Una niña de tres años chocó contra un auto en movimiento y dio un gran susto, aunque felizmente sufrió lesiones leves

Un accidente de tránsito paralizó a la zona céntrica de nuestra ciudad en la noche de ayer, cuando una niña de tres años golpeó su cuerpo contra un automóvil en movimiento y quedó tendida en el pavimento, provocando un susto general. Felizmente, tras ser trasladada a la sala de pediatría del Hospital local se constató que la pequeña solamente había sufrido lesiones leves. Y si bien al cierre de esta edición continuaba internada, las fuentes consultadas informaron a este diario que la medida era simplemente por precaución.
El incidente ocurrió en la intersección de las calles Juan Carlos Gómez y Rivera, cuando una madre y su hija de tres años de edad, concurrieron a un negocio que está ubicado en esa esquina. Al salir del mismo, la pequeña vio que su hermana de siete años se encontraba en la vereda de enfrente, por lo que soltó la mano de su progenitora y cruzó corriendo la calle, con la mala fortuna de que en ese momento pasaba un automóvil, contra el cual chocó el cuerpo de la pequeña.
El impacto pareció terrible, por lo que los presentes en el lugar pensaron lo peor. Una emergencia médica llegó rápidamente al lugar y trasladó a la niña al nosocomio público de la ciudad, donde los padres de la pequeña sintieron que les devolvían el alma al cuerpo al escuchar el parte médico donde se especificaba que su hija había sufrido lesiones de escasa entidad.
Un dato curioso es que la familia de la niña y la familia de la conductora del vehículo son vecinas, dado que viven en casas contiguas.
CUATRO PROCESADOS
En otro caso, dos jóvenes fueron procesados con prisión por un delito de hurto especialmente agravado y otros dos hombres fueron procesados sin prisión por un delito de receptación.
Los delincuentes de iniciales  W. D. N. y J. L. D. M. habían sido detenidos el martes, luego de ser vinculados al hurto de una motocicleta, hecho ocurrido el pasado 6 de mayo en calle Rivera casi Zelmar Michelini.
Los malhechores reconocieron la autoría del ilícito, luego de que los funcionarios policiales incautaran la moto marca Yumbo Max, que tenía el motor limado. El birrodado había sido desarmado y vendido por partes.
Paralelamente, se procedió a la detención de dos hombres, de iniciales L. G. S. y L. M. D. C. quienes habían comprado algunas de las partes de la motocicleta. Tras tomar conocimiento del caso, el juez penal de turno dispuso en procesamiento de los cuatro implicados. Dos fueron a parar a la cárcel, mientras que los otros dos “zafaron” de terminar en el Centro de Reclusión local por carecer de antecedentes penales.
Pero como pena sustitutiva, ahora deberán presentarse tres veces por semana en la comisaría más próxima a su domicilio, por espacio de 60 días.
CON LAS MANOS
EN LA MASA
A las dos de la madrugada del martes, dos jóvenes fueron divisados por un móvil policial que hacía una recorrida de rigor. Los individuos llevaban un carro con varios elementos en su interior y al notar la presencia policial se dieron a la fuga, arrojando el carro. Junto a él se encontraron dos bolsas de Portland, una lijadora, una pulidora y una bicicleta de carrera.
Tras practicarse las averiguaciones del caso, se constató que los elementos pertenecían a una obra en construcción que está ubicada en la calle Beltrán al 1710, donde mediante la rotura del vidrio de una de las ventanas, los ladrones habían efectuado el robo en cuestión.
El dueño de dicha propiedad notó además la falta de un foco de luz, dos lámparas y un termofón de 30 litros.
MOTO HURTADA
Y RECUPERADA
Un policía vestido de civil, que se encontraba en la intersección de las calles Elías Pascale y Rivera a las nueve de la noche del martes, observó que dos hombres llevaban una motocicleta de tiro. Al notar la presencia del “extraño”, los malhechores decidieron abandonar el birrodado y darse a la fuga.
La moto marca Yasuki fue incautada y trasladada a la Seccional Segunda de Policía, quedando en depósito del lugar hasta tanto apareciese quien justificase ser su propietario.
Posteriormente a este hecho, una mujer concurrió a dicha sede policial para denunciar que había dejado estacionada su motocicleta con las trabas de seguridad colocadas, frente a su domicilio, en la avenida Gobernador de Viana al 200, y que a las pocas horas la misma desapareció del lugar. Resultó ser que su moto era la que se encontraba incautada en la propia Seccional, por lo que tras presentar la libreta de propiedad del vehículo, logró recuperarla.
DOS HURTOS EN FINCA
Un hombre domiciliado en calle Arregui al 1900, en las inmediaciones del barrio Gallino, denunció que personas extrañas, luego de forzar la puerta del frente de la casa, ingresaron al interior de la misma y hurtaron un equipo de música. El damnificado realizó la denuncia correspondiente en la Seccional Quinta de Policía, donde solicitó que los funcionarios tomaran cartas en el asunto.
Una mujer que se encuentra a cargo de la finca que su madre posee en calle Verocay al 100, por su parte, notó en su última visita que faltaban un acolchado, un termofón de 30 litros, un equipo de audio, un espejo, una mesa de madera, y una silla para bebé.
Lo raro de todo esto, era que no constató que ninguna puerta o ventana del lugar hubiese sido forzada, según se desprende de la denuncia realizada en la Seccional Segunda. Por lo tanto, motivó el caso a que los funcionarios policiales investigaran el asunto.

Un accidente de tránsito paralizó a la zona céntrica de nuestra ciudad en la noche de ayer, cuando una niña de tres años golpeó su cuerpo contra un automóvil en movimiento y quedó tendida en el pavimento, provocando un susto general. Felizmente, tras ser trasladada a la sala de pediatría del Hospital local se constató que la pequeña solamente había sufrido lesiones leves. Y si bien al cierre de esta edición continuaba internada, las fuentes consultadas informaron a este diario que la medida era simplemente por precaución.

El incidente ocurrió en la intersección de las calles Juan Carlos Gómez y Rivera, cuando una madre y su hija de tres años de edad, concurrieron a un negocio que está ubicado en esa esquina. Al salir del mismo, la pequeña vio que su hermana de siete años se encontraba en la vereda de enfrente, por lo que soltó la mano de su progenitora y cruzó corriendo la calle, con la mala fortuna de que en ese momento pasaba un automóvil, contra el cual chocó el cuerpo de la pequeña.

El impacto pareció terrible, por lo que los presentes en el lugar pensaron lo peor. Una emergencia médica llegó rápidamente al lugar y trasladó a la niña al nosocomio público de la ciudad, donde los padres de la pequeña sintieron que les devolvían el alma al cuerpo al escuchar el parte médico donde se especificaba que su hija había sufrido lesiones de escasa entidad.

Un dato curioso es que la familia de la niña y la familia de la conductora del vehículo son vecinas, dado que viven en casas contiguas.

CUATRO PROCESADOS

En otro caso, dos jóvenes fueron procesados con prisión por un delito de hurto especialmente agravado y otros dos hombres fueron procesados sin prisión por un delito de receptación.

Los delincuentes de iniciales  W. D. N. y J. L. D. M. habían sido detenidos el martes, luego de ser vinculados al hurto de una motocicleta, hecho ocurrido el pasado 6 de mayo en calle Rivera casi Zelmar Michelini.

Los malhechores reconocieron la autoría del ilícito, luego de que los funcionarios policiales incautaran la moto marca Yumbo Max, que tenía el motor limado. El birrodado había sido desarmado y vendido por partes.

Paralelamente, se procedió a la detención de dos hombres, de iniciales L. G. S. y L. M. D. C. quienes habían comprado algunas de las partes de la motocicleta. Tras tomar conocimiento del caso, el juez penal de turno dispuso en procesamiento de los cuatro implicados. Dos fueron a parar a la cárcel, mientras que los otros dos “zafaron” de terminar en el Centro de Reclusión local por carecer de antecedentes penales.

Pero como pena sustitutiva, ahora deberán presentarse tres veces por semana en la comisaría más próxima a su domicilio, por espacio de 60 días.

CON LAS MANOS EN LA MASA

A las dos de la madrugada del martes, dos jóvenes fueron divisados por un móvil policial que hacía una recorrida de rigor. Los individuos llevaban un carro con varios elementos en su interior y al notar la presencia policial se dieron a la fuga, arrojando el carro. Junto a él se encontraron dos bolsas de Portland, una lijadora, una pulidora y una bicicleta de carrera.

Tras practicarse las averiguaciones del caso, se constató que los elementos pertenecían a una obra en construcción que está ubicada en la calle Beltrán al 1710, donde mediante la rotura del vidrio de una de las ventanas, los ladrones habían efectuado el robo en cuestión.

El dueño de dicha propiedad notó además la falta de un foco de luz, dos lámparas y un termofón de 30 litros.

MOTO HURTADA Y RECUPERADA

Un policía vestido de civil, que se encontraba en la intersección de las calles Elías Pascale y Rivera a las nueve de la noche del martes, observó que dos hombres llevaban una motocicleta de tiro. Al notar la presencia del “extraño”, los malhechores decidieron abandonar el birrodado y darse a la fuga.

La moto marca Yasuki fue incautada y trasladada a la Seccional Segunda de Policía, quedando en depósito del lugar hasta tanto apareciese quien justificase ser su propietario.

Posteriormente a este hecho, una mujer concurrió a dicha sede policial para denunciar que había dejado estacionada su motocicleta con las trabas de seguridad colocadas, frente a su domicilio, en la avenida Gobernador de Viana al 200, y que a las pocas horas la misma desapareció del lugar. Resultó ser que su moto era la que se encontraba incautada en la propia Seccional, por lo que tras presentar la libreta de propiedad del vehículo, logró recuperarla.

DOS HURTOS EN FINCA

Un hombre domiciliado en calle Arregui al 1900, en las inmediaciones del barrio Gallino, denunció que personas extrañas, luego de forzar la puerta del frente de la casa, ingresaron al interior de la misma y hurtaron un equipo de música. El damnificado realizó la denuncia correspondiente en la Seccional Quinta de Policía, donde solicitó que los funcionarios tomaran cartas en el asunto.

Una mujer que se encuentra a cargo de la finca que su madre posee en calle Verocay al 100, por su parte, notó en su última visita que faltaban un acolchado, un termofón de 30 litros, un equipo de audio, un espejo, una mesa de madera, y una silla para bebé.

Lo raro de todo esto, era que no constató que ninguna puerta o ventana del lugar hubiese sido forzada, según se desprende de la denuncia realizada en la Seccional Segunda. Por lo tanto, motivó el caso a que los funcionarios policiales investigaran el asunto.

Publicado en Destacados, PolicialesComentarios (0)

Dieron de alta al funcionario policial protagonista del trágico accidente que dio muerte al sacerdote Gadea

Fue dado de alta el funcionario policial que protagonizara el trágico accidente en el que perdiera la vida el sacerdote William Gadea, ocurrido en la mañana del pasado lunes. El caso conmocionó a las ciudades de Salto y Artigas, ya que el religioso había prestado servicios en nuestra ciudad durante  muchos años, al tiempo que en este momento lo estaba haciendo en la ciudad norteña.
El fatal accidente se registró a la altura del kilómetro 156 de la ruta 4, sobre las 9 de la mañana del pasado lunes, cuando la camioneta del Instituto Nacional de Rehabilitación, que pertenecía a la unidad de Salto viajaba con destino a la capital del departamento de Artigas, para buscar unas donaciones que habían recibido para el establecimiento penitenciario local.
En ese momento, solamente viajaba el policía Martín Dotta, que conducía la camioneta marca Hyundai, de color blanco, y según pudo determinar en primera instancia la Policía Técnica de Artigas, el policía oriundo de Salto, iba con el cinturón de seguridad colocado, a la vez que el análisis de espirometría que le fue realizado en esa oportunidad, arrojó resultado negativo.
INDAGAN
Todavía las autoridades investigan los detalles relevados por la Policía Técnica de Artigas, para determinar cómo fue que sucedió el accidente de tránsito que derivó en un choque frontal, entre la camioneta del Centro de Rehabilitación de Salto y el automóvil Fiat modelo Uno, que conducía el sacerdote Gadea, que en ese momento viajaba solo, ya que se dirigía hacia nuestra ciudad porque tenía cita con el médico.
Si bien los funcionarios policiales manejan la posibilidad de que el clérigo pudo haber tenido una descompensación en su estado de salud mientras manejaba, también analizan la velocidad a la que se desplazaba la camioneta que pertenecía a la Policía, con la finalidad de obtener información tendiente a lograr adoptar una resolución sobre el asunto.
A raíz del violento impacto que causó incluso severos daños a los vehículos, el funcionario policial que conducía la camioneta de la policía resultó politraumatizado, con traumatismo de cráneo y de rodilla izquierda, además de la fisura de algunas costillas, por lo cual fue internado en un sanatorio de la ciudad de Artigas.
Empero, según informaron fuentes policiales a este diario, el conductor de la camioneta policial fue dado de alta el mismo día del accidente en horas de la noche y regresó a Salto, donde permanece estable.
Asimismo, la camioneta perteneciente al Instituto Nacional de Rehabilitación, fue trasladada a Montevideo y el centro penitenciario local ya recibió un vehículo nuevo, que fue prestado por las autoridades desde la capital del país, a la espera de que el Banco de Seguros del Estado, una vez que resuelva el daño causado por el accidente, decida entregar un vehículo nuevo al centro penitenciario salteño.
Aún la justicia de Artigas no realizó ninguna citación al funcionario policial protagonista de este trágico episodio,  con la finalidad de aclarar lo sucedido la mañana del lunes 28, en la carretera cerca de la ciudad de Artigas, que le costara la vida a un apreciado sacerdote de la región.
EN SALTO
En tanto, al cuerpo del sacerdote William Gadea se le practicó una autopsia luego de su accidente y su cuerpo fue velado en la parroquia donde prestaba serviciosen la  ciudad de Artigas, aunque ayer por la mañana lo trasladaron hasta la Catedral de Salto, donde al finalizar una misa de cuerpo presente realizada en el lugar, recibió sepultura, con muestras de honda congoja y fe por parte de los integrantes de la grey católica que participaron de la ocasión.
La camioneta del Centro de Rehabilitación de Salto había viajado a Artigas para buscar un horno industrial que le había sido donado a la unidad, además de otras donaciones de ropas y artículos necesarios para los internos, realizados por personas de la ciudad norteña.

Fue dado de alta el funcionario policial que protagonizara el trágico accidente en el que perdiera la vida el sacerdote William Gadea, ocurrido en la mañana del pasado lunes. El caso conmocionó a las ciudades de Salto y Artigas, ya que el religioso había prestado servicios en nuestra ciudad durante  muchos años, al tiempo que en este momento lo estaba haciendo en la ciudad norteña.

El fatal accidente se registró a la altura del kilómetro 156 de la ruta 4, sobre las 9 de la mañana del pasado lunes, cuando la camioneta del Instituto Nacional de Rehabilitación, que pertenecía a la unidad de Salto viajaba con destino a la capital del departamento de Artigas, para buscar unas donaciones que habían recibido para el establecimiento penitenciario local.

