El Cooperativismo en nuestro medio Bajo la mirada del Maestro  Juan Claudio Lagaxio

Los socios deben empoderarse y entender que la cooperativa existe por y para ellos”

 Con una amplia trayectoria en el rubro, Juan Claudio ha sabido brindarse por entero, apoyando en diferentes instituciones del medio.

Es sin lugar a dudas, figura muy importante en tema Cooperativismo.  

Ha desarrollado actividades con interesantes conocimientos aportados.

Hoy lo convocamos y gustoso accedió como siempre a estar presente en nuestro Suplemento, para el cual comenzamos dialogando de ésta manera:

¿Desde cuándo integra el mundo del Cooperativismo?

Creo que desde muy joven, ya que recuerdo la época del Club Agrario Juvenil Los Azahares, de ex alumnos de la Escuela N° 31 de la Colonia 18 de Julio.

Luego ayudaba a mi padre en la Sociedad de Fomento Rural de la Colonia y al venirme a la ciudad comencé a participar, una vez recibido de Maestro, en la Cooperativa de Ahorro y Crédito para la Enseñanza (COOPACE), que era integrada inicialmente solo por maestros.

Luego me integré a COSALCO, luego al instalarse ACAC en Salto absorbe a COOPACE y desde ahí hasta hace un par de años, estuve vinculado al movimiento.

¿Cuáles han sido los cargos desempeñados hasta hoy?

En COSALCO estuve en la presidencia del Directorio, en COOJuan LagaxioPACE integraba la Comisión Directiva, en ACAC fui integrante de La Comisión Local.  Primero Vice, y luego Presidente y además integré el Consejo Directivo de ACAC en representación de Salto, así como el de CEFIC.  

Si de Uruguay hablamos: ¿Necesariamente debe haber una preparación para iniciar una Cooperativa?

Si bien las cooperativas vienen a tratar de solucionar una necesidad humana, que en forma individual, no es muy posible, es necesaria una preparación, formación y seguimiento, pues muchas veces se crean las Cooperativas y al tiempo hay problemas o no saben cómo seguir.

¿Dependiendo de que, reciben éstas, algún tipo de ayuda o subsidio de entes públicos?

Desde la aprobación   de la Ley General de Cooperativas 18407. En 2008 se crea el INACOOP, Instituto Nacional de Cooperativismo, el que empieza a funcionar en diciembre de 2009, al cual tuve el honor de integrar el primer  Directorio en representación de las Cooperativas.

El Estado y las Cooperativas, realizan un aporte para el fomento, la promoción y la educación cooperativa. 

¿El estado garantiza de alguna forma el desarrollo y el fortalecimiento de las Cooperativas?

Con la creación del INACOOP que es un Instituto público estatal, pero de derecho privado, integrado por cinco miembros, tres designados por el Poder Ejecutivo y dos propuestos por el movimiento Cooperativo, el estado realiza un aporte importante para el mismo y las Cooperativas aportan a través  de la “prestación coactiva”.

Éstos aportes se destinan a fondos FOMCOOP, (Fondo de Fomento Cooperativo y FRECOOP, Fondo Rotativo Especial para Cooperativas) para promoción, fortalecimiento, formación, difusión y desarrollo de las cooperativas.

¿Qué fue lo más destacado incorporado en cuanto a cambios en estos últimos años en sus funcionamientos?

La creación de la Ley General, la creación  de INACOOP, el fortalecimiento de la Institución federativa de las Cooperativas como CUDECOOP.

La inserción y aparición de nuevas formas de cooperativas, así como también de herramientas legales para la gestión de las mismas incluidas en la Ley, han permitido cambios que han potenciado a algunas, permitiendo integrarse  creando nuevas figuras, como los consorcios de cooperativas.

¿Cómo ve al rubro, aún luego de su retiro como colaborador y Directivo de instituciones en nuestro medio?

Las Cooperativas han crecido en forma importante en Uruguay, en estos últimos años. Creo que ya deben superar las dos mil quinientas. En algunos de los tipos de Cooperativas ha sido muy importantes, vivienda y trabajo.

¿Cuáles fueron sus satisfacciones dentro de su desempeño?

El poder integrar el primer Directorio del INACOOP entre 2009 y 2012, en representación de todo el movimiento Cooperativo y ayudar a que comenzara a funcionar, ponerlo en movimiento al servicio de las Cooperativas.

Fue una gran satisfacción personal.

El haber participado en la  creación y mantenimiento de la Mesa Intercooperativa de Salto, que ha sido y es ejemplo en el país.

Y en lo muy personal el haber participado de un movimiento que está llamado a grandes realizaciones, en una sociedad cada vez más egoísta e individualista, más violenta y deshumanizada, los valores y principios cooperativos primarán sobre esos antivalores.

¿Qué les falta incorporar a nuestras Cooperativas hoy?

Mejorar la gestión, haciéndola cada vez más profesional, la formación permanente de sus socios, la transparencia y el rendir cuentas por parte de las autoridades, permanentemente, y la participación de los socios.

Que  deben empoderarse y entender que la cooperativa existe por y para ellos.

Un agradecimiento especial a quienes realizan el suplemento por acordarse de mi persona para esta nota, siendo que ya hace unos años me he retirado de toda actividad.