que esa capacidad la pueden volcar en el Nuevo Impulso frenteamplista desde el Senado.

- El FA tiene un programa de gobierno donde cada candidato luego puede poner su impronta, ¿por dónde perfilaría su candidatura en ese programa de gobierno?
– En la composición de la propuesta a la diputación. Sobre fines de agosto vamos a promover el lanzamiento de la propuesta, que tendrá algunas novedades, las que naturalmente no voy a adelantar, pero vamos a tomar el plan de gobierno y a ejercerlo desde una propuesta política que no sea la sumatoria solamente de sectores políticos como se ha dado. Es decir, no es que vamos la 2121 más la 738, más fulano. No queremos tener una propuesta que sea sumatoria de sectores únicamente sino que queremos que sea una propuesta sumatoria de sectores y de representantes de la sociedad, de personas que desde el mundo de la cultura, del trabajo, del emprendedurismo, de la universidad, de los pequeños productores y comerciantes, también puedan sumar, queremos tener esa impronta. Una propuesta política que se apoye naturalmente en el programa único del FA pero que convoque a otros actores que no están identificados sectorialmente, que son más bien neutrales, pero que representan a la sociedad. Porque eso es también lo que el FA significa.
No podemos caer en propuestas que son solamente sectorializadas, porque eso da también la idea de la disputa y de las negociaciones trancadas. Ahora nos vamos a posicionar en una apertura, porque hay gente frenteamplista de mucha trayectoria y compromiso que sin estar identificada con ningún sector, la vamos a convocar para que se sume a este proyecto. Entonces, la propuesta de implementación del programa de gobierno es en contacto no solamente con los sectores sino con un conjunto de personas que deben dar su punto de vista.

- La elección para octubre no está cerrada, pero los analistas concuerdan que lo único claro es que el próximo Parlamento será muy heterogéneo donde ningún partido alcanzaría la mayoría. ¿Cómo visualiza la próxima Legislatura que usted podría integrar?
– En primer lugar, es una cuestión probable pero tampoco es definitiva, porque también es cierto que hay muchos analistas que ya en octubre de 2014 decían lo mismo y que después no se dio lo que decían y ni siquiera fueron capaces de reconocer que estaban equivocados. Entonces, es cierto que la elección está abierta, tenemos que hacer un enorme esfuerzo militante para poder ganar la elección, no va a ser fácil. Tampoco es definitivo que no vaya a haber mayoría parlamentaria, pero lo que decimos es que si no hay mayoría parlamentaria, el FA también ha demostrado que tiene capacidad de negociar. De hecho, el FA en parte de este período de gobierno careció de mayoría e igualmente pudo votar una Rendición de Cuentas, igualmente pudo sacar leyes. Es decir que el FA tiene capacidad de negociación.
Con nuestra presencia en el Parlamento, de alguna forma vamos a nutrirnos de la experiencia de diez años en la Junta Departamental, un poco desde la oposición, otro poco desde el oficialismo, que sin mayorías hemos tenido que llegar a acuerdos tanto desde la oposición como desde el gobierno. Es decir, esa hipótesis que tú planteas que puede darse a nivel nacional, ya se está dando a nivel departamental acá, donde no tenemos mayoría en la Junta a pesar que tenemos el Ejecutivo.
Es necesario ejercer la capacidad de negociación con apertura porque hay asuntos que son trascendentes que requieren no de una mayoría, requieren de grandes mayorías, y hay que hacer el esfuerzo para lograr las grandes mayorías. Y me parece que podemos aportar al gobierno del FA, por un lado, la defensa del gobierno. Los frenteamplistas pueden tener la certeza que de estar en el Parlamento, vamos a ejercer la defensa del gobierno y de los valores frenteamplistas. Pero además, vamos a demostrar siempre que tenemos la capacidad de lograr acuerdos y entendimientos como la experiencia nos ha formado.

- Más allá de ser representante de una fuerza política, en caso de resultar electo, estaría también representando a Salto. En ese sentido, ¿cuál sería su prioridad como legislador?
– En esto voy a ser sincero y lo digo con todo respeto, hay candidatos a diputado que hacen propuestas como si bastara la iniciativa que tuvieran para que lo que dicen se transforme en leyes, y eso para mí es engañar a la población. No voy a caer en la irresponsabilidad de decir que lo que nosotros propongamos va a salir. Lo que sí es importante, primero, es tener un grado de coordinación con los otros legisladores del departamento y de la región, porque estamos insertos en una región con una identidad similar entre los distintos departamentos. Y además, lo fundamental es que nuestras iniciativas incidan en las grandes líneas del gobierno.
Hay que tener iniciativa, ideas propias, pero no hay que vender humo. Entonces, cuando se hable de la política nacional de trabajo, debemos aportar nuestra experiencia para que tenga una impronta regional. Cuando se hable de la política de acceso a la vivienda, tenemos que dar nuestro punto de vista para que contemple la situación de nuestro departamento. Cuando se hable de la política de seguridad, lo mismo. Es así que el gran aporte que podemos hacer es que de alguna manera, a las políticas nacionales le tenemos que bajar la impronta departamental. Ese es el aporte y lo más efectivo que podamos hacer, porque entendámonos, es un diputado en noventa y nueve. Por eso, es mucho más eficaz para el desarrollo departamental, incidir en las políticas nacionales que estar inventando cosas que después no sabemos si va a tener apoyo.

Perfil de Gabriel Duarte

Casado. Tiene dos hijas. Es del signo de Aries. De chiquito quería ser veterinario. Es hincha de Nacional.

¿Una asignatura pendiente? Tengo pendiente escribir un libro sobre el derecho a la vivienda.
¿Una comida? El asado a las brasas.
¿Un libro? “Héroes a caballo: los hermanos Saravia y su frontera insurgente”, de John Charles Chasteen. ¿Una película? La sociedad de los poetas muertos. ¿Un hobby? La pesca deportiva y la tarea rural.
¿Qué música escucha? Folklore.
¿Qué le gusta de la gente? La gratitud y la sinceridad. ¿Qué no le gusta de la gente? La ingratitud.

Leonardo silva

 

 

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“La prioridad es asegurar un cambio, pero no uno que sea un maquillaje y mantenga el despilfarro, la corrupción y la utilización de dineros públicos para tapar macanas o acomodos”

Entrevista con Gerardo Sotelo

Todos conocían la faceta de periodista de Gerardo Sotelo, tanto en radio, televisión o en medios gráficos y digitales. Sorpresivamente decidió dejar su zona de confort y pasar a la militancia partidaria desde el Partido Independiente (PI), siendo candidato al Senado de la República. Estuvo en nuestra ciudad y el siguiente es el diálogo mantenido con EL PUEBLO.

– ¿Cómo se pasa de analizar a los políticos a ser sujeto de análisis como político?
– Fue un pasaje que me llevó mucho tiempo y que ahora que estoy metido en el tema, te das cuenta cómo es el cambio de la perspectiva del que observa desde afuera, independientemente de cuáles sean tus ideas, vos no sos parte, estás cumpliendo un rol diferente. Ser parte y aparecer en el medio de una campaña electoral te cambia totalmente el punto de vista, porque ahora aquellos que vos analizabas de afuera, son tus competidores o tus potenciales aliados, y el cambio de punto de vista es relevante, lo que pasa es que no podés dejar de mirar la realidad como el periodista de manera global, porque esa es una mirada que te hace bien para entender lo que pasa. Ahora como que he incorporado otra mirada, la del que mira la realidad para ver qué es lo que está pasando, por qué pasa lo que pasa, y la del que además tiene que tomar posición, tiene que medir a fulano, a mengana, a tal partido y a tal otro, en un escenario de competencia electoral. Es más complicado.

– Una vez nos comentó el periodista Gabriel Pereyra que en esto de la lucha por el poder y los políticos, él lo graficaba como una obra de teatro, donde el periodista no podía subirse al escenario porque era un espectador. Sin embargo, en 2005, el presidente Tabaré Vázquez acusó a los periodistas por ser también actores políticos. De última, ¿qué somos los periodistas en ese gerardo sotelocontexto?
– Evidentemente que Tabaré Vázquez no sabe de periodismo. Si sos actor político no sos periodista, trabajes donde trabajes. El sistema político está compuesto por varios niveles, los actores políticos propiamente, legisladores, dirigentes, gobernantes, y aquellos que integran las instituciones del Estado. Los periodistas no integramos el sistema político, porque como decía Gabriel, no podríamos ser críticos en el sentido de que al no formar parte, podés opinar, ver las cosas de acuerdo a tu ideas pero siempre garantizándole al público que no vas a dejar de informar de algo porque no coincida con tus ideas, ni le vas a dar a tus ideas más importancia de la que tienen cuando estás informando o analizando la realidad. La gente, frente a los hechos políticos, escucha lo que dice el ministro, el intendente, un periodista, un filósofo, depende en el ámbito en que te manejes, lo que dice tu padre, tu madre, tus amigos, la política es todo lo que pasa en la comunidad, tiene un nivel institucional profesional, y después la política cruza toda la vida de las personas. También, desde luego, la opinión de los periodistas o la manera que tenemos los periodistas de informar sobre la realidad.

– También podríamos utilizar la imagen de un partido de fútbol, donde el periodista podría ser el árbitro. Cuando los periodistas opinamos, ¿no flechamos la cancha?
– No. Lo que no podés hacer es teñir la información con tu opinión y decir, estoy informando de esto, pero como esta parte de la realidad no coincide con mi punto de vista, la escondo, y a esta parte que sí coincide, le doy más énfasis, eso sí sería flechar la cancha. Mientras quede claro que vos estás opinando –y me pasaba en radio Carve y en Canal 10-, la gente que me escribía me decía “no, usted dijo esto, eso es un disparate porque…”, y después me seguía escribiendo, porque en otras cosas pensás igual.

– Ahora, está claro que usted siempre fue un periodista independiente…
– Sí…

– Por el Partido Independiente (risas) Disculpe, me quedó servido el comentario.
– Está bien, a veces cuando lo digo me cuido de que no se confunda. Pero a propósito de eso, voto al Partido Independiente desde que existe, desde hace tres elecciones. Nunca tuve contacto con el partido, si con Pablo con quien tengo una amistad de muchos años.

– ¿Él sabía que usted lo votaba?
– Sí, claro, porque además él vivió muchos años pegado a la casa de mi madre, nuestros hijos se criaron juntos y nos encontrábamos en la vereda y hablábamos de política, pero no tenía ninguna actividad partidaria.

– ¿Qué objetivos se ha trazado en la política?
– La mejor manera de defender tus ideas es defenderla en el partido donde te parece que están mejor representadas. Me sentí muy honrado por otras propuestas que recibí para dedicarme a la política y que desestimé. Yo me sumo desde un lugar muy destacado que agradezco y espero poder responder con trabajo, pero las prioridades del partido son las prioridades que entendemos son las del país. Lo que hago es acompañar, trabajar en la campaña electoral, estar en contacto con la gente, del partido, como cualquier militante o dirigente en campaña electoral.

Las prioridades son que en Uruguay haya un cambio que sea positivo, que podamos llevar al país hasta el siguiente escalón de desarrollo, que ese es el gran desafío, y que debería ser de todo el sistema político y de toda la sociedad uruguaya. Por supuesto que hay distintas ideas, enfoques y énfasis, pero para el PI lo prioritario es asegurar un cambio, que parece inminente y que celebramos, pero no queremos cualquier tipo de cambio. Obviamente no un cambio para volver hacia atrás, no un cambio que sea un maquillaje y se siga manteniendo el despilfarro, la corrupción, la utilización de los dineros públicos para tapar las macanas o los acomodos o la falta de convicción para hacer acuerdos que permitan los accesos a mercados que nos resultan prioritarios. Por ejemplo, y para decir un caso, para la industria láctea. Ese tipo de cosas identifican el cambio, como las políticas de seguridad, la reforma educativa, son las prioridades de la sociedad uruguaya y por tanto también del PI.

– Los analistas coinciden en que cada vez hay menos voto cautivo en los partidos políticos porque la gente no vota por tradición a un partido político, tampoco leen los mamotretos de los programas de gobierno, votan candidatos. En ese caso, el PI conformó una interesante fórmula presidencial. Ahora bien, ¿Mónica Bottero será mejor candidata a vice que Selva Andreoli, a quien apoyaron antes por una semana?
– No tengo ni idea si va a ser mejor. La hipótesis de que Mónica Bottero llegue a la vicepresidencia no son las más altas hoy, seguramente sea una gran legisladora. Si fuera vicepresidenta, sería muy buena, sin duda. Son personas, tanto ella como Selva, muy buenas profesionales y amigas, buenas personas, que tienen la suficiente inteligencia, ductilidad, capacidad de diálogo como para articular mayorías, que ese es el gran desafío de cualquier persona que llegue a la vicepresidencia de la República, cosa que parece no haber notado Daniel Martínez, que eligió a una persona para la candidatura a la vicepresidencia que además de que nos mintió con el título universitario, está sembrando el debate político de divisiones radicales como si en un lado estuvieran los buenos y en el otro los malos, con lo cual, en la remota hipótesis de que llegara a la vicepresidencia de la República, no veo cómo articularía mayorías.

– La pregunta fue porque casualmente su decisión de trabajar activamente en política es posterior al fracaso de “La Alternativa”.
– Sí, a ver, cuando se forma “La Alternativa” yo no estaba todavía vinculado a la política, no había tomado la decisión, estaba en una etapa previa, por lo que estuve al tanto de todo lo que pasaba. Ahora resulta que nadie quería que se formara “La Alternativa”, bueno, yo sí, porque creía que podía ser una buena cosa. Es una vieja idea del senador Pablo Mieres que ha venido impulsando desde hace mucho tiempo. Él la llamaba coalición socialdemócrata y yo le decía que a mí no me gustaba lo de socialdemócrata porque le daba un tinte ideológico que la gente no siente. Ahí tenemos una diferencia, yo prefiero la palabra progresista pero él dice que la gente lo asocia con el FA, pero es un tema semántico. Lamentablemente no prosperó y yo estaba al tanto del progreso. Lo mío viene conversado desde antes y luego vino la etapa de las decisiones.

– ¿Votó mal el PI? Tuvo 2 mil votos en todo el país.
– No votó mal. La “Concertación” que fue promovida por blancos y colorados en Montevideo no llegó a los 500 votos, tuvo 483. El PI tuvo 2.500 votos, creo. Lo que ocurre es que con otra legislación, el partido tal elegía su candidato tal día, el partido cuál elegía el suyo tres meses después, el otro elegía quince días antes, a nadie se le hubiera ocurrido sensatamente hacer un ranking de partidos según los votos, porque es una elección interna, donde el estímulo para votar en el Partido Nacional era uno, fíjate que en las elecciones pasadas el Partido Nacional tuvo miles de votos más que el FA y después el FA le sacó 15 puntos de diferencia…

– ¿Por qué es importante que el PI mantenga una buena representación parlamentaria?
– Nosotros tenemos un senador y tres diputados, uno por Montevideo, otro por Canelones y otro por Maldonado, y después en otros departamentos, por restos, como Salto o Colonia, pudimos haber tenido un legislador que finalmente fue para Maldonado. Lo que sentimos es que nunca como ahora, la existencia de un partido como el independiente, puede llegar a estar articulando mayorías en un gobierno de cambio y con un criterio de garantía. Claramente, el que quiere votar continuismo, va a votar al FA. Más allá de las diferencias y de los enojos, habrá gente que seguirá votando al FA y es una decisión legítima, por supuesto. Da la impresión que la mayoría quiere un cambio, es decir, quiere elegir en la oferta de la oposición a un candidato sabiendo que va a tener que articular una coalición de gobierno. Tanto Lacalle como Talvi, la noche de las internas dijeron que querían contar con el PI, y a nosotros nos parece que, como cualquier partido responsable y que quiere incidir en un cambio positivo, si se da la chance, conversaremos.

– En una hipótesis de laboratorio en que lleguen a un balotaje Lacalle y Talvi, ¿a quién apoyaría el PI?
– Dependerá de lo que ellos tengan para acordar con el PI. En ese escenario lo que ocurre, se ve en los países con gobiernos parlamentarios, sobre todo de Europa, que los votos de los partidos más pequeños se cotizan mucho mejor.
El PI tuvo el 3,5% en las últimas elecciones, no importa cuánto tenga ahora, pero ese porcentaje, si es el que te falta para formar mayoría, se cotiza de una manera más alta, y allí aparecerán las prioridades del PI para formar un gobierno, pero son las mismas que le estamos diciendo hoy a la ciudadanía para que nos vote.

PERFIL DE GERARDO SOTELO

Casado, tiene 6 Hijos. ¿Signo del horóscopo? Tauro y Perro de tierra. De chiquito quería ser jugador de fútbol o médico. Es hincha de Central.
¿Una asignatura pendiente? Bailar.
¿Una comida? Pasta en cualquiera de sus formas y acompañamientos.
¿Un libro? Muchos.
¿Una película? La Naranja Mecánica, de Stanley Kubrick.
¿Un hobby? Tocar la guitarra.
¿Qué música escucha? Toda.
¿Qué le gusta de la gente? Que busque su felicidad y la del prójimo.
¿Qué no le gusta de la gente? La ignorancia, la mentira y la ambición.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Analfabetismo es “cuando evaluaciones como PISA indican que un 50% de nuestros jóvenes a los 15 años no logran (buenos resultados) en matemáticas, ciencias y lenguas”

Entrevista a Renato Opertti

Recientemente estuvo en nuestra ciudad el reconocido educador Renato Opertti, director de la Escuela de Postgrados, profesor del Departamento de Educación de la Universidad Católica y director ejecutivo de Eduy 21, para realizar un taller para educadores sobre “la educación en el mundo: temas y desafíos”. Previo a la misma, dialogó con EL PUEBLO.

– ¿Qué diagnóstico hace de cómo está hoy la educación de nuestro país?
– En la educación de Uruguay hoy persisten, en algún caso inclusive con una magnitud relevante, tres órdenes de problemas que el país no ha podido resolver de una manera sostenible en el tiempo desde el retorno de la democracia. Si bien en ese período del 85 a la fecha ha habido diferentes impulsos por cambiar la educación, por reformarla, algunos más vigorosos y dinámicos que otros, persisten tres problemas que no hemos podido resolver.

– ¿Cuáles serían?
– Primer problema, una calidad deficitaria en los aprendizajes básicos necesarios para desempeñarse competentemente en el mundo en que viven los jóvenes y adolescentes. Esos aprendizajes básicos en matemáticas, lenguas, ciencias, el país tiene un problema serio. Cuando los resultados de las evaluaciones internacionales como PISA nos indican que un 50% de nuestros jóvenes a los 15 años no logran competencias mínimas necesarias en matemáticas, en ciencias y en lenguas, estamos ante un problema de analfabetismo para el mundo en que vivimos hoy. Que no es solo un problema de la Educación Media, es un problema que se arrastra desde el nivel Primario. A veces hay una tendencia equivocada, a nuestro criterio, de decir que el problema de la educación de Uruguay es en la Educación Media. No, el problema de la educación en Uruguay es el conjunto del sistema educativo.renato opertti

– ¿Por eso es tan elevada la repetición de los liceales en 1 año?
– Exactamente. Así que el primer problema fundamental es la calidad deficitaria en los aprendizajes, en las alfabetizaciones básicas necesarias para poder actuar y tener un rol y una oportunidad en este mundo que es mucho más disruptivo y cambiante que antes, que requiere tener capacidad de respuesta a desafíos, capacidad de movilizar diferentes tipos de conocimientos, capacidad de analizar las cosas y responder con creatividad, con ingenio, con pensamiento crítico, con innovación, bueno, justo ahí tenemos un problema serio.

El segundo problema que tenemos, es que las brechas sociales –como se dice- entre diferentes alumnos son muy grandes. Tenemos una mala calidad que se agrava entre los sectores más vulnerables, esto quiere decir que la educación no es solo deficitaria en los aprendizajes básicos sino que aún esos valores son mucho más críticos en los sectores más desprotegidos, más vulnerables de la población. Es decir, tenemos situaciones en las cuales la mayoría absoluta de nuestros jóvenes –o niños y niñas- en los sectores vulnerables, no están logrando alfabetizaciones básicas. Un país que tiene un sector socialmente tan vulnerable y con tan bajos niveles educativos, es el camino que lleva a esos jóvenes que hoy ni estudian ni trabajan, ni buscan trabajo o trabajan en forma precaria, marginalmente con ingresos muy bajos, ahí tenemos un tema central.

Y el tercer orden del problema es que la excelencia, es decir, los alumnos que pueden destacarse por sus desempeños en la educación, son muy bajos. Tenemos una excelencia totalmente marginal, tan es así que el porcentaje de alumnos destacados es del orden menor al 5%, hablamos del 2 o 3%. Entonces, tenemos calidad deficitaria de aprendizajes, inequidad intolerable por las brechas y excelencia marginal. Esos tres órdenes de problemas no han podido ser resueltos de una manera satisfactoria en los últimos 35 años, con diferentes gobiernos. En el Partido Colorado hubo el impulso mayor que ha tenido la educación del regreso de la democracia a la fecha bajo la égida del profesor Germán Rama.

– ¿Cuál sería entonces la solución a ese diagnóstico?
– Frente a eso, lo que planteamos es que existen dos órdenes de respuesta. Una es lo que el país ha ensayado fundamentalmente en los últimos años, que es introducir ajustes o modificaciones en el sistema, pero sin cambiar la integralidad del sistema educativo, sin cambiar el ADN del sistema educativo, para usar una imagen que la gente pueda reconocer. Quienes han apostado por ajustes puntuales sin cambiar el ADN de la educación, nos parece que ese camino va a seguir reproduciendo lo que tenemos hoy. Habrá algunas mejoras, hay cosas positivas que el país ha hecho como el Plan Ceibal, como la Red Global de Aprendizaje, que son herramientas de cambio, pero que son marginales al sistema porque no están incorporadas al cerno del sistema educativo.

Hay otros, quienes lo hacemos desde Eduy21 básicamente, que entendemos que el país tiene que encarar un cambio integral. Que la forma efectiva de responder a estos tres problemas requiere un abordaje integral que implica tres aspectos. Un cambio en los contenidos, un cambio en el marco institucional y un cambio en la gestión.

– Veamos el primero de ellos.
– Bien. El cambio en los contenidos educativos para todos implica dos grandes cosas. Implica ir hacia un nuevo modelo de escuela, a una Educación Básica de 4 a 14 años, para justamente integrar lo que hoy está separado, que es Educación Primaria y Media. En el mundo -tuve la oportunidad de trabajar 15 años en la UNESCO-, hemos visto experiencias donde ese modelo integrado, comprensivo de educación de 4 a 14 años funciona muy bien. Hoy el sistema educativo uruguayo no da ninguna garantía que la manera en que enseñamos matemáticas en la escuela tenga algo que ver con la manera en que enseñamos matemáticas en el liceo o en la Escuela Técnica. Y ahí tenemos un problema serio. Ni qué decir de la evaluación. Educación Básica entonces de 4 a 14 años, que a su vez tiene como cimiento una educación de la infancia integral. Esto es, política integral de la infancia de cero a 6 años, de cero a 3, basado fundamentalmente en el modelo CAIF que ha mostrado ser extremadamente exitoso, fundamentalmente para los sectores más vulnerables. Y después una educación de adolescentes y jóvenes, que va de 15 a 18 años, donde se integraría lo que hoy está separado, que es Educación Secundaria y Técnica.

– ¿Por qué habría que integrarlos?
– Porque hoy un joven al egresar de la Educación Media, tiene que tener conocimientos técnicos y conocimientos de la Educación Media general. Es decir, es necesario para una formación ciudadana comprensiva y para el desarrollo personal de la persona, tener conocimientos que se integren. Y esa educación de adolescentes y jóvenes, tendría una base universal de formación para todos, y después el estudiante puede elegir, porque la educación hacia el futuro es una educación mucho más de elección, donde los jóvenes tienen mayor capacidad de elección. Entonces, uno puede combinar conocimientos de arte con ingeniería, matemáticas con música, deportes con arte. Es decir, puede hacer su propio diseño curricular…

– ¿Por qué?
– Porque el joven integra piezas que le son relevantes para él, porque el mundo que se viene no es un mundo de fragmentos, es un mundo donde uno tiene que integrar piezas de conocimiento. Para hacer eso se necesita formar en esa Educación Básica de 4 a 14 años, Educación Media Superior de adolescentes y jóvenes de 15 a 18 años, formar en competencia.

– ¿Qué significa formar en competencia?
– La capacidad de responder frente a desafíos, que el joven pueda movilizar o integrar los conocimientos para responder a los desafíos, porque el desafío no viene en biología, física o química, viene un problema de clima ambiental o de cambio climático donde va a tener que integrar conocimientos de química, física, biología, ciencias sociales. Para eso hay que formar en esas alfabetizaciones básicas que hemos hablado, formar en pensamiento crítico, en creatividad, en innovación, en estilo de vidas sostenibles y en algo que es importante y que hemos enfatizado mucho en Eduy 21, que es formar para un mundo globo local, para un mundo donde la persona es a la vez local y ciudadana del mundo.

– Pasemos al segundo aspecto, el cambio del marco institucional.
– Bien. Para que esos contenidos operen, necesito un cambio en el gobierno de la educación. Este gobierno de la educación, como todos sabemos, es muy fragmentado, porque tenemos el peor de los sistemas del mundo. Tenemos un Ministerio de Educación que no tiene que ver con la educación, tenemos un CODICEN debilitado en su conducción y fragmentado en Consejos que son entes autónomos respecto a lo que pasa en el CODICEN, o sea que Secundaria hace cosas que el CODICEN inclusive no sabe, por ejemplo.

Entonces, Eduy 21 plantea darle capacidad de liderazgo político al Ministerio de Educación, que sea el responsable frente al Parlamento en la política educativa, de su diseño, de su desarrollo, de su ejecución y evaluación. Fortalecer al CODICEN como entidad rectora, que conduzca la educación en los aspectos más técnicos, y para eso, decimos que debajo del CODICEN hayan solo dos Consejos, uno de Educación Básica que vaya de los 4 a los 14 años, y otro que vaya de 15 a 18 años. Pueden haber variantes en el modelo. Una posible variante puede ser mantener los Consejos que hoy están transitoriamente pero que el CODICEN se integre por los directores de los Consejos, con lo cual ya no habría un problema entre Secundaria y CODICEN porque el director de Secundaria estaría en el CODICEN. Y por debajo de eso, darle mayor libertad, responsabilidad y protagonismo a los centros educativos. Eso hay que hacerlo progresivamente. Eso implica capacidades, definir más los contenidos educativos, relacionarse más con el medio, tener más poder decisorio en el reclutamiento de los recursos humanos, en las comunidades docentes, en el trabajo con la comunidad, etcétera.

– Por último, veamos el tercer punto que propone, el cambio en la gestión.
– Para que eso opere, necesitamos cambios en la gestión, que es un problema serio que todos sabemos que existe. Para eso planteamos, un nuevo estatuto del centro educativo que le dé mayor protagonismo, responsabilidad y capacidad de decisión. Un estatuto docente que le dé mayor permanencia en el centro y mejores condiciones de trabajo. Estamos pensando que los docentes estén, por lo menos, un período de 3 años en cada centro educativo, eso hoy no lo tenemos. Un sistema de evaluación de aprendizaje continuo, que permita evaluar cómo van los aprendizajes, no para sancionar o estigmatizar a los estudiantes sino para apoyarlos, sostenerlos, para mejorar. Y un sistema de formación docente que esté alineado a esa Educación Básica y esa Educación Media Superior, que integre los esfuerzos públicos y privados bajo un marco unitario.

Perfil de Renato Opertti

Casado, tiene 2 hijos. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser educador y político. Es hincha de Nacional.

¿Una asignatura pendiente? Contribuir a que Uruguay tenga un cambio educativo en serio.

¿Una comida? Una rica y nutritiva ensalada.

¿Un libro? “El arte de amar” de Erich Fromm.

¿Una película? “La sociedad de los poetas muertos”.

¿Un hobby? Leer.

¿Qué música escucha? Clásica.

¿Qué le gusta de la gente? La cercanía.

¿Qué no le gusta de la gente? La indiferencia.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

EL PUEBLO dialogó con Luis Costa, quien desde hace 14 años está al frente de República Afap

Entrevista con Luis Costa

Luis Costa es el presidente de República Afap desde hace 14 años, y ha mantenido durante todo ese tiempo al mismo equipo gerencial de la empresa, lo que ha constituido a la institución con una gran solidez a la hora de marcar el camino, aprovechando la experiencia adquirida. Una vez más estuvo en Salto rindiendo cuentas y hablando de los temas que tenemos por delante en materia de seguridad social.

– Ya va para 15 años al frente de República Afap, se ha mantenido el mismo equipo gerencial durante tres gobiernos…
– Si, y eso sinceramente es muy bueno porque cuesta agarrar conocimiento y la práctica para llevar adelante las cosas. Así que esta permanencia verdaderamente genera un buen funcionamiento y República Afap es una empresa que funciona muy bien, ya ha ganado tres veces el Premio Nacional de Calidad, hemos salido a competir al exterior y ganamos dos veces el Premio Iberoamericano de la Calidad. Es una empresa de capitales estatales pero funcionando en la órbita privada, competimos con las otras tres Afaps en el mercado en las mismas condiciones, o sea, no tenemos ningún privilegio ni ninguna contra y la verdad que lo hacemos con mucho éxito.