En ese momento, solamente viajaba el policía Martín Dotta, que conducía la camioneta marca Hyundai, de color blanco, y según pudo determinar en primera instancia la Policía Técnica de Artigas, el policía oriundo de Salto, iba con el cinturón de seguridad colocado, a la vez que el análisis de espirometría que le fue realizado en esa oportunidad, arrojó resultado negativo.

INDAGAN

Todavía las autoridades investigan los detalles relevados por la Policía Técnica de Artigas, para determinar cómo fue que sucedió el accidente de tránsito que derivó en un choque frontal, entre la camioneta del Centro de Rehabilitación de Salto y el automóvil Fiat modelo Uno, que conducía el sacerdote Gadea, que en ese momento viajaba solo, ya que se dirigía hacia nuestra ciudad porque tenía cita con el médico.

Si bien los funcionarios policiales manejan la posibilidad de que el clérigo pudo haber tenido una descompensación en su estado de salud mientras manejaba, también analizan la velocidad a la que se desplazaba la camioneta que pertenecía a la Policía, con la finalidad de obtener información tendiente a lograr adoptar una resolución sobre el asunto.

A raíz del violento impacto que causó incluso severos daños a los vehículos, el funcionario policial que conducía la camioneta de la policía resultó politraumatizado, con traumatismo de cráneo y de rodilla izquierda, además de la fisura de algunas costillas, por lo cual fue internado en un sanatorio de la ciudad de Artigas.

Empero, según informaron fuentes policiales a este diario, el conductor de la camioneta policial fue dado de alta el mismo día del accidente en horas de la noche y regresó a Salto, donde permanece estable.

Asimismo, la camioneta perteneciente al Instituto Nacional de Rehabilitación, fue trasladada a Montevideo y el centro penitenciario local ya recibió un vehículo nuevo, que fue prestado por las autoridades desde la capital del país, a la espera de que el Banco de Seguros del Estado, una vez que resuelva el daño causado por el accidente, decida entregar un vehículo nuevo al centro penitenciario salteño.

Aún la justicia de Artigas no realizó ninguna citación al funcionario policial protagonista de este trágico episodio,  con la finalidad de aclarar lo sucedido la mañana del lunes 28, en la carretera cerca de la ciudad de Artigas, que le costara la vida a un apreciado sacerdote de la región.

EN SALTO

En tanto, al cuerpo del sacerdote William Gadea se le practicó una autopsia luego de su accidente y su cuerpo fue velado en la parroquia donde prestaba serviciosen la  ciudad de Artigas, aunque ayer por la mañana lo trasladaron hasta la Catedral de Salto, donde al finalizar una misa de cuerpo presente realizada en el lugar, recibió sepultura, con muestras de honda congoja y fe por parte de los integrantes de la grey católica que participaron de la ocasión.

La camioneta del Centro de Rehabilitación de Salto había viajado a Artigas para buscar un horno industrial que le había sido donado a la unidad, además de otras donaciones de ropas y artículos necesarios para los internos, realizados por personas de la ciudad norteña.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Le pidió dinero a un adolescente y cuando éste se disponía a dárselo, le arrebató la billetera y el celular

Un joven estará preguntándose todavía por qué decidió ser tan gentil y contemplar el pedido de un desconocido, quien le solicitó “algo de dinero” para comer. El hecho ocurrió a las once de la noche del lunes pasado, cuando el protagonista de la historia se encontraba en la Costanera, frente a la casa de gobierno. En ese momento apareció un hombre y le pidió dinero. El adolescente sacó su billetera para darle “algunas monedas” al sujeto en cuestión, pero éste le ganó de mano y le arrebató la billetera y el celular que llevaba, para darse rápidamente a la fuga junto a un cómplice que lo esperaba en una motocicleta estacionada cerca del lugar. En la billetera había 50 pesos y documentos personales de la víctima, quien realizó la denuncia correspondiente en la seccional 1a.
HURTO MEDIANTE
AMENAZAS
Una mujer que caminaba por Avenida Barbieri y Asencio fue abordada por un hombre, quien mediante amenazas verbales de que la iba a cortar con un cuchillo, obtuvo la suma de 300 pesos y un Ipod que la víctima llevaba en sus manos, dándose luego a la fuga. El incidente sucedió el lunes cerca de las 19.30, y la denunciante no especificó si el delincuente exhibió algún arma cortante como para justificar su amenaza.
HURTO EN QUIOSCO
El dueño de un quiosco ubicado en calle Treinta y Tres al 1100, que tiene su vivienda constituida en el fondo del comercio, sintió ruidos en la madrugada de la víspera y se levantó para ver de dónde provenían.
Al ingresar al quiosco, el sujeto se encontró con la sorpresa de que dos jóvenes se encontraban en el interior del mismo revolviendo todo. Al notar la presencia del dueño, uno de los malhechores se le abalanzó y se trenzó en lucha con él, mientras el otro se daba a la fuga. Finalmente, el segundo ladrón también logró escapar.
Tras hacer una revisión de los artículos de su comercio, el damnificado constató el faltante de una bolsa que contenía cierta cantidad de ropa interior, siendo esto lo único que pudieron llevarse los malhechores.
VAQUILLONAS
ARRASTRADAS
POR LA CRECIENTE
El responsable de un establecimiento ganadero sito en Paso de las Piedras de Arerunguá tuvo que esperar que se normalizara el arroyo Arerunguá, que se había desbordado por las inundaciones sufridas hace pocas semanas, para intentar recuperar las 37 vaquillonas que habían quedado aisladas en el monte a raíz de la creciente.
Tras recorrer las costas del arroyo, el hombre encontró apenas tres vaquillonas vivas y ocho muertas, desconociendo el paradero de las otras 26. Presume que hayan sido arrastradas por la creciente. El damnificado efectuó también una recorrida por establecimientos linderos, con resultado negativo, por lo que decidió denunciar el hecho a las autoridades policiales.

Un joven estará preguntándose todavía por qué decidió ser tan gentil y contemplar el pedido de un desconocido, quien le solicitó “algo de dinero” para comer. El hecho ocurrió a las once de la noche del lunes pasado, cuando el protagonista de la historia se encontraba en la Costanera, frente a la casa de gobierno. En ese momento apareció un hombre y le pidió dinero. El adolescente sacó su billetera para darle “algunas monedas” al sujeto en cuestión, pero éste le ganó de mano y le arrebató la billetera y el celular que llevaba, para darse rápidamente a la fuga junto a un cómplice que lo esperaba en una motocicleta estacionada cerca del lugar. En la billetera había 50 pesos y documentos personales de la víctima, quien realizó la denuncia correspondiente en la seccional 1a.

HURTO MEDIANTE AMENAZAS

Una mujer que caminaba por Avenida Barbieri y Asencio fue abordada por un hombre, quien mediante amenazas verbales de que la iba a cortar con un cuchillo, obtuvo la suma de 300 pesos y un Ipod que la víctima llevaba en sus manos, dándose luego a la fuga. El incidente sucedió el lunes cerca de las 19.30, y la denunciante no especificó si el delincuente exhibió algún arma cortante como para justificar su amenaza.

HURTO EN QUIOSCO

El dueño de un quiosco ubicado en calle Treinta y Tres al 1100, que tiene su vivienda constituida en el fondo del comercio, sintió ruidos en la madrugada de la víspera y se levantó para ver de dónde provenían.

Al ingresar al quiosco, el sujeto se encontró con la sorpresa de que dos jóvenes se encontraban en el interior del mismo revolviendo todo. Al notar la presencia del dueño, uno de los malhechores se le abalanzó y se trenzó en lucha con él, mientras el otro se daba a la fuga. Finalmente, el segundo ladrón también logró escapar.

Tras hacer una revisión de los artículos de su comercio, el damnificado constató el faltante de una bolsa que contenía cierta cantidad de ropa interior, siendo esto lo único que pudieron llevarse los malhechores.

VAQUILLONAS ARRASTRADAS POR LA CRECIENTE

El responsable de un establecimiento ganadero sito en Paso de las Piedras de Arerunguá tuvo que esperar que se normalizara el arroyo Arerunguá, que se había desbordado por las inundaciones sufridas hace pocas semanas, para intentar recuperar las 37 vaquillonas que habían quedado aisladas en el monte a raíz de la creciente.

Tras recorrer las costas del arroyo, el hombre encontró apenas tres vaquillonas vivas y ocho muertas, desconociendo el paradero de las otras 26. Presume que hayan sido arrastradas por la creciente. El damnificado efectuó también una recorrida por establecimientos linderos, con resultado negativo, por lo que decidió denunciar el hecho a las autoridades policiales.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Los ladrones “rompe vidrieras” eran primarios y uno de ellos cobraría una pensión por invalidez

El caso de los ladrones que rompieron las vidrieras de dos comercios
para robar diferentes artículos sigue teniendo derivaciones importantes. En nuestra edición de la víspera, dábamos cuenta de que ambos sujetos habían sido procesados sin prisión. Esto se debió, según confiaron fuentes policiales a EL PUEBLO, a que los dos individuos eran primarios, o sea que no tenían antecedentes penales.
Según trascendió, uno de los delincuentes cobra una pensión por invalidez, aunque no es inimputable, según la visión de la justicia.
Los dos malhechores admitieron ser los autores del robo de dos bicicletas en un comercio de la familia Rossi, establecido en calles Andrés Latorre y Rincón, y de dos guitarras eléctricas y dos criollas en un comercio de la firma Baiz Electrónica, sito en Rivera y Rincón. Los ladrones hurtaron los birrodados luego de romper la vidriera del primer establecimiento de una pedrada, y cuando transitaban en los vehículos robados, vieron la ocasión de cometer otro ilícito, emprendiéndola nuevamente contra Baiz Electrónica por lo que rompieron el vidrio principal del segundo comercio y se llevaron otros artículos.
LOS CASTIGOS
Puesto en conocimiento del caso, el magistrado actuante dispuso el procesamiento sin prisión de los jóvenes de iniciales D.D.G y C.D.S. por dos delitos de hurto especialmente agravados. Como medida sustitutiva a la cárcel, los individuos permanecerán
arrestados durante el fin de semana en la seccional más próxima a su domicilio, en la que deberán presentarse a las cinco de la tarde del sábado, para abandonar la sede policial el lunes a las cinco de la mañana. El castigo es por 120 días.
El juez penal de turno también dispuso el procesamiento sin prisión de un hombre de iniciales R.D.F.A. por un delito de receptación. Este sujeto, que había comprado una de las guitarras robadas, también deberá presentarse en la seccional correspondiente a su domicilio, aunque sólo permanecerá en ella por espacio de una hora, tres veces por semana en días no consecutivos. Este castigo se extenderá por 90 días.
ASÍ SUCEDIERON
LOS HECHOS
El primer robo ocurrió a las dos de la madrugada del lunes, cuando un fuerte estruendo despertó a los vecinos de la zona, quienes vieron a dos jóvenes sacando dos bicicletas del comercio de la calle Andrés Latorre. Según presumen las autoridades policiales, los delincuentes habían planificado el robo, por lo que no fue una decisión tomada en el momento de pasar por el local damnificado.
A esta conclusión llegaron tras observar la importante piedra con la que rompieron uno de los gruesos vidrios laterales a la puerta principal por calle Andrés Latorre, ya que la piedra tenía restos de cal, por lo que se cree que fue retirada de una obra en construcción cercana.
Pero no conformes con este robo, los jóvenes cometieron otra fechoría: saliendo alrededor de tres horas después desde su domicilio en barrio Ceibal hacia el centro de la ciudad donde la emprendieron nuevamente con una vidriera de Baiz Electrónica.
Este segundo hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del lugar, donde se percibió que dos jóvenes llegaron al comercio en cuestión en sendas bicicletas, que resultaron ser las robadas anteriormente.
Tras ver las imágenes, los policías identificaron a los delincuentes rápidamente, por lo que realizaron un allanamiento en la finca del barrio Ceibal donde ambos residen y los apresaron. Pese a que los dos jóvenes eran “conocidos” por las fuerzas del orden, ninguno registraba antecedentes penales, lo que fue clave para eludir la cárcel.

El caso de los ladrones que rompieron las vidrieras de dos comercios

para robar diferentes artículos sigue teniendo derivaciones importantes. En nuestra edición de la víspera, dábamos cuenta de que ambos sujetos habían sido procesados sin prisión. Esto se debió, según confiaron fuentes policiales a EL PUEBLO, a que los dos individuos eran primarios, o sea que no tenían antecedentes penales.

Según trascendió, uno de los delincuentes cobra una pensión por invalidez, aunque no es inimputable, según la visión de la justicia.

Los dos malhechores admitieron ser los autores del robo de dos bicicletas en un comercio de la familia Rossi, establecido en calles Andrés Latorre y Rincón, y de dos guitarras eléctricas y dos criollas en un comercio de la firma Baiz Electrónica, sito en Rivera y Rincón. Los ladrones hurtaron los birrodados luego de romper la vidriera del primer establecimiento de una pedrada, y cuando transitaban en los vehículos robados, vieron la ocasión de cometer otro ilícito, emprendiéndola nuevamente contra Baiz Electrónica por lo que rompieron el vidrio principal del segundo comercio y se llevaron otros artículos.

LOS CASTIGOS

Puesto en conocimiento del caso, el magistrado actuante dispuso el procesamiento sin prisión de los jóvenes de iniciales D.D.G y C.D.S. por dos delitos de hurto especialmente agravados. Como medida sustitutiva a la cárcel, los individuos permanecerán

arrestados durante el fin de semana en la seccional más próxima a su domicilio, en la que deberán presentarse a las cinco de la tarde del sábado, para abandonar la sede policial el lunes a las cinco de la mañana. El castigo es por 120 días.

El juez penal de turno también dispuso el procesamiento sin prisión de un hombre de iniciales R.D.F.A. por un delito de receptación. Este sujeto, que había comprado una de las guitarras robadas, también deberá presentarse en la seccional correspondiente a su domicilio, aunque sólo permanecerá en ella por espacio de una hora, tres veces por semana en días no consecutivos. Este castigo se extenderá por 90 días.

ASÍ SUCEDIERON LOS HECHOS

El primer robo ocurrió a las dos de la madrugada del lunes, cuando un fuerte estruendo despertó a los vecinos de la zona, quienes vieron a dos jóvenes sacando dos bicicletas del comercio de la calle Andrés Latorre. Según presumen las autoridades policiales, los delincuentes habían planificado el robo, por lo que no fue una decisión tomada en el momento de pasar por el local damnificado.

A esta conclusión llegaron tras observar la importante piedra con la que rompieron uno de los gruesos vidrios laterales a la puerta principal por calle Andrés Latorre, ya que la piedra tenía restos de cal, por lo que se cree que fue retirada de una obra en construcción cercana.

Pero no conformes con este robo, los jóvenes cometieron otra fechoría: saliendo alrededor de tres horas después desde su domicilio en barrio Ceibal hacia el centro de la ciudad donde la emprendieron nuevamente con una vidriera de Baiz Electrónica.

Este segundo hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del lugar, donde se percibió que dos jóvenes llegaron al comercio en cuestión en sendas bicicletas, que resultaron ser las robadas anteriormente.

