“Un militante de la vida”

Con Luis Carballo, presidente del PIT CNT de Salto

Luis Carballo es hijo de la zona sur de la ciudad, allí se crió y vive hasta el día de hoy con su esposa y sus hijos. Fue trabajador del citrus, de la construcción y hoy es funcionario municipal, en todos los ámbitos en los que estuvo, incluso en el estudiantil, fue gremialista. Hoy es el presidente departamental del PIT CNT en representación de ADEOMS, el sindicato de municipales del cual es el secretario general. Critica a quienes quieren denostar la tarea sindical y dice que los mismos son militantes de la vida.
Con él nuestra sección semanal.

1- ¿Donde nació, cómo se compone su familia, y en qué barrio creció?
Nací el 24 de abril de 1971 en el barrio Cien Manzanas. Mi familia se compone por mi esposa, cinco hijas mujeres y dos varones. Me crié en el barrio Minervine, donde vivo hace 40 años

luis carballo
2- ¿Dónde estudió y qué profesión u oficio había elegido de chico?
Estudié en la Escuela Nº98 y seguí en la Escuela Nº10, y después pasé al Liceo Nº4, todo lo hice en el barrio Salto Nuevo. De chico no tenía pensado un oficio en el cual me quería desarrollar, en realidad tuve una buena niñez pero no había pensado en eso.
3-¿Cuál fue su primer trabajo y cómo llegó al mismo?
Mi primer trabajo fue en un almacén de la esquina de Varela y Rincón, bien en la esquina que era un almacén, donde yo era mandadero. Tuve una experiencia muy linda y sana, donde te digo que si naciera de nuevo la volvería a hacer. Porque fue la formación del primer trabajo que tuve y llegué allí por la amistad que tenía con el propietario del comercio.
4- ¿Por qué eligió la actividad sindical?
Fue una forma de pensar en la vida, la primera vez que asistí a la formación de un sindicato fue en el Liceo de la zona sur, donde formamos un gremio estudiantil. En aquel tiempo planteábamos la dificultad que tenían nuestros padres para comprarnos el uniforme liceal, ya que teníamos un Director que no entendía que no todos podían comprarlo y tener a los hijos como quisieran, sino que había una cuestión innata de la educación que pasa por otras cosas. Y esa fue la primera experiencia sindical. Después en el correr del tiempo mi padre me llevó a trabajar en el citrus y ahí empieza todo un proceso, porque formamos un sindicato en la empresa Altisol S.A., donde sufrí un despido, pero tuve la solidaridad de los trabajadores de la construcción que me llevaron a la industria y me dieron un puesto de lucha en el Sunca, donde llegué a ser parte de la dirección departamental y nacional de ese sindicato.
5- ¿Qué cambiaría en el movimiento sindical?
Me gustaría que sea más valorado el hecho de que alguien tome como opción de vida, ser dirigente sindical, y más que dirigente me siento un militante de la vida, me gustaría que fuera más valorado y menos vapuleado por algunos agentes que critican a los dirigentes sindicales, a veces sin tener razones y sin tener fundamentos.
6- ¿Cree que los sindicatos son la principal herramienta para mejorar la calidad de vida de los trabajadores?
Sin dudas que cuando uno escucha que el sindicato es una herramienta, para mi es importantísimo, los sindicatos han atravesado por procesos dinámicos y actualmente son una herramienta formidable para comenzar a mejorar la calidad de vida y la seguridad de los trabajadores de este país.
7- ¿Cómo se hace para ser sindicalista y militante político a la vez?
Uno primero es un militante sindical y lo político viene incluido, pero no podemos perder la visión y las perspectivas que tiene un militante, creo que las dos cosas son partes de un mismo proceso que como ser humano hacemos.

8- ¿Qué cosas le gustaría que cambiarán en el país?
Principalmente un anhelo que como militante hacemos, es que todos puedan tener un trabajo y que cambien algunas cosas que hoy son una utopía, pero que cuando dejen de serlo es porque lo podremos haber realizado, y es que se cambien las condiciones de vida para los trabajadores de este país.
9- ¿Cree que se ha desprestigiado la actividad sindical en el Uruguay?
No creo que el movimiento sindical se haya desprestigiado, pero creo que hay gente que lo quiere desprestigiar, creo en los valores que tiene el movimiento sindical y en cada compañero que forma parte de él, desde los fundadores de la CNT, desde los que estuvieron en la primera época de la vuelta de la democracia en el PIT y los que hicieron todo un proceso que en Salto fueron algunos de ellos mis maestros y no me quiero olvidar, como Rodríguez Santana, Mario Altamiranda, Carlos Oxley, Miguel Cantos y Miguel Machado, gente que puso muchísimo para que hoy tengamos una herramienta que la miramos y nos sintamos orgullosos, esos compañeros que nombré son y seguirán siendo un reflejo de la clase obrera organizada en este departamento.
10- ¿Qué aspira para el país en los próximos tiempos?
Anhelo, sueño, que en el próximo gobierno se profundicen los cambios en este país, se profundice la negociación colectiva, que haya más y mejor empleo, y que en definitiva los cambios redunden para la mejor de una sociedad que se construye cada día con la dinámica de una clave de desarrollo productivo en el país y con justicia social.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Con Víctor Hugo Solís: La inconfundible voz detrás del micrófono

En setiembre de este año cumple 35 años de radio, ha marcado una época para las generaciones de los años 80’ y 90’ con la recordada “Estudiantina”, ha organizado eventos de gran trascendencia y a sus más de 50 años, no ve en un futuro dejar de hacer lo que le gusta. Hoy en nuestra sección últimas diez de la última con Víctor Hugo Solís.

1- Dónde y cuándo nació, cómo estaba compuesta fu familia?
Nací en Salto el 21 de setiembre de 1963. Cuando era muy chico, mi padre tuvo que emigrar, se fue del país en la época de la dictadura, ya que él había sido uno de los cañeros que acompañó a Sendic en aquella recordada ida a Montevideo, dadas las circunstancias, tuvo que salir del país y se radicó en Holanda durante muchos años, yo me quedé a cargo de mi madre, estuve a cargo de mis hermanos desde muy chico, vivíamos cerca de la Escuela N.º 64, institución en la que cursé toda la primaria.

2- Cómo se compone su familia actualmenteAl Dorso
Por mis dos hijos; Víctor Andrés y Sofía de mi primer matrimonio, y Juan Carlos y Alfonsina, hijos de mi pareja actual, Paula Viettro, con quien formamos una familia hace 12 años.

3- A qué edad comenzó a trabajar en radio, cómo fue el comienzo?
En la radio comencé en el año 1984, con Ramón (Pepe) Vinci, en aquella época cuando salíamos de la democracia, pedí para trabajar en radio, ahí me enseñaron, y aprendí con grandes personas de radio como Hugo Falcón, Néstor Echeverría, José Berniz, gente con mucha experiencia con quienes fui haciendo los primeros programas que eran grabados, y luego comencé a hacer programas en vivo en radio Cultural para pasar luego de algunos años a estar en Emisora del Éxodo que fue la segunda emisora de Frecuencia Modulada de nuestra ciudad.
Trabajé como operador, de hacer turnos, y luego ya comprando espacios para hacer mi propia producción en radio Cultural.
A lo largo del año 1984 comenzamos a recibir cartas, en esa época no había mensajes de texto ni Internet, entonces solíamos poner urnas en los liceos de Salto y toda la juventud -que era muy diferente a la de ahora; era otra generación- nos escribía, llegamos a tener miles de cartas cada semana, todos los viernes levantábamos las cartas de todos los buzones de los liceos y eran miles que llegaban porque el programa tenía mucha aceptación.

4- Uno de los eventos más recordados fue la Estudiantina en Salto Uruguay…
En el año 1987 organicé el primer baile con los estudiantes del liceo Piloto, después del Liceo Zona Este en Chaná y luego se comenzó a diagramar la Estudiantina que marcó una época muy especial, en el año 1988 pasamos al Club Salto Uruguay para hacer todos los domingos al atardecer los juegos estudiantiles de las 19 a las 22 horas y luego se bailaba alrededor de una hora, pero a las 0.30 ya estábamos terminando y marcó una época muy especial de toda esa generación, se juntaban 2.500-3.000 jóvenes estudiantes cada domingo jugando, participando, fueron siete años realmente inolvidables.

5- A lo largo de tanto tiempo, se va actualizando para estar siempre vigente?
Sí, ahora hay otros medios de comunicación y uno tiene que ir cambiando con las generaciones actuales, indudablemente que aquellos bailes no perduraron en el tiempo, pero sí cuando tuvimos la oportunidad de estar trabajando en la Intendencia, en el gobierno anterior, pudimos implementar algo de lo que ha sido nuestra vida en lo que tiene que ver a eventos, espectáculos, como la organización del carnaval, y sobre todo trabajar con la juventud y durante dos años logramos otra vez traer los juegos estudiantiles donde todos los liceos de Salto presentaron cuadros de básquetbol, de fútbol, competencias en todas las disciplinas en Plaza de Deportes, concurso de coros, de dibujo, de preguntas y respuestas que, durante dos años con el apoyo de los liceos y premios que los sponsors ponían, logró otra vez presentar a los jóvenes algo que se había hecho a finales del 80 y comienzo del 90, fue una linda experiencia que lamentablemente hoy no se sigue haciendo y es otra forma de diversión para la juventud actual. Indudablemente los tiempos han cambiado y nos vamos aggiornando por más que sigamos trabajando en radio y televisión y con nuestra música, la mayoría de clásicos para aquella generación, igual hay juventud que suele escuchar música de los 70-80 no solamente en inglés sino rock argentino y latinos, pero sí, evidentemente que hay que ir cambiando porque todo ha cambiado con los mensajes de texto, Internet, las redes sociales, que te escuchen de cualquier parte del mundo que antes era difícil, antes para eso había que grabar algún programa y mandarlo y hoy cuando estoy haciendo el programa al mediodía me escribe gente que me dice que va en la carretera en Estados Unidos, en España, Suecia, Suiza, Australia, Brasil, Argentina, Chile, Bolivia, siempre decimos que somos la compañía para todos los salteños que están fuera del país.

6- Ha incursionado en otro tipo de programas, como informativos por ejemplo?
No, lo mío es conducir programas de radio musicales, ahora en la televisión -acompañando a Jorge Jacques- , hemos incursionado con un programa de entretenimientos que este año volvemos a realizar, también con un programa de todos los días que sale por Canal 8 (Cablevisión Salto) que tiene un éxito muy bueno y lo realizamos desde hace dos años con Rodrigo Tejeira y es un espacio donde me permite dar opiniones o dar pensamientos de mucha gente que no tiene oportunidad de estar en los medios de comunicación.

7- ¿Alguna anécdota?
La anécdota más linda creo que es en aquella oportunidad de los años 80-90, ver cómo la juventud se divertía sanamente, que a las 7 de la tarde los padres dejaban a los chicos en Salto Uruguay y los levantaban a las 0.30, que podían ir a participar sanamente de juegos que se puede volver a hacer, porque hace poco tiempo logramos reunir casi 2 mil jóvenes en la final de fútbol del liceo sin problemas, de llenar el Teatro Larrañaga con la final del concurso de canto o de coro, con coreografías, o preguntas y respuestas en el Ateneo, lo cual quiere decir que no está todo perdido, que hay muchos jóvenes que pueden participar si uno le da la oportunidad.
Anécdotas hay muchas, de ir a contratar a César Banana Pueyrredón, de ir a tomar un ómnibus en Concordia y andar en las madrugadas de Buenos Aires con todo el dinero en los bolsillos, en aquel momento una devaluación argentina que nos permitió que en las primeras 100 entradas ya recuperamos la inversión, y en la primera presentación se congregaron 3.600 personas en Salto Uruguay. Recuerdo además la presentación de Los Fabulosos Cadillacs, de Los Pericos, de Vilma Palma, Los Rancheros, una época muy especial donde muy pocas ganamos pero la satisfacción de haber presentado en Salto a los mayores grupos de América en aquel entonces, es algo muy lindo de recordar, quizás gente de esa generación tenga lindos recuerdos y les cuenten a sus hijos lo que fue la Estudiantina, y también los boliches como Oasis, El Peñón. Además hice bailes en Entre Ríos, en Brasil, hasta en Estados Unidos cuando estuve unos años alejado de Salto y nunca dejé de hacer radio, porque también allí participé en una radio por Internet.

8- Piensa continuar en la organización de eventos?
Los eventos siempre están, ahora tenemos la fiesta Retro en Salto Hotel & Casino, es una fiesta que ya la veníamos haciendo en lugares de la Costanera, comenzamos con 500 personas y las últimas eran más de 1.000 porque la gente de aquella generación que no suele salir todos los fines de semana, encuentra en esta fiesta música de los 80. Es un evento que hacemos más allá del negocio, por hobbie, porque nos gusta, y lo llevamos en el alma. Si tengo la oportunidad me gustaría volver a organizar el Carnaval, ya que veníamos con un auge muy lindo, marcando una presencia buena, también la fiesta de la citricultura, el mes del estudiante, no voy a dejar nunca de pensar en hacer cosas en esta ciudad donde se pueden hacer cosas buenas e importantes.

9- Ha pensado en retirarse algún día
Pienso que nunca, si bien vienen jóvenes que buscan su lugar y quizás hay que dar el lugar, pero mientras siga produciendo y pudiendo comprar una hora en la tele o en la radio haciendo lo que me gusta, claro que lo voy a hacer hasta el final de mi vida, también si no estoy al frente en radio o televisión sí como productor produciendo programas, eventos.Si me dieran a elegir prefiero la radio, por eso cuando hago radio no pongo cámaras porque la radio sigue teniendo esa magia especial, que la gente no te conoce, si bien hoy hay Facebook, pero la gente no te conocía y te escuchaba, la radio tiene esa magia de que si uno no está bien, tiene que llegar y transmitir otra cosa.

10- Dicen que todo tiempo pasado es mejor, para usted es así?
Era otra generación, no se si más sana, pero había otra mentalidad, existían los cócteles, los bailes comenzaban antes, hoy entran a las dos o tres de la mañana y están dos horas, antes se esperaba para bailar lentos, ahora no existen más, quizás hoy con toda la tecnología al alcance de la mano se dejaron de lado aquellas cosas lindas, sencillas.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Mónica Cabrera: “Vivo y disfruto de la vida tal como pienso”

Abogada, gremialista, madre y política, nuestra entrevistada de hoy, es fiel reflejo de su tiempo, y de cómo, apostando a la perseverancia y la “organización”, como ella misma lo manifiesta, es posible lidiar con varias actividades a la vez, pero, siempre “cada cosa con su tiempo y dedicación, y aprendiendo también cada día, a qué cosas decir no”.
Referente de primer orden y Presidenta de su fuerza política (Frente Amplio) Mónica Cabrera, conforma un importante núcleo de mujeres comprometidas con la sociedad, y que no esperan que las cosas sucedan, sino que, protagonizan su realización.

1- ¿Cuándo decidió seguir la carrera de Abogacía?
Cuando tuve que resolver qué orientación seguir en secundaria; siempre me gustaron mucho las letras: historia, filosofía, literatura y, dentro de las posibilidades que se abrían en Salto, era la carrera de Derecho una de ellas, por eso elegí Humanística y luego Derecho. Luego, dentro de la carrera, me incliné por el Derecho Laboral, el Derecho de Familia y el Derecho Civil.

2- ¿Qué significa para usted, la Justicia?
Siempre digo que si los seres humanos fuéramos menos problemáticos, la Justicia no existiría; pero, como esencialmente somos conflictivos, debe existir el tercero imparcial que resuelva lo que nosotros no podemos.
Por ese motivo, la Justicia como tercero que conoce lo que nosotros le planteamos y no otra cosa, debe decidir una situación, que podemos entender justa o injusta, pero es la forma en que los humanos resolvemos nuestros litigios, es parte de nuestro contrato soAL DORSO DRA MÓNICA CABRERAcial.

3- ¿Qué cambiaría del sistema judicial uruguayo?
Que sea menos burocrático, que todo funcione coordinadamente, que el sistema judicial en sí, tenga mucha formación y compromiso.
4- Tras años de militancia en política, hoy se consolida como una de las principales referentes departamentales de su colectividad; ¿fue difícil el camino?
Tuvo y tiene momentos de dificultad, que la tiene todo ser humano cuando, dentro de un colectivo enorme como es el Frente Amplio, pretende marcar un camino de trabajo con seriedad, con determinadas líneas de conducta de las cuales no apartarse; y, con los objetivos claros, lo importante es tener la convicción que se está en el camino correcto.

5- ¿La política como medio o como fin en sí misma?
La política para mí es un medio para poder modificar la realidad, lograr la igualdad social, cambiar la sociedad en la que vivimos, que sea para todos, sin exclusiones, con igualdad de oportunidades, como decía Max Weber: “los cambios concretos no se lograrían nunca sin los grandes sueños revolucionarios”.

6- Si tuviera la oportunidad de ser gobernante local o legisladora nacional, ¿en qué objetivo colocaría su mayor empeño?
En el desarrollo del país y de la región; somos un país chico, pero con muchas oportunidades; el desarrollo sostenible debe ser nuestra meta, cuidando el medio ambiente y nuestras riquezas naturales, generando a través de la inversión pública y también, de la privada, fuentes de trabajo genuinas donde se respeten los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

7- ¿Por qué la izquierda?
Por dónde pone los énfasis, en la igualdad, en lograr equidad, en defender derechos de colectivos postergados, porque los proyectos son colectivos y no individuales, porque desde allí se transmiten valores para manejarse en la vida.

8- Cuéntenos de su familia
Con mi esposo dentro de unos días cumplimos 24 años de casados, tenemos tres hijos Paula (23) Felipe (21) y Camila (18), están estudiando, formándose de la mejor manera que nos es posible y también trabajan, porque ya están aprendiendo que todo se logra con esfuerzo y tesón, nada te viene de arriba.

9- ¿Cuesta lidiar con la carrera profesional, la política y demás actividades, como la maternidad?
A todas esas actividades, también, súmale la militancia universitaria y la gremial, son varias actividades en un mismo día; pero, organizándose, todo se puede, cada cosa con su tiempo y dedicación, y aprendiendo también cada día, a qué cosas decir NO.

10- ¿Tiene deudas pendientes con la vida?
No, no tengo deudas pendientes, vivo de acuerdo a mi convicción siendo coherente, vivo y disfruto de la vida tal como pienso.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“Me interesa transmitir todo lo que he ido alimentando en el camino del conocimiento”

Con el Artista Plástico Wilson Nessi Venturini

Wilson Nessi es un descollante artista plástico de origen salteño, que se ha destacado en polifacéticas expresiones
de las Artes Plásticas. Fue artista de referenciaca en el Museo Torres García y ha realizado innumerables exposiciones… charlas y cursos en Museo de San José, Casa de la Cultura Trinidad,- Durazno,- Artigas, Minas, Museo Solari Fray Bentos; Colonia Teatro Bastión del Carmen;- Nueva Helvecia Escuela del Hogar,- Mercedes ;-Montevideo La Colmena; Maroñas; EPA arte Punta del Este y otros más.

1- ¿Qué recuerdos tiene de sus primeros tiempos?
-“Los recuerdos de mi infancia y más en Salto son muy vastos con mucha alegría y con compañeros y amigos que hasta hoy en algunos casos nos encontramos y con otros mediante los medios de comunicación actuales estamos informados permanentemente.-

2- ¿Siempre estuvo vinculado al arte?
-“Nací en Salto en un hogar que siempre imperó la enseñanza; siendo mis inicios en la Escuela No.6 de Belén, para después en la ciudad Escuela No.8 y finalmente Escuela No. 1; ya que mi madre era maestra. Luego el Liceo IPOLL del que llego hasta cursar 1er, año de Arquitectura”.

3- ¿En qué momento de su vida se percata de su vocación y gusto por la plástica?
-”Aquí en este momento es lo que yo puedo decir surge mi vinculación al arte con aquellas primeras clases de Historia del Arte y de Pintura; las que nunca me olvidé ya que seguí en forma personal estudiando y trabajando todo lo relacionado al arte hasta que dos años antes de retirarme de mi actividad me dedico a seguir este camino de al dorso 001incursionar en el vidrio, en el Museo Torres García en Montevideo, donde como el arte del pasaje de la luz siempre desde mi infancia me llamaba poderosamente la atención.- Sigo investigando y estudio donde me convierto en auto didacta lo que hace profundizar aún más el Arte en Vidrio en sus distintas técnicas desde el vidrio plano – vitrales – termoformado – vitrofusión y otras buscando siempre su origen y aplicación”.

4- ¿Cómo fueron esos primeros tiempos en el camino de las Bellas Artes?
-“Una vez ya haber conocido la introducción el arte en vidrio plano tratamos de buscar, trasmitir y recibir conocimientos tanto de la realización de los trabajos como buscar más sobre esta técnica, pero era tanto el interés en el pasaje de la luz y los colores que esto se transforma en algo que nos llevaba sin saber que estábamos en el camino de las Bellas Artes con técnicas muy diversas”.
5- ¿Cómo se da su incursión en el arte en vidrio en el Museo Torres García?
-“Dado mi interés siempre en la luz y sus colores al pasar por el vidrio me da el impulso necesario para este camino de las artes plásticas con introducción al vidrio plano – vitrales – termoformado – vitrofusión – lo que sin darme cuenta seguía investigando y logrando el conocimiento de diversas técnicas”.

6- Hablemos de sus exposiciones…
-“El primer o primeros pasos fueron lentos y con mucho apoyo, debiendo recordar que aquí en Salto fue mi primera muestra en el Gran Hotel Concordia, para después con amigos y personas que a medida que van conociendo las obras somos invitados a distintos espacios culturales recibiendo satisfacciones que nos obligan a profundizar más en los conocimientos de la luz y los colores teniendo presente también las formas”.

7- ¿Qué lectura hace de su ejercicio docente?
– “El ejercicio como docente es el que nos hace aprender también de quien recibe los conocimientos, pero te debo aclarar que lo que me interesa es transmitir todo lo que en este camino nos fue alimentando con el estudio y la práctica.
Nos sentimos muy reconocidos por lo efectuado hasta ahora, por las semillas que fuimos sembrando y muchos de ellos siguen en el mismo”.

8- ¿Cómo ve posicionada las artes plásticas en nuestro país?
– “Las veo bien posicionadas, con interés en su expresión y avance en muestras de las distintas técnicas de las Artes Plásticas”.

9- ¿Dónde se halla radicado en la actualidad?
– “Si bien nací en Salto, me radiqué en la ciudad de San José de Mayo, donde permanezco hasta hoy”.

10- ¿Cuáles son los aspectos más relevantes de su trayectoria?
Realicé estudios de pintura en óleo y acuarelas con el artista plástico salteño Artigas Milans Martínez.
Luego continué trabajando y estudiando en forma personal todo lo artístico, bellas artes, etc. hasta que incursiono en el vidrio en el Museo Torres García.
Dicto en la ciudad de Montevideo, posteriormente iguales cursos en el Museo Dental de la ciudad de San José de Mayo, creando luego el Taller Estudio Vitroart y hoy con actividad y creaciones propias.
He realizado exposiciones tanto individuales como colectivas en Museo Deptal de San José, Vidriería Cristalsol, Gran Hotel Concordia –Salto- Casas de la
Cultura de Florida, Trinidad, Artigas, Minas, Young y otras. Hotel de Campo la
Vigne en –Colonia- Museo Solari – Fray Bentos – Centro Industrial y Comercial –
San José – Teatro Bartolomé Macció – San José – Bastión del Carmen – Colonia – Museo Blanes Viale – Mercedes – Galería Claramount – Fray Bentos – Museo Ma.Irene Olarreaga, y Escuela Hiram, – Salto – Sociedad Italiana – Carmelo, etc. Y en Montevideo y Punta del Este en La Colmena, – Hípica Rioplatense “Maroñas”, Librería Mundos Invisibles, Galería Punta Arte, Hotel Conrad, Liga de Fomento y Cantry Club, etc.
Obras en Uruguay, Argentina, EE.UU. Francia, España, Suecia, etc.
He restaurado y realizado vitrales, piezas utilitaris, decorativas, luminarias y tallado en viviendas privadas, como en Gran Hotel Suizo, Museo de Artes Plásticas y Visuales Ma.Irene Olarreaga, Murales Sala Conferencias Club A. Central, Escuela No. 103, Gerencia Regional UTE San José – Casa de la Cultura Trinidad y otros como así trofeos de asociaciones médicas, San José, Canelones, Rivera, Intendencia Municipal, San José, Centros MEC, y otros.
Ejerzo docencia en mi taller, brindo charlas, cursos y seminarios talleres y Centro Politécnico del Cono Sur, Escuela del Hogar Nueva Helvecia, Taller Limón Azul, Gran Hotel Concordia y Escuela Hiram-Salto- Sociedad Italiana Carmelo, – Colegio Midland Collage – Florida – enCasa de las Artes – Fray Bentos – , Galería Blanes Viale – Mercedes – Casa de la Cultura – Trinidad – Flores – entre otros. He recibido los Premios Victoria en los años 2010, 2011, 2012 y otros reconocimientos”.

Hoy por:
María Fernanda Ferreira

 

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Una mujer con sueños por cumplir

Con María Clara Duvós Izarrualde

María Clara Duvós Izarrualde es la secretaria de la Asociación Agropecuaria de Salto, si bien es nacida en Montevideo, se considera salteña por su apego a esta tierra. Proveniente de una familia numerosa, y muy unida, desempeña su labor muy a gusto en el lugar, sintiéndose respetada y valorada. Es una agradecida con la vida, aunque le gustaría viajar y tener nietos. Con ella nuestra sección semanal.

1- ¿Dónde y cuando nació? Como estaba compuesta su familia y como la constituyó después?
Nací el 14 de abril de 1968 en Montevideo (mi mamá nos iba a tener allá) pero me considero salteña.
Soy la menor de siete hermanos, la más mimosa hasta hoy! Somos una familia muy unida. Mis padres Raúl Valentín Duvós Aznárez y Flor Esperanza Izarrualde Morando. Mi papá era montevideano y mi mamá canaria. Vinieron por un tiempo por trabajo y se quedaron toda una vida. Mi padre fue hasta que se jubiló Jefe de la Zona V de Vialidad del MTOP con residencia en Salto. Estrenamos la casa que construyó el Ministerio en calle Uruguay 1285. Mis hermanos Cristina, Raúl, Amparo, María José, Pablo y Germán. Mi esposo desde hace casi 31 años es Sebafoto al dorsostián Goncalves con quien tenemos dos hijos Sebastián y Lucía. Como es productor rural viví durante 13 años en el campo, por lo que tuve el privilegio de criar a mis hijos allí. Hoy son Licenciados en Turismo y Comunicación. Lucía hace tres años que vive en Nueva Zelanda y viene de visita el 1º de junio por unos días, así que estoy feliz!

2- ¿Cómo transcurrió su infancia, qué recuerdos tiene de ésta?
Tengo hermosos recuerdos de la infancia, sobre todo del Jardín 103. La describiría como tranquila y feliz. Parece que el tiempo no pasaba nunca. Si bien mis padres trabajaban, papá ingeniero civil y mamá docente de francés, siempre se acomodaban para estar presentes y compartir momentos en familia. Como soy la menor con bastante diferencia de edad, me llevaban a la placita y hamacas los fines de semana. Como vivíamos frente a la Plaza Artigas recuerdo andar en bicicleta y caerme muchas veces. En primavera y verano, a la tardecita, todos los vecinos cruzaban con sus sillas plegables, se instalaban y conversaban entre ellos mientras los niños jugábamos y andábamos en bicicleta.

3- ¿Y la adolescencia? ¿Donde cursó sus estudios?
En un momento durante la adolescencia fue como ser hija única, ya que algunos de mis hermanos estaban estudiando en Montevideo. Salíamos con compañeros de clase y de otros liceos a la pizzería y al cine y a veces a los bailes de Musicalísimo en el Club Uruguay. También nos reuníamos en las casas, nos turnábamos, pero había algunas más populares a las que nos gustaba ir.
Hasta 5to. año de primaria fui a la Inmaculada Concepción, luego al Salesianos y el bachillerato lo hice en el Ipoll. Como ya estaba de novia y mi esposo en aquel entonces ya se había recibido de Perito Agrónomo y estaba trabajando en el campo con su padre, una vez terminado el bachillerato hice Administración de Empresas en UTU y al año siguiente nos casamos.

4- Desde cuándo ejerce su tarea como secretaria de la Asociación Agropecuaria de Salto y cómo recuerda los inicios
Estoy en la Asociación Agropecuaria de Salto desde el año 2010. También soy secretaria de la Asociación Fomento Rural de Valentín. Recuerdo una entrevista de trabajo con unos cuantos directivos. Al principio todo era nuevo. Lenta y sucesivamente me fui interiorizando del rico historial, patrimonio de esta institución que tiene más de 100 años.

5- En su rol de secretaria de la Asociación Agropecuaria de Salto, qué le gusta de su trabajo, qué cosas o eventos durante el año son los que más le gusta organizar
El trabajo me encanta, es bastante administrativo. Los eventos que ayudo a organizar son Salto Ovino y la Expo Salto que es el evento más importante. También algunas reuniones. Soy secretaria de actas. La Comisión Directiva se reúne todos los lunes de tardecita. La tarea que menos me gusta es redactar las actas ya que quiero hacerlo bien y no olvidarme de nada.

6- Siendo mujer; ¿qué beneficios tiene y qué cosas entiende que juegan en contra a la hora de realizar su trabajo?
En realidad no he sentido en los lugares de trabajo diferencias por ser mujer. Siempre he sido respetada y valorada. También siempre doy lo mejor de mí. Además me gusta trabajar y me doy maña para lo que haya que hacer.

7- Qué opinión tiene sobre el feminismo y los reclamos que se plantean hoy en día al respecto. ¿Está de acuerdo con eso?
Me parece estupendo de que se valorice a la mujer, humana e intelectualmente. En mi caso no he encontrado en mi trabajo nada que contradiga mi modo de pensar y mis derechos como mujer. Tampoco en mi matrimonio.
Es indudable que en este tiempo que vivimos la mujer ha ido ganando espacio que habitualmente era de los hombres. Queda claro que las conquistas logradas por la mujer se deben al esfuerzo y la perseverancia. Hoy esto se está revirtiendo. Cada vez son más los puestos donde antes había solo hombres y hoy está presente la mujer.
En cuanto al lenguaje, para mí nunca discrimino. Si algo es inclusivo es nuestro lenguaje que en los términos conocidos involucra al género humano sin distinciones.

8- Como divide su tiempo entre la familia, la casa y el trabajo; qué cosas quisiera cambiar en su rutina? Quisiera dedicarse más a algo que por cuestión de tiempo no puede?
Como soy una persona organizada lo llevo muy bien.
En este momento mis hijos son independientes, hecho que facilita administrar mi tiempo. Como trabajo solo en la tarde, me gustaría cubrir el tiempo de la mañana si la oportunidad se presenta. Estoy a gusto con mi rutina.
En realidad me he dado tiempo aún sin tiempo para hacer lo que me gusta, leer por ejemplo. De ser posible me gustaría viajar.

9- Dicen que nadie es imprescindible, pero sí indispensable. ¿Considera que es indispensable en su oficina? ¿Entiende que sus compañeros valoran eso?
Esta pregunta la tendrían que responder mis compañeros. En lo personal pongo todo mi empeño para que las cosas estén bien hechas. No me considero indispensable.

10- Qué cosas le quedan por hacer, objetivos a cumplir…
Soy una agradecida con la vida. Me encantaría tener nietos. Que mis hijos se realicen y que la gente de este país trabaje y viva mejor. Este es un año especial, aprovechémoslo.

Hoy por: Sara Ferreira

 

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Un hombre con vocación por su país

Con Carlos Bruno, un uruguayo que defiende los valores de la vida

Carlos Bruno es coronel retirado. Su trayectoria en el Ejército Nacional marcó su vida, pero su actual desempeño como profesor universitario y su estrecho vínculo con la Iglesia Católica lo hacen defender valores en todos los ámbitos de la sociedad. Desde que se retiró de la institución militar se radicó en Salto, es floridense de nacimiento y uruguayo por sobre todas las cosas. Defiende valores e ingresó a la arena política para hacer su aporte. Con él, nuestra sección semanal.

1- ¿Dónde nació como se integra su familia y dónde estudió
1. Nací en Florida, mi señora también, nacimos en el año 1960, estudié en Florida los primeros años, luego estudié en Durazno, en el Liceo Militar e hice los cursos de la Escuela Militar en Toledo (Canelones). He estado en varios lugares del país como Colonia, Mercedes, San José, Durazno, Salto (fue el último destino) en el cual nos radicamos por acá porque nos gustó. Evidentemente hemos conocido bastante el Uruguay gracias a la actividad militar, hemos estado viviendo junto a los 4 hijos que tenemos y naturalmente tenemos alrededor de 15 mudanzas. Eso nos hace conocer el país de una manera diferente.

2- ¿Qué recuerda de su infancia y su adolescencia?
Fue una infancia muy, muy humilde, de mucha pobreza material, pero de una gran riqueza espiritual, junto a la familia, mis padres que nos dieron todo con un esfuerzo enorme para poder seguir adelante, es decir que conocimos muy de cerca lo que es la pobreza extrema en algunos casos y eso nos hace ver de otra manera el actual factor psicosocial del momento, es decir que eso me está ayudando a poder entender de alguna manera esta situación. bruno al dorsoRecuerdo que en Florida me gustaban mucho los desfiles del 25 de Agosto, disfrutaba mucho los desfiles militares, y también disfrutaba los juegos, con mis compañeros al fútbol en toda la vuelta el barrio. Todo eso me lleva a tener una nostalgia de mi infancia que fue muy bonita en ese sentido por los vínculos barriales donde se creaba un buen vínculo de amigos.
Mientras que la adolescencia fue alejada de mi familia naturalmente por la formación militar y por lo tanto veíamos poco el tema, veía poco a mis padres, fui interno 6 años, por lo tanto los veía poco.

3- ¿Por qué decidió unirse al ejercito?
El ejército fue mi vocación toda la vida, obviamente que encontré en el Ejército los valores que consideré iban a regir mi vida, por eso me decidí seguir la vida militar, recuerdo con mucha alegría los primeros pasos, fueron muy duros por supuesto, me recibí en el año 1980 y recuerdo esos primeros momentos que me marcaron mucho en cuanto a ver la institución militar como lo que era; una escuela estoica de moral, de muchos valores que me formaron como persona, como ciudadano y que me permiten hoy tenerlo vigente.

4- ¿Cómo vivió esa etapa trabajando y conformando una familia?
Me casé muy joven, con 21 años, ya enseguida vinieron los hijos; con mi señora la cual reconozco y le doy el valor que merece por ser la compañera indiscutible que siguió todos los pasos y me acompañó en todos los destinos, incluso aquellos más alejados, siempre estuvimos juntos, siempre con los hijos a cuestas -como el caracol la casa- y ahí estuvimos siempre unidos en ese aspecto, sea cual fuere el destino; ella estaba conmigo. Era dura la etapa de conformar una familia y arrancar el Ejército porque no se olviden que oficial joven, tiene mucho más responsabilidad en algunos aspectos operativos que llevan a tener un sacrificio muy grande de la familia.

5- ¿Por qué decidió radicarse en Salto?
Cuando decido quedarme en Salto obviamente que la maduro mucho, luego que termino el comando de Brigada, veo en Salto un potencial muy grande para estudiar, desarrollarse, emprender, y eso me motiva a quedarme acá, el hecho de que era docente universitario me permitió hacer los posgrados, estudiar, lo que me lleva hoy a decir que el potencial que tiene Salto como ciudad universitaria entre otras cosas me sigue motivando a permanecer acá. Ésta es una ciudad que tiene un potencial enorme que tal vez no esté desarrollado en la justa dimensión.

6- ¿Qué actividades desarrolló cuando se retiró del ejército?
Sí, cuando me retiro del Ejército me dedico de lleno a la docencia, actividad de servicio y demás, obviamente estoy muy vinculado a la Iglesia (Católica), la parte de la religión católica apostólica y toda actividad a la iglesia y a la docencia, me llenan enormemente mi vida personal.

7- ¿Se siente mejor en un aula que en un cuartel o son sentimientos parecidos?
El cuartel y la docencia son dos cosas diferentes y similar a la vez, van de la mano en algunos aspectos y nos ayudan a crecer en cosas diferentes, pero cargadas de valores, de principios, que lo que hacen a uno hacer las cosas de la mejor manera posible, considero que ambas cosas tienen una disciplina, un procedimiento que llenan y hacen muy bien. El tema docencia es un acto de generosidad pero hay que capacitarse, yo he estudiado muchísimo desde que me retiré.

8- ¿Cuáles son los valores sociales que a su juicio hay que defender?
Lo primero que hay defender es la familia, desde todo punto de vista, la integridad familiar es el núcleo de la sociedad de la familia, defender la familia, los valores los principios que rigen la familia, el bien común, ser solidario con los más desprotegidos, todo eso lleva a que uno se sienta bien como persona, y pueda de esa manera seguir adelante en la vida encontrándole el sentido que se necesita. El valor de proteger al más desprotegido como decía Artigas ‘que los más desprotegidos sean los más privilegiados’, eso es importantísimo; mirar el bien común en el prójimo, en el que tiene problemas, eso nos hace a nosotros fuertes, solidarios y nos hace pensar que estamos haciendo las cosas como corresponde, no podemos mirar al costado, los problemas no son de la derecha ni de la izquierda, son de todos, el día que no lo miremos desde ese punto de vista, es que estamos haciendo las cosas equivocadas, por eso para mi este tema es importante, la educación básicamente. Cuando hablamos de inseguridad, hablamos que es una solución integral, lo que es seguridad va de la mano con la educación, no puede tomarse desde un punto de vista aislado.
9- ¿Por qué eligió hacer política?
Elegí hacer política porque no estaba en mis planes, estaba muy lejos de ello porque considero que hay cosas para cambiar, hay que mirar que realmente hay problemas, hay dificultades, hay cosas para arreglar y considero que no nos debemos quejar sin hacer algo, este es un punto que considero importante; hacemos política porque encontramos una propuesta clara, llena de valores, de principios de los cuales yo comulgo, entonces dije ‘este es mi candidato; acá sí me pongo a trabajar’, no es un voto solamente sino motivar a que todos voten o que recapaciten, que surgió un líder natural que es Manini Ríos.
Por qué se hace política, para quién, pero acá se hace política con el bien común, acá no es un problema de malos y buenos sino de mirar el bienestar de todos; todos tenemos una mirada diferente de la problemática social, por ejemplo, la seguridad, pero lo importante es que hay que construir un país mejor, un país que tiene un potencial enorme y que muchas veces no ha sido considerado o no ha sido valorado por una parte de los habitantes en el aspecto de que tenemos un potencial que hay que aprovecharlo, hay que mirar con optimismo el futuro; hay que construir, pero todos juntos, no puede haber una separación, hoy hay una fragmentación muy grande que nos hace daño y va por ahí el tema; hay que construir un Uruguay lleno de valores, positivos, basado en la familia, en los buenos principios de respeto de autoridad enmarcado siempre en el bien común.

10- ¿Volvería a hacer lo mismo?
Volvería a hacer lo mismo siempre y cuando aparezca el candidato que a mí me parezca que cumple con estos principios.

Hoy por:
Hugo Lemos

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

José Baldassini

Hoy por: Por: Dr. Adrián Báez

Nuestro entrevistado emigró a los Estados Unidos hace 47 años, lugar que adoptó como suyo y donde se perfeccionó en el plano académico, lo que lo llevó a ser honrado con el título de Profesor Emérito por la Kean University de Nueva Jersey. Con su vasta trayectoria como Doctor en Educación, nos

brindó su visión respecto a la situación educativa nacional y su convicción que sin la formación, peligra la libertad.

1- ¿Salteño de pura cepa?
Nací en Salto, en la zona de Corralito, pero hace 47 años que estoy en Estados Unidos. Luego de ejercer la docencia por más de 30 años, ahora estoy retirado de la Universidad.

2- Dicho retiro ocurrió con un importante galardón, ¿es así?
La Kean University de Nueva Jersey, que forma parte de siete universidades, me designó Professor Emeriti en Latín, que se lo dan a aquél que ha hecho algo extraordinario o fuera de lo normal en la Universidad. Y, este señor de aquí, de Corralito, parecería ser que hizo algo extraordinario, si no, no se lo hubiesen dado. El homenajeado tiene que ser nombrado por otros profesores, luego la propuesta pasa al Consejo de la Universidad y, después, es firmado por el Presidente. Es interesante la historia de dicha Universidad, y el por qué lleva ese nombre. Sucede que, el dueño de esos grandes campos entre 1850 y 1870, aproximadamente, regaló una parte y, ahí, se fundó la Universidad. Por eso lleva el nombre Kean.

3- ¿Doctor en Educación?
Sí, exactamente, por la Rutgers University. Mis logros académicos son los siguientes: Instruction and Educational Leadership, B.A., Instituto Miguel Rua, Uruguay; M.A., Pontifical University, Rome; M.A., Montclair State University; Ed. D., Rutgers UniversityAL DORSO José Baldassini
La Universidad que me condecoró, es una de las más importantes; ahora tiene unos 52 mil estudiantes. La línea de ómnibus de la universidad, para que se trasladen los estudiantes, para que tenga una idea, es más grande que la de Salto. Tiene todo, desde investigación científica en medicina, hasta arquitectura, ingeniería, matemática, etc.

4- ¿Qué opinión tiene sobre la educación uruguaya?
Le voy a ser sincero; no sé mucho de la educación de aquí, pero, por lo que he visto a través de los diarios y aquí en Salto, me permito decirle una frase: “juventud sedienta de saber, un poco desorientada”. Esto, no es una propiedad de Uruguay, el estar desorientado, sino que lo es del mundo.

5- ¿Observa muchas diferencias con la mentalidad que sobre el tema existe en Estados Unidos?
Hagamos distinciones para entender. No se olviden que, hace muchos años atrás, pasó por el Uruguay y por Argentina, una persona que se llamaba Albert Einstein, a quien le gustó más Montevideo que Buenos Aires. ¿Y saben por qué? Porque Argentina, según él, se parecía a Estados Unidos. Uruguay, en tanto, tenía buena educación, buena cultura, y mucha libertad. Por lo tanto, no todo ha sido malo.
Primero, por qué pagan mejor en países como Estados Unidos; porque hay más dinero. Segundo, porque tienen un gran concepto de lo que es la investigación. Por qué Estados Unidos es tan grande; qué diferencia hay entre su cabeza y la mía, ninguna. Usted es tan inteligente como yo o cualquiera. Pero si a un niño se le da el poder de investigar, ese niño va a descubrir cosas que el otro, que no usa la cabeza para investigar y estudiar, no va a descubrir. Estados Unidos le ha dado mucho poder a la enseñanza y ha invertido muchísimo en ella. ¿Saben cuántas universidades hay en Estados Unidos? Más de 3000. Con 20 a 100 mil estudiantes, la cantidad de ciudadanos que tiene Salto. En nuestro caso, la universidad uruguaya es mediana. Allí todos quieren estudiar. Y hay posibilidades que quien egresa, pueda hacer mucho dinero. Lamentablemente, aquí, se reciben de tal o cual carrera y se preguntan a dónde van a trabajar y piensan en emigrar. Esa es la gran distinción.
Tercero. Estados Unidos es lo que es, aunque en estos momentos es como un avión que está pasando por turbulencias, por el gran poder creativo que tiene, esa es su gran fortaleza. Y, de dónde proviene; de las universidades y del estudio de las mejores cabezas del mundo. Por lo tanto, recomiendo tres cosas: potencia, dinero y el poder de la creatividad.

6- Por lo tanto, desde su óptica, ¿nos falta mucho trecho por recorrer?
Muchas veces escucho decirse que el Uruguay no sirve. Al contrario; el Uruguay sirve, es muy bueno. Uruguay tiene centros de estudios muy buenos, grandes, medianos y pequeños. Un ejemplo, este, Mundo Nuevo. Ustedes no saben la influencia que institutos como estos tienen. Se los digo porque, nosotros, que venimos de afuera, podemos analizar las cosas de forma objetiva y comparar con los lugares en donde estamos. Este tipo de institutos acobijaron a muchísimos alumnos; en el caso de Mundo Nuevo, el número exacto es de 4.500 alumnos registrados desde el 2001. Y, desde que se fundó en la década del 70, pasaron otros tantos, llegando a la cifra de 12.000 alumnos. Este tipo de enseñanza ha dado oportunidades a muchos jóvenes y no tanto, de obtener formación a través de carreras que los prepararon para el hoy. Si eso se apreciara, el gobierno colaboraría económicamente con este tipo de lugares para que ahorraran dinero y así incentivarlos.

7- ¿No generaría polémica una propuesta así?
Sin lugar a dudas. Y, además, nos dirían, nosotros somos los encargados de educar. Pues, entonces, eduquen bien. La competencia no es mala, es buena. Les cuento un cuento que es verídico. Dos maestros se quejaban de que había un árbol de manzanas que les molestaba, ya que los niños solamente tocaban las manzanas. Un día, el Director se enojó tanto por el dilema de las manzanitas, que cortó el árbol de sopetón. Terminado el tema. Así se toman muchas de las soluciones en la educación. No señor. Así no debe de ser. El proceso de la educación es como subir una escalera, es despacio y lleva tiempo y, si uno lo quiere terminar rápido, se cae o no llega. El proceso de la educación, es como crecer.

8- ¿Cómo se hace para captar la atención de los jóvenes y que la educación se les vuelva atractiva?
Volvemos al punto de la creatividad. En este caso, la creatividad del maestro y del sistema educativo de buscar aquello que atrae al alumno. La educación no puede añorar el pasado; la educación tiene que utilizar toda la tecnología que está a su alcance para fomentar el entusiasmo en el joven.

9- La falta de una buena formación, ¿acarrea muchos males?
Hoy estamos completamente envueltos en las comunicaciones. Lo he dicho en varios grupos, los comunicadores, los periodistas, son absolutamente importantes, ya que el mundo está cambiando y hay una tendencia a gobernar olvidándose de la democracia. Cambian los nombres: socialismo-liberalismo-comunismo-populismo. Y que es esto último, es poner al pueblo en contra de su enemigo, que quién es, la élite; y quién es ella, nadie o todos; y quién es el pueblo, nadie o todos. Eso es un confusionismo. Por eso necesitamos que la prensa del mundo, sea tremendamente fuerte; muere la prensa, muere la libertad.
Turquía, Brasil Afganistán, Venezuela, Estados Unidos, países de Europa, son lugares donde hay una terrible tendencia a gobernar sin la ayuda de la democracia. Cuando uno quiere tomar una decisión rápida, es mucho más fácil gobernar sin el consentimiento de muchas personas y comisiones, por ejemplo, y, eso, es lo que está pasando en Estados Unidos, por ejemplo. Por lo tanto, este es el momento en que la prensa, la televisión, los investigadores, tienen que defender la libertad. Así tiene que ser; con investigaciones, con estudios.

10- ¿La política estadounidense se entromete en el área educativa?
Sí; y es malo en muchos casos. Cuándo es bueno; cuando se le da libertad al que sabe. Cuando el Estado le da a los maestros, que fueron los que estudiaron para enseñar, la libertad suficiente para actuar. Ahora, cuando ese Estado monopoliza los modos de enseñar a través de vouchers, eso, quita la libertad. Entonces, se pone a la escuela pública en contra de otros centros de estudios que están subvencionados por el Estado, porque se dice que la pública no marcha. La solución, como lo dijimos, no es cortar el árbol de raíz, no; la solución no es crear otras escuelas, sino que, hay que darle a las existentes otras herramientas para que puedan subir. Los problemas educativos se resuelven buscando los puntos más difíciles de los problemas, valga la redundancia, y actuando. Y, creo que, esas soluciones deben y provienen del sector educativo, de aquellos que saben, que se prepararon para la enseñanza. El Estado debe actuar en su margen, no pasarlo.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Con Wilson Mattos – Gerente de AJUPENSAL “Continúo con el esfuerzo de una capacitación permanente”

Wilson Mattos de los Santos (42) se desempeña como Gerente en A.JU.PEN.SAL. (Asociación de Jubilados y Pensionistas Salto)
y van a cumplirse catorce años desde que trabaja en la institución. “Me crié en el barrio Villa España y la Primaria la hice en la
Escuela Nº 111. En esa época funcionaba por el horario de la mañana en el local de la Escuela N.º 5”.
La consigna en la institución es mejorar la calidad de vida del adulto mayor. “Hay mucho por hacer, pero los cambios, las transformaciones, se hacen en forma lenta y radical, lenta y segura. Caminar sobre pie firme y avanzar un paso a la vez” – reflexiona.

1- Desde su experiencia, vinculado desde hace tiempo a los adultos mayores… ¿Qué lectura hace de la mirada de la sociedad actual ante las personas adultas mayores?
-”No es una pregunta sencilla de responder. Desde mi postura, al estar vinculado en forma directa con el Adulto Mayor, y en especial a un sector de los adultos mayores que son asiduos a nuestra Institución, se ve en ocasiones el grado de vulnerabilidad social en la que viven. No se puede decir que es de regla esta situación, pero sí que se ve en forma frecuente. La sociedad, en ese sentido, creo que ha avanzado aunque a pasos lentos.wilson mattos 001
El adulto mayor se vincula con sus pares, al igual que son sus pares se vinculan los demás grupos etáreos de la sociedad.
Lo que nosotros pretendemos lograr es una integración, un fortalecimiento de los vínculos, y eso, se logra desde casa.
Tener a nuestra institución como un segundo hogar para nuestros socios, no es un slogan, sino que es una filosofía de vida con la que estamos convencidos.

2- ¿Qué aportes ha hecho a la Institución desde su lugar?
-”No siempre fui gerente. De hecho comencé tímidamente desempeñándome como Secretario de la Comisión Directiva. Yo estaba buscando una salida laboral, crucé por la puerta del diario EL PUEBLO y vi en la publicación que está en la vitrina de afuera un llamado que hacía A.JU.PEN.SAL.
Confieso que no estaba muy convencido de presentarme, no conocía mucho sobre la Institución y tampoco estaba interiorizado en el área del Adulto Mayor. Tenía más experiencia en el trato con gente joven. De todos modos, pensé que si había trabajado con gente joven, este desafío sería interesante. Y hubo algo, que no sé explicar, que me motivó a presentarme y confiar en mis instintos. De a poco, comencé a descubrir la grandeza de AJUPENSAL y a pensar en formas de contribuir a mejorar el servicio que ofrecían.
Tenía experiencia en el armado de Proyectos para financiamiento de emprendimientos y fue así, que fui armando algunos proyectos. Si bien nacieron desde la iniciativa personal, encontré apoyo y confianza en las diversas Comisiones Directivas.
Logramos, con esfuerzo mejorar varios sectores como ser la Sala de Fisioterapia, Odontología y el Gimnasio ambos equipados con aparatos de última generación. Las camionetas, que son de gran importancia para el traslados de nuestros socios, principalmente los de menores recursos”.

3- A nivel personal ¿Qué otros proyectos ha abordado? ¿Cuáles son sus aspiraciones de futuro?
-”A nivel personal, dentro del ámbito laboral, continúo con el esfuerzo de una capacitación permanente. Fuera del ámbito laboral, me centro en mi familia, lograr que mis hijos reciban una buena educación, que crezcan rodeados de valores, que sepan el verdadero sentido de la vida, creo que es uno de los mayores retos a los que he estado llamado. No es sencillo lidiar con los niños, y menos aún cuando se trata de los hijos.
Son pequeños que vienen con un ímpetu diferente, pareciera que traen incorporadas las respuestas a cada cosa. Y por otro lado, como adultos sabemos que la inocencia de un niño frente a la vida real puede desaparecer en una fracción de segundos. Creo que mi proyecto mayor en ese sentido está junto a mi esposa, el criar a nuestros tres niños con raíces fuertes. Que no se olviden de donde vienen y que puedan proyectarse hacia un futuro mejor que el que hoy podemos darles”.

4- ¿Cómo ha ido evolucionando la Institución a lo largo del tiempo y cómo ha experimentado usted dichas etapas?
AJUPENSAL, desde que comencé a trabajar ha pasado por diversas etapas. No todas buenas.
Se han pasado ratos difícil, situaciones de las que hemos aprendido y que también han contribuido a fortalecernos. La unión que se logra en las tempestades es la que hace más fuerte a las familias. Algo así podría leerse en la interna de nuestra institución.
Estamos con un emprendimiento nuevo, pero que ya tiene trayectoria, me refiero a AJUPENSAL TE CUIDA. El servicio de acompañantes, que es una propuesta nueva que hemos lanzado y que nos ha permitido dar una respuesta a una situación por la que muchas familias transcurren, siendo una fortaleza en momentos difíciles.
He tenido otras propuestas, incluso con remuneraciones más interesantes. Pero, creo en la obra que hace esta institución, en la diferencia que marca en la vida de las personas”.

5- ¿Qué lectura hace del empoderamiento del adulto mayor en todos los estratos de la sociedad?
-”Esta palabra empoderamiento, había entrado en desuso, parece una paradoja. Hablar de empoderamiento y hablar de Adulto Mayor. Resulta que esta palabra ahora está más en boga, y en boga también comienza a estar el Adulto Mayor dentro de la sociedad.
Me parece fabuloso que el Adulto Mayor comience a empoderarse de los distintos estratos de la sociedad. Todos necesitamos del adulto
mayor y éste necesita también sentirse integrado a esta sociedad de hoy”.

6- ¿Existe un real compromiso de la sociedad en la temática?
-”Esta es otra pregunta difícil. Evidentemente, contestar algo así, implica mucho trasfondo de estudio social. Lo que puedo ver desde la cercanía del trato con un sector de la población de adultos mayores es que se visualiza un cambio en la sociedad. Se busca la integración, el apoyo y se abren espacios en los que el Adulto Mayor es el principal protagonista.
El camino es arduo, pero se dan pasos firmes. La conciencia social es algo de construcción lenta, no se hace de un día para el otro, se hace desde abajo, desde nuestras casas. Ahí parte todo, y luego, en la importancia que se le pueda derivar a este tema en los ámbitos de educación, que son sin lugar a dudas trascendentales para marcar la diferencia. Lo que sí puedo afirmar, es que se apunta al cambio, que se vislumbra algo bueno y que sería muy beneficioso para todos que la temática sea fortalecida en todos los ámbitos y en todas las edades”.

7- ¿Cómo es el día a día en el ejercicio de su labor?
-”En realidad, disfruto mi trabajo. No lo considero trabajo en relación al esfuerzo, porque siento que me motiva la responsabilidad que han depositado en mí, no solamente la Comisión Directiva, que es la cara visible de la Institución, sino cada socio que se acerca a mi oficina y pide hablar conmigo presentado un inquietud, una sugerencia, etc. Lo bueno es que no hay tiempo para aburrirse, no es posible quedarse quieto. Los adultos mayores, al igual que todos, necesitan atención. Creo que se parecen mucho a mis hijos, la atención, el estar presente, el escuchar, el saber escuchar, poner en práctica el dicho que “por algo tenemos dos orejas y una sola boca”, realmente aplica”.