– Da la impresión que va a jubilarse junto a su equipo en República Afap (risas), ¿es una buena apuesta jubilarse en República Afap?
– Bueno, sí, yo ya tengo la edad, pero viste que uno ya pregona el hecho de que tenemos que estar pensando en jubilarnos más tarde, voy a tener que cumplir la paLuis Costalabra y seguir un poco más trabajando porque todos somos conscientes que vivimos más tiempo y que tenemos menos hijos, no es mi caso porque yo cumplí con mi cuota de cuatro, pero verdaderamente creo que es inevitable que tendamos a jubilarnos un poco más tarde.

– Es el debate que se viene…
– Es, pero te diría que espero que no sea en la campaña porque estos temas son muy difíciles. Imagínate a un político haciendo una campaña diciendo que va a aumentar la edad de jubilación o que va a recortar los beneficios, es muy difícil. Tengo miedo de las cosas que se puedan prometer en campaña, así que prefiero que el tema se discuta después con más aspectos técnicos que políticos.

– Hace poco el expresidente Mujica dijo que el aumento de la edad para jubilarse está en la mente de todos los candidatos a presidente, pero que nadie lo va a tocar en campaña, aunque saben perfectamente que luego de 2020 tendrán que hacerlo.
– Sin duda. Creo que hay un acuerdo general de que va a haber que revisar ese tema. Recordemos que la seguridad social en Uruguay es muy exitosa, yo que viajo, comparo con otros países, Uruguay ha hecho un muy buen trabajo. Uno mira que en Perú solo el 20% de los adultos mayores tiene una prestación, en Uruguay es el 98%, lo cual habla del respeto que tenemos por nuestros mayores. En Colombia es el 30, en México el 40%. En Uruguay siempre hubo una preocupación, y le dedicamos mucho esfuerzo a eso. Todos los trabajadores aportamos un 15%, el patrón aporta un 7.5% de las remuneraciones, hay 7 puntos del IVA, se crearon impuestos como el IASS, y todavía año a año rentas generales tiene que cubrir el déficit del BPS, o sea que le dedicamos muchos recursos. Seguramente entonces la solución pase por un cúmulo de medidas que vayan a estirar la edad de jubilarse, ajustando beneficios.

– Se viene perfilando un consenso sobre que el retiro o jubilación más tardía no sea obligatorio sino optativo, con incentivos para jubilarse más tarde.
– Exactamente, pero te diré que casi está operando ya eso. La edad mínima ahora son 60 años, pero cuando uno va a averiguar con cuánto se va a jubilar a los 60, más vale quedarse un poco más. Entonces la edad de jubilación real de los uruguayos ya ha ido creciendo. Obviamente que si vivimos más tiempo, es porque ha ido mejorando la calidad de vida. Me imagino una persona de 60 años hace 30 años atrás y era una cosa, y hoy claramente es otra. Yo sé que es muy duro porque la gente ya te dice que está cansada de trabajar, pero la verdad es que vamos a tener que estirar. Ya en 70 países hicieron el proceso de aumentar la edad para jubilarse.

– ¿Cómo se encuentra hoy República Afap?
– Muy bien, funcionando en muy buena forma. Somos la Afap que tenemos la mayor cantidad de afiliados, tenemos más de 566 mil afiliados, administramos muy bien la cuenta individual, le estamos dando la rentabilidad que tenemos. El esfuerzo que hace República Afap de ajustar la comisión que se cobra por hacer nuestro trabajo lo mantuvimos, todos los años lo bajamos un poco más. Actualmente estamos un 110% más barata que las otras Afaps. Además, tenemos personas acá, en la oficina departamental para asesorar personalmente, también tenemos el respaldo de nuestros accionistas que son el Banco República, el BPS y el Banco de Seguros del Estado, la oferta de República Afap es muy buena, y honramos a nuestros accionistas haciendo las cosas bien.

– ¿Con qué beneficios cuenta la persona que hizo sus aportes todos estos años y llegó la edad de jubilarse?
– Ya en 1996 cuando se hizo la reforma, Uruguay ya era un país envejecido, y la crisis financiera obligó a tomar medidas. Las Afaps vinimos a administrar esas cuentas individuales que vinieron a ayudar al BPS a hacer más sostenible la situación. Entonces, si uno va solo al BPS, actualmente las jubilaciones son un 45% del promedio del sueldo. Lo que vinieron a hacer las Afaps fue empujar ese 45% más adelante, así que dependiendo de la historia de cada uno, porque cada historia laboral es distinta, lo que tratamos de hacer es que ese 45 se convierta en un 50, en un 55, en un 60 o en un 65%. O sea, tener una mejor jubilación para los uruguayos haciéndolo sostenible porque esa mayor jubilación cada uno se la autofinancia, entonces no somos una carga para el resto de la sociedad. Si no, lo que tendríamos que hacer para lograr una jubilación mejor es poner más puntos del IVA o aumentar los aportes o que crear otros impuestos para poder mejorar esa jubilación. Lo que se hizo fue realizar mejoras a través de la cuenta individual donde el trabajador se autofinancia una parte de su jubilación.

– Tengo entendido que además República Afap tiene la posibilidad de utilizar el dinero de los trabajadores para invertirlo en negocios y luego las ganancias obtenidas las distribuyen entre sus afiliados, ¿se continúa con ese sistema?
– Así es. Esa te diría que es nuestra principal función, inmediatamente que llega el aporte del trabajador, lo ponemos a trabajar, hacemos inversiones y todo el resultado de esas inversiones va a la cuenta del trabajador. Eso es por ley, nosotros no podemos tocar nada, si invertimos 10 y se consiguen otros 5 más, los 5 tienen que ir a la cuenta del trabajador, es automático. Eso tiene una doble ventaja, nos ha ido muy bien en estos 23 años con las inversiones que hemos hecho. La mayor parte del Fondo que se ha acumulado es de 15.300 millones de dólares, y la mayor parte es el resultado de las inversiones. Si uno suma la cuenta de los trabajadores uruguayos en las Afaps, son 1.430.000 cuentas, que quiere decir que hay 1.430.000 uruguayos que tienen una cuenta individual en su Afap.

– ¿En qué han invertido?
– Por ejemplo, financiamos la construcción del Hotel Conrad, que ya pagó todo. Todas las ganancias que se obtuvo fueron a las cuentas de los trabajadores. Para hablar de Salto, se hizo con la industria frigorífica, se han financiado fondos de tierra, se ha financiado a la Intendencia de Salto…

– Con un fideicomiso…
– Si, te diría que más de un par ya, muy interesantes, que espero que hayan servido para hacer obras que le sirva a todos los salteños. Y todas las ganancias que tenga eso van para la cuenta del trabajador. Tiene como esa doble utilidad, porque verdaderamente es bueno contar con un ahorro nacional para pagar esas cosas, porque es bueno para el trabajador pero también es bueno para toda la sociedad porque además, por ejemplo, financiamos los parques eólicos, generando así energía más limpia. Financiamos obras de infraestructura, como las inversiones de participación público-privado, la primera tanda fueron más bien de rutas, pero hay una segunda instancia donde tenemos una gran cantidad de proyectos educativos, por las que se van a financiar a la UTU, CAIF, escuelas, liceos en toda la república, y eso es muy bueno para el desarrollo de Uruguay.

– Al final, ¿cómo se resolvió el tema de los llamados “cincuentones”?
– Salió una ley que cumplió el primer año de funcionamiento. Era como nosotros esperábamos, era una minoría “los cincuentones” que llevaron adelante el reclamo, que en definitiva fueron los que se desafiliaron. Lo que siempre dijimos fue que esto no iba a afectar nuestra operativa. Con decirte que el año pasado tuvimos 56 mil nuevos afiliados al sistema y solo se desafiliaron 12.500 “cincuentones”, o sea que para nosotros no tuvo ninguna incidencia. Unas 52 mil personas hicieron algún tipo de consulta, a la amplia mayoría de los “cincuentones” no los afectaba ni los incluía, pero como todo, tuvo una fuerte presencia y logró generar una alarma pública que no condecía con la realidad.

– En cada campaña electoral siempre aparecía algún sector que reclamaba la derogación del sistema de las Afaps, cosa que hasta el momento no he escuchado…
– Es que es muy difícil, porque como te decía en realidad tenemos un desafío para el otro lado porque el envejecimiento de la población pega duro porque hay que financiarlo. Imaginate que estamos ahora con lo básico, 60 años de edad y 30 de aportes. Aportaste 30 y seguramente sobrevivas 30 años más, ¿cómo lo financiamos con el 15 o 20% de aportes durante 30 años, 30 más? Es muy difícil. La verdad es que en el mundo actual, con este nivel de envejecimiento sumado a los cambios que están habiendo en el mercado laboral, es mejor tener varias herramientas distintas. El Fondo de Solidaridad Intergeneracional del BPS está bárbaro, las cuentas individuales están bárbaras, y seguramente se tenga que inventar otras formas, porque el mundo del trabajo está cambiando.

Cuando uno tiene un sistema que es un fondo común tiene determinados beneficios, cuando tiene la cuenta individual es lo que comentábamos hoy. Te pongo un ejemplo, fallece un trabajador cuando está trabajando y no tiene beneficiarios de pensión, los aportes que hizo al fondo común se usan para pagar las jubilaciones. Pero quienes tienen su cuenta individual, es una herencia más de sus familiares. Tienen distintas características y cubren distintas cosas. Quizás no juntes los años para jubilarte por el BPS, pero en la Afap a los 65 años con la cédula de identidad vas y te jubilás, por lo menos, por una parte de la jubilación.
Entonces, cada uno aporta determinadas cosas y en el mundo tan cambiante y desafiante que tenemos, tenemos que tener todos los mecanismos.

Perfil de Luis Costa

Casado, tiene cuatro hijos. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser contador. Es hincha de Nacional.

¿Una asignatura pendiente? Ser médico.
¿Una comida? Guiso de lentejas.
¿Un libro? El comisario Montalbano de Andrea Camilleri.
¿Una película? Forrest Gump.
¿Un hobby? La cocina.
¿Qué música escucha? Me gusta escuchar todo, tanto lo de mis hijos como lo mío, pero si tuviera que decir uno, Joan Manuel Serrat.
¿Qué le gusta de la gente? La inteligencia.
¿Qué no le gusta de la gente? El egoísmo.

Leonardo silva

 

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

EL PUEBLO con los MIDACHI, ¿cómo pasar 36 años haciendo humor sin perder la frescura?

Entrevista con los MIDACHI

Miguel Torres Del Sel, Rubén Enrique “Dady” Brieva y Darío “Chino” Volpato forman el reconocido trío de los MIDACHI, que actuaron el pasado jueves por primera vez en la ciudad de Salto con un Teatro Larrañaga que se vio colmado habiendo agotado la venta de entradas cuatro días antes del espectáculo. Con la expectativa de su retorno en el mes de octubre, dialogaron con EL PUEBLO.

– Bienvenidos a Salto en su primera visita como grupo, ¿cómo se sienten en este reencuentro luego de tantos años?
Del Sel- Es la primera vez que venimos, es increíble. Dady estuvo ya pero nada que ver con lo que van a ver hoy los salteños, hoy se van a divertir de verdad (risas). Felices de estar haciendo esta recorrida por Uruguay, hicimos cuatro noches en Montevideo con teatro repleto. Estuvimos en el Centro de Convenciones en Maldonado, una cosa espectacular, 4.200 personas, una cosa impresionante. Venimos de estar en Florida anoche, en San José de Mayo el martes y hoy acá, donde en cada lugar que llegamos nos dicen que están todas las entradas agotadas desde hace ya varios días. Así que bueno, con la expectativa de poder volver, de que puedan reírse con nosotros. Estamos muy contentos de los uruguayos, de Uruguay. Estamos recorriendo Argentina también, así que estamos trabajando muy bien el interior de Argentina, recorremos localidades que no son capital. El año pasado hicimos todas las capitales de Argentina, así que ahora estamos viendo localidades de 50 a 70 mil habitantes, donde fuimos quizás en otro momento hace 20 años, y sabemos también que hay una venta espectacular. Así que estamos felices.MIDACHI en Salto (2)

Hace dos días cumplimos 36 años de vida, 62 de vida real y 36 con el grupo. El Chino es un poco más chico que nosotros, tiene 57, cumple 58 este año. Así que un poco disfrutando de estos 36 años. Hemos hecho un carrerón. Que realmente tres muchachos de Santa Fe, del interior del país hayamos tenido una carrera tan importante nos llena de orgullo, de felicidad y hoy estar en Salto también.

– Dijo funciones llenas y la expectativa de poder volver, el hecho de la vuelta a Salto, ¿podría ser octubre la fecha marcada?
Del Sel- Eso lo va a resolver Guillermo (de la productora Tres Rábanos) y Jorge Taiana, nuestro manager. Queremos ir a otras localidades también de Uruguay que aún no hemos visitado. Eso va a depender también si hoy la gente sale llena de carcajada y el boca a boca. Nosotros siempre confiamos en el comentario final, pero por suerte volvemos y también vuelve a pasar lo mismo, así que creo que la gente sale muy conforme del show que hacemos.

– Dady, en lo personal ha tenido una carrera bastante prolífica además de los MIDACHI. Ha sido galán de televisión (Del Sel se levanta de su silla y amaga irse, “bueno, nos fuimos a la m…”, risas), está haciendo cine con buena crítica, tirando más para el género dramático, ¿cómo se siente en esta multifaceta que viene desarrollando, de la comedia al drama?
Brieva- Mirá, normal. Nosotros somos los tres bastantes multifacéticos. Miguel ha hecho televisión, ha incursionado en la comedia, hemos hecho cine los dos, el Chino también ha incursionado en el espectáculo desde el lado de la producción. La especialidad del Chino que quizás mucho no se sepa, es que él se dedica a lo que es la multimedia, todo lo que es pantalla, sincronización, computadoras, efectos tridimensionales, cuadrafónicos y qué se yo, eso lo maneja el Chino, así que él también tiene su especialidad fuera de MIDACHI. Y yo que he hecho un poco de todo.

Lo que nos une es ser MIDACHI, y eso es lo que somos y lo que más satisfacción nos da. La verdad es que la pasamos muy lindo los tres, fuera de que por ahí ya no tenemos la energía que teníamos antes, si no dormimos una siesta y si no bajamos en el ascensor que parecemos tres viejas gordas (risas), pero la verdad es que la pasamos muy bien y somos muy felices.

– El show que van a dar esta noche en Salto, ¿es igual o diferente al que dieron el año pasado en Paysandú?
Volpato- Es un show parecido con otro tipo de tecnología, adaptándose a un lugar un poco más chico porque los escenarios también complican muchas veces las estructuras de lo que presentamos en el teatro Ópera, donde la boca del escenario tiene 16 metros. De pronto no todos los escenarios del país, hablo de Argentina, inclusive también aquí. Por eso en esta etapa del año hemos decidido readaptar algunas cosas para que el público del interior nos pueda volver a ver después de muchos años. En Argentina estamos regresando después de casi 20 años a espacios que fuimos cuando recién habíamos empezado. Entonces, esta adaptación que hemos hecho del espectáculo nos permite volver a esas ciudades, mucho más chicas que Salto, y volver a reencontrarnos con nuestra gente.

Estamos viendo mucha gente con anteojo, como tenemos nosotros ya, eso significa que ya casi nos han visto tres generaciones, y eso para nosotros es un orgullo, primero por estar, por haber sobrevivido. Segundo, porque MIDACHI sigue estando en el afecto de la gente, y seguramente nosotros también hacemos de lo nuestro para volver a sorprender, y estos últimos shows que hemos implementado, no solamente la característica de monólogos, de imitaciones, de sketches también, la tecnología ha ayudado a que hoy la gente se sorprenda y que la juventud cuando nos reconoce a partir de las redes, porque muchos de ellos nos han descubierto a partir de YouTube, cosa que de pronto hace diez años atrás eso no ocurría. Entonces nos encontramos con un público bastante heterogéneo, de una edad que va de los 15 hasta los 70 años, lo cual nos llena de satisfacción porque seguimos sintiendo que nuestro código llega a esa gente.

– ¿Qué diferencias sienten con el MIDACHI de aquellos inicios hace 36 años?
Brieva- Antes de ayer los cumplimos en San José de Mayo, organizamos un asadito bastante improvisado con todos, somos 18 personas. Viajamos en dos móviles en esta recorrida con un colectivo y un camión, movilizamos 60 metros cuadrados de pantalla led y sonido y todo ese tipo de cosas. Somos un grupo importante, grande. Así que nos juntamos y salieron un montón de cosas que hacía rato no salían, cuando nos tomamos unos vinitos juntos empezamos a joder y a hinchar con esos números que hacíamos antes cunado recién empezamos, fue una cosa bien cálida. Nosotros, con la voracidad del laburo, la cotidianeidad de lo que hacemos todas las semanas, de ir y venir a los pueblos, Argentina es muy grande, recorremos dos mil kilómetros por semana, yendo y viniendo, por ahí nos queda poco tiempo como para tomar un vino, relajarnos, cag… de risa. Eso es lo que más extrañamos que antes hacíamos y ahora no lo hacemos tanto. Pero te diría que estamos intactos cuando surge, somos como esos jugadores gordos y viejos que han jugado lindo y que han sido habilidosos, y cuando la tocan, se nota que no se ha perdido esa magia, ya no corremos como antes pero sabemos de qué se trata.

– Hace 36 años cuando ustedes comenzaban, la forma de encarar el humor era distinta, la sociedad ha cambiado, ahora tenemos un lenguaje inclusivo, hay mucha sensibilidad en materia de género, ¿cómo están los MIDACHI en ese tema? ¿Continúan con su forma clásica de encarar el humor o se han tenido que adaptar?
Brieva- El mundo ha cambiado y todos nos hemos tenido que adaptar. Todos los que hemos sido sellados con esta cosa machista hemos tenido que aprender. Yo tengo 62 años, mi papá era policía, era un tipo como los de antes, de cag… a cintazos, la mejor comida era para el hombre y los hijos comían lo que sobraba. Bueno, un poco así. Yo personalmente me he adaptado y cada uno ha hecho su trabajo. En el humor hemos decidido que si hace reír, vale. La incorrección política por quedar bien, porque a lo mejor no sea bien recibido, te hace trabajar con miedo, y el miedo para el artista popular es un enemigo enorme, porque le hace sacar el corazón y pasar todo por la cabeza y le hace perder frescura, tanto al folklorista como al letrista de canciones de murga como al humorista, como a todos.

Así que siempre decimos que el que es artista popular tiene que tener mucho cuidado con estos nuevos tiempos, porque si no te pueden llevar puesto. Uno si siempre ha tenido respeto, no tiene necesidad de aclarar nada. Cuando entrás a aclarar es porque a lo mejor no estás tan seguro. Nosotros hacemos reír, y si no hace reír lo sacamos, pero no lo sacamos porque a lo mejor queda mal.

– Miguel, ¿su etapa política está terminada o sigue latente el volver?
Del Sel- No, ya está, 6 años le di de mi vida a la política. Me fue muy bien, pero ya arrancamos de nuevo con MIDACHI hace dos años y medio, y volví también a la tranquilidad de mi vida de hacer lo que nos gusta y de volver a estar tranquilos, divertidos. Esa fue una etapa de mi vida y ya está.

– Chino, ¿extraña el tambo?
Volpato- Mirá, extraño cuando el cheque viene bajo (risas), pero la verdad que el trabajo lo hace gente que está los 365 días ahí como tantos tamberos del mundo…

Del Sel- Mirá que él tiene tambo, él no ordeña la vaca (risas)

– Por eso le pregunté por el tambo y no si extrañaba la vaca (risas).
Volpato- Lo he hecho alguna vez en el tambo chico de mi abuela. En realidad, es una actividad muy dura, muy complicada, que todavía es necesaria, porque todavía no ha aparecido nada que lo suplante, pero estoy feliz de haber invertido lo que MIDACHI también nos ha proporcionado a cada uno de nosotros, en generar trabajo, que es algo que me lo inculcó mi viejo, siempre hay que seguir generando trabajo, me parece que eso es un círculo virtuoso que se debería hacer mucho más. Hay veces que en nuestro país no tenemos apoyo de los entes, por ejemplo de los bancos, no hay apoyo, entonces son todos esfuerzos muy personales, lo cual duele mucho porque en este caso este tipo de actividades que si vos no la preguntás la gente no sabe, que cuando pasó lo de la 125 en Argentina recién la gente de Buenos Aires empezó a entender lo que era el campo o lo que era el tambo o lo que era el sacrificio de estar 365 días. Entonces, para esa gente yo hago todo el esfuerzo que pueda, sostenerlo mientras pueda, tampoco voy a salvar al país, pero digamos que si cada uno de nosotros pensamos que si a vos te va bien y podés derramar esa capacidad económica hacia terceros, me parece que el mundo sería diferente. Y yo lo he hecho con el tambo, hay veces que me he equivocado, hay veces que estamos mejor, pero siento que es una actividad que debe permanecer porque da trabajo a muchísima gente.

– ¿De dónde sacan esa energía para hacer humor para la gente?
Del Sel- Pasa que ha sido nuestro oficio. Le debe pasar al albañil que va todos los días a trabajar porque está haciendo una casa, a vos como periodista, hay una pasión. El día que esa pasión y la diversión no estén y se nos haga realmente un sacrificio demasiado grande, dejaremos, pero mientras nos dé el cuerpo y disfrutemos de lo que pasa con el público y estemos bien nosotros, seguiremos. A ver, podemos estar con algún problema, ayer la operaron a la hermana de Dady y estábamos todos pendientes de cómo están nuestras familias, después tenés que salir al escenario y hacer reír. La gente paga una entrada para que hagamos eso, tenés que aguantártela, pero la energía siempre está.

Leonardo silva

 

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Lo que se ha dicho que la Intendencia va a embargar y a ejecutar a los morosos, es una mentira, y quien lo dice sabe que está mintiendo”

Entrevista a Andrés Lima

El 27 de marzo de 2016 fue la última entrevista que el intendente Andrés Lima nos concedió para diario EL PUEBLO. En esta oportunidad volvió a recibirnos en su despacho para analizar el resultado de las elecciones internas y su proyección a las elecciones nacionales y departamentales, así como la situación económica de la comuna.

– ¿Qué balance realiza de lo que fueron las elecciones internas?
– En el caso del departamento de Salto creo que fue positivo, porque votó el 44% de los habilitados, que es un porcentaje de los más altos a nivel país, y de alguna manera quienes estamos en la dirigencia de cada partido político le transmitíamos y le solicitábamos al salteño que participara y legitimara así a los candidatos. Así que en ese sentido es un balance positivo. Hacia la interna del FA, en el caso nuestro, también hacemos un balance positivo porque el sublema “Unidad para los Cambios” obtuvo el 55% del total de los votos de la fuerza política. A nivel país nuestro precandidato finalmente es el candidato único del FA, Daniel Martínez, y a nivel departamental tenemos los convencionales que necesitamos para ser nuevamente candidatos a intendente por el FA.

– ¿Qué análisis hace que el FA haya salido tercero y perdido votos respecto a la interna anterior de 2014?
– Es un llamado de atención. El FA votó 12 mil hace 5 años y ahora 10.300, tiene que ser un llamado de atención porque no se ha dado solo en esta interna, si uno mira los números de las últimas cuatro elecciones internas el FA viene bajando, tanto en el país como en Salto. Eso obliga a quienes integramos el FA a por lo menos, plantearnos la interrogante de ¿por qué está pasando eso?

– Ya hay dirigentes del FA que recuerdan que en la interna anteriolimar el FA era oposición, contaba solo con un diputado y votó mejor que ahora que tiene dos diputadas y que además es gobierno. ¿Por qué cree que votó mal en esta oportunidad?
– Buena pregunta, supongo que el ejercicio del gobierno desgasta. También estoy convencido que hay algunos temas en los que el FA tiene que ser claro en esta elección nacional que se viene, aunque también quiero dejar en claro que en el caso particular mantuvimos la votación de hace 5 años. Es decir que en nuestro caso, más allá de que 4 años de gobierno departamental y de cuestionamientos que ha habido desde la oposición y desde el propio FA, mantuvimos nuestra votación. Pero a nivel fuerza política en el departamento y a nivel país, creo que por sobre todas las cosas debe haber un llamado de atención y de que el FA de cara a octubre tiene que hacer muy bien las cosas, tiene que trabajar muy bien y sobre todo proponer, por ahí pasa la cosa, el FA tiene en esta elección de octubre que ser muy claro y explicarle al salteño y al uruguayo, qué es lo que está planteando para los próximos 5 años, en qué país está pensando. Si el FA tiene esa capacidad, se podrán revertir estos números.

– Pensando en mayo de 2020, entonces si el resto de los sectores del FA no mantienen la suya de 2015, peligra su reelección y que el FA se mantenga en el gobierno.
– No sé, eso se verá. Hasta el día de hoy, los objetivos que nos hemos marcado los hemos ido cumpliendo, y no lo digo por esta interna, estoy hablando desde hace 15 años en que participo en política del departamento, aquellos objetivos que nos habíamos marcado se han cumplido, aun cuando parecían imposible, aun cuando las dificultades eran muchísimas. Por eso digo que nosotros vamos paso a paso, elección tras elección, pero además, son escenarios muy distintos. Mayo va a depender mucho de lo que pase en octubre y noviembre. Teníamos algunos objetivos en junio, ahora también tenemos algunos objetivos para octubre, así que en su momento se verá qué pasa en mayo.
De todas formas, corresponde agradecer la confianza del frenteamplista que concurrió a votar en la elección interna y que acompañó al sublema “Unidad para los Cambios”. Para nosotros era un desafío muy importante la interna porque se había dicho mucho de nuestra gestión, y nuestra mejor publicidad y propaganda es la gestión. Si el salteño estaba conforme con la gestión, estábamos convencidos que nos iba a acompañar en la interna, y si no estaba conforme, tenía otras opciones, había casi 30 listas.

– Este martes su gobierno cumplió 4 años, ¿qué balance hace?
– Tomando el punto de partida, creo que es bueno. Hacemos un balance positivo de la gestión por la manera en que nos tocó tomar la Intendencia. Por mencionar algunas áreas, la empresa municipal de ómnibus la tomamos con 26 unidades, hoy tenemos 48, cuando asumimos se trasladaban 850 mil salteños de forma mensual, hoy estamos en un millón cien mil, de los que 600 mil lo hacen de forma gratuita, sobre todo jubilados, pensionistas y estudiantes. Destinamos $24 millones anuales para hacer el traslado de todos los estudiantes del interior del departamento.

Para poner otro ejemplo de un servicio esencial como es recolección, cuando tomamos la intendencia había 3 recolectoras, en este momento hay 9, de las cuales 4 fueron compradas en este período. Cada recolectora supera los 150 mil dólares. Compramos también maquinaria con destino a recolección, una retroexcavadora, dos camiones Wolsvagen con destino específicamente a la poda, 2 camionetas para que los encargados puedan supervisar. En el sector Recolección no hay designaciones directas, todos son funcionarios de carrera ingresados por sorteo o concurso. Se compró un bulldozer, estamos cumpliendo con todos los recorridos, estamos implementando un nuevo sistema de recolección a través de la instalación de contenedores. Hoy tenemos más de 350 contenedores colocados en la ciudad, vamos a terminar con 500, pueden ser un poco más si el comercio local sigue colaborando. El sistema de contenedores no ha tenido inconvenientes, no ha habido actos de vandalismo, la población lo ha recibido de buena manera. La ciudad en aquellas zonas donde hay contenedores está más limpia, se colabora más con el medio ambiente, tenemos dos cuadrillas que se dedican exclusivamente a la limpieza y carpido de veredas, que también es fundamental en una ciudad que también apuesta a captar turistas.

La aspiración en un segundo gobierno es trabajar más en cuestiones vinculadas al desarrollo, no tanto en el ABC, no tanto calle, iluminación, recolección y la línea municipal sino tratar de proyectar al departamento generando condiciones para que el PBI del departamento pueda crecer.

– El senador Coutinho dijo en conferencia de prensa que este gobierno ha duplicado el déficit respecto a su gestión sin hacer obras.
– La única deuda que tiene la Intendencia de Salto es el Fideicomiso Daymán, allí está toda la deuda. Son los 330 millones de Unidades Indexadas más los intereses que genera el pago de ese fideicomiso a 15 años. Si a la Rendición de Cuentas que presentamos en la Junta Departamental le retiramos el pago de la cuota del fideicomiso, tenemos superávit, donde los ingresos de la Intendencia superan a los egresos en $22 millones. Por eso la gestión que estamos haciendo de poder transformar este Fideicomiso Daymán que se paga a 15 años a 30, que no solo va a beneficiar a esta administración, sino que va a beneficiar a las administraciones que nos sigan y al salteño, porque van a haber más recursos destinados a obras, no al pago de deuda.