Tras ver las imágenes, los policías identificaron a los delincuentes rápidamente, por lo que realizaron un allanamiento en la finca del barrio Ceibal donde ambos residen y los apresaron. Pese a que los dos jóvenes eran “conocidos” por las fuerzas del orden, ninguno registraba antecedentes penales, lo que fue clave para eludir la cárcel.

Publicado en Destacados, PolicialesComentarios (0)

Procesaron con medidas alternativas a quienes rompieron vidrieras en dos comercios

Dos personas fueron procesadas sin prisión luego de haber admitido ser los autores del robo en un comercio, tras romper la vidriera con una piedra y llevarse del mismo dos bicicletas, a la vez que también robaron y bajo la misma modalidad dos guitarras eléctricas y seis computadoras de un comercio que está ubicado en pleno centro, y al que días antes le habían robado de la misma forma, y ellos al pasar por allí, aprovecharon la ocasión y se llevaron algo.
El juez les sancionó con medidas sustitutivas y también procesó al comprador de una de las guitarras, por hacerlo a sabiendas o al menos bajo sospecha del origen ilegal de las mismas.
LOS HECHOS
Eran alrededor de las 2 de la madrugada de ayer lunes, cuando un estruendo rompió el silencio en la  esquina de Andrés Latorre y Rincón. El ruido fue tal que despertó a más de un vecino que pensó en otro accidente en una esquina que lleva ya varios hechos de esa naturaleza. Pero en esta ocasión, no era un siniestro de tránsito de los que tiene acostumbrados a los lugareños. Algunos de los vecinos alcanzaron a ver como dos intrusos habían roto la vidriera del comercio allí existente y se retiraban en dos valiosas bicicletas.
Vieron cuando se dirigían raudamente por Andrés Latorre hacia 18 de Julio y de allí se perdieron en dirección al Parque Harriague. La piedra que utilizaron para romper el grueso vidrio había sido llevada desde 18 de Julio donde se procede a una obra municipal, dado que tenía indicios de cal, dijeron fuentes policiales consultadas por EL PUEBLO.
Se presume que los intrusos se habían escondido detrás de un ómnibus estacionado por la calle Andrés Latorre desde donde “campanearon” al sereno de la cuadra y cuando éste se alejó hacia el  otro extremo, aprovecharon para cometer su fechoría.
Estando la policía aún atendiendo los pormenores de este robo, comenzaron a sonar las alarmas y se les avisó que estaban robando nuevamente en la esquina de Rivera y Rincón (en la firma Baiz Electrónica), donde días atrás mediante el mismo sistema -como la rotura de la vidriera– se llevaron dos guitarras eléctricas y seis computadoras, entre otros objetos valiosos.
Lo curioso para los policías que observaban las cámaras de seguridad que registraron los hechos era que junto a los individuos que habían perpetrado el golpe, había dos bicicletas las que presumiblemente habían sido robadas, y al fijarse correctamente precisamente eran las que rato antes habían sido robadas desde el comercio de la familia Rossi, en la calle Rincón y Andrés Latorre. Los policías cuando individualizaron a quienes habían roto, los identificaron rapidamente. Los que se domiciliaban en barrio Ceibal.
Realizaron un operativo sorpresa en la finca donde residen los dos delincuentes, haciendo un allanamiento.
PROCESADOS
Al ser remitidos ante el juez, el magistrado les impuso el procesamiento sin prisión de ambos por dos delitos de hurto especialmente agravado, con la obligación de tener que presentarse durante 120 días en Alcohólicos Anónimos, y por el mismo tiempo ante la comisaría de su domicilio quedando bajo arresto en la misma desde las 17 horas del sábado hasta las 5 de la madrugada del lunes.

Dos personas fueron procesadas sin prisión luego de haber admitido ser los autores del robo en un comercio, tras romper la vidriera con una piedra y llevarse del mismo dos bicicletas, a la vez que también robaron y bajo la misma modalidad dos guitarras eléctricas y seis computadoras de un comercio que está ubicado en pleno centro, y al que días antes le habían robado de la misma forma, y ellos al pasar por allí, aprovecharon la ocasión y se llevaron algo.

El juez les sancionó con medidas sustitutivas y también procesó al comprador de una de las guitarras, por hacerlo a sabiendas o al menos bajo sospecha del origen ilegal de las mismas.

LOS HECHOS

Eran alrededor de las 2 de la madrugada de ayer lunes, cuando un estruendo rompió el silencio en la  esquina de Andrés Latorre y Rincón. El ruido fue tal que despertó a más de un vecino que pensó en otro accidente en una esquina que lleva ya varios hechos de esa naturaleza. Pero en esta ocasión, no era un siniestro de tránsito de los que tiene acostumbrados a los lugareños. Algunos de los vecinos alcanzaron a ver como dos intrusos habían roto la vidriera del comercio allí existente y se retiraban en dos valiosas bicicletas.

Vieron cuando se dirigían raudamente por Andrés Latorre hacia 18 de Julio y de allí se perdieron en dirección al Parque Harriague. La piedra que utilizaron para romper el grueso vidrio había sido llevada desde 18 de Julio donde se procede a una obra municipal, dado que tenía indicios de cal, dijeron fuentes policiales consultadas por EL PUEBLO.

Se presume que los intrusos se habían escondido detrás de un ómnibus estacionado por la calle Andrés Latorre desde donde “campanearon” al sereno de la cuadra y cuando éste se alejó hacia el  otro extremo, aprovecharon para cometer su fechoría.

Estando la policía aún atendiendo los pormenores de este robo, comenzaron a sonar las alarmas y se les avisó que estaban robando nuevamente en la esquina de Rivera y Rincón (en la firma Baiz Electrónica), donde días atrás mediante el mismo sistema -como la rotura de la vidriera– se llevaron dos guitarras eléctricas y seis computadoras, entre otros objetos valiosos.

Lo curioso para los policías que observaban las cámaras de seguridad que registraron los hechos era que junto a los individuos que habían perpetrado el golpe, había dos bicicletas las que presumiblemente habían sido robadas, y al fijarse correctamente precisamente eran las que rato antes habían sido robadas desde el comercio de la familia Rossi, en la calle Rincón y Andrés Latorre. Los policías cuando individualizaron a quienes habían roto, los identificaron rapidamente. Los que se domiciliaban en barrio Ceibal.

Realizaron un operativo sorpresa en la finca donde residen los dos delincuentes, haciendo un allanamiento.

PROCESADOS

Al ser remitidos ante el juez, el magistrado les impuso el procesamiento sin prisión de ambos por dos delitos de hurto especialmente agravado, con la obligación de tener que presentarse durante 120 días en Alcohólicos Anónimos, y por el mismo tiempo ante la comisaría de su domicilio quedando bajo arresto en la misma desde las 17 horas del sábado hasta las 5 de la madrugada del lunes.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Motonetista grave al chocar en la madrugada contra una camioneta estacionada

Un motociclista de 45 años chocó su birrodado contra una camioneta
que estaba estacionada en la calle Yatay casi Ituzaingó y terminó internado en el CTI del sanatorio Panamericano en estado grave. El herido sufrió la rotura del bazo, lo que complica su cuadro clínico.
El siniestro ocurrió cerca de la una de la madrugada de la víspera, por circunstancias que se investigan. Enterado el magistrado actuante, dispuso una extracción de sangre para determinar si el individuo en cuestión conducía bajo los efectos del alcohol.
CHOCÓ CONTRA
UNA COLUMNA
Otro accidente sucedió a las 6.30 de la víspera, cuando un hombre de 40 años chocó su automóvil contra una columna ubicada en calle Brasil, cerca de la vía férrea. Pese a que el sujeto no sufrió lesiones, quedó atrapado en el vehículo, principalmente por su avanzado estado etílico, según confiaron fuentes policiales a EL PUEBLO.
El hombre fue sometido al control de espirometría de rigor, dando un resultado positivo, de 22,2 gramos de alcohol por litro de sangre. Esto determinó que fuera trasladado a la comisaría hasta que se disiparan los efectos del alcohol.
UNA VIVIENDA FUE
PRESA DEL FUEGO
Una precaria finca del barrio Talleres Norte fue consumida por las llamas, luego de un infortunado incidente. El matrimonio y los tres niños que habitaban dicha vivienda quedaron desamparados, por lo que fueron derivados al servicio social de la Intendencia, en pos de conseguirles una solución habitacional.
El incendio ocurrió en la tarde de ayer, cuando uno de los pequeños prendió fuego unas hojas. A los pocos minutos las llamas se trasladaron a las paredes de la finca que, por su precariedad, fueron arrasadas en un corto lapso de tiempo. Cuando los bomberos llegaron al lugar, ya no había nada por hacerse para evitar el nefasto desenlace de la historia.
ROBARON EN ROTISERÍA Y FUERON ATRAPADOS
Dos ladrones (uno mayor de edad y el otro menor) aprovecharon que la puerta del costado de una rotisería estaba sin tranca e ingresaron al interior del comercio y se llevaron la cartera de la esposa del dueño. El hecho ocurrió a las 7.40, cuando los encargados de la rotisería ubicada en calle Paraguay al 2900 se encontraban elaborando los productos que pondrían a la venta pocas horas más tarde.
Los malhechores se llevaron 5.000 pesos en efectivo y varios documentos de la víctima. Tras ser alertados del hecho, los efectivos policiales de la seccional 4a se hicieron presentes en el lugar y realizaron una inspección en la zona, logrando capturar a un hombre de 23 años, quien admitió la autoría del robo. Este delincuente llevaba consigo la suma de $2.138, escondida en su ropa interior, que le fue incautada.
A través de su declaración se logró identificar al otro ladrón, quien horas más tarde también fue apresado. Pero este joven ya se había deshecho de los 2.500 pesos que le correspondieron por el robo, dado que apenas se concretó el ilícito, los maleantes se repartieron el botín.
Ambos ladrones serán conducidos en esta jornada al juzgado penal de turno, luego de que el mayor de edad pasara la noche en el calabozo y el menor en una dependencia local del INAU (Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay).
UN EXTRAÑO ROBO
Un hombre de 51 años, que vive en una localidad del interior de nuestro departamento, llegó el sábado a la ciudad para tomar unos tragos y pasar un momento agradable. El susodicho concurrió a un bar ubicado en las calles Varela y Blandengues, donde tras beber varias copas salió con una dama rumbo a un albergue transitorio. Pasadas las horas, la eventual pareja asumió rumbos diferentes, momento en el cual el hombre descubrió que la fémina le había hurtado 7.000 pesos.

Un motociclista de 45 años chocó su birrodado contra una camioneta que estaba estacionada en la calle Yatay casi Ituzaingó y terminó internado en el CTI del sanatorio Panamericano en estado grave. El herido sufrió la rotura del bazo, lo que complica su cuadro clínico.

El siniestro ocurrió cerca de la una de la madrugada de la víspera, por circunstancias que se investigan. Enterado el magistrado actuante, dispuso una extracción de sangre para determinar si el individuo en cuestión conducía bajo los efectos del alcohol.

CHOCÓ CONTRA UNA COLUMNA

Otro accidente sucedió a las 6.30 de la víspera, cuando un hombre de 40 años chocó su automóvil contra una columna ubicada en calle Brasil, cerca de la vía férrea. Pese a que el sujeto no sufrió lesiones, quedó atrapado en el vehículo, principalmente por su avanzado estado etílico, según confiaron fuentes policiales a EL PUEBLO.

El hombre fue sometido al control de espirometría de rigor, dando un resultado positivo, de 22,2 gramos de alcohol por litro de sangre. Esto determinó que fuera trasladado a la comisaría hasta que se disiparan los efectos del alcohol.

UNA VIVIENDA FUE PRESA DEL FUEGO

Una precaria finca del barrio Talleres Norte fue consumida por las llamas, luego de un infortunado incidente. El matrimonio y los tres niños que habitaban dicha vivienda quedaron desamparados, por lo que fueron derivados al servicio social de la Intendencia, en pos de conseguirles una solución habitacional.

El incendio ocurrió en la tarde de ayer, cuando uno de los pequeños prendió fuego unas hojas. A los pocos minutos las llamas se trasladaron a las paredes de la finca que, por su precariedad, fueron arrasadas en un corto lapso de tiempo. Cuando los bomberos llegaron al lugar, ya no había nada por hacerse para evitar el nefasto desenlace de la historia.

ROBARON EN ROTISERÍA Y FUERON ATRAPADOS

Dos ladrones (uno mayor de edad y el otro menor) aprovecharon que la puerta del costado de una rotisería estaba sin tranca e ingresaron al interior del comercio y se llevaron la cartera de la esposa del dueño. El hecho ocurrió a las 7.40, cuando los encargados de la rotisería ubicada en calle Paraguay al 2900 se encontraban elaborando los productos que pondrían a la venta pocas horas más tarde.

Los malhechores se llevaron 5.000 pesos en efectivo y varios documentos de la víctima. Tras ser alertados del hecho, los efectivos policiales de la seccional 4a se hicieron presentes en el lugar y realizaron una inspección en la zona, logrando capturar a un hombre de 23 años, quien admitió la autoría del robo. Este delincuente llevaba consigo la suma de $2.138, escondida en su ropa interior, que le fue incautada.

A través de su declaración se logró identificar al otro ladrón, quien horas más tarde también fue apresado. Pero este joven ya se había deshecho de los 2.500 pesos que le correspondieron por el robo, dado que apenas se concretó el ilícito, los maleantes se repartieron el botín.

Ambos ladrones serán conducidos en esta jornada al juzgado penal de turno, luego de que el mayor de edad pasara la noche en el calabozo y el menor en una dependencia local del INAU (Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay).

UN EXTRAÑO ROBO

Un hombre de 51 años, que vive en una localidad del interior de nuestro departamento, llegó el sábado a la ciudad para tomar unos tragos y pasar un momento agradable. El susodicho concurrió a un bar ubicado en las calles Varela y Blandengues, donde tras beber varias copas salió con una dama rumbo a un albergue transitorio. Pasadas las horas, la eventual pareja asumió rumbos diferentes, momento en el cual el hombre descubrió que la fémina le había hurtado 7.000 pesos.

Publicado en Destacados, PolicialesComentarios (0)

Una motociclista resultó fracturada en choque con camioneta

Una joven motociclista sufrió la fractura de una de sus piernas tras chocar contra un automóvil, el viernes en la intersección de calle Florencio Sánchez y Varela. El conductor del auto, por su parte, resultó politraumatizado leve, por lo que tras ser atendido en el lugar por el equipo de una emergencia móvil, fue derivado a su domicilio.
Ayer de mañana hubo otro choque entre una motocicleta y un automóvil, en la esquina de las calles Zelmar Michelini y Rivera, aunque en esta oportunidad no hubo que lamentar heridos. El conductor del birrodado, quien obviamente cayó al pavimento, sufrió golpes leves que no requirieron su traslado a un nosocomio.

Una joven motociclista sufrió la fractura de una de sus piernas tras chocar contra un automóvil, el viernes en la intersección de calle Florencio Sánchez y Varela. El conductor del auto, por su parte, resultó politraumatizado leve, por lo que tras ser atendido en el lugar por el equipo de una emergencia móvil, fue derivado a su domicilio.

Ayer de mañana hubo otro choque entre una motocicleta y un automóvil, en la esquina de las calles Zelmar Michelini y Rivera, aunque en esta oportunidad no hubo que lamentar heridos. El conductor del birrodado, quien obviamente cayó al pavimento, sufrió golpes leves que no requirieron su traslado a un nosocomio.