8- Una reflexión que desees compartir con los lectores…
-”Reflexionar implica pensar, revivir, recordar, volver a pasar lo vivido por la memoria y el corazón. Hemos logrado mucho y principalmente lo hemos logrado gracias a la unión que existe en AJUPENSAL. Tener objetivos claros, creer en la propuesta. Creo que esa es la clave. No hay fórmulas mágicas. Muchas veces se nos dice que somos pioneros en lo que hacemos y es cierto, lo somos. Y que somos ejemplo de una institución que quieren tomar como modelo. Eso es un motivo más para sentirnos orgullosos, para estar cada vez más convencidos que lo que hacemos lo estamos haciendo bien. Ser conscientes de dónde venimos, cómo comenzamos, de los logros y los traspiés que hemos pasado, de habernos levantado y de haber seguido con convicción firme en nuestros objetivos. No perder de vista aquellos pioneros, los que soñaron con que algo diferente era posible, y seguir encausados hacia un futuro prometedor. Creo que por ahí va mi reflexión, ennoblecernos por nuestros antecesores, cuidar nuestro presente y proyectarnos hacia un futuro mejor. Y creo que esto aplica en todos los órdenes de nuestras vidas”.

9- ¿Cómo se ve de aquí a unos años?
-”Otra pregunta difícil. Dentro de unos años, me veo trabajando, con un poco más de canas y principalmente con la esperanza de haber contribuido al crecimiento de esta institución. Con la misma energía de siempre y con más seguidores que hoy. Me veo rodeado de personas que apoyan esta familia que es AJUPENSAL y que, al igual que muchos otros antes, vieron en esta institución una fortaleza y una posibilidad de seguir marcando la diferencia”.

10- Proyectos para el presente 2019
-”No tengo nada en particular. Concretar algunas metas personales, relacionadas más bien con mi vida privada. En relación al trabajo, mantener la misma línea y finalizar algunos proyectos que fueron iniciados el año anterior, específicamente la Camioneta nueva y colaborar en un proyecto que apunta a obtener aparatos de última generación para la Sala de Fisioterapia”.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Tabaré Leivas Rivero. Alcalde del Municipio de Rincón de Valentín

Hoy por:

Por: Sara Ferreira

Tabaré Leivas Rivero es el actual alcalde del Municipio de Rincón de Valentín, nació en Salto el 24 de abril de 1976, fue criado en esa localidad donde cursó sus años escolares y liceales y luego desarrolló su actividad vinculada a la política.

1-¿Cómo está compuesta su familia?
Somos siete hermanos; cinco varones y dos mujeres, actualmente estoy casado con Silvana Bueno con quien tengo tres hijos; Gianfranco (19), Ronney (12) y Denis (6).

2- ¿Cómo fue su niñez?
Transcurrió en Valentín, mi padre fue chacrero muchos años, y nosotros desde chicos ayudábamos a plantar con el carro, con el arado de mancera, sin tractor; años después sí se compró un tractorcito para trabajar, pero éramos una familia muy humilde.
Mi padre plantó durante quince años en un terreno que pertenecía a Secundaria y había un compromiso (de boca) que como forma de retribuir la utilización de la tierra, se donaba el 25% de la cosecha para diferentes instituciones de la educación. Mi madre era enfermera y trabajaba de forma particular.

3- ¿Cuándo recuerda que surgió su interés por la política?
Desde niño; siempre me gustó, recuerdo que desde los 12 años comencé a interesarme por cuestiones sociales, cuando venía algún político a recorrer la zona yo siempre iba, siempre me gustó. Cuando era joven infoto al dorsotegré muchos años la Lista 89 del Partido Colorado, fui muy amigo del Dr. Bertolini, del tiempo de Ordeix, Escanellas, y cuando ellos venían a hacer política acá, desde muchachito ya me entreveraba con ellos.

4- ¿Cuándo tuvo su primer cargo
Yo ya había sido integrante de la Junta Local, siempre dando una mano, cuando surgió el tema de las alcaldías mi tío (fallecido) Miguel Dalmao en el gobierno de Ramón Fonticiella recibió la invitación y como yo estaba vinculado a la política, tuvimos una propuesta para el Frente Amplio. Luego de conversarlo, lo definimos y dos meses antes de las elecciones, nuestro grupo se candidateó para ocupar la alcadía (por el Frente Amplio). Así es como mi tío fue electo alcalde y yo era suplente. Como es sabido, a un año (el 10 de julio de 2010) de haber asumido, mi tío falleció y me tocó asumir ese cargo.
5- Luego decidió continuar con el Partido Colorado
Mi línea política siempre fue colorada, mi tío también era colorado, pero en el gobierno de Fonticiella con quien teníamos una buena relación surgió esa propuesta y decidimos aceptarla, pero después de seis meses de ejercer el cargo de alcalde y tras unos problemas con el Frente Amplio, me fui a mi partido tradicional y me sentí muy cómodo con Germán Coutinho y hasta ahora estoy muy contento de poder ayudar a la gente de esa manera.

6- ¿Tuvo el apoyo de la gente?
Sí, acá la gente vota a la persona, yo me puedo cambiar diez veces (de partido) pero mi gente se siente cómoda, o me tiene confianza a mi de lo que hago, de esta manera hice una transformación política y la gente me votó de nuevo.

7- ¿Cuánto tiempo lleva como alcalde y cómo han sido esos años?
Hace 8 años, yo estoy muy contento, en los primeros cuatro años que ejercí -no es por pasarle la mano a nadie – pero Germán Coutinho se portó muy bien con el pueblo, lo que prometió lo cumplió y no a cambio de cargos políticos sino que lo hizo por la necesidad de la gente.
Entre esas cosas hicimos una piscina de 600 mil dólares y es una obra que ha favorecido a toda la población, tanto a jóvenes como a adultos. Tenemos la satisfacción de decir que la primera piscina en el interior en el norte del país, la pusimos en ese gobierno, el tema caminería también estuvo muy bien en ese período, ahora lamentablemente lo que no se puede hacer es porque falta apoyo político a nivel departamental, no tenemos el aporte parejo por parte del intendente actual hacia las diferentes alcaldías.

8- ¿Teniendo en cuenta esas diferencias cómo se manejan para los diferentes trabajos?
Tenemos que pedir ayuda al ministerio, a los vecinos que tengan maquinaria que nos carguen tosca para reparar algún tramo, porque el aporte de la intendencia no lo tenemos. Sí valoro mucho el apoyo de los vecinos, si bien el alcalde de Lavalleja tiene maquinaria, hay orden de no prestar el servicio al municipio de Valentín por no ser partidario político.

9- ¿Qué es lo que más le satisface de este tiempo como alcalde?
Teníamos muchos proyectos, entre ellos la sala velatoria que ya la hicimos, un polideportivo que está con mejoras, se ha avanzado mucho en pequeñas obras que hacen al bienestar de la población como son parquecitos, los espacios públicos los tenemos bastante prolijos, arreglos en los cementerios, arreglo en la policlínica, en el Hogar estudiantil, más viviendas, todo eso se va logrando si bien contamos con muy poco personal la gente nota el cambio.

10- ¿Qué quisiera lograr antes de terminar este período?
El sueño de este municipio es la bitumunización de las calles principales de los tres pueblitos, es una promesa de la intendencia, y seria un sueño dejar eso pronto.
Nuestro objetivo es la caminería interna que es algo que el intendente prometió a la población y estamos esperando que eso quede pronto. Quisiera terminar el período tranquilo, sin problemas, con educación, respeto, seriedad y lealtad.
Voy a seguir vinculado a la política y en ese sentido voy a ayudar en lo que pueda, me encanta mi pueblo, me gusta Salto y voy a trabajar muy fuerte para que la alcaldía vuelva a ser de nuestra ideología política.
Durante este tiempo he aprendido mucho, tanto a respetar a la oposición, a dar respuestas certeras cuando el adversario te quiere humillar, tengo un gran apoyo de mi familia, de mi esposa, de mi madre y hermanos.
Voy a extrañar el día a día de mi trabajo como alcalde pero continuaré relacionado a la política.
Agradezco enormemente a mi familia ya que este trabajo somos alcaldes las 24 horas, pero es un trabajo que me ha dejado muchas experiencias, viajes, intercambios que suman para desarrollar mejor nuestra labor.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Con el Dr. Federico Preve Cocco Un médico comprometido con la realidad social

Hoy por:
Por: Hugo Lemos Valerde

Federico Preve Cocco, es un joven salteño que vive con la mitad de su corazón en Salto y la otra mitad en Montevideo, ejerce su profesión de médico neurólogo y es además, un actor clave en las negociaciones que realiza el Sindicato Médico del Uruguay, lugar en el que ocupa un cargo importante. Ese compromiso social lo tuvo siempre, desde el liceo cuando quiso refundar el gremio de estudiantes del IPOLL, hasta la actualidad.
Destaca que si bien se siente un privilegiado, la educación pública le dio una formación integradora que
es sustancial para la vida que lleva ahora. Dedicado, comprometido y responsable, fue el senador más joven al asumir como suplente de Constanza Moreira en este período, aunque se alejó de la militancia política para dedicarse a la gremial. Lo más importante, es feliz con lo que se hace.

1- ¿Dónde nació? ¿Cómo se compone su familia? ¿Dónde estudió?
Nací en el Sanatorio Panamericano en abril de 1983 cuando la coyuntura eran perspectivas de salida de la dictadura. Mi madre es licenciada en enfermería, mi padre es médico, tengo 4 hermanos, dos hermanas y dos hermanos, que me llevan 11, 9, 7 y 5 años de diferencia, todos mayores que yo. La mayor es ingeniera química, el otro es periodista, otra es arquitecta y el otro es ingeniero agrónomo. Tengo mis cuñados y cuñadas y mis hermosos sobrinos que son todos unos amores y unos capos.

2- ¿Qué recuerdos tiene de su infancia y adolescencia en Salto?federico preve
Tengo muchísimos recuerdos. Particularmente los últimos años de escuela, con las maestras, cuestiones que me han enseñado mucho el compartir, con gente de todos los palos, hijos de profesionales y de trabajadores, con personas de todas condiciones económicas. Estudié música e inglés, jugué al baby fútbol. Y la educación secundaria también porque lo que más reivindico es que si bien siento que fui un privilegiado, la educación pública me dio una formación social integradora que me ayudó a tener los valores y principios que tengo hoy. Y fui un buen golero de baby fútbol dice (risas).

3- ¿Cuándo decidió ser médico? ¿Influyó la actividad que ejercía su padre?
Hice Facultad de Ingeniería un año y a pesar de que me estaba yendo bien, me estaba transformando en una persona que no quería ser, precisaba una mayor socialización y hacer una carrera con mayor contacto social. Me plantee varias cosas y como el ambiente de la medicina se respiraba bastante en mi casa porque mi padre es médico y madre es nurse, también las docencia elegí la medicina y la actividad docente. Si bien mis hermanos no habían hecho medicina fue toda una decisión.

4- ¿Cuándo se recibió qué fue lo primero que se le vino a la mente?
Cuando me recibí fue una etapa más, y como tuve el privilegio de estudiar sin trabajar, lo que quise fue terminar con la dependencia económica de mis padres. A mí una de las cosas que más quería era eso y seguir estudiando para hacer la especialización. Mis primeros cargos fueron en Canelones y Pan de Azúcar, pero después tuve que dejarlos porque entré a estudiar neurología.

5- ¿Porqué siendo salteño decidió afincarse en Montevideo?
Todo salteño siempre tiene medio corazón puesto en los pagos y cada vez que hay una luz de perspectivas para volver, pero a medias que van pasando el tiempo las cosas se ponen medio difíciles. Me vine a Montevideo a estudiar, pero después los proyectos profesionales y personales, te van dejando por acá y ahora tengo un cargo de neurologías y milito en el sindicato médico, y si bien sé que no hay imprescindibles, se me haría muy difícil dejar todo esto. Aunque la ventana abierta para volver al pago siempre está.

6- ¿Fue el senador más joven en asumir una banca, con su valor del compromiso social, cómo vivió esa etapa?
Desde chico en la militancia gremial, milité en el gremio estudiantil en el liceo, estuve vinculado a la Asociación de Estudiantes de Medicina, me vinculé a política partidaria desde muy joven siempre dentro del Frente Amplio y pertenezco al sector Magnolias que acompañó a Constanza Moreira, junto a un amigo que es Christian Di Candia que es el prosecretario de la Intendencia de Montevideo (ayer asumió como Intendente tras la renuncia de Daniel Martínez). Soy suplente en el Senado, la vivencia de participar en el parlamento es formidable porque uno siente que puede aportar cambiando las leyes que es el inicio de un cambio formal de la vida. Pero la militancia sindical me da más satisfacciones porque uno está más en el llano.

7- ¿Cómo vive la militancia desde su rol en el Sindicato Médico del Uruguay?
Milito en la agrupación Fosalba y además de tener una visión de modelo de sindicato y de defender las condiciones laborales de los médicos, tenemos una visión de la realidad donde nos involucramos y nos consustanciamos con lo que está pasando a través del sistema de salud. Batallando espíritus corporativos y trabajamos en cambiar mucha cuestiones en el sistema de salud.

8- ¿En este año electoral va a trabajar en política?
Con respecto a este año electoral, tenemos elecciones dentro del Sindicato Médico del Uruguay y la agrupación Fosalba es mi prioridad en lo que tiene que ver con lo político. Aunque voy a seguir aportando técnicamente dentro del área de la salud, para que la izquierda siga gobernando, aunque si bien considero que este gobierno no ha sido muy bueno, sigo pensando que el país debe seguir en manos de la izquierda para impulsar los cambios que el país necesita.

9- ¿Qué meta le queda por cumplir?
Me quedan muchas metas y objetivos por cumplir, tanto a nivel personal como profesional, si bien estoy conforme con el nivel profesional creo que uno debe aspirar a crecer todo el tiempo y a aggiornarse. Pero mi idea es poder aportar a los cambios sociales y políticas que tiendan a que podamos transformar la sociedad en un lugar más justo.

10- ¿Es feliz con lo que hace?
Sí soy muy feliz, tanto desde el punto de vista de la profesión cuando puedo ayudar a las personas y a los pacientes a poder mejorar. Y también soy feliz en la actividad política y sindical, porque cuando vamos logrando ciertos avances y conquistas de más y mejores derechos para las personas hay una satisfacción interior muy grande.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“Ser solidario implica muchas cosas como aprender que uno no tiene que esperar algo a cambio”

Con Paola García

Nuestra entrevistada, es una joven que desde muy temprana edad, apostó por el ejercicio de la solidaridad bien entendida, la del compromiso. Rotaria por vocación y pasión, como se denomina, ha sabido asumir responsabilidades de importancia en la reconocida institución – lo que pudo conciliar con su tarea de madre, docente de inglés y estudiante de derecho-, expresando, enfáticamente, que dicha opción, implica llevar adelante un estilo de vida y enseñar y promover ciertos valores en los demás, lo que constituye una tarea seria e invalorable.

1- ¿Cuándo surge la vocación solidaria?
La vocación solidaria siempre estuvo. Capaz que cuando era chica lo hacía ayudando al que podía, colaborando con alguna campaña solidaria. Hoy, lo sigo haciendo, pero también formo parte de Rotary Club Salto.

2- ¿Qué la atrajo a Rotary?
En mi caso conocí Rotary porque participé de un Intercambio de Grupos de Estudio en 2009. Viajamos al Distrito 5000 de Rotary International, visitando Hawaii por un mes. Representamos al Distrito Binacional 4940 de Rotary International junto a cuatro jóvenes de Argentina, los cuales pasamos un proceso de selección de idioma y de conocimiento rotario. Fuimos acompañados por un líder rotario y participamos de las reuniones rotarias de los clubes que visitamos. Esto me permitió conocer la institución y formar parte de Rotary Club Salto. He acompañado como asesora a Interact Club Salto y a Rotaract Club Salto. También fui Secretaria y Presidente de Rotary Club Salto. Por lo tanto, creo que uno crece dentro de la institución tanto a nivel personal como profesional.

3- ¿Qué es Rotary?Paola García
Rotary es una red mundial al servicio de la comunidad. Los rotarios son líderes empresariales y profesionales que proporcionan servicio humanitario, que contribuyen a promover la buena voluntad y que realizan diferentes proyectos donde se encuentran.
En Salto, contamos con dos clubes rotarios, los que integran el Distrito Binacional 4945 Argentina – Uruguay de Rotary International.
Y también, nuestro club rotario cuenta con dos grupos de Nuevas Generaciones: Interact Club Salto para jóvenes de entre 12 a 18 años y Rotaract Club Salto para jóvenes de entre 18 y 30 años.

4- ¿Es difícil conciliar la vida personal con la actividad benéfica?
Para mí no es difícil, pero sí hay que saber organizarse para que los tiempos rindan. Así, de esta manera, poder realizar lo que a uno le gusta. También, implica llevar ese estilo de vida, enseñar en valores a los demás.

5- Cuéntenos sobre el Centro Esperanza.
Actualmente, el Centro Esperanza es la Sede de nuestro querido Rotary Club Salto y de la Clínica Kenny. Allí realizamos nuestras reuniones rotarias. También, es donde los jóvenes de Interact Club Salto y Rotaract Club Salto, y las integrantes del Costurero de Esposas de Rotarios, lo hacen. Nace de la colaboración de los amigos del Rotary Club Bologna Sud – Italia. Contar con este lugar nos permite llevar adelante muchos proyectos.

6- ¿La gente reconoce la actividad que realizan?
Ser solidario implica muchas cosas, una de ellas, es aprender que uno no tiene que esperar algo a cambio.
En el caso de nuestro club, año a año realizamos el proyecto “Ver bien para vivir mejor” que atiende a niños de escuelas públicas. Por medio de este, se entregan lentes en forma gratuita a aquellos que lo necesiten, luego de la atención médica correspondiente.
Para mí, el mejor reconocimiento, es la sonrisa de un niño, un padre o madre agradecido; que una maestra nos avise, luego, el notorio cambio del alumno al mejorar su visión.
También, cuando realizamos entregas de donaciones, la gente es agradecida y eso hay que valorarlo.

7- La abogacía y la docencia ¿otras pasiones?
Sí, es otra pasión. Al principio no lo veía como tal, porque creo que uno es muy joven al tener que decidir la carrera que va a estudiar. Implica mucha constancia, ya que trabajando, y con una familia en ciertas ocasiones, se hace difícil.
Es una meta que estoy muy cerca de alcanzar, aunque me está llevando algunos años más. Lo bueno, es no rendirse, y, lo más lindo, es que forjas amistades con los compañeros de estudio.
Mi otra pasión es el Inglés, lo que también me ha permitido cumplir el sueño de viajar formando parte de un intercambio. Actualmente, soy profesora en la Escuela 64 de nuestra ciudad y comparto con un hermoso grupo de docentes la pasión de enseñar.

8- ¿Se pueden tener varias vocaciones al mismo tiempo?
Yo pienso que sí. La vocación solidaria uno la puede tener y llevarla a cabo de diferentes maneras, diariamente, ayudando a una persona o formando parte de una institución.
En cuanto a la vocación profesional, por más que a uno le lleve tiempo terminar de estudiar, hay que ser constante hasta alcanzar la meta.

9- Háblenos de su familia.
Estoy casada y tengo una hija de 4 años, Alana. Ella me acompaña a todas las actividades, aunque sea chiquita; así que, ha participado en reuniones, campamentos distritales, etc. Creo que de esta manera le enseño valores, a compartir, a ayudar al que lo necesita.
Tengo a mis padres, Ange y Ricardo, que siempre me han apoyado, y a mis dos hermanos.

10- ¿Proyectos personales a futuro?
Poder conocer diferentes lugares del mundo, viajar con mi familia; es un sueño por cumplir.

Hoy por: Por: Dr. Adrián Báez

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“Nunca es tarde para aprender”

Con Adriana Micaela Quiroga Fernández – Figura del Carnaval representante de Barrio Artigas

Fue elegida como una de las Figuras del Carnaval y fue una experiencia que la vivió en plenitud. Adriana Micaela Quiroga
Fernández (17) es de Barrio Artigas; concurrió a la Escuela Nº14 y posteriormente al Liceo Nº 7. En la actualidad estudia en UTU.
Adriana Micaela tiene en mente emprender la carrera de Periodismo y continuar formándose en otras áreas, tales
como la Música y el Modelaje.
Tomó su experiencia como un aliciente para convencerse a sí misma de que en la vida todo se puede lograr poniéndole
ganas y dedicación.

1- ¿Anteriormente había vivido una experiencia en un concurso de belleza?
“ Nunca había participado en ningún certamen de belleza, el primero fue este… en mi barrio el cual lo viví con mucha alegría y entusiasmo”.

2- ¿Qué le significa este reconocimiento como Figura del Carnaval?al dorso 001
-“Para mí significa mucho…una de mis metas y sueño se cumplió y también que en mi familia nunca nadie había llegado a ganar en un certamen. Es un orgullo para mi y mis papás haber llegado hasta acá y pensar en ir por más”.

3- ¿Qué reflexión compartiría con los jóvenes?
“-Mi reflexión acorde a esto, es que más allá de ser una fiesta, es algo cultural de nuestra ciudad y nuestro país.
Es algo que se realizó siempre. Algo detenido por un tiempo pero que volvió a surgir y que ojala se repita cada ciclo.
Que cada año se le de la posibilidad a una joven del barrio ser la representante, y lo del conocimiento que le hicieron a los vecinos del barrio…ello estuvo muy bueno. Nos hace valorar nuestra historia… la historia fundacional del barrio”.

4- ¿Qué metas se ha trazado?
-”Mis metas son: ser buena estudiante, tener buenas calificaciones, hacer la carrera de Periodismo y ser una profesional en mi trabajo de futuro.
En cuanto, lo del modelaje, todo surgió de la nada y la verdad, espero y siga surgiendo.
El modelaje no había llamado mi atención hasta hace un mes que comencé a tomar clases. El cual ahora lo considero como una profesión a seguir al igual que mis estudios de Música y UTU”.

5- ¿Cómo está viviendo estas circunstancias felices?
-“Lo vivo super bien. Felices todos por el logro de estar representando a mi hermoso barrio”.

6- Como joven ¿Qué opinión te merece la realidad que estamos viviendo a nivel de educación, políticas sociales, políticas de salud y otros aspectos?
-”En la educación- Hay oportunidades de estudiar en nuestro país.
Hay muchas carreras al alcance de todos,ya que estudiar en nuestro país es gratis y nos proporcionan becas y ello hay que valorarlo.
Más allá que alguna u otra carrera que aún no se esta dando al norte del país , como en nuestra Universidad, acá en Salto nos gustaría que hubieran otras carreras, como… Periodismo, Medicina, etcétera.
Así los jóvenes no tendríamos la necesidad de irnos al sur a terminar los estudios donde a un joven de clase media se le hace difícil trabajar y estudiar a la vez.
Es allí donde muchas veces abandonan los estudios. Entonces me parece que si se dictaran acá, sería más fácil de culminar.
En política sociales: Como dije antes lo de las becas estudiantiles esta muy bien, es una buena ayuda. El que ayuden a las familias carenciadas a obtener un techo digno, me parece muy bueno también. Ahora lo que respecta al plan social, de percibir una ayuda del gobierno me parece que eso debería ser temporal y abrir más fuentes de trabajo para que el jefe o jefa de hogar se gane su sueldo con esfuerzo y dedicación como lo ha sido siempre, como me han enseñado e inculcado, mis padres y abuelos. Que uno debe trabajar para alcanzar lo que desea!

7- ¿Qué opinión le merece el sistema de salud?
.”A nivel salud nuestro país no esta tan mal comparado con otros países donde la salud pública es muy carenciada.
En nuestro país contamos con buenos especialistas y médicos. Con equipamientos en algunas áreas de alta generación donde se puede tratar a tiempo algunas enfermedades o diferentes patologías.
Pero el tema salud es algo que requiere inversión siempre, para brindar el mejor cuidado de enfermos y pacientes.
En cuanto a otros aspectos: hoy por hoy, lo más preocupante es la inseguridad. Me parece que ese es un tema a solucionar de forma urgente. Porque los uruguayos
no nos sentimos para nada seguros. Tenemos nuestros policías al servicio de la ciudadanía, pero están limitados en muchos aspectos. Como dije, es un tema a tratar, estudiar y buscarle una solución ya”.

8- ¿Qué conceptos le merece el voluntariado juvenil?
Sobre el voluntariado juvenil… no es bueno estar con mucho tiempo libre
la mente del joven divaga piensa mucho, tenemos nuestros altos y bajos donde nos encontramos perdidos a veces.
Y hoy por hoy donde la mayoría de los jóvenes vivimos en hogares de padres ausentes, porque trabajan los dos, madre y padre. Es bueno estar ocupado y tener nuestras responsabilidades así sean voluntarias, más en algo bueno y productivo.
De esa manera vamos adquiriendo experiencia”.

9- ¿Tiene planificado presentarse en otros certámenes?
-”Si, pienso en presentarme en mas certámenes… me fascinó este, no solo porque gané sino que porque también se hacen amistades y se aprenden muchísimas cosas.
Por el momento pienso en seguir participando.

10- Una reflexión para compartir…
-”No dejemos de soñar, es importante tener sueños, una meta final para alcanzar.
Estudiar siempre, nunca es tarde para estudiar y aprender.
El estudio nos hace menos ignorantes y nos capacita para aquello lo cual queremos y soñamos alcanzar o llegar, que no perdamos la humanidad, que nos respetemos como seres humanos que somos.
Que nos amemos más unos a otros.
Que con respeto, educación y poniendo en practica buenos valores, y amor. Podremos obtener una sociedad mejor, sin violencia.
La Biblia recita en 1 de Corintios 13:13
Tres cosas hay, que son permanentes: la fe, la esperanza y el amor; pero la más importante de las tres es el Amor”.

Hoy por: Por: María Fernanda Ferreira

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Trabajando por el Pueblo que lo vio crecer

Rodolfo Hernández, alcalde de Belén

Rodolfo Ariel Hernández Gómez (56), es el actual alcalde de Pueblo Belén. Oriundo de esa zona, de una familia numerosa que salió adelante con sacrificio, y con vocación de servicio a la sociedad. Estudió en la Facultad de Derecho, trabajó en la capital del país, y luego de 20 años, dejó su labor como Procurador (título intermedio que otorga la carrera de Abogacía), en la cárcel de Salto, para desempeñar la tarea que cumple con mucho cariño. Aunque no descarta la posibilidad de volver a candidatearse, porque tiene la convicción de que hay que dejar paso a la juventud, sí confirmó su continuidad en la política apoyando al actual intendente de Montevideo, Daniel Martínez, como precandidato a la presidencia en las elecciones internas por el Frente Amplio.

1- ¿Es nacido y criado en la localidad de Belén?
Sí, nací el 4 de enero de 1963 en Belén.rodolfohernandez

2- ¿Cómo estaba compuesta su familia?
Yo conocí a mi mamá, ya que mi padre falleció cuando yo tenía 2 años de edad y mi madre estaba embarazada de mi hermano menor, tengo ocho hermanos.

3- Desde entonces la vida no fue fácil…
No, mi mamá se dedicó a sacar adelante a la familia, con ayuda de tíos y mi hermano -que le seguía a mi hermana mayor- y tenía entonces 17 años, tomó el lugar de trabajo de mi padre que desempeñaba tareas en Vialidad, del Ministerio de Transporte y Obras Públicas y que, siendo muy joven, a los 43 años, sufrió un infarto, cayó de la maquinaria y falleció.
Además una tía que trabajaba en la Intendencia Municipal de Salto, llevó a mi hermana mayor a estudiar; ella se recibió de maestra y fueron los hermanos mayores los que sostuvieron la casa.

4- ¿Concurrió a la escuela en Belén y con sacrificio continuó sus estudios?
Sí, concurrí a la Escuela Nº 6 de Belén, que quedaba cerca de mi casa, hice hasta sexto año y yo quería ser abogado, por lo cual continué el liceo.
En Belén había UTU que era un organismo oficial del Estado pero no me servía, entonces concurrí el primer año a lo que se denominaba Liceo Popular, donde tu ibas, estudiabas todo el año, con profesores gratis, todo gratis y al liceo lo mantenía una comisión. Luego a fin de año había que rendir los exámenes libres, todas la materias el mismo día; y el 17 de diciembre de 1975, fui a dar los exámenes y salvé.
Pero ese año fue el último año que funcionó ese liceo, por lo cual al año siguiente se me complicó, ya que tenía una hermana que iba más adelantada y mi familia optó por darle a ella la oportunidad de ir al Liceo de Villa Constitución. Pero yo me había dedicado al estudio, era un buen estudiante y a los dos meses de haber comenzado las clases fui a hablar con el director de dicho centro educativo (Jorge Fernández Moyano) para pedirle ayuda. Así fue como conseguí y pude realizar segundo, tercero y cuarto año; viajábamos todos los días en la Onda.
Posteriormente cursé quinto y sexto año en el Liceo Nº 1 de Paysandú; tenía un hermano que vivía en ese departamento.
En 1981 fui a Montevideo a rendir el examen de ingreso a la Universidad pero perdí y ese año volví a Belén, hice algunas changas y en 1982 rendí el examen nuevamente, salvé e ingresé a la Facultad de Derecho de la Universidad de la República.

5- ¿Cómo fueron esos años en Montevideo?
Con el apoyo de Mons. Carlos Nicolini fui a vivir a la residencia de los Frailes Conventuales que fue una segunda casa, ahí me ayudaron mucho.
Estuve 7 años en la residencia, de los cuales 5 viví en Canelones y Cuareim, luego estuve 2 años por Calle Maldonado, entre Zelmar Michelini y Gutiérrez Ruiz, en la que se llamaba la Casita del Barrio Sur, esa propuesta tenía una tarea de extensión universitaria que era poder trabajar con los niños de ese barrio (Sur). Mi tarea como estudiante de derecho fue por 4 años ir a trabajar al Cantegril; un trabajo difícil pero muy lindo que fue en la casa de un cura. Allí cumplía una función social y desempeñando mi labor, conocí a un abogado (Pedro Algorta) a quien le planteé un problema de ese barrio.

6- Entonces comenzó otra etapa; con un trabajo que le abrió otras puertas
Luego de algunas entrevistas le planteé al Dr. Algorta que económicamente estaba difícil poder estudiar, por lo cual éste profesional me indicó que estaba trabajando en el proyecto Santiago Vázquez, cuando iba a abrir el Comcar, me dijo que me preparara, ya que él iba a ser director de uno de los centros y me iba a llevar a trabajar.
A mi me gustaba mucho la idea, sabía las miserias humanas luego de mi experiencia en el cantegril, y así el 1° de febrero de 1987 entré a trabajar en el Comcar como agente de segunda PA (Policía Administrativo) pero ejerciendo mi cargo de procurador.
En el año 1991 pasé de mi cargo de administrativo al escalafón profesional y ahí hice mi carrera en la Dirección Nacional de Cárceles que hoy es el Instituto Nacional de Rehabilitación (INR).

7- ¿Cómo continuó su labor en este sector?
Hasta el año 1994 estuve trabajando en Santiago Vázquez y me vine en comisión a la Jefatura de Policía de Salto, cuando era el Esc. Luis Alberto Avellanal el Jefe de Policía, me mandaron a una oficina de Relaciones Públicas, pero luego de las elecciones -ganó el Partido Colorado- y lo nombraron Jefe de Policía de Salto, al Dr. Daniel Borrelli, quien a los dos o tres días de asumir el cargo me trasladó a trabajar a la Cárcel Departamental y allí trabajé 20 años.

8- ¿Cuál era su tarea?
Era Procurador, asesoraba a los reclusos; era el psicólogo, el psiquiatra, la mamá, el papá el sacerdote y el pastor (bromea) y asesoraba en la parte legal a los directores; generalmente al director del establecimiento.

9- ¿Cuándo surgió la idea de postularse a alcalde?
Cuando llegó la época electoral y algunos vecinos consideraron que podía ser alcalde, pedí el retiro de la Policía y luego el pueblo entendió que tenía las condiciones para ocupar este cargo y es donde estoy. Es un trabajo que hago con bastante cariño y esfuerzo, es lo que me gusta; era una convicción que la traje de los frailes que siempre nos decían que en el Uruguay -además del esfuerzo de nuestras familias- tenemos el privilegio de estudiar gratis y muchas veces no le devolvemos a la sociedad lo que nos da y era mi compromiso.

10- ¿Qué es lo que más destaca de su labor como alcalde?
Mi trabajo es precioso, hay días de alegría y también de tristeza, pero es lindo. Lo principal para mi es la honestidad, la sinceridad y en este sentido hago hincapié en algo que es básico y es algo por lo cual el Uruguay no mejora y le va a seguir costando, que es el famoso acomodo político. Eso le hace daño al país. Procuro que el gobierno sea cristalino, en el municipio no se esconde nada, todos tienen acceso a la información, a los concejales se les informa todo. Estoy terminando el gobierno y estoy contento, tengo dos funcionarios que quedaron porque se sortearon para uno de los trabajos grandes que se hizo (saneamiento de la zona del cerro), esos muchachos fueron recontratados porque eran por 3 o 4 meses, hasta que llegó un momento que al haber cumplido 18 meses de ese contrato, quedaron como funcionarios trabajando en el municipio.
Hace una semana fui a Montevideo a traer un camión 0Km para este municipio, dentro de dos meses espero tener un camión utilitario, por otra parte este año espero concretar una preciosa obra que es poder cambiar el techo del gimnasio municipal; es una obra que supone una inversión aproximada de 1,5 millones de pesos que a través de una propuesta que hicimos con OPP nos va dar, y además otro convenio con OPP es el sistema nacional de cuidados que es una casa de cuidados para niños en el pueblo que este año debería salir. Hay muchas obras chicas, por ejemplo un alumbrado público que quedó del gobierno de los compañeros que tenían una propuesta de iluminar una zona de la costanera, que no se pudo concretar y es un compromiso para este gobierno, ayer llegaron las 12 columnas que faltaban y están para colocarse.
Asimismo tenemos varias obras que son importantes para la gente como por ejemplo hacer un arreglo en el Parque Gabinito, eso lo vamos a hacer por convenio con el Ministerio de Turismo, entre otras cosas.

Hoy por: Por: Sara Ferreira

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Con Nilza González Una vida de Carnaval

Palabra autorizada a la hora de hablar de la fiesta popular más importante como lo es el Carnaval. Un poco más de 50 años la avalan y la transformaron, casi en una leyenda de la pasarela de nuestra ciudad y de Montevideo. En la capital del país, supo compartir el escenario con el legendario “Canela”, quien le realizó un reconocimiento en el 2017 tras su paso por “Tronar de Tambores”. Multifacética, nuestra entrevistada se destaca, además, por ser una fuente inagotable de alegría y buena onda, al decir popular, que contagia vitalidad.

1- ¿Más de 50 años de Carnaval?
Sí. Toda una vida al servicio de una pasión que comenzó desde niña. Recuerdo que mi primer traje fue hecho de papel de la mano de mi madre, ya que no teníamos dinero para hacer uno con los elementos de los trajes tradicionales ni automóvil para desfilar. Para mí el Carnaval significa muchas cosas. En primer lugar, el trabajar mucho durante todo un año, para que cuando llegue la fecha, poder disfrutarla para no tener que trabajar esos días. En segundo lugar, disfrutar y vivir eso días con alegría, como decía la música: “por cuatros días locos que vamos a vivir”; es tal cual. En todos estos años he sido testigo de la evolución del Carnaval tanto en Salto como en Montevideo. Hubo cambios para bien pero, también, muchas cosas que se añoran. Antes, estaban los tablados en todos los barrios, donde, la gente, principalmente la más humilde, participaba de una fiesta que era para ellos; hoy, hay muchos que no pueden trasladarse hasta el centro y no disfrutan de esa fiesta. Mi concepción es que, si no pueden concurrir, el Carnaval debe ir hacia ellos.AL DORSO2602

2- Fue condecorada por el legendario “Canela”, ¿es verdad?
Tuve el grandísimo honor de ser parte de su entorno y que me hiciera un reconocimiento en el escenario, entregándome una placa por mi trabajo, lo cual es para mí, repito, un gran honor. Años de viajar a Montevideo; años de compromiso. Fue en el 2017, participando en “Tronar de Tambores”. Una experiencia inolvidable.

3- Toda puesta en escena conlleva sus sacrificios, además de las lentejuelas, las plumas, el maquillaje y los trajes, ¿cuál sería otro factor importante a tener en cuenta a la hora de largarse a la pasarela?
También, hay que prepararse físicamente. En mí caso, siempre hice gimnasia tres meses antes de Carnaval, porque, en Montevideo, son 17 cuadras de desfiles, y el organismo no resiste. Es como salir a la cancha en un partido de fútbol sin haber practicado previamente o calentado. Acá en Salto es diferente, porque son pocas cuadras, pero de todas formas, aconsejo prepararse. Pero, también hay otra cosa que no es menos importante: la alimentación. La figura es muy importante. Lo digo porque con 71 años, puedo ponerme dos piezas y plumas con confianza. Mucha fruta, mucha verdura, mucha agua, mucho jugo. Es cara la preparación, por eso considero que es importante que se revea el tema del respaldo económico al artista, porque, en el caso de los que participamos en Carnaval, gastamos, pero, la que gana es la comparsa y es la que se lleva el dinero. Los participantes hacemos el show, pero no recibimos muchas veces ni las gracias.
4- ¿Es difícil llegar a un entendimiento al respecto?
Es muy difícil ponerse de acuerdo. Cuando empecé a salir en carroza, siempre me la hice yo con mis propios medios y recursos. Una carroza cuesta de 40 mil pesos para arriba. El año pasado por ejemplo, salí en una comparsa “Unidos del Arapey”, en la que hice una carroza que me costó 45 mil pesos (dos meses de garaje, las personas que la mueven, el chofer que la levanta y la lleva conmigo) por la que recibí una Mención Especial. Del premio; no recibí absolutamente nada. Cuando lo fui a cobrar, ya lo habían hecho.

5- ¿Eso es verdad que la defraudó y llegó a pensar en no presentarse este año?
Es verdad. Había decidió no salir este año. Y ahí surgió la oportunidad de presentarme en el evento donde se elegiría una figura del Carnaval, donde podía presentarse cualquier persona, de cualquier edad, y me dije: por qué no. Y me animé. Pudo más la pasión, lo reconozco. El haberse dado la oportunidad a todos por igual de presentarse arriba del escenario, me atrajo.

6- ¿Qué mensaje les daría a los jóvenes que deseen involucrarse fuertemente en el mundo carnavalesco?
En primer lugar, pienso que un artista tiene que cultivarse en varia áreas. Comenzar a leer, a informarse, a acercarse a personas que tengan conocimientos, que tengan experiencia, porque no surge el artista y la vocación sola, hay que ir buscando los caminos, no es fácil. Para mí no lo fue. Cuando me inicié, era una época en la que no tenía cómo llegar a Montevideo, y me iba a la ruta y hacía dedo y llegaba a irme en camión, ya que no tenía dinero para los pasajes. Nunca recibí respaldo del gobierno de turno. Iba al Departamento de Cultura y me decían que para ese rubro no había plata, entonces, por mis propios medios, llegaba, con un sacrificio terrible, pero, como era mi vocación, mi pasión, mi realización, lo hacía. Luego, paso a paso, se van obteniendo pequeños logros; no es fácil, hay que dejar muchas cosas de lado (muchas veces la familia, los amigos, el trabajo).

7- Pero su veta artística no se ha quedado tan sólo en el Carnaval; ¿ha incursionado en el cine como actriz?
Es así. Hemos estado en Canela y Gramado, Río Grande do Sul, Brasil; Chile; Lima, Cusco, Puno, Lago Titicaca, y nos trasladamos hasta la isla flotante de los Suros, formada por Juncos Unidos, que es una comunidad que ha sido proclamada Patrimonio Histórico de la Humanidad y del Perú. Son originarios de una tribu de la que son los únicos que quedaron, son un vestigio de los antiguos Incas. La película se trata justamente de similitudes y diferencias que existen entre distintos países. Es algo muy interesante. Ahora tenemos que volver por Bolivia al Lago Titicaca, porque el día que hicimos las filmaciones, lloviznaba y nevaba a la vez, y quedaron un poco borrosas y al Director no le conformó.

8- ¿Cuándo nació esa vocación?
Nace en los Talleres Municipales de Teatro. Talleres gratuitos que hay acá en Salto, y que yo invito a quien desee empezar a caminar por ese camino tan hermoso del arte, que lo haga en los Talleres Municipales que otorgan esa oportunidad gratuitamente, donde hay muy buenos profesores. Hemos representado varias obras en el Mercado 18 de Julio, en la Casa Quiroga, en el Teatro Larrañaga; ahí, hicimos una obra muy importante en la Fiesta de los Inmigrantes, donde me tocó el papel de una francesa, y tuve que cantar en el medio del escenario nada más y nada menos que La Marsellesa. Imagínese lo que significó para mí. Fue algo inolvidable. Me iré de este mundo recordando ese momento glorioso donde estaban representadas las banderas del mundo entero y yo entonando el Himno de la Libertad.

9- Por lo que nos mencionó anteriormente, ¿considera que la cultura, desde los ámbitos en que usted la vive, recibe el respaldo debido por parte del Estado?
No, no recibe apoyo. Es lamentable pero, debo decirlo, que ni siquiera somos considerados artistas. Y artista es, desde mi punto de vista, desde el malabarista que está en una esquina, hasta un payaso o una estatua viviente; esto tiene un valor muy importante porque no cualquiera puede hacerlo ni tiene las cualidades. Entonces, quiere decir que, si no tenemos apoyo, si no somos considerados artistas, no se nos está incentivando a seguir hacia adelante. El gobierno no nos apoya en nada. Por eso, ahora en Montevideo hay un grupo que, está luchando porque el artista pueda llegar a obtener una pensión, que se les reconozcan los años de trayectoria en su historia laboral, que significa tener un respaldo en su vejez. Pienso que eso sería muy loable de concretarse.

10- ¿De dónde saca toda esa energía y vitalidad?
Hay que aprender a abrirse al mundo, a la sociedad, a animarse a hacer lo que a uno le gusta. El estar bien consigo mismo, es lo que nos permite estar bien con el mundo. Eso nos lleva a integrarnos. Tengo 71 años y soy una persona alegre, ágil, con buen humor. La gente no me cree la edad que tengo. Sucede que, la edad física es una cosa; lo que importa es la edad del espíritu. Siempre les digo a mis hijos y a mis nietos, que yo, no aprendí a madurar. Sigo teniendo adentro a aquella niña feliz, divertida, risueña, y, ojala, que nunca crezca. Esa es la forma de ser feliz, a mi manera.

Hoy por: Dr. Adrián Báez

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“El living de mi casa fue mi primer escenario”

Abril Pereira Beasley (22), joven cantante y actriz salteña formada en el EMAD (Escuela Multidisciplinaria de Arte Dramático), se encuentra hoy desempeñando su actividad artística en el Teatro Solís. “Me crie en una familia de artistas. Mis hermanos son bailarines, al igual que mis padres, que a su vez son docentes… así que me gusta decir que bailo desde la panza… desde allí viene mi amor por las artes escénicas” –compartió con “Al Dorso”.

1- ¿Con qué edad comenzó con el canto y la danza y cómo fueron sus primeros pasos?
-“A los cinco años ya bailaba, los domingos en mi casa me levantaba escuchando mucho folclore y bailando.
El living de mi casa fue mi primer escenario.
Si bien en Salto de chica realicé unos talleres de teatro donde pude hacer comedia musical, hasta los 18 años me considere enteramente bailarina, primero de danzas folclóricas, pero también incursioné en la danza clásica y contemporánea. Siempre intenté tener una formación artística lo más completa posible.
A los 18 años me mudé a Montevideo para audicionar para la carrera de actuación de la EMAD (Escuela Multidisciplinaria de Arte Dramático) y cantar no estaba en mis planes, pero a medida de que empecé a formarme como actriz descubrí las otras posibilidades que tenía mi cuerpo como por ejemplo el canto.
Hoy me considero por sobre todas las cosas actriz y cantante”.

2- ¿Cómo fue viviendo año tras año el aprendizaje de una disciplina que requiere de mucha constancia y dedicación?abril pereira 001
-“Desde muy chica supe que no se trataba de un hobbie, si bien siempre lo hice con mucho disfrute, entre familia y amigos siempre tomé al arte con mucho profesionalismo, entonces la disciplina ocupa un rol fundamental, son cosas que aprendí en mi casa desde chica, y que a la hora de enfrentar una carrera formal facilitan un montón de cosas.
Tener el apoyo de familia y amigos es fundamental cuando la cabeza de una se encuentra sumergida en cosas tan especificas….
Y ni que hablar de la vocación y el amor por lo que una hace que es fundamental”.

3- ¿En qué momento descubriste que también querías ser actriz?
– “Fue como a los quince, hasta ese entonces mi sueño era ser bailarina. Siempre fui amante del teatro y un día descubrí la existencia de la EMAD.
En ese entonces no estaba tan segura de querer ser actriz, pero en ese momento entendí que la escuela podía darme la formación que necesitaba”.

4- ¿Qué particularidades tiene la formación en la EMAD?
-“La EMAD es una escuela que este año cumple 70 años y que ofrece carreras de formación terciaria y desde hace unos años es una unidad asociada a UDELAR.
Está la carrera de Actuación, la de Diseño Teatral y en estos últimos años se crearon la Tecnicatura en Dramaturgia y nuevos posgrados en docencia en Expresión Corporal y en Dirección Teatral.
A nivel de actuación es la carrera más completa que existe en todo el Uruguay, con docentes de mucha experiencia como Levon, Norma Berriolo, Alberto Sejas, Sara Sabah, Flavio de la Cella, Bernardo Trias, Roberto Suárez, o Marianella Morena.
Muchos de ellos fueron maestros para mí.
La escuela es muy demandante, es difícil entrar y después también lo es sostenerse entera ahí adentro.
No hay lugar para descansar, es imposible no verlo todo con una mirada teatral, todo el tiempo se sacrifican cosas. Las emociones están a flor de piel y es un constante trabajo sobre tus posibilidades y frustraciones”.

5- ¿Cuántos años estudió allí y qué análisis hace de los conocimientos recibidos?
-“La carrera de actuación tiene una duración de cuatro años, donde la escuela pasa a ser tu lugar de residencia, es más mi casa que mi casa.
Es mucho el tiempo y son muchas las experiencias que los estudiantes vivimos ahí adentro.
Es una formación muy rigurosa para los actores donde se ofrecen múltiples lenguajes y estilos, es necesario tener el cuerpo y la mente disponible para habitarlos todos…
Y todo se vive con mucha intensidad.
La escuela me ha abierto un abanico de posibilidades enorme, como trabajar tanto en el medio teatral uruguayo, o en el audiovisual, o hasta incluso me he descubierto como presentadora de grandes eventos como puede ser el arte y juventud.
También en la escuela fue donde descubrí que podía cantar y entonces pude empezar a desarrollarme por ese lado, cantando en murgas como en Tute y Conga (murga joven) o también en Cero Bola (murga de mujeres), formando mi propia banda y también cantando en el Coro Rapsodia. El teatro en sí mismo es un camino de autodescubrimiento infinito”.

6- ¿Cómo estás viviendo la experiencia de trabajar en el teatro Solís?
“Es sumamente enriquecedora.
Empecé a trabajar en el teatro a principios de enero a través de una pasantía que ofrece la EMAD a 2 actores en un convenio con la Intendencia de Montevideo y el Teatro Solís.
El trabajo consiste en hacer intervenciones teatrales en las visitas guiadas que se realizan todas las mañanas en el teatro.
7- ¿Cómo es la dinámica del trabajo?
“Son tres intervenciones por visita, dos veces al día, por lo que a fin de cuentas realizamos unas sesenta intervenciones al mes. Es muy desafiante actoralmente sostener y mantener viva la escena después de tantas repeticiones y a la vez es muy divertido. Con mi compañero (Ezequiel Nuñez) y mi director (Alberto Sejas) creamos un hermoso equipo de trabajo”.

8- Cómo ve posicionada arte escénica en nuestro país?
-“El circulo de las artes escénicas uruguayas puede parecer chico y acotado, y de hecho medio que nos conocemos entre todos, y si bien existen varios programas de apoyo a la producción de las artes escénicas a veces son escasas para la cantidad de gente que trabaja en este rubro y ello hace que sea muy difícil sacar adelante todas las producciones que nos gustaría. Aún así hay muchos actores y directores jóvenes investigando y creando, buscando nuevos lenguajes que hablen un poco más de nosotros, así como también hay varios uruguayos que tienen mucho éxito en exterior.La sociedad vive un momento donde la gente está muy acostumbrada a consumir arte a través de plataformas digitales, y eso resulta muy cómodo. Esto significa un gran desafío para los que apostamos por el encuentro, ¿Cómo sacar a la gente de esa comodidad para que vaya al teatro?”

9- ¿Cuáles son sus proyectos futuros?
-“Me gustaría poder trabajar un poco más en lo que refiere a la murga y la puesta en escena en carnaval y desarrollarme en el ámbito musical. Tengo ganas de hacer muchas cosas, pero en principio seguir formándome y actuando. Apuesto a poder trabajar como actriz en Montevideo, en Salto, o en el exterior, que es para lo que me he formado todos estos años”.

10- ¿Qué obra está preparando en estos momentos y cómo es el clima que se vive en el Solís?
– “Actoralmente en este momento tengo ganas de seguir desarrollando un monoólogo que creé hace unos años que habla un poco de mí y de Salto. Musicalmente en este momento estoy en un proyecto de banda que fusiona la música electrónica con el rock y algunos ritmos más nuestros donde buscamos tener una propuesta escénica definida.
Y por supuesto que seguir cantando en murga que es un género que me apasiona y donde disfruto mucho el contacto con la gente”.

Hoy por: María Fernanda Ferreira

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Ignacio Otero, ganador del festival de Jesús María

Hoy por: Sara Ferreira

Las jineteadas son consideradas deporte nacional en nuestro país, pero no tienen la misma relevancia que otros deportes como el fútbol por ejemplo que trasciende a los que están directamente involucrados en ese deporte. Tal es el caso del reciente triunfo de un uruguayo en uno de los principales festivales de la región como es Jesús María.
Para quienes están en el tema, es un hecho histórico de gran importancia para el país y por supuesto para quien
obtuvo semejante desempeño como es Ignacio Nicolás Otero Blanco que obtuvo el primer premio en la categoría
basto argentino el pasado 20 de enero.
En nuestra sección las diez últimas de la última el jinete cuenta su experiencia en el vecino país.

1- ¿Dónde y cuando nació?
Nací en Montevideo el 4 de julio de 1987, pero me crié en Sarandí del Yí (Durazno) donde viví toda mi niñez hasta los 18 años que me fui a trabajar.

2- ¿Cuando comenzó su interés por las jineteadas? ¿Y qué recuerda de ese momento?
Mi interés por las jineteadas comenzó a los 22 años cuando empecé por primera vez a trabajar en el campo, en José Enrique Rodó en Soriano.
Recuerdo que monté dos veces en vacunos y di vuelta de honor las dos veces; tuve la suerte de ganar el premio del día.

3- ¿Siempre monta en la categoría que ganó o en esa es la que mejor se desempeña?
He montado en todas las categorías pero después de haberme profesionalizado, luego de de haber montado en festivales grandes y me empezó a ir bien, empecé a dejar las otras modalidades de monta para cuidar mi cuerpo y tratar de desempeñarme mejor en el basto argentino que es la monta que mejor me va y es la que gané en Jesús María.aldorso

4- ¿Es la primera vez que participó fuera del país?
No, no es la primera vez, ya hace tres años que voy para el otro lado, he participado en festivales en varios lugares como por ejemplo en Santa Fé, también en la provincia de Córdoba, en Coronel Dorrego, provincia de Buenos Aires, además en Entre Ríos y ya había tenido la suerte de ir el año pasado al festival de Jesús María donde en esa oportunidad no entré entre los principales premios pero había tenido un buen desempeño.
5- ¿Cómo fue esa experiencia en Jesús María? Fue acompañado por su familia?
La experiencia de Jesús María fue muy buena, porque ya estaba con un poco de experiencia del año pasado, era distinto, y al haber ido con mi familia uno encuentra con quien compartir esos momentos buenos y los que no son tanto, lo que te da fuerzas para tener un buen desempeño.
El año pasado fui solo porque mi señora estaba por tener familia, pero tuve la suerte que cuando llegué de Jesús María, al otro día nació nuestra hija Valentina y este año festejamos su primer cumpleaños allá en Argentina.

6- ¿Siente que el país lo apoyó o entiende que Uruguay le da mayor importancia a otros deportes?
Creo que me sentí apoyado por la gente común, entiendo que las autoridades no le dan mucha importancia a esto, sin dudas se les da más importancia a otros deportes como el fútbol y a esto se lo deja un poco de lado pese a que es un deporte declarado de interés nacional; eso cuesta un poco.
Medios de prensa de la capital el único que se presentó desde el principio fue canal 10, Subrayado que estuvo entre quienes me fueron a recibir al puente y en uno de los homenajes VTV, otros no le dieron difusión.

7- ¿Cuál fue el premio que ganó?
El premio económico es de alrededor de 160 mil pesos argentinos, y una rastra de plata y oro que tiene un valor muy importante.

8- ¿Cómo fue la llegada, el recibimiento en Uruguay?
En cuanto me bajé en la Aduana y fui a entregar la Visa me sorprendí que estaba Canal 10, Subrayado, eso ya era algo distinto, nunca me había pasado, enseguida me hicieron una entrevista y me avisaron que me estaban esperando en la entrada de Mercedes, lo cual fue una emoción grande para mí, no era como yo pensaba porque pensaba que iba a pasar desapercibido, y cuando quise acordar empezó a aparecer gente de todos lados, comenzó a armarse una caravana y cuando entré a Mercedes ya había una reunión de gente en la rotonda. Fue algo muy lindo porque a pesar de que soy de Sarandí de Yí, Durazno, ver que una ciudad ajena a mi infancia que me reciba de esa manera fue muy gratificante, no me lo esperaba y estoy muy agradecido con toda la gente del departamento de Soriano que me hicieron un reconocimiento frente al prócer en la Plaza Artigas junto a Ramón Fernández que es una leyenda de a caballo. Después me trasladaron hasta Dolores donde me esperaban en la entrada, me trajeron hasta el municipio, hicieron una caravana por todo el pueblo, y uno de los jerarcas me entregó un reconocimiento, estoy muy agradecido con el pueblo.
Llegué a mi casa cerca de las dos de la mañana cuando parecía que todo (el bullicio) había terminado pero tenía a mis vecinos esperándome con un precioso cartel que decía ‘Felicitaciones campeón’, en fin, son cosas muy gratificantes para uno; hoy ya no soy uno más del barrio, es algo muy lindo a nivel personal y también a nivel país según me lo hace saber la gente cada fin de semana.

9- Ya pasaron varios días, ahora ya volvió a su vida habitual
Estoy ahora más tranquilo, se pone un poco más complicado cuando voy a los festivales que tengo que dedicarle un tiempo a la gente, sacarme fotos, pero es algo que disfruto mucho aunque esté un poco cansado, al principio fue muy complicado porque muchos medios de radio y televisión querían hablar conmigo, querían que fuera a diferentes lugares a homenajes y me costó un poco porque no tenía tiempo para mí mismo y para mi familia, pero ahora ya está todo bastante más tranquilo, tengo bastante comunicación con organizadores de fiestas y demás ya tengo agendados 17 compromisos, entre ellos la Criolla del Prado en Semana Santa, por lo cual este año me dedicaré solamente a esta actividad.