– También sostuvo Coutinho que la Intendencia ha librado cheques diferidos por $100 millones. ¿Es cierto?
– La Intendencia viene cumpliendo el pago con los proveedores y las grandes empresas que de repente son las que mayor volumen de deuda pueden generar, como son las empresas constructoras. Se les paga a los 60 días que se hace la certificación de obra FDI o a los 60 días que se hace la certificación de caminería rural. Por eso en el caso de la Intendencia de Salto tenemos una economía equilibrada pero que exige una permanente revisión y control del gasto en función de los ingresos. Lo que hemos tratado de hacer es no gastar más de lo que ingresa. Llevó tiempo pero hoy hemos llegado a un escenario en donde la Intendencia lo que hoy día está pagando mes a mes es lo que gasta. No estamos gastando más allá de los ingresos que tiene la Intendencia de Salto, por eso digo que debemos destacar lo que es el trabajo del director de Hacienda para poder llegar a este escenario. Que no es fácil porque tampoco el momento económico del país es el mejor, que hace que la recaudación de la Intendencia, por ejemplo, en el último año ha descendido, como ha pasado también a nivel país y eso hace que la Intendencia tenga que tener mucha atención en los números.

– ¿Pero hay cheques diferidos?
– Los cheques diferidos que hay son en función de las certificaciones que hace la intendencia, pero nada que no hayan hecho otras intendencias ni administraciones, y sobre todo, con la previsión de pago.

– Usted tocó un tema sensible como es la situación social y laboral del departamento, que lleva a que la morosidad de la Intendencia suba. La oposición sostiene que la Intendencia ordenó el embargo y ejecución judicial sobre bienes de deudores con la Intendencia, ¿eso es correcto?
– Es una mentira, porque la intendencia lo que está haciendo es notificar a los contribuyentes que tienen deuda de contribución para que se presenten a la intendencia para regularizar su situación, y se les da un abanico de posibilidades, incluso hasta la posibilidad de hacer entrega a cuenta, pero no se ha embargado a nadie, no se va a embargar a nadie ni se va a ejecutar absolutamente a nadie. Que yo recuerde, en los últimos 34 años, desde el retorno a la democracia en 1985, no sé si alguna vez alguna administración inició algún tipo de embargo o remate, nadie lo ha hecho. Nosotros tampoco lo vamos a hacer. Lo que sí hacemos es una gestión de cobros, citando a los deudores de contribución a que se presenten a la Intendencia, como también lo han hecho todas las administraciones, porque así como está el reclamo permanente de la ciudadanía de que la Intendencia ejecute obras, haga cordón cuneta, haga bitumen, mejore la iluminación, coloque contenedores, para poder hacer eso la Intendencia necesita generar ingresos. Sin ingresos no hay obras. Siempre he dicho que la primera política social es una buena economía, si la intendencia no tiene recursos, olvidémonos de poder llevar adelante una buena gestión.
– ¿Se contemplará la situación particular de cada uno de los deudores, en función de sus ingresos o de si tiene trabajo?
– Se buscará una solución caso a caso. Lo que estamos planteando es que el contribuyente venga a la intendencia, se informe de las opciones y facilidades que tiene, y en función de las posibilidades de la persona, llegar a un acuerdo. Por eso digo que lo que se ha dicho que la intendencia va a embargar y a ejecutar, es una mentira, y quien lo dice sabe que está mintiendo.

Perfil de Andrés Lima Proserpio

En pareja, tiene 4 hijos. Es del signo de Escorpio. De chiquito quería ser Contador Público. Hincha de Peñarol.

¿Alguna asignatura pendiente? Tener más tiempo para dedicarme a algunas otras pasiones.

¿Una comida? El asado y milanesa con huevo frito.

¿Un libro? “El discurso del método”, de Descartes.

¿Una película? “Whisky”, película uruguaya.

¿Un hobby? La música, soy profesor de piano; y leer.

¿Qué música escucha? Clásica, rock uruguayo y argentino.

¿Qué le gusta de la gente? Que se muestre como es.

¿Qué no le gusta de la gente? Que te mienta y te use.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

«En esta posmodernidad en la que vivimos, ha cambiado la forma de pensar, de mirar la realidad, de percibirse al ser humano, la sociedad y hasta lo trascendente»

Entrevista a Daniel Genovesi

Daniel Genovesi es el nuevo Obispo de la Iglesia Anglicana encargado de la Diócesis de Uruguay desde hace tres meses. Visitó la redacción de EL PUEBLO donde informó de la tarea que tiene por delante y de los cambios que ha habido en la comunidad salteña.

– ¿Con qué panorama se encontró cuando llegó a Uruguay?
– Llegando a Uruguay y viniendo de Argentina, me encontré con un panorama lindo lleno de oportunidades y desafiante con mucha tarea para realizar.

– ¿Por dónde pasan esas tareas o prioridades de la Iglesia Anglicana en Salto?
– Básicamente las tareas de la Iglesia Anglicana en Salto y en todo Uruguay, una es captar cuál es la voz de Dios o cuál es el cambio de la sociedad, ¿qué está pasando? Venimos de un tiempo atrás de estar más parados en lo que es la imagen de la modernidad, un mundo donde están las ideas claras y distintas, donde se hablaba de blanco o negro, las instituciones tenían un determinado peso y una confiabilidad, y hoy en esta sociedad líquida, en esta posmodernidad en la que vivimos, ha cambiado la forma de pensar, la forma de mirar la realidad, la forma de percibirse al ser humano y al mismo tiempo la forma de percibir la sociedad y hasta lo trascendente.
En ese sentido, la Iglesia Anglicana aquí en Uruguay, también tiene que aceptar el desafío de entender si pensarse de una forma diferente, que es una manera de cómo comunicar las convicciones, cómo compartir los dones, y de las posibilidades que tiene la Iglesia Anglicana en la sociedad uruguaya de hoy. Ese es el cambio que hay que hacer.Daniel Genovesi (1)

– En un mundo tan materialista y consumista, donde la palabra no tiene validez y las ideologías se deforman rápidamente, ¿hay espacio para la espiritualidad de las personas?
– Pienso que incluso cuando estamos más urgidos, cuando estamos más abrumados por lo material, más urgente se hace la pregunta y la respuesta de lo trascendente. Te pongo un caso, quien comienza a trabajar a nivel no religioso sino a nivel de la psiquiatría, como una experiencia que surge con él cuando estuvo en Auschwitz, fue Viktor Frankl, justamente el creador de la logoterapia o terapia de la palabra o terapia del sentido. Él descubre que todos los que vivían en el campo de concentración en condiciones extremas, allí en Auschwitz, los que lograron sobrevivir, los que lograban pasar mejor la situación no eran los más fuertes físicamente sino que fueron los que tenían un sentido de vida, un para qué seguir viviendo. Él arma luego su terapia en base a encontrar un sentido al dolor, al trabajo y a la muerte. O sea que cuando más apretados y más ajustados estamos en las condiciones de vida -y no me puedo imaginar una peor que la del campo de concentración-, más necesario se nos hace preguntarnos para qué hacemos todas esas cosas.

– Uno ve que cuando le aprieta el zapato, se acuerda enseguida de pedir ayuda a Dios, pero en el mientras tanto, mientras uno está conforme con su vida materialista, sin ser solidario con los que menos tienen porque es egoísta, ahí es donde pregunto, no en los extremos sino en la vida cotidiana, ¿por qué es necesario buscar adentro de uno?
– Básicamente todos nacemos siendo egoístas, basta que miremos a un niño y empieza clamando por sus propias necesidades, por su propia satisfacción. Los puntos para empezar a trascender el propio egoísmo, diría que los tenemos que tener superado cuando entramos a la escuela primaria, cuando uno ya puede estar en sociedad, trabajar y jugar con otro. Ahora, esos pasos de salir de un niño que es caprichoso, de pasar a ser después un adolescente que solamente reclama derechos y que luego se transforma en un adulto responsable pero todavía egoísta, pero de ahí al paso que me está mencionando de pasar a ser un adulto altruista, bueno, hay un camino a recorrer. Y después de ser un adulto altruista poder pasar a ser un adulto que ya tiene una conciencia ecológica, luego una conciencia cósmica y una conciencia mística. Te puse como un gran camino de desarrollo.
¿Dónde nos encontramos? Es lo que cada uno tiene que mirar, y si creo que no es porque alguien te presiona desde afuera, como decía un francés, hay un impulso de vida, hay algo que no nos deja quedarnos donde estamos, te diría que si uno vive hoy en la fase de egoísmo, en un momento, uno se va a cansar de ser egoísta, se va a dar cuenta que necesita otra cosa, la vida misma te va a correr de ese lugar.

– Hay una oferta religiosa bastante amplia no solo en nuestro país sino en el mundo, ¿cómo se diferencia la Iglesia Anglicana de las demás propuestas religiosas?
– Básicamente la Iglesia Anglicana es una iglesia cristiana histórica que tiene siglos, tiene milenios de desarrollo, histórica como la Iglesia Ortodoxa, como la Iglesia Católica Romana, son las tres iglesias llamadas históricas. Lo que puedo marcar como distinto, y creo que es algo interesante, el anglicanismo entiende claramente que hay un solo mediador entre Dios y los hombres, que es Jesucristo. Entonces no va a existir ninguna persona, ni en mi caso como obispo o un sacerdote, un diácono o un laico, que va a estar diciéndole al otro qué es lo que tiene que hacer. Si va a animar, si nos animamos unos a otros a estar en contacto con la palabra de Dios, con el evangelio y dejándonos nutrir y aleccionar por el evangelio, y de ahí tomar las propias decisiones. Justamente, una de las características es que el anglicanismo trata a cada uno de sus miembros como un adulto, no les dice lo que tienen que hacer, si de pensar y confrontarse con Jesús y buscar caminos juntos. Eso es uno de los distintivos. Si pudiera señalarte otro, por ejemplo, te diría que hay cosas que algunas denominaciones dentro del cristianismo toman como obligatorias y que para el anglicanismo son opcionales, hay más espacio o margen para la libertad.

– ¿En qué sentido?
– Por ejemplo, el celibato de los sacerdotes, en la Iglesia Católica Romana es obligatorio, en el caso del anglicanismo es optativo. Una confesión sacramental con un sacerdote para que perdone los pecados, para el caso de la Iglesia Católica Romana es obligatorio, en el caso de la Iglesia Anglicana tenemos un principio que dice que «nadie está obligado, todos pueden hacerlo, algunos deberían», en el sentido de que nadie está obligado a confesarse con un sacerdote para recibir el perdón de los pecados. Ahora, cualquiera puede hacerlo si lo desea. Es más, a algunos les vendría bien para aliviar su conciencia, escuchar o tener un diálogo con otra persona que los ayude a acercarse y a arrepentirse ante Dios. Otra marca importante es que el anglicanismo no está centralizado, no tiene un Papa, lo preside lo que es la Comunión Anglicana. Todos los anglicanos que estamos en todo el mundo, el Arzobispo de Canterbury nos invita. De hecho el año próximo será la Conferencia de Lambeth, donde todos los obispos anglicanos del mundo vamos a participar de ella. Nos invita como el anfitrión de la casa, pero él no decide por nosotros, no hay uno que decida por los demás, sino que es la iglesia que va dialogando y llevando adelante discerniendo los caminos de Dios. En ese sentido la Iglesia Anglicana tiene un carácter más dialógico, más dialogal. También, si bien tiene los credos antiguos, como el credo de los apóstoles, no tiene dogmas, la Iglesia Anglicana carece de dogmas, usa la razón para ir considerando las distintas posiciones que se encuentran en la Biblia.

– Pasemos al plano local, ¿cómo encontró a la comunidad salteña?
– Encontré la comunidad de Salto, teniendo que vivir los desafíos de toda la Iglesia de Uruguay, pero al mismo tiempo con desafíos locales, como de cómo seguir creciendo, qué cosas renovar y a la vez que cosas afianzar, que cosas mantener. Entre los cambios de propuesta, lo que tenemos ahora y que ha empezado en toda la Diócesis, y que acabamos de iniciar este fin de semana aquí en Salto, es una propuesta de comenzar a hacer un proceso que llamamos un Compañerismo para una Iglesia Misional, digamos, cómo trabajar juntos en la misión. Nos hemos empezado a reunir en grupos de oración y de meditación del Evangelio de Lucas, para ver cómo avanzar con este compartir el reino, compartir lo que Jesús está haciendo ya aquí en medio de toda la comunidad, no digo la comunidad cristiana, lo que está haciendo en todo Salto porque el reino de Dios no es algo que depende de los cristianos, es Dios obrando en cada lugar, en cada persona. Es poder constatar eso.

Y en medio de esas tareas, ha habido también algunas situaciones de cambio que han sido una novedad en estos tres meses que llevo aquí en mi gestión en Uruguay. Una de ellas es que quien estaba encargado de las comunidades aquí en Salto, Gilberto Porcal, ha renunciado el pasado 18 de mayo a su cargo como Párroco en ambas comunidades, ya no es más Párroco de la Parroquia Espíritu Santo ni de la Comunidad San Lucas, y también ha renunciado a sus licencias episcopales, a su licencia ministeriales, razón por la cual, no pertenece más a la Clerecía, ya no puede usar el hábito clerical ni tampoco tiene responsabilidades propias del oficio. No está integrado a la función ministerial. Eso digamos es un cambio a la hora de los líderes locales, y en este sentido, el responsable de la comunidad aquí en Salto soy yo, como Obispo, estoy radicado en Montevideo, esto se debe a que estoy pasando aquí también por la comunidad en Salto y también me acompaña en esta tarea de encargado a la distancia el Padre Gonzalo Soria, acompañando la comunidad de fieles anglicanos aquí en Salto.
En este momento, en las modificaciones hemos concentrado todas nuestras actividades en lo que es la Parroquia la Comunidad Espíritu Santo, y por el momento está inactiva la Comunidad de San Lucas.

– Aprovechando su visita, ¿qué mensaje le dejaría a los feligreses de la Iglesia Anglicana?
– El mensaje claro es que Jesús está obrando en cada una de las vidas de cada persona que habita en Salto, en cada miembro de la Iglesia Anglicana. Jesús está en todas partes porque él es el Reino de Dios que está obrando en medio nuestro, que estemos atentos a cómo está obrando y que estemos dispuestos a acompañar esas propuestas para ser constructores de algo cada vez mejor. Cambiando primeramente nosotros, que cada uno de nosotros descubramos que tenemos que cambiar internamente y siendo consciente que el cambio inicial parte con uno, que acompañemos el cambio tan necesario y requerido en la sociedad dónde estamos, tanto eclesial como civil.

Perfil de Daniel Genovesi

Casado «felizmente», acota, «con mi esposa Mercedes tenemos dos hijas, María Carla y Camila». Es del signo de Leo. De chiquito quería ser astronauta. Es hincha de Boca Jrs.
¿Algunas asignatura pendiente? Libros ya he escrito, árboles ya plantee, hijos tengo, pero igual tengo asignaturas pendientes. Te las debo, me queda como asignatura pendiente buscar la asignatura pendiente (risas).
¿Una comida? El asado.
¿Una película? El Señor de los Anillos.
¿Un libro? «Siddhartha», de Hermann Hesse.
¿Un hobby? Escribir.
¿Qué música escucha? Soy ecléctico en los gustos pero disfruto de La Oreja de Van Gogh.
¿Qué le gusta de la gente? La genuinidad de la gente. ¿Que no le gusta de la gente? La hipocresía.

Leonardo silva

 

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“En Uruguay ningún artista independiente puede vivir de su arte, es muy chico el mercado”

Entrevista a Alejandro Gayvoronsky

Alejandro Gayvoronsky (35) es actor, dramaturgo, director, artista plástico, sanducero pero radicado con su esposa Belén en nuestra ciudad. Se define como padre “full time de dos”, por su chiquito Salvador y por Faustina, que viene en camino. Alejandro y Belén se conocieron cuando ella fue a ver una obra de teatro que dirigía Alejandro. Comenzaron a charlar y se dieron cuenta que además ambos pintaban. Se pusieron de acuerdo en exponer juntos sus pinturas, lo que ocurrió en Casa Mahuá en Ciudad Vieja y en el Wall Trade Center de Montevideo, además de la Galería Maggs Art en José Ignacio (Punta del Este), donde vendieron sus primeros cuadros juntos. Así comenzó una historia de amor que los trajo a Salto.
– ¿De dónde surge su vocación por el arte?
– Tuve una carrera durante 15 años ininterrumpida en el teatro, en el cine y en la televisión, a medida que iba pintando. Entré al Instituto de Actuación de Montevideo con 18 años y egresé con 22. Lo que me fascinaba era el teatro, el cine, esa es mi profesión, soy egresado de Instituto de Actuación de Montevideo y la pintura la tomaba como hobby hasta que hace unos 12 años, se me acerca un amigo que tiene una galería en Punta del Este y me dice si no me gustaría exponer algunos de mis cuadros, “no, yo pinto por hobby, pinto para mí y para mi familia, pinto para algunos amigos”, “pero enviame uno de tus cuadros, aunque sea para poner en la galería, lo quiero poner a la venta este verano”, “mira que no lo quiero vender”, “vamos a ponerlo”. Resulta que ese cuadro se vendió a la semana, “¿Por qué no te dedicas realmente de lleno a esto?”. “Pero yo soy autodidacta”. “Mirá –me dice-, en la pintura hay autodidactas, hay gente que ha egresado de Bellas Artes, hay gente que ha egresado de cursos en Europa, en Latinoamérica. Las ramas del arte, en la pintura, es tan vasta que es inimaginable lo que podés hacer”.Alejandro Gayvoronsky
Nos fuimos a vivir a España con mi mujer hace unos años, porque ella fue a estudiar un curso de arte terapia. Yo fui a estudiar y a trabajar también, y ahí se me abrió mucho lo que fue el campo de las artes visuales, las artes plásticas. Te podría decir que fue ahí realmente donde comencé a entrar en el campo del mercado del arte contemporáneo, y cuando entrás ahí, no puedes creer el vasto universo que tienes de posibilidades para hacer, compartir, vender, exponer, subastar, coleccionistas, es tan abismal ese mundo, es tan grande el mundo que hay que no lo puedes creer. Antes de eso ya habíamos hecho un par de exposiciones con mi esposa en Punta del Este, en Buenos Aires…
– ¿Ella también pinta?
– Ella también pinta, ella es médico y es artista plástico también, en eso conjugamos mucho a la par. Aparte ella tiene un taller para niños y adolescentes de su punto de vista de la salud. Tenemos el atelier aquí al lado, tenemos todo nuestro material aquí, y mis obras las tengo dividas en tres lugares diferentes del mundo, por así decirlo. En mi taller, en una galería en Punta del Este y en una galería en España. Entonces, tengo que dividir mi trabajo en ese sentido.
– Además de utilizar las redes sociales para mostrar su trabajo al mundo, ¿eso fue lo que lo llevó de nuevo a España hace unos días?
– Exacto. A ver, todo comenzó cuando yo vivía en España y le vendí dos cuadros a un amigo, un empresario. Volvemos de España, comenzamos nuestra vida aquí con un hijo, ahora otro que se aproxima, y este amigo empresario, me dice “hace dos años que no te veo y quiero contarte una historia, los cuadros que tú me vendiste, me han importado mucho y he seguido de cerca tu trabajo…”
– ¿Por las redes sociales?
– Sí, por las redes sociales, es increíble, vía Instagram, todo esto por mensajes escritos, me pidió un teléfono para pasarme una propuesta, me llama, me hace la propuesta de que si yo me animaba, a ir a pintar tres murales, hacer un trabajo artístico en su nuevo local gastronómico y una serie de cuadros para el local y personales para él…
– ¿En Madrid?
– En Madrid, en el barrio de Lavapiés, le dije que sí, por supuesto. Nos embarcamos y nos fuimos, viajé con mi familia, fue una experiencia alucinante. Todo esto deviene de cuando vivíamos en España hace cuatro años atrás. Volvemos y esta persona sigue mi trabajo y me convoca para hacer esto. No lo podía creer, le pregunté, “habiendo tantos artistas locales que ustedes tienen ahí, ¿por qué yo?”, “es que a mí me gusta lo que tú haces, no me interesa lo que hace otro artista”. Por eso digo siempre que es tan subjetivo el arte. Voy a la pregunta de dónde viene mi vocación, te puedo responder que no lo sé, solo sé que lo sé hacer bien. Ya de chico quería hacer algo referente al arte, quería mostrar lo que hacía, siempre era el centro de atención en mi casa, eso me llevó al teatro, a la dramaturgia, a la dirección, al cine…
– Pero, ¿se puede vivir del arte?

– Acá en Uruguay creo que nadie vive del arte, es muy chico el mercado del arte. A ver, cuando me decís arte, ¿qué es? Tenemos al Ballet Nacional del SODRE, tenemos la Comedia Nacional, la Sinfónica, pero claro, son pagos por el Estado, lógico, viven del arte. Pero un artista independiente, ¿vive del arte? No, tienes que tener un trabajo aparte para poder vivir, hay una familia ahí, hay que pagar un alquiler, salvo en otros lugares del mundo, donde hay más posibilidades. Acá en Uruguay hay veces que le escribís o le muestras tu trabajo a una galería y te dicen, “bueno, ta, ahora estamos trabajando con otros artistas locales que están vendiendo en Brasil y en Argentina”, eligen trabajar con ellos, y sin embargo yo he tenido suerte con galerías y en subastas de Europa. Te puede gustar o no lo que yo hago, se trata de gustos.
– ¿Hoy está dedicado de lleno a la pintura?
– Sí…
– ¿Conoce el caso del uruguayo Fede Álvarez que hoy está dirigiendo importantes películas en Estados Unidos?
– Sí, claro…
– Los milagros existen, ¿y si le pasara eso a usted?
– Pah! Bueno, el otro día también me encontré con un artista local, Ignacio Pérez Gomar, que hace unas esculturas de alambre alucinantes, y de repente saltó al mercado chino, de un día para el otro. Los milagros existen y estas cosas suceden. El otro día me encontré con un colega que me preguntaba “cómo hiciste para que te llamarán de España, porque eso de llamar a un artista para que cruce el continente para pintar un bar no es común, ¿y cuánto te pagaron? ¿Y cómo hiciste? ¿Pero cómo fue todo?” No lo sé, sé que empecé a vender en España los cuadros allá, y una persona que le gusta mi trabajo se lo dijo a otro, que le dijo otro y de repente en las redes sociales te empiezan a escribir, y tenés los billetes de avión, te pagaron y sí, pasa, los milagros pasan.
– ¿Qué intentas expresar en tus pinturas?
– Giacometti, un escultor, decía, tratemos de encontrar la perfecta armonía. A mí me gusta, a veces, por lo menos para mí, intentar encontrar esa perfecta armonía en el color, en lo que muestro y en el mensaje que trato de dejar. Sé que el arte abstracto y a veces poco figurativo, no sorprende tanto a la gente, pero hay gente que es muy apasionada sobre eso, sobre una temática de color, sobre una paleta de colores, sobre lo que estás imponiendo en el lienzo. Creo que nace desde adentro lo que trato de mostrar.
– ¿Cerró el capítulo de la actuación?
– No, pero convengamos que hay una franja abismal entre, a ver, no hablo sin desmerecer, vivimos en el interior, yo soy del interior, soy de Paysandú, y digamos que el teatro en el interior requiere de un esfuerzo mayor. No vivís en Montevideo donde tenés 25 o hasta 35 circuitos comerciales teatrales que van de lunes a lunes. Acá tenés a veces los fines de semana, y tenés también los ensayos, pero para eso se requiere tiempo, yo tengo una familia. Entonces, eso también uno tiene que ponerlo sobre la balanza, y es lamentable que el actor independiente no tenga la posibilidad o como te dije hoy, si estás en la Comedia Nacional, bienvenido sea, pero al actor independiente le es imposible vivir de la actuación. Me preguntas si abandoné la actuación, no, no la abandoné, pero en este momento, estoy pasando por un momento alucinante en mi carrera.
– ¿Cuándo se produjo ese click en su cabeza de estar pintando por placer a ver la posibilidad de hacer dinero con sus pinturas y transformarse en su forma de vida?
– Uno siempre lo hace por placer, primero que nada, el placer siempre está. Lo bueno de esto es que ahora sabes que tu trabajo vale y te lo reconocen. Vale acá, vale en Salto, en España, vale tu trabajo porque te lo están pagando por lo que vale, eso está bueno. Lógicamente que la diferencia es abismal entre vender un cuadro en Uruguay y vender un cuadro en Europa. Acá te pagan en pesos uruguayos mientras que en Europa te preguntan cuánto es y ya te pagan al contado en Euros, allá invierten en arte, acá también la gente lo hace, pero en realidad son muy pocos los que saben invertir en arte, acá hay muy pocas personas que vienen y te hablan de tu trabajo como una inversión.
Esta persona que me contrató en España para hacer los cuadros me pidió “cuadros personales para mí, quiero que me hagas cuatro cuadros personales para mi casa”. Y obviamente que las preguntas están, ¿por qué le interesa tanto mi trabajo? Y el tipo te responde, “porque me gusta lo que vos hacés”. Justamente, ayer (jueves) se inauguró el local gastronómico en España, “LOBAMANOLA”, y la primera reacción del tipo fue, “me hubiese encantado que estés acá. Las reacciones del público fueron tan distintas con tus murales, gente que no le gustó y gente que le fascinó”. Gracias, por suerte se habla, lo peor sería que nadie lo comentase. Mal o bien, se tiene que hablar de tu trabajo.
– Es joven, tiene mucho camino aún por recorrer, ¿pero qué le deja estos primeros pasos dados como experiencia?
– Hay una cosa que siempre me dice mi esposa y la menciono porque siempre colaboramos mucho entre los todos. Ella dice que el mundo es de los osados y es de los que se atreven. No soy quien para dar un mensaje, pero tengo compañeros y colegas que también pintan o que recién están comenzando que me preguntan, ¿qué consejo me das para que yo haga tal cosa? Mirá, es trabajar, perseverar y creer que tu trabajo vale, así estés barriendo, vos tenés que ser el mejor. Si pintás, tenés que creer que tu trabajo es distinto, que tu trabajo es el mejor, y por sobre todas las cosas, que para mí es fundamental, es ser agradecido con alguien, no sé con quién, no me preguntes, es solo estar agradecido siempre.

Perfil de
Alejandro Gayvoronsky

Casado con Belén, tiene un hijo, Salvador, y dentro de un mes nacerá Faustina. Es del signo de Capricornio. De chiquito quería ser futbolista. Es hincha de Nacional.
¿Una asignatura pendiente? Ser médico. ¿Una comida? El shashlik (comida de carne rusa). ¿Un libro? “Cartas a un joven poeta” de Rainer María Rilke. ¿Una película? Las tres de “El Padrino”. ¿Un hobby? Leer mucho. ¿Qué música escucha? Desde música clásica a rock de los 60, 70, 80. ¿Qué le gusta de la gente? La honestidad. ¿Qué no le gusta de la agente? La mentira.

 Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“La frontera implica cuestiones económicas, sociales, culturales, interacciones, movimientos pendulares y eso es lo que Uruguay no ha prestado atención”

Entrevista a Emilio Silva

Desde el Campus Salto de la Universidad Católica, se viene trabajando desde hace años por parte de su Observatorio Económico, en el estudio del Indicador de Precios Fronterizos entre las ciudades de Salto y de Concordia. Esto permite pensar en posibles líneas de elaboración de políticas fronterizas. Sobre esto dialogamos con uno de los integrantes del equipo del Observatorio Económico salteño, el Dr. Emilio Silva Sandes.

– ¿Cuáles son las primeras consideraciones generales que se pueden hacer de cómo se viene enmarcando este estudio evolutivo de los índices de precios con la ciudad de Concordia comparada con la de Salto?
– Bueno, en primer lugar las cifras del indicador de precios fronterizos es claro, hay una diferencia coyuntural que tiene que ver con una diferencia vinculada a aspectos económicos, cambiarios, y otra que tiene que ver con aspectos estructurales. Por ejemplo, estructuralmente hay industrias en Argentina que producen a costos más bajos y eso ha sido así a lo largo de la historia, por lo menos desde que tenemos seguimiento del indicador, pero sospechamos que anteriormente también. Acá hay un tema que trasciende la cuestión económica, cuando se habla de fronteras, hay que considerar que son espacios muy especiales, espacios geográficos con particularidades dónde la cuestión económica, la dimensión económica es una dimensión más. 20190617_101219
Frontera implica cuestiones económicas, sociales, culturales, interacciones, movimientos pendulares y eso es lo que de alguna manera Uruguay no ha prestado atención. Todos los países de América Latina tienen políticas fronterizas traducidas en leyes, incluso en el caso de Brasil es de rango constitucional, que de alguna manera tratan de gestionar estos espacios particulares que son las fronteras. Por ejemplo, Brasil definió desde la década del 80 una franja de 150 kilómetros donde hay directivas generales de cómo administrar ese espacio fronterizo.
Y en el marco de esas políticas de frontera, establecen políticas de vínculo con los países vecinos, generalmente de cooperación, pero también, de alguna manera, de cierta protección, sobre todo proactiva a partir de políticas de desarrollo de las áreas fronterizas. Hoy en día las fronteras, exceptuando algunos casos particulares como Estados Unidos, México y algún caso más, en general se conciben como área de desarrollo. Es el caso de la Unión Europea, donde existen políticas activas de desarrollo y se tratan de generar escalas, sobre todo como tenemos nosotros en la frontera con Argentina y con Brasil, de generar escala a partir de la conjunción de núcleos urbanos o ciudades gemelas próximas, que de alguna manera tiene un potencial de complementariedad. Eso es un poco lo que ha faltado en Uruguay.
Argentina también tiene políticas de frontera. De hecho, esas políticas de frontera hasta se pueden traducir a niveles de desarrollo diferenciales, y hay niveles demográficos. En el caso de la frontera Argentina, comparada con la uruguaya, entre la década del 60 y el presente ha crecido más de un 170% de la población. En el caso de Uruguay, no llegamos al 70%. Los desarrollos de infraestructuras son diferenciales, por eso no nos podemos asombrar de que existan centros turísticos, centros termales, parques industriales, autopistas, porque forma parte de las estrategias de desarrollo que los países piensan para sus fronteras.