Publicado en PolicialesComentarios (0)

Denuncian la venta de cascos protectores que no están autorizados para el uso de los motonetistas

“N”No tiene ningún adhesivo al respecto”, fue el eufemismo utilizado por el vendedor de “cascos de moto para niños con visera” para indicar que no cuentan con un certificado que garantice su calidad. La oferta es por $ 340 en Mercadolibre y se publicita para niños de hasta 7 años. Ya se vendieron nueve. Pero hay otro ejemplo peor: por $ 220 se puede comprar un “casco abierto”. Ambos casos contravienen la ley 19.061 complementaria de la Ley de Tránsito y constituyen un riesgo para sus usuarios. No obstante, es muy fácil encontrar ejemplos similares en internet y en comercios.
El último caso que indignó a Pablo Raimonda, responsable de las pruebas de calidad que se realizan en el Instituto de Ensayo de Materiales (IEM) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República, fue el uso de un casco no certificado en la publicidad de una cadena de supermercados para la promoción por el Día del Padre. Se trataba de un casco que no cubría la nuca, de estilo retro o militar, expresamente prohibido por la ley.
Ese modelo -llamado “pelela” en la jerga del motociclista- puede ser adquirido desde $ 600 en Mercadolibre. Incluso, algunos no tienen relleno, esa parte fundamental para la absorción de energía tras un impacto. Algunos avisos aclaran que no están aprobados. Ya se han vendido 22 entre todos los avisos disponibles; de estos, nueve para niños. “Un gusto hacer negocios con gente seria”, calificó un cliente.
Pero este tipo de cascos también se encuentran en los comercios. En un local de Malvín se venden cascos de estilo retro por US$ 170; por supuesto, sin certificado. Este dato generó malestar entre algunos importadores, puesto que, no solo han dejado de traer el artículo que era uno de los más vendidos, sino que su precio rondaba los US$ 89.
Uno de los principales importadores expresó a El Observador que el Poder Ejecutivo se encuentra omiso ante la competencia desleal. Al caso anterior se suma la oferta de cascos de “alta gama”, con precios superiores a los US$ 1.000, “traídos de Estados Unidos” por particulares y vendidos en internet, o importados, pero que se venden en plaza sin la autorización correspondiente.
La ley 19.061 ordena que estos cascos obtengan la certificación nacional aunque cumplan con normas internacionales más exigentes que la uruguaya. En este caso, se habilitó un nuevo procedimiento: se otorga el sello si se presenta la documentación técnica sin necesidad de efectuar los ensayos. Pero, sin sello, aunque su calidad sea excelente, no se está autorizado a circular.
En ferias vecinales, además, se pueden conseguir homologaciones truchas por $ 100. El sello, por ejemplo, dice “Norma 850” cuando debería decir 650, o tiene otro logo. El auténtico es reflectivo, tiene grabado un número de serie y se rompe si se quiere despegar.
El IEM y la Unidad de Seguridad Vial (Unasev) capacitaron a los inspectores del Área de Defensa del Consumidor del Ministerio de Economía para controlar las adulteraciones. El secretario general de la Unasev, Pablo Inthamoussu, dijo a El Observador que este personal fiscalizará “lo que está en la vidriera”. Y agregó: “Estamos tratando de cerrar el círculo de la parte en la que siempre hacemos agua, que es la fiscalización. No debería de entrar a Uruguay ningún producto que no estuviera cumpliendo con las normas”.
Pero tanto Raimonda como él saben que internet “es incontrolable”. Y, hasta ahora, parece que también lo es la calle. “No se aplican multas por no tener un casco certificado; eso sigue dependiendo de cada intendencia”, dijo el jerarca.
Ensayos
El IEM aprobó 259 modelos y certificó 635.760 cascos desde 2009. Como se estima que existe un millón de motociclistas en el país, la cifra deja afuera a casi cuatro de cada 10 conductores. Lo curioso es que desde 2010 se han importado 1.528.713 cascos, según datos proporcionados por Uruguay XXI.
La cantidad de reprobaciones era más abultada entre 2009 y 2010. En un mes se llegó a rechazar el 60% de los artículos presentados por particulares. No obstante,  Raimonda aseguró que evolucionó la calidad de lo importado. En los últimos tres años solo se han objetado tres lotes por “problemas solucionables”. Al menos un caso se debió al mal funcionamiento de los broches.
Un casco recibe el triángulo amarillo si la muestra -tres unidades como mínimo- extraída del lote pasa con éxito tres pruebas: de penetración, impacto y sujeción. Durante ese proceso se analiza cómo se comporta la estructura, cómo absorbe la energía y qué tan resistente es la correa. Los cascos analizados son cortados al medio para evitar que sean comercializados puesto que cualquier microfisura aumenta la probabilidad de rotura. La rutina es más larga para aprobar un modelo. Se les prueba su resistencia, flexibilidad e inflamabilidad, entre otros experimentos, a distintas temperaturas (de 50ºC a -10ºC).
Los usuarios no conocen que se recomienda reemplazar el casco antes de los cuatro años de uso o en caso de accidente por mínimo que sea. En Europa tienen vencimiento; aquí no. En Mercadolibre está a la venta un casco usado para niño, sin sello a la vista y con rayas visibles. Su precio es $ 1.800.

“No tiene ningún adhesivo al respecto”, fue el eufemismo utilizado por el vendedor de “cascos de moto para niños con visera” para indicar que no cuentan con un certificado que garantice su calidad. La oferta es por $ 340 en Mercadolibre y se publicita para niños de hasta 7 años. Ya se vendieron nueve. Pero hay otro ejemplo peor: por $ 220 se puede comprar un “casco abierto”. Ambos casos contravienen la ley 19.061 complementaria de la Ley de Tránsito y constituyen un riesgo para sus usuarios. No obstante, es muy fácil encontrar ejemplos similares en internet y en comercios.

El último caso que indignó a Pablo Raimonda, responsable de las pruebas de calidad que se realizan en el Instituto de Ensayo de Materiales (IEM) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República, fue el uso de un casco no certificado en la publicidad de una cadena de supermercados para la promoción por el Día del Padre. Se trataba de un casco que no cubría la nuca, de estilo retro o militar, expresamente prohibido por la ley.

Ese modelo -llamado “pelela” en la jerga del motociclista- puede ser adquirido desde $ 600 en Mercadolibre. Incluso, algunos no tienen relleno, esa parte fundamental para la absorción de energía tras un impacto. Algunos avisos aclaran que no están aprobados. Ya se han vendido 22 entre todos los avisos disponibles; de estos, nueve para niños. “Un gusto hacer negocios con gente seria”, calificó un cliente.

Pero este tipo de cascos también se encuentran en los comercios. En un local de Malvín se venden cascos de estilo retro por US$ 170; por supuesto, sin certificado. Este dato generó malestar entre algunos importadores, puesto que, no solo han dejado de traer el artículo que era uno de los más vendidos, sino que su precio rondaba los US$ 89.

Uno de los principales importadores expresó a El Observador que el Poder Ejecutivo se encuentra omiso ante la competencia desleal. Al caso anterior se suma la oferta de cascos de “alta gama”, con precios superiores a los US$ 1.000, “traídos de Estados Unidos” por particulares y vendidos en internet, o importados, pero que se venden en plaza sin la autorización correspondiente.

La ley 19.061 ordena que estos cascos obtengan la certificación nacional aunque cumplan con normas internacionales más exigentes que la uruguaya. En este caso, se habilitó un nuevo procedimiento: se otorga el sello si se presenta la documentación técnica sin necesidad de efectuar los ensayos. Pero, sin sello, aunque su calidad sea excelente, no se está autorizado a circular.

En ferias vecinales, además, se pueden conseguir homologaciones truchas por $ 100. El sello, por ejemplo, dice “Norma 850” cuando debería decir 650, o tiene otro logo. El auténtico es reflectivo, tiene grabado un número de serie y se rompe si se quiere despegar.

El IEM y la Unidad de Seguridad Vial (Unasev) capacitaron a los inspectores del Área de Defensa del Consumidor del Ministerio de Economía para controlar las adulteraciones. El secretario general de la Unasev, Pablo Inthamoussu, dijo a El Observador que este personal fiscalizará “lo que está en la vidriera”. Y agregó: “Estamos tratando de cerrar el círculo de la parte en la que siempre hacemos agua, que es la fiscalización. No debería de entrar a Uruguay ningún producto que no estuviera cumpliendo con las normas”.

Pero tanto Raimonda como él saben que internet “es incontrolable”. Y, hasta ahora, parece que también lo es la calle. “No se aplican multas por no tener un casco certificado; eso sigue dependiendo de cada intendencia”, dijo el jerarca.

Ensayos

El IEM aprobó 259 modelos y certificó 635.760 cascos desde 2009. Como se estima que existe un millón de motociclistas en el país, la cifra deja afuera a casi cuatro de cada 10 conductores. Lo curioso es que desde 2010 se han importado 1.528.713 cascos, según datos proporcionados por Uruguay XXI.

La cantidad de reprobaciones era más abultada entre 2009 y 2010. En un mes se llegó a rechazar el 60% de los artículos presentados por particulares. No obstante,  Raimonda aseguró que evolucionó la calidad de lo importado. En los últimos tres años solo se han objetado tres lotes por “problemas solucionables”. Al menos un caso se debió al mal funcionamiento de los broches.

Un casco recibe el triángulo amarillo si la muestra -tres unidades como mínimo- extraída del lote pasa con éxito tres pruebas: de penetración, impacto y sujeción. Durante ese proceso se analiza cómo se comporta la estructura, cómo absorbe la energía y qué tan resistente es la correa. Los cascos analizados son cortados al medio para evitar que sean comercializados puesto que cualquier microfisura aumenta la probabilidad de rotura. La rutina es más larga para aprobar un modelo. Se les prueba su resistencia, flexibilidad e inflamabilidad, entre otros experimentos, a distintas temperaturas (de 50ºC a -10ºC).

Los usuarios no conocen que se recomienda reemplazar el casco antes de los cuatro años de uso o en caso de accidente por mínimo que sea. En Europa tienen vencimiento; aquí no. En Mercadolibre está a la venta un casco usado para niño, sin sello a la vista y con rayas visibles. Su precio es $ 1.800.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

LESIONES LEVES

Fueron las que recibió el conductor de la moto que aparece en la fotografía debajo del automóvil. El accidente ocurrió ayer a primera hora de la mañana en Florencio Sánchez y Rivera.

Publicado en Destacados, PolicialesComentarios (0)

Desvalijan la Escuela 66 de Tropiezo

La Escuela 66 fue literalmente desvalijada por un grupo de delincuentes, quienes se llevaron todo lo que encontraron. El centro de estudios del paraje Tropiezo sufrió el robo de una asadera, una cafetera, cuatro kilos de azúcar, tres kilos de cocoa, un kilo de lentejas, un kilo de porotos, queso rallado, manteca, un pollo entero crudo, dos potes de mermelada, tres cajas de pulpa de tomate, tres kilos de harina, tres litros de aceite, tres paquetes de galletitas, cuatro kilos de fideos, cuatro paquetes de postres, seis latas de arvejas, nueve kilos de arroz, un kilo de leche en polvo, un control remoto, una garrafa de 13 kilos, una licuadora, dos jarras, y un televisor de 24 pulgadas.
Funcionarios de la seccional 6a. y de Policía Científica se hicieron presentes en el lugar, constatando lo denunciado, por lo que se practican las averiguaciones del caso en pos de dar con el paradero de los maleantes.
DOS LADRONES A LA
CÁRCEL
Los dos ladrones que protagonizaron el robo de varios electrodomésticos en una finca ubicada en calle 25 de Agosto y Rivera fueron procesados con prisión por el juez penal de turno.
Como informó EL PUEBLO en su edición de la víspera, funcionarios policiales atraparon a un malhechor que llevaba en sus manos una juguera, una batidora, una licuadora y un microondas, elementos que había hurtado hacía instantes de la vivienda en cuestión.
Tras ser indagado, el joven de iniciales C. E. P. M. Identificó a su cómplice, un hombre de iniciales M. A. T. C., quien fue atrapado y también confesó la autoría del hecho.
Ambos delincuentes terminaron en la cárcel, luego de que el magistrado les tipificara un delito de hurto especialmente agravado.
SE DURMIÓ Y LA ROBARON
Una mujer se durmió mientras miraba televisión y al despertar descubrió que un ladrón aprovechó su siesta para ingresar a la finca sita en calle 6 de Abril al 300 y robar lo primero que encontró a mano. El malhechor, que accedió a la vivienda a través de una ventana de aluminio que estaba sin traba, se llevó 3000 pesos, tres vaqueros para niño, un frasco de perfume y un celular. La dama efectuó la denuncia correspondiente en la seccional 5a, donde se practican las averiguaciones del caso.
ROBO EN OBRA EN CONSTRUCCIÓN
El encargado de una obra en construcción ubicada en calle San Martín al 1700 constató que personas extrañas habían forzado una puerta de madera para acceder al interior del predio y robar dos bolsas de cemento y una ventana de aluminio de 1,30 por 1,50 metros, por lo que alertó inmediatamente a las autoridades policiales.

La Escuela 66 fue literalmente desvalijada por un grupo de delincuentes, quienes se llevaron todo lo que encontraron. El centro de estudios del paraje Tropiezo sufrió el robo de una asadera, una cafetera, cuatro kilos de azúcar, tres kilos de cocoa, un kilo de lentejas, un kilo de porotos, queso rallado, manteca, un pollo entero crudo, dos potes de mermelada, tres cajas de pulpa de tomate, tres kilos de harina, tres litros de aceite, tres paquetes de galletitas, cuatro kilos de fideos, cuatro paquetes de postres, seis latas de arvejas, nueve kilos de arroz, un kilo de leche en polvo, un control remoto, una garrafa de 13 kilos, una licuadora, dos jarras, y un televisor de 24 pulgadas.

Funcionarios de la seccional 6a. y de Policía Científica se hicieron presentes en el lugar, constatando lo denunciado, por lo que se practican las averiguaciones del caso en pos de dar con el paradero de los maleantes.

DOS LADRONES A LA CÁRCEL

Los dos ladrones que protagonizaron el robo de varios electrodomésticos en una finca ubicada en calle 25 de Agosto y Rivera fueron procesados con prisión por el juez penal de turno.

Como informó EL PUEBLO en su edición de la víspera, funcionarios policiales atraparon a un malhechor que llevaba en sus manos una juguera, una batidora, una licuadora y un microondas, elementos que había hurtado hacía instantes de la vivienda en cuestión.

Tras ser indagado, el joven de iniciales C. E. P. M. Identificó a su cómplice, un hombre de iniciales M. A. T. C., quien fue atrapado y también confesó la autoría del hecho.

Ambos delincuentes terminaron en la cárcel, luego de que el magistrado les tipificara un delito de hurto especialmente agravado.

SE DURMIÓ Y LA ROBARON

Una mujer se durmió mientras miraba televisión y al despertar descubrió que un ladrón aprovechó su siesta para ingresar a la finca sita en calle 6 de Abril al 300 y robar lo primero que encontró a mano. El malhechor, que accedió a la vivienda a través de una ventana de aluminio que estaba sin traba, se llevó 3000 pesos, tres vaqueros para niño, un frasco de perfume y un celular. La dama efectuó la denuncia correspondiente en la seccional 5a, donde se practican las averiguaciones del caso.