10- ¿Tuvo muchos mensajes, trató de responder a todos?
Trataba de darme tiempo para responderlos, quería responder a todos, pero era muy difícil, una vez que pasé el puente comenzaron a caer muchos mensajes por Whatsapp y muchos mensajes de Messenger, hay gente que me ha dicho que no le respondí pero trato de responderles a todos.
Estoy muy agradecido con la gente que me escribió, ellos son el apoyo que tengo para seguir en esto que tanto me gusta.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Con Verónica Palacios, la Figura del Carnaval Salteño 2019

Una figura que celebra la vida

Verónica Palacios trae consigo una sonrisa cómplice. Siente que todo lo que va a decir es lo que ella piensa y va directo al grano, no cree ser la vedette espectacular que se merece estar arriba de un escenario pero está allí porque hace lo que le gusta y espera que el público se sienta conforme con su impronta. Es una salteña que nació y creció en barrios bien populosos de la ciudad, si bien confiesa que vibró con el carnaval desde muy joven, esperó su momento para salir en una comparsa y empezó por uno de los lugares más competitivos del país en cuanto al rubro, el carnaval de Artigas, de donde es integrante de la escuela de samba Rampla, desde hace 12 años. Siente que ser figura del carnaval es un concepto que pretende representar, pero aduce que con el solo hecho de tener 39 años de vida, ya cumple con varios de los requisitos de romper con el estereotipo y proclamarse la Figura de la mayor fiesta popular del departamento. Con ella, su historia y de dónde sale la primera salteña en ser reconocida como la figura del carnaval nuestra sección semanal Al Dorso.

1- ¿Dónde nació, cómo se compone su familia?
Yo nací en Salto, en el gran barrio Cien Manzanas, somos una familia de 7 hermanos, y allí crecimos junto a mis dos padres.

2- ¿Dónde estudió? ¿En qué se preparó?veronica palacios
Fui a la escuela de mi barrio, la Nº98, después seguí mis estudios en el Liceo Piloto (Nº2) y me formé como Técnico en Gerencia con título certificado por la Universidad ORT Uruguay.

3- ¿Siempre le gustó el carnaval?
Yo mamé carnaval. Cuando era chica, nos mudamos al barrio La Estrella, y de allí tengo recuerdos hermosos de ir a ver los ensayos que eran a media cuadra de mi casa, y a fin de año la familia Jorge sacaba los tambores y salían a recorrer el barrio y la gente se le sumaba y bailaba, y mi padre no quería por nada del mundo, no nos dejaba, incluso una vez le pidieron que yo saliera en carnaval, y a él no le gustaba en lo más mínimo. Mis hermanos sí participaron, a medida que crecían iban metiéndose más, pero yo no, aunque me encantaba.

4- ¿Y cómo se incorpora definitivamente al carnaval?
Cuando tenía 27 años sentí que había algo que no lo había hecho nunca, ¿y viste cuando las cosas se te dan? Uno de mis compañeros de trabajo salía en Rampla (escuela de samba de Artigas) y me hizo los contactos con ellos allá, pero iba con el temor de no saber con lo que me iba a encontrar, y me encontré con una familia muy cálida, la familia Ayala, que me confeccionó mi primer traje de carnaval, y allí además aprendí mucho sobre lo que es la samba, los distintos estilos, los códigos que se manejan, lo que significa llevar un traje, cómo sambar, un montón de cosas. Entonces además de participar aprendí lo que es la esencia de ese carnaval, de cómo se lleva en la sangre ese disfrute que se vuelve parte de la vida de uno.

5- ¿Entonces es una integrante oficial de la escuela de samba Rampla de Artigas?
Sí claro, lo soy desde hace 12 años y es algo que me encanta y disfruto mucho. Además he aprendido a sambar, tengo dos profesores que son increíbles que me enseñan a desarrollar pasos nuevos todos los años como son Nazareno Lima y Iara Gómez (los dos son de Salto), que son increíbles. Al principio me costó pero por suerte ahora lo hago bien y me encanta.

6- ¿Y cuándo empieza su participación en el carnaval de Salto?
Empecé a salir en Salto hace 4 años y era como algo que todavía estaba ahí. Y una vez salí en La Estrella como invitada, y si bien me divertí y me sentí relativamente cómoda fue hasta ahí nomás, porque el público en Salto es diferente. Y estando en la casa de una amiga, conversando de carnaval, me preguntaba qué iba a hacer y le dije que tenía ganas de salir en Salto, y justo ella me dice ‘yo conozco al presidente de la Escuela Imperio del Samba’ (ríe…) y listo, me dijo ‘vamos que te llevo’ y cuando quise acordar estaba ahí conversando con ellos, y me hicieron sentir muy bienvenida y cómoda. Y desde entonces salgo ahí, aparte no tenes que estar cuidando el detalle, cómo es en el carnaval de Artigas, donde hay detalles que cuidar que acá no.

7- ¿Qué sintió la primera vez que bajó calle Uruguay, le costó interactuar con el público?
Al principio hubo algo de dudas y sentires, que quizás fueron solo prejuicios. Yo en realidad, me cuesta trabajar con el público, porque desde hace 16 años que trabajo en una oficina entre cuatro paredes, con números todo el día en la empresa Cujó, y si bien había estado en algunos eventos, fue difícil, pero después me solté y me encantó.

8- ¿Se sintió discriminada o al menos no valorada en justa medida por el hecho de ser mujer en algunos de los ámbitos que frecuentó?
Siempre pasa, en todos los ámbitos. Yo creo que las mujeres desde hace un tiempo a esta parte, hemos aprendido a decir, ‘yo no quiero esto’ y al menos eso es importante porque genera otro valor en una misma. Yo siempre tuve varios trabajos, incluso hasta fui secretaria política, llegué a trabajar en la Junta Departamental. Pero una es como es, yo por ejemplo no tengo hijos, pero porque elijo no tenerlos, y porque considero que hay que tener una responsabilidad muy grande, y no se puede ser egoísta y traer un hijo al mundo por pensar que una tiene la necesidad de ser madre. Creo que hay concebirlos dentro de una familia que le de contención a ese niño y así deben ser las cosas.

9- ¿Cuando se bajó del escenario con la banda y la corona puesta, cómo se sintió al ser la primera Figura del Carnaval de Salto?
Mi objetivo no era ganar, era participar, pero me sentí muy bien, muy contenta, y si me preguntan creo que sí, que rompí con el estereotipo por sí mismo porque en mi caso soy una mujer de 39 años de edad, pero me encantaría que la gente se sienta conforme y que sientan que eso que buscaban con la elección de la figura del carnaval, lo hayan encontrado en mi. Estoy contenta y lo voy a disfrutar.

10- ¿Cuáles son sus sueños, tiene alguno por cumplir?
(Piensa…) yo cumplo con mis sueños cada día, estoy segura de eso y por eso no tengo la duda de declararme una persona completamente feliz.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Graciela de Souza. Una vida dedicada a la danza

Hoy por: Dr. Adrián Báez

El Estudio de Danza y Ballet Graciela de Souza, fue sin lugar a dudas un ícono de dicha disciplina en nuestra ciudad. Por allí pasaron cientos de chicas que encontraron en el baile la manera de “expresar con el cuerpo, las principales emociones”, según nuestra entrevistada. En esta entrega de Al Dorso, Graciela de Souza nos cuenta la trayectoria de una vocación que de volver a nacer, elegiría nuevamente.

1- ¿Por qué la danza y no otro arte?
Porque el ballet, las danzas españolas y danza jazz –danzas que enseñé-son movimientos acompasados al ritmo de una música, percusión o sonido a través de los cuales, uno transmite, comunica y expresa con el cuerpo, las principales emociones: si se está contento o triste. Simplemente y siempre lo digo, el movimiento a través de la danza, es vida. Es una manera de poder liberarte; a veces cuando se pone música en mi casa, inconscientemente, si estoy sentada, me paro y bailo; es como que algo me impulsa, y, eso es la danza, un primer impulso del hombre, con el intento y el deseo de comunicar todas sus emociones, lo reitero, y sus deseos, como también, sus miedos.

2- Por lo tanto, ¿podemos considerar que los diferentes estilos de danzas reflejan los estados del alma?AL DORSO GRACIELA DE SOUZA
A lo largo de la historia del hombre, hubo danzas para todo; se danzaba por alegría, o por tristeza. Es algo que nació desde antes que el lenguaje hablado. Se lo hacía, precisamente para expresarse: fiesta, rituales, luto, guerra. Es algo innato en el hombre, y también está relacionado en su naturaleza. Se ve en los animales (mamíferos, aves, insectos), los que danzan, para poder cotejar una pareja, por ejemplo, hasta para aparearse; luchas territoriales; para advertir el peligro; y, ahí, están haciendo una coreografía con códigos que se transmite por generaciones. Por eso considero que es la esencia y sostengo que la danza, es vida. Es el alma misma de la vida. Es el alma misma de una persona, que se refleja y transmite exteriormente.

3- ¿Existen diferencias entre los estilos que enseñó, tomando en cuenta lo anteriormente mencionado?
Son diferentes, porque hay diferentes modalidades de danzas. Estas son manifestaciones que muestran de repente, las formas de sentir y de vivir de determinados lugares, ciudades, pueblos, sectores, grupos sociales; de ahí que hay tanta cantidad de modalidades de danzas. Tenemos por un lado, la danza clásica, que es la madre de todas las danzas, técnicamente ya que de ahí surge la codificación; luego está la neo clásica, la moderna, la posmoderna, contemporánea, danzas sociales, urbanas, ritmos latinos, danza española, flamenca, tango, en fin, muchas variedades. Y todas ellas, por qué se hacen; porque provienen de un momento determinado, de un grupo de personas que de repente, sienten y se ponen a transmitir su forma de vivir.

4- ¿Durante cuánto tiempo dirigió la academia de danza?
Desde el año 1976 hasta el 2006 o 2007. En ese momento había otras profesoras de danza; no éramos tantas. Una vez que dejé la docencia, tampoco me desconecté; dije: hasta acá llegué, estoy bien, pero si bien dejé de dar clases diariamente, sigo conectada tomando exámenes, si me lo piden mis ex alumnas, hoy recibidas de profesoras, y yo encantada. Porque para mí, no es un trabajo, para mí es un placer.

5- ¿Se considera una afortunada al haber trabajado de lo que fue su vocación?
Nunca me quejé: ay, que macana, tengo que dar clases, tengo que trabajar; no, es algo que me nacía, es algo lindo, es algo que disfruto. El enseñar, el poder transmitirles a las alumnas el amor por la danza, el que sepan que a través de un movimiento tan simple como girar, caminar, en danza, se transforma, coordinadamente en coreografías.
Pienso que todas las profesoras de danza hoy en día, deben disfrutar, y no deben considerar la danza como un trabajo, como un peso. Calculo yo que lo hacen por amor a lo que están haciendo, de lo contrario se dedicarían a otra cosa. En mí caso, nunca lo consideré así, nunca lo viví como una imposición o carga.

6- ¿Qué balance hace de sus años de docencia?
Durante todo el tiempo que trabajé, tuve muchas alumnas que se recibieron; otras que por ahí, llegada cierta edad no quisieron seguir porque deseaban hacer otras actividades, pero aún hoy, cuando nos encontramos, me dicen que el tiempo más lindo para ellas, era el tiempo en que iban a hacer danza, no dejando de recordar dicho tiempo, y de amar ese instante. Muchas manifiestan que les gustaría volver, porque lo importante es que para esto, no hay edad. Empecé de niña, como lo hacía en ese momento la mayoría de las personas; hoy en día, por suerte, ya no es motivo en lo serlo. Conozco gente grande que me expresa que le gustaría hacerlo, pero que por la edad, el físico, la timidez y demás, no lo hacen. Hay que dejar de lado todas esas ideas que no ayudan. Tenés ganas, éste es el momento, empezá.

7- ¿El baile es una terapia?
El solo hecho de pensar que cuando estás bailando, sentís alegría, sentís placer; dejás de lado todo el estrés del día a día y liberás las famosas hormonas de la felicidad. No importa si bailás bien o mal, eso es lo de menos; el hecho es moverte y disfrutar la música.
Ojo, no solamente estoy hablando de hacer danza clásica, danzas españolas, por ejemplo; hoy en día, hay tantos ritmos, como el latino, el tango, etc., que se pueden aprender, incluso el aeróbic, el zumba (que yo practico), y si vieras de qué forma se disfruta, y cómo salís renovado, aunque cansado, eso sí, pero, en realidad, en mi caso, lo tomo como una terapia, pero más divertida.
Además de los beneficios que te da, que son increíbles. Porque adquirís más resistencia, mejora la capacidad física (tonifica los músculos, las articulaciones, los huesos, la espalda), y, en mi caso particularmente, me hace sentir más joven.

8- Cuéntenos cómo se vivía la preparación de los festivales y la rigurosidad de la disciplina previa y durante los mismos
Las niñas de los grupos infantiles por ejemplo, tenían tres horas semanales; ya más grandecitas, sí, tenían una hora y media, tres veces por semana, y, las grandes, las de superior, les daba clases todos los días. A parte de eso, estaban los ensayos, principalmente cuando venían profesores, bailarines de Montevideo. Trajimos durante mucho a Cristina Chamorro, bailarina del Sodre, y a Eduardo Ramírez, que fue Director del Sodre; él, por ejemplo, tenía una rigurosidad a otro nivel y era eso, lo que yo tenía que transmitirle a las chicas, y cómo respondían, cómo evolucionaban. Ahí estaba lo bueno de dichos eventos. Se preparaban las coreografías de distintos ballets: El Quijote, El Cascanueces, etc., por parte de Cristina, quien exigía una disciplina impresionante. Para las chicas sentir que bailaban en conjunto con ellos, era algo increíble. Me parece que eso era un estímulo mayor para tratar de superarse y de lograr, incluso, personajes importantes.

9- ¿Uruguay es más reconocido mundialmente hablando en lo que respecta al ballet, que años atrás?
Indudablemente. Es más, mi generación cuando empezamos danza, necesitábamos de gente que viniera de la Argentina, porque acá estaba muy decaída, no era reconocida, no había muchos eventos, ni figuras destacables, lo cual, hoy, es diferente. Y diría más. Argentina hoy busca a los uruguayos. Hoy tenemos figuras como María Noel Ricetto, y desde que se comenzó a expandir, es otra la visión y el reconocimiento que se tiene hacia los bailarines de la danza uruguaya. También, es cierto que desde Uruguay, se empezó a apostar más, y así tuvimos a un Julio Boca dirigiendo el Ballet Nacional del Sodre. Él, impuso la renovación del plantel de bailarines, dándole posibilidades a las nuevas generaciones, y, eso hizo mucho bien. Fue toda una revolución.

10- Si volviese el tiempo atrás, ¿elegiría nuevamente la danza?
Sin duda que sí. Exactamente. Vuelvo a nacer, y buscaría tomar nuevamente clases, incluso en otros lados. Otros profesores, otras modalidades diferentes. Vuelvo a ser bailarina y profesora. No hay duda.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Hoy, con Isabel Guarino, una mujer aferrada a la fe y la familia, multifacética y con muchas cosas por hacer

No le gusta madrugar, pero después, no para en todo el día, ni siquiera para dormir la siesta. Aferrada a la fe y la familia, supo incursionar en un sinfín de actividades, como madre, esposa, empresaria, política, artesana…
Más que “la mujer de” es una mujer con todas las letras, multifacética, de esas que no se quedan quietas, aguerridas, que van al frente con todo lo que piensan y sienten.
En esta sección, contamos un poco de su historia y del orgullo que siente por sus hijos que siguieron con pasión el deporte que eligió su padre y el amor por la familia que les sembró su madre.

1- Viene de una familia numerosa y muy unida
“Sí, nací en Corralito (Nueva Hespérides), a los diez años nos vinimos con la familia a la ciudad. De mi niñez tengo recuerdos inolvidables. En el campo, entre las naranjas, las frutillas y todo lo que se hacía en la quinta. Con la familia mantenemos algunas tradiciones muy especiales, hacemos en cada Navidad el amigo invisible, nos juntamos todos los miércoles a la noche a rezar el rosario, después sale pedir algo para comer o hacer algo juntos y pasamos muy bien. Seguimos juntándonos en la casa de mis padres a pesar de que ellos ya no están, somos diez hermanos y las navidades las pasamos juntos. Cada uno de nosotros tiene la llave y va cuando quiere o tiene la necesidad de estar un rato, de recordar. Es un lugar que nos da esa serenidad que a veces necesitamos. Yo por ejemplo, a veces voy, me siento en el sillón de papá, miro sus peces, riego las plantas, me quedo un rato y después sigo con mis actividades. Es como si ahí me recargara de energía, me siento muy bien, me gusta ir y creo que a todos mis hermanos nos pasa lo mismo, por eso vamos o nos juntamos ahí”.

2- ¿Cuándo conoció a Federico Moreira?AL DORSO
“Conocí a mi esposo en el liceo, yo tenía 14 años y él 16. Vivíamos cerca, nos veíamos de vez en cuando, hasta que fue a casa a hablar con mi padre, porque en aquel tiempo se pedía para salir de novios (risas). Una amiga, Elena Zanotta, hizo de celestina y después, nos comprometimos y un 8 de noviembre nos casamos. Tuvimos cinco hijos, Lucía, Eliana, Silvina, Agustín y Mauricio. Soy la única de mis hermanas que tiene una familia tan numerosa. Cuando lo conocí no era ciclista, corría alrededor de la plaza de deportes y jugaba al fútbol, desde joven tenía esa dote de deportista. Después, empezó de forma más firme con el ciclismo, fue a un Panamericano y ganó una medalla de oro que recuerdo que se la llevó a mi madre en bicicleta hasta su comercio, porque ella lo seguía mucho en su deporte. Y así siguió, practicando mucho y compitiendo”.

3- ¿Su apoyo y el de la familia debió haber sido fundamental en el éxito de Federico?
“Él tenía una alimentación especial, le cocinaba yo y mi suegra. Tenía que acostarse temprano y levantarse también temprano. Yo soy consciente que todo lo que hizo él fue porque estaba yo a su lado y toda su familia, porque el sacrificio lo hacía él y lo hacíamos nosotros también. Si Federico descansaba durante la semana, el fin de semana podía estar bien para competir y eso lo sabíamos todos y todos contribuíamos para que así fuera. Si él tenía que hacer Stayer, yo no tenía problema en ir manejando la moto o la camioneta en la ruta para qué fuera atrás en la bici para agarrar velocidad en las piernas y los chicos iban también con nosotros. Es todo un combo, nadie puede hacer algo solo si la familia no ayuda, es muy difícil”.

4- ¿Le gustaba que fuera ciclista o por momentos quería que tuviera una vida normal?
“A mí me gustaba y me gusta que se dedique al ciclismo. Yo lo acompañaba siempre y si tenía que viajar me iba con él. A los chiquilines les ponía un cordón en el brazo en el aeropuerto y se iban todos conmigo. Viajamos a Chile, a Estados Unidos, a un montón de lugares. A veces también iba mi hermana María Inés, que me ayudó mucho con mis hijos, igual que mi mamá”.

5- Pasaron por momentos difíciles también, ¿qué pasó cuando le dio positivo en un control antidopaje, cómo lo vivió la familia?
“Ese fue un positivo y no fue un positivo, fue positivo entre comillas, porque a él no le sacaron vueltas, no le sacaron premios ni le sacaron nada. Yo estuve en un hotel en Montevideo sin poder salir con mis hijos durante quince días, porque afuera estaba la prensa y era imposible salir. Fue duro. Pero después, llegar a Salto y vivir lo que fue la caravana más grande de la historia, el apoyo de la gente, no te puedo decir lo que fue. Uno es parte de eso también y te sientís contenta también, porque el que pedaleaba era él, pero los que estábamos atrás éramos nosotros. Era un logro de él, mío y de mis hijos. El orgullo era de todos. Nosotros también aguantamos muchas cosas para que papá no se enterara y no sumara un mal momento con todo lo que había pasado”.

6- ¿Sus hijos de alguna manera siguieron el camino del padre?
“Agustín corre por Cerro Largo y Mauricio está en España y corre por Caja Rural. Cuando los gurises se metieron en esto yo siempre los alenté. Algo que les dije fue – ¡no hagan igual que su padre, si se tienen que ir de Uruguay, váyanse! – porque Federico nunca se fue y acá, hay un tope. Agustín ya estuvo afuera y ahora no se va porque es muy apegado a la familia pero Mauricio se fue de muy chico a Brasil, con quince años y después de ahí siguió su camino y ahora está en España. Mis hijas, dos, son Comisario Nacional Elite de Ciclismo, una de ellas corrió en ciclismo por varios años y la otra fue seleccionada para participar de un curso internacional de Uci en Suiza en 2020. Como que todos mis hijos lo vivieron de chicos el ciclismo, se criaron con eso y forma parte de su vida. Estoy muy orgullosa de ellos”.

7- ¿Cómo ve el ciclismo hoy en día?
“El ciclismo necesita apoyo, como todos los deportes. La vuelta al Uruguay mueve más de mil personas y eso implica una noche de hotel, una salida a un restaurante, mostrar tu ciudad, porque viene gente de todo el Uruguay y de afuera también. Pero si no hay apoyo no se puede hacer nada, porque las bicicletas son caras, las estadías tienen su costo también, son muchas cosas. Uno que ha viajado y ha visto cómo se organizan este tipo de eventos piensa que esas cosas se podrían hacer acá, pero entonces te dicen – ¡estamos en Uruguay! – y a veces no son cosas que impliquen un gran costo. También creo que falta tomar conciencia que ser ciclista es un trabajo, tiene sus horas de entrenamiento, su dedicación, el ciclista tiene que llegar al final de su carrera y poder jubilarse, pero acá no se mira al deporte de esa manera”.

8- Dentro de sus múltiples actividades, también supo ser empresaria y política ¿cómo es para una mujer dedicarse a esas áreas?
“Sí, mi faceta de empresaria fue con Agencia Central y también estuve en política, la política siempre me gustó. Fui edil, trabajé con Germán (Coutinho), fui Presidente de la Comisión de Deportes de la Junta Departamental. Fue una linda experiencia, hicimos una linda tarea, buscamos reconocer por sobre todo a los chiquilines, porque eso es un gran incentivo para ellos. En este período salí nuevamente Edil, pero por un problema personal decidí alejarme. A veces pasa que el político, la persona, tiene buenas intenciones pero si se reúne de personas que no tienen buenas intenciones y elige seguir con esas personas, yo prefiero dar un paso al costado. Yo trabajé mucho y me decepcionaron”.

9- ¿Recientemente se ha incorporado al mundo de la artesanía?
“Siempre me gustó la artesanía y eso de trabajar con las manos. Empecé haciendo macramé y después me formé en repujado de aluminio. Es algo que me gusta mucho, me libera, me distiende también y me dedico con mucho compromiso en cada pedido que me hacen. Me hice mi página de Facebook que se llama Lesam Creaciones y ahí la gente me hace pedidos. Mis diseños son únicos, personalizados y es una gran satisfacción saber que lo que uno hace con tanto amor es lo que la otra persona espera. Creo que cada cosa que uno hace con amor tiene que salir bien”.

10- ¿Cómo se definiría y qué cosas le quedan por hacer?
“Te diría que no soy una mujer que vaya detrás de nadie, yo voy con la frente en alto y no me oculto detrás de nadie. Yo no me siento “la señora de” Federico Moreira, si no me hubiera casado con él hubiese sido igual a la mujer que soy ahora, porque así soy yo. Luchadora, aguerrida, hago lo que sea, no tengo vergüenza en barrer una calle ante una carrera si veo que tiene piedras.
Cuidé a mis hijos toda la vida, hago lo que siento que tengo que hacer y digo lo que pienso también, voy de frente. Si me preguntan que me falta por hacer, diría que quiero seguir con la artesanía porque es algo que me gusta mucho. Pero también me gusta viajar, estar con mis hijos y mantener esas tradiciones que hacen que la familia siga junta y que también le inculqué a mis hijos y que creo que sembró una semillita, porque también son muy familieros”.

Hoy por: Wanda Aranguren

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Con Loy Godoy Sánchez – Una laureada artista salteña que reside en Santa Victoria Do Palmar

“Me considero una persona sencilla a la que Dios le dio
el don de cantar”

Cantante y compositora salteña que ha logrado consolidar una larga y prestigiosa carrera como artista recibiendo un sinnúmero de premios. Loy Godoy Sánchez tiene a flor de piel una inusual sensibilidad que la ha sabido plasmar en sus interpretaciones
románticas; en sus canciones afloran sus vivencias y las que logra captar de un público fiel que la ha aprendido a querer y
valorar. Creadora de la canción “Salto Mío” – aunque desde hace muchos años reside junto a su familia en la ciudad de Santa Victoria Do Palmar, su alma sigue unida a su ciudad natal a la cual revive permanentemente en sus canciones.

1- ¿Cómo se presenta?
“ – Amo mi Salto y soy la típica geminiana, pues nací un 8 de junio tanto río como lloro a la vez.loy godoy 001
Nací y me crié en el barrio Baltasar Brum,el típico barrio Los Inundados también llamado El Cerro. Concurrí a la Escuela Número 64… de la cual tengo muy buenos recuerdos que perduran hasta hoy en mi corazón. Luego continúe secundaria en el Liceo Piloto, Dr.Antonio M.Grompone.
Con mis compañeros de la escuela y liceo mantengo hasta hoy una muy buena relación gracias a la tecnología.

2- ¿Y a partir de cuál estadío de su vida se reconoce en el canto?
– Te cuento algo que lo hago siempre en las entrevistas, creo que canto desde el vientre de mi madre, yo observaba cuando era pequeñita a mi mamá cocinar y cantar,y me encantaba escucharla y repetir junto con ella lo que cantaba, nunca me lo confesó pero he pensado muchas veces que ella tendría mi mismo sueño y nunca lo concreto, tenía una voz hermosa, pero dedicó su vida enteramente a su esposo y sus hijos.
Ella me incentivaba, me llevaba a la Revista Dominical que era un programa que había en esos tiempos en radio Cultural y yo cantaba,mi mamá fue y será siempre mi primer fans aunque ya no esté”.

3- ¿Y cómo vivió esos primeros tiempos de artista?
-Me gustaba recitar, escribir poemas, gané un premio una vez en un programa de Radio Arapey que conducía el renombrado Carlos “Bocha” Ardaiz.
Mi primer referente fue la italiana Silvana Di Lorenzo, hasta hoy canto sus canciones.
Aunque también cante folklore junto a mi hermano Héctor Godoy, quien también integró varios grupos en Salto, cantaba muy bien, aunque no siguió.
Sabes que gracias a Dios por permitir a las mujeres cantar porque siempre hubo en Uruguay una especie de machismo, eran muy pocas mujeres que se les permitía cantar, una de las que la peleó mucho por ejemplo fue Maribel Barboza, integrante de Grupo Casino y Antillano,hermosa voz, siempre la admire.
Y hoy en día hay una gran expansión en todo el Uruguay, hay muchísimos grupos muy buenos en nuestro país, pena que para hacer algún pesito más haya que emigrar, hoy en día no se vive de la música, o no es mi caso”.

4-¿Cómo es su relación con sus fans?
-“Los quiero muchísimo. Al público que me sigue y gusta de mis interpretaciones, simplemente le doy las gracias y es mucha la gente que me sigue, tanto en Uruguay como en Brasil, sin ellos no valdría la pena lo que hago”.

5- ¿Qué sucesos son los que la inspiran a componer?
-“Me mueven para componer las cosas simples de la vida,la mayoría son vivencias,como por ejemplo el tema Salto Mío del cual soy autor de la letra y mi hijo Christian hizo la música, accediendo a un pedido del conocido salteño Varilla San Andrea, creador de la pagina de Facebook Salto Mío y bueno, puse mi corazón entero en lo que sentía y surgió, “Salto Mío” fue muy bien aceptado ese tema,en especial por los salteños que viven en todo el mundo.
Le escribí también una canción al desaparecido cantante del legendario grupo Mogambo Carlos Quique Cardozo, con mucho sentimiento y respeto por nuestra gran amistad.
Tengo también Mi Cumbia Brasilera que es como para que la gente conozca la mixtura o mezcla que existe entre la música de Uruguay y Brasil sobre todo en la frontera.
Últimamente le escribí una cumbia, que título Esclava de tu amor, dedicada a la persona que me ayudó a realizar mi gran sueño de ser cantante,mi motor de todos los días,,quien se dedica a toda la producción de quien hoy es La Rubia de Oro de La Frontera, mi esposo Nelson da Roza, quien junto a mis hijos y mis nietitos son mis mejores razones para cantar y sonreirle a la vida”.

6- ¿Qué siente interiormente Loy Godoy?
-“Sigo siendo aquella niña que le encantaba en el verano ir a bañarse a Salto Chico y en el invierno escuchar las gotas de lluvia golpear el techo de chapa en la casita de mis queridos viejos,me considero una persona sencilla a la que Dios le concedió el don, de cantar.

7- ¿Qué tiene en mente para este año?
-“Grabar mi 4to CD,con canciones inéditas y seguir dando alegría a la gente,.que le guste lo que hago.
Ya tengo cinco canciones compuestas por mi, me faltan aún al menos cinco más.
Recientemente grabe una que titulé Viaje sin regreso y la verdad me inspiro, un delicado estado de salud que estoy padeciendo y que gracias voy superando, me hizo reflexionar sobre el valor de la vida, la importancia de disfrutar cada momento que vivimos y sobre todo junto a las personas que amamos y nos aman como nuestra familia y amigos.

8- ¿Qué mensaje te gustaría compartir con tus afectos, allegados y amigos a partir de esta entrevista?
-“La verdad me encantaría recalcar la letra de esta última canción, no desperdiciar ni un segundo de nuestra vida pues no vale la pena,y cuando uno tiene un sueño, tratar de alimentarlo todos los días, perseguirlo y a pesar de las dificultades,no decaer,porque la vida es un Boleto sin regreso, estamos de paso.
“Un agradecimiento muy especial a Diario EL PUEBLO por esta oportunidad de poder mostrar quien soy y recalcar una vez más el apoyo que tengo de mi madrina musical la señora Techa Maglio por abrirme las puertas incondicionalmente del Centro Cultural de Gran Hotel Concordia y apoyarme en mi carrera”.

9- Cuéntenos de sus premios…
-“He recibido muchísimos premios a lo largo de estos años..por ejemplo, mi primer cd titulado Utopía final.
Porque los sueños se cumplen, recibí el reconocimiento de la Cámara de Vereadores de Chuy Brasil, evento transmitido por la tv Globo brasileña.
Reconocimientos en Chuy por la Policía Comunitaria y el Aporte a la Cultura.
Participación especial en Encuentro de Coros y Danzas de Chuy Uruguay.
En Salto reconocimiento al Día del Cantor Nacional organizado por IMS.
Diploma de Honor otorgado por Grupo Cultural ERATO, en Montevideo.
Presentación del tema “Salto Mío” en Gran Hotel Concordia de Salto.
Soy madrina del Festival “Canto Sol y Playa” que se realizó el primero el año pasado en Balneario La Alvorada.
Este año se realiza el 2 festival donde el palco lleva mi nombre en representación de los Artistas de la Frontera – Organizado por VAUCA… Vecinos Uruguayos Asociados.
El pasado 12 de diciembre recibí en Hotel Radisson Palace Hotel el Reconocimiento a la Permanencia en la Cultura Nacional el Premio Aurea de parte de Carlos Arrúa Producciones.
El año 2017 fui destacada y recibí el Trofeo Mulher do Ano aca en Santa Vitoria.
La verdad que estos logros o premios – además de ser un mimo al alma – me permitirán poder irme de este mundo con la conciencia tranquila sabiendo que nuestro paso por la vida no fue en vano…me iré con el corazón lleno de amor por recibir un aplauso o simplemente la sonrisa de un niño ya que mi público es variado… llega a todas las edades”.

10- ¿Qué le diría a su querido público de Salto?
-”Y a mi querida gente de Salto vaya mi agradecimiento a Dios por permitirme nacer en una tierra tan cálida… hermosa, sencilla y que sepan que estoy muy orgullosa de ser salteña y lo digo en cada show”.

Hoy por: María Fernanda Ferreira

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Carlos Souto Alcalde de Villa Constitución

Carlos Mario Souto Acevedo, es el alcalde del municipio de
Villa Constitución (abarca además las localidades de Saucedo
y Palomas, la zona de Zanja Honda y Espinillar).
Luego de haber sido concejal en dicho municipio en el período
anterior, y tras adquirir cierta experiencia decidió continuar
trabajando a favor del pueblo y cumplir con varios pedidos de la gente. Nació el 21 de marzo del año 1976 en Salto, pero se crió
y vivió prácticamente toda su vida en Villa Constitución.
Tiene dos hijos de 15 y 21 años y su continuidad en la política
depende en gran parte del cumplimiento de un objetivo: el
saneamiento en un barrio “de la Villa”.

1-¿Previo a dedicarse a la política; cuál era su oficio?
Trabajé siempre en distintas áreas, fui almacenero, tuve boliche, soy soldador, trabajé en la construcción, tuve emprendimiento de transporte (micros), entre otros.

2-¿Siempre desempeñó tareas en la zona?
No, estuve cinco años trabajando en Montevideo, y algún tiempo trabajando en otros departamentos pero siempre yendo y viniendo.

3-¿Cómo comienza su interés por trabajar en la política?
Siempre estuve vinculado al tema, siempre fui frenteamplista, me crié en los comité de base, en la militancia, cuando estuve en Montevideo fui el que siempre organizaba el transporte de los votantes que estaban en la capital hacia Constitución. Luego Sergio García da Rosa (actual director de Descentralización de la Intendencia de Salto) me invitó a participar en la lista de él y cuando fue electo alcalde fui concejal durante los cinco años del período anterior.souto

4-Durante ese tiempo adquirió experiencia en cuanto a las tareas del Municipio
Sí, además hice la suplencia de alcalde de Sergio García da Rosa, de manera que sí adquirí experiencia.

5-¿Cómo ha sido la respuesta de la gente hasta el momento?
Bien, mi perfil sigue siendo el mismo, soy una persona muy comprometida con el Municipio, trabajamos mucho y nuestra gestión es en base a eso, a pelearla día a día, a gestionar, coordinar diferentes acciones y la gente se identifica con nosotros por la manera de trabajar.
Tengo un perfil muy bajo, eso de debe a mi crianza, a mi familia, mi día comienza a las 6 de la mañana hasta las 14.30 horas, a veces estoy en el Municipio, pero muchas veces estoy fuera siempre trabajando y apoyando a los funcionarios en diferentes tareas.
6-¿Cuál es el principal objetivo a cumplir antes de terminar el período?
Cumplir el saneamiento del barrio El Cerro que es algo que se viene prometiendo y con lo cual se viene haciendo política desde hace alrededor de 20 años y no se ha podido concretar.
Además quisiera seguir trabajando en el desarrollo turístico, ya que uno de los compromisos grandes que teníamos con la gente era el tema vivienda y ya está en pleno desarrollo el tercer plan de viviendas de MEVIR (Comisión Honoraria Pro Erradicación de la Vivienda Rural Insalubre).

7-Durante este tiempo ¿qué es lo que más destaca de su labor como alcalde?
El año pasado gratamente fui elegido entre los 112 municipios del país, para participar en la Mesa Nacional de Alcaldes donde también adquirí experiencia política, tuve una participación activa en dicha Mesa y representar a los 112 municipios fue algo muy importante.

8-¿Cómo se dividen las tareas, cómo se trabaja en el día a día?
Nosotros reorganizamos el Municipio, fue algo que costó un poco, pero tenemos ahora el coordinador de tareas que es secretario y el capataz. Conjuntamente hacemos una planificación y en base a ella vamos intentando desarrollarla.
También nos basamos en el Plan Operativo; tenemos un presupuesto quinquenal y el POA (Plan Operativo Anual) y en base a eso vamos cumpliendo etapas de ejecución de obras.
Por ejemplo en cuanto a caminería consideramos que venimos muy bien, hoy tenemos una cuadrilla vial en Villa Constitución, si bien nos falta mucho, se ha notado un cambio importante en cuanto al mantenimiento de las calles, estamos proyectando para este año un sellado asfáltico en el barrio Libertad, hemos hecho perfilado en el camino de acceso a Palomas y Saucedo, una vez por año en este tiempo, también hemos hecho perfilado en las zonas de chacras donde sale toda la producción hortícola, también se han hecho 35 cuadras de un riego asfáltico en el centro de Villa Constitución a principios del año 2016.
Por otra parte, hacemos énfasis en la parte social y en este sentido formamos comisiones y en el Plan Operativo destinamos un monto pequeño a cada una, se le ha dado importancia al fútbol, se formó una Liga y hoy el fútbol mueve a más de 200 jóvenes.

9-¿Recientemente se realizó una nueva edición de la Fiesta del Lago, cómo la evalúa?
Aún no nos hemos reunido con el coordinador para ver el tema de (venta de) entradas, pero en principio tuvimos una muy buena fiesta, teniendo en cuenta que el jueves tuvimos lluvia todo el día, el viernes se colmaron las expectativas respecto al año pasado, el sábado tuvimos buena concurrencia y el domingo pese a la lluvia y demás percances se colmaron las expectativas. Lo importante es que se va a pagar todo, no quedamos con deudas, seguimos apoyando y alentando a esta fiesta que es de la familia, donde apostamos a la seguridad y a la calidez de nuestros vecinos y además generando conciencia de que es una zafra de tres días donde todo el vecino que pudo, la trabajó, hubo todos los servicios y eso para nosotros es importante.
Nosotros les brindamos herramientas y tratamos de generar conciencia que es una zafra de tres días que hay aprovechar.

10-¿Cuál es el mensaje a la población?
Hemos tenido algunas desilusiones en política, creemos que somos diferentes, ya que nos gusta actuar con la verdad, pregonar algo y tratar de cumplirlo. Somos diferentes en ese aspecto ya que somos trabajadores, y caímos en política pero tenemos otra visión de ésta, de aprovechar este tiempo de cinco años que la gente nos da para hacer cosas por nuestra Villa; el tiempo dirá si seré candidato nuevamente o no, quisiera concretar algo con lo que yo me comprometí, en el saneamiento por ejemplo y eso será un factor clave en mi continuidad, la concreción depende de la voluntad de OSE de ejecutar la obra que es tripartita, (Municipio, Intendencia y Ose) y la Intendencia ya dio el visto bueno.

Hoy por: Sara Ferreira

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“Sólo espero un mundo mejor para nuestros hijos”

Con Ruben Ortiz, agente de Policía y flamante Profesor de Geografía

Ejerce dos funciones netamente de servicio público. Es funcionario policial desde hace una década y
mañana recibirá su título como Profesor de Geografía. Considera que las dos son profesiones muy importantes para nuestra sociedad. Le gusta interactuar con los adolescentes y sobre todas las cosas prepararlos para el mundo que se viene. Es padre y está casado. Es un orgulloso hijo del Cien Manzanas.
Con él nuestra sección Al Dorso.ruben1 retoque

1-¿Dónde nació, cómo se compone su familia y cómo fue su infancia?
Ruben Ramón Ortiz Suárez, nací en Salto, soy casado con Ingrid Rossi y tengo 2 hijos que se llaman Isabel de 7 años y Lucas de 2. Me crié en el barrio Cien Manzanas en el cual tuve una infancia muy normal como todo niño de barrio. Siendo mi madre María Catalina y mi hermano, José Enrique, fundamentales en mi formación.

2- ¿Dónde estudió y qué recuerda de su época de estudiante?
Fui en mi etapa escolar a la Escuela Nº 98, de la cual tengo muy buenos recuerdos al igual que del Liceo Nº 4, siendo muy gratificante cuando volví como docente trabajando en el mismo liceo que me formó en mi etapa de adolescente. Comencé en el año 2012 la carrera de Profesorado en el CERP de Salto la que culminé en marzo de este año, egresando como Profesor de Geografía. Fue una etapa muy difícil y de mucho sacrificio, pero con el apoyo de la familia, pude lograr el objetivo. También agradezco a la Policía donde siempre me facilitaron los horarios para poder estudiar, siendo esta otra una profesión en la que me desempeño con mucho orgullo. Actualmente trabajo como docente de Geografía y Astronomía en el Liceo y Colegio Santa Cruz, y en el Sagrada Familia, además de los liceos 3 y 5.

3- ¿Por qué decidió ser Policía y qué tareas desempeña?
La profesión policial fue algo que elegí queriendo aportar algo a la sociedad en la que vivo y hoy creo que el Policía cumple una función muy importante, tratando de ser justo en todas las cosas. Aunque llevamos muchas críticas de la gente pienso que es un rol muy importante y llevo la camiseta bien puesta con mucho orgullo. Estuve 8 años en la Brigada de Tránsito en la cual aprendí muchas cosas, también pude llevar esos conocimientos a los liceos trabajando en proyectos con adolescentes en la mejora del tránsito. Hoy en día estoy cumpliendo funciones en el Juzgado de Familia gracias al actual Comando de Policía que me solucionó el traslado, ya que por cuestiones de horas solicité el mismo para poder ejercer la Docencia de forma paralela.

4- ¿Cuándo decidió estudiar profesorado y por qué?
La decisión de seguir profesorado fue porque me gusta trabajar y relacionarme con adolescentes y poder tratar de entender también de sus necesidades, tomando en cuenta muchas veces sus fortalezas y debilidades, las que enfrentan en el mundo hoy.

5- ¿Por qué decidió estudiar geografía? ¿Qué le atrae de esa materia?
La razón porque elegí seguir Profesorado de Geografía fue porque la misma no es solo estudiar la capital de los países como se piensa, sino que la Geografía es el estudio de lo social, lo económico, lo político y lo cultural del mundo globalizado en el que hoy vivimos.

6- ¿Cómo ve a la educación hoy en relación a cuando usted estudiaba?
El docente cumple una función muy importante también en la sociedad, como formadores de adolescentes en valores, los cuales se han perdido un poco en el mundo de hoy. A veces el recurso que tienen los docentes no es el suficiente, pero igualmente la parte humana lleva a poder cumplir con lo requerido por los estudiantes, llevando muchas veces a trabajar fuera de horario, planificando en beneficio de los estudiantes.

7- ¿Qué aspira de sus alumnos? ¿Qué se formen para el mundo de hoy o que aprendan lo básico para el mercado laboral?
A lo que se aspira de los estudiantes es que se los forme, no solo en conocimientos de cada materia, sino también que sean hombres de bien en esta sociedad aportando de lo suyo.

8- Usted ha sabido combinar su labor policial con la de docente ¿por qué les enseña normas de tránsito a sus alumnos?
Pienso que he podido relacionar la profesión policial con la docencia porque me gusta relacionarme con la gente en especial, con adolescentes, pudiendo aportarle los pocos conocimientos que adquirí en mi vida personal.
En lo personal pienso que la juventud no está toda perdida, faltaría un poco de motivación y oportunidades para que esos adolescentes puedan tener un futuro mejor, siendo el docente un guía.
9- ¿Pensaba cuando era adolescente que iba a hacer esto de grande?
Nunca imaginé de niño ser Policía y Docente, pero hoy gracias a Dios estoy muy feliz de poder llevarlas a cabo a estas dos hermosas profesiones, con mucho orgullo y dedicación, siendo el sostén económico de mi familia.

10- ¿Cómo se ve en el futuro cercano?
No pienso mucho en el futuro, sino más bien en el hoy, solo espero un mundo mejor para nuestros hijos.

Hoy por: Hugo Lemos

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Ing. Agr. Hermes Morales “Siempre nos enfrentamos al desafío de hacer buen uso de la vida que nos resta”

Nuestro entrevistado se caracteriza por tener un gran don: el de la humildad. Decidió radicarse en su Uruguay querido, teniendo la oportunidad de brillar como técnico en el exterior. Convencido de la importancia de su país y del lugar que este ocupa en el mundo, apuesta a él, sabiendo que lo mejor, es confiar en su gente.

1-¿Cuándo y por qué optó por seguir la carrera de Ingeniero Agrónomo?

Supongo que hay dos vertientes grandes y de similar importancia. Una, es la vertiente familiar, mi sobrenombre es “el paisano”, y me dicen así porque aparentemente me lo puso mi padre, cuando a los dos años me gustaba recorrer la chacra con él. Hay, también otras influencias familiares que veían a la actividad agropecuaria como una actividad muy noble. La otra vertiente, proviene de la época en que estaba en el liceo; hubo un Agrónomo a quien se le otorgó el AL DORSO ING. AGR. HERMES MORALESPremio Nobel de la Paz, Norman Burlang, que fue el padre de la “Revolución Verde”, que dio las bases científicas y técnicas para disminuir drásticamente el hambre en África, en base a nuevas variedades de cultivos de arroz y de trigo. Y bien, al idealismo de los jóvenes, una participación en la sociedad donde uno pueda llegar a ser merecedor del Premio Nobel de la Paz, es sin dudas, un proyecto de vida interesante. Esa fue la segunda influencia grande de por qué elegí ser Ingeniero Agrónomo.

2- ¿Cómo fue estudiar en la capital en la década del 70?
Yo me fui a Montevideo en circunstancias interesantes, porque se cerró segundo año de Agronomía en Salto. Estudiar en la segunda mitad de los años 70, con una dictadura muy instaurada, era tratar de luchar por el porvenir y por abrirse un lugar relativamente satisfactorio en la sociedad. Recuerdo que vivíamos en una forma interesante, digámoslo así, austera, para los cánones actuales, donde algunos compañeros trabajaban y compartíamos un apartamento entre varios, con quienes continuamos siendo amigos y reuniéndonos. Era bastante duro, durante un importante lapso de tiempo el gobierno impuso el examen de ingreso; aunque, siempre han existido las materias filtro. Me acuerdo que en Salto en el año 76 entramos en Salto 36 en Agronomía y al tercer semestre llegamos 2 y mal heridos. Recuerdo, también, haber dado en Montevideo un examen de 180 estudiantes, de los cuales salvaron apenas 13. Era una universidad marcada por la dictadura, pero a pesar de tener fracturas importantes, era un lugar de formación interesante, que nos colocaba en un lugar, en cuanto a conocimiento y de forma de encarar las cosas, competitivo a nivel internacional.

3- ¿Recuerda cuál fue su primer trabajo como Ingeniero Agrónomo?
Mi primer trabajo como Ingeniero, fue marcar curvas a nivel. O sea, era un trabajo que creo que hoy, se hace de forma bastante más sofisticada, pero en aquel momento, se hacía con niveles y unas miras que se manejaban a pie, donde se marcaba el sentido laboreo en chacras con pendiente, a los efectos de controlar o intentar controlar en algo la erosión. Ese fue mi primer trabajo que hice en Río Negro junto a un amigo.

4- Cuéntenos su experiencia profesional en el extranjero.
Por esas cosas de la vida, me tocó trabajar como investigador asociado en el Instituto Nacional de Investigaciones Agronómicas en Córcega, Francia, en el Laboratorio de Estudios Sobre el Desarrollo de la Ganadería y ahí estuve trabajando un año y medio. Fue una experiencia indudablemente muy interesante y eso me permitió adquirir una serie de visiones adicionales a las que portaba como profesional uruguayo, que fueron muy importantes en el desarrollo de mi carrera y en la forma en cómo se concretó la misma en el Uruguay. Cuando volví, lo hice sin trabajo y a los pocos meses se hizo un llamado público a la Dirección de la Regional Norte del Plan Agropecuario, con sede en Tacuarembó, al que me presenté, cargo que me fue adjudicado. Ahí estuve por 21 años, los que tuvieron una fuerte impronta de mi tiempo en Córcega, Francia, porque, con los años, pude reinaugurar mi relación con aquel país, desarrollando una intensa relación con distintos investigadores de la ganadería, lo que me llevó, por ejemplo, a recibir el título de “Dr. en Ciencias de la Vida y del Ambiente” del Instituto de París, lo que fue una gran satisfacción. Eso me permitió desarrollar métodos de estudio de la ganadería muy sofisticados en cuanto a la moderación en computación; tarea que llevé adelante en la evolución de explotaciones ganaderas en el norte del país, específicamente en la zona de Arapey. Esa zona fue estudiada por una de las herramientas más sofisticadas que hay en términos de estudio de sistemas complejos, que son los sistemas multiagentes, ese fue el corazón duro de mi tesis, estudiando también, distintas estrategias de ganaderos de esa zona. Ese trabajo me abrió una serie de puertas, que me permitieron participar en una serie de trabajos internacionales desde y con el Plan Agropecuario. Contribuimos de alguna forma a que las discusiones en torno a la ganadería en el país se enriquezcan.

5- Su actividad lo llevó a relacionarse estrechamente con la Universidad de la República, ¿es así?
Soy probablemente uno de los pocos investigadores de Asociación Nacional de Investigación e Innovación, que no estoy en una institución de investigación, siendo reconocido como Investigador Grado 1; dicha institución tiene un programa de reconocimiento de investigadores, en el cual estoy, si bien mi profesión fue mucho más sobre el terreno que el de la investigación. No obstante lo cual, mi desempeño como investigador no puedo decir que sea despreciable, si la medimos con publicaciones en el exterior, llegando a ser, por qué no decirlo, una actividad académica reconocida. Eso me permitió que, al día de hoy, dirija Doctorados en la Universidad, siendo integrante del Colegio de Pos Grado de la Facultad de Agronomía, y en esa calidad es que participo en tribunales de Tesis y Maestrías.

6- Según tenemos entendido, ¿hoy en día se encuentra algo alejado de la profesión?
Desde fines del año pasado tomé una cierta distancia del trajinar diario de la labor del agrónomo, me fui del Plan Agropecuario y quise tener una cierta retrospectiva con respecto al tema. Ese razonamiento fue el que me acercó a otro tipo de actividades que comencé a realizar, luego de haberme por otro lado jubilado de la Caja profesional, aunque continúo aportando al BPS como ganadero, lo que hago desde el año 1982.

7- Nuestro país, ¿está bien direccionado en comparación con otros países del mundo en lo que respecta a la ganadería?
Uruguay, en la comparación internacional, está bastante bien en la parte agropecuaria. Debería revisarse con cuidado, la idea de que Uruguay viene un paso atrás respecto a otros países; yo no la comparto.
Cuando me tocó trabajar con la ganadería en Arapey, le puedo decir que en las condiciones que se dan y le toca, es una de las ganaderías que está a la altura de las mejores del mundo, por ejemplo. Tenemos que matizar la idea de que Uruguay es un país atrasado, no lo es. Es un país que, dado su grado de apertura al mundo y su empuje y creatividad de la gente, juega bastante bien los partidos en el área agropecuaria. Por supuesto que enfrenta dificultades; la variabilidad climática y problemas ecológicos relacionados a tipo de suelo y clima, hace que, agronómicamente, no pueda ser una copia del sur de Inglaterra o del nordeste de Francia. Pero, cuando uno comienza a considerar el conjunto, el Uruguay es un país que está bastante bien.

8- Háblenos de su familia
Estoy casado en primeras y únicas nupcias desde hace 30 años con Beatriz Vignale, con quien espero que muramos juntos. Tengo dos hijos, Alejandro de 28 años, que es Ingeniero Industrial y María Clara de 26, que es Ingeniera Agrónomo Forestal. Aún no tengo nietos ni me los han anunciado.

9- ¿Qué país le gustaría dejar a sus nietos?
El Uruguay que me tocó vivir, es un buen Uruguay. Mis padres me dieron alas, como muchos padres se las dan hoy a sus hijos. Me gustaría que mis nietos puedan vivir en un país amable, que les permitiera armar un proyecto de vida correcto.

10- ¿Deudas pendientes?
Puedo decir que no. Creo que estoy de acuerdo con el poeta: “Vida, estamos en paz”. La vida me ha dado mucho, y yo le he dado mucho a ella. Pero, de todas formas, siempre nos enfrentamos al desafío de hacer buen uso de la vida que nos resta.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (1)

Hoy, con Miriam Estrella Amaro, escritora, embajadora del mundo afro y muestra de que se pueden cumplir los sueños

Con medio siglo de vida, Miriam Estrella Amaro, pasó de todo en su vida. Supo conocer las penurias de la pobreza, el hambre, el arduo trabajo desde niña… y la violencia.
Una mañana, su madre aprontó una bolsita con un par de ropas y le dijo que la llevaría a vivir con otra familia. Miriam recuerda ese día como si fuera ayer, cada detalle. No paró de llorar todo el viaje que hicieron en el ómnibus y no dejó de reprocharle hasta el día de hoy por haberla abandonado, porque más allá de todo, esa era su familia, su madre, sus hermanos. Sin embargo, ese día cambió su vida para siempre, ya nunca más pasó hambre, ni frío, ni violencia, ¡hasta podía comer a la noche! La vida le regaló una nueva familia de corazón y nuevas oportunidades.
Su sueño de ser escritora, entre sollozos y a media luz bajo el acolchado de trapos que la cubría en su niñez, se hizo realidad. En el Caif Los Gallitos donde trabaja como cocinera dio su primer gran paso en las letras y gracias al apoyo de sus compañeras del centro, pudo publicar “Sabor a sueños”, un libro que se distribuyó en todos los Caif del Al dorsoUruguay y la catapultó en el mundo de la literatura infantil.
Fue reconocida como embajadora del mundo afro por su superación personal recibiendo el premio Amanda Rorra y ahora busca publicar su próximo libro una “Guía para la mujer afro”.
Con más proyectos bajo el brazo, Miriam, no deja de soñar ni de luchar, remarcando que nada pudo hacerlo sola, por eso valora el apoyo de su familia, sus hijos, su pareja, sus compañeras del Caif Los Gallitos, los niños a los que deja su mejores recetas hechas con amor y todas las personas que creyeron en ella y la apoyaron e impulsaron a seguir adelante.

1- ¿Vivió una infancia muy difícil?
“Nací en San Antonio y de niña me fui a vivir a la Colonia (Osimani) cuando mi madre formó pareja con un ladrillero. Desde entonces, pasamos muchas penurias, teníamos que salir a juntar verduras a una chacra, todo el día pasábamos arrancando boniatos, olivos y manzanas y a la tardecita volvíamos a la casa con mi padrastro. De lo que recolectábamos en la chacra, el dueño nos daba una parte, lo que no vendía y con eso hacíamos la comida a la vuelta. Mamá hervía boniato o zapallo y nos daba eso de comer. Mis hermanos varones se quedaban a ayudar a mi padrastro pisando el barro para hacer ladrillos, porque había un solo caballo. Fue una época muy dura, pasábamos hambre, teníamos solo una comida al día y siempre eran verduras hervidas, lo que podíamos traer; cuando se hacía una venta de ladrillos se comía un ensopado”.

2- ¿Tiene recuerdos muy duros de esa época?
“Me acuerdo de una vez que quise comer un pedazo de carne y en esa época el mejor plato iba para el hombre de la casa. Yo tendría seis años, no más que eso y deseaba tanto ese puchero que estaba en el plato de mi padrastro, que un día me dio coraje y mientras la mesa estaba servida le di unos mordiscos al puchero y lo dejé de nuevo en su lugar. Fueron solo unos mordiscos, pero cuando mi padrastro se dio cuenta me hizo poner las manos sobre la mesa y me dio con una fusta hasta que se cansó. Eso me marcó y me dije a mi misma, ¡algún día voy a tener para comer y voy a tener carne!”, recordó emocionada hasta las lágrimas.