– En ese caso, ¿cuál sería el modelo a seguir? ¿Se está planteando la posibilidad de tener fronteras abiertas, menos complejas para que sea más fácil el tránsito en materia de personas, de vecinos o de vecindad y también en materia comercial?
– Bueno, esa sería una alternativa. Por supuesto que la política fronteriza no la podemos definir desde un lugar solamente. Por ejemplo, desde el académico, tiene que ser un proceso donde todos los actores vinculados a la frontera participen porque sin duda que hay intereses contrapuestos. En esto no todos vamos a estar de acuerdo necesariamente, lo que hay que buscar es la mejor forma para que las localidades y las regiones situadas en frontera saquen el mayor partido, y sabiendo que va a haber ganadores y perdedores.
Pero, por ejemplo, lo primero que Uruguay tendría que hacer es poner el tema en discusión. Creo que hay un avance importante que por primera vez en distintas plataformas políticas por lo menos se menciona el tema “política fronteriza”. Modestamente creo que lo desatamos de acá, desde Salto y sobre todo con el trabajo de las universidades. Digo esto porque hemos sido consultados por varios partidos políticos y me parece que eso ya es positivo.
Lo segundo, Uruguay tendrá que definir un criterio, porque a la fecha se gestionan de manera diferente la frontera uruguaya con Brasil respecto con Argentina. Uno sabe, y todos hemos tenido experiencia de lo sencillo y ágil que es circular en el espacio fronterizo uruguayo – brasilero, y lo complejo que resulta, sobre todo para las movilidades cotidianas entre Argentina y Uruguay, a pesar de que han habido algunos avances, por ejemplo, en el tema de controles migratorios.
Hay que definir un modelo de frontera.
Personalmente creo que avanzar en unificar mercados es una opción, que por supuesto llevará tiempo, pero que nos va a posibilitar tener escalas, nos va a posibilitar salir de esta lógica perversa donde los precios fronterizos siempre están con una diferencia, en algunos casos estructurales. Pero también nos van a permitir, como decía hoy, porque no es solamente una cuestión comercial sino también nos van a permitir flexibilizar las fronteras para cuestiones sociales, culturales, de acceso a servicios.
Sabemos bien que en las fronteras la gente busca en una y otra parte del límite internacional servicios, y a veces los trámites burocráticos son un poco complejos y lo dificultan.
Entonces, es una posibilidad, pero este es un tema, repito, que hay que analizarlo y sin duda que va a llevar un debate muy importante.
Lo que sí creo, es que seguir intentando medidas como el cero kilo y controles aduaneros rígidos, por ejemplo, no solo que son poco eficaces sino que además, no solucionan el problema.
No son medidas inteligentes, son medidas paliativas y a la larga no terminan beneficiando a nadie.
Y también es cierto, que la mercadería, y ni qué hablar los servicios, van y vienen de todas formas. Todos tenemos ejemplos de mercaderías de otros países y particularmente del país vecino que están en nuestro territorio de forma ilegal. Entonces, seguir insistiendo con este tipo de medidas creo que no es la solución.

– Claro, porque siempre estamos pensando en el factor económico pero también está el humano, como cuando hay problemas para que una ambulancia pueda pasar la frontera o cuando por ejemplo, en carnaval viene una comparsa argentina y también le trancan su pasaje en la frontera. ¿En eso hay que ser menos rígidos?
– Sí, y servicios. Hay muchos ejemplos, también servicios de emergencia, como bomberos. Actividades culturales, el Club Rotary quiere organizar una muestra en Concordia y no tiene la agilidad suficiente como para pasar las obras de los artistas salteños hacia Concordia y viceversa. Hay ejemplos más concretos que también que hay que abordar y nosotros lo vivimos en el mundo universitario, que es cuando un estudiante de Concordia o de algún otro lado de Argentina, quiere hacer sus estudios en Uruguay o concretamente en Salto, y le exigimos prácticamente hacer el bachillerato de nuevo, o por lo menos dar exámenes de geografía, historia y educación social, además de tener que tener también documentación uruguaya como la cédula. Esas cosas en el mundo, sobre todo en las fronteras organizadas con la lógica de la cooperación y el desarrollo, están superadas.
Es muy importante también facilitar la movilidad de la gente para ir a trabajar, estudiar, a buscar servicios. Repito, esto generaría escala para muchas cosas que hoy por hoy la ciudades por sí mismas tal vez no lo puedan sostener. Pensamos en actividades deportivas, pensemos en cuadros de fútbol. En fin, creo que seguir con la lógica de frontera fractura es una lógica que no conviene a nadie.
En ese sentido, también debo decir que dentro de los puntos del país, acá en la frontera sobre río Uruguay, Salto y Concordia tienen una relación especial, particular, hay muchos actores vinculados, muchos actores que son partidarios de esta idea. Tal vez los centros comerciales son los que han tenido más dificultades pero han intentado organizar actividades conjuntas.
Hace unos cuantos años crearon una instancia llamada los Encuentros de los Centros Comerciales del río Uruguay, que fue una instancia muy propicia para generar conocimiento, para generar confianza y para generar ideas nuevas. Las universidades, las organizaciones sociales, los clubes rotarios son, por ejemplo, clubes binacionales que forman parte del distrito binacional. O sea que ya hay ejemplos de integración en esos sentidos. Insisto con lo que dije al comienzo de esta charla, el problema sigue siendo que las políticas de frontera se elaboran esencialmente desde el gobierno central, radicado en Montevideo, y que sigue sin mirar en profundidad lo que está pasando acá en la frontera. Esa es una limitante que tenemos que superar de alguna manera.

Perfil de Emilio Silva

Casado. Tiene 2 hijas y 2 nietos. Es del signo de Piscis. De chiquito quería ser jockey de caballos. Es hincha de Peñarol y de Laureles de Fray Bentos.

¿Una asignatura pendiente? Avanzar en aspectos académicos, en investigaciones y publicaciones.
¿Una comida? Pastas y carne.
¿Un libro? Estoy releyendo cosas que leía de joven, como los cuentos de Borges y de Cortázar.
¿Una película? La vida es bella.
¿Un hobby? Juego al fútbol, leo y escucho música. ¿Qué música escucha? Soy ecléctico, escucho de todo.
¿Qué le gusta de la gente? La flexibilidad, la creatividad, la innovación.
¿Qué no le gusta de la gente? La inflexibilidad, la rigidez, el dogmatismo, las personas altamente ideologizadas, en cualquier aspecto.

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

«Nos jugamos a recuperar la credibilidad y la confianza de la gente en la política, porque sin la política no podemos cambiar la realidad»

Entrevista a Eduardo Rubio

En el 2014 Unidad Popular finalmente obtuvo por primera vez un escaño en la Cámara de Representantes cuando Eduardo Rubio fue electo diputado. Ante un nuevo proceso electoral, EL PUEBLO dialogó con Rubio, de reciente visita a Salto, para conocer los nuevos desafíos y su análisis de lo atípico de estas elecciones.

– ¿Cómo se encuentra Asamblea Popular en estas elecciones internas?
– Venimos bien, trabajando mucho en todo el país, ahora llevo tres días afuera de Montevideo. Estuvimos el miércoles de tarde en Young, el jueves estuvimos tanto en Guichón como en Paysandú, hoy (viernes) en Salto preparando un acto para esta tarde en el Barrio Artigas, y creciendo con compañeros al tiempo que utilizando esta campaña, que para nosotros no implica ninguna disputa interna porque ya está definido el candidato, para poder promover y difundir eduardo rubiomás nuestra propuesta programática, nuestra visión del país, y al mismo tiempo que hacemos campaña, seguimos trabajando. Hace diez días presentamos junto al diputado Darío Pérez el proyecto de ley que es para la defensa de la producción apícola, que apunta a prohibir el uso de algunos agrotóxicos que son letales para la producción apícola.

Ayer en Paysandú nos reunimos con los curtidores de Paycueros, porque el lunes presentamos otro proyecto de ley ante la crisis de la industria del cuero, un proyecto para tratar de salvar esta industria y salvar así fuentes de trabajo y generar más fuentes de trabajo. O sea, con la misma actividad parlamentaria, sumándole la actividad de campaña, pensando que estamos consolidando una fuerza política de izquierda que tiene perspectivas.

– ¿Cómo observa esta elección atípica donde aparecen partidos políticos nuevos junto a algunos candidatos que parecen sacados de la galera, como es el caso de Manini Ríos con su candidatura presidencial en un partido nuevo (Cabildo Abierto), o como la de un joven millonario que nunca votó en su país y que hoy es precandidato presidencial?
– En cuanto a partidos nuevos, mire, lo que pasa es que no han tenido tanta difusión pero aparte de los partidos más conocidos, siempre ha habido tres o cuatro partidos que aparecen, que logran inscribirse, luego no superan la instancia de las internas porque hay que tener por lo menos 500 votos, o no llegan a convocar a la convención y después quedan cuatro o cinco partidos. Esto para hacer una referencia histórica, de cualquier manera esta instancia es atípica porque aparece el Partido de la Gente, aunque ahora se ha venido a menos ante la aparición de Cabildo Abierto…

– También habría bajado en intención de votos el Partido Colorado con la aparición de Cabildo Abierto…
– Claro. Es atípico en ese sentido, cuando aparece un partido nuevo por afuera de las estructuras tradicionales. O fenómenos como el de (Juan) Sartori, que inteligentemente se instaló en una estructura tradicional, la estructura partidaria tiene mucho peso en Uruguay, y desde allí está haciendo su campaña. Todos estos fenómenos tienen que ver con un proceso de desvalorización de la política, de descreimiento de la gente, lo que habilita el surgimiento de este tipo de fenómenos. De cualquier manera, si uno mira más a fondo y busca en esa diversidad de partidos diferencias filosóficas, ideológicas y programáticas de fondo, se reduce muchísimo el espectro. Puede haber muchas propuestas, pero la oferta es esencialmente la misma, con matices.

En el caso de Cabildo Abierto, veo que Manini Ríos tiene un proyecto político hace mucho tiempo, ya desde que estaba en el ejército. Siempre he dicho en términos futbolísticos que estaba buscando la roja, o sea, acumuló amarillas…

– ¿Se hizo echar?
– Sí, se hizo echar porque era parte de su proyecto. Desde el punto de vista del presidente, no tuvo otra que sacarlo del cargo que ocupaba y darle la baja porque notoriamente no estaba cumpliendo con el mandato constitucional. No fue una sorpresa para Manini, me parece que lo que le pasó era parte de ese camino, y creo que su propuesta política está muy vinculada, porque no es casual que aparezca Cabildo Abierto, crezca y baje el Partido Colorado. Está muy inscripto en los sectores de derecha que tenía el Partido Colorado y de algún sector del Partido Nacional.

– ¿Esto juega a favor del Frente Amplio?
– De alguna manera si en esta primera etapa, después no sé cómo se posicionará en un balotaje. Bueno, me parece que ya lo ha dicho, a Manini le preguntaron si haría acuerdo con otro partido político y dijo que con Asamblea Popular ni hablar (risas), eso estaba muy claro. Después descartó algunos sectores del gobierno y sí aceptó acuerdos y alianzas con los otros partidos como el Colorado y el Nacional. Incluso lo he escuchado con disposición a ocupar algún lugar en un gobierno de coalición. Así que, se buscan espacios de expresión política que capitalizan descontentos, porque está claro que hay un sector de la sociedad que al tema de la violencia y de seguridad la única respuesta que le ve es la mano dura y eso tiene un espacio político que se aprovecha, pero luego eso me parece que se irá diluyendo.

Sartori es otro caso, creo que le hace mal a la política. Todos sabemos que en la política se ha manejado siempre el dinero y los favores, pero esto ya es como abusivo, casi pornográfico. Nuestra posición en cuanto al financiamiento de los partidos políticos es que se tiene que prohibir la financiación privada para que la política sea igual y para que un Sartori y un compañero como (Héctor Mauricio) Moreira tengan las mismas posibilidades desde el punto de vista de lo que implica la competencia electoral. Si uno viene con casi 3 millones de dólares para la interna, ¿qué dejás para la de octubre? ¿Quién compite con eso? En plata, no en ideas, porque acá se habla de competir con plata. Analizá la campaña publicitaria de Sartori y es muy buena, como publicidad se puede usar para vender un jamón, un jabón o un auto, no me hablés de ideas, de programas, de proyecto, está vendiendo un producto. No creo que la inversión de ningún gran capitalista sea gratuita. Quien invierte en una campaña electoral en esa dimensión de dinero es porque tiene un proyecto y un plan.
Entonces, es una campaña atípica, pero nosotros nos jugamos a recuperar la credibilidad y la confianza de la gente en la política, más que la confianza, a la gente en la política. La comprensión de que sin la política no podemos cambiar la realidad, y que la política no es cosa para entendidos o para gente con plata o con un nombre, sino que la política nos corresponde a todos nosotros, porque de la política depende el salario, la jubilación, la escuela que se haga o no se haga, el préstamo que va a haber para los pequeños productores, si defendemos o no la apicultura y el trabajo nacional. Eso es la política. Entonces, política no es solo hacer un discurso, política es pelear por un proyecto, juntar fuerza, organizarse. Hay que recuperar el sentido artiguista de la política, que era de mucha participación y compromiso. Pensemos cualquiera de las obras o de la iniciativa del gobierno artiguista, tenían detrás de sí a un pueblo organizado, y en ese sentido, queremos rescatar nosotros el valor de la política y la credibilidad de la gente en la política.

– En la elección pasada el objetivo era llegar al Parlamento. Llegaron. ¿Qué sigue?
– El objetivo cumplido de llegar al Parlamento demostró la validez de ese objetivo, no en términos personales, como Unidad Popular hemos demostrado en el Parlamento que se puede hacer política y buena política. Fuimos duramente críticos del gobierno, fuimos férreos custodios de los recursos públicos en lo que fue promover investigadoras como en ASSE, con el FONASA, lo de la Regasificadora, y que al mismo tiempo fuimos tremendamente propositivos y lo seguimos siendo. Ese espacio queremos ampliarlo, pensamos que con más presencia nuestra en el Parlamento podemos multiplicar esa acción, partiendo de una concepción de la política que solo tiene razón de ser la lucha parlamentaria cuando está fuertemente enraizada en la lucha social.
Ningún proyecto de los que presentamos ha estado ajeno a sectores que pelean por objetivos concretos, no individuales sino objetivos que tienen que ver con el desarrollo del país con un modelo de sociedad que es la que buscamos. Entonces, queremos tener más diputados, aspiramos llegar al Senado, sabemos que es difícil porque implica triplicar nuestra votación, pero bueno, ponerse objetivos muy altos nos obliga a aunar esfuerzos y el resultado siempre va a ser positivo.

– El electorado de ustedes podría andar por aquellos ex votantes del Frente Amplio que se sienten defraudados por el gobierno, ¿qué harán para atraerlos a Unidad Popular?
– Mire, he estado recorriendo medios todo el día, y hace un ratito me llegaba un mensaje de una persona claramente identificada con la izquierda, incluso apoyando a sectores del gobierno, y el mensaje decía «lo estoy escuchando, comprometo mi voto a Unidad Popular», este es un caso de lo que vivimos a diario. La mayoría de nuestros votantes sin duda vienen de los desencantados del gobierno del Frente Amplio. Hay otro sector minoritario de gente que está buscando una propuesta coherente, que se entusiasma o se siente identificada por nuestra defensa por el medio ambiente, de los recursos naturales y la lucha por la vivienda, en la defensa de la salud, y allí no son todos votantes que vengan del FA, también viene gente sin una identidad política o incluso votantes de otros partidos, desilusionados también de su partido originario. Esto nos está pasando en todo el país. La semana pasada estuve visitando la ciudad de Artigas, estuve en Rivera, en Tacuarembó, en cada uno de esos lugares las actividades que se hicieron fueron con la presencia de mucha gente nueva, en el sentido que no eran de Unidad Popular sino que se van acercando.

– ¿Cómo se los puede votar en estas elecciones internas?
– La forma de votarnos es a través de la Lista 326 que es la nacional de Asamblea Popular y que encabezo yo, y la 1326 que es la departamental que encabeza el compañero Héctor Mauricio Moreira, pero dentro de Unidad Popular hay 5 listas más, no todas tienen presencia nacional, pero está la Lista 960 del Partido Comunista Revolucionario (PCR), la 565 de Compromiso Socialista, está el Movimiento de Defensa de los Jubilados y está el Partido Humanista.

Perfil de Eduardo Rubio

Casado. Tiene 3 hijas y 3 nietos. Es del signo de Leo. De chiquito quería ser jugador de fútbol. Es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? En lo personal no siento tener cosas pendientes, más que alcanzar los objetivos que políticamente nos hemos propuesto.
¿Una comida? El asado.
¿Un libro? Cien años de soledad.
¿Una película? «Los compañeros», película italiana con Marcello Mastroianni.
¿Un hobby? La pesca.
¿Qué música escucha? Toda, preferentemente la folklórica.
¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad.
¿Qué no le gusta de la gente? La falsedad.

 

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Hoy estamos en un ciclo de vida como sociedad, que son mucho más efectivos los titulares en los medios y en los discursos que la discusión de fondo”

Entrevista con Eduardo Bottinelli

Factum inició sus actividades el 16 de abril de 1989 en el campo del análisis electoral, la encuesta de boca de urna y la proyección de escrutinio. Su creador es el politólogo Oscar Bottinelli. Hoy, su hijo Eduardo, continúa por la misma senda marcada por su padre, trabajando activamente en Factum, empresa que este año cumplió 30 años de actividad ininterrumpida. Eduardo Bottinelli, sociólogo y director de Factum, es además docente y asistente de investigación en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República. Estuvo recientemente en nuestra ciudad invitado por Oliva Publicidad en el marco de sus 50 años de vida, para dar una charla sobre el principal tema de actualidad que los uruguayos tenemos en agenda este año, es decir, el proceso electoral y las elecciones internas de los partidos políticos. Tras la charla que Antonio Oliva y Bottinelli dieron a quienes concurrieron al Hotel Los Cedros, EL PUEBLO dialogó con el representante de la consultora capitalina.

– Las encuestas, ¿nos ayudan a ver el futuro?
– No, más bien nos ayudan a ver el pasado. Es decir, lo que las encuestas muestran es como una foto -se están usando mucho la metáfora de una foto-, de lo que sucede en el momento que se relevó. Entonces, siempre es del pasado porque después que se releva se presenta y eso en eduardo bottinellirealidad lo que sirve es como insumo, para ver en función de otras cosas, si pueden prever algún comportamiento futuro, pero la encuesta en sí no puede prever lo que va a pasar.

– ¿Hay dirigentes políticos que estén contentos con las encuestas, más allá de los que están primero?
– Son muy pocos, los podemos contar con los dedos de una mano, porque claramente todo el que va segundo, o la mayoría, tiende a estar descontento porque sienten otras cosas en la calle o porque sus estructuras le dicen otra cosa. No es sencillo, y contentos es muy difícil que estén.

– Un colega suyo dijo que iba a ser muy difícil que las encuestas logren visualizar lo que va a pasar ahora en las internas, debido a que justamente hay mucha gente que no va a concurrir a votar aunque igualmente dice que irá, y ya se pone a las encuestadoras en el banquillo de los acusados pensando que están tratando de incidir en el electorado. ¿Qué hay de cierto en eso y qué hay de mito sobre el rol de las encuestadoras?
– A ver, visiones hay muchas sobre el rol de las encuestas y de las encuestadoras. Lo que nosotros venimos trabajando incluso desde la Cámara de Empresas de Investigación Social y de Mercado (CEISMU) es justamente tratar de mostrar por qué hablamos que es del pasado, por qué tienen limitaciones y efectivamente, lo que decías de quienes van a ir a votar, no solamente cuántos sino quiénes van a ir a votar, es un elemento central porque hace a cuál es el electorado real.
Nosotros hoy estamos trabajando sobre un electorado que es bastante difuso en que podamos realmente saber si va a ir a votar o no. Entonces, eso hace que las encuestas sirvan como un insumo de qué es lo que está sucediendo en la opinión pública con respecto a las candidaturas. Ahora, si después ese mismo resultado se refleja o no en las urnas, es muy poco probable que podamos saberlo.

– Las encuestadoras no solamente miden lo que es la intención de voto de los uruguayos, también miden las preocupaciones que se están viviendo en la sociedad. Los políticos, ¿consultan a las encuestadoras para saber cómo moldear su discurso y sus propuestas o lo hacen porque hablan con las personas?
– Yo creo que las encuestas son un insumo, pero son un insumo más. Hablan con la gente, sin duda, están recorriendo el país todo el tiempo y hay cosas que perciben de primera mano. Lo que en todo caso hace la encuesta, para lo que sirve es para dimensionar cuánto de lo que hablan realmente es así, pues si no se encuentra a tres o cuatro personas en un departamento específico que tiene una problemática específica, y quizás se termine sobredimensionando un problema que en realidad es algo puntual, local, y otros que son más generales no se aprecian en su dimensión.

– Algo que planteó en su exposición tiene que ver con lo que está faltando en el debate de la campaña electoral que no termina ahora con las internas, sino que continua en octubre y posiblemente también en noviembre, algo que seguramente también se termine trasladando en su justa dimensión a la contienda por los gobiernos departamentales, y que tiene que ver con responder a esa gran pregunta, ¿qué país queremos? ¿Por qué los políticos no están debatiendo proyectos de país?
– Primero, creo que el principal elemento explicativo es la campaña, es decir que centrar esta campaña en un proyecto de país es muy difícil, por lo menos poder aterrizarlo en ideas concretas que la agente pueda decodificar fácilmente. Hoy estamos en un ciclo de vida como sociedad, que son mucho más efectivos los titulares que la discusión de fondo. Esa cuestión de que la gente no lee los programas es real, nadie lee los programas completos, pero esos programas se pueden compactar en ideas-fuerza centrales, y esas ideas reflejar proyectos de país. Lo que yo digo no es que no existan los proyectos de país, existen, lo que pasa es que no se explicitan, y al no explicitarse los proyectos de país, no se explicita la discusión sobre los proyectos de país que se están enfrentando.

– Ahora, salvo un partido político que tiene un proyecto en común elaborado a través de la discusión y aprobación de un plan de gobierno, que es el Frente Amplio, los partidos tradicionales solo tienen los proyectos de sus candidatos, no proyectos de partido. ¿Eso debilita la presencia de blancos y colorados frente al electorado en comparación con el partido de gobierno?
– Bueno, en esta instancia no, porque en esta instancia, en la medida que se están hablando de candidaturas, en realidad lo que mueve, digamos, son justamente las propuestas de los candidatos y lo que logra diferenciarse son esas propuestas. De cara a octubre, ahí sí deberán unificar un poco el programa, de hecho es obligatorio, pero además discursivamente. Es decir, hay cuestiones que no están de acuerdo las distintas candidaturas, y deberán ver en qué puntos se ponen de acuerdo, económico, de seguridad, de empleo. O sea, en varios temas.

– ¿Cómo inciden los medios de comunicación en la agenda política? Pregunto porque también se destacó en su charla que el gran problema que tenemos los uruguayos es el tema de la seguridad, cuando de repente acá en el Litoral Oeste se está viendo como gran problema el desempleo.
– Sin duda tienen un impacto muy importante históricamente, ahora más multicanal, más multimedios, y en ese sentido, juegan un rol central en marcar la agenda, retroalimentado por el propio sistema político. Es decir, cuando un político pone en agenda el tema de la seguridad, en realidad los medios lo pueden tomar y en realidad está siendo retroalimentada las dos cosas. Ahora, que un tema sea el más importante del país o que la gente considera como el principal problema en el país, no significa necesariamente que sea la principal preocupación de las personas en su vida cotidiana. Y ahí hay una diferencia importante.

La gente, por ejemplo, visualiza como principal problema del país la seguridad pública pero no necesariamente sea algo que le afecte en la vida cotidiana, como sí pasa en cambio con el empleo o sí pasa con los salarios o sí pasa con la economía.

– Factum tiene una trayectoria de 30 años de vida en el país, ¿cómo ha logrado sostenerse durante tanto tiempo?
– Y es un desafío. Nosotros tenemos un área de mercado, que es la central, la que la empresa mueve más en términos de facturación, en términos de trabajo, y cada cinco años tenemos las pruebas que más allá de la cercanía o no con el resultado final, en realidad muestran años de trayectoria de defender una forma de hacer las cosas, de defender nuestra profesionalidad, la transparencia y credibilidad. Eso es algo que estamos tratando de mantener y manteniendo por ahora con bastante éxito, por lo menos en términos de permanencia.

Perfil de Eduardo Bottinelli

Casado. Tiene tres hijos. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser corredor de Fórmula Uno. Es hincha de Nacional.

¿Alguna asignatura pendiente? Viajar más.

¿Una comida? La lasaña.

¿Un libro? Para entender el hoy, un libro que estoy leyendo, “El filtro burbuja. Cómo la red decide lo que leemos y lo que pensamos”, de Eli Pariser.

¿Una película? “Match Point” de Woody Allen.

¿Un hobby? Jugar al fútbol.

¿Qué música escucha? Muchísima variedad, aunque últimamente mucho rock nacional uruguayo.

¿Qué le gusta de la gente, además que no mienta en las encuestas? (Risas) Si, pero también lo más importante es la sinceridad, la solidaridad.

¿Qué no le gusta de la gente? La falta de solidaridad.

Entrevista de Leonardo Silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Estamos construyendo esperanza, discutiendo propuestas, reflexionando, y la gente me devuelve afecto”

Entrevista a Carolina Cosse

“El gobierno tiene que gobernar y el Frente Amplio tiene que hacer política”

La ingeniera Carolina Cosse, con experiencia en cargos ejecutivos al haber estado al frente de la presidencia de ANTEL en el gobierno de José Mujica y hasta hace poco como ministra de la cartera de Industria, Energía y Minería, hoy es la única mujer que se postula para alcanzar la presidencia de la República. A un mes de la elección interna que puede ponerla en la fórmula presidencial del Frente Amplio, estuvo en Salto y dialogó con EL PUEBLO.

– Es la única mujer que se postula a la presidencia del país, ¿siente el peso de eCosse en Salto (4) sa mochila?
– No lo siento como una mochila, lo siento como una gran responsabilidad y también al mismo tiempo como una fuente de energía muy importante. La gente comparte conmigo una gran cantidad de cosas, creo que estamos construyendo esperanza, estamos discutiendo propuestas, reflexionando, y la gente me devuelve afecto. Hay que seguir transformando a Uruguay, lo que me propongo es transformar Uruguay.

– Usted es una frenteamplista independiente que tiene el respaldo de varios sectores del FA. En caso de llegar a la presidencia de la República, ¿cómo piensa ejercer el poder?
– Primero, como tú dices, hay una cantidad de grupos que me respaldan, hay una enorme cantidad de independientes también que me respaldan, y hemos generado, incluso en acuerdo con los sectores políticos que me respaldan, una lista independiente, la 42020 a nivel nacional, para que quien quiera votar mi candidatura y no quiera votar a un sector, lo pueda hacer. Esto es una interna para la candidatura a la presidencia por el FA, gane el que gane, todo el FA se va a encolumnar detrás de la persona que gane estas internas. El próximo gobierno tiene que ser del FA para todos los uruguayos, por supuesto, no para los frenteamplistas. Tengo antecedentes que me respaldan, soy una persona que cuida la unidad, soy cuidadosa con mis declaraciones, no me ando peleando con mis compañeros nunca, eso sí, discuto, converso, reflexiono, formo equipo.

– Le preguntaba por el ejercicio del poder, ¿cómo se ejerce el poder desde una fuerza política que es muy discutidora y que a veces tranca lo que propone el Ejecutivo? Un claro ejemplo de esto fue cómo el FA trancó el TLC con Chile.
– Mirá, creo que la renovación del FA está en su esencia. El propio FA al nacer fue algo muy innovador, y ha sido siempre un proceso de renovación, y en esta nueva época del mundo y de Uruguay, la renovación es mucho más que cuatro personas que son precandidatos. Por lo tanto, hay que renovar también la forma de trabajar, y espero realmente a un FA activo, promoviendo la participación de la gente, porque a veces, discusiones como las que tú plantCosse en Salto (1)eas, se resuelven mal porque queda limitada a pocas personas. Cuanta más gente participe profundamente en la discusión, trascendiendo la anécdota, más fácil será resolver los temas. Entonces, espero como gobernante que el FA sea activo, con comités que salgan para afuera, que promueva la discusión de los temas y no que los temas lo discutamos dos o tres. El gobierno tiene que gobernar, llevando adelante el programa, y el FA tiene que hacer política.