ROBO EN OBRA EN CONSTRUCCIÓN

El encargado de una obra en construcción ubicada en calle San Martín al 1700 constató que personas extrañas habían forzado una puerta de madera para acceder al interior del predio y robar dos bolsas de cemento y una ventana de aluminio de 1,30 por 1,50 metros, por lo que alertó inmediatamente a las autoridades policiales.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Los ladrones del supermercado El Trébol se llevaron el dinero después de abrir los tres cofres a martillazos

Todavía no hay detenidos

El robo sufrido en la madrugada del lunes por el supermercado El Trébol no ocurrió de la forma que trascendió en primera instancia. Los ladrones no se llevaron todos los cofres de seguridad del establecimiento: lograron abrir a martillazos tres de ellos para acceder al dinero que había en el interior de los mismos y tuvieron que cargar con una cuarta caja de seguridad, mucho más pesada que las anteriores, la que no pudieron abrir.
Los maleantes dejaron una prenda de vestir abandonada en el supermercado ubicado en la intersección de las avenidas Viera y Paraguay, y también olvidaron una polera en un techo de una casa lindera al establecimiento. Estas pistas están siendo analizadas por la policía, para dar con el paradero de los autores del hecho.
Como informó oportunamente EL PUEBLO, en la madrugada del lunes un grupo de delincuentes (dos como mínimo, aunque no hay una certeza del número exacto), ingresaron al segundo nivel del supermercado y, tras abrir tres cofres de seguridad, se llevaron un millón de pesos y varios cheques que fueron denunciados como robados, por lo que no podrán ser cobrados por los delincuentes.
Los maleantes intentaron robar un cuarto cofre, pero el mismo fue abandonado finalmente en el techo de una vivienda. Los ladrones se desprendieron de él tras ser espantados por un vecino que advirtió su presencia en el techo de su casa y salió al exterior para ahuyentarlos. Ese cofre que no pudieron llevarse era el que contenía más dinero de los cuatro. Por ser una caja fuerte de gran peso era difícil de trasladar, lo que llevó a que ante el menor inconveniente, los delincuentes optaran por dejarla abandonada.
NO TENÍAN SEGURO
Según pudo saber EL PUEBLO, el supermercado no estaba asegurado contra robo de dinero, dado que para hacerlo debía instalar otro tipo de cofre de seguridad, de acuerdo a la exigencia de la empresa aseguradora. Sí existe seguro contra daños a la propiedad y hurto de mercadería.
Un retirado militar que trabaja como sereno en la cuadra del supermercado no escuchó ni vio nada extraño, como tampoco el sereno contratado por el propio supermercado, quien recién se enteró del tema cuando los dueños se hicieron presentes en el lugar.
También es extraño que los ladrones no hayan revuelto nada, dando con el lugar exacto de los cuatro cofres, lo que lleva a pensar que alguien los informó de la ubicación de los mismos, algo a lo que no tienen acceso ni siquiera la mayoría de los empleados de la empresa.
Los delincuentes también sabían que los domingos eran los días donde se guardaba más dinero en los cofres, dado que por estar cerrados los bancos, recién el lunes se hacía el depósito respectivo en las cuentas de la firma. Por dicho motivo, toda la recaudación del fin de semana se encontraba en las cuatro cajas de seguridad.
HICIERON UN BOQUETE
Para acceder al interior del supermercado, los delincuentes hicieron un boquete en el techo del local. Se presume que no estuvieron mucho tiempo en el interior del establecimiento, dado que fueron directamente al segundo nivel del comercio, donde estaban ubicados los cofres. Cerca de las tres y media de la madrugada, fueron divisados por el vecino antes comentado, quien salió a ver qué pasaba luego de que su perro ladrara sin parar. Se encontró con la presencia de los ladrones, quienes pese a ser vistos, lograron fugarse del lugar con el dinero, pero sin el cofre que habían sacado de El Trébol.

El robo sufrido en la madrugada del lunes por el supermercado El Trébol no ocurrió de la forma que trascendió en primera instancia. Los ladrones no se llevaron todos los cofres de seguridad del establecimiento: lograron abrir a martillazos tres de ellos para acceder al dinero que había en el interior de los mismos y tuvieron que cargar con una cuarta caja de seguridad, mucho más pesada que las anteriores, la que no pudieron abrir.

Los maleantes dejaron una prenda de vestir abandonada en el supermercado ubicado en la intersección de las avenidas Viera y Paraguay, y también olvidaron una polera en un techo de una casa lindera al establecimiento. Estas pistas están siendo analizadas por la policía, para dar con el paradero de los autores del hecho.

Como informó oportunamente EL PUEBLO, en la madrugada del lunes un grupo de delincuentes (dos como mínimo, aunque no hay una certeza del número exacto), ingresaron al segundo nivel del supermercado y, tras abrir tres cofres de seguridad, se llevaron un millón de pesos y varios cheques que fueron denunciados como robados, por lo que no podrán ser cobrados por los delincuentes.

Los maleantes intentaron robar un cuarto cofre, pero el mismo fue abandonado finalmente en el techo de una vivienda. Los ladrones se desprendieron de él tras ser espantados por un vecino que advirtió su presencia en el techo de su casa y salió al exterior para ahuyentarlos. Ese cofre que no pudieron llevarse era el que contenía más dinero de los cuatro. Por ser una caja fuerte de gran peso era difícil de trasladar, lo que llevó a que ante el menor inconveniente, los delincuentes optaran por dejarla abandonada.

NO TENÍAN SEGURO

Según pudo saber EL PUEBLO, el supermercado no estaba asegurado contra robo de dinero, dado que para hacerlo debía instalar otro tipo de cofre de seguridad, de acuerdo a la exigencia de la empresa aseguradora. Sí existe seguro contra daños a la propiedad y hurto de mercadería.

Un retirado militar que trabaja como sereno en la cuadra del supermercado no escuchó ni vio nada extraño, como tampoco el sereno contratado por el propio supermercado, quien recién se enteró del tema cuando los dueños se hicieron presentes en el lugar.

También es extraño que los ladrones no hayan revuelto nada, dando con el lugar exacto de los cuatro cofres, lo que lleva a pensar que alguien los informó de la ubicación de los mismos, algo a lo que no tienen acceso ni siquiera la mayoría de los empleados de la empresa.

Los delincuentes también sabían que los domingos eran los días donde se guardaba más dinero en los cofres, dado que por estar cerrados los bancos, recién el lunes se hacía el depósito respectivo en las cuentas de la firma. Por dicho motivo, toda la recaudación del fin de semana se encontraba en las cuatro cajas de seguridad.

HICIERON UN BOQUETE

Para acceder al interior del supermercado, los delincuentes hicieron un boquete en el techo del local. Se presume que no estuvieron mucho tiempo en el interior del establecimiento, dado que fueron directamente al segundo nivel del comercio, donde estaban ubicados los cofres. Cerca de las tres y media de la madrugada, fueron divisados por el vecino antes comentado, quien salió a ver qué pasaba luego de que su perro ladrara sin parar. Se encontró con la presencia de los ladrones, quienes pese a ser vistos, lograron fugarse del lugar con el dinero, pero sin el cofre que habían sacado de El Trébol.

Publicado en Destacados, PolicialesComentarios (0)

Fugaba con una juguera, una batidora, una licuadora y un microondas cuando fue atrapado

Un móvil de Radio Patrulla divisó a dos jóvenes que corrían con varios bultos debajo de sus brazos por calle 25 de Agosto. En la intersección con Rivera, los efectivos policiales lograron atrapar a uno de los maleantes, quien llevaba una juguera, una batidora, una licuadora y un microondas, que había hurtado hacía instantes de una vivienda de la zona.
Acto seguido se ubicó a un familiar del propietario de la finca, quien realizó la denuncia correspondiente, por lo que concurrió al lugar personal de Policía Científica para documentar los daños que los ladrones ocasionaron en la puerta principal de la casa, antes de ingresar a la misma para efectuar el robo.
Ahora se trabaja en procura de localizar a la segunda persona que acompañaba al detenido, quien será trasladado en esta jornada al juzgado penal para ser interrogado por el magistrado de turno.
OTRA CASA ROBADA
Un nuevo hurto ocurrió en una finca de avenida Paraguay al 2500 y fue constatado por una mujer que desarrolla diferentes tareas en dicho domicilio.
Los ladrones forzaron una puerta de madera e ingresaron al interior de la casa para robar una máquina de cortar pelo, una máquina de rizar cabellos, tres planchitas para el pelo y cuatro secadores. Tras realizarse la denuncia correspondiente en la seccional 5a, se practican las averiguaciones del caso.
UN ARREBATO
Los arrebatos son una historia de nunca acabar en nuestra ciudad. Como muestra vale reseñar el caso de una mujer que a las siete de la mañana de la víspera caminaba por calle Lavalleja. Cuando la susodicha llegó a la esquina de Catalán fue abordada por un hombre, quien le arrebató la cartera que llevaba colgada al hombro. La misma contenía en su interior la suma de 500 pesos, un celular y varios documentos. El maleante se dio enseguida a la fuga; al tiempo que la dama, que cayó al pavimento, pero por fortuna no sufrió lesiones de entidad, concurrió a la seccional 3a para realizar la denuncia correspondiente.
ROBO DE GARRAFAS
En la madrugada del miércoles, personas extrañas robaron tres garrafas de 13 kilos (tres llenas y una vacía) de una empresa de venta y recarga de garrafas de gas ubicada en ruta 3 frente a La Gaviota. Los maleantes cortaron el alambrado perimetral que rodea dicho local, para poder acceder al interior del mismo y efectuar el hurto en cuestión.
Uno de los dependientes del comercio descubrió el hecho en la mañana del día citado, dando aviso a los funcionarios policiales de la seccional 3a., quienes practican las averiguaciones del caso.

Un móvil de Radio Patrulla divisó a dos jóvenes que corrían con varios bultos debajo de sus brazos por calle 25 de Agosto. En la intersección con Rivera, los efectivos policiales lograron atrapar a uno de los maleantes, quien llevaba una juguera, una batidora, una licuadora y un microondas, que había hurtado hacía instantes de una vivienda de la zona.

Acto seguido se ubicó a un familiar del propietario de la finca, quien realizó la denuncia correspondiente, por lo que concurrió al lugar personal de Policía Científica para documentar los daños que los ladrones ocasionaron en la puerta principal de la casa, antes de ingresar a la misma para efectuar el robo.

Ahora se trabaja en procura de localizar a la segunda persona que acompañaba al detenido, quien será trasladado en esta jornada al juzgado penal para ser interrogado por el magistrado de turno.

OTRA CASA ROBADA

Un nuevo hurto ocurrió en una finca de avenida Paraguay al 2500 y fue constatado por una mujer que desarrolla diferentes tareas en dicho domicilio.

Los ladrones forzaron una puerta de madera e ingresaron al interior de la casa para robar una máquina de cortar pelo, una máquina de rizar cabellos, tres planchitas para el pelo y cuatro secadores. Tras realizarse la denuncia correspondiente en la seccional 5a, se practican las averiguaciones del caso.

UN ARREBATO

Los arrebatos son una historia de nunca acabar en nuestra ciudad. Como muestra vale reseñar el caso de una mujer que a las siete de la mañana de la víspera caminaba por calle Lavalleja. Cuando la susodicha llegó a la esquina de Catalán fue abordada por un hombre, quien le arrebató la cartera que llevaba colgada al hombro. La misma contenía en su interior la suma de 500 pesos, un celular y varios documentos. El maleante se dio enseguida a la fuga; al tiempo que la dama, que cayó al pavimento, pero por fortuna no sufrió lesiones de entidad, concurrió a la seccional 3a para realizar la denuncia correspondiente.

ROBO DE GARRAFAS

En la madrugada del miércoles, personas extrañas robaron tres garrafas de 13 kilos (tres llenas y una vacía) de una empresa de venta y recarga de garrafas de gas ubicada en ruta 3 frente a La Gaviota. Los maleantes cortaron el alambrado perimetral que rodea dicho local, para poder acceder al interior del mismo y efectuar el hurto en cuestión.

Uno de los dependientes del comercio descubrió el hecho en la mañana del día citado, dando aviso a los funcionarios policiales de la seccional 3a., quienes practican las averiguaciones del caso.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Efectivos de la Policía Comunitaria de la Jefatura de Salto visitaron campamento Scout de la Obra Social Don Bosco

El pasado 30 de junio y con el aval del Comando de la Jefatura de Policía de Salto, los operadores Comunitarios de la Policía de Salto, visitaron el Campamento del Movimiento Scout, Grupo “Padre Agustín Aschieri”, en la casa de Retiro Blandengues, que está ubicada en la zona de Parada Daymán, en el Departamento de Paysandú.
En el marco del Programa “Miguel Magone” de la Obra Don Bosco, adonde son derivados  asiduamente por la Justicia jóvenes que se encuentran en situaciones reñidas con la ley, además de otros niños y adolescentes, los policías interactuaron con unos 50 chicos y 11 educadores.
Tallado en piedra
arenisca y la real
dimensión de un taller
Los funcionarios policiales concurrieron al lugar con el escultor Antonio Perillo, que en colaboración con los Policías Comunitarios, brindó un taller instruyendo cómo trabajar la piedra, primero conociendo el origen, la naturaleza y las vetas de la misma, luego con herramientas básicas manuales, utilizó la modalidad de expresión libre partiendo de la forma de cada trozo.
Cada participante dejó volar la imaginación y en pocos minutos las piquetas y discos de desbaste fueron descubriendo diversas figuras, fruto de la creatividad.  Prontas las obras, con la satisfacción de haberlas creados con sus propias manos, algunas de ellas fueron obsequiadas en el juego del “amigo secreto” en el campamento y las restantes viajaron a los diferentes hogares.
Es notable la profunda riqueza y potencialidad de los niños y jóvenes, y la sociedad toda debe luchar para preservarla y ofrecerle posibilidades de enriquecimiento. La interacción y los diferentes enfoques sirven para comprender, cuestionar y dinamizar los conocimientos y asumir compromisos entre todos.
La óptica del “orientador” en cada taller, será construirlo en forma interactiva, buscando que cada integrante pueda expresarse en forma cómoda y natural. Donde se da la interacción, el intercambio de opiniones y saberes, es donde se produce el aprendizaje realmente significativo. Aprendemos jugando, recreándonos, estando en contacto con las ideas de otros y así se da lo que se llama la construcción del conocimiento, o sea que lo construimos entre todos.
Héctor Menéndez -
Responsable del
Grupo Scout Padre
Agustín Aschieri-
Por su parte, el referente del Movimiento Scout Padre Agustín Aschieri, Héctor Menéndez, dijo que el Movimiento Scout Mundial es la organización de niños, jóvenes y adultos voluntarios “más grande sobre el planeta, y como no puede ser de otro modo, es la más grande de nuestro país, teniendo presencia en casi todos los departamentos”.
Este Grupo funciona en la Obra Social Don Bosco y está adherido al Movimiento Scout del Uruguay, que los días 28, 29 y 30 realizó los clásicos campamentos de invierno; realizándose un taller de tallado en piedra a cargo de Antonio Perillo y contando con la colaboración de Operadores Comunitarios, culminando con una demostración de trompos de madera por parte del Comisario Francisco Alves, referente de la Policía Comunitaria, “juego que con el tiempo se ha ido perdiendo la práctica, quedando demostrado el asombro y el desconocimiento de los chiquilines en referencia a su utilización. De más está decir, el agradecimiento a quienes participaron, demostrando así el éxito de dicha Policía Comunitaria en su política de acercamiento a la comunidad”, dice el comunicado de la policía.
Prevención y educación,
objetivos básicos de la
Policía Comunitaria
La presencia de uniformados llama la atención y es referencia para muchos. Los niños, adolescentes y educadores del campamento al tiempo que tallaban sus piedras conversaban con los Policías, para saber de sus tareas y también buscando opiniones de sus obras. La Policía Comunitaria como nueva herramienta para enfocar la prevención social, o sea ir a las causas, raíces y evitar que sucedan los hechos, debe hacer alianza, sumar esfuerzos y trabajar en red, con todas las Instituciones como en este caso, la Obra Don Bosco, donde niños y adolescentes tienen abrigo, alimento, contención, estímulo y más importante aún, proyección laboral para sus futuros. Este trabajo en red permite detectar situaciones en hogares más vulnerables y realizar un abordaje interinstitucional a tiempo.