3- ¿Pero en un momento usted pasó a vivir con otra familia?
“Creo que después de eso mi madre tomó la decisión de darme en adopción, porque yo era la más tremenda, la más audaz, la que siempre los enfrentaba y reprochaba. A los siete años mi mamá me dio para una familia de Salto, el dentista José María Palladino y María Rosa, su señora, que no podían tener hijos y querían una nena afro, una negrita. Ahí, hubo un tremendo cambio, comía todos los días, ¡comía de noche!, tenía mi ropa… Mis padres adoptivos me dieron todo. Después, pudieron tener hijos (cuatro), pero nunca me mermaron el cariño, ni lo económico, nada. Me mandaron a la escuela, llegué a hacer modelaje, defensa personal. Lo que soy hoy en día se lo debo a ellos. Yo, de chiquita me sentía mala con mi mamá, por la situación en que estaba y culpaba a mi mamá por haberme dejado sola en esa casa extraña, en mi inocencia la culpaba. Hoy, no la juzgo, no la puedo juzgar, quisiera perdonarla pero eso es algo que tampoco puedo hacer. A ella y mis hermanos los volví a ver después de grande, hoy en día mi madre y mi padrastro están fallecidos y mis hermanos se quedaron en la tierra de mi padrastro y tienen ahí un horno de ladrillo”.

4- ¿Y cómo siguió su vida después de eso?
“Cuando tenía 16 años me casé, a los 17 perdí mi primer embarazo de 8 meses y casi a los 19 años tuve mi primer hijo. Hoy tengo tres hijos en total, cada uno tiene su casita y tengo cinco nietos, que son mis tesoros. Cuando mis hijos eran chicos los llevaba al Caif Los Gallitos, porque mi esposo era funcionario policial y en un momento en que se enfermó la muchacha de limpieza yo me ofrecí a hacer de forma voluntaria esa tarea. Al tiempo queda una vacante en la cocina y me ofrecen ingresar de forma presupuestada. Quedé ahí y hasta el día de hoy sigo con ese trabajo”.

5- Por las vueltas de la vida terminó cocinando, cuando de pequeña no tenía para comer…
“Sí, es así y cocinando para los niños que es algo que me encanta y hoy puedo comer carne y comer todo lo que quiera, sin pasar hambre. Trabajar en el Caif lo disfruto, lo hago con amor y en marzo se van a cumplir 25 años que estoy trabajando en Los Gallitos, rodeada de un equipo de personas maravillosas del que me siento orgullosa y que fueron parte de ese proyecto tan importante para mi vida, como fue la publicación de las recetas de cocina saludable que se distribuyó en todos los Caif del país”.

6- ¿Siempre fue su sueño escribir?
“De chiquita, yo me encerraba en la pieza que teníamos, donde dormíamos todos juntos, en esos colchones de bolsa que hacíamos, me tapaba hasta la cabeza con un acolchado hecho de pedazos de trapos y vaqueros y me decía ¡yo algún día voy a ser una gran escritora y voy a escribir todo esto que me pasa! Con el tiempo empecé a escribir, desde los nueve años, guardo notas, papelitos, cartas”.

7- ¿Y cómo surgió el libro Sabor a Sueños?
“Un día surgió en el Caif eso de ver una manera para que los niños comieran esos alimentos que no los aceptan tan fácilmente, como las verduras. Entonces, con las compañeras empezamos a hacerles cuentos e historias y así se fue armando todo. Un día vino una persona de Montevideo y sugirió que publicáramos eso para que no quedara acá nomás y se llevó todo a Montevideo. Se evaluó lo que yo había escrito y así surge el libro Sabor a Sueño, que llevó casi tres años hasta que salió publicado en 2017, se hicieron mil copias y se distribuyeron en todos los Caif del Uruguay”.

8- Después de su primera publicación, tuvo muchos reconocimientos
“Lo que pasó, fue mucho más de lo que me había imaginado. Se hizo una presentación en el Salón de Actos de Jefatura de Salto, se me hizo un reconocimiento en una fiesta en la plaza Treinta y Tres, se me entregó el premio Amanda Rorra, en Montevideo, en representación de las mujeres afro de Salto que pudieron superarse en la vida y me denominaron embajadora afro por Salto. También fui invitada a una jornada internacional de literatura y arte afro en Montevideo, conocí personas que jamás pensé que iba a conocer, gente de Brasil, Argentina, Perú, de muchos lugares, estuve con escritoras de gran nivel que me impulsaron a seguir para adelante. Se me abrieron muchas puertas, me hicieron ofertas para publicar otras cosas que tengo escritas, incluso algunas canciones y la guía para mujeres afro. Pero publicar es muy caro, hay que buscar sponsor y no es fácil”

9 ¿De qué se trata la guía para mujeres afro?
“Esa guía la escribí impulsando a las mujeres afro a que persigan sus sueños más allá de lo que es el candombe, porque siempre se asocia a los negros con el candombe y eso está bien porque es algo de nuestras raíces, pero nosotros podemos ir más allá todavía, una mujer afro puede ser escritora, actriz, lo que quiera. También hablo en esa guía de la mujer golpeada, la mujer sumisa, que un día recibe un golpe y al día siguiente recibe un beso y al otro día vuelve a recibir otro golpe, como un círculo que no termina hasta que la mujer se mira al espejo y se valora, se dice a sí misma ¡yo valgo, para mí!”.

10- ¿Cómo se sintió con todo esto que le está pasando últimamente?
“Todo esto te reconforta, te estimula, te hace una caricia al alma y te dice, ¡podés lograrlo! Pero nunca se puede sola, yo tuve siempre gente a mi lado que me ayudó muchísimo, que me valoró, que no vio límites en mí, por eso estoy muy agradecida con mucha gente. Hoy puedo decir que logré muchas metas que nunca pensé que pudiera lograrlas y si yo pude, cualquier otra mujer puede. Pero todavía tengo más metas por cumplir y por eso sigo luchando”.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“Creo que las murgas jóvenes están generando un cambio en la forma de pensar”

Con Darío Fernando Montero Porley: un singular artista plástico que lleva el carnaval en la piel

Sus ojos abrieron por primera vez al mundo en el barrio Progreso. Darío Fernando Montero Porley (41) – conocido en el ambiente murguístico como “Careta” – se crió hasta los cuatro años en el mencionado barrio que lo vio nacer. Luego con su familia se trasladó al barrio Uruguay.
Su oficio es zapatero – por herencia paterna – y su otra profesión es maquillador artístico – que lo llevó a ser muy requerido por las agrupaciones murgueras a la hora de la caracterización. “Siempre tuve la inquietud de acercarme a las mugas y cuando gurí integré una agrupación del barrio Uruguay” relató.
Darío Fernando considera que aún existe mucho machismo en el ámbito murguero, empero las jóvenes generaciones están promocionando un cambio.al dorso 001

1- ¿Qué memorias guarda de su época infantil?
-”Fueron momentos muy lindos… concurríamos a la Escuela No. 14 de barrio Artigas porque aún no estaba edificada la de barrio Uruguay. La Escuela No. 107 recién se inauguró cuando yo culminaba mi ciclo escolar.

2- ¿Cuándo se despierta su vocación por la pintura y el dibujo?
-”Desde muy niño… al igual que el vínculo con el carnaval porque había un vecino que salía en murgas Néstor Stampini – en La Sureña y Por la Nuestra -era mayor que nosotros. Era nuestro referente… nos traía grabaciones en cassette.
Fue así que formamos una murga – comparsa con los demás gurises del barrio y salíamos a recorrer con la percusión fabricada por nosotros mismos. Así juntábamos plata.

3- ¿Ya en ese entonces hacía maquillaje?
-“No… en ese entonces lo que hacía era dibujar…
Siempre dibujé y a su vez pintaba en tela. El maquillaje para la murga fue recién en el 97 que salió La Soberbia – una murga del barrio.
Antiguamente las murgas con menores recursos eran defendidas por los propios integranes y sus familias; madres y vecinos.
Como me gustaba pintar, muy pronto me vinculé al maquillaje. Lo mío es absolutamente autodidacta”.

4- ¿Cómo fue esa primera experiencia con la Soberbia?
-”Fue muy interesante…éramos varios que estábamos en esa movida… Pablo Daniel Arrugueti ya venía maquillando murgas; fue quien me dio el impulso para que me animara a maquillar y así comencé.
Los materiales eran muy diferentes a los de ahora… las pinturas eran artesanales que los hacía Chiquito Francia, que residía en la zona del Cerro que fabricaba arteanalmente las pinturas con tierra de color y vaselina.
Utilizaba los tarritos de los rollos de las fotos para guardar las pinturas y las vendía en Salto, Artigas y Paysandú.
Nunca concurrí a un taller de maquillaje ni aprendí técnicas específicas…. todo lo aprendí solo… muchas veces por medio de la observación Iba a los concursos de murga y miraba lo que hacían los otros maquilladores. Como mi trabajo era premiado con menciones, comenzaron a llamarme de otras agrupaciones para que los maquillara
He llegado a maquillar a cuatro murgas por carnaval”.

5- ¿Cómo se mueve ese rubro en el ámbito murguístico?
-”No es tan competitivo como los demás, generalmente compartimos nuestros secretos… hay mucha comunión con los maquilladores… compartimos las ideas, los piques, los materiales que son recomendables.

6- ¿Es una actividad que es o no bien remunerada?
-”Te puedo decir que maquillé en forma gratuita durante muchos años. Es más no solamente en murgas… he maquillado en escuelas de arte, clubes de niños, centros Caif y eventos. En la actualidad en las murgas se paga bien porque es un rubro que lleva puntaje, al igual que el vestuario”.

7- ¿Cómo es vivir la previa al debut, cuando la murga prepara sus trajes, maquillaje y demás detalles?
-“Se vive con mucha adrenalina… personalmente para plafinicar un maquillaje voy meses antes. Mantengo diálogo con el letrista y la persona que está a cargo de la puesta en escena y con el vestuarista. El maquillaje debe ir en consonancia con la idea del espectáculo. Previamente me gusta familiarizarme con la murga y escuchar lo que cantan. También le pido ideas al letrista. Con esas ideas voy construyendo bocetos. También suelo hacer un trabajo previo sobre las fotos para ver el modelo porque cada murguista es diferente. El maquillaje le da más coraje… no lo identifican fácilmente y ello le da otra soltura
Juego mucho con los rostros de las personas… cada rostro tiene sus particularidades y el maquillaje difiere uno de otro”.

8- Hablemos de su oficio de zapatero…
-”Lo aprendí de mi viejo… desde antes que yo naciera mi padre es zapatero. En una oportunidad siendo ya grande quedé sin actividad laboral y empecé a trabajar con él.
Ya tenía conocimientos de verlo trabajar a él.
Los clientes no llevan solamente a reparar sus calzados sino que también desean modificarlos.
Volviendo al tema del maquillaje… desde hace unos años se me ocurrió impulsar talleres para la murga joven para que aprendan la técnica del maquillaje y de esa forma no tengan que contratar a los maquilladores.
Este año los jóvenes hicieron un proyecto y les destinador un dinero para talleres y materiales.
Entonces contrataron a talleristas de maquillaje para aprender. Los talleres fuero abiertos”
Cabe destacar que Darío Fernando también ha maquillado para el teatro y las comparsas, también es percusionista.
Más allá de que el maquillaje es libre siempre se hace notar la tendencia.
El artista tiene como materia pendiente hacer su propia exposición”.

9- ¿Qué lectura hace del ambiente artístico de nuestro departamento?
-”Creo que está en un proceso de cambio. Recuerdo que la primera comparsa surgió en el 2001 y hoy hay ocho comparsas de candombe en Salto.
En la actualidad hay muchas comparsas y pocas murgas. Creo que tiene que ver con lo económico. Las cosas se han tecnificado mucho y se requiere de mucho tiempo e inversión. Creo que también se está dando un proceso de recambio y los chicos de las murgas jóvenes se están mechando en el carnaval de febrero.
Soy muy inquieto… cuando me integrome gusta también aportar ideas, en el texto, vestuario, etcétera.

10- ¿Aún existe cierto grado de machismo en el ambiente carnavalero?
-”Diría que es muy machista como en muchos sectores de la sociedad. El machista no reconoce que lo es.
Ello se ve reflejado en los textos. Por ejemplo, la cuerda de tambores generalmente está integrada por hombres. Todavía se sigue exponiendo a la mujer… el público va a ver a las integrantes con poca ropa. Está muy naturalizado ese tema, por ello no lo cuestionamos.
Creo que los que están cambiando de forma de pensar son los chicos de las murgas jóvenes”.

Hoy por: María Fernanda Ferreira

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Con Martín Barla Remedi, alcalde del municipio de San Antonio

Está en el mundo de la radio desde hace 25 años de manera ininterrumpida, se levanta a las 4 de la mañana para ir a trabajar como operador en radio Libertadores, su jornada prosigue como Director de Comunicaciones de la De carácter fuerte, ideas concretas y un pueblo que lo sigue, Martín Barla fue elegido alcalde del municipio de San Antonio (abarca localidades de Garibaldi, Barrio Albisu, San Antonio con los tres barrios, una parte de
Colonia 18 de Julio). No con promesas, sino con gente que lo apoya “porque saben que las cosas las hago queriendo” .
Se vinculó con la política impulsado por la gente y hoy es el
vicepresidente de la Mesa Ejecutiva del Plenario de Municipios.

1- Cuándo y dónde nacióbarla
Nací en Salto, el 19 de mayo de 1953, pero a los tres días estaba en San Antonio. Ya son más de tres generaciones de mi familia tanto materna como paterna que somos oriundos de esta zona.

2- Cómo se compone su familia
Estoy casado con Sandra Toncobitz, con quien tengo dos hijas y tengo además otra hija del primer matrimonio.

3- En qué momento comenzó su interés por la política
El interés por la política no surgió, sino que la gente te va empujando, hace alrededor de 33 años atrás en el primer gobierno de (Eduardo) Malaquina, íbamos a realizar una reunión en Casa Ambrosoni, donde entonces vivíamos y la gente empezó a pedirme, “no te animás a hacer el asado”, “no te animás a organizar”, y así empecé a entrar, después vienen con otros temas y te van a insertando en la política, pero en mi caso, nunca la busqué.
Así me sucede hoy (por ayer) que estoy en Montevideo, ya que soy vicepresidente de todos los alcaldes del país, integré la mesa y hoy soy vicepresidente.
La gente me fue impulsando, pidiendo para organizar ciertas cosas y me fui integrando de a poco.

4- ¿De esa manera surgió la idea de ser alcalde?
Yo me había candidatado en el otro período, fui el candidato más votado y perdí por la ley de lemas. Yo dupliqué en votos al que había salido alcalde anterior, pero perdí por la ley de lemas. En ese entonces iba con los blancos, ahora fui con Germán (Coutinho).
Comencé con Malaquina, y luego de un desencuentro que tuve con un integrante del Partido Colorado, dejé un par de años sorda la política, luego Goñi como vecino me pidió que le diera una mano y gané, no perdí ninguna elección en diez años con los blancos en San Antonio, gané la interna, las nacionales, las departamentales (a nivel de San Antonio).

5- Qué fue lo primero que se le vino a la mente cuando fue electo alcalde?
No lo recuerdo exactamente, había muchas cosas para hacer. Lo que teníamos en mira era un reclamo muy grande de la gente que era la reparación del cementerio de la zona que estaba en estado de abandono. Esa era una de las propuestas que teníamos y hoy es una obra ya casi terminada, que la semana que viene vamos a estar inaugurando, estamos haciendo un alumbrado en el camino de acceso y va a quedar pronto.

6- Considera que esa fue una de las cosas que primó para que la gente tuviera en cuenta su elección?
Esa era una de las inquietudes de la gente, pero la candidatura no se dio por promesas sino que se dio porque al ser nacido en San Antonio, y mis generaciones son de ahí, tengo seguidores dentro del pueblo. Como mencioné anteriormente, ganaba con los colorados, fui edil de Malaquina, después estuve diez año con los blancos, fui edil de los blancos, seguí con Germán y gané. Yo lo que tengo son seguidores que no me piden propuestas sino que siguen porque saben que las cosas las hago queriendo, no ando repartiendo caramelos.

7- Desde el municipio y en conjunto con su familia siempre están organizando eventos para los niños del pueblo
Siempre nos gustó hacer ese tipo de eventos sociales como el Día del Niño o el Día de Reyes, o acontecimientos de alguna escuela.
Lo que pasa es que hay que adaptarse a cada lugar, por ejemplo, yo vengo a la reunión de los municipios en Montevideo, y en cada zona del país los municipios trabajan diferente, y cada uno tiene que adaptarse a la necesidad de su zona.
Las necesidades son caminería, vivienda -vamos muy bien en este aspecto- , atención social -también vamos bien-.
El sábado eran las 11 de la noche, y estábamos con la maquinaria cinchando un camión que se había enterrado, y en los municipios del sur, esas cosas no existen, los municipios están para otra cosa.

8- Dentro de las obras realizadas, qué otras se han destacado?
En caminería hemos mucho sin nada, hoy tenemos maquinaria y pensamos mejorar un 300%, asimismo hicimos 9 alcantarillas grandes de hasta 3 hileras de caño, que necesitaba la zona como en Barrio Albisu, Barrio Fernández, en Parada Herrería, Parada Viña.
En vivienda vamos bien, ya entregamos 6 y tenemos 2 que pensamos entregar antes de fin de año, las dos están ubicadas en barrio Fernández.
Además hemos tenido atenciones con las escuelas y con los clubes deportivos, hicimos prácticamente nueva la sede del Club Defensor.
Si bien tratamos de darle atención a todas las zonas, a la que menos atención le hemos podido dar es a Colonia 18 de Julio porque estamos saturados de trabajo y es una zona que está más cerca de la ciudad y la atención se la da la Intendencia.
Venimos cumpliendo nuestros objetivos, pero el dolor que tenemos porque nos echan a nosotros la carga y no tenemos nada que ver, es con el camino de acceso, que la Intendencia lo rompió cuando vino el Presidente de la República, Tabaré Vázquez al Consejo de Ministros que se realizó (en abril de 2016) en San Antonio. Lo rompieron para hacerlo nuevo, en ese entonces el director de obras era Minutti, quien luego cesó y nadie se hizo cargo, ni el director de obras, ni el intendente, hace casi tres años que está en un estado de abandono y si no hay una manifestación media fuerte de que se vaya a hacer eso, lo más probable es que el año que viene tengamos que licitar a privados esa obra que le corresponde a la Intendencia.
Por otra parte nuestro interés es llegar a entregar 15 viviendas, que creo que se van a lograr.
Y queremos continuar apoyando a nivel turístico al hotel (Casa Ambrosoni) así como darle mayor apoyo a algunos eventos en el pueblo.

9- Qué dificultades ha tenido que enfrentar durante este tiempo como alcalde
La mayor dificultad; la oposición – que tampoco fue grande -, hemos tenido encuentros fuertes pero es normal entre oposición más en una oposición frontal como el Frente Amplio y Partido Colorado. He peleado cuando hemos tenido que pelear, pero en sí esa misma confrontación han tenido municipios que son del mismo partido, que a veces quedan dentro del plenario y no sale a luz.

10- Su familia lo acompaña en su trabajo, de hecho su esposa es concejal, cómo es el día a día?
En sí, toda la familia trabaja y casi todos los días hay un tiempito que el municipio le está robando a mi familia; a mi desde las 6 de la mañana hasta las 12 de la noche, porque no se trabajan 5 horas de corrido, pero siempre hay trabajo, de papelería, invitaciones, correos electrónicos, eso siempre se está haciendo dentro de la familia y se formó un hábito. Y nuestras hijas también se integran cuando por ejemplo hay una fiesta grande, la familia toma parte en la organización.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Con Ernesto Castro. El tipo de la radio

Está en el mundo de la radio desde hace 25 años de manera ininterrumpida, se levanta a las 4 de la mañana para ir a trabajar como operador en radio Libertadores, su jornada prosigue como Director de Comunicaciones de la Intendencia de Salto, integra la Mesa Política Nacional del Frente Amplio, es vicepresidente del Club Libertad por el que luchó para introducirlo en la Liga Salteña y acaba de ascender a la Divisional “A”, y hace pocos meses estuvo en China aprendiendo del mundo de las comunicaciones.
Ernesto “Potro” Castro en las Diez Últimas de la Última.

1- ¿Dónde nació, dónde estudió y en qué barrio creció?
Nací el 15 de junio de 1976 en Salto. Mi infancia y adolescencia la viví en barrio Cien Manzanas, en calle Carlos María Ramírez 493, a media cuadra de la sede de Libertad F.C. Cuando tenía unos 5 años ya sabía leer y escribir ya que una vecina, Marta Martínez me daba clases particulares y después seguí con su hermana «Pocha» Martínez que era maestra y me daba clases, por ese motivo no hice jardinera, cuando cumplí los 6 años, mis padres hablaron en la Escuela N° 4 y comencé a concurrir como «oyente», para ir adaptándome para el siguiente año, pero debido a que todo lo que hacían yo lo sabía perfectamente y realizaba todas las pruebpotroas escritas con satisfacción, decidieron pasarme de grado y con 6 años ya estaba en segundo. Ese primer año fue el único que fui a la Escuela N° 4 ya que por el tema de la creciente del río, se dificultaba mucho el pasar todos los días en chalana, obviamente que solo estaba el Puente de Los Algarrobos, no existía el Puente de Alta Creciente (La Morcilla). De 2° a 6° año fui a la Escuela N° 98, luego hice de 1° a 4° año en el Liceo I.P.O.LL., pasando luego al Liceo N° 5 donde realicé 5° año en orientación humanística, iba a cursar 6° de Derecho y ahí cambié el estudio por el trabajo.

2- ¿Cuándo se inclinó por la comunicación qué edad tenía y porqué lo hizo?
Desde joven siempre tuve un gran conocimiento de la música tropical uruguaya, aprendí mucho con Miguel «Salsa» Díaz un gran comunicador del rubro. A principios del año 1993 escuchaba el único programa en radio que pasaba lo que a mí me gustaba que eran sonoras y combos, el programa era «Golazo Tropical» en CW 23 Radio Cultural; un día le escribí a Sergio Reinoso que era el conductor y le dije que si quería material yo le podía brindar ya que me compraba todos los cassettes originales que salían, escuchaba las radios de Montevideo y siempre estaba atento a las novedades. Enseguida me llamó al aire para que vaya a la radio y le llevé un catálogo de lo que tenía y no podía creer que tuviera tanta música. Hicimos una gran amistad y un día, sin pensarlo, me hace hablar al aire el 1° de abril de 1993, cuando el programa cumplía 2 años de vida. Todo se dio muy rápido, ese mismo año, Sergio me hace hablar con José Enrique Panizza que junto a José Roque Alfieri estaban al frente de «Deporte al Día» y me sumaron al equipo deportivo para pasar información desde estudios, esto sumado a que ya estaba integrado al staff de «Golazo Tropical», hizo que viviera algo soñado. Un domingo recuerdo que terminó la transmisión deportiva y faltó el operador que tenía que tomar el turno y viene el director de la radio, Leoardo Vinci y me pregunta si sabía manejar los controles y le dije que nunca lo había hecho, allí baja Leonardo Oliva que era operador de Emisora del Éxodo y entre los dos logramos sacar al aire la programación que era toda en vivo.
Al otro día Sergio Reinoso empezó a explicarme todo y me dejaba practicar en la consola en programas en vivo y me decía que tenía que aprender porque un día podía faltar un operador y tenía que estar preparado y, en poco tiempo sucedió y me dediqué al trabajo en radio con solo 16 años.

3- ¿Qué recuerdos tiene de la radiofonía de aquella época?
Lo que mencionaba anteriormente, era todo en vivo, las tandas en cassettes, la música en discos de vinilo, no se entraba a trabajar fácilmente ni se vendían espacios a cualquiera. Radio Cultural era una potencia realmente, con mucha programación en vivo y con el clásico Fogón de los de Viana desde la fonoplatea. Había mucha gente trabajando en la empresa y los 10 de cada mes pagaban siempre los sueldos, me acuerdo que se hacían colas para cobrar.

4- ¿A quienes recuerda como locutores de la época cuándo entró a trabajar en la radio y qué le han dejado a usted para su carrera en medios?
Me di el gusto de trabajar y aprender mucho con grandes comunicadores, de Sergio Reinoso aprendí no solo el manejo de los controles sino hasta la parte técnica porque si fallaba una lámpara de la consola él se arreglaba para cambiarla. Trabajé con un informativista excepcional como Hugo Eduardo Falcón con el Heraldo Salteño, en programas periodísticos como La Revista Hablada con Juan Rodríguez Cristaldo. Para mí un referente como locutor comercial fue Néstor «Bomba» Etchevarría, la profesionalidad de José Enrique Panizza y José Roque Alfieri, relatores como Eduardo Osorio, Julio Sanderlich y Ruben Godoy en aquel tiempo, y grandes valores en el equipo deportivo como Tito Nieves, Quique Sarli, por nombrar algunos de los tantos.

5- Pese a la proliferación de Internet y las redes sociales donde la gente escucha mucha música ¿cree en la vigencia de los programas musicales?
Yo creo en la vigencia de la radio, sigo haciendo mi programa y te puedo asegurar que sigo con el mismo éxito de audiencia de siempre y me lo hace saber siempre. No es lo mismo escuchar música en un pendrive ni en youtube que escuchar un programa donde no solo te pasan la música sino que te cuentan su historia.

6- Usted fue precursor del impulso de la música tropical en tiempos donde incluso la misma no era tan popular ¿qué opina de los nuevos estilos llamados cumbia cheta y de la pegada que tiene esa música en los más jóvenes?
Creo que lo de precursor no, pero si uno de los grandes difusores reconocido a nivel país, principalmente en Montevideo, cuna de nuestra música tropical, para mí el precursor fue Miguel Díaz con su Caribe Show y luego Golazo Tropical que era el único programa que difundía nuestra música, yo tuve la suerte de que se me abrieran las puertas y no lo desaproveché, siempre con humildad, no creo lo que dicen que soy el que más sabe, pero quizás te puedo decir que el que más pregunta cuando tengo que hacer una nota a algún artista, terminan descubriendo cosas que ellos ni sabían de la historia. El cambio para mal de la música vino con las máquinas, cuando se empezó a sustituir al músico en vivo por las pistas o secuencias. Yo me sigo quedando con la música de la década del 80 y 90′ y valorando el esfuerzo que hacen orquestas que aún sobreviven por mantenerse en el tiempo. La cumbia cheta y antes el pop latino, o van conmigo.

7- Es un hombre de actividad política que integra incluso la Mesa Política Nacional del Frente Amplio ¿qué ideales persigue para seguir militando hasta hoy?
Fui compañero de liceo de Felipe Carballo, y fue el primero en meterme la política en cada charla, yo lo acompañaba en el Movimiento 26 de Marzo y como me gustaba todo lo que era el canto popular y la murga y en el Frente Amplio se vivía mucho de eso, me fue enamorando. Un día Pedro Carrara me invita a una reunión y ya ahí se había formado la Lista 711 y comencé a dar una mano en lo que podía, en el año 2009, Adelina Carballo me dice que yo era sería secretario de bancada del primer edil que era Ricardo Yaque y fue así, luego de las elecciones, en 2010 comencé a trabajar en la Junta Departamental. Mi vínculo con la Mesa Política del Frente Amplio, nace cuando en un 25 de agosto en el local del CRES, cuando se elije el secretariado del Comité de Base Zona Este, Ramón Fonticiella propone mi nombre para ser secretario de prensa y propaganda y allí comencé a ir todos los martes a las reuniones de Comunicación del FA central y al poco tiempo me eligen como encargado de Comunicación y Propaganda del FA Salto, haciendo un gran trabajo de equipo con dos bastiones como Angélica Barrionuevo, Serena Ferreira, Alejandro Bermúdez y Ruben Martínez Giambiaggi, más el equipo de Organización con Álvaro Gómez, Juan Ramón Ferreira, el de Finanzas con José Silva y Lidia Real, todos y todas respaldando a la presidenta Catalina Correa. Fue una etapa primero de superar un duelo luego de la derrota de la elección departamental, pero luego volvió la mística frenteamplista a aparecer y trabajamos muy cómodos. En la última elección interna, me postulo de candidato a delegado al plenario nacional del FA y de ahí fuimos electos Daniel Cattani, Gustavo Chiriff y yo.

8- Asumió un cargo de vital importancia para la gestión pública de un gobierno como es la Dirección de Comunicaciones de la Intendencia de Salto, ¿cómo es estar del otro lado del mostrador encarando los planteos de sus colegas y excompañeros de trabajo?
El estar del otro lado del mostrador tiene sus cosas buenas y otras no tanto, yo hace más de 25 años que trabajo en forma ininterrumpida en los medios de comunicación y conozco a todos, se lo difícil que resulta mantener un programa de radio o un medio de comunicación, y el no poder ayudar a todos es algo que me deja mal.

9- Estuvo en China en un viaje de capacitación en resumen ¿qué experiencia le dejó ese periplo al país asiático?
Del 18 de mayo al 6 de junio de este año participé en la República Popular China, de un Seminario para Encargados de Prensa y Periodistas de Países Hispanoamericanos. Cabe significar que este viaje no tuvo ningún costo para la Intendencia de Salto, me postulé a un llamado para una beca completa y tuve el privilegio de ser seleccionado dentro de los 5 uruguayos participantes, los restantes 4 fueron de la capital del país. El Gobierno chino se hizo cargo de los pasajes aéreos de ida y vuelta, además nos dieron dinero en efectivo para los gastos menudos para los 20 días que transcurrió el Seminario. Fue una gran experiencia la vivida, no solo en lo profesional, también en lo personal como el hecho de viajar en avión por primera vez.
En total fueron 36 participantes de 10 países: Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Bolivia, Costa Rica, República Dominicana, Panamá, Uruguay y Guinea Ecuatorial, un país africano de habla hispana. Todos pensamos que íbamos a tener sábados de tarde y domingos libres para poder salir a recorrer Beijing, pero cuando nos entregan el programa del Seminario, las clases iban de lunes a domingo de 8 a 12 y de 15 a 18 horas, de todas maneras, nos arreglamos para poder salir luego de clases. El clima era muy agradable, con temperaturas que oscilaban entre los 25 y 35 grados. La experiencia más importante es el haber conocido gente maravillosa, tanto del país asiático como de los países que concurrieron, seguimos en contacto hasta el día de hoy.

10- ¿Si tuviera que empezar de nuevo, volvería a hacer radio?
Si volviera el tiempo atrás sin dudas, volvería a elegir la radio en el contexto en el cual empecé porque tenía grandes maestros de los cuáles de todos aprendí algo.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

María Eugenia Almirón

Las diez últimas de la última

Nuestra entrevista, es una mujer de fuerte carácter, que se caracteriza por su impronta y avasallante personalidad. Escribana, gremialista universitaria y convencida militante del Partido Nacional, ha volcado toda su pasión en las actividades en las que decidió estar, buscando, hoy poder convertirse en Representante Nacional por la vieja divisa de Luis Alberto de Herrera.
María Eugenia Almirón, quien se autodenomina como “sanducera de nacimiento y salteña por opción”, nos cuenta a grandes rasgos pasajes de sus vida, en esta entrega de Al Dorso.

1- ¿Cuál es su origen?
Nací en el Departamento de Paysandú, en la ciudad de Paysandú; el 17 de septiembre de 1967. Sanducera de nacimiento y salteña por opción.

2- ¿Por qué decidió optar por la carrera notarial?AL DORSO ESC. MARÍA EUGENIA ALMIRÓN
Siempre me incliné por el tema de las leyes; creo que eso es un poco el ideal de buscar la justicia, la equidad; por lo tanto, me pareció que el derecho iba a ser el camino. En mi casa no tenemos antecedentes de profesionales, ninguno de mis antecesores lo fueron; solamente, una de mis hermanas que es Veterinaria, y yo. Ambas en áreas completamente diferentes.
Por lo tanto creo que fue, reitero, el cumplimiento de la ley y el “deber ser”, lo que me ha marcado en mi vida, y, por eso, elegí esta carrera. El notariado recibe por parte del Estado, algo que considero que es un galardón como lo es la fe pública, exclusivamente a los Escribanos; o sea que, tenemos la gran responsabilidad de que aquello que decimos y sostenemos en la profesión, es verdad. Eso, es para mí el orgullo de la profesión.

3- En los últimos tiempos, el Escribano Público ha asumido mayores responsabilidades, a raíz de leyes recientemente aprobadas, como la de Intermediación Financiera; ¿ha variado la esencia misma de la labor del Escribano tradicional?
Sí, claro que sí. La Asociación de Escribanos, y en mi caso en particular, estamos en desacuerdo con la obligatoriedad de la Ley de Inclusión Financiera, y, en especial, con la cuota parte de responsabilidad que nos traslada el Estado, al exigirnos hacer un control totalmente exacerbado y por fuera de lo que es la función del Escribano; nos hacen ser policías de nuestros propios clientes. Nuestra profesión está para determinadas cosas y el control, de la legalidad o no legalidad de los dineros que ingresan al país, le corresponde exclusivamente al Estado a través del Banco Central y todas las dependencias que trabajan en ello. Creo que esa, no es nuestra función.

4- ¿Considera que la profesión ha sido objeto de un tipo de persecución por parte del Estado?
Yo creo que han sido ninguneadas todas las profesiones; y el principal responsable de eso y de la grieta famosa, fue el expresidente Mujica. En su gobierno se intentó colocar a la academia en contra del ciudadano común, cuando, nuestro país, históricamente ha sido un país de gente libre, la cual siempre ha luchado por crecer desde el punto de vista intelectual; gran prueba de eso es la obra “M`hijo el Doctor”, en el cual se refleja el espíritu de crecimiento que ha caracterizado al Uruguay desde siempre. Entonces, creo que esa ha sido una gran pérdida que se dio en el gobierno de Mujica, y que lamentablemente se ve reflejado en el espíritu de algunos miembros de las nuevas generaciones, que no son todos, pero que existen.

5- Su gran pasión es la política; ¿cómo y cuándo ingresa en la misma?
Vengo de una familia blanca, por lo que creo que genéticamente, soy blanca. Una familia de libertarios y demócratas. Uno de mis bisabuelos fue lancero de Aparicio Saravia, don Sandalio Almirón; y también tengo entre mis ancestros, tatarabuelos, a uno de los defensores de Paysandú, el Capitán Magallanes, o sea que, en mis genes llevo la divisa.
Pero, además, me crié en un hogar donde la política, era tratada. Por la rama de mi madre, mi bisabuelo fue referente caudillo en la zona de Estación Porvenir, donde tenía un almacén de ramos generales sobre la vía del tren, donde, siempre que llegaba a la zona, se quedaba Herrera. Precisamente tengo la anécdota de un tío abuelo, quien siempre recordaba haberlo visto a Herrera, durmiendo en camisón; era la costumbre de la época. Hasta hace muy poco tiempo en la casa de mis padres estaba el poncho patrio de mi bisabuelo. Mi padre, a su vez, es wilsonista de pura cepa; y mi madre, bueno, herrerista; por eso, siempre en mi casa se habló de política con las cartas arriba de la mesa.

6- ¿Recuerda alguna anécdota de esos tiempos de “formación política” familiar?
En la época de la dictadura estaba en la Escuela Nª 5 de Guichón, y estábamos dando Educación Moral y Cívica, el tema de cómo estaba conformado el gobierno, la Constitución de la República, etc. En ese momento nos enseñaban la forma de gobierno actual, reformado por las Fuerzas Armadas; entonces, llego a mi casa con la tarea, y mi madre, bueno, me comenzó a explicar cómo era la cosa de acuerdo a la Constitución real, y que la forma que nos enseñaban era porque se estaba en dictadura. Al otro día, cuando voy a dar la lección en la escuela, levanto la mano y digo: “mi mamá me dijo otra cosa”. Bueno, la llamaron a mi madre, y suerte que, la cosa fue buena, porque creo que había más demócratas que adeptos el régimen. Fue apenas una llamada de atención. Es importante destacarlo, porque fue una buena lección cívica que me dio mi madre.
Pero, también en la familia tuvimos el sufrimiento del intento de secuestro de mi abuelo por parte de la izquierda; ese embate lo padecimos siendo niños. Hay un capítulo especial al respecto en el libro de Zabalza “Cero a la izquierda”, cuando se habla de la incursión a Paysandú. Nunca nos victimizamos por dicho episodio. Tampoco, nos inculcaron, jamás, otro modo de actuar que no fuera demócrata, y, por eso, tengo grandes amigos en todos los partidos.

7- ¿Es difícil ser mujer en la política uruguaya?
Quizás es un poco más sencillo ahora, porque, con la ley de cuota, se garantiza en cierta forma la presencia de la mujer política. Ahora, eso es en la presencia, que, muchas veces, no refleja lo que es el efectivo trabajo de la mujer en la política, lo cual reivindico. Reivindico que las mujeres tengan sus posturas, ya que hay grandes mujeres en el sistema político. Igualmente no está siendo fácil; en algunos casos, a veces, desde los partidos políticos no ayudan; quizás, a veces, la prensa -no toda, claramente-, toma a la mujer como la herramienta para cubrir esa cuota impuesta por ley, sin importarle y relegando nuestra opinión. Todavía, no estamos tan modernos y tan avanzados como decimos estar.

8- Tuvo cargos técnicos de responsabilidad, que no provinieron precisamente de la política, ¿es así?
Como Escribana, ocupé cargo de Escribana de Contralor en el Banco de Crédito, y después trabajé en la Intendencia de Río Negro cinco años, en la administración del actual Diputado Omar Lafluf. Primero fui como Secretaria de él, quien considero un gran amigo; y, luego, tuve la oportunidad de crecer, trabajando codo a codo en momentos muy difíciles de la Intendencia, estando en la Secretaría General como adjunta. Allí se pudo regularizar un montón de aspectos de la parte administrativa, donde estuve dos años. Luego, me encargaron la confección del Digesto Municipal de Río Negro, lo cual no fue tarea sencilla, pero al tratarse de la recopilación de las normas municipales, es muy importante. Estoy muy agradecida por la experiencia, en la que aprendí muchísimo, y entablé una gran relación con el gremio municipal de Río Negro, con el que continúo manteniéndola.

9- ¿También ha sido una incansable militante universitaria?
Es así. Mi historia con la Universidad es como con la política, viene desde mis tiempos como estudiante; milité en el gremialismo universitario, y continúo aún hoy haciéndolo. Empecé en 1984 en el gremio de estudiantes en Paysandú, en una época donde todo eso estaba vedado; pero, bueno. Cuando me vine a Salto, empecé en CGU estudiante, y, a partir del 2001 -2002, accedimos por dicha lista, por los egresados, a dos cargos en la Asamblea del Claustro, tocándome ser Secretaria General. Hoy, seguimos, estando en la Comisión Asesora del Claustro, representando a CGU Egresados. Continuamos tratando de dar una mano en lo que se necesite en la Universidad.

10- ¿Ha sido difícil conciliar todas sus tareas con el ser madre; tiene deudas pendientes con la vida?
Complicado, pero, en realidad también tuve que compatibilizar el ser madre con el ser estudiante. Mi única hija nació en el 88 y yo entré a Facultad en el 86; o sea que, hice toda mi carrera con mi hija chica, lo cual fue todo un esfuerzo. Así se dieron las cosas.
En cuanto a las deudas con la vida, la respuesta es: no sé; creo que no.

Hoy por: Dr. Adrián Báez

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Las diez últimas de la última. Hoy con Silvana Meneses

Una mujer rural dedicada a su familia, la pintura y las artesanías.

Silvana Meneses, tiene 38 años, vive en Pueblo Lavalleja y desde hace algunos años se dedica a pintar y realizar manualidades en diferentes técnicas.
Es una autodidacta en su área, lo que da cuenta que nació con un don especial para la creatividad y el ingenio, así como el manejo de la artesanía en general.
En su pueblo, no hay muchos espacios para aprender técnicas nuevas por eso recurrió a internet para conocerlas y de a poco se animó a lanzarse con proyectos propios y muy creativos.AL DORSO 3011
Su familia la apoyó en todo momento y reconoce que por el hecho de tener “hijos grandes” (adolescentes) pudo contar con más tiempo para sí misma y entonces empezó a dedicarse a la artesanía.
Tuvo la oportunidad de conocer a Agó Páez Vilaró, a quien admira desde hace mucho tiempo por su arte y el legado de su padre Carlos Páez Vilaró. Recuerda ese momento con mucha emoción y guarda celosamente una imagen que se tomaron juntas cuando la artista visitó nuestra ciudad.
Actualmente, cursa un taller en Pueblo Lavalleja donde pudo pulir su arte y su trabajo junto a nuevas técnicas aunque le gustaría que las mujeres del campo pudieran acceder a más cursos de este tipo y sobre todo que puedan tener estabilidad y cuenten con más apoyo para participar en ferias porque desde el área rural “todo es mucho más difícil y hay mujeres con mucho talento por descubrir”, asegura.
En esta sección, conocemos la historia de esta joven mujer, radicada en el medio rural, autodidacta en su arte y con una madera especial para el desarrollo de diferentes técnicas y artesanías que la hacen lucir con sus productos.

1- ¿Vive en Colonia Lavalleja pero nació aquí en la ciudad?
“Mis padres siempre vivieron en campaña pero yo nací en Salto, hice la escuela y el liceo acá en la ciudad y los fines de semana y en vacaciones siempre me iba para afuera. Después que me casé, que fue muy joven, me fui a vivir a Colonia Lavalleja, tenemos dos hijos, Franco de 17 años y Sofía de 16. Somos productores rurales y desde hace algunos años y cuando puedo, me dedico a las artesanías”.

2- ¿Cómo comenzó su vinculación a las artesanías?
“Yo me casé muy joven y me dediqué siempre a mi familia. Ahora, que ellos ya son adolescentes es como que me sobra más tiempo y entonces empecé a buscar algo más para hacer. Comencé con la técnica decoupage, que es una técnica decorativa. Empecé yo sola, en casa había muchas revistas de manualidades y yo siempre estaba mirando ese tipo de cosas y ahí conocí esa técnica. Me dieron ganas de empezar a practicar con eso, compré el material y así empecé, restaurando cosas viejas que tenía en casa. Después, seguí con internet y ahí conocí muchas técnicas nuevas. Miraba los videos, tutoriales, donde te explican el paso a paso y así fui creciendo en ésto. Recién este año pude inscribirme en un taller en Colonia Lavalleja, pero es de pintura y restauración, lo dicta Betania de Souza, una vez por semana. Es muy lindo y ahí pude conocer cosas nuevas porque uno va aprendiendo y va aplicando todo lo que aprende”.

3- ¿El decoupage es su técnica preferida?
“Yo empecé con el decoupage hace tres años más o menos. Empecé primero con cajitas, después con percheros para los bebés y así seguí con muchas cosas más. Lo que tiene el decoupage es que es una técnica re linda que permite recuperar muchas cosas que tenemos en la casa. Hay cosas que a veces se nos rompen y pensamos que ya no sirven más pero con esta técnica se pueden arreglar, pintar y ni parecen que están rotas. Es una técnica que me gusta mucho porque permite restaurar y a la vez remodelar las cosas mediante todo un proceso”.

4- ¿Cómo surge su creatividad en los diseños?
“Es algo que me nace. Por ejemplo, si me piden que haga un perchero para un bebé, a veces me piden que tenga algo especial o eligen el color pero otras veces no. Entonces lo empiezo a hacer y hasta que no me haga el -clic- y yo me diga -ahora está bien- siento que no lo puedo entregar”.

5- ¿Recuerda cuál fue su primer trabajo?
“Sí, claro. Lo primero que hice fue una cajita. La pinté, la restauré y se la regalé a una amiga. Así empecé, porque los conocidos comenzaron a difundirlo y mucha gente fue conociendo lo que hacía y empezó a encargarme más cosas, como las cajas de té por ejemplo, que son algo que me piden mucho y quedan muy lindas”.

6- ¿Vende sus productos de forma particular o en ferias?
“Al principio las vendía a familiares y amigos que empezaron a conocer lo que yo hacía y me encargaban algo. Después, hubo más gente que se empezó a enterar y el círculo de conocidos fue creciendo. En la última expo (Salto) íbamos a exponer con el grupo del taller de la Colonia pero al final no pudimos estar. En campaña como que no sale mucho la venta de este tipo de cosas. Algunas veces expuse en las fiestas criollas de Colonia Lavalleja pero ahí las ven y les gustan pero no las compran. Yo vendo más para acá, para la ciudad, hay mucha gente que ya conoce lo que hago y cuando necesitan algo me lo encargan o me recomiendan para otras personas”.

7- ¿Es difícil para la mujer rural dedicarse a este tipo de emprendimientos?
“No es tan difícil porque si vos te organizás con las cosas de la casa y del campo o de lo que sea, te queda un ratito para vos, ya sea para leer, escuchar música o dedicarte a las artesanías. Todos los días me ocupo un poquito en esto que me gusta mucho y es también como una terapia. Este taller que estoy haciendo ahora, es muy lindo y hay muchas mujeres de la zona que van, lo que pasa que a veces no hay una gran variedad de cursos para hacer o por ahí están un par de años y después no continúan. A veces la mujer rural se dedica tanto a la casa y al campo que no se imagina pintando o haciendo una artesanía, sin embargo, cuando se lanza a hacerlo se da cuenta que puede y que tiene talento para eso. En este taller que estamos haciendo, hay muchas mujeres que van por primera vez y pintan y hacen cosas preciosas. Muchas no se dan cuenta del potencial que eso implica y lo hacen solo para distraerse, como una terapia o como una forma de desestresarse de la rutina, pero también abre la puerta a hacer muchas cosas más”.

8- ¿Tuvo la oportunidad de participar de un taller con Agó Páez Vilaró?
“Sí, eso fue muy hermoso. Este año, cuando Agó vino a Salto fuimos con el grupo del taller de Colonia Lavalleja y participamos de su taller de mandalas. Fue muy hermoso poder compartir ese rato con ella porque además de ser una figura pública muy destacada por su arte a mí siempre me atrajo la historia de su familia y cada vez que la veía me atraía todo lo que hacía. En el taller habló sobre los colores de la vida y su significado, meditamos y fue una experiencia muy emocionante”.

9- ¿Qué expectativas tiene para su futuro?
“A mí me gusta mucho todo lo que hago y por ahora me enfoco en seguir aprendiendo y difundiendo ésto. Cuando alguien te encarga algo y después te muestra en una foto donde lo colocó o como quedó en su casa o su oficina, uno siente algo muy especial, es como que te reconforta. Que te digan – esto es lo que yo quería- es algo muy lindo”.

10- ¿Su familia la apoya en lo que hace?
“Sí, me apoyan mucho. Mis hijos sobre todo, cuando me dicen – ¡mamá, qué lindo te quedó! – eso es muy importante para mí. Le dan mucho valor a lo que hago y es muy reconfortante que la familia te apoye”.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Las diez últimas de la última Con Angelina Diaz Castro

“Mi mayor desafío en estos momentos es el de vivir de mi arte, aumentar mi formación para aportar al desarrollo del tango en el interior”

“Me crié en el corazón del barrio Villa España en la ciudad de Salto. Concurrí a la Escuela Nº5 en el barrio Baltasar Brum.
Siendo adolescente estudiaba en el Liceo Piloto Nº2 Antonio M. Grompone.
Estudié en ese instituto hasta 4to año, hasta que me tocó esa parte de elegir cuál era la orientación a seguir. Estuve un poco indecisa al principio porque quería seguir el bachillerato biológico pero no me sentía convencida y el liceo solo me ofrecía tres orientaciones.angelina001
Por alguna razón en esa parte me sentía más segura pero tampoco era excelente en ese rubro” – relata nuestra protagonista Angelina Díaz Castro (24) docente y bailarina de tango.

1- ¿Cómo logró discernir su perfil vocativo?
“La adscripta del liceo me informó muy correctamente (y reconozco hasta el día de hoy la importancia de difundir las carreras de todos los institutos) sobre las opciones que tenía. Me cuenta que existía un bachillerato artístico también en el Liceo Ipoll que se había generado de manera reciente.
Sin dudarlo en ese momento ya sabía a donde me iba, porqué lo hacía y qué quería lograr con eso. Yo quería ser artista y en ese lugar me sentía cien por ciento segura de lo que podía dar y cien por ciento yo misma”.

2- ¿En qué momento de su vida se le despierta el amor por la danza?
-”Siempre me cuestiono lo mismo y a veces hasta tengo crisis existenciales donde me formulo preguntas que nunca me puedo responder. Recuerdo ser una gurisa muy divertida, me gustaba siempre hacer reír a mis compañeros de la clase y a mis amigos de la vuelta.
Salía a todos lados. Siempre busco resaltar el rol de mi madre que siempre me motivó a terminar lo que empezaba a seguir mis sueños y a proyectarme a futuro.
A tener aspiraciones.
Por suerte siempre tuvo una gran apertura para aconsejarme. La creatividad, lo artístico fueron vetas que las traía de pequeña pero que las desarrollé siendo adolescente y el liceo siempre fue un pilar motivador”.

3- ¿Qué le ha aportado el arte?
-”Conocer nuevas personas, investigar, tener aventuras espontáneas son cosas que hasta hoy me atraen.
Pero si bien hubieron muchos aspectos positivos también se cruzaban esas cosas a las que yo hoy le llamo pequeños momentos de tensión conmigo misma.
Uno de ellos era el complejo que tenía con mi cuerpo y mi imagen física y la constante búsqueda de mi identidad.
El tema con mi cuerpo es que no me aceptaba, no quería ser de determinada manera. Pero recién hoy pude concluir sobre ese hecho que en realidad no era un problema mío. Era un problema de los demás, inclusive mi familia, que tenía cierta imagen de mi, pensando en que así yo estaría saludable. No digo que estuvieran equivocados. Sin embargo la salud no solo pasa por lo físico sino por lo mental.
Es así que siempre estuve tratando de satisfacer lo que los demás querían de mí y no lo que yo quería de mí.
La danza fue lo que me cambió, me enseñó a aceptarme a verme al espejo y ver la inmensidad que yo era siendo así tal cual soy.
También fue lo que me potenció físicamente, de manera obvia, pero por sobre todo, la danza era el lugar ficticio a donde yo me trasladaba y sentía que allí nadie podía exigirme nada. Con 15 años me refugié en la danza siendo aprendiz. Era rebelde y tenía una gran necesidad de atención y reconocimiento. Era y soy mega autoexigente al punto de olvidar todo lo demás que existía en mi mundo. La danza y el arte se empezaron a apoderar de mi y pasaban inclusive a estar en primer plano. Me obsesionaba aprender… pero tampoco sentía que aprendía en el lugar donde estaba. Transité por academias, talleres de la Intendencia, clases particulares, pasé desde el jazz, al ballet, luego al hip hop con 18 años.
Mientras tomé clases de variedad de ritmos (salsa y ritmos latinos, afro, butoh, etcétera). Hasta que con 19 años mientras estudiaba la Licenciatura en Psicología en la UdelaR, arranqué con el tango.
Y así siguió cambiando más aún mi vida.
Literalmente me enamoré de la danza, pero mientras tanto y paralelamente investigaba e indagaba en todas las artes que pudiera para enriquecerme como persona y como artísta. Pasé por la música, estudiando en el Conservatorio, tocaba la guitarra, aprendía teoría, estudiaba teatro y tomaba seminarios y clases de todo lo que hubiera y me gustara. Asistía a grupos de poesía, escritura, pasé por la experiencia de cantar y hacer murga, y sin dudas asistía a toda clase de eventos artísticos.
Básicamente me vinculaba con gente de la cultura y así poco a poco fui generando lazos de todo tipo tanto en Salto como dentro y fuera del país.
Cuando me reconocí a mi misma como bailarina, luego como bailarina de tango como actualmente me identifican, es que empecé a ver el mundo del arte también como una salida laboral. Sin embargo trabajar del arte en Salto no es tan sencillo. Busqué involucrarme a través de mi arte, y conjuntamente trabajando con mi pareja eso se potenció más aún”.

4- ¿Qué valor tiene para usted el tango como expresión rioplatense?
-”Hoy en día el tango es mi estilo de vida, y me genera orgullo ser uruguaya y disfrutar de saber bailar tango.
Sin embargo, y aunque mi opinión pueda generar discrepancias, si bien es una expresión Ríoplatense, siento que Uruguay lo dejó decaer a pique.
Yo aprendí a bailar de la mano de una docente argentina.
Pero esto habla de que el conocimiento en este caso por Salto, provino de la Argentina y no de Montevideo o de otros departamentos del Uruguay, obviamente hablando a grandes rasgos puesto que este comentario no es del todo real. De hecho muchos colegas del interior tienen la misma lucha de generar programas, políticas culturales planes estratégicos y formativos para que vengan bailarines de otros lados a brindar mayor conocimiento, y siempre se recae en que los argentinos terminan parando aquí. Solo en este caso intento decir, que nunca se luchó por potenciar lo que tenemos acá. Hasta a veces siento que soy más argentina que uruguaya”.

5- ¿Cómo viene su agenda anual?
Este año y por ahora vengo trabajando de manera muy concentrada en el funcionamiento de las milongas en el Museo del Hombre y la Tecnología, tratando de potenciar ese espacio y convocar más asistentes. por parte del taller de Tango en la Intendencia del cual estoy a cargo. También craneando los dos cierres que tendremos para finalizar con el proceso trabajado en los talleres. El primero será a fines de noviembre en el Mercado 18 de Julio y se realizará una muestra integral de todos los talleres artísticos de la Intendencia, por otra parte trabajo en el armado del cierre del taller de Tango también programado para diciembre.
En primavera retornaremos con el proyecto “Milongas a la Calle” y para ver fechas pueden consultar en la página Milongas a la Calle en Facebook o en “Salto es Arte- Uruguay”.
6- ¿Cómo responde nuestra comunidad a la danza y a la música típica?
-”Salto responde de maneras diferentes. Siempre afirmo que el salteño es muy conservador y observador. Ante la oportunidad de hacer arte, prefiere mirar como otros realizan ese arte antes que aprender a hacerlo. Sin embargo en las actividades de tango de este año que he coordinado hemos tenido una buena recepción siempre. No la recepción deseada pero sí hay un público fiel y consumidor tanto de la música como de las danzas típicas. También influye muchísimo el poder y la difusión que se lo otorga a una actividad artística para que llegue a todos.

7- ¿Cómo se proyecta para el próximo año?
-”Estoy trabajando en la creación de un espectáculo profesional de tango integral, con participación de diversos artistas en escena, con la producción correspondiente pero aún estamos trabajando en esta idea junto a mi pareja Gary. Por ahora estamos en el proceso de trabajo de campo investigativo, planificando las intensiones y los objetivos de esta idea”.

8 – ¿Qué reflexión le merece la danza como canal educativo?
-”La danza tanto como cualquiera de las artes, son fenómenos educadores del pensamiento. Sin dudas que favorecer su desarrollo en sectores sociales donde la cultura no llega, propiciando espacios de formación artística en lugares de contexto crítico, permitiría rescatar de alguna manera a los jóvenes, pero no únicamente a la gente joven que está en situación de calle o adicciones y que quizás nunca pudieron atravesar la experiencia figurativa o corporal.
Tomar una clase, intercambiar, generar lazos grupales, vivenciar un proceso de composición y creación artística con otros, permite educar a las personas hacia un pensamiento más consciente, complejo y reflexivo”.

9 – ¿Cuál es su mayor desafío?
“Creo que mi mayor desafío en estos momentos es el de vivir de mi arte, aumentar mi formación para aportar al desarrollo del tango en el interior”.