– ¿Plantea entonces ampliar el Plenario Nacional del FA que fue el que trancó el TLC?
– No, lo que estoy hablando es de que la gente maneje los temas y haga la presión social que tiene que hacer sobre los temas con conocimiento y con fundamento. Estoy hablando que el FA construya política y no que las cosas se resuelvan en un ámbito cerrado. Eso es lo que quiero, a gente participando. El FA está donde están los frenteamplistas, es mucho más que los sectores, mucho más que los legisladores, mucho más que los líderes. Realmente somos todos el FA.

– Al inicio de este segundo gobierno de Tabaré Vázquez se declaró la esencialidad de la Enseñanza cuando sus sindicatos estaban implementando medidas de lucha, teniendo Vázquez que desandar luego ese camino. Siendo presidente, ¿piensa ejercer el poder en toda su magnitud o será tolerante con algunos sectores de nuestra sociedad?
– Primero, me baso en la experiencia que he tenido. Fui presidenta de ANTEL cinco años y no hubo ningún conflicto, y eso, ¿por qué fue? Porque había un diálogo constante, porque había un compartir cuál era el rumbo estratégico de la empresa. Como ministra, no sé cuántas veces generé mesas de diálogo entre distintos sindicatos o porque me lo pedían los trabajadores que generara una mesa de diálogo por algún tema complejo o porque me lo pedían empresarios en la propia ANCAP, en la propia UTE. Me he pasado generando y promoviendo espacios de diálogo con fundamento. O sea, cuando uno establece una mesa de diálogo, si vos decís una cosa y yo digo otra y nos quedamos ahí, no sirve para nada. Si fundamentamos lo que decimos, empezamos a encontrar puntos de contacto. En una negociación siempre se encuentra algún camino. Así que esa va a ser lo que siempre ha sido mi manera de trabajar.

– ¿Una forma distinta a la planteada en este caso por Tabaré Vázquez y la ministra María Julia Muñóz?
– Cada cual tiene su impronta, y son situaciones que en ese momento no viví directamente porque no era la ministra de Educación. Siempre hay que tratar de evitar llegar al conflicto. Cuando es inevitable, hay que informar a la población qué es lo que está pasando, eso también lo he hecho, porque también me tocó pedir medidas de declaración de esencialidad en algunos temas energéticos porque entendía que se afectaba a la población. Voy a ir como siempre por el diálogo.

– Desde que el FA asumió el gobierno hace 14 años, se comenzó a trabajar en el cambio de la matriz energética, ¿cuándo se verán esos cambios en el bolsillo de la gente?
– Desde 2015 empezamos un proceso de vincular los beneficios energéticos a la producción de las empresas para las cuales la energía representaba un costo. Fuimos avanzando en los años siguientes, y a diciembre de 2018, este gobierno generó un descuento del 20% para 115 mil comercios. Creo que con una buena planificación, se puede manejar una devolución de excedentes, una o dos veces al año, con una aproximación a devolver parte de esos beneficios a toda la población. Eso lo plantee como ministra y creo que es un proceso que se puede llevar adelante.

– ¿Cuál es su principal preocupación, esa que le quita el sueño?
– No hay una principal o única preocupación porque nuestra propuesta es transformar Uruguay, y eso va a requerir trabajar mucho en muchas áreas y haciendo cosas nuevas. No solo hacerlas mejor, no solo empujar o impulsar cosas que anden bien sino plantear cosas nuevas y aproximaciones nuevas a los temas para resolver desafíos y aprovechar oportunidades.

– El 18 de Julio del año pasado usted hizo un discurso en el Parlamento que fue bastante removedor al hablar de los cambios que se vienen en las nuevas relaciones laborales con la tecnología. A raíz de ese discurso consulté a un miembro del CODICEN si nuestro sistema educativo estaba preparado para enfrentar ese desafío de capacitar a la nueva mano obrera tecnificada del país y me dijo que no. ¿Hay que trabajar mucho en educación para poder llegar a tiempo con esas metas que usted planteó en su discurso?
– No sé quién se lo dijo pero no estoy de acuerdo…

– El doctor Robert Silva.
– Le falta información al señor porque le voy a contar algunas cosas que están pasando en Uruguay…

– Le estoy hablando de un integrante del CODICEN.
– Bueno, pero no estoy de acuerdo. Pero le voy a dar fundamentos. En la Universidad de la República hay un grupo importante de docentes que están trabajando hace tiempo en inteligencia artificial. Hay cursos de inteligencia artificial que el año pasado se levantó el cupo que tenían y se duplicó la matrícula. Hay empresas de software uruguayas que están vendiendo productos de inteligencia artificial al mundo. O sea, Uruguay está en la parte más alta de la educación y en la producción en inteligencia artificial. En la escuela están pasando cosas alrededor de las Ceibalitas en nuevas técnicas de enseñanza que llevan adelante los docentes. Por ejemplo, en aprendizaje profundo, que está basado en la solución de problemas y en la colaboración y no en la clase magistral que está muñendo a los niños y niñas con elementos para poder adaptarse en un mundo que va a cambiar.

Están pasando fenómenos en UTU, en la UTEC. O sea, hay una cantidad de cosas que están pasando que lo veo, por ejemplo, cuando el 30 de mayo se haga la primera competencia mundial Open de robótica en el mundo, que se va a hacer en Uruguay, en el ANTEL Arena. Como ves, hay cosas que se están realizando y que son poco conocidas y que están preparando a los niños y a la juventud para ese mundo. Hay que hacer mucho más, pero no estamos partiendo de cero.

– De todas formas, hay cifras que preocupan. Por ejemplo, solo el 24% de los jóvenes de 18 años logran terminar el liceo, cifra que alcanza al 43% en jóvenes de 24 años de edad, la mitad de los que terminan el liceo en Chile, que pasa del 80%. Eso debería preocupar al gobierno.
– Sí, estoy de acuerdo con eso. Me preocupa el abandono, y el problema está fundamentalmente en Secundaria, porque UTU se ha desarrollado en una formación de calidad. Tenemos propuestas para tratar el tema del abandono…

– No dejaría de lado en el análisis a la escuela, porque el porcentaje de repetición en 1º año de liceo es del 36%, lo que muestra que ya se trae una mala base de la escuela…
– Sí, tiene razón en que es un tema que tiene conexión con la escuela. Hay algunas experiencias muy buenas que se están haciendo en Uruguay de coordinación, incluso de quienes abandonan, tomarlos y proponerles una forma de educación absolutamente distinta, y eso está funcionando. Esas formas que son poco conocidas y que se están dando, hay que generalizarlas. Nosotros tenemos un esquema educativo que corresponde a un pacto intergeneracional de nuestros abuelos, que centra la atención en el acceso universal, y como tú decís, tenemos que renovar ese pacto intergeneracional y preocuparnos por el egreso también. Van a haber muchas cosas que habrá que cambiar.

Los docentes necesitan formación universitaria, no me cabe duda, y tampoco me cabe duda que aunque no salga la Universidad de la Educación, tenemos los medios para ayudarlos con formación universitaria porque ya hay universitarios ayudando a docentes, y eso es fabuloso, también está pasando ahora pero tampoco se sabe.
Además, todos decimos que la educación es mucho más de lo que pasa en el aula, bueno, hay que poner eso en práctica. Por ejemplo, alrededor de los centros educativos secundarios, en los barrios, suceden experiencias educativas, como la formación en deporte, en música, tenemos que empezar a hacer acuerdos para generar una red de contención educativa en cada centro educativo.

Perfil de Carolina Cosse

Divorciada, tiene dos hijos. Es del signo de Capricornio. De chiquita quería ser arquitecta. Hincha de la Celeste, “no sé nada de fútbol”.

¿Una asignatura pendiente? Seguir aprendiendo. ¿Una comida? El asado.
¿Un libro? “La plenitud de la vida”, de Simone de Beauvoir.
¿Una película? 2001, odisea del espacio.
¿Un hobby? Nadar y leer.
¿Qué música escucha? Popular, candombe, salsa, rock, clásica.
¿Qué le gusta de la gente? El corazón.
¿Qué no le gusta de la gente? La intolerancia.

 

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Entrevista a Pablo Mieres

Desempleo: “En el interior del país la última medición del INE dice que superamos el 10%. En Salto es bastante más alto”.

– “No basta con votar leyes, también hay que hacerlas cumplir”

——————
Pablo Mieres es senador de la República y nuevamente candidato a la presidencia de la República por el Partido Independiente (PI). Estuvo en Salto, y el siguiente es un extracto de la charla mantenida con EL PUEBLO.

– ¿En qué tiempo está Uruguay?
– Está en un tiempo de final de época.
Hay un ciclo que se termina, ese ciclo empezó en el 2004, y hay que mirarlo en perspectiva histórica. En 2004 se produce un hecho histórico desde el punto de vista político, por primera vez desde el nacimiento del país, los partidos tradicionales pierden el gobierno nacional e ingresa un nuevo partido que venía creciendo de manera permanente.
Hay un cambio de época y empiezan estos 15 años que han significado el gobierno del Frente Amplio (FA) con mayoría parlamentaria propia y gobernando solo.
Eso se termina ahora. Pablo Mieres y Hoover Rosa
Gane quien gane, gane el FA o el que sea, se terminó el gobierno de un solo partido porque no habrá mayoría.
Entonces, entramos en un tiempo nuevo, pero además estamos cambiando porque hay un agotamiento del proyecto frenteamplista. El FA estuvo 15 años y ya este último período mostró que no tiene por si solo capacidad de transformar lo que el país necesita transformar. Si mira la agenda política de 2014 y compara con la del 2019, los mismos temas que estaban pendientes de solución en 2014 hoy están pendientes pero más agravados porque no fueron resueltos, y a eso se agregan nuevos problemas.

Como el problema de competitividad, que ya estaba incubándose en el 2014 pero que estaba sostenido por un crecimiento de la economía mucho mayor, ahora está desnudo y crudo.
El problema del empleo, que en 2014 estaba bastante más controlado, hoy en 2019 es un problema crucial.
Entonces, todo eso prueba que este gobierno no sólo no resolvió los problemas que el país tenía pendientes en 2014 sino que además se agravaron y se agregaron otros. Todo señales de agotamiento, de final de época, y por lo tanto estamos frente a un cambio.
¿Cómo va a ser ese cambio? La clave es el 27 de octubre, ahí va a quedar dibujada la correlación de fuerzas de los distintos partidos, y por lo tanto, qué tipo de gobierno habrá en el 2020.

– Y en ese caso, ¿cuál será el papel que jugará el PI?
– Crucial, definitorio. Creo que el PI va a volver a crecer, que en esta oportunidad tendrá una llave clave para las mayorías, y vamos a actuar en función de nuestras ideas, de nuestras propuestas. Tenemos un programa que estamos por presentar en un par de semanas, lo aprobamos en una convención de 400 compañeros que discutimos el programa de gobierno del partido y ese va a ser nuestro norte. ¿Qué cosas hay que hacer para que el país genere un cambio que permita el bienestar de los ciudadanos? Nosotros representamos a la gente y creemos que tenemos las mejores propuestas, eso es lo que vamos a poner arriba de la mesa el día de la verdad, que va a ser al día siguiente del 27 de octubre. Ahí conversaremos y tomaremos las decisiones como partido, colectivamente, en función de poner por delante el bien del país.

– Se prejuzga que ya tendrían decidido a quien van a votar en el balotaje.
– Si, esos son rumores. Tenemos por delante una campaña donde el partido lo que tiene que hacer es mostrar que es la mejor opción. Somos una opción de cambio, en ese sentido, separados del FA, porque el FA es el continuismo, y somos una opción de cambio hacia adelante diferente a la de blancos y colorados.

– Ahí ya está definiendo que no van a votar al FA en un balotaje.
– No, estamos diciendo que hay dos diferencias. Una diferencia con el FA entre continuismo y cambio, y otra diferencia con blancos y colorados sobre qué cambios queremos. Y eso lo vamos a poner arriba de la mesa, porque los viejos partidos tradicionales siguen manteniendo los viejos vicios, y ese es un problema muy serio, porque lo estamos viendo en cosas como la intendencia Soriano, de Artigas, el acomodo, la falta de reflejos. También tenemos diferencias cuando un candidato se vuelve un demagogo y tira arriba de la mesa propuestas facilongas que no se sabe cómo se van a hacer, es del Partido Nacional ese candidato, que está creciendo. Y cuando Larrañaga plantea que la solución a la seguridad es por la vía de un plebiscito, eso no es cierto, lo cual no quiere decir que combatamos el plebiscito, pero la verdad es que esa no es la solución al problema de la seguridad.

Entonces, tenemos diferencias con blancos y colorados que las vamos a exhibir, porque el debate también es qué cambio queremos, y ese cambio que queremos es el que vamos a defender en estos meses que quedan.

– ¿Cuáles serían las líneas centrales que le van a proponer al pueblo uruguayo?
– El problema principal tiene que ver con la desocupación, con la falta de trabajo, eso es algo dramático para cualquier persona que pierde el trabajo o que no consigue trabajo.
Eso es una situación dramática, de angustia, de pérdida de autoestima, que tiene impacto en su familia.

Hoy es el tema principal, y en Salto sabemos bien que es particularmente grave.
En el interior del país la última medición del INE ya dice que volvimos a los dos dígitos, superamos el 10%.
En Salto yo creo que es bastante más alto.
Entonces, acá hay un tema central que es cómo recuperamos el empleo. No se arregla vociferando cien mil puestos de trabajo, se arregla corrigiendo los desequilibrios de la economía que han generado que esta economía sea cada vez más lenta al punto que está al borde de la recesión. O sea, sin crecimiento no hay demanda laboral. Sin crecimiento, el pequeño y micro empresario tiende a reducirse o a cerrar, y eso agrava el problema del empleo. Entonces, ¿cómo recuperamos el empleo? Generando una dinámica de crecimiento en la economía, reduciendo el desequilibrio de la economía que supone el déficit fiscal del gobierno. Ahí hay que poner las baterías, en el déficit fiscal, porque es el que genera esa hambre del Estado de aumentar impuestos y tarifas que es lo que termina impactando sobre el aparato productivo…

– Que lleva al desempleo y también que los comerciantes se pasen al informalismo.
– Exactamente, se entra en un círculo vicioso. Pero parece que el ministro de Economía, que es tan cerrado en su realidad, no lo ve, porque cuando cuestiona los planteos que dicen que hay que reducir el gasto, sabe que eso está en la tapa del libro. Y Astori no se animó porque no tiene poder dentro del FA, él sabe que hay que reducir el gasto, y no lo ha hecho porque el que manda es Mujica desde que le ganó en 2009 la interna. Desde ahí en adelante el FA fue derivando cada vez más hacia el populismo, y el gobierno de Mujica, fue un gobierno despilfarrador, fundió ANCAP, regaló plata en el FONDES, negoció con Venezuela, PLUNA, todo lo que vivimos en ese año, que no se vio en su magnitud real porque el país crecía, y todo quedaba disimulado. Ahora dejó de crecer y Astori no tiene poder para hacer los cambios y ahora en campaña sale a cuestionar los planteos de cambio.

Pero hay que hacer cambios, él sabe reducir el gasto, no es tonto. Es más, él lo propuso como promesa, dijo que iba a reducir el gasto al dos y medio, y lo llevó al cuatro y medio, en eso fracasó. Dijo que no iba a aumentar impuestos, y aumentó impuestos. No tiene autoridad hoy para dar consejos sobre lo que hay que hacer o no con la economía, pero no porque no sepa, es un tipo serio, no lo hace porque no lo dejan, porque no tiene poder y el poder está en el grupo populista, demagógico, anacrónico, que es el mismo que va a tener Daniel Martínez, que podrá tener planteos sensatos, pero su principal dirigente del Partido Socialista (PS), Daniel Olesker, que acaba de ganar la interna del PS, dice que hay que poner más impuestos. O sea, que va a afectar más todavía la competitividad y la productividad, y por lo tanto, la generación de empleos. Esto pasa por una reducción fuerte del gasto público no afectando las políticas sociales, ni la educación ni la seguridad sino mil gastos, despilfarro, falta de ajuste de las tuercas en todo el aparato del Estado. Para eso nosotros tenemos al mejor, que es Conrado Ramos, que es el tipo que más sabe de este tema.

– ¿Cómo se encuentra el PI en Salto?
– Está muy bien, tuvimos un acto muy bueno anoche, mucha gente a pesar de las inclemencias del tiempo, con entusiasmo, con alegría, con un candidato joven, que va para adelante, optimista que siempre tiene una mirada positiva de la realidad, siempre ve el vaso medio lleno, siempre ve en una crisis una oportunidad, eso es muy valioso en la vida y también particularmente en la política. La apuesta que el partido tiene es a crecer y a tener una representación parlamentaria en Salto. Es posible. Es uno de los lugares donde el PI, con un crecimiento razonable, puede pelear una banca. Sería un gran aporte para el PI y para Salto que Hoover Rosa fuera diputado por el departamento de Salto. Sería una voz de defensa de los intereses de los salteños y también sería una voz joven, en una época donde es necesario renovarse.

– El Parlamento votó una ley que obliga al Estado a distribuir la publicidad oficial dejando un 30% en el interior del país, algo que no se está cumpliendo. ¿Qué se puede hacer para que se efectivice esa norma?
– El tema del cumplimiento de las normas es grave en el Uruguay de hoy. En un sistema donde habrá coaliciones, ese control va a aumentar porque los distintos actores van a jugar su papel. Esas cosas deben de una vez por todas tener un control mayor, por eso me parece que los organismos de contralor, como el Tribunal de Cuentas, la Junta Anticorrupción, tienen que tener más poder, porque no basta con votar leyes, sino que hay que hacerlas cumplir.
– ¿Qué pregunta le dejaría a nuestro próximo entrevistado?
– La pregunta que a uno le impacta fuertemente es cómo hacemos para reconstruir esa sociedad integrada que Uruguay fue hace no tanto tiempo.
Eso implica, ¿cómo reconstruimos un sistema de normas, de valores y de principios de conducta que sean comunes, por lo menos a una buena parte de los uruguayos? ¿Dónde está la clave para recuperar eso que se ha perdido y que es tan valioso para un país?

Perfil de Pablo Mieres

Casado. Tiene 3 hijos. Es del signo de Leo. De chiquito quería ser futbolista, “pero era medio patadura” (risas). Es hincha de Nacional.

¿Una asignatura pendiente?
Estoy contento con lo hecho, pero siempre hay cosas para lograr, como que el país tenga un futuro mejor.
¿Una comida?
Me gusta la parrilla.

¿Un libro?
“Sapiens: de animales a dioses”, de Yuval Harari.

¿Una película? Forrest Gump.

¿Un hobby? Mirar fútbol.

¿Qué música escucha?
Tengo una preferencia que está vinculada a lo familiar, porque mi hijo es músico y tiene un grupo de rock que se llama “La Marmita”. Después me encantan Elton John, Jaime Roos, Abba, Roxette.

¿Qué le gusta de la gente?
Cuando hace planteos, el diálogo directo.

¿Qué no le gusta de la gente?
Lo que el otro día Mujica le aconsejaba a la gente, que currara, que aprovechara lo que le dan los políticos y que después hicieran lo que quisieran. Eso me parece un horror desde el punto de vista moral.

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Estamos trabajando por una renovación partidaria y la defensa de los valores del interior”

Entrevista a Enrique Antía

Enrique Antía es intendente de Maldonado e integra el llamado “grupo de los intendentes” del Partido Nacional, quienes han conformado el sublema “Mejor País”, postulándolo como uno de los precandidatos presidenciales blancos. En Salto es respaldado por el veterano dirigente César Panizza con su histórica Lista 3.

– ¿Por qué decidió salir de su zona de confort, como es la intendencia de Maldonado, para recorrer el país y tratar de conquistar votos para su causa?
– Primero, soy militante histórico del partido y nunca pensé en ser candidato a nada, siempre fui militante de abajo, y me tocó la responsabilidad de encarar ya ahora varios espacios en el partido, y vimos en este grupo nuestro que era momento de jugar fuerte e involucrarse para cambiar, y que los dos principales referentes que tenía el partido dejaban espacio para que hubiera otra corriente importante. Había un 65% afín al partido o que podían votar al Partido Nacional que encontraban como buena o muy buena una tercera opción. Cuando lo estudiamos, muy buena un 38%, quiere decir que ya estaba el espacio para generar otra cosa, porque el tipo de enrique antiaconducción que había no era el que nosotros pretendíamos. De hecho, varios intendentes pensamos lo mismo, y llegó un momento que teníamos que decidir si encarar o no encarar, y cuando juntos como equipo resolvimos que había que encarar para ayudar a ganar el gobierno, porque tenemos que cambiar el país, bueno, todos sabíamos que alguno iba a tener que encarar, ninguno hizo nada por ser candidato, créame, y vi que como venía la mano me iban a ensartar a mí…

– ¿Perdió el sorteo?
– (Risas) Perdí el sorteo, porque Maldonado es más conocido en todo el país, hay más acceso a medios de prensa, la gestión que hacemos en Maldonado ha trascendido más, y los compañeros vieron en nosotros la persona que sabe trabajar en equipo y que los puede representar. Y para mí fue una enorme responsabilidad y honor que otros compañeros de alta experiencia y de éxito en la gestión de gobiernos departamentales o en municipios, se apoyaran en nosotros. Entonces, no pudimos eludir la responsabilidad y bueno, salimos de la zona de confort. Pregúntele a mi señora que está furiosa por qué tenemos que andar por todo el país y robándole horas a la familia.

Pero lo hacemos con gusto, sabiendo que podemos aportar a nuestro partido experiencias de gobierno, porque al estar haciendo gestión, al estar gobernando, mucha experiencia de gobierno podemos aportar, sobre todo, cuando una de las críticas que vimos que le iban a hacer al Partido Nacional era que no estaban gobernando y que no estábamos preparados para gobernar, que es lo que muchos dirigentes de otros partidos dejaban deslizar. Y nosotros creemos que desde nuestro humilde espacio de gestiones departamentales y locales, tenemos mucha experiencia para extrapolar al gobierno nacional.

– En ese caso, la única persona que no tiene experiencia de gobierno es Lacalle Pou, Larrañaga tiene diez años de experiencia como intendente de Paysandú. Por tanto, ¿usted hace referencia concretamente al precandidato Lacalle?
– No, yo me refiero a la experiencia de gobierno porque las cosas en los últimos veinte años han cambiado, y una cosa es tener experiencias anteriores y otra cosa es la actual, saber qué está pasando ahora en un gobierno donde estuvo gobernando también el Frente Amplio, ahí tenemos también alguna diferencia con Larrañaga en materia de gestión. Yo personalmente voté un par de veces con Larrañaga, en otra oportunidad voté con el doctor Lacalle, pero no pertenezco al grupo del cerno de Larrañaga, nosotros éramos de Correntada Wilsonista, que era un grupo independiente del partido y que siempre supo mantener su independencia. Con Larrañaga la principal diferencia que tenemos es que nosotros sabemos trabajar en equipo, y que confiamos que el trabajo de equipo es la manera en serio de gobernar.

– Mi primera pregunta refería a su causa, ¿cuál es esa causa por la que trabaja?
– Estamos trabajando por una renovación partidaria y la defensa de los valores del interior del país, históricamente postergado, dejado de lado y no tenido en cuenta para la toma de decisiones como en el presupuesto, en las obras, en la inversión pública, que se precisa, y como dicen, en este país el que no llora no mama…

– Y “el que no afana es un gil”, sigue la letra del tango.
– Bueno, usted lo dijo (risas). Tenemos la oportunidad de marcar un espacio de defensa del interior dentro del partido y también en el gobierno nacional. Y hay ejemplos suficientes de buenas gestiones que podemos aportar con experiencia a nuestro partido.

– ¿Cuáles son esas causas que no son atendidas en la capital y que ustedes plantean que hay que cambiar?
– A la hora de definir un presupuesto nacional, primero que nada hay un desconocimiento de lo que pasa realmente. Le voy a poner un ejemplo. ¿Cuántos años hace que el interior del país, tanto Salto como Maldonado, tienen las condiciones para tener un Centro de Emergencia Cardiológica? ¿Cuánta gente del interior se muere por no acceder a tratamiento rápido de una tecnología que se conoce en el mundo y que perfectamente se puede aplicar en Uruguay? Y no le dan la autorización ni a Salto ni a Maldonado…

– Mire que Salto ya tiene el IMAE Cardiológico.
– Ahora, ¿cuántos años demoró en llegar el IMAE?

– Casi veinte años desde que se pidió.
– Ahí tiene. Maldonado, Rocha, Lavalleja tienen las mismas condiciones en población, aparte de la cantidad de turismo internacional que viene, y sin embargo Montevideo tiene seis o siete IMAE, para poner un ejemplo. Importante es la salud, pero si hablamos a la hora de la inversión pública, ¿le parece que el país esté pobre, con las dificultades que tiene, puede darse el lujo que un organismo público como ANTEL gaste cien millones de dólares en un gimnasio o en un local de eventos cuando hay tantas necesidades de escuelas, de Centros CAIF, de escuelas de tiempo completo para cambiar el sistema educativo? ¿Qué hacemos con esas decisiones que se toman en Montevideo?

Le voy a pasar otro dato. ¿Sabe cuánto pagan los chacreros de Salto, los productores de Tacuarembó o los tamberos de Florida o los transportistas de Salto, Tacuarembó y Florida, en el litro de gasolil para financiar el boleto de Montevideo como subsidio? $4 por litro. Cada litro de gasoil que pone un chacrero de estos departamentos o del país, en su producción paga $4 de más para bancar la ineficiencia del boleto de Montevideo. ¿Y eso por qué es? Porque el gobierno mira a Montevideo porque ahí están los votos, o como también la llaman a la zona metropolitana junto a Canelones. ¿Eso es justo? ¿No sería más justo reordenar el boleto y los circuitos del transporte en el área metropolitana para así no tener que subsidiarlo?

Mire, cuando llegué a la intendencia de Maldonado, estaba el mismo manejo político del transporte que hace Montevideo y Canelones. O sea, había dos millones y medio de dólares por año de subsidio al boleto a las empresas. Cada vez que hubo un aumento de boleto, fui achicando el subsidio, para no hacerlo de golpe y no armar lío. Y logramos en tres años eliminar ese subsidio, y no hubo un cristiano ni una empresa que se quejara. Es decir que esa plata estaba de más, porque si no las empresas hubieran quebrado. Fuimos ordenando las líneas volviéndolas más eficientes, controlando el boleto gratuito que había para los amigos, y logramos eliminar el subsidio, sin que hubiese trauma. Entonces, es un problema de gestión que lo paga el país. Por eso creemos que el interior tiene que estar presente.

– Estamos a un mes y medio de las internas, ¿cuáles son sus expectativas?
– Nosotros, como grupo nuevo, vamos a votar muy bien y vamos a marcar un espacio importante en el partido. No sé si ganamos la interna, pero que vamos a ayudar al partido a ganar y a generar un espacio importante, sí. Todos saben en el partido que somos gente de unidad y responsabilidad, y que vamos a apoyar al que gane, sin duda. Si otro gana, ahí estaremos nosotros apoyándolo con nuestra gente, con nuestras ideas y propuestas. Y si gana el partido, el plan de seguridad que en Maldonado estamos desarrollando seguramente formará parte del plan de seguridad del partido, porque no hay otro plan que se haya presentado tan completo como el que nosotros hemos presentado.
Para poner un ejemplo de cuál es nuestro aporte. Son nuestros hombres y nuestras ideas, y el compromiso de controlar después que con el interior se haga justicia, para eso vinimos a la interna. No venimos para ocupar cargos sino que vinimos a la interna para ocupar espacios y para ayudar a ganar el gobierno. Salimos de esa posición de comodidad, como usted dijo, por el país, y estamos dispuestos a hacerlo porque tengo un compromiso grande con mi barrio, con mi gente, con los uruguayos, tengo hijos, tengo nietos, quiero un país diferente.

– Y en ese camino que inició ya hace unos meses, recala hoy en Salto, ¿quién lo representa en nuestro departamento?
– Tengo el honor de hacer política del brazo de un vecino popular, que la comunidad lo ha valorado y lo quiere, que es un poco el estilo que queremos para los gobiernos, es la gente comprometida con la base de la sociedad. No lo conocía a (César) Panizza. Cuando vine a Salto ya como precandidato, en una reunión en la departamental, estaba sentado al lado mío. Le pregunté a cada uno de los que estaban qué hacían, a qué pertenecían y cuando le tocó a él, fue el último que habló, me dice, yo estoy acá porque estuve en Maldonado por temas familiares y me gustó mucho verlo en la campaña, vi lo que usted estaba haciendo y quería decirlo.

Pregunté quién era y cuando vi que había tenido una trayectoria como docente vinculado al deporte y al servicio, ahí le llevé la carga para también sacarlo de esa posición de comodidad e invitarlo a esta patriada para cambiar.
Y tengo el honor de que me lo hizo fácil, porque enseguida prendió, y si bien estoy seguro que debe haber dudado porque estaba en otra etapa de la vida y cómodo, decidió jugarse, y me parece que eso es algo bueno que merece destacarse en este momento porque para mí, llegar del brazo de alguien que fue integrante del último gobierno exitoso de Salto, como secretario general, me parece muy importante, después de tantos gobiernos fracasados.