El pasado 30 de junio y con el aval del Comando de la Jefatura de Policía de Salto, los operadores Comunitarios de la Policía de Salto, visitaron el Campamento del Movimiento Scout, Grupo “Padre Agustín Aschieri”, en la casa de Retiro Blandengues, que está ubicada en la zona de Parada Daymán, en el Departamento de Paysandú.

En el marco del Programa “Miguel Magone” de la Obra Don Bosco, adonde son derivados  asiduamente por la Justicia jóvenes que se encuentran en situaciones reñidas con la ley, además de otros niños y adolescentes, los policías interactuaron con unos 50 chicos y 11 educadores.

Tallado en piedra arenisca y la real dimensión de un taller

Los funcionarios policiales concurrieron al lugar con el escultor Antonio Perillo, que en colaboración con los Policías Comunitarios, brindó un taller instruyendo cómo trabajar la piedra, primero conociendo el origen, la naturaleza y las vetas de la misma, luego con herramientas básicas manuales, utilizó la modalidad de expresión libre partiendo de la forma de cada trozo.

Cada participante dejó volar la imaginación y en pocos minutos las piquetas y discos de desbaste fueron descubriendo diversas figuras, fruto de la creatividad.  Prontas las obras, con la satisfacción de haberlas creados con sus propias manos, algunas de ellas fueron obsequiadas en el juego del “amigo secreto” en el campamento y las restantes viajaron a los diferentes hogares.

Es notable la profunda riqueza y potencialidad de los niños y jóvenes, y la sociedad toda debe luchar para preservarla y ofrecerle posibilidades de enriquecimiento. La interacción y los diferentes enfoques sirven para comprender, cuestionar y dinamizar los conocimientos y asumir compromisos entre todos.

La óptica del “orientador” en cada taller, será construirlo en forma interactiva, buscando que cada integrante pueda expresarse en forma cómoda y natural. Donde se da la interacción, el intercambio de opiniones y saberes, es donde se produce el aprendizaje realmente significativo. Aprendemos jugando, recreándonos, estando en contacto con las ideas de otros y así se da lo que se llama la construcción del conocimiento, o sea que lo construimos entre todos.

Héctor Menéndez – Responsable del Grupo Scout Padre Agustín Aschieri-

Por su parte, el referente del Movimiento Scout Padre Agustín Aschieri, Héctor Menéndez, dijo que el Movimiento Scout Mundial es la organización de niños, jóvenes y adultos voluntarios “más grande sobre el planeta, y como no puede ser de otro modo, es la más grande de nuestro país, teniendo presencia en casi todos los departamentos”.

Este Grupo funciona en la Obra Social Don Bosco y está adherido al Movimiento Scout del Uruguay, que los días 28, 29 y 30 realizó los clásicos campamentos de invierno; realizándose un taller de tallado en piedra a cargo de Antonio Perillo y contando con la colaboración de Operadores Comunitarios, culminando con una demostración de trompos de madera por parte del Comisario Francisco Alves, referente de la Policía Comunitaria, “juego que con el tiempo se ha ido perdiendo la práctica, quedando demostrado el asombro y el desconocimiento de los chiquilines en referencia a su utilización. De más está decir, el agradecimiento a quienes participaron, demostrando así el éxito de dicha Policía Comunitaria en su política de acercamiento a la comunidad”, dice el comunicado de la policía.

Prevención y educación, objetivos básicos de la Policía Comunitaria

La presencia de uniformados llama la atención y es referencia para muchos. Los niños, adolescentes y educadores del campamento al tiempo que tallaban sus piedras conversaban con los Policías, para saber de sus tareas y también buscando opiniones de sus obras. La Policía Comunitaria como nueva herramienta para enfocar la prevención social, o sea ir a las causas, raíces y evitar que sucedan los hechos, debe hacer alianza, sumar esfuerzos y trabajar en red, con todas las Instituciones como en este caso, la Obra Don Bosco, donde niños y adolescentes tienen abrigo, alimento, contención, estímulo y más importante aún, proyección laboral para sus futuros. Este trabajo en red permite detectar situaciones en hogares más vulnerables y realizar un abordaje interinstitucional a tiempo.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Autoridades policiales realizaron puesta a punto sobre la seguridad en el fútbol ayer en la sede de la Liga Salteña

Más allá de la intensa actividad operativa que tuvo ayer la Policía de Salto en las calles de la ciudad, con la detención de personas vinculadas a delitos de robos, investigaciones por hechos que sucedieron en pleno centro, casos de violencia y además de atender llamados por denuncias de violencia doméstica, infaltables en estos tiempos que corren, las autoridades estuvieron presentes en la Liga Salteña de Fútbol, donde mantuvieron una reunión con el Consejo Superior para hacer una puesta a punto del protocolo de seguridad que deben instrumentar en los escenarios deportivos.
En ese sentido y según pudo saber EL PUEBLO el director de Seguridad de la Jefatura de Policía, el comisario inspector, Raúl Couto, mantuvo una reunión con las autoridades de la Liga, así como con los representantes de los clubes y con los responsables de la empresa de seguridad que vigila las canchas, con la finalidad de establecer las pautas del protocolo de seguridad para los escenarios deportivos.
Según afirmó a EL PUEBLO, Couto, dijo que la idea fue poner en conocimiento a los trabajadores de la seguridad y a las autoridades de la Liga sobre cómo deben llevarse a cabo algunas actuaciones en materia de seguridad en los estadios. “Nosotros lo que hicimos fue transmitirles a ellos nuestra experiencia y cómo actuamos para resolver conflictos que se originen adentro de los escenarios deportivos”, expresó.
ROBOS
En otro orden y en cuanto a la crónica policial, fuentes consultadas aseguraron a este diario, que todavía no se ha podido establecer la identidad de las personas que el pasado lunes de madrugada robaron los valores del supermercado El Trébol. Si bien cuentan con pistas sobre el caso, los delincuentes no han podido ser identificados.
Por otro lado, los autores del robo de una caja registradora en una fábrica de pastas en Artigas y Michelini, tampoco fueron capturados hasta el momento y de los mismos no se tiene conocimiento.
En tanto, el martes formuló una denuncia verbal un hombre expresando que dejó estacionada y con traba de seguridad en calle Colón al 100, su moto marca Yumbo Max y al ir a retirarla notó que la misma no estaba, por eso solicitó a la policía que se investigara el hecho.
BAJO AMENAZA
Faltando diez minutos para las 6 de la mañana del pasado martes, una mujer denunció ante la Policía que momentos antes, concurrió hasta la parada del ómnibus que está ubicada en las calles Catalán e Industria, para concurrir a un centro de estudios.
Allí ya se encontraba sentada una mujer, siendo que minutos más tarde se retiró del lugar, llegando hacia donde ella se encontraba, un hombre, el cual mediante amenazas verbales, le pidió que le entregara la mochila que ella llevaba consigo.
Pero ante la negativa de ella, el hombre la tomó del brazo y la arrastró unos tres metros, sacándole de la mochila un teléfono celular marca Samsung con los auriculares, dándose a la fuga. Al mismo se le cayó de entre sus ropas, un cuchillo. La policía de la Seccional Tercera emprendió la búsqueda del sujeto pero no logró resultados hasta el momento.
CARNE
El personal de la Brigada Especial de Prevención y Represión del Abigeato (Bepra), concurrió con el personal de la División de Bromatología de la Intendencia de Salto hasta un local que funcionaba como carnicería en la calle Patulé al 1800, donde efectuaron una inspección, incautándose de 20 kilos de milanesas, 8 kilos de carne picada y 30 kilos de chorizo.
Es que dicho local no contaba con las habilitaciones correspondientes para funcionar como tal, siendo notificado por la Policía y la Intendencia a regularizar dicho trámite de acuerdo a la disposición Judicial remitida para tal caso.
VIOLENCIA PRIVADA
Un hombre fue procesado por el delito de violencia privada. Se entiende por tal, cuando una persona obliga a alguien a hacer o no hacer alguna cosa, sometiendo para esto a su víctima bajo amenazas.
En este caso, el hecho fue denunciado el pasado lunes 21, cuando a las nueve menos veinte de la mañana y ante una comunicación recibida desde la Mesa Central de Operaciones, el personal policial concurrió hasta el local comercial que está ubicado en la plazoleta Benito de Paula, donde procedieron a la detención de una persona de iniciales C.M.D., de 28 años de edad. El mismo presentaba un evidente estado de ebriedad y portaba una varilla en una mano y en la otra una navaja.
Posteriormente a esto, el propietario del local comercial allí ubicado concurrió a la Seccional Tercera formulando una denuncia verbal contra la persona explicando que la misma había llegado momentos antes a su local y le pidió fuego, y al ver que encima del mostrador había dinero, el sujeto manoteó parte de dicha suma y él le propinó un golpe en la cabeza con un pedazo de cable a efectos de repeler la agresión de dicha persona, por lo que este comenzó a amenazarlo e insultarlo, retirándose del lugar.
Luego de unos 30 minutos, dicha persona regresó y lo amenazó con un trozo de varilla, por lo que optó por llamar a la Policía quien concurrió y lo detuvo. Puesto en conocimiento del Juez Letrado, el magistrado dispuso la conducción del detenido a su despacho, lo que se dio cumplimiento y luego de culminadas sus actuaciones el pasado martes, dispuso el procesamiento con prisión  del detenido antes mencionado por un delito de violencia privada especialmente agravada.
Luego de haber sido fichado por la Policía el sujeto fue alojado en el denominado Centro de Rehabilitación Salto.
LA ARMADA
La Armada Nacional comunica que se llevará a cabo un reclutamiento de aspirantes a ingreso a dicha unidad. Las inscripciones se llevarán a cabo en la Prefectura del Puerto de Salto los días 2 y 4 de agosto del corriente año.
Los requisitos son: ser oriental, soltero y poseer entre 18 y 25 años de edad. Deberán presentar Cédula de Identidad, Credencial Cívica y partida de nacimiento con tres meses de vigencia, tener educación primaria aprobada (con el certificado de estudios) y no poseer antecedentes penales.

Más allá de la intensa actividad operativa que tuvo ayer la Policía de Salto en las calles de la ciudad, con la detención de personas vinculadas a delitos de robos, investigaciones por hechos que sucedieron en pleno centro, casos de violencia y además de atender llamados por denuncias de violencia doméstica, infaltables en estos tiempos que corren, las autoridades estuvieron presentes en la Liga Salteña de Fútbol, donde mantuvieron una reunión con el Consejo Superior para hacer una puesta a punto del protocolo de seguridad que deben instrumentar en los escenarios deportivos.

En ese sentido y según pudo saber EL PUEBLO el director de Seguridad de la Jefatura de Policía, el comisario inspector, Raúl Couto, mantuvo una reunión con las autoridades de la Liga, así como con los representantes de los clubes y con los responsables de la empresa de seguridad que vigila las canchas, con la finalidad de establecer las pautas del protocolo de seguridad para los escenarios deportivos.

Según afirmó a EL PUEBLO, Couto, dijo que la idea fue poner en conocimiento a los trabajadores de la seguridad y a las autoridades de la Liga sobre cómo deben llevarse a cabo algunas actuaciones en materia de seguridad en los estadios. “Nosotros lo que hicimos fue transmitirles a ellos nuestra experiencia y cómo actuamos para resolver conflictos que se originen adentro de los escenarios deportivos”, expresó.

ROBOS

En otro orden y en cuanto a la crónica policial, fuentes consultadas aseguraron a este diario, que todavía no se ha podido establecer la identidad de las personas que el pasado lunes de madrugada robaron los valores del supermercado El Trébol. Si bien cuentan con pistas sobre el caso, los delincuentes no han podido ser identificados.

Por otro lado, los autores del robo de una caja registradora en una fábrica de pastas en Artigas y Michelini, tampoco fueron capturados hasta el momento y de los mismos no se tiene conocimiento.

En tanto, el martes formuló una denuncia verbal un hombre expresando que dejó estacionada y con traba de seguridad en calle Colón al 100, su moto marca Yumbo Max y al ir a retirarla notó que la misma no estaba, por eso solicitó a la policía que se investigara el hecho.

BAJO AMENAZA

Faltando diez minutos para las 6 de la mañana del pasado martes, una mujer denunció ante la Policía que momentos antes, concurrió hasta la parada del ómnibus que está ubicada en las calles Catalán e Industria, para concurrir a un centro de estudios.

Allí ya se encontraba sentada una mujer, siendo que minutos más tarde se retiró del lugar, llegando hacia donde ella se encontraba, un hombre, el cual mediante amenazas verbales, le pidió que le entregara la mochila que ella llevaba consigo.

Pero ante la negativa de ella, el hombre la tomó del brazo y la arrastró unos tres metros, sacándole de la mochila un teléfono celular marca Samsung con los auriculares, dándose a la fuga. Al mismo se le cayó de entre sus ropas, un cuchillo. La policía de la Seccional Tercera emprendió la búsqueda del sujeto pero no logró resultados hasta el momento.

CARNE

El personal de la Brigada Especial de Prevención y Represión del Abigeato (Bepra), concurrió con el personal de la División de Bromatología de la Intendencia de Salto hasta un local que funcionaba como carnicería en la calle Patulé al 1800, donde efectuaron una inspección, incautándose de 20 kilos de milanesas, 8 kilos de carne picada y 30 kilos de chorizo.

Es que dicho local no contaba con las habilitaciones correspondientes para funcionar como tal, siendo notificado por la Policía y la Intendencia a regularizar dicho trámite de acuerdo a la disposición Judicial remitida para tal caso.

VIOLENCIA PRIVADA

Un hombre fue procesado por el delito de violencia privada. Se entiende por tal, cuando una persona obliga a alguien a hacer o no hacer alguna cosa, sometiendo para esto a su víctima bajo amenazas.