10 – ¿Qué importancia tiene el arte en la vida del ser humano?
“El arte nos sensibiliza, nos transforma, mejora nuestra calidad de vida… impulsa el desarrollo emocional, e intelectual, constituye un lenguaje y un vértice desde donde comprender el mundo, aporta una nueva cosmovisión y nos conecta con otros.
Nos volvemos más perceptivos y sensitivos a la realidad, lo que nos vuelve mejores ciudadanos, promoviendo diversidad de valores.
Justamente me encuentro realizando mi trabajo final de grado donde hago énfasis en la gran cantidad de aspectos positivos que tiene el proceso creativo artístico. Y visualizo la gran cantidad de estudios que afirman que el arte es una herramienta a través de la cual educar. Pero no estoy de acuerdo.
El arte es más que un simple mediador. Sin dudas nos hace mejores personas, y nos vuelve seres más éticos con identidad cultural y valores universales”.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Diego Henderson Alcalde de Colonia Lavalleja

Las diez últimas de la última presentan hoy al alcalde de Colonia Lavalleja; Diego Henderson: un hombre comprometido con su labor, que destaca que una buena gestión implica no sólo obras sino cosas que no se ven tanto como es el apoyo a diferentes instituciones y el aporte de actividades culturales para los distintos sectores de la población.
1- ¿Dónde y cuándo nació?IMG-20181015-WA0065

Nací el 26 de agosto de 1972, en la ciudad de Salto, en una familia compuesta por mis padres y dos hermanas mayores.
2- ¿Cómo transcurrió su infancia; cuándo surgió su interés por la política?
Viví parte de mi infancia en el campo, en la localidad de Paso del Horno, situada a unos 160 km de la ciudad de Salto, al comenzar primaria me trasladé a la ciudad de Salto y permanecí allí hasta los 17 años, volviendo a radicarme en Paso del Horno a la edad de 18 años, ya ante el fallecimiento de mi padre, haciéndome cargo del establecimiento rural propiedad de mi familia. Por muchos años no mostré interés por la política, ni milité en ninguna fuerza. Allá por el año 2003 ante el ingreso de mi hijo a la educación inicial en la Escuela N° 52 de Cuchilla de Guaviyú, fui electo Presidente de la Comisión Fomento de dicha escuela, y siendo reelecto por 7 períodos consecutivos, al ver el trabajo Social que desempeñaba la Directora de ese entonces Maestra Ana María Henderson, quien realizó importantes gestiones y obteniendo importantes logros como por ejemplo primer plan de viviendas de MEVIR, electrificación de la zona, este trabajo incansable, comenzó a despertar mi curiosidad y mi interés por la política.

3- El primer año que se candidató para ser alcalde fue electo: qué cosas considera pesaron para lograrlo?
En el período 2005-2010 fui electo vicepresidente de la Junta Local de Colonia Lavalleja, por la fuerza política Frente Amplio, Período 2010 – 2015 primer concejal titular, este período me permitió adquirir experiencia, al cubrir las licencias del alcalde, quedando al frente del Municipio y pudiendo poco a poco ir desarrollando mi visión y futuros proyectos en lo que es la gestión pública. Para las elecciones de 2015 me candidato a alcalde, desarrollando durante la campaña un intenso mano a mano con la gente, con un trabajo social importante, exponiendo mi plan de trabajo y proyectos de gobierno, lo que me llevó a asumir como alcalde ese año.

4- En este tiempo, siente que se han cumplido sus metas, sus objetivos y qué le queda por hacer; es decir, al finalizar el período algo que no pueda quedar pendiente?
En cuanto a metas y objetivos particulares sentimos que si bien hemos logrado concretar varias aún quedan algunas para lograrlas en lo que queda del período, si hablamos de metas y objetivos a nivel municipal, podemos decir que tenemos proyectos que se encuentran en el Plan Quinquenal que hemos logrado concretar, como así también hay otros que se encuentran en fase de ejecución y otros que se espera lograr para el fin del período. En síntesis, podría decir que he logrado concretar en un 60 % de lo proyectado.
Algo primordial que no puede quedar sin hacer en este período es brindarle agua potable y de calidad a los pobladores de Zona Escuela N° 19 y Zona Echagüe, por considerar que es un servicio esencial y que así como hemos resuelto este tema en Zona Amarales brindando este servicio a más de 50 familias, es prioridad de éste Alcalde que el 100 % de la población del Municipio cuente con este servicio.
5- Cuántos pueblos abarca su Municipio? Cómo prioriza las necesidades y/o pedidos de cada uno?
Cuenta con 13 centros poblados, desde ruta 4 hacia el este 4 pueblos y de la ruta 4 hasta el oeste 9 pueblos.Se prioriza por urgencias y después se realiza una planificación de tareas durante el año en lo que se refiere a alumbrado caminería y obras en general.

6- A nivel político, cómo ha sido este tiempo, hay competencias, cómo se lleva con los demás partidos?
Ha sido un período tranquilo, que si bien la competencia política siempre existe, dentro del municipio y Concejo municipal hemos logrado trabajar en armonía y por el bien común de nuestros conciudadanos, también mantenemos una excelente relación con los alcaldes de los otros Municipios salteños.

7- Piensa continuar vinculado a este ámbito, o al finalizar el período culmina también su vínculo a la política?
Pienso seguir en la política trabajando de manera activa, he recibido la propuesta de ser candidato a la diputación 2019, y si bien en su momento dije que no, pero debido a que han continuado insistiendo en el tema, estamos evaluando junto a mi familia la posibilidad de mi candidatura a Diputado. Lo que, sí tenemos bien claro y ya es cosa decidida que presentaré mi candidatura a alcalde por un período más, porque estamos convencidos de que aún quedan muchas cosas por hacer y que tenemos la capacidad para desarrollarlas.

8- Su familia lo apoya, han tenido que dejar su vida en el campo, su casa y demás para vivir en otro pueblo con otras costumbres, cómo describe ese cambio?
Cuento con el apoyo incondicional de mi familia, que desde los comienzos estuvo siempre a mi lado, abandonamos nuestra casa y nuestro campito en Paso del Horno y nos trasladamos a Pueblo Lluberas, para que esto me permitiera poder realizar mi trabajo de alcalde de la mejor manera, estando ellos de acuerdo y mostrando su apoyo siempre.

9- Como alcalde cuál ha sido hasta el momento su mayor logro, u obra por la cual sienta orgullo o satisfacción de haber concretado?
Mi mayor logro como alcalde sin dudas es el Agua potable para la zona Amarales, allí se realizó una perforación de un pozo semisurgente y el tendido de la red, lo que benefició a más de 50 familias que no contaban con este servicio tan esencial, obra ésta ejecutada un 100% con recursos del municipio.

10- Cómo se logra una buena gestión?
Creo firmemente que una buena gestión no se basa solo en las obras que se realizan, sino también en aquellas cosas que tal vez no se vean tanto pero que son muy importantes, la participación y el apoyo a instituciones locales, como por ejemplo el liceo donde se ha aportado mano de obra y materiales, el aporte a actividades culturales, como lo son el tradicional desfile de Carnaval y el Festival Huellas de Tradición que crecen año a año y en los que el Municipio, tiene una participación activa. Una buena gestión se logra, con un buen equipo de trabajo, con funcionarios comprometidos, con un Concejo Municipal donde se pueda discutir y llegar a un consenso, y eso lo he logrado durante este período de gobierno, tengo un Concejo Municipal que trabaja en pro de la comunidad, y un excelente equipo de funcionarios con los puedo contar en todo momento.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Con Jorge de Souza Un maestro que milita por la educación y la cultura

Jorge de Souza es un militante de la educación y de la cultura. Así lo ha demostrado en los últimos tiempos con su labor como militante gremial desde la enseñanza secundaria hasta desde su actividad como maestro, en la gremial del ramo donde trabajó por los intereses colectivos. Político de izquierda, fue edil y ahora es el director de Cultura de la Intendencia de Salto. En nuestra sección semanal habla de su visión de la educación y de qué clase de maestro quiere para la educación. Hoy en las diez ultimas de la última.

1- ¿Dónde nació? ¿en qué barrio vivió? ¿donde cursó sus estudios?foto al dorso
Nací en Salto, el 18 de mayo de 1977. El barrio de mi infancia fue la Zona Este, en el entorno de Plaza de Deportes. Mi enseñanza Primaria: 1er año en Escuela 8 «José Batlle y Ordoñez» y de 2do a 6to año en la Escuela 105 «Pedro B. Solari». La Educación Secundaría la hice en el Liceo N° 1 IPOLL y mi formación como docente la realicé en el Instituto de Formación Docente «Rosa Silvestri» con doble titulación: Maestro de Educación Inicial y Maestro de Educación Primaria.

2- ¿Por qué decidió ser maestro?
En mi familia la docencia siempre estuvo presente y principalmente el magisterio: mi abuela Celeste Silva tuvo una larga trayectoria en el medio rural y ese vínculo entre la educación y la comunidad, ese compromiso compartido en la generación de oportunidades marcó sin dudas un horizonte. Mi familia proviene del medio rural, y ese contacto con el campo y su idiosincrasia marcó una fuerte huella en mi desarrollo personal. Puedo afirmar que soy docente vocacional y me gusta definirme como maestro rural antes que nada. Más allá de la llamada «nueva ruralidad» se mantiene un fuerte vínculo entre la escuela rural y el pueblo, el centro educativo sigue manteniendo esa imagen de generador de oportunidades y por tanto, mantiene su esencia movilizadora. Algo que debemos atesorar y reconocer para no diluir en las demandas más urgentes pero menos profundas.

3- ¿Cómo ve usted la situación de la enseñanza primaria hoy, tomando en cuenta la época en la que usted fue alumno escolar?
La situación actual es muy compleja y no es posible realizar análisis simplistas de la misma pero sin dudas hay una necesidad de potenciar y resignificar el rol de los centros educativos con la comunidad y fundamentalmente de la familia con las instituciones educativas. Muchas veces se le exige al docente un acompañamiento de los alumnos que la propia familia no realiza y ahí hay un punto de atención clave, es una tarea compartida que requiere una complementariedad desde múltiples perspectivas. Soy del tiempo de Ana, Daniel y Colita y esos estereotipos que muchas veces no reconocían la diversidad de situaciones existentes en una sociedad, donde se priorizaba el rol reproductor de modelos a una interacción integradora y crítica del contexto, el docente estaba bastante limitado en su accionar y en su interpretación del programa, obviamente siempre hubo excepciones. Actualmente la formación docente es un desafío en sí mismo, primero por la proyección social del docente como generador de diálogo social y cambio, un cambio que no debe perder de vista los aspectos identitarios de una comunidad y debe contener una demanda generando un compromiso compartido para lo cual el compromiso primero debe ser del docente con su profesión y la necesidad de la formación permanente.
4- ¿Qué rumbo le gustaría que tomara el sistema educativo?
El sistema educativo nacional tiene un rica veta de experiencias que sin duda alguna fueron referencia internacional, fundamentalmente en el marco latinoamericano: Enriqueta Comte y Riqué, Jesualdo, Pedro Figari, Enrique Rodó, Agustín Ferreiro, Sabas Olaizóla, Julio Castro, Reina Reyes, Clemente Estable, Soler, entro tantos otros que marcaron el ADN de la educación pública nacional y que debemos reencontrar desde la perspectiva actual pues en definitiva fue ese animarse a la generación de un dialogo social con perspectiva integradora y de proyección futura, donde es tan importante el conocimiento como el desarrollo humano integral, reconociendo nuestras particularidades desde una óptica complementaria por encima de todo. Cada uno de nosotros tiene algo que aportar y algo que decir. Sin dudas que la coherencia de una política educativa está condicionada por lo presupuestal y en ese punto deberíamos avanzar optimizando recursos con una mirada a largo plazo. Hoy la brecha tecnológica no es una brecha en si misma sino que las acciones de Plan Ceibal, de Ibirapitá, han generado espacios de encuentro generacional, cada vez más los centros educativos incorporan el uso de los medios tecnológicos actuales en su quehacer educativo y eso es algo que debemos consolidar.

5- ¿En qué momento se da su ingreso a la actividad política y cuál ha sido su trayectoria?
En mi familia la cuestión política nunca fue un tema de discusión, sino de participación, y cada uno a su manera fue buscando sus espacios para hacer escuchar su voz o tender una mano. En lo estrictamente político puedo decir que ingresé a la actividad política en mi adolescencia integrándome a la Juventud Socialista, fue un período de aprendizaje con talleres formativos, campamentos de jóvenes con charlas con referentes de la izquierda que siempre están presente. En mi etapa liceal participé de la Asociación de Estudiantes Osimani y Llerena. Como estudiante de formación docente, conformamos los estatutos de la Asociación de Estudiantes de IFD, logrando encuentros con otros centros de estudiantes y siendo protagonistas de las movilizaciones en el marco de la Reforma Educativa de Germán Rama, asimismo fuimos parte de Consejo Asesor y Consultivo de dicha institución por el orden estudiantil, procurando también que los estudiantes se involucraran en el desarrollo de las gremiales locales.
Como docente formé parte de la Dirección de la Asociación Magisterial de Salto.
En el plano político partidario, fui electo como Edil en el período 2005-2010 por la Vertiente Artiguista, siendo un proceso de aprendizaje muy interesante, donde me permitió interactuar en varias comisiones asesoras y comprender la necesidad de la formación para el desempeño de la tarea y a procurar consensos en temas de interés público que deben trascender los aspecto sectoriales o partidarios.
Es en la etapa final de ese período en la cual me incorporo a Compromiso Frenteamplista, primero integrando la secretaría parlamentaria de Felipe Carballo y posteriormente en el aporte de propuestas programáticas para 2015-2020. Ante la recuperación del gobierno departamental, por parte del Frente Amplio, se me convoca como Compromiso Frenteamplista, para asumir la responsabilidad de la Dirección de Cultura.

6- Usted integra el grupo que lidera Raúl Sendic ¿cree que su visión y liderazgo es el camino que tiene que seguir?
Creo firmemente que el Compromiso Frenteamplista ha aportado y aún tiene mucho que aportar en la construcción programática de nuestra fuerza de izquierda, sin dudas hay un aprendizaje que surge de la experiencia desde el surgimiento de la 711 como sector dentro del Frente Amplio y su innegable crecimiento interno que llegó a ser un sector determinante, tanto a nivel nacional como departamental, en el caudal electoral que permitió lograr un nuevo gobierno nacional y retomar la administración departamental.
Con ese convencimiento seguimos aportando nuestra tarea en el logro de los planteos programáticos que se impulsaron oportunamente.

7- ¿Qué le falta a Salto para tener políticas culturales que dinamicen ese sector?
En primer lugar creo que deben reconocerse los valores culturales del departamento que son muy ricos y muy diversos. Salto ha sido y continúa siendo un departamento generador de cultura. En ese sentido hemos procurado el desarrollo de trabajos de investigación, difusión y conocimiento de diversas manifestaciones culturales, lo cual es un desafío latente y cotidiano. Debemos reconocer que no es un proceso que se desarrolle de la noche a la mañana ni en un solo período de gobierno, debe ser pensado y acordado como una política a mediano y largo plazo lo cual implica estrechar el vínculo institucional a fin de salvaguardar ese proceso de los cambios políticos administrativos. Se ha hecho mucho pero somos conscientes que aún falta mucho por hacer, no solo en el reconocimiento de los valores culturales del departamento sino en consolidar el rol articulador que entendemos debe ser uno de nuestros roles fundamentales. Somos un país de territorialmente chico, en el cual muchas veces se superponen acciones con objetivos comunes pero de manera segmentada y eso no favorece el proceso en cuanto no optimiza recursos (ni humanos ni económicos) en el marco territorial. Debemos transitar hacia la generación de mecanismos institucionales más participativos, como podría serlo, por ejemplo: un consejo departamental de cultura que proyecte líneas estratégicas a impulsar.

8- Uno de los sloganes de la campaña del FA era La Cultura Da Trabajo, apostando a las sinergias que pueda haber entre el sector público y privado para propuestas culturales ¿se cumple eso o es difícil lograrlo?
Sin dudas la Cultura es generadora de trabajo y promueve oportunidades de desarrollo personal y profesional, eso se multiplicaría si desde lo práctico se fortaleciera una lógica de complementariedad entre el sector público y el sector privado, lo cual muchas veces se plantean como falsos opuestos, ya que el objetivo es común y compartido. Esto implica reconocer nuestras idiosincrasias para identificar en que aspecto es posible avanzar y cuales requieren un abordaje paulatino para lograr los cambios o las sinergias que se pretenden. Muchas veces prima la demanda a la contraprestación y el beneficio mutuo, eso es algo que hemos tratado de articular de mejor manera con algunos ejemplos interesantes.

9- ¿Cuando controla los deberes de la escuela de su hija le gustaría volver a la docencia?
Reitero que mi elección profesional ha sido vocacional y sin dudas en muchas ocasiones se añora la tarea, pero también es algo que se lleva y que siempre está presente de una u otra forma, ya sea en el acompañamiento de los hijos como en la manera de abordar las situaciones que debemos resolver diariamente.

10- ¿Qué le aportó el magisterio?
El magisterio nos aportó una formación integral, nos impulsa a planificar, nos anima al desafío de trascender la demanda por la propuesta y al igual que en la educación promoverlo e impulsarlo como un compromiso compartido.
Y al igual que en la educación, se aprende de lo dinámico del proceso, donde las experiencias positivas y de las otras siempre traen consigo un aprendizaje. Siempre se aprende.

Hoy por: Hugo Lemos

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Hoy con Pablo Villaverde, el gestor de un museo itinerante que cuenta con toda la colección del estudio “Foto Murguía”

Pablo AlejandroVillaverde Ariseta colecciona muchas cosas, discos, libros, billetes antiguos, pero sobre todo tiene muchas fotografías, aunque él no se considera un coleccionista de fotos sino más bien un Curador y Administrador de colecciones.
Creó desde hace un tiempo un museo itinerante de imágenes fotográficas que fue comprando y otras que le donaron, como la colección íntegra del reconocido estudio fotográfico “Foto Murguía” de Enrique Murguía. Con su museo recorre diferentes centros educativos y da a conocer la historia de la fotografía, un tema que lo apasiona y que ha puesto a disposición de aquellos a quienes les interesa para tratarlo desde el punto de vista didáctico, sin más costo que la solicitud de una donación para ir incrementando el acervo fotográfico de su museo.Al dorso 0210
Trabajó en radio por muchos años y ahora es tallerista en las escuelas donde imparte cursos sobre audiovisuales, aunque alguna que otra vez también lo hizo sobre fotografía y teatro.
Su humildad le impide definirse como coleccionista y entre sus imágenes favoritas están un ambrotipo y un ferrotipo que pudo comprar por e-Bay.

1- ¿Cómo se introduce en el mundo de la fotografía?
“Me gusta la historia de Salto, hace unos años atrás, una persona que se llama Mauro Alvez da Silva, me indujo a estudiar la historia de Salto. Después, empezamos a estudiar fotografía como parte de una salida laboral y eso a su vez me llevó a ser tallerista en las escuelas a través de los denominados talleres de fotografía. Ya entrado en el estudio de la fotografía, el audiovisual y el teatro, empecé a estudiar como surge el cine y así empecé a estudiar la historia de la fotografía”.

2- ¿La idea de un museo de la fotografía surgió en ese momento?
“En 2015 nos enteramos que una vez al año venía el Presidente del Estudio de Fotografía de Montevideo y daba talleres a no más de 10 o 12 personas, talleres de manipulación y conservación de fotografías, de identificación, de gestión de procesos fotográficos para sus investigaciones. Así, vimos que esta gente traía de Montevideo, ferrotipos, ambrotipos y un montón de procesos más, que nos los mostraba con gran gentileza pero una vez que terminado el taller todo se volvía a Montevideo y así hasta el próximo año, hasta que hubiera otro taller. Lo primero que nos surgió fue la idea de hacer algo parecido en Salto”.

3- ¿Y cómo se consiguió tanto material?
“Empezamos a buscar material por todos lados. Buscamos en Mercado Libre, en e-Bay, en Facebook y a solicitar a través de grupos de WhatsApp y a contactos de muchos conocidos que nos enviaran material. Algunas nos fuimos comprando, otras nos fueron donadas, y así se fue armando el museo”.

4- ¿Cuántas fotografías tiene?
“No tengo idea de la cantidad de fotografías que tengo. Si te puedo decir que en tiras de negativos, voy revisando cerca de 4.000 que pertenecen a la colección Enrique Murguía, del estudio fotográfico Foto Murguía, que desde 1979 al cierre en 2001 me fue donada íntegramente”.

5- ¿Se dedica usted solo a revisar todo el material?
“Sí, estoy solo en este trabajo. Desde marzo o abril, vengo abriendo, sobre por sobre en esa colección de Foto Murguía, valorando el material que encuentro y todavía no llegué ni a la mitad, así que no puedo decir cuántas tengo”.

6- ¿Cuáles son sus fotografías preferidas?
“Hay un ambrotipo y un ferrotipo que están en un anaquel de madera que fueron comprados en e-Bay hace varios años atrás y también cuatro ferrotipos que están en cartón que fueron comprados también en e-Bay y traídos especialmente para comenzar esta colección de estudios, que son las que más atesoro. También hay otra fotografía que es una de mis preferidas, que es de un fotógrafo que se estableció en Salo en 1896 que se llama Juan Guarnieri, un Archiduque de la corona europea, que harto de la vida en la Corte se vino a Salto a trabajar como fotógrafo. Esa fotografía es muy interesante para mí, por su leyenda y su historia. Después, hay dos o tres fotos que encontramos en la feria y que están firmadas por Arnold Furman y que dispararon la historia de los Nazis en Salto por el profesor José Buslon”.

7- ¿Cómo se puede ver su museo fotográfico itinerante?
“El museo fotográfico como bien lo dice su nombre es un museo itinerante, que lo llevamos a donde lo soliciten. Si quieren la presencia del museo, ya sea un privado o una institución pública, se contactan con migo y lo llevamos, damos un taller sobre el material que tenemos y contamos un poco sobre la historia de la fotografía. Estamos en Instagram y en Facebook como Museo Itinerante, o si no pueden contactarse conmigo a través de mi teléfono celular que es 099881031”.

8- ¿Además de exhibir el museo ofrece talleres?
“Esta colección la manejamos generalmente como un agregado a talleres, donde hablamos sobre todo de la historia de la fotografía, porque nos parece que hay que informar sobre lo que se muestra. El taller y la muestra fotográfica no tiene costo. Lo que sí pedimos es que si aquella institución o algún particular que quiera que vaya como muestra el museo solo pedimos que haya una donación en efectivo o en material didáctico, sea en cámaras o fotografías, para incrementar el acervo del museo. Todo lo que se adquiere será volcado para enriquecer la colección”.

9- ¿Tiene otras colecciones?
“Sí, colecciono muchas cosas más, pero es algo más bien como un gusto personal. Como trabajé en radio durante muchos años eso me llevó a coleccionar muchos discos con mis temas musicales preferidos. También colecciono monedas, billetes y libros. No es nada destacable, más bien algo personal que hago porque me gusta”.

10- ¿Cómo tallerista en las escuelas, cuál es su función?
“Sobre los talleres en las escuelas puedo contar que los hago hace varios años, sobre todo los talleres en audiovisual.En alguna oportunidad di también talleres sobre fotografía y teatro. Podría decir que al hablar de la historia de la fotografía en los talleres empecé a armar el museo como herramienta y no como colección en sí, porque no soy coleccionista de fotografías, no me considero coleccionista de fotografías. Básicamente el museo se armó para usarlo en mis talleres como herramienta didáctica y después lo fui mostrando para que otros puedan usarlo en sus investigaciones. Por eso, no me considero un coleccionista, sino más bien un Curador o Administrador de colecciones”.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

María Alejandra Fagúndez- Alcaldesa de Mataojo

Las últimas diez de la última hoy con la alcaldesa del municipio de Mataojo (que abarca trece poblados); María Alejandra Fagúndez.
Nacida en Salto, pero criada en la zona de Pueblo Fernández, María Alejandra Fagúndez es ejemplo de superación.
Tiene 9 hermanos, y pese a haber cursado solamente el primer año de secundaria, logró postularse y ser electa por dos años consecutivos alcaldesa del mencionado municipio.foto al dorso
Divide su tiempo entre el cargo de alcaldesa, ama de casa, peluquera, madre (de Daiana (23), María Belén (17) y Lucas (13) y abuela (de Evelyn Alejandra (6)).

1- Dónde nació
Nací en Salto, pero me crié en la zona de Mataojo, no en el pueblo sino en una estancia donde mis padres trabajaban. Somos nueve hermanos, y para ir a la Escuela (n.º 40) pasamos mucho sacrificio, mi madre nos traía a caballo, hasta que cuando tenía alrededor de diez años, nos fuimos a vivir al pueblo donde mi padre puso un pequeño comercio y ahí fue diferente.
Luego cursé solamente el primer año de secundaria, porque extrañaba mucho, mi madre me mandó al Hogar Estudiantil Municipal en Salto pero no me adapté y volví para el pueblo.

2- ¿Cómo surgió su interés por la política?
Por mi madre, a ella siempre le gustó, siempre militó. Yo trabajaba en peluquería -aún hoy la tengo- pero acompañaba a mi madre a hacer giras políticas, y siempre fue algo que me gustó.
Comencé a trabajar de la mano de Elio Machado, quien trabajaba para Germán Coutinho, fue él quien me propuso trabajar en el tema, que era algo que yo desconocía, pero teniendo en cuenta mi trabajo en la peluquería que es un lugar de reunión, le pareció interesante y acepté.
Entonces comencé a hacer giras, fue alrededor del año 2005, y a hacer reuniones en mi casa, a aportar ideas, además siempre me gustó ayudar a la gente, ayudar en lo que podía, sí veía un problema, una necesidad, yo siempre quería aportar.

3- Y así se postuló para el cargo de alcaldesa..
Sí, después vino Germán (Coutinho), y me propuso. Yo no tenía ni idea lo que era ser alcalde, pero él me dijo que no me preocupara, que siempre iba a tener gente que me ayudara y me asesorara, y así arrancamos, me candidaté y en el año 2010 fui electa por primera vez.

4- Qué cosas considera que la gente vio en usted para elegirla como alcaldesa
Pienso que la gente me conoce, y también conoce a mi familia, ya venía de mi madre, que era muy buena persona, buena mujer, siempre tratando de ayudar , era muy por la gente no pudiente, siempre estaba recogiendo gente en su casa, siempre recibía a la gente que no tenía donde parar, daba un plato de comida a todo el que necesitara y yo creo que la seguí, pienso que la gente miró a la persona y así es como me eligieron.

5- ¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?
Charlar con la gente, ver si hay una necesidad, siempre quiero ayudar porque veo que hay necesidades y hasta que no consigo resolverlas no estoy tranquila.

6- ¿En todos estos años además de su trabajo propiamente dicho, ha tenido muchas experiencias, viajes, intercambios, qué destaca de eso?
Sí, recientemente estuve participando de la XII Cumbre Hemisférica de Alcaldes y Gobiernos Locales en Punta del Este y son instancias que me han ayudado mucho, porque soy una persona muy tímida, siempre fui de poco hablar, un perfil muy bajo, y esas salidas me han ayudado a abrirme más, a conocer gente, charlar, aprender, intercambiar ideas.

7- ¿También se ha capacitado para desempeñar mejor su labor?
Sí, siempre que puedo voy, a pesar de la distancia, siempre que hay una invitación para alguna capacitación, hago todo el esfuerzo de ir y participar porque se aprende mucho.

8- ¿Qué logros destacados ha tenido en este tiempo?
Si bien han sido muy diferentes los dos períodos, ambos han tenido cosas positivas. Es muy distinto trabajar con tu partido político, a trabajar con la oposición.
En este período recibimos una partida de dinero que viene de OPP, la plata llega pero en este municipio hay escasez de herramientas, maquinarias y hasta de recursos humanos, y por lo tanto necesitamos el apoyo de la Intendencia, lo cual no hemos tenido. De esta manera por ejemplo este año nos propusimos tres obras grandes que no hemos podido concretar porque estamos a la espera de que la Intendencia cumpla con su compromiso.
En este municipio la mayor demanda es la reparación y mantenimiento de la caminería rural, y en el período pasado se trabajó muy bien en ese sentido, se pedía la maquinaria, y venían, si bien no hubo muchas obras debido a que no recibíamos ese monto con el que ahora contamos.
Hemos adquirido un camión, y entre las obras, logramos la sala velatoria que era algo muy solicitado por vecinos de la zona.

9- ¿Piensa seguir trabajando en este ámbito o siente que ya cumplió un ciclo?
No puedo postularme a alcaldesa porque no se puede por tercer período consecutivo, pero sí pienso seguir apoyando y trabajando para mi partido y en ese sentido si me necesitaran en otro lugar y tuviera que mudarme, lo haré.

10- ¿Cuál es el mensaje a la gente que la ha apoyado en este tiempo?
Quiero agradecer a todos los que me han apoyado, se que ahí están aún, me es imposible nombrarlos a todos, son muchos, pero ellos saben quiénes son. Quiero agradecerles porque gracias a ellos ya han transcurrido ocho años de este compromiso de lucha y trabajo. Yo estoy en este cargo por decisión de la ciudadanía. A toda esa gente quiero decirle que aún no hemos culminado esta etapa, que seguiremos luchando por lo que falta aún y juntos lucharemos por lo que está faltando de este compromiso de trabajo.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Eduardo Leal

De joven cruzó el continente americano, desde Montevideo hasta la pequeña ciudad de Windsor en
Canadá; luego de vivir en el extranjero y trabajar en el comercio exterior, lo que le permitió recorrer varios países, decidió volver a su Uruguay natal, donde apuesta a volcar su experiencia para ayudar a su país.

1- ¿Oriental de cuna, pero internacional por adopción?
Sí. Soy oriundo de Montevideo. Estudié en el LICEO Militar y en el Dámaso Antonio Larrañaga.Eduardo Leal

2- Nos comentaron que con un poco más de veinte años se le ocurrió junto a unos amigos recorrer América. Y así llegó en un cachilo hasta Canadá, ¿es así?
Exactamente. Todo comenzó en Montevideo. Era el año 1964, yo era un mocoso de 23 años, en una edad en la que se cree que uno se las sabe todas, y en realidad no sabe nada de la vida.
El auto era un cachilo, en ese tiempo tenía unos 36 años, un Chevrolet de 1929; ruedas con rayos de madera, no tenía ventanas en un 90%.
Fue una experiencia, marcante en mi vida; eso fue así. Lamentablemente fotos del viaje tengo tan sólo una, porque se las quedaron los otros muchachos con los que viajé los que ahora han fallecido. Éramos cuatro al principio; todos uruguayos.

3- ¿Cómo fue esa travesía?
Salimos de Montevideo, llegamos a Colonia, y de ahí cruzamos a Buenos Aires, llevando el cachilo en un barco; ahí estuvimos una semana, y después, por la ruta 7, llegamos hasta Mendoza. Cruzamos la Cordillera de los Andes, en la cual había mucha nieve, lo cual fue un error nuestro, porque no teníamos que haberlo hecho en invierno. No pudimos subir por el Cristo, y tuvimos que poner el cachilo en una chata del ferrocarril, en una zona que se llamaba Cuevas, que creo que ahora se llama Eva Perón, o algo así, bajándonos en un pueblo llamado Los Andes. Entre éste pueblito y Santiago de Chile, hay una serie tremenda de curvas que son famosas, donde estuvimos dos días.

En Santiago dormimos en la Universidad, y de allí nos fuimos al norte a unos 900 kilómetros, lugar muy caluroso, donde de día llegaban a hacer 50 grados y por la noche grados menos cero; ese lugar era maravilloso, uno se acostaba en la noche y podía ver todas las estrellas. Ahí, fue donde por primera vez, divisé, muy clarito, lo que hoy se llama y conoce como Ovni.

4- A ver, ¿díganos cómo fue?
Ese episodio fue justamente la semilla, para el resto de mi vida. Me marcó mucho lo que vi. Es un tema que quizás sea motivo para otra larga entrevista.

5- Sigamos con el viaje
Después llegamos a Perú, a Lima y Trujillo, en ese país, en el sur, trabajamos en una fábrica de harina de pescado; luego cruzamos a Ecuador, con sus alturas y sus volcanes, lo cual fue maravilloso. Llegamos a Colombia, donde estuvimos en Bogotá, pasando por Cali. Todo fue fabuloso en el recorrido por América Latina; principalmente por la cuasi familiaridad con la que nos trataron y nos recibieron. Vimos muchas montañas por la Panamericana, la que aún no estaba completa en su 100%; habían muchos lugares que no estaban terminados y donde tuvimos algunos problemas, debiendo, muchas veces, que circular marcha atrás, ya que tenía más fuerza que el primer cambio; no tuvimos, sin embargo, problemas con la altura, porque íbamos despacio, y, cerrando un poquito el carburador del cachilo, estuvimos bien. Todo está escrito en el diario del viaje.

6- ¿Recuerda alguna anécdota de la travesía?
Como no. En Bogotá, en aquel tiempo, había una especie de carrera interna en la ciudad, y, delante de todos, iba Fangio en un Mercedes Benz, y nuestro cachilo, justamente atrás. Esa noche, la premiación se hizo en un hotel que para mí tenía unas catorce estrellas; imagínese que, después de bañarnos en un 90% en arroyos, aquello era fenomenal. Nos pagaron el dinero (no teníamos casi nada), regresamos hasta Cali, y de ahí nos fuimos a un pequeño puerto que queda en el Pacífico, para cruzar luego a Panamá por el Canal. Allí recibíamos siempre la correspondencia que nos la enviaban a la Embajada o al Consulado próximo. Luego, Costa Rica; Nicaragua; Honduras; El Salvador; Guatemala; México, lugar tremendo, donde me robaron por primera vez, en el Distrito Federal. Nos robaron una rueda, y nos mandaron a un lugar grandísimo, donde encontramos nuestra rueda, y la tuvimos que comprara para seguir el viaje.
Continuamos, y entramos a Estados Unidos por el Río Grande, en Texas. Seguimos por Oklahoma, Missouri, Illinois, Indiana, Chicago, con sus grandes lagos y su viento indomable que congela, por lo que tuvimos problemas con el hielo; y, de allí, fuimos a Detroit, y cruzamos el río y llegamos a Windsor, una pequeña ciudad en Canadá. Ahí terminó la travesía. Yo me afinqué en Estados Unidos por un tiempo; luego casi 8 años en Canadá.

7- ¿Ese viaje estuvo inspirado por la onda hippie?
No; no fue tanto por eso. Fue más bien por algo que muchos le llamaban locura, lo que quizás fue así; pero, como dice el dicho: “quién te saca lo bailado”.

8- ¿En qué momento ingresó en el interesante mundo del comercio exterior?
Fue a causa de una interesante experiencia que tuve en Madrid. Ahí trabajé en una compañía japonesa, por lo cual viajé muchísimo, un total de 31 países, a causa de mi trabajo. En eses tiempo no se hablaba de la palabra globalización; sí había un buen acceso al conocimiento, a la información, por la manera de trabajar de los japoneses. Ellos tienen una disciplina ejemplar; virtud que realmente me gustaría que un lugar como Salto, la tuviera. Aquí en Uruguay, se habla mucho, y se concreta poco. El pueblo japonés es antiquísimo, y especial. Es una cultura con una mentalidad muy diferente. No sabría decirle de dónde proviene.

9- Cuéntenos respecto a su familia
Bueno. Volví al Uruguay por asuntos familiares y por el asunto que le comenté que me cambió la vida en mi viaje de la juventud. Tengo cinco hijos, ocho nietos y soy tres veces bisabuelo. Ahora, estoy casado por segunda vez, si bien me llevo muy bien con la madre de mis hijos, surgidos de mi primer matrimonio.

10- ¿Asignaturas pendientes?
El poder aportar mi poca o mucha experiencia para mejorar en lo que pueda a mi país.

Hoy por: Dr. Adrián Báez

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“Criarme en el entorno de la docencia fue para mí una experiencia única”

Con la Profesora Gabriela Josefa Rochón Echeverz

Como ella misma lo afirma… su vida ha transcurrido hasta ahora en medio de la docencia y el conocimiento, puesto que su madre es directora en el Colegio Inmaculada. Gabriela Josefa Rochón Echeverz (39) es docente de Idioma Español y ha estado activamente vinculada a los programas de promoción de lectura.Concurrió desde los 3 años hasta 4to año de Secundaria al Colegio y Liceo al dorso 001Inmaculada Concepción. Posteriormente cursó 5to y 6to en el Liceo Nº 5 Arq. Armando I. Barbieri. “Una vez Bachiller inicié la carrera de docente de Idioma Español en el I.F.D. de Salto. Ello implicó tener que viajar durante los cuatro años que duró la carrera, a la ciudad de Montevideo, ya que debía dar los exámenes de las materias específicas en el I.P.A. Sólo cursaba en Salto las materias del tronco común. ”Del Colegio recuerdo desde el primer día, a cada compañero, a las maestras, a las directoras, Tota y Mita, las kermeses y los festivales que hacíamos tanto en el teatro como en el Colegio. Un primer recuerdo de jardín fue que nos aburríamos de tener que hacer tanto dibujito y le dijimos a nuestra maestra que si no nos enseñaba a leer y a escribir no íbamos a ir más. Ella habló con la directora quien le dijo que si lo pedíamos que nos enseñara y a fin de año evaluaban la situación. Llegado el momento, nos tuvieron que pasar de clase, aunque varios teníamos 3 años, estábamos adelantados para estar otro año en jardín. En Preparatorio volvían a evaluar si rendíamos o no. Para sorpresa de muchos, nunca repetimos y fuimos avanzando año a año sin problemas. Varios terminamos cumpliendo nuestros 15 en los últimos 4 meses de 4to año. En el Liceo Nº5 recuerdo la llegada de los exámenes obligatorios, exceptuando los números e idiomas, todas las demás materias tenían examen así fueras con 12. A fin de año el enorme salón, que hoy ocupan la Sala de Profesores, la Biblioteca y Salón de Audiovisuales se llenaba de estudiantes. Entre examen y examen no teníamos muchos días, de manera que si no estudiabas durante el año había pocas posibilidades de aprobar, porque solo daba el tiempo para un repaso. Fue el caso del examen de Historia de 6to. Con mi amiga estudiamos leyendo y comentando los títulos de los temas, ¡iba desde el primer charrúa hasta el último presidente! ¡Y lo salvamos! Ya en I.F.D., luego de estar acostumbrada a rendir exámenes, se sumó la novedad que ahora parte de los exámenes debía darlos en Montevideo y libres, es decir, debía estudiar todo un programa, toda la bibliografía e ir sin notas a desarrollar dos de los tres temas que nos proponían. Recuerdos…infinidad… pero lo que me quedó marcado fue la fecha y la odisea que pasamos para recibirnos con un colega amigo, un 29 de febrero del 2000. A él le quedaban 4 materias libres y a mí 5. Empezamos preparando dos, una la estudiábamos en la mañana, otra de tarde, en “horario de oficina” diría él. Como queríamos recibirnos terminamos preparando y dando todas. Fue en febrero de 2000, en dos semanas dimos todos esos exámenes libres. Yo pedí mesa especial y di dos correlativos el mismo día a la misma hora, ese 29 entré a las 8 de la mañana y salí a las 14 de la prueba escrita. Hasta el día de hoy cada 28, 29 o 1 de marzo nos reunimos para festejar” – relató.

1- ¿Por qué eligió el camino de las letras?
-”Lo elegí porque desde pequeña me introdujeron en el mundo de la lectura y la escritura. Lo disfrutaba. El ver a mi madre dando clases, y el compartir muchos momentos en liceos, jornadas, reuniones, hizo que año a año me gustara más y creciera la certeza de lo que quería hacer.
Lo elegí por vocación, no por opción.

2- ¿Cómo fue criarse en un entorno donde primaba la docencia?
-”Les diría que fue una experiencia única. Algunos pueden pensar que es una locura, pero yo lo disfrutaba. Cuando era chica y mi madre trabajaba en el Liceo Nº4 la acompañaba y pasaba horas allá. A veces me llevaba a sus clases pero otras me quedaba con los administrativos y la secretaria. A las despedidas, fiestas y lo que fuera, yo me sumaba. Me gustaba. También la acompañé a los otros liceos, al 1, al 2, al 3, al I.F.D., en distintos momentos, en otras situaciones. Guardo gratos recuerdos de todos esos años, de personas que fueron compañeros de trabajo de mi madre, algunos ya no están entre nosotros, otros se han ido a otros países, pero muchos siguen formando parte de nuestras vidas y hasta trabajo con ellos.g

3- ¿Qué importancia en su vida ha tenido la formación religiosa?
-”En los 12 años que viví en el Colegio Inmaculada como alumna… la formación cristiana que recibí fue la semilla que luego fue germinando con el transcurso de los años, sobretodo de los últimos 11 años donde mi experiencia fue más fuerte y cercana.
Te puedo decir que fue la fe la que me sostuvo en los momentos de más desolación y preocupación, y aún lo hace. Cuando ya no dan las fuerzas, cuando no se vislumbra nada, cuando parece que todo está perdido y uno se haya sin salida, ahí está Dios obrando, sosteniéndote, aunque no lo veas ni lo sientas. Creer en Dios, tener fe, no resuelve los problemas ni los aparta de mi vida, simplemente uno los vive con otra mirada, con otra perspectiva, pensando, como me lo recuerda siempre un sacerdote amigo, que “lo mejor está por venir”. Reconocer mi pequeñez, reconocerme pecadora y saber de la gran Misericordia de Dios Padre es importante para mí.

4- ¿Cuáles son los desafíos más significativos con el que se enfrenta el docente en la actualidad?
-”Los desafíos se renuevan cada año, con cada alumno que llega a nosotros. Desafío es ver y valorar a cada chico como persona, poder lograr la empatía necesaria para crear vínculos con ellos que los lleven a un aprendizaje significativo, uno que perdure en el tiempo.
Desafío es ser cercano pero exigente, es aprovechar lo que saben, lo que surge, lo que les gusta y con todo eso enseñar a través de la experiencia.

5- Cuéntenos acerca de algún proyecto en el cual ha estado trabajando…

-”Junto con mis grupos del Liceo N°5 estamos trabajando en un Proyecto llamado: “Un Salto a Quiroga” por cumplirse este año 100 años de la Primera Edición de los Cuentos de la Selva. A lo que tenía proyectado se sumó la posibilidad de participar en un Concurso de Ilustraciones que el M.E.C. propuso referido al mismo tema, en donde en la Categoría C los tres ganadores fueron del Liceo. Esto trajo aparejado otras actividades que se realizarán en lo que resta del año, desde la elaboración de murales hasta la exposición de las ilustraciones a cargo del Departamento de Cultura de la Intendencia. Ya te daré más detalles sobre todo esto.

6- Desde su experiencia… ¿Cuáles son los pilares más significativos en los que cimenta la educación?
-”Creo que hay dos pilares fundamentales: la familia y todos quienes de alguna u otra forma estamos a cargo de la educación.
Ambos pilares tienen que fortalecerse. Como familia debemos enseñar a nuestros hijos las reglas básicas de convivencia, poner límites, apuntalarlos en lo que nos necesiten, y como docentes debemos tratar de dar todo lo mejor de nosotros para que cada alumno pueda salir adelante. Si amamos lo que hacemos lo transmitimos y ellos lo notan, se nota.

7- ¿Cómo se llega al corazón de un alumno y se logra despertar el amor por el estudio?
Buena pregunta…. hace 21 años que doy clase y he logrado el amor a la lectura y a la escritura. No sé si he llegado a “despertar” en ellos el amor al estudio, lo que sí sé es que trabajan, estudian y terminan aprendiendo. Lo que puede parecer tedioso en Idioma Español, lo aprenden jugando, casi sin darse cuenta”.
8- Un docente recientemente declaró “Sin educación emocional no sirve para nada saber resolver ecuaciones” ¿Qué análisis hace usted de esta reflexión?
“Creo que sus declaraciones son acertadas. Lo afirmaba ya Aristóteles, “educar la mente sin educar el corazón, no es educar en absoluto”.
Algunos chicos ya recibieron de sus familias las herramientas necesarias para enfrentar sus emociones y trabajarlas, pero otros no. Y es allí donde debemos intervenir los docentes. No solo es cuestión de transmitir conocimientos a nuestros alumnos, va más allá de eso. Y, seguramente, para ellos será más beneficioso a corto y largo plazo, obtener esa inteligencia emocional que reconocer una oración subordinada.

9- ¿Qué proyecciones se hace a futuro?
-”Me proyecto siendo lo que soy, haciendo lo que hago, porque elegí trabajar en lo que me gusta y disfruto enseñando aunque muchas veces uno termine cansada y un poco agobiada por las situaciones que puedan llegar a plantearse. Pero, como dice el dicho, “Uno propone y Dios dispone.

10- ¿Cómo ve a la educación en nuestro país dentro de unos años?
-”Todo dependerá de los pilares, o nos fortalecemos o nos debilitamos. En cada uno de nosotros está la clave, el futuro está en nuestras manos”.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“He sido un tipo afortunado”

Luciano Campos.

Nuestro entrevistado, es un salteño que ha tenido una vida bastante particular. Se considera un privilegiado, por haber vivido, siempre, de su gran pasión: la música; la que considera, le ha abierto puertas y hecho vivir momentos inimaginables.
Luego de 30 años en España, regresó a Salto, apostando a un país, que más allá de sus dificultades, considera grande.AL DORSO LUCIANO CAMPOS

1- Háblenos de sus comienzos
Soy nacido en Salto, en calle Morquio del otro lado de la Avenida Harriague, en barrio Ceibal. Fui a la Escuela Nº 9 de dicho barrio, cursé los seis años ahí; luego, cursé secundaria en el Liceo de la Zona Este y en el Ipoll. En la Zona Este tuve la posibilidad de formarme con un gran equipo de profesores, con un equipo directivo ejemplar; siempre digo que, la base educativa que tuve en la Escuela N° 9 y en el Liceo de la Zona Este, fue la que me marcó en mi vida. La enseñanza de esos dos centros educativos, forjaron mi futuro. Y, me di cuenta de muchas cosas, llegado al grado que, cuando comencé el Liceo, me encontré con un profesor de apellido Lescano, quien descubre mis aptitudes como estudiante y como atleta, y me motivó para pasar a formar parte de la Selección de Atletismo de Salto; también, me sumé a la Coral del Liceo; practicábamos fútbol con la 4ta. o 3era. en Ferrocarril, en ese momento estaba el “Chirola” García, recuerdo; y cantaba. Tanto con atletismo como con el coro, pude viajar por todo el país; lo que fue una buena experiencia. Pero además, con tan sólo 14 años, se me dio la oportunidad de hacer un programa de folklore en Radio Tabaré, en la época de Di Giácomo; en fin. Eso fue desde los 12 a los 17 años, cuando me fui de Salto a Montevideo.

2- ¿En esa época fue cuando comenzó también a desarrollar su gran pasión, la música?
Exactamente. Comencé a aprender a tocar guitarra con Juan José Aramburú, también periodista de Salto, quien me dijo que precisaban linotipistas; yo no sabía qué era eso, y me pidió que fuera hasta el diario Tribuna Salteña, donde me explicó lo que era. Y, entonces, ahí, los fines de semana empecé a ir y a escribir. Independientemente de que cantaba, estaba en la coral, el programa de radio; me dije a mi mismo que iría a Montevideo a el diario El País y sería linotipista, y así fue. Trabajé tres años; y aquí en Salto, llegué a hacer alguna cosita más, con Enrique Tourn, levantando los resultados de los partidos de básquetbol.
Musicalmente, toqué en el grupo “Los Cantores de Viana”; cuarteto vocal, con guitarra, que cantaba folklore, el que estaba muy influenciado por Argentina, con el que viajé a varios festivales. Esto último, constituyó una actividad cultural, que para mí, fue muy importante. Así marché a Montevideo, ya sabiendo que estaría por un tiempo, y luego, me iría del país.

3- ¿Y, ese lugar elegido, fue España?
Sí; con 24 años, conseguí cruzar el gran charco. Me fui a cantar a Europa. Había un amigo que se había ido también, con el que estudiamos juntos, quien me comunicó que estaban necesitando un cantante; y me fui sin pensarlo. Así llegué a Cataluña, a Gerona, precisamente. El mismo día que llegué, comencé una carrera frenética, cantando y haciendo música.

4- ¿El uruguayo se adapta mejor al extranjero, o un extranjero se adapta más fácilmente a Uruguay?
En cuanto llegué a Cataluña, empecé a conocer a su gente, sus costumbres, su idioma, su cultura, sus vivencias, su entorno; el por qué de Cataluña, el por qué del País Vasco, el por qué la Península Ibérica no es España y España no es la Península Ibérica. España en sí, es un conjunto de comunidades, en el que viven y conviven en la misma tierra, pero son diferentes, tiene culturas arraigadas, distintas. No es lo mismo un catalán, que un vasco, un andaluz o un madrileño. Por lo tanto, puedo decir que son dos cosas diferentes, pero se encuentran.
El uruguayo, se adapta rápidamente a España, por ejemplo; a la buena vida y a las buenas costumbres(a la higiene, a que el sueldo alcance, a la educación cívica, vial, etc.), todos nos adaptamos. Ahora, viene al Uruguay un español, y al principio, disfruta la tranquilidad del campo, del ritmo de vida, y, como viene con una moneda fuerte, no va a tener problema; pero, al poco tiempo, se vuelve. La mayoría de los uruguayos que han venido después de estar años allí, extrañan cosas. No porque hayan dejado de sentirse uruguayos, sino porque da pena que un país como Uruguay, esté tan estancado en el tiempo, en muchísimas cosas.

5- Allí Incursionó en el mundo del turismo, ¿puede ser?
En España abrí empresas vinculadas a la hostelería, viajé mucho por Europa a raíz de ello, donde aprendí muchísimo. Como al inicio cantaba en los hoteles, me empezó a interesar el tema de los eventos, de los congresos, de las convenciones. Entonces, hice un plan de estudios, en una empresa que se llama Gestión Empresarial Hotelera y Turística, la que está directamente ligada a la Universidad de Gerona, y me especialicé en eso. Todo relacionado; trabajé como músico, como Director de Eventos en hoteles y casinos, y así me fui formando y relacionando con muchísima gente.
Luego de las crisis en España, se entendió que, solamente sol y mar no se podía vender, así que, se comenzó a capacitar a la gente, formar para brindarle una buena atención al turista, porque se tenía que ofrecer otras cosas también. Fíjate que a España, hoy en día, la visitan 60 millones de turistas al año, siendo que tiene 40 millones de habitantes, o sea que, prácticamente lo dobla en cantidad de visitantes. Se apostó muchísimo en todo tipo de servicios, si no, esa gente se iba a Grecia, a Turquía, a Marruecos o a Croacia. Por lo tanto, justamente, me especialicé en eso, intentando formar equipos, capacitando a gente, con tal de que el turista no se fuera del país con una mala imagen, pretendiendo que todo eso que se sembró se fuera a recoger en la próxima temporada; así se fideliza al cliente, al turista y se fideliza la ciudad.

6- Desde su experiencia en el tema, ¿considera que nuestro país es realmente consciente de su posicionamiento como polo turístico en la región, o está a años luz en comparación con España, por ejemplo?
No sé si a años luz; lo que sí sé es que España tiene una ventaja con respecto al interior del país. Allí la mayor concentración de turistas está sobre el Mar Mediterráneo, que baña el país desde norte a sur. Madrid, por ejemplo, no tiene mar; pero, sin embargo, apuesta por el turismo, y ha buscado una forma de atracción, de que su ciudad se mantenga limpia; que tenga sus museos abiertos, siempre; que La Castellana, que el Bernabéu, que la Puerta del Sol, sean puntos de encuentro importantes de una ciudad que no tiene mar, pero sí esos otros recursos, los que sabe explotar bien.
Volviendo a Uruguay. El interior, en comparación con el este, no tiene recursos como el mar; tiene un río, en la zona oeste, al que habría que sacarle mucho más provecho; creando fuentes de trabajo, capacitando gente para que quede radicada allí, etc. Uruguay tiene posibilidades para hacerlo; lo que sucede, es que hay que traer cosas del exterior, y tratar de introducirlas y adaptarlas a las formas, a la cultura, al territorio, y demás, propios del Uruguay.

7- Sin embargo, ¿usted volvió después de 30 años y apostó al país, instalando una empresa y rehaciendo su vida?
Hay una frase que me acompaña que dice que, uno no puede ir a buscar trabajo, sino que debe encontrar trabajo. El hombre tiene que estar capacitado para sobrevivir en esta gran selva que es la tierra. Cuando creo una fuente de trabajo, la creo, por supuesto, para mí, pero siempre para mis colaboradores, mi equipo. Hay que aprender a hacer cosas juntos, a apostar a trabajar en equipo, por eso nunca hablo de mis trabajadores o empleados; ellos son, repito mi equipo.
Lamentablemente, normalmente los uruguayos somos quejosos; creo que debemos comenzar a tener mente ganadora , y no solamente en el fútbol. Es importante tenerlo en cuenta, porque, la riqueza humana es importante. El uruguayo cuando se va del país, explota muchas cosas que no explotó aquí. Si hay que trabajar 18 horas por día, las trabaja; y se dice: pero allá me las pagan; y bueno, aquí si se trabajaran 18 horas, también se las pagarían, pero… O sea, la mentalidad del uruguayo, para mí, cambia cuando se va del país. Cuando vuelve, con la poca o mucha experiencia con la que volví yo, por ejemplo, llega con la visión de: qué lindo y rico que es mi país, y que poco explotado está.
Actualmente, soy propietario de una panadería. El emprendimiento lo comencé en el Ceibal, “Panadería Blanquita”; allí compré las máquinas, monté la fábrica, contraté personal especializado y me especialicé junto con ellos, y luego, abrí una sucursal en el centro “La Mediterránea”.

8- Trabajar y vivir de lo que a uno le gusta, ¿es un privilegio?
Totalmente. Es un enorme privilegio. En mi caso, siento la música como parte de la vida y de la muerte. Es mi gran pasión. Porque la vida, siempre pasa acompañada por la música, y cuando alguien fallece, en muchos lugares, se acompaña también con música. Cuando yo me vaya, desearía que fuera así. Vivir de la música, me ha permitido llegar a gente que, de otra forma, nunca hubiese conocido. Presidentes, artistas, escritores, y un sinfín de personalidades. Me ha permitido viajar por el mundo, y llevar a cuestas muchas anécdotas.
Por medio de esa gran pasión, como lo comenté, llegue a organizar eventos musicales y desempeñarme en un mundo en el que siempre quise estar y nunca imaginé llegar. Últimamente, he compuesto un tema musical haciendo referencia al Río Uruguay. Fue a raíz de la preocupación que siempre he tenido por el medioambiente. En este caso, habla justamente del deterioro que sufre nuestro río: “Oh Río Uruguay, yo quiero creer que si te cuidamos todos nunca vas a envejecer”.

9- Cuéntenos sobre su familia
Tengo dos hijos y nietos. Aquí en Uruguay, a Natalia; y, en España, a Enric. Ellos han sido los ojos de mi vida. Siempre he tenido, por ellos, el corazón dividido entre Uruguay y España, más por ellos que por mí. En Salto conocí a Anita, mi actual pareja, quien es una gran compañera de ruta.

10- ¿Objetivos a alcanzar?
Justamente hace unos días hablaba con mi madre de 83 años, y ella me decía que, yo nunca paré en casa, y es verdad.
Mi vida ha sido siempre bastante tormentosa con el tema social, cultural, educativo, etc.
Yo no me considero ni de aquí, ni de allá; me considero un hombre de mundo; porque tengo una facilidad camaleónica de poder adaptarme a cualquier parte, porque ya lo he probado. Me enamoré de todo lugar en el que estuve (Nueva York, Francia, Italia, Inglaterra, Cuba, República Dominicana, etc.).
Tengo como objetivo, el seguir viajando por el mundo.
Lo que desee, lo hice; he sido un tipo afortunado.