Perfil de Enrique Antía

Casado hace 43 años, tiene 5 hijos y 6 nietos y tres cuartos, “el próximo mes viene Amalia”. Es del signo de Sagitario. De chiquito quería ser futbolista. Es hincha de Nacional y de Deportivo Maldonado.

¿Una asignatura pendiente? Me hubiera gustado tocar guitarra.

¿Una comida? El guiso de arroz o de porotos.

¿Un libro? “Viven”, es un libro que me marcó porque en esa caída del avión en la cordillera murieron varios amigos.

¿Una película? La vida es bella.

¿Un hobby? Caminar por la costa y mirar a lo lejos.

¿Qué música escucha? Me gusta todo, en especial el folklore y la música clásica.

¿Qué le gusta de la gente? La comunicación.

¿Qué no le gusta de la gente? La envidia.

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“La adrenalina de la cirugía es saber que en media hora o en cuarenta minutos podés salvar una vida o no”

Entrevista a Juan Piegas Areta

Juan Piegas Areta (36), es un joven médico salteño radicado en Montevideo y que viene recorriendo el mundo con algunas técnicas creadas por él en su especialidad, la que lo ha traído nuevamente a su terruño, al menos una vez al mes para trabajar en una clínica privada. Es convocado por congresos técnicos en distintos países y también por programas de televisión para hablar de sus conocimientos en cirugía cardiovascular y flebología. Dialogó con EL PUEBLO para compartir su experiencia.

– ¿De dónde surge su vocación por la medicina?
– De mi vocación por las ciencias biológicas, test vocacional mediante, que podía haber derivado a veterinaria o para la medicina. A quien le debo mucho y que me impulsó por mi carrera fue a Susana Decoud, que es la madre de un amigo. Después Juan Cruz Lorenzelli hizo hasta 4º de medicina y luego hizo veterinaria. Pasa que c482376_10151431974744902_1697728731_nuando terminamos el bachillerato de Biológica estábamos en duda de qué hacer, y Susana fue la que nos llevó hasta el hospital a ver alguna cirugía y acercarnos un poco a la medicina, sobre todo a lo quirúrgico, y ahí me enamoré definitivamente de la medicina…

– ¿Qué fue lo que le atrajo particularmente?
– La incidencia que podemos tener en la vida de las personas tan rápidamente. Me apasiona más la cirugía. La medicina es fundamental porque hace cambios en la vida de la gente mientras que la cirugía tiene otra adrenalina por saber que en media hora o en cuarenta minutos salvás una vida o se te muere el paciente, como cuando abrís una aorta rota, por ejemplo, que es una de las situaciones más complejas que podemos ver en cirugía vascular. Además, tenés que ser muy humano, sobre todo el cirugía vascular porque tratás con pacientes crónicos en diálisis, que son pacientes muy complejos, muy demandantes, que necesitan mucha contención humana porque se trata de gente que la vida realmente los ha castigado. Imagínate que conectarse a una máquina tres veces por semana durante cuatro horas es una cosa espantosa. Entonces, necesitan un buen acceso para diálisis y demás, y eso es parte de la cirugía vascular.

– La ciencia tiende a explicar todo, más en la medicina. De todas formas, en el quirófano, ¿ha visto algún milagro? Me refiero a ese paciente que ya era dado por perdido y de repente sale adelante.
– Si, si, sin duda. He visto milagros, he tenido sensaciones, he tenido compenetración con el paciente y con la situación, con pacientes que han llegado baleados y que entraron muertos porque así estaba registrado en el informe preoperatorio y lo logramos salvar, y eso es un milagro.

– ¿Pero se trata de un milagro o del arte del médico?
– Claro, es el arte del médico y algo más, que nos ayuda. Es el arte sumado a la medicina basada en evidencia, a los conocimientos científicos y a la técnica quirúrgica, a lo que se le suma algo de milagro. Está el dicho, no hay cirujano sin suerte, y es un poco eso, tenés que tener un poco de suerte para resolver los pacientes. También está lo otro, me ha pasado que te compenetrás tanto con el paciente que así como ves milagros de que se van a salvar, minutos antes sentís que el paciente está perdido. Me ha pasado que se me cruza un frío, eso me ha pasado con tres o cuatro pacientes politraumatizados tras haber sido atropellados, que han fallecido en el block quirúrgico. Ves que está todo bien en los monitores y de pronto aparece un frío. Las primeras veces no lo entendía y luego hablando con cirujanos viejos me dijeron que se trata de un aura que hay, como una sensación, una energía que sentís, y a los tres minutos el pacientes se muere.

– ¿Y eso desde el punto de vista científico se puede explicar?
– No se puede… Me gusta mucho una foto de un block quirúrgico que anda en la vuelta donde se ve al cirujano operando y hay una figura tipo ángel parada atrás observando la cirugía, y es eso, uno llega hasta cierto margen pero hay algo más, algo supremo, que termina por definir ciertas situaciones inclinando la balanza, donde uno hace todo lo posible, lo que esté a su alcance, lo mejor técnicamente, todo correcto, y el paciente luego sale bien o sale mal.

– ¿Todos los médicos piensan como usted sobre esas sensaciones dentro del block quirúrgico?Juan Piegas Areta
– Creo que la mayoría de los cirujanos, que si bien somos bastantes egocentristas por tener la autoestima bastante elevada, sobre todo en las nuevas generaciones que estamos con una formación de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República y con un perfil de los últimos veinte años mucho más humanista, tenemos ese pensamiento de que tenemos que estar formados cien por ciento, académicamente ser excelentes y buscar siempre la excelencia, pero sabiendo que hay un límite supremo que de alguna forma nos ayuda.

– ¿Por qué optó entre tantas especializaciones por la cirugía cardiovascular y angiología?
– En mi carrera, que fue bastante sacrificada y con altibajos, no tengo problema en reconocerlo y hasta cierto punto estoy orgulloso de ello, el sacrificio sobre todo de mi familia y de algunas personas maravillosas que pasaron por mi vida como Susana Decoud, Pablo Ithurralde, que me dieron una gran mano si no, no podría estar hoy acá. Durante mi formación empecé a trabajar, y mi primer trabajo fue como ayudante quirúrgico en el Mautone de Maldonado, ahí tuve contacto con todas las especialidades en cirugía. Ayudaba en neurocirugía, en ginecología en las cesáreas, ayudaba a los urólogos y también a los cirujanos vasculares. Ahí conocí al Grado 5 de la cátedra, Alejandro Esperón, y como siempre tuve claro que me gustaba la cirugía, aunque no tenía tan claro en qué especialidad. Fue en mi trabajo en el Mautone que me decidí.

– ¿Eso llevó a que desde el año pasado venga seguido a trabajar en su especialidad a Salto?
– Sí, porque también me dedico a lo flebológico y fleboestético, por eso vengo una vez por mes a una clínica privada a hacer flebología y fleboestética, que son las varices, las arañitas o varices más complejas. Nos está yendo bastante bien.

– ¿Cómo es eso de que después de estudiar tantos años y obtener una especialización, cuando se piensa que alcanzó la cumbre, se da cuenta que hay aún más camino por recorrer y tiene que seguir estudiando y capacitarse? Incluso me llama la atención que no solo está estudiando en el exterior sino que además está yendo al exterior a dar charlas…
– Así es. Me formé en San Pablo en estas subespecialidades dentro de la especialidad, porque hablar de cirugía cardiovascular es bastante decir. Es pequeño, entra apenas un residente por año, así que se recibe un médico por año en cirugía cardiovascular en Uruguay, y dentro de eso me incliné por las subespecialidades de la flebología. Debido a eso es que debí continuar formándome en el exterior, en San Pablo (Brasil), en Perú también, y hemos desarrollado dentro de la escuela alguna cosita con tinte propio, que ha interesado y he tenido muy buenos resultados, sobre todo en patologías muy complejas…

– ¿Es verdad que ha desarrollado una técnica propia e innovadora en su especialidad?
– Sí. Estamos trabajando con espuma de polidocanol , que consiste en inyectar una sustancia química, irritar el endotelio de la vena y hacer su cierre. Eso en algunos centros que no pueden cubrirlo por no estar dentro de la cobertura mutual, se hace con cirugía abierta, o sea, con varias incisiones y tajos. Nosotros lo que hacemos es un pinchacito con una hojita pediátrica muy pequeña y logramos desaparecer la vena y solucionar el problema. El paciente viene caminando y se va caminando, es excelente.
Hemos desarrollado también algunos piques personales porque veíamos algunas carencias en las técnicas, sobre todo en los posoperatorios en el tema del vendaje y demás, por eso hemos desarrollado algunas cositas innovadoras que están interesando a nivel mundial, están empezando a escucharnos y utilizando lo que venimos haciendo. Mi primer paso fue el año pasado en Perú, donde presenté justamente estas nuevas técnicas, interesó mucho, y para este año tengo invitaciones de Bolivia, México y para la Unión Internacional de Flebología, que es la máxima entidad mundial en la materia. Me invitaron para ir a Cracovia (Polonia) en agosto, y ahí estaremos, tratando de hacer el mayor esfuerzo para tratar de estar en la mayor cantidad de países posible. La flebología no es una entidad que tenga demasiados sponsors económicos, por eso hay mucho de sacrificio personal el poder participar en estos congresos, donde te hacen llegar la invitación para exponer pero no te pagan los pasajes. Pero uno aprovecha estos encuentros para desarrollar relaciones humanas, sobre todo en Latino América. Hago el esfuerzo porque veo que la demanda de conocimiento es importante.
– ¿Qué se siente ser también convocado por programas de televisión de alcance nacional para hablar de su especialidad?
– Justo antes de venir al diario a conversar contigo salí en “Calidad de Vida”. Realmente es un orgullo, es como la frutilla de la torta de terminar una carrera que llevó tantos años.

– Una pregunta de su época de estudiante, ¿fue miembro fundador de la Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina de la Universidad de la República?
– De muy joven, en tercero o en cuarto año de Facultad, con un grupo de cuatro o cinco locos o soñadores, descubrimos que había a nivel latinoamericano una realidad de un compartir conocimiento, apuntando a la excelencia ya desde el estudio de la carrera, no esperar para recibirte e ir a congresos sino que ya desde estudiante comenzar a apuntar a la excelencia compartiendo conocimiento y trabajo científico. Creo que justamente eso es una de las grandes carencias que tiene la Facultad, la investigación. Por ese lado fue que nos contactamos con la sociedad latinoamericana, nos recibieron de forma espectacular y fuimos muy motivados a un par de congresos a Paraguay y a Chile, también con mucho esfuerzo personal, con apoyo institucional y del Decano de la Facultad, pero no mucho más que eso. Así que fundamos la Sociedad Científica, que fue el puntapié inicial, y ahora hay gurises que están siguiendo una línea de investigación en diferentes áreas. No son muchos, porque es difícil plantar la semillita, pero motiva igual. Y cuando se ven logros, porque hay chiquilines de tercero o cuarto que se ponen a investigar por algo que uno motivó a crear, nos satisface mucho.

Perfil de Juan Piegas Areta

Tiene una hija, Clara, que va a cumplir un año.
Es del signo de Leo. De chiquito quería ser médico.
Es hincha de Nacional.

Dice no tener asignaturas pendientes.
¿Una comida? Cuando vengo a Salto, una comida de olla que hace mi madre.

¿Un libro? El Principito.

¿Una película? Top Gun.

¿Un hobby? Salir a andar en bicicleta o a correr por la rambla.

¿Qué música escucha? Rock argentino.

¿Qué le gusta de la gente? Cuando son agradecidos.

¿Qué no le gusta de la gente? Cuando son desagradecidos.

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Entrevista a Ney Castillo. «Vivimos en una sociedad que paga impuestos de Finlandia con resultados de Centroamérica»

Luis Alberto Castillo, más conocido como Ney Castillo, «es más, en mi familia todos me llaman Ney, nadie usa el Luis Alberto», es un reconocido médico pediatra especializado en temas oncológicos, pero que además ha mantenido una activa vida relacionada al deporte y a la política. Hoy acompaña al precandidato presidencial colorado Ernesto Talvi, quienes estuvieron recientemente en nuestra ciudad.

– Estuve viendo su curriculum, si lo menciono entero nos quedamos sin espacio, pero baste decir que estuvo en el Comité Olímpico, en la organización del básquetbol, en la administración del Estadio Centenario, ahora preside Defensor Sporting, médico de toda la vida, además de esposo, padre, abuelo y todavía metido en la política. ¿Le queda tiempo para algún hobby?
– Bueno, es también un problema de edad, como uno ha ido acumulando a medida que va subiendo, se va llenando el tanque. Obviamente yo había dado un paso al costado en la política a raíz de algunos desencuentros con mis compañeros del Partido Colorado y no acepté ningún cargo ni ninguna postulación a ninguna posición, y pensaba de alguna manera que había sido mi última campaña como intendente de Montevideo (2010).
Era el cierre y no pensaba tener ninguna vinculación más por aquello del que se quemó con leche ve una vaca y llora.
Igualmente seguía a la política como lo hacemos todos los uruguayos, y la verdad que me llamó mucho la atención la irrupción de Talvi, me puse a seguirlo, no lo conocía, fui a un par de charlas de él, después se dieron esas cosas que son bien casuales. ney castillo
Ernesto es un tipo que ha venido a Salto y se habrá metido en empresas, probablemente incluso antes de lanzar su postulación, se habrá metido también en escuelas, liceos, hospitales. Y en esa vuelta, cayó a visitarnos en la Fundación Pérez Scremini y tuvimos un diálogo larguísimo sobre la Fundación, sobre su campaña, por qué meterse en política, y la verdad es que me entusiasmó eso de hacer política para cambiar a la política y después intentar cambiar el país, es una forma diferente a la tradicional, diferente a aquella que yo había dicho que no iba a volver.
Y volví, soy un voluntario, no voy a integrar ninguna lista, no estoy en nada, simplemente tratar de coordinar algunas de las áreas técnicas que son muy importantes para el país y en el programa de Ernesto. Es decir que estoy haciendo un voluntariado empujando este proyecto que me parece, y estoy convencido, que no hay ningún candidato a presidente que tenga el proyecto, la sustentabilidad y calidad de los proyectos para este país que tiene Ernesto Talvi, y lo digo donde haya que decirlo.

– ¿Ni siquiera Sanguinetti que tiene una experiencia de diez años presidiendo el país?
– Soy extremadamente respetuoso y sería desleal si no le digo que mi papá fue muy amigo de él, yo tengo una relación amistosa con el doctor Sanguinetti de muchos años, y me encantó el rol que asumió el presidente Sanguinetti cuando empezó este período que usted deberá recordar muy bien, donde él iba…

– Como a empujar el carro de su partido.
– Si, él iba a los actos de Tabaré Viera, incluso de Fernando Amado, aún sabiendo que Amado no lo quería mucho, y concurría a santiguar, vamos a decir, a aquellos que asumían la responsabilidad dentro del partido, y me parecía que era un rol estupendo. Cuando se dieron las circunstancias de que Tabaré Viera se bajó de su candidatura, entonces Sanguinetti empezó a considerar legítimamente reintegrarse a la política, y lo hizo en un momento en que nosotros no teníamos ningún candidato porque Ernesto mismo no estaba en la contienda, se hablaba que podía ser pero no estaba. Entonces, Sanguinetti empezó la contienda…

– Fue raro que midiera tan bien de arranque en las encuestas sin ser candidato a nada…
– Es un hombre que todo el mundo lo conoce, sabe quién es, cómo fue, no necesita imponer su figura como le pasa a otros, y además con una trayectoria casi única…

– Pero usted dijo que la única persona que tiene un proyecto es Talvi…
– Es cierto. Trataba de concluir entonces que Sanguinetti tiene un equipo de gente, tiene un proyecto de país, pero entiendo que no es de la calidad del que tiene Talvi, quien se preparó como nadie acá en este país para el cargo.
Ha estudiado no solo los proyectos sino también su sustentabilidad. No es solo enfrentar a un gobierno que está deteriorado sino decir qué cosas vamos a hacer para cambiar la ruta. Y cómo lo vamos a pagar, porque eso también hay que decirlo.

– ¿Coincide con Talvi cuando dijo que el problema de Sanguinetti es el sanguinettismo?
– No, yo tengo excelentes amigos de muchos años que son grandes profesionales y políticos. Le puedo nombrar a Alfie, a Luis Mosca, a un sinnúmero de personas. No creo que esa sea la definición.
Lo cierto es que el país necesita un cambio radical, y el partido también necesita renovarse, y ahí está Talvi, porque nosotros podemos votar bien con el presidente Sanguinetti pero estamos hipotecando el futuro del partido, desde mi punto de vista, que es el que conduce Talvi.

– ¿Cuál es el asesoramiento que le brinda a Talvi? Le pregunto porque tras leer su curriculum uno podría inclinarse por el lado del deporte o por la salud.
– En deporte hay otro equipo donde participo pero solo para dar algunas opiniones. En el área médica he participado, pero ya tenemos un equipo donde está el doctor Andrada, que es excelente.

En realidad, yo me considero un trabajador social por encima de mi participación como médico o como deportista, donde mi función siempre ha sido cuidar más para los que tienen menos, eso lo he hecho en el hospital, mi centro de atención o mi obligación siempre como médico fue el hospital, y siempre me he preocupado por la fase social de nuestros pacientes. La profesión de médico es humanística, y siento que puedo dar una mano en el área que Ernesto me pidió, que es el área social, tratando de apoyar los proyectos que de alguna manera traten de curar esa enorme herida que tenemos de la fractura social que tiene el país y que tan dolorido estamos.

– Han pasado más de 14 años del gobierno del FA, un poco menos desde la creación del MIDES. ¿Cómo evalúa lo que ha sido el trabajo que se ha realizado en ese Ministerio?
– Me congratulo que se haya creado el MIDES en un momento de muchísima dificultad social, en un momento donde ya la decadencia de algún grupo en el país hacía prever que se necesitaba la creación de un organismo de apoyo social. En general, muchos de los programas que tiene el MIDES, que los he estudiado y me sigo confundiendo con las siglas que tiene cada uno y con una interacción entre ellos muy dificultosa de entender de cómo se coordinan. Pero para hacerla corta, hemos sido muy generosos los uruguayos en la enorme cantidad de millones de dólares que se han destinado al MIDES sin un resultado evaluable.
Lo más importante es que cuando una sociedad contribuye, como se contribuye en este país, con impuestos de Finlandia, tenemos resultados que son de Centroamérica, donde no se pagan impuestos.
Entonces, donde hay que pasar línea es al considerar que si bien las intenciones de la mayoría de los planes han sido las que han dado resultado en otros países, acá tenemos una especie de oscurantismo sobre los mecanismos que el MIDES ha utilizado para llevar a cabo todos esos proyectos y también tratando de averiguar quiénes son las ONG que llevan adelante los proyectos. Es imposible. Es decir, no sabemos quién llama a esas ONG, qué preparación tienen los que trabajan en esas ONG, cuánto ganan, cuánto gastan, qué resultados han tenido cada una de ellas en los distintos programas. Es un oscurantismo muy difícil de penetrar.

– Se ha denunciado que de esa forma se pagan punteros políticos o directamente se practica el clientelismo…
– Cuando hay falta de transparencia, las especulaciones sobre dónde va el dinero, cómo se administra y para qué beneficio, son todas válidas.
Está en el propio gobierno salir a decir cómo contrataron a este grupo, cuánto se les paga y qué resultados han tenido. Mientras tanto, le repito, todas las especulaciones son válidas.

– Pero el gobierno sostiene que se han bajado los índices de pobreza e indigencia en el país.
– Sacar a una persona de la línea de pobreza significa darle equis cantidad de dinero. Eso lo único que garantiza es que si no está adicionado a otros programas, es un parásito o dependiente social. Es decir, la persona termina haciendo clientelismo para poder salir de la pobreza, que termina siendo un dato estadístico de cuánto dinero recibe la persona por mes. Eso no significa que pueda superar su estado de pobreza, que es no tener un trabajo, no tener una ambición, no tener una educación.
Eso es lo que se necesita para salir de la pobreza, no darle a la persona un dinero mensual que para las estadísticas significa que si gana más de equis monto ya deja de ser pobre.
Es una definición de pobreza que no inventaron en Uruguay pero que a todos nos rechina muchísimo, porque si tú le das a una persona $ 10 mil dejó de ser pobre no importa la educación que le estés dando, no importa si tiene o no posibilidades de trabajo. Es mucho más que eso salir de la pobreza.

– Personas en situación de calle, gente comiendo de la basura, crecimiento de los asentamientos irregulares con un MIDES trabajando. Sin embargo, desde el FA se dice que si ganan los partidos tradicionales viene la motosierra y se terminan las políticas sociales. ¿Qué país tenemos por delante?
– En esto quiero ser muy preciso, si Ernesto gana, las políticas sociales van a persistir, pero van a ser políticas sociales transparentes, evaluables.
Es decir, no habrá un plan que no dé resultado, si el plan no da resultado, se va a evaluar y se buscará otra forma.
Veo a una población vulnerable cada vez mayor, y lo peor que podemos hacer es desprotegerlos. El camino que estamos planteando es mantener los planes sociales pero con un retorno, y además, darles instrumentos al vulnerable para que pueda salir de la situación de dependencia en la que hoy está. Para Ernesto y para mí, los planes sociales tienen que apuntar a la primera infancia y a la juventud, porque ahí es donde estamos fallando.
Tenemos en el proyecto de asistencia social un enfoque muy especial para la primera infancia que es donde uno puede impactar en el futuro del joven y del futuro ciudadano.
Perfil de Ney Castillo

Casado. Tiene dos hijas y tres nietos. Es del signo de Libra. De chiquito quería ser médico. Es hincha de Defensor Sporting.

Dice no tener ya asignaturas pendientes.

* ¿Una comida? La pasta.

* ¿Un libro? Solo lee de medicina.

* ¿Una película? No ve cine.

* ¿Un hobby? El deporte.

* ¿Qué música escucha? Me gusta acompañar la lectura con música clásica.

* ¿Qué le gusta de la gente? Me gusta compartir con la gente, ya sea un café, un asado. Me encanta compartir con la juventud.

* ¿Qué no le gusta de la gente? La deslealtad.

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“El 63% de los salteños considera que son felices y absolutamente feliz el 8%. Respecto al año anterior, económicamente está igual un 63%, mejor un 17%, mucho mejor un 3%, peor un 15%, y mucho peor un 2%”

Entrevista a Erick Bremermann

Hace unos días, el Observatorio Económico del Campus Salto de la Universidad Católica presentó los resultados de la investigación relacionada a los hábitos y consumo de los salteños. EL PUEBLO consultó a uno de los docentes a cargo de la misma, el Lic. Erick Bremermann sobre las conclusiones alcanzadas con este trabajo.

– ¿A qué primeras conclusiones se puede llegar tras leer este informe?
– Esta es una investigación que se realizó por primera vez en 2011 y ahora se realizó en 2018. En las dos instancias fue bajo la modalidad de la enseñanza basada en proyectos, en la cual la universidad tiene como objetivo que la academia esté inserta en el medio. Entonces, desde el Taller de Investigación Empresarial que compartimos con el doctor Emilio Silva, quien es el coordinador del Observatorio Económico, propusimos a los estudiantes repetir esta indagatoria o encuesta sobre lo que son los hábitos y consumo de los salteños, y luego queríamos ver los comparativos, que es donde vemos cambios en hechos significativos en lo que es la conducta de los salteños. En lo que tiene que ver con la investigación propiamente, los alumnos del Taller realizaron el trabajo de campo y procesamiento de los datos, terminando con un informe preliminar. Luego, lo que hicimos fue darlo a conocer en la presentación al público de los resultados finales.Eick Foto La Prensa

– ¿Cuáles son las áreas más significativas que estuvieron investigando sobre el comportamiento y hábito de los salteños?
– Tenemos principalmente cuatro grandes dimensiones, que son los hábitos de compra y consumo; los canales de compras y medios; la recreación, esparcimiento y cultura; y lo que incorporamos este año fue hablar un poco del bienestar de los salteños, que ahí está esa pregunta sobre cómo se siente, el tema de la felicidad, la parte económica, desde la subjetividad.

– En lo relativo al área de compras lo que resalta claramente es la incidencia de vivir en un país fronterizo…
– Claro, ahí una de las preguntas que tenemos es dónde compra los productos de alimentación, que nos dice que en el supermercado es un 49%, en el almacén del barrio un 22% y entre lo que es el bagashopping y lo que es la frontera tenemos un 29%. Ahí ya vemos una fuerte incidencia de la frontera con los alimentos. En lo que refiere a la compra de productos de limpieza, tenemos en el bagashopping un 30% y en la frontera un 3%, o sea que ahí ya tenemos un 33%, almacén de barrio un 30% y supermercado un 37%.

– ¿Es más profunda la relación en la compra de ropa?
– En la ropa de vestir, en el bagashopping un 34%, Concordia, Argentina y Brasil tenés un 14%, o sea que ahí ya estamos hablando de un 48% que no se compra en el shopping, que ahí es un 17% y en el centro un 32%; y por internet un 3%. Después preguntamos dónde generalmente realiza las compras en su conjunto, bueno, ahí tenemos el supermercado con 38%, almacén de barrio el 9%, en la frontera un 14% y en el bagashopping un 39%.

Otra pregunta que realizamos es por qué realiza las compras en el lugar que las realiza, vimos varias opciones, cercanía, precio, ofertas, buena atención, calidad, seguridad, opciones de pago, estacionamiento, costumbre. Entonces vemos que para ir al almacén de barrio tienen en cuenta la cercanía y el precio; al supermercado lo eligen por la cercanía y por las ofertas; al bagashopping por el precio y las ofertas; a la frontera por el precio y las ofertas. Así que en definitiva la gente se mueve por el tema precio y ofertas.

– ¿No por la calidad de los productos?
– Exacto. Y acá hay algo muy interesante también, que surge cuando preguntamos qué tipo de establecimiento le otorga mejor trato como cliente, y recordemos cuando vimos que la mayor cantidad de compras se realiza en el bagashopping pero sin embargo, no aparece mencionado como uno de los mejores lugares que trate al cliente. Sí aparece el supermercado con un 12%, en la frontera un 20%, acá también aparece el vendedor ambulante con un 11%. Pero lo realmente llamativo es que las compras que se realizan en el almacén de barrio era un 9%, pero la gente considera que es el mejor lugar donde lo tratan como cliente con un 57%, que puede darse por el trato personal, el acercamiento, el vínculo entre almacenero y el consumidor porque todos se conocen, pero eso no pesa a la hora de que el salteño vaya a tomar la decisión de compra.

– ¿Cuál es la forma de pago que usa el salteño?
– Al momento de hacer las compras, el salteño tiene contado efectivo un 39%, con tarjeta de débito un 27%, tarjetas MIDES un 15%, tarjetas de crédito 10%, el crédito del comercio es un 6% y los tickets de alimentación el 3%.

– ¿Cómo nos alimentamos?
– Principalmente el salteño almuerza, desayuna y merienda, pero cena poco. Veamos más detalles, con qué frecuencia semanal consume comida rápida, un 51% dice que nunca consume, dos veces a la semana un 20%, tres veces 8%, más de cuatro veces también un 8%. Esto tira abajo aquella percepción que la gente ya no cocina y se alimenta del delibery, pero acá vemos un alto porcentaje de salteños que dice que no consume ese tipo de comidas, que puede ser también por una cuestión económica. Algo interesante también en lo que es el consumo del salteño es cuánto influye la información nutricional del contenido del envase del producto. El 55% dice que no le da ninguna importancia, poco un 32% y mucho apenas un 11%.

– Lo que si se fijan bastante es en la fecha de vencimiento del producto…
– Exacto, un 72% se fija en lo que es la fecha de vencimiento; pero al momento de la compra no valoran el contenido de azúcar y grasa en un 86%.

– ¿Cómo se informa el
salteño?
– Un 66% de los salteños escucha radio, un 52% lee diarios, prefiriendo claramente los diarios locales con un 73%, los nacionales un 6% y ambos un 18%. ¿En qué formato lo hacen? Prima lo que es el papel con un 67%, digital un 18%. En cuanto al tema de los diarios, acá no se mide cuánto compra, porque quizás un diario lo lee diez personas porque está en la entrada del trabajo, en la peluquería o en un consultorio, entonces te pregunto si leíste el diario me vas a decir que sí, pero eso no significa que lo hayas comprado, porque si luego uno va a lo que es el tiraje de los diarios sería quizás inferior a la cantidad de gente que lee diarios…

– No en el caso de EL PUEBLO que se puede verificar porque su tiraje es certificado por IVC, dicho sea de paso.
– Bien, en ese caso es verificable. Sigamos, el salteño principalmente mira televisión por cable en un 66%, Netflix un 6%, Direct TV 12% y por aire un 8%. A la hora de informarse, principalmente lo hace a través de la televisión en un 42%, diarios un 17%, por la radio un 9%, WhatsApp un 6%, Facebook un 9% y los portales web un 5%. El salteño mira televisión principalmente a la noche en un 58%, prefiriendo los canales locales en un 52%.