En este caso, el hecho fue denunciado el pasado lunes 21, cuando a las nueve menos veinte de la mañana y ante una comunicación recibida desde la Mesa Central de Operaciones, el personal policial concurrió hasta el local comercial que está ubicado en la plazoleta Benito de Paula, donde procedieron a la detención de una persona de iniciales C.M.D., de 28 años de edad. El mismo presentaba un evidente estado de ebriedad y portaba una varilla en una mano y en la otra una navaja.

Posteriormente a esto, el propietario del local comercial allí ubicado concurrió a la Seccional Tercera formulando una denuncia verbal contra la persona explicando que la misma había llegado momentos antes a su local y le pidió fuego, y al ver que encima del mostrador había dinero, el sujeto manoteó parte de dicha suma y él le propinó un golpe en la cabeza con un pedazo de cable a efectos de repeler la agresión de dicha persona, por lo que este comenzó a amenazarlo e insultarlo, retirándose del lugar.

Luego de unos 30 minutos, dicha persona regresó y lo amenazó con un trozo de varilla, por lo que optó por llamar a la Policía quien concurrió y lo detuvo. Puesto en conocimiento del Juez Letrado, el magistrado dispuso la conducción del detenido a su despacho, lo que se dio cumplimiento y luego de culminadas sus actuaciones el pasado martes, dispuso el procesamiento con prisión  del detenido antes mencionado por un delito de violencia privada especialmente agravada.

Luego de haber sido fichado por la Policía el sujeto fue alojado en el denominado Centro de Rehabilitación Salto.

LA ARMADA

La Armada Nacional comunica que se llevará a cabo un reclutamiento de aspirantes a ingreso a dicha unidad. Las inscripciones se llevarán a cabo en la Prefectura del Puerto de Salto los días 2 y 4 de agosto del corriente año.

Los requisitos son: ser oriental, soltero y poseer entre 18 y 25 años de edad. Deberán presentar Cédula de Identidad, Credencial Cívica y partida de nacimiento con tres meses de vigencia, tener educación primaria aprobada (con el certificado de estudios) y no poseer antecedentes penales.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Familiares de mujer fallecida al caerse de cama del Hospital realizaron una demanda civil y otra penal

Familiares de una mujer de 82 años de edad que falleciera el pasado 20 de junio, al caerse de la cama del CTI del Hospital local presentaron una demanda civil contra el Hospital y una denuncia en el juzgado penal, contra funcionarios de la institución, por la presunta responsabilidad que pudieran haber tenido en este caso, informaron familiares de la víctima a EL PUEBLO.
Según indicaron los informantes, la mujer estuvo internada en el CTI del Hospital local durante varios días por un problema cardiovascular, aunque en el momento de tener el accidente estaba por salir de alta médica.
Fue cuando entonces intentó pararse de la cama, y sin recibir ayuda para hacerlo ni teniendo control alguno por parte del funcionariado, se cayó de la misma, la que tiene una altura considerable, y sufrió un golpe que le causó una severa lesión que habría sido la causa de su muerte algunos días después.
Ahora los familiares quieren que haya responsabilidad por parte de la institución por este caso y conforme a esto, también presentaban la denuncia en el juzgado penal para que se investigara la responsabilidad de los funcionarios que estaban en el lugar en el momento que la mujer se cayó de la cama.
POR POCO
Según informaron las fuentes consultadas a este diario, a la mujer le faltaban pocos días para salir de alta médica, luego de haber estado internada durante varios días por otra causa. Pero en un momento determinado, estando internada en el CTI, decidió bajarse de la cama aparentemente sin ser atendida por los funcionarios, y presumiblemente al no lograr estabilidad en el piso se cayó y se golpeó en forma severa en la cabeza, produciéndose importantes heridas.
Al parecer, en ese momento no había funcionarios que estuvieran en el lugar y que se percataran de que la paciente había querido bajarse de la cama del CTI donde estaba internada. Pero tras el golpe, las heridas sufridas la volvieron a dejar internada y esta vez en un estado más grave del que no se recuperó, falleciendo unas 72 horas después de producido el golpe.
“Ella estaba anticoagulada por el tratamiento que se estaba haciendo, lo que formó un coágulo dentro de la cabeza, lo que complicó las cosas y lamentablemente terminó falleciendo”, destacaron los informantes en el momento del accidente.
Si bien las autoridades del Hospital habían comenzado a desarrollar una dos investigaciones paralelas, una de ellas es una instrucción administrativa que determinará si hay responsabilidad de los funcionarios de ese sector del Hospital; y la otra es una actuación que realiza el Comité de Seguridad del Paciente que trata de verificar los eventos bajo la visión de los posibles errores que puedan haber surgido, los familiares por su lado, presentaron una demanda civil en el juzgado respectivo y una denuncia penal en la sede pertinente, indicaron algunos de ellos a EL PUEBLO en las últimas horas.

Familiares de una mujer de 82 años de edad que falleciera el pasado 20 de junio, al caerse de la cama del CTI del Hospital local presentaron una demanda civil contra el Hospital y una denuncia en el juzgado penal, contra funcionarios de la institución, por la presunta responsabilidad que pudieran haber tenido en este caso, informaron familiares de la víctima a EL PUEBLO.

Según indicaron los informantes, la mujer estuvo internada en el CTI del Hospital local durante varios días por un problema cardiovascular, aunque en el momento de tener el accidente estaba por salir de alta médica.

Fue cuando entonces intentó pararse de la cama, y sin recibir ayuda para hacerlo ni teniendo control alguno por parte del funcionariado, se cayó de la misma, la que tiene una altura considerable, y sufrió un golpe que le causó una severa lesión que habría sido la causa de su muerte algunos días después.

Ahora los familiares quieren que haya responsabilidad por parte de la institución por este caso y conforme a esto, también presentaban la denuncia en el juzgado penal para que se investigara la responsabilidad de los funcionarios que estaban en el lugar en el momento que la mujer se cayó de la cama.

POR POCO

Según informaron las fuentes consultadas a este diario, a la mujer le faltaban pocos días para salir de alta médica, luego de haber estado internada durante varios días por otra causa. Pero en un momento determinado, estando internada en el CTI, decidió bajarse de la cama aparentemente sin ser atendida por los funcionarios, y presumiblemente al no lograr estabilidad en el piso se cayó y se golpeó en forma severa en la cabeza, produciéndose importantes heridas.

Al parecer, en ese momento no había funcionarios que estuvieran en el lugar y que se percataran de que la paciente había querido bajarse de la cama del CTI donde estaba internada. Pero tras el golpe, las heridas sufridas la volvieron a dejar internada y esta vez en un estado más grave del que no se recuperó, falleciendo unas 72 horas después de producido el golpe.

“Ella estaba anticoagulada por el tratamiento que se estaba haciendo, lo que formó un coágulo dentro de la cabeza, lo que complicó las cosas y lamentablemente terminó falleciendo”, destacaron los informantes en el momento del accidente.

Si bien las autoridades del Hospital habían comenzado a desarrollar una dos investigaciones paralelas, una de ellas es una instrucción administrativa que determinará si hay responsabilidad de los funcionarios de ese sector del Hospital; y la otra es una actuación que realiza el Comité de Seguridad del Paciente que trata de verificar los eventos bajo la visión de los posibles errores que puedan haber surgido, los familiares por su lado, presentaron una demanda civil en el juzgado respectivo y una denuncia penal en la sede pertinente, indicaron algunos de ellos a EL PUEBLO en las últimas horas.

Publicado en Destacados, Generales, PolicialesComentarios (1)

Una mujer se despertó a las cuatro de la madrugada y vio a un hombre revisando los cajones de la cómoda

Una mujer se despertó a las cuatro de la madrugada y al levantarse de la cama se llevó una desagradable sorpresa: un hombre desconocido se encontraba revisando los cajones de la cómoda de su casa. Al ver a la fémina, el malhechor se dio a la fuga. La dama, exaltada, alertó a la policía, antes de constatar que le faltaban una cadena de oro con dije de oro y plata y 1.300 pesos. El ladrón había ingresado a la vivienda ubicada en calle Agraciada al 1400 luego de haber forzado la puerta de entrada, de madera, escapando por ese mismo lugar.
A PRISIÓN POR HURTO
Un joven de iniciales M. J. A. D. fue procesado con prisión por un delito de hurto especialmente agravado por la pluriparticipación, de acuerdo al dictamen de la justicia. Dicho delincuente, que fue detenido por haber participado del hurto de varias motocicletas, se encontraba prófugo luego de que dos de sus cómplices fueran anteriormente procesados con prisión y sin prisión, respectivamente.
El adolescente cayó finalmente en manos de la policía, para ser conducido al despacho del juez penal de turno, quien ordenó su alojamiento en el Centro de Rehabilitación local.
EL ROBO DE UN
“ANDANTE”
El dueño de un establecimiento ganadero ubicado en el kilómetro 171 de la ruta 31 se retiró del lugar por el fin de semana, dejando a cargo a su hermano. Cuando estaba alejándose del lugar, observó que un individuo se encontraba próximo a la ruta en cuestión, parado al lado de una motocicleta y a pocos metros del ingreso al establecimiento.
Cuando el lunes retornó a su residencia, el hombre se encontró con la novedad de que dicha persona le había pedido a su hermano para pasar la noche en el lugar, y éste accedió a proporcionarle un techo. Pero el “andante” (así fue identificado en la denuncia policial respectiva) se propasó y concurrió a la pieza del dueño de casa, que estaba asegurada con cadena y candado, para violentar el ingreso y llevarse del interior la suma de 4.000 dólares y 40.000 pesos, antes de de-saparecer sin dejar rastros.
HURTO EN CLUB POLÍTICO
Un club político sito en calles Asencio y 19 de abril fue víctima de los ladrones, quienes forzaron una puerta de madera para ingresar al interior del mismo y llevarse un microondas, una garrafa de tres kilos, una cafetera, un parlante y un equipo de música. Los maleantes, además, dañaron los cables de la conexión telefónica, por lo que dejaron inutilizado dicho servicio. El responsable del local constató el hecho en la mañana posterior al hurto, denunciando el mismo en la seccional 1a.
ROBAN HERRAMIENTAS
DE TRABAJO
Un hombre dejó estacionada su camioneta en calle Artigas entre Sarandí y Lavalleja, y cuando retornó a ocuparla notó que le faltaba una caja de plástico que había dejado en la parte trasera del vehículo. En la misma había dos llaves de caño de 24 pulgadas, una pinza de 12 pulgadas, una máquina de termofusión, dos juegos de terraja y dos cajas más pequeñas conteniendo herramientas varias.
El robo fue denunciado en la seccional 1a, donde se realizan las averiguaciones del caso.
CAMIONERO QUEDÓ
ATRAPADO
Un camión con zorra protagonizó un extraño vuelco en la noche del lunes en el kilómetro 171 de la ruta 31 y su conductor quedó atrapado en el interior del vehículo hasta que pudo ser socorrido.
El hecho ocurrió cuando el camión marca Mercedes Benz cargado con viruta, por circunstancias que no han sido determinadas, volcó sobre su lateral, quedando apretado su conductor, quien tuvo que ser auxiliado por otro camionero que pasaba por el lugar, quien pudo abrir la puerta con un gato hidráulico y sacar a su colega, para luego trasladarlo a un centro asistencial de Tacuarembó.
Se desconocen los motivos del siniestro, dado que el damnificado no pudo ser averiguado. El juez de Paz actuante dispuso un examen de espirometría al conductor y la entrega del camión.
HURTO EN LOCAL
COMERCIAL
Luego de romper el vidrio de una ventana, de 1,50 por 2 metros, un ladrón accedió al interior de un comercio establecido en calles Artigas y Zelmar Michelini, para llevarse la caja registradora conteniendo 14.000 pesos. Tras la denuncia respectiva, personal de Policía Científica y de la seccional 2a concurrieron al lugar constatando lo denunciado.
El maleante ingresó al comercio por el vidrio que da a calle Artigas, en horas de la madrugada del lunes.
OTRO ROBO EN FINCA
El dueño de una vivienda ubicada en calle A. Latorre al 1700 se ausentó por algunas horas, lo que permitió que personas extrañas forzaran la reja de una ventana, para ingresar al interior y llevarse 460 dólares y una cámara fotográfica, luego de revolver toda la casa.

Una mujer se despertó a las cuatro de la madrugada y al levantarse de la cama se llevó una desagradable sorpresa: un hombre desconocido se encontraba revisando los cajones de la cómoda de su casa. Al ver a la fémina, el malhechor se dio a la fuga. La dama, exaltada, alertó a la policía, antes de constatar que le faltaban una cadena de oro con dije de oro y plata y 1.300 pesos. El ladrón había ingresado a la vivienda ubicada en calle Agraciada al 1400 luego de haber forzado la puerta de entrada, de madera, escapando por ese mismo lugar.

A PRISIÓN POR HURTO

Un joven de iniciales M. J. A. D. fue procesado con prisión por un delito de hurto especialmente agravado por la pluriparticipación, de acuerdo al dictamen de la justicia. Dicho delincuente, que fue detenido por haber participado del hurto de varias motocicletas, se encontraba prófugo luego de que dos de sus cómplices fueran anteriormente procesados con prisión y sin prisión, respectivamente.

El adolescente cayó finalmente en manos de la policía, para ser conducido al despacho del juez penal de turno, quien ordenó su alojamiento en el Centro de Rehabilitación local.

EL ROBO DE UN “ANDANTE”

El dueño de un establecimiento ganadero ubicado en el kilómetro 171 de la ruta 31 se retiró del lugar por el fin de semana, dejando a cargo a su hermano. Cuando estaba alejándose del lugar, observó que un individuo se encontraba próximo a la ruta en cuestión, parado al lado de una motocicleta y a pocos metros del ingreso al establecimiento.

Cuando el lunes retornó a su residencia, el hombre se encontró con la novedad de que dicha persona le había pedido a su hermano para pasar la noche en el lugar, y éste accedió a proporcionarle un techo. Pero el “andante” (así fue identificado en la denuncia policial respectiva) se propasó y concurrió a la pieza del dueño de casa, que estaba asegurada con cadena y candado, para violentar el ingreso y llevarse del interior la suma de 4.000 dólares y 40.000 pesos, antes de de-saparecer sin dejar rastros.

HURTO EN CLUB POLÍTICO

Un club político sito en calles Asencio y 19 de abril fue víctima de los ladrones, quienes forzaron una puerta de madera para ingresar al interior del mismo y llevarse un microondas, una garrafa de tres kilos, una cafetera, un parlante y un equipo de música. Los maleantes, además, dañaron los cables de la conexión telefónica, por lo que dejaron inutilizado dicho servicio. El responsable del local constató el hecho en la mañana posterior al hurto, denunciando el mismo en la seccional 1a.

ROBAN HERRAMIENTAS DE TRABAJO

Un hombre dejó estacionada su camioneta en calle Artigas entre Sarandí y Lavalleja, y cuando retornó a ocuparla notó que le faltaba una caja de plástico que había dejado en la parte trasera del vehículo. En la misma había dos llaves de caño de 24 pulgadas, una pinza de 12 pulgadas, una máquina de termofusión, dos juegos de terraja y dos cajas más pequeñas conteniendo herramientas varias.

El robo fue denunciado en la seccional 1a, donde se realizan las averiguaciones del caso.