Hoy por: Dr. Adrián Báez

 

 

 

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Con el uniforme siempre listo

Con el comisario Giovanni Bacci, vocero de la Jefatura de Policía de Salto.

Enamorado de la profesión policial, ha pasado varios años al frente de las investigaciones de los casos más sonados en el departamento, y actualmente es la cara visible de la Jefatura de Policía en materia comunicacional. Es originario del barrio Ceibal, pero su vida pasó entre las alegrías que le dio el barrio con su entorno natural y la experiencia de tener que hacer dedo, para ir al liceo. Luego la Policía hizo el resto. Con el comisario Giovanni Bacci, vocero de la Jefatura de Policía de Salto nuestra sección semanal.fotoaldorso2808

1- ¿Dónde nació? ¿Dónde estudió? ¿En qué barrio se crió y qué recuerdos tiene de su infancia?
En Salto, año 1970; concurrí a la Escuela 9 del Barrio Ceibal, (de la cual, me enorgullece decir, fui abanderado del pabellón Nacional cuando era por nota de 1ro. a 5to.), donde pasé la mayor parte de mi infancia, puesto que vivíamos con mis abuelos maternos en la Avenida Paysandú (ahora Ferreira Aldunate), frente a la añeja, pero incluso hoy en pie y funcionando, Herrería de Maquiavello. Por razones laborales de mis padres tuvimos que mudarnos a una chacra en una zona cercana a Salto Grande, desde donde veníamos con mis hermanos, a la Escuela 81 del Parque Solari, y al Liceo 3 haciendo dedo, porque no había línea de ómnibus, todos los días ida y vuelta. Para hacer 3er. de liceo, y llevado ya por la vocación, lo hice en el Liceo Militar Nº 2 Gral. Rivera que estaba en la ciudad de Durazno.
Los mejores recuerdos de mi infancia se reparten entre las interminables tardes de juegos con los gurises de la cuadra y del barrio, en el campito al lado de la herrería, las escapadas al arroyo Ceibal, el baby futbol de Sol de América, y por otro lado las inolvidables y entrañables vivencias de la vida en el campo, ayudando en las tareas propias de la actividad de una chacra, con los animales, plantando y todo lo que hace a la vida cotidiana rural y también e infaltables las cotidianas “arterias” en el monte y Arroyo San Antonio, y siempre con mis queridos hermanos Fabio y Artigas.

2- ¿Cómo se compone su familia actual y qué hacían sus padres?
Soy padre de cuatro hijos, los dos primeros ya adolescentes, soy casado con Silvana Márquez que es abogada de profesión, con quien también compartimos la vocación de servicio policial en la Jefatura de Policía de Salto y tenemos dos pequeños niños de 6 y 2 años.

3- ¿Por qué decidió ser Policía, qué lo inspiró a elegir esa profesión?
Sin familiares directos vinculados a la profesión de las armas, mi vocación de servicio a mi país nació desde niño, ya cuando entré al liceo en Salto tenía la intención de ir al Liceo Militar, lo cual hice en el año 1985 y por los cuatro años venideros (después en el Liceo Militar General Artigas de Montevideo), a los cuales tengo que agradecer, principalmente, a mi querida viejita que me contuvo emocionalmente, por lo que significa estar lejos de la familia y económicamente puesto que además en sus tareas como dependiente en la policlínica de Ceibal, hacia tareas de costura particulares, para poder ayudarme. Ya con más edad, y ayudado por la madurez del tiempo transcurrido en la faz militar, pude ver que mi vocación de servicio me llevaba a identificarme con la función policial y es así que en año 1990 ingreso a la Escuela Nacional para Oficiales de Policía como cadete; pero puedo decir con total franqueza, que recién uno aprende a descubrir la real vocación por la Policía cuando comienza a ejercer el servicio, lo cual hice Oficial en la Jefatura de Salto, primero en la Seccional 3ra., y luego por 18 años en la Dirección de Investigaciones y concomitantemente también a cargo de la entonces Policía Técnica.

4- ¿Por cuántas reparticiones ha pasado desde que ingresó hasta la actualidad?
Comencé en la Seccional 3ra. en el año 1993, donde estuve unos pocos meses, para después pasar a la Dirección de Investigaciones , para estar a cargo de la recién creada (por el entonces Jefe Dr. Néstor Albisu) Brigada Departamental de Narcóticos. Por 18 años me desempeñé como oficial en la Dirección de Investigaciones, estando a cargo de distintos departamentos, Narcóticos, Operaciones, y Policía Técnica, por la haberme especializado en Criminalística, llegando a ocupar el cargo de Sub Director; luego fui designado en el año 2011 como Director de Administración pero continuando a cargo hasta principios del año 2015 de Policía Científica. Las necesidades del servicio hacen que muchos policías se deban desdoblar en varias funciones a la vez, por lo que concomitantemente con esto, entre los años 2011 y 2012 también estuvimos a cargo del departamento de Gestión de Calidad, donde se llevo adelante el proceso de modernización de las oficinas de atención al público que vemos hoy día en la Jefatura y en las Dependencias urbanas. Actualmente como Jefe de Ayudantía de la Jefatura, a cargo del departamento de Gestión de Calidad y como vocero de esta Unidad Ejecutora.

5- ¿Qué siente que ha cambiado en todos estos años, la forma de trabajo, la dinámica, el contacto con la población?
Si bien, la tarea que desempeñamos exige siempre de nosotros el mejor de los esfuerzos la profesionalización de la Policía es un norte constante, la modalidad y conductas criminales hacen que tengamos que estar en constante desarrollo, como fuerza y como profesionales de la seguridad Pública; el reciente cambio en la legislación Procesal en lo Penal nos plantea un enorme desafío de adaptación a los cambios, más aún a los más veteranos que tienen que migrar de un sistema en el que venían trabajando desde hace años a uno nuevo, con distintas acepciones en lo que atañe directamente a nuestro accionar; y obviamente la modernidad, para afrontar las distintas modalidades delictivas actuales, hacen que los sistemas de trabajo sean más dinámicos que las que se presentaban en otras épocas, donde los destacamentos o quioscos policiales eran los Pilares del acercamiento a los vecinos, hoy el contacto sigue siendo, además de más rápido, también directo pero menos parsimonioso que en esa epoca, a través de los actuales sistemas de patrullajes motorizados, G.R.T, P.A.D.O., Policía comunitaria etc.

6- ¿Cómo impactó el avance de la tecnología en la preparación de los funcionarios policiales para ejercer su función?
En este aspecto tendríamos que dividir en dos aspectos, el primero para los migrantes a la tecnología (en general), que son los policías más veteranos que tuvieron que adaptarse a los sistemas de gestión que exige la dinámica de trabajo actual, lo cual, con el esfuerzo, conciencia y voluntad de superación, pudieron lograr a cabalidad; los autóctonos a la tecnología, pudieron adaptarse más rápidamente y con menos inconveniente para su tarea personal, todos basados en los cursos brindados por las aéreas especializadas. Y desde hace unos años, los cambios en el sistema de capacitación de los programas educativos de la Escuela Departamental para la Escala Básica, hacen que estén incorporados todos los sistemas de gestión actuales a su curricula para que al egreso estén absolutamente capacitados para la totalidad de lo que la función policial le exige.

7- ¿Ser vocero de la Policía en todos los casos, los positivos y los negativos, es una tarea que se le ha hecho difícil por la vorágine de la información en estos tiempos o ha podido aggiornarse?
Como cada una de las tareas que me ha tocado desempeñar en la Policía a lo largo de estos casi 29 años de labor, plantea sus vicisitudes y desafíos; para este caso el cuidado de las expresiones se tornan fundamental, en atención específica al rol que se cumple como comunicador de los hechos objetivos acontecidos desprendiéndolos de opiniones personales o juicios de valor al respecto.
Otro aspecto, entiendo positivo, es que la función exige mantenerse al tanto de todos los eventos que acontecen en las jurisdicciones de esta Jefatura, lo cual permite tener y poder brindar a los medios de comunicación las noticias relevantes, de primera mano y en versión oficial, cuando las circunstancias lo permiten.

8- ¿Estar conociendo la realidad de un tema tan importante como la seguridad del departamento todo el tiempo, lo lleva a seguir teniendo optimismo en la vida y en las cosas que hace?
Obviamente que si, el optimismo es un norte, tanto en la vida profesional como en la particular; el conocer directamente la situación en nuestro departamento, y la evolución de las dinámicas de trabajo en las estrategias policiales para el combate del delito, tanto de quienes planifican, hacen y mejoran la estrategia, como de los que con su esfuerzo y compromiso llevan a campo esas estrategias, hacen que ese optimismo se renueve día a día.

9- Está vinculado al fútbol de los más chicos ¿es una tarea que le apasiona o lo hace como hobby?
Si. Si bien hace años que sigo el fútbol infantil en razón de que mis hijos más grandes juegan desde chicos, este año estoy dirigiendo la categoría de Pre Baby (hasta 6 años inclusive) de Nacional Fútbol Club, donde tengo un pequeño jugando, y fue la motivación inicial para quedar al frente del equipo junto con otro padre cuando, por circunstancias laborales, el técnico que estaba tuvo que dejar. Si bien, el tiempo no es un bien que me sobre, me aboco con esfuerzo y dedicación a orientar en ese deporte a los niños, que devuelven el esfuerzo con su alegría y ganas de jugar y divertirse.
Todavía no me atrevería a decir que me apasiona, porque es el primer año haciéndolo, pero cada semana que pasa y viendo las ganas que los pequeños le ponen al juego y la evolución que muestran hacen que el entusiasmo vaya en aumento; es por eso, y por el respeto hacia ellos, hacia los padres, a la institución y a uno mismo, que estamos haciendo, junto con un padre compañero de equipo, el curso de orientador técnico de ONFI.

10- ¿Si tuviera que empezar de nuevo, volvería a elegir la misma profesión?
Simplemente, sí. Muchas veces, las aristas negativas de la vida policial a lo largo de la carrera, hacen que decaigan los ánimos, pero al final del día, pasando raya, valorando en su justa medida aciertos y errores, puedo decir con total convencimiento, sí, volvería a ser Policía.

Hoy por: Hugo Lemos Valerde

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Hoy, con Valerio Buffa, buceando entre naufragios y leyendas

Su infancia se la pasó nadando en el club Ferro Carril y hasta los 16 años fue integrante del plantel de natación del club Remeros. Su pasión por el agua de alguna manera lo vinculó a su trabajo actual como Licenciado en Antropología con especialización en Arqueología subacuática, uno de los primeros en Uruguay con esa orientación.
Sin embargo, un viaje a Sudáfrica con tan solo 17 años le despertó su interés por el estudio antropológico, lo que cambió su vida.AL DORSO - Valerio Buffa
En esta sección de EL PUEBLO, dialogamos con Valerio Buffa, hijo de Beatríz Invernizzi (ex Directora de la Regional Norte de la Universidad de la República y una de las férreas luchadoras por la instalación de esta casa de estudios en su actual local) y de Pedro Buffa (un trabajador vinculado al diseño gráfico y la decoración de locales comerciales, ya fallecido, cuyo primer trabajo fue en este diario, cuando era muy joven como linotipista, en cuya oportunidad tuvo el honor de pintar la pared donde Carlos Páez Vilaró plasmó uno de sus diseños).
Actualmente, Valerio Buffa está vinculado al proyecto de conservación del Chalet Las Nubes pero sigue con pasión su tarea como arqueólogo trabajando en diferentes proyectos, buceando entre naufragios y leyendas.

1- ¿Cuándo decidió ser arqueólogo?
“Cuando definí un poco lo que iba a estudiar me decidí por ser ingeniero pero a los 17 años me fui becado a Sudáfrica (Johannesburgo) y eso me cambió completamente. Fue una beca de AFS (American Field Service) y ahí es como que uno pierde de alguna manera su radicación, si bien sigue siendo uruguayo se vuelve un poco global. Ahí, tuve la oportunidad de visitar uno de los sitios arqueológicos más tempranos que hay en África y eso me cambió la cabeza. Volví (a Uruguay) y no quería hacer más ingeniería, se me despertó el interés por el estudio antropológico y me cambié a Facultad de Humanidades e hice Antropología con especialización en Arqueología. El tema del agua y la natación de alguna manera me llevó hacia el buceo. Cuando empecé a estudiar arqueología me dediqué al estudio de los barcos hundidos, lo que es la arqueología náutica. Yo soy arqueólogo de profesión, licenciado en antropología con especialización en arqueología, fui uno de los primeros en Uruguay con esa vinculación y esa orientación”.

2- De cierta manera su vinculación al agua y la natación también contribuyó a su destino como buzo…
“Quizás, esa construcción que uno va haciendo desde la niñez y la adolescencia después te perfila a donde tenés que ir. Si bien hice algo de buceo en Salto, en el año 92´ hice mis primeras clases de forma profesional y actualmente tengo un curso de especialización de buceo en cuevas y puedo bucear hasta 60 metros de profundidad con mezclas de aire. El buceo en realidad es una técnica que tengo que aprender para llegar a lo que yo quiero estudiar que son los barcos”.

3- ¿Cuáles fueron sus primeras experiencias con los naufragios?
“Yo todavía era estudiante en Facultad y en base a la gran proliferación de proyectos de rescate de barcos pero para vender las cosas (que acá en Uruguay hasta el 2006 era lo que se daba) prácticamente no podíamos crear ningún proyecto arqueológico porque todo el río de la Plata estaba dividido en parcelas de esa gente que buscaba tesoros y barcos hundidos. En el 90´empiezo a trabajar en la Comisión de Patrimonio Cultural de la Nación del MEC (Ministerio de Educación y Cultura) y desde entonces arrancamos con una lucha muy tenaz contra los cazadores de tesoros que insumió hasta el 2006. Desde el inicio de mi carrera me aboqué a la lucha contra los cazadores de tesoros”.
4- Finalmente se reglamentó la extracción de tesoros del agua
“En 2006 se prohibió toda intervención comercial, lo único que se permite son intervenciones científicas con el respaldo de una institución académica que avale ese proyecto. No es por el antojo de una persona sino que tiene que tener un aval institucional”.

5- ¿Quedan todavía muchos tesoros hundidos en el Río de la Plata?
“Lo más probable es que se encuentre alguno más. El más famoso fue el de Nuestra Señora de la Luz pero hay otros barcos más importantes que también fueron expoliados como el Agamenón, donde los particulares sacaron un montón de cosas. Lo que pasa que todo lo que se saca del agua es muy complejo después mantenerlo en buenas condiciones y muchas cosas se terminan deteriorando y se pierden. Por ejemplo, el Vasa, el barco más famoso que se rescató entero en Suecia en el año 70, es uno de los museos más visitados de Europa y hasta ahora continúa en proceso de conservación. Acá, los barcos no se han podido rescatar enteros, se han extraído piezas pero nunca hubo una inversión tan grande como para eso. Por ejemplo, el Graf Spee, contó con un proyecto de una empresa comercial que prometió sacar todo el barco pero sacaron solo el telémetro, un cañón y la famosa águila que está todavía en litigio judicial”.

6- ¿Qué se sabe de los naufragios en esta zona del río Uruguay, frente a nuestra ciudad?
“En Salto, esta el naufragio del Surubí frente al Remeros, uno de los barcos de línea que iba de Salto a Buenos Aires y en una tormenta se terminó hundiendo. Ese barco está prácticamente completo, en esa zona hay muchas dificultades para el buceo porque corre mucho el río pero cuando el río esta bajo prácticamente uno se puede parar sobre él, pero no es una zona fácil de bucear. Después, el río Uruguay está casi inexplorado en ese sentido”.

7- ¿Hay un gran interés de la gente por los naufragios y tesoros bajo el agua?
“Sí, hay como una gran empatía de la gente hacia el mundo de lo desconocido como lo es el mundo subacuático, porque cuando ocurre un naufragio todo queda tal cual como en una cápsula del tiempo, aunque hay muchas cosas que se deterioran y se pierden. Cuando llega un naufragio a mi lo primero que me pasa es que siento una vinculación con la tripulación, lo que significa perder el barco, esa situación dramática que pasa a ser desesperante. Trabajando en la Patagonia, en la Swift (un barco de guerra que se hundió en 1770 donde murieron 3 tripulantes), uno puede ver el barco que está entero, que encalló contra una roca y se hundió. Cuando llegamos a la popa que es donde esta la cabina del capitán en esa excavación encontramos a uno de los náufragos que se ve que era un marinero estaba tratando de sacar el agua con baldes pero que quedó atrapado allí y murió. Lo encontramos vestido, con su chaqueta, y esa sensación es tremenda”.

8- ¿Ha participado de muchos proyectos en el extranjero?
“En 1998 fui a un proyecto en México y esa fue la primera vez que me sumergí a hacer arqueología subacuática y a partir de ahí hice varios trabajos más como fue el de la Patagonia con la Swift y en otro proyecto de unos holandeses por la Hoorn. También estuve en Sri Lanka, en la India. Lo último que hice fue la especialización de bucear en cuevas en México, en los cenotes de la península de Yucatán, donde lo que está ahí es prehistórico porque fue donde estuvieron unos de los primeros pobladores de América hasta que subió el nivel del mar y se tapó todo”.

9- ¿Su vinculación a la Comisión del Patrimonio lo trae de alguna manera a Las Nubes?
“Sí, porque en el 2011 la Comisión de Patrimonio adquiere el Chalet Las Nubes para su conservación porque ya era monumento nacional. A partir de la recuperación de la casa yo paso a vincularme mucho más a Las Nubes y a la Comisión de Amigos que busca tratar de recuperar el espíritu que tuvo la casa en vida de Enrique Amorim. De alguna manera quedé un poco lejos del agua pero igualmente continúo trabajando en proyectos puntuales de arqueología subacuática, como es un proyecto con el National Geographic con el que estamos ahora”.

10- ¿Qué rescata de toda su trayectoria?
“Yo me especialicé en la construcción naval, en identificar piezas de un barco para saber con que barco estamos tratando, de que tipo, de que año, para poder identificar en lo que estamos. Pero lo que más rescato de mi profesión fue esa lucha con los cazadores de tesoros que me quedó muy presente pero que al final logramos regular y controlar. También esta ese juego entre la empatia de la gente que quiere ver y tocar eso que se descubre y la valoración científica del objeto que busca conservar lo que se encuentra para descubrir una parte de nuestra historia”.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Walter Giordano y un hobbie familiar que se mantiene por varias generaciones

Las diez últimas de la última presentan hoy al avicultor Walter Giordano, quien obtuvo este fin de semana, los mejores ejemplares de la Expo Avícola realizada en el predio ferial de la Asociación Agropecuaria de Salto.
Pese al sacrificado trabajo que tienen los productores avícolas, Giordano disfruta de esta actividad que para él es un hobbie que le da muchas satisfacciones, y a la prueba están las recientes exposiciones, en las cuales ha logrado los principales premios.

1- Dónde nació
Nací en Paysandú hace 60 años, vivo en Colonia Cangüé a 15 km de la ciudad de Paysandú.

2- Desde cuándo es avicultorIMG-20180810-WA0061
Desde hace 50 años, mi abuelo comenzó con la cría de aves, luego mi padre continuó y después lo acompañé yo, empecé a criar hasta ahora que estoy en esta actividad y tengo alrededor de 250 aves.

3-Dejó otras actividades para dedicarse a las aves?
El ave es una cosa que me apasiona, dejé mi carrera deportiva y me dediqué a criar las aves en los momentos libres que tengo.
Ya criaba aves y me dediqué a jugar al fútbol, un día dije ‘el fútbol no da para más, voy a hacer lo que me apasiona’ y me dediqué a hacer esto acompañado de mi familia.
Hasta hace poco tiempo era empleado público, desempeñaba tareas como peón rural en la Facultad de Agronomía, allí trabajé 38 años, y ahora me retiré y quedé con un tambo chico que era de mi viejo.

4- Ambas son tareas sacrificadas
Está bastante complicado la situación económica no es buena, y la mantención de los animales sale caro, pero es lo que a uno le gusta, hace esfuerzos y las satisfacciones vienen así (en referencia a los grandes campeones de la Exposición en Salto).
En cuanto al tambo, tengo al igual que con las aves, la ayuda de mi señora y mis gurises, tal vez sería ella (su esposa Angélica Flores) la que tenía que estar hablando acá, ella es la que se encarga de la tarea cuando no estoy.
La tarea es sacrificada sí, cuando trabajaba en la Facultad me levantaba a las 3.30 o 4 de la mañana para hacer el trabajo del tambo, a las 6 me iba a la Facultad, unos quince minutos antes de las 6 mi señora iba a terminar la tarea, volvía sobre las 14 horas, almorzaba y luego ya tenía que hacer las tareas del tambo nuevamente. Trabajaba una semana de mañana y otra de tarde. Cuando trabajaba de tarde, mi señora hacía las tareas del tambo junto con mi madre, ahora mi madre se jubiló, entonces cuando yo ando es las exposiciones por ejemplo, es mi señora la que hace el tambo.
Además tengo huerta, ovejas, chanchos, entonces puse luces en los gallineros, para que una vez terminadas las tareas del campo, dedicarme a las gallinas.
Pero estoy contento, hay tiempo para estar amargo (se ríe), tengo muchas satisfacciones con este trabajo.

5- Cuántos hijos tiene
Tengo seis (Eduardo, Lucrecia, Verónica, Silvana, Karen y Lucía), tienen entre 24 y 41 años, la mayoría ya se recibieron, están trabajando, pero cuando vienen los fines de semana a pasear, andan dándoles agua, y limpiando los gallineros, ayudándome a mi.
A ellos también les gusta, no sé si van a seguir o no.

6- Se ha destacado en varias exposiciones
Sí, en Paysandú obtuve los mejores animales, también en Salto obtuve los mejores machos y además la mejor hembra.
Además para mi, venir a Salto, en una exposición de más de 500 animales y obtener estos premios es muy importante.
Tengo en mi casa más de 700 trofeos.

7- Cuántos animales presentó
En la raza Orpington Leonado traje cinco y saqué el gran campeón de la raza y posterior reservado gran campeón de exposición, lo cual es una satisfacción muy grande. Traje 34 animales en total.

8- Cuántas razas cría
Orpington Leonado, New Hampshire, Orpington Negro y Leghorn Inglés, ahora incorporé para el próximo año la Leghorn Americano que antiguamente había criado, pude comprar animales en exposiciones pasadas y también estoy produciendo, vamos a ver como andamos.
Este año además sumé una raza enana Cochinchina Negra.
Mi padre criaba la raza que más me gusta que es la Leghorn Inglesa, también criaba Rhode Island y Plymouth Rock Blanco.
En un momento llegué a criar ocho razas, pero como la situación económica está difícil, fui sacando y estoy en cinco.
Este año pensaba sacar una más pero hice al revés, incorporé otra.
Respecto al por qué de cada una, por ejemplo la Leghorn Inglesa, la crío porque es la que más me gusta y es la que criaba mi abuelo y mi padre, la New Hampshire es doble propósito, ponen muchos huevos, la carne es muy buena, y al ser un animal grande, tiene mucha carne, por lo cual es la que mejor resultado da para tener en una casa familiar, y es uno de los animales que más se vende.
El Orpington Leonado es la raza que más le gusta a mi señora, y la negra también me gusta. Además son razas que siempre logran premios en las exposiciones y son las que más se venden.

9- Tiene un gasto importante para mantener el criadero
Hoy gasto alrededor de 20 mil pesos por mes sólo de alimentación. Para ello, se venden algunos animales, otros los reservo para mantener la sangre.
Lo que se vende en las exposiciones cubre apenas una cuarta parte de los gastos, pero nos apasiona esto y a la prueba está que la gente que cría son todos mayores, con muchos años en la actividad. Si bien hay algunos jóvenes, son muy pocos.

10- Cuál es la próxima actividad de la que participará
La semana que viene iremos de jurado a Federal (Argentina), y los primeros días de setiembre vamos a ir al Prado, luego la Exposición de Cerro Largo, veremos si la suerte nos acompaña y seguimos con los triunfos.

Hoy por: Sara Ferreira

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Creador del libro “La Vida sin secretos”

Con Gustavo Adolfo Izaguirre

Gustavo Adolfo Izaguirre Lauz tiene 27 años y desde muy joven se involucró con la disciplina cristiana. Recientemente presentó su primer libro intitulado “La Vida sin Secretos” donde comparte su experiencia en el camino religioso y sugiere caminos para poder sortear dificultar la adversidad y cómo tener un sustancial crecimiento espiritual
Gustavo tiene 27 años, es salteño y en la actualidad reside en Montevideo. Concurrió en su época de párvulo al Jardín Saltoncito (cuya directora era la Maestra Gladys Díaz, hoy jubilada) y a posteriori realizó su formación primaria en la Escuela No. 8 de Salto y secundaria en los liceos Nº 3 y Nº 1.
“A los 13 años, empecé a preguntarme mucho sobre la vida en todos los aspectos “Cual es el sentido de la misma, ¿Hay un Dios? ¿Qué pasa al morir? Gustavo Izaguirre 001
Todas estas cosas me llevaron a buscar a Dios y me uní a una Iglesia Cristiana, donde encontré lo que buscaba.
Con los años decidí salir como misionero cristiano, para que otros puedan ver lo mismo que yo.
No fue muy facil al comienzo, estaba aprendiendo cosas nuevas pero que me ayudaron a ver mejor el mundo” – relató.

1- ¿Qué fue lo que despertó en su ser la necesidad de buscarle una respuesta a sus interrogantes existenciales?
Al comienzo – como expresé – estaba buscándole un por qué a todo. En la adolescencia generalmente comienzan a surgir preguntas y dudas y mis inquietudes eran esas. A partir del fallecimiento de mi abuelo materno – la primera muerte cercana que enfrenté – surgieron todas esas preguntas. Empecé a buscarle el sentido a la vida y a querer saber qué sucedió con mi abuelo luego de morir. Todo ello me llevó a buscar en el Evangelio de Jesucristo y fue en la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos días de donde luego salí como misionero para enseñar esos preceptos que a mí me habían hecho bien pensando que mis semejantes también podrían ser beneficiados con lo mismo.
Entonces al principio fue curiosidad y con el tiempo comprobé que era algo bueno, que me hacía sentir bien”.

2- ¿Cómo sigue luego su vida?
-”Después de haber cumplido mi etapa como misionero seguí con mi vida normal… podía salir, estar con amigos, sin estar todo el tiempo a merced de las enseñanzas de Dios.
Empecé a trabajar y ello me dificultaba ir los domingos a la iglesia y comencé a decaer en la fe y en mis creencias, produciéndose un bajón en mi vida. Pasé luego dos años pensando que tal vez no habría nada… al ver tanta oposición, caos e injusticias en el mundo. Había aprendido que la oposición tenía que estar para nuestro aprendizaje. Lo que hice fue orar a Dios para que me revelara.
El ser humano puede inventar muchas cosas pero nada superior a sí mismo. No podemos crear algo inmortal a sabiendas de que somos mortales. Me percaté entonces de que la concepción de vida eterna viene a través de la revelación. Observando todo seguí con las oraciones bien concretas. Fue una búsqueda mucho más profunda de la que había hecho de joven. Volví a leer Las Escrituras”.

3- ¿Qué respuesta recibió?
-“Sentí que Dios habla abiertamente con la humanidad y el que pide va a encontrar si queremos en verdad conocer sus misterios y estamos dispuestos a seguirlo.
Sucedió entonces que fui recibiendo entendimiento no solamente de cuestiones filosóficas o espirituales, sino también de lo cotidiano.
Comencé a observar que el ser humano por su esencia complica más la vida… que las cosas son de una manera más simple y la hacemos compleja. Si estamos en el trabajo decidimos a veces hacer las cosas a nuestra manera desoyendo la sugerencia inicial y de esa forma generamos un conflicto.

4- ¿Cree en el poder de la oración?
-”Absolutamente. Considero que la oración es fundamental para que las personas podamos relacionarnos con Dios y recibamos guías. Es como estar en una clase con un profesor del cual recibimos conocimiento, verdad y luz.
Más allá de que Dios sabe todas las cosas es un mandamiento que oremos porque es la forma de tener un guía, ya que nos responde a través de revelaciones”.

5- ¿Se sintió escuchado?
-”Tal cual… sentí que Dios me escuchó más que las otras veces… tal vez porque mi sentimiento fue más profundo y no solamente quería saber para mí sino para poder llegar a otros también. Quería yo reafirmar ese conocimiento y tratar de ayudar a los demás. Como gotas de rocío las revelaciones en cuanto a la vida me fueron llegando y así fue que surgió la idea de escribir el libro La Vida sin secretos para que lo que me ayudó a mí pudiera llegar al resto de la gente”.
EL TIEMPO – “UN RECURSO ESCASO
NO RENOVABLE”

6- Compártanos algo de su libro…
-”Un capítulo del libro está dedicado al tiempo, que es un recurso escaso no renovable.
Podremos comprar cualquier cosa si tenemos dinero pero no podremos jamás comprar tiempo. Lo más importante es cómo podemos emplear nuestro tiempo en el transcurrir de nuestra vida y que sea bien administrado, porque éste se nos va.
Sabemos que nos vamos a morir y hay que aprovechar el tiempo para recibir conocimiento secular y espiritual.
Es una de las cosas que logré aprender. Otro punto importante es saber discernir que no todo es como queremos. En la misión supe que las experiencias espirituales son fundamentales. Dios respeta nuestro libre albedrío así que es necesario mostrar interés en recibir sabiduría espiritual”.

7- ¿Y cuál es la clave para asimilar todo esto?
-“Está en recibir y poner en práctica. Porque sin hechos vamos a sentirnos más vacíos que al inicio. Nada nos asegura algo. Tenemos que ir tras las cosas”.

8- ¿El libro – La Vida sin secretos – tiene contenido religioso?
-“No. Si bien hablo mucho sobre Jesucristo en varios tramos y sobre mi aprendizaje en la misión, hablo de mis experiencias que no tienen que necesariamente con lo religioso. Lo escribí cuando me puse a reflexionar sobre la vida y acerca de Dios. Sentí que estaba aprendiendo muchas cosas y que debía compartirlas. Muchos problemas surgen de nuestra propia naturaleza contradictoria y en base a ello me puse a escribir los primeros capítulos.
Cada capítulo es independiente y podemos empezar a leer el libro a partir de cualquier lado. Tiene 213 páginas y me llevó un año en escribirlo. Una editorial colombiana me ayudó a editar el material.
En otro apartado del libro hablo sobre el orgullo, que es algo que nos mata. Ha destrozado civilizaciones a lo largo de la historia. Muchos pueblos llegaron a tal estado de soberbia de creerse imbatibles y siempre surgió otro que los venció. Tal vez si no hubieran actuado de esa forma las cosas habrían sido diferentes. Por otra parte es necesario dejar nuestro yo natural y tratar de superar cosas que no necesitamos. Los pensamientos negativos, las debilidades. No tenemos por qué ceder a la ira, al enojo y a lo que no nos hace bien. Nuestra propia naturaleza nos lleva por mal camino. Por ello debe prevalecer nuestra esencia espiritual”.

9- ¿Cómo es Gustavo Izaguirre hoy?
-”He notado un cambio bastante grande en mí. A pensar de que desde mi juventud he estado vinculado con las Escrituras, nunca sentí las cosas tan profundamente como en estos dos últimos años de mi vida. De mi no vino ese conocimiento, sino que lo recibí espiritualmente y pude ir aplicándolo para poder sentirme bien y feliz, aprendiendo a vivir. Ese es el secreto y creo que estoy más cerca de lograrlo de lo que estuve antes”.

10- ¿Qué proyecciones se hace para un futuro inmediato?
-”Mi meta primordial hoy el día es casarme y formar una familia y tener hijos. La fortaleza está en el seno familiar. Podemos aprender mucho de nuestros hijos y en mi caso – de mi futura esposa. – Dios apoya mucho el tema del casamiento y sentar buenas bases familiares. Tengo pensado seguir estudiando Psicología, pues siento que es mi vocación. Ello, entre otras metas”.
Quienes estén interesados en comunicarse con Gustavo Izaguirre podrán escribirle mediante el e mail gustavoizaguirre26@hotmail.com

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Graciela Delgado

Hoy por: Dr. Adrián Báez

Nuestra entrevistada, Maestra de profesión y vocación, como se define, ha transcurrido un interesante camino en el que ha sabido aportar, desde los lugares que le tocó desempeñarse, importantes resultados. Militante gremial, política y sobre todo, social, se encuentra satisfecha con su vida, en su querido y actual rol de abuela, no sin permanecer inquieta ante la actualidad del país y de Salto, lo que la empuja aún hoy, a continuar militando, pensando en la sociedad en la que vivirán sus nietos.AL DORSO GRACIELA DELGADO

1- ¿Por qué eligió el magisterio como carrera?
Por una sencilla razón. En realidad yo quería hacer Educación Física; y, cuando terminé cuarto año del liceo, lo plantee en mi casa, y mi padre me dijo que no estaban en condiciones de pagarme una carrera en Montevideo. Con orgullo lo digo, soy hija de una docente y de un vendedor de comercio. Entonces, la opción que tenía era hacer magisterio, que lo podía cursar acá en Salto. Y bueno, hice la carrera de forma media rebelde, lo cual es algo natural en mí, pero la terminé. Reconozco que tuvimos un excelente grupo de profesores; y agradezco la formación que se nos otorgó, a una generación de docentes que ya cumplimos 50 años de recibidos. Tuvimos “Maestros” en la Escuela de Práctica, como tu abuela, Isabel (Potota) Rodríguez, que nos enseñaban y nos protegían de las travesuras que a veces cometíamos. Luego fui a Montevideo a cursar de forma libre, lo que se llamaba Segundo Grado, pero me volví. Ahí comencé a concursar. Cuando se concursaba, se pasaba una línea roja; las que quedaban arriba, eran las maestras que sacaban la efectividad; las que quedaban abajo, las que no. Pues, hete aquí que Graciela, quedó primera pero por debajo de la línea roja… Eso me motivo a esforzarme pues me di cuenta que era capaz. Y así, con mi compañera Marta Forti, al año siguiente sacamos el primer lugar compartido, en todas las áreas del concurso.

2- ¿Cuál fue su primer destino como Maestra?
Teníamos que elegir entre nueve buenos puestos en campaña, y entre ellos, estaba el de Colonia Lavalleja. Así que lo elegí; aunque podría haber optado por Valentín, ya que crecía el Arapey y quedábamos aislados, pero no me importó. Ese fue mi primer destino como docente, la Escuela Nº 19, tiempo del que mantengo los recuerdos más lindos de Magisterio, por el grupo en el que convivíamos seis Maestras, y por la gente de la Colonia. Después que comencé a trabajar, adoré la docencia, amé la docencia; como lo hago hasta el día de hoy.

3- ¿Cuántos años de ejercicio?
Trabajé 18 años como Maestra. Nada más. Problemas familiares me impidieron en ese momento continuar con la profesión, ya que tuve que irme a vivir al campo, dejando a mis dos hijos chicos, Horacio y Diego, que iban a la Escuela Nº 3, con mi madre, a quien la instalé en mi casa.

4- ¿Qué recuerdos podría contarnos de esos tiempos?
Volviendo a Colonia Lavalleja, en ese entonces, no se tenía luz eléctrica; por lo tanto, usábamos las lámparas “Aladino”, y cuando crecía el Arapey nos quedábamos muchas veces, o nos íbamos en el “Caimán”, el ómnibus, los domingos de tarde para no tener faltas, porque nos la computaban para el futuro traslado. Cuando me trasladaron, en la parte de atrás de la Escuela, había una familia, el padre era un Policía, Morales de apellido, a la que le regalé mi lámpara, ya que cuando nos quedábamos aislados, siempre nos ayudaban con un poco de harina, azúcar o lo que precisáramos. Y les dije: se las regalo, porque no pienso pisar nunca más el campo. Y bueno, de las cosas lindas de la vida, por Colonia Lavalleja me reencontré con el que sería el padre de mis hijos, Horacio de Brum, con quien nos casamos, siendo conocidos de Salto, pues éramos de la misma generación. Justamente lo que prometí no hacer, fue lo que terminé haciendo: volver al campo (risas).

5- ¿Y ahí surge una de sus actividades más queridas, el trabajo rural?
Sí. Pero debo decir que, los productores son mis hijos; yo solamente soy la acompañante. Cuando falleció mi esposo, a mi hijo menor, Diego, le faltaba un año para terminar la carrera de Técnico en Administración Agropecuaria, que lo cursaba en Tacuarembó; y mi hijo mayor, Horacio, estaba en tercer año de Abogacía, en Montevideo. Por lógica, ambos tuvieron que venirse a Salto, y por un año, estuvimos organizando todo. Ellos, quienes mantienen una muy buena relación, se pusieron el establecimiento al hombro; y yo, apoyándolos de atrás, como lo hago hasta el día de hoy. Esa es la verdad. A mí me encanta el campo; me gusta estar con la gente del campo.

6- ¿Es verdad que en la zona, unos la conocen como la “Alcaldesa” y otros como la “Madrina” de Sequeira?
Creo que porque siempre me interesó trabajar con la gente y por la gente. Tanto que hay un camino que va hacia Sarandí de Cuaró, por el cual trabajé para que se hiciera, el que une esa localidad con Sequeira y va hasta Masoller. Siempre traté de comunicarme con las autoridades sin importarme de qué fracción política eran. Me contaban que hacía 50 años que al lugar no entraba una máquina; pero al mismo tiempo, siempre hay detractores, como en todo. Cuando uno no hace nada, porque no hace nada, y no lo critican tanto, y, cuando sí lo hace, tampoco se está conforme. A ellos, los hice ver que por ese camino salía la mayor cantidad de producción de arroz, conectándose con la otra punta, en Masoller, uniendo los departamentos de Salto, Artigas, Tacuarembó y Rivera. Eso por un lado. Luego, cuando entré a trabajar en Mevir, formando parte de la Comisión Nacional, al haber integrado parte de las Comisiones de Vecinos de Sequeira, comenzamos a ver la necesidad de viviendas. El Presidente Batlle me preguntó dónde me gustaría trabajar, y le dije que en Mevir – aclaro que era un trabajo honorario-, porque quería desempeñarme en el medio rural. Y, gracias a ese trabajo realizado, logramos que salieran en Sequeira, las primeras 23 viviendas, del Primer Plan. Ahora sé que está por inaugurarse el segundo. Luchamos mucho; empezamos en un gobierno colorado y se concretó en el del Frente. Eso nos dio mucha satisfacción.

7- ¿Qué significó o significa para usted la política?
Siempre fui colorada y milité por ese partido. Ahora la política va mucho más allá; es el trabajar por la gente, sin buscar recibir compensaciones, es una vocación de servicio, esa fue la política en la que me formé. Pongo de nuevo el ejemplo de mi paso por Mevir, pues el lograr que la gente pudiera conseguir su vivienda, verlos en los sorteos que son más emocionantes que las inauguraciones, pues si bien ya trabajaron, no sabían cuál vivienda les tocaría, y cuando se los llamaba y se le asignaba una y se les entregaba las llaves, la emoción con sus hijos en brazos, nos indicaba que habíamos cumplido con ese precepto que mencioné.

8- Mencionó su militancia colorada, cuéntenos cómo fue la misma, sabiendo que hoy, nuevamente apuesta a dicha tarea.
Quiero apuntar que mis inicios fueron como gremialista. Siempre luchamos porque oficializaran el Instituto Normal, lo que logramos con el grupo de compañeras; dio la casualidad que en ese momento mi madre era la Directora. Ahora, en la política partidaria firme, me inserté luego de haberme ido a vivir al campo, de casarme y de tener hijos. Un día, allá por 1981, el Escribano Eduardo Malaquina, fue a mi casa a decirme que tenía que volver a trabajar. Y así me puse las pilas y no paré de militar; siempre de la mano de Eduardo (Malaquina). En su primer gobierno estuve en el Departamento de Acción Social y Cultural; aunque, junto con Jorge Fernández, éramos quienes íbamos con él al Congreso de Intendentes y dábamos otras vueltas, por lo que muchos pensaban que yo era su secretaria, lo que no es cierto. Sí era quien organizaba las entrevistas en Montevideo (Embajadas, Ministerios, etc.). Y después, pasé a la Oficina de Planificación, donde trabajé con un muy buen equipo de personas (Washington Izaguirre, “Pico” Meirelles, Ricardo Gómez, Jorge Fernández), y también junto a la Universidad con el Esc. Eugenio Cafaro. Pudimos realizar muchas cosas: el Estudio Rural, el Estudio Mevir y la inauguración del primer Caif en barrio Don Atilio. Aún milito, y seguiré haciéndolo hasta que tenga fuerzas, pues nos debe inquietar la actualidad del país y de Salto. Pienso en la sociedad en la que vivirán mis nietos.

9- ¿Cómo la trata la vida de abuela luego de tanta actividad?
La vida de abuela es fascinante, me encanta. Tengo dos nietos, el mayor, que va a cumplir 19 años, y uno de 13 años. Siempre les digo que son las luces de mi vida, y se ríen. Ser madre, es fantástico; pero, cuando se es abuela, es otra cosa, es otro cariño.

10- ¿Asignaturas pendientes?
Mis asignaturas pendientes son el no haber continuado la preparación en educación física. Llegué a ser Coordinadora de Educación Física en Primaria. Trabajé mucho con los profesores, a quienes recuerdo con mucho cariño. El no haber seguido colaborando con esa actividad, ya que siempre hice deportes, y me gustó y gusta mucho. Practiqué natación y competí en esa disciplina desde los 8 años. Me ofrecieron ser profesora de niños, pero conociendo los peligros del agua y mi ansiedad, no acepté. Podemos decir entonces, que esa y el no haber aprendido guitarra, son mis deudas pendientes.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Hoy, con Francilino “Nino” Melo, el asador de los salteños

Fue el asador en la fiesta de las 20 mil ediciones de Diario EL PUEBLO y en dicha ocación, como en muchos eventos a los que concurre, todo salió impecable.
Lleva 872 asados. Hace de todo, asado, asado con cuero, pollo, lechón, tripa rellena, morcilla, etc.
Francilino Melo, más conocido como Milito o Nino, es el asador de una gran cantidad de salteños que lo ven como “un fenómeno” por sus exquisitos asados. Su fama le hizo ser el asador de muchas fiestas y reuniones, hasta le hizo un asado a José “Pepe” Mujica y al afamado actor Osvaldo Laport.AL DORSO 1
Su simpatía y sus anécdotas en la parrilla son un imán para los comenzales que siempre terminan rodeando al asador, admirados por este hombre que con su humildad y sabiduría hace los mejores asados de Salto.

1- ¿Por qué le dicen «Nino»?
«De niño vivía en la Villa Constitución y una vez me puse a cantar una canción de Nino Bravo en la clase y desde entonces todos en la escuela me empezaron a llamar Nino, después en mi casa, mis amigos y así todos, hasta que me quedó ese sobrenombre. Yo era terrible en la escuela, era muy travieso, vivía en la dirección (risas), pero tuve una niñez sana. Con doce años nos vinimos a Salto cuando mi padre se jubiló del Espinillar».

2-¿Es hijo de un asador?
«Nosotros somos doce hermanos y mi papá era asador. El único que salió como él fui yo (dijo con orgullo). Mi padre hizo asado para varios presidentes, todos lo que visitaban El Espinillar, porque él era encargado de la cocina y además era muy buen asador. Él siempre me llevaba a mí cada vez que tenía un asado. Yo era chico y siempre decía que iba a salir igual a él y eso fue tal cual. Lo que papá hizo no tiene nombre, con doce hijos, él sí que fue un fenómeno, nos crió a todos bien. Lo que aprendí de mi papá es infinito».

3-¿Cuándo hizo su primer gran asado?
«Estando en Salto y trabajando en Barbieri y Leggire me preguntaron si no me animaba a hacer un asado para 143 personas, era para todos los empleados, en el Parque del Lago. Yo nunca había hecho para tanta gente, tenía 22 años más o menos, estaba recién casado, pero no me achiqué, les dije que sí.
Eso fue en 1992. Me acuerdo que ese día fue tan grande el cansancio que me agarré, que cuando terminé todo me tiré al río para refrescarme y después me vino una congestión. Pero todo salió bien ese día y fue divino.
De ahí en más me dije, si salió todo tan impecable seguramene éste es mi destino. Desde entonces hago todo lo que es asado, para despedidas, reuniones, fiestas de quince y casamientos, de todo. Le hago el asado a instituciones como la Escuela Hiram, el Centro Médico, Cablevisión y muchos más».

4-¿Debe tener muchas anécdotas?
«Sí, muchísimas. Me acuerdo una vez que tuve que hacer dos asados al mismo tiempo. Esa noche fue increíble. Fue en Ferro Carril.Yo estaba haciendo un asado para un cumpleaños de 15 y como a las 7 de la tarde llega un hombre desesperado y me dice – mi hija cumple 15 hoy, le hacemos en el piso de arriba y no viene el asador ¿usted no se animaría a hacernos el asado?» Eran dos lechones, seis mantas de asado y hamburguesas para los chicos y yo muy baqueano le dije que sí. En el primer cumpleaño iban a cenar como a la una (de la madrugada) y tenían mozos y en el segundo la comida tenía que estar como a las dos pero no tenían mozos. Así que me organicé y empecé a correr de arriba para abajo controlando los dos parrilleros. Nadie podía creer lo que yo estaba haciendo y me salió todo bien. Ese fue uno de los más grandes desafíos que tuve».

5-¿Le hizo un asado a Osvaldo Laport y a José «Pepe» Mujica?
«A Osvaldo Laport le hice un asado cuando estuve en Montevideo, fue en la terraza de un hotel. El hombre me dijo que era un fenómeno por como había salido todo y que cuando viniera a las termas me iba a visitar. Al «Pepe» le hice un asado cuando todavía no era Presidente y me acuerdo que vino a la parrilla y me dijo que el asado había salido tal cual como él lo hace – ¡seguí con ese oficio que vas a tener trabajo toda la vida!- me dijo y eso fue un orgullo para mí porque mi padre lo admiraba mucho de la época en que iba al Espinillar».

6-¿Se define como asador?
«De asador debo llevar entre 32 y 33 años. Además, me dedico a la mensajería. Pero hice de todo, trabajé en una empresa fúnebre, en una empresa de cuidados, de chofer, fui jardinero. Creo que lo único que me falta es manejar un avión (risas). Pero si me preguntan que hago o cual es mi oficio, digo que soy asador. Ahora estoy con 54 años y tengo cuatro hijos hermosos, pero a ninguno se le dio por seguir mis pasos, a lo mejor cuando aparezca algún nieto le gusta este oficio y lo sigue».

7-¿Cuáles son los secretos para hacer un buen asado?
«Las brazas. Hay que empezar con buenas brazas, después está la sabiduría. Cuando el asado está más o menos pronto hay que subir la parrilla porque sino se seca. La manta también tiene sus secretos, se marca la costilla y se le da un toque de ese lado para poderla sacar. El asado con cuero es lo más dificil porque tiene una técnica favulosa y no es cualquiera que lo puede hacer».

8-¿Dicen que el pollo es lo más dificil para hacer?
«Sí, es cierto y si es congelado es lo más traicionero. Pero el secreto del pollo es muy fácil, porque es la única carne que avisa cuando está pronta. Cuando revienta el garrón de la pierna es porque el pollo está cocido, si lo sacás antes está crudo. Al lechón por ejemplo, se le pone braza solo en el lado de la paleta y los cuartos porque el resto se cocina solo».

9-¿Organiza un gran asado el día de su cumpleaños?
«Yo festejo mi cumpleaños todos los 11 de febrero y siempre van más de 150 personas. Yo hago todo ese día. Hago el asado, lo pico y lo sirvo. Me gusta atender a todos. Ya hizo diez años que lo hago, siempre en (el club) Juventus. Cada año va un cantante diferente y siempre gratis, a veces va Mario Silva, Miriam Britos, Caracol, Cristal y así muchos más.
Todos dicen que soy un fenómeno y eso me deja muy contento. Al final del día temino muerto, pero ese es mi disfrute, me gusta hacer asado y si es para atender a mis amigos, más todavía.
Todo el mundo que va dice que no hay en el mundo alguien que haga eso. Para el día de mi cumpleaños empiezo a preparar todo unos dos o tres días antes y el día anterior traigo dos o tres mantas, voy hasta la estancia de los Galliazzi que siempre me regalan algún cordero y así sale todo».

10-¿Le gusta estar en la parrilla?
«Yo amo lo que hago, lo disfruto y cuando estoy en la parrilla es como que tengo un imán porque la gente se me arrima.
Lo que pasa, que yo tengo eso de ponerme a conversar y a hacer cuentos mientras hago el asado entonces la gente a veces dice -¡nosotros comemos con el asador!- y eso es un orgullo para mí porque quiere decir que a la gente le gusta que uno lo acompañe y hago las cosas bien».

Hoy por: Wanda Aranguren

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“La política me llena el alma, no me llena los bolsillos”

El nuevo presidente de la Junta Departamental de Salto, el empresario Alberto Subí, deja clara su postura en la tarea legislativa:

Desde que una profesora del liceo lo mandó junto a su clase de entonces, a conocer la Junta Departamental, se apasionó por la actividad política y comenzó a militar en donde estaban sus ideas. Luego la vida lo fue llevando y siguió participando de una manera más activa. Este es su segundo período como edil del Partido Colorado, y desde el domingo es el nuevo presidente de la corporación legislativa.
Esposo, padre y empresario del rubro seguridad, algo que lo hace conocer aún más de cerca la difícil coyuntura que en este momento vive Salto y el país. Así es Alberto Subí, un hombre que afirma que la “política le llena el alma y no los bolsillos”, con quien compartimos hoy nuestra sección semanal, Al Dorso.

1- ¿Usted nació en Salto? ¿Dónde estudió?
Sí nací en Salto en el año 1970 y crecí por la zona de la calle 19 de Abril y Juncal. Mi padre fue empleado de CTM y mi madre era ama de casa. Fui a la Escuela Nº2, luego al Liceo Ipoll y a la Universidad de la República.

2- ¿Cómo se compone su familia actualmente?
Mi familia se compone por mi esposa y por nuestros hijos, Lucas y Sofía que son niños todavía.

3- ¿Siempre se dedicó a la tarea empresarial?
Sí, desde los 17 años que trabajo de manera independiente, por mi cuenta. Algo anecdótico es que yo había montado una inmobiliaria, rubro al que todavía me dedico, y en el año 1994 sufrimos un robo. Tras esto, hicimos un estudio de mercado y nos arrojó como resultado que había margen para trabajar en los temas relacionados a la seguridad. Entonces fundamos la empresa de seguridad “Boston”, con la que trabajamos hasta hoy brindando servicios en distintos departamentos del país.

4- Es un rubro que tiene asidero por la situación social que se vive…
Sí esta patología social que lamentablemente estamos viviendo, hace que desde hace muchos años estemos trabajando en el tema. Hoy lo hacemos con alrededor de 120 empleado en los 12 de los 19 departamentos que tiene el país.

5- En ese sentido, como empresario del rubro, ¿el problema de la inseguridad se vive en todo el país?
Sí absolutamente, se vive en todos lados. Pero nosotros en Salto tenemos el monopolio, entonces empezamos a prestar servicios fuera de fronteras, Artigas, Paysandú, Minas, etc. Y nos presentamos por lo general a licitaciones estatales y ahí ofrecemos nuestros servicios.

6- Con respecto a la situación de inseguridad ¿qué le parece a Ud. que ha cambiado para llegar a este estado de situación?
Actualmente tengo una visión totalmente negativa y lamentablemente, porque nadie está contento con estas cosas. Es triste lo que está pasando hoy, y sobre todo lo que se viene a futuro. Hay sociedades más desarrolladas como la nuestra que ya están viviendo esto y eso nos indica que el patrón social que determina este flagelo no va a cambiar. Estuvimos en México y vimos cómo trabajan allá las empresas de seguridad y la gente en general, porque es un lugar donde hay muchos problemas. Donde por ejemplo, han llegado a naturalizar los secuestros. Y ¿quién dice que esta tendencia de inseguridad no se vea pronto en Uruguay?

7- ¿Cómo empresario del rubro seguridad, comparte las palabras del director nacional de Policía, Mario Layera de que Uruguay puede llegar a los niveles de El Salvador o Guatemala?
Yo estoy totalmente de acuerdo con las expresiones de Layera y creo que esto puede llegar a ser hasta peor todavía, porque en determinados puntos la situación es más grave.
Fíjese lo que pasa en la zona de frontera, en San Carlos, acá nomás donde te matan por 200 pesos, es lamentable.
Pero lo que pasa que tenemos un sistema político de gobierno que intenta maquillar todo con que lo que se vive es solo una sensación térmica. Yo me acuerdo hace 25 años atrás donde dormíamos la siesta tranquilos. Y mi padre que nos retaba si dejábamos el vidrio del auto abierto, porque podía llover. No porque había riesgo de robo, sino de lluvias, hablamos de otras cosas.

8- ¿Este tipo de preocupaciones sociales lo llevó a incursionar en la política?
En realidad no, porque mi pasión por la política viene desde los 16 años básicamente y no es que en mi caso me sensibilizo mucho, no solo por un tema de seguridad sino por un tema de que hay falta de empleo y hay un tema económico también y la corrupción.

9- ¿Se acuerda de sus inicios en esta actividad?
Sí claro, yo comencé en el año 1988 con la gente de Ramón Vinci, entonces la JAK dentro del Partido Colorado, hace tiempo empecé con ellos, allí hice mis primeras armas.

10- ¿Cuáles son sus objetivos en esta actividad política, sobre todo en la gestión que deberá enfrentar en la Junta Departamental este año?
A mí la política me llena el alma y no me llena la panza. No tengo un objetivo que diga quiero ser tal o cual cosa, estoy haciendo política porque me gusta por eso voy a militar siempre, hoy las circunstancias políticas y la amabilidad de mis compañeros me han llevado a ser presidente de las Junta.
Pero no es un objetivo en sí mismo, obvio que cuando tuve la oportunidad, me honró y la tomé. Mi objetivo es hacer el bien desde adentro, dando todo de mi, y aportando dentro de lo que pueda hacerlo.

Hoy por: Hugo Lemos

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Ángelo Luigi Chiappino y “La esencia de lo distinto”

En nuestra sección “Las diez últimas de la última” presentamos hoy al salteño Ángelo Luigi Chiappino, titular de la firma Decoplanner que bajo la consigna “La esencia de lo distinto”, hoy está a cargo del emblemático Parador Ayuí donde ha llevado adelante muchas fiestas y eventos y donde pretende extender sus conocimientos y desarrollar su creatividad como decorador y organizador de eventos.

1- ¿Dónde nació?
Nací y me crié en Salto, pero estuve viviendo en varios lugares; como Maldonado, Montevideo, Estados Unidos, Nueva York, Miami.

2- Cómo surgió su vocación por el arte
Haciendo temporadas en Maldonado, comencé con todo el tema de la decoración, primero trabajando como barman, haciendo relaciones públicas, luego trabajé con empresarios destacados del entretenimiento nocturno, empecé a desarrollar la parte de organización de desfiles, cuando estaba el boliche Aisha, hicimos desfiles con Eunice Castro, siempre trabajé para la agencia de modelos Valentino Booking, para el evento Elite Model Look (este año trataremos de realizarlo nuevamente ya que hace dos o tres años que no se hace en Salto).IMG_6634-Editar 2

3- Cuando vivió en el exterior, ¿adquirió conocimientos relacionados al arte?
En realidad soy actor de teatro; en el año 2000 me fui a Montevideo y estudié en la escuela de arte Emilse Viña, hice obras con ella allá. Siempre me gustó la parte de exposición, siempre tuve el sueño de ser conocido, si bien siempre estuve trabajando en la noche y varias generaciones -hasta ahora- me conocen, siempre gustaron las artes.