– ¿Los salteños somos de hacer actividades físicas, recreativas o culturales?
– El 57% no realiza actividades físicas, aunque un 40% sí lo hace. Algo que llama la atención refiere al consumo de bebidas alcohólicas, un 48% las consume y la otra mitad, también un 48% no consume. De todas formas, se trata de un alto guarismo. Preguntamos cada cuánto consume bebidas alcohólicas, y un 19% lo hace diariamente, semanalmente un 28% y mensualmente un 22%. Toma vino (26%), cerveza (8%) y whisky (6%), y otras bebidas un 14%.
En cuanto a la cultura, sobre si visitó museos locales en los últimos seis meses, un 97% dijo que no. Si fue al teatro en los últimos seis meses, un 94% dijo que no. Sobre si leyó un libro en los últimos seis meses, un 82% dijo que no. Si fue al cine, tampoco, un 85% dijo que no. Ahí vemos el bajo consumo cultural que tiene el salteño.

– Qué contradicción, porque luego nos jactamos que Salto es una ciudad universitaria, por lo que a nivel cultural deberíamos estar muy por encima de la media, y sin embargo, a estar por estos datos no lo demuestra.
– Lo único que se asemeja al guarismo es el 18% que lee libros, pudiéndolo extrapolar a decir que ese número es lo que corresponde a la parte de Salto ciudad universitaria, pero realmente sorprende que fuera de ese ámbito de lo que es la educación, nadie lee asiduamente.

– ¿Somos una sociedad feliz?
– En el marco de lo que llamamos el bienestar del salteño, la dimensión de bienestar es algo que se viene estudiando, en otros países este tema está muy avanzado debido a que el bienestar de la población es interés de los gobiernos para generar políticas públicas buscando mejorar justamente ese bienestar. Es una batería de indicadores muy grande, de las cuáles hemos tomado algunas variables para intentar describir cuál es el bienestar del salteño. Y nos interesó saber si el salteño era una persona feliz, de donde surge que el 63% de los salteños se consideran felices, absolutamente feliz el 8% y ni uno ni otro el 25%, e infeliz un 4%. Complementando esta información, el 60% está satisfecho con su vida, insatisfecho un 8% y ni uno ni otro el 30%, y totalmente satisfecho un 2%.

Respecto al año anterior, económicamente se encuentra igual un 63%, peor un 15%, mejor un 17%, mucho mejor un 3% y mucho peor un 2%. Ahora, respecto a sus ingresos, el salteño piensa que llega a vivir (66%), vive cómodamente (17%) o existen dificultades (14%) o muchas dificultades (3%).

– Pasemos a la evolución de los datos registrados entre 2011 y 2018.
– A la hora de realizar las compras para su hogar, en 2011 las compras al contado era un 63% y en 2018 bajó a un 39%. Crédito del comercio en 2011 era un 9%, en 2018 un 6%. Con tarjeta MIDES en 2011 un 2% y en 2018 un 15%. Tickets de alimentación era un 2% en 2011 y un 3% en 2018. Tarjetas de crédito era un 19% en 2011, en 2018 baja al 10%, y en la tarjeta de débito en 2011 no llegaba al 1%, hoy es un 27%.
Después, dónde generalmente realiza las compras, en 2011 el 25% lo hacía en el almacén del barrio, hoy lo hace solamente un 9%. Supermercados era un 43% en 2011, hoy bajó a un 38%. El bagashopping era un 28%, hoy sube a un 39%. En la frontera, en 2011 era un 2%, hoy sube a un 14%.

PERFIL DE ERICK BREMERMANN

Casado, tiene tres hijos. Es del signo de Piscis. De chiquito quería ser muchas cosas. Es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? Siempre se deben tener, es la forma de progresar.

¿Una comida? Un buen asado junto amigos.

¿Un libro? Técnicos y de estudio.

¿Una película? Cinema Paradiso.

¿Un hobby? La pesca, pero no puedo.

¿Qué música escucha? De todo.

¿Qué le gusta de la gente? Que sea sincera.

¿Qué no le gusta de la gente? Cuando no asumen responsabilidades ni se involucran.

Leonardo Silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“El presidente de la República y Mario Bergara mienten cuando le dicen a usted que la Ley de Inclusión Financiera no es obligatoria”

Entrevista a Martín Rodríguez y José Andrés Pereira

Se necesitan 240 mil firmas para habilitar el plebiscito de reforma constitucional para modificar parcialmente la Ley de Inclusión Financiera donde se plantea eliminar la obligatoriedad que impone. Sobre el particular, EL PUEBLO dialogó con representantes de las Cámaras Regionales y Empresarios del Este, Martín Rodríguez y José Andrés Pereira, quienes explican los alcances de su propuesta, sabiendo que el 23 de abril será el día que tienen como plazo para presentar las firmas que intentarán habilitar una nueva reforma constitucional en nuestro país.

– ¿Cuáles son los principales aspectos de esta ley que desean modificar?
Rodríguez- Queremos que los ciudadanos tengan la posibilidad de optar, no que estén encasillados y obligados a entrar en un sistema, en este caso, a firmar y contratar con un banco. Nosotros decimos que cada uruguayo debe tener la libertad de elegir qué hacer, cómo comprar y cómo vender, eso es básicamente el impulso principal del plebiscito, después hay detalles. Pero lo importante en este plebiscito es que no eliminamos nada de los beneficios que tiene la Ley de Inclusión Financiera, si eliminamos la obligatoriedad. O sea que usted firmando el plebiscito y si sale aprobado, mantendrá todos los beneficios de la Ley de Inclusión Financiera, por lo que podrá manejarse electrónicamente, podrá utilizar la cuenta del banco, pero también va a poder ser libre de elegir en cancelar sus adeudos, en cobrar sus haberes con efectivo físico y poder hacer compras como en cualquier parte del mundo donde el dinero tiene el poder cancelatorio, no una tarjeta de crédito, no un papel, no algo electrónico. En Uruguay, consagrado en la Constitución, lo que tiene poder cancelatorio es la plata. Y nosotros queremos poder utilizar todas las herramientas que nos brinda el sistema financiero, pero también tenemos el derecho y la libertad de utilizar el dinero.

– ¿Cuáles son las complicaciones que han tenido que enfrentar en esta campaña?
Rodríguez- El gran problema que tenemos es que se nos combate con desinformación o con medias verdades. Por ejemplo, el gobierno dice, usted debe haber escuchado al presidente, que seguramente no está bien informado, o al candidato del Frente Amplio, Mario Bergara, decir que esta ley no obliga. Bueno, el artículo 10 de la Ley de Inclusión Financiera dice que todos los uruguayos deben cobrar sus haberes por medio de una entidad financiera avalada por el Banco Central del Uruguay, bueno, eso es una obligación, hay muchísimas más. Usted si va a comprar cualquier cosa por más de cuatro mil U.I. (Unidades Indexadas) o cuatro mil dólares aproximadamente, tiene que ir a un banco a pagar una comisión, una letra de cambio. Esa es otra obligación.

El presidente de la República y Mario Bergara están desinformados, porque también dicen, y esto es muy grave, que todos aquellos que estamos en contra de esta Ley Nº 19.210, estamos asociados a la evasión fiscal. Esto es una acusación grave, es una desinformación más grave aún porque se ve que no se han tomado el trabajo de leer el plebiscito que impulsamos porque en este plebiscito no eliminamos ningún control del Estado. Más, se mantienen todos los controles y estamos de acuerdo con que se controle. Ahora, en el mundo las transacciones no se limitan. Imagínese, si quiero agarrar a alguien que está asociado al lavado de dinero, lo primero que debo hacer es dejarlo hacer la transacción como prueba del delito, y después veo y actúo en consecuencia. Acá no, acá se tranca la actividad financiera, se tranca la libertad de los usuarios, no se deja operar. Y después que no se hace nada, no se puede probar nada. Estos son algunos detalles de la desinformación que nos dan los principales actores del Estado.
Imagínese ahora al PIT CNT defendiendo esta Ley de Inclusión Financiera. ¿Usted sabe que esta ley elimina la inembargabilidad del sueldo del trabajador? El trabajador tiene un logro histórico que a su salario no se lo toca nadie. Bueno, la Ley Nº 19.210 prevé que si tengo plata por más de seis meses en la cuenta de sueldos, señores trabajadores sepan que se lo pueden embargar como si fuera la cuenta de un banco cualquiera, así que me asombro cuando leo que actores que dicen defender a sectores tan importantes como el de los trabajadores, no tengan principios y no miran la Constitución como ciudadanos que nos vemos preocupados ante las limitaciones que se nos imponen.

– Lo de Vázquez y Bergara, ¿es desinformación o un punto de vista distinto?
Rodríguez- Punto de vista sería algo discutible, pero si le estoy diciendo que un artículo dice “debe”, es una obligación, no dice “puede”. Entonces, le puedo decir que el presidente de la República y Mario Bergara mienten cuando le dicen a usted que la Ley de Inclusión Financiera no es obligatoria. ¡Mienten! Se lo digo y que me hagan juicio, porque no es así. Por eso digo que no hay peor mentira que una media verdad.

Van a decir, “no”, “porque”, “pero”, no no, si no firmo un contrato con una institución financiera, no cobro mi sueldo. Y cuando firmo ese contrato digo que el fruto de mi trabajo es plata del banco, no es mía, es un contrato de adhesión que le entrega la plata al banco para que el banco haga lo que quiera con ella, y yo lo único que tengo es un crédito a favor. Por eso, cuando usted va al cajero el fin de semana y no está la plata, no pasa nada, no es su plata, es del banco. Por eso hay que tener mucho cuidado y decirle a la gente las cosas claras como las decimos nosotros. Después si el presidente y Mario Bergara prefieren decir medias verdades y ocultarle la realidad a la gente, allá ellos. Nosotros como ciudadanos, hemos avanzado y utilizado una herramienta que tiene el pueblo que cuando el ministro Astori nos dijo, después de un año y medio de negociaciones, que esta Ley de Inclusión Financiera no tiene marcha atrás, nosotros como ciudadanos tenemos la opción de movilizarnos y decirle al poder político que ya no queremos que opinen en este tema porque no nos representan.

– ¿Sostienen entonces que los beneficios que el gobierno ve en esta ley no existen?
Pereira- Tenemos que preguntarnos si aumentó la evasión fiscal de 2014 hasta este momento, ¿si o no? Con respecto al tema de inseguridad que dicen que esta ley ayuda en este tema, vimos recientemente los números de Bonomi, ¿qué pasó con la inseguridad? ¿La Ley de Inclusión Financiera colaboró o no? Después, se dice que queremos fomentar la informalidad, ¿la informalidad creció o disminuyó desde que está la ley? Pero además lo teníamos claro, porque en Brasil, donde las transacciones bancarias son donde más se dan en América Latina, es decir que la gente paga con dinero electrónico, comparemos con Alemania, que es el país del mundo donde más se maneja el dinero físico, ¿dónde hay más evasión fiscal, en Brasil o en Alemania? ¿Dónde hay más inseguridad, en Brasil o en Alemania? ¿Dónde hay más lavado de activos?

Entonces, todos los argumentos que da el gobierno son puramente de descalificación, diciendo que quienes iniciamos este plebiscito éramos comerciantes, entonces dijeron que queremos evadir, siempre dando respuestas viendo quién estaba del otro lado, nunca analizando la ley. Nosotros queremos que la ciudadanía firme para empezar a discutir la ley. Y otra cosa que decimos, esta ley lo único que hace es beneficiar a los bancos, perjudica al ciudadano. Pasó el tiempo, y hoy en México con el nuevo gobierno de López Obrador, de izquierda, se plantea que los bancos están estafando a los mexicanos, que en utilidades por comisiones bancarias eran los terceros en América Latina, con el 30%. Segundo está Argentina, ¿y sabe cuál es el primer país donde mejor ganan los bancos? Uruguay, con un 42%. El negocio bancario en Uruguay son las comisiones que nos cobran. El Banco República (BROU) vuelve a decir que nunca había ganado tanta plata como jactándose que era un tema de gestión de ellos. A ver, puede ser Polgar, Pereira, Rodríguez, Martínez o quien sea el presidente del BROU en estas condiciones. Los bancos privados nunca ganaron tanto dinero. No me crea lo que le digo, entre hoy en internet y busque lo que está pasando en México.

– El gobierno insiste que se trata de un beneficio para la gente y que este es el camino por el que se transita en el mundo.
Pereira- El gobierno en todos los aspectos lo único que ha generado es un beneficio para el sistema financiero. A usted le obligan a partir de 5 mil dólares a depositar la plata en el banco para hacer una transacción, y si quiere comprar algo, tiene que darle una comisión al banco. Ahora, el banco cuando usted firma, solo se hace responsable por 5 mil dólares. O sea que si usted tiene 10, 100 o 200 mil dólares en el banco y el banco se funde, usted no tiene ninguna garantía, salvo hasta 5 mil dólares. Ahora, si es al revés y yo no cumplo con el banco porque las tasas de las tarjetas en Uruguay son de las más onerosas del mundo, porque esta ley no negoció lo que era inherente al ciudadano, si me atraso con una tarjeta del banco, me persiguen a mí, a mis hijos y a mis nietos. Entonces, es una ley que solo da garantías al sistema financiero.

Por eso le pedimos a la gente que firmemos esto, desaparecemos los actores sociales y aparece el sistema político para que discuta cada uno de los artículos de esta ley, es lo único que estamos pidiendo, ejercitar la democracia, y que el soberano decida. Como decía Artigas, la autoridad emana de vosotros y ella cesa ante vuestra presencia soberana. Esta es una decisión que tenemos que tomar los uruguayos sobre el Uruguay que queremos. Si queremos un país que tiene que pagar las transacciones que hacemos entre nosotros y darle una comisión a un tercero o si queremos ser libres y poder trabajar sin tener que dar ninguna comisión absolutamente a nadie.

– ¿Qué le han manifestado los candidatos de los otros partidos?
Pereira- Lo que hemos visto es que están todos de acuerdo. Incluso Talvi cuando aún estaba en CERES sacó un comunicado expresando que lo que planteábamos estaba bien. El propio Sanguinetti en sus recorridas dijo que el tema de inclusión financiera era un problema, hablamos del Partido Colorado. En el Partido Nacional, tanto Larrañaga como Lacalle Pou, que desde el principio también manifestó que sobre la Ley de Inclusión Financiera tenía sus pruritos, manifiestan que si son presidentes, eliminarán la obligatoriedad. Asamblea Popular, el Partido de la Gente lo mismo. Y en el propio partido de gobierno, diputados rebeldes como Darío Pérez, se ha manifestado y firmado. O sea que tenemos un gran consenso en el sistema político partidario. El problema que estamos teniendo es que esto lo empezamos con socios que están cerrando.
Estuve recorriendo Salto, y hay un montón de comercios que están cerrando. Lo hemos dicho, esta es una ley que trae desigualdad. Fíjese que el que tiene más, gana más, y el que tiene menos, gana menos, y es una ley promovida por el Estado, eso es gravísimo.
Si usted va con $ 100, no importa si es rico o si es pobre, vale $ 100. Ahora, si usted va con una tarjeta, no es lo mismo que sea Black, Platinum, Oro o lo que sea, es diferente el descuento al de la tarjeta popular en el almacén.

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

«Recorrí mucho América Latina cuando estaba medio en crisis y no sabía qué quería hacer, en ese entonces me hice lo que en Argentina se llama linyera»

Entrevista a Obispo Fernando Gil

El Obispo de Salto, Monseñor Fernando Gil, «llegó para quedarse», titulaba una publicación oficial de la Iglesia Católica cuando arribó a nuestra ciudad en el pasado mes de setiembre, sucediendo a Monseñor Pablo Galimberti. En víspera de una nueva Pascua, EL PUEBLO dialogó con Monseñor Gil sobre los temas que preocupan a la Iglesia en estos tiempos.

– ¿Cómo se habituó a Salto?
– No me fue nada difícil, ya conocía Salto, yo venía a visitar a mi tío, a Monseñor Daniel Gil, así que ya era tierra conocida, conocía a varios sacerdotes, a Galimberti ya lo conocía también. Y después la vida, comparada con lo que es el Gran Buenos Aires, es mucho más tranquila. Estuve 36 años en Moreno, el Gran Buenos Aires es el hervidero de vida, de conflictos, de todo.

– ¿Extraña ese ritmo de vida?
– No, no, para nada. Me siento mucho más a gusto acá.

– ¿Cómo encontró a Salto?MonseñorGil2
– He recorrido mucho los barrios a través de las capillas. Tú sabes que Salto tiene cuatro parroquias, la del Carmen, que es la más antigua, es muy grande porque abarca muchísima zona de campaña. Una de las capillas en las que estuve en Paso del Parque, son casi 120 kilómetros por caminos complicados. Y después la ciudad en sí, con sus barrios, su dinamismo, también los he ido conociendo despacito. Una ciudad linda, con mucha tradición, históricamente importante y también con muchas cosas por hacer.

– ¿Cuáles serían aquellas tareas prioritarias para encarar en la sociedad?
– La Iglesia se construye encima de sociedades concretas, entonces la comunidad que hay en las parroquias, que son muy lindas, muy vivas, van interactuando, cada uno en su barrio, en su lugar. Así que una de las prioridades es esa, acompañar el camino de cada una de las comunidades, tanto las parroquias, sería en el Cerro, en Santa Cruz, del Carmen y la Catedral, como en las capillas en cada una de las parroquias que están insertas en los barrios. Cada comunidad es un poquito distinta. Algunas comunidades están un poco envejecidas, otras más dinámicas, cada una es distinta.
Después la otra cosa que interactúa mucho con la sociedad de Salto son los colegios católicos, que es otro mundo pero que muchas veces, por ejemplo el Santa Cruz, el colegio está dentro de la parroquia, así que interactúa también con la vida parroquial.

– Al cura se lo suele identificar con la imagen del pastor, así que le pregunto por su rebaño, ¿cómo lo encontró? Porque de pronto lo halló desperdigado, al extremo que el Papa Francisco llegó a decir que si los feligreses no van a las iglesias, entonces es la Iglesia la que debe ir a la gente.
– Ha sido una opción mía, porque es la forma en la que yo estaba también tratando de vivir el sacerdocio en Argentina. La Iglesia, en palabras del Papa Francisco tiene que ser una iglesia en salida, pero es algo que ya hace tiempo que hemos estado viviendo, particularmente en la Diócesis de Salto a través de la figura de los Obispos que han tenido, ha sido una Iglesia muy presente fuera de la sacristía. No es solo tener una iglesia que espera a que la gente venga a recibir sacramento sino que está metida en todos los lugares, como en la campaña, en medio del barrio acompañando procesos sociales, iniciativas de distinto tipo.
Una de las cosas que me da mucha alegría cuando los voy a visitar, porque es una obra muy importante, donde se da un proceso de colaboración entre el Estado y la Iglesia, son los CAIF, que prestan un servicio precioso, sobre todo en la zona de gente más humilde. Y me ha llamado mucho la atención cada grupo humano que está en un CAIF, con la alegría que vive su tarea. Generalmente están tocando las heridas más profundas de la sociedad, porque hablamos de los chicos más chiquitos que viven en lugares de marginación muy grande, y sin embargo es un trabajo tan humano que produce alegría, a pesar que son heridas.

– Para ser gráficos, a la Iglesia Católica le ha surgido competencia, y como la gente está en constante búsqueda, de repente se puede perder en esa multiplicidad de ofertas espirituales y metafísicas donde le ofrecen todo. ¿Cómo diferenciar a la Iglesia Católica de las demás propuestas?
– No me gusta la palabra competencia. Hay que distinguir cada grupo por los fines que busca. Por ejemplo, con las iglesias evangélicas, tenemos muy buena relación. Como decía Jesús en el evangelio, el que no está contra mí, vamos remando juntos, porque presentamos al mismo Jesucristo. Después hay otras ofertas, parecería que el mundo se ha convertido en un gran supermercado donde cada uno va y busca lo que necesita. Algunas engañosas, donde prometen distintas cosas a la gente sobre el sufrimiento, el bienestar, donde hay engaños o engaños parciales, prometiendo cosas que tal vez no son verdad. Y muchas veces con trampas económicas…

– ¿Fraudes?
– Muchas veces sí, o algunas con lavado de dinero del narcotráfico, particularmente en Brasil se ha descubierto eso, muchas pseudo iglesias son como vitrinas, pero que detrás hay negocios turbios, lavado de plata del narcotráfico. Concretamente hubo denuncias de los obispos en Brasil sobre algunas de estas realidades. El que busca a Dios sinceramente, se da cuenta cuando hay algo ver

dadero o algo falso. Uno tiene como un sentido y la gente tampoco es tonta. El que está buscando sinceramente a Dios o a lo trascendente, se da cuenta cuando hay un engaño.

– Para la Iglesia, ¿cuál es el principal flagelo que abruma a nuestra sociedad hoy?
– Hay varios. No sé si ha tenido oportunidad de leer, pero los obispos uruguayos el año pasado, antes de que yo llegara, sacaron un documento muy bueno que hablan sobre la fragmentación de la sociedad. Tal vez ese sea uno de los problemas a encarar y a trabajar entre todos. La fragmentación se da en distintos niveles, en la familia, en la persona, en las búsquedas sociales por hacer cosas. Es muy difícil juntar a un grupo humano y decir, «vamos a arreglar la cancha de fútbol para los chiquilines del barrio». Uno ya estará desconfiando, ¿será político? ¿Será que me quieren sacar plata? Está como esa desconfianza primaria antes de la colaboración. Eso ha aumentado, es un signo de estos tiempos. Entonces tal vez este tema de la fragmentación de la sociedad sea una de las preocupaciones en general de la Iglesia, después hay muchas otras. La familia, el no cuidado de la vida, etcétera.

– A diferencia de Argentina, Uruguay es un país laico, ¿eso es una dificultad para la Iglesia?
– En muchos aspectos, es una ventaja. Cuando el laicismo es honesto, entonces cada uno sabe dónde está. Esto es el trabajo de las cosas de Dios y esto otro es el trabajo de las cosas del mundo, por decirlo así. Cuando hay confrontación, que Uruguay la ha tenido mucho a lo largo de la historia, porque el laicismo comienza con la separación de la Iglesia del Estado en 1919, el mismo año en que llega el primer obispo acá, Monseñor Camacho. Entonces, Uruguay tiene la ventaja de un laicismo relativamente maduro pero que tiene que seguir creciendo en conciencia. Hoy en día cuando se habla de laicidad, se entienden muchas cosas distintas.

En Francia hay un gran debate sobre este tema en este momento que lo inició Macron. La laicidad, ¿qué implica? ¿Qué el Estado niegue lo religioso o que simplemente distinga planos, donde el Estado tiene que ser igual para todos, respetar la búsqueda religiosa de todo el pueblo francés -en ese caso, acá sería el pueblo uruguayo-? Pero no suprimir esa dimensión humana que es constitutiva del Hombre, buscar la trascendencia, buscar a Dios. Entonces, la laicidad puede ser algo positivo en la forma de gobierno.

– Estamos comenzando una semana importante para la fe cristiana, ¿cuál es su mensaje para nuestros lectores que están atentos a esta semana en particular?
– Para los cristianos la semana santa es una de las semanas centrales del año, junto con la navidad, son los dos grandes misterios. La venida de Dios, que se hace carne, que quiere vivir en medio de nosotros, y la redención, el Dios que decide entregar su vida, abrir una nueva forma de vida a través de la muerte, la resurrección de Jesucristo. Lo que celebramos los cristianos y los católicos en esta semana santa es esa donación que hace Dios de su vida, que no termina en la cruz, porque muchas veces nos quedamos simplemente en la cruz, sino que termina en la resurrección, Dios nos da una vida nueva.

La posibilidad de crear relaciones y vivir de una manera distinta. Ese es el mensaje central del cristianismo. Los Hombres estamos invitados a una fraternidad, por decirlo de alguna manera, que se anuda hacia arriba. Hay muchas propuestas de fraternidad, la cristiana es una fraternidad que brota de una paternidad, de Dios que nos quiere hacer hermanos y hermanas a todos. Así que los cristianos en esta semana santa queremos celebrar eso, mirar al crucificado sabiendo que va a resucitar. Acá en la catedral van a poner una cruz enorme que está haciendo el Padre Mauro, pero hay que mirar la cruz sabiendo que hay vida detrás de ella, que no es un sacrificio que termina ahí sino que es como un río de agua viva que nos renueva a todos y nos da la posibilidad de crear puentes fraternos y construir una sociedad desde ahí.

– Porque la cruz más que una culminación es un comienzo…
– Exactamente. Por eso llamamos Pascua, que en hebreo quiere decir paso. Para el pueblo judío la pascua es la salida de Egipto. Moisés que saca al pueblo judío a través del Mar Rojo y llegan a la tierra prometida. Jesús asume la palabra de Pascua, y el rito de la Pascua de los judíos en la última cena, pero lo transforma con la donación de su propia vida y ese paso de la muerte en la cruz a la resurrección, con la posibilidad de una vida nueva para todos.

Perfil de Fernando Gil

Es Tauro en el signo del zodíaco (8 de mayo). De chiquito le gustaba mucho trepar árboles, «llegar a las cumbres, después lo plasmé con un hobby que es subir montañas. Como recorrí mucho América Latina, cuando estaba medio en crisis y no sabía qué quería hacer, me hice lo que en Argentina se llama linyera. Me encantaba viajar».

– ¿Hincha de…?
– Nacional, desde chiquito, desde los 5 años.

– Esa es su cruz (risas)
– Cruz y resurrección (más risas)

¿Una asignatura pendiente? Que piense así de golpe, no. He viajado mucho y conocido a mucha gente. Hace un tiempo alguien me preguntó si yo me aburría, «no tengo tiempo para aburrirme», le contesté.

¿Una comida? Las pastas. ¿Un libro? Cada tanto leo poesía, que nos abre a otras profundidades. Me gusta mucho una poeta uruguaya, Circe Maia. ¿Una película? «El cielo sobre Berlín», película alemana. ¿Un hobby? Ir en verano a las montañas a descansar. ¿Qué música escucha? El folklore, el de acá del litoral es precioso, la chamarrita. ¿Qué le gusta de la gente? La sabiduría. ¿Qué no le gusta de la gente? El odio, la distancia y esto que te decía de la fragmentación, cuando cada uno se pone en una vereda distinta y nos gritamos y no nos entendemos.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Entrevista a Manuela Mutti Fornaroli. Sobre Caputto: “Los emprendimientos citrícolas dejan ganancias por los buenos precios internacionales. Los problemas surgieron debido a malas decisiones administrativas”

La diputada Manuela Mutti estuvo trabajando junto a las también diputadas Catalina Correa y Cecilia Eguiluz en la búsqueda de destrabar la situación de la empresa Citrícola Salteña S.A., cumpliendo la semana que pasó una trascendental etapa con la aprobación de la creación del Fondo Citrícola. La oportunidad fue válida para consultarla sobre su visión de este tema y el que refiere a la reestructuración del Ministerio de Defensa y el descalabro en el generalato del ejército.

– Tanto Diputados como el Senado aprobaron la creación del Fondo Citrícola, ¿cómo sigue ahora la historia?
– Para nosotros fue muy importante porque esto viene a dar respuesta a una situación departamental, pero aparte para generar un fondo que va más allá de situaciones puntuales, que es para la citricultura, y Salto es un departamento que la citricultura es uno de sus principales emprendimientos económicos.

– Mientras el martes sesionaba el Senado aprobando la creación de este Fondo, las tres diputadas salteñas participaban de una primera reunión sobre este tema, ¿de qué se trató dicha reunión?
– Se trató de una reunión de la Comisión de Ganadería integrada con la de Industria, donde nos reunimos con el Manuela MuttiSíndico, que es LIDECO (Liga de Defensa Comercial). Le consultamos de acuerdo a lo que ellos venían analizando cuál era la situación real que tenía el emprendimiento, si era o no viable, cómo se distribuía la deuda que tenía la empresa y cuáles eran las proyecciones que veían para poder salir adelante. Ellos plantearon cosas que son muy importantes, como por ejemplo, que la empresa como emprendimiento económico es muy viable ya que genera ganancias, que las exportaciones que tiene en relación a los costos de producción generan ganancias, que los problemas por lo que se llegó a esto principalmente son administrativos de la empresa debido a haber adoptado malas decisiones. Nos dijo que nunca les había pasado de intervenir a una empresa y descubrir que estaba al día con el Banco República al tener un proceso de financiamiento que venía cumpliendo, eso demuestra para el síndico que hay decisiones empresariales que fueron mal tomadas. Una de ellas, por ejemplo, fue la cotización en Bolsa que realizaron hace dos años, que fue una decisión realmente muy mala, además que se encontraron con mucho desorden administrativo.

– En el debate parlamentario también se planteó los altos costos operativos generados por el Estado contra los empresarios…
– Igual esos gastos operativos que tiene con el Estado son totalmente pagables en relación a las ganancias que obtiene la empresa. O sea, no genera dificultades ni inviabilidad, al contrario, es muy viable económicamente. Los emprendimientos citrícolas en realidad son de los que están dejando más ganancias debido a que los precios internacionales son muy buenos. Le repito, los problemas surgieron en esta empresa debido a la adopción de malas decisiones administrativas.