CAMIONERO QUEDÓ ATRAPADO

Un camión con zorra protagonizó un extraño vuelco en la noche del lunes en el kilómetro 171 de la ruta 31 y su conductor quedó atrapado en el interior del vehículo hasta que pudo ser socorrido.

El hecho ocurrió cuando el camión marca Mercedes Benz cargado con viruta, por circunstancias que no han sido determinadas, volcó sobre su lateral, quedando apretado su conductor, quien tuvo que ser auxiliado por otro camionero que pasaba por el lugar, quien pudo abrir la puerta con un gato hidráulico y sacar a su colega, para luego trasladarlo a un centro asistencial de Tacuarembó.

Se desconocen los motivos del siniestro, dado que el damnificado no pudo ser averiguado. El juez de Paz actuante dispuso un examen de espirometría al conductor y la entrega del camión.

HURTO EN LOCAL COMERCIAL

Luego de romper el vidrio de una ventana, de 1,50 por 2 metros, un ladrón accedió al interior de un comercio establecido en calles Artigas y Zelmar Michelini, para llevarse la caja registradora conteniendo 14.000 pesos. Tras la denuncia respectiva, personal de Policía Científica y de la seccional 2a concurrieron al lugar constatando lo denunciado.

El maleante ingresó al comercio por el vidrio que da a calle Artigas, en horas de la madrugada del lunes.

OTRO ROBO EN FINCA

El dueño de una vivienda ubicada en calle A. Latorre al 1700 se ausentó por algunas horas, lo que permitió que personas extrañas forzaran la reja de una ventana, para ingresar al interior y llevarse 460 dólares y una cámara fotográfica, luego de revolver toda la casa.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Aclara vecina del supermercado “El Trébol”

Luego del robo con ribetes espectaculares que se produjo en la madrugada del pasado lunes en el supermercado El Trébol, donde dos delincuentes entraron al segundo nivel del supermercado y se llevaron las cajas de seguridad con 1 millón de pesos, dos cheques por 7.500 dólares y 50 mil pesos en tickets de alimentación, hecho por el cual la Policía aún no ha podido dar con los autores y tampoco tiene personas detenidas en relación a este hecho, vecinos del lugar se comunicaron con EL PUEBLO con la finalidad de dar su versión sobre la caja fuerte que la policía dijo que apareció en el fondo de una finca lindera.
En ese aspecto, una vecina del supermercado que fue objeto de robo y que vive en la casa lindera al local comercial, aclaró que la caja fuerte que robaron los delincuentes pero que no pudieron llevarse consigo, no fue hallada en el patio de la finca sino en el techo de la misma.
Asimismo, también advirtió que su esposo pudo notar la presencia de los delincuentes en el patio de la casa y tras ahuyentarlos, salió a revisar el lugar, pudiendo notar que dos personas huían por la avenida Viera hacia el sur con algo entre sus manos, lo que hoy se sabe que serían los cofres de seguridad con los valores denunciados.
Aunque el hombre en ese momento no supo que los delincuentes habían robado el supermercado lindero a su casa, sino que pensó por el contrario, que los intrusos querían robarle a él, por lo cual tras sacarlos de su propiedad, salió a revisar el fondo, notando que le habían cortado parte de una manguera.
Según lo expresado a este diario por los vecinos de esa finca en la pasada jornada, quisieron dejar en claro que no se enteraron del robo al local comercial, de lo contrario habrían actuado de otra manera. Dijeron que tras el hecho no se quedaron durmiendo sino que quedaron alertas, pero que decidieron no llamar a la Policía porque entendieron que el daño sufrido por los malvivientes, había sido prácticamente nulo.

Luego del robo con ribetes espectaculares que se produjo en la madrugada del pasado lunes en el supermercado El Trébol, donde dos delincuentes entraron al segundo nivel del supermercado y se llevaron las cajas de seguridad con 1 millón de pesos, dos cheques por 7.500 dólares y 50 mil pesos en tickets de alimentación, hecho por el cual la Policía aún no ha podido dar con los autores y tampoco tiene personas detenidas en relación a este hecho, vecinos del lugar se comunicaron con EL PUEBLO con la finalidad de dar su versión sobre la caja fuerte que la policía dijo que apareció en el fondo de una finca lindera.

En ese aspecto, una vecina del supermercado que fue objeto de robo y que vive en la casa lindera al local comercial, aclaró que la caja fuerte que robaron los delincuentes pero que no pudieron llevarse consigo, no fue hallada en el patio de la finca sino en el techo de la misma.

Asimismo, también advirtió que su esposo pudo notar la presencia de los delincuentes en el patio de la casa y tras ahuyentarlos, salió a revisar el lugar, pudiendo notar que dos personas huían por la avenida Viera hacia el sur con algo entre sus manos, lo que hoy se sabe que serían los cofres de seguridad con los valores denunciados.

Aunque el hombre en ese momento no supo que los delincuentes habían robado el supermercado lindero a su casa, sino que pensó por el contrario, que los intrusos querían robarle a él, por lo cual tras sacarlos de su propiedad, salió a revisar el fondo, notando que le habían cortado parte de una manguera.

Según lo expresado a este diario por los vecinos de esa finca en la pasada jornada, quisieron dejar en claro que no se enteraron del robo al local comercial, de lo contrario habrían actuado de otra manera. Dijeron que tras el hecho no se quedaron durmiendo sino que quedaron alertas, pero que decidieron no llamar a la Policía porque entendieron que el daño sufrido por los malvivientes, había sido prácticamente nulo.

Publicado en Destacados, PolicialesComentarios (1)

CHOQUE SIN MAYORES CONSECUENCIAS

Salvo los daños materiales en ambos vehículos no tuvo otras consecuencias el choque de dos automóviles registrado en la esquina de 19 de Abril y Joaquín Suárez en la noche del lunes  último. Un niño que viajaba en uno de los vehículos sufrió golpes y magulladuras que determinaron su atención por una unidad de emergencia médica.

Publicado en Destacados, PolicialesComentarios (0)

Camionero volcó anoche cuando venía desde Tacuarembó y resultó herido, lo internaron en el hospital de aquella ciudad

Un caminero que venia con destino a Salto, volcó anoche y terminó con severas heridas, las que determinaron su internación en el Hospital de Tacuarembó. Esto, por el hecho de que el lugar del siniestro tenía más cercanías a dicho nosocomio, que al de nuestra ciudad.
Según informó ayer la Policía a EL PUEBLO el hecho se registró sobre las siete y cuarto de la tarde, sobre el kilómetro 140 de la Ruta 31, pasando el Paso Chimango hacia nuestra ciudad.
El camión era de transporte de carga y venía desde el departamento de Tacuarembó, cuando de repente, al llegar al kilómetro mencionado, el conductor del mismo hizo una mala maniobra por motivos que se desconocen y que la policía trata de esclarecer.
Si buén cuando dio aviso, el sistema de emergencia previó la salida del cuerpo de Bomberos de Tacuarembó para que el sujeto fuera rescatado, rato después se desactivó la llamada por parte de la Seccional Decimo tercera de Salto, que por cuestiones de cercanía le pidió ayuda a los bomberos de aquella localidad.
El mismo pudo ser sacado del lugar por la gente que pasaba por allí. Rato después llegó una ambulancia que consiguió su empleador desde la localidad donde se encontraba, cerca del lugar del accidente, donde los médicos constataron que el camionero había sufrido una fractura expuesta y un corte en la cara.
El hombre fue trasladado al Hospital de Tacuarembó desde el lugar del accidente, por tratarse del nosocomio más cercano.
MENOR AL INAU
Cuando la Policía concurría al llamado de una caja registradora en una fábrica de pastas de la esquina de las calles Artigas y Zelmar Michelini, se encontraron con un adolescente que estaba denunciado por su madre, ya que el mismo, estando bajo la influencia de los estupefacientes, la atacó con una navaja.
Al pretender detenerlo el joven que aún se encontraba bajo el efecto de las drogas, se resistió de tal manera al arresto que golpeó fuerte al policía, lastimándole la cara. El individuo fue sometido al juez penal y de adolescentes de turno, quien tras esto, decretó el inicio de una pieza infraccional por una conducta similar a la del delito de desacato en concurrencia con un delito de lesiones personales.
Por lo cual el joven fue derivado a dependencias del INAU, como medida cautelar por 60 días.
CAJA REGISTRADORA
La Policía continúa buscando a los autores de un robo que se llevaron consigo una caja registradora y que fueron vistos cargando la misma por un vecino en la zona del Ceibal, mientras escapaban en moto con ésta.
La Policía pudo saber que se trataba de la caja registradora de una fábrica de pastas ubicada en la esquina de las calles Artigas y Zelmar Michelini. Desde allí, los dos sujetos ingresaron al lugar mediante la rotura del vidrio y se llevaron la caja que contenía la suma de 14 mil pesos uruguayos en efectivo, proveniente de la recaudación de la actividad del día domingo. El robo fue en horas de la madrugada.

Un caminero que venia con destino a Salto, volcó anoche y terminó con severas heridas, las que determinaron su internación en el Hospital de Tacuarembó. Esto, por el hecho de que el lugar del siniestro tenía más cercanías a dicho nosocomio, que al de nuestra ciudad.

Según informó ayer la Policía a EL PUEBLO el hecho se registró sobre las siete y cuarto de la tarde, sobre el kilómetro 140 de la Ruta 31, pasando el Paso Chimango hacia nuestra ciudad.

El camión era de transporte de carga y venía desde el departamento de Tacuarembó, cuando de repente, al llegar al kilómetro mencionado, el conductor del mismo hizo una mala maniobra por motivos que se desconocen y que la policía trata de esclarecer.

Si buén cuando dio aviso, el sistema de emergencia previó la salida del cuerpo de Bomberos de Tacuarembó para que el sujeto fuera rescatado, rato después se desactivó la llamada por parte de la Seccional Decimo tercera de Salto, que por cuestiones de cercanía le pidió ayuda a los bomberos de aquella localidad.

El mismo pudo ser sacado del lugar por la gente que pasaba por allí. Rato después llegó una ambulancia que consiguió su empleador desde la localidad donde se encontraba, cerca del lugar del accidente, donde los médicos constataron que el camionero había sufrido una fractura expuesta y un corte en la cara.

El hombre fue trasladado al Hospital de Tacuarembó desde el lugar del accidente, por tratarse del nosocomio más cercano.

MENOR AL INAU

Cuando la Policía concurría al llamado de una caja registradora en una fábrica de pastas de la esquina de las calles Artigas y Zelmar Michelini, se encontraron con un adolescente que estaba denunciado por su madre, ya que el mismo, estando bajo la influencia de los estupefacientes, la atacó con una navaja.

Al pretender detenerlo el joven que aún se encontraba bajo el efecto de las drogas, se resistió de tal manera al arresto que golpeó fuerte al policía, lastimándole la cara. El individuo fue sometido al juez penal y de adolescentes de turno, quien tras esto, decretó el inicio de una pieza infraccional por una conducta similar a la del delito de desacato en concurrencia con un delito de lesiones personales.

Por lo cual el joven fue derivado a dependencias del INAU, como medida cautelar por 60 días.

CAJA REGISTRADORA

La Policía continúa buscando a los autores de un robo que se llevaron consigo una caja registradora y que fueron vistos cargando la misma por un vecino en la zona del Ceibal, mientras escapaban en moto con ésta.

La Policía pudo saber que se trataba de la caja registradora de una fábrica de pastas ubicada en la esquina de las calles Artigas y Zelmar Michelini. Desde allí, los dos sujetos ingresaron al lugar mediante la rotura del vidrio y se llevaron la caja que contenía la suma de 14 mil pesos uruguayos en efectivo, proveniente de la recaudación de la actividad del día domingo. El robo fue en horas de la madrugada.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)

Robaron tres motos y la policía recuperó una

Tres motos fueron robadas en las últimas horas y una de ellas recuperada por la policía. En tanto en dos establecimientos rurales se verificaron carneadas, de dos capones en un caso y un ternero en otro. Los últimos sucedieron en la zona de Belén y Constitución.
Los hechos dados a conocer ayer en el boletín de jefatura señalan:
EN INMEDIACIONES DEL
INSTITUTO DE FORMACIÓN
El pasado domingo formuló denuncia verbal en la seccional primera, una persona del sexo masculino expresando que dejó estacionada y con traba de seguridad en calle Uruguay al 300 su moto marca Yumbo Max y al ir a retirarla notó la falta de la misma por lo que solicitaba las medidas del caso.
EN INMEDIACIONES DEL SHOPPING
El mismo día en la seccional segunda, denunció en forma verbal una persona del sexo femenino expresando que dejó estacionada su moto marca Vital con traba de seguridad en calle Diego Lamas casi Blandengues y al ir a retirarla notó la falta de la misma por lo que solicitaba las medidas del caso. Se practican las averiguaciones.
HALLAN UNA
ABANDONADA
Un llamado recibido por personal de Radio Patrulla determinó que se concurriera hasta la finca de calle Artigas al 1900 donde desde frente a la misma procedieron a la incautación de una moto Winner la que estaba abandonada y según manifestaciones de la propietaria había sido dejada allí por dos desconocidos.
Posteriormente se presentó en la seccional segunda una persona del sexo masculino quien formuló denuncia verbal expresando que había dejado dicho rodado estacionado en calle Artigas y Dr. Bortagaray y al ir a retirarlo notó la falta del mismo, el mismo previa presentación de propiedad y por así haberlo dispuesto el señor Juez Letrado se le hizo entrega.

Tres motos fueron robadas en las últimas horas y una de ellas recuperada por la policía. En tanto en dos establecimientos rurales se verificaron carneadas, de dos capones en un caso y un ternero en otro. Los últimos sucedieron en la zona de Belén y Constitución.

Los hechos dados a conocer ayer en el boletín de jefatura señalan:

EN INMEDIACIONES DEL INSTITUTO DE FORMACIÓN

El pasado domingo formuló denuncia verbal en la seccional primera, una persona del sexo masculino expresando que dejó estacionada y con traba de seguridad en calle Uruguay al 300 su moto marca Yumbo Max y al ir a retirarla notó la falta de la misma por lo que solicitaba las medidas del caso.

EN INMEDIACIONES DEL SHOPPING

El mismo día en la seccional segunda, denunció en forma verbal una persona del sexo femenino expresando que dejó estacionada su moto marca Vital con traba de seguridad en calle Diego Lamas casi Blandengues y al ir a retirarla notó la falta de la misma por lo que solicitaba las medidas del caso. Se practican las averiguaciones.

HALLAN UNA ABANDONADA

Un llamado recibido por personal de Radio Patrulla determinó que se concurriera hasta la finca de calle Artigas al 1900 donde desde frente a la misma procedieron a la incautación de una moto Winner la que estaba abandonada y según manifestaciones de la propietaria había sido dejada allí por dos desconocidos.

Posteriormente se presentó en la seccional segunda una persona del sexo masculino quien formuló denuncia verbal expresando que había dejado dicho rodado estacionado en calle Artigas y Dr. Bortagaray y al ir a retirarlo notó la falta del mismo, el mismo previa presentación de propiedad y por así haberlo dispuesto el señor Juez Letrado se le hizo entrega.

Publicado en Policiales, TitularesComentarios (0)