4- Luego de estudiar en Montevideo, ¿trató de aplicar sus conocimientos en alguna obra?
Una vez fui a Buenos Aires y audicioné para el reality Gran Hermano, tenía casi todo para entrar, había pasado cuatro filtros, pero ese año el programa se bajó y no salió Gran Hermano, sino Operación Triunfo, programa al que pasaron los que habían adicionado y sabían cantar.

5- En Salto tuvo a su cargo la decoración de varios boliches
Sí, uno de los primeros fue Orange, que estaba frente a Plaza Artigas, luego trabajé varias temporadas para W Louge, entre otros. Me gustó la parte escénica y me fui a Montevideo a perfeccionarme.

6- También organizó varios eventos
Sí, además de la presentación del local, tenía a mi cargo la organización de eventos cada fin de semana. Luego fui managger de un mago; estuvimos trabajando en Montevideo, trabajamos con Jésica Cirio. De esta manera la gente te empieza a ver y a hacer propuestas que las tomo como desafíos.

7- ¿Ha tenido propuestas para trabajar fuera del departamento?
Sí, he tenido propuestas para trabajar en Punta del Este, en Brasil, en Montevideo, pero he estado en tantos lugares que hoy por hoy quiero desarrollar mis raíces acá, estoy tranquilo, en paz, tengo a mi familia acá y además hoy dispongo del Complejo Ayui para desarrollar un montón de proyectos.

8- ¿Cuánto hace que tiene a su cargo el Complejo Ayuí?
El 1º de diciembre hace dos años que abrimos, firmamos en agosto y estuvimos tres meses en obra. Me ha costado mucho levantarlo teniendo en cuenta que cuando ganamos la licitación estaba en ruinas.
Hace pocos días el local fue declarado Monumento Histórico Nacional y para mí ha sido algo importante. Estoy feliz, me avisaron cuatro días antes que venían las autoridades, así como el hijo de Eladio Dieste (responsable de la construcción), fue un evento muy lindo. Hay materiales con los que se construyó el edificio que no se consiguen, por lo que he tratado de conseguir materiales muy similares para restaurarlo, y es algo que me lo han destacado y agradecido, así como también por el mantenimiento del parque y demás.
Cuando presenté el proyecto, sabía que debía enfrentarme a las consecuencias de las crecidas del río, pero aún así, asumimos el desafío. Son momentos difíciles de los que cuesta reponerse, si bien las construcciones permiten retirar mucha infraestructura cuando el río sube, también cuesta mucho recuperar el lugar, fundamentalmente el parque.
Aquí se hacen no sólo fiestas de cumpleaños y bodas, sino también eventos a beneficio como «Misión Fátima» con Adela Soto y Viviana Arena, también desfiles con Evangelina Lechini, lanzamientos, Expo Feria, Víctor Hugo Solís hizo La noche retro, entre otros.

9- ¿Cuál es el evento más difícil que tuvo a su cargo?
Como Decoplanner hemos realizado fiestas de quince años, bodas, stands, programas televisivos, locales comerciales como Inés Álvarez y Bruno Blanco, ahora estamos con el desarrollo de una Ferretería importante. Para mí, cada cosa es un desafío, hay clientes que vienen con una idea y te eligen para que lo guíes y te dan la libertad de trabajar, podés desarrollar y volar. Una de las cosas que está pasando y no me gusta, es una contaminación visual de Internet que hay, todo el mundo viene con una idea fija; ‘quiero esto’ y te mandan una foto de Internet; esas cosas te atan, no te dejan desarrollar tu creatividad.
Por suerte tengo muy buenos clientes que me eligen porque me permiten desplazarme un poquito más; me dan alas para que pueda volar y mostrar así lo que soy.
Tengo cuidado al elegir los eventos, de manera de cuidar tanto el local como mi trayectoria.

10- ¿Ha cumplido su objetivo?
No, tengo mil cosas por hacer, todos los días viene alguien, golpea la puerta y te hace una propuesta, y te tienta. Aunque creo que hay un momento para cada cosa, por ahora a lo que más estoy enfocado es la parte de Restoran que se inaugurará en verano. A modo de adelanto, puedo decir que será algo innovador, siempre focalizado en lo que es el lugar, destacando que es Patrimonio Histórico, por Eladio Dieste, y otra porque acá fue el Éxodo del Pueblo Oriental.
La idea es que el turista venga a Salto y tenga que pasar por el Ayuí, por esos motivos.
Tengo propuestas que aún voy a hacer, me enorgullece haber llegado a esto, ver las caras felices de mis clientes, y agradezco infinitamente a todos mis amigos, y no amigos, clientes y a mi familia que tanto me han apoyado, que han confiado en mi y han vuelto; por ejemplo clientas que les he hecho los quince años y a los cinco años les hago la boda, eso es una de las cosas que me llenan de satisfacción. Agradezco a quienes creen en mi y me dejan soñar y seguir en este mundo que elegí hace más de veinte años.

Hoy por: Sara Ferreira

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Con la Licenciada en Psicología Cecilia Casola Venturini:

Reflexiones y vivencias de una profesional de nuestro medio “Siempre he mantenido un muy buen vínculo con la gente”

María Cecilia Casola Venturini es psicóloga de profesión y vivió prácticamente toda su infancia en la zona de 8 de Octubre casi Blandengues. “Tengo muy buenos recuerdos… solía escuchar el sonido del tren” – comparte.
A partir de los tres años concurrió al Colegio y Liceo Crandon. Allí cumplió hasta el Ciclo Básico y posteriormente cursó su Bachillerato en el Liceo Ipoll. “Fueron años que experimente diferentes intensidades de mi vida, con recuerdos muy gratos y un muy buen grupo de amigos… muy compañeros y felizmente estos años nos hemos reencontrado con la mayoría y tenemos ese sentimiento como que nunca dejamos de vernos”.cecilia casola001

1- “HASTA EL DÍA DE HOY ME ATRAE TODO LO RELACIONADO CON LA ECONOMÍA”
¿Cómo fue su adolescencia?
-”Salíamos mucho… nos sentábamos a mirar automovilismo… nos juntábamos a ver fútbol… compartíamos diferentes instancias, realidad que era poco común en aquella época.
Organizábamos cóctels y las chicas llevábamos algo para comer y los varones las bebidas.
Luego pasé a estudiar en el Liceo Ipoll y aún en ese tiempo mi vocación estaba lejos de la Psicología. Pensaba ser economista. Me gustaba mucho la Matemática, las ciencias, las ciencias sociales y la decisión fue un tanto complicada”.
Cecilia llegó a ingresar a la Facultad de Ciencias Económicas y luego abandonó.
Psicología era otra disciplina que llamaba su interés pero Cecilia no se animaba a irse a la capital… “Fue un cambio muy importante en mi vida… me costó adaptarme a Montevideo y me venía a Salto todos los fines de semana y ello significó un gran sacrificio por parte de mis padres”.
Cuando surge en Salto la carrera se inscribió cuando su hija Martina tenía dos meses de nacida y concluyó su formación cuando su retoño Emiliano tenía ya siete meses y su otra hija Antonella tenía ya cinco años.
“Recibí mucho apoyo de quien era mi pareja en ese momento. Siempre mantuve un buen vínculo con la gente y ello me ha abierto muchas puertas en la Psicología. Soy buena escucha”.

2- ¿De qué manera fue desarrollando su instancia formativa?
-”Me fui formando en algunos temas de prevención y promoción de salud, los cuales me parecen fundamentales pues el primer nivel de atención de salud es una realidad no menor y nos acerca muchísimo a los Derechos Humanos. Siempre que veo un atropello o un suceso injusto me genera una frustración importante. No me puedo adaptar al hecho de que la gente para acceder a algunos servicios tenga que valerse de contactos. Me cuesta mucho aceptar a una sociedad sin igualdad de oportunidades.
Me genera malestares importantes si bien he aprendido a manejarlos. A partir de allí comencé a trabajar en cuestiones de Género y Violencia en forma voluntaria en la Intendencia. Y luego entré al equipo de Servicios Especializados donde estuve nueve años. Fue una etapa de gran trascendencia para mí. Fue el primer equipo que surgió en nuestro departamento a partir de IN Mujeres y fuimos construyendon, un nuevo camino.
Todo fue un gran aprendizaje y el protocolo de atención surgió sobre la marcha de trabajo.
Tuve dos muy buenas compañeras en la atención directa en el 2009. Logramos que las mujeres pudieran cumplir sus procesos en la salida de la violencia, realidad que es muy compleja. Comenzamos a desarrollar varias tareas con diversas instituciones. La Psicología nos permite llegar desde otros ángulos, más allá de lo clínico.
En pleno siglo veintiuno, no todo el mundo accede lamentablemente a la atención de salud mental. A un psicólogo no se accede fácilmente y ello me parece muy injusto.
Si se diera lo contrario, la sociedad en su conjunto podría contar con mayores herramientas, haciéndoles la vida más fácil.
Todos contamos con diferentes mecanimos para afrontar las vicisitudes humanas. Claro está que aunque los padres crien de la misma forma a sus hijos, éstos son diferentes.
La realidad nos afecta con distinta subjetividad. Depende de muchísimos factores y pasar por un psicólogo es una buena promoción y prevención de salud.
Rescato también que desde muy niña fui al psicólogo y creo que ello marcó la diferencia en mi forma de ser. Era muy tímida y con la intervención de aquel momento pude experimentar cambios muy positivos.

3- ¿Qué rescate hace de sus experiencias en el campo laboral y afectivo?
-”Muchas de las mujeres hasta el día de hoy se comunican conmigo… sigo recibiendo mensajes y ello para mí es muy gratificante. También pasa que tengo una actitud de vida y trato de que haya un movimiento en las personas. Cuento con una fuerza que tiende a movilizar al otro… me paro desde lo proactivo”.

4- ¿Qué le ha proporcionado el campo de la Psicología?
-”Realmente la Psicología es mi vocación… la ejerzo desde el amor y le pongo mucha garra.

5- ¿Cómo se involucró en el Plan Juntos y qué análisis hace de su aporte en el mismo?
-“Primeramente quedé en carácter de suplente y entré a cubrir una licencia maternal y luego me quedé. Aún sigo desarrollando allí tareas comunitarias con la gente. Me he podido acercar a la comunidad sin prejuicios ni preconceptos. A veces no es tan fácil dejar de lado los estigmas que tenemos. Plantearnos la vida desde el lugar del otro, escuchando y sintiendo las necesidades.
Es el desafío mayor, como profesional en territorio poder lograr un vínculo horizontal de confianza, ayudarlos a que se piensen a empoderar.
La persona tiene que quedar con herramientas para seguir moviéndose sino la intervención no sería valedera. Por otra parte la educación es la que nos brinda derechos.
La mayor parte de las personas está por fuera de las instituciones y eso es muy duro.
A veces lastimosamente el propio sistema expulsa y resulta muy doloroso”.

“CULTURALMENTE RESPONSABILIZAN A LA MUJER DE MUCHAS COSAS”
6- ¿Qué tipo de hechos la mueven a replantearse aspectos de su vida?
-”He podido advertir la realidad desde la complejidad. Nada es unicausal en la vida… Antes se pensaba desde una realidad mecanicista. Mi carrera me ha permitido ver que todo es más complejo y está interrelacionado.
Poder ver y ajustar la realidad y saber que va más allá de una causa… ello me ha aportado la Psicología y ha sido determinante en mi vida y cotidianeidad. Siempre tendemos ver la realidad desde un solo foco. Culturalmente siempre la mujer es responsable de muchas cosas. En muchas realidades la mujer tiente como una responsabilidad extra y ello nos impide avanzar como sociedad”.

7- ¿En cuáles proyectos continúa trabajando?
-“En el Plan Juntos y en la Policlínica de Salud Sexual y Reproductiva de Salto Nuevo, trabajamos en equipo y resulta muy beneficioso… es otra de las facetas de la profesión que nos permite replantearnos cosas… dejar algunos egos de lado, aprontar la escucha desde la interdisciplinariedad. Atendemos junto a un ginecólogo, un trabajador social y una partera. Se trabaja todo lo relativo a la salud sexual, derechos, salud sexual, métodos anticonceptivos, interrupción del embarazo con mujeres jóvenes y adolescentes. Hay otras propuestas laborales que están a confirmarse”.

8- ¿Cuáles son las mayores fortalezas y vulnerabilidades que advierte en la sociedad salteña?
-“Vivimos en una sociedad muy neoliberal… más tenés… más sos y a más pertenecés. Ello ha llevado a priorizar el egoísmo y el individualismo, más allá del intento de inclusión desde las políticas públicas. Hay mucha gente que está por fuera de los sistemas y de las instituciones. La gente se protege a sí misma y ésto hace que seamos menos solidarios con el otro. Nos estamos volviendo más primitivos… al ojo por ojo y diente por diente. A hacer justicia por mano propia. Existen episodios alarmantes en lo que corre del siglo que estamos viviendo. Se ve también en la discriminación”.

9- ¿Cómo proyecta su futuro?
– “Por el momento me veo trabajando en el área que estoy desarrollando en la actualidad”.

10- ¿Cómo podremos recuperar los valores perdidos y lograr una sociedad más humanizada?
-”Es necesario trabajar mucho sobre las emociones que es una de las fantásticas vetas de la Psicología… que el niño pueda expresar sus emociones desde niño. Que nos pueda importar realmente el otro. Debemos replantearnos muchas cosas. Debemos mejorar muchas cosa e interesarnos por los demás… por otra parte saber expresar qué nos pasa”.

Hoy por:  María Fernanda Ferreira

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“Las diez últimas de la última” Hoy con: Dr. Hugo Ferreira

El actual Presidente de la Asociación de Abogados de Salto, Dr. Hugo Ferreira, se destaca por su sencillez y hombría de bien. Su actividad profesional, va directamente ligada a su otra pasión, la docencia, a la cual le ha dedicado buena parte de su vida y en la que encuentra un accionar reconocido por tantos alumnos que han pasado por las aulas en las que ha dictado clases, en las distintas universidades locales, y por sus pares.

1- ¿Por qué Abogado?
Porque, definí lo que iba a estudiar, cuando estaba terminando el bachillerato; si bien sabía que iba a hacer algo vinculado al derecho, no había decidido todavía, porque carrera me iba a inclinar, y al momento de inscribirme en primer año de la Universidad, en la Facultad de Derecho, en el plan de estudios que cursé, había que optar ya, por abogacía o notariado, porque tenían materias en común y otras diferentes; ahí, en ese momento, fue que decidí, y me incliné por abogacía. Y bueno, a medida que avancé en la carrera, me di cuenta que, realmente era eso lo que quería hacer. Fue algo que se fue dando de esa forma; un proceso en el que, primero, tenía una idea de qué quería seguir, y luego, de convencer de que realmente era así.WhatsApp Image 2018-06-25 at 21.58.32

2- ¿Cómo ve al ejercicio del derecho hoy, con el cambio de la normativa procesal penal, lo que ha sido y continúa siendo, tan controversial?
Es, sin dudas, un cambio importante en el ejercicio de la profesión en la materia penal, específicamente. Desde el punto de vista del Abogado, no solamente por la defensa del imputado, donde existe la posibilidad de llegar a acuerdos, en determinados casos, o de ir a juicio; y también, la intervención como defensor de las víctimas, que antes de éste régimen, no eran parte en el proceso penal, y hoy, sí lo son. Recuerdo que, cuando se empezó a aplicar el Código General del Proceso actual, también significó un cambio importante a los profesionales en el ejercicio de la profesión.

3- Dicha modificación del Código del Proceso Penal, ¿cree que ha sido beneficiosa?
Estamos en un momento donde es reciente la vigencia del nuevo Código, y donde, ya hay propuestas de modificaciones al régimen, lo que se va viendo a medida que se aplica, y si es necesario o no hacerle cambios o ajustes. Pero sí, creo que ha sido un cambio importante.

4- Actualmente es Presidente de la Asociación de Abogados de Salto, ¿es complicada la actividad gremial en general y la del núcleo de profesionales que lidera en particular?
No sé si decir que es complicado; lo que le puedo decir, es que en Salto hay más de doscientos Abogados en ejercicio, de los cuales, más de cien integran la Asociación, entonces, podemos decir que es un número importante de afiliados. Pero, a lo que siempre apuntamos, es a que haya mayor integración, a que se incorporen nuevos colegas, los que recién egresan, y otros que, hasta el momento no son socios, también nos interesa que se acerquen, porque todos pueden hacer algún aporte, nuevas ideas. Si la finalidad del gremio es la defensa de los intereses de la profesión, los intereses en común, así como otros fines, como la capacitación, la idea es trabajar en conjunto y que cuantos más se sumen, mejor.

5- ¿Qué opinión le merecen las obligaciones impuestas al Abogado por la Ley de Intermediación Financiera?
Con este nuevo régimen, que alcanza no sólo a los Abogados sino que también a los Contadores y Escribanos, en el caso en el que haya alguna operación que se pueda considerar sospechosa, hay que reportar esa información, incluso antes, el profesional tiene que informarse; en realidad, es algo nuevo para nosotros, pero que viene, lógicamente, también, de la mano de todo lo que es la normativa sobre lavado de activos, y, en esas situaciones, se hace necesario recabar esa información bajo la responsabilidad que tiene, ahora, el profesional, si no lo hace.

6- Además de la abogacía y del gremialismo, ejerce desde hace muchos años la docencia universitaria, ¿qué significa la misma para usted, sabiendo que es una de sus pasiones?
Sí, es verdad, es una de mis pasiones. Para mí, la función que cumple el docente, es fundamental. Es una de las tres funciones centrales de la Universidad, además de la investigación y la extensión hacia la comunidad, el medio. En mi experiencia, el rol que tiene el docente universitario, es muy importante, porque forma parte de lo que es el proceso de aprendizaje del estudiante; también, lo que veo, es la satisfacción que da el ver que avanzan los estudiantes en ese aprendizaje, hasta el momento en que culminan sus estudios, porque nos sentimos parte de ese proceso, donde, la transmisión del conocimiento, es esencial. A su vez, el docente, también necesita estar renovándose en su formación, en su propio conocimiento.

7- ¿Hace cuánto tiempo que es docente?
Es una actividad que, desde hace ya más de veinte años realizo, y que es algo que me da mucha satisfacción. Es importante estar siempre junto a los alumnos, y de sus inquietudes, de sus planteos, los que muchas veces nos hace reflexionar sobre varios temas, lo que creo que forma parte, también, de ese proceso del que le hablaba, y que es muy enriquecedor.

8- Como docente de Derecho Internacional, ¿considera que nuestro país se encuentra realmente integrado, se encuentra cerrado, o debería abrirse más al mundo?
En el marco del Derecho Internacional Público, Uruguay es uno de los países que, además de ser miembro de Naciones Unidas, ha ratificado muchos convenios Internacionales, multilaterales, bilaterales, por lo cual, en esta rama jurídica, los países más pequeños, con menos poderío económico, desarrollo y militar, es fundamental, justamente, participar de este tipo de organizaciones y celebrar este tipo de acuerdos, porque es una forma también, de tener una mayor presencia y solidez a nivel internacional. Más todavía, cuando la tendencia ha sido, ya no de actuar de manera individual, sino que en boque. Si observamos el actual panorama mundial, veremos importantes bloques de integración, por ejemplo, la Unión Europea, otros en América, Asia, etc. En ese sentido creo que, Uruguay, está abierto, más allá de si hay que firmar algunos acuerdos o no. Es una opción que tienen los Estados. Es necesario abrirse e integrarse.

9- La Justicia, ¿cuenta con los operadores jurídicos necesarios para un buen funcionamiento?
Por la entrada en vigencia del CPP y del Nuevo Código Aduanero se han creado muchos cargos, con el ingreso de nuevos Fiscales, Juzgados, Jueces, Defensores de Oficio. Apreciamos que, según lo que vemos en nuestra ciudad, que hay ciertos Juzgados, que tienen mucho trabajo como los de Familia, donde muchos funcionarios se han jubilado o fallecido, donde es apremiante que se incorporen más recursos humanos. Pero en sí, no creo que haya un problema en ese aspecto.

10- La familia, dice la Constitución, es la base de la sociedad, ¿es así?
Sí, sí. Tengo dos hijas, de 13 y de 10 años, y a mi señora. Para mí es un pilar fundamental; es una etapa de formación, de aprendizaje importante. Hay muchas cosas que nuestros hijos nos enseñan, es un ida y vuelta; nos hacen ver muchas cosas que nos permite cambiar de visión, al no pensar individualmente, sino que en el conjunto.

Hoy por:
Dr. Adrián Báez

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

El barbero que hace impresiones 3D y de forma solidaria crea prototipos para personas con discapacidad motriz

Hoy con Víctor Augusto Rivero

Los que allá por el inicio de este siglo eran aficionados a los videojuegos lo recordarán por su legendario “Gamemanía”, ubicado frente a los ómnibus, por Gutiérrez Ruiz. Allí, durante el boom de los play station y las consolas tenían una infinidad de juegos para la venta. Él y su hermano eran los número uno el tema en Salto. Pero la versatilidad de la tecnología y los adelantos con las PC, tablets y celulares fueron haciendo el negocio cada vez menos rentable y la venta de videojuegos comenzó a decaer.
Fue entonces que con su espíritu innovador, los hermanos Rivero se aventuraron en el ramo de la barbería y peluquería masculina, un nuevo negocio con gran vigencia gracias a los estilos hipster y modernas tendencias en cortes de pelo, como el estilo futbolista, que invadieron el mundo entero.IMG_3907
La peluquería, justamente por esas cosas de la vida o del destino, trajo a sus manos la esperanza de muchas personas con discapacidad motriz. Tras la visita de un canadiense que le regaló una impresora 3D, consiguió cumplir su sueño de realizar prototipos de utilidad para muchas personas y así colaborar de manera altruista y solidaria con la sociedad en la que vive.

1- Mucha gente lo conoce por el legendario “Gamemanía”
“Sí, es cierto, Gamemanía fue muy importante para mi hermano y para mí, que eramos los que estábamos al frente. En realidad yo hice construcción en la UTU y mi hermano peluquería, pero nunca nos dedicamos a eso, porque como a mi hermano y a mi nos gustaban mucho los videojuegos, nos metimos en eso. Todo arrancó un día que fuimos a la feria un domingo, nos pusimos a vender una cantidad de juegos que teníamos y prácticamente nos sacaron los juegos de las manos. Así, surgió nuestro primer negocio, por allá por el 2001. Me acuerdo que yo tenía un fusca que lo vendí regalado porque justo vino la crisis del 2002 y con lo que saqué me dio para comprar una compu y una grabadora de DVD. No sabíamos nada, ni como usarla, quemamos como 150 discos, pero al final pudimos. Teníamos un puesto en la feria y después nos instalamos en lo que fue Gamemanía, durante 16 años. Ese negocio hizo que me fuera a estudiar informática y así hice el curso de Técnico en Redes y Telecomunicaciones.”

2- De los videojuegos pasaron a la barbería ¿cómo fue ese cambio?
“Los juegos empezaron a ser digitales y el negocio empezó en caída, pero uno a veces no quiere dar el brazo a torcer, un negocio es como un hijo, duele tener que cerrar. Pasó que en la época que yo hice construcción, mi hermano había hecho peluquería en la UTU y algunos cursos más en UPU (Unión de Peluqueros del Uruguay) y me propone poner una peluquería. -Bárbaro, vos sos peluquero, ¿pero yo que hago?- le dije, y me acuerdo que me contestó -¡aprendés!- y así fue. Yo miedo a hacer algo nuevo nunca tuve, así que me enganché con eso. Empezamos a ver que lo de las barberías era algo que explotaba en el mundo en ese momento y empezamos a mirar videos para aprender un poco más mientras mi hermano me iba enseñando también y así largamos barbershop, yo como barbero y él como peluquero y barbero. Eso fue hace como más de un año y medio y fuimos pioneros en el Uruguay con el tema de la barbería. Ahora mi hermano tiene una barbería en Montevideo y yo me quedé acá en Salto con este local”.

3- ¿Y las impresiones 3D cómo surgen?
“Para explicarte eso tengo que contarte una experiencia anterior que tuve con un amigo de Montevideo, que me pidió ayuda para un proyecto que tenía sobre las impresoras 3D. Me acuerdo que cuando vi por primera vez lo que se podía hacer con esa máquina me imaginé un montón de herramientas para personas con discapacidad motriz porque una vez había visto unos niños que no podían tomar ni siquiera un lápiz con sus manos y se lo ataban con un trapo para poder dibujar. Entonces, se me ocurrió poder hacer algo, una especie de soporte que se pusieran en la mano y donde colocaran el lápiz. Así, se me venían a la mente muchas cosas que podían ser útiles. Pero mi amigo al final se fue, se llevó la impresora y no pude terminar esos proyectos , así que me quedé con eso en la cabeza y la experiencia”.

4- ¿Esa experiencia y las ganas de seguir esos proyectos mantuvieron su sueño de realizarlos algún día?
“Sí, por supuesto. Hasta que pasó que un día yo estaba en la barbería atendiendo a un muchacho y entran dos hombres de unos 50 años hablando en inglés y me preguntaron si afeitaba. Yo no sé mucho inglés, pero algo les entendí y les dije que sí. Al final, ese muchacho al que estaba atendiendo, que coincidentemente estudiaba para profesor de inglés, se ofreció a hacerme de traductor, se quedó en la barbería y empezamos a entablar una charla con estos hombres y a contar cada uno un poco de su historia de vida. Ellos me contaron de su empresa y como sus abuelos habían empezado con todo eso con mucho trabajo y sacrificio yo les hablé de estos proyectos que tenía para hacer en impresión 3D pero que no los hacía porque no tenía la máquina”.

5- ¿Quiénes eran esos dos hombres?
“Ellos andaban haciendo pesca deportiva y llegaron a Salto. Uno es canadiense y tiene una empresa que trabaja en el rubro de la electricidad. Se ve que mi historia los conmovió y mi interés por crear esas herramientas para ayudar a las personas con discapacidad les gustó. El canadiense se ofreció a darme una mano y pasarle mi proyecto a otras personas que podían ayudarme”.

6- ¿Cómo siguió el contacto con ellos?
“Yo le escribí a su mail. Como pasaron varios meses y las cosas estaban un poco trancadas, un día me dijo que le pasara el modelo y el costo de la impresora que necesitaba. La compró y me la mandó de regalo. Lo único que me pidió fue que todo lo que hiciera con ella se lo fuera mostrando. La máquina me llegó cerca de reyes, este año y la felicidad que tuve cuando la vi no la puedo describir”.

7- ¿Cuáles fueron sus primeros diseños?
“Apenas llegó la impresora lo primero que me puse a hacer fue a perfeccionar mi primer dispositivo que había hecho con la máquina anterior y no había quedado del todo bien. Era un soporte para lápices o pinceles para que los niños que tienen dificultades de motricidad en sus manos puedan dibujar, lo llamamos -pipclip- porque es como una pipa con un gancho. Después, hice una especie de prótesis para un niño que tenía solamente dos dedos. En este caso la mamá, que es de Treinta y Tres, me contactó por facebook y me preguntó si podía hacer una especie de félula que le separara esos dedos para que pudiera tomar alguna cosa con ellos. Cuando conocí la situación le dije que podía hacer algo más que eso, podía hacerle un dedo opuesto a los que él tenía y así empecé a trabajar en ese proyecto hasta que ellos pudieron venir, probárselo, le hicimos algunos ajustes y se llevaron ese dispositivo que vino a ser una herramienta fundamental para el niño. Lo que me pidieron recientemente fue la creación de una prótesis mamaria para una señora mayor pero en este caso necesitaría contar con un escaner para poder hacerle una réplica exacta”.

8- ¿Cuánto demoran en hacerse?
“Hacer un dispositivo lleva unas tres o cuatro horas en la máquina y el diseño me lleva uno o dos meses, porque tampoco me dedico solo a eso y además a veces vas haciendo el modelo y tenés que ir corrigiéndolo”.

9- ¿Dónde lo pueden contactar?
“Todas estas cosas que hago las comparto a través de una plataforma web con otras personas que también hacen este tipo de dispositivos, ahí se suben prototipos y cualquiera las puede bajar y usarlos gratuitamente. También tengo una pagina en facebook que se llama PRO-TEC-TIC”.

10- ¿Qué lo motiva a continuar haciendo estos proyectos y qué siente cada vez que entrega uno?
“La satisfacción mía es ayudar a otras personas como fue a ese niño al que le dimos ese prototipo con un dedo, ver su felicidad y como lo pudimos ayudar. También que todo el tiempo en que me dedico a un trabajo de este tipo sirva para alguien”.

Hoy por:
Wanda Aranguren

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Una vida dedicada al deporte del pedal

Julio Gómez, entrenó a Milton Wynants y “lloró durante toda la carrera” pero trajo la Medalla de Plata

Hablar de Julio Gómez en Salto es hablar de ciclismo. Se lo recuerda quizás fugazmente porque él no era el gran protagonista de esa foto, pero sí está en aquella imagen que nos emocionó a todos, la Medalla Olímpica de Milton Wynants en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, cuando fue su entrenador y preparador físico. “El día antes le dijimos a toda la delegación que íbamos a traer una medalla para Uruguay y se rieron, después yo lloré toda la carrera”, recuerda emocionado.
Dirige el Club Lazareto con el que se entusiasma al hablar de los convenios logrados y de que lo han cambiado e integrado a la comunidad con institucionalidad, al punto que desde hace algunos años allí funciona el comedor universitario.al dorso 001
Su vida transcurrió gracias a la bicicleta, como dice él mismo. Por ella conoció tres continentes, tiene un taller hace cinco décadas y estuvo en la cumbre del deporte del pedal, aunque hoy le duele que el ciclismo salteño y el uruguayo estén tan postergados. Trabaja como funcionario municipal, milita por el Frente Amplio y sigue siendo un consecuente con su forma de pensar. Con Julio Gómez, Las Diez Últimas de la Última.

1- ¿Nació en Salto? ¿Hace cuánto tiempo?
Nací en Salto, en mi querido barrio Lazareto. Hace 67 años. Yo ando en la calle desde los 10 años de edad. Fuimos una familia de 5 hermanos, re pobres, no pobres. Y tuvimos que salir a luchar y con la gran suerte de conocer la bicicleta, que me cambió la vida, y hace 52 años que aún tengo mi tallercito. Y gracias a la bicicleta tengo todo lo que tengo.

2- Estuvo vinculado al ciclismo y viajó mucho por el mundo…
Sí claro, conocí tres continentes, (América, Europa y Oceanía) y así pasé de estar muy mal sin nada de nada, a conocer varios países y obtener una medalla olímpica (como entrenador de Milton Wynants en Sidney 2000) que es lo más grande que existe. Porque hay gente que dice que el Mundial de Fútbol es esto o aquello, no, no tienen ni idea lo que es vivir los Juegos Olímpicos por dentro, es algo fabuloso que nunca más me voy a olvidar.

3- Pero en Salto ¿estudiaste?, ¿a qué te dedicaste?
Llegué hasta sexto año de escuela, no me gustaba estudiar. Estaba con mis padres y mis hermanos trabajando en los hornos de ladrillo, y después mi madrecita lavaba ropa y entonces repartíamos ropa en canastos entre las pensiones; y después los domingos íbamos a la cancha a vender bolas de fraile que mi madre hacía también. Mi vida transcurrió en la calle y entre la gente. El ciclismo es un deporte tan sacrificado que yo practiqué muchos años, te enseña un valor a la vida impresionante, cuando por otro lado hay que gente que se queja y no sabe ni por qué lo hace.

4- ¿Qué pensás de aquellos que no saben cómo encarar algunos problemas?
Mirá yo pasé mucho sacrificio y dificultades como pocos. Incluso cuando éramos ciclistas, que viajábamos arriba de un camión, tapados con un encerado. Ahora que desde hace tres años trabajo en la Intendencia, estoy en una repartición de servicios públicos que es la de alumbrado público y puedo decir que me encanta lo que hago, porque lo que hago es trabajar. Y cuando paso horas arriba de un camioncito con mis compañeros, cuando volvemos al taller pasados de hora muchas veces a entregar el turno, golpeo arriba del camión y canto ¡hoy me gané la plata, hoy me gané la plata! Porque la vida es agradecimiento.

5- ¿Pero cuánto tiempo estuviste vinculado de forma directa al ciclismo?
Yo corrí 15 años y después estuve como entrenador otros cuatro años, trabajé con el Club Ciclista Fénix y el Amanecer. Pero hoy me duele lo que es el ciclismo, porque no existe al lado de lo que supo ser. Yo hace 12 años que me retiré del ciclismo y en Salto hace 20 años o menos, ganábamos todas las carreras, la Vuelta, las Rutas de América, las 500 Millas, toda carrera y competencia que había la ganaba un salteño. Ahora no ganamos nada, no tenemos un atleta de élite en nuestro departamento y eso me duele.

6- ¿Por qué pasa eso?
Porque no estamos trabajando, pero la culpa no la tiene el gobierno, los que no estamos trabajando somos los dirigentes de los clubes. Yo al menos nunca dejé de estar, fui presidente de la Federación Ciclista durante 12 años, pero no hay nada. Nosotros íbamos a correr a Montevideo arriba de un camión y volvíamos en bicicleta, hoy esa pasión se perdió y ya nadie pasa por un club ciclista.

7- Estuviste en toda América, ¿cómo era recorrer esos torneos siendo un uruguayo y sin sponsor?
Si pude ir a varios países, prácticamente del continente nuestro fui a todos. Fui a tres Juegos Odesur (juegos olímpicos sudamericanos), dos campeonatos Panamericanos y un Juego Olímpico, el de Sidney en el 2000, después fui a las carreras en Chile, Paraguay y Brasil. Ahí estábamos a otro nivel. Pude viajar con la selección de ciclismo a varios países y siempre por las nuestras, nos daban lo justo y lo necesario, y a poner el hombro porque sin sacrificio no había logros, pero esas carencias a veces nos complicaban al lado de otros que venían con todo. Tuve la suerte de ir a muchos lados, lo que pasa es que a uno no lo reconocen.

8- Porque el ciclismo no es para hacer fama y fortuna…
No, es como te dije, no es para eso. Yo tengo varios cursos internacionales realizados, cada vez que podía ir al exterior hacía un curso de especialización para profesionalizarme y traer mis conocimientos acá, pero quedaba en eso, porque a la mayoría no le interesaba mucho.

9- ¿Cómo fue viajar con Milton Wynants a los Juegos Olímpicos y sobre todas las cosas cómo viviste esa carrera inolvidable donde gana la medalla de Plata?
Yo había viajado varias veces con él por todos lados, ya nos conocíamos de antes. Y el Comité Olímpico Uruguayo me designó a mí para ser su entrenador y preparador físico, y actualmente en la sede del Comité hay una foto de 2 metros por 1 metro y en esa foto estoy yo, nadie me saca de ahí. Porque pudimos traer una medalla Olímpica histórica para nuestro país y estuvieron 52 años sin ganarla y ahora hace 18 años que no la ganan. En competencias individuales nunca vamos a ganar otra medalla olímpica, acordate de lo que te digo, nunca. En mi caso lloré durante toda la carrera, porque sabía que nos iba a ir bien. El día antes tuvimos una reunión con Julio César Maglione y con toda la delegación uruguaya, y yo dije mañana (por el día de la carrera) vamos a ganar una medalla para Uruguay. Y todos se rieron, todo saben eso, todos se rieron. Pero al otro día, la ganamos y llorábamos antes y después de la carrera. Fue algo que solo hay que vivirlo, no se puede contar con palabras, se me inflama el pecho cuando pienso en eso, pero hay que estar ahí. No puedo explicarlo.

10- ¿Luchaste desde el club del barrio, después desde el ciclismo y ahora desde la política por cambiar las cosas, crees que se puede lograr lo que uno quiere en la vida?
Yo creo que se puede y me metí en política porque creo en este proyecto que es el Frente Amplio, yo siempre doy solo un ejemplo, 70 mil personas volvieron a ver y la operación no les salió un solo peso. Eso es muy importante, pero es solo uno de los tantos logros que hubo en todos estos años. Yo respeto a todos, tengo amigos en todos los partidos políticos y quiero mucho a mi barrio, y a mi club Lazareto en el que estoy en la directiva hace muchos años y hemos logrado varios convenios con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas para mejorarlo. Ahora hasta tenemos un comedor universitario, yo creo que la gente que quiere hacer cosas por su barrio, por su deporte o por lo que cree en la política, siempre puede lograr lo que se propone, con humildad, sacrificio y honestidad. Siempre se puede.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Richard A. Rossi Martínez: omnibusero por convicción y tradición

En nuestra sección “Las diez últimas de la última”, presentamos a Richard Adolfo Rossi Martínez, conductor por tradición y vocación, orgulloso de cumplir con la función de sus antepasados. Nieto, hijo y hermano de “omnibuseros”.
Su abuelo, fue el conductor del primer coche de Onda que vino a Salto.
Richard está casado y tiene dos hijos, Jhonatan de 13 años y Thiago de 6.

1- ¿Dónde y cuándo nació? ¿Cuándo comenzó su carrera como funcionario municipal?
Nací en Salto, el 10 de marzo de 1974. Siempre viví en Barrio Ceibal.rossi
Hace 23 años que soy empleado municipal, comencé trabajando en el corralón, haciendo varias tareas, como bacheo, diversos trabajos en la calle, hasta que después pasé a conductor de ómnibus.

2- Viene de una familia de omnibuseros…
Sí, mi abuelo paterno; César Antonio Rossi (mi padre llevaba el mismo nombre), fue chofer de la primera Onda que vino a Salto, y mi padre trabajó en el ómnibus alrededor de 40 años, primero fue guarda, luego chofer y después alrededor de 20 años fue inspector.
Con mis hermanos «mamamos» ómnibus, somos cuatro hermanos y Gabriel, el más chico, también es omnibusero.

3- Cómo fue el cambio de conductor a inspector
Cuando ingresé era conductor cobrador, pero alcancé a trabajar con guarda, porque en ese momento (año 2000), se estaba poniendo en práctica el sistema de conductor cobrador. Cuando pusieron en marcha el sistema de conductores cobradores, había que encontrar lugar para los guardas, y los fueron colocando en otros puestos dentro de la Intendencia, mientras que otros pasaron a ser conductor cobrador.
El cambio de puesto se debió a algunos problemas de salud, la función me había comenzado a causar dolores en la columna, y aunque tengo preferencia por manejar, hoy estoy como inspector; el 14 de este mes hizo un año que estoy en este puesto.
De todas maneras el trabajo que tengo me encanta, siento que es mi profesión, es lo que aprendí a hacer desde chiquito y al igual que mi hermano, tenemos amor por este oficio.

4- Cómo ha sido ese cambio?
Es diferente; por un lado baja la responsabilidad por el lado del manejo, pero por otro lado, incrementa la responsabilidad porque tenés gente a cargo.
Pero sigo siendo compañero de trabajo, en lo personal no me siento superior a ellos, me sigo sintiendo el mismo compañero de trabajo, si bien hay momentos de más tensión, son los menos, porque todos sabemos cuáles son nuestras obligaciones, aunque hay momentos que hay algún desliz y tenés que corregirlo.
Nosotros (los inspectores) estamos para colaborar con el chofer; ayudarlo a subir alguna persona, acomodar a la gente (que a veces no colabora).

5- Qué es lo que más disfruta de su trabajo?
El trato con el público, es algo que siempre me encantó, el diálogo con la gente, pequeñas cosas como ayudar a una persona mayor, así lo hacía cuando era chofer, ponía el freno de mano y me bajaba a ayudar a subir, o cuando veía a una persona no vidente, me bajaba a ayudarlos a cruzar la calle, y hoy lo hago porque tengo mejor comodidad para poder hacerlo.

6- Para usted es un trabajo más o es una tradición familiar?
Por un lado lo veo como tradición y lo siento mío. Es mi lugar de trabajo, es como un entorno familiar porque lo haces con amor y querés que salga bien y lo mejor posible.

7- A lo largo de su carrera como empleado municipal, ha pasado por varias administraciones, cómo ve la situación hoy?
La rivalidad entre administraciones nuevas y anteriores, siempre existió, quizás hoy se siente más acrecentado, tal vez por las redes sociales los hechos toman más estado público. Lamentablemente hay compañeros municipales que llevan esas diferencias a la práctica, a mí no me gusta discrepar temas políticos entre compañeros.

8- A nivel del servicio, qué ha cambiado en estos años?
Hoy la gente usa mucho el servicio de ómnibus municipal y se ha mejorado mucho el tiempo de recorrido, aparte de que hay más coches.
Las frecuencias han mejorado, porque el servicio lo pedía, la demanda de gente lo pedía y la función de conductor cobrador se puede hacer mejor porque si bien hay más gente, la flota se fue incrementando y son coches más modernos, antes las direcciones eran mecánicas, y hoy son hidráulicas, lo que facilita el trabajo al igual que las cajas automáticas.
El cambio de conductor a conductor cobrador fue complicado al comienzo como todo, al principio parecía complicado, pero todo tiene su período de adaptación.
Es un trabajo de mucha responsabilidad aunque parece fácil, terminas de cobrar un boleto, tenés que mirar por el espejo a ver si terminaron de bajar, o si están bajando, una vez que lo hacen tenés que cerrar la puerta de atrás, mirar el espejo para salir de fila, y continuar la marcha.
Al servicio lo hemos mejorado un montón entre todos, hay compañeros muy especiales que ni saludan, son los menos, pero hay.
A veces la gente es poco comprensiva, el chofer tiene una tensión nerviosa importante, tiene que controlar el tránsito, la gente, la plata, la planilla, los boletos, el horario, las puertas, y estas transportando personas.

9- Ha protagonizado accidentes?
Si, por supuesto, he tenido roces, gracias a Dios nunca de gravedad. Recuerdo que una vez estaba parado subiendo gente en Artigas y Sarandí, y un motonetista alcoholizado se dio contra el ómnibus al punto que lo sacudió, eran las 23:15, no me olvido más, el hombre se hizo una fractura expuesta en la pierna, y fue una situación que me dejó mal, fueron cosas que aún leves, me dejaban mal, nervioso y tenía que seguir trabajando.
Pero esos son gajes del oficio, tenés que ser un afortunado de la vida para que no te pase nada nunca, manejando semejantes vehículos, que no hayas tenido un roce es muy difícil.

10- Alguna anécdota?
Tengo miles… una vez iba en la línea del barrio Artigas, cuando volvía de la vuelta por el barrio Uruguay, había una mujer en la parada desesperada, porque había bajado las cosas y los hijos, y uno había quedado dormido en el ómnibus; era una familia numerosa, y el niño efectivamente estaba durmiendo en el ómnibus.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“Debemos hacer lo mejor para que los niños y jóvenes con discapacidad tengan una vida digna”

Con Caty Cafrée: una referente en la educación y estímulo de niños y jóvenes con autismo

“Nací en Salto… una niñez muy linda como niña me recuerdo jugando con un grupo de amigos y vecinos del barrio Cerró. Fui a la Escuela 64 ahora llamada España.
La época escolar hermosa… tenía docentes de vocación yo quería mucho a mis maestras la maestra de segundo año todavía la veo Monona Estevez.
Quería ser maestra… pero mi papá no me dejo ir al liceo me mandó estudiar en UTU para ser modista y no me gustó – nos cuenta Caty Cafrée haciendo referencia a su niñez y adolescencia fui dos años y luego me conseguí trabajo en una tienda trabaje y empecé a ir al liceo como pude no termine el ciclo básico” – nos cuenta Caty Cafrée nuestra protagonista de “Al Dorso las diez últimas de la última” quien accedió una vez más a compartir su conmovedor testimonio de vida. Caty es madre de Flavia y Fabiana… abuela de Antonia…
Flavia es su compañera y la persona que la inspiró a seguir un rumbo de permanente crecimiento integral.al dorso 001 Caty Cafrée junto a sus grandes afectos

1- ¿Cómo fue la llegada de Flavia a su vida?
-“Me casé muy jovencita y a los 23 años llegó mi primer hija Flavia… ya desde que nació me di cuenta que era diferente… nunca tomó pecho nunca tomó mamadera desde que nació, la alimente con una cucharita, tenía un cuaderno donde anotaba a la hora que comía y las cucharadas que comía, así hasta los 7 años lloraba mucho no dormía casi nada la debía tener solo en brazos y amacarla en ellos.
La llevaba a Montevideo para hacerla ver con especialistas
Cuando tuvo la edad de ir a un jardín el pediatra me dijo que la llevara sin decirle nada a nadie.
La dejé, cuando la fui a buscar la maestra me dijo que no la llevara más porque la iba a volver loca. Para mí fue un sopapo pues ya tenía el diagnóstico del psiquiatra era una niña con característica autista y retardo en la maduración.

2- ¿Cómo continuó la búsqueda?
Como mamá pensé que necesitaba buscar una alternativa de educación común o especial.
Me recorrí las escuelas y no había lugar…en ese camino me encontré con otros padres que estaban en mi misma situación.
Nos unimos luego hicimos un llamado a técnicos y de allí salió un grupo donde integraba una visión de lucha por un centro educativo para niños con autismo .

3- ¿Cómo fue su circunstancia de vida que le llevó a pensar en las personas con discapacidad y fundar el Centro Integral Flavia o Integral Flavia?
-”Después de diez años de lucha y recorrido el Parlamento a todas las bancadas con el proyecto de centro educativo para niños con autismo con apoyo de todos de mucha gente de Salto fue declarado de interés departamental en el año 2000 se abren las puertas del primer Centro Educativo para niños Autistas de Salto y de toda la región”.
Luego de ya empezado a funcionar con docente especializados en el tema empecé a pensar en el día en que yo no esté… y de ahí sale el proyecto de Centro Flavia… que era para ser un Centro de día… pero desde inau nos pidieron que presentaramos ese proyecto ya que se había hecho un llamado para ese tipo de proyecto se presentaron tres y quedó el nuestro.

4- ¿Cómo es la mirada actual hacia las personas con discapacidad? ¿Existe en verdad un avance en las oportunidades en la educación y a nivel laboral para las personas con algún tipo de capacidad diferente?
-”Estoy involucrada en el medio de la discapacidad desde hace 35 años ya cuando mi hija tenía 3 años he participado de jornadas capacitación, reuniones con respecto al tema autismo y diferentes discapacidades reuniones con padres con profesionales siempre para nutrir y saber como hacer para tratar con mi hija…luego ya no pensando solo en ella porque te haces partícipe de lo que sucede con otros chicos y su familia siempre queriendo ayudar, dar una mano no es nada fácil poder aceptar, te cuesta mucho pero con dolor y todo yo me dije es mi niña y yo voy a luchar por ella por todos sus derechos primero y principal derecho vivir una vida digna dentro de sus posibilidades y así lo hice.
No se ha avanzado todo lo que podía haber avanzado en estos 37 años es poco si hay leyes escritas algunas se han cumplido (pocas) otras ni se saben…el derecho a la salud al trabajo todos la tenemos ellos un muy bajo porcentaje…hay mucho para hacer…yo trato desde mi humilde lugar como mamá de una persona con discapacidad hacer lo mejor para que los chicos tengan lo mejor una vida digna.

5- ¿Qué enseñanza rescata de todo el camino recorrido hasta ahora?
-”Me siento feliz y reconfortada con lo que hago me hace feliz el ver a mis chicos bien y la demostración de agradecimiento y cariño es para mi un bálsamo de amor.
Tengo un equipo de trabajo que trato que tengamos la misma forma de trato con los chicos no todos pensamos igual pero es bastante bueno un equipo técnico muy unido que trabajan muy conscientes en su tarea de hacer que cada día mejoren en su calidad de vida me siento muy respldada…con respecto al equipo”.

6- ¿En qué cosas se ha inspirado Flavia para poder alcanzar todos los logros que has alcanzado?
-”Me ha inspirado en todo este proceso Flavia al ver las necesidades de ella comprendí y aprendí la necesidad de otros chicos que no tenían la posibilidad que tiene ella el amor de una mamá, de una familia, es fundamental es la base para su futuro igual para un chico común pero para ellos hay que redoblar esfuerzo sin ser una profesional ni tener una secundaria terminada la vida me ha enseñado muchísimo y por supuesto la vivencia con Flavia …una vida muy enriquecedora me ha hecho fuerte en mis convicciones me ha hecho una persona sensible ante las necesidades de mis semejantes y todavía sigo aprendiendo y seguiré mientras tenga vida y fuerzas para hacerlo”.

7- ¿Cómo es la realidad actual del Centro Integral Flavia?
-En el momento la realidad del Centro Integral Flavia… es muy bueno con respecto a los chicos han crecido ya va a cumplir 10 años en julio… están más tranquilos adaptados tienen todos sus actividades de talleres fuera del centro en otros centros privados con ayuda del BPS…también chicos que asisten a liceo y utu también chicos que van a las escuelas especiales al centro educativo para niños Autistas ya que en Flavia tenemos 6 chicos con autismo…otros son discapacidad intelectual y otras patologías asociadas… las edades son de 12 años has 50 y son 34 personas”.

8- ¿Qué cosas quedan en el tintero?
-”La casa donde viven en Uruguay 1351 es alquilada, ahora el dueño la puso a la venta estamos buscando otra casa se hace difícil porque las casas antiguas y grandes la mayoría de las habitaciones no tienen luz natural para adentro y no te habilita bomberos si es asi es complejo así que si otra vez solicitando a la comunidad salteña una ayuda en este aspecto para conseguir una casa y siempre en el medio urbano porque los chicos tienen derecho a compartir una plaza intercambiar con otros y tener posibilidad a llegar a sus estudios y tener salud pública cerca, hacer toda la recreación que se puede desde un lugar cercano como termas cine ir a comer una pizza y más”.

9- ¿Cómo ha sido el acompañamiento de la sociedad salteña a la institución?
-”Todo lo que hemos hecho fue con muchas ganas con mucha responsabilidad y pasión pero sin la ayuda de la sociedad salteña no hubiese sido posible siempre presente distintas autoridades muchísimas… todos los partidos políticos involucrados siempre que se le ha pedido… Intendencia,CTM, comerciantes, familias… la Policía… los medios de comunicación siempre al pie del cañón junto a nosotros brindándonos su mano. Profesionales que colaboran con documentación como escribana y abogados.
A todos gracias por el apoyo”.

10- Un mensaje para compartir con los lectores…
“No se ha avanzado todo lo que podía haber avanzado en estos 37 años es poco si hay leyes escritas algunas se han cumplido… otras ni se saben…el derecho a la salud al trabajo todos la tenemos ellos un muy bajo porcentaje… hay mucho para hacer…yo trato desde mi humilde lugar como mamá de una persona con discapacidad hacer lo mejor para que los chicos tengan lo mejor una vida digna”.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Al Dorso Las diez últimas de la última. Con Caty Cafrée : una referente en la educación y estímulo de niños y jóvenes con autismo

WhatsApp Image 2018-05-21 at 14.50.16

“Debemos hacer lo mejor para que los niños y jóvenes con discapacidad tengan una vida digna”

“Nací en Salto … una niñez muy linda como niña me recuerdo jugando con un grupo de amigos y vecinos del barrio Cerró. Fui a la escuela 64 ahora llamada España.
La época escolar hermosa….tenía docentes de vocación yo quería mucho a mis maestras la maestra de segundo año todavía la veo Monona Estevez.
Quería ser maestra… pero mi papá no me dejo ir al liceo me mandó estudiar en UTU para ser modista y no me gustó – nos cuenta Caty Cafrée haciendo referencia a su niñez y adolescencia fui dos años y luego me conseguí trabajo en una tienda trabaje y empecé a ir al liceo como pude no termine el ciclo básico” – nos cuenta Caty Cafrée nuestra protagonista de “Al Dorso las diez últimas de la última” quien accedió una vez más a compartir su conmovedor testimonio de vida.
Caty es madre de Flavia y Fabiana …. abuela de Antonia…
Flavia es su compañera y la persona que la inspiró a seguir un rumbo de permanente crecimiento integral.

Publicado en Al DorsoComentarios (0)

“Peñarol tiene un gran futuro”

“Peñarol tiene un gran futuro”

Nuestro entrevistado de hoy, es depositario de una vasta experiencia y trayectoria en lo que refiere al fútbol y a la dirigencia en el histórico Club Atlético Peñarol de Salto, fundado el 6 de marzo de 1915. Enrique Antonio Vidal, supo ser compañero de juego de glorias como Pedro Virgilio Rocha, y en su actual condición de dirigente, reivindica la necesidad e importancia de la participación de la gente joven, como sucedía en tiempos en los que él y tantos otros, se arrimaron al aurinegro.AL DORSO ENRIQUE ANTONIO VIDAL

1) ¿Qué significa el fútbol para usted?
Creo, en primer lugar, que las personas nacen con determinadas condiciones. Yo, nací con condiciones para jugar al fútbol, además de gustarme dicho deporte. Claro, en aquella época, los años 50, la única distracción que teníamos, era jugar en el campito. De esa forma, fue apareciendo la pasión, con la cual adquirimos cierta capacidad para el juego, conocimiento que luego fuimos perfeccionando. En fin; es un sentimiento que nace desde adentro, por eso, miro todo partido que me sea atractivo, sea nacional, regional o internacional. También leo y escucho todo aquello relacionado, que me permita ver de qué forma podemos ayudar a nuestro amado Peñarol.

2- ¿Desde cuándo forma parte del Club Atlético Peñarol?
Me acerqué a Peñarol por una invitación de Bellagamba, viejo dirigente del club; yo en ese entonces, le hablo de 1950, cuando cursaba 3er año del liceo, ni sabía de qué color era la camiseta de Peñarol (risas). Enseguida le dije que quería jugar, ya que me defendía bastante bien en el juego; así, empecé a jugar en la 4ta; en 1951 salimos campeones, y en 1952 ya jugué en 1era, durante 17 años, siendo el primero en hacerlo, de ese cuadro de la 4ta que había salido campeón.

3- ¿Cómo era jugar en el Peñarol de ese entonces?
En esa época Peñarol tenía un cuadro muy rejuntado; el que, había bajado a la B por primera vez, en 1942. Venía, por lo tanto, de un desgaste, habiéndose quedado sin jugadores, siendo que en ese entonces era un cuadro muy importante a nivel local.
Lo formaban muchos veteranos, con pocas virtudes, digámoslo así. Luego, se armaron tres sectores: de la Zona Este, llevamos a algunos jugadores compañeros, Parodi, Dávila, García; del Cerro, se sumaron los Rocha, los Quintana, los Suárez y los Medina; y, del Lazareto, unos cuantos más. De ese grupo, salió el Peñarol campeón del 58. Pero qué pasó; en esa época el ascenso no era directo, por lo que tuvimos que jugar un partido con Almagro, que había salido último en la A, ganándonos 2 a 0 en el Dickinson, y tuvimos que quedarnos en la B.
En 1959, a consecuencia de lo que nos ocurrió, que fue una injusticia, porque, que un cuadro que había salido campeón en su división, tuviera que jugarse el ascenso con el que salió último en la suya…; fue que se hizo la modificación para que el ascenso fuera directo. Y ese año, salimos campeones invictos; ya jugaba Pedro Virgilio Rocha, el hermano “Coco” Rocha y Dávila.