– De todas formas, del futuro de esta empresa depende el trabajo de más de dos mil familias salteñas de forma directa y el presente es muy preocupante. Este Fondo Citrícola da oxígeno para el comienzo de esta zafra, pero todo hace prever que en menos de un año la historia volverá a repetirse. ¿El gobierno está trabajando en la búsqueda de una solución de fondo?
– Sabemos que la empresa está pensando en vender, y que tiene que ver también con que si existe un comprador es porque justamente el emprendimiento económicamente es viable. Pero al ser decisiones de privados, no tenemos mucho margen de acción hasta saber qué van a decidir los dueños de ahora en más, una vez que vayan liquidando las deudas y pagando a los acreedores. Estuvimos hablando con los trabajadores, porque acá hay otro tema, quienes son acreedores de la empresa son los contratistas, y los trabajadores no figuran como acreedores, entonces a través de la Ley de Tercerización, los trabajadores van a tener que hacer un juicio para poder figurar como acreedores en el proceso de Concurso para así poder cobrar directamente lo que se les sigue debiendo, porque si no, van a cobrar los contratistas, quedando luego en sus manos si se les paga o no a los trabajadores tercerizados. Este es uno de los temas que sabemos que el sindicato estaba trabajando y hablando con el PIT CNT.
– Con este tema, y antes con el de seguridad, hemos visto que se ha logrado concretar algo que se ha prometido mucho en campañas electorales anteriores, que es la conformación de la bancada salteña sin importar las diferencias políticas. ¿Esto se debe a que se ha alcanzado una madurez política que lo permite o a que las tres son mujeres?
– Entiendo que es un tema de madurez política de las tres, si bien la afinidad de género nos ayuda a vincularnos, porque no es fácil estar en el Parlamento donde la mayoría son hombres y ser del interior también es una condicionante. De todas formas creo que lo que más nos ha unido es el departamento de Salto. Así que se debe a la madurez política pero sobre todo nos une en el trabajo los problemas de los salteños, porque somos de acá, vivimos acá, nos vinculamos con gente de acá y es el tema que anda en la calle, como fue también el tema de la seguridad. Entonces, hemos logrado sortear las discrepancias que tenemos y ponernos a trabajar por el departamento. Eso era un deber que teníamos, y si no lo lográbamos en este período hubiese hablado muy mal porque si nos seguimos mirando el ombligo y cuidando la chacrita, es difícil decir que lo que realmente te importa es el departamento. Fue importante este trayecto, fue de madurez política por un lado, pero también fue de amor por nuestra tierra, de sentir los problemas como propios y de ver que no puede ser que haya cosas que nos estén trancando para poder salir con una postura unificada cuando somos tres ahí adentro, y que estamos peleando y cinchando por lo mismo.

– Guido Manini Ríos acaba de lanzar su candidatura presidencial, sumado a lo que ocurrió con el pase a retiro de seis generales y el descalabro en el Ministerio de Defensa, ¿cuál es su opinión sobre estos últimos acontecimientos?
– Varias cosas. Lo primero, se me reivindicó la imagen del Ñato (Eleuterio Fernández Huidobro). La imagen de saber que cuando tuvo información la denunció donde correspondía y para todos aquellos que planteaban que el Ñato había terminado siendo absorbido por el Ministerio de Defensa, me alegró mucho saber que es uno de los que denunció esta información. Por otro lado, observamos que es un momento de cuidado por las cosas que se están planteando. Cuando un comandante en jefe empieza a participar de la política con un discurso autoritario, reivindicando a la dictadura y una forma de hacer política que para mí roza lo antidemocrático, realmente es preocupante por lo que vemos del proceso que se vivió en Brasil, donde no hay un reconocimiento de lo que ocurrió en el pasado, un no reconocimiento de responsabilidades de un proceso histórico reciente y que claramente aún no está saldado porque aparece gente que sigue pensando que ese es el camino, y que todo lo que se construyó en la vida democrática hasta ahora fue equivocado, y que aspira a volver hacia atrás, porque lo que pasaba antes era mejor y lo que pasa ahora es peor.

Y lo que pasó antes fue un golpe de Estado, que tuvo torturas, desapariciones, violaciones a los derechos humanos, civiles y democráticos en todos sus aspectos, y lo que pasó ahora fue la participación democrática, en el acierto o en el error, de todos los partidos políticos que pasaron por el gobierno y que tuvieron la oportunidad de mostrar y aplicar sus programas, de ser criticados y exponerse cada cinco años para ver si continuaban o no en el ejercicio del gobierno.

Entonces, realmente a mí me cuestiona este tipo de cosas porque justamente nos plantea un doble desafío, el dignificar la política como herramienta. La participación y la democracia tienen que ser los temas que tenemos hoy como una gran mochila en la espalda, que somos los actores políticos directos y visibles. Después el rol de la república y de la democracia como algo a revalorizar y a generarles un nuevo sentido, porque la idea de democracia no es algo estático. Democracia significa poder en el pueblo, así que tenemos que revalorizar la participación de los ciudadanos en este proceso democrático.

– Justamente en ese sentido, se viene una elección donde el voto no es obligatorio y solo participa un porcentaje reducido de ciudadanos, ¿cuál es su reflexión?
– La campaña electoral es la oportunidad para empezar a sumarse a las organizaciones políticas, donde los gurises hacen sus primeros pasos en la militancia. Es un momento importante de la vida política del país, y tenemos la responsabilidad de ponérnosla al hombro con altura, sin derrapar. Y en este departamento que tuvimos una campaña que fue cruda, difícil, muy dura, como fue la pasada, nos merecemos tener altura política y esa es una de las convocatorias que tenemos que hacer todos los actores políticos, porque somos el espejo para los que están arrancando a militar.

Tenemos el deber de construir una sociedad cada vez más democrática, que siente esas bases a pesar de las diferencias políticas, y tratar de no argentinizarnos. Uruguay siempre se caracterizó por ser un país súper ideológico, que debate, discute, que tiene un trasfondo filosófico profundo de ideas, y que eso se extrapola a sus militantes, inclusive a los militantes de base de cada partido, donde te encontrás que ahí hay siempre como un resguardo ideológico firme. Ese es el desafío que tenemos, no bastardizar la herramienta.

Estamos asistiendo a un mundo que es esta posmodernidad líquida, donde sentimos que todo se nos escapa como decía Bauman, y que parece que agarramos un montón de arena y se nos va entre los dedos. Dada esa situación necesitamos certezas de saber dónde estamos parados y hacia dónde queremos ir. Eso es lo que tenemos que reflejar a través del debate de ideas, decir qué país queremos para nuestros gurises y gurisas. Ese es el debate que tenemos políticamente, ser claros en decir hacia dónde queremos caminar para así sumar fuerzas y empezar esta campaña que tiene que ver con la construcción de estos cinco años para adelante.

PERFIL DE
MANUELA MUTTI FORNAROLI
Divorciada. Tiene un hijo, Facundo de 8 años. Es del signo de Capricornio. De chiquita quería ser barrendera. Es hincha de Chaná y Nacional.

¿Una asignatura pendiente? Pintar profesionalmente.

¿Una comida? Milanesas con fideo.

¿Un libro? “El arte de amar” y “El Miedo a la Libertad” de Erich Fromm

¿Una película? “Novecento” de Bernardo Bertolucci.

¿Un hobby? Escuchar música, leer y pintar.

¿Qué música escucha? Muy variado. Me gusta mucho Alejandro Balbis, Pink Floyd, como estudié piano me gusta mucho Mozart. Me encanta la murga, el blues (B.B. King y Janis Joplin), el rock me fascina, pero si me quiero divertir y cocinar escucho a Vanesa Britos, pero solo porque cocino bailando.

¿Qué le gusta de la gente? La vehemencia.

¿Qué no le gusta de la gente? La pasividad.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

Entrevista a Mario Spangenberg

“En el mundo actual, pensar que un profesional universitario puede seguirse
desarrollando, hablando y entendiendo únicamente en español, no es lo más adecuado”
Sobre el C.P.P.: “Este nuevo modelo empieza a avanzar en el camino de introducir a la víctima al interior del proceso penal”

Mario Spangenberg es el Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica del Uruguay (UCU), quien recorrió junto a su directora, Jimena Silva, las instalaciones del Campus Salto. En un alto de su recorrida y rueda de reuniones, recibió a EL PUEBLO.

– ¿Cuál es el motivo de su visita a Salto?
– Esta visita, que me llena de placer y alegría, obedece primero a un cambio de lógica que estamos viviendo en la universidad, que es andar por el camino correcto de ver a la UCU como un todo y no a distintas sedes diseminadas por el país con poca conexión entre sí. La realidad es que el Campus Salto, el Campus UCU y el Campus Montevideo, son de una misma universidad y en el fondo son una misma universidad. Y en ese sentido, hay que implementar acciones concretas que hagan eso carne, que eso sea una realidad y no sea meramente un juego de palabras o algo dicho que queda lindo, pero que después uno en el día a día no sabe muy bien cómo se implemmario spangenberg (1)enta.

Estamos en ese camino, que nos llena de orgullo, que nos abre perspectivas para todos lados, basados fundamentalmente en una visión de un profundo respeto, en el sentido de invertir los términos en que usualmente se vienen abordando las salidas al interior del país. Es decir, no venir con paquetes armados para ver si cuajan o no, si no para conocer de primera mano las necesidades, para saber cuáles son los desafíos y para poder construir entre esta misma universidad las cosas que efectivamente se precisan y no aquellas que intentamos inventar a ver si tienen resultado.

– ¿Cuál es el aporte que la Facultad de Derecho de la UCU puede hacer al Campus Salto?
– En primer lugar, un aporte institucional. Es decir, el camino que está dando la Facultad de Derecho UCU en ciertas tendencias modernas, ya sea a nivel de pedagogía, de internacionalización y de interdisciplinariedad, es muy importante poder trasladarlo aquí de primera mano, obviamente con los ajustes regionales que sean del caso. En ese sentido, venimos ya discutiendo con Jimena (Silva) desde hace bastante tiempo este tema del cambio del modelo de formación universitaria, que no es propio de Derecho sino que hace a la generalidad de la formación universitaria, y que fundamentalmente implica un cambio en el modelo pedagógico, el abandono de la estructura napoleónica de las clases magistrales donde un fenómeno venía y recitaba durante una hora y media todo lo que sabía, y luego, si por casualidad algún estudiante había captado algo, bien para él, y todo aquel que no había aprendido, mal para él, pero nada tenía que ver el docente en ese resultado. La realidad es que el mundo nos muestra que ese es un camino pésimo, que nos lleva a resultados absolutamente defectuosos, y en esa medida, el mundo está cambiando y la UCU quiere ser parte, está convencida de que es parte de ese cambio en el modelo de educación universitaria.

– En esas clases magistrales a los estudiantes se les enseña a desarrollar la memoria, y no el razonamiento, lo que deriva en los problemas que hoy tenemos de falta de comprensión lectora y de interpretación de la realidad.
– La formación universitaria obedece en un sentido amplio, a fortalecer el pensamiento crítico, que obedece a profundizar una visión de apertura al mundo y no una visión encerrada en nosotros mismos a la que los uruguayos somos tan adeptos, y obedece también a quebrar las chacras o terrenitos en los que trabajábamos durante mucho tiempo, y hacer que las disciplinas se conecten de un modo profundo entre sí. En ese sentido, las experiencias que estamos desarrollando con materias transversales, multidisciplinarias, donde estudiantes de abogacía o de notariado comparten cursos, desafíos, problemas con estudiantes de ingeniería, de empresas, nos está dando brillantes resultados, y además, es lo que está exigiendo el mundo actual para los futuros profesionales.

Lo que subyace a todo esto, es un fuerte anacronismo en el sentido de las recetas universitarias. Flaco favor le haríamos a nuestros estudiantes, y en consecuencia a la propia sociedad, si siguiéramos formando abogados, escribanos, ingenieros, de acuerdo a las necesidades de la profesión de hace 40 o 50 años. El verdadero desafío, que es urgente, es formar profesionales para la profesión del futuro; es decir, para lo que verdaderamente les va a exigir el mercado y la sociedad.

Lo otro que también nos parece esencial, es el idioma inglés. En el mundo actual, pensar que un profesional universitario puede seguirse desarrollando, hablando y entendiendo únicamente en espmario spangenberg.2 (1)añol, no parece ser lo más adecuado. En los hechos, siempre hago un paralelismo que quizás sea demasiado gráfico pero es como aquello a los que nos gusta la literatura, que nos limitáramos a leer los libros que escribieron los vecinos de nuestro barrio. Bueno, cuánto de la literatura mundial nos estaríamos perdiendo si nos quedáramos encerrados en eso.

– Y que está además al alcance con internet…
– Y que además está al alcance de la mano con internet, y que además internet y la revolución tecnológica que estamos viviendo, y que seguramente se verá acentuada cada vez más, nos está planteando todos los días desafíos que son lindos, pero que hay que estar a la altura de las circunstancias, y para eso nos estamos preparando.

– Además, suele ocurrir que libros o revistas técnicas no son traducidos por técnicos en la materia sino por intérpretes, pudiendo a veces interpretar mal algunos conceptos. Mejor leerlo directamente en el lenguaje original…
– Si no terminamos como en el juego del teléfono descompuesto, que jugábamos cuando éramos niños, que todos sabíamos que arrancaba en una cosa y terminaba en otra bien distinta. Bueno, así no debería ocurrir en la ciencia.

– Usted que se ha especializado en Derecho Penal, ha hecho cursos en el exterior, ¿cómo nos ven afuera desde el punto de vista del Derecho? ¿Estamos acompasados al siglo 21?
– La realidad es que a nivel de Derecho Penal, podríamos distinguir entre dos cuestiones que están íntimamente vinculadas pero que son distintas desde el punto de vista conceptual. Una es lo que llamamos el Derecho Penal sustantivo, es decir, las normas que establecen los delitos, estructura las formas de imputación subjetiva y objetiva de las conductas a un determinado responsable, y por el otro lado tenemos el Derecho Procesal Penal, que es en definitiva, cómo adscribimos la responsabilidad de un sujeto y en base a qué reglas de procedimiento y en base a qué modelo procesal.

En relación a la primera dimensión, a la del Derecho Penal sustantivo, Uruguay, sobre todo en algunas áreas, ha venido acompasándose a la legislación del mundo, sobre todo en lo que hace a los sectores de mayor expansión, si se quiere todo lo que hace al combate de lavado de activos, lo que hace a algunos delitos económicos, a las defraudaciones tributarias. Ahí no veo grandes inconvenientes o grandes fallas, o por lo menos que requiera de una solución tan urgente como quizás teníamos a nivel del modelo procesal penal.

Como es notorio, nuestro país ha escogido transformar su modelo procesal pasando de un modelo inquisitivo a un modelo acusatorio, en donde básicamente se ordenaron las asignaciones de funciones entre los fiscales, jueces y defensores, que antes estaban mezcladas de un modo bastante confuso y difícil de explicarlo. Pero al mismo tiempo ha habido otros avances, que han pasado algo soslayados ante la crítica, no carente de sentido pero crítica al fin, de determinadas soluciones puntuales a determinados conflictos y hablo de los problemas con los acuerdos reparatorios, a veces los abreviados. Quiero referir aquí a la introducción de la víctima al interior del proceso penal. En los hechos, aunque esto parezca difícil de explicar, la realidad es que el sistema penal en los últimos siglos había expulsado a la víctima del proceso, ni siquiera la tomaba en consideración como tal, y en el mejor de los casos, la trataba como a un testigo que no tenía derecho ni siquiera a estar informado de los resultados del delito que había sufrido.

Hace un tiempo hablábamos con el rector de la Universidad de Deusto (España), que decía que la única pregunta importante era saber si nos estábamos haciendo las preguntas correctas. Y muchas veces, en el día a día, nos estamos preguntando si estuvo bien este acuerdo, si a la víctima habría que darle esta prerrogativa, si había que considerarla querellante o no. Creo que la primera pregunta correcta, urgente y desafiante, fue cómo pudimos armar un sistema penal que no tuviera en el centro del sistema a la víctima. Cómo pudimos olvidarnos de la víctima durante siglos. Este nuevo modelo empieza a avanzar en el camino de introducir a la víctima al interior del proceso penal, lo que en definitiva no deja de ser un paso a reconocerle su propia dignidad de víctima.

Ahora bien, es cierto que aun tímidamente, falta muchísimo por avanzar, pero no quita que por primera vez, podríamos decir, empezamos a reconocer a la víctima en algo parecido a su rol de tal. Esto también nos genera nuevos desafíos, y en los hechos en la introducción de la víctima junto al indagado, nos plantea hasta dónde puede llegar la víctima y el indagado para acordar soluciones a un conflicto penal, que no en pocos casos no los atañe solamente a ellos, sino que también tiene que ver con el resto de la sociedad.
Y ese es otro de los grandes desafíos del Derecho Penal y del Derecho Procesal Penal moderno que aún no está dilucidado, pero en definitiva, cómo hacer para que el Derecho Penal en la resolución del conflicto, tome en consideración al indagado con sus garantías, a la víctima y a sus derechos como tal, no una víctima florero sino una víctima real, y al mismo tiempo, no deje de tomar en consideración las necesidades de una convivencia pacífica del resto de la sociedad.
Este es un camino que va a costar andar, que nos va a exigir a la academia y también a la sociedad paciencia, pero que en definitiva esa complejidad no debería llamarnos tanto la atención desde el momento que las sociedades contemporáneas y las democracias constitucionales modernas, son por naturaleza más complejas, sofisticadas que otros regímenes más tirados a lo autoritario que son menos complejos, pero en los cuales ninguno de nosotros querría vivir.

PERFIL DE
MARIO SPANGENBERG

Casado. Tiene 4 hijos. Es del signo de Aries. De chiquito quería ser el 9 de Peñarol. Es hincha de Peñarol.

¿Una asignatura pendiente? Dice no tener.

¿Su comida preferida? La de mi mujer.

¿Un libro? “El juego de los abalarios” de Hermann Hesse.

¿Una película? La vida es bella.

¿Un hobby? El tenis.

¿Qué música escucha? Joaquín Sabina.

¿Qué le gusta de la gente? El sentido de la justicia.

¿Qué no le gusta de la gente? La traición.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)

“Nos tenemos que involucrar en la educación de nuestros hijos y tenemos que estar físicamente presentes y emocionalmente disponibles”

Ariel Gold es médico psiquiatra de niños y adolescentes. Actualmente es director del departamento de niños y adolescentes del Centro Clínico del Sur, en Montevideo. Sus cursos han sido asistidos por más de 10 mil participantes en Uruguay y en el exterior (Colombia, Argentina, Chile, Ecuador). Es conferencista en múltiples sociedades científicas y en encuentros con padres y docentes en la mayor parte de los centros educativos de nuestro país, y estuvo esta semana en nuestra ciudad invitado por el Colegio Los Robles.

– ¿Qué vinculación tiene con el Colegio Los Robles?
– Me invitaron para hacer una actividad que vengo realizando hace 20 años en todo el país. Pertenezco a una institución privada que se llama Centro Clínico del Sur, una institución de atención en salud mental donde desarrollamos lo que se llama psicoeducación. Psicoeducar es traducir conceptos que puedan ser complejos para personas que no tienen formación vinculada al psiquismo o a ciertos aspectos del funcionamiento del cerebro que están relacionados con cómo somos y cómo nos llevamos con los demás. O sea que, cuando una persona recibe conceptos psicoeducativos puede mejorar la relación con el otro porque se conoce un poco más y entiende más la cabeza del otro. Entonces, es una actividad que tiende a mejorar la convivencia. En base a eso, desarrollamos hace 20 años un curso que está dirigido a aquellas personas que llamamos agente de salud mental.ArielGold

– ¿Qué es eso?
– Es una persona que impacta en el desarrollo emocional de otro. Es decir, la idea es que todos nosotros somos el producto de lo que nos pasó con el espermatozoide y el óvulo más lo que nos pasó con otras personas.

– ¿La herencia genética y su contexto?
– Exactamente, pero apostamos al contexto como cosa fundamental porque se ha demostrado que por más que uno tenga el 99% de la genética de otro, como por ejemplo el caso de los gemelos idénticos, lo otro significativo será las personas que impacten sobre él, las que van a hacer realmente como es uno. O sea que uno es el producto de lo que le pasa con otros. A partir de ahí, es que tratamos de dar elementos a las personas que nos parecen que son fundamentales en el desarrollo del otro, y son las personas que están en contacto natural y diario con niños y adolescentes, los padres y los docentes. Entonces, ¿qué hicimos? Hoy Los Robles, porque nos invitaron ellos, como ya hemos hecho acá en otras oportunidades con el Liceo 2, con los salesianos, etcétera, lo que hacemos es trabajar de mañana con los profesores y de nochecita con los padres. Esto que estamos haciendo está en un libro que salió este martes, el 19 de marzo, que se llama “Con-vivir”.

Hay un tema que es muy importante, la gran diferencia que tenemos los seres humanos con otros animales que conviven, cuando uno ve a un elefante, por ejemplo, y ve a una elefanta embarazada, es seguro que si está bien el cerebro de ese elefante que lleva adentro la elefanta, va a ser un elefante que va a formar parte de la manada. Pero si uno ve a una mujer embarazada, puede apostar que tiene a un ser humano por supuesto adentro de su vientre, pero no puede asegurar que se va a poder convivir con ese ser humano…

– ¿Por qué?
– Porque el ser humano no nace con el cerebro pronto para convivir, nace pronto para hacer cosas para sobrevivir, pero para convivir hay que enseñarle, y ahí es donde tenemos el lío, que alguien tiene que esperar a este ser humano para hacerlo convivible. Entonces, ¿qué hicimos nosotros? Generamos una forma de llamar a los seres humanos convivibles de una manera, y les llamamos personas, y a los otros que no son convivibles les llamamos individuos. Los seres humanos tenemos un compromiso fundamental que es tratar de transformar a nuestros hijos en seres convivibles, pero nos está yendo más o menos con eso.

– ¿Dónde le estamos errando?
– Le estamos errando en el hecho que nos tenemos que involucrar en la educación de nuestros hijos y tenemos que estar físicamente presentes y emocionalmente disponibles, y estamos con poco tiempo y con una emocionalidad complicada porque tenemos otros asuntos en la cabeza y porque mientras estoy dando una orden para educar, estoy viendo el celular a ver qué me enviaron por WhatsApp, sumado al hecho que hemos perdido el control de quienes educan a nuestros hijos. Cuando tú te educaste y yo también, mi madre me decía, no quiero que juegues con el vecinito de al lado porque no me gustan los valores que tienen sus padres. Uno lo puede hacer ahora, podés decir “no quiero que vayas a esta escuela, quiero que vayas a esta otra porque me gusta mucho más como te educan”. Pero, ¿qué pasa cuando los educadores están adentro de tu casa, están en las pantallas y te están diciendo que en lugar de ser solidario tenés que ser egoísta? Que en lugar de formar comunidad tenés que formar parte de una masa, que en lugar de gratificarte y hacer el esfuerzo para poder lograr que sea lindo estar contigo, lo importante es que tengas placer a cualquier costo, que el otro no importa nada. Y cuando te convencen que felicidad y éxito es lo mismo y que lo importante es ser exitoso y no feliz. Entonces, suponte que estás de acuerdo con que querés desarrollar valores de tipo solidaridad, comunidad, gratificación, felicidad pero tenés a un maestro adentro de tu casa que vos no controlás que te dice lo contrario. Bueno, eso es lo que está pasando con los chiquilines educados por los youtubers o por los videojuegos. Y ahora justo está en boga lo flagrante de todo esto que son niños chiquitos que les dicen, “ahora tenés que ir y pegarle a tu mamá”, que es este famoso Momo. Esto es un signo brutal de lo que está pasando, porque el tema no es que exista Momo, el tema es que los padres no saben que el niño cuando se asustó con el tema de Momo, hace tres meses que está con este bichito ahí. “¿Y por qué no me di cuenta?” Porque no estoy atento a la jugada…

– Y al no estar no puede poner los límites…
– Totalmente. El tema de los límites es fundamental. Hay cuatro estrategias básicas para enseñarles a nuestros hijos a convivir. Una es la estrategia fundamental sin la cual no podemos convivir, que es la autorregulación. Es esto que está pasando acá, tú estás esperando a que yo termine para poder hacerme una pregunta o intervenir, pero si en realidad intervenís cuando quieras y yo también, ya a los dos minutos no podemos estar. Si haces lo que se te canta en el momento que se te canta, es muy difícil convivir. La autorregulación hay que enseñarla, y se enseña con límites y rutinas. Pero no es solo autorregularse, es también que sea lindo estar con uno, y eso se hace cuando el otro te tiene en cuenta, eso se llama empatía. Segunda estrategia entonces, desarrollo de empatía. Tercero, la capacidad que tenemos de resolver nuestros problemas con la palabra, eso es el desarrollo de una comunicación adecuada. Y lo otro, es a través de los límites adecuados que nuestros hijos aprendan a usar bien su libertad, porque la gran educación consiste en usar bien la libertad.

– Los padres pueden poner límites a sus hijos, por ejemplo, en el uso del celular y de la computadora en determinados horarios y lugares, pero si luego otros padres permiten que sus hijos los usen todo el tiempo, ¿no se genera un conflicto que puede llevar a que el hijo que respeta los límites dados por sus padres sea discriminado por los demás?
– Ese es uno de los problemas que tenemos, por eso, una de las posibilidades es hacer reuniones con padres entre padres de amigos de mis hijos y tratar de resolver juntos determinadas estrategias. Por ejemplo, vamos a hacer que hasta las diez de la noche puedan usar el celular, pero no más de eso. Pero los chiquilines se van a dormir con el celular, con la tablet y se quedan hasta las dos de la mañana. Yo muchas veces como psiquiatra clínico, soy quien informa a los padres que el chiquilín está hasta las dos de la mañana que es cuando se duerme, los padres se enteran por mí, eso no tiene sentido. Entonces, es fundamental que los padres se puedan conectar entre sí, pero no por WhatsApp, que hagan una reunión piel a piel, digamos. La idea no es tirar los celulares y apagar las tablets o decirle a su hijo que le prohíbe hasta los 15 años usarlos. Nada que ver, el tema es que se trata de un instrumento que hay que saber usarlo de la manera adecuada, racionalizar las herramientas de nuestros hijos, pero para eso, hay que tener control. Por eso, nos parece fundamental que los padres se involucren más, que se comprometan. Antes en nuestra época, con que el padre más o menos estuviera estaba bien porque era controlable. Ahora los medios tecnológicos hacen que necesitemos tener un poquito más de atención sobre lo que nos está pasando.

– Hablamos de tiempos distintos, cuando nosotros no teníamos acceso a estos avances tecnológicos que hoy usan nuestros hijos y teníamos otra forma de vivir, reuniéndonos con nuestros amigos para jugar al fútbol en el campito del barrio o para charlar mirándonos a la cara. Nuestros hijos viven la era digital, ¿tenemos que adaptarnos a estos cambios o tratar de mostrar a nuestros hijos que hay otra forma de vivir?
– No es imponer, es persuadir y darles un complemento. El mundo viene de determinada manera y uno no tiene por qué subirse de manera ciega a esos cambios. Los acompaña, y ayudamos a que nuestro hijo no se pierda algunas cosas. Por ejemplo, ¿qué pasa si una vez a la semana tenemos una cena sin nada tecnológico? A ver qué pasa. Que el lector pruebe eso a ver cómo le va. Hoy vamos a cualquier pizzería donde está una familia que sale a comer juntos, qué lindo, pero están con el celular, no están conectados entre ellos, no tienen ni idea lo que está pasando con el otro, no se dan cuenta si el otro está triste porque eso se ve en la cara. Hay estudios que muestran que muy pocos niños se acuerdan cuando le regalaron el primer celular, pero todos se acuerdan de las vivencias que tuvieron con sus padres. Todos se acuerdan cuando fueron a la feria o a algún lugar especial o por ejemplo, que los domingos salía con mi padre a hacer las compras.
O sea, eso es de lo que van a recordar de grandes y se lo van a contar a sus hijos. Es eso de lo que se van a acordar, pero si no racionalizamos lo que nos está pasando, es que nos estamos separando. Estamos desconectados en realidad, hay una gran desconexión que nos está complicando.
– ¿Hay esperanza que se pueda corregir?
– Hay esperanza en la medida que se concientice que esto no es lo mejor para nuestros hijos.

PERFIL DE ARIEL GOLD

Casado, tiene una hija. Es del signo de Virgo. De chiquito quería ser algo que ayudara a otros. Simpatizante de Nacional.

¿Alguna asignatura pendiente? Seguir tratando de ayudar a los que pueda.

¿Una comida? El asado.

¿Un libro? Acabo de terminar un libro sobre la vida privada de los impresionistas.

¿Una película? Acabo de ver “El niño que domó el viento”.

¿Un hobby? Tengo una colección de El País Cultural que leo.

¿Qué música escucha? Escucho bastante música uruguaya, como Zitarrosa, pero me calmo con Mozart.

¿Qué le gusta de la gente? El encuentro y las historias que tienen.

¿Qué no le gusta de la gente? La hipocresía.

Leonardo silva

Publicado en - Semanales, 7- Domingo, EntrevistaComentarios (0)