4- ¿Podemos decir entonces, que supo pasar momentos difíciles y gloriosos del club?
Como no. En 1960, ya se fue Rocha a Montevideo, y en ese año, salimos Vicecampeones y Campeón Ferro, quien nos sacó tres puntos de ventaja. La verdad, es que en esos años, teníamos un muy buen cuadro, muy bien armado. Después, las cosas se fueron dando, a veces bien, a veces no tanto, pero, siempre estuvimos al pie del cañón. Creo que la mala racha ha sido causa de que no hemos podido o sabido formar a nuevos directivos como se hacía antes. En mi caso particular, además de jugador, tuve la oportunidad de ser directivo e ir aprendiendo de aquellos dirigentes.

5- ¿Existe mucha diferencia entre el fútbol de antes con el de ahora?
Bueno. Los cuadros que había antes, todos, tenían muy buenas figuras, de primera calidad. Ferrocarril, Salto Uruguay, Nacional, Almagro, para hablarle de los cuadros grandes de la época.
Recuerdo que, también hubo cuadros que lamentablemente se fundieron, y los que, como Independencia, tenían un plantel fenomenal.
Ahora, hay una diferencia total entre los jugadores que conforman la selección, por ejemplo, con los que formaban la selección del 60 para adelante.

6- El futbolista actual, ¿juega por amor a la camiseta o exclusivamente por un fin económico?
Para ir a jugar a la selección, había que jugar; no era jugar como ocurre hoy, más por el amor al dinero que por el amor a la camiseta; era al revés; se jugaba pura y exclusivamente por amor a la camiseta.
Había jugadores muy buenos, pero, no todos quedaban en Montevideo. Le pongo el ejemplo de Rubén Grassi, quien fue a la capital, y después, volvió a Salto por asuntos familiares, y era el mejor jugador de esos tiempos.
Recuerde la anécdota que cuenta que después de ganar el Mundial del 50, los jugadores fueron a festejar a un carrito de cachorros quentes en Copacabana; hoy, el festejo sería muy diferente.
Por otra parte, es cierto que no había tanto dinero; y ahora hay una visión que parte desde el baby y sigue en juveniles, en los que todos quieren ser dueños de la verdad, y desean sacar buenos jugadores para asegurarse el futuro, lo cual es lógico, no lo critico. Pero, lleva la otra contra; antes, la formación del jugador era otra, más firme.
Ahora, es una vida más light, buscando en el fútbol, una salida laboral rápida.
7- ¿Cuántos años se desempeñó como Presidente del Club?
Yo estuve por primera vez en el período 1975 – 1976; luego, entre los años 2005 y el 2008 y, últimamente, en el período 2016 – 2017.

8- ¿Qué considera que le está haciendo falta al fútbol local?
Ahora hay cinco o seis cuadros que son los que dominan la situación, por la parte económica. Eso influye en la convocatoria de jugadores, porque, a lo mejor, le ofrecen un sueldo para jugar, y eso no se veía. Además, antes, no había tantos problemas como hay ahora en lo económico, en lo social y en lo deportivo. Ya no se ve al club como una cuestión social y deportiva, solamente; hay que verlo, también, como una empresa. Existe un presupuesto muy alto para mantener una institución así, y eso que actualmente estamos en la C. Eso, se hace, a veces, un poco cuesta arriba. Afortunadamente, Peñarol cuenta con una muy buena infraestructura que nos permite obtener determinadas ganancias para poder solventar los gastos y continuar para adelante. También, la falta de dirigencia, es un problema. Hoy en día, el tiempo es escaso, ya que trabajan el esposo y la esposa, y no queda tiempo para participar en una directiva; cuanto menor, colaborar económicamente como se hacía en otras épocas, cuando el club, era la segunda casa, por así decirlo. Ni que hablar del cambio de los valores y principios; me refiero al respeto, solidaridad, responsabilidad, etc. Peñarol, hoy, no tiene la organización ni la consistencia de un cuadro que debería estar en otra posición. De todas formas, estamos trabajando con Baby Fútbol, estamos en la C, con miras a superarnos y a continuar trabajando.

9- ¿Recuerda alguna anécdota en especial de todos estos años de peñarolense?
Recuerdo a un jugador que había venido de Almagro, que era muy bueno, quien puso como una de las condiciones, que se le arreglara la dentadura; bueno, se cumplió con el pedido, tras hacerse una colecta en la Comisión Directiva. A los dos años, pidió el pase de nuevo para Almagro; entonces, uno de los dirigentes veteranos, le dijo que muy bien, pero que primero dejara la dentadura en la mesa de la Directiva. Después de eso, fueron a hablar con la Directiva de Almagro, y ésta pagó los $ 50 que había costado la dentadura de la disputa, y así, tuvo el pase del jugador. Eran otros tiempos.

10- ¿Cómo divisa el futuro de su amado Club Atlético Peñarol?
Con la nueva Comisión Directiva, formada por gente joven y con personas con experiencia, a Peñarol le veo un gran futuro. Pero, siempre sostengo que, será a base de trabajo y compromiso.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Hoy con, Silvia Sagaría Gelós, la heredera de un legado musical que transmite con pasión a sus hijos y alumnos

Hija de Héctor Sagaría y Nelly Gelós, con tan solo cuatro años sorprendió a propios y ajenos por su desempeño con el acordeón a piano, yendo a tocar al Teatro Nacional de Buenos Aires.
Silvia Sagaría Gelós, continuó con el legado de su padre en la música y junto a sus hijos y su hermano, está al frente del Conservatorio que fundara su padre, por quien siente un gran orgullo y admiración y así se lo transmite a su familia y sus alumnos.
Se crió con la música y no concibe otra forma de vida sin ella. Hoy, se muestra agradecida con la vida por haber tenido la oportunidad de formarse en todos los instrumentos y transmitir a otras personas junto a su familia, su pasión por la música.AL DORSO - Silvia Sagaría

1- ¿Cómo fue el comienzo de su formación musical?
“Comienzo mis estudios en el Colegio Inmaculada Concepción y con esa edad ya tocaba el acordeón a piano. Con cuatro años aprendí a tocar el acordeón con mi padre. Me habían comprado el piano pero de verlo a mi papá tocar el acordeón, mi pasión era el acordeón. Pasaba lo siguiente, como el acordeón de él era grande y era imposible tenerlo sobre mi pierna, entonces, mi abuela paterna y mi mamá me compran un acordeón y así empiezo con ese instrumento estudiando dentro del conservatorio. Siempre digo que si viniéramos en un navío y hubiera que alivianar carga, lo último que tiraría sería mi acordeón”.

2- ¿Su padre fue muy influyente en su decisión de decirse a la música?
“El primer DO que aprendí a tocar en la música me lo enseñó mi padre, él, fue fundamental en mi formación y en todo para mi. Mi ídolo total y mi ejemplo a seguir fue mi padre, desde chiquita. Yo lo veía tocar el acordeón y mi mundo era ese”.

3- ¿Su formación musical continuó con otros instrumentos?
“A nivel musical, hasta los ocho años hice exclusivamente acordeón, después pasé al teclado horizontal, era la época en que aparecieron los primeros órganos electrónicos y como el conservatorio siempre fue muy vanguardista, empecé a hacer órgano electrónico. Después, le incorporé batería, pasaron los años y aprendí la guitarra y así incorporé el manejo de todos los instrumentos que había en el conservatorio. Lo último que incorporé fueron clases de canto y violín”.

4-¿Recuerda sus primeras presentaciones?
“Corría el año 1966 cuando empecé a hacer música. El primer año debuto en el Teatro Larrañaga tocando un vals francés “Hi lili Hi lo”, tenía 5 años y los profesores que venían desde Buenos Aires a componer la mesa examinadora del conservatorio y componían el cuarteto de los acordeones de oro en Argentina, me vieron y me invitaron a participar en el Teatro Nacional de Buenos Aires presentando el mismo vals que toqué en el Teatro Larrañaga. Desde muy chiquita tuve la oportunidad de participar en escenarios de Uruguay, Argentina y en algunos casos de Brasil. Lo más satisfactorio de todo esto era que yo era muy chiquita y los alumnos de mi padre que eran más grandes me incorporaban al grupo. Después, hice ballet y patín. Siempre sentí la música como parte de mi vida”.

5- ¿Pero también se dedicó a enseñar música?
“Sí, me encanta enseñar. Yo empecé con 14 años. Tengo una vocación por enseñar. Recuerdo que mi primer alumna fue una chica que iba al conservatorio y quedó embarazada y no podía seguir viniendo entonces mi padre me preguntó si yo me animaba a darle clases personalizadas en su casa y dije que sí. Mi madre me llevaba hasta su casa en el fondo del Ceibal y me esperaba mientras le daba clases hasta volver. Al poco tiempo saco un permiso para manejar un ciclomotor, me colgaba el acordeón a la espalda y salía a dar clases. El primer año terminé con ocho alumnos hasta que después de mi primer embarazo dejé de dar clases a domicilio. Después, me radiqué en Argentina, estuve once años y siempre trabajé con un anexo del conservatorio, enseñando música”.

6- ¿Su pasión por la música la transmite a sus alumnos del conservatorio?
“En mi familia decimos que vivimos y amamos la música, somos formadores de músicos y en este momento en el Conservatorio Sagaría tenemos alumnos desde 3 años hasta gente de 70 años. Lo que más me gusta a mi es transmitir mi pasión por la música. Tengo el orgullo de que mi hijo mayor Ruben “Tati” Forti Sagaría es amante del canto y mi hijo menor Héctor “Toti” Forti Sagaría, lo es de las cuerdas y ambos trabajan conmigo en el conservatorio. El conservatorio está bajo mi dirección, mi hijo mayor se dedica a canto y percusión, mi hijo menor se dedica a batería y es muy buen guitarrista y mi hermano Braian es excelente baterista y tecladista e integra las mesas examinadoras de finales de cursos en diferentes conservatorios de Uruguay y Argentina”.

7- ¿Cualquier persona puede aprender música?
“Para mi todos pueden aprender música, hay gente que viene con un don especial pero es algo que todos pueden aprender. Pienso que tanto los niños como los grandes tienen su encanto a la hora de aprender música. Los chiquitos a veces están cinco minutos tocando y te dicen que están cansados y no quieren tocar más y en los grandes se da eso que tienen muchas actividades pero igualmente se dan su tiempo para aprender música y eso es muy valorable también. Pienso que el tema pasa por amar la música, a veces hay un poco de genética y predisposición pero también esta eso del amor que se transmite por la música y la pasión por lo que se hace. Yo siempre digo que todos pueden ser músicos, que el que quiere aprende aprende”.

8- ¿Cómo es su vida como mamá de dos hijos varones?
“Para mi es maravilloso. Mis hijos trabajan en el conservatorio conmigo y a su vez trabajan en la empresa “Toti sonidos” que es un anexo al conservatorio y es una de las empresas más grandes de sonido al norte del río Negro. Es una satisfacción que les guste la música tanto como a mi. Desde muy chiquitos traté de dividir mis esfuerzos para ser mamá y continuar enseñando música pero mi prioridad desde que ellos nacieron fue ser madre. Mi primer rol en el año 84, cuando nació mi primer hijo, fue ser mamá primero y después lo demás. Pero siempre pude hacer las dos cosas, ser mamá y enseñar música. Amo a mis hijos por sobre todo en la tierra, son mis ojos y creo que para ellos fui más que su mamá, fui su hermana, su amiga y compinche, siempre me sentí muy compinche de ellos, saben que siempre estoy para escuchar y aconsejar”.

9- ¿Qué hace en su tiempo libre?
“Otra de las pasiones que tengo es la cocina. Soy muy buena cocinera, me gusta cocinar, tanto lo salado como lo dulce. También se cocer muy bien y gran parte de mi vestimenta para las presentaciones me las hago yo. Después, no puedo dejar de nombrar a Rex, nuestra mascota que es parte de la familia y mi perrita Mili, que fue rescatada y adoptada por la familia”.

10- ¿Cómo recuerda a su padre?
“Siempre decimos que papá se fue el día de la música, eso que amó tanto y mi mamá siempre lo acompañó y estuvo muy presente, con él y con mi hermano y conmigo, tanto en las presentaciones como en todo en la vida. Por más que ya no esté físicamente, mi padre siempre esta presente entre nosotros ante cada presentación que hacemos y nos ayuda para que todo salga bien y no se pierda la magia de esto que se llama música. Es nuestra luz guía. Siempre digo que mientras haya un Sagaría sobre la tierra, descendiente de Héctor Sagaría, que fue mi papá, va a haber música. Todo el que vaya a nuestra casa que es nuestro conservatorio, sale amando la música porque la música más que un trabajo es un placer. Es un placer hacerla y transmitirla”.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Por el desarrollo de la medicina en el norte del país

Con el Dr. Martín Salvatierra, médico cirujano, docente de la Facultad de Medicina y Adjunto a la Dirección del HRS

Joven, emprendedor y con constante espíritu de superación, así Martín Salvatierra, un destacado profesional médico cirujano, que se desempeña y se ha formado en el Hospital de Salto y que en cada intervención busca dar lo mejor de sí para salvar y cuidar la vida de los pacientes. Nacido en Paysandú, se formó en Montevideo y desde hace casi una década se radicó en Salto donde ejerce la profesión. Actualmente ostenta además el cargo de Adjunto a la Dirección del Hospital Regional Salto, institución que atiende a más de 73 mil usuarios solo de nuestro departamento y a otros miles más de la región. Salvatierra tiene una meta y es el desarrollo de la docencia médica en Salto con el fin de que la Facultad de Medicina forme profesionales para esta zona del país, buscando mejorar los niveles de atención para la población de esta región del territorio nacional. Hoy, con el médico sanducero, radicado en Salto, Martín Salvatierra, en nuestra sección semanal. martin salvatierra

1- ¿Dónde nació, ¿dónde estudió, y cómo se compone su familia?
Nací en la ciudad de Paysandú, allí cursé primaria y secundaria. La carrera de doctor en Medicina la realice en Facultad de Medicina en Montevideo.
Mi familia se compone de mi esposa y un hijo de 7 años.

2- ¿Por qué decidió estudiar medicina? ¿Cuándo se le despertó su vocación?

Decidí estudiar medicina en el último año del bachillerato cuando realicé la orientación de medicina, cuando leí mi primer libro el cual me fascinó.
Mi vocación igualmente se fue generando durante toda mi adolescencia por lecturas de revistas de ciencia médica que accedía en mi hogar.
3- ¿Y por qué optó por especializarse en Cirugía? ¿Tiene médicos referentes en esa área?
La cirugía me empezó a gustar muy temprano en mi carrera cuando concurría como estudiante a la emergencia y block quirúrgico en el Hospital Maciel. En ese lugar conocí grandes cirujanos que despertaron en mi la vocación por la cirugía. Luego conocí al Dr. (Néstor) Campos que fue mi gran referente y guía en la cirugía aun hoy en día.

4- ¿Cómo fue su primera experiencia en un quirófano? ¿Recuerda ese momento, la patología del paciente, dónde fue?
Mi primera experiencia real como cirujano fue en el Hospital de Salto en el inicio de mi residencia en donde me tocó realizar la primera operación con el “Gordo” (Néstor) Campos, la ansiedad fue tremenda por estar ante un grande de la cirugía del país.

5- ¿Le tocó intervenir alguna vez a una persona cercana a usted?
No, por el momento no he tenido que vivir una experiencia de ese tipo.

6- Hay quienes piensan que para ser cirujano hay que tener temple y coraje por la relevancia de la praxis que realiza ¿qué opina usted?
Lo que se necesita a mi entender para ser cirujano es un gran compromiso y responsabilidad por el paciente, el coraje se adquiere con el tiempo y te lo da la expertise (práctica y experiencia).

7- ¿Hace cuánto tiempo que trabaja como cirujano en Salto y cómo ve el desarrollo de la tarea que realiza en nuestro medio?
A Salto llegue en el año 2009 y como cirujano ejerzo desde el año 2013. Desde ese año además concursé por un cargo de Grado 2 como Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República, en el Hospital Maciel. Desde ese momento y con el apoyo de los profesores de la Clínica Quirúrgica se ha gestado un grupo de trabajo que se enfoca en el manejo integral del paciente quirúrgico enfocado fundamentalmente en la cirugía mini invasiva.

8- ¿Qué experiencias positivas y cuáles, si quiere contestar, han sido negativas?
Creo que con el apoyo de la mayoría de mis colegas médicos de la ciudad de Salto se han logrado cosas muy positivas para la cirugía de Salto, puedo decir que pocas negativas.
Hice grandes amigos en Salto por lo que no da lugar a cosas negativas.
9 -Desde hace algunos meses se integró al Equipo de Dirección del Hospital de Salto, ¿cuáles son sus objetivos en el desempeño de su función?
Los objetivos basados en profesionalizar la gestión son claras, mejorar todos los indicadores de nuestro Hospital para que la gente sienta como propio este gran Hospital de Salto. Mi intención es devolverle a Salto y al Hospital lo que ellos me han dado, estoy muy agradecido.

10- ¿Qué otra actividad realiza aparte de ser médico cirujano y Adjunto a la Dirección del Hospital de Salto?
La otra actividad que realizo es la de Docente de la Facultad de Medicina, se trata de un proyecto que busca lograr en conjunto con Montevideo, una Facultad descentralizada y que apueste a la mejor formación médica en todo el país.
Contamos en el servicio del Hospital Regional Salto, con estudiantes de postgrado y con médicos residentes de cirugía, algo que es muy positivo y que generará recursos médicos importantes y muy preparados, no solo para la ciudad, sino también para toda la región.
Actualmente en mi caso estoy haciendo el concurso para alcanzar el Grado 3 de Profesor Adjunto Titular de la Clínica Quirúrgica.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“Las diez últimas de la última”

La alegría de poder haber visto nuevamente un Congreso Merino en el Uruguay

Jorge Enrique Grasso Jones

En nuestra sección las diez últimas de la última presentamos hoy a Jorge Enrique Grasso Jones. Criador de la raza Merino Australiano, que estuvo participando en las actividades vinculadas al Congreso Mundial Merino Australiano realizado la semana anterior por segunda vez en nuestro país.
El pasado lunes, Jorge Enrique al igual que otros ocho socios, fue nombrado socio vitalicio por la Sociedad de Criadores de Merino Australiano del Uruguay (SCMAU) y recibió una medalla.
A sus 82 años, y una vida dedicada a la cría de esta raza, siendo incluso jurado en Australia en dos ocasiones, Grasso no pierde oportunidad de intervenir en cada actividad vinculada al Merino.daniel y jorge grasso

1- ¿Acompañando las actividades del Congreso?
Quiero expresar la alegría que tengo de poder haber visto nuevamente un Congreso Merino en Uruguay, estoy maravillado de lo lindo que está saliendo y muy contento sobre todo por la cantidad de amigos que he encontrado –de todos lados- y eso, la gente mayor como yo, lo valoramos muchísimo.

2- ¿Cuantos años en la cría de la raza?
(Se ríe) Unos cuantos años, cuando tenía 17 años ya teníamos Merino…Ha evolucionado el Merino maravillosamente; como todo, a lo largo de los años, la raza ha ido mejorando de acuerdo a las necesidades, hemos tratado de ir haciendo esfuerzos para mejorar y realmente se ha conseguido un nivel excepcional.
Estas majadas (comerciales en La Magdalena) que acabamos de ver recién, es imponente ver un lote de borregas Merinas con ese desarrollo y esa sanidad; eso creo que solamente acá se puede ver, yo he estado en Australia y no hay gran diferencia con esto.
Sin lugar a dudas que ellos (en Australia) tienen un clima mucho mejor para la oveja, nosotros acá estamos siempre luchando con un clima que sobre todo lo más malo que tiene es que es muy desparejo. A veces viene un verano muy seco donde andan bien las ovejas, pero al otro verano siguiente te viene muy llovedor y tenés cantidad de problemas con la oveja.

3- También se observó el trabajo con perros kelpie
Sí, y es otra cosa que hoy me deja muy contento, haber visto los kelpie trabajar.
El primero que trajo los kelpie al Uruguay fui yo, a mi un australiano me enseñó a trabajar con los perros y todos los que están trabajando son hijos de los que trajimos; es maravilloso ver trabajando a esos animalitos; la ayuda es fuera de serie, fundamentalmente cuando se trabaja con mucha oveja en cantidades grandes.
Recuerdo hace muchos años un remate, no se si eran alrededor de dos mil capones sin lana que los estábamos por vender en el remate, y el capón cuando está sin lana y es arisco, veía la cantidad de gente y disparaban, allí intervinieron los kelpie y es maravilloso verlos trabajar, ellos hacen lo que uno les manda, claro que lleva un tiempo enseñarlos como toda cosa.

4- ¿Qué recuerda del Congreso del año 1994 donde Uruguay fue sede?
Fue fantástico, y desde luego que estuve en la organización, siempre cuando hay algún Merino, tanto yo o mi hermano (Daniel) o los dos, siempre estamos a la orden, en esa oportunidad, la primer llegada que hicieron los australianos fue a El Totoral, recuerdo que les hicimos un recibimiento con todos los muchachos compañeros de Ana Lis mi hija, que eran todos jovencitos y los esperamos en el portón de la entrada con las banderas y todos iban al costado de los vehículos corriendo con las banderas desplegadas, fue un recibimiento fantástico.
Era mucha gente igual que ahora.

5- ¿Qué anécdotas tiene de esa instancia?
En casa (El Totoral) había un asado para compartir, habíamos hecho un asado grande como obsequio, pero yo como cosa criolla, tengo una olla grande de hierro y le había puesto unas presas de carne a hervir, y cuando quisimos acordar la gente (extranjeros) que ya habían comido asado, se ve que querían probar alguna cosa diferente, y pedían el caldo de esa olla para tomar, estaban enloquecidos y hubo un momento que se nos terminó y yo tengo un sobrino a quien aprecio mucho que era el que atendía, y como no teníamos más, trajo unos caldos de esos que vienen preparados y le agregó no se qué cantidad a la olla para que siguiera teniendo gustito.

6- ¿Cual era el objetivo de la raza entonces?
Igual que ahora, sobre todo dispersar la idea de lo que es el Merino, y realmente de aquella época hasta ahora, ha aumentado impresionante. De hecho el porcentaje hoy es mucho mayor, y no solo la raza, sino los cruzamientos que se han hecho con otras razas siempre tratando de afinar las lanas, ya que los valores de lana fina han ido en aumento y es más fácil la venta de las lanas finas que el resto.
Es importante resaltar que la comercialización está mucho más organizada que en aquella época y eso ayuda muchísimo.

7- ¿A qué cree usted que se debió la gran caída del stock ovino?
Creo que uno de los motivos es que la oveja precisa mucha gente que le guste la oveja para trabajar, y se ha ido perdiendo ese gusto, recuerdo cuando yo era joven que al empelado le gustaba mucho trabajar con ovejas y hoy casi que le mostrás al personal que tenés ovejas para trabajar y si bien no se va, se nota que no le gusta.
La oveja da trabajo sobre todo cuando vienen los años complicadas (por el clima) porque cuando vienen los años normales no da trabajo.

8- Los problemas como el pietín que en los años 90 estaba muy avanzado, ha mejorado bastante
Se ha mejorado porque los años que han venido son buenos, yo hace tiempo que no veo pietín como hubo en aquel momento, recién hablaba con un brasilero –se ve que ellos tienen mucho pietín porque el clima de ellos es más húmedo, y él me preguntaba cómo estaba acá el tema, y le decía que está mejor pero un poco es porque el clima ha ayudado.

9- La familia sigue la tradición en la cría de Merino…
Si, toda mi familia continúa en la raza, mi nieto Enrique (Rodríguez Grasso) trabaja en El Totoral y mi hermano Daniel trabaja en El Boquerón pero el que le sigue es un hijo de el así que eso se va a seguir.
Es lindo ver cómo la familia sigue trabajando en eso.

10- ¿Qué mensaje le daría a los criadores de Merino?
Primero quiero agradecer a la gente que nos ha acompañado (en este congreso) especialmente a los que vienen del exterior pero además a los uruguayos y a los brasileros que han venido, nos llena de orgullo y alegría.
A la gente joven que siga trabajando que la oveja siempre sale adelante, cuando vienen años complicados que andamos mal de dinero, la oveja siempre nos ha sacado adelante.

 

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“Las diez últimas de la última”

Con Oscar Fabián Amaral García – figura icónica de los medios de comunicación locales
“Duden… sean más curiosos y busquen la verdad debajo de muchas alfombras”

Su nombre ha logrado consolidarse desde hace mucho tiempo en el entorno de la comunicación de nuestro departamento y a lo largo del tiempo fue logrando un buen número de seguidores con los que fue construyendo un importante vínculo a través de la radio. Oscar Fabián Amaral García (52), a su etapa infantil la define como “feliz itinerante de hermosos pueblitos de Uruguay. A su pre adolescencia la vivió en el barrio Talleres Norte (Zona Este. aldorso001Concurrió a la Escuela No 8, al Liceo Nº3 “José Pereira Rodríguez” de la Zona Este y a posteriori concluyó el Bachillerato en el Liceo Nº 1 “Instituto Politécnico Osimani y Llerena” IPOLL. Desde su lugar de comunicador y periodista. Amaral deslizó una frase que sintetiza su labor hecha a consciencia… “Informamos… formamos y entretenemos” – enfatizó

1- ¿Cuándo comenzó formalmente en los medios?
-”En el año 1982, mientras realizaba turismo radial (iba a otros lugares del Uruguay y mientras los demás preferían conocer playas, plazas o museos, yo buscaba donde estaban las radios y pedía permiso para conocerlas), el director sanducero de Radio Charrúa, don Raúl Francolino, acepta un programa escuchar un programa piloto destinado a la juventud. Vuelvo a Salto y embarco en esa aventura a un amigo, Sergio Hornos y entre ambos iniciamos Modulando Música… fue el debut de ambos en la radio.
El programa luego se emitió también en Salto (Radio Tabaré), en Artigas (Radio La Voz de Artigas) y en Bella Unión (Radio Bella Unión).

2- ¿Qué análisis hace del manejo de los medios de otrora y del actual?
-“Hoy los medios masivos son distintos, algunos son mejores, porque usan los adelantos tecnológicos y consiguen resultados realmente atractivos para quienes los reciben. Otros no tanto, diría que hasta han involucionado Mi análisis pasa por tres simples reglas: información, formación y recreación. Si cumple las tres reglas en forma aceptable el medio sirve a la población…no me gusta aquél que para entretener, dice impropedios, falta el respeto, se olvida que hay jóvenes atentos a su mensaje. Entretiene, pero no suma a la formación social del individuo.

3- Desde su experiencia… ¿Qué responsabilidad supone estar frente a un micrófono, estableciendo un significativo vínculo con la audiencia?
-”Establecer vínculos con alguien que no puedes ver a los ojos, ni sabes lo que le está pasando es una responsabilidad aterradora.
El poder de influir en el estado de ánimo de alguien que te ha hecho el honor de dedicarnos su tiempo es una responsabilidad que si todos la tuviéramos presente, cada vez que encendemos un micrófono, seríamos más prudentes. Una frase puede hacer que alguien sonría, se preocupe, o le aporte una enseñanza.
Recuerden… informamos, formamos y entretenemos.
Son tareas muy importantes, y si las hacemos bien, podemos contribuir positivamente a la sociedad.”

4- ¿Qué lectura hace de los medios de comunicación locales?
-”Hacen lo que pueden.
Yo soy parte de esa industria y siempre sostuve que no por mayor cantidad hay mejor calidad.
La enorme cantidad de medios de comunicación que hay se otorgaron con el argumento de que a mayor cantidad, más diversidad de opiniones, más democracia, es un razonamiento rengo, porque nunca tuvo en cuenta la viabilidad económica y profesional de esos medios.
Éstos, se sustentan con publicidad y los comerciantes y empresarios deben ahora elegir en un impresionante abanico de medios que hacen casi lo mismo.
No es la cantidad lo que hace la diversidad, es la orientación de cada uno.
Uno o dos de información política, otros deportivos, otros musicales etcétera.
Un periodista hoy corre de un empleo a otro porque en una sola empresa periodística no consigue ni la tercera parte de una canasta básica con su sueldo.
En este contexto, ¿Cómo hace un periodista para sostener una familia? Hace un poquito de periodismo express por acá y otro por allá.
No hay tiempo para investigación, para profundizar lo que nos pasa como sociedad. Hay gente con capacidad y voluntad… pero eso no basta”.

5- De todos los proyectos que ha emprendido. ¿Cuál fue el que más lo sorprendió gratamente?
-”Me sorprendo todos los días por igual, con cada mensaje, llamada o visita de la gente que me “hace una devolución” de lo que digo. El oyente es mi cliente más importante. Que se alegre, me felicite o me pegue un buen reto, hace que valga la pena el día siguiente”.

6- ¿Qué reflexión le merece el mundo actual?
– “El mundo hoy es una aventura fascinante y frenética. No todos tenemos la capacidad de adaptarnos a esa velocidad. A veces extraño otras épocas en las que luego de tus ocho horas de trabajo, te sentabas con tus amigos, o familiares a charlar o jugar un picadito en el baldío de la esquina Dejamos que la televisión de 24 hs, la internet y el celular nos quitaron eso y nos enchufamos en una autopista tan veloz que te despeina el cerebro, a veces, hasta te arranca neuronas.
Pero son nuevos tiempos…te subes o te quedas al costado del camino”.

7- ¿Qué cambiaría de su vida, si tuviera la oportunidad de hacerlo?
-”Lo que viví, o me trajo alegrías, o me dejó enseñanzas. No puedo rechazar ninguna de las dos cosas. No cambiaría nada”.

8- ¿Alguna vez rechazó una propuesta de trabajo por no estar de acuerdo con las condiciones?
“-Sí, traté de negociar, pero cuando no se pudo, las rechacé. No podría llegar a viejo y tener que avergonzarme por hacer algo a sabiendas que no iba en línea con mis principios. Sería una traición a mis viejos y a todos los que en el camino me aconsejaron.

9- ¿Qué aspiraciones de futuro se ha marcado?
-”Seguir siendo feliz. Soy creyente así que… Dios proveerá (claro que siempre pongo lo mejor de mí. No espero todo de la Providencia)”

10- A partir de su larga trayectoria. ¿Qué mensaje compartiría con sus seguidores?
-”¡Duden!, sean curiosos, busquen la verdad debajo de muchas alfombras (es ahí donde la mayoría de las veces se esconde).
Tengan fe en los amigos y muy importante: hagan de su lugar de trabajo, un lugar de armonía.
Pasamos más horas en nuestro trabajo que en nuestra casa. Si no somos felices en el laburo, llevamos la frustración al hogar y nuestros afectos no tienen la culpa”.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

“Las diez últimas de la última”

Con Dr. Carlos Orihuela:
“Mi forma de ayudar al futuro, es aportar un grano de arena al mejoramiento de Salto y de Uruguay”

Es, sin lugar a dudas, uno de los mayores referentes de la producción citrícola nacional y de la política de los mejores tiempos. También, un abogado comprometido con su profesión que lo llevó a declinar en varias oportunidades, postulaciones a cargos públicos que le impidiesen el ejercicio de la misma. El Dr. Carlos Orihuela representa al Salto que muchos no conocimos y que nos gustaría haberlo hecho. Esposo, padre, abuelo y un incansable luchador de varias causas, hoy, cuando todo indicaría su alejamiento absoluto de la pelea política, asegura regresar a la misma, pensando en sus nietos y en el país y el Salto que les tocará vivir. Con él hablamos para esta entrega de Al Dorso, recorriendo sus pasiones y bienvenidas reflexiones de la realidad nacional y local.AL DORSO DR. CARLOS ORIHUELA

1- La citricultura ha sido una tarea importante en su vida; ¿podría considerarse un empresario de dicha actividad?

Yo diría que más que empresario –incluso mis hijos me han dicho con cierta cojosidad que yo nunca fui un buen empresario porque subsidié siempre mis actividades con mis ingresos profesionales-, lo real y lo cierto es que siempre estuve vinculado a la actividad productiva citrícola, donde tuve una trayectoria y un desarrollo desde que me recibí de abogado, momento en el cual comencé a plantar e inmiscuirme en toda esa actividad. Eso fue durante muchos años; incluso, fui Presidente de la Comisión Honoraria del Plan Citrícola, en la época en que Malaquina estaba en la Intendencia, y teníamos el problema de los cortes de árboles por el cancro, donde desarrollé una extensa actividad y si se quiere conflictiva, en ese momento. Después, continué trabajando en las gremiales citrícolas, hasta hace muy poco tiempo, cuando tomé distancia de toda esa actividad.
También tuvo vínculo con otros rubros productivos, pero con menor intensidad que con los citrus.

2- ¿Existen políticas claras al respecto?
Nosotros venimos de los tiempos de la ley del Plan Citrícola. Ésta concedía una amplia asistencia a los productores chicos, constituyendo realmente el gran impulso que tuvo la citricultura en el Uruguay, sobre todo en Salto. La gente piensa, y nosotros también, que la citricultura es algo íntimamente vinculado con Salto, y, sobre todo, una de las fuentes más importantes de trabajo, cosa que en este momento está con dificultades muy importantes, que no son nuevas, que vienen de tiempo ya, y que sería un tema muy largo de tratar. Sobre dichas problemáticas, mantuvimos como dirigente gremial, varias reuniones con el exministro Aguerre y demás autoridades.
La citricultura está pasando por una situación totalmente distinta, con problemas sanitarios, de reconversión de variedades, de altos costos, de dificultades para la exportación por los aranceles, en fin, una enorme cantidad de cosas, que ha llevado a que el productor chico, prácticamente esté desapareciendo del escenario.
La nueva citricultura exportadora, con nuevas variedades y demás, está, lamentablemente, diseñada para las empresas, porque no hay como antes, subsidios para los productores chicos, asistencia, etc. Ahora en Uruguay se está haciendo la reconversión citrícola en base de plata del bolsillo del productor; eso es inabordable, por los productores chicos.

3- Abogado de profesión; ¿es verdad que resignó postularse a cargos políticos por continuar ejerciéndola?
La actividad profesional la ejercí con mucha intensidad, durante más de 40 años. Fui directivo de la Asociación de Abogados de Salto en varios períodos, donde recuerdo alternarme con el Dr. Carlos Rodríguez Iribarne en la presidencia, en momentos muy difíciles como fueron los de la dictadura, donde nos digitaban los candidatos a las comisiones directivas. Estuvimos a punto de cerrar la Asociación como sucedió en Paysandú, por ejemplo, como otras tantas que dejaron de funcionar, porque no pudieron soportar esa situación. Nosotros, en cambio seguimos, con dificultades, con mucho esfuerzo y sacrificio.
Hacíamos jornadas interesantes, como una en la que se trató el Contrato de Transporte Internacional, cuyo disertante fue el Dr. Didier Opertti, etc. Recuerdo que ejercí la presidencia en varias oportunidades, manteniéndome vinculado a la actividad gremial profesional, después de dejar el cargo.
Tuve la satisfacción que al cumplir 50 años de recibido, el Colegio de Abogados del Uruguay, me realizara –como a todos los colegas que cumplen tantos años en la profesión-, un homenaje, al cual me acompañó mi familia y fue muy emotivo.

4- ¿Cuándo comenzó su militancia política en el Partido Colorado?
En la política comencé a poco de recibirme de abogado y empezar a trabajar, hablamos del año 1965 -1966, de lo cual ya hizo más de 50 años. Eduardo Malaquina me llevó, de una manera u otra a participar en la Lista 1, Departamental José Batlle y Ordóñez. Ahí empezamos, él por su lado y yo por el mío, pero casi en la misma época. Recuerdo a la vieja dirigencia como Vinci, Ferro, etc.; con quien no alcancé a tener demasiado trato fue con Barbieri, porque él ya estaba retirándose de la actividad política municipal.
En la Lista 1 nos iniciamos, con mucho furor. En aquel entonces –siempre lo recuerdo-, empecé atendiendo un consultorio jurídico que había en la Departamental, ya que en aquella época no había Defensoría de Oficio, con el cual se trabajaba muchísimo. Y así siguió mi trabajo; aunque, nunca quise ser candidato a Diputado por ejemplo, porque no quería dejar el ejercicio de mi profesión; me aguanté en esa postura, sin perjuicio de que continué teniendo una labor política muy intensa, sobre todo, junto a Malaquina. Estuvimos en varios períodos en la Junta Departamental, etapa de la que recuerdo mucho al Dr. Juan Carlos Roca, que era una persona muy especial, pero lo considerábamos nuestro Maestro, por su sabiduría en el derecho municipal; a Avellanal (padre del Escribano), y Horacio Tafernaberry.
También tuve mucho trato con el Cr. Betancur, que entonces era el contador de la Intendencia, y a tantos más. Tuve muy buen relacionamiento con los gobiernos del momento, sobre todo con los hermanos Minutti, con los que tuve bastante relación; es más, mi chapa profesional me la diseñó “Pitín”, con quien éramos muy amigos, sin perjuicio de que no teníamos afinidad política. Luego vino el duro período de la sedición y la dictadura. Después que ésta comenzó a ablandarse, comenzamos con las actividades clandestinas que las organizábamos en el escritorio que teníamos con Malaquina, corriendo muchos riesgos; a quien recuerdo mucho en esas andanzas es a Hugo Corti, quien siempre andaba para arriba y para abajo en el tema. En fin, esos podríamos decir que fueron los comienzos.

5- ¿Es verdad que durante la dictadura le ofrecieron formar parte del gobierno local?
Llegué a tener buena relación con los intendentes militares. Con De Nava, teníamos una relación buena, pero hubo un momento, después del plebiscito del 80, en el que quedó muy incómodo, muy mal, y ahí tuvimos distanciados durante mucho tiempo. Con Loureiro, mantuvimos una relación bastante amistosa, incluso fue él quien me llegó a ofrecer un trabajo en la Intendencia, a lo cual le contesté que le agradecía el ofrecimiento, pero que él sabía que yo no era un hombre afín al proceso, y que el hecho de que tuviera una amistad con él, no significaba otra cosa. Me contestó con mucha altura y con una sonrisa, que sabía que esa sería mi respuesta.

5- ¿Qué recuerdos tiene de sus años en el gobierno?
Luego de lo que le mencioné, llegaron las intendencias de Malaquina, donde de una forma u otra tuvimos una actividad importante, desde la Departamental, desde la Junta y después, en el último período de gobierno, desde la Secretaría General y como primer suplente a la Intendencia, ocupando el cargo de intendente durante los seis meses en los que Malaquina buscó su reelección.
Es decir que, la actividad municipal la manejamos con mucho fervor y con mucho cariño, teniendo muy buenos recuerdos de esos tiempos, aun habiendo enfrentado la crisis del 2002, que fue muy difícil. Tuvimos un acuerdo con Adeoms, que bajar los sueldos de los funcionarios para no tener que echar a nadie, y una vez que mejoró la situación, se les reembolsó lo que se había descontado. Esa fue una experiencia muy interesante e importante. Las administraciones de Malaquina, lo quiero mencionar, siempre fueron muy austeras y responsables en lo que refiere a las finanzas, sin perjuicio de que tuvo un importante protagonismo en todo lo que tuvo que ver con el desarrollo de Salto, como la Universidad, la producción, el Shopping, etc.

7- Tenemos entendido de que volvió al ruedo político, ¿es verdad?
Hace un montón de años que estaba con el caballo desensillado, pero, en los últimos meses del año pasado, nos empezamos a involucrar. En el escenario departamental, tras la aparición de la persona de Miguel Feris; y en lo nacional, al aparecer la posibilidad de la candidatura a la Presidencia de la República del Dr. Ernesto Talvi.

8- ¿Por qué elige a dichas figuras?
A Miguel Feris lo conozco de aquí de Salto, si bien no teníamos una amistad, sí una buena relación. Cuando empecé a concurrir a las reuniones del Centro Comercial y él era Presidente, al ver su desenvolvimiento, me llamó la atención su sensibilidad, condiciones y ganas de trabajar. Y, cuando me enteré que deseaba intervenir en la actividad política dentro del Partido Colorado, decidí apoyarlo ante una eventual candidatura a la Intendencia. En cuanto a Ernesto Talvi, por su trayectoria en lo académico y su conocimiento de la realidad del país y sus propuestas para contrarrestar muchas problemáticas existentes; es un hombre serio y en quien siento confianza en llevar adelante cambios importantes.

9- ¿Le preocupa el futuro de Salto?
Salto está inmerso en un proceso difícil; yo no quiero ser pesimista, nunca lo fui, pero justamente, en mis últimos tiempos de Presidente de la Unión de Citricultores del Litoral Norte, participé en reuniones que hacía el Centro Comercial, donde convocaban a todas las fuerzas vivas, para tomar nota de ese famoso estudio de la OPP, en que se estipulaba que en los próximos 30 años, Salto iba a estar con un porcentaje de desarrollo muchísimo menor que el resto del país, lo cual preocupó. Desde ahí, me puse a pensar, qué problema enfrentarían los gobernantes, las personas con protagonismo en el quehacer salteño.
Lamentablemente, esos hechos se están dando y ha transcurrido ya bastante tiempo. Ese proceso se viene acelerando, donde la actividad productiva ha decaído, donde las empresas tienen serias dificultades, donde hay problemas de desempleo, donde la actividad citrícola ha tenido un retroceso importante, donde hay otras actividades que han tenido un mayor desempeño como la hortícola, pero sin tener un crecimiento importante, y donde el turismo viene teniendo un protagonismo importante, sin una gestión, a mi juicio, acertada y correcta de la Intendencia.
Entonces, todo ello lleva a que uno tenga una preocupación por el futuro del Departamento de Salto.

10- ¿Quedan deudas pendientes en el haber?
Con mis 78 años, no puedo pretender tener el vigor y el protagonismo que tuve a los 30 o 40 años; tuve la fortuna de cumplir 50 años de casados con mi señora Cecilia Supparo, tengo cuatro hijos y doce nietos, y realmente, vivo permanentemente atento a ellos, y es ahí donde está la mayor preocupación.
Por eso, mi forma de ayudar al futuro, es trabajar para aportar un grano de arena al mejoramiento de Salto y de Uruguay.

Hoy por Adrián Báez.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

La única mujer que arbitra en las canchas salteñas

“Las diez últimas de la última”

Hoy con María Catalina Fernández García:

Oriunda de barrio Progreso, de chica aprendió las reglas de este deporte que más adeptos y pasiones despierta en nuestro medio. Su tío, fue su inspiración y su temple le dio la fortaleza para tomar las riendas de un oficio netamente masculino.AL DORSO - foto CATALINA
Su entrada a las canchas de fútbol marcó un hito con la presencia de la mujer en el fútbol, demostrando que podía llevar adelante la tarea de árbitro con total neutralidad, rigurosidad y diplomacia, tal como debe ser un árbitro.
Su condición de mujer no le fue obstáculo para cumplir su sueño y hoy es respetada tanto dentro como fuera de la cancha y reconocida por sus colegas del Colegio de Árbitros, por su desempeño y su personalidad.

1- ¿Qué la llevó a ser árbitro de fútbol?
“Yo iba a las canchas de chica porque me llevaban y me gustaba el fútbol, pero nunca se me dio por jugar. Cuando tenía 30 años, Carlos Fraga (que en ese entonces era árbitro de fútbol) me invitó a entrar a la escuela de árbitros. Me anoté en la escuela, en el 2007, eramos como 30 y quedamos cinco para dar el examen. Decían que era difícil y bueno, ta, me inscribí igual. Me acuerdo que habían dos mujeres más conmigo, pero ellas perdieron el examen físico”.

2- ¿Cómo se preparó?
“El (examen) físico antes era menos exigente que ahora, eran seis pasadas de seis metros o diez vueltas de cuatro metros alrededor de una pista. Ahora, es mucho más difícil la prueba física. Las preguntas en cambio son más fáciles porque tenes tres opciones para elegir en la respuesta y no tenés que escribir tanto. En la época que yo fui, estudié todo sobre las reglas del juego en los libros que conseguía o me compraba. Cuando dí el examen salvé con 98/100 puntos. Después, en la prueba física me fue bien de bien también”.

3- Cuando se recibió de árbitro, ¿cómo lo tomó su familia y sus amigos?
“Cuando salvé la prueba mi madre quedó contenta porque todos decían que nadie salvaba, que era una prueba difícil. En esa época me mentalicé en que tenía que salvarla y me preparé dos años para eso. Después que salvé la prueba acá, al año más o menos, di una prueba de OFI (Organización de Fútbol del Interior), fue en Artigas y la salvé también”.

4- ¿Cuál fue su primer partido?
“Mi primer partido fue en la cancha de Salto Uruguay, fui árbitro y asistente, en la categoría A en Sub 15 y Sub 18. Fue en el 2009. En la terna estábamos González, da Cruz y yo. Fue un lindo partido, todo salió muy bien. Mucha gente me gritaba porque era la primera vez que veían una mujer arbitrando”.

5- ¿Hoy, cómo es el trato con los jugadores, la gente y sus colegas?
“A mi, siempre me trataron muy bien, con mucho respeto. Al principio, por ahí me daban la mano y me miraban raro porque no estaban acostumbrados a ver una mujer arbitrando pero ahora ya están acostumbrados y me tratan muy bien. Me hablan bien y yo les hablo bien. No importa si son “gurises” de la Sub 15 o más grandes, siempre les hablo bien, con respeto, les digo – ¿qué le pasa Señor? – si viene a protestar alguna jugada o algo. Siempre le doy la palabra y lo escucho y le digo – si me habla bien yo le hablo bien, no da para complicar un partido, esto es un juego-”.

6- ¿Pasó por situaciones complicadas o difíciles de resolver?
“No, no recuerdo situaciones así. A veces hay partidos más difíciles que otros, pero nunca tuve una situación complicada o que no haya podido resolver. Los jugadores quieren sacar ventaja en el juego y como yo ya los conozco a casi todos, ya se como manejarlos. Yo siempre cobro todo lo que veo, si hay alguna patada fea o un insulto muy feo entonces lo cobro; a veces ves que se dicen algo entre ellos que no es para tanto y lo dejo pasar, me hago la que no los escucho porque tampoco podés parar el partido por todo, son situaciones que se dan y se dejan pasar. Cuando ves que el partido se va para otro lado, entonces sí, tenés que resolver para que no se vaya de las manos”.

7- ¿Cómo es arbitrar para Usted?
“Tenés que estar bien atenta. Arbitrar es pensar. No es tan complicado, tenés que sacar el partido lo mejor posible, que no haya líos o problemas. Siempre hay que hablarle al jugador como -señor- y así marcás una distancia y un respeto, así sea un “gurisito” o una “gurisita” de 15 años. El respeto tiene que estar en la cancha siempre. El arma que se tiene en la cancha es la tarjeta. Si ves que un jugador empieza a complicar, le sacás (tarjeta) amarilla y se tranquiliza y si vuelve a meter una patada o actúa mal le sacás la otra amarilla y la roja y se tiene que ir. Entonces, ellos ven que el árbitro está dispuesto a expulsar y que no va a dejar que el partido se le vaya de las manos”.

8- ¿Y la tribuna, qué papel juega?
“Yo me adapté a lo que pasa en la cancha, yo hago mi trabajo y me concentro en eso. Lo que hagan los parciales no me afecta en el trabajo. Insultos, siempre hay y siempre van a haber, me han gritado cosas a mí y a mi familia pero si te ponés a hacer caso a todo lo que te gritan estás con la cabeza afuera y no adentro (de la cancha). Entonces, lo que tenés que hacer es concentrarte mentalmente adentro de la cancha y concentrada en el partido y con tus compañeros, porque es un trabajo de a tres”.

9- ¿Qué opina de la violencia en el fútbol?
“La violencia en el fútbol es casual. Uno no sabe como va a salir un partido, cada partido es diferente. Pero uno siempre tiene que cuidarse la espalda por más que sea la C, la A o la B. Uno no sabe la reacción de la gente y por más que estés arbitrando muy bien se puede complicar un partido por cualquier cosa. Nosotros ahora trabajamos con seguridad pero para mí adentro de las canchas tiene que estar la policía. Pero nosotros como árbitro si tenemos una agresión y tenemos que parar el partido lo hacemos, porque estamos trabajando y no tenemos que soportar esas cosas”.

10-¿Le gustaría que hubieran más mujeres árbitros?
“Sí, me parece que sería bueno. Ojalá que hayan más mujeres que les guste el fútbol y las pongan a arbitrar y las acepten. Porque es un trabajo más como cualquier otro, que se aprende y una mujer lo puede hacer muy bien igual que cualquier hombre. Me gustaría que se llega otra mujer la acepten y la traten bien como ha sido conmigo. Yo no tengo queja ninguna de mis compañeros ni de los jugadores, me tratan bien y me siento bien también”.

Hoy por: Wanda Aranguren.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)

Una vida detrás del mostrador

Con Wilson “Chuchila” Beltramelli y sus 56 años abriendo las puertas de un bar, que fue el centro de referencia de un barrio entero

Cuando Wilson Beltramelli tenía 20 años cuando uno de sus hermanos lo fue a buscar a una chacra donde vivía con una tía, para que atendiera el bar que su padre ya fallecido, había comprado para ellos. Lo que no sabía, es que pasaría los próximos 55 años de manera ininterrumpida detrás del mostrador, hablando con todos los que allí llegaban, escuchando historias, viendo nacer y morir gente, teniendo en brazos a bebés que luego serían sus propios clientes acodados en ese emblemático mostrador.
Mientras la vida pasaba delante de sus ojos, Wilson “Chuchila” Beltramelli, no se daba cuenta que cada mañana al girar la perilla que abría la puerta del Bar La Amistad, uno de los resabios culturales de otra época ubicado como no podía ser de otra manera en una esquina (en la de Andrés Latorre y 18 de Julio) estaba dando luz al barrio Almagro, cuya sede llegó a funcionar prácticamente en su boliche cuando la institución no tenía casa propia, como ahora.
Pero 55 años después de haber llegado al mostrador que adquirió su padre, decidió cerrar las puertas y entender que el ciclo se había terminado. Que su momento de compartir su vida con todos los parroquianos que atravesaron alguna vez el umbral de ese lugar, ya había sido, y que ahora solo resta empezar de nuevo, cerrar con llave y vivir una nueva vida. A su lado, estuvo siempre María Montero, su esposa y madre de sus tres hijos, Federico, Valeria y Leticia, la que tuvo una despensa que fue “el almacén del barrio” durante algunos años menos en cantidad, pero igualmente válidos.
Afable y cordial como siempre, Wilson Beltramelli, un ícono del barrio Almagro y paradigma del Don de Gentes, hoy en nuestra sección semanal.wilson beltramelli

1- Wilson ¿cuándo empezó a vivir detrás del mostrador?
Al bar primero lo tenía mi padre que lo compró en el año 1956, por ahí, pero el que lo atendía era mi hermano, Ivo “Tilo” Beltramelli, que jugaba al fútbol y había salido campeón con la Selección de Salto en el 1961. Después se fue a jugar a Montevideo y jugó en Central Español, entonces me fueron a buscar a mí para que me quedara en el boliche, pero eso ya era en el año 1962. Y desde entonces trabajé todos los días allí.

2- Desde el año 1962 hasta ahora son casi 56 años ¿imagino que ha visto pasar de todo ahí? Desde la transformación del barrio, la cantidad de vecinos que llegaron y se fueron…
Sí totalmente, hubo generaciones enteras que pasaron por acá y que se terminaron, vi a mucha gente que llegó alguna vez y otros que llegaron toda la vida, el barrio cambió, todo cambió acá.

3- ¿Cómo era tener un bar en esa época y en esa zona en particular?
Uh…, era muy pesado, porque estaba la pasión del fútbol y como no había otra cosa, pasaban hablando toda la semana del partido que se ganó o que se perdió el domingo. Y así transcurrían los días. Además como el Club Almagro no tenía sede en ese entonces, todos iban siempre para el bar, porque lindero al mismo donde después pusimos el almacén, se juntaban todos y ahí ya hacían las reuniones. Y traían jugadores al club, pero pasaba de todo, había desde trompadas, hasta alegrías también, pero de todo.

4- ¿El barrio se resumía ahí en el bar?
Sí, totalmente. Todos iban para ahí, era el epicentro de toda la zona, porque llegaba gente de muchos lados y había intercambios de todo tipo.

5- ¿Después vino la sede social y deportiva del barrio y el bar ya cobró otra forma?
Mirá cómo se dieron las cosas, vino un Cónsul que no me acuerdo si era brasilero o argentino, y había dispuesto que le pagaría ‘un metro’ de terreno para una nueva sede, por cada gol que hiciera Almagro en ese campeonato y por cada partido que ganara.
Entonces ese año Almagro andaba volando, eran cuatro o cinco goles por domingo y jugó hasta la final con Salto Uruguay, entonces ganaba cuatro o cinco metros de terreno por cada partido, hasta que al final tuvo su sede. Pero en este barrio hubo de todo. Acá pasaron desde un guitarrista como el Totón (Omar) Espinosa (reconocido guitarrista uruguayo radicado en París) hasta trabajadores, gente del fútbol, de todo un poco.

6- ¿Qué es lo que más extraña del bar?
Sinceramente no extraño nada por ahora, porque para mí ya era una etapa cumplida. Incluso hasta había llegado a tener problemas de salud, me estaba enfermando de los nervios, pero era más que nada para mí una etapa superada, ya había cumplido.

7- De igual forma ¿es consciente que el Bar La Amistad era un bastión de la cultura de barrio de otra época, de una que ya no existe?
Claro y se fue terminando todo, porque en Salto todo lo que era boliche de ‘copetín’ y de ‘codillo’, ya no queda más, el mío era de los pocos que iban quedando, pero últimamente se me estaban enfermando hasta los clientes, se me fueron muriendo algunos y digo bueno ‘acá está, no da para más’-
8- ¿Hasta una película se llegó a filmar allí no?
Sí, acá vino mi hijo Federico (Beltramelli, docente y exdirector de la Facultad de Información y Comunicación de la Universidad de la República, realizador audiovisual y experto en las ciencias de la comunicación), y filmaron El Escolaso (que refiere a la escuela de vida que da el boliche), así se llamaba el cortometraje (se ríe) y allí fue una ocasión para reunir a varios parroquianos de esos de toda la vida. Muchos de ellos ahora ya no están, porque fallecieron, pero la película anda por ahí todavía y es un buen testimonio.

9- Detrás del mostrador se casó, vio crecer a sus hijos, pasó toda su vida…
Sí, toda mi vida. Cuando me vine a vivir acá a mi casa (que está en la misma cuadra del bar, pero para el lado de calle Vilardebó) Federico tenía 12 años y Valeria un poco menos, pero mi vida se desarrolló en este barrio, transcurrió acá, incluso construí mi casa acá en este barrio, así que puedo decir que prácticamente mi vida es este barrio.

10- ¿Si bien cerró las puertas el 30 de diciembre, cómo es su vida ahora?
Por ahora estoy muy tranquilo, no siento deseos de salir, a veces que doy vuelta para un lado y para el otro y medio que me aburro porque antes pasaba todo el día de farra con uno y con otro, y me divertía de a ratos. Pero ahora estoy esperando a ver qué reacción voy a tener, no sé si estoy viviendo una realidad nueva, una forma nueva de vivir la vida distinta. Y quizás esta es la manera de ser que tengo en realidad, pero la estoy descubriendo recién ahora, porque allá no era como yo quería, siempre estaba expuesto a todos, a los demás. Ahora soy yo mismo, creo.

Publicado en - Semanales, 2- Martes, Al DorsoComentarios (0)